You are on page 1of 6

12

REV . WILLIAM SOTO SANTIAGO , PH .D.

Universo. Muchas gracias. “LAS ETAPAS DE LA RESTAURACIÓN ISRAEL.”

DE

Discurso en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí LAS ETAPAS DE LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL
Martes, 14 de febrero de 2006 San Luis, Potosí, México

Rev. William Soto Santiago, Ph.D.

LAS ETAPAS DE LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL

11

NOTA AL LECTOR Es nuestra intención hacer una transcripción fiel y exacta de este Mensaje, tal como fue predicado; por lo tanto cualquier error en este escrito es estrictamente error de audición, transcripción e impresión; y no debe interpretarse como errores del Mensaje. El texto contenido en esta Conferencia, puede ser verificado con las grabaciones del audio o del video. Este folleto debe ser usado solamente para propósitos personales de estudio, hasta que sea publicado formalmente.

restaurado, que es el Reino de Dios terrenal, en donde Israel será cabeza de todas las naciones. La Capital de Israel y del mundo entero será Jerusalén, por eso Jerusalén es la Ciudad eterna, y es la Ciudad de paz. Y todo Israel será el Distrito Federal. Por eso es que los que desean ir a Israel y también los que han ido, han estado visitando la Ciudad de Jerusalén, que será la Capital del mundo en ese Reino de Dios que será establecido en este planeta Tierra. Y es un privilegio visitar a Israel para conocer el Distrito Federal, y también ir a la Capital que es Jerusalén, la Capital de ese Reino venidero del Reino del Hijo de David, del Reino del Mesías, y es un privilegio orar por Jerusalén y por todo Israel; porque la paz para la humanidad depende de Israel. La paz imperecedera es la paz que Dios dará bajo ese Reino de David, bajo un Nuevo Pacto que será establecido con Israel. Hemos visto que Israel es tan importante para la humanidad, que deseamos que Dios pronto complete esas etapas de restauración y sea restaurado Israel al Reino de Dios, que es el Reino de David, para que venga la paz sobre todas las naciones. Que el Espíritu Santo representado en una paloma, traiga esa paz para Israel y para todas las naciones, y que Dios bendiga a Jerusalén. Shalom para Jerusalén, shalom para Israel, shalom para la República Mexicana, shalom para todas las naciones. Ha sido un privilegio para mí darles testimonio de las cuatro etapas de la restauración de Israel. Pronto, muy pronto, veremos a Israel restaurado al Reino de David. Muchas gracias por vuestra amable atención, y continúen pasando un día o una tarde llena de las bendiciones del Dios Altísimo, Creador de los Cielos y de la Tierra, y Rey del

10

REV . WILLIAM SOTO SANTIAGO , PH .D.

la humanidad van a ser resueltos. La humanidad tendrá paz que es lo más que desea, tendrá amor para amar a Dios y a su prójimo como a sí mismo, y las naciones para amarse unas con otras y compartir sus adelantos tecnológicos y obtener grande progreso económico y también grande progreso espiritual. En este Reino de David lo más importante será la parte espiritual, pero la parte física también tendrá su importancia, porque todo el progreso será como consecuencia de la fidelidad del ser humano al Dios Creador de los Cielos y de la Tierra. Si ustedes leen en el Antiguo Testamento en las palabras que Dios habló a través del Profeta Moisés y de otros Profetas, el progreso y la paz para Israel estaba condicionada a que el pueblo fuera fiel a Dios y le sirviera de todo corazón. En este Reino venidero la paz, el amor, la prosperidad y el progreso, serán muy sobresalientes y llegará hasta el máximo, y esa será la edad de oro para Israel y toda la humanidad, porque ese Reino de David gobernará sobre el pueblo hebreo y sobre todas las naciones, será un Reino universal, y por consiguiente las bendiciones serán para todas las naciones. Y el Mesías Príncipe amará tanto a los hebreos como a los gentiles, a todos los seres humanos, será un Reino de justicia para todos, y el fruto de la justicia es la paz. Por lo tanto, en la historia de Israel podemos ver estas etapas de la restauración de Israel, estas cuatro etapas de las cuales falta la última, en donde el Espíritu regresará a Israel, regresará bajo el ministerio del Profeta Elías y del Mesías, para establecerse el Reino de David. Pero primero la etapa de introducción, la antesala al establecimiento de ese Reino. Las cuatro etapas de la restauración de Israel, de las cuales falta la etapa en donde el Espíritu de Dios regresará a Israel, y entonces Israel será un pueblo con un Rey sentado en un Trono: el Trono de David, con un Reino: el Reino de David

D ISCURSO EN LA F ACULTAD DE D ERECHO DE LA U NIVERSIDAD A UTÓNOMA DE S AN L UIS P OTOSÍ LAS ETAPAS DE LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL
Rev. William Soto Santiago, Ph.D. Martes, 14 de febrero de 2006 San Luis, Potosí, México xcelentísimo señor Embajador David Dadonn, Embajador de Israel en México; excelentísimos señores de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis, Potosí; doctor Antonio Lija Martínez, director del postgrado de la Facultad de Derecho; Ingeniero Ramón Ortíz Aguirre, jefe de División de Difusión Cultural; licenciado José Alfredo Alfonso Medellín, jefe de la División de Desarrollo Humano; licenciado Luis Alfonso Grageda Centeno; diputado Manuel Medellín Milán, diputado del Congreso del Estado; profesores y estudiantes de la Facultad de Derecho; señores y señoras. Muy buenos días. El pueblo hebreo establecido actualmente como una nación libre y soberana, es un milagro; es un fenómeno cultural lo que ha ocurrido para que Israel sea una nación; y aun más que eso, ha sido un milagro divino, y esto porque Israel es la única nación reconocida por Dios como la nación primogénita de Dios, lo cual significa que habrán más naciones hijas de Dios, las cuales Dios creará. Pero como nación primogénita de Dios, hay solamente una, y esa es Israel. Por esa causa cuando Dios envió al Profeta Moisés a Egipto, para hablarle al faraón que dejara ir a Su pueblo: el pueblo hebreo, Dios le dijo al Profeta Moisés que le dijera al faraón de la siguiente manera, y voy a leerlo aquí en el Éxodo, capítulo 4 para que tengamos así la referencia

E

4

REV . WILLIAM SOTO SANTIAGO , PH .D.

LAS ETAPAS DE LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL

9

bíblica; dice capítulo 4, versos 22 al 23 del Éxodo, dice: “Y dirás a Faraón: el Señor ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito. Ya te he dicho que dejes ir a mi hijo, para que me sirva.” Y ahora, ¿para qué iba a ser libertado el pueblo hebreo el cual estaba esclavizado en Egipto? Para que sirviera a Dios. Ese es el propósito principal de la liberación que sería llevada a cabo por Dios a través del Profeta Moisés. Y por cuanto Israel es el hijo primogénito de Dios como pueblo, como nación, por consiguiente otros pueblos mirarán a Israel como el hijo mayor, la nación mayor, la cual algún día vendrá a ser cabeza de todas las naciones. ¿Por qué? Porque en medio del pueblo hebreo será establecido el Reino de Dios, el Reino que había sido dado al rey David, del cual el mismo rey David cuando fue a entregar el reino a su hijo Salomón, le dijo que ese era el Trono del Reino de Dios: el Trono de David. Por consiguiente David estaba sentado en el Trono terrenal de Dios, y luego se sentaría su hijo Salomón; y el Reino, era el Reino de Dios fusionado con el Reino Celestial y Trono Celestial. El pueblo hebreo es heredero al Reino de Dios y Trono de Dios terrenal; por esa causa Israel es tan importante para todas las naciones; y por esa causa es que hay una bendición y una maldición para las personas con relación a Israel: “El que te bendiga, será bendito; y el que te maldiga, será maldito.” [Génesis 12:3] Y todos queremos la bendición del Cielo, del Creador y Rey del Universo, y por consiguiente todos queremos bendecir a Israel y luchar en diferentes formas para que ese Reino de David, que es el Reino terrenal de Dios, y ese Trono de David que es el Trono terrenal de Dios, sea restaurado al pueblo hebreo. El pueblo hebreo ha pasado por diferentes situaciones tan

estas etapas de restauración. Mientras llega ese momento, miramos las profecías bíblicas del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, que son las que indican las cosas que sucederán con el pueblo hebreo, porque todo eso está en la Agenda de Dios. El mismo Profeta de Nazaret: Jesús, dijo: “Cuando veáis la higuera y todos los árboles, el tiempo está cerca, el verano está cerca.” [San Mateo 24:32] ¿Y qué significa eso? El Reino de Dios está cerca, y por consiguiente la restauración del Reino de David en medio del pueblo hebreo. Hemos tenido la Democracia, lo cual ha sido y es lo mejor para las naciones, donde el pueblo es el que elige a su gobernante, es el poder en manos del pueblo. Por lo tanto, la Democracia es lo mejor que se tiene, la mejor forma de gobierno; y mejor que esa forma de gobierno: el Reino de Dios que será restaurado a Israel, lo cual es la restauración del Reino de David con el pueblo hebreo, donde el pueblo hebreo y todas las naciones obtendrán lo que no pudieron obtener en las diferentes formas de gobiernos anteriores. La Democracia hace lo más que puede, los políticos hacen lo más que pueden, pues la situación a nivel mundial es difícil. Algunas veces algunas personas dicen que si ellos fueran el presidente, harían tal y tal cosa y resolverían todos los problemas. Pero cuando esa misma persona le toca ser el presidente, puede ver que no era tan fácil como él pensaba. La humanidad tiene muchos problemas, y es un milagro que las naciones estén en pie, aun con todos los problemas que existen a nivel mundial. Pero es que la Misericordia de Dios ha sido extendida a la raza humana, y por eso es que continúan existiendo los países. Ahora, en la nueva forma de gobierno que va a ser establecida por Dios con el pueblo hebreo, los problemas de

8

REV . WILLIAM SOTO SANTIAGO , PH .D.

LAS ETAPAS DE LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL

5

de Dios, tiene esa bendición; y todas las naciones miran a Israel y leen la historia de Israel, y sienten amor por Israel, ¿por qué? Porque así como en una familia los hermanos sienten admiración y amor por su hermano mayor, también sucede con las naciones cuando miran a su hermano mayor: Israel, el hijo primogénito de Dios, el cual ha estado pasando por estas etapas de restauración. Vean, otro lugar donde nos habla de esta restauración, en Oseas, capítulo 6, verso 1 al 3. Dice: “Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató , y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él.” Estos son “días” para Dios, y para los seres humanos son “milenios.” “Porque un día delante del Señor es como mil años, y mil años como un día.” Dice Segunda de Pedro, capítulo 3, verso 8; y el Profeta Moisés en el Salmo 90, verso 4. Y ahora, es en este tiempo donde el pueblo hebreo ha estado recibiendo vida, ha estado recibiendo una restauración: “Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra.” Todo esto corresponde a la restauración de Israel, que ya comenzó y no se detendrá, todavía no está totalmente restaurado a lo que tiene que ser, porque el pueblo hebreo tiene que ser restaurado a lo que era en el tiempo del rey David, tiene que ser restaurado el Reino de Dios, que es el Reino de David, y el Trono de David que es el Trono terrenal de Dios. Por lo tanto, el Reino de David tiene que ser restaurado a Israel, para que Israel sea aquello para lo cual Dios ha llamado a Israel, y lo ha estado restaurando, lo ha estado pasando por

difíciles, que algunas veces muchos pensaron que sería borrado de la faz de la Tierra; pero por cuanto hay promesas divinas que Dios no puede dejar sin cumplir, el pueblo hebreo continúa existiendo y está como una nación libre y soberana, por cuanto Dios se ha movido a la escena para socorrer a Su pueblo, Su hijo primogénito como pueblo, y restaurarlo. Israel desde el año 70, que fue destruida su ciudad y su templo, ha estado pasando por etapas muy difíciles; pero luego conforme a Joel, capítulo 2 y también Ezequiel, capítulo 37, Israel sería restaurado como nación. Y veamos en la profecía de Ezequiel, para que podamos comprender el milagro de Israel como nación en este nuestro tiempo, como una nación libre y soberana. Dice en el capítulo 37 de Ezequiel, verso 1 en adelante: “La mano del Señor vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu del Señor, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera.” Y eso ha sido visto en años y siglos pasados, pero esto ha tenido un cambio, y está aquí también: “Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor, tú lo sabes. Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra del Señor. Así ha dicho el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy el Señor. Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba.”

6

REV . WILLIAM SOTO SANTIAGO , PH .D.

LAS ETAPAS DE LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL

7

Y aquí comienza todo el movimiento para la restauración de estos huesos secos: “Y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.” Y si no hay espíritu en un cuerpo, el cuerpo está muerto, porque el cuerpo sin espíritu está muerto: “Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y dí al espíritu: Así ha dicho el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo. Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel.” En esta forma Dios muestra a este Profeta Ezequiel, la casa de Israel. Sigue diciendo: “He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza.” El pueblo hebreo pasó por una etapa donde toda esperanza había desaparecido: “Y somos del todo destruidos. Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel.” Como hizo en el tiempo de Moisés, ahora Él haría nuevamente: “Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé,

y lo hice, dice Jehová.” Aquí tenemos la profecía de la restauración del pueblo hebreo como nación. También en Joel, tenemos la restauración del pueblo hebreo en cuatro etapas, como está también aquí señalada esa restauración. Actualmente Israel está en pie como una nación libre y soberana, porque todo eso estaba en una agenda: la Agenda de Dios, y conforme a esa Agenda Dios ha estado obrando con el pueblo hebreo, así como estaba en la Agenda de Dios la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto; y fue dado a conocer esto a Abraham en el capítulo 15, verso 12 al 19, del Génesis, cuando aun Abraham no tenía hijos, ya Dios le estaba dando a conocer lo que sería la historia de su descendencia. Lo que será la historia del pueblo hebreo, está en la Agenda de Dios, y ha sido profetizado por el Espíritu de Dios a través de los diferentes Profetas que Dios envió al pueblo hebreo. No se puede desligar a Dios del pueblo hebreo, porque el pueblo hebreo es una nación creada por Dios, para servir a Dios; y de esa nación extenderse todo el conocimiento de Dios, para que toda la humanidad conozca a Dios; y vendrá un tiempo en que todos conocerán a Dios. “Porque la Tierra será llena del conocimiento de la gloria de Dios, como las aguas cubren el mar.” Dice Habacuc, capítulo 2, verso 14, y también Isaías, capítulo 11, verso 9. Por lo tanto, Israel es la nación a la cual viene la revelación de Dios, para que de ahí pase a todas las demás naciones y obtengan el conocimiento del Dios Creador de los Cielos y de la Tierra, y puedan también servir como Israel al Dios Eterno, al Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, que es el único Dios verdadero. El pueblo hebreo siendo como pueblo el hijo primogénito