You are on page 1of 18

UNIVERSIDAD NACIONAL

“PEDRO RUIZ GALLO”

FACULTAD DE INGENIERÍA AGRÍCOLA

ESCUELA PROFESIONAL
DE INGENIERÍA AGRÍCOLA

ASIGNATURA:
Edafología

DOCENTE:
Ing. Celso Escurra Díaz

ESTUDIANTE:

Alvitez Figueroa Carmen del


Rosario
Albites Paico Juan Víctor
Leyva García Rayson
Matallana Graus Luis
Rubio Mena Jhonny
Tarillo Torres Percy Wiliam

CICLO:
2010-II

LAMBAYEQUE- PERÚ
I. REVISIÓN LITERARIA

¿Qué entendemos por SUELO?

El suelo es la representación de la capa exterior de la superficie


terrestre, que ha sido alterada lentamente con el transcurso del
tiempo, ya sean por procesos físicos, químicos y biológicos (acción de
la vegetación y del ser humano).
Es un material extraordinario, que se ha formado originalmente de
rocas subyacentes o de los depósitos de ríos y de los mares (suelos
aluvionales) y del viento (suelos eólicos, tales como el loess) o suelos
de cenizas volcánicas.
Está constituido por elementos sólidos, líquidos y gaseosos. La fase
sólida comprende constituyentes minerales de tamaños y formas
variadas y una parte orgánica formada de elementos vivos 8raíces,
microfauna) y de residuos orgánicos en diversos estadíos de
degradación. La fase líquida es una solución acuosa (agua y sales
minerales) más o menos ligada a la fase sólida del suelo. La fase
gaseosa es una mezcla de los gases que constituyen el aire
atmosférico (N2, O2, CO2, H2O).

TEXTURA DEL SUELO


La textura se refiere al tamaño predominante de las partículas sólidas
que constituyen el suelo. Tradicionalmente se dividen estas partículas
en tres gamas de tamaño o fracciones texturales (además de las
gravas y piedras): arena, limo y arcilla.
Las partículas se definen en función de su diámetro, considerando
que las partículas no esféricas presentan un diámetro equivalente
cuya dimensión se sitúa entre la máxima y la minima, de modo que la
fracción de ARE está constituida por partículas minerales cuyo
diámetro está comprendido entre 0.005 y 2 mm, la fracción de LIM
entre 0.002 y 0.05 mm y la ARC aquella cuyo tamaño es inferior a
0.002 mm.
Lo útil de conocer la textura o clase textural a la que pertenece un
suelo consiste en que permite ser una
deducción aproximada de las propiedades
generales (como la fertilidad) del suelo, y
así ajustar las prácticas de manejo,
labranza, riego (ayudad a determinar la
velocidad de consumo de agua y el
almacenaje de agua en el suelo), la amplitud de aireación, y
fertilización de este, a fin de obtener mayor eficiencia de la
producción agrícola. La información relativa de la textura del suelo
también puede utilizarse para clasificar suelos, evaluar y valorar
tierra, determinar la capacidad de uso, etc.
Se trata de una de las cualidades más estables del suelo, pudiendo
ser modificada ligeramente por prácticas de manejo, los cuales
originan las mezclas de las distintas capas de suelos.
El número de combinaciones posibles de arena (ARE), limo (LIM) y
arcilla (ARC) es muy grande, no obstante en el triangulo textural se
recogen 12 “clases texturales”. Los suelos de cada clase poseen
aproximadamente la misma superficie específica y diversas
características comunes.

Granulometría
La textura de un suelo se determina con bases en el análisis
mecánico o granulométrico, el cual consiste en la separación y
cuantificación de las partículas de arena, limo y arcilla de una
muestra de suelo, y en la consulta del triangulo de texturas. La
cuantificación de partículas minerales puede realizarse utilizando
varios métodos entre los cuales está el método de los tamices, para
separar las partículas gruesas y de sedimentación para las partículas
finas.

Método de los Tamices


Este método se utiliza para cuantificar las partículas de los suelos
donde predomina la fracción arenosa; consiste en pasar la muestra
del suelo, previamente dispersa, con un aserie de tamices cuyo
diámetro de orificios es seleccionado de antemano. Este
procedimiento solo puede separar partículas de diámetro mayor de
50 μm, pero se debe procurar que el tamiz no tenga roturas

Método de sedimentación de partículas


En la actualidad, este es el método más utilizado para cuantificar la
arena, el limo, la arcilla contenidos en muestras de suelo. El método
se basa en la Ley de Stokes para partículas sólidas, que cae dentro de
un fluido viscoso.
El método de sedimentación supone que la concentración de
partículas de un tamaño dado da una profundidad considerada,
permanece constante, hasta que dada las partículas de ese tamaño
han caído debajo de esa profundidad. Además este método es pocos
sensible para la fracción arenosa, puesto que sus tiempos de
sedimentación son muy pequeños, por lo que se recomienda
determinar esta fracción utilizando tamices.

Textura y factores formadores


La acción de los factores formadores queda reflejada en la textura del
suelo. Así, la roca tiende a dar una determinada clase textural, que
quedara más patente cuanto más joven sea el suelo (en un principio
el suelo hereda la textura del material original). El clima tiende a
condicionar la textura en función de su agresividad (texturas groseras
en climas áridos y texturas arcillosas en climas húmedos y
templados). El relieve condiciona el transporte de las partículas. El
tiempo tiende a dar una mayor alteración y favorece el aumento de la
fracción arcilla.

Textura y procesos de formación


La actuación de determinados procesos queda reflejada en la textura:
fersialitización (texturas arcillosas), ferralitización y podsolización
(concentración de arenas), iluviación de arcilla (produce contrastes
texturales entre los horizontes de un suelo).

Grado de evolución
La relación entre la cantidad de arcilla del material original y la de
cada uno de los horizontes de un suelo es un buen índice del grado de
evolución.

Clasificación de suelos
En todas las clasificaciones de suelos la textura es un carácter
diferenciante ampliamente utilizado para definir las clases de suelos a
todos los niveles.

Evaluación de suelos
De igual manera que en las clasificaciones de suelos, también a nivel
de evaluación la textura del suelo es un parámetro evaluador de la
calidad.

Propiedades del suelo


La gran mayoría de las propiedades físicas, químicas y fisicoquímicas
están influenciadas por la granulometría : estructura, color
consistencia, porosidad aireación, permeabilidad, hidromorfía,
retención de agua, lavado, capacidad de cambio, reserva de
nutrientes...

Propiedades agrológicas
Los suelos arenosos son inertes desde el punto de vista químico,
carecen de propiedades coloidales y de reservas de nutrientes. En
cuanto a las propiedades físicas presentan mala estructuración,
buena aireación, muy alta permeabilidad y nula retención de agua.
Por el contrario los suelos arcillosos son muy activos desde el punto
de vista químico, adsorben iones y moléculas, floculan (la fracción
arcilla permanece inmóvil) y dispersan (migran), muy ricos en
nutrientes, retienen mucha agua, bien estructurados, pero son
impermeables y asfixiantes.
Los suelos limosos tienen nula estructuración, sin propiedades
coloidales, son impermeables y con mala aireación.
Los suelos francos son los equilibrados con propiedades
compensadas.

Erosión
Las partículas de arena son arrastradas por el viento y agua, las
arenas finas son muy erosionables. Las arcillas se pegan y se
protegen, los limos no se unen y se erosionan más fácilmente.

Contaminación
Las arenas son muy inertes mientras que las arcillas tienen un alto
poder de amortiguación, pueden fijar y transformar a los
contaminantes y presenta por tanto una alta capacidad de
autodepuración.

DETERMINACIÓN DE LA TEXTURA DEL SUELO EN TERRENO


Triangulo textural de USDA

Determinación manual de la clase textural


Esta aproximación al tacto de la clase textural se basa en la
respuesta que puede manifestar el suelo frente a un manejo
determinado, tal como la labranza o su comportamiento frente al
agua.
Los suelos donde predomina la ARC son capaces de almacenar mucha agua,
que queda retenida en el micro poros, mientras que en un terreno arenoso
el agua circula más fácilmente y su retención es minima. Los suelos gruesos
(o arenosos) no retienen bien el agua y los nutrientes.
Esta respuesta está estrechamente relacionada a las propiedades
cualitativas de los separados del suelo. En la Tabla 1 se incluye una
serie de estas propiedades, que resultan muy útiles para estimar la
clase textural por
esta vía.
Un Suelo Arenoso, es aquel donde predomina la porción arenosa (A).
Un Suelo Limoso es aquel donde predomina la fracción limo (L).
Un Suelo Arcilloso es aquel donde predomina la fracción arcilla (a).
Se denomina Suelo Franco, aquel que presenta una proporción
parecida de: Arena, Limo y Arcilla.
La mayor proporción de una fracción respecto a las otras dos,
determina la denominación del suelo.
Ejemplo: Arcillo-Arenoso (mayor proporción de arcilla que de arena y
muy poco limo); Franco Arenoso (suelo tiene arcilla, limo y arena,
pero un poco más de arena); etc.
Las guías para llegar aproximadamente a las clases texturales a nivel
de campo son empleadas para tener una orientación general.

Características de algunas texturas de suelo.

1) Textura Arenosa: es no cohesiva y forma sólo gránulos simples.


Las partículas individuales pueden ser vistas y sentidas al tacto
fácilmente. Al apretarse en la mano en estado seco se soltará con
facilidad una vez que cese la presión. Al apretarse en estado húmedo
formará un molde que se desmenuzará al palparlo.

2) Textura Franco arenosa: es un suelo que posee bastante arena


pero que cuenta también con limo y arcilla, lo cual le otorga algo más
de coherencia entre partículas. Los granos de arena pueden ser vistos
a ojo descubierto y sentidos al tacto con facilidad. Al apretarlo en
estado seco formará un molde que fácilmente caerá en pedazos, pero
al apretarlo en estado húmedo el modo formado persistirá si se
manipula cuidadosamente.

3) Textura Franca: es un suelo que tiene una mezcla relativamente


uniforme, en términos cualitativos, de los tres separados texturales.
Es blando o friable dando una sensación de aspereza, además es
bastante suave y ligeramente plástico. Al apretarlo en estado seco el
molde mantendrá su integridad si se manipula cuidadosamente,
mientras que en estado húmedo el molde puede ser manejado
libremente y no se destrozará.

4) Textura Franco limosa: es un suelo que posee una cantidad


moderada de partículas finas de arena, sólo una cantidad reducida de
arcilla y más de la mitad de las partículas pertenecen al tamaño
denominado limo.
Al estado seco tienen apariencia aterronada, pero los terrones
pueden destruirse fácilmente. Al moler el material se siente cierta
suavidad y a la vista se aprecia polvoriento. Ya sea seco o húmedo los
moldes formados persistirán al manipularlos libremente, pero al
apretarlo entre el pulgar y el resto de los dedos no formarán una
“cinta” continua.

5) Textura Franco arcillosa: es un suelo de textura fina que


usualmente se quiebra en terrones duros cuando éstos están secos.
El suelo en estado húmedo al oprimirse entre el pulgar y el resto de
los dedos formará una cinta que se quebrará fácilmente al sostener
su propio peso. El suelo húmedo es plástico y formará un molde que
soportará bastante al manipuleo. Cuando se amasa en la mano no se
destruye fácilmente sino que tiende a formar una masa compacta.

6) Textura Arcillosa: constituye un suelo de textura fina que


usualmente forma terrones duros al estado seco y es muy plástico
como también pegajoso al mojarse. Cuando el suelo húmedo es
oprimido entre el pulgar y los dedos restantes se forma una cinta
larga y flexible.

ESTRUCTURA DEL SUELO

La estructura del suelo es la manera en que


sus partículas primarias (arena, limo y arcilla)
están ensambladas formando agregados
(peds), es decir, unidades mayores con planos
débiles entre sí.
Según Thompson y Troeh, 1988, La
estructura del suelo es la ordenación de las
partículas individuales para formar unidades
mayores y resulta de la tendencia que experimentan las partículas
más finas de unirse formando agregados. Estos presentan planos
débiles entre sí.
La estructura es una de las características físicas del suelo de
mayor importancia agrícola; sin embargo, es una de las menos
entendidas, pobremente descritas y mal manejadas. Pocos
agricultores evitan destruir los agregados durante la labranza, lo
cual provoca en muchos casos un empobrecimiento físico del
suelo.
Desde el punto de vista morfológico, la estructura es 1a
disposición; de las partículas primarias del suelo que forma
compuestos separados de los contiguos y que tienen propiedades
diferentes de las de una masa igual de partículas sin agregación
(DAEU, 1957).

Se habla de estructura como una propiedad y es más bien un estado,


ya que cuando el suelo está seco, se agrieta y se manifiesta la
estructura, pero si está húmedo, el suelo se vuelve masivo, sin
grietas y la estructura no se manifiesta.
En los peds hay un material inerte, arenas, que se unen por la
materia orgánica y las arcillas y otros agentes cementantes. Si las
arcillas están dispersas, el suelo carece de estructura, si están
floculadas, forman estructura.

DESCRIPCIÓN Y CLASIFICACIÓN

Los agregados del suelo son sólidos definidos por formas geométricas
más o menos regulares; también se les denomina partículas
secundarias. Los agregados pueden ser pequeños o grandes, estos
últimos formados por la unión de agregados menores.

No existe una clasificación universal de la estructura; sin embargo,


ésta se describe con base en tres criterios:
a) Tipo: aspecto o forma de los agregados.
b) Clase: tamaño de los agregados.
c) Categoría: grado de durabilidad de los agregados.

De acuerdo con la forma de los agregados, se distinguen dos grandes


tipos:
-Estructura amorfa. Su constitución es masiva, compacta, continua o
de grano simple.
-Estructura organizada. Las partículas constituyen agregados de
forma definida; en este grupo se incluyen los tipos siguientes:
a) Laminar. Las partículas se distribuyen a lo largo de un plano,
generalmente horizontal. La sobreposición de los planos o placas
disminuye la permeabilidad del suelo.
b) Prismoide. Las partículas se agrupan alrededor de una línea
vertical, formando unidades limitadas por superficies verticales,
relativamente planas. Si estas superficies forman ángulos definidos,
se le llama estructura prismática, y si las superficies son
redondeadas se le denomina estructura columnar.
c) Blocosa. Las partículas están dispuestas alrededor de un punto
central y limitadas por superficies planas o algo redondeadas. Este
tipo de estructura se divide en dos subtipos: 1. bloques angulares,
donde los terrones están limitados por superficies planas que forman
ángulos o bordes más o menos agudos. 2. bloques subangulares,
donde los terrones están limitados por superficies redondeadas.
d) Esferoidal. Las partículas se distribuyen alrededor de un punto
central y los terrones están limitados por superficies redondeadas o
irregulares. Existen dos subtipos; 1. Estructura granular, donde los
terrones son pequeños y esferoidales, no se unen a otros agregados
y prácticamente no tienen poros; 2. Estructura migajosa, con
terrones porosos, pequeños y esferoidales que tampoco se unen a
otros agregados.
GRADO DE CATEGORÍA
El grado de categoría de una estructura está determinado por la
estabilidad o durabilidad de los agregados y por la facilidad con que
puedan separarse; al respecto, la humedad del suelo entre otros
factores, desempeña un papel muy importante. Así pues, teniendo en
cuenta la durabilidad de los agregados, se pueden distinguir las
siguientes categorías:
a) Carente de estructura o desarrollada muy pobremente; no existen
agregados o terrones notorios.
b) Débil: la formación de los agregados es imprecisa, por lo que ape-
nas se notan.
c) Moderada: los agregados se han desarrollado medianamente, son
duraderos y se distinguen fácilmente.
d) Fuerte; con agregados muy bien formados, que se distinguen con
facilidad y son muy duraderos o de alta estabilidad.
Conviene señalar que existen otras clasificaciones de la estructura
que presentan subdivisiones diferentes de las mencionadas o
incluyen otros factores no mencionados. Entre estas últimas se han
presentado las siguientes:
1. Clasificación según la dureza de los agregados; la dureza es afecta-
da por el contenido de humedad, cantidad y tipo de arcilla, cantidad
y tipo de cationes intercambiables y contenido de materia orgánica.
2. Clasificación según el tamaño de poros, se basa en la porosidad del
suelo y en la distribución del tamaño de poros (porcentaje que ocupa
cada tamaño o rango de diámetros) que se puede determinar a partir
de una curva de retención de humedad. La porosidad es de gran
importancia agrícola, ya que en los espacios porosos se alojan las
raíces y microorganismos del suelo, además del agua, nutrimentos y
oxígeno requeridos por ellos. Los poros desempeñan otras funciones
agrícolas importantes.
3. Clasificación por la asociación de agregados. La estructura simple
es la microestructura primaria de Tulin; la estructura compleja resulta
de la floculación de micro agregados, los cuales tienen un diámetro
menor de 0.25 mm mientras que los macro agregados tienen un
diámetro mayor de 0.25 mm.
Desde el punto de vista agronómico el mejor tamaño de agregados
para las plantas varía de 0.15 a 10 mm que es el tamaño de las
semillas de mayoría de las plantas cultivadas.

FORMACIÓN ESTRUCTURAL

La formación de agregados o p e d s en los suelos depende


principalmente de las fuerzas de cohesión de las partículas finas,
principalmente coloides, y de las fuerzas que generan la organización
y la retención de partículas primarias en unidades estructurales de
tamaño y forma definible. Estas fuerzas o factores que las generan o
que las afectan no son comúnmente conocidos, pero entre ellas están
las siguientes:

1) Presencia de coloides orgánicos e inorgánicos, especialmente


por su doble capa eléctrica. Según el tipo y cantidad de coloides
será su efecto sobre la alineación de las superficies de las par-
tículas, desarrollo de las superficies de las unidades estructurales,
acción cementante, expansión y contracción, etcétera.
2) Cationes intercambiables, de los que el calcio, el magnesio y el
potasio neutralizar, las cargas negativas de los coloides con alta
eficiencia, y facilitan así la buena estructuración del suelo. El sodio
produce efectos defloculantes, perjudiciales para la estructura.
3) Cementantes inorgánicos, como los sesquióxidos de fierro y
aluminio, que ayudan a formar agregados estables ante la acción
del agua. Las sales solubles, en concentraciones medias o altas,
causan la floculación de los coloides, aun en suelos sódicos.
4) Textura del suelo. La cual indica la proporción de partículas pri-
marias que forman los agregados.
5) Micro y macroorganismos del suelo -principalmente bacterias,
hongos, raíces, lombrices y algunos insectos- producen efecto,
físicos de empuje sobre las partículas de suelo. Las raíces excre- :

tan compuestos orgánicos gelatinosos que sirven de ligamentos ;

entre partículas; los hongos producen micelios; las bacterias,


gomas. Algunos autores opinan que la mayor parte del humus
proviene de productos metabólicos de animales pequeños (lom-
brices, arañas, insectos y nematodos, entre otros).
6) Residuos orgánicos, especialmente de origen vegetal, que son
la fuente alimenticia de la mayoría de los seres vivos del suelo.
7) Aire, crea tensión superficial, determina la forma iónica de los
elementos en el suelo, es utilizado en la respiración de raíces,
etcétera.
8) Temperatura, afecta los coeficientes de difusión de los gases;
determina la actividad de los seres vivos, la velocidad de las ü
reacciones químicas, como la descomposición de la materia
orgánica, etcétera.
9) Presión entre partículas de suelo causada por hinchamiento de
las arcillas, congelamiento del agua, crecimiento de las raíces,
etcétera, lo cual aproxima las partículas de suelo.
10) Agua, contribuye a mantener la vida en el suelu, hace
posible el hinchamiento de coloides, la tensión superficial, el
congelamiento, etcétera.

Estabilidad de la estructura
La estabilidad estructural es la capacidad de los agregados para
conservar su forma cuando se humedecen. Por otra parte,
capacidad estructural del suelo es la potencialidad para formar
terrones espontáneamente y que éstos se dividan en agregados
pequeños.
Los agregados resistentes al agua permiten una mayor velocidad de
infiltración y son más consistentes ante la erosión. Los agregados no
resistentes forman generalmente costras en la superficie del suelo.
La inestabilidad de los agregados se debe principalmente al tipo de
arcilla (las expandibles forman agregados más inestables), a la
naturaleza de los productos de la descomposición de la materia
orgánica, a los cationes asociados con los coloides (el exceso de
sodio provoca dispersión de partículas)
y a la naturaleza de la floculación microbiana (los micelios y las
sustancias gomosas producidas por las bacterias favorecen la
agregación). El pH y la cantidad de calcio del suelo también influyen.

Efectos de la estructura en el crecimiento vegetal

El crecimiento vegetal depende de la condición general del suelo; la


estructura de éste produce efectos directos importantes sobre:
-La aireación del suelo.
-La velocidad de infiltración del agua y su relación con los
escurrimientos, y sobre la conductividad hidráulica.
-La resistencia del suelo a la penetración de las raíces, la
facilidad de laboreo y emergencia de plántulas.
-La densidad aparente, porosidad, retención de humedad
disponible para las plantas y formación de "piso de arado", o
compactación.

La temperatura del suelo y sus variaciones; un suelo bien estruc-


turado generalmente tiene menor conductividad térmica y, por tanto,
menores variaciones de temperatura.
La configuración de los poros (conectados o aislados).
Un buen suelo para los cultivos es aquel que posee una estructura
mular o migajosa (agregados de 0.25 a 10 mm de diámetro
promedio) cuyos agregados grandes se desmoronan con facilidad;
por tanto, no se dificultan a ararlo cuando está seco y no se vuelve
pegajoso cuando se moja, sin embargo, el mejor tipo de estructura
estará en función del hábito de movimiemo del sistema radical de
cada cultivo.
El agrónomo podrá diagnosticar la productividad del suelo agrícolam
con base en el análisis de su estructura, así como un médico
diagnostica a una persona por su apariencia.
La estructura de los suelos varía con la profundidad y con la edad de
estos; los suelos que están viejos o maduros tienen una estructura
más desarrollada.
II. BIBLIOGRAFÍA

(1)http://www.siar.cl/docs/protocolos/Det_textura_suelo.pdf

(2)Elementos De Agroclimatologia. Bib. Orton IICA / CATIE

(3)Los fertilizantes y su uso: una guía de bolsillo para los oficiales de


extensión. Fao. Food & Agriculture Org., 2002 - 86 páginas.

(4)Estudio de propiedades hídricas del suelo mediante medidores de


actividad de agua en la zona regable de Terra Chá. Martínez Pérez,
Emma María. Univ Santiago de Compostela

(5) http://www.natureduca.com/cienc_gen_suelotextura.php

(6) http://www.madrimasd.org/blogs/universo/2007/01/09/56848

(7) http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2604189

(8) http://www.galeon.com/geomecanica/cap3.pdf