You are on page 1of 2

LA ESTRUCTURA DE LOS MITOS

Desde hace más de medio siglo se ha estudiado el mito, no como en el siglo XIX (como
fábula o ficción) sino como lo hacían las mismas sociedades arcaicas, como una historia
verdadera de carácter sagrado, ejemplar y significativo.
Comprender la estructura y la función de los mitos en las sociedades tradicionales nos
hace ver al mito como una “verdad”, en el sentido de proporcionar modelos a la
conducta humana y conferir por eso mismo significación y valor a la existencia.
A lo largo de los siglos la mitología ha influenciado el comportamiento y los rituales de
las más diversas culturas o pueblos, como en 1960 con ocasión de la independencia del
Congo, muchos indígenas quitaron los techos de las chozas para dejar el paso libre a las
monedas de oro que harían llover los antepasados.
Ese tipo de hechos ocurrirán cada vez con menos frecuencia, pero lo que nos importa es
captar el sentido de estas conductas extrañas, su causa y justificación.
Comprenderlos equivale a reconocerlos como hechos humanos, hechos de cultura, creación
del espíritu y no irrupción patológica de instintos, bestialidad o infantilismo.

Se debe tener cuidado con iniciar el estudio de las mitologías con mitos que han sido
articulados, sistematizados y modificados al ser escritos, cómo los mitos griegos con
Hesíodo y Homero. Esto no quiere decir que estas grandes mitologías hayan perdido su
“sustancia mítica” ni que las grandes tradiciones mitológicas no hayan sido elaboradas
por sacerdotes y bardos. Todas las mitologías “primitivas” se transformaron y
enriquecido de forma oral a lo largo de los años por diversos motivos.
Los mitos primitivos reflejan un estado primordial, se trata del estudio de sociedades en
las que los mitos aún están vivos y fundamentan y justifican todo el comportamiento y
la actividad del hombre.
El mito es una realidad cultural extremadamente compleja, que puede abordarse e
interpretarse en perspectivas múltiples y complementarias.
Una definición de mito es: el mito cuenta una historia sagrada, relata un acontecimiento
que ha tenido lugar en el tiempo primordial, cuenta cómo gracias a las hazañas de los
Seres Sobrenaturales una realidad ha venido a la existencia. Los mitos revelan las
irrupciones de lo Sagrado en el mundo terrenal. El mito se considera una historia sagrada
y por lo tanto, verdadera, puesto que siempre se refiere a realidades.
Por el mismo hecho de relatar el mito las gestas de los seres sobrenaturales y la
manifestación de sus poderes sagrados, se convierte en el modelo ejemplar de todas las
actividades humanas significativas. Incluso los modos de conducta y las actividades
profanas del hombre, encuentran sus modelos en las gestas de los Seres Sobrenaturales.
En las sociedades en que el mito aún está vivo, los indígenas que han sido interrogados
para conocer, en parte, la profundidad de los mitos, distinguen cuidadosamente los
mitos “historias verdaderas” de las fábulas o cuentos, que llaman “historias falsas”.
En las “historias verdaderas” nos encontramos frente a lo sobrenatural y lo sagrado; en
las falsas, por el contrario, con un contenido profano, cuentos de hazañas edificantes de
hombres o incluso animales.
Es por eso que no se pueden contar indiferentemente, en muchas tribus los mitos no

historia que se considera absolutamente verdadera porque se refiere a realidades y sagrada. se proclama de alguna manera su conocimiento. los indígenas se dieron cuenta de que se trataba de “historias” totalmente diferentes. El hombre de las sociedades arcaicas no sólo está obligado a rememorar la historia mítica de su tribu. . Que el mito se refiere siempre a una creación. se impregna de la atmosfera sagrada en la que se desarrollaron esos acontecimientos milagrosos. En cambio las “historias falsas” pueden contarse en cualquier momento y en cualquier sitio. hay que recitarlo. el hombre de las sociedades arcaicas se declara como resultado de cierto número de acontecimientos míticos. se obtiene el poder del Ser Sobrenatural que realizó esa acción por primera vez. Pues todo lo que se relata en los mitos les concierne directamente en cambio las fábulas se refieren a acontecimientos que. generalmente los mitos más sagrados no deben recitarse fuera de un lapso de tiempo sagrado y en ceremonias específicas. a la vez primordial e indefinidamente recuperable. Al realizar el ritual. un tiempo sagrado. Al “vivir” los mitos mediante los ritos. incluso cuando han aportado cambios al mundo. las plantas y del hombre. Aunque los personajes de los mitos y los de los cuentos tienen en común el hecho de que no pertenecen al mundo cotidiano. es decir el mito que cuenta como ha sido efectuado la primera vez. que exalta los acontecimientos que se rememoran y se reactualizan. En efecto. en el sentido de que está dominado por la potencia sagrada. de los animales.pueden ser contados delante de las mujeres y los niños (no iniciados). sino también todos los acontecimientos primordiales a consecuencia de los cuales el hombre ha llegado a ser lo que es hoy. lo que pasó ab origine (en el origen) es susceptible de repetirse por la fuerza de los ritos. se muestra. Al conocer los mitos se conoce el “origen de las cosas” y por consiguiente se llega a manipularlas y dominarlas a voluntad. cuenta como algo ha llegado a la existencia y por eso constituye el paradigma de todo acto humano significativo. sino que reactualiza periódicamente una gran parte de ella. Para él. El conocimiento de los mitos va acompañado de un poder mágico. Y al recitar y celebrar el mito. y no se puede cumplir un ritual si no se conoce el origen. se sale del tiempo profano y se desemboca en un tiempo cualitativamente diferente. De lo anterior se pude decir que el mito constituye la historia de los actos de los Seres Sobrenaturales. Las distinciones hechas por los indígenas entre historias verdaderas e historias falsas es realmente significativa. De una manera u otra se vive el mito al efectuar el ritual para el que sirve de justificación. es más en la mayoría de los casos no basta conocer el mito de origen. Así como el hombre moderno se estima constituido por la Historia. los mitos relatan no solo el origen del mundo. no han modificado la condición humana como tal.