You are on page 1of 8

SEGUNDA MATERIAL MASTER CLASS

Trastornos de personalidad
Trastorno antisocial de la personalidad, Trastorno de personalidad dependiente y
Obsesivo-compulsivo.

¿QUÉ ES?

Trastorno de personalidad:

Conjunto de rasgos de personalidad inflexible y desadaptativa, que causa algún tipo de


incapacitación social, perturba la eficacia laboral o promueve quien lo padece algún tipo
de malestar o sufrimiento subjetivo.

CONCEPTOS CLAVE

Personalidad: conjunto de procesos y dimensiones que identifican a un ser humano y lo


diferencian de los demás.

Rasgos de personalidad: Tendencia estable de una persona a comportarse siguiendo el


mismo patrón a lo largo de una serie de situaciones.

Adaptación: Estado en el que la persona establece una relación de equilibrio (con carencia
de conflictos) con el ambiente que la rodea.

Inadaptación: El individuo interacciona conflictivamente con el medio y tiene problemas


de integración (inhibiciones, obsesiones, neurosis).

TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD


Su actitud se debe a la necesidad constante de reconocimiento. Su conflicto básico: desea
ser aceptado por las personas significativas de su entorno y conservar, al tiempo, una total
independencia. Por eso pasa de la sumisión (para obtener aprobación) a la agresividad
(cuando siente su identidad amenazada).

Espera conseguir todas las ventajas sociales sin integrarse en el entorno. Los psicólogos
denominan a su personalidad pasivo-agresiva, aunque hoy se conoce como trastorno no
especificado de personalidad.

Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0


Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul
CAUSAS

Los padres muestran inconsistencia en las normas, suele haber división familiar
(separaciones o discusiones parentales) o rivalidad entre los hermanos. Durante la
infancia o adolescencia el rebelde ya es desafiante y conflictivo. Como factores biológicos
influyen un bajo umbral a la estimulación en el sistema límbico, un proceso de maduración
desigual o cambios hormonales extremos durante el ciclo menstrual, en el caso de las
mujeres.

RIESGOS

Al considerarse víctima de los abusos de la sociedad el antisocial se debate entre las


figuras de autoridad y su propia identidad, lo que le genera problemas de adaptación
laboral y social. Su estado de ánimo puede variar del sentimiento de soledad a la ira.

CÓMO RECONOCERLE

 Protesta a menudo contra las figuras de autoridad como el padre, el jefe, el


profesor…
 Se retrasa en la ejecución de tareas injustificadamente.
 Se pone irritable o discutidor cuando se le pide que haga lo que no quiere.
 Trabaja deliberadamente lento o hace mal las tareas que no quiere hacer.
 Espera que los demás se adapten a su forma de vida.
 Tiene prontos agresivos si siente que no se respeta su forma de vida.
 No expresa sus opiniones claramente a los demás.
 Pide consejo y, cuando se lo dan, lo rebate.
 Suele llevar la contraria siempre por sistema.
 No acepta puntos de vista diferentes a los suyos.
 Le resulta difícil marcarse metas u objetivos.
 Le asusta comprometerse con un viaje, un proyecto, una relación.
 El miedo a perder libertad le hace estar a la defensiva.

ASÍ PIENSA

 “No soporto que intenten controlar mi vida”.


 “Si sigo las normas establecidas, pierdo libertad”.

Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0


Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul
 “Hago siempre las cosas a mi modo”.
 “Merezco reconocimiento”.

COMO TRATARLE

Conviene no discutir cuando se pone agresivo, no seguirle la corriente si se enfada


y reforzar sus conductas positivas. Para adaptarse, tiene que confiar más en sus decisiones
y aprender a ser más o menos flexible según las situaciones, sin necesidad de recurrir al
conflicto.

TRASTORNO DE PERSONALIDAD DEPENDIENTE


Se caracteriza por su excesivo sentimiento de debilidad y desvalimiento. Poco
desarrollada la autoestima y la autosuficiencia, se ve incompetente y necesita siempre el
apoyo de los demás.

RIESGOS

Suele unirse a personas que considera más fuertes y es presa de manipulación.


Ansioso por agradar, si le dejan o desprecian puede caer en una honda depresión.

CAUSAS

Quizás haya padecido enfermedades físicas crónicas o trastornos por angustia de


separación en la infancia. Entre los factores biológicos predisponentes destaca la
tendencia al agotamiento físico por insuficiencia tiroidea crónica. La educación también es
fundamental. Quizás sus padres de sobreprotegieron cuando era niño, le mostraron un
deficiente modelo para competir o un exagerado rol de sumisión como el que solía
enseñar tradicionalmente a la mujer.

Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0


Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul
CÓMO RECONOCERLE

 Pide opinión sobre la mayoría de sus decisiones.


 Solicita ayuda con frecuencia y, si se la niegan, se siente desvalido.
 Siente una admiración exagerada por algunas personas.
 Cuando discute con un amigo o con su pareja, se siente hundido.
 Si le abandonan, se ve incapaz de salir adelante.
 Suele ocultar sus opiniones.
 Prefiere estar con personas que no le valoran o inadecuadas a quedarse solo.
 Se retracta de sus ideas si encuentra oposición de su “líder”.
 Está pendiente de complacer a los demás por miedo a perder su afecto.
 Permite que otras personas tomen las decisiones más importantes.
 Es especialmente sensible al rechazo.
 Tiene dificultad para empezar proyectos.

ASÍ PIENSA

 “Estoy solo”.
 “necesito ayuda para salir adelante”.
 “Si no me quieren, no podré vivir”.
 “No seré feliz sin pareja”.

CÓMO TRATARLE

Jamás sobreprotegiéndole, sino propiciando su autonomía. Para adaptarse, ha de


ganar autoconfianza y luchar por su independencia.

TRASTORNOS OBSESIVO-COMPULSIVO
¿QUÉ SON?

Obsesiones: Pensamientos, ideas o imágenes recurrentes que causan altos niveles de


ansiedad. Quien los padece los considera invasores e intenta expulsarlos de su mente. Al
encontrar dificultades, recurre a rituales para relajarse (compulsiones).

Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0


Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul
Compulsiones: Conductas repetitivas que se realizan impulsivamente, después de un
pensamiento obsesivo, para neutralizar la ansiedad.

Trastorno obsesivo- compulsivo: alteración o trastorno de ansiedad que implica la


presencia de obsesiones o compulsiones de carácter recurrente, que ocasiona malestar y
un considerable deterioro en la actividad general (pérdidas de tiempo, de memoria,
cambio de costumbres o actividades).

PALABRAS RELACIONADAS

Rumiaciones: pensamientos determinados y continuos que dan vueltas de forma


persistente e involuntaria, sin que sirvan para resolver problemas.

Rituales: acciones que se repiten de manera estereotipada y con cierta ceremonia. Típicos
de los trastornos obsesivos. Los más frecuentes: de limpieza, orden, comprobación.

POR QUÉ SURGEN

Sucesos amenzantes: según Reed, las obsesiones surgen por la dificultad de discriminar el
contenido relevante de que no lo es. Dar excesiva importancia a detalles insignificantes
genera ansiedad.

Sucesos causales: según Beech y Peringault, se producen al asociar de manera casual un


acontecimiento con un intenso estado de angustia o ansiedad. Por ejemplo, una persona
preocupada por su situación laboral sufre un accidente, se obsesiona con que puede
volverle a ocurrir y pretender controlarlo todo para evitarlo.

Hipotésis biológicas: en situaciones de estrés, las áreas cerebrales implicadas se asocian


con otras pudiendo dar lugar a respuestas compulsivas. La serotonina y el sistema
noradrenergico parecen implicados en este proceso.

CÓMO SE MANIFIESTAN ESTAS MANÍAS

 Afecta a diferentes ámbitos: laboral, domestico, higiénico, organizativo… El


contenido de las ideas obsesivas difiere muy poco de las que no lo son. La
diferencia está en la frecuencia, duración, malestar generado, importancia que se
les da y esfuerzo para eliminarlas.

 El porcentaje de los pensamientos invasores en la población “normal” es del 2 por


ciento. Al convertirse en recurrentes pasan a ser obsesiones. Aparecen en una
Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0
Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul
proporción similar en hombres y mujeres. Pueden presentarse por primera vez en
la infancia.
 Quien padece este problema no suele considerar sus preocupaciones excesivas o
irracionales, a pesar del malestar que le acarrean, de ocupar mucho de su tiempo
(más de una hora al día) y de incidir de manera negativa en sus relaciones sociales
y laborales.
 Ocasionan déficit en las capacidades de concentración (lectura, estudios) y en el
rendimiento personal. El temor a la aparición de compulsiones puede hacer que
quien las sufre evite las situaciones en que se presentan, con lo que limita su nivel
de actividad.

PERFIL DEL OBSESIVO

La persona con un trastorno obsesivo compulsivo:

 Sufre una gran ansiedad que refuerza su problema, ya que le obliga a repetir
rituales.
 Siempre está preocupado por lo que puede pasar.
 No soporta la incertidumbre ni que las cosas puedan escapar a su control.
 Ha heredado las obsesiones. Los rituales están relacionados con la cultura a la que
cada uno pertenece.
 Da excesivas vueltas a los problemas y se considera incapaz de enfrentarse a
determinadas situaciones.
 Generaliza los sucesos (“siempre me pasa”) y siempre ve los aspectos negativos de
las situaciones.
 Comete errores de razonamiento: pensamiento dicotómico o extremo.

CONSECUENCIAS

Sentimientos: miedo, nerviosismo, preocupación, aprensión, tensión o vergüenza.

Sensaciones físicas: taquicardias, mareos, tensión muscular elevada (general o localizada


en cuello o estómago), trastornos intestinales…

CÓMO COMBATIRLAS

Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0


Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul
Registra tu conducta y pensamientos: Apunta en un papel qué pensamientos tienes, la
ansiedad que te producen (de 1 a 10) y lo que haces para aliviarla. Serás más consciente
del problema.

Acepta los pensamientos: No te enfades, ni intentes expulsarlos, son parte de ti. Al


intentar rebatirlos, o razonar con ellos, los mantienes más tiempo en tu mente, les das
más tiempo en tu mente, les das más importancia y tardan más en desaparecer.

Elimina los rituales: soporta la tensión que produce el pensamiento y no realices las
conductas que te alivian. Por ejemplo: no subas a comprobar si has cerrado la puerta,
intenta concentrarte aunque no hayas recogido el escritorio o no te laves tanto.

Resiste la ansiedad: piensa que es desagradable pero no peligrosa. Si no haces nada,


comprobarás que el malestar desaparece solo. Está demostrado que la curva que produce
la ansiedad, llegada a un punto se mantiene y comienza a descender.

Piensa en otra cosa: En algo que te resulte agradable: imágenes sugerentes (una playa, un
campo verde), recuerdos agradables, proyectos, tareas que te motiven…

Haz alguna actividad simple, que no sea el ritual. Continúa trabajando, completa un
crucigrama, lee, pasea…

Respira: realiza cinco respiraciones profundas. Inspira por la nariz en cinco tiempos y
expulsa el aire por la boca en diez tiempos.

Relájate: un par de veces al día para que tu tensión descienda. Pon música tranquila,
concéntrate en ella y suelta mentalmente tus músculos.

Practica ejercicio: El deporte relaja y eleva el ánimo. No es necesario que sean ejercicios
intensos y de mucha duración. Si no eres aficionado, basta con que camines una hora
diaria.

Visita a un profesional: Si no mejoras, necesitas el apoyo de un experto. La terapia


psicológica es eficaz y puede combinarse con la farmacológica.

CAMBIA DE LENTES

Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0


Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul
Tus pensamientos no pueden causar acciones. Olvida el: “Si no repaso ente tema otra vez,
caerá en el examen”

Diferencia entre posible y probable: No dejes de hacer algo sólo porque la probabilidad de
que salga sea pequeña.

Es imposible que todo salga como quieres: siempre hay cambios, situaciones nuevas…
Intentar preverlas no es factible y genera mucha ansiedad.

Admite tus errores, todos nos equivocamos. Los perfeccionistas nunca se sienten
satisfechos y, si creen que algo puede salir mal, renuncian a hacerlo. Viven en tensión y
nunca alcanzan sus objetivos, lo que baja su autoestima.

Evita generalizar: no te sentirás tan derrotado si sustituyes “Siempre me dejan los chicos”
por “Me han dejado tres y yo a uno” o “Hasta ahora se han roto mis relaciones”.

Responsabilízate solo de la parte que te compete: todo no depende de ti. Pregúntate:


“¿Realmente, cuál es mi grado de culpa?”

Adelantarse al daño es el germen de la ansiedad. Una cosa es ser precavido y otra pensar
que todo saldrá mal: “Voy a suspender”, “Me echaran del trabajo”… estás sufriendo por
algo que no sabes si ocurrirá. Anticipar acontecimientos no te hace eficaz, sino que te
debilita. Ocúpate y no te preocupes.

Referencias: Manual de psicopatología. Amparo Belloch, Bonifacio Sadín y Francisco


Ramos. McGrawHill.

Venza sus obsesiones. F. B. Foa y R. Wilson. Robin Book.

Enfermos imaginarios. Ma. Dolores Avia. Océano.

Miedos, fobias y rituales. I. Marks. Martínez Roca.

Teléfonos: 0424-7268398 Psicología y Vida C.A J-29999966-0


Instagram: Psicología Vida Twitter: @DrVictorRaul