You are on page 1of 13
Para et bomb, ol color no es sélo metamorfesis joica o Fisica sino referencia de lenguoe, mecko aux det eamieeto, sosten de la inteligenca y mapamunc de la vida, in nesuo libro muestia eeradamente, Los pinceles del cO- saben expresar aque que muchas veces no puede expre- ‘on palabras; o que es demasiado dif se veelve mais f- on clmexclo visual cercano frecuentemente alas formulas ticaso-quimicas det are la cfeacion, Eso es, In imagen hhecha lenguaje, lenguaje de les colores tan rico en sig- ' asociaciones, desde la herencia dejada por el hombre fas caverns, y aun ates. "A pars de que e ser mano descubri6 los colores y comen= 2 usarlos como vehiculos de comunicacion, su lenguaje —9us quedara inscrito a codigos y normas de vara en- ro del dimbolotracicional sla vison Fisica. Recuerdese a mulipiidad de qustos esti emparentads con la mtipl- de los onos cromitcosy sus mezcasdiferenciales, Se tri- iden mundo fenomenologico almentado incesantemente por Tnverpreativas basta formar To que pudiera xdentificarse a cular del col en todos a erst, Mabie Y ap Nove de extatar que el tema del color converido en teoriay sje, haya susctado el interes polemico de ls grandes fl "Y pensadores de todos los tiempes. Segin indican las in (fones del historador John Gage, las primera fuentes es bre el ima del color se encueniran en cl siglo aC. en ‘poems de Alemesin de Crotona, donde este reflesiona en tor Ta antiesis fundamental el blanco y nego. Mi tarde, Ana Zagoras establecera los primeros asbos tericos al reconocer| {gos lor colores se reflejan unos en otros —de los “Tuertes" a 105 debiles—, y que la visa, al ser del mismo color que la noche, ‘Gs anénimo de oscuridady en tanto que la luz es el nigen natu fal de todo celle, Adveriri, consadcoriamente, que los cuer: Be 76 tne eer pos negros —porcarecer de lue— tienen que se auxliados por fos “colores blntes”y “puros”, os cuales guardan una estecrha felacion con las membranas de los ojos en su calidad, tambien, de materias “suis” y“hilante”. Anaxagoras compart la creen ‘ia mis araigada y defendida por los stbios de ln antigua Gre ia, 1a Tamada tora de la emanacin. Esta aseguraba que los ‘ojos emanabanlaras de fuego que, a manera de fntistcos ten tfeulos, se exendian hasta tocar los objetos, los cuales, como por arte de maga, se hacian vibes Segin los regos, para los ojos el fuego 1 era todo. Emp cles de Cos fu el primero en imaiginar que, Iteralment, ant ‘or det globo ocl exisia una incesnte fama, oda de es Y aire. Para dicho sabio —que kénicamente ermin6 suciindose fen el criter del volein Fina, el fuego era el elemento pein dil el responsable de que existiera el mulagro del color. A taves el fuego era posble percbielos objets claro o blac ent to que el agua lo era para as cosas negra oxcuras. Asis advini6 que Js os no poselan una disrbacion equilbads de los cuatro elementos de a natualeza. Empéelocles, tratando de ex plicarlo lfc que es ver bajo os latensos rayos del sl, aa {que los hombees que tienen un exceso de fuego en los os ven debilmente de aa debido a que todo incementa de luminosiad Ihace que se extimule el elemento contaro al fuego —el ais Y¥se some la capacidad de ver bj la sombra las reflexiones de Empédocles y Demcnto se convicieron en l fundamento teérico de todas las vsionesclisicas del colo mplia et esquema cromtico, ya que por ver primera abacion alblanco y nego, colores como el oj ye! Hamado ovbron. que bien podria ser un amanllo 0 un verde suave, Democro, te siglo V aC, fut el primero en concebir la luz y el color desde ‘una nueva perspectva, ya que reconoci un fuer vincent la impresion de claridad? yi “impresion de color, legando + ‘conclusion de que la emisioa de indigenes funcionaba de los ‘objetos hacia Ios ojos y'no al res, salvando asl distancis abismal que habia teparado al hombre del verdadero conos Iiento del fenémeno visual. Como advent elector en pins Posterores, este pensamiento ha sido bisico en su exuemat= 2aci6n para los enfoques yfuncamentos de muchas tors del vision del color Platén, buscindo la analogia de los “colores simples” con las aeométrias simples", ceca que los colores eran produc~ je a dlatacion o contraccién de ayo de luz que e of envia alos objets, y que ée tenia porcones proposcionales 2 la a: el blanco es causado por a dilatacion del rayo, el negro [por su contaceion. "Una diatacion mayor —deea Paton pro- ‘duce o brilo; una intermedia, el 10 sangre’. Dessforunads- ‘mente, el sabio no profundize en el tema debido 2 que estaba ‘eonvercido de que ‘nadie es capaz de ver ls colores en Su ver adera purezay solo Dios posee la sabidurta para saber como y Imediante qué mezclas se logran le colores” ‘Sin dud a historia apenas comenzaba. Su discipul, Aiscte- Jes, fue quicn defini la natutalers de los colores bisicos como aquellos que los pinores no pueden fabecar. Por intuicion, tomo una escala de sete colores, del blanco al negro, debido a ‘33 parecido con los sete sonidos dela scala musical y con as siete vocaes griegas.Posteicrmente afirmé que los colores in fermedios —el ro, verde suave, pirpura, amarilo y azul os {euro eran cl estado de a “combinacicn maesta” del blanco on el negro 0, mejor dicho, de la clandad con la oscuridad Gabe recordar que tanto Plstéa como Aasétlos canfesaron admizacion por el color purpura fencio, ya que éste mostaba Juma cualidad de ‘cambio y movimiento que ningin oxo color poses", efecto tipco de las tela tomasoladas, como la sea, Cabe ecordar qu el amarilo era e color avonito de Socrates en tanto que pars Demscrto el color mis bello sobre la tera era el Ialliston chroma, que describia como “un compuesto de blanco '¥ 1090 con un poco de verde” El sucesor de Arizcteles en el Lio, Teofaso, resumi6 el ‘conocimientogriego y defini as teoras sosenicas por los per- [Patticos. En su valiosarellexén Sobre las sonaciones,anticip® lallamada genéricamente Teoria del cloral defini los cuatro co- lores simples, inicando ast el cariter polémico, contrversial, ‘que este tema ha tenido 2 uavés del tiempo. Pars Teofrasto o ‘euarteto incaba con el colar blanco, que era snonimo de tod0 Tolls, brilante y difano, aquello que no es rugoso ni de sont. bra; el negro, que se compone de To contasio, representa las Boras rugosas, esalenas y desemejantes; le sigue e ojo, que es Tocalient,y el verde, que se equipara con lo sdido y lo vacio st aparece en grandes proporciones. Teorasto defina los que, a ‘3 juici, eran los colores que implicaban gts mezclae ee 7 ct ctr buts se es llamara complomentarias—, los cuales descriia a: 1 dorado, el roncineo y tonos semejantes proceden de blan- 0; el porpura, de Ia mexcia del blanco, el negro ¥ el ojo, el ‘zu, del negro fuerte con el verde; el azul escuro, del purpura ‘ombinado eon el roo fuego, el verde ssve, del prpura con elazul De ser vilido el dato de John Gage, et primero que asigné ferentes colores los cuatro elementos fe el ssrSlogo gies del siglo 1 dC, andoco de Atenas, part quien el negro era it tierra, el roo el air, blanco el agua y el amarillo fuego. ¥ no slo e30: Ia primavera comespondia a0}, el verano al amarillo loro al negro y el invierno al blanco En Alejndria, el centro cultral mas importante de la antigne: dad tarda, Plotino realz6 el examen més notable acerea dea haz y et colo, excluyend a este Gino de toda categoria estetic, ddebido 2 que, como lo habia adverido Plan, “el color carect 4e simetia".Plotino opinaba que los colores eran una “conquis- ‘ade a oscurdad inherent als materia, cuando en ella penetra 1a Tuz, es decir, lo incorporeo, el brill que existe en el oj, con respecto alo eval reflexions "En medio ce la oscurklad sl tuna chispa desde el interior. y 1o que no vemos, lo vemos sin ‘er aun con los ojos ceo Desde el tiempo histérico, en su diversidad de enfoxues y teorias, el color no ha sido considerado na propiedad ntinsecd Ge la materia, sino una sensacion que se produce en el cerebro Ihumano a parr del efecto que provocan en la retina ls rad cones elecromagaéicas con sus longltudes de onda. En la pi mera centura de nuesia ea, los sabios rigs ys inion que © verdadero insrumeato de la vision no eran los ojos sino a ‘tent Esto se sabe por ls testimonios dejcos por Plinio et Viejo: “Los ojos son una especie de vasa que recibe momen ‘ineamente las imdgenes pars transmiilas& la poreién visible ela conciencia", exo e, 3 cerebro Como hemos visto, el legado que los clsicos nos éelaron en tomo al color tuvo una vigenciainsoepechca. Lt teoria de la fenamacion resuko tan atactiva que et pensamiento. human tard6 cientos de aio en desechal, y no por completo. Anse les fue el unico que se atevid a cuestionarla, ya que la toora no pods expicar por que s el fuego de los jos ote la visio, die es capa de ver en medio.de la mde completa oscurdad Increiblemente, la pregunta cwo que esperar cerca de 2000 aos, Ina el siglo 0m, para ser concestads ‘Ariséeles es quien legarta al conclusién de que ls hz ia en algo similar a las ondas, ess vigente 20 sglos despues. Ente los pitgéricos habia quienes sostenian que Ia lz es ondalatora, que’ se propaga por el espacio tal como se extienden los ani los de agua en un estangue, Otros, argumentaban que la uz es ‘aba formada por partcalas voltles, como e liguido que sale dlsparado de un pulverizador. Ambes grupos tentan razon, La Iz, como el sonido, vara de intensidad conforme a la Fuerza de sus longitudes de onda, entendidaésta como la distancia que se- para dos vibraciones, lo que explica que el aumento de itensi- fad de un sonido se traduice enn aumento de volumen, en tan to que el de una onda luminosa se expresa en et increment de su bilo. Asi como al oido humano puede citinguir diferentes frecuencias 0 tonos, a vita disingue numerosos colores. (An= dando el tiempo, ambos fenémenos, asocades, se ejempliics= fan de una manera practica en ef moderna invento del elev sion, primero en blanco negro, y despues a todo colo) ‘Alo anterior habra que agregar el descubrimiono realizado fen el siglo 1 dC. por Heron ce Alejanria, quien observ ce todo rayo de luz diigido en ingulo, de un espejo hacia oto, se refleja directamente, fo que sentria las bases del principio ter. {co de que “el angulo de incidencia el de reflexion son siempre iguales™. Fue mucho tempo después, en 1621, cuando el holan- {és Wllebrord Snel explcd claramente el fendmeno: “Stun ayo sale de un medio tansparemte y penetra en ou0 distino, ee sucle dvidase en la superficie’. Si bien una parte se cel, 1a ‘tra peneira en el nvevo medio, Asi se aciararia que la Iz se rueve en linea recta por el aire y al legar al agua carbia de receion: pero bajo el agua, continds avanzindo siempre en Tinea recta En sustancias waslicidas —como el ae, el vito el agua se aprecian lor grados de dewiacin que la Inz puede producie Gracas a Snell micersi un nuevo termino para dar nombre a estos cambios: refraccsin asa el siglo xv, la mayor parte de los conceptos sobre los colores fueron desasolados por artistas y aficionados lacie fla. B padre del pevidiame francés, Teorasto Renaudes, en na ‘de sus publicaciones, Las enturias, de 1634, daba cuenta de las reuniones de una Sociedad de Sabics en la que se sostenia que ns loans ctr los colores eren verdaderamente reiles coma prodcto tanincelo® A pate del clo fc ante ea pe. Se, el don con qo nairers prem au erlacon Tantric fo concord nor moteros esas paleo sens, en lo gues afoul Clr en losses vivo Sha cancers heat dd a nmol spots the es dicta sy eliaclon y epodon, eas uncon gc ‘spre “qe alesis em tos provost Sumicoc~ has vcs de spo a oper macs ‘Shores ya, congas con sto magico Clos sos itseaes poimzaores1o miso aceon ef mundo anil dbmde fos enon se ban tanwonnado con um faba de cain plane cxmo cel cn dont bavo eal, oben, como came ae los poses cepts -dores de sv especie. re (erate iam Sere qo mismo sce con seres manos, Aquos antepasdon penis que vt cea aco aces exp ttn lngon§ penne vio deseo peta Dar absorber el sin deacons uve fo con tod lo aneputs de los non cays pes scree fon come protec de lo intone yor dls Yad ae Color en avs humana tain slo prea consgaion del stn, olorand, por sample any mea foci {helen combos aincaen cel exo oes, Seam que non dl colo efor hace 10 rioes de aos onl sad periods Shin ee les amepasdos de ‘apeces Par Dawa cp ant Slaton 8 un se 0 8 un compat insrumento de isn. Darwin Chavencido de que xy los cokes que el perme tra fent de inforacn sobre et medi mbm, por op anmacsy ls pans one qe rene engue cs par lop stents verdes ian dv no co memento de conrls lr bays aegres 20 ‘aninivamente por lr sees humanor debdo 4 hosp eaten» ces por a oor de ia ccs Mabe por eenplo, eo animales cys vd ranscuen Sur del so denen una mejor vin dels colores que los ven a some, adem de quem pla end 3 Ser de Wives blancs dbo # ve, pelo general su ape fc exqocm de clos deo fbr lo ep este fendmero qe la moder nds ba pro pen ls mariposa canes eon Ginos teposban Seeoryendo se vis colores pore negro ye gir, andl: Gr tos als de uo ¥ del concret ub. Todo bo ate ern cx mas que el slp conten de ura ver qe ora impale de a anuler eon nc par in eos dems peo, soe ro, como el mds pare y male fates de comercacin ome lo expica Jan carlos Sanz en eal os objets ave dar son skaeat coo. Lo que prebinoscusndo fniemos son to sosacones “La que denonamos cbr ene lar nel uno exo sino en niewro mando ps un eal pq rogerene de concepien™ Sel no extey tan so ei parents que aul luz jes son fos neo meses qu aonorbenytansmten lee dtertealo colores ar fiaimene flea Uno ee i ecto de que en uno w oo obo se provecten co erences ce dabei atresia dex pigments risico de ca mater eats, po de a ton se debe pgmento marl lama carton el tino do Scsns tm coro lj dea manna a emogcina el reo del carbon a melanin J tot i anton, as sucenmete El clor en pi eset color de a ure ref, puesto ie ene cap a de absorber determina lonptader Se onda a cae sob chy dere esc jo quel obra ecg Por eso es que la mayor de lor investigadores han Uegado als conclusion de que el color es una “sensicion visual que hncions silos el op es alanzado por la lr” El color existe porque hay ‘matices y graduaciones de tono proporcionados por las onda Tumiicas; como en tantos ottos fendmenos perceplvos, la im sinacion se encaga de hacer lo dems proceso vistal incta en el momento en que eof capta y ‘enfos Is Ivz para proyectatia en un pequeiio hoyuelo, ubkade fen la pate posterior de It retina, conocido como Jee, har ‘donde el milagro del colores procesado con una desteza y ve Tcidad asombosis. Ea la retina se concentran los lamados fot. ‘receptors los cuales, por ss Toma y funciones, se cividen en dos: conasy bastones Los conos, de les que el ser humane tene lunos siete millones, son los espacalizados en ver los obctos 8 plena luz del dia. Los conos hacen posble el generoso banquete Adel color. Concertradas en la fovea, hacen que ésa sea el punto mas adecuado para enfocarcuerpos iluminados con una liz bi late, ya que vesponden mejor secci verde amarlena det especiro. Los bastones, de les que cada persona tene unos 130 millones, reaccionan mejor ante las longitudes del verdeal y bajo Ia fiz mortecina de la oscuridad, Un ejemplo de este fend meno se encuenia en los animales nocturnos como ak rats y los bahos— que son iegos alos colores debido 2 que su retis contione mayer nimero de bastones, mientras que casos jos e insectos —como el coli y las abejas— tenen predominaa- temente cones, que por una parte len permiten ver colores pro- hibidos pura los sere humans, como los tonos ukavioets, por otra les provocs una terble ceguera nocturtsa os conos y bastones estan conectados con unas fibras nerio- sas que envian sus impulsos hacia el cerebro a través Gel nero Sptico. Lo que alcansa nuestra retina es tan solo una confusion de danzartes puntos laminoses, aos que a cercbeo se encaga de reondena. Abora se sabe también que casi una tercera pate de materia gris se dedica «analiza lor detalles de dierencacisn del «olor. De hecho, fue hasta 1977 cuando el fsologo japones Zeki Aescubré el escondite del procexo del color: se encuentra en el Jhemisferio quiero en la llama zona V4, donde Obs de las las estin codicadas para regitrar los colores en brto, © Sec sin tomar en cuenta ss formas, Este complejo proceso Io Jogra en colaboracion con euros puntos cerebral £n 1901, isco inglés Thomas Young cuetion la natralezs os conos 0 eromorreceptores, yu que bajo logia el of0 ‘no pola contenertantos de ellos como colores hay en ido. Por lo mismo, descubrio que hay ues pos de conos: ‘que taba Unicamente con la gama de fs ros; ot, con os verdes un tercero, con lade Jos azules. Observaciones {que se sumé a mediados del mismo siglo el fisiologoale- Hermann von Helmboliz Efe thimo, ene muchas de sus fporticiones ala cenciapal are, defi ls bases de a tmeacla aduiva del eclr, un sistema de inetelacon de ‘cromitics, donde los priaios son el verde, el azul y el. fs cuales al sobreponerse unos con os, fran las ces "Es es, un faz de rojo mezclado con oto azul for- fun luz magenta, el mismo rojo, pero ahora fundido con el efean un increible amarillo, y el verde combinado con il gencran una luz azul vewdosa. Por regla general la Tabla VHelmbolt deal que se incorporan tres hices secundarias amarillo y azul verdoso-— el producto Bal se el {Como vemos el problema del color no solo es una querella en {que cada personalidad escoge colores a su libre albedo, Ene ‘el tema se encuentra su mayor factra, 2 que incluso lt ‘noha podido resolver Tal fue el caso de la a cit teo- tricromstca de Young y Hmhot, a los que les fue impos ‘efinir laren cuales soa, para el oj humano, [os tes co- fundamentales, es dec, los lsmados colores primaries. EL ‘Young se inling primero por el rojo, el azul y el verde mis tarde cambio de opinion y selecciono exa Yez al op, verde y sl voles, La debiidad te6rica es claa desde el mo: fo en que, sometila a proc la retina, en lugar de distinguir colores bisios diferencia custo: amatil, zz, rojo y verde. ero zqué pasa cuando en lugar de loces 2on mezeladcs pig tints? Ea este caso el resultado es diferente debido a ‘como expicamos aneriormente, cad sustancia de color ve agrega resa ridiaciones los tors que le ateceden. de ahi fe conorca como mezca sustractia, Los colores primasios icivos, de acuerdo con el fasitulo Alemia de Normal 0 (Dod), son el 7j0 cari el amarillo puro y el azul ules “tur. El abec€ del color incica que los colores secundins son el Anacaniado, por la union del ojo con el amarillo; el violet, por teycenee “ie se mezclan dos colores secundarios,entonces se obsiene un color tercario que seri de tono amarillento si procede del anata con el verde r0j20,s viene del anaanjado con el violet, y az- lado, de violets con el verde, dependiendo el producto final det sgrido de sauraccn. Cabe recordar que las meacas bisicas entre Pigmentosy cinas han sido dens dese el Iaborstorio en a Tabla de Stolze ‘Una ver sentaas las bases teicas de Young y Helmholtz, 12s fueron complementadas sablamente por cto fisilogo ale- min, Ewald Hering. En 1870 descubsi6 que el sistema visual del hombre parece funcionar en teminos de pares de colores, 10}0- verde y marilloazul, dado que no exiten en el espectt come raciones mis anagonicas: “Nadie percibe un color al que pute "represents como verdewoio Aina que puis desir ‘como azulamarillent; de ahi que esto se conozeantéencemen ‘te-como “colores ciegos” As, en su resis conockla como Teoria de los procesos opuests, Hering afm que hay tres pares de reaccionessensoralestnicas:rop-verde,amasiloazaly blanco: negro. Lo que se confirma con Iz Hamada postimagen nega ‘vando se rea de la vista un objeto rojo, ol proceso rojo se de tiene y aparece automaticamente su conranio, que en ese C380 seria In senscion de verde, Intrigado por los misterios dela visi, Helmboks descubrirs ademas el curioso fendmeno de Purge, qe es un ejemplo fehaciente de lo paradejico que suelen se los colores side he ‘minacion se tata. Cuando son observades un 1010 cto y un azul oscuro y es educa poco a poco lt luz, el azul oscuro se sctara hasta denvar al ris, nientrat que el rojo claro se oxcaece hasta parecer cast negro. Esa experiencia demuesia que la uz Jmtensfica los colores de la gama rj la semioscurdd es ade ccuada para los de Ia gama azul. De ahi que los colores dle las ‘cosas varien, sen It luz solar o eldcica. (Hs una castumbre muy vieja sacarlas elas de [a iene para vera a he del cay ‘oar a diferencia entre la umanacin natal y Itai.) ‘la par de las invesigaciones de tor cientiicas Hering ¥ Helmholtz, a fines det siglo pasado se fueron conformance las buses de una diseplin dedicada especficamente a catia. en forma coherente y ordenada, las Ices de color fa eolorimuiria cia que actualmentedispone de sofiticadosinsrumentos de “como el espectofoimetro—, pero cuyos origenes ffancamente modestos. En 1880, un sencilo cervecer® Joseph Lovibond, se empené en demosiar que el am 0 color de su cerveza era tan perfecto y consisiente como wkrales dela catedal de Salisbury, por lo que reunié un cen- ide tones de vio para contasarios ene s. De esta mane- Wy eat sin querer, cies la primera maquina de medion del pr en el mundo, Harada en su honor tintametro de Louthond Pero aciso una de las panicularidades del proceso del color is fa llamado la atencion entre los cieniicos,artsias y jos es lx que el sabio Patino deseabia como "aquello que in ver" y que Hering bautizo como color memoristico EL do teericd de ane, Emest Gombrich, recuerda que el 1 la memoria cromatica ya era mouvo de preocupacion a de siglo it. En 1793, Goethe envié al fisico Lichtenberg borrador desu Edbozo de wn teora de ls colores en donce de las sombras colorendas. El centifio alemin le con- {que el ser humano es incapar de separa las sensaciones to al juicio del color, pues a partir de ciena edad “pen- es que percbimos lo que simplemente tnferimos". Queda que teclemos aver los objetosfamilares de un mismo co- Tico e ieamovible, a pesir Ge que en la experiencia real éte ‘de acuerdo con ls condiciones de luminosidad, Angulo vision, objets contiguos,cecania © lena, ete. Bs deci, ia ncia demuestra que si somos duesos de un automévil cereza, lo seguiremos viendo rojo cereza a pesar de Ia OSCo~ -Emest Gombrich, en su elisieo Ane e dustin, se sorprende a capacidad humana para dar por descontadas las deforma 3s. Es evidente que, conforme con nuesta posicion atlas cbjeos, los colores de éxtoe se ajusan. Una lor debi esconcertante al principio, pero gracias la inmediata aca fisiologica del ojo adgulrimos en seguida el sensmiento Tas reliciones y,entonces, en miésumas de segundo, el mun- Fecobra so aspecto acostmbrido, Expresado en palabras de rich Toda forma familia ince al color espertd ‘Wassily Kandinsky fue una de los michos pintores que ev- on su fascinacin por dencubriros recovecos tories del in su De fo espintual em el arte, Kandinsky recucrda QUE cleo res anos habia quedado lmpresonado con los colores alge cer pero en un sentido curioso, ya que habia olvidado la forma dle fos objetos que los soporaban: tecordaba “algo £00", pero 80 ‘que cosa era. Capacidad que lamentaba haber perdido en el transeuso de ls afos, cuando los colores le pareclan evocado- tes de ago 0 de alguien: "S veis el verde, o bien era el del chi- ‘chro, el de las anas 0 el de la botella de vino. Ente el color y ‘lof siempre se interpone un ente slido y reconocile™ Kan ‘dasky, sin pretendero, descubria as! uno de les fundamentos teéricos de la vision del color, esto es, que la mence humana ha ‘ido ezenaca para vincular los colores con formas especies, Gombrich adviente que el llamado ojo inocente, que pretende pereibi el color como una sustanciaauténoma y descontextual- ada, es s6lo un mito. Cuando vemos un objeto, el inconsclente ‘evora el coloe que le cowresponde el fllajees verde, ol cielo c= azul, la manzana es roja, la era es café y el emento, 5. Sin embargo, el fenGmeno va mis alls. El color inciso puede servis" con la mente sin que actdeun estimulo de hu, ya que tomo demuestan los estudios psiofsicos— ese puede ser ‘epresentado por un impulso de la memoria o, simplemente, por ln presion sosenda de! globo ocular En el proceso de percep- dn del color no sélo intervienen los mecanismes de agudez Sino también, y sobre todo, los esquemas presablecdos en ‘nuestra mente, que legan incluso a converse en un juego res- tcingio y estereoipado: las hojas de los bole son y seguir Sendo verdes en nuestra memoria, an cuando Tos preso~ risas se hayan esforzado por demasear que tmbien pueden Ser ‘zulosss o purpurinas, Para evitr aes en ls lugares communes el color es necessrio un esfuerzo mental que muchas veces resulta infétl. Kandinsky, en su afin por cooborar sus intsicio nes, deciié hacer una enctesta entre 100 civdacanos alm res de Weimar, alos que envio por correo un breve cuestonatio fn donde debian elacionar los colores primarios con las formas eomenicas. Los esltados fueron contundentes: el tangulo es smarillo; el cuadeado, oj, y el citeuo, az ‘Dentro del fendmeno cromiticn de lt isin humana, cabe esacar las investigaciones realizadas por a pareja de centicos Horvich, de la Universidad de Persivania, quienes confrmaron que para el ojo humano no exse el color negro: “En medio de i imis absolutaoscurdad, el ojo percibe en realidad un gris cescuro", puesto que la esencia del negro es S010 una sensacion viene scompatiada por otros colores cuanto mis caros ean mde intenso sertaquel, © mejor dicho, el negro es NERO "en contaste con el blanco, Otro de los descubrimientos ‘clcolor de los cientficos Hurvich fue el efecto decolorante, Teucede como reaccion cerebral ante la exposicion prolongs fe cualquier tono. Exo es, el colores una sensacion fimer, fio a que su plenitud,itensidad y grandeza suceden por breve tno. primer registro que e iene respecto ala vin defectuoss chores fechado en 1684, ao en que un médico britanico apellido Turbevile exibiéaténko acerea de una joven pa- Gente que solo peribia en Blanco y negro. ¥ no soo eso, tam- bien era capaz de leer en la oscuridad. En contrase diremos que Th acualidad se sabe que un oo expertsino,entrenado con- Gienzudamente para diferencar un gran nimero de tonalidades “contrasadas, conseguiria reconocer, como maximo, nueve millo- “hes de matices de colores Fxo, de acuerdo con el tintometro de Tevsbond. ‘Cuno una retina es incepaz de absorber determinadas long Wes de onda, se dice comtnmente que es daltnica,rérmino do por Join Dalton, consierado e1 padre de la teoria at mien, quien en 1794 confess que no percibia os colores al igual Gue bs demas personas. La anéedoua cueata que Dalton era un ervoroso cusquero que, por culpa de su deformacién visual, acudio a una reunion de oracion Yesido con unos escundalosos “caleetinesrojos,exeyendo que eran grises. El daltonismo, 0 pro pla, ha quedado defile més cOncretamente como und deficiencix humana para dscrminar los colores en la regi6n del jo al verde. Renta curio saber que esta anormalidad feno- afecta, en a rina blanea, a 8% de a poblacon masculina y “4 1s de la femenina. Aden, cabe sefalaro, existe I Hamada teranepi, una. patologia que imple disiaguir la escala de gzules y amarios, peo est kina, en lugar de ser herediars, “como sucede en cl caso del daliossmo, es provocada por ois “enfermedades, como son lis del higado 0 el tabaqusmo, como nefasto efecto colater Desde la difcultad de Newon para dstinguc el azalindgo, Iinuciosos estos Rsiolgicosy prucbas comparativas han de Mostra en forma contuncente que no todos vemos exicamen- te los mismos colores. Yes que en el complejo proceso de per cepcton del olor intevienen factors de observacion, memoria tromitica, adaptacion y agudezs, sin olvidar las circonstancias cculturales y gcogriica e incluso la informacion genética. Es pt ‘co que uns personas engloben como calor rojo. diversos fonos {de anaranjado, mientras que tras —como los excuimales — te ‘gan la acusada censibidad de diferencia 12 tonos de blanco, ‘Un buen cosmopolia dita que no es lo mismo ver un azul en Nueva York que en Pars, Buenas Aes, Londres © Madey ello ‘ene sus bases iabricas en los fenémenos cliticosy taster ‘cos que tid condicionan la vsbiidad. El invesigador Peter) Hayten asegura que los factors geogrdfices son determunantes en. Inalidad visal del color ysusiavestigaciones aojan datos reve, ladores: los indviduos que se desenvuelven en Gers soleadas y twopicals poseon una vison muy sensible sles colores de onda larga —como son los rojos,naranias y amarilos—; lox que viven fn latitudes fas reconocen con sama desteza los colores de fonda coma, como son los verdes y smiles. Lo que puede explcar Por qué los hombves meridionales, morenos ¥ de O90 oscuro Drefieren lo colores ciidos; en tanto que los nGrdios son aamantes de los colores fos. Condcomintes que han sabido ‘explo, con resultados aforunades, os dsenadores de med (Ger estadisicasigniatvs es aquella realzada en los Estados ‘Unidos que segura que la mayer inidencia humana con anoma lias en la visio del color se encuentra en las socredaces con mu Yor avance tecnolopico, donde ls cir son elocuente: ra de ‘ade 12 personas del mundo eivizado no we fos colores en fom comet: A diferencia de los individuos que viven en comunidades con mencr desarrollo, como son las arias y os bosques selviticos de Bri, Africa y Nueva Guinea, en donde apenas una de cada 50 personas tiene problemas part disftar enteramente del color El profesor espanol de hlosofia del ane, Fel de Azv, hi reparado en el hecho de que los jovenes nacidos despues de 1970 son incapaces de ciferenciat los matices de color dela ex tensa gama de les grises, que sus padres —elucados en lose os del cine yl televisidn en Blanco ¥ negro dietinguen con lala: “Aboea los muchachos saben diferencia el 10 Coct Cola del ojo de los cigaeos Winston, colores que sus paces