You are on page 1of 174

Asuntos

de Sociolingüística
y Análisis
del Discurso
Roberto Bein | Elizabeth Mercedes Rigatuso
E D I TO R E S

SERIE EXTENSIÓN
COLECCIÓN ESTUDIOS SOCIEDAD ARGENTINA
SOCIALES Y HUMANIDADES DE ESTUDIOS LINGÜISTICOS

Volúmenes digitales de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos
Serie 2017

Editores de la serie

Roberto Bein
Universidad de Buenos Aires
Isolda E. Carranza
CONICET y Universidad Nacional de Córdoba
Elizabeth Rigatuso
CONICET y Universidad Nacional del Sur

Los volúmenes digitales de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos de esta Serie han sido
preparados con características que son valiosas para su futura indización: sistema de doble
arbitraje, larga y reconocida trayectoria de los editores de libros, aplicación del anonimato en las
rondas de arbitraje y en las de edición, cuidado para evitar conflictos de interés, condena al
plagio e instrucción a los investigadores noveles en buenas prácticas académicas, índice
temático, lapso corto entre la fecha de recepción y la de publicación, incepción en una
convocatoria abierta, conformación definitiva como resultado de la selección efectuada y
alojamiento permanente en repositorio universitario.

Volúmenes en la serie

1. Asuntos Gramaticales
2. Asuntos de Lingüística Aplicada
3. Asuntos de Sociolingüística y Análisis del Discurso

Volúmenes temáticos de la SAEL – Serie 2017

editado por Roberto Bein.edu.ediuns. mediante fotocopias. Bein. © 2017.ar | ediuns@uns.uns. Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos. [et al. EdiUNS. digitalización u otros métodos. el alquiler. en cualquier forma o por cualquier medio.].Bahía Blanca: Editorial de la Universidad Nacional del Sur. .edu...ar Facebook: Ediuns | Twitter: @Ediuns Red de Editoriales de Universidades Nacionales Libro Universitario Argentino SOCIEDAD ARGENTINA DE ESTUDIOS LINGÜÍSTICOS Diagramación interior: Alejandro Banegas No se permite la reproducción parcial o total. CDD 410 Editorial de la Universidad Nacional del Sur Santiago del Estero 639.Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso/Emiliano Battista . Emiliano II. la transmisión o la transformación de este libro. Battista. Elizabeth M. septiembre de 2017. © 2017 Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos . Ediuns. ed. Su infracción está penada por las Leyes n. Rigatuso. Argentina. Lingüística. PDF Archivo Digital: descarga y online ISBN 978-987-655-166-3 1. sea electrónico o mecánico. III.1a ed. Queda hecho el depósito que establece la Ley n. ed. sin el permiso previo y escrito del editor. 2017. Roberto. Argentina www. Bahía Blanca.° 11723 y 25446.. . I.° 11723 Bahía Blanca. Libro digital. Rigatuso. Elizabeth M.

Asuntos de Sociolingüística y Análisis del Discurso Roberto Bein y Elizabeth Mercedes Rigatuso Editores .

.

Contenido Evaluadores de volúmenes digitales SAEL serie 2017 9 Autores del volumen 11 Introducción 13 Parte I Capítulo 1 21 Precarización laboral. Estudio decaso en salud mental Juan Eduardo Bonnin Capítulo 2 33 Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico: la revista Cuadernos del Sur Guillermina Castro Fox Capítulo 3 45 Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense Yolanda Hipperdinger Capítulo 4 57 Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense Gisele Graciela Julián Capítulo 5 69 La construcción de la identidad colectiva de los descendientes argentinos de alemanes del Volga Anna Ladilova Parte II Capítulo 6 79 Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca Lucía Lasry Capítulo 7 91 Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador María Leticia Móccero Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . interacción discursiva y representaciones.

Toribio Enrique Sosa Capítulo 11 137 Educación formal de la sexualidad: el discurso monoglósico de la democracia Gabriel Dvoskin Capítulo 12 147 Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del «discurso referido» en entrevistas Federico E. Edgardo Gustavo Rojas. Saussure (1916). Crónica y su cobertura del Mundial de México 1986 Carlos Sebastián Ciccone Capítulo 10 127 El razonamiento para tratar cuestiones: la omisión de cuestión esencial formulada a través de contrafácticos Mariana Cucatto.Capítulo 8 105 El recurso historiográfico en Bally (1913). Testoni Capítulo 13 159 Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios Julia Zullo Índice temático 171 Foto y filiación editores del volumen 173 Contratapa 174 . Vossler (1930) y Bloomfield (1933) Emiliano Battista Capítulo 9 117 Una revancha contra los piratas.

Carranza Valparaíso CONICET .Universidad Nacional de La María del Carmen Pilán Pampa Universidad Nacional de Tucumán Nora González Patricia Rogieri Universidad Nacional del Sur Universidad Nacional de Rosario Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 .Universidad de Buenos Aires Sarmiento Cecilia Broilo Walter Koza Universidad Nacional de Catamarca Pontificia Universidad Católica de Isolda E. Evaluadores de los volúmenes digitales Serie 2017 Elena Acevedo Beatriz Gualdieri Universidad Nacional de Tucumán Universidad Nacional de Luján María Soledad Alonso Patricia Hernández Universidad Nacional de Tucumán Universidad de Buenos Aires Alicia Avellana Laura Eugenia Hlávacka CONICET .Universidad Nacional del Sur CONICET .Universidad de Buenos Aires Nina María Crespo Allende Manuel Libenson Pontificia Universidad Católica de CONICET .Universidad Nacional de las Valparaíso Artes Lorena de .Matteis Cristina Messineo CONICET .Universidad Nacional de Leopoldo Labastía Córdoba Universidad Nacional del Comahue Florencia Ciccone Daniela Lauria Universidad de Buenos Aires CONICET .Universidad Nacional General CONICET .Universidad Nacional de Moreno Laura Malena Kornfeld Claudia Borzi CONICET .Universidad de Buenos Aires Ángela Di Tullio Nora Muñoz Universidad de Buenos Aires Universidad Nacional de la Patagonia Laura Daniela Ferrari Austral Universidad Nacional General Sarmiento Valentina Noblía Lelia Gándara Universidad de Buenos Aires Universidad de Buenos Aires Gabriela Palazzo Ana Fernández Garay Universidad Nacional de Tucumán CONICET .Universidad Nacional de Entre Universidad Nacional de Cuyo Ríos Estela Klett Juan Eduardo Bonnin Universidad de Buenos Aires CONICET .

Rigatuso.Universidad Nacional de Formosa Patricia Weller Universidad Nacional de Entre Ríos 10 Roberto Bein y Elizabeth M.Universidad Nacional de Tucumán Adriana Speranza Universidad Nacional de La Plata Virginia Unamuno CONICET . eds.Universidad Nacional de San Martín Alejandra Vidal CONICET . (2017) .Evaluadores Julio Sal Paz CONICET .

de CONICET . Testoni lucia.ar Yolanda Hipperdinger Edgardo Gustavo Rojas CONICET .com.com Gisele Graciela Julián Toribio Enrique Sosa CONICET .com CONICET .ar egustavorojas@hotmail.com Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 .com.uni-giessen.ladilova@romanistik.Universidad Nacional del Sur Universidad Nacional de La Pampa .ar csciccone@gmail.com marianacucatto@yahoo.com.com Guillermina Castro Fox Mariana Cucatto Universidad Nacional del Sur CONICET .ar Universidad Nacional de Buenos Aires María Leticia Móccero testonife@gmail.com.edu.Universidad de Buenos Aires Lucía Lasry gabidvoskin@gmail.Universidad Nacional del Sur Universidad Nacional de La Plata yhipperdinger@uns.com Judicial de la provincia de Buenos Aires Anna Ladilova tesosa@live.lasry@uns.ar Justus-Liebig-UniversitÄt Gießen Gabriel Dvoskin anna.ar Universidad de Buenos Aires Emiliano Battista juliazullo@gmail.Universidad Nacional de La Plata guicastrofox@hotmail.Universidad Nacional del Sur juaneduardobonnin@yahoo.Universidad de Buenos Aires ironlingua@hotmail. Autores del volumen Juan Eduardo Bonnin Carlos Sebastián Ciccone CONICET .com Universidad Nacional del Sur Federico E.Poder giselej_84@hotmail.edu.com Universidad Nacional de La Plata Julia Zullo mlmoccero@yahoo.Universidad Nacional de San Martín CONICET .

.

Deborah Tannen y Heidi Hamilton. Para tomar tres hitos del pasado. también. como lo muestra su inclusión disciplinar tanto en textos de sociolingüística. por ejemplo. con La Sociolingüística de la Sociedad. entre otras cuestiones. y los lazos que establece con los estudios del discurso que integran en sus análisis la dimensión social. más allá de que haya hoy día cierto consenso en cuanto a que las relaciones entre pueblos y lenguas es más bien terreno de la sociología del lenguaje. cuestiones estas que tienen su reflejo y expresión en los contenidos de manuales clásicos de la disciplina e. mientras que Sociolinguistic Patterns (1972). a la base social del cambio lingüístico. por ejemplo. de Marcel Cohen. que incluye entre sus contribuciones el Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . políticas e ideológicas del uso público del lenguaje ingresen más bien en el terreno de la glotopolítica. la sociología del lenguaje. Los límites disciplinares difusos se advierten asimismo en visiones de la sociolingüística más estrechas. Los límites lábiles que se verifican hacia el interior de la sociolingüística se constatan. que fueron luego adaptados para su publicación como capítulo de libro y sometidos a un sistema de doble referato. y a análisis del discurso. se dedica. al mismo tiempo. o visiones más amplias que incorporan en su campo epistemológico. en mayo de 2016. que incluyen en su alcance alguna(s) de sus vertiente(s). la sociolingüística. Este. Así ocurre. como en volúmenes dedicados al análisis del discurso. en su vertiente más discursiva. como la de los actos de habla. la lingüística social y otras disciplinas similares.Introducción El volumen Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso reúne un conjunto de trabajos presentados originariamente como ponencias en la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos celebrado en la Universidad Nacional del Sur. la sociolingüística histórica y/o la sociolingüística interaccional. cuya primera edición data de 1956. de algunas de estas disciplinas. y las motivaciones sociales. baste señalar que hasta el presente todavía no hay acuerdos generales acerca de lo que son. contienen materias que varios de nosotros hoy incluiríamos en la sociolingüística o incluso en la etnografía de la comunicación. por una parte. con la interaccional. En este volumen hemos reunido los trabajos dedicados a sociolingüística y pragmática. junto a estos lineamientos. tal el caso de The Handbook of Discourse Analysis (2001) editado por Deborah Schiffrin. no puede prescindir de categorías típicamente pragmáticas. en cuyos estudios ingresan técnicas del análisis del discurso. en los títulos atribuidos por sus autores a algunos de ellos. por la otra. hasta el día de hoy. y la imprecisión de los límites. Sin querer abundar en consideraciones teóricas conocidas. Introducción a la Sociolingüística (1996) y Sociolingüística del lenguaje (1996) de Ralph Fasold y Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje (1998) de Francisco Moreno Fernández. en tanto que el reflejo de la estructura social en los usos individuales o grupales pertenece más a la sociolingüística. de Joshua Fishman. concepto ampliado por Elvira Arnoux y José del Valle. A nuestro juicio inciden dos hechos en esta dificultad de la atribución de varios artículos a uno u otro grupo: el —bienvenido— enfoque interdisciplinario de muchas investigaciones. hacia fuera de ella. incluso. como Readings in the Sociology of Language (1968). como la sociolingüística cuantitativa. la sociolingüística interaccional. la sociología del lenguaje y la etnografía de la comunicación. Bahía Blanca. en especial. entre otras. Pero debemos hacer una salvedad: esta división es todo menos nítida. tanto Pour une sociologie du langage. Sociolingüística (2011) de María José Serrano. y según su orientación está fuertemente imbricado con la sociolingüística. que se ocupa de enfatizar la imbricación fecunda de las perspectivas social y discursiva de abordaje lingüístico en su capítulo «Perspectivas teóricas y analíticas en Sociolingüística y disciplinas afines». de William Labov.

Placencia y García. aunque relativas al italiano estándar. En otra zona de la relación entre la selección de lenguas se encuentra el trabajo de Guillermina Castro Fox («Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico: la revista Cuadernos del Sur»). en las propuestas de Helen Spencer-Oatey (2008) y Diana Bravo respectivamente. ilustrativos de ese marco. Anna Ladilova («La construcción de la identidad colectiva de los descendientes argentinos de alemanes del Volga») y Lucía Lasry («Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca») abordan las consecuencias lingüístico-identitarias de la inmigración o. que ya había hecho un vasto estudio de campo de los alemanes del Volga para su tesis doctoral. Elizabeth Mercedes Rigatuso artículo «Interactional Sociolinguistics: A Personal Perspective» de John Gumperz. que atiende a la variación pragmática según el espacio geográfico y social hacia el interior de lenguas de estandarización policéntrica (ibid. representaciones sociales y estrategias discursivas en la Argentina actual. a partir de un sólido aparato teórico. en las vertientes de la sociopragmática y la pragmática sociocultural (Bravo. por ejemplo. o no. Gisele Graciela Julián («Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense»). recogiendo estudios anteriores sobre las lenguas inmigratorias y sumándole aportes nuevos. El abordaje de la interacción en entornos institucionales constituye también el área de estudios sociodiscursivos al que se adscribe el trabajo de Juan Eduardo Bonnin «Precarización laboral. analiza aquí las prácticas lingüísticas y culturales de ese grupo étnico en dos localidades entrerrianas y un pueblo de la provincia de Buenos Aires y. sobre todo entre los inmigrantes italianos y los alemanes del Volga. en términos de condiciones y contextos socioculturales. los estudios de variación pragmática regional en relación con factores situacionales y sociales postulados por María Elena Placencia y Carmen García (García y Placencia. incorporó en su terreno lo social. con abundantes ejemplos. Pero más allá de los afanes de clasificación. traducidas al español. en su evolución como disciplina. que son las comunidades las que se dedican Lasry y Ladilova. Mediante encuestas y otras fuentes. roles en la interacción social. No ajena a estos lazos se encuentra —según anticipamos— la perspectiva pragmática. los artículos de Yolanda Hipperdinger («Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense»). no a los dialectos. 14 Roberto Bein y Elizabeth M. a la autoría de John Gumperz corresponde el libro Discourse Strategies (1982). y entre otras conclusiones comprueba que tales iniciativas existen. su vinculación con una serie de variables y funciones que van mucho más allá de que los interlocutores se conozcan previamente. la cual. con un amplio trabajo de participante-observador y observador no participante. la manera en que el mantenimiento o el abandono de la lengua de origen interactúan con la conservación de la identidad inmigratoria o con la disolución de los vínculos comunitarios. marcos institucionales. creemos que los artículos incluidos en este volumen presentan un recorte actualizado e interesante de los problemas que hoy preocupan a los estudiosos que vinculan los usos del lenguaje con identidades étnicas. 2009: 55). 2011). fundacional para la sociolingüística interaccional. eds. a través de un minucioso análisis y una clasificación de las expresiones en lengua no castellana en la revista académica y de si están. Abrevando en cambio mucho más en la sociolingüística interaccional y en la etnografía de la comunicación. Lasry describe las iniciativas político-lingüísticas de cuatro centros sociales de la comunidad italiana en Bahía Blanca y del Hospital Italiano Regional del Sur en cuanto a la conservación de la lengua italiana. (2017) . en particular. que. que ilustra los lazos que acabamos de señalar.). llega a la conclusión de que hay en marcha incluso entre las generaciones jóvenes una revitalización cultural e identitaria. Ladilova. realiza una clasificación innovadora de las distintas funciones que puede tener el uso de expresiones en la lengua de origen. a la vez que analiza los factores que intervienen en la conservación o el abandono de la lengua ancestral. respectivamente. e. registra el empleo del nombre de pila en puestos de atención en el ámbito educativo y postula. Precisamente. para ser más precisos. y en la perspectiva de la pragmática variacional.Roberto Bein. que las aparta de la asimilación completa a la sociedad mayoritaria. Rigatuso. para el español. 2011. no solo teoriza acerca del distinto prestigio de las lenguas en cuestión sino que logra mostrar en la práctica escrituraria de la revista cómo este prestigio diferencial determina su uso y su traducción. planteada por Klaus Schneider y Anne Barron (2008). Así. Hipperdinger.

que conjuga con acierto dos perspectivas teórico-metodológicas. arrojan datos valiosos para la evaluación e interpretación del tratamiento del tema de la sexualidad en la educación formal. y pone en foco de atención las entrevistas de admisión (primera consulta) desarrolladas entre psicólogos y pacientes en los consultorios externos de salud mental de un hospital público de Buenos Aires. en particular en relación con el tema de la educación sexual integral. Las conclusiones a las que arriba. Con orientación similar en el terreno de los estudios del discurso. que las escenas configuradas en los textos pedagógicos conforman un espacio que clausura los sentidos posibles del signo sexualidad a un número limitado.Ar (Español Coloquial de Argentina). en una perspectiva crítica que conjuga aportes del análisis de la interacción con el análisis del discurso. Estudio de caso en salud mental». que se abordan en una perspectiva comparativa. formalizada dentro de los planteamientos teórico-metodológicos de la sociopragmática. cuya función en la interacción es la de realzar —de manera explícita o implícita— la figura del narrador frente a su audiencia. tales como los aportados por la Teoría de la Valoración. validadas con solvencia a lo largo del análisis. que permiten inferir representaciones sociales de los entrevistados. sobre todo en la tradición de Voloshinov y la escuela francesa con aportes del análisis de las representaciones sociales que se manifiestan en el lenguaje. con el apoyo de elementos de la Lingüística sistémico-funcional. paralingüísticos e interaccionales que operan en la co- construcción discursiva de las historias incrustadas al servicio de metas interacciones relativas a la imagen/identidad que se desea proyectar. en un corpus constituido por dos manuales del Ministerio de Educación de la Nación destinados a docentes de nivel medio para la formación en esa área. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 15 . El trabajo. A partir de datos obtenidos mediante una intensa labor etnográfica de constitución de corpus. de impacto en las percepciones de los pacientes acerca del tratamiento en salud mental.C. Lo original de su aporte consiste en su análisis de «enunciados atribuidos» en entrevistas por el entrevistado a otra persona (a políticos. El análisis brinda datos empíricos de interés que ilustran el uso estratégico por parte de los hablantes de un conjunto de recursos léxico-gramaticales. en un «simulacro de heterogeneidad» enunciativa. explorando en ellas los recursos polifónicos y las marcas textuales de subjetividad del locutor. Nítidamente dentro del Análisis del Discurso. El interés de esta contribución se proyecta al campo de la lingüística aplicada a través de las posibilidades de transferencia de sus resultados al desarrollo de competencias profesionales en el lugar de trabajo y al diseño de políticas que atiendan al proceso de inserción de los profesionales en el ámbito de la salud pública. jefes). que indaga acerca de la producción y circulación de sentidos en el discurso pedagógico. la Teoría de la Valoración y la Teoría de la Polifonía. Introducción interacción discursiva y representaciones. que dan cuenta de su posicionamiento y de las imágenes que construye de sí mismo y de sus destinatarios. Ello le permite arribar a valiosas conclusiones. enraizado. Testoni («Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del “discurso referido” en entrevistas»). entre sus resultados. La investigación se centra en fragmentos narrativos incluidos en conversaciones informales. el autor explora la incidencia del proceso de socialización profesional en las representaciones acerca del tratamiento psiquiátrico y la medicación que tienen y comunican en las entrevistas de admisión psicólogos que presentan diferencias en su inserción laboral (profesionales de planta del hospital y profesionales precarizados menos experimentados). analiza las escenas discursivas configuradas en los textos. la concepción del uso del lenguaje como inherentemente dialógico y polifónico a la luz de los planteamientos de Voloshinov y Bajtin constituye el punto de partida de la investigación de Gabriel Dvoskin en el capítulo «Educación formal de la sexualidad: el discurso monoglósico de la democracia». prosódicos. empleados estatales. La interacción comunicativa constituye asimismo el objeto de estudio del artículo de María Leticia Móccero «Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador». asociado a conocimientos ya legitimados socialmente. con el propósito de relevar su incidencia en la apertura de un espacio que promueva la producción y circulación de sentidos en torno a la sexualidad. cuyo desarrollo aporta otra mirada a los datos interaccionales. y ponen de manifiesto. y fue realizada sobre dos fragmentos extraídos de conversaciones coloquiales entre estudiantes universitarios argentinos del Corpus E. en este caso. que dan cuenta de diferencias sistemáticas en dichas representaciones correlacionadas con las condiciones laborales de los profesionales. se sitúa el trabajo de Federico E.

para reflexionar en particular sobre el diario La Nación. por esa vía discursiva. este análisis que parece tan teórico tiene consecuencias sociales directas: desmenuzan el mecanismo de fallar a favor de una u otra parte. que atienden a la organización de la información en los textos. la atención se centra en la función desempeñada por el recurso historiográfico —categoría incorporada por el propio Battista en estudios previos sobre el tema— en las propuestas teóricas de un conjunto de textos correspondientes a protagonistas de la etapa fundacional de la lingüística moderna. Dentro de una perspectiva histórica que pone en foco de atención los discursos sobre la Cuestión Malvinas. en su estudio el autor lograr mostrar que el diario Crónica transfirió a la producción del discurso deportivo de ese momento el conflicto no resuelto en el escenario político entre ambos países con el propósito de reivindicar. a la que realiza un aporte significativo con su contribución. Vossler (1930) y Bloomfield (1933)». Con ello logran mostrar que esos condicionales permiten iluminar sentencias que se basan en el tratamiento de varias cuestiones que se siguen en un orden que hace que la (no) omisión de una de ellas (por ejemplo. El discurso de la prensa constituye el material de análisis de dos artículos que entrelazan en su abordaje la lingüística con hechos de la historia y la política. Por último. Desplegado en torno a tres ejes. resultados que se ponderan particularmente al ser puestos en relación con los obtenidos en el abordaje sobre el tema dos décadas antes. propuesto como continuidad de un estudio previo de la autora con motivo de los veinte años del hecho. el análisis aporta reveladores datos respecto del modo en que se construyen y valoran en el diario sucesos y actores sociales — expresados en dos grandes grupos— no solo con relación al período de la dictadura militar sino también a los años de vida democrática transcurridos desde 1983. en el artículo de Emiliano Battista «El recurso historiográfico en Bally (1913). en particular en los postulados teóricos de la Lingüística crítica. el reclamo argentino por la soberanía de las Islas Malvinas. En consonancia con la hipótesis que plantea. Su trabajo. En su exposición el autor desarrolla un riguroso 16 Roberto Bein y Elizabeth M. que se despliega en la consideración de su decurso histórico. en cambio (en «El razonamiento para tratar cuestiones: la omisión de cuestión esencial formulada a través de contrafácticos») emplean un análisis interdisciplinario en el que concurren elementos típicamente lingüísticos —las presuposiciones lógicas de los condicionales contrafácticos— con la práctica jurídica. abrevando en recursos teóricos y analíticos diferentes. la organización sintáctico-semántica de los enunciados y la construcción de los lugares enunciativos en la nota editorial. la historia tiene también protagonismo. Elizabeth Mercedes Rigatuso Mariana Cucatto. en el capítulo «Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios» Julia Zullo se ocupa de las representaciones sociales circulantes sobre el último golpe de estado en la Argentina en el discurso de la prensa gráfica nacional al cumplirse el cuadragésimo aniversario de su inicio el 24 de marzo de 2016. Por supuesto. ofreciendo una visión global de la presencia del aniversario en el matutino y un pormenorizado estudio de la principal nota editorial del día. Inscripta en la perspectiva crítica de los estudios del discurso. Saussure (1916). Edgardo Gustavo Rojas y Toribio Enrique Sosa.Roberto Bein. (2017) . circunstancia en la que se produjo el primer enfrentamiento deportivo entre las selecciones de la Argentina e Inglaterra tras el conflicto bélico de 1982. efectuado dentro de la perspectiva de la historiografía lingüística. A la luz de la teoría de Lakoff y Johnson (1980) sobre la metáfora lingüística y atendiendo a las condiciones de producción de los discursos. Crónica y su cobertura del Mundial de México 1986» constituye un aporte original y valioso al abordaje del tema en el marco de las prácticas discursivas de la prensa. eds. en este caso en referencia a la lingüística y su trayectoria como disciplina científica. la prescripción temporal para demandar una acción) impide o habilita el tratamiento de la que le sigue. A partir de una esclarecedora reflexión epistemológica en torno a cuestiones medulares de la constitución de la disciplina lingüística como ciencia. Rigatuso. el artículo de Carlos Sebastián Ciccone «Una revancha contra los piratas. el análisis explora el empleo de metáforas de origen bélico en el discurso periodístico deportivo con el que el diario argentino Crónica realizó la cobertura del Campeonato mundial de fútbol de 1986 celebrado en México. la discusión acerca de su naturaleza y el problema de la delimitación de su objeto de estudio. realiza una cala en un corpus conformado por el conjunto de diarios matutinos publicados en esa fecha.

Culture. al mismo tiempo. Readings in the Sociology of Language. Gumperz. Tannen. Cambridge: Cambridge University Press. E. E. de Saussure. y Barron. D. (1996) [orig. «Interactional Sociolinguistics: A Personal Perspective». Barcelona: Ediciones del Serbal. Malden (MA) y Oxford: Blackwell Publishers. Serrano. J. M. En: Schneider. K. The Handbook of Discourse Analysis (215-228). Buenos Aires: Dunken. (ed. Moreno Fernandez. Malden (MA) y Oxford: Blackwell Publishers. Placencia. Amsterdam-Philadelhia: John Benjamins. los artículos siguen el orden alfabético de los apellidos de los autores. (ed. A. D. «Where Pragmatics and Dialectology meet: Introducing Variational Pragmatics». M. Paris: Albin Michel. Sociolingüística. Spencer-Oatey. Estudios de variación pragmática en español (29-54). Buenos Aires: Fundación Universidad a Distancia «Hernandarias». (2011).. al inscribir el lingüista su propia perspectiva en una serie precedente que le ofrece justificación histórica. Madrid: Visor Libros. Roberto Bein y Elizabeth Mercedes Rigatuso Buenos Aires y Bahía Blanca. a la actualización del debate epistemológico entre positivismo e idealismo de la primera mitad del siglo XX. E. Buenos Aires: Dunken. y Placencia. Culturally Speaking.). C. «Introducción». Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje.. F. En: Bravo.) (2000). y Barron. Communication and Politeness Theory (2da.Docencia. En: García C. _____ (1998) [orig. Labov. «Estudios de variación pragmática (sub)regional en español: visión panorámica». agosto de 2017 Referencias bibliográficas Bravo. (eds. J. y Placencia. aportar datos para la caracterización de las perspectivas teórico- epistemológicas de los autores estudiados. (eds. (eds.) (2001). los editores del volumen deseamos expresar nuestra gratitud a quienes colaboraron en su realización: a los autores de los distintos capítulos. García. Vossler y L. Isolda Carranza. a la Prof. Estudios de variación pragmática en español (9-25). Variational Pragmatics (1-32). (2008). y Cordisco.). (eds. y Placencia. En: García C. La sociolingüística de la sociedad: introducción a la sociolingüística. D. Cohen. Philadelphia: University of Pennsylvania Press. A. (eds. P. E. Sociolingüística del lenguaje. a la Dra. C.) (1968). K. en especial. contribuyendo. M.1991]. Discourse Strategies. W. London: Continuum. _____ (2001). «Pragmática. presidente de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos. H. M. sociopragmática y pragmática sociocultural del discurso de la cortesía.). Schneider. Gelusini por su labor técnica y. por su invaluable apoyo en todo el proceso de edición. Schiffrin.). M. (1956). Estocolmo-Buenos Aires: Dunken. M. Bally. E. (1972). E. Introducción análisis del modo en el que opera el mencionado recurso en textos de Ch. Fishman. (2011). N. y Hamilton. Sociolinguistic Patterns. K. Hernández Flores. Una introducción». y García. Bloomfield como estrategia argumentativa de legitimación para la postulación de teorías en clave de modernización científica. María G. (1998). Tannen. D. D. (2009). Den Haag: Mouton. H. Fasold. A. J (1982). Aportes pragmáticos. Para finalizar esta introducción. edición). R. Además de la división en dos partes hemos aplicado otro recurso para darle un orden a la diversidad: en cada parte. en una visión conjunta de confrontación. D. a los colegas que generosamente actuaron como sus evaluadores. F. Pour une sociologie du langage. Barcelona: Ariel. y Hamilton. (2011). (eds.1984]. sociopragmáticos y socioculturales a los estudios de la cortesía en español (31-68).. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 17 . The Handbook of Discourse Analysis.). H. En: Schiffrin. El recorrido historiográfico individual permite además al investigador.

Roberto Bein. (2017) . eds. Rigatuso. Elizabeth Mercedes Rigatuso 18 Roberto Bein y Elizabeth M.

Parte I .

.

«entextualización» (Bauman y Briggs. lleva a considerar ese tipo de vínculo en el marco de la indexicalidad del lenguaje (Silverstein. 2007). «orden indexical» (Silverstein. por otro. De este modo observamos representaciones distintas acerca del tratamiento psiquiátrico. 21-32. el abandono de las metáforas horizontales del contexto (Blommaert. 1 Deseo agradecer la disposición. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital.com. 1990). y de la relación del paciente con la medicación. Estudio de caso en salud mental Juan Eduardo Bonnin juaneduardobonnin@yahoo. 2003). Ediuns y SAEL. «claves de contextualización» (Gumperz. paciencia y devoluciones de todos los participantes del proceso de investigación. págs. que suelen reunirse en la oposición micro/macro. 2016) y las sugerencias realizadas por quienes evaluaron anónimamente este trabajo. Del mismo modo. interacción discursiva y representaciones. a quienes no nombro por motivos de confidencialidad. 1982) muestran de qué manera el enunciado se vincula con diferentes órdenes o procesos sociales a través de la (re)utilización de materiales y modos de decir para la producción de significado. Desde la investigación sociolingüística contemporánea. El análisis realizado permite afirmar que las condiciones de trabajo precario en salud mental impactan en el modo en que se da el ingreso de los pacientes al sistema y en las percepciones que estos puedan desarrollar de la salud mental en general y el tratamiento psiquiátrico en particular. por un lado.ar Centro de Estudios del Lenguaje en Sociedad (UNSAM/ CONICET) Buenos Aires. 2003).Capítulo 1 Precarización laboral. Argentina. 2007). Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. Nociones como las de «escala sociolingüística» (Blommaert. eds. Desde una perspectiva crítica que combina el análisis de la interacción con el análisis del discurso. Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . Rigatuso.edu. agradezco los comentarios realizados por los asistentes al XV Congreso de la Sociedad Argentina de Lingüística (Bahía Blanca. analizamos entrevistas de admisión realizadas por profesionales de planta del hospital y por profesionales precarizados con menor experiencia clínica.uns.ar/ Resumen El objetivo de este trabajo es observar el impacto de la socialización profesional en la interacción entre psicólogos y pacientes en los consultorios externos de salud mental de un hospital público de la ciudad de Buenos Aires. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. Introducción La vinculación entre los procesos y estructuras sociales y las características locales de una conversación resulta a menudo problemática y es uno de los debates fundacionales de los estudios del discurso que no han perdido vigencia1.

el avance realizado en el campo de la antropología lingüística. establecen una continuidad entre la situación y la estructura. 1999. con la finalidad de orientar la discusión hacia el impacto que tienen las políticas de precarización laboral en el acceso a la salud mental en los hospitales públicos. modificar sus prejuicios acerca del trabajo del otro. no ha sido igualmente desarrollado en otras áreas. sino un proceso activo por el cual el mundo objetivo de la realidad es internalizado y se vuelve subjetivamente significativo (Clouder. Rigatuso. Candlin y Candlin. etc. sin embargo. la relación del análisis situado con la estructura y los procesos sociales más generales oscila entre una comprensión limitada al entorno de la propia institución. psicólogos y psiquiatras) que pueden. (2017) . Por una parte. el proceso de socialización profesional permite la comunicación entre especialistas de distintas disciplinas (fundamentalmente. Precarización. aunque las investigaciones etnográficas en el campo de la salud se han apartado (al menos parcialmente) del análisis de la conversación descontextualizado e inmanente (cfr. Las investigaciones sobre «socialización lingüística» estudian la composición de repertorios sociolingüísticos a través de interacciones culturalmente contextualizadas de los hablantes con comunidades y lenguas a lo largo de sus biografías (Riley. no obstante su singularidad. 2010). como la del análisis de la interacción en contextos institucionales. eds. Cordella.Juan Eduardo Bonnin En tal sentido. mostraremos los resultados del análisis en dos secciones. Para ello desarrollaremos. En los consultorios externos de salud mental de los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires. contribuir a la comprensión de las relaciones entre interacción y estructura social a través de las trayectorias y condiciones de trabajo de los profesionales de la salud mental. sobre el tratamiento y la medicación psiquiátricos? En tercer lugar. sino que depende de las condiciones del vínculo laboral que establecen con él (Novick y Galin. 2007). 2004). depende de las condiciones laborales y sociales más amplias en las que se lleva a cabo el proceso de socialización. han sido moldeados y atravesados por las prácticas y procesos de su tiempo. en primer lugar. el contexto de análisis y las preguntas de investigación surgidas de ellos: ¿cómo influye la socialización de los profesionales en las representaciones que tienen. La socialización es un proceso de desarrollo subjetivo que se produce por la interacción constante entre el individuo y el entorno (Conway. puesto que no opone un «adentro» y un «afuera» de la situación ni compara distintos niveles (macro/ micro. presentaremos los datos. En tal sentido. 2010). significados y valores. En este trabajo nos proponemos un doble objetivo. que tiene como unidad las comunidades y no las instituciones. comprender el impacto que las condiciones precarias de trabajo no remunerado tienen en la admisión de pacientes en el sistema público de salud mental de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En efecto. a través de la negociación de saberes. En este sentido. 1997). Iedema. son los mismos sujetos participantes quienes. puesto que se trata de sujetos sociales que.). en particular. institucional/ situacional. el concepto de «socialización profesional» y su relación con las condiciones de trabajo para profesionales de la salud mental en los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires. No se trata de un simple aprendizaje pasivo de roles sociales. En segundo lugar. Por otra parte. 2003. incluye la adquisición de saberes y valores asociados a la práctica y los participantes de las actividades profesionales (Clark. socialización y salud mental en Buenos Aires El concepto de «socialización» nos permite vincular las trayectorias de los participantes y su inserción estructural en el evento comunicativo. Esto nos permitirá definir los criterios de construcción de la muestra. 2003). 2003: 215). 2007) y una descripción general que ve en los participantes meras funciones emergentes de una estructura social estable que define los roles del médico y el paciente (Heritage y Clayman. La socialización profesional. Por el contrario. En la actualidad. existen cuatro categorías en las que los licenciados en psicología pueden insertarse en la institución. 1983). Esta negociación. y comunican. sus reglas y actores (Sarangi y Roberts. la cantidad y calidad de tiempo dedicado por los profesionales al trabajo en el hospital no es igual en todos los casos. particularmente en entornos hospitalarios (Iedema. 22 Roberto Bein y Elizabeth M. 2009). Ambos objetivos se enmarcan en el proyecto de investigación-acción que hemos desarrollado con métodos etnográficos de observación directa participante y no participante en los consultorios externos de salud mental de un hospital público porteño entre 2011 y 2014. el estudio de las trayectorias sociales de los participantes suele proveer una clave central para comprender este nexo (Blommaert. a través de sus trayectorias profesionales.

a cambio. A diferencia de los residentes. no se dedican a tiempo completo ni reciben una remuneración por su trabajo. el profesional «de planta» tiene una relación salarial formal con el Hospital público. Estos diversos procesos de socialización profesional en el espacio hospitalario impactan en su desempeño interaccional con los pacientes. reciben supervisión y son admitidos gratuitamente a los cursos que los jefes de equipo dictan en el servicio. a tiempo parcial desarrollado bajo condiciones de programación y supervisión»4.gob.ar/ salud/residenciasyconcurrencias/presentacion-de-residencia-y-concurrencias Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 23 . que atienden pacientes en el marco de equipos de diversas especialidades y. exigen de los profesionales una dedicación a tiempo completo. 4 Veáse el portal oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: http://www. Por último. Las «residencias» son prácticas de capacitación de posgrado para profesionales que se insertan. a cambio. sin embargo. con la dedicación y el tiempo que su voluntad y sus condiciones hacen posible. en el sistema de salud de la Ciudad de Buenos Aires. En cifras absolutas. Las concurrencias «corresponden a un sistema honorario (no rentado) de capacitación profesional de posgrado. De entre los profesionales que rinden el examen de residencia. el 3 % con puntaje superior accede a la misma. puesto que su trabajo asalariado es otro. 3 Los datos de Antman (2003. Estudio de caso en salud mental En primer lugar. deberíamos concluir que ingresaron alrededor de 14 personas destinadas a alguno de los 13 hospitales generales de agudos o los 19 hospitales especializados3. interacción discursiva y representaciones. Según datos presentados por Antman (2007). carecen de experiencia clínica previa. otros no los rindieron). el siguiente 28 % en el orden de mérito es seleccionado en la categoría de «concurrente» (Antman 2003). Careciendo de cifras oficiales. Concurrentes y cursistas son las categorías más precarias y más numerosas de psicólogos que trabajan en el sistema de salud mental de la ciudad de Buenos Aires. los concurrentes representan el 58 % del total de psicólogos trabajando en la «Red de Servicios de Salud Mental» de la Ciudad de Buenos Aires. es la única fuente a la que podemos recurrir aunque es preciso señalar el carácter aproximado de estos datos con respecto al momento de nuestro trabajo de campo (entre 2012 y 2014). Al ser rentadas. obvia al tratarse de jóvenes en formación. desarrollando «actividades asistenciales programadas y supervisadas en instituciones dependientes del Sistema de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires» durante un período de cuatro años2. entre los cuales tiene mucho peso la previa realización de una residencia. 2007) fueron recogidos en el año 2003. Este trabajo se ve lógicamente resentido: por una parte. las representaciones acerca del tratamiento psiquiátrico y el uso de la medicación son diferentes a las de los psicólogos de planta. Aunque no hay cifras públicas con la cantidad de personas que ingresan como residentes. Cada año se convoca a un examen. Se trata de cargos a los que se accede por concurso público. sino que lo realizan en el tiempo que su trabajo remunerado se lo permite. si tenemos en cuenta que en el año 2015 se presentaron 477 postulantes. tratan pacientes y realizan un conjunto de tareas sin las cuales los servicios de salud mental no podrían funcionar. Precarización laboral. Esto significa que seis de cada diez psicólogos que atienden pacientes en los hospitales públicos no viven de ese trabajo. profesionales jóvenes que no son residentes ni concurrentes (algunos fallaron en sus exámenes de residencia. Con una duración de cinco años. de este modo.buenosaires. estos profesionales trabajan gratuitamente en el sistema de salud y. Nosotros nos detendremos en uno de ellos: al carecer de contacto frecuente con profesionales médicos psiquiatras y de formación específica. se encuentra amparado bajo un convenio colectivo de trabajo y es sujeto pleno de derechos y deberes laborales. Esta situación. en consecuencia. A semejanza de ellos. de cuyo orden de mérito se seleccionará a los primeros puestos como «residentes».ar/ salud/residenciasyconcurrencias/presentacion-de-residencia-y-concurrencias. como el sistema de concurrencia tiene un objetivo de formación en el lugar de trabajo.buenosaires. en el hospital en el que desarrollamos nuestro trabajo de campo existe la figura de los «cursistas». Antman (2007) señala que solamente el 3 % de los postulantes a la residencia en «psicología clínica» (recientemente rebautizada «salud mental») obtienen un cargo rentado. no debería ser problemática en la medida en la cual trabajaran en pares con profesionales ya 2 Veáse el portal oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: http://www.gob. no pueden adquirir la experiencia en el mismo tiempo ni pueden destinarle la misma cantidad de horas. reciben cursos de posgrado sin titulación.

Bonnin. eds. Una vez recabada suficiente información para elaborar un diagnóstico provisorio y una recomendación de tratamiento (Bonnin. «contradiction and conflicts are often concealed and not discussed or exposed openly». De allí que en su mayoría se trate de personal precarizado. quedan a cargo de la atención de los pacientes: con una insuficiente socialización profesional.). los saberes. para quien. en consecuencia. desarrollada en condiciones precarias de trabajo. entre concurrentes y cursistas. de adicciones. el analista comienza una nueva etapa más burocrática o administrativa. 2014 c). hemos realizado cuatro años de etnografía en el «equipo de admisión» de los consultorios externos de salud mental de un hospital público de la Ciudad de Buenos Aires entre 2011 y 2014. en la que informa las posibilidades de tratamiento. cfr. no identificamos el hospital ni a los participantes. 2014 b). a razón de dos o tres entrevistas por pareja. La segunda fase es designada por los profesionales del servicio como «motivo de consulta». En ese marco. tomamos aquellas secuencias en las cuales se discuten ambos temas. Heritage y Clayman. infra extracto 2. Datos. durante el cual los pacientes suelen desplegar estrategias expansivas cuyo tratamiento interaccional depende en muchos casos de la de los profesionales (Bonnin. sino que son enviados en representación de los distintos equipos especializados (terapia de adultos. actividades de capacitación. En nuestro caso. 2013). reemplazamos todos los nombres propios por letras seleccionadas al azar. familiar. Sin embargo. 24 Roberto Bein y Elizabeth M. El equipo de admisión realiza las entrevistas durante una mañana. puesto que sus miembros condicionan la participación a sus posibilidades laborales. Aunque se busca que haya siempre un profesional de planta a cargo. Los profesionales que integran el equipo de admisión no reciben por ello un reconocimiento institucional ni salarial. al aumentar la demanda y no la planta de profesionales. Observamos y/o audio-grabamos 108 entrevistas. en la que se discuten las opciones de tratamiento para los pacientes. y los folletos. y uno sin salario. En ella se suceden actividades típicas del «history taking» de las entrevistas médicas (por ejemplo las secuencias Pregunta-Respuesta- Evaluación. hemos participado de las diversas actividades del equipo en los consultorios externos de salud mental. Las entrevistas que estamos analizando tienen una estructura tripartita. líneas 13-15. sus doce miembros más estables son: dos psiquiatras de planta. cfr. socialización profesional) acerca del tratamiento psiquiátrico y la medicación. 2012). sus representaciones sobre el tratamiento psiquiátrico y el uso de la medicación. La asimetría estructural de roles y la «orientación al estatus» de la interacción son constantemente cuestionados por los pacientes. en todos los casos con el consentimiento informado de los participantes. (2017) . Organización Panamericana de la Salud. tres psicólogos de planta y siete profesionales sin salario. los conflictos laborales y gremiales forman parte del ambiente hospitalario porteño. que hemos caracterizado como «psicólogo asistente» (sobre los roles. etc. implícita pero recurrente. Habitualmente se realizan entre quince y veinte entrevistas.Juan Eduardo Bonnin formados. con una duración aproximada de veinte minutos cada una. que oficia como «psicólogo a cargo». Las secuencias que analizaremos se corresponden a la segunda etapa de la entrevista. por ejemplo. cfr. en cambio. afiches y asambleas de trabajadores forman parte de la vida cotidiana. 2006: 682). solicita información de contacto y da algunas recomendaciones generales hasta el momento de comenzar el tratamiento propiamente dicho. un día fijo por semana. jornadas y las entrevistas de admisión. propiamente dichas. En el marco de nuestra investigación. Con una composición cambiante. Puesto que nos interesa observar las representaciones de psicólogos con distinta inserción laboral (y. (Wodak. representaciones y valores asociados a la psiquiatría impactan en la interacción con los pacientes. testimonios recientes de este cuestionamiento son los recurrentes episodios de violencia física hacia el personal médico ocurridos en los últimos años (cfr. Por motivos de confidencialidad. en parejas que típicamente se componen por un personal rentado y más experimentado. es frecuente que al menos una pareja esté integrada por dos profesionales precarizados. contexto y metodología Los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires no pueden describirse con caracterizaciones a priori como la ofrecida por Wodak (2006). o «primeras consultas». La primera parte consiste en el llenado de un formulario estadístico-epidemiológico provisto por el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. 2010). Rigatuso. incluyendo la sala de espera.

A raíz de esa «impresión fea con mi novio» describe un estado depresivo que la decide a volver a vivir con su familia en Perú. 2006) con un examen detallado de la interacción (Bolívar. aquellos que son de planta y que ya se han socializado. que podrían haberse traducido en un «pasaje al acto» o intento de suicidio. el procesamiento de los datos fue inductivo..) me expusiste:: esta-este 2 pensamiento negativo de no querer 3 vivir. turno. l. que aparece referido al comienzo del fragmento. interacción discursiva y representaciones. El fragmento que analizamos se encuentra en medio de la segunda etapa de la entrevista. Describe discusiones familiares por una herencia y vuelve a la Argentina.) son incorporados para describir con mayor precisión los eventos conversacionales sin perder de vista los procesos discursivos que los atraviesan. reparación. Hiciste algo en relación a [ esto:?] 4 P1: [ No ] nunca(. Barnes y Leudar. observaremos los distintos significados ideacionales que unos y otros proyectan al emplear la pasiva perifrástica «estar medicado» u optar por construcciones activas con el verbo «medicar» o su forma nominalizada. Analizaremos fragmentos de entrevistas conducidas por analistas con distinto grado de experiencia para observar ambos fenómenos. Estudio de caso en salud mental Los datos son analizados desde una perspectiva discursiva que combina el interés ideológico y político del análisis del discurso (Arnoux. 1-2) y la reorienta para obtener nueva información. 2017).) 5 No. En este caso. con el discurso médico. destinada a explicitar el motivo de la consulta. Precarización laboral. consideran a la medicación psiquiátrica como parte de un tratamiento en sí mismo. es decir. etc. expresan desconfianza con respecto al uso de la medicación. Aunque la formulación propuesta es lo Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 25 . En la segunda. Trabajó durante un año como empleada doméstica en la zona oeste del Gran Buenos Aires. Aquellos que. de manera que observamos distintas configuraciones discursivas en relación a la psiquiatría y la medicación cuya correlación con la condición laboral de los profesionales observamos en una segunda instancia. porque siempre pensaba esto pero después dije 6 no porque me (inaudible) al psiquiatra y el 7 psiquiatra me dijo eres una chica muy juven. lugar en el que comenzó una relación de pareja que terminó abruptamente. Extracto n.° 1 1 M 1: Este::. tienes 8 toda la vida por vivir= 9 M1:=Allá 10 P1: Sí. conceptos descriptivos provistos por el análisis de la conversación (como secuencia. En tal sentido. consideran que el tratamiento legítimo es el psicoanalítico y que la medicación simplemente requiere ser controlada. seis meses antes de la consulta que estamos analizando. Durante esa estadía en Perú comienza un tratamiento psiquiátrico. de un modo u otro. M1 pregunta por las eventuales consecuencias de ese «pensamiento negativo». En la primera compararemos el empleo de formulaciones diagnósticas (Antaki. 2005) bajo la forma de una reformulación resuntiva (Arnoux. a ver (. con menos experiencia. por un episodio que no narra. en cambio. 2006) en la que selecciona información diagnósticamente relevante proporcionada por la paciente en turnos anteriores («este pensamiento negativo de no querer vivir». igualmente relevante para el diagnóstico (Bonnin. especialmente en lo referido a la organización secuencial de la conversación. En torno a la psiquiatría: ¿tratamiento o control? Los psicoanalistas con mayor experiencia clínica. 2010). Presentaremos los resultados del análisis en dos secciones. Desde esta perspectiva. 2005) por parte de profesionales de planta y precarizados en relación con el tratamiento psiquiátrico. La analista presenta una formulación diagnóstica (Antaki et al. en Perú M1: En Perú P es una mujer peruana de veintitres años que se mudó a la Argentina a los veinte.

él me hacía ↑preguntas». 13-15) que involucra el «hablar». 17 P1:=hablaba con el psiquiatra. aparte de control de 20 medicación. los parámetros geográficos del tratamiento previo («allá». 11) y luego busca identificar el tipo de tratamiento referido: Extracto n. que desde la perspectiva de M1 existen dos tipos de agentes profesionales cuya acción terapéutica puede ser igualmente caracterizada como «tratamiento»: por una parte. l. por una parte. por otra. l. P comienza a elaborar la respuesta dada dos turnos antes. él me hacía 18 ↑preguntas 19 M1: Ahá. Frente a la insistencia en el carácter verbal de la relación con el psiquiatra. 17-18: «hablaba con el psiquiatra. La misma profesional lo definía en estos términos en otra entrevista (cfr.Juan Eduardo Bonnin suficientemente indefinida como para no conducir necesariamente hacia esa interpretación («hiciste algo en relación a esto:?». la verdad que me ayudó En la línea 12. y «conversar». la psicoanalista establece. En este pasaje queda claro que la acción médica atribuida al psiquiatra es definida a partir de dos componentes: «un tratamiento psicofarmacológico».) bueno. Ésta reorienta la interacción hacia el psiquiatra y el tratamiento que recibía la paciente. Antaki et al. 9. Cuando P introduce este nuevo tópico.° 2 12 P1: Me ayudó bastante la verdad= 13 M1:=Y hablabas con el psiquiatra? 14 P1: Sí. 19-20) y «conversabas» (l. las cosas que le pasan en su 7 Vida Observamos. la paciente —que cuenta con experiencia en psicoterapia— da a entender que no hubo intentos de suicidio. 3). Las formulaciones funcionan generalmente como pares de adyacencia con preferencia por el acuerdo. de la que se desvió por la precisión geográfica requerida por M1. en la que distingue entre «control de medicación. encabezada por el conector recapitulativo «o sea». Reiterando las palabras de M1 en l. 21). la profesional propone una «formulación conclusiva» (upshot formulation. (2017) . eds. un tratamiento farmacológico [en el] que te dio tres medicaciones» (l. la paciente continúa con la elaboración interrumpida en l. y evaluado positivamente por M1 en la línea 23.° 3 1 M1: [la psicoterapia] es esto. el psiquiatra que provee de «el control de la medicación. Este segundo elemento tiene un rol determinante en el discurso de los psicoanalistas en el hospital. 22. «conversaba». primero. tomando el turno en la línea 13. es como esto 2 con más tiempo de que usted pueda conversar con un 3 profesional= 4 P2:= Si= 5 M1: = Un terapeuta. en la línea 22. Allí introduce una secuencia Pregunta-Respuesta-Evaluación (l. «en Perú». un tratamiento 26 Roberto Bein y Elizabeth M. Pero (mira) que dejé el tratamiento. O sea que hiciste. Rigatuso. entonces. l. un psicólogo o una psicóloga 6 acerca de (. puesto que es la descripción lega habitual del tratamiento psicoanalítico. 2005). Bonnin 2014 c): Extracto n. sin pausa perceptible con el turno anterior. un tratamiento psicofarmacológico que 21 te dio tres medicaciones y conversabas 22 P1: Conver[saba]= 23 M1: [Bien] 24 P1: = con él. cfr.[si]= 15 M1: [Bien] 16 un poco. en este caso señalado por la reiteración.

Pero.) la anterior hemos ido 14 D: cla::ro pero (.) Nosotros (.) tomamos las consultas 6 para empezar un tratamiento 7 psico: farmacológico. Estudio de caso en salud mental psicofarmacológico [en el] que te dio tres medicaciones». La paciente explicita. un tratamiento psiquiátrico». Esta distinción categorial es sistemática. sino en brindar dos tipos de tratamiento. tienen un contacto muy esporádico con psiquiatras.° 5 1 D: = bue:no (.) Sí? Bueno. Para eso están las guardias. el «tratamiento psico: farmacológico. no me puedes hacer una 2 receta médica? Porque todavía 3 M1: Las recetas (. las cosas que le pasan en su vida». llevan a cabo. pero:.) acá no tenés nadie que te esté 7 siguiendo el control de la medicación (.) eso: En este pasaje intervienen cuatro participantes: D y D3 son un psicólogo y una psicóloga jóvenes. y el «tratamiento psicoterapéutico». la profesional en l. El agente de ambos tratamientos se define deícticamente como «nosotros». o sea. Precarización laboral.) digamos no estamos haciendo un 15 tratamiento 16 P2: no no: (. Al tratarse de consultorios externos.) bueno. las participantes están ya transitando la última etapa de la entrevista. Frente a esto.° 4 1 P1: Bueno. por el otro. uno de los cuales incluye medicación. Si? < 5 Se entiende>? (. interacción discursiva y representaciones. en la cual se ofrecen algunos consejos y recomendaciones a la espera del turno para comenzar el tratamiento. su actividad terapéutica no consiste en hacer «recetas». 3 diferencia «las recetas» como una actividad que se desarrolla en «las guardias». más importante aún. 9 Sí? (. opuesto a «las guardias». en l. 1-2 lo que la analista llamaría su «demanda» de medicación.) quizás hay cosas que puede y hay 2 cosas que todavía no puede tonces. efectivamente. en oposición a esos objetos y ese agente se encuentran. 3 P2: = esta semana cumple::: veintiun años él (1) sí 4 es (.) Sí? (.) están en relación a la 4 evaluación. De allí que las representaciones y valoraciones acerca del tratamiento psiquiátrico sean diferentes: Extracto n. el primero es un cursista y la segunda una concurrente de los consultorios externos de Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 27 . por otra parte. un psicólogo o una psicóloga» que da «más tiempo de que usted pueda conversar (…) acerca de (. eh 11 P1: Sí En este ejemplo. por un lado. tratamientos ambulatorios prolongados y no atienden casos de urgencia. nuevamente. «un terapeuta.) sábado 5 D: sí nos había contado él (.) 8 una médica psiquiá:trica 9 P: mi papá y mi mamá 10 P2: sí eso:: 11 D3: sí pero quién les hace las recetas? 112 P: ustedes (2) nos lo dieron antes de ir a: = 13 P2: = la última sí (.) e::: 6 D3: (2) y: (. como puede observarse en el final de la entrevista a P1: Extracto n. pero no se agota en ella. en cambio. bueno Pero:: (2) es 10 lo ↑mejor. un tratamiento psiquiátrico y 8 un tratamiento psicoterapéutico. Cursistas y concurrentes.

En ambos casos hubo una estrategia semejante: los pacientes concurren periódicamente a la guardia de un hospital público para conseguir medicación y continúan esta suerte de tratamiento agudo de una condición crónica. 11). ambos incluidos en el sujeto colectivo “nosotros”. Para el paciente. en la misma medida. con la esperanza de aliviar síntomas inmediatos y gozar de cierta funcionalidad cotidiana. puesto que no es reconocido como un «tratamiento» propiamente dicho. la oposición entre el «control farmacológico» (a cargo de «ellos») y el «tratamiento» propiamente dicho (a cargo de «nosotros»). sino que utilizan otros procesos —de conducta. en la que es definido por un estado al que lo somete la medicación o el médico. «estar». 11). Frente a esta nueva pregunta. Para desambiguar el malentendido. 6-8 busca establecer si el paciente recibe atención estable con algún profesional de psiquiatría. el colectivo de los consultorios de salud mental no se encuentra comprometido en esa actividad: «[nosotros] no estamos haciendo un tratamiento» (l. en un barrio del sur de la Ciudad de Buenos Aires. (2017) . 12). para redefinir los participantes y sus acciones en las líneas 14-15: «digamos. «tratamiento psicofarmacológico. y no al tratamiento de una condición crónica. se encuentran a cargo de la entrevista de admisión. finalmente. designando de este modo al colectivo de profesionales de la salud mental del hospital. eds. en cambio. 7). al presentar el tratamiento psiquiátrico como mero control de la medicación. que no 28 Roberto Bein y Elizabeth M. De esta manera. es la persona que «hace las recetas» (l. en cambio. sino por el «control de la medicación». la pregunta no es por un «tratamiento psicofarmacológico» (como en los extractos 2 y 4). un tratamiento psiquiátrico» y «tratamiento psicoterapéutico». ¿Estar medicado o tomar la medicación? En nuestros datos hemos observado que la relación del paciente con los fármacos puede representarse de —al menos— dos maneras distintas y consistentemente recurrentes: la pasiva perifrástica «estar medicado» o la forma activa «tomar medicación/medicar». A causa de la escasez de personal de planta. Sin advertirlo. no estamos haciendo un tratamiento». que no aparecen como un tratamiento sino como algo externo que debe ser controlado. Los profesionales con más experiencia clínica. en cambio. evitan poner en riesgo la imagen del paciente. Sin embargo. la pregunta de D3 en l. como mera factura de recetas. el paciente vivió por diversas temporadas en su país natal y en Argentina. En el fragmento citado entrevistan a un joven boliviano de veinte años (P) que concurre acompañado por su madre (P2) y su padre. es decir. la madre responde con la referencia al sujeto «ustedes» (l. corresponde a las guardias. Aquí se explicita. En este marco. entonces. el colectivo de profesionales de salud mental. Cuando logró el alta. precisamente. Durante su última estancia en Bolivia. En el primer caso. que define la medicación como un estado del paciente a partir de un proceso existencial. 8) es definida como «control de la medicación» (l. D3 describe nuevamente las tareas que serían propias de una «médica psiquiátrica». a una posición pasiva. D interviene. con distintos fármacos. Al igual que otros migrantes latinoamericanos (como P1). Los psiquiatras y psicoanalistas más experimentados no emplean la forma pasiva. proponen hacerse cargo —colectivamente— de la medicación como parte de un tratamiento más integral en salud mental. Rigatuso. Esta distancia con el empleo de medicamentos. 14-15). hace que el paciente interprete que la pregunta es por la administración de los medicamentos: «mi papá y mi mamá» (l. 9). con diferentes profesionales. Para el analista. materiales— que contribuyen a atribuirle una relación externa con la medicación.° 4. 10). En el extracto n. Este ejemplo puede leerse prácticamente en oposición al visto anteriormente. «Hacer recetas». el sujeto es relegado. esta vez como «hace[r] las recetas» (l. a raíz de un brote psicótico fue internado en un hospital psiquiátrico.° 5 la actividad de «una médica psiquiá:trica» (l. en diferentes instituciones. D y D3 admiten como clínicamente válido el control farmacológico esporádico y asistemático. en cambio. confirmado por su madre (l. se mudó a la Argentina para vivir con su familia. la persona que hace las recetas es «ustedes». estableciendo deícticamente la distinción entre profesionales.Juan Eduardo Bonnin salud mental. En el extracto n. el colectivo de profesionales involucra. que no participa de la entrevista.

bastante bien medicado por el 2 doctor 3 M1: Estás contenido 4 P3: [Sí] 5 M1: = [Te sentís] contenido 6 P3: Sí En el extracto n. De esta manera. La expresión «estar medicada» es empleada dos veces por E. es una joven concurrente que se encuentra por primera vez a cargo de una entrevista de admisión. Así. al lograr el acuerdo en l.° 6. la paciente muestra una gran familiaridad con la voz médica. estos síntomas que aparecieron de nuevo 5 porque con algo lo t. 10-11 la expresión «control de la medicación» que. suelen emplear la pasiva «estar medicado/a» al describir la situación farmacológica del paciente: Extracto n. superponiéndose al turno siguiente reformula el proceso existencial «estar» por el proceso mental «sentir(se)». habiendo participado como asistente en otras durante ese mismo año. eh.claro no desde: yo me controlaba del 11 psiquiatra la medicación En este ejemplo. en l. sus angustias. se corresponde también con los profesionales de menor experiencia. en cambio. estoy.° 7 1 E. 8). De hecho. 3 reinterpreta «estar bien medicado» como «estar contenido». traduciendo un proceso existencial en uno mental (cfr. interacción discursiva y representaciones. La profesional. esos miedos que tiene a la 4 noche. extracto 6) pero no con los profesionales de mayor experiencia. sino como un estado de bienestar interior producto del trato con un profesional.no. se presenta a raíz de una serie de episodios que identifica como «ataques de pánico». la cual adopta en diversos pasajes al negociar la asimetría de roles con la psicoanalista que conduce la entrevista (Bonnin.ya habló de un espacio para hablar 2 ¿qué piensa de eso? (en el cuerpo de cosas) que le 3 pasan.° 6 1 P3: Este:. F ya había recibido tratamiento psiquiátrico diez años atrás en un hospital de Capital Federal. no(1) 8 E. Esta expresión aparece. 2014 a).¿no? o sea: usted estuvo medicada en el 2002 y:: 9 durante un tiempo y después dejó la medicación 10 F 2. Bonnin. como parte de una acción o una conducta que desarrolla. Profesionales con poca experiencia y una socialización clínica insuficiente. como vimos en la sección anterior. la construcción pasiva «estar Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 29 . la paciente adopta en l. 4. de esta manera. Este empleo es consistente con el uso que hemos observado en los pacientes (cfr. Precarización laboral. preserva la imagen positiva del paciente y reformula el bienestar de P3. Durante la entrevista. el paciente se describe evaluativamente (l. sin embargo. Estudio de caso en salud mental es definido ontológicamente por la medicación sino que simplemente la «toma» o «recibe» como algo externo a sí mismo. por su parte.se pueden relacionar me parece 6 (1) ¿usted está medicada actualmente? 7 F 2. 2017 sobre la función diagnóstica de este tipo de desplazamientos). que vive en la zona sur del conurbano bonaerense. una mujer de sesenta años. abandona el discurso médico sin rechazarlo. 1) con la forma «estar medicado». pero la profesional propone una serie de formulaciones que prácticamente reparan el turno inicial de P3. tanto para referirse a la situación presente (l. con frecuencia en el discurso de los pacientes y los profesionales con mayor experiencia clínica desarrollan diversas estrategias para evitar su empleo: Extracto n. 6) como para el pasado (l. ya no como un estado producido por los fármacos. El pasaje de «estar medicado» a «sentirse contenido» involucra una hábil maniobra verbal por parte de la analista que.

el desarrollo de competencias profesionales en el lugar de trabajo no puede quedar sometido a la voluntad de equipos e individuos. R.2) segundos y dos décimas) (. 2014 c): si el «control de la medicación» no es un tratamiento propiamente dicho. 3 (3. denominan control farmacológico/de la medicación a la primera. Barnes.de los jóvenes profesionales en salud pública. I. puede seguir sosteniéndose esporádicamente por medio de las guardias médicas. sin embargo. Los que tienen menos experiencia. Aquellos que cuentan con más experiencia designan la actividad del psiquiatra como un tratamiento (psico)farmacológico y evitan emplear formas pasivas para referirse al consumo de la medicación por parte del paciente. «Diagnostic formulations in psychotherapy». y Leudar. medido en segundos (en este caso. Ambas representaciones impactan en la percepción que el paciente desarrolla del tratamiento en salud mental (Bonnin. La pasiva perifrástica «estar medicado» produce el efecto opuesto al deseado por los jóvenes profesionales: aunque se proponen desmedicalizar. C. (2005). Discourse Studies. favoreciendo el diálogo interdisciplinario y las instancias de convivencia con el discurso psiquiátrico. Señala un silencio entre emisiones.. 627-647. 30 Roberto Bein y Elizabeth M. Los resultados presentados aquí pueden servir. en consecuencia. En un sentido más general. y emplean la forma pasiva. eds. De allí que «hacer recetas» sea una actividad en disputa. para referirse al consumo de medicación por parte del paciente. para intervenir en la formación de concurrentes y cursistas. sino que debe ser consecuencia de políticas activas de formalización y dignificación del trabajo -hasta ahora voluntario y no asalariado. en realidad naturalizan el hecho y dejan al paciente en un lugar de pasividad. Entonación levemente ascendente. estar medicado/a. 7(6). no medido subrayado Énfasis del hablante ::: Alargamiento del sonido precedente . Convenciones de transcripción Adoptadas de Richards y Seedhouse (2005) Símbolo Significado [ Indica el punto de inicio de un solapamiento ] Indica el punto de finalización de un solapamiento Se inserta al final de un turno y al comienzo del siguiente para indicar que no = hay un silencio perceptible entre uno y otro. que los psicólogos con más experiencia intentan sustituir por un «tratamiento farmacológico» propiamente dicho.Juan Eduardo Bonnin medicada/o» coincide con el rol secundario atribuido a la psiquiatría como mero «control de la medicación». Rigatuso. (2017) .) Un silencio muy breve. en cambio. sugiriendo continuación MAYÚSCULAS Aumento notorio del volumen ° texto ° Descenso notorio del volumen Referencias bibliográficas Antaki. Conclusiones El análisis realizado muestra diferencias sistemáticas en las representaciones sobre el tratamiento psiquiátrico y la medicación empleadas por profesionales de planta y precarizados en la interacción con pacientes en entrevistas de admisión en salud mental. Interrupción abrupta en medio de una emisión ? Entonación interrogativa ! Entonación exclamativa .

C. Heritage. _____ (2009).com. 11(1). 9(2). J. (2003). M. 23. Richards. R. 19. Observatorio de Recursos Humanos en Salud en Argentina. C. 37(4). «Poetics and Performance as Critical Perspectives on Language and Social Life». 18(5). Análisis del Discurso. «Language Socialization». 15(6). N. «The public. Brasil. «Introduction: Discursive hybridity in medical work». _____ (2014b). (1999). E. J. Tracing Complexities in Contemporary Health Care Organizations. En: AA. J. Qualitative Health Research. (2010). Annual Review of Applied linguistics. (2010). «Treating without diagnosis: Psychoanalysis in medical settings in Argentina». S. «Flexibilización del mercado de trabajo y precarización del empleo. _____ (2017). A. Intercultural pragmatics. Journal of Multicultural Discourses. E. Bonnin. Malden: Wiley-Blackwell. Gerontologist. «Health care communication: A problematic site for applied linguistics research». y Candlin. «To speak with the other's voice: reducing asymmetry and social distance in professional–client communication». Annual Review of Nursing Research. Basingstoke: Palgrave Macmillan. K. Recuperado de https://www. (2003). B. 134-154 Clark. Journal of Sociolinguistics. 441-451. (2006). Costa Rica y Perú.com. 1. M. 183-208. Riley. M. Recuperado de http://www. Bolívar.New York: Mouton de Gruyter. Elvira B. Sarangi.. Gumperz. (2010). El caso del sector salud». Cambridge: Cambridge University Press. 213-222. Buenos Aires: Santiago Arcos. «Language. (eds. (2007). y Clayman. y Galin. Berlin . P. R. S. En: Sarangi. Clouder. Candlin. y Seedhouse. Bauman.VV. P. The Discourse of Hospital Communication. Learning in Health and Social Care. G. 2(4). Arnoux. «Sociolinguistic Scales». Discourse Studies. (1983). (1990). Interactions. Communication and Medicine. «Los Concurrentes de Salud Mental de la Ciudad de Buenos Aires». Talk. «Socialization and roles in nursing». Identities and Institutions. Amsterdam/Philadelphia: John Bejamins. 5(3). (1997). J. «Values in health care professional socialization: implications for geriatric education in interdisciplinary teamwork».ar/articulos/concurrencia-salud-mental-ciudad- buenos-aires. En: Spolsky. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 31 .asp?Id=1703. y Hult. 15-26. (2005). Applying conversation analysis Houndmills-Basingstoke- New York: Palgrave-Macmillan. 213-225. Talk in Action. L. 1-19. (eds. Current Anthropology. The Dynamic Consultation. (2003). S. 27. S. Cordella. Estudio de caso en salud mental Antman.) The Handbook of Educational Linguistics (398-410). Estudio comparativo de las condiciones de trabajo y salud de los trabajadores de la salud en: Argentina. 415-441. Blommaert. (2013).ar/Noticias/NoticiaMuestra. Organización Panamericana de la Salud (2012). y Briggs. Discourse in Medical. Buenos Aires: Organización Panamericana de la Salud. 50(4). C.) (2007). «Formulations in Psychotherapy: Admission Interviews and the Conversational Construction of Diagnosis». 4(1). Precarización laboral. 1-9. Conway. «Becoming professional: exploring the complexities of professional socialization in health and social care». P. 59-88.). Journal of Multicultural Discourses. Annual Review of Anthropology. the private and the intimate in doctor–patient communication: Admission interviews at an outpatient mental health care service». (ed. J. 149-171.elpsitio. 685-707. _____ (2014c). «La Concurrencia de Salud Mental en la Ciudad de Buenos Aires». A discourse analytical study of doctor-patient communication. Asylum and the National Order». Novick. interacción discursiva y representaciones. F. C. Medication and Management Settings (1-60). _____ (2007). (2004). Iedema. C. Washington: Organización Panamericana de la Salud. y Roberts. Discourse Strategies. L. Malden: Wiley-Blackwell. Modos de abordar materiales de archivo. «A change in focus: from texts in contexts to people in events». Información estratégica para la toma de decisiones (11-90). y Roberts. M. Work and Institutional Order. (2003). «Expanded answers to bureaucratic questions: Negotiating access to public healthcare».topia. 687-711. _____ (2014a). (1982). K.

eds. Oxford. 681-688. 32 Roberto Bein y Elizabeth M.). Wodak. Encyclopedia of Language y Linguistics. R. 23(3-4). (ed. VII. M. «Indexical order and the dialectics of sociolinguistic life».Juan Eduardo Bonnin Silverstein. Language and Communication. Elsevier. En: Brown. (2006). K. (2017) . (2003). «Medical Discourse: Doctor-Patient Communication». Rigatuso. 193-229.

edu. con el fin de aportar elementos para su consideración como préstamos o cambios de código. Esto nos lleva a plantearnos la cuestión de cómo intervienen las distintas lenguas utilizadas en los escritos de investigación en la configuración del registro académico-científico de estas disciplinas. el artículo de investigación. en los que se relevan y describen las ocurrencias en otros idiomas. Pretendemos de esta manera aportar al estudio de la evolución del registro académico en el área de las Humanidades. publicación institucional del Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur. págs. Dentro de las publicaciones de Humanidades es posible comprobar la inclusión de citas en idioma original como componente integral de un denso entramado de referencias bibliográficas. intentamos abordar muy preliminarmente el carácter significativo de las ocurrencias de cambio de código. así como la diferenciación entre préstamos culturales y préstamos centrales que postula la autora (Myers-Scotton.uns. 1982). Para la construcción del corpus elegimos la revista Cuadernos del Sur. con el propósito de analizar los usos de material lingüístico proveniente de lenguas extranjeras en un género en particular. 1993b). Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. 1982: 98). ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital. 1993b). a lo largo de un período de 25 años en la existencia de la revista. Desde otro enfoque teórico con base en las aportaciones de Gumperz (1971. partiendo del supuesto de que este “señala información contextual” (Gumperz. En el discurso académico-científico confluyen las voces de numerosos estudiosos que han hecho aportes Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . Ediuns y SAEL.Capítulo 2 Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico: la revista Cuadernos del Sur Guillermina Castro Fox guicastrofox@hotmail. El corpus está constituido por 124 artículos distribuidos en 13 números. Rigatuso. En nuestro trabajo adoptamos las nociones de préstamo y de cambio de código según las definiciones que propone Myers-Scotton (1992. eds. 33 a 44. Introducción La construcción del conocimiento se concibe como una tarea inherentemente polifónica.com Universidad Nacional del Sur Bahía Blanca. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca.ar/ Resumen El presente trabajo constituye una aproximación de carácter exploratorio que describe cuestiones relativas al cambio de código lingüístico y a la incorporación de préstamos en el discurso académico de las Humanidades. En el análisis de los resultados se presta especial atención a la dimensión diacrónica para intentar establecer similitudes o diferencias en los usos a lo largo del tiempo.

quien estudia este fenómeno en artículos de física a lo largo del siglo XX. No obstante. dado que se valora especialmente su difusión en revistas de circulación internacional. algunas observaciones nos permiten comprobar la profusa inclusión de citas en idioma original dentro de las publicaciones de Humanidades. y muy frecuentemente se da entre lenguas que no tienen relación de proximidad geográfica entre sí. El cambio de código y los préstamos lingüísticos Muchos autores utilizan la denominación cambio de código para inclusiones de una lengua en otra que involucran a más de una palabra (Poplack. eventualmente. ver Hyland (2006). particularmente en el ámbito del lenguaje científico. 2 Es el caso de Ingeniería Química. Para este estudio elegimos la revista Cuadernos del Sur. 2002: 471)—. que describe cuestiones relativas al cambio de código lingüístico y a la incorporación de préstamos en el corpus seleccionado. Bioquímica. 2009:250). 34 Roberto Bein y Elizabeth M. que fue desarrollada por Ferguson (1959) en relación con variedades dialectales. traducidos la mayoría de las veces al inglés. la situación parece ser distinta. 1982. Tal situación afecta en particular a algunos registros de la lengua —entre ellos. Para una aproximación al tema del surgimiento y las controversias en torno a EAP. Si bien se valora positivamente la publicación y circulación de la producción científica autóctona en medios internacionales. Guillermina a la cuestión investigada. bien apoyándose en la palabra de autoridades sobre el tema. Esto nos lleva a plantearnos la cuestión de cómo intervienen las distintas lenguas utilizadas en los escritos de investigación en la configuración del registro académico-científico de las Humanidades. tales casos configuran una forma de diglosia. al científico (Castillo Fadic. con el propósito de analizar los casos de inserción de material lingüístico proveniente de lenguas extranjeras en los textos académicos en español a lo largo de un período de 25 años en la existencia de la revista. Tal proceso se presenta como componente integral de un denso entramado de referencias bibliográficas4. producir textos escritos en otro idioma. A nuestro entender. 3 A partir del número 21-22 (año 1989). Aquí se suele hablar de préstamo o transferencia léxica. (2017) . Esta forma de contacto de lenguas se denomina contacto indirecto. Ingeniería en Sistemas Informáticos. bien planteando controversias respecto de lo dicho anteriormente. En nuestro país existen ciertas disciplinas2 en las que el investigador se ve compelido a generar su producción científica en inglés. sin embargo. Myers-Scotton. En el mundo actual. el número de referencias ha mostrado una tendencia creciente. El presente trabajo constituye una aproximación de carácter exploratorio. reproducir y. Consideramos que este principio se puede comprobar. 1992:53. y su consecuencia1 es la existencia de usuarios bilingües o multilingües que —con distintos grados de experticia— pueden comprender. y de esta manera poder aportar al estudio sobre la evolución en el registro. incluye en la ampliación que realiza Fishman (1967) aquellos usos que implican una alternancia de lenguas según la función social que se esté cumpliendo. eds. Ingeniería Eléctrica. propiciarán la circulación del texto en idioma original a través de portales de búsqueda internacionales. 4 Para Bazerman.1993b). Rigatuso. en el caso del inglés (EAP). la revista Cuadernos del Sur incluyó como requisito para la publicación la presentación de un resumen en español y en inglés del artículo. El problema se suscita cuando la inserción o importación de la otra lengua se restringe a una única palabra. con quienes el autor-investigador establece un diálogo orientado a sostener sus propios argumentos. la tarea de investigación implica el asiduo contacto con textos producidos en lenguas distintas de la propia. 1984:174). a través del surgimiento y desarrollo de los enfoques relacionados con la enseñanza de lenguas para propósitos académicos. en la actualidad no se exige que la producción se lleve a cabo en otra lengua que no sea el español. publicación institucional del Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur. Esta noción. en especial. En el caso de las Humanidades. Moreno Fernández. exceptuando los casos de los resúmenes3 y palabras clave que.Castro Fox. 1993a. entre otras. no todos los autores 1 Adherimos aquí a la noción de bilingüismo como una consecuencia del contacto de lenguas (Elizaincín. Las referencias se distribuyen progresivamente a lo largo de todo el artículo (Bazerman. y que ofrece algunas líneas de reflexión para futuros análisis.

Otros especialistas. consideramos que las categorías mencionadas son pertinentes para abordar una práctica discursiva en la que la heterogeneidad de voces se constituye como un recurso fundante del género. la Historia y la Filosofía. Durante los primeros veinticinco años. ya que su estado inicial es idéntico. de base escrita y autogestionados. y se sigue editando en la actualidad. Algunos. cada uno de ellos dedicado a una de estas disciplinas. y consideran cambio de código las ocurrencias momentáneas propias de un hablante bilingüe. y no de discursos altamente estructurados y formales. hubo dos largos períodos sin publicaciones. Desde el número 25 en adelante se publican tres fascículos. entendiendo que en las reseñas suele ser más difuso el límite entre la voz del autor de la reseña y del autor de la obra reseñada. la ocurrencia léxica respondería a un cambio de código. como es el caso del artículo de investigación. la revista se estructura en distintas secciones. Panoramas y Reseñas». aplican el nombre de préstamos únicamente a aquellos que adquieren estabilidad en la lengua receptora (estabilidad que se manifiesta a través de la inclusión de tales préstamos en el léxico mental de un hablante de la lengua receptora). Antes de cerrar la sección sobre algunos de los supuestos teóricos que vertebrarán nuestro trabajo. la revisión de la revista comienza a partir del número cinco. restringen la noción de préstamo a aquellos casos de inserciones léxicas —momentáneas o estables— en los que hay una sola gramática funcionando. en donde los textos se dividían entre las secciones «Estudios. Los préstamos culturales representan objetos o conceptos nuevos para la cultura de la lengua receptora.1993b). aun cuando estén restringidas a los límites de una sola palabra. En nuestro trabajo adoptaremos el criterio que propone Myers-Scotton para diferenciar un préstamo de un cambio de código. lo que podría interpretarse como una continuidad del género. que nunca constituyen cambios de código. el estudio). Estos conceptos también resultan operativos para nuestro análisis. En consecuencia. distingue entre préstamos culturales y préstamos centrales. a diferencia de lo que sucede con los préstamos culturales. En un trabajo anterior (Castro Fox. Algunas consideraciones metodológicas El objeto de estudio: la revista Cuadernos del Sur Cuadernos del Sur se editó por primera vez en mayo de 1958 en el Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur. los préstamos centrales son ítems para los cuales la lengua receptora siempre tiene equivalentes viables (Myers-Scotton. y otros en los que la frecuencia pasó de ser semestral a anual o incluso bienal. y la segunda etapa (a partir de 1979) en la que se consolidan como centrales las secciones «Artículos y Reseñas». las revistas fueron de carácter multidisciplinario. Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico:… coinciden en este criterio. Desde muy tempranamente. incluían material orientado a las Letras. Seleccionamos para el análisis los números unificados comprendidos en la etapa Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 35 . es necesario aclarar que la mayor parte de la bibliografía consultada sobre el tema focaliza sus reflexiones en torno al análisis de las conversaciones. En contraste. como Poplack (2004). La autora. como Myers-Scotton (1992. 1993b: 169). cada una de las cuales incluye un género discursivo diferente. Para el presente análisis hemos focalizado el género artículo (junto con su predecesor. Al funcionar dos gramáticas. en el que se presenta por primera vez la división en secciones. Podemos postular la existencia de dos etapas en la revista: la primera (hasta el año 1971). a su vez. No obstante. La autora postula que se hace difícil distinguir estos últimos de los fenómenos de cambio de código. 2015) hemos planteado la hipótesis de que los textos publicados en «Estudios» responden globalmente a los mismos parámetros retórico-discursivos de los «Artículos» posteriores. solo dos años después de la creación de la universidad. Respondiendo al devenir histórico del Departamento.

). latín. A pesar de que no es nuestra intención realizar un estudio cuantitativo detallado sino más bien observar tendencias en el uso. A continuación presentamos los resultados del análisis lengua por lengua. de la marcación gráfica de la forma introducida (uso de comillas. Las citas y el cambio de código La situación de las distintas lenguas citadas En todos los números analizados encontramos citas en otras lenguas. de la modalidad de inserción en el texto (con o sin traducción. se relevaron las incorporaciones de otra lengua en los artículos. En el análisis se prestó especial atención a la dimensión diacrónica para intentar establecer similitudes o diferencias en los usos a lo largo del tiempo. por el contrario. También se registraron los casos en que la referencia aparecía en idioma original pero se citaba directamente el fragmento traducido. Por ejemplo. Cuando se encuentran traducciones de las citas incluidas. quien solo las incluye para describirlas (siempre acompañadas por su respectiva traducción) y no operan en el texto de manera comunicativa. 5 En el análisis se dejan de lado dos números homenaje comprendidos en este lapso. francés. es muy baja la cantidad de citas en otras lenguas en el número 12 sobre «Temas argentinos». Es decir. se relevaron datos acerca de cuál fue la lengua «donante» con mayor presencia a lo largo del tiempo. italiano. para simplificar. y fragmentos en otro idioma. alemán y griego en el corpus es muy baja en comparación con las otras tres lenguas. Es el caso del danés y el tehuelche. 36 Roberto Bein y Elizabeth M. con el fin de aportar elementos para su consideración como préstamos o cambios de código. se consideraron solamente aquellas palabras cuya inserción respondiera a una «elección» lingüística realizada por el autor del artículo en tanto enunciador. etc. con un total de 124 artículos repartidos en 13 números. la menos traducida. En la presentación de los resultados se ensaya una tipología que dé cuenta de las distintas funciones que cumplen en los artículos académicos los vocablos identificados como unidades léxicas provenientes de otra lengua. En el corpus analizado aparecen otras lenguas. es significativo señalar que la cantidad de citas en latín duplica el número de las citas en italiano. son las siguientes: inglés. se descartaron para el análisis las inserciones léxicas en otra lengua que se presentaran en el interior de las citas. En cuanto a las ocurrencias «sueltas» en otro idioma. se observa una fuerte alternancia de lenguas en el número 6-7 sobre «Clasicismo y humanismo en el mundo moderno». explicación o paráfrasis). En este proceso se distinguió entre palabras sueltas en otra lengua (o unidades lexicalizadas. eds. no las hemos tenido en cuenta para el análisis ya que se trata de casos en que tales lenguas constituyen el objeto de estudio del investigador. La mayor o menor densidad de lenguas citadas por número —con o sin traducción— parece estar en relación con la temática general de cada fascículo. y proporcionalmente. estas se ubican a continuación de la versión en inglés o alternando el espacio con la versión original entre notas al pie y en el cuerpo del texto. alemán y griego. En lo que refiere a las palabras en lenguas extranjeras identificadas. ya que no están organizados en secciones. de los que se consigna fuente en las referencias bibliográficas (a los que.Castro Fox. ordenadas de mayor a menor según la cantidad de ocurrencias. Las lenguas que aparecen en citas. Las citas extraídas de textos en lengua no española fueron clasificadas en distintos tipos según si se presentaban acompañadas o no de una traducción. entre otras. El inglés es la lengua más citada. la incidencia de las citas en italiano. llamaremos citas). tales como leit motiv) —usualmente. lapso que comprende 25 años entre la primera y la última fecha de edición (1966 y 1991)5. Guillermina interdisciplinaria de la revista. El procedimiento de análisis Una vez realizado el recorte del corpus. sin embargo. sin indicación de fuente—. es decir. Rigatuso. (2017) . cursiva.

Las ocurrencias que se acompañan de traducciones se registran en el corpus mayormente en la primera mitad del periodo considerado. Este resultado muestra una tendencia coincidente con la planteada anteriormente respecto de la marcada formación clásica de los autores de la primera época de Cuadernos del Sur. se traduce de inmediato. nombres de obras en francés y en inglés que aparentemente fueron consultadas en lengua original y citadas o parafraseadas en español. En este punto vale aclarar que es frecuente encontrar en los listados bibliográficos aportados por los autores del corpus. la otra «lengua clásica» ya considerada. El italiano. en todos los casos. impronta que fue muy marcada en la historia temprana del Departamento de Humanidades7. Factores funcionales en el cambio de código Ya hemos dicho que las citas constituyen ejemplos de cambio de código. El francés aparece sin traducción de manera estable a lo largo de todo el período analizado. como el hecho de que se escriba un artículo completo sobre la obra de Nietzsche y no se incluya ninguna cita (ni tampoco ninguna transferencia léxica) en alemán. Este dato. así como la suposición de un considerable nivel de conocimiento de la lengua en el lector de la revista. que en los casos de artículos que no contienen citas en otro idioma arroja cierta luz sobre el aparente bilingüismo de los autores involucrados. la mayoría de las veces sin consignar datos acerca de la traducción. entre otros. 7 Esta afirmación se ilustra. lo que induce a suponer que se trataría de traducciones que han hecho los propios autores de los artículos analizados. lo que podría explicarse teniendo en cuenta la relativa «transparencia» de la lengua para hablantes de español por razones filogenéticas8. El griego ocurre muy pocas veces en citas completas. Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico:… Por ejemplo. Aparece siempre en el cuerpo del trabajo y en la mayoría de los casos sin traducción. se incluye sin traducción. debería ser confirmado por otros medios tales como el estudio de factores contextuales (la formación de los investigadores. por ejemplo) y el comportamiento lingüístico en otras publicaciones. que fueron realizadas por docentes del Departamento a partir. y más aún los 6 Son muy interesantes las reflexiones de Deutscher (2011) respecto de esta denominación. Poplack sostiene que en el cambio de código desempeñan un papel importante los factores lingüísticos. como veremos en la siguiente sección del trabajo. 8 Lo que se suma a la marcada conexión cultural del hablante bahiense con la lengua italiana a partir del significativo proceso inmigratorio producido en la ciudad. El latín tiene fuerte presencia en la revista hasta el año 1980. en la mayoría de los casos. La estabilidad en el uso de la lengua nos remite a la concepción del francés como «lengua de cultura»6 propia de principios de siglo XX y vinculada íntimamente con la formación clásica. una cita en inglés en el cuerpo del texto con traducción en nota al pie (y a la inversa). lo que indica que el texto académico construye un destinatario con cierto grado de competencia en esta lengua. de originales en francés. como parte de una nota al pie o en el cuerpo del texto. Esta tendencia parece coincidir con una mayor difusión del inglés a partir de los años 1970. El alemán aparece —como ya hemos adelantado— en muy pocas ocasiones en el corpus. Mayoritariamente se cita en inglés en el cuerpo del texto y sin traducción. a manera de ejemplo. En etapas posteriores aparece únicamente en dos ocasiones más en forma de citas. La tendencia indica que en la primera mitad del periodo seleccionado (años 1966 a 1982) se traduce. aunque se mantiene muy vigente su uso en forma de préstamos. Cuando aparece. Hay datos significativos. después del año 1982 no se encuentran traducciones. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 37 . luego decae su uso. y acompañado (con una única excepción) de su respectiva traducción. con predominio de ocurrencias en el cuerpo del texto. lo que evidencia una importante distancia con las producciones científicas y filosóficas escritas en esa lengua. con la existencia de un suplemento de Cuadernos del Sur correspondiente a 1958 (el año de la fundación de la revista) que está conformado íntegramente por una serie de traducciones sobre temas relacionados con los estudios clásicos. marcando una significativa diferencia con el latín.

en el ámbito del discurso científico. ya sea aumentándola o disminuyéndola» (1993a: 132. Asimismo. la traducción es nuestra). Esto explicaría. Gumperz (1971:285) sostiene también que los cambios de código en determinados contextos contribuyen al significado del intercambio. En lo que respecta a la interpretación de la elección lingüística en el interior de la comunidad. 1982: 248). y orientada a generar mayor distancia entre el autor y el lector. inglés). (2017) . la variada frecuencia de aparición de las distintas lenguas en el corpus en virtud del «valor social» que les asigna la comunidad académica en una época y un entorno disciplinar determinados. por lo que el proceso de selección que implica citar un fragmento en particular destaca esa misma porción de discurso. the misfortunes and calamities of life.Castro Fox. y en el contexto que describimos para nuestro corpus. por un lado. 1969: 122. Entre esas funciones. elegimos tres que resultan consistentes con los resultados de nuestro análisis: el uso en las citas. ya que repite lo que ha sido dicho (y presumiblemente comprendido) en la opción no marcada. 1969: 64. Por último. podría considerarse no marcada. Unidades léxicas: préstamos y cambios de código Criterios diferenciadores Existe consenso en los enfoques sobre el tema en considerar el uso alternado de más de un sistema lingüístico —tal como en las citas presentadas en la sección anterior— como cambio de 38 Roberto Bein y Elizabeth M. agregar la traducción correspondiente se puede valorar como una elección marcada. Por el contrario. CS 10). la reiteración y la calificación del mensaje. Para esta autora. La primera función contribuye. el valor social asignado a cada una de las variedades lingüísticas en contacto en el interior de una comunidad indicará el sentido en el que habrá de operarse la interpretación de la elección lingüística. en el uso marcado «hay una motivación general orientada a negociar un cambio en la distancia social esperada entre los participantes. Así. Gumperz (1982) propone una serie de funciones que cumpliría el cambio de código en el marco de la conversación. la elección del alemán sin traducción en una cita se podría calificar como marcada. a generar la sensación de fidelidad con las ideas originalmente expresadas por otros pensadores: Mounin sostiene que ‘la situation (circunstancia para nosotros) est un fait linguistique… que la situation est une unité d’ analyse de l’ énnoncé linguistique’ (Poloniato. La elección no marcada en este caso sería la inclusión de una traducción. eds. or the imperfections of nature. Desde un supuesto similar. En tal sentido. la presencia del inglés sin traducción en un entorno de masiva difusión del inglés. CS 16). lo transforma en digno de atención: Hancock (1977) incluye en ese mismo volumen al cocoliche en su mapa de pidgins. podemos recurrir a la diferenciación que realiza Myers-Scotton (1993a) entre usos marcados y no marcados en el cambio de código. CS 10). y como consecuencia de lo anterior. señalando que ‘ it may be rudimentary pidginized (Fontanella. griego). may become the objects of ridicule (Giorgetti de Rábano. el valor social se vincula con la necesidad de traducción en algunos casos extraídos de nuestro corpus (alemán. Guillermina factores funcionales (1982: 233). En este caso. La autora agrega que la alternancia se usa para otros propósitos que no implican únicamente transmitir ítems intraducibles (Poplack. La reiteración opera como un refuerzo en el mismo sentido: la idea se expresa en la lengua original de la que fue extraída y se reitera en traducción (o a la inversa): Fielding considera que la verdadera fuente de lo ridículo es la afectación […] ‘From affectation only. 1983: 38. y la mayor libertad para prescindir de las traducciones en lenguas en las que es factible suponer un lector competente (latín. Rigatuso. en los textos aparecen en lengua original solo algunas porciones de los aportes de otros autores.

hemos incluido sintagmas léxicos y sintagmas terminológicos. y en especial. La predominancia del latín parecería contradecir el postulado acerca del prestigio socioeconómico y político de las lenguas donantes. ambos constituyen unidades lexicalizadas que designan un único concepto. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 39 . ya hemos mencionado la existencia de ciertos desacuerdos teóricos en cuanto a lo que sucede en los casos en que la inserción léxica está compuesta por un único ítem. solo nos resulta posible abordar la noción de estabilidad dentro de los límites de la comunidad académica que publica en la revista. Glauben. En estos casos. Las observaciones sugieren. creemos que los resultados pueden tener cierta validez para dar cuenta de un estado de situación dentro de las distintas disciplinas de referencia. el mayor número corresponde al latín y al alemán. En todos los casos relevados se trata de ocurrencias que se marcan gráficamente en el texto a través del uso de cursivas. Las lenguas donantes Constituyen lenguas donantes aquellas de las que se extraen los ítems léxicos que se incorporan en la lengua receptora. la utilización del latín como vasto repositorio de vocabulario responde a razones de prestigio cultural. y en el caso de las unidades léxicas incorporadas al «decir» del enunciador responsable del texto es la lengua que aparece con menos frecuencia. partiendo del supuesto de que. Metodológicamente. en el contexto de publicación. Gestalt). en tanto. Es interesante señalar que la frecuencia de estas inserciones léxicas según lenguas es casi inversa a la relación entre las lenguas en el recurso de la cita. El francés y el griego se ubican en segundo lugar. la tradición humanística se ha nutrido de los textos de filósofos alemanes. A su vez. el alemán es una de las lenguas menos usadas en la cita. A partir del análisis del corpus desde una perspectiva diacrónica. Sin embargo. para Myers-Scotton (1993b) adquiere relevancia la noción de estabilidad a los fines de identificar un préstamo y considerar cambio de código a las ocurrencias momentáneas propias de un hablante bilingüe. Bedeutung. Esto indica que. En el interior de la comunidad científica internacional. además de las unidades léxicas. estas observaciones no alcanzan para extraer conclusiones más generales acerca del estatus relativo 9 En tal sentido ya hemos aludido a la vinculación entre los artículos de Filosofía y los términos en alemán (Dasein. Sinn. élites. entonces. son reconocidas como provenientes de lenguas extranjeras. Stimmung. Verstehen. que sería posible esbozar muy preliminarmente algunas relaciones entre determinadas disciplinas de estudio y la lengua donante. sobre la totalidad de unidades léxicas en otras lenguas. y luego aparece el inglés. aquí adquiere relevancia la comunidad que estamos analizando. En lo que refiere a la selección de vocabulario. han permanecido en su lengua original a través del tiempo. considerado este en un corte sincrónico. y una de las lenguas donantes más frecuentes en el caso de las inserciones léxicas. historia événementielle). no es en absoluto sorprendente que se recurra al latín como fuente de préstamos. En cuanto al alemán. En una comunidad de estudiosos de Humanidades. sostiene que la lengua con mayor prestigio socioeconómico y/o político es típicamente la lengua donante por excelencia en los procesos de préstamo que se llevan a cabo dentro de la comunidad. citando a Thomason y Kaufman (1988). En nuestro corpus encontramos que. donde el inglés aparece como la lengua más usada. Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico:… código. Nosotros utilizaremos este criterio para realizar una primera aproximación al corpus.9 No obstante. Podemos agregar además alguna observación acerca de la relación entre el francés y varios términos utilizados en artículos de Historia (Ancien Régime. Myers-Scotton (1993b: 166). no se puede establecer una tendencia a utilizar preferentemente vocablos de determinadas lenguas según las épocas. negritas o —más infrecuentemente— comillas. Sin embargo. adoptando términos que. para hacer aportes a una reflexión diacrónica acerca del proceso de apropiación por parte de las disciplinas de algunos términos provenientes de otras lenguas. por condensar matices de significación difíciles de traducir. Aun así. al no poder separar sus componentes sin alterar el significado.

a priori. tour de force. aun así. tour de force. Por ende. Tipos de préstamos Como hemos anunciado en las consideraciones teóricas de este trabajo.10 Incluimos aquí también las unidades lexicalizadas conocidas como sintagmas terminológicos: – Términos: hybris. Umwelt. avant la lettre. modus operandi. touch of class. arethé. Triatoma infestans. Ancièn Regime. por lo que podría postularse su inclusión dentro de las marcas del registro académico formal (no técnico). nouveau roman. Dasein. Verstehen. fabliaux. En cuanto a los usos específicos o técnicos. aristeia. Uso específico o técnico Esta función agrupa aquellos vocablos utilizados para hacer referencia a nociones específicas. – Sintagmas terminológicos: leit motiv. La consolidación de los ejemplos enunciados como términos dentro de una disciplina debería ser objeto de un estudio pormenorizado. las elecciones resultan esperables dentro de una comunidad de pensadores de Humanidades. in extremis. el grado de estabilidad que adquieren en el uso podría darnos indicios acerca de si constituyen cambios de código o préstamos. Funciones de las inserciones léxicas Para organizar el análisis de las inserciones léxicas. la mayoría de ellos bilingües o multilingües por contacto indirecto a través de una vasta experiencia de lectura. tempo. avant garde. Es el caso de avant la lettre.Castro Fox. esto es. (2017) . y fuera de algunas excepciones. Esta idea de condensación de significado. gravità. desideratum. A estos lexemas se los suele conocer como términos. élites. su ocurrencia responde a elecciones vinculadas con el estilo personal11. proponemos el relevamiento de las funciones que cumplen en los textos en los que ocurren. se trata de unidades de difícil reemplazo y/o traducción. 1998). Battistella (Castro Fox. eds. touch of class. A pesar de los matices que pueden tender a lo individual. a posteriori. physei. hinterland. pathos. Los usos no específicos extraídos del corpus suelen aportar un «toque de color» a la expresión de los autores. 11 La cuestión acerca de las tensiones entre registro y estilo en los artículos de la revista fue abordada en un trabajo anterior que focalizó el análisis de los escritos de E. Uso formal no específico Esta función remite a los modos de decir en otra lengua acerca de cuestiones no específicas. justifica su mantenimiento en lengua original en los usos técnicos dentro del texto. Gestalt. y como paso previo a la reflexión acerca de si constituyen préstamos o no. Entendemos que un estudio de tal envergadura excedería los límites de este trabajo. en este marco podemos reconocer algunos usos como propios de las disciplinas humanísticas —que. Sobre esta cuestión trataremos más adelante. cuya traducción o reemplazo resulta cuanto menos antieconómica por la cantidad de palabras que se requieren para dar cuenta del concepto original. adoptamos la distinción de Myers-Scotton (1993b) entre préstamos culturales (que representan objetos o conceptos 10 Tanto los términos como los sintagmas terminológicos denominan conceptos comprendidos en el sistema conceptual de un dominio de especialidad (Adelstein. Wiener Kreis. – Sintagmas léxicos: lato sensu. editio princeps. Incluimos en esta categoría tanto lexemas individuales como sintagmas léxicos. ethos. Rigatuso. Weltanschauung. Verfremdung. Algunos ejemplos son: – Lexemas individuales: maremagnum. individualmente. propia de la terminología. mise au point. intelligentsia. habitat. trompe-l’oeil. Guillermina de las lenguas donantes en cada disciplina. communis locus. stricto sensu. potpourri. crescendo. Urpoesie. petitio principii. suelen presentar ámbitos de pertenencia con límites bastante difusos—. por ejemplo. status. 2014). 40 Roberto Bein y Elizabeth M. o bien. H. b. a. Para ello presentamos dos categorías de uso que son el resultado de un proceso de inducción a partir de los datos obtenidos del corpus.

la novedad del término y su procedencia de una lengua prestigiosa. La existencia de equivalentes viables los haría entonces prescindibles (y en tal sentido. entre los factores que propician la adopción de préstamos léxicos en concurrencia con vocablos autóctonos. En los ejemplos extraídos de nuestro corpus. como hemos sostenido anteriormente. o simples ocurrencias de cambios de código). que no son predecibles ni estables y que. analizaremos algunos ejemplos con material del corpus. 2002:481) menciona. Salvando las distancias con el objeto de análisis de Myers-Scotton —mayormente orientado al cambio de código en conversaciones dentro de comunidades bilingües— proponemos la existencia de un proceso análogo dentro de la comunidad académica: In any situation of cultural contact between speakers of different languages where Code Switching (CS) is a frequent mode. y que en gran medida estos préstamos se originan a partir de cambios de código que operan en los procedimientos de citación. especially in those communities where CS itself is the unmarked choice for ingroup conversations. además. por distintas razones. A continuación haremos pie en estas definiciones para postular que muchas de las inserciones léxicas presentadas constituyen préstamos centrales. Esto aplica especialmente. En español existe una unidad léxica viable para traducirlo. a nuestro parecer. 1968: 112. Sin embargo. construcciones. existen usos inestables o no predecibles en etapas tempranas de la inclusión léxica. a la vez que sostiene que el cambio de código es el portal de entrada de los préstamos. Sala. con la de economía de expresión o condensación de sentido ya mencionada. J. Según nuestro criterio. Para los parámetros del discurso científico. resulta inviable una alternativa para el término que implique desplegar el significado original en una unidad mayor. son cambios de código: la incertidumbre final sobre el carácter real o puramente alucinatorio de los indicios ultramundanos resulta mucho más inquietante y tantalizing que la directa aseveración de que. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 41 . préstamos centrales. Sin embargo.. La noción de viabilidad se vincula. El término Weltanschauung aparece frecuentemente en los artículos de la revista. lo suficientemente estable dentro del corpus como para postular que no se trata de un cambio de código. Myers-Scotton (1993b: 176) postula la existencia de un continuum entre los cambios de código a nivel léxico y los préstamos centrales. a nuestro entender. constituye un préstamo central. existen otros ejemplos que adjudicamos exclusivamente a factores estilísticos. en efecto. these core lexemes were CS forms (Myers-Scotton. con constantes desarrollos e innovaciones que requieren en forma inmediata de nombres e ingresan abruptamente en nuestra cultura como préstamos.). por lo que los llamaremos préstamos centrales. se prefiere mantenerlos en su lengua original. No obstante. Hay otras razones que se ponen en juego en este proceso de importación. The hypothesis is that. existen fantasmas o vampiros (Rest. Como ejemplos de tal situación podríamos mencionar los préstamos que operan en el ámbito de la tecnología (informática. These same conversations also include sentences showing CS. La relativa estabilidad (y predictibilidad) en el uso distingue algunas de estas ocurrencias de un cambio de código operado a nivel léxico. la cuestión central no es si los conceptos son nuevos. Su uso es. Los préstamos culturales se definen por la novedad del concepto que se introduce y la ausencia de vocablos en la lengua receptora para dar cuenta de esos objetos o fenómenos. 1993b:174). etc. según la autora. Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico:… nuevos para la cultura de la lengua receptora) y préstamos centrales (ítems para los cuales la lengua receptora siempre tiene equivalentes viables). podrían reemplazarse por formas léxicas propias de la lengua receptora. que podría dar cuenta del concepto con mucha precisión («cosmovisión»). before they were B forms. en comunidades en las que es frecuente el cambio de código. En contraposición. se prefiere el término en alemán. mayormente a través de procedimientos de citación. A continuación. En la mayoría de los casos. comienzan a tener circulación en otras culturas. core borrowed forms appear readily in conversations. Se trata de conceptos sobre los que en determinado momento se focalizan los análisis y cuyas denominaciones (estables o recientemente acuñadas). 1988 (citado por Castillo Fadic. y presentan cierta predictibilidad. CS 8-9).

2014: 79). L. 1982: 99). A. En Actas del VI Congreso Iberoamericano de terminología. 1991:58. ya sea en forma de cambio de código o préstamo. en artículos académicos en español a lo largo de una etapa en la historia de la revista Cuadernos del Sur. Conclusión Nuestro trabajo se incluye dentro de una serie de investigaciones acerca de la conformación del registro académico en una revista institucional. One speaker. consideramos que aspectos biográficos tales como la formación pueden constituir un importante factor que debería ser tenido en cuenta en el análisis del discurso académico-científico. En este sentido. CS 16). y más predecibles). han surgido algunos problemas metodológicos al momento de analizar las inserciones léxicas individuales.. Referencias bibliográficas Adelstein. eds. nos interesa la consideración de Gumperz (1982) acerca de las implicancias sociales y culturales del cambio de código: In addition to its linguistic significance. two languages: Cross-disciplinary perspectives on code switsching. Guillermina El connaisseur ya habrá barruntado que aludimos al clásico trabajo de Tarski (Battistella. CD ROM. adherimos a la postura de Myers-Scotton (1993b). De manera análoga. unverbalized assumptions about social categories. 42 Roberto Bein y Elizabeth M. La Habana. y Muysken. P. Hemos detectado una gran incidencia de léxico extraído de otras lenguas en los artículos de la revista e hipotetizado que esta característica se vincula directamente con la densidad del aparato de citas propia del discurso académico-científico. (2017) . y desde el marco teórico más general de la sociología del lenguaje. un clima de incertidumbre. RITerm. which differ systematically from overtly expressed values and attitudes. 1995: 117) para interpretar como posible recurso retórico el conjunto de «elecciones» que llevan a cabo respecto de la alternancia de código.). Necesitamos indagar en el rol de los autores (Auer.Castro Fox. Auer. Rigatuso. Kremnitz (2004) describe los criterios subjetivos que influyen en la elección de una lengua para la creación literaria. No obstante. Cambridge: University Press. (1995). (1998). El propósito de esta exposición en particular ha sido analizar el uso de material lingüístico proveniente de otras lenguas. 1983: 118. (eds. Sobre la base de las observaciones realizadas. Condiciones de reductibilidad léxica de los sintagmas terminológicos. busca hacer un aporte al estudio de «las relaciones entre la constitución de un repertorio lingüístico y aspectos demográficos e institucionales» (Hipperdinger. D. En: Milroy. P. En los tres casos se insertan unidades léxicas que carecen de otras ocurrencias en el corpus. de insecuritas poco propicia a la afirmación de verdades rotundas (Cvitanovic. «The pragmatics of code switching: a sequential approach». Esto resultó sencillo en los casos en los que la ocurrencia en otra lengua se daba a través de cadenas de palabras en forma de citas. Al respecto. La presentación de los resultados se ha organizado en torno a la diferenciación entre cambios de código y préstamos. It suggests empirical methods for studying the working of such symbols and the role they play in persuasion and rhetorical effectiveness (Gumperz. creemos posible profundizar en futuros trabajos la reflexión acerca del carácter significativo de las ocurrencias de cambio de código dentro de la comunidad académica objeto de nuestras investigaciones. quien postula la existencia de un continuum entre el cambio de código (en una primera instancia.. code switching provides evidence for the existence of underlying. E. individual y poco predecible) y la gradual consolidación de esas inserciones como préstamos centrales (incorporados en el léxico mental de los hablantes de una comunidad. CS 23-24) Los tres casos remiten a autores multilingües con considerable dominio de las lenguas con las que producen la alternancia en los ejemplos citados.

(2014). Ch. J. Fishman. (1971). Duelling languages. En: Martínez. A. (2014) «Tensiones entre estilo. J. Philadelphia: Multilingual Matters Ltd. Social motivations for codeswitching. Cambridge: University Press. «Comparing codeswitching and borrowing». Wien: Praesens. S. Sociolinguistic aspects.Capítulo Argentina. Gumperz. Y. Discourse strategies. Ferguson. y Elías-Olivares. _____ (2015) «Cambios y continuidades en la configuración retórico-discursiva de los géneros de investigación en la revista “Cuadernos del Sur ”». Myers-Scotton. J.. Grammatical structure in codeswitching. _____ (1993a). «La ruta de la sociolingüística». Castro Fox. Georg (2004). En: Eastman. (1982). Moreno Fernández. (2011). (1967). Barcelona: Ariel. La Plata: Universidad Nacional de La Plata. Social Studies of Science 14. Berlin/New York: Walter de Gruyter. «Diglossia». P. L. Word 15: 325-340. Codeswitching. 4ª ed.). 469-496. registro y género: el caso de la revista Cuadernos del Sur». Hyland. y Gagliardi. Colección Discutir el lenguaje (Vol. M. Cambridge: University Press. C. En: Ammon. Poplack. G. Wie Autoren ihre Sprachen wählen. 163-196. Mehrsprachigkeit in der Literatur. «Lengua. I). J. Journal of Social Issues 23: 29-38. K. cultura y pensamiento». Dialectos en contacto. Buenos Aires. Montevideo: Arca. L. Préstamos lingüísticos y cambio de código en la conformación del lenguaje académico:… Bazerman. (coords. «Sometimes I’ll start a sentence in Spanish y termino en español: toward a typology of code-switching». Kremnitz. F. Peter (eds. (2006). En: El Prisma del Lenguaje: Cómo las palabras colorean el mundo. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 43 . En: Amastae. Ponencia presentada en el VII Coloquio de ALEDAR Asociación Latinoamericana de Estudios del Discurso . Córdoba. Evidence from Africa.). Stanford: University Press. G. y Blom. 30 y 31 de octubre de 2014. Oxford: Clarendon Press.). (1992). Oxford: Clarendon Press. J. Ch.). Gumperz. Norbert. C. «Modern Evolution of the Experimental Report: Spectroscopic Articles in Physical Review 1893-1980». (2002). En: Gumperz. Ponencia presentada en el II Congreso Internacional de Retórica e Interdisciplina. Rutas de la lingüística en la Argentina. Castillo Fadic. _____ (1993b). Argentina. (eds. A. Español y portugués en España y América. Klaus. Spanish in the United States. diglossia with or without bilingualism». Trudgill. «Social meaning in linguistic structures: code-switching in Norway». Sociolinguistics/Soziolingistik. Mattheier. Barcelona: Ariel. Junio 2015 Deutscher. (1982). Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje. Ulrich. (1959). (ed. Onomázein 7. (2009). «Bilingualism with and without diglossia. English for academic purposes. Language in social groups. (1984). (1992). Villa María. «El préstamo léxico y su adaptación: un problema lingüístico y cultural». _____ (2004) «Code-switching». J. Dittmar. Elizaincín. London: Routledge.N. Hipperdinger.

eds. (2017) . Guillermina 44 Roberto Bein y Elizabeth M.Castro Fox. Rigatuso.

ar Universidad Nacional del Sur .Capítulo 3 Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense Yolanda Hipperdinger yhipperdinger@uns. Entre los países receptores de inmigración de la época.uns. y lo aventajó ampliamente en la proporción de la población inmigrada sobre la de base. en el marco de la obra y los diseños de investigación grupal de María Beatriz Fontanella de Weinberg. ensayando una clasificación de las manifestaciones de la imbricación referida sobre la base de materiales provistos por la revisión de los estudios microanalíticos disponibles. Ediuns y SAEL. las desplazadas lenguas inmigratorias han pervivido en el uso hasta la actualidad. Numerosos estudios lingüísticos se han realizado sobre el proceso de conservación/ desplazamiento de las lenguas inmigratorias en el sudoeste bonaerense desde que se constituyeron en objeto de indagación científica. págs. No obstante. 45 a 56 ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital. eds.CONICET Bahía Blanca. en el caso de las comunidades inmigratorias de mayor presencia numérica en la región. el principal destino migratorio.edu. En esta contribución nos proponemos dar inicio a la construcción de una visión de conjunto equiparable a la existente para los aspectos macroanalíticos. de las ocurrencias ocasionalmente consignadas en los estudios macroanalíticos y de otras instancias de imbricación registradas adicionalmente. en un intento de síntesis guiado por un doble objetivo: ofrecer una panorámica que pueda servir de base para estudios futuros y mostrar la forma en que. Argentina siguió en el número total de extranjeros a Estados Unidos. Introducción La inmigración arribada a la Argentina entre finales del siglo XIX y principios del XX. solo unos pocos estudios microanalíticos han enfocado los modos de imbricación entre las lenguas inmigratorias y la receptora. no siempre diseñados para coordinarse. en producciones orales y escritas. Por lo mismo. impactó extraordinariamente sobre la demografía del país. Rigatuso. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. hace ya algo más de cuarenta años. pondremos en diálogo tanto resultados obtenidos en el marco de distintos proyectos de investigación. Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 .ar/ Resumen Nos ocupamos en esta comunicación de las consecuencias lingüísticas de la masiva inmigración europea de la era aluvial en una región de especial concentración de población de ese origen en la Argentina: el sudoeste de la provincia de Buenos Aires.edu. Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. como nuevas evidencias. aun residualmente. que José Luis Romero (1963 et alibi) ha llamado aluvial.

1 El sudoeste bonaerense abarca los partidos de Adolfo Alsina. Rigatuso. Coronel Dorrego. que abarca una cuarta parte de la provincia de Buenos Aires y cuyo centro político-administrativo es la ciudad de Bahía Blanca1. de la sociolingüística argentina e hispanoamericana. con una concentración aún más pronunciada en algunas secciones territoriales específicas. empero. entre las que se destacan dos libros: La asimilación lingüística de los inmigrantes. Patagones. británica y francesa. ingleses. constituyendo el 50. además. ensayando una clasificación de las manifestaciones de esa imbricación.). en particular. que llevó a un desplazamiento generalizado de las lenguas de origen.4 % de los habitantes censados. De acuerdo con los resultados del Tercer Censo Nacional realizado en 1914. pondremos en diálogo tanto resultados obtenidos en el marco de distintos proyectos de investigación. el 35. se han desarrollado muy pocos estudios microanalíticos con foco en los modos de imbricación entre las lenguas inmigratorias y la receptora. Coronel Pringles. un equipo de investigadores dirigido por Fontanella de Weinberg estudió la situación sociolingüística de distintas comunidades inmigratorias de la región. Guaminí. un complejo entramado interlingüístico. que hasta incluyen una modelización de los factores operantes en el proceso y su incidencia relativa. no siempre diseñados para coordinarse. Desde principios de la década de 1970. Por lo mismo. de las ocurrencias ocasionalmente consignadas en los estudios macroanalíticos y de otras instancias de imbricación registradas adicionalmente. Tornquist y Villarino. en producciones orales y escritas. Esa llamativa diversidad. eds. Coronel Suárez. etc. que registró el número más elevado de población no nativa en el país. basado en estudios sobre las comunidades italiana.6 % de los habitantes de esa zona eran extranjeros. Coronel Rosales. 2 En la ciudad de Bahía Blanca. 1979). 46 Roberto Bein y Elizabeth M. evolucionó rápidamente en una dirección sustitutiva. sobre la base de materiales provistos por la revisión de los estudios microanalíticos disponibles. y Lengua e inmigración. Puan. alemana del Volga (denominada por entonces «ruso-alemana»). de la mano de la primera lingüista local: María Beatriz Fontanella de Weinberg. como nuevas evidencias. Blanco. franceses. aunque con ritmos y características diversos en distintas comunidades y entornos. Estudios lingüístico-migratorios sobre el sudoeste bonaerense El multilingüismo inmigratorio del sudoeste bonaerense y el referido proceso de desplazamiento lingüístico se constituyeron en objeto privilegiado de atención al comenzar a desarrollarse los estudios lingüísticos en la Universidad Nacional del Sur (creada en Bahía Blanca en 1956). Numerosos estudios lingüísticos se han realizado sobre el proceso de desplazamiento en el sudoeste bonaerense y se dispone. el porcentaje relevado de extranjeros en la región llegó al 40. asimismo. de procedencia consistentemente europea. La inmigración aluvial asentada en el sudoeste bonaerense. En cambio. Saavedra. el resultado de esa recepción fue la coexistencia de diversas variedades dialectales del español y. Por las características y evolución histórica de esta región se pueden consultar las compilaciones de Weinberg (1988) y Cernadas de Bulnes y Marcilese (2007). A nivel lingüístico. Los resultados de estas investigaciones fueron avanzados en distintas publicaciones. aun residualmente. en un intento de síntesis guiado por un doble objetivo: ofrecer una panorámica que pueda servir de base para estudios futuros y mostrar la forma en que. en el caso de las comunidades inmigratorias de mayor presencia numérica en la región. de detalladas comparaciones y síntesis abarcadoras. pero la región recibió también inmigración de otros múltiples orígenes (alemanes. Mantenimiento y cambio de lenguas inmigratorias (Fontanella de Weinberg. según el registro de ese mismo año. Mantenimiento y cambio de lengua en el sudoeste bonaerense (Fontanella de Weinberg. pionera. (2017) . Entre estas últimas se cuenta la región conocida como sudoeste bonaerense.7 %2. judía. esas lenguas inmigratorias desplazadas han pervivido en el uso hasta la actualidad. Bahía Blanca.Yolanda Hipperdinger Ese importante aflujo inmigratorio no se distribuyó de modo equilibrado en el territorio argentino sino que se concentró especialmente en la zona litoral. la población extranjera superó incluso a la nativa. En 1914. estuvo conformada en su mayor parte por españoles e italianos. En esta contribución nos proponemos dar inicio a la construcción de una visión de conjunto equiparable a la aludida. dinamarqueses.

https://es-la. recientemente. relativos a su proceso de adquisición del español (Campetella. una vez más. Feick (2007) y Ladilova (2012)4. Son muestra de ello los estudios realizados sobre diversas radicaciones de inmigrantes italianos de la oleada aluvial en el partido de Bahía Blanca (Blanco. Rigatuso y Suardíaz de Antollini. la situación sociolingüística de la colonización de procedencia francesa y habla occitana del partido de Pigüé fue estudiada por Kremnitz (1997) y la colonización alemana del Volga de Coronel Suárez fue objeto de estudio. 1998). 1983) y alemana del Volga (Hipperdinger.com/AsocBahienseAlemanesDelVolgaYFiestaAlemana. aunque no desde la perspectiva lingüística a la que aquí nos limitamos. otros investigadores también encontraron de interés el contacto lingüístico de la región y sumaron sus aportes. y contra lo que podría pensarse. 1991). 1987. 5 El patente desequilibrio entre los intentos orientados al manejo efectivo de la otra lengua y los orientados a mantener viva la conciencia de grupo transparenta las evaluaciones realizadas en el 3 Los resultados originales de esta investigación (doctoral) fueron inicialmente publicados una década antes (Hipperdinger. siempre con el español como lengua de comunicación y recuperación solo emblemática de las lenguas de origen.html. 1999. La perspectiva de conjunto elaborada por Fontanella de Weinberg. el 20 de noviembre de 2016.facebook.blogspot. aun entre mayores que se han inhibido de transmitirlas y en el de jóvenes que no han procurado alcanzar su dominio.trinacria. Así. con el fin de corroborar su permanencia.euskomedia. en las cercanías de la ciudad de Bahía Blanca (Rigatuso y Hipperdinger. 1983. Blanco. Asimismo. 1996).org/aunamendi/128586. Función comunicativa y función simbólica de las lenguas inmigratorias Los estudios que enumeramos coinciden en el diagnóstico de la retracción de las lenguas inmigratorias. Sobre esa base. desde diferentes ópticas. 2013). 1991. 1982. impulsó diversos estudios de caso. 1996). permaneciendo aún hoy comúnmente asociadas a distintos nosotros. Se evidencia así. se compararon distintas oleadas de inmigración italiana en esta última ciudad (Rigatuso y Hipperdinger. por ejemplo.com. pero en esa función simbólica las lenguas inmigratorias sobreviven a su desplazamiento comunicativo. numerosas asociaciones étnicas de diversas comunidades impulsan contemporáneamente acciones que alimentan la función simbólica sin tener que conocer la otra lengua. 2005)3 de los partidos de Tres Arroyos y Coronel Suárez. Se desarrolló también una comparación entre estas últimas comunidades (Hipperdinger y Rigatuso.ar/p/inmigracion-italiana-en-bahia-blanca. la comparativamente mayor vulnerabilidad de la función comunicativa frente a la función simbólica. 1992). 1994) de su revisión y traducción al alemán. expuesta en el primero de estos libros y ratificada en el segundo. los siguientes espacios virtuales (todos ellos de emprendimientos regionales vinculados con asociaciones étnicas): https://www. Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense Hipperdinger. Fontanella de Weinberg.com/sociedadsicilianadesocorrosmutuos. coinciden no obstante asimismo en el relevamiento de actitudes mayoritariamente positivas hacia las lenguas de origen. también han sido estudiadas. en las investigaciones de Schmidt (1997). como el desarrollo de eventos con reivindicación de contenidos culturales específicos y la difusión virtual de tales contenidos.facebook. respectivamente. ampliada posteriormente para incluir el enclave italiano de la localidad portuaria de Ingeniero White. La última consulta de todos los sitios web que se citan en este trabajo fue realizada. En ese marco. 5 Véanse. 4 Otras comunidades inmigratorias además de las referidas. así como los desarrollados sobre las comunidades dinamarquesa (Rigatuso. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 47 . incluyendo comparaciones entre grupos de inmigrantes de un mismo origen y entre comunidades inmigratorias diferentes. Rigatuso. Suardíaz de Antollini y Virkel. si bien con diverso grado de aceleración en el proceso. que su actuación misma pone en evidencia. Con independencia de los estudios desarrollados en la Universidad Nacional del Sur. 2004) y. como la colectividad griega asentada en Bahía Blanca e Ingeniero White (Ritacco. http://trentinosenbahiablanca. por la que citamos. Rigatuso y Suardíaz de Antollini. testimonios de inmigrantes de distintos orígenes radicados en Ingeniero White. Rigatuso y Suardíaz de Antollini. libro que amplía y reelabora el anterior y en el que se agregan aportes sobre la comunidad dinamarquesa. http://www.

como intentaremos mostrarlo. el monolingüismo en español6.Yolanda Hipperdinger marco de las referidas políticas institucionales. que muestra en el caso de los segundos un desplazamiento cronológicamente más homogéneo y un impacto más predecible de la urbanización (más tardía). En el caso de los alemanes del Volga. y la conservación de la lengua de origen por el inmigrante y su transmisión a los hijos. Sin embargo. que regularmente no las mantuvieron en uso. cuando se mira de cerca qué de las otras lenguas se ha mantenido en uso en la situación actual. si bien este abarcaba ya desde un bilingüismo con subordinación del alemán en las colonias hasta. Como lo afirman Blommaert y Backus (2011: 9). (2017) . Conservación/desplazamiento: patrones y biografía Del conjunto de las comunidades inmigratorias sudbonaerenses. con frecuencia similar. con una experiencia migratoria previa de vida en colonias culturalmente diferenciadas de la población nacional circundante. En épocas del centenario del asentamiento. pero no es necesario. recién entre los más jóvenes se apreciaba un «desbalance» a favor del español. 2007). se aprecia de modo constante en las comunidades inmigradas que han sido estudiadas en diferentes entornos. tres situaciones distintas: la pérdida del dominio activo de la lengua de origen por el inmigrante mismo. que es lo que especialmente nos interesa aquí. pero con cese de la transmisión intergeneracional. según puede apreciarse. que en el principal núcleo poblacional de este origen del sudoeste bonaerense (las colonias del partido de Coronel Suárez) data de 1886-1887. En lo que respecta al mantenimiento de la lengua de origen. en el marco de la 6 Esta última diferencia ligada a la urbanización. 48 Roberto Bein y Elizabeth M. tanto en cuanto a la factibilidad como en cuanto a la importancia relativa: puede ser deseable. con una apertura comparativamente postergada de las redes sociales y una distancia lingüística del español claramente mayor. en el caso de los italianos arribados en la época de la inmigración masiva a Bahía Blanca los estudios previos disponibles han relevado. el mantenimiento del uso de la lengua étnica en algunas relaciones de rol inscriptas en los ámbitos privados informales. is dependent on biography». like any aspect of human development. «[a]ctual knowledge of language. y los segundos. De modo directo. Por ello. por ejemplo. hablantes de variedades genético-estructuralmente cercanas al español y mayoritariamente insertos desde los inicios en las redes sociales abiertas características de la radicación urbana. una diferencia en la sensibilidad al reconocimiento de importaciones léxicas de diferentes lenguas correlacionada con esta variable (Hipperdinger. los primeros. su influjo en el condicionamiento de ciertas actitudes lingüísticas: se ha probado. en especial entre los jóvenes. aun habiendo recibido inmigrantes posteriores hasta en décadas a la fundación de las colonias. que la otra lengua sirva como vehículo de comunicación para que resulte funcional a la conciencia de pertenecer. además de su reconocimiento como contenido cultural con efecto demarcativo. manteniéndose mayoritariamente la lengua de origen como lengua materna cuando menos hasta mediados del siglo pasado. En el caso del sudoeste bonaerense. las dos respecto de las cuales se dispone de mayor producción académica son las que ilustran los resultados menos cercanos en el proceso de conservación/desplazamiento de las lenguas de origen: italianos y alemanes del Volga. que es también graduable. para el común de los miembros urbanizados del grupo. la variabilidad asociada a la biografía personal es claramente superior entre los italianos que entre los alemanes del Volga de acuerdo con la visión macroscópica de sus procesos de mantenimiento y cambio de lengua. eds. Rigatuso. lo que se ve no difiere mayormente. se registra asimismo transversalmente. Usos y desusos: las formas de la pervivencia La pervivencia de la función simbólica de las lenguas inmigratorias cuenta entre sus indicadores indirectos. sus colonias rurales constituyeron Sprachinseln [islotes lingüísticos]. replicadas en la constitución local de nuevas colonias rurales. las diferencias de generación inmigratoria quedaron subsumidas por las etarias.

Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense

misma función, el mantenimiento de frases hechas (imprecaciones, invocaciones religiosas,
saludos) o de lexemas «aislados» en cadenas españolas que caben en la definición de Myers-
Scotton (i.a. 2002: 41) de lo que llama préstamos culturales, en tanto se trata de elementos
léxicos sin equivalente referencial en uso.
Así, se ha registrado evidencia de que hablantes que no se reconocen bilingües operan los
cambios de código que Poplack (1980 et alibi) ha caracterizado como menos «íntimos» (tag-
switches), referidos generalizadamente en la bibliografía en lengua española como cambios de
tipo «etiqueta», que suponen el grado más bajo de imbricación de ambas gramáticas y son los
únicos cambios de código que pueden producir los hablantes sin dominio eficiente de la otra
lengua. Estos hablantes o bien emplean piezas léxicas «solas» de la otra lengua o bien repiten
sintagmas preformulados. Por ejemplo, para la comunidad dinamarquesa Rigatuso (1991: 103)
consigna que incluso los jóvenes que niegan tener algún dominio de la lengua inmigratoria
emplean en el hogar expresiones como tak for mad («gracias por la comida») o bordet er daekket
(«la mesa está servida»). Igualmente, en la comunidad italiana de Ingeniero White se ha
constatado la perduración de «ciertas expresiones en cocoliche […] como ‘Che ci hay’» en el
ámbito comercial, o de «expresiones de saludo tal como ‘Felice compleanni’ [it. est. Buon
compleanno]» que muestran «la intención del hablante de dar a su mensaje un carácter más
afectuoso y simpático» (Rigatuso y Suardíaz, 1996: 156-157).
Por su parte, las retenciones léxicas de las lenguas desplazadas se limitan en su uso
normalmente a interacciones entre miembros de un mismo grupo inmigratorio, al menos
mientras permanece viva la conciencia de su origen (lo cual no es nítidamente separable, a su
vez, del grado de adaptación que cada elemento haya sufrido). Salvo los casos en que tal uso se
haya generalizado fuera del grupo, los elementos léxicos a los que nos referimos se restringen al
español hablado por los miembros de una determinada comunidad, pero están difundidos en ese
español. Por lo mismo, hemos propuesto llamarlos préstamos intracomunitarios (Hipperdinger,
2009), en atención simultánea a la difusión alcanzada y a los límites sobre ella.
Esos préstamos intracomunitarios son generalmente sustantivos que, como dijimos, designan
elementos culturales propios, sin equivalentes estrictos en la lengua receptora y, en consecuencia,
de empleo «obligado»; entre los de ocurrencia más frecuente suelen encontrarse los nombres de
comidas, juegos, canciones tradicionales, etc. Cuando no son de uso «obligado», como en el caso de
algunas fórmulas de tratamiento nominales que solo cobran su valor (afectivo, humorístico, etc.) al
interior de la comunidad, puede pensarse que se preservan justamente para ser usados con fines
estratégicos.
Son ejemplos de los de uso «obligado», en el habla de descendientes de alemanes del Volga
(Hipperdinger, 2005: 85):
— los nombres de comidas, como el budín de pan con frutas que se consigna como Füllsen
(Filsen) en la sección «Gastronomía» del sitio web del Centro Argentino Cultural
Wolgadeutsche (http://www.cacw.com.ar) y que tiene ya su Fülssenfest (https://es-
es.facebook.com/events/1794801150734087/?active_tab=about);
— los nombres de objetos culturales peculiares a la propia tradición, como en el juego de
bolos elaborado en hueso que se consigna como Kóser, Koser y Kosser en la sección
«Inicio» del sitio web del citado Centro;
— los nombres de personajes folklóricos, como el de la figura malévola correspondiente a
las celebraciones navideñas consignado como Pelznickel en la sección «Tradiciones» del
mismo sitio web;
— las designaciones de canciones y otras producciones tradicionales, como en el caso de
Tross Tross Trillie (http://www.diariodepuan.com.ar/2014/08/estampas-volguenses-
tross-tross-trillie), primer verso de una extendida canción infantil a la que da nombre.
Hay ejemplos de los de uso no «obligado», en cambio, en la exposición de Rigatuso (1991: 103)
sobre los jóvenes descendientes de dinamarqueses que «manifestaron no tener ningún dominio
de la lengua de sus mayores […] [pero] llaman a sus abuelos por los tratamientos daneses
bedstefar ‘abuelo’ y bedstemor ‘abuela’».
De la misma batería de estrategias orientada a posibilitar la marcación lingüística de una
autoinscripción etnocultural en ausencia de un dominio efectivo de la lengua inmigratoria forma

Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 49

Yolanda Hipperdinger

parte la constatación del uso de alternantes divergentes para préstamos léxicos cuyo uso se ha
convencionalizado en español bonaerense, cuando tal convencionalización se ha operado sobre
una configuración adaptada al español. Nuevamente se trata en este caso de préstamos léxicos,
si bien ya no (solo) intragrupales, aunque no se trata de su presencia/ausencia sino de su
configuración. Constituye un ejemplo de esto último la realización [∫trúdl], que suele oírse en
boca de descendientes de alemanes para referir a la especialidad gastronómica que el conjunto
de la comunidad bonaerense denomina /estrúdel/ (Hipperdinger, 2010: 47).
Un valor indicial semejante tiene el uso de cognados cuando son cuasi-homófonos, como lo
muestra el ejemplo siguiente, correspondiente a las declaraciones de un informante perteneciente a
la comunidad italiana de Ingeniero White (Fontanella de Weinberg, Blanco, Rigatuso y Suardíaz de
Antollini, 1991: 54): «El italiano es lo más [bélo] que hay»7.
Por último, un ejemplo de especial importancia en lo que respecta a estos «diacríticos de
etnicidad» (Montani, 2007: 132) lo constituye la existencia de alternantes, distribuidos sobre el
continuum de la adaptación, para la realización de los apellidos inmigratorios. La pauta general
en español bonaerense es la adaptación al español de los apellidos de otro origen en los niveles
fonético y fonológico, sea por el ajuste de las realizaciones orales de origen a las pautas
españolas (como en /eskiéda/ para Schieda) o porque se los pronuncia «como se escriben»,
siguiendo las correspondencias grafémico-fonológicas de la variedad receptora (como en /labési/
para Lavezzi). No obstante, pueden oírse alternantes divergentes, apegados a las pautas de las
lenguas de origen, en boca de los descendientes de inmigrantes, especialmente cuando se trata
de sus propios apellidos (Hipperdinger, 2010: 95).

Constricción y construcción. Objetivos y recursos

La disputa contemporánea entre los acercamientos «de constricción» —anclados en, o cuando
menos compatibles con, los axiomas del conductismo— y «de construcción» —de soporte
cognitivista— (Cameron, 2007; Aijón Oliva, 2008) se juega una vez más en el terreno que en la
exposición precedente acotamos: ¿responden los hablantes bilingües, cuando alternan sus
lenguas, a condicionamientos sociales, o por el contrario, valiéndose estratégicamente de su
posibilidad de elegir entre ambas, son los diseñadores de lo que socialmente hacen al hablar?
En relación con esta nodal cuestión, de lo que llevamos revisado se desprende con evidencia
que las investigaciones realizadas consistentemente asumen que
(a) aunque el dominio efectivo de la otra lengua resulta una constricción en torno de lo que
se puede decir en ella,
(b) con lo que cada hablante sepa decir en ella puede, sin embargo, apuntar al mismo
objetivo que otros que puedan más, si coinciden en instrumentalizar la posibilidad de
recurrir a otra lengua en pro de una construcción identitaria.
Esto último vale, además, tanto para la interacción dentro del grupo como fuera de él. Esta
última diferencia aparece, a su vez, ligada a dos restricciones:
(a) la potencialidad supuesta por la habilidad bilingüe productiva solo puede actualizarse
dentro del grupo;
(b) la presencia de hablantes para los que la otra lengua es desconocida conduce al
hablante a la elección de la lengua intergrupal.
No obstante, para ambas puede invocarse un mismo contraejemplo: fuera del grupo puede
ponerse en práctica la habilidad creativa si se la quiere usar para excluir destinatarios
potenciales. De hecho, hasta es posible hacerlo —dado el referido desplazamiento comunicativo—
también dentro del grupo, como lo muestra la declaración de una joven descendiente de
alemanes del Volga que comentaba recientemente, respecto de su abuelo: «Puteaba en alemán
para que yo no supiera las guarangadas que estaba diciendo».

7 Se reproduce la transcripción fonética incluida en el texto original.

50 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso, eds. (2017)

Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense

Las preguntas que nos interesa plantear, empero, no atañen a estos usos «crípticos» o
defensivos, sino a los proactivos: ¿en qué circunstancias puede, más allá de esos usos,
actualizarse fuera del grupo la potencialidad de recurrir a la otra lengua, y qué recursos se
emplean para no excluir a los hablantes para los que la otra lengua es desconocida?
Los estudios revisados muestran que desde los cambios de código extraoracionales hasta los
mínimos «diacríticos de etnicidad» referidos pueden implicarse en interacciones fuera del grupo.
Muestran asimismo que el efecto siempre es «rupturista»: cualquiera de esos usos llama la
atención, invita a volver sobre él, y es en ese marco en el que se aprecia su valor proactivo, en la
medida en que típicamente la conversación pasa a incluir la dimensión identitaria de la
etnicidad. Los recursos que evitan que el uso sea «críptico» afirman ese valor, y son los que
enumeramos a continuación.
En primer lugar, los bilingües recurren a la traducción, que típicamente se ofrece para el caso
de emisiones completas en la otra lengua. Así lo muestra el siguiente pasaje, recientemente
recogido, en el que una bilingüe de edad intermedia recuerda a su madre:

Ella siempre decía: Keiner ist das Gelbe vom Ei. Nadie es la yema del huevo, que es como decir
que nadie es el ombligo del mundo.

Cuando los cambios de código son intraoracionales también se ofrece comúnmente traducción,
como lo muestra el siguiente extracto de una producción literaria (una novela histórica) de
contenido étnico:

Los actuales habitantes al igual que los antepasados insistieron siempre con que dicha
promesa [la de Catalina II] había sido «für die Ewigkeit », por toda la eternidad (Walter, 2014:
70).

Cambios de código como este último ilustran lo que Myers-Scotton (2002: 21 et alibi) denomina
«islotes de Lengua Incrustada», constituyentes de una lengua insertos en una oración en otra sin
violentar la sintaxis de esta última.
Los únicos casos que encontramos fuera del grupo en cambios de código a la otra lengua sin
traducción se corresponden con:
(a) «islotes» del tipo de los descriptos (si bien solo muy raramente constatados sin
traducción), y
(b) exclamaciones o preguntas fijas (cambios tipo «etiqueta»).
Un ejemplo de los segundos lo encontramos en una conversación informal entre descendientes
de italianos virtualmente monolingües en español en Bahía Blanca, cuando un hablante recurre
a la lengua del grupo en una locución interjectiva que enfatiza su posición personal frente al
aspecto comentado por su interlocutor, en relación con la potencial toxicidad de algunos
productos comestibles envasados, diciendo «Madonna santa! (¡Virgen santa!)» (Hipperdinger,
2002: 63). Es evidente que el valor de estos cambios tipo «etiqueta» puede inferirse de la
entonación, la gestualidad, etc., por lo que no atentan contra la inteligibilidad.
El caso aludido en (a) tampoco atenta contra la inteligibilidad de la emisión completa: sin
excepciones, se trata de breves frases nominales o preposicionales cuyo elemento central es un
préstamo intracomunitario (que probablemente induce el paso a la otra lengua en la frase) con
presencia cotextual. Constituyen ejemplos los siguientes extractos de una publicación étnica:

La costumbre del Osterhas (Conejito de Pascuas) que pone huevos de gallina resulta muy
particular. […] Por eso der Osterhas trae un don […]
(Maier Schwerdt y Melchior, 1998: 53; el énfasis nos pertenece).

((En un pie de fotografía en el apartado titulado «Orígenes de la Kerb», destinado a describir la
celebración de referencia —una fiesta patronal—:))

Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 51

por lo tanto. «[w]hen the other interlocutor is also bilingual. conversando con otra joven que no comparte su ascendencia. la repetición puede operarse en cualquiera de las direcciones posibles. con la diferencia de que en ellos no aparecen los recursos anotados para evitar la exclusión.Yolanda Hipperdinger Preparativos para los festejos fun die Kerb (Maier Schwerdt y Melchior. El siguiente es un ejemplo: ((Una descendiente de alemanes del Volga. en todos los casos. así. [t∫imáti] A […] tiene el apellido Krieger (([kriéxer])) B […] Krieger (([krí:γ∂r])). cuando puede estar en juego la inteligibilidad se registra la operación de repeticiones de la misma pieza léxica con realizaciones diferentes para incluir. 9 Como puede apreciarse. Under such circumstances. cuestión que analizaremos en un trabajo próximo. (2017) . se orientan a que la afirmación identitaria no redunde en exclusión en la medida en que. la forma adaptada al español extendida en el uso. como un acolchado pero relleno con vellones de lana de oveja En el caso de los «diacríticos de etnicidad» puntuales a los que nos hemos referido. Atendimos. Puede leérsela implicacionalmente. precisa sus preferencias sobre la ropa de cama:)) […] una Steppdecke. Como ya lo señalara Weinreich (1968 [1953]: 81). no es indistinta. por cuanto quien puede emplear cualquiera de los recursos enumerados puede emplear también los que le siguen en la enumeración. 2005: 53) La enumeración que realizamos atiende a la «envergadura» del paso a la otra lengua. una descendiente de italianos le dice su apellido —Cimatti— a la recepcionista que debe confirmar su turno:)) [simáti]. a los «límites sobre la interferencia» que 8 Nótese que se usa la ortografía española para la transcripción de la preposición fun («de») del dialecto alemán correspondiente (al. se correlaciona con la lista expuesta en la medida en que se requiere menos cuanto más se baja en la lista. con la general retracción comunicativa de las otras lenguas. empero. En el caso de los préstamos intracomunitarios. cuando se los emplea fuera del grupo regularmente se los acompaña con una descripción de lo referido. guerrero ((risas)) (Hipperdinger. lo mismo (corroborado en infinidad de situaciones descriptas a lo largo y ancho del mundo) se aplica igualmente al multilingüismo inmigratorio del sudoeste bonaerense. nos interesó revisar no solo lo que está descripto para los bilingües eficientes sino también para otros grados de dominio relativo. i. se tiende a preservar la inteligibilidad de la emisión. the requirements of intelligibility and status assertion are drastically reduced. Dado el carácter transversalmente transicional de este último. como puede apreciarse. Conclusión Entre bilingües. 1998: 61. por último. 52 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso. est. además de la recuperación de la realización en la otra lengua. Los siguientes son ejemplos de tales repeticiones. para un apellido italiano y otro alemán9: ((En el puesto de atención de un centro de salud en Bahía Blanca.e. guerrero!. cuánto pueden los distintos hablantes. von). Con independencia de los refinamientos ulteriores en relación con lo que Weinreich llamaba «interferencia». el uso alterno de ambas lenguas puede resultar esperable. Los recursos que relevamos. La operación de la repetición en una u otra dirección. La diferencia de habilidad relativa en la otra lengua. el énfasis nos pertenece)8. Lo mismo vale para los usos intragrupales. sin embargo. there is hardly any limit to interference». hasta el virtual monolingüismo en español que es común entre los descendientes de inmigrantes europeos de la región. eds.

Lorenzino.) Selected Proceedings of the Third Workshop on Spanish Sociolinguistics (1-22). A. 26. M. además. Cuestiones políticas. En: Lo Cascio. Recuperado de http://www. solamente. Somerville. al «límite» ligado que supone interactuar fuera del grupo con interlocutores que no conocen la otra lengua. La asimilación lingüística de los inmigrantes. E. En: Holmquist. (2013). Campetella. del multilingüismo inmigratorio aluvial del sudoeste bonaerense que. Blanco. «Repertoires revisited: ‘knowing language’ in superdiversity». (2007). M. La lengua también se aprende en el almacén. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. emplean préstamos intracomunitarios o cambios de código tipo «etiqueta». «Mantenimiento y cambio de lengua en distintos subgrupos de la comunidad italiana de Bahía Blanca». Primeras Jornadas Internacionales sobre migración en América. hoy.academia. M. en relación con ella. (2011). (2008). Fontanella de Weinberg. Bahía Blanca: EdiUNS. (comp. Dichos recursos van desde la repetición de una pieza léxica de la otra lengua alternando configuraciones formales (una que recupera la de origen y otra adaptada al español) hasta la traducción. Rigatuso. D. M. (1979). «Asimilación lingüística de los inmigrantes italianos en Aldea Romana». J.) L’italiano in America Latina (204-230).. salvo cuando procuran excluir a algún destinatario potencial. (ed. 15. se asienta aún firmemente en la función simbólica de las lenguas de origen. pasando por el uso «explicado» de los que llamamos préstamos intracomunitarios. y Suardíaz de Antollini. M. socioculturales y económicas del sudoeste bonaerense.e intralingüístico (59-120). Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 53 . Sin acudir a estos recursos constatamos fuera del grupo. La apretada presentación que realizamos requiere. L. M. que hasta por su misma brevedad tampoco atentan (cuando menos.) (2007). y Backus. R.) Estudios sobre contacto inter. cuando implican la otra lengua en sus intervenciones comunicativas fuera del grupo. B. obviamente. No obstante. ser expandida y refinada. a pesar de su desplazamiento comunicativo. Fontanella de Weinberg. pero aun con la provisionalidad que cualquier primera aproximación supone. empero. Cernadas de Bulnes. M. (comps. I. I. Tanto dentro como fuera del grupo. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. 99-115. (2007). J. «Elección lingüística y situación comunicativa: un dilema teórico». M. 67. _____ (1987). Y.Á. «Mantenimiento y cambio de lengua en dos comunidades inmigratorias». E. quienes tienen dominio activo de la otra lengua pueden. B. MA: Cascadilla Proceedings Project. confiamos en que sirva como plataforma para la discusión de una visión de conjunto de los usos de la otra lengua en lo que persiste.o extraoracionales. En: Hipperdinger. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. J. Blanco.. S. Firenze: Le Monnier. Rigatuso. «Einstellungen zum Deutschen und Möglichkeiten des Spracherhalts in einer wolgadeutschen Sprachinsel in Argentinien». L. (1983). (1982). 9-20. y Marcilese. y Sayahi. A. (eds. la operación de cambios de código tipo «etiqueta» y de — raros— «islotes de Lengua Incrustada». la gradación en los pasos a la otra lengua se ordenan del mismo modo: quienes no tienen dominio eficiente de la otra lengua recurren a ella en alternantes marcados de piezas léxicas de esa procedencia que están en uso en la lengua intergrupal con una configuración adaptada al español. Cuadernos del Sur. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. Referencias bibliográficas Aijón Oliva. Feick. los hablantes emplean recurrentemente unos mismos pocos recursos para preservar la inteligibilidad.. no severamente) contra la inteligibilidad de las emisiones en que aparecen. «Three Approaches to Finding the Social in the Linguistic». Revista de Filología de la Universidad de La Laguna. S. Blommaert. y Suardíaz de Antollini. Mantenimiento y cambio de lengua en el sudoeste bonaerense. V. Working Papers in Urban Language and Literacies. Ámbitos y representaciones del aprendizaje del español en migrantes europeos asentados en Ingeniero White (Tesis de Licenciatura). Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense Weinreich atribuía a la competencia bilingüe y. y como máximo.edu/1416183/WP67_Blommaert_Backus_2011_ Repertoires_revisited Cameron.. pasar a ella en cambios de código intra.

explicar: reflexiones sobre el lugar de la lingüística en la etnografía». A.) En: Fontanella de Weinberg.. C. (2017) . (1980). 117-142. 117. (2002). Rigatuso. «Algunos aspectos del mantenimiento y cambio de lengua en la colectividad dinamarquesa de la Provincia de Buenos Aires». M. (2012). (2007). Poplack. 10. B. R. A. y Melchior. N. En: Fernández Garay. H. _____ (2002).. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. Hipperdinger. (1991). (comps. I. Suardíaz de Antollini. comprender.) Estudios lingüísticos y sociolingüísticos de lenguas indígenas sudamericanas (125-144). Eine Fallstudie zur Sprachkontaktsituation der Wolgadeutschen in Argentinien. C. S. (M. E. E. Blanco. Rigatuso. Rigatuso. y Falchini. Kollektive Identitätskonstruktion in der Migration. (1996). Y. En: Alzola. M. Lengua e inmigración. P. «Préstamos léxicos y etnicidad en el sudoeste bonaerense». Lengua e inmigración. Myers-Scotton. Y. Quo vadis Romania?. (1994).) Sociolinguistics/Soziolinguistik. M. New York: Oxford University Press. _____ (2005). «Dos comunidades inmigratorias conservadoras en el sudoeste bonaerense: dinamarqueses y alemanes del Volga».) Actas de las Jornadas Internacionales «La Argentina y el Mundo del Siglo XX» (702-714). «Algunos aspectos del mantenimiento y cambio de lengua en la colectividad dinamarquesa de la Provincia de Buenos Aires». et al. 18 (7-8). (1998).) Il ricordo e l’immagine. eds.) Actas del XI Congreso de la Sociedad Argentina de Lingüística (formato digital). Sobre préstamos y apellidos. E. y Cvitanovic. 45-77. Hipperdinger. Maier Schwerdt. A. «Algunos aspectos del mantenimiento y cambio de lengua en la colectividad italiana de Ingeniero White». M. Discourse Strategies. y Suardíaz de Antollini. ed. J. Linguistics.. J. Doppelbauer. (1983). (1982). y Malvestitti. 6. Rigatuso. A. Berlin/New York: Walter de Gruyter. «La inmigración italiana en Bahía Blanca. 589-596). (comps. Die Sprache(n) der Wolgadeutschen in Argentinien. Fontanella de Weinberg. «Hablar. Santa Rosa: Universidad Nacional de La Pampa. Mantenimiento y cambio de lenguas inmigratorias (87-111). (1996). S. (eds. Ladilova. Cambridge: Cambridge University Press. La colonización suarense. 66-76. _____ (2010). Occitan. _____ (2007). Gumperz. Anclajes. trad. M.. _____ (1991). E. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. (1997). Santa Fe: Sociedad Argentina de Lingüística-Universidad Nacional del Litoral. y Rigatuso. _____ (2009). M. 145-171. International Journal of the Sociology of Language. (1998). Cuestiones lingüísticas». IV. (eds. «Factores convergentes en procesos de mantenimiento y cambio de lengua.. français et espagnol dans une petite ville argentine». Y. Lengua e inmigración en el sudoeste bonaerense». G. alternancia y valoraciones en español bonaerense. U. Lengua e inmigración. En: Magnani. Dittmar. Montani.Yolanda Hipperdinger _____ (1991) «Mantenimiento y cambio de lengua en distintos subgrupos de la comunidad italiana de Bahía Blanca». En: Manni. «Code-Switching/Sprachwechsel». 581-618. «Pigüé: le mythe de la langue. Coronel Suárez: Edición de los autores. Contact Linguistics. Rigatuso. Cuadernos del Sur. anotar. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. M. E. _____ (2004). Santa Maria Capua Vetere: Edizioni Spartaco. K. Y. 39-61. En: Ammon. y Virkel. Hipperdinger. Convencionalización. M. Antiguas tradiciones de los alemanes del Volga. 2a. B. N. Bahía Blanca: EdiUNS. M. «Lengua e inmigración en el sudoeste bonaerense: funciones conversacionales de la alternancia de lenguas».. 15. Frankfurt am Main: Peter Lang. D. M.) Wien: Praesens. y Hipperdinger. 54 Roberto Bein y Elizabeth M. H. (Reprint. Mantenimiento y cambio de lenguas inmigratorias (35-62). I. Estudios sobre el español de la Argentina. Mantenimiento y cambio de lenguas inmigratorias.) En: Fontanella de Weinberg. Kremnitz. (vol. Usos lingüísticos de los alemanes del Volga. I. et al. Mattheier. S. (ed. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. B. «Sometimes I’ll start a sentence in Spanish y termino en español: Toward a typology of code-switching». Vecchia e nuova identità italiana in Argentina (30-42). (Reprint. y Trudgill.

L. L. A. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. F. 9a. H. ed. (eds. La comunidad italiana en el partido de Bahía Blanca». Buenos Aires: Plus Ultra. The Hague: Mouton. II. Eine Wolgadeutsche Sprachinsel in Argentinien. J. U. Romero. Stanford: Stanford University Press. Bahía Blanca: Fundación Helénica. Historia del sudoeste bonaerense. Languages in contact..) Políticas Lingüísticas para América Latina (t. «Asimilación lingüística de los inmigrantes italianos y sus descendientes en Argentina». «Interacción de políticas lingüísticas en situaciones de inmigración. R. Kollektive Zweisprachigkeit in einsprachiger Umgebung. VI Jornadas Académicas de Integración Curricular «Lenguaje e identidad». 1968 [1953]. 489-506). (2014). Schmidt. En: Bein. M. Weinberg. Weinreich. Buenos Aires: Fundación Auge. Lenguas inmigratorias europeas en el sudoeste bonaerense _____ (1999).) (1988). y Varela. Buenos Aires: El Escriba. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 55 . (dir. Las flores del almendro. (1997). (1992). A History of Argentine Political Tought. Walter. N. Ritacco. Kiel: Westensee. Blaisten. (1963). _____ (2004). Los griegos de Ingeniero White y Bahía Blanca.

Rigatuso. (2017) . eds.Yolanda Hipperdinger 56 Roberto Bein y Elizabeth M.

Gumperz. 2011. 2003. 2000). y forma parte de una tendencia. 1985. 2009. hacia una cultura de acercamiento.uns. La investigación se enmarca en un enfoque de sociolingüística interaccional (Gumperz. 2001. Kaul. b y c. Placencia. 1996. 2008 y 2010). 2006.ar/ Resumen La dinámica de las fórmulas de tratamiento ha sido ampliamente estudiada en distintas comunidades en las últimas décadas. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital. 2014a. 2001 y 2004. contemplando su aparición en las distintas instancias de los intercambios. con la aplicación de la técnica de participante- observador y observador no participante (Labov. 1999. 2015).edu. que ha sido registrada por Rigatuso en sus estudios sobre la interacción comercial de la misma comunidad. eds. 2014c). 57 a 68. microsociología de Goffman (1967) y análisis del discurso (Drew y Sorjonen. 2003. Moreno Fernández. 1970. Bravo y Briz. Ferrer. Los resultados obtenidos muestran que el uso del nombre de pila del interlocutor en dicho dominio se orienta hacia la personalización del discurso institucional (Prego Vázquez. personalización y acortamiento de distancias en encuentros de servicio en español bonaerense (Rigatuso. 2004. Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . En ese marco. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. En lo relativo a las fórmulas de tratamiento son referentes los postulados de Brown y Gilman (1960) y las aportaciones de Rigatuso a partir de sus estudios sobre el español bonaerense (2003. 2004). 2000. Placencia.CONICET Bahía Blanca. Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso. Sánchez Lanza. Para el estudio de los fenómenos de cortesía seguimos la pragmática sociocultural (Bravo. 1982. 2009. considerando contextos de uso. Ediuns y SAEL. UNS) .com Universidad Nacional del Sur . nuestra propuesta en este trabajo es analizar los usos y funciones del nombre de pila del interlocutor en las interacciones que tienen lugar entre empleados y usuarios en instituciones del dominio educativo de Bahía Blanca. Rigatuso. Los datos son registrados mediante grabaciones. tanto institucionales como no institucionales (por ejemplo. ciudad perteneciente a la región lingüística del español bonaerense. 1982 y 2001. 2003. con aportaciones de etnografía de la comunicación (Gumperz y Hymes.Capítulo 4 Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense Gisele Graciela Julián giselej_84@hotmail. María Beatriz Fontanella de Weinberg» (Departamento de Humanidades. 2014c). 1990). 2003. 2011. págs. Tannen. 1972).Centro de Estudios Lingüísticos «Dra. Briz. 2007) y la focalización del destinatario.

Ferrer. 2003. Bravo y Hernández Flores. fórmulas de tratamiento y conversación de contacto 1. 58 Roberto Bein y Elizabeth M. contemplando su aparición en las distintas instancias de los intercambios comunicativos que allí tienen lugar (véase al respecto Rigatuso. estrategias de atenuación. la dinámica de las fórmulas de tratamiento ha sido ampliamente estudiada en distintas comunidades en las últimas décadas. nuestra propuesta en este trabajo es analizar un aspecto de las fórmulas de tratamiento empleadas por los hablantes en dichos dominios: los usos y funciones del nombre de pila del interlocutor en las interacciones desarrolladas entre empleados y usuarios en instituciones del dominio educativo de Bahía Blanca. 1 La investigación. 2001. 2014 a. cumplidos. 1987 y 2000) 2. y se inserta en un Proyecto de grupo de investigación dirigido por la Dra. Placencia. 2014c). contó con el apoyo de sucesivas Becas Internas de CONICET desarrolladas bajo la dirección de la Dra. las fórmulas de tratamiento revisten especial interés en los estudios sobre cortesía verbal. 2004: 197. correspondiente a una tesis de Doctorado en Letras con orientación en Lingüística de la UNS. Tannen. 2000). 2015). Placencia. 1972). Para el estudio de los fenómenos de cortesía seguimos la pragmática sociocultural (Bravo. que las define en los siguientes términos: Las lenguas de distintas comunidades del mundo poseen en sus sistemas lingüísticos un conjunto de formas para dirigirse al destinatario y hacer referencia a una tercera persona y a sí mismos en el discurso. considerando contextos de uso. Bravo y Briz. Sánchez Lanza. subsidiado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional del Sur). y marcadores sintomáticos de identidad…» (Rigatuso. y sus posibles consecuencias en el éxito de la comunicación. 1982 y 2001. Tal como señala la autora. Estas formas. microsociología de Goffman (1967) y análisis del discurso (Drew y Sorjonen. 2014c). Seguimos la propuesta de Rigatuso. Kaul. 2 En la propuesta de analizar el uso de fórmulas de tratamiento de acuerdo con la instancia de la interacción en la que aparecen seguimos a Rigatuso (1987. 2008 y 2010. tales como fórmulas de saludo. 2004: 197. 2001 y 2004.Gisele Graciela Julián Introducción Dentro del conjunto de fenómenos dinamizantes de la (des)cortesía verbal. Este trabajo forma parte de una investigación desarrollada en el marco de una tesis doctoral sobre las interacciones que tienen lugar en instituciones del dominio de la salud y la educación en la ciudad de Bahía Blanca. 2000. 2011. 2009. 2009. Briz. Rigatuso. Rigatuso. En ese marco. 2003. El énfasis pertenece al autor). 1985. pronominales y verbales. considerando la dinámica de un conjunto de fenómenos de especial interés para el abordaje de las interacciones institucionales. agradecimientos. 2011. En lo relativo a las fórmulas de tratamiento son referentes los postulados de Brown y Gilman (1960) y las aportaciones de Rigatuso a partir de sus estudios sobre el español bonaerense (2003. b y c. La investigación se enmarca en un enfoque de sociolingüística interaccional (Gumperz. tanto institucionales como no institucionales (por ejemplo. que se basa en la estructura conversacional postulada por Teun van Dijk (1983). que comprenden el uso concertado en la interacción lingüística de elementos nominales. Rigatuso. han recibido la designación de fórmulas de tratamiento (Rigatuso. 1996. 2003. dichas formas funcionan «como marcadores lingüísticos de relaciones interpersonales de los hablantes —donde rigen las dimensiones de poder y solidaridad (Brown y Gilman 1960)—. El tema reviste interés ya que se trata de un uso que. valores y creencias». en interacciones que generalmente no suelen caracterizarse por la búsqueda de personalización. 1999. Elizabeth M. 2009). (2017) . 2000. con aportaciones de etnografía de la comunicación (Gumperz y Hymes. eds. 2004. contribuye a personalizar el discurso institucional y puede considerarse un índice de una tendencia en marcha en la comunidad hacia una cultura de acercamiento en la construcción de los vínculos interpersonales en encuentros de servicio (Rigatuso. 2003). 2006. En relación con el fenómeno estudiado. 2003. En ella analizamos la manifestación y percepción de la (des)cortesía verbal en la interacción producida entre empleados y usuarios. perteneciente a la región lingüística del español bonaerense. 2004). El énfasis pertenece al autor). Rigatuso («Estilo(s) comunicativo(s) y variación pragmática en la interacción verbal del español bonaerense: construcción de identidades.

retiro de recibos de sueldo. 2004: 197). de título en trámite. 1970. y por otro. manifestación de cortesía y deferencia explícita. ambas de nivel superior. a lo largo del corpus se registran usos. El énfasis pertenece al autor). 1980: 516-517). entrega de planillas. Estos usos y valores comunicativos. comprenden —entre otros— los siguientes aspectos: expresión del conocimiento de los participantes respecto del papel y estado que poseen en un contexto concreto de uso lingüístico (Lyons. 2003). tal como la conversación de compra/venta. solicitudes de títulos. Consideraciones metodológicas Para la confección del corpus hemos trabajado con la aplicación de la técnica de participante- observador y observador no participante (Labov. de alumno regular. 1982. en las instituciones objeto de estudio no se observa un uso tan frecuente de dichas formas. hemos analizado las interacciones desarrolladas en el único puesto de atención al público que posee. exaltación emocional pasajera o jocosidad. tanto en su vertiente normativa como estratégica (Rigatuso. En ese caso. Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense Asimismo. Por otra parte. por un lado. reclamos y consultas sobre temas específicos de las distintas carreras o materias. hemos seleccionado un conjunto de puestos de atención al público correspondientes a instituciones del dominio educativo. con funciones fundamentales en distintas instancias nucleares —por ejemplo— en las instancias estructurales iniciales de preparación y apertura. y el papel estratégico que cumplen los tratamientos en la organización y mecánica del discurso. Los puestos de atención considerados corresponden a una institución educativa pública. a puestos de un Departamento académico de dicha Universidad —el equivalente a una facultad en la estructura universitaria— donde se atiende tanto a alumnos como a docentes. etc. Rigatuso señala: Las fórmulas de tratamiento desempeñan un papel fundamental en diferentes instancias de la comunicación verbal. Gumperz. ya sea por su presencia frente a su ausencia. 1990). y una institución del ámbito educativo en la que los docentes realizan diversos trámites relacionados con la labor docente. En cuanto a los valores comunicativos de las fórmulas de tratamiento. En el caso de la institución educativa pública se escogieron dos puestos de atención que corresponden. expresión lingüística de afecto. en distintos tipos de pares de adyacencia y en la asignación de turnos en una conversación (Rigatuso. las instancias de orientación. las fórmulas de tratamiento nominales desempeñan un papel fundamental en distintas instancias de la interacción —como la apertura conversacional. y suelen registrarse interacciones completas en las que ninguno de los participantes recurre al uso de fórmulas de tratamiento. en la microestructura. a aquellas ventanillas y escritorios de una dependencia dedicada a la atención de trámites de alumnos de la institución. que adquiere particular relevancia en la conversación. y dar cumplimiento a necesidades operativas en este tipo de interacción (Rigatuso. Por nuestra parte. En relación con la institución privada. o por los variados matices pragmáticos y estilísticos que en su uso actualizan. En el conjunto de dichos puestos de atención al público se realizan trámites vinculados con solicitudes de certificados (analíticos. la fase de preparación conversacional de la compra/venta. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 59 . los tratamientos cumplen una función fundamental en la manifestación de la cortesía verbal. que hacen a su dinámica interactiva. Como ha sido estudiado por la investigadora. objeto de la conversación y conclusión— en las que el vendedor las usa al dirigirse al cliente para expresar cortesía y amabilidad. en boca de los empleados en distintas instancias de las interacciones. así como. algunos de ellos muy interesantes y creativos. en muchos ámbitos de interacción del español bonaerense. Moreno Fernández. una institución educativa privada. una ventanilla de la oficina administrativa en la que atienden a docentes y alumnos actuales o potenciales. hemos seleccionado una institución educativa pública a la que concurren docentes y estudiantes de carreras vinculadas a la docencia para realizar diversos trámites y consultas relacionados con dicha labor. 2003: 160.). hemos escogido puestos de atención al público de dos oficinas en las que los empleados atienden en escritorios. A tal fin. y final de terminación. Sin embargo.

circunstancia que. 60 Roberto Bein y Elizabeth M. señorita. En el aspecto nominal. ma. Las interacciones fueron transcriptas siguiendo las convenciones de transcripción incluidas en Van Dijk (2000) e ideadas por Gail Jefferson 3. edad. b) instancias intermedias . mi vida.fase transaccional y c) instancia de cierre. descripciones. a pesar de no registrar un uso tan frecuente de fórmulas de tratamiento nominales en el transcurso de la interacción como en otros ámbitos del español bonaerense. mamita. A eso se suman las interacciones y fragmentos que no han sido grabados pero que se registraron a partir de la toma de notas. madre. 1988. lo que representa un total de 15 horas aproximadas de grabación. varía de acuerdo con la índole del trámite o consulta. el uso del nombre de pila del interlocutor acompañando los saludos de inicio de interacción y. como hemos anticipado. muchacho). cordialidad y afecto (por ejemplo. que puede fluctuar entre un minuto y 30 minutos aproximadamente. MAYÚSCULAS: Mayor volumen de emisión o fragmentos de emisión. adquiere particular interés en el marco de los discursos que tradicionalmente no se han caracterizado por la personalización (Prego Vázquez. Instancia de apertura En la instancia de apertura conversacional hemos relevado. la fórmula nominal que aparece con mayor frecuencia es el nombre de pila 4. Rigatuso.7): Segundos y décimas de segundos entre turnos de los hablantes o dentro de un mismo turno. c) términos de amistad. Números entre paréntesis (1. :::: Alargamiento de la sílaba previa. aunque con destinatarios mayores de 65 años puede registrarse tanto el trato de confianza vos como el formal usted. nivel socioeducacional) y contextuales (estilos según contextos situacionales e imagen personal que se desea proyectar) (Hernández Campoy y Almeida. 2014a) de los términos de parentesco (por ejemplo. Paréntesis incluyendo una x: (x) Detención repentina o vacilación par parte del hablante. mi amor. señora. en las instituciones del dominio educativo seleccionadas relevamos usos muy interesantes y particulares de dichas formas. A continuación analizamos específicamente el uso del nombre de pila del interlocutor en las distintas instancias de las interacciones desarrolladas en los puestos de atención al público analizados. En el procesamiento de los datos tenemos en cuenta distintas variables sociodemográficas (sexo. 2005). b) términos de parentesco empleados metafóricamente en lo que se denomina usos ficticios (Braun. ºSímbolos de gradoº: Suavidad o amplitud disminuida de emisiones incluidas. Por su parte. corazón. 4 En cuanto a la forma pronominal.Gisele Graciela Julián Los datos se registraron mediante grabaciones. niño-a. y d) términos sociales de índole general: formas destinadas a niños (por ejemplo. las fórmulas elegidas por los empleados de las instituciones estudiadas corresponden a los siguientes tipos dentro del subsistema correspondiente del español bonaerense. en boca de los usuarios registramos el uso del nombre de pila del empleado y términos sociales de índole general (señora). por otro. el nombre de 3 [ ]: Simultaneidad de emisiones o fragmentos de emisiones. 2007). considerando las dimensiones de poder y solidaridad propuestas por Brown y Gilman (1960). ?: Entonación ascendente: Entonación interrogativa. chicos-as. señor. Se registraron 150 interacciones entre los años 2011 y 2015. por un lado. usados fuera del contexto familiar). La duración de las interacciones. nena) y destinadas a adultos (por ejemplo. Análisis Como hemos señalado en la introducción. eds. (2017) .): Pausa de una décima de segundo. considerando: a) instancia de apertura. En el conjunto de formas registradas. el nombre de pila se une en general al trato de confianza vos. ((Doble paréntesis)): Aclaraciones. según las categorías establecidas por Rigatuso (1994: 21): a) nombres de pila. además del tipo de institución a la que pertenece la interacción (variable institución pública/institución privada) y del tipo de relación existente entre los hablantes. Punto entre paréntesis (. en Rigatuso. Subrayado: Énfasis mayor en la emisión del hablante. querida).

de la índole de la relación interpersonal que se construye y se negocia entre vendedor y cliente y. en distintos puestos de atención al público del ámbito educativo estudiados. Rigatuso destaca el valor de estas instancias en el estudio de los encuentros de servicio de tipo comercial: Esta instancia [de apertura]. constituyen instancias de particular interés. del grado de formalidad y el tono que van a primar en el desarrollo de toda la interacción comercial. el saludo se produce entre personas que participan en una relación mediada por convenciones sociales en la que se da un reconocimiento solidario de los sujetos (2005: 82). Tal como lo plantea Areiza Londoño. el del inicio y el cierre interaccionales. 2003: 81). En este tipo de saludos. Los siguientes fragmentos de interacciones ilustran tales usos: (1) EMISOR DESTINATARIO Usuario Empleado (mujer-57 años) (hombre-38 años) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 61 . contextos formales en los que el otro es reconocido en su rol de empleado o usuario. el saludo como acto no-sincero es caracterizado por el investigador en los siguientes términos: El saludo. el del cierre. que incluye los saludos de inicio de interacción. en forma concomitante. pueden incidir y ser reflejo de la percepción y evaluación del hablante respecto del tipo de interacción verificada. como acto no-sincero. como veremos a continuación. con los saludos de despedida. es uno de esos comportamientos impuestos. junto a las secuencias correspondientes al cierre de la interacción. es una de aquellas actividades que practicamos por fuera de nuestro querer o que realizamos estratégicamente en preparación de una acción posterior de nuestro interés. y. Este parece ser el tipo de saludo que predomina en los dominios institucionales que estudiamos. En ambos casos. Así entendido. En tal sentido. en los que se reconoce al otro como sujeto individual y hasta se lo llama por su nombre. En el caso particular de los saludos producidos en contextos formales. de sus expectativas futuras respecto de la realización de compras en el mismo local comercial. en el que adquiere gran peso la convención social y el compromiso generado en la interacción. 2005: 82-83). en relación con ello. pero que se hace ineludible al interior de todo tipo de relación donde se pretenda una acción consensuada o por lo menos de convivencia (Areiza Londoño. a los participantes. en tanto pueden plasmar y ser índice al mismo tiempo. En el segundo caso. Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense pila con entonación específica como reemplazo de toda una oración en la apertura del intercambio verbal entre empleado y usuario (Rigatuso. positivo o negativo. 2014c). Esta cuestión parece favorecer la producción de saludos más sinceros. el autor señala que estos se utilizan «como parte de la etiqueta sociocultural impuesta para ocasiones protocolarias. llegando a producirse intercambios de saludos que se asemejan a breves conversaciones. en el primer caso. la concreción de las estrategias de realización se encuentran fuertemente vinculadas a la impronta de la producción de discursos de (des)cortesía y a la relación y articulación existentes entre habla social y habla transaccional (Rigatuso. 1987). Sin embargo. ya que la índole de los saludos de inicio puede determinar el tono de la interacción que va a producirse y predisponer en algún sentido. A continuación nos referimos a ambos usos: –Saludo + nombre de pila/sobrenombre/apócope En el desarrollo de los encuentros de servicio la apertura del intercambio. los participantes se conocen mutuamente y tienen mucha frecuencia de trato. así como la de cierre. dándose así el estereotipo del acto de habla» (Ibídem). estratégica y cortésmente por el mundo social» (Areiza Londoño y García Valencia. el otro es reconocido en su rol o en su instrumentalidad mientras que se desconoce su identificación y humanidad. mientras que los saludos de cierre pueden ser indicadores de la evaluación de los hablantes acerca del intercambio producido. representan instancias medulares del discurso de los encuentros de servicio comerciales. de manera que «el lenguaje circula protocolaria.

eds.) cómo estás? –[E] qué tal susy? (2) EMISOR DESTINATARIO Usuario Empleado (mujer-28 años) (mujer-30 años) Contexto: Una usuaria se acerca a una ventanilla de una institución educativa pública de nivel superior para realizar un trámite: –[U] hola! [cómo estás?] –[E] [hola!] ((sonriendo)) cómo andás carla? –[U] te traía las tres copias Estos usos del nombre de pila del interlocutor en el saludo constituyen una clara manifestación de cortesía y se orientan a la focalización y a la personalización del saludo 5 y de la interacción en general. en interacciones en las que existe conocimiento previo entre los participantes. 62 Roberto Bein y Elizabeth M. 2000 y 2011). docente de la institución. 2005: 88). no se han registrado con tanta frecuencia estos usos en los saludos en ventanillas de la institución del ámbito educativo en la que los docentes realizan trámites. donde los saludos suelen ser más despersonalizados. por ser docentes de la institución o alumnos avanzados. tanto la pública como la privada. Areiza Londoño señala: El nombre propio juega un papel muy importante en las relaciones intersubjetivas. el uso del nombre de pila del usuario con entonación de pregunta en la función señalada de reemplazo de toda una oración. Rigatuso. El uso de los nombres de pila en la producción del saludo se registra en ocasiones en algunas de las ventanillas de las instituciones educativas de nivel superior. se acerca a una ventanilla de una institución educativa pública de nivel superior para realizar una consulta al empleado [E]: –[U] hola leandro (. En relación con el tipo de relación que prefigura el uso del nombre propio del interlocutor en el saludo. (2017) . le muestra parte de su intimidad y le entrega la «llave» para futuros contactos (Areiza Londoño. A continuación transcribimos un fragmento de interacción: (3) EMISOR DESTINATARIO Empleado Usuario (mujer-32 años) (mujer-32 años) Contexto: Una usuaria se dirige a una ventanilla de una institución educativa privada de nivel superior en la que se desempeña como docente para realizar una consulta. la focalización del destinatario y la personalización del mensaje constituye una de las funciones pragmáticas relevantes de las fórmulas de tratamiento en español bonaerense (Rigatuso. La empleada termina de atender a otro usuario y se dirige a la usuaria: –[E] cecilia? 5 Según los estudios de Rigatuso. que comienzan con el acto de habla de saludar […] El nombre propio prefigura una relación cercana o por lo menos una relación anterior en la que ha habido un intercambio simbólico de los nombres al interior de los juegos de lenguaje en toda comunidad. Quien le da su nombre al otro le abre su mundo.Gisele Graciela Julián Contexto: La usuaria [U]. en intercambios en los que hay conocimiento previo entre los participantes y un trato más frecuente. Por el contrario. –Nombre de pila + entonación específica como reemplazo de toda una oración en la apertura del intercambio verbal entre empleado y usuario También hemos registrado en forma aislada en la apertura del intercambio verbal entre empleado y usuario.

Una hora antes ya había interactuado con la empleada: –[U] ((entrando)) permi::so –[E] ((atendiendo a otra docente)) pasá pasá ((termina de atender a la otra docente y se dirige a U)) gabriela alcanzaste a corregir? En los contextos universitarios donde hay conocimiento previo y frecuencia de trato entre empleados y usuarios el uso por parte del empleado del nombre de pila del usuario se corresponde con la aparición del mismo uso en alguna secuencia de las intervenciones del usuario. registramos el uso del nombre de pila para focalizar en el destinatario al realizar una pregunta. Al finalizar la llamada le comunica a la usuaria que logró resolver el problema: –[E] me dijeron que iban a sacar tu planilla ((con volumen de voz más bajo)). que corresponden a la fase transaccional. la fórmula con entonación específica sustituye emisiones como qué va (vas) a llevar/qué necesita (necesitás). (6) EMISOR DESTINATARIO Usuario Empleado (mujer-31 años) (mujer-30 años) Contexto: La usuaria ingresa a la oficina de administración de una institución educativa privada de nivel superior en la que se desempeña como docente. ocasionalmente. Contexto: Una alumna de una carrera de posgrado se acerca a una ventanilla del Departamento de la universidad pública donde estudia para preguntar si puede retirar su inscripción a un seminario que decidió abandonar.) qué bueno:: ((se sonríe)) qué genio que sos ariel! ((riendo)). pero también. Se trata de formas utilizadas por los empleados para iniciar la interacción y señalarles a los clientes que ha llegado su turno (Ibídem: 177-178). En esos casos. –[U] ahh (. esa es una de las funciones de las fórmulas de tratamiento señaladas para la instancia de preparación y apertura conversacional en español bonaerense. por lo que la elección del nombre de pila se da en ambas direcciones de la díada. Instancias intermedias . docente de dicha institución. en la apertura del intercambio verbal entre empleado y cliente de un comercio o institución» (1987: 177). Tal como señala Rigatuso en referencia a la interacción comercial en la variedad dialectal. el nombre de pila se utiliza con frecuencia en interacciones en las que existe conocimiento previo entre los interlocutores. El empleado le explica que las inscripciones ya fueron enviadas y luego realiza una llamada telefónica. Los siguientes ejemplos ilustran estos usos: (4) EMISOR DESTINATARIO Empleado Usuario (mujer-30 años) (mujer-31 años) Contexto: En una institución educativa privada de nivel superior la usuaria. cuando no existe tal conocimiento: – Conocimiento previo: Cuando los participantes se conocen mutuamente por la frecuencia de trato en los puestos de atención al público o por ser los usuarios docentes o alumnos avanzados de la institución.fase transaccional En las instancias intermedias de los intercambios.) ay gra::cias (. resultan frecuentes usos elípticos de este tipo. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 63 . un pedido o un cumplido. Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense Precisamente. realiza una consulta y la empleada le responde: –[E] aguardame un segundito gisela que me fijo ((chequea datos en la computadora)) (5) EMISOR DESTINATARIO Empleado Usuario (hombre-35 años) (mujer-27 años). que consisten en «fórmula + entonación específica como reemplazo de toda una oración.

contribuye a la personalización del discurso institucional. los empleados pueden utilizar el nombre de pila del usuario para apelar a él en la formulación de preguntas o pedidos o. esta elección lingüística podría interpretarse como demostración de su buen desempeño como empleado y de su compromiso con su función de atender el caso personal del usuario. También hemos relevado frecuentemente. Al mismo tiempo. Al regresar a la ventanilla se produce la siguiente interacción: –[U] te lo dejo nomás? –[E] no no! te tengo que tomar todos los datos (5) esto es para pasar a retirar en febrero con un arancel de uno con cincuenta que lo abonás en el primer piso y el dni (. Solo cuando el empleado accede a los datos del usuario tiene la posibilidad de usar su nombre de pila como forma de personalización del discurso institucional (Prego Vázquez. 2007). transcribimos el siguiente fragmento de una interacción que tiene lugar en una ventanilla de atención al público de una institución educativa pública de nivel superior: (9) EMISOR DESTINATARIO Empleado Usuario (mujer-45 años) (mujer-28 años). Contexto: En una institución educativa pública de nivel superior. A modo de ejemplo. Dicho uso. en boca de empleados de estas instituciones. 2014c). La empleada le solicita datos para encontrar el documento: –[E] qué día lo pediste? –[U] e::l dieciséis –[E] ((lo busca)) mm buá (. Rigatuso.Gisele Graciela Julián -Ausencia de conocimiento previo: En los casos en los que no existe conocimiento previo entre los participantes. en las instancias de cierre de interacción. personalización y acortamiento de distancias (Rigatuso. Tal como ha sido estudiado por Rigatuso. Los siguientes fragmentos de interacciones son ilustrativos de tales usos: (7) EMISOR DESTINATARIO Usuario Empleado (hombre-30 años) (mujer-27 años). cuando el empleado tiene acceso al nombre de pila de un cliente no habitual a través de la tarjeta de crédito o el documento de identidad. justamente porque los interactuantes no se conocen previamente o no se identifican por el nombre. como veremos a continuación. luego de acceder a su nombre a través de la documentación presentada por la usuaria: –[E] un número de celular julia? Como se observa en los fragmentos anteriores. (2017) . el usuario se había retirado para completar un formulario. E le solicita un dato. es el empleado quien utiliza el nombre de pila del usuario cuando tiene acceso a su nombre a través de la computadora o de alguna planilla con sus datos.) sí? (5) ((mirando la computadora)) esta es la foto que te sacaste nicolás? es la última? ((mostrándole una foto de la computadora)) (8) EMISOR DESTINATARIO Empleado Usuario (mujer-45 años) (mujer-30 años).) tu numerito? –[U] ((le dice el número de identificación de alumno)) –[E] andrea? ((mirando la computadora)) –[U] sí 64 Roberto Bein y Elizabeth M. que acompaña el empleo del pronombre de confianza vos. cuando no existe conocimiento previo. este tipo de fórmula de tratamiento nominal de uso vocativo nunca aparece en la instancia de apertura conversacional. Contexto: Una usuaria de una institución educativa pública de nivel superior se dirige a una ventanilla de atención al público para retirar un certificado que había solicitado previamente. eds. Contexto: Mientras la usuaria completa un formulario en una institución pública del ámbito educativo en la que los docentes realizan diversos trámites. Evidentemente. usos del nombre de pila del usuario con una entonación de pregunta para corroborar su identidad. Estos usos forman parte de una tendencia hacia una cultura de acercamiento. esto es lo que también sucede en la interacción comercial de la misma comunidad durante la instancia de pago.

) ustedes me avisan a mí Conclusión A lo largo de este trabajo hemos analizado los usos y funciones del nombre de pila del destinatario en las interacciones desarrolladas entre empleados y usuarios en puestos de atención al público de instituciones del dominio educativo en Bahía Blanca. Al concluir se despide: –[U] bue:no (. como ilustra el siguiente ejemplo: (10) EMISOR DESTINATARIO Empleado Usuario (hombre-35 años) (mujer-28 años). en ocasiones lo utiliza en la instancia de conclusión para focalizar en el usuario. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 65 .) cómo va todo sí? –[U] listo (. Contexto: En una institución educativa pública de nivel superior. Instancia de cierre En la instancia de cierre de los intercambios el nombre de pila también suele utilizarse cuando existe conocimiento previo y trato habitual entre empleado y usuario.) si está todo bien cuatro o cinco meses ( ) con tu libreta universitaria ( ) en qué instancia del trámite estás (.) bueno (.) nos vemos! –[E] nos vemos valeria –Ausencia de conocimiento previo: Cuando no existe conocimiento previo entre los participantes pero el empleado accede al nombre del usuario a través de la computadora o de planillas. el nombre de pila se utiliza acompañando los saludos de despedida y los agradecimientos. Al finalizar la misma. sin conocerse. Contexto: U retira un recibo de sueldo en una institución educativa privada de nivel superior en la que se desempeña como docente.) muchas gracias ariel –[E] tuyo –[U] nos vemo:s –[E] chau cintia (. en el momento de finalización del trámite de solicitud del título de grado la empleada le indica al usuario: –[E] bueno matías (.) listo (. expresando así la ponderación del acercamiento. como se observa en el ejemplo que transcribimos a continuación: (12) EMISOR DESTINATARIO Empleado Usuario (mujer-27 años) (hombre-28 años) Contexto: En una institución educativa pública de nivel superior. el empleado le entrega una carpeta que debía retirar: –[E] acá está –[U] ah (. el empleado accedió al nombre del usuario a través de documentación: –Conocimiento previo: En los casos en los que existe conocimiento previo entre empleados y usuarios. una becaria se acerca a la ventanilla del Departamento en el que se desempeña como becaria para realizar una consulta sobre la inscripción a un seminario de posgrado. Sin embargo. Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense Resulta interesante en estos casos que el empleado elige utilizar el nombre de pila en lugar del apellido del usuario como modo de corroboración de su identidad. ocasionalmente también se registran algunos usos en aquellos casos en que.) [hasta luego] –[U] [cha:u:] (11) EMISOR DESTINATARIO Usuario Empleado (mujer-31 años) (mujer-30 años).

(2017) . resolver sus trámites. El uso del nombre de pila se orienta hacia la personalización del discurso institucional. comportamiento que se orienta al acercamiento y el acortamiento de distancia entre ambos participantes. que ha sido registrada por Rigatuso en sus estudios sobre la interacción comercial de la misma comunidad. En el uso de estas fórmulas de tratamiento resulta fundamental la relación existente entre los hablantes. el empleado accede al dato del nombre del usuario a través de la computadora. lo que contribuye a la construcción de un vínculo interpersonal más cercano. en la formulación de preguntas. (ed. consideramos la importancia de seguir profundizando en el análisis de los diversos factores sociales que intervienen en la elección del uso del nombre de pila o en la preferencia por no utilizarlo. Colombia». D. (2005). «¡Primero se saluda! Una mirada sociolongüística al saludo en el Eje Cafetero. en conversaciones específicas. Tampoco encontramos variación en cuanto a la variable institución pública/institución privada. ya que el conocimiento previo entre empleados y usuarios constituye un factor que parece favorecer en ocasiones la elección del nombre de pila o sobrenombre del destinatario. este aspecto de la investigación pone en consideración uno de los usos que orientan la interacción institucional hacia un estilo comunicativo que plantea una relación «más personal y menos institucionalizada» (Prego Vázquez.) Actas del II Coloquio Internacional del Programa EDICE (81-95). R. 2003) y el acercamiento entre empleados y usuarios. (ed. justamente porque los interactuantes no se identifican por el nombre. En relación con la variable sexo no hemos registrado variación en el uso del nombre de pila. también se registran estos usos en ocasiones en que. Areiza Londoño. Esto se relaciona con el tipo de vínculo construido entre los participantes. Solo cuando el empleado accede a los datos del usuario tiene la posibilidad de usar su nombre de pila como modo de mostrar el buen desempeño de su rol en la interacción. En: Murillo. el nombre de pila nunca aparece en la instancia de apertura conversacional. además. que. los contextos universitarios ponen de manifiesto que. 2014c). J. y A. «¿Qué significa saludar?». Como línea de continuación de esta investigación. planilla o documentación. En: Bravo. Estocolmo-Costa Rica: Programa Edice-Universidad de Costa Rica. Si confrontamos los distintos dominios estudiados. el reconocimiento y la focalización del destinatario. considerando el conjunto de tratamientos relevados en el contexto educativo. Sin embargo. cuando existe ese conocimiento previo y trato cotidiano la elección del nombre de pila es también lo habitual. lo que parece ser índice de la progresiva extensión social del fenómeno bajo estudio.Gisele Graciela Julián El nombre de pila del interlocutor se registra acompañando los saludos en la instancia de apertura. pedidos o cumplidos durante la fase transaccional o en los saludos de despedida y agradecimientos en las instancias de cierre de interacción. personalización y acortamiento de distancias (Rigatuso. considerándolo en su individualidad. algún carnet. eds. la elección del nombre de pila del destinatario como fórmula de tratamiento nominal resulta predominante y constituye un uso de particular significación en la construcción de un discurso de cortesía en la interacción entre empleados y usuarios. En el caso de los usuarios. y forma parte de una tendencia. Finalmente. Cuando no existe conocimiento previo. Generalmente se registran estos usos en boca de empleados jóvenes o de edad mediana (aproximadamente en una franja etaria que comprende desde los 25 años hasta los 50 años) al dirigirse a alumnos o docentes de distintas edades que son usuarios habituales de los puestos de atención al público estudiados. En tal sentido. 2007:119). hacia una cultura de acercamiento. R.) Actas del Primer coloquio del programa EDICE «Actos de habla y cortesía en distintas 66 Roberto Bein y Elizabeth M. Referencias bibliográficas Areiza Londoño. caracterizados con frecuencia por la impersonalidad. Rigatuso. en particular a partir de la aplicación de entrevistas o tests de hábitos sociales que releven la percepción de los hablantes sobre esta elección lingüística. sin conocerse. García Valencia (2003). vinculando el uso con las percepciones de empleados y usuarios en tal sentido. aparece el nombre de pila en las dos direcciones de la díada. promoviendo la afiliación (Bravo. Resulta pertinente destacar el valor de la presencia del nombre de pila frente a su ausencia en este tipo de intercambios de tipo institucional. su compromiso con su función de atender al usuario y. se emplea tanto en vínculos simétricos como asimétricos.

E. Briz. Kaul.) (1982a). D. Roma-Estocolmo: Università degli Studi Roma Tre-EDICE. y Hernández Flores. (1987). (1960). R. F. Studium Generale. _____ (2010). «Rapport-building activities in corner shop interactions». En: Bravo. (eds.) Actas del Primer coloquio del programa EDICE (98-108). En: Van Dijk. M. Malden. (ed. 213-241. Metodología sociolingüística. New York. (2001).) (2004). (comp. y Cordisco. J. Espacios teóricos y metodológicos para su estudio (71-86). (2003). 23. Terms of Address. Universidad de Valladolid: 161-182. T. (eds. (2003). Barcelona: Ariel. F. En: Schiffrin. y Briz. The ethnography of communication. 30-87. _____ (1982b). New York: Cambridge University Press. Moreno Fernández. 4. Estocolmo: Universidad de Estocolmo. Málaga: Editorial Comares. J. Metodología de la investigación sociolingüística. Análisis del discurso oral. 1 (9). Inc.. (2007). y Dell Hymes (eds. Madrid: Gredos.. D. C. «Los recursos interaccionales del poder como mecanismos de negociación de identidades profesionales». (1970). Berlin-New York-Amsterdam: Mouton de Gruyter. de Valencia. M. 8/2. Placencia. (2003). (1967). Ferrer. N. H. «Percepciones y manifestaciones de la (des)cortesía en la atención al público: el caso de una institución pública ecuatoriana». J. (ed. (eds. Estocolmo: Universidad de Estocolmo. M. «Dinámica de los tratamientos en la interacción verbal: preparación y apertura conversacionales». (2000). En: Orletti. Prego Vázquez. «Actividades de cortesía.) Actas del Primer coloquio del programa EDICE (315-331).) (Des)cortesía en español. Hernández Campoy. A. Bravo. A. Language and social identity. Journal of Sociolingüistics. D. A. D. Brown. MA: Blackwell. (1990). Holt: Rinehart and Winston.) El discurso como interacción social. Discourse strategies.) (1972). M. Oralia. S. «The study of language in its social context». New York: Doubleday Anchor Books. «The pronouns of power and solidarity». Directions in sociolingüistics. Gumperz. Estudios sobre el discurso II. Revista Internacional de Lingüística Iberoamericana V. imagen social y contextos socioculturales: una introducción». 111-124. «La estrategia atenuadora en la conversación cotidiana española». Rigatuso. Hernández Flores. Tannen. E. Bravo.) Actas del Primer coloquio del programa EDICE (17-46).Problems of patterns and usage in various languages and cultures. y Almeida. Anuario de Lingüística Hispánica III. y Mariottini. (2008). Una introducción multidisciplinaria (141-178). D. (ed. Estocolmo-Buenos Aires: Dunken. Goffman. P. D. «Introducción y presentación. F. Estudios sobre cortesía en español. (2009). Labov. (2005). «Interactional Sociolinguistics: A Personal Perspective». Aportes a los estudios sobre el discurso de la cortesía en español». «Diálogo institucional». T. En: Bravo. (ed. Valladolid. New York: Massachusetts Institute of Technology. M. Drew. (eds. W. L. D y Hamilton. (1988). sociopragmáticos y socioculturales a los estudios de la cortesía en español (15-29). D. 215-245. D. «Tipología del comportamiento verbal descortés en español».) Aportes Pragmáticos. M. Braun. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 67 . Barcelona: Gedisa. y Gilman. A. _____ (2001). «Perspectiva topológica de la descortesía verbal. Valencia: Univ. New York: Cambridge University Press. Bravo. En: Bravo. Estocolmo: Universidad de Estocolmo. «El discurso de la cortesía en puestos de atención al público en Argentina». En: Actas del III Coloquio Internacional del Programa EDICE (254-266). Interaction ritual. _____ (2004). y Sorjonen. Estocolmo: Universidad de Estocolmo. Usos del nombre de pila en puestos de atención al público en español bonaerense variedades del español: Perspectivas teóricas y metodológicas» (71-85). En: Sebeok. G. N. Essays on face to face behavior. E. Comparación entre algunas comunidades de práctica de descortesía del mundo hispanohablante».) Style in Language (253-275). (ed. En: Bravo. Pragmática sociocultural.) The Handbook of Discourse Analysis (215-228). Gumperz.

_____ (2015). Sánchez Lanza. T. (2017) . Barcelona: Gedisa Editorial. «El discurso de la cortesía en puestos de atención al público en la Argentina (instituciones de salud pública y bienestar social)». En: Actas II Jornadas Internacionales Beatriz Lavandera-Sociolingüística y Análisis del Discurso. M. _____ (2014b. En Cernadas.) Política. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. Analizing talk among friends. M. D. (comp. et al. Conversational style. J. tratamientos e identidad cultural en encuentros de servicio en español bonaerense». «“¿Y vos por qué me tratás de usted?” Fórmulas de tratamiento y cortesía lingüística en español bonaerense actual». Universidad de Buenos Aires. En: Ammon. C.Sociedad Argentina de Lingüística. en prensa). Estudios sobre el discurso II. (comps. Instituto de Lingüística. «‘Señora (…) ¿No tenés más chico?’ Un aspecto de la pragmática de las fórmulas de tratamiento en español bonaerense». _____ (1996). Aspectos léxico-semánticos del vocativo en español bonaerense actual». Ponencia presentada en XI Congreso Internacional ALED. J. Una introducción multidisciplinaria. Actas de las V Jornadas Interdisciplinarias del Sudoeste Bonaerense (369-386). 16. «Fórmulas de tratamiento. En: Actas del X Congreso de la Sociedad Argentina de Lingüística (1-23). Revista Argentina de Lingüística. en prensa). Niteroi. Boletín de la Academia Argentina de Letras. Instituto de Lingüística. «Interactional Sociolinguistics».Gisele Graciela Julián _____ (1994). El español bonaerense 1: extensiones metafóricas de términos de parentesco filiales». variación y cambio: estrategias comunicativas en la interacción comercial del español bonaerense actual». 293-344. Uruguay y en países germanófobos. Brasil. New Jersey: Ablex publishing corporation. y Born. Bahía Blanca: Archivo de la Memoria. sociedad y cultura en el Sudoeste Bonaerense. Diálogos sobre la investigación en Argentina. Estocolmo: Universidad de Estocolmo. D. Facultad de Filosofía y Letras. U. (ed. _____ (2004). en prensa).) (2000). El español bonaerense 2: cambios momentáneos de tratamiento pronominal y esquemas innovadores». Funciones sociolingüísticas y pragmáticas de las fórmulas de tratamiento en español: consideraciones sobre la variedad bonaerense Conferencia presentada en el XIV Congresso Brasileiro de Professores de Espanhol. (eds. UNS. En: Vaquero. Berlin: Walter de Gruyter. Sociolinguistics: An International Handbook. Bahía Blanca: EdiUNS. Buenos Aires. «Cuestiones de variación lingüística en un sistema de tratamientos del español de la Argentina. Tannen.) Actas de las II Jornadas Interdisciplinarias del Sudoeste Bonaerense (157-179).) Lenguas. _____ (2003). y Cernadas de Bulnes.). _____ (2000). _____ (2014a. (eds. «¿Cortesías en pugna? Fórmulas de tratamiento nominales y (des)cortesía verbal en encuentros de servicio comerciales del español bonaerense actual». «‘Madryn. Viena: Universidad de Viena. 68 Roberto Bein y Elizabeth M.) Actas del Primer coloquio del programa EDICE (332-345). Fórmulas de tratamiento y familia en el español bonaerense actual. G. Salta: Universidad Católica de Salta . Buenos Aires. _____ (2009). Facultad de Filosofía y Letras. (1985). _____ (2006). eds. (eds. del C. En: Kremnitz. El discurso como interacción social. políticas lingüísticas y actitudes en el español de la Argentina: El caso del español bonaerense». Rigatuso. _____ (2004). «Cuestiones de variación lingüística en un sistema de tratamientos del español de la Argentina. Boletín de la Academia Argentina de Letras. Género y discurso. Van Dijk. Literaturas y sociedad en la Argentina. pasame el apunte’. En: Bravo. «Interacción. Barcelona: Paidós. Universidad de Buenos Aires. _____ (2014c. (2003). «Cortesía. Edition Praesens. Actas del coloquio (197-226). y Marcilese. M. _____ (2011).

págs. Rigatuso.ar/ Resumen Los alemanes del Volga en la Argentina son descendientes de un grupo de emigrantes que salieron de Alemania hace más de doscientos cincuenta años. su situación geosocial en Rusia y la Argentina: asentamientos aislados y escaso contacto con la sociedad mayoritaria (en la Argentina. Alemania En: Roberto Bein y Elizabeth M.uni-giessen. la autocaracterización y la percepción de la caracterización externa. hasta 1950). hacia el de tránsito (Rusia) y hacia el de asentamiento final (Argentina). llegaron a la Argentina a finales del siglo XIX. la revitalización étnica observable en el contexto del colectivo estudiado.uns. creando una identidad híbrida. Gläser y Laudel. en el que surgen elementos diferenciadores de las culturas de contacto. Además de abordar la memoria colectiva como parte central de la identidad del grupo. Esto gracias a. por el otro.). un «tercer espacio» en términos de Homi Bhabha. Introducción Las razones de las emigraciones que emprendieron los antepasados de los alemanes del Volga en la Argentina hacia Rusia. que determinó una actitud conservadora que facilitó el mantenimiento de la cultura y el lenguaje originales. este grupo ha podido mantener sus costumbres hasta hoy. con las dificultades económicas y sociales Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . ruso y español). y memoria colectiva. realizados en marzo de 2010. y luego a la Argentina. Ediuns y SAEL. se efectúa una breve explicación de la metodología del estudio antes de ofrecer el análisis de resultados. por último. tuvieron que ver con dos factores principales. Evidentemente. a la auto-percepción del grupo. por un lado. Tras una exposición de los conceptos teóricos de referencia (identidad. examinamos las actitudes hacia el país de origen (Alemania). fueron influenciados por los contextos socioculturales de los países receptores.edu. etc.Capítulo 5 La construcción de la identidad colectiva de los descendientes de alemanes del Volga argentinos Anna Ladilova anna. 1995. Tras vivir cien en la región rusa del Volga. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital.ladilova@romanistik. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. Primero. 69 a 76. eds. A pesar de haber pasado tantos años fuera del entorno germanohablante. las variedades lingüísticas de contacto (alemán estándar. la relación con los grupos de contacto y. a finales del siglo XVIII. El presente artículo se centra en la identidad colectiva de los descendientes de los alemanes del Volga argentinos a través de un análisis de contenido (Mayring.de Justus-Liebig-Universität Gießen Gießen. a fines del siglo XIX. dialecto alemán. 2009) de entrevistas cualitativas y de un análisis cuantitativo de cuestionarios aplicados a representantes del grupo.

Desde 1980 se puede observar un proceso de revitalización étnica entre las comunidades de los alemanes del Volga en la Argentina. y con la carencia de memoria comunicativa. con las promesas de privilegios y autonomía en el lugar de inmigración por parte de la reina Catalina II de Rusia y del presidente Nicolás Avellaneda en Argentina. 1992: 134). lo que dificulta su conceptualización y enfatiza su carácter simbólico (Assmann. por un lado. 2004: 300). Tanto en Rusia como durante las primeras décadas en Argentina. 1998). 1992: 134. Entre ellas. por el otro. Por tanto. por lo menos en parte o en cuanto a ciertos aspectos (Assmann. es una cuestión de consciencia: un grupo con una identidad colectiva común se percibe como homogéneo. entonces. permite la reflexión sobre la identidad común colectiva y. los nuevos medios de comunicación ofrecen la posibilidad de su conexión en el mundo. Solo se convierte en una realidad social cuando un grupo de personas siente que pertenece a esa identidad y se comporta de manera correspondiente a ella (Davidovic. el uso de la lengua original de la comunidad1 —el alemán del Volga— empezó a disminuir. la identidad colectiva carece de esa materialidad. (2017) . Davidovic. Segundo. 2011: 222). y refuerza la identificación y la autoconfianza étnica del grupo. Mientras que la identidad individual suele definirse en parte a través del cuerpo humano. es decir. No obstante. 70 Roberto Bein y Elizabeth M. los alemanes del Volga se agruparon en colonias aisladas de la sociedad mayoritaria. pero que en realidad se fueron formando a través de acuerdos entre grupos determinados. Según desarrollaremos más adelante. ya que empezaron a fallar los medios económicos. música. su producción (Assmann. los descendientes de los alemanes del Volga tienen poca información fiable sobre los lugares de su ascendencia. esa variedad sí tiene una función simbólica en el proceso de la construcción de la identidad colectiva. comidas o fiestas tradicionales. el dialecto alemán es un elemento central de la identidad colectiva del grupo. en función de ciertos sistemas simbólicos y valores culturales (Assmann. Rigatuso. esto tiene que ver con la pérdida de documentos y materiales en los procesos migratorios. la revitalización étnica de los alemanes del Volga en la Argentina actúa a través de muchos elementos folclóricos: bailes. 2006: 46). 2004: 299-300). Conceptos teóricos centrales En el proceso de la civilización humana se formaron identidades colectivas que hoy día parecen «naturales». mientras que las diferencias con ellos se enfatizan (Straub. estos asentamientos alemanes ya no se pudieron mantener independientes. en la Argentina o en Brasil. A pesar de que ya no lo utilicen todos los miembros de la comunidad en la vida cotidiana. la aclaración de la memoria colectiva es indispensable para la construcción y estabilización de la identidad colectiva. se acentúan las similitudes dentro del grupo. las diferencias dentro del mismo— se ocultan en ciertos contextos. Las pocas fuentes de información que el grupo tiene a su disposición son las narrativas orales propias y libros y películas documentales sobre los alemanes (del Volga) editados por fuentes ajenas que ni siquiera proceden de la Argentina. Por su parte. de este modo. Igual que en el caso de los italianos en los Estados Unidos. los motivos de la migración de sus antepasados y los acontecimientos en Rusia.Anna Ladilova en el lugar de partida. Sin embargo. mientras que las identidades inclusivas admiten elementos heterogéneos. Además. se inició el proceso de integración en la sociedad argentina. Ahora bien. eds. que tuvo como consecuencia una pérdida de muchas de sus tradiciones. lo que puede entenderse como una pertenencia al global ethnoscape (Appadurai. Después de 1960. Entonces. 1992: 132). las exclusivas (que se suelen formar en oposición a grupos más grandes y fuertes) poseen poco margen de diversidad: solo de esa manera son sostenibles en contextos migratorios (Assmann. Las similitudes con otros grupos —o incluso. con la falta de memoria cultural. 2006: 48). Straub. Con todo. denominaremos indistintamente a la lengua original de los alemanes del Volga en la Argentina «alemán del Volga» o «dialecto alemán». Eso se puede interpretar en parte como una reacción al proceso unificador de la globalización. 1 En el presente artículo. 2011: 221. El antagonismo.

forman nuevos ámbitos transnacionales. Davidovic. También suelen utilizarse los marcos étnicos de la identidad colectiva en procesos discursivos para destacar de la sociedad mayoritaria. por el otro. La construcción de la identidad colectiva de los descendientes de alemanes del Volga argentinos En el caso de grupos minoritarios grandes. el uso de la forma híbrida de habla puede convertirse en un marco propio de la identidad híbrida del grupo en cuestión. Es también por eso que el conocimiento de la propia historia de un grupo migratorio es tan importante para la construcción de su identidad colectiva. 2011) parten de la idea de bimodalidad de la memoria colectiva y distinguen la memoria comunicativa de la cultural. es la que transmite experiencias y conocimientos entre diferentes generaciones: se manifiesta en objetos materiales y se expresa en la lengua. las imágenes y las fiestas (Erll. Este tipo de símbolos culturales refuerzan la identidad colectiva porque las similitudes culturales producen contextos en los que puede formarse (Davidovic. En situaciones de contacto lingüístico. Por su parte. la identidad étnica puede ser reforzada a través de un movimiento de revitalización étnica. la historia de una comunidad puede ser enfocada de diferentes maneras para la construcción de la identidad colectiva. por un lado. pierden tierras pero que. Se comunica a través de la interacción cotidiana. 1991: 6). 2006: 47). mientras que la lengua de la sociedad mayoritaria suele tener un valor más bien neutral (Auer. el uso de ciertas variedades lingüísticas puede servir para el posicionamiento dentro del espacio social y para la demarcación de la pertenencia (Gugenberger. por tener una historia común. También la mezcla de lenguas puede asumir ciertas funciones discursivas y sociales a través de marcas de pertenencia a varios grupos étnicos. 1992: 160. 1992: 154). como ya lo hemos señalado. no existentes previamente. pues puede adaptarse a los diferentes contextos sociales. En ámbitos de unificación. en el sentido del global ethnoscapes de Arjun Appadurai (1998). Entre todas las localidades de alemanes del Volga en la Argentina fueron escogidos el pueblo de Santa María en la provincia de Buenos Aires y las localidades de San Antonio y Santa Anita en la provincia de Entre Ríos. se relaciona con las experiencias individuales e inmediatas y tiene una duración de ochenta a cien años. Sobre todo en casos de opresión y marginalización. Así. La segunda se define como la memoria a largo plazo de una sociedad. Metódo Los datos que se analizan en al presente artículo fueron recogidos durante un estudio de campo realizado entre febrero y abril de 2010 en el contexto del trabajo de doctorado de la autora. Así. las identidades exclusivas se pueden convertir en anti-identidades que se expresan en movimientos de resistencia y se potencian y mantienen en contraste con la cultura dominante. como el de la globalización. la lengua tiene un papel central en la formación de la memoria colectiva. Las partes en alemán de las entrevistas fueron transliteradas para mantener las peculiaridades del dialecto hablado en cada lugar y por cada Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 71 . 1990: 211). Aleida y Jan Assmann (1992. en entrevista con Rutherford. estas identidades se formulan simbólicamente a través del folclore (Assmann. en el sentido de un tercer espacio (Homi Bhabha. El corpus está integrado por 18 entrevistas narrativas grabadas en audio y 381 cuestionarios sociolingüísticos. En este caso las autoimágenes de un grupo que antes estaban en segundo plano se mueven al primero y actúan como símbolos de la identidad. 2005: 405). de acuerdo con los contextos comunicativos (Assmann. 2013: 29). 2004: 199). Con el tiempo. Entonces puede tener lugar una reevaluación positiva de actitudes discriminatorias. Los espacios geográficos también asumen un papel importante en la construcción de la identidad colectiva de grupos migratorios. posee carácter informal y emocional. En efecto. la lengua inicial de un grupo de inmigrantes también posee un papel simbólico importante en el desarrollo de la identificación étnica. en el sentido de una comunidad imaginada (Anderson. los inmigrantes que viven en diferentes partes del mundo pueden sentirse parte de la misma comunidad. los cuales. Especialmente la identidad étnica es muy flexible. 2006: 52). 2008: 171. Hünecke. Esa identidad no se compone solo de los elementos iniciales. La primera es la memoria a corto plazo de una sociedad. sino que ostenta rasgos nuevos.

Anna Ladilova

hablante, mientras que los fragmentos en castellano fueron trascritos según los criterios
ortográficos (salvo la /s/ implosiva, que fue trascrita como <h>) siguiendo en gran parte las
normas del HIAT (Rehbein/Schmidt/Meyer/Watzke/Herkenrath, 2004). Además de abordar los
fenómenos de contacto lingüístico (transferencias) se efectuó un análisis de contenido cualitativo
(Mayring, 1995; Gläser y Laudel, 2009) con el programa MAXQDA. Los cuestionarios se
examinaron con el programa de estadística SPSS. Las respuestas a medidas nominales fueron
expuestas completamente o resumidas por temas, mientras que las respuestas a medidas
ordinales fueron contadas dentro del programa y expuestas en tablas junto con los porcentajes y
la media de la edad de cada respuesta.

La evaluación de los datos

La identidad colectiva de los alemanes del Volga en la Argentina puede ser interpretada como
una identidad exclusiva o una anti-identidad (Assmann, 1992: 154s. y 2011: 222) que favorece la
subsistencia en el proceso de contacto intenso con la sociedad mayoritaria. Lo especial de este
grupo es que el proceso de integración comenzó apenas a partir de 1960, o unos 200 años
después de la primera emigración a Rusia y después de dos movimientos migratorios. No
obstante, el grupo empezó a perder muchos de los elementos de la propia cultura a favor de
nuevos elementos en el proceso de integración. Solo con la integración exitosa a la sociedad
mayoritaria y la conciencia de la posible pérdida completa de la identidad inicial comenzó el
movimiento de revitalización, que tuvo como consecuencia una redisposición de las jerarquías:
los elementos originarios de los alemanes del Volga se movieron al primer plano, mientras que
los elementos argentinos se movieron a segundo plano.
En el desarrollo de la revitalización de la alteridad del grupo, que al principio del proceso de
integración fue un marco discriminatorio ejercido por la sociedad mayoritaria y, por lo tanto, algo
negativo, obtuvo luego calidad positiva. Esto se puede apreciar en la autoimagen positiva de los
miembros del grupo: en el cuestionario, la mayoría (86,4 %) de los informantes está orgullosa de
ser descendiente de los alemanes del Volga. Algunos incluso se sienten superiores a la sociedad
mayoritaria y tienden a discriminarla en ciertos contextos, como muestra la siguiente cita de una
entrevista:

[…] ahora nos toca a nosotroh decir ‘estos negros de mierda’ ((risa)) o sea... ese eh el el... o sea,
cambiamos… de ser, ehte... de qu/de que noh consideran rusos, a qu/a a ser ciudadanos
normales (CBm57sm132).

Este entrevistado contrapone «ciudadanos normales» a «rusos», y por lo tanto valora la
ascendencia rusa como algo negativo. Otros, por el contrario, lo ven como algo positivo:

Para mí, yo, si me dicen ‘alemán de Rusia’ y bueno soy alemán de Rusia y lihto. Y me guhta
que me lo digan que/(HBm47sa67).

La autovaloración positiva tiene que ver con el hecho de que los alemanes del Volga son
considerados buenos trabajadores, tanto por el propio grupo como dentro de la sociedad
mayoritaria. Los entrevistados también enfocan la fe, la comida, la música, los bailes, fiestas y la
lengua como elementos centrales de la propia cultura. Además, los miembros jóvenes del grupo
en cuestión tienen mucho aprecio por estas costumbres, que en gran parte se actualizan a través
de la identificación con las festividades de Alemania del sur (por ejemplo, el Oktoberfest).
Asimismo, los medios de comunicación de los alemanes del Volga se dedican en gran parte a
informar sobre estas cosas, ya que incluso a los miembros de la sociedad mayoritaria les suelen
gustar muchas de ellas. Esos elementos folclóricos actúan como símbolos culturales y
desempeñan un papel central en el proceso de revitalización del grupo. No obstante, también el
alemán del Volga obtuvo mucho prestigio en el proceso de revitalización dentro de la propia

72 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso, eds. (2017)

La construcción de la identidad colectiva de los descendientes de alemanes del Volga argentinos

comunidad. No solo la gente mayor lo usa, sino también los jóvenes emplean palabras alemanas
para marcar la propia identidad como alemanes del Volga. Como muestra la siguiente cita con
un entrevistado de 17 años, las palabras alemanas sirven como marcadores identidad para los
descendientes de los alemanes del Volga en la Argentina, o sea «rusos»2:

Y nosotroh por meter algunah palabrah, nomah se ‘ja’ y ‘tou’ y eso, ya te, te empiezan a decir
o… O nuehtra ehperiencia también porque, nosotroh sí mezclamoh un ‘nah gei’ o algo así, ya
te dicen ‘ruso’... o algo así (JJm17sm231f.).

El valor identitario del dialecto alemán también se ve reflejado en el hecho de que el 90,3 %
contestó en el cuestionario que se lo debería mantener dentro de las comunidades de los
alemanes del Volga. El 74,0 %, incluso expresó que todos los alemanes del Volga deberían saber
hablar el alemán del Volga. La siguiente cita muestra este valor identitario del dialecto y también
la conciencia de que el dialecto no es lo mismo que el alemán estándar:

Para mí siempre eso de hablar el alemán me guhtaba, o en dialecto, que hablábamoh nosotroh
en dialecto. Eh, yo entendía que hacer eso eh no perder la tradición. O sea, al saber eso es…
tener conciencia de dónde vino uno, o sea que no vino, que somoh de otro, de otro/ nuehtroh
descendienteh fueron de otro lado. (HBm47sa7)

El dialecto alemán posee, además, un valor emocional muy fuerte para algunos miembros del
grupo, quienes lo utilizan para expresar cercanía y emociones. El siguiente fragmento materializa
que la hablante piensa en alemán y siente que tiene que hablar alemán cuando quiere
expresarse de la mejor manera, porque es entonces cuando percibe que puede manifestar lo que
tiene en el corazón:

Ja, ich bin argentinisch, pero ich sprech viel daitsch un ich/maimol muss ich daitsch plaudere
(als ich grod word mich aussprech) porque.. wie könnte man sagen, ich spier mich och
daitsche un ich denk daitsch und ich moin das muss so sain. […] Ba, wie kann ich da sage?
Wann ich_s Daitsch dere sach, ich spier als die mich verstanden hot wos ich spier.. Das ist net
lainich plauder. Das is ach.. was ich drin hob, ne Herz, verstehst? Un mi_m Doitsche ich kom
hie wo/was ich will. (RSw41sm2,76)
(Sí, soy argentina pero hablo mucho alemán y a veces tengo que hablar el alemán cuando me
quiero expresar bien porque... ¿cómo decirlo? Me siento alemana y pienso en alemán y creo
que debería ser así... [...] ¿Cómo podría decirlo? Cuando lo digo en alemán siento que se
entiende lo que siento... No es solo hablar. Es... lo que tengo adentro, el corazón, ¿entiendes? Y
con el alemán llego adonde/recibo lo que quiero aquí).

La lealtad con el dialecto y el prestigio que obtuvo, hacen posible su mantenimiento dentro de
las comunidades de los alemanes del Volga. También los jóvenes estarían interesados en
aprenderlo, como muestra la siguiente cita con una hablante de 15 años:

A mí me interesa. Si habría claseh de alemán, uh! Yo voy, re contenta, y aprendería ¡pero todo!
Porque me interesa y para mí, si hay clases, para mí el… bah, el idioma o/(RSw15sa57).

También la historia del grupo fue un elemento central en el proceso de la revitalización del
grupo. Así fueron realizados muchos trabajos genealógicos e históricos (de Honeker Pascal y de
Jacob Hoffmann, 2000; Jungblut, 2003; Jungblut y Prost Ruppel, 2009) en el transcurso de los
cuales surgieron contactos con otros alemanes del Volga no solo en la Argentina sino también en

2 Aunque los alemanes del Volga en Argentina se consideran alemanes en primer lugar, la nomenclatura
convencional para referirse a ese grupo en ese país es «rusos». Eso tiene que ver con el hecho de que los
antepasados del grupo en cuestión vinieron de Rusia cuando emigraron a la Argentina.

Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 73

Anna Ladilova

otros países, como por ejemplo en los Estados Unidos, Alemania, Rusia, y Canadá. En las
entrevistas es evidente que hay un gran interés en la propia historia porque el 89,2 % de los
encuestados quiere saber más y el 81,6 % quiere visitar las antiguas colonias de los alemanes del
Volga en Rusia. Al mismo tiempo, hay poco conocimiento exacto sobre la historia del grupo y,
sobre todo, sobre los acontecimientos en Rusia, como muestra la siguiente cita:

No tengo conocimiento de esto, no sé, ¿por qué Volga? Volga que era, un/como, so wie hier
eine Provinz… in Deutschland [como aquí, una provincia... en Alemania]? (CMm74st9).

Por un lado, como lo hemos señalado en la Introducción, hay poca referencia para la memoria
cultural, porque muchos de los documentos escritos fueron perdidos durante los movimientos
migratorios. Por otro lado, tampoco existe una memoria comunicativa muy fuerte. Las razones de
ello se muestran en las siguientes citas:
(a) Y en esa época capah que eran máh/no había tanta relación entre padreh y loh hijoh,
tal veh eran máh estrictoh y no, no le contaban. (MJm17st8).
(b) Por ahí yo siento que son como muy frioh muy cerradoh, como que no leh guhta hablar
de su pasado. (JSw15sa22).
Los pocos entrevistados que tienen conocimiento sobre su historia sostienen que sus
antepasados emigraron de Alemania por la guerra, el hambre, el frío y la pobreza y porque ya no
podían mantener la autonomía en Rusia y fueron forzados a hacer el servicio militar:
(a) […] y ellos siempre decían que se escaparon de Alemania por la guerra y se fueron a la
parte del río del Volga, a toda esa parte, y ahí pasaron mucho hambre, mucho frío,
mucha pobreza, y de ahí, bueno, decidieron venirse para acá. (MHm17st9).
(b) Ja, weil eehm, die Russe die muss dort, ja die Daitsche musste fort von Russland [Sí,
porque los rusos tuvieron que irse de ahí, los alemanes tuvieron que irse de Rusia]
porque die musste, nou die.. die, eeh, o sea, die hade net mea die.. [tenían que, ya no
tenían] die privacidad de su.. colonia allá, porque los alemanes, o sea loh rusos ya
querían que los alemanes hagan el servicio militar. (NGw47sm16).
Rusia, en consecuencia, tiene la imagen de ser el lugar del sufrimiento de los antepasados. Esa
mistificación negativa se construye sobre todo por la falta de información coherente, es decir,
sobre un hueco en la memoria colectiva del grupo. Este vacío empezó a tener un papel
importante apenas después de la integración en la sociedad mayoritaria, cuando tuvo que ejercer
su rol dentro de la formación de la identidad colectiva del grupo. Entonces, también la historia
del grupo vivió un proceso de reorganización desde la perspectiva actual para el movimiento de
revitalización. Como la memoria comunicativa mantuvo poca información, se utilizaron otras
fuentes. Las más accesibles fueron las que tratan sobre los alemanes del Volga que se quedaron
en Rusia y vivieron la deportación y asimilación3 forzadas a la sociedad mayoritaria y una
discriminación muy fuerte. Esas vivencias fueron documentadas en libros y películas,
traducidas, en muchos casos, al español y difundidas, entre otros medios, por internet. Aunque
estas narrativas no guardan relación con los antepasados de los alemanes del Volga argentinos,
porque ellos emigraron al país antes de que tuvieran lugar aquellos acontecimientos, sirven para
llenar las lagunas de la memoria colectiva.
El significado de los diferentes espacios migratorios también está relacionado con la identidad
colectiva del grupo. Las entrevistas muestran que la Argentina se percibe como la patria actual,
mientras que Alemania y el Volga son concebidos como la patria perdida. Hay muy poca
identificación con Rusia en la mayoría de los casos, pero algunos sienten a ese país más cerca

3 Tanto integración como asimilación denominan la adaptación a la sociedad mayoritaria por un grupo

migratorio. Al contrario de la integración, proceso en el cual el grupo minoritario mantiene su cultura
inicial (por lo menos en parte), el proceso de asimilación implica la perdida completa de la cultura inicial.

74 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso, eds. (2017)

elementos culturales alemanes. «eres». y del ruso пирог. el 25. no obstante. como el nombre de una canción Tu pis ne chei. máh que alemana me sentía rusa. integrado por du bist. «vecino» o del español socio. ha facilitado la transmisión de elementos culturales de los alemanes del Volga a las siguientes generaciones. además. «una masa». «empanada»). Además de la lengua inicial del grupo. La construcción de la identidad colectiva de los descendientes de alemanes del Volga argentinos que Alemania y se reconocen en los rusos. fueron mencionados como provenientes del ruso. fueron quieneh noh dieron el primer terreno. ellos nacieron ahí. «abrigo». el nombre de el eh ruso. Por ejemplo. Por último. ambos fueron nombrados como ejemplos de palabras alemanas por los entrevistados. La fuerza de las imágenes. en el que no solo hay transferencias y alternancia de códigos. «una empanada de repollo» (del alemán Kraut. que actúa como símbolo de identidad. lo que subraya la hibridación cultural del grupo. la mayoría de ellos los interpretan como parte de la propia historia. En el cuestionario. Vladimir.8 % dice que la fase en Rusia tuvo una influencia sobre la formación cultural del grupo. porque fue quien.4 % cree que esta se muestra en la comida. sino también de lexemas cuyo origen ya no se puede determinar. del ruso. «repollo». eh. Solo así es posible la resistencia a la asimilación completa a la sociedad mayoritaria. Es interesante observar que como ejemplos de ese influjo ruso algunos de los participantes del estudio nombraron elementos alemanes. Como muestra de lo aseverado presentamos la siguiente cita: […] incluso cuando mi hijo. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 75 . A la vez. el primer lugar. Esta hibridación también se ve en el uso del lenguaje. A pesar de que estos acontecimientos no formaron parte de la historia del grupo estudiado. Por falta de memoria comunicativa y cultural. Otro ejemplo lo constituye la palabra Krautpirok. el 42. y yo le puse nombre ruso. donde nuehtroh abueloh.5 % juzga que en la lengua. Todos estos elementos sirven para crear una coherencia de la memoria colectiva del grupo. «una galleta» proviene del ruso пряник. y Palto. lo que refuerza la mistificación negativa de Rusia como el lugar de sufrimiento de los antepasados. El 30. Präinek. un 22 % sostiene que en la música y las canciones y un 22. del ruso пальто. cuyos miembros se sienten parte de la misma comunidad étnica. Y más allá de lah miserias que hayan padecido. del alemán.1 % opina que en otras cosas. casos de composiciones bilingües. Hay otros casos de palabras del ruso que ya están tan adaptadas al dialecto alemán que los propios hablantes los perciben como ejemplos de palabras alemanas: por ejemplo. ellos nacieron ahí. Este proceso se debe a una revalorización de los elementos culturales del propio colectivo. la palabra sos puede provenir del ruso сосед. porque yo dije que yo. que puede servir para reconstruir y mantener la identidad de los alemanes del Volga en la Argentina para las siguientes generaciones. Entre ellas figuran los documentales y libros sobre los alemanes del Volga que permanecieron en Rusia y fueron deportados a Siberia durante la Segunda Guerra Mundial. En este proceso también está surgiendo una nueva memoria comunicativa y cultural. «de nadie». nacieron en Rusia (MFw34sa19). además. como por ejemplo Klees. y не чей. debe señalarse que los nuevos medios de comunicación reforzaron el proceso de la revitalización del grupo al haber facilitado la conexión transnacional de los alemanes del Volga a global ethnoscapes o imagined communities. mih bisabueloh nacieron. son sobre todo elementos folclóricos los expuestos como marcadores de alteridad. Se hallaron. la identidad colectiva del grupo se construye sobre todo a través de elementos folclóricos de la Alemania actual y de fuentes de información ajenas al propio grupo. Conclusión Dentro de la comunidad de los alemanes del Volga en la Argentina se puede observar una revitalización cultural.

(eds. J. y Nünning. En: Beck. 76 Roberto Bein y Elizabeth M. Mayring. (1998). En: Jaeger.Hybridität: Ein Beispiel der Galicier/innen in Galicien und Argentinien».. (2013). Berlin: Erich Schmidt. Appadurai.). U. y Müller-Scheeßel. D. Jungblut. Bahía Blanca: Príncipe. Fragestellungen. A. Bahía Blanca: Editorial de los autores. San Miguel Arcángel. London/New York: Verso.) Handbuch qualitative Sozialforschung (209-213).09. C. (2006). U... (2000). Grenzgänge 22 (11) 115-149. P. Meyer.pl?urn=urn:nbn:de:kobv:188- fudissthesis000000095137-9 (15. A. y Laudel. y Herkenrath. Bachmann-Medick. B. J. una historía apasionante. B. Journal of Pragmatics 37. Überwindung des Schweigens: Verdrängte Geschichte. Ladilova. «The Third Space.) Einführung in die Kulturwissenschaften.) Identity. (ed. E. Rigatuso. Jungblut. Identitätsdiskurse in den gegenwartsbezogenen Humanwissenschaften». Rehbein. Labov. «Qualitative Inhaltsanalyse». (2009). (2011). Recuperado de http://nbn-resolving.Spanisch). Einführung in die Kulturwissenschaft.Hochdeutsch . (1991). (ed. Philipp (1995). Münster: Waxmann. Assmann. «Sprache .) Soziale Gruppen .Español (Wolgadeutsch . Interview with Homi Bhabha». (2008). Frankfurt am Main: Suhrkamp. München: Beck. A. S. R. Themen. El Dialecto Alemán del Volga «Das Wolgadeutsch». Santa Anita. Die Interpretation sozialer Identitäten in der prähistorischen Archäologie (39-58. (ed. (2005). «Identität».2016). culture. Schmidt. (2009). (2009). F. (2006). Reinbek bei Hamburg: Rowohlt-Taschenbuch-Verlag. J. Neuorientierungen in den Kulturwissenschaften. Cambridge: Cambridge University Press. difference (207-221). The social stratification of English in New York City. Hamburg. Honeker Pascal. Theoretische Grundlagen . O'G. «A postscript. G. T. politische Repression und Kollektives Trauma als Gegenstand der Arbeit der erinnerungspolitischen Bewegung im spanischen Staat. Gläser. J. S.) Handbuch der Kulturwissenschaften (277- 303). (1990).Anna Ladilova Referencias bibliográficas Anderson. Wiesbaden: VS. Experteninterviews und qualitative Inhaltsanalyse als Instrumente rekonstruierender Untersuchungen. «Kollektives Gedächtnis und Erinnerungskulturen». Imagined communities. Stuttgart: Metzler. En: Burmeister.Identität . (2013). Stuttgart: Metzler. Handbuch für das computergestützte Transkribieren nach HIAT. «Globale ethnische Räume. En: Flick. Code-switching and social identity». O. Berlin: Freie Universität Berlin. A. Gugenberger. (2003). Davidovic. Reflections on the origin and spread of nationalism. Arbeiten zur Mehrsprachigkeit 56. Nuetras raíces. Watzke.ein unscharfer Begriff.Alemán Estándar . (ed. C. Erll. (2004). E. (eds. Assmann.Ansätze - Perspektiven (156-185).) Perspektiven der Weltgesellschaft (11- 40).kulturelle Grenzen. Jürgen (2004). Bemerkungen und Fragen zur Entwicklung einer transnationalen Anthropologie». Alemán del Volga . En: Nünning. W. Straub. V. Cultural turns. M. Community. Erinnerung und politische Identität in frühen Hochkulturen. F. A. J. eds.de/urn/resolver. S. Frankfurt: Peter Lang. Weinheim: Beltz. (2017) . Schrift. London: Lawrence & Wishart. 403 -410. y Jacob Hoffmann. «Identität . Grundbegriffe. (2004). A. Hünecke. Rutherford. (1992). Das kulturelle Gedächtnis. E. 100 Jahre Wolgadeutsche Geschichte. En: Rutherford. y Prost Ruppel. El dialecto de los descendientes de Inmigrantes Alemanes del Volga en Argentina registrado en un Diccionario Básico. Kollektive Identitätskonstruktion in der Migration: Eine Fallstudie zur Sprachkontaktsituation der Wolgadeutschen in Argentinien. A. Auer. Santa Anita: Editorial de los autores.

Parte II .

.

el Centro Marchigiano. La distinción entre políticas lingüísticas explícitas e implícitas (Schiffman. en otros períodos históricos de este último siglo. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital.Capítulo 6 Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca Lucía Lasry lucia. el proceso de cambio de las lenguas étnicas Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . el Círculo Trentino. Shohamy.lasry@uns. Rigatuso. observamos que las entidades referidas se manifiestan a favor del mantenimiento del italiano estándar. en el área del contacto lingüístico.edu. cuatro de las cuales nuclean a inmigrantes y descendientes de inmigrantes. eventualmente. La lengua italiana y los dialectos de Italia también se integraron al país. a partir de la llegada masiva al país de inmigrantes de ese origen entre fines del siglo XIX y principios del XX y. específicamente. por ejemplo a través del impulso al estudio formal de la lengua. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. de sus descendientes. y el Hospital Italiano Regional del Sur. 2006) resulta operativa en nuestra área de indagaciones. Asimismo incluimos datos consultados en los sitios de internet de las asociaciones étnicas seleccionadas. donde la inmigración de ese origen ha tenido un gran impacto. Sin embargo. el Centro Laziale. eds.edu. en menor número.uns. el Centro Pugliese. Ediuns y SAEL. A partir de los datos obtenidos. de los dialectos. eventualmente. principalmente. a través del uso por parte de sus hablantes y.ar Universidad Nacional del Sur Bahía Blanca. Nuestro objetivo consiste en dar cuenta de las políticas lingüísticas implementadas por instituciones étnicas italianas.ar/ Resumen En este trabajo presentamos los resultados de nuestra investigación en curso acerca de la situación actual del proceso de mantenimiento y cambio de lengua entre descendientes de italianos en la ciudad de Bahía Blanca. El trabajo se inscribe en el marco de la sociolingüística y. 1996. Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. El corpus para la elaboración de este trabajo está conformado por los datos obtenidos a través de entrevistas orales y escritas realizadas a miembros de cinco instituciones étnicas. págs. 79 a 90. mientras que los dialectos presentan un uso restringido a circunstancias muy particulares. en tanto nos permite analizar diferentes decisiones vinculadas a la promoción y el uso del italiano en las instituciones mencionadas. analizando las actividades allí impulsadas para favorecer el uso del italiano y. Introducción La cultura italiana ha ingresado a la Argentina.

con el objetivo de indagar acerca de los usos de la lengua en las asociaciones étnicas bahienses e investigar acerca de la existencia de políticas lingüísticas instrumentadas por las instituciones mencionadas. a través de nuestra investigación en el ámbito de la Sociedad Siciliana Trinacria. 2015). mientras que las segundas. la ausencia de un núcleo nativo [argentino] numéricamente significativo y consolidado. intercambiar información. que se propusieron mantener integrada a la comunidad y perpetuar tradiciones étnicas (140). incluidos otros organismos que tienen la delegación del Estado» (15). hemos comenzado a responder a esa pregunta. manifestada públicamente en declaraciones y documentos. particularmente. eds. las asociaciones son las premisas para afrontar las primeras necesidades. el proceso de urbanización e industrialización que atravesaba el país entre fines del siglo XIX y principios del XX y la posibilidad de movilidad social. [los inmigrantes italianos] han formado grupos asociativos para ayudarse. Las asociaciones étnicas en Bahía Blanca La presencia de inmigrantes italianos en esta ciudad del sudoeste bonaerense se materializó. afirma Sarno (2008) que ya desde las primeras expatriaciones en la segunda mitad del siglo XIX. Posteriormente. comenzaron a proliferar las asociaciones regionales. con el objetivo de mantener ciertas costumbres. algunas de ellas son conocidas como sociedades de socorro mutuo. el bienestar de la población italiana). Rigatuso. pero estimamos que también vale para Bahía Blanca: Las asociaciones de ayuda mutua se mantuvieron muy activas mientras duró el arribo masivo de inmigrantes. nos referimos a las políticas lingüísticas. en Bahía Blanca? Con este trabajo pretendemos responder a ese interrogante 2 . quien las define como «los cursos de acción con relación al uso público de las lenguas fijados por los Estados nacional o provinciales. entre otras manifestaciones. ¿qué lugar ocupa la lengua entre esas tradiciones? Conceptos teóricos Para la realización de este trabajo utilizamos los conceptos que exponemos a continuación. Como afirma Barrios (2008) para Montevideo. las primeras implican una intervención deliberada sobre la lengua por parte de las autoridades. en términos más generales. […] [L]os emigrantes encontrándose en tierras diferentes de las de origen buscaban formas de agregación para intentar vivir todavía ‘entre paredes domésticas’ y para conseguir ayuda en la inserción social y profesional. Una vez que los italianos lograron afirmarse dentro de la sociedad […]. esas instituciones fueron perdiendo esas funciones. distinguimos políticas lingüísticas explícitas e implícitas. ¿Y en la actualidad. como es el caso de comidas y danzas. aunque empezaron a participar en ellas los descendientes de italianos. En tal sentido. en sus orígenes. entre los factores lingüísticos se encuentran el carácter estándar del español y la necesidad. comunicar. el cuidado de la salud y. 80 Roberto Bein y Elizabeth M. 2 En un trabajo previo (Lasry. 1991: 13-20). En primer lugar. por el 1 Entre los principales factores extralingüísticos que intervinieron en la rápida pérdida de las hablas de origen se encuentran el carácter masivo de la inmigración. Dichas instituciones fueron las primeras agrupaciones formales de los italianos en Bahía Blanca y brindaban. en el contexto de una situación de multilingüismo. de una lengua de comunicación general (Fontanella de Weinberg. en la creación de asociaciones étnicas. (2017) . Ahora bien. apoyo a sus integrantes (por ejemplo. contacto con empresarios u hospitales (s/p). a través del análisis de los procesos de mantenimiento y cambio de lengua entre descendientes de italianos en dicha ciudad. conservar ritos comunes y encontrarse periódicamente. Además.Lucía Lasry hacia el español fue rápido como consecuencia de factores extralingüísticos y lingüísticos1. para cuya concepción seguimos a Bein (2012). los italianos y sus descendientes usan el italiano en Argentina y.

com. concepto que se diferencia del de política lingüística ya que «se incluyen aquellas decisiones y acciones que. el tercero. En tal sentido. Otros dos conceptos operativos para nuestro trabajo son planificación lingüística. por provenir de colectivos no gubernamentales. ¿Cuáles son los objetivos de la institución que le parecen más importantes? 4. dos a regiones del centro de Italia (Lacio y Marcas). entendida como la «puesta en práctica de una política lingüística» (Calvet. realizamos entrevistas escritas con sus presidentes y otros integrantes. Asimismo.facebook. para distinguir las acciones explícitas de las implícitas utilizamos el término «política» porque así lo relevamos en la bibliografía consultada. formalizadas y de jure se oponen. 1997: 7) y glotopolítica. Corpus y metodología El corpus para la elaboración del trabajo está conformado por los datos obtenidos a través de los sitios de internet correspondientes a las cinco instituciones étnicas seleccionadas.com/Centro-Pugliese-de-Bahía-Blanca-y-Región-Pagina-Oficial- 12584537481083/?fref=ts. mientras que el cuarto fue fundado el 29 de mayo de 1989 y el quinto. el segundo. Las instituciones étnicas Las instituciones étnicas de las que nos ocupamos en este trabajo son el Centro Pugliese de Bahía Blanca y Región. y como parte de un trabajo exploratorio que expandiremos posteriormente. Schiffman (1996) diferencia las políticas expresas (over t) de las implícitas (cover t). otra a una región del norte (Trentino) y el Hospital Italiano Regional del Sur. que participan de modo continuo y activo en la institución? 3. una perteneciente a una región del sur de Italia (Apulia). de facto (Shohamy. explique el/los motivo/s por el/los que lo evalúa de determinada manera. complementamos esa información con entrevistas orales y escritas realizadas a miembros de las cinco instituciones. en el mes de noviembre de 2004. el 7 de junio de 1964. Las políticas explícitas. las acciones impulsadas por las instituciones étnicas están comprendidas en este concepto porque estas no forman parte del Estado italiano. aproximadamente. quedan excluidas de la definición de política lingüística» (Bein. El primero de ellos fue creado el 5 de agosto de 2005. ¿En qué actividades le consta que se hable en italiano y/o en dialecto? 6. Las entrevistas escritas fueron desarrolladas a partir del siguiente cuestionario: 1. de este modo. el Centro Marchigiano Bahía Blanca. ¿Hace cuánto tiempo forma parte de la institución? ¿Qué la/lo llevó a formar parte de ella? ¿Qué rol desempeña en ella? 2. Claramente. informales. mientras que en las dos instituciones restantes mantuvimos entrevistas orales con sus respectivos presidentes. Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca contrario. son instrumentadas sin que exista una enunciación formal previa. ¿Conoce la existencia de vínculos entre la institución e Italia y/o la región correspondiente? En caso de ser afirmativa la respuesta.blogspot. Estas informaciones fueron recogidas en las entrevistas mencionadas supra y en los respectivos sitios de internet:  Centro Pugliese de Bahía Blanca y Región: http://centropugliesedebahiayregion. el 5 de junio de 1990. http://www. el Centro Laziale Bahía Blanca. el Círculo Trentino Bahía Blanca y el Hospital Italiano Regional del Sur. En los casos de las asociaciones representantes de Puglia. 2012: 18). ¿cómo evalúa el desarrollo de esos vínculos? Por favor. ¿Qué actividades de las organizadas en el ámbito de la institución le parecen más fructíferas? ¿Por qué? 5. ¿Cuántos miembros calcula.ar. de Lazio y del Hospital. 2006: 50). a políticas implícitas. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 81 . De todos modos.

en el cual me inscribió junto a los demás integrantes de mi familia. canciones y versiones de canzonettas italianas». Existen cuatro tipos de objetivos para la institución: los culturales. «melodías. por lo tanto. su historia es menos extensa que la de aquellas que tienen alrededor de cien años. podemos observar que las cuatro primeras asociaciones mencionadas son relativamente jóvenes3.com. de manera escrita.facebook. la Sociedad Siciliana de Socorros Mutuos Trinacria.ar/. con una población de unos 10.facebook. por el presidente de la institución y la consulta en los sitios en internet del Centro Pugliese fueron nuestros medios de acceso a los datos.com. como también la difusión del italiano. (2017) . que fomentan la colaboración con puglieses de nuestra ciudad y de Puglia. quien fue el inmigrante5. en esa misma respuesta. desde el año 2005 en que se formó el Centro Pugliese.000 habitantes y ubicada en el partido de Bahía Blanca. Por su parte. a diez kilómetros de la ciudad cabecera. según leemos en el sitio web del centro.bahiablanca?fref=ts. 5 Las citas referidas al Centro Pugliese corresponden.blogspot. que implican la difusión de tradiciones puglieses en Bahía Blanca y las argentinas en la región de Puglia. además de gastronomía típica.bahiablanca/?fref=ts. El Centro Pugliese de Bahía Blanca y Región El cuestionario4 respondido. actividad que implica un uso simbólico de la lengua.  Círculo Trentino Bahía Blanca: http://trentinosenbahiablanca.ar En tal sentido.com/centromarchigiano. creada en el año 1917.com/circulotrentino. 82 Roberto Bein y Elizabeth M. Sin embargo. Además. https://www. que impulsan el otorgamiento de becas de estudio y perfeccionamiento en escuelas y universidades de la región. En la respuesta a la pregunta «¿En qué actividades le consta que se hable en italiano y/o en dialecto?» sostiene que «el idioma italiano no se manifiesta en demasía». y no durante el período de inmigración masiva.facebook. los sociales. En palabras del presidente. que da nombre al distrito.  Hospital Italiano Regional del Sur: https://www. durante la realización de la Serata Pugliese (evento anual realizado en el mes aniversario de la institución. uno de los objetivos formativos de la institución es la difusión de la lengua italiana «por ser instrumento prioritario para el acercamiento de los dos pueblos». el presidente del centro afirma que resulta difícil la implementación de ese objetivo. 6 Ingeniero White es una localidad con puerto. a partir de mi abuelo paterno. a diferencia de una institución abordada en otro trabajo (Lasry. 2015). y los formativos.com/groups/480340908793385/?fref=ts (grupo cerrado en Facebook). en forma conjunta con el Museo del Puerto de Ingeniero White)6 los asistentes suelen compartir. que promueven iniciativas para la difusión del acervo histórico-cultural de la región.  Centro Marchigiano Bahía Blanca: https://www.Lucía Lasry  Centro Laziale Bahía Blanca: https://www. excepto cuando se indique otra fuente. a la entrevista que el presidente nos envió por vía digital. uno de sus integrantes elaboró el ‘elenco’ (listado) de personas descendientes de puglieses locales. entre finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX. 4 Se trata del cuestionario referido en la página 2. los asistenciales. eds.hospitalitalianobb. es decir. Rigatuso. en la etiqueta Serata Pugliese de esa página de internet hay 3 Utilizamos estos términos ya que se trata de instituciones que fueron creadas entre los últimos años del siglo XX y los primeros del siglo XXI. La lengua italiana y los dialectos en el Centro Pugliese Como mencionamos en el apartado anterior.

Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 83 . observamos que el italiano no es empleado en su función comunicativa. junto con el Museo del Puerto de Ingeniero White. para mantener y compartir la historia de nuestras raíces y actividad social de la región»9. el dialecto parece tener una valoración positiva. En el resto del sitio. En la página de Facebook es posible visualizar videos en los que se leen y recitan poemas en dialecto. De acuerdo con las expresiones del presidente del centro y con las publicaciones en el perfil de Facebook de la institución. organizada por primera vez en el año 2016.ponzaracconta. Il dialetto fa parte della nostra cultura e va salvaguardato. Especialmente conocemos a dos personas. Con la población poncesa el trato es inmejorable. chiacchiere e guanti fritti. uno de ellos hablado en italiano y el otro con textos en esta misma lengua. Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca algunas recetas tradicionales de la región. al cuestionario que la presidenta nos envió por vía digital. El objetivo de la institución es «agrupar a los inmigrantes y descendientes de la región del Lacio. según su presidenta: la Comuna de Ponza y sus empleados siempre [están] dispuestos a colaborar en consultas o con la documentación requerida para hacer prácticas legales de ciudadanías italianas. El vínculo con la región es especialmente fluido con la isla de Ponza. 7 Otro concepto que resulta operativo en este caso es el de «función mítica». castagnole di carnevale. De este modo. los cuales espontáneamente intercambiaron conversaciones en dialecto “barese” (de Bari) y “molfettese” (de Molfetta) entre ellos y entre algunos conocedores». en el marco de la celebración del 10º aniversario del centro «se ofreció un homenaje y entrega de reconocimiento a los puglieses nativos. El Centro Laziale Bahía Blanca Los datos sobre el Centro Laziale fueron obtenidos a partir de la entrevista escrita respondida por su presidenta y de la consulta en el grupo cerrado (y del que somos miembros) que la institución posee en Facebook. 8 En español se denomina ponceses a los nacidos en Ponza. Il dialetto è amore per le nostre origini». sino en un «papel más abstracto en relación a la cultura y a la identidad». La persona entrevistada forma parte del centro desde 2004. lo que se ve reflejado en la página: www.it donde muy gentilmente nos publican los materiales. 1999: 137). lugar de donde proviene la mayoría de los inmigrantes que llegaron a Ingeniero White. el Origen de una hermandad». 9 Las citas referidas al Centro Laziale corresponden. siendo de Ingeniero White. siendo muy receptivos y abiertos cuando se enteran que llega gente de Argentina y más. cartellate. El contacto es permanente y esperan con ansia los informes de nuestras actividades. al igual que el Centro Pugliese. mesttazzulle y ciambellone. la mayor parte de los textos está en español. la persona entrevistada menciona la procesión de San Silverio (santo patrono de Ponza) y la «Muestra San Silverio. En la entrevista leemos que si bien el dialecto apulo-barese no es muy utilizado. 2012: 71). año de su fundación. cuyos nombres están en italiano (el texto de su preparación está en español): castagnole e frappe. Entre las actividades más fructíferas del centro. En su página de Facebook encontramos publicaciones en italiano y en español en proporciones similares. en su función simbólica 7 (Madera. excepto cuando se indique otra fuente. y lo conoce por ser descendiente directa de ponceses8 e hija de uno de los fundadores. Como afirma Hipperdinger (2015) «la misma retracción del uso efectivo aumenta el valor simbólico» (23). Además. además de enlaces a páginas oficiales de la región (en italiano) y a otras asociaciones apulenses. una que domina el dialecto “barese” y otra el “molfettese” (ambos de la región)». organizada. Además. además de publicaciones como «Parlare il dialetto non è maleducazione… ma arte. hay dos videos de algunas de esas recetas. planteado por Kremnitz (1979: 75-76) para el caso del occitano en Pigüé (ciudad ubicada en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires): «la lengua extinguida en la práctica se ha convertido en elemento simbólico» (Bein. localidad perteneciente a la región italiana del Lazio. el presidente de la institución estima que en Bahía Blanca hay unas «diez personas que entienden o hablan dialectos de la Puglia. entre otras. es decir. además de la Serata Laziale. aunque hay poemas tradicionales en italiano que cuentan con su traducción al español.

sobre el final. su esposa. Como leemos en su sitio de internet (http://www. Italia. como en 10Si bien la inmigración de los marchigianos fue una de las más numerosas en Bahía Blanca. eds. van naciendo nuevas asociaciones marchigianas. En palabras de los entrevistados. algunas de ellas pertenecientes al sitio online www. aumentando progresivamente año tras año y llegando en la actualidad a 24 asociaciones federadas.org. se combine con el italiano. congrega a todas las familias («no solo de nuestra región». el mes de noviembre de 1984 se constituye oficialmente la Federación Marchigiana de la República Argentina (Fedemarche) […] funciona con carácter de persona jurídica como Asociación Civil de bien público y sin fines de lucro […] En los años siguientes. aclara la entrevistada) que deseen acercarse a compartir platos dulces típicos de la región y «se comparte una tarde con música y canciones italianas. Con respecto a los dialectos. publicaciones que están en español. no contaba con una institución que los agrupase. Un ejemplo de ello es el Día de le Marche en el mundo. generalmente. la presidenta de la institución afirma que es posible que sean hablados «en algunas casas entre los más ancianos de las familias». el vínculo entre el centro bahiense y la región italiana es muy estrecho. El Centro Marchigiano Bahía Blanca Obtuvimos los datos de esta institución a través de una entrevista con el presidente de la institución. mencionada en el apartado anterior. Estas actividades implican claramente un uso simbólico del italiano. Rigatuso. en el que se celebra la festividad de la virgen de Loreto.ponzaracconta. además de contribuciones económicas por parte de la región. […] Fedemarche principalmente coordina las actividades propias y aquellas entre las asociaciones federadas y la Región Marche. por iniciativa de la región Marche de Italia y que pertenece a la Fedemarche. a veces. el centro difunde cursos de italiano ofrecidos por Il David (institución bahiense dedicada a la enseñanza del idioma) y por la Sociedad Italiana de Bahía Blanca.it. La lengua italiana y los dialectos en el Centro Marchigiano Cuando consultamos el sitio en internet del Centro Marchigiano observamos que la lengua de comunicación predominante es el español aunque. a la que se agregó. En el grupo de Facebook no encontramos publicaciones en dialecto. Ellos nos contaron que el centro fue creado en el año 1990 10 (en el 2015 sus integrantes celebraron el 25° aniversario). Embajada o todo lo que se dirige a Italia».Lucía Lasry La lengua italiana y los dialectos en el Centro Laziale Cuando le preguntamos a la presidenta sobre las actividades en las que le conste que se hable en italiano y/o en dialectos. En tal sentido. la federación marchigiana en la Argentina. hay una comunicación constante con Marche. En el año 2005. La Serata Laziale. nos responde que.ar): Con la unión de 7 asociaciones marchigianas. Otras corresponden a fotos con textos en italiano. aunque sí lo utilizan para «cartas al Consulado General de Italia. En el grupo de Facebook. en el Centro no se habla en italiano. De hecho. 84 Roberto Bein y Elizabeth M. encontramos un elevado número de publicaciones en italiano. También en esta última lengua se difunden las invitaciones y fotos de la procesión de San Silverio. la Argentina fue el país elegido para la inauguración del evento. Asimismo. algún video de la región». ciudad marchigiana. del mismo modo que la Serata Pugliese referida supra. Además. afirma Miravalles (2015) que los marchigianos «no constituyeron una ‘colectividad’ y mucho menos una comunidad cerrada» (79).fedemarche. consultamos su página en Facebook. principalmente por iniciativa de la Región Marche. el 10 de diciembre. por lo que existe un intercambio mutuo de proyectos y de datos. (2017) . además de consultas acerca de descendientes y familiares de ponceses.

Entre las iniciativas de la asociación. Mario y fundamentalmente su esposa. ecc. sabemos que el Círculo Trentino fue fundado en 1989. Así. Asimismo.fedemarche. como los que tienen lugar para celebraciones de aniversarios. por ejemplo. Asimismo. mencionados en el apartado «Las instituciones étnicas».)» (http://www. si bien el centro no ofrece cursos del idioma. Pure nelle Marche abbiamo lu sole e lu mare… E pure la mentagna. direcciones. se encuentra la del denominado Educational Tour. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 85 . (http://trentinosenbahiablanca. sugiere aprenderlo en el instituto Il David. y en conjunto con la Federmarche (que financia toda la actividad).blogspot. frases. 2015: 14) (el énfasis pertenece a la autora) actividades que impliquen el uso de la lengua. algunos seguidores de la página suelen compartir imágenes. la liva e lu vì». El Círculo Trentino Bahía Blanca A partir de la entrevista realizada al presidente de la institución y de los datos obtenidos en los sitios de internet visitados. el foco está puesto en la historia y las costumbres del grupo: no solo en el pasado. que implicó establecer contactos no solo con familiares. Roma. Napoli. se tomaron el minucioso trabajo de visitar primero a sus familiares y conocidos. Y pensar. puedan «conoscere i luoghi più suggestivi della Regione e (…) vivere indimenticabili esperienze (incontri istituzionali. a través del contacto directo con hablantes nativos. Con respecto a las funciones del blog de la institución. Sara Díaz de Grosselli. como una fotografía de un paisaje marchigiano con la inscripción en dialecto: «Tutti che parlano di Milano. En el mismo sentido. existen ciertas actividades que involucran el uso de la lengua. agregó que las generaciones más jóvenes muestran interés por el dialecto.com. durante el año 1988. y al entusiasmo inicial de Julio y Mario Grosselli. Con respecto al uso del dialecto marchigiano. para cantar. Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca publicaciones más breves: «Feliz Navidad para todos!!! Buon Natale per tutti!!!».ar). Además de las publicaciones de la institución. rappresentazioni teatrali. eventos y videos en ambas lenguas. vinculados a la región.ar/2013/08/educationa-tour-2013). aspecto en el que quizás influya la posibilidad de viajar a la región. en algunas reuniones sociales. luego de un largo trabajo. en las condiciones sociales en las que se dieron tanto la partida desde la tierra de origen como su inserción en este lugar. aspecto que también fue destacado por los entrevistados. puede inferirse el diseño de una construcción identitaria en la que es especialmente perceptible el empeño por recuperar (9) (el énfasis pertenece a la autora). sus fotos y sus recuerdos. hacer llamadas telefónicas. que consiste en un viaje a la región para que jóvenes argentinos. recopilar nombres. Con respecto a los datos obtenidos en la entrevista. sino en la continuidad entre el pasado y el presente […]. y tal como afirma Hipperdinger (2015) con relación a los sitios online de los alemanes del Volga. En el Círculo Trentino suelen realizar encuentros sociales. aunque luego realizan las traducciones al español. lo utilizan. es notable la coordinación existente entre la Argentina e Italia para poner en práctica estas políticas lingüísticas «en la medida en que instan a otros a hacer» (Hipperdinger. leemos que Uno de los objetivos de este blog es recuperar sus historias. concerti. Esta actividad favorecería el uso del italiano. aspecto que detallamos en el siguiente apartado. de vez en cuando. sino también con desconocidos: Gracias a la iniciativa de Bruno Fronza.org. descendientes de marchigianos. el presidente de la institución narró que. y luego pacientes y reiteradas visitas a las varias familias de origen trentino residentes en Bahía Blanca. que alquila parte de sus instalaciones para desarrollar sus actividades.

con las múltiples dificultades conocidas» (https://hospitalitalianobb.Lucía Lasry La lengua italiana y los dialectos en el Círculo Trentino En los sitios web del Círculo Trentino la lengua de comunicación es el español. Rigatuso.asp) 11 . que posee filiales en diferentes países. mayormente. en la práctica. el dialecto es utilizado en muy pocas ocasiones. además de desarrollar actividades específicas sobre la gestión hospitalaria. Para eso. el italiano y el dialecto son utilizados «en actividades donde se celebran/conmemoran fiestas patrias y encuentros de capacitación e interacción con entidades italianas». aunque también se comparten informaciones. problema arduo para internar a sus propios asociados. tiene la posibilidad de establecer relaciones institucionales con Italia. Además.it/es/index. para la difusión de la lengua y de la cultura italianas.italicon. ofrece becas para el estudio del italiano en ICoN (Italian Culture on the Net. sin embargo. en la que se narra brevemente la historia inmigratoria de los trentinos en la ciudad. La lengua italiana y el dialecto en el Hospital Italiano Regional del Sur De acuerdo con lo expresado por la persona entrevistada. ICoN tiene como objeto la promoción y la difusión de la lengua y de la cultura italiana en el mundo. En el sitio de Facebook. los vínculos con Italia «son muy buenos y beneficiosos para ambas partes». Por su parte. Esta persona. En el Círculo Trentino se ofrecen clases de conversación en italiano. en tanto participan en asambleas anuales realizadas en ciudades italianas y en capacitaciones. en ninguno de los dos sitios se utiliza el dialecto. la institución fomenta el aprendizaje formal de la lengua en la Asociación Dante Alighieri (institución fundada en Italia. como las reuniones sociales.com. http://italicon. consultamos el sitio en internet del hospital.asp). esto varía. predomina el uso del español. que. nos respondió que los documentos institucionales se pronuncian a favor del uso del italiano. en tanto depende de las elecciones personales. en las cuales. Según la persona entrevistada. tener que recurrir comúnmente al Hospital Italiano de Buenos Aires. Además. eds. a las que asisten. que fue fundado en el año 1964. (2017) . De acuerdo con las palabras de la entrevistada. es el «bien a la comunidad» y entre sus valores. aunque luego. El objetivo principal del hospital. Así como encontramos publicaciones en italiano en la página de Facebook de la institución. la mayor parte de las publicaciones es en español. Cuando consultamos a nuestro entrevistado acerca del uso efectivo de la lengua. mujeres. en el sitio web se destaca la italianidad. a través de tecnologías telemáticas y de iniciativas didácticas específicas (http://www. 11 ICoN es un Consorcio compuesto por diecinueve Universidades italianas que actúa en convenio con el Ministerio de Asuntos Exteriores italiano.ar/instituciona/historia). de todas maneras. cuenta con su traducción al español. según la entrevistada.it/es/index. 86 Roberto Bein y Elizabeth M. Sin embargo. una de ellas en Bahía Blanca). videos y textos en italiano. Su creación surgió a partir de una reunión realizada en la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos «con el propósito de hacer frente al problema Hospitalario de las Sociedades Italianas Mutualistas. El Hospital Italiano Regional del Sur Los datos sobre esta institución fueron obtenidos a partir de la entrevista escrita realizada a la coordinadora del Departamento de Docencia e Investigación y del Comité de Ética en Investigación en seres humanos. no sucede lo mismo con el dialecto. la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos bahiense contó con la colaboración de otras instituciones de la ciudad y de la región. Solamente en la segunda de las páginas encontramos una solapa en lengua italiana «L’immigrazione trentina a Bahía Blanca». y que nació en 1999 bajo el patrocinio de la Cámara de Diputados de Italia y con el apoyo de la Presidencia del Consejo de Ministros y del Ministerio de Educación y Ciencia italianos.

no todos los descendientes de apulenses. sino que se restringen a la formulación de frases. nos detenemos también en los dialectos. Por otro lado. existe una manifestación pública acerca de la necesidad de mantenerlo aunque no hay políticas que aseguren su uso y difusión. en la que se muestran ejemplos de uso de una expresión en marchigiano: «Impara il Marchigiano in modo semplice (…) Utilizzo dell’espressione «Che te pija un gorbu» (…)» (el énfasis nos pertenece). La misma situación parece desarrollarse en el Centro Laziale. per diffondersi. en algunos casos. especialmente entre las nuevas generaciones» (traducción propia). necesita de un sostén. hablen dialectos de la región del Lazio. fue bastante acelerada. también didáctico. el viaje a la región Marche implica a la Fedemarche y a las diversas entidades marchigianas en la Argentina. ya que esta es la lengua de comunicación general y. en el caso del Centro Pugliese y del Centro Marchigiano. luego de haber sido revalorizado. el uso del italiano y de los dialectos está más extendido entre los integrantes de mayor edad. anche didattico. in altre. en cuyo grupo de Facebook hay una cantidad equilibrada de publicaciones en español y en italiano. cuyos usos se limitan a las reuniones sociales de las instituciones y. soprattutto tra le nuove generazioni» 13 (199). 13 «En algunas regiones de Italia. A medida que analizamos los datos con los que contamos. 12 Cabe aclarar que utilizamos el término «emblemático» como sinónimo de función simbólica. como indicamos en el apartado «La lengua italiana y los dialectos en el Centro Pugliese». En tanto nos consta la existencia de reuniones mensuales entre las instituciones de la zona sur del país14. en relación con la situación de los dialectos en Italia sostiene Gramellini (2008): «In alcune regioni d’Italia esso [el dialecto] ha una tradizione continua ed ininterrotta. en la publicación citada se expresa que el dialecto debe ser protegido (el énfasis nos pertenece). 2015: 15). Por ejemplo. En el ámbito del Centro Pugliese. en tanto las personas de mayor edad son las que. La única excepción la constituye el Centro Laziale. en otras. para su difusión. Asimismo. en el sitio online del hospital los textos están redactados en español. conforma una política lingüística implícita. además. información recuperada de Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 87 . y no solo por el Estado italiano. Por su parte. marchigianos y trentinos hablan el italiano (Hipperdinger. como la siguiente. y de acuerdo con lo expresado por su presidente. Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca Por otro lado. por parte de los inmigrantes. Es necesario aclarar que en los encuentros entre los miembros de las asociaciones. En el caso que nos ocupa. evidenciamos que sería más adecuado hablar. es oportuno preguntarse si en ese marco no podrían coordinarse más medidas tendientes a una mayor difusión del italiano. mientras que la sugerencia de ambas asociaciones para estudiar el idioma en instituciones dedicadas a su enseñanza (en Il David en el caso de la institución marchigiana y en la Asociación Dante Alighieri en la asociación trentina). el Educational Tour en el Centro Marchigiano y los documentos del Círculo Trentino constituyen políticas explícitas. tal como referimos en el apartado «La lengua italiana y los dialectos en el Centro Pugliese». los dialectos no son usados como lengua de comunicación. a canciones y a poemas. a algunas publicaciones en sus perfiles de Facebook. 14 Las instituciones de la ciudad de Bahía Blanca junto a otras asociaciones del sur argentino forman parte de la FEISA (Federación de Entidades Italianas del Sur Argentino). de actos glotopolíticos por tratarse de acciones emprendidas por las instituciones étnicas. En este caso. el dialecto cuenta con una tradición continua e ininterrumpida. ese uso emblemático podría mostrar el deseo de preservarlo. Al respecto. posiblemente. ha bisogno di un sostegno. laziales. Asimismo. dopo essere stato oggetto di rivalutazione. teniendo en cuenta que su pérdida. por lo cual se trata de un uso emblemático12. la mayor parte de las noticias compartidas en las páginas de Facebook de todas las instituciones está en italiano. no encontramos reflexiones explícitas sobre el italiano aunque no sucede lo mismo con el dialecto en el caso de la institución apulense ya que. Análisis de los datos En los sitios web de tres de las cinco instituciones la lengua predominante es el español (cabe recordar que en el caso del Hospital Italiano todos los textos están en español). Consideramos que esto sucede ya que la institución ofrece sus servicios a toda la comunidad bahiense.

[2-02-2016].org. B. Tesis Doctoral.com. R. [2-02-2016]. Recuperado de http://www. el Centro Marchigiano Bahía Blanca. Montevideo: Universidad de la República. [2-02-2016]. (2017) . Las políticas lingüísticas. En: Fontanella de Weinberg. Fedemarche (Federación Marchigiana de la República Argentina) (2016).ar y https://www. (1997). [2-02- 2016]. además de los usos lingüísticos sobre el italiano en cinco instituciones étnicas bahienses. consideramos necesario ampliar esta investigación con un mayor conocimiento de los usos efectivos del italiano y los dialectos como también con un número más elevado de entrevistas. Calvet. Rigatuso.asp.ar. Con respecto a los dialectos. [2-02-2016].fedemarche. dos de las asociaciones se muestran interesadas por el mantenimiento de la lengua italiana.facebook. et al.Lucía Lasry Conclusión A lo largo de este trabajo presentamos las políticas y las acciones glotopolíticas. L.bahiablanca?fref=ts. (2008). http://www.feditalia. Recuperado de https://www. evidenciamos que.ar/arg/home.thml.blogspot. el Centro Laziale Bahía Blanca. La política lingüística respecto de las lenguas extranjeras en la Argentina a partir de 1993.facebook. [2-02-2016]. [2-02-2016]. Mantenimiento y cambio de lenguas inmigratorias (13-34). Observamos que. el Centro Pugliese de Bahía Blanca y Región. B.it/es/index.ar. según los entrevistados.ar.facebook. Centro Pugliese de Bahía Blanca y Región (2016). «Variables que actuaron en el mantenimiento y cambio de lengua». Recuperado de https://www. M.feditalia. Lengua e inmigración. Etnicidad y lenguaje.html (cabe aclarar que no hay un sitio oficial en internet de la FEISA). M. no existen acciones tendientes a su revitalización. al menos. Wien: Universität Wien.bahiablanca/?fref=ts y http://trentinosenbahiablanca.italicon. Centro Marchigiano Bahía Blanca (2016). el Círculo Trentino Bahía Blanca y el Hospital Italiano Regional del Sur. eds.org. [2-02-2016].facebook. Buenos Aires: Edicial.com/circulotrentino. (1991). ICoN (Italian Culture on the Net) (2016). Recuperado de http://centropugliesedebahiayregion. Bahía Blanca.ar/arg/asociaciones/aso_cons_bblanca. Recuperado de https://www. Recuperado de https://hospitalitalianobb. Recuperado de http://www. Por su parte.-J.org.com. La aculturación sociolingüística de los inmigrantes italianos en Montevideo. 88 Roberto Bein y Elizabeth M. Fuentes Centro Laziale Bahía Blanca (2016). Universidad Nacional del Sur.com. La situación es similar a la que Barrios (2008) describe en referencia a dos asociaciones italianas en Montevideo: «en el seno de las mismas no se ha instrumentado ningún tipo de política explícita que tenga como objetivo el mantenimiento del dialecto» (140). a través de la instrumentación de políticas lingüísticas explícitas e implícitas.blogspot. Círculo Trentino Bahía Blanca (2016). Bein. aspectos a los que atenderemos en próximos trabajos. G.com/groups/480340908793385/?fref=ts. Feditalia Argentina (2016). Recuperado de http://www.com/Centro-Pugliese-de-Bahía-Blanca-y-Región-Pagina-Oficial- 125845437481083/?fref=ts. Fontanella de Weinberg. (2012). Referencias bibliográficas Barrios. Hospital Italiano Regional del Sur (2016).com/centromarchigiano.

London and New York: Routledge. Hermosillo: Universidad de Sonora. Diez años de cambios en el mundo. (2008). Barcelona: Universidad de Barcelona. Sarno.php/Ianua/article/view/208414/277599.raco.ub. 1999- 2008. en la Geografía y en las Ciencias Sociales. Hidden Agendas and New Approaches. transformaciones sociales de una red espacial».pdf?sequence=1&isAllowed=y. En Ianua. Departamento de Humanidades. (eds. Shohamy. Bahía Blanca: Universidad Nacional del Sur. Marchigiani en Bahía Blanca. Mónica (1999). «Identidad de grupo y funciones de la lengua en el análisis de la desaparición o mantenimiento de una lengua». Bahía Blanca: Carlos Mux. M. Recuperado de http://www. Lengua y migración. A. Miravalles. L.. En: X Coloquio Internacional de Geocrítica. Language Policy. Morelli. (2008). [20-03-2016]. Vol. (2006).uah. 7 (2). en prensa. Theorie und Praxis der katalanischen Soziolinguisten. apprendenti». 7-27 [revista virtual]. 181-201. Madera.htm. G. (2015). Y. (1996). F.) Las Causas Sociales de la Desaparición y del Mantenimiento de las Lenguas en las Naciones de América (137-149). E. A.es/dspace/bitstream/handle/10017/23420/Ethnic_ Hipperdinger_LM_2015_7_2. (2015). «El asociacionismo de los emigrados italianos: papel histórico. H. «La situación contemporánea de la lengua italiana en Bahía Blanca: políticas lingüísticas e instituciones étnicas». «Ethnic revival: actitudes. I. (2015). Recuperado de http://dspace. [26-02- 2016]. parlanti. [20-03-2016]. En: Herzfeld. Schiffman. 8. Hipperdinger. Kremnitz. Y. y Montecchiari. Lasry. Linguistic Culture and Language Policy. Políticas lingüísticas en instituciones étnicas italianas de Bahía Blanca Gramellini. (1979). Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 89 . Sprachen im Konflikt. Revista Philologica Romanica. «Il dialetto del nuovo millennio: Usi. funciones culturales. B. E. Recuperado de http://www. London: Routledge. Tübingen: Gunter Narr. En: VI Jornadas de Investigación en Humanidades. y Lastra.cat/index.edu/geocrit/-xcol/152. políticas y usos lingüísticos de los alemanes del Volga en la Argentina».

Lucía Lasry

90 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso, eds. (2017)

Capítulo 7

Funciones de la narración en la conversación coloquial:
refuerzo de la figura del narrador
María Leticia Móccero
mlmoccero@yahoo.com.ar
Universidad Nacional de La Plata
La Plata. Argentina

En: Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso, eds. (2017)
Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso
Bahía Blanca, Ediuns y SAEL, págs. 91 a 104.
ISBN 978-987-655-166-3
Disponible en: http://repositoriodigital.uns.edu.ar/

Resumen

En el marco de estudios sobre la conversación coloquial que se están llevando a cabo en
proyectos de investigación en la Universidad Nacional de La Plata, hemos centrado nuestro
interés en las narraciones que emergen en ese tipo de encuentro verbal. En esta oportunidad nos
ocupamos de analizar fragmentos cuya función es la de realzar la imagen del narrador (self-
aggrandizement, Oliveira, 1999; Norrick, 2000), ya sea de manera implícita o explícita. Los datos
de este estudio comprenden 30 fragmentos narrativos incrustados en las conversaciones que
conforman el corpus E.C.Ar. (Español Coloquial de Argentina), compuesto por 60 grabaciones de
encuentros entre estudiantes universitarios argentinos de entre 18 y 25 años de edad.
Entendemos por fragmentos narrativos tanto aquellos que tienen una estructura genérica
(Martin, 1992) como las historias menos pulidas, menos coherentes, de todos los días, que
encontramos frecuentemente en la conversación, denominadas ‘historias breves’ (small stories)
(Bamberg, 2006; Georgakopoulou, 2007; De Fina y Georgakopoulou, 2012) Abordamos los textos
desde una perspectiva dialógico-performativa (Riessman, 2008; Bamberg, 2012). Estos autores
se basan en Goffman (1959), y sostienen que los participantes en una conversación no solo
intercambian información, sino que ‘ponen en escena’ una representación de la situación que
quieren narrar. Esta línea de investigación considera que las narraciones emergen en la
interacción y que los participantes las representan tanto con medios lingüísticos como
paralingüísticos. Los resultados preliminares parecen demostrar que los hablantes explotan una
variedad de recursos léxico-gramaticales, prosódicos, paralingüísticos e interaccionales para co-
construir las historias de modo que contribuyan a proyectar la imagen deseada.

Introducción

Como parte de estudios más amplios sobre la conversación coloquial, en este trabajo nos
ocupamos de analizar fragmentos narrativos incrustados en conversaciones informales, cuya
función es la de realzar la figura del narrador (self-aggrandizement) (Oliveira, 1999; Norrick,
2000), ya sea de manera implícita o explícita.
A los efectos de identificar los fragmentos narrativos, tomamos como punto de partida la
clasificación de las narraciones que propone la Lingüística Sistémico-Funcional (Eggins y Slade,

Volúmenes de la SAEL – Serie 2017

María Leticia Móccero

1997; Martin y Rose, 2008), pero el análisis del corpus hizo necesario incluir también otro tipo de
narraciones, denominadas ‘historias breves’ (small stories) (Bamberg, 2006; Georgakopoulou,
2007; De Fina y Georgakopoulou, 2012). Abordamos los textos desde la perspectiva dialógico-
performativa sostenida por Riessman (2008) y Bamberg (2012). Estos autores se basan en
Goffman (1959), y señalan que los participantes en una conversación no solo intercambian
información, sino que ‘ponen en escena’ una representación de la situación que quieren narrar,
que incluye la presentación del hablante. Llevamos a cabo un estudio socio-pragmático apoyado
por algunos elementos de la Lingüística Sistémico-Funcional, tales como los aportados por la
Teoría de la Valoración (Martin y White 2005). Analizamos diferentes recursos léxico-
gramaticales, prosódicos, paralingüísticos e interaccionales utilizados por los participantes para
co-construir las historias de modo que contribuyan a proyectar la identidad del narrador que
desean presentar.

Marco teórico

Fragmentos narrativos

A fin de identificar los fragmentos narrativos, en primer lugar nos basamos en estudios sobre los
géneros realizados por la Escuela de Sydney (Martin, 1992; Eggins y Slade, 1997 y Martin y
Rose, 2008). Martin y Rose (2008) parten de la teoría de Labov sobre las narraciones orales, con
especial énfasis en los elementos formales que se describen en dicha propuesta (las ‘etapas’
Resumen - Orientación - Complicación - Evaluación - Resolución - Coda) (Labov, 1972: 363), y
generan una teoría original sobre los géneros narrativos. Para estos autores, estas etapas definen
a la Historia, es decir, un fragmento que contiene una complicación explícita y su resolución.
También caracterizan a otros géneros narrativos, que incluyen variantes tales como el Relato
— que presenta un registro de experiencias sin complicación—, la Anécdota —que describe un
hecho excepcional y las reacciones que provoca—, el Exemplum —que consta de un incidente y
su interpretación— y la Observación —que corresponde a la descripción de un evento más un
comentario— (Martin y Rose, 2008:52).
Si bien esta teoría resulta una contribución importante para el estudio de las narraciones, en la
conversación coloquial se producen muchas historias que no responden a la estructura descrita
en este modelo. Por tal motivo, también tomamos en cuenta en el análisis las historias que
diversos autores, tales como Bamberg (1997) y Georgakopoulou (2007) han denominado
‘historias breves’ (small stories). Para su identificación, resultan de especial interés las
dimensiones de la narración propuestas por Ochs y Capps (2001). Estas autoras reconocen los
fragmentos narrativos no por su estructura, sino a partir de un conjunto de dimensiones que
cada narración exhibe en mayor o menor medida, y que serán siempre relevantes para su
estudio. Cada dimensión establece un rango de posibilidades que se realizan en cada fragmento
en particular y que se presentan como un continuo (tabla n.° 1). En un extremo encontramos un
conjunto de características frecuentes en las narraciones de experiencias personales analizadas
en las ciencias sociales. En el otro, se sitúan las características de otro tipo de narraciones que
se producen en la conversación informal, mucho menos estudiadas, que son generalmente
difíciles de delimitar y analizar sistemáticamente.

Tabla n.° 1. Dimensiones de la narración (adaptada de Ochs y Capps, 2001)
Dimensiones Posibilidades
Quién narra (Tellership) Un narrador activo  Múltiples narradores activos
Narración altamente  Narración moderadamente
Justificación (Tellability)
justificada justificada
Relativamente separada de la  Relativamente incrustada en la
Incrustación (Embeddedness)
actividad circundante actividad circundante
Organización temporal y  Organización temporal y causal no
Linearidad (Linearity)
causal lineal lienal
Posicionamiento Moral (Moral Posicionamiento moral  Posicionamiento moral incierto,
stance) constante fluido

92 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso, eds. (2017)

Este autor sostiene que el hablante vuelve a elegir altura tonal en la sílaba tónica. el hablante por lo general utiliza altura elevada sobre el ítem interrogativo que señala la información que no posee. A esta selección la denomina Terminación (Termination). debemos comparar la altura de la sílaba en que ocurre con la Clave en la misma unidad tonal. Martin y White (2005) lo definen como un Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 93 . y el nivel bajo indica equivalencia. Con respecto a la altura tonal. donde encuentra que los hablantes efectúan selecciones similares a las descriptas por Brazil para el inglés. que pone el énfasis en cómo se organizan las narraciones. quien sugiere diferenciar entre el enfoque temático. el nivel medio un valor aditivo. realizadas desde diferentes emisoras radiales. se relaciona con la unidad anterior. Hidalgo Navarro 2006) han reconocido también tres niveles significativos de altura tonal. El nivel alto tiene un valor de contraste. es decir. ya que sugiere fin de tópico y no espera contribución alguna por parte del co-participante. En el español. pero los incluye en agendas de investigación más amplias. Desde el punto de vista de la función interactiva de la entonación. y el análisis dialógico-performativo. consideramos relevante el enfoque propuesto por Riessman (2008). a la que denomina Clave (Key). las dos opciones de altura tonal (clave y terminación) se realizan en la misma sílaba. mientras que si la terminación es baja. i. Cabe destacar que cuando solo hay una sílaba prominente en la unidad tonal. 1994). que el hablante tiene a su disposición para expresar el significado que desea transmitir en el aquí y el ahora de la interacción. que se pueden realizar tanto en la sílaba de arranque (la primera sílaba prominente de la unidad tonal) como en la sílaba tónica (la última sílaba prominente de la unidad tonal). Esta última terminación puede asociarse con el rol de hablante dominante. 1987. la prominencia con que produce la sílaba. y están destinadas a agregar ‘capas’ de significado al ya expresado por las selecciones léxico-gramaticales a medida que se despliega la conversación. La selección efectuada en la primera sílaba prominente de la unidad tonal. El sistema de la Valoración El sistema de la Valoración se basa en la función interpersonal descrita en el modelo teórico de la lingüística sistémico-funcional (Halliday. en el contenido. cuándo se produce y por qué. cómo se presentan los significados. Quilis. el enfoque dialógico-performativo se pregunta a quién se dirige una emisión. es decir ‘lo esperado’ (Brazil. que toma elementos de los análisis temático y estructural. 1985:75-84).e. La entonación del discurso La Teoría de la Entonación del Discurso (Brazil. 1985) concibe la entonación como un sistema de opciones. medio y bajo. debemos compararla con la Clave de la unidad precedente. la Terminación puede influenciar el comportamiento del interlocutor: cuando la terminación es alta. y su relación con los tonos precedentes. discursivo. ya que se ocupa de las narraciones situadas en la interacción y se analizan los roles de los participantes y el contexto en el que se producen (interaccional. Pierrehumbert (1980) agrega al análisis la relación de la altura tonal real en una sílaba determinada con la altura más baja utilizada por el hablante. entre otros). Cabe destacar que los valores de altura tonal no son absolutos. en esta teoría se distinguen tres niveles significativos: alto. i. excluyentes entre sí. el análisis estructural. se proyecta que no hay nada para agregar. Granato (2005) analizó un corpus de entrevistas telefónicas en español. diversos autores (Canellada y Madsen. Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador Para abordar el análisis de las narraciones. se espera algún tipo de contribución por parte del co-participante. si la terminación es media se espera que el interlocutor preste acuerdo. Se toma como unidad de segmentación del habla a la unidad tonal. con qué propósito. Mientras que los enfoques temático y estructural se preguntan de qué se habla y cómo. Y para determinar la altura de la Clave. Brazil (1985) afirma que para determinar el nivel de Terminación. Todas las elecciones entonativas realizadas en cada uno de los subsistemas de la entonación son motivadas por las decisiones que toma el hablante en el momento de producir el discurso. donde se realizan los sub-sistemas de la entonación: prominencia. que se centra en el ‘qué’ de la narración.e. histórico. institucional. sino relativos. 1993. tono y altura tonal. La autora agrega que en las elicitaciones de información.

2005:1). Quasthoff y Nikolaus (1982) sugieren tres tipos básicos de funciones comunicativas de las historias: 94 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso.María Leticia Móccero ‘sistema de significados’ interpersonales que el hablante/escritor tiene a su disposición para realizar evaluaciones positivas o negativas. Actitud y Gradación. de una investigación básicamente cualitativa. morfología comparativa y superlativa.C. (2017) . Los recursos utilizados expresan cuán prototípico es un ítem de una categoría. el segundo se relaciona con nuestros sentimientos. realizamos en primer lugar un análisis auditivo/ perceptivo. para instigar a la acción. Los rasgos prosódicos analizados se marcan en los ejemplos de acuerdo a las convenciones de transcripción que se incluyen en el Apéndice 2. la gradación de acuerdo a la protopicalidad (Foco) se aplica típicamente a aquellas categorías que no son graduables desde una perspectiva experiencial. de acuerdo a lo que sostiene Szczepek-Reed (2010). es de vital importancia que el analista pueda realizar evaluaciones confiables por medio de su percepción auditiva. El corpus se recolectó en tres etapas en los años 2000. 1997). 1999) y. y hacer que sus interlocutores/lectores se alineen o no con dichas evaluaciones. e incluye reacciones emocionales (Afecto). el tercero comprende los recursos que pueden utilizarse para regular el volumen de nuestros sentimientos. del Instituto de Ciencias Fonéticas de la Universidad de Amsterdam. para prevenir. Para el análisis de los datos nos basaremos en el paradigma exploratorio-interpretativo. Sin embargo. También estudia cómo los hablantes/escritores construyen para sí identidades o ‘personas’. para aconsejar. por lo tanto. en particular. juicios sobre el comportamiento (Juicio) y evaluación de objetos (Apreciación). eds. Cuando el análisis requiere atender al incremento de significado que proveen las selecciones prosódicas utilizadas por los participantes. Metodología Los datos que informan este trabajo son fragmentos narrativos extraídos del Corpus E. 2001).Ar (Español Coloquial de Argentina). Las técnicas cualitativas —de observación e interpretación. sistematizar y explicar los recursos lingüísticos por medio de los cuales los hablantes/escritores expresan y negocian ciertas posiciones intersubjetivas al tiempo que adoptan una postura actitudinal hacia el contenido de sus enunciados y hacia sus interlocutores. para buscar admiración (van Dijk. En este sistema. ofrece datos cualitativos y facilita un análisis interpretativo de los mismos (Grotjahn. por definición. El Estudio Las narraciones pueden tener una cantidad de funciones pragmáticas. Mediante los recursos que realizan Fuerza (intensificación. 1987). Pueden contarse historias para informar. cómo se alinean con interlocutores reales o potenciales o se alejan de ellos y cómo construyen una audiencia proyectada o ideal (Martin y White. por ejemplo— permiten acercarse a las percepciones de los participantes y se presentan como adecuadas al tipo de investigación propuesta. La Gradación puede expresar intensidad (Fuerza) o prototipicalidad (Foco). 1975 citado por Oliveira. se proyecta cuán fuerte o débil es un sentimiento. dado que. los recursos evaluativos pertenecen a tres dominios semánticos: Compromiso. Se ocupa de describir. Las conversaciones fueron grabadas en audio y/o video sin la presencia del investigador y se realizaron las correspondientes transcripciones. El primero se ocupa de los recursos mediante los cuales podemos ubicar la voz del hablante en relación con voces alternativas (monoglósicos o heteroglósicos). Martin y White (2005) señalan que los recursos actitudinales son. repetición y léxico intensificado). para presentar al narrador en una perspectiva determinada (Bamberg. Dicho corpus consta hasta el momento de 60 conversaciones espontáneas diálogicas y polilógicas entre estudiantes universitarios de entre 18 y 25 años de edad a quienes se les solicitó que hablaran de temas de su interés. se complementa el análisis con un estudio instrumental mediante el programa de análisis y síntesis de habla PRAAT (Boersma y Weenink. con el propósito de contribuir a la fiabilidad del estudio. graduables. que emplea un método no experimental en la recolección de los datos. 2006 y 2010. Se trata. Por otro lado. principalmente cuando se superponen varios hablantes.

2000/2006/2010: Año de recolección. En esta presentación analizaremos cómo se posicionan los narradores frente a su audiencia en los fragmentos ‘Muchacho’ y ‘Partido de ajedrez’. y presentan tanto características comunes como diferencias interesantes. y busca crear alineación y empatía con la audiencia. Cómo se posiciona el hablante respecto de la audiencia. la interrupción ocupa varios turnos de habla y la participación de más de dos interactuantes. risas. Este autor sostiene que ‘la manipulación de los diferentes niveles de posicionamiento en una narración puede considerarse una estrategia empleada por el narrador para destacar sus atributos’ (Bamberg. En este marco. (034)2006IIIM:176 De Fina. H: hombre M: Mujer Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 95 . Al momento de producirse la historia. Georgakopoulou (2007) sostiene que los narradores tienen tanto una identidad social como una identidad discursiva. Valeria. El cambio de la historia al momento en que transcurre la narración y viceversa se marca por medio de diferentes estrategias léxico- gramaticales y prosódicas. Estas funciones frecuentemente aparecen en combinación. que aparecen incrustados en las conversaciones (034)2010-IIIM)1 y (028)2006-IMIH respectivamente. Al mismo tiempo. negocian sus roles y 1 Nomenclatura de referencia de las conversaciones: Entre paréntesis: número de orden de la conversación en el corpus. lo cual se evidencia en la selección de elementos lingüísticos y extralingüísticos que utiliza (lenguaje que marca su pertenencia al grupo. pueden identificarse algunos elementos que proyectan la identidad de la narradora. En la historia que nos ocupa. etcétera). 2001) de la historia que quiere contar: (1) Lu: El otro día me pasó algo tan extraño. Ambos tienen la función de realzar la figura del narrador. En números romanos: cantidad de participantes. las participantes son tres mujeres. En algunos casos. 2. La narración se co-construye en medio de constantes contribuciones y preguntas por parte de las receptoras y comentarios en tiempo real producidos por la narradora. Con respecto a su identidad discursiva. pasar un momento agradable. Desde esta perspectiva. Cómo se posicionan los personajes entre sí dentro de los eventos narrados. Bamberg y Schiffrin (2006) afirman que las prácticas sociales y las discursivas pueden definir el modo en que los individuos o los grupos se presentan a los demás. Luz construye la identidad social de ‘amiga’. Cómo se posicionan los narradores respecto de sí mismos. realzar su figura). proveer una explicación). se constituye a sí misma como narradora y a sus amigas como receptoras al utilizar un ‘anuncio’ de narración (story preface) que intenta atraer la atención de las receptoras y potenciar la dimensión de Justificación (tellability) (Ochs y Capps. a medida que se despliega la narración. 1997:35). dar información). Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador a) Orientadas hacia el hablante (desahogarse. 3. Luz y Cecilia están disfrutando de una comida. b) Orientadas hacia el oyente (entretener. Fragmento ‘Muchacho’ En este fragmento. generalmente con predominio de una de ellas.. Bamberg (1997) propone analizar las historias teniendo en cuenta: 1. c) Orientadas hacia el contexto (reforzar un argumento. la función global de la narración es compartir información y entretener.

2 Las convenciones de transcripción de los rasgos prosódicos se detallan en el Apéndice n. Desde el comienzo de la narración. Rigatuso. De aquí se deduce que el muchacho tenía una razón importante para comportarse en la forma en que lo hizo. (34)2006IIIM:180-182) (5) Ce: Para que lo acompañaras. pero me parece que. (34)2006IIIM:180-182) Utiliza posicionamiento heteroglósico (Martin y White 2005) (debería ser mentira). El muchacho insiste a pesar de que ella no tiene ganas de hablar. una afirmación categórica (Para que lo acompañaras). podemos identificar elementos identitarios más o menos permanentes (Norris 2011) que contribuyen a proyectar las identidades que la narradora quiere representar para realzar su imagen. realiza un fuerte refuerzo de la identidad de la narradora como una joven atractiva. que indican que la información se proyecta como ‘inesperada’ (Brazil 1985). que parecería ser la apariencia física de Luz. y es por eso que llamó la atención de la joven.María Leticia Móccero se conceptualizan A medida que se desarrolla la historia. En primer lugar.. (22) Lu: El otro día me pasó algo tan extraño. (4) Lu: Debería ser mentira que no sabía. 3 Los valores de altura tonal están expresados en Hercios.° 1.Yo venía del hospital. con lo cual. el muchacho se dirige a Luz y manifiesta que tenía que ir a un lugar y no sabía cómo llegar.. La historia incluye la siguiente sucesión de hechos: Un muchacho desconocido aborda a la narradora en la calle. y venía un pibe en bici al lado mío pero/p iba mas ade(254)3LANte/r+ y se daba (346)VUElta/ /p y me mi (250) RAba/ (034)2006IIIM:176-178 (3) Lu:/p se me (460)PUso a ha (320)BLAR/ (034)2006IIIM:183 El uso del pretérito imperfecto para describir la situación (se daba vuelta y me miraba) sugiere que el hecho se repitió más de una vez. De este modo se presenta como ‘modesta’. y venía en bici. con lo cual deja abierta la posibilidad de que existan otras opciones. Luz se aparta de la narración y hace un comentario en tiempo real.. 96 Roberto Bein y Elizabeth M. Porque. Luego de darse vuelta repetidamente. Cecilia.. pero a la vez sugiere que quiso hablarle porque la vio atractiva. fuera de lo común. además de mostrar acuerdo con Luz.. eds. Esta idea se refuerza por medio de las selecciones de altura tonal elevada que utiliza. da su opinión sobre el hecho empleando posicionamiento monoglósico. la narradora se constituye en la receptora de la(s) acción(es) del muchacho.. Luz se posiciona como receptora ‘forzada’ de las acciones del muchacho. es decir. cuando establece el entorno en el que se produce el encuentro. evalúa lo que le sucedió como algo muy extraño. una de las participantes en la conversación. no es ella quien toma la iniciativa. (2017) . mediante el cual sugiere que el muchacho buscaba una excusa para hablarle.

qué pesado». El muchacho la invita a salir. Aunque apenas se conocían. pero él insiste en llevar adelante la conversación. pero estoy de novio». (34)2006IIIM:189-190 Esta justificación demuestra que la invitación no le pareció fuera de lugar. (34)2006IIIM:200-201 Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 97 . Nuevamente Luz se posiciona a sí misma como receptora involuntaria y al muchacho como agente. Lu: Bueno. lo cual le da especial énfasis. y le cuenta ‘la historia de su vida en tres cuadras’. En primer lugar. Luego evalúa la situación con apreciación negativa (era un bajón) y recurre a la auto-atribución en lenguaje directo para dar su opinión sobre el muchacho utilizando elementos de Apreciación negativa (Yo digo: ‘uy. a pesar de que el muchacho le gustó. (7) Lu: y me dice: Che. que tiene connotación negativa. el muchacho la invita a salir. Ella se niega a aceptar la invitación. Aún así. A pesar de haberlo descripto en términos negativos (pesado). Luz utiliza una cita directa para presentar la información. Luz vuelve a recurrir a la autocita para presentar la respuesta que le dio: (9) Lu: y le digo: «Mirá. lo cual intensifica su imagen de joven atrayente. usa el adverbio de intensificación ‘encima’. El hecho de que un muchacho parecido a un actor de cine haya insistido en entablar una conversación con ella a pesar de su resistencia contribuye a reafirmar su identidad de joven agradable. intensificada por el prefijo ‘re’. una onda así. lo cual contribuye a intensificar la identidad que la joven quiere proyectar. se acababa de venir a vivir acá y no conocía a nadie. Interlocutora pregunta sobre el aspecto físico del muchacho. era un bajón. acá en La Plata. Luz responde entusiasmada con apreciación positiva (lindo). De este modo pone en evidencia que el muchacho le pareció sumamente agradable. [no tenía ni ganas. yo digo «uy. (8) Lu: Porque la cuestión es que el pibe estaba solo. no la vi yo. atribuyendo las palabras al muchacho. y ¿no querés salir un día de éstos? (34)2006IIIM:189 Inmediatamente justifica la actitud del muchacho por medio de una explicación en tiempo real. Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador (6) Lu: Y encima. ante la pregunta ¿Era lindo? formulada por Valeria. para enfatizar el hecho de que no está interesada en hablar con el muchacho. el muchacho insiste en hablar con ella. Va: ¿Era lindo? Lu: mhm RE lindo ¿Viste el de «Los soñadores»? Va: No.] (34)2006IIIM:184-185 Emplea elementos de Gradación y Apreciación negativa (Martin y White 2005). Un rubio que trabaja en «Los soñadores» para. como yo iba en bici por el mismo camino. yo puedo salir. Intenta que su amiga se lo imagine comparándolo con un actor de cine ‘rubio’. qué pesado’). producido con marcada prominencia.

(10) Lu: Onda que no tenía intención de conocerme a mí. evita negarse categóricamente para no ofender al muchacho. Fragmento ‘Partido de Ajedrez’ El fragmento ‘Partido de Ajedrez’ se produce en la conversación dialógica (028) 2006-IMIH.». Ante el pedido del muchacho. en realidad. sino que necesitaba relacionarse.. si te quiso. que se copa:::da. Los participantes son novios. sino que simplemente no quería estar solo. (34)2006IIIM:201 Su identidad de joven atractiva parece desdibujarse. eds. y están hablando sobre lo que hicieron la noche anterior en sendas salidas con amigos. que parece haberle resultado atractivo y agradable. «Pero una amiga así. no simplemente en ‘una chica’. A partir de este momento Luz asume —en el incidente que narra— un rol más activo. deja de ser receptora para pasar a ser agente. si te quiso levantar a vos. no me lo vas a presentar a mí».. El joven acepta que le presente a una amiga que no tenga novio. surgen como respuesta a elicitaciones formuladas por Dolores. Luz advierte que. Este hecho contribuye a proyectar una faceta modesta de su identidad. se ofrece a presentarle a sus amigos para que conozca a otras personas. confirma que Fer entiende que el muchacho estaba interesado en Luz. También de joven modesta.María Leticia Móccero La narradora se presenta como una novia fiel. Luz comenta que ya le contó a Fer acerca del encuentro. con ojos cla:::ros». y proponen que se lo presente a Fer. ya que aparentemente el muchacho no se había fijado en ella por su aspecto físico. (34)2006IIIM:204 Finalizada la narración. una amiga que no tiene novio. Entonces nos pusimos a charlar. entre los que se encuentra el fragmento que analizamos. El muchacho la describe como ‘copada’ y ‘de ojos claros’. (11) Lu: Me dice: «¿No me presentás una amiga?». quien enfatiza la negación con alargamiento vocálico. Además. (34)2006IIIM:216-217 La reacción que atribuye a Fer. (12) Lu: Y le conté a Fer y me dice: «No::. El muchacho le pide que si ella no puede salir. Y le digo: «Y. Rigatuso. como vos. Sin embargo. qué. ya que utiliza la Atribución (Martin y White 2005) —lenguaje directo— e imitación de rasgos prosódicos (alargamiento vocálico) para poner en boca del muchacho los elementos de Apreciación positiva (copada y de ojos claros). las participantes continúan intercambiando opiniones acerca del encuentro. entre un varón y una mujer. pero con una condición: que se parezca a ella. le presente a otra amiga. Si bien no acepta salir con el muchacho porque tiene novio. La función global del fragmento que nos ocupa es 98 Roberto Bein y Elizabeth M. mirá. Nuevamente Luz se convierte en receptora de las acciones del muchacho y recupera su identidad de joven atractiva. sino que quería conocer a alguien. no estaba interesado en ella. Luz parece buscar la solidaridad de sus receptoras reforzando su identidad de amiga por medio del uso de lenguaje que marca la pertenencia al grupo (onda que…). (2017) . La sucesión de relatos e historias contadas por Armando.

y por lo tanto merece ser contado. Dolores muestra empatía al preguntar (15) Do: Ay. sí. estaba retrabado. Esto parece indicar que ninguno de los dos jugadores era claramente superior al otro. Esto claramente afecta negativamente la identidad de experto que Armando quiere proyectar. estuviste más parejo. RE LA:::Rgo (028) 2006-IMIH: 268 Armando entonces lo califica mediante elementos de comparación como ‘el más largo de todos’. estaba todo dado y no. (028) 2006-IMIH: 277 si bien ensalza la imagen de Armando. (028) 2006-IMIH: 267 Utiliza los recursos prosódicos de prominencia y alargamiento de vocal para proyectar que considera que el partido fue más extenso que lo normal. y reacciona para defenderse: (18) Ar: No. ¿no te cansaste tanto? (028) 2006-IMIH: 270 lo cual da pie a Armando para explicar que no se cansó porque el partido ‘estaba re-trabado’. pero ninguno fue así. (028) 2006-IMIH: 278 Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 99 . «¡Uy…! Me mató». aunque a medida que se despliega. al mencionar la duración del evento. por lo tanto. Dolores presta acuerdo y evalúa el partido utilizando intensificación (Fuerza) por medio del prefijo ‘re’ y alargamiento vocálico. Sin embargo. porque estuvo bueno. (16) Ar: (Tose) No. Armando decide potenciar la función de Justificación (tellability). puede percibirse que Armando intenta proyectar las identidades de ‘intelectual’ y de ‘jugador experto’. que en este partido estuvo a la altura de las circunstancias. de última. (13) Ar: que duró como TRES HO:::ras. Dolores elicita la historia y le otorga a Armando la identidad discursiva de narrador quien. ya que evidencia que era frecuente que se reunieran a jugar al ajedrez. hubo un montón de movimientos medio así… Do: Claro. que vos digas que perdía así. tiene asegurada la atención de la receptora. Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador compartir información. (14)Do: Uy. de que ninguno de los dos atacara al otro. y los contrincantes no podían atacarse. sugiere que perdió todos los partidos anteriores. Esto contribuye a caracterizarlo como un intelectual. Ar: …sin sentido. entonces. no había forma de. lo que pasa es que en un momento nos retrabamos porque. (028) 2006-IMIH: 271-276 Sin embargo. la respuesta de Dolores (17) Do: Bueno.

Sin embargo. (028) 2006-IMIH: 280-285 Justifica que realmente estuvo mejor que en otras oportunidades al evaluar por medio de recursos de comparación: ‘fue el más largo’. Ante la retrocanalización de Dolores que expresa duda. ya que es él 100 Roberto Bein y Elizabeth M. copada). Recursos explicativos: Lo que pasa es que el pibe estaba solo. entonces… Do: Claro. en. atributos identitarios que contribuyen a realzar su imagen (self. aparte fue el más largo. yo pensé que lo ganaba. Armando es al mismo tiempo agente y receptor de las evaluaciones que construyen sus identidades. Te ganó con eso. Esto la presenta como receptora de las acciones.-aggrandizement). quedamos con las mismas piezas pero. ‘estaba mejor que él’. eds. prominencia. le habla. A lo largo de toda la historia. Después en un par de movimientos como que a mí. el efecto que producen estos recursos es diferente en cada una de las historias. Conclusión En la narración de historias. altura tonal). en este fragmento. el más largo de todos. y realiza un trabajo de realce de su figura (self-aggrandizement) en forma implícita. Rigatuso.María Leticia Móccero Aunque admite haber perdido. y fiel a su novio. el trabajo de auto-ensalzamiento (self- aggrandizement) puede ser directo o indirecto. la diferencia que a él le quedó. el muchacho es quien se acerca. no. adopta actitudes de persona generosa. el de ayer. En la historia ‘Muchacho’. (028) 2006-IMIH: 279 Armando vuelve a defenderse: (20) Ar: Pero.. los narradores realizan un ‘trabajo de identidad’ que les permite presentarse en la forma en que quieren ser vistos como personajes en dichas historias. Es directo en el caso de Armando. Cuando Luz produce evaluaciones positivas acerca de su persona. las pone en boca del muchacho. aparte fue el más largo y en. a mí me quedó un peón como ya li. es decir. el protagonista proyecta las identidades de ‘intelectual’ y ‘experto jugador de ajedrez’. y se defiende ante cualquier posibilidad de que su interlocutora afecte su imagen. una onda así. la invita a salir y la describe con apreciación positiva. Como puede verse. (19) Do: Sí. empleo de rasgos prosódicos (alargamiento de vocales. En la historia ‘Partido de Ajedrez’. Los narradores logran el efecto deseado mediante la utilización de diferentes recursos evaluativos: Recursos de intensificación: adjetivos y adverbios de intensificación (encima. Recursos de comparación: Así como vos. y entendemos que esto es resultado de quién actúa como agente y receptor de las acciones: en la primera. la narradora proyecta diferentes identidades: se presenta como una chica atractiva aunque modesta. Como se desprende de las consideraciones anteriores. Solamente se presenta como ‘agente’ cuando se ofrece a presentarle a una amiga. que también realzan su imagen. por un momento estaba mejor que él. pero… no sé. prefijos de intensificación re-. utiliza la auto-atribución para minimizar el hecho. sin posibilidad de hacer nada y a él le quedaron mejor posicionados los peones. es el muchacho quien toma la iniciativa. (2017) . En la historia ‘Partido de Ajedrez’ se da la situación inversa. Es el protagonista quien realiza evaluaciones positivas sobre sí mismo. … Bueno… Mhm…. y la posiciona como ‘joven atractiva y modesta’. y la chica es la destinataria.

no la vi yo. Ce: Para que lo acompañaras.. y qué estudiás.. se acababa de venir a vivir acá y no conocía a nadie. tengo una amiga que canta.. presentame a la que quieras». Y le digo: «Mirá no tengo ninguna amiga de ojos claros así que» (entre risas). venia de. el otro. Va: ¿Era lindo? Lu: Mhm. a estudiar? ¿O era grande? Lu: No.. Que de dónde era. Esto.». Apéndice n. a vivir acá. no me lo vas a presentar a mí». ehh.Yo te digo. a estud. «Pero una amiga así como vos. y le digo: «Mirá. Porque la cuestión era que el pibe estaba solo. y de última yo te presento a las que. Va: [Ahh. en el caso de Luz. Va: ¿Pero qué era medio chiquito... Partido de Ajedrez (028) 2006-IMIH: 265-339 Ar: Bueno.° 1 Muchacho (34)2006IIIM 176-250 Lu: El otro día me pasó algo tan extraño. No sé qué es. porque yo digo «uy. como yo iba en bici para el mismo camino que él. el otro. Va: ¡Ahhh! Lu: Y entonces me dice: «¿No querés salir?». estaba re podrida de lo loquito del hospital y me encuentro con un loco en el camino (entre risas). Y se daba vuelta y me miraba. como que en un semáforo se me paró al lado y me empezó a charlar. Entonces nos pusimos a charlar. (risas de Valeria) Me dice: «¿No me presentás una amiga?». Por el contrario. Su identidad de joven atractiva es construida a partir de las actitudes del otro personaje de la historia. una onda así. a la [gente que esté conmigo]».. Va: Pasáselo a Fer. o el otro? Va: Prefiero pensar que es el otro. sino que quería conocer a alguien. vos vas. con ojos claros». [Así que lo vamos a tener que dejar. era grande pero estaba recién viniendo a.. Y le digo: «Y. y bueno y que esto que lo otro y me dice: «che. acá en La Plata. y mm. sino. Lu: Pero qué.. un rubio que trabaja en «Los soñadores» para. Re lindo. el otro..] Va: [¿Era] joven? Lu: Me quería volver. refuerza su identidad de joven modesta. Porque falta poco para rendir. qué se yo. además. que él tenía llegar a una dirección que no sabía cómo llegar. mirá.] Lu: Y bueno y Fer justo se iba. un bajón. la. Onda que no tenía intención de conocerme a mí. Debería ser mentira que no sabía. «Ahh. Lu: Y le conté a Fer y me dice: «¡Noo! qué. Y yo le digo: «Bueno. me terminó dejando un mail para que lo llame. Entonces en un momento se par. Y bueno. y de los comentarios que realiza una de las participantes en la conversación. Entonces bueno. no sé qué. pero estoy de novio». ¿Qué sería el. pero sabés] que yo toco el tres de marzo. este fin de semana éste no. que sea copada. ya que no es ella quien realiza las evaluaciones positivas acerca de sí misma. y venía un pibe en bici al lado mío pero iba más adelante.] Va: [Noo. Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador quien produce emisiones tendientes a realzar y defender las identidades que quiere proyectar. pero me parece que.Yo venía del hospital. si te quiso levantar a vos. qué pesado». ¿no querés salir un día de estos?». Lu: Pero se me puso a hablar. Lu: Por eso.. Y bueno. yo puedo salir. por ahí canta el fin de semana. Porque.. ¿Viste el de «Los soñadores»? Va: No. Y me dice: «Bueno. después arrancó el partido de ajedrez. si te quiso. Do: (Risas) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 101 . y venía en bici. Entonces me. es indirecto. [no tenía ni ganas. Lu: Bueno. Podemos ir. bueno pero no importa vos me present»..

son de esos juegos que todas las piezas son importantes. Ar: …sin sentido. S. Entonación ascendente 0: Tono sostenido. quedamos con las mismas piezas pero. En: Stringfellowm. M. (1959). Boersma. Discourse and Identity. Do: Sí. 1. No. el de ayer. Cahana- Amitay. Praat: doing Phonetics by Computer [Computer program]. (eds. no había forma de.María Leticia Móccero Ar: Duró como tres horas. de que ninguno de los dos atacara al otro. Cambridge: Cambridge University Press. D. sin posibilidad de hacer nada y a él le quedaron mejor posicionados los peones. 335-342.05. y Madsen. y Georgakopoulou. Do: Uy… relargo. Version 6. sí. Ar: Sí. Canellada. «¡Uy…! Me mató». Sí. J. Te ganó con eso. Mhm. A. A. Rigatuso. Después en un par de movimientos como que a mí. hubo un montón de movimientos medio así… Do: Claro. entonces. Entonación descendente-ascendente r+: Tono Referencial+ . pero ninguno fue así. de última. A. 102 Roberto Bein y Elizabeth M. no. aparte fue el más largo y en. yo pensé que lo ganaba. Pronunciación del español. Entonación descendente r: Tono referencial. recuperado el 8 de noviembre de 2015 de http://www. eds. MA: Cascadilla Press. Apéndice n. Variante del Tono Referencial. Ar: Pero. Ar: No. cuando quedan pocas fichas sí. «Positioning between structure and performance». porque estuvo bueno. Ar: Claro. J. De Fina. estaba todo dado y no. ¿no te cansaste tanto? Ar: (Tose) No. Hughes.0. A. M. Bamberg.. (2012). 30-39). Analyzing narrative. K. Ar: Fue el más largo de todos. sí. Do: Sí. (2006).) Proceedings of the 20th annual Boston Conference on Language. (123): Altura tonal expresada en Hercios. lo que pasa es que en un momento nos re trabamos porque. Birmingham: English Language Research. que vos digas que perdía así. Eggins. Brazil. Do: Sí. en. E. Discourse and sociolinguistic perspectives. Development (Vol. New York: Doubleday. A. D. (2017) . D. Do: Ay. (1987). en realidad todas las. (1985). no. entonces… Do: Claro. Somerville. la diferencia que a él le quedó.° 2 Convenciones de transcripción de rasgos prosódicos / / Límites de unidad tonal Mayúsculas: sílaba prominente p : Tono Proclamatorio. Madrid: Castalia. a mí me quedó un peón como ya li. De Fina. Georgakopoulou. Paul y Weenink. (2015). D. Journal of narrative and life history. estuviste más parejo. _____ (2006). Small stories. «Perspective and agency in the construal of events». London: Equinox.. The Presentation of Self in Everyday Life. Bah.or. (1997). siempre son importantes. sí. estaba re trabado. M. (2007). (1997). Do: Bueno. The communicative value of intonation. Amsterdam: John Benjamins. no. Cambridge: Cambridge University Press. Bueno. E y Zukowski. interaction and identities. Referencias bibliográficas Bamberg. A. Goffman.praat. 7 (1-4). pero… no sé.. y Slade. vos me decías que los peones eran importantes. D. y Shiffrin. por un momento estaba mejor que él.. Analizyng casual conversation.

Philadelphia: University of Pennsylvania Press. E-Book. C. M. (2000). 25-47. y White. Living narrative. Szczepeck Reed. London: Equinox. Genre relations: mapping culture. Reber. y Rose. Riessman. E y Selting. J. Oliveira. 85-109. (1999). (2011). Quasthoff. Martin. «What makes a good story? Towards the production of conversational narratives». Germany: De Gruyter Mouton. «Aportes de la entonación al significado del discurso». A. (2005). E. y Capps. Grotjahn. (2005). System and Structure. (1985/1994). N. (1987). J. Amsterdam: John Benjamins. Halliday. y Kasper. Benjamins. G. En: Barth-Weingarten. Amsterdam/New York: North Holland Publishing Company. Madrid: Gredos. D. (2006) Aspectos de la entonación española: viejos y nuevos enfoques. «The phonology and phonetics of English intonation». Labov. Madrid: Arco Libros. Conversational narrative. R. The language of evaluation. Martin. K. Ph. Norris. A. (2010). D. J. English Text. (1993) Tratado de fonología y fonética españolas. M.) Introspection in Second Language Research. J. (2008) Narrative methods for the human sciences. Great Britain: Palgrave Macmillan. (1980). U. Discourse Processing (16-28). Multilingual Matters. An introduction to functional grammar (2nd Edition). Hidalgo Navarro. Rasal Lingüística. (eds. K.). L. S. Language in the Inner City. «Intonation phrases in natural conversation». Amsterdam/Philadelphia. London: Sage. London. y Kintsch. P. A. England: Harvard University Press. London: E. (eds. Creating lives in everyday storytelling. «On the Methodological Basis of Introspective Methods». K. Arnold. (1). (1992).. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 103 . J. John Benjamins. (1972). D. M. thesis. En: Faerch. (eds. (1982). Appraisal in English. (2008). (2001). MIT. En: Flammer. L. A. Martin. 1- 2005. Funciones de la narración en la conversación coloquial: refuerzo de la figura del narrador Granato. B. Philadelphia/Amsterdam. Pierrehumbert. y Nikolaus. Ochs. Narrative Inquiry.). W. W. Prosody in Interaction (191-212). C. Norrick. Quilis. Identities in (inter)action. «The function of self-aggrandizement in storytelling».

Rigatuso.María Leticia Móccero 104 Roberto Bein y Elizabeth M. eds. (2017) .

cuando Vossler publicó Positivismo e idealismo en la lingüística (1904). (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. funcionales a sus propuestas. págs. eds. A comienzos del siglo XX. desde el marco de la historiografía lingüística (Auroux. Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. 1999) en considerar que la reflexión acerca de la historia de las ideas lingüísticas alcanzó estatuto científico recién a principios de la década de 1970. Vossler (1930) y Bloomfield (1933) Emiliano Battista ironlingua@hotmail. Engler. 1980. UBA Buenos Aires. e interpretar luego cómo sus respectivas miradas (historiográficas).Capítulo 8 El recurso historiográfico en Bally (1913).com CONICET. La consecuencia epistemológica de la aceptación de esta observación fue el hecho de que la diversidad de perspectivas teóricas para abordar el estudio del lenguaje no resultó un fenómeno contingente sino constitutivo de la disciplina. 2004) en considerar que el desarrollo del pensamiento lingüístico moderno ha continuado la perspectiva establecida por Saussure en el Curso de lingüística general (1916): «lejos de preceder el objeto al punto de vista […] es el punto de vista el que crea el objeto» (49). Vossler (1930) y Bloomfield (1933) concibieron la lingüística del siglo XIX en el marco del derrotero que ellos mismos han trazado.edu. 1999). Thibault. tomamos cuatro artículos —de una serie más extensa— cuyos autores desplegaron aquello que denominamos recurso historiográfico (Battista. 2013): un procedimiento argumentativo en el que la revisión del pasado de la disciplina se encuentra al servicio de la justificación teórica. Saussure (1916). 1980. nos proponemos analizar el modo en que Bally (1913). Introducción Existe cierto acuerdo crítico (Auroux. el debate adquirió un formato particular y la distinción entre estas dos perspectivas metodológicas pasó a ocupar el centro de la escena (Koerner. 1980. 1997. 1969. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital. Koerner. Saussure (1916). En el presente trabajo.uns. Existe también cierto acuerdo crítico (Benveniste.ar/ Resumen La discusión acerca de la naturaleza de la lingüística y del problema de la delimitación de su objeto ha tenido lugar en diversas formas desde que existe la reflexión sobre el lenguaje. Ediuns y SAEL. Los trabajos fundacionales del marco teórico entonces Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . 1980. han contribuido también a la permanente actualización y caracterización del referido debate epistemológico entre positivismo e idealismo. Koerner. Rigatuso. 105 a 116. Swiggers. Específicamente. 1989). Swiggers. ello conllevó que la lingüística experimentara una inagotable operación fundacional.

1997. La revisión del pasado al servicio de la teoría De la lista de textos anteriormente referidos. No obstante. A comienzos del siglo XX. Rigatuso. sin proponérselo como un objetivo central. Vossler (1930) y Bloomfield (1933). En 1913. La revisión del pasado de la disciplina devino. 2004) en considerar que el desarrollo del pensamiento lingüístico moderno ha continuado la concepción metodológica establecida por Saussure: «lejos de preceder el objeto al punto de vista […] es el punto de vista el que crea el objeto» (1916: 49). Advertimos que estos autores buscaron inscribir su propia perspectiva en una serie que la justificaba históricamente. eds. Valentin Voloshinov (1929) y Karl Vossler (1930). obra en la que Noam Chomsky. El resultado de esta tensión de base ubicó a la lingüística en un marco de permanente revisión epistemológica. interpretó las propuestas y teorías de los supuestos predecesores de la gramática generativa. Según Portolés (1986). la discusión acerca de la naturaleza de la lingüística y del problema de la delimitación de su objeto ha tenido lugar en diversas formas desde que existe la reflexión sobre el lenguaje. Además de estos textos cuyo fin fue presentar abiertamente la historia de la lingüística. Procuraba que dicha 106 Roberto Bein y Elizabeth M. Saussure (1916). En esta secuencia de trabajos que explícitamente aspiraron a construir un relato histórico de la disciplina podrían incorporarse: Vilhelm Thomsen (1902). entre otros. desplegaron aquello que denominamos recurso historiográfico (Battista. Bally ofreció una breve representación de la historia de la disciplina con la que intentó dar legitimidad a su visión del lenguaje como fenómeno vivo. Ferdinand de Saussure (1916). ofrecieron breves pasajes destinados a situar históricamente una perspectiva teórica. 1989). que va desde Berthold Delbrück (1880) hasta Maurice Leroy (1963). cuando Vossler publicó Positivismo e idealismo en la lingüística (1904). Holger Pedersen (1924). con un modo de historización absolutamente presentista y anacrónico. Existe también cierto acuerdo crítico (Benveniste. el debate adquirió un formato particular y la distinción entre estas dos perspectivas metodológicas pasó a ocupar el centro de la escena (Koerner. por cuestiones operativas y de claridad ilustrativa en virtud del tema especificado. hubo otros que. 2013): un procedimiento argumentativo a partir del que. En él. Según Mounin (1967: 9). el interés por la historia de las ideas lingüísticas trasciende al momento de institucionalización referido. A esta lista podemos sumar algunos pasajes de contribuciones de Charles Bally (1913).Emiliano Battista denominado historiografía lingüística aparecieron motivados por el gran rechazo que conllevó la publicación de Lingüística cartesiana (1966). Ello conllevó la emergencia de un debate respecto del lugar desde el que debían perfilarse los estudios sobre el lenguaje en relación con las demás ciencias y campos de conocimiento. en el que cada aporte encerraba una inagotable operación fundacional. Thibault. se traza un recorrido histórico de la disciplina con el objeto de presentar las teorías lingüísticas rechazadas como hundidas en el pasado. La consecuencia epistemológica de la aceptación de esta observación fue el hecho de que la diversidad de perspectivas teóricas para abordar el estudio del lenguaje no resultó un fenómeno contingente sino constitutivo de la disciplina. el gesto estratégico se completa cuando se busca que los aportes emerjan en clave de modernización científica a la luz del decurso epistemológico de la lingüística. Georges Mounin (1967) y Robert Robins (1967). así. publicó El lenguaje y la vida (1913). pues. (2017) . Engler. 1966. Cualquier maniobra argumental pasó a ser un elemento central sustancialmente capitalizado por las diferentes contribuciones. sin proponérselo como un objetivo central. Charles Bally tuvo una perspectiva «eminentemente práctica»: consideraba que la gramática era «la lógica aplicada al estudio del lenguaje» y buscaba delimitar en la estilística una «disciplina distinta» preocupada por la observación puramente científica de los caracteres afectivos del lenguaje (161). Otto Jespersen (1922) y Leonard Bloomfield (1933). Koerner (1999) señaló que la indagación acerca del pasado de la disciplina reconoce una larga tradición. entre ellos contamos ciertos capítulos de Antoine Meillet (1903). seleccionamos cuatro: Bally (1913). «Diversas concepciones del estudio del lenguaje» fue el primer apartado de la primera parte de ese material. una operación argumentativa al servicio de la postulación de un enfoque particular. En paralelo con la reflexión de orden histórico.

El recurso historiográfico en Bally (1913).] poco a poco se impone la convicción de que la lengua no existe más que en los cerebros de los que la hablan. «la pureza del estilo» y «la comprensión de los autores clásicos» (17). A juicio de esta representación. Sin embargo. mas el problema acarreado era que «crea[ba] una ficción peligrosa y tenaz» (19). su evolución será semejante a la de los organismos vivos» (18). Vossler (1930) y Bloomfield (1933) perspectiva luciera como una verdad que se imponía producto del desarrollo histórico de las ideas lingüísticas: Para situar el tema. El quiebre lo producía el hallazgo del sánscrito. amenaza lanzar a la lingüística sobre una pista falsa. y aunque tomara la forma de «gramática». y se advierte que esta evolución. la verdadera naturaleza del lenguaje» (17). De inmediato. El nacimiento de la gramática comparada coincidía. «la lingüística era un arte». según expresaba. El autor refería a los trabajos de August Schleicher y a su explícita adhesión a la perspectiva naturalista correspondiente al paradigma científico de la época. el autor se encargaba de salvar el problema poniendo de manifiesto la imposibilidad de perduración de tales enfoques: «Sin embargo. A continuación. dado que. ningún esfuerzo consigue detener el movimiento irresistible del impulso vital y social que determina la evolución del lenguaje» (18). Bally las historizaba. Según el derrotero trazado por Bally. en tanto en el modo de historización propuesto por el autor el descubrimiento paulatino de la verdadera naturaleza del lenguaje aparecía como un hecho irrefrenable. sino que en seguida se descubren leyes que regulan esta evolución.. es inconsciente y colectiva y que las más veces parte de abajo y asciende del vulgo bullicioso (18). Según Bally. A criterio de Bally. exhibía también los «errores» de esa «falsa concepción»: entre ellos. parecían mucho más cercanas a dar con la auténtica naturaleza del lenguaje: ¿De modo que las lenguas cambian? No solamente se impone esta verdad. De inmediato. con anterioridad a que adquiriera el estatuto de ciencia a principios del siglo XIX. ese «acontecimiento imprevisto revoluciona nuestras ideas y nos deshace un error veinte veces secular» (18).. la «analogía» de considerar las lenguas como organismos resultaba «solo verdadera como metáfora». se trataba de preocupaciones «extrañas al estudio desinteresado e inútiles para descubrir la razón de ser. que viene a confirmar estas teorías. Este era. «retórica» o «arte de escribir‫ݟ‬. y que son las leyes del espíritu humano y de la sociedad las que explican los hechos lingüísticos» (19). para Bally. el autor encontraba un punto de inflexión en el decurso histórico: principios del siglo XIX. la intervención de los neogramáticos. habría que pasar revista a los diferentes objetos sobre los cuales se ha fijado sucesivamente el estudio del lenguaje antes de constituirse en ciencia la lingüística y a las transformaciones que ha sufrido luego esta ciencia hasta el momento presente (17). lejos de depender de la voluntad razonada de sabios y literatos. En tanto la visión comparatista aun no daba con la verdadera esencia del fenómeno lingüístico se recurría a la representación histórica: la maniobra consistía en mostrar que la inadecuación de un enfoque determinado iba de la mano de su pertenencia al pasado de la disciplina. Para mostrar cuán superadas estaban esas visiones del lenguaje a la luz de perspectivas modernas. con el surgimiento de «una idea fecunda» y la puesta en foco sobre nuevas preocupaciones que. la productividad de la reflexión sobre el lenguaje radicaba en sus aportes a la «formación lógica del pensamiento». a mediados del siglo XIX los estudios sobre el lenguaje habían vuelto a equivocar el camino: «Por un momento. pues mientras las dejaba en evidencia como perdidas en el pasado de la disciplina. aunque no del todo. contribuía a un nuevo hallazgo: «[. Si las lenguas evolucionan. para Bally. «la corrección». el procedimiento argumentativo practicaba nuevamente el mismo giro que había operado antes. a quienes no refería directamente. Saussure (1916). momento en el que comenzaban a corregirse ciertos desvíos. el transformismo darwiniano. el modo en que el destino había empezado a torcer las cosas en favor de nuevos descubrimientos. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 107 . «el fetichismo de la lengua escrita y el purismo» (18).

El primer capítulo de la «Introducción» aportó una «Ojeada a la historia de la lingüística». señalaba la presencia de un período filológico. en el que los estudios lingüísticos se habían erigido en virtud de una función «normativa». «fundado en la lógica» y había estado «desprovisto de toda visión científica y desinteresada de la lengua» (29). ese que todos hablamos. Saussure reconocía un período comparativista. En segunda instancia. como un desprendimiento de ella. y no de la vida de unos pocos.. toda la lingüística del siglo XIX había caído «en el exceso contrario» (19). según este yerro. El derrotero trazado por Bally conducía entonces hacia la «lingüística estática». sino de la de todos y en todas sus manifestaciones (19-20). por lo menos en qué no consiste: el lenguaje natural. reclamaba naturalmente un lugar para sí. y en la que inteligencia y sensibilidad trabajaban simultáneamente (24-25). Si bien la perspectiva saussureana se diferenció de la perspectiva predecesora por el hecho de haber sentado las bases de un estudio sincrónico de la lengua como objeto sistematizable. según explicaba. después de centurias de que los estudiosos del lenguaje hubieran sido «inmovilistas».Emiliano Battista Bally entendía que el aporte de estos filólogos no alcanzaba a deshacerse del «peligro»: el método histórico y el descubrimiento de la evolución lingüística fundaron «el estudio entero de las lenguas sobre su historia». pues. una perspectiva que contaba con el apoyo de «dos ciencias cuyo progreso ilumina[ba] cada vez mejor su ruta»: la psicología y la sociología (19). y que. Destacaba. de su concepción positivista acerca del devenir de la disciplina. Si bien constaba de investigaciones que. En tercer lugar. habían preparado el terreno para que posteriormente se asentara la lingüística histórica. en el derrotero que trazaba podía verse la impronta de su formación neogramática y. tal como indicaba Saussure.. Por lo tanto. el ginebrino reconocía un período gramatical. Rigatuso. Así. eds. si no en qué consiste una lengua. con mirada idealista. sino entre «los modernos». a quien refería como el primero en haber señalado las 108 Roberto Bein y Elizabeth M. en definitiva. de la misma manera señalaba que «la crítica filológica falla[ba] en un punto»: «se atiene demasiado servilmente a la lengua escrita y olvida la lengua viviente» (29). El lenguaje está simplemente al servicio de la vida. Evaluaba positivamente la perspectiva sincrónica al igual que los aportes de otras ciencias y. concebía la lengua como un verdadero proceso: «una tela de Penélope que se teje y desteje sin cesar». no apunta a un ideal lógico ni a un ideal literario. El autor explicaba que recién un siglo después del descubrimiento del sánscrito se había comenzado a «comprender que la evolución no explica todo el lenguaje». pero no ya en la historia. se incluía en ellos y los definía como quienes habían alcanzado un nivel más elevado de claridad en su concepción de lenguaje: [. El enfoque que pretendía difundir Bally coincidía con este punto del camino. (2017) . La operación argumental comenzaba a exhibirse al servicio de una justificación teórica según la cual los desaciertos de las visiones pasadas no hacían más que mostrarlas como pertenecientes a un momento ya superado de la disciplina. Saussure expresaba: «La ciencia que se ha constituido en torno de los hechos de lengua ha pasado por tres fases sucesivas antes de reconocer cuál es su verdadero y único objeto» (29). La publicación póstuma del Curso de lingüística general (1916) de Ferdinand de Saussure fue posteriormente establecida como fecha simbólica de inicio de aquello que hoy se denomina lingüística moderna.] vemos ahora un poco mejor. En primer lugar. su propuesta teórica. Su estilística proponía pensar el estudio del lenguaje a partir de la tensión entre fuerzas de orden individual —en tanto creación— y fuerzas de orden social —en tanto institución—. hace falta saber prescindir del tiempo» (19). no está al servicio ni de la razón pura ni del arte. el procedimiento argumentativo de Bally buscaba representar la historia de las ideas sobre el lenguaje para dejar al descubierto la antigüedad de las perspectivas rechazadas y ofrecer la propia en clave de modernización científica respecto de ese pasado. «inaugurado por los griegos». las intervenciones de dos filólogos: Jones. dicho momento se había encontrado. «para descubrir su mecanismo. que ya podía ser descrito como un «movimiento científico» creado por Friedrich Wolf en 1777 y caracterizado por el objetivo de «comparar textos de diferentes épocas» y de «determinar la lengua particular de cada autor» (29).

. consistente en haber tenido el «mérito indisputable» de abrir un campo «nuevo y fecundo».. la filología comparatista «nunca se preocupó por determinar la naturaleza de su objeto de estudio». Se consideraba la lengua como una esfera particular. Saussure advertía dos problemas en las formulaciones de la lingüística del siglo XIX. Así. vinculado a la falta de delimitación de un objeto preciso. qué es lo que significaban las relaciones que iba descubriendo. un método para reconstruir los hechos» (32). y pasar a entenderla. puntualmente. El «mérito» que Saussure atribuyó a la escuela neogramática fue el de «colocar en perspectiva histórica todos los resultados de la comparación. en la representación saussureana. vinculado al naturalismo: El primer error. Según la representación del ginebrino. Vossler (1930) y Bloomfield (1933) afinidades entre ciertas lenguas occidentales y el sánscrito. a quien adjudicaba el haber comprendido que «las relaciones entre lenguas parientes podían convertirse en la materia de una ciencia autónoma» (30). Saussure (1916). Uno de ellos. Saussure se detenía en las investigaciones lingüísticas correspondientes al momento inmediatamente precedente a su producción teórica: el neogramático. observamos que era justamente su representación del pasado la que permitía argumentar en contra de ellas. un cuarto reino de la naturaleza [. El recurso historiográfico en Bally (1913). [. Ese era el punto en el que procuraba avanzar su obra. El gran aporte de este enfoque fue haber dejado de ver en la lengua un organismo que se desarrollaba por sí mismo. en tanto la maniobra discursiva apuntalaba la introducción del Curso. El segundo problema. ya justificado epistemológicamente el recorrido por el pasado de la disciplina. y Boop. como quien había ofrecido «una especie de sistematización de la ciencia fundada por Bopp» y cuya obra era la que «mejor evoca[ba] la fisonomía de la escuela comparatista» (30). tales como advertir que «la comparación no [era] más que un medio. filólogo que aparecía. la «lingüística propiamente dicha» fue la que le «dio a la comparación el lugar que le corresponde exactamente» y «nació del estudio de las lenguas romances y de las lenguas germánicas» (32).] desde el punto de vista metodológico. estaba dado por la amplitud de fenómenos que se pretendía englobar cuando se intentaba dar cuenta del lenguaje: Este método exclusivamente comparativo implica todo un conjunto de concepciones erróneas que en nada corresponden a la realidad y que son extrañas a las verdaderas condiciones de todo lenguaje. es que en sus investigaciones — limitadas por lo demás a las lenguas indoeuropeas— nunca se preguntó la gramática comparada a qué conducían las comparaciones que establecía. tanto más cuanto que consideraban el desarrollo de dos lenguas como un naturalista lo haría con el cruzamiento de dos vegetales (31). según el autor. otros «lingüistas de calidad». Específicamente. explicaba. Saussure reparaba en las inadecuaciones epistemológicas que no le habían permitido a dicha escuela constituir «la verdadera ciencia lingüística». En este período.] Y las conclusiones se les escapaban a los comparatistas. e incorporaba en la lista a Schleicher. indicaba que recién hacia 1870 se había llegado a plantear «cuáles [eran] las condiciones de la vida de las lenguas». indicaba. el conocer esos errores no deja de tener su interés (32). la premisa era dimensionar el valor de los servicios prestados por los neogramáticos mientras se dejaba en claro que «los problemas fundamentales de la lingüística general aguarda[ba]n solución» (33). como «un producto del espíritu colectivo de los grupos lingüísticos». dado que fue a partir de allí que se produjeron ciertos avances. y el que contiene en germen todos los otros. Por último. por el contrario. Por último. Fue exclusivamente comparativa en vez de ser histórica. En el momento surgieron. Una vez reconocido el avance de la reflexión lingüística durante el período referido. «se comprendió cuán erróneas e insuficientes eran las ideas de la filología y de la gramática comparada» (32). una «operación elemental» para que una ciencia se procurara un método (31)... en términos del recurso historiográfico que intentamos caracterizar. y encadenar así los hechos en su orden natural» (32). Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 109 .

cuyos servicios y utilidades nadie negará» (28). El idealismo lingüístico se presentaba como un enfoque que el mismo Vossler adjudicaba a su «amigo» Benedetto Croce. eds. El autor denunciaba la continuidad en el trabajo bajo esos métodos anticuados. tuviésemos que descubrir en un concurso de gente desconocida a nuestro padre o a nuestras sobrinas! Tengo miedo de que el método comparativo. Su obra constituyó. siendo esta última.. el autor señalaba que el método de comparar las formas gramaticales de diversas lenguas y épocas propio del modo de razonar de «Boop. allí Vossler desplegó. Apelando al recurso de la ironía. de automóviles. «la base de la lingüística indoeuropea». clases y grados muy diversos. En Metodología filológica (1930) encontramos un apartado intitulado «Los métodos comparados». Así. eran las siguientes: «[. Rigatuso. específicamente. al igual que hemos visto para los casos de Bally y Saussure. Schleicher y de los restantes fundadores de la lingüística moderna. El recurso historiográfico le permitía a Vossler poner en perspectiva histórica el desarrollo de la lingüística comparativa para mostrarla como perteneciente al pasado de la disciplina: «La comparación es uno de los primeros pasos de nuestra ciencia. y nuevamente lo hacía por medio de fuertes metáforas. el procedimiento argumentativo saussureano consistía en construir la disciplina en función de una lectura positivista de la historia. en donde la postulación de un nuevo objeto encontraba bases sólidas sobre un método de alto rigor científico en el que había méritos por reconocer. podemos ver que Saussure consideraba que los problemas de la lingüística del siglo XIX no estaban tanto en el orden metodológico. Entendía que el método comparativo era meramente «previo. una representación de las ideas lingüísticas: puntualmente. ni siquiera de sus propias piernas» (28). La revisión del pasado de la disciplina le permitía a Vossler referir a los méritos de la lingüística del siglo XIX. según López Sánchez (2006). «un verdadero rechazo de los criterios positivistas neogramáticos y del creciente y amenazante monopolio de las ciencias naturales» (262). los estudiosos alcanzaron visiones efectivamente 110 Roberto Bein y Elizabeth M.] hay semejanzas que no prueban nada. pues refería a sus colegas de filología neolatina como a «viejos que se obstina[ba]n en viajar en diligencia. Consideraba que 1816 —año de publicación de Sistema de conjugación del sánscrito. derivaba de la idea de semejanza a la de afinidad. Vossler practicaba una serie de objeciones respecto del modo de proceder de quienes no habían trascendido las limitaciones del comparativismo. de bicicletas ni de aeroplanos. difícilmente podrían iniciarse sin el método comparativo. [. para Vossler. con la publicación del ya mencionado Positivismo e idealismo en la lingüística (1904). «el fundamento de la lingüística moderna» (28). sobrecargadas de metáforas. y de esta a la de origen» (28). tan ensalzado como seguro y científicamente exacto. Karl Vossler. provisional y de ningún modo definitivo ni jamás concluyente» (29). a su vez. Así. ¡Qué pena seria la nuestra si.Emiliano Battista En definitiva. pueda regalarnos unos padres muy putativos (28-29). preliminar. y la mirada vossleriana nos advertía acerca de los «peligros» y otras inconsistencias de base de los procedimientos comparativos: Existen posibilidades infinitas de semejanzas y similitudes.. los servicios y utilidades atribuidos inicialmente a la lingüística comparativa de los primeros años del siglo XIX habían sido sometidos a reconsideración por el mismo desarrollo histórico. Luego.. Con el tiempo. pero sin que exista alguna pura y libre de toda sospecha. sus palabras. pues en realidad podían resultar «ilusorias» y «azarosas». quien había definido los estudios del lenguaje como «parte de la estética». sin querer hablar de ferrocarriles. mostraba el autor. y esta última como «ciencia de la expresión espiritual» (1904: 9).] los primeros pasos de orientación en el bosque virgen de los idiomas históricamente oscuros. y las hay que prueban demasiado. El aporte de este filólogo alemán había constituido. instaló en el ámbito específico de la disciplina el debate entre estas dos perspectivas teóricas.. Así. sin que sea ni su término ni su ápice» (29). caracterizó el desarrollo de la disciplina durante el siglo XIX. (2017) . de Bopp— era la fecha a partir de la cual existía en la ciencia filológica una historia de formas abstractas. sin más indicio que la semejanza. preparatorio. sino que se hallaban más más bien en la instancia de delimitación de un objeto preciso y legítimo. Vossler manifestaba su declarado desacuerdo con un método en el que las relaciones establecidas solo en apariencia lucían rigurosamente científicas.

vitalista. El acto creador de nuestro espíritu está necesariamente apartado del acto comparativo. generan. pretendía efectuar una objeción idealista sobre los planteos positivistas. Tal como hemos visto anteriormente cuando Bally y Saussure hacían mención a «errores» o «desaciertos» en el trabajo de diferentes escuelas dentro de sus respectivas representaciones históricas. el autor practicaba su concesión acerca del empleo de metáforas. y en ella radicaba la esencia del fenómeno lingüístico según la perspectiva idealista en virtud de la cual buscaba argumentar. El recurso historiográfico en Bally (1913). que devenían «contagiosas contra el concepto de la verdadera vitalidad de los idiomas». por lo tanto. Esta visión caracterizaba a esos elementos como «astutos. «no existía cosa suficientemente única. creadora e inventiva» en la que «toda comparación se anula[ba] lógica y naturalmente». según Vossler. desalentaba la formulación de aquellas metáforas que «se pega[ba]n al pensamiento». Vossler encontraba y desenmascaraba los que él visualizaba. sea del arte. y hasta cierto punto lo consideraba entendible. La razón que convierte sus éxitos en extravíos es muy sencilla: es que las cosas constantes se comparan bien. Vossler manifestaba su descontento respecto de la labor de «Gillieron y sus secuaces». individual y personal que se resistiera a la comparación con otras cosas parecidas o diferentes» (33). y las fugaces mal. y a veces a una falsación (30-31). en clave de modernización científica. Vossler (1930) y Bloomfield (1933) modernizadoras que intentaron dar cuenta de la verdadera naturaleza del lenguaje. simplemente fabricados por los «agitadores historiógrafos» (32-33). crecen. Luego. el germen de las fallas de la perspectiva rechazada. lo que equivale a una desfiguración. Por eso son comparables entre sí solo objetos acabados. «muñecos de vocablos». pues consideraba que. mientras las fuerzas que crean. detenerlos. Vossler insistía una vez más en su deseo de «no negar ni disminuir o empequeñecer la razón de ser de los métodos comparados». No obstante. sea del lenguaje. tan beneméritos cuando van en busca de semejanzas y afinidades. como lo está el poeta del comerciante o el inventor del maestro de escuela y los iniciadores de los calculadores. Vossler. Explicaba que en el método comparativo había nacido «la más difundida equivocación de los gramáticos». Una equivocación tal sería. pues concedía licencia para el empleo de ciertas «metáforas de militarista. e intentaba mostrar que el mismo decurso histórico invitaba a desestimar una concepción estática del lenguaje en favor de una visión dinámica del mismo. en la que no vislumbraría inconvenientes solo si las mismas no contaminaran el entramado epistemológico de la perspectiva lingüística. para quienes «los vocablos combaten los unos con los otros». cuando en realidad no eran más que. Su propuesta. Así. quienes creían que las transformaciones lingüísticas descritas por ellos eran una «verdadera actividad del habla». Saussure (1916). para el autor. apagarlos. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 111 . Por ende. según Vossler. virulentos y sanguinarios conquistadores». «se tragan en las células del cerebro» y «organizan guerras seculares» (32). La inadecuación metodológica de la gramática comparativa era. «se expulsan de ciertos dominios geográficos». cuando en realidad eran obra de quienes la estudiaban (30). como en el de la naturaleza en general. corren el peligro de dar valor de realidad a las ficciones abstraídas tan pronto como se dan a intentar las transformaciones y mudanzas. ¡teneos! (33). definitivos o considerados como tales. A criterio de Vossler. brotan y todas las cosas que andan evolucionando y desarrollándose se sustraen y escapan a los paralelos y continúan sordas a las voces que les da el intelecto matemático con su ¡alto!. «personificar» o «mitologizar» partes de la gramática en el afán de descripción y comparación de las formas. «parecida a la que cometería quien confundiera el tablado erigido para fotografiar una antigua catedral con la arquitectura de la misma» (30). está enajenado y alejado de él. los filólogos solían caer en la tentación de «vivificar». dado que el problema referido traía aparejado un conflicto epistemológico más profundo: Los comparatistas. en el reino del lenguaje. Para confrontar dos movimientos o actos dinámicos es menester sosegarlos. su representación del pasado buscaba evidenciar la inadecuación de la perspectiva comparativista del siglo XIX. que invitaban a «enturbiar la idea de la energía espiritual del lenguaje» (33). No obstante. «animar». el autor señalaba que el pensamiento contaba con una «región original. biólogo y novelador» (32-33).

decía: «Es solo desde el siglo pasado [XIX]. Rigatuso. eds. en tiempos más modernos llevó a escribir «gramáticas generales». por el estudio del «conocimiento de la energía eficaz que crea. y así efectivamente lo subrayaba junto a la enumeración de los posibles corpora en virtud de una perspectiva que consideraría más adecuada: Estos conceptos erróneos impidieron a los estudiosos hacer uso de los datos que tenían a mano: las lenguas modernas y los dialectos. a su criterio. quienes construyeron sus gramáticas siguiendo el modelo griego. los 112 Roberto Bein y Elizabeth M. se trataba de una manera de razonar que poco tenía de «sentido común» y mucho de «intelectualista». se veía al latín clásico como «la forma lógica normal del lenguaje humano». Tras la apreciación. los testimonios de las lenguas antiguas. que la lengua ha sido estudiada en una forma científica. Leonard Bloomfield. (2017) . pero nunca se dedicaron específicamente al estudio de dichas transformaciones. El no distinguir entre el lenguaje vivo y el uso de la escritura alteró también sus conocimientos acerca de la historia de la lengua (9). A continuación. regular y lógico— y anomalistas —para quienes el foco estaba puesto sobre las irregularidades—. No habían observado los sonidos del lenguaje. forma y transforma los usos lingüísticos» (45). El primer capítulo de la obra —«El estudio del lenguaje»— estaba destinado a la revisión del pasado de la disciplina. a pesar del «papel importante» jugado por la lengua en nuestras vidas. cuyo objetivo era demostrar que «la estructura de ciertas lenguas comprendía cánones de validez universal» (7). Más adelante. Bloomfield señalaba que en la antigüedad Platón había tematizado la controversia entre analogistas —para quienes el lenguaje era natural. específicamente. Bloomfield resumía el estado de la cuestión de la reflexión lingüística durante el siglo XVIII: [los estudiosos] describían los rasgos del lenguaje en términos filosóficos y no se preocupaban por la diferencia estructural de las lenguas. esto es. Indicaba también que los griegos. En El lenguaje (1933) buscaba ajustar los postulados fundacionales de su perspectiva al conductismo y argumentaba en favor de la necesidad de proceder a través del método distribucionalista al momento de operar el análisis lingüístico. pues «se deriva[ba] de las especulaciones de los filósofos antiguos y medievales» (3). dedicados al estudio de las etimologías. podemos decir que su maniobra argumental consistía en exhibir que la visión del lenguaje de la gramática comparativa pertenecía al pasado y debía entonces ser sustituida por «una verdadera historia del idioma». por medio de la observación cuidadosa y comprensiva» (3). miembro de la escuela de Yale. En esta etapa. comenzaba a introducir su argumentación teórica. Mencionaba la gramática de Port Royal (1660) como el trabajo más famoso en dicha dirección. Señalaba que «el hombre medianamente educado» solía discutir sobre asuntos lingüísticos y debatía sobre «corrección». sin embargo. En su representación. sino que la oscurecían al forzar sus descripciones para adaptarlas a los moldes de la gramática latina. y los confundían con los símbolos escritos del alfabeto. explicaba el autor. Bloomfield partía de la observación de que. Finalmente. habían comprendido que «las formas lingüísticas cambian con el transcurso del tiempo». iniciaba el despliegue del recurso historiográfico: apelaba a la construcción de una representación de la historia de la lingüística y. cuya continuidad en el siglo XVIII había conllevado la «desafortunada consecuencia» de generar un terreno propicio para los «partidarios del principio de autoridad» e inducir así la (falsa) creencia de que «el gramático podía establecer las bases lógicas del lenguaje y determinar cómo deben hablar los hombres» (7). Bloomfield relevaba los desaciertos en los que incurrieron quienes se dedicaron a reflexionar sobre el lenguaje en este período. más o menos. tal como sí efectivamente ha resultado clave para los modernos (5). Bloomfield reconocía un momento vinculado al trabajo de los romanos. una doctrina que.Emiliano Battista entendiéndolo como proceso y no como producto. en ocasiones apelando a la autoridad. su estudio no había recibido un merecido lugar en el «programa educacional» o en la «especulación de los filósofos» (3). fue uno de los representantes más sobresalientes del movimiento estructuralista norteamericano. sobre la marcha.

sobre todo. y ello había constituido una ventaja para el progreso de la ciencia desde el momento en que «ha[bía] aclarado algunos principios que no ha[bía]n sido vistos por los grandes indoeuropeistas del siglo XIX» (22). basada no en teorías sino en la observación» (12). «les hubiera abierto los ojos» a que los rasgos que describían no eran universales en el lenguaje humano (19). Por último. Los Principios de la historia del lenguaje publicados por Paul en 1880. misioneros hicieron que llegara a manos de europeos el conocimiento del sánscrito y de la gramática hindú de Panini (350 a. según la cual el estudio científico del lenguaje iba necesariamente asociado a una observación rigurosa y comprensiva de los datos disponibles y no a reflexiones de carácter especulativo.. la «insistencia en la interpretación psicológica» y sus afirmaciones sobre los «procesos mentales» supuestamente atravesados por los hablantes (19). De este modo. haber contemplado ese aspecto.C. el hallazgo del sánscrito habilitaba. señalaba Bloomfield. en la lista incorporaba a Saussure. agregaba luego.. combinaban el estudio descriptivo con la investigación histórica y la especulación filosófica. «descubría la posibilidad de un estudio comparativo de las lenguas» y. Vossler (1930) y Bloomfield (1933) informes acerca de lenguas exóticas y. además. una «limitación» que los privaba del «conocimiento de tipos extranjeros de estructura gramatical». la toma de Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 113 . en segunda instancia. Bloomfield advertía que la preocupación por la reconstrucción de los antecedentes comunes había ido dejando paso al interés por el estudio de «las transformaciones del habla». Luego. Saussure (1916). Jacob Grimm en 1819 y August Pott en 1833 (16-17). era «uno de los monumentos más grandes de la inteligencia humana». se habían convertido en «aplicación modelo de los métodos de lingüística histórica». ofrecía «por primera vez» a los estudiosos europeos «una descripción minuciosa y completa de una lengua. esta. Bloomfield establecía. En esta dirección mencionaba los aportes de William Withney y de Hermann Paul (18). Bloomfield señalaba que. En primer lugar. para Bloomfield. la negación al trabajo con lenguas de historia desconocida. el método histórico-comparativo afianzaba como «presupuesto general» la idea de que «las lenguas cambian en el transcurso del tiempo» (12-14). Una vez más Bloomfield nos contaba cuáles habían sido los yerros de los trabajos que pertenecían a la historia de la disciplina y a su revisión de la misma. «el primer gran libro de lingüística general» se debía a una publicación póstuma de Wilhelm von Humboldt en 1836. por ende. «haber descuidado el estudio descriptivo del lenguaje». una obra que. El recurso historiográfico en Bally (1913). los «resultados de la inducción científica» sobre cambios lingüísticos fueron reemplazando paulatinamente a la «especulación» sobre etapas anteriores de la lengua (18). dejaba entrever mucho acerca de la perspectiva en favor de la que buscaba finalmente argumentar. Estos lingüistas. Para el autor. dos avances en el ámbito de la investigación lingüística: en primer término. tal como lo historizaba Boolmfield. contenían «errores que hoy día parecen ingenuos porque son representativos de las limitaciones de la lingüística del siglo XIX» (18).). Según el autor. Entendía que las siguientes décadas estuvieron signadas por un «progreso tan rápido» que esos trabajos devinieron «anticuados» ante las propuestas de Schleicher en 1861 y Karl Brugmann y Bertold Delbrück en 1886 (17). Finalmente. Finalmente. de las que se tenía a disposición una «vasta colección de detalles» (18). pues valoraba positivamente la descripción minuciosa de los cambios y el proceso de generalización a partir del análisis de los datos lingüísticos. sin embargo. 1816 como fecha de inicio de la comparación sistemática de las lenguas indoeuropeas a partir de la publicación de Boop. En la misma dirección refería también a los aportes de Heymann Steinthal en 1850 y Wilhelm Wundt en 1900. (9). de un estudio de tipo observacional. En segunda instancia. al igual que Vossler. Llegado a este punto. El fenómeno. Indicaba luego que otros estudiosos vieron más claramente la relación natural entre los estudios históricos y los descriptivos. para Bloomfield. señalaba. Luego. se había desarrollado una «corriente de lingüística general» (20). a criterio del autor. a su criterio. a fines del siglo XVIII. cuya discusión se limitaba a «tópicos de evolución lingüística» (18). de manera paralela a la corriente de investigación histórica. La valoración bloomfieldtiana de este material resultaba interesante a la luz de su perspectiva teórica. los documentos que muestran etapas sucesivas de un mismo idioma. En la misma línea mencionaba los aportes de Rasmus Rask en 1817.

. desde una visión dinámica. en el siglo XIX. C. El debate entre positivismo e idealismo en la historia del Instituto de Filología de la Universidad de Buenos Aires (1922-1946). constituyó un «avance» el hallazgo de que las lenguas cambian y emergió como una «amenaza» la intervención del naturalismo en la ciencia lingüística. tendremos que volver al problema de la gramática general y explicar esas similitudes y diferencias. Buenos Aires: Losada. a través del análisis de los desaciertos que relevaron en diferentes períodos. una oposición que no todos formulaban explícitamente pero que resultaba rastreable en las diferentes intervenciones porque correspondía a la contienda epistemológica de la primera mitad del siglo XX. S. ofrecieron miradas de corte positivista. el observador que permite que ese conocimiento intervenga en su descripción está en peligro de desfigurar sus datos. pero ese estudio. ajustarse a la descripción exhaustiva de los mismos. entendemos que los cuatros autores procuraron inscribir su propia perspectiva teórica en una serie que la justificaba históricamente. en efecto. mientras Bally y Vossler valoraron positivamente el aporte de la psicología como ciencia que supo nutrir los estudios neogramáticos. para Vossler. Sin embargo. Para describir un idioma no se necesita conocimiento histórico de ningún tipo. podemos contribuir a la caracterización de sus perspectivas teórico- epistemológicas. desde una visión más estática. También advertimos que los cuatro coincidieron en interpretar como un nuevo avance de principios del siglo XX la adopción de un enfoque de tipo sincrónico. Langue française 48 (1). En este sentido. pues plantearon un estudio de tipo descriptivo con el que apuntaron a caracterizar el lenguaje. El rigor de la pluralidad. Saussure y Bloomfield. era el modo de proceder adecuado de una perspectiva científica. Buenos Aires: UBA. (2017) . esta suponía una actualización puntual del debate entre positivismo e idealismo.] Cuando tengamos información suficiente acerca de muchas lenguas. los desaciertos no residían tanto en la metodología de análisis sino más bien en la concepción del lenguaje adoptada. A través de la representación del decurso histórico de la lingüística llevada a cabo por cada uno de los autores trabajados y. [. Rigatuso.Emiliano Battista posición bloomfieltiana respecto de la producción de los estudiosos de la lingüística precedente buscaba romper con la diacronía: Todo estudio histórico de la lengua está basado en la comparación de dos o más grupos de datos descriptivos. como un proceso creativo. 7-15. A su vez. pues sus propuestas apuntaron a caracterizar el lenguaje. cuando llegue. Un enfoque historiográfico. Bally y Vossler ofrecieron miradas idealistas en sus representaciones. Bally. eds. El autor revisaba el pasado de la disciplina para establecer las bases de aquello que. Conclusión En función del problema especificado y de la serie de textos analizados. pues ella buscaba justificación en clave de modernización científica respecto de enfoques lingüísticos ya superados. y solo por medio del método inductivo acceder a la formulación de generalizaciones. (2013). El estudio será tan exacto y tan completo como estos datos lo permitan. Battista. (1980). como un producto o sistema de oposiciones fijas en un estado de lengua. «L’histoire de la linguistique». los cuatro autores acordaron en considerar que. Saussure no abrió juicio al respecto y Bloomfield consideró que el aporte de dicha disciplina desde un paradigma no conductista ha resultado una peligrosa intromisión. Era esta perspectiva característica de su producción teórica la que habilitaba la representación a la que nos sometió el primer capítulo del libro de Bloomfield. mientras para Saussure el principal problema de la lingüística precedente estaba en la falta de delimitación de un objeto de estudio preciso. que necesitaba partir del análisis minucioso de los datos. El lenguaje y la vida. 114 Roberto Bein y Elizabeth M.. puntualmente. Referencias bibliográficas Auroux. según consideraba. E. no será especulativo sino inductivo (22). (1947) [1913]. por el contrario.

(1945) [1916]. (1997). R. 107-137. Madrid: Saez Hermanos. Koerner. «Histoire et historiographie de la linguistique». E. (1922). Madrid: Marcial Pons. Amsterdam: University of Ottawa. P. London: Routledge. Meillet. Con referencia a los idiomas modernos. Delbrück. Practicing Linguistic Historiography. development and origin. J. (1967) [1933]. M. Projects & Prospects. Saussure (1916). (1989). Madrid: Paraninfo. H. N. Thibault. Its nature. Selected Essays. (1980). J. (1969) [1963]. Cambridge: Cambridge University Press. Leroy. Chomsky. L. Mounin. Barcelona: Editorial Labor. Engler. Vossler. Madrid: Gredos. Buenos Aires: Losada. Historia de la lingüística. London: Unwin Brothers LTD. Lima: Universidad de San Marcos. Una explicación concisa. The Dynamics of Signs in Social Life. Un capítulo en la historia del pensamiento racionalista. Jespersen. «Los métodos comparados». M. López Sánchez. Introduction à l'étude comparative des langues indoeuropéennes. Breve historia de la lingüística. Leipzig: Breitikopf and Hartel. Madrid: Gredos. Problemas de lingüística general. P. (1929) [1904]. (2010) [1903]. (ed. Lingüística Cartesiana. especialmente al alemán (28-36). (1969) [1966]. Los principales problemas del método sociológico en la ciencia del lenguaje (75-103). (1992) [1967]. Cambridge: Cambridge University Press. _____ (1999). B. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 115 . (1962) [1924]. Voloshinov. Re-reading Saussure. Positivismo e idealismo en la lingüística. The Discovery of Language: Linguistic Science in the 19th Century. Medio siglo de filología española (1896-1952). Pedersen. H. Thomsen. Heterodoxos españoles. (1945) [1902]. «Dos corrientes del pensamiento filosófico lingüístico». J. Swiggers. Language. Saussure. Robins. Portolés. Bloomington: Indiana University Press. O. (1968) [1967]. N. El lenguaje. El recurso historiográfico en Bally (1913). (2006). Positivismo e idealismo. V. A.) The Cambridge Companion to Saussure (47-58). México: Siglo XXI. Curso de lingüística general. G. Vossler (1930) y Bloomfield (1933) Benveniste. En: El marxismo y la filosofía del lenguaje. _____ (1930). Linguistic Historiography. (2009) [1929]. Madrid/Buenos Aires: Editorial Poblet. Semiotica 3 (1-2). (1980) [1966]. En: Sanders. México: FCE. Introduction to the Study of Language: A critical survey of the history and methods of comparative philology of Indo-European languages. Bloomfield. F. K. En: Metodología filológica. Amsterdam/Philadelphia: John Benjamins. Las grandes corrientes de la lingüística. (1986). Historia de la lingüística desde los orígenes hasta el siglo XX. Madrid: Cátedra. (1882) [1880]. Buenos Aires: Ediciones Godoy. F. V. C. «The making of the Cours de Linguistique générale». R. de. E. (2004). K.

eds. Rigatuso.Emiliano Battista 116 Roberto Bein y Elizabeth M. (2017) .

Introducción En los años posteriores a la guerra entre la Argentina y Gran Bretaña por las Islas Malvinas (1982)1. págs. eds. En particular. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. 2005).ar/ Resumen En los años posteriores a la guerra entre la Argentina y Gran Bretaña por las Islas Malvinas (1982). no solo en el 1 Leopoldo Galtieri. Ediuns y SAEL. la presente investigación procura analizar las expresiones metafóricas registradas en la cobertura que Crónica efectuó del campeonato. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital.com Centro de estudios del Siglo XX . El corpus está integrado por notas publicadas por este diario entre el 15 de mayo y el 16 de julio de 1986.CONICET Universidad Nacional del Sur Bahía Blanca. 2008) y los medios de comunicación (Vommaro. caracterizado por enfatizar la información deportiva (Ulanovsky.Capítulo 9 Una revancha contra los piratas. durante 1986. certamen en el que las selecciones de la Argentina e Inglaterra se enfrentaron por primera vez desde la Guerra. y considerando que el fútbol (Alabarces. y teniendo en cuenta que el discurso periodístico deportivo se caracteriza por el uso de lenguaje bélico (Helal y Soares. A partir de lo expuesto. presidente de la Junta Militar de Gobierno.uns. a través de las cuales es posible construir y reforzar tensiones. se destacó la cobertura de Crónica. 1997). Entre los medios argentinos que cubrieron el campeonato. El marco teórico-metodológico reconoce los aportes de la teoría de las metáforas de la vida cotidiana de Lakoff y Johnson (1998). diario con una impronta fuertemente nacionalista vinculada a la cuestión Malvinas. Si bien el plan inicial era concretar una Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . La hipótesis que guía el trabajo parte de afirmar que Crónica aprovecha el lenguaje bélico para trasladar al ámbito deportivo un conflicto no resuelto en el escenario político con la intención de reivindicar por esa vía el reclamo argentino por Malvinas. emprendió este conflicto enviando tropas que desembarcaron en suelo isleño el 2 de abril de 1982. Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. 2008) actúan como vehículos de narraciones identitarias.edu. las secuelas del enfrentamiento se mantuvieron latentes. En este contexto. no solo en los ámbitos cultural y social —comenzaron a aparecer denuncias contra altos mandos militares argentinos— sino también en el político —el entonces presidente Raúl Alfonsín se negó a declarar el cese de hostilidades—. 117 a 126. Rigatuso. se disputó en México el Mundial de fútbol. este trabajo se centra en el empleo de las voces revancha y pirata. las secuelas del enfrentamiento se mantuvieron latentes en nuestro país. Crónica y su cobertura del Mundial de México 1986 Carlos Sebastián Ciccone csciccone@gmail.

eds. propio del ámbito deportivo. Si acordamos en que las metáforas están impregnadas de ideología. ideas. nos centraremos en las metáforas estructurales. dueño y director de la publicación. como entidades y sustancias» (Lakoff y Johnson. por medio de las cuales una actividad o una experiencia se estructura en términos de otra. como también por la importancia que otorga a la información deportiva (Ulanovsky. En el presente trabajo partimos de concebir que el fútbol (Alabarces. estuvo implicado en el vuelo de Miguel Fitzgerald a Puerto Argentino en 1964 y participó del «Operativo Cóndor» en 1966 (dos hechos trascendentales relacionados con la historia de las Islas). y su función primaria es la comprensión (1998: 74). ratificando la idea de que la Guerra no había concluido—. fundador. le preceden al deporte en varias décadas». también. la metaforización nos permite hacer inteligible algo que de otra manera nos resultaría imposible conceptualizar. «formas de considerar acontecimientos. inclusive. Distintos medios argentinos realizaron la cobertura del evento futbolístico celebrado en México en el año 1986. La Guerra culminó el 14 de junio con la rendición del bando argentino. así como también la voz pirata. para trasladar un conflicto no resuelto en el escenario político y reivindicar. En particular. quienes consideran que esta es principalmente una manera de concebir una cosa en términos de otra. (2017) . 2006: 15). 118 Roberto Bein y Elizabeth M. 1998: 49). En este contexto. 2 Héctor Ricardo García. identificando si estas aluden directa e indirectamente a temas extrafutbolísticos. y teniendo en cuenta que el lenguaje deportivo se caracteriza por el uso de lenguaje bélico (Helal y Soares. este hecho fue determinante para que se desarrolle la Guerra. 2008) y los medios de comunicación (Vommaro. analizar una metáfora supone no perder de perspectiva que «el significado no está en la oración misma: tiene mucha importancia quién está diciendo o escuchando la sentencia. la cancha actúa como «un foco de viejos conflictos no resueltos» (Gaspar Arias. Entre ellos se destacó Crónica. etc. el reclamo argentino por Malvinas. En esta línea. el fútbol no solamente arrastra significados preexistentes sino que. y tiene como propósito analizar las expresiones metafóricas que se registran en el discurso del diario al efectuar esa cobertura. y cuáles son sus actitudes políticas y sociales» (Lakoff y Johnson. 1998: 64). diario reconocido tanto por su apoyo al reclamo argentino por la soberanía de las Malvinas2. 1997). El trabajo propuesto es de carácter histórico. este periódico envió al lugar del evento deportivo al periodista Cayetano Ruggieri (22) y al fotoperiodista Pablo Fornells. El corpus de la investigación está integrado por los discursos presentes en las notas deportivas publicadas por Crónica entre el 15 de mayo y el 16 de julio de 1986. Se vale de las herramientas brindadas por la teoría de Lakoff y Johnson (1998) sobre la metáfora. En particular. 2005). por tal motivo. 2005: 95).Carlos Sebastián Ciccone ámbito cultural y social —comenzaron a salir a la luz testimonios que denunciaron el abuso de poder de los altos mandos militares argentinos— sino también en el ámbito político —el gobierno de Raúl Alfonsín se negó a declarar formalmente el cese de hostilidades. con la justificación del enfrentamiento respaldado en la legitimidad del reclamo soberano argentino. La hipótesis de la cual partimos consiste en afirmar que Crónica aprovecha el léxico bélico. por esa vía. a través de su análisis podremos descubrir el sentido y el pensamiento de quien las emplea. y en las ontológicas. actividades. De este modo. por ende. 2008) actúan como vehículos de narración de identidades a través de las cuales es posible construir y reforzar tensiones en conflictos subyacentes. Rigatuso. durante el cual las selecciones de la Argentina e Inglaterra se enfrentaron en cuartos de final por primera vez después de la Guerra. que se potencian en el plano de las competencias internacionales debido a la integración ilusoria y el sentimiento patriótico que estas generan (Di Giano. pues incitó y legitimó una respuesta bélica por parte de la potencia británica. «ahonda las tensiones que. se llevó a cabo el Mundial de México (1986). En particular. «demostración de fuerza». se centra en los usos de los elementos que componen la metáfora estructural EL FUTBOL ES UNA GUERRA. la investigación aquí propuesta se centra en la cobertura que Crónica realizó del campeonato. donde convivió la deslegitimación del enfrentamiento como una decisión militar de un gobierno de facto. emociones. Para llevar a cabo un seguimiento del seleccionado en suelo mexicano.

empleamos la notación de las metáforas estructurales en mayúscula. simplemente enunciando el nombre del estado al que representan. aunque estos últimos se vieron frustrados por la negativa británica de discutir el tema soberanía (Escudé y Cisneros. y el inicio de una nueva etapa para la historia argentina. Al respecto. 2014: 111) y. 2005). la disputa por la plataforma marítima estuvo latente. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 119 . Raúl Alfonsín. 2000). Y el resultado es único: la victoria o la derrota del adversario o enemigo (2004: 282). entre otros factores. 5Siguiendo a Lakoff y Johnson (1998). por primera vez desde la Guerra. Bravo y Corrales. el sentimiento de superioridad. Análisis El discurso deportivo de Crónica incorpora elementos políticos. En el contexto particular que se vivía en el País. atacando a todos aquellos barcos pesqueros encontrados dentro de la plataforma continental argentina. el honor. muy castrenses). esa metáfora tenía un significado claramente político. Esta forma de referenciar a los equipos manifiesta la concepción de que los partidos de fútbol no solo tienen a los jugadores como protagonistas. todos. debido a que la Armada Argentina adoptó una postura intransigente sobre el tema.) condenó a Leopoldo Galtieri. critican o analizan cuestiones relativas al fútbol. Una revancha contra los piratas. en tanto la guerra por Malvinas aún no había concluido en el imaginario argentino. el orgullo del grupo (valores. Jorge Anaya y Basilio Lami Dozo (Rodríguez. 2012). En segundo lugar. es posible afirmar que la metáfora EL FÚTBOL ES UNA GUERRA estructura en el discurso las acciones que realizamos cuando nos referimos a este deporte o lo jugamos5. Crónica y su cobertura del Mundial de México 1986 Contexto de posguerra en relación con Malvinas El retorno a la democracia significó el fin de un periodo oscuro. el escudo y los colores. cuando asumió la presidencia el candidato del Radicalismo. descartando todo tipo de estrategia militar4. Al identificar los conjuntos con una comunidad determinada mediante la bandera. el fútbol utiliza constantemente voces provenientes del campo semántico militar y una retórica de tipo bélica (Helal y Soares. Salvador Duch define al fútbol como un juego que como la guerra está basado en la confrontación entre dos bandos que luchan por un bien que no se puede repartir: el triunfo. sino también por los propios protagonistas del juego y los aficionados. De hecho. Salvador Duch destaca que el fútbol permite 3 El golpe de Estado a Isabel Martínez. En 1986 el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (FF. marcó el inicio de un gobierno de facto cívico-militar que se mantuvo en el poder hasta 1983. es preciso recordar que cuando un seleccionado de fútbol compite en este tipo de certámenes se produce una identificación entre el equipo y la Nación (Araya.AA. perpetuado el 24 de marzo de 1976. alcanzable solo a través de canales democráticos/diplomáticos. en el que predominó la violencia y el autoritarismo del gobierno cívico militar3. Por su parte. 4 Los circuitos multilaterales y bilaterales representaron alternativas muy utilizadas por su gobierno. tras resultar vencedor en las elecciones celebradas ese año. en este caso «Argentina» e «Inglaterra». Este hecho se refleja en el modo en que los medios de comunicación y la comunidad en su conjunto aluden a sus combinados. En consecuencia. como ya hemos expresado. la sociedad también se considera parte de esta guerra en la que abundan expresiones épicas y patrióticas. encabezada por la llegada de Raúl Alfonsín a la presidencia. En tal sentido. 2000). Alfonsín ratificó al Congreso nacional la reafirmación del derecho soberano sobre las Islas como un objetivo «indeclinable» (Biangardi Delgado. funcionarios argentinos y laboristas entablaron diálogos respecto al futuro de las Islas Malvinas (Mastropierro. En primer lugar. por lo que debemos considerar dos cuestiones. este léxico no solo es empleado por los periodistas cuando enuncian. 2003: 80-81). En lo que respecta a Malvinas.

En ese marco. principalmente las tensiones entre ambos países en torno a la cuestión Malvinas. cuanto más importante mejor. ya que los espectadores/aficionados veneran un equipo de fútbol que. asociado a la cuestión Malvinas. satisfaciendo la necesidad y la ilusión de pertenecer a una misma colectividad tanto de los individuos como de la propia colectividad. también hay un perdedor que busca la oportunidad de vengarse. ya que a través de este recurso se logra que algo tan abstracto como lo es un Estado. Este recurso7. en los días posteriores la palabra vuelve a aparecer. tangible. Crónica refuerza la idea empleando el término «vendetta»9 (Crónica.). 23/06/1986. al participar en cualquier competición. se abordan temas relacionados con Malvinas. existe una serie de antecedentes deportivos precedentes que fortalecen esta oposición y que Ruggieri recupera para presentar el partido Argentina vs. (2017) . 9 Término de origen italiano que la Real Academia Española define como ´Venganza derivada de rencillas entre familias. en otras. cayó por tres a uno (Ruggieri. etc. habitual en el discurso deportivo y muy empleado por Crónica. clanes o grupos rivales´ (RAE. espectáculo agonístico. el misil Exocet. 7 La acción de identificar a un equipo con un país podría entenderse en términos de una metáfora ontológica. una selección nacional de cualquier deporte. En función de lo señalado. Así. Y así como los encuentros deportivos proporcionan una oportunidad única para la exhibición explícita de la sagrada simbología nacional (y lo que representa de continuidad histórica. «Como para gritarles: ‘no llores por mi ¡Inglaterra!»: 8-9). 2014). existencial.). la calificación de los jugadores como aquellos que «corporizan la ilusión nacional» (Ruggieri. cuando en 1979 el equipo argentino campeón del mundo. «¡Asado! Argentinos unidos»: 19)8. permite la celebración de rituales patrióticos muy potentes. Crónica. asociada a la identidad nacional: el asado. se lo ubica explícitamente en vinculación con la guerra de 1982. algo real. centradas en el uso de las voces revancha y pirata y la identificación de los jugadores con todo aquello que esté vinculado a la Guerra (los soldados. La palabra aparece mencionada en seis ocasiones los días previos al partido. En cuanto a las alusiones futbolísticas. himnos. como lo son los equipos y sus jugadores. esté representado por algo palpable. en una ocasión. Como un club de fútbol. por ejemplo. 120 Roberto Bein y Elizabeth M. 18/06/1986. es la voz revancha. Inglaterra: La rivalidad con Inglaterra está clara. desde aquel 0-1 por el Mundial de 1966 —el día de la famosa expulsión de Rattín— hasta la más reciente experiencia en ese mismo escenario. 22/05/1986. entre otros). a la vez. incluso. consideramos que Crónica aprovecha el lenguaje bélico para jugar con el doble sentido y generar en el lector la incertidumbre respecto de si se está haciendo alusión a lo deportivo o si. Revancha El primer elemento que analizaremos. etc. Rigatuso. de tomar revancha. En algunas circunstancias. aparece refrendado por medio de otras estrategias. directamente vinculada a los resultados de un enfrentamiento bélico: así como hay un ganador. 8 Resulta pertinente destacar que esta cita aparece en una nota cuyo título alude a una comida típica de los argentinos. es una representación de ellos mismos como comunidad imaginada (2004: 306)6. el término se refiere a asuntos futbolísticos. en un escenario que nos transporta a la épica y a la marcialidad (banderas. analizaremos un conjunto de expresiones metafóricas correspondientes a la metáfora estructural EL FÚTBOL ES UNA GUERRA. o más aún una Nación. la asociación Selección de fútbol-Nación opera como el recurso más frecuente que el diario utiliza para establecer relaciones entre el partido de cuartos de final y temas ajenos al deporte. ya con Maradona como estrella. «Grondona y el Entendimiento»: 16)10. de definición del «Nosotros». también adquieren un carácter casi religioso. Crónica. implícitamente. 6 La traducción es propia. Vale la pena destacar que. 10 Resaltado en el original. eds.Carlos Sebastián Ciccone pasar de la idea de comunidad imaginada a la comunidad visualizada.

término peyorativo. injusta porque supone que sin esos «argumentos que poco tuvieron que ver con el fútbol» (entre ellos. 12 Algo que podemos apreciar en el siguiente resumen de la «Historia de los Mundiales»: «1966: Inglaterra lo organizó y lo ganó. Suplemento Croniquita: 2). el segundo enunciado. 13 Ramsay dijo haber jugado frente a ‘animals’ —animales—. Crónica y su cobertura del Mundial de México 1986 Si bien en este ejemplo Ruggieri basa la rivalidad en dos partidos. por este desquite ante Inglaterra. 01/06/1986. En este sentido. asociado a la práctica del insulto. El siguiente copete. en el cual la selección inglesa resultó victoriosa. «Historia de los Mundiales». solo vamos a jugar al futbol. el siguiente titular de tapa es representativo: «El domingo. 2006: 137). tras su expulsión. 11 Resulta importante recordar que. enmarcado en las instancias previas al partido Argentina vs. 19/06/1986: 1). Una revancha contra los piratas. y la complicidad del juez alemán Rudolph Kreitlein. se hace explícita la alusión al polémico partido disputado en el Mundial de Inglaterra 1966. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 121 . Crónica se apropia del calificativo animals. la revancha contra ‘the animals’» (Crónica. Veinte años después. en Londres preocupa la revancha. la orientación que el medio otorgó al evento futbolístico de 1986 también gira en torno a la disputa soberana. el equipo inglés no hubiese podido lograr la victoria12. el mal arbitraje del alemán Rudolf Kreitlein. 23/06/1986. Tal como podemos apreciar. El primer enunciado. después de 20 años. Por ello. inferiores al ser humano). que nos echó del Mundial ’66 y ahora se quedó afuera por nosotros. 20/06/1986: 1)15. sin embargo. Por tal motivo. 2006: 136). el enviado especial del diario expresa gratitud hacia el equipo: Bien Argentina. pues el uso de la metonimia Londres para referir a Inglaterra —el todo por la parte. empleado por el técnico inglés Alf Ramsay para referirse a los jugadores argentinos de aquel Mundial13. y la utiliza para representar esta vez a los británicos como animales (salvajes. Crónica. Argentina realizó una muy buena campaña siendo eliminada por Inglaterra. que destaca entre comillas dobles. que los integrantes de la FIFA «obligaron a Ramsey a disculparse por calificar a sus oponentes de ‘animales’. ‘La elección de mis palabras no fue la más adecuada’. con la frase después de 20 años. Crónica recoge esta voz. Al respecto. Veinte años después tuvimos la revancha. la declaración de la AFA publicada por Crónica. asimismo. servirá como disparador: En Londres preocupa la revancha. Tal fue el revuelo. El diario pide revancha a raíz de la lectura que hace sobre el resultado de ese encuentro: una derrota injusta tras una «muy buena campaña». en ronda semifinal en partido que favoreció a los locales por 1 a 0» (Crónica. a lo largo de los días que comprende nuestro corpus encontramos que el centro de atención está puesto en el polémico enfrentamiento de 1966. sobre la base de que en la capital de cada país reside el aparato estatal. tras su retorno al País. Rattín se negó a abandonar el campo y se sentó en la alfombra donde estaba ubicada la reina (acto que algunos sectores nacionalistas interpretaron como un gesto de manifestación patriótica). Pero. según Lakoff y Johnson— generalmente se aplica a cuestiones de política interior y exterior. En este contexto. Y gracias por este triunfo. se disculpó en una entrevista televisiva» (Downing. No obstante. 15 Mayúscula en el original. provocando felicidad en los argentinos. genera cierta ambigüedad respecto al significado de revancha. aunque recurriendo a argumentos que poco tuvieron que ver con el fútbol. quien expulsó sin fundamentos al mejor jugador y capitán argentino Antonio Rattín)11. AFA: solo vamos a jugar al futbol. Y estamos felices… (Ruggieri. ex combatientes piden que cada jugador sea un «exocet» (Crónica. publicada con posterioridad al cotejo. 14 Resaltado en el original. en la nota periodística. «a Rattín lo llenaron de besos y lo envolvieron en la bandera argentina» (Downing. Por su parte. la necesidad de revancha se refleja en la rememoración que el periódico hace sobre esta polémica. bárbaros. «El que le roba a un ladrón…»: 2-3)14. Inglaterra. Ruggieri y Crónica percibieron que la victoria argentina en cuartos de final sació la sed de revancha deportiva. la voz revancha es un ejemplo de la ligazón entre Rivalidad futbolística y Malvinas.

A todo esto debemos sumar que. que el conflicto sigue latente y que lo que sucede en el ámbito diplomático se ve reflejado en la sociedad y. lo cual se advierte a través del uso de la voz solo16. nos volvimos con bronca. efectivos y logren destruir al rival. así como también dañar el portaaviones HMS «Invincible». entonces.Carlos Sebastián Ciccone es una muestra de cuán presente está Malvinas y. 1986). 122 Roberto Bein y Elizabeth M. 17 Con ellos se logró hundir el HMS Sheffield y el carguero Atlantic Conveyor. Desde una perspectiva temporal. Pero. Fundamentando que este misil se caracteriza por la rapidez y efectividad con la que impacta en el blanco (Villarino. además. Rigatuso. en la que se asocia a los jugadores con un tipo de misil utilizado en el enfrentamiento armado de 1982. podemos afirmar. (2017) . 23/06/1986 «Como para gritarles: ‘no llores por mí ¡Inglaterra!’»: 8-9)18. Además de resaltar la satisfacción que se siente por derrotar a los ingleses y la euforia que esta revancha provocó en el pueblo. siendo los días previos y posteriores al partido Argentina-Inglaterra el momento en que esto se hace más explícito. que la sociedad argentina relacionó el evento deportivo con la cuestión Malvinas. Piratas y ladrones El uso de la voz pirata para referir a los ingleses es otro elemento que nos permite reconocer cómo Crónica. al identificar a los jugadores argentinos con el arma más poderosa que poseía la Argentina para esos combates17. al elegir resaltar la opinión de actores directamente vinculados a la guerra de 1982 en la cobertura de un evento futbolístico. y que las heridas generadas en la sociedad estaban aún muy abiertas en 1986. Finalmente. que los excombatientes esperan que los jugadores sean rápidos. Esquina Argentina y un Solo Eco: ‘Las Malvinas son Nuestras’ (Crónica. Crónica elige destacar que el único cántico en esta celebración se relacionó con el reclamo por la soberanía de las Islas y. el enfrentamiento armado en los años del alfonsinismo. pues no solo permite apreciar esta politización sino también la vinculación entre el fútbol y Malvinas que se vuelve totalmente transparente: El Pueblo se Autoconvocó para Gozar la más Linda de las Revanchas: Obelisco. se focaliza ya de forma explícita en el tema Malvinas a través de la referencia a los excombatientes y de una expresión derivada de la metáfora estructural EL FÚTBOL ES UNA GUERRA. La celebración que el pueblo argentino llevó a cabo tras la victoria sobre la selección inglesa nos sirve de ejemplo para reflejar lo dicho. en las prácticas discursivas periodísticas. ex combatientes piden que cada jugador sea un ‘exocet’. El siguiente ejemplo refuerza la intención de sobreponer asuntos políticos a los deportivos: Los fuegos artificiales iluminaron la noche. el tercer enunciado. podemos afirmar que Crónica aprovecha el lenguaje bélico propio de este deporte para traer a colación temas tan delicados como Malvinas y la Guerra. por consiguiente. al ubicar esta aclaración en medio del copete. el exocet. es posible afirmar que la voz revancha va adquiriendo una significación política mayor. eds. por no poder seguir ahí y le copiamos las dos últimas leyendas que nos parecen capaces de sintetizar una jornada inolvidable: ‘Las Malvinas son Argentinas’… ‘Gloria y honor a nuestros héroes’ (Crónica. Por lo expuesto. 18 Resaltado en el original. tanto la voz revancha como la expresión metafórica que vincula a los jugadores argentinos con exocets dan cuenta de que no se ha superado por completo esa etapa. en particular. Crónica politiza el discurso y lo pone en relación con este suceso. implícitamente. 23/06/1986 «Como para gritarles: ‘no llores por mí ¡Inglaterra!’»: 8-9). por ende. aborda el evento deportivo relacionándolo con Malvinas. En particular. demuestran que el enfrentamiento bélico «no había concluido». logra debilitar la idea de que debe reducirse a un hecho deportivo (más aún porque está seguida de un pedido que los excombatientes argentinos — símbolos por excelencia de la Guerra— hicieron a los futbolistas de la selección). Siguiendo 16 Además.

Un pirata es. A esto debemos sumar el hecho de que pirata supera en número al resto de las denominaciones que el diario emplea para aludir a los jugadores o a la selección de futbol inglesa. dado que expresan valores o normas (1996: 19). desde la perspectiva argentina. las formas gentilicias inglés y británico. ‘persona que. se dedica al abordaje de barcos en el mar para robar’. ya que. En particular. «Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos Sobre las Malvinas. El resultado no fue el esperado. Islas del Atlántico Sur y Sector Antártico Argentino»: 2). pero no de nuestros derechos sobre ellas. 20No obstante. Esa usurpación nos privó temporalmente del dominio de las islas. se destacó por su habilidad en la navegación y por la expansión de su imperio a costa de la conquista de territorios en diferentes partes del mundo. por lo tanto. aparece siete veces desde el 15 de mayo hasta el día del partido con Paraguay (tres aluden a jugadores y cuatro a la hinchada inglesa). entendemos que la elección de las palabras es intencional. 17/06/1986: 24)19. alude a 1833 de la siguiente manera: El 3 de enero de 1833 se produjo la usurpación de las Malvinas. Los datos que conforman nuestro corpus reflejan que el término aparece en numerosas ocasiones para aludir tanto a jugadores como a hinchas ingleses. Expectante por conocer cuál será el rival en cuartos de final. izó por la fuerza la bandera inglesa en el mástil donde había flameado nuestro pabellón celeste y blanco. por Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 123 . plantel celeste o charrúa para denominar a la de Uruguay. ejemplifica lo señalado: «El domingo a las 15 ante ‘piratas’ o ‘guaraníes’» (Crónica. idea reforzada por la expulsión que sufrieron las autoridades argentinas que residían allí. En el mismo sentido. Pirata es una metáfora ontológica que plasma algo abstracto como el robo y la ilegalidad en la figura de un personaje histórico que. La tripulación de la corvetea británica ‘Clío’. que son reconocidos por todas las naciones de buena voluntad (Crónica. la postura militante que adopta Crónica al designar como pirata a los ingleses queda más clara si examinamos el conjunto de formas de designación que el diario usa para referirse al resto de las selecciones: escoceses para aludir a la selección de Escocia. junto con otras de igual condición. y así lo refleja en el «calendario escolar» que contiene. sustenta un juicio de valor negativo que alimenta las representaciones de los ingleses. En efecto. Desde la óptica de Lakoff y Johnson (1998). de usurpación y ocupación de las Islas. El siguiente pie de fotografía. pues los guaraníes poseen una larga y basta tradición guerrera. Su presencia se incrementa los días previos al partido. seleccionado azteca para referirse al equipo mexicano. los sucesos ocurridos en 1833 son entendidos como un acto de piratería. uno a políticos y dos al Estado). 08/06/1986. Crónica nombra al equipo inglés piratas y al paraguayo guaraníes. El diario adhiere a dicha postura. Contrastando ambas denominaciones se advierte que hay una tendencia favorable hacia los jugadores paraguayos20. guaraníes para dar cuenta de los jugadores de Paraguay. voz fuertemente despectiva. extraído de una nota publicada el día posterior a la victoria argentina sobre el conjunto uruguayo. debe advertirse que luego de ser derrotados por el conjunto inglés. al aludir a los 19Resaltado en el original. desplazando a España y Portugal. y en el caso particular de la elección de este término (en ocasiones empleado como sustantivo y en otras como adjetivo). por ejemplo. la utilización de la voz pirata es relacionada por el diario con la historia de Gran Bretaña que. es decir. ‘persona cruel y despiadada’ (RAE. donde. Es decir. 2014). Islas del Atlántico Sur y Sector Antártico argentino». conlleva una carga negativa muy fuerte. hasta lograr establecer colonias o subyugando regiones enteras a su poderío económico. La elección del término puede ser intencional. orientales. e igual recurrencia se observa en el lapso comprendido entre la previa y el día posterior al partido que enfrentó al seleccionado inglés con el argentino (cuatro veces para referir a jugadores. aprovechando la indefensión de los pacíficos habitantes. según la Real Academia Española (RAE): ‘clandestino’. el diario ya no los denomina guaraníes sino paraguas. desde el siglo XVI. La denominación de los segundos es un referencial de origen étnico que alude a la población indígena que habita la región incluso antes de la presencia española. Crónica y su cobertura del Mundial de México 1986 a Van Dijk. en su explicación del «día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Malvinas. Una revancha contra los piratas.

aunque en algunas ocasiones se encuentre relacionada con cuestiones deportivas. logró reflotar el tópico Malvinas por medio de la metáfora ontológica pirata. 19/06/1986. podemos apreciar cómo Crónica transfiere un contenido político a todos los integrantes de la sociedad inglesa. «Custodian a los ‘Piratas’»: 18. el significado no está en la oración misma. De forma inherente. empleada por Crónica para referirse a los ingleses. 08/06/1986. Lo mismo hizo con la expresión metafórica «jugadores argentinos- Exocet». estableció un vínculo entre una metáfora estructural en torno a la cual giran todas las acciones de este deporte. en otras el motivo es la derrota militar de 1982. uno de los «conflictos no resueltos» entre la Argentina y el Reino Unido. podemos afirmar la hipótesis de la cual partimos: es decir. por ejemplo. eds. Suplemento Croniquita: 2. Conclusión Producto del análisis que hemos efectuado a lo largo de estas páginas. «codo a codo’ con Bilardo e Inglaterra»: 14-15). Crónica. y todo lo que esto conlleva. ‘EL FÚTBOL ES UNA GUERRA’. Como hemos mencionado.Carlos Sebastián Ciccone ingleses. hemos identificado que el periódico utilizó el discurso deportivo como un vehículo de expresión de ideas políticas. a través del análisis de las metáforas hemos detectado el posicionamiento que Crónica posee acerca de la problemática de Malvinas. 03/06/1986: 18). (2017) . trasladando a la cancha -y a sus páginas. b) establecer un reclamo por la soberanía de las Islas. En primer lugar. Así. pirata también se aplica a la hinchada inglesa. sin importar el rol que desempeñen. La metáfora bélica revancha da cuenta de ello. para trasladarlo a este ámbito del periodismo. Crónica. con la intención de reivindicar. Crónica. Es decir. teniendo en cuenta el contexto histórico político en que está inmerso el discurso. «Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos Sobre las Malvinas. 03/06/1986. 01/06/1986. En este caso. ende. En segundo lugar. en vez de hacer referencia a aspectos étnicos o culturales. 124 Roberto Bein y Elizabeth M. aunque con esta solo se remitió a aludir a la Guerra y dar cuenta de la intención que tienen tanto los excombatientes como Crónica de priorizar cuestiones políticas en la antesala del partido frente a Inglaterra. Tal como plantean Lakoff y Johnson (1998). así como también la postura y la militancia del diario en torno a la problemática de Malvinas. que Crónica politizó su discurso. y un enfrentamiento bélico real como lo fue el de 1982. tanto a jugadores como a hinchas. Crónica. la imagen positiva de los paraguayos ya es parte del pasado (Ruggieri. aprovechando el lenguaje bélico propio del léxico deportivo derivado de la metáfora estructural «EL FÚTBOL ES UNA GUERRA». «El domingo a las 15 ante ‘piratas’ o ‘guaraníes’»: 24. identificó los hechos de 1833 como una usurpación británica y dejó en claro que las Islas son un territorio perteneciente a Argentina. sino más bien en quién enuncia la sentencia y cuál es su ideología. El diario argentino aprovechó el uso de esta voz —y de sus principales cualidades (el robo y la ilegalidad)— para expresar su posición respecto a la historia de las Islas y a quién pertenecen realmente. alimentando la construcción negativa de los Otros. es decir. Islas del Atlántico Sur y Sector Antártico Argentino»: 2. «Historia de los Mundiales». 17/06/1986. Rigatuso. para hacer referencia al control policial que llevó adelante la policía sobre estos. Fuentes Crónica. el Estado inglés y el Reino Unido en su conjunto. De tal forma. el diario de García prefiere representarlos por medio de «la piratería». por esa vía.la tensión diplomática entre ambos Estados por la disputa en torno a la soberanía de las Islas Malvinas. el reclamo argentino por la soberanía de las Islas Malvinas. pues. y utiliza a los diferentes actores involucrados con el espectáculo deportivo como vehículo para: a) edificar una representación social negativa de la sociedad. el periódico titula «Custodian a los ‘Piratas’» (Crónica.

Metáforas de la vida cotidiana. identidades. fútbol e identidad nacional en el Mundial de 2002». «El ocaso de “La Patria de Botines”: periodismo. EF Deportes. Recuperado de http://www. y Soares. A. Experiencias. 23/06/1986. (2003). Pelota. Salvador Duch. (2005). D. después de 20 años. Medios y política en la democracia argentina. «El domingo.unlp. Recuperado de http://www. Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).com/efd86/patria. E.htm. Mastropierro. Tandil: Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. (1986). «El conflicto por las Islas Malvinas 1982-1995. Buenos Aires: Abril. (2014). Diccionario de la Lengua española.argentina-rree. 20/06/1986. Crónica. la revancha contra ‘the animals’»: 1. La Plata: Universidad Nacional de la Plata. (2000). «El que le roba a un ladrón…»: 2-3. Ruggieri. Inglaterra. «Entre la guerra y la paz: la posguerra de los excombatientes del Apostadero Naval Malvinas. 86 (10). Paren las rotativas. Crónica. (2004). y Corrales. Real Academia Española (2014). Tesis de doctorado no publicada.. R. Crónica y su cobertura del Mundial de México 1986 Crónica. Mundiales de fútbol y otras guerras. Buenos Aires: Emecé. 18/06/1986. Escudé. Biangardi Delgado. (1997). El fútbol como constructor de la identidad tresarroyense. «Opiniones e ideologías en la prensa». y Cisneros. «Grondona y el Entendimiento»: 16. Buenos Aires: Espasa Calpe. Historia de las relaciones exteriores argentinas. Recuperado de http://www.rae. Madrid.efdeportes. Ruggieri. «Entre glorias y agonías: fútbol e identidad nacional en la prensa». Tomo 2. C. Propuesta para la construcción de una Política de Estado». Fútbol y patria.htm. (2006). (2005). Tarragona: Universitat Rovira i Virgili. Tesis de doctorado no publicada. Araya.918/te. (2008). 22/05/1986. G. 19/06/1986. Ruggieri. Vommaro. trigo y sociedad. Villarino. Tesis de maestría no publicada. memorias». Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 125 . El fútbol y las narrativas de la nación en la Argentina. Crónica. Buenos Aires: Universidad Nacional de General Sarmiento-Biblioteca Nacional Argentina. metàfora d’una guerra freda Un estudi antropològic del barça». Referencias bibliográficas Alabarces. 67-73. Di Giano. 19/06/1986. Bravo. Crónica. «Futbol. Van Dijk.edu. Ulanovsky. Mejor que decir es mostrar. Argentina vs.ar/tesis/te. C. (2012). 0 (12). L. Helal. Gaspar Arias. El caso de Huracán. (1998). Buenos Aires: Leviatán. O. (2008). Buenos Aires: Instituto para el Desarrollo. (2000). Crónica. A. y Johnson. 9-50. Atlántico Sur. «Como para gritarles: ‘no llores por mí ¡Inglaterra!»: 8-9. Rodríguez. «¡Asado! Argentinos unidos»: 19. Voces y culturas. ex combatientes piden que cada jugador sea un “exocet”»: 1.918. «En Londres preocupa la revancha. T. Exocet. Downing. Madrid: Cátedra. Revista Digital.es. «Codo a codo’ con Bilardo e Inglaterra»: 14-15.fahce. Revista Relaciones Internacionales. AFA: solo vamos a jugar al futbol. De la guerra a los acuerdos petroleros». 23/06/1986. Crónica. A. (1996). 10 (2). R. C. Recuperado de http://www.com/historia. Ruggieri. P. 23° edición. El fútbol y las transformaciones del peronismo.pdf. G. Una revancha contra los piratas. Plataforma Continental y Antártida. (2006). Buenos Aires: Prometeo. O. «Cuestión Malvinas. 42 [Segmento Digital]. L. M. R. J. Comunicación y medios. Lakoff.memoria.

eds. Rigatuso.Carlos Sebastián Ciccone 126 Roberto Bein y Elizabeth M. (2017) .

uns. las pruebas y las normas jurídicas que resultan relevantes en la resolución de un caso judicial. eds. la expresión más elemental de esta segunda alternativa viene dada por aquellos enunciados que la tradición lógica y gramatical denominan condicionales contrafácticos. Universidad Nacional de La Pampa Cámara de Apelación Civil y Comercial. Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires Trenque Lauquen. ordenar y tratar las cuestiones que deben ser consideradas en la redacción de sentencias (Cucatto y Sosa. 127 a 136. articulando aportes teóricos de la Lingüística y del Derecho Procesal. Cabe acotar que las cuestiones son preguntas totales —solo admiten ser respondidas afirmativa o negativamente— acerca de los hechos. págs. Rigatuso. República Argentina Toribio Enrique Sosa tesosa@live. proponemos un estudio descriptivo y explicativo del proceso consistente en identificar. Arribando a nuestro objeto de interés. Como tales. Al respecto. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital. consiste en imaginar hechos y circunstancias que difieren de la realidad empírica. Universidad Nacional de La Plata La Plata. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca.ar Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Una manifestación más elaborada de este mecanismo cognitivo consiste en reflexionar sobre la incidencia que tales hechos y circunstancias pudieran ejercer sobre otros. Argentina Edgardo Gustavo Rojas egustavorojas@hotmail. 2014). 2013). en tanto que esta se encuentra cancelada cuando se trata de los condicionales contrafácticos (Rojas.com.ar/ Resumen Esta presentación propone un abordaje interdisciplinario del razonamiento contrafáctico que subyace a la elaboración y a la interpretación de sentencias judiciales. 2010). República Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M.com.edu. irreales o cerrados (Kripke.Capítulo 10 El razonamiento para tratar cuestiones: la omisión de cuestión esencial formulada a través de contrafácticos Mariana Cucatto marianacucatto@yahoo. Los objetivos de nuestro trabajo son: 1) describir el tratamiento de cuestiones en la redacción de Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. 1973.ar Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas. 1999. RAE. en su expresión más trivial y de modo general. es sabido que el razonamiento contrafáctico. Ediuns y SAEL. Fauconnier. 1996. Montolío. Universidad Nacional de La Plata La Plata. se diferencian de los condicionales reales y potenciales ya que las contingencias referidas por estos períodos presentan cierta probabilidad de ocurrencia.com Instituto de Investigaciones en Humanidad y Ciencias Sociales.

(2017) . si bien pueden describirse a partir de nociones y conceptos lingüísticos. entendemos que esta propuesta no solo permite visibilizar aspectos implícitos y relevantes de la redacción jurídica. 2012). sino también aportar nociones metodológicas que favorezcan la elaboración eficaz y la interpretación apropiada de sentencias. la organización y el tratamiento de las cuestiones consideradas en la redacción de sentencias. Las cuestiones son interrogantes cuyo tratamiento guía la elaboración de sentencias. eds. Los jueces argumentan para dilucidar las cuestiones y dilucidando las cuestiones al momento de sentenciar llegan finalmente a la solución del caso sometido a juzgamiento (Cucatto y Sosa. En concreto. Consideramos que este trabajo representa un ejemplo ilustrativo de ello dado que nos abocamos a explicar estrategias particulares que despliegan los jueces en la redacción de sentencias y que. Universidad Nacional de La Plata) y codirigido por el Dr. tendremos en cuenta una muestra de casos correspondientes a la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. 2014). Ernesto Domenech (Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. Rigatuso. Se trata de un proyecto que asume la necesidad de encarar el objeto de estudio consignado en el título desde una perspectiva interdisciplinaria e interinstitucional. 2006. regional e internacional. son preguntas totales o cerradas. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. las ciencias sociales y jurídicas.Mariana Cucatto. Las experiencias sistematizadas en el contexto de dichas iniciativas y por nuestro equipo de investigación indican que la mirada de los usuarios expertos del lenguaje jurídico —es decir. los hallazgos obtenidos en las investigaciones encaradas por estos organismos han sido capitalizados por iniciativas gubernamentales orientadas a la intervención profesional en el campo de la comunicación jurídica. De modo progresivo. nos concentraremos en nociones teóricas que brinda el estudio 128 Roberto Bein y Elizabeth M. dirigido por la Dra. Edgardo Gustavo Rojas. proponemos describir y explicar las operaciones pragmático-cognitivas que sustentan la identificación. Asimismo. es decir que únicamente habilitan la posibilidad de ser resueltas de modo afirmativo o negativo (Real Academia Española. En particular. quienes articulan la labor académica con la intervención profesional en distintas áreas. Dadas las características de nuestro objeto de estudio y los objetivos del trabajo. por lo cual convoca la participación de investigadores formados en distintas áreas de los estudios lingüísticos. de modo que resultan susceptibles de ser explicitadas a partir de determinados enunciados condicionales también contrafácticos. Es oportuno señalar que el lenguaje jurídico en sus distintas subvariedades ha ocupado en las últimas décadas del siglo veinte las agendas de numerosos centros de estudio y agencias del conglomerado científico nacional. Toribio Enrique Sosa sentencias a partir de las estructuras condicionales que este proceso supone. como así también la perspectiva de índole transdisciplinaria que antes destacamos. 2010: 804). En cuanto al corpus. puede ser explicada en términos de condicionales contrafácticos. dichas operaciones sugieren una modalidad de razonamiento contrafáctico. organismos y estamentos del sistema judicial. Universidad Nacional de La Plata). articulamos en nuestro marco teórico de referencia conceptos aportados por los estudios del lenguaje y las ciencias jurídicas. buscamos demostrar que. cuando se trata específicamente de «cuestiones esenciales». los agentes del sistema judicial— resulta indispensable para abordar con pertinencia y en profundidad los fenómenos implicados en el uso de esta lengua profesional. en particular. 2) demostrar que la omisión de cuestiones esenciales. y en cuanto a los objetivos de este trabajo. Esta interacción entre las instituciones académicas y judiciales ha propiciado el tratamiento interdisciplinario del lenguaje jurídico y la extensión de un movimiento internacional que entiende dicha tarea como una herramienta apropiada para orientar la planificación lingüística en el quehacer judicial (Mattila. Mariana Cucatto (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. cognición y comunicabilidad: la escritura de sentencias judiciales desde una perspectiva lingüístico-cognitiva». la ponderación. presentan dimensiones que exceden los alcances de tales herramientas teóricas. Introducción Este trabajo se enmarca institucionalmente en el Proyecto de Investigación «Lenguaje jurídico. Entre las proyecciones que alcanzamos a vislumbrar a partir del estudio. Gutiérrez Álvarez.

más específicamente. Noción de cuestión Estamos en presencia de una cuestión cuando sobre algo existe la opción de que sea o no sea. para justificar su derecho invoca un contrato de compraventa. las cuestiones son preguntas totales. 2014). ¿es admisible o es inadmisible?). Conforme a tal consideración. nos valdremos de insumos aportados por las teorías del proceso. allí hay una cuestión (Cucatto y Sosa. modo. En cuanto a esta decisión metodológica. el demandado también se presenta y se defiende. tarea en la que no puede faltar la mención de los principios o de las normas jurídicas aplicadas. si es pertinente o no lo es. etc. con énfasis en el caso especial del lenguaje jurídico y el género discursivo de las sentencias. pero el comprador no le pagó el precio. b. lo que reclama el pretendiente/vendedor es que el comprador sea condenado a pagarle el precio de la compraventa. en el discurso jurisdiccional. que en todo caso ha pasado el tiempo (5 años) para reclamar el pago del precio (prescripción).ar/Busquedas. es decir.: el recurso. quien se dice a sí mismo acreedor. tan relevantes como determinantes del proceso judicial. supongamos también que. En la presentación y conceptualización de aspectos técnicos propios de la práctica judicial y. las prácticas de la escritura judicial. 2014). Todas las cuestiones relevantes deben ser detectadas. los jueces deben argumentar. Una vez notificado del reclamo. atendiendo a la relevancia de sus pronunciamientos en el marco de esta jurisdicción1. es de hacer notar que. cuando ante un tópico fáctico. lugar. En el abordaje de los condicionales contrafácticos implicados en el estudio. a modo de ejemplo ilustrativo. precisamente. planteando que el contrato no ha existido. principios o normas jurídicas «que hablan» a través de la palabra de los jueces (Cucatto y Sosa. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 129 . Así. o si es atendible o no lo es. El razonamiento para tratar cuestiones: la omisión de cuestión esencial formulada a través de… de las lenguas con fines específicos. cuando se discurre si una norma jurídica es aplicable o no es aplicable. Así entendidas.aspx. que alguien inicia un juicio afirmando ser acreedor de otra persona y pidiendo que los jueces condenen al deudor a pagarle una suma de dinero.de derecho. consideramos que la estrategia metodológica más apropiada es el estudio de casos. ya que solo admiten ser respondidas afirmativa o negativamente. Y. la muestra de ejemplares textuales analizados estará conformada por sentencias rubricadas por los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. tiempo. desde 1996) se encuentra disponible en la siguiente dirección electrónica: http://juba.. en el que él habría actuado como vendedor: él entregó la cosa vendida. etc. probatorio o jurídico existe una encrucijada del tipo «ser o no ser». para tomar partido por uno de los términos de cada cuestión (ej. cuando se considera si tal o cual medio de prueba es admisible o no lo es. En síntesis.scba. planteadas ordenadamente y respondidas por los jueces para sostener la decisión sobre las pretensiones y defensas sometidas a su conocimiento (Cucatto y Sosa.de prueba. se suele distinguir entre cuestiones: a.gov. Supongamos. c. al mismo tiempo. más allá de la fuente o el origen de los textos. los mecanismos que proponemos describir y explicar seguidamente son comunes a todos los organismos jurisdiccionales que también deben resolver cuestiones planteadas en los mismos términos en el momento de fallar sobre los casos de su competencia. 2016 a). cuando se trata de determinar si un hecho con sus particulares circunstancias de personas.de hecho. ha existido o no ha existido. desarrollaremos la exposición con base en la teoría gramatical desde el enfoque cognitivista. En la medida que emprendemos aquí la exploración de aspectos prácticos y. que el demandante es una persona incapaz o con capacidad 1 El repositorio de fallos en materia civil y comercial de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires a partir de 1986 (en otras temáticas y fueros. si es constitucional o no es constitucional.

se hace necesaria una segunda encrucijada no tan evidente. quedaría sellada la suerte adversa de la demanda. es decir. Edgardo Gustavo Rojas. ¿en qué orden deben ser abordadas? Lo que debe quedar en claro es que. e. ¿es o no es el órgano jurisdiccional que. no es el que debería conocer del caso. el comprador pagó o no pagó el precio. entonces. el órgano jurisdiccional: a. ¿el comprador pagó o no pagó el precio? Desplazamiento y omisión de cuestiones Supongamos que el juez se considera competente (primera cuestión) y que a renglón seguido decide que el pretendiente es una persona capaz para reclamar el cumplimiento del contrato (segunda cuestión). ¿qué cuestiones deben ser decididas por el órgano jurisdiccional para poder llegar a la solución final del caso? Y una vez determinadas las cuestiones. considerando que el demandante presentó su demanda tempestivamente. (2017) . el juez omitiría tratar la cuestión de si pasó o no pasó el tiempo para reclamar. es una cuestión omitida.debe responder a las cuestiones emergentes de las postulaciones de las partes.el contrato.como principio. no debe ir más allá ni más acá de las cuestiones planteadas por las partes. Siempre siguiendo con nuestro ejemplo ilustrativo —y por razones jurídico-procesales que no viene al caso aquí profundizar— el orden adecuado para resolver las cuestiones sería: a. que debe primero detectar/deslindar y luego abordar en orden. y si. que se debió tratar y no se trató.si el contrato existió. son las que el juez debe tratar pero que indebidamente no trata (Cucatto y Sosa. a saber. eds. Ahora bien. debe conocer del caso? b. en el ordenamiento o en el tratamiento de las cuestiones: aunque lo 130 Roberto Bein y Elizabeth M. Toribio Enrique Sosa restringida (falta de personería) y que. sin la intervención de un representante o apoyo legal? c. son aquellas que el juez no debe llegar a tratar porque la solución del caso queda definida con el tratamiento de una cuestión anterior. b. debería hacer lugar al planteo de prescripción opuesto por el demandado y. En suma. es decir.Mariana Cucatto. la pregunta es: ¿cómo es que podría llegar al punto de tener que analizar la cuestión ¿existió o no existió el contrato? Podría llegar a tener que abordar esta cuestión solo si tratara la cuestión de si pasó o no pasó el tiempo para reclamar el cumplimiento y si resolviera esta cuestión considerando que no pasó ese tiempo. pues ellas marcan los confines de su competencia (principio procesal de congruencia). ¿existió o no existió?. Cuestiones desplazadas. Pero. En tal supuesto.¿pasó o no pasó el tiempo para reclamar el cumplimiento? (prescribió o no prescribió la acción) d. ¿es o no es una persona capaz para reclamar el cumplimiento por sí.el pretendiente. Eso quiere decir que quedarían desplazadas todas las demás cuestiones detectadas y en orden colocadas luego. y derechamente acometiera el análisis de la cuestión ¿existió o no existió el contrato? En tal supuesto. ¿qué sucedería si el juez tratase la cuestión de si pasó o no pasó el tiempo para reclamar y la decidiera sosteniendo que sí pasó ese tiempo. la cuestión no desplazada. así. sino otro). por consiguiente. el juzgado interviniente es incompetente (es decir. Llegado el momento de resolver es evidente que debe enfrentarse una primera encrucijada. No está de más acotar que la omisión de cuestión puede ser consecuencia de una tarea mal hecha en la detección. para resolver sobre la pretensión del sedicente vendedor cuyo objeto es que se condene al argüido comprador a entregarle una suma de dinero. quedarían desplazadas las cuestiones consistentes en que si el contrato existió o no existió. 2016 a). Rigatuso. además. si decidiese que la demanda es extemporánea. en tanto existente el contrato. ¿qué sucedería si el juez no tratara la cuestión de si pasó o no pasó el tiempo para reclamar. según la ley. Cuestiones omitidas.el juzgado ante el cual ha sido planteada la pretensión.

en cuyo análisis nos detendremos por un momento. un enunciado contrafáctico es un tipo de emisión condicional cuyo carácter hipotético y probabilidad de ocurrencia se encuentran cancelados por el mismo discurso (Rojas. 1996. 2010).4. No tratar expresamente cuando se debe decidir equivale a decidir tácita e infundadamente que no. dos hechos o circunstancias. Así. Así vistas las cosas. lo que equivale a decidir que no «X». no le da «X». equivale a desestimar —tácita e infundadamente. Siguiendo este criterio. 1973. El razonamiento para tratar cuestiones: la omisión de cuestión esencial formulada a través de… corriente es que se omita tratar lo que no se detecta. por ejemplo. lo cierto y concreto es que. Omisión de cuestión como decisión negativa e inválida sobre la cuestión No tratar expresamente una cuestión es una situación que puede ser interpretada como rechazo tácito e infundado del planteo que da origen a esa cuestión. presenta menor restricción formal. también llamados irreales o cerrados (Kripke. 163 incs. equivale a una tácita «decisión por no»: por ejemplo. tratar directamente el mérito de la pretensión sin tratar antes la planteada prescripción significa no hacer lugar —tácita e infundadamente. Fauconnier. por ejemplo «si A es igual a B y B es igual a C. si el demandante pide «X» y el juzgado. y los condicionales contrafácticos. por vía de no decidir nada. aunque. 2016 a y b). 1999. al menos. tratar si existió o no existió el contrato. En consecuencia. no trata ni decide ni que sí ni que no sobre «X». Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 131 . como prótasis y apódosis. en tanto que el segundo (consecuente o apódosis) puede encabezarse por el adverbio «entonces». entonces A es igual a C». respectivamente. 3 del Código Civil y Comercial. pero desestimar— la prescripción. 5 y 6 y 169 párrafos 1° y 2° Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. de los condicionales potenciales. comunican que el hablante da por cierta la situación contraria a la que expresan tanto el antecedente como el consecuente. debiendo tratar y decidir sobre «X». Esa interpretación permite entender el itinerario del decisorio: el juzgado solo pudo llegar a colocarse en situación de resolver sobre una cuestión posterior como la de mérito. por ejemplo. omitir el tratamiento expreso de una cuestión es decidirla «por no» de modo tácito e infundado y por ende de modo inválido (Cucatto y Sosa. me habría comprado una botella de agua mineral —consecuente—» da por cierto que no tuve sed y que por eso no me compré una botella de agua mineral. 34. Los enunciados condicionales contrafácticos. 2016 b). al punto de no requerir formas específicas que lo presenten. y si pagó o no pagó el comprador). se diferencian los condicionales reales. 2 Inválidamente porque toda decisión judicial para ser válida debe ser expresa y razonablemente fundada (art. 1 y 2. el contrafáctico «si hubiera tenido sed —antecedente—. que la tradición lógica suele denominar antecedente y consecuente. Montolío. en comparación con el anterior. RAE. mientras que la tradición gramatical prefiere designar. podríamos ir al cine». aunque inválidamente en este último supuesto—2 una cuestión anterior como la de prescripción. «si lloviera por la tarde. probabilidad o posibilidad de ocurrencia que puede atribuirse a los hechos y circunstancias referidos. 161 incs. Una «no decisión» cuando en vez se debe decidir por no o por sí. del análisis de la sentencia podría extraerse que la cuestión fue detectada e incluso bien ordenada. pero más tarde simplemente no fue tratada (Cucatto y Sosa. Entre las numerosas clasificaciones que propone la teoría lingüística para estos enunciados. ídem Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia de Buenos Aires). una de las más extendidas atañe a la plausibilidad. pero al fin no hacer lugar— a la prescripción. El razonamiento contrafáctico y los enunciados condicionales Los condicionales son enunciados que expresan una relación de implicación y/o causa consecuencia entre. El primero de estos componentes (antecedente o prótasis) típicamente está encabezado por la conjunción «si» o expresiones equivalentes. arts. soslayar el tratamiento de una aducida prescripción y sin más pasar al tratamiento del mérito de la pretensión (en nuestro ejemplo de más arriba. habiendo rechazado —expresa o tácitamente. por ejemplo.

al mismo tiempo. de modo tal que la decisión expresa sobre ella podría truncar o condicionar el acceso al tratamiento de esas otras cuestiones posteriores. lo que efectivamente ha sido el caso (Segura Vera. la pregunta es. Sartorio. la lengua española admite diferentes configuraciones con igual interpretación contrafáctica. el caso de los condicionales irreales que refieren situaciones (no acaecidas) del pasado. eds. no es lo mismo una cuestión última que una cuestión inicial o intermedia. Es de hacer notar que si bien para nuestros fines resulta especialmente de interés la variante más tratada en la bibliografía de referencia. al decidirse «por no» la cuestión. 132 Roberto Bein y Elizabeth M. a diferencia de los primeros. implicado o provocado la ocurrencia de Y. por caso. por ejemplo. habría ocurrido Y» (antecedente en modo infinitivo). es decir. y mayor libertad aún en el caso de la lengua coloquial. ya que a pesar de compartir los mismos modos y tiempos verbales. 1946). Hecha la distinción en abstracto entre cuestión inicial o intermedia y cuestión última (seguidamente veremos ejemplos). que la ocurrencia de X habría condicionado. la interpretación de estos últimos depende en gran medida del contexto textual y el conocimiento de mundo. habría ocurrido Y». ¿cuándo estamos en presencia de una omisión de cuestión esencial? 3 Cuestión inicial o intermedia omitida Para las cuestiones iniciales o intermedias. 2014). «si ocurría X. «si tuviera diez años menos…» será interpretado con seguridad de forma contrafáctica. como demuestran ambos ejemplos. entre otras variables. que resultan ser inherentemente contrafácticos. (2017) . Una cuestión inicial o intermedia es esencial cuando debe ser examinada y decidida expresa y fundadamente para recién luego poder acceder a otras cuestiones posteriores. Si tuviese sed. me compraría una botella de agua mineral» o «si tuviese diez años menos. Sin embargo. «si X hubiera ocurrido. Omisión de cuestión esencial y contrafácticos Para empezar. es decir. por ejemplo. Vale decir que los condicionales contrafácticos conforman la manifestación verbal de supuestos más o menos plausibles y aceptables. como hemos dicho. si alguna pista del contexto indicara que se está refiriendo una eventual situación futura: «No sé qué haré cuando llegue al parque. no es omisión de cuestión esencial. sería más feliz». el solo hecho de decir que me «habría comprado» una botella de agua mineral si «hubiera tenido» lleva directamente a interpretar que no me compré esa botella porque no tuve sed. Toribio Enrique Sosa 2013): en el ejemplo. «si tuviese sed. Cabe acotar al respecto que si bien los modos verbales del ejemplo (antecedente en modo subjuntivo y consecuente en modo potencial) conforman la variante tratada con mayor habitualidad en las tradiciones lógica y gramatical. Edgardo Gustavo Rojas.Mariana Cucatto. Para empezar. Rigatuso. es posible construir la noción de omisión de cuestión esencial a partir de dos enunciados contrafácticos. en tanto que «si tuviera sed…» puede ser interpretado como un condicional potencial o hipotético. Cuando X e Y son tales que. sino omisión de tratamiento expreso de cuestión esencial. me compraría una botella de agua mineral» (Crisholm. Una cuestión última es esencial cuando su respuesta por sí o por no tiene entidad para torcer de alguna manera el resultado final del proceso judicial. se pudo pasar al tratamiento de la cuestión posterior. 3 En rigor. ocurría Y» (antecedente y consecuente en modo indicativo). también pueden considerarse contrafácticos algunos enunciados construidos en pretérito imperfecto del subjuntivo. y el segundo. «de haber ocurrido X. podemos afirmar que X e Y no han sucedido efectivamente y. 1999. ¿cuáles serían los hechos? El primero sería: el no tratamiento expreso de una cuestión significa decisión «por no». aun cuando estos refieran situaciones que contrarían la realidad. por ejemplo.

el órgano judicial pasó al tratamiento de la cuestión posterior (la de mérito. porque las realidades hipotéticas e imaginarias (si se hubiera decidido por sí la cuestión. porque las realidades hipotéticas e imaginarias (si se hubiera decidido por sí la prescripción. condenando al demandado). condenándose al deudor a pagar una suma de dinero reclamada en la demanda.el no tratamiento expreso de la cuestión de la prescripción. Los hechos serían: a. entonces no se habría podido pasar al análisis de la cuestión posterior. ya se ha decidido todo lo concerniente a la admisibilidad y a la fundabilidad de la pretensión. ingresando derechamente en la cuestión de mérito. significa decisión «por no». Entonces el único contrafáctico que permite detectar la existencia de «omisión de cuestión esencial» sería: si se hubiera tratado Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 133 . entonces no se habría pasado al análisis de la cuestión de mérito ni se habría podido condenar al demandado) son contrarias a la realidad tal y como aconteció (no se decidió por sí la prescripción.también es contrafáctico tanto en el antecedente como en el consecuente. b.es contrafáctico tanto en el antecedente como en el consecuente. pero la sentencia no dice nada sobre la actualización por desvalorización monetaria también reclamada. mientras que según los contrafácticos no se habría podido llegar al tratamiento de la cuestión posterior con lo cual el resultado del proceso habría podido ser muy diferente. entonces se la habría podido decidir por sí) son contrarias a la realidad tal y como sucedió (no hubo tratamiento de la prescripción. El enunciado b. El enunciado a.Si se hubiera tratado expresamente la cuestión. entonces no se habría podido pasar al análisis de la cuestión posterior) son contrarias a la realidad tal y como aconteció (no se decidió por sí la cuestión. Vayamos a un ejemplo ilustrativo. entonces no se habría pasado al análisis de la cuestión de mérito posterior ni se habría podido condenar al demandado. El enunciado a. entonces podría haberse decidido por sí. porque las realidades hipotéticas e imaginarias (si se hubiera tratado la cuestión. El razonamiento para tratar cuestiones: la omisión de cuestión esencial formulada a través de… Entonces los contrafácticos que permiten construir la noción de «omisión de cuestión esencial» serían: a. sí se pasó al análisis de la cuestión posterior).también es contrafáctico tanto en el antecedente como en el consecuente.Si se hubiera expresamente tratado la cuestión de prescripción. sí se pasó al análisis de la cuestión de mérito posterior e incluso se condenó al demandado). se la decidió tácita e infundadamente por no). eso equivale a decisión tácita e infundada por no.Si se la hubiera decidido por sí.es contrafáctico tanto en el antecedente como en el consecuente. entonces se la habría podido decidir por sí) son contrarias a la realidad tal y como sucedió (no hubo tratamiento expreso de la cuestión. Por ejemplo. y b. b. Entonces los contrafácticos que permiten detectar la existencia de «omisión de cuestión esencial» serían: a. El enunciado b. condena al demandado. se la decidió tácita e infundadamente por no). porque las realidades hipotéticas e imaginarias (si se hubiera tratado la prescripción. la sentencia no contiene tratamiento expreso de la excepción de prescripción e. Es esencial la diferencia entre el estado de cosas determinado por los hechos y el estado de cosas hipotético e imaginario construido por los contrafácticos: en los hechos se llegó al tratamiento de la cuestión posterior.al decidirse «por no» la prescripción. El hecho único sería: el no tratamiento expreso de la cuestión de la actualización por desvalorización monetaria significa decisión «por no». entonces podría haberse decidido por sí. Cuestión final omitida Es aquella que no tiene una cuestión posterior que de ella dependa.Si se hubiera decidido por sí con relación a la prescripción. Si la sentencia omite el tratamiento expreso de la cuestión de la actualización de la deuda.

hubo una decisión tácita e infundada por no acerca de la actualización. Y el contrafáctico único sería: si se hubiera tratado expresamente la cuestión de los intereses. podemos concluir que una cuestión omitida es aquella que debió tratarse expresamente pero no fue así tratada. Ricardo C. En «Banco Provincia de Buenos Aires c/Ferraris. Mónica Paula c/Borda. Conclusión Como síntesis final. Los contrafácticos subyacentes serían: a. Rigatuso.scba. debe detectarse al menos la existencia de un contrafáctico: si hipotética e imaginariamente se la hubiera tratado expresamente (que en la realidad no lo fue). Es esencial la diferencia entre el estado de cosas determinado por los hechos y el estado de cosas hipotético e imaginario construido por el contrafáctico: en los hechos no se hizo lugar a la actualización por desvalorización monetaria. Es un contrafáctico tanto en el antecedente como en el consecuente. segundo. sentencia del 2/9/2009. la Suprema Corte bonaerense concluyó que el fallo recurrido era nulo si se había planteado la inconstitucionalidad de una ley y el caso fue resuelto aplicándose esa ley pero sin tratar lo concerniente a su argüida inconstitucionalidad4. entonces habría podido arribarse a un desenlace diferente (del que en la realidad fue). Toribio Enrique Sosa expresamente la cuestión de la actualización por desvalorización monetaria. para corroborar si una cuestión omitida es esencial.gov.si se hubiera hecho lugar a la inconstitucionalidad.scba. el Cimero Tribunal bonaerense consideró que el fallo recurrido era parcialmente nulo por haberse omitido el tratamiento del planteo expresamente planteado en la demanda respecto de la aplicación de intereses al capital de condena5. y que.aspx?idFallo=115795 5 Ver fallo íntegro recuperado de JUBA online http://juba. vamos a seleccionar algunos para graficar los conceptos anteriormente desarrollados.si se hubiera tratado expresamente la aducida inconstitucionalidad de la ley. entonces podría haberse decidido por sí. aspecto este de singular relevancia en el marco del recurso extraordinario de nulidad que abre la competencia de la Suprema Corte de Justicia de la 4Ver fallo íntegro recuperado de http://juba. entonces podría haberse decidido por sí.Mariana Cucatto. Edgardo Gustavo Rojas. sentencia del 16/2/2011. entonces no se habría podido aplicar esa ley para resolver el caso. Raúl Roberto s/Ejecutivo-Preparación de la vía ejecutiva». b. en un caso concreto. esa ley fue aplicada para resolver el caso.ar/VerTextoCompleto. la cual por eso no fue agregada al capital de condena). y otros s/Despido». La omisión de cuestión esencial y los contrafácticos en algunos precedentes de la Suprema Corte de Buenos Aires Entre tantos casos disponibles. (2017) . Aquí. adicionándose esa actualización al capital de condena. eds. entonces se la habría podido adicionar al capital de condena) son contrarias a la realidad tal y como sucedió (no hubo tratamiento expreso de la cuestión de la actualización. deslindar si la omisión de una cuestión configura o no configura omisión de cuestión de esencial. cual es. entonces podría haberse hecho lugar al planteo. porque las realidades hipotéticas e imaginarias (si se hubiera tratado la cuestión de la actualización.ar. Aquí el hecho único sería: el no tratamiento expreso de la cuestión de los intereses significa decisión «por no».gov. 2007). Hemos querido realizar un aporte desde la teoría lingüística al derecho procesal. los hechos eran: primero. no se trató expresamente la aducida inconstitucionalidad de una ley. adicionándose intereses al capital de condena. mientras que según el contrafáctico habría podido hacerse lugar a esa actualización. para contribuir a dilucidar un tema que genera recurrentes dudas a los tribunales (Giannini. criterio de búsqueda voces: omisión intereses SCBA Ferraris 134 Roberto Bein y Elizabeth M. En «Torres.

jurídico e institucional (91-102).) Gramática descriptiva de la lengua española. Kripke. El razonamiento para tratar cuestiones: la omisión de cuestión esencial formulada a través de… provincia de Buenos Aires (art. H. _____ (2016a). Madrid: Espasa Libros. G. (eds. Giannini. Nueva York: Oxford University Press. En: Bosque. La Ley. C. 291-345. V. «The Contrary-to-fact Conditional». 289-307. «Detección. Reference and Existence: The John Locke Lectures. Nueva Gramática de la Lengua Española. (1996) «Analogical Counterfactuals». En: Vam Hooft. (coord. (2014. Madrid: Espasa Calpe. En: Miguel. G. Recuperado de http://www. 296 del Código Procesal Civil y Comercial y art. Tomo LA LEY 2014-C.uma. En: Cohen de Chernovagura. «Dependencia sin causación». E. Fauconnier. Montolío. (2012) «El español jurídico: Discursos profesional y académico». «Omisión de cuestión esencial y contrafácticos». (1999) Razonamiento contrafáctico: la posición serial y el número de antecedentes en los pensamientos sobre lo que podría haber sido. explicación y contrafácticos (229-243).biblioteca. S. omisión y desplazamiento de cuestiones». Revista de Derecho Procesal. T. C. L. (1946). Mendoza: Serie de Volúmenes Temáticos de la SAL. Cucatto.) Causación. Referencias bibliográficas Chisholm. Rojas E. Chicago University Press. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 135 . (ed. V 2007-1 Nulidades. (eds. (2007) «El recurso extraordinario de nulidad en la provincia de Buenos Aires (algunos aspectos técnicos)». Manual. Worlds and Grammar (57-90). Wiltshire: Ashgate. Gutiérrez Álvarez. Tomo III (3643-3739). (eds. E. S.) Spaces. 1-4 _____ (2016b). 19/06/2014. 07/01/2016. Tomo LA LEY 2016-A. (1999) «Las construcciones condicionales». R. Mind. H. Ese aporte ha consistido en la explicación de cómo es que puede reconocerse la omisión de una cuestión esencial a partir del uso de contrafácticos. La Ley. Sartorio. (1973). La Ley.) El español de las profesiones: IV Congreso Internacional de Español para Fines Específicos (150-166). y Demonte. Buenos Aires: Prometeo Libros. M.pdf. Amsterdam: Labor Grafimedia. AÑO LXXX N° 134. 168 de la Constitución de la provincia de Buenos Aires). A. E. Segura Vera. (2013) «Enunciados contrafácticos y discursividad jurídica: su inscripción en las resoluciones judiciales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina». 1-18. E. J. Real Academia Española (2010). (2006) Comparative Legal Linguistics. y Sweetser. Tesis doctoral. AÑO LXXVIII N° 114. y Sosa.) «Sobre cuestiones y argumentos».es/bbldoc/tesisuma/16280155. 55. AÑO LXXX N° 4. G.) Discurso argumentativo. Tomo LA LEY 2016-D. ordenamiento. y Padilla. 19/07/2016. (2014). En: Fauconnier. Mattila. 1-5. I.

Mariana Cucatto. Rigatuso. Edgardo Gustavo Rojas. Toribio Enrique Sosa 136 Roberto Bein y Elizabeth M. (2017) . eds.

focalizaremos el análisis en el subsistema de compromiso. los recursos lingüísticos a partir de los cuales traen a escena dichas voces. clausura los sentidos posibles a un número limitado. 2005) en dos manuales elaborados por el Ministerio de Educación Nacional para la formación de docentes de nivel medio en educación sexual integral. Específicamente.edu. Ediuns y SAEL. tomamos como corpus dos manuales elaborados por el Ministerio de Educación Nacional para la capacitación de docentes del nivel medio en educación sexual integral. a su vez. 2005. Nos centraremos en el análisis de las escenas discursivas (Pérez. 137 a 146. eds. Adoptamos. Para ello.uns. cuáles son las actitudes del locutor frente a los diversos posicionamientos que evoca y qué imágenes construye de sí mismo y de su interlocutor. la distinción propuesta por la Teoría de la Polifonía (Ducrot. Seguimos la propuesta metodológica desarrollada por la Teoría de la Valoración (Martin y White. Abordamos el nivel semántico-discursivo de los textos con el objeto de analizar las escenas discursivas configuradas. esto es. 2005). págs. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. nos proponemos problematizar la producción y circulación de sentidos en el discurso pedagógico. qué voces incorporan. Dvoskin. por el contrario. Para ello. 2015) configuradas en los textos. las voces que incorporan. El análisis propuesto nos permitirá indagar si las escenas configuradas en estos textos pedagógicos contribuyen a conformar un espacio que abre la posibilidad para que se produzca y circule una variedad de sentidos sobre el signo sexualidad o si.Capítulo 11 Educación formal de la sexualidad: el discurso monoglósico de la democracia Gabriel Dvoskin gabidvoskin@gmail.com CONICET . Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 .UBA .ar/ Resumen En este trabajo. que se interesa por los recursos lingüísticos que se utilizan para posicionar al emisor en relación con los otros participantes y con las proposiciones comunicadas en su texto y los significados por medio de los cuales se reconocen o ignoran los diversos puntos de vista que los enunciados ponen en juego. Rigatuso. a partir de qué recursos lingüísticos traen a escena dichas voces. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital. Introducción El objetivo de nuestro trabajo consiste en indagar en los procesos de producción y circulación de sentidos en el discurso pedagógico.Instituto de Lingüística Buenos Aires. esto es. abordaremos el nivel semántico-discursivo (Martin y White. las actitudes del locutor frente a los diversos posicionamientos que evoca y las imágenes que construye de sí mismo y de sus destinatarios. 1984) entre el locutor del texto y los enunciadores que trae a escena.

que ignora la diversidad de voces que entra en escena en todo acto comunicativo y presenta. 1982): en cada texto se inscribe una diversidad de voces caracterizadas por un punto de vista particular y por diferir del resto en sus contenidos ideológicos y axiológicos. caracterizada por el reconocimiento de posturas alternativas a la del emisor en el propio enunciado. Todas las citas remiten a esta edición. El segundo manual analizado fue 1Educación Integral de la sexualidad: aportes para su abordaje en la escuela secundaria. un tratamiento horizontal y democrático: sin especialistas. El sentido surge. 2007. especularmente. Di Virgilio y Wainerman. en los recursos polifónicos. la postura del emisor como la única posible. Por otro lado. por el contrario. construye su imagen y la de su interlocutor. y la heteroglosia. Seguimos en nuestro análisis la propuesta metodológica desarrollada por la Teoría de la Valoración. Rigatuso. El primero de estos textos fue publicado en noviembre de 2007 y se denomina Educación integral de la sexualidad. 2008). por un lado. En adelante. sociales. que reducían la educación sexual exclusivamente a los aspectos biológico y genital de la sexualidad.Gabriel Dvoskin La Ley nacional de Educación sexual integral. que introducen en el texto una variedad de voces alternativas a la del locutor. en aquellas marcas discursivas. restringiendo las posibilidades a un número limitado. las escenas establecidas clausuran las alternativas. paralelamente. eds. Ministerio de Educación. el análisis del subsistema de compromiso. que dan cuenta de la subjetividad del locutor y que configuran. El nuevo enfoque propuesto abriría el camino para que el tema se abordara desde perspectivas diversas y permitiría. 138 Roberto Bein y Elizabeth M. Focalizamos nuestro análisis. Marco teórico y metodológico Tomamos como punto de partida para nuestra investigación la idea de que el uso del lenguaje es inherentemente dialógico y polifónico (Voloshinov. ya sea para su apertura dialógica o para su clausura. el presupuesto. (2017) . A partir del análisis de estos recursos. la negación. tales como el discurso referido. Ambas características constituyen una ruptura frente a iniciativas anteriores. los adjetivos y ciertas clases de verbos y adverbios (Kerbrat-Orecchioni. así. de ese modo. Ciencia y Tecnología de la Nación. no habría jerarquías. de la interacción entre las diferentes perspectivas que el locutor trae a escena en su enunciación y frente a las cuales adopta posicionamientos diversos. encontramos dos polos opuestos: la monoglosia. hecho que hacía que el abordaje del tema recayera exclusivamente en los docentes de Biología. Aportes para su abordaje en la escuela secundaria1. éticas y afectivas. como son los pronombres. hemos analizado dos manuales para docentes del nivel medio. Ciencias Naturales o Educación Física (Chami. 1929. por lo que cada voz se pronunciaría sin temor a ser censurada o corregida (Faur. establece que la temática de la sexualidad debe ser abordada de manera transversal por todos los docentes de todas las materias. Adoptamos. 1980). sancionada en octubre de 2006. por otro lado. en la Argentina. la distinción propuesta por la Teoría de la Polifonía entre el locutor del texto y los enunciadores que trae a escena. por lo tanto. Bajtín. observamos si las escenas configuradas en estos discursos pedagógicos contribuyen a conformar un espacio que abre la posibilidad para que se produzca y circule una variedad de sentidos sobre la sexualidad o si. que articule dimensiones biológicas. mencionaremos únicamente el año de edición y el número de página entre paréntesis. psicológicas. desde una perspectiva de género y de derechos humanos. la imagen de a quien dirige su mensaje. en particular. propone un abordaje integral de la sexualidad. el sobreentendido o los conectores concesivos y adversativos. El tipo de compromiso que el locutor asume frente a cada uno de estos posicionamientos que evoca configura su propia postura sobre el tema y. Buenos Aires. Y. Análisis Para el presente trabajo. A lo largo de una escala de valores. a su vez. elaborados para su formación como capacitadores en educación sexual integral. que se centra en los recursos lingüísticos que se utilizan para posicionar al emisor en relación con las proposiciones comunicadas en su texto y los significados por medio de los cuales se reconocen o ignoran los diversos puntos de vista que los enunciados ponen en juego. 2012).

En el primer ejemplo.] puede producirnos miedos [a los adultos]. Sin embargo. (2007: 19) 2. (2007: 17) Si bien en ambos enunciados aparece el uso de la primera persona del plural. por el uso de un Nosotros inclusivo. aparece de manera preponderante la voz del locutor. Educación integral de la sexualidad. Buenos Aires. El carácter dinámico y complejo de las imágenes constituidas tanto del locutor como de su destinatario se corresponde. «adolescentes» o «chicas y chicos». Es nuestra3 responsabilidad como docentes el ofrecer conocimientos e información adecuada a nuestros alumnos y alumnas. en el ejemplo 4. Es necesario que los adultos nos ubiquemos también en una situación de continuo aprendizaje. a los jóvenes alumnos y. en el segundo ejemplo. constituidos estos actores como tercero discursivo y. mencionaremos únicamente el año de edición y el número de página entre paréntesis. el énfasis pertenece al autor. los de los chicos y los de sus familias en este terreno. el locutor se presenta como parte integrante del plantel docente. lo que conforma un Nosotros opuesto. Vemos. Todas las citas remiten a esta edición.. 2012. ausentes en la escena. y 5) «los especialistas». Esta mitigación se ve reforzada. cuando aparezca la marca de negrita. Su clasificación como «adultos» difumina las fronteras entre los diferentes actores pertenecientes a este rango etario. recurso que mitiga la distancia entre uno y otro participante (Lavandera. no todos estos actores son constituidos como enunciadores. aparecen cinco categorías de actores sociales: 1) «el docente». a los padres y las madres. por el otro. Contenidos y propuestas para el aula2. el alcance de su referencia varía en uno y otro caso. Por su parte. En este contexto. en ambos ejemplos. 4) «los alumnos y alumnas». Ministerio de Educación. referirnos a la sexualidad [. 3 Tanto para este como para todos los ejemplos incluidos en el texto. por un lado. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 139 . Contenidos y propuestas para el aula. expresamente manifiesta en las formas de primera persona. A lo largo del manual. (2007: 16) El uso del verbo modal poder. «educador» o «facilitador». 2 Educación sexual integral para la educación secundaria II. asume las mismas responsabilidades y confiesa las mismas limitaciones que su destinatario. por lo que no todos ellos forman parte de la escena discursiva.. En muchos casos. 2) «los padres y madres». sino también a los padres y las madres. Aportes para su abordaje en la escuela secundaria En el manual publicado en el año 2007. por lo que integra en ese colectivo no solo a los docentes. (2007: 16) 4. Ciencia y Tecnología de la Nación. matiza el enunciado con la modalidad epistémica. que en aquellos fragmentos del texto en los que el locutor se posiciona como un adulto común. los adultos tenemos una importante responsabilidad en la educación y formación integral de las nuevas generaciones. En adelante. por lo tanto. tanto en los pronombres personales como en las desinencias verbales: 1. a lo largo del texto. el locutor conforma un Nosotros que tiene una referencia más amplia. 3) «los adultos». invitar a los padres-madres a que se acerquen a la escuela para buscar formas de diálogo con los chicos y coordinar con especialistas en los distintos aspectos relacionados con la sexualidad para mejorar nuestros conocimientos. las cuales están atravesadas por diferentes tipos de modalidades. que incluye al locutor y a su destinatario dentro de un mismo colectivo. informarnos sobre aquellos aspectos que no conocemos en profundidad. fenómeno que los acerca. Educación formal de la sexualidad: el discurso monoglósico de la democracia publicado en el año 2012 y se denomina Educación sexual integral para la educación secundaria II. relegando las diferencias entre ambos: 3. así. 1986b). con las distintas posiciones de enunciación asumidas por el locutor. grupo asociado con el campo de la medicina. conformando una relación de solidaridad entre ambos participantes.

que. precisamente. de respeto hacia la integridad y los derechos de los adolescentes (2007: 19). eds. 8. de ese modo. también dejamos a los jóvenes en una situación de soledad. en la medida que el acompañamiento y la orientación de los docentes y otros adultos significativos no se torne una práctica sistemática. por lo que se presentan como una verdad ya validada y fuera de discusión. Por su parte. tanto en el ejemplo 9 como en el 10. la negación metalingüística (Ducrot. un matiz deóntico. 6. en el ejemplo 6. La educación sexual no puede ser provista en un esquema autoritario de silenciamiento de las subjetividades y necesidades de los alumnos. Lo paradójico es. aquella que afirma de forma subyacente la proposición refutada. también la descalifica al corregirla y proponer una lectura contraria (García Negroni y Tordesillas Colado. Deberá tratarse de una persona con las habilidades y las capacidades para desarrollar procesos que no se encuentren teñidos de juicios de valor ni de autoritarismo (2007: 15). Esta imagen la construye. recurso que reduce la polifonía a una única voz: la suya. 2001). Resulta tan importante reconocer las asimetrías que existen en experiencias y acceso a la información. este tipo de relación desaparece en cuanto el locutor configura a su destinatario como docente. presenta las proposiciones como una necesidad y como una obligación y. de todas formas. El estilo eminentemente monoglósico. 7 y 8. El rechazo de posturas alternativas restringe los sentidos posibles a uno solo. mediante la contracción dialógica (Martin y White. En los ejemplos 5. marcado explícitamente por el uso de los verbos deber o tener. El facilitador/a o educador/a sexual tendrá que ser capaz de acompañar el desarrollo de procesos que permitan revisar conceptos de los alumnos. el matiz deóntico que atraviesa los enunciados. 1984) incorpora una segunda voz al enunciado. otorga a las proposiciones comunicadas un carácter asertivo (Lavandera. Rigatuso. (2007: 15) A partir de este distanciamiento. el locutor no solo rechaza la postura que sostiene que la educación sexual puede ser provista en un esquema autoritario de silenciamiento de las subjetividades y necesidades de los alumnos. En estos fragmentos del texto. (2017) . consolida esta imagen del locutor como especialista en el tema: 9. La contracción dialógica tiene como efecto constituir al locutor como figura de autoridad y de saber. presente en estos enunciados y que predomina a lo largo del texto. imagen que configura. la mayoría de las veces. sino como parte de una práctica democrática. hecho evidenciado en que deja de lado el uso del Nosotros y emplea la tercera persona del singular: 7. sin ofrecer los espacios necesarios para reflexionar y asumir actitudes y comportamientos de cuidado. 1979). (2007: 16) 10. el locutor se configura como una voz de autoridad y de saber en materia de educación sexual. configura la voz del locutor como la única legitimada para abordar el tema de la educación sexual y su postura como la única posible. aquel que se corresponde con la perspectiva del locutor. Esta modalidad constituye al locutor como autoridad y. en pasajes que adquieren. el locutor se distancia de su destinatario. El uso de una sintaxis compleja. manifestado en los verbos modales deber y tener. principalmente. a merced de los discursos que mercantilizan o cosifican la sexualidad. 1986b). 2005). (2007: 19) La conjugación de presente del modo indicativo en los verbos principales. como establecer formas de cuidado y transmisión de saberes y valores que. descarta de antemano cualquier alternativa posible. simultáneamente. a su destinatario en una posición de subordinación: 5. 140 Roberto Bein y Elizabeth M. propio del discurso del saber (Fowler. la de su destinatario. por oposición. partan del respeto mutuo y de la igual valoración de docentes y estudiantes. La posición del docente debe condensar la disposición para conversar y promover situaciones de confianza con sus alumnos (2007: 15). a quien se posiciona en el lugar de la ignorancia y la subordinación. A través de este recurso.Gabriel Dvoskin Sin embargo.

Si analizamos detenidamente el ejemplo 13 y reconstruimos la estructura básica del enunciado de superficie (Hodge y Kress. el locutor presenta su postura sobre la educación sexual como la única legítima. la intimidad de quien educa no debería ser tela de debate en la situación educativa (2007: 17). categoría que involucra a bibliotecarios. como vimos anteriormente. de lo contrario. por ejemplo: «en la primera relación sexual no hay riesgo de embarazo» o «los varones tienen mayores necesidades sexuales que las mujeres». De esta manera. La aparición del discurso ajeno en estilo directo. La discusión resulta. el docente. que en diversos actos y escenarios transmiten saberes y reproducen visiones acerca de la sexualidad (2012: 15). que son descalificadas de antemano al ser valoradas como «erradas» o «falsas». lo que da a entender que hay otro tipo de especialista. el docente. así. acciones ambas que tienen como paciente al docente. de esta manera. Nos referimos a todas aquellas regulaciones. Educación sexual integral para la educación secundaria II. interno al ámbito pedagógico. y desigualmente distribuido entre los participantes de la escena discursiva. podremos notar que tanto las «reflexiones» como las «sugerencias» son nominalizaciones que tienen el mismo agente que lleva a cabo los procesos de «presentar» y «ayudar». por lo tanto. La imagen de especialista en educación sexual que constituye para sí el locutor establece una asimetría frente a su destinatario. su destinatario queda indefectiblemente alineado bajo su misma perspectiva. tutores y equipo de conducción (junto a los docentes y alumnos. en el ejemplo 12. rituales y prácticas que día a día constituyen la urdimbre de la vida escolar. preceptores. 14. otra diferencia que encontramos respecto del primer manual es que la figura del especialista es clasificada como «especialista externo» y está asociado con el área de la medicina. así. se complementan en la época actual con otras (igualmente falsas) como: «si no hay lastimaduras. encontramos al «personal pedagógico». el uso de la negación metalingüística. Al descalificar las voces ajenas. que también están incluidos en este colectivo). desarrollar. en el ejemplo 14. en el ejemplo 11. Debe partirse de la idea que «hablar de sexualidad» no es hablar de la sexualidad del docente. contracción dialógica que. 1990). potenciar y/o fortalecer el trabajo de la ESI (2012: 14). inhabilitada. los padres y madres y el especialista. sujeto recuperable a partir de la personificación de la «institución» (escolar). quien es. será desautorizado para abordar el tema. resulta desprestigiado para pronunciarse. Por su parte. La transversalidad en el discurso pedagógico queda. el uso de Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 141 . observamos que el locutor se distancia de su destinatario a partir del uso de un Nosotros «exclusivo»: 13. nuevamente opacada por el criterio del saber (Bernstein. Por su parte. consolida el lugar de conocimiento y de autoridad del locutor: 11. personal administrativo. Ya desde el comienzo del texto. no se transmite el virus del VIH-sida» (2007: 16). régimen de verdad que establece la legitimidad de los locutores en función de un conocimiento ya establecido y validado. Circulan nociones erradas. Al contrario. configurado como un ignorante en el tema y. 1979). A su vez. produce el mismo efecto: el locutor refuta esa otra voz que proclama que «hablar de sexo es hablar de la sexualidad del docente» y la corrige. Contenidos y propuestas para el aula El segundo manual analizado presenta un nuevo actor social en relación con el de 2007: además de los alumnos. Presentamos algunas reflexiones y sugerencias que pueden ayudar a que cada institución encuentre sus caminos para iniciar. dado que. trae a escena voces distintas a la del locutor. Educación formal de la sexualidad: el discurso monoglósico de la democracia Este fenómeno se ve corroborado en el hecho de que la incorporación de otras voces en el texto se produce con el único objeto de refutarlas y corregirlas. hecho que clausura la posibilidad de que circule una variedad de sentidos sobre la sexualidad y sobre la educación sexual y de que se produzcan sentidos diferentes a los propuestos por el locutor. 12.

describen el proceso educativo como una verdad fuera de toda discusión. se ponen de manifiesto la inseguridad y el desconocimiento de los docentes para abordar la educación sexual. (2012: 17) 18. aparecen de forma predominante enunciados declarativos y afirmativos. por lo que no dejan lugar a que otras opiniones sean posibles. 142 Roberto Bein y Elizabeth M. Las prácticas y experiencias nos indican que no hay una receta para hacerlo [abordar la educación sexual en la escuela] (2012: 14). docente de 3°año. Rigatuso. y no admiten respuestas cerradas sino más bien requieren revisar los propios supuestos y ampliar las perspectivas. ya que rechaza la perspectiva ajena y la corrige. Las preguntas son muchas y complejas. eds. se utiliza el estilo directo para recuperar los enunciados emitidos por Julio. (2012: 14) En los ejemplos 19 y 20. Para trabajar sobre estas tensiones e ir construyendo acuerdos. «¿Cómo vamos a hacer para trabajar la Educación Sexual Integral en forma transversal si eso requiere un trabajo de articulación entre las áreas y casi no tenemos tiempo de reunirnos en la escuela?» (2012: 15). (2017) . Al igual que en el primer manual analizado. 1986a). y por Celia. que es presentado en el manual como producto de la propia experiencia como educador sexual: 21. genera un efecto similar al de la monoglosia. No es suficiente contar con ciertos saberes. por lo que inmediatamente la diversidad de posturas queda reducida a la del propio locutor: 19. (2012: 17) Las aseveraciones monoglósicas. de reconocimiento y respeto del otro. 22. «Con los chicos no sabemos cómo relacionarnos. paralelamente. una marcada diferencia entre ambos interlocutores de la escena discursiva. 1984). Por otro lado. características que hacen necesario su asesoramiento y capacitación en esta cuestión. profesora de 2°año. 2001). (2012: 14) 20. Algunas buenas experiencias de ESI muestran que es necesario que todos los actores de la escuela […] se involucren y participen de las acciones de la manera más activa posible (2012: 16). Este acto de corrección implica un saber de su parte. en los ejemplos siguientes. El consenso y la atención a la diversidad son ejes estratégicos para promover la igualdad de oportunidades y la calidad educativa. el desconocimiento o la ignorancia en relación con la educación sexual. De querer generar confianza acercándonos a sus modos de relacionarse y hablar. La aparición del discurso ajeno en estilo directo contrasta con el estilo eminentemente monoglósico que caracteriza el resto del texto. Esta asimetría se produce a partir de diversos recursos. característicos de los discursos del conocimiento y la autoridad (Lavandera. podemos ver cómo la incorporación de una segunda voz contribuye a que el locutor construya su imagen como especialista en educación sexual. debido a que le permite al locutor refutar esa otra voz que es incorporada en el texto y corregirla. 16. procedimiento que genera un efecto de fidelidad por parte del locutor sobre las palabras referidas (García Negroni y Tordesillas Colado. así. el uso de la negación metalingüística (Ducrot. coloca a su destinatario en el lugar de la duda. si bien trae a escena una segunda voz. de cuidar y de escuchar. en los ejemplos 17 y 18. sino también desarrollar la capacidad de acompañamiento. En ambas citas. Uno de estos recursos consiste en traer a escena las voces de dos docentes del nivel secundario y hacer explícitas sus carencias y dificultades para abordar este tema: 15. será propicio realizar talleres de sensibilización con las familias.Gabriel Dvoskin la primera persona del plural excluye al destinatario. pasamos a actuar autoritariamente» (2012: 15). 17. a través de los cuales el locutor se posiciona como especialista y. estableciendo. respectivamente. Tanto en el ejemplo 15 como en el 16.

y una transformación de las propias prácticas docentes. No obstante. Educación formal de la sexualidad: el discurso monoglósico de la democracia Los verbos «indican» y «muestran». 26. rápidamente esta apertura es acotada a una única posibilidad: 25. característica esperable en un manual pero que resulta llamativa al ser el propio docente el destinatario. expresada en el sintagma «es necesario». a la aseveración que le sigue. consolida esta distancia entre el locutor y su destinatario: 28. modalidad que hace presente al locutor y que abriría paso a que circule una variedad de perspectivas. en estos ejemplos. La trama expositivo-explicativa que predomina en el texto. Pero la Ley Nacional n. estereotipos. queremos decir que tradicionalmente la educación sexual se ha trabajado en las escuelas convocando a especialistas externos […]. entendiendo que los profesores son las personas que deben asumir esta tarea. hecho que le confiere la potestad de dar órdenes. por lo que se impide su debate o cuestionamiento. respaldan (Martin y White. orden encubierta que manifiesta la asimetría entre ambos interlocutores. Este distanciamiento entre ambos interlocutores de la escena discursiva se observa también en la modalidad deóntica que matiza la mayoría de los enunciados. Ya vimos que. Incluso en aquellos enunciados del texto que adquieren un valor epistémico. tabúes. oponen el enunciado epistémico precedente. es posible que surjan distintas ideas […]. desde las asignaturas. respectivamente. es necesario revisar los propios supuestos acerca de la sexualidad y la educación sexual (2012: 15). (2012: 15) 24. Cuando como docentes pensamos en trabajar la Educación Sexual Integral en la escuela. 2005) el contenido del discurso referido. Docentes y equipo de conducción deben pensar y decidir las formas de incorporar los Lineamientos Curriculares de ESI en los contenidos de las disciplinas o áreas desarrollados diariamente en el aula. pero en este caso de ninguna manera debe sesgar el enfoque integral que entiende la sexualidad como un campo complejo y multideterminado (2012: 15). de ese modo. (2012: 15) El uso de la tercera persona borra las marcas de los sujetos de la enunciación.° 26150 conlleva un reposicionamiento de la escuela y también de los servicios de salud en relación con las instituciones educativas. que explica la situación y. y coloca a su destinatario en una posición de inferioridad: 23. característica de los discursos didácticos. clausura la discusión sobre el tema. por debajo de estas se ocultan temores basados en creencias. Es posible pensar en la organización de espacios específicos. que abriría la discusión sobre cómo abordar la educación sexual. es la experiencia como educador sexual lo que fundamenta el conocimiento del locutor y lo que lo diferencia de su destinatario. El uso demagógico del Nosotros (Lavandera. incorporándolos a proyectos realizados entre distintas áreas o bien a otros proyectos. Este procedimiento imposibilita cualquier tipo de cuestionamiento. los conectores adversativos «pero» y «no obstante». permite al locutor minimizar la distancia con su destinatario. [1986a] 2014: 310). en este ejemplo. hecho que mitiga el carácter deóntico de la proposición comunicada. presentando como una presuposición su verdad. Sin embargo. Esta modalidad ubica al locutor en el lugar de la autoridad. 1970). Habrá que [los docentes] pensar cómo abordar los temas de ESI: en forma transversal. prejuicios y modelos sobre la sexualidad y la educación sexual (2012: 14). (2012: 16) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 143 . esta ilusión de simetría se desvanece rápidamente al aparecer nuevamente la modalidad deóntica. Este borramiento otorga al mensaje un carácter objetivo (Barthes. tanto del locutor como de su destinatario. Por último. que es pedagógica y educativa. confirma la asimetría entre ambos interlocutores: 27. Tanto en el ejemplo 25 como en el 26. El tono didáctico que atraviesa el texto. en primera instancia.

VV. precisamente. M. México: Siglo XXI. la primera persona del plural. Buenos Aires: Nueva Visión. en el discurso pedagógico. lo que lo diferencia de su destinatario. cultural y jurídica de la sexualidad en los colegios -y que permitirían su abordaje desde una perspectiva de género y de derechos humanos. quien explica la ley al presentar las diferencias entre la política actual de educación sexual y aquellas otras medidas empleadas en épocas anteriores. El discurso pedagógico. que. A partir del análisis de los recursos polifónicos y de las marcas de subjetividad del locutor que aparecen en los textos. prácticas que podrían dar lugar a la aparición de nuevos sentidos.permanecen silenciados. «El discurso de la historia». Estética de la creación verbal. como había ocurrido en anteriores oportunidades. Rigatuso. se convierte en un contenido a ser evaluado.. impone los límites de lo pensable sobre el tema. A su vez. al igual que en el primer manual. antropológico o psicoanalítico. se presenta una verdad ya establecida sobre la sexualidad. contraste marcado explícitamente por el conector adversativo «pero». eds. R. Como consecuencia. hemos presentado el análisis de dos manuales elaborados por el Ministerio de Educación de la Nación para la formación de docentes de nivel medio en educación sexual integral. por lo tanto. Referencias bibliográficas Bajtin. hecho que confirma la distancia entre ambos sujetos. es característico de este tipo de textos. aquello factible de ser medido. En: AA. que vendrían a incorporar las dimensiones afectiva. por lo que la sexualidad pasa a ser valorada a partir de criterios de corrección y. ya sea que provenga del mismo ámbito educativo. la producción de sentidos en torno a la sexualidad resulta clausurada y su circulación queda restringida a los conocimientos ya validados y legitimados socialmente. Es la propia experiencia en el terreno de la educación sexual lo que legitima al locutor y lo autoriza a tomar la palabra y es. por su parte. es la ciencia la formación ideológica que determina los locutores autorizados. el locutor se posiciona en un lugar de saber y autoridad. Los discursos sociológico.Gabriel Dvoskin El conector «por último». sino solo al locutor. Por otro lado. El tema es nuevamente presentado como un objeto de conocimiento. (1970). el ejemplo se cierra con una exhortación al docente. Por el contrario. lo que reproduce el acceso restringido a la sexualidad. Conclusiones En este trabajo. que inicia el fragmento anterior. regido por la idea de verdad. Esta valoración del signo sexualidad como un objeto de conocimiento genera un vacío. Estructuralismo y lingüística. El uso del presente del modo indicativo en los verbos que aparecen en este fragmento le atribuye un carácter asertivo a las proposiciones comunicadas. Barthes. con el objetivo de indagar en los modos de producción y circulación de sentidos en relación con el tema de la educación sexual integral. manifestada en el verbo «deber». (2005) [1982]. Vemos. designada en el verbo conjugado «queremos». Focalizamos nuestra investigación en el análisis de las escenas discursivas configuradas en estos textos. social. El estilo eminentemente monoglósico que caracteriza este tipo de discurso imposibilita cualquier forma de cuestionamiento o de debate. es decir. cuyo tratamiento es exclusivo de los especialistas. hemos observado que en ambos manuales se reproduce un enfoque verticalista en el tratamiento de la sexualidad en la educación formal a partir de constituir en la figura del especialista la voz autorizada y legitimada para abordar el tema. inhabilitados aún para pronunciarse sobre el tema. publicados en los años 2007 y 2012. por consiguiente. así. Ya sea que este conocimiento provenga de un campo externo a la educación —como puede ser el médico—. no incluye al destinatario. (2017) . psicológica. 144 Roberto Bein y Elizabeth M. vírgenes en materia de educación sexual y. en términos de Bernstein (1990): la recontextualización del tema como contenido curricular pone en primer plano los aspectos científicos de la sexualidad. para la cual la ciencia ofrece su legitimación racional. cuantificado y analizado. los docentes.

P. E. (2012). Kerbrat-Orrecchioni. G. G. (1986). El marxismo y la filosofía del lenguaje. En: Variación y significado. La Plata: UNIPE. La escena discursiva del debate sobre la Educación Sexual Integral». S. The language of evaluation. Londres: Palgrave. En: Lenguaje y control. V. Madrid: Alianza. _____ (1986b). Fowler. Chami. Buenos Aires: Hachette. Dvoskin.R. (1993) [1979]. La escuela y la educación sexual. México: FCE. M. 291-294. Appraisal in English. Educación formal de la sexualidad: el discurso monoglósico de la democracia Bernstein. Lavandera. B. Tesis doctoral. (2005).° 30. El decir y lo dicho. «Decir y aludir: una propuesta metodológica».. 1916. J. n. R. Hodge. «Poder». Ellos se cuidan. (2005). Madrid: Gredos. (2015). «Yo sé. Literatura y lingüística. Faur. Nosotros podemos. Buenos Aires: Manantial. Buenos Aires: Paidós. La enunciación de la subjetividad en la lengua. y White. La construcción discursiva de los participantes. M. C. México: El Colegio de México. Ducrot. control simbólico e identidad. Madrid: Morata. Variación y significado. Voloshinov. (2014) [1929]. (2014) [1986a]. Lenguaje como Ideología. O. R. (1983) [1979]. Martín. García Negroni. Buenos Aires: Paidós. El desafío de la educación sexual. (2001) [1984]. Pérez. La enunciación en la lengua. Londres: Routledge. Basil (1990). Y discurso. Pedagogía. (2001). Di Virgilio. M y Tordesillas Colado. N. Análisis de los Anales del Primer Congreso Feminista de Yucatán. Buenos Aires: Edicial. y Kress. Y discurso. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 145 . y Wainerman. R. 303-324. M. «Hacia una tipología del discurso autoritario». 233-256. C. (2008). R.

(2017) . Rigatuso.Gabriel Dvoskin 146 Roberto Bein y Elizabeth M. eds.

Testoni testonife@gmail. Facultad de Filosofía y Letras. 2016) que circulan acerca de las prácticas políticas y las laborales en el discurso de trabajadores de CABA y GBA en la actualidad.Discurso referido . En trabajos anteriores. les atribuye la responsabilidad de enunciados a enunciadores diferentes de sí mismo.Capítulo 12 Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del «discurso referido» en entrevistas Federico E. En esta oportunidad. Al hacerlo. pone en circulación y toma distancia de determinadas representaciones sociales dentro del marco de este discurso enajenado. 1986). Proponemos analizar las formas y la atribución de estos enunciados para caracterizar la construcción de posiciones de enunciación mediante las cuales se sostiene una identidad y se despliega una argumentación. nos proponemos analizar tres casos en los que los entrevistados apelan a esta estrategia para construir representaciones de ‘el jefe’. En esta etapa. abordamos el estudio del Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . al citar a otros. Podemos ver cómo el entrevistado. Palabras clave: Representaciones sociales . analizamos el recurso mediante el cual los entrevistados atribuyen enunciados a diferentes actores sociales y de esa manera los caracterizan y construyen su propia imagen.edu.ar/ Resumen El presente trabajo se enmarca en un proyecto de investigación orientado a caracterizar representaciones sociales (Raiter y Zullo. Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. ‘el político’ y ‘el trabajador estatal’. Rigatuso. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital. Para esto analizamos entrevistas semiestructuradas (Briggs. consideramos que al atribuirles enunciados a «otros» explícitamente se genera un simulacro de heterogeneidad (Authier Revuz.uns. 1929) que asume la naturaleza social de cualquier enunciado. págs. presentamos uno de los niveles de análisis trabajados: la utilización de enunciados atribuidos (Testoni. eds. Sin embargo. 2015b) como una de las estrategias de construcción de la identidad y de argumentación. Ediuns y SAEL. Partimos de una concepción dialógica del discurso (Voloshinov. 1990) que presenta como «ajeno» al propio discurso. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. Universidad de Buenos Aires Ciudad Autónoma de Buenos Aires.com Instituto de Lingüística. 147 a 158.Entrevistas Introducción Como parte de nuestra investigación sobre las formas en que diferentes entrevistados ponen en circulación representaciones sociales de la política y el trabajo.

sino que constituyen una representación de una determinada forma de actuar. Voloshinov dedica un capítulo al discurso referido en El marxismo y la filosofía del lenguaje (2009 [1929]). Authier Revuz (1990) estudia estas relaciones desde la llamada Escuela Francesa del Análisis del Discurso. Creemos que a lo largo de la entrevista. afirma. Authier 1990: 29). se presenta como una ruptura. Esto es lo que se logra al 148 Roberto Bein y Elizabeth M. Creemos que otros niveles. «prevalecen relaciones dinámicas complejas y tensas. Hipótesis Nos proponemos demostrar que atribuir enunciados sirve para construir la representación de un actor social del ámbito laboral. Para observar esto. es decir. Entre estos enunciados y su nuevo contexto. Nuestra conceptualización del discurso referido parte de concepciones teóricas que podemos encontrar en los trabajos de Voloshinov (2009 [1929]) y la Escuela Francesa de Análisis del Discurso (Orlandi. Rigatuso. de representar el mundo. De ese modo. en relación a esta hipótesis. 2012) que construye como tal para darle un lugar específico en su representación. es decir. 2012). serán significativos para este trabajo y nos ocuparemos de esa y otras líneas de trabajo en presentaciones futuras. es decir. Testoni discurso referido como recurso de atribución de enunciados con fines argumentativos a diferentes personajes construidos en el discurso. Marco teórico Buscamos aquí profundizar en el concepto que venimos trabajando de enunciados atribuidos (Testoni. homogéneo y controlado por el hablante (cfr. Así. que encontraremos en las entrevistas analizadas continuidades entre los enunciados atribuidos a diferentes representantes de un mismo actor social. presentamos un análisis de cómo este recurso puede utilizarse para construir la imagen discursiva de un actor social del mundo del trabajo. En esta ocasión. así. los enunciados atribuidos no son solo una cita. 2009: 186). de definiciones como la de la Real Academia Española. eds. observaremos la forma en que se representa a los procesos dentro del devenir de la experiencia. Estas inclusiones logran reforzar la idea de que existe algo como un «discurso propio». Específicamente centraremos nuestra atención en cómo están realizados los procesos en el nivel ideacional de las cláusulas. 2004) en el análisis de las formas de los enunciados supuestamente referidos. Analizaremos la posibilidad de hacerlo mediante la atribución de enunciados que mantengan una consistencia en la forma que tienen de ordenar la experiencia. Desde su concepción ideológica del signo lingüístico y de la disputa social por el significado. Imagen de sujeto (ver Orlandi.Federico E. Allí afirma que los enunciados que se les atribuyen a otros sufren un proceso de descontextualización y recontextualización que operan sobre su significación. De esta manera a lo largo de una entrevista podemos ver si el entrevistado o entrevistada asocia una serie de formas lingüísticas determinadas a un actor social. Nos diferenciamos. apoyada en determinadas representaciones sociales. Nuestra propuesta (Testoni. ¡No se puede comprender la forma de transmisión del discurso ajeno sin tenerlas en cuenta!» (Voloshinov. 2009). 2015b) es la de trabajar la relación de las palabras atribuidas a otra situación enunciativa como enunciados que el citante decide atribuirle a una imagen de sujeto determinada (la propia u otra diferente). (2017) . Sostenemos. como el interpersonal. La autora considera heterogeneidades enunciativas las irrupciones de un discurso planteado como objeto (del cual se habla). Dedicamos esta presentación solo a ese nivel por motivos de extensión. Esperamos que estas semejanzas formales nos permitan caracterizar la forma en que son representados. no son una mera reproducción de enunciados. 2015b). el discurso de alguien- presentado-como-otro presenta una alteración a la aparente unicidad de la cadena discursiva. separándolo de aquello que se construye como algo homogéneo. aplicaremos herramientas de la Gramática Sistémico Funcional (Halliday y Matthiessen. que define al discurso referido —en sus estilos directo o indirecto— como la reproducción de palabras dichas previamente (RAE.

Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 149 . por un lado y por otro. Analizaremos en esta ocasión.° 1. presentarlos como algo que se comenta. nuestra búsqueda de los contrastes entre las diferentes representaciones sociales que circulan sobre el trabajo y la política (y sus relaciones) incluye el estudio de las estrategias para su puesta en circulación y los recursos que al servicio de ellas ponen en funcionamiento los hablantes. reproducido. Orientada por estos elementos teóricos. Halliday y Matthiessen proponen una clasificación de los diferentes procesos para estudiar el nivel representacional de la cláusula. Haremos referencia ocasional a aspectos que observemos de los otros dos niveles. Según la propuesta de estos autores. la circulación de representaciones sociales asociadas a dichas imágenes. 2004). Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del «discurso referido» en entrevistas construir enunciados y tematizarlos. algo que es referido o. y por cuestiones de extensión. Al mismo tiempo. En los límites de estos tres tipos principales de procesos se ubican los tres tipos secundarios: conductuales. Así. los procesos materiales describen los fenómenos exteriores mientras que los mentales los interiores. estos enunciados se ven resignificados por el nuevo contexto: funcionan como recurso para sostener las cadenas argumentativas. en adelante) de Halliday y Matthiessen (2004). Consideraciones metodológicas Como herramienta metodológica para el análisis nos concentraremos en el nivel de las cláusulas. la cláusula está constituida por tres dimensiones estructurales: la textual. (Testoni. incluso. nuestro objetivo específico es buscar consistencias en la estructuración de los procesos en el nivel representacional. Presentamos en esta ocasión. Para relacionar ambos aparecen los procesos relacionales. la interpersonal y la ideacional o representativa. Esta clasificación parte de una primera distinción entre el mundo exterior y el interior. Consideramos junto con Raiter (y gran parte de los especialistas en el tema) que el lenguaje en uso es un lugar privilegiado para su estudio (Raiter y Zullo 2016) y es por eso que lo aplicamos al análisis de entrevistas. Sin embargo. Vemos esto en el límite difuso que existe entre lo que es dicho por el entrevistado y lo que el entrevistado dice que es dicho por otros (Testoni. una propuesta para el análisis de la inclusión de palabras que se atribuyen a otros como recurso para la construcción de imágenes discursivas de diferentes actores de la esfera laboral. Esta diferenciación da como resultado un sistema de clasificación de procesos como el que podemos ver en la imagen n. 2015a) Teniendo en cuenta todo lo anterior y apoyándonos en la noción de que el lenguaje es uno de los soportes principales para los intercambios de representaciones sociales (Raiter y Zullo. Así. ya que para dar cuenta del significado de la cláusula hay que dar cuenta de la interacción entre las tres dimensiones (Halliday y Mathiessen. como las estudia la Gramática Sistémico-Funcional (GSF. esas citas resignifican el contexto en el que aparecen. En su teoría. Exponiendo enunciados que pertenecen a la responsabilidad de otro. verbales y existenciales. 2016) es que proponemos el estudio de los enunciados atribuidos como recurso para la puesta en circulación de dichas representaciones. Esta es la dimensión en la que la Gramática Sistémico Funcional distingue a la cláusula como representación de un proceso en el devenir de la experiencia humana. solo una de ellas: la ideacional. un entrevistado puede reforzar la idea de que es responsable de todo lo demás. 2015b).

Sistema de clasificación de los procesos Fuente: Halliday y Matthiessen. eds. las continuidades y qué tipo de representaciones se ponen en circulación. observamos cómo se distribuyen a lo largo de la entrevista y clasificamos qué tipos de procesos.° 1. Es decir. compañeros y compañeras de trabajo. 2014: 172. Los tres entrevistados perteneces a diferentes grupos etarios.Federico E. seguimos los siguientes pasos:  Seleccionamos de las entrevistas los fragmentos donde aparecen enunciados que según los entrevistados pertenecen a una situación enunciativa diferente de la entrevista misma. los jefes o jefas. etc. Aplicaremos este sistema de clasificación sobre aquellos enunciados que aparezcan en las entrevistas atribuidos a los actores sociales elegidos para buscar de esa manera si hay una consistencia en la forma en que los entrevistados dicen que ellos organizan su experiencia. 1986) realizadas a tres personas que viven de su trabajo en el área metropolitana de Buenos Aires. Rigatuso. aparecen en cada caso.  De ese subcorpus. o a sí mismos en otro momento. (2017) . tienen diferentes relaciones en su experiencia con la política en el mundo laboral. como puede observarse en el cuadro n. Testoni Imagen n. según la clasificación de la GSF. difieren en su formación y en la naturaleza del trabajo que desempeñan. 150 Roberto Bein y Elizabeth M. Corpus Analizamos en esta ocasión la transcripción de tres entrevistas semi-estructuradas (Briggs.° 1. Para lograr esto.  Analizamos cualitativamente la forma en que está construido el discurso de cada actor social.  Observamos continuidades entre las diferentes ocurrencias. Esto quiere decir que declaran reproducir enunciados atribuibles a otros enunciadores. elegimos aquellos enunciados atribuidos a los personajes que más aparecen en cada una de las entrevistas.

extrajimos tres entrevistas que perteneces a los tres diferentes grupos etáreos (Claudia. Solamente habla de ellos tres veces pero en ningún momento intenta referirse a alguno de sus integrantes en particular. Por todo eso es que consideramos que el análisis de las entrevistas seleccionadas será de utilidad a los fines específicos de este trabajo y sus resultados significarán un avance en términos generales con relación al cumplimiento de los objetivos de la investigación mayor. por otro lado. siempre que los menciona describe al colectivo. Darío entre 1965 y 1980. nacida después de 1985. el contraste en esta variable nos permite aportar a la hipótesis de las diferencias en el contenido de las representaciones sociales estudiadas y el contexto socio-económico en el que desarrollaron su actividad. Además. Gregorio en su entrevista habla de la política como un factor externo que influye en las decisiones financieras como el clima ante las cosechas. probar aquí la existencia de un recurso oral para la puesta en circulación de representaciones sociales: incluir palabras cuya responsabilidad se le atribuye a otros u otras. relación con compañeros y resolución de conflictos. también en este caso. buscamos profundizar en el estudio del fenómeno del discurso referido visto como enunciados atribuidos. Para la conformación de dicho corpus establecimos dos principales criterios de contraste: el contexto político-económico en el cual desarrollaron su actividad laboral (lo que se materializa en tres grupos etáreos) y la formación o experiencia política. como dijimos arriba. Análisis Expondremos aquí el análisis de cada una de las entrevistas y en el apartado siguiente expondremos las conclusiones del trabajo con los tres análisis. Por otro lado. continuidades formales para ver si podemos hablar de un conjunto también delimitado en este sentido. relación con subordinados. entonces. Procederemos. Darío intenta explícitamente definir al colectivo que él nombra como «los políticos» y que. estudiar cómo la inclusión de ciertos enunciados no responde tanto a la referencia de lo que ha sido dicho previamente sino más a la atribución de determinados enunciados a determinados enunciadores. El mismo está compuesto por una serie de entrevistas a trabajadores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Características de los entrevistados que conforman el corpus Experiencia política en el Entrevistado Generación Estudios Ocupación mundo laboral Darío 1974 Secundarios Mantenimiento Militante sindical Militante en organizaciones Claudia 1988 Universitarios Docente gremiales independientes Gregorio 1960 Universitarios Gerente financiero Ninguna Las tres entrevistas tienen un promedio de duración de una hora y quince minutos y fueron dirigidas de forma que se asemejen lo más posible a una conversación libre que gire en torno a cuatro ejes: relación con los superiores. De la heterogeneidad señalada más arriba. Estas entrevistas forman parte de un corpus más extenso que recogimos para nuestra investigación. y Gregorio. Hay factores que nos permiten pensar en estas citas como un conjunto determinado por las formas en las que está ordenado el discurso. son los únicos que «hacen política». al análisis de las formas de estos enunciados en cada una de las entrevistas. nacido antes de 1961). Volveremos sobre esto en el subapartado dedicado a esta entrevista. para ver qué recursos usan los entrevistados para poner en circulación imágenes Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 151 . cita repetidamente la voz de sus jefes o jefas a lo largo de toda la entrevista. según lo que dice en un primer momento de la entrevista.° 1. Claudia. Nos proponemos. y en relación a los objetivos de este trabajo. esta selección no genera un problema para la generalización de las conclusiones ya que no es un propósito nuestro estudiar el uso general de ciertas formas. En el primer caso. A lo largo del intercambio hace referencia a diferentes situaciones en las que interactúa con empleados estatales y a decisiones gubernamentales dándole la voz al Estado. Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del «discurso referido» en entrevistas Cuadro n. esto es. Para este trabajo. Buscaremos.

A su vez. resaltamos con itálicas los enunciados atribuidos con los que trabajaremos en este análisis. cualquier político. 26:001). no representan el mundo como es sino una proyección de cómo va a ser. Al hacerlo. para futuras referencias. al mismo tiempo. intendente). Luego.. (Entrevista a Darío. Desde la primera vez que hace referencia al político profesional.. te vamos a hacer de todo y es como… la verdad que es como dice la Bersuit. te dan un choripán y un poco de vino. 1Si bien el audio de las entrevistas no está incluido en esta publicación. 28:10). en realidad es que yo. 2. numeraremos los ejemplos consecutivamente. indicamos el segmento al que corresponden los ejemplos para tener en cuenta la distancia entre ellos (dato tenido en cuenta en los gráficos). estas tres menciones que hace Darío del colectivo «los políticos». eds. siempre fue así (Entrevista a Darío. Te prometo que te vamos a dar esto te vamos a arreglar la casa. nombra un grupo determinado. … y acción política es eso. Todos: Si. en dos de los tres ejemplos. Rigatuso.. cada vez que repitamos un ejemplo (o un fragmento de él) mantendrá su numeración original. Cuando dan un discurso es una acción política. Queda. 3. te vamos a hacer de todo Ambas proyectan bienes-y-servicios en lugar de información (prometer hacer algo en lugar de decir algo). De esta manera. construido con cláusulas materiales: 3. Veamos el tercer ejemplo.. Podemos entender que estos enunciados son una promesa con el verbo que elidido en lugar de explícito como en los ejemplos anteriores. la política y sus relaciones. asignando un número a un fragmento de una entrevista a lo largo de todo el texto. Vamos a hacer esto y esto y esto. te voy a dar esto 2.. lo describe a partir de un enunciado atribuido. de justicia. Es decir. Comencemos por las cláusulas verbales de los dos primeros ejemplos: 1... apoyadas en representaciones sociales sobre el trabajo.. Y lo que dice.. Mirá yo te digo. Darío En un momento de la entrevista a Darío expresa un descreimiento hacia lo que denomina como «los políticos». 29: 13).. Te prometo que te vamos a dar esto te vamos a arreglar la casa..Federico E. (2017) . en los políticos no creo… porque yo también te puedo decir te prometo que te voy a dar esto.. El actor asociado con las acciones políticas en esta entrevista es definido a partir de lo que dice. Se dedica a este colectivo el 11. y para facilitar la exposición. las cláusulas materiales aparecen realizadas en formas marcadas de futuro. 152 Roberto Bein y Elizabeth M.5 % de los casos de enunciados atribuidos (3 de 26). Sin embargo. un gobernador… un concejal… lo que venga... hay un rasgo que tienen los tres en común. Expongamos primero. Si.. Vemos entonces que los tres ejemplos de enunciados atribuidos por Darío a ‘los políticos’ tienen en común que presentan una proyección. Vemos en 1 que incluso el locutor afirma que el hecho de ser enunciador de determinadas palabras habilita a cualquiera para desempeñar la función de político profesional (según los ejemplos dados por él mismo: ministro. apela a ese recurso otras dos veces. Vamos a hacer esto y esto y esto... que el asocia con esa denominación. te prometo que te voy a dar esto. está compuesto por cláusulas verbales que subordinan a las demás y por una material en el caso restante. No. En sí. vamos a ampliar el país… vamos a hacer esto. vamos a ampliar el país… vamos a hacer esto… En este caso. concejal. Testoni discursivas de los actores mencionados. en las que les atribuye enunciados: 1. te voy a dar esto y no te doy un carajo… (Entrevista a Darío. En los siguientes. como en todos los fragmentos. Y la verdad. No. un ministro de economía un..

Por otro lado. salvo que seas el Estado que puede decir bueno.. este entrevistado hace referencia a procesos en los cuales se ve involucrado algún miembro del Estado. Pero esta proyección nunca se cumple. cuando la conversación comienza a girar cada vez más sobre el tema de la política y su influencia en el mundo del trabajo. el exportador le pregunta al inspector de aduanas:] —Discúlpeme. Darío no cita a políticos específicos en su entrevista. 66: 30). Este entrevistado define al actor social «los políticos» como aquellos capaces de decir determinados enunciados. vamos a emitir moneda (Entrevista a Gregorio. qué pasa. voy a tener que poner más guita encima porque ahora es mía esta empresa (Entrevista a Gregorio. Gregorio En diferentes ocasiones. como podemos ver en la imagen n. entonces. hacer.° 2. un 10 % de los enunciados atribuidos en esta entrevista están relacionados con enunciadores de la esfera estatal. 58: 30) 7. En esta entrevista. por un lado. pero yo tenía que poner una señal de que no me iban a pasar por Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 153 .° 2. ampliar. yo mañana no trabajo (Entrevista a Gregorio. ¿quién consume penes de toro acá? —No. tenemos enunciados atribuidos a agentes que trabajan para el Estado: 6. Tenemos. [Ante la imposibilidad de exportar penes de toro en la aduana de Buenos Aires. 5. mirá. Imagen n. arreglar. ni siquiera es demasiado específico en las promesas que les atribuye. si nosotros trabajamos en una empresa que la acaban de estatizar. La gran mayoría de las veces que esto sucede -todas menos una. De hecho.. Estas citas aparecen y se van concentrando hacia el final de la entrevista. el político es político solo porque promete. Siempre proyecta así actos materiales de los cuales será agente. Concentración temporal (en segundos) de los enunciados atribuidos a actores estatales en la entrevista a Grégorio Enunciados atribuidos al Estado y sus empleados por Gregorio 0 500 1000 1500 2000 2500 3000 3500 4000 4500 Según la naturaleza del personaje al que le es atribuido. Esta definición a partir del discurso atribuido es el recurso que buscamos mostrar en esta presentación. pibe. vemos cómo la capacidad de proyectar una serie de bienes-y-servicios de sí mismos es suficiente para definir un actor social en su conjunto. esta empresa va a ser deficitaria. 41: 20). podemos clasificar dos tipos de atribución de enunciados vinculados con el mundo estatal en esta entrevista. Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del «discurso referido» en entrevistas Los políticos en este texto subordinan todas sus cláusulas a un proceso verbal con proyección de bienes-y-servicios en lugar de información: la promesa.aparece un enunciador que con sus palabras sirve de ejemplo para lo que el entrevistado está diciendo. Vos vas a la AFIP y ellos te controlan. el gobierno que dice: y pero si yo hago lo que debería hacer —que es bajar el precio—. Y en este caso. aquel en el que aparecen ellos como agentes de un proceso verbal que proyecta una serie de procesos materiales subordinados: dar. personalizaciones en las que el Estado mismo habla: 4. El discurso que define a los políticos como tales según Darío es. Pero si vos necesitás algo de ellos: ah no.

son similares los tipos de cláusulas que estos enunciadores utilizan (que Gregorio les hace utilizar) para representar el mundo. Rigatuso. que regulen estas acciones. (2017) . Estos enunciados. Tanto en «voy a tener que poner más guita encima» como en «te voy a meter una multa».nosotros queríamos habilitar un depósito fiscal… no importa que estuvieran todas las cámaras que tuviéramos… me tenés que dar setenta y cinco mil dólares (Entrevista a Gregorio. contienen principalmente cláusulas materiales: 4. 6. En la única cláusula mental. no importa si era carne. de dieciséis cláusulas. podemos encontrar ejemplos a lo largo de toda su extensión. emitir moneda 5. le manda un inspector. 69: 50). Entonces bajé todo. que viene el control. como circunstancia del proceso principal: 5. 68: 00). si yo hago lo que debería hacer —que es bajar el precio—. esta empresa va a ser deficitaria. 65: 20). Es notable la similitud entre ambos conjuntos de enunciados: no hay diferencias entre un individuo y una organización o institución.Federico E. bajar el precio. Después está el municipal. voy a tener que poner más guita encima porque ahora es mía esta empresa. Entonces bajé todo. 154 Roberto Bein y Elizabeth M.como a los diferentes trabajadores están construidos en primera persona. penes o membranas (Entrevista a Gregorio. el enunciador es el experimentante. Tanto los empleados del Estado como el Estado mismo personalizado hablan de lo que ellos hacen. te voy a meter una multa… (Entrevista a Gregorio. bajar la mercadería 8. 8. Al mismo tiempo. Aunque estos casos se concentran principalmente en tres momentos de la entrevista. apenas tres son relacionales y una mental. no me importa si era carne. y lo explican (si es que lo hacen) con procesos internos. no hay razones u órdenes externas. Podemos señalar como una primera similitud formal entre los ejemplos 1 a 9 que los enunciados atribuidos tanto al Estado –personalizado. como podemos ver en la imagen n. 7. trucho que dice uy te encontré. penes o membrana… En diez de los doce procesos materiales que tenemos en estos fragmentos. eds. meter una multa De hecho. poner más guita encima 6. en primera persona. ni siquiera leyes. Por ejem. En ambos casos aparece la primera persona del singular y la agentividad de procesos materiales. Todo lo que los empleados y el Estado dicen hacer se limita a su esfera «personal» (término ambiguo en este caso) de acción. Estos diferentes enunciadores a los que les cabe la clasificación de ‘jefe’ o ‘jefa’. por ahí. los enunciadores son (actores) agentes del proceso que están describiendo. y estas cuatro siempre aparecen subordinadas a otras cláusulas materiales. 9. Claudia Claudia incorpora en su entrevista numerosos enunciados cuya responsabilidad les atribuye a los y las que fueron sus superiores en diferentes trabajos. trabajar 7. en el nivel ideacional. Testoni arriba. También. «hablan» a lo largo de toda la entrevista.° 3. La aduana está llena de coimeros…. el Estado y un inspector trucho (respectivamente) codifican lo que sucede en términos de procesos del mundo físico.

bueno si querés.° 3. 23: 52). 44: 52). el 53. Eh-No Claudia. Cada vez que un superior es mencionado en la entrevista lo hace como enunciador. maltratadora y abusadora» (Entrevista a Claudia. De hecho.¡Todo mal hacés. estos últimos nunca aparecen solos en un enunciado. a partir de un enunciado atribuido): «en el ámbito privado me parece que es más acá el que tiene la pija grande y te contrató soy yo» (entrevista a Claudia. te damos cinco horas más (Entrevista a Claudia. Es decir. Por un lado. la ocupan procesos relacionales. Sin embargo. está bien pero yo soy el jefe. consistencias en la forma en que «hablan» estos superiores. tenés que cargar estos datos (Entrevista a Claudia. A y B eran «menos caretas» pero «gente muy horrible» (Entrevista a Claudia. Te damos veinte pero esto queda acá (Entrevista a Claudia. Sí.3 % de los enunciados atribuidos en la entrevista a Claudia es a estos actores (24 de 45). Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del «discurso referido» en entrevistas Imagen n. Concentración temporal (en segundos) de los enunciados atribuidos a jefes y jefas en la entrevista a Claudia Enunciados atribuidos a jefes y jefas por Claudia 0 500 1000 1500 2000 2500 3000 3500 4000 4500 Para cada uno de los y las superiores que incluye en sus relatos. existenciales (dos). como en el caso de Darío. Volviendo a los procesos materiales. Veamos algunos ejemplos: 10. lo estás haciend. resulta interesante ver cómo aparecen solo dos tipos de agentes. 12:48) Además. aparecen siempre acompañados de otros materiales. Eh. 21: 28). Analizaremos.3 %. Podemos notar que todos estos ejemplos están compuestos principalmente por cláusulas materiales. negri. Es muy claro en 16. 11. 01:05:45). materializados en cláusulas materiales. establecen el estado de las cosas que permite llevar a cabo los actos de habla que les siguen. los enunciadores mismos. todo mal! (Entrevista a Claudia. una conductual y una verbal. 04:50). negri. cóm-no me faltes. Claudia establece características que los diferencian: G era «el típico hijo de puta que se hace el amigote y no te paga dos mangos» (Entrevista a Claudia. 15. los procesos relacionales aparecen en general como expresión de la fuerza ilocucionaria del enunciado. 23:50). jefes o jefas: Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 155 . el 33. 13. como por ejemplo en: 14. De hecho. este tipo de procesos aparece en el 45 % de las cláusulas atribuidas al discurso de los jefes o jefas. vamos a buscar si es posible encontrar similitudes que se establezcan entre ellos. En estos enunciados. Sin embargo. en cómo están construidos los enunciados que se les atribuyen. 04: 40). sí chequeá eso… (Entrevista a Claudia. sin excepción. bueno pero ahora no podemos hacer nada dijo (Entrevista a Claudia. ¿viste? Bueno… Sí. 13: 38). a la fiesta (Entrevista a Claudia. 12. En algunas ocasiones. encontramos en mucha menor medida cláusulas mentales (cinco). donde la cláusula relacional «yo soy el jefe» es la que habilita al enunciador pronunciar la material «tenés que cargar estos datos»: 16. 13:00) y F era «histérica. La primera minoría. Una primera característica que salta a la vista es la valoración negativa que hace de todos. incluso hace afirmaciones generales que pretenden describirlos como conjunto (curiosamente. 41: 54).

confronta con la representación de política que vemos en los ejemplos analizados de Gregorio.  Te damos cinco horas más. (2017) . A estos personajes del mundo del trabajo. podemos agrupar series de enunciados atribuidos a representantes de un mismo actor social a partir de consistencias en las formas lingüísticas.  nosotros te damos veinte a vos. Un paso siguiente en este análisis constituye observar cómo esas definiciones de los actores intervinientes en el mundo laboral se apoyan en determinadas representaciones sociales del trabajo y la política. Enunciados atribuidos. Sería interesante contrastar esta representación del lugar de trabajo como un lugar de disputa con el o la superior con otras en las que quizás estas distinciones no estén tan 156 Roberto Bein y Elizabeth M. Sean hombres «hijos de puta». su subordinada. mujeres «histéricas».Federico E. Esto.  Esta piba labura gratis. eds. En ellos. los y las superiores hablan siempre de lo que ellos hacen o de lo que hace Claudia (lo que debe hacer). «el político» en Darío y «el empleado estatal» en Gregorio responden a esta uniformidad.  No puedo hacer nada. Solamente hablan de lo que hacen y por qué lo hacen. los jefes y jefas solo refieren a los procesos del mundo material y a las relaciones que lo explican. a su vez. La representación de personajes específicos como «el jefe» en Claudia.  Vos chequea eso. Esta no es una política de la cual Gregorio pueda participar. la forma en la que estructuran lo que dicen es la misma. característicos para la construcción de una subjetividad. Cualquiera que pueda llevar adelante las acciones de un político puede considerarse político. o socios «muy horribles». Rastrear esta uniformidad nos habilitó la lectura de los tipos de cláusulas que le son atribuidas a cada personaje como caracterización de la representación que en cada entrevista se hace de ese actor del mundo laboral.  vos tenés que cargar esos datos. es decir. en contra de— personas como él. se construyen personajes en el plano material que no sienten. Él presenta más una representación de política como un poder irracional ejercido por una esfera de la sociedad —el Estado— hacia — incluso. El trabajo aparece en la entrevista de Claudia como un espacio definido tensión constante con los superiores. en momentos puntuales o dispersos. Cuando afirma que él también puede ser político porque también podría enunciar esas promesas (en 1) estamos ante una representación de la política como algo definido a partir de la acción. el Estado y sus agentes toman decisiones discrecionales y sin fundamentarlas (como en 4). no reaccionan. se les atribuyen enunciados que hablan de lo que hacen y esto permite a los entrevistados mostrar quiénes y cómo son. actores y representaciones sociales Ya sea con unas pocas apariciones a lo largo de toda la entrevista o muchas. En los enunciados atribuidos a ellos. incluso casi no «están» en ningún lado. Rigatuso. El recurso de Darío de definir a los políticos como los dicentes de determinado proceso verbal pone en cuestión la representación de la política como un discurso. Y por otro. incluso a veces sin fundamentos (como en 7). la entrevistada:  Vos no faltes a la fiesta. Por último. podemos observar qué representación de trabajo está permitiéndole a Claudia sostener lo que a partir de lo analizado vimos como un rasgo distintivo en los y las superiores. articulando en algunos casos cláusulas que dicen cómo son las cosas. Testoni  Nosotros la pusimos. verbal en este caso. Los procesos mentales del tipo «sentir» o «pensar». En esta entrevista. no aparecen. En las tres entrevistas.

J. administrar dinero en base a decisiones personales (el Estado y sus trabajadores en Gregorio). Enunciados atribuidos como estrategia discursiva: análisis del «discurso referido» en entrevistas marcadas o se piensen en términos de productividad. A su vez.). E. ‘no. Nueva gramática de la lengua española (Vol. Testoni. Principios y procedimientos». Santiago de Chile: Editorial LOM. Cadernos de estudos lingüísticos. L. Presentado en XI Congreso Internacional de la Asociación Latinoamericana de Estudios del Discurso. Learning How to Ask: A Sociolinguistic Appraisal of the Role of the Interview in Social Science Research. [1929] (2009). Enunciados atribuidos: Hacia una propuesta metodológica para el análisis del discurso referido en entrevistas. Actas en Prensa. (2016). nos permite articular el nivel textual con el de las características atribuidas a los actores sociales y el nivel representacional en el que se apoyan dichas características. E. L. M. En Carrizo. Buenos Aires. A. (2009). M. Conclusiones Podemos afirmar que el trabajo aquí presentado nos permitió alcanzar los objetivos planteados. (eds. A. Briggs. V. El estudio de dichas formas. y Tosi. K. Voloshinov. El análisis presentado aquí no resulta suficiente para realizar este contraste. Argentina: La Bicicleta Ediciones. An introduction to functional grammar. Cambridge: Cambridge University Press. no’ ”: El discurso de los otros como evaluación de la experiencia». Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 157 . E. (1990). N. Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras Universidad de Buenos Aires. Sintaxis II). (2012). A. (2015a). y A. confirmamos la utilidad de dicho concepto: no vemos en estas citas a personas que dijeron ciertos enunciados sino la representación de una forma de hacer las cosas: prometer sin cumplir (los políticos en Darío). U. «Heterogeneidades enunciativas». El marxismo y la filosofía del lenguaje. I. C. (2004). C. R. como. España: Espasa Libros S. J. pudimos confirmar la hipótesis de que determinadas continuidades formales nos permiten construir una serie enunciados atribuidos a través de los cuales los entrevistados construyen imágenes discursivas apoyadas en representaciones sociales. M. San Fernando. Buenos Aires. «“Era así. (1986). decidir quién y cómo se hacen las cosas (los jefes en Claudia). Halliday. (coords. Al filo de la lengua: medios. publicidad y política. E. (19). C. En este sentido. queda entonces propuesto como un futuro paso en esta investigación. E. A. Raiter. _____ (2015b). Orlandi. Confirmamos que el estudio de los enunciados atribuidos es una metodología interesante —y a seguir trabajando— para el estudio de las representaciones sociales en la oralidad. F. y Matthiessen. «Análisis del discurso. Referencias bibliográficas Authier-Revuz. Londres: Hodder Education. Buenos Aires: Godot. A y Zullo.) Estudios del discurso en Latinoamérica.

eds. Testoni 158 Roberto Bein y Elizabeth M.Federico E. Rigatuso. (2017) .

En el caso del género periodístico que nos ocupa en este trabajo. págs. 1983). Para ello.ar/ Resumen ¿Qué representaciones sociales circulan actualmente sobre el último golpe de Estado en Argentina? Hace casi veinte años. eds. Introducción Desde hace algunos años venimos afirmando (Zullo. periodística.uns. encaramos el análisis articulado en tres ejes: en primer lugar. El transcurso de otros veinte años nos invita a replantearnos la pregunta y a retomar aquello que concluimos hace muchos años. en segundo lugar. el eje de la organización sintáctico- semántica de los enunciados. etc. no es un problema de la historia sino de la actualidad. a pesar de los esfuerzos de muchos. el editorial. En esa oportunidad configuramos un corpus con las noticias centrales que los diarios habían publicado con motivo de cumplirse el vigésimo aniversario de su inicio. 1999). desde el cual relevamos tipos de participantes y procesos así como también las frecuencias y tipos de transformaciones (Hodge y Kress. Argentina En: Roberto Bein y Elizabeth M. 1996) de los materiales así como también el ordenamiento global de la información (Van Dijk. los actores y las relaciones de causa-efecto al referirse a la última dictadura militar argentina. ISBN 978-987-655-166-3 Disponible en: http://repositoriodigital.). FFyL-UBA Buenos Aires. la organización de la información en los textos.com Instituto de Lingüística. también analizamos la construcción de los lugares enunciativos (Sigal y Verón. 1986).Capítulo 13 Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios Julia Zullo juliazullo@gmail. político-partidaria. 1999. 2014) que hablar de la última dictadura cívico-militar argentina es complejo y lo es por diferentes motivos: porque. pese a los años transcurridos. Ediuns y SAEL. porque muchos de los Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 . presentamos una muestra del análisis global de La Nación y nos detendremos especialmente en el editorial central de ese día. desde el cual abordamos los aspectos gráficos (Kress y van Leeuwen. (2017) Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Bahía Blanca. 1993).edu. jurídica. Las conclusiones se orientan a comparar los resultados del análisis veinte años después y a caracterizar cómo se construye y valora no solo ese período sino también los años de democracia transcurridos desde 1983. porque los hechos de aquellos años todavía forman parte de diversas agendas (gubernamental. 159 a 170. nos propusimos responder a esta pregunta analizando de qué manera la prensa nacional reconstruía los principales sucesos. conformamos un corpus con todos los matutinos publicados el 24 de marzo de 2016. Desde el punto de vista metodológico. Rigatuso. En esta oportunidad. el 24 de marzo de 1996 (Zullo.

160 Roberto Bein y Elizabeth M. Para hacerlo. damos cuenta del ordenamiento global de la información del principal editorial del día (Van Dijk. 1996) del matutino como un todo. 2008). en ese lapso sucedieron miles de acontecimientos de los cuales solo algunos siguen hoy en día en la agenda mediática y cobran relevancia nuevamente cuando aparecen en otros discursos sociales (se actualizan en los discursos producidos por alguno de los tres poderes. Rigatuso. Más allá de que los medios no presentan los hechos de manera imparcial. en el tercer eje analizamos la construcción de los lugares enunciativos (Sigal y Verón. pensamos que vale la pena incursionar nuevamente en los principales diarios nacionales y analizar qué sucedió: si se siguen exponiendo series de acontecimientos. la disposición y la organización de la información en los textos. Pero precisamente por este contraste es que optamos por unificar el soporte. conformamos un corpus con las versiones impresas1 de todos los diarios de tirada nacional publicados el 24 de marzo de 2016. asumimos una perspectiva crítica (Hodge y Kress. no coincidían las series de hechos rescatados como tampoco las respectivas evaluaciones/calificaciones de cada matutino respecto de ellas. interior y suplementos. si se privilegian las mismas secuencias de causas-efectos y qué posición toma cada medio respecto de lo sucedido. vamos a presentar una muestra del análisis global de La Nación y nos detendremos especialmente en el editorial central de ese día. la dictadura se extendió durante más de siete años. pero sobre todo en el ámbito de la justicia o desde las organizaciones de la sociedad civil). pensando en un proyecto a largo plazo. En esta oportunidad. se debe a la necesidad de homogeneizar el corpus respecto de la muestra tomada en 1996. Sin embargo. En segundo lugar. 1999) como un lugar de mediación efectiva entre el poder político y la ciudadanía (Habermas. desde el cual relevamos tipos de procesos y participantes así como también las frecuencias y tipos de transformaciones en la estructura sintáctica (Hodge y Kress. más allá de que en muchos casos intenten construir tanto un efecto de realidad (Raiter. Como en la historia de cualquier país. Partimos del supuesto de que las formas lingüísticas nunca son neutras ni transparentes. Desde estos presupuestos. También en este nivel.Julia Zullo protagonistas y testigos de aquellos años sostienen que aún no se hizo justicia y finalmente —y sobre todo— porque no existe una versión hegemónica de lo sucedido. 1993. Para dar cuenta concretamente de estas estrategias. de su destinatario y de la relación que los vincula específicamente en torno de ese mensaje. A pesar de que el 24 de marzo se recuerda el inicio del período. Raiter. (2017) . Fairclough. Desde este eje abordamos los aspectos gráficos (Kress y van Leeuwen. el eje de la organización sintáctico-semántica de los enunciados. en función de los resultados obtenidos tal afirmación tuvo que ser descartada: las versiones de estos medios —La Prensa y La Nación— no eran similares entre sí: si bien ambos diarios hacían un recorrido por los principales acontecimientos del período 1976-1983. Como el género periodístico que nos ocupa especialmente en este trabajo es el editorial. en esta oportunidad encaramos el análisis del matutino articulado en tres ejes: en primer lugar. 1 La decisión de considerar las versiones impresas de los matutinos en general y de La Nación en particular. Somos conscientes de la relevancia que han cobrado hoy en día las versiones digitales de los diarios (cuyas consultas diarias superan ampliamente las tiradas en papel) y de la riqueza en cuanto a los modos y medios semióticos —y sus consecuentes estrategias de lectura— que estas versiones ofrecen (véase Zullo 2012). recogiendo las referencias al aniversario del golpe de Estado en tapa. que toda instancia de uso lingüístico involucra una determinada manera de concebir el mundo. un orden naturalizado de actores y acontecimientos y una determinada configuración de los protagonistas de la enunciación: una construcción del que produce esos enunciados. eds. Veinte años más tarde. los medios no escapan a esta perspectiva. 1981). Al cumplirse el 24 de marzo de 1996 20 años del inicio de la dictadura. nos propusimos hacer un relevamiento de los principales acontecimientos del período registrados en los principales diarios argentinos impresos con tirada nacional. 1993). 1986). en esa oportunidad pusimos a prueba un presupuesto fuerte: buscamos probar que dos diarios reconocidos como «de derecha» iban a ofrecer versiones similares de los acontecimientos. 1983). 1993. Desde el punto de vista teórico-metodológico.

° 1 Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 161 . Esta presencia alcanza lo que Borrat (1989) denomina superficie redaccional y superficie publicitaria del llamado periódico independiente: Imagen n. de modo marginal. pero aparece en La Nación en varios niveles. Presente en la tapa. Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios Un aniversario de perfil bajo Desde una primera aproximación al diario podemos afirmar que el aniversario del golpe de Estado no es la noticia central del día. el suceso se desliza en casi todas las secciones de modo sistemático.

su nombre integra las listas de integrantes del Club Político Argentino.Julia Zullo La presencia en tapa es secundaria e indirecta.° 2 2 Conocida por su militancia en los organismos de Derechos Humanos. en las dictaduras militares y el anuncio de la desclasificación de los archivos secretos («Política». retoma el período en cuestión: se anuncia una entrevista a Graciela Fernández Meijide2. se anticipa la columna de opinión que analizamos en este trabajo: «Hacer de la memoria un patrimonio común». Sin embargo y muy llamativamente. renunció y se retiró de la actividad política. podría interpretarse esta ubicación en el eje ideal-arriba/real-abajo. ya que la noticia central del día es la visita del presidente de Estados Unidos a la Argentina. Cultura. Rigatuso. eds. 18). Durante la gestión de De la Rúa. En términos de Kress y van Leeuwen (1996). (2017) . — La realización de movilizaciones y actos —en la ciudad de Buenos Aires y en el interior— para recordar el inicio de la última dictadura. pág. pág. sobre todo en la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) a raíz de la desaparición de su hijo de 17 años. institución que encabezan los autores de la columna editorial que analizamos en el presente trabajo. Editoriales y Espectáculos». fue ministra de Desarrollo Social. 162 Roberto Bein y Elizabeth M. Imagen n. la superficie redaccional recoge el aniversario en las secciones «Política. 18). más precisamente aquello que funciona como testimonio personal de lo ocurrido y la opinión desde una institución en la actualidad. Las referencias al aniversario del golpe en las secciones informativas tienen que ver con tres tópicos: — La autocrítica de Obama por el rol que tuvo EE. («Política». En la franja superior de la tapa —junto al anuncio del partido de la selección de fútbol y a una autopublicidad del diario— se anuncia un suplemento de entrevistas que. de manera indirecta. pág. Al verse envuelta en una serie de actos de corrupción. — La decisión del Vaticano de abrir los archivos y catalogar los documentos generados en el período 1976-1983. 11).UU. En el interior. También perteneció a la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CoNaDep) y colaboró en la redacción del Nunca Más. («Política». En la franja inferior de la portada —junto a la búsqueda de los responsables de un atentado en Bruselas y la epidemia de dengue en la Argentina—.

el diario construye un perfil de lector que ya conoce perfectamente cuáles fueron los acontecimientos centrales del período en cuestión y. busca en la sección de Editoriales la actualización de los modos de interpretarlos a la luz. como alguno de esos motivos. seleccionamos la columna anunciada en tapa: «Hacer de la memoria un patrimonio común». Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios Finalmente. como veremos. se advierte que su principal objetivo es llamar a la 3 Podríamos aventurar que. vicepresidente y secretario del Club Político Argentino Imagen n. Decir y aludir o criticar sin nombrar.° 3 Desde el punto de vista formal. ya desde el encabezado. a diferencia de lo que registramos en 1996. en cambio. el artículo contiene aproximadamente unas 1500 palabras. cartas de lectores y entrevistas a revisar los acontecimientos y sobre todo a exponer lecturas del período 1976-1983. de las políticas implementadas desde el Poder Ejecutivo en los últimos años. A partir de esta breve caracterización podemos concluir que en La Nación las referencias al golpe de Estado de 1976 son marginales en tanto información. La organización global del texto De las secciones de opinión del diario La Nación. la superficie publicitaria del diario muestra un anuncio recordatorio de la Universidad de Buenos Aires y Eudeba («Política». ya no es preciso mencionar qué pasó aquel 24 de marzo. se advierte que la autoría de la nota es colectiva y en el cierre figura la filiación institucional y los cargos que ocupan los tres autores: Vicente Palermo. En cambio. organizadas en 9 párrafos. 17). Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 163 . Desde la bajada. el aniversario sí parece ocupar superficie en las secciones de editoriales y comentarios: se dedican varias columnas. pág. Guillermo Rozenwurcel y Henoch Aguiar Presidente. centramos el análisis en la principal columna editorial de La Nación de ese 24 de marzo. A nivel paratextual. Por este motivo. No ocupa un lugar central en la agenda del día sino que se incluye el aniversario como parte de otros acontecimientos. Por algún motivo3.

5 Hodge y Kress (1993) reconocen la existencia de los niveles de análisis de la cláusula. eds. Rigatuso. posesivos y locativos).Julia Zullo reflexión sobre lo ocurrido. — Pilares construidos a lo largo de estos 40 años: democracia y derechos humanos (párrafos 3 y 4). A esto se suma un alto índice de abstracciones y nominalizaciones tanto en el rol de agentes como de afectados/pacientes/beneficiarios. puede sintetizarse su contenido en unas pocas macroproposiciones4: — Presentación: Significado de la fecha y necesidad de realizar un replanteo en el que sea posible el disenso. uno superficial en el cual las estructuras son típicamente opacas y otro profundo en el que pueden relevarse procesos accionales (transactivos o no transactivos) y relacionales (atributivos. Una de las hipótesis fuertes de esta escuela de análisis del discurso es la asunción de que en superficie las cláusulas aparecen transformadas por economía y/o por distorsión u ocultamiento de la información. Relevamos 225 cláusulas. tenemos: Tabla n. Es tarea del analista desentrañar el o los motivos de estas transformaciones. Respecto de la clasificación por tipos de procesos. Caracterización de dos grupos. generalizar e integrar. seleccionar. en la descripción de los problemas que tiene la situación planteada en X (los párrafos 5 y 6 son los más extensos del artículo). (2017) . Si bien es un rasgo predominante en los textos argumentativos (Véliz. — Problemas en los modos en que fueron presentadas las cuestiones sobre la represión ilegal. señalada por la extensión y el grado de complejidad estructural de las oraciones que la conforman. 2016) 164 Roberto Bein y Elizabeth M. esta columna de opinión muestra una complejidad sintáctica significativa. En cuanto al ordenamiento global de la información (Van Dijk.° 1. Si tuviéramos que sintetizar en una proposición la macroestructura del artículo completo. 1983). Presentación institucional (párrafos 1 y 2). considerando los tipos de procesos y expandiendo las transformaciones (nominalizaciones. Otro de los postulados fundamentales sostiene que no siempre existe una sola forma básica posible para cada cláusula transformada (Zullo. impersonalizaciones y pasivizaciones). los resultados del análisis por cláusulas y la descripción de los lugares enunciativos son coherentes con esta estructura. Los procesos Trabajamos al nivel de la cláusula con el modelo sintagmático propuesto por la Lingüística Crítica5. el esquema podría ser: X pero Y. 1999). Como veremos en el desarrollo del trabajo. Crítica a la teoría de los dos demonios (párrafos 5 y 6) — Propuestas para realizar el replanteo que lleve al diálogo auténtico: introspección y examen (párrafos 7 y 8) — Cierre: memoria como patrimonio común y no como «industria». y sobre todo. ecuativos. El nivel de los enunciados. entonces Z La mayor parte del artículo se concentra en la proposición X pero Y de la macroproposición. Accionales Relacionales 154 68 % 71 32 % Pseudo No Transactivos Atributivos Posesivos Locativos Ecuativos Transactivos transactivos 77 58 19 49 10 8 4 50 % 38 % 12 % 69 % 14 % 11 % 6% 4 Como resultado de la aplicación de las macrorreglas que señala van Dijk (1983): omitir.

a evaluar negativamente lo sucedido en el pasado (en dos planos del pasado: uno alejado en el tiempo y otro más reciente) y finalmente. está ausente alguno de sus participantes o bien. Una «industria de la memoria» superficial. Veamos algunos ejemplos: 6 Recordemos que para la clasificación de Hodge y Kress (1993) estos procesos tienen una superficie transactiva aunque no siempre lo son. calificado y evaluado explícitamente. a plantear por un lado. 1993). cumplen diferentes funciones: por un lado. 1989). Hodge y Kress. sobre todo las atributivas y ecuativas. sensitivos y de habla. En términos cuantitativos. El reconocimiento de este quiebre debería ser un primer paso indispensable. es previsible que tratándose de un artículo de opinión se registre gran cantidad de relacionales atributivas: el universo rescatado en el editorial puede ser clasificado. reiterativa. de un deber ser de esta reflexión. Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios a. Desde el punto de vista del contenido proposicional del artículo es coherente que sea así ya que. el motivo fundamental del editorial es realizar un llamado a la reflexión y a la introspección. c. Respecto de los procesos de tipo relacional. individuales. Si bien no es esperable una alta frecuencia de procesos transactivos por las características del género editorial (Trew. está empleada metafóricamente. Veamos algunos ejemplos: El Club Político Argentino es un espacio de reflexión. o bien. Tal vez sea hora de replantear la forma en que convivimos con esa parte de la historia. Fue una forma de memoria maniquea y sesgada. la necesidad de reflexionar y por otro. Ese consenso sería más aparente que real… b. la autoimagen que promueve de sí cada medio pone el énfasis en la pluralidad de voces y posiciones que contempla. 1983. En general. planteados por el enunciador como un llamado a la acción en el orden del «deber ser». Es preciso destacar que. o bien los procesos transactivos registrados proceden de una nominalización relevada en superficie (y en esos casos falta alguno de los participantes involucrados en la acción que ha sido transformada). La nulidad de las leyes de amnistía fue un paso necesario. como indicamos más arriba. Esta adhesión (a la democracia) parece destinada a ser definitiva. si se trata de una forma verbal plena. sin plantear que esta pluralidad siempre es parcial y acorde a los intereses del medio como empresa con fines de lucro (Borrat. y por lo tanto. se trata en todos los casos de acciones mentales. banalizadora Que podamos deliberar sobre nuestros padecimientos como sociedad es un signo de nuestra madurez. por otro. las estructuras relacionales. afectivos. los procesos pseudo transactivos6 son los más frecuentes entre los accionales. Una tarea de introspección debería ser el primer paso hacia ese diálogo. prevalecen por lo tanto. y los de habla: El Club Político Argentino […] se propone pensar […]. contribuyen a sostener la imagen del enunciador colectivo (El Club Político Argentino) que se construye a lo largo de la nota. Esto significa que. estos procesos se vuelven directivos. de los 58 casos de transactivos registrados no aparece ninguno en su forma básica completa y son pocos los casos en los que se trata de acciones materiales concretas. si aparece completa. En este caso en particular. de manera coherente con la línea editorial del periódico. La violencia política contraestatal no fue condenada. sobre el final del artículo. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 165 . difícil de compartir. procesos de tipo mental/cognoscitivo. Que podamos deliberar sobre nuestros padecimientos […]. Reconocen en este grupo todos los verbos de estados mentales.

Lo mismo sucede con: Las cuestiones de la represión ilegal y los derechos humanos En donde la coordinación de dos constituyentes preposicionales que modifican a cuestiones pone en situación de equivalencia dos momentos diferentes en la historia argentina y los despoja de 7 Señalemos también que tanto manipular como contaminar y desencarrilar tienen un sentido negativo. este participante — figurado— es el que da origen a otro participante. también figurado y también producto de una nominalización: la manipulación. como en el anterior. esas construcciones incluyen también una evaluación de esos acontecimientos: La ausencia de examen crítico de la violencia política Este participante condensa sin duda una serie de acontecimientos negados a partir de la nominalización de ausente. entonces. humanos. también se pierde el agente y tampoco sabemos si estos agentes podrían ser referencialmente los mismos: ¿son acaso los mismos actores sociales los que anularon primero y manipularon después? ¿Pertenecen al mismo ámbito del poder? ¿Comparten un mismo colectivo. se encuentra modificada por otra cláusula que contiene dos procesos transactivos aplicados al mundo físico también empleados metafóricamente: contaminar y desencarrilar 7. No aparecen tampoco referencias a instituciones. En cambio. Volviendo al ejemplo que nos ocupa. Ante todo. Rigatuso. Sin embargo. son los únicos que aún no reflexionaron. Críticas y relaciones causales En el análisis por cláusulas es llamativa la ausencia de participantes animados. el primer participante es en realidad una nominalización de anular o declarar nulo. Los participantes. solo un lector experto puede reponer las categorías ausentes y otorgarles referentes. Los agentes de este proceso no están identificados. (2017) .borran toda marca de agentividad y de temporalidad. tanto en usos literales como metafóricos. prevalecen abstracciones y construcciones nominales de variada extensión que condensan series de acontecimientos. las estrategias para evaluar negativamente a este grupo son mucho más ricas y variadas que las que se utilizan para evaluar a otros. En muchos casos. — Una de esas nominalizaciones. sea partido. además. Las transformaciones -nominalizaciones en la mayor parte de los casos. En este caso. También se infiere que de todos los participantes involucrados (desde 1976 en adelante). 166 Roberto Bein y Elizabeth M. generaciones o a sus acciones nominalizadas. eds. como veremos en seguida. Algo así como: la existencia de grupos políticos violentos que debieron hacer un examen crítico de su actuación y no lo hicieron. En segundo lugar. Solo aparecen de manera indirecta referencias a grupos.Julia Zullo La nulidad de las leyes de amnistía […] dio lugar a una manipulación que contaminó la justicia y desencarriló los procesos […]. organización o ideología? Responder a estas preguntas ayudaría a clarificar la oscuridad del texto. salvo a la que pertenecen los enunciadores. razón por la cual debemos suponer quiénes son los miembros de estos grupos y en qué momento debieron haber realizado ese examen. las cuales a su vez condensan procesos y ocultan a sus agentes. tenemos: — Un proceso transactivo en un uso figurado dar lugar a — Cuyos dos participantes son dos nominalizaciones. Como veremos en el apartado siguiente.

Se ha avanzado en la búsqueda de la verdad y se han escuchado muchas voces. ser un paso necesario para. el más extenso del artículo. aunque de manera indirecta. está organizada de lo general a lo particular y puede sintetizarse en el siguiente esquema:  No condenaron la violencia política contraestatal. poner en tela de juicio. por los modos en que fueron formuladas.. El párrafo siguiente se inicia con un conector adversativo Sin embargo que introduce críticas a estos participantes. la secuencia expresa una relación de causa-efecto. para bendecir sus métodos revolucionarios. sin retomar explícitamente el agente formulado en el párrafo anterior: Sin embargo. Se han contado pasajes de aquellos años. Sin embargo. al perdón. En el párrafo 6 aparece caracterizado otro grupo de manera más precisa y más breve.  La nulidad de las leyes de amnistía [. Inferimos. sobre el final del párrafo 4 se construye de manera difusa un participante plural y un colectivo: Organismos y particulares se han expresado. Se trata de un grupo más amplio: Quienes con las mejores intenciones.. y como consecuencia de este último punto:  Hubo maltratos a los encausados y condenados. Al respecto. En el primer caso para despojar de responsabilidad a los protagonistas.. En el segundo. originar. caracterizados más por sus acciones nominalizadas (y evaluadas) que por sus designaciones explícitas. entonces. al diálogo desde el campo de los que no fueron opositores a la dictadura militar y tampoco sus víctimas [. Resulta bastante lineal la referencia a la acción de los organismos de Derechos Humanos y a los testimonios de sobrevivientes y familiares de las víctimas del terrorismo de Estado.] esto es la inmensa mayoría de la población argentina. las cuestiones de la represión ilegal y los derechos humanos ocluyeron la puesta en tela de juicio de la violencia política en general y de la violencia política de cuño radical y revolucionario en la Argentina de los 70 en particular.  Pretendieron dar cuenta de ella a través de las figuras de la «inocencia» y de la «heroicidad». etc.. llaman a la reconciliación. Como consecuencia de estos problemas:  Parte de las nuevas generaciones abrazaron una narrativa épica.. podría interpretarse que más que una relación de equivalencia. A lo largo del artículo se ponen en cuestión de manera indirecta diferentes grupos. Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 167 . vinculadas con formas verbales que indican razonamiento lógico o verbal del tipo permitir. Precisamente.. Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios sus actores. entonces. no todo es ambigüedad.] fue un paso necesario pero dio lugar a una manipulación que contaminó la justicia… A su vez.] el tratamiento fue vivido por muchos más como venganza que como justicia. que el agente de fueron formuladas es organismos y particulares y a estos grupos van dirigidas las críticas que se encadenan causalmente a lo largo de todo el párrafo 5.  Aparece una instrumentalización de los derechos humanos [. La secuencia de críticas.  Procesos y condenas fueron insertados en una narrativa ajena a la inmensa mayoría de los argentinos.

y con toda humildad. Rigatuso. cuando se caracteriza a las sociedades sanas y se insta a construir una nueva memoria común. El nivel de la enunciación Dentro del diario. — Pueden construir con esfuerzo..] justifica la represión estatal ilegal y las violaciones a los derechos humanos. se define concretamente la institución a la que pertenecen los firmantes: El Club Político Argentino.Julia Zullo A este grupo.. A esta altura del análisis cabe preguntarnos cuáles son los objetivos del enunciador al caracterizar críticamente a estos dos grupos. En el caso de «los argentinos» sí aparece un colectivo amplio explícito al que se le otorga determinados predicados bien precisos: — Otorgan consenso al golpe. Resulta claro que. — No comparten una forma de memoria maniquea y sesgada. por más amplio que sea el alcance de este colectivo.] Justifica lo injustificable porque nada de lo ocurrido antes del 24 de marzo de 1976 [. el enunciador se presenta bajo formas pronominales en primera persona del plural: se trata de un nosotros inclusivo amplio pero a la vez restrictivo equivalente a los argentinos que describimos recién. como ya dijimos. dar cuenta del proceso de desdoblamiento del enunciador que puede referirse a sí mismo en tercera persona y. la forma pronominal aparece en la sección inicial del artículo donde precisamente se formula la necesidad de revisar el pasado: Tal vez sea hora de replantear la forma en que vivimos con esa parte de la historia. queda explícitamente fuera de los argentinos. (2017) . Finalmente.. como asociación civil y espacio de reflexión. Por esta razón. aunque no eran designados como tales. eds. En el cuerpo del texto. Otra de las características de los editoriales es la presencia de la firma de autor. nuevamente se repite la exclusión: los artífices de tal industria no caben en el nosotros. — Soportan el despotismo. — La tragedia de los 70 los desgarró. — No fueron opositores activos a la dictadura (la inmensa mayoría). contrapuesta a la «industria de la memoria». definido de manera difusa y evaluado negativamente desde todo punto de vista. En este caso. se propone pensar junto a la comunidad de la que es parte. incluye solo a uno de los grupos caracterizados en el apartado anterior. — Existe una narrativa que les es ajena (a la inmensa mayoría). desde las marcas paratextuales se señala la pertenencia institucional de los tres autores. En el apartado anterior analizamos la caracterización que a través de los enunciados se construía acerca de dos grupos de participantes. una memoria como patrimonio común. el editorial es el subgénero periodístico que permite mayor flexibilidad enunciativa. alternativamente. en primera persona (del plural. Para intentar responder a este interrogante. es posible. El otro. es preciso pasar al análisis de las estrategias enunciativas. en este caso). como en este caso.. 168 Roberto Bein y Elizabeth M. definido le cabe una única crítica: [. En este caso. Y en el último párrafo.

Las versiones de la prensa a cuarenta años del Golpe de 1976: La Nación y sus demonios

Conclusiones

Llegado este punto, podemos volver al diario como enunciador global (Fairclough, 1993) y a su
posición respecto de la última dictadura cívico-militar argentina. Hace veinte años, el cierre del
artículo de La Nación que analizamos instaba a esperar un poco para que el debate se torne
sereno y reflexivo8. Evidentemente, se trata de un diario coherente y desde su línea editorial
coincide con los enunciadores del artículo que analizamos en que ha llegado ese momento de
reflexión. Curiosamente, es una reflexión que no está a cargo de los columnistas habituales de
La Nación sino que en este caso está delegada en la voz experta, de una institución que vincula la
reflexión con la política y la ciudadanía explícitamente ya desde su auto presentación.
Dicha reflexión implica análisis de lo que sucedió, pero ya no en aquellos años de la dictadura,
a los que evidentemente ya no es preciso repasar, sino de las políticas implementadas por los
sucesivos gobiernos democráticos desde 1983 hasta hoy. Y más específicamente, en alusión más
que en mención, de las políticas de derechos humanos implementadas por el gobierno nacional
en los últimos años.
Este enunciador institucional ofrece las premisas para iniciar la reflexión: así llegamos a los
dos grandes grupos que describimos a lo largo del análisis. Uno de ellos, caracterizado de
manera más extensa pero mucho más imprecisamente, aparece representado con construcciones
nominales extensas y, en algunos casos, muy complejas, en las que se pierde la temporalidad de
sus actores. Esto significa que quedan criticados en un mismo plano actores de distintos
momentos de la historia argentina como si conformaran un mismo colectivo. Los militantes
revolucionarios de los años 70, los organismos de derechos humanos de los años 80 y los
promotores de los juicios del 2000, quedan así equiparados y puestos en series de equivalencias
en una caracterización simplista. En este caso, el empleo de estructuras gramaticales complejas
está puesto al servicio de procedimientos de simplificación de la historia reciente.
El otro grupo, que resulta criticado más solapadamente, aparece incluido en el colectivo
argentinos y en el pronombre nosotros. Se les critica haber justificado la represión estatal, pero a
cambio se elogia el gesto de llamar a la reconciliación, al perdón y al diálogo. No hay mención de
los represores ni de los actos que llevaron a cabo. Solo aparecen como pacientes victimizados en
la construcción nominal: maltratos a los encausados y condenados.
De este modo, tenemos una versión actualizada y complejizada de la llamada teoría de los dos
demonios. Si bien se hace referencia en una estructura parentética a sus «graves fallas», dando
por sentado que los lectores conocen los argumentos centrales de esta teoría, el artículo no
parece ofrecer una posición distinta: se llama a la reflexión sobre la base de la caracterización de
dos «bandos». Como pudimos exponer a lo largo de estas páginas, desde el punto de vista
argumentativo hace referencia a los «excesos» cometidos desde el Estado y a la atrocidad de las
violaciones a los derechos humanos. A esta mirada subyace un modo de recapitular y de explicar
la experiencia del terrorismo de Estado que se basa en la existencia de una guerra (sucia) en la
que uno de los «bandos» cometió excesos los cuales deben ser juzgados y penados9.
Desde el análisis de las formas lingüísticas empleadas y de las valoraciones efectuadas, el
editorial se extiende mucho más sobre uno de los grupos y critica sus acciones desde 1983 hasta
el presente. Se trata de demonios del presente. Uno, que ya ha reconocido sus errores, ha pagado
por ellos y, a cambio, resulta maltratado, frente a otro demonio que ha cobrado nuevo impulso
en los últimos años, desdibujando la memoria (a gritos) e imponiendo sus propios símbolos.
Y como corolario de este panorama, tanto en la introducción como en el cierre se plantea un
orden del deber ser para la reflexión. El enunciador convoca a sus destinatarios a realizar

8La Nación, 24 de marzo de 1996.
9 Comúnmente se sitúa la formulación explícita de la «Teoría de los dos demonios» en el prólogo a la
primera edición (1984) del Nunca Más, aunque se reconocen antecedentes de este modo de
narrar/explicar el terrorismo de Estado en los discursos de la campaña electoral de Raúl Alfonsín (1983)
y en discurso jurídico que sostuvo el Juicio a las Juntas Militares (1985). Para un desarrollo
pormenorizado de esta teoría, el uso de las metáforas diabólicas y los prólogos del Nunca Más, véase
Crenzel 2013.

Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso 169

Julia Zullo

acciones mentales —reflexionar, replantear, reconocer— por lo tanto individuales. No hay acción
colectiva posible tal vez porque ese colectivo está en proceso de conformarse y trata de delimitarlo
el mismo enunciador a partir de sus propias estrategias de enunciación. Tal como se planteó a lo
largo del análisis, la institución que dirigen los firmantes del artículo se coloca en un lugar de
privilegio no solo para diagnosticar una situación, valorar un pasado muy cercano y convocar a
construir otro tipo de memoria sino también para delimitar a su propia comunidad de
interlocutores, aquellos que se encuentran interpelados dentro del alcance de esta nueva
invitación a olvidar el pasado.

Referencias bibliográficas

Borrat, H. (1989). El periódico, actor político. Barcelona: Gustavo Gili.
Crenzel, E (2013). «El prólogo del Nunca Más y la teoría de los dos demonios. Reflexiones sobre
una representación de la violencia política en la Argentina». Contenciosa. Año 1, n.°1.
Universidad Nacional del Litoral. (1-19).
Recuperado el 8 de junio de 2017 de http://contenciosa.org/Sitio/VerArticulo.aspx?i=9.
Fairclough, N. (1993). Discourse and Social Change. Cambridge-Oxford: Polity Press & Blackwell
Publishers.
Habermas, J. (1981). Historia y crítica de la opinión pública. Barcelona: Ediciones G. Gili.
Hodge, R. y Kress, G. (1993) [1979]. Language as Ideology. 2° edición, Londres: Routledge.
Kress, G. y van Leeuwen, T. (1996). Reading Images. The Grammar of Visual Design. Londres:
Routledge.
Raiter, A. (1999). «La paradoja de lo público». En: Filología. n.° XXXIII, FFyL UBA. (129 a 144).
_____ (2008). «Mirar desde otro lugar». En: Raiter, A y Zullo, J. (comps.) La caja de Pandora (21-
41). Buenos Aires: La Crujía.
Sigal, S. y Verón, E. (1986). Perón o muerte. Los fundamentos discursivos del fenómeno peronista.
Buenos Aires: Hyspamérica.
Trew, T. (1983). «Lo que dicen los periódicos. Variación lingüística y diferencia ideológica». En:
Fowler, R. (comp.) Lenguaje y control (159-211). México: FCE.
Van Dijk, T. (1983). La ciencia del texto. Barcelona: Paidós.
Véliz, M. (1999). «Complejidad sintáctica y modo del discurso». Estudios filológicos, (34), 181-192.
Recuperado el 30 de abril de 2016, de http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_
arttext&pid=S0071-17131999003400013&lng=es&tlng=es.10.4067/S0071-
17131999003400013.
Zullo, J. (1999). «A veinte años del golpe de Estado. Las lecturas de la prensa desde la Lingüística
Crítica». Raiter, A. y Zullo J. Discurso y ciencia social (25-38). Buenos Aires: Eudeba.
_____ (2012). «Leer el diario: una práctica social en proceso de cambio». Actas del IV Congreso
Internacional de Letras. Transformaciones culturales: debates de la teoría, la crítica y la lingüística
en el Bicentenario. Buenos Aires: Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras-UBA. Disponible
en http://cil.filo.uba.ar/actas2010.
_____ (2014). «El golpe de Estado llega al aula. Las versiones para niños de la historia reciente».
Discurso y Sociedad. 8 (1) (12-36).
_____ (2016). «El análisis del discurso. Algunos supuestos, algunas herramientas de trabajo». En:
Raiter, A. y Zullo J. (comps.) Al filo de la lengua (37-59). Buenos Aires: La bicicleta ediciones.

170 Roberto Bein y Elizabeth M. Rigatuso, eds. (2017)

Índice temático

alemanes del Volga, cap. 5
Argentina, cap. 3
Bally, cap. 8
Bloomfield, cap. 8
cambio de código, cap. 2
contacto de lenguas, cap. 5
contrafácticos, cap. 10
conversación, cap. 7
dialectos, cap. 6
dictadura, cap. 13
discurso académico, cap. 2
discurso pedagógico, cap. 11
discurso periodístico, cap. 13
discurso referido, cap. 12
entrevistas, cap. 12
escena discursiva, cap. 11
español bonaerense, cap. 4
fórmulas de tratamiento, cap. 4
fútbol, cap. 9
historia, cap. 7
homogeneización, cap. 3
humanidades, cap. 2
identidad colectiva, cap. 5
identidad nacional, cap. 9
imagen, cap. 7
instituciones étnicas, cap. 6
interacción verbal, cap. 1
italiano, cap. 6
lenguas inmigratorias, cap. 3
Malvinas, cap. 9
memoria, cap. 13
metáforas, cap. 9
migración, cap. 5
monoglosia, cap. 11
narración, cap. 7

Volúmenes de la SAEL – Serie 2017

(2017) . cap. cap. 10 oralidad. cap. 1 representaciones sociales. 8 172 Roberto Bein y Elizabeth M. cap. cap. 10 sexualidad. cap. 1 Saussure.10 representaciones discursivas. 11 socialización profesional. cap. 4 omisión de cuestión esencial. 2 puestos de atención al público. 13 salud mental. cap. cap. cap. cap. 8 sentencias. 4 razonamiento jurídico. 3 políticas lingüísticas. cap. Rigatuso. 12 pervivencia. 6 préstamo. cap. 1 Vossler. cap.Índice temático nombre de pila. eds. cap. cap. cap. 12.

Profesor de seminarios de posgrado en la Universidad de Buenos Aires. Metodología de la Investigación Lingüística. Profesor de Comunicación Intercultural en la Universidad Nacional del Litoral Elizabeth Mercedes Rigatuso Profesora Titular de Lingüística. y espacio curricular de posgrado Sociolingüística: temas y problemas. Editores volumen Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Roberto Bein Profesor Consulto de la Universidad de Buenos Aires. Investigadora independiente del CONICET. la Universidad de la República (Montevideo. en el Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur. Académica Correspondiente de la Academia Argentina de Letras. Seminario de Sociolingüística. Uruguay) y la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Directora del Doctorado en Letras del Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur Volúmenes de la SAEL – Serie 2017 .

representaciones sociales y estrategias dis- cursivas en la Argentina actual.Asuntos de sociolingüística y análisis del discurso Este volumen reúne un conjunto de trabajos presentados originariamente como ponencias en el XV Congreso de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos celebrado en la Universidad Nacional del Sur. y la imprecisión de los límites. Bahía Blanca. Hemos reu- nido aquí trabajos dedicados a sociolingüística y pragmá- tica. Más allá de los afanes de clasi�icación. marcos institucionales. hasta el día de hoy. de algunas de estas discipli- nas. creemos que los trabajos incluidos en este volumen presentan un recorte actualizado e interesante de los problemas que hoy preocu- pan a los estudiosos que vinculan los usos del lenguaje con identidades étnicas. y a análisis del discurso. Dos hechos inciden en esta di�icultad de la atribución de varios artículos a uno u otro grupo: el –bienvenido– enfoque inter- disciplinario de muchas investigaciones. Pero debemos hacer una sal- vedad: esta división temática es todo menos nítida. en mayo de 2016 y que han aprobado un doble referato. roles en la interacción social. .