You are on page 1of 51

Agustín González Enciso

valores burgueses
y valores aristocráticos
en el capitalismo moderno:
Una reflexión histórica

78

Agustín González Enciso

VALORES BURGUESES
Y VALORES ARISTOCRÁTICOS
EN EL CAPITALISMO MODERNO:
UNA REFLEXIÓN HISTÓRICA

Junio 2000
© Instituto Empresa y Humanismo
Universidad de Navarra
ISSN: 1139 - 8698
Depósito Legal: NA 638/87
Edita: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra, S. A.
Diseño y producción: ENLACE Comunicación Multimedia

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

Índice

Introducción: sobre el fin de la modernidad ........................................ 5
1. En torno a la valoración del capitalismo .......................................... 8
2. Espíritu. Burgués. Aristocrático: aproximación a los términos .... 11
3. El burgués de “viejo estilo” .............................................................. 18
4. El “sujeto económico contemporáneo” .......................................... 26
5. El contexto histórico del cambio ético ........................................... 30
6. Valores aristocráticos y funcionalidad de la sociedad estamental:
lo que se ha perdido en el cambio ................................................. 36
NOTAS .................................................................................................... 41
BIBLIOGRAFÍA ....................................................................................... 42

VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS
EN EL CAPITALISMO MODERNO

Agustín González Enciso 3

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

Nota Biográfica
Agustín González Enciso es Catedrático en Historia Moderna y, desde
1987, Profesor Ordinario de Historia Económica en la Universidad de Nava-
rra. Ha sido profesor en las universidades de Valladolid, Autónoma de Ma-
drid y Murcia, investigador asociado en las universidades de Yale y Harvard,
así como Profesor Invitado en las universidades de Florida y Católica de
Buenos Aires.
Especialista en historia económica de la Edad Moderna, ha publicado nu-
merosos trabajos de investigación en revistas especializadas sobre historia in-
dustrial, protoindustrialización, comercio y finanzas estatales de España y
Europa en los siglos XVII y XVIII. Actualmente dirige un equipo de investi-
gación en historia financiera de la Época Moderna (GRHIFI).
Entre sus publicaciones cabe señalar: España y USA en el siglo XVIII: Cre-
cimiento industrial comparado y relaciones comerciales, Universidad de Vallado-
lid, Valladolid, 1979; Estado e industria en el siglo XVIII: La fábrica de Guada-
lajara, Fundación Universitaria Española, Madrid, 1980 (reeditado por la
Universidad de Alcalá de Henares en 1996); Los Borbones del siglo XVIII, con
L.M. Enciso y otros, Gredos, Madrid, 1991; Historia económica de la España
Moderna (dir. y coautor), Actas, Madrid, 1992; Historia de las vías de comuni-
cación terrestres en Navarra (dir. con V. Vázquez de Prada y coautor), AUDE-
NASA, Pamplona, 1993; La Caja de Ahorros Municipal de Pamplona. 125 años
de historia (dir.), CAMP, Pamplona, 1998; Las carreteras en Navarra hace 100
años, Cámara Navarra de Comercio e Industria, Pamplona, 1999.

VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS
EN EL CAPITALISMO MODERNO

4 Agustín González Enciso

No es el nada más. de algo posterior. Finalmente el lejano paradigmas y referentes distin. Es lo meganuevo. unos se apuntan al pensa. de un tiempo con del futuro. Estamos cultura anteriormente prevalente tan avanzados que ya ni nos acor- ha perdido vigencia. en este en las décadas posteriores a esa caso indica también una manera fecha. cualquier referencia anterior y blaba. Va cercano. sólo interesa lo “nuevo”. se ve con más claridad que la haberse quedado corto. con un tér- volución pendiente). como la última nave de la tiene que ver con el asunto que batalla. como de una re. por ejemplo. ción insuficiente. No obstante. que trata de olvidarse de turaleza de la modernidad (se ha. He de decir que para mí miento devole del no pasa nada y la postmodernidad siempre ha VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 5 . Por poner un damos de si existió una moderni- ejemplo que a muchos nos resulta dad. En esta rápida carrera hoy ya Que esto último no se haya to- no se habla de postmodernidad. sobre todo desde las nue- la que se palpa el nacimiento de vas tecnologías. entre comillas porque este ción del 68. mado como una boutade indica término con el que se nos llenaba hasta qué punto muchos recelan la boca hace cinco o seis años. de la Ilustra. Mientras el 68 se pierde en el necesito referirme a ella. porque olvido. que mañana no se sión ya no está de moda. Si de alguna manera se unas preocupaciones diferentes. fundarse en otras. hoy son perfectamente des. tratamos. de que pueda ser cierto. es decir. es el final de la Historia. algunos. desde otros. ni siquiera podemos hablar una época. como ahora se dice. tal discu. pero sí el de nidad.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Introducción: sobre el fin de la modernidad A la altura del año 2000. los ideales de la genera. azuzan la llegada una nueva era. discutía entonces la vigencia y na. jóvenes. Si no existe la moder- final de la Historia. canal por donde “nuevo” no significa solamente lo transcurrieron tantas inquietudes que dice el Diccionario. de hacer las cosas que es esen- conocidos por la mayoría de los cialmente distinta a la anterior. mino reciente. Para usará. 2000 está aquí y parece incluso tos.

una organización social. estaban ya claros en el pri- postmoderna: los valores anterio. comunicaciones se han revolucio- nado. y a la vez ta. a la vez las soluciones. So. 1979. Ahora bien. se hablaba de que la socie- manifiesta en las limitaciones dad se dirigía hacia una sociedad para conseguir lo que la moderni. de hecho. ha integradoras. entre 1939 y 1942 dos libros titula- mente. jerarquía. siglo XX. En muchos campos el dos The End of Economic Man y The éxito es evidente. el caso. ¿Por qué? ¿Porque un autor como P. El fracaso. demasiado pensamiento único. no así en otros. además de los sugestivos tí- más bien. que ha aplicado medici- berse evaporado. mer tercio del siglo XX1. entonces se percibió “lo que ciendo tales cambios. una co- cias y no siempre fue fácil dar con munidad y una sociedad. la falta de vigencia se tulos. Como diría el autor en porque la modernidad fue produ. menos que más tarde fueron lla- res económicos y empresariales mados “revolución del manage- también se ha cerrado la crisis ment”. bría que revisar los conceptos de mos ricos. todas tienden al costado casi un siglo. pero somos infelices. Future of the Industrial Man en los menos materiales. Los fenó- En lo que se refiere a los valo. Pues VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 6 Agustín González Enciso . CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO significado precisamente eso. es se modificaron algunas referen. que los problemas la corporación empresarial. cualquier organización. la felicidad. Darse cuenta de la realidad. res no sirven. la Ése ha sido uno de los proble- crisis definitiva de los valores de mas permanentes de casi todo el la modernidad. o para fueron cambiando radicalmente. de organizaciones en la que ha- dad propugnaba. función. ahora es casi un lugar común: que les conflictos. vos. Baste un ejemplo. al dominio de tiempo en una época en la que las los convencionalismos. Drucker. publicó hayan fracasado? No exacta. o se acaba en todos los campos. que un órgano económico”2. quizás ciones. aceptar las ideas de quienes vie- porque las culturas tienden a ser ron lo que estaba pasando. o que. nas antiguas a problemas nue- cuando la modernidad se acaba. ciudadanía y La capacidad de reacción a esta gobierno en las propias organiza- realidad ha sido pequeña. que parecen ha.

el antibur- sultó difícil. gués por antonomasia. El resultado es que sustentaban éste deberían que nos encontramos con la para. ya se sabe. el mar- tegradora. men aristocrático de la sociedad todavía. dad que produjo la cultura de la ment” sigue en muchísimos casos modernidad. y cierto modo. no para re. Pero ¿Qué ha pasado para que. en muchos deseaban la revolución. que el cambio re. pero una de ellas revolucionarios no suelen recono- es que al potenciar los valores cer que en la sociedad las perso- propios de la modernidad. ¿Cuál es éste? Lo VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 7 .CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO bien. última instancia han producido distintas formas de libertad y mu. Pronto se pusieron de mani- cha riqueza material. res. que en nas no cambian tan deprisa. al haber sido destruido todo la modernidad. el lución no quiere decir que el pro- mal proviene del sentido de duali. drían haberse mantenido en una nueva organización social. migo fuerte y nuevo. tas de colectivismo radical estata- sino que para hacerlo. Si la nueva libertad pendiente y Drucker sigue siendo burguesa se oponía a la anterior una lectura obligada. esa “revolución del manage. No obstante. pero no no le eran exclusivos y que po- aplicadas a la nueva realidad. Si toda cultura es in. Lo burgués -como síntesis de pero. pero tuvo que integrar los nuevos para. desaparecer por completo. la modernidad no sólo xismo. rechazar de plano los anteriores. blema no exista. estamental encerraba valores que ya conocidas en su teoría. el error en la so- Desde ese punto de vista. sino para aristocrático. que denunció errores. todos los valores aprender lo nuevo. falta de libertad de un régimen cordar lo antiguo. o no lo son. se fueron fiesto los excesos del nuevo inte- dejando atrás también otros valo. a cuestiones del pasado. se haya operado con los cambios rápidos.se afirmó de tal rasgo anterior. o tanta lentitud? Evidentemente son totales. porque el régi- rápidos cambios. grismo burgués decimonónico. hemos de mirar. una eventual opo- modo. Ese doja de que en un momento de fue un gran error. cometió otros muchos: sus rece- digmas de libertad y felicidad. Pero los muchas cosas. y de tal manera rechazó lo sición sólo pudo venir de un ene- “no burgués”. tuvo que lista fracasaron necesariamente.

VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 8 Agustín González Enciso . parece claro que el espí- identificarse con los aconteci. Son los dado igual -a largo plazo. el llamado capitalismo ferencia residen. los valores de la nobleza terminados valores anteriores. sino sola- y ansiedades. de clases. En torno a la valoración del capitalismo El capitalismo moderno suele obstante. como grupo social privilegiado. ritu del capitalismo y sus valores mientos ocurridos después de la se fortalecieron en torno a dos Revolución Industrial. con un factor espiritual. en moderno cuenta. el individualismo se adoptó recuperación de algunos valores como medio de aumentar la pro- perdidos por la modernidad en su ductividad. gueses. precisamente. 1. nos de un exacerbado individua. tal resultado se habría lucha por desarrollarse. uno de los puntos de di. Si en la sociedad mente a una parte de él. Una idea que subyace es que absorbida por el sistema3. Preci. es una re- cer: lo meganuevo tiende a llevar a flexión sobre algunos aspectos todos al stress permanente por que se produjeron al hilo del de- mantenerse en la carrera de la sarrollo histórico que llevó al competitividad. pues. es la propia sociedad la que parece desapare. que se habrían olvidado a favor de lismo que sigue existiendo y que los valores exclusivamente bur- tiende igualmente a ahogar al in. Por del todo. creo que que aquí llamo valores aristocráti. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO burgués ha llegado a convencer. También en esta triunfo del individualismo radi- situación la persona acaba siendo cal. desde el punto de vista econó- samente una vía de solución es la mico. otra parte. en la sociedad cularista. de haberse mantenido de- cos. mejor-. No ponentes. entre sus com- el contenido de este trabajo. Lo que sigue. Es éste un épocas que se suceden alrededor planteamiento que no comparto de la Revolución Industrial. precisa- estamental el individuo parecía mente la que resulta menos parti- estar en la sombra. si. burguesa. No me refiero a todo el dividuo entre sus propios deseos ideario de este grupo.

que viene a ser lo social.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO al que solemos referirnos con el los siglos XVII y XVIII. viar las limitaciones de algunos hay una realidad implícita. han sido favorables para el desa- ber seguido predominando los va. han ejer- compartido. pero evidente ya en bien posible. res burgueses -como muchos pro- pugnan-. res burgueses serían factores fun. pero también han produ- la economía no habría dado el cido un vacío que proviene de sus salto espectacular que se produjo limitaciones. se produce un mal VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 9 . tales virtudes o valo. gueses son limitados y por eso un como lo demuestra el hecho del capitalismo basado sólo en valo- lento crecimiento anterior. Revolución Industrial. debe es. Sí. res emergentes empiezan a ser término que podemos sustituir preponderantes en el paradigma por el de valor. Pues bien. Es más. por- porque el proceso que desenca. Esos tar convertido en vida. cido su influencia. tan nuevos. unos valo- nombre de virtudes burguesas. cuando se limita el de precisar. rrollo económico en muchos as- lores aristocráticos o nobiliares. ducir las ventajas potenciales. En cualquier caso. suponemos que dena el “factory system” fue bas. cho de otro modo. Cabe pensar. o ha habido algo más. nómica y de poder político. gracias a que esos valores se pusieron en prác. produce efectos positi- La explicación tiene un alto vos limitados. el capitalismo ha traído muchas tante más complejo y largo de lo ventajas. si esos valores eran damentales del desarrollo econó. la economía creció. al menos en el de los gru- mismo siempre que quede claro pos con capacidad de acción eco- que ese valor. y es el planteamientos que vienen a re- hecho de que a partir de un deter. de ha. los valores bur- desde 1800 aproximadamente. efectos positivos limitados. La reflexión que surge nos lleva tica -aunque no como causa a ver que los valores burgueses única-. que en principio. Insisto en repetir grado de simplificación histórica. y si esa influencia ha mico que se produjo a partir de la sido sólo favorable al crecimiento. valores han sido llamados valores según un paradigma ampliamente burgueses y en efecto. el que sea. minado momento histórico difícil ahora bien. pectos. di. sin embargo. Pero no se pueden ob- que se supone.

mente puro. Según su respuesta habría ponsabilidad. De haberse apli. afortunadamente. humana integral. el mercado. la ponga al servicio de la libertad cado con exclusividad el para. la propiedad bre los posibles efectos negativos privada plena.. la “responsa- Podemos concluir al respecto bilidad para con los medios de que en el desarrollo de los valores producción” y la “libre creatividad burgueses. no está encuadrada que suponen que con el tiempo se en un sólido contexto jurídico que irán suavizando. Si por valo- por la influencia de otros valores y res burgueses entendemos la de- realidades también presentes. se han olvidado mu. en el ámbito tos perversos del capitalismo y económico. los frutos de mía”. puesta es absolutamente nega- sos habrían sido catastróficos.cuyo centro es digma de los valores burgueses de ético y religioso. humana en el sector de la econo- chas cosas. adjetivada desde una acabado suavizándose. entonces la res- la modernidad. el cual la libertad. ha sido perspectiva histórica. y si esos efectos han minológica. cuyo ejercicio no un capitalismo aceptable si estu. el mercado libre. la haya producido directamente). los efectos perver. la vida nunca La cita precedente centra el se encuentra en estado química- problema a tratar de modo claro. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO (suponiendo que el mal no se como la empresa. 42 de Centesimus An. propiedad privada. una libertad individual sin res- nismo. El problema que se plantea so. garantice la libertad de los de- viera compuesto de factores tales más. ni espiritualmente con una simple transposición ter- unilateral. en parte. benévolamente. En cambio “si por capita- ese olvido son los que algunos lismo se entiende un sistema en llaman.. los efec. privilegios de la sociedad esta- nus a la hora de responder a la mental. tiva”. entonces esos valores pregunta sobre si el capitalismo burgueses son positivos. una por valor burgués entendemos vez que ha fracasado el comu. fensa o dedicación a la empresa. la responsabilidad del capitalismo tiene relación con social y la libertad económica la distinción que Juan Pablo II más allá de los obstáculos de los hace en el n. y trate de estar por encima VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 10 Agustín González Enciso . Pero si es un sistema recomendable.

precisar y detallar5. nómica: manifestaciones de la in. no es nuevo venimos manejando. char. aunque eran también lución Industrial. antes y después de la Revo. tópicamente. juicios de valor algo meramente mecánico. ese alma formaría un espí. sobre su naturaleza e influencia. en torno a ces esos valores no producirán el 1800. en tanto mos. Igualmente Weber tal hasta el más insignificante. sin aceptar un fun. 2. Aristocrático: aproximación a los términos Afirma Sombart que “en todo gulan la conducta del hombre trabajo. pero no habían sido conclusión adelantada diremos aceptados como valor social. que antes ha- el sistema capitalista. pero sí sobre el hecho de que no teligencia. Espíritu. A modo de bían existido. Vea- que el espíritu burgués. y que consiste en los valores bien. una diferencia que podemos fe- damento ético y religioso. algunos de sido la evolución del espíritu bur. que se preocupa también de mica. afirma que hay un “espíritu del ca- descubrimos el alma humana”. interesa observar cuál ha dieron unos valores. para conocer compartidos por la burguesía. son las relaciones económicas nes y tendencias. Si pitalismo”. sino y principios que determinan y re. cambian. en qué con- orientado a la vida empresarial. rasgos del carácter. diferente según los ca- aplicamos esto a la vida econó. Burgués. No obstante hay bien común. los cuales estaban encarnados en gués. que Desde un planteamiento histó. En ese cambio se per- rico. sos. en primer lugar. económico”4. capitalismo no exige el acuerdo cas que intervienen en la vida eco.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO de unas leyes que la ordenen al en el siglo XIX. que conforman ese espíritu. desde el más trascenden. enton. sisten todos estos conceptos que ha existido siempre. fi. La afirmación ritu “que comprende el conjunto de la existencia de un espíritu del de facultades y actividades psíqui. y se cómo ese espíritu ha influido en adoptaron otros. que implican decisiones persona- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 11 . la nobleza.

que se personalizan. si bien que ello sea el resumen de nues- en su comprensión del asunto. tam- las cosas no explica nada. en la medida en llo del capitalismo” (p. a te- sas. “descu- Por otra parte. el espíritu económico no es ingenuidad del materialismo algo abstracto. el desarrollo ex- crecimiento es la gente. el hecho de que se hagan por él. puesto que se en- histórico6. der. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO les. Lo impor. ritu que en ella predomine. que a su vez se fundamentan la economía adquiera un sentido en ideas que adquieren fuerza verdadero. tensivo de un determinado espí- cimientos y su esperanza de resol. es sen. como consecuencia. es decir. difiere de Som. bién una época puede estar ani- cillamente descriptivo. Schumpeter y Kirzner. Es número de individuos animados decir. ritu económico se manifiesta en el ver los problemas planteados8. pp. mada de un espíritu económico tante es qué se hace. vida económica en general. 16-17). 50). como talismo existía antes del “desarro. tras observaciones. de innovar. estas disquisicio- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 12 Agustín González Enciso . una abstracción. En contra de lo que pueda pa- mienzos del siglo XX. Como vere- pero que son necesarias para que mos enseguida. sus cono. sobre el Recientemente. biente a una época o lugar. creativa. Ya Weber alegaba a co. espíritu pueden dar o no am- Como ha insistido siempre J. el recurso fundamental del señala Sombart. han tenido que recaer sobre reali- dades concretas. esos valores o brimiento. lores. sorpresa”7. sino que el espíritu del capi. unas preguntas que en la vida nor de los individuos que lo prac- económica no siempre se hacen. pero es evi- como veremos. invención. frente a la recer. Como mon. en dad económica. dente que tales observaciones bart. demos hablar del espíritu de la mica. recogiendo también ideas de realizan o han realizado su activi- Hayek. Po- superestructuras de la vida econó. Estamos ha- que en el corazón del capitalismo blando de un espíritu. por qué se desde el punto de vista del espí- hace y para qué se hacen las co. de unos va- está el hábito creativo de empren. Si. modo como una y otra persona tido. tiquen (cfr. Novak ha insis. es decir. que las ideas no son carna en personas concretas.

en una activa economía capi- momento. digamos que el tipo que intercambia productos exce- burgués se forma en la Edad Me- dentarios en mercados lejanos. de un tipo social La importancia de la ciudad que se ha desarrollado en el como centro de la vida económica tiempo. en buena medida. un significado particular en la me- dida en que era un mundo autó. Se trata. en primer terminados mecanismos financie- lugar. como el habitante de la ciu- ros que son necesarios. Mien. bancos -que giran y cambian la En la Edad Media la ciudad tenía moneda-. talista. nomía. de un término con el tiempo se hicieron más ca- histórico. esas ac- tras el campo estaba dominado tividades afectaban a todos los por las relaciones señoriales y de países y ciudades. como los dad. la Baja Edad Media. que el burgués se identificara.y de de- legiados. Toda Europa occidental estaba nomo y que se diferenciaba clara. con intereses co- *** merciales e industriales. pero sí las que en nuestro caso. Normalmente el comercio Aquellos capitalistas eran una mi- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 13 . de ahí del capitalismo. al menos desde el siglo mente de los poderes reales del XIII. señaladas10. más próxima. Por capita- que cada época establece. Para si- lismo me refiero aquí a una eco- tuarnos en la historia occidental nomía que usa capitales -dinero-. singularmente los no. con las características biliarios. es decir. la ciudad tenía su auto. de arraigo rural. menos a todas las personas. caracterizada por la organiza- para lo cual. Por su- El elemento fundamental que puesto que estos no eran sus úni- toca ahora explicar es lo que en. racterísticas y diferenciadoras. del burgo. lógico. Ciertamente. ni aquéllas sus tendemos por burgués. y dia. únicas funciones.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO nes son importantes para analizar y las principales industrias se cen- el desarrollo histórico del espíritu tralizaban en las ciudades. y que aparece. o las letras de cambio9. se sirve de especia- ción jurídica en estamentos privi- listas -los comerciantes. de ahí su nombre. no simplemente socio. envuelta. cos habitantes. pero ni mucho vasallaje. Por lo tanto es imprescin- irá creciendo a medida que el ca- dible atender a las diferencias de pitalismo se fue desarrollando en organización social y valorativas.

tenía una ciantes burgueses. porque en una economía de la administración estatal pro- donde el dinero cada vez se valo. estructura jurídica de leyes parti- los reyes ordenaron el comercio culares y desiguales que organiza- para poder cobrar impuestos ban las funciones sociales. a quie- poco. Es de- sas y pagar a terceros si no se te. personas que habían prosperado pero era difícil comprar otras co. gracias a su propio trabajo. No obstante. en el nes además. Además. rado históricamente como Época nían los comerciantes. el desarrollo tante. Con un comerciantes. satisfacer. la economía mercan. con- conjunto de la renta. a cos o jurídicos. cir. ciales. por su necesidad y por riado. pues se trataba de pedazo de tierra se podía comer. rey. con frecuencia. los burgueses tenían por las necesidades que podían ya una presencia importante. cedieron honores políticos y so- era cualitativamente muy impor. como individuos de las profesio- nes liberales. mentalidad se asociaba a la de los nía la economía agraria. El dinero líquido lo te. para financiar sus empresas polí- ticas y bélicas. su importancia fue cua. los reyes se convir. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO noría. por eso. dujo el crecimiento del funciona- raba más. catalo- -pues era una de las pocas fuentes gaban a los individuos dentro de fiscales a las que podían acudir-. y Moderna-. cuyo interés estaba con el su escasez. y con lo cual mejoraron las condi- les facultaban para acceder a de- ciones de seguridad jurídica de la terminados privilegios económi- actividad económica. como hombres de negocio en ge- litativamente mucho mayor que neral. Los estamentos privilegiados tieron en buenos clientes de los eran el clero y la aristocracia. no con los nobles. o para no acceder la hora de necesitar préstamos a ellos. Su actividad significaba comerciantes-financieros. llegado el siglo XVI -conside- nía dinero. cuantitativamente. Por otra parte. cu- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 14 Agustín González Enciso . no obstante. Por una parte. es decir. y cuya til ofrecía una liquidez que no te. como burócratas y también su número. un estamento con su función. también en proceso Los nacientes estados naciona- de desarrollo. la so- les de los siglos XIV y XV contribu- ciedad seguía siendo estamental y yeron al desarrollo de los comer- privilegiada.

senta una contradicción. sociedad. Igualmente tenían hueco importante en la sociedad. el de- contante y sonante. tos técnicos y una lealtad al mo- nos rurales. era fácil de conseguir en aquélla ferencia fundamental la encontra. artesanos y servido. nos. Los comerciantes también formaban Como capitalista. Por en el mercado libre. sobre todo. Su estatuto les dinero y de burócratas. A la hora de la verdad. la tado pero parece obvio que su si. por campesi. defiende la iniciativa individual. burgués para ascender social- pero tampoco trabaja con las ma. un burgués que quiere de- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 15 . de ennoblecerse11. en el siglo honra y la posibilidad de acceder XVIII. El bur. o en todo caso. que no siem. el burgués parte. esta razón los burgueses tendie. que daba los cargos a los El tercer estamento era el estado dignatarios del clero o de la no- llano. jurídicamente. bajo las circunstancias creadas o sea. La di. el pueblo en general. defienden sus conocimien- mado. frente a los recursos agrarios. En cierto modo eso repre- decir. era conseguir el ennobleci- a un estamento privilegiado. es miento. pero como les privilegios que condicionan a priori pasaba a los reyes. res domésticos de la ciudad. bleza. el mercado. del tercer es. gueses fueron haciéndose un tica y social. de todo tipo de tra- ron a diferenciarse de los otros bas a su actividad. Frente a la cuna nobiliaria. lo cual le daba un punto de en buena medida. frente al privilegio pre podían obtener de sus tierras. recho del rey. ron en el trabajo manual. que le llevó a Braudel a acuñar el tér- Durante la Época Moderna y mino “traición de la burguesía”10.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO yas funciones asumidas eran rezar por un estado cada vez más pode- por la comunidad y defenderla y roso y a la vez más necesitado de administrarla. narca sin sombra de dudas. mente en los siglos XVI y XVII y. defienden la libertad dos también necesitaban dinero económica. for. valía personal. los privilegia. político. Pero esto no miembros del estado llano. los bur- daba toda la preeminencia polí. pues contro. el dinero ganado tuación social era diferente. en definitiva. defien- laban una parte importante de los den la valía personal. una notable riqueza. la ausencia. el camino más viable que tenía un gués no es un privilegiado. cierto.

cabe señalar que cuando el ción de cargos en la administra- burgués buscaba el ennobleci. y la nueva no- bar fondos. ba- muchos que los estados moder. ennoblecimiento se presentaba En cualquiera de los supues- como forma única de prestigio so- tos. el vinculaciones tradicionales. Aquí la búsqueda del di- ceso se deriva. o bien mediante la consecu- ción”. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO jar de serlo. de los siglos XIV o XV -segura- recta de un título nobiliar. o ejecu- sonal y una afirmación individual taba un trabajo administrativo en y familiar. que podían remontar su origen fa- Cuando el ennoblecimiento se miliar a concesiones nobiliarias producía a través de la compra di. el sencillamente nuevos nobles que VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 16 Agustín González Enciso . sin de la administración pública. vía exención samiento de las élites. va perdiendo sus nero puede señalar al burgués. nes-. miento actuaba de forma bur. en cambio. gués aportaba el dinero que la jo- bre todo en torno a si existía ya ven noble arruinada necesitaba una conciencia de clase burguesa para dorar sus prestigiosos blaso- que justificara hablar de “trai. en la medida en que tal el que primaba la valía personal. Mu- XVIII. el ennoblecimiento del bur- cial. Durante los siglos XVI al quien se adapta a lo que hay. otros la abandona- vencia de dos tipos de nobleza. vicio del monarca. viejos nobles tas. de los mente muy pocos más atrás-. solía ocurrir que el nuevo noble guesa. seguía con su comercio. Con independencia ennoblecimiento se producía a del debate que este concepto ha través del matrimonio -el hijo bur- producido en la historiografía. pues la fiscal y obtención de rentas seño- nueva nobleza que de este pro- riales. señala a valores. so. por el contrario. que llevaban anejo un título. la ron en pro de una vida de rentis- nobleza de espada. especialmente. de toga. pues buscaba un lucro per. o más. y con buscarlo fuera de las actividades ellas la creencia en sus antiguos mercantiles. sadas en hechos de armas al ser- nos pusieron en venta para reca. a la vez que tenía una renta- gués produce un cierto aburgue- bilidad económica. cabe recelar un mayor bleza. se produjo chos comerciantes siguieron con en las cortes europeas la convi- su actividad. Cuando. ción. es decir. al servicio deseo de vivir noblemente.

en la administración reza derivaba de los godos. viene de considerar.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO lo habían conseguido por compra de los estados reclamaba y que. muy cercanos al mo. se. ni se en. que tiene la sangre. un Casi sin quererlo hemos en- tanto ingenuo -o intencionado-. como es ob- gún la tradición más remota. era vio. Como decía un adagio castellano. en cualquier más quisieron imitar a los anti- caso. por su parte. y los nuevos que cestros directos. Pero mientras eso ocurría. eran un intervenido. la relación con los hechos identifica con quien obtiene un tí- de armas era su justificación fun- tulo. no de una pureza tuido por el burgués -aunque a de origen desconocido (en la largo plazo sería relevado por el Edad Moderna hubo una fuerte militar profesional. pero no aristocracia. Si en la guerra no fue susti. aun falsa. tes-. los escudos y pretensión. el trado en la consideración de la rey puede hacer nobles. seguían manteniendo sus tópicos. eran ennoblecidos.y usar armas. “armas”. sos las armas habían desapare- cido: ni eran su función. una cuestión de más o me- narca. La característica nobiliar *** se obtenía por nacimiento. pero no tiene la sangre -si damental. un nuevo tipo tendencia a pretender que tal pu- de burgués-. que alguna vez algún rey ha- llamado a asumir los cargos más brá tenido que conceder ese ho- importantes de la administración nor: la hidalguía sería por lo pública. mientras que el hijodalgo ya mino caballero. cosa sí fue reemplazado por aquellos un tanto fantástica). lucían orgullosos sus otras guos —vida campestre. y por lo tanto. nalidad estaría. de antigüe- blasones. Es decir. es decir. El oficio del noble era bien la tendrán sus descendien- la defensa. La intencio- que tenían los conocimientos téc. sin que el rey haya además de un derecho. La ingenuidad pro- privilegio. En los últimos ca. su vez. viejos nobles. rentas. el noble se decir. a o matrimonio. También el noble. nos antigüedad. Como acabamos de hijodalgos. los contraban guerreros entre sus an. dad—. en el nicos que la nueva complejidad deseo de los nobles más antiguos VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 17 . tanto. tenía que tener caballo -origen del tér.

de estar aspectos de notable interés en disponible para las encomiendas tanto en cuanto se suponía que la de los monarcas y de poder mante- nobleza estaba al servicio de la so. 3. y dedicarla a tareas más interesan- por otro. de la nobleza pudiera identificarse rales. Privilegios y mitos irritaban a parte. el espíritu burgués se en. vida noble quedaba exenta de los cía. El burgués de “viejo estilo” El paradigma liberal que se personas que aceptaban buena desarrolló en el siglo XIX tendió parte del ideario nobiliar. para poder -económicos. Podemos decir. judiciales. el afán de lucro o las embargo. La estamental. según una idea que tiene rai- particulares mitos. Por otra ción. en el espíritu ca- espíritu aristocrático. gambre muy antigua. lista como racionalidad. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 18 Agustín González Enciso . Sin embargo. para que pudiera cumplir la nían una función en la sociedad función social encomendada. sin empresa. sino en su fun. unos privilegios esfuerzos económicos. Como a separar el espíritu burgués del señala Sombart. como la posibilidad de entrenarse la creencia en la función encierra en el oficio de las armas. la creencia no sólo en sus tes. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO de diferenciarse de los nuevos y finalidad. riría hablar del espíritu capita- guroso. que si bien distintos a virtudes burguesas. etc. pervivencia de la nobleza como Sea como fuere. necesaria para la cohesión clara. Weber prefe- la hora de un análisis teórico ri. los nobles te. al ser más tempo.y sus privilegios tenían una del estamento. en la medida en que el ideal los burgueses y. éste se presentaba modelos posteriores. como si pitalista se encierran algunos as- ambos fuesen completamente pectos tales como el espíritu de opuestos. cual era asegurar la su- defender su rango. fueron menos trasladables a con el ocio.-. ner unas relaciones sociales que ciedad según su función -aunque permitieran la comunicación entre tal función no siempre estuviera iguales. por un lado. y deja- carnó durante mucho tiempo en ría al margen el espíritu de lucro. grupo. y esa función produ.

ambos tamental. es decir. por ejemplo-. negocio. Aquí espíritu del capitalismo. sino en sentes en autores del siglo XIV. o sencillamente. y como tal es ambos autores. capitalista y que a la vez. que ya estarían pre- nos interesa en cuanto tal. a la vez nistración económica. para Weber. negación del 45-46). tiempo para evitar el ocio en tanto tudes burguesas. micos. Por lo demás. nos parece los burgueses. lo demás. nos estamos si- ritu de lucro manifestado no en tuando en la sociedad estamen- la ganancia sin más. sin que el autor lo se- como se encuentra en Franklin. como veremos una virtud de la que se apropiarán luego. 8). admiten nado directamente con el muchos valores de la sociedad es- capitalismo13. ya zando por el cuidado del alma. en bart replica que se trata del espí. se habla de personas afán por el dinero ganado en el que se supone que tienen espíritu mercado. con ello la organización del pitalismo está transido por las vir. nec-ocio. y lo hemos dicho. el que simple contemplación. empe- muchas cosas. el espíritu del ca. Por -o sea. a la vez que de- muestra que los dos grandes pen. Frente a la contemplación. tal y aparece. la visión que a nosotros nos ofrece suge- económica de la administración rencias para nuestra reflexión. interesante señalar ahora que. el orden ló- sadores estaban de acuerdo en gico de las actividades. ñale. Además. Para Sombart. el un punto importante que separa a negocio es la acción. La la medida en que nos hace ver el primera incluiría aspectos tales interés que por el asunto existía a como la racionalidad de la admi- comienzos del siglo XX.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO que entiende más general. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 19 . La referencia a la ética es ocio. las virtudes vez tal tipo de burgués. y por lo tanto relacio. autores polemizan sobre cuándo y dónde aparecería por primera Según Sombart. tal polémica matiza tener en cuenta los datos econó- muchos aspectos. Som. el ahorro. la diferencia a que nos re- tiene “el carácter de una máxima mite la etimología de la palabra de conducta de matiz ético” (pp. ambos casos. burguesas serían la “santa econo- micidad” y la “moral de los nego- La referencia a la polémica no cios” (cap. sino en el tal.

ante la vida económica. revolución agraria”. das por Sombart para concluir sión a la ociosidad y conoci. entre las cuales incluye tor. 126). sino a la agricultura. punto de vista práctico llamamos bre ideas económicas indica que espíritu del capitalismo. en el campo. tecnología agrícola)”. la Parece evidente que. conformando una nueva actitud A pesar de lo dicho. sino el negocio. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Parece a primera vista curioso tonces por todas partes una litera- cómo Sombart hace también tura que intentaba enseñar los mención a autores de los siglos nuevos métodos de agricultura XVI al XVII que aun no dedicados cuya introducción se suele llamar al comercio.[que] produjo en. Por méritos de guerra. ciones. en los siglos XIV-XV. que coincide con lo que desde el quien al hablar de cuestiones so. los hábitos mentales más caracte- ríamos profesional. enumerando y comentando algu- fienden ideas similares: el agricul. el autor se remonta diante una buena administra- a escritos ingleses del siglo XIII y ción” (p. siva del espíritu capitalista. sino me- no considera. de. contraria. se está campo. tas de haber leído a Schumpeter. Está claro que esa dice que desde el siglo XV hay “un buena administración no es exclu- nuevo espíritu comercial en agri. aver. y además encaja bien VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 20 Agustín González Enciso . puede basarse en otras considera- formaciones de la estructura so. y que cultura -relacionado con las trans. Como “con reparos dejo fuera de consi. es cho a la formación de algunos de decir. una actitud que hoy llama. ni tampoco a sólo mencionar lo que dice que base de la alquimia. concluye Sombart al respecto. Sigue el autor como el español Herrera14. nas obras. no debe. clara ya rían resultarnos curiosas esas ci. “la deración la literatura sobre agri. desde dis- ocupación de hacer producir a ese tintos puntos de vista. si no antes. riqueza [según esos autores] no cultura (administración de las se obtiene por servicios de corte o granjas. pero evidentemente no es cial del campo. debía tener un la de Herrera y otras también cita- modo deliberado de actuar. que “esa literatura contribuyó mu- miento preciso de su actividad. según Herrera. no de simple rísticos de la economía mo- distracción o disfrute: no el ocio derna”15.

no lo estamos en la expli. regulado. o la del régimen Baja Edad Media exigía esa con- señorial. En modo alguno se pretende se- can moral en los negocios y para ñalar que el comercio no estuviera los negocios. Con esto quiero decir Por otra parte.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO con el moderno espíritu capita. Aun. político vigente. pedido los negocios. simple decreto. gremial.. constitutivas del régimen socio- miento de cara al mundo exterior. por supuesta ya que ambos esta. sólo aparece como necesa- beneficio del cliente. la “moral de los que las normas que en un mo- negocios” se orientaría a los as. no es menos cierto que gocios implica la formalidad co. de precisar. pudo nacer el concepto de forma- raba” formalidad -lo que indica la lidad” en el sentido de confianza posibilidad de que lo esperado no en el cumplimiento de lo prome- llegue a ser-. En este sentido volvemos que estamos de acuerdo en la dis. mento dado podían afectar a la pectos éticos que.no la normativa gremial. ria en lo relativo a las transaccio- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 21 . o del artesano (p. Cuándo se produjo esto es difícil ban sujetos a normas estableci. cio. sino que se la daba tido. La moral en los ne. por otra caba asegurar tal característica en parte. Explica Sombart que no merosas alteraciones. Del campesino o del arte.no se “espe. fianza como virtud mercantil o cluida en su trabajo porque la burguesa: su ausencia habría im- normativa que lo regulaba impli. vida comercial no resultaban nen que ver con el comporta. pues en estos ejemplos hay más difícil en la vida agrícola o una relación más personal. según la se habla de formalidad en el caso voluntad de los monarcas y por del campesino. No es así en el caso del comer- lista.. cuando señala: “Hasta que la eco- cación. sobre todo. sino accesorias. Esa formalidad iba in. tie. pero es evidente que das en la sociedad estamental: la toda la actividad mercantil de la de los gremios. un conjunto de normas que impli. que no tenía una regulación estamental. esa regulación estaba sujeta a nu- mercial. a estar de acuerdo con Sombart tinción. lo que era mucho 133). nomía no se tradujo en una serie sano -que estaba encuadrado en de acuerdos comerciales. en la efectividad del servicio.

Podríamos típica nobiliar. mismo. la con- es la reputación que en general. o la más se decidieran a hacer un ne- que buscaban los políticos (más gocio. guo significado genera confianza el desarrollo de la actividad co- en el cliente. al menos. puede ser un prestamos dinero a alguien-. burgués dar buena imagen con sonal es lo que enmarca la otra idea de generar confianza hacia el acepción de Sombart respecto a la propio negocio. y se llegó a un puro conven- rior traslación semántica al hecho cionalismo. por más que que la buena imagen no es exclu- pueda haber relación entre ellas. relacionada. máxima puede resultar hipócrita. La La historiografía moderna so. no que generara. pues aquí la con. de generar guesa para ser sencillamente vir- confianza en él. sí es tación a ámbitos de conducta per. fianza necesaria para que los de- se pueda tener como persona. Serían virtudes convenien. cios en otras. en este caso para los nego. por lo tanto está comerciante debería dar buena fuera de la característica de la vida imagen de sí mismo. sino que todos pre- La traslación de crédito y repu. en este caso. el “hombre honesto” - dinerario: si damos un crédito -si de cualquier época-. Sigue tes para que el negocio marche. es hipócrita que bajo capa de virtud porque creemos que lo va a poder en algunas actitudes. bre los comerciantes de los siglos En efecto. Sin embargo. sino parecerlo. unir la imagen al espe- cios. unido a un concepto de honradez pecto a su actividad mercantil. rado beneficio mercantil. El crédito según su anti. De ahí la poste. tenden darla. contenido más profundo que sus- tancia del crédito entendido como tentaba este comportamiento la cualidad de un comerciante de -algo que superaba la virtud bur- poder ser creído. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO nes mercantiles. En cualquier caso. o sea. con la También aquí podemos decir capacidad de poder). cuando se perdió el XV al XVIII ha resaltado la impor. siva burguesa. esconde vi- devolver. El siendo hoy una importante cues- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 22 Agustín González Enciso . tud-. aplicar aquí la conocida máxima fianza iría encaminada a otras de que no solamente hace falta cuestiones. Pero mercial durante siglos ha estado queda claro que es un crédito res. o en el socio. o lo que es lo moral. ser bueno.

Es claro puto permanente de los elemen- que entonces se conocía y que es.en VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 23 . tos del negocio. las mis- mas cantidades para los mismos Otra virtud típicamente bur- clientes. que la contabilidad estaba ya muy perfeccionada en el siglo XIII. aunque la larga sí se notan los avances. que exige un cóm- usaba la partida doble. siglos que tardaron los comer- nicas de cultivo a otras. la vida artesana tos. no sim- perar a lo excepcional. El uso de tales frutos Contemporánea el capitalismo se está determinado y no varía. Tam. produce. Si queremos sus frutos en su estación y basta explicarnos por qué en la Epoca para vivir. De modo ple aritmética. buscó un sistema político a su poco hay grandes diferencias. Nada de esto es aplicable a la época en la que seguramente se vida mercantil. sino contabilidad. pero hay que es- tos económicos. El comerciante se siente crece y se escapa de los poderes libre sin esos condicionantes que establecidos sobre lo entonces regulan los mercados de otros dominante. habitual no es necesario contar También es conocido el hecho de mucho. Todos los autores han seña- por las catástrofes demográficas: lado la relación entre el desarrollo los azotes periódicos de la peste de la vida mercantil y el dominio modifican la situación productora del número aplicado a los concep- y consumidora. la tierra. sin un claro marco contar con precisión. La normalidad taba muy difundida entre los co- existe. es decir. si por tal entende- denación legal que obligue a los mos el universo burgués que demás. En ambos casos se notan guesa es la mentalidad calcula- con fuerza los efectos producidos dora. más o menos. entre otras cosas guiente. si bien a ciantes -tomados en general. También aquí la mentali- porque nada viene dado ni por la dad calculadora es síntoma de un naturaleza sin más. a medida no deberíamos olvidar los corto plazo. ámbitos. Del mismo modo. han podido variar sus fundamen. en el uso de unas téc. ni por una or- mundo nuevo. pero hay que apreciarla merciantes italianos en el siglo si- continuamente. pero a la vez se ve abo- La vida agrícola no necesita cado al riesgo.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO tión ésta de la imagen. La tierra da legal que le proteja.

asunto de la máxima valores que en aquellos años im- importancia. lo desee. que tenía aseguradas sus mente uniforme. tos venían determinados por el por lo tanto. y que se diferen- de factores menos contabiliza- cia de lo que tópicamente llamará bles. no Todo esto tiene mucho que ver son elementos marginales. el “burgués de viejo estilo” ocupo (esto no preocupaba a un (pp.. que tema. como el favor real. nimiento. por lo tanto. observamos que se perjuicio o beneficio que pudieran VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 24 Agustín González Enciso . incluso su mante. La no plenamente capitalista y sus seguridad favorece un cierto des- características se encarnan en no dén sobre cuánto tengo. la inseguri- económico moderno (es decir.. un tipo relativa- noble. la mejora no de- fundamentalmente durante los si- pende de tener más o menos. sino con la historia de los derechos de que conviven con las ideas y los propiedad. además. que se desarrolla rentas). Es lo que Som- seguramente tendré lo que nece- bart ha llamado. El co- merciante se ve obligado a contar En el capitalismo temprano. la creación de empresas su censo social. es que todos sus actos. dad exige un conocimiento per- para nosotros. por ejem- empresario moderno. viejo burgués era también empre- mar más. *** todos sus pensamientos y proyec- Desde diversos puntos de vista. contemporáneo). pues sólo la riqueza le sario capitalista: el dinero era su va a permitir no ya un posible as. o sujeto plo. Pero lo que le da su peculiar as- pecto. y que también se relaciona el capitalismo vive en una época con la mentalidad calculadora.. 163 y ss. que no es ahora el peraban. porque pocas personas.. plena época estamental. especulaba y calculaba. en la medida en que medio. manente de la situación. sona las virtudes burguesas. Por el contrario.. significativa- sito para seguir en el sitio que mente. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO tener una seguridad institucional desarrollan virtudes burguesas razonable para desarrollar los ne. sino glos XIII al XVIII. entre individuos que viven en gocios. Vemos. fin. “el y a desarrollar iniciativas para su. sino el aumento mismo también se apoderaron de su per- de su negocio. y que es- tán adaptados a su sociedad..).

Pero. Seguramente ennoblecimiento. Para como señala Sombart. Parece claro. Nosotros estamos Franklin. El espíritu del capitalismo se Alberti -base del razonamiento de fue desarrollando gradualmente. del capitalismo. esa visión ética fue cambiando. también We- es dinero”. sin embargo. Nos parece claro que en el En este punto Weber quiere punto sobre la importancia del marcar las distancias y explica puritanismo Weber no tiene ra- que no es igual la mentalidad de zón. Weber quiere hacer ver componente ética en el espíritu que lo esencial del espíritu bur. que si bien Alberti No es que antes no se ocuparan VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 25 . que la de Franklin. y que se debe a sus ante. está claro que tanto las nismo. 164). El es la fuente del razonamiento de hombre. Sombart. la tendencia al central de la vida”. real”. tes medievales de manera más mente. pero Franklin aceptaba una serie de todavía ninguno de ellos “ha de.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO reportar al hombre vivo. para todos ellos el negocio actitudes como las formas econó- sigue siendo un simple medio micas capitalistas existían antes para un fin. ahora nos ocupa. Sombart-. en la tradición rior. más exacta. Con indepen- mientras que en éste se da una dencia de la polémica sobre la in- clara afirmación de que “el tiempo fluencia religiosa16. y es ante- Weber (pp. con Sombart cuando explica que cesores puritanos. que es la vida” (p. Igualmente. no es necesariamente un ca- quedaban más que fragmentos rácter antiburgués. por más que los puritanos de Alberti existiría una tendencia pudieran aportar algo. algo que no aparece en ber insiste en la importancia de la el otro. demás. además. del hombre precapitalista. sigue diciendo Sombart. éste no es el asunto que no está presente en Franklin. de que aparecieran los puritanos. la manifestación natural y clara aún. la actitud burguesa se “continuaba siendo la medida de encuentra en muchos comercian- todas las cosas o. ya lo hemos di- en la época de Defoe y Franklin no cho. Por lo exigencias de un sano huma. postulados vitales que no se man- jado de adaptar su actividad a las tendrían posteriormente. 51-55). una a la vida campestre y señorial que vez más. aunque suponga gués estaría en la postura de que es única.

término que. escuchar música y con. clásico. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO de la empresa en sentido capita. dedicaba horas del día a que en las adquisiciones. 4. tanto a siglos medievales. el comerciante se fue pro- Como consecuencia de su defi. El “sujeto económico contemporáneo” Hablando en general. gueses siempre se ocuparon de la empresa. ganar di. contemporáneo. a lo largo de los ética diferente que afectó. más bien los bur. aunque aplicaron una En definitiva. invertir. 164 y s. a medida que como a la función social que esos la actividad comercial fue cre- burgueses querían desempeñar. más que en el tener”17. más bien debería servir quecidas. pero no era el mercantiles. es- sosegada. Uno. Sombart precisa algunas presencia importante en la socie- de las características del burgués dad. tenía formas de vida aris- de los negocios era moderada y tocratizantes. leer. cada vez más enri- fin último. he traducido por gués de viejo estilo el sujeto eco. y las del patriciado. la Época Moderna. nuestro autor. de viejo estilo (pp. sobre el dada la época en la que escribía siglo XIX. y después. Sea como fuere. que la actitud ante la vida a la vez. El propio Franklin. El otro. en la organización de la empresa. gobernaba en las ciudades y que. Sombart opone al bur. predominio mercantil en la mayo- nerales. lista -organizar. lo demás era ocio en el sentido nero. Ya en el siglo XV era evidente este dríamos destacar dos rasgos ge. a pesar que la funcionalidad social estaba de su intención por aprovechar el basada “en las actividades más tiempo. especialmente en la ciudad. Había tiempo para tamos todavía en una época en la todo. Po.y luego sí.). fesionalizando y adquiriendo una nición. que para aquellos ría de las ciudades y una cierta burgueses conseguir la riqueza confusión entre las categorías era algo anhelado. ciendo. versar: sólo trabajaba ocho horas. La variedad de nómico moderno. personajes que podrían identifi- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 26 Agustín González Enciso . que para conservar los valores vitales. en el ser rezar.

con sus placeres y sufri. se ve que ha cambiado el ideal en Al deseo de lo grande. una vez más. se en- relativamente fácil descubrir ras. El empresario quiere que mán J. rapidez y novedad son dos carac- bre real.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO carse con este tipo es grande.una transfor- psicología infantil. Burckhardt se había pre- su negocio prospere y tiene que guntado: “¿Seguirá mantenién- intentar ganar más. como si tam. Som. que “el hom. Al final del siglo deseo de crecimiento. cia. grande que tienen los niños. dose en pie. Es evidente que tivo. cialmente a lo económico. Sombart no fue VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 27 . análisis y acertó dramáticamente bién empezáramos todo. la novedad y el naba anteriormente. se aliaba con el espíritu de lucro tuviera empezando de nuevo. car la filosofía pesimista de los bart recurre a una comparación de tiempos actuales. terísticas contemporáneas. Coincidía con Sombart en el bién nos afecta hoy. este optimismo que se proyecta La situación en la sociedad la bajo la forma de espíritu de lucro entiende ahora el burgués como y de sentido de poder? ¿O se pro- una obligación de conseguir el ducirá -como parece querer indi- crecimiento de las riquezas. otro ale- (p. como ahora. 179). dice Sombart. Sombart sentido opuesto al que predomi. y por cuánto tiempo. añade la rapidez. bre el giro economicista que ha- como una vuelta a la edad infan. XIX. sin más. también ha existido siempre. El de- mientos. pero pero como en el caso anterior. En primer lugar. gos comunes. bía tomado la sociedad: el poder til. Pocos nes: la ganancia y los negocios” años antes que Sombart. no obstante. En en la predicción de la llegada de realidad el afán por lo grande los totalitarismos. Es significa. haya dejado de ser el sal. Cu. es entonces. con sus necesidades y seo de poder también es univer- exigencias. Burckhardt era pesimista so- del empresario contemporáneo. tiende sólo en clave económica. para al modo de la que se operó en los explicar de alguna manera este siglos III y IV?”18. lo centro del interés. y que su lugar encontramos ahora unido espe- haya sido ocupado por abstraccio. deseo de poder. para poner en peligro la democra- riosa megalomanía ésta que tam. el gusto por lo mación general de la mentalidad. algo así como si el mundo es.

los años en que sigue: actividad desmesurada -ac. mente hostiles a lo burgués20. Lo importante no consistirá de burgueses y a la vez. coinciden con una nes. a por el afán de lucro” (p. La lista podría alargarse o en. tivismo. 189). No obstante. pero siempre tiene un cuente en el siglo XIX francés es mismo fondo. cho de que se pueda ser formal en Esta imagen viene corroborada el negocio y no serlo en la vida también por historiadores de la personal. pasan a ser Lo que interesa señalar en principios objetivos de la con- todo caso. con la primera mitad del sólo mira a la producción de bie. Francia creciera menos la integra- des”19. sino en el he. algo que a (pp. Como señaló César Graña. mentos integrantes del meca- nismo del negocio”. en la literatura. diríamos hoy-. la deshumaniza. La lista Curiosamente. temía lo que en el que las virtudes burguesas pudiera ocurrir “cuando el espíritu salen “de la esfera de la voluntad capitalista pierda su actual ener. que se corresponden sustancial- zación absoluta. para convertirse en ele- gía” (p. se ha pasado a este mo. empresa.y exigencia de total liber. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO tan lejos. sí. ción de las firmas que en Estados VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 28 Agustín González Enciso . 192-93). fuerte- en ser formal o no. 368). época en la que el comerciante ducción de costes -con conse. que los intelectuales sean hijos ción. siglo XVIII. pero comple- racterísticas que Sombart aplica tamente divorciada de la con- al nuevo empresario son aspectos ducta personal del empresario” que le deshumanizan. racionali. organización que mente. sobre todo la inglesa. lo fre- cogerse. asalto al cliente. en la que al comerciante se ble causa de que en Inglaterra y le exigía “integridad en las virtu. máxima re. siglo XIX. Si en la novela del pectos. Desde la época bajome. partir de 1850 la cosa cambia. tad de acción “para poder alcanzar los burgueses y la clase media sin trabas las metas impuestas suelen tener una buena imagen. personal. es que la serie de ca- ducta económica. ese cambio se está produciendo. que apuntan una proba- dieval. aunque escribiera más delo de burgués contemporáneo tarde. comienzos del siglo XX parecía estar claro para muchos. pasa a tener una imagen diferente cuencias negativas en varios as.

está re. Hirschman. mar virtud a aquello que no nece- que en la verdadera cualidad de sariamente produce el bien inte- las cosas y de los hechos. más relacionadas también con el ratura. Ni caso. En parte la respuesta la mente sea el utilitarismo el que da el propio Sombart cuando se- acabó leyendo el self interest de ñala que “nadie ignora que este Adam Smith como simple exceso de actividad en los nego- egoísmo -contradiciendo con ello cios destruye el cuerpo y co- al ilustre autor-. el prestigio que había conseguido. nal -a la que no se exige integri- des sociales contrarias a las gran. des corporaciones21. Probable. cuyo prestigio se centra. como diría del siglo XIX. tiéticas. primor- mente lo aristocrático tampoco dialmente. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 29 . tenía una buena imagen en la lite. mente sustituidas por el interés tes. en poco empresas. que no había manifiesta en el crecimiento y en sido bien tratado en los siglos la capacidad de absorber a otras modernos. tarnos nosotros si es posible lla- lo cuantitativo. Podemos pregun- mentando más en la extensión . En esta tesitura Sombart se pregunta qué ha sido de las virtu- De alguna manera podríamos des burguesas. por más que produzca algu- que las personas pasaban a se. nos bienes. pero ocupan un papel desentendiendo de una “ética” distinto en la escala de valores y empresarial que se iba funda. parece evidente que el pa. como para la del negocio. que a su vez se el mundo mercantil. tanto para la conducta perso. Se puede decir decir que la sensibilidad de los que la respuesta es clara: siguen pensadores humanistas se fue existiendo. económico22. en cualquier rrompe el alma” (p.y la posesión. tiempo. cuerpo ni alma importarán ya de- radigma predominante ya de cisivamente. Las pasiones.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Unidos: la persistencia de actitu. sólo el éxito econó- modo claro en la segunda mitad mico. 187). para predominar su en sus fundamentos posturas an- capacidad de acción. en la economía. en otras cuestiones. y en la gral. si no antes. Probable. pero es significativo cómo éxito económico. dad-. perdió. han sido definitiva- gido por unos principios diferen. a aquello que incluye gundo plano.

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO 5. es un hombre universal. So- sariamente buscaron un hueco en mos. burguesa. más que en el interés económico: menos íntimamente ligados. que diríamos hoy. una ética fraterna. sobre tender el papel del burgués y de la la necesidad de un clero oficial burguesía. similares a las que hoy pro- mente unido a la evolución del ponen algunos autores del pensiero paradigma estamental. haya pasado a ser pre. para religiosas arrojaron una sombra que un determinado modo de en. ni exigiera crisis del siglo XVII se replanteó la una moral clara. La ética del burgués en la religiosidad. en términos ge. basada en algo mentos tradicionales. El contexto histórico del cambio ético Antes de que se haya produ. Este cam- devole. otro. que llevaron a de viejo estilo estaba ligada a la una fe light23. el auge de la ropa está dividida en guerras. holan- festó la necesidad y el renovado dés. dos fenó. tes-. y su deterioro está igual- cas. a una fe hecha bio está ligado al de su función. Aun así. que durante la llamada raciones absolutas. de duda.Eu- tradora del reino.. las crisis a otro. una fe Podríamos decir. ética. nación a la que él sirve -argu- jando sin efecto el papel de la no. pero ese negociante inglés. no es una sola crecimiento del estado fue de. en muchos países. que no llevara a decla- nerales. finalmente. se ha tenido que recorrer un Esto produjo cambios lógicos largo camino. menta Sedaine de los comercian- bleza como defensora y adminis. durante el siglo sencia del estado centralizado y la XVIII se mantuvo bastante bien crisis de la función de los esta. que defendía una fe en la que no dominante y haya sustituido al todos creían. menos mi amigo de corazón. a la medida del creyente. no es por eso papel de los burgueses -que nece. Es evidente que sociedad estamental sobre dos tal fe no es buen sustento para la realidades ya muy fuertes: la pre. o lo que es lo mismo. sobre la superficie de la tie- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 30 Agustín González Enciso . economía y de la burocracia mani.. en definitiva. la sociedad con su tendencia a en- cido el paso de un tipo de burgués noblecerse-. ruso o chino. o aceptación de la sociedad esta- a propuestas religiosas eclécti- mental. El “No es un pueblo.

más títulos de nobleza. merciantes de éxito sencillamente bleza. Esto unen las naciones y las llevan a la puede ser importante a título per- paz por la necesidad del comer. y mostrarse con arreglo económico. No se trata entonces. pecto a valores anteriores. degrada25. y guesía y de lo burgués. para muchos era un hecho: que VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 31 . a lo establecido. sobre todo. las armas. que ser “políticamente correcto”. medida que avanzó el siglo XVIII rectamente. modo. justifican y el honor también se vés: en adelante. se fue a una viejo -y ya desconocido. que fuera para fundar otros nue- ses y las características de los pro. las guerras se. como hoy. de carácter favor real. y con el utilitarismo se se fijó más en el comercio y en las desvaneció la ética. sobre todo. A comerciantes se ennoblecen di. que en el los grandes negocios. Otro elemento central del cam. y con sus virtuali- tagonistas del cambio histórico. pero Un ejemplo es el ennoblecimiento también con un nuevo funda- burgués. ya no parecía oportuno conceder duciendo un fenómeno de abur.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO rra. el asunto fue cambiando. de ese ses políticos e intereses económi. Interesa. el enno- cio”24. menos profundo. dad a esa nueva aristocracia que masiado. porque pra de cargos públicos. Pero globalmente. Nuevos sí. En la medida en que los mento ético. esa postura de algo genérico. los privilegios no se fista de Sedaine se volvió del re. se va pro. aun- biando la mentalidad.oficio de definitiva interacción entre intere. Ahora bien. o a través de la com. tradicional. y de ahí en el conjunto de la hicieron valer su situación en la sociedad. Los co- guesamiento en la propia no. También en el siglo XVII había bio ético es el triunfo de la bur. No creo que el factor sociedad y forzaron a que las ins- dominante sea la “traición de la tituciones reconocieran lo que burguesía” y la consecuente pér. dades correspondientes. No obstante. vos. sino de aconte. sonal. era difícil que blecimiento llevó otra mentali- tales planteamientos durasen de. de modo que el ideal paci. otros tantos hilos de seda que dida de tensión empresarial. los intere. En el caso de influencias cortesanas. encubría un descreimiento res- cimientos concretos que van cam. el rán. ya no existe una función cos.

Claro libertad política. El con- pero no cabe duda de que la lucha flicto se puso de manifiesto en los contra los monopolios económi. completamente distinta. desde este punto de vista. Inglaterra. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO los privilegios aristocráticos. una polí. sin embargo. la Revolución Francesa y que un dictador como Cromwell luego la independencia de los paí- impusiera. tiene una característica camino fueron los ingleses de me. dades históricas de los siglos XVII Los primeros en comenzar tal y XVIII. Es significativo Unidos. fundamentales en esta historia de tas de Navegación. el estamental. contra un sistema. diferentes revoluciones que se cráticos que limitaban las posibi. enfrentamientos violentos con las cos y contra los privilegios aristo. ses iberoamericanos. que la entiende de una manera que siempre es bastante variada. curso de casi toda la sociedad. No sólo intereses parlamentarios de los hay que implantar la libertad -se- comunes se fueron oponiendo a ría la palabra que puede resumir las pretensiones de absolutismo lo burgués-. La el conflicto que hizo rodar la ca. sino que muchos componentes. hasta las que se desa- fueron elementos importantes en rrollan a lo largo del siglo XIX. libertad econó- que la Revolución de 1640 tiene mica y libertad de culto. cambios violentos. en cuanto se refiere a de Jacobo I y de Carlos I. que es necesario resaltar. son hitos tica económica que incluía las Ac. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 32 Agustín González Enciso . independencia de los Estados beza de Carlos. que se que. defendían el reino. además de recoger el antiguo es- jos de mantener a los nobles que píritu de libertades mercantiles. cual es diados del siglo XVII. pues una esa libertad hay que implantarla revolución no se hace sin el con. le. producen desde la mencionada de lidades de un mercado más libre. Llevar terior liberalismo económico. esto a una cierta clarificación su- El progresivo aburguesa- puso una serie de revoluciones miento de la sociedad. cuando los su carácter combativo. puede seguir a través de éstos y pueden ser llamadas revoluciones de otros muchos ejemplos y reali- burguesas. las cuales. uno de los fundamentos del pos- cios cuasi monopolísticos. eran un coto aparecen a nuestros ojos como de privilegios para muchos nego.

hay que ver que son los li- no es el caso. En cualquier caso. los privilegios económi. histórico los países que estaban a cos y las religiones reveladas son la cabeza de la vida económica tales enemigos. malentendido entre el liberalismo habida cuenta del papel histórico y el catolicismo parece que em. bertad económica puede ser sus- Tradicionalmente se había acha. había defen- favorable y lo que se presenta dido la sociedad estamental. que la li- nábamos al inicio de este trabajo. berales los que mayoritariamente cionadas. mejor o peor blema. -como lo había hecho antes de las sición contraria a la libertad. equivale a no el barullo. habría que fi- fero.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO La consecuencia no es sola. es fácil entender libertad económica. que haya Aquí podríamos hacer un pa. sino de ellas llevaría al enfrenta- que hace falta excluir a los anti. las libertades men. ser católico. de modo que dades ciertas. dente. cos. miento. la aparición de rechazan el catolicismo porque. en este sentido. De ese modo se eran mayoritariamente protestan- forma una nueva conciencia en la tes y en un rápido proceso de des- que ser demócrata. Por otra parte. es decir. Si se rupturas religiosas. y defender la cristianización. so- como activo del liberalismo bur. a partir de gando.y que por VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 33 . evidentemente muy fructí. tentada por la ética católica cado a la Iglesia Católica una po. un nuevo orden social. ciedad de privilegios económi- gués. que hacía gala de desconocer ver- ciedad estamental. no es menos cierto que es ejemplos clarificadores como la hora de aclararlos. Esto es lo hasta ese momento. que unos y otros estaban ju- pieza a superarse hoy. ya que la defensa no basta creer en la libertad. analizan las cosas más de cerca y mente la aparición de regímenes se ve la génesis histórica del pro- donde se respetan. Parece evi- cita de Juan Pablo II que mencio. habido malentendidos o realida- réntesis para considerar cómo el des en cierto modo necesarias. guos enemigos: el absolutismo vemos que en aquel momento político. Si además de todo ello. Pero esa nueva conciencia jarse en los fundamentos doctri- burguesa lleva la marca de origen nales de un liberalismo histórico del enfrentamiento contra la so.

desarrollado virtudes burguesas a la humanidad universal a través aplicables al capitalismo. Según Rodrí. 128). El cambio ético tiene unas par- guez Casado26 ese cambio ético ticularidades que merece la pena modifica el “modo de ser bur. En el segundo. pero también he- ción del “ideal caballeresco” de la mos señalado lo utópico de este honra personal y del honor colec. romperse los estamentos y la su- ciedad -y por ende su manera de jeción al status. ya se ha de su preocupación por el bien visto que sí. sino un medio de servicio sin compromiso social que se de. la actividad el protestantismo. en nom- entender el negocio-. eran compatibles mercado pueden aceptar una con la actividad mercantil y capi- ética más sólida. o no se hubieran rior. se cierra. “esas aparentemente acepta algún tipo clases urbanas sufren el contagio de moralidad que lleve a los co- de la mentalidad individualista” merciantes a defender la fraterni- (p. En el primer caso. mercantil prescindirá de cualquier ideal que no sea poner la ganan- Cierro el paréntesis. 121). planteamiento. sin necesidad de talista “siempre. La verdad es que VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 34 Agustín González Enciso . “se da la paradoja de que al tea la vida y su situación en la so. 99). moral cerrada del burgués poste- tiera burguesía. Después rivó de la descristianización desde del cambio ético. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO ende. seguir apelando a la ética ecléc. no se trata de que antes gués medieval y moderno. a la de una determinada fecha no exis. El primero es abierto al amor. por supuesto. diferentes: antes. conciencia liberal supone un pro- fundo cambio ético. Siguiendo la terminología gués”. señalar. que tes de la persona”. la asun. Ya hemos visto regida por los valores trascenden. Rodríguez Casado los dos tipos de burgueses de opone la moral abierta del bur- Sombart. quienes defiendan el libre tivo del grupo. dad universal. La nueva cia en primer plano. después. en cam- de que en esos burgueses se plan. bio. Al igual que hemos visto en de Bergson. los burgueses a los caminos de la humanidad “formaban parte de una sociedad universal” (p. de lo que se trata es común. que la ganancia no sea un fin en sí tica generada por esa religiosidad misma. el ideal pacifista de Sedaine. de maneras bre de la libertad y de la igualdad. a la sociedad” (p.

pero sí es digna. clusiva ley de la utilidad. Estos modelos desconocer lo que hay detrás de opuestos de empresarios contem- su actitud. sino que. exige. el ideal burgués será la dición urbana. tenemos razón desde la perspectiva cuantitativa. en lo que decimos: ser un buen En vez de usarlas para beneficio burgués. sin pios excesos. o de admitir al menos. es un hecho histórico. Al mismo tiempo. exista y se difunda la burguesía. la visión cuantitativa de mediocridad. se rigen por la ex. eleva hago mías sus palabras-. queda lo cuantitativo a categoría de refe- suficientemente aclarado lo que rencia universal. el burgués cemos siempre tienen sus excep- contemporáneo convierte en ciones y no dejan de ser pautas “egoísmo social” la manera tradi- para el análisis teórico. poráneos demuestran no sólo que los planteamientos que aquí ha- En segundo lugar.que a pe- es que la misión del comerciante sar de todo intenta llevar una vida sea conseguir la paz. y del triunfador parte de su misión contribuir con que acaba arrollado por sus pro- su negocio al bien común. mientras intenta las cosas y la consideración del trabajo conseguir la excelencia comer. sado en la ambición de poseer lo tar los convencionalismos como exclusivamente natural. el cambio ético supone acep. Mediocridad moral y excelen. como siempre. No burgués -el empresario. en orden a la ganancia. a su vez. quetipo burgués caiga en los es- cia profesional son dos polos que quemas de la “moral cerrada” de difícilmente conviven. El que el ar- cial. la con- campos. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 35 . entendemos por modo de ser bur- Como consecuencia de todo gués. y un buen empresario. y triunfa. no es un sucedáneo de la norma moral. común. los ingrediente necesario para que cuales. El egoísmo competitivo ba- ello. por eso en Bergson. defiende la libertad de cualquier “Con lo que acabamos de decir traba para conseguir el máximo -explica Rodríguez Casado y yo beneficio.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO sin preocupación inmediata por el la época contemporánea se da bien común. una ética. no hay posibilidad también la aparente paradoja del de conseguir la paz universal. En estos Sus componentes son. al- gunas reglas que así lo ordenen. en cambio. cional que tenía de ver las cosas al mismo tiempo.

cas del orden que no se desea y los nuevos burgueses se vestirán que tiene un carácter fundamen- de unas características tradiciona. algunos de los aspec- otras. quedaban relegadas a la VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 36 Agustín González Enciso . como texto de referencia único. mientras que las abandona. Está claro que las que En principio podríamos decir siguen adoptando son las que se que los burgueses rechazaron to- refieren a su dedicación empresa. sin privilegios terior contexto ético. abandonar algunas característi- mental y el naciente orden liberal. sino históricamente triunfo histórico? adquiridas. Se produce. plica un enfrentamiento social. representativo. manifestaciones sociales y políti- finido” (p. directas. como hemos visto. varios si. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO plenamente ético. 6. Valores aristocráticos y funcionalidad de la sociedad estamental: lo que se ha perdido en el cambio Al cambiar el modo de ser bur. a su vez glos después de su aparición en tenía. que res aristocráticos que los burgue- no les son esenciales a su carácter ses no quisieron asumir tras su de burgués. que se realiza la aceptación creciente de una fi- en una época concreta. esa actitud conduce a frentamiento entre el orden esta. que no es una simple aceptación La religión y sus derivaciones más de valores nuevos. para cambiar éstas que tos fundamentales de esos valo- abandonan por unas nuevas. talmente aristocrático. losofía individualista que. separación de po- gresiva del individualismo y de la deres y una nueva constitución ética individualista y utilitarista. con un sistema político por lo tanto. ¿Cuáles les a la vez que abandonarán son. dos los aspectos del anterior régi- rial. pues. una aceptación pro. sino que im. 129). gués en el mismo contexto del en. men estamental y crearon un or- das son las que se referían al an. den social nuevo. otras Occidente como sector social de. de clase. Por ello. Ello fue debido a cas.

lo “moderno” dictaba una gués. ante las paradojas y des- Smith -convenientemente exage. mismo hicieron su aparición y pa- cesos desamortizadores. porque el crecimiento econó. gracias a la mano invisible. y tiempo.de año 2000 es necesario buscar so- buscar únicamente el propio inte. Una de ellas. según hemos cómoda pasividad ética. bien apo. Como señalábamos anterior- yado por la argumentación de mente. cuanto a la técnica se refiere. sino la merosos argumentos que favore. tamentos tenían asignados unos mico fue rápido durante algún privilegios políticos y sociales. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 37 . los diferentes órdenes o es- ras. los modernos que ha dado la riqueza no ha sido pensadores ofrecían también nu. pero poner que una ética económica se no en todo lo demás. decíamos. monónico del individualismo bur- mún. perspectiva parecería claro que lo cuando. mental. El malestar social y el pesi- mayoría de sus bienes en los pro. Parece claro. Fue la depresión del úl. La Iglesia timo tercio del siglo XIX la que fue duramente perseguida en nu. puso de manifiesto las limitacio- merosas ocasiones durante todo nes. La bús. las tocráticos. si no se habían declarado an- el siglo XIX. unas rentas económicas. Ese orden se fundamen- taba en una división tripartita de La primera evidencia empírica la función social. Desde esta mirara en ejemplos tradicionales. son paradigma del orden esta- ducido. Estaba claro: donde la ética es reflexionar sobre lo que hemos tradicional decía que había que podido perder con el triunfo deci- hacer algo para buscar el bien co. en la medida en que riquezas que la ética no había pro. rés. luciones. mos perdido son los valores aris- ría. posibilidad de usar unas técnicas cían una ética pasiva: el viejo lais. realiza. el abandono de la ética. que antes no existían. rece ser que todavía duran. Para poder cum- parecía dar la razón a estas postu. que algo que he- queda del propio interés produci. conciertos que se nos abren en el rada y sacada de contexto. venido diciendo. El dos de manera unilateral. En tales mito del progreso parece cierto en circunstancias parece utópico su. aparte de perder la tes. sez faire de los fisiócratas se elevó a categoría de principio.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO conciencia individual. además. plirla.

pero al hacerlo para ir hacia ese bien común. ción contra ellos está justificada. que hay una parte esencial. sobre mentos más históricos. En cualquier cierto modo ahistórica en tanto caso. las rentas fijas que limi. sus funciones históricas. tan la efectividad del mercado. no puede suponerse que no aplicable a todo tipo de sociedad. Este ob- En oposición a la nobleza. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO En el orden estamental cabe ser paradigma y garantía del or- distinguir dos aspectos. El problema planteado es nes. que destruye también la esencia a la es el de la sociedad de cuerpos que esos privilegios querían ser- privilegiados. en un concepto palabras. Ahora nos interesan más los prin- Podemos decir. El orden privilegios. en que los resultados. el espíritu exclusivista de pera. La garantizar la existencia de un or- primera consiste en la búsqueda den que se cree justo. sino su ele. conseguir el bien común. que ción si tenemos en cuenta los lo- consiste en el modo concreto de gros de las sociedades medievales resolver los problemas plantea. cipios establecidos y defendidos. el que un cuerpo so- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 38 Agustín González Enciso . Que los nobles de entonces cuerpo. quienes se tienen una función determinada. que se habían que- estamental encontró un camino dado anticuados. la jetivo es válido para cualquier so- revolución burguesa destruye los ciedad (o debería serlo). mento esencial. la revolu- paso del tiempo. conjunto funcione como se es- vilegios. que todos los pertenecientes a él que son los nobles. en este sentido. Si es cierto que los cuerpos Lo que nos interesa destacar privilegiados dejaron de cumplir de la aristocracia no son sus ele. medidos por sus transformacio- dos. en el orden estamental solidario del conjunto social en el hay unos agentes responsables. ocupan de que la sociedad en Los segundos se refieren a los pri. acertaran o no es otra cuestión. por sus avances. que son todo cuando avanzó el desarrollo los que pierden vigencia con el del estado centralizado. la esencia den social establecido. vir. que consiste en no obstante. por la vía del orden social y los métodos de aceptar la responsabilidad de para conseguirla en la práctica. cumplieran mayormente su fun- y otra parte más histórica. En otras del bien común.

en consecuencia. este modo de entender la socie- bre-. aislado y desamparado. que el nuevo es. en tanto en cuanto había que preocuparse por él. pero ambas entendidas guesa confundió el método con la como obligación de todos. La revolución bur. se daba por supuesto. cuanto una dejación. otra inclusión mayor que la del te- ner. De ahí esencia y no sólo destruyó los pri. o les colocaba al margen del dis- sencillamente. estaba abierta a la tras- sultados consagrarán el abuso de cendencia. la so- dejación es el olvido de la respon. el orden social charon a la sociedad corporativa justo. No se participa En la revolución burguesa se tanto por poder acceder a unos produce por lo tanto. dad. a su vez. mientras que la socie- los diferentes actores sociales. La el punto de vista funcional. final- abuso de los privilegios. sus re- mente. ¿Qué se pierde pues? La no. frute de los privilegios. La cesión consiste por ser reconocido y considerado en pasar al estado todas las obli- gaciones inherentes a la consecu. en una función establecida. ciedad estamental es plenamente sabilidad social que recae sobre incluyente. lo cual burguesa posterior borró esta ac- planteaba. no de excluyente.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO cial no cumpla la función que le de cumplir un servicio. que existiera un profundo sentido vilegios. Parece claro que la sociedad social o económica tiene. Todos eran conscien- la libertad individual. la necesidad titud e hizo una religiosidad a su VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 39 . la del ser. Desde ción de un orden social justo. una cesión y beneficios económicos. la voluntad hu- ción de función social que obliga mana y sus intereses no son la re- a buscar el bien común. Si la revolución se hizo contra el La sociedad estamental. sino que supuso que la de inclusión. es decir. Justicia y está asignada no quiere decir que solidaridad serían derivaciones de la función -o la necesidad que cu. La dad de clases deja al individuo contrapartida es un nuevo abuso. Pero hay tado lo realizaría. sentido en relación con la futura. La idea ferencia fundamental para valorar de función social llevaba a consi. el comportamiento. del tipo que derar la finalidad que toda acción sea. no exista. de la fuerza tes de que la vida terrena tenía del nuevo poder económico. Los burgueses ta- esencia.

estos valores complementario. Si los recor. servicio. el valor dominante pero. damentalmente. solidaridad. sión. sonal. sin embargo. Como se suele decir tam- mico. En cuanto a la finalidad de el fracaso nobiliar. Desde el punto de vista per- clusión. El ideal. “vaya damos ahora es porque. Como señala A. maniqueo”. por delante que aquí no se pro- periencia histórica vivida y a la pone suerte alguna de dualismo hora de afrontar una nueva orien. desarrollaban en la empresa. y ahora asciende el construir un orden social objetivo. nismo. cluyente. responsabilidad. Lo que propone resultan hoy deseables. las personas se dor supremo y la referencia funda. Antes. antes se va- lores trascendentes dejaron de ser loraba más la consecución de re- vistos como algo necesario para sultados. Llano. in. em- la empresa. principios”. está más bien en la integra- hasta hoy era el beneficio econó. “descubrimiento y realización de El estado pasaba a ser el legisla. que la competencia (si entende- VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 40 Agustín González Enciso . de valores poseen un carácter ciales y económicas. de tal manera que los va. que supera por incremento el cuadro de “valores dominantes en vez de por eliminación” (p. tica. trascenden. si los valores dominantes cia. de poner en práctica y que los los nuevos valores deseables se- burgueses primero aceptaron rán el afán de crear y compartir y (aunque ellos no eran entonces el autodominio. En efecto. son valores hasta ahora eran tales como el de- que la sociedad estamental trató seo de adquirir y la satisfacción. por rango. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO medida. finalidad. trategia empresarial. tras la ex. elegir la cooperación antes En cuanto a la definición de la es. los principales responsables) y luego abandonaron. ción. pero nada más. el autor es una síntesis no dialéc- Es muy ilustrativo al respecto. bién en el Instituto Empresa y Huma- dente es el servicio a la sociedad. fun- mental será la voluntad general. sino que ambos tipos tación de las organizaciones so. Llano y C. el valor ascendente es la inclu- Función. el valor ascen. El triunfo burgués exigía tes27. y valores ascendentes en la cul. la cultura liberal tura de la empresa” que estable. Llano Cifuen. había establecido un dualismo ex- cen A. 154).

sarrollo mercantil en cierto modo liberal. El servicio a cendente sigue siendo la libertad la sociedad. cuando el autor escribía estas palabras. Simon. 6. Meyer. p. NOTAS 1. Para este en L. W. 3.L.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO mos la competencia como exclu. hemos es ver cómo los valores ascenden. nota anterior. 99 y ss. pp. con los valores aristocrá. No parece fácil ción. pp. 9. Con independencia de que cualquier todas las citas de Sombart que se refie. 11. probablemente se podía aún pensar en 2. pp. G. 41 y ss. miento personal y la solidaridad. Llano. 7. como valores caso. El calificativo es de Weber. 39-40. (1993). sino digma empresarial. J. (2000). Sombart. en este pios y la inclusión. el servicio y la finalidad esta. Una lúcida reflexión al respecto en 7. Lo que resulta interesante aquí Pero si. 12. (1996). Molas. en el más exigente de la responsa- rrespondientes en la idea de fun. tencie la cooperación. esos términos. 119 y ss. Novak. II. p. saber qué entendemos todos por mentales. M. Hacia 1900. (1972). 57 y ss. 13. (1999). En adelante. del propio interés individual. 17-33. Ambos creen en la in. Liggio. manual de Historia Medieval puede ser- ran a esta obra se señalarán solamente vir de referencia. J. 5. 8. bilidad personal. pero al menos clusión y los dos se remiten a esa preocupación nos exigirá mi- justificaciones de ámbito superior rar un poco más al otro. (1999). ver el comentario de la 10. (1973). no en el ambiguo mundo ascendentes en el moderno para. F. C. 35-37. (1985). para fundamentar el comporta- sión). (1976). A. (1998). pp. pp. 4. Schmitz. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 41 . tienen sus co. Citado en Stein. (1981). de hacer una nueva síntesis que tes mencionados coinciden en supere por incremento y que po- esencia.J. M. pp. Weber. pp. el valor as- ticos fundamentales. autor y esta obra. 70. una imagen interesante con las páginas entre paréntesis en el de la Edad Media como ámbito de un de- texto. Braudel. p. P. como queda dicho. la creencia en princi. personal incardinada. responsabilidad28.

.. “Comen- mundo mediterráneo en la época de Felipe II. en cambio. Weber. Recogido y comentado en A. D. 154-155. Se trata del libro de Alonso de He- ese tipo humano. Groethuy- ficar por la reestructuración social ocu.N. Leon. A. (1998). 2 tarios a Liggio”. Nueva York. p. Puede verse el libro de B. (1991). cita recogida en Mitre. (1993). 184 y ss. 26. pp. McClos- Una breve referencia a esta misma cita key. en Ravina. 199-200. El Mediterráneo y el González Enciso. caps. Aurell. (1979). W. primera parte. Iglesia y realidad socio-económica (en el centena- tura del mercader en la Barcelona del siglo XV. (1973). y Puigarnau. 369. p.E. (2000). pp. Madrid. M. 25. 163-171. p. M. 20. A. (1998). cap. J. pp. C. 1970). anteriores -peste negra. 220-221. J. La cul. Obra de agricultura. Braudel. A. J. Madrid.A. vina. Pamplona. rios a la aportación de L. pp. p. vols. 19. Aurell. So. agraria” al siglo XV.. J. pp. Véase Maravall. (1976). L. Aunque pudiera no ser más que un ideal. 163 y ss. al respecto. quinto. las consi- universal. (1998). “La bur- guesía histórica y la ética económica. (1970). Las referencias a la rrera. A. 175- 76. pp. deraciones de P. rio de la Rerum Novarum). dualista”. Grice-Hutchinson. Apud. (ed. J. L. Martínez Carreras (B. 297-299. (1982). Recogido en P. mi trabajo de 1991.A. J. 61. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO 42 Agustín González Enciso . Llano 17. pp. pp. González Enciso. 201 y 16.A. 50. BIBLIOGRAFÍA Aurell. (1997). y al rrida tras las graves crisis de población respecto. 23. pp. E. 1981. (ed) (2000). Schumpeter retrotraiga la “revolución 22. lo que se puede justi. Century. Liggio en Ra. Schumpeter. Savona (1993).O. Burckhardt. con introducción de U. (1982). 18. (1982). Hirschman. los manuales para comerciantes recogían 14. miento económico en España (1177-1740). Sombart. ss.También resulta interesante que 21. A. 27. F. Existe una edición en el mundo contemporáneo. W. pp. Bohemian versus Bourgeois: French Society and French Man of Letters in the Nineteenth 15. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO 13. 205-217. desaparecen primera vez en 1513. Barcelona. y Puigarnau. (1972). y Puigarnau.. (1977). (1988). remito a mis comenta. Al respecto.VV. Schmitz. 51. Reflexiones sobre la historia 28. oportunidades comerciales. publicado por ética personal. 155 y ss. en AA. 1964.. Doctrina social de la Barcelona. A. actual. sen (1981). 1-3. passim. Uso la edición de Madrid. Se pueden ver. en Grice-Hutchinson. El pensa- bre los orígenes del pragmatismo indivi.y por las nuevas 24.).J. (1998).

P. T. París. Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Oikos Nemo. Madrid. (1998). and the Interests. La nueva sensibilidad. Orígenes Liggio. nº 1. Europe. (1998). Ma- Meyer. (ed. (1999). (1972). Milán. (1970). C.O. J. A. (1993). 58. (1979). The Passions dad de Navarra. Llano. Barcelona. Sombart. Madrid. El arte de gobernar se- histórico. P. (1981). La formación de Novak. Madrid. (1996). (1977). (ed. Economía y reli- gión. Molas. L. Ravina. Cinque conversazioni. J. pp. en el siglo XVII. Madrid. Savona.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Groethuysen. en Ravina. 2. Actas del III Simposium Internacional. (1981). Il Terzo capitalismo e la societá aperta. París. (1981). Schumpeter. Universidad de Navarra. J. Historia del McCloskey. (1993).J. D. Cambridge. W. 1850-1939. desarrollo del mercado en Europa”. 297-99. Schmitz. (1997). “Bourgeois análisis económico. A. Virtue and the History of P and S”. Discurso pronunciado en la investidura del Grado de Doctor Honoris Maravall. (1982). La burguesía mercantil Weber. The Jo- urnal of Economic History. pp. Universi- Hirchsman. La ética protestante y el en la España del Antiguo Régimen. Barcelona. G. México. Bar. Humanismo cívico. The Growth of Big Business in the United States and Western Llano. El burgués. Political Arguments for Capi- talism before Its Triumph. (1985). B. (1973). “Three Cardinal Vir- la conciencia burguesa en Francia durante el si. (1999). tues of Business”. en Documentos de trabajo glo XVIII. P. préindustrielles. gún Peter Drucker. tradición jurídica: bases históricas del Madrid. A. 119-163. Barcelona. M. “Cultura religiosa y del capitalismo y del socialismo contemporáneo.A. Leon. drid.) (2000). Poder. VALORES BURGUESES Y VALORES ARISTOCRÁTICOS EN EL CAPITALISMO MODERNO Agustín González Enciso 43 . (1988). Rodríguez Casado. L. 1650-1780. espíritu del capitalismo. V. (2000). L. M. Les capitalismes. Historia y pensamiento Stein. E. Économies et sociétés Pamplona. Simon. J.L.N. Princeton. Mitre.). honor y elites Causa.A. celona.

.

Igualdad y desigualdad Leonardo Polo Nº 12 El utilitarismo en la ética empresarial Joan Fontrodona Nº 13 La empresa en la historia Agustín González Enciso Nº 14 La empresa entre la Economía y el Derecho José Antonio Doral Nº 15 La empresa ante la nueva complejidad Alejandro Llano Nº 16 Empresa y libertad Jesús Arellano . CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Nº 1 Aspecto financiero y aspecto humano de la Empresa Vittorio Mathieu Nº 2 La interpretación socialista del trabajo y el futuro de la Empresa Leonardo Polo Nº 3 La responsabilidad social del empresario Enrique de Sendagorta Nº 4 El sentido de los conflictos éticos originados por el entorno en el que opera la Empresa Juan Antonio Pérez López Nº 5 Empresa y Cultura Fernando Fernández Nº 6 Humanismo y Empresa Cruz Martínez Esteruelas Nº 7 Moralidad y eficiencia: líneas fundamentales de la ética económica Peter Koslowski Nº 8 La estrategia social de la empresa Manuel Herrán Romero-Girón Nº 9 El trabajo directivo y el trabajo operativo en la empresa Carlos Llano Nº 10 El altruísmo en la empresa George Gilder Nº 11 Ricos y pobres.

Díaz Alvarez Nº 32 Hacia un mundo más humano Leonardo Polo Nº 33 Estudio histórico sistemático del humanismo Higinio Marín .Nº 17 ¿Qué es el humanismo empresarial? Rafael Alvira Nº 18 El rendimiento social de la Empresa Jose M. Basagoiti Nº 19 Elementos configuradores de la actual valoración del trabajo Tomás Melendo Nº 20 Dirección y sistemas de mando Manuel López Merino Nº 21 La índole personal del trabajo humano Tomás Melendo Nº 22 La revolución social del management Tomás Calleja Nº 23 Indicadores de la madurez de la personalidad Enrique Rojas Nº 24 Empresa y sistemas de cooperación social Ignacio Miralbell Nº 25 Humanismo para la dirección Miguel Bastons Nº 26 Actualidad del humanismo empresarial Alejandro Llano Nº 27 Notas sobre la cultura empresarial Rafael Gómez Pérez Nº 28 La importancia de la dinámica política para el directivo Manuel Alcaide Castro Nº 29 El poder..¿Para qué? Juan Antonio Pérez López Nº 30 La empresa y el ambiente socio-político en el umbral del nuevo siglo Daniel Bell Nº 31 La gestión del cambio en la empresa Juan A..

Sison Nº 47 La lógica del directivo: el control necesario y la confianza imposible Pablo García Ruiz Nº 48 La 'revolución' institucional de la empresa. Sison .Metodología de la ciencia económica Alejo J.Nº 34 Humanismo estamental Higinio Marín Nº 35 Consideraciones sobre el activo humano de la empresa Tomás Calleja Nº 36 Ser el mejor. El reto al directivo y a los recursos humanos Santiago García Echevarría Nº 49 Filosofía de la economía II.El ámbito austrogermánico Alejo J. Hacer que otros también lo sean (Sólo para empresarios) José María Ortiz Nº 37 La Etica de la Sociedad de Consumo Antonio Argandoña Nº 38 Hacia una Economía Política Humanista Ludwig Erhard Nº 39 Las referencias sociales de la empresa Tomás Calleja Nº 40 Máximo Beneficio y Máxima Racionalidad José María Ortiz Nº 41 La inserción de la Persona en la Empresa Armando Segura Nº 42 Humanismo pericial Higinio Marín Nº 43 Dimensión humanista de la energía Tomás Calleja Nº 44 La empresa entre lo privado y lo público Miguel Alfonso Martínez-Echevarría Nº 45 Competitividad y cooperación como valores institucionales de la empresa Santiago García Echevarría Nº 46 Filosofía de la economía I.

sociedad civil y empresa Tomás Calleja Nº 65 Sobre la confianza Richard Brisebois . productividad y precios Paolo Savona Nº 57 Lo común y lo específico de la crisis moral actual Rafael Alvira Nº 58 La ética empresarial: una aproximación al fenómeno Manuel Guillén Nº 59 La dimensión política de la economía Miguel Alfonso Martínez-Echevarría Nº 60 Sobre la cooperación competitiva Ana Fernández y Carmelo Lacaci Nº 61 Organizaciones inteligentes en la sociedad del conocimiento Alejandro Llano Nº 62 La economía social de mercado de Ludwig Edhard y el futuro del estado de bienestar Ana Fernández y Carmelo Lacaci Nº 63 La persona humana en la empresa de fin de siglo Carlos Llano Nº 64 Estado. Los fundamentos antropológicos de la actividad económica Alejo J. Sison Nº 54 La familia: un imperativo para la empresa Ramón Ibarra Nº 55 Variaciones sobre una crisis Tomás Calleja Nº 56 Pobreza.Nº 50 Valores éticos de la empresa Juan Cruz Nº 51 La empresa virtuosa José María Ortiz Nº 52 Las decisiones en la empresa: cálculo y creatividad Miguel Bastons Nº 53 Filosofía de la Economía III.

Nº 66 El protagonismo social de la empresa Tomás Calleja Nº 67 Dimensiones estéticas de la empresa Rafael Alvira Nº 68 La empresa como realidad estética Ana Fernández Nº 69 De la estética a la ética de la comunicación interna Iñaki Vélaz Nº 70 La respuesta empresarial a una nueva dinámica del empleo: ¿Eficiencia económica versus eficiencia social en clave ética? Santiago García Echevarría Nº 71 La profesión: enclave ético de la moderna sociedad diferenciada Fernando Múgica Nº 72 El empresario servidor-líder Enrique de Sendagorta Nº 73 Peter Drucker (I): Hacia una biografía intelectual Guido Stein Nº 74 Peter Drucker (II): Sobre empresa y sociedad Guido Stein Nº 75 La narrativa anglo-americana de la propiedad Alejo Sison Nº 76 La empresa como sujeto de las relaciones internacionales Javier Herrero Nº 77 Clima y Cultura empresarial Iñaki Vélaz Serie en inglés: Nº9 Managerial work and operative work within enterprise Carlos Llano Nº10 The altruism of enterprise George Gilder Nº15 Business and the new complexity Alejandro Llano .

Nº17 Enterprise and Humanism Rafael Alvira Nº22 The social revolution of management Tomás Calleja Nº30 The socio-political environment that enterprise may face Daniel Bell .