You are on page 1of 8

See

discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/51043451

Obesity and sleep quality: The predictors of


depression and anxiety in obstructive sleep
apnea syndrome patients

Article in Revista de neurologia · May 2011


Source: PubMed

CITATIONS READS

15 1,357

5 authors, including:

Ottavia Guglielmi Ana Isabel Sánchez


Università degli Studi di Genova University of Granada
25 PUBLICATIONS 139 CITATIONS 44 PUBLICATIONS 700 CITATIONS

SEE PROFILE SEE PROFILE

Bernabé Jurado Gámez Wayne Bardwell


Hospital Universitario Reina Sofía University of California, San Diego
98 PUBLICATIONS 491 CITATIONS 110 PUBLICATIONS 3,736 CITATIONS

SEE PROFILE SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Womens Healthy Eating and Living (WHEL) Study View project

Women's Healthy Eating and Living (WHEL) Study View project

All content following this page was uploaded by Bernabé Jurado Gámez on 20 May 2014.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


ORIGINAL

Obesidad y calidad de sueño:


predictores de la depresión y la ansiedad en
pacientes con síndrome de apnea-hipopnea del sueño
Ottavia Guglielmi, Ana I. Sánchez, Bernabé Jurado-Gámez, Gualberto Buela-Casal, Wayne A. Bardwell

Introducción. El síndrome de apnea/hipopnea del sueño (SAHS) es una enfermedad crónica caracterizada por episodios Unidad de Sueño; Laboratorio
de Psicofisiología; Facultad de
repetidos de obstrucción de las vías aéreas durante el sueño. Los trastornos emocionales se han asociado frecuentemente Psicología; Universidad de
al SAHS, aunque no hay consenso entre los resultados de las diferentes investigaciones. Granada; Granada, España
(O. Guglielmi, A.I. Sánchez, G. Buela-
Objetivos. Evaluar la depresión y la ansiedad en pacientes con SAHS y determinar cuáles son las variables polisomnográfi- Casal). Unidad de Trastornos
cas que mejor predicen el estado de ánimo en esta muestra. Respiratorios del Sueño; Hospital
Universitario Reina Sofía; Córdoba,
Pacientes y métodos. La muestra estuvo compuesta de 100 personas: 50 pacientes con SAHS, diagnosticados mediante España (B. Jurado-Gámez). Moores
UCSD Cancer Center; San Diego,
polisomnografía convencional, y 50 sujetos sin síntomas de SAHS. Ambos grupos respondieron al inventario de ansiedad California, Estados Unidos (W.A.
estado-rasgo y al inventario de depresión estado-rasgo. Bardwell).

Resultados. Los resultados muestran que los pacientes con SAHS presentan niveles más elevados de depresión y ansie- Correspondencia:
dad, estado y rasgo, respecto al grupo de personas sin síntomas. Las variables que mejor predijeron el estado de ánimo Dra. Ottavia Guglielmi. Facultad
de Psicología. Universidad de
fueron el índice de masa corporal y el tiempo total de sueño. Granada. Campus de la Cartuja,
Conclusiones. En este estudio se muestra la repercusión que el SAHS tiene sobre el estado de ánimo de los pacientes y s/n. E-18071 Granada.

se confirma la compleja relación existente entre obesidad, calidad de sueño y trastornos emocionales en pacientes con Fax:
SAHS. +34 958 161 708.

Palabras clave. Ansiedad. Apnea del sueño. Depresión. Obesidad. Polisomnografía. E-mail:
ottavia@ugr.es

Aceptado tras revisión externa:


21.12.10.
Introducción presivos en los pacientes con SAHS. Según algunos
Cómo citar este artículo:
autores, estos síntomas pueden considerarse como Guglielmi O, Sánchez AI,
El síndrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS) una consecuencia de los factores asociados al Jurado-Gámez B, Buela-Casal G,
Bardwell WA. Obesidad y calidad
es un trastorno del sueño caracterizado por pausas SAHS, tales como la obesidad y la edad, o como se- de sueño: predictores de la depresión
respiratorias que provocan desaturaciones de oxí- cundarios a cualquier enfermedad crónica. En la y la ansiedad en pacientes con
geno en la sangre y microdespertares nocturnos [1], literatura científica relativa a este tema se pueden síndrome de apnea-hipopnea del
sueño. Rev Neurol 2011; 52: 515-21.
y está asociado a hipertensión, diabetes y obesidad encontrar resultados muy dispares entre sí, incluso
[2]. Su prevalencia se sitúa entre el 4 y el 6% en los estudios que desmienten la incidencia de la depre- © 2011 Revista de Neurología

hombres y en un porcentaje inferior (2-4%) en las sión en el SAHS [10].


mujeres [3-5], aunque es difícil hacer una estima- A pesar de que la mayoría de los estudios confir-
ción exacta, ya que un porcentaje muy alto de estos ma la existencia de una relación entre depresión y
pacientes no está diagnosticado. SAHS, no queda claro cuál es el factor responsable
La sintomatología de esta enfermedad tiene un de los cambios en el estado de ánimo, ya que los in-
gran impacto sobre la salud y la calidad de vida de dicadores de gravedad de la enfermedad, como el
quien lo padece [6]. Entre otros aspectos, los défi- índice de apnea-hipopnea (IAH) o el índice de arou­
cit cognitivos [7], la somnolencia diurna, el ronqui- sal (Iar) no siempre se relacionan con las medidas
do, la fatiga y las consecuentes repercusiones sobre relativas al estado de ánimo. Algunos autores apun-
las relaciones sociales y la actividad laboral pare- tan a la escasa calidad de sueño como factor decisi-
cen ser los aspectos más invalidantes [8]. La ansie- vo para la presencia de los trastornos emocionales
dad y la depresión son síntomas frecuentemente [11]; otros, a la fragmentación del sueño [12,13], a la
observados en pacientes con SAHS, aunque no está somnolencia diurna [14,15] o a la hipo­xemia [16], o,
claro con qué prevalencia [9]. Se ha advertido a me- finalmente, a factores asociados al SAHS como la
nudo una presencia importante de sínto­mas de- obesidad y la hipertensión [17,18].

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (9): 515-521 515


O. Guglielmi, et al

Objetivo yó también a las personas con adicción al alcohol u


otras drogas, a los consumidores de fármacos neu-
Dada la heterogeneidad de los resultados presentes rolépticos, tranquilizantes u otros medicamentos
en la bibliografía, el objetivo del presente estudio que puedan alterar el sueño. Se incluyó a las perso-
de tipo ex post facto [19] es evaluar el estado emo- nas que presentaban tensión arterial elevada, disli-
cional de los pacientes con SAHS, compararlo con pidemia o diabetes.
el de un grupo de sujetos sin síntomas de SAHS El diagnóstico de SAHS se efectuó durante el pe-
con similares características sociodemográficas y ríodo comprendido entre abril y septiembre del
analizar cuál es la variable que mejor predice la de- 2008, mediante un polisomnógrafo Somnoscreen ®
presión y la ansiedad de los pacientes con SAHS. (Somnomedics Ltd., Alemania) con dos canales de
Para la redacción de este manuscrito se han se­ electroencefalografía (C4-A1 y C3-A2). Para la ven-
guido los criterios propuestos por Ramos-Álvarez tilación oronasal se utilizó un termistor y una son-
et al [20]. da de presión; esta última se usó como canal prima-
rio. Todos los estudios polisomnográficos fueron de
noche completa. Los registros se realizaron en la
Pacientes y métodos unidad de sueño en habitaciones que respondían a
las normas internacionales para esto tipo de análi-
La muestra estuvo compuesta por 100 sujetos: 50 sis. Los estudios de sueño se corrigieron manual-
pacientes con diagnóstico de SAHS y 50 sujetos sin mente según las recomendaciones de Rechtschaffen
síntomas de SAHS, que fueron emparejados por y Kales [21]. En concordancia con el consenso na-
sexo (35 hombres y 15 mujeres). La edad de los su- cional sobre el SAHS [1], se consideró apnea el cese
jetos osciló entre 35 y 65 años, con una media de de la señal respiratoria mayor del 90% de al menos
52,91 ± 8,38. El promedio del índice de masa corpo- 10 s de duración, e hipopnea, a la reducción de la
ral (IMC) de la muestra fue de 30,4 ± 6,4. amplitud de la señal respiratoria entre el 30 y el 90%
Los pacientes con SAHS se seleccionaron de una mayor a 10 s de duración acompañada por una des-
unidad de trastornos respiratorios del sueño de un aturación superior al 3% o un microdespertar en el
hospital universitario y la muestra de sujetos sin electroencefalograma. La repercusión de los even-
síntomas de la enfermedad se extrajo de la pobla- tos respiratorios sobre la saturación del oxígeno se
ción que acude a las consultas externas del citado determinaron por el número de descensos superio-
hospital. La selección de las personas sin síntomas res al 3% en la saturación de oxígeno (ID3) y por el
de SAHS se realizó mediante una entrevista clínica porcentaje de tiempo con una saturación inferior al
cuyas preguntas se referían al ronquido, a la exis- 90% (T90). Se valoró también el tiempo total de
tencia de paradas respiratorias durante el sueño, sueño (TST), la eficiencia –definida como el por-
de despertares con sensación de ahogo, a la sensa- centaje de tiempo de sueño respecto al tiempo de
ción de sueño no reparador y a la tendencia a dor- registro–, el porcentaje de sueño REM (rapid eye
mirse durante el día en situaciones inapropiadas. movement), el porcentaje de fases de sueño no REM
La existencia de tan sólo uno de estos síntomas im- (fase 1, 2, 3 y 4). Se consideró arousal el cambio
plicaba la exclusión de la persona del estudio. Pos- brusco en la frecuencia del electroencefalograma,
teriormente, se realizó una pulsioximetría noctur- que puede incluir ondas theta, alfa y frecuencias
na de registro continuo (Pulsox 300i Konika Mi- superiores a 16 Hz, con una duración superior a 3 s,
nolta) para descartar a aquellos sujetos que mos- precedidas y seguidas por al menos 10 s de sueño.
traron un número de descensos en la saturación de El diagnóstico de SAHS se determinó mediante el
oxí­geno > 3% (ID3) por encima de 5/hora y que pu- IAH, y se consideró que, en un paciente con sínto-
diera sugerir la existencia de trastornos respirato- mas, un valor ≥ 5 es diagnóstico de SAHS [1]. Los
rios durante el sueño. Se evaluaron a todos los su- cuestionarios, todos autoadministrados, fueron pa-
jetos para excluir a aquéllos con diagnóstico de de- sados directamente por el investigador antes de que
presión o ansiedad, de enfermedades mentales li- los pacientes se acostaran para la prueba de sueño.
mitantes como psicosis o demencia, enfermedades Para evaluar la ansiedad se utilizó el inventario
neuro­lógicas, insuficiencia respiratoria crónica, in- de ansiedad estado-rasgo (State-Trait Anxiety In­
suficiencia cardíaca de grado III-IV de la clasifica- ventory, STAI) [22]. Este cuestionario se compone
ción funcional de la New York Heart Association, de un total de 40 ítems (20 para cada subescala). La
enfermedades renales crónicas de estadio 4-5 y escala de ansiedad estado evalúa la ansiedad del su-
trastornos del sueño secundarios a otras patologías jeto en el momento de la evaluación, mientras que
que puedan afectar a la calidad del sueño. Se exclu- la escala de rasgo evalúa cómo se siente el sujeto ge-

516 www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (9): 515-521


Obesidad y calidad de sueño: predictores de la depresión y la ansiedad en pacientes con SAHS

neralmente. La ansiedad estado se evalúa según una


escala Likert desde 0 (nada) hasta 3 (mucho), mien- Tabla I. Medias ± desviaciones estándares (DE) de la muestra de pacientes con síndrome de apnea-hi-
popnea del sueño en las variables respiratorias y de sueño.
tras que en la ansiedad rasgo las respuestas oscilan
desde 0 (casi nunca) hasta 3 (casi siempre). Los da-
Rango de puntuación Media ± DE
tos de fiabilidad test-retest son de 0,81 y 0,41 para
las subescalas de ansiedad rasgo y ansiedad estado, Índice de apnea-hipopnea 6,4-119,3 46,96 ± 31,20
respectivamente [23].
Para evaluar la depresión se utilizó el IDER, in- SaO2 basal 90-97 93,84 ± 1,44
ventario de depresión estado-rasgo (State and Trait
Depression Questionnaire) [24,25]. El cuestionario SaO2 mínima 45-91 78,34 ± 9,80

definitivo [25] se compone de dos subescalas de au-


ID3 6,4-128 47,53 ± 32,80
toevaluación de la depresión como estado y como
rasgo, ambas compuestas por 10 ítems, 5 para la T90% 0-64,9 15,96 ± 19,25
afectividad positiva (eutimia) y 5 para la afectividad
negativa (distimia). El objetivo de la escala es iden- Tiempo total de sueño 58-380 288,42 ± 51,89
tificar el grado de afectación (estado) y la frecuen-
Eficiencia 30-97 81,41 ± 12,79
cia de ocurrencia (rasgo) del componente afectivo
de la depresión. La subescala estado evalúa el grado Porcentaje de sueño REM (%) 0-27,8 10,27 ± 7,50
en el que está presente un estado depresivo en el
momento de la evaluación en términos de presen- Porcentaje de sueño no REM (%) a 72,2-100 89,74 ± 7,61
cia de afectividad negativa (distimia) o ausencia de
afectividad positiva (eutimia). Las opciones de res- Eficacia 0-1,25 0,11 ± 0,18
puesta de la subescala estado van desde 1 (nada)
Microarousal 5,7-93,9 27,15 ± 17,63
hasta 4 (mucho). La subescala rasgo evalúa la pre-
sencia de depresión en cuanto a afectividad negati- Movimientos periódicos de las piernas 0-20 5,71 ± 6,10
va (distimia) y afectividad positiva (eutimia). Las
opciones de respuesta oscilan en una escala que va ID3: número de desaturaciones superiores al 3%; SaO2: saturación de oxígeno en la sangre; T90%: porcentaje
de tiempo con saturación inferior al 90%. a Porcentaje en fases 1, 2, 3 y 4 combinadas.
desde 1 (casi nunca) hasta 4 (casi siempre). La con-
sistencia interna calculada a partir del α de Cron­
bach fue en ambas escalas superior a 0,80 [26].
El proyecto de investigación fue aprobado por el
comité de investigación del hospital y los pacientes ciones entre las diferentes variables seleccionadas,
firmaron el consentimiento informado. Todos los con un nivel de significación de p < 0,05. Finalmen-
sujetos participaron voluntariamente en él. Se res- te se efectuó una regresión lineal múltiple para in-
petaron en todo momento los derechos fundamen- dividualizar el mejor predictor del estado de ánimo
tales de la persona y los postulados éticos que afec- en los dos grupos de participantes.
tan a la investigación biomédica con seres huma-
nos, según el contenido de la Declaración de Hel-
sinki (1964), el Convenio del Consejo de Europa re- Resultados
lativo a los derechos humanos y la biomedicina
(1997), así como los requisitos establecidos en la le- Respecto al grupo control, los pacientes con SAHS
gislación española en el ámbito de la investigación no mostraron diferencias estadísticamente signifi-
biomédica, la protección de datos de carácter per- cativas en cuanto a la edad (grupo SAHS = 52 ± 9
sonal y la bioética. años frente al grupo control = 53 ± 7 años; p = 0,045);
Los análisis de los datos se realizaron utilizando sin embargo, los enfermos presentaron un IMC más
el programa estadístico SPSS v. 14.0. En primer lu- elevado que los sujetos correspondientes al grupo
gar, se describieron las características de la muestra control (32 ± 7 frente a 27 ± 4; p < 0,01).
con las medias y las desviaciones estándares y se En la tabla I se presenta un resumen de las me-
empleó la prueba t de Student para dos muestras dias y desviaciones típicas en las variables respira-
independientes con el fin de evaluar las diferencias torias y de sueño para la muestra de pacientes con
entre pacientes con SAHS y el grupo de personas un SAHS.
sin trastornos del sueño. En segundo lugar, se recu- Los resultados de la prueba t de Student (Tabla II)
rrió al coeficiente de correlación de Pearson para muestran diferencias estadísticamente significati-
muestras independientes, a fin de estudiar las rela- vas (p < 0,01) entre el grupo clínico y el de la pobla-

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (9): 515-521 517


O. Guglielmi, et al

Los cuatro análisis de regresión lineal por pasos


Tabla II. Medias ± desviaciones estándares de la muestra de pacientes con síndrome de apnea-hipopnea que se realizaron, para la ansiedad estado-rasgo y
del sueño (SAHS) y la muestra control en las variables del estudio (ansiedad y depresión), así como el
para la depresión estado-rasgo, se efectuaron inclu-
valor de la prueba t de Student.
yendo el IMC, el TST, la eficiencia y el porcentaje
Grupo SAHS Grupo de comparación de sueño REM y de sueño no REM. Para la ansie-
t
(n = 50) (n = 50) dad estado, el IMC resultó tener un efecto estadísti-
camente significativo (t = 4,116; p ≤ 0,001), con un
STAI coeficiente de correlación de orden cero de 0,510,
Estado 24,42 ± 13,88 11,54 ± 10,08 5,31 a junto con el TST (t = −2,111; p = 0,040), con un
coeficiente de correlación de orden cero de −0,396.
Rasgo 26,50 ± 12,53 13,10 ± 10,08 6,17 a
Para la ansiedad rasgo también resultó significativa
la influencia del IMC (t = 3,604; p = 0,001), con un
IDER
coeficiente de orden cero de 0,538, y del TST (t =
Estado 21,26 ± 5,97 15,58 ± 4,49 5,37 a −3,187; p = 0,003), con un coeficiente de orden cero
Estado (eutimia) 13,72 ± 3,72 9,84 ± 3,35 5,47 a
de −0,429. Con relación a la depresión estado fue-
ron significativos los efectos del IMC (t = 3,023; p =
Estado (distimia) 7,54 ± 3,00 5,74 ± 1,70 3,69 a 0,004), con un coeficiente de correlación de orden
Rasgo 21,76 ± 7,06 14,58 ± 3,83 6,32 a cero de 0,485, y del TST (t = −3,187; p = 0,003), con
Rasgo (eutimia) 13,14 ± 4,14 8,52 ± 2,93 6,43 a
un coeficiente de correlación de orden cero de
−0,480. La depresión rasgo se relacionó de manera
Rasgo (distimia) 8,68 ± 3,73 6,06 ± 1,49 4,60 a significativa sólo con el IMC (t = 4,466; p = 0,000) y
ap
el TST (t = −2,961; p = 0,005). Estos resultados se
< 0,01. STAI: inventario de ansiedad estado-rasgo; IDER: inventario de depresión estado-rasgo.
mantuvieron tras controlar por edad y sexo.

Discusión
ción general, tanto en ansiedad (STAI) como en de-
presión (IDER). Los pacientes con SAHS tienen un Los resultados de este estudio muestran cómo los
mayor grado de depresión en términos de presen- pacientes con SAHS presentan niveles de ansiedad
cia de afectividad negativa (estado-distimia) y au- y depresión más elevados comparados con el grupo
sencia de afectividad positiva (estado-eutimia) en el de personas sin síntomas de SAHS. La calidad de
momento de la evaluación. Como indican las pun- sueño y la saturación de oxígeno parecen influir
tuaciones medias, el grupo clínico tiene mayor fre- de manera significativa en las alteraciones en el es-
cuencia de presencia de depresión en cuanto a pre- tado de ánimo, pero es el IMC el factor que más se
sencia de afectividad negativa (rasgo-distimia), así relaciona con las variables estudiadas.
como a ausencia de afectividad positiva (rasgo-euti- Estos resultados apoyan los trabajos que han in-
mia). Comparadas con la población general, las pun- formado de un elevado porcentaje de alteraciones
tuaciones medias en el STAI del grupo clínico se si- en el estado de ánimo en pacientes con SAHS [27-
túan ambas por encima del percentil 70, mientras 29]. Un estudio epidemiológico con una muestra de
que las del grupo de comparación se sitúan en el 18.980 sujetos demuestra que el 17,6% de los suje-
percentil 20. Con respecto a las puntuaciones me- tos con un trastorno respiratorio del sueño presen-
dias en el IDER, el grupo clínico se sitúa en el per- ta un diagnóstico de depresión mayor y viceversa,
centil 80 para la subescala de estado y en el percentil después de controlar variables tales como la obesi-
75 para la subescala rasgo, mientras que en el grupo dad y la hipertensión [30]. Glebocka et al [31], por
de sujetos sin síntomas de SAHS las puntuaciones el contrario, obtuvieron resultados diferentes, ya
se sitúan respectivamente en el percentil 40 y 25. que no encontraron diferencias estadísticamente sig-
En cuanto al análisis de correlaciones, expuestas nificativas en ansiedad y depresión entre el grupo
en la tabla III, las variables de gravedad del SAHS clínico con SAHS y el grupo control.
no se correlacionaron con las puntuaciones en an- Las variables sobre calidad de sueño (TST, efica-
siedad y depresión. Estas variables parecen más re- cia, porcentaje de sueño REM y no REM) están re-
lacionadas con el IMC, algunas variables de sueño lacionadas en su mayoría con los niveles de ansie-
y, en menor medida, con las variables respiratorias, y dad y depresión, mientras que no se observó ningu-
esta correlación se mantiene después de haber con- na relación entre gravedad del SAHS (IAH, Iar) y las
trolado por variables como edad y sexo. variables de estado de ánimo evaluadas. Nai­smith

518 www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (9): 515-521


Obesidad y calidad de sueño: predictores de la depresión y la ansiedad en pacientes con SAHS

Tabla III. Correlaciones estadísticamente significativas entre el índice de masa corporal, las variables polisomnográficas y el estado emocional
(STAI e IDER) en la muestra de pacientes con síndrome de apnea-hipopnea del sueño.

IDER-E IDER-E IDER-E IDER-R IDER-R IDER-R


STAI-E STAI-R
total eutimia distimia total eutimia distimia

SaO2 basal –0,32 a –0,28 a

ID3 0,28 a

Tiempo total de sueño –0,35 a –0,36 a –0,33 a –0,30 a –0,28 a

Eficiencia –0,34 a –0,34 a –0,33 a –0,28 a

Porcentaje de sueño REM (%) –0,32 a –0,32 a –0,40 b –0,35 a –0,29 a –0,36 a

Porcentaje de sueño no REM (%) c 0,31 a 0,33 a 0,42 b 0,28 a 0,32 a

Índice de masa corporal 0,51 b 0,52 b 0,47 b 0,37 b 0,47 b 0,55 b 0,41 b 0,57 b

ID3: número de desaturaciones superiores al 3%; IDER: inventario de depresión estado-rasgo; SaO2: saturación de oxígeno en la sangre; STAI: inventario de
ansiedad estado-rasgo. a p < 0,05; b p < 0,01; c Porcentaje de fases 1, 2, 3, 4 combinadas.

et al [32] tampoco consiguieron correlaciones sig- Knorst et al [35] también encontraron que la varia-
nificativas entre el IAH, la fragmentación del sueño ble que más se relaciona con la gravedad del SAHS
y las medidas relativas al estado de ánimo, pero sí es el IMC. Simon et al [36] obtuvieron una asocia-
hallaron una moderada asociación entre el aumen- ción positiva entre obesidad y trastorno del estado
to de la ansiedad y baja eficiencia y bajo porcentaje de ánimo en una muestra representativa de la pobla-
de sueño REM. Kjelsberg et al [14] obtuvieron co- ción estadounidense de 9.125 sujetos, también des-
rrelaciones significativas entre los niveles de ansie- pués de controlar la edad, el sexo, el consumo de ta-
dad y depresión de los pacientes con SAHS y los baco o la comorbilidad psiquiátrica, mientras que en
niveles de somnolencia medidos con la escala de otros trabajos se da esta asociación sólo en personas
somnolencia de Epworth, así como con el IAH. Sin con obesidad grave o en mujeres [37].
embargo, Ye et al [15], a pesar de encontrar altos El resultado obtenido en este estudio hace refe-
porcentajes de depresión (42,6%) y ansiedad (19,4%) rencia a la compleja relación entre SAHS, obesidad,
en una muestra de 108 sujetos con SAHS, no des- privación de sueño y factores metabólicos, relación
cubrieron ninguna relación significativa entre de- que influye de manera significativa en el estilo de
presión, ansiedad y gravedad del SAHS. vida de los enfermos, sobre todo en el apetito y en
En el presente trabajo, de todas las variables con- la actividad física desarrollada [17]. El tratamiento
sideradas, es el IMC la predictora del estado de áni- de la apnea incluye, además de una presión positiva
mo de los pacientes con diagnóstico de SAHS. En la continua (CPAP), algunos cambios de comporta-
literatura hay estudios que corroboran estos resulta- miento como la pérdida de peso y evitar el consu-
dos. Dominici y Da Mota-Gomes [33] tampoco en- mo de alcohol y tabaco [38], aunque en este último
contraron una relación causal entre SAHS y sínto- aspecto se sugiere que la nicotina puede tener efec-
mas de depresión en la población estudiada. Bard- to sobre la calidad del sueño y la mejora de los sín-
well et al [18] observaron que las iniciales correla- tomas depresivos [39].
ciones entre el sueño y el estado de ánimo en pacien- Por ello, dada la relevancia de la relación entre
tes con SAHS desaparecen después de controlar ansiedad, depresión y SAHS, sería útil que, por un
variables tales como la edad, el peso o la hiperten- lado, la evaluación de los trastornos del sueño for-
sión. Resta et al [34] advirtieron que más del 50% de mara parte de la entrevista clínica psiquiátrica, y,
los sujetos obesos seleccionados para su estudio pre- por otro, que se evaluaran los trastornos del estado
sentaba SAHS. Además, hallaron que en las mujeres de ánimo (así como otras características psicológi-
el IMC era el mejor predictor del SAHS, mientras cas) de los pacientes con SAHS, ya que pueden
que en los hombres era la circunferencia del cuello. afectar de manera negativa tanto a la calidad de

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (9): 515-521 519


O. Guglielmi, et al

vida como a la adhesión al tratamiento con la CPAP quality of life in patients with obstructive sleep apnea.
[40]. Además, a la luz de la creciente prevalencia de J Adv Nurs 2008; 63: 54-63.
16. Kumar R, Macey PM, Cross RL, Woo MA, Yan-Go FL,
la obesidad en población adulta en España (del Harper RM. Neural alterations associated with anxiety
15,5% para población de ambos sexos entre los 25 y symptoms in obstructive sleep apnea syndrome. Depress
los 60 años [41]), así como en el resto del mundo, Anxiety 2009; 26: 480-91.
17. Romero-Corral A, Caples SM, López-Jiménez F, Somers
resulta crucial profundizar en este nexo, sobre todo VK. Interactions between obesity and obstructive sleep
de cara a un programa de prevención psicoeducati- apnea: implications for treatment. Chest 2010; 137: 711-9.
va que pueda romper el círculo vicioso que se crea 18. Bardwell WA, Berry CC, Ancoli-Israel S, Dimsdale JE.
Psychological correlates of sleep apnea. J Psychosom Res
entre aumento de peso, trastornos respiratorios del 1999; 47: 583-96.
sueño y la depresión. 19. Montero I, León OG. A guide for naming research studies
in psychology. Int J Clin Health Psychol 2007; 7: 847-62.
20. Ramos-Álvarez MM, Moreno-Fernández MM, Valdés-Conroy
En conclusión, los sujetos con SAHS presentan ni- B, Catena A. Criteria of the peer review process for publication
veles más elevados de ansiedad y depresión respec- of experimental and quasi-experimental research in
psychology. Int J Clin Health Psychol 2008; 8: 751-64.
to al grupo de personas sin síntomas de SAHS. Un 21. Rechtschaffen A, Kales A. A manual of standardized
hallazgo relevante del presente estudio es demos- terminology, techniques and scoring system for sleep stages
trar el importante papel que desempeña el IMC, of human subjects. Washington DC: US Government Printing
Office; 1968.
junto con el TST, como factores predictores de la 22. Spielberger CD, Gorsuch RL, Lushene RE. Manual for the
ansiedad y la depresión en pacientes con SAHS. State-Trait Anxiety Inventory (Self-Evaluation Questionnaire).
Palo Alto (California): Consulting Psychologists Press; 1970.
23. Spielberger CD, Gorsuch RL, Lushene RE. Manual de la
Bibliografía adaptación española del State-Trait Anxiety Inventory
(STAI). Madrid: TEA Ediciones; 1982.
1. Grupo Español de Sueño (GES). Consenso nacional sobre el 24. Spielberger CD. Depression evaluation: euthymia and
síndrome apnea-hipopnea del sueño (SAHS). Arch Bronco­- dysthymia. In: Simposio Internacional sobre Depresión.
neumol 2005; 41: 12-29. Granada, España, noviembre de 1999.
2. Mc Ardle N, Hillman D, Beilin L, Watts G. Metabolic risk 25. Buela-Casal G, Agudelo D, Spielberger CD. Adaptación
factors for vascular disease in obstructive sleep apnea. española del inventario de depresión estado-rasgo (IDER).
A matched controlled study. Am J Respir Crit Care Med Madrid: TEA Ediciones; 2008.
2007; 175: 190-5. 26. Spielberger CD, Buela-Casal G, Agudelo D, Carretero-Dios H,
3. Durán J, Esnaola S, Rubio R, Iztueta A. Obstructive sleep Santolaya F. Análisis de validez convergente y discriminante de
apnea-hypopnea and related clinical features in a population- del cuestionario de depresión estado-rasgo (ST-DEP) con
based sample of subjects aged 30 to 70 yr. Am J Respir Crit una muestra española. Actas Esp Psiquiatr 2005; 33: 374-82.
Care Med 2001; 163: 685-9. 27. Bardwel WA, Moore P, Ancoli-Israel S, Dimsdale JE. Does
4. Young T, Palta M, Dempsey J, Skatrud J, Weber S, Badr S. obstructive sleep apnea confound sleep architecture findings
The occurrence of sleep-disordered breathing among in subjects with depressive symptoms? Biol Psychiatry 2000;
middle-aged adults. N Engl J Med 1993; 328: 1230-5. 48: 1001-9.
5. Regal AR, Amigo MC, Cebrián E. Sueño y mujer. Rev Neurol 28. Bardwell WA, Moore P, Ancoli-Israel S, Dimsdale JE. Fatigue
2009; 49: 376-82. in obstructive sleep apnea: driven by depressive symptoms
6. Miró-Morales E, Cano-Lozano MC, Buela-Casal G. Sueño y instead of apnea severity? Am J Psychiatry 2003; 160: 350-5.
calidad de vida. Revista Colombiana de Psicología 2005; 14: 29. Sánchez AI, Buela-Casal G, Bermúdez MP, Casas-Maldonado
11-27. F. The effects of continuous positive air pressure treatment
7. Sánchez AI, Bermúdez MP, Buela-Casal G. Evaluación de on anxiety and depression levels in apnea patients. Psychiatry
la memoria a corto plazo en pacientes con apnea del sueño Clin Neurosci 2001; 55: 641-6.
antes y después del tratamiento con CPAP. Salud Mental 30. Ohayon MM. The effects of breathing-related sleep disorders
2003; 26: 55-61. on mood disturbances in the general population. J Clin
8. Lopes C, Esteves AM, Bittencourt LR, Tufik S, Mello MT. Psychiatry 2003; 64: 1195-200.
Relationship between the quality of life and the severity of 31. Glebocka A, Kossowska A, Bednarek M. Obstructive sleep
obstructive sleep apnea syndrome. Braz J Med Biol Res 2008; apnea and the quality of life. J Physiol Pharmacol 2006; 57:
41: 908-13. 111-7.
9. Sánchez AI, Martínez P, Miró E, Bardwell WA, Buela-Casal G. 32. Naismith S, Winter V, Gotsopoulos H, Hickie I, Cistulli P.
CPAP and behavioral therapies in patients with obstructive Neurobehavioral functioning in obstructive sleep apnea:
sleep apnea: Effects on daytime sleepiness, mood, and differential effects of sleep quality, hypoxemia and subjective
cognitive function. Sleep Med Rev 2009; 13: 223-33. sleepiness. J Clin Exp Neuropsychol 2004; 26: 43-54.
10. Lee S. Depression in sleep apnea: a different view. J Clin 33. Dominici M, Da Mota-Gomes M. Obstructive sleep apnea
Psychiatry 1990; 51: 9-10. (OSA) and depressive symptoms. Arq Neuropsiquiatr 2009;
11. Wells RD, Day RC, Carney RM, Freedland KE, Duntley SP. 67: 35-9.
Depression predicts self-reported sleep quality in patients 34. Resta O, Foschino-Barbaro MP, Legari G, Talamo S, Bonfitto
with obstructive sleep apnea. Psychosom Med 2004; 66: 692-7. P, Palumbo A, et al. Sleep-related breathing disorders, loud
12. Yue W, Hao W, Liu P, Liu T, Ni M, Guo Q. A case-control snoring and excessive daytime sleepiness in obese subjects.
study on psychological symptoms in sleep apnea-hypopnea Int J Obes Relat Metab Disord 2001; 25: 669-75.
syndrome. Can J Psychiatry 2003; 48: 318-23. 35. Knorst MM, Souza FJ, Martínez D. Obstructive sleep apnea­-
13. El-Ad B, Lavie P. Effect of sleep apnea on cognition and mood. hypopnea syndrome: association with gender, obesity and
Int Rev Psychiatry 2005; 17: 277-82. sleepiness-related factors. J Bras Pneumol 2008; 34: 490-6.
14. Kjelsberg FN, Ruud EA, Stavem K. Predictors of symptoms 36. Simon GE, Von Korff M, Saunders K, Miglioretti D, Crane
of anxiety and depression in obstructive sleep apnea. Sleep PK, Van Belle G, et al. Association between obesity and
Med 2005; 6: 341-6. psychiatric disorders in the US adult population. Arch Gen
15. Ye L, Liang ZA, Weaver TE. Predictors of health-related Psychiatry 2006; 63: 824-30.

520 www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (9): 515-521


Obesidad y calidad de sueño: predictores de la depresión y la ansiedad en pacientes con SAHS

37. Onyke CU, Crum RM, Lee HB, Lyketsos CG, Eaton WW. Is 39. Vieyra-Reyes P, Venebra-Muñoz A, Rivas-Santiago B, García-
obesity associated with major depression? Results from third García F. Acción de la nicotina como antidepresivo y regulador
national health and nutrition examination survey. Am J del sueño en sujetos deprimidos. Rev Neurol 2009; 49: 661-7.
Epidemiol 2003; 158: 1139-47. 40. Stepnowsky CJ, Bardwell WA, Moore PJ, Ancoli-Israel S,
38. Mondragón-Rezola E, Arratíbel-Echarren I, Ruiz-Martínez J, Dimsdale JE. Psychologic correlates of compliance with
Martí-Massó JF. Trastornos del sueño en la enfermedad de continuous positive airway pressure. Sleep 2002; 25: 758-62.
Parkinson: insomnio y fragmentación del sueño, hipersomnia 41. Aranceta-Bartrina J, Serra-Majem L, Foz-Sala M, Moreno-
diurna, alteraciones del ritmo circadiano y síndrome de Esteban B, Grupo Colaborativo SEEDO. Prevalencia de
apnea del sueño. Rev Neurol 2010; 50 (Supl 2): S21-6. obesidad en España. Med Clin (Barc) 2005; 125: 460-6.

Obesity and sleep quality: the predictors of depression and anxiety in obstructive sleep apnea syndrome
patients

Introduction. Obstructive sleep apnea syndrome (OSAS) is a chronic illness characterized by episodes of upper airway
obstruction during sleep. Mood disturbance has been frequently related to OSAS, but there is no a consensus among
results of different studies.
Aims. To assess depression and anxiety of patients with SAHS, and to determine which of polysomnographic variables that
best predicts the mood of the patients.
Patients and methods. The sample consisted of 100 subjects: 50 patients with OSAS diagnosed with traditional poly­
somnography, and 50 without OSAS symptoms. Both groups answered the State-Trait Anxiety Inventory and the State
and Trait Depression Questionnaire.
Results. The results demonstrate that the patients with OSAS show higher scores in depression and anxiety than the
control group. The variables that better predict the OSAS patient’s mood symptoms were body mass index and total sleep
time.
Conclusions. This study shows the effect of the OSAS in the mood of the patients and confirms the complex relation
between obesity, quality of sleep and mood disorder in OSAS patients.
Key words. Anxiety. Depression. Obesity. Polysomnography. Sleep apnea.

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (9): 515-521 521

View publication stats