You are on page 1of 1

La Palabra de Dios dice:

«Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el
Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el
mismo» 1 Corintios 12:4-6

Podemos darnos cuenta que el Apóstol Pablo diferencia tres cosas: dones, ministerios y operaciones.
Expliquemos cada una.

Me gusta usar la analogía de los dones con herramientas, porque en realidad son eso, herramientas
para llevar a cabo la obra de Dios.

Entonces, un don es una herramienta. El texto nos dice que hay muchos dones (sanidad, milagros, fe, etc.);
pero que la fuente de todos ellos es el Espíritu Santo.

¿Cuál es la diferencia con un ministerio? mientras que el don es la herramienta que Dios te dio para llevar a
cabo un servicio en su obra, el ministerio es el área de servicio en la que vas a trabajar. Por eso la NBD
traduce el verso 5: «Hay muchas maneras de servir a Dios»; se ve claramente que un ministerio (del
griego diakonia -servicio-) es un área de trabajo en la obra de Dios.

Depende la Iglesia será el nombre que recibe el ministerio: evangelismo, alabanza, misiones, pastoral, etc. En
los ministerios se usan los dones. Una pinza es usada por los mecánicos, pero también puede ser usada
por un electricista, un dentista, un panadero, etc. de la misma forma, un don puede ser usado en diferentes
ministerios. Por ejemplo, el don de discernimiento de espíritus puede ser usado en el ministerio de consejería,
o en el de liberación, o en el de guerra espiritual, incluso en el de enseñanza. El ministerio en el que uses tus
dones dependerá de el lugar a donde Dios te ponga dentro del Cuerpo de Cristo.

En el texto tambien se mencionan las operaciones. ¿Qué es una operación? la NBD lo aclara: «Hay muchas
maneras en que Dios actúa...». Las operaciones son las formas en que se manifiesta el don. Es sencillo de
entender usando nuestra analogía: ¿te gustaría ir con un dentista que usa sus pinzas como las usaría un
mecánico o un plomero? ¡Por supuesto que no! Cada uno de los oficios mencionados arriba usa las pinzas de
forma diferente, esa es una operación.

Por ejemplo, pueden existir dos hermanos que tengan el don de Discernimiento de Espíritus, pero operan de
manera diferente. Mientras que a uno el Señor abre sus ojos espirituales para que pueda «ver» el mundo
espiritual, en el otro lo que hace es permitirle «sentir» el mundo espiritual. Uno ve, el otro siente, es el mismo
don que opera de manera diferente; lo importante, como dice el texto, es que «...pero siempre es un mismo
Dios el que realiza todas las cosas en nosotros» (NBD).

Recapitulemos. Un don es la herramienta que Dios nos da para cumplir con su voluntad. El ministerio es el
área de servicio en la cual voy a usar esa herramienta. La operación, por último, es la forma en que se
manifiesta ese don en mi vida.