Depósito Legal | A-1101-2010

Edita | Ajomalba
Maquetación | Antonio J. Maciá Alcaraz
Archivo fotográfico | Colección Sánchez Portas Orihuela
Imprime | Ecotonner Impresores
C/ Pintor Agrasot 26 bajo
03300 Orihuela (Alicante)
Tel. 966 341 667
Colección Sánchez Portas Orihuela
Presentación

La Historia local de Orihuela tiene, en el período que abarca la II República y la Guerra
Civil, un vacío historiográfico que hasta el día de hoy nadie había cubierto. Si dejamos, de
un lado, algunas obras que responden más a un interés propagandístico que a una verda-
dera investigación histórica, y los estudios realizados sobre la figura de Miguel Hernández
que, aunque analicen el contexto histórico de la Orihuela de los años 30 no explican la
situación social y política de la huerta y las partidas rurales, nos quedan únicamente tra-
bajos como el realizado por el actual cronista de la ciudad, Antonio Luis Galiano, cuya
extensión no ofrece una visión completa de lo sucedido en la década de 1930 a 1940.

Este libro intenta, con sus virtudes y defectos, ofrecer una explicación de qué sucedió
políticamente en esos años en nuestra ciudad y cómo se desarrollaron los acontecimien-
tos dentro del marco de la España republicana, la tragedia colectiva que desencadena el
golpe de estado franquista del 18 de julio de 1936 y la posterior Guerra Civil, así como la
brutal represión puesta en marcha tras la victoria de los rebeldes. Finaliza el autor con las
sangrientas actuaciones de los responsables franquistas en 1945, ante una supuesta trama
de sublevación auspiciada por el PCE, lo que refleja la permanente necesidad del “Nuevo
Orden” de Franco de utilizar el miedo para convertir a España en un gigantesco campo
de concentración.

Podemos enmarcar “Vistas desde el Puente de Rusia” dentro del interés que, en los
últimos años, ha rodeado todo lo relacionado con la denominada “memoria histórica”.
Curiosamente, en España hemos vivido la resistencia a investigar a fondo todo lo que
supuso el trágico devenir de España desde 1930 hasta la muerte del dictador por parte de
una historiografía revisionista, que ha engarzado sus escritos con los argumentos arque-
típicos de los autores franquistas para justificar el golpe contra un régimen legalmente
constituido como fue la República. He utilizado de forma consciente el adverbio “curio-
samente” porque, cuando en Alemania y otros países de Europa ha entrado en declive
esa historiografía que pretendía suavizar la barbarie nazi y fascista y, en el otro extremo,
los genocidios estalinistas, en España han obtenido un cierto auge determinados historia-
dores (o aprendices de ello) que, desde la afirmación ideológica apriorística maniqueísta
“buenos-malos” y con el añadido comercial de escapar a los planteamientos académicos,
han intentado sesgar la verdad de los hechos para construir una falsa Historia.

Ese proceso de construcción, esas coordenadas que permiten contemplar la visión de
conjunto del siglo XX español, necesitan libros como “Vistas desde el Puente de Rusia”.
No sólo por abarcar un espacio de tiempo aún mal conocido, sino por dar a la luz un
ingente aparato documental que demuestra el profundo trabajo del autor, ofreciendo la
posibilidad de estudiar en sus más cercanos detalles la realidad de esos años.

Probablemente, “Vistas desde el Puente de Rusia” deje descontentos a todos aquellos
que esperen encontrar apoyo a sus posturas políticas en torno a la Guerra Civil: por sus
páginas aparecen los desmanes sucedidos en Orihuela entre julio de 1936 y 1938, pero
también tiene hueco la feroz respuesta franquista, auspiciada por las leyes de Burgos,
contra cualquiera que pudiera parecer contrario al gobierno de Franco. De aquí parte, en
mi opinión, una de las conclusiones más evidentes de todo el libro: cuando observamos
la violencia gratuita de ambos bandos, nos resulta imposible no reseñar, en el estrato más
bajo, en el de una ciudad relativamente tranquila durante estos años, que en el sustrato
hay algo más que cuestiones políticas, que son los factores personales los que, bien para
asesinar a una persona, bien para salvarla de manos de sus ejecutores constituyen un
elemento básico que analizar en el estudio de la eliminación del oponente. Creo, además,
que el estudio de Antonio Mazón permite poner de manifiesto, una vez más, el carácter
sistemático de la represión franquista que, como ya mencionaba en este mismo párrafo,
aparece recogido desde las primeras leyes emanadas desde Burgos, la capital del estado
rebelde, algo que, junto con la naturaleza propagandística de la “Causa General”, parecen
haber olvidado los historiadores revisionistas.

Pero, pese a que en estos días sean las páginas referentes a esos momentos críticos las que
más interés puedan suscitar, “Vistas desde el Puente de Rusia” es un verdadero fresco
en el que aparecen los protagonistas de quince años de historia, en este caso Historia
de Orihuela. Si decíamos que la llamada “memoria histórica” necesitaba en su conjunto
obras como ésta, no es menos que el pasado de nuestra ciudad también precisaba de unas
páginas como las que ahora presentamos. Amparado en un ingente trabajo de investi-
gación, en el que ha cotejado periódicos locales, provinciales y nacionales de la época,
archivos y otras fuentes de información como entrevistas orales, Mazón reconstruye la
llegada de la II República, los movimientos políticos y sociales de esos años en Orihue-
la, como la propia evolución política se va reflejando en los diferentes ámbitos sociales
(educación, religión, la propia estructura urbana,...). Mención aparte merece el estudio de
lo que sucede con los sindicatos obreros y la posición de preeminencia que, hasta julio
de 1936, poseían los sindicatos católicos en una comarca poco conflictiva como ésta. Por
otro lado, por medio de la transcripción de las Actas Municipales, podemos acceder a los
debates y a los vaivenes de una Corporación “secuestrada” en más de una ocasión a causa
de las idas y venidas de la política nacional.

El presente libro no tiene un carácter académico ni por la formación, ni por las intencio-
nes del autor. Desde esa perspectiva, tiene la virtud de poner, en determinados momen-
tos, el centro en cuestiones (como lo sucedido con Francisco Ros y Mazón Torrecillas,
o el caso del sacerdote Ezcurra en la Beneficencia) que no ocuparían escasamente unas
líneas en cualquier historia al uso; de esta forma, permite conocer mucho mejor los
hechos sucedidos en Orihuela entre 1930 y 1945, lo que es la vocación primera de Anto-
nio Mazón. Así, rescata acontecimientos que están en la memoria (de nuevo, el famoso
término) y que se han ido transmitiendo oralmente en la ciudad y las partidas rurales: a
partir de ahora, las interpretaciones podrán ser diversas, pero en muchos casos, el aporte
documental que Mazón hace nos permitirá conocer cómo sucedieron las cosas y despejar
leyendas y tergiversaciones. Tal vez, y por no parecer un prólogo adulador al uso, déjen-
nos decir que “Vistas desde el Puente de Rusia” adolece de la reflexión y las técnicas que
imponen el oficio de historiador, pero ello hubiera supuesto un mayor período de elabo-
ración y la aparición del conjunto de la obra en dos volúmenes, lo que hubiera asimismo
encarecido grandemente su coste.

Es especialmente sugerente el acopio de textos y fotografías que acompañan la escritura
del autor. Los primeros reflejan la labor que, durante más de cinco años, ha desarro-
llado Antonio Mazón en archivos, hemerotecas y fuentes bibliográficas; no sólo están
constituidos por escritos de la época, sino por carnets, anuncios, y otros documentos
que amplían el valor del libro. Las segundas, en muchos casos magníficas aportaciones
de unos de los mayores estudiosos de Orihuela, Javier Sánchez Portas, reflejan la vida y
las costumbres de una época, el escenario vivo de la ciudad, sus paseos, las personas, las
costumbres... Si añadimos al innegable alcance de la información aportada por Mazón y a
la ilación de los hechos el conjunto que suponen estos dos elementos nos encontraremos
con lo que va a ser, con toda seguridad, una referencia en la Historia Contemporánea de
Orihuela.

No quiero finalizar sin dedicar unas palabras a Antonio Mazón, un amigo, una persona
con quien es muy fácil aprender cosas sobre esa historia cotidiana, esa intrahistoria de
nuestro municipio. Desde los tiempos de la asociación “Amigos de Orihuela” y la revista
“...de Orihuela” he podido comprobar la sabiduría respecto al pasado de su ciudad natal,
algo que le ha llevado a investigar cuestiones poco conocidas por el gran público como
el urbanismo y las calles de la Orihuela moderna y contemporánea (siglos XVIII y XIX)
y a publicar en “El Salt”, revista de la Diputación de Alicante. Con este libro, además de
dar un paso adelante en su investigación y en el conocimiento de nuestra historia, Mazón
también ha tenido un gesto de valentía, en una edición que no dejará beneficios, al edi-
tarlo sin ningún tipo de ayuda privada o pública, con el fin de no estar sujeto a disciplina
alguna más que su capacidad ni a temporalización alguna más que la realización de un
trabajo bien hecho. Hoy, 30 de octubre de 2010, cuando muchos arrastran el nombre de
Orihuela en las primeras páginas de los diarios nacionales, encontrarnos con alguien que
nos permita paladear una obra como “Vistas desde el Puente de Rusia” escrita desde el
respeto a la Historia y el cariño a Orihuela debe ser para todos, como colectividad, una
gran alegría.

Manuel Culiáñez Celdrán
Prólogo y agradecimientos

En el verano de 2004, como parte de mi trabajo sobre el origen y los cambios de nom-
bre en el callejero de Orihuela, estuve rastreando los libros de Actas Municipales de los
turbulentos años treinta, el periodo histórico más volátil y rocambolesco en lo que a
rotulación de calles se refiere. La curiosidad me hizo ir recopilando datos, en principio
aislados, que decidí conservar para futuros trabajos. Como una necesidad casi instintiva,
utilicé el vetusto aparato de microfilmado que ofrecía la Biblioteca local, para acceder a la
prensa de la época, y aquel invierno fotocopié centenares de hojas de periódicos oriola-
nos. Su lectura pausada me llevó a revisar las notas almacenadas identificando a algunos
personajes locales y su circunstancia.

Durante el verano posterior, (desgraciadamente solo puedo investigar en verano) una vez
repasados los periódicos locales, releí los libros de actas y, con la inestimable ayuda de
Jesús García-Molina, consulté algunos legajos con la autoexcusa de preparar un trabajo
sobre el Colegio Andrés Manjón, centro donde estudiaba mi hijo. Pero en realidad, los
detalles antes inconexos, comenzaban a tener sentido y me iban atrapando como la trama
de un serial ambientado en la Orihuela de los años 30. Más que investigar, disfrutaba si-
guiendo aquellos acontecimientos y bebiendo de la historia en sus documentos originales.

En el año 2006, se conmemoraba el 75 aniversario de la República, circunstancia propicia
para componer un trabajo con todo lo recopilado. Pero el tiempo se me echó encima y,
hasta las vacaciones de verano no pude dedicarme al tema. El anuncio de la aparición del
primer volumen de la serie “Capítulos de nuestra historia”, obra de mi buen amigo y cro-
nista oficial de Orihuela, Antonio Luís Galiano, dedicado precisamente a la II República,
me llevó a desistir de mi proyecto, conformándome con publicar “De las Graduadas al
Andrés Manjón” en la revista “Portada” num. 385. Terminado el citado artículo, aparqué
los cincuenta folios que llevaba compuestos y durante dos años durmieron en el disco
duro de mi ordenador.

Ocupado como estuve, colaborando con artículos en varias revistas, ya casi había olvida-
do a la República, pero a través de la “Asociación Amigos de Orihuela”, entré en contacto
con el grupo encargado de la “Recuperación de la Memoria Histórica” en nuestra ciudad,
cuyos miembros me ofrecieron la oportunidad de participar con ellos en un libro dedica-
do a Antonio Pujazón y su tiempo. Acepté sin dudarlo, pensando que tenía el trabajo casi
hecho sencillamente con lo que guardaba.
Instigado por Manolo Culiáñez, puse en compromiso al “maestro” Jesús Millán que ama-
blemente leyó los cincuenta folios y me los hizo llegar llenos de sugerencias y correccio-
nes que me convencieron de que tan solo había rascado con la punta de la uña, que para
comprender lo sucedido en Orihuela, primero debía ampliar mis conocimientos sobre la
Segunda República a nivel nacional.

Con ayuda de Consol Payá, me hice con una docena de libros especializados, algunos
recomendados por Jesús Millán, otros por iniciativa propia. Repasé los trabajos colgados
en Internet por cronistas locales de toda España y releí las Actas Municipales y gran parte
de la prensa histórica (por fin digitalizada y colgada en Internet). La fortuna me sonrió
de nuevo y durante un viaje a Requena, recibí una enigmática llamada desde México,
interesándose por mi trabajo. Superada la sorpresa, Santos Escarabajal García me hizo
llegar (casualmente desde uno de los países que colaboró con la República y acogió a sus
exiliados), tres suculentos paquetes de documentos en lo que podía haber llamado “el
puente de Méjico”.

A pesar de las prisas, trabajé sin descanso resumiendo mi aportación en cien folios, resul-
tado de muchas noches de lectura y trabajo acelerado para ser presentado a tiempo. La
posterior negativa de la Comisión a publicarlo entero “por exceso de papel”, fue casi un
alivio, ya que me permitió continuar y completar el libro que ahora tienen en sus manos,
pero sobre todo aprender mucho más sobre el tema y mantener deliciosas conversaciones
con personajes muy interesantes. Para cada duda fue apareciendo un libro, un artículo o
un testimonio para demostrarme que, con inevitables matices, lo que pasó en Orihuela
no fue más que un reflejo de los acontecimientos nacionales.

Pero el trabajo no acababa nunca, siempre surgía un nuevo hilo del que tirar, un nuevo
libro que leer; hasta que decidí precipitar el final antes de que se convirtiera en un com-
promiso vital. Armado de valor y sin ganas de depender de nadie para hacerlo público,
consulté con José Luis Alonso, de la imprenta Ecotonner, y sus condiciones me pare-
cieron muy adecuadas. Don Manuel Culiañez, sin saber el lo que se metía, se ofreció a
actuar de director de tesis leyendo cada línea que yo escribía para ofrecerme sus consejos
y correcciones. En la génesis del trabajo, también colaboró Antonio Luis Galiano, incor-
porándose de nuevo para realizar un preciso repaso ortográfico del texto final, aderezado
con lúcidas recomendaciones. El tema de maquetación, al principio fue errático, con
cambio de diseñador, pero para bien. Una de las cosas de las que me siento orgulloso es
del trabajo realizado con Antonio Maciá, creativo por “antonomasia”. A partir de ahí,
todo fue encajando: ya tenía al maquetador perfecto cuando apareció mi amigo Javier
Sánchez Portas que, desinteresadamente me ofreció la posibilidad de integrar en el libro
parte de su extensa colección de fotos y documentos de la época, un patrimonio visual
que en manos de Antonio, transformó mi modesto trabajo en un espectáculo visual cuya
belleza justifica por si misma la adquisición del libro, rematado por la obras de Pepe Ra-
yos y de su hijo que ilustran la portada.
Para confeccionar este trabajo he usado un amplio ramillete de fuentes, pero sobre todo
la documentación relativa a la República y a la Guerra Civil que se conserva en nuestro
Archivo Municipal, accesible para mí con mis dificultades de horario, gracias a la inesti-
mable colaboración de todos sus empleados, especialmente Jesús García-Molina y Gloria
Domenech. El resultado es a veces incompleto, otras desproporcionado y denso. En
realidad creo que necesitaría un par de años sabáticos sin mezclar el transporte con la
historia para culminar la obra que hubiese querido realizar. Al final, solo es una humilde
aportación para intentar acercarnos a esta interesante y trágica etapa de nuestra historia,
una invitación para continuar a partir de estos humildes mimbres.

En la mayoría de los testimonios obtenidos, ya sea en documentos o a través de entrevis-
tas a supervivientes, los autores han adecuado la verdad adaptándola a sus propios inte-
reses. Los trabajos relativos a la Guerra Civil, pocas veces son historia objetiva; es común
manejar los datos disponibles para destinarlos a satisfacer los intereses de diversas ten-
dencias ideológicas. Encontrar la sutil línea que divide el recuerdo de la realidad sucedida,
conseguir testimonios totalmente imparciales es difícil, porque ni siquiera la propia me-
moria es imparcial, sobre todo cuando ha estado sometida a un continuo lavado. Aunque
la enorme carga emocional que salpica a todo cuanto rodea a nuestra guerra más reciente
impide estudiarla sin un cierto grado de pasión, esta obra, como bien me reprocha Mano-
lo Culiáñez, adolece de reflexión y conclusiones. Como un fotógrafo, he intentado captar
una instantánea de este atractivo periodo histórico para mostrarla tal cual. Si alguien se
siente ofendido por alguna afirmación contenida en el libro, solo puedo alegar que me he
ceñido a los documentos y artículos localizados, sin hacer juicios, ni dar opinión.

Cuando algunos aconsejan olvidar y mirar hacia el futuro, otros pensamos que para se-
guir adelante, los pueblos no pueden ignorar su pasado. Ahora que los españoles por
fin hemos logrado ponernos de acuerdo en como vivir en paz con nosotros mismos, es
imprescindible revisar la guerra de nuestros abuelos desde la tolerancia, pues no se puede
olvidar lo que no se sabe, ni vivir en un mundo sin memoria.

Mi agradecimiento a todos los anteriormente nombrados, pues sin su colaboración este
trabajo no hubiera sido posible y a Amelia, mi esposa, por la paciencia demostrada casi
siempre ante esta especie de locura que me ha absorbido durante demasiados meses.

Antonio José Mazón Albarracín

A 30 de octubre de 2010, primer centenario del nacimiento
de mi paisano Miguel, sublime pastor de versos.
2.4 Enero de 1932. El asunto religioso. La guerra de
los crucifijos. [98]
2.5. La décima. El periódico de “don Ricardo”. El
hermano de Escudero en la Alcaldía. [105]
2.6 Verano de 1932. La “Sanjurjada”. El caso de la
Misericordia. [112]
2.7 Año 1933. La hora de las derechas. Gil Robles en
INDICE Orihuela. Galindo por Escudero. [121]
2.8 1933. Fiestas en Orihuela. Elecciones anticipadas.
El Bloque antimarxista. [131]
Orihuela, un paseo gráfico
por el primer cuarto del siglo XX, Capitulo 3
[17]
El Bienio Conservador
1934-1936

Capitulo I Introducción. [140]
3.1 Noviembre - diciembre de 1933. Elecciones
Orihuela 1930, Generales. Insurrección anarquista. [141]
de la Dictadura 3.2 Año 1934. El Consistorio imputado. Semana
a la Repúbica.
Santa pasada por agua. [145]
Introducción, [38] 3.3 Primavera de 1934. Crisis de Gobierno. Ricardo
1.1 La Unión patriótica y las “derechas García recupera la Alcaldía. [152]
oriolanas”.[40] 3.4 Verano de 1934. El díscolo Francisco Ros. Las
1.2 La Alianza Republicana y los “Amigos del fallas. [158]
Pueblo”. [45] 3.5 1934. Reestructuración de la Gestora. El caso de
1.3 La prensa oriolana. [48] los columpios. [170]
1.4 El regreso de Balaguer y la visita de 3.6. 1934. La revolución de octubre. Cambios en las
Albiñana. [52] calles y dimisiones en la Gestora. [175]
1.5 Movimientos sindicales y huelgas. El 3.7. 1935. Partidos políticos oriolanos. Crisis de
primero de Mayo 1930. [57] Gobierno. Retitulación conservadora. [180]
1.6 La sublevación fallida. [60] 3.8. 1935. Primero de mayo. Fallas y feria. Caída de
1.7 Elecciones municipales y proclamación de Lerroux y auge de Chapaprieta. [186]
la República. [63]

Capitulo 2 Capitulo 4
El Bienio Reformista Apuntes Culturales:
1931-1933 Santo Domingo, la Graduada número 2
y el Museo Municipal.
2.1 Primavera 1931. Repetición de las Elecciones. Las 4.1 Acercamiento a la situación escolar en
iglesias en peligro. [73] Orihuela durante la República. [201]
2.2 Verano de 1931. El Consistorio “faccioso”. Salida 4.2 El Instituto de Segunda Enseñanza y el
de los radicales. Gabriel Miró. [82] Colegio Santo Domingo. [207]
2.3 1931. Voto femenino. El regreso de Escudero. 4.3 La construcción de la Graduada número 2. [215]
Navidad pasada por agua. [91] 4.4 La formación del Museo de Orihuela. [221]
Capítulo 5
1936 El año de la furia

Introducción. [230] 6.12. 1938. Más refugiados. Movilizaciones
5.2 Resultado de las elecciones. Sustitución del desesperadas. Los trece puntos de Negrín. [354]
Gobierno. Regreso del Consistorio depuesto. [239] 6.13 Racionamiento y suministros. La
5.3 Primavera de 1936: La situación en conflictiva Consejería de Abastos. [362]
Orihuela. [248] 6.14 1939. Fin de la guerra. La huida
5.4 Primavera de 1936. Espiral de violencia en desesperada. [367]
las partidas rurales. [253]
5.5 La sublevación militar y el inicio de la Capítulo 7
contienda. [260] Datos sueltos sobre la II República y
5.6 Los Falangistas de la Vega Baja. La la guerra civil en algunas partidas
“Invasión de Alicante”. [264] rurales oriolanas.
5.7 Julio de 1936. El Comité de Enlace
Antifascista, las milicias de Orden Público. Introducción. [380]
Incautaciones y detenidos. [268] 7.1 “La Parroquia” de Los Desamparados. [383]
5.8 Cinco meses sangrientos. Asesinatos y 7.2 “Bartolomé del Segura” y El Mudamiento. [392]
venganzas indiscriminadas en Orihuela. [274] 7.3 Arneva. [400]
7.4 Hurchillo. [402]
7.5 Molíns. [407]
7.6 La Campaneta. [410]
Capítulo 6 7.7 La Murada. [413]
Orihuela, una ciudad en 7.8 El Campo de La Matanza. [417]
la retaguardia republicana 7.9 La Aparecida. [419]
7.10 El Raiguero de Bonanza. [421]
Introducción. [304]
6.1. Reclutamiento de voluntarios. Fabricación Capítulo 8
de papel moneda. El Puente de Rusia. [305] ¿El fin de la contienda?
6.2 El Tribunal Popular de Alicante, un Apuntes y documentos de postguerra
intento de poner orden en la justicia de la
retaguardia. [310]
8.1 “El Año de la Victoria”. La llegada de las tropas
6.3 La reforma agraria y la Junta Calificadora
franquistas. [426]
de personas desafectas. [317]
8.2 Primer informe de daños. [434]
6.4 El Consejo Municipal oriolano. [322]
8.3 Homenajes a los vencedores. Restauración del
6.5 Campos de Trabajo. San Miguel. [324]
patrimonio religioso y restitución de los patronos de
6.6 Orihuela, una población de retaguardia en
Orihuela. [460]
1937. [329]
8.4 La otra cara de la moneda: represión, cárcel,
6.7 La revolución controlada. Milicianas.
fusilamientos, exilios y otras venganzas. [472]
Solidaridad Antifascista. Las campanas. [333]
8.5 Depuraciones, mutilados y excombatientes.
6.8 Año 1937. Apogeo de los comunistas. [339]
Represión laboral, económica y moral. [482]
6.9 Campos de trabajo. Albatera. [342]
8.6 El “complot comunista” de 1945. [490]
6.10 Carabineros, guardias de asalto y otras
8.7 Los Informes. [494]
fuerzas de seguridad. [345]
6.11 Defensa Pasiva. Los refugios antiaéreos. [348] Bibliografía y fuentes [516]
La Segunda República y
la Guerra Civil en Orihuela

Vistas desde
El Puente de Rusia
Antonio José Mazón Albarracin

Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 17

Orihuela, un paseo gráfico
por el primer cuarto del siglo XX
“- ¿Es Orihuela una ciudad importante? - ¿Qué si lo es?, bajo todos conceptos. En religión;
en nobleza; en historia; en población; en riqueza; en arte; y hasta en belleza.

- ¿Qué es un pueblo religioso, dice usted? - En general me atrevo a decir que más que Valencia.
En este punto sólo algunas regiones del norte de España le podrán igualar. Igualar...; que aventa-
jarle... ¡ lo dudo¡. En la huerta de Orihuela las costumbres son aún patriarcales. ¡Que hormigueo
de hombres de la huerta a las iglesias de la Ciudad Episcopal en los domingos de Cuaresma ¡
¡Y que comuniones tan nutridas en la mayor parte de los templos¡... Y cuente usted que Orihuela
tiene muchos templos. Entre iglesias, ermitas y capillas pasan de veinticinco..”

José Sanfeliú, Magistral de Orihuela.
Actualidad. Núm. 22, 17 de julio de 1928

El Puente de Levante
Colección
ColecciónSánchez
SánchezPortas Orihuela
Portas Orihuela
18 Vistas desde el Puente de Rusia

Reconstrucción de la torre de
la Merced (1911)
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 19

Glorieta y Alameda de la Estación
Colección Sánchez Portas Orihuela

Alameda desde la Estación
Colección Sánchez Portas Orihuela
20 Vistas desde el Puente de Rusia

Jardines de la Glorieta
Colección Sánchez Portas Orihuela

Calle San Pascual / Luis Barcala
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 21

Plaza San Agustín y Calle Unión Agrícola
Colección Sánchez Portas Orihuela

Plaza de la Constitución o Plaza Nueva
Colección Sánchez Portas Orihuela
22 Vistas desde el Puente de Rusia

Inundación en la “Barrera del Matadero”
Colección Sánchez Portas Orihuela

Inundación en la “Barrera del Matadero”, al fondo la Glorieta
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 23

Inundación en Calle Alfonso XIII
Colección Sánchez Portas Orihuela

Calle Alfonso XIII, esquina Ballesteros Villanueva
Colección Sánchez Portas Orihuela
24 Vistas desde el Puente de Rusia

Calle Alfonso XIII. Entierro del Obispo Juan Maura Gelabert
Colección Sánchez Portas Orihuela

Enero de 1923. Entrada del Obispo Javier Irastorza Loinaz
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 25

El Paseo preparado para recibir al Obispo
Colección Sánchez Portas Orihuela

En enero de 1925 el Rey Alfonso XIII
y el Obispo Irastorza inauguran los Riegos de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
26 Vistas desde el Puente de Rusia

El Puente de Poniente
Colección Sánchez Portas Orihuela

El Puente de Poniente y calle de Colón
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 27

El Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela

El Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
28 Vistas desde el Puente de Rusia

“Hotel Palas” recién inaugurado
Colección Sánchez Portas Orihuela

Señoritos en la puerta del Casino Orcelitano
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 29

Calle de Loazes
Colección Sánchez Portas Orihuela

El Casino Orcelitano con sus
ventanas originales, sin “las peceras”
Colección Sánchez Portas Orihuela
30 Vistas desde el Puente de Rusia

Fabrica de alpargatas y cáñamos de José Ferrán Tuset
en la calle Unión Agrícola
Colección Sánchez Portas Orihuela

Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 31

Colección Sánchez Portas Orihuela

Cola en el reparto de pan
Colección Sánchez Portas Orihuela
32 Vistas desde el Puente de Rusia

El Paseo / Calle de Sagasta
Colección Sánchez Portas Orihuela

La Corredera / Pintor Agrasot
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 33

Calle del Colegio / Adolfo Clavarana
al fondo casa de Ruiz Capdepón
Colección Sánchez Portas Orihuela

Patio acristalado de
la casa de Ruiz Capdepón
Colección Sánchez Portas Orihuela
34 Vistas desde el Puente de Rusia

Plaza de Monserrate
Colección Sánchez Portas Orihuela

Palacio del Marqués de Arneva,
“esquina del pavo”
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 35

Puerta de la Olma o de Callosa
Colección Sánchez Portas Orihuela
Capitulo I
Orihuela 1930
De la Dictadura
a la República

Vista desde el Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
38 Vistas desde el Puente de Rusia

razones que le habían llevado a rebelarse,
Introducción anunciando un golpe militar que pretendía
acabar con el terrorismo, el separatismo,
El sistema vigente durante la Restauración1, el desorden y la subversión. Alfonso XIII
con una clase política dividida en conserva- aceptó su propuesta y le encargó formar
dores y liberales que se turnaron en el po- Gobierno, en una especie de “paréntesis
der durante casi medio siglo, entró en una constitucional”. Con esta decisión, el Rey
crisis profunda al acabar la primera guerra unió su destino al del general.
mundial. Los conflictos sociales comen-
zaban a desafiar la dominación capitalista La situación de auge económico mundial
provocando numerosas huelgas y alterando -los felices años veinte- y el nacionalismo
gravemente el orden público. La burguesía español restablecido por sus triunfos en la
acomodada estaba atemorizada y no podía guerra con Marruecos, concedió a Primo
alejar de su mente el resultado de la reciente de Rivera, el prestigio suficiente para in-
revolución rusa. tentar forjar una nueva élite de poder, que
sustituyó la política parlamentaria por un
Por otro lado, la estúpida sangría provoca- orden “apolítico”, sustentado en el ejército,
da por la interminable “guerra de África”, los grandes terratenientes y en el catolicis-
tuvo su punto culminante en el desastre de mo social y político, dotado de medios de
Annual (1921), con el consiguiente despres- organización y propaganda.
tigio del ejército, inmerso en una investiga-
ción de responsabilidades. Destituidos todos los Ayuntamientos por la
Dictadura Militar en octubre, el 11 de enero
La solución de los gobiernos de concentra- de 1924 ocupaba la Alcaldía oriolana José
ción, se había demostrado ineficaz y sólo María Payá Mejías, presidente del Conse-
quedaban dos alternativas posibles: favo- jo de la Caja de Monserrate. Por aquellas
recer las condiciones necesarias para una fechas, las “fuerzas vivas” en Orihuela, es-
democracia real o implantar una dictadura taban representadas por: Federico Javaloy,
militar. Industriales y terratenientes, pedían por la Caja de Socorros y Ahorros; José
a gritos la imposición de medidas de fuerza Díe, por la Cámara Agrícola; Ascensio
para atajar la revolución obrera incipiente, García, por el Juzgado de Aguas; Francisco
sobre todo en Barcelona, donde campaba Lucas, por el Banco Internacional; Anto-
el terrorismo anarquista. nio Balaguer, por la Cámara de Comercio;
Ricardo García, por la Casa de la Demo-
El 13 de septiembre de 1923, Miguel Pri- cracia; Lucio Sarabia, por el Centro Obrero;
mo de Rivera, capitán general de Cataluña, Joaquín Cánovas, por el “Orihuela Depor-
declaró el estado de guerra y sacó las tro- tiva”; Francisco Díe, por la Federación de
pas a la calle. Horas después, entregó a la Sindicatos Agrícolas; Manuel Bonafós, por
prensa un manifiesto en el que exponía las el Casino Orcelitano y Tiro de Pichón; José

1 El término Restauración se refiere a la vuelta al trono de los Borbones, derrocados en 1868 en la persona
de Isabel II. Este periodo comenzó en 1874, con el pronunciamiento de Martínez Campos, que supuso el
final de la I República y terminó del mismo modo, con el pronunciamiento de Primo de Rivera en 1923.
Vistas desde el Puente de Rusia 39

María Sarabia y Antonio Illán por la prensa el Segura y el cuartel para depósito de se-
local; y Alejandro Roca, por la “clase rica”. mentales. Bajo su presidencia se urbanizó
Capuchinos, la calle Unión Agrícola, se her-
De estos personajes, Francisco Díe Losada moseó la Glorieta construyendo un nuevo
alcanzó un especial protagonismo al susti- templete, las Plazas Nueva y de Monserrate
tuir, el 6 de mayo de 1926, a Payá Mejías. con románticos jardines y dejó proyectada
Nacido el 11 de abril de 1877, “don Paco la construcción de las Escuelas Graduadas.
Díe”, así conocido en Orihuela, era hijo de Con este balance no es de extrañar que se le
un teniente coronel de Infantería, natural considerase un eficaz gestor político.
de Orihuela - Francisco Díe Pescetto- y de
Paula Losada Botarull, de Reus. Fue bau- Pero todos estos logros a corto plazo que
tizado en la catedral con los nombres de caracterizaron a la Dictadura de Primo de
Francisco de Asís, Esteban, Juan y León. Rivera, se basaron en un espectacular incre-
Siguiendo los pasos de su padre, cursó la mento del gasto público en un periodo de
carrera militar, y siendo teniente de Artille- bonaza mundial, que benefició a los secto-
ría, muy lejos todavía de su etapa política, res más pudientes de la sociedad, erigidos
contrajo matrimonio en la iglesia de San- en nuevos caciques2 . Industriales, banque-
tiago con Enriqueta Pescetto Román, en ros y terratenientes se enriquecieron, mien-
diciembre de 1901. Abandonó el Ejército tras, obreros y jornaleros seguían luchando
con el grado de comandante, para dedicarse por conseguir salarios dignos y una jornada
a la administración de sus tierras, colabo- de ocho horas, que había sido instituida en
rando con Luis Almarcha en la creación de 1919. Y para colmo la crisis de 1929.
la Federación de Sindicatos Agrícola-Cató-
licos, de la que fue presidente. Desempeñó La caída del general Primo de Rivera, forzó
también los cargos de hermano mayor de la la dimisión de Francisco Díe Losada como
Cofradía de la Virgen de Monserrate , juez alcalde y concejal de Orihuela en enero de
de Aguas y caballero cubierto. Este hombre 1930. Comenzaba la década más turbulenta
de comunión diaria, llegó a la política el 31 del siglo XX.
de marzo de 1925 como concejal, alcanzan-
do la Alcaldía un año después. El propósito de este trabajo es relatar los
acontecimientos destacados de un periodo
Prototipo del nuevo dirigente “primorri- histórico que sirvió de tránsito entre dicta-
verista”: militar, terrateniente, profunda- duras militares, una etapa de ilusión y tam-
mente católico y con gran prestigio social, bién de miedo. La ilusión de unos por crear
lideró la política oriolana durante el resto una sociedad nueva y el miedo de otros a
de la Dictadura y acometió con entusiasmo que la demolición de las normas estableci-
obras tan necesarias como la moderniza- das les apartase del poder que siempre ha-
ción de caminos rurales, la construcción de bían detentado.
la lonja municipal, el nuevo puente sobre

2 En puridad, el término se refiere al jefe de un pueblo indígena. En la Restauración, se llamó así a los po-
derosos terratenientes, que controlaban la vida política en las zonas rurales, cambiando votos por puestos
de trabajo y otros favores.
40 Vistas desde el Puente de Rusia

1.1 La Unión patriótica y La caída de Primo de Rivera, forzó la re-
las “derechas oriolanas” nuncia de Díe Losada, que abandonó el
Ayuntamiento a comienzos de 1930. Sin
él, la frágil estructura de la UP, se desplo-
En el año 1924, tras una visita a Italia, mó como un castillo de naipes. Entre esta
Primo de Rivera creó una organización dimisión y la proclamación de la Segun-
civil de apoyo y propaganda a su Dictadu- da República, transcurrió poco más de un
ra militar, inspirada en el partido fascista año, convulso e incierto, en el que las di-
de Benito Mussolini. La Unión Patriótica, versas facciones conservadoras oriolanas
vinculada al catolicismo y conservaduris- acomodadas en su proyecto, al desapare-
mo agrario, bajo el lema “Dios, Patria y cer Francisco Díe del escenario político,
Monarquía” incorporó a la política a nu- quedaron un tanto desorientadas.
merosos miembros de la burguesía. Pero
la nueva formación, sin una base doctrinal “No es de extrañar, que el paréntesis de la Dic-
sólida y sin programa de actuación, con- tadura, al impedir tan prolongadamente la acti-
dicionó su propia supervivencia a la de la vidad política, haya atrofiado el órgano político
Dictadura. A su imagen y semejanza se como consecuencia de su falta de funcionamiento” 4
crearon partidos locales por toda la geo-
grafía española. Pero, los movimientos de sus adversarios
y los sucesos a nivel nacional y local, aler-
La asamblea de la Unión Patriótica de Ori- taron a la aletargada burguesía de que algo
huela, formada por cuarenta notables per- incontrolable se estaba fraguando, algo
sonajes de la sociedad local,3 se reunió en de cuyo influjo, ni la levítica Orihuela po-
el ayuntamiento el 26 de junio de ese mis- dría escapar. Era imprescindible forjar un
mo año para leer un manifiesto firmado bloque electoral de carácter monárquico,
por los nueve miembros de su directiva. a pesar de los numerosos conflictos inter-
Dicho manifiesto era una nítida declara- nos entre todos los grupos que pretendían
ción de intenciones totalitarias: conformarlo, preocupados, ahora sí, por
el grado de cohesión y la capacidad de
“Unión Patriótica alienta el noble propósito de movilización que estaban logrando las for-
ponerse al lado de los que gobiernan, para impe- maciones republicanas. Miembros de la
dir que los profesionales de la política vuelvan a Unión Patriótica (upetistas), tradicionalis-
desgobernarnos”. tas y liberales monárquicos, escenificaron

3 José Clavarana, José María Payá, Antonio López Rocamora, Vicente Bellido Polo, Matías Pescetto, Juan Ca-
rrió, Manuel Gómez Pardo, José María Penalva Donate, Eusebio Escolano Gonzalvo, Ascensio García Mer-
cader, Andrés Mora, Luis Maseres, José de Madaria, Francisco Lucas, Cayetano López, Francisco Germán,
Antonio Galiano, Pedro Castaño, José Balaguer, Ángel García Rogel, Ramón Montero, Enrique Riquelme,
Juan Villaescusa, Federico Garriga, José Díe, Venancio Parra, Manuel Miravete, José Marín, Tomás Sáez, An-
tonio García Mira, Ángel Belda, Francisco Salazar, Jaime Estañ, Evaristo Cárceles, Gregorio Sánchez Costa
y Manuel Penalva. No pudieron asistir por encontrarse fuera de Orihuela: Antonio Roca de Togores, Manuel
Lizón, Joaquín Santonja, Pedro Pourtau y Agustín Caballero. Los diez primeros formaban la directiva, inclu-
yendo al alcalde como vocal nato.
4 Actualidad. Orihuela, 13 marzo de 1930, núm. 107.
Vistas desde el Puente de Rusia 41

Eusebio Escolano, fila de atrás, el quinto por la izquierda.
A su lado José Mª Ballesteros
Gentileza de Joaquín Andreu Iborra

sin éxito diversos acercamientos. Un cla- rivales directas en la captación del favor de
ro ejemplo fue “Acción Ciudadana”, aso- los conservadores. La primera de ellas es-
ciación política domiciliada en el número taba inspirada en la Lliga Regionalista Ca-
55 de la calle de la Feria, que bajó el lema talana. Liderada por Luis Lucía, comenzó
“Religión, orden y libertad” solicitaba la a aglutinar a los sectores conservadores
inscripción de los oriolanos para contra- de la burguesía agraria valenciana con un
rrestar la propaganda revolucionaria. En claro mensaje católico-social y de regiona-
noviembre de 1930, tuvo lugar otro inten- lismo valenciano. Curiosamente, a pesar
to de unificar las derechas oriolanas. Algu- de su escasa implantación en la provincia
nos personajes influyentes del sector con- de Alicante, Orihuela contó con una de
servador, entre los que figuraban varios sus primeras asociaciones locales, dirigi-
ex alcaldes, formaron el Comité Local de da por Antonio Balaguer Ruiz y el doctor
Derechas, que fue bautizado popularmen- Eusebio Escolano Gonzalvo.6 Este médi-
te como “el comité de los nueve”, porque co natural de Caravaca de la Cruz, se con-
tal era el número de sus componentes.5 virtió en un referente de la derecha orio-
lana. Condiscípulo de Ángel García Rogel
A partir de 1931, dos grandes formaciones en Valencia, donde cursaron sus estudios,
se disputarían la primacía del voto católico al terminar medicina formaron sociedad y
en la provincia: la Derecha Regional Va- se instalaron en Orihuela. Su carrera po-
lenciana y la Derecha Liberal Republicana, lítica comenzó en el Consejo Directivo

5 Antonio Balaguer Ruiz, Antonio Roca de Togores, Francisco Lucas, Manuel Gómez Pardo, Francisco Ger-
mán Ibarra, José María Payá Mejías, Eusebio Escolano Gonzalvo, Amancio Meseguer Manresa y Francisco
Díe Losada, (Véase Renacer. 7 noviembre de 1930, núm. 53).
6 VALLS, Rafael. La Derecha Regional Valenciana (1930-1936). Edicions Alfons el Magnánim, Valencia,
1992, p.135. “En la provincia de Alacant, la D.R.V. sólo contaba con organización propia en algunos encla-
ves, los más próximos a Valencia y su provincia (Alcoi y Elx y las comarcas lindantes con las de Valencia).
Orihuela es una excepción por cuanto su conexión católico-agraria con la C.N.C.-A, la incluye directamente
en la D.R.V. ya que Acción Popular asignó al Partido Valenciano el conjunto de la región”.
42 Vistas desde el Puente de Rusia

Directorio militar de Miguel Primo de Rivera

Francisco Die Losada
Vistas desde el Puente de Rusia 43

Las Uniones Patrióticas son agrupaciones de
hombres de orden en torno a la bandera izada del
Directorio, que es bandera de paz, seriedad y traba-
jo. Por eso no tienen programa a la antigua usanza
de la política española. Y el día que se truequen en
banderías personalistas se desharán como la sal en
el agua. El contenido doctrinal se encierra en esta
trilogía: Religión, Patria, Rey. Religión la católica;
Patria España una, fuerte, culta y grande; Rey el de
la dinastía reinante, caballero españolísimo, con la
bravura de los castellanos, la actividad de los cata-
lanes, el tesón de los aragoneses, la religión de los
vascos y el espíritu amplio y atrayente de los regio-
nales del mediodía.

El Pueblo de Orihuela, 26 mayo de 1924, núm. 12.

El 19 junio de 1928, se realizó la entrega
del Cuartel de Sementales
Colección Sánchez Portas Orihuela
44 Vistas desde el Puente de Rusia

de la Federación de Sindicatos Agrícolas, tica de Francisco Ballesteros-, y de Eloí-
organismo que contribuyó a fundar en na Rogel. Estudiante del Colegio Santo
1919 y que presidió en 1936. Miembro de Domingo, su temprana vocación médica
la junta directiva de la Unión Patriótica de fue apoyada por los jesuitas. En Valencia
Orihuela y del Consejo de Administración conoció a su condiscípulo y futuro socio
de la Caja de Ahorros de Nuestra Señora Eusebio Escolano Gonzalvo. Concluida
de Monserrate, en abril de 1930 fue nom- su carrera en 1910, instaló una consulta
brado Caballero Cubierto de la Semana en unos bajos de la calle San Pascual, a la
Santa. Ese mismo año, colaboró en la or- que se incorporó Escolano. Contrajo ma-
ganización de la Unión Monárquica y en trimonio con Dolores Galiano Abadía en
1935 pertenecía a la dirección provincial 1913 y levantó una preciosa casa de nueva
de Derecha Regional Agraria, alcanzan- planta cuya fachada fue diseñada en 1922
do el acta de diputado por Alicante en las por el arquitecto municipal Severiano Sán-
elecciones de 1936. chez Ballesta. En ella establecieron una
moderna clínica de Medicina General y un
La segunda formación fue fruto de la mu- laboratorio de análisis, que complementa-
tación política del ex-ministro monárquico ron con un sanatorio en la calle del Hospi-
Niceto Alcalá Zamora que, junto a Miguel tal, asistido por las vecinas monjas carme-
Maura, fundó su partido en julio de 1930, litas. Su pública adhesión a la causa jesuita,
en un intento de atraer hacia la Repúbli- a cuya sombra ambos habían estudiado,
ca a las clases conservadoras temerosas les procuró un aura milagrosa, siendo co-
del efecto revolucionario y la catástrofe nocidos popularmente como los “Santos
social.7 En Orihuela, la Derecha Liberal Médicos”, apodo que aceptaron con gusto
Republicana, estaba representada entre poniendo su negocio bajo la advocación
otros, por dos terratenientes y un noble: de San Cosme y San Damián. Al igual que
Federico Linares Pescetto, Francisco Ger- Escolano, su carrera política comenzó en
mán Pescetto y Eduardo Almunia Roca de la Federación de Sindicatos Agrícolas de
Togores. Orihuela, de la que fue fundador, con Luis
Almarcha, en 1919. Un año después, era
Por último, hemos de tener en considera- consejero y patrono de la Caja de Ahorros
ción a la Comunión Tradicionalista y su de Nuestra Señora de Monserrate, obra a
Círculo de la Plaza Caturla, toda una insti- la que dedicó su vida. Martínez Arenas lo
tución oriolana que lideraba Juan Villaes- describió en sus memorias como:
cusa desde antes de la Dictadura de Primo
de Rivera, a la que se unió Ángel García “un hombre descuidado en el vestir, de mirada
Rogel. El doctor García Rogel nació el 3 miope, gustoso de la soledad, extraño a los tra-
de febrero de 1887 en Orihuela, hijo de tantes, distante de la banca, apartado del tráfico,
Ángel García Munera -mancebo en la bo- enfrascado en su labor, sin tertulia ni clan”.8

7 Ambos fueron firmantes del “Pacto de San Sebastián” con el resto de partidos republicanos.

8 MARTINEZ ARENAS, José. De mi vida: hombres y libros. Valencia (1963).
Vistas desde el Puente de Rusia 45

La nueva cárcel en la Calle del Sol
Gentileza de Francisco Duréndez Pérez

1.2 La Alianza Republicana y monárquicos, revolucionarios y naciona-
los “Amigos del Pueblo” listas separatistas, haciendo forzados gui-
ños a la izquierda moderada. Encabezados
A pesar de las limitaciones políticas im- en Orihuela por Ricardo García López,
puestas por Primo de Rivera, las añejas los radicales intentaron investirse con la
organizaciones republicanas conservaron apariencia de políticos responsables y cen-
parte de su estructura durante la Dicta- tristas garantes de un cambio de régimen
dura, aunque limitadas a nostálgicas re- pacífico, alejado de algarabías revoluciona-
uniones seudo-conspiradoras, llenas de rias.
oratoria grandilocuente. La debilidad del
dictador, y con él la de Alfonso XIII, azu- El Partido Republicano Radical Socialista,
zó a los variopintos grupos antimonárqui- fruto de una escisión de los radicales, esta-
cos, que comenzaron a definir sus postu- ba dirigido por Marcelino Domingo y Ál-
ras. En Orihuela, al igual que en el resto varo de Albornoz. Con un programa libe-
del país, los diversos partidos republicanos ral muy avanzado, postulaba la unión entre
que con más o menos dificultades habían socialismo y República, apto para intelec-
sobrevivido, florecieron y se fragmentaron tuales y obreros. El domingo 16 de Marzo
para después intentar un reagrupamiento. de 1930, se constituyó la Junta Provincial
y al día siguiente, el comité local oriolano.
El Partido Radical de Alejandro Lerroux, Estaba presidido por José Escudero Ber-
aspiraba a ser un referente interclasista y nicola, abogado benejucense de 46 años,
mesurado. Lerroux, con grandes dosis de alumno de Santo Domingo, que abrió
oportunismo, dirigió su programa contra bufete en Orihuela al terminar la carrera
46 Vistas desde el Puente de Rusia

cursada en Madrid. Secretario de la Cáma-
ra de Comercio y concejal por el Partido
Radical hasta la Dictadura de Primo de Ri-
vera, durante la misma, fue encarcelado en
el Castillo de Santa Bárbara, gozando de
gran prestigio entre los republicanos. Los
vicepresidentes eran José Ortiz Juan y Pe-
dro Muñoz Méndez. Completaban el car-
tel Eladio Turón Sánchez, Francisco Oltra
Pérez, Luis Carrió Pastor y David Galindo
Martínez. importantes en Cataluña. Sólo un frente
unido antimonárquico podía ligar esta
Acción Republicana, dirigida por Manuel difuminada marea política, y para ello de-
Azaña, también trataba de buscar su es- bían aparcar sus diferencias programáticas
pacio, separándose de los viejos dirigen- en una coalición de “hombres de estado”.
tes republicanos y ofreciendo postulados
básicos cercanos a los radicales socialistas: Caso aparte fue el del Partido Socialista
República parlamentaria, anticlericalismo, Obrero Español (PSOE), tolerado y for-
federalismo y antimilitarismo. En Orihue- talecido por el dictador, junto al sindicato
la, estaba representada, entre otros, por Unión General de Trabajadores (UGT).
José María Lucas Parra. Posteriormente Ambas organizaciones habían consolida-
acabó formando grupo municipal con los do su estructura, al margen de las demás
Radicales. A este panorama de efervescen- fuerzas políticas, que llegaron a acusarles
cia republicana, habría que añadir la Dere- de colaboracionismo con Primo de Rivera.
cha Republicana, antes citada y las diferen- Mientras que para el resto de los grupos
tes formaciones regionales, especialmente opositores, la caída de la Dictadura era el

Esta entidad, surge con alteza de miras, con nobles propósitos
de reivindicación social, acoge en su seno a todos los hombres
de ideales progresivos. A todo ser que lleve en su pecho al fue-
go sagrado de la libertad y en la mano, a plena luz, la balanza
augusta de la justicia. Aquí se desean hombres de definición
clara, de valor positivo; hombres conscientes del deber y del dere-
cho; hombres de pasión idealista, dispuestos a sostener el civis-
mo constitucional a costa de todos los sacrificios, sin pensar en
beneficios. Aquí no queremos pastores de borregos para aban-
donarlos en la desbandada, al temor de la tormenta; queremos
conductores, guías de hombres libres capaces de iluminar a un
“pueblo digno”. Aquí se agrupan hombres de ideal, lo mismo el
liberal sincero que el comunista extremista, el republicano radi-
cal que el federal, el socialista como el anarquista.

Renacer. Orihuela, 7 febrero de 1930, núm. 17.
Vistas desde el Puente de Rusia 47

pistoletazo de salida para reagruparse y El 22 de febrero de dicho año, se eligió
definirse, el PSOE y la UGT ya estaban el órgano directivo presidido por el médi-
muy consolidados en todo el territorio co Fernando Plaza, con José María Lucas
nacional excepto en Cataluña, ostentando como vicepresidente.9
algunos de sus afiliados, Concejalías en
los Ayuntamientos. Su resistencia inicial a Socialistas y republicanos coordinados, se
aliarse con los “republicanos burgueses”, dedicaron a “crear ambiente liberal”, a di-
unida a su tradicional enfrentamiento con fundir las modernas ideologías y a fustigar
comunistas y anarquistas, podía dejarles a Balaguer y a los jesuitas con el semana-
aislados de las fuerzas progresistas que de rio Renacer como órgano de propaganda.
nuevo les acusaban de connivencia con la Más adelante, comprobaremos como de
Monarquía. los Amigos del Pueblo salieron los políti-
cos que dirigieron los destinos municipa-
En 1930, la Junta Directiva de la Agru- les oriolanos durante la República y que,
pación Socialista oriolana estaba formada en cierto modo, en el escenario local, no
por Daniel Cases García –Presidente-, Ra- hicieron más que anticiparse a la consti-
fael Gas, Vicente Ibáñez, Antonio Cubí tución nacional de un frente único de iz-
Tomé “Armengolico”, Isidoro Sánchez quierdas antidinásticas que se consolidó el
Mora “Sidorico”, Antonio Esquiva, Pedro 17 de agosto de 1930, a las 4 de la tarde,
Martínez Vegara, Manuel Bas y José Alon- en el Casino de Unión Republicana de San
so Egio. Sebastián. Allí se reunieron, entre otros:
Unión Republicana, Alianza Republicana
El sábado 1 de febrero de 1930, en el sa- (compuesta por el Partido Republicano
lón de actos de la “Casa del Pueblo” de Radical y Acción Republicana), Partido
Orihuela, se presentaron los estatutos que Radical Socialista, Derecha Liberal, Ac-
habrían de regir a la nueva entidad llama- ción Catalana, Acción Republicana de Ca-
da “Los Amigos del Pueblo”. El abogado taluña y Federación Republicana Gallega;
José María Lucas Parra, dio lectura a su ar- para trazar una estrategia de actuación
ticulado ante un numeroso auditorio. Tras conjunta, que denominaron “Revolución
escuchar y aplicar algunas propuestas de Republicana”. En dicha reunión conoci-
Fernando Plaza, Alberto Escudero, José da como el “Pacto de San Sebastián” se
Ortiz, Daniel Cases, José María Sarabia, establecieron los principios que inspiraron
Isidoro Sánchez, José Escudero, Salva- al Gobierno de la República, comprome-
dor Guillén y Antonio Cubí, aprobaron tiéndose a trabajar unidos para derribar la
su reglamento con el visto bueno de los Monarquía. A pesar de sus reticencias, el
asistentes. Sus objetivos y principios, que- PSOE acabó incorporándose al pacto pre-
daron claramente reflejados en el editorial sionado por sus bases.
titulado “Los Amigos del Pueblo” que en
portada y a toda página publicó Renacer.

9 Completaban la dirección José Escudero Bernicola, Antonio Cubí Tomé, Ricardo García López, Francisco
Abad, Eladio Turón, José Ortiz Juan, Antonio López, Pascual Soriano Hellín y José Sánchez Moya
48 Vistas desde el Puente de Rusia

La Lonja recien construida
Gentileza de Francisco Duréndez Pérez

1.3 La prensa oriolana nes de los sectores acatólicos. Algunos
de sus columnistas procedían de La Lec-
A finales del siglo XIX y durante el pri- tura Popular, la mitificada publicación del
mer tercio del XX, la prensa local en Ori- llamado “Apóstol Clavarana”.10 Contaba
huela conoció un importante auge, con con el apoyo explicito del obispo de Ori-
multitud de publicaciones. Vamos a tratar huela, Francisco Javier Irastorza y Loinaz,
sobre cuatro de ellas que se editaron en y con la colaboración puntual (en los nú-
1930. Tres de la llamada prensa de acción meros especiales) de la Federación Cató-
social católica: El Pueblo de Orihuela, Ac- lico Agraria de Murcia en los talleres de
tualidad y Voluntad. Como contrapunto, La Verdad. Políticamente se adscribió a la
Renacer, semanario de clara tendencia iz- Unión Patriótica y a los Sindicatos Agríco-
quierdista. las Católicos. Ambos organismos fueron
controlados en el periodo 1926-1930 por
El Pueblo de Orihuela, semanario social y la misma persona, el alcalde Francisco Díe.
agrario, inició su andadura en 1924 como
máximo exponente de la nueva prensa ca- El semanario Actualidad comenzó a publi-
tólica que desarrolló su actividad durante carse en febrero de 1928 con el lema “Ju-
la Dictadura aprovechando que la censura ventud y Caridad”. Auspiciado por Alejan-
había silenciado casi todas las publicacio- dro Roca de Togores, se confeccionaba en

10 Adolfo Clavarana Garriga (Orihuela, 1844-1905). Abogado, periodista y escritor, comenzó a publicar en
1878 en El Segura y en La Voz de Orihuela. En 1883, fundó el periódico quincenal, La Lectura Popular en
el que se dedicó a fustigar a sus antiguos compañeros liberales y a difundir pequeños relatos basados en la
moral religiosa, alcanzando fama nacional y una tirada de setenta mil ejemplares.
Vistas desde el Puente de Rusia 49

los talleres tipográficos de la Beneficencia, Estaba dirigido por Tomás López Galin-
“con la plausible finalidad de adiestrar a los ni- do, prestigioso abogado y literato aficiona-
ños allí recogidos en el ejercicio de una profesión”. do, cuyo bufete estaba en la calle de Santa
Aparecía los jueves y, aunque pertenecía Lucía. Contó con las colaboraciones de
también a la línea católica, su contenido José Calvet, Abelardo L. Teruel y el no-
era más literario, con el propósito de di- tario José María Quílez y Sanz.11 En sus
rigirse a una nueva juventud oriolana. Al inicios publicaron artículos de los futuros
principio buscó la amenidad, “sin llegar a redactores de Renacer, José María Sarabia
la frivolidad, aspiraban simplemente a entretener y Antonio Cubí Tomé, al que llegaron a
y divulgar, en un plano de independencia y correc- calificar como “el nuevo puntal para la defen-
ción”. Tampoco era de tendencia monár- sa del terruño”. Pero su contenido político,
quica excluyente, al menos en sus inicios, cada vez más conservador, fue creciendo
aceptando que un republicano pudiese ser al tiempo que desaparecían el deporte o
fervientemente católico y un ateo devoto los pasatiempos. En septiembre de 1929,
de la monarquía. Junto a las secciones ha- casi coincidiendo con la aparición de Rena-
bituales de moral católica, notas culturales cer, el editorial de primera página mostraba
y de sociedad, ofrecía poesía e historia de el título “Nuestra Definición”, en el que se
Orihuela y experimentaba con contenidos anunciaba la formación de la “Agrupación
tan novedosos como: deporte internacio- Oriolanista”, de la que decían formar par-
nal (fútbol, tenis, boxeo y hokey), crítica te bajo el lema “Juventud, Organización
cinematográfica, entrevistas, pasatiempos, y Orihuela”. En su editorial “Lo que de-
e incluso encuestas y pequeños mensajes ben ser las derechas locales”, publicado en
enviados por sus lectores. enero de 1930, animaban a forjar un blo-
que similar al formado por las izquierdas
mediante los Amigos del Pueblo.

La Lonja en plena actividad
Colección Sánchez Portas Orihuela
50 Vistas desde el Puente de Rusia

El semanario Renacer vio la luz el 7 de opción, teniendo en cuenta que el espíritu
octubre de 1929, día de la Fiesta del Li- y la línea editorial de Renacer coincidían ab-
bro, que conmemoraba el nacimiento de solutamente con esta entidad política. La
Miguel de Cervantes.12 Los dos primeros redacción se trasladó a la Casa del Pueblo,
números domiciliaban la correspondencia en la calle Luis Barcala (actualmente San
en la casa del director, calle San Isidro 16. Pascual).
En el número 3 trasladaban la redacción a
un entresuelo de la calle Doctor Sarget, la Por último, dentro del grupo de publica-
misma en la que se confeccionaba El Pue- ciones locales, no podemos dejar de citar
blo.13 Aunque en principio se autodenomi- Voluntad, nacida el 15 de marzo de 1930
nase “periódico independiente”, difundió como revista literaria de periodicidad
propaganda de la izquierda republicana, quincenal. El nombre de la cabecera lo
mostrando un carácter más político que de escogió su fundador José Marín “Ramón
información general. Su director, era José Sijé”,15 inspirándose en el título de un li-
Escudero Bernicola, y el socialista, Anto- bro de Azorín.16 En su primer número se
nio Cubí, uno de sus principales redacto- declaraban jóvenes e independientes, dis-
res. A este último se debe el artículo de puestos a publicar cualquier colaboración.
presentación “A modo de programa”, fir- De carácter católico, alcanzó su apogeo
mado con el seudónimo de “Metobicu”.14 en el tercer número, dedicado a la Sema-
En adelante firmaría sus colaboraciones na Santa, con colaboraciones de Miguel
como “Armengol” o “El Armengolico”. Hernández, Julio López Maymón, Luis
Se confeccionaba en la imprenta La Co- Almarcha y Abelardo L. Teruel, entre
mercial, propiedad de Isidoro Sánchez otros. Pronto comenzó a mostrar su cara
Mora “Sidorico” y su andadura como in- más conservadora y su contenido político
dependiente abarcó menos de seis meses, se fue incrementando espoleado por los
hasta el número 23, de fecha 21 de marzo comentarios de Renacer, culminando con el
de 1930. Los Amigos del Pueblo necesi- artículo “Las futuras derechas oriolanas”,
taban un órgano de propaganda para di- en el que ensalzaba al doctor Albiñana.
fundir sus ideas izquierdistas, y para ello Con tan sólo seis meses de vida, Volun-
debían fundar un periódico o hacer suyo tad dejó de publicarse al acabar el verano.
uno ya publicado. Optaron por la segunda La mayoría de sus redactores, con Carlos

11 Su despacho estaba en el número 1 de la calle de López Pozas.
12 Esta festividad se celebra desde 1926. En los primeros años se conmemoraba el 7 de octubre como posi-
ble fecha de nacimiento de Cervantes. Los historiadores actuales la sitúan el 29 de septiembre. Ante la duda,
en 1930 se trasladó al 23 de abril, aniversario de su muerte.

13 El Pueblo de Orihuela, emplazado en la calle del Doctor Sarget, utilizaba el antiguo topónimo de calle de
la Feria, que había desaparecido del callejero oriolano en 1913.

14 Anagrama formado por las sílabas de sus apellidos en orden inverso.
15 Anagrama formado por las letras de su nombre y primer apellido.
16 FERRIS, JOSE LUIS, Miguel Hernández, Temas de hoy, Madrid 2002, p.71. Por otro lado, “Voluntad” es
también un término estético-cultural con claras reminiscencias fascistas.
Vistas desde el Puente de Rusia 51

Fenoll a la cabeza, fundaron Destellos, es- en general. Los tres periódicos y especial-
trictamente literaria, pero con idéntico mente El Pueblo se fueron enzarzando en
resultado empresarial, pues en mayo de continuas disputas dialécticas con Rena-
1931, desapareció. Hemos citado tres pu- cer, y estas se endurecieron con el paso
blicaciones de carácter católico y sólo una del tiempo hasta llegar al insulto personal.
manifiestamente contraria en Orihuela. La Desafortunadamente, todos desaparecie-
situación de hegemonía que tuvo en Espa- ron en 1931. Como este primer capítulo
ña este tipo de publicaciones hasta la caí- sólo alcanza hasta la proclamación de la
da de la Dictadura y de la censura, unida República, hemos excluido tres publi-
a la sorprendente rapidez y osadía con la caciones locales posteriores: El Radical,
que irrumpieron las nuevas voces discre- Autonomía y Acción, fundadas en 1932,
pantes, desquiciaron a algunos redactores 1933 y 1935 respectivamente, de cuya bre-
católicos locales, hasta el punto de inten- ve existencia hablaremos más adelante.
tar desprestigiar al colectivo de la prensa

Renacer, cuyo tamaño de papel y demás condiciones lo hacen
adaptable a todos los usos (...) Nosotros periodistas más humildes,
le recomendamos una alimentación del país que habrá de darle un
feliz resultado: higos de pala en gran cantidad y si puede ser sin pelar
mucho mejor. Actualidad. Orihuela, 20 marzo de 1930, núm. 108.

Renacer ya no es adaptable a todos los usos; ahora no puede emplearse
más que en uno y este está en el animo de todos”. Actualidad.
Orihuela, 22 mayo de 1930, núm. 117.

Tomás López Galindo, que es la pedantería andando de puntillas,
publica un artículo salpicado de groseras alusiones. RENACER le
requiere para que exprese claramente el uso a que adapta nuestro
semanario, simplemente por curiosidad de saber si el uso que de
RENACER hace Tomás López Galindo, es el mismo que nosotros,
desde hace tiempo, venimos haciendo de su nombre y del periódico
que dirige. Renacer. Orihuela, 28 mayo de 1930, núm. 32.

Si se empeñan en sacar y atacar vidas privadas, podemos y sabremos
decir muchas cosas que pudieran molestar a los que con tanto descoco
suelen escribir. Conste que en ello no tenemos inconveniente. Sidorico,
Armengolico y demás compañeros icos. ¡Que todos nos conocemos¡
¡Orihuela no es Madrid¡. El Pueblo de Orihuela. 3 diciembre de 1930,
núm. 144.

Hay católicos fervientes que se anuncian en periódicos socialistas que
hacen alarde de anticatolicismo. ¿Será por caridad? ¿Será por miedo?
¡Quien sabe¡ ¡ Cuanto Judas¡. El Pueblo de Orihuela. 20 enero de 1931.
núm. 151.
52 Vistas desde el Puente de Rusia

El momento político en Provincias
1.4 El regreso
de Balaguer Para unos pasó ya la dictadura; es decir, pasó
la tormenta que tenía puesta a España al borde
y la visita de del abismo y lució al fin el sol esplendoroso de
Albiñana la libertad perdida. Pasó y no ha dejado nada,
absolutamente nada bueno, antes mucho,
muchísimo malo, que hay que arrancar de cuajo.
Para otros pasó también, pero con la pérdida de
la dictadura perdimos el vellocino de oro, la única
primavera que vio España. Estas respuestas se
han dado con celeridad, son las respuestas de
los incondicionales de uno y otro bando, de los
apasionados, de los superficiales que no tienen
nada que perder, de los miopes en política, de
los que en ello no ven más que el triunfo o la
derrota de su partido. Hay otros que piensan más
y hablan menos como conviene a los hombres que
tienen conciencia de la gravedad del momento
nacional. La opinión del grupo tercero o sea la
de los pensadores y sensatos también tiene en
provincias sus representantes. Conocedor antiguo
y militante de la política, y ni amigo ni enemigo
de la pasada dictadura...

ANTONIO BALAGUER
Ex-Alcalde de Orihuela.
El Pueblo, 17 febrero de 1930, núm. 104.

La renuncia de Francisco Díe en enero de 44 años, ex presidente de la Cámara de
de 1930 y la lógica disolución de la Unión Comercio y alcalde de Orihuela en 1918 y
Patriótica, desmontó la obra conservadora 1922, publicó en la primera plana de El
tejida durante seis años de control absolu- Pueblo, un artículo titulado “El momen-
to. Renacer, que calificaba a la desaparecida to político en provincias”. En dicho texto,
UP como “un pisto manchego”, auguraba largo pero sin desperdicio, mantenía una
la formación de un gran partido de dere- premonitoria postura “accidentalista”,
chas, dirigido por Francisco Díe, Anto- equidistante entre los partidarios y enemi-
nio Balaguer y Eusebio Escolano con la gos de la Dictadura. Veladamente ofrecía
dirección espiritual del jesuita Pedro Isla. su experiencia para liderar una especie de
Antonio Balaguer, abogado y banquero tercera vía.17

17 El término accidentalista se aplicó a los partidos que consideraban secundario o accidental el sistema de
Gobierno, aceptando Monarquía o República.
Vistas desde el Puente de Rusia 53

Tras la renuncia de Díe, Manuel Gómez “Las profecías de los sabelotodo dan como seguro
Pardo, terrateniente y prestigioso oftalmó- para alcalde el nombre de un ex–alcalde que ha
logo nacido en La Aparecida, pasó a ocu- escrito un articulito que nos ha hecho reír, recor-
par la Presidencia accidental.18 El 26 de dar, meditar y al que quizás tengamos que refu-
febrero a las diez de la mañana, el Ayunta- tar”.19
miento se reunió en sesión plenaria, para
proclamar a los 29 concejales que junto Y estaban en lo cierto. La estrategia de
al alcalde formarían el nuevo Consistorio. Antonio Balaguer dio resultado y el 22
Pocas sorpresas podía deparar la elección, de Abril, un telegrama del gobernador ci-
pues la mitad salía de la lista de mayores vil, ponía en sus manos la vara municipal.
contribuyentes y el resto de los candida- Como ex alcalde vinculado a Trinitario
tos que habían obtenido mayor número Ruiz Valarino, el retrato de éste y el de su
de votos, en las elecciones de 1917, 1920 padre Trinitario Ruiz Capdepón, regresa-
y 1922. El noble privilegio de los años, ron al salón de sesiones, tras ser descol-
otorgó la alcaldía al octogenario Antonio gados en tiempos de la Dictadura, en la
Ferrández Vilella, conocido popularmente que se pretendió eliminar todo rastro de
como “El tío Antonio el Cartujero”, al que los “caciques” de la Restauración. Duran-
Renacer calificó de analfabeto. El Pueblo le te el año que se mantuvo en la Alcaldía,
dedicó una entrevista con foto, en la que junto a Balaguer se sentaron por el proce-
se confesó admirador de Andrés Reba- dimiento de elección automática, grandes
gliato y de Francisco Díe, mostrando su propietarios, profesionales y comerciantes
preocupación por el estado del matadero, como Antonio Roca de Togores, el citado
la necesidad de escuelas, la falta de alcanta- Ferrández Vilella, Manuel Lozano Lidón,
rillado y adoquinado en muchas calles. Claudio Solano Cañabate, Andrés Pes-
cetto Román, Rafael García Ortuño, Fran-
El 2 de abril, 8 concejales presentaron su cisco Germán Ibarra, Francisco Balles-
renuncia por diversas incompatibilidades, teros Meseguer, Francisco Lucas, Emilio
aceptándose todas menos la de Vicente Salar y Sebastián Penalva Fons, todos per-
Andreu. Renacer culpó al “gerente de la sonajes de talante católico y conservador,
corporación”, por bloquear la entrada al como él mismo. Es lógico que la izquierda
Consistorio de su director, José Escudero no se sintiese representada por ellos. Por
Bernicola, al resolver en sentido negativo otro lado, en la primavera de 1930, gracias
la instancia de Andreu. Se refería a Bala- a la tenue apertura de la “dictablanda” de
guer, que en esa misma sesión propuso y Berenguer, conocidos personajes de la iz-
consiguió la adhesión del Ayuntamiento quierda visitaron Orihuela para impartir
oriolano al acto de afirmación monárquica conferencias políticas. En la Casa del Pue-
que se iba a celebrar en Madrid. Efectiva- blo, disertaron Amancio Muñoz de Zafra
mente parecía que el popular banquero y Edmundo Domínguez Aragonés. Los
lideraba el Consistorio, acercándose al ru- Amigos del Pueblo, trataron de organizar
mor publicado por Renacer, días antes de un ambicioso ciclo en el que pretendían
constituirse el nuevo Ayuntamiento: presentar sucesivamente a Giménez de

18 Archivo Municipal de Orihuela (AMO) Actas Capitulares, 1926 – 1931, sesión 4 febrero 1930, f. 113 v.
19 Renacer. Orihuela, 21 febrero de 1930, núm. 19.
54 Vistas desde el Puente de Rusia

Asúa, Mariano Ruiz Funes, Álvaro de Al- durante la Dictadura. Fernando Plaza, pre-
bornoz y Marcelino Domingo, es decir, a sidente de los Amigos del Pueblo y médico
los máximos representantes de la izquier- al igual que Albiñana respondió airado a
da republicana y socialista. La conferen- su colega, publicando un artículo en Re-
cia inicial del ciclo, titulada “el momento nacer, semanario del que era director. En
político”, estaba a cargo del catedrático de él, acusó a los elementos que se llamaban
Derecho Penal, Luis Giménez de Asúa, y “del orden” de repartir una hoja llena de
programada en principio para el 23 de abril mentiras en el día que “Orihuela se aprestaba
en el Teatro Circo, si la autoridad guberna- a celebrar una fiesta de cultura y ciudadanía”.21
tiva lo permitía.20 A pesar de todo, la conferencia fue un éxi-
to y se desarrolló sin incidentes. El Tea-
El martes 15 de abril, cuando sólo faltaba tro Circo estaba abarrotado. Simpatizantes
una semana, El Pueblo de Orihuela añadió llegados de toda la comarca, de Murcia y
dos hojas a su formato habitual. En ellas se hasta de Alicante colapsaron los accesos y
reproducía un panfleto titulado “Por el ho- muchos quedaron en la calle por falta de
nor de España”, obra del doctor Albiñana, aforo. Hasta El Pueblo tuvo que recono-
delirante líder del Partido Nacionalista Es- cer la afluencia de público, pero lo hizo a
pañol y feroz enemigo de los intelectuales su manera: “La entrada bien, la corrida floja.
de izquierda. Albiñana, médico valenciano, Aunque estaban todos los que son; no son todos
en cierto modo fue un adelantado que en los que estaban”.22
1930 creó el primer partido de ultradere-
cha, precursor de la Falange. Se declaraba La siguiente conferencia del ciclo, titulada
fascista, tenía como distintivo la Cruz de “De la anarquía al orden”, estaba progra-
Santiago y decía regirse por los valores del mada para el viernes 9 de mayo, a cargo
tradicionalismo. Su milicia bautizada como de Mariano Ruiz Funes, catedrático de
“los Legionarios de España o de Albiña- Derecho Penal en la Universidad de Mur-
na”, intentó amedrentar a republicanos y cia. Sin embargo, tuvo que ser suspendida
monárquicos liberales con un comporta- por la vuelta temporal de la prohibición
miento político violento sin precedentes. de celebrar actos públicos, que había re-
Pero poco a poco fueron desplazados por gido durante la Dictadura. El caso es que
los activistas de izquierda, mucho más nu- por mediación de Francisco Espinosa, “el
merosos. Evidentemente, la oportuna dis- hijo del Ratoneo”, y de otros elementos
tribución del panfleto, iba dirigida a des- desconocidos, llegó a manos de Albiña-
prestigiar al conferenciante, pues Giménez na el artículo escrito por Plaza, junto a
de Asúa presidía en aquellas fechas la Junta dos cartas en la que le invitaban a venir
de Gobierno del Ateneo de Madrid y había para pedirle cuentas. El controvertido
sufrido el exilio por defender a Unamuno político valenciano contestó anunciando

20 Luis Giménez de Asúa (1889-1970), jurista y político nacido en Madrid. Catedrático de Derecho Penal,
sufrió persecución y destierro durante la Dictadura de Primo de Rivera. Su faceta política comenzó en 1931,
afiliándose al Partido Socialista, por el que fue elegido diputado, ocupando la Presidencia de la Comisión
encargada de redactar el texto constitucional de la Segunda República. Durante la Guerra Civil, fue ministro
plenipotenciario y, en 1939, se exilió en Argentina, donde continuó su prestigiosa carrera docente. En 1962
fue nombrado presidente de la República en el exilio, cargo que mantuvo hasta su fallecimiento acaecido en
Buenos Aires.
21 En concreto, Renacer acusó del complot al sacerdote Ramón Garriga, a Federico Linares, empleado del
Sindicato Católico Agrario y a Juan Pertusa, del Sindicato Obrero Católico.
22 El Pueblo, 30 de abril de 1930, núm.114.
Vistas desde el Puente de Rusia 55

Plaza de Cubero, Calle San Pascual y Calle del Molino
Gentileza de Francisco Duréndez Pérez

su visita a Orihuela, dispuesto a presen- legionarios. Fernando Plaza, permanecía
tar una querella criminal por injurias. Los sentado en la puerta del Casino Orceli-
elementos más reaccionarios se frotaban tano entre la expectación de los curiosos.
las manos, confiando en la positiva res- Contra todo pronóstico, la comitiva pasó
puesta que Orihuela daría a la visita de de largo hacía el Palace Hotel, desde don-
Albiñana y extendieron por la ciudad el de partieron a Murcia en automóvil. El
rumor de que “los Legionarios de Espa- público congregado quedó defraudado y
ña” venían a abofetear y apalear al doctor sus simpatizantes aún más, ante la escasa
Plaza. Pero Albiñana tardó en llegar. El respuesta obtenida por el líder del Partido
día 21 de mayo, Renacer cerraba su edición Nacionalista Español.23 Ramón Sijé, pu-
semanal con las premonitorias preguntas: blicó en Voluntad una arenga a favor del
“¿Albiñana en Orihuela?, ¿Legionarios en médico valenciano, dirigida a las futuras
Orihuela?”. El polémico doctor, llegó a derechas oriolanas:
media mañana, otorgó poderes a procura-
dores en una notaría y visitó el Sindicato “Salir a la calle, proclamarse derechista y luego
Obrero Católico acompañado de los hi- acompañar al derechista más derechista espa-
jos de Antonio Balaguer y Emilio Salar. ñol. O eres de derechas o de la acera de enfrente.
Albiñana, tras departir con un grupo de Voluntad cree que don J. M. Albiñana se fue
jóvenes admiradores, se dirigió hacia la decepcionado, y con Voluntad lo cree toda Ori-
calle Loazes flanqueado por doce de sus huela”.24

23 Albiñana fue deportado por la República y su partido se disolvió para reconstituirse tras la victoria
derechista de 1933. Fue asesinado el 22 de agosto de 1936, en el asalto efectuado por milicianos anarquistas
a la cárcel Modelo de Madrid, en represalia por el ametrallamiento de prisioneros en la plaza de toros de
Badajoz.
24 Voluntad. Orihuela, 30 de mayo de 1930, núm. 6.
56 Vistas desde el Puente de Rusia

Lanzo esta hoja, porque del Ateneo de Madrid -¡quién lo
diría!- ha desaparecido la libertad y no se puede hablar
sino bajo coacción de una ridícula Dictadura roja, ejerci-
da por sujetos insolventes que gozan del amparo de una
junta carente de autoridad. (..) Mesnadas alborotadoras,
reclutadas por una revolución de opereta (..) A pesar de la
prudencia, me he visto obligado a repartir unas cuantas
bofetadas entre la mafia ineducada (..) Los señores de la
Junta pretenden hacer creer que han sido perseguidos por
liberales, ocultando que fueron castigados por perturbado-
res. (..) El “maestro” Unamuno no enseña ni ha enseñado
nunca nada (..) es negativo y arlequinesco (..) convertido
en un vulgar parásito nacional, la comedia no puede ser
más bufa (..) Desenmascarados ya los mangoneadores di-
rectivos del Ateneo (..) Por el honor de España no pue-
de consentirse que los camorristas habituales del Ateneo
detenten el nombre de la actualidad española (..) que el
extravagante don Miguel de Unamuno sea sometido a un
minucioso análisis psiquiátrico....

José María Albiñana
Anexo a El Pueblo, 15 abril de 1930, núm.112.

He conocido muy de cerca al Dr. Albiñana. Acompañado de
una equívoca belga, cuya elevada estatura contrastaba gro-
tescamente con su menguada talla, haciendo ambos cons-
tantes toninadas que de tal modo ridiculizaban a España que
llegó a hacerse indeseable en varias tertulias de españoles. (..)
Ese señor ha sido de todo, revolucionario y conservador, pro-
motor de huelgas y esquirol. (..) un logrero vendido siempre
al mejor postor. (..) Es tan burda la injuria y tan conocidos
los méritos de las personas que ataca que resulta innecesario
gastar tiempo en refutar su indecente prosa.

Fernando Plaza
Renacer. Orihuela, 28 abril de 1930, núm. 28.
Vistas desde el Puente de Rusia 57

1.5 Movimientos sindicales y El Código del Trabajo regulaba los contra-
huelgas. El Primero de Mayo tos, los tribunales laborales y los seguros
de accidente. Por otro lado, se intensificó la
1930 represión del movimiento revolucionario
Inspirada en los Círculos Católicos del obrero y de su única arma; las huelgas. Esta
jesuita Antonio Vicent, la Organización nueva e impuesta política social fracasó en
Católico Agraria de Orihuela, nació con la el ámbito rural, donde los terratenientes
fundación del Centro Instructivo de Nues- impidieron la creación de comités parita-
tro Padre Jesús, el 19 de marzo de 1914. A rios. La Dictadura sólo aplicó soluciones
partir de esta institución, surgió el Sindica- momentáneas, como por ejemplo las obras
to de Obreros Católicos y luego el Sindica- públicas para resolver el paro,25 pero no
to Agrícola Católico de Orihuela.Todo este acabo con la miseria del campesinado, ni
movimiento obrero de carácter confesio- erradicó el caciquismo. Estas cuestiones
nal, quedó asentado definitivamente con permanecieron latentes y estallaron al caer
la creación de la Confederación Nacional Primo de Rivera.
Católico-Agraria que propició la constitu-
ción de la Federación de Sindicatos Agrí- La primera misión de los futuros políticos
colas Católicos de la Diócesis de Orihuela, de izquierda, fue convencer al pueblo lla-
en 1919. El crecimiento del sector servi- no de que el socialismo no era tan terri-
cios, de la burocracia y los establecimien- ble como la prensa católica difundía. En la
tos comerciales, aproximó a sus locales a Casa del Pueblo oriolana, “en medio de gran
otros sindicatos como los de empleados entusiasmo, hijo de quienes quieren salir de la es-
de comercio y banca, de artes gráficas, de clavitud en la que estaban sumidos”26 se fueron
aguadores, de albañiles, o de oficios varios. reuniendo viejas y nuevas agrupaciones
Todo este entramado que contaba con ór- de carácter sindical en torno a la UGT: la
gano de prensa -El Pueblo de Orihuela-, salas Sociedad de Socorros Mutuos “La Previ-
de conferencia, centros recreativos y aulas sora oriolana”, la Sociedad Obrera Unión
de formación, como luego veremos, fue Naranjera, la Sociedad de Camareros y Co-
utilizado como poderosa herramienta pro- cineros “El Oriol”, la Sociedad de Obre-
pagandística conservadora. ros Albañiles y similares “La Unión”, o la
Sociedad de Conductores y Mecánicos de
Desde 1926, las relaciones profesionales se Automóviles “La Constancia”. En agosto
habían regulado mediante los comités pa- de 1929, se constituyó la Sociedad de obre-
ritarios, compuestos por igual número de ros panaderos y en 1930, la Sociedad de
obreros que de patronos y dirigidos por un Obreros Alpargateros “La Unión”, la So-
presidente y un vicepresidente nombrados ciedad de Resistencia de Obreros de la ma-
por el Ministerio de Trabajo en representa- dera “El Progreso” y la de Expendedores
ción del Estado. La labor de estos comités de leche “la Unión Orcelitana”. Una vez
fue positiva en los sectores industriales y de asociados, los asalariados comenzaron a re-
servicios, pero no se aplicó a la agricultura. clamar sus derechos. Los albañiles fijaron

25 Durante su mandato, Francisco Díe Losada puso en marcha diversas obras públicas: La Lonja, la Plaza
Nueva, la de Monserrate, el cuartel de la Remonta, etc.
26 Actualidad. Orihuela, 29 de Agosto de 1929, núm.80
58 Vistas desde el Puente de Rusia

nuevos jornales, paralizando obras como la Se estaba anunciando la misma fiesta, pero
transformación del Teatro Romero en vi- cada uno la celebró por su lado y a su es-
viendas, o las de la construcción del nuevo tilo. La división entre sindicatos católicos
asilo en su emplazamiento frente a la Lon- y aconfesionales, convirtió esta jornada en
ja. Las obreras de la fábrica de la seda y las una especie de pulso entre ambas organi-
de la fábrica de hilaturas de Alberto No- zaciones obreras. La jornada patrocinada
guera holgaban reivindicando la jornada por la Federación de Sindicatos de Obre-
de ocho horas, establecida por ley en 1919. ros Católicos para celebrar el Cristo obre-
Hasta el Sindicato de Panaderos se unió a ro, comenzó a las ocho de la mañana en el
esa demanda, amenazando también con ir Santuario de Ntra. Sra. de Monserrate con
a la huelga. Esta efervescencia obrera, pre- una misa a cargo del obispo preconizado
sagiaba un caliente Primero de Mayo. de Badajoz, José María Alcaraz y sermón
de Luis Almarcha. Por la tarde, de dos a
“No ha podido tener carácter más simpático el 1º cuatro, un sexteto interpretó un concierto
de mayo en Orihuela, merced a la iniciativa del en los salones de la Federación y esta en-
numeroso, vehemente y bien organizado Sindicato tidad ofreció a los asistentes café, copa y
de Albañiles de Ntra. Sra. de Monserrate.” puro. A las ocho de la tarde, en el salón de
actos, José Tomé, Vicente Gálvez y An-
Así comenzaba el artículo “La fiesta del drés Mora, del Sindicato de albañiles, ofre-
1º de Mayo en Orihuela”, publicado en El cieron un discurso de presentación, la me-
Pueblo. El de Renacer se titulaba “La fiesta moria del ejercicio y, el último, aficionado
roja. El 1º de Mayo en Orihuela” y arranca- a la declamación, leyó una poesía llamada
ba menos simpático, más amenazante:
“Al trabajo”, obra del novel poeta Miguel
Hernández, colaborador habitual de los
“Si cabe, en el presente año se ha celebrado con más
esplendor en nuestra ciudad la Fiesta Internacional periódicos locales, entre ellos El Pueblo.
del Trabajo. Legiones de trabajadores no acudieron
a sus cotidianas labores en todo el día, unos persua-
didos del significado de tal demostración de fuerzas,
otros por mera costumbre y los menos por inspira-
ción de quienes a la fiesta le quieren dar un colorido
y una importancia que siempre le han regateado.”

Plaza de abastos
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 59

Plaza de la Soledad y fosal de la catedral
Gentileza de Francisco Duréndez Pérez

“¡Glorias, glorias al trabajo, mar inmenso donde delegado de la UGT de España, Edmun-
flota el cadáver de los vicios como barca frágil rota, do Domínguez, disertó sobre el sentido
donde surgen ideas puras, donde nace lo inmortal¡” revolucionario del primero de mayo. Ya en
la jornada festiva, a las diez y media de la
Por último, el notario José Mª Quílez y mañana, la agrupación musical dirigida por
Sanz, en un largo discurso habló de la dig- Saturnino Cebrián y Federico Rogel ame-
nidad del trabajo: “Esta fiesta no puede pertene- nizó durante dos horas la Fiesta de la Flor
cer a los socialistas, porque si se examina el ideario Roja y se leyeron las conclusiones firmadas
de estos, se reduce al reparto social, que no es más por todas las asociaciones obreras, que lue-
que una exaltación a la vagancia. La libertad es go entregaron en el ayuntamiento, aunque
nuestra. No es de las escuelas comunista y socialis- la ausencia del alcalde les irritó. A las dos
ta, la libertad es hija del cristianismo”. y media, dos horas más de concierto. Cin-
co horas después se celebró un gran mitin
Todo acabó con unas jotas y el Himno en el que Rafael Gas recitó “Patria y so-
Regional, interpretados por el orfeón “el cialismo” y “Mi evolución”, y los oradores
Ampurdán”, en un claro guiño a la línea Antonio Cubí, Edmundo Domínguez, José
política de la Derecha Regional Valenciana. Escudero y Daniel Cases ofrecieron sen-
dos discursos. Así, una fiesta silenciada y
Los de la Casa del Pueblo, en la víspera, olvidada durante la Dictadura se vio satura-
habían engalanado su sede con banderas da de actos políticos y culturales; unos por
rojas y espléndida iluminación. A las nue- las ganas reprimidas tanto tiempo, y otros
ve y media de la noche, presentado por el en un intento de darles sentido regionalista
presidente local del Partido Socialista, el y cristiano.
60 Vistas desde el Puente de Rusia

1.6 La sublevación fallida En Orihuela, el domingo 14 por la maña-
na, circulaba el rumor de que elementos
A finales de 1930 los rumores que prede- dirigidos desde La Casa del Pueblo busca-
cían inminentes movimientos revolucio- ban apoyo para convocar una huelga gene-
narios recorrían España. El proceso había ral para el día siguiente. Visitaban hornos
comenzado al poco de firmarse el Pacto y lecherías, intentando paralizar el sumi-
de San Sebastián, quedando consolidado nistro diario de pan y leche, recurso muy
cuando los políticos republicanos crearon efectivo en el ánimo de la población. El al-
el Comité Revolucionario Nacional y el calde, al tanto de los sucesos que sacudían
futuro Gobierno Provisional de la Repú- a todo el país, reunió en el ayuntamiento
blica. Pospuesta repetidas veces la fecha a diversos representantes del comercio
del pronunciamiento republicano, éste fue y la política local, obteniendo la garantía
programado para el día 12 de diciembre de abastecimiento de lecheros, panaderos
y luego retrasado al lunes día 15. Pero el y aguadores, así como el desmentido por
joven oficial Fermín Galán no esperó. Al parte de la Casa del Pueblo.
amanecer del viernes día 12 se sublevó en
la plaza militar de Jaca. Fracasada la rebe- El lunes 15 de diciembre, amaneció de-
lión, el domingo 14 se reunió el Consejo masiado tranquilo. La mayoría de los es-
de Guerra y dictó sentencia, condenando tablecimientos abrieron sus puertas y todo
a la pena de muerte a los capitanes Fermín parecía normal. Pero, a las nueve de la ma-
Galán Rodríguez y Ángel García Hernán- ñana, grupos capitaneados por dirigentes
dez, que esa misma tarde fueron fusilados. sindicales recorrieron la ciudad invitando,
La llamada “dictablanda” de Berenguer, o más bien coaccionando a obreros y co-
teñía sus manos de sangre y, a pesar del merciantes para que se uniesen a la huelga.
fracaso, los republicanos forjaban dos Por su parte, el alcalde Antonio Balaguer
héroes, dos mártires. El Comité Revolu- intentó dispersar dichos grupos y persua-
cionario se declaró responsable de la or- dir a los obreros para que continuasen en
ganización, y los elegidos para formar el sus puestos, y a los comerciantes para que
gobierno republicano, fueron detenidos no cerrasen sus locales. A media mañana,
en sus domicilios y trasladados a la Cárcel los grupos se fueron concentrando ante
Modelo. El lunes 15 de diciembre, Ramón, la Casa del Pueblo. El numeroso contin-
el hermano de Francisco Franco, protago- gente de personas congregadas, con sus
nizaba otra sublevación militar en el aeró- líderes sindicales y los Amigos del Pue-
dromo de Cuatro Vientos obteniendo un blo a la cabeza, fueron cerrando a su paso
nuevo fracaso. Mientras, en toda España, establecimientos comerciales, talleres y
estallaban revueltas y huelgas generales. El obras.27 Por la tarde se formó un nuevo
Gobierno declaró el estado de guerra y es- grupo, más reducido y radical, que entre
tableció la censura previa. vivas a la República, se dirigió al Casino

27 José Escudero Bernicola, Fernando Plaza, Manuel Rodríguez de Vera, Luis Carrió, José Ortiz y José María
Lucas.
Vistas desde el Puente de Rusia 61

Orcelitano para amedrentar a los cama- los titulares “La Revolución en pijama” y
reros que continuaban en su puesto. Los “¿Huelga General? No. Coacción General
manifestantes apedrearon la fachada, rom- y miedo, mucho miedo”.
piendo un cristal. Crecidos por la falta de
respuesta, decidieron dirigirse a la fábrica “Lo del Lunes no ha sido una huelga ha sido
de la seda. El alcalde intentó apaciguarlos una coacción. En las primeras horas de la maña-
y retrasarlos para facilitar la llegada de la na todos los comercios y talleres estaban abiertos.
Guardia Civil, pero dicha fábrica también Casi todos los obreros habían acudido al trabajo.
resultó apedreada y, según El Pueblo de Ori- La orden clandestina de la víspera había fraca-
huela, tiroteada. A la vuelta, concentrados sado.Un grupo capitaneado y casi integrado por
de nuevo frente al Casino, fueron disueltos abogados ¡cuatro! Y señoritos Amigos del Pueblo
por cargas de la Benemérita. En aquellos comenzaron con algunos obreros a decir que se ce-
momentos llegaban las noticias de la de- rrara…”
claración del estado de guerra en la pro-
vincia y se publicaba un bando declarando Renacer, no se publicó hasta el día 21 de
la ley marcial. Las autoridades militares diciembre, y como portavoz de los organi-
desalojaron y clausuraron la Casa del Pue- zadores, intentó desmarcarse de los suce-
blo, y tropas de Infantería patrullaron la sos ocurridos en el resto del país. Atribuía
ciudad. El martes se celebraba el merca- la manifestación a la indignación popular
do tradicional, en tensa calma pero con por el desigual trato municipal ante los im-
relativa normalidad. El día 18 salían a la puestos, que extremaba los procedimien-
calle Actualidad y El Pueblo de Orihuela, con

Calle de Loazes, vista desde el Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
62 Vistas desde el Puente de Rusia

Molino de Riacho y fábrica de pimenton
Gentileza de Joaquín Andreu Iborra
Vistas desde el Puente de Rusia 63

tos de apremio a los vecinos más pobres 1.7 Elecciones municipales y
y permitía que los jesuitas mantuviesen
proclamación de la República
una deuda de doce mil pesetas. Actualidad
calificó estas explicaciones de “inocenta- Las huelgas revolucionarias y los fracasados
da prematura” y asociaba los incidentes pronunciamientos republicanos espolearon
del día 15 de dicho mes, en Orihuela, con el acercamiento de los antiguos partidos
las sublevaciones de Jaca y Madrid, exi- que, a su vez, intentaron reorganizarse tras
giendo a la autoridad judicial que depura- años de inactividad. La Federación de Sin-
se responsabilidades entre los afiliados a dicatos Católicos, puso a disposición del
las sociedades domiciliadas en la Casa del futuro “Bloque Católico Monárquico” toda
Pueblo, que permanecía clausurada por la su infraestructura tejida durante la Dicta-
autoridad militar. Para acabar de movilizar dura, animándoles a iniciar la labor de pro-
paganda. Pero la desconfianza mutua hizo
a sus lectores, detalló el acto de profana-
fracasar los diferentes proyectos de la “dic-
ción contra los jesuitas, acaecido en Gijón,
tablanda”, resurgiendo las viejas disputas y
y difundió el estremecedor bando firmado divisiones entre liberales y conservadores.
por Fermín Galán y hecho público en Jaca, Las acusaciones de incapacidad para con-
por el fracasado Comité Revolucionario. trolar un país, convulsionado por la acti-
vidad obrera y estudiantil, y el anunciado
“Como delegado del Comité Revolucionario Na- boicot a las posibles elecciones por parte
cional, a todos los habitantes de esta ciudad y de de la izquierda monárquica y republicana
sus demarcaciones hago saber: Aquel que se opon- forzaron la dimisión de Berenguer el 14 de
ga de palabra o por escrito que coopere o haga febrero de 1931.
armas contra la República naciente, será fusilado
sin formación de causa. Dado en Jaca, a 12 de En su desesperación, Alfonso XIII encar-
diciembre de 1930”. gó formar un Gobierno de carácter liberal
a Sánchez Guerra, un político exiliado du-
rante la Dictadura. Éste intentó negociar
El Gobierno de Berenguer, como ya he-
con los líderes encarcelados, pero fracasó.
mos dicho, respondió a los sucesos de Jaca El día 18 de febrero, se formó un gabine-
con la detención de significados persona- te presidido por el almirante Juan Bautista
jes republicanos, convirtiendo la Cárcel Aznar. El nuevo Gobierno convocó elec-
Modelo en un escaparate de propaganda ciones municipales para el 12 de abril, per-
política. mitiéndose presentarse a ellas a los partidos
que habían participado en el fallido golpe de
A finales de 1930, fijaba elecciones a Cor- Jaca. El martes 3 de febrero de 1931, se re-
tes Generales para el 1 de marzo de 1931. unió el Pleno del Ayuntamiento de Orihue-
Con el anuncio de las elecciones el Go- la para elegir al alcalde, tras la disposición
bierno levantó la censura, y la prensa de que dejaba sin efecto los nombramientos
izquierdas comenzó una intensa campaña efectuados por Real Orden. Los resulta-
dos, permitieron a Balaguer conservar la
beatificadora en torno a Fermín Galán y a
vara unas semanas más. De los veintisiete
García Hernández.
concejales -había dos vacantes-, asistieron
64 Vistas desde el Puente de Rusia
Los actuales ayuntamientos tienen una constitu-
ción viciosa por su origen. Esa mitad de sus com-
ponentes que deben su cargo a la potencia contri-
butiva, los hace impuros e ilegales (..) se mantiene
la absurda disposición gubernativa que llevó a los
Concejos a los representantes exclusivos de los
grandes negocios y de los grandes capitales, con la
tendenciosa finalidad de que fuesen la fuerzas con-
servadoras y reaccionarias las que predominasen en las Corporaciones municipales (..) En
el Ayuntamiento de Orihuela, figuran como concejales dos individuos que no saben leer ni
escribir: Antonio Ferrández Vilella y Rafael García Ortuño, ambos de las listas de mayores
contribuyentes, dándose el caso de ser excluido por esa misma razón y después de tomar
posesión, otro concejal de la misma procedencia y de la misma instrucción, José Almodóvar,
que no era amigo del actual Alcalde y “fabricante del Ayuntamiento”. Hay dos concejales
que son proveedores del Ayuntamiento: el farmacéutico Penalva y el comerciante Salar. Hay
otros dos que son parientes de empleados municipales: D. Francisco Germán y D. Francisco
Ballesteros. Hay uno que es funcionario público, agente de la Zona de Recaudación de la
Hacienda, D. Vicente Andreu. Y hay dos que son incompatibles para el cargo de concejal
por ser consejeros de la empresa que suministra al Ayuntamiento el alumbrado público: D.
Andrés Pescetto y el propio Alcalde, D. Antonio Balaguer, que además es propietario de
la casa cuartel de la Guardia Civil, por la cual cobra un elevado alquiler del Ayuntamien-
to. Estudiadas detenidamente las circunstancias personales de los demás ediles actuantes,
estamos seguros de que aún resultarían más incapacidades o incompatibilidades. (..) Con
Ayuntamientos como el de Orihuela – y habrá en el resto de España algunos millares de en-
tera semejanza – son vanas las promesas de sinceridad electoral y completamente nulas las
garantías del sufragio. Renacer. Orihuela, 28 febrero de 193, núm. 681.

veintidós; trece eligieron a Balaguer y nueve se pospuso la decisión para una “magna
votaron a Andrés Pescetto Román. Como asamblea” con la intervención de las diver-
era de esperar, a los Amigos del Pueblo no sas entidades afiliadas a la UGT.29
les gustó la composición del Consistorio y
aprovecharon la tribuna de Renacer para El domingo 8 de marzo, en la misma sede,
“dar un repaso” a sus componentes. se reunió el Partido Republicano Radical
Socialista que decidió por unanimidad to-
El domingo 22 de febrero tuvo lugar una mar parte en las elecciones -siempre que
importante reunión de la Agrupación So- el partido nacional no dispusiera la abs-
cialista Oriolana en el salón de la biblioteca tención absoluta-, formar un frente único
de la Casa del Pueblo. Dados a conocer los antidinástico para el que invitaron a todas
nuevos afiliados,28 se debatió durante tres las agrupaciones, corporaciones y persona-
horas la conveniencia de presentar candida- lidades dispuestas a combatir a la derecha,
turas propias o coaligarse con los republica- y designar a José Escudero, Eladio Turón y
nos en un bloque antidinástico. Aunque, en David Galindo como comisión electoral de
un principio acordaron acudir en solitario, enlace en dicho frente.
28 El farmacéutico José Muñoz, el ferroviario José Irles y el pintor José Sarabia, todos ellos futuros concejales.
29 Este debate era reflejo de la pugna librada en el PSOE a nivel nacional, entre los partidarios y detractores
del pacto con los republicanos, que vencieron los primeros.
Vistas desde el Puente de Rusia 65

El 22 de marzo, la unión de izquierdas an- prácticamente en todas las ciudades y pue-
tidinásticas era ya un hecho. Alianza Repu- blos importantes, aceptando así el carácter
blicana, Partido Socialista y Partido Radical de plebiscito que el bloque antidinástico
Socialista presentaron sus candidatos en la pretendía darle a las elecciones municipales.
Casa del Pueblo, abogando por la necesidad En Orihuela, además, la derecha se enfren-
de emplearse a fondo, juntos en la lucha taban al problema de conseguir llevar a las
electoral. El acto acabó con vivas a la citada urnas a sus entumecidos electores, empresa
unión, a todos los detenidos, condenados harto difícil tras años de predicar la perver-
y perseguidos por el movimiento revolu- sidad de la política y el rechazo a los par-
cionario de diciembre, cuyo juicio se estaba tidos. ¿Qué mejor estímulo para ello, que
celebrando. De nuevo los republicanos y sacudir al demonio comunista?
sus medios afines, aprovecharon la ocasión
para transformar el proceso judicial en un “Se ha dibujado ya claramente en el horizonte polí-
espectacular acto de propaganda antimo- tico nacional la línea divisoria, Monarquía o Repú-
nárquica. blica, católicos o anticatólicos, de Cristo o de Lenín,
porque no valen argucias para cazar incautos con
En el otro bando, las luchas internas de repúblicas conservadoras o de orden; de ser sinceras
la coalición que componía el gobierno de esas manifestaciones, los que las predican serían las
Aznar, habían mostrado claramente la di- primeras victimas que se verían arrastradas por el
ficultad que presentaba fusionar a todo el torbellino comunista”.30
espectro monárquico, a diferencia de lo
que habían conseguido sus adversarios. El 5 de abril, en toda España se presenta-
Los upetistas, los carlistas, los liberales y los ron las candidaturas para elegir a más de
conservadores, superando sus rivalidades y ochenta mil concejales, que a su vez esco-
diferencias, hicieron un definitivo esfuerzo gerían a sus alcaldes. En Orihuela, los Ami-
para presentar candidaturas unitarias en gos del Pueblo, a través de su semanario,
defensa del Rey y del régimen establecido se burlaron de la heterogénea candidatura
monárquica que a modo de “Santa Alian-
za” había reunido a antiguos rivales. Las
principales figuras de la coalición republi-
cana desplegaron una frenética actividad
ofreciendo mítines en Orihuela, Desampa-
rados, La Campaneta, La Matanza, La Apa-
recida, Bigastro y Callosa. Nadie daba un
duro por la candidatura republicana en la
levítica Orihuela. Además, los Amigos del
Pueblo, responsabilizaron a Antonio Bala-
guer del funcionamiento de una “partida de
la porra”.31 Según ellos, el Jueves Santo, un
grupo armado con palos y pistolas, salió del

30 El Pueblo de Orihuela, 1 Abril de 1931, núm. 161.
31 Expresión popular utilizada para nombrar a los grupos de matones que actuaban al servicio del cacique
durante la Restauración.
66 Vistas desde el Puente de Rusia

Círculo Católico y se dedicó a intimidar y gieron la salida del Rey antes de la puesta
apalear a los republicanos que encontraron del sol del día catorce de abril. Los Ayun-
fijando carteles electorales. tamientos de Eibar y Barcelona, centros in-
dustriales, fueron los primeros en enarbolar
“El famoso Felipe”, el “servilón de Juan Pertu- la bandera republicana y las masas obreras
sa” (director testaferro del Pueblo), un criado de se echaron a la calle ante la pasividad de la
Balaguer llamado Vegara, Ramón el “andares”, burguesía - temerosa de una revolución al
empleado del Ayuntamiento (que bien defiende el estilo ruso- y del General Sanjurjo, que se
pienso) y Antonio el “bocarriba”.32 negó a utilizar a la Guardia Civil para de-
fender a la Monarquía en las calles. En un
Por fin, el domingo 12 de abril de 1931 se efecto dominó, el martes 14 de abril las ca-
celebraron las elecciones municipales y, en pitales de provincia fueron proclamando la
Orihuela, se enfrentaron las dos candida- República y Alfonso XIII abandonaba el
turas en siete distritos. Aunque el Ayunta- país.
miento se componía de treinta y tres con-
cejales según el censo de 1929, la llamada En Orihuela, a pesar de la contundente de-
“Candidatura Monárquica” presentó treinta rrota local de la “conjunción republicano-
y un nombres y la Conjunción Republicano socialista”, se intuía que la abdicación de
Socialista sólo veinte. No hubo sorpresas. Alfonso XIII era inminente. El martes, la
Los monárquicos locales obtuvieron una noticia de la proclamación republicana en
aplastante victoria en Orihuela colocando Murcia, congregó a cientos de simpatizan-
los 31 concejales. También en el conjunto tes a las puertas de la Casa del Pueblo. El
del país, los resultados fueron muy desfa- Comité Revolucionario convocó para las 7
vorables para las candidaturas republicanas, de la tarde, una manifestación que les llevó
pero habían ganado en los grandes núcleos al ayuntamiento para proclamar oficialmen-
urbanos –incluyendo a Madrid y Barcelo- te el incruento cambio de régimen. Antes
na- y, al tiempo que convocaban manifes- de comenzar, desde los balcones de la Casa
taciones por todo el territorio nacional, exi- del Pueblo, Ricardo García, José Ortiz, José
María Sarabia y José Escudero Bernicola,
pronunciaron enaltecidos discursos, inte-
rrumpidos por ovaciones y vivas a la Re-
publica. A la hora fijada, partieron los nu-
merosos manifestantes encabezados por la
bandera tricolor y la banda municipal, que
interpretaba La Marsellesa.33 Un año des-
pués, Ricardo García López, publicó en su
periódico, un relato en primera persona, de
lo acontecido en aquel memorable 14 de
abril de 1931.

32 Renacer. 10 abril de 1931, núm. 73.
33 Renacer. Orihuela, 21 abril de 1931, núm. 71.
Vistas desde el Puente de Rusia 67

Candidaturas elecciones 12 de abril 1931 en Orihuela
José Martínez Arenas Francisco Lucas Girona
José García Balaguer Trinitario Ferrández Barberá
Distrito primero | San Pascual

Distrito segundo | La Trinidad
Monárquicos Francisco Ros Alifa Monárquicos Rafael García Ortuño
José Payá Mejías Jesús Candell Cano
José Mª Ortuño Escudero Joaquín Gálvez Gálvez

José Escudero Bernicola
Republicanos Republicanos Luis Carrió Pastor
Daniel Cases García
socialistas socialistas Mariano Huertas Calvet
José Mª Pescetto Román

José Pérez Cabrero Francisco Germán Ibarra
Monárquicos Severiano Balaguer Ruiz Distrito cuarto | Cárceles Monárquicos Venancio Parra Ruiz
Distrito tercero | Centro

Baldomero Giménez Giménez Antonio Zayas Menárguez
Joaquín Andreu Ruiz

Eladio Turón Sánchez José Mª Lucas Parra
Republicanos Manuel Almodóvar Soriano Republicanos José Ortiz Juan
socialistas José Alonso Egío socialistas Francisco Santiago Gracia

Antonio Balaguer Ruiz
Juan Villaescusa Ballester Antonio Piniés Roca deTogore
Vicente Bellido Polo Luis Roca de Togores Fontes
Distrito quinto | Ravaloche

Distrito sexto | Dominicos

Monárquicos Manuel Lozano Lidón Monárquicos
Joaquín Cartagena Clavarana
Antonio Pescetto Sánchez Jesús Brotóns Roca
Joaquín García Gálvez Emilio Salar Ruiz

Pedro Martínez Vegara
José María Sarabia Pardines José Sánchez Moya
Republicanos Antonio Cubí Tomé Republicanos
socialistas socialistas Juan Antonio Martínez
Andrés Martínez Jacobo Ginés Latorre Murcia

Francisco Canales Ortuño
Distrito septimo | San Agustín

Monárquicos Adolfo Wandosell Calvache Fuentes:
Antonio Galiano Benavente Candidatura monárquica en El Pueblo.
Orihuela, 9 abril de 1931, núm. 162;

Candidatura Republicana en Renacer,
Orihuela, 10 abril de 1931, núm. 73
Republicanos Ricardo García López
socialistas Francisco Oltra Pérez
68 Vistas desde el Puente de Rusia

“Estaba en Orihuela sin tener noticias concre-
tas sobre la implantación del nuevo Régimen.
Aún se decían muchas cosas absurdas, como
golpes de Estado militares, u otras combina-
ciones monárquicas..... Yo salí para Murcia
con otros amigos en un auto, con objeto de
saber por medio de ciertos elementos republi-
canos de allí, la verdad de todos estos rumores, mientras otros señores se fueron
a Alicante. Apenas llegamos, nos dijeron que ya ondeaba la bandera tricolor en
Capitanía General y Gobierno Civil y efectivamente así era; y al ir hacia la Trape-
ría, una nutrida manifestación, dando vivas, al frente de la cual iba la plana mayor
del republicanismo murciano, y no pudiendo contenerme, les vitoreé y me con-
Vistas desde el Puente de Rusia 69

testaron con vivas a Orihuela. Acto seguido, con los amigos, compré un banderín
para el coche y una bandera para la manifestación que teníamos que celebrar
en esta. Estando confeccionándola unas muchachas, desde los ventanales de su
casa veíamos como los republicanos, en la torre de la Catedral, colocaban bande-
ras republicanas y voltearon las campanas en señal de júbilo. Enseguida salimos
de Murcia con nuestras enseñas, en el auto, no sin que notáramos que hasta la
Guardia Civil nos saludaba. Por todos los pueblos anunciábamos la buena nueva,
con vivas y una vez ya en esta, subimos a la Casa del Pueblo, donde colocamos
esta bandera, que fue la primera que enarbolada por mí y otros correligionarios,
lució por todas las calles en la manifestación, a los acordes de la Marsellesa. Co-
locándola después en el ayuntamiento hasta que se hizo otra.”

Ricardo García López El Radical.
Orihuela, 17 abril de 1932, núm. 13.

Plaza Nueva y Ayuntamiento de Orihuela en 1931
Colección Sánchez Portas Orihuela
Capitulo 2
El bienio Reformista
1931-1933

Vista desde el Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
72 Vistas desde el Puente de Rusia

“Parece un rosado sueño, y sin embargo es una realidad. Solamente que-
remos un poco de confianza que no dudamos obtener del pueblo que
tanto ha sufrido y aguantado tanto. Y después que sea él quien nos juz-
gue a todos.”
José María Sarabia. Orihuela, abril de 1931
Vistas desde el Puente de Rusia 73

2.1 Primavera 1931. En Alicante, a primera hora de la tarde,
los dirigentes republicanos más destaca-
Repetición de las Elecciones. dos encabezaron una manifestación que
Las iglesias en peligro. se dirigió al ayuntamiento, donde izaron
la bandera tricolor. Al anochecer, Carlos
Esplá Rizo, periodista masón exiliado du-
La transición fue muy rápida. Al anochecer rante la Dictadura, proclamó oficialmente
del día 14 de abril, Niceto Alcalá Zamora, la República desde el Gobierno Civil, pro-
reunió al Comité ejecutivo de la conjun- vocando el delirio entre la población, que
ción republicano-socialista, para promul- se concentró frente al monumento a los
gar los primeros decretos que activaron Mártires de la Libertad.35
el nuevo régimen, aprobando además una
amnistía para los presos políticos. Horas En Orihuela, la Comisión Revolucionaria
antes, este político monárquico converso se hizo cargo también de la Alcaldía aque-
a la nueva fe republicana, había pronun- lla misma noche, cediendo la Presidencia
ciado un emotivo discurso en la Puerta del a Juan Antonio Martínez, el republicano
Sol, que fue retransmitido a todo el país más anciano que saludó emocionado a los
por Unión Radio, la primera cadena espa- presentes. Todo el mundo era consciente
ñola de emisoras radiofónicas.34 de estar viviendo una jornada histórica.
Inmediatamente, el comité formado por
“En nombre de todo el gobierno de la República republicanos y socialistas, eligió como al-
española, saluda al pueblo una voz, la de su Pre- calde a Ricardo García López y comisionó
sidente, rendida por la emoción e impulsada por provisionalmente los servicios municipa-
el entusiasmo ante el espectáculo sin igual de una les.36 Al día siguiente, para reconocimien-
reacción casi imposible de imitar que esta nación to y satisfacción del vecindario, se hizo
ha dado al mundo resolviendo el problema de su público el decreto del Gobierno declaran-
revolución latente y cambio indispensable de su do fiesta nacional, en conmemoración de
estructuración, en medio de un orden maravillo- la gloriosa fecha de la proclamación de la
so y por voluntad y vía perfectamente legales.(..) República en España. Superada la euforia
Con el corazón en alto os digo que el Gobierno inicial, la prioridad fue controlar el com-
de la República no puede dar a todos la felicidad, portamiento de vencedores y vencidos.
porque eso no está en sus manos, pero sí el cum- Antonio Cubí por el PSOE y Daniel Cases
plimiento del deber, el restablecimiento de la ley por UGT, se comprometieron a defender
y la conducta inspirada en el bien de la patria. la República, evitando en lo posible, des-
¡Viva España y viva la República!”. órdenes por parte de sus afiliados.

34 Al acabar la Guerra Civil, pasó a llamarse Sociedad Española de Radiodifusión (Cadena SER).
35 Monumento en memoria de los fusilados en 1844 durante el levantamiento liberal contra el régimen del
general Espartero. Desapareció tras la Guerra Civil.
36 Francisco Santiago Gracia se encargó de plaza y mercados; José Ortiz Juan, de lonja y matadero; José
María Pescetto Román, de limpieza; Ramón Pastor Vilar, de hospital y beneficencia y Francisco Oltra Pérez,
de ornato.
74 Vistas desde el Puente de Rusia

¡VIVA LA REPUBLICA!

Renacer, que ha roto lanzas desde que vio la luz pública por la implantación de este
régimen, saluda a la naciente República Española y promete seguir defendiéndola
hasta consolidarla más de lo que está y en bien del pueblo. Ha sido para los es-
pañoles, amantes de la justicia, una jornada intensa de emociones contrastables.
Depresiones e inflamaciones espirituales han habido en estos días históricos, que
marcan un nuevo cauce en la historia de la España contemporánea.

Renacer, 21 abril 1931, núm. 74.

Orihuela, vista parcial
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 75

Siguiendo las disposiciones del Gobierno, El 23 de abril, a instancias del gobernador,
el alcalde provisional disolvió el Somatén se formó una Comisión Gestora para sus-
y concedió 48 horas a sus miembros para tituir al comité revolucionario.39 El sistema
entregar armamento y documentación.37 escogido para nombrar las gestoras pro-
También prohibió las manifestaciones y visionales, tanto en las Diputaciones Pro-
la ostentación de insignias o emblemas vinciales como en aquellos Ayuntamientos
contrarios al nuevo régimen. Otros ban- cuyas elecciones se repitieron por presun-
dos tuvieron carácter más doméstico, re- to fraude, propició que las irregularidades
flejando la personalidad de don Ricardo, empleadas por los monárquicos en abril,
que en aquellos conflictivos momentos, se se repitieran en mayo protagonizadas por
preocupó de evitar que amontonasen ba- los nuevos regidores. Formadas exclusi-
sura en las calles o de que fumasen y escu- vamente por socialistas y republicanos,
piesen en el teatro. Era necesario demos- estas gestoras debían encargarse tan sólo
trar a la población el nuevo talante de sus de cuestiones administrativas urgentes. En
dirigentes. El domingo 19, acompañado la práctica, sin embargo, actuaron como
por Fernando Plaza y José María Sarabia, poderosos agentes políticos, controlando
el alcalde se desplazó a La Aparecida para en su favor todo el poder municipal, or-
inaugurar un local alquilado, donde se res- ganizando actos de marcado acento pro-
tituyeron las clases, suspendidas en aquella pagandístico y cambiando los nombres
pedanía desde que la escuela fue clausura- de las calles por significados personajes
da por declararse en ruina. republicanos. A ello también contribuyó
la aparente desaparición de los que has-
El Gobierno Civil de Alicante había que- ta ahora habían sido protagonistas en la
dado, de manera provisional, en manos escena política oriolana. Encontramos
de Carlos Esplá, que sustituyó al coro- información sobre el ex alcalde Antonio
nel Emilio de la Cerda. Tras una reunión Balaguer, ya que Renacer creyó de justicia
con José Escudero Bernicola, decidieron reconocer su digna actitud de aislamiento
repetir los comicios oriolanos -como su- al no intervenir en las nuevas elecciones
cedió en otros muchos Ayuntamientos- para no crear dificultades a los hombres
por “manifiestas irregularidades” que los del nuevo régimen, eso sí, “sin resucitar el
republicanos catalogaron como “borregada cadáver de su desacertada labor municipal en la
indigna que había destacado a la ciudad de Ori- última etapa”.40 Pero ¿qué pasó con el resto
huela como rebaño caciquil en las que consiguie- de los concejales electos? En noviembre
ron derrotarnos empleando los viejos métodos de la de aquel mismo año, Manuel Rodríguez
coacción, el soborno, el trago y el cigarro puro”.38 de Vera Romero, explicó su versión de lo
37 El Somatén era una añeja institución parapolicial de origen catalán (Som atents), que ya fue disuelta en la
I Republica por su carácter conservador. Estimulada por la Dictadura de Primo de Rivera, en 1924 contaba
según El Pueblo con más de 300 afiliados entre la “gente de orden” de Orihuela. En 1945 fue de nuevo
instaurada por Franco.
38 Renacer. Orihuela, 21 abril de 1931, núm. 74.
39 Actas de la Comisión Municipal Permanente 1931, fols. 21 y 22. El día anterior, había llegado al Gobierno
Civil de Alicante, Mariano Guillén Cózar, tras varios nombramientos provisionales.
40 Renacer. Orihuela, 1 mayo de 1931, núm. 72.
76 Vistas desde el Puente de Rusia

ocurrido con las actas oriolanas, utilizando noche memorable, prematura profesión de fe repu-
la “Tribuna Libre” del diario alicantino El blicana ante el gobernador Esplá, quien a pesar
Día. de ello le pidió la renuncia de sus concejales. Eso
lo presencié yo.”
“Las elecciones de Abril, produjeron en Orihuela
un Ayuntamiento monárquico, pero con una ma- Manuel R. de Vera – así gustaba de fir-
yoría abrumadora. Entonces como no se estilaba mar-, dirigió posteriormente dos periódi-
otra cosa, hubo que forjar un Ayuntamiento repu- cos en Orihuela, y en 1933 volvió a citar
blicano. Y se produjo una escena revolucionaria, de forma más escueta la precipitada des-
que fue una vergüenza, que hoy sale a la cara y titución del Ayuntamiento monárquico,
debe sonrojar a todos. Vergüenza para Esplá, go- cargando especialmente las tintas con-
bernador, porque fue débil y lo consintió; vergüen- tra el camaleónico José Martínez Arenas.
za para Escudero, porque el medio que usó para Este último, nacido en Cartagena de pa-
destituir el Ayuntamiento monárquico de Orihue- dre oriolano, se trasladó de niño a nuestra
la, fue vergonzoso; vergüenza para los entonces ciudad, cursando el bachillerato en Santo
jefes políticos, porque se entregaron con armas y Domingo. Una vez licenciado en derecho,
bagajes, y alguno de ellos, como Martínez Arenas, abrió bufete en Orihuela y tras pasar por
decretó por sí mismo su muerte civil, haciendo en la Cámara de Comercio, inició su carrera

Finca del Pino, carretera de Montesinos a Guadamar, propiedad de José Martínez Arenas. Junto a él
Antonio Balaguer Ruiz, Sebastian Penalva Fons y José Balaguer Ruiz.

Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 77

política en el Partido Conservador, junto de había nacido. Sustituido el retrato de
al marqués de Rafal. Luego pasó a las filas Alfonso XIII en el salón de sesiones por
de sus oponentes, los liberales de Ruiz Va- otro de Fermín Galán y García Hernán-
larino y en 1918 fue nombrado concejal, dez, el 28 de abril, Daniel Cases mostró su
alcanzando muy pronto la Alcaldía oriola- sorpresa por la variación de nombre de al-
na y un acta de diputado en 1923. En las gunas calles, sin previo acuerdo municipal.
elecciones de 1931, fue elegido por el dis- Martínez Jacobo, conocido popularmente
trito 1 -calle San Pascual-, y si no se hubie- como “el melonero”, vio dichas varia-
sen anulado los resultados, probablemente ciones populares con simpatía y Antonio
hubiese alcanzado de nuevo la vara. Sin Cubí creyó voluntad unánime sustituir el
interferencias monárquicas, la Comisión de Unión Agrícola por Pablo Iglesias, para
Gestora oriolana se formó con los miem- lo que designaron una comisión encabeza-
bros más destacados de las formaciones da por el proponente.
republicanas locales. La Alcaldía recayó en
Ricardo García López -Presidente del Par- El 1 de mayo de 1931, se celebraba por
tido Republicano Radical-. Los Síndicos primera vez la Fiesta del Trabajo de la
fueron: Fernando Plaza Gómez y Eladio nueva España republicana y el Gobierno
Turón Sánchez – del Partido Republicano se volcó en la simbólica jornada, silenciada
Radical Socialista-. Los tenientes de alcal- durante la Dictadura. En Madrid, políticos
de, uno por cada distrito: José María Lucas e intelectuales como Miguel de Unamuno,
Parra, Pedro Muñoz Méndez y José María se manifestaron cogidos del brazo. Miles
Pescetto Román -por los diversos partidos de madrileños pasaron la jornada en la
republicanos- y Antonio Cubí Tomé, José Casa de Campo, incautada a la Corona y
Ortiz Juan, Daniel Cases García y Andrés cedida al pueblo “para su recreo e instruc-
Martínez Jacobo -del Partido Socialista-. ción”, pocos días antes. En Orihuela, el
Sólo faltó José Escudero Bernicola, pre- semanario Renacer intentó concienciar a
sidente del partido Radical Socialista y di- sus lectores de la importancia que tenía la
rector del periódico Renacer. A Escudero, movilización. En sus páginas, Isidoro Sán-
le habían nombrado gobernador civil de chez Mora, pidió a los obreros oriolanos
Salamanca, donde marchó “contrariado”, una demostración de fuerza y disciplina,
según él, “por no presentar inconvenientes a la no asistiendo al trabajo y acudiendo a to-
República, pero convencido de que pronto hallaré dos los actos que se celebrasen para con-
sustituto para volver a Orihuela a abrazar a los memorar la “simpática fiesta”.
míos, a trabajar en mi bufete y a laborar por la
consolidación del régimen”.41 “Debemos demostrar a los enemigos del nuevo
régimen, su conformidad con el advenimiento de
En honor del flamante gobernador, se la República y su disposición a derramar nuestra
publicó un impreso titulado “Un oriolano sangre por la salvación de ella. ¡Viva la Fiesta
que triunfa”, hecho que molestó mucho Internacional del Trabajo! ¡Viva el socialismo!
a la vecina población de Benejúzar don- ¡Viva la República!”.42
41 Renacer. Orihuela, 21 abril de 1931, núm. 74.
42 Renacer. Orihuela, 1 mayo de 1931, núm. 72.
78 Vistas desde el Puente de Rusia

La víspera, al contrario que en otros años cia católica llegaba desde Alicante, a tra-
cuando las autoridades municipales se afa- vés del periódico El Día, que el sábado 18
naban por boicotear la fiesta obrera, un de abril, elogió al “inspirado cantor de la
bando de la Alcaldía oriolana rogó enca- huerta” Miguel Hernández por su triunfo
recidamente al comercio e industria en to- en una fiesta literaria celebrada en Elche,
dos sus ramos, que paralizasen trabajos y con un bello canto a la Región Valencia-
cerrasen comercios, excepto los que ofre- na. Una semana después, el citado diario
ciesen “artículos de comer, arder y beber”, publicó en primera página un poema de
que podrían permanecer abiertos hasta la Miguel dedicado al oriolano Juan Sansano,
una de mediodía. A las 9 de la mañana em- propietario y director del mismo.
pezó a organizarse la manifestación que,
a los acordes de la La Internacional, re- “...Y toda la extensión regia de la huertana lla-
pitió el recorrido de la celebrada el 14 de nura / Debajo de la calina como un cristal de
abril. La jornada estuvo saturada de actos agua inquieta. / Palpita en un arrebato de abru-
políticos, pero el que sería el pistoletazo madora hermosura / Y allá contra los encajes del
de salida de las numerosas rotulaciones en horizonte se aprieta. ¡Romántico bardo, presto!
honor al nuevo régimen, tuvo lugar en la ¡Ven a la tierra asombrosa / que en medio de
calle Unión Agrícola, que tras la coloca- sus naranjos miró tu infancia perdida! / Y en ella
ción de su nueva lápida, quedó dedicada serán tus sueños igual que aquellos: de rosa; / y
a Pablo Iglesias, personaje calificado en en ella tal como entonces, será sabrosa tu vida.” 45
el discurso que impartió el alcalde, como
“inmortal apóstol del socialismo”.43 La situación era confusa, de tensa calma.
El sorprendente desenlace de las eleccio-
Cuatro días después, la Comisión Gestora nes de abril, había descolocado a los dos
titulaba como Fermín Galán a la de Alfon- bandos. Los monárquicos no podían creer
so XIII, García Hernández a la de Loazes, que, a pesar de su amplia victoria en las
Plaza de la República a la de la Constitu- urnas -31 concejales electos, justamente
ción (Plaza Nueva) y José Rogel Soriano a los que presentaron-, habían perdido todo
la calle de San Juan.44 el poder. A los republicanos les sucedía lo
contrario, ni en sus más optimistas previ-
En Orihuela, la prensa conservadora local siones, habían soñado hacerse con el con-
había enmudecido tras la proclamación de trol absoluto del Ayuntamiento. Conforme
la República y sólo Renacer, ya sin contes- se acercaba la cita ante las urnas, se incre-
tación, aguantó mes y medio difundiendo mentó la actividad política de la izquierda.
propaganda electoral con vistas a las nue- El viernes 8 de mayo, en un Teatro Circo
vas elecciones. La información de tenden- abarrotado, Antonio Cubí presentó a las
43 Renacer. Orihuela, 9 mayo de 193, núm. 73
44 Rogel Soriano, nació en Orihuela en 1827. Director de la banda municipal, fue autor de marchas,
villancicos, piezas de baile, jotas, obras sacras, zarzuelas. Escribió algo más de ochenta obras teatrales, algunas
de gran éxito. En 1876 se convirtió en director del Teatro del Príncipe. Falleció en Cartagena en 1901. La
solicitud para otorgarle una calle, llegó del Círculo de Bellas Artes y fue reflejada el en núm. 73 de “Renacer”
acompañada de su foto.
45 El Día. Alicante 24 abril de 1931, núm. 4.799.
Vistas desde el Puente de Rusia 79

hermanas Luz y Claudina García Pérez, obrero, la jornada especial para menores y
socialistas y bordadoras de profesión que, el horario de apertura y cierre de estable-
desde la Asociación de Obreras de Aguja, cimientos -de 9 a 1 y de 3 a 7-. También
reivindicaban la jornada de 8 horas, la des- dispuso la creación de un registro local de
aparición del trabajo domiciliario de mo- obreros en paro, a los que habrían de dar
distas y costureras y la creación de talleres preferencia frente a los forasteros a la hora
organizados en los que recibieran un suel- de contratar personal para las faenas agrí-
do digno. Ese mismo domingo, el citado colas. Ese mismo día, el nuevo Consisto-
Cubí, Alfredo Serna y Pedro Martínez se rio tuvo que enfrentarse a su primer pro-
dirigieron a La Murada con la intención de blema de orden público. Por la mañana,
ofrecer un mitin socialista, como venían mientras cientos de obreras de la fábrica
haciendo por las diversas pedanías oriola- Hilaturas Alberto Noguera se declaraban
nas. El propio Cubí abrió el acto utilizan- en huelga, dirigiéndose en manifestación
do un balcón como púlpito y le siguió su al ayuntamiento para explicar sus motivos
camarada Martínez que también pronun- al nuevo alcalde,46 comenzaron a llegar a
ció su discurso. Al llegar el turno a Serna, Orihuela vagas noticias de los sucesos des-
en el preciso momento que se identificaba encadenados por la pastoral del cardenal
como creyente e intentaba explicar la posi- Segura y por la inauguración del Círculo
bilidad de conciliar el concepto de católico Monárquico en la capital.47
y republicano, un grupo capitaneado por
Luis Roca de Togores comenzó a proferir El martes 12 se recibía información más
insultos y amenazas contra los oradores precisa de lo que estaba ocurriendo en
y contra la República. Ante la creciente Madrid y en Alicante: conventos, parro-
violencia verbal, suspendieron el acto y se quias, colegios y periódicos conservadores
marcharon. Los ofendidos, que declara- ardían a manos de elementos descontrola-
ron haber temido por su vida, pusieron el dos. Rápidamente, corrió el rumor de que
hecho en conocimiento de las autoridades. los comunistas se dirigían hacia Orihuela
con intención de hacer lo mismo. El terror
Durante ese fin de semana quedaron ex- se extendió entre la población y las au-
puestas las listas electorales en los locales toridades municipales tomaron cartas en
utilizados para efectuar las votaciones y se el asunto. A través de un bando, Ricardo
constituyeron los tribunales encargados de García, garantizó el orden y respeto a las
rectificar el censo. El lunes, 11 de mayo, personas y propiedades, amenazando con
quedó como alcalde accidental José Ma- detener a toda persona que lo alterase o
ría Lucas, dictando un bando por el que, que propagase noticias tendenciosas. Por
desde el día 15, se establecían obligatoria- su bien, recomendó a sacerdotes y religio-
mente la jornada de ocho horas, el retiro sos, que se abstuvieran de hacer manifes-

46 El propietario, obligado a reducirles la jornada a ocho horas, les había recortado también el sueldo.
47 La pastoral del 1 de Mayo de 1931, obra del cardenal Segura, arzobispo de Toledo y primado de la Iglesia
Católica Española, llamó “a actuar firmemente contra aquellos que intentaban destruir la religión, aun a
riesgo de sucumbir gloriosamente”. Casualmente, “Renacer” denunciaba la apertura de un “Centro de fondo
reaccionario” con el que los monárquicos oriolanos “querían salir del fango en que estaban sumidos”.
80 Vistas desde el Puente de Rusia

Plaza de la Constitución o Plaza Nueva, antes de ser remodelada
Colección Sánchez Portas Orihuela

Plaza de la Constitución urbanizada y arbolada
Gentileza de Fco. Duréndez Pérez
Vistas desde el Puente de Rusia 81

taciones públicas. Alicante envió tropas en En su edición del día 16, Renacer culpó de
el convencimiento de que, al igual que en los desagradables sucesos a los interesados
muchas localidades de la provincia, los re- en recuperar la Monarquía, a la conducta
volucionarios estarían asaltando los edifi- de ciertos párrocos provocadores y al pe-
cios religiosos. El espectáculo tuvo que ser riódico ABC. También dudaba de que los
dantesco: monjas y frailes a medio vestir enemigos de la República estuviesen en
corriendo por las calles en busca de refu- condiciones de presentar candidatura. Con
gio, fieles devotos trasladando y ocultando la situación totalmente controlada, el miér-
en casas particulares las imágenes y las jo- coles 20 de mayo, en la Casa del Pueblo, los
yas religiosas. El primer edificio incendia- socialistas eligieron a 11 candidatos entre
do en Alicante fue el de la Compañía de sus afiliados. Esa misma semana, hacían lo
Jesús, así que sus hermanos residentes en propio los diferentes partidos que compo-
Orihuela abandonaron precipitadamente nían la Alianza Republicana y los Radicales
el Colegio de Santo Domingo que fue in- Socialistas, que incluyeron en sus listas a
cautado por el Ayuntamiento, colocando Alberto Escudero, hermano de flamante
en su fachada la bandera roja y la tricolor. gobernador de Salamanca, que visitó Ori-
Se identificó a los posibles alborotadores huela el día 22 en apoyo de la conjunción
y se fijaron carteles pidiendo respeto para republicano-socialista. El día 30, víspera de
los edificios. Todo quedó reducido a una la repetición de las elecciones, el Gobierno
noche angustiosa para las autoridades, y Civil nombró a Ramón Pastor Vilar Presi-
sobre todo para los religiosos, que pronto dente de la Comisión Gestora.
regresaron a sus conventos. Todos excep-
to los jesuitas.

“En la mañana del miércoles intentaron volver a
su palomar los Jesuitas y se les negó el paso, no sin
algunos esfuerzos. ¡Vuelvan si quieren las monjas
y los frailes a sus conventos, pero a consagrarse
sólo a Dios, y los jesuitas a Roma, a Roma, a
Roma!”. 48

Una vez controlada la situación, el alcal-
de avisó a sus adversarios de que no con-
sentiría manifestaciones contrarias a la
República, como las que aprovechando el
pánico habían organizado. Considerarían
enemigos de Orihuela a los que intentasen
perturbar el orden, advirtiéndoles de que
contaba con “legiones de ciudadanos dispuestos
a defender el nuevo régimen”.
Bando de Ricardo García | CSPO
48 Renacer. Núm. 74, 16 de mayo de 1931
82 Vistas desde el Puente de Rusia

Colección Sánchez Portas Orihuela

2.2 Verano de 1931. El las procesiones se realizaron en el interior
de las iglesias. También, para favorecer su
Consistorio “faccioso”. protección, numerosos edificios religiosos
Salida de los radicales. obtuvieron la declaración de Monumento
Gabriel Miró. Nacional. En Orihuela, el decreto alcanzó
a la Catedral y al Colegio Santo Domingo.
Celebrados los comicios sin la concurren- En el plano laboral se sucedían los conflic-
cia de los monárquicos, la Comisión Pro- tos, cosa natural teniendo en cuenta que
visional se reunió el 6 de Junio de 1931 a la desde la proclamación, la Casa del Pueblo
7,30 de la tarde, para constituir el Ayunta- había aumentado su afiliación en cerca
miento compuesto por 33 concejales esco- de dos mil individuos que comenzaron a
gidos equitativamente entre las tres forma- reivindicar sus derechos, sobre todo en la
ciones.49 Los violentos sucesos de mayo, huerta. La proximidad de las elecciones
provocaron que la celebración del Corpus generales, azuzó de nuevo a los diferentes
del 4 junio de 1931 fuese lo más discre- grupos que multiplicaron sus actos polí-
ta posible. En la mayoría de las ciudades, ticos. Martínez Arenas, metido a republi-

49 El Consistorio quedó formado por: Antonio Cubí Tomé, Andrés Martínez Jacobo, Alfredo Serna García,
José Ortiz Juan, José Irles Andreu, José Quesada Juan, José Alonso Egío, Pedro Martínez Vegara, José Torres
Gálvez, Manuel Costa Angosto, Alberto Escudero Bernicola, David Galindo Martínez, José Sánchez Moya,
Antonio Martínez Cano, Pedro Muñoz Méndez, Francisco Santiago Gracia, José María Lucas Parra, Ricardo
García López, José Román Miralles, José Ruíz García, José Mazón Torrecillas, Luís Reymundo Martínez,
Antonio Ortuño Abadía, Luis Carrió Pastor, José María Pescetto Román, Antonio Guillén Martínez, Francisco
Vidal Mira, José Murcia Bascuñana, Antonio Escoda Sirvent, Francisco Román Miralles, Gregorio Cecilia
Torá, José María Riquelme Bru y Manuel Sanz García. Los 10 primeros pertenecían al grupo socialista y se
corresponden con la candidatura que su partido publicó en prensa, a excepción de un tal José Cardona que
no llegó al Consistorio. Manuel Sanz, no tomó posesión del cargo al solicitar por escrito el reconocimiento
de incapacidad por no llevar el tiempo necesario para ser reconocido como vecino.
Vistas desde el Puente de Rusia 83

cano de derechas, participó en un mitin luego decidió retirar cuantas frases hubie-
celebrado en el Teatro Cortés de Almora- ran podido molestar a la Presidencia. Para
dí. Sus acompañantes eran como él mis- intentar calmarlo, Lucas apuntó la idea de
mo, monárquicos conversos y el acto fue estudiar un homenaje a don Ricardo como
boicoteado por un numeroso grupo de primer alcalde de la República en esta po-
izquierdistas locales, que la Guardia Civil blación. Superado el obstáculo, Martínez
tuvo que disolver a palos. A pesar del apo- Jacobo solicitó encargar placas para rotu-
yo ofrecido por el delegado del Gobierno, lar las calles cuyos nombres habían sido
los oradores optaron por abandonar el lo- variados y consiguió que se nombrase una
cal por la puerta trasera.50 comisión para estudiar las variaciones de
las que figuraban con nombres indignos
Antes de repetirse las elecciones, radi- para la República. Ésta, quedó formada
cales y socialistas habían demostrado su por Raymundo, Martínez Cano y el cita-
recíproca antipatía; así pues, alcanzado su do proponente. El radical socialista, José
objetivo, el frente antimonárquico se fue Mazón Torrecillas, comenzó a mostrar su
diluyendo, reforzándose el compromiso
falta de sintonía con el Consistorio cuando
entre socialistas y republicanos de izquier-
alegó que ante el sín numero de problemas
da, quedando desplazados los radicales en-
que se había encontrado el Ayuntamien-
cabezados por Ricardo García. Y es que,
to - la escasez de trabajo, la falta de vi-
en Orihuela, la complicada coalición mu-
nicipal estuvo marcada desde el principio viendas higiénicas o el fraude en el peso-,
por la desconfianza mutua, con una acti- poco importaba al pueblo los nombres de
tud demasiado forzada, en la que cada uno las calles. Según su opinión, debían apla-
intentaba arrimar el ascua a su sardina. En zarse las variaciones para cuando aquellas
la primera votación para elegir alcalde, José necesidades se encontrasen atendidas y los
María Lucas Parra, de Acción Republica- fondos municipales permitiesen rendirles
na, consiguió 12 votos, a pesar de no ha- el homenaje debido a las personas cuyo
ber asistido a la sesión. Ricardo García del nombre procurasen. Para los socialistas,
Partido Radical obtuvo 6 votos, y 12 pape- las rotulaciones propuestas, no tenían por
letas quedaron en blanco. Al no alcanzar qué impedir acometer dichos problemas y
la mayoría absoluta, se repitió la votación otros de más envergadura. Además, para
con casi idéntico resultado, 11 a 7 y 12 en no ocasionar gastos al Ayuntamiento,
blanco. La siguiente sesión, celebrada el Antonio Cubí y Martínez Jacobo se mos-
día 9, fue presidida por el alcalde interino traron dispuestos a costear de su propio
José María Lucas y los resultados fueron bolsillo y el de sus compañeros de agrupa-
aplastantes: 21 a 7 a favor de Lucas con ción, las placas en honor a Juan Jaurés. Así
tan sólo un voto en blanco. Quedaba pa- pues, la comisión para cambio y rotulación
tente el acuerdo entre socialistas, radicales de calles, permutó de una sola tacada los
socialistas y Acción Republicana. Ricardo títulos de Sagasta por Nicolás Salmerón,
García, visiblemente molesto, vertió duras Ruiz Capdepón por Pí y Margall, Marqués
acusaciones contra el Consistorio, aunque de Arneva por Blasco Ibáñez, López Po-

50 Martínez Arenas, seguía intentando liderar a las fuerzas conservadoras oriolanas, afiliándose al Partido
Republicano Conservador de Miguel Maura, otro político ex monárquico.
84 Vistas desde el Puente de Rusia

zas por Juan Jaurés y Plaza de Rafal por afirmó que desde luego había persona
José Nakens.51 El grueso de las comisiones competente para ello, pero fuera del Ayun-
se formó en la sesión ordinaria del 16 de tamiento y a la que no tenía inconveniente
junio52 y el día 23 se aceptó la propuesta en invitar, pero no citó su nombre.53
de un grupo de oriolanos que pretendían
colocar un busto de Gabriel Miró en el Las primeras elecciones a las Cortes Cons-
paseo de la Glorieta, decidiendo además tituyentes tuvieron lugar el 28 de junio de
que dicho paseo adoptase el nombre del 1931 con la victoria del PSOE como parti-
escritor fallecido el año anterior. La nue- do más votado y de la izquierda en general
va generación literaria reconocía el mérito en el conjunto de España. En la provincia,
del creador de Oleza dejando atrás los ata- radicales socialistas, radicales de Lerroux
ques que había recibido, tres años antes, y socialistas se repartieron los votos. El
por parte de las fuerzas conservadoras oriolano Romualdo Rodríguez de Vera
oriolanas representadas en el semanario obtuvo su acta de diputado.
El Pueblo.
En el Ayuntamiento de Orihuela, los des-
Luis Carrió, molesto con la prepotencia encuentros, no fueron patrimonio exclu-
de los socialistas, manifestó que al rotular sivo de los radicales. El día 30 de junio,
la calle Unión Agrícola con el nombre de Antonio Cubí, crecido por los resultados
Pablo Iglesias, se había inferido sin querer de su partido a nivel nacional, propuso
una ofensa a Benito Pérez Galdós por no un voto de censura para Lucas Parra, re-
recordar que con anterioridad se le había cordándole que los votos de su grupo le
dado su nombre, así que propuso, como habían aupado a la Alcaldía. Le acusaba
medio de corregir el error, que se buscase de coacciones y apaños en los colegios
otra calle importante para homenajear a electorales, tanto personalmente como a
Galdós. Ricardo García pidió una para el través de los pedáneos. José María Lucas
líder de su partido, Alejandro Lerroux y se defendió culpando a los socialistas, y se
opinó que debían encargar a alguno de los lamentó por no haber actuado contra ellos
intelectuales del Ayuntamiento, hacer un por temor a que se le tachara de poco de-
estudio acerca de la verdadera historia de mócrata. Luis Carrió entró en la disputa
la Reconquista de Orihuela. Antonio Cubí y también les acusó de haber ignorado al

51 Francesc Pí y Margall (1824-1901). Nacido en Barcelona, fue Presidente de la I República y fundador del
Partido Republicano Democrático Federal. Jean Jaures (1859-1914) Diputado republicano por del Partido
Obrero Francés. Fundador del periódico L’Humanité. Asesinado a tiros en Monmartre en 1914. José Nakens
(1841-1926). Periodista y político español, en 1881 fundó “El Motín”, semanario republicano y anticlerical.
Cayeron sobre él y su periódico 84 procesos y 47 excomuniones. En 1906 fue acusado de complicidad en un
atentado a la carroza real por el que fue encarcelado y posteriormente indultado. Blasco Ibáñez, republicano
enfrentado a la Dictadura desde el exilio, había fallecido en enero de 1928.
52 Hacienda y presupuestos: Andrés Martínez Jacobo, Antonio Guillén Martínez, José Mazón Torrecillas
y Pedro Muñoz Méndez; Policía, Ornato, (caminos vecinales, agua, luz y Bomberos): José María Pescetto
Román, Antonio Cubí Tomé, Alfredo Serna García, David Galindo Martínez y José Ortiz Juan; Plaza,
mercados, matadero y lonja: Francisco Santiago Gracia, Pedro Martínez Vegara, Francisco Román Miralles
y José María Riquelme Bru; Festividades: José Sánchez Moya, Antonio Martínez Cano, Luís Reymundo
Martínez, Francisco Vidal Mira y José Alonso Egío.
53 Creemos que se trataba de José María Sarabia, que el 17 de julio “destrozó la leyenda con razonamientos”.
El asunto lo dejó bien claro Justo García Soriano en 1934, al publicar en Madrid “La Reconquista de Orihuela,
su leyenda y su historia”.
Vistas desde el Puente de Rusia 85

Orihuela en la literatura
contemporánea.
El Obispo Leproso: sandeces, injurias y otros excesos: El
alicantino Gabriel Miró, en sus recientes novelas Nues-
tro Padre San Daniel y El Obispo Leproso, se complace
en pintar una Orihuela lúgubre, ridícula y fanática, ofen-
diendo a la verdad y a nuestro patriotismo. Nos asom-
braría esto en el Sr. Miró, que es hijo de madre oriolana.

Taracea abigarrada y anacrónica de arcaísmos y neolo-
gismos modernistas, de voces culteranas y vocablos vul-
gares y dialectales. Ignorancia supina de la propiedad y
pureza de la lengua castellana. Puro judaísmo literario y
estilo de raza hebraica.

El Pueblo. Orihuela, 21 septiembre de 1927, núm. 178.

2 de octubre de 1932. Giménez Caballero en la ceremonia de inauguración
del busto a Gabriel Miró en la Glorieta. Colección Sánchez Portas Orihuela.
86 Vistas desde el Puente de Rusia

menos 46 candidaturas radicales, deposi- María Muedra y Andrés Carrió, acompa-
tadas en el “colegio del Circo”, interve- ñados por el beneficiado de la Catedral Al-
nido en exclusiva por dicho grupo. Entre fonso Moya Rogel, ofrecieron una misa en
el vocerío del público que se manifestaba la iglesia de San Sebastián. De allí, marcha-
en distintos y opuestos sentidos, el alcal- ron a Murcia para volver triunfantes dos
de amenazó con dimitir expresando que, horas después. Les esperaba una organi-
al contrario que otros, sentía poco apego zada multitud que les recibió con vítores
por el cargo y que más bien era para él una y aplausos. Al llegar al clausurado colegio,
molestia. No podía faltar en el conflicto un enviado por el alcalde les entregó las
la argumentación del despechado Ricardo llaves. En el “Rabaloche”, un grupo de
García. Esgrimiendo una noticia del Dia- mujeres que había comenzado a entonar
rio de Alicante, acusó al Ayuntamiento de el Himno Eucarístico, fue contestado con
“faccioso”, propuso la dimisión de todos himnos de carácter político, derivando la
los concejales y amenazó con llevar el caso situación a un cruce de insultos. La policía
al juzgado. Ante el revuelo general, tras detuvo a uno de los “católicos” y el res-
hacer uso de la palabra varios ediles con to marchó en ruidosa manifestación hasta
opiniones diversas, Antonio Cubí retiró la puerta del ayuntamiento, donde solici-
la propuesta, intentando aparcar este es- taron su puesta en libertad. Lucas Parra
pinoso asunto, pero la polémica estaba ya estaba ausente, gestionando la entrega
desatada y se mantendría durante todo el del edificio y al recibir la noticia ordenó
bienio. En los días siguientes, el presunto liberar al detenido y salió del paso, autori-
“pucherazo” en las elecciones, se convir- zando a las mujeres congregadas para que
tió en escándalo a nivel nacional. El dia- cantasen lo que les viniese en gana. Ante
rio madrileño, El Debate54 y el alicantino las acusaciones vertidas por la prensa, los
El Día, se hicieron eco de la noticia: “El socialistas distribuyeron una hoja atacan-
Ayuntamiento faccioso de Orihuela. Las actas do a Sansano. El asalto perpetrado por un
de la elección municipal del día 31 de mayo se grupo de jóvenes,56 destruyendo los ejem-
hicieron en el Ayuntamiento el día 30 falsifican- plares destinados a Orihuela que portaba
do firmas”.55 El sector conservador había el vendedor de El Día, azuzó las iras del
encontrado un flanco para atacar al Con- diario alicantino, que emprendió una feroz
sistorio, y a él se unieron Ricardo García campaña contra el “Ayuntamiento faccio-
y sus radicales desplazados. Para terminar so”, con escandalosos titulares diarios en
de calentar el ambiente, el viernes 3 de primera página.
julio el sector católico preparó una cere-
monia de desagravio para recibir por fin a El 14 de julio, Mazón Torrecillas hizo
los jesuitas. Muy temprano, los padres José suyo el proyecto de homenaje a Gabriel

54 Diario madrileño de tendencia conservadora. El más importante exponente de la llamada prensa católica.
Dirigido por Herrera Oria, se convirtió en portavoz de la CEDA. Desapareció al ser incautado al comienzo
de la guerra.
55 El Día. Alicante 4 julio de 1931, núm. 4.851.
56 Según El Día, los “desarrapados revolucionarios en embrión” que asaltaron a su vendedor fueron: el hijo
del “Tarí”, “el Sartenes”, “el feo” y “el chimenea.
Vistas desde el Puente de Rusia 87

Miró, presentando una moción para que el que volcaría su frustración política. En
el propio Consistorio adquiriese el busto, sus páginas, se autocalificaron de “partido
otorgando el nombre de Miró a la Glo- formado por unos cuantos ilusos, lejos de las ape-
rieta, evitando que “tan grande estilista no tencias del mando, que no tenían nada previsto
figurase entre los nombres de las calles de esta para el caso de mandar”, orgullosos de que su
ciudad”.57 Ese mismo día, seis concejales militante más significado, hubiese llegado
proponían por escrito un nuevo voto de a ser alcalde de Orihuela, de forma entu-
censura, esta vez para Ricardo García, por siasta e idealista, en el nombre de Lerroux.
participar en la “injusta y falsa campaña” Sin hacer nada por “apoderarse de los resortes
que pretendía desprestigiar al Ayunta- que el mando lleva consigo”, para acabar “enga-
miento de Orihuela.58 Solicitaban además ñado y después traicionado por quienes debiendo
la retirada del cargo de confianza -1º te- tener ideas afines, sólo buscaron satisfacer apetitos,
niente de alcalde- con el que se le había insanos propósitos y aspiraciones personales”.60
honrado. Antonio Cubí se lamentó de que
no estuviese presente el censurado y, sor- Cercana la Fiesta de la Reconquista, el
prendentemente, su compañero de mino- Consistorio decidió suprimir la parte reli-
ría Luis Carrió, reveló que asistiendo a la giosa, -misa y sermón en Santa Justa-. La
sesión había desobedecido las órdenes de respuesta llegó de nuevo desde las páginas
don Ricardo, con cuyo comportamiento de El Día, que acusó al “municipio faccio-
no estaba de acuerdo, rechazando eso sí, so” de perder el Cuartel de Sementales, la
su destitución. Tras comprobar que todos Caja de Reclutamiento y la capitalidad de
los asistentes eran contrarios a la actitud la Diócesis, invitando al pueblo a celebrar
de Ricardo García, el voto de censura sa- por su cuenta la fiesta y a hacer limpieza
lió adelante sin ningún voto en contra. De en la Casa Consistorial. Aún más duros
19 concejales asistentes tan sólo se abstu- fueron los artículos publicados en días
vieron tres.59 A partir de aquí, quien fuera
primer alcalde de la Republica, abandonó
el Consistorio, dedicándose a reorganizar
el Partido Republicano Radical, a través
del cual editó El Radical, semanario en

Colección Sánchez Portas Orihuela
88 Vistas desde el Puente de Rusia

posteriores. En ellos amenazaba a los par- del “Rabaloche” una manifestación cívica
ticipantes en el desfile, con un ataque por precedida por la banda de Benejúzar a los
parte de las mujeres del Arrabal, “dignas acordes de La Marsellesa. Al pasar por San-
descendientes de la Armengola” que iban ta Justa, se produjeron algunos incidentes,
a arrebatarles la invicta bandera del Oriol por los que fueron detenidos y multados
para depositarla en Monserrate. Por últi- dos sacerdotes. A las 9, en dicho templo, el
mo, recordaba al “sectario, burdo, anticatólico párroco José Torrella, organizó una misa
y faccioso Ayuntamiento, digno de ser arrojado a cantada, oficiada por José Mompeán, con
la calle por los balcones de la Casa Consistorial”, sermón del padre capuchino Jesús de Ori-
que una bullanga callejera nunca podría huela.62 La manifestación llegó a la Plaza
sustituir al acto religioso. de la República, fuertemente custodiada
por municipales y obreros. Allí, José María
“Al pueblo oriolano le gusta alumbrar a Nuestro Sarabia, cantó la verdadera proeza históri-
Padre Jesús, pasear por los Andenes, asar cucur- ca, desmontando el mito de la Armengola.
bitáceas la víspera de Todos los Santos, echar las La actividad renovadora continuó durante
cédulas y chupar bolas el día de San Antón, comer el verano y por iniciativa del socialista An-
arroz y costra el martes de Carnaval, bullir por tonio Cubí, se acordó dar el nombre de
las calles en Semana Santa, divertirse en San Mi- Pérez Galdós a la calle del Obispo Roca-
guel el día de Pascua-Monas, asistir a procesiones mora. Así mismo, solicitó derruir el arco
y novenas y visitar a su Virgen de Monserrate. anexo al Colegio de Santo Domingo. Por
También le gusta, no el mitin desde los balcones de suerte, la Presidencia decidió averiguar
la Casa de la Ciudad o kiosco de la Glorieta, sino primero si se consideraba parte integrante
escuchar en presencia de su bandera las hazañas del edificio declarado monumento artísti-
de sus mayores en el Día del Pájaro desde el púlpi- co, evitando así tan irreparable barbaridad.
to de Santa Justa, porque es lo que nos enseñaron
nuestros abuelos y nuestros padres, porque esa es Antes de acabar julio volvieron las dis-
nuestra tradición, porque ese es nuestro carácter, putas. El día 25, el alcalde Lucas Parra,
porque esa es Orihuela”.61 informó del nombramiento de Antonio
Soriano Cases como guarda vigilante de la
Llegado el día 17, se celebraron dos ac- Lonja. El comentario del socialista Martí-
tos paralelos. A las 8 de la mañana partió nez Jacobo: “se ha hecho el nombramiento no
57 La comisión encargada del homenaje, integrada por Ramón Sijé, José María Pina, José María Ballesteros,
Augusto Pescador, Miguel Hernández y José María Olmedo, no encontró ambiente para realizar el proyecto
por suscripción popular. El Ayuntamiento la encabezó con 500 pesetas y solicitó ayuda a la Diputación por
tratarse de un “coprovinciano”. Estos se negaron inicialmente a contribuir, por haberlo hecho ya con 10.000
pesetas al homenaje proyectado en la capital.
58 Antonio Martínez Cano, Pedro Muñoz Méndez, Francisco Santiago Gracia, José Ortiz Juan, Andrés
Martínez Jacobo y Pedro Martínez Vegara.
59 El propio Luís Carrió Pastor, Antonio Ortuño Abadía y Luís Reymundo Martínez.
60 El Radical. Orihuela 15 de mayo de 1932, núm.17
61 El Día. Alicante 10 julio de 1931, núm. 4.856.
62 Fray Jesús de Orihuela, fue sancionado con 50 pesetas por el contenido antirrepublicano de sus sermones.
A pesar de todo, en el verano de 1932, El Luchador denunció la impunidad con la que había predicado un
incendiario sermón, en las fiestas de la pedanía de San Bartolomé.
Vistas desde el Puente de Rusia 89

por ser necesario el empleado, sino por serle a este los Ayuntamientos para su estudio. Justo
necesario el destino”, no gustó a Lucas, que García Soriano, en un artículo publicado
sometió el asunto a votación. Ante el re- en la tribuna libre de El Día, defendía la
sultado negativo, presentó la dimisión por llamada región del sudeste y consideraba
desconfianza hacia su persona. Pasada la una monstruosidad, dividir el Segura en-
calentura decidió seguir en la Presidencia, tre Orihuela y Beniel como lo hicieron los
según sus propias palabras, por disciplina reyes de Aragón. Opinaba que Orihuela,
y por el ruego insistente de los represen- en habla y costumbres era murciana, y que
tantes de los distintos sectores que inte- la enseñanza obligatoria del valenciano, así
graban el Ayuntamiento. como la redenominación de sus topóni-
mos era un disparate.63 Dicho proyecto de
Al día siguiente, todos los alcaldes de la Estatuto, llegó al Ayuntamiento oriolano
provincia estaban convocados en el Teatro en agosto, y tampoco encontró consenso,
Nuevo de Alicante para discutir el Estatu- ya que había algunos concejales partida-
to Regional, pieza necesaria para la futura rios de formar una región independiente
República Federal. Sólo una parte de los con todos los pueblos que regaba el río
municipios se sentían valencianos, algunos Segura. El asunto se despachó con una co-
se mostraban temerosos de que Alicante misión para que una vez estudiado el tema,
fuese absorbida por Valencia. Otros, de se sometiese al referéndum del pueblo.
habla castellana, sugirieron que Murcia se
uniese al “Estado Levantino”. Ante la fal- El embrollo de las actas falsificadas se
ta de acuerdo y la ausencia de varios regi- complicó cuando Juan Sansano consiguió
dores municipales, se decidió redactar un de la Audiencia Territorial de Valencia, el
borrador en las dos lenguas y enviarlo a nombramiento de un juez especial para
tramitar su denuncia formulada contra el
Ayuntamiento de Orihuela, considerando

Colección Sánchez Portas Orihuela
90 Vistas desde el Puente de Rusia

que el juzgado municipal regentado por de los continuos ataques del grupo socia-
José Pina Brotons, no era competente para lista al alcalde, poniendo en duda que a sus
dirimir dicha cuestión. Sustituido el tribu- compañeros les motivase igual que a él, el
nal, Sansano se salió con la suya y el juez espíritu de concordia y la ilusión por labrar
especial de instrucción de Elche, conocido el bien de Orihuela. El siguiente fue José
por su carácter conservador, procesó a los Ortiz Juan que lo hizo por escrito:
98 implicados en la constitución del Con-
sistorio. Iniciado el proceso, Ricardo Gar- “Sres. alcalde y concejales del Ayuntamiento de
cía López, José Román Miralles y José Ruiz Orihuela: Siendo concejal de este Ayuntamiento,
García, renunciaron por escrito y entrega- ruego acepten mi dimisión, excusándome explicar
ron su acta por decoro del Partido Repu- los motivos. Salud, estimados compañeros de Con-
blicano Radical al que pertenecían. Carrió cejo y mucho acierto en tan difícil empresa os desea
y Reymundo, integrantes del mismo gru- José Ortiz”.
po, se declararon honrados por pertenecer
al Ayuntamiento y acusaron a Ricardo de Ante la sorpresa de la Presidencia, Martínez
despecho por no obtener la Alcaldía. Las Jacobo aclaró que Ortíz pretendía abando-
dimisiones fueron aceptadas y el cargo de nar el Partido Socialista, y si lo hacía, era ló-
primer teniente de alcalde, pasó a manos gico que renunciase a los cargos obtenidos
de David Galindo en primera votación por por medio del mismo. Como luego com-
20 votos a favor de 22 concejales asisten- probaremos, la dimisión no se hizo efectiva
tes. En septiembre continuaron las dimi- y Ortiz, al que la oposición llamaba el “ex
siones. Presentada la de Mazón Torrecillas camarada” se fue situando más a la izquier-
por motivos de salud,64 Alberto Escudero da que el propio Consistorio y sus propues-
Bernicola hizo relación de las ofensas pú- tas fueron siempre las más extremas.
blicas vertidas por Ricardo García López
al no alcanzar sus objetivos personales y

Plaza de la República y Calle Luis Barcala
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 91

2.3 1931. Voto femenino. a través de la Constitución que se estaba
redactando, motivó que ambas protago-
El regreso de Escudero. nizasen un público enfrentamiento en el
Navidad pasada por agua. que “la señorita Kent” trató de retrasar la
Las acusaciones vertidas contra el Ayun- propuesta de Campoamor. Y es que los ra-
tamiento oriolano durante todo el verano, dicales y gran parte de la izquierda, temían
habían puesto en tela de juicio la honradez que la falta de espíritu crítico y de cultura
de los partidos representados en el mismo. política de una mujer tan cercana a la Igle-
En pocos meses habían pasado de garan- sia, pusiera en peligro a la joven República,
tes de la democracia y la transparencia a sobre todo en las zonas rurales. Tras largos
artífices de unas elecciones amañadas al debates, en los que se llegó a ridiculizar el
estilo del “caciquismo”. El Consistorio carácter femenino y la disputa que soste-
intentó frenar la reacción conservadora a nían las dos diputadas,65 el 1 de octubre de
base de multas, como la impuesta a unos 1931 se aprobó el artículo constitucional
“pollo-peras monárquicos” que promo- que consagraba su pleno derecho al voto.
vieron un altercado en el Teatro Circo. La prensa católica vio en ello un filón,
También desde Alicante, el gobernador nada menos que la mitad larga del censo
sancionó a 2 frailes por predicar contra el electoral estaba en juego. Desde sus pági-
régimen utilizando el púlpito en la partida nas iniciaron el “Llamamiento a las muje-
de La Campaneta. Monárquicos alfonsinos res españolas”. El sábado día 7, la derecha
y jaimistas, republicanos radicales, conser- confesional organizó una manifestación
vadores y católicos en general, azuzaban en defensa de los jesuitas, formada en su
a la población, aprovechando cualquier mayor parte por mujeres. El lunes 16, un
oportunidad para improvisar una protesta grupo de señoras solicitó una entrevista
popular. Y en esa función encajaban per- con el alcalde, en demanda de la reapertura
fectamente las mujeres. del clausurado Colegio de las Carmelitas
de la calle Adolfo Clavarana. David Galin-
Tan sólo tres semanas después de la pro- do, alcalde en funciones, se vio obligado a
clamación, el Gobierno provisional las recibirlas en su despacho, y les prometió
había declarado elegibles pero no elec- interesarse por el asunto siempre que las
toras. Los primeros comicios celebrados profesoras, aceptasen ciertas condiciones.
en junio, llevaron al Parlamento a Clara
Campoamor, del Partido Radical, y a Vic- Por su parte, la familia tradicionalista es-
toria Kent, de Izquierda Republicana. La taba traumatizada por la repentina muerte
posibilidad de legalizar el voto femenino, de su caudillo en París, y desde el Círculo,

63 El Día. Alicante 18 julio de 1931, núm. 4.863.
64 La dimisión quedó sobre la mesa a la espera de un justificante médico, pues el resto de la Corporación,
relacionaba su renuncia con el disgusto reciente por no haber sido nombrado juez municipal. El señor
Mazón, que decía sentirse objeto de una campaña personal, retiró su dimisión el 24 de noviembre.
65 Argumentaban que a la mujer carecía de espíritu crítico y no se dejaba llevar por la reflexión, sino por la
histeria, y se burlaban de que con sólo dos mujeres en la Cámara, no se pusiesen de acuerdo ni por casualidad,
preguntándose ¿qué ocurrirá cuando fuesen 50?.
92 Vistas desde el Puente de Rusia

Fraile rodeado de beatas oriolanas.Retrato ante el convento de Capuchinos
Colección Sánchez Portas Orihuela

organizaban los actos religiosos en su me- tar el ánimo de la izquierda, recuperando
moria.66 El domingo 15 de noviembre, en la maltrecha unión entre socialistas y re-
la iglesia parroquial de Santiago, tuvieron publicanos, para hacer frente a la ofensiva
lugar los solemnes funerales en sufragio conservadora. Acompañado por Álvaro
de Jaime de Borbón, presididos por Juan Botella –otro ex gobernador- y por los
Villaescusa. En el póstumo homenaje, diputados Gomariz y Pérez Torreblanca,
participaron varias agrupaciones tradicio- congregaron a una numerosa multitud
nalistas de la provincia y una representa- frente al kiosco de la Glorieta. Antonio
ción de las Juventudes Jaimistas de Murcia, Cubí, comenzó el acto en representación
que por la tarde, celebraron un mitin polí- de los socialistas oriolanos. Álvaro Bote-
tico en la Plaza de Caturla. lla, director del diario alicantino El Lucha-
dor, consiguió levantar a las masas utili-
Los grupos representados en el Ayunta- zando su brillante oratoria de periodista.
miento trataron de contraatacar movili- El diputado y director general de Agricul-
zando también a sus fieles. José Escudero tura, Antonio Pérez Torreblanca, inflamó
Bernicola, como prometió al acceder al al auditorio vapuleando al “obispo fugiti-
cargo, había presentado la dimisión como vo” y a la sociedad Riegos de Levante. El
gobernador de Salamanca en agosto, para último turno quedó para Escudero, que
reintegrarse a su bufete y a la política mu- anunció las demandas que pensaba enviar
nicipal oriolana. El 27 de septiembre vol- al gobernador civil y al Gobierno de la Re-
vió a la actividad pública organizando una pública. En ellas calificaba de conspirado-
demostración de fuerza destinada a levan- res y enemigos de la República a los miem-

66 Jaime de Borbón y Borbón-Parma, duque de Anjou y de Madrid, falleció en París el 2 de octubre de 1931.
Pretendiente al trono español con el título de Jaime III y al francés como Jaime I, era desde la muerte de su
padre, el jefe y abanderado de la causa. De ahí que los carlistas adoptasen durante su mandato el título de
jaimistas.
Vistas desde el Puente de Rusia 93

bros de la Casa del Labrador, sociedad que La campaña emprendida por Escudero,
había ofrecido refugio a los monárquicos culminó el lunes 7 de diciembre, con la
del Sindicato Católico disfrazados de de- asamblea local del Partido Republicano
recha agraria, solicitando la inmediata de- Radical Socialista, que aprobó nuevos es-
tención de su presidente, Indalecio Cassi- tatutos y determinó el modo de actuación
nello. También reclamó la destitución del de su minoría en el Ayuntamiento. En ella
juez especial que estaba procesando a 98 se acordó renovar todas las adhesiones
hombres honrados, siguiendo la campaña antes de acabar el año, expulsar a Manuel
orquestada por el El Día, dirigida en la Sanz García, por no haber tomado po-
sombra por los elementos de “la guarida sesión de su concejalía y al abogado José
del labrador”. Desde Alicante, El Día se Mazón Torrecillas, por su comportamien-
burló de los “caciquillos trincapiñones” de to en el desempeño del cargo de concejal.
la política oriolana, por haber organizado Una vez aprobado el reglamento, se esco-
“una gurullada junto al fracasado dinamitero gió la junta local68 y comenzaron a bus-
de Benejúzar”, acusando además al Ayun- car un elegante local en una calle céntrica,
tamiento de haber cesado al guardia mu- para inaugurar su “Casa de la República”.
nicipal José Cabrera, conserje del Círculo
Radical y por lo tanto no adicto a la “mes- En el plano administrativo, se subió el
nada escuderista”, honrando en cambio a sueldo de los funcionarios, suprimiendo
Gabriel Izquierdo “el Chuncho”, que pa- las subvenciones destinadas a fiestas re-
saba el día en el Casino Orcelitano, sin ligiosas. Antonio Cubí solicitó “volver del
ponerse siquiera el uniforme.67

Procesión al convento de Santa Ana/San Francisco.
Al fondo El Sepulcro y el Cuartel de Caballería
Colección Sánchez Portas Orihuela
94 Vistas desde el Puente de Rusia

revés la placa que da nombre a la calle 8 de Las huelgas continuaban, algunas particu-
marzo de 1914, cuya fecha cuesta 500 pesetas larmente sensibles en el ánimo popular,
anuales al Ayuntamiento”.69 El Consistorio como la del 19 de septiembre, en la que
estudió también la posible modificación los panaderos consiguieron que escasea-
del Paseo de la Estación, arrancando las ra su apreciado producto. En noviembre,
dos filas exteriores de árboles, destinando los empleados de los Ferrocarriles Anda-
a peatones el ancho del centro y a carrua- luces interrumpieron el contacto diario
jes los laterales. Con esta mejora, se daría con la capital de la provincia al iniciar un
entrada a los terrenos lindantes, cuyos conflicto. En la ciudad, el aserradero y fá-
propietarios se mostraban dispuestos a brica de muebles “Hermanos Riquelme”,
contribuir económicamente. Pero la re- despidió a sus operarios por considerar
solución quedó aplazada. excesivas sus demandas laborales, y la
sociedad “El Progreso”, adscrita a UGT,
Sí se autorizó, en cambio, la construcción convocó un paro de carpinteros y eba-
de un campo de fútbol junto a dicho pa- nistas que se concentraron en la Casa del
seo, con el compromiso de destruirlo en Pueblo.
el momento que entorpeciese la apertura
de alguna calle.70 Y es que la afición por En la huerta las cosas no marchaban me-
el balompié ya comenzaba a provocar jor; gestos como el de Manuel Gómez
pasiones. El domingo 8 de noviembre, el Pardo en La Aparecida, que ante la subida
equipo local, reforzado por algunos juga- de los sueldos, optó por vender los dos
dores de localidades cercanas, se enfrentó vagones de patatas de simiente que tenía
en partido amistoso contra una selección preparada para sembrar, soliviantaron a
de futbolistas alicantinos. El encuentro los jornaleros. En la cercana Jacarilla, los
comenzó muy tarde, por lo que el segun- trabajadores del campo se declararon en
do tiempo resultó deslucido por falta de huelga, formando piquetes que fueron
luz. Cuando el resultado estaba empatado detenidos. Cuando la multitud intentó li-
a cuatro goles, el árbitro pitó un penalty a berarlos se produjo un motín que necesitó
favor del Orihuela, recibiendo insultos de de varias cargas de la Guardia Civil para
un jugador foráneo. Al ser expulsado, el ser sofocado. Mientras, en La Murada, se
seleccionador alicantino retiró a todo el inauguró un centro católico y monárqui-
equipo, provocando la invasión del cam- co, cuya cabeza visible era “el ciudadano
po por parte del público. de Sangre azul” Luis Roca de Togores.

67 El Día. Alicante 5 octubre de 1931, núm. 4.928.
68 El Luchador. Alicante 10 diciembre de 1931, núm. 6.487. La junta estaba presidida por José Escudero
Bernicola y la componían: Eladio Turón Sánchez, Antonio Guillén Martínez, Ramón Ruiz Vidal, Vicente
Andreu Ruiz, Manuel Penalva, Pedro Muñoz Méndez, Francisco Martínez Cremades, José Ortíz Juan, David
Galindo Martínez, Juan Riquelme Nortes y Alfonso Soriano Gómez.
69 La fecha está equivocada, alguien confundió el 5 con un 8. Véase: Mazón Albarracín, Antonio J. “La
noche del 5 de Marzo de 1914 en la Calle de Sarmiento”. Publicado en la revista De Orihuela, núm. 0, pp.
4-5. (2006).
70 El Orihuela C.F., disputaba sus partidos en San Antón. En prensa aparecen citados los campos de futbol
de “Nueva España” y “Orihuela Deportiva”.
Vistas desde el Puente de Rusia 95
96 Vistas desde el Puente de Rusia

Plaza de Cubero, calle del Molino y aledaños del ayuntamiento, anegados por el agua.
Colección Ajomalba

Al acto, fueron invitados el carlista Pelayo nada, la iglesia pidió un esfuerzo especial
Beltrán y algunos conservadores oriola- en la colecta, destinada a cubrir sus nece-
nos, entre ellos el hermano y los hijos de sidades. Los tradicionalistas celebraron su
Antonio Balaguer. Los discursos antirre- propia ceremonia religiosa y, a pesar de los
publicanos encendieron los ánimos de los pasquines intimidatorios que aparecieron
de la Casa del Pueblo y el mitin acabó a por la ciudad, dispusieron un acto de pro-
bofetadas. paganda en el Teatro Novedades, con la
presencia de Díaz-Aguado Salaverry y del
La noticia positiva fue la adquisición de marqués de Villores. En el último momen-
suelo por parte de la Mancomunidad Hi- to el mitin hubo de trasladarse al abarrota-
drográfica del Segura para la construcción do Círculo de la Plaza de Caturla cuando
de una granja experimental, cuyos terre- el dueño del teatro, preocupado por las
nos, situados en la pedanía de Desampara- amenazas, se negó a prestar el local.
dos, pertenecían a Francisco Girona.71
El miércoles fue la Casa del Pueblo la que
La segunda semana de diciembre, fue un organizó otro acto público, presidido por
cúmulo de celebraciones. El martes 8, día Antonio Cubí, recordando a Pablo Igle-
de la Inmaculada, cerraron los comercios a sias en el sexto aniversario de su muerte.
pesar de ser día laborable y se celebró misa
cantada en la catedral, con la presencia El viernes 11 fue declarado fiesta nacional.
del “desaparecido” obispo Irastorza que El presidente de la Republica prometía el
impartió la bendición papal. En esa jor- cargo y los edificios públicos, centros re-
71 Emplazamiento actual de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (EPSO) o Campus de Desamparados.
Vistas desde el Puente de Rusia 97

publicanos y obreros, se engalanaron para najearon al guardia civil, Álvaro Carrión,
la gran ocasión. A diferencia del día de la por “su tacto y serenidad” desobedecien-
Inmaculada, muchos comerciantes abrie- do al Gobierno Civil, para resolver la re-
ron sus negocios ninguneando la histórica volución desatada en diciembre de 1930,
jornada. Para acabar la semana, el domin- sin derramar una gota de sangre. Desde El
go se conmemoraron los fusilamientos de Día, criticaron a los “jabalíes” oriolanos
Fermín Galán y García Hernández. Una por celebrar un funeral con una comida
manifestación cívica partió de la Plaza de bien rociada de “peleón” en lugar de orga-
la República a las 10 de la mañana, con nizar un acto piadoso por sus almas.
banda de música y multitud de banderas
rojas y tricolores. En las calles dedicadas La semana anterior a la Navidad, bajaron
a los capitanes fusilados en Huesca, de- mucho las temperaturas. El domingo 20
positaron coronas de flores en recuerdo a de diciembre los bancales aparecieron cu-
los mártires de Jaca, con discursos de José biertos de escarcha y los huertanos recor-
Sarabia y Antonio Cubí, que ensalzaron las daron con angustia las heladas de años an-
glorias del nuevo régimen. teriores. Las patatas tempranas, las habas
y los propios naranjos estaban otra vez en
De regreso al Ayuntamiento, Ortiz Juan peligro y con ello sus rentas. Propietarios
dirigió unas palabras a la multitud, desde y exportadores recorrían la huerta con las
uno de sus balcones. La jornada festiva ropas de fiesta, llenando sus zapatos de
terminó a las 9 de la noche con un ban- barro y, tras comprobar que el hielo no
quete en el Hotel Palace, en el que home- había cuajado, se dirigían a Orihuela a for-

Efectos de una riada en la Alameda de San Gregorio, junto a la Glorieta,
antes de abrirse la calle de Campoamor
Colección Sánchez Portas Orihuela
98 Vistas desde el Puente de Rusia

mar corros para contarse, unos a otros, el la Virgen. Exabrupto de un indigno oriolano que
estado de sus cosechas. Los enemigos de la se esconde” donde trataron al autor de pobre
República hicieron correr el rumor de que diablo, desgraciado y cobarde.73
el frío era un castigo divino. Pero el cielo
nuboso, amenazante de lluvia, mitigó los En la misa de Navidad, la Iglesia solicitó
efectos de “la helá”. Y vaya si llovió. Tras de nuevo a sus fieles una generosa dádiva
un periodo de “pertinaz sequía”, el gober- para el mantenimiento del culto y clero. La
nador de Murcia avisó al de Alicante que tradicional novillada de pascua, con cuatro
el río Segura había subido más de 7 me- reses de la ganadería de Pedro Hernández,
tros, rompiendo sus costones en Beniel. resultó de lo más accidentada. Después de
Una vez más, los habitantes de la huerta, ser suspendida, primero por la lluvia y lue-
se vieron obligados a abandonar sus casas go por las inundaciones, se celebró por fin
en busca de un sitio alto, arrastrando tras el viernes 1 de enero. El novillero Raimun-
de sí familia, animales de labranza, aves de do Serrano recibió una puntada en la boca
corral y ropas de casa. En Orihuela, se al- en el tercer toro, por lo que “el Niño del
canzó medio metro de agua en la Plaza del Barrio”, que había sustituido a “el Clásico”
Ayuntamiento, circunstancia que el pueblo tuvo que matar tres veces.
solventó desplazándose en barcas. Pero a
pesar de la demanda popular, el Consisto- 2.4 Enero de 1932. El asunto
rio se negó a que sacasen a la Patrona, para religioso. La guerra de los
cumplimentar la ceremonia del ramo como
era costumbre.
crucifijos.
La firme intención republicana de tras-
“antaño, cuando el río como ahora amenazaba con formar España en un estado laico y mo-
desbordarse, y en el momento en que era lógico co- derno chocó frontalmente con la Iglesia
menzase el descenso, se organizaba una procesión; católica, una institución acostumbrada a
traíase a la Patrona de la ciudad, acompañada del intervenir en la vida diaria de los ciudada-
Cabildo catedralicio y del Excelentísimo Ayunta- nos y a compartir toda clase de honores
miento, seguido de una bien nutrida cohorte de vie- y prebendas con la Corona, instaurada
jas plañideras hasta el puente de Levante; se arro- a fin de cuentas, por la gracia de Dios.
jaba el ramo de la imagen y hasta había ciudadano No debe sorprender pues, que interpre-
que con la mayor seriedad afirmaba que descendían tasen el fin de la Monarquía como una
las aguas. (..) Hemos vuelto a dominar al Segura catástrofe para sus intereses terrenales.
sin necesidad de apelar a milagritos, que por excesi- La revisión del status y función social del
vamente usados, resultaban ya pasados de moda”.72 clero, con proyectos de ley para excluir-
los del sistema educativo, para promover
La ausencia de la Virgen y el artículo del co- el matrimonio civil, la ley de divorcio, la
rresponsal de El Luchador provocaron la ira equiparación legal de los hijos naturales
de los católicos, reflejada en el artículo del o la secularización de los cementerios,
diario de Sansano con el título: “El Ramo de soliviantó muy pronto al amplio sector

72 El Luchador. Alicante 29 diciembre de 1931, núm. 6.502.
73 El Día. Alicante 30 diciembre de 1931, núm. 4.998.
Vistas desde el Puente de Rusia 99

¡Irastorza ha vuelto!. Irastorza y Loinaz, un
señor que dicen era obispo de Orihuela, pero
que tenía su coquetona residencia en Alican-
te, volvió en busca de su disperso rebaño el
día 8. Ya tienen pastor los borregos de la ca-
laña de Cassinello y demás buenas gentes,
que igual sirven para un roto que para un
descosido. El pobrecito viene contrito y aún
se le nota en el rostro el caguelo de aque-
lla noche célebre, en que sin tiempo para
recoger de su cuartito elegante las prendas
íntimas, tuvo que salir casi chamuscado a la
máxima velocidad de su automóvil. Ahora,
tras tomar mucha tila ha vuelto a su palacio
abandonado porque no se atreve a ocupar
el amable nidito de sus estancias deliciosas
en Alicante. ¡Vaya caradura la de sus man-
sos borregos!, cuando a sus ovejas las ame-
nazaba el lobo, el primero que huyó fue el
pastor. ¿Y ahora que ha vuelto la paz, quiere
apacentar de nuevo el rebaño?. Vamos Javier,
¡que te den dos duros!.

El Luchador. Alicante 10 diciembre de 1931,
núm. 6.487.

En el centro el obispo Javier Irastorza y Loinaz. A la derecha Fernando Boné García
Colección Sánchez Portas Orihuela
100 Vistas desde el Puente de Rusia

católico, y en especial a su jerarquía. Ante bienes. Expuestos los diferentes puntos
su declarada actitud hostil, el Gobierno de vista, por iniciativa del señor Carrió,
solicitó de la Santa Sede la remoción del decidieron trasladar a los representantes
cardenal Pedro Segura de la Silla Metro- de los partidos en las Cortes, la complica-
politana de Toledo, catalogándolo como da discusión sobre lo que llamó “el asun-
elemento peligroso para la República. to religioso”.
Tras una fuga de ida y vuelta a Roma, Su
Eminencia marchó al destierro, acompa- El sábado 23 de enero de 1932, quedaba
ñado por la policía hasta la frontera fran- disuelta en España la Compañía de Je-
cesa, “con todo respeto y consideración”. sús. En Orihuela, la víspera, un individuo
En Orihuela, una ciudad repleta de so- apodado “el cojo cigüeña”, vertió gasoli-
tanas, iglesias y conventos, comparable na y prendió fuego a la puerta trasera del
en religiosidad y carlismo con la propia Colegio de Santo Domingo, la que daba
Navarra, extirpar de la noche a la mañana acceso a la calle de Arriba. Al parecer iba
unos usos y costumbres tan arraigados, completamente ebrio y actuó incitado
fue una empresa imposible. Las leyes pro- por desconocidos. El fuego fue sofoca-
mulgadas en los primeros meses de 1932, do sin apenas causar daños y el pirómano
sólo consiguieron unir a gran parte del acabó encarcelado. Aquella semana era
sector conservador, partiendo de un ele- muy importante para la derecha oriolana.
mento común: la defensa del catolicismo Tras nueve meses de inactividad, el 2 de
frente a los ataques de los “republicanos febrero se iba a celebrar un “mitin mons-
anticlericales”. Para tal fin la Iglesia puso truo” en la Plaza de Toros, con la asisten-
a su disposición poderosas armas, hasta cia de los primeros espadas de la Derecha
ahora en manos de la izquierda: la estruc- Regional, llamada en Alicante Derecha
tura política de unos sindicatos dotados Regional Agraria (DRA).
de locales y medios de comunicación y el
poder de convocatoria y convicción de Mientras tanto, la tensión entre católicos
sus brillantes oradores, cuyo público fiel y anticatólicos iba en aumento. El miér-
creía a pies juntillas todo lo que le tras- coles 27 de enero, un grupo de señoras
mitiesen desde el púlpito. Aunque en el encabezadas por Piedad Roca de Togo-
primer bienio, no hubo en Orihuela inci- res -marquesa de Rubalcava-, Mercedes
dentes dignos de reseñar, quedó patente Echevarría Wandosell -marquesa de Ar-
la actitud anticlerical de los socialistas y neva-, Rosa Roca de Togores, Teresa Pes-
de algunos republicanos de izquierda. Así cetto, Dolores Javaloy, Carmen Balaguer,
pues en el verano de 1931, el nuevo Con- Dolores Bru y Carmen Maseres, se re-
sistorio oriolano vio con gusto las medi- unió en la Plaza de Caturla74 para marchar
das adoptadas contra el díscolo cardenal. hasta el ayuntamiento en protesta por la
En octubre de ese mismo año, el concejal retirada de los crucifijos de las escuelas.
José Ortiz, pidió al pleno que solicitase Pretendían hablar con el alcalde Lucas
del Gobierno la expulsión de las órdenes Parra, y al no encontrarlo, se desplazaron
religiosas y la incautación de todos sus en su búsqueda hacia el Casino.

74 Plaza en la que estaba ubicado el Círculo Tradicionalista.
Vistas desde el Puente de Rusia 101

La manifestación no autorizada fue cre- “En Orihuela varias mujeres obreras han sido
ciendo y derivó en enfrentamientos ver- multadas por protestar en manifestación por la
bales, cánticos y proclamas en contra del retirada de los crucifijos en las escuelas. Algunas
nuevo régimen. El concejal José Ortiz, se de ellas han sido llevadas a la cárcel con sus hijos
enfrentó a las manifestantes, resultando pequeños (...) Lerroux ha dicho ¿Es posible ad-
abofeteado. Por la tarde llegaron de la mitir la idiotez de los que creen que se extingue
huerta grupos de jornaleros de izquierda el sentimiento religioso persiguiendo al crucifijo?
-se acusó a Ortiz de haberlos convoca- ¿Qué se lo pregunten a las buenas mujeres del
do- y la emprendieron a pedradas contra pueblo oriolano, que lo pregunten a esas amazo-
las casas de algunos destacados derechis- nas de Cristo!”. 75
tas, especialmente la de Federico Linares.
Ante el cariz de los hechos, numerosos Un caso muy comentado fue el de María
refuerzos de la Guardia Civil se despla- Piniés Roca de Togores, hija del barón de
zaron desde Alicante. Se cacheó a sacer- la Linde, sancionada con 500 pesetas por
dotes y se practicaron detenciones, entre llevar un crucifijo con lazos de la bandera
ellas la de Eduardo Almunia. bicolor. La adinerada señorita se negó a
pagar, pasando 15 días en la cárcel de mu-
El Centro de Fomento, la Casa Social Ca- jeres de Valencia, entre rezos de rosario
tólica y el Centro Tradicionalista fueron e ilustres visitas que la felicitaban por su
clausurados. Las autoridades municipales “heroica actitud”. La implicación de las
responsabilizaron de lo ocurrido e impu- mujeres en la causa estaba siendo todo
sieron multas a Antonio Balaguer, Juan un éxito. En la versión ofrecida por El
Villaescusa, Federico Linares, Indalecio Día de Alicante, el alcalde de Orihuela se
Cassinello, Juan Coig, Emilio Galiano, había enfrentado a unas pobres señoras
Sebastián Penalva y Ángel García Rogel. a punta de pistola mientras sus conceja-
Por parte femenina, fueron sancionadas les permanecían ocultos en los retretes
numerosas señoras, entre ellas las antes del Casino.76 Desde la prensa católica no
citadas. cesaban los llamamientos al elemento fe-
menino, filón de votos conservadores.
La Ley de defensa de la República prohi-
bía la ostentación pública de símbolos re- “DERECHA REGIONAL AGRARIA:
ligiosos, así pues, portar una cruz visible Señora, decídase hoy mismo. Si es española la
conllevaba una multa. Las mujeres que no ofenderíamos preguntándole si es católica. Para
pudieron o no quisieron pagarla, fueron defender: Religión-Familia-Patria-Orden-Tra-
encarceladas, algunas portando a sus hi- bajo-Propiedad, se ha constituido Acción Cívica
jos de pecho. Ir a prisión por defender de la mujer de Derecha Regional Agraria. La
la cruz se convirtió en un honor para las invitamos a colaborar en el programa salvador
féminas católicas. de España, que es nuestra bandera. No espere a
después, hágalo hoy mismo. La unión es fuerza,
y fuerza y unión necesitamos para triunfar”.77
75 La Lectura Popular. 15 abril de 1932, núm. 1.160.
76 El Día. Alicante, 30 enero de 1932, núm. 5.024.
77 El Día. Alicante, 31 mayo de 1932, núm. 5.116.
102 Vistas desde el Puente de Rusia
Vistas desde el Puente de Rusia 103

Todos estos hechos tuvieron amplia re- civil, no pudiendo haber en ellos sepa-
percusión en la prensa conservadora pro- ración alguna por motivos religiosos. La
vincial, inmersa en propagar el mitin que Ley de 30 de enero de 1932, entregó la
iba a reunir en Orihuela a Luis Lucía y Gil gestión de dichos establecimientos a los
Robles, acto que acabó aplazado inde- ayuntamientos, quedando prohibido en-
finidamente por sus organizadores. Pero terrar en templos, criptas y casas religio-
Lucas Parra no se amilanó, y el sábado sas sin permiso de las autoridades sani-
29, acompañado de numerosos efecti- tarias. Esta cuestión llegó al Consistorio
vos policiales, se incautó del edificio del oriolano el 9 de febrero, fecha en la que el
Colegio Santo Domingo, desalojando al alcalde, José María Lucas Parra, desarro-
rector. El 16 de febrero, Martínez Jacobo lló su aplicación en los diferentes cemen-
advirtió al alcalde, que si quería evitar la terios del término municipal escogiendo
intervención de socialistas y republica- a los señores Antonio Guillén, David Ga-
nos, debía impedir los escándalos que se lindo y Luis Reymundo para que, junto a
sucedían en la iglesia de Santa Justa, don- él, procediesen a requerir a la autoridad
de según él, se daban vivas al Rey, mueras eclesiástica con el objeto de incautarlos.
a la República y se inculcaba a los chicos La comisión se reunió por primera vez
el desprecio por la nueva autoridad cons- el 25 de febrero, y ya el 3 de marzo, An-
tituida. Ante la promesa del presidente, tonio Cubí solicitaba al Consistorio pro-
de abrir un expediente informativo, Mar- ceder cuanto antes - el domingo si era
tínez Jacobo sugirió que mientras se re- posible- con el derribo de la pared que
solvía, metiesen en la cárcel al cura para separaba el cementerio civil del general.
evitar mayores males. Este mismo conce- Francisco Santiago, explicó la dificultad
jal propuso también “suspender las procesio- que suponía el hecho de que la citada di-
nes en atención a lo que interrumpían el tráfico visión, estuviese cubierta por nichos que
y porque muchas de ellas acababan en actos polí- previamente habría que desocupar tras-
ticos”. Si no se prohibían, al menos exigió ladando sus restos. Dos meses después,
que enarenasen las calles para evitar las ante el acoso del impaciente José Ortiz
caídas de las caballerías que resbalaban que se lamentaba de que el cementerio
sobre la cera derramada. El alcalde, de oriolano fuese el único pendiente de in-
nuevo conciliador, le aseguró que su pro- cautación, Reymundo pidió paciencia en
pósito era autorizar únicamente aquellas nombre de la comisión. El desarrollo de
que tuviesen carácter tradicional y que, en la Ley antes citada, llegó en abril de 1933,
lo sucesivo, llevaría a las sesiones las so- incluyendo un apartado específico para
licitudes que se presentasen. Por su par- ese problema:
te, Sánchez Moya recomendó enviar un
delegado a las ceremonias de las iglesias “Cuando la autoridad municipal, en cumplimien-
para controlar la conducta de sus predi- to de lo dispuesto, haga desaparecer las tapias que
separan los cementerios civiles de los confesionales
cadores. contiguos, derribarán las citadas tapias en toda su
extensión, convirtiendo los dos cementerios en un
Otro punto conflictivo fue la seculariza- sólo recinto. Si en dichas tapias existiesen nichos
ción de cementerios, que quedaron so- ocupados, se trasladarán los restos que contengan de
metidos exclusivamente a la jurisdicción acuerdo con sus familiares.”
104 Vistas desde el Puente de Rusia

Entrada a Orihuela por las puertas de Murcia,
al fondo Capuchinos
Gentileza de Fco. Duréndez Pérez

También disponía, en su capítulo tercero, La actitud revisionista de nuevo régimen y
la obligación de formar en el más breve su reflejo en la política municipal, provocó
plazo posible un inventario de todos los una profunda división entre los oriolanos,
cementerios privados que existiesen en marcando una de las líneas del conflicto
el término municipal. En septiembre de político. Con las nuevas disposiciones, la
1933, mediante instancia, la Superiora Corporación municipal declinó cualquier
del Monasterio de la Visitación, solicitó invitación institucional a celebraciones reli-
autorización municipal para efectuar un giosas, excluyendo sus actos de los progra-
enterramiento en el panteón situado en mas de fiestas. Intentó apartar a los curas de
el huerto del monasterio. El Consistorio, las escuelas y a las monjas del Hospital y de
que tenía la potestad de incluir el cam- la Beneficencia. Hasta el toque de campa-
posanto conventual en dicho inventario, nas quedó limitado por las ordenanzas. No
decidió denegar dicha propuesta.78 Ante es pues de extrañar, que el sector anticle-
la escasez de terrenos, se intentó ampliar rical, limitado en Orihuela a determinados
el cementerio interparroquial con fincas sectores intelectuales de izquierda y a las
colindantes expropiándo los nichos libres capas más bajas de la población, colisionara
pertenecientes a las comunidades religio- frontalmente con el arraigado sentimiento
sas. También se acordó sepultar en la fosa religioso de un segmento mayoritario en la
común a los pobres de solemnidad que no sociedad oriolana, cuya movilización acabó
pudiesen pagar los derechos de enterra- influyendo profundamente en los resulta-
miento. dos de las elecciones de 1933.
78 Destituido el Ayuntamiento en el bienio conservador, en 1934 la religiosa lo volvió a intentar. En este
caso, la Comisión Gestora instruyó el oportuno expediente para incluir “el cementerio instalado desde
tiempo inmemorial en el huerto anejo al convento en el inventario de cementerios privados”. Aunque...
Vistas desde el Puente de Rusia 105

2.5. La décima. El periódico Martínez y Antonio Cubí Tomé, fueron
designados para formar la comisión que
de “don Ricardo”. El se encargaría de administrar dicho recargo
hermano de Escudero en la para atender la crisis de trabajo. Días des-
Alcaldía. pués, solicitaron la certificación, que llegó
el 15 de marzo ascendiendo a 74.000 pese-
Además de los anteriormente citados, en tas. Ante la difícil situación que atravesa-
enero de 1932, se le planteó al Consistorio ba la clase obrera oriolana, Cubí convocó
un nuevo quebradero de cabeza. Tras lar- una reunión extraordinaria para solicitar el
gos meses sin prensa local, salía a la calle El anticipo en la Caja de Previsión. Con di-
Radical, semanario dirigido por el resentido ficultades consiguió reunir a 23 de los 29
Ricardo García, que durante 10 meses se concejales, (era requisito legal completar
dedicó a fustigar al Ayuntamiento y a glo- los 2/3 del Consejo) y acordaron contratar
rificar la figura de Lerroux. Cada uno de el préstamo por el máximo autorizado, al
sus 38 números, fue un ataque despiadado 5% de interés y a un año de plazo, con el
a sus antiguos compañeros de coalición. aval del Ayuntamiento si fuese necesario.

Mientras tanto, en el Ayuntamiento se de- En junio se disponía del importe corres-
sarrollaba la aplicación del llamado recar- pondiente al primer trimestre y Francisco
go de la décima. Como su propio nombre Santiago solicitó la reunión de la Comi-
indica, se trataba de cargar una décima en sión. No podían emprender obra alguna
el impuesto de la contribución territorial sin la aprobación del Consistorio, que se
e industrial con la finalidad de emplear el reunió en sesión supletoria para el desarro-
dinero en remediar el paro forzoso. Con llo de una moción en la que se ofertaron
estos fondos, las autoridades municipales tres proyectos: el traslado del Juzgado al
gestionaron una especie de bolsa de traba- edificio de la cárcel, el acondicionamiento
jo urbana, utilizada sobre todo en la reali- de la Alameda de la Estación y el arreglo
zación de obras públicas y otras actividades general de la aceras. El alcalde puntualizó
a beneficio de la población. Establecida en las ventajas e inconvenientes de cada uno y
1931, para su financiación inicial los ayun- cada concejal, mostró su preferencia. Ante
tamientos recibieron anticipos, cuya cuan- las diferentes opiniones, se decidió aprobar
tía máxima determinó y certificó la Dele- los tres, atendiéndolos en la medida que
gación Provincial de Hacienda. La décima lo recaudado permitiese. El control que el
oriolana se puso en marcha en la sesión Estado estableció sobre la citada comisión,
celebrada el 16 de febrero. A propuesta obligaba a justificar cada peseta gastada,
de la minoría socialista, David Galindo quedando registrados los proyectos y jorna-

...los informes emitidos por el delegado de medicina y por el maestro de obras en cuanto a condiciones
higiénicas y de seguridad, fueron favorables, Francisco Ros Alifa protestó porque sin esperar a que se
resolviese el expediente, se había enterrado a una monja. Ricardo García, justificó el desacato por la urgencia
del fallecimiento y le informó de que se había efectuado el enterramiento una vez presentada la instancia,
previa consulta y autorización del gobernador civil. Iniciada la contienda, dicho cementerio conventual fue
profanado y los cadáveres de las religiosas exhumados y vejados públicamente.
106 Vistas desde el Puente de Rusia

Evolución de la Alameda de la Estación / Los Andenes 1
Colección Sánchez Portas Orihuela

Evolución de la Alameda de la Estación / Los Andenes 2
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 107

les en libros específicos. No vamos a ir de- En esa misma sesión, celebrada el día 28 de
tallando plazos y financiación de todas sus enero, José Ortiz pidió cambiar el título de
actuaciones, pero sí queremos citar algunas la calle de Santiago por el del ministro de
de las obras efectuadas con cargo a la dé- Justicia, Álvaro de Albornoz, alegando que
cima: reformas en el Hospital, adaptación sus padres habían vivido en ella. Sánchez
de la antigua cárcel y otros edificios para la Moya, por segunda vez, solicitó el nom-
instalación de escuelas en el casco urbano, bre de Francisco Ferrer Guardia para la
terminación de escuelas en Desamparados, de Adolfo Clavarana, pasando ambas pro-
La Campaneta y La Aparecida, arreglos en puestas a la Comisión de Ornato.80
el Puente de Levante y de la acera hasta el
Casino, construcción de urinarios públicos En febrero se constituía en Orihuela el
en la calle García Hernández, asfaltado de Partido Republicano Liberal Demócrata,
la Glorieta y urbanización del trozo de la grupo fundado por Melquíades Álvarez
carretera de Hurchillo, kioscos para la ven- al proclamarse la República. Más conoci-
ta del pescado, asfaltado e instalación de do como Partido Liberal Demócrata, fue
la acera derecha en la calle Pérez Galdos, continuador de las ideas del Partido Re-
adaptación del Camino Viejo de Almoradí, formista, situándose en el centro derecha.
construcción de refugios antiaéreos, etc.79 Formaban la directiva oriolana los señores:
En el asunto de las rotulaciones, las quejas Francisco Lucas Girona, Manuel Germán
de los carteros llegaron al Consistorio por Pescetto, José Zerón Ibáñez, Francisco
las constantes variaciones en los nombres Ros Alifa y Pedro Reymundo Martínez.
de las calles, despistando hasta a los pro-
pios funcionarios municipales que confun- Ricardo García continuó con su estrategia;
dían sus titulaciones. Se acordó notificar de por un lado, buscando nuevos aliados, en
oficio, dichos cambios, a las oficinas de los liberales a los que ofreció su apoyo pu-
Correos, Teléfonos y Telégrafos.

Evolución de la Alameda de la Estación / Los Andenes 3
Gentileza de Ana Albarracín Esteban
108 Vistas desde el Puente de Rusia

blicando el manifiesto fundacional.81 Por sus hijos”. Se refería por supuesto a Miguel
otro, ejerciendo de implacable oposición, Hernández.
utilizando a Mazón Torrecillas -expulsa-
do de los radicales socialistas-, dentro del Al día siguiente, José Mazón Torrecillas,
Ayuntamiento; pero sobre todo desgastan- en un guiño al Partido Radical, propuso
do al Consistorio desde su semanario local. el nombre de Lerroux para los Andenes
Bastó que El Radical insinuase que las calles de la Estación. Sánchez Moya insistió con
rotuladas, oficialmente seguían conservan- Ferrer Guardia, y Alfredo Serna, consideró
do su nombre antiguo, jactándose de que un deber dar una calle, aunque fuese la más
en Orihuela, a los once meses de Repúbli- modesta, a Tomás Meabe.82 Estas solicitu-
ca, hubiese una calle que legalmente se lla- des fueron trasladadas a la comisión espe-
maba Alfonso XIII, para que la polémica cial para rotulación.
llegase al Consistorio. En la sesión inme-
diata, Antonio Cubí -por supuesto sin citar En la primera mitad de 1932, la Derecha
la fuente-, manifestó haberse enterado de Regional Agraria se asentó definitivamen-
que para variar los nombres de las calles te organizando multitud de actos políticos.
había que instruir expedientes, solicitan- El doctor Albiñana también multiplicó
do que se pusieran en marcha. Martínez sus mítines de corte fascista hasta que fue
Jacobo mostró su extrañeza de que si tal detenido y confinado. El 28 de abril, en la
requisito era necesario, el secretario no lo sección llamada Palique, publicada en El
hubiese hecho ya. Éste les tranquilizó ex- Día, apareció un articulo titulado Camara-
plicando que si bien era cierto que no se da Hitler, en el que se mofaba del ridículo
había procedido correctamente, los títulos que hacía la “prensa judía tan difundida en Es-
modificados, al no haber sido recurridos en paña”, al criticar al fundador del fascismo
plazo legal, se habían convertido en firmes. alemán, líder del partido más poderoso del
Ese mismo día, a petición de Alfredo Ser- “Imperio Alemán”. Justificaba que Hitler
na se estableció una pensión mensual de fuese “enemigo cordial” de los judíos, por
50 pesetas con cargo a imprevistos para un ser los únicos responsables de la Primera
humilde hijo de Orihuela, que sin medios Guerra Mundial, calificándolo de “tenaz
de fortuna se había lanzado en busca de caudillo con trece millones de votos”. Afirmaba
la ilustración y conocimientos necesarios que en España no surgía un Hitler por falta
para encauzar sus naturales dotes de poeta de apoyo, pues patriotas sobraban. Y pedía
“Orihuela subirá tanto más, cuanto más suban fondos para periódicos y mítines, advir-

79 Terminada la guerra, no desapareció este interesante precursor de la ayuda por desempleo. La Dictadura
franquista, acabó adoptándolo y en 1943, el BOE publicó un decreto que cambió su denominación, pasando
a llamarse “impuesto para la prevención del paro obrero”, pero con reglamentación muy parecida.
80 Ferrer Guardia, fundador de la Escuela Moderna a principios de siglo. Por los sucesos de la “semana
trágica”, fue condenado a muerte de manera arbitraria y fusilado en 1909. En cuanto a Álvaro de Albornoz,
sólo podemos documentar que el entonces ministro de Justicia, pasó por Orihuela la nochevieja de 1931, en
visita privada a su familia política.
81 El Radical. Orihuela, 6 marzo de1932, núm. 8.
82 Periodista fundador de las Juventudes Socialistas, nacido en Bilbao en 1879. Sufrió prisión y exilios,
muriendo de tuberculosis en Madrid en 1915, con tan sólo 36 años.
Vistas desde el Puente de Rusia 109

tiendo a los derechistas de que: “El que es- Ante la inminente sequía que amenazaba
pere que lo defiendan de gorra, sufrirá el justísimo las cosechas y con ellas a toda la Vega,
castigo de barrer la calles bajo el látigo soviético”.83 José Ortiz aconsejaba en el Consistorio
“la unión de todas las fuerzas vivas de Orihuela,
En otro de sus incendiarios artículos, ti- para contrarrestar la influencia de los murcianos,
tulado La España desmembrada, clamaba que a todo trance pretenden aprovecharse de las
contra el estatuto catalán, “designio judío para aguas que de inmemorial pertenecen a esta vega,
debilitar a España hasta hacerla desaparecer”.84 para convertir en regadíos mediante la elevación
del agua con motores, extensiones inmensas que
En abril se consolidaron los sindicatos pa- siempre fueron de secano”.
tronales a través de la Casa Social Católica.
Antonio Balaguer, Luis Almarcha e Inda- El 15 de mayo se celebró la asamblea
lecio Cassinello asistieron en Madrid, a la general de la Federación de Sindicatos
Confederación Nacional Católico Agraria, Agrícolas Católicos. Mientras Balaguer,
en calidad de presidente, consiliario y ase- Escolano, Almarcha y Quílez intervenían
sor jurídico de la Federación de Sindicatos en los brindis que sucedieron al banque-
Católicos de Orihuela. Las Juventudes Ca- te, los regantes del Mayayo85 se organiza-
tólicas impartían mítines por la huerta y el ban en grupos, armados con picos, palas
obispado ofrecía a niños y niñas, clases de y teas encendidas, para destrozar cuantas
religión y catequesis en: la Merced, Santa norias y motores encontrasen a su paso,
Lucía, Santa Justa y Santiago; y para los jó- amenazando con remontar el Segura ha-
venes, cursos de catequista en Jesús María. cia Murcia actuando contra los más de
200 motores ilegales que les estaban de-
El domingo 8 de mayo, se escenificó en jando sin una sola gota. Desde Alicante
la Plaza de Toros un acto en protesta por enviaron treinta parejas de la Guardia Ci-
el funcionamiento de motores en la vega vil para intentar evitar los ataques de los
alta del río Segura. En él, intervinieron furiosos agricultores, pero era imposible
Antonio Balaguer Ruiz, José Martínez Are- vigilar el extenso territorio de huertos di-
nas y los diputados Romualdo Rodríguez seminados por la Vega Baja. Los ánimos
de Vera y Antonio Pérez Torreblanca. La en la huerta estaban ya muy caldeados.
víspera, unos desconocidos rociaron con La reforma agraria seguía sin aprobarse y
gasolina la puerta de la casa de Federico Ja- ante la inseguridad legal, los propietarios
valoy, ubicada frente a la Gorieta. La rápida amenazaban con no renovar los arrien-
actuación dejó el atentado en un susto. dos que por costumbre vencían en San
Juan. En Desamparados ardía un depósi-
Resulta curioso lo poco que han cambiado to de mieses propiedad de Francisco Or-
las relaciones entre Murcia y Orihuela en lo tuño Girona en un incendio, al parecer,
que respecta al río Segura. provocado.

83 El Día. Alicante 28 abril de 1932, núm. 5.089.
84 El Día. Alicante 9 mayo de 1932, núm. 5.097.
85 Acequia que riega San Bartolomé, Rafal, Almoradí, Dolores, etc.
110 Vistas desde el Puente de Rusia

La Cruz del Río
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 111

El 18 de mayo quedó paralizado el servicio Desbordado por los acontecimientos, en
de automóviles, en protesta por la subida junio de 1932, José María Lucas Parra pre-
de precios del carburante y el aumento sentó la dimisión como alcalde de Orihuela
de los impuestos. Grupos de mecánicos y con carácter irrevocable, ofreciendo la ex-
conductores se dedicaron a increpar a los cusa de no poder atender la Alcaldía con la
vehículos particulares y los piquetes vol- asiduidad que el cargo requería. Alegó no
caron en Elche un camión de “La Albate- tener motivos de disgusto, sino agradeci-
rense”. Esta huelga, declarada ilegal por el miento por los votos que le habían elevado
Gobierno, obligó a la empresa antes citada al cargo y terminó poniéndose a disposi-
y a la de “Dié-Zechini” a montar parejas de ción del que ocupase la Presidencia, por
la Benemérita en los coches de línea para considerar un deber la defensa de los in-
repeler posibles agresiones. La fuerza pú- tereses del Ayuntamiento y de la Repúbli-
blica no daba abasto, los franciscanos de ca. Tras invitarle a desistir de su propósito,
Santa Ana pidieron protección, tras hacer Alberto Escudero propuso para él un voto
frente a una cuadrilla de jóvenes, cercanos de gracia, al que se unió Mazón Torrecillas.
a las Juventudes Socialistas, que les habían En la siguiente sesión, se aceptó su renun-
apedreado el convento. cia, eligiendo al citado señor Escudero, del
grupo Radical Socialista y hermano del ex
La hora de las derechas llegaba; se decía gobernador, por 12 votos a favor y 2 en
que, incluso Lerroux, se estaba volvien- blanco. Al no alcanzar la mayoría absoluta,
do católico. El 22 de mayo se celebró la se le designó de forma interina, cargo del
asamblea del Partido Republicano Radical, que pidió no tomar posesión hasta que se
que eligió su nueva junta local. Como pre- realizase la votación definitiva, quedando
sidente continuó Ricardo García López, como alcalde accidental David Galindo.
y en la vicepresidencia, José María García En la sesión del 30 de junio, Martínez Ja-
Balaguer.86 El resto de la Junta estaba com- cobo, en nombre de la minoría socialista,
puesta por: José María Rodríguez de Vera agradeció la deferencia de haber escogido
Romero, Francisco Pérez Pérez, Manuel a un concejal de su grupo para optar a la
Aparicio Rocamora, José Parra Moñino, Presidencia, no aceptada, según él, porque
Antonio Cayuelas Plaza, Alejandro Roca el número de concejales del Partido Radi-
de Togores, José Ruiz García87 y Tomás Vi- cal Socialista, le convertía en árbitro del
cente Rodríguez. Ayuntamiento. Ofreció su apoyo a Escude-
ro a cambio de que expusiera un programa
“El viejo político radical orcelitano, Ricardo Gar- mínimo o de que aceptara el del Partido
cía, había desenfundado ya la valerosa y se apres- Socialista, cuyos puntos principales leyó
taba a empuñarla para regir la ciudad”.88 detenidamente Antonio Cubí.89
86 García Balaguer falleció el 10 de noviembre de ese mismo año.
87 José Ruiz García era médico y futuro yerno de Ricardo García López. En abril de 1933 se casó con su hija
Marina García Bellido en el altar mayor de la iglesia de Monserrate.
88 El Día. Alicante, 4 junio de 1932, núm. 5.129.
89 Habían ofrecido la Alcaldía a Cubí, pero la estrategia del PSOE en aquel momento, pasaba por no liderar
el Consistorio, limitándose de momento a apoyar a los republicanos, condicionando su programa.
112 Vistas desde el Puente de Rusia

Ante estas afirmaciones, Escudero mos- Fernando Plaza había tomado la Presiden-
tró su sorpresa por la preponderancia que cia del Casino Orcelitano. Con las cuotas
Martínez Jacobo daba a su grupo, tenien- establecidas, no se podía mantener la nó-
do en cuenta que el Ayuntamiento estaba mina del personal de servicio, así pues, la
compuesto por igual número de concejales Junta Directiva propuso subir diez pesetas
de las tres formaciones. Ante la duda de a los socios, pero éstos se negaron. Mien-
si saldría elegido, no quiso exponer pro- tras tanto, los ciudadanos de a pie, se en-
gramas, afirmando simplemente que el so- tretenían en un cine de verano instalado en
cialista le parecía “simpatizante”, pero que el campo de futbol de los Andenes.
requería el debido estudio que con cariño
le prestaría si llegaba el caso. Repetida la El domingo 17 de julio, se celebró la fiesta
votación, esta quedó anulada al aparecer laica de la Reconquista. La banda de músi-
tres papeletas más que el número de con- ca de Abanilla, al son de La Marsellesa, dio
cejales asistentes. En el tercer intento, fun- la vuelta a los puentes terminando su reco-
cionó el rodillo socialista-radical socialista, rrido en la Plaza Nueva, donde un año más,
con 22 votos a favor y 2 en blanco. Alberto la enseña del Oriol quedó expuesta en el
Escudero Bernicola era el nuevo alcalde y balcón del ayuntamiento. En la puerta del
en un extenso discurso, dijo no sentir las Café Colón, el trío D´Antón interpretó su
cualidades del genio, ni la capacidad para variado repertorio musical y por la noche,
conducir muchedumbres, pero que llegaba la música pasó al templete de la Glorieta
con la conciencia clara y las manos limpias a cargo de la misma banda murciana. Los
y que pretendía salir del mismo modo. elementos católicos celebraron su tradicio-
nal ceremonia en la iglesia de Santa Justa,
pero hubo más acontecimientos. Un gru-
2.6 Verano de 1932. La po de amigos, quemó una falla en la Pla-
“Sanjurjada”. El caso de la za del Salvador, y sin saberlo prendieron
Misericordia. algo más que una hoguera. Iniciaron una
forma diferente de celebrar la Fiesta de la
A pesar de la situación política y econó- Reconquista, que alejada de toda religio-
mica, la llegada del calor propició la des- sidad, iría aumentando año tras año hasta
bandada de veraneantes oriolanos en bus- que como tantas otras cosas, desapareció
ca del “Mare Nostum”. En Torrevieja, con la guerra. Por otro lado, los tradicio-
“al igual que en San Sebastián”, se había nalistas oriolanos encabezados por Ángel
puesto de moda bañarse utilizando garitas García Rogel, habían aprovechado la fiesta
establecidas en la orilla de la playa, y la fa- del “Día del Pájaro” para desplazarse tem-
milias oriolanas que podían permitírselo, prano hasta Alicante, donde recibieron al
organizaban excursiones a la “simpática Barón de Cárcer90, que junto a otros di-
ciudad de la sal”. rigentes del carlismo valenciano, recorrían

90 Joaquín Manglano y Cucaló de Montull. (Valencia 1892-1974). Barón de Cárcer y de Llaurí. Terrateniente
y político. Procedente del partido Liberal Conservador, durante la Dictadura de Primo de Rivera fue regidor
del Ayuntamiento de Valencia. Al proclamarse la República pasó a las filas de la Comunión Tradicionalista.
Vistas desde el Puente de Rusia 113

Calle Nicolás Salmerón / Sagasta o “El Paseo“
Gentileza de Fco. Duréndez Pérez

la provincia como propagandistas. Tras ser intervinieron: Pelayo Beltrán, jefe de los
homenajeados por los carlistas locales en requetés valencianos, muy relacionado con
el restaurante Diana, marcharon a Crevi- Orihuela; Juan Colomina, de la Juventud
llente para celebrar un acto de propagan- Legitimista Valenciana; José Galán Bení-
da. Luego, la caravana de automóviles se tez, jefe de los carlistas alicantinos y Juan
desplazó hasta la playa del Pinet, donde Villaescusa Ballester, jefe de los carlistas
comieron una paella en un hotel propiedad oriolanos. En sus discursos pidieron la
de la presidenta de las “margaritas” crevi- unión de los católicos contra la República
llentinas.91 De allí partieron hacia Orihuela, y contra la Monarquía Liberal. Advirtieron
incorporándose en el trayecto, elementos a las mujeres -oportunamente comparadas
tradicionalistas de los pueblos que cruza- con la Armengola-, de que no pretendían
ban. El nutrido grupo de vehículos llegó a sacarlas del hogar, pero era preciso salir a
media tarde. En el tren de las seis arriba- la calle a luchar por el derecho a la paz de
ron comisiones carlistas de Alicante y Ca- un hogar católico. Entre ovaciones y víto-
llosa de Segura, a las que se unieron las de res defendieron a los jesuitas, alabando a
La Murada, Rafal y Benejúzar, hasta que Orihuela por conservar la fe y no haber
la numerosa comitiva abarrotó la Plaza de quemado sus iglesias. Todo acabó con una
Caturla, disponiéndose altavoces para que multitudinaria cena en el Hotel Palace. Re-
todos pudiesen escuchar a los oradores. sulta extraño que El Radical no llegase a
En el acto, además del Barón de Cárcer, mencionar el mitin tradicionalista, quizás
91 El nombre de “margarita” para la mujer tradicionalista, tiene su origen en doña Margarita, esposa de
Carlos VII, famosa por su labor sanitaria en los hospitales de campaña, durante la III Guerra Carlista. Creada
en Pamplona en 1919, esta organización carlista femenina asumió un papel destacado en la ayuda a los presos
y en la organización de la retaguardia antirrepublicana durante la Guerra Civil.
114 Vistas desde el Puente de Rusia

tuviesen algo que ver las críticas contra
Lerroux, que en él fueron vertidas. De la
fiesta municipal si habló, llamándola “fies-
ta del morciguillo”, con charanga parecida
a la Banda Republicana de París, que puso
Orihuela a la “altura de un villorrio”.

Las derechas estaban despertando de un
año sabático. Gil Robles recorría la pro-
vincia abarrotando locales en un paseo
triunfal, mientras una caravana de la Ju-
ventud Agraria era acogida en los pueblos
con aplausos. Los asistentes a los mítines,
escuchaban esperanzados los discursos a
favor de la Iglesia y en contra de la Re-
forma Agraria y de los sindicatos. Pero un
suceso a nivel nacional, paralizó tempo-
ralmente toda la actividad política conser- General Sanjurjo
vadora. En agosto de 1932, la República
sufrió el primer intento serio de frenar sus ciales más populares del Ejército en Ma-
aspiraciones. Pero el ingenuo y alocado rruecos consiguiendo siete ascensos por
pronunciamiento militar, más propio de méritos de guerra y dos cruces laureadas
una opereta y conocido como “la Sanjur- de San Fernando. General de Brigada en
jada”, fue bien resuelto por Azaña, y sólo 1920, un año más tarde obtuvo el grado
consiguió reforzar la posición del Gobier- de general de División, ocupando la Co-
no, avivando el adormecido entusiasmo mandancia Militar de Larache. El golpe
republicano. militar de Primo de Rivera, le cogió como
gobernador militar de Zaragoza y apoyó
José Sanjurjo Sacanell había alcanzado sin reservas la sublevación y la Dictadura
toda su gloria y renombre en la llamada posterior. En 1924 pasó a ocuparse de la
Guerra de África. Nacido en Pamplona en Comandancia Militar de Melilla y un año
marzo de 1872, hijo de un oficial carlista después protagonizó el desembarco de
ingresó en la Academia Militar de Tole- Alhucemas, una audaz y novedosa manio-
do de la que salió en 1884, con el grado bra militar que marcaría un hito en la his-
de subteniente. Inició su carrera en Cuba toria bélica. Al acabar la contienda, Alfon-
donde ascendió a capitán. Perdida la gue- so XIII le concedió el título de marqués
rra, regresó a la península en 1898. En del Rif y en 1928 fue nombrado director
1909 solicitó destino en el norte de África, general de la Guardia Civil, puesto que
pero no comenzó a forjar su prestigio has- simultaneó con el de Alto Comisario de
ta la reconquista del territorio perdido tras España en Marruecos. Sorprendentemen-
el desastre de Annual. Apodado “el León te, este militar monárquico se convirtió en
del Rif ”, se distinguió como uno de los ofi- actor destacado en la proclamación de la
Vistas desde el Puente de Rusia 115

República, al negarse a reprimir las mani- El control del golpe por el Gobierno fue
festaciones populares, poniéndose incon- cuestión de horas. Este torpe pronun-
dicionalmente a las órdenes del Comité ciamiento pasaría a la historia como «la
Revolucionario. Confirmado en el cargo Sanjurjada», y si de algo sirvió a los futu-
de director general de la Benemérita, sus ros golpistas, fue para aprender como no
excesos en la represión del movimiento debían hacer las cosas. Sanjurjo intentó
obrero, acabaron por apartarle del cargo huir a Portugal, pero acabó detenido en
pasando a dirigir a los Carabineros. Des- Huelva. A consecuencia de estos hechos,
contento con el desarrollo político, espe- un centenar de periódicos derechistas
cialmente con el separatismo autonómico fueron suspendidos en toda España. De
que amenazaba “la unidad de la patria”, lectura en Orihuela, dejaron de publicarse:
comenzó a conspirar descaradamente La Verdad de Murcia, El Día de Alicante
contra el Gobierno. Manuel Azaña estuvo y Patria de Elche. Los de signo contrario,
informado desde el principio y supo jugar pedían un castigo ejemplar para los trai-
sus cartas hábilmente. Sabía que sin prue- dores protagonistas de la “desdichada y
bas no podía hacer nada contra el héroe antipatriótica militarada”. El Radical, ni de
de Alhucemas. Encerrándolo en prisión unos ni de otros, se manifestó en apoyo
podría detener el complot momentánea- del Gobierno de la República, aprovechó
mente, pero convertiría a Sanjurjo en para cargar contra el Ayuntamiento y pidió
un perseguido político, aumentando su clemencia para el general. Juzgado y con-
prestigio entre los descontentos. Así pues denado a muerte, la República no quiso re-
decidió vigilarlo de cerca y neutralizarlo petir con Sanjurjo el error de la Dictadura
cuando diese el paso. con los sublevados de Jaca, convirtiéndole
en mártir. Así pues, la pena capital le fue
“La inquietud de algunos de estos personajes les conmutada por la de cadena perpetua.
sale a la cara. Todo el tiempo anduvo Sanjurjo
como retraído, huido, lejos de nosotros y cuando A pesar de los sucesos, el Consistorio
yo le miraba con el rabillo del ojo, sin que él se oriolano no se reunió hasta el día 16 y, a
diese cuenta, advertía en su cara una expresión propuesta de Antonio Cubí, protestaron
preocupada y en toda su persona un no se qué de por la sublevación en Madrid y Sevilla, te-
abrumado. Le dije luego al Presidente: Sanjurjo legrafiando al Gobierno para testimoniar-
debe estar pensando alguna diablura”.92 le su adhesión al régimen, lamentando no
haberlo hecho antes, con más oportuni-
Sus sospechas se cumplieron. En la ma- dad. El 26 de agosto, por orden del gober-
drugada del 10 de agosto de 1932, un pu- nador civil, se procedió a registrar domi-
ñado de militares intentaron asaltar el Pa- cilios y locales de “significados elementos
lacio de Buenavista, sede de la Presidencia reaccionarios”, así como los centros de
en Madrid. En Sevilla, Sanjurjo sublevó a filiación derechista en busca de armas y
la guarnición local, instalándose en la Ca- pruebas de complicidad en la rebelión. En
pitanía General, donde leyó un bando por la sede tradicionalista, aparte de unos co-
la defensa de la integridad de España. bertores con los colores monárquicos, en-
92 AZAÑA DÍAZ, Manuel. Diarios, 1932-1933. Crítica .Barcelona 1997, p.11
116 Vistas desde el Puente de Rusia

Calle de Pintor Agrasot | La Corredera
Colección Sánchez Portas Orihuela

El desaparecido Arco o Puerta de la Corredera
con su capilla dedicada a la Virgen de la Salud
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 117

contraron octavillas de propaganda hostil Quedó aprobado por unanimidad previo
al Gobierno que justificaron su clausura. informe de la Comisión de Ornato y del
En el Sindicato Católico, hallaron también maestro de obras del Ayuntamiento, y
un portabanderas con los colores de la vie- de nuevo se cedió el derribo a dicho se-
ja enseña y en el domicilio de un “señor ñor por si con ello podía resarcirse de lo
ultraderechista”, colgaduras con los mis- perdido con el del arco de la Corredera.
mos colores y dos placas de gramófono No sabemos por qué razón, el Sepulcro
con la Marcha Real. Nada relacionado con sobrevivió.
el complot golpista. Era estúpido pensar,
que si alguno de los sospechosos estaba El domingo 2 de octubre de 1932, quedó
implicado, hubiese conservado las prue- inaugurado oficialmente, el Instituto de
bas dos semanas después. Superada la cri- Orihuela.94 Posteriormente se descubrió
sis, los munícipes regresaron a los asuntos el busto de Gabriel Miró, ganado en con-
cotidianos y a petición de los vecinos de la curso público por el escultor José Seiquer
zona, José Ortiz solicitó derruir el arco de Zanón. El acto acabó con incidentes oca-
la Corredera, por su estado ruinoso y por sionados por el discurso filofascista y anti-
lo que dificultaba el transito de carruajes. rrepublicano del orador Ernesto Giménez
Ante el informe favorable de la Comisión Caballero, ataviado con la camisa azul de
de Ornato y la disposición del maestro Falange. El improvisado mitin no sentó
Sánchez a sufragar los gastos que se origi- bien a los intelectuales que habían acudido
nasen a condición de disponer de los ma- a homenajear a Gabriel Miró, y Antonio
teriales del derribó, se llevó a efecto. Oliver Belmás, republicano de izquierda,
le interrumpió al gritó de embustero. Oli-
Es curioso que tan sólo un par de años ver fue detenido y trasladado a dependen-
antes, cuando Antonio Ferrández “el Car- cias policiales.
tujero” era el alcalde y quiso derribarlo,
Renacer le acusó de afán lucrativo para dar Con el cambio de alcalde, El Radical se fue
valor a unos terrenos adquiridos en la par- templando, y en el número 33, publicado
te exterior y clamaba por la desaparición el 3 de octubre, Ricardo García “fundador,
de“un arco que daba carácter y sabor antiguo a mejor amigo e indiscutible caudillo” abandonó
esa entrada de la ciudad sin que eso implicase me- la dirección del semanario dejándola en
jora alguna”.93 manos de Manuel Rodríguez de Vera Ro-
mero. En la sesión supletoria, celebrada el
Antonio Cubí quiso hacer lo propio con el día 3 de noviembre, se presentaba el nue-
edificio del Sepulcro, también por su esta- vo reglamento de la “Casa de Beneficen-
do ruinoso y por las constantes denuncias cia” -antigua Misericordia-, un tema apa-
que, según él, le formulaban los vecinos rentemente menor. Pero un turbio suceso
ante el peligro que amenazaba. relacionado con la misma iba a protago-

93 Renacer. Orihuela, 28 noviembre de 1930, núm. 56.
94 En octubre de 1937, a petición del Consejo Municipal de Orihuela, el Instituto de Segunda Enseñanza se
titularía de Gabriel Miró.
118 Vistas desde el Puente de Rusia

nizar la actualidad política y social durante de difundirlo extensa y reiterativamente a
semanas. Todo comenzó con la solicitud nivel local. Pero ahí no acabó todo, con-
de los señores Reymundo y Martínez Jaco- vertido en un gran escándalo apareció
bo, para sustituir al portero por conducta publicado en prensa de Alicante y hasta
antirrepublicana. El alcalde, enterado de en la de Madrid. El 7 de diciembre, ante
ciertos hechos inconfesables, relacionados la creciente presión mediática, se celebró
con la Casa de la Beneficencia, adoptó la una sesión extraordinaria bajo la presiden-
“resolución inquebrantable de no remover por el cia del gobernador civil. José Mazón, en-
momento ni una sola piedra”. Ante la insisten- cargado del expediente, leyó las propues-
cia general en demanda de información, tas de acusación en las que no dejó títere
a las nueve de la noche se pasó a sesión con cabeza. Culpó a los señores Escoda y
secreta y Escudero les puso al día sobre la Reymundo de negligencia y omisión, pidió
conducta del maestro que se encerraba en la amonestación para el visitador Martínez
una habitación con una de las muchachas Jacobo, el cese definitivo de director y ad-
asiladas en la Beneficencia con el conoci- ministrador de la Beneficencia y la renova-
miento, al menos del administrador. Aña- ción de todo su personal. Ya puestos, acon-
dió no estar dispuesto a que se prostituye- sejaba una auditoría de cuentas y el envío
se la Beneficencia, “convirtiendo una escuela del expediente al juzgado. Los acusados
de austeridad y moralidad en centro del vicio y la alegaron en su descargo, la dificultad que
corrupción más abominable”. Tras la condena suponía administrar el establecimiento
unánime, se pidió el rápido esclarecimien- con la actitud claramente obstructiva de
to y la depuración de responsabilidades. las monjas y recriminaron a Mazón por
Mazón Torrecillas, no conforme, solicitó “haber corrido un tupido velo” sobre la
además el cese inmediato del director y del actuación del “cura Ezcurra” y del maes-
administrador, pero la Corporación deci- tro, cargando toda la culpa en los respon-
dió primero investigar el asunto con más sables municipales. El gobernador decidió
profundidad. El tema, que habían tratado enviar el informe al juzgado, instruir un
de llevar en secreto, corrió por los menti- nuevo expediente al director y administra-
deros de la ciudad y El Radical se encargó dor - de lo que se encargó Alfredo Serna- y

Se habla mucho estos días: De que en un pue-
blo que no es de Rusia, ciertos sinvergüenzas,
en un establecimiento benéfico, con el pretex-
to de que las asiladas en él no iban limpias, las
hacían quedarse con el traje de Eva, para que
se lavaran, siendo esto un espectáculo agrada-
ble para dichos sujetos. ¡Vaya Director, vaya
Administrador y vaya Visitador!. De la activi-
dad de un maestro de escuela, que seguramente para enseñar mejor a las alum-
nas, y que no se distraigan las unas a las otras, las encerraban a cada una a solas
y a horas distintas. El Radical, 7 noviembre de 1932, núm. 37.
Vistas desde el Puente de Rusia 119

Folleto editado por el Partido Radical oriolano
Colección Sánchez Portas Orihuela

por último, enviar a las “chicas violadas” a misión era definitiva. Antonio Cubí que
un establecimiento no regido por monjas. decía “haberse esforzado siempre por hermanar
El cura José Ezcurra Sánchez, capellán de las incidencias entre los miembros del municipio”,
la Beneficencia, se convirtió en el chivo pidió que se aceptase por creer que, efecti-
expiatorio y fue detenido “de forma es- vamente, la Corporación era incompatible
pectacular” acusado de abusar de las dos “con un niño incapaz de convivir entre hombres”.
jóvenes de 15 y 16 años. Ezcurra, fue de- Los acusados Martínez Jacobo y Reymun-
fendido inicialmente por el abogado Ma- do lo tacharon de indigno y cobarde, por
nuel R. de Vera, que publicó una carta en no atreverse a dar la cara.
El Día de Alicante pregonando su inocen-
cia. José Mazón Torrecillas había llegado En noviembre, tras cinco números en los
demasiado lejos en el afán de inculpar al que había perdido su periodicidad semanal
Consistorio, por lo que no volvió al Ayun- y bastantes anunciantes, El Radical desapa-
tamiento. En la siguiente sesión, envió un reció para alivio del Consistorio. Por lo de-
escrito en el que aunque consideraba irre- más, en temas de rotulación, Lucas Parra,
nunciable su cargo de concejal, se decla- pidió el 24 de noviembre de 1932, cambiar
raba incompatible con esa Corporación, el nombre de la calle San Isidro por el de
a la que deseaba mayores aciertos que los Azaña, adjuntando una solicitud firmada
conseguidos hasta ahora. Esta vez la di- por sus vecinos.95
95 “Los Vecinos de la Calle de San Isidro, interpretando el medio espiritual de la época que vivimos,
SOLICITAMOS de esta corporación municipal que hagan ...el sentir de dicha vecindad, variando el rótulo
de dicha calle por el nombre del Ilustre Jefe del Gobierno de la República D. Manuel Azaña. La evolución
moral y material de la especie humana hace posible estas variantes, sin menoscabo para la espiritualidad de lo
que fue, veneración de épocas pretéritas. Esperan la aprobación del Consejo Municipal de la República los
firmantes de esta solicitud. Orihuela 25 de octubre de 1932”. (Acompañan el escrito 21 firmas).
120 Vistas desde el Puente de Rusia

Ermita del Santo Sepulcro (Fachada)
Colección Sánchez Portas Orihuela

Ermita del Santo Sepulcro (trasera)
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 121

2.7 Año 1933. La hora de costumbres populares, no terminaban de
calar en la tradicional sociedad oriolana.
las derechas. Gil Robles
en Orihuela. Galindo por En España, la desproporcionada respues-
Escudero. ta a una sublevación anarquista, se convir-
tió en escándalo periodístico y político. En
Enero de 1933 fue muy frío. Los montes Orihuela, el concejal José Ortiz, basándo-
de San Cristóbal y de la Cruz de la Mue- se en las denuncias de los periódicos, pi-
la aparecieron manchados de nieve y los dió en el Ayuntamiento que se escribiera
huertanos, ajenos a los vaivenes políticos, al Gobierno demandando castigo para
temblaban de nuevo por sus cosechas de los responsables de los malos tratos infli-
invierno. El día 2, la ciudad de Orihuela gidos a los detenidos por los sucesos de
acogió mediante ceremonia civil a la hija Barcelona, Valencia y sobre todo de Casas
de Francisco Cremades y Rafaela Abadía. Viejas. El resto del Consistorio, mostró su
Apadrinada por el concejal Luis Reymun- desacuerdo, entendiendo que el Gobierno
do Martínez y por su bella hija, nombra- no necesitaba estímulos y menos de un
da “Miss República 1932”, este bautismo Ayuntamiento, cuya misión era puramen-
laico inspirado en la Revolución Francesa, te administrativa. Ante la negativa de sus
era el segundo que se celebraba en Ori- compañeros, Ortiz presentó de nuevo la
huela, “sin aliñarlo con sal y agua vertida en pe- dimisión “irrevocable” tratando de aban-
china de alguna parroquia”. La niña recibió “el donar el salón. El alcalde le hizo desis-
bendito nombre de Libertad”. tir, ofreciéndole la oportunidad de hacer
constar su propuesta a título personal,
“Aquí todos la diñaban o venían al mundo con la aunque el Ayuntamiento, empezando por
exclusiva intervención de la gracia de Dios o por- él mismo, no la secundase.
que así le parecía al poder omnímodo del Espíritu
Santo; mas desde que vino la República aumen- En el plano político local, fuera del Con-
tado el número de descreídos, tanto que pasma e sistorio, las derechas intensificaban su acti-
igual que cuando el lobo entra en el aprisco o la vidad ante la proximidad de las elecciones
zorra en el gallinero, cada cual ha tirado por su municipales de abril. En palabras de sus
lado, ya que no hay plática ni amenaza de ex- adversarios, la “caverna” estaba en ebulli-
comunión posible que los haga volver al redil”.96 ción y comenzaban a “cazar votos prometien-
do a las beatas fanatizadas y a los vejestorios car-
Sin embargo, la misa de San Antón, con listones no se cuantas arrobas de gloria a cambio
la bendición de animales y la popular rifa de ir contra los herejotes republicanos”.97
del cochino, se celebró con gran éxito en
domingo por estar suspendida la fiesta El Círculo Tradicionalista continuaba
religiosa. Y es que las nuevas disposicio- clausurado, el Centro de Fomento acon-
nes, destinadas a separar a la Iglesia de las dicionaba su nueva sede en la calle Mayor,

96 El Luchador. Alicante, 5 enero de 1933, núm. 6.787.
97 El Luchador. Alicante, 18 de enero de 1933, núm. 6.797.
122 Vistas desde el Puente de Rusia

decidiendo sus socios “hacer política de dere- efectuaron un maratoniano itinerario, vi-
chas intensa y abiertamente, en colaboración con sitando Villena, Caudete, Elda, Novelda,
los tradicionalistas, pero sin llegar a compromisos Alcoy, Monovar, Castalla, Ibi, Cocentaina
de mayor altura”.98 Por su parte, Martínez y Pego. La jornada de lunes la pasaron en
Arenas apadrinaba el proyecto Republica- la capital, marchando por la tarde a Elche
no Conservador y los radicales de Ricardo donde les esperaba un acto en el salón de
García seguían luchando por su cuenta Acción Cívica de la Mujer. En la Fonda
confiados en la preponderancia que estaba del Comercio se ofreció una multitudina-
adquiriendo Lerroux. En la calle todo eran ria comida en honor de los visitantes, que
cábalas sobre cómo se iban a organizar las acabó servida por miembros de la Juven-
fuerzas conservadoras, y en este ambien- tud Católica por culpa de alguien cercano
te de negociaciones y pactos, la visita de a la Casa del Pueblo, que incitó o sobornó
Ruiz Valarino a su antiguo feudo dio mu- a los camareros contratados, para que no
cho que hablar.99 Pero los que de verdad sirvieran a un “enemigo del régimen”. La
se estaba organizando inteligentemente caravana, compuesta por una docena de
eran los partidarios de la Derecha Regio- automóviles, llegó a Orihuela el martes 31
nal Agrícola. En pocos meses, habían con- a mediodía, tras pasar por Catral, Albatera
seguido formar una heterogénea coalición y Callosa de Segura. Se detuvo en la Plaza
de partidos católicos, en la que cabían te- de Caturla y “el paladín de la religión” se
rratenientes, pequeños propietarios, obre- dirigió a pie hasta el Centro de Fomento y
ros y clases urbanas altas y medias. Sus Cultura. Esta visita era muy esperada. Un
objetivos estaban claros: revisar la Cons- año antes habían suspendido un mitin en
titución, derogar las leyes laicas, fomentar la Plaza de Toros, pero ahora era el mo-
la educación católica, paralizar la reforma mento. La derecha necesitaba una demos-
agraria, reducir el poder de las autonomías tración de fuerza, era día de mercado y las
regionales y controlar la actividad sindical. calles estaban repletas de público. A las
Todo ello desde un cómodo principio de tres de la tarde, sus correligionarios locales
accidentalidad ante la forma del Estado, ofrecieron a Gil Robles un banquete al que
apta para monárquicos y republicanos. asistió lo más selecto de la sociedad oriola-
na. Las damas vistieron sus mejores galas
El último fin de semana de enero, Gil Ro- para el acontecimiento que tuvo lugar en
bles, líder de Acción Popular y Luis Lu- el Palace Hotel (Hotel Palas) a trece pe-
cía, de la Derecha Regional Valenciana, setas el cubierto. Y no faltó la Curia; José
encabezaron una caravana automovilís- Torrella Ródenas, párroco de Santa Justa
tica que recorrió de nuevo la provincia, y Alfonso Moya, sochantre de la catedral
proclamando el “próximo triunfo glorioso de santificaron la comida con su presencia.
las derechas españolas”. Sábado y domingo, Mientras tanto, en el exterior, se iba for-

98 El centro estaba presidido por Eusebio Escolano y en su Junta contaba con: Jaime Estañ, Manuel y
Antonio Penalva Fons, Emilio Salar y Antonio Balaguer.
99 Ruiz Valarino vivía por aquellas fechas en Madrid y para la izquierda era un cadáver político. Su retrato
pintado por Agrasot, otrora en el salón de sesiones del ayuntamiento, permanecía en un rincón del archivo,
junto al de su padre, Ruiz Capdepón.
Vistas desde el Puente de Rusia 123

mando una manifestación trufada de al- oriolana dividida en partidos de carácter
borotadores que comenzaron a lanzar pe- personalista. Despreciaba a José Martínez
tardos y dar vivas a la República. Eusebio Arenas, siempre dispuesto a mariposear
Escolano fue el encargado de presentar a en busca del poder a cualquier precio y le
los famosos oradores, que expusieron sus culpaba por haber entregado el Ayunta-
postulados entre aclamaciones, vítores y miento a las izquierdas. La única alterna-
aplausos de un público entregado. Pero tiva posible, según él, era crear un frente
la bronca en la calle fue en aumento y al- antimarxista que sólo podían organizar las
gunos petardos rompieron los cristales y derechas regionales.
se colaron en el local, multiplicando la re-
percusión de las detonaciones. Acabado el El domingo día 12, se celebró una impor-
acto, gran número de curiosos mezclados tante asamblea de agricultores en el Teatro
con los manifestantes, esperaban la salida Circo. Dos días después, en el mismo es-
de Gil Robles, que fue despedido por An- cenario, la Compañía Velasco puso en es-
tonio Balaguer. Cuando partía con destino cena las revistas aptas para señoritas: “El
a Rafal, uno de los artefactos estalló so- oro y el moro” y “Flores de lujo.” 100
bre su coche. Alborotadores, partidarios
y guardias municipales, se liaron a bofe- En el Ayuntamiento, con el fin de estimu-
tadas. Indalecio Cassinello, los hermanos lar su labor, se acordó adquirir diez ejem-
Balaguer y Juan Villaescusa se enzarzaron plares del libro de poesías publicado por el
en la disputa, hasta que se metieron en el oriolano Miguel Hernández, “nacido de las
Casino mientras la policía, sable en mano, entrañas del pueblo que promete ser una esperan-
se las veía con los manifestantes. za de la patria chica”.

En febrero surgía en Orihuela un nuevo Terminando el mes, Indalecio Prieto, mi-
periódico semanal. Autonomía se declara- nistro de Obras Públicas, llegó por sor-
ba regionalista, católico y republicano, sin presa a Orihuela acompañado por varios
emblemas ni sectarismos, situado “equidis- periodistas madrileños. Las noticias de su
tante entre un jesuita y un masón”. Lo dirigía visita a Callosa y la invitación del alcalde
Manuel Rodríguez de Vera, el mismo que el día anterior en Alicante, habían corrido
escribía ocasionalmente en el El Día de como la pólvora. Al llegar al ayuntamien-
Alicante y que se había hecho cargo del to, le sorprendió encontrar a un numero-
semanario El Radical en sus últimos nú- so grupo de entusiastas que le aclamaban.
meros. En poco más de dos meses había Tras saludar a “las fuerzas activas” de la
pasado de correligionario de Ricardo Gar- ciudad en el salón de sesiones, pronunció
cía a feroz detractor. En su primer número un improvisado discurso, por iniciativa de
ofrecía una clara radiografía de la derecha Alberto Escudero, en el que defendió el

100 La obra Flores de lujo, había obtenido gran éxito en el Teatro Principal de Alicante, a finales de 1931.
Estaba protagonizada por Margarita Carbajal, “deliciosa mujer y danzarina maravillosa de cuerpo estatuario”.
Al menos en la capital, ofreció desnudos valientes y estéticos.
124 Vistas desde el Puente de Rusia

puchera con vistas a escuderos del que
mande cuando se hagan elecciones.

La oportunidad política, de don José
Martínez Arenas, es probada. Ávido de
coche oficial y sediento de envidia por
el suceso ascensional de Escudero, no
sabe que inventar, para tirar otra edi-
ción, de su funesta política caciquil po-
Aquí, prescindiendo del caso de ence- rrista. Se ofreció a Maura, éste lo creyó
falitis letárgica, del partido radical, la y cátate aquí, que surge Martínez, el
cuestión está bien clara. conocido político Martínez, que a los
compases del órgano de los jesuitas,
Es una pena, que una buena persona un día que iba del brazo de Balaguer,
como Ricardo García, padezca la mo- aprendió democracia.
nomanía de constituir en Orihuela un
partido histórico, que no representa No pierdan el tiempo en devaneos.
más, que la perseverancia de cuatro La unión ha de hacerse, entre la masa
amigos, de cuatro nada más, que cons- neutra que mira con indiferencia esas
te. luchas personales y todo aquél que
sostenga el lema de no ser de izquier-
Más cuanto se haga es perder el tiem- das.
po, porque Ricardo, se agarra no ya a
la sombra pálida de unos alicantinos, Tienen la palabra los Señores de la de-
sino a la Cruz de la Muela, con tal de recha regional valenciana, que figuran
conservar latente, la ilusión de ser Al- como partido organizado. El Sr. Esco-
calde. Y esto es vano empeño, porque lano tiene la representación oficial. El
lo hizo tan mal, tan rematadamente tiempo pasa y hay que aprovecharlo.
mal, que su ineptitud política nos ha El Gobierno caerá o no, pero el que le
traído todos los males. suceda, hará la misma política y ten-
dremos que estar enfrente. Porque en
De modo que, como Ricardo García, Orihuela, no puede estarse con Go-
ya tiene bastante con hacer componen- biernos de izquierda, tal y como la
das, cábalas y charadas, con sus fami- entienden los del día. Organícense,
liares y Pepe Mazón, vamos a dejar la depongan pereza y alguna pasioncilla
cosa, en que el partido radical, es una y vamos al caso.
historieta para un periódico satírico.
Autonomía. Orihuela, 20 febrero de
El partido maurista-trinista de segun- 1933, núm.1.
da y martinista de primera es el par-
tido de los renegados de la comunión
valarinista, que son adoratrices de la
Vistas desde el Puente de Rusia 125

proyecto del ingeniero Manuel Lorenzo cio Meseguer, contaron con la asistencia
Pardo,101 para trasvasar aguas al río Segura, de conocidos derechistas como el marqués
procedentes del Tajo y del Guadiana. Reci- de Arneva, Antonio Balaguer, Indalecio
bida su propuesta con una ovación cerra- Cassinello y Jaime Estañ.
da, marchó de regreso a Alicante.
El día 18 se abrió el Círculo Tradicionalista
En marzo, se celebró el primer matrimonio por orden gubernamental y se anunciaba
civil en Orihuela, y el concejal Ortiz Juan la apertura del nuevo Centro de Fomento
propuso que, al igual que se había hecho y Cultura para mayo, establecimiento que
en Alicante, se festejase debidamente pres- Autonomía tachó de reaccionario. A través
tando los salones municipales con asisten- de sus páginas, advirtió a los señores del
cia del Ayuntamiento en Corporación, con dinero y de la influencia social, de que vi-
entrega de un regalo. Al no haber acuer- vían en una República, “no muy a gusto, pero
do, se decidió que la invitación quedase a vamos viviendo. Nuestra ciudad anhela respirar
título particular, por si algún concejal de- verdadera democracia y de ningún modo quiere
seaba asistir. Los novios eran de la huerta, equilibrios entre la barra fija de tradicionalismo,
concretamente de la partida de Desampa- el trapecio del fascismo y el alambre por el que es-
rados. Manuel Aniorte Esquiva, miembro curren los pies los monárquicos recalcitrantes”.102
de la UGT y Ángeles Gómez Hernández,
la hija de “El Mono”, un camarada de la En los templos se distribuían hojas con el
Vereda Buenavida. Ofició la ceremonia en encabezamiento “sólo para católicos” o
el salón de sesiones, el juez municipal, José “consejos para unos incrédulos”, a pesar
Pina Brotóns. Los concejales Ortiz y San- de las multas de 125 pesetas con las que les
tiago actuaron de testigos. sancionó el Gobierno Civil. El día de San
José, con motivo del XVIII aniversario de
Marzo comenzó con la novena anual a la fundación de los Sindicatos Obreros
Ntro. Padre Jesús, celebrada en el Con- Católicos, se celebró la tradicional jornada
vento de Santa Ana, con gran asistencia de festiva con misa cantada, poesías, discur-
público que vibró con la palabra del párro- sos y conciertos. En esa misma fecha se
co de Santa Justa, José Torrella. La Casa casaron por la Iglesia Dolores Almodóvar
Social Católica ofreció un ciclo de confe- y Domingo Serna, un desconocido mecá-
rencias a cargo de prestigiosos oradores nico que pasaría a la posteridad como el
como Arturo Esquiva Moya, canónigo de “protomártir” de la ciudad de Orihuela
la catedral, Buenaventura de Puzol, ilus- durante la Guerra Civil.
trado fraile capuchino y José Uribesalgo,
franciscano de la Universidad Gregoriana A finales de mes llegaron las beneficiosas
de Roma. Presididas por el doctor Aman- lluvias y el río Segura experimentó una

101 Nombrado director del Centro de Estudios Hidrográficos en 1932, por el ministro de Obras Públicas,
Indalecio Prieto. Su tarea fue crear el “Plan hidráulico nacional”. Cuando terminó la Guerra Civil, Franco
retomó su proyecto. Y es que la falta de agua era una prioridad para la República, ya que se convertía
fácilmente en un problema de orden público. En el verano anterior, un grupo de regantes de la “cola de la
tanda de riego”, asaltó la pedanía de El Escorratel, disparando y destrozando sus norias.
102 Autonomía. Orihuela, 11 mayo de 1933, núm. 12.
126 Vistas desde el Puente de Rusia

crecida de cuatro metros. El sábado 25 de un presagio de lo que iba a ocurrir en las
marzo, el joven seminarista Antonio Roda elecciones generales. Para la prensa católi-
López, recibía el presbiterado de manos ca, el triunfo había sido definitivo, y repre-
del arzobispo metropolitano de Valencia. sentaba “la resurrección de un pueblo sediento
El acontecimiento cultural fue la conce- de justicia y cansado de soportar durante dos años
sión de un premio de la Asociación de la el cacicato marxista y ateo”. En la Vega Baja,
Prensa de Alicante a José María Balleste- sólo Jacarilla105 y Daya Nueva celebraron
ros .103 Las letras oriolanas, promociona- elecciones. La izquierda consideró a la ma-
das por Juan Sansano y su círculo de ami- yor parte de esos pueblos, regidos por los
gos, estaban de moda en la capital. Como propietarios de la tierra, como “materia
ejemplo, el sábado 29 de abril, Miguel inerte” en la batalla electoral y el propio
Hernández y Ramón Sijé, protagonizaron Azaña les llamó “burgos podridos”.106 Por
una fiesta literaria en el salón de actos del otro lado, en aquellos comicios, pesó mu-
Ateneo de Alicante. cho el voto de la mujer rural, religiosa y
conservadora por naturaleza.
En abril, se celebraron las elecciones mu-
nicipales parciales, destinadas a cubrir las “Las mujeres levantinas se bastan para ganar
vacantes ocasionadas por la supresión del elecciones. El que sepa influir en las mujeres, pue-
artículo veintinueve. Eliminado cuando no de reírse de Gobiernos, socialismo, monarquismo
hacía un mes que se había proclamado la y todos los ismos, las mujeres votan con toda la
República, los Ayuntamientos constitui- valentía de la que son capaces, pero han de saber
dos en base a esa norma, perdieron su legi- que son los hombres quienes las guardan del pe-
timidad, funcionando con comisiones ges- ligro”.107
toras desde diciembre de 1932, fecha en
la que el Gobierno propuso la celebración En la primera semana de mayo las campa-
de nuevos comicios, fijándolos para el 23 nas de Santo Domingo volvieron a tocar
de abril.104 La lista más votada fue la de “libres de la mordaza atea y sectaria”. En
la Derecha Regional Agraria. Tan sólo era cumplimiento de las disposiciones del Pa-

103 En El Día aparecen dos artículos, el 11 de abril de 1932, cita el premio “Mariano de Cavia” y el 18 de
abril, el “Luca de Tena”. Ambos galardones se instituyeron en 1929 y siguen funcionando en la actualidad.
El primero se concede por un sólo trabajo y el segundo por trayectoria periodística. Teniendo en cuenta
que se nombra el artículo “Orihuela y Gabriel Miró” como trabajo premiado, es más lógico que recibiera el
“Mariano de Cavia”.
104 En 1907, la llamada Ley Electoral Maura, establecía que un individuo podía ser proclamado sin efectuar
votaciones, cuando hubiera tantos candidatos como escaños o concejalías disponibles, pasando a ocupar,
automáticamente, las plazas. El Gobierno Provisional de la República, a través del decreto de 8 de mayo de
1931, modificó la citada Ley Electoral, eliminado este artículo muy utilizado por los caciques en pequeños
pueblos para ocupar los ayuntamientos sin necesidad de elecciones.
105 La situación en Jacarilla era muy tensa. El marqués de Fontalba poseía las dos terceras partes del pueblo y
su extensa finca, controlada por un todopoderoso administrador enfrentado a los jornaleros, estaba declarada
como expropiable por la República.
106 Hacía referencia a las pequeñas ciudades compradas por los aristócratas ingleses para controlar sus votos
en el antiguo sistema electoral británico.
107 Autonomía. Orihuela, 24 abril de 1933, núm. 10.
Vistas desde el Puente de Rusia 127

Premio de la Asociación de Prensa a J. M. Ballesteros,
flanqueado por Álvaro Botella y Ramón Sije.
Gentileza de Joaquín Andreu Iborra

tronato de Bienes Incautados a la Compa- de Alcalá Zamora. Antonio Cubí solicitó
ñía de Jesús, la iglesia del Colegio regresó que de nuevo se comunicase a los centros
a manos del obispado y ese mismo do- oficiales todas las variaciones de calles y
mingo se reanudó el culto. El día 11, tras el señor Vidal recordó que hacía meses
varias solicitudes, Sánchez Moya consiguió que proponía rotular la del Hospital con el
retitular la calle de Adolfo Clavarana con nombre del consecuente republicano Vi-
el nombre de Ferrer Guardia, pero la fa- cente Rodríguez.108
milia del señor Clavarana le convenció de
que debía respetar el nombre de tan ilus- La primera sala de la Audiencia de Ali-
tre hijo de Orihuela. Revocado el acuerdo cante se trasladó a Orihuela y, en su ayun-
en la siguiente sesión, el nombre de Ferrer tamiento, se celebró el esperado juicio
Guardia recayó en la calle de Santa Lucía. contra el Consistorio en pleno y los que
Pocos días antes, se autorizó comunicar la participaron en la repetición de las elec-
Avenida de la Vega y la calle Marqués de ciones municipales de 1931. Estaban acu-
Molíns, con la Alameda de la Estación. La sados de haber fingido dichos comicios
concesión llevaba aparejadas dos condi- firmando actas falsas, pero los testigos no
ciones: costear los gastos que ocasionase comparecieron y el fiscal retiró los cargos
y rotular la calle ampliada con el nombre quedando todos absueltos.

108 Vicente Rodríguez (1814-1898) Diputado oriolano a Cortes por Madrid, ministro plenipotenciario de 2ª
clase, Gran Cruz de Isabel la Católica, jefe del Partido Republicano Progresista de Orihuela.
128 Vistas desde el Puente de Rusia

José María Ballesteros posa con un grupo de amigos
entre los que figuran Ángel Gracía Rogel y Eusebio Escolano
Gentileza de Joaquín Adreu Iborra

No podemos dejar de lado la huerta: en vulgar labriego y que ya determinó aquel espectá-
ella los conflictos laborales y el intento de culo afrentoso cuando la pedrea a la casa del Sr.
los propietarios por cercar a los trabajado- Linares.109
res afiliados a organizaciones de carácter
obrero, comenzaron a derivar en suce- Las autoridades republicanas, incapaces de
sos de carácter violento. En la partida de poner en marcha la reforma agraria, vivían
Desamparados se desató una vorágine de bajo la constante amenaza de los colecti-
agresiones y respuestas que, con el paso vos que pedían tierras para cultivar. La si-
del tiempo, no hizo más que aumentar. La tuación era realmente difícil. Cumplir sus
noche del 8 al 9 de mayo, una cuadrilla de promesas electorales manteniendo la lega-
jornaleros enfadados o de forajidos según lidad y la protección para los propietarios,
los calificó la prensa, taló 400 árboles en el en un ambiente ya de por si enrarecido
Camino de Beniel. Los huertos mutilados ante la crisis económica y el paro agrícola
eran propiedad de conocidos personajes del momento, era un objetivo inalcanza-
contrarios a la regulación laboral: Antonio ble. Las protestas llegaban al Ayuntamien-
Balaguer, Francisco Germán y Venancio to de uno y otro bando. El 23 de mayo, un
Parra entre otros. Autonomía señaló como grupo de patronos, obreros y arrendado-
inductor al concejal Ortiz, el hijo de Gines res se presentó por la tarde para reclamar
el factor, “que no tiene más cultura que la de un contra la bolsa de trabajo. Al día siguiente,

109 Autonomía. Orihuela, 11mayo de 1933, núm. 12. Se refería a los sucesos destados tras la manifestación
en defensa del crucifijo en enero de 1932.
Vistas desde el Puente de Rusia 129

los patronos de Arneva y del Camino de presionar al Gobierno Civil para que fre-
Beniel, decidieron no contratar a obreros nase la invasión de fincas. El gobernador
afiliados a sindicatos obreros y por la no- pasó el encargó a los alcaldes y a las fuer-
che eran éstos los que se manifestaban en zas del orden público, responsables de de-
la casa consistorial en demanda de la pues- tener a los autores de cualquier ocupación
ta en marcha de la oficina de colocación. ilegal. Abrumado por estos y otros proble-
Los recibió José María Lucas, alcalde en mas, Alberto Escudero Bernicola decidió
funciones. Tras enviar telegramas al minis- abandonar el cargo el 1 de junio. Lo hizo
tro de Trabajo y al gobernador civil, que como llegó, con un extenso discurso en
fueron leídos en voz alta entre aclamacio- el que evitó ofrecer a sus compañeros las
nes, consiguió disolver la manifestación al justificaciones típicas. Confesó dudar de la
grito de ¡Viva la República!. confianza de los concejales, de su prestigio
ante la mayoría de los vecinos de Orihuela
La única medida que consiguieron sacar y sentirse incapaz de sortear los obstáculos
adelante fue el laboreo forzoso, ley enca- y dificultades de la azarosa vida municipal.
minada a crear un programa anual de cul- Estas razones de índole personal, se ha-
tivos en cada provincia, aprovechando así bían convertido en una pesadilla constante
toda la tierra cultivable en cada momento. que le obligaba a dimitir. Agradeció a un
Para ello se otorgó a los Ayuntamientos la compañero de Corporación, el haberle he-
potestad de crear las comisiones locales cho comprender que, a pesar de su buena
de policía rural, destinadas a velar por el gestión administrativa en la Alcaldía, nun-
cumplimiento de dicho programa. Estas ca podría imprimir el rumbo necesario a la
comisiones locales de policía rural, eran política en aquellas difíciles circunstancias.
pieza clave en la Reforma Agraria republi- Se despidió asegurando que había entra-
cana, ya que ofrecían una precisa opinión do con las manos limpias y la conciencia
local a cargo de propietarios, aparceros tranquila, y que salía de la misma forma.
y jornaleros. Pero todas sus propuestas Martínez Jacobo, en nombre de la minoría
quedaron estancadas en la burocracia. La socialista, afirmó estar dolido por esa deci-
patronal agraria desconfiaba de la política sión, que sólo consideraba justificada por
económica del Gobierno y sobre todo de entender que existían motivos de fondo,
su reforma agraria, negándose a cultivar ya que en ningún momento le había falta-
sus tierras. Pero una denuncia por incum- do el apoyo decidido del grupo socialista.
plimiento del laboreo forzoso, paralizaba Tras escuchar las intervenciones en el mis-
la actividad agrícola de la finca durante mo sentido de los señores: Galindo, Serna
meses en espera de la sentencia judicial. El y Cubí, a petición de José Ortiz se hizo
denunciante quedaba señalado y rechaza- constar en acta el sentimiento que su deci-
do por el resto de propietarios. Era peor el sión producía en el Concejo y ante el rue-
remedio que la enfermedad. La consigna go de Escudero de que no insistiesen pues
de las organizaciones patronales para con- su decisión era meditada e irrevocable, se
trarrestar el creciente poder sindical obre- aceptó la dimisión. De nuevo sonaba Cubí
ro estaba clara. No dar trabajo a jornale- como posible alcalde, incluso se especuló
ros vinculados a los organismos obreros y con los nombres de Martínez Jacobo o del
130 Vistas desde el Puente de Rusia

Casa del Pueblo en Orihuela
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 131

temido Ortiz, pero los socialistas volvie- sin escatimar esfuerzos ni gastos. Los re-
ron a pactar un alcalde republicano radi- publicanos disponían de una celebración
cal socialista. El teniente de alcalde David de origen pagano, alejada de toda reli-
Galindo Martínez, accedió a la presidencia giosidad, y la Derecha Regional tampoco
provisional y siete días después sometió su hizo ascos a una costumbre tan cercana a
cargo a votación, obteniendo más o me- Valencia.110
nos el resultado habitual: de 24 asistentes,
21 votos para Galindo, uno para Ortiz y El viernes 14 de julio, el periódico alican-
dos papeletas en blanco. Seguía funcio- tino El Día, dedicó un número especial a
nando la disciplina de partidos. las fiestas de Orihuela. Esa misma tarde
se plantaron ocho fallas: En la Plaza de
El 25 de junio, Balaguer y Escolano logra- la Fruta, Plaza del Salvador, Calle Fermín
ron reunir a numerosos huertanos pro- Galán (los Hostales), Plaza de la Repúbli-
cedentes de todas las partidas oriolanas ca (Plaza Nueva), Plaza de San Agustín,
en los salones de la Casa Social Católica, Calle Calderón de la Barca (la Barrera),
en una magna asamblea en defensa de la Paseo de Nicolás Salmerón (Sagasta) y
patata. Por aquellas calurosas fechas, José Plaza de Capuchinos (Rabaloche). El
Escudero Bernicola, había recuperado el sábado amaneció con un pasacalles de
cargo de gobernador, esta vez en Granada dulzainas y tambores, con disparo de
y continuaba pilotando su partido a través bombas anunciando la fiesta. Por la tarde
de las numerosas visitas que recibía de sus hicieron entrada las 8 bandas de música
correligionarios oriolanos. contratadas por las respectivas comisio-
nes falleras. Por la noche, de la Glorieta
2.8 1933. Fiestas en Orihuela. de Gabriel Miró, partió una cabalgata de
artísticas carrozas representativas de cada
Elecciones anticipadas. El hoguera con su miss y corte de honor, en-
Bloque antimarxista. cabezada por la “Señorita Fuego” y ce-
rrada por la “Señorita Orihuela 1933”.
Llegado el mes de julio y el calor, la frase
más repetida por las calles, como todos El domingo, muy temprano, salió de Ali-
los años, era: “dichoso usted que se va cante un tren decorado con banderas y
de veraneo”. Pero el verano de 1933 fue guirnaldas. Desde primero de mes, Do-
diferente; supuso el despegue definitivo mingo Moreno había preparado en la ca-
de las fallas en la Fiesta de la Reconquis- pital, una “caravana de oriolanos ausen-
ta. La semilla plantada por aquel grupo de tes”,111 que llegó acompañada de la Banda
amigos y su ocurrencia de 1932, floreció de la Cruz Roja, un dulzainero y un tam-
en la sociedad oriolana, que la hizo suya boril. Los pasacalles falleros recorrieron

110 Aunque desde Alicante comenzaron a llamarlas hogueras, relacionándolas con las fiestas de la capital,
Orihuela siempre utilizó el termino fallas.
111 Encabezada por Domingo Moreno, Juan Sansano, Abelardo L. Teruel, Rafael Blasco García, Pedro
Turón, Antonio Correa, Carlos Rodríguez Cañete, Francisco Bas Sánchez y José María Giménez.
132 Vistas desde el Puente de Rusia

Belleza y damas del distrito 1: Pilar Parra,
Adelia Bonafós yTeresita Portas
Colección Sánchez Portas Orihuela

la ciudad desde la Glorieta a la Plaza de la das de música. Por la tarde se disputó
República, donde se celebró la entrega de un partido de futbol en el campo de los
premios. Por la tarde, grandiosa corrida Andenes entre los equipos de Orihuela y
de toros con seis novillos de Gamero Cí- Elche. A la 1 de la madrugada se quema-
vico para los matadores: Francisco Rodrí- ron las fallas y todo terminó con tracas y
guez “Niño de la Alhambra”, Raymundo cohetes. Las fiestas habían sido todo un
Serrano y José Vera, “Niño del Barrio”, éxito y Orihuela había recibido multitud
acompañados del “maestro puyero” Ra- de visitantes.112
fael Penalva. Por la noche conciertos, tra-
cas y cohetes voladores para terminar con Del 14 al 22 de agosto se celebró la Feria
el encendido de dos luces en el “castillo del ganado, instalada en la Alameda Vie-
de los moros” y una monumental palme- ja de San Sebastián. Su amplio programa
ra de fuegos artificiales. El 17, “Día del incluía: Bandas de música, bailes popu-
Pájaro”, desfiló una manifestación cívica, lares, carrera ciclista Orihuela-Arneva-
portando la enseña del Oriol sin corona. Hurchillo-Orihuela, partido de futbol
Estaba compuesta por el Ayuntamiento, contra el Eldense, elevación de globos,
las comisiones falleras y todas las ban- distribución de comida extraordinaria en

112 Datos extraídos de la prensa alicantina. Para obtener información detallada de las fiestas de la Reconquista
durante la República: GALIANO PERÉZ, Antonio Luis. Historia de las fallas en Orihuela. Orihuela, 1982.
Vistas desde el Puente de Rusia 133

Asilo y Beneficencia y, por supuesto, la “Sr. Director, quiero decirle porque me da ver-
corrida de feria con seis reses de la gana- güenza que mi novio el Tari ha abusado de mí
dería de Samuel Hermanos para los no- y me ha engañado y me encuentro embarazada
villeros: Luis Díaz “Madrileñito”, Silvino diciendo que se casaría conmigo pero le he visto
Zafón “Niño de la Estrella” y José Vera con otra novia y creo que me engaña y por esto se
“Niño del Barrio”. Los actos culminaron lo digo para que haga por que se case, a mí me
con un “castillo ruso” de fuegos artificia- da mucha vergüenza verlo a V. para decírselo
les. Durante la Feria, concretamente el sá- pero como lo tiene que saber se lo digo para que
bado 19 de agosto, el obispado recuperó haga V. lo que quiera ya que no hice caso de sus
oficialmente la totalidad del edificio del buenos consejos. Perdóneme V. por todo esto que
Colegio Santo Domingo. Al día siguiente, me pasa por no hacer caso de V. y sólo quiero
en el salón de sesiones del ayuntamiento, que haga lo que pueda por esta desgraciada. Ana
en presencia del alcalde, el juez municipal María Pérez García”.
y un notario, se eligieron los vocales de la
comisión para la policía rural. Por parte No encontrando responsabilidad en los
de los propietarios se escogió a: Venancio encargados de la Beneficencia y tras larga
Parra Ruiz y Andrés Germán Pescetto, discusión, se decidió enviar el caso al juz-
suplentes: José García Gálvez y José Parra gado para buscar culpa o complicidad en
Ruiz. Por parte de los colonos y obreros alguno de los asilados. Por último se ha-
a: Mariano Simón Cascales, Manuel Mar- bilitó al alcalde para que enviara a la otra
tínez Riquelme, José R. Mateo Hernández perjudicada a un reformatorio. Autonomía,
y Pascual Soriano Hellín, desconocido que no desaprovechaba una ocasión para
hasta entonces pero que pocos años des- desprestigiar al Ayuntamiento, publicó a
pués llegaría a la Alcaldía de Orihuela. El toda página un artículo titulado “Miss Mi-
diario católico El Día, se felicitó por el ca- sericordia”, en el que afirmaba no estar
rácter derechista de la citada comisión, de dispuestos a permitir que “el Tari” car-
la que no formaba parte ningún miembro gase con el muerto, preguntándose ma-
de la Casa del Pueblo. liciosamente, quien pagaba las pulseras,
sortijas, sedas y la “pemanén” que lucía
El 31 de agosto, cuando aún no se habían Ana María.113
apagado los ecos de los sucesos acaeci-
dos en “la Misericordia”, el alcalde, de El día 7 de septiembre, se realizó el tras-
nuevo en sesión secreta, leyó un oficio de lado de la Virgen de Monserrate a la ca-
Vicente Andreu, flamante director de la tedral. Tras dos años de suspensión, el
Beneficencia. Temeroso de un nuevo es- alcalde David Galindo había concedido la
cándalo, remitió al Consistorio una carta autorización para realizar la procesión y,
que había recibido de una de las chicas a la mañana siguiente, el obispo de Bada-
“violadas” quedando esta reflejada en las joz ofició la tradicional misa de la Patrona
actas municipales. ante la numerosa concurrencia que lle-

113 Autonomía. Orihuela, 9 septiembre de 1933, núm. 23 (último número).
134 Vistas desde el Puente de Rusia

naba el templo. Mientras, el pueblo orio- rama político. El responsable de llevar a
lano, ajeno a lo que ocurría en Madrid, cabo los comicios, programados para el
veneraba gozoso a su Virgen, Manuel 19 de noviembre, sería otro correligiona-
Azaña presentaba la dimisión de la Jefa- rio radical, el sevillano Diego Martínez
tura de Gobierno por la pérdida de apoyo Barrios. Los partidos se lanzaron a la
de los partidos de la coalición y por sus campaña y durante el mes de octubre, se
desavenencias con el presidente de la Re- determinó en Alicante la composición del
pública. Alcalá Zamora encargó formar llamado Bloque Antimarxista. En princi-
un gabinete de transición a Alejandro Le- pio sonaron tres oriolanos en la candida-
rroux, líder del Partido Republicano Ra- tura conservadora provincial. Juan Sansa-
dical y convocó elecciones anticipadas. El no, que se había ganado un puesto con
gobernador civil de Alicante, el periodista la infatigable campaña emprendida desde
Braulio Solsona Ronda, de Acción Re- su diario, Eusebio Escolano Gonzalvo y
publicana, siguió los pasos de su líder y José Mª Quílez Sanz.
fue sustituido por el abogado lerrouxista,
Emilio Noguera Rodríguez. De vuelta a Orihuela, un edicto de la Al-
caldía informó de la caducidad de las li-
El 19 de septiembre, se eligió la nueva cencias de armas, en un esfuerzo de las
junta municipal oriolana de los radicales autoridades por mantener el orden de
socialistas,114 otorgando un voto de con- cara a las elecciones. Exceptuando las
fianza para reorganizar el partido a José escopetas de caza, todo armamento en-
Escudero Bernicola, que días antes había contrado quedaría confiscado si no se re-
dejado el Gobierno Civil de Granada. El novaban los permisos.116 El domingo 22,
ya ex gobernador, participó junto a José mientras Correntias celebraba la fiesta en
María Sarabia, en el congreso nacional honor al Santo Cristo con dos carrozas
que se celebró en Madrid el día 23, al tripuladas por bellas señoritas, el Círcu-
que llegaron con la orden expresa de no lo Tradicionalista de Orihuela aparecía
colaborar con Lerroux.115 Los grupos de repleto de “margaritas” y jóvenes atavia-
izquierda republicana no estaban dispues- dos con boinas rojas. En una asamblea de
tos a seguir a Lerroux y ante la falta de agrupaciones comarcales, se constituyó el
apoyos, el recién nombrado jefe de Go- comité electoral,117 proclamando candida-
bierno, dimitió esperando que el resul- to al abogado alicantino Manuel Senante
tado de las elecciones cambiase el pano- Martínez. Por esas fechas, el concejal Or-

114 Presidente José Escudero Bernicola, Fernando Plaza, José María Sarabia, Ramón Ruiz, Vicente Andreu,
Alberto Escudero, Manuel Penalva, José Zerón, José Ortíz Juan, Francisco Oltra, Antonio Guillén y Alfonso
Soriano.
115 Esta reunión propició una nueva escisión en la izquierda republicana. Marcelino Domingo abandonó
el citado congreso, para fundar el Partido Radical Socialista Independiente, en compañía de Ángel Galarza,
José Salmerón y Victoria Kent entre otros. La facción considerada más conservadora quedo a cargo del
veterinario, Félix Gordón Ordás.
116 AMO. Legajos. Edicto del alcalde de Orihuela, 27 septiembre de 1933.
117 El único miembro oriolano era Ángel García Rogel. El resto pertenecían a diferentes localidades
alicantinas.
Vistas desde el Puente de Rusia 135

tiz, pidió que la Plaza de Caturla se dedi- José Escudero Bernicola, que anunció su
case al “General Bazán”, en recuerdo de retirada de la política para dedicarse por
aquel hombre fusilado por sus ideas libe- completo a su bufete.
rales, cuando era regidor Caturla.118 Segu-
ramente sólo pretendía tocar las narices a A finales de octubre se fundaba en Ma-
los tradicionalistas que tenían allí su sede, drid Falange Española, un partido a la
cuya campaña quedó un poco ensombre- manera de los triunfantes fascismos eu-
cida por el fallecimiento de Ángel García ropeos, pero con un ingrediente nuevo,
Munera, padre del doctor García Rogel. el catolicismo. Sus fundamentos estaban
claros: unidad de destino inspirada en el
El día 28 de octubre, en la primera pá- espíritu religioso católico tradicional, no
gina de El Día apareció la definitiva lista a los partidos políticos, no a los separatis-
provincial, que incluía a todo el espectro mos regionales, orden, familia, sindicato,
conservador. Estaba formada por cuatro etc.; inevitablemente, un partido de estas
agrarios, un republicano independiente, características caló muy hondo entre los
un republicano conservador, un monár- grandes y pequeños propietarios de la
quico y un tradicionalista.119 Entre ellos comarca. Tan sólo un semana después,
sólo figuraba un oriolano y no podía El Luchador se preguntaba: ¿Fascismo en
ser otro que el incombustible José Mar- la Vega Baja del Segura?. En sus páginas
tínez Arenas. En los comicios del 19 de acusaba al nuevo gobernador civil de am-
noviembre de 1933, mientras la derecha parar “razzias fascistas” en la provincia
alicantina consiguió aglutinarse en el lla- de Alicante, tolerando el uso de armas y
mado Bloque Agrario Antimarxista, la permitiendo la formación de “cuadrillas
antigua conjunción republicana concu- de pistoleros”, como las que operaban en
rrió dividida en tres coaliciones: Candi- Callosa de Segura y Almoradí. Concluía
datura Socialista Obrera, Partido Repu- con una clara amenaza que a la postre fue
blicano Radical y Unión Republicana de premonitoria:
Izquierdas. Además de Martínez Arenas,
en las listas sólo figuraba otro oriolano, el Las izquierdas responderán a la violencia con
médico, masón y diputado socialista des- una violencia mayor. ¡Republicanos y socialistas
de 1931, Romualdo Rodríguez de Vera. de toda la provincia, a nuestros puestos de com-
Sorprendentemente no estaba incluido bate¡”.120

118 En febrero de 1826, las playas de Guardamar fueron escenario de una ingenua intentona para proclamar
la Constitución de 1812 y acabar con el gobierno absolutista de Fernando VII. Sesenta revolucionarios
liberales, capitaneados por los hermanos Juan y Antonio Fernández Bazán, desembarcaron en dichas playas.
La campaña fue desastrosa, acosados y diezmados, los supervivientes fueron fusilados en Alicante y Orihuela,
siendo regidor Pascual Caturla Maseres. La solicitud de Ortiz fue reiterada en la sesión supletoria del 30 de
noviembre.
119 Agrarios: Rafael Alberola Herrera, Francisco Moltó Pascual, Antonio Hernández Pérez y Juan Torres
Sala; independiente: Joaquín Chapaprieta Torregrosa; republicano conservador: José Martínez Arenas;
Renovación Española: José Canalejas Fernández, duque de Canalejas; Comunión Tradicionalista: Manuel
Senante Martínez.
120 El Luchador. Alicante 6 noviembre de 1933, núm. 7.045.
136 Vistas desde el Puente de Rusia

1933. Falla de la Plaza de San Agustín

1933. Falla de la Plaza de la Fruta

1933. Falla de la Plaza de la República (primer premio)
Vistas desde el Puente de Rusia 137

1933. Falla de la Barrera (tercer premio)
1933. Falla de los Hostales

1933. Falla del Rabaloche (segundo premio)

Fotografías de la Colección
Sánchez Portas Orihuela
Capitulo 3
El bienio Conservador
1934 -1935

Vista desde el Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
140 Vistas desde el Puente de Rusia

derechistas. Así, cuando han llegado al
Gobierno, han podido fácilmente im-
poner sus ideas y sus métodos.

A las derechas les hace falta perfec-
cionar su programa y formar un frente
único para defenderlo. Acción Popular
no pretende absorber todas las fuerzas
de la derecha; por el contrario, quiere
ir de acuerdo con todas ellas, para el
triunfo de ideales comunes.

Inspirada en una concepción regiona-
lista de la política, no aspira siquiera
a que todas las fuerzas que tienen el
mismo programa y la misma técnica
se fundan en una organización única,
La Confederación Española sino que pretenden llegar a una confe-
de Derechas Autónomas. deración de derechas autónomas, que
sin perder sus características, tengan
Las derechas españolas han realizado la unidad interna de una misma disci-
un magnífico esfuerzo de organización plina fundamental.
y propaganda durante los pasados me-
ses. Ahora les es indispensable concre- Esta confederación podrá y deberá,
tar un programa de realidades suscep- además, el día de mañana, establecer
tibles de llevarse a la práctica desde las alianzas circunstanciales con todas las
esferas del poder. fuerzas de derechas, principalmente en
los periodos electorales. Muy pronto se
Las izquierdas republicanas han ca- presentará la oportunidad en la lucha.
recido constantemente de programa. A ella iremos con todo el entusiasmo,
Llegados al poder por sorpresa, sin con el objeto de llevar al Parlamento
una adecuada preparación y sin un una fuerza que nos permita gobernar.
programa de Gobierno, agotaron rápi-
damente su escaso contenido ideológi- José María Gil Robles.
co. Por el contrario, los socialistas han
tenido un programa elaborado durante Extracto del artículo publicado en El
muchos años, iniciando arteramente, Día, núm. 5279.
al amparo de las actuaciones políticas Alicante, 22 de febrero de 1932.
Vistas desde el Puente de Rusia 141

Introducción ños partidos de carácter regional y agrario
se unieron en la Confederación Española
Como ya señalamos en el capítulo anterior, de Derechas Autónomas (CEDA), con el
la proclamación de la República consiguió objetivo de acceder al poder de forma le-
desconcertar temporalmente a los grupos gal, “evitando el riesgo de situaciones tan
que se habían coaligado de forma precipi- desagradables como las de Rusia”. Una
tada en defensa de la Monarquía en 1931. vez en el Gobierno, pretendían reformar
Superado el colapso general, durante el la Constitución y derogar las leyes promul-
Bienio Progresista se gestó una consisten- gadas por socialistas y republicanos, que
te alianza de pequeños partidos más pre- habían intentado demoler lo que para ellos
ocupados por la reforma agraria, la legisla- eran los pilares básicos que sustentaban a
ción laica y el separatismo nacionalista que la sociedad española.
por la forma política del Estado. Dirigidos
por José María Gil Robles, utilizaron la in- “Adelante, con fe en la victoria/por Dios y la
fraestructura y militancia de los sindicatos patria a vencer o morir./Nos espera el laurel de
católicos para difundir sus campañas con- la gloria/porque está con nosotros la historia/con
tra las medidas reformistas del Gobierno, nosotros está el porvenir...”. (Fragmento del
fustigando al mismo tiempo a la Derecha himno de la CEDA).
Liberal por su apoyo a dichas políticas en
un intento por atraer a sus votantes. Su
partido, Acción Nacional, constituido en 3.1 Noviembre - diciembre de
abril de 1931 y denominado Acción Po- 1933. Elecciones Generales.
pular a partir de 1932, trató de agrupar a Insurrección anarquista.
los elementos conservadores bajo el lema:
“Religión, Patria, Orden, Familia, Traba-
jo y Propiedad”. Inicialmente, en su seno Celebradas las elecciones el 19 de noviem-
convivieron dos tendencias: los que consi- bre de 1933, en la provincia de Alicante
deraban irrenunciable el concepto de Mo- vencieron los conservadores sin obtener
narquía, y los llamados accidentalistas,121 la mayoría necesaria. El candidato más vo-
pero el descalabro del General Sanjurjo, tado fue el sexagenario abogado torreve-
fue también el fracaso de los fundamen- jense, Joaquín Chapaprieta y Torregrosa,
talistas alfonsinos, que abandonaron a Gil figura política de la Restauración, retirado
Robles para formar Renovación Española durante la Dictadura y enrolado en la de-
en febrero de 1933. Liberado del estigma recha republicana con la etiqueta de inde-
monárquico y consciente de la necesidad pendiente. Su inclusión y la de Martínez
de aliados, el indiscutible líder de la nueva Arenas en el Bloque Antimarxista, despla-
derecha inició contactos con los republi- zando a última hora al periodista Juan San-
canos conservadores. Acción Popular, De- sano y al doctor Eusebio Escolano, había
recha Regional Valenciana y otros peque- sido todo un acierto.

121 Teoría política que consideraba accidental el tipo de Estado, atribuida a Ángel Herrera, director de El
Debate, líder de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas y presidente de Acción Nacional.
142 Vistas desde el Puente de Rusia

En Orihuela, la jornada electoral transcu- masones. Para ellos no había medias tin-
rrió sin incidentes, excepto en las partidas tas, era el momento de “escoger entre Roma y
rurales de La Aparecida, La Campaneta y Moscú y España había elegido Roma”.124
Torremendo, donde no se constituyeron
las mesas.122 La victoria local de los can- Antonio Hernández Pérez, registrador
didatos antimarxistas fue aplastante. Los de la propiedad ilicitano, dejó otra plaza
socialistas quedaron segundos a mucha libre en el Bloque Antimarxista, al fallecer
distancia y los radicales obtuvieron unos el 26 de noviembre en plena campaña por
pocos centenares de votos. Las cifras de la segunda vuelta. Los tres huecos fueron
la coalición republicana fueron casi testi- cubiertos por César Oarrichena Gena-
moniales. ro, Miguel Cámara Cendoya y José María
Ruiz-Pérez Águila, miembros del Partido
El 26 de noviembre se verificaron los re- Radical y masones los dos primeros. La
sultados electorales ante el numeroso pú- prensa católica, y muy especialmente el
blico congregado en los alrededores de la desplazado Juan Sansano, aceptaron a re-
Audiencia Nacional de Alicante. Al no al- gañadientes la nueva situación, recordan-
canzar Chapaprieta el 40 % del escrutinio do que los radicales habían votado “las leyes
por unos centenares de votos, se tuvo que persecutorias de nuestra Santa Religión”. En la
ir a la segunda vuelta, prevista para el 3 breve campaña, artículos como “Ofensa
de diciembre.123 La disputa era ya cosa de y Cobardía”, se mezclaron con cartas de
dos y, ante la insistencia de los socialistas los dos “abnegados soldados relegados de la cau-
por presentarse de nuevo en solitario, el sa”. Por último, en un gesto no sabemos si
bloque de izquierdas republicanas se reti- infantil o calculado, en la propaganda del
ró para facilitarles la victoria. En la capital El Día, se mantuvo la lista inicial, retiran-
de provincia, donde el recuento había sido do tan sólo al fallecido y excluyendo a los
muy favorable a la izquierda, los contactos nuevos candidatos radicales.
entre diversos partidos de cara a los nue-
vos comicios fructificaron en una coali- En Orihuela se celebraron diversas re-
ción entre el bloque agrario y los radicales uniones para decidir si se votaba la nueva
de Lerroux, dejando fuera a monárquicos coalición o se optaba por la abstención.
y carlistas, es decir, al duque de Canalejas Acusaban a Chapaprieta de haber entra-
por Renovación Española y a Manuel Se- do en ella como un zorro, ocultando su
nante Martínez por la Comunión Tradicio- verdadera condición de republicano radi-
nalista. Estas maniobras escandalizaron a cal. Desde las filas tradicionalistas se des-
la derecha católica oriolana que, habiendo autorizó la candidatura, “ruin y despreciable
vencido claramente en su circunscripción, contubernio masónico” que había desplazado
se resistía a pactar con los republicanos a su “paladín de la verdad”. Para las seño-

122 En La Aparecida y en La Campaneta rompieron las urnas.
123 Gran parte de los votos provenían de la Vega Baja. En el distrito oriolano, Chapaprieta obtuvo
aproximadamente un 65 % de votos, porcentaje parecido al de Dolores.
124 El Día. Alicante, 30 noviembre de 1933, núm. 5.489.
Vistas desde el Puente de Rusia 143

ras oriolanas era difícil entender que en las en el político más votado y en la esperanza
elecciones pudiesen ir de la mano masones de la derecha confesional española. En las
y católicos, y así lo proclamaban en prensa elecciones generales de 1933, los conser-
las “Mujeres de la vega baja del Segura”.125 vadores mostraron a los republicanos el
camino correcto para alcanzar la victoria;
La victoria del bloque antimarxista, que la indispensable unión de fuerzas que ellos
obtuvo 8 diputados frente a los 3 conse- habían perdido. Pero la escasa mayoría ob-
guidos por los socialistas, acalló temporal- tenida -115 de 450 escaños-, no les permi-
mente las críticas, demostrando el fracaso tía formar gobierno.
de la estrategia del PSOE y el acierto de la
coalición conservadora que, haciendo de El Ministerio de la Gobernación, sabía la
tripas corazón para retirar candidatos ex- respuesta que tenían preparada los anar-
tremistas e incluir a los republicanos, había quistas si el resultado no era favorable a
logrado su objetivo: derrotar a la izquierda sus intereses, y el mismo lunes 4 de di-
en su propio terreno y con sus mismas ar- ciembre decretó el estado de preven-
mas. Pero las maniobras efectuadas por el ción. Por orden del Gobierno Civil, Da-
Partido Radical alicantino, no fueron asu- vid Galindo, alcalde de Orihuela, lo hizo
midas por todos sus militantes y la orga- público mediante un bando, mientras en
nización provincial quedó muy fracturada. varias partidas rurales, todavía no habían
terminado las elecciones por la razón de
La exitosa estrategia regional, la absten- que el domingo no habían constituido sus
ción de muchos obreros desencantados mesas. Así pues, el miércoles 6 se votó en
que en 1931 habían votado en masa a las Hurchillo, Raiguero de Bonanza y Arneva.
izquierdas, la gran participación del moti-
vado electorado católico y la desunión de
la antigua coalición gubernamental propi-
ciaron el triunfo de la CEDA a nivel nacio-
nal, convirtiendo a José María Gil Robles

Puente de Levante y Calle de Loazes
Colección Sánchez Portas Orihuela
144 Vistas desde el Puente de Rusia

Efectuado el recuento, El Luchador, con el el gobernador civil, ordenó clausurar las
titular “Pucherazo en Orihuela”, denunció sedes de los sindicatos y detener a cuan-
el “chanchullo y amaño de los caciques agrario tas personas se considerase necesario para
lerrouxistas”, que al no hacerles falta los garantizar la sensación de eficacia y seguri-
votos de Canalejas y Senante, se los ha- dad.126 La vecina Elche hubo de ser toma-
bía otorgado a los socialistas en favor del da por efectivos militares tras el frustrado
oriolano Rodríguez de Vera, que consiguió incendio de una iglesia y el asalto al Centro
renovar su acta de diputado. de la Derecha Regional, pero en Orihue-
la los disturbios fueron casi testimoniales.
La noche del viernes 8 de diciembre, como En torno a las 10 de la noche del martes
se sospechaba, la CNT inició una insu- día 11, estalló un potente petardo coloca-
rrección desarrollada en diversas ciudades do en la puerta del convento de San Sebas-
españolas. A pesar de que las autoridades tián, que apenas causó desperfectos en el
estaban preparadas, no pudieron controlar edificio de las religiosas agustinas. La ex-
fácilmente los episodios violentos, desata- plosión se oyó en toda la ciudad y en parte
dos sobre todo en Aragón y la Rioja; pero de la huerta, congregando a numerosos
también en Cataluña, León, Extremadura, vecinos indignados. Como presunto autor
Andalucía y la zona de Levante. Mediante del hecho, fue detenido el vigilante de la
cortes de líneas telegráficas y telefónicas, lonja.127 El día 20, controlada la situación
destrucción de infraestructuras ferrovia- en la provincia, el relojero turolense, alcal-
rias, asaltos a cuarteles de la Guardia Civil de de Castellón de la Plana y miembro del
y tiroteos urbanos, los anarquistas hicie- Partido Radical, Manuel Peláez Edo, fue
ron patente su decepción por el resultado designado gobernador civil de Alicante,
electoral. Especialmente graves fueron los en sustitución del abogado Emilio Nogue-
sabotajes que provocaron descarrilamien- ra Rodríguez, quien presentó su renuncia.
tos de trenes, causando gran número de Cuatro días antes, en Madrid, Diego Mar-
víctimas. Cuatro días de terribles inciden- tínez Barrios, había presentado la dimi-
tes, dejaron más de 80 muertos, centenares sión como jefe del Gobierno asumiendo
de heridos y miles de detenidos en todo el los resultados electorales. La figura de Gil
país. El día 10, al igual que en el resto de Robles despertaba demasiados recelos en
España, en Orihuela se pasó al estado de Alcalá Zamora, pero sobre todo entre los
alarma; quedaba prohibida la formación y partidos obreros, que le consideraban sim-
circulación de grupos y el acercamiento a patizante del fascismo y no iban a tolerar
vías férreas, puentes, dependencias e ins- fácilmente que participase en el Gobierno,
talaciones, entre las cinco de la tarde y las mucho menos que asumiese su Jefatura.
ocho de la mañana. Mediante telegrama, Así pues, el presidente de la República

125 El Día. Alicante, 1 diciembre de 1933, núm. 5.490. El Luchador las trató de “Pobrecillas engañadas por
el confesionario y el púlpito, puestas en manos de curillas ignorantes o malvados”.
126 AMO. Legajos F-388. Telegramas del Gobierno Civil y Bandos de la Alcaldía de Orihuela, diciembre de
1933.

127 El Día. Alicante, 14 diciembre de 1933, núm. 5.500.
Vistas desde el Puente de Rusia 145

pasó el encargó de formar un gabinete al 3.2 Año 1934. El Consistorio
viejo republicano Alejandro Lerroux, cuyo
partido contaba con el mayor número de
imputado. Semana Santa
diputados después de la CEDA. Gil Ro- pasada por agua.
bles aceptó la situación, en espera de que
pronto se enfriasen los ánimos de socia- En los inicios del año 1934, en el Ayun-
listas y anarquistas. El astuto político te- tamiento oriolano continuaron los nom-
nía claro que los Radicales, enfrentados al bramientos, contrataciones, suspensiones
PSOE y a los republicanos de izquierda, y reposiciones de empleados como si nada
dependían de su partido para mantenerse hubiese cambiado. El director del Hos-
en el Gobierno. pital, Manuel Penalva Bernicola, presen-
tó la dimisión y Vicente Andreu Vaillo,
Entre tanto acontecimiento político llegó veterinario municipal, obtuvo la licencia
la Navidad, y Orihuela celebró con toda para cumplir el Servicio Militar, saliendo
tranquilidad sus fiestas religiosas y la tra- su plaza a subasta en calidad de interino.
dicional novillada de Pascua, en la que los En un enrarecido ambiente, se abrió ex-
diestros Cecilio Barral y Raimundo Serra- pediente administrativo con suspensión de
no, se lucieron con toros de Luis Ramírez, empleo y sueldo a Luis Giménez, inspec-
saliendo a hombros de una plaza llena a tor veterinario del Municipio, y a todos los
rebosar. Otro año más, las bajas tempera- empleados de la Lonja, denunciados por el
turas pusieron en peligro la naranja, y en concejal Martínez Vegara.128
los corros de agricultores sólo se hablaba
de “la helá”. Y es que aquél, fue un in- Por orden de la Junta Provincial de Re-
vierno muy frío que culminó con un “fe- forma Agraria, se intentaba confeccionar,
brerillo loco” en el que llegó a nevar en sin mucho éxito, un censo de campesinos,
la Vega Baja. Para el día de año nuevo, se formándose también una comisión para
anunció una multitudinaria asamblea de supervisar la actuación de la Oficina de
la franciscana Venerable Orden Tercera Colocación Obrera, que tantas quejas pro-
en el monasterio de San Juan de la Peni- vocaba entre patrones y jornaleros.
tencia. Presidida por el obispo Irastorza,
contó con la participación de los terciarios A propuesta del concejal Cubí se trasladó
de Callosa, Torrevieja, Alicante, Murcia la Beneficencia al Cuartel de Sementales
y Cartagena, conmemorando así, el XIX y, a efectos recaudatorios, se estableció el
centenario de la redención y el quincuagé- pago del impuesto de Inquilinato sobre el
simo aniversario de la reforma de la Regla convento de capuchinos y el palacio epis-
Franciscana. 1933 acababa con un rayo de copal, edificios hasta entonces exentos. En
esperanza para los católicos de la añeja cuanto a obras, además del adoquinado de
ciudad del Segura, que habían demostrado calles y la poda del arbolado urbano con
su preponderancia en las urnas y soñaban su correspondiente venta de leña, se aco-
con un triunfo rotundo para regresar al metió el ensanche de la Plaza del Teatro
antiguo statu quo. Circo- donde pensaban instalar el merca-
128 Dicho expediente quedó sobreseído por no encontrar responsabilidad alguna.
146 Vistas desde el Puente de Rusia

do de aves- y el de la calle del Salitre, que la Beneficencia de la capital. Desde El Lu-
le daba acceso desde el Casino.129 Por úl- chador recordaron al “curita oriolano que en
timo, se autorizó a Romualdo Rodríguez el asilo de la levítica ciudad se mostró tan amable
de Vera para instalar una estación radio- con dos pobres asiladas, haciéndolas ir a su domi-
emisora130 y se gratificó con 50 pesetas a cilio, para exhortarlas al buen camino y enseñarles
Antonio Girona Ramón por su heroico el camino de la aventura que acabó en el juzga-
comportamiento en el rescate de una mu- do”.131 El juicio estaba programado para
chacha que había caído al río. el 19 de mayo y junto a él, estaban pro-
cesados dos funcionarios como presuntos
Fuera del Ayuntamiento, la Federación de cómplices. Llegado el día de la vista, ésta
Sindicatos Católicos seguía con su campa- quedó suspendida.132
ña de captación de jornaleros, y junto a la
de Callosa de Segura, celebró la “semana En Alicante, a primeros de febrero, se
social obrera” a finales de enero, con seis formó una gestora de carácter conserva-
días de conferencias tan “interesantes” dor, para hacerse cargo de la Diputación.
como: “La doctrina de la Iglesia y el traba- Estaba compuesta por miembros de Ac-
jo”, “¿Es posible la abolición del asalaria- ción Popular, radicales y otros republica-
do?”, “Necesidad de constituir sindicatos nos de derechas. También se sustituyó al
obreros católicos en todos los pueblos” titular del Gobierno Civil, nombrando al
y “La doctrina de la Iglesia acerca de las republicano radical, Adolfo Chacón de la
relaciones entre el capital y el trabajo, re- Mata. Las nuevas autoridades provincia-
suelve todos los conflictos entre patronos les enviaron a Orihuela a Juan Guardiola
y obreros”. Las jornadas concluyeron con Olaya, en visita de inspección, fruto de la
un mitin impartido por el diputado de la cual, a finales de marzo, presentaron diez
CEDA, Dimas de Madariaga, acompaña- cargos contra su Consistorio. A través de
do de obreros católicos de varias localida- los Gobiernos Civiles había comenzado el
des. proceso de destitución de los Ayuntamien-
tos regidos por socialistas o republicanos
El delicado asunto del capellán Ezcurra, de izquierda. Dichas destituciones iban
en libertad provisional, volvió a la prensa precedidas de una inspección que con-
alicantina cuando Ana María dio a luz en cluía con el nombramiento una comisión

129 Para el urbanizar la plaza del Teatro Circo, compraron las casas de Dolores Esquer y Enriqueta Belda. La
calle del Salitre, es en la actualidad la de Rufino Gea.
130 En 1932 quedó establecido un decreto que autorizaba la instalación de emisoras locales de poca potencia.
Limitadas a una por localidad, quedaban sujetas al dictamen del Ayuntamiento.
131 El Luchador. Alicante, 19 enero de 1934, núm. 7.044.
132 Ezcurra quedó en libertad. En octubre casó en la Merced a su hermano, el doctor Joaquín Ezcurra
Sánchez con Amalia Cartagena Soriano. En el verano de 1939, acabada la contienda, solicitó la reposición
de su cargo de capellán y le fue aceptado, junto al pago de los dos tercios del sueldo que había dejado de
percibir desde 1932, cantidad que sería solicitada a los concejales que le habían cesado. Cuando en septiembre
reclamó el dinero, el director de la Beneficencia le acusó de estar cobrando el sueldo sin haber hecho todavía
acto de presencia, por lo que se le formó un expediente por abandono de destino y se le suspendió el sueldo.
Dos semanas después presentó la dimisión.
Vistas desde el Puente de Rusia 147

gestora radical-cedista. En otros casos, la
gestora llegaba por imposición directa del
Gobierno Civil, aprovechando situaciones
en las que peligraba el orden público. Du-
rante 1934, uno tras otro, fueron cayendo
todos los ayuntamientos republicanos que
se habían mantenido desde 1931.

Mientras Elche y otras localidades indus-
triales de la provincia ardían en constan-
tes huelgas y manifestaciones obreras, en
Orihuela se organizaba un “mitin mons-
truo” de los tradicionalistas y se prepara-
ba la Semana Santa. A la asamblea carlista
acudieron las figuras más importantes a
nivel nacional. El conde de Rodezno, el
barón de Cárcer, María Urraca Pastor,
Juan Granell y Ginés Martínez, arropa-
ron a Juan Villaescusa y Manuel Senante
en un acto anunciado previamente en la El corresponsal de El Luchador se quejaba
Plaza de Toros, pero celebrado en el Tea- amargamente de la disolución del repu-
tro Circo el domingo 18 de febrero. La blicanismo oriolano, multitudinario en las
famosa Urraca Pastor, brillante oradora y manifestaciones y banquetes del “Palace
líder de las Margaritas, llegó a Orihuela la Hotel” en 1931 y reducido ahora a unas
víspera y, tras recibir una medalla de oro docenas de incondicionales. Había basta-
de la Virgen de Monserrate, pasó la no- do un gobierno de Lerroux para que los
che en casa su correligionario, el doctor “gazapillos volviesen a sus conejeras amedrenta-
dos”.133
García Rogel. Acabado el acto anunciado,
con gran éxito de público, celebraron un
Pero en la huerta, el salto hacia atrás no iba
banquete al aire libre en el paraje de la er-
a ser tan sencillo. Los jornaleros se aferra-
mita de San Antón, donde las margaritas ron al sistema de turno riguroso controla-
se encargaron de servir la comida y los do desde las Casas del Pueblo, mientras los
requetés, con sus boinas rojas, desfilaron propietarios volvían a contratar a los que
en correcta formación militar. Tras esta siempre habían trabajado en sus fincas,
jornada festiva, mientras Urraca protago- rechazando a todo el que se hubiese rela-
nizaba otro acto en el Centro Católico Fe- cionado con sindicatos obreros. El martes
menino, se celebró la asamblea provincial 31 de enero, a las cuatro y media, el alcalde
en el Círculo de la Plaza de Caturla. En convocó en el ayuntamiento a jornaleros y
el reparto de cargos, Ángel García Rogel patronal de la partida de Las Norias para
fue nombrado Jefe Regional y Amancio mantener una reunión, en presencia del
Meseguer Manresa su segundo. delegado de Trabajo.
148 Vistas desde el Puente de Rusia

Pasada una hora sin que apareciese dicho ciudad en una multitudinaria procesión,
delegado, los patronos decidieron mar- que desbordó todas las previsiones de la
charse y solicitaron un notario para levan- organización. Los oriolanos estaban lis-
tar acta de que habían acudido obligados tos para ofrecer una grandiosa puesta en
por la amenaza de una multa. En la calle escena. La Centuria Romana estaba pre-
les esperaba un grupo de mujeres de la parada, las Juventudes Tradicionalistas se
citada pedanía, capitaneadas por “un tal entrenaban para llevar marcialmente el
Moñino”, que les arrojaron sal y pimien- Lavatorio, con un centenar de alumbran-
ta a los ojos, organizándose un tumulto tes. Los dieciséis pasos fueron decorados
en el que Escolano, Balaguer y Venancio sin escatimar gastos. Cuando por fin llegó
Parra acabaron con los ojos irritados y el Domingo de Ramos, la procesión que-
Trinitario Ortuño Meseguer fue agredi- dó aplazada por culpa de un inoportuno
do por las señoras, necesitando atención diluvio. El lunes, acompañadas por la
médica. Controlada la situación, las auto- banda de Benejúzar, se lucieron las man-
ridades dejaron marchar a las agresoras, tillas de la cofradía de la Virgen de los
quienes continuaron insultando a los pa- Dolores, gozando de buen tiempo. Pero
tronos.134 La amenaza de huelga agrícola, sólo fue un respiro: a pesar del esfuerzo
a mediados de febrero, hizo desplazarse invertido la lluvia arruinó el resto de las
hasta Orihuela al gobernador civil, que procesiones.
acompañado del delegado de Trabajo,
consiguió apaciguar los ánimos, al menos El Ayuntamiento, enfrascado en la pre-
temporalmente. paración de las comisiones falleras, se
desmarcó del “Santo Entierro”, que se
En marzo llegó la Semana Santa y Orihue- celebraba viernes a las 5 de la tarde, ha-
la, celosa de sus tradiciones, se dispuso a ciéndose cargo de su organización la nue-
prepararla con más entusiasmo que nun- va Cofradía del Santo Sepulcro. Cuando
ca tras dos años de prohibición. La comi- llegaron a la Beneficencia en busca de la
sión organizadora nombró capitán de la Cruz de los Labradores, singular grupo
Centuria Romana a Baldomero Galindo escultórico de Nicolás de Bussi alojado
y Caballero Cubierto al hijo de la mar- tradicionalmente en el Loreto, observa-
quesa de Rubalcava, Eduardo Almunia. ron con asombro que las figuras cono-
El domingo día 5, finalizaba la novena en cidas como “la muerte” y “la diablesa”,
honor al Patrón. Por la mañana, en Santa habían sufrido graves daños.135
Justa, se ofició una misa de comunión ge-
neral a cargo del obispo, repartiendo mi- La semana siguiente, la inspección mu-
les de comuniones y la bendición papal. nicipal promovida por el Gobierno Civil
Por la tarde, se devolvió al Patrono de la con la colaboración de la oposición local,

133 El Luchador. Alicante, 15 febrero de 1934, núm. 7.067.
134 El Día. Alicante, 2 febrero de 1934, núm. 5.538. Al citar al “tal Moñino”, creemos que se refiere a
Antonio Moñino Olmos.
135 El Día. Alicante, 3 abril de 1934, núm. 5.580.
Vistas desde el Puente de Rusia 149

Capilla mayor de la iglesia de Santiago en 1931.
Colección Sánchez Portas Orihuela
150 Vistas desde el Puente de Rusia

concluyó su tarea y dio paso al proceso ju- nía, le preguntó si trataba de conservar la
dicial concediendo a los imputados ocho concejalía. En primer lugar se leyeron los
días para preparar el pliego de descargo. cargos a los acusados. Entre otras cues-
Como ya hemos citado, durante el perio- tiones se les imputaba la contratación de
do radical-cedista esta circunstancia se una veintena de funcionarios municipales
repitió en multitud de ciudades españo- sin oposición previa, negligencia conti-
las regidas por consistorios de izquierda. nuada ante las faltas de asistencia a las se-
El método seguía un patrón idéntico que siones y ciertas irregularidades en el pago
comenzaba con una inspección guber- de gastos, distribución del presupuesto y
nativa y terminaba con la destitución del gestión del repartimento. Seguidamente
Ayuntamiento. Los concejales oriolanos se leyó el pliego de descargos en el que
fueron citados el martes día 3 de abril, los concejales calificaron la mayoría de
en una ceremonia manifiestamente humi- las acusaciones como “absurdas, imperti-
llante. Tras haber difundido rumores de nentes, vagas e imprecisas”. El Consistorio
malversación de fondos públicos, la se- se consideraba a sí mismo “fiel cumplidor
sión se convocó en día de mercado, a las de la ley, atento y obediente con la autoridad”,
diez de la mañana y con el ayuntamiento justificando los despidos de los anteriores
custodiado por la Guardia Civil, que fue empleados en la falta de confianza que les
cacheando a los asistentes.136 Abierta la inspiraban por haber estado sometidos a
sesión con la mayoría exigida, Luis Carrió la antigua política e incapacitados moral-
protestó por la inoportunidad de la fecha, mente para llevar a efecto la obra repu-
por la custodia de la Guardia Civil y por blicana.
el tratamiento vejatorio que habían sufri-
do. Antonio Cubí, pidió al Delegado de la En referencia a la acusación dirigida di-
Benemérita, que dictase orden de busca y rectamente al alcalde, de no tomar me-
captura contra Mazón Torrecillas, dela- didas ante la reiterada falta de asistencia
tor y causante principal de la inspección, a las sesiones, éste afirmó que “actuando
al que consideraba necesario para refu- entre compañeros y caballeros”, se había limi-
tar los descargos. Luis Carrió, extrañado tado siempre a recordarles su obligación,
por la ausencia de los dos alcaldes repu- citando el caso del opositor Mazón To-
blicanos que faltaban (Ricardo García y rrecillas que, a pesar de faltar continua-
Ramón Pastor), intervino de nuevo para mente, nunca le había sancionado para
solidarizarse con sus compañeros y se que no se interpretase como una ven-
retiró con la venia de la Presidencia por ganza. Para finalizar, Alberto Escudero,
encontrarse indispuesto. Cubí, con iro- protestó por los rumores que circulaban

136 Acudieron: David Galindo Martínez, Alberto Escudero Bernicola, José María Lucas Parra, Antonio
Ortuño Abadía, José María Riquelme Bru, José Irles Andreu, José Quesada Juan, José Murcia Bascuñana,
Andrés Martínez Jacobo, Pedro Martínez Vegara, Antonio Cubí Tomé, Gregorio Cecilia Torá, Francisco
Vidal Mira, José Alonso Egío, Manuel Costa Angosto, Antonio Escoda Sirvent, Antonio Martínez Cano,
José María Torres Gálvez, José Sánchez Moya, Alfredo Serna García, Pedro Muñoz Méndez y Luís Carrió
Pastor. Francisco Santiago Gracia, Antonio Guillén Martínez, José Ortiz Juan, estaban también acusados,
pero no asistieron.
137 El Luchador. Alicante, 19 junio de 1934, núm. 7.873.
Vistas desde el Puente de Rusia 151

por la ciudad, rogando la Presidencia que del Pueblo y algunos domicilios de sig-
proclamase públicamente si alguno de los nificados socialistas sin obtener ningún
concejales estaba acusado de malversa- resultado. El Luchador publicó una nota
ción. También denunció presiones extra- de protesta, donde invitó a las autorida-
ñas de algo que no era ley ni autoridad, des a hacer lo mismo con “la caverna donde
“algo inconfesable que flotaba en el ambiente, moran los afiliados a Falange Española y demás
muy importante para los que estaban fuera del reaccionarios enemigos de la República”.
Ayuntamiento y fraguado en mentes de encefa-
líticos y megalómanos desde los suburbios de la “Por encima de todas las maledicencias de la
política”, asegurando que nadie como él horda jesuitante, bien se ha visto la acrisolada
respetaba la ley y obedecía a la autoridad, conducta de los hombres que representaban a los
“hasta el extremo de que si la ley le llevase al partidos de izquierda en el municipio de Orihue-
cadalso, respetaría la ley y acataría la autori- la. Pocos hombres que hayan pasado desde hace
dad”. Cerró la sesión Martínez Jacobo, cincuenta años a la fecha podrán someter su con-
que en nombre de la minoría socialista, ducta política al crisol que la ha sido el Ayunta-
añadió que estaban dispuestos a acatar la miento republicano de Orihuela. Sino, hágase la
ley, pero no a la autoridad si ella a su vez prueba y autorícese una investigación desde 1916
no acataba también dicha ley. hasta la fecha, a ver si el resultado es el mismo, o
hay que hacer una cuerda de antiguos ediles que
La Guardia Civil, a las órdenes del de- vayan a purgar sus complicidades o errores en
legado del gobernador, registró la Casa algún viejo caserón carcelario”.137

Orihuela y su huerta, vista parcial
Colección Sánchez Portas Orihuela
152 Vistas desde el Puente de Rusia

3.3 Primavera de 1934. deportivas. Las discusiones sobre la citada
amnistía, desencadenaron una nueva crisis
Crisis de Gobierno. Ricardo gubernamental y acabaron provocando la
García recupera la Alcaldía. dimisión de Lerroux, que el 28 de abril fue
sustituido por Ricardo Samper, correli-
A primeros de abril, nacía en Madrid el
gionario radical sin prestigio ni autoridad
partido Izquierda Republicana, formación
para dirigir un Gobierno en tan difíciles
que aglutinaba entre otros a Manuel Azaña
circunstancias y con un partido profunda-
(Acción Republicana) y Marcelino Domin-
mente dividido.140 El llamado “cisma radi-
go (Radical Socialista). Los intelectuales de
cal”, fue titular periodístico durante meses.
izquierda comenzaban a reagruparse tras
En Madrid se decía que los lerrouxistas, ya
un complicado proceso de escisiones, des-
sin esencias republicanas y prisioneros de
plazando a los radicales de Lerroux hacia
las derechas acabarían disueltos.
la derecha, con un partido cada vez más
prisionero de Gil Robles.138 El hábil políti-
co conservador presionaba sutilmente para
cumplir su programa reformista sin sufrir
el desgaste de dirigir un precario y fraccio-
nado gobierno. El 22 de abril, en pleno de-
bate sobre la amnistía para los golpistas de
“la Sanjurjada” (prometida por la CEDA
en la campaña electoral), Gil Robles orga-
nizó una demostración de fuerza reunien-
do a miles de afiliados y simpatizantes que
viajaron desde toda España hasta El Esco-
rial. El acto, con una estética cercana a la
de los exitosos dictadores europeos (con la
excepción de la reglamentaria misa de cam-
paña), contó con amplia representación
alicantina entre la que viajaron algunos
JAP de Orihuela.139 La concentración na-
cional quedó deslucida por una inoportuna
nevada que obligó a suspender el desfile,
los festejos folclóricos y las exhibiciones

138 En Orihuela, la Junta Municipal presidida por el abogado José María Lucas Parra, con el catedrático
Antonio Sequeros como vicepresidente, se constituyó en mayo con gran entusiasmo. Estaba formada por los
miembros más destacados de las citadas formaciones republicanas, disueltas previamente: José María Sarabia,
Antonio Esquer Riquelme, José Vilar Ruiz, José Lidón García, Antonio Oltra Pérez, Luis Carrió Pastor y
José Sánchez Núñez.

139 Juventudes de Acción Popular.

140 Diego Martínez Barrios y una treintena de diputados, abandonaron a Lerroux, para formar en mayo el
Partido Radical Demócrata. Considerados como el sector centrista de los Radicales, cuatro meses después se
unieron a la Izquierda Radical Socialista de Félix Gordón para crear Unión Republicana.
Vistas desde el Puente de Rusia 153

En Alicante, las pugnas internas de los García López, Antonio Cayuelas Plaza, Vi-
radicales dinamitaron la organización pro- cente Bellido Polo, Manuel Aparicio Roca-
vincial, que quedó desecha y en manos de mora, Manuel Carrió Pastor, Rafael Torres
una comisión gestora con el encargo de re- Fuentes, Francisco Ros Alifa, Manuel Ca-
organizar el partido en el plazo más breve nales Ortuño y Juan de Dios García Bora-
posible. En el comunicado publicado en cino. Al día siguiente se reunió la flamante
prensa se censuraba y desautorizaba pú- Comisión, bajo la presidencia del delegado
blicamente a nueve de sus afiliados, entre gubernativo, Emilio Ferrer Reus, enviado
los que se encontraba el viejo líder oriola- para darles oficialmente la posesión de sus
no Ricardo García López. Desde el ala iz- cargos. Manuel Canales y García Boraci-
quierda, les inhabilitaron por suplantación no los rechazaron por no poder atenderlos
de cargos al haber firmado documentos con la asiduidad debida, y con la venia se
dirigidos a las organizaciones provinciales retiraron. Tras la votación secreta, Ricardo
sin autorización. En Orihuela, también García López conseguía al fin su propósito
quedó disuelta la organización del partido, y dos años después volvía a presidir la Co-
nombrando gestores provisionales a Da- misión Gestora Municipal.
vid Galindo, Alejandro Roca de Togores,
Rafael Torres, Ignacio Sánchez y Maria- El 3 de mayo, se votaron los cargos de
no Zerón.141 El ex gobernador Francisco teniente de alcalde y de síndico, fijando
Ballesteros Meseguer, antigua figura de la además las comisiones permanentes. Con
Restauración, que tras coquetear con la sólo 7 integrantes, las responsabilidades
derecha agraria se había unido a los repu- estuvieron muy concentradas y el cargo
blicanos, abandonó el convulso Partido de 1º teniente de alcalde recayó en Vicente
Radical y desmintió en prensa que preten- Bellido.142
diera unirse a las filas de Martínez Arenas.
Don Ricardo, incondicional lerrouxista, José Mazón Torrecillas, uno de los actores
aguantó la tormenta en su puesto y pronto principales en la sustitución del Ayunta-
obtuvo recompensa. En plena crisis guber- miento, quedó fuera de la Gestora y poco
namental, y con la debida autorización del tiempo después fue nombrado vicesecre-
Ministerio de la Gobernación para cesar tario del Comité Ejecutivo Provincial del
al Ayuntamiento oriolano en pleno, el 26 Partido Radical, actuando de enlace con
de abril, el gobernador civil designó una Alicante. Mientras, en Orihuela, le enco-
Comisión Gestora compuesta por Ricardo mendaron la dirección del Hospital y de la
141 El Día. Alicante, 3 abril de 1934, núm. 5.580. Rafael Torres y Alejandro Roca de Togores pertenecían
al Partido Radical, pero David Galindo militaba en los Radicales Socialistas y acabó en Unión Republicana.
142 Distribución de cargos: Vicente Bellido (1º teniente de alcalde), Hacienda/ Presupuestos, Plaza/
Mercados/Mataderos, Bomberos y Cementerio. Francisco Ros (2º TA.): Hacienda/Presupuestos, Policía/
Ornato, Bomberos y Consejo Local de 1ª Enseñanza. Antonio Cayuelas (3º TA.): Plaza/Mercados/
Mataderos, Bomberos y Cementerio. Rafael Torres (4º TA.): Policía/Ornato y Festividades. Manuel Aparicio
(5º TA.): Policía/Ornato y Plaza/Mercados/Mataderos. Manuel Carrió (Síndico): Hacienda/Presupuestos,
Festividades y Cementerio.
El cargo de Síndico, debía velar por los intereses del pueblo en el Ayuntamiento, haciendo de intermediario
entre los ciudadanos y sus autoridades. Bellido, cuñado de Ricardo García, regentaba una conocida refinería
de sal domiciliada en la calle del Molino. Se llamaba “La Lolita” y expendía “la celebre e inimitable marca Flor
de Espuma, de consumo nacional”.GALIANO PÉREZ, Antonio Luis. Origen y evolución de la Cámara de
Comercio e Industria de Orihuela. Gráficas Minerva. Orihuela, 1993, p. 68.
154 Vistas desde el Puente de Rusia

Beneficencia. Su primera medida fue traer Gracias al “demócrata Ricardo García”,
esta última al edificio donde había estado para el Corpus los balcones se volvieron a
siempre. Para ello puso en conocimiento cubrir de cobertores y su tradicional pro-
de la Gestora la urgente necesidad sani- cesión se celebró en el claustro del Colegio
taria de agua corriente en el cuartel, con- de Jesús María, con asistencia del obispo
vertido en Beneficencia por obra y gracia de la diócesis, del alcalde y de su insepara-
de los socialistas. Los gastos de montaje ble Mazón Torrecillas, que para evitar ries-
de motores e instalación de cañerías, re- gos, protegió dicho recinto con vigilancia
sultaban muy caros, así que resultó más municipal extraordinaria.143
práctico y sencillo revocar el acuerdo del
anterior Ayuntamiento y reintegrar a los Había cambiado tanto el ambiente que en
niños al edificio que ocupaban anterior- el Ayuntamiento se recibieron escritos de
mente. En apoyo de su propuesta alegó ocho ex funcionarios, reclamado su repo-
que, estando las escuelas en la calle Blasco sición en los cargos que ostentaban al ad-
Ibáñez (Marqués de Arneva en la actuali- venimiento de la República. Pero su pro-
dad), los niños andarían mucho menos y posición no pudo ser atendida en aquellos
evitarían la exposición diaria a los rigores momentos: la gestora tenía que andar con
del sol. Con estos argumentos acordaron pies de plomo en los asuntos que estaban
la vuelta de los asilados al antiguo edificio en manos del Juzgado.
de La Misericordia.
Durante el mes de mayo, con la misma
La división del Partido Radical provocó intensidad de las tormentas que llegaron
la dimisión del gobernador civil Chacón a desbordar la Rambla de Benferri, se de-
de la Mata, amigo personal del escindido sató en Orihuela una inusitada actividad
Martínez Barrios. La gestora oriolana, co- política conservadora. José María Sarabia,
ordinada por un inestable Gobierno Civil, corresponsal de El Luchador, reveló la vi-
comenzó a efectuar ceses y nombramien- sita del diputado Chapaprieta que, “en
tos de empleados municipales y a autorizar domingo y a la hora de la siesta”, se re-
todo tipo de actividades católicas, dando unió en el Círculo de la calle Mayor, con
la impresión de que todas las reformas del el también diputado Martínez Arenas y
anterior bienio eran cosa del pasado. con “toda la troupe de los viejos caciqui-
llos de don Trino”. El veterano político
Las celebraciones del primero de mayo torrevejense intentaba organizar un frente
quedaron limitadas a una escasa mani- provincial de centro-derecha, con el que
festación organizada por los afiliados a la contrarrestar la reacción que la izquierda
Casa del Pueblo, mientras que en las fiestas estaba desarrollando. El artículo titulado
de la Santa Cruz, suprimidas durante los “Crónica de Oleza, el señor Chapaprieta
años de “intrusos gobernantes”, Orihuela quiere ser caudillo”, le advertía: “¡Por toda
se llenó de colgaduras y artísticos altares la sal de Torrevieja don Joaquín! no desvaríe, estos
alusivos a la “enseña de la redención”. pajoleros tiempos no son los que usted añora”.

143 Las frases entrecomilladas están extraídas de los elogiosos artículos que El Día dedicaba al don Ricardo
y al nuevo talante del Consistorio oriolano.
Vistas desde el Puente de Rusia 155

Por otro lado, un nutrido grupo de jóve- llanova y el duque de Canalejas visitaron
nes difundió un manifiesto resaltando la el Centro de Fomento, propugnando ante
caótica situación de España, y llamando a numeroso público, la defensa de la reli-
sus filas a todos los amantes del “orden, el gión, la patria y la agricultura. Los “ilustres
trabajo y la patria”, para formar un nuevo oradores” fueron obsequiados con una co-
partido “sin distinción de clases sociales”. mida en el domicilio particular de su jefe
El día 19 se hizo pública la constitución local, Manuel Bonafós, a la que asistieron
del comité local de Renovación Española, diversas personalidades conservadoras.
que se presentó en Orihuela y “en los pue-
blos de su huerta y campo” con el lema: El domingo 3 de junio, Goicoechea llegó
“Patria, Religión y Monarquía”. Formado a Orihuela como estaba anunciado y, tras
por Indalecio Cassinello y otros miembros asistir a una misa en la iglesia de Monse-
del Centro de Fomento y Cultura, para el rrate, ofreció una conferencia mitin en el
mes de junio anunciaron un gran acto de Teatro Circo. A mediodía fue agasajado
propaganda con la presencia del jefe na- con un banquete en los salones del Centro
cional, Antonio Goicoechea.144 de Fomento de Cultura y Trabajo, cuyos
asistentes pagaron el cubierto a 15 pesetas.
Dos días después, los dirigentes del Par- Por la tarde se reunió con los delegados de
tido Agrario Español, feroces enemigos su partido y por último ofreció una confe-
de la reforma agraria, hicieron escala en rencia para señoritas, acompañada de un
Orihuela. Martínez de Velasco, Royo Vi- “lunch”, con asistencia gratuita.

Comida en honor del duque de Canalejas, Antonio Royo Villanova y José Martínez de Velas-
co, en casa de Manuel Bonafós y Carmita Pastor.

Gentileza de Joaquín Andreu Iborra

144 El Día. Alicante, 19 mayo de 1934, núm. 5.616. Además de Cassinello, firmaban el manifiesto: el marqués
de Arneva, José María Bofill, Francisco Germán Ibarra, Pedro Bascuñana, Antonio Sánchez Egío y Carlos
Bofill.
156 Vistas desde el Puente de Rusia

Fragmento bando municipal
AMO .Leg G-47

“La caverna oriolana ha tenido hoy su juerguecita medidas contrarreformistas emprendidas
músico-política, regada con abundante vino de mar- por el Gobierno. Convocada en plena tem-
ca, en el centro de “El Vaticano”. Por la ma- porada de recolección, sus consecuencias
ñana misa y sermón. A las once desahogo bilioso podían ser muy graves para la economía. A
del señor Goicoechea tronando contra la izquierda pesar de que el Gobierno declaró la cosecha
y vendiendo el favor a los numerosos ensotanados, de 1934 como servicio público y decretó la
con menos de media entrada. ¡Un fracaso!. Don censura en prensa, el paro agrario comenzó
Antoñito calumnió a Azaña, ilustre presidente de el 5 de junio con diferente seguimiento en
la República y los tonsurados de la ciudad retorcién- función del territorio, pero con una sensa-
dose de placer ante la verborrea del orador monár- ción de fracaso a nivel nacional. En la pro-
quico. Unos vivas a don Alfonso de Borbón, algún vincia, el nuevo gobernador Enrique Peiró
otro al rey felón que nadie sabe quien berreó y nada Alcaina, que había llegado a Alicante hacía
más lector amigo. Este acto sino para gran cosa ha menos de una semana con la misión de re-
servido para saber el número de monárquicos que conducir a los radicales, tuvo que enfren-
hay en Orihuela. ¿Sabéis cuantos son? ¡ochenta!. tarse a su primer problema de orden públi-
Y esto en la Meca del fanatismo y la intolerancia co. En la comarca sólo ocurrieron sucesos
clerical…”.145 puntuales en Rojales y Catral, resolviéndose
con escasas detenciones. El alcalde de Ori-
Ante la inactividad de la izquierda local, el huela pidió ayuda a las fuerzas de asalto por
domingo 13 de mayo, un centenar de oriola- el ataque de unos campesinos de Rafal que
nos se habían desplazado en autobuses para prendieron fuego a unos sembrados. Al día
unirse a la manifestación antifascista convo- siguiente las tropas se retiraron ante la tran-
cada en Alicante. Y es que en la huerta las quilidad con que se desarrollaba el conflicto
cosas se complicaban para los sindicalistas. en la huerta. Mientras el gobernador apa-
Durante el mes de mayo, la Federación Es- gaba los últimos rescoldos, en Orihuela se
pañola de Trabajadores de la Tierra (FETT), celebró la XIV Asamblea de la Federación
anunció una huelga general campesina, en de Sindicatos Agrícolas Católicos, presidida
protesta por el incumplimiento de las bases por Antonio Balaguer y Luis Almarcha, y el
acordadas anteriormente, el boicot revan- propio Lerroux otorgaba su confianza a la
chista que sufrían sus representantes por facción alicantina a la que pertenecían los
parte de la crecida patronal, y por todas las radicales de don Ricardo.

145 El Luchador. Alicante, 6 junio de 1934, núm. 7.862. (Resumen)
Vistas desde el Puente de Rusia 157
158 Vistas desde el Puente de Rusia

3.4 Verano de 1934. inútiles”, y puso como ejemplo a los nue-
vos guardias municipales, nombrados por
El díscolo Francisco Ros. la Alcaldía, y que según él, “eran la risa de
Las fallas. la gente”. También mencionó a un señor
En junio de 1934, la gestora municipal se que sin pertenecer a la Gestora, frecuen-
vio obligada a restringir el tránsito pesado taba y al parecer dirigía el Ayuntamiento,
por los dos puentes de la ciudad debido a invitándole a que consiguiese ocupar una
su mal estado. Tras solicitar los preceptivos de las plazas vacantes para no actuar “detrás
informes de los técnicos, se limitó el paso a de la cortina como los antiguos caciques”.147 Belli-
los vehículos cuyo peso excediese de 1.500 do, extrañado por la beligerante actitud de
kilos, informando del problema a los go- Ros, insinuó que se dedicaba a cazar alma-
bernadores de Valencia, Alicante y Murcia cenistas de guano que no pagaban contri-
y al ingeniero jefe de Firmes Especiales.146 bución, en beneficio de su propio negocio.
El asunto era grave: si no se ponía remedio, Ricardo García, afirmó que los municipa-
la mitad de la Vega Baja quedaba sin acceso les habían sido nombrados con la anuencia
al ferrocarril, con el consiguiente perjuicio de todos los vocales de la Comisión Ges-
para la industria y agricultura. tora, y que si alguno no servía que lo seña-
lase sin poner en evidencia la gestión de la
A pesar de la corriente de restauración ca- Presidencia.
tólica que imperaba en la ciudad, se realizó
un emotivo entierro civil. El joven Monse-
rrate Abad Trigueros, partió de este mundo
sin ceremonia religiosa. El féretro envuelto
en la bandera roja, cubierto de flores y es-
coltado por una guardia de honor formada
por las Juventudes del Partido Socialista,
fue llevado en procesión a hombros de sus
camaradas, con la asistencia de toda la iz-
quierda oriolana y “ante los ojos atónitos del fa-
natismo clerical y el asombro de beatas comadres”.

En el Ayuntamiento se investigaba la re-
tirada de una partida de pescado podrido
que había sido autorizada para la venta
por el veterinario municipal. Francisco
Ros, ante la solicitud de expediente para el
funcionario, denunció “una especie de caza de
empleados para colocar amigos, aunque fuesen más

146 Organismo creado en la Dictadura de Primo de Rivera, encargado de las carreteras.
147 A partir de ese momento, Mazón Torrecillas, a quien se refería Ros, pasó a ser citado en prensa como el
“caciquillo forastero” o sencillamente como “el caciquillo”.
Vistas desde el Puente de Rusia 159

Terminó su intervención, acusando al se- Al igual que su hermano mayor -Fulgen-
ñor Ros de falta de gallardía, por denun- cio Ros “Penchele”-, Francisco comenzó
ciar hechos sin citar nombres.148 su aventura política en la derecha mo-
nárquica, y en las municipales de abril de
Francisco Ros Alifa fue otro curioso per- 1931 formó parte de la candidatura que
sonaje de aquellos años turbulentos, hijo ganó aquellas elecciones, pero que nun-
de Josefa Alifa y de Salvador Ros Arau- ca llegó al Ayuntamiento al ser anuladas
jo. Su padre, natural de Cartagena, llegó a por la proclamación de la República. En
Orihuela a comienzos del siglo XX para febrero de 1932, se integró en la directiva
trabajar en “La Agramadora” y edificó su del Partido Republicano Liberal Demó-
vivienda en la zona de ensanche propicia- crata, grupo fundado por Melquíades Ál-
da por la obligada construcción de los an- varez, y en 1934 fue nombrado miembro
denes de la estación, concretamente en la de la Gestora Municipal, donde se ganó
alameda que una vez urbanizada se llamó tres feroces enemigos: Mazón Torrecillas,
calle Unión Agrícola. La casa, con planta Ricardo García y el tío de su esposa, Pe-
baja destinada a almacén, tenía acceso por dro María García-Murphy, secretario del
la calle principal y por la de la Acequia, y Ayuntamiento.
en dichos bajos, Salvador Ros instaló su
propio negocio de venta de abonos. Fran-
cisco, su cuarto hijo, nacido ya en Orihuela
en 1904, cursó sus estudios en la Acade-
mia Santo Tomás y a los 18 años marchó
a Alicante para trabajar en la casa Cross,
principal proveedor del almacén familiar.
Instalado en la capital, aprendió los entre-
sijos del negoció mientras se relacionaba
social y comercialmente como miembro
del Club de Regatas, cumpliendo con la
milicia en 1925. Después regresó a Ori-
huela para hacerse cargo del negocio de su
padre y no tardó en emparentar con una
de las familias más influyentes de la época.
En enero de 1932, se casó con María de
Monserrate Díe García-Murphy, “Marita
Díe”, hija de José Díe Losada y sobrina
del acaudalado ex alcalde, Francisco Díe.
Francisco Ros Alifa
La pareja fijó su domicilio en la calle Al- Gentileza de Salvador Ros Díe
fonso XIII.149

148 Bellido se refería al almacén de abonos que Francisco Ros regentaba.
149 Mi más sincero agradecimiento a Salvador Ros Díe, por los datos personales y documentos que me
brindó sobre su padre, en una deliciosa entrevista que mantuvimos en Torrevieja.
160 Vistas desde el Puente de Rusia

Fulgencio Ros Alifa “Penchele”. Es el más alto, el tercero por la izquierda, junto a Ballesteros.
Gentileza de Joaquín Andreu Iborra

En la siguiente sesión, Bellido, conciliador, no con carácter urgente y extraordinario.
reconoció a Ros su derecho a protestar Los concejales suspendidos continuaban
por todo lo que creyese injusto, siempre sin procesar transcurridos ya cincuenta
y cuando no lo hiciese por sistema o con días desde su destitución. Siguiendo las
miras políticas, pero el alcalde hizo cons- leyes municipales, el gobernador podía de-
tar el desagrado que le producía su acti- volverles el cargo en cualquier momento.
tud egoísta con la Gestora, buscando tan Para conjurar el peligro, tomaron el acuer-
sólo “efectos de galería”. Francisco Ros se do de personarse en la causa en repre-
mostró sorprendido por las acusaciones sentación del Ayuntamiento, y para ello,
de sus compañeros, dejando claro que, en nombraron de inmediato abogado y pro-
su opinión, era la Gestora la que solamen- curador.150 Ros se opuso recordando a los
te se dedicaba a hacer política y él, “ante la miembros de la Gestora, que habían sido
falta de consideración y sin considerarse político, nombrados para actuar mientras se trami-
sólo defendía su derecho a denunciar lo denuncia- taba el sumario instruido; en su opinión,
ble”. si los autos habían vuelto al juzgado sin
procesamiento, había cesado el plazo que
El 18 de junio, Mazón Torrecillas regresó marcaba la ley para mantener suspendido
de Alicante con una inquietante noticia que el Consistorio. Así pues, como no podía
motivó la reunión del Consistorio oriola- pedir, ni mucho menos exigir, al resto de

150 Arturo Gadea y Rafael del Álamo respectivamente.
Vistas desde el Puente de Rusia 161

los gestores que abandonasen, presentó su obtuvo un resultado de cuatro a favor de la
dimisión irrevocable antes de caer en res- moción, uno en blanco y la abstención de
ponsabilidades judiciales. El alcalde le con- Ros Alifa, que solicitó incluir en el acta “la
testó que había contado mal los cincuenta manera caciquil como había sido tratado”.
días y que la Comisión Gestora seguiría en En la primera semana de julio, Orihuela
su puesto hasta que la cesase quien la ha- se preparaba para sus fiestas y circulaba
bía nombrado. También tomó la palabra por la ciudad un programa “confecciona-
Manuel Carrió, para protestar por la intro- do en varias tintas, con mucha elegancia
misión de Ros en los asuntos judiciales, in- por los hermanos Zerón”. Los señores de
formándole que dejar la Gestora, suponía Bonafós dieron una fiesta a beneficio de
un delito de abandono de cargo y, rizando las obras del nuevo edificio del Asilo de
el rizo, le advirtió que podía ser acusado de Ancianos, a la que acudió lo más selecto
coacción, por insinuar al resto de los ges- de la “buena sociedad orcelitana”.
tores que dejasen sus puestos. Francisco
Ros insistió en que aceptasen su dimisión, Mientras las comisiones falleras trabajaban
pero ésta fue denegada. intensamente recaudando fondos en sus
respectivos distritos, la Comisión Gestora
Durante meses, se arrepintieron de no ha- se enfrentó a una importante decisión re-
ber aceptado la renuncia en ese momento. lacionada con la fiesta de la Reconquista.
En julio la situación era ya insostenible: Un grupo de “ilustres oriolanos”, lidera-
Ricardo García se mostró sorprendido por dos por el párroco de Santa Justa, preten-
la presencia de Ros en la siguiente sesión y dían que al pasar la manifestación cívica
le invitó a dimitir de la Tenencia de Alcal- por dicha iglesia, les entregasen la enseña
día y de sus cargos en las diferentes comi- de “El Oriol”, para celebrar con ella el tra-
siones. Bellido, en tono condescendiente, dicional acto religioso, suprimido por los
le ofreció la oportunidad de reconocer que anteriores gobernantes.151 La propuesta
se había equivocado y permanecer en la era un verdadero desafío para los nuevos
Gestora. Ros dijo acudir al ayuntamiento regidores municipales: una respuesta afir-
porque se le citaba, negando los rumores mativa, daría satisfacción al sector católico
difundidos que le acusaban de estar ven- mayoritario en Orihuela, pero dejaría en
dido a los socialistas. Se declaró defensor entredicho el talante republicano de don
por igual de socialistas y de monárquicos, Ricardo, en el preciso momento en el que
afirmando que se quedaba porque creía re- su facción del Partido Radical, la que se
presentar al pueblo. La Presidencia insistió mantenía fiel a Lerroux, era acusada por
en que necesitaban una rectificación por sus antiguos correligionarios de estar en
su parte, pero de nuevo se negó. Ante su manos de la derecha católica.
actitud, Ricardo García pidió para Ros la
censura, que sometida a votación secreta,

151 Según el corresponsal de El Luchador (18 julio, núm. 7897), el párroco Torrella y la gente del Círculo de
la Calle Mayor, dando por muerta a la República, habían organizado la ceremonia a la vieja usanza, con 33
señores (igual número que de concejales), “enlevitados, enguantados y enchisterados, según los cánones de
la más exigente etiqueta aristocrática”.
162 Vistas desde el Puente de Rusia

En mayo, a petición de sus vecinos, el cooperación en la fiesta”. En el número
Ayuntamiento había devuelto a la calle de especial que El Día dedicó al aniversario
Azaña, su antiguo nombre de San Isidro.152 de la Reconquista, don Ricardo apareció
Aunque Ricardo García manifestase “la sa- fotografiado con el pie: “Popular alcalde
tisfacción que tendría en dar el nombre del señor orcelitano, espíritu comprensivo y bueno que está
Azaña a otra calle, en cuanto lo pidiesen sus trabajando patrióticamente por el encumbramien-
vecinos”, su gesto fue denunciado desde el to de la ciudad”.154
diario El Luchador, con el titular “Las de-
rechas dueñas de la Republica”. En dicho Al igual que el año anterior, la colonia de
artículo, acusaron al alcalde oriolano de oriolanos afincados en Alicante, organi-
actuar contra el régimen “a plena luz, sin zó para las Fallas, una excursión en tren,
tapujos, seguro del terreno que pisa, convencido acompañada por la banda de la Cruz Roja
de que la masa clerical que volvió a salir de la y con sus propias “bellezas electas”. La
madriguera ha de aplaudirle el gesto”.153 En su comitiva fue recibida el domingo día 15,
complicada situación, la Gestora oriolana en la estación de Orihuela, por una repre-
no podía aceptar la envenenada propues- sentación del Ayuntamiento y las comi-
ta, que dejaron en manos del nuevo go- siones falleras. A pesar de las dificultades
bernador, Antonio Vázquez Limón, cuya económicas, la oferta programada para las
actitud ante las presiones de la Iglesia ha- fiestas, fue bastante completa: corrida de
bía dejado patente en una carta enviada al toros, partidos de futbol, verbenas, con-
obispo de la Diócesis. En ella, le ordenaba ciertos, desfiles y, para culminar, la quema
controlar la conducta de ciertos párrocos de siete artísticas fallas que se plantaron el
que, desde el púlpito, censuraban a los sábado día 14.155
ciudadanos por enterrar a sus difuntos sin
pasar por el rito católico. De lo contrario, En la segunda mitad de 1934 comenzó una
serían sancionados por ofender la libertad nueva tendencia en las filas conservadoras
de conciencia. La solicitud fue denegada de la comarca. Hasta entonces, la Comu-
y el cura José Torrella, arremetió en sus nión Tradicionalista había monopolizado
sermones contra las leyes laicas. La víspe- el espacio ultraderechista y antirrepublica-
ra del acto cívico repartió una hoja invi- no, aglutinando en sus filas a tradicionalis-
tando al pueblo a su celebración religiosa tas, integristas, upetistas y alfonsinos con-
en Santa Justa. Pero el sector conservador versos. El requeté era sin duda la milicia
comprendió a don Ricardo, que recibió fe- más atractiva por cantidad y preparación,
licitaciones por su “oriolanismo y brillante pero Falange Española comenzaba a reci-
152 “…que por el anterior Ayuntamiento, fue variado el nombre de la calle que habitan, por el del respetable
hombre público D. Manuel Azaña, y sin que signifique menosprecio para esta persona y si por usar el nombre
de San Isidro que antes tenía, patrón de los labradores, cuya condición tienen la mayoría de los que en ella
habitan, es por lo que suplicamos a V. S. Se digne acordar que se rotule la Calle de Manuel Azaña con el
nombre de Calle de San Isidro que antes tenía.”
153 El Luchador. Alicante, 23 mayo de 1934, núm. 7.850.
154 El Día. Alicante, 14 julio de 1934, núm. 5.662.
155 Todo el tema de las fallas 1932-1936, está ampliamente tratado por Antonio Luis Galiano Pérez, en su
obra “Historia de las Fallas de Orihuela”, publicado en 1982.
Vistas desde el Puente de Rusia 163

Ambas organizaciones, llevaban meses de
preparación paramilitar para hacer frente
a la “amenaza fascista”, y sus continuos
enfrentamientos con falangistas y otras
milicias de derecha acabaron por unirles
frente al enemigo común, iniciando con-
tactos a finales de julio. Muchas de estas
concentraciones juveniles, disfrazadas de
excursiones campestres, estaban destina-
das a calcular efectivos, impartir disciplina
y perfeccionar la estrategia militar y el uso
de armas. Cuando los comunistas plantea-
ron en toda España una jornada de pro-
testa para el primero de agosto, el gober-
nador civil se empleó a fondo para evitar
cualquier intento de reunión. Actos públi-
cos y procesiones religiosas quedaron pro-
hibidos; destacados elementos socialistas
fueron detenidos y fuerzas de asalto acor-
donaron Guardamar, impidiendo la entra-
bir un goteo de afiliados que buscaban un da o salida de individuos no identificados.
partido moderno, con una doctrina cerca-
na a los triunfantes dictadores europeos y En Orihuela aparecieron dos enormes
muy alejada del añejo carlismo. El 22 de banderas rojas que fueron retiradas in-
julio, protegido por la Guardia Civil y por mediatamente, quedando sus propietarios
las Fuerzas de Asalto, José Antonio Pri- a disposición judicial. La exhibición de
mo de Rivera celebró un mitin en el cine cualquier trapo rojo quedó prohibida y se
Imperial de Callosa de Segura. Su semilla confiscaron hasta los banderines de una
cayó en tierra fértil y numerosos jóvenes colonia escolar ubicada en Santa Pola. La
de las zonas rurales de la Vega Baja deci- nerviosa actitud de las autoridades provo-
dieron enfundarse la camisa azul. có la burla de la izquierda oriolana, sor-
prendida por el exagerado despliegue de
Tres días después, las Juventudes Socialis- fuerzas policiales en su tranquila ciudad,
tas de la provincia pretendían reunirse en digno de “una población donde existan grandes
Guardamar. Esta rama juvenil, que había masas comunistas y juventudes de pelo en pecho.
incrementado espectacularmente su mili- La jornada del primero de agosto, se ha celebrado
tancia durante los dos años de República, en Orihuela con volteo de campanas y comunión
se acercaba cada vez más a la Unión de general en todas las iglesias”.156
Juventudes Comunistas.

156 El Luchador. Alicante, 3 agosto de 1934, núm. 7.911.
164 Vistas desde el Puente de Rusia

Falla de la Plaza de San Agustín en 1934.
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 165

En Alicante, quedó constituido el comité jeros, pero el vehiculo, liberado del peso
provincial de Renovación Española, que de sus ocupantes, acabó arrastrado por la
no hacía ascos a la unión de las derechas, corriente, quedando volcado con dos cria-
pero propugnaba como principio irrenun- turas en su interior; uno resulto herido por
ciable la vuelta de la Monarquía. Indalecio los cristales y el otro falleció aplastado. El
Cassinello fue elegido vocal en representa- alcalde Ricardo García y el director de la
ción de los distritos de Orihuela y Callosa Beneficencia, Mazón Torrecillas, se des-
de Segura. Mientras, en nuestra ciudad, la plazaron a Jacarilla, acompañados del per-
comidilla de todos los corros políticos, sonal del Juzgado. El entierro se celebró
eran las reuniones informales organiza- el jueves, precedido de un bando invitan-
das por Joaquín Chapaprieta. El veterano do al comercio local para que cerrase sus
político torrevejense, buscaba la unión puertas en señal de duelo. El gobernador
circunstancial de las derechas comarcales, agradeció la colaboración en el salvamen-
excluyendo de momento a los tradiciona- to de la Guardia Civil, del párroco y de al-
listas. gunos jacarilleros. Sólo El Luchador pidió
responsabilidades por negligencia y mala
El miércoles 8 de agosto, Orihuela quedó organización, por no suspender el viaje al
consternada por un desgraciado suceso a comenzar la lluvia y por la demora en el
todas luces evitable. A pesar de que a me- salvamento. Lo cierto es que la tormenta
diodía se había desatado un violento tem- fue terrible, causando otra víctima mortal
poral de lluvia, a la una de la tarde salió y la perdida de cosechas y animales do-
de la Beneficencia un vehículo que trans- mésticos.
portaba a una veintena de asilados, acom-
pañados del administrador y de un par de Del martes 14 al miércoles 22 de agosto,
religiosas. Tenían como destino las playas se celebró la Feria de Orihuela, con un
de Guardamar, pero al llegar a la rambla programa que incluyó concursos de gana-
situada entre Bigastro y Jacarilla, a pesar do, verbenas, cucañas, elevación de globos
de que ésta andaba ya bastante crecida, el grotescos, carreras pedestres, de bicicletas,
conductor cometió la imprudencia de in- sacos y, por supuesto, la tradicional corrida
tentar salvar su cauce, cuando el motor se de feria, con los diestros Antonio Pazos,
caló.157 Como pudo, salió del vehículo y “Niño del Barrio” y Raimundo Serrano.
corrió hasta Jacarilla en busca de ayuda y Como novedad, se ofreció otro espectácu-
durante una hora intentó comunicarse con lo taurino protagonizado por una cuadri-
“La Albaterense”. Pero la línea telefónica lla de “señoritas toreras”. Los pasacalles y
no funcionaba y, mientras tanto, el agua conciertos estuvieron a cargo de las ban-
seguía subiendo, por lo que no tuvieron das de Benejuzar, Callosa, Almoradí y Al-
más remedio que proceder al salvamento cantarilla y, como siempre, todo terminó
con sus propios medios. A hombros del con un espectáculo de fuegos artificiales.
conductor y de unos voluntarios, consi- La oposición denunció la falta de cultura
guieron rescatar a la mayoría de los via- física e intelectual en el programa de fies-

157 En algunos artículos hablan de 16 niños, en otros de 26. La rambla, era la conocida como “El
Derramador”.
166 Vistas desde el Puente de Rusia

tas, así como la desaparición del campo de presentó en el hospital diciendo que espe-
fútbol de los Andenes, propiedad de Fran- raba al doctor Plaza. A las doce, Fernando
cisco Canales Ortuño, al que habían dado Plaza Gómez, médico cirujano del Hos-
48 horas para destruirlo. Culpaba de ello a pital, recibió una llamada telefónica del
Ricardo García y a Mazón Torrecillas, pi- teniente de alcalde Francisco Ros, instán-
diendo la dimisión del “director-cacique” dole a readmitir a Irene, quien había sido
de la Beneficencia, por su responsabilidad dada de alta pocos días antes, por padecer
en los sucesos de la rambla de Jacarilla. una enfermedad de carácter crónico. A sus
También acusó al “tránsfuga caradura asilado preguntas, Ros contestó repetidamente
en el Partido Radical” por las destituciones que tenía la conformidad del director. El
de médicos, asunto que Francisco Ros doctor Plaza intentó comunicarse, sin éxi-
pretendía llevar al Ayuntamiento. to, con Mazón Torrecillas. Así pues, dando
crédito a las afirmaciones de Ros, admitió
Los ceses de la Gestora continuaron. Vi- provisionalmente a Irene, alojándola en la
cente Bellido, que actuaba de alcalde ac- sala de La Milagrosa. La responsable de
cidental mientras don Ricardo visitaba dicha sala, la hermana Isabel Elizalde, se
Madrid, descubrió que en la biblioteca de negó a darle cama hasta que lo ordenase
la Glorieta se prestaban libros, a su enten- personalmente el director. Irene insistió
der inmorales, mandando hacer un inven- que su señorito le había mandado ponerse
tario. Presentado éste, ordenó su cierre y en manos de don Fernando, ya que todo
destituyó al encargado. Alegando escasez estaba arreglado desde Alicante. A las cin-
de recursos, se decidió abrir la biblioteca co de la tarde, cuando Mazón Torrecillas
sólo los jueves y días festivos, quedando al regresó de la capital y fue informado del
cuidado de la llave el jardinero de la Glo- asunto, montó en cólera y le pidió que
rieta.158 abandonase el hospital por carecer de la
autorización médica necesaria para su in-
El sábado 18 de agosto se inauguraron las greso. Irene se negó, alegando que a ella
salas para tuberculosos en el Hospital Mu- la había metido “don Paco Ros”. Mazón
nicipal. Al acto acudieron el subsecretario fue a buscar al alcalde, que acompañado
de Sanidad, los representantes de los Cole- del inspector médico, intentó desalojar a
gios Médico y Farmacéutico y numerosas Irene, pero ésta les dijo que sólo la saca-
personalidades invitadas. De allí marcha- rían arrastrando. Ante su tozudez, don
ron al ayuntamiento donde se ofreció un Ricardo llamó a una pareja de la Guardia
multitudinario banquete en honor al sub- Urbana que se presentó en un “coche del
secretario, quien destacó el protagonismo punto”. Asustada por la llegada de la po-
del omnipresente Mazón Torrecillas, amo licía, Irene aceptó abandonar el Hospital,
y señor del citado centro sanitario. El lu- pero les pidió esperar a la cena ya que
nes siguiente, a las nueve de la mañana, no había probado bocado en todo el día.
Irene Rico Gomariz, de oficio cocinera, se Inmediatamente, se le dio un ponche de

158 Todo fue otra excusa para destituir a Manuel Oltra Vegara, empleado por el antiguo Ayuntamiento. El
Alcalde nombró a dedo a Antonio López Sánchez, para que interinamente se encargase de dicha biblioteca
en caso de que se volviera a abrir.
Vistas desde el Puente de Rusia 167

Colección Sánchez Portas Orihuela
La Biblioteca Pública, construida en 1929, se mantuvo hasta la reciente y costosa remodela-
ción de la Glorieta.

dos huevos con leche y, una vez alimenta- El doctor Santonja, dictaminó que Irene
da, confesó que se había despedido de la padecía una endometritis cónica, “que no
casa de su señorita y que no tenía donde le impedía abandonar el hospital siempre que
ir. Mazón Torrecillas le entregó 5 pesetas y siguiese las prescripciones médicas que en su día
la envió en el coche a la Posada del Sol. El se le dieron”. Mazón alegó que en dos años
pulso entre Ros y Mazón Torrecillas des- había sido hospitalizada cinco veces, ne-
pertó gran expectación y, en la siguiente gándose a que el Hospital se convirtiese en
sesión municipal, ante numeroso público una “casa de huéspedes a cargo del municipio”, ya
asistente, Ros Alifa denunció el compor- que “esta señora considera el hospital como una
tamiento de Mazón, dedicado a despedir prolongación de su domicilio”, por lo que fue
funcionarios, expulsar ancianas del hospi- desalojada “con toda clase de consideraciones, de-
tal y jóvenes de la Beneficencia. Al acabar bidamente atendida y hasta en coche”. Acusó a
la tensa sesión, Mazón se dirigió a Ros en Ros de no haber leído el reglamento antes
actitud agresiva, retándole a que todo lo de dar publicidad a su ignorancia, recor-
que había dicho se lo repitiera en la calle dándole que en el Hospital Municipal, no
y, allí mismo, se dieron de bofetadas. El aceptaban enfermos crónicos. También le
alcalde ordenó detener a Ros y lo metió en achacó el haber pretendido vulnerar todos
la cárcel. Por estos hechos se abrieron di- los preceptos del reglamento, amparado
ligencias informativas, que fueron presen- en una falsa autorización verbal del direc-
tadas en la sesión del 30 de agosto, decla- tor, omitiendo además que Irene prestaba
rando todos los funcionarios del Hospital. servicio como cocinera en su casa.
168 Vistas desde el Puente de Rusia

Fachadas de la iglesia de San Juan de Dios
y del Hospital Municipal.
Colección Sánchez Portas Orihuela

Ros, visiblemente alterado, juró por su ho- agravios personales, y recomendándole
nor que había recibido verbalmente per- que los ventilase en el terreno particular,
miso del propio director para internarla. pues “sólo buscaba el afán de aplausos y no era
Mazón, declaró que tan sólo le había co- preciso jurar por el honor ya que a veces el honor
mentado por teléfono que estaba gestio- desaparecía”. Ros consideró las palabras de
nando su entrada en el Hospital Provincial Bellido como injurias y pidió el amparo de
y que ante su petición de “meterla en el de la Presidencia, negándose a rebatir las dili-
Orihuela hasta que la aceptasen en Alicante”, gencias, por considerarlas ilegales.
le había contestado textualmente “mañana
nos vemos y hablamos”. Para acabar, acusó a A partir de aquí, la relación de Ros con
Ros de haber provocado una situación po- el Ayuntamiento, especialmente con Ma-
lítica que agradecía, porque le daba la oca- zón Torrecillas, fue de mal en peor. Todo
sión de demostrarle con pruebas su “crasa esto puede parecer trivial, pero los enfren-
ignorancia”. Ros consideró nulas todas tamientos de Ros con la Gestora Radical-
las diligencias instruidas por Mazón al ser Cedista marcarían su rumbo político y a la
parte en el caso que se debatía, y aunque larga costarían la vida a Mazón Torrecillas.
Carrió estuvo de acuerdo en dejar el asun-
to sobre la mesa hasta que Ros formula- Pero, no adelantemos acontecimientos.
se sus descargos, Bellido insistió en que
se leyesen, acusándole de intentar vengar
Vistas desde el Puente de Rusia 169

Claustro del Hospital Municipal.
Colección Sánchez Portas Orihuela
170 Vistas desde el Puente de Rusia

Sala de hombres del Hospital Municipal
Colección Sánchez Portas Orihuela

3.5 1934. Reestructuración Las acosadas izquierdas oriolanas trataban
de recuperarse y anunciaron la vuelta del
de la Gestora. El caso de los semanario Renacer. Pero, al presentar la
columpios. correspondiente solicitud, la Alcaldía se
negó a permitir su circulación, dejando en
El lunes 27 de agosto, el famoso socialis- manos del Gobierno Civil la decisión de
ta Andrés Saborit que pasaba unos días autorizar o no lo que se consideraba pura
en Torrevieja acompañado de su esposa e propaganda política. Lo cierto es que la
hija, visitó Orihuela invitado por sus co- publicación no llegó a ver la luz.
rreligionarios, que le ofrecieron una cena
en un “paraje pintoresco”. Enteradas las El lunes 3 de septiembre Mazón Torre-
autoridades municipales, desplegaron a la cillas se vio envuelto en otra pelea en la
Policía Urbana y a la Guardia Civil. La fuer- puerta del hospital. Tras discutir con José
za pública irrumpió en la cena cacheando Gea Seano, intercambiaron unas cuantas
y denunciando a los asistentes por el de- bofetadas. El agresor fue detenido en su
lito de reunión clandestina. La prensa de domicilio por la Guardia Civil y conduci-
izquierda resaltó el suceso con el titular: do a prisión. La oposición se preguntaba
“Horroroso complot gastronómico”.159 quién había ordenado dicha detención y

159 El Luchador. Alicante, 29 agosto de 1934, núm. 7.932.
Vistas desde el Puente de Rusia 171

recordaba que Mazón no pertenecía a la el único sitio donde podían obtener “unos
Gestora, por lo que no se podía considerar míseros jornales para paliar en hambre en sus ho-
autoridad, pero quien osaba enfrentarse al gares”.160
“caciquillo”, acababa en la cárcel. Esa mis-
ma semana Vicente Andreu Vaillo, cum- La denuncia de estos hechos en la columna
plido el Servicio Militar, recuperó su plaza de El Luchador por parte del ex presidente,
de veterinario municipal y, a la larga lista Andrés Menargues, encendió los ánimos
de funcionarios destituidos, se unió el ins- de la Gestora, que le ordenó comparecer
pector de la Guardia Municipal, Saturnino en la Alcaldía, donde fue incomunicado
Cebrián Celestino. Por la ciudad corría el temporalmente. Inmediatamente manda-
rumor de que, desde Alicante se alentaba ron al inspector municipal en busca del
a la Gestora para que, alegando cualquier corresponsal del citado diario en Orihuela,
excusa, separase del servicio a quien no fir- José María Sarabia, que permanecía en su
mase la ficha de la facción radical liderada domicilio aquejado de una leve enferme-
por Cesar Oarrichena. dad. Llevado a presencia del alcalde, negó
ser el verdadero autor de la carta. A pesar
El siguiente objetivo de la Gestora, fue de no estar sujeto al reglamento de fun-
controlar la oficina de contratación obre- cionarios, Bellido le advirtió que pronto
ra. Basándose en la Orden Ministerial del encontrarían la forma de destituirle. El di-
2 de junio de ese mismo año, el nuevo ligente Mazón Torrecillas, de acuerdo con
delegado provincial de Trabajo, nombró la Gestora, inauguró junto al depósito de
vocales asesores con voz y voto al aboga- cadáveres del hospital, un comedor eco-
do Daniel Correa Beltrán, a Manuel Lo- nómico. El recinto estaba preparado para
zano Lidón -presidente de la Cámara de facilitar un plato de sopa, pan, fruta y un
Comercio- y a Vicente Bellido Polo - en vasito de vino a 22 pobres de la localidad,
representación del Ayuntamiento-. Tam- mediante unos bonos que podían obtener-
bién se rumoreaba que Mazón Torrecillas se desembolsando una cantidad simbólica
intentaba colocar en dicha oficina a su cu- o por gracia de alguna persona generosa.
ñado. Los nuevos nombramientos fueron La pretendida solidaridad del bienio ante-
denunciados por el ex presidente de dicha rior comenzaba de nuevo a ser sustituida
oficina, en especial el de Bellido. La citada por el concepto católico de caridad.161
orden ministerial, obligaba a formar comi-
siones inspectoras, allá donde no estuvie- Siguiendo la tradición se efectuó la romería
sen constituidas, y ese no era el caso de de la Patrona, trasladada en procesión has-
Orihuela, interpretando la maniobra como ta la catedral, para celebrar la novena en su
un atropello al “último baluarte” para las honor. Allí permaneció hasta el domingo
reivindicaciones de los derechos obreros y 16, fecha en la que convenientemente ho-

160 El Luchador. Alicante, 14 septiembre de 1934, núm. 7.946. Carta de Andrés Menargues, ex presidente
de la Oficina de Colocación Obrera.
161 Desde El Luchador, se denunciaba el fracaso del comedor, acusando a Mazón Torrecillas de financiarlo
a base de “donativos forzosos” de los empleados municipales, y obligados descuentos en la facturación de
los proveedores del Hospital (3 de octubre, núm. 7.962).
172 Vistas desde el Puente de Rusia

menajeada, debía regresar a su santuario. De nuevo en el ayuntamiento, la Comisión
La sorpresa estalló al comprobar que, en Gestora publicó una hoja en la que dio
su estancia catedralicia, habían desapareci- cuenta de los pagos satisfechos por débi-
do la mayor parte de sus alhajas valoradas tos de Contribución Urbana, resaltando
en 40.000 pesetas, dejando tan sólo las lo abonado en concepto de recargos re-
coronas de Madre e Hijo. Aquella misma caudatorios por atrasos ocasionados por
noche, la Guardia Civil efectuó una reda- la gestión del Ayuntamiento republicano
da pero no encontró las alhajas.162 El robo suspendido, insinuando que dichos suple-
sacrílego pasó inmediatamente al Juez de mentos a cargo del contribuyente habían
Instrucción y, a pesar del celo demostrado beneficiado a un amigo.163
por la Benemérita, las joyas no aparecie-
ron. Diez días después, se distribuyó una El 20 de septiembre, nombrados por el
hoja firmada por: Escolano, Cassinello, gobernador, pasaron a formar parte de la
Balaguer, Bonafós, Lozano y García Rogel, Comisión Gestora, Antonio Juan Soria,
dirigida a “la ciudad y su huerta”, en la que Carlos Senén Valera y Tomás Vicente Ro-
ofrecían su ayuda y solicitaban formar par- dríguez que tomaron posesión.164 Francis-
te del sumario, haciendo un llamamiento co Ros pidió la palabra para explicar que
a los abogados y procuradores oriolanos, con el permiso del alcalde accidental, Vi-
para que se inscribiesen en el Centro de cente Bellido, había usado un coche oficial
Fomento de la calle Mayor o en el Círculo para desplazarse a Alicante llamado por el
Tradicionalista. También abrieron dos sus- gobernador. Personado en el Gobierno Ci-
cripciones: una para constituir la fianza y vil, le comunicaron que había sido objeto
ofrecer recompensa a quien encontrase las de denuncias gravísimas. En ese punto, el
alhajas y otra, para comprar nuevas joyas, alcalde no le dejó continuar, emplazándo-
en caso de que no apareciesen las sustraí- lo a una sesión secreta por tratarse de un
das. Por último sugerían formar un servi- tema que afectaba a la honorabilidad de
cio permanente de vigilancia de la imagen, un miembro de la Corporación. La sesión
que se podría denominar como “Guardia continuó y Vicente Bellido, con el apoyo
de Honor de Nuestra Señora de Monse- de Manuel Aparicio y Antonio Cayuelas,
rrate”. El oportuno Martínez Arenas, no propuso votar de nuevo los cargos ante la
incluido en el manifiesto, se ofreció para ampliación de la Gestora, poniendo el suyo
ejercer de abogado acusador en nombre a disposición de la Corporación y animan-
de la Cofradía. do a sus compañeros a hacer lo propio.

162 No halló las joyas, pero aquella noche la Benemérita desmanteló una timba, instalada en la Posada del
Sol. El dueño del citado establecimiento, era un alcalde de barrio afiliado al Partido Radical, y las partidas
nocturnas habían sido denunciadas reiteradamente por Antonio Cubí.
163 El Día. Alicante, 15 septiembre de 1934, núm. 5.711
164 Carlos Senén, cuñado de Mazón Torrecillas, presentó su dimisión en pocas semanas, obteniendo el
cargo de auxiliar de Arbitrios, del que fue destituido por desafección al Régimen en 1936. Detenido y
juzgado por el Tribunal Popular, por pertenecer a Falange, murió fusilado en diciembre de ese mismo año.
Al acabar la guerra, el Ayuntamiento le concedió a su hija Elena (que había conocido en presidio cuando ya
estaba sentenciado) 2.500 pesetas anuales mientras permaneciese soltera, porque Senén había sido “el único
funcionario municipal que había perdido la vida por defender y unirse al Movimiento Nacional Sindicalista”.
Vistas desde el Puente de Rusia 173

Ros Alifa opinó que sólo debían votarse no recibía pronto su justificante, se pasaría
los vacantes, afirmando que “desde luego, por el ayuntamiento oriolano, añadiendo
él no pensaba renunciar al suyo”. Ante su que, según tenía entendido, sus compañe-
negativa, se acordó finalmente someter a ros habían entregado al señor Ros cantida-
votación en la siguiente sesión los cargos des parecidas en las mismas circunstancias.
disponibles, junto a los de Bellido, Cayue- El manuscrito terminaba con la siguiente
las y Aparicio. Ya finalizando, Ros insistió firma: “Antonio Martínez. Explanada de
en que se tratase su caso y la Presidencia la Glorieta. Feria de Murcia. Columpios”.
levantó la sesión ordinaria, desalojó el sa- Francisco Ros, enterado de la sospechosa
lón y abrió la sesión secreta. En ella, el acusación a través de una citación del Go-
Presidente informó de que hacía unos días bierno Civil, se desplazó inmediatamente a
Francisco Ros se había presentado en la Murcia en busca del denunciante, acompa-
Alcaldía, afirmando que le habían hecho ñado por Antonio Cayuelas, pero no consi-
graves y falsas denuncias para “tirarlo de guieron dar con él, pues no había constan-
la comisión por ladrón”, comunicándo- cia del personaje ni en la Feria de Murcia,
le además que el gobernador había dicho ni en la de Orihuela. Para demostrarlo, Ros
estar cansado de Mazón Torrecillas y del presentó un certificado expedido en Mur-
alcalde de Orihuela. Tras reconocer que lo cia, y en nombre de su “honradez acriso-
último no era cierto, se excusó alegando lada”, pidió al gobernador que no dejase
que sólo pretendía dejar su nombre en el el caso hasta dar con el referido Antonio
lugar que le correspondía y, para ello, nece- Martínez. Ricardo García manifestó que,
sitaba explicar la calumnia de la que había con relación al certificado que presentaba,
sido objeto y que ya conocía toda Orihue- él mismo había llamado al ayuntamiento
la. Bellido le recomendó que se diera por de Murcia y allí decían no haber expedido
satisfecho con el convencimiento de que la ningún documento. Ros tuvo que explicar
Corporación lo consideraba honrado, por- que había llegado por la tarde y sólo había
que si se trataba el asunto, quizás debiera encontrado al secretario de la Comisión de
pasar al Juzgado. Ros le dijo que le tenía Festejos, que fue quien le firmó, utilizando
sin cuidado y que quería aclararlo bien, so- el sello del Ayuntamiento. Bellido insistió
bre todo ante el gobernador civil.165 Ante en que, si hacían constar en acta todo este
su insistencia, Ricardo García leyó una embrollo, tendrían que dar parte al Juzgado
extraña carta enviada por un feriante, que y el alcalde le advirtió que si una vez practi-
desde Murcia acusaba a Ros por haberle cadas las diligencias, no quedase totalmen-
cobrado 50 pesetas para Beneficencia, sin te probada su inocencia, “sintiéndolo mu-
entregar el “papelito” correspondiente. cho” no tendría más remedio que formarle
El individuo afirmaba que antes de dejar un expediente. Pero Ros estaba dispuesto a
la Feria de Orihuela había pedido a “don utilizar cualquier medio para poner luz en
Paco” su recibo, y que éste se había com- el asunto, que descaradamente parecía una
prometido a enviárselo a primero de mes. burda trampa preparada por sus compañe-
Tras esta breve explicación, anunció que si ros de la Gestora para desacreditarle.

165 Todas las notas literales están extraídas del libro de sesiones del Ayuntamiento.
174 Vistas desde el Puente de Rusia

En la siguiente sesión, celebrada el 25 Corporación, afirmando que todo for-
septiembre, el alcalde retomó el caso, co- maba parte de una maniobra orquestada
municando a Ros que el desplazamiento para alejarle del Ayuntamiento pero que,
a Alicante se lo habían aceptado, pero hasta que no le destituyese la autoridad,
la factura de su viaje a Murcia, no tenía él no se marcharía. El alcalde le pidió que
por qué pagarla el Ayuntamiento. Bellido abandonase el salón mientras discutían la
le informó de que estaba en su derecho, moción de censura, fundamentada en su
pues el gobernador había ordenado dar obstinación por mantenerse en el cargo
toda clase de facilidades para que Ros sin la conformidad de la Corporación
aclarase el asunto, quedando la factu- y sin la lealtad debida, demostrando un
ra en reserva. Toda la trama que habían comportamiento que provocaba comen-
preparado para deshacerse de él no sir- tarios poco airosos para él en las depen-
vió de nada, Ros salvó la situación con dencias municipales. El resultado fue
una carta del diputado alicantino, Rafael unánime, seis votos a favor de la censura.
Alberola, que avalaba su conducta y que Antes de que regresara, el alcalde mostró
ya había enviado al gobernador civil. Se- una nota escrita por Ros, en la que inten-
guidamente, todos los vocales de la Co- taba ocultarle una solicitud. De vuelta al
misión dimitieron de sus cargos excepto salón, Bellido le espetó que había perdi-
Ros. Efectuadas las nuevas votaciones, do su confianza, comenzando una agria
tres Tenencias de Alcaldía recayeron en discusión en la que el alcalde echó el
los nuevos concejales, y los demás fueron resto, comunicándole que si después de
reafirmados en sus cargos. Ricardo Gar- la censura continuaba en su puesto, era
cía preguntó a Ros porque no había di- porque no le quedaba nada, y después de
mitido como el resto de la Corporación, volver a leer la nota comprometedora, le
y éste le contestó cínicamente: “como tenía llamó mentiroso y farolero.166 A pesar de
la seguridad de que había de ser reelegido, como todo continuó en el cargo y, en la siguien-
ha ocurrido con los demás señores, no lo he creído te sesión, la Gestora cesó a José María
necesario”. En la tensa situación, Vicente Sarabia en su empleo de gestor munici-
Rodríguez, uno de los nuevos miembros pal de las carnes y vinos, de nuevo con
de la Gestora, propuso de nuevo el voto su voto en contra. Pero ésta fue la última
de censura para Ros, a lo que éste replicó vez que Ros contrarió a la Gestora; el 5
diciendo que le “olía mal” la propuesta de octubre fue destituido por orden del
de un señor que sólo llevaba días en la Gobierno Civil.167

166 Ros había dirigido una solicitud de alumbrado al despacho de Ricardo García, haciendo hincapié al
funcionario encargado, de que éste no se enterase, para evitar una segura negativa. La carta leída en público,
resultaba más ridícula que comprometedora.
167 El comportamiento de Ros sería recompensado al llegar al poder el Frente Popular, organismo del que
formó parte. Iniciado el conflicto, se afilió al sindicato de Viajantes y Representantes de Industria y Comercio
de la UGT y al partido Izquierda Republicana, con el carnet número 292. Integrado en la Comisión de
Agricultura del Frente Popular, formó parte de la Junta Calificadora. Además de asumir la dirección del
Hospital, actuó como agente ejecutivo encargado de cobrar los repartos, y por las quejas reflejadas, no lo hizo
muy bien. No presentó la debida fianza que le tuvo que ser reclamada en mayo de 1938, cuando ya llevaba 2
años en el cargo, actuando siempre con bastante retraso. El 6 de junio de 1938, fue incorporado a filas con el
grado de cabo, dejando los repartos en manos de su cuñado, que empeoró la situación.
Vistas desde el Puente de Rusia 175

3.6. 1934. La revolución de na de movilización se difundió por toda
la península. Aunque en la mayor parte de
octubre. Cambios en las España la cosa no llegó más allá de la huel-
calles y dimisiones en la ga general, en algunas ciudades como Ma-
Gestora. drid, los altercados, barricadas y tiroteos
se mantuvieron durante varios días. Caso
El Gobierno, presidido por Ricardo Sam- aparte fue el de Asturias, donde se movi-
per desde el mes de abril, no había conse- lizó una verdadera insurrección armada;
guido ganarse el respeto ni de la derecha o el de Cataluña, que el día 6 proclamaba
ni de la izquierda. A la difícil cohabitación “l’Estat Català” como integrante de la Re-
de radicales y cedistas, se fue sumando la pública Federal Española. En todo el terri-
actitud combativa de socialistas y republi- torio nacional se declaró el estado de gue-
canos de izquierda. Desde su periódico, rra. Entre los días 9 y 12 el Ejército y las
el PSOE lanzaba incendiarias proclamas Fuerzas de Seguridad del Estado sofoca-
que fueron radicalizando a un proletaria- ron las revueltas. Los principales dirigen-
do, ya de por sí sensibilizado por el au- tes políticos de izquierda fueron detenidos
mento del desempleo y por la nueva Ley y el Gobierno suspendió la Generalitat y
para la Reforma Agraria, que implicaba el Parlamento catalán. Ante el cariz de la
la suspensión de la prórroga establecida sublevación asturiana, la respuesta fue mu-
para la “Ley de Yunteros”, los desalojos cho más contundente: el general Franco
de fincas ocupadas en el bienio azañista y que ya conocía la región, al haber interve-
la libertad de contratación de jornaleros, nido en la huelga general de 1917, dirigió
favoreciendo las represalias contra las or- las operaciones desde Madrid y el día 10
ganizaciones sindicales agrícolas. de octubre, una Bandera de la Legión y un
Tambor de Regulares desembarcaron en
El día 4 de octubre, Samper presentó la di- Gijón bajo el mando del general Yagüe.
misión por falta de apoyos, y Lerroux fue Hasta el día 17 no controlaron la situación
de nuevo comisionado por Alcalá Zamora y la revuelta asturiana acabó aplastada con
para formar Gobierno. Durante la crisis, un saldo de más de mil muertos.
Gil Robles había advertido que ya no esta-
ba dispuesto a apoyar a un gabinete como El día 9 se reunieron las Cortes sin la
el que agonizaba. Si no se conseguía un presencia de los socialistas y Lerroux fue
acuerdo que garantizara la gobernabilidad, recibido con aplausos y vivas a España y
prefería disolver las Cortes. El Partido So- la Republica. Su primera medida fue resta-
cialista, estaba decidido a evitar, de cual- blecer la pena de muerte para los ataques
quier forma, que Gil-Robles o sus aliados dirigidos contra la autoridad.
formaran parte del Gobierno y llevaba
tiempo preparándose para “reconquistar En Alicante, tomada por la fuerza pública,
la República para los trabajadores”. Cuan- los manifestantes se concentraron frente
do llegó la noticia de que Lerroux había a la Comandancia Militar para recibir a los
incluido a tres ministros de Acción Popu- obreros detenidos en diversas localidades
lar y a dos del Partido Agrario, la consig- de la provincia, y acabaron dispersados
176 Vistas desde el Puente de Rusia

con una carga de las Fuerzas de Asalto.168 de Seguridad, por su brillante actuación al
El Ayuntamiento fue destituido y su Al- neutralizar el movimiento revolucionario:
calde detenido junto a los más relevantes fijada para el domingo 21, se invitó a los
personajes de la izquierda. Los comercios vecinos a colaborar engalanando las calles.
abrieron sus puertas bajo amenaza de mul- Para reforzar la concurrencia, el Ayunta-
ta, pero los dependientes no acudieron a miento se aseguró la participación de to-
su trabajo. Se registraron las Casas del dos sus empleados, y Mazón Torrecillas
Pueblo en busca de armas y se desman- aportó a médicos, practicantes, comadro-
telaron las emisoras de radio clandestinas, nas, monjas y demás personal subalterno
estableciéndose la censura previa. El Lu- de la Beneficencia. Como gesto simbólico,
chador no volvió a la calle hasta el día 15, pusieron a disposición del Gobierno seis
fecha en la que apareció totalmente embo- camas hospitalarias para soldados o poli-
rronado por el censor. cías heridos en las revueltas.

En Orihuela, por orden del Gobierno Ci- Por su parte, los tradicionalistas celebraron
vil, desde la madrugada del sábado 29 de un funeral en la iglesia de Santiago en me-
septiembre se había instalado una sección moria del diputado Marcelino Oreja, ase-
completa de la Guardia de Asalto total- sinado en los sucesos revolucionarios de
mente pertrechada. Los incidentes fueron Asturias. Las ceremonias relacionadas con
escasos, siendo el único reseñable la explo- la revuelta de octubre, culminaron el do-
sión de un petardo en un transformador mingo 11 de noviembre con otro solem-
eléctrico. Al iniciarse el motín, Vicente Be- ne funeral, esta vez por todas las víctimas
llido cumplía con las funciones del alcalde, ocasionadas por la sublevación asturiana.
ya que Ricardo García estaba de viaje en Organizado por los políticos de la dere-
Madrid. A su regreso, convocó a las auto- cha local más destacados, al acto oficiado
ridades y “vecindario de orden”, en plena en la catedral acudió el jefe provincial del
noche, para hacer frente a la revuelta y Partido Agrario y delegado en la Confe-
sofocar cualquier intento revolucionario. deración Hidrográfica del Tajo, José María
Canalejas.169 En la ceremonia participó Vi-
La Gestora no se reunió oficialmente has- cente Bellido en nombre del Ayuntamien-
ta el 18 de octubre, y tras dar cuenta de la to, junto a las delegaciones de las Cajas de
colocación de una corona de flores en el Ahorro, Cámara de Comercio, Colegio de
rótulo del la calle de Ramón y Cajal con Abogados, Acción Católica, Partido Tradi-
motivo de su fallecimiento, la Presidencia cionalista, Renovación Española, Falange
informó que preparaba una manifestación Española, Acción Popular y miembros de
en homenaje al Ejército, Guardia Civil, la Guardia Civil y de los Carabineros, que
Carabineros, Policía, Guardias de Asalto y fueron aplaudidos frenéticamente, entre

168 En Elche, los amotinados incendiaron vehículos, atentaron contra el Centro Radical y algunas iglesias
y lanzaron una granada contra la Guardia Civil, que repelió la agresión a tiros. En Torrevieja, un militante
socialista asesinó de dos tiros al teniente alcalde en el popular bar “El Tiburón”.
169 José María Canalejas y Fernández. Hijo del famoso político José Canalejas, asesinado en un atentado
anarquista en 1912. Alfonso XIII concedió el ducado a su madre al quedar viuda y él mismo murió asesinado
por el Frente Popular en 1936.
Vistas desde el Puente de Rusia 177

Calle Calderón de la Barca
Colección Sánchez Portas Orihuela

gritos de viva España. Después, el duque animó a los terciarios para continuar en
de Canalejas, visitó el Centro de Fomento su lucha contra el ateísmo moral. Aunque
y Cultura, almorzando en casa de Manuel inicialmente quedó circunscrita al recinto
Bonafós, donde algunas comisiones de los conventual por el prorrogado estado de
partidos agrarios de la Vega Baja se acer- guerra, se realizó una breve y concurrida
caron a saludarle. procesión con la imagen del santo. Con
todos estos eventos, la ciudad de Orihuela
En pleno resurgimiento de la devoción pretendía demostrar su espíritu patrióti-
católica oriolana, la población se volcaba co y altamente religioso. Dirigentes como
con cualquier acto de carácter eclesiástico, Escolano, García Rogel, Balaguer o Ro-
como la fiesta de la VOT en honor a San dríguez de Vera, acudieron en bloque a la
Francisco de Asís -final del quinario de- primera misa del capuchino José Agustín
dicado al fundador y a sus cinco llagas-, de Barranquilla, cuya ceremonia incluyó
o la fiesta de Cristo Rey, jornada institui- un banquete en la sala de visitas del mo-
da en 1925 por el Papa Pío XI, ante los nasterio franciscano. El ambiente era cada
avances del ateísmo y de la secularización vez más propicio para una publicación de
de la sociedad. Oficiada el domingo ante- carácter católico y, desde primeros de no-
rior a la festividad de Todos los Santos en viembre, El Día anunciaba la aparición de
el convento de los capuchinos, el sermón El Diario de Orihuela, destinado a “recoger
estuvo a cargo del magistral de la Catedral fielmente las palpitaciones de la vida oriolana”.170
de Murcia, Saturnino Fernández, quien

170 Filial del citado diario alicantino propiedad de Juan Sansano, formaba parte de un ambicioso proyecto
que se completaría con los diarios de Elche, Alcoy y Villena. El 1 de diciembre salió a la calle El Diario de
Elche. La publicación oriolana quedó pospuesta para comienzos de 1935 y nunca llegó a la calle.
178 Vistas desde el Puente de Rusia

La situación para los izquierdistas se vol- Pero en la siguiente sesión, dejando claro
vió muy tensa. Señalados como culpables que como oriolano tenía en gran estima al
de los recientes sucesos y con el Ejército señor Montero, el alcalde aplazó el cam-
encargado del orden público, cualquier ex- bio sin pretender disgustar a nadie. No le
cusa podía ser suficiente para acabar en la parecía correcto que la solicitud estuviese
cárcel. El sábado 27 se produjo una dis- firmada tan sólo por los familiares de don
cusión por motivos políticos en el “Bar Ramón y dejó en manos de los miembros
Baviera”; y de las palabras se pasó a las del Consistorio la posibilidad de realizar
bofetadas. A consecuencia del incidente, una correcta petición oficial. También
José María Sarabia fue detenido y José les pidió que, si se empezaba a cambiar
María Lucas Parra, “ex alcalde amparador los nombres de las calles, dedicasen una
de tropelías”, puesto en busca y captura, al “Ilustre D. Alejandro Lerroux García, ele-
clausurando el establecimiento, “refugio vado al más alto cargo de la nación, como mu-
de extremistas noctámbulos”.171 chos pueblos españoles así lo habían hecho, dando
con ello una nota de civismo”. Por último, dio
El 22 de noviembre la censura, hasta en- las gracias a la Guardia Civil, a la Policía
tonces militar, pasó a manos del Gobier- Municipal, a los Bomberos y los vecinos
no Civil, cuyo titular, Vázquez Limón, se en general, por haber demostrado una vez
había ganado el respeto y admiración de más el espíritu pacífico y de orden de la
las fuerzas conservadoras, por su manejo ciudad. Su deseo se cumplió, y tras varios
de la revolución con mano férrea, no du- años solicitándolo, el 8 de noviembre, el
dando en utilizar a las milicias tradiciona- “Insigne patriota, presidente del Consejo de Mi-
listas, falangistas y cedistas para imponer nistros”, fue nombrado Ciudadano de Ho-
el orden. nor de Orihuela, dedicándole el Paseo de
la Estación, que pasó a llamarse Avenida
En cuanto a asuntos municipales oriola- de Alejandro Lerroux. También se aprobó
nos desarrollados en el último trimestre el cambio de su fisonomía, destinando a
de 1934, los vecinos de la calle Francisco los peatones el ancho del centro, y a los
Ferrer Guardia, solicitaron a la Gestora, carruajes los laterales, arrancando para
la recuperación del título de Santa Lucia, ello las dos filas exteriores de árboles. Ter-
poniendo en compromiso al viejo republi- minada la sesión, Vicente Bellido presentó
cano Ricardo García al que pedían la sus- su dimisión con carácter irrevocable por
titución de un icono de la República por motivos de salud. El alcalde no aceptó la
una santa católica. La calle Sor Patrocinio renuncia de su cuñado, alegando el cariño
Vives Fenoll, fue retitulada con el nombre que sentía por el Ayuntamiento y el gran
de Ramón Montero Mesples y, a propues- acierto demostrado en el desarrollo de su
ta del señor Carrió, se utilizó el de la reli- gestión consiguiendo que no renunciase.
giosa para la calle del Hospital, “centro en el Días después, Bellido presentó una mo-
que prestó los servicios que le hicieron acreedora de ción para construir una casa cuartel de la
tanto homenaje”. Guardia Civil, con la que pretendía aho-

171 El Día. Alicante, 29 octubre de 1934, núm. 5746
Vistas desde el Puente de Rusia 179

rrar al municipio las 1.200 pesetas que pa- El siguiente en dimitir fue Manuel Carrió
gaban por el alquiler de la Casa del Paso, Pastor, por la necesidad de atender a su fa-
propiedad del ex alcalde, Antonio Bala- milia; para rebajar su carga de trabajo se
guer. Ricardo García, quedó comisionado le autorizó a abandonar la Comisión de la
para buscar un terreno en el Paseo de la Décima, pasando su cargo a Manuel Apa-
Estación, pero acabaron ofreciendo al Es- ricio.173 Antes de acabar el año se marchó
tado el Cuartel de Sementales, que podía Tomás Vicente Rodríguez, por motivos
ser adaptado para tal menester. de salud y su renuncia sí fue aceptada, ha-
ciendo constar “el sentimiento que producía a
En diciembre de 1934, el Ministerio de la Go- la Corporación verse privada del concurso de un
bernación, aceptó la propuesta de la Gestora republicano de abolengo”.
oriolana, autorizando a su Presidente para
que librara la escritura de cesión del Cuartel A finales de 1934, el posicionamiento polí-
de Sementales. Cuando en octubre de 1935, tico había cambiado bastante. El compacto
el teniente coronel del Deposito Central de Bloque Agrario Antimarxista de la provin-
Remonta ofreció destacar en él, a una sección cia de Alicante, que un año antes había sa-
de la misma, solicitada por el Ayuntamiento crificado el individualismo partidista para
anterior, por boca de Vicente Bellido se le abarcar todo el espectro de la derecha en
dieron efusivas gracias, comunicándole que las elecciones, estaba descompuesto. Lejos
ya no era posible utilizarlo por estar cedido quedaban aquellos mítines en los que mo-
para el puesto de la Guardia Civil.172 nárquicos, tradicionalistas, miembros de

Casa del Paso, propiedad de Antonio Balaguer,
donde estaba instalado el Cuartel de la Guardia Civil
Colección Sánchez Portas Orihuela
180 Vistas desde el Puente de Rusia

Acción popular, de la Derecha Regional En la división del partido de Lerroux,
Valenciana y hasta republicanos conserva- ocurrida en 1934, su facción más progre-
dores, participaban hombro con hombro sista –lideraba por Martínez Barrio-, y la
“en defensa de la religión, la propiedad y conservadora del PRRS -encabezada por
la patria”. Los frutos de aquel esfuerzo ha- Gordón Ordás-, confluyeron en una nue-
bían sido los ocho candidatos de la dere- va formación llamada Unión Republicana.
cha provincial colocados en el Parlamento. El sector más progresista del PRRS, siguió
Pero la falsa unidad se había volatizado en a Marcelino Domingo, para unirse a Ac-
sólo un año, y de bloque compacto habían ción Republicana -liderada por Azaña-,
pasado a grupo de improvisados caudillos para formar Izquierda Republicana.
que buscaban mantenerse en el poder, sin
importarles las arriesgadas maniobras po- 3.7. 1935. Partidos políticos
líticas utilizadas para conseguirlo.
oriolanos. Crisis de
Las organizaciones católicas, predominantes Gobierno. Retitulación
en Orihuela, habían abandonado a la “pros- conservadora.
tituida derecha regional”, que había osado
despreciar el proyecto inicial, para acabar en El año 1935, comenzó en relativa calma.
manos del ambicioso “lerrouxismo masóni- El estado de guerra y la censura de prensa
co”, dispuesto a pactar con el diablo, como ofrecían la falsa apariencia de que los ama-
ya habían demostrado al dejar en la cuneta a gos revolucionarios estaban ya sofocados.
los patriotas “soldados de la Religión”, para La derecha, visiblemente fraccionada en
coquetear con Chapaprieta y los radicales. 174 su pugna por el poder, intuía que la unión
de las izquierdas era tan sólo cuestión
Los republicanos, que en 1931 habían sufrido de tiempo, y pedía al Gobierno acciones
un proceso similar con su bloque antidinásti- preventivas y persistentes encaminadas
co, se habían reorganizado en dos grupos. El a evitar que las ideas marxistas y anar-
primero, liderado por Diego Martínez Barrio quistas germinasen de nuevo en la masa
y Félix Gordón Ordás, estaba formado fun- obrera. En Orihuela, por la izquierda sólo
damentalmente por ex radicales, de los que en figuraban los partidos Unión Republica-
1929 se había escindido la rama izquierdista, na (David Galindo Martínez), Izquierda
para formar el Partido Republicano Radical Republicana (José María Lucas Parra) y
Socialista (PRRS), con Marcelino Domingo a PSOE-UGT (Antonio Cubí Tomé).175 Sin
la cabeza. Dicho partido se volvió a fraccio- embargo estaban representados prácti-
nar en 1933, creándose el Partido Republica- camente todos los partidos del espectro
no Radical Socialista Independiente. conservador: Derecha Regional Agraria
172 A pesar del acuerdo suscrito, por falta de presupuesto el cuartel no fue ocupado por la Guardia Civil
hasta después de la guerra, permaneciendo en él en la actualidad.
173 Ante su insistencia se la aceptaron en enero, quedando ésta, pendiente de la decisión del gobernador.
174 Los abandonados, como ya hemos dicho, fueron: el duque de Canalejas por Renovación Española y
Manuel Senante Martínez por la Comunión Tradicionalista.
175 El Partido Comunista y la Federación Anarquista, estaban todavía en gestación.
Vistas desde el Puente de Rusia 181

(Eusebio Escolano), Partido Agrario Es- al ministro de Agricultura, que pasaba en
pañol (Manuel Bonafós), Renovación Es- automóvil con destino hacia Alicante. El
pañola (Indalecio Cassinello), Comunión sevillano Manuel Jiménez, diputado de la
Tradicionalista (Ángel García Rogel), Par- CEDA, se detuvo en la barriada de San
tido Republicano Conservador (José Mar- Francisco visitando la fábrica de seda, pro-
tínez Arenas), Partido Republicano Radi- piedad del señor Noguera. Ya en la ciudad,
cal (Ricardo García) y Falange Española fue invitado al Centro de Fomento y Cul-
(Antonio Piniés). tura de la calle Mayor, y de allí pasó a la
Federación de Sindicatos Católicos, donde
A pesar del batiburrillo de formaciones fue recibido por Antonio Balaguer, Luis
conservadoras, a efectos prácticos el car- Almarcha, el Ayuntamiento al completo,
lismo protagonizaba la actividad político- los más destacados personajes de la políti-
católica. El 6 de enero, como cada año, ca oriolana176 y varios centenares de agri-
celebraron el día de la Monarquía tradicio- cultores pertenecientes a los 35 sindicatos
nal con un acto religioso y una fiesta en el federados. Tras ser acogido con un clamo-
Círculo de la Plaza de Caturla, “recordando roso aplauso, le expusieron la necesidad
la auténtica esencia religiosa de la corona y el sin- de comercializar la superproducción de
sentido de la ilegítima Monarquía constitucional y cáñamo, naranjas, pimentón, tubérculos y
de la República, introducidas tramposamente en frutas de la Vega Baja. Terminado el acto,
España, abdicando de la potestad de gobernar por marchó hacia la capital, para participar en
la gracia de Dios, verdadero y legítimo señor de la un banquete organizado en el balneario
nación española”. El resto necesitaba darse a “Diana”, al que también asistió su corre-
conocer entre una población que recelaba ligionario Eusebio Escolano. El domingo
de los partidos y no entendía de siglas, sólo 13, los visitantes fueron Federico Salmón
de personas. El viernes 11, el gobernador y Luis Lucía, almorzando en casa de Es-
Vázquez Limón, se desplazó a Orihuela colano.177
para esperar en el límite de la provincia,

Cuartel de Sementales, actual emplazamiento de la Guardia Civil.
Colección Sánchez Portas Orihuela
182 Vistas desde el Puente de Rusia

La Iglesia también hacía campaña a su ciado fue el hijo de “el Moreno”, joven
manera. En la segunda quincena del mes dependiente de la pañería propiedad de la
de enero, el obispo envió una carta a los viuda de Eleuterio García.
párrocos, consiliarios de Acción Católica
y mujeres de la Diócesis, efectuando un Terminando enero, el comandante militar,
llamamiento especial para que concurrie- general García Aldave, abandonó Alican-
sen a la primera asamblea diocesana de te, por haberse decretado el fin del estado
mujeres y juventudes católicas femeninas, de guerra en la provincia, pasando al de
precedidas de una semana de formación excepción, que fue prorrogado durante 30
cristiana que tuvo lugar entre los días 20 días por el Consejo de Ministros celebra-
y 27 del citado mes. Las ponencias desa- do el 5 de febrero. La acorralada izquierda
rrolladas por canónigos, jesuitas y alguna oriolana, sin posibilidad de celebrar actos
“señorita de moral intachable”, pretendían públicos, intentaba mantener el contac-
formar a las mujeres de Acción Católica to con sus simpatizantes a base de hojas
para impartir catequesis, organizar colec- clandestinas confeccionadas en la impren-
tas, asesorar en moralidad, calificación de ta “La Comercial”, de Isidoro Sánchez
las películas cinematográficas, trajes de Mora, que fue clausurada por la Brigada
baño modestos, propagación de sanas lec- de Investigación Social y Criminal, impo-
turas e intensificación de la vida de piedad niéndole una multa de 5.000 pesetas por
y eucaristía. El propio prelado clausuró las difundir propaganda subversiva.179
jornadas celebradas en la catedral y en el
Colegio de Jesús María.178 Todo parecía Pero la sensación de control y de estabili-
volver a la normalidad en la clerical ciu- dad en el Gobierno era sólo un espejismo.
dad del Segura. La fiesta de San Antón A finales de marzo de 1935, los ministros
recuperó todo su esplendor y, desde bien cuyo nombramiento había desatado la ira
temprano, numerosos grupos de huerta- de la izquierda, presentaron la dimisión a
nos, muchos con carruajes y caballerías, se Lerroux en protesta por la concesión de
congregaron ante la ermita del santo. Por indultos a una veintena de sentenciados a
la tarde la ciudad quedó desierta, abarro- muerte por los sucesos de octubre. Gil Ro-
tando los aledaños del popular barrio ex- bles seguía manejando la cuerda, tensando
tramuros como no se recordaba. La banda y destensando a su conveniencia; con esta
de música de Bigastro ejecutó un selecto maniobra pretendía ganarse el apoyo de los
programa, y en la rifa del cerdo, el agra- votantes más conservadores al pedir mano

176 Escolano, Cassinello, Martínez Arenas, Linares, Germán, Ezcurra, Bofill, etc.
177 Federico Salmón, ex director de La Verdad de Murcia, diputado de la CEDA y futuro ministro de
Trabajo. Asesinado en la saca de Paracuellos del Jarama en 1936. Luis Lucía, director del Diario de Valencia,
fundador de la Derecha Regional Valenciana y cofundador de la CEDA. Condenado a muerte por Franco al
acabar la guerra la pena le fue conmutada por la de prisión.
178 El Día. Alicante, 17 enero de 1935, núm. 5.809.
179 En aquella misma redada, ordenada por el gobernador civil, se volvió a desmantelar la timba organizada
en la Posada del Sol, incautándose además, una máquina tragaperras. Los jugadores fueron detenidos y
trasladados a la prisión provincial. La Imprenta permaneció clausurada hasta el 20 de mayo. En julio, Isidoro
fue de nuevo detenido y sancionado por imprimir pasquines clandestinos.
Vistas desde el Puente de Rusia 183

dura contra los revolucionarios, al tiem- ordenados en filas de cinco. Centenares
po que buscaba más representación de su de tradicionalistas, concentrados en la Pla-
partido en la Cámara. Lerroux declinó sus za de Caturla, se fueron incorporando en
poderes ante el presidente de la Republica perfecta formación. Las mujeres partieron
y éste le ratificó su confianza para organi- de Santa Justa para llegar todos juntos a la
zar un nuevo Gabinete, a ser posible con iglesia de Monserrate, donde se realizó la
una amplia base parlamentaria, pero tras segunda visita en presencia del Patrón de
un nuevo intento de negociación en el que la ciudad, cuya entrada se anunció con 10
Gil Robles se negó rotundamente a acep- campanadas. Allí la procesión se detuvo
tar que los partidos que habían secundado sin penetrar en el templo, a excepción de la
la revuelta de octubre formasen parte del Presidencia y los sacerdotes que dirigieron
Gobierno, Lerroux presentó la dimisión las preces contestadas por el pueblo a viva
por segunda vez y el encargo pasó a manos voz. Un repique de campanas avisó de la re-
de Martínez Velasco, jefe del Partido Agra- anudación de la marcha que terminó en San
rio, que tras entrevistarse con los diversos Francisco, cuya explanada quedo colapsada
jefes de las minorías, declinó también “el por los miles de asistentes. La multitud se
honor”. La papeleta volvió a Lerroux, dispuso respetando las filas: los hombres a
quien probó a organizar un Gabinete in- la derecha y las mujeres a la izquierda, libe-
tegrado tan sólo por radicales e indepen- rando un pasillo central. El obispo emocio-
dientes, entre los que se encontraba el to- nado les dirigió unas palabras por medio de
rrevejense Joaquín Chapaprieta. La CEDA altavoces y todos de rodillas recibieron la
y los agrarios quedaron fuera del Gobierno bendición apostólica. Los asistentes califi-
y por decreto de la Presidencia, las sesiones caron el acto conmemorativo, como la más
de Cortes quedaron suspendidas durante grande manifestación religiosa registrada en
treinta días. Tras la sorprendente jugada de la católica Orihuela.180
Lerroux, el turno pasó a Gil Robles, que
se decidió por un nuevo golpe de efecto El día 14 de abril, que aquel año coincidió
retirando a todos sus gestores de las Dipu- con el Domingo de Ramos, se decretó el fin
taciones y Ayuntamientos. del estado de guerra en las provincias en las
que aún se mantenía, para celebrar el ani-
Mientras se desarrollaba la crisis, Orihuela versario de la República. El Ayuntamiento
se preparaba para celebrar la clausura del radical organizó una extraña jornada con-
“año jubilar de la Redención”. El prelado memorativa que comenzó con el polémico
Javier Irastorza, organizó una auténtica de- descubrimiento de las lápidas que rotulaban
mostración de fe para el domingo 31 de algunas calles a las que habían variado el
marzo, con un solemne Vía Crucis, redu- nombre en demérito de la República y aca-
cido a dos visitas colectivas escrupulosa- bó con una velada en la Plaza Nueva, en la
mente organizadas. A las cuatro de la tar- que un jurado compuesto por Bellido Polo,
de, los hombres se reunieron en la catedral Joaquín Ezcurra y Antonio Soriano, eligió a
para rezar la primera visita jubilar, saliendo la “Señorita Miss Orihuela 1935”.

180 El Día. Alicante 30 marzo de 1935, núm. 5.866. Pío XI, declaró 1934 año jubilar, concediendo una
amplia indulgencia, en “momentos tan azarosos para la Iglesia”.
184 Vistas desde el Puente de Rusia

“grotesca troupe”, publicado en El Luchador.
Los asistentes emocionados le enviaron un
telegrama a la cárcel. Aquella tarde, un gru-
po de alicantinos regresaba de presenciar el
partido de futbol Murcia-Celta, y al llegar a
Orihuela, encontraron el tráfico interrumpi-
do por una procesión que ocupaba las calles,
de paso obligado al formar parte de la carre-
tera nacional. Cuando la caravana superó los
cincuenta vehículos y la media hora de es-
pera, comenzaron a sonar las bocinas, acu-
diendo la Guardia Urbana, que increpó a los
conductores, pidiendo carnets, formulando
denuncias y amenazando con detener a los
más airados, que no comprendían que eso
pudiera pasar en un país laico y democrático,
justo en el día de la República. Y es que la
mayoría de los oriolanos estaban muy ocu-
pados con su Semana Santa para acordarse
de ningún otro aniversario. La Centuria Ro-
mana y todas las cofradías se afanaron en
los preparativos. El Perdón y El Lavatorio,
adornaron sus pasos con suntuosa ilumina-
ción eléctrica y, en esta última, la sección de
La proscrita izquierda oriolana, sin distin- las juventudes tradicionalistas, que tan buena
ción de matices, se concentró aparte para sensación habían causado el año anterior,
celebrarlo con un banquete. Estaban indig- estrenó portacirios, también eléctricos, fabri-
nados por las dificultades que habían tenido cados en Valencia incluyendo la flor de lis y
que sortear para reunirse, mientras los cle- una artística cruz de Santiago. Los más in-
ricales podían cantar “la pasión” todas las fluyentes ciudadanos se disputaron el honor
noches, “con la libertad y desenvoltura de huestes de llevar las andas en los traslados. El de La
victoriosas en país conquistado”.181 En la celebra- Soledad, fue a hombros de Enrique Garriga,
ción estaban todos los que en 1930 se ha- Indalecio Cassinello, Antonio Balaguer y del
bían unido para enfrentarse a la Monarquía; general López Pozas, al que el Ayuntamiento
todos menos José María Sarabia, detenido decidió homenajear, devolviendo su nombre
en la Prisión de Alicante por causa de un a la calle de Juan Jaurés, “porque al honrar a un
artículo dedicado a Mazón Torrecillas y su hijo de Orihuela, todos los oriolanos se honraban”.182

181 El Luchador. Alicante, 17 abril de 1935, núm. 8.123.
182 Pío López Pozas (1871-1936) Militar oriolano nacido en la calle de la Feria. Comandante general y jefe
de la Casa Militar de Alfonso XIII, en 1930. Durante la Guerra Civil, fue detenido y encarcelado en Madrid.
El 7 de noviembre de 1936, en las sacas de presos de Paracuellos del Jarama, fue fusilado, al igual que su hijo
que era capitán de Artillería.
Vistas desde el Puente de Rusia 185

La retitulación de calles certificaba el
giro a la derecha de las instituciones
oriolanas. La calle de Pablo Iglesias, en
clara ofensa a los socialistas, había recu-
perado su primitivo nombre de Unión
Agrícola. La de Ferrer Guardia, volvía
a llamarse de Santa Lucía. Por sugeren-
cia de Juan Sansano y su periódico El
Día, el Abad Penalva fue honrado, en
el aniversario de su nacimiento, como
“preclaro hijo fallecido en pública opinión de
santidad”, dándole su nombre a la calle
“llamada vulgarmente de Arriba porque se
halla en la parte más alta del barrio de San
Juan”, donde había nacido, “como prueba
inequívoca de que el actual Ayuntamiento, es-
tando integrado por radicales, hacía justicia
honrando la memoria de los hijos de Orihuela
que lo merecían, cualquiera que fuese su ideo- Gentileza de Aitor Larrabide
logía”.183 Como podemos ver, el Con-
sistorio había cambiado radicalmente Popular en Orihuela, que instaló su do-
(nunca mejor dicho) la política de rotu- micilio en la calle Colón, encargándose
lación. En pocos meses había renegado de la edición, la Imprenta de La Lectura
de Azaña, de Ferrer Guardia y de Pablo Popular.184 Para los republicanos de Ali-
Iglesias para homenajear a dos santos, cante, la capital del Segura era ya “el ma-
a un religioso y a un general monárqui- yor foco de oscurantismo y fermentación reac-
co, utilizando el día de la República para cionaria donde los elementos derechistas tenían
descubrirlas. Como no podía ser menos, un predominio y virulencia asfixiantes” y esta
El Luchador mostró un titular sarcástico: nueva publicación, un periódico “carcoce-
“Los Gestores orcelitanos, se encomiendan a dista y fascistoide, escrito por curas y señoritos,
santa Lucía para que les conserve la vista”. con buen papel y grabados, porque las derechas
tienen mucho dinero y aunque suelen esconderlo
Dentro del nuevo clima político, en con avaricia, en momentos decisivos arrojan la
marzo había salido a la calle el semana- casa por la ventana para impedir la avalancha
rio Acción, órgano del partido Acción izquierdista que les amenaza nuevamente”.185

183 Francisco Penalva Uríos (1812-1879). Dominico oriolano, nacido en una casa anexa al Colegio de Santo
Domingo. Exclaustrado y trasladado a Alicante, fue durante más de 30 años, abad y magistral de su colegiata.
Famoso por rescatar y divulgar la predicación de “Las Siete Palabras”, dicha localidad conserva una plaza
con su nombre.

184 Como sus dos antecesores, su vida no alcanzó el año, desapareciendo el 30 de diciembre.

185 El Luchador. Alicante, 20 abril de 1935, núm. 8.126.
186 Vistas desde el Puente de Rusia

En la segunda quincena de abril, el siem- 3.8. 1935. Primero de
pre inquieto Mazón Torrecillas, se alió
mayo. Fallas y feria. Caída
con el flamante duque de Pinohermo-
so,186 para celebrar un festival taurino a de Lerroux y auge de
beneficio de las instituciones que dirigía: Chapaprieta.
el Hospital y la Casa de Beneficencia.
Confeccionar un cartel adecuado en un En vísperas del primero de mayo de 1935
el ministro de la Gobernación, Portela
día festivo, resultaba muy complicado,
Valladares, estaba muy preocupado por la
por lo que escogieron el martes 30, vís-
actitud que pudieran mostrar los partidos
pera de la festividad del primero de mayo, obreros, y puso especial interés en que los
para presentar un selecto ramillete de fi- Gobiernos Civiles permaneciesen en es-
guras, entre las que destacaban Domingo tado de máxima alerta. En Alicante, con
Ortega y Juanito Martín Caro “Chiquito arreglo a la Ley de Orden Público, el go-
de la Audiencia”. bernador Vázquez Limón redactó un ban-
do de inserción obligatoria en prensa en el
El evento fue presidido por el alcalde, que dictaba las normas para el desarrollo
acompañado en la tribuna por las belle- de la jornada. Quedaban prohibidas todo
zas oriolanas Asunción Celdrán y Carmen tipo de manifestaciones públicas: cual-
Cayuelas. Sin tiempo apenas para la pro- quier conato de movilización, sería disuel-
paganda, la circunstancia de programar la to por las fuerzas distribuidas estratégica-
corrida en un día laborable, con una ga- mente por toda la provincia para actuar en
cualquier punto en menos de media hora.
nadería de renombre, banderilleros y pica-
Aunque se mantenía la jornada festiva, el
dores (con el correspondiente desembolso
cierre de fábricas no era obligatorio.
en caballos, monturas y puyas), convirtie-
ron el acto benéfico en un triunfo artístico Los empleados municipales no podían fal-
y un fiasco económico en el que Mazón tar al trabajo y la Policía Local debía per-
Torrecillas se había implicado hasta las ce- manecer al completo de servicio. Taxis,
jas. Para colmo, al enchiquerar el ganado, trenes y autobuses estaban obligados a
uno de los toros se revolvió alcanzando a prestar servicio a riesgo de perder sus li-
un individuo llamado Salvador Ruiz “Ca- cencias. En el caso de los comercios pú-
nín”, con tan mala fortuna que falleció blicos (panaderías, lecherías, restaurantes,
aquella misma noche.187 hoteles, cafés, etc.), debían permanecer

186 Carlos Pérez-Seoane y Cullen, III duque de Pinohermoso, había nacido en Roma en 1896, donde su
padre ocupaba un puesto diplomático, heredando su título en 1934. Comandante de Caballería y gran amante
de los toros, al acabar la guerra formó su propia ganadería y alcanzó fama como rejoneador, actuando en
numerosos festivales benéficos. Días después del citado festejo, el Ayuntamiento recibió una solicitud para
titular con su nombre la Plaza de la Pía, donde estaba ubicado su palacio (derribado en los años ochenta
para construir la actual Biblioteca y Archivo Histórico). El trámite utilizado, en el que la Alcaldía pidió la
conformidad de las dos terceras partes de los vecinos, nos lleva a pensar que detrás de la proposición, estaba
su nuevo amigo Pepe Mazón. Lo cierto es que el 29 de octubre, esta plaza cambió su añejo nombre por el
de duque de Pinohermoso.
187 El Día. Alicante, 2 mayo de 1935, núm. 5.890.
Vistas desde el Puente de Rusia 187

abiertos sin excusa, quedando a cargo de políticas. Los monárquicos de Renova-
sus dueños o familiares en el caso de que ción Española estuvieron representados
faltasen los empleados. Fuerzas de Asalto, por Antonio Goicoechea hasta que Cal-
Guardia Civil y Carabineros, totalmente vo Sotelo se integró en sus filas. Gracias
pertrechados, se encargaron de mante- a su brillante oratoria filofascista y a sus
ner el orden a toda costa y la jornada se continuos ataques a los republicanos, este
desarrolló en completa normalidad.188 La político de la Dictadura, que había perma-
eficacia de Vázquez Limón durante aque- necido exiliado en Francia hasta obtener
llos complicados meses, fue recompensa- el indulto, alcanzó el liderato de dicha for-
da, condecorándole con la Enmienda de mación y de gran parte de la derecha más
la República por su gestión “imparcial y reaccionaria. Pero su propuesta para crear
patriótica” al frente de la provincia, pero el un Bloque Nacional como alternativa a
Gobierno tenía otras preocupaciones. Gil Robles, sólo consiguió el respaldo de
la Comunión Tradicionalista y del partido
El 3 de mayo, fiesta de la Santa Cruz, de José María Albiñana. Otro de sus pro-
mientras en Orihuela se recordaba al pia- yectos fracasados, fue el intento de fusión
doso Inocencio Carretero en el 25 aniver- entre carlistas y alfonsinos, para conseguir
sario de la instalación de la cruz de hierro una sola propuesta dinástica.189
en el monte de la Muela, en las Cortes se
planteaba una nueva crisis. Alejandro Le- En cambio, si fructificó el progresivo acer-
rroux, tras sostener una ronda de entre- camiento de las izquierdas que, al unísono,
vistas con el resto de los líderes políticos, reclamaban al presidente la disolución de
volvió a poner su cargo a disposición del las Cortes y la convocatoria de elecciones
presidente, que le reiteró su confianza por generales. Las alianzas entre socialistas y
enésima vez para que formase un gabinete comunistas, las campañas en favor de la
de coalición en el que tuvo que incluir a amnistía para los condenados por la revo-
cinco cedistas y dos agrarios. Gil Robles lución de octubre y los comités de ayuda a
daba otro pasito obteniendo la cartera de los presos, presagiaban la formación de un
Guerra y la Vicepresidencia del Gobier- frente republicano y obrero, un bloque tan
no. Joaquín Chapaprieta, manteniendo su heterogéneo que sólo una figura de pres-
condición de diputado independiente, se tigio estaría en condiciones de liderar. En
hizo cargo del Ministerio de Hacienda. mayo de 1935, Manuel Azaña rompía su
silencio para ofrecer un mitin en Mestalla.
Más allá de las constantes disputas entre
los partidos que se alternaban en los efí- Pero en Orihuela todo continuaba igual:
meros gabinetes, durante el año 1935 se la izquierda permanecía desaparecida, el
fueron consolidando otras alternativas pasteleo cedista-radical-agrario, al igual

188 El Luchador. Alicante, 30 abril de 1935, núm. 8.133. Bando del gobernador civil.
189 La falta de sucesión en la rama carlista, creó grandes expectativas entre los alfonsinos, que disponían
de un candidato ideal en la persona del tercer hijo de Alfonso XIII, tras las renuncias de sus hermanos: el
príncipe Alfonso- por su polémico matrimonio- y Jaime –por su condición de sordomudo-. A la boda de
Juan de Borbón, celebrada en Roma en octubre de 1935, acudieron varios trenes abarrotados de ex nobles y
de políticos monárquicos.
188 Vistas desde el Puente de Rusia

Falla de los Hostales en 1935.
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 189

Falla de la Plaza Nueva en 1935. Tercer Premio.
Colección Sánchez Portas Orihuela
190 Vistas desde el Puente de Rusia

que en las Cortes, nunca llegaba a cuajar y, El programa festivo, anunciado en prensa,
como ya hemos dicho, sólo en el Círculo incluía Bando de la Huerta, corridas de to-
Tradicionalista la actividad era constante. ros, conciertos, nueve bandas de música y
El lunes 6 de mayo Urraca Pastor ofreció por supuesto las monumentales y artísticas
una conferencia en los salones de dicho fallas. La primera corrida se celebró aquel
Círculo, acompañada por García Rogel, mismo domingo, con seis toros de Félix
Villaescusa, Senante, la baronesa de La Gómez del Colmenar, para un “mano a
Linde y la directiva de las Margaritas. Su mano” entre Manolo y Pepe Bienvenida.
visita formaba parte de otra campaña de Este fue el año de la consolidación de las
propaganda que incluía actos en Callosa, fallas y los diferentes distritos se afanaron
Albatera y Crevillente, terminando su pe- en su confección. El primer premio lo ob-
riplo alicantino, con un banquete celebra- tuvo la de la calle Muñoz, el segundo la
do en Santa Pola y desde allí, una caravana del Paseo y el tercero quedó para la Plaza
automovilística con destino a Guardamar. de Cubero. El 17 se celebró la procesión
cívica, encabezada por Ricardo García, y
En Julio de 1935, José Mazón Torrecillas del sermón en Santa Justa se encargó el
fue designado al fin para formar parte de presbítero “señor Ortuño”.190
la Comisión Gestora ocupando la plaza
vacante dejada por Francisco Ros Alifa. Como todos los años, una vez terminadas
La Gestora hizo constar en acta la satis- las fiestas las familias pudientes marcha-
facción que les producía el nombramiento, ron de veraneo: los que buscaban el mar
con grandes elogios por parte del alcalde a Torrevieja y La Mata, el resto a gozar
y de Vicente Bellido. Mazón, agradecido, de la tranquilidad de sus fincas, situadas
puso a disposición de la Comisión sus car- en Montesinos, Rebate o en el Campo de
gos de director del Hospital y de la Bene- la Matanza. Para los que se quedaban, el
ficencia por si eran incompatibles con la Centro de Fomento ofrecía a la “buena so-
Concejalía, pero fue renovado en ambos. ciedad”, “cenas a la americana” en las que
se daban cita “las más selectas y gentiles
La colonia oriolana residente en Alicante representantes del bello sexo”.
organizó su ya tradicional excursión para
las Fiestas de la Reconquista, llegando a la En agosto, visitó Orihuela el obispo de
estación de Orihuela el domingo 15 a las Badajoz y se celebró la Feria con su tra-
9 de la mañana. Allí fueron recibidos con dicional corrida, en la que torearon Jua-
aplausos por un inmenso gentío y, tras es- nita Cruz -pionera del toreo femenino- y
cuchar el discurso de Ricardo García -con- el “Niño de la Alhambra”. También las
testado por el presidente de la comisión fiestas patronales regresaron con todo su
Antonio Correa-, la comitiva se dirigió al esplendor a pedanías como la de San Bar-
ayuntamiento para ser obsequiados con tolomé, que homenajeó a su santo titular
un refresco. con conciertos, carreras de caballos y de
bicicletas.

190 Datos sueltos obtenidos de varios números de El Día, publicados del 3 al 22 de julio de 1935.
Vistas desde el Puente de Rusia 191

En el centro, rodeado de compañeros, José María Alcaraz Alenda, canónigo de la Catedral y
posteriormente Obispo de Badajoz. Colección Sánchez Portas Orihuela

El día de la Virgen de Monserrate, aprove- Mazón representase al Ayuntamiento y ca-
chando su traslado para la tradicional pro- lificó su asistencia al acto religioso como
cesión, el joven sacerdote, Antonio Roda, una iniciativa de carácter privado.
casó a una pareja de novios en la catedral,
en presencia de la Patrona. Encabezando Todo parecía controlado en Orihuela; en
la citada procesión figuraba Mazón Torre- especial la huerta, con una patronal reor-
cillas, luciendo fajín y el nuevo medallón ganizada y los sindicatos prácticamente
de concejal. Su presencia fue interpretada desaparecidos por las represalias. Nada
por el semanario Acción, como una repre- hacía presagiar la tormenta que se avecina-
sentación de la Comisión Gestora y José ba. Pero en Madrid continuaba la compli-
María Sarabía, corresponsal de El Lucha- cada pugna política, transcurría el mes de
dor, amenazó con denunciar su comporta- septiembre y el Parlamento seguía cerrado.
miento sectario ante el Gobierno Civil, lla-
mándole “radical sintético y barón dandy La salida de los Agrarios provocó otra cri-
de la política local”. La Gestora se apresu- sis ministerial y la consecuente dimisión
ró a enviar un telegrama desmintiendo que de Lerroux.191 Alcalá Zamora pasó el en-
191 El Partido Agrario Español, liderado por José Martínez de Velasco, había nacido en enero de 1934,
como al alternativa conservadora que aceptaba la Republica. Propugnaba la unidad nacional y la revisión de
la legislación del primer bienio, especialmente de la reforma agraria. Integrante la mayoría de los efímeros
gobiernos de 1935, había consiguió cumplir parte de su programa con la suspensión del Estatuto de Cataluña
y la Nueva Ley de Reforma Agraria.
192 Vistas desde el Puente de Rusia

cargo al presidente de las Cortes, Santiago La trayectoria de Lerroux fue reconocida
Alba que, tras intentar gestiones infruc- con un homenaje en Madrid, pero don Ale-
tuosas, rechazó los poderes. Casi por eli- jandro había acumulado muchos enemigos
minación la pelota llegó a Chapaprieta que, en todos los frentes, comenzando por los
desde el Ministerio de Hacienda, trataba diputados que lo habían abandonado y que
de poner en orden las cuentas del Estado militaban en Unión Republicana. El acoso
con un plan de austeridad para sanear sus al que había sometido a las izquierdas y sus
finanzas. El político torrevejense aceptó el acuerdos con la CEDA - cerrando el paso
reto formando un Gobierno de coalición a falangistas y monárquicos-, hicieron que
que incluía a Lerroux, Gil Robles, Lucía y bastase una sospecha de corrupción, para
Martínez de Velasco, es decir, muy pare- que el Partido Radical y su caudillo fuesen
cido al anterior y con pocas perspectivas machacados por los dos extremos. En el
de éxito. Pero toda la provincia alicantina otoño de 1935 se formó una Comisión
se mostró orgullosa por la elección; en es- Parlamentaria para investigar el llamado
pecial Torrevieja, que el sábado 28 cerró “caso del estraperlo”,194 emitiendo un dic-
sus comercios y se engalanó para tributar tamen de culpabilidad para varios cargos
un homenaje oficial a su hijo predilecto. del Partido Radical, implicados en sobor-
El sábado 26 de octubre Chapaprieta efec- nos y corretajes. El martes 29 de octubre,
tuó un recorrido glorioso por su provin- se efectuaron las votaciones que provoca-
cia. Partiendo de Novelda, pasó por Aspe, ron la dimisión de Lerroux y una nueva
Albatera y Crevillente, para celebrar un crisis ministerial en la que Chapaprieta di-
banquete en el palmeral de Elche. Allí le mitió para ser ratificado por el presidente,
esperaban el gobernador civil, la prensa y formando un nuevo Gobierno.
delegaciones de numerosos pueblos de la
provincia. De Orihuela asistieron Ricardo En Orihuela, Ricardo García no daba cré-
García, Vicente Bellido, Antonio Balaguer, dito a las acusaciones que llovían sobre su
Manuel Carrió, Venancio Ruiz y Trinita- adorado Alejandro Lerroux y el partido
rio García. 192 Todo el mundo quería salu- que presidía. El 12 de noviembre presentó
dar al presidente del Gobierno, que en su una moción en la que habló de su estado
discurso, se declaró como “la derecha de las de ánimo y mostró su mal humor “debido a
izquierdas y la izquierda de las derechas, un ele- maniobras y bulos propagados por ciertos grupos
mento aglutinante que había llegado al poder por políticos, que llamándose republicanos, jamás lo
azar más que por méritos”. Terminado el acto serán por la sencilla razón de no estar abesados a
regresó a Madrid por carretera.193 las luchas de los ideales democráticos”.

192 Los dos últimos pertenecían a la patronal de la partida rural de Desamparados.
193 El Día. Alicante 29 octubre de 1935, núm. 6.036.
194 Un personaje llamado Strauss y su socio Perlowitz, habían inventado una especie de ruleta eléctrica,
por la que las autoridades holandesas les habían expulsado del país. El aparato, disponía de un mecanismo
de relojería que controlaba las jugadas, asegurando las ganancias de sus propietarios. A pesar de que en
España estaban prohibidos los juegos de azar desde la Dictadura de Primo de Rivera, mediante sobornos a
destacados miembros del Partido Radical, consiguieron instalar su ingenio, llamado Straperlo por la unión de
los apellidos de sus creadores. Tanto caló el escándalo que la palabra estraperlo permaneció en nuestro país
como símbolo de chanchullo.
Vistas desde el Puente de Rusia 193

Con esta declaración institucional rompía su acorralado pistolero que acabó entregándose
silencio y hacía saber al pueblo de Orihuela para ser introducido en un coche acompaña-
que “no estamos en estos sitiales para ineternum, do de una pareja de agentes.
pero que mientras tanto no vengan órdenes superio-
res de nuestros dirigentes estaremos cumpliendo con Con motivo de la fiesta en honor a la Inma-
el imperativo que el cargo nos obliga y que en la calle, culada y del tercer centenario de Lope de
donde respondemos en todo momento como radicales, Vega, se celebró en el Seminario, una gran
sabemos contestar a todas la insidias que sin funda- velada poética dedicada al administrador de
mento dan en decir”, animando a sus compa- la diócesis, Juan de Dios Ponce Pozo. Los
ñeros a hacer oídos sordo ante “absurdas tradicionalistas también conmemoraron a “la
maniobras”. Patrona de España” y, dentro de su campaña
provincial de afirmación monárquica y cató-
Mientras tanto en la provincia, todo eran lica, preparaban para el domingo un mitin
honores para Chapaprieta. El 23 de noviem- en el Teatro Circo, con asistencia de la pla-
bre fue nombrado hijo adoptivo y medalla na mayor del carlismo a nivel nacional.195 El
de oro de la ciudad de Alicante. A primero acto, programado junto a otros en Novelda y
de mes viajó por fin a su pueblo natal para Alcoy, fue suspendido por el Gobierno Civil,
recibir el homenaje de sus paisanos. Allí des- siguiendo órdenes de la Dirección General
cubrió la placa que daba su nombre a una de Seguridad, por los complicados momen-
calle torrevejense y celebró un banquete para tos que vivía el Gobierno. Pero en Orihuela,
650 comensales en el Nuevo Cinema, visi- feudo tradicionalista por excelencia, los car-
tando posteriormente Guardamar, Rojales y listas no estaban dispuestos a renunciar. No
Alicante, desde donde aquella misma noche hubo mitin en el Teatro Circo, pero se llevó a
tomó el tren de regreso a Madrid. cabo un completo paquete de actividades que
burlaron la prohibición. El domingo 15, a las
El lunes 2 de diciembre, un episodio violen- 8 de la mañana, celebraron una “solemne
to perturbó la tranquilidad que reinaba en misa comunión”, oficiada por Ponce Pozo
la ciudad de Orihuela. A primera hora de la con la intervención de la orquesta del Círculo
tarde, el director de la sucursal del Banco Es- y un coro formado por requetés y margaritas.
pañol de Crédito, situada en la calle García Tras la bendición de la bandera de la Juven-
Hernández, sostuvo una corta discusión con tud Tradicionalista, amadrinada por Urraca
el conocido industrial Manuel Almodóvar, Pastor, se entonó el himno carlista “Marcha
sacando una pistola con la que le disparó, hi- de Oriamendi”. En la “suntuosa morada” del
riéndole en las piernas. El agresor, rodeado doctor García Rogel, jefe comarcal, las per-
por los curiosos que acudieron atraídos por sonalidades asistentes fueron obsequiadas
las detonaciones, retrocedió pistola en mano, con un banquete, tras el que entronizaron al
haciéndose fuerte en su oficina bancaria y Sagrado Corazón de Jesús que fue llevado en
amenazando con el arma a los vecinos que procesión escoltado marcialmente por reque-
le increpaban. La gente se fue agolpando tés uniformados hasta los nuevos locales del
en la calle y en el cercano Café de Levante, Círculo, donde la madrina entregó la bandera
hasta que llegó la Guardia Civil y la Policía bendecida. El acto contó con alocuciones de
Municipal que se encargaron de disolverlos Ponce Pozo, Villaescusa y Urraca Pastor, acu-
mientras un grupo encabezado por el abo- diendo delegaciones de Callosa, Crevillente,
gado Indalecio Cassinello negociaba con el Murcia y Cartagena.

195 Senante, Fal Conde, Urraca Pastor y el Barón de Cárcer.
194 Vistas desde el Puente de Rusia

En las Cortes, otro turbio asunto, hecho pú- dificultad a personajes de segunda fila sin
blico en diciembre, terminó de liquidar a los apenas representación parlamentaria. Entre
radicales, cuyo liderazgo había pasado a ma- tanto, Manuel Azaña volvía al ruedo por la
nos de Santiago Alba. Derechas e izquierdas puerta grande reuniendo en Madrid a dece-
se cebaron con dicho partido, y un día des- nas de miles de seguidores a los que ofreció
pués de que el “caso Nombela” llegó al Par- uno de sus más brillantes discursos en de-
lamento, Chapaprieta presentó la dimisión.196 fensa de las reformas del primer bienio. La
Su renuncia consolidó la sensación de desas- prensa conservadora alertó del peligro que
tre en el centro derecha y parecía que sólo Gil suponía su regreso y el de Largo Caballero,
Robles podría ya por fin formar Gobierno. cuando la izquierda estaba tomando de nue-
Pero el desconcertado Alcalá Zamora, em- vo las calles multiplicando sus actos políticos
peñado en evitar esa circunstancia, probó a por toda España.197
entregar la patata caliente a varios políticos,
siendo Portela Valladares del partido Acción En Orihuela, el domingo 22 de diciembre,
Gallega, el encargado de formar un gabine- se celebró un “gran comicio socialista” en
te de transición para disolver las Cortes por el Teatro Circo, con la intervención de los
segunda vez y convocar elecciones genera- candidatos Miguel Villalta Gisbert, ex juez
les. Además de Chapaprieta, formaron parte Monovero; María de la O Lejarraga, diputa-
del nuevo Gobierno, en el que no figuraban da por Granada; y Rodolfo Llopis, diputado
cedistas, un agrario, dos radicales y dos téc- por Alicante.198
nicos. Inmediatamente se suspendieron las
sesiones en las Cortes. En el tumultuoso año El “implacable” gobernador civil de Alicante,
que acababa, Manuel Portela Valladares, ga- Vázquez Limón, fue trasladado a la provin-
lleguista, republicano y masón, había cum- cia de Jaén y El Luchador, arremetió contra
plido dignamente en cargos tan complicados su “nefasta actuación”, en la que se había
como gobernador general de Cataluña con la aprovechado de la sublevación de octubre,
Generalitat suspendida y ministro de la Go- para destituir los Ayuntamientos republica-
bernación en dos ocasiones. Con su elección, nos elegidos en 1931, colocando en su lugar
Alcalá Zamora optó por una última opción a gestoras integradas por sus correligionarios
mesurada en aquella España totalmente po- radical-cedistas. El día de nochebuena, Fer-
larizada. Improvisar un partido de centro y nando Gil Mariscal, periodista de profesión,
presentarlo en las elecciones, fue una tarea se hizo cargo del Gobierno Civil y Manuel
imposible en esas circunstancias. El 30 de Rodríguez de Vera le escribió una carta abier-
diciembre se planteó una nueva crisis, que ta en la que se alegraba de que no fuese radi-
Portela resolvió incorporando con mucha cal ni de la CEDA. En ella le advertía de que
196 Este segundo escándalo, iniciado por Antonio Nombela, inspector general de Colonias, salpicó de
nuevo a algunos dirigentes radicales, por la resolución fraudulenta de un expediente de indemnización a la
naviera “Compañía de África Occidental”, por la pérdida de dos buques en la Guinea Española. La negativa
de Nombela a pagar dicha indemnización, aprobada por el Gobierno, ocasionó su cese. Pero Nombela
denunció el caso en las Cortes, que nombraron una Comisión de investigación. En el debate ante el Pleno,
Lerroux fue incapaz de defenderse de la acusación de corrupto, y aunque la votación acabó exculpándolo, su
partido quedó ya excesivamente desprestigiado.
197 Detenidos ambos por su supuesta participación en los movimientos obreros acontecidos en octubre de
1934. La acusación contra Azaña fue sobreseída. Largo Caballero, que se había ganado el apodo de “Lenin
español”, fue condenado a 30 años de cárcel. Juzgado de nuevo por el Tribunal Supremo, salió absuelto por
falta de pruebas.
198 La palabra comicio, aunque no figure en el DRAE, se sigue utilizando como sinónimo de acto electoral.
Vistas desde el Puente de Rusia 195

en la provincia sólo se podía estar “o con los Manifesté que era imposible colaborar en un periódico
curas o con los socialistas” y que, a pesar de de esa tendencia. Me insistieron para que escribiera,
la concentración de derechistas en Orihuela asegurándome que el número estaría dedicado íntegra-
y Dolores, los socialistas, “con un poco de mente a Sijé y que no tocaría otro tema. Consulté con
ayuda de otros ismos”, podía llevar a las ur- la directiva de la Agrupación que consideró que era
nas a más de cincuenta mil electores sin que conveniente que publicara el artículo.
pudiera evitarlo ni “el Santo Padre de Roma”.
Su advertencia fue inútil, porque el nuevo go- Augusto Pescador, miembro de la Agrupación So-
bernador civil, sólo permaneció una semana cialista”.
en el cargo.
El 30 de diciembre, el semanario Acción
Aquella misma noche, una hora antes de la rindió un homenaje a Sijé, en el que junto
“misa de gallo”, fallecía en su domicilio José a Augusto Pescador, colaboraron personajes
Marín Gutiérrez a consecuencia de las com- tan diversos como José María Quílez, José
plicaciones de una dolencia estomacal que Calvet, Juan Bellod Salmerón y Tomás López
sufría desde hacía varios días. Galindo. Este número fue “el canto del cis-
ne” de la citada publicación derechista, que se
“Las campanas de todas las iglesias tocan a Misa extinguió a la par que el bienio conservador.
Mayor. El Niño Dios va a nacer. Pepito Marín
Gutiérrez ha sido artista hasta para conseguir que
la Muerte eligiera su hora crítica: su Noche Buena.

José María Ballesteros”.

El entierro de Ramón Sijé, promesa literaria
de tan sólo 22 años, tuvo lugar en el día de
Navidad. En aquella jornada clara y lumino-
sa, en la Plaza de Toros, “el Niño de Haro” y
Raimundo Serrano arrancaron calurosas ova-
ciones del público, enfrentándose a la gana-
dería de López de Letona. Seguramente, las
fiestas navideñas, el entierro de Pepito Marín
y la tradicional novillada de Pascua, consi-
guieron que muchos oriolanos olvidaran por
unas horas la complicada situación política y
económica del país.

“Cuando el 24 de diciembre del año 35, a los 22
años de edad, falleció Ramón Sijé, fui de los que lo
veló en aquella nochebuena. A los pocos días vinieron
a buscarme para que escribiera un artículo para el
homenaje que se le rendiría en el único periódico [Ac-
José Marín Gutiérrez “Ramón Sijé”.
ción] que entonces se publicaba en Orihuela y que era Colección Sánchez Portas Orihuela
órgano de Acción Popular, el partido de Gil Robles.
Colección Sánchez Portas Orihuela
Capitulo 4
Apuntes Culturales:
Santo Domingo, la Graduada número 2
y el Museo Nacional.

Vista desde el Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
200 Vistas desde el Puente de Rusia

Colegio Santo Domingo
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 201

4.1 Acercamiento a la Cuando el Ministerio de Instrucción Pú-
blica intentó cuantificar el déficit de plazas
situación escolar en Orihuela escolares, se encontró con un total desco-
durante la República. nocimiento del número de centros educa-
tivos y del estado y calidad de los mismos.
Un informe realizado por la Inspección
de Enseñanza Primaria, evaluó en más de
En 1931, la falta de centros docentes, la
27.000 las escuelas necesarias, que comen-
escasez de maestros -mal formados y peor
zaron a crearse a marchas forzadas.
retribuidos-, el absentismo escolar y el traba-
jo prematuro, afectaban a todo el territorio
Es justo recordar que, en Orihuela, la
español, pero muy especialmente a las zonas
agrícolas como era el caso de la Vega Baja. construcción de edificios escolares había
La influencia de la escuela en la formación sido proyectada por el alcalde Francisco
de los ciudadanos hizo de la enseñanza pri- Díe durante la Dictadura de Primo de Ri-
maria una herramienta imprescindible para vera, y que su precipitada dimisión abortó
la reforma social y política que la República un concienzudo plan elaborado entre los
puso en marcha. Así pues, no se puede tratar años 1928 y 1930 para dotar de escuelas
este periodo sin citar su ambicioso proyecto decentes a la ciudad y a sus partidas rura-
educativo: un sistema accesible para todos, les. En cierta forma, la Graduada número
de carácter estatal, obligatorio, laico, mixto 2 del sector de Mediodía, único edificio
y dividido en grados. Pero la posibilidad de docente construido durante la Segunda
que la República monopolizase la formación República, fue pensado, negociado y em-
de sus ciudadanos, chocó frontalmente con plazado por este alcalde primorriverista,
un obstáculo que, en cierta forma, se man- que a base de empréstitos quiso solucio-
tiene en la actualidad: los conservadores no nar todas las carencias municipales tras
estaban dispuestos a que sus hijos fuesen décadas de abandono. Pero con el cambio
adoctrinados por el Estado, función que re- de régimen, el flamante alcalde José María
servaban para la Iglesia Católica. El encarga- Lucas Parra, pretendió desvincularse de
do de ponerlo en marcha fue Marcelino Do- todo lo relacionado con la Dictadura, in-
mingo, un brillante intelectual tarraconense cluyendo el proyecto iniciado por el señor
que llevaba luchando por el republicanismo Díe. Inflado por el optimismo predomi-
y la cultura desde comienzos de siglo. La ta- nante en los primeros meses y sin pensar
rea de este olvidado personaje, que antes que en limitaciones presupuestarias, el Con-
político había sido maestro, fue colosal y en- sistorio solicitó al Ministerio de Instruc-
comiable. En tan sólo ocho meses, acome- ción Pública la creación de un completo
tió reformas de gran calado, con propuestas conjunto educativo. Para poder acoger los
juiciosas y realistas que sembraban un futuro centros solicitados, Orihuela necesitaba
de nuevas posibilidades para el enorme sec- con urgencia habilitar edificios, ya fuese
tor de la población que hasta entonces esta- acondicionando los existentes o constru-
ba abocado al analfabetismo. yéndolos de nueva planta.199

199 El paquete solicitado incluía un instituto de segunda enseñanza, una escuela de artes y oficios, una granja
experimental y, por supuesto, escuelas primarias en la ciudad y en todos los partidos rurales.
202 Vistas desde el Puente de Rusia

A pesar de que la inspección del Consejo Lo- contra el paro forzoso. Pero el mayor desafío,
cal de Primera Enseñanza puso de manifies- como ya hemos citado, estaba en apartar a
to las malas condiciones de escuelas como la Iglesia de un terreno que hasta entonces
la de la calle San Agustín, que “a su deplorable controlaba en exclusiva. La educación se
estado, añadía la poca severidad e interés del maestro, convirtió en uno de los principales motivos
que solía dormirse mientras los chicos jugaban”,200 de confrontación entre conservadores y re-
el Ayuntamiento no tomó el asunto en se- formistas. Cuando Instrucción Pública creó
rio hasta que, en enero de 1932, el flamante dos escuelas en el edificio de la Beneficencia,
ministro Fernando de los Ríos, anuló la crea- el Consistorio pidió con urgencia a la Direc-
ción de las escuelas graduadas concedidas a ción de Primera Enseñanza que nombrase a
Orihuela, por no haber proporcionado lo- un maestro y a una maestra, ya que “por estar
cales para su instalación. El alcalde intentó las clases a cargo de monjas, recibían los chicos educa-
justificarse en las gestiones entabladas con ción contraria a la República”. El clero, apoyán-
Marcelino Domingo.201 El problema quedo dose sobre todo en la movilización femenina
solucionado provisionalmente ofreciendo (influenciada por una educación patriarcal y
al ministerio el incautado Colegio de Santo religiosa), reclamó su derecho a enseñar y el
Domingo (del que hablaremos en el próximo de los padres a elegir la escuela que estima-
punto), donde podían instalar “tantas cuantas sen conveniente. Por otro lado, la burguesía
fuesen precisas y con los grados necesarios en relación acomodada oriolana era reacia a cambiar la
con el número de alumnos que se presenten”. Poco educación elitista y confesional de sus hijos
después ofertaron los edificios de la Benefi- que con las nuevas disposiciones quedarían
cencia, la Caridad y el Colegio de San José mezclados con los de las clases bajas. Cuan-
(actual convento de la Trinidad). do en enero de 1932, las “damas oriolanas”
se manifestaron en contra de la retirada de
En abril, comisionado por el Ayuntamiento, los crucifijos de las escuelas, los maestros
el maestro de obras municipal certificó el pé- nacionales enviaron un oficio de protesta al
simo estado de las escuelas de San Agustín y Gobierno Civil firmado por todos, excepto
de la calle de la Feria. Al tiempo que detallaba por el matrimonio formado por Luis Clave-
las costosas reparaciones necesarias, aconse- ro, maestro de Bonanza y Amparo Zaragoza,
jó trasladarlas al antiguo edificio de la cárcel, que se negó presionada por su esposo.202
propiedad del municipio que necesitaba me-
nos reformas y que, una vez adaptado, aho- En noviembre de 1931, el alcalde había clau-
rraría a las arcas públicas el dinero empleado surado el Colegio de las Carmelitas de la calle
en los alquileres. Su propuesta fue aceptada y de Adolfo Clavarana, justificando su decisión
las obras se ejecutaron con cargo a la décima en la falta de autorización exigida para los

200 Los entrecomillados pertenecen a los libros de Actas del Ayuntamiento. AMO.
201 Marcelino Domingo había pasado al Ministerio de Agricultura en diciembre de 1931. Las denuncias por
la escuela y el maestro de la calle San Agustín se mantuvieron en el tiempo y fueron satirizados en la falla
infantil de dicho barrio en el año 1934.
202 En la sesión supletoria de 4 de febrero, el Ayuntamiento hizo constar su complacencia por la adhesión
de los maestros al orden constitucional y denunció la actitud del señor Clavero y de su esposa, en apoyo a los
“elementos reaccionarios”.
Vistas desde el Puente de Rusia 203

colegios privados y en “la campaña sectaria y en las que piden hasta la cabeza de las personas que
monárquica que venía haciendo”, alentando a los rigen los destinos de la nación”. Por su parte, Ortiz
alumnos con vivas al Rey y canciones con- Juan, afirmó que el problema sólo se resol-
tra la República. Pero la ley que obligaba a vería impidiendo el funcionamiento de las
sustituir las escuelas religiosas era fácilmente escuelas privadas. Antonio Escoda, en tono
burlada, cambiando su denominación y regis- conciliador, propuso que las medidas fuesen
trándolas a nombre de personas seglares. Ese más generales, haciendo extensivo el bando
mismo año, también se cerró una academia a todos aquellos que profiriesen blasfemias
regida por sacerdotes que estaba instalada en y ofensas contra la moral. El solicitante, iró-
el antiguo local del Juzgado. En su lugar se nico, entendió que dada la analogía “podían
autorizó la apertura de otra de carácter laico, incluirse en el mismo bando la prohibición de que los
que ofertaba una beca por cada curso de ba- perros vagabundos transitasen sin bozal”.
chillerato impartido, beneficio que el Consis-
torio pensaba otorgar a estudiantes pobres. La Ley de Congregaciones aprobada en junio
Ante el retraso de su puesta en marcha, An- de 1933, dinamitó los cimientos del sistema
tonio Cubí, solicitó que se fijase un plazo educativo católico y acentuó el problema de
de apertura y, una vez vencido, se instalasen la falta de plazas escolares. En un exceso de
escuelas en su lugar. Dos semanas después, optimismo y precipitación, las escuelas re-
en una visita de inspección, el citado con- ligiosas -excepto los seminarios-, debían ser
cejal descubrió indignado que mantenía su sustituidas por escuelas nacionales, con todos
carácter confesional, pidiendo explicaciones sus alumnos recolocados antes de terminar el
al alcalde, quien le comunicó que el primer año. Según el decreto de construcción, pro-
sorprendido era él y que adoptaría las medi- mulgado en abril de 1931, el Ayuntamiento
das oportunas. se encargaría de facilitar el terreno y de apor-
tar del 50 al 75 % de la inversión en el inmue-
Como podemos comprobar por la denuncia ble, mientras que el Estado se haría cargo del
del concejal José Ortiz, en junio de 1932 exis- resto, es decir de la retribución a profesores y
tía todavía un buen número de escuelas pri- de los gastos de funcionamiento. Al amparo
vadas, en las que, según sus palabras, aparte de dicha ley se formaron comisiones mixtas
de que los maestros carecían de los requisi- (integradas por políticos y profesionales de la
tos que exigía la ley, se realizaba una labor en educación) que inmediatamente comenzaron
contra del Régimen que la Corporación no a trabajar en el cálculo de los centros nece-
debía tolerar. La división política llegaba has- sarios para la sustitución definitiva. La comi-
ta los niños que, desde una escuela privada de sión oriolana estaba presidida por el antiguo
la calle del Colegio, proferían gritos contra la maestro de la partida rural de Bonanza, Luis
República y se enfrentaban en la calle con los Clavero y Miguel (maestro de la partida de
alumnos instalados en Santo Domingo. Se- Bonanza opuesto a la retirada de los crucifi-
manas después, el socialista Martínez Jacobo, jos en 1932), que junto a su esposa Amparo
solicitó del alcalde un bando a fin de evitar Zaragoza, pasaron a servir en propiedad, dos
que algunos chicos, “impulsados por congregacio- escuelas en el Barrio Nuevo. Para una pobla-
nes religiosas e instigados por beatas, canten coplas ción de 15.000 habitantes, estimaron 3.750
que avergüenzan y que dicen muy poco en su favor y los niños en edad escolar. Teniendo en cuen-
204 Vistas desde el Puente de Rusia

ta el plano de la ciudad y la circunstancia de varana. En 1937 se cerraron también las pe-
verse atravesada por el río, la dividieron en queñas escuelas repartidas por la ciudad. Las
cuatro distritos escolares, Este, Centro, Oes- públicas, se fueron ubicando en el Colegio
te y Sur,203 además de un distrito al extremo Santo Domingo, en Jesús María, en la calle de
norte, entre Capuchinos y el Cementerio. El la Feria, en la calle Mayor o en el edifico de la
ambicioso proyecto pretendía dotar a cada Beneficencia, pero no se conseguía poner en
distrito de una graduada de tres secciones, di- marcha el grupo escolar de los andenes, aca-
vididas en: niños, niñas y párvulos. Contaba, bado teóricamente a finales de 1936. Al llegar
además, con tres unitarias para el citado dis- los Carabineros al edificio de Santo Domin-
trito extremo. El total ascendía a 39 escuelas go, el Instituto de Segunda Enseñanza fue
o secciones, para las que necesitaban un mí- trasladado a Jesús María y se buscaba local
nimo de 40 maestros -con un coeficiente de para las escuelas anexas, pidiendo a los parti-
90 niños por maestro-, disponiendo tan sólo dos políticos que cedieran sus sedes “prestando
de 17 profesionales, entre propietarios e in- una mayor atención al problema de la cultura, que es
terinos. La llegada al poder de los gobiernos primordial en nuestro termino por el gran porcentaje
conservadores a partir de diciembre de 1933, de analfabetos existentes”. En 1938 el conjunto
deshizo la mayor parte de los proyectos, co- de edificios escolares seguía en precario. La
menzando por eliminar la Inspección de Pri- Graduada número 2, situada en los Andenes,
mera Enseñanza, órgano fundamental para continuaba cerrada y el resto de los grupos
la renovación concebida en el primer bienio. escolares estaban en proceso de adaptación,
Con un ministerio que cambió de titular una encargándose de las obras el maestro munici-
decena de veces, sin presupuesto y boicotea- pal Román Sánchez con personal sufragado
das por las Diputaciones y Ayuntamientos por la décima. En el edificio del Juzgado de
radical-cedistas, todas las reformas empren- Aguas (antigua sede del Frente Popular), si-
didas quedaron paralizadas. La victoria del tuado en la calle de Fermín Galán, se ubicó
Frente Popular volvió a cambiar la situación la Graduada número 1; en el 47 de la calle
y en el corto periodo comprendido entre fe- de la Feria (una casa de dos pisos incautada
brero y julio de 1936, pretendió aplicar preci- a Eusebio Escolano), se instaló el Grupo Es-
pitadamente todas las leyes promulgadas en colar Miguel de Cervantes; en la Plaza de la
el primer bienio. Pero llegó la guerra, y con Trinidad, el Grupo Escolar Pablo Iglesias; y
ella las dificultades económicas generadas en el convento del Carmen, el Grupo Esco-
por las prioridades bélicas, la desorganización lar García Lorca. Este último abrió el plazo
administrativa y la continua movilización de de matrícula a mediados de septiembre de
los maestros. 1938 mediante un bando municipal.204

En Orihuela, días después del alzamiento, En una de las últimas sesiones del Consejo
se clausuraron las escuelas privadas de Je- Municipal, celebrada en febrero de 1939, el
sús María, el Oratorio Festivo, la Academia Presidente informó de que el edificio don-
Loazes y el Patronato de la calle Adolfo Cla- de estaba instalado el Instituto había sido

203 Coincidiendo con la vieja distribución de Orihuela en cuarteles o arrabales: Casco o centro, Arrabal
Roche, Arrabal de San Juan o Ravalet y Arrabal Mayor o de San Agustín.
Vistas desde el Puente de Rusia 205

ocupado recientemente por una dependen-
“Relación de escuelas privadas cia de guerra, y consideraba imprescindible
clausuradas en 1937 inventario dotarlo de “un local apto para sus funciones ante
del material del que disponían. la necesidad de seguir su vida cultural en beneficio
(AMO. Legajos. Enero de 1938.) de la juventud y ante la contingencia de que Ori-
huela perdiera su Instituto”. El concejal Cruz
Andreu pretendió resolver el asunto trasla-
- Escuela de Josefina Ferrer, en la calle del Doctor dando el Instituto al Grupo Escolar Rafael
Sarget: Cinco sillas, dos banquetas, dos pupitres, Altamira, proporcionando a éste un nue-
dos mesas, una pizarra y un mapa.
vo local. Pero López Eugenio opinó que
- Escuela de los Hermanos Casanova, en la calle previamente debían encontrar una nueva
Tomas Meabe: Doce pupitres, tres mesas, ocho ubicación para el citado centro docente,
sillas y siete cajas de sobres en blanco.
evitando que sus alumnos quedasen sin
- Escuela de Conchita Ortega Cremades, en la enseñanza. Teniendo en cuenta el número
Plaza de la Merced: Dos pupitres, cuatro bancos, de escolares adscritos a ambos centros re-
una mesa, cuatro sillas, un sillón, dos tinteros,
un portaplumas, cuatro mapas y cinco pizarras sultaba imposible alternar las dos utilidades
pequeñas. en el mismo edificio y Soriano Jiménez se
opuso frontalmente a la solución propuesta
- Escuela de María Monserrate Gimeno, calle Luis por Andreu. A su juicio, los grupos esco-
Barcala: Dos mesas.
lares eran competencia municipal y el pro-
He de significarle que conocimos de otras escuelas blema del Instituto lo tenía el Ministerio de
que estuvieron funcionando anteriormente y hechas Instrucción Publica, pues suyo era el edifi-
las oportunas gestiones para clausurarlas, ha
resultado que estas, desde antes del movimiento, cio ocupado por el Ministerio de Guerra.
no las han abierto, siendo por tanto las siguientes: Así pues, el Consejo ya cumplía con exce-
Doña Pilar, de la calle Rogel Soriano. En la calle so procurando buscarle un nuevo local al
de Pérez Galdós, existía otra dirigida por las hijas
del dueño de la relojería de la calle Calderón de la director del Instituto. Semanas después, la
Barca”. Republica perdió la guerra y Orihuela su
Instituto de Segunda Enseñanza. 205

204 Notas relacionadas con los grupos escolares: (22 junio 1937) “El compañero Torres pide que en el grupo
escolar habilitado en la calle de Sarget se rotule con el nombre de “Grupo Escolar Miguel de Cervantes” y así
se aprueba por unanimidad”. (8 febrero 1938) “La Presidencia manifiesta que se están ejecutando las obras
necesarias para habilitar el local de la calle Fermín Galán en que estuvo el Frente Popular, para instalar las
escuelas graduadas núm.1”. (15 Febrero 1938) “Al maestro de obras Román Sánchez, para pago de jornales
en las obras del grupo escolar, en el antiguo edificio del Juzgado de Aguas, en la calle de Fermín Galán, 201
pesetas”. (5 Julio 1938) “A continuación se aprueban las siguientes cuentas: Al maestro de obras Román
Sánchez para pago de jornales en el grupo escolar de la Plaza de la Trinidad, 500 pesetas; para pago de
jornales en el grupo escolar del Convento del Carmen, 137,50 pesetas”. (23 Agosto 1938) “El compañero
Torres propone que el nuevo grupo escolar que se ha de instalar en la Plaza de la Trinidad, se denomine Pablo
Iglesias”. (27 Septiembre 1938) “Con cargo a la décima sobre la contribución para aliviar el paro obrero,
se aprueban las siguientes cuentas: Al maestro de obras Román Sánchez para pago de jornales en el grupo
escolar de García Lorca, 180 pesetas; para pago de jornales en el grupo escolar de Pablo Iglesias 90 pesetas”.
205 Por eliminación suponemos que esta denominación corresponde al Grupo Escolar citado anteriormente
como Graduada núm. 1, ubicado en la Calle de Fermín Galán (Alfonso XIII), circunstancia que de momento
no hemos podido verificar. Rafael Altamira fue un intelectual alicantino, catedrático y miembro de la Real
Academia de la Historia, miembro del Tribunal de la Haya y candidato al Nobel de la Paz en 1933.
206 Vistas desde el Puente de Rusia

Colegio de Santo Domingo. Puerta de la Universidad.
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 207

4.2 El Instituto de Segunda ciudad cuajada de blasones y ornada de añejos sig-
nos monumentales, que hablan de su cuna prócer e
Enseñanza y el Colegio ilustre, no vive la vida plena que le es propia, pues
Santo Domingo. sólo respira por el pulmón que le resta, el de su
capitalidad religiosa. Falta pues, para reintegrarla
Los Institutos de Segunda Enseñanza es- a la vida que su carácter y tradición requieren,
pañoles comenzaron a crearse a mediados matizar esta vieja ciudad con los atributos de la
del siglo XIX en capitales de provincia y ciencia y los símbolos de la cultura”.206
otras ciudades de gran población. En Ori-
huela, dicha enseñanza estuvo a cargo de Nacido en junio del año 1900, Sequeros
los jesuitas desde 1872 en el Colegio de había cursado primaria con el maestro de
Santo Domingo, entregado pocos años origen valenciano y afincado en Benejuzar,
antes por la Corona al Obispado. Pero Angelino Fons. Completó sus estudios en
las familias humildes no podían sufragar Alicante y en Murcia, ganando una oposi-
la costosa pensión anual requerida, ade- ción a la Jefatura de Correos de Benejúzar.
más de los uniformes, el material y otros
En abril de 1930 dejó su pueblo y, desde
gastos necesarios. La otra alternativa era
la estación de Orihuela, donde fue despe-
el Seminario, establecimiento que ofrecía
dido por muchos amigos miembros de la
algunas becas para estudiantes pobres. En
izquierda oriolana, tomó el tren con direc-
resumen, la enseñanza secundaria era pa-
ción a Madrid para ingresar en el Cuerpo
trimonio exclusivo de la Iglesia y sólo esta-
Técnico. Allí se ganó una plaza de profe-
ba al alcance de unos pocos. En el exten-
sor de Lengua y Literatura en el Colegio de
so artículo “El Instituto de Orihuela o la
ocasión perdida”, redactado en 1930 por Huérfanos. Con la caída de la Dictadura
Antonio Sequeros López, dejó clara su fue nombrado presidente del Partido Re-
opinión sobre la influencia del clero local publicano Radical Socialista de Benejúzar.
y su responsabilidad en la falta de cultura Catedrático de Geografía e Historia en
científica y literaria. El semanario Rena- el recién creado Instituto de Orihuela, se
cer, portavoz de Los Amigos del Pueblo, hizo cargo de su dirección, convirtiéndo-
acompañó el artículo con una nota de se en personaje fundamental en el devenir
redacción, asumiendo la reivindicación y político de aquellos años.
anunciando una campaña Pro Instituto.
Pero no todos los oriolanos estaban de
“Orihuela está enclavada en el marco de las ciuda- acuerdo con su implantación. La vieja y
des de rancio abolengo religioso y literario. Estas nociva postura conservadora de “si los jó-
dos facetas de su vida espiritual, a la que están venes estudian ¿quién va a trabajar en la
vinculadas todas las actividades ciudadanas, no huerta?”, quedó plasmada en 1932, en un
han seguido la ruta paralela hasta el presente, sino artículo titulado “Lo del Instituto”, publi-
que la primera, la religiosa, acabó por absorberla cado por el futuro alcalde, Ricardo Gar-
toda, después de extinguida la vida literaria con cía en su periódico El Radical, calificando
la muerte de su famosa universidad. Por eso esta como un error la iniciativa.

206 Renacer, 7 de agosto de 1930, núm. 41.
208 Vistas desde el Puente de Rusia

“Un pueblo como Orihuela, en el que predomina tiempo, ante la ausencia del prelado, en-
una clase social que vive de la agricultura, no pue- tregaron una instancia al vicario general de
de preparar sus generaciones venideras, como para la Diócesis y como comprobaremos, este
seres privilegiados. Donde hay muchos pequeños documento se convirtió en una prueba y
capitalistas y no domina el carácter de empresa un aviso para el Obispado, que no perdió
no se favorece el comercio, es desconocer la reali- tiempo en trazar su estrategia defensiva. El
dad educar a los hijos para ricos. Que eso es el 22 de agosto, marcando distancias y dejan-
Instituto”.207 do clara su propiedad, el prelado dio por
concluida la misión que los padres de la di-
El Consistorio republicano del primer suelta Compañía de Jesús desempeñaban
bienio se empeñó desde el principio en en su colegio, concediéndoles tan sólo el
poner en marcha un Instituto de Segunda tiempo necesario para retirar sus muebles
Enseñanza en Orihuela y ofreció para ello y pertenencias.
el edificio del Colegio de Santo Domingo,
un perfecto emplazamiento. Expulsados A primeros de septiembre, el Ayuntamien-
los jesuitas tras el brote anticlerical de to celebró una asamblea para impulsar e
mayo de 1931, durante aquel verano, los intensificar la campaña emprendida a fa-
concejales socialistas José Ortiz y Anto- vor de la integración del instituto-escuela
nio Cubí, denunciaron repetidamente la en el edificio de Santo Domingo, “citando
desaparición de objetos pertenecientes al a cuantos elementos representaban a las fuerzas
viejo Colegio de Predicadores. Basándose vivas de la población, cualquiera que fuese su aval
en sus pesquisas, acusaban a los jesuitas político, para prestar su concurso a tan magna
de su venta y al encargado de la biblioteca empresa”. Días después, una carta particu-
de negligencia, señalando como deposita- lar recibida por el alcalde, allanaba todavía
rios del expolio a los señores Ballesteros más el camino hacia el ansiado instituto.
y Salar, para los que pidieron un registro En sesión extraordinaria informó al Con-
de sus domicilios. La Presidencia decidió sistorio, de que según datos adquiridos en
dejar el caso en manos de la Policía.208 Madrid por el subsecretario de Instruc-
ción Pública, la propiedad del edificio de
El 20 de agosto de 1931, el alcalde comen- Santo Domingo, que se creía correspon-
tó la grata impresión que había causado al der a la Mitra, pertenecía al Estado; y en el
subsecretario de Instrucción Pública, el caso improbable de que el obispo pusiese
edificio de Santo Domingo para instalar alguna dificultad, había un “edicto anulan-
el Instituto, y como los jesuitas “habían do el decreto que por una antigua Real Or-
significado el propósito de abandonar- den, otorgó el Colegio”. Así las cosas, sólo
lo”, expuso que, el único fleco pendiente restaba elevar una instancia al ministro de
era convencer al obispo, propietario del Instrucción Pública, dándole a conocer de
edificio, que “no podría negarse a esta manera clara la propiedad del edificio en
mejora para la población”. Sin perder cuestión y pidiendo la inmediata instala-

207 El Radical, 24 abril de 1932, núm.14.
208 Francisco Ballesteros Meseguer, ex gobernador civil, diputado provincial y dirigente del Partido
Conservador local y Emilio Salar, con domicilio en Calle Colón nº 2. Ambos eran conocidos “jesuitantes”.
Vistas desde el Puente de Rusia 209

Colegio de Santo Domingo. Iglesia en 1931
Colección Sánchez Portas Orihuela

ción del instituto. En la siguiente sesión de como centro de enseñanza, función que
fecha 15 de septiembre, ante las preguntas ya no cumplía. Como es lógico, el prela-
de Antonio Cubí respecto al asunto, el do puso en marcha todos los recursos a
alcalde se ofreció a dar explicaciones en su disposición para evitar la acusación de
privado, “para evitar que los interesados en que abandono y cumplir de alguna forma con
no se instalase el instituto, utilizasen las noticias el compromiso educativo. Al comenzar
que pudieran conocer, en provecho de sus preten- el nuevo curso intentó establecer en él la
siones”. No sabemos qué explicaciones le academia regida por sacerdotes, que había
dio, pero el 2 de octubre, el Ministerio de sido clausurada después de permanecer
Instrucción Pública iniciaba un expediente varios años en el edificio del antiguo Juz-
informativo que concluyó con un informe gado, pero se lo impidió la Guardia Civil.
por el que en diciembre se declaraba aban-
donado el Colegio, a excepción de dos El 29 de enero de 1932, mediante oficio
habitaciones ocupadas por sendos jesuitas del Gobierno Civil, el alcalde incautó el
que habían regresado para vender sus bie- edificio y antes de un mes, el obispo co-
nes y liquidar asuntos de su Congregación. menzó la batalla legal, apoderando, ante el
Este informe, en nuestra opinión, trataba notario Luis Maseres Muñoz al prestigioso
de desvirtuar la donación hecha al Obis- letrado Ángel Osorio y Gallardo,209 y a An-
pado, pues se le había cedido para servir tonio Barberá. Ambos recopilaron y pre-

209 Abogado del Colegio madrileño, político y escritor. Presidente de la Academia de Jurisprudencia y
decano del Colegio de Abogados. En las filas del Partido Conservador alcanzó los cargos de gobernador de
Barcelona (1909) y ministro de Fomento (1917).
210 Vistas desde el Puente de Rusia

Colegio de Santo Domingo. Biblioteca
Colección Sánchez Portas Orihuela

Colegio de Santo Domingo.
Salón con el Velázquez al fondo
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 211

sentaron ante el Patronato Administrador de Administración –como ya sabía el al-
de los Bienes Incautados a la Compañía de calde- devolvió el expediente para que le
Jesús, oficios, certificados, órdenes reales, dieran nuevo curso, dejando el caso en
una traducción de la escritura de 1555 y manos del Ministerio de Instrucción Pú-
la instancia de la que hablamos anterior- blica que, por el momento, mantuvo el uso
mente, demostrando que el Ayuntamiento escolar provisional. La llegada del Bienio
certificaba su titularidad cuando le pedía Conservador, resolvió el espinoso asunto
permiso para instalar el instituto. También arrimando el ascua a la sardina del prelado.
reclamaba la propiedad sobre mobiliario,
obras de arte y biblioteca. El Consistorio El 27 de septiembre de 1935, el Gobierno
oriolano, en su defensa, argumentó las Cá- sobreseía el Expediente de Investigación
tedras que la ciudad había sostenido, la do- del Colegio Santo Domingo de Orihuela
nación de Loazes a Orihuela, la desamor- por su condición legal de Propiedad Pú-
tización en el siglo XIX y el abandono que blica Nacional con fines religiosos. Esta
sufría desde el verano de 1931. Mientras resolución se comunicó al Ministerio de
tanto, en la primavera de 1932, aparecie- Instrucción Pública para que procediese a
ron en La Gaceta de Madrid, los decretos la entrega del edificio al Obispado con el
de creación de una Escuela Graduada con exclusivo fin religioso que marcaba la Ley
tres secciones de niños y otras tantas de de Congregaciones de 1933, quedando
niñas y de un Instituto de Segunda Ense- obligado a dar cuenta al Ministerio de Ha-
ñanza en Santo Domingo: cienda cuando estuviese desalojado.

“por la doble circunstancia de haber pasado a La victoria del Frente Popular dio otra
poder del Estado un espléndido edificio, sito en vuelta de tuerca al pleito. El 5 de junio de
Orihuela que venía tradicionalmente dedicándose 1936, un nuevo Decreto argumentó que
a las exigencias de la Segunda Enseñanza y el he- “semejante concepto de propiedad pública, ningún
cho de existir numerosa población escolar en aque- reparo podía merecer, toda vez que figura como
lla ciudad y las inmediatamente comarcanas”. propiedad del Estado en 1842 y 1843”. No
consideraron lógico, devolver al culto un
La oferta se completó instalando guarde- edificio que ya no lo tenía cuando fue re-
rías. El instituto no fue inaugurado hasta quisado, ni tampoco mientras se dedicó a
el domingo 2 de octubre, un día impor- la enseñanza, ni cuando estuvo abandona-
tante para la cultura en Orihuela, porque do tras la marcha de los jesuitas. Se valo-
a la citada ceremonia, se unió el homena- ró principalmente la función que cumplía
je a Gabriel Miró, cuyo nombre acabaría como sede del Instituto Oficial de Segun-
adoptando. Pero un decreto de agosto de da Enseñanza y de seis escuelas graduadas.
1933 reconoció que el edificio no perte- Por último alegaron su carácter histórico
necía a los jesuitas y, tras estudiar los do- artístico, reconocido por decreto el 3 de
cumentos presentados por Ayuntamiento junio de 1931. Así pues, quedó sobreseído
y Obispado, anuló su incautación, desesti- el expediente de investigación decretado
mando tan sólo la reclamación de la Mitra en 1935, reconociendo Santo Domingo
sobre muebles y objetos. Pero el Patronato como propiedad pública, y declarando nu-
212 Vistas desde el Puente de Rusia

las el resto de las disposiciones. El edificio mer edificio, mientras que el segundo fue
volvía a manos del Ministerio de Instruc- rechazado por parecerles pequeño. En su
ción Pública para seguir destinado a fines lugar escogieron el Cuartel de Sementales
educativos. para instalar la guardería. La mudanza se
efectuó rápidamente porque, el 22 de ju-
“ORIHUELA. Queda abierto durante el mes de nio, un telegrama del director general de
diciembre el plazo de matrícula, debiendo presentar Carabineros comunicaba que su academia
los que deseen matrícula gratuita sus solicitudes del tendría la residencia en Orihuela. El 22 de
uno al diez de diciembre acompañadas de certifica- agosto agradecía la felicitación del Conse-
ciones que acrediten que sus padres son personas jo con motivo de la salida de la primera
afectas al Régimen. El Secretario: Augusto Pesca- promoción de tenientes.211
dor. El Director: Antonio Sequeros ”.210
El 7 de octubre de 1937, el Ministerio de
Pero la guerra deparó un nuevo e inespe- Instrucción Pública y Sanidad publicó en
rado uso al viejo edificio. El 8 de junio de La Gaceta de Madrid que, a petición del
1937 se dio lectura a un telegrama cursa- Consejo Municipal de Orihuela, el Institu-
do por la presidencia al director general to de Segunda Enseñanza se titulaba Insti-
de Carabineros, en que se le trasmitía la tuto Gabriel Miró.
conveniencia de instalar en Orihuela una
academia de oficiales. Tras explicar las ges-
tiones llevadas a cabo, las facilidades por
parte del director del instituto y las difi-
cultades impuestas por el representante
de la guardería para trasladarse, se acor-
dó aceptar el ofrecimiento hecho por los
“jefes del glorioso cuerpo” y ofrecieron
para ello el edificio del Colegio de San-
to Domingo, trasladando el Instituto a
Jesús María y las guarderías a las Salesas,
cuyos gastos de adaptación sufragaron los
oficiales de Carabineros. El 17 de junio,
el alcalde dio cuenta del viaje realizado a
Valencia, acompañado de Antonio Se-
queros y del secretario del Consejo Local,
para gestionar la instalación de la Escuela
de Carabineros y el traslado del Instituto
al Colegio Jesús María y de las guarderías
al exconvento de las Salesas, aceptando el
Ministerio de Instrucción Pública, el pri- Reglamento del Instituto

210 El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 10 diciembre de 1936, núm. 8714.
211 Como recuerdo de la Academia de Carabineros, permanecen en el claustro del convento las muescas en
la piedra y restos de la numeración utilizada en el emplazamiento de los fusiles.
Vistas desde el Puente de Rusia 213

Colegio de Santo Domingo, alumnado habitual
Gentileza Joaquín Andreu Iborra

Colegio de Santo Domingo, alumnado durante la República.
Colección Sánchez Portas Orihuela
214 Vistas desde el Puente de Rusia

Colegio de Santo Domingo. Puerta de la Iglesia.
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 215

4.3 La construcción de la formada por el inspector de Primera En-
señanza, señor Senent, y por el que a la
Graduada número 2. postre sería autor del proyecto, el presti-
El Colegio Andrés Manjón, único edifi- gioso arquitecto Juan Vidal. Tras la favo-
cio oriolano que ostenta el escudo de la rable impresión que causó dicha visita, el
Segunda República, nació como Grupo Ayuntamiento acordó por unanimidad la
Escolar del Sector de Mediodía o Escuela creación en el casco urbano de tres escue-
Graduada número 2. Como ya hemos ci- las graduadas y de catorce escuelas unita-
tado anteriormente, su impulso inicial se rias en los distintos partidos del termino
debió a la figura del alcalde Francisco Díe municipal.212 Para decidir su ubicación y
Losada quien, en febrero de 1928, pro- para la elección del arquitecto, el Consis-
puso en Pleno, y así se acordó por una- torio otorgó un amplio voto de confianza
nimidad, solicitar la creación en Orihue- a su presidente quien, como ya hemos di-
la de dos Escuelas Graduadas, una para cho, designó a Juan Vidal Ramos, arqui-
niños y otra para niñas, de seis grados tecto alicantino nacido en 1888 y forma-
cada una, bajo el compromiso municipal do en Barcelona, autor entre otras obras
de construir los locales necesarios, con el de la sede de la Diputación Provincial, del
auxilio económico del Estado. Hospital de San Juan de Alicante, y de la
Casa del Parque de Crevillente.213
En 1927, la Corporación Municipal orio-
lana formalizó un préstamo con el Banco El 26 de abril de 1929 quedaron aproba-
de Crédito Local por importe de 650.000 dos proyectos, planos y presupuestos, y
pesetas, destinadas a emprender un pre- pidieron a la Dirección General de Pri-
tencioso proyecto de modernización de mera Enseñanza las subvenciones nece-
la ciudad que, entre otras mejoras, ofre- sarias para comenzar las construcciones.
cía construir una red de nuevas escuelas Éstas estarían debidamente cercadas para
municipales. El 23 de octubre de 1928, la mejor utilización de los campos esco-
Francisco Díe desarrolló su moción, en lares, encargándose el propio Consistorio
la que se mostraba decidido a “dotar a este del movimiento de tierras en los emplaza-
municipio de locales higiénicos que reúnan las mientos y de la dotación de alcantarillado
debidas condiciones para la enseñanza, asunto y caudal de agua necesario.
este que vivamente le interesa por su decidido y
entusiasta anhelo de mejorar la instrucción de los El 29 de noviembre de 1929, en La Ga-
habitantes de este pueblo”. ceta de Madrid se publicó la real orden,
que concedía la máxima subvención per-
A base de gestiones personales, consi- mitida por la Ley, 10.000 pesetas por sec-
guió traer a una comisión de la Junta ción. Multiplicando los tres edificios, por
Provincial de Construcciones Escolares dos escuelas, por tres secciones, la ayuda

212 El numero inicial, quedo reducido a trece, a saber: Aparecida, Bonanza, Hurchillo, Arneva, Torremendo,
Pilar de la Horadada, Rebate, Marquesa, San Bartolomé, Mudamiento, Murada, Matanza y Barbarroja.
213 El Hospital de San Juan es actualmente sede del MARQ en Alicante. La Casa del Parque alberga el
museo arqueológico de Crevillente.
216 Vistas desde el Puente de Rusia

para construir los tres grupos del casco Francisco Díe Losada, uniendo su destino
ascendía a 180.000 pesetas. Los edificios, al de Primo de Rivera, presentó su dimi-
incluyendo la compra de los tres solares, sión irrevocable como alcalde y concejal.
se presupuestaron en 432.721 pesetas y el Los numerosos cambios políticos retrasa-
4 de febrero de 1930, Francisco Díe de- ron bastante la construcción. En julio de
talló minuciosamente su financiación: del 1930, el alcalde interino, Antonio Bala-
préstamo concedido en 1927, quedaban guer, asumió el proyecto con la oposición
147.678 pesetas, que se destinarían a este del señor Ballesteros que, considerando el
proyecto, desechando la construcción de carácter provisional de la Corporación, se
un nuevo puente que iba a unir la Plaza negaba a recoger la herencia del anterior
de Santiago con la margen contraria del Ayuntamiento, celebrando que el altruis-
río. Sumando ese remanente disponible a mo del alcalde llegase hasta el extremo de
la cantidad subvencionada por el Estado, aceptar responsabilidades asumidas por
faltaban 105.043 pesetas y se acordó que otros consistorios. Balaguer, tras agrade-
tras pagar los solares necesarios para los cer el calificativo de altruista, consideró
emplazamientos, se abonarían las certifi- que no era tal responsabilidad propug-
caciones de obra ejecutada hasta donde nar que se invirtiese en escuelas, más aún
alcanzase el referido sobrante del emprés- cuando todo estaba tan a la mano, tenien-
tito y se traspasaría al contratista el dere- do en cuenta además, que el gasto queda-
cho a percibir las 180.000 pesetas de sub- ría compensado con el ahorro en alquile-
vención. El resto, se le abonaría en tres res de locales que por aquellas fechas el
anualidades consecutivas, consignadas en Ayuntamiento costeaba para uso docente.
los presupuestos de 1931, 1932 y 1933, a
razón de 35.014 pesetas por año, sin dere- En abril de 1931 se proclamaba la Repú-
cho a cobrar interés por la demora. blica y, dos meses después, aprovechan-
do el nombramiento de Antonio Guillén
El alcalde había elegido inicialmente un Martínez como vocal del Consejo Local
solar en la Avenida de la Vega para la Gra- de Primera Enseñanza, el socialista Martí-
duada del sector de mediodía, pero éste nez Jacobo propuso invertir como estaba
había sido vendido, en palabras suyas, por previsto por Francisco Díe el remanente
un precio fabuloso, así que optó por bus- del préstamo contratado con el Banco de
car algo más barato, escogiendo un trozo Crédito Local en la necesaria construcción
de huerto en la Alameda de la Estación, de escuelas, pero como ya hemos citado, el
cuyo usufructo pertenecía a doña Piedad alcalde, Lucas Parra, decidió desvincularse
Roca de Togores, marquesa de Rubalcava de lo hecho por los Ayuntamientos de la
en nuda propiedad con don Luis Roca de Dictadura.
Togores y Fontes. Con el beneplácito de
los propietarios, cuyas circunstancias tes- En julio, el Ministerio de Instrucción Pú-
tamentales les impedían enajenarlos, se blica, a propuesta de la Inspección Provin-
solicitó su expropiación forzosa por de- cial de Primera Enseñanza creó, de ma-
clararse de utilidad pública. En esa misma nera provisional, una escuela graduada de
sesión, el promotor y artífice del proyecto, niños y otra de niñas siempre y cuando el
Vistas desde el Puente de Rusia 217

Alameda de la Estación
Colección Sánchez Portas Orihuela

Ayuntamiento facilitase locales y material el Colegio de Santo Domingo, mientras
en el plazo improrrogable de dos meses. seguían reclamando las 180.000 pesetas
Alfredo Serna fue designado represen- concedidas al Consistorio de Francis-
tante municipal en el Consejo Local de co Díe en 1925. Para ello, el interventor
Primera Enseñanza. El año 1931 terminó presentó un proyecto de presupuestos
con una propuesta para estudiar si cabía extraordinarios formulado por la Comi-
llevar a presupuesto extraordinario la sión de Hacienda para la construcción de
construcción de los tres grupos escolares. dos grupos de escuelas graduadas, cuyo
importe ascendía a 267.678 pesetas. Pero
El 19 de enero de 1932, el Gobierno anu- la expropiación del solar escogido para
laba la creación de las escuelas concedidas edificar el Grupo Escolar número 2 del
a la ciudad, por no haberse proporciona- Sector de Mediodía, no se aprobó hasta
do locales para su instalación. El alcalde el 13 de julio de 1933. Estaba situado en
explicó las gestiones que había realizado la Avenida de la Estación, entre la casa de
ante el anterior ministro, Marcelino Do- D. Francisco Canales y el antiguo Sindica-
mingo, para que ampliase el plazo referi- to Agrícola. El 13 de abril de 1934, doña
do y para que no anulase la subvención Piedad y don Luis, recibieron 24.000 pe-
concedida para la construcción de escue- setas en concepto de “expropiación del
las, cuyos proyectos decía tener aproba- terreno para la construcción de un grupo
dos. Como ya hemos citado, utilizaron escolar en la Alameda de la Estación”.
218 Vistas desde el Puente de Rusia

El 20 de Julio de 1934, el arquitecto Juan obras realizadas hasta el mes de octubre.
Vidal Ramos cobró una minuta de 3.177 En abril de 1936, se aprobó la certifica-
pesetas por el nuevo proyecto de cer- ción de obras finales. La suma de todas
ca para rodear el edificio, adaptándolo ellas, ascendía a 148.716 pesetas, 4.609
al nuevo emplazamiento, que incluía el más de lo presupuestado, por exceso de
embovedado de la acequia que cruzaba obra empleada en dar anchura a la cimen-
el solar. Aun así, resultó más barata que tación, dadas las dificultades halladas en
la del proyecto inicial en la Avenida de el nuevo terreno. Los pagos se efectua-
la Vega. El 23 de febrero de 1935, los ron de la siguiente forma: 37.000 pese-
contratistas Antonio Poveda Quiles y F. tas en noviembre, 26.334 en diciembre,
Girona, depositaban las 7.360 pesetas de 41.059 en marzo, 13.213 en julio y 31.108
fianza provisional para tomar parte en en agosto de 1936. Acabado el trabajo, se
la subasta. El 8 de marzo, el primero se solicitó la visita de inspección por par-
adjudicó el remate, depositando la fianza te de la Dirección General de Primera
definitiva en papel del Estado por impor- Enseñanza, para tramitar el cobro de la
te de 21.616 pesetas, habida cuenta de subvención.
que no se había formulado reclamación
alguna durante los cinco días posteriores El 14 de mayo se comunicaba al Ayun-
a la subasta. Poveda Quiles presentó la tamiento que ya había sido ordenada la
primera solicitud de certificación de obra preceptiva visita y el secretario municipal
el 13 de agosto, quedando en estudio por felicitó a arquitecto y contratista por el
la Gestora provisional su pago a cuenta. emplazamiento, ejecución y distribución
Mazón Torrecillas, mano derecha del al- del nuevo edificio. Cuatro días antes de la
calde Ricardo García, visitó las obras y sublevación militar, se decidió dotarlo de
envió una queja al contratista porque los agua y luz. También se acordó talar los
obreros contratados eran forasteros en árboles que tenía enfrente y subastar la
su mayoría, rogándole que escogiese, por madera. La puja quedó desierta y se adju-
lo menos la mitad, de entre los parados dicaron directamente en 200 pesetas. Ese
que abundaban en la ciudad. Desconoce- mismo mes, la Dirección General concedía
mos, en este punto de nuestra investiga- las 180.000 pesetas de subvención, pero un
ción, si su reclamación fue atendida. En oficio recibido el 6 de agosto les aclaró que
menos de seis meses, las obras estaban dicha subvención englobaba los tres gru-
a la altura del forjado del primer piso y, pos previstos y que habían cometido un
de nuevo, el contratista reclamó su pago error, pues tan sólo les pertenecía la tercera
a cuenta. Mazón volvió a inspeccionar- parte de dicha cantidad al tener solamente
las, denunciando esta vez la baja calidad un edificio construido. Tras descontar los
de los materiales. Esta reclamación obli- gastos bancarios, el 17 de agosto les ingre-
gó a intervenir al arquitecto Juan Vidal, saron 59.215 pesetas. Paradójicamente, una
que tras un detenido estudio certificó el semana después Francisco Díe, artífice del
escrupuloso cumplimiento del contrato. proyecto, era ejecutado en la carretera de
Con todo en orden, se remitió el cargo al Bigastro, tras permanecer recluido en otro
Banco de Crédito Local en concepto de colegio cercano, el de Jesús María.
Vistas desde el Puente de Rusia 219

En septiembre de 1936, el contratista tableros de madera. Subsanadas las faltas,
consideró su trabajo terminado y soli- se acordó devolver la fianza, aplazándola
citó la devolución de la fianza, para lo sesenta días según se especificaba en el
que presentó: la certificación del arqui- pliego de condiciones. Vencido el plazo
tecto de recepción definitiva, la liquida- en enero de 1937, se volvió a denegar,
ción y carta de pago de la contribución esta vez alegando vicios ocultos en la
industrial, la carta de pago acreditativa obra. No hay constancia de cuáles fue-
de la constitución de la fianza, la carta ron los problemas, pero creemos que es-
de pago del impuesto de derechos rea- taban en los aseos pues días después se
les y la liquidación del retiro obrero. A negaron a pagar una factura del maestro
pesar de cumplir todos los requisitos de obras municipal por desmontar los
necesarios, el Consistorio frentepopulis- lavabos remitiéndosela al contratista. El
ta aplazó la decisión hasta efectuar una 21 de diciembre, una comisión formada
concienzuda visita de reconocimiento. por el alcalde, el delegado del Consejo
Para dicho menester creó una comisión Local de Primera Enseñanza y el maestro
que una semana después, denegó dicha de obras municipal, visitaron el edificio
devolución, aduciendo que los ladrillos y decidieron efectuar una reclamación al
“guarda aguas” de las ventanas estaban contratista.
en su mayoría desprendidos y que a los
“water” les faltaban los correspondientes

La Graduada número 2 en los años 40.
Colección Sánchez Portas Orihuela
220 Vistas desde el Puente de Rusia

Según ellos, la Graduada se encontraba El caso quedó en manos de la Inspección
en ruinas. Aquí se nos plantea una cues- Provincial y no podemos documentar
tión: ¿qué había ocurrido en el flamante que pasó con la fianza del señor Poveda,
edificio para mostrar en pocos meses, un pero el alcalde comunicó al inspector que
aspecto ruinoso? La explicación la en- ya la había devuelto “por haber transcu-
contramos en los pagos con cargo a la rrido el plazo legal para ello”. A instan-
décima para el paro forzoso. Sus libros cias del concejal Torres, entre los meses
certifican que, durante la primavera de de noviembre de 1937 y enero de 1938
1937, parte de las ruinas procedentes de se efectuaron obras de adecuación para
las excavaciones de refugios antiaéreos se “instalar un conserje que pasase la mayor
utilizaron para rellenar el Grupo Escolar parte del día en el edificio y se ocupara de
de Mediodía, suponemos que para levan- su conservación y limpieza”. Un mes des-
tar el terreno y aislarlo así de la humedad pués, no había sido cubierta la plaza y la
propia de lo que había sido un huerto. Presidencia se comprometió a retirar los
También localizamos estas notas en los escombros y a habilitar la parte del patio
libros de actas del Ayuntamiento que dan como jardín.
fe de ello.
La última referencia en actas municipa-
“- Al maestro de obras Román Sánchez para les, fechada en septiembre de 1938, habla
pago de jornales de llevar ruinas de los refugios de un oficio enviado al Consejo Local de
de bombardeo, para llenar el grupo escolar de me- Primera Enseñanza para que gestionase
diodía. 421,65 ptas. la apertura de las Graduadas que ya con-
taban con locales habilitados, aunque no
- Al maestro de obras Román Sánchez para el fuese en todos sus grados, a lo que el con-
pago de jornales en las obras de rellenar el patio cejal José Torres, contestó que el material
del grupo escolar, 461,70 ptas. “se había deteriorado grandemente por la falta
de celo en ponerlo a salvo”. No se construyó
- Al maestro de obras Román Sánchez por el ningún otro edificio para uso escolar. Las
pago de jornales conduciendo ruinas al patio del autoridades locales se limitaron a adaptar
grupo escolar de mediodía, 60 ptas. viejos edificios. El 30 de marzo de 1939,
tras la huida de los concejales republica-
El compañero Torres, dice que los camiones que nos, las tropas franquistas ocuparon el
tenía destinados el Comité de Transportes para Ayuntamiento oriolano, y en enero de
retirar la ruina de los refugios, no podrán con- 1940, a propuesta de la Alcaldía, las es-
tinuar haciéndolo gratuitamente más que hasta cuelas unitarias de niños números 1 y 4 se
fin de semana, acordándose a indicación de la trasladaron al edificio de la Graduada nú-
Presidencia agradecer esta desinteresada colabo- mero 2, pasando a denominarse “Andrés
ración”.214 Manjón”, el grupo escolar de los Ande-
nes de la Estación.215
214 AMO. Aprobación de gastos, 29 de abril y 18 de mayo de 1937.
215 (1846-1923). Uno de los principales exponentes de la educación española de comienzos del siglo XX.
Dedicó sus Escuelas del Ave María, a la población humilde y marginal.
Vistas desde el Puente de Rusia 221

4.4 La formación del Museo la creación de una Junta de Incautación,
destinada a salvar el llamado tesoro artís-
de Orihuela tico español. Formada por intelectuales y
artistas, su función consistía en visitar las
iglesias y palacios incautados para retirar
y poner a buen recaudo el mayor número
posible de obras de arte. También se em-
prendieron campañas publicitarias en las
que se utilizaron carteles y folletos, que
llamaban a los milicianos y a la población
en general a respetar y entregar dichas
obras, con consignas como: “El Tesoro
Artístico Nacional te pertenece como ciudadano.
¡Ayuda a conservarlo! “ o “El arte y la cultura
reclaman tu ayuda, ciudadano”.

La Junta de Incautación y Protección
del Tesoro Artístico, fue de trascenden-
tal importancia para la conservación de
gran parte del rico patrimonio artístico
español. El 25 de julio de 1936, se dispu-
so por decreto la constitución de la Jun-
ta oriolana dependiente de la Dirección
Cartel del Gobierno de la República General de Bellas Artes, a la que se le
otorgaron amplias facultades para inter-
Otro de los temas escabrosos en el estu- venir cuantos objetos de arte, históricos
dio de esta violenta época, fue el expolio o científicos encontrasen en los edificios
del patrimonio artístico religioso y civil. ocupados. Formaban parte de la misma,
A pesar de las acusaciones vertidas por Antonio Pujazón, Antonio Sequeros y
el Régimen franquista y su historiografía Antonio Soriano. 216
oficial sobre la República como inducto-
ra de la destrucción de obras de arte, el En el descontrol inicial, se perdieron mu-
Gobierno de la Nación intentó siempre chas piezas que acabaron en el fuego, en
preservarlas. manos de desaprensivos o en las de fer-
vientes católicos que las ocultaron.217 Las
A los pocos días de iniciarse la contien- que se rescataron quedaron depositadas
da, Francisco Barnés, ministro de Ins- en la Iglesia de Santiago. Ante el volumen
trucción Pública y Bellas Artes, ordenó de objetos incautados, el 5 de noviembre

216 En el testimonio de Antonio Pujazón las fechas coinciden, pues especifica que en el momento en que se
formó la Junta llevaba un año en Orihuela, y que llegó en junio de 1935. En dicho documento relata como,
a punta de pistola, tuvo que defender el Cristo de la Agonía de Salzillo.
217 Acabada la contienda no todos las devolvieron. Algunas piezas, es muy posible que formen parte
de alguna colección particular. Por ejemplo: del Colegio de Santo Domingo, ostentosamente decorado y
desvalijado por “sus protectores” mucho antes del alzamiento, desapareció abundante patrimonio artístico.
222 Vistas desde el Puente de Rusia

Palacio de la Condesa de Cheles,
que antes fue del Marqués de Rafal.
Sede del Museo de Orihuela en 1936.
En la actualidad del Conde de la Granja.
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 223

de 1936, la Alcaldía presentó una mo- gados de Murcia y Alicante, concretando
ción para crear un Museo Municipal, “a su labor especialmente en Orihuela, “don-
fin de recoger los valores artísticos, científicos y de podía ser más útil y fructífera”. El Comité
literarios, procedentes de la grandeza y clero”, oriolano le transmitió el encargo de for-
aprovechando para ello la estancia en la mar el museo y le indicó el edificio esco-
provincia del “eminente paisano Justo García gido. El vetusto palacio necesitaba, a su
Soriano, archivero de la Academia de la Histo- juicio, una restauración para devolverle
ria, encargado por el Gobierno de recoger y or- su antiguo carácter señorial, y el maestro
ganizar el Tesoro Artístico de la misma”. Para Román Sánchez, se encargó de las obras,
los gastos que ocasionase, se habilitó un presentando los primeros pagos de jor-
crédito con cargo a imprevistos, hasta su nales en enero de 1937. García Soriano,
oportuna consignación en los presupues- con los precarios medios que le facilita-
tos, quedando en principio Alfredo Ser- ron, se dedico a trasladar al añejo edificio
na, como comisionado para la custodia los objetos rescatados y, al mismo tiem-
de dicho museo. A la semana siguiente, se po, se hizo cargo de la Biblioteca Pública
hizo constar en acta que la casa incautada de Santo Domingo, enriquecida por las
por el Ayuntamiento para la instalación aportaciones bibliográficas incautadas en
del museo, era la número 1 de la Plaza conventos y casas particulares.
de Nakens, perteneciente por aquellas fe-
chas a la “ex-Condesa de Cheles”.218 En la A primeros de marzo, García Soriano
cuenta de gastos quedó reflejada una fac- escribió al Ayuntamiento comunicando
tura de 156,20 pesetas por la estancia de haber terminado la instalación del museo,
Justo García Soriano en el Palace Hotel. en el que quedaban “atesoradas, las riquezas
más valiosas de nuestra ciudad”, y sugería a
Justo García Soriano había nacido en la Corporación, el nombramiento de un
Orihuela el 14 de abril de 1884. Licen- director, un conservador y un conserje.
ciado en Filosofía y Letras con premio Agradeciendo su desprendida y entusias-
extraordinario en Madrid, ejerció como ta colaboración y tras escuchar a Antonio
periodista, poeta y ensayista. En 1915 Cubí, explicando que el fin de la empresa
ingresó en el Cuerpo de Archivos y era no era otro que “salvar las joyas del arte” y
bibliotecario de la Real Academia de la que los medios económicos municipales
Historia. Casado y padre de diez hijos, el eran escasos, se propuso a la Comisión de
estallido de la contienda le había pillado Hacienda y de Instrucción Pública, que
en su casa de Torrevieja, pero su cargo designase, en principio, sólo al conserje,
le obligó a volver a un Madrid converti- denegando incluso la instalación de luz
do en campo de batalla. En octubre de eléctrica.
1936 fue comisionado por la citada Jun-
ta de Incautación (transformada en 1937 En junio de 1937, Ángel y Alfonso Gar-
en la Junta Central del Tesoro Artístico), cía Morales solicitaron del Ayuntamiento,
para cooperar en los trabajos de sus dele- remuneración por los trabajos efectuados

218 Esperanza Manuel de Villena y Álvarez de las Asturias Bohórquez, condesa de Cheles. Fallecida en
Madrid en enero de 1937, propietaria por aquellas fechas de la que fue casa del Marquesado de Rafal y
actualmente del conde de la Granja. La Plaza de Nakens es la actual Plaza de Vía Manuel.
224 Vistas desde el Puente de Rusia

El alcalde, Francisco Oltra, junto a la Co-
misión de Instrucción Pública y Bellas
Artes aceptaron ocuparse de todo lo re-
lacionado con el acto, que quedo fijado
para el día 17, aniversario de la Recon-
quista, siempre que no surgiesen com-
plicaciones. A propuesta suya, se decidió
llevar al museo, para tan señalada fecha,
algunos cuadros del “glorioso pintor oriolano
Agrasot”, propiedad de Tomás Brotóns.
Dos días antes de la fecha anunciada se
suspendió la inauguración, por falta de
tiempo para ultimar detalles. Supone-
mos la desilusión que produjo en García
Soriano, orgulloso de haber clasificado
y expuesto las joyas del arte oriolano y
deseoso de mostrarlas a sus conciudada-
nos. En esas fechas redactó “El Museo de
Orihuela”, donde detalló su distribución y
contenido, publicándose en 1937 por la
Junta Central del Tesoro Artístico.

Colección Sánchez Portas Orihuela En septiembre, la Dirección General
de Bellas Artes decretó la constitución
en Orihuela de una Subjunta Delegada
Biblioteca del Colegio de Santo Domingo en los
años 30. El bibliotecario es Vicente García Guillén de Incautación y Protección del Tesoro
y el sacerdote Ramón Garriga Amat. Artístico, con el número de vocales que
se estimase necesario para el mejor cum-
plimiento de la misión confiada. Desig-
en colaboración con su padre para la
formación del museo. Dicha propuesta nado presidente, Justo García Soriano
quedó también en manos de ambas co- comunicó al Consejo el cambio de titu-
misiones, que un mes después decidieron laridad, agradeciendo la valiosa coopera-
gratificarles con 500 pesetas. Los pagos ción prestada. El que hasta ese momento
a Román Sánchez, se mantuvieron hasta había sido Museo Municipal, adquiría el
finales de junio, importando poco más de carácter de Museo del Estado. El flaman-
1.000 pesetas, y a José Penalva se le pa- te presidente suplicaba el 26 de Octubre
garon 20 pesetas por “útiles para el Museo al Ayuntamiento, que ordenase la retirada
Municipal”. Con esto, el trabajo quedó por de un coche y un camión que encerraban
fin terminado y Justo García Soriano es- en el zaguán del museo, “en atención a lo in-
cribió al Ayuntamiento para solicitar que decoroso del caso y al peligro que suponía”, pues
se fijara la fecha definitiva de su inaugu- en ese zaguán había depositado valiosas
ración. lápidas y esculturas.
Vistas desde el Puente de Rusia 225

Atendieron su justa petición. La Junta Su impagable labor fue mal remunerada,
Central del Tesoro Artístico solicitó del sufriendo auténticas calamidades para ali-
Ayuntamiento que, a efectos de la mejor mentar a su numerosa prole. Poniendo en
conservación del templo de Santiago, de- riego a veces hasta su vida, puso a salvo la
clarado Monumento Nacional en 1933, mayor parte del patrimonio oriolano, que
se instalase a Justo García Soriano en la fue entregado a las nuevas autoridades
casa contigua a dicha iglesia. No sabemos franquistas. Gran parte de las obras pa-
si llegó a ocupar esa casa, pero sí que el saron a engrosar la colección del Museo
16 de diciembre de 1937 permanecía en de Arte Sacro formado por el canónigo y
Orihuela, pues trasmitió al Consistorio futuro obispo, Luis Almarcha.
una felicitación del Embajador de España
en Belgrado, Carlos Montilla, por la labor Este esfuerzo fue ninguneado por los dos
llevada a cabo con la formación del Mu- bandos, quedando durante mucho tiem-
seo. El último pago referente al museo, po en el olvido. En el año 2002, la Aso-
se autorizó el 24 de febrero de 1938: “A ciación Amigos de Orihuela, instituyó un
Rafaela Gea, 100 pesetas por un letrero para el premio con su nombre en defensa del
museo municipal”. patrimonio. En noviembre de 2005 reci-
bió un merecido homenaje póstumo del
En las postrimerías de la contienda, la Ayuntamiento por la donación que hicie-
oleada de rumores acerca de la inten- ron los herederos, de su archivo personal.
ción gubernamental de trasladar fuera
de la ciudad el patrimonio acumulado
en el museo preocupó a las autoridades
municipales y el 2 de enero de 1939, An-
tonio Sequeros manifestó con temor Así
pues, propuso al Consejo gestionar de
los poderes públicos su permanencia en
Orihuela, interponiendo urgentemente la
pertinente petición.

“Determinadas autoridades acarician el propó-
sito de llevarse ciertas obras de arte, de las reco-
gidas por el Consejo, existentes en el museo de la
ciudad y por si ello no respondiera a una necesi-
dad nacional y si al natural deseo de absorción de
la capital, restándonos esta parte del patrimonio
artístico con mengua del abolengo histórico que
constituye este tesoro, gloria de nuestra ciudad,
máxime cuando se conserva adecuadamente y con
todas la garantías.”
Vista completa del explendido edificio que
alberga la iglesia y el Colegio de Santo Domingo,
oculta en la actualidad por la voracidad constructora
que permitió edificar frente a su fachada.

Colección Sánchez Portas Orihuela
Capítulo 5
1936 El año de la furia

Vista desde el Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
230 Vistas desde el Puente de Rusia

Introducción Los grupos firmantes abarcaban la inmen-
sa mayoría del abanico izquierdista: Partido
El año 1936 comenzó con una insostenible Socialista (PSOE), Izquierda Republica-
tensión política. Tras doce gabinetes minis- na (IR), Unión Republicana (UR), Parti-
teriales en dos años de crisis económica y do Comunista (PCE), Partido Obrero de
social, el presidente Niceto Alcalá Zamo- Unificación Marxista (POUM), Esquerra
ra había agotado ya todas sus opciones y, Republicana de Cataluña (ERC) y Partido
sin margen de maniobra, sólo aspiraba a Sindicalista (PS). Los anarquistas, aunque
preservar la República y a evitar la colisión decidieron no participar, esta vez al menos
frontal que se avecinaba, utilizando a Ma- no pidieron la abstención como habían he-
nuel Portela Valladares como parachoques cho en las pasadas elecciones. Los conser-
temporal. Portela, a la cabeza de un frágil vadores intentaron formar de nuevo el exi-
Gobierno improvisado el 30 de diciembre toso bloque de 1933, pero los escándalos
de 1935, trató de impulsar una opción cen- de corrupción y el desgaste producido en
trista que atrajese a electores moderados las luchas intestinas por el poder durante el
de derecha e izquierda y, sobre todo, a los bienio conservador, habían dinamitado el
restos del pulverizado Partido Radical, con centro derecha. Así pues, Gil Robles optó
una formación destinada a alcanzar el cen- por pactar con el Bloque Nacional con un
tenar de escaños necesarios para arbitrar programa todavía más escueto: hacer fren-
en las Cortes, que debía estar lista para las te al marxismo y evitar la temida revolu-
cercanas elecciones de febrero.219 El 15 de ción que traería la victoria del Frente Popu-
enero, tras largas negociaciones, los parti- lar. En algunas circunscripciones la CEDA
dos de izquierda presentaron en público el mantuvo los viejos acuerdos con radicales
pacto del Frente Popular, un complicado y otros partidos republicanos aumentando
acuerdo entre obreros y burgueses basado la confusión entre sus electores.
en un programa de mínimos: amnistía para
los delitos políticos cometidos desde di- Falange Española se mantuvo al margen
ciembre de 1933, reposición en sus puestos de coaliciones. Para los camisas azules, “el
de funcionarios suspendidos y obreros re- bienio estúpido había sido el resultado de una falsa
presaliados por su militancia política, recu- armonía entre los furibundos anticatólicos radicales
peración de las reformas del Primer Bienio y los corderos de la CEDA”. El bloque de de-
y restablecimiento de todas las garantías rechas que pretendían formar no era más
constitucionales. Sólo hasta ahí pudieron que un “Bazar de Chismes”, y no estaban
pactar; en otros puntos más conflictivos dispuestos a interpretar el papel de “guar-
como la reforma agraria o la nacionaliza- dia pretoriana de los capitalistas”, cuyo ob-
ción de la Banca, las posturas de los parti- jetivo era formar un Parlamento “tan estúpi-
dos republicanos y las de las formaciones do e inútil como el que acababa de disolverse, un
obreras estaban bastante alejadas. foco de burócratas y señoritos parásitos”.220

219 El último Gabinete de Portela Valladares estaba formado por seis ministros que no eran diputados y
cuatro que a pesar de serlo no representaban a ningún partido importante. En nuestra opinión, el presidente
de la República y el jefe del Gobierno intentaron un proyecto parecido al que protagonizó Adolfo Suárez
a la muerte de Franco, un partido o coalición de centro que evitase al menos, una victoria por mayoría de
cualquiera de los dos extremos.
220 El Día, Alicante 3 febrero de 1936, núm. 6.112.
Vistas desde el Puente de Rusia 231

Calle del Doctor Sarget / Calle de la Feria, en los años 30
Colección Sánchez Portas Orihuela
232 Vistas desde el Puente de Rusia

Para el día de Reyes de 1936, los redac- Después, los cuatro abandonaron la sala
tores del semanario oriolano Acción, en y una nueva Gestora, auspiciada por la
colaboración con los afiliados de su par- CEDA y presidida por Baldomero Gimé-
tido, Derecha Regional Valenciana, orga- nez Giménez, tomó posesión del Ayun-
nizaron una cabalgata en la que los niños, tamiento.223 En el mismo acto se eligió
“Pepito Germán Botella, Luisito Gálvez Gál- la Presidencia, los tenientes de alcalde y
vez y Paquito Montero Correas, montados en el síndico. Todas las votaciones para la
hermosos caballos y vestidos con ricos trajes, re- distribución de los cargos contaron con
presentaron a los tres Reyes de Oriente”. Tras ocho votos a favor, y el del candidato en
recorrer las principales calles de la ciudad, blanco. Cumplido el protocolo, el delega-
el “festival benéfico” terminó con un re- do del Gobierno cedió la presidencia al
parto de juguetes para niños pobres en el señor Giménez con la frase: “Espero que
Centro de Fomento y Cultura, resaltando sabrá dar gusto a Orihuela que es a la que hay
“el espíritu cristiano de la noble ciudad de Ori- que salvar”. 224 Pero las cosas se compli-
huela”.221 Justo al día siguiente, fecha en la caron pronto para el nuevo Consistorio
que se disolvieron las Cortes para convo- oriolano. Portela, desde el Ministerio de
car elecciones, el cedista Alejandro Vives la Gobernación, había decidido terminar
Roger, que había ocupado el Gobierno con la censura de prensa y destituir pro-
Civil de Alicante el día 1 de enero, envió gresivamente a las Comisiones Gestoras,
a Orihuela a su delegado Manuel Lucas restituyendo los Ayuntamientos de 1931.
Hernández, con el encargo de cesar a la Tras meses de férreo control político, la
Gestora radical.222 Convocados en sesión nueva actitud tolerante del Gobierno Civil
extraordinaria, sólo acudieron cuatro de quedó reflejada en un oficio que advertía
sus miembros. Vicente Bellido, tras es- al flamante alcalde de que, con motivo
cuchar la noticia, deseó mucho acierto a de los comicios de febrero, las autorida-
los nuevos gestores; Cayuelas se mostró des municipales estaban obligadas a am-
sorprendió por haber sido citado a pesar parar las reuniones públicas. Por orden
de tener aceptada su dimisión y el alcal- del Gobierno debía facilitar los actos de
de saliente, Ricardo García, presentó una propaganda electoral de cualquier partido,
enérgica protesta por la inoportuna desti- dejando a un lado los pretextos de seguri-
tución en plena campaña electoral, solici- dad, falta de condiciones en los locales o
tando un certificado del acta de la sesión. cualquier otra excusa injustificada. 225

221 El Día, Alicante 8 enero de 1938, núm. 6.090. Estos actos a medio camino entre la caridad y la propaganda
buscaban la implicación de los más necesitados en la causa católica y, de paso, algún que otro voto.
222 La Gestora saliente estaba integrada oficialmente por Ricardo García López, Vicente Bellido Polo,
Antonio Cayuelas Plaza, Manuel Aparicio Rocamora, Antonio Juan Soria y José Mazón Torrecillas.
223 La Gestora entrante estaba formada por Baldomero Giménez Giménez, Manuel García Canales, Ginés
López Briones, Francisco Lozano Lidón, Trinitario Ortuño Meseguer, Domingo Ortuño Gutiérrez, Tomás
Navarro, Antonio Sánchez Egío y Emilio Marco García. El primero es el alcalde, luego los sucesivos tenientes
y por último el síndico.
224 Al igual que en los capítulos anteriores, las frases entrecomilladas sin cita, pertenecen a los libros de actas
del AMO.
225 AMO. Legajos G-46. Oficio del Gobierno Civil de Alicante a la Alcaldía de Orihuela, 23 enero 1936.
Vistas desde el Puente de Rusia 233

En la provincia, las reposiciones munici- ponsabilidades en los archivos y su benevolencia
pales comenzaron por los Ayuntamientos se interpretó como cobardía”. Al no haberles
de Alicante, Orihuela y Alcoy. La tarde del encontrado materia delictiva -porque de
29 enero, Lorenzo Carbonell recuperó la lo contrario estarían en la cárcel-, se con-
Alcaldía de la capital a hombros de una sideraba con más autoridad moral que
multitud enfervorecida que le aclamaba. ningún Ayuntamiento hasta la fecha y el
En su discurso prometió la restitución primer acuerdo que pensaba adoptar se-
de todos los empleados suspendidos, la ría reparar las injusticias cometidas por las
revisión de los acuerdos de la Comisión Comisiones Gestoras, restituyendo en su
Gestora y la fiscalización de las cuentas. cargo a todos los que habían sido sepa-
Terminó su intervención pidiendo el voto rados utilizando artimañas y expedientes
para la izquierda: “Alicantinos el 16 de febrero falsos. Por último, propuso telegrafiar al
las urnas a tope. Ni uno a las derechas, que son ministro de la Gobernación, ofreciéndose
los enemigos de España”.226 En Orihuela, el en nombre del Consistorio para defender
cambio tuvo lugar el día 30. En una nueva la República.
sesión extraordinaria, los integrantes de la
Gestora fueron cesados por el goberna- El 1 de febrero, en sesión extraordinaria,
dor civil que, a través de su secretario, re- fueron despedidos de una sola tacada los
puso a los concejales apartados en abril de catorce funcionarios empleados por la
1934. Baldomero Giménez y su flamante Gestora radical y repuestos en sus em-
Consistorio apenas habían tenido tiempo pleos los anteriores titulares. Cada uno de
de repartir las comisiones permanentes los pedáneos nombrados por Baldomero
y de nombrar a los alcaldes pedáneos. Giménez, recibió en mano un oficio fir-
Al recuperar la Alcaldía, David Galindo mado por Galindo anunciando su cese y
Martínez se mostró satisfecho de que no el regreso de los elegidos durante el bienio
hubiesen podido encontrar pruebas de progresista. Francisco Ros Alifa obtenía la
ninguna de las faltas que le habían acha- recompensa por su labor opositora: de
cado, y terminó su breve intervención manera interina, asumía la Dirección de
al grito de ¡Viva la República!. Antonio Hospital, en detrimento de su más encar-
Cubí, en nombre de su minoría, calificó nizado adversario, Mazón Torrecillas.
de grandioso el acto tras la separación en
virtud de un expediente amañado. El líder Desde el mismo momento en que se anun-
socialista aseguró que su lema sería “orden ció la fecha de las elecciones comenzaron
sin odio ni rencores, pero también justicia para las negociaciones para formar el bloque an-
llevar a los tribunales todo lo que considerase pu- timarxista alicantino. Joaquín Chapaprieta,
nible”. José María Lucas recomendó a sus como político más popular en la provincia,
compañeros que no debían llegar al cargo ex ministro y ex presidente del Gobierno,
como la primera vez, en la que “henchidos tomó la iniciativa enviando un comunicado
de alegría, fueron negligentes para rebuscar res- de prensa en el que advertía que para hacer

226 El Luchador, Alicante 30 enero de 1936.
234 Vistas desde el Puente de Rusia

Nombrados el 7 de enero
Partida Rural Restituidos/ fecha nombramiento
CEDA
Desamparados José Quesada Navarrete Rafael Blas Albero (26/01/32)
Arneva José Rubio Ballesta José Antonio Casanova Martínez (16/04/31)
Pilar de la Horadada José María Samper López Pedro Ortiz Belda (16/04/31)
San Bartolomé Antonio Huertas Antonio Mora Sánchez (25/06/33)
El Mudamiento Antonio García Canales Antonio Ruiz Cases
Raiguero de Bonanza Francisco Sabater Pérez Francisco Fernández Larrosa (18/04/31)
La Aparecida José Navarro Gómez Manuel Illescas Torrecillas (17/04/31)
La Campaneta Manuel Rodríguez Lidón Manuel Lidón Sempere
Hurchillo Julián Sánchez Moya José Baldó Franco
Camino de Cartagena Cayetano Martínez González Juan Sierra Mompeán
Camino de Beniel Primo Simón Álvarez Tomás Ruiz Huertas
La Matanza Jesús Riquelme Gea Miguel Pérez Riquelme (16/04/31)
La Murada Antonio García Rocamora Manuel García Soria
Torremendo Juan Pedro Almagro Soto Alfredo Martínez Roldán (12/04/32)
Barbarroja Francisco Pérez García Antonio Ruiz Cases

frente a la coalición obrera que abarcaba sus posibles socios, sobre todo a los tradi-
a toda la izquierda, era una equivocación cionalistas que, con El Día a la cabeza, se
ofrecer dos candidaturas, una de centro y manifestaron en contra de la inclusión del
otra de derechas. En su opinión, la úni- joven militar Rafael Alberola, con el que se
ca respuesta viable era la formación de habían enfrentado recientemente. El 18 de
un frente electoral de centro derecha que enero, dentro de su intensa campaña elec-
se opusiera a los partidarios de la revolu- toral, estos últimos, celebraron un “mitin
ción.227 Sólo Chapaprieta podía aglutinar a monstruo” en el Teatro Circo de Orihue-
cedistas, tradicionalistas, radicales y otros la, con un escenario cuajado de banderas y
partidos minoritarios de centro, pero esa escudos en el que Senante Esplá, el barón
unidad se demostró imposible. Puestos a de Cárcer, Fal Conde y Urraca Pastor, abo-
negociar, la Derecha Regional de Alicante garon por la constitución del frente contra-
(integrada en la CEDA) exigió incluir a 4 revolucionario y proclamaron al que sería
de sus candidatos, petición que enfadó a su candidato, Manuel Senante Martínez. 228

227 El Día, Alicante 9 enero de 1936, núm. 6.091.
228 El Día, Alicante 19 enero de 1936, núm. 6.100. Manuel Senante Martínez, nacido en Alicante, cursó sus
estudios en Santo Domingo y su hermana estaba casada en Orihuela. Era el director de Siglo Futuro, una
publicación carlista de escasa tirada, feroz detractora de la República y de la Masonería. Fundada en el siglo
XIX, en oposición a la Restauración Borbónica, se había mantenido gracias a la fidelidad y generosidad de
los suscriptores.
Vistas desde el Puente de Rusia 235

El partido gubernamental impulsado por pedir explicaciones, advirtiéndole de que
Portela Valladares no parecía dispuesto a como no adoptase medidas contra Fa-
formar parte del bloque antimarxista y es- lange, el pueblo de Alicante se tomaría la
peculaba con la formación de una alterna- justicia por su mano. El gobernador res-
tiva claramente centrista. Pero, conscientes pondió que para clausurar la sede de un
del poco tirón de sus siglas, se vieron for- partido necesitaba autorización de la su-
zados a pactar con la CEDA, y la inclusión perioridad.230
a última hora de sus tres candidatos despla-
zó a tradicionalistas, radicales y mauristas. Organizar la candidatura del Frente Po-
Manuel Senante y el radical César Oarri- pular también resultó complicado por las
chena se presentaron en solitario, Martínez continuas tensiones entre socialistas y re-
Arenas quedó fuera, y el partido Agrario, publicanos. Los partidos de izquierda, tras
enfrentado a la DRA, optó por retirarse de celebrar sus respectivas asambleas pro-
la contienda. La candidatura conservado- vinciales, se reunieron por primera vez el
ra alicantina se cerró por fin la noche del día 17 de enero. Superando las disputas y
24 de enero. Estaba encabezada por Joa- tensiones, el día 24 quedó formada la coa-
quín Chapaprieta, acompañado por Euse- lición integrada por cuatro socialistas: Ro-
bio Escolano, Rafael Alberola y Juan To- dolfo Llopis, Miguel Villalta, Ginés Ganga
rres Sala, de la Derecha Regional/CEDA; y Salvador García; tres de Izquierda Repu-
Miguel Cámara, José Canalejas y Baldeón blicana: Carlos Esplá, Juan J. Cremades y
Martínez por el partido de Portela Vallada- Eliseo Gómez; y uno de Unión Republi-
res; y Silvino Navarro como conservador cana: Jerónimo Gomáriz.231
independiente.229
Una vez puesta en marcha, la campaña
A primeros de febrero, Falange Española conservadora dispuso de más medios de
presentó su propia alternativa antimarxis- propaganda y de abundantes publicacio-
ta y pronto se hicieron notar: cuatro días nes para difundirla. El Frente Popular
después, un grupo de enmascarados pe- tuvo que centrarse en celebrar numero-
netraron pistola en mano en los talleres sos actos públicos con brillantes oradores
de El Luchador rociando las máquinas con que sobre el terreno y, utilizando un tono
líquido inflamable. Tras prender fuego a moderado, atrajesen a la vez al electorado
las rotativas, huyeron en un automóvil. intelectual y obrero.
La rápida intervención de los empleados
minimizó las consecuencias del atentado. En Orihuela, la publicidad izquierdista
Inmediatamente, una comisión del Fren- se confeccionó en La Comercial, imprenta
te Popular se dirigió al gobernador para proscrita durante el bienio conservador

229 GARCÍA ANDREU, Mariano. Alicante en las elecciones republicanas 1931-1936. Secretariado de
Publicaciones de la Universidad de Alicante. Ed. Vidal- Leuka S.A. 1985.
230 El Día, Alicante 6 febrero de 1936, núm. 6.115. Parece ser, que como respuesta, las juventudes del Frente
Popular acabaron asaltando la sede de Falange en Alicante.
231 GARCÍA ANDREU, Mariano. Alicante en las elecciones republicanas 1931-1936...
236 Vistas desde el Puente de Rusia
Vistas desde el Puente de Rusia 237

Propaganda electoral 1936
Colección Sánchez Portas Orihuela | Archivo Municipal Orihuela
238 Vistas desde el Puente de Rusia

cuyo propietario, Isidoro Sánchez Mora, derechista, concertaron una alianza con los ele-
fue el encargado de solicitar las autoriza- mentos que seguían al jefe del Gobierno, el funesto
ciones para celebrar actos de propaganda Portela Valladares, alianza que provocó mi eli-
en las diversas partidas rurales.232 En es- minación de la candidatura..” 233
tos mítines, a los oradores locales, Cubí,
Serna, Sequeros o Sarabia, se unieron al- En plena campaña electoral, las denuncias
gunos candidatos y otras conocidas figu- por la actitud revisionista de los Consis-
ras como Franklin Albricias, Rafael Milla, torios alicantinos repuestos llegaron a
Agustín Carrascosa o el “cura republi- Portela Valladares intencionadamente
cano” Juan García Morales. La derecha exageradas por la prensa conservadora. Si
oriolana, como ya había hecho en 1933, la actitud del Ayuntamiento oriolano fue
ofreció al electorado su propia versión calificada como “delitos previstos y penados,
del bloque antimarxista. A pesar de haber disparos a la barriga que exigen la destitución
quedado apartados de nuevo, los tradi- como medida preventiva”,234 en el caso del al-
cionalistas pidieron el voto para Manuel calde de Alicante, un redactor madrileño
Senante, uniendo su nombre al de tres de llegó a poner en sus labios la frase: “el 16
los candidatos de la CEDA (encabezados de febrero, a ser dueños de la calle, a imponerse
por el popular doctor Eusebio Escolano y y a impedir que voten las beatas y las monjas.
ocultando al odiado Alberola). En la pro- El 17 no quedará en Alicante una cabeza de
paganda, que se confeccionó en el Orato- derechas sobre los hombros”.235 Aunque las
rio Festivo y en la imprenta de La Lectura palabras de Carbonell habían sido total-
Popular, este conjunto se presentó como mente tergiversadas, el Ministerio de la
la “candidatura contra-revolucionaria”, Gobernación tomó cartas en el asunto y
llegando a circular panfletos que incluían por medio del Gobierno Civil de Alican-
a José Martínez Arenas, aunque éste, a te, envió un telegrama para ser leído en
última hora, había quedado fuera de las los Ayuntamientos de Alicante, Orihuela
elecciones. y Alcoy.

“Mi situación política en la provincia se había El 14 de febrero, dos días antes de las
debilitado tanto con motivo de las campañas que elecciones, el secretario municipal convo-
se hacían contra mi actuación en la minoría repu- có a los concejales oriolanos en una se-
blicana conservadora, sobre todo en esta comarca sión extraordinaria que comenzó a la una
de Orihuela (...) los gestores de la candidatura de la tarde y terminó a la una y cuarto.

232 Raiguero de Bonanza, La Aparecida, San Bartolomé, La Murada, Hurchillo, Molíns, Mudamiento, Media
Legua, Arneva, Vereda Buenavida, Vereda Liorna y La Campaneta.
233 MARTÍNEZ ARENAS, José. De mi vida: hombres y libros. Valencia (1963)

234 El Día, Alicante 7 febrero de 1936, núm. 6.116.

235 GARCÍA ANDREU, Mariano. Alicante en las elecciones republicanas 1931-1936. Secretariado de
Publicaciones de la Universidad de Alicante. Ed. Vidal- Leuka S.A. 1985.

236 AMO. Legajos. Oficio de Francisco Ros Alifa, dirigido al presidente de la Comisión Gestora de Orihuela,
14 febrero de 1936.
Vistas desde el Puente de Rusia 239

En ella sólo se leyó el citado telegrama que intentó desvirtuar la victoria del Frente
dejaba sin efecto el acuerdo del Gobierno Popular, las elecciones de 1936, al menos
que les había repuesto. Los alcaldes y con- en su primera vuelta, se realizaron limpia
cejales de los tres Ayuntamientos queda- y ordenadamente. Supervisadas por go-
ban de nuevo cesados porque “en lugar de bernadores conservadores (el de Alicante
reanudar la labor que les incumbía en la dirección pertenecía a la CEDA), pusieron especial
y gobierno de los intereses morales y materiales de cuidado en mantener a toda costa el orden
sus respectivos municipios, habían encaminado su público. Las fuerzas de seguridad, tenían
gestión a promover excitaciones en el ánimo públi- obligación de actuar con rapidez ante el
co, excitando las pasiones del vecindario y promo- más mínimo disturbio, con toda la violen-
viendo el desorden con fines políticos”. El man- cia necesaria. 237
dato que les había conferido el resultado
electoral de 1931 se consideraba extingui-
do por el transcurso del tiempo legal, por 5.2 Resultado de las
lo que el Gobierno sólo les había repues- elecciones. Sustitución
to como meros gestores provisionales. Al del Gobierno. Regreso del
dejar sin efecto dicha reposición, quedaba
restablecido el estado anterior, es decir, las
Consistorio depuesto.
Comisiones Gestoras que los regían en
ese momento, que con la máxima urgencia En las elecciones celebradas el día 16 de
debían reintegrarse nuevamente a sus car- febrero, en contra de lo que se esperaba,
gos. La ansiada vuelta del Ayuntamiento los incidentes fueron escasos. La parti-
progresista parecía haber sido una broma cipación superó el 70% y los resultados
pesada. Al día siguiente, un decreto de fueron favorables a las formaciones de
Baldomero Giménez, eliminaba todas las izquierda que en la primera vuelta obtu-
reposiciones y nombramientos de las últi- vieron 200 de los 473 escaños; efectuada
mas dos semanas. Algunos, como Francis- la segunda vuelta y el recuento definiti-
co Ros, dimitieron ese mismo día, antes de vo (no exento de polémica al abandonar
ser cesados. “Por no coincidir ideológicamente Portela el Gobierno antes de concluir los
con señores que hoy representan la política local, comicios), el pacto preelectoral del Frente
tengo a bien poner a su disposición el cargo de di- Popular había conseguido la mayoría ab-
rector interino del Hospital Municipal que he es- soluta. En el sector derechista, la CEDA
tado desempeñando desde el 4 del actual”.236 Por- retrocedió con respecto a los resultados
tela no estaba dispuesto a correr riesgos. de 1933; el hundimiento definitivo lo su-
A pesar de la historiografía franquista que frieron los radicales, pasando de 102 a tan

236 AMO. Legajos. Oficio de Francisco Ros Alifa, dirigido al presidente de la Comisión Gestora de Orihuela,
14 febrero de 1936.

237 Como nota curiosa, aparece una lista de los coches particulares que fueron requisados por la Guardia
Civil para su uso, en caso de necesidad, que nos permite conocer parte del parque automovilístico oriolano
en 1936: nueve Ford, tres Fiat, un Citroën, un Renault, un Opel y un Studebaker. AMO. Legajos G-47. Oficio
del Gobierno Civil de Alicante al delegado gubernativo de Orihuela, 11 febrero de 1936.
240 Vistas desde el Puente de Rusia

sólo 5 escaños.238 En cuanto a resultados situación, el Gobierno de Portela Vallada-
provinciales, en Alicante, no hizo falta la res, efectuó el traspaso de poderes de ma-
segunda vuelta, la victoria del Frente Po- nera precipitada. En Alicante, efectuado
pular fue aplastante y la candidatura fue el recuento de las elecciones, Álvaro Bote-
elegida en su totalidad. Del bloque con- lla Pérez, director de El Luchador y afiliado
servador, sólo alcanzaron el acta Cha- a Izquierda Republicana, se hizo cargo del
paprieta, Escolano y Torres; la lista total Gobierno Civil de forma interina tras la
quedó compuesta por cuatro diputados atropellada huida de Alejandro Vives Ro-
socialistas, tres de Izquierda Republica- ger.239 La situación era muy confusa: el 17
na, uno de Unión Republicana, dos de la de febrero de 1936, la Comandancia Mi-
CEDA y un centrista independiente. litar de Alicante, emitía un bando que de-
claraba el estado de guerra en la provincia.
Las desbordadas manifestaciones de jú-
bilo callejero que siguieron a dicha vic- “Los días posteriores a las elecciones, fueron de
toria preocuparon profundamente a los una extraordinaria tensión en todas las instan-
sectores conservadores, temerosos de una cias del poder, desde su cúspide hasta el último
respuesta revanchista más allá de los cau- Ayuntamiento. Rumores alarmistas de todo tipo
ces políticos establecidos. Algunos de sus hacían prever grandes disturbios y el temor de
dirigentes trataron, sin éxito, de impedir Portela Valladares era que las masas del Frente
el regreso al poder de la izquierda, presio- Popular se desbordaran en la calle y su gobierno
nando al presidente Manuel Portela para careciera de legitimidad para hacer frente a esos
que anulase las elecciones del 16 de febre- desórdenes. Tal vez ese temor explicaría su pre-
ro. Primero Gil Robles, y luego el general cipitado abandono del poder sin atenerse a las
Franco, le ofrecieron apoyó para que se previsiones constitucionales”. 240
aferrase al Gobierno mediante la decla-
ración del estado de guerra. El impulso El 20 de febrero la locura se desató en
multitudinario que estalló en las principa- Alicante y la ciudad quedó en manos de
les ciudades, pretendía empujar a la Repú- las turbas descontroladas que asaltaron
blica democrático-burguesa hasta objeti- las sedes de la Derecha Regional, el Parti-
vos más revolucionarios. En un ambiente do Republicano Independiente, el Círcu-
de creciente radicalización, se festejó el lo Tradicionalista, el Centro Radical y la
triunfo del Frente Popular, pidiendo la Federación de Estudiantes Católicos. Las
total reposición de los Ayuntamientos de redacciones de los periódicos El Día, Más
1931 y la amnistía general. Ante la caótica y El Diario de Alicante fueron pasto de

238 En circunstancias normales, Portela hubiese dirigido la segunda vuelta y el recuento general. Su dimisión
y la huida de muchos gobernadores civiles, ofreció una situación de ventaja para el Frente Popular que les
permitió “redondear” la mayoría absoluta.

239 SERRALLONGA Y URQUIDI, Joan. El aparato provincial durante la Segunda República. Los
gobernadores civiles, 1931-1939. En la revista Hispania Nova, Núm. 7. (2007).

240 MARTÍNEZ LEAL, Juan. Los socialistas en acción, la II República en Elche (1931-1936). p. 146.
Publicaciones de la Universidad de Alicante (2005).
Vistas desde el Puente de Rusia 241

“Gil Robles, me ratificó el triunfo absoluto del
Frente Popular y me expuso los graves peligros, la
perspectiva de violencias y desmanes que sobreven-
dría si el gobierno iba a las izquierdas, llegando a
la conclusión de que no quedaba otra fórmula para
salvar la patria, que la de mi continuación en el Go-
bierno, pasando por encima de la nueva Cámara, y
proclamando mi Dictadura, para lo cual me ofrecía
la adhesión y la cooperación incondicionales de las
derechas -de las cuales podía responder en absolu-
to- así como de cuantos elementos representaban la
estabilidad y el orden en el país. (..) ¿Con quiénes
iba a realizarla? ¿Qué seguridades podían darme de
su adhesión los que me la brindaban? ¿Cuál era el
programa? Yo, hombre de izquierda y ellos de dere-
cha, habríamos chocado inevitablemente en la gestión pública enseguida. Ellos, con
organización y grandes elementos, y con las simpatías del ejército, pronto serían los
verdaderos amos de la situación, y yo, su prisionero; un hombre de paja que les habría
servido de puente, y que, o se sometía renunciando a sí mismo, o por ellos sería expul-
sado y quizá perseguido. Eso ocurrió, en efecto, a elementos políticos que se sumaron
a la rebelión militar (al propio Gil Robles) que sólo sirvieron de estribo para que otros
montaran a caballo. (..) …en mi despacho de la Presidencia del Consejo, me anuncia-
ron la visita del general Franco. Nunca había hablado con él, ni casi lo conocía. Sólo
tenía las referencias públicas sobre sus destacadas actuaciones, en Marruecos, al fren-
te de la Academia General Militar, y como Jefe de Estado Mayor con Gil Robles, quien
-se aseguraba- ponía en él absoluta confianza. Sabía, asimismo, que en los intentos de
conspiración en que andaba la Unión Militar Española, no tomaba parte, y sólo muy
raras veces iba a un café donde tenían diaria tertulia elementos militares, algunos de
ellos calificados como descontentos y alborotadores, entre los cuales descollaba Mi-
llán Astray, quienes trataban al general Franco con el mayor respeto. Le hice pasar, y
pronto entró en materia para decirme que en vista del resultado de las elecciones y los
peligros que ofrecía para la Patria el Gobierno del Frente Popular, venía a ofrecerme, a
mí, personalmente, su adhesión y la del ejército, y a invitarme a que me mantuviese en
el Gobierno haciéndome fuerte con ese apoyo, con el que podía contar. Mi respuesta,
después de las frases corteses de rigor, fue terminantemente negativa. (..) Pero mi
inquietud en aquella noche no venía de las derechas. Vencidas en las elecciones, el
momento psicológico, el clima del país no les era favorable para que intentasen una
apelación a la fuerza. Por eso, y porque calculaban bien que conmigo tenían perdida
la batalla, no se sublevaron entonces. La preocupación surgía de ver que las izquierdas
podían lanzarse a serios disturbios, exaltadas sus masas por el triunfo electoral, por las
propagandas y promesas, por la natural ansia de ejercer el mando, y no contenidas, o
mal dirigidas, por quienes estaban a su frente; máxime si alguna tentativa derechista,
o cualquier exceso contra ellas, las arrastraba a un desbordamiento. Un rumor, un
Incidente, un choque podían originar conflictos de las más graves consecuencias”.

PORTELA VALLADARES, Manuel. Memorias. Dentro del drama español. Edición
de José Antonio Durán Iglesias. Alianza Editorial, Madrid (1988).
242 Vistas desde el Puente de Rusia

las llamas, y las iglesias de La Misericordia, lista y miembro de la Junta Directiva del
San Nicolás y Santa María sufrieron la vi- Círculo en tiempos de Primo de Rivera,
sita de vándalos sin significación política al acabar la Dictadura se afilió al Partido
conocida, dedicados tan sólo al saqueo y Republicano Radical Socialista. Articulis-
al pillaje. Durante seis horas la capital de ta de varias publicaciones oriolanas como
provincia vivió una especie de anarquía El Conquistador, Actualidad o Renacer,
ante la ausencia de autoridad.241 En Ori- fue candidato por la Conjunción Anti-
huela continuaba el desconcierto. El alcal- monárquica en las elecciones municipales
de recibió otro bando declarando nueva- de abril de 1931 y actor protagonista en
mente el estado de guerra y, ese mismo la proclamación de la República, renun-
día, el gobernador provisional delegó en ciando a formar parte del Ayuntamiento,
José María Sarabia, corresponsal oriolano según él, por sus obligadas ausencias de
de su diario, para presidir el Ayuntamien- Orihuela. En 1933, Autonomía, citándole
to en una sesión extraordinaria a la que como “el hijo del sacristán”, le calificaba
asistieron 19 de los concejales del Con- de “ateo personaje muy influyente en Ali-
sistorio depuesto en 1934. En ella se dio cante”. Como corresponsal de El Lucha-
lectura a un telegrama de Álvaro Botella: dor, durante el bienio conservador se con-
virtió en el portavoz de la oposición y sus
“En uso facultades me están conferidas, he acor- artículos eran respondidos habitualmente
dado el cese de la Comisión Gestora de ese Ayun- desde El Día.
tamiento, y que se reintegren a sus cargos los seño-
res que constituyen el Ayuntamiento propietario. “Un pobre cretino que en Orihuela vivió a costa
Comuníquelo urgente a los interesados, citando a de la Dictadura, hasta que un alcalde digno le dio
sesión a las seis de la tarde y dándome cuenta”. el puntapié merecido. Hombre estrafalario y ridí-
culo que hoy sería capaz de tragarse hecha pan la
Sarabia, en nombre del Gobierno de la República, haciendo el zorro y pasando por repu-
República y como representante de la blicano. Cobarde felonía es la actitud del nuevo
primera autoridad de la provincia, ofre- revolucionario de Orihuela; fervoroso jaimista
ció al alcalde David Galindo Martínez y a no hace mucho y ahora defensor de la República.
los demás concejales un abrazo que hizo ¡Buena está la República con la morralla que se
extensivo al pueblo entero de Orihuela, le ha colado¡. Rechazar indignados los eructos del
manifestando sentir “la emoción más grande bárbaro escritorzuelo de Orihuela. ¿No hay por
de su vida a la par que la inmensa satisfacción ahí un bravo español que castigue al asqueroso
de ver repuesto en su cargo al Ayuntamiento Po- animalillo babeante? ¿No hay un huertano dies-
pular, después de las persecuciones de que habían tro en la caza de sapos? Al canalla que escribió
sido objeto”. José María Sarabia Pardines la infamia de Orihuela, tarde o temprano le ha
fue un personaje singular. Destacado car- de costar cara su felonía”.242

241 El Día. Alicante, 1 abril de 1936, núm. 6.129. Desde el 20 de febrero al 1 de abril, el periódico no salió a
la calle a consecuencia del incendio de sus talleres.

242 El Día. Alicante, 2 noviembre de 1933, núm. 5.474.
Vistas desde el Puente de Rusia 243

Por sus enfrentamientos con Ricardo la honradez y el orgullo de Orihuela. Por
García y, especialmente, con Mazón To- último, al igual que Galindo, recomendó a
rrecillas, en 1934 perdió su puesto como sus compañeros “cordura y serenidad para de-
gestor municipal de las carnes y vinos. mostrar a los reaccionarios, que los republicanos,
Dos años después, tras haber visitado in- sabían conducirse como auténticos cristianos”.
cluso la cárcel, regresaba como delegado En las manifestaciones de estos tres po-
del gobernador para darse la satisfacción líticos, quedó reflejada la disposición de
de cesar personalmente al Consistorio los tres grupos mayoritarios ante la nueva
conservador oriolano. etapa que comenzaba. Mientras Izquierda
Republicana y Unión Republicana pedían
Para republicanos y socialistas, los comi- mesura y contención, haciendo guiños a
cios de febrero habían supuesto una es- los católicos moderados, los socialistas,
pecie de reválida que les permitía retomar les advertían de que su colaboración pa-
con orgullo la labor emprendida en el pri- saba por cumplir escrupulosamente los
mer bienio. Ocupada la presidencia, Da- postulados del Frente Popular.
vid Galindo achacó la última destitución
a “los manejos caciquiles” y denunció las La promesa electoral de restaurar los
injurias sufridas en boca de un “político Ayuntamientos elegidos en 1931 no se
desaprensivo”.243 A pesar de todo, reco- presentó nada fácil. En los meses transcu-
mendó a sus compañeros alegría, cordura rridos, algunos concejales habían cambia-
y sensatez en sus conductas. Por su par- do de residencia, incluso de partido. Por
te, Antonio Cubí añadió que habían sido otro lado era impensable que los radica-
depuestos cuando estaba en la tarea de les que habían propiciado la destitución
examinar la bochornosa actuación de los de sus compañeros, pudiesen volver al
radicales, afirmando que en esa fecha his- Consistorio como si nada hubiera pasado.
tórica se había recuperado la República. Así pues, el Gobierno Civil se encargó de
Se sentía con más autoridad que nunca y, nombrar nuevos vocales interinos entre
en nombre de la minoría socialista, condi- los partidos que formaban el Frente Po-
cionó la colaboración leal con los republi- pular. A pesar de los acuerdos alcanzados,
canos al cumplimiento del pacto acordado cada grupo defendía su propio programa
con el Frente Popular. José María Lucas, a que en algunos puntos llegaba a ser con-
pesar de no poder expresar sus sentimien- tradictorio. En principio pactaron dejar el
tos como quería por el agotamiento físico Gobierno en manos de los partidos repu-
que le había causado la jornada electoral, blicanos y que el resto, es decir los obre-
afirmó que aunque todo el mundo cono- ros, se limitasen a apoyarles. En Orihuela,
cía la persecución que habían sufrido, la como hemos podido comprobar en los ca-
peor ofensa, para la que no encontraba pítulos anteriores, Izquierda Republicana,
calificativo, se la habían inferido en el pro- Unión Republicana y Partido Socialista-
pio Ayuntamiento. Para Lucas, los conce- UGT monopolizaban el Ayuntamiento, lo
jales repuestos, representaba la sensatez, que facilitó el acuerdo municipal.

243 Probablemente, sea una referencia a Mazón Torrecillas.
244 Vistas desde el Puente de Rusia

Pero la efervescencia política y sindical de pesetas por más de 15.000 litros de vino
aquellos meses, propició la aparición de ocultados al fisco, precintando el camión
nuevas formaciones locales –comunistas hasta que se hiciesen efectivas. El propio
y anarquistas- que iniciado el conflicto alcalde, Ricardo García se encargó del caso
adquirieron un desproporcionado prota- y, a pesar de reducir la cantidad solicitada y
gonismo. prometer facilidades de pago al infractor,
no consiguió que Juan de Dios pagase, lle-
El 27 de febrero comenzó la reestructura- vando el asunto al Juzgado. La resolución
ción del Consistorio oriolano, con una ca- del Tribunal Económico Administrativo
dena de ceses y dimisiones, que serían acep- comunicada el 30 de enero, anuló la liqui-
tadas o no, según el criterio de selección dación practicada, penalizando tan sólo los
diseñado en colaboración con el Gobierno litros descubiertos y levantando el embar-
Civil. El cargo de concejal era obligatorio e go del vehículo. A indicación de Antonio
irrenunciable según el artículo 49 de la Ley Cubí, se acordó aplicar la sanción en grado
Municipal, pero dicha disposición sólo se mínimo por los perjuicios que la torpeza de
aplicó cuando las renuncias interferían en los anteriores gestores municipales, habían
los planes del Frente Popular. Las prime- causado al señor Payá.244
ras dimisiones fueron presentadas por An-
tonio Escoda, por motivos de salud, y por Pero el asunto más importante fue la mo-
José Ortiz, justificándola en su traslado de ción presentada por la Presidencia para de-
residencia al extranjero. Sólo se aceptó la clarar nulos todos los nombramientos he-
primera, y ese mismo día se comisionó a chos por las Comisiones Gestoras, cesando
los señores Serna y Carrió, para que estu- de un plumazo a 46 funcionarios. El Secre-
diasen las posibles responsabilidades en las tario, Pedro María García Murphy, advirtió
que hubieran incurrido los anteriores ges- de la posible ilegalidad de esta actuación
tores. En la sesión del 3 de Marzo, se acep- que no cumplía los requisitos de sesión
tó la dimisión de Antonio Martínez Cano extraordinaria, ni contaba con la presencia
por motivos de salud y se dio carpetazo al de las tres cuartas partes de los concejales.
proceso judicial comenzado en el verano Antonio Cubí, se mostró de acuerdo en
de 1935 por la Gestora radical, cuando re- hacer esta vez bien las cosas y propuso bus-
gistraron un camión propiedad de Juan de car la manera legal de “republicanizar a los
Dios Payá y encontraron un doble fondo funcionarios”. Tres días después se celebró
en el que escondía cuatro pellejos de vino. la preceptiva sesión extraordinaria con sufi-
Acusado de reincidente por fraude en el ar- ciente mayoría, en la que se nombraron 64
bitrio de vinos, su vehículo fue decomisado funcionarios. El 12 de marzo, terminada la
y, presuponiendo el tiempo que llevaba de- criba, Luis Carrió presentó la moción que
fraudando a las arcas públicas, se reclamó restituyó la rotulación de calles que en el
al bodeguero de la calle San Agustín 7.800 bienio conservador habían sido alteradas,

244 Estimaron los cálculos en 78 cargas, a razón de 200 litros defraudados por viaje. No podemos establecer
una relación, pero este suceso ocurrió en agosto de 1935 y en septiembre fue destituido José María Sarabia
de su cargo de gestor municipal del vino y la carne.
Vistas desde el Puente de Rusia 245

Calle López Pozas/Juan Jaurés.
(Gentileza de Francisco Duréndez Pérez)

“ensañándose con aquellos que ostentaban nombres plena juventud y cuando tanto esperaban las le-
representativos de la verdadera república del 14 de tras españolas de su inteligencia y laboriosidad”,
abril y de figuras cumbres de diversas ideologías, proponiendo que la Plaza de la Pía, reti-
demostrando el odio que sentían con los verdaderos tulada como de Pinohermoso por la Ges-
representantes del pueblo honrado y trabajador”. tora, “en lo sucesivo se denomine de Ramón Sijé,
siendo el nombre del ilustre oriolano Juan Marín
“Que la calle que en la actualidad se denomina Gutiérrez”. En la misma jornada, Andrés
Santa Lucía, vuelva a llamarse de Ferrer Guar-
dia, la de López Pozas Juan Jaurés, la de Ramón Martínez Jacobo, uno de los ediles más
Montero Sor Patrocinio Vives y la actual de Sor activos e influyentes en el primer bienio,
Patrocinio Vives de Vicente Rodríguez, la Unión presentó su dimisión irrevocable. Durante
Agrícola de Pablo Iglesias, la de San Isidro don el periodo de suspensión había abandona-
Manuel Azaña y la avenida hoy llamada de Le- do la Agrupación Socialista por motivos
rroux en lo sucesivo se le llame del 14 de abril.
Propone este concejal además, que la nueva rotu- que no quiso explicar y, no considerando
lación de esas tres últimas calles, o sea Pablo Igle- su acta como una propiedad personal sino
sias, D. Manuel Azaña y Avenida 14 de Abril, del partido, se aplicó la doctrina esgrimida
se hagan con la solemnidad correspondiente a los por él mismo otras veces, terminando su
nombres y fechas que conmemoran”. intervención con las palabras: “salud y acier-
to os desea quien está a vuestro lado con toda el
Dicho concejal, interpretando los “senti-
alma”.245 Su renuncia se aceptó junto a las
mientos justicieros y oriolanos de esta corporación,
de Antonio Guillén Martínez y José Murcia
honrando los valores de nuestra patria chica”,
Bascuñana, enviadas por escrito y acompa-
quiso recordar a un oriolano “muerto en

245 Iniciada la contienda, Andrés Martínez Jacobo, carpintero de profesión, fue uno de los fundadores del
PCE en Orihuela.
246 Vistas desde el Puente de Rusia

ñadas de sendos certificados médicos.246 expulsados mediante detenciones masivas
Para terminar de perfilar el Consistorio, en el bienio conservador. La respuesta de
excluyeron a José María Lucas Parra por su los propietarios ante la reactivación de la
nombramiento como gobernador civil de reforma y las nuevas exigencias salariales
Albacete, y, utilizando la Ley Municipal de de los sindicatos obreros fue, en muchos
1935, declararon incompatible a José Ma- casos, la paralización de la actividad agrí-
zón Torrecillas. 247 cola.

Entre los meses de febrero y julio de 1936, Francisco Valdés Casas, nombrado gober-
los diferentes gobiernos se esforzaron por nador civil el 22 de febrero de 1936 por Iz-
regresar a la política reformista de los años quierda Republicana, centró sus esfuerzos
1931-1932. La amnistía, reclamada insis- en recuperar el orden. Valdés, ordenó es-
tentemente en las concurridas manifesta- tablecer vigilancia en las iglesias y edificios
ciones que siguieron al triunfo del Frente públicos con un bando que llegó a Orihue-
Popular, puso en la calle a miles de presos la el 9 de marzo. En la misma sintonía, el
políticos y junto a ellos a bastantes delin- día 20 de dicho mes, el alcalde accidental,
cuentes comunes. En el ardor de la revo- José Irles Andreu, dio de plazo hasta las
lución, algunos maleantes se convirtieron cinco de la tarde para desalojar las fincas
en pistoleros incontrolados o saqueadores agrícolas ocupadas por “quienes influenciados
que, en el barullo de la revolución, practi- por engaños o por informaciones tendenciosas se
caron los más execrables crímenes como habían hecho cargo de ellas”. Al mismo tiem-
ya pudimos comprobar con lo sucedido po, invitó a propietarios y arrendadores a
el 20 de febrero en Alicante. El Estado de recuperarlas en nombre de “la República que
Alarma, decretado en toda España tras las había venido a hacer justicia”.
elecciones, se mantuvo en vigor durante
meses. Por otro lado, un Decreto promul- En Madrid, Manuel Azaña, según lo acor-
gado el 28 de febrero, ordenó readmitir a dado, había formado Gobierno sólo con
los obreros despedidos en el bienio con- miembros de los partidos Izquierda Repu-
servador y los conflictos laborales se mul- blicana y Unión Republicana, apoyándose
tiplicaron amenazando la convivencia civil en el resto de los grupos del Frente Popu-
en casi todo el país. En el campo, se reor- lar. Constituidas las Cortes a comienzos de
ganizó la Federación Nacional de Trabaja- abril, se apresuraron a deshacerse del pre-
dores de la Tierra, adscrita a la UGT, y de- sidente de la República. La Constitución,
cenas de miles de campesinos tomaron la en su artículo 82, exigía para ello el voto
delantera a la Reforma Agraria, lanzándose de las tres quintas partes de los diputados,
a ocupar las fincas de las que habían sido cifra que no podía alcanzar la coalición

246 Según Ramón Pérez Álvarez, José Murcia Bascuñana, alias “El arriero” o también “El rapsoda”, era un
poeta aficionado, perteneciente al grupo de “la tahona” del que formaban parte Carlos Fenoll y él mismo.
Colaborador puntual en la prensa local, falleció en un desgraciado accidente. Fue arrollado por un tren
cuando paseaba por el Puente de Hierro.

247 José María Lucas Parra duró menos de un mes en el Gobierno Civil de Albacete. Su dimisión apareció
publicada en La Gazeta el 19 de marzo, día de su santo.
Vistas desde el Puente de Rusia 247

Colección Sánchez Portas Orihuela

Calle Calderón de la Barca. A la izquierda el Bar Español. A la derecha la Casa del Pueblo

izquierdista, pero eso no fue obstáculo; acción política y, en ambos bandos, los
recurriendo al artículo 81, Alcalá Zamo- extremistas fueron ganando terreno. Fa-
ra fue destituido por el Parlamento, con lange, un partido casi marginal, registró
el voto de la izquierda y la abstención de una avalancha de nuevos afiliados, desen-
la derecha.248 En mayo, Azaña se conver- cantados con sus partidos tradicionales y
tía en jefe del Estado y la tarea de formar dispuestos a emprender la lucha armada.
Gobierno, que en un principio debía ha- Las diversas facciones políticas comen-
ber correspondido al socialista Indalecio zaron a entrenar a sus milicias a la usan-
Prieto, quedó en manos de Casares Qui- za de los partidos europeos de carácter
roga, correligionario y amigo personal totalitario.249 Estos grupos paramilitares
del presidente. Ante la negativa del sector (carlistas, falangistas, socialistas, anar-
socialista liderado por Largo Caballero de quistas, comunistas, etc.) se nutrieron de
participar en el mismo, el Gabinete Minis- jóvenes extremistas, violentos y arma-
terial fue configurado exclusivamente con dos. Los políticos republicanos modera-
miembros de los partidos republicanos. dos, iban quedando atrapados entre dos
Día a día aumentó el nivel de violencia frentes y algunos optaron por retirarse
e inseguridad, imposibilitando cualquier de la primera fila.
248 El Presidente podrá disolver las Cortes hasta dos veces como máximo durante su mandato cuando lo
estime necesario, sujetándose a las siguientes condiciones: a) Por decreto motivado. b) Acompañando al
decreto de disolución la convocatoria de las nuevas elecciones para el plazo máximo de sesenta días. En el
caso de segunda disolución, el primer acto de las nuevas Cortes será examinar y resolver sobre la necesidad
del decreto de disolución de las anteriores. El voto desfavorable de la mayoría absoluta de las Cortes llevará
aneja la destitución del Presidente.

249 Por ejemplo el Partido Nacionalsocialista Obrero alemán, o el Partido Nacional Fascista italiano.
248 Vistas desde el Puente de Rusia

5.3 Primavera de 1936: el poco tiempo que ocupase la Alcaldía a
mantener el orden sin consentir “osadías
La situación en Orihuela. contra el Régimen”, y sin permitir que
Adaptado el Consistorio a la nueva rea- “levantasen la cabeza los que la habían hundi-
lidad política, el día de San José se cele- do para siempre”. Irles estrenó su cargo el
braron dos sesiones en el Ayuntamiento mismo día 19 de marzo, presidiendo una
oriolano. En la primera, siete de los fun- segunda sesión de carácter extraordinario
cionarios despedidos solicitaron la re- celebrada a las ocho de la tarde. En ella se
posición de sus empleos, demanda que leyó un oficio del gobernador que cubría,
fue desestimada. Según explicó Antonio de forma interina, las once vacantes de
Cubí, las Comisiones Gestoras nunca ha- concejales cuyos nombramientos adjunta-
bían estado facultadas para nombrar car- ba, y que debían tomar posesión del cargo
gos, razón por la que dichos puestos ya con la mayor urgencia para “la buena mar-
habían sido ocupados por sus legítimos cha administrativa de Ayuntamiento”.250
propietarios cesados indebidamente en
1934. Despachados los asuntos ordina- A través del Gobierno Civil quedó rees-
rios, la sorpresa de la jornada llegó cuan- tructurado el Ayuntamiento, con miem-
do el secretario hizo pública la renuncia bros de las organizaciones del Frente
del alcalde. David Galindo, de Unión Re- Popular, pacto que en Orihuela seguía
publicana, aseguró no poder continuar en limitado a socialistas y republicanos. Isi-
la Presidencia. Por razones particulares se doro Sánchez Mora, intervino como jefe
veía en la precisión de presentar la dimi- del grupo socialista para ponerse a dispo-
sión del cargo con carácter irrevocable. sición de sus camaradas. Tras años de co-
Antonio Cubí, desconcertado por esta laboración política a través de su imprenta
decisión, solicitó suspender la sesión por La Comercial, establecimiento situado en la
unos minutos, suponemos que para pedir calle del Obispo Rocamora donde se con-
explicaciones a los republicanos y organi- feccionó el semanario Renacer y toda la
zar la estrategia del grupo socialista. Re- propaganda política de izquierda, había
anudada la misma, se aceptó la dimisión llegado al Ayuntamiento. Antonio Esquer,
del alcalde, haciendo constar en acta el como jefe oriolano de Izquierda Republi-
sentimiento de la Corporación, pues se- cana saludó al Consistorio haciendo cons-
gún ellos, “había dejado sentado como nadie el tar la sinceridad y lealtad con la que venía
pabellón de administrador modelo”. Tras adhe- dispuesto a “colaborar con la ejemplar labor
rirse todos los concejales, David Galindo administrativa del Ayuntamiento y a estimular
abandonó la sala dando las gracias a sus a los diferentes partidos para gobernar en repu-
compañeros. La vara pasó provisional- blicano, evitando debilidades que torcidamente se
mente a manos del socialista José Irles interpretasen como cobardía”.
Andreu, que se mostró dispuesto durante

250 Los once concejales interinos nombrados fueron: Manuel Zambrana Serna, Manuel Lorente Terrés,
Isidoro Sánchez Mora, Francisco Oltra Pérez, Antonio Aix Pamies, Antonio Esquer Riquelme, Francisco
Tomás Díez, Amado Granell Mesado, Ginés Ortiz Juan, Eliseo Pérez Irles y Alfonso Soriano Gómez
Vistas desde el Puente de Rusia 249

Posesionados de sus cargos los concejales La provisionalidad en los Ayuntamientos,
nombrados, se convocó otra sesión, cele- en manos de los Gobiernos Civiles desde
brada dos días después, en la que se eligió las elecciones de abril de 1931, tenía fecha
al alcalde. A dicha sesión extraordinaria, de caducidad. El 17 de marzo, el Minis-
celebrada el día 21 de marzo de 1936, asis- terio de la Gobernación convocó por fin
tieron 25 concejales; el sastre Francisco las elecciones a concejales en todos los
Oltra Pérez, miembro de Izquierda Repu- municipios de España salvo en Cataluña,
blicana, se hizo con la Alcaldía según lo y la fecha señalada era el 12 de abril. En
pactado por 22 votos a favor y dos pape- la complicada situación, el temor a una
letas en blanco. Oltra tomó posesión in- campaña descontrolada por parte de los
mediatamente y se procedió a escoger las revolucionarios se fue apoderando del
dos Tenencias de Alcaldía que estaban va- Gobierno. Si la República había llegado
cantes, recayendo por unanimidad en el ex en unas elecciones municipales, podía ser
alcalde David Galindo, de Unión Republi- derrocada del mismo modo, arriesgándo-
cana y en el socialista Amado Granell. Al se a que el 13 de abril, en los ayuntamien-
igual que en el Gobierno de la Nación, la tos de toda España, ondeasen tan sólo las
representación del poder quedaba en ma- banderas rojas. A poco más de una sema-
nos de los republicanos y los socialistas se na las elecciones quedaron suspendidas
mantenían en segundo plano. También se por falta de garantías.251
completaron las Comisiones Permanentes
y, a propuesta de José Irles y en contra de
la opinión del secretario, se declararon va-
cantes los cargos de los concejales Manuel
Costa Angosto, que lo había solicitado por
escrito, Alberto Escudero Bernicola, por
haber fijado su residencia en Madrid y José
Ortiz Juan que como ya hemos citado se
había marchado al extranjero. Por último,
Antonio Cubí, como era su costumbre, re-
cordó al flamante alcalde, que la minoría
socialista había secundado la iniciativa del
Frente Popular con la disciplina que les ca-
racterizaba, pero a cambio le exigían cum-
plir los postulados de dicho frente “dando
vigor a la República”. Cinco días después,
se leyó un nuevo oficio del gobernador
que nombraba a José Lidón Moñino, En-
rique Abad Huertas y José Lidón Cecilia,
tomando posesión para cubrir las últimas
San Gregorio, sede de la Cofradía del Perdón
vacantes. Colección Sánchez Portas Orihuela

251 Gaceta de Madrid. 18 marzo de 1934, núm. 78 / 5 abril de 1339, núm. 96.
250 Vistas desde el Puente de Rusia

De vuelta a Orihuela y completado el las 6.000 pesetas entre las siete fallas. Las
Ayuntamiento, Luis Carrió solicitó la in- celebraciones del 14 de abril, quinto ani-
mediata rotulación de las calles acordadas versario de la II República, comenzaron en
dos semanas antes, petición que se aplazó un grupo escolar repartiendo comida entre
hasta el 14 de abril por iniciativa de Isidoro los pobres. A las 10 de la mañana salió la
Sánchez, miembro de la Comisión de Festi- manifestación con banda de música, que
vidades. En el aniversario de la República se recorrió la ciudad descubriendo las lápidas
permutaría también el nombre de la calle de de las calles retituladas. Miguel Hernández
Santiago por el de Tomás Meabe, el de San llegó de Madrid para intervenir con su pa-
Agustín por Luis Sirval, el de la Acequia por labra en la inauguración de la Plaza Ramón
Aída Lafuente, el de Gitanos por Libro y el Sijé, y la lectura quedó inmortalizada en la
de Capuchinos por Sargento Vázquez.252 El fotografía de Miguel, subido a una escalera
9 de abril, durante la aprobación del pro- y leyendo bajo el nuevo rótulo instalado en
grama de festejos citado, Sánchez Mora la Plaza de la Pía (del Marqués de Rafal en
aprovechó para modificar más títulos: La la actualidad).
calle de Arriba, llamada entonces Abad Pe-
nalva, se cambió por “de La Libertad”; la de “Quisiera que esta piedra y esta plaza llevaran para
Meca por “16 de febrero” y a solicitud de siempre el nombre que les ha sido impuesto: Ramón
sus vecinos, el Barrio de San Pedro adoptó Sijé. Bajo el sonido de este nombre se me ha ido un
el nombre de Largo Caballero. Por último, compañero del alma, y Orihuela ha perdido su más
el incansable concejal de Festividades, dijo hondo escritor y su más despejado y varonil hombre.
haberse entrevistado con las distintas co- Su vida ha sido precipitada, tormentosa y luminosa,
misiones falleras y propuso subvencionar como la del rayo, y, como la del rayo, ha buscado pre-
con 1.000 pesetas cada una de las seis fallas cipitadamente la tierra. Orihuela se ha dado cuenta a
que se proyectaban en el Rabaloche, Plaza su muerte, ya que siempre es a la muerte cuando nos
de Abastos, Hostales, Calle Mayor, Barrera damos cuenta del valor de ciertas vidas, de la grandeza
y Plaza de la República,253 a condición de del hijo que había criado casi sin advertirlo (…) Sé
que estuviesen valoradas al menos en 1.500 que su alma anda desde hoy –con la precipitación con
pesetas. El señor Soriano pidió que se in- que solía andar su corazón y su cuerpo-, anda y reco-
cluyese el Barrio de San Agustín que no ha- rre esta plaza, y le complace su soledad cotidiana, que
bía sido consultado, decidiéndose repartir acrecienta las siestas, las lluvias y las casas cerradas”.

252 Luis Sirval. Seudónimo de Luis Higón, periodista del madrileño diario republicano, La Libertad. Tras
confiscarle su crónica, fue asesinado en la revuelta de Asturias por miembros de la Legión, convirtiéndose en
mártir de la República. Aída Lafuente. Joven comunista asturiana, que murió en Oviedo el 13 de octubre de
1934, empuñando una ametralladora en la toma de la iglesia de San Pedro de Arcos por el teniente coronel
Yagüe. Cubría la retirada de un destacamento minero y su figura quedó como símbolo de revolucionaria juvenil.
El sargento Diego Vázquez Corbacho, se pasó al bando de los mineros en la revolución de Asturias de 1934 y el
10 de febrero cayó ante un pelotón de fusilamiento. Su padre agradeció por escrito al Ayuntamiento de Orihuela
que honrase al hijo fallecido. Circuló una leyenda desmentida por el alcalde ante el gobernador civil, de que al
destapar su rótulo, los falangistas Trino Meseguer Martínez, Manuel Parra Moñino y Rafael García Pertusa, lo
habían sustituido por uno con el nombre de José Antonio Primo de Rivera.

253 Actualmente: Rabaloche, Plaza de Santa Justa, Alfonso XIII, Calle Ramón y Cajal (Mayor), Calderón de la
Barca y Plaza Nueva.
Vistas desde el Puente de Rusia 251

Colección Sánchez Portas Orihuela
252 Vistas desde el Puente de Rusia

La comitiva continuó y, al llegar a la ca- dades intensificaron la presión sobre los
lle Mayor se registraron graves incidentes elementos conservadores. Ya en marzo,
cuando un numeroso grupo de manifes- Isidoro Sánchez Mora había denunciado
tantes penetró en el Centro de Fomento la existencia de un depósito en la Plaza de
de Trabajo y Cultura (sede de la CEDA) si- Toros que, según él, contenía material ex-
tuado junto al Palacio Episcopal. Durante plosivo. Pertenecía al farmacéutico Sebas-
largo tiempo, la turba se entregó al expolio tián Penalva, al que dieron 48 horas para
arrojando los muebles a la vía pública. En desalojarlo.255 El 20 de abril, por orden
el tumulto, Vicente Bellido, teniente de al- gubernativa, la policía accedió al nuevo
calde de la gestora cesada en enero, dispa- Círculo Católico Instructivo Tradiciona-
ró un tiro al aire desde el balcón de su casa lista, situado en la calle de Fermín Galán
para intentar disolver a los saqueadores y (actualmente Alfonso XIII), registrando
tuvo que ser detenido por la fuerza pública sus salones a conciencia. Los socios fue-
por su propia seguridad. Controlada la si- ron cacheados y desalojados sin provocar
tuación, la fiesta continuó a mediodía con incidentes y el local quedó clausurado.
música en la Glorieta a cargo de la banda
de Alcantarilla y con comidas extraordina- No tenemos noticias de la Semana Santa
rias en los establecimientos municipales. oriolana de 1936. Manuel Penalva Fons,
Por la noche se celebró una verbena en la hermano ministro de la VOT, envió la co-
plaza del Ayuntamiento, en la que se eligió rrespondiente solicitud para “sacar las tradi-
“Miss República 1936”. Todo acabó con cionales procesiones del miércoles santo en la tarde
el disparo de una “bonita traca valencia- y el viernes santo en la madrugada, a las horas y
na”.254 por los itinerarios de costumbre”. 256 También
sabemos que la Cofradía del Perdón pidió
Lo sucedido en el Círculo de Fomento, permiso para celebrar una junta directi-
aunque se desencadenó de forma espon- va el Miércoles Santo en la iglesia de San
tánea, fue algo más que un motín aislado. Gregorio (ellos salían martes).257 Lo cierto
Por toda España circulaban rumores de es que en aquellas fechas estaba prohibi-
que en las sedes de los partidos de la de- da todo tipo de manifestación pública y
recha se estaban almacenando armas des- el Ayuntamiento no nombró al Caballe-
tinadas a derrocar al Gobierno del Frente ro Cubierto Portaestandarte. La Fiesta
Popular. Entre las masas obreras, los áni- del Corpus se desarrolló en la catedral y,
mos estaban muy caldeados y las autori- recordando lo sucedido con la Virgen de

254 El Luchador. Diario Republicano de Alicante, núm. 8506 y El Día, núm. 6.139. Alicante, 15 abril de 1936.

255 Durante la Guerra, la farmacia de Penalva, fue requisada y entregada a Alfonso Bernard Sánchez, antiguo
empleado que había prestado servicios como auxiliar durante 18 años y, tras ser despedido en 1936, había
denunciado a su jefe ante el Sindicato. Él juraba que se había hecho cargo “en virtud de órdenes que no pudo
desobedecer”.

256 AMO. Legajos. G-47. 1 abril de 1936.

257 AMO. Legajos. G-47. 8 abril de 1936.
Vistas desde el Puente de Rusia 253

Monserrate, se establecieron turnos de buscar la mayor productividad posible, sin
guardia entre las asociaciones católicas tener en cuenta las necesidades de unos
para vigilar la custodia expuesta. Por la jornaleros, abocados al hambre y a la mise-
tarde, la procesión transcurrió con nor- ria. La llegada de la República desató una
malidad en el interior del citado templo inusitada fiebre política y asociacionista,
y en las parroquias, como todos los años, constituyéndose numerosas agrupaciones
centenares de niños recibieron la primera agrícolas, la mayoría adscritas a la UGT,
comunión.258 sindicato que disfrutaba de una situación
hegemónica.259
5.4 Primavera de 1936.
Espiral de violencia en las En 1936, poco antes de las elecciones de
partidas rurales. febrero, sólo permanecían activos tres or-
ganismos agrícolas de carácter obrero afin-
En la huerta oriolana no había existido cados en Orihuela. Los de las partidas ru-
tradicionalmente una mentalidad de lucha rales se habían disuelto, situación por otra
obrera, sobre todo por la compleja estruc- parte normal, teniendo en cuenta que du-
tura de pequeños propietarios con una rante el bienio conservador, los patronos
economía de subsistencia que los mante- dejaron de contratar a los jornaleros que
nía prácticamente en las mismas condicio- habían optado por asociarse. Si la discri-
nes que los jornaleros. El omnipresente minación laboral por razones ideológicas
poder de la Iglesia y sus sindicatos cató- había frenado la incipiente actividad sin-
licos, el aislamiento, la incultura y la fal- dical de la República, la victoria del Frente
ta de información sobre las nuevas ideas Popular y el aumento del desempleo rural
políticas, habían tejido un conformismo motivado por la crisis agrícola, hizo aflorar
tradicional que lastraba la formación de toda la conflictividad latente, reactivando
organizaciones democráticas en defensa espectacularmente la afiliación obrera ru-
de los intereses laborales de los trabajado- ral, en esta nueva etapa de gran dinamismo
res del campo. Las únicas organizaciones político. Cualquier decisión que adoptase
agrarias habían sido los sindicatos católi- el Gobierno en materia de reforma agra-
cos, configurados con una estructura que ria era recibida como una amenaza por los
agrupaba a los jornaleros junto a todo tipo propietarios y tachada de insuficiente por
de propietarios. Lógicamente estos orga- las organizaciones obreras. Sin otro medio
nismos eran controlados por los terrate- de información que la recibida a través de
nientes, preocupados tan sólo de frenar la su agrupación política, sus dirigentes di-
expansión del socialismo en la huerta y de fundían y magnificaban a la medida de sus

258 El Día. Alicante, 15 junio 1936, núm. 6.190.

259 AMO. Legajos G-46. Relación de sociedades obreras legalmente constituidas: Sociedad de Resistencia
de Obreros Agrícolas de Orihuela, Sociedad de Obreros Agrícolas de Acción Republicana de Orihuela,
Asociación de Obreros del Campo y Huerta de Orihuela, Sociedad Unión de Agricultores del Partido de
San Bartolomé, Sindicato de Trabajadores del Campo y de la Huerta de Arneva, Sociedad de Resistencia
de Obreros Agrícolas de El Mudamiento, Sociedad de Resistencia de Obreros Agrícolas de Torremendo,
Asociación de Obreros del Campo de La Murada, Sociedad de Obreros Agricultores de La Matanza,
Asociación de Obreros del Campo Beniel y Sociedad de Obreros Agrícolas de Buenavida y Cruz Cubierta.
254 Vistas desde el Puente de Rusia

intereses, las medidas gubernamentales y ga general agraria, programada en toda la
sobre todo, los sucesos de orden público, Vega Baja para el lunes 27. Sus demandas
exacerbando a una población inculta y fá- parecían calcadas en todas las actas envia-
cilmente manipulable. En esta tesitura, el das al Ayuntamiento: discusión inmedia-
discurso violento y la confrontación física ta de las Bases de Trabajo, cumplimiento
en defensa de las ideas fueron utilizados estricto del laboreo forzoso, ni un obrero
de manera general. agrícola parado, eliminación de los arados
y supresión del trabajo a los obreros no
Los propietarios de tierra habían forma- organizados.261 Al día siguiente, el alcalde
do sus propias asociaciones patronales, y el ingeniero agrónomo provincial, re-
que ante el cambio radical de escenario, se unieron en el Ayuntamiento a la mayoría
vieron obligadas a negociar con los sindi- de los propietarios, requiriéndoles para
catos. Tenemos constancia de una reunión que efectuasen las mondas y otros traba-
celebrada a mediados de marzo en el local jos que, a juicio de la Comisión de Policía
de la Asociación Patronal de Desampara- Rural, necesitaban sus fincas.262
dos, a la que asistieron los representantes
obreros, para debatir el problema del paro De la clasificación laboral se encargó la
que sufría el Camino de Beniel, la Vereda Oficina de Colocación Obrera, escogiendo
Liorna y la Mota del Río.260 Pero las reno- a jornaleros asociados en detrimento de
vadas organizaciones de trabajadores del los trabajadores que siempre habían per-
campo no estaban dispuestas a confor- manecido fieles al patrón. Ante el creciente
marse con migajas. Reunidas el 20 de abril poder de los sindicatos, la extrema derecha
en juntas generales, cada una en su respec- rural comenzó a organizarse alcanzando su
tiva sede, acordaron adherirse a una huel- mayor grado de radicalización.

260 AMO Legajos G-46. Acta de designación de vocales patronos y obreros para la Comisión de la Décima.:
Asociación de propietarios de Campo y Huerta de Orihuela (la más numerosa con más de trescientos
afiliados), representada por Carlos Bofill Garriga; Asociación de Colonos de Campo y Regadío de la Murada,
representada por José Díaz Gil; Asociación Patronal de Auxilio Obrero de Desamparados, representada por
Francisco Monzón García; y Asociación de Patronos Colonos de la Matanza, representada por Antonio
García Gomariz. Orihuela, 5 febrero de 1936.

261 AMO. Legajos G-47. Copias de las actas de las juntas generales enviadas al Ayuntamiento por la
Asociación de Obreros Agrícolas de San Bartolomé, Asociación de Obreros Agrícolas de Norias y Liorna,
Sociedad de Resistencia Obreros Agricultores de Arneva, Sociedad de Obreros Agrícolas de Hurchillo,
Sociedad de Trabajadores de la Tierra Mudamiento, Asociación de Obreros del Campo de La Murada y
Sociedad de Trabajadores de la Tierra de La Aparecida.

262 AMO. Legajos G-47. Se reunieron: Asociación de Colonos de Campo y Huerta de Orihuela,
representada por Andrés Germán Pescetto; Sociedad de Colonos del Mudamiento, representada por Gabriel
Ruiz; Asociación de Colonos de Campo y Huerta de la Murada, representada por José Díaz; Asociación
Patronal de Auxilio Obrero de Desamparados, representada por Manuel Germán; y los siguientes patronos:
Manuel Canales Ortuño, Eduardo Almunia Roca de Togores, Federico Linares Pescetto, Martín Artigós
Lorente, Herederos de José Viudes López, Federico Javaloy García, Jesús Ruiz González, Manuel Riquelme
Martí, Carmelo López Briones, Manuel Ferrández García, Tomás Escudero Guirao, Manuel Gómez Pardo,
Diego Ballesta Ródenas, Antonio Nicolás Martínez, José Cartagena Murcia y Antonio Balaguer Ruiz, en
representación del Juzgado privativo de Aguas.
Vistas desde el Puente de Rusia 255

Grupos de falangistas celebraban reunio- distas de Hurchillo y de la Vereda Bue-
nes clandestinas y perpetraban acciones navida, que se unieron a los locales para
violentas, a veces de carácter defensivo, vigilar el desarrollo de las votaciones. En
otras de pura provocación y amedrenta- el ambiente violento que se respiraba en
miento. Había que parar la revolución a aquellos momentos, de las agresiones
cualquier precio. Poco a poco, el miedo se verbales se pasó a las físicas, saliendo
fue apoderando de la huerta, tejiendo un a relucir las navajas y las “corvillas de
bucle de represalias y contrarrepresalias. filo” en una autentica batalla campal. El
pedáneo, José Antonio Casanova Martí-
“Lo que en las ciudades, como Madrid y Barcelo- nez, pidió ayuda al alcalde de Orihuela,
na, se conocía por el nombre de “paseos” – paseos para apresar a los elementos de derecha,
que desembocaban en la muerte -, en los pueblos acusándolos de haber provocado los in-
campesinos, se llamaba la “reforma agraria”. A cidentes. Inmediatamente, acudió un
los afectados por ella se les daba tierra. ¡poca!, grupo de guardias municipales, que con
sin renta y para siempre. Esa siniestra modali- ayuda de los elementos de izquierda, se
dad de la reforma agraria conoció una extensión dispusieron a detener a los alborotadores.
dolorosísima. La supresión del adversario o del La tensa situación acabó en un multitudi-
sospechoso, adversario o sospechoso a juicio de los nario tiroteo en el que resultaron heridos
que portaban las armas, no fue monopolio de uno Manuel Sánchez García “Joselillo”, cabo
de los dos bandos, sino tacha común a los dos”. 263 de la Guardia Municipal, y dos civiles.
Como consecuencia de estos hechos, se
El primer enfrentamiento armado des- efectuó una redada en la que apresaron
tacable tuvo lugar en abril de 1936. El a tres destacados falangistas: Venancio
domingo 26, víspera del comienzo de la Correa Marcos, jefe local de Arneva, y a
huelga general agraria, se celebraron las sus camaradas José Jara García y Vicente
elecciones generales de compromisarios García Andreu “el Jacarillero”.
para el nombramiento del nuevo pre-
sidente de la República, unos comicios El lunes, el diario conservador alicantino
poco tratados por los historiadores al El Día, informó sin mucho entusiasmo
estudiar el periodo republicano. A pesar de la victoria de los compromisarios del
del poco interés que despertaron entre la Frente Popular en la provincia, al tiempo
población, en los círculos progresistas de que alertaba del comienzo del paro agra-
Alicante se hablaba del gran entusiasmo rio. A pesar de que los partidos conserva-
que se respiraba en el sur de la provin- dores habían optado por la abstención, El
cia: “liberada del caciquismo secular, la vega del Luchador, celebró la “magnífica ratificación de
Segura puede muy bien constituir la sorpresa de la pujanza del frente Popular”, restando im-
la jornada”.264 El sábado 25, mientras se portancia a una huelga que atribuía a la
constituían las mesas electorales en Ar- falta de aprobación de las bases laborales
neva, llegaron algunos elementos izquier- del sector, ya confeccionadas.

263 ZUGAZAGOITIA, Julián. Guerra y vicisitudes de los españoles. Trusquet Editores. 2001.

264 El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 25 abril de 1936, núm. 8.515.
256 Vistas desde el Puente de Rusia

A la mañana siguiente el gobernador, que La situación había cambiado radicalmen-
no daba abasto sofocando conflictos la- te en la huerta. De estar marginados por
borales en toda la provincia, reunió en su su militancia política, los obreros afilia-
despacho al subsecretario de Trabajo y a dos pasaron a tener preferencia absoluta
los alcaldes de la Vega Baja afectados por cuando los sindicatos tomaron el control
el paro agrícola para mostrarles la nueva de la bolsa de trabajo, encargada de tasar
regulación laboral. La Fiesta del Primero y distribuir la escasa oferta laboral. Los
de Mayo se echaba encima y no podía que- propietarios se lamentaban por la falta de
dar empañada por esta situación, así pues autoridad que les obligaba a contratar a los
acordaron desplazarse inmediatamente a elementos más extremistas y perturbado-
Almoradí para dar cuenta de la aprobación res, la mayoría de las veces mal dispuestos
de dichas bases. Pero todo fue muy preci- o carentes de experiencia laboral. A las de-
pitado y por la tarde se suspendió el acto mandas de los patronos se unieron las de
por falta de tiempo, quedando aplazado los asalariados, que seguían pidiendo deci-
para la tres de la tarde del día siguiente. El siones valientes que ofreciesen más tierras
30 de abril, los obreros agrícolas aceptaron para cultivar. En el desencanto creado por
la nueva oferta y se reintegraron a sus tra- la tímida reforma agraria, aquella prima-
bajos, quedando la huelga desconvocada.265 vera nació la CNT oriolana, agrupación
que pretendía derribar a un régimen que
El primero de mayo de 1936, a pesar de consideraba demasiado burgués. Las ideas
convocarse manifestaciones en todas las anarquistas, a pesar de su escasa incidencia
poblaciones, se desarrolló sin incidentes en la política urbana, consiguieron pren-
destacables, exceptuando a un grupo de der en algunas zonas rurales. Cuadrillas de
significados derechistas que, en Daya jornaleros, comenzaron a entrar en fincas
Vieja, insultaron a las maestras loca- particulares y, sin que el propietario lo so-
les que participaban en la celebración. licitase, emprendían las faenas exigiendo
Aquella jornada, el suceso más notorio luego los jornales que los sindicatos ha-
fue un incendio en el chalet que el di- bían estipulado.
putado de la CEDA, Eusebio Escolano,
poseía en Montesinos. Avisado el ser- En el Archivo Municipal figura una car-
vicio de incendios de Orihuela, se dis- ta en la que el gobernador civil pidió in-
puso a acudir, pero por deficiencias del formación al alcalde de Orihuela en re-
mismo, el gobernador envió un coche lación a una queja recibida en la Jefatura
Renault con once bomberos y un cabo del Servicio Agronómico. En otra carta
que partieron de Alicante. Al llegar a las remitida por Manuel Gómez Pardo, mé-
salinas de Bonmatí, cerca de Santa Pola, dico oftalmólogo y gran propietario agrí-
el vehículo volcó falleciendo uno de los cola, denunciaba la falta de respeto por
bomberos y resultando heridos otros los acuerdos adoptados entre patronos y
tres.266 obreros para atender el problema del paro

265 El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 28, 29 y 30 abril de 1936, nums. 8.517, 8.518 y 8.519.

266 El Día. Alicante, 2 mayo de 1936, núm. 6.153.
Vistas desde el Puente de Rusia 257

y se quejaba de que su finca, situada en La por la tarde, un nutrido grupo de campe-
Aparecida, estaba dominada por las coac- sinos irrumpió en el casino de Desampa-
ciones de la bolsa de trabajo. Tras haberle rados arrojando los muebles a la calle para
retirado los “pares de labranza”, sus tierras ser incendiados en el callejón lateral de la
eran cavadas a la fuerza sin tener en cuenta iglesia. Algunos testigos consultados re-
si estaban “demasiado duras o demasiado cuerdan con temor aquella primera horda,
blandas”. Según su narración, a mediados armada con escopetas, hoces y horquetas.
de abril, varios grupos de jornaleros sin
autorización habían comenzado a traba- “Teniendo noticias esta Alcaldía sobre la 17 hoy
jar en un huerto joven con la naranja re- se estaban registrando sucesos en la Partida de
cién recogida. Como propietario se opuso Desamparados de este término municipal ordené
a que “cavaran sin haberlo regado ni echado la Guardia Civil saliese en dirección a dicho punto
fuerza por ser contraproducente para los árboles”, a fin de restablecer el orden. Regresado fuerza me
acudiendo al alcalde para pedir ayuda. Éste informa jefe esta carece de importancia compro-
le dio la razón, acogiéndole en su despa- bando había irrumpido un grupo Centro recreo
cho con buenas palabras, pero al salir del dicha Partida desalojando mobiliario e incendián-
mismo, en la misma escalera de la Alcaldía, dole en vía pública. Escasa cantidad, establecido
dos docenas de trabajadores, los mismos orden, reina completa normalidad. El alcalde José
que se habían presentado en su finca, le Irles”.268
cortaron el paso “no dejándome salir y amena-
zándome hasta que consiguieron que les pagase sin Pero el suceso violento más recordado,
haber trabajado. Al día siguiente como consecuen- anterior a la sublevación y relacionado con
cia del triunfo, acudieron a la finca 30 más y no la lucha entre falangistas y antifascistas
hubo otro remedio que admitirlos a la fuerza”.267 rurales, tuvo lugar la noche del día 21 de
junio de 1936. En torno a las 21 horas, se
En la Vereda Buenavida y en Las Norias oyeron varios disparos cerca de la Vereda
comenzaron a destacar dos grupos de sin- Buenavida. Pasada la medianoche, Manuel
dicalistas agrícolas que revolucionaron la Gómez Boix “el mono”, acompañado por
partida de Desamparados. La noche del dos vecinos, encontró malherido en la
sábado 23 de mayo se encendió la prime- zona de la Dehesa a su hijo de 15 años,
ra chispa del polvorín en el que se había José Gómez Hernández. Estaba agonizan-
convertido esta pedanía. En una disputa, do a causa de diez heridas de arma de fue-
el delegado local de Falange, José Espi- go, pero pudo revelar la identidad de dos
nosa Ros, disparó al izquierdista Manuel de sus verdugos, los pistoleros falangistas,
Pérez García. A partir de ese momento, “Paco, el hijo de la Lucera de la Ermita de Lo
comenzó la serie de sangrientas represalias Pastor” (Francisco Segura Giménez) y José
y contrarrepresalias entre vecinos de esa Pamies Hernández.269 El día 22, el alcalde
extensa partida rural oriolana. El domingo envió dos telegramas al gobernador civil.
267 AMO. Legajos. Carta del gobernador civil al alcalde de Orihuela, Alicante 12 junio de 1936.

268 AMO. Legajos. Telegrama del alcalde de Orihuela al gobernador civil. 24 mayo de 1936.

269 AMO. Legajos. Informe del sub-inspector de Policía. Orihuela, 22 junio de 1936.
258 Vistas desde el Puente de Rusia

“La jornada (electoral) transcurrió sin incidentes, a excepción de Orihuela, donde al ir a
constituirse una mesa en la partida de Arneva, un grupo de individuos fascistas, intentó
impedirlo. Se requirió la presencia de agentes municipales, que al personarse en el lugar del
hecho, fueron agredidos por dichos individuos, resultando tres heridos leves”. El Lucha-
dor. Diario Republicano de Alicante, 27 abril de 1936, núm. 8.516.

“Gobierno Civil: En las elecciones de ayer, el triunfo del Frente Popular es rotundo. No
hubieron incidentes, salvo en la pedanía de Arneda (sic)(Orihuela). Unos individuos al pa-
recer de F.E. hicieron unos disparos al constituirse unas mesas, hiriendo a un guardia mu-
nicipal. Hoy se ha declarado la huelga agrícola en la Vega Baja del Segura, transcurriendo
sin incidentes”. El Día. Alicante, 27 abril de 1936, núm. 6.149.

“Otra víctima de los fascistas. Un joven de izquierda herido a tiros. Sin duda alguna, las
partidas rurales enclavadas en la carretera de Beniel, son las más contaminadas por el virus
fascista, por darse las circunstancias de que es donde tienen asiento los más peligrosos ca-
ciques. Llamarse hombre de izquierdas en Buenavida, Desamparados o Liorna es jugarse
la pelleja a cara o cruz, porque el régimen de sus postulados se hace escarnio sin que ello lo
evite las detenciones gubernativas que se vienen haciendo. En este trozo de la huerta orio-
lana anida una peligrosa organización de matones a título de fascistas y las armas de fuego
–según confidencias- se ofrecen en unión de un buen sueldo. Prueba de ello, el crimen del
sábado por la noche, ya que cuando se dirigía a su domicilio el consecuente hombre de iz-
quierdas Manuel Pérez García, recibió tres tiros por la mano armada del sujeto de pésimos
antecedentes José Espinosa Ros al par que llamaba por su nombre a la víctima para hacerle
saber que ella era la elegida en tal fecha. Para detener al agresor, hubo que vencer múltiples
inconvenientes. Señor Gobernador: No estaría de más una información sobre el caso que
nos ocupa, aclarando también si el agresor entregó la guía de un arma recientemente, ya
que si así fuera –según se nos asegura- la organización de pistoleros es un hecho. En el Ca-
mino de Beniel hay muchos hombres de izquierdas cuyas vidas hay que garantizar porque
peligran. Aquellos caciques son de cuidado, ya que con su dinero han comprado muchas
voluntades. Prevenir en más positivo que reprimir”. El Luchador. Diario Republicano de
Alicante, 25 mayo de 1936, núm. 8.540.

“Orihuela de duelo. Con motivo del asesinato de ayer, el paro es en la ciudad y en la vega
absoluto. El entierro de la víctima se celebrará hoy a las cinco y con ese motivo se ha con-
centrado gran cantidad de gente en la ciudad. Ayer tarde, unos jóvenes de la Agrupación
Socialista de Orihuela, fueron a la partida de “Los Desamparados” y cuando estaban ju-
gando un partido de fútbol, se presentaron en aquel lugar unos elementos de Falange Es-
pañola, que hicieron varios disparos contra los socialistas. Estos tuvieron que huir y cuando
ya estaban cerca de Orihuela, uno de los socialistas oyó voces llamándole desde un lugar
cercano. Temeroso de que se preparase una emboscada, preguntó si eran sus amigos los
que le llamaban y al responderle afirmativamente, se acercó recibiendo 10 balazos que le
causaron la muerte. Se llama la víctima José Gómez Hernández. La Guardia Civil, enterada
del hecho, empezó a practicar las oportunas diligencias, logrando detener a dos falangistas,
que se supone autores del hecho”. El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 22 junio
de 1936, núm. 8.564.
Vistas desde el Puente de Rusia 259

En el primero le informaba de lo sucedido; “el Monico” se despegó de sus compa-
el segundo daba cuenta del entierro y de la ñeros. Engañado, cayó en manos de los
detención de los sospechosos denunciados falangistas que tras hacerle mil perrerías
por la propia víctima. Pero ésto no era cier- lo acribillaron a tiros. Lo cierto es que el
to, sólo tenían presos a Domingo Espinosa fallecido pertenecía a las Juventudes Socia-
Ros y Domingo Rabasco “el Tremendo”. La listas de Desamparados y era hijo de un
noche del 23 de junio, la Guardia Civil efec- destacado dirigente de UGT. Su entierro
tuó una redada en Desamparados siguien- fue un acontecimiento político en el que
do la lista de “elementos fascistas” que le los sectores de izquierda mostraron su
habían facilitado. En ella fueron detenidos indignación y juraron venganza, amenaza
Antonio y Jerónimo Meseguer Valero “los que no tardaron en cumplir. En el juicio
Miretes”, Antonio Valero Espinosa y Ángel por este suceso, que tuvo lugar en octu-
Sebastián; pero Francisco Segura “Lucero” bre de 1937, el testigo José Irles Andreu,
y José Pamies, quedaron en paradero desco- ofreció otra nueva versión declarando que
nocido.270 acompañaba a la víctima, y que fueron
agredidos cuando se disponían a comer
Las circunstancias de esta muerte, son almendras. También declaró haber visto a
bastante confusas. Si creemos el informe los acusados apalear en otra ocasión a un
del subinspector de policía, utilizado por joven de izquierdas y obligarle a saludar
la prensa, el joven fallecido regresaba de al estilo fascista. Por estos hechos fueron
jugar un partido de fútbol en la Dehesa.271 procesados: Francisco Segura, Domingo
Según la interpretación franquista, los fa- Espinosa y Domingo Rabasco. Unos me-
langistas de Desamparados habían convo- ses antes, les habrían condenado a muerte,
cado una de sus reuniones clandestinas y pero el Tribunal Popular les impuso quin-
los miembros de las Juventudes Socialistas ce años de prisión por homicidio y tres
acudieron a su encuentro entablándose un por tenencia de armas.272
tiroteo donde murió el joven. La versión
más simple y creíble, la obtuvimos en las Por último, citaremos otro suceso menor
entrevistas efectuadas a supervivientes, ocurrido en Molíns, partida rural donde
vecinos de la pedanía. Según ellos, “el Pa- Falange encontró un auténtico vivero de
redes” (Monserrate Paredes Martínez) se nuevos adeptos. En junio, aprovechando
llevaba a los “sagales” a unas reuniones el terror desatado por “los pistoleros fas-
políticas en Los Saladares. Enterados “el cistas”, unos desconocidos repusieron en
Lucero y compañía”, decidieron acudir la escuela el nombre de “Nuestra Señora
para darles un susto y en la desbandada, de Monserrate” (título suprimido por las

270 AMO. Legajos. Informe de la Guardia Civil a la Alcaldía de Orihuela, 24 junio de 1936.

271 En la zona llamada “Los Saladares” hubía un campo de fútbol. El fallecido estaba con Ginés Rodríguez,
Monserrate Paredes, Monserrate García, Vicente Igualada y José Lorca.

272 El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 15 y 16 octubre de 1937, núm. 8.969 y 8.970.
José Pamies no fue juzgado por estos hechos. En 1938, fue detenido de nuevo, en posesión de un sable y un
revolver con seis cargas.
260 Vistas desde el Puente de Rusia

autoridades republicanas), dejando escri- alternativas. Por otro lado, Falange y la Co-
to: “aquel que lo vuelva a borrar pagará munión Tradicionalista, basando su estra-
con la pena de muerte” y completando la tegia en la formación de milicias armadas,
amenaza con un sello de Falange pegado planeaban pasar, tarde o temprano, a la ac-
en la puerta. Al día siguiente, el alcalde citó ción. El último y definitivo componente,
a declarar a José Agulló, cura párroco de estaba formado por un grupo de militares
la citada pedanía, que acabó trasladado.273 descontentos, encabezados por el general
Todos estos sucesos nos permiten cali- Emilio Mola, que preparaban un pronun-
brar el ambiente que se vivía en las zonas ciamiento militar a la antigua usanza, para
rurales de la Vega Baja, donde la escala- restaurar el “orden público”.
da de violencia era cada vez más brutal.
A las muertes y enfrentamientos produci- En el momento en el que el Frente Po-
dos por temas ideológicos, se unieron las pular ganó las elecciones se aceleraron
desavenencias entre vecinos por antiguas los preparativos, configurándose la trama
rencillas, envidias, despidos, etc. Como he- militar, con el apoyo de las milicias y del
mos podido comprobar, los primeros tiros elemento civil. En la primavera de 1936,
de 1936 en la huerta oriolana, no vinieron coordinados por Mola “el director”, los
de la izquierda, la violencia homicida co- diferentes actores se fueron preparando
menzó antes de la guerra, cuando los pro- para el inminente alzamiento. La disper-
pietarios intentaron sofocar la incipiente sión de algunos mandos conspiradores
revolución agrícola utilizando a jóvenes por parte del Gobierno, supuso tan sólo
derechistas, a modo de pistoleros a sueldo. un retraso, posponiendo el pronuncia-
miento para el mes de julio.274 La coinci-
dencia con los acontecimientos que se de-
5.5 La sublevación militar y el sarrollaron entre el domingo 12 y el lunes
inicio de la contienda. 13 de ese mismo mes, servirían posterior-
mente de excusa a los insurrectos pero,
independientemente de lo que sucedió en
A pesar de las razones utilizadas por los Madrid, la suerte ya estaba echada. El ase-
golpistas para justificar su actuación, las sinato del oficial de la Guardia de Asalto
conspiraciones, larvadas en diferentes José Castillo, instructor de la milicia socia-
escenarios, acecharon siempre a la joven lista, uno más entre los numerosos atenta-
República. El general Sanjurjo, exiliado dos políticos perpetrados por aquellas fe-
en Portugal, había mantenido latente su chas, encendió los ánimos de la oficialidad
fracasado plan de 1932. Pero fue la revo- progresista organizada en la Unión Militar
lución de octubre de 1934 y el posterior Republicana Antifascista, que organizó la
fracaso de la política radical-cedista, la que correspondiente represalia. La madrugada
animó a políticos como Gil Robles o Cal- del lunes, un grupo formado por un ofi-
vo Sotelo, a tantear soluciones rupturistas cial de la Guardia Civil, varios guardias de

273 AMO. Legajos. Denuncia enviada al alcalde por los maestros de Molíns, el 10 de junio de 1936.

274 Algunos oficiales fueron detenidos, Mola fue destinado a Pamplona, Franco a Canarias, Goded a
Baleares, etc.
Vistas desde el Puente de Rusia 261

asalto y varios socialistas amigos persona- fortuito ensombreció la jornada festiva en
les de Castillo, se dirigieron al domicilio Orihuela. Un componente de la banda de
del líder derechista José Calvo Sotelo en música de Pinoso, falleció ahogado en el
una camioneta. Una vez detenido lo intro- río Segura.277 Mientras ardían las fallas en
dujeron en el vehículo y uno de los civi- las calles oriolanas, las milicias socialistas
les “le descerrajó” dos tiros en la cabeza y los miembros de los sindicatos comen-
abandonando su cadáver en el depósito zaron a organizarse. Obreros y jornaleros
del cementerio. Los funerales celebrados sin tierra, sintieron amenazadas sus espe-
en la capital el día 14, estuvieron cargados ranzas y, en cuestión de horas, abrazaron
de tensión, derivando a enfrentamientos y con entusiasmo la consigna de defender a
tiroteos. Al día siguiente, el Gobierno in- la República que tanto les había prometi-
tentó controlar la situación cerrando las do. El cuartel de la Guardia Civil fue neu-
sedes de los partidos de extrema derecha tralizado y, durante 48 horas frenéticas, las
y estableciendo la censura de prensa, pero milicias populares sofocaron el posible co-
ya era demasiado tarde. El 17 de Julio de nato reaccionario.
1936 en el norte de África y un día des-
pués en la península, se inició la subleva- Los anarquistas adquirieron un inusita-
ción militar, que daría como resultado tres do protagonismo en el control de todos
años de guerra civil. aquellos que consideraron aliados o sim-
patizantes de los rebeldes. El nuevo poder
Mientras el general Franco arengaba a la revolucionario, a través de las organiza-
nación en una alocución radiofónica des- ciones obreras, se adueñó de Orihuela y
de Tetuán, Orihuela estaba celebrando sus sus pedanías planificando a partir de ese
fiestas locales. Los actos habían comenza- momento el control de la retaguardia y or-
do el día 16 con la planta de la fallas. El ganizando el alistamiento y entrenamiento
programa incluía espectáculo musical en de milicianos destinados a los frentes de
la Plaza de Toros con intervención de las combate. El alcalde, en diferentes bandos
bandas de música de los barrios falleros publicados el día 20, requirió a los guardias
y el Orfeón de Alicante, verbenas falleras, jurados para que, sin excusas, se presenta-
conciertos musicales, manifestación cívi- sen en el ayuntamiento provistos de título,
ca y una novillada el día 19.275 El sábado pistola y bandolera. Todos los automóviles
18, las noticias del alzamiento corrieron particulares quedaron requisados en sus
como la pólvora y, en el Ayuntamiento, garajes o cocheras a disposición de la Al-
Justo García Soriano, que impartía una caldía. Por último, amenazó con sancionar
conferencia sobre la Reconquista, comen- a los comercios e industrias que se dejasen
tó la posibilidad de que todo terminase coaccionar para cerrar sus puertas, “per-
en una guerra.276 El domingo, un suceso turbando la vida normal”.

275 GALIANO PÉREZ, Antonio Luis. Historia de las Fallas de Orihuela. Orihuela, 1982, p. 126.

276 PÉREZ ÁLVAREZ, Ramón. Amado Granell: Un héroe casi desconocido. Revista La Lucerna. Orihuela,
enero 1996, núm. 42, p.36.

277 El Día. Alicante, 21 julio de 1936, núm. 6.220.
19 de julio de 1936. Corrida de Fallas

18 de julio de 1936. Rosita Portas,
Miss Falla de la Barrera, junto a sus
damas de honor.

Falla de Los Hostales en 1936
Falla Plaza de la República 1936

Falla del “Rabaloche” 1936

Fotografías de la Colección
Sánchez Portas Orihuela
264 Vistas desde el Puente de Rusia

complicada semana, sólo nos consta una
víctima, el guardia municipal Carlos Tafa-
lla Pertegal.

“Orihuela. Precauciones. Como consecuencia de la
sublevación militar-fascista las izquierdas oriola-
nas tomaron desde el primer momento toda clase
de precauciones para evitar sorpresas derechistas.
Las milicias oriolanas viéronse pronto aumen-
tadas con un enorme contingente de campesinos
ansiosos por defender su libertad. Para cuartel ge-
neral de las Milicias se habilitó el que fue aristo-
crático Casino, habiéndose clausurado sus iglesias
y conventos como medida preventiva. En el Pala-
cio Arzobispal (sic) ha sido instalada la Casa del
Pueblo. Como nota saliente cabe destacar que la
mayoría de las armas que poseen las milicias han
sido recuperadas a las gentes de derechas”. 278

5.6 Los Falangistas de la
Vega Baja. La “Invasión de
Fueron días de confusión en los que se
desconocía en qué provincias habían Alicante”.
triunfado los sublevados. Cientos de veci-
nos de las partidas rurales, se pusieron a Desde que en 1935 estableciera su delega-
las órdenes de los comités y, en grupos, ción provincial y primer núcleo alicantino
patrullaban carreteras y caminos pertre- en Callosa de Segura, la relación de la Vega
chados de pistolas, escopetas rudimenta- Baja con Falange Española fue muy espe-
rias, cuchillos, hoces, etc. En las entradas, cial. Al acto de fundación en el Cine Impe-
salidas y cruces, se establecieron controles rial, asistió el propio José Antonio Primo
y sólo circulaban los camiones y automó- de Rivera arropando al jefe provincial, José
viles incautados, decorados con las siglas María Maciá Rives “el Pollo”, conocido
de alguna organización. industrial callosino del ramo del cáñamo.
Pronto, el partido se fue extendiendo por
La conspiración había fracasado en la pro- toda la Vega, con sedes en Orihuela, Rafal,
vincia. Numerosos falangistas de la Vega Bigastro, Redován, Almoradí, Cox, Roja-
Baja, partieron hacia Alicante, con el pro- les, San Fulgencio, Torrevieja, etc. La junta
pósito de unirse a los sublevados y liberar local oriolana estaba liderada por Juan Be-
a José Antonio, otros optaron por ocul- llod Salmerón y Antonio Piniés Roca de
tarse o huir. Lo cierto es que en aquella Togores, Barón de la Linde, que alcanzó la

278 El Luchador. Alicante, 27 julio de 1936, núm. 8.599.
Vistas desde el Puente de Rusia 265

jefatura. Estos grupos locales, celebraban de marzo. El 5 junio, llegó de Madrid a la
reuniones periódicas, donde recibían doc- prisión de Alicante. Con él permanecían
trina y entrenamiento físico para la futura recluidos su hermano y varios dirigentes
lucha armada. A pesar de su escasa reper- de Falange, entre ellos, el citado jefe pro-
cusión y de no obtener ni un diputado en vincial José María Maciá. El traslado de
la provincia de Alicante, los falangistas se Primo de Rivera, probablemente alargó
hicieron notar a base de parafernalia, fer- su vida unos meses, pues de otro modo
voroso discurso y, sobre todo, de acciones habría muerto, casi con seguridad, en una
violentas perpetradas antes del alzamiento. de las sacas efectuadas en la capital. Sin ir
más lejos, su abogado defensor, el famoso
En las ciudades, la victoria del Frente Po- político Melquíades Álvarez, fue asesinado
pular espoleó a numerosos militantes de el 23 de agosto, en el asalto que las milicias
“Acción Popular” y de la Derecha Regio- efectuaron a la Cárcel Modelo.
nal y Agraria, para enfundarse la camisa
azul y lanzarse a hostigar a socialistas, co- Durante la primavera de 1936, el Gobier-
munistas y anarquistas en una estrategia no clausuró las sedes de Falange Española,
provocadora claramente planificada. Pero cerró sus periódicos y detuvo a sus diri-
la mayoría de los falangistas reclutados en gentes, pasando el partido a la clandesti-
las partidas rurales, al menos los de la Vega nidad. Pero eso no fue obstáculo para que
Baja, se enrolaron con otras motivaciones. cientos de jóvenes de la Vega Baja abraza-
Durante la campaña de febrero de 1936, ran la causa de Primo de Rivera. Teniendo
la derecha convenció a su electorado de en cuenta la conservadora mentalidad ru-
que la victoria frentepopulista traería la ral basada en la propiedad y en los con-
revolución y el comunismo, destruyendo ceptos de religión y orden inoculados por
la familia y la religión católica, fundamen- los sindicatos católico-agrarios, no es de
tos básicos de la sociedad rural. Perdidas extrañar que la comarca del Segura fue-
las elecciones, Falange Española fue la re- se presa fácil de la grandilocuente orato-
acción al fracaso de los políticos conser- ria patriótica que ofrecía el movimiento
vadores y a la amenaza del movimiento nacional-sindicalista.
obrero, atrayendo a jóvenes arrendatarios,
seducidos por las promesas de los terrate- En Orihuela, dos falangistas destacaron
nientes y dispuestos a defender la propie- notablemente en los meses que precedie-
dad de la tierra que cultivaban, aunque no ron al conflicto y ambos lo pagaron muy
fuese suya. caro. Domingo Serna Pamies era un tipo
violento, mecánico de profesión. La prime-
En 1933, José Antonio Primo de Rivera, ra noticia que encontramos en prensa data
había conseguido un acta de diputado por de 1935, cuando en un partido de fútbol
Cádiz, a través de una candidatura mo- celebrado en Torrevieja, se involucró en
nárquica, denominada Unión Agraria y una pelea mordiendo al acomodador del
Ciudadana. Al no revalidar su escaño en campo. Su camarada Carlos Senén Valera,
las elecciones de 1936, perdió la inmu- era funcionario del Ayuntamiento, fugaz
nidad parlamentaria y fue detenido el 14 miembro de la Gestora Radical y cuñado
266 Vistas desde el Puente de Rusia

de José Mazón Torrecillas. Ambos fueron tó sus planes y el mismo 18 de julio, Anto-
detenidos por primera vez el 4 de mayo de nio Maciá se entrevistó con José Antonio
1936, circulando en automóvil por la Co- Primo de Rivera en la prisión. La Jefatu-
rredera, en dirección prohibida, mientras ra de Alicante, había recibido la orden de
vitoreaban a Falange Española, partido concentrar a las milicias en los puntos es-
ya por entonces ilegalizado. El 1 de junio, tratégicos de cada localidad. Según las me-
Serna fue de nuevo apresado y acusado morias de José Mallol, dirigente falangista
de fascista por promover un altercado, de de Muchamiel, la señal convenida sería
madrugada, en la calle de la Feria. Cinco una palmera de fuegos artificiales lanzada
días después, ambos camaradas se encon- desde el Castillo de Santa Bárbara y la con-
traban en el Bar Zara y Serna sostuvo una traseña de identificación, la palabra “ram-
sonora discusión con el socialista Manuel bla”.280 A las diez de la noche, los grupos
Moya por motivos políticos. Citados en el estaban concentrados esperando órdenes,
callejón del Molino de Cox, pelearon, lle- situándose los de Orihuela en el Palmeral.
vando Moya la peor parte. Serna y Senén Allí esperaron durante horas, hasta que se
volvieron tranquilamente a dicho estable- ordenó la desmovilización. En el Archivo
cimiento y, avisados por Moya, pronto lle- Municipal, hemos encontrado este curioso
gó un grupo de jóvenes izquierdistas que aval de posguerra, que lo certifica.
organizaron un fuerte escándalo en el que
Luis Pedrera casi le parte la cabeza a Ser-
na con una silla. Para evitar males mayores
el inspector detuvo de nuevo a la pareja
de falangistas. El 8 de junio, Serna recibió
una multa de 206 pesetas, impuesta por el
Gobierno Civil, por infracción del orden
público.

Cuando comenzó el alzamiento, los di-
rigentes falangistas alicantinos, Antonio
Maciá Rives -hermano de José María-,
José Ibáñez Musso -jefe local en Alicante-
y Carlos Galiana, llevaban semanas trama-
do la liberación del líder y del resto de sus
camaradas presos. En las reuniones cele-
bradas en el Hotel Victoria,279 ofrecieron
a un centenar de hombres de la Vega Baja
dispuestos a empuñar las armas contra la
República. La insurrección militar precipi-

279 Donde se encontraban alojadas la hermana y la cuñada de José Antonio Primo de Rivera.

280 MALLOL ALBEROLA, José. La estampida. Final de la Guerra Civil en el puerto de Alicante.
(Alicante.2000).
Vistas desde el Puente de Rusia 267

“El camarada Manuel García García, de 22 Seva, les comentó por primera vez, que si-
años de edad, soltero, natural de Benferri y vecino guiendo instrucciones del jefe provincial -
de Orihuela con domicilio en la calle de Santiago José Macía- y del propio José Antonio Pri-
nº 29, es persona de magnífica conducta y ante- mo de Rivera, debían dirigirse a Alicante.
cedentes, que con anterioridad al G.A.N. perte-
necía a la F.E. y de las J.O.N.S., y al estallar Antonio Maciá se presentó pasadas las
este, junto a los demás elementos de su escuadra, se doce del mediodía en automóvil y, sacan-
concentró en el paraje denominado “el Palmeral” do un billete de cien pesetas, ordenó traer
donde permaneció hasta que recibieron orden de comida y bebida para todos. Explicó que
retirarse, por haber fracasado el Movimiento en en el Cuartel de Benalúa recibirían 600 fu-
la provincia, marcándose entonces a su domicilio siles que tenían preparados y se marchó a
donde permaneció semioculto hasta que fue movi- seguir buscando adeptos por los pueblos
lizada su quinta por el ejército rojo (…) al ser cercanos, dejando el encargo de montar
destinado al frente desertó, permaneciendo oculto guardia en la carretera para requisar los
hasta la total liberación de España, tomando par- vehículos necesarios. En primer lugar,
te activa en la liberación de esta Ciudad, en la secuestraron el camión de Antonio Grau
que desempeñó el cargo de agente de policía, a las a punta de pistola, apropiándose poste-
órdenes del Comandante Militar de la Plaza”.281 riormente de una camioneta. Parece ser,
que la contraorden recibida por todas las
A diferencia del resto de los oriolanos, los agrupaciones para suspender la operación,
jóvenes reclutados por el barón de la Lin- llegó cuando ya habían partido y nadie
de, en la pedanía oriolana del Mudamien- pudo detenerlos. Hay quien dice que a pe-
to, se concentraron junto a los de Rafal y sar de ser advertidos, continuaron con el
Callosa. Según el testimonio de uno de los plan. Lo cierto es que a las cuatro y me-
callosinos implicados, se habían presenta- dia de la tarde, más de sesenta falangistas
do por la tarde en su casa, citándole en “la partieron hacia Alicante con material sa-
Torreta”, finca donde se reunían habitual- nitario y escaso armamento,282 dispuestos
mente para recibir entrenamiento. Allí se a liberar a sus jefes y someter la capital de
encontró con Antonio Maciá, Francisco la provincia a las órdenes de los militares
Parra y Antonio Serna, que le entregaron sublevados en el Cuartel de Benalúa. En
una pistola “por si llegaban los comunistas y se las cercanías de Santa Pola se averió la ca-
quería defender”. A primera hora del domin- mioneta; los que pudieron se apretaron en
go 19, tras pasar la noche en infructuosa el camión, dejando a seis o siete pasajeros
espera, ocultos en una era, apareció un con la promesa de volver a por ellos, cir-
emisario con órdenes de Antonio Maciá cunstancia que nunca ocurrió y que a la
para unir a la gente de Callosa con la de postre les salvó la vida. Los demás conti-
Rafal. Carlos Galiana les entregó cinco du- nuaron, pero las penurias no habían hecho
ros para comprar el almuerzo y Trinitario más que empezar.
281 AMO. Legajos. Informe confeccionado por José Sánchez Tomé, teniente retirado de la Guardia Civil,
en el Servicio de Investigación e Información de FET de las JONS. Avalado por Juan Bellod Salmerón.
Orihuela, 5 de enero de 1941.

282 Tan sólo media docena de escopetas de caza, algunas pistolas y un hacha.
268 Vistas desde el Puente de Rusia

A cuatro kilómetros de Alicante el camión milicianos antifascistas. Nuestros jóvenes
se quedó sin gasolina y tuvieron que con- reclutas, algunos menores de edad, simples
seguir cinco litros a costa de un autobús agricultores y la mayoría analfabetos, sólo
que circulaba hacia Cartagena. Mientras fueron carne de cañón llena de idealismo
solucionaban la situación, el automóvil de y utilizada torpemente por sus dirigentes.
Maciá se adelantó dirigiéndose de nuevo a Según Vicente Ramos, algunos falangistas
la prisión para ultimar instrucciones orde- oriolanos que habían salido para Alicante,
nando que se detuvieran a dos kilómetros bajo las órdenes de Antonio Piniés, pudie-
de Alicante y buscasen combustible para ron regresar tras sufrir diversas vicisitudes.
recoger a los que habían quedado en Santa Piniés fue detenido en Villena y sus cama-
Pola. El pelotón se apeó cerca de Babel, en radas de Orihuela fueron cayendo, poco
el paraje conocido como “los doce puen- a poco, gracias a los listados de militancia
tes”. Algunos supervivientes cuentan que confiscados en su domicilio.283
los cánticos, los brazaletes rojinegros y las
camisas azules, alertaron a la población 5.7 Julio de 1936. El Comité
antifascista que rápidamente puso en avi- de Enlace Antifascista, las
so a las autoridades. Otros hablan de que,
antes de salir de Callosa, ya les habían de- milicias de Orden Público.
latado con una llamada al Gobierno Civil. Incautaciones y detenidos.
Lo cierto es que informados de sus inten-
ciones, en Alicante les esperaba un nutrido Sofocada la sublevación, el nuevo poder
contingente armado formado por guar- local formado por los partidos del Frente
dias de asalto, guardias civiles, carabineros Popular en sustitución del Ayuntamiento,
y miembros de los sindicatos obreros. ordenó capturar a los cómplices del alza-
miento, registrando sus domicilios y los de
Tras un breve tiroteo en el que resultaron los huidos para requisar documentos, di-
heridos dos falangistas y un guardia de nero, alimentos y armas. El llamado “Co-
asalto, 61 integrantes del comando fueron mité de Enlace Antifascista”, se instaló
detenidos y trasladados al Reformatorio provisionalmente en la casa consistorial,
de Adultos de Alicante. El resto, entre hasta que Ramón Pérez Álvarez “El Car-
ellos Antonio Maciá, Galiana y casi todos tero” y Carlos Rubio González “El Sarra”,
los cabecillas consiguieron escapar. La al mando de las Milicias de Orden Públi-
sublevación militar había fracasado en la co, ocuparon el Casino Orcelitano en la
capital de la provincia y los militares leales madrugada del jueves 23.284 En el centro
del Cuartel de Benalúa habían abierto sus de recreo de la burguesía acomodada, on-
puertas y repartido armamento entre los dearon las banderas de la República, de la

283 Regresaron: Eduardo Almunia Roca de Togores, Joaquín Riquelme Alonso, Jesús Parra Ortuño, Manuel
Riquelme Gálvez, Pedro María Díez García, Luis Murcia Gálvez, Cayetano López Noguera, Luis Bueno
Ferrer, Manuel García García, Jerónimo Díaz Pacheco y Mariano Veracruz Pérez. RAMOS PÉREZ,
VICENTE. La guerra civil (1936-1939) en la provincia de Alicante. Tomo I. Alicante (1974).

284 Formaron parte de las milicias, entre otros: José Lidón García “Pichón”, Andrés Martínez Jacobo
“Melonero”, Andrés Soler Martínez, Luis Pérez Pérez “Guardia” y Antonio Gálvez Moya.
Vistas desde el Puente de Rusia 269

UGT y de la CNT. Al día siguiente ardía “Comité de enlase (sic) que se hizo cargo del Pa-
la Federación de Sindicatos Católicos y se lacio Episcopal el día 25 de julio 1936 alas 4 ½
ocupaban comercios, almacenes y vivien- de la tarde. Antonio Pujazón Samos (Natural
das de los derechistas huidos. Necesitaban de Málaga) Presidente de la C.N.T., Antonio
inmuebles aptos para ubicar los depósi- Gálvez Fenoll (Secretario de la Juventud Socialis-
tos de abastos, una prisión para acoger a ta de Orihuela), Pascual Soriano Hellín (el del
los detenidos y un recinto adecuado para Bar Babiera) (Alias ) el Pollo, Vicente Muñoz
adiestrar a las milicias populares. El 25 de (Alias) el Rascas y el Botas”.286
julio a las cuatro y media de la tarde, An-
tonio Pujazón Samos, Antonio Gálvez Fe- La mayoría de los edificios religiosos per-
noll, Pascual Soriano Hellín y José Vicente dieron sus bienes muebles y gran parte
Muñoz, en nombre del Comité de Enlace, de la iconografía fue dañada, destruida o
incautaron el palacio del obispo y el Se- incendiada. Las esculturas de las horna-
minario. Antes se habían hecho cargo de cinas exteriores desaparecieron o perdie-
todas las iglesias, quedando precintadas. ron manos y cabezas. Pero la arquitectu-
ra quedó intacta o sólo sufrió pequeños
“El día 25 del corriente, a las 4 y media de desperfectos, quedando destinados los
la tarde, el comité de enlace local se incautó del edificios para otros usos laicos, que cam-
Palacio Episcopal y Seminario, no sin antes biaron en función de las necesidades. Una
haberse hecho cargo de todas las iglesias que de ellas fue acoger a los diversos comités,
precintaron. Para la entrega del Palacio estuvo a los sindicatos y a los partidos políticos.
presente el Sr. Miralles, como secretario suplen- El Palacio Episcopal se convirtió en Casa
te, por falta del propietario que falta de aquí del Pueblo, el Colegio Jesús María en cár-
más de quince días, y un servidor como encar- cel preventiva y las milicias, dirigidas por
gado de las llaves de la parte oficial del edificio; Pedro Martínez y “El Francisquillo”, pa-
para el registro y entrega de las llaves de las ofi- saron al ex convento de la Trinidad, para
cinas, estuvimos el Sr. Miralles, el Sr. Esquer recibir instrucción militar.287
por su oficina y un servidor por mi sección; por
expresa disposición se dejaron todas las llaves En el caos producido por la ausencia de
puestas, menos las de las habitaciones particu- autoridad y la profusión de individuos
lares del Sr. Obispo, y precintaron todas las “militarizados”, algunos elementos apro-
entradas y subidas al repetido edificio. Si usted vecharon para dedicarse a la intimidación
considera prudente ponerlo en conocimiento del y el saqueo, obligando al alcalde a emitir
Sr. Yrastorza, lo hace con toda la prudencia un nuevo bando en el que prohibió a las
posible, y sinó lo dejo a su consideración para “milicias proletarias” pedir en comercios
cuando lo crea pertinente.” 285 o domicilios particulares.

285 Copia mecanográfica de la carta de Fernando Boné a Ginés Victoria en Madrid para que informase al
obispo de la incautación. Orihuela 29 julio de 1936. Colección Sánchez Portas Orihuela.

286 Nota manuscrita anónima. Colección Sánchez Portas Orihuela.

287 PÉREZ ÁLVAREZ, Ramón. En La Lucerna. Orihuela, enero de 1996, núm. 42.
270 Vistas desde el Puente de Rusia

Colección Sánchez Portas Orihuela Colección Sánchez Portas Orihuela

Portada de la Iglesia de Santiago sin el apóstol e imagen original destruida en la guerra
También advertía a industriales y comer- ficios Religiosos y las de Fincas Urbanas
ciantes de que sólo suministrasen mercan- Incautadas. Según un informe confeccio-
cías a los que portasen vales o resguardos nado al acabar la guerra, los partidos polí-
del Comité de Enlace Antifascista.288 La ticos ocuparon los siguientes edificios: Iz-
tarea de localizar a los elementos “reac- quierda Republicana estaba instalada en el
cionarios”, quedó en manos del Comité Casino; Unión Republicana en el edificio
de Orden Público, instalado en la casa de de la CEDA (en la calle Mayor); Partido
Eusebio Escolano, que había huido a raíz Socialista en el Palacio Episcopal; CNT/
del alzamiento. Según consta en los in- FAI en los Sindicatos Católicos; Partido
formes, dicha vivienda fue incautada por Comunista en el Palacio del Marqués de
Ramón Pérez “el Cartero”, Luis Pérez “el Rafal; las Juventudes de Izquierda Repu-
Guardia” y Alfonso Melgarejo Fabregat, blicana en el despacho de Tomás López
militante de Unión Republicana.289 Entre Galindo y las Juventudes Socialistas en el
los meses de agosto y septiembre, el Go- edificio de los Marín Blázquez.290 El edifi-
bierno reguló las ocupaciones, creando las cio del asilo, todavía en construcción, fue
Juntas Provinciales de Incautación de Edi- adaptado para albergar un manicomio.

288 Formaron parte del mismo, entre otros: Amado Granell, Ramón Pérez Álvarez, Augusto Pescador
Sarget, Antonio Pujazón Samos, Antonio Gálvez Moya “El Ramblero”, Andrés Soler Serna, José Lidón
García, Pascual Soriano Hellín, Luis Carrió Pastor y Rafael Pérez.

289 AMO. Informe político de Alfonso Melgarejo Fabregat. Orihuela, 1 mayo de 1940.

290 AMO. Legajos. Informe solicitado por la Comisión Central de Incautaciones. Teniente Juez delegado,
José del Hierro (Valencia). 13 de noviembre de 1939.
Vistas desde el Puente de Rusia 271

Las casas del marqués de Arneva, de Euse- También se anuló el contrato para el co-
bio Escolano, Antonio Balaguer y otros bro de arbitrios con los señores Sánchez
destacados derechistas, sirvieron de aloja- y Carrillo293 y se concedió una pensión a
miento para soldados y transeúntes.291 la viuda de Carlos Tafalla Pertegal, guar-
Aunque muchos ayuntamientos se reunie- dia municipal muerto en acto de servicio
ron con urgencia para manifestar su apoyo durante la revuelta. Por último, a petición
al Gobierno de la República, el oriolano de Sánchez Mora, se destruyó el retrato
no lo hizo hasta el 30 de julio. En sesión del ex presidente de la República, Alcalá
supletoria, el alcalde hizo constar en acta Zamora.
que sin asuntos pendientes de urgente
resolución, las graves circunstancias que El día 20 de agosto, siguiendo los informes
atravesaban le habían impedido, tanto a él del Comité de Enlace, el gobernador civil,
como a los demás concejales, desatender apartó de su cargo a catorce funcionarios
un momento los múltiples servicios orga- de todos los grados por considerarlos
nizados y que, además, tampoco habían enemigos notorios de la República. Fue-
contado con ninguna dependencia libre ron cesados, desde el secretario municipal
en el ayuntamiento, por estar ocupado por hasta un humilde barrendero, renovando
el Comité de Enlace Antifascista y por los también a los jueces y fiscales municipales.
retenes de las Milicias Populares. Dedica- Sánchez Moya preguntó si todos los em-
do principalmente a las depuraciones de pleados que quedaban eran afectos al Ré-
elementos desafectos, el 6 de agosto, el gimen y el alcalde le dio absoluta libertad
alcalde “Paco Oltra”, presentó una mo- para denunciar a los que considerase ene-
ción en cumplimiento de los decretos de migos. Terminada la sesión, se telegrafió
Saneamiento de Enemigos del Régimen292 al Gobierno para expresarle la adhesión
y propuso separar de sus cargos a ocho fervorosa de la Corporación y su lealtad
funcionarios: inquebrantable para con el Régimen cons-
tituido.
“por su proceder antirrepublicano en cuantas
ocasiones se les había presentado y por no haber A los tradicionales partidos republicanos y
prestado la debida asistencia a la Alcaldía en los socialistas-ugetistas, se unió la CNT, crea-
momentos en que peligraba la paz pública”. da por Ramón Pérez y Antonio Pujazón.

291 En el verano de 1937, Balaguer solicitó que desalojaran la “Casa del Paso”, porque necesitaba ponerla
en alquiler. El Consistorio denegó dicha solicitud. Hasta el inicio de la guerra había albergado el cuartel de
la Guardia Civil, provisionalmente fue sede de las Juventudes Socialistas Unificadas y, por aquellas fechas,
permanecía repleta de refugiados.

292 Gaceta de Madrid, miércoles 22 de julio de 1936: “Por acuerdo del Consejo de Ministros y a propuesta de
su presidente. Vengo a decretar: Artículo 1º.- El gobierno, por Decreto acordado en Consejo de Ministros,
dispondrá la cesantía de todos los empleados que hubieran tenido participación en el movimiento de
subversión o fueran notoriamente enemigos del régimen, cualquiera que sea el Cuerpo a que pertenezcan, la
forma de su ingreso y la función que desempeñen, ya se trate de funcionarios del Estado o de empleados de
Organismos o Empresas administradores de Monopolios o Servicios públicos”.

293 Sánchez estaba desaparecido desde el comienzo de la “subversión militar fascista”.
272 Vistas desde el Puente de Rusia
Amado Granell Mesado, había nacido en Burriana, en noviembre de 1898.
Era hijo de María Francisca Mesado Monzonís y de Juan Bautista Granell
Sabater, comerciante dedicado a la importación de madera de Guinea. Ama-
do mostró muy pronto su naturaleza guerrera alistándose a la Legión, de la
que fue expulsado a petición de su padre por supuesta minoría de edad. La
experiencia le marcó y siempre habló de ella orgulloso. Electricista de profe-
sión, trabajó en una tienda de lámparas en la calle Ribera, de Valencia. Llegó a
Orihuela a comienzos de los años treinta para prestar servicio en la empresa
“Eléctrica Balaguer”. Cerrada ésta, se estableció en la calle San Pascual, de-
dicado a la venta de material eléctrico, radios y bicicletas. Afiliado al Partido
Socialista, en marzo de 1936 fue elegido 2º teniente de alcalde. Al iniciarse el
alzamiento encabezó el Comité de Enlace Antifascista que intentó controlar
la caótica situación provocada por los militares rebeldes. Pero Granell no es-
taba hecho para la política. Desaparecido el comité, Ramón Pérez lo llevó a
Alicante en donde se alistó en el Ejército Voluntario en septiembre de 1938,
iniciando una brillante carrera militar. En agosto de 1938 escribió al Consejo
oriolano, como jefe de la 49 Brigada Mixta del Ejercito Popular.

Algunos miembros del Comité de
Enlace Antifascista
Antonio Pujazón Samos nació en Málaga el 3 de junio de 1910. A los 19 años
trabajaba en la estación de Cerro Muriano (Córdoba), una población obrera
desarrollada al amparo de las minas y el ferrocarril. Allí conoció a Francis-
ca Rodríguez Fernández, con la que tras cinco años de noviazgo, se casó el
22 de septiembre de 1934. Sus inicios laborales coincidieron con el fin de la
Dictadura, circunstancia que permitió la reorganización de los anarquistas,
que alcanzaron gran relevancia en toda Andalucía, especialmente en Málaga.
En el Congreso celebrado en el verano de 1931, el Sindicato de Ferroviarios
Andaluces, se unió a la CNT y a su Federación Nacional de la Industria Fe-
rroviaria (FNIF). El 28 de abril de 1932, el Comité de Relaciones convocó en
Málaga el Pleno de Ferroviarios Andaluces, al que asistieron los delegados de
todas las Subsecciones. En la crónica publicada por el diario malagueño “El
Popular” encontramos a Pujazón. Durante la revolución de octubre de 1934,
su domicilio fue registrado por la Guardia Civil y, represaliado por secundar
la huelga, fue rebajado de empleo y sueldo y enviado a Jódar (Jaén), donde
contrajo una grave enfermedad a consecuencia de la dureza del clima, por lo
que en el verano de 1935 lo trasladaron a Orihuela. El cambio sentó bien a
su salud, pero cuando comenzaba a recuperar el ánimo, en octubre falleció
su primera hija durante el parto. En 1936 reanudó su labor sindical y con un
grupo de huertanos descontentos con la UGT organizó el Sindicato de Cam-
pesinos y Oficios Varios adscrito a la CNT. Como representante anarquista en
Orihuela, al estallar la Guerra formó parte del Comité de Enlace Antifascista
y más tarde del Frente Popular Antifascista, ejerciendo de secretario y vocal de
la Comisión de Orden Público. Dimitió de ambos cargos en octubre de 1936,
pocos días después de nacer su segunda hija, llamada Redención. Nombrado
secretario de la FNIF, desarrolló su labor en Barcelona y Valencia, dejando sus
cargos locales en manos de su hermano Diego.
Vistas desde el Puente de Rusia 273

Colección Sánchez Portas Orihuela

Casino Orcelitano, sede del Comité de Enlace Antifascista

Según reza en el informe confeccionado por el inspector Atanasio Díe en 1942, los hermanos
“Sarra”: Carlos, Francisco y Antonio Rubio González, eran hijos de Carlos y Carmen. Vecinos
del Ravaloche, contaban al inicio de la guerra 28, 25 y 23 años respectivamente. Carlos era
herrero de oficio, y marchó voluntario al Ejército Popular, siendo uno de los fundadores de la
“Columna Perea”. Falleció en el Hospital Militar de Barcelona a causa de las heridas recibidas
en el frente. Antonio, albañil, enrolado también en las milicias, falleció en el Hospital Militar
de Madrid. Francisco, el mayor y único superviviente, era jornalero de profesión y fundador de
las JSU oriolanas. Durante la guerra fue jefe de la prisión habilitada en el Colegio Jesús María y
posteriormente, teniente en el Servicio de Inteligencia Militar, creado en 1937.

Augusto Pescador Sarget, nació en Orihuela en noviembre de 1910. Hijo de un prestigioso mé-
dico oriundo de Cartagena, alumno del Colegio Santo Domingo, donde coincidió con su vecino
Miguel Hernández, se licenció en Derecho en Madrid, y cuando acabó sus estudios regresó a
Orihuela, organizando las primeras reuniones en las que se formaron las Juventudes Socialistas.
Doctorado en Filosofía por la Universidad de Zaragoza, completó su formación en Berlín. En
1935 comenzó su tarea docente como profesor de Filosofía y secretario del Instituto de Ori-
huela. Brillante intelectual y miembro destacado del Partido Socialista, se incorporó a la política
local y posteriormente desarrolló importantes tareas diplomáticas en nombre del Gobierno de
la República.

Ramón Pérez Álvarez, había nacido en 1918, en la calle Masquefa de Orihuela. Hijo de un car-
pintero de oficio y cartero de profesión, era el mayor de cinco hermanos. Estudió en el Colegio
Santo Domingo el Bachillerato Elemental, abandonando los estudios por la muerte de su padre
en un accidente. A los catorce años ya trabajaba de cartero. La proclamación de la República
fue un acontecimiento de gran importancia en su vida. Junto a Gerardo Paños y Perea fundó las
Juventudes de Izquierda Republicana a los dieciséis años. A comienzos de 1936, se radicalizaron
sus ideas y abandonó el republicanismo. Junto a Antonio Pujazón y Miguel López, instauró la
CNT oriolana. Iniciada la contienda, se integró en el Comité de Enlace Antifascista, encargán-
dose de la Comisión de Abastos, emplazada en Santa Justa.
274 Vistas desde el Puente de Rusia

Posteriormente entró en escena el Partido pertenecía legalmente a Cremós. Tras ar-
Comunista, fundado por el ex socialista duas discusiones, se acordó hacer la entre-
Andrés Martínez Jacobo, coaligándose a ga al día siguiente, pero retrasando la liqui-
las restantes fuerzas antifascistas y confor- dación hasta comprobar que no se podía
mando el Frente Popular oriolano que, di- descontar alguna partida por obras reali-
suelto el Comité de Enlace, tomó las rien- zadas por las brigadas municipales. Esta
das del municipio. Las depuraciones de decisión no gustó a Cremós, y se negó a
funcionarios continuaron y los oficios del aceptar la devolución si no le abonaban
citado organismo, recomendaban a mu- el saldo existente. Ante esta disyuntiva,
tilados de guerra y otras personas afines la Presidencia le entregó su dinero, rete-
para los empleos municipales. La guerra y niendo mil quinientas pesetas, hasta que
sus prioridades fueron trastocando el fun- estudiasen los posibles gastos a deducir.
cionamiento habitual del Ayuntamiento, Diego Pujazón se mostró extrañado por
con el agravante del desbarajuste adminis- esta iniciativa del alcalde y Alonso Egío y
trativo que supuso la sustitución de la gran Martínez Jacobo, pidieron revisar el cum-
mayoría de personal con experiencia. plimiento del contrato, en la seguridad de
que encontrarían algún modo de volver a
“Entre la correspondencia, se da cuenta de un ofi- requisar dicho servicio.
cio del Frente Popular Antifascista de esta solici-
tando se nombre Guarda de jardines al Miliciano,
5.8 Cinco meses sangrientos.
Antonio Tortosa Murcia que ha quedado inútil
de la mano derecha a consecuencia de heridas su- Asesinatos y venganzas
fridas por disparos causados por arma de fuego, indiscriminadas en Orihuela.
acordándose designarle con carácter interino para
el cargo de Vigilante de Gestoría, en donde existe El alzamiento había culminado la divi-
vacante”. 294 sión del país en dos frentes irreconcilia-
bles. Pero detrás de esa falsa apariencia
Las industrias y servicios esenciales, fue- de sólidos bloques había una multitud
ron también incautados. Es el caso del de pequeños partidos, distribuidos en las
servicio de aguas potables, confiscado en dos coaliciones que se disputaron el po-
1936 a su propietario, Pedro Cremós. El der en las elecciones de febrero y, aunque
15 de febrero de 1938, en virtud de una englobaban multitud de ideas políticas, al
orden del Ministerio de la Gobernación final, el mensaje quedó muy simplificado:
dictada en diciembre de 1937, la Comisión revolución o fascismo. Los extremos de
Municipal de Aguas debía devolverlo. El ambas facciones tomaron la delantera y ya
saldo existente por la gestión municipal no fueron posibles medias tintas: o estabas
importaba casi diez mil pesetas, y Diego con ellos o contra ellos. En medio queda-
Pujazón se negó a reintegrarlas. Una vez ron la mayoría de los españoles obligados
releída la orden, la Presidencia determinó a escoger un bando y estar dispuestos a
que no tenían alternativa y que el dinero matar o morir por él. El fracaso del golpe,

294 Sesión supletoria celebrada el 1º de Octubre de 1936.
Vistas desde el Puente de Rusia 275

se debía en gran parte a la rápida reacción se consideraba menos grave. Al acusado,
de las organizaciones obreras, así pues, en se le tomaba declaración y, según su te-
la retaguardia republicana, a semejanza de nor, se actuaba a nivel local o se remitía
otras épocas, los comités locales contro- el expediente a Alicante. En los últimos
lados por dichas organizaciones, se erigie- días de julio se incrementaron las deten-
ron en auténticos poderes paralelos. En ciones hasta llenar la prisión provisional.
los registros efectuados en sedes políticas Las actuaciones preventivas, los registros
y casas particulares de los que considera- indiscriminados y las detenciones a cula-
ban “fascistas”, se incautaron multitud de tazos, crearon una sensación de absoluta
muebles, que fueron trasladados a los al- impunidad, que alentó a ciertas alimañas
macenes situados en la Plaza de la Pía (ac- para que, lejos de marchar al frente donde
tual Marqués de Rafal) y al de Santa Justa. se situaron los que de verdad pretendían
También numerosa ropa, que fue llevada a luchar por sus ideales, permanecieran có-
los refugios. Pero el fruto más suculento e modamente en la retaguardia perpetrando
inesperado, lo obtuvieron en casa del ba- sin control los incendios, saqueos y asesi-
rón de la Linde. natos que conmocionaron a los ciudada-
nos cabales de uno y otro bando. En el
“Un fichero fascista, 200 detenciones. Como re- verano de 1936, se desencadenó una orgía
sultado de un registro efectuado en la casa del ex- sangrienta en la que los antiguos adversa-
barón de la Linde, las milicias dieron con un ma- rios políticos pasaron a ser piezas de caza
letín que contenía armas, municiones y un fichero y los tristemente famosos “paseos”, llena-
falangista, en el que figura entre otros Daniel ron de cadáveres las cunetas y las tapias de
Correa, juez suplente que ha estado actuando has- los cementerios de toda España.
ta hace tres o cuatro días de Juez de Instrucción.
Inmediatamente fueron detenidos cuantos figuran Queremos dejar una cosa bien clara. Al es-
en tan curioso fichero, habiéndose habilitado como tar escribiendo sobre una localidad situada
cárcel el edificio de Jesús María”.295 en la zona controlada (y esto es sólo un
decir) por la República, nos toca hablar
Su torpeza facilitó el trabajo al Comité de de curas, terratenientes y derechistas ase-
Orden Público, que consiguió las fichas de sinados. Si lo hiciéramos en la zona domi-
todos los falangistas, que junto a tradicio- nada por los golpistas, los muertos serían
nalistas y derechistas en general, fueron alcaldes, concejales, sindicalistas, maestros
detenidos y confinados en Jesús María. Allí y campesinos. Lo último que deseamos,
fueron interrogados y clasificados por una es que este trabajo sea utilizado para car-
comisión formada por Luis Carrió, Vicen- gar contra los derrotados. Las atrocidades
te Ibáñez y Antonio Gálvez, que redactaba cometidas por algunos individuos, mal
los informes. Se distinguían dos categorías llamados milicianos cuando en realidad
de delito: el de colaboración con los re- eran delincuentes al amparo de unas siglas,
beldes o simplemente el de simpatía hacia no pueden empañar el sueño que signifi-
ellos -muy numerosa en Orihuela-, que có la República para aquella generación,

295 El Luchador. Alicante, 27 julio de 1936, núm. 8599.
276 Vistas desde el Puente de Rusia
“Los dos impulsos ciegos que han desencadenado sobre España tantos horrores,
han sido el odio y el miedo. Odio destilado lentamente, durante años, en el corazón
de los desposeídos. Odio de los soberbios poco dispuestos a soportar la «insolencia»
de los humildes. Odio de las ideologías contrapuestas, especie de odio teológico, con
que pretenden justificarse la intolerancia y el fanatismo. Una parte del país odiaba a
la otra, y la temía. Miedo de ser devorado por un enemigo en acecho: el alzamiento
militar y la guerra han sido, oficialmente, preventivos, para cortarle el paso a una
revolución comunista. Las atrocidades suscitadas por la guerra en toda España, han
sido el desquite monstruoso del odio y del pavor. El odio se satisfacía en el extermi-
nio. La humillación de haber tenido miedo, y el ansia de no tenerlo más, atizaban la
furia. Como si la guerra civil no fuese bastante desventura, se le añadió el espectáculo
de la venganza homicida. Por lo visto, la guerra, ya tan mortífera, no colmaba el apetito de destrucción”.

AZAÑA DÍAZ, Manuel. La revolución abortada. Obras completas, III. Ediciones Oásis, México, 1967.

pobre, inculta y atrasada. Si su actuación, Orihuela se cometieron 78 homicidios.296
limitada a los 5 últimos meses de 1936, Esta cifra, parecida a la que ofrece el pro-
fue totalmente execrable y no se pueden fesor Ors Montenegro,297 incluye a los fu-
buscar excusas para las barbaridades que silados por el Tribunal Popular de Alicante
cometieron, éstas no son comparables en (una veintena), por el Tribunal Popular de
cantidad, intensidad y premeditación con Valencia y algunos oriolanos asesinados en
la represión y exterminio que perpetró otras poblaciones. En este punto, más que
el bando franquista durante la guerra y la un inventario de las victimas, vamos a tra-
posguerra. El tipo de violencia desatada tar de hacer una selección de algunos de
por ambos bandos fue cualitativa y cuan- los sucesos perpetrados en Orihuela. En
titativamente diferente. La represión en la el capítulo dedicado a las partidas rurales,
zona republicana se desarrolló de forma citaremos alguno más.
espontánea y limitada en el tiempo, fun-
damentada en el odio de clases, las renci- La primera muerte en la ciudad tuvo lugar
llas personales, el anticlericalismo secular el 2 de agosto, cuando Domingo Serna fue
alimentado por la toma de partido de la tiroteado en un presunto intento de fuga
Iglesia y la torpe y precipitada política des- de la cárcel instalada en el Colegio Jesús
plegada por los gobiernos republicanos María. De las declaraciones posteriores se
contra ella. En la zona sublevada, el terror deduce que le tendieron una trampa, obli-
y el exterminio del adversario formaron gándole a huir por la trasera para luego
parte de la planificación militar y se man- dispararle por la espalda. Ya hemos habla-
tuvieron durante años. Según detalla un do de Serna y de sus antecedentes como
extenso documento, redactado en agos- camisa vieja de Falange. Este mecánico
to de 1939, en el término municipal de de profesión, estaba casado con Dolores

296 AMO. Legajos G-63. Memoria relativa a la actuación de los rojos en este municipio. Orihuela, agosto
de 1939.

297 ORS MONTENEGRO, Miguel, La represión de guerra y postguerra en la provincia de Alicante (1936-
1945). Tesis Doctoral de la Universidad de Alicante, 1993.
Vistas desde el Puente de Rusia 277

Almodóvar Soriano, con la que tenía tres “Nuestros valientes legionarios y regulares han en-
hijos y en la primavera de 1936 se había señado a los cobardes de los rojos lo que significa
significado demasiado con destacadas ac- ser hombre. Y, de paso, también a sus mujeres.
tuaciones, anteriores al conflicto. Dete- Después de todo, estas comunistas y anarquistas
nido por el Comité de Orden Público, a se lo merecen, ¿no han estado jugando al amor
través de una denuncia efectuada por An- libre? Ahora por lo menos sabrán lo que son hom-
tonio Hernández “el Andaluz”, fue acu- bres de verdad y no milicianos maricas. No se van
sado por tenencia ilícita de armas al estar a librar por mucho que forcejeen y pataleen”.298
en posesión de una pistola ametralladora.
Siempre se ha dicho que esta fue la pri- También por las bajas que comenzaban a
mera muerte violenta en Orihuela después producirse en el frente: Pascual Hernán-
del alzamiento, pero como veremos, hubo dez, destacado miembro del Partido Co-
otra anterior en la turbulenta partida de munista, tras perder un hijo en combate,
Desamparados. proclamó en la Plaza de Toros que “por
cada pelo de su hijo tenía que matar a un fas-
Aunque las detenciones y registros domi- cista”. Orihuela, sin grandes concentracio-
ciliarios de personas desafectas se habían nes obreras, con numerosas y reducidas
intensificado a finales del mes de julio, partidas rurales en las que predominaba
exceptuando el homicidio citado, los “pa- el pequeño propietario agrícola, había
seos”, sacas y otras barbaridades, no co- aguantado los cinco años de República
menzaron hasta la segunda mitad del mes sin llamativas actuaciones violentas, pero
de agosto. Conviene recordar que estos todo el odio larvado durante años, eclo-
desmanes, fueron cometidos en un pe- sionó en aquel verano de 1936.
riodo caótico, en el que el Gobierno de la
Republica perdió todo su poder (adminis- En la madrugada del 25 de agosto, un te-
trativo, judicial y militar) en manos de los
rrible suceso sacudió a la población. Fran-
comités populares, y estos fueron incapa-
cisco Díe Losada, ex alcalde unánime-
ces de controlar a sus elementos más radi-
mente respetado por toda la ciudadanía
cales, que unas veces de manera arbitraria
y Aurelio Alonso Pérez, jefe de Correos,
y otras premeditada, requisaron, detuvie-
salieron de Jesús María para ser entrega-
ron y en algunos casos asesinaron a quie-
nes consideraron religiosos, partidarios de dos por un guardián llamado Guillermo
la rebelión militar, o sencillamente simpa- Navarro Rodríguez a dos pistoleros sin
tizantes de las organizaciones de derecha. escrúpulos: Ramón Velasco Cases “el
Estos hechos deplorables, también fueron Pincelito” y Antonio López Martínez “el
alentados por las horrendas noticias que Cascarón”. Díe Losada estaba confinado
llegaban de las zonas ocupadas por los su- en las dependencias de la madre superio-
blevados y por las arengas radiofónicas del ra, junto a las cabezas visibles de la extre-
general Queipo de Llano, relatando como ma derecha oriolana Ángel García Rogel,
las tropas llegadas de África sembraban el Juan Villaescusa y Juan Bellod Salmerón,
terror con muertes y violaciones. dirigentes de la Comunión Tradicionalis-

298 Alocución radiofónica de Queipo de Llano en Radio Sevilla, julio de 1936.
278 Vistas desde el Puente de Rusia

ta y de Falange Española. Teniendo en su gura “Sandalio”, como autor material y a
mano a tan suculentas presas, ¿por qué Antonio Gálvez Moya “Ramblero” como
se llevaron a “don Paco Díe” y a don Au- acompañante. En nuestra opinión, este
relio? famoso “paseo” tuvo más connotaciones
personales que políticas. Leyendo los tes-
Luis Almarcha, en sus memorias de gue- timonios de Ramón Pérez y Antonio Pu-
rra,299 atribuye el comienzo de la violen- jazón, anarquistas y miembros del Comité
cia en Orihuela a una reunión convocada de Enlace, el primero citaba a Paco Díe
por el diputado socialista ilicitano, Ginés como gran alcalde, y el segundo calificó su
Ganga Tremiño en el Palace Hotel para muerte de abominable asesinato y repug-
organizar la depuración que ya se estaba nante crimen que propició la disolución
efectuando por toda la provincia. Además, del Comité de Enlace y ensombreció la
cita concretamente un enfrentamiento en- causa republicana en Orihuela.300
tre Ganga y don Aurelio en una mesa elec-
toral que este último presidía en las elec- El 30 de agosto de 1936, el jefe local de los
ciones de 1936. Martínez Arenas también requetés oriolanos, cayó accidentalmente
hace mención de este hecho en sus memo- en manos de una partida de milicianos que
rias. Lo cierto es que Díe y Alonso, fueron buscaban a su padre en la casa de campo
cruelmente asesinados en la carretera de de la familia. Luis de Rojas García, hijo del
Bigastro a Torrevieja. Los hechos no es- marqués de Algorfa, había nacido en Va-
tán del todo claros, pero parece ser que “el lencia el 9 de abril de 1903. Licenciado en
Cascarón”, domiciliado en el “Pocico de Derecho por la Universidad de Deusto, se
Santiago” y vecino de don Francisco, fue casó con Mercedes Brotóns y se trasladó a
el encargado de ejecutarlo con tres tiros en Orihuela, viviendo primero en la Plaza de
el pecho, utilizando para ello la pistola que Caturla y luego en la calle Mayor. Tras ser
le había confiscado días atrás. Con Aurelio introducido en un vehículo, fue tiroteado
emplearon un disparo de escopeta a boca- y quemado con gasolina en la partida del
jarro y, según las declaraciones de los testi- Molar (Elche).301 La cacería había comen-
gos que acudieron a recoger los cadáveres, zado y algunos republicanos, intentaron
“Pincelito” y “Cascarón”, acompañados detenerla, pero el control de las milicias que
por el hijo de un arrendador despedido habían armado para contener la rebelión
por Francisco Díe, permanecieron en el ya no estaba en sus manos. Horrorizados
lugar de los hechos, posando orgullosos por la violencia desatada, se enfrentaron
de su “hazaña” hasta que se llevaron los a un dilema: abandonar las instituciones,
cuerpos. Otros informes de posguerra, dejándolas en manos de los partidos obre-
acusan también a Antonio Navarrete Se- ros o actuar en la sombra. Este fue el caso

299 ALMARCHA HERNÁNDEZ, Luis. Mi cautiverio en el dominio rojo, p. 39. León (1994)

300 Hemos utilizado las entrevistas a Juan Bellod Salmerón y Ascensión Germán Pescetto publicadas en la
revista Oleza. Otras de Ramón Pérez Álvarez en Canfali y varios informes.

301 Nuestro agradecimiento a su hija que amablemente nos recibió en su casa de El Campello y a Jorge
Belmonte que consiguió localizarla.
Vistas desde el Puente de Rusia 279

de Francisco Ros Alifa, que impresionado Otro de los detenidos tras el alzamien-
por el asesinato de su tío Francisco Díe, to que no se dejó proteger fue el notario
intentó proteger a familiares y amigos uti- José María Quílez y Sanz, militante de la
lizando sus influencias en el Comité de CEDA, que había sido Caballero Cubierto
Orden Público. Al primero que ayudó fue de la Semana Santa de año 1935. Tras re-
a Eduardo Almunia, hijo de la marquesa chazar la ayuda de sus influyentes amigos
de Rubalcaba, que permaneció escondido Augusto Pescador y Ramón Pérez, coter-
durante toda la guerra en una finca lejos tulianos en el convento de San Francisco
de Orihuela. En su propio domicilio, ocul- que podían haberle protegido, se marchó
tó a su hermano Fulgencio “Penchele”, a Alicante donde concertó su fuga al ex-
a Monserrate García, a un fraile y a una tranjero con unos individuos a cambio de
monja. Desde su puesto de director del dinero. Los mismos que le robaron y aca-
Hospital y en colaboración con el doctor baron con su vida en un pinar de Santa
Fernando Plaza, sacaron de prisión a cuan- Pola el 21 de noviembre de 1936, a los 43
tos pudieron, entre ellos a Venancio Ortiz años de edad.302
y a Antonio Franco Carrillo, que pasó toda
la contienda internado en el Hospital, fin- Alonso Cases Valero, de 26 años, nacido
giéndose loco. Algunos no pudieron sal- el la calle Obispo Rocamora y domicilia-
do en la carretera de Hurchillo, era el hijo
varse a pesar de sus amistades. Es el caso
mayor de un próspero agricultor y exitoso
de Mazón Torrecillas, del que tanto hemos
empresario exportador de pimentón mar-
hablado por su protagonismo en el bie-
ca “La Abundancia”. Miembro del Sindi-
nio conservador. “Pepe Mazón” se había
cato Obrero Católico, se le interceptó una
ganado muchos enemigos en la izquierda
carta enviada a un amigo de Madrid en la
y, consciente del peligro que corría, trató que ensalzaba el alzamiento y criticaba a la
de esconderse. Francisco Ros, a pesar de República. Remitida al Comité de Orden
sus diferencias políticas, avisó a su esposa, Publico oriolano, se le abrió expediente,
Purificación Senén, de que iban a por él y con registro de su domicilio y posterior
se ofreció para ayudarle. Mazón, por des- detención. Entre los días 12 y 13 de octu-
confianza o quizás por orgullo, rechazó el bre, fue introducido en un coche y asesi-
ofrecimiento y el 9 de diciembre fue lin- nado a tiros, apareciendo su cadáver en la
chado salvajemente a los 37 años de edad. carretera de Abanilla.
Su cadáver fue vejado, mutilado y paseado
por la ciudad. Su compañero en la Gestora Varios seglares relacionados con los sin-
Radical, Vicente Bellido Polo, había con- dicatos católicos perdieron la vida en los
seguido huir de Orihuela por ser también juicios del Tribunal Popular de Alicante,
demasiado conocido, pero la distancia no de los que hablaremos más adelante. Pero
le salvó: fue asesinado en Valencia el 28 de la peor parte en esa locura sangrienta, se la
agosto de 1936. llevaron los religiosos.

302 Pérez Álvarez, Ramón. En Canfali, núm. 1.959-189. Villajoyosa, 13 Junio de 1984. La fecha exacta y la
referencia al pinar de Santa Pola están sacadas de su esquela confeccionada después de la guerra (Colección
Sánchez Portas).
280 Vistas desde el Puente de Rusia

Colegio de Jesús María, cárcel del partido en 1936
Colección Sánchez Portas Orihuela

Para los partidarios de la República, el clero desarmados, localizados y dispersos por
era cómplice de la sublevación. La Iglesia, todo el territorio.
identificada plenamente con los valores de
las clases altas, había respaldado sin disimu- “Ahí están los periódicos derechistas, católicos,
los la ideología conservadora ofreciendo apostólicos, romanos, que han propagado la calum-
toda su infraestructura y actuando como nia, la difamación y la injuria sin que la conciencia
aglutinadora de los desconcertados parti- les remordiera; periódicos derechistas, con censura
dos antirrepublicanos. Los periódicos cató- eclesiástica, bendecidos por los obispos, que se han
licos habían difundido las consignas dere- dedicado a sembrar el odio y a predicar la guerra
chistas, fijando el factor religioso al político civil (...) No queremos quemas de conventos ni de
a través de la propaganda y adoptando una iglesias pero protestamos enérgicamente de que las
actitud inequívocamente partidaria de los sacristías se hayan convertido en guaridas de cons-
golpistas, al utilizar el término “cruzada”. piradores”.303
El fascismo español, a diferencia de las an-
ticlericales Alemania e Italia, abrazó la cau- Como veremos más adelante, los “paseos”
sa católica, defendiendo como pilares de su a sacerdotes en las pedanías comenzaron
actuación política los principios religiosos. en agosto, pero en Orihuela, exceptuando
Desencadenada la venganza, de todos los la muerte del jesuita Andrés Carrió Bertrán,
elementos que la revolución pretendía eli- que fue detenido y su cadáver apareció cer-
minar, el objetivo más fácil eran los curas: ca de Sucina, el primer asesinado fue José

303 Discurso de Juan García Morales, el famoso cura republicano. Marzo de 1936.
Vistas desde el Puente de Rusia 281

Santamaría Vidal, nacido en Jacarilla en desde Roma por “sede impedita” ya que
1885 y ordenado en Orihuela en 1909. El el prelado, Irastorza Loinaz, había obteni-
“cura Santamaría”, sacristán de la Parroquia do un permiso de dos años por motivos
del Salvador y capellán de la Merced, era de salud.304 Aunque en el aniversario de
conocido en la huerta por haber prestado la Reconquista, Ponce estuvo en Orihuela
servicio en varias ermitas rurales. A las 9 de haciendo las funciones del obispo, el día
la noche del 17 de octubre, unos descono- del alzamiento le pilló en Alicante. El 19
cidos llamaron a la puerta de su domicilio. de julio fue detenido tras un registro do-
El sacerdote, que intuía lo que le esperaba, miciliario. Interrogado en el gobierno ci-
se escondió en la habitación de su madre vil, le pusieron en libertad, circunstancia
con la que convivía desde hacía muchos que aprovechó para trasladarse a Orihuela,
años. Al no dejarse secuestrar, fue golpeado localidad que permanecía más tranquila en
y acribillado a balazos en su propia casa. En el aspecto anticlerical. Incautado el Semi-
la declaración posterior, una testigo citó ha- nario por el Frente Popular, permaneció
ber oído el nombre de “Pincelito”. oculto en varios domicilios particulares,
hasta que consiguió un pasaporte falso en
Otro de los trágicos sucesos, quizás el más el que figuraba como camarero. Su plan
recordado, fue la “saca” de la cárcel de Je- consistía en llegar a Barcelona y desde
sús María, la noche siguiente a los fusila- allí abandonar el país, para lo que subió
mientos de Alicante como represalia por al coche de línea Murcia-Novelda, donde
el bombardeo a la capital efectuado el día debía tomar un tren con destino a la ciu-
28 de noviembre. En esta ocasión fueron dad condal. Pero en la estación fue dete-
diez religiosos los escogidos, entre ellos nido por un guardia de asalto y devuelto
Juan de Dios Ponce Pozo. Desde 1935 era a Orihuela. Confinado en Jesús María, el
el administrador apostólico de la Diócesis 30 de noviembre, a las 12 de la noche, a
de Orihuela, cargo otorgado directamente él y a nueve sacerdotes más se les ordenó

Colegio de Jesús María, cárcel del partido en 1936
Colección Sánchez Portas Orihuela
282 Vistas desde el Puente de Rusia

vestirse con la justificación de que iban a en los que las autoridades republicanas
ser entregados al Comité de Alicante. En cerraron los ojos y dejaron hacer a mili-
la puerta les esperaba un grupo de milicia- cianos y anarquistas, que con total impu-
nos con una camioneta utilizada habitual- nidad cometieron atrocidades injustifica-
mente para el transporte de ganado. En bles, no sólo en quienes las practicaron,
ella partieron con destino a la capital, pero sino también en quienes las toleraron. Los
nunca llegaron. Fueron fusilados de ma- sacerdotes asesinados en Orihuela y sus
drugada en las proximidades del cemen- partidas rurales, incluso los fusilados por
terio de Elche y allí mismo recibieron se- el Tribunal Popular, murieron en la caó-
pultura. Las fuentes encontradas, relativas tica segunda mitad de 1936 y gran parte
a los diez sacerdotes fusilados, sólo docu- de los “paseos”, fueron obra de un redu-
mentan ocho curas más: Vicente Blanco cido número de matarifes, temidos hasta
Martínez, natural de Torrevieja, arcipreste por sus propios compañeros. Personajes
de la Catedral; Manuel García Riquelme, como: “Pincelito”, “Mariscal”, “Guardia”,
nacido en Orihuela, párroco de Granja de “Sandalio”, “Picalimas” o el “Segaor”, ate-
Rocamora; Carlos Esquer Mira, oriolano, rrorizaron la comarca durante ese periodo.
arcediano de la Catedral; Antonio Albada- De todos ellos, el asesino más famoso fue
lejo Aguirre, natural de Torrevieja; Jaime Ramón Velasco Cases, “Pincelito”.
Soriano García, oriolano, capellán de Jesús
María; Eduardo Torres Lozano, natural “Pincelito” llegó a Orihuela procedente
de Orihuela, coadjutor auxiliar de la pa- de Benejúzar en un momento en el que
rroquia del Salvador; José Aznar Guirao, de esta localidad vecina salieron varios
nacido en Catral, maestro de ceremonias políticos destacados como José Escudero
en la Catedral; y Esteban Zarco Moya, na- Bernicola, su hermano Alberto o Antonio
cido en Cehegín, sochantre de la Catedral. Sequeros. Nacido el 3 de junio de 1914,
El décimo asesinado creemos que puede era hijo de Ramón Velasco Duréndez y
ser Ramón Juan Costa, fraile franciscano de Elvira Cases. Su profesión era apera-
conocido como “Honorio de Orihuela”. dor, es decir, carpintero encargado de los
aperos de labranza. Pertenecía al Partido
Durante el mes de diciembre murieron Comunista y su función miliciana estaba
asesinados al menos: Eduardo Soria Mar- en la Columna Perea. Sus fechorías junto
co, capellán del Asilo; Luis Parra Botí, a su paisano “Mariscal”, fueron continuas
párroco de Jacarilla; José Alonso Rome- y conocidas, y su nombre se asoció con o
ro capellán de la Beneficencia; Fernando sin fundamento a la mayoría de los asesi-
Boné García, capellán de Santiago; Ramón natos cometidos en 1936. Aunque según
Donate Gómez, capellán de la ermita de su ficha policial, medía poco mas de metro
La Campaneta; Pascual Pérez Mira, profe- y medio, dicen de él que era un tipo muy
sor del Seminario. Toda esta sangre corrió osado al que se le dejó hacer. Acompaña-
en cinco meses de violencia generalizada, do de su cuadrilla habitual, actuaba por las

304 Al menos eso es lo que dice la versión oficial. El caso es que el obispo pasó toda la guerra lejos de su
rebaño. La “sede impedita” es un régimen de gobierno provisional, implantado por enfermedad, prisión o
destierro del Obispo.
Vistas desde el Puente de Rusia 283

noches sacando a sus víctimas, ya fuese de dalejo, Joaquín Pedrera y Manuel Vicente “Pe-
sus casas o de las dependencias donde es- piso” hicieron superior faena con el capote y la
tuviesen detenidas. Pero si era necesario, muleta, y Albadalejo y Pedrera cortaron la oreja
no dudaba en enfrentarse con quien fuese de su cornúpeto como premio al valor que echaron
para defender a un “protegido”305 o para los muchachos al matar”.307
llevarse a un detenido, como es el caso de
Gines Quesada Nortes, al que fue a bus- Por este último asesinato el Tribunal Po-
car a la Inspección Municipal.306 Tras seis pular condenó a “Pincelito” y a Manuel
meses de asesinatos impunes fue detenido García Soriano a “quince años de repara-
por una muerte ocurrida la noche del 18 ción de la convivencia social, costas, acce-
de enero de 1937, al acabar una corrida de sorias y 20.000 pesetas de multa”, acaban-
toros benéfica. Algunas fuentes citaban do con su sangrienta carrera. Confinados
como víctima a un torero con el que había en el Penal de Chinchilla, ambos se fuga-
discutido en la Plaza de Toros, y un infor- ron aprovechando una salida al exterior en
me del Partido Comunista oriolano decía la brigada de trabajo.
literalmente refiriéndose a Ramón Velasco
y Manuel García Soriano: “asesinaron por la “El suceso que trajo más tranquilidad a la ciudad
espalda a nuestro camarada y gran activista Pe- fue la prisión de “Pincelito” que, erigido en señor
drera, al cual conocían como comunista que era, y de vidas y haciendas, fue a un bar de mala nota
para colmo de cinismo, acompañaron el entierro”. en donde había un grupo de comunistas, y por un
Aquí se nos planteó una duda: la víctima quítame allá esas pajas mató de un tiro a uno de
¿era un camarada comunista o era un tore- los más significados. Aquel fue el último asesinato
ro? una crónica taurina publicada en pren- que se cometió en Orihuela”.308
sa nos resolvió la duda: Joaquín Pedrera
Magro, era comunista y torero. En la segunda mitad de 1936 se produjo
una implacable persecución religiosa que
“TOROS Y TOREROS. En Orihuela. A arrojó un balance de casi 7.000 muertos.
beneficio de los hospitales y refugiados, y organi- El asesinato de curas y el saqueo e incen-
zada por el Frente Popular de aquella localidad, dio de los templos, tuvo un carácter casi
el domingo se celebró en Orihuela una novillada, ritual. El culto desapareció y sólo se cele-
en la que se lidiaron cuatro novillos de Mariano braban misas clandestinamente. La Iglesia,
Huertas, que salieron superiores. Carmelo Alba- en la zona republicana, volvió a las cata-

305 El hijo de un falangista nos relató como “Pincelito”, a punta de pistola, rescató a su padre, secuestrado
por una partida de milicianos, cuando lo iban a fusilar en Elche.

306 Quesada, consciente de lo que le esperaba, dijo que si lo pensaban matar tendrían que hacerlo allí
mismo. “Pincelito” le apuntó con su pistola y ésta se encasquilló, por lo que “el Segaor” le disparó cuatro
tiros de escopeta dejándole malherido. AMO. Legajos. Informe del alcalde de Orihuela al juez militar núm.
2. Orihuela, 3 marzo de 1942.

307 El Día. Alicante, 19 enero de 1937, núm. 6.366.

308 MARTÍNEZ ARENAS, José. De mi vida: hombres y libros. Valencia (1963).
284 Vistas desde el Puente de Rusia

El clero oriolano. Rector y profesores del Seminario
Colección Sánchez Portas Orihuela

cumbas. A diferencia de otras poblacio- y otra en la parte superior de la portada de
nes, hasta el verano de 1936 el patrimonio la capilla de la Comunión. En las Salesas
religioso oriolano había sido respetado y, desapareció la cruz con dos ángeles situa-
desencadenado el conflicto, como norma da sobre el frontón (sustituida en la actua-
general las iglesias y conventos no fueron lidad por un Sagrado Corazón de Jesús), y
incendiados. Las veintidós iglesias de la las cuatro esculturas de su portada fueron
población y las dieciséis del término mu- decapitadas y mutiladas. En el respeto por
nicipal fueron saqueadas y la mayoría de los edificios hay una excepción: el conven-
sus edificios empleados por las organiza- to de Santa Lucía, que fue incendiado y
ciones políticas y sindicales. Encontramos totalmente demolido.
las fechas exactas del saqueo de la iglesia
de Capuchinos, que fue entre los días 8 y En una entrevista a Ramón Pérez, publi-
10 de agosto. También el de San Francis- cada en Canfali en marzo de 1984, habló
co, cuyas imágenes ardieron el 5 de sep- de una forzosa concesión a los elementos
tiembre.309 Además del desastre general más radicales que, al igual que en toda
en retablos, imágenes y mobiliario, en la España, estaban ansiosos por empuñar
iglesia de Santiago, la única cuyo interior la tea purificadora. Según su testimonio,
se conservó casi intacto, se destruyeron las optaron por destruir el convento de Santa
dos esculturas ubicadas: una en el parteluz Lucía, porque era el más deteriorado y se
de la puerta principal dedicada al Apóstol, estaba cayendo.

309 AMO. Legajos. Procedimiento sumarísimo. Núm. 375 J. y 4.725 A. Informe del alcalde de Orihuela al
juez militar, redactado el 5 de septiembre de 1940, primer aniversario del suceso.

310 Otra concesión a los anarquistas fue el incendio del Registro de la Propiedad en una visita de la “Columna
de Hierro” efectuada en octubre de 1936. En cuanto a las dominicas de Santa Lucía, tras una permuta del
solar por el llamado “edificio de la luz”, se instalaron en el convento de la Trinidad, donde permanecen en
la actualidad.
Vistas desde el Puente de Rusia 285

Desde el mismo 18 de julio, las domini- la época, pero lo realmente curioso, es que
cas habían trasladado objetos de valor a repasando los partes diarios que el ins-
una casa que ocupaban frente al convento. pector municipal enviaba al alcalde entre
Imágenes y ornamentos, fueron escondi- los meses de agosto y diciembre de 1936,
dos o entregados a personas de su con- tampoco dio cuenta de ninguna muerte
fianza. Días después, las propias religiosas violenta o incendio provocado. La mayo-
se alojaron en dicha casa, por motivos de ría de las novedades eran decomisos de ali-
seguridad, quedando tan sólo en el monas- mentos y detenciones de transeúntes, sol-
terio, la priora y tres hermanas. Incauta- dados prófugos o refugiados conflictivos.
do el edificio en agosto, la comunidad se También figura algún incendio accidental,
dispersó y su convento fue incendiado a altercados entre mujeres en las colas de la
comienzos de septiembre, en una actua- Plaza, búsquedas de niños desparecidos, 3
ción totalmente premeditada en la que los accidentes de tráfico (camión, carro y mo-
vecinos fueron avisados con antelación tocicleta), la fuga de algún preso, morde-
para que desalojasen las casas cercanas. duras de perros, etc. El único herido de
Las paredes que se mantuvieron en pie se bala que consta, es un zapatero que recibió
dinamitaron, dejando un solar que acaba- un disparo accidental mientras reparaba el
ría convertido en lo que hoy conocemos calzado de un soldado. Como excepción,
como la Plaza de Santa Lucía.310 Todos es- hay que apuntar esta única referencia al in-
tos sucesos, no aparecieron en prensa, ni cendio de Santa Lucía, fechada el 17 de
constan en ningún documento oficial de Septiembre de 1936.

“A indicación de la presidencia, se acuerda con-
ceder una gratificación de 100 pesetas al bombero
Francisco Sánchez Pérez por haberse producido
una lesión en los trabajos de extinción del incendio
del Convento de Santa Lucía”.

Colección Sánchez Portas Orihuela
286 Vistas desde el Puente de Rusia
Relación de Iglesias ocupadas en Orihuela a 20 noviembre de 1937

Iglesia de Santo Domingo Utilizada por la Academia de Carabineros
Iglesia de la Trinidad Guardias de Asalto
Iglesia de la Merced Control del Transporte
Iglesia de San Juan Sin utilizar
Iglesia de San Gregorio Parque de Bomberos
Iglesia de San Sebastián Almacén de Lonja
Iglesia de San Agustín Almacén de la Cooperativa de Obreros
Agrícolas
Iglesia de la Cruz Sin utilizar
Iglesia Catedral Almacén del Ayuntamiento
Iglesia de Santa Justa Almacén de la Consejería de Abastos
Iglesia de Monserrate Sin utilizar
Iglesia de Capuchinos Hospital Militar
Iglesia de San Francisco Cuartel de Aviación
Iglesia Salesas Almacén del Control de Transportes
Iglesia de San Miguel Presidio
Iglesia de Santiago Declarado Monumento Nacional a cargo del
cual está el Delegado del Gobierno Justo
García Soriano

Relación de fincas que pueden ser habilitadas como
colonias infantiles, enero 1938.

Núm. Finca Organismo que la ocupa Observaciones
1 Convento de San Francisco
Ejercito del Aire
2 Iglesia
3 Convento Capuchinos Hospital Militar núm. 10
4 Iglesia
5 Iglesia de Monserrate Cerrada
6 Iglesia de Santiago Cerrada Monumento Nacional
7 Iglesia de San Juan de Dios Comité de refugiados
8 Convento del Carmen Batallón Mecanizado de
9 Iglesia del Carmen Abastecimientos.
10 Iglesia de Santa Justa Consejo Municipal Consejería Abastos
11 Monasterio de las Salesas Comité de Refugiados
Vistas desde el Puente de Rusia 287

12 Iglesia de las Salesas Comité de Transportes
13 Colegio de Jesús María Instituto de 2ª Enseñanza.
14 Iglesia de San Agustín Cooperativa Agrícola
15 Monasterio de San Sebastián Comité de Refugiados
16 Iglesia de San Sebastián Consejo Municipal Almacén Lonja
17 Seminario de San Miguel
Ministerio de Justicia Campo de trabajo
18 Iglesia del Seminario
19 Iglesia de la Merced Comité Auto Transporte
20 Iglesia Catedral Consejo Municipal Almacén
21 Monasterio de San Juan Comité de Refugiados
22 Iglesia de San Juan Cerrada
23 Colegio de San José Destac. de Seguridad
24 Iglesia de la Trinidad Control Alpargatero
25 Colegio de Santo Domingo
Ministerio de Hacienda Academia Carabineros
26 Iglesia de Santo Domingo
27 San Antón Comité de Refugiados
28 Iglesia Matanza Organismos obreros en partida rural
29 Iglesia Murada Organismos obreros en partida rural
30 Iglesia San Bartolomé Organismos obreros en partida rural
31 Iglesia Hurchillo Organismos obreros en partida rural
32 Iglesia Desamparados Organismos obreros en partida rural
33 Iglesia Molíns Organismos obreros en partida rural
34 Iglesia Aparecida Organismos obreros en partida rural
35 Iglesia de la Marquesa Organismos obreros en partida rural
36 Iglesia de Torremendo Organismos obreros en partida rural
37 Casa ex Baronesa de la Linde Guardería Infantil
38 Casa ex Marquesa Rubalcava Dependencias Hospital 10
39 Cuartel Madrid Guardería Infantil
40 Finca “El palomaret” Partida Hurchillo
41 Finca “Campoamor” Campo Salinas
42 Finca “Los canónigos” El Alcachofar
43 Finca “La Marquesa” Marquesa
44 Finca “Los Balcones” Campo Salinas
45 Finca “La Cala” Campo Salinas
46 Finca “La Torre” La Murada
47 Finca “Los Frailes” La Matanza
48 Finca “Casa del Chapa” Correntías
49 Finca “El Loro” Torremendo
288 Vistas desde el Puente de Rusia

Catedral. Capilla del Rosario antes de la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 289

Catedral. Capilla de la Comunión antes de la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
290 Vistas desde el Puente de Rusia

Catedral. Imagen de Molssos con su cabeza y manos originales destruidas en la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 291

Iglesia de Santiago. Portada Principal con el Apóstol original.
Colección Sánchez Portas Orihuela
292 Vistas desde el Puente de Rusia

Iglesia de Santiago. Capilla Mayor antes de la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 293

Iglesia de Santiago. Capilla de la Comunión antes de la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
294 Vistas desde el Puente de Rusia

Iglesia de Santiago Capilla de la Comunión con la imagen original
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 295

Retablo de la Iglesia de la Merced antes de la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
296 Vistas desde el Puente de Rusia

Iglesia de Santa Justa. Capilla de la Sagrada Familia antes de la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 297

Iglesia de Santa Justa. Capilla Comunión antes de la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
298 Vistas desde el Puente de Rusia

Altar Mayor de la iglesia del Convento de Capuchinos antes de la Guerra Civil
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 299

Iglesia del Seminario antes de la Guerra Civil
Colección Sánchez Portas Orihuela
300 Vistas desde el Puente de Rusia

Iglesia de Santo Domingo. Retablo destruido en la guerra
Colección Sánchez Portas Orihuela
Vistas desde el Puente de Rusia 301

Iglesia del monasterio de las Salesas. La cruz con los ángeles fue destruida y en la actualidad
muestra un Sagrado Corazón de Jesús. Las cuatro imágenes de la fachada fueron decapitadas.
Colección Sánchez Portas Orihuela
Capítulo 6
Orihuela, una ciudad en
la retaguardia republicana

Vista desde el Puente de Levante
Colección Sánchez Portas Orihuela
304 Vistas desde el Puente de Rusia

Introducción Por último, pidió armas y suministros a Fran-
cia, Inglaterra, Estados Unidos y la Unión
Desencadenado el alzamiento militar, todos Soviética, movilizando el oro depositado en
los medios constitucionales para neutralizar- el Banco de España, pero ninguna de estas
lo resultaron inútiles. Santiago Casares Qui- naciones se mostró dispuesta a ayudar a la
roga, que ocupaba la Jefatura del Gobierno y República argumentando un supuesto pacto
el Ministerio de Guerra desde mayo de 1936, europeo de no intervención para impedir que
ante la tremenda alternativa que suponía en- el conflicto se extendiese por todo el conti-
tregar armas a las organizaciones obreras, nente.
optó por presentar la dimisión al presidente
de la Republica. Aceptada su renuncia, Ma- En el plano interno, el Gobierno de Giral,
nuel Azaña intentó frenar la insurrección formado exclusivamente por republicanos,
entregando el Gobierno al presidente de las no representaba la realidad política de las
Cortes, el moderado Diego Martínez Barrios, fuerzas de izquierda. Así pues, disuelto el
que inició la formación de un gabinete dejan- Ejército y con las armas en manos de las
do fuera a los partidos obreros. Este intento descontroladas organizaciones obreras,
desesperado de negociar con los militares y Giral tuvo que emplearse en dos frentes:
los políticos conservadores demostró la fal- detener la ofensiva golpista y controlar la
ta de sintonía y la separación ideológica que insurrección de unas masas proletarias
existía entre los políticos de corte burgués armadas que ya no le obedecían, pues se-
que formaban el Gobierno y las masas obre- guían tan sólo la consigna de combatir al
ras, que le habían prestado su voto a través fascismo con la revolución. A la manera
de una alianza contra natura en la que tarde del siglo XIX durante la Guerra de la In-
o temprano una de las dos facciones acabaría dependencia, cada provincia y cada pueblo
engullida por la otra. formó sus propias juntas, y las autoridades
municipales y provinciales fueron sustitui-
Las ofertas que Martínez Barrio propuso al das por comités resultantes del reparto de
general Mola en conversación telefónica fue- influencias de los partidos del Frente Po-
ron rechazadas. La paz negociada ya no era pular. Ante el bloqueo institucional de Gi-
una opción para los sublevados, ni tampoco ral, en septiembre asumió la Presidencia y
para los sindicatos y partidos de izquierda el Ministerio de Guerra el socialista Largo
convencidos de poder derrotar a los rebeldes. Caballero que en ese momento, a pesar de
El gabinete de Martínez Barrio, sin autoridad su declarada enemistad con Manuel Azaña,
ni capacidad de acción, duró pocas horas y, era el único líder político respetado por los
en esos complicados momentos, Azaña en- sindicatos. Este nuevo Gobierno intentó
tregó el Gobierno a su amigo y correligio- ser de consenso, con representación de to-
nario José Giral quien decidió defender la dos los grupos que permanecían leales a la
legalidad republicana “dando el poder al pue- República, y su primer cometido fue frenar
blo” mediante la distribución del armamento el desbocado proceso revolucionario mien-
almacenado en los cuarteles. También trató tras intentaba recuperar las competencias
de desligar a los soldados de los mandos gol- perdidas en los meses de contienda. Com-
pistas disolviendo el Ejercito Regular. probado el fracaso de la postura europea
Vistas desde el Puente de Rusia 305

no intervencionista, la ayuda germano-ita- 6.1. Reclutamiento de
liana al ejército de Franco animó a la URSS
a establecer relaciones diplomáticas con la
voluntarios. Fabricación de
República Española y su embajador llegó a papel moneda. El Puente de
Madrid a finales de agosto, acompañado de Rusia
numerosos asesores militares. La inclusión
de ministros comunistas en el Gabinete de En los primeros momentos, todo el prota-
Largo Caballero aceleró el envío de la ayuda gonismo de la lucha para neutralizar el alza-
militar soviética. Al tiempo que se creaban miento se lo llevaron los sindicatos obreros.
las Brigadas Mixtas, base del futuro Ejército Teniendo en cuenta el débil y vacilante com-
Popular, comenzaron a llegar los suminis- portamiento demostrado por el Gobierno
tros rusos, manteniéndose en mayor o me- antes y después del golpe, se puede afirmar
nor medida hasta el final del conflicto. Con que sin su espontánea participación, el resul-
el material llegaron más asesores, quienes tado hubiese sido diferente. En Orihuela, a
influyeron poderosamente en la formación pesar de la hegemonía de la que disfrutaba
de dicho ejército y voluntarios antifascistas la UGT, la recién creada CNT compartió
de todo el mundo, reclutados con gran éxi- la iniciativa, y la determinación demostrada
to por la Internacional Comunista para for- por ambas organizaciones, provocó que su
mar las llamadas Brigadas Internacionales.
número de afiliados creciese espectacular-
La reconstrucción del Estado emprendida
mente en las primeras semanas del conflic-
por Largo Caballero, necesitaba la implica-
to, apropiándose de la tarea de reorganizar el
ción de todas las fuerzas de la izquierda por
poder municipal bajo sus perspectivas revo-
lo que en una arriesgada apuesta, incorpo-
lucionarias. También el Partido Comunista
ró a su gabinete a cuatro anarquistas. Esta
local, inédito durante la República y forma-
amalgama ideológica acabó provocando
do por Martínez Jacobo y otros disidentes
numerosas disputas entre dos modelos de
socialistas, comenzó a tener representación,
Gobierno: los que querían la revolución an-
llegando a reunir cerca de doscientos miem-
tes de ganar la guerra, y los que pugnaban
bros. Muchos de los nuevos afiliados a estas
por lo contrario. En principio triunfó la se-
gunda opción, asumida por los comunistas formaciones políticas eran oportunistas que
y, gracias a la colaboración de Rusia y su se arrimaban al nuevo poder por interés y, a
influencia en todas las esferas del poder, el veces, por miedo. Las calles, veredas y carre-
PCE fue adquiriendo una preponderancia teras se llenaron de orgullosos milicianos ata-
que no se correspondía con su porcentaje viados con monos, ropas de trabajo, gorros,
de afiliados. Frente al embargo de las po- pañuelos y brazaletes representativos de su
tencias occidentales al Gobierno del Frente partido o sindicato que, fusil al hombro, se
Popular, la URSS fue el único país dispues- dedicaron a patrullar el territorio, identifican-
to a suministrarle material bélico.311 En esa do a transeúntes y vehículos. Las propiedades
situación, su prestigio alcanzó el más alto de patronos y terratenientes fueron ocupadas
nivel entre la población española leal a la por los comités, asumiendo la producción
República. agrícola y el control de las fábricas, además
311 Además de la ayuda soviética, México (que no era una potencia armamentística) continuó con sus envíos
humanitarios siendo también muy reconocido.
306 Vistas desde el Puente de Rusia

Partida de milicianos
Colección Sánchez Portas Orihuela

de los servicios esenciales. Las banderas ro- mayoría de los concejales estaban recibiendo
jas y las “rojinegras” ondeaban en los edi- a un tren especial que conducía familias eva-
ficios más representativos y las siglas de los cuadas de las zonas de combate. Postergada
sindicatos socialistas y anarquistas aparecían dicha sesión al día 6, Francisco Oltra infor-
pintadas en paredes y vehículos. Por las ca- mó de la visita del comisario civil de la Base
lles circulaban noticias, rumores y consignas de Murcia para el Reclutamiento Voluntario,
que iban enardeciendo a las masas obreras. El que buscaba el emplazamiento de un cuar-
rápido avance de los sublevados en su inten- tel en Orihuela. Así mismo anunció que para
to por llegar a Madrid provocó la aparición tal menester había ofrecido el Seminario y el
de una avalancha de refugiados desplazados convento de San Francisco, encontrando una
a las localidades de retaguardia, que confor- opinión tan favorable que las obras de adap-
me iban llegando eran alojados en las casas tación de uno o de ambos edificios comen-
requisadas. Este contingente de necesitados zaban al día siguiente. El 19 de noviembre,
provocó un desastroso efecto en la convi- un oficio de dicha Comisaría Civil, confirmó
vencia ciudadana y en el abastecimiento de la intención de organizar un Batallón de Vo-
la población. luntarios con el nombre de Orihuela, forma-
do con soldados procedentes de los pueblos
En octubre de 1936, las necesidades orga- de la Vega Baja. Dicho oficio se transmitió
nizativas impuestas por la guerra ocupaban al Frente Popular, verdadero poder ejecutivo,
permanentemente al Consistorio oriolano. para que comenzase la campaña de propa-
La sesión ordinaria de primero de octubre ganda. Cuatro días antes se había concedido
tuvo que ser suspendida porque el alcalde y la un “plus” de 1,50 pesetas diarias a la Guardia
Vistas desde el Puente de Rusia 307

Municipal por los extraordinarios servicios El nombre de “Puente de Rusia”, aunque fu-
que estaban realizando desde “la criminal sub- gaz quedó inmortalizado por dar título a una
versión militar fascista”, guardando un minuto de las imágenes más conocidas de Orihuela
de silencio por la muerte en acto de servicio representada en los billetes locales, confec-
del cuñado del alcalde, cabo de artillería en cionados para intentar solucionar la falta de
el navío “Almirante Ferrández”, hundido por moneda fraccionaria. La plata fue retirada y
los “facciosos”. se dejó de acuñar moneda, desapareciendo
los valores inferiores al billete de diez pesetas.
A nivel nacional, la llegada de los barcos Con uno de esos billetes, después de guardar
rusos cargados de suministros y personal interminables colas, no se podía adquirir pro-
especializado era acompañada de una inten- ducto alguno simplemente porque el comer-
sa campaña de propaganda presentando al ciante no disponía de cambio. El 28 de enero
pueblo soviético como el mayor benefactor de 1937, el alcalde Francisco Oltra presentó
del pueblo español. En Orihuela, el 12 de no- una moción que intentó solucionar este “pro-
viembre de 1936, Francisco Santiago, sugirió blema que se agudizaba pavorosamente”. Tras una
“dar el nombre de Rusia y Méjico a dos calles de la infructuosa visita al director de la sucursal del
población”, quedando en estudio la elección de Banco de España en Alicante, propuso im-
las mismas para ser aprobado en la siguiente primir papel moneda para uso local, “sin que-
sesión. Pero no fue hasta el 17 de diciem- rer invadir las competencias del Gobierno y dejando
bre que, a propuesta del socialista Antonio claro su respeto a la República”. La Corporación
Cubí, se decidió rotular el Puente de Levante estudió detalladamente el asunto y, tras una
como Puente de Rusia y el de Poniente como breve discusión, aprobó la emisión de bille-
Puente de Méjico, “como homenaje a dichas na- tes de 1 y 2 pesetas, de 25 y 50 céntimos con
ciones hermanas, que tan valiosa ayuda prestaban fecha 1 de febrero, haciendo constar que tan
en la lucha contra el fascismo”, fijándose la fecha pronto como el Gobierno resolviese el pro-
del domingo 21 de febrero para la solemne blema serían retirados de la circulación. Cree-
colocación de los rótulos.312 La Nochebue- mos que sólo se imprimieron los de 1 peseta
na de 1936, en plena fiebre prosoviética, las y 50 céntimos y, para contentar a socialistas y
Juventudes Socialistas Unificadas solicitaron republicanos, se utilizaron las efigies de Ma-
poner el nombre de Lenin a la calle de Luis nuel Azaña y de Pablo Iglesias. El diseño de
Barcala y el de Stalin a la de San Gregorio. éste último billete se aprobó el 9 de Marzo.313
El Consistorio accedió por unanimidad, pero La gran demanda de moneda fraccionaria y
como luego comprobaremos, este acuerdo el deplorable estado del papel puesto en cir-
no se llevó a cabo al ser renovados todos sus culación (se cuenta que algunos oriolanos se
miembros. ganaban la vida falsificando billetes dibujados

312 En las cuentas presentadas el 28 de enero de 1937, aparece: “A Pedro Ruiz, por placas para los puentes
de Rusia y Méjico, 157,60 pesetas”.

313 La presidencia da cuenta del diseño para la moneda fraccionaria de 0,50 pesetas (dos reales) que es
como sigue: en el anverso el Ayuntamiento de Orihuela, pagara al portador la cantidad de 50 céntimos de
peseta, Orihuela primero de Febrero de 1937. El depositario José María Garriga, el Interventor Juan Serna,
el Alcalde Francisco Oltra. Rubricados. Hay un busto de Pablo Iglesias al reverso, provincia de Alicante, año
1937 cincuenta céntimos (50 céntimos). Escudo de Orihuela, Ayuntamiento de Orihuela, serie y número.
308 Vistas desde el Puente de Rusia

a mano), obligó a autorizar una nueva tirada 18,50 pesetas el millar. El nuevo diseño in-
de mayor calidad que salió a la calle en agosto cluyó en el anverso “una vista del río desde el
del mismo año. Esta vez se la encargaron a puente de Rusia”.314
la prestigiosa casa Guttemberg, al precio de
Vistas desde el Puente de Rusia 309

Papel moneda de Orihuela
Gentileza de Javier Sánchez Portas y de Joaquín Andreu Iborra

314 “En La presidencia propone, ante el estado de la tirada de billetes de moneda fraccionaria, una nueva
con arreglo al nuevo boceto presentado, que es como sigue: en el anverso el Consejo Municipal de Orihuela,
pagara al portador cincuenta céntimos; acuerdo del 4 de febrero de 1937; Orihuela 13 de Mayo de 1937; El
interventor Juan Serna, el presidente Isidoro Sánchez, el depositario José María Garriga; Todos rubricados;
en los ángulos 50 cts.; una vista del río desde el puente de Rusia. En el reverso Consejo Municipal de
Orihuela, en los ángulos 50 cts.; Serie A; hecho el depósito en billetes del Banco de España; escudo de la
ciudad en color a cuatro tintas y con una amplitud de 300.000 de 50 cts. y 200.000 de una peseta, en series de
20.000 empezando por la letra A y siguiendo por las sucesivas del abecedario”.
310 Vistas desde el Puente de Rusia

6.2 El Tribunal Popular de al que le sean encontradas armas y no preste servicio
ordenado por la autoridad gubernativa, incurrirá en
Alicante, un intento de poner el delito de tenencia ilícita y será sancionado. Se re-
orden en la justicia de la comienda especialmente a los elementos componentes
retaguardia. del Frente Popular que repriman con todo escrúpulo y
moral los desmanes y actos de pillaje que puedan co-
Como ya hemos citado, las autoridades re- meterse, ya que el espíritu ciudadano de estas milicias
publicanas trataron de poner freno a la vio- será para combatir el fascismo, cuando la autoridad
lencia desatada en la retaguardia durante los las requiera. Deberán poner en conocimiento de la au-
meses posteriores al alzamiento. El gober- toridad local estos actos para castigarlos severamente
nador civil, Francisco Valdés Casas, intentó sin perjuicio de las sanciones que convengan los comi-
evitar las visitas nocturnas de milicianos a las tés correspondientes. Sin permiso de este Gobierno, no
cárceles, los registros y las detenciones arbi- podrán circular camionetas con milicias armadas, y
trarias, mientras reclamaba el control de los quedan terminantemente prohibidas las requisas de
desaprensivos ante “la insistencia de hechos repro- vehículos y mercancías que no sean ordenadas por la
bables”. El 27 y 28 de julio, emitió dos bandos autoridad gubernativa. La alteración en el precio de
destinados a reprimir los excesos cometidos las subsistencias será severamente castigada por san-
por los comités locales y posteriormente or- ciones pecuniarias y requisas de mercancías”.315
denó a los alcaldes que trasladasen a los pre-
sos a la capital para evitar que fuesen víctimas Los crímenes cometidos en la retaguardia al
de las “sacas” y “paseos”. iniciarse la guerra causaron una gran conmo-
ción en el Gobierno de Giral. Para terminar
“Habiéndose establecido la normalidad en esta pro- con la violencia indiscriminada de las partidas
vincia, se servirán los alcaldes ordenar que se reanuden de milicianos, erigidas en jueces y verdugos, a
todos los trabajos y que las milicias estén atentas ex- finales de agosto aprobó de manera urgente
clusivamente a recibir órdenes, absteniéndose de prac- un Decreto disponiendo que para los delitos
ticar detención alguna sin el control de la autoridad. de rebelión y sedición y todos los cometi-
Igualmente se servirán suspender la entrega de víveres dos contra la Seguridad del Estado desde
y mercancías a organización alguna, a no ser que el día 17 de Julio, se constituyese un Tribu-
vaya controlada por la autoridad local y se refieran nal Especial en cada provincia, que actuaría
exclusivamente a los elementos necesarios para la or- mientras durase el movimiento subversivo.
ganización de milicias. Los alcaldes se servirán remitir También creó Tribunales de Urgencia para
a este Gobierno un estado de las organizaciones que tratar los casos de desafección, y Tribunales
constituyen milicias, con nombres y apellidos, domicilio de Responsabilidad Civil para determinar las
y filiación completa, al objeto de que estén a la disposi- sanciones económicas que los reos deberían
ción del Gobierno cuando éste lo requiera y lo necesite. satisfacer para reparar los daños causados a la
Queda prohibido llevar armas por la calle no estan- República. Como es lógico, los partidos inte-
do en acto de servicio público de milicias organizadas grantes del Frente Popular organizaron una
por la autoridad gubernativa. Cualquier ciudadano justicia a su medida con tribunales formados

315 Bando del gobernador civil Francisco Valdés Casas, Alicante, 27 julio de 1936.
Vistas desde el Puente de Rusia 311

exclusivamente por sus afiliados, desechando das en la provincia. El Tribunal Popular de
a los profesionales de la Justicia ordinaria de Alicante se constituyó el 1 de septiembre de
los que no se fiaban. Teniendo en cuenta 1936, en el salón de actos de la Diputación.
la situación de guerra imperante, no se po- Los catorce “jefes” pertenecían a Unión Re-
día esperar una actuación imparcial de estos publicana, Izquierda Republicana, Partido
condicionados organismos que, sometidos a Socialista Obrero Español, Unión General
la presión popular, solían hacer de cada juicio de Trabajadores, Confederación Nacional
un espectáculo y a la vez un escarmiento a los del Trabajo, Partido Sindicalista, Partido Co-
que consideraban sus enemigos. munista de España y Federación Anarquista
Ibérica.317
“Un salón desprovisto de iconografía, de estrado, ve-
ludillos y dorados. Mujeres que el sudor desgreña bajo El día 7, en el Cuartel de Benalúa, comenzó
el coquetón gorrillo de las milicias. Hombres surgidos el juicio estrella contra los que la prensa cali-
de todos los estratos sociales, éste sin americana, aquél ficó como “los 61 sublevados de Callosa de Segura,
embutido en su ya famoso mono azul, todos fumando. que quisieron conquistar Alicante”.
Gentes despechugadas y sudorosas, milicianos de bra-
zos arremangados, flameando tatuajes como banderas;
niños que se aúpan sobre sus piececitos para ver mejor
la severidad del ceño de los que van a administrar
justicia. Al fondo tres señores hieráticos, enfundados
en sus togas negras y a su alrededor, el tribunal del
pueblo, surgido y ungido por el pueblo para discernir
la justicia rápida que ha de sanear el país y salvar la
República”.316

Esta justicia popular, rápida y sumaria, se ca-
racterizó en sus inicios por la extrema dureza
de sus condenas. El Reglamento decía que
debía formarse con catorce “jefes populares”
que actuaban como jueces de hecho y tres
funcionarios judiciales que lo hacían como
jueces de derecho. Así pues, los jurados es-
taban compuestos por representantes de los
diferentes partidos y sindicatos, convirtiendo
los llamados Tribunales Populares en tribu-
nales políticos que durante cuatro meses se
mostraron implacables, abusando de la pena
capital y provocando gran parte de las muer-
tes de los partidarios del alzamiento acaeci-

316 El Día. Núm. 6.261, Alicante 7 septiembre de 1936.
317 Dos miembros de cada partido, excepto PSOE y FAI que aportaban uno.
312 Vistas desde el Puente de Rusia

El desfile de procesados de los llamados “su- Los cincuenta y dos restantes fueron fusila-
cesos de Agua Amarga” se prolongó durante dos en la madrugada del día 12 de septiembre
cinco jornadas hasta que la tarde del 11 de al grito de “nos han engañado”. En nuestra
septiembre, se dictó sentencia. Era el estreno opinión, no eran más que un grupo de cam-
del Tribunal Popular y, en un acto ejemplari- pesinos analfabetos, la mayoría vecinos de
zante, sólo absolvió a nueve menores de edad Callosa, Rafal y de la partida oriolana del Mu-
y al chofer, que como ya hemos citado, fue damiento, a los que enrolaron en una ingenua
secuestrado y “colaboró por miedo insuperable”. aventura que les costó la vida.318

Monumento en recuerdo a los fusilados situado en “La Torreta” (El Mudamiento)
Foto. Antonio José Mazón
Vistas desde el Puente de Rusia 313

El 14 de septiembre se juzgó a Antonio Ma- aventura hacia Alicante para posteriormen-
ciá “el Pollo”, cabecilla y organizador, que se te abandonarlos a su suerte. El abogado de
encontraba en paradero desconocido. A pe- Antonio Piniés se llamaba González Ramos
sar de haber “hurtado su cuerpo a la Justicia”, y le acompañaban como acusados Manuel
en una brevísima sesión fue condenado a la Parra, Luis García y Carlos Senén, “hombre de
pena de muerte en rebeldía. Durante el mes acción al servicio de Piniés, que planeaba y ejecutaba
de octubre, pasaron por el Tribunal Popular la lucha contra los socialistas y entrenaba a los grupos
numerosos falangistas, tradicionalistas, mili- falangistas en el manejo de las armas para preparar
tares, guardias civiles y sacerdotes de diversas atentados”.320
localidades de la provincia. El siguiente jui-
cio con acusados oriolanos, tuvo lugar el 6 El barón, sin perder la compostura y “mesán-
de noviembre y se juzgaron los hechos acae- dose de vez en cuando el cabello”, declaró haber vi-
cidos en las elecciones a compromisarios de sitado a Primo de Rivera por curiosidad, que
Arneva. Los procesados fueron siete, pero, no conocía a nadie ni sabía nada de política
ante las declaraciones de los testigos, el fis- y sólo se dedicaba al “cultivo de la agricultu-
cal retiró los cargos a cuatro de ellos.319 Los ra”. Las declaraciones de los testigos confir-
falangistas Vicente García Andreu, Venan- maron su adhesión a Falange y le implicaron
cio Correa Marcos y José Jara García fueron como inductor y director, llegando a afirmar
condenados como autores de excitación a la Manuel Parra, que colaboró con Piniés por
rebelión militar a la pena de diez años de pri- dinero para sufragar sus vicios. Tras un rece-
sión mayor con la accesoria de suspensión de so, el juicio se reanudó por la tarde y conti-
todo cargo y del derecho de sufragio duran- nuaron los testimonios acusatorios, según los
te el tiempo de la condena. También al pago cuales, el ex barón de La Linde había recluta-
de una indemnización al Estado de 300.000 do adeptos en las partidas rurales cercanas a
pesetas que debían abonar de forma manco- Orihuela logrando la adhesión a las filas de
munada y solidaria, imponiéndoles igualmen- Falange de gentes sencillas y obligadas por
te las costas del juicio en la proporción legal dependencia económica. En los primeros ca-
correspondiente. reos, el barón adoptó la estrategia de pregun-
tar a los testigos de cargo la fecha y la hora de
La mañana del 25 de noviembre, comenzó la todo lo que afirmaban contra él y, ante la ló-
esperada vista contra el barón de La Linde, gica duda, los ignoraba. El mismo alcalde de
al que se acusaba de haber dirigido y acom- Orihuela testificó contando como se reunían
pañado a “los fascistas de Callosa” en una loca los falangistas en el cerro de San Miguel, en

318 Vecinos del Mudamiento: Gabriel Ruiz Lidón, José Rufete Escudero, Antonio Cabrera Guillén, Vicente
Almodóvar García, Francisco Cuneo Antonio, Cayetano Cañizares Ferrándiz, Manuel Cañizares Ferrándiz,
Francisco Íñiguez Ballesta, Ángel Aledo Valero, José Seva Valero, Francisco Pertusa García, José Pertusa
Pertusa, Manuel Cañizares Escarbajal, Antonio García Canales, Joaquín Murcia Martínez y Juan González
González. Fuentes: El Día. Núm. 6.266, Alicante 12 septiembre de 1936. RAMOS PÉREZ, VICENTE. La
guerra civil (1936-1939) en la provincia de Alicante. Tomo I. Alicante (1974).
319 Aurelio López Gálvez, Virgilio Gutiérrez Gálvez, Victoriano Meseguer Sarmiento y Francisco Díez
Ortuño. El último pasó al Tribunal de desafectos al Régimen.

320 En capítulos anteriores ya hablamos de Senén, cuñado de Mazón Torrecillas, funcionario municipal y
compañero de correrías del mecánico Domingo Serna, asesinado en Jesús María.
314 Vistas desde el Puente de Rusia

“Tribunal Popular. El ex Barón de la Linde y otros vecinos de Orihuela son juzgados.
Comenzó la vista contra Antonio Piniés y tres más, acusados de actividades fascistas
y preparatorias del movimiento sedicioso (..) La de mayor interés, sin duda de cuantas
habían pasado por el Tribunal Popular (..) En una loca y disparatada aventura em-
barcó a gentes modestas y candorosas de los campos de la vega del Segura y cuando
la aventura fracasaba, él y los otros directores del movimiento dejaron a los sencillos
campesinos entregados a su propia suerte, poniendo pies en polvorosa, tratando de
hurtarse toda responsabilidad (..) Si en la preparación estuvo activo y celoso, durante
la ejecución no anduvo muy airoso. Se rajó cuando vio las de perder (..) Aquel domingo
convocó a sus pecheros en “Los Parrales” y los convocó para merendar. La merienda
fue de trágicas consecuencias. Sobre Alicante vinieron los infelices engañados y coac-
cionados a conquistar la ciudad que debía ya haberse sublevado por la subversión del
ejército. Sus colaboradores pagaron su culpa. El ex barón con su ametralladora, su Es-
tado Mayor y su camión, puso tierra de por medio y dejó en la estacada a sus secuaces
yendo a parar a Villena donde fue capturado (..) Se impone la pena capital al ex Barón
de la Linde y a Carlos Senén. A Manuel Parra se le condena a 20 años de reclusión
temporal. A Luis García se le condena a un año de prisión. Además de las accesorias y
costas se les obliga a pagar al estado una indemnización de dos millones de pesetas”.
El Día. Alicante, 25, 26 y 27 de noviembre de 1936, núm. 6.322, 6.323 y 6.324.

“El sábado en la noche y durante ocho horas, Alicante ha soportado un feroz ata-
que aéreo de esos asesinos –con alma de hiena- que pretenden destruir España.
Una ciudad abierta, eminentemente civil, es decir, sin faceta alguna militar, sin
objetivo guerrero, ha sido bombardeada, ametrallada con todos los refinamientos
crueles durante ocho horas. La reacción del pueblo y hasta de los mismos tibios,
de esos que no se sabe de que pie cojean ha sido tremenda y maldecían, rene-
gaban de esos generales cobardes y traidores que además de vender su patria al
extranjero por cuatro aviones, ordenan la destrucción de ciudades abiertas con
todo el séquito de horrores que ello produce. (..) Ninguna población del mundo
hasta esta hora ha sufrido un ataque de tal duración. De las siete de la tarde a las
tres de la mañana los aviones italianos han empleado en su ataque toda la gama
de su saña criminal y su feroz salvajismo. Han sido arrojadas sobre la población
bombas incendiarias y se ha hecho fuego de ametralladora sobre las calles y los
edificios”. El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 30 noviembre de 1936,
núm. 8.705.
Vistas desde el Puente de Rusia 315

“Tribunal Popular. Ayer mañana terminó la causa seguida contra Francisco Llor y Llor
y diez procesados más de Orihuela acusados de haber intervenido en la preparación
del movimiento subversivo. Tras los informes de las defensas y el fiscal, el tribunal de
derecho dictó sentencia en la cual se condena a muerte a Francisco Llor. A tres de los
procesados se condena a veinte años de prisión, uno a seis años y un día y los restantes
absueltos por no haberse mantenido las pruebas acusatorias”. El Luchador: Diario
Republicano de Alicante, 1 diciembre de 1936, núm. 8.706.

“Tribunal Popular. Fallamos: Que debemos condenar y condenamos a los procesados
Ramón Barber Fernández, Alfonso Moya Rogel, Antonio Esquer Balaguer, Francisco
Ros Llorca y José Torrellas Ródenas como autores de un delito de rebelión militar a
la pena de muerte y al procesado Saturnino Ortuño Pomares, como autor del mismo
delito a la pena de reclusión perpetua y a las accesorias de interdicción civil durante
la condena e inhabilitación absoluta: interponiéndoles a todos ellos la obligación de
indemnizar mancomunada y solidariamente al Estado en la cantidad de quinientas
mil pesetas y las costas en la proporción legal correspondiente”. El Luchador: Diario
Republicano de Alicante, 3 diciembre de 1936, núm. 8.708.

“Tribunal Popular. Fallamos: Que debemos condenar y condenamos a los procesa-
dos Joaquín Mazón Rodríguez y Venancio Parra Moñino, Francisco Ferrández García,
Juan Nicolás Orenes y Manuel Maseres López, como autores de un delito de exci-
tación para la rebelión militar a doce años de prisión mayor, y al procesado Rafael
García Pertusa como autor del mismo delito de excitación a la pena de dos años de
prisión menor; accesorias correspondientes a todos ellos y costas en la proporción le-
gal establecida, imponiéndoles la obligación de indemnizar al Estado mancomunada
y solidariamente en la suma de quinientas mil pesetas, siendo de abono a todos los
condenados para el cumplimiento de su condena, el tiempo sufrido en prisión preven-
tiva por la presente causa. (..) “Otra vez la siniestra evocación del Barón de la Linde,
ha surgido ante el Tribunal Popular. Son más procesados del término de Orihuela,
gentes cazadas “a lazo” por aquel tipo repugnante que se llamó en vida Antonio Piniés
y Roca de Togores. Todos tienen firmada su ficha de Falange Española, unos acaso
sin saber lo que ello significaba, y otros –pícaros de las más bajas capas políticas- po-
siblemente sabiéndolo demasiado. Son estos sumarios como los coletazos de la obra
nefasta que en la espléndida vega del Segura llevó acabo aquel Barón chulo y señorito.
(..) Son nueve los procesados que se sientan en el banquillo - Joaquín Mazón y ocho
más- acusados por el Ministerio Fiscal del delito de rebelión militar. Mitad labriegos
y mitad señoritos de pueblo, estos tipos que hoy comparecen ante la Justicia popular,
todavía hablan del Barón con un espeluznante deje de respeto. Nacieron para esclavos
y no saben vivir sin cadenas. Y por ello, porque con sus acciones demostraron el horror
hacia la libertad, la Justicia popular les va a privar de ella algunos años”. El Luchador:
Diario Republicano de Alicante, 14 diciembre de 1936, núm. 8.717.*

* A estos juicios, localizados en la prensa alicantina, hay que añadir el de Francisco Ortuño Murcia, Ma-
nuel Almodóvar y los hermanos Francisco y Manuel Ortuño Abadía, celebrado el día 6 y el de Francisco
Pérez junto a 17 procesados más, celebrado el día 17 de diciembre.
316 Vistas desde el Puente de Rusia

“los Parrales” y en otros lugares, donde se das fueron fusilados en el Cementerio Mu-
preparaban para el asalto a Alicante y para nicipal. Junto al barón y a Senén, fallecieron
apoyar el alzamiento militar. Desveló tam- los falangistas oriolanos, Antonio y Agustín
bién, que en esas reuniones, participaba la Pescetto Sánchez. También José María Ma-
Guardia Civil oriolana, especialmente el ciá Rives, jefe provincial callosino, del que
cabo. El tribunal culpó a Piniés, Parra y Se- ya hemos hablado.
nén y en parte a Luis García, de las 52 vic-
timas del suceso. González Arrair, abogado Durante la semana siguiente, varios vecinos
del resto de los acusados, pidió la absolu- de Orihuela recibieron la pena capital: José
ción o, en su defecto, el cargo de excitación Torrella, párroco de Santa Justa, famoso
para la rebelión. También alegó la minoría por sus incendiarios sermones durante la
de edad de Parra y su estado mental. La República; Ramón Barber, beneficiado de
vista terminó el día 26 por la tarde y tras la Catedral, dirigente de los Sindicatos Ca-
retirarse el Jurado a dictar sentencia, el Tri- tólicos y articulista del diario El Pueblo de
bunal les comunicó el siguiente veredicto: Orihuela; Alfonso Moya, sochantre de la
Catedral; Francisco Llor, carpintero falan-
“Se impone la pena capital al ex Barón de la Linde gista que aún conserva calle en Orihuela;
y a Carlos Senén. A Manuel Parra se le condena Antonio Esquer, panadero; y Francisco
a 20 años de reclusión temporal. A Luis García Ros, tipógrafo. Los tres primeros eran sa-
se le condena a un año de prisión. Además de las cerdotes y todos estaban relacionados con
accesorias y costas se les obliga a pagar al estado una los Sindicatos Católicos. Los seis murieron
indemnización de dos millones de pesetas”.321 fusilados el 8 de diciembre. Dice un infor-
me de posguerra, que el guardia de asalto,
Pero Piniés y Senén no llegaron a ser ejecu- Antonio Martínez Hernández, se ofreció
tados por el Tribunal Popular, sino que fue- voluntario para formar parte del piquete
ron víctimas de una “saca” efectuada tres de ejecución, “por ser paisanos suyos y tener el
días después. Los alicantinos no sufrieron gusto de fusilarlos”.322 A partir de aquí, los Tri-
en sus carnes las atrocidades de la guerra bunales Populares suavizaron bastante sus
hasta el 5 de noviembre, fecha en la que un condenas, cambiando las penas de muerte,
primer ataque aéreo arrojó diez bombas por largos periodos de cárcel. Es el caso de
sobre el puerto. Se había roto el mito de la mayoría de juzgados a partir de la segun-
que mientras José Antonio permaneciese da semana de diciembre de 1936.
en Alicante, la capital sería respetada por
la aviación franquista. En los inicios de la “La justicia del pueblo, administrada por él, lisa y
contienda, cualquier bombardeo producía llanamente, ha cumplido su misión. Sin venganzas,
el pánico general que solía canalizarse en la sin odios, sin crueldades, pero también sin vacila-
petición de represalias contra los “fascistas ciones. (..) Aun siendo nosotros los mancillados, la
detenidos”. El 28 del mismo mes tuvo lu- posición de la República Española ante el mundo
gar el llamado “bombardeo de las ocho ho- tiene que ser esta: Inflexibilidad con el culpable,
ras”, cuya venganza fue tremenda. Aquella dentro de una justicia popular y democrática, que
madrugada, las masas se lanzaron al asalto garantice todos los derechos ciudadanos, incluso los
de la Prisión Provincial y el Comité Popular de aquellos que hicieron renunciación de los mismos
Provincial de Defensa, controlado por la para levantarse en armas contra los poderes legíti-
CNT, escogió a 49 presos que en dos tan- mos del estado”. 323
321 El Día. Alicante, 27 noviembre de 1936, núm. 6.324.
322 AMO. Legajos. Informe político de Antonio Martínez Hernández, 17 octubre de 1940.
323 El Día. Alicante, 12 septiembre de 1936, núm. 6.266.
Vistas desde el Puente de Rusia 317

Palacio del barón de La Linde.
Colección Sánchez Portas Orihuela

6.3 La reforma agraria y por la recuperación del poder de las patro-
nales y Sindicatos Católicos -con la lógica
la Junta Calificadora de marginación de los obreros que habían
personas desafectas. osado afiliarse a sindicatos aconfesionales-
la mayoría de las organizaciones agrícolas
Entre todas las promesas que había ofreci- fundadas durante el Bienio Progresista en
do la República, la que más esperanzas sus- las pedanías estaban desactivadas al inicio
citó en una zona de amplia población cam- de 1936.324 La victoria del Frente Popular
pesina como la de Orihuela fue, sin duda, en febrero les devolvió el impulso perdi-
la reforma agraria, destinada a erradicar de do radicalizando aún más sus propuestas
una vez por todas la precariedad y la mise- y, cinco meses después, ante la crisis del
ria secular en la que vivían la mayoría de los poder político que produjo el alzamiento,
habitantes de las partidas rurales. Iniciada los comités locales formados por los sindi-
a los pocos meses de la proclamación, se catos y partidos integrados en dicha coali-
promulgó con rango de ley en el verano ción se hicieron con las riendas de la pro-
de 1932 y, sin llegar nunca a desarrollarse, ducción agrícola. Teniendo en cuenta que
fue suprimida por los gobiernos del Bienio el PCE apenas existía en Orihuela y que los
Conservador. En el desencanto suscitado partidos republicanos carecían de milicias

324 Es el caso de la Sociedad de Obreros Agricultores de la Matanza, la Sociedad de Obreros Agrícolas de
la Murada, la Sociedad de Resistencia de Obreros Agrícolas del Mudamiento, el Sindicato de Trabajadores
del Campo y la Huerta de Arneva, la Sociedad de Obreros Agricultores de Buenavida y Cruz Cubierta, o la
Sociedad de Obreros Agricultores del Campo de Beniel. Fuente: Relación de sociedades patronales y obreras
legalmente constituidas, domiciliadas en Orihuela. Alicante, 20 de enero de 1936. AMO. Legajos G-46.
318 Vistas desde el Puente de Rusia

frontalmente con comunistas y republica-
nos, que la calificaron de “atropello y saqueo
a mano armada”. En agosto de 1936, se au-
torizó a los organismos obreros legalmente
constituidos para, en colaboración con el
Ayuntamiento, incautar las tierras abando-
nadas. El Gobierno necesitaba reactivar la
producción agrícola - imprescindible para
el abastecimiento de la zona controlada
por la República- y obtener divisas a través
de las exportaciones, pero a la vez quería
frenar la descontrolada ocupación de tie-
rras que estaba perjudicando, sobre todo,
al pequeño propietario. Para paliar la falta
de terreno cultivable, el 7 de Octubre de
1936, el Ministerio de Agricultura publicó
un decreto que legitimaba la expropiación,
sin indemnización, de las fincas rústicas
pertenecientes a personas naturales o jurí-
dicas que hubiesen intervenido de manera
directa o indirecta en la insurrección del
18 de julio. Los “sublevados y financiadores de
la rebelión” eran para el Gobierno “grandes
dispuestas a enfrentarse a los sublevados, propietarios latifundistas, militares de graduación
es fácil deducir porque la UGT y la CNT y alto clero, dueños de riquezas considerables”,
asumieron todo el protagonismo, iniciando que debían “resarcir al país de una parte de los
por su cuenta el movimiento colectivista.325 perjuicios que la subversión ocasiona”.326 Deter-
El vacío de poder que había provocado el minar las personas desafectas cuyas tierras
fracaso del golpe militar, ofreció a los anar- debían ser expropiadas fue tarea de la Junta
quistas la oportunidad de acometer su au- Calificadora de cada municipio, integrada
téntica revolución social organizada a tra- por el Ayuntamiento, el Comité del Frente
vés de una utópica sociedad sin propiedad Popular, la representación de las organiza-
privada. Mientras el Gobierno del republi- ciones sindicales de obreros del campo y la
cano José Giral trataba de recomponer el de las agrupaciones de pequeños cultivado-
aparato estatal, las organizaciones locales res y colonos. Dicha Junta confeccionó la
se lanzaron a ocupar las tierras de los des- relación de propietarios que “por haber pres-
afectos, empujando a muchos campesinos tado colaboración directa al movimiento subversivo,
a afiliarse a los sindicatos y partidos de ayuda con recursos, auxilios, servicios, confidencias
izquierda, utilizando el carnet de militan- o simple resistencia y desobediencia a las disposicio-
te para intentar conservar la propiedad y nes del Gobierno legítimo de la República, debía
algunas veces la vida. Esta actitud chocó ser clasificados como enemigos del régimen y com-

325 BOSCH SÁNCHEZ, Aurora. Ugetistas y libertarios. Institució Alfons el Magnánim. Diputación
Provincial de Valencia (1983). En la relación de colectividades anarquistas, además de la propia Orihuela, se
citan colectividades en Bartolomé del Segura, Las Norias y el Pilar de la Horadada. En la comarca nombra las
de: Albatera, Almoradí, Catral, Cox, Daya Vieja, Puebla de Rocamora, Dolores, Rojales y Torrevieja.
326 La Gaceta de Madrid, 8 octubre de 1936, núm. 282, p. 236.
Vistas desde el Puente de Rusia 319

prendidos en el grupo de insurrectos”. La lista de-
bía publicarse en la Gaceta de Madrid, y el
uso y disfrute de las fincas requisadas sería
para los jornaleros y campesinos del térmi-
no municipal. El 22 de diciembre de 1936,
en el salón de sesiones del ayuntamiento,
se reunió la Junta Calificadora oriolana. La
formaban: El alcalde, los concejales, los
miembros del Frente Popular y seis repre-
sentantes de las Sociedades Obreras. Du-
rante tres horas, se leyeron los nombres de
los “propuestos como insurrectos” y sus infor-
mes. Después de una “amplia y escrupulosa
deliberación” se relacionaron unos sesenta
nombres de “fascistas o elementos de extrema
derecha”, a los que se les imputaban delitos
como participación directa en el Movi-
miento, haber pagado jornales de hambre,
haber obligado a sus arrendatarios a votar
a las candidaturas reaccionarias, enemistad
manifiesta con la República, ser incondi-
cional de los jesuitas, haber sido alcalde o
concejal durante el Bienio Conservador,
etc. Algunos de los seleccionados esta- vincial Campesina, defendiendo los dere-
ban en paradero desconocido desde el 18 chos de los pequeños propietarios, medie-
de julio, otros detenidos y un par de ellos ros o arrendadores, contra los abusos de
muertos. Una vez incautadas las tierras, la los anarquistas, renunciando de momento
estrategia empleada por anarquistas y so- a la nacionalización de la tierra contenida
cialistas fue la de establecer colectividades en su ideario básico. Con el apoyo del Ins-
obreras. Frente al caos producido por esta tituto de la Reforma Agraria y del Banco
alternativa, comenzó a desarrollarse una de Crédito Agrícola, formalizaron présta-
modalidad de cultivo intensivo individual mos y distribuyeron semillas y abonos, asu-
ofrecida por el PCE, que contó con más miendo el papel que habían desempeñado
aceptación en zonas como la huerta de Al- los Sindicatos Católicos, tan extendidos
moradí. Los comunistas pretendían ganar- en la Vega Baja, consiguiendo sustituirlos
se la simpatía de las potencias occidentales implantándose con fuerza en algunas loca-
y al mismo tiempo evitar que los abusos lidades de la comarca. Esta disputa entre
anarquistas empujaran a los agricultores a colectivistas e individualistas, intensificó
abrazar la causa de los sublevados. Por esta los enfrentamientos entre las diferentes or-
razón, defendieron una política burguesa ganizaciones obreras haciendo imposible
al estilo de los partidos republicanos. Con la unidad entre las formaciones marxistas.
el Ministerio de Agricultura en manos del En Orihuela, la UGT sindicato mayoritario
ministro comunista Vicente Uribe durante con diferencia, prefirió acercarse a la CNT
toda la contienda, a nivel nacional un PCE despreciando la unidad de acción con los
cada vez más poderoso, fue desarrollando comunistas, que nunca alcanzaron la sufi-
su proyecto a través de la Federación Pro- ciente preponderancia.
320 Vistas desde el Puente de Rusia

José Personal Arturo Tortosa Maymón Francisco Oltra Pérez

POR EL AYUNTAMIENTO
POR LAS SOCIEDADES OBRERAS

POR EL FRENTE POPULAR
O.A. de Molíns Andrés Soler Serna Francisco Santiago Gracia
Francisco Ros Alifa Antonio Cubí Tomé
José Martínez Pardo, Bernardo Esquiva Crespo Alfredo Serna García
O.A. de Cruz Cubierta Andrés Menárguez Escudero José Alonso Egío
Vicente Ibáñez Perelló Francisco Vidal Mira
José Baldó Pascual Soriano Hellín Francisco Román Miralles
O.A. de Hurchillo Antonio Gálvez Fenoll José Quesada Juan
José Lidón García José Mª Torres Gálvez
José Verdú Torregrosa Francisco Combas Tarín Luís Carrió Pastor
O.A. de La Matanza Andrés Martínez Jacobo Gregorio Cecilia Torá
Francisco Vidal Marín. Manuel Lorente Terrés
Carlos Ballester Ballester Isidoro Sánchez Mora
Sociedades Obreras afectas. *A pesar de no aparecer relacio- Antonio Esquer Riquelme
nado, Antonio Pujazón firma Francisco Tomás Díez
el acta. Eliseo Pérez Irles
Alfonso Soriano Gómez
Personajes relacionados en el José Lidón Moñino
Enrique Abad Huertas
acta de la Junta Calificadora de José Lidón Cecilia.

personas desafectas.

“El Duque de Tamames, Carolina García Murphy, José Mª Bofill Garriga, Joaquín Girona
DESAFECTOS

Ortuño (PD), Joaquín Maseres Muñoz, J. Antonio Riquelme Martí, Baronesa de la Linde y
herederos (D), Jesús Riquelme Gea (D), Antonio Gil Molina (PD), Primitivo Simón Álva-
rez (PD), Francisco Gálvez García, José Cases Pamies (M), Antonio Balaguer Ruiz, Ricardo
García López (D), Herederos de Francisco Noguera, Enrique Roca de Togores Fontes (PD),
Victoriano Pineda Mula (D), Carlos Díe Zechini (PD), Antonio Pedauyé Girona (PD), Teresa
y Benilde Pescetto Jofré, Nazario Martínez Brotóns, Rosa Roca de Togores, José Martínez
Valero, Obdulia Díaz Aliaga, José Andreu Ruiz (PD), Josefa Pescetto Sánchez, Antonio Medi-
na, Carlos García Belmonte, Julia Javaloyes García, Joaquín García Martínez, Joaquín Gálvez
García, Manuel y Ramón Díez de Rivero (PD), José Riquelme Martí, Hermanos Fernández
García, Francisco Lizón (PD), Carmen Ibáñez Pizana, Francisco Zapata Fernández, Carlos
Bofill Garriga (D), Josefina Moreno Cirer (D), José Parra Ruiz, Sebastián Penalva Fons (D),
Vicente Bellido Polo, Antonio Meseguer Martínez (D), Joaquín Andreu Vaillo, Manuel Fe-
rrández García, Francisco Salinas (PD), Pedro Nicolás Navarro, Francisco Germán Ibarra,
Eusebio Escolano Gonzalvo (PD), Herederos de Andrés Pescetto, Piedad Roca de Togores
(Marquesa de Rubalcava), Severiano Balaguer Ruiz, Dolores Alonso Lucas, Antonio López
Rocamora, Carmen Moreno Cirer (D).

D(Detenido) | PD(Paradero Desconocido) | M(Muerto)
En Orihuela, 22 Diciembre de 1936.”
Vistas desde el Puente de Rusia 321

Iglesia de San Agustín
Colección Sánchez Portas Orihuela
322 Vistas desde el Puente de Rusia

6.4 El Consejo Municipal utilizado para la formación de dichos con-
sejos, se basó en la representación de todas
oriolano. las fuerzas políticas leales, distribuyendo
los consejeros de forma proporcional a su
En el último trimestre de 1936 Largo Ca- número de afiliados.
ballero tenía ante sí una ardua tarea. De
cara al exterior, necesitaba ofrecer a las “El Gobierno de Largo Caballero logró un impor-
potencias occidentales una imagen de de- tante éxito en el proceso de normalización del poder
mocracia burguesa que paliase el descrédi- municipal en la España republicana. La creación
to producido por los asesinatos de sacer- de los Consejos, además de suponer un procedi-
dotes y la quema de iglesias, circunstancia miento de recuperación de competencias para las
hábilmente difundida por la propaganda instituciones oficiales, también representaba una
franquista. Para ello debía detener el mo- fórmula de reparto de cuotas de poder entre las
vimiento revolucionario, al menos hasta distintas organizaciones que estaban presentes en
ganar la guerra. Por otro lado, necesitaba la sociedad del bando republicano”.327
disponer de un aparato militar estructura-
do y disciplinado que pudiese enfrentarse En Orihuela, la nueva ley que deshacía el
a los sublevados en el campo de batalla. Consistorio fue comunicada a los conce-
Como ministro de Guerra, reorganizó las jales en la sesión celebrada el 14 de ene-
milicias creando las brigadas mixtas, base ro, junto a un escrito del Comité Popular
del futuro Ejército Popular. Por último, en Provincial de Defensa de Alicante que re-
política interior, inició la reestructuración clamaba las máquinas de la imprenta del
de los órganos gubernamentales dinamita- Oratorio Festivo para utilizarlas en la lucha
dos durante los meses de contienda. antifascista. Antonio Esquer recordó a sus
compañeros, ya interinos, que esas máqui-
La primera semana de 1937, un decreto nas estaban incautadas por el Ministerio
del Ministerio de la Gobernación disolvió de Instrucción Pública y que, disuelto el
todos los ayuntamientos y comisiones ges- Ayuntamiento, lo mejor era no resolver ya
toras, encargando a los gobiernos civiles la ningún asunto. A pesar de todo, antes de
constitución de consejos municipales for- nombrarse el Consejo Municipal, en un so-
mados con miembros de los partidos del lemne acto, se entregó la bandera donada
Frente Popular y de las organizaciones sin- por el Municipio al Batallón de Ametralla-
dicales obreras. En el preámbulo se reco- doras Orihuela núm. 21 y, a petición de su
nocía la legitimidad que habían tenido los teniente jefe, se cambiaron los nombres del
consistorios elegidos desde 1931 a 1936, Cuartel de la Remonta y del convento de
pero consideraban que las circunstancias San Francisco por los de “Azaña” y “Ma-
habían cambiado con el estallido de la gue- drid” respectivamente.328
rra. Por tanto, quedaban obligados a disol-
ver también los comités paralelos, órganos Tras mes y medio de negociaciones, la
revolucionarios que habían proliferado en constitución formal del Consejo Municipal
la retaguardia republicana. A imagen y se- oriolano tuvo lugar entre los días 2 y 3 de
mejanza del nuevo Gobierno, el criterio marzo de 1937.
327 QUIROSA-CHEYROUZE Y MUÑOZ, Rafael. Los Consejos Municipales: Una nueva articulación del
poder local en la retaguardia republicana. Universidad de Almería, 2004.
328 En la cuenta municipal de gastos, aparecen los pagos por la confección de la bandera y por la adquisición
de cigarros puros y pasteles para la fiesta de entrega.
Vistas desde el Puente de Rusia 323

peñando puestos de responsabilidad con el éxito de
todos conocido”. A pesar de su edad y de que
la Ley no lo permitiese, para la CNT todas
las leyes eran interinas y susceptibles de ser
modificadas. Irles señaló que sentía tener
que oponerse, pero esperaba que todos los
miembros del Consejo reconociesen que,
para tener autoridad y poder exigir el aca-
tamiento de la Ley, habían de empezar por
cumplirla. Ante la falta de acuerdo se de-
cidió enviar el acta al Gobierno Civil para
que este decidiese, excluyendo entre tanto
de las votaciones a Ramón Pérez. Pero esta
Las nuevas leyes permitían a las forma- solución no gustó a Pujazón, quien no es-
ciones locales decidir la composición del taba dispuesto a que su grupo perdiese un
Consistorio, reservando la intervención puesto en las importantes votaciones que
del Gobierno Civil al supuesto de que no seguidamente se efectuarían. Escuchadas
llegasen a un acuerdo. Abrió la sesión ex- varias intervenciones, permitieron que el
traordinaria su presidente, “el compañero joven anarquista continuase actuando con
David Galindo”,329 que ocupaba el cargo todos los derechos hasta que la máxima
como consejero de mayor edad. Éste leyó autoridad provincial resolviese el conten-
un escrito del gobernador nombrando a 19 cioso. Pero no fue este el único motivo de
vocales que inmediatamente tomaron po- disputa: el republicano José Lidón, se opu-
sesión.330 José María Lucas Parra en nom- so a aceptar en el Ayuntamiento a indivi-
bre de Izquierda Republicana y Andrés duos que no figurasen en el censo electoral
Martínez Jacobo, ex socialista y ahora líder del municipio. La Presidencia le contestó
de la recientemente constituida minoría que esa disposición sólo tenía sentido en
comunista, volvían al Ayuntamiento.331 el caso de celebrarse elecciones, y Antonio
Pujazón (malagueño) añadió que a estos
El socialista José Irles pidió que Ramón cargos habían llegado por designación de
Pérez Álvarez se considerase incapacitado las organizaciones y por tanto bastaba con
por no alcanzar la mayoría de edad necesa- figurar en las mismas. Sin más obstáculos
ria para poder acceder al Consejo. Antonio se procedió a la elección del alcalde con el
Pujazón les informó de que la CNT, a la siguiente resultado: 16 votos para Isidoro
que él mismo pertenecía, había escogido a Sánchez Mora, 1 para Antonio Cubí y 1 en
Ramón Pérez “como premio a la capacidad del blanco. Posesionado en el cargo, “Sidori-
compañero que desde los primeros momentos había co” les dedicó unas breves palabras en las
estado con todo fervor al servicio de la causa, desem- que se comprometió a servir al Frente Po-
329 A partir de aquí, en el Ayuntamiento se sustituyó el tratamiento de señor por el de compañero o camarada.
330 Socialistas (PSOE): Antonio Cubí Tomé, José Torres Gálvez y José Irles Andreu. (UGT): Isidoro
Sánchez Mora, José Alonso Egío, José Verdú Torregrosa, Manuel Lorente Terrés y Arturo Tortosa Maymón.
Izquierda Republicana (IR): José María Lucas Parra, Antonio Esquer Riquelme y Francisco Oltra Pérez.
Unión Republicana (UR): José Lidón Moñino y David Galindo Martínez. Anarquistas (CNT): Antonio
Pujazón Samos, Ramón Pérez Alvárez, Antonio López López y Miguel López Parra. Partido Comunista
(PCE): Andrés Martínez Jacobo y Luis Riquelme Fabregat.
331 Lucas Parra había sido nombrado gobernador civil de Albacete en febrero de 1936, pero sólo duró un
mes. A consecuencia de los violentos sucesos registrados en aquella capital, dimitió y fue sustituido en marzo.
324 Vistas desde el Puente de Rusia

pular y a la causa antifascista. Tras cinco El Consejo se completó con José Anior-
años de pactos con los republicanos, los te Angosto y José Soriano Giménez, que
socialistas al igual que en las Cortes, se ha- tomaron posesión el día 13 de marzo por
cían con la Presidencia. Elegido el alcalde, orden del Gobierno Civil. Una semana
Antonio Cubí pidió el mismo ejemplo de después, Antonio Cubí, propuso que a la
compañerismo y solidaridad para esco- calle de San Gregorio, “que se había de conver-
ger a los tenientes y que, a tal efecto, se tir en una gran avenida”, se le designase con
suspendiese la sesión unos minutos para el nombre de Avenida General Miaja. An-
cambiar impresiones. Reanudada ésta, tonio Pujazón pidió el de Francisco Ascaso
fueron seleccionados en votación secreta, para la plaza que resultase del derribo de
repartiendo las Tenencias entre todos los Santa Lucia y el de Buenaventura Durruti
grupos.332 El 3 de marzo se designaron las para la calle de Luis Barcala (San Pascual).
comisiones permanentes que también ha- Como podemos comprobar, los títulos de
bían sido pactadas fuera del Consistorio y Lenin y Stalin, acordados en la Navidad de
que Lucas Parra se limitó a leer, de nuevo 1936 no se habían tenido en cuenta.333 El
con las protestas de José Lidón quien, en 28 abril Antonio Esquer se incorporó a fi-
nombre de Unión Republicana, se negó las, e Izquierda Republicana designó para
a aceptar cargo alguno por estimar que ocupar la vacante a Antonio Aíx Pamies,
el Consistorio no era legal. Lucas siguió cargo ratificado por el gobernador el 6 de
adelante y la lista fue aceptada por el resto mayo. Era la primera de una larga lista de
de los miembros. Lidón hizo constar su sustituciones obligadas por la continua
protesta y los nuevos concejales decidie- movilización que exigía la guerra.
ron reunirse los martes a las 7 de la tarde
en sesión ordinaria y los jueves en segunda 6.5 Campos de Trabajo. San
convocatoria, para no interferir en sus ac-
tividades laborales. La sesión terminó con Miguel
varias intervenciones de las que hemos
destacado un fragmento expuesto por An- En diciembre de 1936, dentro de las refor-
tonio Esquer Riquelme: mas acometidas por el ministro de Justicia,
Joan García Oliver, se reguló la creación de
“así como todos los soldados del pueblo de todos Campos de Trabajo, con el lema: “Trabaja
los matices ofrendan sus vidas por la causa, así y no pierdas la esperanza”. De esta forma, un
los distintos partidos aquí representados deben anarquista clausuraba las arbitrarias cár-
colaborar sin plantear problemas partidistas, ha- celes regidas por los comités locales del
ciendo constar, que a la hora de la victoria, habrá Frente Popular. El primero de estos cen-
que exigir responsabilidades a quienes con fines tros, se estableció en Totana (Murcia) en
egoístas no hayan hecho más que laborar por un abril de 1937. El de Orihuela, comenzó a
ideal de partido”. gestarse dos meses después, cuando el al-
calde, Francisco Oltra, recibió la visita del
332 1º Antonio Pujazón Zamos (CNT), 2º Francisco Oltra Pérez (IR), 3º José Irles Andreu (PSOE), 4º
Andrés Martínez Jacobo (PCE) y 5º David Galindo Martínez (UR)
333 José Miaja Menant, (1878-1958), general jefe de la 1ª Brigada de Infantería en 1936. Artífice de la
victoria republicana en la defensa de la capital. Comandante en jefe de la zona centro, dirigió las batallas de
Guadalajara y Brunete. Al acabar la guerra se exilió en Francia, Argelia y, finalmente en México, donde murió.
/ Buenaventura Durruti Domínguez, (1896-1936) militante anarquista, nacido en León. Durante la Guerra
Civil, encabezó la legendaria “Columna Durruti”. Murió en 1936 de un disparo, en un desgraciado accidente
acaecido en Madrid. Las circunstancias del hecho levantaron grandes sospechas entre los anarquistas,
acusando a los comunistas de su muerte.
Vistas desde el Puente de Rusia 325

director general de Prisiones, en busca de Todo el mundo conocía los sentimientos
un edificio para instalar un penal. Vicente de Díaz Duque y de sus colaboradores, y
Sol Sánchez, ex gobernador civil de Sevilla no dudaron en involucrarlo en todos los
y natural de Crevillente, quedó admirado planes conspiratorios. En primer lugar, co-
por las condiciones que ofrecía el semina- laboró con Socorro Blanco, organización
rio como centro penitenciario y, sin más nacida en el seno de la Comunión Tradi-
dilación, el Consistorio aprobó los presu- cionalista en la primavera de 1936, cuyas
puestos para variar el trazado y rasante de “madrinas” comenzaron espontáneamente
su rampa de acceso y solicitó el envió de a suministrar alimentos y ropas a los cauti-
fondos por parte del Ministerio de Hacien- vos del bando nacional.335
da, que ya había ofrecido una importante
suma como compensación a los cuatro “No hubo preso que no tuviera madrina, ni fami-
millones de pesetas que Orihuela había lia acomodada que no hubiese tomado a su cargo
entregado a dicho organismo en oro, plata uno por lo menos (..) Las cestas con provisiones y
y valores incautados a las congregaciones golosinas no faltaban nunca en la puerta del penal,
religiosas de la ciudad. La mañana del 16 de y gracias a esta generosa y caritativa actitud de la
julio de 1937, los primeros 200 presos su- mujer de esta tierra fue llevadera la situación de los
bieron la empinada cuesta del que se llamó reclusos. Además se organizó un servicio de aloja-
Campo de Trabajo de San Miguel. Estaba miento de las familias que venían a visitarlos (..)
dirigido por Manuel Díaz Duque, “hombre Ayudó mucho a esta piadosa obra la inteligente y
de nobles sentimientos, caballeroso, que tiene sim- hábil conducta del jefe del penal, que secundó ma-
patías por el salvador Movimiento Nacional”. El ravillosamente aquella labor sin despertar las sos-
subdirector y administrador era Virgilio pechas de los dirigentes rojos. Don Manuel Díaz
Fuentes Alonso, “católico muy reservado que se Duque, que así se llamaba este funcionario, estaba
mostró firme entusiasta del triunfo de las tropas en trato continuo conmigo, descubriéndome sus pen-
Nacionales y su Caudillo y condenó los crímenes y samientos y secundándome con toda lealtad e inte-
destrucción marxistas”.334

Seminario de San Miguel
Colección Sánchez Portas Orihuela
326 Vistas desde el Puente de Rusia

rés, sirviendo a la causa nacional con gran sacrificio particulares y un ordenanza (..) los reclusos echan
y eficacia. (..) no dejaba de acudir un rosario de directamente en el buzón de correos sin pasar por
gentes cargadas de cestas y paquetes que formaba la censura (..) los reclusos se vanaglorian diciendo
como un sendero de hormigas por las rampas que a los empleados que preparen bien el penal pues va
conducen al Seminario”.336 a servir para los rojos (..) al comunicar al director
estos desmanes, contesta que no hay que hacer caso,
Martínez Arenas exageró al decir que el que había Orden Ministerial de tratarles con toda
comportamiento de Díaz Duque no des- consideración y respeto…”.337
pertó sospechas. Las denuncias por trato
de favor a los reclusos fueron numerosas y En octubre de 1937, ante las repetidas
el gobernador llegó a encargar un informe, quejas, la Inspección Provincial de Prisio-
que fue realizado por la Comisaría de Ins- nes inició un expediente para depurar las
pección y Vigilancia. El documento que el supuestas irregularidades en el Campo de
inspector Perfecto Palacios (otro que luego San Miguel. A consecuencia del mismo, el
cambió de bando) dirigió al alcalde, es muy funcionario Santiago López Fernández fue
revelador: trasladado a la Prisión de Jaén, pretextan-
do que una lesión cardiaca le dificultaba el
“La mayoría de los reclusos ostentan de forma pro- ascenso por la empinada cuesta. Lo cierto
vocativa medallas, escapularios y santocristos. Esta es que la Alcaldía oriolana se había quejado
misma tarde se han contado más de cien. Hay un de su comportamiento por ofender a un
preso condenado a catorce años que baja diaria- guardia municipal.338
mente al pueblo sin ninguna vigilancia y hasta hace
unos días ha sido el que guardaba el cuarto de A comienzos de 1938, el Partido Comu-
armas, teniendo en su poder una llave de dicha nista redactó un informe denunciando que
dependencia. (..) a la hora del rancho, unos reclu- tan sólo tres vigilantes custodiaban a 1.400
sos comentaban: El día que triunfen los nuestros, reclusos, estando incapacitados para efec-
algunos se van a comer el correaje y las barrigas. tuar cacheos, formaciones y cualquier otro
(..) la mayoría de los reclusos tienen navajas en su acto disciplinario, con el agravante de que
poder y el régimen de prisiones no se cumple ni por en el locutorio, al carecer de reja metálica,
asomo, hay vigilantes que bajan con los reclusos y los presos podían sacar las manos entre los
ofrecen a estos copas de coñac (..) el médico desti- barrotes recibiendo todo tipo de objetos
nado por la Dirección para el establecimiento, sólo de los visitantes. Tampoco encontraban
ha subido el día que tomó posesión, haciendo sus dificultades para celebrar misas, teniendo
servicios un médico recluso que tiene habitaciones en cuenta que el director convivía con sus
334 AMO, legajos G-50. Informe político de Virgilio Fuentes Alonso.
335 Ya hemos hablado de las llamadas “damas margaritas”, concebidas inicialmente como medio de ayuda
a los carlistas presos o sin trabajo. Integradas en “Socorro Blanco”, durante la contienda, escondieron a
derechistas, religiosos y otros perseguidos por el Frente Popular y prestaron apoyo a los presos y a sus familias
trabajando en la clandestinidad mediante grupos aislados, apoyados y financiados en secreto por los propios
vecinos simpatizantes. La más famosa en Orihuela fue María Bautista Pérez de Torres, delegada de dicha
organización, que construyó un elaborado refugio, tapiando dos habitaciones con una entrada camuflada y con
salida a una casa contigua. ABAD NAVARRO, Elías. Una heroína orcelitana bajo la dominación roja. Valencia.
Imp. F. Doménech, S. A., aparece detallada la amplia lista de colaboradoras activas y la de donantes locales.
336 MARTÍNEZ ARENAS, José. De mi vida: hombres y libros. Valencia (1963)
337 AMO, legajos G-41. Informe del inspector Perfecto Palacios Cortes, al alcalde de Orihuela, 25 agosto de
1937 (extracto).
338 El Luchador: Diario Republicano de Alicante. Núm. 8.970, 16 de octubre de 1937.
Vistas desde el Puente de Rusia 327

Colección Sánchez Portas Orihuela

Fachada del Campo de Trabajo de San Miguel
hijos y un sobrino a los que daba clase un nosotros? o ¿querrá tratar de capear el temporal
fraile recluso conocido como el padre De- para jugar a cartas descubiertas?, tenga en cuenta
metrio. Era tal la familiaridad con los “fas- que aquí somos un millar de hombres desesperados
cistas”, que el día de su santo acudieron y es muy peligroso querer jugar con nosotros. Le
a felicitarle en grupos de cinco en cinco, ruego me mande llamar para comunicarme cual es
recibiendo cigarros “Farias” y cajetillas de su actitud y si es afirmativa como espero, ponernos
tabaco. A partir de aquella primavera, Díaz a trabajar de inmediato en la empresa, que ha de
Duque dio un paso más involucrándose di- anticipar el fin de la guerra. Tres días después, me
rectamente en “la quinta columna”.339 En llama el director, dice que está con nosotros y que
sus memorias, el dirigente falangista José cuando llegue el momento, ya dará instrucciones.
Mallol, detalla como el 23 de marzo nego- Le dije que, o yo no me había sabido expresar o él
ció con el director para unirlo al complot. no me había entendido. Si lo que esperamos se pro-
duce, el que daría las órdenes sería yo y Vd. hará
“Le pido audiencia al director y cuando voy a verle, que se cumplan. Yo represento aquí a la Falange
le hablo sin tapujos: Se quien es usted y como pien- y como jefe de ella actúo y no me es posible admi-
sa, el hombre es hijo de las circunstancias y éstas tir, ya que mi organización no toleraría, ninguna
le han traído a usted aquí. Le comunico lo que se autoridad superior a la mía. Mientras estemos en
está preparando en la calle, a la espera de que las el interior del edificio, Vd. aparentará ante los re-
fuerzas nacionales lleguen al Mediterráneo. Qui- clusos ser la máxima autoridad; pero no será así,
siera que con la misma franqueza con la que yo si hay que actuar yo asumiré el mando. Nos dimos
le he hablado, me contestase. ¿Qué actitud será la la mano como caballeros y acto seguido, le dí ins-
suya si esto llega a producirse? ¿Estaría Vd. con trucciones”.340

339 Este término parece ser que nació cuando el general Mola, al enumerar las fuerzas disponibles para
asediar Madrid, a las cuatro columnas que hacia allí se dirigían, añadió una “quinta columna” formada por los
simpatizantes al alzamiento que desde dentro de la capital trabajaban para ellos en la clandestinidad.
340 MALLOL ALBEROLA, José. La estampida, final de la guerra civil en el puerto de Alicante (2000).
328 Vistas desde el Puente de Rusia

En Orihuela, una de las ciudades con más hemos encontrado un par de informes ne-
solera carlista de España, la Comunión gativos, como el de un maestro carpintero,
Tradicionalista no aceptó fácilmente el de- “que amonestaba severamente a los presos por cosas
creto de unificación con Falange Española insignificantes y les hacía realizar trabajos fuera del
dictado por Franco. Ángel García Rogel penal que luego cobraba él”.342 La actitud de los
y Juan Villaescusa, como miembros más dirigentes del campo fue premiada por los
destacados, mantuvieron el liderazgo sobre vencedores al acabar la contienda. En abril
los presos “requetés”, aceptando que el di- de 1939, el director, Manuel Luque, fue
rigente falangista José Mallol, jefe provin- nombrado inspector central de Prisiones y
cial de Falange en la clandestinidad y por lo ocho meses después, inspector de Prisiones
tanto elemento de mayor rango, asumiese el de Canarias. El subdirector, Virgilio Fuen-
mando. Trasladado Mallol a Valencia, no es tes Alonso, emprendió una exitosa carre-
de extrañar que Ramón Pérez, afirmara que ra que comenzó en el Campo de Totana,
en el Penal de San Miguel, “don Ángel García manteniendo su rango. Al cerrar éste en
Rogel, mandaba más que el director de la cárcel.” 1943, pasó al Penal de Chichilla y en 1958
Estudiando el resto de los informes polí- dirigía la Cárcel de Mujeres de Valencia. El
ticos redactados tras la “liberación”, com- seminario oriolano volvió a su función ori-
probamos que los oficiales de prisiones y ginal en el verano de 1941 y fue rehabilita-
maestros profesionales destinados en San do por el arquitecto Serrano Peral entre los
Miguel eran abiertamente afectos al caudi- años 1946 y 1951.
llo, y no ocultaban su simpatía y adhesión al
“Glorioso Movimiento Nacional”. Hasta el
punto que uno de ellos se consideraba tan
fascista como el que más y otro, antes de
la guerra, había pertenecido a la Comunión
Tradicionalista de Cartagena. La conducta
demostrada por los funcionarios con los
cautivos, fue calificada de “intachable y caba-
llerosa, demostrando un trato de bondad, simpatía
y benevolencia”. Se preocupaban de la alimen-
tación,341 les dejaban celebrar misas y reci-
bían información puntual a través de prensa
y radio. Los jueves y los domingos eran días
de comunicación y los cautivos, recibían las
visitas de sus familiares o de las “madrinas”
de Socorro Blanco. Los encargados de los
talleres no obligaban a trabajar a los presos
más de lo que querían. El maestro zapatero
del Campo, pertenecía al Partido Comunis-
ta y se las arreglaba para informarles de los
acuerdos que tomaba dicho partido. Sólo Portada del Seminario | CSPO

341 En agosto de 1938, el concejal Ambrosio Durá, pidió a la dirección del Campo de Trabajo que al menos
ocultase el reparto de pan entre los reclusos ante la carencia del mismo para la población local.
342 AMO, legajos G-50. Informes políticos de: Luis Fernández, Benito Fernández, Emilio Ferrer, Guillermo
García, Ginés Heredia, Mariano Martí, Francisco Monsalve y Manuel Pastor (oficiales de prisiones); Francisco
Quesada (Maestro carpintero); Enrique Doz (aparejador) y Aureliano Gómez (maestro zapatero).
Vistas desde el Puente de Rusia 329

6.6 Orihuela, una población las exportaciones forzosas y el desvío de
recursos para los envíos a la capital sitiada,
de retaguardia en 1937. complicaron todavía más la subsistencia
diaria de una comarca convertida en des-
En 1937, Orihuela presentaba un aspecto
pensa para demasiada población.344 Había
muy distinto al acostumbrado. El clero y gente durmiendo por todas partes y la
las clases adineradas habían desaparecido comida empezaba a escasear junto con la
de las calles. Los partidarios del alzamiento ropa, el combustible, el aceite, el jabón, el
que no habían huido estaban detenidos o tabaco, etc.
vivían escondidos, organizando la llamada
«quinta columna» que en 1939 facilitaría la
El establecimiento de la cartilla de racio-
entrada al ejército franquista. Almacenes y
namiento por la Consejería Provincial
fábricas estaban en manos de los obreros.
de Abastos puso en marcha el ingenio y
Los comercios, cafés y peluquerías ostenta-
la picaresca de la población, que duplica-
ban rótulos que proclamaban su condición
ba o falseaba las cartillas, utilizando a los
de servicios socializados.343 Los templos y
palacios habían sido reutilizados y sus fa- movilizados, a los refugiados y hasta a los
chadas mostraban las siglas de las diversas muertos. En mayo, el alcalde emitió un
organizaciones incluidas en el Frente Po- bando para ser leído en el Arrabal Roig,
pular junto a llamativos y alegóricos carte- instando a los vecinos a devolver en 48
les de propaganda, eficaz recurso para una horas (siempre daba el mismo plazo), to-
población con un gran porcentaje de anal- das las “tarjetas de racionamiento” de los
fabetos. Todo el mundo vestía con ropa de familiares de soldados del Ejercito Volun-
trabajo y el trato cotidiano había cambiado tario que habían tenido alojados en sus ca-
radicalmente. A nadie se le llamaba de us- sas. Para adquirir cualquier artículo había
ted, el término “señor” fue sustituido por que sufrir largas y humillantes colas que
el de “compañero” o “camarada” y el salu- solían derivar en protestas, discusiones y
do cotidiano era “salud”. peleas que a duras penas podían contro-
lar los agentes municipales. En el Consejo,
Los refugiados seguían llegando sin tregua Manuel Bas denunció las que se formaban
empujados por las campañas de Queipo de para la distribución del jabón, “rogando se
Llano en Andalucía. Unidos al contingen- vea la forma de terminar por humanidad con estos
te de soldados, a las Brigadas Internacio- casos, y establecer un sistema de distribución más
nales y a los carabineros de la Academia cómodo y justo”. Su compañero José Vilar,
instalada en Santo Domingo, estaban po- propuso estudiar una fórmula para evitar
niendo a prueba la capacidad de asimila- las del aceite en el almacén de Galiano. A
ción de la población oriolana, provocando pesar de todo, las autoridades se afanaron
un desbarajuste organizativo que hizo del en mantener la apariencia de normalidad
abastecimiento un espinoso problema. La y en abril, cuando se produjo una mani-
escasez de oferta, la falta de productividad, festación de mujeres en demanda de pan,

343 En mayo, la sociedad de resistencia de obreros peluqueros de la UGT, notificaban al alcalde que su
proyecto Colectivización de las peluquerías había obtenido el visto bueno del Gobierno Civil. Dicha
colectividad, adscrita al Consejo de Administración de Peluquerías Socializadas, presentó una denuncia contra
un empleado del Ayuntamiento, que en su tiempo libre practicaba la peluquería con el evidente perjuicio para
ellos. AMO. Legajos G-41.
344 En la zona leal al Gobierno se concentraba gran parte de la industria nacional, pero como contrapartida
escaseaba la agricultura. Así pues, la huerta levantina quedó como despensa del bando republicano.
330 Vistas desde el Puente de Rusia

Antonio Cubí, la condenó enérgicamente Sólo quien tenía dinero o influencia te-
culpando a “elementos emboscados con fines in- nía acceso a la escasa oferta, provocando
confesables”.345 La obligación de entregar la descaradas situaciones de desigualdad. En
deficitaria producción agrícola y ganadera mayo, un comandante llamado José Pas-
a precio tasado hizo florecer el fenómeno cual, comía tranquilamente en el Hotel Pa-
del mercado negro, la posibilidad de mul- lace cuando un individuo se dirigió a él de
tiplicar los beneficios animó a pequeños manera irrespetuosa preguntándole porque
productores a comercializar sus productos comía pan blanco cuando él se veía obliga-
fuera de los cauces oficiales. Los días de do a comerlo negro. Este comentario pro-
mercado, los puntos de venta aparecían vocó una acalorada discusión en la que tu-
desabastecidos y la Inspección Municipal vieron que intervenir agentes de vigilancia,
se dedicaba a buscar a los vendedores. El uno de los cuales fue agredido. Francisco
martes 20 de abril, los agentes requisaron Tapiz, que así se llamaba el agitador, fue
más de 40 docenas de huevos, 2 pavos y procesado por delito de injurias y absuelto
dos gallinas a varios individuos escondi- por el Tribunal Popular de Alicante.349 En
dos en las posadas de Antonio Soriano “el agosto, el alcalde prohibió a los dueños de
Vieja”, situada en la carretera de Almora- bares, cafés y tascas ofrecer aperitivos de
dí y en la de José Costa en la calle Adolfo pescados o carnes así como leche o café
Clavarana, donde ofrecían su mercancía al con leche por ser estos productos necesa-
mejor postor.346 Otro producto que multi- rios para abastecer a la población.
plicó su precio fue el tabaco. Con las Islas
Canarias en manos del bando nacionalista, En las partidas rurales, la situación era más
la zona leal quedó totalmente desabasteci- o menos parecida. El 5 de agosto de 1937,
da. En agosto, Carmen Mauricio, “la del Vicente Martínez, pedáneo de Bartolomé
estanco de la calle Juan Jaurés” decía no del Segura (San Bartolomé), respondió a
tener mercancía para la venta y, efectuado un oficio del alcalde recibido dos días an-
un registro por los agentes municipales, se tes, en el que le recriminaba por las que-
le incautaron 96 paquetes.347 jas recibidas del vecindario a causa de las
deficiencias en el control de los alimentos
“No había tabaco; se habían hecho unas cartillas racionados y en el incremento del precio
de racionamiento que no servían para otra cosa que tasado de la carne. Vicente se justificó
para lucrarse con ellas vendiéndolas, con las que por la escasez de efectivos para vigilar su
el comprador podía aumentar sus raciones el día, extenso territorio. Añadió que se sentía
poco frecuente, que se hacía reparto. Se fumaba ta- agobiado y enfermo, presionado por los
baco de colillas y hoja de patata, primer sucedáneo obreros que necesitaban comer carne para
que apareció en el mercado”.348 soportar las faenas del campo, citándose a

345 Por esta manifestación femenina, declarada fascista, fueron detenidas: Consuelo Costa Andreu, Joaquina
Mula Cuenca, Carmen Brocal López, Carmen Maciá Pérez, Salvadora Asual García, Carmen Torres Ávila,
Rosario Cuartero Hernández, Dolores Ortega Zaragoza y Dolores Fenoll López. Todas eran empleadas de
los almacenes de Candel y Pomares. AMO. Legajos. G-41. Declaraciones de todas ellas en la Inspección
Municipal.
346 AMO. Legajos. (G-41) Oficio del inspector municipal al “compañero alcalde”
347 AMO. Legajos. (G-41). Era el estanco de la Calle López Pozas desaparecido recientemente.
348 MARTÍNEZ ARENAS, José. De mi vida: hombres y libros. Valencia (1963)
349 El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 13 septiembre de 1937, núm. 8.946.
Vistas desde el Puente de Rusia 331

sí mismo como “un pedáneo cargado de respon- alegaron que no podrían encontrar carne a
sabilidad que tenía que trabajar para el sustento menos de 9 pesetas y los manifestantes se
de su familia”, y amenazando con presentar mostraron dispuestos a pagarles hasta 10,
la dimisión.350 Al día siguiente se presentó ya que su duro trabajo les proporcionaba
en la pedanía Perfecto Palacios Cortes, jefe un jornal de 30 pesetas diarias. Así pues,
de la Comisaría de Inspección y Vigilan- compraron ganado en Alcantarilla a través
cia de Orihuela y, tras interrogar a Antonio de un mediador de La Matanza, al precio
Trigueros García y a Manuel Girona Va- de 9,25 pesetas y la pusieron en venta a 10
lero, se enteró de que dos semanas antes, pesetas, como había convenido, haciendo
cuarenta segadores de cáñamo hambrien- el pedáneo la vista gorda.351
tos habían citado a los carniceros locales
para reunirse en casa de dicho pedáneo. Ante la situación creada por el contraban-
Allí les exigieron matar reses suficientes do y la especulación, el día 5 de septiem-
para abastecerlos de carne. Estos contes- bre, un bando municipal informaba del
taron que no tenían animales para sacrifi- decreto aprobado la semana anterior por
car, ya que sólo les quedaban las preñadas la Presidencia del Gobierno, marcando los
y no podían complacerles. Los jornaleros precios máximos de compra al productor
les increparon para que buscasen fuera del y de venta al consumidor en todo el te-
pueblo como hacían otros carniceros. Ante rritorio leal. Alterar los precios, ocultar o
esta solicitud, consultaron con el pedáneo acaparar productos suponía el inmediato
y este les respondió que el único requisi- decomiso y la pena de prisión. Para hacer
to era no vender por encima de 7 pesetas frente a las infracciones en materia de ra-
por kilo -el precio tasado-. Los carniceros cionamiento, peso, adulteración, precio o

Colección Ajomalba
Propaganda de la confitería de Emilio Albarracín durante la República

350 AMO. Legajos G-41. Oficio del pedáneo al alcalde de Orihuela, 5 agosto de 1937.
351 AMO. Legajos G-41. Inspector Jefe, Perfecto Palacios Cortés al alcalde de Orihuela, 7 agosto de 1937.
332 Vistas desde el Puente de Rusia

almacenamiento indebido, ese mismo mes, en el primer aniversario de su heroica resistencia”,
el Gobierno creó por decreto los Tribuna- proponiendo, sin perjuicio de remitir otros
les de Subsistencias y Precios Indebidos, cargamentos más importantes en época de
para juzgar estos delitos, hasta entonces en madurez de la patata y la naranja, remitir
manos de los Jurados de Urgencia. A estas tres ó cuatro camiones de víveres y ropas,
detenciones se les dio un carácter ejempla- para lo que propuso utilizar camiones de
rizante. En octubre fue denunciado Ángel la Academia de Carabineros, del Batallón
Ferrando Aniorte, “Perchel”, por vender de Abastecimientos y de la Delegación del
garbanzos a 8 pesetas el kilo, cuyo precio Ministerio de Agricultura.354 Cinco días
estipulado era de 2,25. Se le impuso una después, un bando del alcalde, Isidoro Sán-
multa de 1.000 pesetas bajo pena de tra- chez, invitó a la población a engalanar los
bajos forzosos si no la abonaba inmedia- balcones, para dar realce al “homenaje al in-
tamente y dicho castigo fue difundido por victo y heroico pueblo ruso”. Se cumplía el vigé-
la emisora de radio local.352 Otras veces los simo aniversario del inicio de la Revolución
denunciados aparecían junto a la cuantía de Rusa, y la influencia comunista era tal que
su sanción en bandos municipales para ser las celebraciones en Madrid se prolonga-
leídos por el “voz pública”. Pero eso fue ron durante varios días colocando, al más
tratar de poner puertas al campo. Con el puro estilo soviético de la época, imágenes
transcurso de la guerra, el hambre y el es- alegóricas y enormes retratos de Stalin y
traperlo se hicieron cotidianos. En diciem- otros dirigentes de la URSS en la Puerta de
bre de 1937, la Alcaldía limitó la ración de Alcalá y en varios sitios emblemáticos de
carne a 50 gramos de cerdo y 50 de ternera. la capital. En la sesión municipal del 18 de
A través de la Cámara de Comercio, los in- noviembre se leyó la correspondencia ofi-
dustriales confiteros y reposteros suplica- cial que incluía dos telegramas y dos cartas
ban que se les asignase algo de azúcar y ha- que enorgullecieron al Consejo. En dichos
rina para no tener que cerrar las puertas de telegramas, el general Miaja y el alcalde
sus negocios despidiendo a buen número de Madrid agradecían el afectuoso saludo
de obreros. El escrito acabó en manos de del pueblo oriolano en el aniversario de
la Comisión Provincial de Abastecimiento la defensa de la capital. Una de las cartas,
pues, a pesar de tan justas peticiones, en también del alcalde madrileño, trasmitía el
Orihuela ya no había cantidad suficiente profundo agradecimiento por la expedi-
de estos artículos para atender a enfermos ción de víveres recibidos. La última, de la
y niños. A pesar de todo, el Consejo orio- Comisión de Homenaje a la URSS, expo-
lano siguió organizando periódicamente nía su admiración y cariño por la ciudad del
expediciones de suministros a la capital Segura al sumarse a dicho homenaje.
sitiada.353 El 2 de noviembre de 1937, An-
tonio Cubí dio cuenta al Consejo del envío El 22 de diciembre de 1937, coincidiendo
de un convoy que la Comisión de Ayuda a con la entrada de las tropas republicanas en
Madrid y Socorro Rojo, estaban organizan- Teruel, “grandiosa epopeya que había escrito con
do para “la invicta capital de nuestra República sangre el Ejército del Pueblo”, el alcalde invitó

352 AMO. Legajos. Nota de la Alcaldía para publicar en la emisora del puente. 13 de Octubre de 1937.
353 El primer envío del que tenemos constancia tuvo lugar en septiembre de 1936. El Comité de Orden
Publico, organizó un convoy de alimentos con destino a Madrid “sitiada por los rebeldes”. Varias decenas de
vehículos partieron de Orihuela, repletos de víveres requisados en la huerta a “donantes voluntarios”.
354 Sesión ordinaria celebrada el 2 de noviembre de 1937.
Vistas desde el Puente de Rusia 333

da Republicana, contaba con gran presti-
gio al haber jugado un papel decisivo a la
hora de evitar la sublevación. Destituido
el Ayuntamiento oriolano, en nombre del
Ministerio de la Gobernación envió un te-
legrama al alcalde interino reclamando con
toda urgencia información sobre todas las
industrias y explotaciones agrícolas que se
hubiesen colectivizado, con datos de su
funcionamiento, del comité responsable
del mismo, del comité que había tomado
la iniciativa y la fecha de la colectiviza-
ción, aportando el rendimiento anterior y
posterior a dicha circunstancia. El alcalde
debía destinar a cuantos agentes y delega-
dos considerase necesarios para recabar la
información en 48 horas. También exigía,
en el mismo plazo, la recogida y entrega
de todas las armas largas que estuviesen
en posesión de personas ajenas a las Fuer-
zas Armadas del Estado o a las milicias
a la población, en un emocionado bando, a debidamente organizadas y sometidas a la
“manifestarse en un derroche de exaltación y amor disciplina del Ministerio de Guerra. Todo
a la patria” aplaudiendo a la representación individuo que se resistiese o al que se le en-
del Ejército que iba a desfilar por la ciudad contrasen armas ocultas, debía ser detenido
“como heraldo anunciador de tan buena nueva tras por faccioso y entregado a los Tribunales
arrancar a las garras del traidor la capital arago- de Justicia. Los elementos sospechosos de
nesa”.355 desafección al régimen -por antecedentes o
actuación-, debían recibir la máxima multa
6.7 La revolución controlada. que autorizase la Ley de Orden Público y,
en caso de no satisfacerla en 48 horas, se-
Milicianas. Solidaridad rían encarcelados sin contemplaciones. La
Antifascista. Las campanas no publicación de dichas órdenes significa-
ba desobediencia sancionada severamente,
por lo que el alcalde Francisco Oltra emitió
En febrero de 1937, el gobernador Fran- un bando al día siguiente.356
cisco Valdés Casas seguía intentando re-
cuperar el control de la situación en su A lo largo de 1937 se fueron eliminando
provincia. A diferencia de la mayoría de los los comités locales y se detuvo el proce-
gobiernos civiles, el de Alicante mantuvo el so de colectivización. Las milicias obreras
mismo titular desde las elecciones de 1936 encargadas del orden público traspasaron
hasta la llegada de Negrín a la Presidencia su cometido a las fuerzas de Seguridad de
del Gobierno. Valdés, miembro de Izquier- Estado reforzadas y debidamente pertre-

355 AMO. Legajos. F-473.
356 AMO. Legajos. G-41. Bando de Francisco Oltra Pérez. Orihuela 17 febrero de 1937.
334 Vistas desde el Puente de Rusia

chadas para poner orden en el caos revo- Colectividad Obrera del Transporte, mien-
lucionario. Durante los meses de abril y tras seguía recibiendo requerimientos para
mayo, el Gobierno Civil obligó a devolver que reintegrase parte de los automóviles y
a sus propietarios las industrias, fincas y camiones requisados. Pocas semanas des-
vehículos incautados indebidamente. En pués, los colectivistas advirtieron al alcalde
manos de los sindicatos, el tejido socioeco- de que, por orden del Ministerio de De-
nómico se transformó en un complejo y fensa Nacional, los vehículos y el personal
anárquico sistema de equilibrios entre las dependiente quedaban militarizados a dis-
diversas organizaciones sindicales, muchas posición de la Guerra. Pero el gobernador
veces enfrentadas entre sí. Requerida la no estaba dispuesto a amilanarse, como
Colectividad de Obreros Agrícolas de Ori- demuestra una denuncia de los transportis-
tas colectivizados contra cinco policías de
huela por invadir tierras sin autorización de
“la secreta” que, esgrimiendo un oficio del
la Delegación de la Reforma Agraria, sus Gobierno Civil, habían maltratado a varios
dirigentes contestaron al alcalde que las de sus compañeros y se habían llevado dos
habían ocupado por permanecer abando- “coches Buik” dejando tan sólo un recibo
nados sus cultivos. Dicha colectividad se hecho a mano. Al parecer, el caso se había
apropió también de varios almacenes de repetido varias veces y no estaban dispues-
frutas alegando que sus dueños eran fac- tos a consentirlo, “el que no nos respete tam-
ciosos. Empresas exportadoras como la de poco le podremos respetar, máxime en quien debe
Ruperto Gutiérrez, frente a la estación de velar por el orden y no por el desorden. Salud y
Ferrocarril; Bellido, en la Plaza del Rodeo; República”.358 El gobernador también solici-
Canales, en la calle Pablo Iglesias; o Nico- tó al alcalde una relación de los camiones
lás Gómez, frente a la Lonja, quedaron en disponibles y, gracias a la respuesta del de-
manos de los colectivistas. Cuando éste úl- legado de la Comisión de Autotransporte,
timo trasladó su producción de melones a sabemos que contaban con una docena de
Bigastro, provocó la enérgica protesta de vehículos, con capacidades comprendidas
la Sociedad de Obreros en Ácidos, Frutas entre las dos y tres toneladas y media, “in-
y Conservas “Unión Naranjera”, cuyos suficientes para viajes largos e imprescindibles para
afiliados habían quedado sin empleo por el servicio de abastecimiento diario de las diferentes
arrebatar los almacenes a los patronos dis- comisiones”.359
puestos a “poner su capital a disposición de los
obreros para que pudiesen trabajar”. Otro de los elementos indispensables para el
control de la población fue la radiodifusión,
Conseguir que se devolviese lo confiscado moderna y poderosa herramienta que podía
no fue tarea fácil. En mayo, la Sociedad de ser utilizada para transmitir órdenes secretas
conductores y mecánicos “La Constancia”, a los “emboscados” y para lanzar noticias
tras ser requerida varias veces por el Go- que desmoralizasen a la población. Para evi-
bierno Civil, acordó en asamblea entregar tar el empleo de emisores-receptores y la
los coches incautados a los propietarios que escucha clandestina de emisoras prohibidas
lo solicitasen, “principalmente a los adictos como Radio Sevilla, un bando de Isidoro
al régimen”.357 Adscrita a la UGT, dicha so- Sánchez emitido en abril de 1937, ordenó
ciedad se convertía, a mediados de junio, en hacer desaparecer todas las antenas de Ori-

357 AMO. Legajos. G-41.
358 AMO. Legajos. G-41 Oficio del la Colectividad Obrera de Transporte al alcalde de Orihuela.
359 El parque estaba compuesto por 5 Ford, 4 Chevrolet y 3 camiones rusos de doble rueda, sin especificar
marca. AMO. Legajos. G-41. Oficio para el Gobierno Civil. Orihuela 5 abril de 1937.
Vistas desde el Puente de Rusia 335

Colección Sánchez Portas Orihuela

Bajada del Puente de México, al fondo Correos

huela y su término municipal en 48 horas. A los “desafectos” se fue intensificando en
petición del Cuerpo de Telégrafos, redactó el transcurso del conflicto. El 28 abril de
otro destinado al “público radioyente en 1937, Andrés Martínez Jacobo pidió la
general”, informándoles de la obligación de intervención del alcalde en ayuda de tres
adquirir una licencia en sus oficinas. Aca- muchachas de la localidad que estaban de-
bado el plazo voluntario, todo aquel que tenidas e incomunicadas por el hecho de
se encontrase en posesión de un radio re-
ceptor sin la correspondiente autorización aparecer en unas fotografías con elemen-
sería considerado como desafecto al régi- tos falangistas. Ya habían sido sanciona-
men. El Gobierno Civil se reservaba la po- das en su momento por la Comisión de
testad de ordenar en cualquier momento la Orden Público y corrían rumores de que
incautación de aparatos, que debían quedar iban a ser trasladadas a Alicante. Isidoro
consignados en la Estación de Telégrafos se excusó, alegando que no podía inter-
previa entrega de un resguardo. Otra forma ferir en un asunto tramitado desde Elche,
de perder la radio era que te acusasen de pero se comprometió a interceder ante el
sintonizar emisoras “nacionalistas”. gobernador. Las detenciones, estaban mo-
tivadas por una denuncia presentada en
“(El carabinero Francisco Riquelme) denunció al septiembre de 1936, fecha en la que llegó
vecino de ésta Emilio Albarracín Garcerán por te-
ner la radio captando noticias de Radio Nacional a manos de la Comisión de Orden Público
de Sevilla. Este individuo fue detenido y llevado a una fotografía con el siguiente texto: “Ahí
Orden Público donde recibió malos tratos”.360 tenéis eso por si conocéis a alguien. Proceder en
consecuencia”. La instantánea, remitida por la
Todo el mundo era sospechoso de cola- Comisión de Justicia de Alicante, mostraba
borar con el enemigo y la presión sobre a una docena de individuos acompañados

360 AMO. Legajos. Informe político del carabinero Francisco Riquelme Rocamora. Este suceso me fue
narrado personalmente por Emilio Albarracín, mi abuelo.
336 Vistas desde el Puente de Rusia

por tres mujeres en el cerro de San Miguel, elemento femenino, en la retaguardia re-
efectuando saludos falangistas y cedistas. publicana emergió una mujer dispuesta
La mayoría de los retratados eran vecinos a luchar en el frente. Reclutadas por las
de Elche, todos menos cuatro oriolanos: milicias anarquistas y de la UGT, la pro-
José Antonio Sánchez Andreu, Eusebia paganda mostró la figura mítica de la jo-
Bernal, Josefa Ortega y Juana Soler. La pri- ven combatiente, atractiva, enfundada en
mera era esposa del procesado y las otras su mono fusil en ristre, peleando junto a
dos sus vecinas. Al marido se le practicó un los hombres. En 1937, la Unión de Muje-
atestado por participar en una reunión po- res Antifascistas y el Partido Comunista se
lítica clandestina y le cayeron 20 años. Las opusieron a que las mujeres combatiesen
mujeres, por su “pequeño delito” fueron en el frente. La creación del Ejército Regu-
condenadas a varios días de cárcel y 100 lar y la progresiva desaparición de las mili-
pesetas de multa, excepto Josefa, que pagó cias, las relegó definitivamente a las tareas
25 por su delicada situación económica.361 de la retaguardia.
Detenidas de nuevo en la primavera de
1937, la Comisión Municipal intentó excul- “¡Mujeres proletarias y antifascistas! : El fascis-
parlas mediante un informe que explicaba mo pretende acabar con todos vuestros derechos y
como Eusebia había recibido el encargo de libertades de ciudadanas. Quiere ver en vosotros
su esposo, para preparar comida y llevarla el instrumento autómata y mercantil, para des-
a San Miguel a mediodía, “rehuyendo éste su honraros y envolveros en el charco de inmundicias
presencia mientras trataban los asuntos políticos, humanas. Quiere negaros todo derecho y propor-
ya que por su incultura y desconocimiento, las mu- cionaros toda la dureza. No os consideran opción
jeres resultaban engorrosas en aquella asamblea en el ejercicio de vuestro deber; su ambición es
clandestina”. Ésta, invitó a sus vecinas para teneros supeditadas como instrumento de carne y
que le ayudasen a trasladar los alimentos degeneración espiritual. Vosotras más que nadie,
y utensilios necesarios, y como “pasaban debéis de luchar en esta gran contienda contra el
bastante de los 20 años, eran solteras y sin no- fascismo, alentando, aconsejando y actuando para
vio, sintieron deseos de bromear en la sierra con que los hombres ingresen en el Ejercito Volun-
hombres jóvenes”. Desconociendo el alcance tario. ¡Hacedlo por vosotras; por el porvenir de
político de la reunión, acudieron “por servir vuestros propios hijos¡ “. 362
a una amiga y en plan de juerga”. Lo peor era
que Josefa Ortega, “joven analfabeta y de muy En Orihuela destacaron varias milicia-
corta inteligencia”, aparecía en la fotografía nas. En los informes franquistas hemos
saludando brazo en alto. En el interroga- encontrado a Josefa Campillo “la mujer
torio declaró, “con esa sencillez que caracteriza del Sarra”, que marchó al frente “para dar
al ignorante, que puso la mano como vio que los ejemplo a los hombres”. Josefa atemorizaba a
otros la ponían, y que si la hubiesen puesto de otra los elementos derechistas presumiendo de
manera, hubiera hecho lo mismo que ellos”. llevar la pistola caliente y de haber corta-
do los genitales a un cura para colgarlos
Anécdotas aparte, el papel desempeñado en una caña. En dichos informes también
por las mujeres al comienzo de la Guerra figura Julia Medina Giménez, considerada
Civil fue novedoso y determinante. Más la “speaker” de las Juventudes Socialistas
allá de las típicas funciones asignadas al Unificadas que, pertrechada con un alta-

361 AMO. Legajos G-4. Informe de la Comisión del Consejo Municipal. Abril 1937
362 El Luchador. Diario Republicano de Alicante, 8 diciembre de 1936, núm. 8712.
Vistas desde el Puente de Rusia 337

Colección Sánchez Portas Orihuela

Muchachas de las Juventudes Socialistas Unificadas

voz, arengaba a los ciudadanos para que se En agosto de 1937 se creó la Unión de
alistasen al Ejercito Popular mientras insul- Muchachas en Alicante. Dirigida por la
taba a los militares conspiradores. Junto a comunista Felisa Melendo y por las mili-
Carmen Gas Moreno, organizó bailes en el tantes de Izquierda Repúblicana Amalia
Hospital instalado en el convento de Ca- Reus y Charito Martínez,363 grupos de esta
puchinos, con tanto éxito, que el llamado asociación juvenil cercana a las Juventudes
Hospital de Sangre, fue rebautizado por el Socialistas Unificadas se instalaron en di-
pueblo como “el Cabaret”. Carmen Aroca versas poblaciones de la provincia, entre
“la Alcantarillera”, del Partido Comunis- ellas en Orihuela. Dos meses después, el
ta, era citada como “policía secreta con nom- Comité Ejecutivo de la Unión de Mucha-
bramiento del gobernador, gran propagandista y chas, se dirigió al alcalde solicitando un
terror del barrio”; Ramona Álvarez Meroño local para “desenvolver su programa antifas-
presumía de tener siete orejas de fascis- cista”.364 Proyectaban formar bibliotecas
tas en vinagre y sal; Agueda Belmonte “la populares, lavaderos y comedores colecti-
Lucía” hacía guardias y patrullas portando vos, pero además de coser, atender a los
pistola y hacha; Remedios Pérez Mauricio, heridos y ocuparse de levantarles la moral,
del Partido Comunista y “propagandista de pretendían organizar cursos de alfabetis-
gran coraje”, era la “delegada del control rojo mo, cultura general, formación política y
de la Compañía Telefónica” y responsable de enfermería.
su central. Por último, en el Sindicato de
Ferrocarriles, destacaron las guardabarre- De las colectas para los convoyes de su-
ras Dolores Cutillas Almarcha y Ramona ministros a Madrid, las colonias infantiles,
Lidón Córdoba, la “anarquista de la Media las “campañas de invierno” y otros fines
Legua”. antifascistas, se encargaban las organiza-
363 MORENO SECO, Mónica. Ciudadanas, resistentes y súbditas: las mujeres de la República a la Posguerra.
En Información, diario de Alicante, suplemento “1939 la guerra acaba en Alicante”, 28 marzo de 2009.
364 AMO. Legajos. Carta de la secretaria del Comité Ejecutivo de Unión de Muchachas al alcalde constitucional
de Orihuela. 20 octubre de 1937.
338 Vistas desde el Puente de Rusia

ciones humanitarias como Solidaridad In-
ternacional Antifascista o Socorro Rojo
Internacional. Además de las “suscripcio-
nes de ayuda”, cuyos listados de donantes
eran publicado regularmente, las continuas
campañas de movilización se acompaña-
ban de bailes, corridas de toros o funcio-
nes de teatro, monopolizando el ocio en la
retaguardia para la captación de fondos.

“Se organizó una rifa a favor del Socorro Rojo a
dos pesetas la papeleta con diez premios; el mayor
un pavo y el menor una cajetilla de tabaco cuyo
valor normal era de cuarenta céntimos. Los es-
pectáculos, en cambio, adquirieron gran desarro-
llo. Como corría el dinero y las gentes no tenían
donde gastarlo llenaban los cines y teatros, no sólo
para gozar del programa, sino para tener ocasión
las muchachas de reunirse con los carabineros, sol-
dados convalecientes y funcionarios desocupados,
satisfaciendo así el acercamiento de los sexos..”.365

Lo cierto es que bailes, conciertos, pelícu-
las y obras de teatro ayudaban a olvidar el
ambiente de guerra. En los cines se pro-
yectaba todo tipo de películas, dando prio-
ridad a las de información y propaganda.
Poco a poco dejaron de llegar las produc-
ciones americanas que fueron sustituidas
por el cine soviético al estilo de “Octubre”
o “El acorazado Potenkim”. El 11 de ju-
lio de 1937, el Comité Comarcal de Soco-
rro Rojo Internacional pidió al “camarada
presidente” que retirase el permiso (si lo
tenía) para el espectáculo de bailes que se
venía celebrando en el Teatro Circo por
considerarlo inadecuado,366 así como la
clausura de todos los locales “frívolos”
cuyos ingresos no se destinasen a usos
benéficos, como la guardería que dicho
comité creó en octubre de aquel mismo

365 MARTÍNEZ ARENAS, José. De mi vida: hombres y libros. Valencia (1963).
366 AMO. Legajos. G-41. Oficio del Comité Comarcal de Socorro Rojo Internacional al “Camarada presidente
del Consejo Municipal”.
Vistas desde el Puente de Rusia 339

año, un albergue destinado a los hijos de tras tanto, por hacer algo, iniciaron una
las mujeres que ocupaban puestos de tra- suscripción y comenzaron a desmontar las
bajo que habían dejado los hombres mo- más pequeñas, ocupándose de todo ello la
vilizados al frente. El Consejo, acogió con Comisión de Obras Públicas. Un año des-
verdadera satisfacción tan loable iniciativa, pués, Antonio Durá propuso que se reco-
y prometió colaborar estrechamente con giesen y almacenasen “las campanas y demás
dicho organismo publicando edictos para chatarra” para fines de guerra. El alcalde le
dar a conocer la idea al vecindario, además explicó que ya se habían llevado algunas, y
de encargarse de recoger a los grupos de que las demás estaban a disposición de la
niños malvestidos y desnutridos que vaga- “Comisión de Amunicionamiento”, dado
ban por las calles en busca de comida. el cuantioso gasto que suponía el desmon-
tarlas. El tema se mantuvo en suspenso el
Para terminar este punto en el que hemos resto de la contienda y nunca se llevó a
tratado diferentes temas de la vida coti- cabo. En febrero de 1939, ya en las pos-
diana en la retaguardia oriolana, vamos a trimerías de la guerra, el consejero Pascual
incluir el pintoresco periplo que propició Hernández, explicó que conociendo el
la conservación de gran parte de las cam- proyecto de sacar todas las campanas de
panas de sus iglesias a pesar de la decidi- la población, si algún día llegaba a ocurrir,
da voluntad de convertirlas en material había que dejar las de Santiago y San Juan
de guerra. En el verano de 1937, la Ins- para que funcionasen como alarmas, pues
pección de Fabricación del Ministerio de se oían en los barrios extremos.367
Defensa suplicó al Consistorio oriolano
que se le remitieran las campanas de la po- 6.8 Año 1937. Apogeo de los
blación por estar necesitados de bronce.
El Ayuntamiento las puso a su disposi-
comunistas.
ción, pero para ello solicitaron el envió de Como ya hemos dicho, el Gobierno for-
personal competente para desmontarlas y mado por Largo Caballero era un fiel re-
transportarlas debido al gran peso de mu- flejo de las fuerzas que confluían el Frente
chas de ellas y a la altura a la que estaban Popular, no en vano, él mismo era un sin-
instaladas. Se adjuntó una relación que de- dicalista situado en el ala izquierda del Par-
tallaba el número de campanas y el peso tido Socialista. Pero con la intervención de
aproximado de todas ellas y el 19 de agos- la Unión Soviética en los destinos de la
to, el mismo organismo, les hizo llegar las España leal, el auge del Partido Comunista
normas para proceder a su destrucción y fue inevitable. En la primavera de 1937 sus
envío. Tras escuchar las intervenciones de relaciones con el presidente del Gobierno
Antonio Cubí, Martínez Jacobo y Pujazón estaban muy deterioradas y sus dirigentes
Samos, se decidió preguntar a la Inspec- no dudaron en manifestarse públicamente
ción, si estaban dispuestos a abonar los contra Largo Caballero. En poco tiempo,
gastos que ocasionaría el encargo. Mien-
el PCE se había convertido en un parti-

367 Su compañero Antonio Leonís, juzgó inútil su propuesta, explicando la imposibilidad de dar el aviso de
alarma con la rapidez necesaria para que funcionasen simultáneamente sirena y campanas. Así pues, propuso
olvidarse de las campanas e instalar dos sirenas más.
340 Vistas desde el Puente de Rusia

do muy poderoso, integrado plenamente y la misión de potenciar la industria de gue-
dispuesto a liderar, con ayuda de la URSS, rra alicantina y neutralizar a los numerosos
la organización de un país caótico. El di- “quintacolumnistas”, pero su militancia le
rigente socialista había fracasado militar- propició numerosos enfrentamientos con
mente perdiendo el favor de los soviéticos anarquistas y socialistas.369 La puesta en
y los enfrentamientos armados entre co- marcha de los Consejos Municipales su-
munistas y anarquistas estaban minando puso la desaparición de los comités, recu-
los fundamentos del Frente Popular. Tras perando el Consistorio sus competencias.
una dura campaña de desprestigio y ca- Aún así, en Orihuela se mantuvieron algu-
lumnias, en mayo, el presidente abandonó nos como por ejemplo el de Transporte o
el cargo, emergiendo la figura política de el de Refugiados. La desactivación revolu-
su ministro de Hacienda, el médico socia- cionaria motivó la consecuente pérdida de
lista y filocomunista Juan Negrín. influencia de los anarquistas en beneficio
de las formaciones marxistas. Con el po-
“Así acabamos con el Gobierno y lesionamos el der de nuevo en manos del Estado y con el
prestigio personal de Largo Caballero, Jefe del Ejército en plena reorganización, muchos
Gobierno y Ministro de la Guerra, Presidente del cabecillas de los comités como Amado
PSOE y de la UGT, la figura más influyente Granell o Ramón Pérez Álvarez marcha-
dentro del movimiento del socialismo español al ron voluntarios al frente. En el Consejo
que habíamos denominado el Lenin español. No oriolano, el 22 junio, la Federación Local
es este el momento de hablar de las cualidades de de Sindicatos Únicos, nombró a Diego
estadista o de estratega militar de Largo Caballe- Pujazón Samos, en sustitución de su her-
ro, el cual, sin duda, adolecía de muchos defectos y mano, pero la Presidencia se negó a acep-
limitaciones, como adolecíamos todos los ministros tar dicho nombramiento sin recibir la di-
de su Gobierno. (..) La política aconsejada desde misión de Antonio Pujazón. Una semana
Moscú nos empujó a derribar a un socialista pres- después, se enteraron de que Antonio se
tigioso por considerar que no conducía la guerra había marchado a Albacete destinado por
enérgicamente”.368 el Comité Ferroviario. José Lidón siguió
rechazando a Diego porque sólo llevaba
Mostrando una política alejada de la revo- unos meses residiendo en Orihuela y tenía
lución, el PCE agrupó tras de sí, al Ejérci- la condición de refugiado. El asunto aca-
to y a gran parte de la clase media, multi- bó en manos del nuevo gobernador, quien
plicando espectacularmente su número de designó oficialmente a Diego Pujazón con
afiliados. Dimitido Largo Caballero y con el cargo de primer teniente de alcalde. Li-
el doctor Negrín en la Presidencia, llegó dón, contrariado, le pidió explicaciones y
al Gobierno Civil de Alicante el comunis- la respuesta de Pujazón fue contundente:
ta Jesús Monzón Reparaz. Este abogado “ostento el cargo por designación de la autoridad
pamplonés, educado en los jesuitas, tenía superior, en virtud de un decreto del Gobierno”.

368 HERNÁNDEZ TOMAS, Jesús. La URSS en la guerra del pueblo español. Revista “Acción Socialista”,
Paris (1952). Versión digital: Fernando Hernández Sánchez, 2006.
369 En julio de 1937, recién estrenado el cargo, envió a Orihuela un oficio, poniéndose a disposición del
Consistorio.
Vistas desde el Puente de Rusia 341

Colección Sánchez Portas Orihuela

Calle López Pozas | Juan Jaures
Los socialistas oriolanos intentaban man- había atomizado. Si durante toda la Re-
tener su preponderancia y el 15 de agosto, pública, socialistas y republicanos habían
a petición de Antonio Cubí, el Comité Eje- monopolizado el poder municipal, cuando
cutivo Nacional organizó un acto público en octubre de 1937 se volvió a constituir
en el Teatro Circo con la asistencia de dos el Comité del Frente Popular Antifascista
de sus figuras más relevantes, Ramón La- oriolano, tenían representación las siguien-
moneda, secretario general del partido, y tes organizaciones políticas y sindicales:
Ramón Gónzalez Peña, líder nacional de Unión General de Trabajadores, Confede-
la UGT.370 En septiembre de 1937, renun-
ración Nacional de Trabajadores, Partido
ciaron al Consejo Luis Riquelme Fabregat
Socialista, Partido Comunista, Izquierda
(PCE) y José Irles Andreu (PSOE). El pri-
Republicana, Unión Republicana, Juven-
mero alegó motivos de salud, cubriendo su
plaza José Vilar Ruiz. El segundo, que era tudes Socialistas Unificadas, Juventudes
ferroviario de profesión, dimitió por ser Libertarias y Juventudes de Izquierda Re-
trasladado a Crevillente. La Agrupación publicana. Los miembros escogidos fue-
Socialista le sustituyó por un viejo conoci- ron: Pascual Soriano Hellín (presidente),
do, Alfredo Serna García que, recién nom- Antonio Pujazón Samos (vicepresidente),
brado, se trasladó a Alicante y fue sustitui- José María Lucas Parra (secretario), Pas-
do por Manuel Bas Sánchez. cual Hernández Ortiz (tesorero), Vicente
Ibáñez, David Galindo Martínez, David
En tan sólo un año de guerra, la repre- López Parra, José Escudero Bernicola y
sentación de fuerzas políticas oriolanas se Armando Bueno.371

370 AMO. Legajos. G-41. Oficio de la Agrupación Socialista al “Camarada alcalde presidente”.
371 El Luchador: Diario Republicano de Alicante. Núm. 8.970, 16 de octubre de 1937.
342 Vistas desde el Puente de Rusia

Su primer acuerdo fue lanzar un manifies- a reintegrar a caja las cantidades que hu-
to y comenzar la depuración de todos los biesen percibido. El presidente informó
organismos, informando al Consejo de la al Gobierno Civil de que, como todo ha-
reconstitución y solicitando un local para bía quedado sometido a su resolución, no
sus oficinas, a ser posible en las casas con- se había efectuado cobro alguno y por lo
sistoriales. El alcalde complacido, les cedió tanto nada había que reintegrar. Diego
una habitación del archivo municipal. Pero Pujazón acató la resolución, pero propuso
esa diversidad política no era real. Por esas enviar la solicitud al Ministerio de la Go-
mismas fechas se creó el comité de enlace bernación argumentando que el municipio
entre los sindicatos UGT-CNT, formado de Madrid tenía formulada una petición
por tres miembros de cada formación.372 análoga. Sin poder asignarse una retribu-
La sintonía entre PSOE/UGT y la FAI/ ción, en febrero de 1938, la Comisión de
CNT les aseguró la mayoría en el Consejo, Hacienda estableció dietas de 10 pesetas
y su preponderancia acabó por quebrar la diarias por asistencia a la Comisiones, jus-
unidad del Frente Popular provocando el tificadas en el desplazamiento de sus ocu-
alejamiento de republicanos y comunistas. paciones, siempre que demostrasen no co-
Controlado el Frente Popular y el Consis- brar sueldo fijo de cualquier entidad oficial
torio, socialistas y anarquistas designaban o particular.
concejales, jueces y fiscales, limitando la
tarea del Gobierno Civil a su ratificación
automática. 6.9 Campos de trabajo.
Albatera.
La complicada situación del Consejo exi-
gía dedicarle mucho tiempo, interfiriendo
en el quehacer profesional de sus miem- “La obra de dignificación social en los campos de
bros. Por ello, en noviembre de 1937 tu- trabajo. El de Albatera. El penado hacia su re-
vieron la feliz idea de asignarse un sueldo, dención. Van llegando a Albatera (provincia de
para lo que enviaron un escrito al gober- Alicante), los primeros grupos de presos políticos
nador pidiendo la autorización pertinente. destinados a este Campo de Trabajo, que dentro
A consulta de éste, el abogado del Estado de poco será oficialmente inaugurado. Con sus ca-
de la Provincia dictaminó que el cargo de misas de color kaki y sus pantalones claros, ofrecen
concejal, era gratuito, obligatorio e irre- estos penados la apariencia de cuadrillas de colonos
nunciable. Sólo si participase en una obra que arriban a las tierras que van a ser para ellos
o servicio presupuestado, podría percibir objeto de laboreo. (..) El fundamento moral que
el importe de su jornal diario, pero nunca inspiró la creación de estos campos para penados
ningún género de retribución por ejercer es el de incorporar a la vida de trabajo, a los que
los derechos y deberes ciudadanos que lle- hasta ahora habían vivido la existencia parasitaria
vaba consigo la Concejalía. Con esta pre- de verdaderos convidados sociales, los privilegiados
misa, resolvía pues suspender cualquier económicamente que nada hacían por injustificar
acuerdo tomado en ese sentido, y obligaba su situación de haraganería. (..) En el campo de

372 José Alonso Egío, Mariano Huertas y José Tortosa por la UGT; Diego Pujazón, Gaspar Espinosa y
Lorenzo Alcocer por la CNT.
Vistas desde el Puente de Rusia 343

trabajo de Albatera, se esta iniciando una obra de Frente Popular, condenados a trabajos for-
utilidad pública de magnitud extraordinaria: más zados por los Tribunales Populares. Uno
de cuarenta mil hectáreas de terreno baldío serán de sus primeros visitantes, fue el sacerdote
convertidas en tierras de cultivo”.373 oriolano, Saturnino Ortuño Pomares, que
llegó cuatro días antes de su inauguración
En el otoño de 1937, llegaban a la estación trasladado del Reformatorio de Adultos de
de Albatera medio centenar de detenidos. Alicante.
Su destino era el nuevo campo de trabajo
que aún estaba por terminar. A medio kiló- “Los guardianes eran individuos hartos de dar pa-
metro de dicha estación encontraron unos seos. El que a mí me cacheó me preguntó reiterada-
saladares y en ellos un cuadrilátero rodeado mente si llevaba medallas encima. Al principio se
de dos filas de alambradas y vigilado me- trabajaba de verdad, y cuando alguien se sentaba,
diante torres provistas de ametralladoras. recibía la frase de sus guardianes, proverbial: o te
Este penal se había construido bajo la tu- levantas o te tumbo de un tiro. En el campo no
tela de los ingenieros agrónomos Miguel había comodidad alguna. En los primeros días
Cavero y Ángel Rodríguez y, de momen- estábamos amontonados en los barracones de ma-
to, solamente contaba con un barracón de dera y uralita, y también en tiendas de campaña;
madera con techo de uralita, un almacén y no había lavabos ni retretes. Quienes trabajábamos
el edificio que hacía la función de despa- en tierras cercanas a arroyos, nos lavábamos allí.
cho del director. Sin luz ni agua corriente, A los guardianes del campo se les llamaba viriatos
la primera tarea asignada a los internos fue y gozaban de muy mala fe. (..) La alimentación
la construcción de nuevos barracones. El de Albatera fue pésima, casi siempre se servía a
domingo 24 de octubre de 1937 fue oficial- los internados una especie de caldo negro, con unas
mente inaugurado por el ministro de Justi- lentejas o judías negras bailando una zarabanda de
cia Manuel Irujo y por el director de Prisio- risa y miseria”.374
nes Vicente Sol, que llegaron acompañados
de numerosas personalidades. Emplazado Don Saturnino se quejaba de las malas
en lo que ahora es el municipio de San Isi- condiciones, quizás porque en los prime-
dro y concebido para descongestionar las ros meses, los internos se vieron obligados
prisiones alicantinas, con una capacidad de a soportar bastantes incomodidades. Pero