You are on page 1of 4

Derrames de petróleo

Frente a la desesperación planetaria por solucionar el masivo


derrame petrolero en el Golfo de México han surgido diversas
propuestas en busca de encontrar una respuesta a este desastre
ambiental. De entre estas, algunas producto de la conciencia, la
genuina preocupación, o simplemente la imaginación de diversos
actores de la sociedad, quizá podría forjarse una respuesta
combinada que permita, tras angustiantes semanas, finalmente
resolver este derrame que tendrá graves consecuencias para el
entorno. La devastación ecológica esta ya firmada, sin embargo,
cada momento que transcurra sin resolverse podría costarle aún más
caro a nuestro planeta.
Es importante aclarar que paralelamente a la ejecución de una
respuesta rápida y certera, tendría que estarse trabajando en la
detección y castigo de otros agentes que han contribuido al inicio de
este derrame y a la tardanza en hacerle frente: corrupción de
autoridades y corporaciones, incompetencia, negligencia, intereses
financieros inmiscuidos y, sobretodo, en nuestra adictiva
dependencia, como sociedad contemporánea, frente al petróleo.

 Como prevenir
La ETSI Minas acoge la Jornada sobre Prevención y Respuesta ante
Derrames de Hidrocarburos. Se celebra el día 30 de noviembre,
dentro de las actividades de la Cátedra CEPSA Energía y Medio
Ambiente.

Una de las principales preocupaciones, tanto de la industria petrolera


como de los estados y organizaciones internacionales, es evitar los
posibles derrames de hidrocarburos.
Desde la industria petrolera se es cada vez más consciente del
impacto ambiental y socio-económico que pueden generar este tipo
de accidentes y para evitarlos disponen de normas y procedimientos
muy estrictos. La prevención y respuesta ante ellos se convierte aquí
en un tema monográfico de carácter académico, empresarial, con
repercusión en el campo energético y abierto a las personas y
organizaciones que pudieran tener en el mismo.
En este marco, la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas
de la Universidad Politécnica de Madrid alberga el próximo 30 de
noviembre la la Jornada sobre Prevención y Respuesta ante
Derrames de Hidrocarburos, organizada dentro de las actividades de
la Cátedra-Empresa CEPSA Energía y Medio Ambiente.
El director de la ETSI Minas, Benjamín Calvo, inaugurará este
encuentro, a las 15:30h., en el Salón de Actos de esta Escuela de la
UPM, que será clausurado por Miguel Lagarejos García, director de
Protección Ambiental, Seguridad y Calidad de CEPSA.
1) La maquina para procesar petróleo
Esta tecnología ha sido ofrecida por la empresa de Kevin Costner, el
actor noventero de Hollywood. Aparentemente, la maquina
desarrollada por Costner y su grupo de inversionistas puede
procesar, mediante procesos bioquímicos, el petróleo en crudo y
extraer sus propiedades hasta que simplemente sea transformado en
agua.
“Hace años, antes de involucrarme en esto, cada vez que me
enteraba de un derrame de petróleo me preguntaba cómo era posible
que no pudiéramos limpiarlo” afirmó Costner. “La máquina es robusta
y trabaja a una velocidad de 200,000 galones por minuto. Elimina el
99% del petróleo” agregó a la cadena estadounidense de noticias,
ABC News.
2) Hongos para descomponer contaminantes de los
hidrocarburos
Propuesta hecha por el brillante científico Paul Stamets, experto en
micología y con amplios estudios en las propiedades de los hongos
como agentes que aceleran la descomposición de diversos
contaminantes. Los fungi producen 120 enzimas, muchas de las
cuales descomponen una serie de toxinas de hidrocarburos. En un
estudio realizado por los laboratorios Batelle, Stamets descubrió que
los micelios de los hongos de ostión redujeron la concentración de
hidrocarburos en tierra contaminada por gasolina diesel de 10,000
partes por millón a sólo 200 ppm en 16 semanas.
Esta iniciativa se presenta como una alternativa complementaria,
que, en combinación con otras acciones, podría reducir
significativamente los niveles de contaminantes esparcidos alrededor
del Golfo de México. Sin embargo, por sí sola sería difícil que
representara una verdadera solución ya que para inhibir los
contaminantes de esta cantidad de petróleo se requerirían más
hongos de los que actualmente existen en el mundo.
3) Utilizar paja para absorber el petróleo
Como muchos sabemos la paja utilizada en las granjas para
alimentar los animales, tiene increíbles propiedades de absorción.
Por eso, y quizá también por la desesperación frente a la falta de
soluciones, se han realizado tentativas para arrojar toneladas de este
material a ala zona afectada en busca de que absorba el petróleo y
luego sea retirada. Autoridades de Florida ya lo han intentado en
algunas de sus costas, sin embargo, han sido reprochados por el
gobierno federal, ya que según algunos especialistas, si la paja se
llegase a hundir al fondo del mar, simplemente entorpecería las
futuras labores de combate y mantendría el mismo nivel de
contaminación en las aguas.

4) Explosiones nucleares
Hace décadas la Unión Soviética logró sellar diversos pozos
subacuáticos de gas metano al introducir bombas nucleares a los
mismos. La explosión atómica generaba un calor tal que lograba el
derretimiento de las capas de piedra que rodeaban dichos
yacimientos provocando que se sellaran definitivamente. Aunque
parece una propuesta bastante descabellada lo cierto es que es de
las pocas alternativas de las que se tienen antecedentes exitosos.
“Probablemente lo único que queda por hacer es crear un sistema
armado y enviarlo al fondo, a unos 18,000 pies, detonarlo, y quizá
pueda sepultar la fuga” afirma Matt Simmons, un experto en energía
nuclear de un centro de investigaciones en Houston. Sin embargo,
esta medida ha sido tajantemente descartada por el consejo de la
Naciones Unidas, así como por Steven Chu, Secretario de Energía
estadounidense.

5) Fuego
Parece que una de las alternativas aparentemente lógicas apuntan a
la combustión como un recurso efectivo para hacer desaparecer el
petróleo del agua. El sentido común nos indica que la manera más
rápida de consumir un combustible es a través del fuego. De hecho,
BP, la corporación petrolera responsable del derrame en el Golfo de
México ha conducido cinco incendios controlados en la zona con el
fin de comprobar su efectividad. Y aunque esta salida no debería
descartarse por completo, lo cierto es que la contaminación
ambiental que se generaría, con el humo producto del crudo
quemado en la atmósfera, agregaría nuevas consecuencias a este
ya histórico ecocidio.