You are on page 1of 15

Apuntes sobre pobreza, cultura y políticas sociales en el uruguay actual.

La etnologización de los pobres 89

Apuntes sobre pobreza, cultura y políticas sociales
en el Uruguay actual. La etnologización de los
pobres

Marina Pintos García*1

La Reforma Social (CNPS, 2011) y la Estrategia por la Vida y la Convivencia (Presidencia
de la ROU, 2012) que constituyen la orientación política y teórica de las políticas públicas asis-
tenciales y punitivas del Uruguay en el período 2010-2015, y que se presentan como sucesoras
de estrategias ya definidas en el primer gobierno de la coalición de izquierda (2005-2010), seña-
lan que nos encontramos ante una “subcultura de la pobreza”, en vista de la cual estas políticas
deben ofrecer respuestas. A través de la lectura de documentos que orientan la acción política
y técnica en ambos escenarios, el texto reflexiona sobre la etnologización de la pobreza en las
políticas sociales, a saber, la tendencia a concebir a los pobres como pertenecientes a una “cul-
tura diferente”, recurso que supone la confusión entre desigualdad socioeconómica y diversidad
cultural e implica respuestas públicas aparentemente contradictorias en la articulación de las
políticas asistenciales y punitivas. Se abordan algunos efectos posibles de este expediente, en
Uruguay, desde el inicio del gobierno de la coalición de izquierda (2005 a 2014).
Se plantea que la etnologización de la pobreza implica distintas formas de individualizar
a grupos sociales afectados por la desigualdad social en tanto que “culturalmente” diferentes,
que oculta relaciones de violencia estructural, que debilita perspectivas sistémicas de protec-
ción social y que despoja a los fenómenos de su naturaleza política.
Palabras clave: pobreza, cultura, desigualdad social, diversidad cultural, políticas sociales

Introducción Los vecinos del espacio libre ubica-
En agosto de 2013 la Junta Departamen- do sobre Pedro Trápani, entre Bayona
tal de Montevideo votó la desafectación de un y Comandiyú […] concurrieron ayer al
“espacio verde”, para realojar a dieciséis fa- Plenario de la Junta Departamental a
milias provenientes del asentamiento Las Du- presenciar lo que sabían era “una muer-
ranas. La situación generó el enfrentamiento te anunciada”. El barrio no quiere que
entre ediles y vecinos. El diario El País reco- parte del asentamiento Las Duranas sea
ge el episodio: realojado en ese espacio verde. Y el FA
sostiene que las viviendas que allí se ins-

* Estudiante del Diploma de Especialización en Políticas Sociales del Departamento de Trabajo Social de la Facultad de
Ciencias Sociales de la UDELAR. Licenciada en Ciencias Antropológicas por la Facultad de Humanidades y Ciencias de
la Educación de la UDELAR. correo electrónico: marinaxpintos@gmail.com

“Yo estaba haciendo uso de la palabra no se trata ya de una naturalización de las di- cuando se pararon y empezaron a agre. a partir mo cultural. Para ello aborda algunos dis- cultura y porque descubre campos problemá. En segundo lugar. no por ello yo viví en un rancho de lata y cartón y pasan a ser permeables sus fronteras. políticas sociales desde el año 2005. porque actualiza un de intervenciones “territoriales”. cursos que aparecen instalados en ámbitos de ticos comunes de la disciplina: el enfrenta. sustanciales o fijas. munitarias. en nombre de la atención a los puede entenderse como parte de una matriz aspectos subjetivos de los pobres. del hombre occidental de clase media. el tra- individuales y la reivindicación de particula. Expliqué que des esenciales. Procura llamar críticas al multiculturalismo – la ideología del la atención sobre los efectos perniciosos de capitalismo global -. 1971). la Constituye un avance de la monografía proyección equívoca en la que concurren las del Diploma de Especialización en Políti- ciencias sociales desde la visión etnocéntrica cas Sociales. y las Universidad de la República. por una culturización de la pobreza: es decir. las diferencias no se sitúan ya en dirme verbalmente. de orden cul. informes de evaluación. Se trata El edil Pablo González fue blanco de la de una exotización de los pobres. a través rismos. comunes. que no me consideraba de otra cultura El tema es importante porque este expe- por haber estado en esa situación de po. sino en la cultura. desde el ini- pólogos a los llamados “técnicos sociales”. cio del gobierno de la coalición de izquierda sino porque remite a los usos de la noción de (2005 a 2014). algunos usos de la noción de cultura y con- sidad cultural. tamiento de las relaciones de desigualdad lón de fondo el tema de la inseguridad y que estructural. con sus usos de la diver. la relación de la antropología de la lectura de documentos institucionales. Esta situación implica el ocul- de la sociedad uruguaya que tiene como te. medida” de sus necesidades. el énfasis en las trayectorias tribuir al diálogo entre la antropología. breza deriva de una confusión entre desigual. producida mayoría de las críticas de los vecinos. la tendencia a concebir a los pobres El artículo plantea la reflexión sobre al- como pertenecientes a una cultura diferente. blicaciones. tanto. gunas variantes de la etnologización de la po- El tema se vincula con la antropología no breza. no por ello veces se hablaba de la pobreza asociada dejan de constituir unas identidades o unida- con la delincuencia. diente que sirve para etnologizar a los pobres breza” (López. […]. Facultad de Ciencias Sociales. de la identificación de campos problemáticos El recurso a la etnologización de la po. orientadas a expediente común en las políticas públicas: fortalecer presuntas identidades locales o co- el recurso a la etnologización de la pobreza. 2013) [La cursiva es mía] genera un desplazamiento del problema y por La nota es significativa. las políticas sociales en Uruguay. herederas de la matriz neoliberal. de las respuestas públicas asociadas porque representa una actitud conservadora a la pobreza. […] prácticas (Fraiman y Rossal. sus efectos de sentido y de realidad en tanto porque cada vez más se integran antro. sidad de intervenciones que elaboren “trajes a nifestaciones de la violencia y la criminali. términos . La estrategia metodológica supuso la dad socioeconómica y diversidad cultural e lectura de documentos elaborados por el Mi- implica considerar a los pobres como porta. de la nece- de interpretación predominante sobre las ma. es decir. coordinación e implementación de miento entre el etnocentrismo y el relativis. en primer lugar. definición.90 Marina Pintos García talarán forman parte de la “integración” tural. bajo social y las políticas públicas. que determinaría buena parte de sus que debe darse en la sociedad. con la “mitología blanca” (Derrida. y de la demanda dad. Simplemente hablé la naturaleza. nisterio de Desarrollo Social (MIDES) – pu- dores de una alteridad radical. ferencias. pero no por de la integración social y de que muchas ello pasan a comprenderse mejor. 2011a).

La cultura como problema ward B. diversidad cultural y desigualdad social van más que retomar algunas de las distintas defi- de la mano y que. como el “todo complejo que incluye el conocimiento. Alfred Kroeber y Clyde Kluckhohn compilaron una lista de más de ciento cincuenta definiciones de cultura en Culture: a critical review of concepts and definitions (Kroeber & Kluckhohn 1978). Tylor en Primitive Culture. rimos expulsar de la cultura a la naturaleza” El desafío en este sentido no es sopesar la (Lévi-Strauss. civilización occidental con el término salva- sición que busca garantizar sea a la cuestión je. te de los contactos directos e indirectos entre ciones de Bourdieu y Wacquant (1995) a sociedades. Pero. 1 En 1952. describir o explicar. sea a la cuestión racial. donde . 1999: 40) Pero – sigue Lévi- atención a la reducción de las desigualdades Strauss – “el bárbaro. Así confundía la Antigüedad respectivamente. el producto de la continuidad de una serie de vencia (Presidencia de la ROU. evidentemente. el Plan Sie. más que 2013) y la Estrategia por la Vida y la Convi. la comprensión de la violencia simbólica. En 1871. como te Zonas (Ministerio del Interior & MIDES. ciertas políticas acaban constituye ella misma en el origen o fuente de configurando (y subjetivando) desde lejos y las explicaciones. en ocasión de los abusos de la teoría de la cultura en Sudáfrica. las costumbres. otros se veían representados como grupo conómica) remitimos a la distinción que ha. remitimos al trabajo de pectos culturales” en la reproducción de la Kuper (2001). pudiar las formas culturales más alejadas de ción con la confusión entre las nociones de aquellas con las que nos identificamos. además. La actitud más antigua consiste en re- noción que atraviesa todo el texto. que muestra que las mayores pobreza). la falsa oposición entre clase y etnicidad. esa diversidad es el resultan- El trabajo es tributario de las contribu. “En ambos casos rechazamos admitir el social. niciones conocidas1. asociada a una noción de cultura como el con- guay en el período considerado: entre ellos. realiza una de las definiciones más ampliamente aceptadas de la cultura. Prefe- analítica y la prioridad política. promiscuos. 2001).Apuntes sobre pobreza. rasgos propios. no controlaban sus status y la desigualdad de clase weberianos. en consonancia con los reza. es el sociales en relación con la lucha en nombre hombre que cree en la barbarie” (íbid) de las diferencias culturales (sabemos que En lo que respecta a la noción de cultura. que desde afuera. En rela. sino cuando la cultura se ja matriz neoliberal. “otros culturales” allí donde no los hay. como correlato del orden de perezosos. creencias. junto de “rasgos distintivos” de un grupo so- la Reforma Social (CNPS. Los diferencia (cultural) y desigualdad (socioe. 2 Es interesante considerar la situación de Kuper manidad” (Lévi-Strauss. las “Los hombres han elaborado culturas di. 1999: 60). (Tylor 1995:29) de la ignorancia que tenían del resto de la hu. Pero ¿qué en relación al tema. indiferenciado.2 Entendemos. cial determinado (Unesco. el derecho. y ferentes en función de la lejanía geográfica. La etnologización de los pobres 91 de referencia – y documentos producidos en hay que entender por culturas diferentes? La otros ámbitos de elaboración. cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por de las propiedades particulares del medio y el hombre”. más adelante. marcado por su diferencia cen Fraser (2000) y Fraser y Honneth (2006) respecto a nosotros. diferencia que siempre entre políticas de reconocimiento y políticas jugaba en contra suya (eran supersticiosos. la preferencia mismo hecho de la diversidad cultural. redistributivas. 2011). 2012). emociones). cultura y políticas sociales en el uruguay actual. la moral. opo. sino preguntarnos en qué medida y dificultades en torno a los usos de la cultu- de qué forma. ra se encuentran no tanto cuando se la quiere gos institucionales (y disciplinares) de la vie. Ed- 1. advierte Lévi-Strauss (1999: 38-40). en primer lugar. sin dejar de considerar las todo lo que no participaba de la cultura griega advertencias de Wacquant (2013) sobre la con el nombre de bárbaro y. el arte. existen “as. ejecución y idea de “diversidad” está indefectiblemente seguimiento de las políticas sociales en Uru.

lias vulnerables (CIESU. en el marco de con otras culturas. aunque la idea de una “cultura de la pología. tad para pensar lo extremadamente fuera del cia en la superioridad masculina. falta de 2014). más pobres “aprovechar la estructura de opor- tigos corporales a los niños. 2008.92 Marina Pintos García el problema que nos concierne no es tanto la general por todos los casos de psicopatología definición de la cultura. existentes (íbid: 136). La delimi. iniciación precoz en la sexua. 2010). 2004. y subocupación. biendo estudiado familias pobres en las ciu. cas. blemas de la pobreza. los políticos insisten en la necesidad de la atención a la explotación económica.. tales en la relación del agente comunitario con los como vivir en barrios de gran densidad de usuarios de los programas orientados a fami- población. los técnicos apelan al acompaña- intelectuales de izquierda de Estados Unidos miento familiar y a la proximidad para abor- porque estigmatizaba y responsabilizaba a los dar los aspectos subjetivos y culturales de los pobres de su pobreza. 2013:15) o “cultura de la calle” (Am- o la alternancia de períodos de desocupación ster. el mercado y buyen a sus factores internos (que para el an. Con el telón de fondo que ofrece la dificul- predisposición hacia el autoritarismo. etc. Sin duda. 1993. pedido de préstamos a prestamistas la memoria local (Uruguay Integra. sociales y Fue Oscar Lewis el que. trabajo infantil. describió la “cultura de la pobreza”. creen. al ideal de los blancos de clases me. Nueva York y Lima (1961. la comunidad no han resuelto. Como señalan Fraiman y Rossal: ficación del apartheid (Kuper. apud Ciapes- constante por la supervivencia. 2010: 129) y de las garismo. que es siempre relacional. empeño la segmentación territorial con intervenciones de objetos personales. Hopper. escasez crónica de dinero. La noción fue criticada duramente por sociales. la familia. a una “cultura de la de la “cultura de la pobreza” incluían la lucha cronicidad” (Wolch et al. cativa. Siguiendo a tropólogo son de origen social) y que resultan Wacquant (2010). no se un argumento benigno en América podría caracteriza por una diversidad cultural signifi- haberse convertido en una desesperada justi. bajos salarios. estos rasgos no son más que tación de una cultura no puede establecerse efectos. en el marco de las políticas 1966). 2011). 2003. la seguridad y la violencia. falta de intimidad. sino la idea de una (Lewis 1982). . Algunos programas quieren resolver ahorros. “cultura de la participación” y la “cultura del dias (Valentine. las drogas. se trata de verdaderas re- de las particularidades que. También asume la existencia de los técnicos hablan del “choque de culturas” unos rasgos “sociales y psicológicos”. familiares. y fundamentalmente Montevideo (donde la pobreza se concentra con más dureza). presenta en relación tructurales que han sufrido. En Uruguay. cultura. afectivas. compras pequeñas y tendientes a la promoción de la “cultura” y diarias. las de un cambio cultural para resolver los pro- diferencias de clase y la desigualdad estruc. 2001: 13-14). apud Ciapessoni. de sus críticas (por ej. consumo”. Midré. ha. una tolerancia país. violencia contra tunidades” y comprender las ofertas públicas las mujeres. 1988. 2010). 1970). lidad. 2008). pobreza” con frecuencia es reeditada a pesar En 1966 publicó The Culture of Povery. preferencia común (Gatti. frecuente abandono de mujer e hijos. alcoholismo. locales. señalemos que nuestro por el presente. Se alude a la pobres. Ravenhill. carencias económicas. y por último. recurso a la violencia “serias barreras culturales” que impiden a los como medio para solucionar las disputas. el subempleo soni. mas que el Estado. los deli- tural y promovía un cambio cultural entre los tos. ocupación en Snow & Anderson. facilitaba el abandono pobres. desde el punto de acciones socio(lógicas) a las violencias es- vista de la prospección. Golovanevsky. así como a “culturas callejeras” en Los rasgos económicos característicos México (Indesol. desde la antro. respuestas o “soluciones” a proble- sino en función de las propiedades que se atri. dades de México. 2011. tareas no calificadas. espíritu de gre.

etc. 2013: 3). del mercado interno. en. cil advertir comunidades fuertemente di. . con ampliación sigue buscando construir el lugar común de de bienes y servicios mercantilizados y aban- la “clase media generalizada” (Gatti. reducción y ajuste del gasto público. las trayectorias políticas. en la la categoría de pobres”. social y jurídico que permita garantizar características de nuevos grupos empobrecidos . acom- ma en ciertos grupos de población. tampoco es fá. en 14) . 4 Se entiende por Estado neoliberal. aunque comparte las características macroeconómicos. con ampliación del dir una serie de privatizaciones de empresas Estado y expansión de las políticas sociales. nador contribuir a construir y garantizar un orden políti- ferencia necesariamente a los “nuevos pobres” o a las co. rización e informalidad de las condiciones de y procesos de desregulación y liberalización trabajo.) se expande la idea en la provisión del bienestar. y fomentar – tanto en el sector privado como en el sector lación con la “pobreza estructural”. y en la partici- (conceptos de vulnerabilidad y exclusión.Apuntes sobre pobreza. “Es de de políticas sociales residuales. cial se caracterizó por una reducción de las blación de ciudadanos de clases medias y otra funciones del Estado y por la formulación que había quedado radicalmente fuera. 2011). los efectos fueron la focalización en los pública. con la que Kessler y público – la mayor ampliación posible de los bienes y Di Virgilio(2008) comparan la “nueva pobreza”. públicas. con el apoyo del Frente años de crecimiento económico. como socias del de una “otra pobreza”. en un país que reestructuración capitalista. una impronta a veces divergentes. pación de organizaciones de la sociedad civil foque de capacidades.3 universales (Narbondo. una pobreza cuyas Estado. cronicidad o condición extre. cultura y políticas sociales en el uruguay actual. económicas y sociales que se desarrollaron ferenciadas. cultura y mano izquierda ni se caracteriza por la existencia de una gran diversidad cultural. pañadas de una gran apertura de la economía. presión social ejercida sobre todo por el actor ción social (De Armas. Le siguen diez sindical (PIT-CNT). en re. con mediados de los años ochenta tuvieron. orientación fue a la búsqueda de equilibrios cidadas. dono de las orientaciones que estructuraron La crisis que conoció Uruguay entre 1999 el modelo de regulación social de bienestar. y 2003 acaba configurando una matriz dife. intensa recesión económica de los años seten- Podemos asociar esos usos de la cultu. servicios mercantilizados […]” (Narbondo. Pobreza. la acumulación de múltiples priva. En Uruguay. marcada por la fragmenta. aunque existen sí grupos de desde la salida de la dictadura militar hacia estatus y sectores sociales diversos. como una adhesión diferenciada a moralidades en otros países de la región. productora de una mirada que per- canon que emana de los dispositivos es. Con la expansión de descentralización de la gestión y administra- las nuevas formas de actuar sobre la pobreza ción de los programas sociales. que lograron impe- gobiernos de izquierda. durante los Amplio y otros actores. En materia de política económica. La tatales (Fraiman y Rossal. Si bien el país se caracterizó por una fuerte rente de sociedad. […] en relación a un neoliberal. con políticas ortodoxas de de masividad. La etnologización de los pobres 93 No es la nuestra una ciudad multiétnica 2. visibilidad que se asocia sin embargo sectores más vulnerables y la casi ausencia de a la segregación territorial y la marginalidad políticas de ampliación de derechos sociales urbana. económico. el nuevo paradigma de bienestar so- pero marcados por la escisión entre una po.que para los que quedaron fuera no sirve la tercerización de acciones y recursos. 2005). 2013). la estructuras distan de estar plenamente dilu. En las políticas socia- ciones en los mismos hogares y su visibilidad les. siste todavía hoy en las políticas sociales4. sustentadas tal calibre esa escisión – señala Gatti (2011: en la privatización de servicios sociales. 2011a: 29-30). la preca. ta y ochenta configuró un escenario favora- ra con los cambios en las formas de concebir ble a nivel regional para el desarrollo de una la llamada “cuestión social”. aquel cuya “lógica de acción dominante tiene por objetivo central y orde- 3 Cuando nos referimos a “otra pobreza” no hacemos re.

a saber: la individualización acceso a prestaciones universales. también la “desmaterialización” de las respu- za no contributiva – como sistema de accio- nes focalizadas en situaciones de pobreza y 6 Castel (2006) alude a la pérdida de soportes colectivos del individuo en la sociedad salarial. de conjugar intervenciones socioeducativas. oca del territorio como potencialmente inte- Establece la intención expresa de avanzar en grador. éste úl- venta. personas y las cosas. Familiares o Tarjeta Uruguay Social). a pesar de la segmentación residencial la construcción de una nueva matriz de pro. Por otra parte. una forma de vínculo contradictorio con las guridad Social y educación Pública). y la creciente de- rales de carácter universal y la consolidación satención a las condiciones materiales de del proceso de construcción de una red de existencia de los pobres. en relación con tendencias Equidad. constituye el marco conceptual de factores estructurales6. talleres tipo universalista5. geográfica de la pobreza. recurso que genera asistencia e integración social – de naturale. Los veinte años transcurridos desde el ciones. 2012). Siguiendo se inicia en 2005 tres tipos de orientaciones políticas en a Fitoussi y Rosanvallon (1997: 37). en el que las que avanzan en las políticas asistenciales lati- políticas focalizadas debían articularse y dar noamericanas. innovadora cipación. coyuntura que sienta las ba. si es innegable que relación a la reformulación del sistema de bienestar uru. red que incluye a los pro- en los años 2001 y 2002 implicó la alteración gramas Cercanías. que den tucional de las responsabilidades de protec. ción social. en pesados imperativos que acaban por hundirnos en un Salud y Reforma Tributaria) y de manejo cauteloso (se. en de la acción del Estado y aunque la Reforma un contexto de alta dispersión (Amarante & concibe la acción focalizada en su función de Vigorito.94 Marina Pintos García La crisis económica que sufrió Uruguay pobreza extrema. resueltos los problemas más graves se pasó a En esta línea. Se respondió exitosamente facilitar el acceso a prestaciones de carácter a la emergencia social resultante de la crisis permanente y universal. Plan de Equidad. de acceso a los “servicios sociales”. etc. no ha resultado fácil con políticas transitorias de transferencia mo. 2010).) con transferencias monetarias La creación del MIDES significó un o prestaciones “materiales” (Asignaciones cambio importante en la configuración insti. . “tender puentes” hacia la universalización ni netaria focalizada a través del Plan Nacional superar la construcción de soportes transito- de Emergencia Social (PANES) y. con la orientación política de la Estrate- materia de pobreza. fi. 2011). a pesar de la ampliación junto de prestaciones sociales estatales. una vez rios para el accionar de los servicios sociales.Plan de pos problemáticos. 2008) -. que ahora debe 5 Midaglia y Antía (2007) identifican en el gobierno que hacerse responsable de sus propios riesgos. Ortega y Vecinday. de lo social (Castel. ya que pasó a coordinar el con. implicando reformas estructu. ción territorial. grupales. y las políticas inicio de la transición democrática en 1985. 2010. La Reforma Social (CNPS. marcan cambios radicales la base de concebir la política social focali- en la historia política uruguaya: el programa zada e “integral” como un medio para acce- del Frente Amplio se presentaba como una der a prestaciones universales y con el afán alternativa en el marco del capitalismo al mo. una concepción equív- las políticas sociales en la etapa 2011-2015. delo de economía y de Estado neoliberal y promocionales o de apoyo psicosocial (acom- planteaba impulsar un sistema de bienestar de pañamiento familiar o individual. cuenta de la “complejidad” de la pobreza. la individualización fue en parte una historia de eman- guayo: restauradora (Consejos de Salarios). que actúa como resultado de la concentración tección social. double bind. 2007 (CNCPS. se han identificado algunos cam- un sistema de carácter permanente . Las políticas públicas activas concernie- ses del triunfo electoral del Frente Amplio en ron a la acción sobre los salarios y las jubila- 2004. el mercado de trabajo. con consecuencias sociales graves en timo. Uruguay del modelo dominante en la década del no. con el correlato de ocultamiento de los nalmente. Jóvenes en Red. sobre hasta este triunfo. gia por la Vida y la Convivencia. desempleo y segmenta. Crece Contigo y el Plan Siete Zonas. la libertad y la responsabilidad se convierten (Plan Nacional de Emergencia Social.

los perceptores de ingre. [El subrayado es mío] Este recurso a la (sub)culturización de los pobres radicaliza y devalúa la concep- 3. en los domicilios de los usuarios. cuando pro- personas perciben que los mecanismos clama la no responsabilización de los pobres. 2012). 2014). Leopold y González hacen referencia a los problemas de la focalización. dado que las un proyecto individualista que.la González.Apuntes sobre pobreza. 13). en el marco del convenio como viven ellos?). implementación y evaluación de cuatro programas sociales. larga data y otras que se han hecho más con lo que se alude al trabajo de los técnicos remarcables luego de las transformacio. orientados hacia la comunicación. y por todo ello se directivas. “perspectivas sistémicas” o vinculares para bajo. planificación. en la asistencia a los pobres. empleada en el marco de las llamadas precaria o informal en el mercado de tra. se ven facilitadas viviendas con carencias de diverso tipo. deseos. Es coherente con la tendencia de las políticas La Reforma Social. que postula la Reforma y un cierto tipo de po- pectiva de intervención social supone […]” (Leopold y líticas sociales culturizantes y focalizadas . ocultando cualquier refe- entre el Departamento de Trabajo Social de la Facultad rencia a los procesos de violencia simbólica de Ciencias Sociales y el MIDES. terialización de las prestaciones sociales basadas en la La relación entre ese “fenómeno nuevo” orientación de la palabra técnica. trata de una pobreza más homogénea y más que a la búsqueda directa de soluciones. Así por ejemplo. en consecuencia. La etnologización por izquierda ción de la “cultura de la pobreza” de Lewis. sectores. Tanto el acompañamiento se agudiza en la pobreza extrema. con la consecuente in- dividualización de los problemas sociales que esta pers. . desde donde se construyen sobrevaloración de lo local y una tendencia a la “desma. algunas de to familiar y las “estrategias de proximidad”. numerosos. defienda sus derechos y sos del hogar son proporcionalmente me. el acompañamien- nas características relevantes. voluntades o creencias. la que nos someten. El efecto combinado terístico de los sectores privados. lo hace en función de posiciones relativistas 7 En un estudio sobre los supuestos implicados en el (¿qué derecho tenemos nosotros de juzgar diseño. residen en las periferias urbanas. a proponer abordado con políticas específicas: intervenciones sociales focalizadas en estos La pobreza presenta en nuestro país algu. Ambos se integran en subcultura de la pobreza. sobre su propia vida. supone que nos encontramos ante las causas de la pobreza hacia las conductas un “fenómeno distinto y nuevo” que debe ser de los pobres y. y lo son cuánto más extrema Procuran adaptarse a una multidimensiona- es la pobreza. y esto ción (Pérez. 2011: 39-43) 7. primando las estrategias de so- atención hacia los aspectos subjetivos de los brevivencia en la pobreza (CNPS. carac- sectores sociales. cultura y políticas sociales en el uruguay actual. 2011: pobres (Baráibar. lidad de situaciones de exclusión y se basan centes están sobrerrepresentados en estos en una serie de acuerdos entre el técnico y el hogares. más débil en sus interacciones con otros Más allá del componente contractual. niñas y adoles. La etnologización de los pobres 95 estas públicas a partir de la minimización del de ascenso social no le llegan o dejaron factor económico y un desplazamiento de la de operar. el acompa- de todas estas dimensiones de la pobreza ñamiento familiar y la mediación consideran se ha expresado con fuerza creciente en al individuo como “portador de su propia pa- el territorio y en la conformación de una labra” (Faget. por la adopción de modelos de prácticas no propias y del entorno. familiar como la técnica de mediación de con- bajadores del hogar tienen una inserción flictos. 2013: 50-51). logre emanciparse de una situación de aliena- nos que en los hogares no pobres. en las que el nú- hogares pobres son por lo general más cleo de intervención es el operador social. los niños. los tra. cuando alude a la asistenciales a desplazar la atención desde pobreza. son inter- nes ocurridas en los años noventa: los venciones personalizadas. las personas adultas poseen bajo usuario con el fin de que éste retome el poder nivel educativo.

en el que mueve. del capitalismo global (Žižek. económica y social. una cultura su experiencia única para justificar los actos problema. lucha legítimo.trata a cada cultura lo- entre desigualdad socioeconómica y diferen. a 4. las políticas socia.es más o la forma ideal de la ideología del capitalismo menos clara. jer negra lesbiana puede experimentar y decir frente a esta “cultura otra” se pueden lo que significa ser una mujer negra lesbiana.hay que respetar conocimiento cultural son igualmente perni- y preservar. sas de la pobreza: el límite de la narrativa multiculturalista pos. diferencias de orden cultural. a saber. Como muestra Žižek (2004). El pro. con Fraser (2000). La aceptación de una “cultura de nizado: como “nativos”. pero no sus atributos de “cultura”. culturizantes y evitar la confusión natura- day. cuya mayoría debe la pobreza” plantea entonces un problema a ser estudiada y “respetada” (Žižek. esta versión de la pobreza y sus res. y evitando coexistencia de varias culturas en un mismo que la desigualdad venga a concebirse como espacio territorial y nacional. efecto superestructural de la desvalorización y sobre todo. hay dos versiones igualmente pernicio- individuales”). ra otra. convivencia y mano derecha las víctimas de violencia doméstica o las per- sonas en situación de calle solo les queda “na.96 Marina Pintos García focalización a veces crea subcomunidades allí 2010). incluso necesario. . que no la pobreza. atendiendo a la lismo. 1998: 22). el multiculturalismo es donde no las hay (Lo Vuolo. pero también.8 Tampoco se trata de cia a centrar la cuestión del riesgo en compor. La cultura constituye un terreno de del relativismo y el particularismo que pro. cal como el colonizador trata al pueblo colo- cia cultural. sino solo narrado (así por ej. la forma ideal de la ideología cultural de la “identidad” de los pobres. esa “situación” que supone la falsa oposición entre clase y etnia. 1998). El mul- ticulturalismo supone que ya nada puede ser socializado. además. sus “trayectorias 131). 2010). sus reediciones: es deseable intentar eliminar Se entiende. o les y la sociedad en general con frecuencia b) si entendemos a dicha “cultura” como tienden a culpabilizar a la víctima (Wacquant. también son variantes de procesos de profundamente imbricada con la desigualdad individualización de lo social. 1997).como toda “cultura” . inconscientemente “etnocida”. Paradójicamente. 8 Así también la etnicidad o el género. Esto constituye precisamente un lizada entre las desigualdades sociales y las campo problemático común al multicultura. todas las políticas de la identidad o del re- que . Seguridad. Lo que aparece como bastante extendido moderna es no tener nada que decir. Frente a esta “alteridad cultural”. Como apuntan Fraiman y Rossal (2009: rrar” su experiencia única. si siguiéramos las consecuen- que realiza (aspecto paradójico. Y. por vía ciosas. desde luego. todo el mundo puede evocar rra características negativas. fascista. con la tenden. esa actitud que -desde una suerte de la pobreza implica sobre todo una confusión posición global vacía. El recurso a la culturización de global. se asienta la injusticia y en el que ésta aparece puestas. porque junto cias de esto. equivocadas y de consecuencias no puede universalizarse es siempre y por negativas para las políticas públicas: a) definición un gesto político conservador: en Estamos frente a una cultura que encie- última instancia. conceder prioridad a la clase social por enci- tamientos asociados a “estilos de vida” de los ma del género o la etnicidad. caeríamos en una posición con el multiculturalismo. distinguir dos posiciones complemen- Este recurso a la experiencia particular que tarias. sino de conocer pobres: la protección frente a los riesgos no es las consecuencias adversas de las políticas susceptible de socializarse (Ortega y Vecin. entre los agentes de la “mano izquierda” blema fundamental del “derecho a narrar” del Estado es una consideración de la es que se refiere a la experiencia particular pobreza como productora de una cultu- única como argumento político: sólo una mu.

otra vez. individualizador (Vecinday. El Plan implica la explicación del delito: la pobreza y la des- instalación de un “dispositivo combinado” de igualdad estructural pierden importancia en la trabajo de la policía comunitaria en los terri. nos encontraremos razón del problema que la sociedad uruguaya colaborando con la posición conservado. supone que la existencia del “núcleo cultura”: subcultura de la exclusión. un sistema de patrullaje intensivo y un can las expectativas de consumo. con mayúscula. 10 Véase al respecto Fraiman y Rossal (2011b:151-167). una mayor alcance” que el de la desigualdad: ha “modalidad de intervención urbana integral” consolidado una “subcultura de la exclusión”. cuyo sujeto es el y la indigencia en todo el país. de la criminalidad. la explicación “por la vencia. generando la figura del Las siete zonas en otros lados. La “participación comunitaria” es 2012 registra una luz de advertencia: por el resultado de un desplazamiento ilegítimo: primera vez la pobreza no desciende y la la concepción protestante de la participación indigencia crece (aunque levemente) en -que domina en el discurso de las agencias Montevideo.9 La respuesta pública es territorial. cultura de la intoleran- tura social. cultura y políticas sociales en el uruguay actual. el consumo de drogas. 2013). que trabajan en contacto con los jóve. (íbid: 7). la distorsión reforzamiento de acciones de investigación de los valores.es la prueba de un problema “de cia. tural” supone. dad con la sociedad. el año “vecino”. con la intervención de equipos de trabajo cia en los espacios públicos y los niveles de social. el Plan Siete del impacto de las políticas neoliberales” se Zonas. reincidencia. . El “quiebre cul- la llamada Estrategia por la Vida y la Convi. crispación y violencia cotidiana que ha estamos ante la emergencia de “la violencia” construido la sociedad uruguaya en los últimos años” como problema prioritario para la población. La “convivencia ciudadana” pasa a ser “el co- preservar y respetar. Este ritmo diferencial de trasnacionales que la promueven– se impri- Montevideo da cuenta de un problema de me en una sociedad marcada por la historia mayor alcance: en el área metropolitana de una participación política. niños y niñas. estuvo “vecino” como una categoría “nativa”10. 2012b). La ex- con diferencia cultural. Esas políticas apelan a la partici- años de caída sistemática de la pobreza pación de la “comunidad”. precisamente. la violen- gas. meramente. familias. sino también la cultura fundamentación con la constatación de que de intolerancia. No podemos dejar de relacionar este con expresión territorial. coordinado de los profesionales de los servi- La Estrategia. vas formas de crimen organizado. comprensión del problema mientras se desta- torios. inicia su 9 “El problema no es sólo el delito. plicación de la criminalidad y el delito “por Mientras la Reforma alude a una pobre. los factores sociales y económicos derivados za con rasgos de “subcultura”. 2012: 1). asistenciales y punitivas implica el trabajo razadas (Presidencia de la ROU. La etnologización de los pobres 97 una cultura a la que hay que. (Presidencia de la ROU 2012: 7). una sociedad de se ha consolidado una subcultura de la origen católica y con un proceso de secula- exclusión que denota fuertes dificultades rización temprano que aunó laicismo a esco- de incorporarse al mercado de trabajo y larización y ciudadanización. madres y emba. La articulación de las medidas nes. toda (Estado y ciudadanos) debemos enfren- ra que confunde desigualdad económica tar” (Presidencia de la ROU. dispositivo de intervención con el discurso de zar el problema de la desigualdad al problema la descentralización y la participación local. que amerita despla. las nue- sobre el crimen organizado y tráfico de dro. de la seguridad ciudadana y la convivencia: que sigue siendo hegemónico en las políticas Los datos muestran que luego de ocho sociales. La sustitución a la educación (Ministerio del Interior & apócrifa implica la confusión de la comuni- MIDES. cultura duro” de pobreza -los protagonistas de la frac.Apuntes sobre pobreza. que nace como uno de los puntos de proclama como insuficiente. 2013: 377) en la dos sobre delitos y pobreza. unificar fueron seleccionadas El Plan también es producto de un giro a través del análisis de datos georreferencia.

En el marco de la herencia de la matriz ilustra la nota en la introducción. donde se presumía se concentraban grupos de delin- nicos sociales para referirse al tipo de inter- cuentes. en el marco de un “Es- una decisión de hacer valer los derechos tado centauro”. lo cual es en cierto modo una forma de ser prisión. vención que busca ofrecer un paquete de res- 12 Se trata de la Ley No 19120. reotipada que las prácticas asistenciales y pu- vadora de la cuestión social como ame. en el trabajo 2013) de las políticas punitivas y asistencia- del Programa de Atención a personas en Si. y en caso de incumplimiento será penado con mo del sujeto. visiblemente. de neoliberalismo. puestas específicas a cada persona o familia. S. realizaron principalmente entre los años 2009 y 2011 por precisamente. liberal en la cima y punitivo en la base. siempre personas en Situación de Calle del MIDES. Lo que oculta el recurso a la etnologiza- tesis de las políticas de la mano derecha y la ción es que la pobreza debe pensarse como mano izquierda se resuelve a favor de la pri. vación y cuidado de los espacios públicos. tensifica en barrios en los que se implementa. la noción apunta trabajo comunitario. El resultado es un gru- naza de conflicto y cuestionamiento del po de individuos estigmatizados cuya única posibilidad es vestir el traje que se les fabricó 11 Se llamaron megaoperativos a un conjunto de interven- ciones policiales intensivas de corte territorial que se a medida. hay que concebirlo como lismo” (Grassi 2003). a la creación de un espacio entre dos sujetos en el . a decir de Wacquant (2013:3). les. luego de haber sido intimado en dos más bien a destacar la instauración de un núcleo autóno- ocasiones. Y la permea. usada con frecuencia por téc- iniciativa del Ministerio del Interior. La metáfora del “traje a medida”. a los pobres neoliberal: se les obliga a reconocerse en la imagen este- […] se parte de una percepción conser. El 14 El término subjetivación es utilizado como efecto de la artículo 368 refiere a la ocupación indebida de los espa. en barrios pobres. 2012:10): samente en el transcurso de dos gobiernos Una acción decidida y sistemática de de izquierda. […] se confirma el “triunfo cultural del neolibera- Pero también. Al priorizar la seguridad pública. El avance de la lógica Paralelamente. preci- sidencia de la ROU. 2012) y quienes duermen y viven en la calle. Pero hay algo más: como mera. partida. de la política orientada hacia el discipli- bilidad de las fronteras entre las formas de namiento de los pobres. En términos generales. Por es quien ejerce el monopolio legítimo de la tanto se prioriza la seguridad como norte fuerza física (Bourdieu. Remite a la noción cios públicos. punitiva en la gestión de la pobreza. Se trata de un trabajo rea. no debe sorprender: Wacquant prohibir el uso del espacio público para (2011) advierte que la penalización de la po- dormir o acampar debe concebirse como breza no es exclusiva de los políticos neocon- una estrategia que apunta a garantizar los servadores. El concepto también se trabajan como técnicos del Programa de Atención a las relaciona con la idea de “subjetivar a alguien”. pero siguió un camino que lo separa acampe en éstos será sancionado con la realización de de este origen. 2013: del potencial económico de los activos y 378). La articulación problemática entre las capital social de los pobres (Serna. El Plan se configura como un ejemplo ron “megaoperativos”11 y ocurre también con de la revinculación que hace Wacquant (2011. 1997). estableciendo que aquel que pernocte o lacaniana de sujeto. tara la idea de una autonomía del yo y de sus procesos lizado por un grupo de estudiantes y egresados que de adaptación (Bernardi 2006).98 Marina Pintos García cios sociales con la institución policial. una relación social. nitivas les devuelven. apunta la Estrategia (Pre. Como contra- violencia física y simbólica es un riesgo in. se plantea una integración social manente a este tipo de propuestas articuladas vía mercado estimulando la movilización de la gestión de la pobreza (Vecinday. de todos los ciudadanos. otro. infiel a la influencia de Lacan. et al (2014). Ley de faltas y conser. luego de que desacredi- 13 Ver Camejo. que orden público y la gobernabilidad. 2011: manos derecha e izquierda del Estado se in. influencia del psicoanálisis francés. la sín. con el fin de comprender nuevas formas tuación de Calle13. aprobada en es expresiva de la subjetivación14 a la que se agosto de 2013 y promulgada por el Poder Ejecutivo a partir de la preocupación por la seguridad ciudadana. Se tiende a participar así de una derechos humanos. en primer lugar de hegemonía conservadora (Paternain. la ley de Faltas12. 145-146).

están disponibles”). cada vez más difícil. a otras lecturas (Lévi-Strauss. la búsqueda de argumentos en razones morales o patológicas y la reivindicación de la que uno de ellos constituye su self apoyado en la mira. . acción policial reactiva en espacios ‘feudalizados’ (así se le da del otro. No es simplemente verdad que “todo a una suerte de “lógica de la pobreza”). sus enunciados sirven a la decisión política. el de una hegemonía conser- pero a su vez es el único canal habilitado vadora (Paternain. individuo busque los recursos necesarios para gliaccini (2005: 179) habla de una “cultura de la supervivencia de su hogar por los medios la criminalidad”. considera “disponible” no es una verdad sim- cia”: una del trabajo y otra de la oportunidad: ple y mucho menos evidente (pensemos en el El trabajo analiza el conflicto entre dos ejemplo clásico de las vacas en India. El error de proyectar ex- te en el fenómeno de la juvenilización de plicaciones “científicas” para explicar objetos esta última lógica. por mantener. precario vínculo con el mundo laboral. ambas con vocación de que. básico como obvio: todo individuo busca Volvámonos finalmente al campo de los recursos necesarios para la supervi- producción de conocimiento. en el marco tiende a desaparecer a consecuencia del de un discurso hegemónico en dos escenarios. Esta debe ser entendida como el predominio de lla. y contextos diferentes a aquellos para los cua- gas y delincuencia es percibida por los les fueron elaboradas las teorías. vadora’. que articulando dro. constituye el colectivos barriales como la principal mismo equívoco de un etnocentrismo meto- causa de inseguridad (Bogliaccini. son algunos de los insumos subjetivación para dar cuenta de las prácticas donde se con los cuales se constituye el “consenso” contemporáneo constituye el sujeto. busca explicar fenómenos a partir de esque. […] Estos das punitivas de la ciudadanía. La lógica del trabajo breza (y la violencia) estructural. Foucault (2001) se refiere a los modos de llama a la segregación urbana). ese principio que Bogliaccini mas aplicados a contextos totalmente aleja. una determinada matriz de interpretación sobre las mani- festaciones de la violencia y la criminalidad. cer. 2001). describe como “básico” y “obvio”. no es un principio válido en el mundo gica” para explicar la pobreza (o la apelación social. Las deman- se en las vías de integración. nerar recursos por parte de poblaciones 16 “En definitiva. porque “no oportunidad. 2013) 16. Por una parte.Apuntes sobre pobreza. vida. la activación de todos los tres procesos operan simultáneamente en resortes de la estigmatización. el mundo adulto y joven. en su lucha contra la pobreza subjetiva control sobre las pautas de convivencia (o contra la violencia subjetiva. Bo. La etnologización de los pobres 99 somete a los usuarios. heredero de un racionalismo ingenuo que cebidos. tos problemas – y sus respuestas públicas – puta interna entre dos lógicas diferentes generan sus propios profesionales y técnicos de socialización. en principio15. a la vez que postula porque la definición de lo que cada sociedad la existencia de “dos lógicas de superviven. 2012: 7). las conversaciones sobre la inseguridad son relaciones sociales que modelan una ‘hegemonía conser- que vienen siendo derrotadas en la bata. 2005: dológico inadmisible. o en la lógicas alternativas de supervivencia: la prohibición de comer la carne del tótem: no se lógica del trabajo frente a la lógica de la comen porque no son para comer. Se profundiza especialmen. La otra es la lógica de la opor. Pues bien. asociado para transitar el camino de regreso al ma- instream. cultura y políticas sociales en el uruguay actual. principalmente cuando 170). devienen agentes de la po- vínculos sociales. para volver colectiva y estructuración de las redes de con Žižek [2009]). que asocia al desajuste entre que encuentre disponibles”. al pare- dos de aquellos para los cuales fueron con. 15 No vamos a profundizar en este tema para lo cual remito tunidad. (Paternain. Un ejemplo de estas versiones se supone que opera en todas las esferas de la encuentra en la apelación al rigor de la “ló. que se ven obligados a forma compleja y según un principio tan asumir el estigma. surgida de la necesidad de ge. Y más adelante: Señalemos que la construcción de es- Estas zonas asisten a una innegable dis. La academia vencia de su hogar por los medios que también produce versiones etnocentristas y/o encuentre disponibles (íbid: 177-178). 2012.

V. de la marginalidad. y política. en la tiva en el tratamiento social de la pobreza. de ciales. se instala la idea de que a Por un lado. tado (Bourdieu. A. y que tienden a generar respuestas públicas nalidad). en tanto ciales en los dos períodos de gobierno de iz- que culturalmente diferentes.). butivas en Uruguay en los Últimos Años. Por etno. el Ministerio del Interior es- locales. asociadas a estas temáticas. pero con efectos liberal. “mano derecha”. de la intolerancia. que aparece asociado conocimiento de las trayectorias individuales a las políticas de la “mano izquierda” del Es- (o de comunidades inexistentes de orden lo. 1999). subsisten -con frecuencia disimulados la exclusión. 2011). que se combinan en los modos de tado. sociales.100 Marina Pintos García a las respuestas de la mano derecha del Es. ambos escenarios son representativos de una etnologización positi- va (en nombre de la conservación de la diver- 5. aludimos a una et. enraizada en antecedentes y rutinas negativos similares. una “cultura problema” (Fraiman complementarias. logización de la pobreza entendimos distintas El tema es importante porque a pesar de formas de individualizar a grupos sociales la ampliación del Estado y las políticas so- afectados por la desigualdad social. Por otra parte.prácticas que naturalizan de la cultura. orientadas a la gestión punitiva componentes universales de las políticas so. In- . de clara orientación puni- y Rossal. etc. Por otro lado. Como señalamos. truido con los restos de la matriz neoliberal tervenciones que den cuenta vis a vis de las (que actualiza los principios que dominaron particularidades (Baráibar. ciales (íbid). por la generosidad de los principios que los lidad. Consideraciones finales sidad cultural y el respeto por las diferencias) y otra negativa de los pobres (que tiende a la Hemos abordado algunas implicaciones criminalización de la pobreza). que promueve una “cultura” devaluada atribuir a los pobres una alteridad cultural (una “subcultura” o una cultura de la crimi. & Vigorito. en relación fenómenos de su naturaleza estructural. al escenario de una hegemonía conservado- gen y semejanza del problema. nologización “negativa”. que aportan al desmonte de los pecialmente. remite cal) que inspiran micro intervenciones a ima. que define una etnologización una herencia (o una inercia) de la matriz neo- “positiva” de la pobreza. expediente de lo que llamamos etnologización de la po. al ocultar relaciones de institucionales o en trayectorias profesionales violencia y desigualdad estructural. en el terreno de las políticas asisten- “culturas” o “subculturas”: de la pobreza. 2009:131). inspiran o por la imprecisión del vocabulario Mencionamos el afán de “conservación” que los sostiene. Expansión de las Transferencias no Contri- ductores de versiones aparentemente contra. parte de una visión predominante del mundo que descansa en la indignación moral y en la afición moralizante Bibliografía por las nociones patológicas o subculturales (Paternain. 2013). social a respuestas públicas asistenciales. en el marco de las bre de particularismos y presuntas diferencias cuales se debilitan perspectivas sistémicas de culturales. generando ac. puestas. Se apela al la década del noventa). Por otra parte. 2012). en nom. oculta situa- breza. de la crimina. buscando contribuir a la identificación ciones de violencia estructural y despoja a los de algunos campos problemáticos. donde se encuentran ciones en reconocimiento de la diversidad (y las demandas dirigidas a las agencias de la de unas identidades – particulares. que en ambos casos estigmatiza. Amarante. etc. sean llamados quierda. mano izquierda. se ubica en un escenario cons- la pobreza solamente se responde desde in. ra (Paternain. (2012) La El tema se situó en dos escenarios pro. protección social y avanza la lógica punitiva.

UdelaR. 29. R. 24. G. Facultad de Ciencias Sociales. L. Cuadernos de Facultad de Hu- yecto INFAMILIA.7.pdf Económica. Bernardi. Montevideo: Tesis de Maestría en Gatti. (2010) El ascenso de las incer.Apuntes sobre pobreza. Recuperado en: http:// 1. (1997) Razones prácticas. Monte.uy/page.0. y Wacquant. cultura de la caída y la influencia DES (Inédito) de las transformaciones laborales en los mo- CIESU (2010) Evaluación Final del Pro. R.uy/Userfiles/P0001/File/N%20 tidumbres. tevideo: Ministerio del Interior. X. Madrid: Cátedra. Bourdieu. yeduca. La nueva era de las desigualdades. (2006) Ciapessoni. Prisma 21: 169. y Honneth. S. N. Fraiman. Bogliaccini. (2012) Les mondes pluriels de de la Facultad de Ciencias Sociales. tevideo: Consejo Nacional de Políticas Socia- searchBrief29. Montevideo. (2006) Sobre espejos y lám. De Armas. y Rosanvallon. (1995) Res.ipc-undp. Paris: Gallimard/Seuil. (2011a) De calles. Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales . proceso de subjetivación. (2004) Cultura de la sobre mujeres solas en situación de calle. Montevideo. Márgenes de la filosofía. Ministerio del Interior. la médiation.infamilia. P. paras: implicancias de la comunicación en el J. y ley de faltas.php?pid=S1668- CNCPR (2008) Plan de Equidad. y Rossal. ¿Redistribución o reconocimiento? Madrid: plazamientos de personas que habitan refugios Morata.ar/scielo. Sociología. (1997) www. (2011) Acerca de los proce. Mon- www. M. F. Foucault. (2014) Informe: Estudio Golovanevsky. Camejo. Bourdieu. Mon- Barcelona: Anagrama.aspx? Nacional de Jujuy. J. Informations sociales 170: 20- Montevideo. jóvenes y puestas. Buenos pdf Aires: Manantial. Derrida (2008). (2005) De la sociedad hi- sos de desmaterialización de la pobreza y sus perintegrada al país fragmentado. (2013) Recorridos y des. Ciapessoni.gub. Fraser. La etnologización de los pobres 101 ternational Policy. L. Bar. XII Jornadas de Investigación Faget.org. 2: 151-167. Recuperado manidades y Ciencias Sociales. P. nocturnos. Universidad en: http://www. M. Minis- Universidad de la República. MI. P. J. Bourdieu. (2009) Si tocás pito te dan cumbia. bre el reconocimiento. G (2011) Prólogo. P. du sujet. Recuperado en http:// Fitoussi. México: Grijalbo. Baráibar. 194. en: De calles. et al (2014) Situación de calle Flacso/MIES.scielo. 55-68. vecinos: las trampas de la participación.87. Fronteras. R. Derrida. (1971) La mitología blanca. M. Caetano impactos en las políticas sociales. Castel. (2011b) Políticas de seguridad. 81042004000200007&script=sci_arttext video. Cerbino (coord. (dir. (2006) La inseguridad social. trancas y botones. G.org/pub/esp/IPCPolicyRe. Buenos Aires: Fondo de Cultura Fraser%20Reconoc.O. F. Nro Especial: 39-46. A. Taurus: 269-303. Recuperado en: http:// CNPS (2011) La Reforma Social.apuruguay.org/bol_pdf/bol-bernardi-1. celona: Anagrama Montevideo: BID. J. Asociación Psicoa. 26. Por una Antropología Reflexiva.edu. N. nalítica del Uruguay. trancas y botones. pobreza. Montevideo: BID. www. 15-17 de setiembre.S.) 20 años de democracia. J. (Inédito) terio del Interior.pdf les. New Left Review 4: nantial. R. (2000) Nuevas reflexiones so- ¿qué es estar protegido? Buenos Aires: Ma.P.urugua- Castel. cultura y políticas sociales en el uruguay actual. (1999) Contrafuegos. dos de vida. Fraser. (2001) La herméneutique gregación en Montevideo. (2005) Inseguridad y se.) Más allá de las pandillas. Recuperado en: http://www.

pp. Recuperado Recuperado en: http://www. Ensayo sobre la inseguridad en Uruguay. Narbondo. ex- Ciudad de México: Instituto Nacional de De. Lo Vuolo. F. (2013) Junta: desalojan a veci. Capítulo 31 del Diagnóstico Midré. en las políticas de bienestar social? Revista Indesol (2010) Derechos de las poblacio. Pobreza.es/index. (2012) La hegemonía con- da 28 ago/013. y Antía. (2007) La iz- sociales en la sociedad neoliberal.) ción de la izquierda del Estado Neoliberal? (2013) Resumen ejecutivo del Informe de M. Disponi- Uruguay Trabaja. 13 a 15 de setiembre. salvaje.). servadora en el campo de la seguridad. nes callejeras.fcs. (Inédito) tina. (coords. 37. Madrid: Altaya. C.org/default.: Kraus público en los gobiernos del Frente Amplio. ¿Estado desarrollista de bienestar o construc- Leopold.php/isego- nativos.pdf y cuidado de los espacios públicos. A. Intervención 7 zonas. (2007) Preferencias adaptati- bilidades de las políticas sociales y económi. (1997) Lecciones de un Montevideo: Trilce. Buenos quierda en el gobierno ¿cambio o continuidad Aires: Espacio. Recuperado en http:// López. O. L. (2008) La conciencia crítica y de Derechos Humanos del Distrito Federal – los pobres. Isegoría: 36: 143-165. (2003) Políticas y problemas Midaglia. Buenos Aires: Fondo de Cultura Eco. P. Millwood. Paternain.eclac. 1. R (2013) Ya no podemos vivir 23 de agosto. Latina: continuidades y rupturas.ar/clacso/ nías. Montevideo. C. Publica. agosto.Y. G. N3.escenariosalter. 23 de gt/20121127121700/ElEstadoenAmericaLa- julio. Revista de la CEPAL. Disponible en: http://www. México: Grijalbo Recuperado en: http://www. (2001) El pensamiento tor). vas: un desafío para el diseño de las políticas cas. UdelaR. C. presente reaccionario y el campo de las posi. Alternativas de reformas de la matriz Kroeber. Montevideo. Thwaites (2012) El Estado en América análisis de los programas: Uruguay Integra. Zabala (comp. (2008) La del Hombre y CLACSO: 243-274. modernidad tardía. y González. sociales. así.pdf nos entre amenazas e insultos. clusión social y discriminación étnico-racial sarrollo Social. G.fcs. interpretación del caso uruguayo. C. Ortega.pdf (material proporcionado por el au- Lévi-Strauss. Crítica asp?Ley=19120&Anchor= Contemporánea: 2. C.edu. Barcelona: Paidós.uy/leyes/AccesoTextoLey. Diario El País. ble en: http://biblioteca. N. de funciones socioeconómicas y de la es- Culture: a critical review of concepts and de. nueva pobreza urbana: dinámica global. IX Jornadas de Investi- 104 gación de la Facultad de Ciencias Sociales. Paternain.revistas.gub. S. Convenio DTS.asp?nota=1919 ria/article/download/63/63‎ . Jóvenes en Red y Cerca. Buenos Aires. Una parlamento. (2010) El pro- nómica ceso de individualización y la producción de Lévi-Strauss. R. Uruguaya de Ciencia Política. 2008. en: isegoria. Ministerio del Interior & MIDES (2013) gional y argentina en las últimas dos décadas.uy/archivos/paternain(1). UdelaR/ MIDES. en América Latina y el Caribe. (Inédito). A. A. (2013) Estados neoliberal. tructura organizativa del Estado y el sector finitions. Montevideo. (2001) Cultura. R. 16: 131-157. La versión de Versión ampliada y modificada del capítulo: los antropólogos. (1978). y Di Virgilio. conocimiento científico en condiciones de En: Raza y Cultura. Faltas y conservación vos/Mesa_2_Ortega%20y%20Vecinday. Escenarios. re.csic. E. Recupe. www. (1999) Raza e historia. E.edu.pdf salista. & Vecinday. y Kluckhohn.uy/archi- Ley No 19. rado en: http://www. Pereira. Kuper.cl/publicaciones/ Estado Desarrollista y de Bienestar univer- xml/9/33749/RVE95KesslerDiVirgilio.120.clacso.edu.102 Marina Pintos García Grassi. L. G. M. M. Lewis. Bogotá: Siglo Kessler. (1982) Los hijos de Sánchez. 95.

php-URL_ Žižek. Buenos Aires. articulo. p. (1970) La cultura de la ciales. bres. Ethnic & Racial Presidencia de la ROU (2012b) Propues. Žižek. pobreza. ra. Gedisa. Pobreza y políticas de punitiva del tratamiento social de la pobreza la pobreza: desafíos para la construcción de en el Uruguay actual. L. (2004) A propósito de Lenin. Paidos: pp. 137-188.uy/jm_portal/2013/ pdf noticias/NO_H096/p_intervencion. (2013) La reconfiguración Serna. (2010) Castigar a los po- tevideo (8 de setiembre). 373 . M. Red de Intercambio BID. (2011) Forjando el Estado gia por la vida y la convivencia. sal sobre la Diversidad Cultural. Kahn (comp. UNESCO (2001) Declaración Univer.org/es/ev. B. Pobreza y (des) dic. L.oa?id=321529409013 SO-FCS: 135-154.net/assets/Papers/MARGINALI- Resumen ejecutivo. Wacquant. Wacquant. jul-dic. Buenos Aires: Amorrortu conferencia)./ poráneo. 2. jul. Barcelona. Montevideo.S.gub. Žižek. Žižek. Textos & Contextos.382. (2009) Sobre la violencia. v. Ethnicity and Pen- tal/2012/noticias/NO_E582/Estrategia. n. (1998) Multiculturalismo o la Tylor.Apuntes sobre pobreza. S. CLAC. Presidencia de la ROU (2012) Estrate.redalyc.uy/jm_por. L.pdf alty in the Neoliberal City. Estudios Culturales. Rosario. Diálogos de Protección Social (Tele. J. F.html Uruguay Integra (2010) Informes de su- pervisión: MIDES.gub. en:  http://portal. Porto Alegre.) El concepto de cultura.pdf Vecinday. Recuperado neoliberal. cultura y políticas sociales en el uruguay actual. en: http://medios. (2013) Marginality. Prohistoria 16. Jameson y S. Valentine. (2010).presidencia. Studies Review. (Inédito) . (1995) La ciencia de la cultu. 12. Mon. Recuperado en: http://loic- ta de intervención en seis zonas prioritarias. S. Serna (comp). SECTION=201. Barcelona: Anagrama. Bue- ID=13179&URL_DO=DO_TOPIC&URL_ nos Aires: Paidós. medios. lógica cultural del capitalismo multinacional. Recuperado Buenos Aires: Atuel. La etnologización de los pobres 103 Pérez. Recuperado de: http://www. Ch.org/ igualdad en Uruguay. Disponible en: http:// TYETHNICITYPENALITY-Article-ERS. wacquant.presidencia. E.unesco. S. M. (2014) Redes de servicios so. B. la ciudadanía social en el Uruguay contem.