You are on page 1of 16

Prólogo "¿Cómo reconocer la anatomía de un goce?

" Esa pregunta aún martillaba en la cabeza de
Tom Esquivel. Él estaba allí, sus rodillas dormidas contra el suelo que en otro tiempo pareció
suave, pero ahora las lastima. No sabía precisar cuántos minutos ya habían pasado desde que se
había despertado, entumecido por el efecto del sedante inyectado en su vena. Se recordaba del
Maître que le sirvió la inyección en una bandeja de plata. "Para el caso de que usted quisiera hacer
en sí mismo", la voz firme y educada avisó, poniéndose atento al lado de Tom, mientras éste
presionaba el brazo en busca de la vena perfecta. La oscuridad vino y a ella se siguió una nueva,
pues su despertar no elucidó cualquier cosa, además de su cuerpo desnudo en posición fetal
contra un suelo de heno. Sí, y la máscara. Presa a su cabeza como un casco, la ligera pieza de
porcelana parecía sumergirse en otra realidad. El frío en el aposento oscuro fue rápidamente
disipado por un calor intenso, y tal cambio de temperatura hizo que todo su cuerpo se relajara,
excepto su pene, que inmediatamente se endureció. "Se arrodillará." La voz surgió de todo lugar y
lugar. Era femenina, ronca y pausada, como si las palabras a ser pronunciadas tuvieran que
disputar con el ligero cariño que marcaba su respiración. Como Tom no obedeció, la voz insistió,
esta vez en un tono más imperativo: "Doctor, arrodillarse." Había un micrófono, sin duda. El
sonido era típico de una caja de sonido media, un altavoz tal vez, aunque la voz baja era similar a
un susurro amplificado. Tom se concentró en sí y obedeció. Se puso de rodillas, volviendo a tener
control sobre su cuerpo. Al menos, parte de él. Un olor de estiércol y madera húmeda se conjugó
con la sensación del heno pegado a su cuerpo desnudo. Sentía parte del forraje pegado a su
espalda, nalgas. A su brazo izquierdo. Permaneció de rodillas por un tiempo, en un silencio tan
profundo que podía oír su corazón desregulado, ansioso. Tom no se acuerda de haber sentido
miedo antes, pero aquella situación le asustaba un poco. Por alguna razón, no intentó levantarse.
Sabía que al tomar el sedante horas antes, eligió voluntariamente el camino que era también
sumisión, pues sólo a través de ella conseguiría lo que realmente quería. Y estaba muy cerca de
eso ahora. Después de varios minutos, una luz encendió encima de la habitación, muy por encima
de su cabeza. Tom miró por reflejo hacia arriba, pero la iluminación, proveniente de algún tipo de
reflector, era intensa y no le dejaba ver nada más allá de ella. La máscara tampoco ayudaba
mucho, firmemente fijada, como si hubiera sido hecha para encajar de modo perfecto a su
semblante. Tom volvió su atención hacia el lugar y notó que era realmente heno en el suelo.
Cobria todo el aposento visible a sus ojos, y después de observar las columnas de madera y varios
utensilios pecuarios repartidos por todos lados, Tom dedujo estar en un granero. O un establo, él
necesitó, recordando las cosas que había leído y visto. Sí, había baías y sierras tiradas en el suelo.
Era incluso un establo. Sonrió bajo la máscara sin expresiones. En la parte del aposento que
permanecía poco iluminada, una silueta se destacó por las curvas de las piernas desnudas. La luz
permaneció en Tom, pero poco a poco su compañía en el establo se volvió cada vez más nítida.
Una mujer, totalmente desnuda, usaba sólo una máscara de porcelana que le cubría toda la cara y
parte de los cabellos castaños largos. Las curvas de su cuerpo y el diseño de sus senos, parte
tocadas por la luz, parte envueltas por la oscuridad, hacían de ella la propia diosa. Venus. La voz
femenina surgió nuevamente en el establo, esta vez de forma natural y próxima. "Ahora, Doctor,
vamos a empezar ... Porque yo sólo me excita si usted se arrastra."

Una fabulosa construcción de acero y vidrio de diez pisos. cuando Vivian cogió sus cosas para dejar el coche de la pareja aquella . en la Playa de los Vientos. el sueño se había hecho realidad hace casi cinco años. era el área de acceso para internaciones y visitas y se ubicaba cerca de la principal avenida del campus. era reconocidamente el mejor equipado en todo el continente y atraía a médicos de todas partes del mundo. la cual seguía frente al amplio y animado muelle de la ciudad. Sólo los mejores. porque ambos eran iguales. Sus trabajos eran básicamente lo que había de más importante entre los dos y nunca discutieron por esta clara prioridad. Se trataba de un gran conjunto arquitectónico de facultades de las más diversas especialidades. todos tenían conciencia de que los fundadores de la Universidad eran los primeros habitantes de aquella región y eran ellos mismos los fundadores de la ciudad. Por cierto. el HUNS se destacaba por su gran importancia en el escenario médico a nivel nacional. anulaban la oportunidad de trabajar en el fantástico equipo del HUNS. el más pequeño de los problemas. Tom y Vivian permanecían en un matrimonio estable y sin muchas emociones hace casi tres años. donde la excitación era. cuya homenajeada era la antigua dueña de la inmensa propiedad donde estaba situado el campus de la UNS. todas reunidas en un único e inmenso campus que se confundía con la propia ciudad costera de Nueva Suburbia. Para Tom Esquivel. La reforma que venía desarrollándose en el Casarão Principal hace meses buscaba hacer justicia a lo que el HUNS representaba para una de las mayores y más prestigiosas instituciones de enseñanza de todo el continente americano. consiguió un lugar al sol tras impresionar a sus profesores a lo largo de un exhaustivo proceso de residencia en el sector de traumas. cada negocio. formada por el Casarão Principal. o CCU. sin embargo. literalmente. de tal manera que Nova Suburbia no se incomodaba en ser conocida como la "ciudad universitaria de Nueva Suburbia". donde quedaba el hospital propiamente dicho. Pocos. La Range Rover negra que conducía paró ante la calzada en obras del Hospital Universitario de Nueva Suburbia y permaneció allí por algunos minutos. El amplio Centro Quirúrgico Universitario. cinco de los cuales estaban dedicados exclusivamente al Centro Quirúrgico. En cada esquina. pues aun haciendo medicina en la Universidad de Nueva Suburbia. Los centros de investigación y las demás especialidades del HUNS. Sus habitantes solían decir que no había vida en Nueva Suburbia que no envolvía la suntuosa universidad. Formado en medicina por la propia universidad. o CCU. una fisioterapeuta del HUNS. UNS. era posible percibir la influencia que la UNS ejercía sobre el desarrollo local. Fue también en esa época que conoció a Vivian.1 Y sólo de imaginar que sólo unos días antes. como era costumbre llamarlo. no había garantías de vacantes para residencias. Con Vivian era perfecto. pues fuera su timidez extrema. edificios mucho más jóvenes que el Casarão. con quien se casó. Thomas Esquivel llevaba una vida normal y pacífica. como pasaba a ser popularmente conocido. que se distribuía entre cuatro grandes construcciones en el campus universitario. el trabajo siempre había venido en primer lugar. nadie más. jamás consiguió enganchar una novela duradera. la Universidad de Nueva Suburbia. fallecida hace tres años. El lugar ya no servía a su función. Sin embargo. La más antigua. donde todo había comenzado hace casi 200. pero aún así antiguos en relación al cuarto y último edificio. un récord en términos de relación cuando se trataba de Tom. pues estaba siendo reformado para albergar la Fundación Verena Valmont. De todos los atractivos de la Universidad. En todo su tiempo como universitario. Otros dos edificios eran gemelos y ligados por una breve pasarela transparente. Trabajar en el CCU era el sueño de la mayoría de los estudiantes. sin embargo.

Stone asumiera la jefatura sin causarle una vergüenza. no residía allí. pero también de cierta musculación y boxeo. aunque no fuese garantizado. Negocios. fama y talento. que había pasado toda la vida viajando por el mundo en nombre de la medicina. El problema mayor. Erica Stone. una cirujana cardiopulmonar extranjera. era conocido más por su talento que por la experiencia propiamente dicha. pero. Siguió por el estacionamiento a cielo abierto. posiblemente. ya estaba allí. Vivian Mascherano Esquivel era una mujer blanca y esbelta. se vio bajo el mando de dos médicos muy diferentes: la primera. Los rumores que corrían por el CCU apuntaban hasta para un complot contra el Dr. dijo Tom al aparcar su coche frente al CCU. pero aún así hizo un buen trabajo sustituyendo a la Dra. pero ella no formaba parte del cuadro de cirujanos del CCU. Constricción. e inmediatamente se había convertido en el queridito de los médicos en todo el CCU. aunque la mayoría ni siquiera la conocía personalmente. que habría sido transferido sólo para que la Dra. arreglando su corbata azul marino y lanzando la mochila negra en la espalda. salió del coche cargando su bolsa de trabajo y se apresuró a pasar por la calzada en reforma. para luego golpear la puerta del coche. antes o después . actividades que practicaba en las proximidades del HUNS. el Dr. el antiguo jefe se estaba trasladando a otro país y la vacante pasó a ser objeto de deseo a prácticamente todos los cirujanos mayores. sobre todo. ¿Nos vemos para el almuerzo? No sé todavía. informándole a él ya los demás cirujanos que el nuevo director del HUNS. Con la salida repentina del cirujano. de largos y caracolados cabellos dorados. Hoy termina el suspenso . crecía la pretensión de estos mismos médicos acerca del codiciado cargo. Andreas. En los cinco años en que Tom pasó en el CCU. un poco antes de su turno de trabajo. a la que le dijo. sin embargo..mañana. evitando el polvo que levantaba. orquestó cambios en todo el CCU. pues asistiría a una subasta de muebles antiguos en el Casarão. ojos azules y vívidos como dos gotas de océano. Moreno y alto. miró al marido al volante con una clara preocupación: No deje que el CCU consuma su vida. Incluso ante el pequeño cuadro de referencias. he aquí lo que estaba sobrando entre los residentes y los mayores. poco antes de depositar un sello en sus labios. Su cabeza. Todos se sentían coaccionados a aceptar la nueva jefa de cirugía. recién ingresado en la casa de los 30. empezando por la jefatura del equipo quirúrgica. Tom Esquivel no tuvo dificultades en comprender cuál entre los mayores que quedaron tendría mejores posibilidades de asumir. con cabellos castaños cortos y lisos. que asumió hace menos de un mes. De hecho. Marcone. Te llamo. La subasta benéfica fue organizada por la Fundación Verena Valmont en favor de los niños huérfanos. El cuerpo másculo y definido era el resultado de su privilegiada estatura. entonces.. sin embargo. abandonó el cargo después de sufrir un accidente cerebrovascular mientras observaba un aprendiz realizar una endoscopia. Dra. Bueno .. Dra. ¿No pretendía almorzar con su padre? Él canceló. una cirujana con sus casi 50 años. Era sin duda un hombre bien enamorado.. Gracias. gracias al trabajo arduo de los obreros para dejar todo listo cuanto antes. poco animado. que quedaba en el primero de los edificios gemelos. Se veía particularmente elegante esa mañana. va a ser una mañana infernal él respondió. estaba casada con el nuevo Director del hospital y por esa razón había sido indicada. Tom observó a su esposa mientras ella entraba en el Casarão y sólo después encendió el carro de nuevo. el segundo. Todo por cuenta del e-mail que había recibido hace casi una semana. Buena subasta. barba hecha. Raul Marcone. Seguía algunos varios metros por la avenida perimetral hasta tomar una transversal que lo llevaría al aparcamiento privado al lado del edificio del CCU. Vivian intentaría algunos lances y luego seguiría hacia el ala de fisioterapia. amor ella dijo. cuyas mechas caían perfectamente ordenadas hacia el lado derecho. Laura Andreas. Tenía nombre. Sin embargo. La jefatura del equipo ya había sido dada a una médica.

simpática. pero prefirió mantener la sonrisa diplomática en su cara delgada y rosada. Una vez dentro del hospital... ¿Viste a Brian por ahí? No. después de todo. Vaya.. las cuales devoraban su masculinidad con los ojos y pensamientos sin que ni siquiera lo supo. lo que era de opinión general entre las médicas y enfermeras del CCU. Callot estaría allí para ocupar su lugar. debe estar haciendo alguna consulta . ¡Tom! ¿Cómo estás? Curioso . Ya era costumbre encontrar la selección completa. buena pregunta".. ella no es una médica cualquiera. Tal vez el problema haya sido ese. Era un reparador de la más alta estirpe. de pelo rubio y barba larga. ojos prominentes y grisáceos. Sonrió disimuladamente al ver al joven cirujano entrar en el aposento. aunque estuviera indignado y concordara con sus colegas. Hablando en consulta . Esquivel. pero aún así la atención conseguía ser mejor que cualquier grande hospital de una metrópoli media... Lea era cirujano ortopédico y ya había trabajado con prácticamente todos los cirujanos del CCU. Jugó el . fue justamente Lea Callot la primera persona que Tom vio al entrar en el vestuario. Me voy a casa ahora. Tom respondió mentalmente. Un bip sonó en el vestuario. pero dicen que es un medio obvio porque ha cogido a Dr. Él midió las palabras. siguiendo por el pasillo y saludando a los médicos y la recepcionista rápidamente con un acento. huesos a ser reparados. Lea dijo.. su estetoscopio y el pequeño estuche de bisturis con el que siempre andaba. Y ese golf benéfico de bienvenida? ¿Fue idea de su marido que todavía paguemos para recibir una nueva jefa? ¿A qué hora será la reunión con ella? 16 horas. principalmente por las circunstancias en que ocurrieron. es un cargo para las ratas calientes . sala de reunión 3. no conseguía volverse para nada que no fueran nervios a ser reconstruidos. La simpática médica tenía cabellos castaños claros y largos. Buena de relaciones. Y Tom se apagó para esas cosas. ¿Y tu? Lea arqueó las cejas como si dijese "pues es... una pequeña reunión de médicos se había formado en la recepción y el asunto era el único que se podría imaginar para aquella mañana. Era el final de su turno y ella guardaba su jaleco en el armario personalizado. Tom pasó por la puerta automática de cristal usando su cremallera y tomó uno de los ascensores en el centro de la planta baja sin prestar mucha atención al movimiento en el sector de emergencia del hospital.de sus rondas quirúrgicas. Stone. ella batalló un poco para sentarse en esa silla. recostado en el mostrador hablando con otros tres. ¿Usted la conoce? Personalmente no. Aceleró para evitar caer en las especulaciones y chismes.. preguntó al colega mientras sacudía gentilmente una taza de café. Callot. el principal del CCU. lista para irse. la Dra. No entiendo por qué no fue claro al respecto. Él metió la mano en el bolsillo de los pantalones detrás del objeto y sonrió. Y para su sorpresa. Un tercero comentó.. descansar un poco .. traumas a reparar. Al salir del ascensor. Un otro. pues sabía que la Dra. Lea miró a su propio paginador. El propio Marcone temía constantemente cometer cualquier deslizamiento. buen trabajo. cuya única amante posible era la sala quirúrgica. Incluso siendo Nueva Suburbia una ciudad pequeña. pero vi su coche en el estacionamiento. Que sea. Tom tomó el ascensor pasando por los pisos de internamientos directamente hasta el sexto piso. sabía coordinar esfuerzos como nadie. pero esa vacante debería haber caído a la Dra. apenas tuvo tiempo de procesar un "buen día" a la simpática recepcionista en el mostrador central. Pero vuelvo a la reunión más tarde. pero el sonido provenía del de Tom. recibía muchos casos de emergencia de ciudades vecinas por tener el hospital mejor equipado de la región. El jaleco blanco y el uniforme quirúrgico sólo realzaban su belleza. Era notable que la no promoción la había sacudido. si es que usted me entiende . Su rostro afilado y sin arrugas no evidenciaba ni la sombra de sus 39 años. cerrando su armario y despidiéndose un poco cabizbajo. por lo que oí hablar de uno de los médicos. Lea Callot era la más indicada para tomar el lugar de Marcone. Tom guardó su mochila y cogió el jaleco blanco.

Tom tomó el ascensor de nuevo y siguió a la planta baja. ¡No puedo faltar al trabajo hoy. Uno bellísimo ceño. pero sólo había la paciente. cuando la víctima venía de lejos. Ella respondió con una voz ronca. Nunca sabía lo que iba a encontrar hasta llegar al lugar de la consulta. un poco embargada. Q301. Consulta Ortopédica. Una mujer aparentando sus 30 años. Llevó la mano al muslo. con una expresión de incomodidad. si hubiera una emergencia. ok? ¿Y si hay. va a dar todo bien a su paciente. El cirujano se paró delante del cuarto 301 en el pasillo vacío y abrió la puerta acomodando una vez más su corbata.. pues habría un clásico de fútbol en el estadio de la Universidad y siempre ocurrían atrocidades cuando las torcidas rivales se encontraban. analizándolo con más calma. que no se sienta bien. dándose incluso el lujo de participar de procedimientos con hora marcada. posiblemente por el dolor que tenía sentido. Tom saludo a uno u otro y revisó nuevamente el recado en el paginador. me deslizé a la entrada de una cafetería en el centro. Y ella era realmente bellísima. al menos en la emergencia. que no se sienta bien. tratando de mantener una sonrisa.. Casos graves y estables eran a menudo llevados al HUNS para desafiar varios hospitales de la región. hola. buscando pasar la confianza a . ¿Dónde estás doliendo? Tom sonrió. Ella estaba parcialmente acostada sobre la cama del cuarto de consultas y vestía falda y traje de color gris. Siempre tenía que soltar todo cuando un caso grave surgía. caí de quina. doctor . 15 minutos. En el caso de que se trate de una radiografía de la zona. pero vamos a palpar primero para ver si hubo algún problema.estetoscopio alrededor del cuello y confirmó en el celular el horario de su primer procedimiento. Era el código del hospital para agilizar las atenciones. es mi primer día! No se preocupe. a través de ambulancias o helicópteros. pero no siempre era la mejor opción debido a la distancia. como una ejecutiva. Tom corrió el listón con la mirada. Sólo por eso Tom podía contar con algún descanso en sus turnos. Aquella era una mañana de las tranquilas. aunque la poca personalización mató a Tom. Los médicos caminaban sin prisa por los pasillos que llevaban a las habitaciones de consultas ya las salas de trauma. que no se sienta bien. Srta . En el más. Vamos allá . Usaba gafas de grado y tenía una de las manos reposada sobre la barriga. morena. el prontuario y sentándose en el borde de la cama. Una neumectomía estaba marcada para las 10h y él estaría allí sólo para auxiliar. porque seguramente iré! ¿Es abogada? Tom dijo mientras llenaba más información en el prontuario. Buenos días. a juzgar por la forma como franciscano el ceño. CO. doctor? Ella preguntó con la mirada preocupada. pero siempre con un preaviso de 10. y esa era la intención de la administración: evitar que los cirujanos negasen consultas que no consideras "atractivas". ¿Aquí dice que usted llevó una caída y golpeó con la región lumbar? ¿Cuánto tiempo fue eso? Una hora atrás dijo. a veces media hora o más. quedaría en las consultas del sector de emergencia.. cuyas mechas estaban siendo arrojadas a uno de los lados en el instante en que Tom abrió la puerta. Esperaba encontrar al menos una enfermera por ahí. Marisa Evans? Sí. Q301. Cuarto 301. Tom buscó el nombre rápidamente en la ficha a ¿Evans. el piso estaba mojado! No hablo del proceso que voy a jugar encima de ellos. CO. cabellos castaños largos y ondulados. pero visiblemente molestada con el dolor. pensó Tom ligeramente mientras caminaba hasta el listón junto a la cama y miró mejor a la paciente delante de él... Que no se sienta bien..

. y no estaba seguro si ella estaba usando o no bragas. Dr. gire hacia el lado de allí y abra un poco la cremallera de la falda para que pueda ver la cadera. soltando hábilmente la cremallera de la falda con una mano. lentamente. y él encaró a la paciente. casi por instinto. corriendo por la ingle . que ya había examinado por otro ángulo. Se apretó de leve y sintió la piel lisa de la paciente bajo su mano ancha. dijo la paciente. Yo golpeé aquí la mujer llevó la mano a la región lumbar del lado derecho pero estoy sintiendo un dolor extraño en lo alto del muslo. tragando en seco. no. Era bueno en diagnosticar enfermedades. Tom Esquivel se llevó la mano a la parte del muslo derecho donde la mujer había señalado sentir dolor. de la lectura precisa de los equipos médicos. quiere decir él pigarreo estoy sintiendo el músculo femoral un poco tenso. una corriendo por el lateral de la pierna. ¿Cuán serio es. sintiendo cada detalle de los músculos del muslo hasta casi la rodilla. Tenía dificultades en interpretar señales que no fueran ofrecidas por la simple fisiología del cuerpo humano. no intenciones. Evans.. detrás de las gafas finas de grado. Necesitaba seguir examinando él respondió.. la carne caliente y lisa ni siquiera poseía relieves más allá del diseño natural de un cuerpo perfecto. ¿No podemos ir con eso? ¿No será un problema para la Srta? Difícilmente . La paciente accedió y dio la espalda al médico.. doctor? Err. subiendo un poco la falda para que pudiera palpar mejor la región. ¿Algún problema. No sentía ningún obstáculo en el recorrido que indique una bragas. ya había burlado una u otra regla en pro del mejor resultado. Puede oírla soltar un leve gruñido de dolor y aspirar los labios en la secuencia. Oh. La paciente contuvo un gemido. Ella dijo mordiendo el labio inferior. Se reposó la mano sobre la cadera donde había cierto enrojecimiento. recordando que no debería proseguir sin una enfermera en el cuarto Voy a llamar una asistente para acompañarnos. incierto si de dolor u otra cosa. Sin embargo. Lo que siguió a ese simple acto. Se sentía la . ya estoy aquí hace casi media hora . Tom hizo el camino de vuelta. Oh. Movió una vez más las manos. lo que la hizo reaccionar. Tom no fue capaz de evitar. y al levantarse un poco por encima de lo aceptable. su expresión aún de dolor. casi ámbar. Tom subió un poco más la mano derecha. doctor? Ella preguntó. Doc? La pregunta llamó la alerta de Tom Esquivel. por favor. Entiendo Tom respondió. hacia arriba y hacia abajo. él mismo no tenía problemas con esos meros detalles procedimentales. pero ninguna rojiza o hinchazón. pero vamos a ver si no hubo algún desplazamiento. las manos paradas en el mismo lugar del muslo de la paciente. haciendo un poco de presión sobre la región para asegurarse de que no había lesiones. El médico hizo una pausa. Era una buena señal. poco por encima de las nalgas. bajando hasta el máximo. volviendo a quedarse con la barriga hacia arriba. sin duda. Por favor. posicionada sobre el muslo. y usted sabe cómo aliviar la tensión. La paciente se giró con cuidado.. de un profundo marrón amarillento. Esquivel tiró un poco más la falda hacia abajo hasta ver la cintura pélvica. Dejó de hombros al convencerse de que aquello no sería un problema. el cirujano desvió la mirada por un segundo. Tom sentía la obligación de hacer lo mejor por ella. Quédese a gusto .. Tom tomó las dos manos al muslo de la Srta. Voy a necesitar levantar un poco su falda. La falda no era de las más largas. Muy por el contrario. Aparentemente fue sólo el golpe. No había percibido hasta entonces lo hermoso que era su mirada. tal vez sea por eso el dolor. Puede quedarse de frente de nuevo. Tom no sabía cómo procesar esa respuesta. Esta vez dejó la mano correr por debajo de la falda hasta la altura de la cadera. Todo lo que quería era atender a sus pacientes de la mejor forma y. visiblemente impaciente. la otra por encima. preocupada.. Ella lo miró como si se implorara para ser sanada del mal que la asolaba..

Él no tardó en tocarla.. Lo que ocurría allí. siempre con la mirada fija en la paciente y en sus reacciones. Era el momento. Él mismo no pudo contener el aliento cuando ella arqueó un poco la cadera para que él pudiera encajar la mano completamente junto a su vagina. El momento de parar. y la morena se curvó en una mezcla de placer y dolor.paciente mover la cadera hacia abajo. sabroso así. trayéndolo más cerca de sí: ¿Va a aliviar mi tensión. La paciente arqueó hacia arriba. . va! ¡! ella dijo. el hombre se convierte en un ser humano. abandonándola sola a pocos centímetros de la ingle. estaba seguro de que le gustaba. Tom presionó una vez más el muslo. No hubo resistencia de la paciente. En el momento en que el hombre se convierte en un hombre. Y él decidió examinar un poco más lo desconocido. Estaba tan húmeda que engrosaría él entero. cerrando los ojos por primera vez bajo las gafas a punto de caer de su cara. Tom pasó a arremeter con un poco más de fuerza. su mano derecha enterrada entre las piernas de ella mientras la otra abría su propio pantalón. esta vez con más fuerza. curioso para saber dónde iba a llegar. forzando camino a través de los muslos todavía constreñidos por la falda justa. ¿Que estas sintiendo? La molestia no es ahí. su termómetro. Boquiaberto. Enfócalo completamente. contrayendo. pasaba por eso algunas veces y sabía precisamente que debía parar. Sus labios entreabiertos y su respiración pesada decían a Tom para seguir adelante y hacer su trabajo. algo dentro de sí le dijo lo contrario. era completamente antiético. pero no quería detener lo que estaba haciendo. déjame mostrarlo . Doc . ¡Vaya. a la de Tom y la empujó hacia la región interna del muslo. y Tom deseó penetrarla de verdad. Se sentía una erección surgir. Tom sabía. perdiendo cualquier inhibición que podría todavía contenerlo. Tom ya estaba prácticamente por encima de la paciente. ¿Usted tiene gusto de eso. no uno. Su cabeza y su juicio ya estaban como ese dedo. atizado por la forma en que la paciente se agarraba a su corbata en busca de apoyo. la voz ronca y embargada siendo el mayor activo atractivo que Tom podría imaginar existir. y ella no desvió la mirada de placer ni por un segundo del suyo. y cuando la golpeó. La paciente dijo. al contrario. penetrándose como si su propio pene estuviera haciendo la tarea. Se retiró la mano. Cuando regresó con la mano derecha. Su mano estaba peligrosamente reposada entre sus piernas. no tiene gusto? Él dijo. donde la falda ya no le permitía ver nada más. La mujer se contorsionó sobre la mano de Tom. Subió la mano. ¿Qué estaba pensando? ¡Necesitaba parar! Sin embargo. Sus dedos serían sus ojos. prácticamente dentro de su paciente. con más fuerza. Tom retiró el dedo completamente para entonces meter una vez más.. aunque fuera una tontería. aumentando el placer de aquel acto. adentrándola con tanto ímpetu y gimió entre un apretón y otro de labios. sintiendo su lubricación natural para facilitar el recorrido. aprovechando el momento. Y su mano fina y ligera. corriendo por el brazo del médico. Y la mujer ya había mencionado la palabra "proceso" unos minutos antes. Roció su clítoris algunas veces. luego contrajo la vagina. Se llevó la mano a su corbata y la tiró con fuerza. eso. de uñas plateadas no muy largas y extremadamente bien hechas. llevando su mano contra la de él. sino dos dedos. A esa altura. Tom sabía. ni siquiera en el momento en que Tom decidió desentrañar los misterios que ella escondía y metió incluso dedo dentro de ella. Tom deslizó el dedo más grande por los ojos pequeños labios.. echando sus pelos en el proceso. percibió cuán mojada estaba. Tom miró a la mujer delante de usted y su invitación. y por un instante dejó una sonrisa deslumbrada al ver que le gustaba. exclamándose contra sus pantalones. Doc? Ella prácticamente susurró para él.. subiendo de nuevo hasta el centro del muslo.

¡Vaya. sin embargo. va! ¡! ella dijo.. En el instante en que se preparó para penetrarla. pues la mujer llevó su propio puño a la boca. aumentando el placer de aquel acto. y la morena se curvó en una mezcla de placer y dolor. dejándole nada más que una sonrisa súper sacana en los labios. siempre con la mirada fija en la paciente y en sus reacciones. cerrar la falda y arreglar los cabellos con los dedos. Tom Esquivel se preguntó por primera vez qué diablos había pasado. Arremete innumerables veces mientras masturbaba a sí mismo. buscando sintonizar con ella. El llamado por el altavoz del hospital insistió en su nombre y él intentó concentrarse. Ella lo hizo parar cuando se sentó en la cama e hizo mención para que él continuase dentro de ella. Roció su clítoris algunas veces. Tom ya estaba prácticamente por encima de la paciente. una voz el estridente llamó la atención de los dos. La paciente arqueó hacia arriba. penetrándose como si su propio pene estuviera haciendo la tarea. eso. pero no quería detener lo que estaba haciendo. Agitó los dedos que corrían dentro de ella vibrándolos con voluntad. alejando al médico. respirando profundamente y guardando . Creo que alguien más lo necesita. A esa altura. La mujer se contorsionó sobre la mano de Tom. sino dos dedos. Cuando ella salió de la habitación por el pasillo. y tan rápido se colocó entre sus piernas. no uno. En el momento en que el hombre se convierte en un hombre. Esquivel.intentando liberar la erección latente. loco por una oportunidad de asumir el lugar. Tom mal procesó la invitación. Se sentía una erección surgir. Tom retiró el dedo completamente para entonces meter una vez más. Comparecer a la Sala de Trauma 3 ASAP! Lo más rápido posible tradujo a la paciente. ¿Usted tiene gusto de eso. pero al mismo tiempo aliviando la presión sanguínea que ya debería estar toda concentrada en su pene en aquel momento. Doc . luego contrajo la vagina. ¿Qué? Él dijo casi para sí mismo. con más fuerza. sintiendo su lubricación natural para facilitar el recorrido. como si nada hubiera ocurrido. atizado por la forma en que la paciente se agarraba a su corbata en busca de apoyo. trayéndolo más cerca de sí: ¿Va a aliviar mi tensión. adentrándola con tanto ímpetu y gimió entre un apretón y otro de labios. tenso por no poder terminar lo que había comenzado. llevándola a la locura mientras sentía su propio miembro pulsar. el hombre se convierte en un ser humano. exclamándose contra sus pantalones. cerrando los ojos por primera vez bajo las gafas a punto de caer de su cara. sofocando el fuerte gemido que siguió al intenso goce.. y Tom deseó penetrarla de verdad. buscando sintonizar con ella. Doc? Ella prácticamente susurró para él. su mano derecha enterrada entre las piernas de ella mientras la otra abría su propio pantalón. gozar uenos labios. La paciente sonrió jadeando. Estaba tan húmeda que engrosaría él entero. prácticamente dentro de su paciente. no tiene gusto? Él dijo. la voz ronca y embargada siendo el mayor activo atractivo que Tom podría imaginar existir. Tom pasó a arremeter con un poco más de fuerza. mirando hacia lo alto y luego a Tom. intentando liberar la erección latente. y ella no desvió la mirada de placer ni por un segundo del suyo. perdiendo cualquier inhibición que podría todavía contenerlo. tibio en la mano del médico. llevándola a la locura mientras sentía su propio miembro pulsar. Ya era tarde. aprovechando el momento. Enfócalo completamente. Arremete innumerables veces mientras masturbaba a sí mismo. gozar junto con ella. Agitó los dedos que corrían dentro de ella vibrándolos con voluntad. Dr. Su cabeza y su juicio ya estaban como ese dedo. sabroso así. Asistió a la paciente levantándose de la cama. Es mejor que vaya. Se llevó la mano a su corbata y la tiró con fuerza. aún jadeante. y por un instante dejó una sonrisa deslumbrada al ver que le gustaba. ni siquiera en el momento en que Tom decidió desentrañar los misterios que ella escondía y metió incluso dedo dentro de ella. loco por una oportunidad de asumir el lugar. cuya mano izquierda agitaba violentamente al propio miembro hasta su cumbre.

Evans? La Dama de Hierro te está llamando allí. e inmediatamente percibió la dinámica en la sala. máscara. aturdido. El cirujano adentró la sala empujando la puerta con el lateral del cuerpo sin tocar nada. puede coser aquí? Sí. ¿Y cómo no podría estar distraído. más guantes y arregló su madriguera. Bienvenida al CCU. ¡Podría haber perdido el empleo de los sueños! ¡Incluso su licencia médica! ¿Por qué todo esto parecía irrelevante ante el recuerdo húmedo de la falsa Srta. Algo ya habitual entre los cirujanos del HUNS. Tom ya podía ver que una cirugía estaba en marcha. Dr. Todo parte del procedimiento estándar para entrar en el Centro Quirúrgico. y Tom salió rápido del vestuario bajo la amenaza de Brian. Muy bien. aunque una u otra enfermera notó alguna distracción en él al atender a los pacientes. Quiero que en mi cuarto más . pero le impresionaba no haber pensado en ello mientras manipulaba sus dedos graciosamente dentro de aquella mujer. La cirujana se alejó de la mesa de cirugía y dio la vuelta hasta donde Tom estaba. asumiendo su lugar. sea lo que estaba haciendo. Stone. Reconoció a todos los cirujanos por sus tocas. Sin duda era ella. una anciana con sus más de 80 años. Esquivel. En medio de un mundo de ropas azules. Mucho más aturdido quedó al llegar a la sala de trauma 3. Tom finalmente logró regresar al CCU y pensar bien en las cosas. me preguntaba cuando nos daría el placer de la visita. dar tiempo al tiempo para que el resultado de su trabajo pudiera surtir efecto.. Al entrar en la sala de preparación. Tom dijo. Yo estaba realizando consultas en la emergencia. succión aquí ella pidió a uno de los asistentes Malcolm. De allí. Un puñado de médicos se aglomeraba alrededor del paciente entubado y ya abierto a la altura del pecho.. Tenía las dos manos dentro del pecho del paciente y. ¿Qué es? Preguntó a la enfermera. Se volvió hacia la salida. mientras ella amarra su delantal en la espalda. ¿Dama de Hierro? Es como están llamando a la nueva jefa Brian explicó. Deliciosamente sacana. Casi dos horas después. Te llamé líder del equipo ortopédico. señora dijo el médico asistente. ante su verdadera paciente. excepto una. Tom no dio oído y siguió con prisa para el Centro Quirúrgico 8. estaba siendo atendida después de caer en el baño de su casa y aparentemente fracturar la cadera. Dra. El médico buscó respirar mientras se colocaba entre los otros médicos. anteojos y máscara. ¿Cuánta emoción . y la enfermera no sacó si había o no burla en el comentario. Razonamiento de mixoma intraventricular. La anciana terminó pasando por una cirugía y sólo el tiempo podría decir cómo se saldría. pido disculpas por no saludarla antes. la nueva jefa en persona . lo hacía hábilmente. que exigía saber lo que el amigo escondía. Estoy rediseñando los equipos y sus rondas. Sólo entonces se dio cuenta de que había sido víctima de un trote sacano. y por eso los médicos ya esperaban por ella. saludando a los colegas que pasaban por él un tanto sin gracia.al miembro de vuelta dentro de los pantalones. de toca roja. Del momento vivido en la Sala de Trauma 3. pues desvió la mirada del proceso sin parar lo que hacía y dirigió a Tom. Fue suficiente para acabar con la gracia. en el momento en que se paró delante de él y lo miró de arriba abajo. después de lo que ocurrió en el cuarto 301? Debería haber transgredido todas las reglas importantes del CCU. de la manera que le fuera posible. Él se dio cuenta de que era alta y esbelta. se siguieron varias situaciones de consulta que ocuparon la cabeza del cirujano. Los paramédicos que aún estaban allí confirmaron a Tom que habían mandado el llamado hace unos 20 minutos. te encargaras de informarme sobre el desempeño de los equipos bajo tu banda. que le colocó un segundo traje quirúrgico. lavó las manos con cuidado y se dejó vestir por una de las enfermeras. atando una toca azul a la cabeza y respirando profundamente a lo largo del camino. donde la verdadera Marisa Evans.

pero . Los cabellos. y por un segundo su corazón debe haber parado allí. dio la cara con Marta. relajando el cuerpo en el sillón de cuero. En las paredes.tarde. La tensión se fue .. diría que se trata de un museo de alto requinte. la secretaria. lo que traía un interesante contraste con el resto del lugar. Tom supo proporcionarle.. junto con los guantes y el gorro rojo. Usaba el uniforme quirúrgico. con amplias ventanas de cristal que tomaban dos de las cuatro paredes. Al llegar al hall de vidrios templados. Había. aunque sólo había usado los dedos. ¿Ella está ahí? Está aguardando al señor. masturbado su nueva jefa en el cuarto de las consultas. y se esperaba que Stone mantuviera su oficina en el mismo lugar. sin duda. ¿Quién sedujo a quién? Parecía obvio a Tom. para entonces dejar la sala de una vez por todas. parado de nuevo. Si Tom no supiera dónde estaba. Había algo asustadizamente familiar en ella. que se había hecho de idiota. casi cínica. Salió de la sala y arrancó las vestiduras sucias de sangre.. un poco intrigado por la voz. que hasta entonces había disfrazado con perfección.. Erica parecía gustar las cosas más rústicas. Ella dijo. Marta. provocaban a Tom. Sí.. Tom se sorprendió con la naturalidad de la médic a ¿Es como lo llama? ¿Qué fue eso? Me gusta conocer a mi equipo a fondo Erica se sentó. como se armara deliberadamente para sostenerlo de esa manera. . el cual Tom ya había tenido la oportunidad de verificar. Dra. sino por puro deleite. La oficina era amplia y espaciosa. Tom dejó el CC y fue directo para allá. Erica Stone no sólo sabía quién era. Las palabras increíbles de Erica. esperando una explicación que ingenuamente creía que iba a tener. 2 Fueron necesarios unos diez. dejaban parte de su nuca a la vista. A juzgar por el tamaño y grosor de tu bisturí. Dejó el Centro Quirúrgico. Eso sí. ahora. vuelto. ¿La razón? Tom no supo precisar los motivos que llevarían a una mujer como ella a exponerse de esa manera. Esquivel. Los cabellos castaños cayeron inmediatamente sobre los hombros y Tom sintió un escalofrío correr su estómago cuando se volvió y lo miró con su mirada marrón amarillenta y una sonrisa irónica. quince minutos para que Tom Esquivel se recuperara parcialmente del choque. Pero no te preocupes .. antes de abrir la puerta. de hecho. ligeramente holgado en su cuerpo definido. cuadros abstractos y varias máscaras de porcelana representando personalidades aparentemente divinas.. No era sorpresa para Tom... Dra. ¿Para eso necesita que ellos meta el dedo en usted? No hay nada más importante en un cirujano que la precisión de su tacto. con ambas manos en la cintura. avergonzado y furioso. dos horas antes. Vio un moreno alto y serio a su puerta. y la mirada . recién presos en forma de una cola de caballo. pronunciadas con un acento europeo. Muebles de madera visiblemente antiguos tomaban toda la oficina junto con una tapicería exótica.. Erica Stone. Si Marcone hacía el tipo posmoderno en su decoración. ansioso por respuestas. Stone Tom dijo. para hablar mejor sobre eso. buen día! Buenos días. La cirujana jefe no se quedó para mayores aclaraciones. Erica Stone no estaba acomodada en el impresionante sillón de cuero destinado a ser su trono. siguiendo en la dirección de su silla supongo que debo agradecer a usted por eso. pero de pie. era en realidad su nueva jefa. de espaldas a Tom y frente a la increíble vista costera que sus ventanas privilegiadas exhibían. Helado al ver que la mujer que había bulinado en la consulta. ¡El Dr. Eso . ¿Cómo va la cadera? Erica Stone tose una sonrisa y se volvió hacia Tom al oírlo en su habitación. probablemente tienes también un gran corte . La antigua sala de Marcone se encontraba al final del pasillo del décimo piso. Sonrió a la joven de bellos rasgos latinos y respiró profundamente. Él se heló.

Erica retiró la pequeña tarjeta y lo guardó en el bolsillo sin esbozar mayores reacciones. Marta? El Maître está aquí. Dr. No va a suceder nuevamente. Erica separó entre los documentos en su escritorio un papel que contenía una hoja de horarios y lo deslizó hacia Tom. De la misma forma que no necesito imaginar cómo sería contigo.. Yo sólo . intrigante. y cuando la miraba. 2 del equipo quirúrgico. entró sosteniendo una maleta de plata. espíritu de equipo y dirección. El problema era la excitación. se siente pidiendo de manera profesional. que insistía en completar el paquete. Ella era la n. prácticamente diciéndole con la mirada que él ya podía ir. ¿Y qué es el acto sexual para ti? ¿Penetrar y eyacular.... Tom obedeció. Tom estaba indignado. El placer fue mío. sexo. dando una última mirada a la pared donde estaban dispuestas las varias máscaras. dijo con extrema claridad. Envíalo. además de la mirada siempre profunda.nada comparado a la mirada. Lea Callot. Él intentó colocar.. ¿Usted es siempre así? ¿Así como? Olvídate de ella. La médica volvió su atención del teléfono a Tom. sí.. Tocé.. El recuerdo interior de la Dra. Ahora me siento a gusto para indicarle como líder del equipo de cirugía ortopédica. Estaba lejos de sentirse cómodo. en el instante en que la puerta se abrió y un hombre tan alto como él. sin tener que imaginarse cómo sería. Parecía devorar al cirujano al mismo tiempo que se divertía con su indignación. pero fue interrumpido por la jefa. Quiero que pase a su equipo después de la reunión. Soy consciente de ello. estoy diciendo la verdad . Tom prefirió no quedarse por debajo. Habla como si hubiéramos tenido sexo.. Incerto de lo que dominaba más. Por favor. Imagino que sepa que esta. conceptualmente hablando. el deseo o la rabia. hablando de esa manera. Nuestro pequeño momento sirvió para que usted pueda trabajar conmigo.. una tarjeta curioso que traía la imagen de una máscara y las letras CdV. Yo iba a decir "lento". No es fácil encontrar un cirujano con estos atributos. este será el nuevo horario de las rondas. Estoy preparando algo especial para la Dra. pero obviamente sus dedos no lo son.. El cirujano tomó la planilla de las rondas y se levantó. Esquivel . vestido en un elegante traje negro y anteojos oscuros. medio que era la función de la Dra. Él buscó las palabras para continuar su explicación aunque haya gozado en mi mano. Stone era muy reciente. Ella entonces tiró la ficha de él entre otras que estaban sobre la mesa. Usted ha demostrado buen discernimiento en los casos. Callot . aunque no haya la intención de reproducción .. Como dije. Por ahora. El teléfono tocó enseguida y Erica inmediatamente apretó el botón del altavoz: Sí. todo lo que le venía a la mente era su cuerpo arqueando de placer. Todavía las miraba cuando tuvo su salida interrumpida por la voz de Erica: ¿Ya paró para pensar en las cosas que decimos y que no siempre es lo que queremos decir? Al menos tienes la certeza de que cuando digo que fue un placer conocerlo. Dra.. La definición clínica de la relación sexual con certeza incluye la conexión de los órganos reproductivos. Marcone. Oh. además de los diversos documentos referentes al funcionamiento del CCU.. avergonzado al extremo por lo que había sucedido entre ellos. Lo que sucedió allá abajo . . Él miró a la médica y al papel. al mismo tiempo dulce y cruel. obligado. Su toque es todo lo que necesito conocer hasta el momento . Dra. Erica se rió. saliendo de la habitación tranquilamente. no hicimos. después del Dr. modelo estándar de un macho alfa? Ella lo hacía sentir como un animal.. sentándose en una de las sillas suaves delante de su mesa. Al notar lo que Tom observaba. Stone dijo. notando sobre la mesa. enfocado.

siendo inmediatamente guiados por un asistente hasta una mesa reservada. Verena Valmont era una mujer de muy buen gusto el Vivian comentó.. aún observando a la pareja a sentarse en una mesa distante.. La esposa parece bien centrada también . Me pareció bastante centrado. tomando toda el agua de su copa en largos goles. ¿cómo fue? Fue . Ella va a presentar esta tarde el nuevo plan de reestructuración del CCU. mientras aguardaban el plato principal. Vivian sonrió con la noticia y reposó la mano sobre la del marido ¡Qué noticia maravillosa. a algo en la entrada del restaurante. rondas interminables . lo que sólo le hizo sentirse más miserable. cabellos y barba gris. por no hablar también de la médica. Él respondió. He sentido su falta por la noche . aparentando poco más de 40 años.. Tom se volvió la cabeza de forma discreta y notó una pareja adentrando el restaurante. querido. famosa. pero . una corona elegante. había usado para penetrar lo que había de más íntimo en Erica Stone. ajenos a las miradas sobre ellos casada con el director. Necesita ver el baúl que hice. Se preguntaba cómo podría mirar a la esposa después de lo que había hecho con la Dra. una mirada verdosada y tierna complementando sus palabras. horas antes. porque esa merecía un buen vino para celebrar! ¿Ya imaginó que era exactamente lo que necesitaba? Como líder de equipo. loca.. sin duda bien enamorado. ¿cómo es? Todavía estoy tratando de encontrar las palabras para describirla . El curador de la Fundación Verena Valmont me dijo que mañana mismo será entregado. Pidieron un filete a la salsa de madera y ensalada. Que bien. ella se llevó la mano a la vista de ella sobre la mesa. Me colocó para encabezar el equipo ortopédico también.. Tom notó la complicidad de su esposa. pero Tom estaba lejos. tratando de conectarse con él. Allí estaba ella. si pudiera haber llevado varias cosas.. ¿Es ésa a su jefe? Vivian preguntó. las circunstancias del acto fueron completamente contra la ética matrimonial. Y la nueva jefa. bastante serio... ¡Nuestra! Vivian comentó con su marido.. Stone. parece muy bueno por lo poco que he visto. Conocí a su marido hoy. bonita . sorprendida con cuán hermosa Erica parecía ser. pero ésta estaba mirando la cabeza de su marido. el nuevo director Vivian dijo que estaba allí en la subasta y visitó el sector de fisioterapia al final de la mañana. al menos de pronto. La subasta fue increíble... Pero me habla de su mañana.. podrá cumplir más horas administrativas y pasar menos tiempo dentro del CCU! No me veo trabajando tanto como dice que estoy Tom se defendió. Los dos siguieron a un restaurante que se encontraba cerca del mar. necesité seis tiros para llevarlo.. Aquella allí consigue . sosteniendo la mano que. todas esas antigüedades. Garantizó nuevas inversiones hasta el final del año.. todo de madera chapada con una ranura de plata. le preguntó a su madre.. Prácticamente no dio una palabra en todo el camino hasta el restaurante. a pocos minutos del campus. La propia Tom respondió. después de todo. No se hace más cosas como aquella hoy en día. En el momento en el que se le preguntó a la madre de su madre. buscando medias verdades. Es hermoso. Vivian parecía hambriento... ni sé todavía dónde vamos a ponerlo . querida! Pena que estamos en horario de trabajo. y sólo agua gasificada para acompañar todo. Tom sonrió sin gracia a Vivian. pero Vivian fue enfática: Plantones nocturnos. Sé que combinamos de dar prioridad a las nuevas vidas profesionales. El hombre. porque otra señora también estaba interesada. Contar la verdad no se pasó ni siquiera un instante ni siquiera por su cabeza. La verdad es que no hay que olvidar que no hay nada que hacer. .. sostenía la mano de la mujer que Tom ya conocía bien.Tom habría olvidado completamente el almuerzo con Vivian si no fuera por la invitación de Brian Lazo para una merienda rápida en la cantina a las 13h.

Tom soltó la mano del cuello de Erica y le dio una palmadita de la cara derecha de la cara. era imposible negar. quiero saber de lo que eres capaz . Él la conoció hoy por la mañana. Tom pensó sin querer. con labios carnosos. y tal como predijo. ¿no es éste el nombre de ella? ¿Cómo sabe el nombre de mi esposa? Mi marido habló de ella. perdido en medio de la locura que vivía desde temprano: ¿En qué mierda te has metido. mirando la mirada irritada de Tom Esquivel detrás de ella. Él empujó su tronco contra el fregadero y se agachó. ¿Porque no? Dra. Dame permiso un minuto. Dígame. Es así como usted tiene gusto. Pasó por la esposa y siguió hacia el tocador masculino. ¿Tiene hambre. usando la mano libre para subirle la falda. Se giró la cerradura de la puerta y caminó hasta el lavabo. presionándola aún más. ahora estaba trollando a la esposa ya sí mismo. .cualquier cosa con esa sonrisa. ¿Qué te ha quedado loca? Tom dijo nervioso... Erica cogió las uñas en la nuca de Tom y se volteó violentamente por detrás de la médica. aunque delicadamente. Usaba el mismo traje y salía de la mañana y Tom dudó que hubiera una bragas esta vez. Jugó un poco más de agua en la cara y miró su reflejo nuevamente. Se miró en el espejo. desafiándolo aún más. Su esposa es muy bonita. haciéndola chupar su dedo.. al lado de Tom. de modo que su dedo índice alcanzó su boca.. sin mirar hacia atrás. sentándose sobre la bancada de mármol del fregadero y cruzando las piernas. Hasta su marido. apretándole suavemente el rostro. ese es usted actuando como un hombre? ¿O como un animal? Usted es completamente loco a él le dijo. haciendo su rostro enrojecimiento con la marca de sus dedos. Lo que veo ella rebotó. Erica Stone ejerce una fuerza poderosa sobre él. a través del espejo. Pagar para ver en un juego donde siempre era all in. presionándola contra el fregadero. Stone dijo. Esquivel? Se dijo a sí mismo. ¿qué ves? Tom miró el reflejo de los dos en el espejo. Ella estaba allí. exactamente como nos conocemos. al ver Erica dentro del tocador masculino. y luego otro. Él siempre quería ver más. Vivian. ¿Qué? Eso dejó a Tom pasmo. Doc? ¿Hay algo que pueda hacer para saciar su plaga? . Entró en el baño y fue directo al lavabo. donde lavó la cara con ganas. Yo veo a una mujer que le gusta correr peligros innecesarios . no había bragas. Forzó la entrada. buscando cualquier excusa para salir de allí. Ella gimió y sonrió de forma sádica. Y entonces. tal como la anterior. acercándose a él y mirándose a sí mismo. mejillas rosadas y una mirada viva. mirando a Tom por el espejo mientras arrojaba los cabellos con los dedos. Tom no respondió. y se ve frustrado.. pero ella reprobó: Bate fuerte. y Tom le dio una segunda tapa. oír más allá. Usted jamás haría lo que hizo. Erica empinó el trasero en dirección a Tom. jovial. entre sus labios. La médica no se sacudió. no es? Ella lo provocó Entonces golpea que es así como me gusta . Ella sonrió de nuevo y miró de forma sexy hacia atrás. mientras pasaba las uñas suavemente por la nuca de To m es una mirada más oculta detrás de un rostro de una cara que no se puede ver . Ella sonrió desafiada.. pero no estaba solo en el baño. ¿Que quieres de mi? ¿Qué quiere con eso? ¿Por qué crees que quiero algo de ti? Erica bajó del lavabo y se volvió hacia el espejo nuevamente. dando un golpe más fuerte en la cara de ella. Él obedeció. frotándose en él para disparar más. Se sintió avergonzado de nuevo. y él echó su cuerpo presionándola con fuerza contra el fregadero. pero no lo hizo. Tom levantó totalmente la falda de Erica. Bueno.. ¿Qué hace una persona incapaz de desear lo que está delante de ella? Tom consideró salir corriendo del tocador. llevando una mano al cuello de ella y apretándole en reprensión. Siguió encarando a Erica por el espejo y subió la mano que estaba en su cuello un poco más. ¿Qué clase de pareja era ése? Se negó a sí mismo Vivian jamás lo haría.. me olvidé de lavarse las manos él dijo. Erica tenía un rostro realmente hermoso...

no sé Tom respondió. pero volvió su atención hacia atrás. Dejaron el lugar justo después del postre y siguieron en dirección a BMW blanca estacionada cerca de la entrada del restaurante. Tom . Aunque el que la observase fuera un profesional. delante de su esposa.. ¿Dónde estaba con la cabeza? Yo .. sintió su miembro presionado para huir de la prisión de sus pantalones. Él no era sólo un observador siempre al acecho... El hombre grande.. donde Manoel terminó por asumir un atajo. Enfó la lengua dentro de ella lo más profundo posible y luego se alzó. Es.. haciéndola quedar de nalgas expuestas para él. pero Tom la empujó de vuelta contra la pila con violencia. La aproximación de Dante hizo Erica esbozar una sonrisa. totalmente dominada. tratando de contener la ambigüedad en su mente. justo delante de él. ya había percibido la presencia de Tom Esquivel y su esposa sentados a unos metros de distancia. tal como por la mañana. yendo al encuentro de ella. de rasgos rústicos y cabellos rubios alineados hacia atrás en una cola de caballo mediano. Todo tenía su momento y no era en aquel que pretendía ser presentada a Vivian Mascherano Esquivel.. El almuerzo. Erica dejó el coche frente al moderno edificio. al otro lado de la calle frente al CCU.poniendo su cara entre sus piernas. ¡Había alucinado completamente! ¿Está sintiendo bien? La pregunta de Vivian vino así que el camarero dejó los dos solos a la mesa. ¿De qué estábamos hablando? Yo estaba contando sobre las inversiones que el Dr.. Se miró a sí mismo disimuladamente mientras retiraba la servilleta de tela de dentro del plato y lo colocaba sobre su regazo. Se vestía de forma relajada. es muy bueno Vivian llevó una garfada de carne a la boca Y yo ealmente creo que usted debe llegar junto con su nueva jefa. Stone hará en el ala de la fisioterapia . tratar de recaudar unos fondos para ustedes también. querido . como era el caso de Dante. Tom respondió seriamente. Se sintió observada y aquella era una sensación que nunca dejaba pasar desapercibida. sí Tom buscó reconectarse con lo que ni siquiera se ha recordado a esto . espero que sí . ¡Viva la comodidad que sólo las pequeñas y organizadas ciudades podían ofrecer! Seguían bordeando la playa hasta regresar a la avenida de acceso al campus. observaba a la médica de un lugar reservado en medio del parque verde. dos de los cuales sin el conocimiento o .. conversando. y esta vez no lo haría esperar tanto. Al notar la mirada fija de Stone sobre él. y un camarero impaciente sostenía la bandeja con su almuerzo. Se despidió con un beso en su canguro. Sí. pero prefirió no saludarlos. Yo creo que sí.. ¡Querido! La voz exclamada súbitamente trajo a Tom de nuevo a la realidad. abriendo los pantalones con enorme urgencia. Sentado en un banco de madera delante de la plaza. Más oportunas. 3 Cuando Erica Stone dejó el restaurante al lado de su marido.. ¡Estaba fuertemente excitado! Miró alrededor. listo para penetrarla detrás. Corrió la lengua entre las partes íntimas de la médica. un deportivo fino y anteojos oscuros que disfrazaban la fuerza de sus ojos verdes claros. pero su seguridad privada hace casi cinco años. Segura su erección ansiosa entre los dedos. leía un pequeño folleto referente a la subasta de muebles que ocurrió horas antes en el Casarão del HUNS. Erica hizo mención en quedar recta nuevamente. Esto es muy bueno. Vivian. Por esa misma razón. apresuró a Manoel para que salieran antes de la otra pareja. Espero que si. para dejar su esposa en el CCU. El cirujano miró alrededor y no estaba en el baño. Tom . Lo siento.. haciéndola gemir. después del corto viaje de pocas palabras. Una vez más. Los había notado en el instante en que entró en el lugar.. más aturdido que nunca. esposa de Tom. lo miraba un tanto asustado. Habría oportunidades más adecuadas.. sino sentado en su lugar en la mesa. Erica y el marido estaban sentados en sus lugares a lo lejos. Oh. acabó levantándose y atravesando la calle tranquilamente.

Lo que conocía sus secretos. no sé La reunión de la tarde duró una eternidad. especialmente para Tom Esquivel. No esperaba verlo tan temprano Erica comentó cuando Dante llegó a pocos metros de ella. en realidad.consentimiento de la médica. él no era el único en conocer tales secretos. enfermeros. Nadie más entró en la casa. Erica se mostró sorprendida con las palabras de Dante. parecía representar algún tipo de divinidad. ¿No necesitará de mí esta noche? Erica balanceó la cabeza negativamente y sonrió con el canto de los labios preocuparse. pero luego se recordaba de las razones por las cuales él anunció su existencia para ella salvando de cosas que ahora yacía muertas en el pasado. Se sentó en lo alto de la sala de reunión. pero negó con vehemencia con la cabeza. Estoy practicando mi juego favorito esta noche. Hay algunas paredes huecas. Él sacó las gafas. Hazlo. Se presentaba por primera vez. Si alguien encontró . La máscara dibujada en relieve era idéntica a la que ella tenía en una de las paredes. Yo contaba al administrador y me dijo que algunos empleados de la Fundación Verena Valmont estuvieron allí para buscar los muebles de la subasta. aunque la simpatía de la cirujana jefe comenzara a manifestarse. En la parte inferior. Revive todo el lugar. la existencia más real en su mundo de apariencias. Un perfeccionismo mezclado a un fuerte sentido de autoridad se evidenció inmediatamente para todos. pero no lo que busca. Bueno. En algunos momentos. mostrando el folleto informativo que traía en las manos he estado allí ahora. hablando rápidamente de su experiencia en el exterior y concentrándose en la manera como quisiera organizar la CCU de allí hacia adelante. ¿Cómo no está allí? La carta es clara. Tom dudó que ella hubiera hecho la prueba del sofá con todos. Dra. escondites en la casa Dante dijo. Ciertamente no era la respuesta que ella esperaba oír. pero la mente de Tom estaba lejos. Insistió que tiene que estar en la casa. Hay muchas cosas en el sótano. llámame si descubrí algo. ¿Cuál era el .. Es una gran característica. quizás esté en el cuarto de ella. Le intrigaba la tarjeta que giró sobre la mesa de Erica antes. llegaba a ser tierna en algunos momentos. Está en el sótano de la casa. era el único sin motivos para usar tales secretos contra ella. No está allí. busqué donde me pidió. Erica consideró la posibilidad. tras la presentación cordial de cómo el CCU podría ser aún mejor de lo que ya era. alegre en sus palabras. más algunos médicos jefes de otros departamentos del HUNS. ¿O sería la prueba de la cama hospitalaria? Erica siguió explicando los detalles de su nueva distribución de tareas. ella se preguntaba que no necesitaba más de los servicios del nórdico de casi dos metros de altura. No está allí. Voy a comprobar de nuevo. asistentes y todos los que estaban involucrados de alguna forma con el Centro Quirúrgico. Aquella era una cara de la médica que Tom aún no había conocido. Cierto Dante se preparó para irse. lo que incluía médicos. Dante era su puerto seguro al final del día. era un auditorio en forma de anfiteatro con capacidad para casi 200 personas. Fíjese su guardaespaldas con la misma gentileza que él dirigía a ella. he conferido todos los artículos subastados.. Erica Stone hacía su presentación para todo el equipo del CCU. Erica se corrigió mentalmente. y los ojos verdes y gruesos la miraron de forma gentil. al contrario. Yo estaba en la vieja propiedad. Miró alrededor y notó que sus compañeros no guardaban más el tono de desconfianza hacia la nueva jefa de cirugía. pues eran de él también. entonces deduje que uno de los empleados puede haber encontrado el paquete y llevado a la subasta dijo. Era jovial. Entre tantos médicos. la cual. parecían dispuestos a colaborar. por favor Erica respondió. Sin embargo.

El rostro de Erica encarándolo por el espejo era tan real como el sonido de su voz a resonar por el auditorio durante la reunión. Pero Tom nunca creyó en hechizos. Probablemente la más joven médica a alcanzar la jefatura de un equipo quirúrgico con esas proporciones. especialmente después de su leve divagación erótica en el almuerzo. La primera mención se . Si creyera en hechizos y brujerías. Una cirujana cardiopulmonar de 33 años. La más reciente traía ella al lado del marido y de algunos figurines de la ciudad de Nova Suburbia. CdV. Todo en que colocaba sus fichas era en el poder de la ciencia. Había algunas pocas imágenes. Si hubiera hecho su deber de casa y buscado esta información antes. la erección que se dibujó en el sueño despierto y que lo acompañó en la mesa durante la comida no fue vista por nadie más. varios premios. Erica Stone" y un mundo de información surgió al respecto. en la anatomía a ser desvelada para que llegase a donde quiera que tuviera que llegar. y luego regresó a Francia. afortunado y excitado idiota? Tom conectó el tablet que traía sobre el cuello y accionó a Google para una rápida búsqueda. sólo podría ser aquella la razón. sólo por la experiencia en lugares con pocos recursos. además de hacerle sentirse un completo. formada en una conceptuada universidad europea y con varias especialidades en cardiología. o sería extremadamente embarazoso. Aquella mujer era un misterio a ser desvelado. En África y Asia se realizaron procedimientos. todo lo que él necesitaba hacer era llegar a la anatomía de sus intenciones. O al menos cedería consciente de lo que estaba haciendo. la mayoría de congresos o fotos de archivo de la consagrada universidad europea donde se había formado. Ningún hijo. No podía dejar de recordar los detalles. Decidió buscar por la sigla que había visto en la tarjeta de visita. Stone en las últimas horas. donde conoció a su marido. Aquella mujer lo embrujo. "La Dra. Afortunadamente. entre ellos. pero asumió una extraña obsesión por la Dra. sin embargo. todo se explicaría. Manoel Stone.significado de esa máscara y de la tarjeta? ¿Y qué tipo de persona recibe un "Maître" en la oficina? ¿Qué quería ese hombre? Tom tenía absoluta noción de que nada de lo que le afectaba. el Dr. ¿Qué realmente quería con él. Tom no habría caído tan fácil en el marco de la cirujana. el propio alcalde.