You are on page 1of 2

La escuela mata la creatividad

Desde pequeños nos han enseñado en aulas no han dejado que los niños exploren se

conozcan a si mismo primero, solo tratan de meter información a una cabeza que solo

quiere darles aportes al mundo, a la ciencia, a la matemática y todas las disciplinas que

se pueden desarrollar. Necesitamos que nuestras manos exploren nuevas texturas,

necesitamos que nuestra nariz conozca olores extremadamente diferente, necesitamos

que nuestras manos toquen tierras diferentes. Las personas necesitan salir de lo

cotidiano. Empezar a ver el mundo creativo que nos tienen en frente, no solo con

meternos en la cabeza mucha información para saber de la vida, de la naturaleza, de

los sentimientos y de la creatividad. Tenemos que empezar a desarrollar las habilidades

que el cuerpo nos a dado, porque no lo estamos aprovechando estamos dejando que

nos llenen la cabeza de ideas erróneas y no por lo que en verdad nos apasiona que

cada cosa que experimentemos nos deje llevar por la curiosidad que perdamos el

miedo a equivocarnos que seamos fuertes, audaces, intrépidos, que todo sea por que

nos apasiona aprender de la vida, de las cosas nuevas y extrañas, sobre crear nuevos

colores, nuevas letras, nuevos sentimientos, nuevos olores, nuevos ritmo, etc…

La creatividad es algo propio que es único en cada persona y eso es lo importante, que

cada quien se puede expresar de diferentes maneras puede crear cosas nuevas.