You are on page 1of 1

RECURSOS CONTRA EL AUTO DE PROCESAMIENTO (SÓLO EN EL PROCEDIMIENTO ORDINARIO PENAL)

1) CONTRA EL AUTO “DECRETANDO” EL PROCESAMIENTO:


RECURSO DE REFORMA (ANTE EL JUEZ): 3 DÍAS

2) CONTRA EL AUTO “DENEGATORIO” DEL RECURSO DE REFORMA ANTERIOR:


RECURSO DE APELACIÓN EN UN SÓLO EFECTO (ANTE LA AUDIENCIA PROVINCIAL O LA AUDIENCIA NACIONAL): 5 DÍAS

NOTA: ESTOS 2 RECURSOS ANTERIORES SE PUEDEN PONER AL MISMO TIEMPO

3) CONTRA EL AUTO “DENEGATORIO DEL PROCESAMIENTO”:


RECURSO DE REFORMA (PERO NO HAY APELACIÓN): 3 DÍAS

RECURSOS CONTRA EL AUTO DE PROCESAMIENTO


Contra el auto de procesamiento caben dos tipos de recursos: el recurso de reforma y el de apelación.

Recursos contra el procesamiento

1. Recurso de reforma: es muy parecido al recurso de reposición en el ámbito civil; por tanto, se trata de un
recurso ordinario y no devolutivo –del mismo conoce el propio juez instructor-. Se interpone ante el órgano
instructor, que también conocerá del mismo.

2. Recurso de Apelación: casi idéntico al recurso de apelación del ámbito civil; se trata de un recurso ordinario y
devolutivo –del mismo conoce el órgano jurisdiccional superior, generalmente la Audiencia Provincial-. Se
interpone ante el órgano instructor y conoce del mismo el órgano superior encargado del enjuiciamiento y fallo.

Se ha discutido mucho en la doctrina si se estaría vulnerando el principio de imparcialidad que exige separación
entre instrucción y decisión. Y es que a la Audiencia Pública -encargada del enjuiciamiento y fallo- corresponde
conocer del recurso de apelación contra el procesamiento.

En cierta medida, si la AP deniega el recurso del procesado, el órgano jurisdiccional estaría prejuzgando la cuestión
de fondo y anticipando la futura declaración de culpabilidad.

El TS en un auto de 8 de febrero de 1993 entiende no vulnerada la imparcialidad del órgano juzgador, pues dice
que el auto de procesamiento es una simple actuación procesal presupuesto del juicio oral que no prejuzga el
caso.

Contra el auto que decrete el procesamiento:

Puede interponerse recurso de reforma en el plazo de 3 días; y si fuera desestimado, cabrá recurso de
apelación en un efecto en 5 días. En la fase instructora del proceso penal, como sabemos, los días de cómputo han
de tenerse por naturales.

La LECr permite interponer ambos conjuntamente y de forma subsidiaria en el mismo escrito, de manera que
desestimado el primero se procede automáticamente a tener por preparado y a conocerse del recurso de
apelación.

Contra el auto que no determine procesamiento:

En estos casos, la acusación sólo tiene la posibilidad de interponer el recurso de reforma; de modo que, si fuera
desestimado no cabe la posibilidad de recurso de apelación.

En juicio ordinario, una vez concluido el sumario y antes de la apertura de juicio oral se distingue una “Fase
Intermedia” ante la AP; en ese momento la acusación tendrá posibilidad de volver a solicitar procesamientos por el
trámite del art. 627 LECr.

Así, la AP decidirá lo que corresponda y si considerase procedente la declaración de procesamiento, mandará al


Instructor que la haga.

Estimado el recurso de reforma de la acusación, el encausado tiene de nuevo la posibilidad de ejercitar en su


defensa el recurso de reforma y, desestimado éste, el de apelación.