You are on page 1of 6

UNIVERSIDAD SAN FRANCISCO DE QUITO

COLEGIO DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANIDADES

COMPOSICIÓN I

NOMBRE:

PARALELO:

CÓDIGO:

PROFESOR:

FECHA: 30/04/2017
SÍNDROME DE ALEJANDRÍA

(Medicocontesta, s/f) “Considerado una rareza, desconocida para la ciencia aun y más un

mito urbano que realidad”. El síndrome de Alejandría es una enfermedad que auténticamente aun

no ha sido comprobada. Sin embargo, científicos sostienen que se trata de una mutación genética.

Evidentemente los recién nacidos presentan ojos de color gris o azul pero, al presentarse este

trastorno y tras superar un periodo de tiempo de seis meses, los ojos empiezan a tener tonalidades

violetas o purpuras dando origen a un color singular que no afecta a su sentido sino que por el

contrario, estas personas gozan de una excelente visión. Este fenómeno se desarrolla

principalmente en mujeres de ascendencia euro-americana como es el caso de Alexandra Agustín,

una mujer nacida en Londres y a quien se le debe el nombre de “Génisis de Alejandría”.

(Transtornosgeneticos, s/f) Siendo la primera portadora de esta enfermedad se llego a conocer de

los cambios sobrehumanos que poseía ya que nunca se enfermó pues, gozaba de una salud

magnífica y su muerte se relacionó con causas naturales. Alexandra murió a la edad de 150 años,

superando la tasa de mortalidad; una de las razones para creer que se trata de una leyenda urbana.

No obstante, cada día fueron perfeccionando las investigaciones y a partir de ellas, se pudo

establecer la hipótesis de que este trastorno existe y se vuelve más intenso en la pubertad por la

cantidad de hormonas expuestas, donde también se presentan una variedad de cambios físicos y

síntomas que hacen característica a esta anomalía.

(Medicocontesta, s/f) “En lo que concierne al indicio de esta enfermedad se ve reflejado

especialmente en la apariencia física ya que su piel es muy blanca y por ende, lucen muy pálidos.

Al tener la piel clara se esperaría que fueran bastantes sensibles a los rayos del sol. Sin embargo,
son inmunes a quemaduras por lo que no será difícil mantener su tez aparentemente natural. Es

importante rescatar el hecho de que son seres carentes de vello púbico, facial, pelo corporal o

anal. Las únicas parte del cuerpo que tienen pelo sin sufrir ningún tipo de alteración son la

cabeza, orejas, nariz, cejas y pestañas. Alexandra poseía todas estas características pero tenia una

en especial y es que presentaba dos filas de pestañas que curiosamente protegían al ojo. Además,

se dice que el proceso de envejecimiento se retarda desde los 21 años y prácticamente, éste se

detiene a los 50 años, conservando a las personas como su mejor retrato. Así mismo, dentro de

sus particularidades son seres totalmente inmunes a cualquier tipo de enfermedad, considerando

que su sistema de defensa es superior, al igual que su figura corporal, pese a que su nutrición sea

la mejor y no necesariamente sana, sus cuerpos son perfectos sin importar cuenta comida

consuman a diario. Los “súper humanos” tienen un desorden e independientemente de que sea o

no cierto, son aptos como cualquier otro humano, en el caso de las mujeres, quienes a pesar de

que no menstrúan son completamente fértiles y tienen la misma disposición para dar vida.

(Barinas, 2015) “Teóricamente, el síndrome de Alejandría es consecuencia de una

mutación genética que convierte a las personas en seres humanos con unas cualidades

extraordinarias”, que como se mencionaba aun es parte de un mito pero, ciertamente se

puede relacionar a esta enfermedad como parte de un proceso evolutivo. Desde tiempos

remotos ha existido el pensamiento de que los humanos somos un producto de evolución de

los monos. Así que, por que no rescatar el hecho de que por ser una raza superior también es

posible la manipulación de los genes para generar cambios en la humanidad. Claramente, por

la información que se tiene es que la misma no llega a ser completamente verídica ya que

resulta difícil constatar su existencia. En el mundo, alrededor de 20 personas han llegado a

los 115 años y se cree entonces que gran parte de los mitos acerca de este fenómeno tienen
que ver con la evolución del mismo. Ana (s/f) expresa que: “aunque se tiende a creer que los

ojos morados se tratan de una leyenda urbana, en 2012 un grupo de científicos del Instituto

Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard realizaron los estudios pertinentes a

cerca de esta condición genética”, considerándolo como un eslabón que puede marcar el inicio

de un proceso diferente de evolución humana donde constantemente se sufren cambios para la

adaptación y supervivencia de cada ser.

Es importante mencionar que por el medio en el que actualmente se vive, las

estipulaciones no son confiables y mucho menos seguras. Más aun con las condiciones climáticas

negativas que a lo largo de los años se han ido agudizando y cada vez elevan su fuerza.

Notoriamente, el hombre está en la capacidad y en la necesidad de evolucionar para sobrevivir a

diversas condiciones ya que son procesos innatos que se han adquirido desde la existencia del

mismo. Indiscutiblemente, el síndrome de Alejandría es una anormalidad que

contradictoriamente puede generar en el planeta un hábitat con residencia de superhumanos

capaces de poblar el planeta con una nueva especie. (Barinas, 2015) “El problema es que el

síndrome afecta la fertilidad femenina, si en unos años las mujeres comienzan a nacer con esta

condición, en 100 o 200 años, la tasa de natalidad podría ser dramáticamente baja”, ya que la

población se reduciría a personas viejas que por su estado difícilmente podrían continuar

prevaleciendo la familia. Es así como, el equipo de científicos del Instituto Tecnológico de

Massachusetts y la Universidad de Harvard confirmaron que dicha condición tiene relación con la

resistencia en la comunidad ya que también se alega que no hay pruebas contundentes que

puedan comprobar la existencia de esta enfermedad pero no descartan el hecho de que sea un

marcador genético evolutivo. Aunque aseguran que ésta ha desaparecido en lo que va del siglo

XXI.
En conclusión, los rasgos generalizados a cerca del génesis de Alejandría parecen formar

parte de un solo gen, lo que significa que para exista tal mutación tendrían que provenir de varios

genes relacionados. De acuerdo con lo que expresa la ciencia, los ojos violeta también suelen

darse en personas afectadas por albinismo producto de una mezcla que varía entre tonos azules y

rojos dando como resultado tonos especiales debido a la falta de melanina (pigmento oscuro que

se encuentra en algunas células del cuerpo de los mamíferos y que produce la coloración de la

piel, el pelo y los ojos) en el iris. Si bien es cierto, la genética ha sido capaz de mutar genes y

modificar información hereditaria que forma parte del ADN (Barinas, 2015) “En los seres

multicelulares las mutaciones solo pueden ser heredadas cuando afectan a las células

reproductivas”. Sin embargo, en corto plazo pueden aparecer enfermedades perjudiciales,

mientras que a largo plazo las mutaciones son esenciales para la existencia ya que sin mutaciones

no existirán cambios y por ende, la vida no podría evolucionar ya que en el mundo en el que

vivimos, es cada vez más estimulante desarrollarse tecnológica y culturalmente, lo que produce

en cada uno de nosotros cierta inducción por adquirir estrategias más avanzadas para afrontar

problemas. Donde el entorno cada día se está volviendo más complejo lo que demanda una serie

de habilidades específicas como una variante que se le da a un individuo expresada como una

nueva oportunidad de tener descendencia y transmitir sus genes a las generaciones futuras.
Referencias:

Barinas. (2015). Síndrome de Alejandría: ¿mito o realidad?. Recuperado el 30 de abril de

2017 de

https://www.barinas.net.ve/index.php?p=news&id=3316&titulo=Sindrome_de_Alejandria:_mito

_o_realidad

Medicocontesta. (s/f). ¿Qué es la génesis o el síndrome de Alejandría?. Recuperado el 30

de abril de 2017 de http://www.medicocontesta.com/2014/03/que-es-genesis-o-sindrome-de-

alejandria.html

Trastornosgeneticos. (s/f). Génesis de Alejandría. Recuperado el 30 de abril de 2017 de

https://trastornosgeneticos.wordpress.com/eje-del-proyecto-2/genesis-de-alejandria/

Prado, A. (s/f). Síndrome de Alejandría, ¿la enfermedad de los ojos violetas?. Recuperado el 30

de abril de 2017 de

https://supercurioso.com/sindrome-de-alejandria-la-enfermedad-de-los-ojos-violetas/