You are on page 1of 16

plano astral.

qxd 01/06/2006 10:38 Página 3

El plano
astral,
EL AURA
HUMANA
Y LOS
registros
AKáSHICOS

9 Calle Castilla.editorialsirio.V. D. 03400 (Argentina) www.com E-Mail: sirio@editorialsirio. almacenada. 08786-Capellades (Barcelona) Printed in Spain .A.N.A.com I.S.322-2006 Impreso en los talleres gráficos de Romanya/Valls Verdaguer 1.plano astral. 540 29005-Málaga Col. S. S. Sirio Argentina C/ Panaderos. mecánico. Nirvana Libros S. transmitida o utilizada en mane- ra alguna por ningún medio. incluido el diseño de la cubierta. sin el previo consentimiento por escrito del editor. óptico. puede ser reproducida.A.: 84-96595-10-2 Depósito Legal: B-30. ya sea eléctrico. Diseño de portada: Editorial Sirio. Ed. químico. de grabación o electrográfico.F.B. Alamos 1414-Buenos Aires España México. de C. nº 229 C/ Castillo. © de la presente edición EDITORIAL SIRIO.qxd 01/06/2006 10:38 Página 4 Ninguna parte de esta publicación.

plano astral.qxd 01/06/2006 10:38 Página 5 C. EL AURA HUMANA Y LOS registros AKáSHICOS . W. Leadbeater El plano astral.

plano astral.qxd 01/06/2006 10:38 Página 6 .

plano astral.qxd 01/06/2006 10:38 Página 7 EL PLANO ASTRAL .

plano astral.qxd 01/06/2006 10:38 Página 8 .

Está destinado a satisfacer las demandas de una sencilla exposición de las enseñanzas teosóficas. pero anhelosas de comprender algunas de las grandes ver- dades que hacen más soportable la vida y menos temible la 9 .plano astral. Es para todos. técnica y costosa para el lector ordi- nario. Acaso entre quienes en las siguientes páginas perciban los primeros vis- lumbres de las enseñanzas teosóficas. pues se quejan algunos de que nuestra literatura es demasiado abstrusa. haya unos cuantos que deseen penetrar más profundamente en su filosofía y abordar sus más abstrusos problemas con el celo del estu- diante y el ardor del neófito. sino también para las per- sonas ocupadas en los menesteres cotidianos de la vida.qxd 01/06/2006 10:38 Página 9 Prefacio P ocas palabras requieren la presentación de este libro al público. Esperamos que la presente obra logre satisfacer la que verdaderamente es una positiva necesidad. Pero esta obra no se ha escri- to únicamente para el estudiante entusiasta a quien no ate- morizan las dificultades iniciales. La Teosofía no es tan sólo para los eruditos.

astronomía. Está escrita por siervos de los Maestros.plano astral.qxd 01/06/2006 10:38 Página 10 EL PLANO ASTRAL. de los Hermanos Mayores de la humanidad y no puede tener otro objeto que servir al prójimo. bastará para demostrar la suma importancia que ha de tener la per- cepción en ambos planos en el estudio de la biología. el aura humana y los registros akáshicos muerte. 10 . medicina e historia y el intenso impulso que a estas ciencias pudiera dar el acrecentamien- to de dicha percepción. química. Cabe la esperanza de que quien lea esta obra con sufi- ciente interés y medite sobre lo leído adquiera una idea general sobre el mundo astral que le capacite para com- prender y situar en su verdadera posición y lugar los fenó- menos relacionados que pueden llegar a su conocimiento. físi- ca. Aun cuando sólo bosquejamos tan vasto tema.

pero ahora hemos de centrarnos en con- siderar la parte inferior del mundo invisible. se le muestra al hombre algo de ese otro mun- do. 11 . cuando los sentidos físicos quedan temporalmente en suspenso. el purgatorio o estado intermedio de los católicos. Durante el sueño o el éxtasis. por lo que a veces regresa de aquellas condiciones con un recuerdo más o menos vago de lo que allí vio y oyó. pasa a dicho mundo invisible y allí vive durante los siglos que transcurren entre sus encarnaciones en el mundo físico. los hombres pasan toda su vida en medio de un vasto y poblado mundo invisible. el Hades o mundo inferior de los griegos. Cuando en el cambio llamado muerte el hombre dese- cha completamente el cuerpo físico. la condición que se halla inmediatamente después de la muerte.qxd 01/06/2006 10:38 Página 11 Introducción A unque en su gran mayoría inconscientes de ello. El hombre pasa la mayor parte de ese largo período en el mundo celeste. al que los alquimistas medie- vales llamaron mundo astral.plano astral.

nuestros muebles o nuestras casas y monumentos. sea digno de confianza tal como lo relatamos. como no duran eternamente los del mundo físico.qxd 01/06/2006 10:38 Página 12 EL PLANO ASTRAL. cabe la esperanza de que el presente estudio del mundo astral. sino tan sólo en su propio valor. Conviene advertir que las adiciones complementarias son el resultado de la investiga- ción de unos cuantos exploradores. aun- que no del todo completo. Desde luego. no empleamos esta palabra en el sentido metafísico de que excepto el Ser inmanifestado todo es ilusorio por imperma- nente. Por lo tanto. sin embargo. por lo que no se han de recibir como testimonio de autoridad. el aura humana y los registros akáshicos El objeto de este manual es recoger y ordenar cuantos informes respecto a esta interesante región se encuentran diseminados por la literatura teosófica y complementarlos ligeramente en los casos en que nuevos hechos hayan lle- gado a nuestro conocimiento. Empleamos el vocablo realidad en su acepción vul- gar y corriente. desde nuestro 12 . Los objetos y habitantes del mundo astral no durarán eternamente en tal estado. para dar a entender que los objetos y habi- tantes del mundo astral son reales en la misma forma en que lo son nuestros cuerpos. Además.plano astral. El primer punto que ha de evidenciarse al describir el mundo astral es su absoluta realidad. hemos tomado cuantas precauciones ha sido posible para asegurar la exactitud y no hemos aceptado ningún hecho antiguo o reciente sin que lo confirmara el testimonio de al menos dos avezados e independientes investigadores y sin que avalaran su exactitud antiguos estudiantes cuyo conocimiento de estos puntos es necesa- riamente mucho mayor que el nuestro.

y que algunos de estos planos pueden ser visita- dos y observados por personas con aptitudes para ello. son: físico. cada uno de ellos con su peculiar materia de diferente grado de densidad. Conviene advertir que la materia de cada uno de estos planos o mundos difiere de la del inme- diato inferior en análogo modo. mental. y que. de la comparación de las observaciones de quienes están de continuo actuando en dichos planos. los estados de materia a los que llamamos sólido. búdico. La región astral que intentamos describir es el segundo de los siete grandes planos de nuestro sistema solar. Los nombres dados a estos planos considerados en orden de materialidad . pue- de obtenerse la prueba de su existencia y naturaleza. astral.desde el más denso hasta el más sutil. de las que no podemos prescindir aunque la mayoría de la humanidad esté todavía inconsciente o vagamente consciente de su existencia. exactamente igual que es posible visitar y observar un país extraño. contando 13 . nirvánico. líquido o gaseoso son meramente las tres subdivisiones inferiores de la materia física. aunque de muchísimo mayor grado.plano astral. tan satisfactoriamente al menos como la que la mayoría de las gentes tienen de la existencia de Groenlandia.qxd 01/06/2006 10:38 Página 13 INTRODUCCIÓN punto de vista son realidades mientras duran. a como los gases difieren de los sólidos. Nadie puede tener claro este concepto de las enseñan- zas teosóficas mientras no se dé cuenta de que en nuestro sistema solar existen planos perfectamente definidos. En efecto. Estos dos últimos se hallan todavía tan lejos de nuestra capacidad conceptiva que de momento podemos prescindir de ellos. monádi- co y ádico.

Dos capitales carac- terísticas se han de considerar en el mundo astral: 1. Uno de los más frecuentes errores de la inejercitada vista astral es la permutación de las cifras de un número. sino a causa de la extrema inseguridad de las impresiones que en él recibe el inexperto visitante.ª Que la visión en el mundo astral es muy diferente y mucho más amplia que la visión física. 2.plano astral. y el interior de un sólido es tan visible como la superficie. 139 en lugar de 931 o 931 en vez de 139. Así. el aura humana y los registros akáshicos desde el mundo o plano físico con el que todos estamos familiarizados. En el caso de un estudiante de ocultismo aleccionado por un experto Maestro. no porque sea de por sí más ilusorio que el mundo físico. no es extraño que un visitante inexperto tro- piece con dificultades para comprender lo que realmente ve y que se le agrave la dificultad al expresar su visión en el inadecuado lenguaje de los idiomas corrientes.qxd 01/06/2006 10:38 Página 14 EL PLANO ASTRAL. En el plano astral se ven los objetos por todos los lados a la vez. por lo que se puede leer. y el Maestro o uno de los dis- cípulos más adelantados le representan repetidamente todas 14 . por ejemplo. puesto que el estu- diante ha seguido un largo y variado curso de instrucción en el arte de ver correctamente. tales errores serán imposibles a me- nos que haya precipitación o descuido.ª Que muchos de sus habitantes tienen la maravillo- sa propiedad de mudar de forma con proteica rapi- dez y de fascinar a los que escogen para divertirse con ellos. Se le suele llamar «el reino de la ilusión».

Cuando el estudiante adquiera continuidad de con- ciencia. pues mientras no sea capaz de esta conti- nuidad de conciencia en los tres mundos.plano astral. Cualquier error en la respuesta queda inmediatamente corregido y se explica en qué consistió el error. 15 . Hubo teósofos que hablaron despectivamente del pla- no astral diciendo que no merecía la menor atención. y para ayudarle a conse- guirlo se le enseña a transportar ininterrumpidamente su conciencia del plano físico al astral y del astral al devachá- nico para posteriormente regresar sin cambio de conciencia al mundo físico. cabe la posibili- dad de que sus recuerdos se pierdan en parte o se tergiver- sen durante el intervalo en blanco que separa los estados de conciencia en cada uno de los planos.qxd 01/06/2006 10:38 Página 15 INTRODUCCIÓN las posibles formas de ilusión y le preguntan: «¿Qué ves?». sino también cuando se encuentre plenamente cons- ciente en la ordinaria vida física. Pero el estudiante de ocultismo no sólo ha de aprender a ver correctamente. sino también a transferir de uno a otro plano el recuerdo de lo que vio. hasta que poco a poco adquiere el neófito una seguridad y una con- fianza en la observación de los fenómenos del plano astral incomparablemente superiores a cuanto es posible en el plano físico. pero a nuestro entender se equivocan. pues con toda seguridad debemos aspirar a la vida espiritual y sería desastroso para un estudiante desdeñar el superior desenvolvimiento y des- canso que entraña el logro de la conciencia astral. podrá usar ventajosamente sus facultades no sólo cuando durante el sueño o el éxtasis actúe fuera del cuerpo físico.

pero éste no es el método ordinario que emplean los Maestros de Sabiduría con sus discípulos. y preserva dicha comprensión de posibles peligros.qxd 01/06/2006 10:38 Página 16 EL PLANO ASTRAL. La más común experiencia con- siste en ir recordando cada vez más claramente lo que vie- ron y oyeron en otro plano durante el sueño.. 16 . y como quiera que el plano astral es el inmediatamente superior al físico. por así decirlo. que de otro modo no tienen racional explicación. Donde es posible el salto. de las casas frecuentadas por duendes. Otros ven y oyen con creciente frecuencia algo para lo que los de su alrede- dor están ciegos y sordos. y si no se repite la experiencia. pero a la inmensa mayoría de los seres humanos les está prohibido el progreso a brincos y saltos a causa de sus faltas y locuras en el pasado. quizá con el tiempo se figuren que en aquella ocasión fueron víctimas de alucinaciones.plano astral. por influjo de una extraordinaria circunstancia. Por lo tanto. pues capacita para explicar los fenómenos de las sesiones espiritistas. el aura humana y los registros akáshicos Se conoce el caso de quienes primero actualizaron las facultades mentales y. De diversas maneras puede percibirse el primer con- tacto con el plano astral. etc. para los principiantes en estos estudios es interesantísimo el del plano astral y de suma importancia la clara comprensión de sus misterios. saltaron por encima del plano astral. Todo cuanto nos cabe esperar es ir recorriendo poco a poco y paso a paso nuestro camino. no cabe duda de que ahorra muchas tribulaciones. llegan a ser lo suficientemente sensitivos para reconocer la pre- sencia de un habitante del mundo astral. es natural que en él tengamos nuestras primeras experiencias superfísicas. Algunos sólo una vez en toda su vida.

plano astral. Si al explorador de alguna desco- nocida selva tropical se le demandara no sólo la descripción del terreno explorado con exactos pormenores de su fauna. tanto por la dificultad de transferir exactamente del plano astral al físico el recuer- do de lo que percibió como por la insuficiencia de los idio- mas humanos para expresar mucho de lo que ha de transferir. seguramente le asombraría la magnitud de la empresa. no tiene este ejemplo comparación posi- ble con los apuros del investigador psíquico cuya tarea es todavía muchísimo más complicada. aves y mamí- feros que vio. sino además la de los géneros y especies de cada una de las miríadas de insectos. flora y gea. pero quienes gocen de la inestimable ventaja de la guía directa de un idóneo instruc- tor probablemente pasarán por vez primera al plano astral bajo la protección de éste. el positivo reconocimiento de que siempre se halla en medio de un mundo henchido de activa vida.qxd 01/06/2006 10:38 Página 17 INTRODUCCIÓN Entre quienes ya han estudiado estos asuntos. Sin embargo. del que la mayoría es completamente inconsciente. que se la continuará otorgando hasta que por la aplicación de varias pruebas se convenza de que sus alumnos ya están protegidos contra todo posible peligro o terror que les amenace. reptiles. y aun para los más expertos investigadores no es fácil tarea el intento de clasificarla y catalogarla. Tan copiosa y múltiple es la vida del plano astral que al principio aturde por completo al neófito. sea como quiera. los hay que tratan de actualizar la vista astral por medio de la esfe- ra cristalina u otros artificios. Sin embargo. no pudimos menos de formar época memorable en la existencia del hombre. 17 .

el aura humana y los registros akáshicos No obstante. así también convendrá empezar este ligero bosquejo del plano astral con el propósito de dar alguna idea del escena- rio de sus maravillosas y siempre cambiantes actividades. no habría certeza de que la idea forjada en la mente del ciego que escucha el relato fuese una representación adecuada de la verdad. Todos cuantos gozan de plena visión en el plano astral coinciden en afirmar que el intento de representar una vívi- da descripción del escenario astral ante quienes no abrieron todavía los ojos es como hablarle a un ciego de la exquisi- ta variedad de tonos y matices de una puesta de sol. la extrema complejidad del asun- to nos opone una casi insuperable dificultad. Por muy detallada y minuciosa que fuese la descripción. Pero aun en el comienzo.qxd 01/06/2006 10:38 Página 18 EL PLANO ASTRAL. 18 .plano astral. así como el explorador en el plano físico comenzaría probablemente su relato por la descripción general del escenario y características del país explorado.