Asociación Española de Estudios Jurídicos y Psicoanalíticos

Lección II
SEMINARIO DE DERECHO Y PSICOANÁLISIS Curso 2008/2009 1. De la institución 1.1Introducción Desde este primer momento voy a tratar de situarles, de manera decidida, frente al análisis de una cuestión nuclear: el Poder y sus formas de organización. En Occidente no se podrán comprender las sucesivas formulaciones políticas que el Poder ha adoptado sin percibir el catálogo de los elementos estructurales que soportan el montaje escénico de cada una de ellas; es decir, es preciso percibir cómo se reproduce indefinidamente la estructura del Poder político gracias a un discurso que se ha dado en llamar jurídico y que, sin embargo, cada día está más lejos de toda conexión con la Ley. Así, el Poder se ha convertido, a causa de la normatividad jurídica, en un discurso de última instancia al que ninguna razón humana puede constreñir. Como afirma Legendre , «se trata de observar cómo se propaga la sumisión de los sujetos, trasformada en deseo de sumisión, cuando la gran obra del Poder consiste en hacerse amar». La puesta en escena social del montaje político se ha hecho posible, a lo largo de la historia, gracias a una ciencia muy particular, la jurídica, que sienta las bases de ese amor, pero debidamente disfrazado en su texto. Legendre sostiene que «la ley en cada sistema instituye su propia ciencia, un saber legítimo y magistral, para asegurar a los sujetos la comunicación de las censuras y hacer prevalecer la opinión de los maestros». Entonces, de qué hablamos cuando, en el contexto del discurso del derecho nos referimos a la «institución jurídica». Qué es lo que entendemos por «instituir», y cuándo esa acción debe recibir el nombre de «jurídica». Plantear esta cuestión nos convoca a todos, a mí el primero, al análisis de los significados profundos de estas dos palabras: «institución» y «jurídica». 1.2 De la estructura de la institución El término instituir proviene de la latinidad . Indica muy bien aquello de lo que se trata en las organizaciones concretas, del poder de simbolizar de una sociedad, y reúne la metáfora arquitectónica de la estructura: colocar, ordenar, reglamentar; de modo tal que los elementos que hay que reunir sean firmemente reunidos; firmeza que es 1. P. LEGENDRE, El amor del censor, Barcelona, Anagrama, 1979, p. 5 2. P. LEGENDRE, op. cit., p. 5. 3. Íd., De la Société comme texte, Librairie Arthème Fayard, París, 2001, p. 41. importante resaltar, pues está basada en la construcción de una ficción que opera como el elemento discursivo que permite sostener la racionalidad que valida las imágenes de los objetos y garantiza su causalidad. Expliquemos esto un poco más. Sin la construcción discursiva de las ficciones los objetos materiales serían inaccesibles a la razón humana. Para la razón humana, una mesa es una mesa porque a través de una ficción discursiva ligamos su materialidad con un significado imaginario, y es igual en lo referente al hombre. Se trata, por tanto, de poder percibir en la estructura de la institución el decisivo lugar que ocupa la construcción de la ficción que permite, a su vez, que el discurso ponga en su lugar la causa fiadora de la estructura institucional; es decir, poder percibir en el «Nombre de que» se fía la existencia de la institución, cuál es el elemento de cierre de la estructura discursiva que sostiene la institución. En consecuencia, se trata de percibir cómo la ficción permite que el discurso coloque, ordene y reglamente un conjunto de individuos como una sociedad humana; en definitiva, se trata de percibir la función institucional del lenguaje humano. Legendre afirmará que «sin el montaje del discurso en nombre del cual funciona el Estado o el Tótem, ninguno de los dos existiría». Sin embargo, en la vida cotidiana esta función de síntesis de la ficción pasa prácticamente desapercibida para la generalidad de los individuos que constituyen las diferentes sociedades humanas. Todos damos más o menos por supuesta la existencia de la ficción fiadora de la causalidad social sin preocuparnos demasiado por su análisis y las consecuencias normativas que su puesta en escena conlleva. Para poder comprender los mecanismos de los montajes de ficción, en los que toda sociedad humana se asienta , es preciso descomponer dichos montajes en dos niveles de percepción. En primer lugar, es preciso comprender que las diferentes ficciones son percibidas a través de la experiencia religiosa y política, y que en ellas el paradigma fundador remite siempre a un orden de filiación : ser hijo de… En segundo lugar, y de modo mucho más complejo, es preciso percibir lo que se ha dado en llamar la tradición; 4. El término de ficción se emplea aquí como sinónimo de metáfora, entendida ésta como el empleo discursivo de una palabra que consiste en trasladar el sentido recto de la misma a otro figurado en virtud de una comparación tácita. El motivo de sostener el empleo del término ficción se fundamenta en que, como acertadamente sostiene Legendre, la ficción, más que la metáfora, abarca su acción y su resultado discursivo; es decir, la ficción es capaz de terminar ocupando el lugar originario de la palabra sin necesidad de comparación tácita . 5. Aquí el término significado se usa en el sentido de la segunda acepción del DRAE: «significación o sentido de las palabras o frases». 6. Aquí el termino ficción es usado como la acción y el efecto de dar a entender lo que no es cierto; por tanto, dar existencia real a lo que tan sólo tiene existencia ideal. Por el momento, no se plantea la existencia ideal como existencia de una realidad de otro orden, lo que dejaremos para un momento posterior de estas lecciones, en el que analizaremos las consecuencias legales del discurso humano. 7. P. LEGENDRE, op. cit., p. 42. 8. Un ejemplo ilustrativo de esa actitud pasiva que el individuo tiene frente a la ficción como causa fiadora del discurso
http://www.totemytabu.org Motorizado por Joomla! Generado: 30 May, 2010, 18:41

con su mismidad. es decir. Las metáforas ser hijo de la Iglesia católica. surge la primera institución humana: la familia agnaticia . pero. La sociedad occidental. 17.. podemos decir que la institución comporta el ejercicio de un Poder basado en la puesta en escena de una ficción que se hace cargo de un «saber» sobre la Ley que rige la sólida reunión de los elementos biológicos. 43. ilustran la experiencia a la que me refiero. LEGENDRE. op. los dos textos quedan referidos a la Biblia y al Corpus Iuris Civilis. sociales y subjetivos de los individuos hablantes. lo social y lo subjetivo. Colección Mille et une nuits. op. 19.&sigmaf.totemytabu. sobre dicho orden. cuestión. 14.. única institución capaz de reunir. por su parte. obliga al ejercicio del Poder a tomar a su cargo el saber sobre qué es la Ley del hombre y a sostener lo que es justo conforme a dicha Ley en los procesos de sostenimiento y reproducción de lo humano. la institución familiar y las leyes que la rigen no debieran ser desconocidas por ninguna otra institución humana . donde se re-produce el ser humano. social y subjetivo. Ibid. P. Estos dos niveles de la ficción funcionan en la estructura social de manera solidaria. es decir. las civilizaciones y sus instituciones fabrican las palabras del destino humano que los romanos denominaron fata. La familia agnaticia es aquella en la que la genealogía consanguínea se produce entre agnados. de una veneración. el orden de vinculación genealógica se produce cuando el fundador llama a los que descienden de varón en varón. Su ensamblaje articula los sistemas de interrelación de los diferentes elementos genealogía e interpretación. Las limitaciones impuestas a todo cuestionamiento que rebase los presupuestos lógicos de la doxa social. social y subjetivo. En consecuencia. el ciclo vital -nacimiento. Para este autor. 13. ésta. y que 11. LEGENDRE. el examen de los modelos de interpretación. se contiene en el término griego &alpha. es. en su esencia. El término de derecho. conforme a dicha Ley. las cuestiones justas. mientras que muy pocos tomaron en consideración qué se escondía en la estructura discursiva de la «Norma hipotética fundamental». fundado o razonable.. imbuida de papanatismo científico. pero también la idea de camino recto. 15. sea éste religioso o jurídico. Así. 18:41 . que expresa la idea que. sin torcimientos a un lado o al otro . la mayoría de las veces. La familia agnaticia humana es el nicho biológico.que posibilita el nacimiento del individuo y del grupo humano. En resumen. Sin ficción no es posible la estructuración de ninguna sociedad humana. Legendre sostiene que «fabricar al hombre». me remito al concepto que desarrolló Wundt . comporta ejercer el Poder en el lugar mismo donde se lleva a cabo dicha acción. 12. La estructura institucional antes descrita permite el ordenamiento genealógico dentro de un ámbito normativo que posibilita la sólida reunión de los tres elementos a reunir: lo biológico. por lo tanto. 18. a través del lenguaje. organizan los espacios diferenciados y los sitios desde los que se puede enunciar el discurso al mismo tiempo que despliegan sus efectos en la elaboración de las reglas del saber. paradójicamente. las líneas exegéticas de las culturas que ligan a los individuos con un texto .org Motorizado por Joomla! Generado: 30 May. para que se parezca al hombre. 16. el romano sacer o el hebreo kadesh. cuando menos.. está aún muy lejos de poder comprender las trágicas consecuencias que comporta para la especie humana. este temor deriva. vivir y morir según la justicia. a la necesidad de reunir sólidamente los elementos biológicos. las palabras justas. voy a acudir al concepto de tabú. Esto autoriza la pregunta: ¿existe algún secreto en la fabricación del hombre? Enfrentando la respuesta. P. 10. París. en su esencia. cit. sociales y subjetivos que todo individuo humano comporta. de unos sentimientos en los cuales van aparejados veneración y temor en una forma más o menos indiferenciada. 2010.3De la estructura jurídica El término de jurídico hace referencia a lo que atañe al derecho. en su organización psíquica y social. Para que sea posible percibir la esencia de este derecho. extrema y decisiva que no admite apelación posible. Para ampliar esta referencia me remito al texto de Pierre Legendre La fabrique de l´homme occidental. Se trata. desligarse de las Leyes que la rigen. En consecuencia. aproximadamente. p. desarrollo y muerte. es decir. 1. La puesta en escena de tal ficción permitió a Kelsen sostener su Teoría pura del Derecho que mereció ríos de tinta. o. igual. todo aquello que sirve como símbolo en una sociedad humana. seguido. para el hombre. Para su comprensión. administrando. expresan la necesidad de que no se produzca ningún desbordamiento del discurso de la «Referencia». de poder comprender que toda institución jurídica remite. cit. 9. en la acción misma de su re-producción.&omicron. Arte Editions. la Ley que lo constituye y que lo liga. con las que el hombre afronta la ley universal de nacer. etc. 24. pues. tabú hace referencia a un objeto que ocasiona temor.&gamma. Expresa por tanto la idea de esa función original que el Poder debe ejercer en la administración de la Ley que rige la sólida reunión de los elementos estructurales de lo humano (biológico. Como sostiene Legendre . 2000. Más adelante se analizarán las consecuencias normativas que tuvo para el Derecho medieval la Referencia del discurso jurídico al Corpus Iuris Civilis interpretado desde la exégesis bíblica. p. social y subjetivo).que promueven la necesidad de una coherencia lógica entre ambos registros y obtiene su eficacia de una elaboración ordenada del «saber preguntar». la función del Poder asume la tarea de hacer simbólicamente accesible. por lo tanto. sólidamente los tres elementos -biológico. Bajo el término de Referencia se señala aquí el lugar de ficción que sirve a la vez para adscribir a los individuos a un orden genealógico y a &ldquo. http://www. puesta en uso por el Poder. Esta es en esencia la función del Estado y de los mecanismos de sus formulaciones jurídicas.un saber preguntar&rdquo. En la tradición cultural de Occidente.Asociación Española de Estudios Jurídicos y Psicoanalíticos se puede ver en la «Norma hipotética fundamental» del pensamiento kelseniano.de dichos individuos. hace referencia a una pluralidad de conceptos dentro de los cuales se expresa la idea de justo. a las necesidades estructurales de la institución familiar y. ser hijo de la Revolución francesa.

22. París. los lugares del anterior tótem. hay que situarse en la función que el tabú ejerce 20. pues observamos que de diversos animales según la especie hay diversas figuras y no diversos colores. Basta. si se quita el color de alguna cosa pintada en la pared. y hasta invalidando cualquier idea establecida. entendido entonces como un Referente que presenta la particularidad esencial de no ser asignable a una historia. I. El término de figura. el sacerdote. no tomo. mediador entre la madre y el hijo.. dice Dor. En las cosas creadas. BAC. tal uso. En consecuencia. orden que permite la repetición de la acción de reunir sólidamente lo biológico. por lo menos en el sentido de una ordenación cronológica. Siendo su estatuto el de un puro referente. sirva de argumento a dicha función. pues. Así. por lo tanto. 1990. entre otras la propia existencia de cada viviente hablante. llegar a situarlo en el hombre. Por otra parte. la noción de padre como operador simbólico tampoco remite exclusivamente a la existencia de cierto padre encarnado. 1994. que la noción de padre interviene en la estructura familiar como un operador simbólico anhistórico. Nueva Visión. 2010. sociales y subjetivos que comporta un ser humano y. TOMÁS DE AQUINO. en contra de todo lo que se podría esperar. a la estructura grupal en la que se integra. no se dice que se ha quitado la imagen. el lugar destinado originariamente a sostener la ambivalencia sentimental que produce el tabú. 23. por derivación. en la arquitectura social. ordenadora de una función estructurante. por poco que debamos considerarlo como un ser. En un sistema semejante. de manera exacta. estrictamente necesaria. y aun encontrándose fuera de toda historia. Suma Teológica.org Motorizado por Joomla! Generado: 30 May. sociales y subjetivos. la única historia posible que podemos suponerle a esa función del padre. el príncipe. 1989. es una historia mítica. la función padre. Por lo tanto. J. Wundt situó como objeto más antiguo del tabú al animal totémico. irán ocupando sucesivamente. prefiriendo retener el uso de «justo. WUNDT. W. y de suposición universal en la institución familiar. a no ser que se borre la figura». De hecho. por una atribución imaginaria. lo social y lo subjetivo que integra la estructura individual humana. Pont Hors Ligne. Esta dimensión simbólica de la función padre transciende toda contingencia del individuo real. sino aquella semejanza que está en la especie del objeto o. Aquella que permite reunir solidamente los elementos biológicos. p. ni más ni menos que lo que deba tener». que un tercero. hay que comenzar por preguntarse qué es un padre. peso o medida. pues uno sólo es vuestro verdadero padre. dentro del conjunto de un sistema de elementos gobernados por leyes internas. no expresa. De ahí que. La determinación de este lugar tercero proviene de la propia http://www. se trata menos de un ser encarnado que de una entidad esencialmente simbólica. razonable» o el de «camino recto y seguido sin torcimientos». para que su incidencia legalizadora y estructurante se signifique en la estructura de la institución. a través de la distinción de su posición dentro del agregado social. 175. pues. pues. el papel de la función simbólica del padre se sostiene. En consecuencia. paradójicamente. Para acercarnos a esa función de la figura del padre. preceptos o reglas a que están sometidas las relaciones humanas en toda sociedad civil. distinguir a quién se dirigen esos sentimientos ambivalentes que el tabú comporta. 11 ss. El término de justo es usado aquí en su significado de «apretado o bien ajustado con otra cosa. no es necesario que haya un hombre para que haya un padre.. Para comprender. Íd. Elementos de psicología de los pueblos. en toda su profundidad la ambivalencia sentimental que ese lugar tabú implica para los vivientes hablantes. para la presente reflexión. cast. de comprender que dicha función se aplica dentro del marco de una estructura. Barcelona. El término de padre que utilizo no hace referencia ni es homólogo del término progenitor. En consecuencia.Asociación Española de Estudios Jurídicos y Psicoanalíticos Partiendo de esta indiferenciación sentimental. se halla. afecta a la solidez de la reunión de los elementos biológicos. p. etc. 1993. servir de argumento a dicha función no implica en absoluto la existencia hic et nunc de un Padre real. 24. en su originalidad.totemytabu. los profesos. Así. precisamente porque este padre simbólico es universal -de ahí la esencia de su necesidad-. Pero no cualquier semejanza puede entrar en el concepto de imagen. 18:41 . Sólo si podemos comprender cuál es la función que la figura del padre comporta en la re-producción del viviente hablante se nos desvelará el contenido del orden jurídico al que aludo. para. En consecuencia. hace referencia a un orden diferente del biológico y se puede percibir por el lado del habla humana. nada garantiza nunca de antemano que esa encarnación corresponda con seguridad a la consistencia de un padre investido de su legítimo poder para ordenar la estructura familiar. Preguntarse por quién ocupa el lugar del tabú en la estructura de la re-producción del hombre. en la estructura institucional. No obstante. implica la necesidad de enfrentar la función del padre en la institución familiar. Alta Fulla. Madrid. en algún signo de la especie. hace referencia al mínimo elemento que hay que retener de la imagen para poder sostener la misma. El padre y su función en psicoanálisis. dentro de la institución familiar. que va ocupando. el cual está en los cielos». en el principio de toda historia posible. es decir. ante todo. Buenos Aires. p. en la estructura de la institución familiar. y a cuya observancia pueden ser compelidos los individuos por la fuerza. sea cuál sea la aparente provocación que tal concepción comporta para los padres inscritos en la realidad y en cada una de las historias singulares. 25. El uso del término de derecho para hacer referencia al conjunto de principios. 21. al menos. el signo máximo de la especie parece ser la figura. el contenido restrictivo que el uso del lenguaje comporta para el viviente hablante. dentro del desarrollo del grupo humano. no puede dejar de estar involucrada la institución en la incidencia que su función ejerce sobre la estructura de la misma. Si ello es así. basta que se mueva uno solo de los elementos o de sus funciones para que la lógica reguladora del conjunto de todos los otros quede modificada a su vez. 26. ed. un autor como Joël Dor sostiene. En el Evangelio de San Mateo (XXIII. hace mención a un orden de referencia al que se pueden imputar diversas causalidades. Se trata. DOR. fundado. de forma que no tenga en número. 359: «El concepto de imagen implica la semejanza. Le père et sa fonction en psychanalyse. t. 9) se puede leer: «Tampoco habéis de aficionaros a llamar a nadie sobre la tierra padre vuestro. En el campo conceptual del psicoanálisis.

Aristóteles nos da idea. como su sentido objetivo. como relaciones jurídicas». de poder percibir como. Sin embargo.Asociación Española de Estudios Jurídicos y Psicoanalíticos necesidad lógica de la propia estructura institucional. La estructura del discurso jurídico..&rho. pues. El rito que nos describe Aristóteles es antiquísimo. como contrapartida. p. cuya unión favorecía la fecundidad de toda la naturaleza. la relación dual madre-hijo no podría constituirse en relación jurídica. mediante el uso de los términos «función padre» o «función del tercero» trasladamos discursivamente el sentido recto de la voz padre a otro figurado. como era el caso del arcontado griego. como normas jurídicas válidas objetivamente. Así. ARISTÓTELES. p. desde la Teoría del Estado.&alpha. relaciones derivadas de la Ley. 32. La norma hipotética fundamental de Kelsen ha sido interpretada. El Polemarca o alto mando militar fue una magistratura que se instauró para suplir los casos en los que los reyes eran demasiado débiles para la guerra. pueden ser éstas consideradas jurídicas. pasó a ser la magistratura mayor. la escena que sostiene la institucionalidad humana. Esta necesidad de reconducción tácita a la comparación con el Referente obliga a todo discurso jurídico a hacerse homólogo de aquél «otro orden» que representa simbólicamente en la estructura institucional. Por eso. del pritaneo (prueba de ello es el hecho de que aún actualmente se celebra allí la unión solemne de la mujer del rey con Dioniso y el matrimonio de ella con el dios». emerge la presencia de la función de ese elemento tercero. cuando se interpreta el sentido subjetivo de un acto constituyente. Esta separación entre cosas tradicionales y cosas sobrevenidas nos permite interrogarnos sobre la clasificación que la institución familiar merece en tanto que puede ser clasificada como cosa tradicional o como cosa sobrevenida. precisamente porque. Este rito tenía lugar en las fiestas llamadas de Anthesteria. Obras completas. op.&epsilon. no es el producto de una libre invención. gracias a un desplazamiento de sentido de lo recto en el discurso que estructura toda institución. México. 2. por imperativo de la estructura metafórica que comporta. sostiene que: «La norma fundante básica. o si. Este orden genealógico basado en una http://www. es 27. es decir. Teoría pura del derecho. en el desarrollo social. 18:41 . sea ésta familiar o política. 2010. 1576.&omicron. con el significado de «emplear figuradamente». UNAM. Podemos observar que en la descripción de origen mágico que nos hace Aristóteles se estructura. Aguilar.totemytabu. como su sentido objetivo. En definitiva. por lo tanto. por la vía de su puesta en uso social. p. es decir. en el caso griego. H. Esta cuestión no fue desconocida por Kelsen . impuesta por la presencia simbólica de un tercero a quien se le atribuye imaginariamente la constitución de la relación. Hace referencia a un origen genealógico basado en una ficción: la fecundidad derivada de la unión sexual entre la mujer del rey y el dios Dioniso. por el contrario. en virtud del cual se puede realizar la sólida reunión de los elementos biológicos. por tanto. y los actos realizados conforme a la constitución.&tau. una consistencia exclusivamente simbólica al elemento que la ocupa. en virtud de una comparación tácita y cuya operación discursiva permite el nacimiento de la estructura institucional. sin tomar en consideración que desconocer la institución familiar y la ternaridad que implica para formular una Teoría del Estado y del Derecho convoca a ambos. Si la metáfora paterna no viniera a dar cuenta simbólicamente de un lugar tercero. la norma fundante no es disponible subjetivamente. no puede desconocer esa necesidad de reconducción tácita a la comparación con el sentido recto de la voz que simboliza a través de su discurso. 1576. la función simbólica del padre no es sino una ineludible metáfora en la lógica discursiva de la propia institución. y consistía en un matrimonio sacro en el que se unían el cielo y la tierra. es decir. aquél discurso que permite la sólida reunión de los elementos biológicos. De la institución fundante y de las instituciones sobrevenidas Sostiene Aristoteles en la constitución de Atenas que «el arcontado no administraba ninguna de las cosas tradicionales. como si lo hacen el rey y el polemarca . en el sentido de que se tenga una opción entre normas fundantes básicas distintas. y los actos cumplidos conforme a esa constitución. 1982. 31. a un destino de impredecibles consecuencias para la humanidad. El término de metáfora remite en su etimología. Se trata. ARISTÓTELES. puede interpretarse el sentido subjetivo de los actos constituyentes.&phi. la administración de la institución familiar está exclusivamente reservada a una magistratura que ocupa el lugar simbólico del Padre fundante imaginario. podemos percibir cómo la función simbólica del padre es la que impone una normatividad fundante. ese desplazamiento de sentido recto. según Coroninas. Sólo si las relaciones subjetivas están referidas a una Referencia fundante de dichas relaciones. Sin la atribución simbólica a esa función padre. sociales y subjetivos que permiten su integración racional. cit. 28. ello hace posible que nos preguntemos si la administración de la institución familiar puede ser encomendada a una magistratura democrática.org Motorizado por Joomla! Generado: 30 May. sólo cuando se presupone que uno debe comportarse conforme a esa constitución bien determinada. al aumentar sus responsabilidades con las cosas que habían sobrevenido». como normas jurídicas válidas objetivamente. en consecuencia. no existe la posibilidad de reunir sólidamente los elementos biológicos. hasta el presente. decir. es decir. Así. hunde sus raíces en la religiosidad más primitiva y en los cultos mágicos a la fecundidad. el rey. Parece que Aristóteles apunta a la necesidad de que el orden institucional de la familia basado en la representación simbólica de un tercero imaginario no puede estar sino administrado por quien hace las veces de tal. como sostiene Kelsen . Lo que presupone no se produce arbitrariamente. Así. sino que administraban simplemente las cosas que se han ido añadiendo. 209. debe estar referido a una tácita comparación entre el sentido recto y el sentido discursivo que se utiliza en la lógica de la institución. al término griego &mu. que podían ser administradas por los magistrados elegidos cada cierto tiempo. sociales y subjetivos. sociales y subjetivos del individuo humano. de que había cosas tradicionales que sólo podía administrar la más alta magistratura y cosas sobrevenidas. en los últimos tiempos. el Polemarca asumió la función real en la guerra. es decir. Madrid. Sólo cuando se presupone una norma fundante básica referida a una constitución bien determinada. la cual confiere. representado aquél en Dioniso y ésta en la reina. cerca 29. Trasladando el pensamiento kelseniano a la estructura de la institución familiar. nos dice : «No estaban juntos los nueve arcontes. KELSEN.¬. sino que el rey ocupaba el lugar que hoy en día se llama Bucolión. 30. es decir. y las relaciones constituidas mediante esas normas.

el lugar que ocupaba el dios en el matrimonio sagrado entre el cielo y la tierra. si el lugar de la ficción en la estructura del discurso jurídico puede ser convertido. preguntarse por lo riesgos que semejante operación social plantea. En consecuencia. conforme a la cual se reconstruye? Todas estas cuestiones nos arrojan sobre la necesidad de volver a una profunda reflexión sobre el contenido y alcance del derecho civil. genealógico de la humanidad. junto a su mujer.Asociación Española de Estudios Jurídicos y Psicoanalíticos ficción operativa -la intervención de un dios en la fecundidad y. la posibilidad de integración de la primitiva necesidad heterónoma del hombre en su autonomía sobrevenida. si el rey de Atenas se puede presentar hoy como el origen de la genealogía humana. de preguntarse si puede o no puede el Estado contemporáneo prescindir de toda referencia simbólica a lo trascendente de la escena social. la posibilidad de reducir el derecho originario -derivado de la presencia en la estructura discursiva de la función simbólica del Padre. entonces. Pese a que una lectura de interpretación estrictamente positiva de la escena de religiosidad mágica que nos presenta Aristóteles podría llegar a la conclusión de que es la propia sociedad la que únicamente promueve la misma. Entraña. pues todo ello. que el que se deriva de una norma contractual. En consecuencia. prescindir de la utilización discursiva de un elemento de ficción como causa de imputación básica sobre la que poder elaborar la estructura de la primera escena y sus siguientes reproducciones. es decir.org Motorizado por Joomla! Generado: 30 May. El término de fecundidad se usa aquí en la primera acepción que le da el DRAE: «virtud y facultad de producir». Hace. en la genealogía de las cosas. implica. pues. si en el momento actual de la metáfora del discurso social el rey de Atenas puede ocupar. Se deduce de ello. referencia al elemento imaginario de la producción de los seres humanos a un orden genealógico cuya causalidad está referida. y por los elementos inhibidos en el nuevo discurso para que pueda promocionarse una aceptación social de tal calado. ¿Puede o no puede el ser humano disponer contractualmente de su origen genealógico? ¿Puede o no puede el ser humano disponer libremente de la Ley que lo produce como sujeto? ¿Es el mismo sujeto humano el que se deriva de la Ley que rige en su constitución. sin más. no se podrá. por tanto. la necesidad de preguntarse acerca de sí el derecho de familia puede ser alterado en sus fundamentos básicos hasta convertirlo en la base del nuevo derecho político moderno.comporta también el sostenimiento de la estructura de la escena original. La posibilidad de integración de la Ley en la norma social no puede sino interrogarnos sobre si esto es posible. también. aun aceptando dicha tesis. inmediatamente a un orden social. por lo tanto. preguntarse si el Estado contemporáneo puede ocupar el antiguo lugar que ocupaba Dioniso en la escena de la representación mágica que nos propone Aristóteles. supone la necesidad de aceptar la sumisión de la Ley que rige la estructura de la reunión de los elementos biológicos. 2010. que en toda escena social humana es estrictamente necesaria la inclusión de un elemento de ficción que sirva de argumento al relato discursivo que la sostiene. Se trata. Una respuesta afirmativa a la cuestión anteriormente planteada por el relato aristotélico supone la reducción de las cosas originarias a las cosas sobrevenidas.totemytabu. sociales y subjetivos de los individuos en torno a un orden que implica aceptar la atribución de un cierto conocimiento sobre la causalidad de las cosas y de su reproducción. en esencia. http://www. lo social y lo subjetivo. por tanto.al derecho sobrevenido en el desarrollo 33. es decir. En consecuencia. 18:41 .permite reunir los elementos biológicos. sociales y subjetivos del hombre a la normativa derivada del contrato social pactado. desde una perspectiva estrictamente jurídica. y que ésta hace necesariamente referencia a la institución familiar en la que la presencia simbólica de la función padre permite la sólida reunión de los elementos a reunir: lo biológico. en esencia. la moderna sociología positiva no puede desconocer que dicha escena -la de la sociedad actual. en un lugar real desde el que sostener la causalidad de la institucionalidad humana. representado simbólicamente por un rey que hace las veces del elemento divino implicado en la causa mediata de la producción humana y que introduce la idea cultural de la Creación. En definitiva. lo que.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful