You are on page 1of 160

LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Breve estudio en Nuevo León

Ismael Vidales
Daría Elizondo
Gerardo Rodríguez
Lic. José Natividad González Parás / Gobernador Constitucional del Estado de
Nuevo León
Dr. Reyes S. Tamez Guerra / Secretario de Educación en el Estado de Nuevo León y
Presidente de la H. Junta Directiva del CECyTE-NL
Dr. Luis Eugenio Todd Pérez / Director General del Colegio de Estudios Científicos
y Tecnológicos del Estado de Nuevo León (CECyTE-NL)

Investigadores. Ismael Vidales Delgado y María Daría Elizondo Garza


Investigador asociado. Gerardo Israel Rodríguez Briseño
Asistente de investigación. Magdalena Hinojosa Morales
Diseño de portada. Linda Estrada Rodríguez
Ilustración de la portada. Equidad de Género. Tomada de la página electrónica
www.imjuventud.gob.mx/projuventud/sub/v-v-doc.htm
Edición. Socorro Ramírez de León

La perspectiva de género. Breve estudio en Nuevo León


CR. 2007, CECyTE, NL-CAEIP, Andes N° 2720, Colonia Jardín Obispado, CP
64050, Monterrey, N. L., México. Teléfono 0181-83339476 Telefax 0181-83339649
E-mail: caeip@caeip.org

Se autoriza la reproducción con fines educativos y de investigación, citando la


fuente. La versión electrónica puede descargarse de la página www.caeip.org

Impreso en Monterrey, N. L., México


Primera edición: junio de 2007

Colección. Investigación educativa N° 25.


ÍNDICE

Introducción / 7

Capítulo I.- Marco teórico


A.- Antecedentes históricos de la perspectiva de género / 15
B.- Planteamiento del problema / 22
C.- Justificación del estudio / 25
D.- Objetivos de la investigación / 27
E.- Metodología / 27

Capítulo II.- Marco de referencia


A.- Reflexión inicial / 29
B.- La historia lejana / 30
C.- El feminismo / 35
D.- La liberación de la mujer /41
E.- Un balance en el siglo XIX /42
F.- Cronología de la equidad de género en México / 44
G.- La equidad de género: recuento inmediato / 54
H.- Hombres y equidad de género / 55
I. - La perspectiva de género en el ámbito internacional / 58
J.- La perspectiva de género en México / 62
K.- La perspectiva de género en la educación básica / 69
L.- La perspectiva de género en Nuevo León / 72
Capítulo III.- Las instituciones involucradas en la perspectiva
de género en Nuevo León
A.- Identificación de las instituciones / 75
B.- Análisis de programas /76
1. Centro Universitario de Estudios de Género. Facultad
de Filosofía y Letras, UANL / 77
2. Centros de Integración Juvenil AC - Monterrey / 85
3. Círculo de Estudios sobre Masculinidad / 88
4. Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo
León / 91
5. Género, Ética y Salud Sexual AC / 100
6. Instituto Estatal de las Mujeres / 105
7. Universidad Iberoamericana. Extensión Monterrey / 112
8. Para tu violencia, Los Forkados A.C. / 116
9. Universidad Pedagógica Nacional. Unidad UPN 19 A,
Monterrey / 120
10. Universidad Pedagógica Nacional. Unidad UPN
19 B, Guadalupe / 131

Capítulo IV.- Ponderación y perspectiva / 139

Bibliografía / 157
INTRODUCCIÓN

C
ualquier vistazo que se eche a la historia de la huma-
nidad, nos arrojaría a la cara evidencias vergonzantes
de la discriminación y vejaciones que la sociedad de los
hombres ha inferido a las mujeres, mismas que también, histó-
ricamente han pagado con sangre sus pequeños logros y reivin-
dicación de los derechos que les asisten por el simple hecho de
haber nacido bajo el signo del género humano.
Hoy, afortunadamente, la perspectiva de género empieza
a estar presentes en las conductas individuales y en las políticas
públicas y privadas, aunque el horizonte de equidad e igualdad
jurídica y humana se ven aún distantes, la situación se ha hecho
visible y el tema está vigente en los diversos ámbitos de la socie-
dad organizada.
En este sentido, el Centro de Altos Estudios e Investiga-
ción Pedagógica (CAEIP) consideró como una de sus priorida-
des, hacer visible el tema, circunscribiéndolo a las políticas y ac-
ciones públicas implementadas institucionalmente en el estado
de Nuevo León.

7
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Esta situación nos permite no solamente revisar los ante-


cedentes de carácter histórico, sino también revisar las acciones
presentes y con base en ellas, plantearnos una perspectiva sobre
el tema, esperanzados en que los derechos de las mujeres serán
plenamente reivindicados en el corto plazo en nuestra entidad.
Revisando superficialmente el tema –motivos de tiempo
y espacio, más no de interés- encontramos algunos datos, como
los siguientes:
•De los millones de personas que viven en situación de pobreza
en el mundo, más del 70% son mujeres.
•Las mujeres constituyen dos tercios de la población analfabeta
mundial (600 millones).
•La población femenina representa la mitad del electorado y sólo
ocupa un 10% de los escaños de los parlamentos del mundo y un
6% de los puestos en los gabinetes nacionales.
•Las mujeres soportan una carga de trabajo mayor a la de los
hombres, de la que sólo un tercio son actividades remuneradas.
•No hay actualmente ninguna sociedad donde las mujeres dis-
pongan de las mismas oportunidades que los hombres.
(Informe del PNUD 1995)
El reconocimiento del papel de las mujeres como agentes en los
procesos de desarrollo de las sociedades, consecuencia en gran
medida de la acción del movimiento internacional de mujeres,
comenzó a manifestarse a partir de las iniciativas de Naciones
Unidas (1995 IV Conferencia Mundial sobre las Mujeres; 1979
Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discri-
minación contra las Mujeres” CEDAW). Sin embargo, las accio-
nes realizadas hasta el momento son todavía muy limitadas y
queda mucho trabajo por hacer para consolidar los logros obte-

8
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

nidos hasta ahora.


En la IV Conferencia Mundial de la Mujer (Beijing 1995)
se lograron importantes avances. La Declaración y la Plataforma
de Acción de la Conferencia se han constituido en una estrategia
acordada por los gobiernos para la igualdad de género en el mar-
co de los Derechos Humanos de las Mujeres.
En Beijing se reconoció la igualdad entre mujeres y hom-
bres como una cuestión importante para el conjunto de la socie-
dad más que como un “tema de mujeres”; también se hizo espe-
cial hincapié en la necesidad de integrar la perspectiva de género
en todas las políticas y prácticas de cooperación, como elemento
esencial para la promoción del desarrollo, sin perder de vista
que no puede existir desarrollo sin igualdad de derechos y opor-
tunidades entre mujeres y hombres. Además, la integración de
las mujeres en el desarrollo se debe considerar como un proceso
para facilitar la adquisición de poder (empowerment), entendido
como la capacidad para aumentar su autonomía y convertirse
en agente de cambio; y no como un mero factor de producción o
como un medio para aumentar la eficiencia y eficacia de las ac-
ciones de desarrollo. La realidad nos muestra que la perspectiva
de género, sigue siendo un reto en el que se advierten todavía
muy lejanos los avances realmente efectivos.
Un breve recorrido por los años recientes, nos permite las
apreciaciones siguientes: en los años 50-60, las mujeres, en el
marco de la teoría del desarrollo, eran aún vistas como objeto
pasivo; en los 70, las mujeres entraban en el rol productivo; a me-
diados de los 70, ya se les consideró como pilares del desarrollo
económico y en los 80, con una visión más holística, se entra en el
estudio de las relaciones de género -construcción social con roles

9
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

específicos que implican no sólo a las mujeres sino también a los


hombres-, y se habla de las mujeres como sujetos de cambio y de
lucha, de las mujeres como agentes activos del desarrollo.
No faltarán lectores que pregunten ¿Por qué es importante
la perspectiva de género? Bueno, es importante porque un desa-
rrollo más equitativo y democrático del conjunto de la sociedad
requiere de la eliminación de los tratos discriminatorios contra
cualquier grupo. En el caso específico de las mujeres, se ha vuel-
to una necesidad impostergable de los gobiernos: (federal, esta-
tales y municipales) el diseño de políticas que tomen en cuenta
las condicionantes culturales, económicas y sociopolíticas que
favorecen la discriminación femenina. Estas condicionantes no
son causadas por la biología, sino por las ideas y prejuicios socia-
les, que están entretejidas en el género. O sea, por el aprendizaje
social.
Por más que la igualdad entre hombres y mujeres esté con-
sagrada en el artículo 4º de nuestra Constitución, es necesario
reconocer que una sociedad desigual tiende a repetir la desigual-
dad en todas sus instituciones.
Para alcanzar un desarrollo equilibrado y productivo del
país urge establecer condiciones de igualdad de trato entre hom-
bres y mujeres, desarrollar políticas de igualdad de oportunida-
des y sobre todo, impulsar una educación igualitaria. Esto su-
pone desarrollar una visión sobre los problemas de la relación
hombre-mujer con una perspectiva de género capaz de distinguir
correctamente el origen cultural de muchos de éstos, y plantear
alternativas sociales -como la educación- para su resolución.
La discriminación de las mujeres se produce de manera in-
dividual y colectiva, deliberada e inconsciente pues está tejida

10
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

en las costumbres y la tradición. Esto provoca que las mujeres, a


consecuencia del género, enfrenten situaciones que les impiden
participar con plenitud en las sociedades donde viven. Por eso
es que las desigualdades entre los sexos no se pueden rectificar
si no se tienen en cuenta los presupuestos sociales que han impe-
dido la igualdad.
No se puede gobernar ni impulsar una buena administra-
ción pública simplemente respondiendo con una normatividad
jurídica que consagre la igualdad entre hombres y mujeres; se
necesitan medidas pro-activas, afirmativas, que detecten y corri-
jan los persistentes, sutiles y ocultos factores que ponen a las mu-
jeres en desventaja frente a los hombres, provocando que quie-
nes las evalúan y contratan tengan dudas sobre sus capacidades
políticas o laborales. Por eso es indispensable una perspectiva de
género.
No olvidemos que el papel o rol de género se forma con
el conjunto de normas y prescripciones que dictan la sociedad
y la cultura sobre el comportamiento femenino o masculino. Lo
que el concepto de género ayuda a comprender es que muchas
de las cuestiones que pensamos que son atributos “naturales”
de los hombres o de las mujeres, en realidad son características
construidas socialmente, que no tienen relación con la biología.
A partir de que se pudo distinguir entre el sexo biológico y el
construido socialmente es que se empezó a generalizar el uso de
género para hacer referencia a muchas situaciones de discrimi-
nación de las mujeres, que han sido justificadas por la supuesta
anatomía diferente, cuando en realidad tienen un origen social.
Esto nos aproxima a responder a la pregunta ¿Qué es la
perspectiva de género? La perspectiva de género implica reco-

11
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

nocer que una cosa es la diferencia sexual y otra cosa son las
atribuciones, ideas, representaciones y prescripciones sociales
que se construyen tomando como referencia a esa diferencia
sexual. Antropólogos, biólogos, psicólogos, etc., se han dedicado
a investigar y esclarecer qué es lo innato y qué lo adquirido en
las características masculinas y femeninas de las personas. Se ha
comprobado que el status femenino es variable de cultura en cul-
tura, pero siempre con una constante: la subordinación política,
económica, social de las mujeres, a los hombres.
Algo que debiera caracterizar la vida contemporánea es
que amplía el marco de acción de la mujer, sacándola del estre-
cho espacio de la familia e insertándola en el mundo del trabajo
o de la actividad política.
La perspectiva de género se propone eliminar las discri-
minaciones reales de que son objeto las mujeres, por ser muje-
res, y los hombres, por ser hombres. Una perspectiva de género
requiere de un proceso comunicativo que la sostenga, y la haga
llegar al corazón de la discriminación: la familia. Se requiere el
desarrollo de una nueva forma de conceptualizar las responsabi-
lidades familiares entre mujeres y hombres, una nueva distribu-
ción de tareas y el apoyo de servicios colectivos, especialmente
los de cuidado infantil. De ahí que la acción antidiscriminatoria
se apoye en la educación y en la comunicación social. La formu-
lación de políticas masivas en ambos campos es un instrumento
eficaz para cambiar costumbres e ideas estereotipadas de género.
Es indispensable la perspectiva de género, para compren-
der y desentrañar los códigos culturales y así mostrar -y comba-
tir- los prejuicios y los estereotipos de manera más eficaz.
El CAEIP decidió revisar las instancias relacionadas con el
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

tema, es decir con la perspectiva de género, conocer sus políticas


vigentes para ver si tienen o no un impacto discriminatorio o de
exclusión, y para descubrir los prejuicios y suposiciones sobre
las posibilidades y limitaciones de los hombres y las mujeres. Lo
importante es comprender que la perspectiva de género impacta
a mujeres y a hombres, y beneficia al conjunto de la sociedad,
al eliminar obstáculos y discriminaciones, establecer condiciones
más equitativas para la participación de las mujeres y al relevar
a los hombres de muchos supuestos de género que son también
un peso y una injusticia.

13
CAPÍTULO I
Marco Teórico
… como mujer no tengo patria.
Como mujer no quiero patria.
Como mujer, mi patria es el mundo entero.
-Virginia Woolf

A.- Antecedentes históricos de la perspectiva de género

L
a perspectiva de género es, de alguna forma, una catego-
ría de análisis de la realidad social y política que surge
al final del siglo XX y principios del XXI. Como teoría
antropológica plantea la idea de que lo femenino y lo masculi-
no son dimensiones culturales más que biológicas, en los seres
humanos. Desde esta posición, la perspectiva de género viene a
ser una especie de clave de interpretación que utiliza la sociedad
para discernir, denunciar y reivindicar las conductas y condicio-
namientos culturales que oprimen a la mujer.
En términos prácticos, la perspectiva de género promueve
diversas acciones reivindicatorias de los derechos de la mujer,
entre las cuales podemos citar: Educación sobre diversos mé-
todos anticonceptivos en el marco de las políticas de salud re-
productiva. Campañas para garantizar a las mujeres el acceso
a un “aborto legal y seguro, sin restricciones”. Legalización de
la esterilización como método anticonceptivo. Inclusión de “las

15
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

cuotas de género” en los distintos niveles de organización so-


cial y política. Legalización de las sociedades de convivencia de
personas del mismo sexo. En materia educativa, estrategias de
intervención en los textos escolares para la eliminación de todas
las visiones estereotipadas sobre hombre y mujer; y de manera
especial, promover transversalmente la integración de la pers-
pectiva de género en la totalidad de los programas sociales, de
tal modo que sea esta perspectiva el criterio de análisis y de di-
seño de las políticas públicas.
Los derechos de la mujer están formalmente recogidos en
el concepto general de los Derechos Humanos, sin embargo, en
la práctica, a juicio de muchas mujeres, reciben una considera-
ción distinta, un tratamiento inferior y marginal.
Los derechos humanos de la mujer fueron reconocidos
explícitamente en la Conferencia Mundial de Derechos Huma-
nos, celebrada en Viena en 1993, en esta ocasión la comunidad
internacional declaró que los derechos humanos de la mujer y
de la niña son parte inalienable, integrante e indivisible de los
Derechos Humanos universales. Sin embargo, genéricamente
se considera que la práctica de estos mandatos universales ha
tenido un avance demasiado lento, considerando la urgencia y
gravedad de los hechos a reivindicar en las mujeres.
La perspectiva de género exige que se tengan en cuenta
las necesidades específicas de las mujeres y en ese sentido no es
despreciable el triunfo de haber colocado lo referente a la mujer
y sus necesidades específicas en la agenda de las grandes confe-
rencias mundiales.
En la actualidad, se habla mucho de la perspectiva de gé-
nero, especialmente cuando se pretende explicar y comprender
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

las problemáticas sociales de la mujer de muy diversa índole:


sexualidad, trabajo, salud, educación, etcétera.
Es común que en el discurso del tema, se utilicen recurren-
temente los términos: sexualidad, sexo y género, que conviene
puntualizar, a fin de evitar confusiones. El sexo se refiere a las di-
ferencias biológicas entre hombre y mujer, esto incluye las parti-
cularidades de sus órganos genitales externos e internos, las par-
ticularidades endocrinas, y las diferencias relativas a la función
de la procreación. El género es un concepto cultural referido a las
categorías sociales de lo masculino y lo femenino considerando
los aspectos psicológicos, sociales y culturales de feminidad y
masculinidad; es lo que en cada sociedad se atribuye a cada uno
de los sexos, es decir, se refiere a la construcción social del hecho
de ser mujer y ser hombre, a la interrelación entre ambos y las
diferentes relaciones de poder/subordinación en que estas inte-
rrelaciones se presentan. (OXFAM, 1997).
La sexualidad se refiere a cómo se viven y cuáles son las
conductas y las maneras en que se realizan las prácticas sexua-
les, la seducción, los deseos y placeres eróticos, siempre influidos
por las pautas y reglas sociales que impone cada cultura. La Or-
ganización Panamericana de la Salud expresa:
“Desde el momento mismo del nacimiento, la sociedad asigna a
la persona un género a través del médico, la partera, la familia,
basándose en la observación de los órganos sexuales externos.
Esto modificará la vida futura de ese individuo, el cual recibirá
por ello un trato diferencial según esa asignación sea masculina
o femenina. La familia, la escuela, el entorno social, los medios de
comunicación, serán los encargados de transmitir una serie de
valores relacionados a esa diferenciación.”(1998:64)

17
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

En la sociedad tanto la sexualidad como el género se pueden


transformar. A pesar de los reglamentos y leyes a que han están
sometidos en todas las épocas y culturas, los seres humanos han
promovido cambios en las conductas y en las políticas de sexo o
género, y muchos de esos cambios han repercutido en el proble-
ma que ahora investigamos.
El registro de los principales movimientos en pro de la
igualdad y equidad en la mujer, bautizados como “igualdad de
derechos” los sitúa en Europa. La petición colectiva solicitaba
para las mujeres derechos jurídicos y políticos iguales a los de
los hombres.
Cien años después, en Francia, las mujeres reclamaron
una serie de hechos para sí mismas, en 1778, hicieron peticiones
al gobierno, tomaron la Bastilla y marcharon a Versalles para
llevar consigo a París a la Familia Real. En el siglo XIX, el reco-
nocimiento de los derechos políticos y jurídicos de los hombres
que antes carecían de ellos tuvo como consecuencia que se plan-
teara el reconocimiento de esos mismos derechos para las mu-
jeres. Es así que surge la Declaración Francesa de los Derechos
del Hombre y el Ciudadano en 1789, pero aun sin considerar a
las mujeres.
Posteriormente Olympe de Gouges (1748-1793) dramatur-
ga y revolucionaria, escribió La Declaración de los Derechos de la
Mujer y la ciudadana, esto es, una revisión de la Declaración de los
Derechos del Hombre en la que incluyó a las mujeres, sobresalien-
do la reivindicación del derecho de las mujeres a disfrutar de
una igualdad política y jurídica absoluta. En esta se pedía una
mejor educación e igualdad de derechos dentro del matrimonio.
Aquí es cuando las posibilidades liberadoras de la Revolución

18
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Francesa animaron a las feministas europeas a reclamar dere-


chos políticos y jurídicos para las mujeres.
En 1793 la actividad política les fue prohibida a las mu-
jeres con el argumento de que “las mujeres no deberían dejar a
su familia para mezclarse en asuntos de gobierno”. Posterior a
esto Gouges fue guillotinada y el resto de mujeres que apoyaban
estas ideas terminaron huyendo a otros países o negando su par-
ticipación.
El movimiento de las mujeres se divide comúnmente en
dos olas, la primera, como anteriormente se mencionó, irrumpe
en Europa a mediados del siglo XIX y la segunda rompe contra
el consenso de la posguerra después de cien años. Las cuestiones
de la democracia interna han sido importantes en ambas fases;
a muchas de las mujeres activas en la primera ola, como antes
se mencionó, fue la experiencia de trabajar en organizaciones o
campañas que sin embargo negaban su voz, lo que las precipitó
el tránsito del pensamiento feminista a la acción feminista.
Los orígenes del movimiento por el derecho al voto en los
Estados Unidos son un ejemplo de este caso; las mujeres se ha-
bían involucrado activamente en el trabajo antiesclavista (recau-
dando fondos, recogiendo firmas para peticiones, hablando en
plataformas públicas) durante varios años, pero la controversia
sobre cuál era el papel apropiado para su sexo dividió en dos al
movimiento antiesclavista. Una fracción sólo aceptaba a las mu-
jeres en sociedades auxiliares, mientras que la otra les concedía
pleno derecho a incorporarse; esta ala fue la más radical e inclu-
yó en su participación a cuatro mujeres en sus delegaciones a la
Convención Mundial Antiesclavista de 1840, esta es una de las
primeras participaciones oficiales de las mujeres en eventos in-

19
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

ternacionales, sin embargo dicha Convención se negó a dejarlas


entrar, lo que marca este momento histórico como el comienzo
del movimiento de mujeres en los Estados Unidos.
El movimiento contemporáneo de mujeres surgió en la
década de los sesenta, en el contexto de un radicalismo genera-
lizado en las democracias liberales, en el que “las democracias
participativas…aparecían por doquier como burbujas frágiles”
(Mansbridge, 1986:22).
Después de una serie de desarrollos teóricos que partie-
ron de las posiciones feministas de los años setenta, se formuló
esta categoría de análisis denominada género, que demostró ser
importante para el estudio del fenómeno social de la discrimi-
nación hacia la mujer. Esta categoría introduce la idea de que
ser hombre o ser mujer es una construcción cultural y no es un
rasgo que se derive directamente de la pertenencia a uno u otro
sexo, es decir no se encuentra vinculada a determinaciones de
tipo natural y/o biológico.
Martha Lamas (1997) refiere que uno de los intereses prin-
cipales de la antropología ha sido el de sido esclarecer hasta dón-
de ciertas características y conductas humanas son aprendidas
mediante la cultura, o si están ya inscritas genéticamente en la
naturaleza humana. Existe un debate actual sobre estas suposi-
ciones, la misma autora describe que esta interrogante cuestiona
si los aspectos biológicos o socioculturales son determinantes en
el comportamiento humano.
El término género comienza a ser utilizado -en la acepción
conocida hoy- a partir de la década de los setentas como cate-
goría que trata de explicar que la identidad del sujeto parte de
construcciones sociales e históricas, en las que el dato biológico

20
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

del sexo, determina normativamente lo masculino y lo femenino,


es decir, las representaciones simbólicas de la diferencia sexual
que aluden a diferencias sociales entre los sexos.
Diversos autores coinciden en que son las construcciones
de género las que condicionan la existencia de una valoración
asimétrica para varones y mujeres en relaciones de poder que
entre ellos se establecen y dan lugar a mecanismos de subordina-
ción y exclusión en perjuicio de la población femenina.
A través de la historia se detecta la existencia de una bre-
cha, que se a recapitulado en la reivindicación de las mujeres por
la igualdad de derechos y las condiciones de hecho que obstacu-
lizan su participación plena en la sociedad, esto supone que da
cuenta clara de la discriminación basada en el sexo de las per-
sonas, a esta descripción se adhiere lo que se denomina como
sexismo, descrito como las prácticas y actitudes que introducen la
desigualdad y la jerarquización en el trato que reciben los indivi-
duos sobre la base de la diferenciación sexual.
Por lo tanto el término género introduce una distinción en-
tre el sexo biológico, con el cual nacemos, y el género, que cultu-
ralmente se nos asigna y adquirimos; es decir, nacemos hembra
o varón (sexo biológico) y la cultura nos transforma en mujer y
hombre (géneros sociales).
Es a partir del reconocimiento de estas circunstancias que,
diversos grupos activistas sociales, preocupados por la ausencia,
subordinación o invisibilidad de las mujeres en la historia, en la
práctica política y en la igualdad de derechos, plantearon una
serie de supuestos y elementos sociales y antropológicos para
evidenciar lo que consideran una problemática de orden actual.

21
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

B.- Planteamiento del problema


La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ga-
rantiza la igualdad jurídica para todos y protege a los mexicanos
contra cualquier forma de discriminación, bien sea por cuestio-
nes de orden social, sexo, raza, etnia o credo. Esto significa que
todos somos iguales ante la ley. Sin embargo, no hace falta esfor-
zarse mucho para descubrir situaciones de discriminación por
razones de género en nuestra sociedad.
El género es una categoría emergente de estudio, para dar
cuenta de la construcción social que ha transformado las dife-
rencias entre los sexos en desigualdades sociales, económicas y
políticas. Dicho concepto no sólo designa lo que en la sociedad
se atribuye a cada uno de los sexos, sino que denuncia esta con-
versión cultural de la diferencia en desigualdad de derechos,
oportunidades laborales, participación política, salud y también
se puede traducir en situaciones de abuso o violencia dirigidas
a la mujer.
Como datos sobresalientes a considerar en los que se ob-
serva dicha discriminación se enuncian los siguientes:
• A nivel mundial casi un 70% de los pobres y más del 65%
de los analfabetos son mujeres (Fondo de Desarrollo de las
Naciones Unidas para la Mujer, por sus siglas UNIFEM.).
• La violencia intrafamiliar es reconocida por la ONU
como un grave problema social, aunque no se cuenta con
cifras exactas y actualizadas del problema, se estima que
al menos en el 70% de los casos la conducta abusiva va
dirigida contra niñas y mujeres dentro del seno familiar
(Convención sobre la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer, Fondo de Desarrollo de las

22
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Naciones Unidas para la Mujer, por sus siglas UNIFEM.).


• A nivel nacional según datos del Instituto Nacional de
Estadística, Geografía e Informática (INEGI) la tasa de anal-
fabetismo para la población femenina es de 10%, mientras
que la masculina es del 7%, además las mujeres tienen 7.9
años de estudio promedio en comparación con los hombres
que tienen 8.3 años de estudio. De las mujeres de 15 años y
más, el 46.8% se encuentra en rezago educativo (Instituto
Nacional de las Mujeres, 2004).
• Sobre la participación de la mujer en la política nacional
encontramos que en la Legislatura (LIX) la mujer ocupa
apenas el 23.6% de representatividad, ya que está integra-
da por 118 mujeres y 382 hombres, de un total de 500 di-
putados. Se estima que a nivel mundial la presencia de la
mujer en las áreas legislativas, ministeriales y de toma de
decisiones llega apenas al 10% (Revista Equivalencia par-
lamentaria, Comisión de Equidad de Género de la Cámara
de Diputados).
• Hacia el año 2000 el 70% de las mujeres en edad fértil,
unidas en pareja, usaban algún tipo de anticonceptivo;
pero en áreas rurales sólo la mitad de ellas los utilizan.
Existe un 12% de mujeres en la población que expresaron
su deseo de limitar o espaciar su descendencia y que no fue
atendida su demanda. Entre la población indígena una de
cada cuatro mujeres dice que no tuvo acceso al uso de anti-
conceptivos a pesar de solicitarlo (Instituto Nacional de las
Mujeres, 2004).
•La tasa de mortalidad materna, es decir, la que resulta de
complicaciones del embarazo, parto y puerperio, descen-

23
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

dió de 90 muertes en 1990 a 63 muertes por cada 100 000


nacidos vivos en el año 2004.
•De acuerdo con el Instituto Estatal de las Mujeres, en el
año 2000, en la entidad había 87,963 personas de 15 años y
más, analfabetas, de las cuales 50,755 corresponden al sexo
femenino, lo que representa el 57.7% de la población anal-
fabeta de la entidad, esto ejemplifica de cierta manera el
desigual acceso de las mujeres a la educación.
•En México el 44% de las mujeres de 15 años y más, que
viven en pareja reportaron haber sufrido algún tipo de vio-
lencia. También hay evidencias de que las mujeres que tra-
bajan padecen mayor violencia de diversos tipos (física, psi-
cológica, sexual, etc.) en comparación con las mujeres que
no trabajan (Instituto Nacional de las Mujeres, Encuesta na-
cional de la dinámica de las relaciones en los hogares 2003).
• Un estudio realizado en Nuevo León establece que en el
lapso de enero de 2000 a enero de 2002, 54 mujeres murie-
ron víctimas de la violencia inferida por varones; el 50%
corresponde a violencia intrafamiliar, el 22% de las vícti-
mas murieron a manos de su cónyuge, y 20.3% a manos de
su concubino (Programa Estatal para la Equidad de Géne-
ro del Estado de Nuevo León 2004-2009).
• En el estado de Nuevo León en el año 2000, las mujeres
representaban el 50.2% de la población, esta cifra deja clara
la importancia de la participación femenina en el desarro-
llo social, económico, cultural, político y democrático de la
entidad (Programa Estatal para la Equidad de Género del
Estado de Nuevo León 2004-2009).
•Los programas de Planificación Familiar en Nuevo León

24
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

en el año 2000 tuvieron una cobertura del 78% de la po-


blación (Programa Estatal para la Equidad de Género del
Estado de Nuevo León 2004-2009).
En estas circunstancias, no hay duda de que las desigualdades,
asimetrías e injusticias entre hombres y mujeres afectan el ejerci-
cio de los principios de justicia y equidad de las mujeres.
En este contexto, la investigación está orientada a identifi-
car, describir y ponderar el cúmulo de instituciones, programas,
recursos, y demás, con que cuenta Nuevo León para:
• Avanzar en la ampliación y fortalecimiento de la cultura
de equidad de género.
• Dar vigencia a las normas y leyes que salvaguardan los
derechos de equidad y justicia de la mujer.
• Identificar y cualificar la oferta de instituciones, progra-
mas y demás recursos que Nuevo León destina a lograr la
equidad de género.

C.- Justificación del estudio


Las instituciones que transmiten ideas y valores sociales o repro-
ducen ideologías, como la familia y la escuela principalmente,
además de las iglesias y los medios de comunicación, juegan un
papel predominante en la construcción de la identidad del suje-
to, así como en el procesamiento de significados y valores en ge-
neral. Como resultado de jugar este rol, reproducen o imponen
por diversos medios y estrategias la construcción de ser mujer y
ser varón.
Los problemas de sobrepoblación, marginalidad y des-
igual distribución de ingresos han impulsado la participación de
la mujer en actividades laborales, a fin de colaborar en la solu-

25
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

ción de las necesidades más urgentes del hogar; de esta forma el


papel tradicional que realizaba la mujer en el ámbito doméstico,
incluye ahora la de sostener a la familia en el más amplio de los
sentidos; pero paradójicamente, casi no participa en la toma de
decisiones. Evidenciar esta problemática es uno de los aportes de
esta perspectiva.
Los estudios de género, proponen lograr la igualdad de tra-
to y de oportunidades entre hombres y mujeres, el respeto a los
derechos de la población femenina, propiciar su calidad de vida,
sin embargo, la participación en el mercado laboral, la política,
la educación y la salud, continúa siendo inferior a la del hombre;
persisten las brechas salariales, se ha incrementado la violencia
intrafamiliar; además la pobreza y la exclusión educativa conti-
núan, afectando considerablemente a los hogares encabezados
por mujeres.
Esta investigación está orientada a identificar, sistematizar,
analizar y divulgar información que, no sólo muestre la magni-
tud en su desarrollo integral, su posición hacia el interior de la
familia y alentar su participación en los ámbitos político, econó-
mico, social y cultural. Esta política es pieza clave en el alcance
de la visión del Ejecutivo de Nuevo León, a partir de la legitimi-
dad democrática, el crecimiento sustentable y el desarrollo social
capaz de ofrecer vida digna, para todos y especialmente para los
que más lo necesitan.
En las décadas recientes, en lo general, las mujeres han ga-
nado espacios y han mejorado su calidad de instancias, recur-
sos y actores involucrados en la atención al problema, sino que
aporte datos para la toma de decisiones en acciones y políticas
preventivas y remédiales de la violencia intrafamiliar, además

26
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

de constituir por sí mismo -el reporte- un documento con va-


lor per se en el ámbito de la investigación y un reconocimiento a
quienes en el plano institucional o personal han hecho del tema,
una divisa de trabajo y entrega, en pro de las mujeres.

D.- Objetivos de la investigación


El objetivo general de esta investigación, es realizar un estudio
exploratorio-descriptivo que dé cuenta del panorama actual del
estado que guarda la atención de las políticas de equidad de gé-
nero en Nuevo León, en cuanto a instituciones, servicios, pro-
ductos, programas, estrategias y políticas que se realizan en tor-
no a la perspectiva de género. Los resultados deberán englobarse
en un reporte que no sólo documente, sino que también difunda
los resultados.

Los objetivos específicos, son:


•Formar recursos humanos para la investigación educati-
va, en esta ocasión mediante la preparación de evidencias
investigativas acerca del tema de perspectiva de género.
•Producir nuevos conocimientos en el tema, referido ex-
clusivamente al estado que guarda en Nuevo León.
•Divulgar y socializar por diferentes medios el reporte final.

E.- Metodología
Diseño de la Investigación.- Se trata de un proyecto de investigación
de corte documental realizado con una técnica del tipo explora-
torio-descriptivo. Inicia con la revisión de corte teórico general;
pasa luego a la revisión de la legislación, políticas y programas
nacionales sobre el tema; continúa el proceso en Nuevo León, con

27
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

la identificación de las instituciones, programas, actores, oferta


y demanda que puedan informar sobre el estado que guarda el
problema y el derecho humano que ocupa la investigación.
La recogida de información se basa en: consultas documen-
tales de bibliografía seleccionada; recogida de evidencias empí-
ricas institucionales; aplicación de formularios y cuestionarios;
entrevistas semiestructuradas a informantes clave y usuarios de
los programas con perspectiva de género.
El proceso seguirá una línea de desarrollo que inicia con
la revisión de literatura referida a nuestros requerimientos teó-
ricos; lo que deriva el replanteamiento de los objetivos de la in-
vestigación.
Sigue la elaboración del instrumento de recopilación de in-
formación, donde se ponderen los datos principales que descri-
ben el objetivo central del programa, instancia, sus servicios, así
como su población-objetivo, entre otra información.
Continuamos con la aplicación a las instituciones, infor-
mantes designados y usuarios de programas locales. La recolec-
ción de la información se realizará de la siguiente manera:
1.- Identificación de instancias que realizan programas o
trabajan en población abierta bajo la perspectiva de gé-
nero.
2.- Establecimiento de citas y entrevistas personales con los
informantes clave o designados.
3.- Aplicación de Instrumento de Recopilación de Datos
(IRC).
4.- Recopilación de evidencia empírica. (Materiales gráfi-
cos, posters, trípticos, informes, estadísticas, etcétera).

28
CAPÍTULO II
Marco de Referencia

B
reve recuento de las estaciones en el camino hacia la bús-
queda de identidad y dignidad de lo femenino

A.- Reflexión inicial


Me gustaría empezar por exigir a quien esto lea, la inmersión
obligada, en la fragmentada palabra, de la omnipresente Rosario
Castellanos.

Obedecí
Rosario Castellanos

Obedecía señores, las consignas.

Hice la reverencia de la entrada,


bailé los bailes de la adolescente
y me senté a aguardar el arribo del príncipe.

29
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Se me acercaron unos con ese gesto astuto


y suficiente, del chalán de feria;
otros me sopesaron
para fijar el monto de mi dote
(…)

Ah, destino, destino.

He pagado el tributo de mi especie


pues di a la tierra, al mundo, esa criatura
en que se glorifica y se sustenta.

Es tiempo de acercarse a las orillas,


de volver a los patios interiores,
de apagar las antorchas
porque ya la tarea ha sido terminada.

Sin embargo, yo aún permanezco en mi sitio.

Señores, ¿no olvidasteis


dictar la orden de que me reitre?

Este breve trabajo de micro investigación no pretende ser un tra-


tado sobre el tema, ni un alegato sobre el feminismo y menos
sobre la equidad de género, su propósito es ajeno a estas pre-
tensiones, responde como se verá más adelante, al compromiso
solidario de poner en blanco y negro los esfuerzos individuales,
colectivos e institucionales de Nuevo León en el tema.

B.- La historia lejana


La historia comienza con Eva, nacida de una costilla de Adán,

30
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

sometida a él. Eva representa un punto desde el que podemos


iniciar el análisis del tema, del que la Biblia señala “Entonces Yavé
Dios hizo caer sobre el hombre un sueño letárgico, y mientras dormía
tomó una de sus costillas… formó Yavé Dios a la mujer y se la presentó
al hombre” (Génesis II, 21.22).
Así se inicia el suplicio femenino, Eva nace de Adán, le
debe la vida. Adán es el encargado de ponerle el nombre. De ahí
en adelante muy pocas veces la Biblia habla de la mujer. El relato
bíblico deja claro que fue Eva la que escuchó los silbidos de la
serpiente y tomó la fruta prohibida “… y en el momento que comáis
se abrirán vuestros ojos y seréis como dioses, conocedores del Bien y del
Mal” (Génesis III, 5). Dios encolerizado los expulsa del paraíso y
sentencia a Eva “con dolor parirás a tus hijos y, no obstante, tu deseo
te arrastrará a tu marido que te dominará” (Génesis III, 6).
Con esta condena, se inició la inequidad de género que
luego se iría sofisticando hasta lograr hacer de la mujer una
cosa, sin significado. De hecho, nacer mujer era una aventura en
algunas sociedades como la espartana donde las niñas eran des-
peñadas desde la roca Léucade, por inservibles e inútiles para la
guerra, vaya ni siquiera para la cama del hombre, que prefería
llevar con él en sus andanzas guerreras a un efebo para estas
complacencias.
Pero no es sólo la cultura judeo-cristiana en la que se ob-
serva la inequidad entre mujeres y hombres, también Pandora,
la primera mujer que existió en el mundo, según la mitología
griega, fue creada por órdenes de Zeus, quien para castigar a
los hombres ofrece a Pandora una ánfora como regalo de bodas,
pero le impone una condición: ¡nunca la abras! La curiosidad que
hizo a Eva comer del fruto prohibido, es la misma que hizo a

31
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Pandora abrir la caja con lo cual desata todos los males y desgra-
cias que aquejan a la humanidad.
Si revisáramos otras culturas, no habríamos de encontrar
diferencias mayores, todos estos relatos de tipo religioso nos pre-
sentan a la mujer como un ente débil, atolondrado, carente de
juicio, con gran curiosidad y una pulsión natural revelar secre-
tos. Ahora, que si vemos esta pulsión en otra perspectiva podría-
mos aceptar que la mujer, a diferencia del hombre, posee desde
siempre la audacia y a veces la osadía para preguntarse qué hay
más allá de cualquier tema o cosa.
La mujer en los relatos está reducida a objeto de intercam-
bio o de venta, o bien a funciones de nodriza y paridora. Re-
cordemos cómo Sara, esposa de Abraham le ofrece a su esclava
egipcia Agar para que procree un hijo que al nacer será consi-
derado hijo legítimo de Sara. También en Sodoma, Lot, nieto de
Abraham, ofrece a sus dos hijas vírgenes a los perversos sodo-
mitas que querían abusar de sus huéspedes. Es decir, la honra
y dignidad de las mujeres valía menos que la comodidad que
debía dar a sus huéspedes.
Por miles de años, la mujer sería considerada como parte
de los bienes de la casa, el matrimonio de las hijas correría por
cuenta del padre quien siempre buscaría una buena dote o sea
un buen pago por la hija y en ocasiones hasta el derecho de pasar
la noche de bodas con ella. (Situación que hoy en día no es tan
desconocida en algunas rancherías del sureste mexicano).
Desde la prehistoria, cuando el hombre se hizo sedentario,
salvo en culturas matriarcales, la dirección y poder le correspon-
dió siempre en su familia, en tanto la mujer aparece a su lado
como tierna compañera, madre y cuidadora de los hijos.

32
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

En Esparta, la situación de la mujer se ilustra en la siguien-


te frase “Contamos con hetairas (prostitutas) para gozar, esclavas para
el cuidado de nuestro cuerpo y esposas para tener hijos y un custodio
fiel de la casa”.
Algunos autores francamente misóginos como Hesiodo
decían “La mujer es un don calamitoso que los hombres han recibido de
los dioses”. Aristófanes decía “La mujer es al mismo tiempo una mal-
dición y la desdicha que el hombre persigue y desea una y otra vez”
Durante la Edad Media -nueve siglos que van desde el 476
hasta el 1492-, la mujer juega un papel que está entre la severa
vida ermitaña, con la vagina resguardada por un cinturón de cas-
tidad cuya llave se había llevado el marido que impulsado por
mística santidad andaba recuperando los lugares santos, hasta
una vida de cortesana de hedonismo puro que colmaban los en-
cajes, las joyas, los perfumes y los vinos proveídos por amantes
gordos y fofos o por compañeras que se asumían como varones
con grandes dotes de amantes.
Durante el Renacimiento, surge una ambivalencia que por
un lado da vigencia al adulterio que envuelto en una exquisita
hipocresía simplemente se “hace de la vista gorda” para que en
el ambiente del humanismo, las ciencias y las letras, las mujeres
den rienda suelta a los placeres, pero por otro lado, se autoriza la
“cacería de brujas”; la iglesia católica publicó en 1486 un terrible
documento titulado Martillo de brujas según el cual la mujer es
emocionalmente inmoderada e inmadura, de apetitos carnales
insaciables, más crédulas y charlatanas y menos inteligentes que
los hombres, habitualmente embusteras y propensas a vengarse
mediante la brujería. El documento concluía en forma tajante ¡la
culpabilidad de la mujer está demostrada! De esta forma la Santa

33
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Inquisición y la cacería de brujas se cebaron en miles y miles de


mujeres (hay quien afirma que fueron millones) que terminaron
en la hoguera, bajo acusaciones tan disparatadas como: brujas,
herejes, o tener relaciones sexuales con Satanás, beberse la sangre
de los niños o volar montadas en una escoba.
En el siglo XVII surgen las primeras expresiones reivindi-
catorias de los derechos de la mujer apoyados lo mismo por Mo-
liére que por madame Rambouillet dueña de una casa de prosti-
tutas refinadas.
En el siglo XVIII la sociedad decayó en la corrupción y la
hipocresía, el amor devino en simple placer erótico, y los caballe-
ros buscaban afanosamente a las mujeres rebuscadas y artificia-
les, de peluca empolvada y cara pálida, senos desbordados por
encima del indiscreto escote, cinturas construidas bajo presión
de corsé que devenían en desmayo, lunares estratégicos, perlas
y abanicos. Todos estos excesos arrastraron a la sociedad france-
sa a la guillotina, incluida María Antonieta que con dignidad y
valentía ofrendó su cabeza para el tajo final. Gracias a la Revolu-
ción Francesa, la mecha no se apagó, las mujeres formaron clu-
bes liberales, y cuando Robespierre reclamó sus cabezas, muchas
las ofrendaron, incluido el propio Condorcet, filósofo y coautor
de la Constitución revolucionaria, que tanto las alentó, aunque él
adelantó su muerte mediante el suicidio. La Ilustración puso fin
a la brujería y ya nadie se interesó en el tema.
En los siglos XIX, XX y lo que va del XXI ya nada detendría
a la mujer en su lucha por conquistar los derechos que legítima-
mente le corresponden.

34
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

C.- El feminismo
El feminismo es un movimiento social que propugna por la
igualdad de derechos de hombres y mujeres, y la emancipación,
en general, de la mujer. La base ideológica fue proporcionada
por los filósofos y mujeres de letras del siglo XVIII; durante la
revolución francesa se formaron clubes de mujeres republicanas
que exigían que el trilema: libertad, igualdad, fraternidad se aplica-
ra sin distinción de sexos. En 1791 apareció el primer manifiesto
en tal sentido suscrito por Olympe de Gouges y en 1792 otro si-
milar suscrito por la inglesa Mary Wollstonexraft. Estos intentos
chocaron contra el conservadurismo defensor de la familia tra-
dicional y las ideas cristianas sobre la autoridad del padre en la
familia.
El siglo XIX se halla dominado por el romanticismo, la
vuelta del cristianismo y la búsqueda de la libertad como valor
supremo de la humanidad. La mujer, en este lapso no aprovechó
todo lo que venía construyendo, y volvió sobre los pesados ves-
tidos y las crinolinas, los corsés torturantes y los desmayos por
asfixia, en tanto el hombre volvió a mirarla como un ser anóma-
lo, enfermizo, sujeto a menstruaciones y dolores.
La ferocidad del capitalismo somete a las mujeres y a los
niños a las más duras y despiadadas faenas sin importar nada,
excepto la producción. Las mujeres de la clase media y alta se
la pasaban en sus jaulas de oro luciendo sus joyas y escuchando
cursilerías, mientras las obreras se reventaban en turnos de 16 ho-
ras envejeciendo a los veintitantos y muriendo un poco después.
Así llega el siglo XX, con grandes exigencias de las muje-
res trabajadoras en el campo y en la industria, poco después, la
guerra dio la oportunidad a la mujer de probar que podía dirigir

35
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

con facilidad su casa y las fábricas, la producción no se detuvo.


El feminismo adquirió mayor fuerza real y amplió su cobertura
mundial.
El feminismo ciertamente surgió en el siglo XIII, pero en el
XX ya no se detendría. Hoy no sólo es un movimiento reivindica-
torio, es también un conjunto de teorías que han abierto el paso a
la liberación sexual, y a la equidad de género.
El origen del movimiento feminista se ubica en la revolu-
ción francesa de 1789 que animó a las mujeres a denunciar su
situación de inferioridad, en lo jurídico, político, económico, la-
boral, educativo.
En esa época la militante Olimpia de Gouges redactó una
Declaración de los Derechos de la Mujer, inspirada en el pensamien-
to del filósofo y político Marqués de Condorcet. (Olympia de
Gouges es condenada a muerte por Maximiliano Robespierre
en 1793, no se sabe si por su insolencia feminista, o por alguna
simpatía hacia Luis XVI, o por ambas causas. Se le atribuye la
frase: “Hemos ganado el derecho de subir a la tribuna ya que no se nos
niega el de subir al cadalso”.) Esto animó a las mujeres a participar
activamente en la vida política y a formar clubes femeninos. En
1792 enviaron a la Asamblea una delegación encabezada por Etta
Palm, exigiendo que se reservaran puestos en los estamentos ci-
viles y militares para su sexo. No fueron atendidas, y Robespierre
instauró la época del terror que puso fin al embate femenino. La
revolución había dado, sin embargo, un impulso decisivo a una
lucha femenil que buscaba la reivindicación de sus derechos.
Tampoco era cierto lo del derecho de subir a la tribuna. En
ese mismo 1793, la actriz, Rose Lacombe, que había participado
en la toma de Las Tullerías, que se vestía de hombre y presidía la

36
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Sociedad de Mujeres Republicanas y Revolucionarias, fuerza la


entrada al Consejo General, acompañada por un grupo de mu-
jeres. El procurador Chaumette la increpa duramente: “¿Desde
cuando se les permite a las mujeres abjurar de su sexo, convertirse en
hombres?... La naturaleza ha dicho a la mujer: sé mujer. Los cuidados
de la infancia, los detalles del hogar, las inquietudes de la maternidad,
esos son tus trabajos”.
Se prohibió a las mujeres la entrada al Consejo y poco des-
pués se clausuraron los clubes femeninos. Mientras tanto, otras
mujeres revolucionarias van a la guillotina: Téroigne de Méri-
court, por ejemplo, y la bella e inteligente Madame Rolland, que
pertenecía a la Sociedad Fraternal de Patriotas de Ambos Sexos.
A ella se le atribuye también una frase célebre: “Oh libertad, cuán-
tos crímenes se cometen en tu nombre”.
En 1836, resurgió el feminismo francés en la Gazette des
Femmes (La Gaceta de las Mujeres), un periódico editado por
Madame Herbinot de Mauchamps, con el objetivo de lograr la
igualdad jurídica de hombres y mujeres. En 1848 se produjo en
Francia otro gran estallido revolucionario que fue aprovechado
de nuevo por los clubes de mujeres que reclamaban no sólo la
igualdad jurídica y el derecho al sufragio, sino también la equi-
paración salarial y laboral.
Esas nuevas demandas se explicaban por la creciente in-
dustrialización, las mujeres de mediados del siglo XIX tuvieron
que abandonar sus hogares para integrarse a las industrias y ta-
lleres. Conocieron pronto una realidad: si los obreros eran mal
pagados, ellas lo eran aún peor. La contratación de hombres de-
creció y provocó brotes de rechazo contra las mujeres. Las mu-
jeres probaron que eran capaces de contribuir al mantenimiento

37
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

de sus familias, y adquirieron conciencia de su poder laboral y


económico, de ahí la estrecha relación del feminismo con los mo-
vimientos obreros, especialmente surgidos de la izquierda.
En 1868 se creó en Francia el primer movimiento feminis-
ta en torno al periódico Le Droit des Femmes (El Derecho de las
Mujeres), editado por Marie Deraismes y Léon Richer. Esto con-
tribuyó a la organización del primer congreso internacional de
mujeres.
En tanto el movimiento socialista, había incluido las de-
mandas de las mujeres entre sus propuestas políticas, y así sur-
gió la sociedad Le Suffrage des Femmes (El Voto de las Mujeres),
fundada por Hubertine Auclert.
En 1882 diversas organizaciones de mujeres celebraron
un segundo congreso, contando con el apoyo de Víctor Hugo y
Alexandre Dumas (hijo), que fue quien acuñó el término femi-
nismo. Las mujeres francesas conquistaron el derecho al voto en
1949.
En los Estados Unidos de América (EUA) los movimien-
tos a favor de la mujer se inician desde 1837 cuando se funda la
universidad femenina de Holyoke. En 1848, una convención de
mujeres, se reunió en Seneca Falls y en Rochester, Nueva York,
encabezada por Elizabeth Cady Stanton y Lucretia Mott, que
pugnaban por la equiparación jurídica de hombres y mujeres;
sin embargo debieron esperar hasta el siglo siguiente para poder
ejercer su derecho al voto.
Hacia 1869 había en EUA dos asociaciones feministas, la
Asociación Nacional del Sufragio Femenino, dirigida por Harriet
Stanton y Susan B. Anthony, y la Asociación Estadounidense del
Sufragio Femenino, liderada por Lucy Stone. En el año de 1920 las

38
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

mujeres de los Estados Unidos alcanzaron su derecho al voto.


En Inglaterra, Mary Wollstonecraft publicó en 1792 “A
Vindication of the Rights of Women” (Reivindicación de los dere-
chos de las mujeres), en la que exigía para la mujer las mismas
oportunidades de que gozaban los hombres en la educación, el
trabajo y la vida política. En 1886, Barbara Leigh Smith y John
Stuart Mill, impulsaron la creación de un comité del sufragio fe-
menino que presentó al Parlamento un proyecto igualitario, pero
le fue rechazado.
En 1903, Emmeline Pankhurst, al frente de la Unión Social
y Política de las Mujeres se lanzó a la lucha abierta utilizando
incluso los medios violentos, como ataques contra estaciones fe-
rroviarias, incendios de edificios y ruptura de escaparates, junto
con ruidosas manifestaciones callejeras. La unión fue prohibida
en 1913, y Pankhurst y muchas de sus seguidoras fueron juzga-
das y condenadas a prisión.
Esa primera corriente feminista se diluye, debido a dos si-
tuaciones: el espíritu reaccionario de la Europa posnapoleónica;
y la moda romántica, que exalta en la mujer los aspectos que
consideran más femeninos y se estereotipa a las activistas fe-
ministas como “no mujeres” “entes masculinos feos” “personas
que seguramente fueron desdeñadas por los hombres” y como
“resentida que no ha merecido el amor.”
A principios del siglo XX, la situación fue más favorable
a los reclamos femeninos. La revolución rusa de 1917 concedió
el derecho al voto femenino, y en 1930 las mujeres votaban en
países tan diferentes como Nueva Zelanda, Ecuador o Finlandia.
Hacia 1950, la lista comprendía más de cien naciones.
En España, Concepción Arenal había defendido en el siglo

39
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

anterior el derecho de la mujer a la educación y en 1920 habían


surgido agrupaciones feministas como la Asociación Nacional
de Mujeres Españolas, en Madrid, o la Mujer del Porvenir y la
Progresiva Femenina, en Barcelona. Durante la dictadura de Mi-
guel Primo de Rivera algunas mujeres alcanzaron puestos legis-
lativos, y desde 1931 obtuvieron el sufragio y llegaron, incluso,
a formar parte del gobierno.
En México surgieron organizaciones feministas en el siglo
XX, como la Sociedad Protectora de la Mujer, fundada en 1904.
Después de la segunda guerra mundial, el feminismo vol-
vió a resurgir, bajo la influencia de obras como Le Deuxième sexe
(1949; El segundo sexo), de la escritora francesa Simone de Beau-
voir, y The Feminine Mystique (1963; La mística de la feminidad),
de la estadounidense Betty Friedan. En estas obras ya no se tra-
taba de conquistar los derechos cívicos de las mujeres, sino de
describir su condición de oprimidas por la cultura masculina, de
señalar los mecanismos psicológicos y psicosociales de tal mar-
ginación, y de apuntar las estrategias que permitieran acceder a
una liberación integral, que incluyera también el cuerpo y los de-
seos. Entre las reivindicaciones solicitadas por este movimiento
feminista se cuentan la interrupción voluntaria del embarazo.
El año 1975 fue declarado Año Internacional de la Mujer por
las Naciones Unidas, este evento provocó una gran concentra-
ción de mujeres en la ciudad de México. Y se aprobó un plan de
acción para promover el ascenso social y personal de la mujer en
todas las naciones del mundo.
La plena igualdad de la mujer se ha ido logrando de ma-
nera muy desigual en los diversos países del mundo. Entre los
principales obstáculos están los de índole cultural. Por ejemplo,

40
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

poco se ha avanzado en los esquemas de organización tribal del


continente africano o en la cultura fundamentalista del mundo
islámico.

D.- La liberación de la mujer


La liberación de la mujer es una expresión que usan las corrientes
en favor de la emancipación femenina y que se diferencia del
feminismo en que durante algún tiempo se enfocó a las conquis-
tas sufragistas de fines del siglo pasado y principios de éste. Sin
embargo, el término sigue definiendo globalmente la posición de
quienes reclaman para la mujer una situación de igualdad res-
pecto del hombre, aunque el debate asuma aspectos diferentes
en épocas y en lugares.
Se nombra movimiento de liberación de la mujer el que se
inicia en Estados Unidos en 1966, cuando Betty Friedan funda
--tres años después de haber publicado La mística femenina-- la
National Organization of Women (NOW).
Los movimientos de liberación femenina se presentan tam-
bién en Inglaterra, Francia, Italia y muchos otros países. Aunque
como hemos dicho Simone de Beauvoir lo define desde 1949 en
su obra El segundo sexo y confía en el porvenir, cierta de que
el camino de la liberación de la mujer ya había empezado y no
se detendría. En 1972 escribe: “Entiendo por feminismo el hecho de
luchar por reivindicaciones propiamente femeninas, paralelamente a la
lucha de clases, y me declaro feminista” Y sigue: “No, no hemos ganado
la partida: de hecho, desde 1950 no hemos ganado casi nada. La revolu-
ción social no llegará a resolver nuestros problemas. Y estos problemas,
que atañen a poco más de la mitad de la humanidad, los considero hoy
esenciales”. Simone de Beauvoir junto con las activistas del mun-

41
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

do pasa de la teoría a la acción: participa en desfiles desafiantes,


firma manifiestos y declara fuerte en los medios a su alcance.
Resulta interesante observar que el movimiento de libera-
ción está más activo en los países donde más ha avanzado el mo-
vimiento y que sea, un hombre, Leon Richier, el primer feminista
francés declarado, quien funda en 1866 una revista feminista de
cierta importancia y duración, Le Droit des Femmes. Era sin duda
un título demasiado agresivo para la época, y tuvo que cambiar
en L’Avenir des Femmes: un porvenir lejano, que no asustaba a la
opinión pública, el movimiento no tuvo muchas adeptas. Tam-
bién resulta interesante que una mujer independiente y liberada
como George Sand, no haya querido colaborar en La Voix des
Femmes.

E.- Un balance en el siglo XIX


El siglo XIX trae aparejado el crecimiento del socialismo cuyas
teorías impulsaron fuertemente las reivindicaciones femeninas,
especialmente las de las mujeres campesinas y obreras.
El feminismo socialista está representado por una mujer
latinoamericana: Flora Tristán, hija de peruano y autora del li-
bro, Peregrinaciones de una paria, publicado en París en 1835, en
el que describe la deplorable situación de las mujeres de su país.
Flora Tristán proponía el estado socialista como el camino más
seguro para la reivindicación femenina por ello se decidió a par-
ticipar directamente en la lucha obrera.
En el siglo XIX John Stuart Mill (filósofo, economista y
político inglés) defiende en el Parlamento de su país el derecho
de voto de la mujer. Publica en 1869 el famoso ensayo sobre
la esclavitud de la mujer, cuyos argumentos esenciales siguen

42
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

vigentes hoy día. Stuart Mill reconoce que la razón vale poco
si tiene que oponerse a una situación secularmente consagrada
a los instintos, sentimientos y costumbres irracionales. Sobre el
tema dice “Nuestros sentimientos respecto a la desigualdad de los dos
sexos son, por infinitas causas, los más arraigados de cuantos forman
una muralla protectora de las costumbres e instituciones del pasado”. J.
Stuart Mill defiende a la mujer como nadie lo había hecho antes
y al respecto escribe: “...la adopción del régimen de la desigualdad no
fue fruto de la deliberación, del pensamiento libre, de una teoría social
o de un conocimiento reflexivo de los medios de asegurar la dicha a la
humanidad... Este régimen proviene de que, desde los primeros días de
la sociedad humana, la mujer fue entregada como esclava al hombre que
tenía interés o capricho en poseerla, a quien no podía oponerse dada la
inferioridad de su fuerza corporal.”
También en los Estados Unidos las mujeres se asomaron
a la vida política, participando en la convención antiesclavista
celebrada en Londres en 1840 de la que ocho mujeres norteame-
ricanas fueron expulsadas de la asamblea. Luego de lo cual se
fundaría en 1848, Séneca Falls, Nueva York un organismo formal
para la lucha por el sufragio en Estados Unidos; sería en 1920,
cuando el Senado otorgó el voto a la mujer. También Inglaterra
concede el voto a la mujer al final de la primera guerra mundial.
La revolución rusa, de acuerdo con las ideas de Marx y Lenin, lo
había otorgado desde 1917.
El primer país que concedió el voto completo a la mujer
fue Finlandia, en 1906. Suecia, autorizó un voto limitado, en
1862. Siguieron algunos países latinoamericanos; China lo au-
torizó en 1927; Turquía en 1935. Francia lo autorizó en 1945. En
México se consigue en 1953, bajo la presidencia de don Adolfo

43
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Ruiz Cortines.
Los actuales movimientos feministas ya no luchan sólo por
los derechos laborales y las reformas a ciertas leyes. Hoy se pro-
testa contra la situación misma de la mujer; lo mismo en la fa-
milia que en la sociedad. Aunque sabemos que es la sociedad de
consumo la que ha impuesto a la mujer el papel de objeto sexual,
es la educación familiar la que lo sanciona y lo estimula.
En los Estados Unidos se publicó en 1970 la antología “Sis-
terhood is Powerful” (La hermandad de las mujeres es poderosa)
de Robin Morgan en la que se enumeran unas cincuenta agru-
paciones feministas, algunas de ellas sumamente agresivas y
antimasculinas, como SCUM “Society for Cutting Up Men” que
pretende destruir a los hombres a quienes califica como “una
mujer incompleta” y que “un gobierno de mujeres acabaría con
todos los males del sistema en que vivimos”. Esto es, la utopía no
queda excluida de los movimientos feministas.
La discriminación positiva a favor de la mujer surgió en
Alemania en 1990 cuando se estableció que laboralmente en
igualdad de circunstancias será preferida la mujer. La IV Confe-
rencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Pekín en septiembre
de 1955 abrió enormes posibilidades a la participación de la mu-
jer en la vida civil, política, laboral, económica, social y cultural.

F.- Cronología de la equidad de género en México


A fines del siglo XIX y principios del XX, muchas mujeres de-
cidieron organizarse en clubes políticos liberales, dispuestas a
luchar contra la dictadura de don Porfirio Díaz. La siguiente
visión panorámica nos permitirá apreciar cronológicamente las
diferentes acciones de los grupos de mujeres en busca de la rei-

44
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

vindicación de sus derechos.


1900.- Se forma el Club Liberal “Ponciano Arriaga” en San
Luis Potosí, así como el Club Liberal de “Señoras y Señoritas An-
tonia Nava” en Matehuala; otros clubes igualmente liberales sur-
gen en: Zitácuaro, Michoacán, encabezado por Aurora y Elvira
Colín; en Veracruz, se forma el Club Liberal “Señoras y Señoritas
Discípulas de Juárez” encabezado por Josefa Arjona de Pinelo y
Donaciana Salas; en Coatzacoalcos, por Josefa Tolentino y Ra-
faela Alor; en Chihuahua, destaca Silvina Rembao de Trejo; en
la Ciudad de México, sobresalen Concepción Valdés, Modesta
Abascal, Otilia y Eulalia Martínez Núñez.
1901.- Se publica en Morelia, Mich., el periódico La Mu-
jer Mexicana. En Guanajuato, Juana Belén Gutiérrez de Mendo-
za fundó el periódico Vésper, para defender a los mineros, pero
sus tendencias anticlericales y antiporfiristas, provocaron que las
autoridades le confiscaran la imprenta. También llega a México
para establecer relaciones con los hermanos Flores Magón.
1903.- El Club Liberal “Ponciano Arriaga” de la Ciudad
de México, cuenta entre sus militantes a Juana Belén Gutiérrez,
Elisa Acuña y María del Refugio Vélez. También en ese año son
aprehendidas Juana Belén Gutiérrez y Elisa Acuña.
1904.- Laura N. Torres funda el grupo feminista “Admira-
doras de Juárez”, en tanto que María Sandoval de Zarco y Laura
Méndez de Cuenca fundan la Sociedad Protectora de la Mujer;
y Dolores Correa Zapata edita la revista La Mujer Mexicana. El
Laredo, Texas Juana Belén Gutiérrez, Elisa Acuña y Sara Estela
Ramírez, vuelven a publicar las revistas Vésper, La Corregidora
y La Protesta Nacional. En la Ciudad de México Emilia Enríquez
edita “El Hogar”, Julia Sánchez edita “El Látigo Justiciero”.

45
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

1905.- Juana Belén Gutiérrez de Mendoza restablece en la


Ciudad de México la revista Vesper y crea la asociación de muje-
res “Socialismo Mexicano” que edita la revista Anáhuac. En tanto
que María Sandoval y Dolores Correa forman la Sociedad Pro-
tectora de la Mujer., y Elodia Campuzano publica los periódicos
El Nigromante y La Voz de Juárez.
1906.- El Programa del Partido Liberal Mexicano y El Manifies-
to a la Nación de Ricardo Flores Magón plantean la igualdad de
la mujer y la reglamentación del trabajo doméstico. En Ciudad
Victoria, Tamaulipas, Irene Passemente de Argüelles y Josefa C.
de Guerra fundan la “Sociedad Femenil Cooperativa”. Se forma
la agrupación Admiradoras de Juárez por las profesoras Eulalia
Guzmán, Hermila Galindo y Luz Vera. Concepción Gómez Pe-
zuela, Manuela M. de Oviedo y Emmy Ibáñez Navarro fundan la
“Sociedad Internacional Femenina Cosmos” y publican La Abe-
ja. En Chihuahua surge el Club “Hijas de Cuauhtémoc”, dirigi-
do por la señora Flores de Andrade en apoyo al Partido Liberal
Mexicano.
1907.- Lucrecia O. Toriz, apodada la Virgen roja de los tra-
bajadores mexicanos, se enfrenta a los soldados durante la huel-
ga general de la industria textil de Puebla, junto con otras muje-
res, llevan por armas, pedazos de pan y tortillas viejas, para sus
hombres reprimidos en la huelga. En Tizapán de Zaragoza, D. F.,
se funda la agrupación de obreras textiles “Hijas del Anáhuac”,
dirigida por las hermanas María del Carmen y Catalina Frías,
Justa Vega y Eligia Pérez. En El Paso, Texas, Isidra T. Cárdenas
publica el semanario La Voz de la Mujer.
1908.- Andrea Villarreal lleva armas y parque a los rebel-
des de Las Vacas, Coahuila, con motivo de las revueltas del PLM.

46
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

En tanto, en el Distrito Federal, Elisa Acuña publica Fiat Lux, re-


vista de la Sociedad Mutualista de Mujeres.
1909.- Las asociaciones y clubes antirreeleccionistas feme-
niles, proliferan en casi todo el país. En Chihuahua, se forma el
club “Sara Pérez de Madero” dirigido por Dolores Romero de
Revilla. En la Ciudad de México, se forma la Liga Femenil de
Propaganda Política, dirigida por María Luisa Urbina, Joaquina
Negrete y Adela Treviño. En Puebla, se forma el club “Josefa Or-
tiz de Domínguez”, integrado por trabajadoras de las cigarreras;
también se formó la Junta Revolucionaria de Mujeres, encabeza-
da por las maestras Carmen Serdán, Paulina Maraver, las her-
manas Narváez e Ignacia Vázquez. En Guadalajara, se forma el
Club “Leona Vicario”, dirigido por María Enríquez Hermosillo.
En Estados Unidos Andrea Villarreal, forma la asociación “Juana
de Arco Mexicana”, en San Antonio, Texas, y se publica el perió-
dico “Mujer Moderna”, que apoya la causa magonista.
1910.- Elisa Acuña Rossetti funda el periódico La Guillotina,
a favor de la causa revolucionaria. El Club “Las Hijas de Cuau-
htémoc” dirigido por Dolores Jiménez y Muro se une a Madero.
1911.- Dolores Jiménez y Muro fundó el grupo “Regene-
ración y Concordia”, a causa de lo cual fue hecha prisionera.
El Club de “Amigas del Pueblo” presiona al Presidente interino
Francisco León de la Barra para que otorgue el derecho a votar
a la mujer. También se entrevistan con Emiliano Zapata en Villa
de Ayala, Morelos, y le solicitan deponer las armas. Guadalu-
pe Rojo es encarcelada por su publicación Juan Panadero que es
clausurado. Se crea la Casa del Obrero Mundial. Entre sus funda-
dores destaca María Hernández de Zarco.
1913.- Se funda el “Comité Femenil Pacificador” integrado

47
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

por Isabel Medina, María Hernández Hoyo y Concepción Durán.


Como consecuencia del asesinato de Madero y Pino Suárez se
forma el Club las “Hijas de la Revolución”.
1914.- Juana Belén Gutiérrez de Mendoza funda el diario
La Reforma, que reivindica a la raza indígena. En Cuernavaca,
Dolores Jiménez y Muro y Aurora M. Martínez publican el pe-
riódico antihuertista La Voz de Juárez. Hermila Galindo, represen-
tante del Club “Abraham González”, pronuncia un discurso de
bienvenida a don Venustiano Carranza a su llegada a la capital;
se convierte en su secretaria.
Consuelo Uranga representa a México ante el Congreso
Feminista de París, que se pronuncia en contra de la guerra. Se
legaliza el divorcio, el derecho a la pensión alimenticia y al ma-
nejo y propiedad de bienes. Emiliano Zapata nombra a Aurora
Martínez de Hernández agente del Ejército Libertador del Sur.
1915.- Hermila Galindo funda el semanario ilustrado La
Mujer Moderna, Salvador Alvarado asume el cargo de gobernador
de Yucatán y expide un código sanitario para regular la prostitu-
ción. Del 13 a 16 de enero de 1916 en el Teatro “Peón Contreras”
de la Ciudad de Mérida, Yucatán, se llevan a cabo los trabajos
del Primer Congreso Feminista de Yucatán. La convocatoria fue
hecha por el gobernador. El movimiento feminista mexicano
del siglo XX, debe otorgar un reconocimiento especial a Salva-
dor Alvarado, porque impulsó importantes cambios a favor de
la mujer, entre otros, organizó el Primer Congreso Feminista, en
cuya convocatoria señalaba: “Es un error educar a la mujer para una
sociedad que ya no existe, habituándola a que, como en la antigüedad,
permanezca recluida en el hogar, el cual sólo abandona para asistir a los
saraos y fiestas religiosas, y que no se le reivindica colocando sobre su

48
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

tumba el epitafio romano: “cuidó su casa y supo hilar la lana”. A este


Congreso asistieron 617 delegadas, entre ellas Herminia Galindo
que se desempeñaba como Secretaria de don Venustiano Carran-
za, y que presentó una ponencia titulada La mujer en el porvenir
en la que planteaba la igualdad en educación entre la mujer y el
hombre, al tiempo que demandaba libertad sexual para ambos,
y el derecho al voto para la mujer.
1916.- La Confederación de Sindicatos del Distrito Federal,
encabezada por los electricistas, declara la huelga general. Don
Venustiano Carranza ordena aprehender a los dirigentes, entre
ellos Esther Torres y Ángela Inclán, quienes son absueltas de la
pena capital luego de que los huelguistas fueron juzgados; sin
embargo, reclaman igualdad en las responsabilidades, argumen-
tando que tienen la misma representación, por lo que Carranza
ordena se castigue por igual a hombres y mujeres. Inicia sus tra-
bajos el Congreso Constituyente en Querétaro. Hermila Galindo
envía al Constituyente una propuesta para que se otorgue el voto
a la mujer y encabeza un nutrido grupo de mujeres que se mani-
fiesta por el voto a las puertas del Teatro Iturbide, de Querétaro,
donde se celebraba el Congreso Constituyente.
1917.- Hermila Galindo lanza su candidatura para diputa-
da por el V distrito electoral de la Ciudad de México.
1919.- Salvador Alvarado publica su obra La reconstrucción
de México, en la que da a conocer su pensamiento “feminista”.
1923.- Felipe Carrillo Puerto, gobernador de Yucatán pro-
mueve una iniciativa de ley que concedía el voto a la mujer. La
profesora Rosa Torres G., obtiene el primer cargo de elección po-
pular en la República Mexicana, al ser electa primera regidora
en el Ayuntamiento de Mérida, ocupando la Regiduría de Pren-

49
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

sa y Beneficencia. El Partido Socialista del Sureste, encabezado


por Felipe Carrillo Puerto, lanza la candidatura de tres diputa-
das propietarias: Elvia Carrillo Puerto, Beatriz Peniche y Raquel
Dzib Cicero. Estas elecciones, fueron anuladas. En la Ciudad
de México se celebra el Primer Congreso Nacional Feminista,
convocado por la sección mexicana de la Liga Panamericana de
Mujeres; asistieron cien delegadas. En San Luis Potosí, se expide
el Decreto que concede a las mujeres el derecho a votar y a ser
electas en elecciones municipales. Estos derechos fueron poste-
riormente derogados. Elvia Carrillo Puerto se convierte en la pri-
mera mexicana electa diputada al Congreso de Yucatán, por el V
Distrito. Después de dos años, presentó su renuncia por amena-
zas de muerte.
1934.- Durante la campaña presidencial de Lázaro Cárde-
nas se forma el Frente de Mujeres Mexicanas. Carlos Riva Pala-
cio, líder del Partido Nacional Revolucionario, convoca a la for-
mación del sector femenino del partido. Inauguran este sector,
entre otras: la Liga Orientadora de Acción Femenina, creada en
1927, dirigida por Elvia Carrillo Puerto; el Bloque Nacional de
Mujeres Revolucionarias creado en 1929, presidido por Florin-
da Lazos León; el Partido Feminista Revolucionario creado en
1929, de donde saldrá la primera dirigente del Sector Femenil
del PNR, Edelmira Rojas Vda. de Escudero; y la Confederación
Femenil Mexicana creada en 1931, encabezada por María Ríos
Cárdenas.
1935.- El 1° de septiembre, en su primer informe de gobier-
no, el Presidente Lázaro Cárdenas envía una señal en el sentido
de abrir espacios a la participación de la mujer, tras lo cual se
crea una Oficina de Acción Femenina, dependiente del Comité

50
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Ejecutivo Nacional. Su primera directora es Margarita Robles de


Mendoza.
1936.- El 30 de marzo en Veracruz, el Partido Nacional Re-
volucionario (PNR) lanza la candidatura para diputadas locales
de dos mujeres: María Tinoco, como propietaria, y Enriqueta L.
de Pulgarón, como suplente. En Puebla las mujeres obtienen el
derecho al voto.
1937.- Lázaro Cárdenas presentó una iniciativa para re-
formar el artículo 34 constitucional, y así reconocer la igualdad
jurídica de la mujer y su participación política. La iniciativa no
prosperó. Soledad Orozco y Refugio García realizan campañas
para diputadas sin apoyo partidista, lo que las convierte en las
primeras candidatas independientes. El Presidente Cárdenas
anuncia en Veracruz, en un mitin de la Confederación Femenina
Mexicana, que “el gobierno no se detendrá únicamente a tratar cues-
tiones que interesen o más convengan a los hombres, sino que colocará
a las mujeres en el mismo plano que a los hombres, y para tal efecto,
presentaré a las Cámaras las reformas necesarias para que las mujeres
queden definitivamente incorporadas a la función social y política. Por-
que no sería justo que estuviéramos reclamando la presencia de la mujer
en los actos sociales, si no la hemos colocado en un plano de igualdad
política.”
1938.- En Chilpancingo, Guerrero, Aurora Meza Andraca
se convierte en la primera presidenta municipal. Dirigidas por
Refugio Rangel Olmedo, Lucina Villarreal y Aurora Fernández,
las mujeres campesinas se organizan en ligas femeninas. Tres
días después de haber iniciado su periodo presidencial, Miguel
Alemán envía a la Cámara de Senadores la iniciativa de adición
al artículo 115 de la Constitución, por la que otorga el derecho

51
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

a la mujer de votar y ser votada en elecciones municipales. Esta


iniciativa fue aprobada.
1947.- A raíz de la reforma del artículo 115 de la Consti-
tución, las mujeres comenzaron a ocupar cargos de elección en
los Ayuntamientos: en Aguascalientes, María del Carmen Mar-
tín del Campo se convierte en la primera Presidenta Municipal
de esta ciudad. Antes habían ocupado presidencias municipales:
la primera fue Aurora Meza Andraca, en 1938, en Chilpancin-
go, Guerrero, y poco después Virginia Soto, en Dolores Hidalgo,
Guanajuato. En el Distrito Federal, en 1947, Aurora Fernández
es nombrada delegada de Milpa Alta y Guadalupe Ramírez de
Xochimilco.
1952.- El 6 de abril Adolfo Ruiz Cortines, candidato a la
Presidencia de la República, promete iniciar las reformas consti-
tucionales para reconocer a la mujer la igualdad política. El 1º de
diciembre en su discurso de toma de posesión como Presidente
de México, Adolfo Ruiz Cortines anuncia que enviará a las Cá-
maras una iniciativa para reformar el artículo 34 constitucional y
demás relativos al voto femenino. El 2 de diciembre el Presidente
de la República, Adolfo Ruiz Cortines, envía al H. Congreso su
iniciativa de reformas a los artículos 34 y 115 de la Constitución.
El martes 9 de diciembre en la Sesión Ordinaria de la Cámara de
Diputados se da lectura a la iniciativa relativa a las reformas de
los artículos 34 y 115 constitucionales.
1953.- El 8 de octubre en Sesión Ordinaria de la Cámara de
Diputados, se declaran reformados los artículos 34 y 115, frac-
ción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexi-
canos. La aprobación se dio por unanimidad de 98 votos. El 13
de octubre el Presidente Adolfo Ruiz Cortines expide la reforma

52
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

de los artículos 34 y 115, fracción I, constitucionales, por la que


se otorga plenitud de derechos ciudadanos a la mujer mexicana.
Las reformas fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federa-
ción del 17 de octubre de 1953.
1954.- El 7 de septiembre Aurora Jiménez de Palacios se
convierte en la primera diputada federal, por el Primer Distrito
del Estado de Baja California.
1955.- El 3 de julio las mujeres acuden a votar, para las elec-
ciones federales. La primera en votar fue doña María Izaguirre
de Ruiz Cortines. Resultaron electas: Remedios Albertina Eze-
ta, por el Estado de México; Margarita García Flores, por Nuevo
León; Guadalupe Ursúa Flores, por Jalisco; y Marcelina Galindo
Arce, por Chiapas.
1958.- Macrina Rabadán se convierte en la primera diputa-
da propietaria de la oposición, por el Partido Popular Socialista,
durante la XLIV Legislatura (1958-1961).
1964.- Alicia Arellano Tapia y María Lavalle Urbina se con-
vierten en las primeras dos senadoras de la República por el PRI,
representando a Sonora y Campeche, respectivamente, en las Le-
gislaturas XLVI (1964-1967) y XLVII (1967-1970) Lavalle Urbina
llegó a ser presidenta del Senado.
1975.- Se promulga la reforma del segundo párrafo del ar-
tículo 4º de la Constitución Mexicana, por el que se eleva a rango
constitucional la igualdad entre el varón y la mujer así como la
libertad sobre el número y espaciamiento de los hijos. Esta refor-
ma se publica en el Diario Oficial del 31 de diciembre del mismo
año y su vigencia comienza el 1º de enero de 1975.
1979.- Griselda Álvarez Ponce de León se convierte en la
primera gobernadora de un estado de la República Mexicana:

53
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Colima. Ocupa el cargo hasta 1985.


1988.- Ifigenia Martínez Hernández se convierte en la
primera senadora de la oposición, en la LIV Legislatura (1988-
1991).

G.- La equidad de género: recuento inmediato


El término género se refiere a los atributos y oportunidades
que legítimamente corresponden al hombre y la mujer. El gé-
nero, se construye socialmente y por tanto puede ser modifi-
cado. La desigualdad de género es un problema que afecta a toda
la sociedad.
El 17 de julio de 1980, México firmó la Convención para
la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las
Mujeres, que fuera adoptada por la Asamblea General de las
Naciones Unidas, ratificándola el 23 de marzo de 1981 y pu-
blicándola en el Diario Oficial de la Federación el 12 de mayo
de ese mismo año.
México fue de los últimos seis países de América Latina
que reconocieron los derechos políticos de la mujer; trece nacio-
nes lo hicieron antes. El artículo 4o. de la Constitución Política
de la República Mexicana establece la plena igualdad jurídica del
hombre y de la mujer.
El gobierno mexicano ha suscrito diversos convenios y de-
claraciones internacionales en Equidad de Género, entre otros: la
Declaración y Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mun-
dial sobre la Mujer, la Declaración sobre Población y Desarrollo,
y la Convención sobre la Eliminación de todas la Formas de Dis-
criminación contra la Mujer. En la Cuarta Conferencia Mundial
de la Mujer (Beijing 1995), nuestro país se comprometió a reali-

54
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

zar tareas encaminadas a reconocer y apoyar la participación de


la mujer en la gestión de los recursos naturales y en la protección
del medio ambiente.

H.- Hombres y equidad de género


Posterior a la Conferencia Internacional de Población y Desarro-
llo (El Cairo 1994) y la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer
(Beijing 1995) el tema de la participación de los hombres en salud
sexual y reproductiva ha ganado mucho interés, por las siguien-
tes razones:
• La concientización de que las relaciones de género in-
equitativas afectan la salud reproductiva de ambos sexos
de maneras múltiples;
• La existencia de evidencias de los efectos negativos de
ciertos comportamientos de riesgo de algunos hombres
para la salud de las mujeres e hijos;
• La solicitud por parte de las mismas mujeres para que
se incorpore al hombre en los servicios de salud sexual y
reproductiva;
• La preocupación por las infecciones transmitidas sexual-
mente (ITS) y el VIH/SIDA;
• El interés creciente por parte de los hombres para mejo-
rar su propia salud y la de sus parejas sexuales y familias.
• El avance legislativo sobre el tema, en cuyo contexto, ci-
tamos la siguiente nota relativa a la equidad de género.

En octubre del año 2000, en la mesa uno, sobre la Reforma del


Estado del equipo de transición de Vicente Fox, Patricia Galeana
refiere “Es preciso mantener un órgano gubernamental encarga-

55
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

do de generar y coordinar una política de Estado en pro de la


equidad”.
A decir de Galeana, integrante de la Federación de Mu-
jeres Universitarias, especialista sobre los derechos de las mu-
jeres y las niñas, “fue hasta este sexenio cuando se estableció el
programa Alianza por la Igualdad que tomó después el nombre
del Programa Nacional de la Mujer (Pronam), aplicado por la
Coordinación Nacional de la Mujer (Conmujer) dentro de la Se-
cretaría de Gobernación”.
“La Comisión de Equidad y Género, de la Cámara de Di-
putados, ve con gran satisfacción él hecho histórico de haber
participado en la conformación y trabajos de esta Primera Comi-
sión, encargada de atender y trabajar por la equidad entre los
géneros.
La participación de México en el ámbito internacional
sobre el tema ha sido muy puntual, pues a mediados de 1997,
nuestro país ya había adoptado por lo menos 19 instrumentos
internacionales entre Convenciones, Declaraciones y Pactos, que
de manera específica y directa incluyen objetivos y estrategias
relativas al reconocimiento e impulso de los derechos y situacio-
nes de vida de las mujeres, la niñez y la familia.
Desde 1995 el gobierno mexicano junto con los países par-
ticipantes en la IV Conferencia de la Mujer, acuerdan desarrollar
los objetivos de igualdad, desarrollo y paz para todas las mujeres
y sociedades del mundo.
La Plataforma de Acción de Beijing retoma la revisión y
los compromisos derivados de Conferencias Internacionales an-
teriores y refleja las situaciones de vida y desarrollo, que en todo
el mundo experimentan las mujeres de los diferentes países.

56
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Por su parte La Conferencia de Beijing y la Convención de Be-


lém do Pará, tuvieron un notorio impacto en los discursos de or-
ganismos civiles, espacios académicos y en agendas políticas de
partidos y del gobierno.
Recordemos que la Convención de Belém do Pará define la
violencia contra la mujer en el ámbito público y privado y con-
dena todas las formas de violencia física, sexual, psicológica,
emocional y establece medidas para reducir diferentes formas
de violencia contra ellas.
Para evaluar los avances logrados a cinco años de la Plata-
forma de Acción de Beijing, la Asamblea General de la ONU, con
sede en la ciudad de Nueva York, convocó a un periodo extraor-
dinario de sesiones, del 5 al 9 de junio del 2006, cuyo tema sería
La Mujer en el año 2000, Igualdad entre los Géneros, Desarrollo y Paz
en el Siglo 21, llamada por eso “Pekin + 5 —que a juicio de algu-
nas expertas casi termina como la Conferencia “Pekin - (menos)
5”, por los serios riegos de retroceso que se vivieron respecto a
los acuerdos de 1995—.
A los discursos, programas e instancias creadas relacio-
nadas con la atención de la problemática directa de las mujeres
actualmente se le asocia o designa como “cuestiones de equidad
de género”. Género y Equidad que son herramientas concep-
tuales de análisis de género y síntesis. Los términos engloban y
expresan el proceso por el que han transitado las experiencias
de vida de las mujeres y la interpretación y el análisis de esas
experiencias.
Equidad y Género en la segunda mitad de los noventa, es
un término ampliado para referirse y sobre todo analizar las con-
diciones de igualdad y diferencia de las mujeres y los hombres

57
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

en los diferentes ámbitos en los que se relacionan y desarrollan.


Lo cual implica considerar los hechos biológicos, sociales, psico-
lógicos, culturales, económicos que definen las relaciones entre
hombres y mujeres. A nuestra manera de entenderla sirve prin-
cipalmente para identificar los factores que posibilitan la des-
igualdad o discriminación por el hecho de ser hombre o mujer
en cualquier espacio público o privado.
En el año 2000, el Presidente Vicente Fox, expresó “Es ur-
gente borrar de nuestro marco normativo cualquier ordenamien-
to que pueda generar inequidad de género”, señalando la impor-
tancia del trabajo desarrollado por las Comisiones de Equidad y
Género del Congreso, del Parlamento de Mujeres, así como los
esfuerzos de los Congresos Locales. Responsabilizó a un grupo
de expertos y expertas coordinados con el Instituto de la Mujer,
para que revisaran a fondo tanto la Constitución como de los
códigos civiles y penales en cada estado, así como todos los or-
denamientos legales que fueran necesarios, a fin de impulsar las
modificaciones pertinentes.

I.- La perspectiva de género en el ámbito internacional


Con la finalidad de mostrar un visión global de la búsqueda de
equidad como objeto del establecimiento de políticas interna-
cionales, es importante remitirnos a los conceptos básicos de la
Carta Universal de los Derechos Humanos, dicho documento en
sus principios fundamentales considera que la libertad, la justi-
cia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la
dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de
todos los miembros de la familia humana, refiere que los seres
humanos deben ser liberados del temor y de la miseria y que

58
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

además deben disfrutar de la libertad de palabra y de la libertad


de creencias, considera esencial que los derechos humanos sean
protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre
no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la
tiranía y la opresión, teniendo como fundamento promover el
desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones.
Los países que conforman las Naciones Unidas han reafir-
mado en dicha Carta su fe en los derechos fundamentales del
hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la
igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado
resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida
dentro de un concepto más amplio de la libertad.
Los artículos que abordan el desarrollo de políticas para
la equidad entre los géneros son el primero y segundo, estos
promulgan que “Todos los seres humanos nacen libres e igua-
les en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y
conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los
otros” y que “Toda persona tiene todos los derechos y libertades
proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza,
color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra
índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento
o cualquier otra condición.”
En los apartados siguientes destacan las garantías que tie-
nen todos los individuos para su derecho a la vida, a la libertad
y a la seguridad de su persona. Así como a no ser sometidos
a actos de esclavitud ni de servidumbre, ni a torturas, penas o
tratos crueles, inhumanos o degradantes. Además menciona que
hombres y mujeres son iguales ante la ley y tienen, sin distinción,
derecho a igual protección de la misma.

59
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

En el artículo 21, refiere la Carta, que toda persona tiene


derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o
por medio de representantes libremente escogidos, así como tie-
ne el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funcio-
nes públicas de su gobierno.
En cuanto a oportunidades de trabajo y salariales, mencio-
na que toda persona tiene derecho al trabajo, a su libre elección,
a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo, además a la
protección contra el desempleo, también a gozar sin discrimina-
ción alguna de igual salario por trabajo igual.
Menciona también que toda persona tiene derecho a la
educación, esta debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a
la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental
será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser
generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para
todos, en función de los méritos respectivos.
En la Carta promulgada el 10 de diciembre de 1948, desta-
can los principios fundamentales de igualdad sin condición de
sexo, mas sin embargo diversos países han adoptado como com-
plemento lo que denominan “Carta de los derechos de la Mujer”,
documento en el que se destaca que la mujer tiene derecho a:
• Tomar decisiones respecto a su trabajo, número y espar-
cimiento de sus hijos, estudiar y el uso de su tiempo libre.
• La salud reproductiva.
• Compartir con la pareja las responsabilidades y necesida-
des familiares.
• Reclamar el reconocimiento de paternidad.
• Acudir a una Agencia del Ministerio Público para inter-
poner una demanda en caso de violencia familiar.

60
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

• Igualdad de oportunidades.
Esto como resultado de las diversas reuniones y convenciones
en las que diversos países (entre ellos México), han participado
convocados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU)
o a través de los diversos organismos Internacionales tales como
la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la
Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés), que tie-
nen como eje central la reivindicación y reconocimiento de lugar
como sujeto de derecho que tienen las mujeres. Aquí se brinda
un breve recuento los tiempos, lugares, participaciones y acuer-
dos a los cuales se han comprometido los países que conforma y
participan activamente dentro de la ya citada Asamblea.
La Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer
(ONU, 1952), representa el logro al que contribuyeron numero-
sas mujeres que desde la década de los años 30 habían obtenido
el derecho a participar en elecciones municipales. Además de
los anteriores instrumentos internacionales encontramos, en-
tre otros, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos
(ONU, 1966) y el Pacto Internacional de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales (ONU, 1966), en los cuales se sustentan los
derechos humanos.
El año de 1975 fue establecido por la Organización de las
Naciones Unidas, como el Año Internacional de la Mujer, corres-
pondiendo a México fungir como sede de esta Primera Confe-
rencia Mundial de la Mujer, cuyo tema central se ubicaba en “La
igualdad, la paz y el desarrollo”. Es a partir de este momento que
se impulsan en todo el mundo acciones tendientes a revisar la
condición y situación de los derechos de las mujeres, iniciándose
como un tema que permanece en las agendas nacionales de los

61
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

países participantes en la Organización.


Cuatro años después en 1979, se realizó la Convención para
la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer,
siendo aprobada por la Asamblea General de las Naciones Uni-
das, entró en vigor en 1981, marcando el inicio (a la par del mo-
vimiento feminista) del esclarecimiento de la conceptualización
de igualdad entre hombres y mujeres, con gran relevancia por
su importancia en la búsqueda de la equidad. Más tarde se reali-
zaron diversas reuniones que continuaban con este tema central,
tales como:
• La Conferencia Mundial de la Década de Naciones Uni-
das para la Mujer (1980).
• La Tercera Conferencia Mundial para la Revisión y Eva-
luación de los Logros de la Década de Naciones Unidas
para la Mujer (Nairobi, 1985).
• La Cuarta Conferencia sobre la Mujer Acción para la
Igualdad, el Desarrollo y la Paz. (Beijing, 1995).
• La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar
y Erradicar la Violencia contra la Mujer. (Belém Do Pará,
1996).

J.- La perspectiva de género en México


Una de las demandas más reiteradas de las mujeres mexicanas
es que se logre la integración de la perspectiva o enfoque de gé-
nero en todas las políticas de desarrollo nacional. Al respecto,
señala el Informe sobre Desarrollo Humano (PNUD, 1997) “Si no
se introduce la dimensión de género en el desarrollo, se pone en
peligro el propio desarrollo. Y si las estrategias encaminadas a
reducir la pobreza no potencian a las mujeres, no lograrán bene-

62
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

ficiar a toda la sociedad”.


Esto no significa lograr una pequeña parte “del pastel”
para las mujeres en las políticas y programas de desarrollo, sino
de analizar las implicaciones que tienen las mujeres en la cons-
trucción de un país equitativo y justo.
El enfoque o perspectiva de género nos permite diferen-
ciar entre sexo y género, correspondiendo al segundo determi-
nar lo que es conveniente, adecuado y posible para hombres y
mujeres en relación a sus comportamientos y actitudes, roles y
actividades y participación en los diferentes ámbitos sociales: fa-
milia, escuela, gobierno, economía, etcétera.
La siguiente tabla nos permite aclarar lo que estamos di-
ciendo.

(Walter, 1997)

El sistema sexo-género vigente produce una relación desigual de


poder entre mujeres y hombres que tiene que ver con una distri-
bución desigual de conocimientos, propiedad e ingresos, respon-
sabilidades y derechos. (De Barbiere, 1992)
Es en el año de 1980 cuando en el ámbito nacional la admi-
nistración federal diseñó el Programa Nacional de Integración
de la Mujer al Desarrollo, con el propósito de coordinar las acti-
vidades y proyectos específicos que se realizaron para la partici-
pación de México en la Tercera Conferencia Mundial de la Mujer

63
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

en Nairobi (capital de Kenya) a realizarse en 1985.


Mención aparte tiene la participación de México en el ini-
cio de la búsqueda y el establecimiento de políticas de equidad,
ya que en el año de 1979 participó en la Convención sobre la Eli-
minación de todas las Forma de Discriminación contra la Mujer
(ONU, 1979), cuyo Protocolo Facultativo fue aprobado en nues-
tro país por el Senado de la República y publicado en el Diario
Oficial de la Federación el 3 de mayo de 2002.
Otro documento importante es el instrumento oficial que
integró las necesidades de las mujeres y que fue constituido
como Programa Nacional de la Mujer, Alianza para la Igualdad (PRO-
NAM), el cual tuvo como base un diagnóstico realizado a nivel
nacional por todos los sectores de la sociedad y responde a los
lineamientos de política social establecidas por el Plan Nacional
de Desarrollo 1995-2000.
Con base en los trabajos desarrollados por el PRONAM fue
que se formó la Comisión Nacional de la Mujer (CONMUJER).
En el mes de enero de 2001, se crea el Instituto Nacional de las
Mujeres (INMUJERES) en respuesta a las demandas de los gru-
pos de mujeres que buscaban la igualdad, la equidad y el acceso
al desarrollo. Este Instituto, puso en marcha el actual Programa
Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discrimina-
ción contra las Mujeres (PROEQUIDAD) (2000-2006) abriendo
la posibilidad de que en varias entidades surgieran estructuras
similares a las del INMUJERES.
El Instituto Nacional de las Mujeres es un organismo pú-
blico autónomo descentralizado de la Administración Pública
Federal, con personalidad jurídica, patrimonio propio y autono-
mía técnica y de gestión. El 12 de enero de 2001 se publica en el

64
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Diario Oficial de la Federación la ley que lo crea y se establece


formalmente el 8 de marzo de ese mismo año, en el marco de la
celebración del Día Internacional de la Mujer.
Este Instituto trabaja para crear y desarrollar una cultura
de igualdad y equidad libre de violencia y discriminación, capaz
de propiciar el desarrollo integral de todas las mujeres mexica-
nas y permitir a hombres y mujeres ejercer plenamente todos sus
derechos. Tiene como criterios, la transversalidad, federalismo y
vinculación con los poderes legislativo y judicial, busca promo-
ver y fomentar las condiciones que posibiliten la no discrimina-
ción, la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y
mujeres.
En agosto del año 2001, el Instituto Nacional de las Muje-
res llevó a cabo los Foros Nacionales de Consulta para integrar
el Programa Nacional de Igualdad de Oportunidades y No Dis-
criminación contra las Mujeres, PROEQUIDAD, instrumento
rector del gobierno federal en materia de género, que sinteti-
za un largo proceso de toma de conciencia de la igualdad que
existe entre hombres y mujeres y que es producto del acuerdo
entre gobierno, organizaciones de la sociedad civil e institucio-
nes académicas.
El Programa Nacional de Igualdad de Oportunidades y No
Discriminación contra las Mujeres contempla nueve objetivos
fundamentales, a saber:
1. Incorporar la perspectiva de género como eje conductor
de los planes, programas, proyectos y mecanismos de tra-
bajo en la administración pública federal.
2. Impulsar un marco jurídico nacional eficiente y acorde
con los compromisos internacionales en materia de dere-

65
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

chos para las mujeres y las niñas, a través del cual se pro-
moverá y garantizará el pleno disfrute de estas normas
fundamentales de las mujeres y la niñez.
3. Fomentar la igualdad de oportunidades económicas en-
tre hombres y mujeres a través de la promoción de medi-
das programáticas de carácter afirmativo desde una pers-
pectiva de género.
4. Promover el desarrollo de procesos y políticas públicas
sensibles a las diferencias entre hombres y mujeres que
condicionan la pobreza.
5. Fomentar en todos los espacios de nuestra sociedad una
educación para la vida que promueva el aprecio por la
diversidad, la tolerancia y el respeto a las diferencias de
género de las personas, así como garantizar, con igualdad
y equidad, en todos los niveles, tipos y modalidades edu-
cativas, atención específica a las niñas y las mujeres, para
lograr ampliar su participación y desempeño en todos los
campos de la actividad humana, con un sentido de justicia,
al margen de prejuicios y discriminaciones.
6. Eliminar las desigualdades que impiden a las mujeres
alcanzar una salud integral.
7. Prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las
mujeres.
8. Garantizar a las mujeres el acceso y la plena participa-
ción en las estructuras de poder y la toma de decisiones, en
igualdad de condiciones que los hombres.
9. Fomentar una imagen de las mujeres equilibrada, respe-
tuosa de las diferencias y sin estereotipos en los ámbitos
culturales, deportivos y en los medios de comunicación.

66
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

En la actualidad según el INMUJERES, veintisiete estados de la


República cuentan con un Instituto; tres han creado Consejos;
uno nombró una Coordinación y como caso especial el estado de
Guerrero cuenta desde 1987 con una Secretaría de la Mujer.
Dentro del aspecto legislativo, es el 30 de septiembre de
1997 a solicitud y promoción de un grupo de legisladoras fede-
rales se crea la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de
Diputados. Esta surge después del que algunas diputadas de la
LVI Legislatura (1994-1997) propusieron la creación de una Co-
misión Especial para Asuntos de la Mujer, misma que fue lleva-
da solamente a discusión ya que su creación fue rechazada en el
pleno de sesiones. Dentro de los argumentos que motivaron esta
iniciativa, están todos los acuerdos internacionales signados por
el Gobierno de México y sus representantes legislativos, entre
ellos la Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mundial so-
bre las Mujeres, celebrada en Pekín (Beijing, capital de China) en
1995 y los trabajos de la Comisión de la Mujer del Parlamentario
Latinoamericano (Parlatino) en ese año, donde “obligaban” a las
autoridades a crear una Comisión legislativa para “los asuntos
de las mujeres”.
Fue hasta la gestión de la LVII Legislatura cuando diputa-
das de cinco partidos políticos (PRD-Partido de la Revolución De-
mocrática, PRI- Partido Revolucionario Institucional, PAN- Par-
tido Acción Nacional, PT- Partido del Trabajo y PVEM- Partido
Verde Ecologista Mexicano), lograron crear la Primera Comisión
de Equidad y Género en el Congreso. Dentro de las funciones y
objetivos de la Comisión citamos:
• Dar cumplimiento a todas las Convenciones Internacio-
nales de apoyo a las mujeres signadas por el gobierno del

67
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

país.
• Examinar los delitos en contra de las mujeres, violen-
cia sexual, familiar y las condiciones de trabajo desfa-
vorables.
• Pugnar por erradicar valores y estereotipos femeninos
que limitan el crecimiento de las mujeres.
• Aumentar la participación femenina en cargos de elección
popular, así como en la vida política y económica del país.
• Diseñar políticas públicas para eliminar los tratos discri-
minatorios hacia las mexicanas.
Finalmente, el 1° de febrero del 2007 se publica en el Diario Ofi-
cial la Ley General de Acceso de las mujeres a una vida libre de violen-
cia, la cual establece en sus artículos las responsabilidades de las
instancias administrativas y judiciales, así como los principios
rectores que orientan esta ley.
“Artículo 1.- La presente ley tiene por objeto establecer la coor-
dinación entre la Federación, las entidades federativas y los municipios
para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, así
como los principios y modalidades para garantizar su acceso a una vida
libre de violencia que favorezca su desarrollo y bienestar conforme a los
principios de igualdad y de no discriminación, así como para garantizar
la democracia, el desarrollo integral y sustentable que fortalezca la sobe-
ranía y el régimen democrático establecidos en la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos.
Las disposiciones de esta ley son de orden público, interés social y de
observancia general en la República Mexicana.
Artículo 3.- Todas las medidas que se deriven de la presente ley,
garantizarán la prevención, la atención, la sanción y la erradicación de
todos los tipos de violencia contra las mujeres durante su ciclo de vida y

68
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

para promover su desarrollo integral y su plena participación en todas


las esferas de la vida.
Artículo 4.- Los principios rectores para el acceso de todas las
mujeres a una vida libre de violencia que deberán ser observados en la
elaboración y ejecución de las políticas públicas federales y locales son:
I. La igualdad jurídica entre la mujer y el hombre;
II. El respeto a la dignidad humana de las mujeres;
III. La no discriminación, y
IV. La libertad de las mujeres.”

K.- La perspectiva de género en la educación básica


El Plan y programas vigentes de Educación básica: Primaria des-
de el año de 1993 muestra la perspectiva de género solamente
en las asignaturas de Ciencias Naturales y Educación Cívica,
aunque no aborda esta perspectiva de manera explícita, se re-
conoce que enuncia algunos temas vinculados a los derechos de
igualdad de las personas encuadrándolo en el tema de garantías
Individuales que salvaguarda la Constitución, pero no aparecen
indicios del establecimiento de políticas educativas en búsqueda
de la equidad de género, incluso en término mismo, no aparece
en la temática de los programas.
En el Programa correspondiente al quinto grado, en la
asignatura de Ciencias Naturales dentro del eje temático “El
cuerpo humano y la salud” aparece para su revisión el tema
“Los roles sexuales y los prejuicios existentes en cuanto a di-
ferencias de inteligencia, competencia y habilidad entre los
sexos”. (SEP, 1993: 83)
Dentro del Programa del cuarto grado, en la asignatura
de Educación Cívica en el apartado “La Constitución Política

69
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

de los Estados Unidos Mexicano” plantea la revisión del tema


“La igualdad de todos los mexicanos ente la Constitución” (SEP,
1993: 133). En esta misma asignatura pero en el programa del
quinto grado en el eje temático “La convivencia social y la im-
portancia de las leyes” se plantea la revisión del tema de “La
igualdad ante la ley”, posteriormente en el eje temático de “Las
garantías individuales” se revisa el tema “Derechos de igualdad:
prohibición de la esclavitud, igualdad de hombres y mujeres
ante la ley” (SEP, 1993: 135).
En cuanto al Plan y Programas de estudios vigente para
Educación Secundaria que aparece en el Diario Oficial de la Fe-
deración (por sus siglas DOF) del viernes 26 de mayo de 2006,
dicho documento hace mención, en el apartado “Perfil de egreso
de la educación básica” que deberá desarrollarse en los alumnos
“Competencias para la vida en sociedad”, donde debe aprender
a “actuar con respeto ante la diversidad; combatir la discrimina-
ción y el racismo, y manifestar una conciencia de pertenencia a
su cultura y al mundo” (Primera sección: 27).
En el apartado Características del plan y programas de estu-
dio se menciona que se han establecido contenidos de manera
transversal conformados por temas que contribuyen a propiciar
una formación crítica y dentro de estos contenidos se incluye la
“Educación sexual y equidad de género” donde se plantea como
parte del estudio de la sexualidad humana la reflexión de ser
hombre y ser mujer en el contexto de una cultura donde se gene-
ran valores, ideas y estereotipos entre sus integrantes; señala que
el género es un componente importante de la educación sexual
que se refiere a las ideas, las valoraciones y los sentimientos de-
sarrollados hacia la sexualidad, y a partir del cual los estudian-

70
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

tes pueden distinguir y analizar cómo los estereotipos de género


afectan sus posibilidades de desarrollo, afectividad y disfrute
(DOF, Primera sección: 31 y 32). Las asignaturas en las cuales
se incluyeron temas relacionados con la educación sexual y la
equidad de género son:
• Ciencias I, dentro del enfoque se destaca la importancia
de realizar acciones que favorezcan a la promoción de la
salud en los adolescentes, el ejercicio sano y responsable
de la sexualidad; la equidad entre los géneros y el respeto
entre las personas. En el Bloque IV del programa de dicha
materia, donde se revisa el tema de la reproducción, abor-
da el estudio de la sexualidad humana e integra aspectos
de equidad de género, vínculos afectivos, erotismo y re-
productividad, con la finalidad de fundamentar la toma
de decisiones respecto al ejercicio de la sexualidad(DOF,
Segunda sección: 72).
• En los contenidos correspondientes a las materia de His-
toria I se plantea la revisión del tema “El papel de la mujer
en la segunda guerra mundial”, dentro del Bloque 4 de-
nominado El mundo entre 1920 y 1960 (DOF, Segunda
sección: 120). En el contenido de la materia Historia II, en
el Bloque 4 denominado “Instituciones y desarrollo eco-
nómico (1911-1970) se plantea del tema “La presencia de
la mujer en la sociedad y en el mundo laboral, donde se
busca que el alumno analice la presencia de la mujer en la
sociedad y el mundo laboral (DOF, Segunda sección: 126
y 127).
• Las asignaturas de Formación Cívica y Ética I y II, plan-
tean como desarrollo de competencias, el que el alumno

71
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

respete y valore la diversidad, entendida esta como la con-


dición inherente a cualquier forma de vida y se expresa en
aspectos como la edad, el sexo, la religión, la fisonomía,
las costumbres, las tradiciones, las formas de pensar, los
gustos, la lengua y los valores personales y culturales. El
respeto a la diversidad implica equidad, es decir, la opor-
tunidad que merece todo ser humano para disfrutar de
condiciones básicas de bienestar. También dicho progra-
ma plantea tres ejes de tipo formativo para los y las ado-
lescentes: formación para la vida, formación ciudadana y
formación ética. En el primero de estos ejes se menciona
que dentro de la dimensión social de dicha formación es
importante el desarrollo de capacidades que permitan a los
adolescentes asumir los retos que en la actualidad se plan-
tean: la equidad de género, la defensa de los derechos hu-
manos, la conservación del medio ambiente y el desarrollo
sustentable (DOF, Tercera sección: 1 y 2).

L.- La perspectiva de género en Nuevo León


El establecimiento y desarrollo de políticas de género en la en-
tidad de manera formal inicia cuando a través de un acuerdo
administrativo expedido por el Ejecutivo el 17 de junio de 1998,
fue creada la Coordinación Estatal de la Mujer, la cual fue trans-
ferida a la Subsecretaría de Atención al Ciudadano, dependiente
de la Secretaría General de Gobierno según un acuerdo realizado
el 2 de agosto de 2002.
Posteriormente y considerando la necesidad de una instan-
cia con un nivel que permitiera establecer una línea transversal
con las demás dependencias de la función pública, el Gobierno

72
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

del Estado creó el Instituto Estatal de la Mujeres, sustentado en


la Ley Orgánica de la Administración Pública para el Estado de
Nuevo León, y para el efecto, emitió el Decreto número 8, que
en su artículo 41 da nacimiento al citado Instituto; esto quedó
asentado en el Periódico Oficial del 9 de octubre de 2003, dicho
instituto es un organismo público descentralizado de participa-
ción ciudadana con personalidad jurídica, patrimonio propio,
autonomía técnica y de gestión. Su misión se centra en “crear,
fomentar y ejecutar las políticas públicas que propicien la no
discriminación, la igualdad y la equidad de oportunidades, de
trato entre los géneros, de toma de decisiones y de los beneficios
del desarrollo, a través de acciones afirmativas que garanticen el
ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres; y su parti-
cipación equitativa en la vida política, económica y social del la
entidad”.
Para el cumplimiento de dicha misión se elaboró un docu-
mento denominado Programa Estatal para la Equidad de Géne-
ro, incluido en el Plan Estatal de Desarrollo del Estado de Nue-
vo León 2004-2009. El sustento jurídico del mismo parte de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual
dispone en los artículos 25 y 26 la obligación del Estado de pla-
near, conducir y orientar la actividad económica nacional bajo un
sistema de planeación democrática y criterios de equidad social
y productividad. En dicho programa se inscriben las acciones
que el ejecutivo establece para lograr la igualdad y equidad de
la población, la participación de los municipios que conforman
el estado en la aplicación de este Programa encuentra su funda-
mento en lo previsto por el artículo 132 fracción II, inciso “c” de
la Constitución Política del Estado de Nuevo León, que establece

73
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

al Congreso facultades para “Participar en la formulación de planes


de desarrollo regional, los cuales deberán estar en concordancia con los
planes generales de la materia; cuando la Federación o el Estado elabo-
ren proyectos de desarrollo regional deberán asegurar la participación
de los municipios”. El Programa Estatal para la Equidad de Género
se sustenta en los instrumentos y compromisos internacionales
suscritos por nuestro país, mencionados en el apartado anterior.
Como una acción resultante de este Programa, el 18 de
abril de 2007 el Congreso del Estado decreta la Ley de Atención
y apoyo a las víctimas y a los ofendidos de delitos en el Estado
de Nuevo León, en la que se establece en sus artículos 8 y 9 el
derecho a la atención especializada tanto de víctimas como de los
ofendidos de delitos.
“Artículo 8.- Las autoridades del Estado serán responsables de
que la víctima o el ofendido de algún delito que sea cometido en el terri-
torio de Nuevo León reciban las medidas de atención y protección que
se señalan en esta Ley.
Artículo 9.- Las medidas de atención y protección son todas
aquellas acciones surgidas o derivadas de los derechos de la víctima o
del ofendido, dirigidas a salvaguardar sus legítimos intereses”.
En cuanto a la participación de las mujeres en el Servicio
Público, el Instituto Estatal de las Mujeres realizó un estudio so-
bre la participación de las mismas en la administración pública
estatal de Nuevo León, encontrando que hacia el mes de agosto
de 2004, las mujeres ocupaban el 36.6 por ciento de los cargos
públicos considerando desde el nivel de jefatura hasta el de go-
bernador. Asimismo, las mujeres detentaban el 20.6 por ciento
de los cargos del primero al cuarto nivel, es decir, desde el nivel
de dirección hasta el de gobernador.

74
CAPÍTULO III
Las instituciones involucradas en la
perspectiva de género en Nuevo León

A.- Identificación de las instituciones

E
sta investigación se avoca a la identificación de las ins-
tituciones más relevantes dedicadas a hacer visibles y
operar las políticas de perspectiva de género, así como
implementar iniciativas y programas inéditos y a concretar en
prácticas reales acciones verificables en el mismo sentido.
Para este propósito, iniciamos por establecer el directorio
de instituciones, quedando conformado de la siguiente manera.

75
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

1
DIRECTORIO DE INSTITUCIONES

B.- Análisis de programas


La información recopilada de cada una de las instancias nos
permitió elaborar su caracterización, atendiendo de manera es-
pecial los programas referidos a la equidad de género, su produc-
1 La presentación de las instancias fue preparada en orden alfabético

76
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

ción editorial y los mecanismos de evaluación de sus acciones.

1. Centro Universitario de Estudios de Género (CUEG)


Facultad de Filosofía y Letras, UANL

Caracterización
El Centro Universitario de Estudios de Género (CUEG), inicia
sus actividades en mayo de 1999, teniendo como sustento legal
la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Nuevo León
en su Capítulo V, Artículo 30, fracción V; así como el Estatuto
General de la UANL y el Reglamento Interno de la Facultad de
Filosofía y Letras.
Es una organización académica universitaria que recibe fi-
nanciamiento de la propia Facultad, ubicada en las instalaciones
de la propia institución, en la Ciudad Universitaria. Es coordina-
da por la Mtra. Lídice Ramos Ruiz con quien colabora la Mtra.
Bertha Cervantes Rivas.
Esta organización se plantea como objetivos: impulsar los
estudios de género dentro de la academia en todos los campos
del saber científico; así como contribuir al fortalecimiento de una
preparación científica integral, que forme personas comprometi-
das con la equidad de género, la igualdad en las relaciones hu-
manas y con el cambio social. Su misión contempla abordar las
relaciones de género que le apuesten a un cambio social donde
se refleje la diversidad de la vida de los seres vivos, se respete y
fortalezca su dignidad humana en armonía con la naturaleza.
La visión que plantea el Centro Universitario de Estudios
de Género contempla constituirse en un espacio interdiscipli-
nario que incida con propuestas de nuevas relaciones entre los

77
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

géneros para formar mejores profesionistas, mejores personas y


mejores ciudadanos en aras de construir sociedades más justas y
sustentables.
La organización ofrece servicios académicos, de investiga-
ción, comunitarios y de difusión de las temáticas científicas con
enfoque de género, feminismo y nuevas masculinidades.
Para su operación cuenta con la siguiente infraestruc-
tura: un cubículo, apoyo editorial para la publicación de sus
trabajos, así como los acervos bibliográficos de la propia fa-
cultad y de la biblioteca del Centro de Apoyo Magisterial,
donde han integrado un buen número de volúmenes dedica-
dos al tema.
En el período comprendido entre el 2005-2006 esta instan-
cia reporta el desarrollo de dos cursos a nivel de academia; en
el rubro de investigación reporta el desarrollo de un trabajo res-
ponsabilidad de la coordinadora y el apoyo a tres investigacio-
nes para la obtención del título profesional, una para el grado de
maestría y dos del nivel de licenciatura. Dentro de los trabajos
de orden preventivo se impartieron charlas a los estudiantes de
primer ingreso, y en lo que respecta a las acciones de tipo comu-
nitario, refieren haber brindado asesoría a tres organizaciones de
la sociedad civil.
El CUEG opera seis programas que son: Género y socie-
dad; género y economía; seminario mujeres y ciencia; las mujeres
y el medio ambiente; principios básicos de género, y; género y
educación.

1.- Género y sociedad


Responsable del programa: Lídice Ramos Ruiz

78
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Objetivos del programa: Presentar los avances que en las ciencias


sociales se dan cuando se presenta el estudio de un nuevo saber
que son los estudios de género
Descripción del programa: Curso obligatorio para estudiantes
de la carrera de sociología y optativo para otras que imparte la
facultad.
Destinatarios: Estudiantes universitarios

2.- Género y economía


Responsable del programa: Lídice Ramos Ruiz
Objetivos del programa: Analizar las construcciones teóricas de
la nueva economía a partir de los años setenta donde se da la in-
corporación de temáticas desde las mujeres científicas del área.
Descripción del programa: Curso obligatorio para el área de so-
ciología y optativo para otras carreras.
Destinatarios: Estudiantes universitarios.

3.- Seminario mujeres y ciencias


Responsable del programa: Variable dependiendo de la temática
a tratar y de la rama de la ciencia.
Objetivos del programa: Destacar las aportaciones de mujeres
científicas.
Descripción del programa: Discusiones sobre los aportes de las
mujeres científicas a las ramas de saber que promueve la univer-
sidad.
Destinatarios: Personas profesionistas, público abierto.

4.- Las mujeres y el medio ambiente


Responsable del programa: Bertha Alicia Cervantes Rivas.

79
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Objetivos del programa: Destacar el papel de las mujeres en los


debates ecológicos.
Descripción del programa: Se muestra la conexión directa entre
la vida cotidiana doméstica y el medio ambiente.
Destinatarios: Estudiantes de la universidad.

5.- Principios básicos de género


Responsable del programa: Lídice Ramos Ruiz e invitados o in-
vitadas.
Objetivos del programa: Capacitación sobre historia del movi-
miento de mujeres; movimiento feminista y los trabajos acadé-
micos para sacar a la luz el concepto género y sus aplicaciones.
Descripción del programa: Se analiza como las voces de las mu-
jeres toman cuerpo y van a la agenda política y académica.
Destinatarios: Público en general y en particular a asociaciones
de la sociedad civil.

6.- Género y educación


Responsable del programa: Lídice Ramos Ruiz e invitadas o in-
vitados de otras universidades.
Objetivos del programa: Revalorar las propuestas pedagógicas
con enfoque de género y las tradicionales.
Descripción del programa: Al estudiar las aportaciones de la pe-
dagogía feminista se pretende cambiar actitudes, hábitos y pre-
juicios sociales para esta rama del saber científico.
Destinatarios: Estudiantes de la licenciatura en educación, do-
centes universitarios y otros docentes.

La producción escrita del CEUG es muy amplia y comprende

80
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

entre sus ediciones recientes:


El polen que se esparce en el desierto
Autoras: Varias autoras.
Frecuencia de la publicación: eventual, libro del año 2000.
Tipo de publicación: Investigación.
Descripción general de la publicación: Un colectivo coordinado
por la maestra Lídice Ramos Ruiz, integrado por mujeres perio-
distas y estudiantes de sociología se unieron para elaborar un
inventario de voces femeninas que trabajan por otras mujeres y
otros desde su trinchera atan y desatan nudos de género.

Mirando la masculinidad
Autores: Varios autores, compilado por la maestra Lídice Ramos
Ruiz.
Frecuencia de la publicación: Eventual, antología del 2001.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general de la publicación: Voces masculinas autori-
zadas desde la psicología, la antropología y la sociología anali-
zan eventos que les suceden como sujetos que buscan cambios en
las relaciones de género.

Reflexiones feministas en ciencia


Autora: Artemisa Flores E.
Frecuencia de la publicación: Eventual libro del 2005.
Tipo de publicación: Investigación
Descripción general de la publicación: Parte de su tesis doctoral
que en estas reflexiones señala los caminos duros para acceder
a la universidad en distintas partes del mundo. Una revisión de
cómo estamos en la UANL y del trecho que falta por construir.

81
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Voces que toman cuerpo


Autora: Lídice Ramos Ruiz.
Frecuencia de la publicación: Eventual, libro del 2004.
Tipo de publicación: Investigación.
Descripción general de la publicación: Material que insiste en la
necesidad de planear voces de género en la academia como re-
clamo del mundo en que vivimos.

La violencia: una visión, una propuesta


Autores: Josefina Maldonado, Adriana Taba Tamez, Iván López
Nieto, José Roberto Martínez, Mayra Janeth Reyna, Karla Pera-
les, Marilyn Aguilar, Cyntia Fuentes y Diego Ortiz Ortiz. Com-
piladora Lídice Ramos Ruiz.
Frecuencia de la publicación: Eventual libro del 2006.
Tipo de publicación: Literaria, ensayos y crónicas.
Descripción general de la publicación: Resultado de un concurso
con los estudiantes de licenciatura, organizado por el CUEG, con
motivo del “Día de la No violencia hacia las mujeres” que desde
1999 se festeja por acuerdo de la ONU como fecha oficial del ca-
lendario cívico internacional.
Los recursos humanos con que cuenta la organización com-
prende personal académico (2), equipo profesional conformado
por maestras y maestros invitados; estudiantes de servicio social
(2) así como personal voluntario (3), integrado por estudiantes
universitarios.
El CUEG menciona dentro de sus logros importantes las
siguientes publicaciones:
Voces que toman cuerpo,
Tres temas tres mujeres,

82
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

El polen que se esparce en el desierto,


Mirando la masculinidad,
Reflexiones feministas en ciencia, y
La violencia: una visión, una propuesta.
Destaca también el contar con tres folletos producto de los talle-
res de las Reinas, grupo feminista formado por la filósofa ya fa-
llecida, Graciela Hierro; por la psicoanalista Celia Ruiz y por la
artista y psicóloga Dasha. Así como el apoyo a distintas organiza-
ciones de la sociedad civil. El celebrar dos fechas del calendario
de mujeres: 8 de marzo, Día Internacional de la mujer y 25 de
noviembre, Día de la No violencia hacia las mujeres, con activi-
dades diversas como: carteles, pinturas, conferencias, cine o acti-
vidades comunitarias. Participaron también dentro del Foro de
la sociedad Civil de “Financiación para el desarrollo” cele-brado
dentro de los eventos de Naciones Unidas en Monterrey en 2002.
En el ámbito académico es de destacar el haber incorpora-
do la perspectiva de género en diversas materias del currículo de
la facultad de Filosofía y Letras.
Consideran que los obstáculos que han dificultado el logro
de sus objetivos son:
• La ignorancia de la comunidad universitaria sobre este
nuevo campo del saber que son los estudios de género.
• Las resistencias burocráticas administrativas.
• La falta de personal capacitado en estos temas que no
cargue prejuicios sobre las posturas feministas y sobre las
nuevas epistemologías.
• Las estructuras de poder social y cultural que se mantie-
nen enquistadas en las identidades personales y en el uso
de símbolos.

83
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Respecto al avance en la implantación y desarrollo de programas


y políticas con una perspectiva de género en la entidad, conside-
ran que ha sido lento y orientado solamente hacia la igualdad de
oportunidades. En lo relativo al desarrollo de iniciativas de ley
vinculadas al cumplimiento de acuerdos para el establecimiento
de acciones que promuevan la no discriminación y la equidad
entre hombres y mujeres, comentan que existen iniciativas un
tanto cortas para la idea de equidad social que permitan cambios
culturales más ágiles. Si hay políticas públicas que están favore-
ciendo cambios culturales cortos y pobres porque se dan den-
tro de la polémica que se desata con grupos más conservadores
que tratan de imponer su visión y división del mundo social. En
salud hay quizá avances por prácticas más abiertas y requisitos
internacionales que hay que cumplir. En educación, ni los dis-
cursos aparecen promoviendo la no discriminación, contamos
con unas escuelas muy sexistas.
Sobre la inserción de la perspectiva de género en los pro-
gramas escolares opinan que es necesaria como un avance para
que las nuevas generaciones tengan más herramientas con las
que cuales puedan leer el mundo en cambio. De acuerdo a las en-
cuestas a la juventud que se han hecho en los últimos cinco años
en México, ellas y ellos dicen que es en la escuela donde pueden
aprender sobre sexualidad, sobre responsabilidad y sobre rela-
ciones humanas no tradicionales, a pesar de la jerarquización tan
fuerte en estas instancias.
Consideran que el avance más significativo en la cultura,
la sensibilización y la toma de conciencia de la población abierta,
respecto de la perspectiva de género, es el haber hecho visible te-
mas desde las mujeres. Tolerar un poco los reclamos a los sesgos

84
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

sexistas en ciertas capas de la población. Sin embargo los medios,


las prácticas sociales y las relaciones personales siguen por lo ge-
neral, sin modificar estructuras de pensamiento, lenguajes y re-
presentaciones que “cosifican” los cuerpos de las mujeres y aho-
ra de los hombres. Hay una sumisión al orden social establecido,
donde las relaciones de violencia simbólica son muy fuertes.
Sus propuestas respecto al establecimiento de una cultura
que incorpore la perspectiva de género, opinan que se requiere
mayor capacitación de docentes, investigadores y autoridades
sobre estos temas, con el fin de lograr:
• Integrar un “corpus” convencido desde sus estructuras
mentales y cognitivas, del conjunto de relaciones histó-
ricas de género que deben cambiar para lograr sociedades
más democráticas.
• Formar personas que éticamente accionen para elimi-
nar la exclusión de las mujeres y de otros grupos sociales,
como una manera de alcanzar la equidad sociocultural que
es marca de justicia.
• Continuar con investigaciones que permitan develar las
relaciones de poder que se ocultan tras las relaciones de
género.

2. Centros de Integración Juvenil AC


(CIJ) Monterrey

Los Centros de Integración Juvenil del estado de Nuevo León,


como Asociación Civil, inician sus funciones en la ciudad de
Monterrey el 3 de enero de 1974, de acuerdo con el acta constitu-
tiva que sustenta a este organismo de carácter nacional. La sede

85
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Monterrey tiene cinco unidades operativas, cuatrote ellas loca-


lizadas en los municipios de la entidad: Apodaca, Guadalupe,
Monterrey y San Nicolás; y una ubicada en la ciudad de Saltillo
Coahuila.
La Unidad de Monterrey está ubicada en la calle Dr. Raúl
Calderón González número 240 colonia Sertoma en esta ciudad;
la directora de este centro es la licenciada Silvia Laura Camarillo
Vázquez.
El objetivo general de este organismo es la prevención, tra-
tamiento e investigación sobre el consumo de drogas. Establece
como misión el contribuir a reducir los factores de riesgo e in-
crementar las acciones de protección ante el consumo de drogas
en la población. La visión de los Centros de Integración Juvenil
es el constituirse como una instancia pionera en la atención del
consumo de drogas a nivel estatal y nacional.
En cada una de las cinco unidades se ofrecen servicios de
carácter investigativo así como de prevención; recibiendo para
su operación recursos económicos de tipo federal. En cuanto a
infraestructura, cada Unidad cuenta con instalaciones, mobilia-
rio y equipo necesario para el desarrollo de su trabajo; destaca
el apoyo bibliográfico tanto en libros como en revistas, así como
electrónico que permite la actualización constante del personal.
Los recursos humanos están conformados por 51 profesio-
nistas de las áreas de psicología, trabajo social, médicos gene-
rales, psiquiatras y enfermeras; además de personal de servicio
social de las facultades de Psicología, Trabajo Social, Enfermería
y Administración, entre otras.
En el período comprendido entre los años 2005 y 2006, el
Centro de Integración Juvenil atendió 64524 personas, mediante

86
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

9304 acciones preventivas. Mientras que a nivel de tratamiento


toxicológico se atendieron a 2698 personas.
Los Centros de Integración Juvenil desarrollan dos progra-
mas: Para vivir sin drogas y Atención curativa.

Para vivir sin drogas


Este programa es responsabilidad de cada director de unidad.
Tiene por objetivo el fortalecer los factores de protección y dismi-
nuir los factores de riesgo ante el consumo de drogas.
Está dirigido a la población cuyas edades fluctúen entre
lo diez y sesenta años. El programa contempla acciones orien-
tadas en tres niveles: de información, de orientación y de capa-
citación.

Atención curativa
La operación de este programa es responsabilidad de los directo-
res de cada una de las cinco unidades. Su objetivo es el disminuir
el consumo de drogas y está dirigido a personas que son usua-
rias de drogas legales e ilegales.
El programa comprende tres fases: diagnóstico, tratamien-
to-rehabilitación y seguimiento de casos.
La producción editorial de esta asociación es de tipo inves-
tigativo y documental, comprende tanto libros como revistas y
folletos diversos. En el caso de los libros destacan: Como prote-
ger a tus hijos contra las drogas; Mujer y drogas; Mujer y tabaco;
Niños adolescentes y adicciones, y; Habilidades para la vida.
En lo que respecta a folletos reportan los Cuadernillos de
investigación psicosocial y epidemiológica.
Los CIJ reportan entre sus logros más importantes la aten-

87
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

ción que brindó su equipo multidiscilpinario para el tratamiento


de más de mil personas; así como los convenios de colaboración
establecidos con las diferentes Universidades de la localidad,
empresas e instancias del gobierno federal. Destaca también la
vinculación estrecha con organizaciones civiles para apoyar el
trabajo de prevención sobre el consumo de drogas.
En lo referente al avance de los programas y servicios con
perspectiva de género en la entidad, la responsable comenta que
en los últimos años se han realizado avances en este sentido, ob-
servándose la implantación de políticas y programas que contri-
buyen a mejorar la calidad de vida de la población.
Respecto al desarrollo de iniciativas que promuevan la no
discriminación de la mujer y la equidad entre hombres y muje-
res, consideran acertado el que existan iniciativas que cambien
la concepción de la relación entre hombres y mujeres. De igual
forma consideran una acción pertinente el que se incluya en los
programas escolares la perspectiva de género.
El avance más significativo a nivel social, a este respecto
lo constituye el rescatar el rol de la mujer como un ser libre e
independiente.
Finalmente establecen como propuesta institucional el in-
corporarse a los grupos de trabajo que estén investigando sobre
perspectiva de género.

3. Círculo de Estudios de sobre Masculinidad

Caracterización
Asociación civil, ubicada en el municipio de San Pedro Garza
García, creada en el mes de octubre de 2006, tiene como res-

88
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

ponsables a los licenciados Jorge Ulises Estrella Peñamedrano y


Francisco José Camacho Islas.
De acuerdo con su acta constitutiva, esta asociación tiene
entre sus objetivos: la atención y asistencia irrevocable ante los
conflictos de identidades masculinas de género; la capacitación
sobre aspectos de equidad y perspectiva de género; el promover
y realizar investigaciones en torno a masculinidad; el difundir
los resultados de investigaciones e historias de vida; así como la
atención psicológica de niños, adolescentes y adultos que sean o
hayan sido víctimas de violencia intrafamiliar.
Desarrolla programas de prevención sobre violencia intra-
familiar, equidad y perspectiva de género, orientados a institu-
ciones educativas y comunidad en general a través de pláticas
de sensibilización con respecto a esta problemática y los factores
que los desencadenan.
Es importante aclarar que debido a la reciente creación de
la asociación, los programas se encuentran en la fase de planea-
ción, por lo que no es posible por el momento reportar informa-
ción al respecto.
En relación al avance en la implantación y desarrollo de
proyectos, programas, servicios y políticas con una perspectiva
de género en la entidad, consideran que se está haciendo un gran
esfuerzo por los sectores comprometidos con la perspectiva de
género, lamentablemente la respuesta de sectores tradicionalis-
tas es una barrera frente a estas propuestas de cambio, por lo que
no se está realizando con la celeridad deseada.
Agravando esta situación, una gran cantidad de hombres
se están sintiendo amenazados y perciben a la equidad de género
como una pérdida de sus derechos, y una intromisión de las mu-

89
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

jeres en los “asuntos de hombres”, esto, sumado a una pérdida


de la identidad de roles tradicionales, o a su cuestionamiento,
está generando un incremento de la violencia masculina contra
las mujeres.
Referente al desarrollo de iniciativas de ley y políticas pú-
blicas vinculadas al cumplimiento de los acuerdos nacionales
para el establecimiento de acciones que promuevan la no discri-
minación y la equidad entre hombres y mujeres, opinan que el
proceso ha sido demasiado lento y ha encontrado muchos obstá-
culos en los anteproyectos que impulsan la equidad y el respeto
por la diversidad. Sin embargo no se puede dejar de reconocer el
esfuerzo y empeño de asociaciones y personas comprometidas.
Un claro ejemplo de ello es el Diplomado de Equidad de Género
dirigido a jueces y magistrados del Estado de Nuevo León, en el
que participan 92 jueces y magistrados y cuya asistencia es obli-
gatoria, dictándose en el Superior Tribunal de Justicia del Estado.
En su opinión la incorporación de la perspectiva de género
en los programas escolares, es un proyecto que todavía no crista-
liza, pues no se ha establecido su obligatoriedad en el currículo
de educación básica.
Respecto del avance de esta perspectiva en la sociedad,
consideran que el único avance significativo es que el tema está
siendo planteado en diferentes foros, pero los indicadores de
violencia familiar, inequidad, discriminación, etc. hablan a las
claras que los problemas no sólo no han sido resueltos, sino que
la amenaza por las resistencias que genera han agravado la situa-
ción de los sectores más vulnerables: mujeres, niños, ancianos,
homosexuales, discapacitados, etc.
Plantean como propuestas para avanzar significativamen-

90
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

te hacia una cultura con perspectiva de género, las siguientes:


• La incorporación de la perspectiva de género en el proce-
so educativo, con el fin de generar los cambios necesarios.
• La difusión de trabajos de investigación en torno a este
importante tema.

4. Comisión Estatal de Derechos Humanos Nuevo León

Caracterización
El Instituto de Estudios y Formación en Derechos Humanos, per-
teneciente a la Comisión Estatal de Derechos Humanos Nuevo
León, inicia sus actividades en el mes de octubre de 2001, y su
fundamento legal se basa en la Ley que crea a dicho organismo
estatal.
La dirección de esta área está bajo la responsabilidad de la
licenciada María del Socorro Isaac Briones.
Se encuentra ubicado en la avenida Ignacio Morones Prie-
to No. 2110-2 Poniente, en el Edificio Manchester de la colonia
Loma Larga, en Monterrey. Es un organismo público con presu-
puesto estatal.
El objetivo central de esta instancia es el fomentar la cultu-
ra del respeto y ejercicio de los derechos humanos, promoviendo
su conocimiento y la construcción de estilos de convivencia so-
cial pacífica. Tiene como misión promover el ejercicio conciente
de la cultura de los derechos humanos, enmarcando el desarrollo
humano como principio y fin de su quehacer y favorecer así, la
dignificación y realización plena de los derechos humanos man-
teniendo el compromiso técnico y profesional del personal del
instituto.

91
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Su visión es el ser un instituto de excelencia comprometido


con la población del estado en la consolidación de la vigencia,
la práctica y el respeto de los derechos humanos. Tiene una co-
bertura estatal y los servicios que ofrece son de tipo preventivo,
teniendo como recursos para su operación los establecidos por la
Comisión Estatal.
Durante el periodo comprendido entre los años 2005-2006
ha brindado 9541 servicios de tipo preventivo, atendiendo 709
293 personas en el estado de Nuevo León. El Instituto de Estu-
dios y Formación en Derechos Humanos desarrolla ocho pro-
gramas: Investigación, Educación; Asistencia técnica en asuntos
de la familia, Asistencia técnica a grupos vulnerables, Asistencia
técnica a casos; Propuestas legislativas, Difusión y Participación
social.

Investigación
Responsable: Lic. Laura Yolanda Villarreal Zarazúa.
Objetivo: Realizar estudios que favorezcan el conocimiento de
las situaciones relacionadas con la violación de los derechos hu-
manos para efectuar propuestas de intervención en torno a los
mismos.
Descripción del programa: Investigación documental, social y
evaluativo.
Destinatarios: Retroalimentación a usuarios.

Educación
Responsable: Lic. Ma. Concepción Valtierra Gutiérrez.
Objetivo: Preparar y profesionalizar a distintos sectores de la
comunidad desarrollando conocimientos y habilidades a través

92
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

de la acción-reflexión, a fin de reforzar su participación y multi-


plicación de acciones a favor de la defensa y promoción de los
derechos humanos.
Descripción del programa: Conferencias y curso-taller es de ca-
pacitación con duración de diez hasta veinticuatro horas.
Destinatarios: Público general, servidores y funcionarios públi-
cos y grupos organizados de la comunidad.

Asistencia técnica en asuntos de la familia


Responsable: Lic. Perla María Sánchez Ontiveros.
Objetivo: Fomentar en cada uno de los miembros de la familia,
el diálogo, la tolerancia, la cooperación y la libertad de expresión
como principios de paz, encaminados al respeto de los derechos
humanos, favoreciendo así, la funcionalidad de la familia.
Descripción del programa: Conferencias, teatro guiñol y talleres
de orientación.
Destinatarios: Niñas, niños, adolescentes y grupos familiares.

Asistencia técnica a grupos vulnerables


Responsable: Lic. Celia Mendoza Belmares.
Objetivo: Crear las condiciones adecuadas que promuevan el co-
nocimiento, el respeto y el ejercicio de los derechos humanos de
los grupos vulnerables o de riesgo, incluyendo la promoción de
la cultura de paz y no violencia, favoreciendo con ello, su calidad
de vida.
Descripción del programa: Conferencias y talleres de orientación.
Destinatarios: Mujeres, personas de edad avanzada, personas
con discapacidad, además de talleres de orientación a sus fami-
liares.

93
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Asistencia técnica a casos


Responsable: Lic. Ma. Josefina Vázquez Gómez.
Objetivo: Apoyar y realizar una función de escucha, información
y orientación psicológica y/o social a las personas de alto riesgo
de victimización que demande el servicio institucional para dis-
minuir el impacto de la vulnerabilidad.
Descripción del programa: Atención a casos que requieren apo-
yo, orientación psicológica y social.
Destinatarios: Personas que acuden a solicitar la intervención
institucional.

Propuestas legislativas
Responsable: Lic. Pablo Rojas Durán.
Objetivo: Contribuir a la formulación de propuestas generales
conducentes a una mejor defensa y protección a los derechos hu-
manos en el estado.
Descripción del programa: Investigación de documentos inter-
nacionales, nacionales y locales en relación a derechos humanos,
así como instrumentar proyectos de Ley.
Destinatarios: Instituciones con trabajos afines al instituto.

Difusión
Responsables: Lic. María del Socorro Isaac Briones y Lic. Miriam
de León.
Objetivos: Promover y divulgar el conocimiento sobre los dere-
chos humanos.
Descripción del programa: Presentación en medios de comunica-
ción, elaboración de material impreso, trípticos, posters, manua-
les, etc., realización de campañas y módulos informativos.

94
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Destinatarios: Público en general.

Participación social
Responsables: Lic. María del Socorro Isaac Briones y Lic. Miriam
de León.
Objetivo: Identificar y retomar la capacidad organizativa de ins-
tituciones y grupos de la comunidad favoreciendo la promoción
y desarrollo de los derechos humanos, ampliando acciones y co-
berturas con calidad en la población.
Descripción del programa: Coordinaciones interinstitucionales,
eventos, participación voluntaria.
Destinatarios: Instituciones, ONG´s, estudiantes, voluntarios y
población en general.

El Instituto ha realizado publicaciones con temática diversa, en-


tre las ediciones destacan:

Educación para la paz y los derechos humanos: retos y perspec-


tivas
Autora: Dra. Mireille Roccati.
Frecuencia de la publicación: No se especifica.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general: Conferencia sobre el tema presentada ante
instituciones educativas y ONG´s.

La presunción de inocencia
Autor: Dr. Raúl Plasencia Villanueva.
Frecuencia de la publicación: No se especifica.
Tipo de publicación: Documental.

95
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Descripción general: Conferencia dictada por el autor en la Uni-


versidad Juárez Autónoma de Tabasco en el 2001.

Ética y derechos humanos


Autor: Jesús González Amuchástegui.
Frecuencia de la publicación: No se especifica.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general: Síntesis del curso Ética y Derechos Huma-
nos, dictado por el autor en 1999.

Fundamento y esencia de los valores


Autor: Dr. Agustín Basave Fernández del Valle.
Frecuencia de la publicación: No se especifica.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general: Documento donde se desarrolla de manera
detallada el significado y sentido de la axiología.

Significación y sentido de la paz activa
Autor: Dr. Agustín Basave Fernández del Valle.
Frecuencia de la publicación: No se especifica.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general: Reflexiones del autor sobre el tema de la paz

Fundamentos filosóficos de los derechos humanos


Autor: Agustín Basave Fernández del Valle. Consejero de la Co-
misión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León.
Frecuencia de la publicación: No se especifica.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción General: Conferencia impartida por el autor en 1998

96
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

dentro del marco de los festejos del 50 aniversario de la Declara-


ción Universal de los Derechos Humanos.

Derechos humanos de la familia


Autor: Comisión Estatal de Derechos Humanos.
Frecuencia de la publicación: No se especifica.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción General: Material elaborado por la Comisión donde
analizan los Derechos Humanos de la Familia.

Con el propósito de dar a conocer los programas y servicios que


desarrolla, la Comisión Estatal de Derechos Humanos publica
una serie de trípticos que abordan los temas de: Derechos de la
víctima, Reflexiones para el tiempo libre con los hijos, Preven-
ción del Abuso Sexual infantil, Declaración Universal de los De-
rechos Humanos, Guía de orientación sobre los derechos, debe-
res y obligaciones de los adolescentes, ¿Qué es el Instituto de
Estudios y Formación en Derechos Humanos?, Derechos de la
Niñez, Derechos de las personas de edad, Derechos de las per-
sonas con discapacidad, Derechos de la familia, Derechos de las
Mujeres, Manual de Derechos y Deberes de la Niñez, Manual de
Derechos de la Familia, Derechos Humanos y Seguridad Pública
y Derechos de los Detenidos.
Como logros principales mencionan:
• Sensibilizar a la población hacia una cultura de respeto a
los derechos humanos.
• Sensibilizar sobre los derechos específicos de los grupos
vulnerables.
• Diseño y aplicación de programas relacionados con el

97
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

desarrollo humano de niñas, niños, adolescente, familia,


mujeres, personas de la tercera edad, personas con disca-
pacidad, etc.
• Sensibilizar a grupos de servidores públicos sobre el res-
peto a la dignidad humana y derechos humanos.
• Promover la cultura de la denuncia del abuso del poder.
• Producir material informativo sobre derechos huma-
nos, derechos específicos y temáticos relacionados con los
mismos.

Las dificultades encontradas para el cumplimento de los objeti-


vos planteados por el Instituto son:
• Resistencia de las instituciones para el trabajo coordi-
nado.
• Concepción equivocada de la función institucional.
• Manejo inadecuado del poder, en especial de la auto-
ridad.
• Resistencia de la población al cambio de modelos relacio-
nales verticales por nuevos modelos horizontales.
• Baja autovaloración de grandes grupos poblacionales.
En cuanto al avance en la entidad sobre la implementación y de-
sarrollo de proyectos, programas, servicios y políticas con una
perspectiva de género refiere que es muy lento, en especial cuan-
do toman posiciones político-partidistas. Un factor en contra es
la aún persistente cultura machista en sus diversas manifesta-
ciones, así como una sociedad aún con tintes conservadores que
aparentan una apertura.
Acerca del desarrollo de iniciativas de ley y políticas públi-
cas vinculadas al cumplimiento de los acuerdos nacionales para

98
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

el establecimiento de acciones que promuevan la no discrimina-


ción y la equidad entre hombres y mujeres, consideran que hay
poco que desarrollar de nuevas iniciativas, lo importante es ate-
rrizar las que ya existen en el plano internacional y además de
que sean conocidas por la población.
En cuanto a la inserción y enfoque de género en los progra-
mas escolares, se menciona que hay mucho que sanear dentro
del ámbito educativo para que dicho enfoque se dé, comenzando
por la posición de poder del maestro (a), la conflictiva de muchos
de ellos (as) para democratizarse y facilitar la ciudadanía de los
niños (as), además del bagaje socio cultural de las niñas y niños.
Sin embargo se considera que es urgente este enfoque en el pro-
ceso educativo.
Considera que hay dos avances significativos en cuanto a
la cultura, la sensibilización y la toma de conciencia de la pobla-
ción abierta, el primero, la apertura de las nuevas generaciones
a un trato más igualitario entre hombres y mujeres, el segundo,
es el avance de la mujer en la ocupación de mayores espacios de
toma de decisiones.
El Instituto plantea como propuestas en base a su experien-
cia que es necesario:
• Promover mayores espacios para la educación en y para
los derechos humanos.
• Promover más el conocimiento de los derechos de la
mujer.
• Desarrollar en la comunidad los espacios reflexivos de
desarrollo de habilidades y toma de decisiones de grupos
de mujeres en todos los niveles sociales.

99
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

5. Género, Ética y Salud Sexual AC (GESS AC)

Caracterización
Género, Ética y Salud Sexual es una asociación civil, creada en
el año de 1998 según su acta constitutiva. Sus instalaciones están
ubicadas en la calle Juan Méndez No. 1411 en la colonia Sarabia
en Monterrey. Su forma de sostenimiento se basa en aportacio-
nes de tipo privado y de un presupuesto estatal otorgado a tra-
vés de Comité Estatal para la Prevención del Sida, Nuevo León
(COESIDA NL).
Su objetivo se centra en la prevención del Virus de Inmu-
nodeficiencia Adquirida (VIH-SIDA) a través de fomentar la sa-
lud sexual en las minorías y el reconocimiento de sus derechos.
Como misión se plantean el trabajar por los derechos humanos
de las mujeres, minorías sexuales, mujeres homosexuales, les-
bianas, bisexuales y transgénero. Su visión es el contar con una
sociedad incluyente a través de que se contribuya a erradicar la
homofobia y/o cualquier tipo de discriminación.
Los servicios que ofrece esta asociación comprenden di-
versos tipos como: académicos, de investigación, asistenciales,
y preventivos.
La infraestructura y los recursos materiales con que cuenta
son una casa, cinco computadoras, mobiliario de oficina, sillas,
biblioteca, folletería, pizarrones, infocus, instrumentos de reco-
lección de información y evaluación.
En lo referente a recursos humanos, su equipo está integra-
do por:
• Un supervisor externo de casos clínicos
• Una psicóloga y educadora sexual

100
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

• Un enfermero
• Un terapeuta
• Un contador
• Un administrador
• Cuatro practicantes de la Facultad de Psicología de la
UANL
• Tres jóvenes promotores que realizan abordajes e inter-
vención de bienvenida
Durante el periodo comprendido entre 2005-2006 la instancia
prestó los siguientes servicios: participó en dos investigaciones,
brindó servicios médicos y asistenciales de orden psicológico; en
el renglón preventivo se dictaron veinte conferencias y talleres;
finalmente en atención a la comunidad, se realizaron pláticas
preventivas en la Alameda, así como abordajes en las salas de
masaje.
Los programas con los que cuenta la asociación civil son
los siguientes:

OASIS- Centro de la Diversidad


Responsable: Lic. Karla E. Urriola González
Objetivo: Ser un espacio de desarrollo personal y de habilida-
des para jóvenes gay, lesbianas, bisexuales y transgénero para
fomentar su salud sexual.
Descripción del programa: Talleres, conferencias, atención médi-
ca y psicológica.
Destinatarios: Jóvenes de 12 a 29 años.

Seguimiento a PVVS
Responsable: Lic. Jesús Maldonado Coronilla.

101
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Objetivo: Promover la salud integral de los jóvenes infectados


con el VIH-SIDA, así como el respeto a sus derechos humanos.
Descripción del programa: Establecimiento de contactos quince-
nales, para detectar necesidades de los y las PVVS.
Destinatarios: Jóvenes PVVS.

En lo referente a su producción editorial, orientada principal-


mente a la difusión de sus servicios, esta instancia ha realizado
las siguientes publicaciones:

Folletería de OASIS
Autora: Mariaurora Mota Bravo.
Frecuencia de la publicación: Periódica no especificada.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general: Folletos de difusión de servicios y ubicación.

Investigación ¿Que opinan los jóvenes de la bisexualidad?


Autora: Juana Orozco.
Frecuencia de la publicación: Eventual.
Tipo de publicación: Investigación
Descripción general: Los resultados de la investigación fueron
presentados en el congreso de sexología (FEMESS).

Grupo de reflexión sobre sexualidad en mujeres lesbianas, bi-


sexuales y heterosexuales.
Autora: Lic. Karla E. Urriola González.
Frecuencia de la publicación: Eventual.
Tipo de publicación: Investigación.
Descripción general: Realización de tres talleres, video, carpeta

102
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

de cartas descriptivas.

Trabajo sexual en hombres


Autor: Jesús Maldonado Coronilla.
Frecuencia de la publicación: Eventual.
Tipo de publicación: Investigación.
Descripción general: Trabajo presentado en el congreso de sexo-
logía de FEMESS.

Intervención bienvenida
Autoras: Lic. Karla E Urriola González y Mariaurora Mota Bravo.
Frecuencia de la publicación: Periódica
Tipo de publicación: Investigación
Descripción general: Instrumento que permite conocer informa-
ción sobre la percepción y conocimientos del VIH de la población.
Como logros principales de GESS AC, se mencionan:
• Participación con diversas instituciones educativas me-
diante charlas y conferencias sobre el tema.
• Investigaciones promovidas por la propia Asociación.
• Diseño de instrumentos para la evaluación de programas.
• Apoyo financiero para cuatro proyectos.
• Espacios para que los jóvenes gays reciban información
sobre su salud sexual.
• Organizadores de marchas del orgullo gay, lesbianas, bi-
sexuales y transgénero.
Entre las principales dificultades registradas por la asociación
para el cumplimento de los objetivos planteados, se encuentran:
• Algunas instituciones académicas no ven la necesidad de
hablar sobre el tema de la diversidad sexual.

103
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

• Falta penalización a quien cometa actos de discrimina-


ción.
• Falta educar a la población sobre el tema de la diversidad
sexual
Respecto del avance en la implantación y desarrollo de proyec-
tos, programas, servicios y políticas con una perspectiva de gé-
nero, refieren que ha existido un enorme avance sin embargo las
personas transgénero y transexual no son tomadas en cuenta en
los proyectos de salud y servicios públicos.
En referencia al desarrollo de iniciativas de ley y políticas
públicas vinculadas al cumplimiento de los acuerdos nacionales
para el establecimiento de acciones que promuevan la no dis-
criminación y la equidad entre hombres y mujeres, mencionan
que la Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CON-
APRED) ha hecho una excelente labor al difundir la ley contra la
discriminación.
En referencia a la inserción y enfoque de género en los
programas escolares, se menciona que esta instancia trabaja
con jóvenes y se desconoce el trabajo (integral) en niños y niñas.
Sin embargo en el trabajo con jóvenes el tema de la diversidad
sexual da miedo y no se considera como parte del plan escolar.
En cuanto a los avances más significativos en la cultura y la toma
de conciencia de la población abierta, respecto a la perspectiva
de género destacan el tomar en cuenta los derechos de las muje-
res, la equidad laboral y económica.
Como propuestas importantes para el desarrollo de la cul-
tura con perspectiva de género refiere que es necesario:
• Difundir información sobre diversidad sexual.
• Tomar en cuenta a la población transgénero, gays, bi-

104
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

sexual en los programas preventivos.


• Trabajar con transexuales.
• Trabajo de prevención de VIH-SIDA tomando en cuenta
la homofobia.

6. Instituto Estatal de las Mujeres

Caracterización
El Instituto Estatal de la Mujeres inicia sus actividades el 17 de
diciembre del año 2003, a iniciativa del Gobernador del Estado a
través del decreto número 20, donde se expide la Ley del Institu-
to Estatal de las Mujeres sustentación legal de dicha instancia.
Sus instalaciones se encuentran ubicadas en la calle More-
los No. 877 oriente en el Barrio Antiguo del centro de la ciudad
de Monterrey. Es un organismo público con presupuesto estatal
que tiene como objetivos elevar el nivel de bienestar de las mu-
jeres, mediante el fomento y aplicación de políticas públicas, así
como el desarrollo, seguimiento y evaluación de proyectos, pro-
gramas y acciones para la equidad de género.
Su misión está centrada en crear, fomentar y ejecutar polí-
ticas públicas que propicien la no discriminación, propiciando la
igualdad y la equidad de oportunidades, de trato entre los géne-
ros y de toma de decisiones; así como acciones afirmativas que
garanticen el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres.
Ofrece servicios de investigación, preventivos (educativos,
en grupos de riesgo de mujeres, niñas y tercera edad), comunita-
rios (capacitación, asesoría y orientación en autonomía económi-
ca) y legales (orientación, asesoría y asistencia jurídica).
En lo referente a los servicios de capacitación a la comuni-

105
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

dad, ofrecidos a través de diferentes programas, destaca el desa-


rrollo de 405 cursos en el año 2005 y 456 en el año 2006.
Para el logro de sus objetivos el Instituto Estatal de las Mu-
jeres desarrolla seis programas: Capacitación con equidad de gé-
nero; sensibilización en perspectiva de género y derechos de las
mujeres; capacitación política: las mujeres pueden hacerlo; los
derechos de las personas adultas; equidad de género: iguales y
diferentes;

Capacitación con equidad de género


Responsable: Lic. Blanca Nelly Guerra Zambrano.
Objetivo: Sensibilizar a las y los participantes sobre la importan-
cia de la equidad de género en la políticas públicas.
Descripción del programa: Tiene una duración de cuatro horas
con un formato de tipo taller.
Destinatarios: Funcionarios (as) públicas de todos los niveles or-
ganizacionales.

Sensibilización en perspectiva de género y derechos de las mu-


jeres
Responsable: Lic. Blanca Nelly Guerra Zambrano.
Objetivo: Que los participantes conozcan que es la perspectiva
de género y cuales son los derechos de las mujeres.
Descripción del programa: Se maneja en formato de conferencia
(noventa minutos) o taller (cuatro horas).
Destinatarios: Hombres y mujeres de todas las edades, escolari-
dades y condiciones sociales.

Capacitación política. Las mujeres pueden hacerlo

106
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Responsable: Lic. Blanca Nelly Guerra Zambrano.


Objetivo: Capacitar a las mujeres que aspiran a puestos de elec-
ción popular a fin de ampliar y potenciar su participación.
Descripción del programa: Formato de conferencia (noventa mi-
nutos) o taller (cuatro, ocho o diez y seis horas) incluye un curso
para multiplicadores.
Destinatarios: Mujeres que ocupan un cargo público dentro del
municipio, a regidoras y síndicas, líderes de grupo, así como a
todas aquellas mujeres que sean visualizadas en la participación
política a corto y mediano plazo.

Género, institucionalización y políticas públicas


Responsable: Lic. Blanca Nelly Guerra Zambrano.
Objetivo: Sensibilizar a los asistentes sobre los conceptos de gé-
nero, institucionalización y políticas públicas a fin de que se de-
finan acciones.
Descripción del programa: Tiene una duración de cuarenta ho-
ras, en módulos de ocho o quince días.
Destinatarios: Funcionarias o ejecutivas de nivel de decisión de
las administraciones públicas estatales y municipales de Nuevo
León.

Los derechos de las personas adultas


Responsable: Lic. Lucía Esteban.
Objetivo: Promover la equidad e igualdad entre mujeres y hom-
bres y cumplir con el compromiso de estrechar la brecha de
equidad entre los géneros.
Descripción del programa: Tiene un formato de conferencia de
noventa minutos o de taller, con una duración de cuatro horas.

107
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Destinatarios: Hombres y mujeres de mayores de sesenta años.

Equidad de género. Iguales y diferentes


Responsable: Lic. Lucía Esteban.
Objetivo: Conocer qué es la equidad de género a partir del aná-
lisis de los roles sociales asignados a mujeres y hombres, a fin de
manejar relaciones más equitativas en la familia y fuera de ella.
Descripción del programa: Taller con duración de sesenta minu-
tos, que incluye la revisión de los roles asignados a hombres y
mujeres a partir del juego de las sillas.
Destinatarios: Niñas y niños mayores de siete años, adolescentes,
jóvenes y adultos.

El Instituto Estatal de las Mujeres ha realizado publicaciones con


fines diversos entre las cuales destacan:

Revista Violeta
Autores: Varios. Edita IEMujeres
Frecuencia de la publicación: Trimestral
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general: Revista temática, dirigida a todo público,
fundamentalmente femenino. Dividida en secciones, los (as) co-
laboradores (as) son expertos en la materia.

Serie de libros: Mujeres y poder


Autores: Varios.
Frecuencia de la publicación: Eventual.
Tipo de publicación: Documental, Literaria y Testimonial.
Descripción general: Serie de 10 libros que tiene como propósi-

108
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

to visualizar a mujeres destacadas en los diferentes ámbitos de


la ciencia, la política, el derecho, el deporte, las organizaciones
sindicales.

Compilaciones Equidad para mujeres y envejecer con dignidad


Autores: Varios.
Frecuencia de la publicación: Eventual.
Tipo de publicación: Documental.
Descripción general: Equidad de género. Surge de las memorias
del encuentro Equidad para las mujeres, realizado con una asis-
tencia de más de dos mil personas.
Envejecer con dignidad. Es una compilación de artículos del gru-
po feminista, “Las reinas” sobre el proceso de envejecer con
dignidad.

Violencia contra las mujeres


Autoras: Josefina Rodríguez y colaboradoras.
Frecuencia de la publicación: Eventual.
Tipo de publicación: Investigación.
Descripción general: Análisis de la evolución del marco legal
para la atención de la violencia familiar, incluye estadísticas so-
bre denuncias y expone los casos de mujeres asesinadas en Nue-
vo León.

Agenda prematrimonial para un matrimonio exitoso


Autora: Sonia López.
Frecuencia de la publicación: Eventual.
Tipo de publicación: Documental
Descripción general: Serie de sugerencias, información sobre trá-

109
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

mites, derechos sexuales y reproductivos.

Entre los logros registrados por el Instituto Estatal de las Muje-


res destaca la elaboración y establecimiento de políticas públicas
con esta perspectiva, así como el avance en la implementación
y desarrollo de proyectos, programas, servicios y políticas, que
de acuerdo al programa sectorial, tienen un avance del 50% (cin-
cuenta por ciento):
• Se ha logrado que 4 de cada 10 funcionarios del 1º al 4º
nivel sean mujeres.
• Se ha capacitado al 90% (noventa por ciento) del 1º al 6º
nivel en materia de género.
• Se han fortalecido tres políticas públicas.
• Se inició la operación del Observatorio de violencia.

Los obstáculos a los que se han enfrentado se refieren a:


• Operar con un presupuesto insuficiente para realizar
los proyectos planteados para cumplir con la misión del
instituto.
• Conseguir consenso para la aprobación de leyes que
homologuen los compromisos internacionales suscritos
por México y los de carácter nacional con el marco jurídico
estatal.
• Modificar los patrones socioculturales a fin de contra-
rrestar costumbres y estereotipos que se traducen en violen-
cia contra las mujeres y promover una cultura de respeto y
tolerancia.
• Incorporar en la integración del presupuesto de egresos
del estado el enfoque de género.

110
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Consideran también que ha sido insuficiente el desarrollo de ini-


ciativas de ley y políticas públicas vinculadas al cumplimiento
de los acuerdos nacionales para el establecimiento de acciones
que promuevan la no discriminación y la equidad entre hombre
y mujeres.
En referencia al aspecto educativo, en particular los pro-
gramas escolares señalan que hasta hoy el trabajo es insuficiente,
pero que sería un éxito si se logra que la Secretaría de Educación
Pública trabaje de manera integral el enfoque de género en los
programas escolares. A este respecto señala que la inserción y el
enfoque de la perspectiva de género en los programas educati-
vos se mencionan en algunos de los textos de los alumnos.
Reconocen que el avance mas significativo se observa en la
cultura, la sensibilización y la toma de conciencia de la población
abierta sobre el enfoque a la no violencia contra la mujer y a la
perspectiva de género, considerando que:
• Se han ubicado frentes en los campos de reflexión de
las redes sociales comunitarias, con programas de capaci-
tación en las instancias públicas, estatales y municipales.
• Se ha vinculado la concientización de los derechos de la
mujer en los campos de seguridad pública, jueces, magis-
trados y defensores de oficio, que procesan y administran
la justicia.
• Se ha propiciado la participación pública y se han abier-
to espacios en comunicación.
El Instituto Estatal para las Mujeres plantea como propuestas:
• Incrementar la participación en los ámbitos académicos
y en las instituciones de educación media y superior del
estado.

111
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

• Propiciar cambios legislativos que actualicen el marco


jurídico estatal con los compromisos internacionales en de-
rechos humanos.

7. Universidad Iberoamericana. Extensión Monterrey

Caracterización
La Universidad Iberoamericana está ubicada en la prolongación
de la calle Modesto Arreola No. 2805 de la colonia Deportivo
Obispado en Monterrey. Inició sus labores en el año de 1943 en
la ciudad de México, bajo el auspicio del Centro Cultural Univer-
sitario de filiación jesuita. Actualmente su rectoría se encuentra
en la ciudad de México y tiene extensiones en Monterrey, NL. y
Torreón, Coahuila.
La Ibero llegó a Monterrey en 1992 impartiendo diploma-
dos, cursos y talleres; y bien pronto, gracias a su prestigio nacio-
nal, se consolidó en la ciudad al ofrecer la maestría en Desarrollo
Humano (MDH) desde 1998, y la de Administración y Alta Di-
rección (MAAD) desde el año 2002.
Congruente con sus principios sustentados en la filosofía
humanista jesuita y preocupada por fortalecer, cultivar y pro-
mover los valores sociales, morales y culturales ofrece desde el
2006 el Diplomado en Equidad de Género y Desarrollo Humano
que despertó nuestro interés para considerarlo en este colectivo
sobre perspectiva de género.
El objetivo de este diplomado es “Resignificar el concep-
to de género desde su base antropológica, su desarrollo en las
ciencias sociales y sus usos y aplicaciones en diferentes ámbitos
de las relaciones interdisciplinarias; todo ello articulado en un

112
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

proyecto de desarrollo humano que presenta una visión integral


armónica, solidaria y trascendente de la persona.” (Folleto pro-
mocional).
El diplomado está dirigido a todas las personas que buscan
clarificar el significado del concepto de género, y aplicarlo en la
vida diaria, desde una misión y visión humanista.
El objetivo se considera alcanzado, cuando el egresado
asuma una nueva posición desde la perspectiva de las diferentes
teorías sobre la equidad de género, y que sea capaz de poner
en práctica los conocimientos y principios de estas teorías en su
vida cotidiana.
Este objetivo se pretende lograr mediante el currículo si-
guiente:
• Teoría de género y desarrollo humano
• Nuevas masculinidades
• Teología y perspectiva de género
• Feminismos
• Aplicación de la perspectiva de género
Tiene una duración de un semestre y se encuentra abierto al pú-
blico en general interesado en el tema.
La extensión Monterrey de la Ibero es una Asociación Ci-
vil de reconocimiento federal, con sostenimiento privado. Su mi-
sión se centra en ofrecer a las personas programas académicos de
calidad con un enfoque humano, que enriquezcan su actuar en el
ámbito personal y laboral, motivando la formación de hombres
y mujeres íntegros que actúen como agentes de cambio para una
sociedad libre y armoniosa. La universidad tiene como visión la
consolidación como una excelente opción académica en sus pro-
gramas de Administración y en Desarrollo Humano, además se

113
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

propone cubrir nuevas áreas, tales como: Política, Filosofía, His-


toria y Educación.
Su infraestructura consta de ocho salones con clima e Inter-
net inalámbrico y biblioteca con un acervo bibliográfico de poco
más de mil libros de Humanidades. Además cuenta con equipo
audio visual de apoyo, como reproductor de DVD, cámara fo-
tográfica, cámara de video, proyector, pantalla, computadora y
pintarrón. También en sus instalaciones existen áreas verdes y
de esparcimiento (zona break).
Cuenta con una planta docente de 21 maestros de profe-
siones relacionadas con las ciencias sociales, tales como psicólo-
gos, sociólogos y filósofos. El personal administrativo con el que
cuenta la extensión Monterrey está compuesto por una Maestra
en Desarrollo Humano, un Ingeniero Industrial, un Maestro en
Administración y Alta Dirección, una Licenciada en Comunica-
ción y una Secretaria Ejecutiva.
Durante los dos últimos años a brindado 15 servicios de
tipo académico entre diplomados y las maestrías que ofrece.
Dentro de sus programas desatacan, además del diploma-
do ya detallado con anterioridad, los siguientes:

Maestría en Desarrollo humano


Consta de 25 materias y tiene una duración de dos años y me-
dio, trabaja desde la premisa que todos los seres humanos llevan
un desarrollo el cual se ve beneficiado a través de el estudio y
la experiencia vivencial que promueve dicha maestría, además
el alumno obtiene las bases científicas necesarias para apoyar el
desarrollo humano de individuos y grupos.
Su objetivo es formar promotores del desarrollo humano

114
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

que sean agentes de cambio, que comprendan y transmitan va-


lores de autorrealización, que sean capaces de promover el desa-
rrollo personal e interpersonal dentro de un marco humanista en
el contexto de su profesión de origen.
Esta maestría va dirigida a toda persona interesada en el
tema y que cuente con un titulo universitario a nivel de licen-
ciatura.

Diplomado en Desarrollo humano


Este diplomado se plantea como objetivos el difundir en forma
responsable la concepción que de la naturaleza humana tiene el
desarrollo humano, además busca contribuir a la realización del
potencial individual a través de la impartición del programa aca-
démico con soporte vivencial y crear un espacio que favorezca la
actualización de los recursos de la persona, con el fin de proyec-
tarlos en su propio crecimiento y en lograr relaciones familiares
y sociales más satisfactorias, con el fin de construir una sociedad
libre y armoniosa.
Tiene una duración de tres meses, con una frecuencia se-
manal donde se abordan temas prácticos guiados por especialis-
tas en el área.
Dentro de las producciones que realiza la Ibero Centro de
Extensión Monterrey, se encuentran posters y trípticos, que tie-
nen como fin el promocionar sus respectivas ofertas académicas,
donde se incluye el nombre del curso, taller o diplomado a im-
partirse, sus objetivos, materias, fechas, duración y costos de los
mismos, así como el nombre del facilitador o instructor de dicho
curso.
También cuenta con una publicación semestral llamada

115
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

ACEQUIAS, donde se compilan los trabajos de investigación y


literarios elaborados por las personas que conforman la Comuni-
dad Ibero (alumnos y maestros), el responsable de esta publica-
ción es la Universidad Iberoamericana, extensión Torreón.

8. Para tu violencia, Los Forkados A.C.

Caracterización
Para tu violencia, Los Forkados es una asociación civil creada
según su acta constitutiva el día treinta y uno del mes de mayo
de 2003, aunque el fundador de la asociación refiere que desde el
año de 1999 inicia sus actividades como parte de un proyecto de
investigación del Colegio de México. Su sostenimiento es en base
a los recursos obtenidos por los servicios que prestan.
Esta asociación civil, sin fines de lucro, tiene como obje-
tivo el trabajar en la prevención, atención e investigación de la
violencia familiar, específicamente la violencia masculina. Como
misión se plantean la promoción de un “modo de vida” orientado
a la erradicación de la violencia del hombre ejercida hacia la mu-
jer, por medio de acciones dirigidas a “que los hombres aprendan”
en primer instancia a detener su violencia, para poder contem-
plar trabajos reeducativos de: género, justicia, responsabilidad,
respeto, autoestima, masculinidad, homofobia, sexualidad y sa-
lud reproductiva, paternidad y maternidad, salud mental, abuso
sexual, adolescencia y participación ciudadana. Su visión se cen-
tra en ser la opción efectiva de atención y cambio real para los
hombres que se han visto perjudicados por el machismo.
Ofrece servicios de tipo académico, de investigación, asis-
tenciales, preventivos y de atención en grupos de reflexión. En

116
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

cuanto a infraestructura se refiere, son apoyados por la Facultad


de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en
especial en las instalaciones de la Unidad de Servicios Psicológi-
cos, donde realizan sus sesiones de atención grupal.
Durante el periodo comprendido del 2005 al 2006, la aso-
ciación ha participado en nueve investigaciones, siete de orden
nacional y dos internacionales. Además a través de sus gru-
pos han brindado atención a tres mil doscientos sesenta y ocho
hombres. En forma preventiva en población abierta, a diez mil
trescientas personas. Esto ha sido posible a través de un equipo
conformado por personal académico, maestros y maestras en-
focados al área de investigación, además de profesionales de la
salud mental y diez voluntarios.
Esta asociación desarrolla tres programas: Grupos de hom-
bres; prevención, e; investigación.

Grupos de hombres
Responsable del programa: Miguel Villegas y equipo For-
kados.
Objetivos del programa: Brindar apoyo terapéutico y psicoedu-
cativo a hombres involucrados en situaciones de violencia fa-
miliar.
Descripción del programa: Reuniones semanales en donde se
realizan diversas actividades encaminadas a la reeducación de
la masculinidad.
Destinatarios: Hombres de todas las edades.

Prevención
Responsable del programa: Lic. Maytheé Vargas López y equipo

117
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Forkados.
Objetivos del programa: Incidir en la comunidad en general con
el mensaje de los daños que conlleva el comportamiento ma-
chista tanto a hombres como mujeres y brindar herramientas de
orientación.
Descripción del programa: Acudir a diferentes espacios en don-
de se puedan impartir los temas relacionados.
Destinatarios: Comunidad en general.

Investigación
Responsable del programa: Lic. Miguel Villegas y equipo For-
kados.
Objetivos del programa: Realizar estudios de investigación sobre
la problemática de la violencia masculina.
Descripción del programa: Vincularnos con diferentes organis-
mos ya sea instituciones dedicadas al trabajo de la violencia fa-
miliar y/o instituciones educativas y llevar a cabo protocolos de
investigación.
Destinatarios: Comunidad en general.
En lo referente a su producción editorial, destacan:

El destino del macho: ¿guía práctica?


Autor: Miguel Villegas Lozano
Frecuencia de la publicación: 1000 ejemplares cada dos años des-
de el 2004
Tipo de publicación: Investigación, documental y literaria
Descripción general de la publicación: Libro en donde se plan-
tean las diversas situaciones que se presentan con la violencia
masculina, su relación con el machismo, consecuencias y estrate-

118
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

gias de prevención. Se enfoca en la violencia emocional.


El equipo de recursos humanos de esta asociación está in-
tegrado por maestras y maestros participantes en las investiga-
ciones, un equipo de profesionales de la salud y personal volun-
tario. Es importantes destacar el carácter voluntario y gratuito de
la totalidad del personal que participa en esta asociación.
Entre los principales logros alcanzados por esta instancia
destacan:
• Ser una opción seria y profesional de atención a la pro-
blemática de la violencia familiar.
• Elaborar un programa de atención regionalizado.
• Publicar y difundir los trabajos realizados.
• Participar en procesos de investigación en diferentes ni-
veles educativos y sociales.
En el desarrollo de sus trabajos han encontrado obstáculos, prin-
cipalmente de carácter económico, así como la resistencia de los
hombres a recibir atención.
Respecto del avance en la implantación y desarrollo de
proyectos, programas, servicios y políticas con una perspectiva
de género en la entidad, consideran que se han abierto espacios
de atención tanto para hombres como para mujeres y poco a
poco se implementan políticas públicas para la atención de esta
problemática. Opinan que en la entidad se han consolidado ac-
ciones pertinentes y legalmente avaladas para el establecimiento
de acciones que promuevan la no discriminación y la equidad
entre hombres y mujeres.
Referente a la inserción del enfoque de perspectiva de gé-
nero en los programas escolares consideran que es una acción
excelente, porque permitiría ir formando una cultura respecto al

119
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

tema. El avance más significativo para Forkados AC, es el que la


perspectiva de género sea tomada en cuenta en todos los ámbitos
de la sociedad, incluso en el vínculo familiar, ya que constituye
un elemento preventivo de primer orden. Para este efecto, plan-
tean como propuestas:
• Mayor apoyo por parte de las autoridades para la difu-
sión de las actividades.
• Implementación de estrategias permanentes de preven-
ción.
• Consolidación de redes de apoyo.
• Vinculación con organismos internacionales.

9. Universidad Pedagógica Nacional


Unidad UPN 19 A, Monterrey

Caracterización
La Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Unidad 19A se en-
cuentra ubicada en la calle Martín Carrera s/n entre Termópilas
y Dardanelos en la Colonia Estrella en Monterrey, NL.
Fue fundada el 19 de noviembre de 1979, ofreciendo en un
inicio las licenciaturas de Educación Básica (LEB-79), Licenciatu-
ra en Educación Preescolar y Primaria (LEPEP-85) y la Maestría
en Educación Preescolar y Primaria. Es un organismo público
con presupuesto federal y estatal que tiene como misión el ofre-
cer servicios educativos de tipo superior encaminados a la for-
mación de profesionales de la educación de acuerdo a las necesi-
dades del estado y el país.
Desde 1989 se ubica en un edificio escolar otorgado en co-
modato por la SENL, con una infraestructura que comprende

120
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

el área administrativa: servicios escolares servicios administra-


tivos; área directiva; dos áreas de aulas, cubículos para asesores,
biblioteca con servicios de red EDUSAT, Centro de Cómputo y
Servicios Educativos (CECSE), aula inteligente, sala de juntas, así
como amplios jardines.
La Unidad 19 A de la UPN ofrece actualmente la Licen-
ciatura en Educación Plan 94, la cual está dirigida a maestros
en servicio, tanto de preescolar como de primaria, que necesi-
ten nivelar su estudios de formación al nivel de licenciatura, así
como a profesionistas de las diversas áreas que se desempeñan
como docentes en instituciones privadas de la comunidad. Otro
de los programas educativos que se ofrecen a los estudiantes es
la Maestría en Educación con campo en Historia de la Educación
Regional, la cual está dirigida a maestros y profesionistas de la
educación interesados en el campo específico de la historia de la
educación regional. Su plan de estudios comprende 12 materias
las que se desarrollan en cuatro semestres.
Dentro de la línea de Diplomadas la Unidad 19 A Monte-
rrey ofrece el Diplomado en Educación Intercultural, dirigido a
los docentes que trabajan con población escolar bilingüe, es decir
la población indígena que ha migrado a la ciudad y habita en
los diferentes municipios del estado. Este diplomado tiene una
duración de seis meses y es impartido por personal docente de la
Unidad que se capacitó especialmente en el tema.
Esta institución llamó nuestro interés para los fines de la in-
vestigación, por que dentro de sus programas académicos ofrece
una especialización en Estudios de Género en Educación y un
diplomado con perspectiva de género llamado Construyendo la
equidad entre hombres y mujeres.

121
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

La especialización en Estudios de Género en Educación


inicia en el mes de septiembre del 2001, acorde con la tesis que se
ha asumido desde los organismos internacionales de que la edu-
cación es un factor fundamental para la promoción de la equidad
de género, por lo que desarrolla este espacio para el análisis de
las preocupaciones conceptuales, temáticas y metodológicas que
derivan del concepto de género en su relación con los procesos
de enseñanza-aprendizaje y con la cultura que genera la institu-
ción escolar.
Bajo la premisa que diversas investigaciones asientan, del
como la institución escolar reinterpreta y difunde diversas repre-
sentaciones acerca de los comportamientos esperados en niñas y
niños, representaciones que orientan los contenidos curriculares,
los métodos pedagógicos, los materiales de enseñanza y las acti-
tudes de los maestros y las maestras en relación con el alumnado,
un equipo de asesores(as) y catedráticos(as) de la Universidad
Pedagógica Nacional Unidad Ajusco, diseñó e implementó en
marzo de 1997 un programa de formación (Diplomado de Géne-
ro y Educación Básica) dirigido a cuadros medios del magisterio
con la finalidad de lograr avances significativos en este campo.
Es así que a partir de este antecedente, académicos (as) de
la UPN 19A Monterrey participan en la Red Nacional de Género
y Educación, en la búsqueda de cubrir las necesidades actuales
de la formación docente, realizando una investigación en el área
metropolitana para conocer el estado del arte del campo de los
estudios de género, de sus resultados se desprende la creación de
esta Especialización en estudios de Género en Educación.
De acuerdo a su documento de presentación, esta especia-
lización plantea como propósito general el contribuir a la forma-

122
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

ción de profesionales con capacidad de incorporar el enfoque de


género en el ámbito educativo a través de:
• Problematizar la categoría de género como herramienta
analítica desde la Antropología, la Sociología, la Epistemo-
logía y la Psicología.
• Reconocer a la institución educativa como reproductora
de situaciones de segregación de género.
• Analizar con un enfoque de género, las intenciones for-
muladas en el marco normativo, en la curricula de educa-
ción básica y su concreción en la planeación de la enseñanza.
• Identificar las prácticas y los procesos educativos que fa-
vorecen la discriminación de género en educación básica.
• Favorecer una actitud critica en relación con los estereo-
tipos de género.
• Analizar los sesgos genéricos en la enseñanza aprendi-
zaje de contenidos específicos (Historia, Español, Ciencias
Naturales y Matemáticas).
• Diseñar propuestas pedagógicas que favorezcan la igual-
dad de oportunidades entre hombres y mujeres.
La especialización está dirigida a personas con estudios de licen-
ciatura que laboran en el ámbito de la educación: docencia, di-
seño curricular, apoyo psicopedagógico, administración escolar
y planeación educativa; así como a profesionales de otras áreas
interesadas en conocer y profundizar en la perspectiva de géne-
ro, para incorporarla en el área donde laboran cotidianamente,
ya sean instituciones públicas o privadas, organizaciones guber-
namentales y no gubernamentales. Actualmente cuenta con una
base docente de cuatro especialistas en el tema con formación en
Psicología, Historia, Pedagogía e Investigación.

123
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

La especialización en Estudios de Género en Educación


ofrecida por esta Unidad, tiene una duración de dos semestres y
su plan de estudios está distribuido en cuatro ejes, con dos mate-
rias cada uno, las cuales se describen a continuación:
Eje I Teoría de género
• 1er. Semestre
Materia: Género y poder
Horas: 3 Créditos: 4
En esta materia se plantea la revisión de las condiciones sociopolí-
ticas que dieron lugar a los estudios de género, así como las apor-
taciones teóricas realizadas desde la sociología, la antropología y la
epistemología.
Contenido
Unidad I Antecedentes de los estudios de género
Unidad II Construcción sociocultural de los géneros
Unidad III Género y crítica al pensamiento occidental

• 2o. Semestre
Materia: Género e identidad
Horas: 3 Créditos: 4
Este curso ofrece elementos de análisis para comprender la construc-
ción de identidades masculinas y femeninas en cuanto al desarrollo
cognitivo y moral, así como los diferentes modelos psicológicos que
pretenden explica dichas construcciones.
Contenido
Unidad I Antecedentes de los estudios de género
Unidad II Construcción sociocultural de los géneros
Unidad III Género y crítica al pensamiento occidental

Eje II La Escuela como reproductora de género


• 1er. Semestre

124
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Materia: Cultura escolar I


Horas: 3 Créditos: 4
Este curso plantea propiciar una mirada crítica acerca de la situación
educativa de alumnas y alumnos, para comprender como la escuela
reproduce y contribuye a consolidar estereotipos de género.

Contenido
Unidad I La escuela como institución social
Unidad II Situación educativa y profesional de las mujeres
Unidad III Discriminación en el aula

• 2o. Semestre
Materia: Cultura escolar II
Horas: 3 Créditos: 4
En este seminario se presenta un panorama general de las políticas
públicas en materia de género y educación, propiciando el análisis
de las situaciones educativas y de los materiales de apoyo a la ense-
ñanza con un enfoque de género. También se presentan algunas al-
ternativas para la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres
en los espacios educativos.

Contenido
Unidad I Políticas públicas en género y educación
Unidad II Análisis de la discriminación de género en los procesos
de enseñanza/aprendizaje y en los materiales educativos
Unidad III Alternativas para la igualdad de oportunidades

Eje III Género y currículo


• 1er. Semestre
Materia: Género y diseño curricular
Horas: 4 Créditos: 8
El propósito de esta materia es comprender la discriminación de gé-

125
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

nero en los procesos de instrucción y analizar algunas propuestas


alternativas para una educación que favorezca la igualdad de opor-
tunidades desde la diversidad cultural.

Contenido
Unidad I Principios básicos de la teoría curricular
Unidad II Los contenidos de la enseñanza
Unidad III Formación de valores éticos y morales

• 2o. Semestre
Materia: Diversidad cultural e instrucción
Horas: 4 Créditos: 8
La finalidad de este curso es analizar la enseñanza de contenidos
específicos desde la diversidad cultural con énfasis en el género.

Contenido
Unidad I Diversidad cultural y enseñanza
Unidad II Género y enseñanza de español y ciencias sociales
Unidad III Género y la enseñanza de las ciencias naturales
Unidad IV Género y la enseñanza de las matemáticas

Eje IV Propuestas pedagógicas para la igualdad de oportunidades


• 1er. Semestre
Materia: Métodos y técnicas en investigación educativa
Horas: 4 Créditos: 8
El propósito de este curso es conocer y aplicar los principios meto-
dológicos en la formulación de un problema de investigación en el
campo educativo, con el fin de diseñar una propuesta pedagógica
innovadora.

Contenido
Unidad I Paradigmas en investigación educativa

126
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Unidad II Proceso de investigación


Unidad III Diseño de técnicas e instrumentos para la investiga-
ción

• 2o. Semestre
Materia: Programación y diseño de materiales
Horas: 4 Créditos: 8
La finalidad de esta materia es la de diseñar materiales y programas
innovadores con un enfoque de género.

Contenido
Unidad I Principios de programación de la enseñanza en los es-
pacios educativos
Unidad II Programación de la enseñanza para la igualdad de
oportunidades.
Unidad III Diseño de materiales didácticos
Para el desarrollo de los cursos y seminarios se propone como
metodología de trabajo la revisión y discusión de los contenidos
básicos enfocada al análisis de aspectos específicos, el desarrollo
de prácticas y la comunicación grupal de los sentimientos que
generan estos saberes, con el fin de favorecer un aprendizaje sig-
nificativo.
Como forma de titulación y obtención del diploma de esta
especialización debe cubrirse el total de créditos de las ocho ma-
terias curriculares (cuarenta y ocho créditos), además de la pre-
sentación de un trabajo recepcional de elaboración de tesina o el
diseño de materiales de apoyo, formulado a partir de un proble-
ma de investigación.
A la fecha han egresado 84 alumnos, 80 mujeres y 4
hombres.

127
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Existen algunos documentos y producciones realizadas


por esta institución vinculadas con esta especialización:

Documento de presentación de la Especialización en Estudios


de Género en Educación
Autor: Institucional
Descripción: Folleto informativo donde se describe el plan de es-
tudios de la especialización, así como los requisitos de ingreso y
de egreso.

Equidad de Género, breve recuento


Autor: Ismael Vidales Delgado
Descripción: Trabajo documental que describe los orígenes y la
evolución de la perspectiva de género a nivel internacional y na-
cional, enfatizando en los aportes de cada uno de los personajes
trabajados.

Antologías
Autor: Cuerpo colegiado de la especialización.
Descripción: Las ocho antologías, una para cada curso, reúnen
una serie de documentos que van desde documentos oficiales,
lecturas actuales sobre los contenidos del programa, hasta resú-
menes de investigaciones realizadas sobre el tema. Los conteni-
dos se actualizan cada año, lo que permite a los estudiantes tener
información actual sobre el tema.
Respecto al diplomado Construyendo la equidad entre
hombres y mujeres, se imparte desde el año 2002 y va dirigido
a los maestros en servicio de los diferentes niveles educativos,
interesados en el tema. Este diplomado es el resultado de la co-

128
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

operación interinstitucional entre la Unidad 19 A Monterrey y la


Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educa-
ción (SNTE), quienes conjuntamente promovieron entre el ma-
gisterio la convocatoria. Los docentes responsables del diploma-
do son profesionistas especializados en el tema.
La matrícula en este diplomado ha sido numerosa, compa-
rándola con la de otros programas de estudio sobre este tema, ya
que hasta el momento ha rebasado los 400 maestros.
Entre las publicaciones de esta Unidad, se cuenta la revista
Voz, Espacio y Tiempo (VET), que actualmente publica el nú-
mero 4 de lo que se llama tercera vuelta. La revista VET se inicia
en 1980 hasta 1992, se interrumpe dos años y vuelve a aparecer
de 1994 a 1998, para reiniciar nuevamente en el año 2005. La re-
vista atiende diferentes temas de interés y tiene una publicación
trimestral.
Circula además de esta revista un folleto informativo, de
publicación mensual que informa a docentes y alumnos sobre las
actividades desarrolladas y los eventos programados.
Los logros alcanzados por esta instancia son muchos, ya
que es la primera Unidad UPN que se funda en el estado, motivo
por el cual su matrícula en las diferentes licenciaturas ha alcan-
zado los diez mil estudiantes; mientras que en los estudios de
maestría rebasa actualmente los mil alumnos.
Una de las estrategias que ha permitido a esta institución
consolidarse como una instancia prestigiada en la formación y
actualización docente, lo constituye la atención a los maestros
que viven en las zonas rurales de la entidad, implementando
para ello el sistema de educación a distancia en los programas
de licenciatura y maestría. Esto ha permitido ofrecer el servicio

129
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

educativo a cerca de diez mil maestros en los casi 28 años que


tiene la Unidad.
Entre los aspectos que más han prestigiado a esta institu-
ción está el reconocimiento a nivel nacional, de su personal direc-
tivo y docente, lo que les ha permitido participar en el desarrollo
y consolidación de programas educativos y de investigación a
nivel nacional.
De manera especial consideran un logro importante el
haber incidido en la formación de los maestros con el tema de
perspectiva de género, ya que los docentes que han cursado la
especialización y/o el diplomado han aplicado en sus grupos es-
trategias que permiten el avance en esta materia. Otro aspecto
relevante es el haber establecido el compromiso con instancias
sindicales para la difusión y desarrollo del diplomado entre sus
equipos de trabajo y maestros pertenecientes a la Sección 50.

Entre los obstáculos encontrados en este proceso destacan:


• El valor escalafonario asignado a estos proyectos. El de-
partamento de escalafón de la SENL asignó un valor de 15
puntos a la especialización y de 5 puntos al diplomado, lo
cual no es congruente con el tipo de estudios y actividades
desarrolladas en estos programas.
• La falta de difusión de los programas. Se requiere una
mayor difusión de los programas de estudio para consoli-
dar la matrícula y con ello los programas de trabajo.
De manera general se considera que existe cierto avance en la
implantación de proyectos, programas, servicios y políticas con
perspectiva de género en la entidad, pero dicho avance no es en
espacios académicos. La inserción y enfoque de la perspectiva de

130
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

género en los programas escolares es mínima, mencionándose en


algunos libros de texto, sin embargo se reconoce que el avance
más significativo se ha logrado en la cultura, propiciando la sen-
sibilización y toma de conciencia de la población abierta.
Finalmente plantean como propuesta una mayor difusión
y reconocimiento de la perspectiva de género en la entidad.

10. Universidad Pedagógica Nacional.


Unidad UPN 19 B, Guadalupe

Caracterización
El 25 de agosto de 1978 por Decreto Presidencial nace la Uni-
versidad Pedagógica Nacional como una institución pública de
educación superior, con el propósito de prestar, desarrollar y
orientar servicios educativos de tipo superior encaminados a la
formación de profesionales de la educación de acuerdo a las ne-
cesidades del país.
Las instalaciones de la Unidad UPN 19 B de la Universi-
dad Pedagógica Nacional están ubicadas en el cruce de las calles
Nemesio García Naranjo e Ignacio M. Zaragoza en la Colonia
Adolfo Prieto del municipio de Guadalupe, NL.
Esta Unidad inicia sus actividades el 21 de noviembre de
1981 y tiene como objetivo el prestar, desarrollar y orientar ser-
vicios educativos de tipo superior encaminados a la formación
de profesionales de la educación de acuerdo a las necesidades
del país.
Conforme a su visión de formar profesionales competentes
con un amplio sentido humano y ético, con una actitud necesaria
para responder de manera efectiva y específica a las necesidades

131
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

y retos regionales, con calidad, productividad y con una visión


nacional e internacional, actualmente ofrece servicios educativos
a través de dos licenciaturas, la primera en Educación con área
especializante en Preescolar, Primaria, Integración Educativa y
Gestión Escolar y la segunda en Intervención Educativa.
También brinda estudios de Maestría en Educación con
campo en Formación Docente, además de dos especializaciones,
una en Planeación, Desarrollo y Evaluación de la Práctica Do-
cente y otra en Estudios de Género en Educación, la cual es de
nuestro interés para los fines de esta investigación sobre la pers-
pectiva de género.
Esta especialización tiene como objetivo el “Ofrecer un
conocimiento actualizado acerca de los estudios de género que
permita resignificar tanto las políticas en materia de educación,
el diseño de programas de estudio, como las estrategias de en-
señanza aprendizaje”, su duración es de dos semestres y consta
de ocho materias, estableciendo como requisito de titulación la
elaboración de una tesina.
Esta especialización está dirigida al magisterio en servicio,
los cuadros técnicos con funciones técnico-pedagógicas, admi-
nistrativas y de apoyo a la escuela, y los profesionales interesa-
dos en el tema.
La Universidad Pedagógica Nacional es un organismo pú-
blico con presupuesto federal y estatal, tiene cobertura a nivel
nacional y actualmente tiene con 79 planteles en el país, donde es
importante destacar que el estado de Nuevo León cuenta con dos
en el área metropolitana que ofrecen cobertura estatal, la unidad
19 A ubicada en Monterrey y la 19 B ubicada en el municipio de
Guadalupe.

132
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Este plantel está conformado en la actualidad por un


edificio construido por el Comité de Construcción de Escuelas
(COCE), consta de área administrativa, biblioteca, quince cubí-
culos, Centro de Cómputo y Servicios Educativos (CECSE), ade-
más de dos edificios con 17 aulas cada uno y un auditorio con
capacidad para 100 personas. Las instalaciones cuentan con red
cableada e inalámbrica de Internet y como Red Edusat.
Actualmente la institución tiene una planta docente com-
puesta por veintiocho académicos de base y treinta y cuatro por
contrato que en su totalidad suman sesenta y dos. Además de tres
responsables de biblioteca, un analista especializado, un respon-
sable de imprenta, veinte personas con funciones administrati-
vas generales, ocho secretarias, seis intendentes, tres guardias,
un chofer, un jardinero y un auxiliar administrativo.
Es importante destacar y describir brevemente las demás
opciones educativas que ofrece la Universidad Pedagógica Na-
cional Unidad 192:

Licenciatura en Educación Plan ´94


Esta licenciatura tiene como finalidad la nivelación del grado
de licenciatura del alumnado egresado de la Normal Básica que
egresó sin éste. Tiene una duración de ocho semestres, cuenta
con un área común y cuatro líneas de cursos optativos de área
especializante: Preescolar, Primaria, Integración Educativa y
Gestión Escolar.
Está dirigida a los profesores en servicio de los niveles de
preescolar y primaria frente a grupo y/o con funciones técni-
co-pedagógicas, directivas y de apoyo en las escuelas públicas e
incorporadas.

133
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Licenciatura en Intervención Educativa ´02


Está dirigida a alumnos y alumnas provenientes de bachillerato
y tiene como objetivo el formar un profesional de la educación
capaz de desempeñarse en diversos campos del ámbito educa-
tivo, a través de la adquisición de competencias generales y es-
pecíficas, que le permitan transformar la realidad educativa por
medio de procesos de intervención.
Tiene una duración de ocho semestres y su plan de estu-
dios esta constituido por treinta y siete materias, de las cuales
treinta y dos son de carácter obligatorio y cinco son optativas,
estas están distribuidas en tres áreas de formación: Inicial en
ciencias sociales; profesional básica en educación, y; líneas pro-
fesionalizantes.

Especialización en planeación, desarrollo y evaluación de la


práctica docente
Esta especialización está dirigida a egresados de licenciaturas
afines a la educación y se plantea como objetivos el responder
institucionalmente a las necesidades de superación académica
de los docentes en servicio y de los profesionales, para contri-
buir a elevar la calidad de la educación, además de desarrollar y
consolidar un programa académico de cobertura nacional con el
objeto de formar docentes investigadores de alto nivel, para las
instituciones formadoras de docentes, en particular para el siste-
ma educativo nacional y como objetivo último formar personal
altamente calificado que vincule la teoría con la práctica en la so-
lución de problemas educativos de carácter nacional y regional.
Su duración es de dos semestres y consta de nueve cursos,
con tres áreas curriculares: Socio histórica; formación general, y;

134
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

formación instrumental.

Maestría en Educación
Los docentes de las escuelas Normales y Centros de Actualiza-
ción del Magisterio, los cuadros técnicos de organismos estata-
les, los egresados de las licenciaturas en Educación Normal y/o
profesionales en la educación tienen como opción el cursar esta
maestría que tiene como objetivo el formar docentes que par-
ticipen en el análisis, interpretación, evaluación y crítica de la
realidad educativa mediante procesos de investigación y que
a la vez sean capaces de problematizar, indagar y sistematizar
productos de la investigación científica, humanística y tecnoló-
gica en la construcción de respuestas a los problemas del ámbito
educativo.
Consta de doce materias divididas en cuatro semestres y
establece el requisito de un examen de selección, un curso prope-
déutico de un semestre y la elaboración de tesis para titulación.
Por otra parte la Unidad 19 B de la UPN tiene como pro-
ducción documental tetramestral la revista A LAPIZ que aborda
diversos temas de interés para sus alumnos y cuerpo docente.
Entre los principales logros alcanzados por la UPN 19 B se en-
cuentran:
• Cuarenta y siete egresados de la Licenciatura en Inter-
vención educativa.
• Mil noventa y tres egresados de la Licenciatura en Educa-
ción Plan ´94.
• Seiscientos treinta y seis egresados de la Especialización
en Planeación.
• Sesenta y seis de la Especialización en Estudios de Géne-

135
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

ro en Educación.
• Ochocientos setenta y ocho egresados de la Maestría en
Educación.
La instancia considera que en el campo de la especialización en
Estudios de Género, aunque la matrícula ha sido baja, el sólo he-
cho de contar con ella en la institución ha modificado el lenguaje,
erradicando el sexismo en un alto porcentaje. Refieren que esto
se ha podido constatar en los discursos oficiales, en los comuni-
cados escritos y comparando estos con otras instancias educati-
vas que ofrecen servicios educativos semejantes. Se ha iniciado
un proceso de visibilización de las mujeres (que son mayoría en
esta escuela) propiciando cambios.
También mencionan que la instancia ha obtenido un re-
conocimiento académico de parte de la comunidad magiste-
rial, además como logros importante refieren que cuentan con
apoyos federales como las becas Pronabes (Programa Nacional
de Becas para la Educación) y el PIFI (Programa Integral de For-
talecimiento Institucional).
Dentro de los principales obstáculos para el cumplimiento
de sus objetivos mencionan que no se ha reconocido totalmente a
la institución por parte de las autoridades estatales, ya que a par-
tir de la firma del Acuerdo para la Modernización Educativa, la
instancia ha pasado administrativamente al estado, sin embargo,
acuerdos académicos, logros laborales y otras cuestiones funda-
mentales no son reconocidas por las administraciones estatales,
además de que en la actualidad no se ha otorgado el presupuesto
requerido para ofrecer concursos de oposición. Otros de los obs-
táculos que encuentran es que una parte del alumnado (Docen-
tes en servicio) tiene dificultades para dedicar tiempo necesario

136
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

como estudiantes.
En cuanto al avance en la implementación y desarrollo de
proyectos, programas, servicios y políticas con una perspectiva
de género en el estado refieren que es muy lento en el ámbito
educativo, ya que no se cuenta con cuerpos académicos capaci-
tados para difundir los programas con perspectiva de género,
además de que, las instancias estatales (el Instituto Estatal de las
Mujeres, el Sector Salud, Seguridad Pública), realizan una labor
importante pero no acaba de instalarse en el ámbito educativo,
que es donde definitivamente puede tener un mayor impacto.
En cuanto al desarrollo de iniciativas de ley y políticas pú-
blicas con esta perspectiva se menciona que las leyes no se respe-
taran, ni las acciones se llevarán a cabo mientras no se modifique
la cultura patriarcal, se precisa de un cambio cultural que permi-
ta un una visión equitativa, se requiere de una modificación de
actitudes, de unas prácticas culturales de respeto, de tolerancia,
de convivencia armónica entre la diferencia.
Acerca de la inserción y enfoque de la perspectiva de géne-
ro en los programas escolares consideran que los resultados han
sido buenos, pero con una gran resistencia de la sociedad civil
que no tiene suficiente información acerca de dicha inserción, se
requieren campañas que incluyan a los medios de comunicación
y que se solidaricen con la implementación de programas. Tam-
bién es importante que los cuerpos técnicos de la Secretaría de
Educación reciban capacitación en el tema para difundirlo en las
escuelas.
Dentro de los avances más significativos se consideran la
participación femenina en el sector laboral, la demanda de la in-
clusión de las niñas en el sector educativo, la permanencia de

137
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

ellas a niveles técnicos medios y profesionales, lo cual se ha rea-


lizado en proporciones mínimas. También falta mayor sensibili-
zación de la población en general, no hay una toma de conciencia
de las condiciones de desventaja de muchas mujeres en el ámbito
educativo y por tanto en el laboral.
Los responsables de este proyecto proponen de acuerdo a
su experiencia que para el desarrollo de la cultura de la pers-
pectiva de género es importante realizar campañas de difusión
y sensibilización; diseñar y desarrollar talleres de actualización
y capacitación con agentes educativos identificados como claves
por su desempeño, liderazgo o ascendencia académica; estable-
cer vínculos interinstitucionales y sumar esfuerzos; firmar con-
venios de colaboración; organizar encuentros, coloquios, congre-
sos con académicos (as), investigadores (as) y expertos (as) en el
tema; así como realizar un trabajo de desarrollo comunitario con
perspectiva.

138
CAPÍTULO IV
Ponderación y perspectiva

Conclusiones

D
e acuerdo con la información recopilada en diez insti-
tuciones que atienden los programas de equidad de gé-
nero en la entidad, tres de ellas son asociaciones civiles
y siete son de carácter público; cuatro de ellas son instancias edu-
cativas. Acorde con el tipo de institución está el financiamiento
que reciben, por lo que predomina en siete de los diez organis-
mos, el carácter público de tipo federal o estatal.
Respecto al tipo de servicios que ofrecen, las instituciones
reportan lo siguiente: nueve organizaciones trabajan la investi-
gación sobre el tema; seis brindan servicios académicos, cuatro
instituciones realizan trabajo comunitario; tres ofrecen servicios
de carácter preventivo; dos ofrecen servicios asistenciales; y una
ofrece servicios de carácter legal.
Como se observa, predominan entre las instituciones en-
cuestadas los trabajos de investigación, seguidos de cursos, con-
ferencias y publicaciones de corte académico; mientras que dos
brindan servicios de tipo asistencial y una de carácter legal.

139
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Referente a los programas que tienen en operación, ocho de


las diez instituciones reportan 31 programas en funcionamiento,
mientras que en dos instituciones estos trabajos se encuentran en
la fase de planeación.
Cuatro de las instancias encuestadas ofrecen servicios de
tipo educativo, en tres de ellas predominan los programas de
tipo formativo en las áreas académica y de investigación, como
los son: Diplomado en Equidad de Género y Desarrollo Humano;
Especialización en Estudios de Género en Educación, y; diplomado
Construyendo la Equidad entre hombres y mujeres; mientras que en
el Centro de Estudios de Género, de la UANL predominan los
trabajos de investigación y de difusión sobre el tema.
Las tres asociaciones civiles registradas –GESS, Para tu
violencia: Los Forkados y Círculo de Estudio de Masculinida-
des,- reportan nueve programas de tipo investigativo, asistencial
y preventivo.
Dos de las instituciones de carácter público –CEDHNL y el
Instituto Estatal de las Mujeres-, brindan servicios de tipo inves-
tigativo, asistencial, legal, académico y comunitario, desarrollan-
do 12 de los 31 programas registrados por el total de institucio-
nes, predominando los orientados a la capacitación y la difusión
del tema.
La producción editorial es extensa y se integra por publica-
ciones de diversos tipos, que van desde folletos, trípticos y revis-
tas, hasta las colecciones de libros sobre el tema que nos ocupa.
Entre los contenidos publicados destacan los reportes de las in-
vestigaciones realizadas, ya sean de corte documental o aplicado;
los relativos a contenidos teóricos que fundamentan el tema, y;
los que recogen la experiencia de diferentes grupos de opinión.

140
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

En cuanto a los logros alcanzados por estas instituciones


destacan el desarrollar en la población un cambio de actitud res-
pecto a la equidad de género, la violencia hacia la mujer y la
violencia intrafamiliar, mediante la aplicación de programas que
tienen por objetivo sensibilizar sobre estos temas, a la población
en general; así como el consolidarse como instancias que brindan
apoyos de diferente tipo, a la población que padece o ha padeci-
do, problemáticas de violencia.
La mayoría de las instituciones refieren como obstáculos
para el logro de sus objetivos la falta de presupuesto, ya que la
mayoría de ellas -7 de 10-, no cuentan con asignación específi-
ca para sus programas. Mencionan también las dificultades que
origina la burocracia administrativa que les impide desarrollar
en tiempo y forma sus acciones. Finalmente destaca la falta de
cultura respecto del tema, lo que impide en ocasiones acercarse a
solicitar el apoyo que necesitan.
Respecto del avance en la implantación y desarrollo de
proyectos, programas, servicios y políticas con una perspectiva
de género en la entidad, consideran que se han dado avances
significativos –aunque lentos-, en lo referente a la implantación
de políticas públicas que promuevan la equidad entre hombres y
mujeres, así como la no discriminación.
Los responsables de los centros que brindaron informa-
ción, opinan que es una excelente idea el incorporar el estudio
de la perspectiva de género en los programas escolares, pero que
a pesar de los esfuerzos realizados y los avances logrados, esto
no ha cristalizado. Se requiere el apoyo de instancias superiores,
como la Secretaría de Educación Pública, para generalizar la in-
corporación de este enfoque en los programas escolares de los

141
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

diferentes niveles educativos.


Consideran también, que los avances más significativos en
la cultura de perspectiva de género son: la apertura de las nuevas
generaciones a un trato más igualitario entre hombres y mujeres;
el avance en la ocupación de mayores espacios de toma de deci-
siones; y la creación de espacios que propicien la reflexión sobre
el tema, a través de programas de capacitación desarrollados en
las instancias públicas, estatales, municipales y a la comunidad
en general.
Referente a las propuestas de las diferentes instituciones
para el establecimiento de una cultura de perspectiva de género,
plantean primeramente el continuar con la investigación sobre el
tema y la difusión de los resultados, que permitan avances sig-
nificativos en las áreas educativa y legal, así como en los campos
de prevención y difusión.

Centro Universitario de Estudios de Género. Facultad de Filo-


sofía y Letras UANL
Programas y publicaciones

Logros
El CUEG menciona dentro de sus logros más importantes sus
publicaciones. Destaca también tres folletos derivados de los ta-

142
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

lleres de Las Reinas, grupo feminista formado por la filósofa ya


fallecida, Graciela Hierro; por la psicoanalista Celia Ruiz y por la
artista y psicóloga Dasha.
Señala también el apoyo que prestan a distintas organizacio-
nes de la sociedad civil. Destacan las celebraciones de dos fechas
del calendario de mujeres: 8 de marzo, Día Internacional de la mu-
jer y 25 de noviembre, Día de la No violencia hacia las mujeres.
Agrega su participaron en el Foro de la sociedad Civil Fi-
nanciación para el desarrollo celebrado dentro de los eventos de
Naciones Unidas en Monterrey en 2002.
En el ámbito académico, señalan como uno de sus logros,
el haber incorporado la perspectiva de género en diversas mate-
rias del currículo de la facultad de Filosofía y Letras.

Obstáculos
Identifica como obstáculos que han dificultado el logro de sus
objetivos:
• La ignorancia de la comunidad universitaria sobre este
nuevo campo del saber que son los estudios de género.
• Las resistencias burocráticas administrativas.
• La falta de personal capacitado en estos temas, que no
cargue prejuicios sobre las posturas feministas y sobre las
nuevas epistemologías.
• Las estructuras de poder social y cultural que se man-
tienen enquistadas en las identidades personales y en el uso
de símbolos.

Propuestas
Sus propuestas van en pro del establecimiento de una cultura

143
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

que incorpore la perspectiva de género, para lo cual se requiere


mayor capacitación de docentes, investigadores y autoridades,
con el fin de lograr:
• Integrar un “corpus” convencido desde sus estructuras
mentales y cognitivas, del conjunto de relaciones históricas
de género que deben cambiar para lograr sociedades más de-
mocráticas.
• Formar personas que éticamente accionen para eliminar
la exclusión de las mujeres y de otros grupos sociales, como
una manera de alcanzar la equidad sociocultural que es marca
de justicia.
• Continuar con investigaciones que permitan develar
las relaciones de poder que se ocultan tras las relaciones de
género.

Centros de Integración Juvenil


Programas y publicaciones

Logros
Atención en el tratamiento de más de mil personas; así como los
convenios de colaboración establecidos con las diferentes Uni-
versidades de la localidad, empresas e instancias del gobierno

144
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

federal. Destaca también la vinculación estrecha con organiza-


ciones civiles para apoyar el trabajo de prevención sobre el con-
sumo de drogas.

Obstáculos
Consideran que uno de los principales obstáculos es la implanta-
ción de políticas públicas que atiendan la perspectiva de género,
sin embargo advierten que en los últimos años, en la entidad,
se han realizado avances en este sentido, observándose la im-
plantación de políticas y programas que contribuyen a mejorar
la calidad de vida de la población.

Propuestas
Establecen como propuesta institucional el incorporarse a los
grupos de trabajo que estén investigando sobre perspectiva de
género

Círculo de Estudios sobre Masculinidad


Programas y publicaciones

Logros
Considera que el único avance significativo es que el tema está

145
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

siendo planteado en diferentes foros.

Obstáculos
En su opinión la incorporación de la perspectiva de género en los
programas escolares, es un proyecto que todavía no cristaliza,
pues no se ha establecido su obligatoriedad en el currículo de
educación básica.

Propuestas
Propuestas para avanzar significativamente hacia una cultura
con perspectiva de género:
• La incorporación de la perspectiva de género en el proce-
so educativo, con el fin de generar los cambios necesarios.
• La difusión de trabajos de investigación en torno a este
importante tema.

Comisión Estatal de Derechos Humanos (N. L.)


Programas y publicaciones

Logros
Como logros principales menciona:

146
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

• Sensibilizar a la población para su movilización hacia la


cultura de respeto a los derechos humanos.
• Sensibilizar a la sociedad sobre los derechos específicos
de los grupos vulnerables.
• Diseño y aplicación de programas relacionados con el
desarrollo humano de niñas, niños, adolescente, familia,
mujeres, personas de la tercera edad, personas con disca-
pacidad, etc.
• Sensibilizar a grupos de servidores públicos sobre el res-
peto a la dignidad humana y derechos humanos.
• Promover la cultura de la denuncia del abuso del poder.
• Producir material informativo sobre derechos huma-
nos, derechos específicos y temáticos relacionados con los
mismos.

Obstáculos
Las dificultades encontradas para el cumplimento de los objeti-
vos planteados por el Instituto son:
• Resistencia de las instituciones para el trabajo coordi-
nado.
• Concepción equivocada de la función institucional.
• Manejo inadecuado del poder, en especial de la autori-
dad.
• Resistencia de la población al cambio de modelos relacio-
nados por nuevos modelos horizontales.
• Baja autovaloración de grandes grupos poblacionales.

Propuestas
El Instituto plantea como propuestas la necesidad de:

147
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

• Promover mayores espacios para la educación en y para


los derechos humanos.
• Promover más el conocimiento de los derechos de la mujer.
• Desarrollar en la comunidad los espacios reflexivos de
desarrollo de habilidades y toma de decisiones de grupos
de mujeres en todos los niveles sociales.

Género, Ética y Salud Sexual


Programas y publicaciones

Logros
Entre sus principales logros GESS A. C., menciona:
• Participación con diversas instituciones educativas me-
diante charlas y conferencias sobre el tema.
• Investigaciones promovidas por la propia Asociación.
• Diseño de instrumentos para la evaluación de programas.
• Apoyo financiero para cuatro proyectos.
• Espacios para que los jóvenes gays reciban información
sobre su salud sexual.
• Organización de marchas del orgullo gay, lesbianas, bi-
sexuales y transgénero.

148
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Obstáculos
Entre las principales dificultades identificadas por la asociación
para el cumplimento de sus objetivos, cita:
• Algunas instituciones académicas no ven la necesidad de
hablar sobre el tema de la diversidad sexual.
• Falta penalización a quien cometa actos de discrimina-
ción.
• Falta educar a la población sobre el tema de la diversidad
sexual.

Propuestas
Sus propuestas para el desarrollo de la cultura con perspectiva de
género son:
• Difundir información sobre diversidad sexual.
• Tomar en cuenta a la población transgénero, gay, y bi-
sexual en los programas preventivos.
• Trabajar con transexuales.
• Trabajo de prevención de VIH-SIDA tomando en cuenta la
homofobia.

Instituto Estatal de las Mujeres


Programas y publicaciones

149
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Logros
Entre sus logros destaca la elaboración y establecimiento de políti-
cas públicas con esta perspectiva, así como el avance en la imple-
mentación y desarrollo de proyectos, programas, servicios y polí-
ticas, que de acuerdo al programa sectorial, tienen un avance del
50% (cincuenta por ciento), concretamente, sus cifras indican que:
• Se ha logrado que 4 de cada 10 funcionarios del 1º al 4º
nivel sean mujeres.
• Se ha capacitado al 90% (noventa por ciento) del 1º al 6º
nivel en materia de género.
• Se han fortalecido tres políticas públicas.
• Se inició la operación del Observatorio de violencia.

Obstáculos
Los obstáculos a los que se han enfrentado se refieren a:
• Operar con un presupuesto insuficiente para realizar los
proyectos planteados para cumplir con la misión del Instituto.
• Conseguir consenso para la aprobación de leyes que ho-
mologuen los compromisos internacionales suscritos por
México y los de carácter nacional con el marco jurídico es-
tatal.
• Modificar los patrones socioculturales a fin de contrarres-
tar costumbres y estereotipos que se traducen en violencia
contra las mujeres y promover una cultura de respeto y
tolerancia.
• Incorporar en la integración del presupuesto de egresos
del estado el enfoque de género.

Propuestas

150
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

El Instituto Estatal para las Mujeres plantea como propuestas:


• Incrementar la participación en los ámbitos académicos
y en las instituciones de educación media y superior del
estado.
• Propiciar cambios legislativos que actualicen el marco ju-
rídico estatal con los compromisos internacionales en dere-
chos humanos.

Para tu violencia, Los Forkados A.C.


Programas y publicaciones

Logros
Entre los principales logros alcanzados por esta instancia des-
tacan:
• Ser una opción seria y profesional de atención a la proble-
mática de la violencia familiar.
• Elaborar un programa de atención regionalizado.
• Publicar y difundir los trabajos realizados.
• Participar en procesos de investigación en diferentes ni-
veles educativos y sociales.

Obstáculos
Los obstáculos que ha enfrentado son principalmente de carác-
ter económico, así como la resistencia de los hombres a recibir
atención.

151
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Propuestas
Plantea como propuestas:
• Mayor apoyo por parte de las autoridades para la difu-
sión de las actividades.
• Implementación de estrategias permanentes de preven-
ción.
• Consolidación de redes de apoyo.
• Vinculación con organismos internacionales.

Universidad Iberoamericana Extensión Monterrey


Programas y publicaciones

Logros
La UI pretende lograr mediante el currículo nuevas perspectivas
ciudadanas en temas como los siguientes:
• Teoría de género y desarrollo humano
• Nuevas masculinidades
• Teología y perspectiva de género
• Feminismos
• Aplicación de la perspectiva de género

Obstáculos
No menciona

152
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

Propuestas
Sus propuestas se enfocan a resignificar el concepto de género
desde su base antropológica, su desarrollo en las ciencias socia-
les y sus usos y aplicaciones en diferentes ámbitos de las rela-
ciones interdisciplinarias; todo ello articulado en un proyecto de
desarrollo humano que presenta una visión integral armónica,
solidaria y trascendente de la persona.

Universidad Pedagógica Nacional Unidad UPN 19 A Monterrey


Programas y publicaciones

Logros
Los logros alcanzados por esta instancia son muchos, ya que es
la primera Unidad UPN que se funda en el estado, motivo por el
cual su matrícula en las diferentes licenciaturas ha alcanzado los
diez mil estudiantes; mientras que en la maestría rebasa actual-
mente los mil alumnos.
Se considera un logro importante el haber incidido en la
formación de los maestros con el tema de perspectiva de género,
ya que los docentes que han cursado la Especialización y/o el
Diplomado han aplicado en sus grupos estrategias que permiten
el avance en esta materia.

153
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Obstáculos
Entre los obstáculos encontrados en este proceso destacan:
• El bajo valor escalafonario asignado a estos proyectos. El
departamento de escalafón de la SENL asignó un valor de
15 puntos a la Especialización y de 5 puntos al Diplomado,
lo cual no es congruente con la calidad y duración de estos
estudios y actividades.
• La falta de difusión de los programas. Se requiere una
mayor difusión de los programas de estudio para consoli-
dar la matrícula y con ello los programas de trabajo.

Propuestas
Su propuesta va en el sentido de lograr mayor difusión y recono-
cimiento de la perspectiva de género en la entidad.

Universidad Pedagógica Nacional Unidad UPN 19 B Guadalupe


Programas y publicaciones

Logros
Dentro de los principales logros realizados por la UPN 19 B se
encuentran:
• Cuarenta y siete egresados de la Licenciatura en Inter-
vención educativa.
• Mil noventa y tres egresados de la Licenciatura en Educa-
ción Plan ´94.
• Seiscientos treinta y seis egresados de la Especialización

154
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

en Planeación.
• Sesenta y seis de la Especialización en Estudios de Géne-
ro en Educación.
• Ochocientos setenta y ocho egresados de la Maestría en
Educación.
La instancia considera que en el campo de la Especialización en
Estudios de Género, aunque la matrícula ha sido baja, el solo he-
cho de contar con ella en la institución ha modificado el lenguaje,
erradicando el sexismo en un alto porcentaje.
Se ha iniciado un proceso de visibilización de las mujeres
(que son mayoría en esta escuela) propiciando cambios muy fa-
vorables.
Dentro de los avances más significativos, se consideran:
la participación femenina en el sector laboral, la demanda de la
inclusión de las niñas en el sector educativo, la permanencia de
ellas a niveles técnicos medios y profesionales.
Obstáculos
Dentro de los principales obstáculos para el cumplimiento de sus
objetivos mencionan que:
No se ha reconocido totalmente a la institución por parte
de las autoridades estatales, ya que a partir de la transferencia al
estado, acuerdos académicos, logros laborales y otras cuestiones
fundamentales no son reconocidas por la administración estatal,
además de que en la actualidad no se ha otorgado el presupuesto
requerido para ofrecer concursos de oposición.
Otros de los obstáculos que encuentran es que una parte
del alumnado (Docentes en servicio) tiene dificultades para de-
dicar tiempo necesario como estudiantes.
También, falta mayor sensibilización de la población en ge-

155
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

neral, no hay una toma de conciencia de las condiciones de des-


ventaja de muchas mujeres en el ámbito educativo y el laboral.

Propuestas
Proponen que para el desarrollo de la cultura de la perspectiva
de género es importante realizar campañas de difusión y sensi-
bilización; diseñar y desarrollar talleres de actualización y capa-
citación con agentes educativos identificados como claves por su
desempeño, liderazgo o ascendencia académica; establecer vín-
culos interinstitucionales y sumar esfuerzos; firmar convenios
de colaboración; organizar encuentros, coloquios, congresos con
académicos (as), investigadores (as) y expertos (as) en el tema;
así como realizar un trabajo de desarrollo comunitario con pers-
pectiva.

156
BIBLIOGRAFÍA

A
laide Foppa. (s/a) Feminismo y liberación, en Imagen y
realidad de la mujer. México: Sep Setentas/Diana.
Álvarez, Alfredo Juan (1980). La mujer en México. Méxi-
co: El caballito.
Amorós, Celia (1994). Feminismo, igualdad y diferencia. México:
UNAM, Libros del PUEG.
Barbiere, Teresita de (1986). Movimientos feministas. México:
UNAM.
Blanco, Figueroa Francisco, Comp. (2001). Mujeres mexicanas del
siglo XX, 4 tomos. México: Edicol.
Editora Panamá América. (1991). Las mujeres más famosas de la his-
toria. Panamá: Editorial América.
Feminismo y liberación, mujeres latinoamericanas del siglo XX, histo-
ria y cultura. (s/a). México: UNAM, Unidad Iztapalapa, casa de
las Américas, Cuadernos de Casa, Serie Coloquios No.36, To-
mos I y II.
González, Cristina (2001). Autonomía y alianzas- Movimiento fe-

157
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

minista de la Ciudad de México 1976-1986, Col Libros del PUEG.


México: UNAM. Coordinación de Humanidades.
González, Butrón, María Arcelia, Comp. (1999) También somos
protagonistas de la Historia de México. México: EMAS.
Hablemos de salud sexual. Panorámica de la Sexualidad y la Salud
Sexual. Sexualidad y género. (1998). México: Organización Pana-
mericana de la Salud.
Instituto Nacional de las Mujeres. (2004). El enfoque de género en la
producción de estadísticas educativas en México. México: Inmujeres.
Instituto Nacional de las Mujeres. (2003). Encuesta nacional de la
dinámica de las relaciones en los hogares. México: Inmujeres.
Lamas, Martha, Comp. (1997). El género. Construcción cultural de
la diferencia sexual. México: UNAM.
Mansbridge, Jeane J. (1986). Why we lost the ERA. Chicago: Uni-
versity of Chicago.
Gobierno del Estado de Nuevo León. (2004). Programa estatal para
la equidad de género del estado de Nuevo León 2004-2009. México:
Gobierno del estado.
Revista Equivalencia Parlamentaria. Comisión de equidad y gé-
nero de la Cámara de Diputados.
Santidrián, Padilla Rosa María (2002). Mujeres malas y perversas.
España: Edimat.
Vidales, Susana (1980). Ni madres abnegadas ni Adelitas. Críticas
de la Economía Política, Nos. 14-15 (La mujer. Trabajo y política).
México: El caballito.
(http://www.webmujeractual.com/mensajes/recibiflores.htm)
(http://www.geocities.com/sarakali5/para-mis-hermanas.
html)
(http://www.geocities.com/angelvelez/FLORES.html) (Repro-
VIDALES/ ELIZONDO/ RODRÍGUEZ

ducido del periódico the Whittier Daily News, sección de Ann


Landers, Enero 1999 Traducido por Silvia Pérez)
http://www.renuevodeplenitud.net/Reflexiones/show_re-
flexion.php?id=694
http://www.tagnet.org/azenmarcha/inspirar/spinsp_mar00.
html
http://www.prensalibre.com/pl/2006/marzo/30/138147.html
http://www.radiosolidaria.org/rl/m.php?var=13

Documentos
Nacionales
LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA
LIBRE DE VIOLENCIA.
http://www.cddhcu.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGAMVLV.pdf

Estatales
LEY DE ATENCIÓN Y APOYO A LAS VÍCTIMAS Y A LOS
OFENDIDOS DE DELITOS EN EL ESTADO DE NUEVO LEÓN
http://www.ordenjuridico.gob.mx/Estatal/
NUEVO%20LEON/Leyes/NLLEY119.pdf
PROGRAMA ESTATAL PARA LA EQUIDAD DE GÉNERO.
2004 – 2009
http://www.nl.gob.mx/pics/pages/p_equidad_genero.base/
equidadgenero.pdf

159
El Proyecto Centro de Altos Estudios e In- 3. La educación en la prensa de Nuevo
vestigación Pedagógica (CAEIP), surgió en el León
mes de agosto de 2004 a iniciativa del Direc- 4. La formación de valores en las escue-
tor General del Consejo de Ciencia y Tecnolo- las primarias de Nuevo León
gía de Nuevo León (COCyTE, NL), Dr. Luis 5. El programa Enciclomedia en las es-
Eugenio Todd Pérez quien habiendo revisado cuelas primarias de Nuevo León
empíricamente el estado de la investigación 6. Veinte experiencias educativas exito-
educativa en Nuevo León se percató de que sas en el mundo
era conveniente impulsar la investigación 7. Magisterio. Punto de encuentro
educativa. 8. Investigación en educación. Primera
parte
Desde el mes de mayo de 2005, el CAEIP 9. Catálogo de Tesis de Posgrado de la
es administrado por el Colegio de Estudios Unidad UPN 19 A Monterrey
Científicos y Tecnológicos del Estado de Nue- 10. La educación que México necesita
vo León (CECyTE, NL). 11. Ser Maestra. Historia de vida profe-
sional
El Proyecto se planteó como objetivo general: 12. Una experiencia educativa en el CE-
Generar información y nuevos conocimientos CyTE-N.L.
de educación, útiles para el diseño de las po- 13. Catálogo de Tesis de Posgrado de la
líticas y acciones educativas. ECE
14. Español y Matemáticas en el sex-
Sus objetivos particulares son: to grado de educación primaria. Caso
1. Formar recursos humanos para la investi- Nuevo León
gación educativa. 15. Cronología de la educación mexi-
2. Incidir mediante la investigación en la crea- cana
ción de conocimientos en la educación básica. 16. La educación en Nuevo León. Perió-
3. Contribuir a la formación de recursos hu- dicos Oficiales 1825-2006
manos de extracción magisterial para la in- 17. Los 29 de PISA-2003
vestigación educativa en Nuevo León. 18. El corrido norteño en Nuevo León
4. Divulgar los conocimientos derivados de 19. Tigres de la UANL. El deporte como
los hallazgos de las investigaciones mediante identidad
conferencias, publicaciones e inserción en la 20. Educación intercultural en Nuevo
red. León
21. Lenguaje y Matemáticas en el CECy-
Obras publicadas TE-N.L.
Disponibles en www.caeip.org 22. La educación en Nuevo León. 1850-1883
SERIE: INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 23. La educación en Nuevo León. 1883- 1927
1. Prácticas de evaluación en el nivel de edu- 24. La educación en Nuevo León. 1943- 1961
cación primaria del estado de Nuevo León 25. La perspectiva de género. Breve es-
2. Reflexiones sobre evaluación educativa tudio en Nuevo León
La perspeciva de Género se terminó de imprimir
en julio de 2007 y fue supervisada por Ismael Vida-
les Delgado. Editado por Socorro Ramírez. Consta
de 500 ejemplares.

162