You are on page 1of 25

DESARROLLO DE IGLESIAS SALUDABLES

Retiro de Pastores y Lideres


Tema # 1 “Reavivando la Visión de Dios para la Iglesia”
Introducción
“Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos; en medio de los tiempos
hazla conocer” (Habacuc 3:2)
La obra de Dios es algo que se mantiene en desarrollo constante en el mundo. Debe ser
avivada o alimentada constantemente para que pueda lograr los propósitos del Creador.
La obra de Dios es el cumplimiento de la visión de Dios, y ésta se debe entender,
cuidar, implementar y avivar constantemente. La visión de la iglesia viene de Dios,
porque la iglesia le pertenece. Su Espíritu Santo la nutre, fortalece y equipa con todos los
recursos necesarios para que avance en el mundo.
Dios ha delegado a sus hijos la visión que tiene para conquistar el mundo; y aunque se
trata de seres humanos con defectos y debilidades, sujetos a pasiones y estados de
ánimo a veces fluctuantes; él los usará para producir la obra de salvación que se ha
propuesto hacer.
Su visión y su obra reflejan su voluntad perfecta para toda la humanidad y tienen que
ser reavivados constantemente para que no se queden estáticos y mueran.
A. La Visión de la Iglesia debe ser la misma Visión de Dios.
La visión de la iglesia tiene que ver con la voluntad perfecta de Dios, quien “no
quiere que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 P.
3:9). A veces la iglesia descuida esta visión de Dios por diferentes razones,
enredándose en muchas cosas no esenciales para el Reino. Es urgente volver
nuestros ojos a él, buscar Su presencia y Su dirección para reavivar su obra.
1. La visión de salvar al mundo entero fue dada primeramente a Abraham
(Génesis 13:14-17; 15:5); luego a otros siervos de Dios, a los doce discípulos
con la Gran Comision (Mt. 28:19, Lc. 24:46-47), a Pablo (Hechos 26:16-20) y
a todos los demás que vendrían en el futuro.
2. No tener visión es como navegar sin brújula, caminar en la oscuridad sin una
lámpara, ir a algún lugar distante sin un mapa o una dirección clara o conducir
un auto con el parabrisas empañado en medio de la lluvia.
3. Muchos pastores y líderes han ignorado la visión de Dios para la iglesia,
enredándose en cosas infructuosas. El resultado ha sido escaso, han perdido la
motivación y la pasión por el ministerio, llegando a veces al extremo de
abandonar la obra que Dios entregó en sus manos.
4. Este es el tiempo de Dios para la iglesia y para para sus hijos. Hay que reavivar
el fuego de la visión que él nos ha dado, avanzando hacia grandes cosas en el
ministerio.
B. ¿Porque debemos reavivar la visión de Dios?

1
1. La visión marca la pauta a seguir (Filipenses 3:12-14). La visión es un mapa,
nos indica lo que debemos hace y por donde debemos ir. La visión de Dios nos
libra de distraernos y desviarnos de los objetivos que debemos alcanzar. La
Visión nos mantiene caminando haciendo una sola cosa, sin caer en el
activismo o en la pasividad.
2. Sin visión nos estancamos y perecemos. Si no reavivamos la obra de Dios
segun Su visión, terminaremos acomodándonos al “status quo” (estado de cosas).
La visión nos mantiene trabajando con ánimo, pues nos presenta objetivos claras y
nos dice si vamos por el camino correcto, avanzando en pos de nuestras metas.
3. La visión de Dios nos motiva a seguir. En momentos difíciles recordamos a qué
hemos sido llamados; Si estamos abatidos, sabemos porqué vale la pena
levantarnos; si en debilidad, sabemos que con Dios haremos proezas; si
enfrentamos el desánimo, nos reponemos y proseguimos para la gloria de Dios y el
engrandecimiento de Su iglesia.
4. La visión involucra a otros. Uno solo no puede lograr una gran visión; se
requiere la participación de otros que estén identificados con ella y tengan el
empuje para lograrla (Jesús y los doce, Pablo y su equipo) Todo líder deber ser un
empoderador.
5. La visión determina el nivel de liderazgo. El fundamento del liderazgo es la
visión. Sin visión no hay liderazgo. Un gran líder surge cuando se ha generado una
gran visión. La grandeza del liderazgo está determinada por la grandeza de la
visión.

C. ¿Cómo reavivar la visión de Dios en la iglesia?


1. Escriba la visión. En el libro del profeta Habacuc se manda a los líderes: “Escribe
la visión” y el sentido de esto es que los seguidores y todos los que se interesen
en hacer algo grande para Dios la puedan entender y actuar conforme a ella.
2. llénese de la visión; estúdiela, ore y ayune por ella, sueñe con ella. La visión de
Dios es para la salvación del mundo entero; que todos los creyentes se conviertan
en auténticos discípulos de Cristo, y que juntos generen una fuerza tan
arrolladora, que sea capaz de conquistar al mundo entero antes de la venida del
Señor. Mt. 28:19-20, Mr. 16:15-16. “El no quiere que ninguno perezca, sino que
todos procedan al arrepentimiento” 2 P. 3:9.
3. Apasiónese de nuevo; que haya un deseo ardiente en su corazón por servir y
agradar a Dios como cuando le conoció. El Señor advierte a la iglesia de Efeso de
un grave juicio contra ella, si no se arrepiente de su pecado ¿Y cuál era ese gran
pecado? Haber dejado su primer amor. Hacían muchas obras y tenían grandes
cualidades, incluso hacían las cosas con amor, pero parece que había desaparecido
el amor apasionado por el Señor y su obra.Ap.2:2-5
4. Empodere a su equipo y al resto de la iglesia. Trasmita la visión con
entusiasmo y usando todos los medios a su alcance, como boletines, canciones,
lemas, afiches, redes sociales, etc. (“Escribe la visión, haz que resalte claramente
en las tablillas, para que pueda leerse de corrido” Habacuc 2:2 NVI)

2
5. Mantenga el espíritu de la visión. Sea perseverante; no permita que nada ni
nadie lo detenga y le arrebate lo que Dios le ha dado para su iglesia. Trabaje sin
desmayar, sin detenerse, con ánimo pronto y con determinación inquebrantable.
Conclusión
La presencia de Dios está con nosotros para animarnos a hacer Su visión, la visión que el
dio a la iglesia y a cada uno de nosotros cuando nos llamó al ministerio. Dios es el más
grande recurso para realizar la visión que el mismo nos dio. Su presencia en la iglesia,
nos asegura su intervención, dirección, consejo poder y , sus promesas y su. La
presencia de Dios es la más grande motivación para seguir adelante con pasos firmes,
aun cuando haya que correr riesgos.
Ministración.

Tema # 2 “Desatando las Ataduras de la Iglesia”


“Y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo”. Mt. 18:18-b

INTRODUCCION
En el lenguaje cristiano, se le llama atadura a cualquier cosa que obstaculiza,
incapacita, vuelve lentas o pasivas a las personas, ministerios o iglesias,
impidiéndoles avanzar con prontitud y eficacia en la vida cristiana y la obra.
El señor usó este término cuando dijo a sus discípulos que les daba poder para
atar y desatar en la tierra y que eso tendría efectos en el cielo. Es claro que no
estaba hablando literalmente de atar o amarrar algo con una cuerda, sino de
cosas espirituales, emocionales, mentales, etc.
El le llamó atadura a una dolencia física originada en la obra de Satanás. Lucas
13:11-16. También al legalismo de los fariseos, quienes habían impuesto muchas
tradiciones religiosas al pueblo. Mateo 23:4. Seguramente podemos encontrar
muchas cosas que deben ser desatadas en la iglesia de hoy.
Hay muchos excelentes cristianos, y también algunos pastores o líderes de las
iglesias que anhelan servir a Dios con excelencia y ser altamente efectivos en el
ministerio; pero muchas veces se ven incapacitados para lograrlo por obstáculos
que pueden ser de origen mental, emocional, físico, social o espiritual. Están
limitados o “atados” de alguna manera y necesitan ser liberados de tales
ataduras.

I. ALGUNAS ATADURAS QUE PUEDEN OBSTACULIZAR EL DESARROLLO DE LA


IGLESIA
1. Las de Origen Espiritual.
a. Falta de santidad. Personas que fácilmente se dejan influenciar por el mundo
y sus deseos. Su conciencia ya no les avisa cuando hacen mal, pues como
diría el apóstol, la tienen cauterizada. Hay creyentes que llegan al colmo de

3
tener un cargo en la iglesia, pero en privado están viviendo en pecado y ya
no sienten vergüenza.
b. Desconocimiento de la Palabra. Quizás a esto se debe precisamente su falta
de victoria espiritual, pues solo con la Espada del Espíritu, la Palabra de Dios,
y el escudo de la fe, podemos apagar los dardos de fuego y vencer al
maligno (Efesios 6:16,17). Parece que el diablo siempre los encuentra
desprevenidos.
c. Pérdida del primer amor. Cuando un creyente ha perdido su primer amor, es
como si se hubiera quedado sin combustible para seguir adelante en la vida
cristiana. Podrá continuar a empujones, pero su vida será una desdicha total.
d. Falta de ayuno y Oración. La Biblia presenta estas dos disciplinas espirituales
como armas poderosas para la guerra espiritual y hacer la obra de Dios. La
falta de tales disciplinas producirá una visa vacía.
2. Las de Origen Emocional
Es bueno que Dios nos haya dado emociones, pero siempre deben estar bajo
control.
a. Diferentes Temores. Temor a relacionarse con la gente y ser rechazados,
temor al compromiso, al fracaso, a los cambios, a la crítica, etc.
b. Emociones sin control. Subjetividad, fácilmente puede aborrecer y odiar a la
gente; se emociona fácilmente por ciertas cosas y pierde el interés
rápidamente; también tiene resentimientos, irritabilidad (enojarse por
cualquier cosa), etc.
c. Carácter fluctuante. Un día quieren conquistar al mundo, pero al siguiente,
están siendo conquistados por él. Hoy son “puro fuego”, pero despues están
aplastados por las dudas y las circunstancias. Es una etapa de “niñez
espiritual” y es difícil confiar en alguien así. Santiago los llama “hombres de
doble ánimo”, dice que son inconstantes en todo lo que hacen y deben
purificar su corazón. Stg.1.8, 4:8
e. Orgullo, complejos de inferioridad o superioridad, baja autoestima,
susceptibilidad (no se pueden tocar ni con el pétalo de una rosa)
f. Falta de compromiso. Es activista, pero no comprometido a largo plazo, no
hay pasión por la visión de Dios y de la iglesia, no entiende el verdadero
valor de Dios y su obra, falta un verdadero crecimiento espiritual,
irresponsabilidad en las tareas asignadas, deja las cosas a medias; no
entiende el valor de un alma.
3. Las de Origen Intelectual
a. Baja escolaridad. Estas personas muchas veces se ven limitadas porque no
han tenido la oportunidad de estudiar, pero Dios es capaz de ayudarles para
que puedan superarse en esta área.
b. Legalismo religioso. Nada daña mas el desarrollo de la iglesia que esto, y
mas en una época de innovaciones frecuentes y grandes cambios en la forma
de pensar de la gente que debemos ganar para Cristo.

4
c. Mente cerrada a los cambios.
d. Obstinación
4. Las de Origen Social.
a. Malas relaciones con los demás.
b. Tendencia a la soledad. Ser de pocos amigos.
c. Temor a relacionarse con las personas
d. Desinterés por los demás
e. Malos modales
f. Poca facilidad de expresión

II. CUÁL ES EL ORIGEN DE TALES ATADURAS.


1. El pecado personal o congregacional. Si no hemos renunciado plenamente al
pecado, estamos dejando puertas abiertas para que el enemigo entre y nos
destruya.
2. Los traumas y heridas del pasado. Algunas circunstancias difíciles de la vida
nos han causado mucho daño interior, y si no hemos sometido esas áreas
totalmente al señorío de Cristo, nos seguirá dañando.
3. Los pensamientos y argumentos contrarios a la voluntad de Dios. A veces,
como cristianos y como congregaciones permitimos que ideas y doctrinas
extrañas penetren en la iglesia, y eso nos ata e incapacita para ver el
desarrollo que Dios quiere darnos.
4. La obra directa de Satanás y sus demonios, cuando hemos permitido su
accionar en nuestras vidas o en la iglesia.

III. COMO SER LIBRE DE LAS ATADURAS.


El primer paso para hallar la libertada que Cristo nos ofrece es reconocer que
existe tal atadura. Es allí donde muchas veces fracasa el proceso, porque las
personas atadas generalmente tratan de auto justificarse y negar su realidad.
Tampoco le puede señalar el problema alguien de afuera, porque lo sentiría
como una agresión personal. Solo el Espíritu Santo tiene el poder para
convencer, liberar e impulsar cambios reales en una persona o congregación.

Este es el proceso recomendado para ser libre de las ataduras.


1. Reconocer que existen esas ataduras en nuestra vida o nuestra iglesia.
2. Confesarlas a Dios y renunciar a ellas, haciendo cambios radicales en
aquellas cosas que han sido afectadas.
3. Recibir la ministración de los siervos de Dios para ser libres por la autoridad
de Cristo.
4. Mantenerse bajo la cobertura de Dios a través de las autoridades delegadas
en la iglesia.
5. Intensificar la oración, la alabanza, la adoración y la acción de gracias.
6. Mantenerse libre de toda atadura, practicando una vida que agrade a Dios.

5
7. Hacer del ayuno y la oración una práctica permanente en nuestras vidas.

CONCLUSION Y MINISTRACION.
Que cada uno identifique si hay ataduras en su vida y en su ministerio.
Que en un análisis objetivo, cada pastor y líder pueda reconocer si en su
ministerio e iglesia existen este tipo de obstáculos que el enemigo ha construido y
no hemos sido capaces de destruir.
Que cada uno use las armas espirituales que tiene a su disposición, como el
nombre de Jesucristo y el poder de su sangre derramada en el Calvario, la unción
del Espíritu Santo y la Palabra de Dios.
Ante la presencia de Dios, renunciando a todas estas cosas y hagamos un
solemne compromiso de caminar libres con el compañerismo del Espíritu Santo
en todo lo que hagamos en nuestro ministerio.

Tema # 3 “La Familia del Pastor de una Iglesia Saludable”


Introducción

“y serán benditas en ti todas las familias de la tierra” Génesis 12: 3-b


La familia es especialmente importante para Dios y él siempre ha querido
bendecirla. La constituyó, según su plan perfecto, como la primera institución
humana sobre a tierra y lo hizo mucho antes de que creara la iglesia y las
naciones, que también son instituciones creadas por Dios.
Para el Señor, la familia es importante; para el Reino de Dios, la familia es
importante; para los propósitos de Dios, la familia es importante. Tan importante
es que la Biblia abunda en referencias y enseñanzas sobre la familia como
creación y amada de Dios.

I. LA FAMILIA SIMBOLIZA LA RELACIÓN DE CRISTO Y SU IGLESIA.


En Efesios 5:21 a 6:4, se presenta a la familia como una figura de la relación de
Cristo y su iglesia. El versículo 32 dice: “Grande es este misterio; más yo digo
esto respecto de Cristo y de la iglesia”. En este pasaje se definen los papeles de
cada uno de los componentes de la familia. Se habla de los deberes del esposo,
de la esposa, de los hijos y de los padres. Cada uno teniendo actitudes como las
del Señor hacia su esposa, la iglesia, y como las que el tenía como Hijo,
obedeciendo siempre a su Padre celestial.
Estos versículos no enseñan que el modelo para la familia es la iglesia, sino todo
lo contrario; es la familia bien constituida la que viene a ser modelo y base para
una iglesia saludable. La familia refleja la relación de Cristo con su iglesia.

6
En esta enseñanza abordaremos las cualidades de una familia que glorifica a
Dios; las mismas que deben estar presentes en todos los hogares de pastores y
líderes de iglesias saludables.
1. Algunos versículos clave que hablan de la familia.
“Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,
de quien toma nombre toda familia en los cielo y en la tierra” (Efesios 3:14-
15)
La naturaleza de la familia terrenal tiene su origen directamente en la
naturaleza de Dios.
a. “El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa,
ha negado la fe y es peor que un incrédulo” (1 Timoteo 5:8) Esta persona
niega el evangelio de Jesucristo.
b. “y serán benditas en ti todas las familias de la tierra” (Génesis 12:3-a). La
bendición prometida a Abraham y a toda su descendencia alcanza a todas
las familias de la tierra.
2. Preguntas que las familias y la iglesia den responder.
a. ¿Cuántas familias de las que se congregan están reflejando la presencia de
Cristo en sus hogares para testimonio de sus vecinos?
b. ¿Esta nuestra propia familia reflejando la gloria de Cristo?
c. ¿Podemos decir que las bendiciones prometidas son nuestras y las estamos
disfrutando en nuestra vida familiar?

II. CARACTERÍSTICAS DE UNA FAMILIA QUE GLORIFICA A DIOS.


1. Compromiso entre los cónyuges y el resto de la familia (1 Co.13:8-a)
a. La diferencia entre una familia que fracasa y una que tiene éxito es el
compromiso; ese es el elemento esencial para que pueda permanecer y
tener éxito. El compromiso significa esa responsabilidad que se tiene para
salir adelante con la familia, tanto en las buenas como en las malas. No son
sólo palabras, se demuestra con hechos completos y específicos.
b. Cuando hay compromiso, las metas de la familia son más importantes que
las metas personales. Que todos los miembros de mi familia tengan éxito, es
más valioso que mi éxito personal.
2. Aprecio sincero de unos por otros. (1 Pedro 1:22)
a. El aprecio hay que decirlo con palabras, pero también hay que demostrarlo
con los hechos. Debemos decir constantemente a nuestro cónyuge y a
nuestros hijos que les amamos y también expresarlo con acciones concretas
que demuestren ese amor verdadero. “El amor… no se comporta con
rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor” (1
Corintios 13: 5 NVI)
b. Si hay algo que hace mucho daño a la familia es la falta de estimación
personal, la falta de valoración a los demás miembros. Una de las grandes
fallas de muchas familias es el maltrato, manifestado de diversas formas.
Muchas veces no hay comprensión, sino gritos, asperezas y hasta violencia
física.

7
c. ¿Cuánto vale su esposo o su esposa? ¿Cuánto valen sus hijos? El valor de cada
persona es tan grande, que Cristo dio su vida por cada una. Y si Dios mismo
fue capaz de dar la vida por mí, ¿cuánto valgo yo?. Yo no puedo maltratar a
una persona que es imagen y semejanza de Dios (1 Pedro 3:7)
3. Buena comunicación. (Col 3:12-17)
a. Es importante aprender a escuchar, a captar lo que la otra persona nos dice,
no solo con palabras, sino con sus emociones, gestos y acciones. De la misma
manera, debemos aprender a comunicarnos claramente con los demás.
b. Hay una gran diferencia entre cómo se comunican los hombre y las mujeres.
En 1 Pedro 3:1-7 La Biblia dice al hombre que trate a su esposa sabiamente, lo
cual significa que el trato debe ser con conocimiento. Como esposos debemos
aprender a conocer a nuestra esposa; como siente, como reacciona, como
piensa. También debe ser con mucha delicadeza, como a “vaso mas frágil” y
debemos además tratarla como a igual, como a coheredera de la gracia. En
este pasaje también se instruye a la mujer sobre el trato que debe dar a su
esposo para que la relación con Dios vaya bien y las oraciones de ambos sean
sin estorbo.
4. Cultivar la vida espiritual. (Deuteronomio 6:6-9)
“Entonces el pueblo respondió y dijo: Nunca tal acontezca, que dejemos a Jehová
para servir a otros dioses” (Josué 24:16)
1. Para desarrollar la familia debemos tener nuestra confianza en el carácter
santo de Dios. Él es Soberano; a veces lo cantamos, lo danzamos, lo decimos
de muchas maneras, pero hay que vivirlo en la práctica cotidiana del hogar.
2. Dios quiso que tuviésemos a esa esposa, o ese esposo. El éxito que tengamos
con nuestra familia se deberá a la confianza que podamos tener en ese Dios
que es perfecto, eterno y que sabe hacer las cosas bien.
3. Cuando ponemos nuestra confianza en Dios, cuando lo colocamos en el lugar
que le corresponde en el hogar pasan cosas grandes y maravillosas.
4. Como familia debemos cultivar la práctica del altar familiar, donde cada uno
tenga la oportunidad de expresarse libremente, leer la Biblia, orar, alabar a
Dios, perdonar las ofensas y pedir perdón.
5. Tomar dediciones sabias y firmes (Josué 24:14-15)
1. La vida tiene que ver con tomar decisiones, y la mejor decisión para la familia
tiene que ver con servir a Dios con todo nuestro ser.
2. Cuando la familia del pastor toma la decisión de servir a Dios, esa familia es
bendecida, y se convierte en el modelo para todas las familias de la
congregación. Ellas querrán seguir su ejemplo.
Conclusión
Dios tiene para nuestra familia una vida gloriosa, victoriosa, poderosa; una vida óptima.
Si Cristo es el Señor de su vida, está permitiendo que controle su vida y la de su familia
para gloria de su nombre. Como creyentes, no debemos tener familias que nieguen la fe
al no proveer para nuestra casa y por una mala manera de vivir.
El proveer no se limita a las cosas materiales, sino especialmente las eternas; es hacer
todo lo necesario para que nuestra familia cumpla la voluntad de Dios. Ella debe ser el

8
más hermoso testimonio de que Cristo reina en nuestras vidas como pastores y líderes
de la iglesia.

Tema # 4 “Derribando los Obstáculos que Impiden el


Desarrollo”
Introducción
Texto: 1 Corintios 3:6, Mateo 16:18;
¿Quiere Dios que su iglesia crezca y se desarrolle? La respuesta es absolutamente
“SI”, pues la iglesia es un organismo vivo y lo que está vivo crece. Las iglesias
saludables crecen.

Es importante que la iglesia crezca con el crecimiento que da Dios. La experiencia


de muchas iglesias estancadas durante muchos años, que están conformes con lo
que tienen, o incluso que han desaparecido; no es seguramente la voluntad de
Dios; pues él quiere que la iglesia se extienda por todo el mundo y llene la tierra
con la luz de Cristo. Algunas lo han intentado, pero otras no. Tristemente muchas
ya no existen.
I. ¿EVIDENCIAS DE QUE UNA IGLESIA SE ESTÁ DESARROLLANDO?
1. Visión y Organización interna. La iglesia conoce la VC/20-20 y se ha
organizado alrededor de los seis ejes o prioridades de la década. Tiene una
estructura minima, solo la necesaria para ser eficiente, sabe colocar a sus
miembros donde sus dones pueden ser mas eficaces.
2. Crecimiento numérico. Nuevas personas son atraídas cada semana y se
retiene a los nuevos creyentes que van llegando.
3. Crecimiento en lo físico: Hay más y mejores instalaciones físicas, equipos,
mobiliario y otros bienes apropiados.
4. Salud financiera. El manejo de las finanzas es transparente, la iglesia es
puntual en sus informes y aportes a la oficina territorial, se sostiene
dignamente a la familia pastoral y otros obreros a tiempo completo, se pagan
puntualmente los impuestos, servicios públicos, seguro social y cualquier otra
obligación económica de la iglesia.
5. Cuidado de la familia pastoral. La familia pastoral tiene una buena
cobertura en salud, seguro de vida, retiro, etc., la iglesia se interesa en que
sus pastores tomen las vacaciones y descansos apropiados, proveyendo lo
necesario.
6. Desarrollo en lo espiritual. La gente adquiere mas conocimiento bíblico y
una vida espiritual más profunda, hay actividades intencionales de lectura
bíblica, oración, adoración y ayuno.
7. Formación de Discípulos y Líderes. Hay un programa sistemático para la
formación de discípulos, constantemente se producen nuevos líderes, y cada
día con mayor calidad y compromiso.

9
8. Desarrollo misional. Hay un fuerte compromiso con las misiones, la
plantación de iglesias y el cuidado de los necesitados.

¿POR QUÉ HAY TANTAS IGLESIAS QUE NUNCA SE DESARROLLAN?

La razón puede ser que haya obstáculos que lo estén impidiendo, como los que se
mencionan a continuación y que cada iglesia debe identificar si los tiene.
1. Influencias malignas
a. El pecado oculto.
b. Pecados que son conocidos por la comunidad.
c. La carnalidad de los miembros y el liderazgo.
d. Influencias satánicas
e. “Ovejas problemáticas” y “lobos vestidos de ovejas”
f. Ataduras del pasado que no se han podido superar.
g. “Espíritus” de pequeñez, conformismo, incapacidad, etc.

2. Situaciones muy precarias.


a. Instalaciones en mal estado (falta de espacio, servicios sanitarios,
lavamanos, ventilación, etc.)
b. Falta de liderazgo y obreros comprometidos. Falta intencionalidad para
formarlos.
c. Una iglesia desorganizada.
d. La falta de unidad. Hay divisionismo y constantes desacuerdos entre los
miembros.
e. Deudas impagables, ya sea del pastor, los líderes o la iglesia.
f. Pleitos y escándalos entre los líderes.

II. COMO DERRIBAR LOS OBSTÁCULOS AL DESARROLLO DE LA


IGLESIA.

1. Los obstáculos menores deben ser tratados por el pastor y los líderes de la
iglesia, usando las directrices bíblicas. Entre otras:

a. Predicando para instruir e inspirar el cambio.


b. Implementando la disciplina eclesiástica.
c. Confrontando y ministrando a las personas para llevarlas a rectificar las
malas acciones.
d. Abordando con prontitud los casos de discordias entre los miembros.
e. Manteniendo al día las cuentas de la iglesia y procurando una
administración transparente de los ingresos.

2. Los obstáculos mayores solo pueden ser vencidos con mucha oración, ayuno y
usando la autoridad de Cristo con sabiduría.
a. Entrar en una nueva dimensión espiritual en la iglesia. “Si hacemos lo que
siempre hemos hecho, conseguimos lo que siempre hemos conseguido”.
Muchas cosas solo podrán ser derribadas con mucho ayuno y oración.

10
Según Mateo 17:14-21, los discípulos habían echado fuera muchos
demonios, pero no pudieron con este. ¿Por qué?
b. Dios trabaja por medio de la oración, la intercesión y la guerra espiritual;
para derribar los obstáculos que han sido fortalecidos por la acción de los
demonios. La Palabra de Dios tiene poder contra todas las fuerzas de
maldad, y los obreros deben aprender a usar bien “la Palabra de Verdad”.
c. Algunas cosas que constituyen el avivamiento (una unción fresca, el avance
integral de la iglesia, un nuevo mover de Dios) suceden solamente cuando
hay odres nuevos que puedan recibir el vino nuevo del Espíritu Santo. Mt.
9:14-17
d. La iglesia también debe contar con un equipo de consejeros expertos para
tratar situaciones graves de personas y familias.

Conclusión
El deseo de Dios es que su iglesia se desarrolle y avance, para lograr sus
propósitos en el mundo, comenzando con la comunidad donde esta establecida.
Si existen obstáculos es necesario recurrir a las armas espirituales, las cuales…
“no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2
Corintios 10:5). La oración, el ayuno y la palabra de Dios, son armas poderosas
con la que cuenta la iglesia para derribar todo obstáculo que se presente contra el
plan de Dios que incluye el desarrollo.
También es necesario “refutar argumentos, y toda altivez (de la mente) que se
levante contra el conocimiento (y el propósito de Dios para nuestra iglesia);
llevando cautivo todo pensamiento (contrario a la voluntad y al plan de Dios) a la
obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:5)

Tema # 5 “Los Hábitos de un Pastor de Iglesia Saludable”


Introducción
“… esfuércense por añadir a su fe, virtud; a su virtud entendimiento; al entendimiento
dominio propio; al dominio propio, constancia; a la constancia, devoción a Dios…” 1
P. 1:5-6 NVI
Los hábitos son patrones de conducta que se van añadiendo a nuestro estilo de
vida a fuerza de repetirlos. Debido a que son aprendidos y no heredados, se
consiguen por la repetición constante de actos iguales. Ejemplos: Comer a
tiempo, hacer ejercicio diario, llamar o visitar a la familia, congregarse
regularmente, leer la Biblia todos los días, orar, evangelizar, etc.

Un pastor que quiere desarrollar su iglesia deberá tener hábitos apropiados que le
ayuden en el trabajo ministerial, con el fin de lograr que su iglesia crezca y

11
avance hacia su desarrollo. En esta enseñanza hablaremos de siete hábitos que
debe tener un pastor de iglesia saludable.

Hábito 1: Ser Proactivo (Nehemías 1:4-11;2:1-6,17-18;3:1-32)


1. Esto nos da la libertad para poder responder de acuerdo con nuestros
principios y valores. No solo reaccionamos a lo que hacen otros, sino que
proponemos acciones por iniciativa propia para, el bien de la organización.
El proactivo hace que las cosas sucedan, siempre toma la iniciativa.
Principio básico: Las personas son responsables de sus propias elecciones y
tienen la libertad de elegir.
Ejemplo de Nehemías: Entendió la necesidad, confirmó la situación explorando
las ruinas de Jerusalén, diseñó una estrategia y recluto un equipo para lograr
el objetivo. Como resultado, la obra de reconstruir los muros de Jerusalén se
hizo en tiempo record.
Habito 2: Comenzar con el fin en mente ( Génesis 13:14-17;15:5)
1. Esto hace posible que nuestra vida tenga razón de ser, pues la visión de lo
que queremos lograr, permite que nuestras acciones estén dirigidas a lo que
verdaderamente es significativo en nuestras vidas.
2. Empezar con el fin en mente significa comenzar con una clara comprensión
de nuestro destino. Significa saber hacia dónde estamos yendo, de modo
que podamos comprender mejor donde estamos y dar siempre los pasos
adecuados en la dirección correcta.
Principio básico: nuestra visión da forma a nuestro futuro.
Ejemplo de nuestro Dios: El inspiro a Abrahán dándole a conocer la visión.
Dios ya tiene el fin en mente, Él ya sabe hacia dónde va, y lo maravilloso es
que nos ha trasmitido a nosotros sus propósitos.
Habito 3: Poner primero lo primero (Hechos 6:1-7)
1. Nos permite liberarnos de la tiranía de las improvisaciones o de ocuparnos
mas en las cosas urgentes que van surgiendo, para dedicar tiempo a las
actividades que verdaderamente dan sentido a nuestras vidas y ministerio.
2. Es la disciplina de llevar a cabo primero lo más importante, lo cual nos
permitirá convertir en realidad la visión que ya nos hemos fijado.
Principio básico: la efectividad requiere equilibrar cosas importantes, roles y
actividades.
Ejemplo del apóstol Pedro: “no está bien que nosotros los apóstoles
descuidemos el ministerio de la palabra de Dios para servir las mesas” (Hch.
6:2-b). No quiso decir que servir a las mesas no era una tarea importante, sino
que el entendía claramente qué era lo primero, lo prioritario (la oración y la
Palabra de Dios)
Habito 4: Pensar siempre en ganar/ganar (Hechos 9:19-22)

12
1. Nos permite desarrollar una mentalidad de abundancia material y espiritual,
y elimina la cuestión muy común de que para que yo gane alguien tiene que
perder
2. Cuando establecemos el balance de nuestros objetivos y los objetivos de los
demás, podemos lograr el bien común.
3. Ganar-ganar es una estructura de la mente y el corazón que
constantemente procura el beneficio mutuo en todas las relaciones
humanas. Todos salimos ganando.
Principio básico: las relaciones efectivas y duraderas requieren de beneficio mutuo.
El ejemplo de Pablo: el apóstol siempre buscaba el beneficio de la gente alejada de
Dios, que conocieran a Cristo como su Señor y Salvador. Parecía un gran sacrificio
tener que ceder los derechos propios para vivir como una persona diferente, pero al
final todos salían ganando, y el reino de Dios era beneficiado.
Habito 5: Comprender primero para ser comprendido
(Prov.18:15;Ecl.9:17)
1. Es la esencia del respeto a los demás, es la clave de las relaciones humanas
efectivas y posibilita llegar a acuerdos que producirán el ganar-ganar.
2. La necesidad que tenemos de ser entendidos es uno de los sentimientos
más intensos de todos los seres humanos.
Principio básico: la comprensión llega a través de escuchar.
Ejemplo: vemos en la Biblia la importancia de saber escuchar a las demás personas;
escuchar con los oídos, los ojos y el corazón; así adquiriremos sabiduría para
comprender a los demás para ser comprendidos después. La regla de oro dice que
hagamos con los demás primero lo que quisiéramos que hicieran con nosotros.
Habito 6: Afilar la sierra (Salmo 51:10; Romanos 12:2)
1. Es usar la capacidad que tenemos para renovarnos física, mental y
espiritualmente; eso nos permite establecer un balance en todo nuestro ser,
a fin de ser efectivos en los diferentes roles que desempeñamos en nuestras
vidas.
2. Hacer paradas estratégicas en nuestra vida para aprender, descansar,
reflexionar y reinventarnos, parecería una pérdida de tiempo, pero al final
los resultados siempre son mejores.
Principio básico: la producción (resultados) requiere del desarrollo de la capacidad
de producción (recursos), debemos mejorar continuamente.
Hábito # 7: Usar las fortalezas de otros (Marcos 3: 13-19)
1. Ninguna obra de gran alcance puede ser realizada por un hombre solo;
necesita unir fuerzas con personas idóneas, que sean del mismo sentir y
estén dispuestas a compartir sus potencialidades.
2. No se trata de contratar o mandar a otros para hacer nuestro trabajo, sino
de conjuntar esfuerzos para que los resultados sean mejores.

13
3. El líder debe seguir el ejemplo del Maestro, quien paso la noche orando
para saber cómo escoger su equipo de trabajo. Lucas 6:12-13
Principio básico: Se produce sinergia cuando las fuerzas del grupo unido son mayores
que la suma de todas las fuerzas individuales.
El ejemplo de Jesús. Aunque él era omnipotente, sabía que un día tendría que partir y
la tarea era demasiado grande como para hacerla solo y en corto tiempo. La delegó a
sus doce, a quienes había escogido y formado con el potencial de hacer las mismas
cosas y hasta mayores que las que el haría.
Conclusión
A medida que el pastor vaya practicando y desarrollando estos hábitos en su
vida y su ministerio, se irá convirtiendo en un verdadero líder para su gente; la
cual verá reflejados en él los hábitos saludables, necesarios para impulsar un
desarrollo significativo en el ministerio que está en sus manos.
Nuestra vida tiene la capacidad de cambiar y evolucionar, hasta llegar a ser
esos líderes que Dios quiere usar con eficacia para engrandecer su reino.

Tema # 6 “Como Planear el Desarrollo de la Iglesia”

Introducción

“¿Quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula


los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?”. Lc. 14:28

La planeación es un proceso intencional y sistemático, mediante el cual, se


determina de antemano lo que debe hacer una organización; estableciendo de
manera razonada, programas, objetivos, metas y acciones que se deben realizar
y evaluar periódicamente, sin perder de vista otros factores internos y externos
que pueden influir sobre ellos.
Una de las principales causas del estancamiento histórico de muchas iglesias
locales ha sido la cultura de la improvisación. Esta ha sido, en muchos casos, una
costumbre muy marcada, se trata de “hacer las cosas como salgan o sobre la
marcha”. Parece que la expresión popular, “en el camino se arreglan las cargas”,
también ha sido parte de la cultura eclesiástica. En lugar de planeación, lo que a
veces se ve es improvisación y un activismo sin trascendencia, que ha contribuido
a acentuar el conformismo de sus miembros, haciendo a un lado las tareas más
significativas de la obra de Dios.
Esta enseñanza tiene como objetivo guiar a los pastores a planear de una manera
sencilla el desarrollo de sus respectivas iglesias locales. Se les mostrará en forma
concreta como concebir y escribir un plan estratégico y el plan operativo anual.

I. DIOS ES EL PLANIFICADOR POR EXCELENCIA.

14
La creación de los cielos y la tierra lo demuestra. Todas las cosas fueron creadas
en un orden lógico, obedeciendo a un plan perfecto; también estableció formas
exactas de marcar el tiempo y puso todo bajo un perfecto orden y control
absoluto. Hay muchas otras evidencias escriturales que refuerzan este
pensamiento.
1. La creación del ser humano no fue un experimento, sino la ejecución de un
diseño plasmado detalladamente en “su libro”. Sal. 139:16.
2. Todos los eventos relacionados con el nacimiento, vida, ministerio, muerte y
resurrección de nuestro Redentor Jesucristo, estaban planeados desde la
eternidad y revelados por medio de los profetas. Lc. 18:31, 1 P. 1:18-20.
3. Dios es nuestro mayor ejemplo para procurar hacer siempre las cosas en una
forma planificada. Al hacerlo obtendremos mejores resultados y ya no
andaremos dando “palos de ciegos” en todas las cosas que queremos o
debemos hacer.
4. Empecemos por fijarnos la meta de implantar en nuestras iglesias la “Cultura
de la Planeación”, pues necesitamos definir el rumbo de forma clara y precisa;
planeando inteligentemente, definiendo objetivos claros y metas concretas,
que marquen el camino que nos llevará a alcanzar las grandes cosas que
siempre hemos deseado.

II. DOS TIPOS PRINCIPALES DE PLANES.


La planeación se puede clasificar en su forma más simple en estratégica y
operativa; donde la primera generalmente se plantea para ejercicios de largo o
mediano plazo y la segunda, la operativa, es a un plazo más corto, un año o
menos. Por supuesto que el plazo no es lo único que se considera y las hace
diferentes, sino que hay varios detalles y elementos que se deben considerar al
trabajar con cada una.
1. La Planeación Estratégica
Génesis 41:28-36.
La planeación estratégica es un medio para ayudar a la iglesia a ser más eficiente
en su trabajo ministerial. Es una forma de controlar las circunstancias que
afectarán a la iglesia en el futuro, evitar que la controlen y la lleven por rumbos
no deseables. Planear es la garantía de que la iglesia seguirá siempre un camino
correcto hacia su desarrollo. Se usa para hacer planes de mediano y largo plazo
(tres, cinco o diez años)
La planeación debe hacerse en equipo, iniciando con un promedio de tres a cinco
personas, pero en el proceso se deben ir incluyendo más personas clave. Los
planes elaborados por una sola persona, el líder o jefe, generalmente no
comprometen anímicamente a la gente que se espera que los ejecute.
Las diferentes etapas de la planeación estratégica
a. La primera contiene tres componentes básicos:
 Definir la visión.

15
 Aclarar los valores centrales
 Declarar la misión.
b. La siguiente etapa tiene que ver con:
 Definir los objetivos a mediano y largo plazo.
 Establecer las metas para cada objetivo
 Decidir las estrategias que se consideren más efectivas para alcanzar los
objetivos y metas.
c. Finalmente se deberá dejar plasmado lo siguiente:
 Los mecanismos de supervisión, monitoreo, evaluación y control que se
utilizarán en el transcurso del tiempo para el que se ha planeado.
 Las políticas o disposiciones generales que servirán como marcos de
referencia para el desarrollo del plan y cualquier otra recomendación y
disposición final.

Punto de acción

Escriba la visión de su Enumere los valores Escriba su declaración


iglesia centrales de misión

2. La Planeación Operativa.
Un plan operativo nos llevará a lograr resultados a corto plazo, derivados de
aquello que está plasmado en el plan estratégico de la iglesia. La iglesia mantiene
el rumbo a largo plazo siguiendo el plan estratégico y obtendrá resultados
inmediatos con el plan operativo. Por supuesto que todo esto será con la ayuda
de Dios.
El plazo más comun para un plan operativo es un año. Es un periodo que casi
todas las organizaciones usan como principal referencia para su ejercicio
administrativo, fiscal, financiero, ministerial, etc. También porque facilita
acomodar todas las acciones al transcurso de los doce meses del año. En la
mayoría de las organizaciones se le conoce como el Plan Operativo Anual y se le
identifica por sus siglas POA.
El plan operativo se puede vaciar en un cuadro que contenga lo siguiente:
1) Los objetivos a corto plazo, que se desprenden del plan a largo plazo
2) Las metas correspondientes al corto plazo
3) El calendario de actividades
4) Los responsables de ejecutarlas
5) El presupuesto de cada actividad

16
6) Los recursos con que se cuenta
7) Los mecanismos de evaluación y control que se usaran durante el periodo.
8) Cualquier otro indicador que se considere importante.

Ejemplo de un plan operativo para el primer trimestre.

Objetivo Estado Actividades a realizar


Metas Responsable Presupuesto
general actual ene feb mar
1. Evangelizar
Materiales
casa por casa 14 24 12 C. López
L 235.00
en barrio Abajo
Establecer
Abrir dos 2. Capacitar 5 L 500.00
la visión Ninguna C. Mendoza
células en líderes para las 30 20 Refrigerio a
celular en células G. Funez
el trimestre células invitados
la iglesia
Almuerzo y
3. Iniciar las
28 31 materiales
células
L 650.00

III. PASOS PARA ELABORAR EL PLAN DE LA IGLESIA


Paso 1: Orar
Debemos recordar que las cosas de la iglesia, y en nuestras vidas, solo tienen sentido
cuando las ponemos desde un inicio en las manos del Señor. Es El Espíritu Santo quien
nos debe guiar y dirigir en el tiempo de planear, para que podamos escucharnos unos
a otros y tener “la mente de Cristo” durante todo el proceso de planeación.
Paso 2: Escoger el equipo de planeación.
Orar para que Dios nos dirija a escoger las personas idóneas que nos acompañarán en
la elaboración y ejecución de los planes. Si el pastor ya tiene un equipo pastoral o de
liderazgo ya establecido en la iglesia, trabajara junto a él en todo el proceso. Oren
juntos para obtener sabiduría de lo Alto, y poder entender con claridad la visión de
Dios
Paso 3: Definir y escribir la Visión de la Iglesia, si es que aún no se ha hecho.
a. Visión es mirar hacia el futuro y ver lo que Dios quiere hacer a través de nosotros
para realizar sus propósitos redentores.
b. Una vez que la visión esté clara en la mente y el corazón de todos, se le debe dar
forma y escribir claramente para que pueda ser bien entendida y orientar a todo el
que la lea. Habacuc 2:2-3.
Paso 3: Decidir y escribir los valores
Los valores son las normas de conducta y actitudes según las cuales nos
comportamos. Ejemplo: integridad, trabajo en equipo, excelencia, lealtad, rendición de
cuentas, etc.
Paso 4: Descubra y Escriba la declaración de Misión de la Iglesia
Una declaración de misión expresa lo que debe hacer la organización, o iglesia local,
para lograr que la visión se realice. Ejemplo: “Capacitar y movilizar a la iglesia,
proveyendo los recursos necesarios para cumplir la Gran Comisión”.

17
Nota. Siendo parte de una sola organización, La Iglesia de Dios, nuestra declaración de
visión, los valores y la misión no pueden ser diferentes a los de la denominación, solo
adaptados al contexto particular de cada iglesia local.
Paso 5: Definir los Objetivos.
Son los que marcaran el rumbo que seguirá la iglesia a largo plazo. Son como los
rieles de un ferrocarril que le permiten mantenerse en la ruta trazada. Especifican y
desarrollan el contenido de la misión, determinando por anticipado los resultados que
la organización pretende conseguir a mediano y largo plazo. En algunos casos se
clasifican en objetivos generales y específicos. Ejemplo: # 1: Impulsar la acción
evangelizadora de la iglesia a fin de impactar la comunidad y las zonas que están
alrededor con el evangelio de Cristo.
Este objetivo así planteado nos indica la acción que vamos a desarrollar, el lugar
donde se desarrollará, las personas que serán beneficiadas, el propósito de dicha
acción y los fines que se quieren alcanzar. En otras palabras, nos indica el rumbo que
tomará la iglesia en el futuro.
Paso 6: Establecer las Metas.
Son los indicadores que nos dirán cuanto queremos alcanzar. Se expresan
principalmente con cifras, porcentajes y fechas. Deben ser realistas, claras,
medibles y alcanzables.
Por ejemplo:
- Haber evangelizado 360 personas del barrio Abajo, al 31 de Diciembre de 2018.
- Al 30/6/2018 haber capacitado como evangelistas 20 jóvenes de la congregación.
Paso 7: Decidir las Estrategias.
Son las acciones que realizaremos para lograr las metas establecidas en el
plan. Responden a la pregunta: ¿Cómo lo haremos?. A través de ellas nos
planteamos las diferentes acciones que vamos a hacer para alcanzar las metas.
A continuación veremos algunos ejemplos de actividades que podríamos
realizar:
a. Crear un sistema de reclutamiento permanente para obtener obreros para el
evangelismo.
b. Realizar entrenamiento para obreros en el campo evangelístico cada dos meses en
la iglesia.
c. Invitar a los obreros entrenados a un convivio mensual con fines motivacionales.
d. Planear una vigilia mensual para clamar por los perdidos de nuestra comunidad.
Paso 8: Hacer el Calendario de Actividades
En éste se anotan con detalle todas las actividades a realizar y que contribuirán
a lograr las metas. Se agregan además todas los datos que nos pueden
orientar al momento de desarrollar las actividades, como el responsable de
cada una, las fechas o periodos en que se harán, lo que costara y otros. Ver el
ejemplo de un plan operativo mas arriba.
Paso 9: Elaborar el Presupuesto.
La realización de los planes generalmente requiere recursos materiales. Debe
haber un presupuesto realista de lo que se va a invertir en las diferentes
acciones que vamos a emprender. Tome en cuenta la lista de todas las cosas
que va a utilizar en cada actividad, calcule su costo monetario y anótelo en el

18
cuadro de actividades. También es importante anotar los recursos con que
contamos y cuanto nos haría falta para completar el presupuesto.
Paso 10: Escriba todo esto en un solo documento de fácil lectura.
Hay varios instrumentos que se pueden usar, pero se deben usar las formas
mas claras y sencillas de interpretar como cuadros diagramas, etc.
Conclusión
La planeación nos ayudará a considerar todos los pasos específicos que debemos
tomar, y los planes resultantes nos servirán para no pasar por alto ninguna
acción necesaria. Si la iglesia no planifica lo único que tendrá seguro es el
estancamiento y finalmente el fracaso; porque cuando no se planifica, caemos en
la rutina, haciendo siempre las mismas cosas, aunque sean ineficaces.
Es tiempo de ir a otro nivel de desarrollo, organizando el futuro de la iglesia o
ministerio que Dios nos ha encomendado, a través de una buena planeación.

Tema # 7 “Guiando su Iglesia a Través de los Cambios”


(Tomado del libro TRANSICIONES por Dan Southerland
INTRODUCCION
“Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. Voy a hacer algo nuevo, ya está
sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en
lugares desolados” Is. 43:18-19 NVI
Cambiar es urgente; no porque sea una moda, sino porque las herramientas
ministeriales de la iglesia necesitan ser afiladas, para tener influencia en el
mundo y volver eficiente la obra del Reino de Dios.
Pero cambiar ha sido algo muy difícil para las iglesias en el pasado; porque
muchas veces han divinizado las cosas que aprendieron décadas atrás y han
llegado a pensar que no existe nada más.
La presente enseñanza le ofrece una guía práctica y fácil y para llevar a su iglesia
a través de cambios necesarios, sin perder a su gente.

Primer Paso: COMO PREPARAR LA IGLESIA PARA LOS CAMBIOS


“Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha
concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman” (1 Corintios 2:9)

¿Qué es visión?
Es el cuadro anticipado de lo que Dios hará en su iglesia. El proceso de la visión
es unirnos a Dios en lo que hace y en lo que quiere hacer.
Donde no hay visión, el pueblo se extravía. Proverbios 29:18

19
Pasos de preparación para la visión:
1. Reunir Información
Leer (Nehemías 1:1-3)
Nehemias consultó a quienes experimentaron de primera mano las condiciones de
Jerusalén. Recabó toda la información posible. Estudió la situación.
La mejor semilla de visión es el conocimiento profundo de la situación.
¿Con quienes podemos investigar en nuestra comunidad?
 Las personas sin iglesia en su comunidad.
 Las iglesias que están alcanzando a las personas sin iglesia.
2. Tener un descontento santo por la situación actual.
“Al escuchar esto, me senté a llorar” (Nehemías 1:4-a)
Nehemias estaba descorazonado. El muro había permanecido en ruinas durante
años, pero de repente, este hombre experimentó un descontento santo por eso.
El origen de la visión casi siempre está en la carga y el dolor por lo que esta
pasando.
 Jesús lloró por las ovejas perdidas de Israel (Mateo 10:6)
 Moisés se paró en la brecha por los israelitas (Exodo 1 7:4)
 Jeremías lloró por la carga que llevaba (Jeremías 3:2 1)
Mientras nos conformemos o nos acomodemos a las circunstancias nunca
descubriremos la visión de Dios.
La visión muchas veces viene en tiempos de desesperación.
3. La Oración y el ayuno
Nehemías ayunó varios días, pero oró varios meses. Regó la visión con oración,
de principio a fin. “Hice duelo por algunos días; ayuné y oré al Dios de los cielos
“(Nehemias 1:4-6)
Nehemías ayunó varios días. Vea como termina su oración: Señor, te suplico que
escuches nuestra oración, pues somos tus siervos y nos complacemos en honrar
tu Nombre. Te pido que a este siervo tuyo le concedas tener éxito y ganarse el
favor del rey (Nehemias 1:11)
Una definición de ayuno: “dejar de lado la comida u otra actividad, a fin de
dedicar mas tiempo y atención a la oración”. Por lo general, la visión se origina en
la búsqueda a conciencia de la dirección de Dios.
¿Como podríamos decir que estamos buscando los planes de Dios con todo
nuestro corazón, si no estamos ayunando como parte de esa búsqueda?
“Porque yo se muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Señor,
planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.
Entonces ustedes me invocará, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me
buscaran y me encontraran, cuando me busque de todo corazón” Jer. 29:11-13
Si la oración no es el combustible que alimenta la visión, la maquinaria de la
visión se detendrá y la iglesia se paralizará. Los que más hablan con Dios, casi
siempre lo escuchan mejor.

20
Por lo general, la visión llega a quienes la buscan en oración hasta encontrarla
4. La Espera
Note la espera, que aunque no se menciona en el libro, tuvo que tener Nehemias
en el proceso de visión
 El muro de Jerusalén permaneció en ruinas por mas de 100 años
 Nehemias estuvo al servicio del rey durante veinte años.
 Hay un lapso de cuatro meses entre los capítulos uno y dos (quisleu =
diciembre, nisán = abril)
¿Qué hizo Nehemias entre diciembre y abril? ¡Esperó!
La visión llega casi siempre a quienes la esperan con paciencia
Definición práctica de lo que significa hacer la voluntad de Dios:
 Hacer cosas buenas
 De buena manera
 Por buen motivo
 En buen tiempo
Los preparativos apresurados producen una visión confusa. Recuerde que para
llegar lejos hay que ir despacio.
Para reflexionar.
De los cinco pasos de la preparación: reunir información, descontento santo,
ayuno, oración y espera:
1. ¿Cuál fue el más fuerte en su preparación para la transición?
2. ¿Cuál fue el más débil en su preparación para la transición?
3. ¿Cuál apresuró en su preparación para la transición?
4. Anote otras ideas sobre cómo prepararse para a visión.

Segundo paso: COMO DEFINIR LA VISION


“El corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los
designios del Señor” Proverbios 19:21
Durante el tiempo de cuatro meses entre el capitulo 1 y el 2, a Nehemías le
sucede algo sorprendente. Se moviliza de prepararse para la visión a definir una
visión bien especifica.
Cuando Dios nos guía, su liderazgo es específico
 Que quiere él que hagamos
 Cuando quiere que lo hagamos
 Como quiere que lo hagamos.
Tres pasos para definir la visión:
1. Descubra su Propósito.
La primera pregunta que se tiene que responder es: ¿Qué Quiere Dios que
hagamos?
Si no puede plasmar el propósito de su iglesia en una sola oración, aun no lo ha
descubierto.
Características de una buena declaración de propósito.

21
 Es bíblica. Su declaración de propósito debe caber dentro de los parámetros
de la Gran comisión.
 Es práctica. Su destinatario es su propia iglesia y no un grupo de eruditos.
 Es transferible. Se puede transmitir con facilidad y naturalidad
 Es Corta. El objetivo es que se tenga que recordar y no que leer.
2. Defina su Objetivo (En este caso se refiere a lo que le queremos apuntar,
las personas que queremos traer an nuestra iglesia)
Las preguntas que nos debemos plantear en este punto son:
 ¿Cuál es nuestra comunidad inmediata?
 ¿Quien es nuestro objetivo principal?
 ¿A quién de los que Dios puso en nuestra comunidad estamos mejor
preparados para alcanzar.
Tres realidades sobre el objetivo:
 Cuando no apunta a nada, nunca se impacta a nada.
 Cuando apunta a todo, casi nunca impacta a nada.
 Cuando trata de alcanzar a todos, casi nunca alcanza a nadie.
Ninguna iglesia puede alcanzar a todo el mundo.
Por eso el Dios soberano ha permitido que haya tantas iglesias en el país y
nuestras comunidades. Cada una alcanza a personas distintas.
El equilibrio del objetivo
 Debemos darle la bienvenida a todo aquel que llega a nuestra iglesia.
 También debemos definir nuestro objetivo principal.
3. Decida su estrategia.
Muchas iglesias cometen dos errores en cuanto a las estrategias:
 Escogen su estrategia antes de concretar el propósito y el objetivo
 La estrategia está inclinada mas a actividades que a un proceso planificado
de Hay que formular y responder varias preguntas clave:
 ¿Cómo vamos de donde estamos ahora al lugar a donde queremos llegar?
 ¿Qué hay que cambiar en la iglesia?
 ¿Qué no hay que cambiar?
 ¿Cuál es el mejor momento para el cambio?
 ¿Cuál es el mejor orden para el cambio?

Tercer paso: COMO PLANTAR LA VISION


Después de prepararse para la visión y de definir bien la visión, debe plantarse en
los lideres clave de su iglesia. Este punto es la principal piedra de tropiezo para
muchas iglesia cuando se proponen hacer cambios importantes.
Tres grupos de personas que son esenciales para los cambios.
1. Asegúrese la aprobación de los agentes de poder. ¿Quiénes son?
En todas las iglesias existen los agentes de poder: Líderes, gente de influencia,
pero que no son lideres, grupos de opinión, etc. Cualquier cambio de planes en la
iglesia requiere la aprobación de los agentes de poder.

22
2. Asegúrese el respaldo de las personas que va a necesitar en el
proceso.
En todo proceso de cambio hay personas clave que necesitará tener de su lado.
Talvez no sean agentes de poder, pero usted necesitara su ayuda. Por ejemplo:
 Los lideres que serán afectados por los cambios
 Las personas cuya ayuda necesitará para impulsarlos.
Si no se toma el tiempo necesario para asegurarse la ayuda de los líderes y
personas clave,
 Causará confusión en la iglesia.
 Provocará que la gente se ponga a la defensiva.
 Hará que muchos se vayan de la iglesia.
 Hará mucho daño a su propio ministerio

3. Busque el consejo de un equipo con visión.


Los grandes líderes conocen el valor de rodearse de un equipo de personas con visión
de futuro. Todo líder visionario necesita un grupo de lideres a su alrededor que le
ayuden a soñar sus mismos sueños.
 Jesús enseñó a las multitudes, envió a los setenta, discipuló a doce y tenía tres en
su círculo íntimo.
 David comandaba un ejército de miles, pero tenia treinta lideres escogidos y tres
jefes famosos.
Elija con cuidado su equipo de visión
 Elija creyentes maduros.
 Elija soñadores en vez de expertos.
 Elija gente de confianza.
Trabaje con discreción al principio.
Hay un tiempo y lugar para transmitir la visión a toda la iglesia, pero al principio
es mejor soñar con un grupo pequeño de colaboradores.
Evalúe objetivamente las condiciones actuales.
 Que funciona
 Que no funciona
Al principio comunique la visión que hay en su corazón solo a su equipo de
visión.

Cuarto paso: COMO COMUNICAR LA VISION


Si le dio el tiempo y el cuidado necesario a prepararse para la visión, definir la
visión y plantar la visión en las personas clave, ya esta listo para comunicar la
visión a toda la iglesia.
1. Comunique la visión al resto de los líderes de la iglesia.
Antes de decir la visión a toda la iglesia desde el púlpito, hay que comunicarla a todo
el equipo de líderes. Se puede llevar a todos los líderes a un retiro para hablar del
asunto. No hay nada que margine o desanime tanto a un líder que no tener toda la
información de lo que va a pasar, antes que sus dirigidos.
Es un error muy grave no comunicar la visión a todo el liderazgo, antes de decirla al
resto de la iglesia. Para un líder es muy difícil apoyar algo que desconoce y para lo

23
cual no se le tomó en cuenta. Es muy probable que un líder que escucha de cambios
que vienen directamente desde el púlpito, no les preste atención.
Usted necesita muchos aliados para vencer la resistencia de la iglesia a los
cambios.
2. Comunique la visión al resto de la iglesia.
El éxito de una visión se reduce a una sola cosa: Tener el apoyo de la mayoría de los
miembros de la iglesia.
Ahora es el momento de contar la visión a toda la iglesia, y dado que la visión se
debe enseñar a la iglesia para que esta la capte totalmente, hay que enseñarla de
varias maneras. Por ejemplo:
 Predicación sobre la visión.
 Estudios sobre la visión en grupos pequeños.
 Diseñar y repetir una declaración de propósito
 Frases o consignas de visión.
 Versículos clave sobre la visión
 Conferencias
 De uno a uno
Se sugiere hacer una lista de los líderes que todavía no están en la visión y hacer
un plan para acercarse a cada uno de ellos y hablarles del asunto.

Quinto Paso: CÓMO IMPLEMENTAR LA VISION


Muchas iglesias pasan muy poco tiempo en la preparación y van demasiado rápido en los
cambios.
Tres principios para implementar la visión:
1. Implemente sus cambios en un orden estratégico, de uno a uno
La implementación de todos los cambios a la vez es una manera segura de descarrilar la
visión. Nehemias fue estratégico al comenzar. Note en el capitulo tres de su libro como
ubica los equipos de trabajo en las puertas de la ciudad y como realiza el trabajo en
forma estratégica. Primero las puertas, luego el muro y por ultimo los toques finales.
2. Ponga a trabajar líderes clave en lugares visibles.
Cuando el pueblo ve a los lideres trabajar, esta dispuesto a trabajar también. Pero hay
una gran diferencia entre trabajar duro, que es lo que la mayoría sabe hacer, y trabajar
inteligentemente, que es el trabajo que produce buenos resultados.
3. Ponga a la gente a trabajar en áreas donde tiene un interés especial.
Nehemias sabía que la gente tendría un interés a medias en ver la muralla de la ciudad
reconstruida. Sin embargo, sabía que cada persona tendría mucho interés en la
reconstrucción de ciertas secciones de la muralla, especialmente si quedaban cerca de
sus propias casas. (Nehemías 3:23-30). Al poner a la gente a trabajar, ¿adónde los
asignamos?
Así que ponga a la gente a trabajar donde tiene un interés especial
 En áreas acorde a sus intereses personales y familiares.
 En áreas ministeriales por las que sienten verdadera pasión.
 En áreas en las que ya están trabajando y se desenvuelven bien
 En áreas donde son mas necesarios sus dones personales.

24
Construya sobre sus puntos fuertes, y no sobre los débiles.
La mayoría de las iglesias tratan de hacer demasiadas cosas a la vez y terminan con cien
pájaros volando en vez de tener uno en mano.
Cuando implementa cambios importantes para el futuro de la iglesia, debe ir despacio.
Muchas iglesias quieren hacer cambios demasiado rápido y por eso terminan agotadas y
fracasando.
La velocidad con que implementará los cambios en su iglesia esta determinada por
cuatro factores:
 La distancia que quiere recorrer. Entre mas lejos quiere llegar, más cuidadoso
debe ser.
 El tamaño del barco que usted dirige. Entre mas grande sea el barco mas
cuidadoso se debe ser al maniobrar.
 La antigüedad del barco. Entre mas viejo mas despacio hay que ir. “Un loro viejo
puede aprender a hablar, pero hay que ser muy paciente con el”
 La fortaleza y habilidad de los pilotos. Si no tiene la fortaleza y la determinación
para soportar la presión, no se aventure llevando a su iglesia al cambio.

Conclusión.
Hay mucho más que se podría decir en este tema de guiar a la iglesia a través de los
cambios, pero se espera que estas sencillas y bíblicas ideas sean suficientes para
empezar, y dirigir a su iglesia por la ruta del desarrollo.
Los cambios no se pueden ignorar, porque si hay algo que vendrá con toda seguridad es
el cambio, y si no estamos preparados para ello, tendremos graves dificultades para
sacar adelante la obra que Dios nos ha encomendado.

25