You are on page 1of 4

El Registro Mercantil es una institución administrativa que tiene por objeto

la publicidad oficial de las situaciones jurídicas de los empresarios en él


inscritos.

Según Hugo Mármol Márquiz (autor venezolano), Derecho Mercantil


Venezolano, es el conjunto de normas de derecho privado que regulan en
nuestro país la realización de una serie de actos calificados por la Ley como
actos de comercio y establecen obligaciones para quienes los ejecutan de
una manera profesional.

La función primordial del registro mercantil es ser un instrumento de


publicidad. Los empresarios tienen obligación de comunicar una serie de
informaciones que se consideran esenciales de cara al tráfico jurídico, y el
registro mercantil permite la publicidad de dicha información, para mayor
seguridad jurídica y económica.

El Registro Mercantil es público, cualquier persona podrá consultar, obtener


copia o certificación de los actos inscritos. Para facilitar la localización de
los actos inscritos de cada sociedad o empresario, el Registro Mercantil se
llevará por el sistema de hoja personal.

La Ley dispone de la obligación de inscribir sus actos en el Registro


Mercantil a:

· Los empresarios individuales

· Las sociedades mercantiles

· Entidades de crédito, seguros y sociedades de garantía recíproca

· Instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones

· Agrupaciones de interés económico

La inscripción de los empresarios individuales será voluntaria, a excepción


de los navieros. El empresario individual no inscrito, no podrá pedir la
inscripción de ningún documento ni aprovecharse de sus efectos legales.

El Registro Mercantil tiene por objeto la anotación, salvaguarda y


puesta a disposición pública de todos los actos manifestados por las
sociedades o personas inscritas.
Principalmente,la inscripción de los actos relativos a las sociedades o
empresarios obligados a ello, entre otros se registrarán:

· La constitución de sociedades

· Cambios de domicilios sociales o modificaciones de estatutos

· Nombramientos y ceses de los componentes de los Órganos de


Administración o, en su caso, de los auditores

· Ampliaciones y reducciones de capital. Transformaciones, fusiones,


escisiones o liquidaciones de las sociedades

· Quiebras, medidas judiciales de intervención o resoluciones judiciales o


administrativas que afecten a las sociedades

El Registro Mercantil se ocupará, además, de la legalización de los libros y


de las cuentas anuales de los inscritos, que deberán presentarse para su
depósito dentro del mes siguiente a su aprobación. De la misma manera
deberán proceder los liquidadores en relación al estado anual de las cuentas
de la liquidación.

DOCUMENTOS QUE DEBEN REGISTRARSE:


Artículo 19. Los documentos que deben anotarse en el Registro de Comercio,
según el artículo 17, son los siguientes:

1. La autorización del curador y la aprobación del Juez, en su caso


habilitando a los menores para comerciar.

2. El acuerdo o consentimiento del marido en lo que respecta a la


responsabilidad de los bienes de la sociedad conyugal no administrados por
la mujer, conforme lo dispuesto en el artículo 16.

3. La revocación de la autorización para comerciar dada al menor.

4. Las capitulaciones matrimoniales, inventarios solemnes, testamentos,


particiones, sentencias ejecutadas o actos de adjudicación las escrituras
públicas que impongan al cónyuge comerciante responsabilidad en favor del
otro cónyuge.

5. Las demandas de separación de bienes, las sentencias ejecutoriadas que


las declaren y las liquidaciones practicadas para determinar lo que el
cónyuge comerciante debe entregar al otro cónyuge.

La demanda debe registrarse y fijarse en la Secretaría del Tribunal de


Comercio, con un mes, por lo menos, de anticipación a la sentencia de
primera instancia, y caso contrario, los acreedores mercantiles tendrán
derecho a impugnar, por lo que mira a sus intereses, los términos de la
separación y las liquidaciones pendientes practicadas para llevarla a cabo

6. Los documentos justificativos de los haberes del hijo que está bajo la
patria potestad, o del menor, o del incapaz que está bajo la tutela o cúratela
de un comerciante.
7. La autorización dada al padre o al tutor para continuar los negocios del
establecimiento mercantil correspondiente al menor.

8. Las firmas de comercio, sean personales, sean sociales, de conformidad


con las disposiciones del parágrafo 2. De esta Sección.

9. Un extracto de las escrituras en que se forma, se prorroga, se hace


alteración que interese a tercero o se disuelve una sociedad y las en que se
nombren liquidadores.

10. La venta de un fondo de comercio o la de sus existencias, en totalidad o


en lotes, de modo que haga cesar los negocios relativos a su dueño.

11. Los poderes que los comerciantes otorgan a sus factores y dependientes
para administrar negocios.

12. La autorización que el Juez de Comercio acuerda a los corredores o


venduteros con carácter público para el ejercicio de sus cargos.

13. Los documentos de constitución de hogar por el comerciante o por

el que va a dedicarse al comercio.

VALOR JURIDICO DEL DOCUMENTO