You are on page 1of 9

1

EN LO PRINCIPAL: DEMANDA POR DISCRIMINACIÓN
ARBITRARIA.

PRIMER OTROSÍ: ACOMPAÑA DOCUMENTOS.
SEGUNDO OTROSÍ: PATROCINIO Y PODER

S.J. L. EN LO CIVIL DE CONCEPCION

JOSÉ ANTONIO KAST RIST, cédula de identidad Nº 7.477.226-9,
abogado, domiciliado para estos efectos, en calle a S.S.,
con respeto digo:

Que, en virtud de esta presentación, vengo en presentar demanda
por discriminación arbitraria en virtud de la “Ley Zamudio” número
20.609, en contra de la UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN (UdeC),
representada legalmente por su rector el señor SERGIO LAVANCHY
MERYNO, con domicilio en Avda Victor Lamas 1290, Concepción, Región del
Bío Bío, de acuerdo a los antecedentes de hecho y fundamentos de derecho
que pasamos a exponer a continuación:

ANTECEDENTES DE HECHO:

1. Que fui convocado por el Movimiento Construye UdeC, formado por
estudiantes de la Universidad de Concepción, para realizar una charla
sobre Servicio Público para el día 15 de marzo de 2018.

2. Que para efectos de dicha convocatoria, miembros de dicho colectivo
estudiantil, solicitaron un auditorio a la Vicerrectoría de extensión, quien
solicitó el pago de $35.000 (treinta y cinco mil pesos) por el uso de dicho
espacio físico.

3. Que con fecha 14 de marzo, y por razones absolutamente ilegales y
2

arbitrarias, La Universidad procedió sólo un día antes del evento, a
informar vía telefónica a miembros del Movimiento Construye Udec, que
no podían hacer uso del auditorio por tratarse de una actividad político
partidista, la cual se encuentra prohibida por un acuerdo adoptado por la
Universidad el 25 de septiembre de 1998.

4. Que no obstante lo señalado anteriormente, el acuerdo de 1998 no fue
aplicado al diputado Giorgio Jackson, a la diputada Camila Vallejo, al ex-
senador Fulvio Rossi o al ex-candidato Marco Enríquez-Ominami en
actividades previamente realizadas en dependencias de la Universidad de
Concepción. Así como tampoco se aplicó contra la ex-candidata Beatriz
Sánchez, quien además visitó el mismo auditorio que yo me disponía a
utilizar, casi al cierre de la primera vuelta presidencial, y luego, en enero
de este año, incluso dictó una charla para un curso organizado por el
partido político Revolución Democrática en dependencias de la
Universidad. Todo lo anterior se encuentra debidamente acreditado en los
documentos acompañados en el otrosí correspondiente.

5. Que a mayor abundamiento, sorprende el acto discriminatorio y
censurador de la Universidad, pues siendo su fundamento la prohibición
reglamentaria de actividades político partiditas, ¿Por qué se me aplica
esta prohibición si yo no soy militante de ningún partido político? ¿Por
qué se aplica sobre mí si no soy autoridad de gobierno, candidato o
miembro del parlamento? Resulta evidente que la Universidad no cuenta
con ningún fundamento razonable, ni con ninguna norma constitucional ni
legal habilitante para discriminarme tan odiosamente.

6. Que cabe agregar, que el acto final de prohibir y terminar con el arriendo
del auditorio solicitado, constituye el corolario de una seguidilla de
manifestaciones de bloqueo y censura infundados por parte de la
Universidad, quienes procedieron a coartar las libertades y derechos de
los estudiantes de la Universidad de Concepción, así como mi derecho a
no ser discriminado arbitrariamente por mi posición política, producto de
3

presiones de colectivos político partidistas, que paradojalmente, funcionan
al interior de la Universidad y que la mantienen cooptada.

7. Que en este sentido, todos los hechos se originan en el intento de funa y
bloqueo por parte de la Federación de Estudiantes de la Universidad de
Concepción (FEC) como las Juventudes Comunistas quienes solicitaron al
rector Lavanchy que impidiera la realización de mi charla, tal como se
acredita en los documentos acompañados en el otrosí correspondiente.
8. Que por todo lo anterior, resulta vergonzoso que una casa de estudios
que se dice pluralista y cuyo lema es “Por el Desarrollo Libre del Espíritu”
esté tomada por la un sector político como la izquierda estudiantil que
maneja a las autoridades de la Universidad a su antojo, incitándola a
cometer actos ilegales y arbitrarios como el que fui objeto, y
transgrediendo no solo la libertad de conciencia y expresión de sus
estudiantes, sino que además en casos sistemáticos e innumerables, el
derecho a la educación que tanto dicen defender pero que sólo utilizan de
excusa para – paradojalmente – implementar y perpetuar su propia
agenda política ideológica.

9. Que no resulta tolerable que organizaciones como la Universidad de
Concepción, que además recibe fondos públicos, procedan a discriminar
arbitrariamente en virtud de las posiciones políticas de las personas.

10.Que en este orden de cosas, si una organización que se dice pluralista y
que recibe fondos públicos discrimina selectiva y arbitrariamente en base
a la posición política de las personas, permitiendo unos actos y
prohibiendo otros, nada obstaría a que todas las instituciones provadas
también estuviesen habilitados a hacerlo, cuestión que claramente
resultaría ilegal y arbitraria.

11.Que en definitiva, con esta exclusión injustificada, injusta, arbitraria e
ilegal, por parte de la Universidad de Concepción, se han vulnerado mis
derechos fundamentales y los de cientos de estudiantes que se
4

encontraban ya inscritos para la charla del 15 de marzo de 2018.

FUNDAMENTOS DE DERECHO.

I. SOBRE LA ADMISIBILIDAD DE LA ACCIÓN.

1. Que el acto recurrido no es ninguno de aquellos contemplados en el artículo 6°
de la ley Zamudio número 20.609.
2. Que el Artículo 3º, establece que pueden ejercer la acción de no
discriminación, “…los directamente afectados por una acción u omisión
que importe discriminación arbitraria…”.
3. Que a su vez, el Artículo 4º prescribe que tendrán legitimación activa para
ejercer la acción “…cualquier persona lesionada en su derecho a no
ser objeto de discriminación arbitraria , [o] por su representante
legal…”.
4. Que así las cosas, la presente demanda cumple con todos los requisitos de
admisibilidad para su tramitación.

II. ACTOS ARBITRARIOS DE DISCRIMINACIÓN.

1. Que los actos realizados y/o en los que han tenido participación los
recurridos; siguiendo lo establecido por la doctrina y la jurisprudencia,
estarían revestidos de las características que vienen a determinar su
calidad de arbitrarios e ilegales.

2. Que la Corte de Apelaciones de Coyhaique, en sentencia de fecha
21 de Febrero de 2007, dictada en causa Rol IC 28 – 2006, en
su Considerando Cuarto, entrega un concepto completo y contundente
de arbitrariedad, indicando que “…necesariamente, desde el
5

punto de vista conceptual, debe vincularse y relacionarse
con la noción de actuares u omisiones que pugnan con la
lógica y la recta razón, contradiciendo el normal
comportamiento, sea de la autoridad o de los seres humanos
en particular, que se rige por el principio de raciona lidad,
mesura y meditación previa a la toma de decisiones y no por
el mero capricho o veleidad. ”

3. Que La misma apreciación propone la Corte Suprema en sus fallos,
señalando de forma concisa al definir acto arbitrario como aquél
“…que sea producto del mero capricho de quien incurre en
él…”.

4. Que los sucesos que dan origen a la presente demanda, dan cuenta de
una clara actuación de discriminación arbitraria de parte de los
recurridos, Universidad de Concepción, en contra de mi persona, la
que encuentra su fundamento en consideraciones de política partidista,
censurando selectivamente mi charla, situación que no ocurrió con
personas de un signo político distinto al mio como Beatriz Sanchez,
Giorgio Jackson o Camila Vallejo, todo, a fin de ceder a la presión de la
Federación de Estudiantes y a las Juventudes Comunistas de la
Universidad de Concepción.

5. Que en vista de ello, podemos entender que estaríamos frente a un
hecho que cae dentro de los parámetros definidos por la Ley Zamudio,
Nº 20.609 que establece Medidas contra la Discriminación; y que
define en su Artículo 2º a la discriminación arbitraria como
“…toda distinción, exclusión o restricción que carezca de
justificación razonable, efectuada por agentes del Estado o
particulares, y que cause privación, perturbación o amenaza
en el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales
establecidos en la Constitución Política de la República o en los
6

tratados internacionales sobre derechos humanos ratificado s
por Chile y que se encuentren vigentes, en p a r ticular
cuando s e fu nden e n motivos tales como […]la
ideología u opinión política,… “.

6. Por consiguiente, tomando en consideración todo lo indicado, y
siguiendo lo establecido por la Sentencia del Tercer Juzgado Civil
de Temuco, en la causa Rol Nº 3262-2014, sobre Acción de No
Discriminación Arbitraria, podemos decir que son requisitos de la
acción de no discriminación arbitraria, los siguientes:

a) Una distinción, exclusión o restricción por parte de
Agentes del Estado o particulares; cuestión que en este caso
existe, de parte de la Universidad de Concepción.

b) Una exclusión carente de justificación razonable. La
razonabilidad debe ser analizada partiendo por su definición. Así,
se dice que razonable es, en su primera acepción, aquello
"arreglado, justo, conforme a razón". En el caso particular, no
existe, hasta la fecha, ninguna fundamentación ni justificación, que
explique por qué se permiten actos de la izquierda en la Universidad
y no así una charla dictada por mi, salvo un mero capricho
ideológico.

c) Existencia de una privación, perturbación o amenaza en el
ejercicio legítimo de los derechos fundamentales
establecidos en la Constitución Política de la República o en
los tratados internacionales sobre derechos humanos
ratificados por Chile y que se encuentren vigentes. La
doctrina y la jurisprudencia en estos últimos años han tomado el
principio de no discriminación "como uno de los derechos más
básicos del ser humano y elevado a la categoría de Ius Cogens, el
7

que prohíbe toda diferenciación hecha sobre fundamentos no
razonables, irrelevantes o arbitrarios.”. En este caso, se afecta la
igualdad ante la ley (Artículo 19 Nº 2 de la Constitución
Política de la República) por haber sido tratado arbitrariamente de
manera diferenciada, sólo por mi posición política.

d) Existencia de motivación ideológica u opinión política en la
discriminación arbitraria sufrida por la Universidad de
Concepción.
No existen antecedentes de hecho, ni fundamentos legales o
estatutarios, ni tampoco un proceso racional y justo, que justifiquen
la exclusión , censura y bloqueo sólo a mi charla y no así la de otras,
pues de ser así debiesen encontrarse prohibidas todas las actividades
político partidistas de los grupos universitarios como el Partido
Comunista, Revolución Democrática, Frente de Estudiantes
Libertarios, la UNE, etc. La única razón, obedece a una motivación
ideológica por tratarse de una posición política que difiere de la que
tiene la institución o los organismos estudiantiles que la tienen
cooptada.

POR TANTO, en razón de los antecedentes de hecho y fundamentos de
derecho invocados, en especial, lo dispuesto por el Artículo 1° y
siguientes de la Ley Nº 20.609; Artículo 19° n° 2 de la Constitución
Política de la República, Tratados Internacionales reconocidos por Chile y
que se encuentren vigentes, y demás normativa aplicable y pertinente;

RUEGO A S.S., tener por interpuesta Demanda por Discriminación
Arbitraria, en contra de contra de la UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN
(UdeC), representada legalmente por su rector el señor SERGIO
LAVANCHY MERYNO, ya individualizado; y en definitiva, acoger la
8

demanda, declarando que ha existido una discriminación arbitraria por parte
de la demandada hacia José Antonio Kast Rist, aplicándose por S.S.
todas las providencias que sean necesarias, solicitando desde ya, se
disponga en particular al pago de la multa establecida en el artículo 12 de
la ley Zamudio 20.609.

PRIMER OTROSÍ: RUEGO A S.S., se sirva tener presentes y por
acompañados, los siguientes documentos, solicitando su custodia y posterior
devolución a la parte recurrente o a quien ésta autorice, de lo forma legal
que corresponda:
1.- Folleto Charla Beatriz Sánchez del día jueves 11 de enero, actividad
realizada y organizada por el Partido Político Revolución Democrática
en el mismo auditorio que me fue vedado.
2.- Folleto charla del militante del Partido Comunista de Corea del
Norte don Alejandro Cao de Benos, realizada y organizada por el
Partido Comunista (AP) en el Auditorio de la Facultad de Humanidades
de la Universidad de Concepción con fecha 01 de diciembre de 2016
3.- Carta abierta vía redes sociales (facebook y twitter) de la
Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción donde
llaman a funar y prohibirme el uso de las dependencias de la UDEC
4.- Carta abierta de las Juventudes Comunistas de la UdeC donde
buscan impedir la realización de mi charla en dependencias de la
Universidad de Concepción.
5.- Declaración Pública de la Universidad de Concepción donde dan
cuenta del acto arbitrario de prohibición de realización de mi charla
sobre Servicio Público, de fecha 14 de marzo de 2018.
9

SEGUNDO OTROSÍ: RUEGO A S.S., tener presente que designo como
abogadas patrocinantes a doña CARMEN LILIANA DOMINGUEZ
ESPINOZA cédula nacional de identidad XXXXXXXXX, y doña MARIA
JESUS VALENZUELA GONZALEZ, cedula nacional de identidad XXXXXX
habilitadas para el ejercicio de la profesión, de mi mismo domicilio para
efectos de esta presentación en calle Lonco Parque,
Chiguayante a S.S a quienes confiero poder para que me representen,
pudiendo actuar conjunta o separadamente y quienes firman en señal de
aceptación.