You are on page 1of 266

Gaston Bachelard [1884-1962]

(1957) [1961]

LA POESÍA DEL
ESPACIO

Un documento producido en versión digital por Daniel Boulognon, voluntario,


profesor de filosofía en Francia
E-mail: Daniel Boulagnon boulagnon.daniel@wanadoo.fr

Como parte de "La ciencia social clásica" Una biblioteca digital fundada y dirigida
por Jean-Marie Tremblay
Profesor de Sociología de la Cégep de Chicoutimi
Sitio web : http: //classiques.uqac.ca/

Una colección desarrollada en colaboración con la Biblioteca


Paul-Emile-Boulet de la Universidad de Quebec en Chicoutimi
Sitio web : http: //bibliotheque.uqac.ca/
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 2

Utilizar Directiva de la Biblioteca


Clásicos

Se prohíbe la duplicación y redistribución de nuestros archivos, incluso con la mención de


su origen sin el permiso por escrito for- mal, fundador de las obras clásicas de Ciencias
Sociales, Jean-Marie Tremblay, sociólogo.

Archivos de Ciencias Sociales Classics pueden hacer sin la autorización formal:

- ser acomodados (archivo o página Web, en su totalidad o en parte) en un servidor


distinto de los clásicos.

- como base de trabajo a otro archivo y luego modificado por cualquier otro medio (color,
fuente, diseño, extracto, apoyo, etc ...)

Los archivos (.html, .doc, .pdf, .rtf, .jpg, .gif) disponible en el sitio Clásicos de Ciencias
Sociales son propiedad de ciencias sociales cal clasifi- una organización sin ánimo de lucro
com- plantea exclusivamente por voluntarios.

Están disponibles para un intelectual y personalmente usarlo y, en cualquier caso,


comercial. Cualquier uso de los archivos com- fines comer- en este sitio está estrictamente
prohibido y cualquier repetición también está estrictamente prohibido.

El acceso a nuestro trabajo es gratuito y abierto a todos los términos de referencia utilisa-. Esta
es nuestra misión.

Jean-Marie Tremblay, fundador y CEO sociólogo,

CLÁSICOS de Ciencias Sociales.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 3

Esta edición electrónica fue producido por Daniel Boulagnon, profesor de filosofía en
Francia a partir de:

Bachelard (1957)

LA POESÍA de espacio.

París: Presses Universitaires de France, 3 e edición


1961. 215 pp. Primera edición, 1957. Colección: Biblioteca
Filosofía contemporánea.

Fuentes utilizadas: Times New Roman, 14 puntos.

edición electrónica producida con el procesamiento de Microsoft Word 2008 para Macintosh
textos.

Disposición papel de tamaño: Carta EE.UU., 8,5 '' x 11 ''.

Edición Digital realizado el 21 de septiembre de 2012 en Chicoutimi, Ville de Saguenay,


Quebec.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 4

Gaston Bachelard (1957) [1961]

LA POESÍA DEL ESPACIO

París: Presses Universitaires de France, 3 e edición, 1961, 215 pp. Primera


edición, 1957. Colección: Biblioteca Filosofía contemporánea.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 5

NOTA

Este libro es de dominio público en Canadá debido a que un Pas trabajo está en el dominio
público 50 años después de la muerte del autor (s).

Este trabajo no es de dominio público en los países donde se tiene que esperar 70 años
después de la muerte del autor (s).

Obedecer la ley de derechos de autor en su país.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 6

[215]

Indice

INTRODUCCIÓN [1]

Capítulo I. La casa. Desde el sótano hasta el ático. La dirección de la cabaña. [23]

el capítulo II . Casa y el Universo. [51]

capítulo III . El cajón. Armarios y armarios. [79]


el capítulo IV . El nido. [92]
capítulo V . La cáscara. [105]
capítulo VI . Las esquinas. [130]

el capítulo VII . La miniatura. [140]


capítulo VIII . La inmensidad íntima. [168]

capítulo IX . La dialéctica de fuera y por dentro. [191]


capítulo X . La fenomenología de la ronda. [208]
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 7

[1]

LA POESÍA DEL ESPACIO

INTRODUCCIÓN

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

Un filósofo que ha entrenado a todos sus pensamientos, centrándose en el mi filosofía básica de la


ciencia que siguió, tan claramente como pudo, el eje del racionalismo activa, el eje de la creciente
racionalismo de la ciencia contemporánea tiene que olvidar su conocimiento, rompiendo con todos sus
hábitos de investigación filosóficas si quiere estu- dier los problemas planteados por la imaginación poética.
Aquí, el pasado no cuenta la cultura; a lo largo de enlaces sin esfuerzo y pensamientos construcciones, el
estrés de la semana y el mes, es ineficaz. Deben estar presentes para presentar la imagen en el acta de la
imagen: si hay una filosofía de la poesía, esta filosofía nace y renace en la oca- sión de un verso dominante
en la adherencia total a la una imagen aislada, precisamente en el incluso el éxtasis de la nueva imagen.
La imagen poética es una psique repentino alivio, terreno poco estudiada en causalidades psicológicas
subordinadas. Tampoco está coordinado general, y pueden ser la base para una filosofía de la poesía. .La
noción de principio, el concepto de "base" en este caso sería ruinosa. Ella blo- querait noticias esenciales,
la novedad psicológica esencial del poema. Mientras que la reflexión filosófica que actúa sobre un
pensamiento científico a largo trabajados deberán solicitar la nueva idea el término "base" en este caso
sería ruinosa. Ella blo- querait noticias esenciales, la novedad psicológica esencial del poema. Mientras
que la reflexión filosófica que actúa sobre un pensamiento científico a largo trabajados deberán solicitar la
nueva idea el término "base" en este caso sería ruinosa. Ella blo- querait noticias esenciales, la novedad
psicológica esencial del poema. Mientras que la reflexión filosófica que actúa sobre un pensamiento
científico a largo trabajados deberán solicitar la nueva idea
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 8

se integra con un cuerpo de ideas probadas, incluso si este cuerpo de ideas se ve


limitada por la nueva idea, una revisión a fondo, como es el caso en todas las
revoluciones de la ciencia contemporánea, filoso- fía poesía debe reconocer que el
acto poético no tiene pasado, al menos no en el pasado cercano a lo largo de la que
se podía seguir su preparación y su venida.

Cuando, más tarde, tenemos que mencionar la relación de una nueva


imagen poética y el arquetipo de dormir en la parte inferior de la in- consciente,
tenemos que entender que este informe no es en sentido estricto , causal. La
imagen poética no es sometido a empuje. No es un eco de un pasado. Más bien
al revés: con el brillo de una imagen, el pasado distante [2] ecos de ecos y es
difícil ver cómo son estos ecos profundos, afectan y apagado. En su novedad en
su negocio, la imagen poética tiene su propio ser, su propio dinamismo. Suena a ontología
directa. Es esta ontología queremos trabajar.

A menudo es el opuesto de causalidad, en ción rotundo, tan finamente


estudiado por Minkowski 1 , creemos encontrar
la acción real es una imagen poética. En este retentisse- ción, la imagen poética
será el sonido. El poeta habla en el umbral de ser. Esto nos obliga a determinar el
bienestar de una imagen de prueba en el estilo de la fenomenología de
Minkowski, la reten- desaceleración.

Decir que la imagen poética elude la causalidad es, sin lugar a dudas, una
declaración que su gravedad. Pero las causas alegadas por el psicólogo y
psicoanalista nunca pueden explicar la ractère ca- realmente inesperado de la
nueva imagen, ni la adhesión sión crea un alma extranjera en el proceso de su
creado - ción. El poeta no me da más allá de su imagen y, sin embargo su imagen
todavía se lleva a consecuencia de la raíz en mí. Comunicabilidad de una imagen
inusual es un hecho de gran significación ontológica. Vamos a volver a la comunión
por actos pronto, aisladas y activos. Las imágenes llevan - después del hecho -
pero no son fenómenos de una sesión de ejercicios. Ciertamente uno puede, en la
investigación psicológica, prestar atención a los métodos psicoanalíticos

1 Ver Eugene Minkowski, Hacia una cosmología, Cap. IX.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 9

para determinar la personalidad del poeta, por lo tanto uno puede encontrar una presión
medida - en particular de la opresión - un poeta tuvo que someterse a lo largo de su
vida, pero el acto poético, la imagen repentina, brote de estar en la imaginación, más
allá de tales investigaciones. Hay que salir a la luz filosóficamente el problema de la
imagen poética, una fenomenología de la imaginación. Con esto me refiero a un estudio
del fenómeno de la imagen poética cuando la imagen emerge en la conciencia como un
producto directo del corazón, el alma, el ser del hombre agarrado en su actualidad.

II

Podemos preguntarnos, ¿por qué cambiar nuestro punto de vista anterior, ahora buscamos una
determinación fenómeno ménologique imágenes. En nuestro trabajo anterior [3] en la nación imaginaria que
habíamos estimado mejor efecto posicionarnos, como jectivement ob- como sea posible antes de que las
imágenes de los cuatro componentes de la materia, los cuatro principios de cosmogonías intuitivos. Fieles
a nuestra filosofía de la ciencia hábitos, tratamos de considerables rer imágenes sin ningún intento de
interpretación personal. Poco a poco, este método, que por su prudencia científica, parecía insuficiente
para fundar una imaginación metafísica. actitud por sí sola "conservador" no se trata de una negativa a
obedecer a la dinámica inmediata de la imagen? También medimos lo difícil que es ganar esta "prudencia".
decir que abandonamos los hábitos intelectuales es una afirmación fácil, pero cómo lograrlo? Hay, por un
racionalista, un pequeño drama diario, una especie de duplicación de pensamiento que para el propósito
que sea parcial - una imagen simple - tiene no menos importante un gran impacto psicológico. Pero este
pequeño drama de la cultura, este nivel simple drama de una nueva imagen contiene toda la paradoja de
una fenomenología de la imaginación: cómo a veces muy singular imagen que puede aparecer como una
concentración de toda la psique ? ¿Cómo este acontecimiento singular y también tiene sin embargo una
gran repercusión psíquicos. Pero este pequeño drama de la cultura, este drama al simple nivel de una
nueva imagen contiene toda la paradoja de una fenomenología de la imaginación: cómo a veces muy
singular imagen que puede aparecer como una concentración de toda la psique ? ¿Cómo este
acontecimiento singular y también sin embargo, tiene un gran impacto psicológico. Pero este pequeño
drama de la cultura, este drama al simple nivel de una nueva imagen contiene toda la paradoja de una
fenomenología de la imaginación: cómo a veces muy singular imagen que puede aparecer como una
concentración de toda la psique ? ¿Cómo este acontecimiento singular y también
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 10

efímera lo que la aparición de una imagen poética singular, que puede reaccionar -
ninguna preparación - en otras almas en otros corazones, y esto, a pesar de todas las
barreras del sentido común, todos los pensamientos sabios , feliz con su inmovilidad?

Parecía que nosotros, mientras que esta imagen transsubjectivité no podría


entenderse, en esencia, sólo por los hábitos de referencias objetivas. Sólo la
fenomenología - es decir, la consideración de imagen de inicio en una conciencia
individual
- nos puede ayudar a restaurar la subjetividad de las imágenes y para medir el
alcance, la fuerza, el sentido de la imagen transsubjectivité. Todas estas subjetividades
transsubjectivités, no se puede determinar de una vez por todas. La imagen poética es,
en efecto, esencialmente variaciones cionales. No es como el concepto, constitutiva. Sin
duda, el trabajo es duro - aunque monótona - para identificar la acción mutante de la
imaginación poética en cambios de detalle en las imágenes. Para un lector de poesía,
apelar a una doctrina que lleva el nombre, si mal entendido Sou viento, la
fenomenología, por lo que no puede ser in- tensa. Sin embargo, al margen de
cualquier doctrina, esta llamada es clara: nos preguntamos el lector de poesía no
tomar una imagen como un objeto, y mucho menos como un sustituto del objeto, sino
de captar la realidad específica. [4] Se trata de asociar sistemáticamente el AC- que
desde la conciencia de donantes para el producto más fugaz de la conciencia: la
imagen poética. En la imagen poética, la dualidad de chorro su- y el objeto es
iridiscente, brillante, constantemente activo en sus siones invertidos. En este ámbito de
la creación de la imagen poética del poeta, la fenomenología es, nos atrevemos a
decir, una fenomenología copique microscópica. Por lo tanto, esta fenomenología es
probable que sea ción primaria stric-. En esta unión, por la imagen de una subjetividad
pura, pero fugaz y una realidad que no necesariamente JUS en su plena constitución,
el fenomenólogo encuentra un campo de innumerables experiencias; que cuenta con
observaciones pueden ser precisas porque son simples, porque "no tiene importancia",
como es el caso de los pensamientos científicos que son pensamientos siempre
relacionados. La imagen, en su sencillez, no necesita saber. De hecho, es una
conciencia ingenua. En su discurso, que es el lenguaje joven. El poeta, en la novedad
de sus imágenes, es siempre el idioma original. Para especificar lo que puede ser una
fenomenología de la imagen, para especificar que la imagen
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 11

es antes pensó, sería decir que la poesía es, en lugar de una fenomenología de la
mente, una fenomenología del alma. entonces deberíamos acumular documentos
sobre conciencia soñadora.

La filosofía francesa contemporánea del lenguaje - con mayor motivo psicología - no


sirve como la dualidad del alma y palabras tomó ES. Son, por tanto, uno y el otro un
poco sordo con respecto a los temas, tan numerosos en la filosofía alemana, donde la
distinción entre la mente y el alma (Geist der Seele y morir) es tan claro. Pero una
poderosa filosofía de la poesía debe estar dotada de todas las facultades del
vocabulario, se debería simplificar nada, nada se endurecen. Para tales filoso- fía, la
mente y el alma son sinónimos. Teniendo en nonymie sy-, está prohibido para traducir
textos valiosos, adulterando documentos entregados por la arqueología imágenes. La
palabra es la palabra alma inmortal. En algunos poemas, es indeleble. Es una palabra
de aliento 2

. Solos importancia voz de una palabra debe retener la atención ción de un


fenomenólogo de la poesía. La palabra alma puede decirse POE-camente con tal convicción
que cometió un poema. Por lo tanto, el registro poético que corresponde al alma debe
permanecer abierta a nuestras investigaciones fenomenológicas.

[5]
En el campo de la pintura misma, que la realización parece implicar
decisiones que caen dentro del espíritu, que encuentran enlaces del mundo de
la percepción, la fenomenología del alma puede revelar el primer compromiso de
una obra. René Huyghe en el hermoso prólogo que dio a la exposición de ges
Georgios Rouault en Albi, escribió: "Si tuviéramos que buscar donde Rouault
sopló las definiciones ... tal vez lo haría uno ALGUIEN palabra para evocar
algunas cayó en desuso y que se llama al alma. "Y René Huyghe muestra que
para entender, sentir y amar la obra de Rouault" hay que poner en el centro, el
corazón, en la rotonda, donde todo se origina y el sentido: y ahora mismo se
encuentra la palabra olvidado o condenados, el alma ". y

2 Charles Nodier, Diccionario de la onomatopeya francesa parís,


1828 p. 46. ​"Los diferentes nombres del alma, en casi todos los pueblos, son cambios de
respiración y respirar onomatopeyas. "
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 12

conoce y traducido en el mundo de colores brillantes, en el mundo de la luz solar.


Por lo tanto, una verdadera inversión de la perspec- tiva psicológica se afirma que
quienes desean comprender el Ai Ming pintura Rouault. Él debe participar en una
luz superior integrada que no es un reflejo de la luz del mundo exterior;
Probablemente expresiones de la visión interior, luz interior a menudo son
reclamados con demasiada facilidad. Pero aquí es un hablar pintor, un productor
de luces. Él sabe lo que casa desde el iluminaciones ción. Vio el significado
interno de la pasión del rojo. El principio de una pintura tal, hay un alma que
lucha. Fauvismo estaba dentro. Esta pintura es un fenómeno del alma. El trabajo
debe re-dímero alma apasionada.

Las páginas de René Huyghe nos confirman en la idea de que hay un sentido en el que habla de una
fenomenología del alma. En muchas circunstancias, hay que reconocer que la poesía es un compromiso
del alma. Conciencia asociada con el alma es más relajado, menos intención tionalised que la conciencia
asociada a los fenómenos de la mente. En los poemas manifiestan fuerzas que no pasan a través de los
circuitos de conocimiento. La dialéctica de la inspiración y el talento se iluminarán si se consideran los dos
polos: el alma y el espíritu. En nuestra opinión, el alma y el espíritu son esenciales para estudiar los
fenómenos de la imagen poética en sus diversos matices, especialmente para monitorear los desarrollos
imágenes poéticas de ensoñación a la ejecución. En particular, c ' es como la fenomenología del alma que
estu- dierons, en otra obra, la ensoñación poética. Solo, soñando despierto es una instancia psíquica que
demasiado a menudo se confunde con el sueño. Pero cuando se trata de una ensoñación poética, una
ensoñación [6], que no sólo goza de sí misma, pero la preparación para otras almas disfrute poético,
aunque se sabe más en la somnolencia pendiente. La mente puede saber un disparo, pero el sueño
poético, el núcleo antes, sin tensión, relajado y activo. Para hacer un poema completo y bien estructurado,
será necesario que prefigura en cuenta el proyecto. Pero para una imagen poética sencilla, no hay un plan,
tiene que haber un movimiento del alma. En un alma imagen poética dicho su presencia. alma que estu-
dierons, en otra obra, la ensoñación poética. Solo, soñando despierto es una instancia psíquica que
demasiado a menudo se confunde con el sueño. Pero cuando se trata de una ensoñación poética, una
ensoñación [6], que no sólo goza de sí misma, pero la preparación para otras almas disfrute poético,
aunque se sabe más en la somnolencia pendiente. La mente puede saber un gatillo, pero en el sueño
poesía, el núcleo antes, sin tensión, relajado y activo. Para hacer un poema completo y bien estructurado,
será necesario que prefigura en cuenta el proyecto. Pero para una imagen poética sencilla, no hay un plan,
tiene que haber un movimiento del alma. En un alma imagen poética dicho su presencia. alma que estu-
dierons, en otra obra, la ensoñación poética. Solo, soñando despierto es una instancia psíquica que demasiado a menudo se
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 13

Y así es como un poeta plantea el problema fenomenológico del alma con toda
claridad. Pierre-Jean Jouve escribe ( 3 ) : "La poesía es un alma inauguración de una
forma." Se abre el alma. Es aquí en primer lugar el poder. Es la dignidad humana.
Incluso si se conoce la "forma", observa, tallada en los "lugares comunes", que era
antes de la luz poética interior de un objeto simple para la mente. Pero el alma viene
inauguran forma, en vivo, se deleitan en ella. La sentencia de Pierre-Jean Jouve puede
ser tomado como una clara máxima de un fenomenal gía del alma.

III

Dado que las reclamaciones van tan abajo como profundamente, una
investigación fenomenológica sobre la poesía debe superar por métodos obliga-
ción, las resonancias sentimentales con la que, más o menos rico - que la
riqueza está en nosotros o en el poema - recibamos la obra. Aquí debe ser
sensibili- sé el doblete fenomenológica de resonancias y repercusiones. Las
resonancias se dispersan en diferentes planos de nuestra vida en el mundo, las
repercusiones nos llama a profundizar en nuestra propia existencia. En la
resonancia que oímos el poema, el impacto que estamos hablando, es nuestro.
El impacto opera una transferencia a ser. No parece ser el poeta es nuestro ser.
La multiplicidad de las resonancias a continuación, sale de la unidad ser la
inversa rotundo. En pocas palabras, tocamos a un familiar sienten ningún ávido
lector de poesía: el poema nos lleva todo. Esta incautación de la poesía tiene un
logía marca fenomenal que no engaña. La exuberancia y la profundidad de un
POE para mí

siempre fenómenos de dobletes résonance-


repercusión. Parece que por su exuberancia, el poema reaviva en nosotros las
profundidades. Para dar cuenta de la acción psicológica

(3) Juan Pierre Jouve, espejo, ed. Mercurio de Francia, p. 11.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 14

como un poema, él [7] Por lo tanto, se siguen dos líneas de análisis ménologique
fenómeno, a la exuberancia de la mente y de la profundidad del alma.

Por supuesto - ¿tengo que decir? - el impacto, a pesar de su nombre deriva,


tiene una naturaleza fenomenológica simple en domai- nacido de la imaginación
poética donde queremos estudiar. Este es de hecho el impacto de una sola imagen
poética, determinar un verdadero renacimiento de la creación poética en el alma de
la tor lectura. Por su novedad, una imagen poética pone en marcha acti- vidad
lingüística. La imagen poética nos sitúa en el origen del ser Lant par-.

Por este impacto, va inmediatamente más allá de toda la psicología y el


psicoanálisis, sentimos una fuerza poética que ingenuamente en nosotros mismos.
Este es el impacto que va a ser capaz de experimentar resonancias repercusiones
sentimentales, recordatorios de nuestro pasado. Sin embargo, la imagen ha tocado
las profundidades antes de tocar la superficie. Y esto es cierto en un lector simple
experimento. Esta lectura de imágenes del poema nos ofrece, aquí lo que
realmente se hace nuestra. Se arraiga en nosotros mismos. Lo tenemos, pero
hemos nacido a sentir que podíamos crear, que debemos crearlo. Se convierte en
un nuevo ser en nuestro idioma, nos expresa por nosotros haciendo lo que expresa,
en otras palabras, es a la vez un devenir de expresión, y un devenir de nuestro ser.
Aquí la expresión crea ser.

Esta última observación define el nivel de la ontología en la que trabajamos.


Como regla general, creemos que todo lo que es específicamente humano en el
hombre es logotipos. No somos capaces de meditar en un área que sería antes del
lenguaje. Aunque este argumento parece, se niegan una profundidad ontológica,
debemos ajustan der, al menos, como una hipótesis de trabajo muy adecuado para
el tipo de investigación que seguimos en la imaginación poética.

Así, la imagen poética, logotipos de eventos, que son personalmente ción


innovadora. Tomamos la mayoría como un "objeto". Creemos que la actitud crítica
"objetivo" ahoga el "rotundo ción" se niega por principio en que esta profundidad debe
partirse el fenómeno poético originales. Y en cuanto al psicólogo, que queda
ensordecido por las resonancias y quiere constantemente describir sus sentimientos.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 15

Y en cuanto al psicoanalista, pierde impacto, ocupado como está desenredando la


madeja de sus interpretaciones. Como método de destino, la imagen intelectualizada
psicoanalista. Incluye la imagen más profunda del psicólogo. Pero, concretamente, el
"incluye". [8] Para el psicoanalista, la imagen poética siempre tiene un contexto. En la
interpretación de la imagen, que se traduce en otro idioma que el Logos poéticas.
Nunca entonces, más propiamente, no podemos decir, "Traduttore, traditore".

Recibir una nueva imagen poética, sentimos su va- su intersubjetividad.


Sabemos que vamos a repetirlo para comunicar nuestro entusiasmo. Considerado
en la transmisión de un núcleo a otro, se ve que la imagen poética elude tareas
recher- causales. Las doctrinas tímidamente causales como el la psicología o el
psicoanálisis como causal fuertemente difícilmente puede determinar la ontología
de la poética: una imagen poética, nada se prepara, especialmente no en la
cultura, en la modalidad literaria, ciertamente no en la percepción el modo
psicológico.

Así llegamos siempre a la misma conclusión: el lado nuevo- esencial de la


imagen poética plantea el problema de la creatividad del habla. Para esta
creatividad, imaginar la conciencia pasa a ser, de manera muy sencilla pero muy
pura, un origen. Está claro que el valor original de varias imágenes poéticas que
debe centrarse, en un estudio de la imaginación, una fenomenología de la
imaginación poética.

IV

Al limitar de esta manera nuestra consulta a la imagen poética en su origen a


partir de la imaginación pura, dejando de lado el pro blema de composición el poema
como una agrupación de varias imágenes. En esta composición del poema
involucrados ele- elementos psicológicamente complejos que combinan la cultura más
o menos lejano e ideal literario de un tiempo, ya que muchos de los componentes
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 16

una fenomenología completa probablemente debería considerar. Sin embargo,


un vasto programa podría dañar la pureza de las observaciones fenomenológicas
decididamente básica, queremos pre Senter. El fenomenólogo real debe ser est
mo- sistemáticamente. Desde entonces ; parece que la mera referencia a éstos
lectura fenomenológica puissan-, que hacen que el lector de un poeta ni de
ternera de la imagen reproducida ya se ve afectado un tono de orgullo. Habría
inmodesta para nosotros tomar personalmente un poder leer y vivir de nuevo
recuperar el poder de organizada, creación completa que afecta a todos de un
poema. Menos aún podemos esperar a llegar a una fenomenología domine-
sintética le gustaría creen que pueden hacer algunos psicoanalistas, la ensem-
cable de una obra. [9] Así, en piezas de imágenes que podemos "anillo"
fenomenológicamente.

Pero precisamente este punto de orgullo, este orgullo de menor importancia, el


orgullo de solo lectura, este orgullo que prospera en la soledad de la lectura, lleva una
marca fenomenológica innegable si se mantiene la simplicidad. El fenomenólogo aquí
no tiene nada en común con el crítico literario que, como a menudo se ha señalado,
juzgar una obra que no podía hacer, e incluso el testimonio de frases simples, un trabajo
que hace no lo haría. El literaria criticado que es necesariamente un jugador grave.
Volviendo como termopozo un complejo que el uso excesivo ha desacreditado hasta el
punto que entró en el vocabulario de los hombres de estado, se podría decir que la
crítica literaria, el profesor de retórica, sabiendo siempre, siempre juzgando
voluntariamente hacer périorité un simple su-. En cuanto a nosotros, adicto a la lectura
feliz, leemos, leemos sólo lo que nos gusta, con un pequeño orgullo lectura mezclado
con mucho entusiasmo. Mientras que el orgullo por lo general se convierte en un
sentimiento masivo que pesa sobre toda la psique, la punta de orgullo que proviene de
unirse a una felicidad imagen permanece dis- creta, secreto. Somos nosotros meros
lectores, para nosotros, sólo para nosotros. Es el orgullo en la habitación. Nadie sabe
que en la lectura revivimos nuestras tentaciones ser poeta. Sólo en coche un poco de
lectura Pas Sionne, se alimenta y se descarga, a través de la lectura, el deseo de ser
vano écri-. Cuando la lectura de página es demasiado buena, la modestia empuja este
deseo. Pero el deseo renace. De todos modos, cualquier lector que lee una obra que
ama sabe que amó las páginas preocupación. Jean-Pierre Richard
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 17

en su excelente libro: Poesía y profundidad, escrita entre otros, dos estudios, uno sobre
Baudelaire, Verlaine por el otro. Baudelaire se destaca precisamente porque, según él,
su obra "nos preocupa." En un estudio a otro, la diferencia en el tono es alto. Verlaine
recibi- do no fenomenológica número total de miembros, a diferencia de Bau- delaire. Y
siempre es así; en algunas lecturas que van fondo simpatía, en la misma expresión que
somos "parte prenan- ti." En su titán Jean-Paul Richter escribió de su héroe: "Él leyó el
elogio de los grandes hombres con tanto placer como si hubiera sido objeto de tales
elogios 4 . "De todos modos, la simpatía de lectura tura es inseparable de admiración.
Podemos [10] admiramos más o menos, pero sigue siendo un impulso sincero, un poco
estallido de admiración es necesario para acomodar el aumento de la imagen
fenomenológica una garrapata POE. La reflexión crítica más mínima detener este
impulso al poner la mente en la segunda posición, destruyendo el primitivismo de la
imaginación. En esta admiración que va más allá de la pasividad de las actitudes
contemplativas, parece que el placer de la lectura es un reflejo de la alegría de escribir
como si el lector fue el escritor fantasma. Al menos el lector participa en la creación de
Bergson da alegría como un signo de la creación 5

. Aquí, la creación se produce en el delgado hilo de la oración, en la vida


fugaz de una expresión. Pero esta expresión poética, aunque no tienen una
necesidad vital, es todavía una vida tonificación. El ejemplo es un elemento de la
buena vida. La imagen poética es una aparición del lenguaje, es todavía un poco
por encima de la media lengua. Vivir los poemas por lo que tenemos la
experiencia saludable de emergencia. Esta es sin duda la aparición de pequeño
alcance. Pero estas emergencias se renuevan; la poesía pone la lengua en un
estado de emergencia. La vida aquí denota vivacidad. Estos impulsos c
güísticas lin- que salen de la línea normal de lenguaje pragmático son miniaturas
del impulso vital.

4 John Paul Richter, El Titán, trans. Philarete CHASLES-1878, t. yo


p.22.
5 Bergson, La energía espiritual, p. 23. [Libro disponible los Clásicos
de Ciencias Sociales . JMT.]
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 18

Así, junto a las consideraciones sobre la vida de las palabras, ya que AP- aparece en
la evolución del lenguaje a través de los siglos, la imagen poéti- presentamos, en el estilo
del matemático, una especie de DIF --competitive en esta evolución. A grandes gusanos
pueden tener una gran influencia en in- el alma de un idioma. Se despierta imágenes
borradas. Al mismo tiempo que se castiga a la imprevisibilidad de expresión. Haciendo
discurso impredecible que no es el aprendizaje de la libertad? Qué encanto imaginación
poética es jugar la censura! Anteriormente, las artes poéticas codificaron las licencias.
Pero la poesía contempo- Rary puso la libertad en el mismo lenguaje corporal. La poesía
de manifiesto a continuación, sería un fenómeno de libertad.

Por lo tanto, incluso en una imagen poética aislado, convertido en la única


expresión que es el verso, impacto, fenomenológico que puede aparecer; y en su
extrema sencillez, [11] nos da el control de nuestro idioma. Estamos aquí frente a
un pequeño fenómeno de la conciencia brillante. La imagen poética es el
acontecimiento psíquico de cualquier responsabilidad. A encontrar una justificación
en el orden de la realidad sensible, así como deter- su lugar y sonajero en la
composición del poema son dos tareas que tenemos que tener en cuenta en el
segundo lugar. En la primera búsqueda fenomenológica in- de la imaginación
poética, la imagen aislada, la frase que se desarrolla, verso o en ocasiones la
estrofa donde la imagen poética irradia, la forma áreas del lenguaje un análisis
topográfico DE- estudio vrait. Por lo tanto JB Pontalis muestra Michel Leiris como
un "prospector solitario en las palabras de galerías" 6

. Ponta-
leer medios tan bien este espacio fibered atravesada por la sencilla pulso im- de palabras
experimentados. El atomismo de demandas lenguaje conceptual

6 JB Pontalis, Michel Leiris o el psicoanálisis interminable, apud la


los tiempos modernos, Diciembre de 1955, p. 931.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 19

razones para la centralización de las fuerzas de montaje. Pero siempre a un


movimiento, la imagen fluye en el verso que arrastra la imaginación in- como si la
imaginación creó una fibra nerviosa. Pontalis agrega esta fórmula que merece ser
recordado como un índice segura para una fenomenología de la expresión (p 932). "El
sujeto hablante se trata. "Y ya no parece una paradoja decir que el sujeto nos está
hablando, en su totalidad en una imagen poética, porque si se lo da ningún
incompetente, que no entra en el espacio poético de la imagen . Muy claramente, la
imagen poética ofrece una de las experiencias más simples de la lengua viva. Y si
tenemos en cuenta, como proponemos, como el origen de la conciencia, que se
encuentra dentro de una fenomenología.

Además, si tuviéramos que dar una "escuela" de la fenomenología,


probablemente sería el fenómeno poético que nos encontramos con las lecciones más
claras, clases elementales. En un libro reciente,
JH van den Berg escribe 7 "Los poetas y los pintores son meno
noménologues nacido. "Y darse cuenta de que las cosas nos" hablan "y que, por
tanto, si le damos el valor total de esta lengua, un contacto con las cosas, Van den
Berg añade:" Estamos viviendo continuamente una solución de problemas que no
son esperanza de solución para la reflexión. "En esta página el fenomenólogo
holandesa aprendido, el filósofo se puede fomentar en sus estudios se centraron en
el habla.

7 JH van den Berg El enfoque fenomenológico en Psicología. año


Introducción a la reciente psicopatología fenomenológica ( Charles C. Thomas, ed.,
Springfield, Illinois, EE.UU., 1955, p. 61).
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 20

[12]

VI

Tal vez la posición fenomenológica que se aclarará en lo que respecta a la


investigación psicoanalítica si podemos identificar, a pro- pos imágenes poéticas,
esfera pura sublimación de la sublimación, que sublima nada, que se alivia la carga
de Pas siones, liberado de la presión de los deseos. Por lo tanto dando la imagen de
POE pico de garrapatas sublimación absoluta, jugamos con apuestas altas en un
simple matiz. Pero parece que la poesía da abundante evidencia de esta sublimación
absoluta. Nos encontramos con viento Sou en el curso de este trabajo. Cuando
nacen Don-esta evidencia, psicólogo, psicoanalista ya no se ven en la imagen
poética, así de simple juego de juego, set de baño completo efímera. precisamente,
a continuación, las imágenes son de sentido para ellos - la pasión sin sentido, sin
sentido psicológico de ser significativo psicoanalítica. No viene a la mente que tales
imágenes tienen precisamente una significado poético. Pero la poesía está allí con
sus miles de imágenes de chorro, imágenes a través del cual la imaginación creativa
dos por tres se trasladó a su propio dominio.

Historial de búsqueda de una imagen, entonces estamos en incluso la existencia


de la imagen, es decir, para un fenomenólogo, marca inveterada psicologismo. Consideremos,
en cambio, la imagen poética en su ser. La conciencia poética está tan
completamente absorbida por la imagen que aparece en el idioma, por encima de la
lengua habitual, habla con la imagen poética, un lenguaje tan nuevo que no
podemos prever correlaciones útiles el pasado y el presente. Nos don- Neros
posteriores ejemplos de este tipo de roturas en significado, sentimiento,
sentimentalismo, que se nos conceda la ima- ge poética está bajo el signo de un
nuevo ser.

Este nuevo ser es el hombre feliz.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 21

Feliz en el habla, por lo tanto, infeliz, de hecho, se opusieron inmediatamente


psicoanalista. Para él, la sublimación es sólo una compensación vertical, un vuelo a la
altura, al igual que la compensación es un vuelo lateral. E inmediatamente, el
psicoanalista deja el estudio ontológico de la imagen; excava la historia de un hombre;
él lo ve muestra los sufrimientos secretos del poeta. Explica la flor de los fertilizantes
in-.

El fenomenólogo no llega tan lejos. Para él, la imagen está ahí, la palabra habla,
la palabra del poeta le habla. No hace falta haber experimentado los sufrimientos del
poeta a tomar la palabra de la felicidad ofrecida por el poeta - palabra de la felicidad
que domina el drama [13] aun. El blimation su-, en la poesía, con vistas a la
psicología del alma terrenal tración infeliz. Es un hecho: la poesía tiene un placer en
sí mismo, un drama que se causa a ilustrar.

sublimación pura, como lo imaginamos plantea un método de drama, porque, por


supuesto, el fenomenólogo no puede ignorar la profunda realidad psicológica del
proceso de sublimación si LON guement estudiado por el psicoanálisis. Pero se trata de
pasar, fenómeno ménologiquement, a invécues imágenes a las imágenes que la vida
no se prepare y que el poeta crea. Esto es vivir la invécu y abierto en una abertura del
habla. Nos encontramos con este tipo de experiencias en algunos poemas. Tales como
ciertos poemas de Pierre-Jean Jouve. meditaciones psicoanalíticas no es obra Fed de
que los libros de Pierre Jean Jouve. Sin embargo, a estas alturas, la poesía en lo
conoce estas llamas que la mayoría lo hizo a vivir en la casa primero. ¿No dicen 8

:
"La poesía supera constantemente sus orígenes, y el sufrimiento más adelante
en el éxtasis o la tristeza, sigue siendo más libre. "Y en la página 112:" Cuanto
más avanzaba en el tiempo y el buceo fue masterizado éloi- NIED la causa
ocasional, condujo a la forma pura del lenguaje. "Pierre-Jean Jouve, que iba a
contar las" causas "identificadas por el psicoanálisis como causas" casual "? No
se. Pero en el área de "la forma pura del lenguaje" las causas del psicoanalista
no predice la imagen poética en su

8 Pierre-Jean Jouve, espejo, ed. Mercurio de Francia, p. 109. Andree


Chedid también escribió: "El poema es libre. Nunca enfermerons destino en la nuestra.
"El poeta sabe que" su aliento la iniciativa más allá de su deseo "( Tierra y la poesía, ed.
GLM, §§ 14 y 25).
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 22

novedad. Ellos son como máximo de liberación "oportunidades". Y es en esto que


la poesía - la era poético en el que estamos específicamente "sorprendentes s, por
lo que las imágenes son impredecibles. Todos los críticos literarios no tienen una
bastante clara conciencia de esta imprevisibilidad que precisamente le importa los
planes de la explicación psicológica habitual. Sin embargo, el poeta dice-ción neta:
"La poesía en su enfoque actual especialmente sorprendente, (puede) partido único
pensamiento atento, amante de algo desconocido y abierto en gran medida a ser.
"A continuación, en la página 170:" Por lo tanto, una nueva definición del poeta está
a la vista. Es esto: el que conoce, es decir, que trasciende, y los nombres de lo que
sabe. "Y (p. 10):" No " No hay poesía sin creación absoluta. "

[14]

Tal poesía es raro 9 . En su gran masa, la poesía es más


pasiones mixtas, más psicologizados. Pero aquí rareza, a excepción, no confirman la
regla, pero se contradicen y volver a establecer un nuevo régimen. Sin la región de
la sublimación absoluta - una estrecha y alta, ya que es, incluso si parece fuera del
alcance de los psicólogos o psicoanalistas - que tienen, después de todo, para
examinar la poesía pura - no se puede revelar la polaridad exacta de la poesía.

Podemos dudar de la determinación exacta del plano de fractura, podemos


permanecer más tiempo en el campo de las pasiones sionales confusión problema la
poesía. Además, la altura desde la-cómo nos acercamos a la sublimación puro no
es, probablemente, en el mismo nivel para todas las almas. Por lo menos, la
necesidad de separar la sublimación examinado por el psicoanalista y sublimación
estudiado por el fenomenólogo de la poesía es un método necesidad. El chanalyste
psico puede estudiar bien la naturaleza humana de los poetas, pero no está
preparado, debido a su estancia en la región de la pasión, el estudio de las
imágenes poéticas en su realidad cumbre. C.-G. Jung también dijo muy claramente:
siguiendo los hábitos de juicio del psicoanálisis, "interés se aleja de la obra para
perderse en el caos inextricable de historia psicológica, y el poeta

9 Pierre-Jean Jouve, loc. cit. p. 9: "La poesía es raro. "


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 23

se convierte en un caso clínico, un ejemplo con un cierto número de sexualis psicopatía. De


este modo, el psicoanálisis de la obra de arte se ha alejado de su objetivo, llevado el
debate sobre un área generalmente se encuentra humano, no especial para el artista y
sobre todo sin importancia por su arte " 10
.

En el único resumir este debate, se nos permite un movimiento polémico,


aunque la controversia no es en nuestros hábitos.

El romano le dijo al zapatero que llevaba demasiado alto su aspecto:

Hacer Sulor de ultra crepidam

En tiempos cuando se trata de la sublimación pura, donde para deter- minar a estar
limpio de la poesía, el fenomenólogo no habría de decirle al psicoanalista:

Hacer uterum de ultra psuchor

[15]

VII

En pocas palabras, tan pronto como el arte se convierte en autónoma, se necesita un


nuevo comienzo. A continuación, hay un interés teniendo en cuenta que a partir de la mente
de una fenomenología. En principio, el pasado fenomenología líquido y se enfrenta a la
nueva. Incluso en un arte como la pintura que lleva el testimonio de un comercio, los
accesos están fuera del comercio. Jean Lescure estudio de la obra del pintor escribió
Lapicque precisamente: "A pesar de su obra muestra una gran cultura y una

10 C.-G. JUNG, La psicología analítica en relación con la actividad poética, apud: pruebas de la
psicología analítica trans. Le Lay, ed. valores
p.120.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 24

conocimiento de todas las expresiones dinámicas de espacio, no se aplica, no


forma recetas ... Por ello es necesario que el conocimiento va acompañado de un
conocimiento igual olvido. El no-saber no es la ignorancia sino un acto difícil de
transmitir el conocimiento. Este es el precio que una obra está en cada momento
este tipo de principio puro que hizo su creación un año de dom de libre 11

. "Texto importante para nosotros, ya que se traduce inmediatamente en una


fenomenología de lo poético. En poesía, el no-saber es un requisito previo; si el
comercio en el poeta está en la tarea subordinada a asociar imágenes. Pero la vida de
la imagen está en todo su esplendor, en el hecho de que una imagen está superando
todas las sensibilidad de los datos.

Está claro entonces que el trabajo se lleva a un gran alivio por encima de la vida que
la vida explica más. Jean Lescure, dijo el pintor ( loc. cit.
p. 132): "demandas Lapicque del acto creativo que le da tanta sorpresa como la
vida. "El arte es entonces una repetición de la vida, una especie de emulación de
las sorpresas que excitan nuestra conciencia y sopor Pesca em-. Lapicque escribió
(citado por Lescure, p 132.): "Si, por ejemplo, pinto el paso del río en Auteuil,
espero que mi pintura me trae tan inesperado, a través de una otro tipo, que me
trajo la verdadera carrera que vi. Puede ser un tiempo para rehacer exactamente
un espectáculo que ya está en el pasado. Pero necesito revivir por completo, y una
nueva forma pictórica en esta ocasión, y al hacerlo, me dan la posibilidad de un
choque nou- pantorrilla. "Y Lescure concluye:" El artista no crea que éste vive,
vive, ya que crea. "

Por lo tanto, el pintor contemporáneo ya no considera la imagen como un sustituto


simple para una realidad sensible. Rosa [16] pintado por ELS tiro, Proust ya había dicho
que eran "una nueva variedad que este pintor, como un horticultor inteligente, había
enriquecido la familia de las rosas" 12
.

11 Jean Lescure, Lapicque ed. Galanis, p. 78.


12 Marcel Proust, A la búsqueda del tiempo perdido, t. V: Sodoma y Gomorra
II, p. 210.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 25

VIII

La psicología clásica trata a pequeña imagen poética que se confunde a menudo


sencilla metáfora. Además, en general, la palabra imagen está lleno de confusión en las
obras de guas psico: las imágenes que vemos, las imágenes se reproducen, que
mantiene las imágenes en la memoria. La imagen es, todo excepto un producto directo
de la imaginación. En el libro de Bergson Materia y memoria, donde el concepto de
imagen tiene una extensión muy grande, una sola referencia (p.

198) se da a la imaginación productor. Esta producción al mismo tiempo una libertad


menor de actividad que tiene poco que ver con los grandes actos libres de relieve por la
filosofía de Bergson. En este breve pasaje, el filósofo se refiere a "los partidos de la sie
fantai-." Las diversas imágenes son luego "muchas libertades que la mente toma con la
naturaleza." Pero estas libertades no se involucran en plural para ser; no aumentan la
lengua; que han estallado el len- guaje de su función de utilidad. Son realmente
"juegos". Del mismo modo que la imaginación hace recuerdos iridiscentes. En este
campo de la memoria poetizado, Bergson está muy por debajo de Proust. Las
libertades, que la mente toma con la naturaleza realmente no designan a la naturaleza
de la mente.

Proponemos, en cambio, tener en cuenta la imaginación como un importante


poder de la naturaleza humana. Ciertamente avanzar todo lo que la imaginación es la
capacidad de producir imágenes. Pero esta tautología tiene al menos el interés de
detener las memorias imágenes de asimilación.

La imaginación, en sus acciones brillantes, separamos tanto del pasado y la


realidad. Se abre en el futuro. A la basado en el actual, trucha in- en el pasado, como
se presenta por la psicología convencional que se debe adjuntar una en función de lo
irreal igualmente positivas, como hemos tratado de establecer que en trabajos
anteriores.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 26

Enfermedad hacia la función de la psique irreal dificulta productor. Cómo


predecir sin imaginar?
Pero más simplemente tocando los problemas de la imaginación poética, es
imposible recibir la ganancia psíquica [17] poesía cooperar sin estas dos funciones
de la psique humana: la verdadera función y función de lo irreal. nálisis Una
verdadera cura rythma- es ofrecido por el poema que teje lo real y lo irreal, que DY-
lenguaje namise por la doble actividad del significado y la poesía. Y en la poesía, el
compromiso de estar imaginando es tal que ya no es el sujeto del verbo sencillo
adaptarse. Las condiciones actuales no son críticos. Con la poesía, la imaginación
se encuentra en el margen donde precisamente la función de lo irreal viene seducir
o preocupación

- siempre despierta - estar dormido en su automatización. El más insidioso de la


automatización, la automatización del lenguaje ya no funciona cuando entró en el
reino de la sublimación pura. Visto desde la cumbre de la sublimación pura, la
imaginación reproductiva no es mucho. Jean-Paul Richter acaso no escribió: "La
imaginación reproductiva es la prosa de imaginación productiva 13 . "

IX

Hemos resumido en una introducción filosófica probablemente tesis general


mucho tiempo que queremos poner épreu- ve en este libro y en algunos otros
que nos engañemos espero escribir de nuevo. En este trabajo, revisión de
campo tiene la ventaja de estar bien definido. Queremos mirar, de hecho,
imágenes muy simples, imágenes de espacio feliz. Nuestras investigaciones se
merecen, en esta orientación, el nombre de topofilia.

Están destinados a determinar el valor humano de espacios posesión, espacios


defendidos contra las fuerzas opuestas, seres espacios.

13 John Paul Richter, Poética o Introducción a la estética, trans., 1862, vol. yo


p. 145.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 27

A menudo, por razones muy diferentes y con las diferencias que tienen matices
poéticos, son espacios alabado. A su valor protector que puede ser positivo,
también se unen los valores imaginarios, y estos valores son los valores
dominantes en breve. La zona afectada por la imaginación no puede permanecer
indiferente espacio entregado a la medición y la reflexión del topógrafo. Vivía. Y
se vive, no en su positividad, pero con toda la acepción de la imaginación de la
nación. En particular, casi siempre atrae. Se concentra estar dentro de los límites
que protegen. El juego exterior y el lado no es intimidante en el reino de las
imágenes, un juego equilibrado. Por otra parte, las zonas de hostilidad apenas se
mencionan en las páginas siguientes. Estos espacios [18] odio y el combate sólo
pueden ser estudiados en referencia a la quema de materiales al apocalipsis
imágenes. atraer. Y en cuanto a las imágenes, que está atrayendo de forma rápida
y repeler no dan experiencias contrarias. Los términos son opuestos. Es muy
posible, el estudio de la electricidad y el magnetismo, hablar de forma simétrica
de repulsión y atracción. Un cambio suscribe al gébriques suficiente allí. Pero las
imágenes no dan cabida a las ideas tranquilas, o por encima de las ideas
definitivas. Constantemente imaginación crea y añade nuevas imágenes. Es esta
riqueza para ser imaginado que tendríamos explorar.

por lo que aquí hay una rápida implementación de los capítulos de esta obra. En
primer lugar, como corresponde a una búsqueda de imágenes de intimidad, nos
planteamos el problema de la poética de la casa. Abundan las preguntas: ¿Cómo
secreto cámaras, la falta de habitaciones que están en hogares para pasado
inolvidable? ¿Dónde y cómo encuentra descansar situaciones privilegiadas? Ment
refugios com- efímeros y refugio ocasional que reciben a veces, nuestros sueños
íntimos, valores que no tienen fundamento subjetivo ob-? Con la imagen de la casa,
queremos un principio real de la integración psicológica. psicología descriptiva, la
psicología profunda, el psicoanálisis y la fenomenología podría, con forma de casa
este cuerpo de doctrina que nos referimos como el análisis topográfico. Examinado
en las más diversas formaciones académicas, parece que la imagen de la casa se
convierte en la topografía de nuestro ser íntimo. Para dar una idea de la complejidad
de la tarea del psicólogo que estudia el alma humana en sus profundidades C.-G.
Jung
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 28

pide a su lector a considerar esta comparación: "Tenemos que encontrar un


edificio y para explicar: la planta superior se construyó en el siglo XIX e siglo, el
XVI planta baja de fecha e siglo, y el examen de construcción más minuciosa
muestra que se hizo en una torre II e siglo. En el sótano descubrimos ciones
fundamentales romanos, y en el sótano es una cueva llena al suelo que se
encuentra en la capa superior de herramientas de sílex, y en las capas más
profundas, restos de fauna glacial . Tel sería acerca de la estructura de nuestra
alma 14
"Por supuesto, [19]
Jung sabe lo inadecuado de esta comparación (ver pág. 87). Pero el hecho de que
crece tan fácilmente, tiene sentido para llevar a casa como un instrumento analítico humai-
para el alma. Con la ayuda de este "instrumento" vamos a encontrar sólo en
nosotros mismos, soñando en nuestra casa sencilla, las garantías de la cueva? Y
es el turno de nuestra alma afeitado para siempre? Somos siempre, siguiendo los
famosos seres hemistiquio "de la torre abolida"? No sólo nuestros recuerdos, pero
nuestros descuidos están "alojados". Nuestro inconsciente está "alojados". Nuestra
alma es una morada. Y nosotros SOU que viene, "casas", "cámaras", que aprenden
a "de meurer" en nosotros mismos. Vemos ahora, las imágenes de la casa a pie en
ambos sentidos: son en nosotros tanto como nosotros estamos en ellos. Este juego
es tan múltiple que tomó dos largos capítulos para delinear los valores de imágenes
de la casa.

Después de estos dos capítulos sobre la casa de los hombres, se estudió una
serie de imágenes que podemos llevar a casa como las cosas: cajones, cofres y
armarios. Que la psicología bajo su cerradura! Llevan con ellos una especie de
estética oculta. Para comenzar ahora la fenomenología de la oculto, una re-marca
preliminar será suficiente: un cajón vacío inimaginable. Sólo puede ser pensado. Y
nosotros, que tiene que describimos lo que ima- gine antes de lo que sabemos, lo
que soñamos antes de lo verificamos, todos los armarios están llenos.

Creyendo a veces aspecto de las cosas, se abre sólo para un tipo de


reflexiones. Los dos capítulos que pasamos en nidos y

14 C.-G. JUNG pruebas de la psicología analítica trans., ed. Stock, p. 86. Este
pasaje está tomado del ensayo titulado: El alma de la Tierra acondicionado.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 29

las Conchas - dos refugios de vertebrados e invertebrados - dan testimonio de la


actividad imaginativa apenas limitados por la realidad de los objetos. Pero los que
hemos meditado tanto tiempo en la imaginación de los elementos, nos ha hecho
revivir mil ensueños aéreas o acuáticas que se han seguido los poetas en el nido de
fibras ar- o la cueva del animal que es una concha. Estoy algunas veces tocan las
cosas, yo siempre sueño elemento.

Después de seguir los sueños de vivir lugares inhabitables volvimos a


imágenes que requieren, para nosotros Vions VI-, que, como en los nidos y las
conchas, que hacemos todo, pequeña. De hecho, en nuestros propios hogares,
no encontramos reducida y rincones donde nos gusta acurrucarse? Snuggle
sostiene pertenecen a la fenomenología del verbo vivir. No vivas con intensidad
a medida que logró acurrucarse. Tenemos dentro de nosotros, en este sentido,
mientras que un archivo de imágenes y [20] recuerdos que no confían tercer
voluntario. Sin lugar a dudas, el psicoanalista, si quería sistematizar estas
imágenes de huddling, podría proporcionar numerosos documentos. Tuvimos a
nuestra disposición como documentos literarios. Así que escribió un breve
capítulo sobre las "esquinas"

Después de todos estos capítulos dedicados a espacio íntimo, queríamos


ver cómo se presenta para una poética del espacio, la dialéctica de grandes y
pequeños, cómo en el espacio fuera de la imaginación disfrutar sin Ideas de
socorro, casi naturalmente, el relativismo de la grandeza. La dialéctica de
pequeños y grandes, que se pone debajo de los signos de la miniatura y la
inmensidad. Estos dos capítulos no son tan antitéticos como uno podría pensar.
En cualquiera de los casos, los pequeños y grandes no tienen que ser
introducidos en su objetividad. Pero son tratados en este libro, como los dos
polos de una proyección de imágenes. En otros libros, en parti- cular de la
inmensidad, 15

. aquí
es una participación más íntima en el movimiento de la imagen. Por ejemplo, tenemos
que demostrar, siguiendo ciertos poemas que la impor-

15 Cf. La tierra y los ensueños de la voluntad, ed. Corti, p. 378 ff.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 30

inmensidad de presión está en nosotros, no está necesariamente ligada a un objeto.

En este punto de nuestro libro, que ya había reunido suficiente nombreu- sus
imágenes a preguntar, a nuestra manera, dando a las imágenes de su valor ontológico,
la dialéctica del interior y el exterior, la dialéctica se refleja en una dialéctica de abierta
y cerrada.

Muy cerca del capítulo sobre la dialéctica de dentro y fuera de es el siguiente


capítulo se titula "La fenomenología de la ronda. "La dificultad que tuvimos que
superar en la redacción de este Ca- pítulo era apartarse de cualquier prueba
geométrica. En otras palabras, nos llevó a una especie de intimidad de redondez.
Encontramos, entre los pensadores y poetas, las imágenes de estas imágenes de
redondez en directo - que es esencial para nosotros - no sim- ples metáforas.
Tenemos aquí una nueva oportunidad para exponer el intelectualismo de la
metáfora y, por tanto, muestran, una vez más, la actividad propia de la imaginación
pura.

En nuestra mente, estos dos últimos capítulos, cargados [21] metafísica implícita
Me-, debe enlazar con otro libro que nos gustaría escribir de nuevo. Este libro
sintetiza los muchos campos de golf públicos que hicimos en la Sorbona en los
últimos tres an- nacido de nuestra enseñanza. Vamos a tener la fuerza para escribir
este libro? La distancia es grande entre las palabras que confiaban libremente a un
público amable y la disciplina para escribir un libro. En la enseñanza oral, animado
por la alegría de la enseñanza, a veces la palabra pensar. Al escribir un libro, que
todavía tiene que pensar.

[22]
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 31

[23]

LA POESÍA DEL ESPACIO

capítulo I

LA CASA DE ATTIC
sótano EN EL SENTIDO DE HUT

En la puerta de la casa vendrá a llamar? Una puerta


abierta es una puerta cerrada entre un foso mundo mejor
que el otro lado de mi puerta.

Pierre Albert-Birot, diversiones


naturales, p. 217.

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

En un estudio fenomenológico de los espa- dentro de los valores de privacidad, la


casa es, obviamente, un ser privilegiado, siempre, por supuesto, llevándose a casa
tanto en su unidad y la complejidad de tratando de integrar todos los valores en un
particu - valor fundamental frontera. La casa nos proporcionará ambas imágenes
dispersas y una imagen corporal. En cualquier caso, vamos a demostrar que la
imaginación aumenta los valores de la realidad. Una especie de imagen de la
atracción de las imágenes se centra alrededor del mayo-sonido. A través de los
recuerdos de todas las casas donde Trouville
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 32

Vee refugio, más allá de todas las casas que queríamos vivir, uno puede identificar
una esencia íntima, concreta que es una justificación del valor singular de nuestra
imagen privacidad protegida? Este es el problema central.

Para resolverlo, no es suficiente para considerar la casa como un "objeto" en la cual


podríamos responder juicios y sueños. Para un fenomenólogo, para un psicoanalista,
por un psicólogo (estos tres puntos de vista estando dispuestos en orden decreciente
de tancia pre), no es para describir las casas, para de- de acabado y pintorescos
aspectos 'analizar las razones de comodidad. Debemos, por el contrario, más allá de
los problemas de la descripción - que esta descripción sea objetiva o subjetiva, es
decir, se les dice a los hechos [24] o impresiones - para alcanzar las virtudes res
premiè- aquellos que revela una calidad de miembro de algún modo, nativa de la
función principal de la vida. El geógrafo, etnógrafo, bien puede describir una amplia
variedad de tipo residencial. En esta variedad, el fenomenólogo hizo el esfuerzo que se
necesita para entrar en el germen de la felicidad bueno- central, segura e inmediata. En
todo el país, en el castillo Me- a encontrar la concha original, esta es la primera tarea
de los registros fenomenológicas.

Pero los problemas relacionados si queremos determinar la reali- dad de cada


sombras profundas de nuestro compromiso con un lugar de elección! Para un
fenomenólogo, la sombra debe ser tomado como un primer borrador fenómeno
psicológico. El matiz no es una coloración superficial adicional. Por tanto, debemos
decir cómo habitamos nuestro espacio vital en acuerdo con todas las dialécticas de
la vida, la forma en que nos raíz, día a día, en un "rincón del mundo."

Debido a que la casa es nuestro rincón del mundo. Es - se dice a menudo - nuestro
primer universo. Es realmente un cosmos. Un cosmos en todos los sentidos de la
palabra. Ver íntimamente, el más humilde de morir no es hermosa? Los autores de la
humilde morada menudo evocan este elemento de la poética del espacio. Sin embargo,
esta mención es demasiado sucinta. Teniendo poco para describir en el hogar humilde,
que no se quedan. Caracterizan la humilde morada en las noticias, sin vivir realmente lo
primitivo, un primitivismo que es de todos, ricos o pobres, si están dispuestos a soñar.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 33

Pero nuestra vida adulta es tan desposeído de la propiedad anthropocosmiques


primeros enlaces son tan relajado que se siente, no su primer compromiso en el
mundo de la casa. Los filósofos no faltan quienes "mondifient" en abstracto, que
encuentran un universo por la dialéctica del yo y no-yo. En concreto, saben que el
universo antes de la casa, el horizonte antes de la casa de campo. En cambio, la
imagen ritables salidas VE, si estudiamos la fenomenológica concretamente
decirnos los valores del espacio habitado, no yo, que me protege.

Aquí, de hecho, se llega a una mutua vamos a exoneramos de imágenes Plorer:


todo el espacio realmente habitado lleva la esencia del concepto de hogar. Nos veremos
en el curso de nuestro trabajo, cómo la imaginación trabaja en esta dirección cuando se
encuentra la más mínima refugio: Vamos a ver las "paredes" imaginación Construir con
sombras impalpables, confortarse con ilusiones de protec - ción - o, por el contrario
temblar detrás de paredes gruesas, dudar de las paredes más sólidas. En resumen, [25]
en la garrapata sin fin más dialéctica, siendo resguardada sensibiliza a los límites de su
refugio. Vio la casa en su realidad y en su virtualidad, por el pensamiento y sus sueños.

Por lo tanto, todos los refugios, todos los refugios, todas las habitaciones tienen unos valores de
fantasía de consonantes. Ya no está en su positividad que el hogar es verdaderamente "vivió", no sólo en
los sonidos hora que reconoce los beneficios. Así verdaderos seres tienen un pasado. Un pasado viene a
vivir por el sueño en un nuevo hogar. La vieja frase: "Transporta su Lares" mil variaciones. Y soñar
profundiza hasta el punto de que un dominio inmemoriales se abre al soñador de la casa más allá de la
Antiguo- sin memoria. La casa, como el fuego, como el agua, que evocará más tarde en nuestro libro, el
sueño de luces que iluminan la síntesis de inmemoriales y recuerdo. En este re- gion distante, la memoria y
la imaginación no dejan que se disocian. Uno y uno trabaja por su profundización mutua. Uno y uno está en
el orden de los valores, el Sou venga y comunidad imagen. Por lo tanto la casa no vive día a día, en el hilo
de una historia, la historia de nuestra historia. Por los sueños, las diversas mansiones de nuestras vidas
penetran mutuamente y mantienen los tesoros de los viejos tiempos. Cuando, en la nueva casa, revien-
recuerdos NEET de las casas antiguas, vamos al país una historia en la historia de nuestra historia. Por los
sueños, las diversas mansiones de nuestras vidas penetran mutuamente y mantienen los tesoros de los
viejos tiempos. Cuando, en la nueva casa, revien- recuerdos NEET de las casas antiguas, vamos al país
una historia en la historia de nuestra historia. Por los sueños, las diversas mansiones de nuestras vidas
penetran mutuamente y mantienen los tesoros de los viejos tiempos. Cuando, en la nueva casa, revien-
recuerdos NEET de las casas antiguas, vamos al país
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 34

Infancia inmóvil inmóvil como inmemoriales. Vivimos sujetadores, felicidad


fijaciones 16 . Nos consolamos que re-
viviendo recuerdos de protección. Algo cerrado debe memorias GAR der
haciéndoles sus valores de la imagen. Los recuerdos del mundo exterior nunca
tendrán la misma tonalidad que el recuerdo de la casa. Evocando recuerdos de
casa, los valores de suma de NONS sueño; nunca somos los verdaderos
historiadores, que son siempre un poco poetas y nuestra emoción quizá refleja
sólo la poesía perdida.

Por lo tanto, frente a la imagen de la casa con cuidado de no romper la


solidaridad de la memoria y la imaginación, podemos esperar a sentir toda la
elasticidad psicológico de una imagen que nos mueve a grados de profundidad
insospechada . Por poemas, tal vez más por los recuerdos, tocamos el fondo
poética del espacio de la casa.

En estas condiciones, si se nos pidió el favor del [26] más valioso de la casa,
diríamos: los refugios de la casa soñando, la casa protege al soñador, la casa nos
permite soñar en paz. No hay que los pensamientos y experiencias que castigan a
sus va- humano. Una ensoñación pertenecen los valores que marcan el hombre en su
profundidad. Soñando despierto incluso tiene un privilegio autorización autovalo-.
Tiene directamente de su ser. Por lo que los lugares en los que

Daydream vivido recrearse a sí mismos en una nueva ensoñación. Esto se debe


a los recuerdos de las casas antiguas se reviven como Daydreams que las
casas del pasado que son arenas impéris-.

Nuestro objetivo ahora es clara: tenemos que mostrar que la casa es una de las
mayores potencias de la integración de los pensamientos, recuerdos y sueños del
hombre. En esta integración, el principio de unión está soñando despierto. El pasado, el
presente y el futuro dan los mayo- sus diferentes dinámicas, la dinámica que a menudo
alquilan interferones, a veces opuestos, a veces emocionante entre sí. La casa en la
vida humana, las multitudes contingencias, multiplica consejos

16 ¿No deberíamos hacer que la fijación de sus virtudes, en el marco de la literatura


psicoanalítica, que debe, por su función terapéutica, sobre todo unfixing proceso de
grabación?
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 35

continuidad. Sin él, el hombre sería un dispersa. Se necesita mano de obra


humana debido a las tormentas del cielo y las tormentas de la vida. Es cuerpo y
gustos. Es el mundo de los seres humanos. Antes de ser "arrojado al mundo"
como profesar rapi- metafísica del hombre se coloca en la cuna de la casa. Y
siempre, en nuestros sueños, la casa es una gran cuna. A la metafísica de
hormigón no se puede ignorar este hecho, ese simple hecho, incluso este hecho
es un valor, un valor sobre la que volveremos en nuestros sueños. Ser es
inmediatamente pena. La vida empieza bien, empieza encerrada, protegida, todo
caliente en el regazo de la casa.

Desde nuestro punto de vista, desde la perspectiva de los orígenes


fenomenológicas vivir, metafísica conscientes de que está en este momento está
siendo "arrojado al mundo" es una segunda metafísico. Se pasa por encima de los
preliminares donde el hogar es bien BE- donde el ser humano se coloca en un
bienestar en el bienestar asociado originalmente para ser. Para ilustrar la metafísica
de la conciencia, no fue hasta los experimentos en los que el ser es echado fuera,
es decir, en el estilo de las imágenes que estamos estudiando: expulsados ​del ser
de casa circunstancia en la que se acumula la hostilidad de los hombres y la
hostilidad del universo. Pero una metafísica completos, que abarca la conciencia y
el inconsciente deben dar el en faro gios sus valores. Dentro de ser, en ser el
interior, un hosts de calor siendo, siendo sobre. Ser reina en un [27] especie de
paraíso terrenal de la materia, fundido en la dulzura de un material adecuado.
Parece ser que en este paraíso de material, ser bañado en la comida, se llena con
todo lo esencial.

Cuando soñamos en el lugar de nacimiento, en la profundidad extrema de


ensoñación, participamos en este calor en primer lugar, este material bien
temperado paraíso material. Es en este ambiente que viven los seres protectores.
Vamos a volver a la casa de maternidad. Por ahora, hemos querido mostrar la
primera plenitud del ser en la casa. Nuestros sueños nos traerá. El poeta sabe que
la casa mantiene inmóvil la infancia "en sus brazos" 17 :

17 Rilke trans. Claude Vigée, apud Las letras, 4 e año 14-15-16, p. 11.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 36

Casa, pan prado, oh luz de la tarde pronto se adquieren


rostro casi humano Usted está cerca de nosotros,
juntando, besó.

II

Por supuesto, a través de la casa, muchos de nuestros recuerdos están alojados,


y si la casa es un poco complicado, si no tiene sótano y ático, esquinas y pasillos,
nuestros recuerdos tienen refugios caracterizarse mejor . Estamos volviendo todas
nuestras vidas en nuestros sueños. Un psicoanalista debe prestar atención a esta
sencilla la localización de los recuerdos. Como se señaló en Introducción NO- ser,
con mucho gusto daría este análisis auxiliar del psicoanálisis el nombre de
topo-análisis. El topo-análisis sería el estudio psicológico sistemático de los sitios
Web de nuestra vida íntima. En este teatro el pasado es nuestra memoria, la
decoración mantiene personajes en su papel dominante. A veces pensaba que saber
en el tiempo, de modo que uno sabe que una serie de elementos de sujeción en la
estabilidad de los espacios del ser, un ser que no fluye, que en el pasado, incluso a
medida que avanza en busca del tiempo per-, quiere " suspender "el vuelo del tiempo.
En sus mil alvéolos, el ritmo es el tiempo mantiene comprimido. El espacio es para.

Y si uno quiere ir más allá de la historia, o incluso permanecer en la historia, separado


de nuestra historia siempre la historia demasiado contingente de los seres que se
agolpaban, nos damos cuenta de que el momento de nuestras vidas sólo puede
establecerse en sus imágenes. Para analizar NOI- ser re en la jerarquía de una ontología,
de psicoanalizar a nuestro inconsciente encerrado en [28] viviendas primitivas deben, en el
marco del psicoanálisis normal, desocialize nuestros grandes recuerdos y en- colorante en
términos de sueños que podamos vivir en áreas de nuestras soledades. Para este tipo de
investigaciones, sueños son más útiles que
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 37

sueños. Y este tipo de encuestas muestran que los sueños pueden ser muy diferentes
sueños 18 .

Así, frente a estas soledades, el analista topográfica pregunta: ¿Era grande la


habitación? Fue estorbado el ático? Era la esquina caliente? ¿Y de dónde vino la luz?
¿Cómo, también, en estas zonas se sabía estar en silencio? ¿Cómo se saborearon
silencios de modo especial las diferentes casas de ensoñación solitaria?

Aquí el espacio es todo, porque el tiempo ya no viva la memoria. El muaré Me- -


extraño! - no registra la duración concreta, la duración en el sentido bergsoniano. Uno
puede revivir los tiempos abolido. No podemos pensar que, como el pensamiento en la
línea de un tiempo uve pri- abstracta de cualquier espesor. Es a través del espacio, es en
el espacio que encontramos bellos fósiles de duración concretizada por largas estancias.
El inconsciente es alojarse. Los recuerdos son inmóviles, más sólida que son mejores
espacialmente. Localizar un recuerdo en el tiempo es sólo una preocupación para el
biógrafo y casi no corresponde a un tipo de historia externa, una historia de uso externo,
para comunicarse con los demás. Más profundo que la biografía, la hermenéutica deben
determinar los centros de destino, librar a la historia de su tejido conectivo tiempo sin
acción sobre nuestro destino. Más urgente que la determinación de las fechas es el
conocimiento de la intimidad, PAR- lización en los espacios de nuestra privacidad.

El psicoanálisis pone demasiado a menudo las pasiones "en el siglo." De hecho, las
pasiones están cocinando y recocido en la soledad. Este soy yo en la soledad enfer- que ser
apasionado prepara explosiones fueron sus hazañas.

Y todos los espacios de nuestras soledades pasadas, espacios en los que


sufría de soledad, la soledad deseada disfrutaron de la soledad, la soledad
compromiso estamos indeleble. Y muy específicamente, ser no borra. Él sabe
instintivamente que estos espacios de soledad son constitutivos. Incluso cuando
estos espacios no se quitan de la presente, los extranjeros ahora todas las
promesas del futuro, incluso cuando se tiene más altillo, incluso cuando perdió
Cerdeña hombre-, siempre habrá que ático disfrutado, vivíamos en

18 Vamos a estudiar las diferencias de sueño y el ensueño en un futuro


libro.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 38

un ático. Se [29] de nuevo en los sueños de la noche. Estos conductos tienen un


valor shell re-. Y cuando vamos tras laberintos del sueño, cuando se toca a las
regiones de sueño profundo, tal vez usted sabe de descanso ante-humano. El toque
humano ante-aquí inmemoriales. Pero en la ensoñación del propio día, la memoria de
la estrecha sola, sola, apretamos estamos experiencias de espacio reconfortante, un
espacio que no quiere expandirse, pero especialmente estaríamos aún poseía.
demasiado estrecho ático bien una vez que hemos podido encontrar, encontrar el frío
invierno, verano caliente. Pero ahora en la memoria encontrado por soñar despierto,
nadie sabe lo que el sincretismo del ático es grande y pequeña, caliente y fresco,
siempre reconfortante.

III

Por lo tanto, el fundamento del análisis topográfico, tenemos que introducir un


matiz. Hemos tomado nota de que el inconsciente está alojado. Hay que añadir que el
inconsciente está sentado, feliz-ción alojado. Está alojado en el espacio de la felicidad.
El inconsciente normales sabe every- sentirse cómodo. El psicoanálisis está ayudando
expulsó inconsciente, que desalojó brutalmente o insidiosamente inconsciente. Pero el
psicoanálisis en lugar lugares para estar en movimiento en la pos re. Llamó a vivir fuera
de las casas del inconsciente, para entrar en las aventuras de la vida, salir de uno
mismo. Y, por supuesto, su acción es beneficiosa. Para ello también debe dar un destino
fuera para estar dentro. Para acompañar el psicoanálisis en esta acción saludable se
llevaría a cabo un análisis topográfico de todas las áreas que nos llaman fuera de
nosotros mismos. A pesar de que centrions nuestra investigación sobre los sueños de
descanso, no hay que olvidar que hay una ensoñación del hombre que camina, un
sueño de la forma.

Llévame, caminos! ...


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 39

dijo Marceline Desbordes-Valmore, pensando en los nativos de Flandes ( Una corriente de la


Scarpe).

Y lo que es un objeto dinámico agradable que camino! Ya que son pre-cis a


la conciencia muscular caminos conocidos de la colina! Un poeta evoca el
dinamismo en uno a:

O mis caminos y cadencia


(John Caubère, desiertos,
ed. Debresse, p. 38.)

Cuando revivo dinámicamente el camino que "subió" línea COL-, estoy muy
seguro de que el camino en sí tenía [30] músculos, músculo-cons. En mi habitación
en París, esto para mí es un buen ejercicio para recordar así el camino. Al escribir
esta página, me siento liberado de mi paseo del deber, estoy seguro de estar fuera
de mi casa.

Y, uno podría encontrar un millar de mediadores entre la realidad y. sym Bols si nos dimos
cosas todos los movimientos que alquilan cias. George Sand soñando desnuda en una arena
amarilla sendero MENTIRA ler ve la vida. Ella escribe: "¿Qué es lo más bello que una
carretera? Es el símbolo y la imagen de la vida activa y variada. "( Consuelo II, p. 116.) Cada
entonces debería decir sus caminos, intersecciones, bancos. Todo el mundo debe desarrollar
el registro de la propiedad de sus campañas perdido. Thoreau

ha, dice, el plan de los campos enumerados en su alma. Y Jean Wahl puede escribir:

Las coberturas de ondulantes. Es


en mí que tengo.
( poemas, p. 96.)

Cubrimos el mundo de nuestras experiencias dibujos. Estos dibujos no tienen


que ser exactas. Sólo si tonalisés sobre cómo nuestro espacio interior. Pero, ¿qué
libro que escribiría para determinar todos estos problemas Espacio llama a la acción
y antes de que la acción funciona la imaginación. Ella siega y el arado. De todos
estos ac-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 40

ciones imaginarias, que deben decir la bendición. El psicoanálisis se ha multiplicado sus


observaciones sobre el comportamiento proyectivo, el carácter extrovertido siempre listo
para exteriorizar sus impresiones internas. Un topo-análisis extérioriste puede aclarar
este comportamiento subjetivo pro- mediante el establecimiento de los sueños de los
objetos. Pero en este ouvra- edad, que no podemos hacer, como debe ser, el tipo
geo-matrimoniales, dobles o física imaginaria de extraversión y Sion intraver-. No
creemos que, por otra parte, que los dos tienen el mismo peso psíquico físico. Esta es el
área de la privacidad, región cuyo peso psíquica es dominante que dedicamos nuestra
investigación.

Así que confiamos la fuerza de atracción de todas las zonas íntimas. No hay
verdadero repelente de intimidad. Todos los espacios íntimos quieren decir con una
atracción. Repitamos una vez más que su ser es el bienestar. En estas condiciones, el
análisis de la topografía era la marca de un topophylie. Es en el sentido de la presente
autorización valo- que debemos estudiar los refugios y habitaciones.

[31]

IV

Estos valores de refugio son tan simples, tan profundamente arraigado en el


inconsciente nos encontramos con ellos en lugar de una mera mención de que una
descripción detallada. La sombra dijo entonces el color. La palabra de un poeta, ya que sólo
toca, sacude las capas profundas de nuestro ser.

pintoresco excesiva de una casa puede ocultar su intimidad. Es verdad en la


vida. Más cierto en el ensueño. Las casas reales de la memoria, las casas en las
que nuestros sueños nos llevan, la rica fantasía de una fiel hogares, reacios a la
descripción. Para describirlo sería el hacer visitar. Por esto, tal vez se puede decir
cualquier cosa, pero el pasado! La primera y última casa oneirically debe mantener
su crepúsculo. Se toma nota de la literatura en profundidad, es decir, de la poesía,
no las necesidades de literatura elocuentes
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 41

la novela de otros para analizar la intimidad. Todo lo que tengo que decir a la
casa de mi infancia, que es justo lo suficiente para que yo pongo en una situación
de sueños, que me puso en el umbral de un sueño donde voy descansar en mi
pasado. Así que se puede operar es-mi página contendrá algunos sonidos reales,
quiero decir que si una voz lejana en mí mismo que ella será la voz de todos los
dientes enten- cuando escuchan la memoria fondo, el límite de memoria más allá
quizá de memoria inmemorial en el campo. Se comunica a los demás que orientación
hacia el secreto y sin ja- pero a decir objetivamente el secreto. El secreto no tiene
objetividad total. De esta manera, se dirige a los sueños, no AC- COMPLIT 19

¿De qué serviría ser, por ejemplo, para dar el plan de la habitación, que era muy mi espacio
para describir la pequeña habitación fondo
un ático, para decir la ventana, a través de la ranura de los techos, la colina que
podía ver. Yo solo en mis recuerdos de otro siglo, puedo abrir el armario
profundo que todavía conserva para mí solo, el único olor, el olor de las uvas
que se secan en el bastidor. El olor de las uvas! límite de olor, se necesita
mucho para imaginar la sensación. Pero ya he dicho demasiado. Si digo más, el
jugador no se abre en su cuarto [32] encontraron, el armario único, el armario
para el olor único, que firma una privacidad. Para evocar los valores de la
intimidad, tenemos que, paradójicamente, inducir en un estado de unidad de
lectura suspendida. Esto es cuando los ojos del lector dejan el libro como ción
evocador de mi habitación puede convertirse en un umbral de ensueño para los
demás. Así que cuando se '

Así que hay un sentido decir, en términos de una filosofía de la literatura y la


poesía que nos ponemos, que "escribir un cubetas del

19 Tener que describir el campo Canaen ( placer, p. 30), Sainte-Beuve añade: "Es menos para
usted, mi amigo, que no han visto estos lugares, o que, tenía que los visitó, ahora se
puede sentir mis impresiones y colores, me el curso con estos detalles, necesito
disculparme. No busque intento de representar a ellos después de eso; dejar que la
imagen mosca en ti; ir un poco más; idea de que será suficiente. "
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 42

ber "" leemos una habitación "que" lee una casa. " Por lo tanto, aunque rápidamente,
desde las primeras palabras, la primera apertura poética, el jugador que "sitio de la
cama" suspende la lectura y empezar a pensar en alguna vieja estancia. Se podría
decir nada a su habitación. Se podría interesar al lector a sí mismo mientras usted
tiene una puerta entreabierta del ensimismamiento. Los valores de la intimidad son
tan absorbentes que el lector no lee su habitación: ve a su. Se ha ido escuchar los
recuerdos de un padre, una abuela, una madre, un sirviente de "el criado con un gran
corazón" en definitiva estar dominando la esquina de sus recuerdos más valiosos .

Y la casa de los recuerdos se convierte psicológicamente compleja. En su soledad


casas combinan la habitación, la habitación en la que reinaba seres dominantes. es la
cuna de una casa habitada. Los valores de privacidad ellas se dispersan, se estabilizan
mal, se someten dialéctica. Lo niñez historias - historias de la infancia si eran sinceros -
que podríamos decir que el niño, culpa cámara, va a ponerse de mal humor en su
esquina!

Pero más allá de la recordada, el lugar de nacimiento está físicamente in- escrito por
nosotros. Es un grupo de hábitos orgánicos. A los veinte años de diferencia, a pesar de
todas las escaleras anónimas, encontraríamos los reflejos "primeros pasos", no lo
hacemos buterions en un paseo tal un poco alto. Todo el ser de la casa se desplegaría, fiel
a nuestro ser. Nos pousserions la puerta chirriante del mismo gesto, queremos ir sin una
luz en el ático distancia. El más pequeño de su clenchet- permanecieron en nuestras
manos.

casas sucesivas en las que vivíamos antes se han trivializado nuestras acciones.
Pero estamos muy sorprendidos si nos encontramos trones en la vieja casa, después de
décadas de odisea, que los mejores gestos, los primeros pasos son súbitamente vivos,
siempre perfecta. En suma, el lugar de nacimiento inscrita dentro de nosotros la jerarquía
de las diversas funciones que habitan. Nosotros [33] son ​las funciones del diagrama de
habitar la casa y todas las otras casas no son más que variaciones de un tema básico. La
palabra hábito está demasiado desgastado una palabra que decir que este enlace
apasionado de nuestro cuerpo que no olvida el hogar inolvidable.

Pero los recuerdos de esta región bien detallado, mantienen fácilmente por los nombres
de las cosas y las personas que vivían en la casa donde,
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 43

puede ser estudiado por la psicología actual. Más confuso, tan bien dibujados son los
recuerdos de los sueños que sólo la meditación poéti- que pueden ayudar a encontrar.
La poesía, en su gran oficina, nos da las situaciones del sueño. es la cuna de un
edificio principal, que es un cuerpo de sueños. Cada uno de su reducida era una
cabaña sueño. Y la casa a menudo ha particularizado ensimismamiento. Hemos
tomado los hábitos especiales ensimismamiento. La casa, la fibra cubetas del, ático
donde había una, dan ejecutivos de una ensoñación terminable in-, un ensueño que la
poesía podía solamente por una obra, completa, lograr. Si damos todos estos retiros
que su función era la de albergar sueños, podemos decir, como he mencionado en un
libro anterior 20

, allí para cada uno de nosotros una casa oniri-


que una casa de la memoria-sueño, perdido en la sombra de un pasado más allá de
lo real. Es, como ya he dicho, esta casa de sus sueños, la cripta de la cuna.
Estamos aquí en un pivote en torno al cual interpretaciones recíprocas de los
sueños a través del pensamiento y el pensamiento a través de sueños. La palabra interpretación
también se endurece este cambio de actitud. De hecho, estamos aquí en la unidad
de imagen y la memoria, en la imaginación fun- cional mixta y la memoria. La
positividad de la historia psicológica y la geografía no puede servir como piedra de
toque para determinar la ser verdad de nuestra infancia. La infancia es sin duda
reside más de la realidad. A la experiencia, a lo largo de nuestra edad, nuestro
apego al lugar de nacimiento, el sueño es más poderoso que los pensamientos.
Estos son los poderes del inconsciente que sujetan primeros recuerdos. si no
hubiera sido una central compacto veries re- descanso en el lugar de nacimiento, si
las diferentes circunstancias de la vida real tienen recuerdos borrosos. Aparte
medallas c ALGUIEN con la efigie de nuestros antepasados, la memoria de
nuestros hijos contiene solamente monedas gastadas. Esto es en términos de
ensueño y no en términos de hechos que la infancia sigue vivo y que poétique- ción
útil. Por esta permanente en la infancia, mantenemos [34] poesía del pasado.
Viviendo oneirically lugar de nacimiento, c '

¿Qué profundidad de privilegio existe en los sueños del niño! Niños felices
que poseían, realmente poseían, su soledad! El es

20 La tierra y el resto se agrió, p. 98.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 44

bueno, es saludable que un niño tiene sus horas de aburrimiento, él sabe que la
dialéctica de juego exagerada y problemas sin causa, puro aburrimiento. en su memorias
Dumas dijo que era un niño aburrido, aburrido hasta las lágrimas. Cuando su madre y
era el llanto de aburrimiento, ella le dijo:

- Dumas y por qué llora?


- Dumas Dumas está llorando porque tiene lágrimas, respondió el niño de seis años.
Esta es probablemente una historia como le decimos en Memorias. Pero a medida que así
marcar el aburrimiento absoluto, el aburrimiento no es el correlato de la falta de compañeros
de juego! ¿No es que los niños que abandonan el juego para aburrirse en un rincón de la
buhardilla. Ático de mis problemas, que muchas veces has deseado cuando la vida múltiple
me hizo perder la semilla de la libertad.

Por lo tanto, más allá de todos los valores positivos de protección, en el lugar de
nacimiento de los valores ascendieron a soñar con los valores últimos que quedan cuando la
casa se ha ido. Centros de aburrimiento, centros de tud ridad, DAYDREAMS centros se
agrupan para formar la casa oniri- más duraderos que los recuerdos dispersos en el lugar de
nacimiento. Debemos investigación fenomenológica tiempo para determinar todos estos
valores sueño, por no decir la profundidad de este campo de los sueños donde los recuerdos
se arraigan a sí mismos.

Y no hay que olvidar que se trata de estos valores que sueñan comunicará poéticamente de
alma a la pluma. La lectura de los poetas es esencialmente ensimismamiento.

La casa es un cuerpo de imágenes que dan al hombre las razones o ilusiones de


estabilidad. Estamos en constante re-imaginado su realidad: distinguir todas estas
imágenes diría que el alma de la casa; sería desarrollar una verdadera psicología de la
casa.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 45

Para poner en orden estas imágenes, es necesario, a nuestro juicio, consideran dos temas
principales enlace:

1 La casa es imaginado como siendo vertical. Se [35] es ele-


Ve. Se diferencia en el sentido de la verticalidad. Es una llamada a nuestra
verticalidad de la conciencia;

2. La casa es imaginado como un ser concentrado. nos


insta a la conciencia de la centralidad 21 .

Estos temas son, sin duda, bien establecidos de manera abstracta. Pero no es
difícil, con ejemplos, para reconocer el carácter psico concreto chologiquement.

La verticalidad está garantizada por la polaridad de la bodega y el ático. Las


marcas de esta polaridad son tan profundas que se abren, de alguna manera, dos
ejes muy diferentes para una fenomenología de la imaginación. De hecho, casi sin
comentarios, la racionalidad techo puede oponerse a la irracionalidad de la bodega.
El techo de inmediato dijo que su propósito: que se necesita cubrir el hombre que
teme a la lluvia y el so- leil. Geógrafos Se recuerda constantemente que en todos los
países, la pendiente de la cubierta es uno de los signos más seguros del clima. Se
"toma com-" la inclinación del techo. El propio soñador sueña racionalmente; Para él,
el techo nubes rebanada agudas. Hacia el techo todos los pensamientos son claros.
En el ático, vemos desnuda feliz fuerte columna vertebral de marcos,,.

La bodega, lo encontramos probablemente utilidades. Se hará más eficiente haciendo


una lista de sus servicios. Pero es sobre todo el oscurecerá la casa, el ser que participa en los
poderes subterráneos. Soñando allí, hay un acuerdo a la irracionalidad profundidades.

21 En esta segunda parte, véase más adelante, pág. 44.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 46

Será sensible a esta polaridad doble vertical de la casa, si uno lo hace


sensible a la función del punto de hacer una construcción perfectamente la
función de réplica de permanencia. Los pisos altos, el ático, el soñador
"construye" reconstruye la bien construida. Con sueños de altura clara somos,
repetimos, en la zona racional de los proyectos intelectualizada. Sin embargo, la
bodega, el habitante apasionada hueca, hueca sin embargo, se activa la
profundidad. El hecho no es suficiente, el trabajo con los sueños. En el lado de
la tierra excavada, los sueños no tienen límite. a partir de entonces vamos a
rêve- Ries ultra-bodega. Primera estancia en el

Así es como el psicoanalista C.-G. Jung utiliza la doble imagen de la bodega y ático
para analizar los temores de que [36] habitus de origen tienda de campaña. De hecho,
nos encontramos en el libro de Jung: El hombre descubrió su alma, trans. p. 203, la
comparación debe entender la esperanza tiene que ser consciente "de destruir la
autonomía de los complejos cambiando el nombre de ellos." El cuadro es: "La
conciencia se comporta aquí como un hombre que, al oír un ruido sospechoso en el
sótano, se apresura a la buhardilla para ver que no hay ladrones, y por lo tanto, el ruido
era pura imaginación. En realidad, este hombre prudente no se atreven a aventurarse
en el sótano. "

En la misma medida en que la imagen explicativa utilizada por Jung nosotros,


los lectores convence, revivimos fenomenológicamente ambos miedos: el miedo y
el miedo en el ático en el sótano. En lugar de AF fronter la bodega (inconsciente),
"padre de familia" Jung busca ático valor coartadas. En el ático, ratones y ratas
pueden hacer su ruido. Que se produce el maestro, vuelven en su si- este agujero.
En las cosas bodega stir más lento, menos Nants trotti-, más misterioso. En el
ático, miedos son 'racionalizar' aisé- mentira. En el sótano, incluso para un más
valiente que el hombre EVO- Qué Jung, la "racionalización" es más lento y menos
clara; ella nunca final. En el ático, la experiencia del día puede días siempre claros
los temores de la noche. En la oscuridad bodega permanecer día y noche. Incluso
con la vela en la mano, el hombre ve la bodega bailando sombras en la pared
negro.

Si seguimos la inspiración del ejemplo explicativo por Jung a la captura total de la


realidad psicológica, nos encontramos con la cooperación
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 47

del psicoanálisis y la fenomenología, siempre que la cooperación se incrementará


si vamos a dominar el fenómeno humano. De hecho, se debe entender
fenomenológicamente la imagen para darle una eficiencia psicoanalítica. El
fenomenólogo aceptar aquí la imagen del temblor psicoanalista simpatía. Se
ravive- primitivo ra y miedos específicos. En nuestra civilización que pone la
misma luz en todas partes, lo que pone de electricidad en el sótano, no vamos al
sótano con una vela en la mano. El inconsciente no es civilizada. Tomó la vela a
bajar en el sótano. El psicoanalista no puede permanecer en la superficialidad de
metáforas o comparaciones y el fenomenólogo debe ir al final de las imágenes.
Aquí, lejos de reducir y explicar, en lugar de comparar, el fenomenólogo
exagerará exageración. lo que la lectura cuentos Poe, el fenomenológico gue y
psicoanalista recopilada entender su plegamiento acompañado valor. Los cuentos
son miedos de la infancia que se logra. El lector que "da" a su [37] lectura
escuchará el gato maldito, si- GNE de fallos inexpiées, maullar detrás de la pared 22

. soñador
bodega sabe paredes que las paredes de la bodega están enterrados, paredes con una de las
paredes, muros que tienen toda la tierra detrás de ellos. Y DRA- a conseguir aumentos, y el miedo es
exagerado. Pero lo que es el temor de que se detiene exagerando?

En un temblor tales simpático, fenomenólogo tiende oído, escribe el poeta


Thoby Marcelin "ras con locura." La bodega está entonces enterrado locura,
tapiada el drama. bodegas criminales dejan en la memoria historias huellas
indelebles, las huellas no nos gusta para acentuar; que leería el barril

de amontillado? El drama aquí es demasiado fácil, pero explota los temores, miedos
naturales que se encuentran en la naturaleza dual del hombre y de la casa.

Pero sin necesidad de abrir una carpeta de los dramas humanos, vamos a estu- dier
algunos ultra-bodegas que nos muestran simplemente que el sueño bodega aumenta
inevitablemente la realidad.

Si la casa es el soñador en la ciudad, no es raro que el sueño es dominar, la


profundidad, las bodegas de los alrededores. Sus restos subterráneo quiere que
los castillos de leyenda, donde

22 Edgar POE, cf. El gato Negro.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 48

misteriosos caminos hicieron comunicar cualquier encein- por debajo de usted,


mientras muralla cualquier hueco, el centro del castillo con el bosque lejano. El castillo
en la colina fue plantado raíces fibrosas de lluvias souter-. ¿Qué poder de una sola
casa que se construirá en un clúster de bajo tierra!

En las novelas de Henri Bosco, un gran soñador de casas, que Ren- contra este
tipo de ultra-bodegas. Debajo de la casa El anticuario ( p. 60) es "una rotonda
abovedada donde cuatro puertas abiertas". Por QUA ser puertas que van pasillos dominar
de alguna manera ser QUA puntos cardinales de un horizonte penny-tierra. La puerta
se abre y luego "vamos subterráneas muy lejos, bajo las casas de este barrio ...".
Las páginas hay huellas de sueños laberínticas. Pero los laberintos

pasillos de rotondas y capillas asociados "pesada" de aire, santuarios de secreto. Así,


la bodega el anticuario está, por así decirlo, en el complejo de sueños. El lector debe
explorar con ges aisladores del sonido afectan, cada uno de los corredores que sufren,
otros para el asombro de palacios subterráneos. El lector puede perderse (en el pre
pro y en sentido figurado). Él ve, no significativo de todo, la necesidad de re littérai-
una geometría complicada. Aquí es donde el estudio fenomenológico revelará [38]
eficacia. Lo que recomendamos actitud meno noménologique? Ella nos invita a
establecer en nosotros un orgullo lectura que nos dan la ilusión de participar en el
mismo creador del libro de trabajo. Tal actitud difícilmente puede tomar la lectura
previa Miere. El primer guardia lectura demasiado pasivo. El jugador es todavía un
poco de un niño, un niño que la lectura distraída. Pero todo buen libro apenas
terminado debe ser reproducido inmediatamente. Después de lo que se esboza la
primera lectura viene el trabajo de lectura. Debe saber entonces problema del autor. La
segunda lectura, tercero ... que aprende gradualmente la solución de este problema.
Poco a poco, nos damos la ilusión de que el problema y la solución son los nuestros.
Este matiz psicológico: "Nos debería haber escrito esto," nos pide la lectura
fenomenológica. Mientras que no se adhieran al presente matiz, seguimos psicólogo o
psicoanalista.

¿Cuál es entonces el problema literario de Henri Bosco en la descripción de la


ultra-sótano? Esto se realiza en una imagen central una novela que es, en su línea
general de la novela realizado souterrai- nacido. Esta metáfora gastada aquí es ilustrado
por las muchas bodegas, por
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 49

una red de galerías, un grupo de células a menudo con candado las puertas. Secreto
meditar allí; que ha estado haciendo proyectos. Y la acción, debajo de la tierra, viaja.
Estamos realmente en el espacio íntimo de la llevada a cabo bajo tierra.

Es en este sótano que anticuarios que conducen a la novela reclamo se


unen destinos. bodega de Henri Bosco con QUA perfora ramitas es un destino
telar. El héroe que narra sus aventuras tiene él mismo un destinal anillo, un
anillo con la piedra marcados signos de la vejez. El trabajo en sí bajo tierra,
estrictamente diabólica de antiguo fallar. Justo cuando dos grandes destinos de
amor eran para construir, morirán en el cerebro de mayo-maldijo su más bella
novelista sílfides, un ser del jardín y la torre, que estaba siendo dar la felicidad .
El lector atento un tanto con el acompañamiento de la poesía cósmica sigue
activa en la narración psicológica en las novelas Bosco, dicho jugador será, en
muchas páginas del libro, testimonios drama de un aero nada y tierra. Pero para
vivir este tipo de tragedias, hay que leer, hay que mover el interés o la conducta
de lectura en el doble interés del hombre el, de las cosas, dejar de lado nada de
tela antropológica cósmica de la vida humana.

En otra casa, donde lideramos el novelista, el no ultra-sótano bajo el signo


de proyectos oscuros de los hombres [39] nal didad. Es muy natural, inherente a
la naturaleza de un mundo subterráneo. Vamos a vivir, después de Henri Bosco,
un hogar raíz cósmica.

Esta raíz cósmica en casa nos aparecerá como una piedra planta que crece
de la roca para el azul una torre.
El héroe de la novela el anticuario sorprendida en una indiscreción visita tuvo que participar en el
sótano de una casa. Pero en este momento, el interés de la historia real sucediendo en la historia
cósmica. Realidades sirven aquí para exponer los sueños. En primer lugar, estamos todavía en el
laberinto de la mentira lirones cortado en la roca. Entonces, de repente, se encontró con el agua por
la noche. Por lo que la descripción de los acontecimientos de la novela es, para nosotros, por encima
dotado. No vamos a recibir el precio de la página si se participa
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 50

por sueños de la noche. De hecho, un gran sueño que la sinceridad de los elementos se inserta en
la narrativa. Vamos a leer este poema de la bodega que cosmi- 23
:

"Sólo los pies del agua salió de la oscuridad.

"Agua! ... una enorme piscina! ... Y lo que el agua! ... Un agua negro, inactivo, por lo
que ninguna arruga perfectamente plana, no hay burbujas de aire, no molestar a la
superficie. Ninguna fuente, sin origen. Ella estaba allí durante miles de años, y no quedó
sorprendido por la roca, se extendió una mesa y había vuelto insensibles en su matriz
de piedra, en sí, esta piedra negro, todavía cautiva del mundo mineral. Este mundo
opresivo que había sufrido la masa de trituración, la enorme pila. Bajo este peso, como
si se hubiera cambiado en la naturaleza, por filtrándose a través de las losas gruesas de
piedra caliza que mantenían en secreto. Ella se convirtió en lo que el elemento de fluido
más denso de la montaña bajo tierra. Opacidad y consistencia inusual 24

por la FAI
conocido como un material desconocido y responsable de fosforescencia que no
recortada a cabo en la superficie de relámpagos fugitivas. Signos poderes oscuros
en reposo en las profundidades, éstas mostraron tinción eléctrica vida latente y
formidable poder de este elemento todavía dormido. Me estremecí. "

Esa emoción, aunque creemos que ya no es el miedo humano es un miedo


cósmico, un miedo antropo-cósmico que se hace eco de la gran leyenda del hombre
hecho a las condiciones primitivas. Desde la bodega excavada en la roca subterránea,
el metro en aguas tranquilas, que se trasladó el mundo construido en el mundo [40]
soñado; nos fuimos de la novela a la poesía. Pero el real y el sueño se encuentran
ahora en una sola unidad. La casa, la bodega, la tierra profunda son en su conjunto por
la profundidad. La casa se ha convertido en un ser de la naturaleza. Se fija a los montes
y aguas que trabajan la tierra. La gran planta de la casa de piedra que es el empuje mal
si ella tenía el agua subterránea no en su base. Así son los sueños en su grandeza sin
límites.

23 Henri Bosco El anticuario, p. 154.


24 En un estudio de la imaginación de material: El agua y los sueños, nosotros tenemos

conocido a un agua densa y consistente, el agua pesada. Era la de un gran poeta, Poe,
cf. Cap. II.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 51

La página de Bosco por su ensoñación cósmica lleva al lector una gran lectura fuera pidiéndole a
participar en reposo que da toda la fantasía de profundidad. La historia entonces se queda en un tiempo
suspendido propicio para la profundidad psicológica. Ahora bien, el relato de los hechos reales puede
reanudar: recibió su suministro de cosmicidad y el ensueño. De hecho, más allá de la bodega subterránea
Bosco encuentra sus escaleras. La descripción después de la pausa poética, puede desplegar su ruta de
nuevo: "Una escalera era excavada en la roca, escalada, correr. Era muy estrecha y empinada. Lo tomé
"(p. 155). Con este giro, el soñador se extrae de las profundidades de la tierra y entra en las aventuras de
la altura. De hecho, al final de desfiladeros tan tortuoso y estrecho, el jugador se abre en una torre. Esta
torre es la torre ideal que encanta a cualquier soñador de la matriz de la antigua: es "perfectamente
redonda"; que está rodeado por un "breve luz" caer "en una estrecha ventana." Y el techo es abovedado.
Qué gran principio del sueño privacidad que un techo abovedado! Él comienza a pensar intimidad sin fin en
su centro. No es de extrañar que la fibra cubetas del de la torre es la casa de una chica dulce y se ha-bitée
por los recuerdos de una abuela apasionada. La cámara redonda y abovedada está aislado en su altura.
Mantiene el pasado como ella hacer- espacio mía. una estrecha ventana ". Y el techo es abovedado. Qué
gran principio del sueño privacidad que un techo abovedado! Él comienza a pensar intimidad sin fin en su
centro. No es de extrañar que la fibra cubetas del de la torre es la casa de una chica dulce y se ha-bitée por
los recuerdos de una abuela apasionada. La cámara redonda y abovedada está aislado en su altura.
Mantiene el pasado como ella hacer- espacio mía. una estrecha ventana ". Y el techo es abovedado. Qué
gran principio del sueño privacidad que un techo abovedado! Él comienza a pensar intimidad sin fin en su
centro. No es de extrañar que la fibra cubetas del de la torre es la casa de una chica dulce y se ha-bitée por
los recuerdos de una abuela apasionada. La cámara redonda y abovedada está aislado en su altura. Mantiene el pasado com

En el misal del misal chica viene de la lejana aïeu- ella, leemos el lema:

La flor es siempre en la almendra

Por esta admirable lema, que es el hogar, que es la sala de nied si- de una intimidad
inolvidable. Es de hecho la imagen más condensada de la intimidad, más seguro su centro
que el sueño del futuro de un in- núcleo recubierto de flores y se cruzó de semilla? Como
queremos que no la felicidad, pero la felicidad sigue siendo la parte delantera de enganche en
la sala de ron-!

Así que la casa evocado por Bosco de la tierra al cielo. Ella tiene la verticalidad de
la torre subiendo más fabricantes profon- terrestres y acuáticos a los restos de un
creyente de cal en el cielo. A [41] tal casa construida por un escritor, ilustra la
verticalidad del ser humano.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 52

Y es en sueños completa. Dramatiza los dos polos de los sueños de la casa. Se


hace de la caridad una torre para aquellos que no pueden siquiera han tenido un
palomar. La torre es obra de otro siglo. No hay pasado, no hay nada. Qué burla que
una nueva torre! Pero los libros hay que dar a nuestros sueños mil hogares. En la
torre de libros, que no se viven momentos románticos? Estas horas atrás. Se
necesita ensimismamiento. En el teclado se reproduce un vasculopatía que afecta a
la función de habitar la torre es una na los grandes sueños. ¿Cuántas veces, desde
que leí El anticuario, Me fui a vivir torre de Henri Bosco!

La torre, ultra profundo del tramo subterráneo en ambas direcciones de la


casa que acabamos de estudiar. Esta casa es, para nosotros, una ampliación de
la verticalidad de las casas más modestas que todavía, para satisfacer a
nuestros sueños necesitan diferencias de altura entiate. Si fuéramos a ser el
arquitecto de la casa oniri- que dudamos entre el tercer cuarto casa y el hogar.
La tercera casa, la más simple hacia la altura esenciales, tiene un sótano, planta
baja y ático. La cuarta casa pone un piso entre la planta baja y ático. Un piso
más, un segundo piso, y los sueños son borrosas. En la casa de sus sueños,
análisis topográfico sólo sabe contar hasta tres o cuatro.

Uno a tres o cuatro van de las escaleras. Todo diferenciado. Las escaleras de
ir al sótano, es abajo Siempre. Es. su descenso que conserva las memorias, es el
descenso que caracteriza a su fantasía. La escalera a la habitación, que suba el y
el des- desciende. Esta es una forma más mundanas. Él es familiar. Los doce
años hizo rangos montados haciendo terceras y cuartas, quintas tentadoras,
especialmente imán, cuatro pasos cuatro pasos para sus zancadas. Cuatro de
cuatro por las escaleras, lo femoral felicidad!

Por último, los pasos del ático más empinado, más cruda, es equitación siempre
días. Él tiene el signo del ascenso a la tranquila soledad. Cuando vuelva a soñar en
antiguos graneros, nunca hacia abajo.

El psicoanálisis ha cumplido el sueño de la escalera. Pero a medida que ella


necesita un simbolismo globalizado para fijar su interpretación, el psicoanálisis ha
prestado poca atención a la complejidad de las mezclas de ensoñación y la memoria.
Por eso, en esta [42], como en
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 53

otros, el psicoanálisis es más apto para el estudio de los sueños que rêve- serie. La
fenomenología de la ensoñación puede desenredar el complejo de la memoria y la
imaginación. Ella va necesariamente sensibles a las diferenciaciones del símbolo.
ensoñación poética, simboliza la creatividad, da a nuestra privacidad polysymbolique una
actividad. Y NIRS sobe- son refinados. La casa de sus sueños, soñar despierto, tomar un
dad extrema sensibilizado. A veces, algunos pasos se han registrado en la memoria de un
lugar de nacimiento suavemente estanterías 25 . En esta habitación no es más que una
puerta es una puerta y tres pasos. Cuando nos ponemos a pensar en los detalles de la
altura a la vieja casa, todo lo que sube y baja de nuevo a vivir de forma dinámica. No
podemos seguir siendo un hombre de un solo piso en palabras de Joe Bous- quet "Este es
un hombre de una sola historia: él tiene su bodega en su Gregoriana negar 26

."
A modo de antítesis, hacer algunas observaciones sobre demeu- res oneirically
incompleta.

En París, no hay casas. En las cajas superpuestas VI- habitantes de viento de la


gran ciudad "Nuestra habitación en París, dice Paul Claudel 27 , entre sus cuatro paredes,
es un tipo de lugar garrote geográfica, un agujero convencional que meublons imágenes,
curiosidades y gabinetes en un armario. "El número de la calle, el número de la pista de
establecer la ubicación de nuestra" agujero convencional ", pero nuestra morada no tiene
ni espacio a su alrededor ni verticalidad en ella. "Sobre el terreno, las casas están fijados
con asfalto para evitar hundirse en la tierra 28

. "La casa no tiene raíz. impensable para una casa de sus sueños: los
rascacielos no tienen bodega. El pavimento al techo, las piezas se acumulan y la
tienda de un horizonte sin nubes encierra toda la ciudad. Los edificios tienen una
altura en la ciudad exterior.
Ascensores destruyen el heroísmo de las escaleras. casi no merecer uno tiene que
vivir en el cielo. Y el en casa es algo más que una

25 Ver la tierra y los sueños de descanso, pp. 105-106.


26 Joe Bousquet La nieve de otra época ( p. 100).
27 Paul Bird Negro Claudel en el sol naciente, p. 144.
28 Max Picard La huida de Dios, trad., p. 121.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 54

horizontalidad. Carece de las diferentes partes de una casa pegada al suelo un


principio fundamental para distinguir y clasificar los valores de la intimidad.

los valores íntimos falta de verticalidad, hay que añadir la falta de cosmicidad el
hogar de las grandes ciudades. Las casas hay en la naturaleza. Informes de la casa
[43] y el espacio se convierten en maniquí allí. Todo es máquina y la vida privada
siempre tienen fugas de que compartes. "Las calles son como tubos que son
aspiradas del hom- mi. '(Max Picard loc. cit. p. 119).

Y la casa ya no conoce los dramas del universo. A veces el viento es romper


una teja para matar a un transeúnte en la calle. El techo del crimen es que la
tardía. El flash se dispara un momento en el vidrio de la ventana. Pero la casa
no tiembla bajo los golpes de truenos. No nosotros y por nosotros no agitar. En
nuestras casas acurrucados uno contra el otro, tenemos menos miedo. La
tormenta en París contra el soñador no tiene el mismo offensivité per- sonal
como contra una casa solitaria. Entendemos mejor cuando hemos estudiado, en
los párrafos siguientes, el

ubicación de la casa en el mundo, situación que nos da una forma concreta, un


cambio en la situación, a menudo de modo resumido metafísicamente, el hombre
en el mundo.

Pero aquí, un problema permanece abierto al filósofo que cree en los ractère ca-
grandes sueños saludables: ¿cómo podemos ayudar a la cos- mización del espacio
exterior a la cámara de las ciudades. Por ejem- plo, dejar que la solución de un problema
de ruido soñador en París.

Cuando el insomnio, malos filósofos, los aumentos de nerviosismo debido al


ruido de la ciudad cuando, Place Maubert, tarde en la noche, ronquido del
automóvil, el camión rodando me hace maldigo mi ciudad destino, me parece que
calma para vivir metáforas del océano. aunque la ciudad se sabe es un mar ruidoso,
nos dijeron muchas veces que escuchó París, la mitad de la noche, el murmullo
incesante de la salud del arroyo y las mareas. Estos clichés, entonces yo soy un
cuadro cere pecado, una imagen que es mío, mío, como si he inventado yo,
después de mi dulce manía de creer siempre lo que pienso. Si el volumen de ventas
de coches se hace más dolorosa, que se las ingenia a encontrar allí la voz de
trueno, un trueno que me la par-, que me regaña. Y me compadezco a mí mismo.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 55

filósofo, de nuevo en la tormenta, en las tormentas de la vida! Hago ensoñación


abstracto-concreto. Mi sofá es un barco perdido en las olas; se somete el silbato, el
viento en las velas. Aire bocinazos furiosos por todas partes. Y hablo a mí para
consolarme: ver, su bote se mantiene fuerte, que está a salvo en su barco de piedra.
Dormir a pesar de la tormenta. Dormir en la tormenta. El sueño de su valor, generosa
Afortunada- a ser un hombre atacado por las olas.

[44]

Y me quedo dormido, arrullado por los sonidos de París 29 .

Todo me confirma también que la imagen de ruido en los océanos de la ciudad se


encuentra en la "naturaleza de las cosas", que es una imagen verdadera, es beneficioso para
naturalizar los sonidos para que sean menos hostil. Por cierto, en su primera poesía de nuestro
tiempo, observo la imagen benéfica de- delicada que sombra. Yvonne Caroutch
30 tiene la intención cita- amanecer

Cene en que la ciudad tiene "cáscara vacía de rumores". Esta imagen, que me ayuda
a ser mañana estoy, despertar suavemente, naturalmente lement. Todas las imágenes
se proporcionan sabes cómo Ser- vir.

Uno puede encontrar muchas otras imágenes en la costa de la ciudad. Tenga en cuenta
que este último impone un pintor. Courbet encerrado en Sainte-Pelagie, tuvo la idea de
representar a París vio tejados de la prisión, dice Peter Courthion
31 . Courbet escribió a un amigo: "Me hubiera pintado
que en el tipo de mis marines, con un cielo de Mense im- profunda, con sus
movimientos, casas, simulando cúpulas tumultuosas olas del océano ... "

De acuerdo con nuestro método, hemos querido mantener la coalescencia de las


imágenes que se niegan una anatomía absoluta. Tuvimos que subir el cosmicidad ormente
inci- de la casa. Pero hay que volver a este

29 Escribí esta página cuando leí en el libro de Balzac, pequeño


miserias de la vida conyugal ( ed. Formas y Reflejos 1952, t. 12, p. 1302): Cuando su casa está
temblando en sus extremidades y se agita en su quilla, usted piensa como un marinero mecida
por la brisa.
30 Yvonne CAROUTCH, centinelas dormidos, ed. Debresse, p. 30.

31 Pierre Courthion, Courbet contada por él mismo y por sus amigos, ed.
Cailler, 1948, t. I, p. 278. El general Valentín no permitió que la pintura de Courbet París-Ocean.
Se le hizo decir que "no estaba en la cárcel por diversión."
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 56

personaje. Debemos ahora, después de haber examinado la verticalidad de la casa onírica,


estudiando, como se anunció anteriormente, en la página 35, los centros de condensación de
la intimidad, donde la serie rêve- acumulan.

VI

En primer lugar debemos buscar en los múltiples centros de casa simplicidad.


Como dijo Baudelaire en un palacio, "no hay un rincón de la vida privada."

Pero la simplicidad, a veces demasiado racional defendido no es una fuente de


gran potencia fantasía. Debe tocar el tividad primi- del refugio. Y más allá de
situaciones de la vida, debemos descubrir situaciones soñadas. Más allá de los
recuerdos positivos son de los materiales para una psicología positiva, es necesario
abrir el campo de imáge- nes primitivas que eran tal vez los recuerdos de fijación
centros permanecen en la memoria.

[45]

demostración primitivités imaginarios incluso pueden hacer que esta sea fuerte en
la memoria, lo que es lugar de nacimiento.

Por ejemplo, en la misma casa, en la sala de estar, un refugio soñador sueño re- a la
cabaña, el nido en las esquinas donde iba a amontonarse como un animal en su agujero.
Así vive en un más allá imágenes humanas. Si el fenomenológico pasó a vivir el
primitivismo de este tipo de imágenes, puede desplazar a los problemas que afectan a la
poesía de la casa. Nos encontraremos un claro ejemplo de esta concentración de la
alegría de vivir mediante la lectura de una página maravilloso libro Bachelin Henry cuenta
la historia de su padre 32
.

32 Henry BACHELIN, el sirviente 6 e ed., Mercurio de Francia, con hermosa


DUMESNIL prefacio de René, quien dijo que la vida y obra del novelista olvidados.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 57

La casa de la infancia de Henry Bachelin es simple de todos. Es la casa de campo de un pueblo de la


Morvan. Es, sin embargo, con su dependencia del campesino y el trabajo y el padre de la economía, un
hogar donde la vida de la familia encontró seguridad y felicidad. Es en la habitación iluminada por la
lámpara cerca de la cual el padre todos los días y la cama sacristán en la noche la vida de los santos, es
en esta sala que el niño lleva a su estado primitivo de ensueño, un ensueño que acentúa la soledad
imaginar vivir en una remota cabaña en el bosque. Para un fenomenólogo que busca las raíces de la
función de habitar, página Henri Bachelin es un documento de gran pureza. Aquí está el pasaje clave (p
97).: "Eran res Afortunada- el que la fuerza, lo juro, Me sentí como si cortamos de la pequeña ciudad de
Francia y del mundo. Me gustó - Me GAR dosel para mí mis sentimientos - imaginar que viven en el bosque
en una cabaña de carbón calentado así: quería in- lobos licitación afilar sus garras en nuestro umbral de
granito indestructible. Nuestra casa me tuvo lugar cabaña. Me vi libre de hambre y frío. Si me estremecí,
fue sólo el bienestar. "Y como EVO- su padre, en una novela que se ha escrito en la segunda per- sona,
Henry Bachelin añade:" Mientras está sentado en mi silla, me bañé en el sentido de su fuerza. " Me gustó -
Me GAR dosel para mí mis sentimientos - imaginar que viven en el bosque en una cabaña de carbón
calentado así: quería in- lobos licitación afilar sus garras en nuestro umbral de granito indestructible.
Nuestra casa me tuvo lugar cabaña. Me vi libre de hambre y frío. Si me estremecí, fue sólo el bienestar. "Y
como EVO- su padre, en una novela que se ha escrito en la segunda per- sona, Henry Bachelin añade:"
Mientras está sentado en mi silla, me bañé en el sentido de su fuerza. " Me gustó - Me GAR dosel para mí
mis sentimientos - imaginar que viven en el bosque en una cabaña de carbón calentado así: quería in-
lobos licitación afilar sus garras en nuestro umbral de granito indestructible. Nuestra casa me tuvo lugar
cabaña. Me vi libre de hambre y frío. Si me estremecí, fue sólo el bienestar. "Y como EVO- su padre, en una novela que se ha

Por lo tanto, el escritor nos llama en el centro de la casa como un centro de fuerza,
en una zona de protección importante. Esto lleva a la parte inferior "sueño cabaña" que
familiarizados aquellos que les gusta la imagen legendaria de casas primitivas. Pero en
la mayor parte de nuestra cabaña sueños que deseamos vivir en otro lugar, [46] fuera
de casa in- Combrée, lejos de las preocupaciones urbanas. Huimos en el pensamiento
de Cher- verdadero refugio caro. Más afortunado que los soñadores de eva- siones
distantes Bachelin en la casa, incluso la raíz de la ensoñación de la cabaña. Todo lo
que tiene que trabajar un poco espectáculo de miles de fa- cámara para escuchar en el
silencio de la noche, la estufa que ronca, mientras que el viento sitió la casa, para saber
que centro de la casa, bajo la luz de la lámpara círculo vive en una casa redonda, la
cabaña primitiva. Lo hogar embolias entre sí, si nos damos cuenta, en detalle y en su
jerarquía, siempre con sus imágenes por el cual estamos viviendo nuestra privacidad
sueños. ¿Qué valores sabrían enfoque difuso si viviéramos con toda sinceridad, las
imágenes de nuestros sueños!
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 58

La cabaña, en la página Bachelin, aunque la unidad como la raíz principal de la


función de habitar. Es la planta humana más simple, uno que no necesita ramificaciones
para sobrevivir. Es tan sencillo que ya no pertenece a los recuerdos, a veces demasiado
ima- edad. Pertenece a las leyendas. Es un centro de leyendas. De- ntes de una luz
distante, perdida en la noche, lo que ha soñado durante chau- Miere, quien no ha
soñado, aún más comprometida en las leyendas, a la cabaña del ermitaño?

la cabaña del ermitaño, eso es una buena quema originador! Las imágenes son
reales grabados. La imaginación de nuestros grave en mémoi- re. Profundizan
recuerdos vivían, desplazan los recuerdos vivían para convertirse en recuerdos de
la imaginación. La cabaña del ermitaño es un tema que no necesita cambios. Tras
la evocación PLE sim-, el "impacto fenomenológica" borra Me- diocres resonancias.
La cabaña del ermitaño es un grabado que sufren de un exceso de escénica. Se
debe recibir su verdad en la intensidad de su esencia, la esencia del verbo vivo.
Inmediatamente, la cabaña se centra solitu-. En las leyendas, no hay una cabaña
contigua. El geógrafo puede así nosotros, sus viajes lejanos, las fotografías de
pueblos cabaña traer. Nuestras leyendas últimos trascienden todo lo que se ha
visto, todo lo que hemos experimentado personalmente. La imagen nos lleva.
Vamos a la soledad extrema. El ermitaño es

Sólo delante de Dios. La cabaña del ermitaño es el anti-tipo del monasterio. Una y
convertir esta irradia universo centrado que medita y ora, un universo fuera del
universo soledad. La cabaña no puede recibir ninguna riqueza "de este mundo." Ella
tiene una intensidad feliz de la pobreza. La cabaña del ermitaño es una gloria de la
pobreza. Contando en el conteo, que nos da acceso al refugio absoluta.

[47]

La valoración de una soledad centro concentrado es tan fuerte, tan primitivos, de modo
incuestionable que la imagen de la luz distante sirve ENCE como refe- para imágenes
menos claramente localizadas. Henry David Thoreau oye el "cuerno en el bosque"? Esta
"imagen" mal centro determinado, esta imagen de sonido que llena la noche Naturaleza le
sugiere una imagen de descanso y confianza: "Este sonido, dice, es también
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 59

amigable que el ermitaño vela distante 33 . "Y nosotros, que


Recuerde, lo íntimo valle siguen sonando los cuernos de otra manera el tiempo y por
eso aceptamos de inmediato la amistad común de inundaciones suenan despertados
por el cuerno y el mundo de ermitaño iluminado por la luz distante? Como tales
imágenes raro en la vida tienen que tal poder sobre la imaginación?

Las imágenes grandes tienen tanto una historia y la prehistoria. El siempre son de la
memoria y la leyenda. Nunca se vio la imagen en la primera instancia. Cualquier imagen
de gran tamaño tiene un fondo de ensueño insonda- ble y es en este contexto onírico que
el personal dedicado MENTIRA pone su específica. Además, esto está muy lejos en el
curso de la vida que realmente reverenciamos una imagen que muestra sus raíces más
allá de la his- toria fija en la memoria. En el reino de la imaginación absoluta, que son
jóvenes muy tarde. Hay que perder el paraíso terrenal realmente va a vivir, a vivir en la
realidad de sus imágenes, en la sublimación absoluta que trasciende toda pasión. Un
poeta, meditando la vida de un gran poeta, Victor-Emile Michelet meditando Villiers obra
de Isle-Adam, escribió: "¡Ay! Se necesita envejecer para conquistar la juventud, para
entregar los obstáculos, para vivir después del impulso inicial. "

La poesía nos da no tanto la nostalgia de la juventud, lo que sería vulgar, sino


expresiones nostálgicas de la juventud. Se nos ofrece imágenes como deberíamos
imaginar que en el "impulso inicial" de la juventud. Las imágenes originales, grabados
sim- ple, soñando despierto de la cabaña son invitaciones a empezar a imaginar. Nos
hacen siendo estancias, casas del ser, donde se concentra la certeza de. Parece que
los habitantes de este tipo de imágenes, las imágenes como estabilizador, que
comenzarían a otra vida, una vida que es nuestro, nosotros en las profundidades del
ser. Para contemplar este tipo de imágenes y reproducir las imágenes del libro de
Bachelin nos CUD del primitivismo. Porque incluso esta restaurada primitivo, deseada,
vivido en imágenes simples, un álbum [48] chozas serían un libro de texto de
ejercicios sencillos para la fenomenología de la imaginación ción.

33 Henry David Thoreau-, Un philosophe dans les bois, trad., p. 50.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 60

Como resultado de la luz distante de la cabaña del ermitaño, el símbolo del


hombre que mira un registro considerable de documentos literarios sobre la poesía
de la casa podría ser utilizado como el único reino si- del brillo de la lámpara
ventana. No debe ser la imagen bajo el control de uno de los grandes teoremas de
la imaginación del mundo de la luz: Todo lo que brilla ve. Rimbaud dijo que tres
sílabas en este teorema cósmica: "Nácar ve" 34
. El
lámpara,
modo de espera de la
Así que supervisa. Más estrecha es la red de la luz, es más penetrante de
vigilancia.

La lámpara en la ventana es el ojo en la casa. La lámpara en el GNE


imaginación REG, nunca se enciende exterior. Es ligero cerrado es- que sólo
puede filtrar. Un poema escrito bajo el título
amurallado, comienza:

Una lámpara detrás de la ventana de espera, el


corazón secreto de la noche.

Unos pocos versos antes de que el poeta habla:

La mirada atrapada entre cuatro


paredes de piedra 35 .

En la novela de Henri Bosco, Hyacinthe, quien con otra historia,


El jacinto jardín, son uno de los más sorprendentes novelas psíquicos de nuestro tiempo,
una lámpara esperado a la ventana. Para la mayo-se espera. La lámpara es un signo de
una gran expectación.

A la luz de la casa distante, ve la casa, antes, sobre-reloj, esperando.

Cuando se entregan a las inversiones de borracheras entre el sueño y la


realidad, se me ocurre esta imagen: la casa distante y la luz es para mí, delante
de mí, la casa mirando hacia fuera - es

34 Rimbaud, Obras completas, ed. du Grand-Chêne, Lausana, p.321.


35 Christiane BARUCOA, Anteo, Cuadernos de Rochefort, p.5.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 61

su turno ! - por el ojo de la cerradura. Sí, alguien está en la mayo-sonido antes,


un hombre trabaja allí mientras yo sueño, es una exis- tencia tenaz mientras
persigo sueños inútiles. Por su propia luz, la casa es humano. Ella lo ve como un
hombre. Es un ojo en la noche.

Y otras imágenes sin fin vienen florecer la poesía de la casa [49] en la


noche. A veces brilla como una luciérnaga en la hierba, siendo la luz solitaria:

Voy a ver sus casas como luciérnagas en medio de las colinas 36 .

Otro poeta llama casas que brillan, en la tierra "étoi- hierba." Christiane
Burucoa sin embargo, dicha lámpara en su reunión de mayo-humana:

gel de estrellas prisionero aún tomada.

Parece ser que en este tipo de imágenes, las estrellas del cielo vienen a habitar la tierra.
Las casas de los hombres forman las constelaciones en la tierra.

G.-E. Clancier con diez pueblos y su luz, clavó un constel-


lación del Leviatán en la tierra:

Una noche, diez pueblos, una montaña, un oro


tachonado leviatán negro.
(G.-E. Clancier, Una voz, ed. Gallimard, p. 172.)

Erich Neumann estudió el sueño de un paciente que, mirando desde lo alto de una
torre, vio las estrellas levantarse y brillar en la tierra. Ellos Sorbona fueron el corazón de
la tierra; la tierra era, no una obsesión

36 Helen MORANGE, Gamón y la bígaros, ed. Seghers, p. 29.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 62

simple imagen del cielo estrellado. Fue la madre el mayor productor del mundo, el productor
de la noche y las estrellas 37 . En el sueño, su pa-
sostiene, Neumann muestra la fuerza del arquetipo de la madre tierra, la
Mutter-Erde. La poesía es algo natural de un sueño insiste
A menos que el sueño de la noche. Es sólo la "congelación por un momento." Pero el
documento poética es, no obstante indicativa. Un signo restrial ter- se coloca en una
criatura del cielo. imagen de la arqueología se ilumina rápida de imágenes, la instantánea
del poeta con.

Dimos todos estos acontecimientos en una imagen que puede parecer trivial
para demostrar que las imágenes no pueden estar en silencio. ensoñación poética,
a diferencia de la ensoñación somnolen- esto, nunca duerme. Siempre lo más
simple a partir de la imagen, que irradia ondas de la imaginación. Pero si eso se
convierte en la casa cósmica aislado iluminado por la estrella de la lámpara, que
siempre se hace pasar por un im- soledad dar un texto final hace hincapié en esta
soledad.

[50] En Fragmentos de un diario reproducido en el comienzo de una selección de


cartas de Rilke 38

, nos encontramos con la siguiente escena: Rilke y dos


se dan cuenta de sus compañeros en la noche profunda "la hoja iluminada de una
cabaña lejana, la última cabaña, que es todo de SOLO en el horizonte de los campos
y pantanos e. Esta imagen de un litude so- simbolizado por una sola luz se mueve el
corazón del poeta, que lo impulsa personalmente si se aísla a sus compañeros. Rilke
dice, hablando del grupo de tres amigos: "Podríamos estar muy cerca uno del otro,
permanecimos tres aisladas que ven la noche por primera vez. "Expresión nunca
medita lo suficiente ya que las imágenes más banales, una imagen que sin duda el
poeta ha visto cientos de veces, de repente recibe la señal de" la primera vez "y
transmite esta señal a la noche familiar. ¿No podemos decir que los lumiè- re
procedente de un vigilante solitario un vigilante obstinada toma una poderosa ciencia
de la hipnosis. Estamos hipnotizados por la soledad, hipnotizado por la vista de la
casa solitaria. Desde que a nosotros el vínculo es tan fuerte que no soñamos en una
casa solitaria en la noche:

37 Erich Neumann, Eranos-Jahrbuch, 1955, p. 40-41.


38 Rilke, Cartas de elección, ed. Stock, 1934, p. 15.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 63

O Licht im Haus schlafenden 39 !

Con la cabaña, con la luz que asegura el horizonte distante, hemos indicado en
su forma más simplificada de la condensación refugio privacidad. Nos originalmente
al principio de este capítulo, intentamos en lugar de diferenciar la casa de acuerdo a
su verticalidad. Debemos ahora, siempre con la ayuda de tanciés tancias
documentos literarios, más bien la protección de los valores de las casas contra las
fuerzas que lo asedian. Después de considerar esta dinámica dialéctica la de la casa
y del universo, examinaremos poemas donde la casa es un mundo entero.

39 Richard von SHAUKAL, Antología de la poesía alemana, ed. Stock, II,


p. 125.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 64

[51]

LA POESÍA DEL ESPACIO

el capítulo II

CASA Y UNIVERSO

"Cuando los picos de nuestro cielo se unirán a" Mi casa


tiene un techo. "
Paul Eluard, Dignos de vivir,
ed. Julliard, 1941, p. 116

Volver a la Tabla de Contenidos

Hemos indicado en el capítulo anterior que hay un sentido decir que "lee una
casa", "leemos una habitación", ya que la habitación y la casa son diagramas
psicológicos que guían la vana y écri- poetas en el análisis de la intimidad.
Tomaremos lenta leído algunas casas y algunas habitaciones "escrito" por
grandes escritores.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 65

yo

Aunque, en lo más profundo de su ser, una ciudad, Baudelaire se siente el aumento del valor
intimidad cuando una casa es atacada por el invierno. en Paraíso artificial ( p. 280), dijo que la
felicidad del área afectada cuidadosamente mas de Quincey, encerrado en el invierno, mientras
que lee a Kant, ayudado por el idealismo de opio. La escena tiene lugar en una "casa de campo" 40
de los
Gales. "Una hermosa casa no se hace el invierno más poética, y el invierno no
aumenta la poesía de la casa? La casa era blanca sentado la parte inferior de una pequeña
valle cerrado tains de ñas lo suficientemente alto; Era, como Swaddled arbustos. "Hemos
subrayado las palabras que, en esta breve frase appartien- NENT para la imaginación
de los demás. Qué entorno, lo que entrena tran- quillité de un comedor de opio que la
lectura de Kant, la soledad conjunta de los sueños y la soledad del pensamiento!
Probablemente podemos leer la página de Baudelaire como se lee una página fácil,
demasiado fácil. [52] Un crítico literario podría incluso ser sorprendido de que el gran
poeta tiene imágenes tan Ai camente gastadas de la banalidad. Pero si leemos este
PA- GE demasiado simple, la aceptación de los sueños de descanso que sugiere, si
nos detenemos sobre las palabras subrayadas, aquí nos pone cuerpo y alma en la
tranquilidad. Nos sentimos en el centro de la protección del hogar del valle, "envuelto"
que en las telas de invierno.

Y tenemos caliente, porque' hace frio afuera. En sui- que de este "paraísos artificiales"
inmersos en el invierno, Baudelaire dijo que el soñador exigen un duro invierno. "Él pide
anualmente cielo au en forma de nieve, granizo y las heladas en el que pueda contener.
Se necesita un invierno canadiense, un invierno ruso. Su nido es más caliente, más
suave,

40 Este dulce palabra al ojo, como fuera de lugar en un texto francés si


decir al Inglés!
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 66

más querido ... 41 . "Como Poe, un gran soñador de cortinas, Baude-


lar, para calafatear la casa rodeada de invierno, aún requiere "pesadas cortinas
ondeando en el suelo." Detrás de las cortinas oscuras, parece que la nieve es
blanca. Todo activa contradicciones cuando se acumulan.

Baudelaire nos dio una mesa centrada; él nos llevó a la cen- ser un sueño que
entonces podemos hacer por nosotros mismos. les vamos a traer rasgos
probablemente personales. En la casa de Thomas de Quincey evocada por
Baudelaire, vamos a poner los de nuestro pasado. Por lo que obtener el beneficio de la
evocación y sin sobrecarga. Nuestros recuerdos más personales pueden venir a vivir
aquí. Por algún tipo de simpatía, que describe Baudelaire perdió su banalidad. Y es
siempre tan: centros de ensueño nacidos son bien determinados medios de
comunicación entre los hombres del sueño con la misma seguridad que los conceptos
bien definidos son los medios de comunicación entre los hombres de pensamiento.

en Curiosidades estéticas ( p. 331) Baudelaire habla también de una


Lavieille lona que representa "una casa de campo en el borde de maderas" en invierno,
"la temporada triste". Y, sin embargo: "Algunos de los efectos que Lavieille hacen a
menudo parecen a mí, dice Baudelaire, extractos de felicidad invierno. »invierno mencionado
es el fortalecimiento de la alegría de vivir. En el reino de la imaginación sola, invierno
EVO- Qué aumenta el valor residencial de la casa.

Si se nos pidió hacer un experto en la fantasía casa de Thomas de Quincey


revivió por Baudelaire, nos [53] decíamos que arrastra el olor rancio del opio,
una atmósfera de somnolencia. Nada dice la valentía de paredes, techo coraje.
La casa no lucha. Parece que Baudelaire sabe si está bloqueado en cortinas.

Esta falta de control es a menudo el caso con las casas en invierno se encuentran
en la literatura. La dialéctica de la casa y el universo es demasiado simple. La nieve, en
particular, nihiliza demasiado a la ligera el mundo exterior. Se universaliza el universo
en un solo tono. En una palabra, la palabra nieve, el universo se expresa y se va a
eliminar

41 Henri Bosco dice que aunque el tipo de un ensueño tal en este pequeño formulario:

"Cuando el refugio es seguro, la tormenta es buena. "


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 67

abrigada. en Desiertos de Amor ( p. 104), el propio Rimbaud dijo: "Fue como una
noche de invierno, con la nieve para sofocar el mundo decididamente. "

De todos modos, más allá de la casa habitada, el cosmos de invierno es un


cosmos simplificados. Es un no-casa en estilo, donde el físico meta habla de un
no-yo. Desde la casa no doméstica ordon- fácilmente NENT todas las
contradicciones. En la casa, todo está rencias férencie, se multiplica. En invierno, la
casa recibe las reservas de privacidad, sutilezas de privacidad. En el mundo fuera del
hogar, edad NEI no borra, borra las carreteras, los ruidos de asfixia, colores de la
máscara. Nos parece una negación cósmica en la acción por la blancura universal. La
casa soñador sabe, se siente esto, y la disminución siendo el resto del mundo sabe
que un aumento de in- tensidad de todos los valores de privacidad.

II

De todas las estaciones, el invierno es la más antigua. Pone la edad en los


recuerdos. Se refiere a un largo pasado. Bajo la nieve los mayo- anterior de sonido.
Parece que la casa fuerte de nuevo en siglos lejanos. Este sentimiento es evocado por
Bachelin las páginas donde el invierno tiene ninguna hostilidad 42
. "Eran tardes cuando, en el viejo
casas rodeadas por la nieve y el viento, grandes historias, leyendas hermosas que son
los hombres zurdos, tienen un significado concreto y se vuelven susceptibles a la
excavación de ellos, es de aplicación inmediata. Y por lo que a lo mejor uno de nuestros
antepasados, que expira en el año mil, podría creer en el fin del mundo. "Debido a que
las historias están aquí cuentos de la noche, se relata cuentos de hadas de res
grand'mè-; Estas son las historias de los hombres, historias que maquinan fuerzas y
señales. En los inviernos, dicho en otra parte [54] Bachelin (p. 58) "Creo que (bajo el
manto de la gran chimenea) el viejo

42 Henry BACHELIN, el sirviente p. 102.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 68

leyendas debían ser mucho mayores de lo que son hoy en día ". Tenían
precisión la antigüedad de los cataclismos de cataclismos drama que puede
anunciar el fin del mundo.
Citando estas noches de invierno dramáticos en la casa paternel- la Michelin
escribe (p 104). "Cuando nuestros compañeros vigilias pie izquierdo en la nieve y
la cabeza en las ráfagas blait SEM mí s 'allassent de muy lejos, en países
desconocidos de búhos y lobos. Tuve la tentación de gritar ellos ya que había leído
en mis primeros libros de historia: En la gracia de Dios! "

¿No es sorprendente imáge- nes que en el alma de un niño, el simple imagen de la


casa de la familia en la nieve amontonarán puede incrustar el año mil?

III

Tomemos ahora un caso más complejo, un caso que puede parecer paradójico.
Tomamos prestada una página â Rilke 43 .

Para él, en contraste con la tesis general de que apoyamos en el capítulo anterior,
está en la ciudad, especialmente la tormenta es siva ofendido, el cielo nos dice más
claramente su ira. En el cam- GNE, la tormenta que iba a ser menos hostil. Esto,
desde nuestro punto de vista, la paradoja cosmicidad. Pero, por supuesto, la página
rilkéenne es hermosa y tenemos interés para comentar.

Esto es lo que Rilke escribió "músico": "¿Sabe que estoy asustado, en el


centro, por estos huracanes nocturnos? Parece, no es así, que en su orgullo de
elementos, nos ven aún. Mientras que una casa solitaria en el campo, lo ven, lo
toman en sus brazos poderosos y por lo tanto, se endurecen, y no queremos
estar fuera en el jardín rugiente, y al menos uno de ellos es en la fenê-

43 Rilke, Cartas a un músico, trad., p. 112.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 69

ser, y aprueba encolérés viejos árboles que agitan como si el espíritu de los profetas
que había en ellos. "

La página de Rilke parece en el estilo fotográfico, un "negativo ne-" de la casa,


una inversión de la función de habitar. Las rabias de tormenta y árboles retorcidos;
Rilke, al abrigo de la casa sería
afuera, no por la necesidad de disfrutar del viento y la lluvia, pero para los recuerdos de
investigación. Así Rilke involucrado, uno se siente, la rabia contra-árbol atacado por el
cólera del viento [55]. Pero no está implicado en la resistencia de la casa. Él pone su
confianza en el huracán guisante his- en la previsión de un rayo en todos los
elementos, incluso en su furia, ver los restos del hombre y de acuerdo sobre los
dientes de sobra .

Sin embargo, esta imagen "negativa" no es menos revelador. Se GNE témoi-


una lucha cósmica dinámica. Rilke - ha dado a muchas pruebas y que a menudo
tienen que referirnos allí sabe el drama de las viviendas humanas. En cualquier
caso, el polo de la dialéctica en la que el soñador es, ya sea la casa o el
universo, la dialéctica se convierte en dinámica. La casa y el universo no son
simplemente yuxtapuestas estos dos espa-. En el reino de la imaginación, están
animados de una en una en ensoñaciones contrarias. Ya Rilke admite que las
pruebas "endurecen" la vieja casa. La casa capitaliza sus victorias contra el
huracán. Y puesto que en una búsqueda en la imaginación hay que ir más allá
del terreno de los hechos, sabemos que somos más tranquila,

IV

En contraste con la "negativa" que acabamos de examinar, dando el ejemplo


de un total adhesión positiva al drama de la casa impugnada por la tormenta.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 70

La casa Malicroix 44 La llamada Redousse. ella construi-


que en una isla en la Camarga, no lejos del río rugiente. Ella es humilde. Parece
pequeña. Veremos su valor.
El escritor prepara las páginas largas de tormenta. Un meteorólogo GIE poética va a
nacer a las fuentes de las que el movimiento y el ruido. Con lo que el arte, el escritor toca por
primera vez el silencio absoluto, el silencio de los espacios laterales immensi-! "Nada sugiere
silencio mientras los espacios ilimitadas DE CONSTRUCCIÓN sen-. Entré en estos espacios.
El ruido colonial alquilar la medida y le dan una especie de cuerpo sano. Su ausencia deja
toda la pura y esa es la gran sensación de profundidad, el apolillado illi- que nos invade en
silencio. Ella me ha pasado, y yo estaba, durante unos minutos, confundida con esta
magnitud de la paz nocturna.

"Era necesario como un ser.


"La paz tenía un cuerpo. Tomado en la noche, hecho con la noche. Un cuerpo real, un
cuerpo estacionario. "

[56]
En este extenso poema en prosa luego llegar a las páginas que tienen el mismo
progreso de rumores y temores de que las estrofas de genios
de Victor Hugo. Pero aquí, el escritor se toma el tiempo para mostrar el
estrechamiento del espacio en el centro en el que la casa va a vivir como un
corazón angustiado. Una especie de angustia cósmica preludio a la tormenta. A
continuación, todas las ranuras de viento relajarse. Pronto, todos los animales en el
huracán dan voz. Lo bestiario del viento podría establecerse si tuviéramos tiempo,
no sólo en las páginas que in- voquons, pero en toda la obra de Henri Bosco,
analizar las tormentas gía DY-! El escritor sabe instintivamente que todas las
agresiones, ya sea del hombre o del mundo, son animales. Tan sutil que un ataque
del hombre, aunque indirecta, ya sea CA- bloque de polea, si se construye, se
revela inexpiées orígenes. Un pequeño filamento animal vive en la más pequeña
de odio. El poeta psicólogo - poeta o psicólogo, en su caso - no puede errar
marcando un grito de animales de los diferentes tipos de agresión. Y también es un
terrible marcas humanos que no com-

44 Henri Bosco Malicroix, p. 105 y ss.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 71

intuitivamente tomar las fuerzas del universo como la psicología de la ira.

Y la casa contra esta turba que poco a poco se convierte desata el verdadero ser
de la humanidad pura, ya sea para defenderse sin tener la responsabilidad de los
ataques. El Redousse es la resistencia humana. Ella es valor humano, la grandeza del
hombre.

Aquí páginas centrales de la resistencia humana de la casa en el centro de la


tormenta (p. 115).

"La casa estaba luchando con valentía. Ella se quejó en un primer momento; las
respiraciones pi-res atacaron desde todos los lados a la vez, con un tincte dis- tal odio y
rabia gritando que a veces estaba temblando de miedo. Pero se mantuvo. Desde el
comienzo de la tormenta de viento hosco tomó la parte del techo. Trataron de romper,
ruptura le riñones para ponerlo en pedazos, para aspirar. Pero bomba hacia atrás y se
agarró a la antigua estructura. Luego llegaron otros vientos y corriendo por el suelo que se
abalanzaron contra las paredes. Todas las curvas bajo el choque impetuosa, pero la casa
con flexibilidad, teniendo cruzados, resistido a la BE- usted. Era probable que el suelo de
la isla por las raíces irrompibles de la que sus cañas delgadas paredes de yeso y tablones
mantienen una fuerza sobrenatural. Fue persianas, puertas insultantes inútiles, pro
denuncian amenazas colosales, el tocar la trompeta en la chimenea, siendo de- jà
humana donde abritais mi cuerpo, sólo se produjo nada a la tormenta. Los mayo- su
apretó contra mí, como un lobo, y [57], a veces me sentí su olor maternal hacia abajo en
mi corazón. Este fue, esa noche, mi verdadera madre.

"Tenía que mantenerlo y me apoyan. Estábamos solos. "

Hablando de la casa de maternidad en nuestro libro: La tierra y el resto


sueños, citamos dos versos inmensa Milosz donde las imágenes de la Casa
Madre y unir:

Le digo a mi madre. Y es a usted que lo pienso, oh casa! Casa


bellos oscuros veranos de mi infancia.
(Mélancolie.)
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 72

Es un cuadro similar que requiere el sincero agradecimiento de los


habitantes de La Redousse. Pero aquí, la imagen no proviene de la talgie our-
una infancia. Se da en sus noticias protectora. Más allá como una comunidad de
ternura, aquí está la fuerza de la comunidad, la concentración valor de dos, dos
resistencias. ¿Qué imagen de la operación de concentración es que esta casa
que "efecto invernadero" en contra de sus habitantes, que se convierte en la
célula de un cuerpo con paredes estrechas. El refugio se contrajo. Y más
protectora, es de- llegado externa más fuerte. Refugio, él se temía chau- Miere
se convirtió en un valor para el castillo solitario que debe aprender a superar el
miedo. Tales restos es un educador. Leemos las páginas Bosco como un nido
de reservas de potencia en castillos coraje interno. En la casa se convirtió en la
imagi- nación el centro de un ciclón, que debe ir más allá de simples presiones
de confort im- sentimos en cualquier refugio. Además, participa en el drama
cósmico con el apoyo de la casa que luchan. Todo el drama Malicroix es una
carrera solitaria. El habitante de La Redousse debe dominar la soledad en la
casa de una isla sin pueblo. Debe AC- buscar a la dignidad de la soledad
alcanzado por un antepasado que gran drama de la vida se ha hecho solo. Debe
estar solo, solo en un cosmos que no es uno de su infancia. Debe, un hombre
de raza apacible y feliz, elevando su valor, el valor de aprender unas duras
cosmos, pobres, frío.

Por lo tanto, frente a la hostilidad, las formas animales de la tormenta y el


huracán, los valores de protección y resistencia a casa se adaptó a los valores
humanos. La casa tiene las energías físicas y morales de un cuerpo humano.
Ella bombardear [58] de vuelta en la lluvia, se puso rígida riñones. Bajo ráfagas,
se dobla cuando retirarse, seguro para recuperarse a tiempo derrotas sigue
negando passa- administrados. Dicha casa llama al hombre a un heroicos
cosmos. Es un instrumento para enfrentar el cosmos. Metafísico "echó en el
mundo" podría meditar concretamente en la casa tirado a través del huracán,
desafiando la ira de los cielos. Contra todo pronóstico, la casa nos ayuda a
decir: Soy un ciudadano del mundo, a pesar del mundo. No hay problema '
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 73

En esta comunidad dinámica del hombre y de la casa, en esta rivalidad


dinámica (el hogar y en el universo, que SUM- lejos de mi referencia a formas
geométricas simples. La casa se vive no es así, una caja inerte. el espacio
habitado trasciende el espacio geométrico.

Esta transposición de ser la casa en los valores humanos que puede ser visto
como una metáfora de la actividad? Allí estaba allí esa imagen? Como metáforas,
crítico literario fácilmente juzgada excesiva. Por otro lado, un psicólogo positivo
reduciría inmediatamente re-fotografiada lenguaje la realidad psicológica del temor de
un hombre maduro en su soledad, lejos de alivio de la mano hu-. Pero la
fenomenología de la imaginación puede estar satisfecho con una reducción que hace
que las imágenes de las expresiones subordinadas significa sión: la fenomenología de
la imaginación de que la demanda de imágenes nítidas ción Director, tomamos la
imágenes como sucesos repentinos de vida. Cuando la imagen es nuevo, el mundo es
nuevo.

Y la lectura en la vida, todo pasividad desaparece si tratamos de estar al tanto


de los actos creativos de expresar el mundo ming poeta, un mundo que se abre a
nuestros sueños. En la novela de Henri Bosco, Malicroix, el mundo trabaja el
hombre solitario más de los personajes no pueden hacer. Si tomó todos los nuevos
poemas en prosa en el mismo, habría poco más que una cuestión de herencia,
duelo notario y heredero. Pero, ¿qué ganancia para un psicólogo de la
imaginación, si a la lectura "social", añade la lectura "cósmica"! Él es consciente de
que el cosmos como el hombre se convierte a un hombre en un hombre de las
colinas de la isla y el río. Se da cuenta de que la casa remodela hombre.

Con casa experimentada por el poeta, estamos tan con-ductos en un nervio de


la antropo-cosmología. Por consiguiente, la casa es un instrumento de
topo-análisis. Es un instrumento muy [59] eficaz precisamente porque es difícil de
usar. En suma, la dis- cusión de nuestra tesis se coloca en un terreno que estamos
desfavorable. De hecho, la casa es en primer lugar un objeto de alta geometría.
Uno está tentado a analizar racionalmente. La primera realidad es visible y tangible.
Está hecho de marcos sociées as- bien recortado, bien sólidas. La línea recta está
dominando. La plomada lo dejó
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 74

marca de su sabiduría, el equilibrio 45 . un objeto tan geométrica


debe resistir las metáforas que acogen el cuerpo humano, el ser humano Ai hacer. Pero el ser
humano en la transposición se lleva a cabo de inmediato, tan pronto como se lleva a casa como
un espacio de confort y privacidad, como un espacio que debe condensarse y defender la
intimidad. Entonces comienza, sin ningún tipo de racionalidad, el campo de la fantasía. En
materia de salud y releyendo li- Malicroix, oí en el techo de la Ser Redousse, Pas, como se ha
dicho Pierre-Jean Jouve, tiene la pezuña de hierro del sueño ".

Pero la compleja realidad y sueño nunca es definitivamente problema resoluble.


La casa, incluso cuando ella comienza a vivir humanamente no pierden todo su
"objetividad". Necesitamos examinar más de cerca cómo es que en la geometría
sueño, casas del pasado, las casas donde nos encontraremos en nuestros sueños, la
intimidad del pasado. Constantemente, tenemos que estudiar cómo el material blando
de la intimidad encontró, para la casa, su forma, su forma que tenía la primera vez
que bloquea el calor
46 :

Y la vieja casa me siento su


calor proviene sentido pelirroja
en mente.

45 De hecho, cabe señalar que la palabra casa no está en el índice muy


preparado cuidadosamente la nueva edición del libro C.-G. JUNG
Metamorfosis del alma y sus símbolos, trans. Yves Le Lay.
46 Jean Wahl, poemas, p. 23.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 75

En primer lugar, estas casas antiguas, podemos sacar, por lo tanto, dar una representación
que tiene todas las características de una copia de lo real. un dibujo de tal objetivo,
separada de cualquier ensoñación, es un documento estable disco marca una biografía.

Pero esta representación extérioriste, aunque sólo se muestra un dibujo del arte,
una representación de talento, aquí es insistir tía, invitando y que el único criterio de
buena contemplación se continúa [60] hecho, bien hecho y ensimismamiento.
Reverie espalda, habitan dibujo exacto. La representación de una casa no deja
mucho tiempo indiferente soñador.

A menudo me dije, mucho antes del momento en que empecé a leer cada día
poetas, me gustaría vivir en una casa como vemos en grabados. La casa a grandes
rasgos, la casa de un grabado en madera sin dejar de hablar a mí más. Los grabados en
madera requieren Me SEM él bles, la sencillez. Para ellos mis sueños habitaban la casa
esenciales.

Estos sueños ingenuos pensaron que la mía, lo que fue asombro para mí
encontrar huellas en mi lectura.

André Lafon escribió en 1913 47 :

Sueño con un hogar, casa baja ventanas Altos, usado


tres grados, platos y greened
...................................................... ... pobre de aire
secreta Logis grabados antiguos Vive sólo a mí mismo,
a veces me volvieron a sentarse olvidar el día gris y la
lluvia.

47 André Lafon, Poemas. El sueño de un hogar, p. 91.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 76

Tantos otros poemas de André Lafon se escriben bajo el signo de "la casa
pobre!" La casa, en el "impresiones" huella literaria que da la bienvenida al lector
como un huésped. Una más audaz y llevar al lector en la mano cincel para tallar
su lectura.
Tipos de impresiones vienen en para especificar los tipos de hogar. Annie Duthil
escribe 48 :

"Estoy en una casa de los grabados japoneses. El sol está en todas, porque todo es
transparente. "

Es claro casas en las que viven, en cada estación, verano. Son sólo las
ventanas.

¿No es también un residente de impresiones poeta que nos dijo 49 :

¿Quién no ha en su corazón un lugar


oscuro Elsinore .......................................
como la gente del pasado se construyó
en sí misma piedra a piedra un gran
castillo encantado .

[61]

Por lo tanto, me reconforta en los dibujos de mi lectura. Voy a vivir


"impresiones literarias" que me ofrecen los poetas. casa más grabado es simple,
funciona mi imaginación cápita. No se mantiene una "representación". Las líneas
están ahí fuerte.
El refugio es fortificante. Pide ser vivido simplemente con Gran- de seguridad que da simplicidad.
La casa grabado despierta en mí dirección de la cabaña; La vi mirar vigor tiene la pequeña
ventana. Y mira! Si digo francamente la imagen, aquí me siento la necesidad de
subrayar. Subrayar, no es así grabar escribiendo ?

48 Annie DUTHIL, El fisherwoman absoluta, ed. Seghers, p. 20.


49 Vicente Monteiro, Alrededor de vidrio, p. 15.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 77

VI

A veces la casa crece, se expande. Se necesita una mayor elasticidad de


ensueño, un ensueño menos atraídos a habitar. "Mi casa, dijo George Spyridaki 50
, es translúcido, pero no de vidrio. Ella
sería más bien la naturaleza de vapor. Sus paredes se condensan y se relajan después de mi
deseo. A veces me invernadero a mi alrededor, como una armadura de aislamiento ... Pero a
veces dejo que mis paredes de mayo a su broche de oro en su propio espacio, que es la
capacidad de extensión infinita. "

La casa Spyridaki respira. Ella prenda de vestir de la armadura y luego se extiende


hasta el infinito. Baste decir que estamos viviendo, a su vez, en la seguridad y la aventura.
Ella es la célula y en todo el mundo. La geo metría se trasciende.

Dar irrealidad en la imagen adjunta a una realidad fuerte nos pone en el


aliento de poesía. textos de René Gazelles nos dirá si aceptamos esta
expansión ir imágenes en directo del poeta. Escribe desde la parte inferior de
sus bordes Provenza, el país más nítidas 51 :

"La casa en la que respira encontraron esta flor de lava, que brotan las
tormentas, la felicidad agotadora cuando va a dejar de mirar?

.................................................................. .. "simetría destruido,


servir la comida a los vientos.
.................................................................. ..

50 Georges Spyridaki, la muerte lúcida ed. Seghers, p. 35.


51 René Cazelles, Tierra y en alza, ed. GLM, 1953, p. 23 y 36.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 78

"Mi casa en la que le gustaría que la del viento, todas las gaviotas
palpitantes. "

Por lo tanto, una casa inmensa cósmica está en el poder en cada casa de sus
sueños. Desde su centro irradiar vientos, y [62] mouet- fuera de sus ventanas. Tal
hogar dinámica permite al poeta habitar el universo. O bien, otra forma de decir, el
universo viene a habitar en su casa.

A veces, en un descanso, el poeta vuelve al centro de su casa (p.


29):

. . . . Todo vuelve a respirar El mantel


es de color blanco.

La mancha, este puñado de blancura, fue suficiente para anclar la casa en el centro.

Las casas literarias Spyridaki Georges y René Cazelles son moradas de la


inmensidad. Las paredes tomaron vacaciones. En estas casas, en que tratamos a la
claustrofobia. Hay ocasiones en las que es beneficioso para ir; habitar.

La imagen de estas casas que integran el viento, que aspiran a un gèreté Aire le-,
que cubren el árbol de su improbable creas ciencia un nido listo para volar, una imagen
de este tipo puede ser rechazada por un espíritu positiva y realista. Sin embargo, para
una tesis general sobre la imaginación ción, es valioso porque es cucharón sin
vraisembla- hábilmente poeta conocía, por la llamada de los opuestos que impulsan los
grandes arquetipos. Erich Neumann en un artículo de Eranos 52
tiene MON
trado que cada terrenal fuerte - y la casa es una tierra sea en gran medida - incluso cuando
las llamadas grabadas desde un mundo æ- nada de un mundo celestial. La casa
profundamente arraigada le gusta tener una sucursal significativa en el viento, un altillo que
tiene el ruido del follaje. Se está pensando en un altillo que escribe un poeta:

52 Erich Neumann, Die Bedeutung für die Neuzeit de Erdachelyps, loc. cit.
p. 12.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 79

Los árboles son escaleras


hasta allí 53 .

Si una casa es en realidad un poema, es común que los tiempos verbales más in-
contradicciones vienen a despertar, parafraseando al filósofo gráfico de nuestro sueño
en conceptos, y nos libre de nuestros intentos de utilidad geográficas . Por René
Gazelles es la fuerza que se llega por la dialéctica imaginaria. Se respira el olor de lava
imposible, granito tiene alas. A la inversa, el viento súbita fue rígido como una viga. La
casa conquista su participación en el cielo. Ella tiene todo el cielo como de terraza.

[63]

Sin embargo, este comentario es demasiado preciso. Se adapta fácilmente


dialéctica parcial sobre los diferentes personajes de la casa. Para continuar, nos
briserions la unidad del arquetipo. Siempre es así. Es mejor dejar las ambivalencias
de los arquetipos incrustados en su valor dominante. Es por ello que el poeta es
siempre más sugestivos que el filósofo. Él específicamente el derecho a ser
sugerente. Así, siguiendo el dinamismo que pertenece a la sugerencia, el lector
puede ir más lejos, demasiado lejos. Al leer y releer el poema René Cazelles, una vez
aceptado el chorro de la imagen, sabemos que podemos alojarse, la cena, no sólo en
la altura de la casa, pero de una altura más. En muchas imágenes, que me gusta
hacer y el hauteurisme exceso. La altura de la imagen de la casa se dobla por la
representación sólida. Cuando el poeta despliega que se expande, que ofrece una
mirada fenomenológica muy puro. Conciencia "se levanta", con motivo de una imagen
comúnmente "mentiras". La imagen ya no es descriptivo, es decididamente
inspirativo.

situación extraña, los espacios que amamos no siempre quiere estar


encerrado! Despliegan. Parecen llevar a aisé- está en otra parte, en otros
tiempos, en diferentes planos de sueños y recuerdos.

53 Claude HARTMANN nocturnos, ed. La galera.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 80

Cómo cada jugador no se benefician de la ubicuidad de un poema de esta


manera:

Una casa situada en el corazón Mi silencio de


catedral Cada recuperación inteligente en
sueños nocturnos y abandonó una casa
cubierta de la madrugada el viento abierto de
mi juventud 54 .

Esta "casa" es una especie de casa de luz en movimiento, para mí, el aliento
de tiempo. Ella es muy abierta al viento de otro tiempo. Parece que se puede
acomodar en cada ma- latas de nuestras vidas para darnos confianza en la vida.
Versos de John Laroche me cierran en mis sueños, la página de René Char 55

sueño "en la sala se convirtió en la luz y el desa- gradualmente grandes


áreas loppait del viaje." Si el Creador escuchó el POE usted, que crearía la tortuga
voladora que prevalecen en el cielo azul de la gran seguridad de la tierra.

[64]

En caso de una prueba más de estas casas de la luz? En un poema titulado: Cámara
de viento, Louis Guillaume y sueño 56 :

Construí larga, oh casa!


Cada recuerdo me lleva piedras desde la costa hasta la
parte superior de sus paredes y vi de paja en tramado por
los cambios de estación Su techo que el baile de mar en el
fondo de nubes para que su humo se mezclaba

casa del viento sigue siendo una respiración borrado.

54 Jean Laroche, memoria verano ed. Cuadernos de Rochefort, p. 9.


55 René Char, Furia y misterio, p. 41.
56 Louis GUILLAUME Negro como el mar, ed. Cartas, p. 60.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 81

Es sorprendente que accumulions como ejemplos. Una mente realista está


establecido, "no tiene sentido! Sólo la poesía in- vano y consistente, la poesía
que ni siquiera se toma más "realidad". Para hombre positivo, todo parece irreal,
sumergido y ahogado al igual que las formas de irrealidad. Sólo los REEL- las
casas podrían tener una individualidad.

Sin embargo, un soñador de casas, vio casas en todas partes. Para la casa de los sueños,
si bien es germen. Jean Laroche dijo de nuevo

Esta peonía es una onda donde cada uno encuentra


su casa por la noche.

La peonía ¿No se trabe en su noche de sueño rojo in- un error:

Todo permanece cáliz.

Desde esta casa, otro poeta hace una eternidad de estar:

Peonías y baluarte paraíso en silencio!

Juan escribió en un Bourdeillette hasta el infinito 57 .

Cuando soñamos el hueco de una flor, que se recuerda en la casa perdida de otro
modo, disuelto en las aguas del pasado. ¿Quién va a leer sin entrar en un sueño sin fin
estas cuatro líneas:

57 Jean BOURDEILLETTE, Las estrellas en la mano, ed. Seghers, p. 48.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 82

La sala muere miel y tilo Dónde cajones


abiertos en el duelo por la casa se integra
con la muerte en un espejo que empaña 58 .

[65]

VI

Si pasamos estas imágenes mientras brilla con imágenes que in- sistente que nos
obligan a recordar más profundamente en nuestro pasado, los poetas son nuestros
maestros. La fuerza con que prueban que las casas han perdido para siempre vive en
nosotros. En nosotros insisten en revivir, como si nos espera a ser un suplemento. A
medida que mejor estar viviendo en casa! A medida que nuestros viejos NIRS sobe-
repente tener una posibilidad de estar de ser! Juzgamos el pasado. Una especie de
remordimiento por no haber vivido con suficiente profundidad en la antigua casa viene al
alma se eleva desde el pasado, hemos sumergido. Rilke dijo este pesar punzante en los
versos inolvidables, en los versos que dolorosamente hacemos nuestra propia no tanta
presión, en su anterior en un profundo sentido del drama 59 :

O nostalgia por lugares que no eran lo


suficientemente amado a pasar horas Lo que me
gustaría para que sean mucho Gesto olvidado,
acción adicional.

58 P. 28. Véase también (p. 64), la evocación del hogar perdido.


59 Rilke, huertos, XLI.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 83

¿Por qué estamos tan saciados rápidamente la felicidad de vivir en el hogar?


¿Por qué no Lei últimas horas fugaces? Algo más de la realidad no a la realidad.
En la casa no hemos soñado suficiente. Y puesto que este es el sueño que nos
encontramos Vons Pou, la conexión es mala. Datos de desorden de nuestra
memoria. Queremos, más allá de los recuerdos refrito, revivir nuestras
impresiones abolida y sueños que nos hizo creer en la felicidad bueno-:

¿Dónde he perdido mi imagen pisoteado?

dijo el poeta 60 .

Así que si mantenemos el sueño en la memoria, si pasamos la colección de


de- recuerdos específicos, la casa perdida en las brumas del tiempo de las
sombras, pieza por pieza. No hacemos nada para reorganizarse. El suyo será
regresa de su intimidad, la suavidad y la vaguedad de la vida interior. Parece que
algo de líquido cumple con nuestros recuerdos. Nos basamos en el pasado
fluido. Rilke tenía esta privacidad de fusión. Dice que esta fusión que se perdió
en la casa: "Nunca vi al sui- que esta extraña casa. Como ya he encontrado en
mi desarrollo de la memoria [66] infantil, no es un edificio; siempre se derrita y
que, distribuidos en mí una habitación aquí, hay una pieza aquí y una fila
después de eso no se conecta estas dos piezas, pero se retiene en me como un
fragmento. Por tanto, todo está muy extendida en mí, las habitaciones, las
escaleras que bajan con un ceremonial lento si nieuse, otras escaleras, estrechas
jaulas cantidad espiral, en la que avanzaron guridad ob- como la sangre en las
venas

61 . "
Por lo tanto, los sueños a veces descienden tan profundamente en el pasado
indefinido, un pasado libre de sus fechas, las memorias vivas de la cuna aparecen
separadas de nosotros. Estos sueños sorprenden nuestra ensoñación. Llegamos a
dudar de haber vivido en el que vivimos. Negro se gasta en un más allá y la irrealidad
impregna

60 André de Richaud, El derecho de asilo, ed. Seghers, p. 26.


61 Rilke, Los cuadernos Malle Laurids brigge, trad., p. 33.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 84

lugares y tiempo. Parece que se queda en el limbo que sean. Y el poeta y soñador
son páginas de escritura que Me- taphysicien ser victoria. meditar. Aquí, por ejemplo,
un pa- metafísica de hormigón de edad que DAYDREAMS que cubre la memoria de
una casa nativa, nos introduce en los lugares mal definidos, mal si- asesinados, de
estar en una sorpresa para nosotros estar agarra: escribe William Goyen 62

"Creo que nos podemos llegar al mundo en un lugar en el inicio ni siquiera


se nos capaz de nombrar, visto por primera vez y en este lugar anónimo,
desconocido, podemos crecer, circunstancias popa hasta que se conozca el nombre,
dicen que con amor, se llama un hogar donde se hunde raíces, se han refugiado su
amor, por lo que cada vez que hablamos de ello, es es la forma en que los amantes,
canciones nostálgicas, en poemas deseo desbordante. "La tierra donde el azar ha
sembrado la planta humana había nada. Y esta nada empuje fondo, los valores
humanos! Por el contrario, si, de recuerdos allí, se va al fondo de los sueños en esta
memoria pre, parece ser nada caricia, entra a formar, afloja suavemente los lazos
ser. Nos preguntamos : que fue fue que era? Han tenido los hechos valor que da su
memoria? El recuerdo lejano recuerda que les da un valor, un halo de felicidad. Valor
despejado, los hechos ya no tienen. Eran? Irrealidad impregna la realidad de los
recuerdos que están en el Bor- Tiere de nuestra historia personal y una prehistoria
indefinida hasta el punto exactamente donde la casa natal después de nosotros, está
llegando a nacer en nosotros. Debido a que nos ocupa - Goyen nos da a entender -
ella era muy anónimo. Era un lugar perdido en [67] el mundo. Por lo tanto, el umbral
de nuestro espacio, antes de la era de nuestro tiempo, un reino sacudiendo la imagen
que deben tomarse y las pérdidas que sea. Y toda la realidad de la memoria se
convierte en fantasma.

Pero esta irrealidad expresado en los sueños de la memoria no se atteint- el


soñador antes de que las cosas más sólidas, a la casa de piedra a la que, soñando
con el mundo, el soñador vuelve por la noche? William Goyen conoce la irrealidad de
la realidad ( loc. cit. p. 88) "Por eso es que, muy a menudo, cuando volviste a solas,
siguiendo el sendero en un velo de lluvia, la casa parecía elevarse en más gasa
diáfana, una gasa tejida de una respiración que había soplado. Y tu

62 William Goyen, La casa aliento trans. Coindreau, p. 67.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 85

pensado entonces que la casa nacido carpinteros trabajo puede no estar allí, que
tal vez no hubiera existido nunca, que era sólo una fantasía creado por la
respiración y los que tenían soplado, usted podría, en un soplo similares, reducida
a la nada. "En esta página, la imaginación, la memoria, cambio de la percepción
de su función. Esta imagen se establece en cooperación de lo real y. de irreal, con
la ayuda de la función de la real y la función de lo irreal. Para investigar, no en este
opuestos alternativa, pero esta fusión de los opuestos, los instrumentos dialécticos
lógicos serían pérants bien ino-. Harían la anatomía de un ser vivo. Pero si la casa
es un valor de la vida, debe integrar una irrealidad. Es necesario que todos los
valores están temblando. Es un valor que no tiembla es un valor muertos.

Cuando dos imágenes singulares, obras de dos poetas que llevan a cabo de forma
separada sus sueños se hagan cumplir, parece que se refuerzan entre sí. Esta
convergencia de las dos imágenes excepcionales proporciona de alguna manera, una
superposición de la investigación fenomenológica. La imagen pierde su gratuidad. La
nación libre imaginó que el juego no es la anarquía. desde imagen La casa aliento William
Goyen, por lo que una imagen más cercana ya hemos mencionado en nuestro libro: La
tierra y el resto soñando ( p. 96) imagen que no habíamos conocido asemejan.

Pierre Seghers escribió 63 :

Una casa donde voy solamente llamando a un nombre que el


silencio y las paredes me envían una casa extraña que se
interponga en mi voz y habitada por el viento.

63 Pierre Seghers, El dominio público, p. 70. Nos impulsar aún más la cita que dimos en 1948,
como la imaginación de nuestros lectores se siente alentado por los sueños que hemos
revisado el libro de William Goyen.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 86

[68]

Invento mis manos dibujan una nube Un gran barco cielo


por encima de un bosque de niebla se disipa y
desaparece al igual que las imágenes del juego.

Para ayudar a construir esta casa en la niebla, en el aire, lo que debería, el poeta
dice:

... Una voz más fuerte y el corazón azul y el


incienso palabras.

Como la casa aliento, la casa de la respiración y la voz es un valor que tiembla


en el borde de la realidad y la irrealidad. Sin duda una mente realista se mantendrá
muy por debajo de la región del temblor. Pero cualquiera que lea los poemas en la
alegría de la imaginación marcará un hito en el día en que se puede oír en dos
registros de los ecos del hogar perdido. Un buen hogar oyente del pasado, no es
una geometría eco? La voz, la voz del pasado re- otro modo de sonido en la sala
principal y en la pequeña habitación. Au-tración aún resuenan llama la escalera.
Con el fin de recuerdos difíciles, mucho más allá de las geometrías de diseño
deben volver a encontrar el tono ligero, luego vienen los olores dulces que
permanecen en las habitaciones vacías, poner un sello de aire a cada habitación de
la casa de la memoria. ¿Es posible, más allá de nuevo, no sólo restaurar el tono de
la voz, "la inflexión de la voz, querida, que no dicen nada", sino también la
resonancia de todas las habitaciones de la casa de sonido? En este extrema
delgadez de NIRS sobe-, los únicos poetas pueden solicitar documentos a gía
refinada psicológica.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 87

VII

A veces la casa del futuro es más fuerte, más ligero, más grande que todas las casas
del pasado. En contraste con la imagen La- pena cuna la casa de sus sueños. Tarde en la
vida, en un valor in- vencible decimos, de nuevo, no lo que hicimos, lo haremos. Vamos a
construir la casa. Esta casa de sus sueños puede ser propietario de un simple sueño, un
concentrado de todo lo que se considere conveniente, cómodo, saludable ridad de o
conveniente a los demás. Debe satisfacer el orgullo y la razón términos irreconciliables. Si
éstos soñaron debe darse cuenta de que la tienda quit- el campo de nuestra investigación.
Entran en el ámbito de los proyectos de psicología. Pero hemos dicho lo suficiente que el
proyecto es para nosotros la pequeña fantasía de proyección. El espíritu que se extienda,
pero el alma [69] no encuentra su amplia vida. Tal vez es bueno que mantenemos
algunos sueños a una casa que habitamos más tarde, siempre tarde, tan tarde que
nosotros no ' No tiene tiempo para darse cuenta de ello. Un hogar que sería final, casa
simétrica nativo

preparar pensamientos en lugar de los sueños, pensamientos graves,


pensamientos tristes. Mejor vivir en el ínterin en la final.

He aquí una buena punta de anécdota.

Ella le dice a Campenon poesía habla con el poeta Du-cis "Cuando éramos
pequeños poemas que la dirección gis su lo-, para macizos de flores, para huerta, para su
pequeña madera, para su bóveda ... No podía dejar de señalar a él, riendo, que dentro
de cien años, se correría el riesgo de poner a la tortura la mente de sus comentaristas.
Se rió y me dijo que después de haber deseado inútilmente desde su juventud para
tener una casa de campo con una pequeña JAR-din, que había decidido, a la edad de
setenta años, para dar la poeta de su propia autoridad, y sin tener que gastar un
centavo. La primera vez que se inició al tener la casa, entonces el sabor de la
posesión como SUBIR, agregó jardín, entonces bosquecillo etcétera esta existió
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 88

sólo en su imaginación; pero fue suficiente para estas pequeñas posesiones


tenían la realidad quimérica a él. Hablaba, lo disfrutaba como cosas reales; y su
imaginación tenía tal poder que yo no me sorprendería que en el congelado los
meses de abril o mayo, que lo había sorprendido un sentido de preocupación
por sus viñedos Marly.

"Me habló de una buena y honesta provincial, después de haber leído en


algunos periódicos partes en el que canta su pequeño do- Maines, le había
escrito a ofrecer sus servicios como sor de gobierno, hacer pidiendo que la
vivienda y las tasas que se consideran adecuados. "

Alojada en todas partes, pero bloqueado en cualquier lugar, es el lema del soñador
de viviendas. En el último hogar y en mi verdadero hogar, el sueño de la vida es
intimidado. Siempre deje abrir un sueño de la otra parte.

Lo que es un gran año hasta la función de habitar la casa de sus sueños que viajar
en tren! Este viaje tiene lugar una película de casas soñadas, aceptado, rechazado ... Sin
embargo, como el automóvil, uno se siente tentado a parar. Es en plena ensoñación con
el consiguiente ahorro de la prohibición in- comprobar. Como me temo que esta forma de
viajar es una manía personal suave, aquí hay un texto.

"Dadas todas las casas solitarias que encontré en [70] la campaña, creo,
escribió Henry David Thoreau 64 Que pude,
satisfecho, a continuación, pasar mi vida como yo los veo, en su propio beneficio,
sin inconvenientes in-. Ni siquiera he traído mis pensamientos mundanos aburridas
y hábitos, y así que no he estropeado el paisaje. "Y además, Thoreau dice en sus
pensamientos felices a los propietarios frente:" Puedo hacer que los ojos que ven lo
que tienen. "

George Sand dice que uno puede dividir a los hombres en función de si se alquilan las
aspiraciones de vivir en una casa o en un palacio. Pero la cuestión es más compleja que
la casa castillo de ensueño, que casa sueño palacio. Mejor aún, cada uno tenemos
nuestras horas de casa

64 Henry David Thoreau-, Un filósofo en el bosque, trans. R. MICHAUD


y S. David, pp. 60 y 80.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 89

y nuestras horas de palacio. Obtenemos vivo cerca de (la tierra, en el suelo de la


casa y luego en unos pocos castillos en España, nos dominan el horizonte. Y
cuando la lectura nos ha dado tantos lugares habitados sabemos para que suene
en nosotros la dialéctica de la casa y el castillo. Un gran poeta vivían. en El hada
interior ( Saint-Pol Roux, uno encontrará dos historias que simplemente tienen que
llevar dos de Bretaña, para duplicar el mundo. De uno a otro mundo, de una a la
otra permanece, y devolverá los ves re-. La primera historia se titula: Adiós a la
casa de campo ( p. 205); el segundo : El señor y el campesino ( p. 359).

Aquí está la llegada a la casa de campo. Se abre de inmediato su corazón y el alma "Al
amanecer, sus honorarios se blanquearon mentiras que nos ocupa: los niños creían que
penetra dentro de una paloma, e inmediatamente nos encantó cada escala - su escaleras.
"Y en otras páginas el poeta nos dice cómo la casa de campo irradia la humanidad, la
fraternidad campesino. Esta casa es una paloma del arco de bienvenida.

Pero un día, Saint-Pol Roux salió de la casa a la "ma- negro" "Antes de


partir" de lujo y orgullo s, dice el Théophi- Briant 65
, se quejó en su alma franciscana y se quedó de nuevo bajo el
dintel de Roscanvel "y Théophile Briant cita el poeta:

"Una última vez, casa, deja que te folle los modes- sus paredes e incluso su tono
de color para mi problema ..."

Manor Camard donde vivirá el poeta, probablemente, en todos los sentidos de la


palabra, una obra de la poesía, la realización de Cha- teau-soñado por un poeta. Todos
contra las olas, hechas en la duna appe- Lee por los habitantes de la península bretona, el
[71] León mirador Toulin-, Saint-Pol Roux compró la casa de un pescador. Con un amigo, de-
artillería adquiribles, hizo un plan para una mansión en ocho torretas cuya mayo- ella
acababa de comprar era el centro. Un arquitecto moderado pro-chorros de la poeta y el
castillo en el corazón de la casa fue construida.

"Un día de cuento de Théophile Briant ( loc. cit. p. 37), para mí


dar a la síntesis "presqu'îlette" Camaret, Saint-Pol na dessi- en una hoja aparte
una pirámide de piedra, la eclosión de viento

65 Théophile Briant, Saint-Pol Roux, ed. Seghers, p. 42.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 90

y las ondulaciones del mar, con esta fórmula: "Camaret es una piedra en el
viento en una lira. "
Estábamos hablando, hay unas pocas páginas de poemas que cantan las
casas de sucia y el viento. Pensamos que con estos poemas estábamos a final metáforas.
Y aquí el poeta sigue el modelo de estas metáforas para construir su casa.

Todavía mènerions sueños similares si se re-gusano bajo el cono de cuclillas


del molino de viento. Nos gustaría sentir su naturaleza terrenal, que lo imaginamos
como una cabaña primitiva toda la tierra amasada, aunque sentado en el suelo
para resistir el viento. Y enorme síntesis, rêverions al mismo tiempo, la casa alada
que se queja ante la menor brisa y roba la energía del viento. Los meu- niegan,
ladrón viento, con la tormenta hace buena harina.

En el segundo cuento Faeries interiores, que nos referimos siones FAI,


Saint-Pol Roux dice cómo, señor de la casa Camaret vivía una vida de casa. Tal
vez nunca lo hicimos de manera tan simple y así invertimos fuertemente la
dialéctica de la casa y el castillo. "Remachada, dice el poeta, para el escalón
más alto con mis cascos de hierro, que vacila en señor chorro de mi churl
crisálida 66
. "Y más adelante (p 362).:" Mi naturaleza flexible se adapta a Eagle bienestar de
las vistas a la ciudad y al mar, de bienestar donde la reina de la casa no toma mucho tiempo
para darme una supremacía los elementos y los seres. Pronto, bajo el egoísmo entrelazados,
olvido, campesino recién llegado, la razón original del castillo me fue revelado por la antítesis
chaumiè- re. "

Por sí mismo la palabra crisálida es una clave que no engaña. Dos sueños ellos
que diga el resto del ser y su crecimiento, la cristalización de la tarde y las alas que se
abren a la luz conjugan. En el cuerpo del castillo que domina alas y la ciudad y el
océano, y los hombres y el universo, mantuvo una crisálida cabaña para acurrucarse
solo en la mayor parte del resto.

66 SAINT-POL ROUX Faeries interiores, p. 361.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 91

[72]

Al referirse a la obra del filósofo brasileño, Lucio Alberto Pinheiro dos Santos 67
, dijimos anteriormente, que al considerar ryth-
mi vida en su detalle, hasta los ritmos de la gran im- planteada por el universo
de los ritmos más finos que juegan en las sensibilidades extremas del hombre,
podríamos establecer un ritmo-que tendería a hacer que las ambivalencias feliz
y luz que psicoanalistas descubiertos en la psique con problemas. Pero si
escuchas el poeta, sueños alternando pierden su rivalidad. Las dos realidades
extremas de casa y el castillo, con Saint-Pol Roux, enmarcan nuestras
necesidades de jubilación y la expansión, la simplicidad y el estilo. Vivimos en
un ritmo-de la función de habitar. Para dormir bien, no duermen en una
habitación grande. Para que funcione bien, no trabaje en una reducida. Soñar el
poema y escribir, tiene dos casas. Porque '

Así, la casa de sus sueños tiene todo. Debe ser tan amplia que es el espacio, una casa de
campo, un cuerpo de paloma, un nido, un chrysa- lide. La intimidad necesita el corazón de un
nido. Erasmus, dice su biógrafo, pasó mucho tiempo "para encontrar, en su hermosa casa, un
nido donde podría colocar en la seguridad su pequeño cuerpo. Con el tiempo confinado en una
habitación para que pudiera respirar este aire cocina que fue re necesariamente "

68 .

Así soñadores quieren encontrar en la casa, en la fibra cubetas del, un tamaño de


prendas de vestir.

Pero, de nuevo, jerarquía, crisálida y la forma de la prenda sólo cuando la


casa. Más condensan es el descanso, más cerrada es la crisálida, la mayor
bienestar que sale es ser una expansión también mayor. Y el lector, a nuestro
juicio, de un poeta que ser un au, es impulsado por la imaginación de lectura
cuando escucha a un pervielle Su- cuando regresó a casa en el universo siempre
a su puertas, con todas las ventanas abiertas 69
.

67 Cf. La dialéctica de duración, ed. Prensas universitarias de Francia, p. 129.


68 André SAGLIO, Casas de hombres famosos, París, 1893, p. 82.
69 Jules Supervielle, Los amigos desconocidos, p. 93, p. 96.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 92

Todo lo que hace que los bosques, los ríos o el aire un espacio entre estas
paredes que creen una habitación cerca Apresúrate, corredores que
cruzan los mares que tienen un techo de cielo, podrás lugar.

[73]

La recepción de la casa, por lo que si vemos que netre total de fe- pertenece
a la casa:

El cuerpo de las montañas vacila a mi ventana: "¿Cómo se


puede conseguir si uno es la montaña, si uno está en un alto
con rocas, guijarros, un pedazo de tierra, alterado por el Cielo?

Cuando vas a un ritmo-sensible que va de la casa a las oscilaciones de origen


expansivas concentrados reverberan, se amplifican. Los grandes soñadores profesan
como Supervielle mundo de la intimidad, pero se enteraron de que la intimidad en la
meditación de mayo a ella.

VIII

La casa Supervielle está ansioso de ver a casa. Para ella, la visión está teniendo. Ella
ve el mundo, que tiene el mundo. Pero al igual que un niño codicioso, ojos ella más
grandes que el vientre. Ella nos dio una de esas exceso de una imagen de filósofo de la
imaginación Debe tenerse en cuenta, sonriendo delante de la crítica razonable.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 93

Pero después de las vacaciones de la imaginación, debe estar más cerca de la realidad.
Hay que decir fantasías que acompañan a las acciones domésticas.

Se mantiene activa la casa, que une la casa con una aproximación más allá
del futuro cercano, que lo mantiene en una garantía de ser, es la acción
doméstica.
Pero la forma de dar a la familia una actividad creativa? Tan pronto como
uno trae un rayo de conciencia gesto mecánico, una vez que hicimos la
fenomenología frotando un mueble viejo, uno se siente nacer, bajo el hábito
interno suave, nuevas impresiones. La conciencia rejuvenece todo. Da actúa el
más familiar de un valor inicial. Domina la memoria. Qué maravilla que
realmente convertirse en el autor machi- final! Por eso, cuando un poeta se frota
un mueble - ya sea a través de un intermediario - cuando se pone el paño de
lana que calienta todo lo que toca un poco de cera fragante en su mesa, se crea
un nuevo objeto, aumenta dignidad humana de un objeto, el objeto registrado en
el hogar vital humano. Henri Bosco escribió 70

"La cera se duplicó


penetró el material de pulido bajo la presión de las manos y [74] lana de calor útil.
Poco a poco, la junta tomó un brillo opaco. Parecía que ir hasta la albura
centenario, desde el corazón del árbol muerto, esta radiación atraídos por la
fricción magnética y que ePandit poco a las condiciones de luz en el tablero. Los
viejos dedos cargados virtudes generosa palma de la mano, disparando el bloque
sólido y fibras inanimados poderes latentes de la vida. Fue la crea- ción de un
objeto, la misma obra de fe, ante mis ojos émerveil- tiras. "

Los objetos y mimado realmente nació de una luz íntima; suben a un nivel de
realidad más alto que los objetos indiferentes, los objetos definidos por la
realidad geométrica. Se propagan una nueva realidad que sea. Se toman su
lugar no sólo en una orden, pero una orden de comunión. Por un objeto a otro,
en el dormitorio, la atención domiciliaria enlaces tejer entre un an-

70 Henri Bosco El jacinto jardín, p. 192.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 94

Cian pasó nuevo día. El ama de casa despierta endor- poner los muebles.

Si nos vamos al límite en el que se ha exagerado el sueño, se siente como una


conciencia para construir la casa de la misma atención que brindamos para
mantenerlo vivo, para darle su levedad del ser. Parece que la casa brillante
cuidados se reconstruye desde el interior, es nuevo desde el interior. En las
paredes de equilibrio íntimos y muebles, podemos decir nos dimos cuenta de su
mayo-construido por mujeres. Los hombres saben cómo construir las casas desde
el exterior. Que apenas conocen la civilización de la cera.

¿Qué mejor que decir la integración de soñar despierto en el trabajo, los sueños más
grandes a los más humildes de trabajo, lo que lo hace hablando Henry Bos- co Sidoine, un
sirviente con un corazón 71 "Esta vocación
ción a la felicidad, lejos de perjudicar su vida práctica, los alimentó su ac-. Sin embargo,
lessivait una sábana o mantel, ella estaba limpiando cuidadosamente el panel de la
alforja, o un candelabro de bronce pulido, él lo montó desde el fondo del alma la alegría
estos pequeños movimientos que animaron a sus labores domésticas. No esperaba
haber terminado su tarea de bajar por sí mismo y contemplar a sus anchas imágenes
sobrenaturales que habitaban. Fue mientras trabajaba en la obra más mundanas que
las cifras en este país aparecieron milièrement le fa-. Aunque parece que no soñar en
absoluto, se lavaba, desempolvado, barrido, en compañía de los ángeles. "

He leído en una novela italiana, la historia de un barrendero que pasó la escoba con el
majestuoso gesto de la segadora. [75] En su ensimismamiento, tratamiento corta sobre asfalto
imaginación previamente, el gran prado de la verdadera naturaleza cuando encontró su
juventud, el gran trabajo de cortar el sol naciente.

También debe haber más puro "reactivo" que los de psicoanálisis para
determinar la "composición" de una imagen poética. Con finas determinaciones
requeridas por la poesía, somos la química micro. Un reactivo alterado por
interpretaciones preparó todo el psicoanalista puede perturbar el licor. Sin
fenomenólogo, revi-

71 Henri Bosco El jacinto jardín, p. 173.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 95

ntes de la invitación hecha montañas Supervielle para entrar a través de la netre


Fe-, habrá un monstruo sexual. Somos más bien al fenómeno poético de la
liberación pura, la sublimación absoluta. La imagen ya no está bajo el dominio de
las cosas, ni bajo la presión del inconsciente. Flota, vuela, enorme, en la
atmósfera de la libertad de un gran poema. Por la ventana del poeta, la casa se
relaciona con el mundo un inmenso comercio. También, como le gusta decir al
metafísico, casa de los hombres se abre al mundo.

Y del mismo modo, el fenomenólogo tras la construcción de sus mujeres


mayo- en la renovación diaria de brillo es de- pasar interpretaciones del
psicoanalista. Estas interpretaciones han dejado a nosotros mismos en los libros
anteriores (72 ) . Pero nosotros
Creemos que podemos ir más lejos, se puede sentir cómo un ser humano da
cosas y dando cosas parache- ntes de su belleza. Un poco más bonito, por lo
que sea. No más hermosa, por lo que todo lo demás.

Esto nos lleva a la paradoja de inicialidad una acción muy habitual. Para el
cuidado de la casa fue a su casa, no tanto su originalidad, su origen. Ah! qué
gran vida si, en la casa, cada mañana, cada objeto puede ser rehecho en
nuestras manos, ha salido "de nuestras manos! En una carta a Theo, Vincent
Van Gogh le dijo que debe "retener algo del carácter original de Robinson
Crusoe" (p. 25). Haciendo todo, repetir todo, dar Cha- objeto de que una "acción
adicional", una faceta del espejo más cera, tantos beneficios que nos da la
imaginación nos sentimos en casa FAI crecimiento hacia el interior de la salud.
Para ser activo en el día, repito: "Cada mañana da una idea de su santo Robin-.
"

Cuando un pensativa reconstruyeron el mundo a partir de un objeto que in- canta de su cuidado,
uno está convencido de que todo lo que es el germen de la vida de un poeta. Aquí hay una página de
Rilke desde hace tiempo que nos [76] es, a pesar de un poco de vergüenza (guantes y trajes), el estado
más simple.

(72) psicoanálisis fuego cfr.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 96

En Las letras a músicos ( trans. p. 109), Rilke escribe Ben vendita que sin el ama
de llaves, se frotaba meu- ble "Así que estaba magníficamente solos ... cuando fue
recogido por proviste im- esa vieja pasión. Necesitamos que sepan: la mayor pasión
de mi infancia y que era probable que también mi primer contacto con la música;
porque nuestra pianino cayó bajo mi jurisdicción ción de épousseteur, siendo uno de
los pocos objetos que se prestaron voluntariamente a esta operación y no mostraron
tener el punto de aburrimiento. Bajo el celo de Chon Tor-, en cambio, de repente
empezó a ronronear ... y metálicamente hermosa negro profundo se estaba
volviendo más y más bella. Lo que hemos experimentado cuando lo vivimos! Ya
orgulloso, sólo el traje esencial: la gran cubierta y también el pequeño guantes de
piel de gamuza lavable para proteger sus delicadas manos, que tenían una cortesía
teñida de malicia para satisfacer amistad cosas tan feliz de ser tratado bien, tan
cuidadosamente descansado. Y. Así que hoy, debo confesar a usted, mientras que
todo, fue la luz a mi alrededor, y la superficie de negro inmenso de mi escritorio que
todo se ve redonda alen- ... teniendo en una forma, una nueva conciencia de que el
volumen de la sala, lo que refleja mejor la mejor gris, casi cúbica ... sí, me sentí
conmovido como si estuviera pasando un cho- es, no sólo superficial, en realidad,
pero algo grande que habló con el alma: un emperador de lavar los pies de las
personas de edad o San Buenaventura platos de su convento. "

Benvenuta da a estos episodios un comentario que endurecer el tex- 73


Cuando ella dijo. La madre de Rilke "de su infancia, lo obligó a desempolvar
los muebles y haciendo el trabajo domesti- c". ¿Cómo no sentir la nostalgia de
trabajo que impregna la página rilkéenne. ¿Cómo no entender que se acumulan
documentos psicológicos de diferentes edades mentales, ya que, la alegría de
ayudar a la madre se le añade la gloria de ser un gran de la tierra La cinco pies
indigentes. El texto es un complejo de sentimientos que asocia la cortesía y la
alegría, la humildad y la acción. Y luego está la gran palabra que abre la página:
"Estaba magníficamente solo! "Solamente la fuente de cualquier acción real,
acción que no está" obligado "a hacer. Y esa es la maravilla de las acciones
fáciles que todo, y nos pusieron detrás de la acción.

73 benvenuta, Rilke y Benvenuta, trad., p. 30.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 97

[77]

Fuera de contexto, la página de largo que hemos citado parece una buena
prueba de la lectura de interés. Ella puede. nied ser desdeñado. Es sorprendente
que no se interesan. En cambio, puede tener un interés ulterior. Por último,
puede parecer vivo, útil, re reconfortante. ¿No nos dan los medios para realizar
nuestra habitación sintetizando firmemente todo lo que vive en la habitación,
todos los muebles que les ofrecemos amistad?

Y no es que en esta página el valor de un escritor en la superación de la censura


que prohíbe las confianzas "insignificante"? Pero lo que es una alegría de leer cuando se
reconoce la importancia de las cosas a su insignifian-! Cuando se completa por la
memoria reflexiones personales "insignificante" confiamos la escritora! Lo insignificante
se convierte en el signo de una sensibilidad extrema de significados íntimos que
establecen una comunidad emocional entre el escritor y el lector.

Y qué dulce los recuerdos cuando se puede decir que, a menos que los
guantes de cuero del ante, rilkéennes de horas vivió!

IX

Cualquier imagen individual grande revela un estado de ánimo. La mayo-sonido,


incluso el paisaje, es "un estado de ánimo." Incluso ducido reproducibles en su
apariencia, ella dijo privacidad. guas de psico, particularmente Françoise Minkowska y
los trabajadores porque ella sabía, estudió la casa de dibujos realizados por los niños.
Podemos hacer el diseño de una prueba. La prueba de la casa, incluso tiene la ventaja
de estar abierto a la espontaneidad, ya que muchos niños surgen espontáneamente
soñando, lápiz en mano, una casa. Además, dicho
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 98

La Sra Balif 74 "Preguntar al niño que haga la casa, que es


pedir a revelar el sueño profundo en el que quiere ocultar su felicidad bueno-; si
él es feliz, él se encuentra el burdel y protegida, la casa sólida y arraigada. Está
diseñado de forma, pero casi siempre una línea de puntos marca una fuerza
personal. En algunos dibujos, obviamente, 'dijo la Sra Alguacil y hace calor en el
interior, hay fuego, un fuego tan intenso que se ve escapar del fuego ". Cuando
el [78] casa es feliz, el humo divertido suavemente por encima del techo.

Si el niño no es feliz, la casa lleva rastros de la angustia del diseñador.


Françoise Minkowska exhibió una particu- larmente colección de dibujos
infantiles polacas punzantes o Judios que han sufrido abusos de la ocupación
alemana durante la Segunda Guerra Mundial. Ese niño que vivía oculto en el
menor aviso, en un armario, dibujar mucho después de las horas malditos,
casas estrechas, frío y cerrado. Y así es como Françoise Minkowska habla de
"casas" inmóviles, casas inmovilizados en su rigidez: "Esta rigidez e inmovilidad
se encuentran, tanto el humo

en el que las cortinas de las ventanas. Los árboles que la rodean están los derechos,
estar al nivel de ella "( loc. cit. p. 55). Françoise Minkowska sabe que una casa
viva no es realmente "inmóvil". En particular, se incorpora a los movimientos por
el cual se llega a la puerta. la
camino lo que conduce a la casa es a menudo una subida. A veces in- rápidamente.
Siempre hay elementos cinestésicas. La casa K, como el Rorschachien.

En un detalle que fue el gran psicólogo Françoise Minkowska reconocer el


movimiento de la casa. En la casa diseñada por un niño de ocho años Françoise
Minkowska señala que en la puerta, hay "un mango; entrar en él, lo vives ". No es
sólo una construcción de viviendas, "se trata de una casa-vivienda". La manija de
la puerta, por supuesto, es la funcionalidad. Cinestésica está marcada por este
signo, por lo que a menudo se olvida en los dibujos de los niños "rígido".

74 dibujos Seurat y Van Gogh de los niños, catálogo ilustrado con una guía
exposición en el Museo de la Educación (1949) comentado por D r F. Minkowska, el
artículo Sra Balif, p. 137.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 99

Tenga en cuenta que el "mango" de la puerta no podía ser dibujado a escala de la


casa. Es decir, su función cualquier causa prima de grandeza. Refleja una función de
apertura. Sólo una mente lógica puede objetar que sirve, a la vez cerca de abrir. En el
ámbito de los valores, granja clave más de lo que se abre. La fiebre del mango or- más
de lo que se cierra. Y el gesto que la granja es siempre más nítida, más fuerte, más corto
que el gesto que se abre. Mediante la medición de estos y semipreciosas su uno se
vuelve como Françoise Minkowska, un psicólogo de casa.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 100

[79]

LA POESÍA DEL ESPACIO

capítulo III

CAJÓN, las cajas


Y ARMARIOS

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

Siempre tengo un pequeño choque, un poco de sufrimiento del lenguaje cuando


un gran escritor toma una palabra en un sentido peyorativo. Primeras palabras, todas
las palabras son honestos en el lenguaje de la vida cotidiana. A continuación, las
palabras más comunes, palabras Atta TFE a las realidades comunes no pierden por
sus posibilidades poéticas. Cuando Bergson habla de un cajón, lo desprecio! La
palabra viene siempre como una metáfora polémica. Controla y juez, que todavía se
siente la misma manera. El filósofo no le gustan los argumentos cajones.

El ejemplo nos parece bueno para mostrar la diferencia radical de imagen y la metáfora del
tween BE-. Vamos a insistir en que una pequeña diferencia, antes de regresar a nuestras
investigaciones en imágenes de privacidad
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 101

están asegurados cajones y baúles, la solidaridad con todo su cachet- donde el


hombre, cerraduras soñador, bloqueos u oculta sus secretos.

Bergson, metáforas son sobreabundantes y, en general, las imágenes son muy


raros. Parece que la imaginación es para él todo metafórica. La metáfora viene a dar
un cuerpo de hormigón con un sentimiento difícil de expresar. La metáfora es
diferente en un psíquico siendo ella. La imagen, diseñada por la imaginación de
lectura absoluta-, toma el contrario toda su imaginación. Empujando adelante
nuestra comparación de la metáfora y la imagen, nosotros los Drons compren- que
la metáfora no puede apenas conseguir un estudio fenomenológico. Es no vale la
pena. No tiene ningún valor fenomenológico lógica. Es, a lo sumo, una fabricar una
imagen far- sin raíces alcanzando, real, real. Es una expresión efímera, [80] o de
vrait ser fugaz, que se utiliza una vez de pasada. GAR debe tener cuidado para no
más de pensar en ella. Se teme que los que leen Qué piensan. Pero lo que el éxito
metáfora cajón ha recibido en nians bergso-!

A diferencia de la metáfora, una imagen, puede darle a conducir; que es ser


un donante. El trabajo imagen pura de la imaginación ción absoluta es un
fenómeno a ser un fenómeno específicos del habla.

II

Como se sabe, la metáfora de cajón y algunos otros como "hacer ropa" son
utilizados por Bergson decir la falta de una filosofía del concepto. Los conceptos
son roirs ti- que se utilizan para clasificar el conocimiento; conceptos están
haciendo ropa que deindividuate el conocimiento de la vida real. Cada concepto
el cajón en la categoría muebles. El concepto, dado por muerto aquí, ya que es,
por definición, clasificada pensamiento.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 102

Indican algunos textos bien marcan el carácter polémico de la metáfora del


cajón en la filosofía de Bergson.
Leemos en el evolución creativa en 1907 (p. 5): "La memoria, como hemos
tratado de demostrar 75 No es una facultad
clasificar los recuerdos en un cajón o los puso en un registro, existe un registro,
sin cajón ... "
La razón, antes de cualquier nuevo objeto, se pregunta ( La evolución creadora, p.
52) "¿Cuál es la ciennes apropiadas an- categorías que se adapte al nuevo objeto.
En el que el cajón listo para abrir la obtendremos? ¿Qué ropa es lo que ya
cortamos vestido "? Porque, por supuesto, hacer un hábito que es lo que hizo
suficiente- para encerrar un mal hábito racionalista. En la rueda de recuento SE- en
Oxford el 27 de mayo 1911 (reproducido en La pluma Sede y el movimiento, p. 172),
Bergson muestra la pobreza de la imagen que no se prevea, "aquí y allá en las
cajas de memoria del cerebro que conservan fragmentos del pasado."

En la Introducción a la metafísica ( El pensamiento y el movimiento, p.


221), Bergson dijo que para la ciencia Kant "le muestra que las tramas
encapsuladas en tramas."

La metáfora aún ronda la mente del filósofo cuando él [81] escribió su ensayo, El
pensamiento y el movimiento, 1922 ensayo, en muchos aspectos, un resumen de su
filosofía. Repitió (p. 80, 26 e
ed.) que las palabras
en la memoria no se han presentado "en un cajón o au-estar cerebral."

Si este era el lugar, se pudo demostrar 76 en la ciencia

Contemporánea, la actividad en la invención conceptos realizados preciso proceder


por la evolución del pensamiento científico más allá de los conceptos que están
determinados por las clasificaciones simples, encajando entre sí ", en palabras de
filósofo ( El pensamiento y en movimiento). En contra de una filosofía que quiere
aprender acerca de la conceptualización de la ciencia contemporánea, cajón
metáfora sigue siendo polémico instrumento rudimentario. Pero el problema que
estamos ahora, que es distinguir la metáfora y la ima-

75 Bergson se refiere a Materia y memoria, Cap. II y III.


76 Cf. El racionalismo aplicado, Cap. "Los interconcepts".
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 103

ge, tenemos aquí un ejemplo de una metáfora que se convierte en endurecido,


pierde a su espontaneidad imagen. Esto es especialmente notable en el ISM
bergso- que simplifica enseñanza. La metáfora controversia lo que el cajón de su
libro con frecuencia en el ele- mentaria expuesto a denunciar los estereotipos.
Incluso podemos pre-vista, escuchando algunas lecciones, la metáfora del cajón es
evidente Raitre. Ahora, cuando sentimos una metáfora es que la imaginación es
irrelevante. Esta metáfora - instrumento rudimentario controversia - y otros que
varían poco de controversia, mecanizado de bergsonianos contra las filosofías del
conocimiento, especialmente en contra de lo que Bergson llama con un epíteto ju-
rápidamente ge "racionalismo seco".

III

Estas observaciones rápidas sólo tienden a mostrar una metáfora no debe ser
un accidente de expresión y que es peligroso hacer una idea. La metáfora es una
imagen falsa ya que no tiene productor directo bajo un cuadro de expresión,
formado en la ensoñación hablada.

Un gran novelista conoció metáfora de Bergson. Sin embargo, ha servido para


caracterizar, no la psicología de un racionalista de Kant, pero la psicología de un
maestro tonto. Nos encontramos en la página de una novela de Henri Bosco 77
. También invierte la metáfora
filósofo. No es aquí la inteligencia [82], que es un gabinete de ti- roirs. Este es el
armario de cajones es una inteligencia. De todo tipo de muebles Carre Benedict, se
trasladó él estaba su gabinete de roble. Todo el tiempo que pasó los muebles
masiva, se mantuvo la re-complacencia. Hay, al menos, todo se mantuvo sólida,
confiable. Vimos lo que vimos, que tocaban lo que se toca. La anchura no cae
dentro de la altura o en su totalidad, el vacío. Nada de lo que era

77 Henri Bosco El señor Carré-Benoit en el país, p. 90.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 104

planeado, calculado, por lo útil, una mente meticulosa. Y lo que es un instrumento


maravilloso! Él tomó el lugar de todo: era un recuerdo y un gencia inteligente. No es que la
falta de definición o huir hacia el cubo de manera robusta. Lo que estamos situados vez cien
veces diez mil veces, que era el gusano retrou- son un broche de presión, por así decirlo.
Cuarenta y ocho cajones! Lo que todo contiene un mundo de clasificados de conocimiento
positivo. cajones señor Carré-Benoit unidos a algún tipo de poder mágico. "La diapositiva,
que dice a veces, es la base de la mente humana 78
."
Es en la novela, repetimos, un pobre hombre que habla. Pero esto es un
novelista de genio que le hace hablar. Y el novelista, con muebles con cajones,
encarna el espíritu de la administración tonta. Y como debe ser fijado a un
estupidez burla, casi el héroe Henri Bosco dijo que su aforismo de que "tirar de los
cajones del armario de agosto", descubrió bien libre guardado allí la moutar- de sal
y, arroz, café, arvejas y lentejas. El gabinete cree que se había convertido en una
despensa.

Después de todo, es tal vez una imagen que podría ilustrar una "filosofía de tener."
Que serviría tanto en sentido literal como figurado. Hay estudiosos que acumulan
reservas. Veremos más adelante si se sienten di-, si uno quiere comer.

IV

A modo de preámbulo de nuestro estudio positivo de imágenes de la SE- CRET,


hemos considerado una metáfora pensar rápido y realmente no re-une las realidades
externas a la realidad íntima. Luego, en la página de Henri Bosco, encontramos tériologie
un accionamiento directo caracte- partir de una realidad bien dibujada. Debemos volver a
nuestros todos los estudios positivos sobre la imaginación creadora. Con el tema

78 Cf. op. cit. p. 126.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 105

cajones, cajas fuertes, cerraduras y armarios, vamos a volver a ponerse en contacto con
las reservas insondables de sueños intimidad.

[83]

El gabinete y sus rayos, el secretario y sus cajones, pecho y su doble fondo son
verdaderos órganos de secreción de la vida psicológica. Sin estos "objetos" y algunos otros
también valorada nuestro tiempo in- vida carecería de modelo de privacidad. Estos dei
mezclan objetos, sujetos, objetos. Ellos, como nosotros, por nosotros, para nosotros, una
intimidad.

¿Hay un solo soñador de palabras que no resonarán en la palabra armario?


Armario, una de las grandes palabras de la lengua francesa, tanto tueux Majes y
familiar. Qué hermoso y gran volumen de respiración! Ya que se abre con la respiración
tiene su primera sílaba mientras lentamente se cierra lentamente en su sílaba expira.
Nunca estamos en un apuro cuando damos a las palabras su ser poético. y e Gabinete
es tan tonto que ningún poeta haría sonido. Esto se puede continuar el cual, en la
poesía, la palabra se utiliza siempre en singular. En el plural, la mínima relación le daría
tres sílabas. Pero en, grandes palabras en francés, las palabras poéticas dominantes
tienen sólo dos.

Y hermosa palabra, cosa hermosa. La palabra que suena serio, siendo la profundidad.
Cada mueble poeta - aunque sea por un poeta en su hombre-Cerdeña, un poeta sin muebles -
sabe instintivamente que el espacio dentro del armario viejo es profunda. El espacio interior del
armario es ES ritmo privacidad, un espacio que no se abre a todos los interesados.

Y las palabras obligan. En un armario, sólo una pobre alma pondría nada de
lucro. Poner nada, de todos modos, en ningún logro debilidad marca de muebles
fun- ción para vivir. En el armario se registró un centro de pedidos que protege toda
la casa contra un desorden sin límites. Aquí reinar el orden, o más bien, hay una
reina el orden. El orden no es simplemente geométrica. El orden que recuerda la
historia de la familia. El poeta sabe que la escritura 79
:

79 Colette Wartz, Letras de la otra, p. 20.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 106

Ordenanza. Armonía hojas


Baterías gabinete de lavanda en
la ropa.

Con lavanda es también dentro de las temporadas de historia gabinete.


lavanda solo hace un tiempo bergsoniano en la jerarquía de las hojas. ¿No
deberíamos esperar para usar tal como son, como nos dijeron, bastante
"lavanda"? ¿Qué sueños en reser- si recordamos si volvemos a la tierra de la
vida tranquila! En la multitud recuerdos vuelven si [84] ve en la memoria donde
el encaje basada radio, batista, muselina coloca en telas más duras: "El gabinete
dice Milosz, (es) tan lleno de tumulto recuerdos silenciosos 80

."
El filósofo no quería que nadie tomó la memoria de una memoria de ar- recuerdos.
Sin embargo, las imágenes son más convincentes que las ideas. Y los discípulos de
Bergson, cuando él es un poeta, reconocieron que la memoria es un armario. Péguy no
escrito que genial:

En los rayos de memoria y templos del armario 81 .

Sin embargo, el vestuario de la familia real no es muebles de todos los días. No se


abre todos los días. Así, un alma que no confiaba, la clave no está en la puerta.

- El gabinete había ninguna llave! ... Sin las llaves del armario grande es a
menudo visto en la puerta marrón y negro y sin llaves! ... Era extraño! - Soñamos
muchas veces en los misterios que duermen en sus flancos de madera de El se
creía oír, desde el fondo de la cerradura abierta, un sonido lejano, las olas y alegre
murmullo 82 .

80 MILOSZ, iniciación amor p. 217.


81 Citado por Béguin, Eva p. 49.
82 Rimbaud, El regalo de año nuevo para los huérfanos.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 107

por lo tanto Rimbaud designa una esperanza de eje, pero qué beneficio está reservado en el
gabinete cerrado. El gabinete tiene promesas, es, una vez que cet-, más que una historia.

En una palabra, André Breton abrirá las maravillas de lo irreal. Un acertijo del
gabinete, se añade una imposibilidad bendita. En el Revolver con el pelo blanco 83 , escribe
con la tranquilidad de la sorprendente realismo

El armario está lleno de ropa


Hay incluso los rayos de luna que puedo revelar.

Con alrededor de André Breton, es la imagen tomada en el punto anterior ceso que
no quiere llegar a una mente razonable. Pero el exceso es siempre en la parte superior
de un cuadro vivo. Añadir hada de lavandería, no se dibuja en una voluta hablado toda
mella sobreabundancia propiedad, doblado, apilado, levantó entre [85] lados de la caja
de otro tiempo. Como es, la ampliación de una vieja hoja que de- platija. Y como el
viejo mantel era blanca, blanca como la luna de invierno en el campo! Soñando un
poco se encuentra la imagen de Bretón muy natural.

Uno no debe sorprender que sea de tan gran riqueza personal es el objeto
del tierno cuidado de la casa. Anne de Tourville dijo que el pobre leñador: "Había
empezado a frotar y reflexiones que juegan en el armario animó su corazón 84
! "El gabinete rayon-
no en la sala una luz muy suave, una luz communicati- ve. Con razón, un poeta
ve jugar en la luz del gabinete en octubre:

83 André Breton, El revólver con el pelo blanco, p. 110. Otro poeta escribe:

En los armarios de ropa muerte, Busco a


lo sobrenatural.
(Joseph Rouffange, Luto y el lujo del corazón, ed. Rougerie.)
84 Anne de Tourville, Jabadao, p. 51.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 108

El reflejo de la vieja gabinete bajo las


brasas del atardecer octubre 85 .

Cuando damos objetos de la amistad que deberíamos, nosotros no abra la caja, sin
retroceder un poco. Bajo su madera de color rojo, el gabinete es una almendra muy blanca.
La apertura significa vivir un evento de blancura.

Una antología de la "caja" sería un gran capítulo de la psicología. muebles


complejo formado por el trabajador son un buen testimonio TE sensible de la
necesidad de secretos, la inteligencia de la memoria caché. No era simplemente para
mantener una muy bien. No hay bloqueo que puede soportar la violencia total.
Cualquier serru- RE es una llamada a Porter. Lo psicológico umbral que bloquear. Lo
que es un reto para el indiscreto cuando se cubre con adornos! Como "complejo" en
una cerradura adornado! Entre los bambara, Deni- escrito es Paulme 86

, la parte central de la cerradura está tallada "en forma de


los seres humanos, caimanes, lagartos, tortugas ...". Necesitamos el poder que
abre y cierra tiene un poder de la vida, el poder humano, el poder de un animal
sagrado. "Las cerraduras Dogon están decoradas con dos caracteres (la pareja
ancestral). "( Loc. cit.
p. 35.)
Pero en lugar de impugnar la indiscreta, en lugar de aterrado por signos de
poder, es mejor engañado. Entonces comenzaron las múltiples gabinetes. Colocado
por primera vez en los primeros secretos

85 Claude Vigée, loc. cit. p. 161.


86 Denise Paulme Las esculturas de África negro, PUF, colección "El ojo del conocedor", 1956,
p. 12.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 109

caja. Si son descubiertos, la indiscreción voluntad [86] satisfecho. También puede ser
alimentado con secretos falsos. En resumen, no es un "complexuelle" gabinete.

Que hay homología entre la geometría de la cubierta y de la psico-logía es que


el secreto que no necesita, se cree, comen- tarios largos. Novelistas veces en
cuenta esta homología en unas pocas frases. Un personaje de Franz Hellens,
queriendo dar un regalo a su hija vacila entre un pañuelo de seda o una pequeña
caja de laca japonesa. Él elige la caja "ya que parece más adecuado a su
naturaleza cerrada" 87
. Tales notas rápidas como simple, échappe-
ra tal vez el lector apresurado. Sin embargo, es el centro de una historia extraña, porque
en esta historia, el padre y la hija ocultan la mismo misterio. Este misterio está
preparando un destino similar. Necesitamos todo el talento de MANCIER RO- sentir esta
identidad de sombras íntimas. A continuación, debe pagar el libro, bajo el signo de la
caja, el registro de la psico-logía del alma cerrada. Lo sabremos cuando no hacemos la
psicología de ser cerrado en su rechazo total por el catálogo de su frialdad, la historia de
sus silencios! Miralo en lugar ness positivamente de su alegría mientras se abre un
nuevo cuadro, al igual que esta chica no partidas de recibir el permiso implícito de su
padre para ocultar sus secretos, es decir, para ocultar su misterio. En la historia de
Franz Hellens, dos personas "entienden" sin decir, sin decirlo, sin saberlo. Dos seres
cerrados se comunican a través de la misma que simboliza.

87 Franz Hellens, fantasmas que viven p. 126. Cf. en poemas en prosa pequeños, p. 32, Baudelaire
habla de "egoísta, cerrado como medida de seguridad."
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 110

VI

En un capítulo anterior, dijimos que hay una manera de decir que leemos una
casa, leemos una habitación. escritores podríamos decir que damos a leer su
caso. Significa que no es sólo una descripción de la geometría ajustada así que
podemos escribir una "caja". Sin embargo, ya Rilke nos dice su alegría de
contemplar una caja que se cierra bien. En (cuadernos trans. p. 266), leemos: "La
tapa de una caja de resonancia, el borde no se golpee LE, dicha cubierta no debe
tener ningún otro deseo que estar en la caja. "¿Cómo puede ser, hacer una crítica
literaria, en un texto también trabajaron como los Cahiers, Rilke había dejado
como" banal "? No vamos a parar esta objeción si aceptamos este dulce germen
de cierre ensimismamiento. Y como la palabra deseo va mucho más! Creo que en
[87] proverbio optimistas en mi país: "No es punto de ir al baño, que encuentra su
cubierta. "A medida que todo estaría bien en el mundo si frasco y una tapa todavía
se ajustan bien.

En un cierre suave, apertura suave, nos gustaría naturaleza muerta fue bien
engrasada.

Sin embargo, "leer" un cofre rilkéen, ver cómo el destino de un pensamiento


secreto es la imagen de la caja. En una carta a Liliane ( 88) ,
leemos: "Todo lo que se relaciona con esta experiencia inefable debe permanecer núcleo in-
distante o dar lugar más que conocidos Creta dis- más tarde o más temprano. Sí, aunque
debo admitir, me imagino que sería sucederá algún día como con estas cerraduras fuertes e
imponentes XVII e

siglo, que llenó toda la tapa de un baúl, todo tipo de cerraduras, pinzas, varillas y
palancas, mientras que sólo una tecla de función se retiró todo este sistema de
defensa y la prevención de su centro más enfocada . Pero la clave no está
actuando solo. También sabe que las arcas de dichos orificios están ocultos bajo
un botón o bajo

(88) Claire Goll, Rilke y mujeres, p. 70.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 111

una lengua que no obedecen, a su vez, a una presión secreto. "Esa imagen se
materializó en la fórmula" Ábrete sésamo! "¿Qué presión en secreto, lo que las
palabras Sweet no se tarda en abrir un alma, para relajarse un corazón rilkéen.

Rilke, sin duda, le gusta cerraduras. Pero al que le gusta llaves y cerraduras? La bibliografía
psicoanalítica sobre este tema es abundante. Por tanto, sería particularmente fácil de construir un caso. Sin
embargo, para el objetivo que estamos persiguiendo, para poner de relieve simbolizado sexual, que
masquerions sueños profundidad de la intimidad. Nunca, tal vez, no sentir mejor la monotonía de
simbolismo retenido por el psicoanálisis que un ejemplo. Aparece en un sueño de la noche un conflicto de
la llave y la cerradura está ahí para el psicoanálisis una señal clara de todo, un signo tan claro que acorta la
historia. No tenemos nada que confesar cuando soñáis la llave y la cerradura. Pero la poesía se desborda
por todas partes psicoanálisis. En un sueño que siempre hace que un sueño. Y la ensoñación poética no
puede satisfacerse con una historia de rudimento; no se puede establecer un nodo plexuel com-. El poeta
vive un sueño que vigila y especialmente su ensimismamiento queda en el mundo, antes de que los objetos
del mundo. Plantea el universo alrededor de un objeto en un objeto. Aquí ella abre los cofres, que
condensan la riqueza cósmica en una caja delgada. Si la carga cof- hace joyas y piedras es un pasado, a
largo pasado, un pasado que atraviesa [88] generaciones idealizar el poeta. Las piedras hablan de amor,
por supuesto. Sino también al poder, sino también del destino. Todo esto es tan grande que una clave y su
Rure ser-! El poeta vive un sueño que vigila y especialmente su ensimismamiento queda en el mundo,
antes de que los objetos del mundo. Plantea el universo alrededor de un objeto en un objeto. Aquí ella abre
los cofres, que condensan la riqueza cósmica en una caja delgada. Si la carga cof- hace joyas y piedras es
un pasado, a largo pasado, un pasado que atraviesa [88] generaciones idealizar el poeta. Las piedras
hablan de amor, por supuesto. Sino también al poder, sino también del destino. Todo esto es tan grande
que una clave y su Rure ser-! El poeta vive un sueño que vigila y especialmente su ensimismamiento
queda en el mundo, antes de que los objetos del mundo. Plantea el universo alrededor de un objeto en un
objeto. Aquí ella abre los cofres, que condensan la riqueza cósmica en una caja delgada. Si la carga cof- hace joyas y piedras

En el cuadro son las cosas inolvidable inolvidable para nosotros, pero


inolvidable para aquellos a los que damos nuestra tre- ir. El pasado, presente y
futuro se condensan allí. Y así, cof- carga es la memoria de lo inmemorial.

Si se toma ventaja de imágenes para hacer la psicología, reconocemos que cada gran
memoria nacido - pura memoria Bergson - está situado en una pequeña caja. La memoria
pura, imagen que corresponde a nosotros, que hacemos quiere No comunicar. Uno confía
que pitto- resques detalles. Sin embargo, su propio ser es nuestro y que nunca va a
querer decir todo. Aquí no hay nada que se parece a una descarga. La represión es un
dinamismo torpe. Es por esto que tiene síntomas si los LED. Pero todos los secretos tiene
su cajita, que el secreto absoluto, aunque
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 112

preso, escapa a cualquier dinamismo. La vida íntima conoce una síntesis de la memoria y
la voluntad. Aquí está el Voluntad de hierro, no contra el exterior contra los otros, pero más
allá de todos los inconvenientes logía psico. Alrededor de algunos recuerdos de nuestro
ser, tenemos la seguridad de una gabinete absoluta 89
.

Pero con este ataúd absoluta, ahora también hablamos metafóricamente. Volvamos a
nuestras imágenes.

VII

El cuadro, el cuadro de arriba, incluyendo más completa maîtri- que tomamos es,
son objetos que se pueden abrir. Cuando la caja está cerrada, es Ren- de los objetos
de la comunidad; que toma su lugar en el espacio exté- risa. Pero se abre! Así que
este artículo es que se abre, como un matemático filósofo, el primer diferencial de
descubrimiento. Vamos a explorar en un capítulo posterior la dialéctica del interior y el
exterior. Pero cuando se abre la caja, más dialéctica. El exterior está revestido con un
golpe, todo es novedad, sorpresa, lo desconocido. El exterior no significa nada.
Incluso suprema paradoja, las dimensiones del volumen tienen más sentido, porque
una dimensión acaba de abrir: la dimensión de la intimidad.

[89]

Para alguien que valora bueno para alguien que se inicia desde el punto de vista de los
valores de privacidad, esta dimensión puede ser infinita.

89 Mallarmé en una carta a Aubanel escribió: "Todo hombre tiene un secreto en él,
muchos mueren sin haber encontrado, y no encuentran muertos porque ya no existe, ni
ellos. Me muerto y resucitado con clave de joyas de mi última cinta espiritual. Para mí
ahora para abrir en ausencia de cualquier impresión prestado y misterio emanará en un
cielo muy hermoso. "(Carta de 16 de julio de 1866.)
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 113

Una página maravillosa de lucidez que lo probará por nosotros Don-ción de un


verdadero teorema de la topo-análisis de los espacios íntimos.

Tomamos esta página en la obra de un escritor que analiza las obras literarias
basadas en las imágenes dominantes 90 . Juan Pedro
Richard nos hizo revivir abrir la caja se encuentra bajo el signo del escarabajo
de oro en el cuento de Edgar Allan Poe. En primer lugar, ved la joyería Trou
tiene un precio incalculable! No pueden ser "joyas ners ordi-. El tesoro no está
inventariado por un notario, sino por un POE usted. El cargo de "tesoro
desconocido y posible se convierte en objeto imaginario, generador de hipótesis
y los sueños, se ensancha y se escapa a sí mismo a un sinnúmero de otros
tesoros." Parece, pues, que cuando la historia llega a su conclusión, la
búsqueda de un resfriado como la de una historia policial, no quiere nada per-
dre riqueza de fantasía. Nunca imaginación puede decir que esta es la misma.
Siempre hay algo más que eso. Como hemos dicho muchas veces, el

Y completando la valoración de los contenidos mediante la explotación de Taining


con- Jean-Pierre Richard esta densa fórmula: "Nunca vamos a llegar al fondo de la caja.
"¿Qué mejor que decir la infinidad de dimen- sión íntima?

A veces, un mueble con amor trabajado son las perspectivas in- térieures
constantemente modificados por soñar despierto. el armario se abre y se descubre
una mansión. Una casa está escondido en un armario. Por lo tanto, en un poema en
prosa de Charles Cros, no hay tal maravilla donde el poeta continúa ebanista. Los
bellos objetos hechos de una mano feliz son, naturalmente, "continuó" por Series
rêve- del poeta. Charles Cros, seres imaginarios nacen del "secreto" de los muebles
de marquetería.

"Para descubrir los muebles del misterio, para penetrar detrás de las
perspectivas de incrustación para alcanzar el mundo imaginario a La- pequeña de
hielo", que tenía que ser "buena mirada rápida, oído bien fina, la atención bien
afilada ". juegos de imaginación

90 Jean-Pierre RICHARD vértigo Baudelaire apud crítico, n hueso 100-101


p. 777.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 114

De hecho, un consejo para todos nuestros sentidos. La atención [90] imaginación prepara a nuestros
sentidos a la inmediatez. Y el poeta sigue:

"Pero finalmente vislumbrado el partido ilegal, oí los diminutos


minuetos, oí las intrigas complicadas siendo incubados en el gabinete.

"Abrimos las puertas, que es visto como un salón para in- sectas, vemos
los azulejos blancos, marrones y negros en perspectiva exagerada 91
."
Se cierra el gabinete, el poeta crea una vida de noche en la intimidad de
muebles (p. 88).

"Cuando el armario está cerrado, cuando el oído está tapado con el sueño
molestos o lleno del ruido exterior, cuando el pensamiento de los hombres se
detiene en la parte operativa algún objeto po-,

"Por lo tanto extrañas escenas están en meu- BLE del espectáculo, algunos
caracteres de tamaño y apariencia inusual de las pequeñas ventanas. "

Esta vez, en la noche de los muebles, son las reflexiones cerrados que
reproducen objetos. La inversión de la parte interior y el exterior se experimenta con
tal intensidad por el poeta se refleja en una inversión de objetos y reflexiones.

Y de nuevo, después de soñar que la fiebre de bolas cifras obsoletas una pequeña
sala de estar qu'enfiè-, el poeta abre el armario (90 p.): "Las luces y las luces se
apagan, los invitados, elegante, coqueta y viejos padres desaparecen de manera
indiscriminada, sin tener en cuenta su dignidad, en hielo, pasillos y columnas; sillones,
mesas y se evaporan deaux RI-.

"Y la sala de estar se queda vacío, silencioso y limpio. "La gente seria entonces
pueden decir con el poeta," es un mobiliario de marquetería y

91 CROS Charkes Poemas y prosa, ed. Gallimard, p. 87. El mobiliario poema


apud El cuadro de sándalo se dedica a la señora Maute de Fleurville.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 115

eso es todo ". Haciéndose eco de este juicio razonable, los lectores que no vou-
inversiones juego dra de grandes y pequeños desde el exterior y la intimidad, dirán
a su vez: "Este es un poema que es todo. '' Y nada más. "

De hecho, el poeta ha traducido el un buen tema psicológico general


concreta: siempre habrá más cosas en una caja cerrada en un ataúd abierto.
Verificación mató imágenes. días siempre imaginar será mayor que vivir.

El trabajo del secreto será escondite sin fin para estar escondido. La caja es una
mazmorra de los objetos. Y aquí está el soñador se siente en la cisterna de su secreto.
Nos gustaría abrir y [91] se podía abrir. ¿No podemos leer estas líneas de Jules
Supervielle en ambas direcciones 92 :

Buscando en cajas que brutalmente me rodean Poner la


oscuridad al revés en cajas de profundidad, en el fondo como si
fueran ya no es de este mundo.

Que entierra un tesoro enterrado con él. El secreto es un grave y no es por


nada que el hombre tranquilo afirma ser la tumba de secretos.

La privacidad está ocultando. Joe Bousquet escribió 93 "Nadie me


ve el cambio. Pero que me ve? Soy mi escondite. "

No queremos, en este libro, recuerda el problema de las sustancias


privacidad. Hemos esbozado en otras generaciones ouvra-
94 . Al menos, debemos señalar la homodromie dos soñadores que buscan los
derechos de privacidad y la privacidad del sujeto. Jung ha puesto de manifiesto esta
correspondencia soñadores alquímicos (cf.

92 Supervielle gravitaciones, p. 17.


93 Joe Bousquet La nieve de otra época, p. 90.
94 Cf. La tierra y el resto sueños, Cap. Yo, y. El entrenamiento de la mente
científico. Contribución a un psicoanálisis del conocimiento objetivo, c. VI.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 116

Psicología und Alquimia). En otras palabras, hay un lugar para lo que es superlativo de los oculto.
El oculto en el hombre y en las cosas ocultas pertenecen al mismo análisis topográfico
cuando entra en esta región extraña superlativa, única región estudiada por la psicología. En
verdad, toda la positividad hace que la caída superlativa de nuevo en tif comparables. Para
entrar en el reino de lo superlativo debe abandonar el positivo para la imaginación.
Debemos escuchar a los poetas.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 117

[92]

LA POESÍA DEL ESPACIO

el capítulo IV

EL NIDO

Cogí un nido en la hiedra esqueleto Un nido de musgo y hierba


país de los sueños.
(Yvan Goll, padre de la tumba, apud
poetas de hoy 50, Ed. Seghers,
p. 156.

nidos blancos sus aves flor


................................................ volarás,
caminos de plumas.
(Robert GANZO, La obra poética,
Ed. Grasset, p. 63.)

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

En una frase corta, Victor Hugo asocia las imágenes y los seres de la función
de habitar. Quasimodo, dijo 95 , catedral era
sucesivamente "huevo, nido, hogar, país, el universo." "Casi se podría decir que
había tomado la forma como Mason coliformes toma la forma de su caparazón.
Era su casa, su agujero, su envoltura ... Se adhirió a ella algo así como la
tortuga en su caparazón. La catedral áspera era su cáscara. "No es necesario H

95 Victor Hugo, Notre Dame de París, liv. IV, § 3.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 118

más pequeña de todas esas imágenes para contar cómo un ser desgraciado toma la forma
de atormentados todos sus rincones escondidos del complejo de edificios. El poeta, por la
multiplicidad de imágenes que nos hace tivo sensi- a las competencias de los distintos
centros de acogida. Pero inmediatamente añade a las imágenes repletas un signo de
moderación. "Es inútil, Hugo continúa advirtiendo al lector que no tome literalmente las
figuras que nos vemos obligados a emplear aquí para expresar esta flexibilidad singular,
simétrico, directa, casi consustancial de un hombre y una edificio. "

También es muy sorprendente que incluso en la casa de la luz [93]


conciencia Bienestar llama la comparación del animal en su refugio. El pintor
Vlaminck vivía en su casa tranquilo, escribiendo 96
"El bienestar que siento ante el fuego, cuando el mal tiempo hace
estragos, es cualquier animal. La rata en su agujero, el conejo en su madriguera,
vacas en el establo debe ser tan feliz como yo. "Así que el bienestar nos hace lo
primitivo del refugio. Físicamente, el ser que recibe la sensación de refugio
aprieta sobre sí mismo, se retira, se arrima, se esconde, es Musse. Buscando en
la riqueza de vocabulario todos los verbos que contarían todas las dinámicas de
jubilación, nos encontramos con imágenes de movimiento de los animales, los
movimientos recesión inscrito en los músculos. Lo que es una intensificación de
la psicología si nos podría dar la psicología de Chagas que el músculo! ¿Qué
cantidad de seres animales que hay en el ser del hombre! Nuestra investigación
no llega tan lejos. C '

Con el nido, especialmente con la cáscara, nos encontramos con un lote de imágenes
que vamos a tratar de caracterizar como imágenes mate- primas, como las imágenes que
buscan un primitivo en nosotros. A continuación, muestran cómo, en una felicidad física,
bienestar le gusta "encerrarse en su esquina."

96 VLAMINCK, cortésmente 1931, p. 52.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 119

II

Ya, en el mundo de los objetos inertes, recibe un nido ción valorisa-


extraordinaria. Es estar perfecto que lleva la marca de un instinto muy seguro. De
este instinto nos maravilla, y el nido pasar fácilmente por una maravilla de la vida
animal. Tome en la obra de Ambroise Paré, un ejemplo de esta perfección
cacareada 97 "El industrial
tipo y fuegos artificiales, que todos los animales hacen sus nidos se hace correctamente,
ya que puede ser mejor, para que se sientan surpas- todos los albañiles, carpinteros y
constructores; porque no hay hombre que podía hacer algo más propio edificio para él y
sus hijos, que estos pequeños animales hacen para ellos, por lo que tenemos un
diciendo que los hombres pueden hacer todo, si los nidos de aves. "

La lectura de un libro se limita a los hechos reducidos rápidamente este


entusiasmo. Por ejemplo, en el libro de Landsborough Thomson, [94] aprendemos que
los nidos son a menudo apenas esbozada, a veces descuidado. "Cuando el nido del
águila de oro en un árbol, que a veces se levanta una enorme pila de ramas a lo que
añade otros cada año hasta que todo el andamiaje se derrumba un día por su propio
peso
"Entre el entusiasmo y la crítica científica, fundadores mil tonos
98 .

tendríamos si siguieron la historia de la ornitología. Este no es nuestro tema.


Veamos simplemente en cuenta que sorpresa aquí lémique valores po- que a
menudo distorsiona los hechos en ambos lados. Uno se pregunta si esta caída, no
el águila, pero el nido del águila no dan al autor que se refiere poco de alegría a ser
irre- vérencieux.

97 Ambrosio Paré El libro de los animales y el intelecto humano,


Obras completas, ed. JF Malgaigne, t. III, p. 740.
98 A. LANNDBOROUGH-THOMSON, Pájaros, trans. ed. Cluny, 1934
p. 104.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 120

III

Nada es más absurdo, hablando positivamente, las valoraciones


humano imágenes de nidos. El nido de pájaro, es probablemente un aún caliente y suave.
Se trata de una casa de la vida: él continúa a fuego lento el ave sale del huevo. Para el
ave sale del huevo, el nido es una externa hacia abajo antes de que la piel desnuda
encuentra su correspondiente porel abajo. Pero una imagen hu- Maine, una imagen
para el hombre lo que esperamos una cosa tan mala! Sentimos la burla de la imagen si
es que realmente acercamos al "nido", bien cerrado, el "nido" cálida promesa de que si
los amantes, el verdadero nido pierde en el follaje. Pájaros, ¿tengo que decir, sólo se
sabe los amores novillos. El nido es construido más tarde, después de la locura de amor
a través de los campos. Si hubiéramos soñado todos y extraer lecciones humana
seguiría siendo una dialéctica de amor en el bosque y la el amor en una habitación de
las ciudades. Esto tampoco es nuestro jet su-. Usted tiene que estar André Theuriet
para comparar el ático en un nido, haciendo coincidir esta única observación
comparándolo: "El sueño para mí que Ai no perca alta 99

? "En resumen, en la literatura, de una manera generalizada


rale, en la jerarquía es pueril.
El "nido vivió" es una imagen mala parte. Esta imagen, sin embargo, el
fenomenólogo virtudes inicial que le gusta los pequeños problemas pueden ser
descubiertos. Esta es una nueva oportunidad para aclarar malentendidos de la
función principal de la fenomenología sófica filósofo. La tarea de esta fenomenología
no es describir los nidos encontrados en la naturaleza, el conjunto [95] tarea positiva
reservado para el ornitólogo. La fenomenología filosófica de nido de inicio sería si
podría dilucidar el interés tomamos un álbum nidos de volteo, o, más radicalmente,
si pudiéramos volver a encontrar nuestro asombro ingenuo cuando una vez que
descubrimos una

99 André Theuriet, Colette p. 209.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 121

nido. Esta maravilla no se desgasta. Descubre un nido nos lleva de nuevo a nuestra
infancia, una infancia. A una infancia que debería haber tenido. Pocos de nosotros
que la vida le ha dado la plena medida de su cosmicidad.

¿Con qué frecuencia, en mi jardín, he experimentado la decepción de descubrir un nido demasiado


tarde o muy tarde. El otoño ha llegado, follaje ya se aclaró. En la esquina de dos ramas, aquí hay
un nido abandonado. Así que allí estaban, el padre, la madre y el pequeño y yo no lo vieron!

Tardíamente descubierto en el bosque de invierno, el nido vacío burló el


explorador. El nido es un escondite de la vida alada. ¿Cómo podía ser invisible?
Escondido en la cara del cielo, lejos de fuertes escondrijos de la tierra? Pero ya que
para así determinar los matices de ser una imagen, debe adjuntar una superposición,
que aquí hay una leyenda que crece a la imaginación extrema del nido invisible. Nos
employ- pruntons el hermoso libro Charbonneaux-Lassay: El bestiario de Cristo 100

. "Se ha alegado que la abubilla pudo ocultar complemento de carga a la vista


de todos los seres vivos a partir del cual se produce al final de la Edad Media todavía cree
que abubilla nido había un di- hierba versos colores que hace que el hombre invisible cuando
la puerta en la cara. "

Tal vez por la hierba sueño "de Yvan Goll.


Pero los sueños de nuestro tiempo no van tan lejos y nido abandonado ya no
nacido contiene la hierba de la invisibilidad. Recogido en el seto como una flor
muerta, el nido no es una "cosa". Tengo el derecho de tomar en sus manos, para
arrancar. Me rehacer campos y arbustos hombre Ment mélancolique-, un poco vano
del conocimiento a transmitir a un niño, diciendo: "Es un nido de tit. "

Por lo tanto, el nido de edad en una categoría de objetos. Más Ront SE- diversos objetos se
convierten en concepto más simple. A fuerza de colectiva OPERAR nidos, permitió la
imaginación tranquila. Se pierde el contacto con la jerarquía viviente.

Este nidos sin embargo se vivas que pudieran introducir fenomenal verdadero nido gía, el
nido encuentran en la naturaleza y [96] se convierte en un instante - la palabra no es demasiado
grande - el centro de un universo, don-

100 L. Charbonneaux-LASSAY, El bestiario de Cristo, París, 1940,


p. 489.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 122

nacido de una situación cósmica. Me levanta suavemente unos huevos rama,


IM-cubo se cría. Es un pájaro que no vuela. Se estremeció un poco. Tiemblo a
temblar. Temo que la combustión sin llama pájaro sabe que yo soy un hombre, el
ser que ha perdido la confianza de los pájaros. Me paro. DISMINUYAN
suavemente - Me imagino! - el miedo de las aves y el miedo de asustar. Respiro
mejor. Dejé caer la industria. Voy a volver mañana. Aujour- de hui, una alegría en
mí: los pájaros han hecho un nido en mi jardín.

Y al día siguiente cuando vuelva, caminando por el pasillo de cemento en más del doble el
día antes, veo la parte inferior del nido de ocho huevos de una rosa blanca. Dios mio ! Son
pequeños! Como es pequeño huevo de Buis suena!

Este es el nido de estar, el nido habitado. El nido es la casa del pájaro. Hace
mucho tiempo que conozco hace mucho tiempo que me dijeron. Es una vieja historia
que no me atrevo a quejarse a mí quejarse. Y lucro por lo que sólo repito. Y recuerdo
con gran sencillez de memoria, algunos días de mi vida, he encontrado un nido en
vivo. Ya que son poco frecuentes en la vida, estas memorias reales!

Como lo entiendo entonces Toussenel página que dice: "La memoria del nido de la
primera ave me encontré se ha mantenido más profundamente grabado sin mi memoria
como la primera versión del premio que gané en la universidad. Fue un buen verderón
nido con cuatro huevos de color gris-rosa estratificados líneas rojas como un mapa
geográfico icónica. Me llamó la atención en el lugar de indescriptible placer de la
conmoción cerebral que fijó durante más de una hora mis ojos y mis piernas. Fue mi
vocación que el azar me estaba diciendo que el día 101

. "Lo que un hermoso texto que buscamos primero el interés en rotundo


inicialmente en tales" choque", entendemos mejor que Toussenel podría
incorporar en su vida y en su obra, toda la filosofía armónico de Fourier, agregar
a la vida del cucharón IM-una vida icónica con el tamaño de un universo.

Pero en la vida más usual en un hombre que vive en los bosques y campos, el
descubrimiento de un nido es siempre una nueva emoción. Fernand Lequenne,
amigo de las plantas, caminando con su

101 A. Toussenel, Mundial de las Aves, Ornitología apasionado, parís,


1853 p. 32.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 123

esposa Mathilde, ve una Jerarquía de la curruca en [97] un espino negro: "Matilde se


arrodilló, avanzar un dedo toca el mosquito está muy bien, dejar que el dedo sobresaliente
...

"De repente me sacudió un estremecimiento.

"La importancia de la jerarquía de las mujeres posado en el tenedor de


dos ramas, acabo de encontrarlo. El arbusto tiene un valor humano si lloro:

"- No tocar, sobre todo, no toque 102 . "

IV

El "choque" Toussenel la "emoción" de Lequenne tienen la marca de la


sinceridad. Tenemos ecos en nuestra lectura, ya que se encuentra en los libros que
nos gusta la sorpresa de "De- cubrir un nido." Por lo tanto, seguir buscando nidos en
tura literatura. Daremos un ejemplo donde el escritor incrementa un valor de tono
del nido casa. Tomamos este ejemplo a Henry-David Thoreau. En la página
Thoreau, todo el árbol es para IM-cubo, el vestíbulo del nido. Ya el árbol que tiene el
honor de albergar un nido participa en el misterio de la jerarquía. El árbol ya es para
el refugio de aves. Thoreau muestra el pájaro carpintero, teniendo una casa del
árbol. Se pone esta posesión en paralelo con la alegría de una familia que regresa a
casa para vivir a largo abandonado. "Por eso, cuando una familia vecina después
de una larga ausencia, regresó a la casa vacía, escucho el sonido alegre de las
voces, las risas de los niños, veo la cocina fu- NtEd. Las puertas están abiertas.
Niños tirados alquiler en los gritos Hall. Así, el carpintero se apresura a través del
laberinto de ramas, atravesado por una ventana, salidas, cacareo, fluye AIL

102 Fernand Lequenne, Las plantas silvestres, p. 269.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 124

su, ventila la casa. Hizo su voz en la parte superior, inferior, prepara su casa ... y
toma posesión 103 ."
Thoreau sólo nos dan y el nido y la ampliación de la casa. ¿No es sorprendente
que el texto de Thoreau se llena de vida en ambos sentidos de la metáfora: la casa
alegre es un nido robusto - carpintero confianza en el refugio del árbol donde se
esconde su nido es una posesión de una residencia. Pasamos por el alcance de las
comparaciones y alegorías. Repicado "propietario" que aparece en la ventana del
árbol, cantando a la terraza, es, sin duplicó le diga la crítica [98] debido a una
"exageración". Pero la garrapata alma POE será agradecido a Thoreau a darle, con
el nido en el tamaño del árbol, aumento de la imagen. El árbol es un nido tan pronto
como se esconde un gran soñador en el árbol. Leemos en las memorias de La tumba
esta confianza Recortes Chateaubriand. "Yo había establecido un asiento como un
nido en uno de los sauces allí, aisladas entre el cielo y la tierra, pasé horas con
currucas. "

De hecho, en el jardín, el árbol habitado por el ave nos vuelve más caro. Tan
misterioso, tan invisible que es a menudo el pico mientras llevaba verde en las
hojas, nos familiarizamos. El pico no es un silencio cápita. Y no cuando él canta
pensamos en él; es cuando trabaja. A lo largo del tronco del árbol, su pico en
sonoros golpes, golpea la madera. A menudo desaparece, pero aún así se in-
tendía. El obrero del jardín.

Y por lo que el pico entró en mi mundo del sonido. Me hago una imagen sana.
Cuando un vecino en mi residencia parisina, las uñas de plantas demasiado tarde
en la pared, "naturalizar" el ruido. De acuerdo con mi método de resolver un
inconveniente con todos los que, me imagino estar en mi casa en Dijon y digo, la
búsqueda natural de todo lo que escucho, "Este es mi mejor momento que el
trabajo - en mi zarzo. "

103 Henry David Thoreau-, Un filósofo en el bosque, trad., p. 227.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 125

El nido como cualquier imagen de descanso, tranquilidad, se une inmediata-


mente a la imagen de una casa sencilla. La imagen del nido a la imagen de la casa, o
viceversa, los pasajes puede hacerse sólo bajo el signo de la simplicidad. Van Gogh
pintó muchos nidos y muchas casas de paja escribió a su hermano: "La cabaña del
techo de paja me hizo pensar en un nido de Wren 104
. "No tiene que
el ojo de un pintor repetir interés si la pintura de un nido, sueña con la casa de campo, por
lo que la pintura de una casa de campo, que sueña para anidar. dicha imagen nodos A,
parece que el sueño dos veces, ese sueño en dos registros. La imagen más simple se
duplica, es en sí mismo y distinto de sí mismo. casas de paja de Van Gogh están
sobrecargados de paja. Una paja de espesor, toscamente tejida destaca la lonté vo- para
acoger la desbordante paredes. De todas las virtudes de vivienda, el techo es el testigo
aquí dominante. Bajo la cobertura de [99] paredes de mampostería del techo son de tierra.
Las aberturas son bajos. La cabaña se encuentra en el suelo como un nido en el campo.

Y el nido de Wren es una casa de campo, debido a que es un nido MENTIRA verde,
un nido ronda. El Abbe Vincelot describe como sigue: "El let roite- da su nido como una
pelota muy redonda, en la que se forma un pequeño orificio situado por debajo, por lo
que el agua puede pene- son trar. Esta abertura está generalmente oculta debajo de una
rama. A menudo se me ocurrió examinar el nido en todas las direcciones antes de
avistamiento de apertura da paso a la hembra
105 . "En VI-
ntes en su conexión manifiesta el nido-casa de Van Gogh repente en mí broma palabras. Me
agrada que me diga una vez más que se trata de una pequeña

104 VAN GOGH, Cartas a Theo, trad., p. 12.


105 Vincelot, nombres de las aves explicarse por sus modales o pruebas
etimológico de la ornitología, Angers, 1867, p. 233.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 126

King, que vive en la casa de campo. He aquí una historia del cuadro, una imagen que sugiere
historias.

VI

La casa-nido nunca es joven. Se podría decir, de una manera pedante, es el


lugar natural de la función de habitar. lo devoluciones,
soñamos con volver como un pájaro trata de nido, tales como declaraciones de cordero al
redil. este signo regreso marca infinitos sueños, porque los seres humanos están de vuelta
en el gran ritmo del ritmo de vida humana que atraviesa los años, luchando por el sueño
en contra de todas las ausencias. En las imágenes en primer plano de la casa nido y
suena un componente íntimo de lealtad.

Todo sucede en esta área, simple y toques delicados. El alma es tan sensible
a estas simples imágenes en una lectura armo- Monique oye todas las
resonancias. La lectura en los conceptos sería insípida, frío, sería lineal. Ella nos
invita a comprender las imágenes una tras otra. Y en esta área del nido
características de la imagen son tan simples que es sorprendente que un poeta
puede ser de alegría. Pero la simplicidad da olvido y de repente hay un
agradecimiento por el poeta es, en un raro talento clave para renovarla. Cómo el
fenomenólogo no sonaría a la renovación de una simple imagen? A continuación,
lee los latidos del corazón, el simple poema que Jean Caubère escrito bajo el
título: El tie-nido. [ 100] Este poema es aún más alcance si se tiene en cuenta que
aparece en un libro escrito bajo el signo austera del desierto 106

106 Jean Caubère, desiertos ed. Debresse, París, p. 25.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 127

El nido cálido y tranquilo donde canta el pájaro


.......................................... Recuerda las
canciones, los encantos de umbral limpio de la
vieja casa.

Y el umbral de aquí es el cálido umbral, el umbral que no impone su


majestuosidad. Las dos imágenes: el nido de la calma y la vieja casa en el telar de
los sueños, tejer la tela fuerte de intimidad. Y las imágenes son simples, sin ninguna
preocupación por lo pintoresco. El poeta ha sentido con razón, una especie de
acorde musical sonaría en el alma del lector evocando el nido de un pájaro que
canta, encantos que nos recuerdan a la vieja casa a la primera permanece. Sin
embargo, para comparar lo que tranquilamente a su casa y el nido, ¿no nos hemos
perdido la casa de la felicidad? No es por desgracia, en esta canción es tendres-.
Volviendo en la antigua casa mientras regresamos al nido, es que los recuerdos son
sueños, esta es la casa del pasado se ha convertido en una imagen de gran tamaño,

VII

Por lo tanto, los valores se mueven los hechos. Ya que nos encanta una imagen, el EL no
puede ser una copia de un hecho. Uno de los más grandes soñadores de la vida alada,
Michelet, nos dará nuevas pruebas. Sin embargo, él se dedica sólo unas pocas páginas en la
"arquitectura de los pájaros", pero al mismo tiempo, estas páginas pensar y soñar.

El pájaro, dice Michelet, un trabajador está desprovisto de cualquier herramienta. Él tiene


"ni la mano de la ardilla o el castor diente". "La herramienta, en realidad, es el cuerpo del mismo
pájaro, pecho que presione y materiales de efecto invernadero para hacer absolutamente dócil,
mezclarlos, la como-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 128

sujettir para el trabajo general 107 . "Michelet sugiere el hogar


construido por el cuerpo, para el cuerpo, tomando forma desde el interior, como una
concha, [101] en una intimidad que funciona físicamente. Este es el interior del nido,
que impone su forma. "Dentro del instrumento que requiere el nido la forma circular es
otra cosa que el cuerpo del ave. Es constantemente girando y conducir de vuelta la
pared en todos los lados, se vuelve a formar el círculo. "La hembra, torre viviente, cava
su casa. El macho trae los heteroátomos materiales externos Clites, filamentos sólidos.
Todo esto, por una presión activa, melle fe- es un fieltro.

Michelet continuó: "La casa es la misma persona, la forma y su esfuerzo más


inmediato; Voy a decirle a su sufrimiento. El resultado se obtiene sólo por la
presión constante repetida del pecho. Ninguna de estas hojas de hierba, para
tomar y mantener la curva, ha sido mil veces empujados mama, corazón, sin
duda con el trastorno de la respiración, con latidos tal vez. "

¿Qué imágenes increíbles de reversión No es éste el pecho creado por el


embrión? Todo es empuje interno, la intimidad física dominante. El nido es una
fruta que se hincha, presionando sobre sus límites.

Desde lo más profundo de lo que DAYDREAMS montar este tipo de imágenes? No


NEET vien- que el sueño de la protección cercana, la protección ajustado a nuestros
cuerpos? Los sueños de la prenda casa no son desconocidos para aquellos que se
deleitan en el ejercicio de imaginación de la función de habitar. Al trabajar la casa en el
camino de los sueños Michelet su nido, no podrían ser una capa de ropa tal, tan a
menudo etiquetado como un mal signo de Bergson. Sería per- sonal casa, el nido de
nuestro cuerpo, nuestra medida acogedor. Cuando, después de las pruebas de la vida,
que da Colas Breugnon, el héroe de Romain Rolland, una casa más grande, más
conveniente, ya que se niega

107 Jules Michelet, El pájaro, 4 e ed., 1858, p. 208 y ss. JOUBERT ( pensamientos, Es, p. 167)
escribe: "Sería útil para investigar si las formas dadas al nido de un pájaro que nunca ha
visto un nido, no tienen alguna analogía con su constitución interna."
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 129

una prenda que no es su medida. "Ella goderait en mí o me gustaría cerrar de


golpe s dijo 108 .

Por lo tanto, continuando hasta que las imágenes humanas del nido montado
por Michelet, nos damos cuenta de que a partir de su origen, estas imágenes
eran humanos. Es dudoso que cualquier ornitólogo describe, el Michelet, la
construcción del nido. El nido y construido, debe ser appe- nido l Michelet. El
fenomenólogo no experimentará las MIPYMES DY- un huddling extraño,
huddling activo, nunca más. No es un insomnio dinámica que se dio la vuelta y
se vuelve en su cama. Michelet nos llama a modelar el alojamiento, cosméticos
[102] que, mediante las teclas delgadas hace que una superficie compuesta de
cerdas y originalmente lisa y suave. Por cierto, la edad pa- Michelet trae un
documento raro, pero para que la imaginación hardware muy valiosa. modelado
seco. Es el modelado, es el matrimonio en el aire seco y el sol del verano de
espuma y la pelusa. nido de Michelet está construido a la gloria del fieltro.

Tenga en cuenta que hay pocos nidos de soñadores que aman nidos hiron- delle,
hechos, según dicen, la saliva y barro. Nos preguntamos donde vaient Pou vivir bien
traga antes había casas y ciudades? La golondrina no es un pájaro "regular";
Carbón-Neaux-Lassay escribió ( loc. cit. p. 572): "He oído a los campesinos de la
Vendée nido de golondrina es de miedo, incluso en invierno, los demonios de la
noche. "

108 Romain Rolland, Colas Breugnon, p. 107.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 130

VIII

Si se profundiza un poco de sueños en los que estamos ante un nido, es muy


pronto para hacer frente a una especie de paradoja de Sensi-tividad. El nido - nos entender
de inmediato - es precaria y, por esto- se desencadena en nosotros soñando de la
seguridad. ¿Cómo la precariedad obvio que ella mantiene un sueño? La respuesta a
esta paradoja es simple: soñamos en fenomenólogo que conocen. Volvemos a vivir,
en una especie de ingenuidad, el instinto del ave. Nos permitimos acentuar la
mímica de cada jerarquía verde en el follaje verde. Vimos realmente, pero se dice
que fue bien escondido. El centro de la vida animal que se esconde en el immen- es
el volumen de la vida vegetal. El nido es un manojo de hojas de canto. Participó en
la paz vegetal. Hay un punto en el ambiente de felicidad de grandes árboles.

Un poeta escribe 109 :

Soñé con un nido donde los árboles repelieron la muerte

De este modo, contemplando el nido, nos encontramos en el origen de un


fideicomiso mundo, recibimos imprimación confianza, un AP- pel a la confianza
cósmica. El pájaro que iba a construir su nido si él [103] tenía el instinto de confianza
en el mundo 'Si oímos esta pel AP, si hacemos este refugio precario que es el nido -
paradójicamente, sin duda, pero con el mismo espíritu de la imaginación - un paraíso
total, volvemos a las fuentes de la casa de sus sueños. Nuestro su mayo-, presa de su
poder de los sueños, es un nido en el mundo. nosotros

109 Adolphe Shedrow, Cuna sin promesas, ed. Seghers, p. 33.


Shedrow dijo de nuevo
Soñé con un nido donde las edades no podía dormir
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 131

no viven en un nativo mucha confianza si participamos en nuestros sueños, la


seguridad de la primera vivienda. No BE- cuidados vivir esa confianza, tan
profundamente inscrito en nuestro sueño para enumerar el hardware de razones de
confianza. El nido, así como la casa de sus sueños y la casa de sus sueños, así
como el nido - si estamos en el origen de nuestros sueños - no se siente connais- la
hostilidad del mundo. La vida comienza para el hombre duerme bien y todos los
huevos se fraguó nidos. La experiencia de la hostilidad del mundo - y por lo tanto
nuestros sueños de defensa y agresión - son más tarde. En su germen, de toda la
vida, el bienestar. El ser comienza con el bienestar. En la contemplación del nido, el
filósofo se calma la búsqueda de una meditación de su ser en el estar solo en el
mundo. A continuación, la traducción a la lengua de los metafísicos hoy ingenuidad
absoluta de sus pensamientos, el geur del sonido puede decir que el mundo es el
nido humano.

El mundo es un nido; inmenso poder mantiene los seres en el mundo en el nido.


en La historia de la poesía hebrea ( Traducción Carlowitz, p. 269), Herder da una
imagen del cielo inmenso que descansa sobre la gran tierra: "El aire, se dice, es una
paloma, descansando en su nido, calentando sus hijos. "

Yo tenía estos pensamientos; Yo tenía estos sueños y ahora he leído en el


Cahiers GLM otoño de 1954, una página que me ayuda a apoyar el axioma de que
" 'nido mondifie, que anidan el centro de un mundo. Boris Pasternak habla de
"instinto, con el que, como el hirondel-, construimos el mundo - un enorme nido,
aglomerado de tierra y el cielo, la muerte y la vida, y en ambas ocasiones, el que
está disponible y que falla " 110
. Sí, dos veces, por lo que la duración, en EF-
FET, se necesitaría que puede propagarse desde el centro de nuestra intimidad, la
tranquilidad de las olas que irían a los límites del mundo.

110 Cahiers GLM otoño de 1954, trad. André du Bouchet, p. 7.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 132

Pero la imagen que hay que concentración en la golondrina-nid- mundo Boris


Pasternak. Sí, ¿por qué detenernos de albañilería, para aglomerar la masa en todo el
mundo [104] de nuestro refugio? nido de hombre, el mundo humano nunca está
terminado. Y la imaginación nos ayuda a seguir. El poeta no puede dejar una imagen
tan grande, o más precisamente una imagen tal no puede salir de su poeta. Boris
Pasternak acaba de escribir ( loc. cit. p. 5) "El hom- es tonto mí es la imagen que
habla. Porque está claro que la imagen sólo en las no puede aferrarse a la naturaleza.
"
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 133

[105]

LA POESÍA DEL ESPACIO

capítulo V

LA CÁSCARA

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

En la cáscara es concepto tan claro, tan seguro, tan fuerte que sin justa
capaz de dibujar el poeta reducida para hablar, es el primero en déficit de
imagen. Fue detenido en su fuga a su va- soñado por la realidad de formas
geométricas. Y las formas son tan numerosas, a menudo tan nuevo, que a partir
de una revisión positiva del mundo de las conchas, la imaginación es derrotado
por la realidad. Aquí, la naturaleza e imaginar la naturaleza es sabia. Es
suficiente para ver un álbum de ammonites reconocer que desde el momento en
secundaria, moluscos construyeron su cáscara después de las lecciones de las
clases trascendentes geográficas. Amonitas estaban descansando en el eje de
una espiral logarítmica. 111

111 Edouard Monod-Herzen Principios de morfología general, ed. Gauthier-Villars, 1927, t.


1, p. 119: "Las conchas ofrecen innumerables ejemplos de superficies espirales, líneas de
sutura vueltas sucesivas
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 134

Naturalmente, el poeta puede escuchar esta categoría estética de la vida. El


hermoso texto que Paul Valéry escribió bajo el título: Los Lages coquil- es espíritu
brillante, geométrico. Para el poeta: "Un
cristal, una flor una cáscara destacan entre el desorden común de todas las cosas
sensibles. Que somos objetos privilegiados, más inteligibles para el ojo, aunque
más misteriosa reflexión, todos los demás que vemos indistintamente " 112
. Parece que
Para el poeta, gran [106] cartesiano, la cáscara es una verdad de la geometría
animal bien solidificado, por lo que "clara y distinta". El objeto se consigue con alta
inteligibilidad. Es la formación y no la forma que sigue siendo un misterio. Pero el
plan de la forma de tomar cualquier decisión de la vida en la elección inicial es si el
co quilla se enrolla o se deshace de izquierda a derecha? Lo que no se ha dicho en
este torbellino inicial! De hecho, la vida comienza menos por élan- que no puedo
girar. Una fuerza de la vida que gira, lo maravilloso insidiosa, lo fina imagen de la
vida! Y ese sueño podría hacerse en la cáscara zurdo! En una cáscara que no
aplique la rotación de su clase!

Paul Valery permanece mucho antes el ideal de un objeto, el objeto, el valor de


modelado elaborado que justificaría su ser por la forma bella y sólida geometría
separando del simple deseo de proteger su material. El lema del molusco sería: es
necesario vivir para construir su casa y no construir una casa para vivir.

En la segunda fase de su meditación, el poeta toma eficiencia constante una


concha tallada por un hombre se obtiene a partir de al aire libre, es una especie de
actos enumerables que indican un tee-ley retocada, mientras que (p. 10), "el
molusco emana su concha", "rezuma" el material para construir, "destila su noche
maravillosa poder interior." Y desde el primer grasa la casa está llena. Por lo tanto
Valery unió al misterio de la vida formativa, el misterio de la formación lenta y
continua.

son espirales hélices. "Air Plus es la geometría de la cola del pavo real," los ojos del pavo
real de ruedas se encuentran en los puntos de intersección de una viga de doble espiral,
que parecen ser Arquímedes espiral "
t. I, pág. 58).
112 Paul Valéry, Las maravillas del mar. Los mariscos, recoger. "Isis", ed. Plon, p. 5.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 135

Sin embargo, esta referencia al misterio de la formación lenta es más que un


momento de meditación del poeta. Su libro es una introducción a unas formas de
museo. Acuarelas de Paul-A. Robert ilustrar la CUEIL re. Antes de la acuarela pintor
fue preparado tema, nos pulido válvulas. Este delicado pulido al descubierto las raíces
de los colores. luego participó en un color lo hará en la propia historia de la coloración.
La casa, entonces resulta tan bella y hermosa intensamente que habría sacrilegio
sueño de habitar.

II

El fenomenólogo que quiere vivir imágenes de la función de ha-mordedor no


debe seguir las seducciones de la belleza exterior. En ge- neral, la belleza
externalizado, perturbar la meditación en la intimidad. El fenomenólogo no puede
seguir la larga conchyliologis- ustedes los que deben clasificar la inmensa variedad
de escalas [107] y conchas. La diversidad conchologist es codicioso. Por lo menos
el gue fenomenológico podría aprender de la conchologist si le dio confianza para
su primer asombro.

Porque una vez más, como en el nido que se debe hacer a partir del interés
duradero del observador ingenuo un primer asombro. Podría ser que está viviendo en
la piedra, que viven en este pedazo de piedra? Este asombro, poco visto de nuevo. La
vida se desgasta rápidamente las primeras sorpresas. Por otra parte, por una cáscara
"vivo", ¿cuántas conchas muertos a una concha habitada, cómo conchas VI-?

Pero la cáscara vacía como el nido vacío, llamado sueños refugio. Esto es
probablemente un refinamiento sueño que sigue este tipo de imágenes simples.
Pero las necesidades de Phenomenologist, creemos, recorrer un máximo de
simplicidad. Creemos que hay interés en proponer una fenomenología de la concha
habitada.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 136

III

La mejor marca de maravilla es una exageración. Poderoso como el habitante de


la cáscara de la sorpresa, la imaginación pronto hará fuera de la concha de las
criaturas increíbles, cosas más sorprendente que la realidad. Dejar que las hojas, por
ejemplo, el hermoso álbum de Jurgis Baltrušaitis: La edad promedio fantástico, y
veremos reproducciones antiguas gemas donde "los animales más inesperados: un
conejo, un pájaro, un ciervo, un perro que emerge de una concha como la caja de un
mago" 113 . Esto se compara con una caja de digitateur presti- sea inútil en ese lugar en
el mismo eje que las imágenes desa- oping es. Que acepta pequeñas sorpresas, se
está preparando para imaginar grande. En el orden imaginario, se convierte en normal
que el elefante, el enorme animal, una especie de concha de caracol. Es excepcional
sin embargo se le pide, al estilo de la imaginación ción, para volver. Tendremos
ocasión de mostrar en otro Ca- pítulo que nunca en la imaginación de entrada y salida
son imágenes especulares. "Animales gigantes y gratuitas escapan misteriosamente
de un objeto pequeño," dijo Baltrusaitis, añadiendo: "Afrodita nació en estas
condiciones 114

. "Esto [108] es bello, lo que es grande, dila-


Usted gérmenes. Que el gran por lo que el pequeño, es, como hemos MON trerons más
lejos, uno de los poderes de la miniatura.

Todo es dialéctica a existir de una concha. Y ya que no sale entero, lo que sale
en contradicción con lo que queda bloqueado. La parte trasera del ser permanecer
encerrado en formas geométricas sólidas. Sin embargo, la salida, la vida es tan
presionado qu'eue no siempre forman una días designados como la liebre y el
camello. de los

113 Jurgis Baltrušaitis, La edad promedio fantástico, ed. Colin, p. 57.


114 Jurgis Baltrušaitis, loc. cit. p. 56. "En las monedas de Hatria, la
la cabeza de un vuelo mujer, pelo, tal vez la misma Afrodita de una concha redonda. "
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 137

grabados muestran la salida extrañas mezclas de los seres como él llega a esta espiral
reproducido en el libro de Jurgis Baltrušaitis (p. 58) "a la cabeza y la liebre de orejas
humanas con barba, vestido con un mediados de ser y cuadrúpedos pestañas". La
cáscara es una olla de cocer a fuego lento Sorbonne cial donde animalidad. "Las Horas
de Margarita de Beaujeu, continúa Baltrusaitis, abundan en estos grotesca. Varios de
ellos han rechazado sus conchas y retener a los bobinados. cabezas de perro, lobo,
pájaro, cabezas humanas se acoplan directamente a los moluscos y sin protección. "Por
lo tanto desenfrenada lesque ensoñación anima- lleva un diagrama de una evolución
animal condensada. Sólo acortar una evolución para generar la grotesca.

De hecho, el muérdago estar fuera de su caparazón sugiere daydreams de ser mezclados. Esto
no sólo es "la mitad la mitad de su carne pois-." Es el ser mitad medio muerto vivo y en gran exceso,
del rock, mitad hombre. Esta es la misma a la ensoñación médusante. El hombre nace de la piedra.
Esperamos un poco más en el libro de Jung: Psicología und Alquimia, Las cifras representan FOA
página 86, verá los Melusines, no los Melusines romano-salidas de garrapatas del lago, sino símbolos
de miga Melusines alchi- que ayudan a que la piedra de los sueños que deben venir los principios de
vida. Melusine realmente fuera de su cola escamosa reutilización Pier-, su cola, pasado distante, un
poco torcido en espiral. Uno no se siente que el menor se mantuvo su energía. La cola-shell no
expulsar a sus habitantes. Más bien, es una aniquilación de la vida inferior en la vida superior. Allí,
como en todas partes, la vida es energéticamente por su parte superior. Y la cumbre se completa en el
símbolo del ser humano que tiene un dinamismo. Todo soñador de la evolución animal pensamiento
del hombre. En el dibujo Melusines alquímico, la forma humana proviene de una forma cónica pobre
que el diseñador ha dado un mínimo de atención. El inerte no solicita el sueño, la envolvente es una
envolvente que dé para arriba. Y las fuerzas de la salida son [109] como las fuerzas de producción y el
nacimiento son tan vivos que puede ISSIR cáscara informa dos seres humanos que se encuentran en
el libro 11 C.-G. Jung tanto con una tiara. Este es el Melusina doppelköpfige, doble cabezal Melusina.
puede ISSIR cáscara informa dos seres humanos que se encuentran en el libro del 11 C.-G. Jung tanto
con una tiara. Este es el Melusina doppelköpfige, doble cabezal Melusina. puede ISSIR cáscara
informa dos seres humanos que se encuentran en el libro del 11 C.-G. Jung tanto con una tiara. Este
es el Melusina doppelköpfige, doble cabezal Melusina.

Estos ejemplos nos traiga la documentación cal fenomenológica de una


fenomenología del verbo a cabo. Ellos son tanto más puramente
fenomenológico que corresponden a "salida"
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 138

inventado. El animal no es un pretexto para multiplicar las imágenes de "salir". El hombre


vio las imágenes. Al igual que todos los grandes verbo,
salir de requeriría mucha investigación donde nos encontramos, junto a los casos
concretos, apenas movimientos sensibles abstracciones determi- nados.
Difícilmente se siente la acción en dériva- ciones gramaticales en las deducciones
en las inducciones. Los verbos mismos se congelan como si fueran sustantivos.
Las únicas imágenes pueden emitir verbos de movimiento.

IV

Sobre el tema de la cáscara, la imaginación también trabaja, además de la dialéctica de


pequeños y grandes, la dialéctica de ser libre y estar en cadenas: y lo que podemos hacer
esperar un ser liberado!

Por supuesto, en realidad, el molusco sin fuerza de su caparazón. Si nuestro


estudio se centró en el fenómeno real de "comportamiento" del caracol, este
comportamiento podría participar sin mucha dificultad a nuestras observaciones. Si, sin
embargo, podríamos restaurar, incluso en la observación, una ingenuidad total, es
decir realmente revivir el primer caso, estaríamos poniendo en acción este complejo
sidad miedo y curio- que acompaña a toda acción inicial en el mundo. Nos gustaría ver
y tenemos miedo de ver. Este es el umbral de fallo sensible pleno conocimiento. En
este umbral, se balancea de interés, él está preocupado, regresó. El ejemplo que se
reúnen para indicar el temor y la curiosidad complejo no es grande. El temor de caracol
se calmó inmediatamente, lo lleva puesto, es "insignificante". Pero nos dedicamos en
estas páginas al estudio de lo insignificante. Es que a veces revela sas fi extraños.
Para revelar, ponerlos bajo la lupa de la imagi- nación.

Estas ondas de miedo y curiosidad, ya que se amplifican cuando la realidad


no está allí a moderada, cuando [110] imaginar. Pero aquí no estamos
inventando nada; dar a los documentos de las imáge- nes que realmente se
imaginaba, muy cómica y
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 139

siendo grabado en piedras preciosas y piedras. Todavía meditar unas cuantas páginas
del libro de Jurgis Baltrušaitis. Nos recuerda la acción
un ilustrador que nos muestra la hazaña de un perro que "salta de su concha" y lanza a
un conejo. Un perro más agresivo y encoquillé atacar a un hombre. Estamos en
presencia de aumento de ac- usted por lo que la imaginación más allá de la realidad.
Aquí la imaginación opera ción no sólo de las dimensiones geométricas, pero en las
fortalezas básicas in-, en las velocidades - ya sea en un espacio in- mentado, pero en
un tiempo acelerado. Cuando, el cine, se acelera la floración de una flor, era una
imagen sublime de la oferta. Parece que la flor que se abre sin demora, sin reservas,
tiene el significado del don, es un regalo del mundo. Si el cine nos mostró un caracol
más rápido de salida de su cáscara, a empujándolo una forma muy rápida cuernos de
caracol contra el cielo, lo que la agresión! Lo que define agresivos correspondiente!
Temer bloquear cualquier curiosidad. El complejo se rasgó la curiosidad peur-.

Una indicación de la violencia en todas las figuras, donde un tee sea salidas
surexci- la cáscara inerte. La repentina ensoñación diseñador anima- Lesques.
Caracoles de la que conchas de bestias, aves, los seres humanos deben estar
asociados como el mismo tipo de sueños, donde estos animales son accesos
directos Sou Dees es la cabeza y cola; olvidar el dibujo a través del cuerpo.
intermediarios mar Suppri- es una gran velocidad. Una especie de ción del impulso
vital imaginado aceleración quiere estar fuera de la tierra se encuentra en una
fisonomía.

Pero ¿de dónde viene el dinamismo evidente de estas imágenes


excesivamente Ves? Estas imágenes cobran vida en la dialéctica de la fiesta
oculta y mani-. El ser que se esconde, siendo que "entra en su concha" "salida"
listo. Esto es cierto en toda la escala de metáforas de la resurrección de repente
a ser enterrado en el hombre taciturno a largo plazo. Todavía restante en el
centro de la imagen bajo consideración, parece que al mantener en la quietud de
su cáscara, estar preparado para ser explosiones temporales, vórtices ser. Los
brotes más dinámicos están hechos de comprimido y no estar en la pereza
suave de ser perezoso que no pueden desear que el ir a otra parte o descansar.
Si el
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 140

cisive de la agresividad, la agresividad diferido, agresividad que en- tiende. Los lobos
encoquillés son más crueles que los lobos callejeros.

Así, siguiendo un método que parece decisivo en imágenes noménologie Phe-, modo de
designación de la imagen como un exceso de imaginación, que acentúa dialéctica c de la grande y la
pequeña, lo oculto y lo manifiesto, plácida y ofensivo, suave y fuerte. Seguimos a la imaginación en
su expansión en una tarea más allá de la realidad. Para superar, primero tenemos que enfocar. Vimos
con la imaginación libertad ALGUIEN espacio, el tiempo, las fuerzas de trabajo. Pero no es sólo en
términos de las imágenes que trabaja la imaginación. En términos de ideas, sino que también
conduce a excesos. Hay ideas que sueñan. Algunas teorías, los científicos creen que podrían vastas
sueños, fantasías sin límites. Daremos un ejemplo de una idea-sueño así que toma la cáscara como
el testimonio más claro de la potencia tiene que ser formas de vida. Todo lo que formulario y luego
experimentó una ontogénesis shell. El primer esfuerzo de la vida es hacer conchas. Creemos que un
gran sueño co bolera está en el centro de la amplia variedad de seres en evolución que presenta- la
obra de JB Robinet. Por sí mismo, el título de un libro neta Robi- dijo que aunque la dirección de sus
pensamientos: un gran sueño co bolera está en el centro de la amplia variedad de seres en evolución
que presenta- la obra de JB Robinet. Por sí mismo, el título de un libro neta Robi- dijo que aunque la
dirección de sus pensamientos: un gran sueño co bolera está en el centro de la amplia variedad de
seres en evolución que presenta- la obra de JB Robinet. Por sí mismo, el título de un libro neta Robi-
dijo que aunque la dirección de sus pensamientos: vistas filosóficas de la gradación natural de formas
de ser, o los ensayos de la naturaleza aprende a MAN ( Amsterdam, 1768). El lector que tenga la
paciencia de leer toda la obra se encuentra, en una forma dogmática, un verdadero comentario dibuja
imágenes que hemos mencionado un poco antes. de los animalités parciales aparecer por todas
partes. Los fósiles son, gallo, trozos de vida, las tareas ébau- órgano que encontrarán su vida
coherente en la parte superior de los desarrollos que prepara hombre. Se podría decir que
internamente los hom- estiva me conchas de montaje. Cada órgano tiene su propia for- mal
causalidad, ya tratado en los largos siglos en que la naturaleza apreciable
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 141

nacido para el hombre, por cualquier concha. La función construye su forma en los
modelos antiguos, la vida parcial construyó su casa como cáscara construyó su
concha.

Si uno sabe volver a vivir esta vida parcial en la precisión de una vida que da
forma, el ser que tiene una forma domina [112] res millénai-. Cualquier forma mantiene
la vida. El fósil no es simplemente un ser que ha vivido, es un ser que está todavía
vivo, dormido en su forma. La cáscara es el ejemplo más obvio de una vida universal
lante coquil-.

Todo esto se dice sin fallo por medio de punción: "Convencidos que escribió ( loc.
cit. p. 17) que vivo fósiles, si no toda una vida exté- más alta, ya que pueden
carecer de los miembros y significado, que me atrevo, sin embargo, garantizar al
menos una vida interna, envuelto, pero muy real en su género, aunque muy por
debajo del ani- mal dormido y la planta; Seguí sus desechos los órganos
necesarios para las funciones de su economía vital y la forma que tienen lo que
sea, lo ven como un avance en la forma de sus similares en las plantas, en los
insectos, en gran ani- dolor y, finalmente, en los seres humanos. "

Luego vienen, en el libro de Tap, descripciones assor- lazos grabados muy finos
que representan Lithocardites, corazón de piedra, Encéphalithes, preludio del
cerebro, piedras que imitan los de la mandíbula, los pies, los riñones, el oreja, mano,
músculo - a continuación, Orchis, Diorchis, Triorchis la Priapolithes, colitis y Phal-
loïdes imitando los órganos masculinos - 1'Histerapetia imitando los órganos
femeninos.

Sería un error si vimos allí que una simple referencia a los hábitos del
lenguaje que nombran nuevos objetos mediante comparaciones con objetos
comunes. Aquí nombres piensan y sueño, la imaginación es activa. Las conchas
son lithocardites corazón, borradores de un corazón que late. El grifo colecciones
mineralógicas c son partes anatómicas de lo que será el hombre cuando la
naturaleza lo hará: el naturalista del siglo XVIII e siglo objecte- ra crítica, es "una
víctima de su imaginación." Pero noménologue meno que, en principio, prohibida
su caso actitud crítica no puede ignorar que, en exceso de la que es dado a las
palabras en los mismos excesos de imágenes, una ensoñación profunda
manifes-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 142

usted. En cada ocasión, Tap pensar desde dentro de la forma. Para él, la vida es debido a
las formas. Es natural que la vida, debido a las formas, las formas de las formas de vida.
Una vez más, para este tipo de Ries rêve-, la forma es la casa de la vida.

Los depósitos, como fósiles, tienen tantas pruebas de Na ture para preparar
las formas de diferentes partes del cuerpo humano; Son piezas del hombre, piezas
de mujer. Toque una descripción de la concha de Venus que representa la vulva
de una mujer. Un psicoanalista [113] no deja de ver esto como una obsesión
sexual en estas designaciones y descripciones que van en detalle. No tendría
problemas para encontrar en el museo de conchas, representaciones de fantasías
como tasme abanico de la vagina dentada es una de las principales razones para
el estudio que Marie Bonaparte dedicado a Poe. Escuchando grifo, entonces
creemos que la naturaleza estaba loco antes que el hombre. Y qué respuesta re
grifo es broma serían observaciones psicoanalíticas o psicológicos para defender
su sistema. Él escribe simplemente, po- camente ( loc. cit. p. 73): "No debemos ser
sorprendidos por la atención de la Naturaleza para multiplicar los modelos de
generación, dada la importancia de estas partes. "

Delante de un soñador de pensamientos académicos, al igual que el grifo, que organiza


sus ideas de sistema-Visions, un psicoanalista acostumbrado a de- enlace complejos de
familia sería inoperante. Debe haber un psicoanálisis cósmica, un psicoanálisis que dejaría
un instante preocupaciones humanas que preocuparse por las contradicciones de Cos
meses. También debe ser un psicoanálisis del material que, aunque ac- acompañamiento
humano ceptant de la imaginación de la materia, sui- vrait imágenes del juego más cerca
profundos de la materia. Aquí en la zona muy limitada en la que se estudian las imágenes,
sería volver a resolver las contradicciones de la cáscara, a veces tan duro en su exté- reír y
tan dulce, tan nacarado en la intimidad. ¿Cómo puede conseguir que el pulido por el roce
de un ser suave? El dedo que sueño cepillado de la cubierta interior que no lo hace más
allá de los sueños humanos, demasiado humanos? Las cosas más simples son a veces
psicológicamente compleja.

No hay fin, si nos dimos todos los sueños de piedra habitadas.


Curiosamente, estos sueños son largas y cortas. gusano puede continuar y
sigue pensando en las paradas de manera cortante. A la menor señal, la
cáscara se hace humano y sin embargo,
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 143

sabe inmediatamente que la cáscara no es humano. Con la cáscara, el impulso fundamental


residencial moviendo demasiado rápido a su fin. La naturaleza ob- es demasiado rápido la
seguridad de la vida bloqueado. Pero el soñador puede creer que el trabajo se termina
cuando las paredes son sólidas y por lo tanto los sueños construcción de dichas estructuras
dan la vida y la acción a lécules mo- si asocian geométricamente. Para ellos, la cáscara en
la estructura misma de su material, está vivo. Vamos a encontrar pruebas en una gran
leyenda natural.

[114]

VI

El padre jesuita Kircher afirma que en la costa de Sicilia, "conchas de


pescado, que pulverizan renacer y volver a ocurrir si el agua salada se
espolvorea el polvo." El abad de Monte Valle- ( 115
cita esta fábula en paralelo con la de la Phoenix que se levanta de
)

las cenizas. Así que un fénix agua. El abad de Vallemont no da credibilidad a la


fábula de la una y la otra Phoenix. Pero para nosotros que ponemos en el reino
de la imaginación, que de Vons guardar los dos fénix se imaginaron. estos son

hechos de la imaginación, la evolución muy favorable del mundo imaginario.

Estos hechos imaginación adjuntar otras partes de alegorías a través de las


edades. Jurgis Baltrušaitis recordar ( loc. cit. p. 57), que "hasta la época carolingia, las
tumbas a menudo contienen conchas de caracol - alegoría de una tumba en la que se
despertó al hombre." Por su parte, Charbonneaux-Lassay escribió ( El bestiario de
Cristo, p. 922): "Tomado como un todo, y organismo de ensayo sensible, la cáscara
era para los antiguos, un emblema de la pleta com-, el cuerpo humano y el alma. El
simbolismo de Veteranos de concha employ-

(115) Abad de Vallemont, vistas de la naturaleza y el arte sobre la vegetación y la agricultura y la


jardinería en su mejor momento, París, 1709 1 re Partido, p. 189.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 144

blema del cuerpo que contiene de un sobre exterior del núcleo que impulsa todo
el ser representado por el cuerpo de moluscos. Por lo tanto, dijeron, el cuerpo se
vuelve inerte cuando se separa el alma, aún así, la cáscara se vuelve incapaz de
moverse cuando se separa de la parte que lo impulsa. "Un archivo de espesor
podría cumplirse en" conchas résurrec-ción ( 116
). en simples
investigación que nos interesan en este libro, que no tiene que hacer hincapié en las
tradiciones distantes. Todo lo que tenemos que hacer en esta investigación es
preguntar cómo las imágenes ples sim- pueden, bajo ciertas fantasías ingenuas,
cultivar una tradición ción. Charbonneaux-Lassay dice estas cosas con toda la
sencillez, toda la ingenuidad deseable. Después de citar el libro de Job y el objetivo
invencible esperanza de la resurrección, el autor de Bestiario de Cristo que ajou- ( loc.
cit. p. 927): "¿Cómo era capaz de hacer que la tierra es tranquila Cargot fue elegido
para simbolizar la esperanza de fuego y el objetivo invencible? Es ese momento
sombrío cuando los muertos de invierno abrazos. la tierra, se hunde en ella, lo cierra
en su concha [115] como en un ataúd con una piedra caliza epiphragm sólido hasta la
primavera venir a cantar en su tumba la Pascua aleluya ... entonces rompe su pared y
vuelve a aparecer en el día, lleno de vida. "

Para el lector que sonreír con tal entusiasmo, pediríamos a revivir el


arqueólogo maravilla vivió cuando descubrió en una tumba de Indre-et-Loire "un
ataúd que contiene casi trescientos dispuestos conchas de caracol los pies a la
cintura del esqueleto ...". Tal contacto con la creencia nos sitúa en el origen de la
creencia. Un simbolismo perdido necesario para reunir los sueños.

Entonces toda la actualización pruebas de potencia de resurrección ción,


recuperación sea que nos vemos obligados a exponer uno tras otro se deben tener
en coalescencia de ensueños.

Si a estas alegorías y símbolos de la resurrección, nos unimos a la carac- re


sintetizar sueños poderes de la materia, es evidente que los grandes soñadores no
pueden descontar el sueño de Phoenix agua. La cáscara donde resurrección está
preparando, en el sueño sintético es en sí mismo materia de la resurrección. Si el
polvo en shell

(116) Charbonneaux-LASSAY cita a Platón y Jámblico se refiere al libro de Victor MAGNIEN, Eleusis
misterios, VI Payot.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 145

puede conocer la resurrección, reducido a ment com- capa de polvo No se


recupera su fuerza en espiral?
Por supuesto, el espíritu crítico se burla - que es su función - imágenes no
condicionadas. Para unos pocos, requeriría un ex- pectativas realistas. Él, aquí como en
todas partes, comprobar las imágenes comparándolas con la realidad. Delante de un
total de mortero conchas trituradas, nos diría, por lo que haciendo un caracol! Pero los
proyectos son de un fenomenológica Más ambicioso: quiere vivir tal que las imágenes
grandes soñadores vivían. Y puesto que destacamos las palabras, pedir al lector que
notar que la palabra tal más allá de la palabra como

olvidar que exactamente un matiz fenomenológico. La palabra


como imita la palabra tal implica que se convierte en el sujeto que sueña ensimismamiento.

Por lo tanto, nunca estaremos recolectando suficientes sueños si nos


entender fenomenológicamente cómo el caracol tiene su hogar, como ser la más
suave es la capa más dura, cómo suena estar encerrado el gran ritmo cósmico
de invierno y primavera. Y este problema no es un problema psicológico
lógicamente vano. Surge de nuevo, de por sí, una vez que estés viene - como
dicen fenomenologistas - lo mismo, tan pronto como se llega al sueño de una
casa que está aumentando en la medida en que s' aumenta la [116] cuerpo que
habita. Qué poco caracol en su prisión de piedra puede crecer? esta pregunta natural,
una pregunta que surge de forma natural. No nos gusta hacer, ya que nos
devuelve a nuestras preguntas que los niños. Esta pregunta sigue sin respuesta
por el abad de Vallemont añade: "En la naturaleza es rara vez en territorio
familiar. No hay nada que cada humillar y mortificar los espíritus excelentes. "En
otras palabras, la concha del caracol, la casa crece en la medida de su anfitrión
es un maravilloso día antes de que el Universo. Y, en general, concluye el Abad
de Val Lemont ( loc. cit. p. 255) conchas son "temas sublimes de la contemplación
de la mente."
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 146

VII

Siempre es agradable ver a una víctima destructiva de una fábula fábulas. El


abad de Vallemont, en el siglo XVIII temprano e siglo, ya no cree en el fuego de
Phoenix en Phoenix agua; pero él cree que el pa- lingénèse, una especie de fuego
mezclado y el Fénix (Phoenix leyó agua Reducir el helecho de ceniza; .. Disolver las
cenizas en la disolución se evapora el agua pura Él nos bellos cristales que tienen la
forma de una hoja de helecho. y muchos otros ejemplos se podrían hacer en
soñadores meditan para encontrar lo que debería llamarse causales saturada de
sales de crecimiento formalmente a la 117 (118

).

Pero más cerca de los problemas que nos preocupan, podemos sentir la acción en
el libro del abad de Vallemont, la contaminación de las imágenes de nidos y las
imágenes de la cáscara. Padre habla de Vallemont ( loc. cit. p. 243) de la planta o
Anatifère Coquil- Lage Anatifère que crece en barcos de madera. "Es, dice, un
semblage como- ocho proyectiles que se parecen bastante un ramo de pes ... tuli- La
materia es todo lo mismo que los que las cáscaras de molde están formadas ..., l la
entrada es hacia arriba, y se cierra con pequeñas puertas, que se suman de modo que
no puede ser demasiado Admire Ad. Esto es más que saber cómo dar forma a esta
planta marina y pequeños huéspedes que se alojen en estos apartamentos tan
artísticamente hecho. "

Unas páginas más adelante, la contaminación de la cáscara y el nido está presente


en toda claridad. Estas conchas son nidos donde échap- Pent pájaros (p. 246). "Yo
digo que los diferentes conchas de mi planta anatifère ... están donde se forman nidos
y [117] de la escotilla

117 Cf. La formación del espíritu científico, ed. Vrin, p. 206.


(118)
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 147

aves de origen oscuro y que llamamos en Francia Ma- hueca. "

Aquí llegamos a una confusión común de muchos tipos de sueños de tiempos


pre-científicas. Se pidió a los negretas para las aves de sangre fría. Cuando se les
preguntó cómo estos cubos IM-cocer a fuego lento, a menudo se reunieron, por la
que couveraient ya que no puede, por naturaleza, huevos calientes y pequeñas?
"Un AS-blea teólogos de la Sorbona, dice el abad de Vallemont (p.

250), decidimos que llamar la negretas la clase de las aves y los puso en el
pescado. "Es un alimento de Cuaresma.

Antes de salir de su nido de concha, los negretas, estas aves y peces están
unidas por un tallo-pico. Así que se reunieron en un sueño académica, guiones
legendarios. Ries rêve- gran nido y la cáscara se presentan aquí en dos
perspectivas que podrían decirse anamorfosis recíproco. Nido y la cáscara, dos
grandes imágenes que reflejan sus sueños. Las formas no son suficientes para
determinar este tipo de comparaciones. El principio de sueños que dan la
bienvenida a leyendas va más allá de la experiencia. Soñador entró en el área
donde las creencias de forma que nacen más allá de lo que vemos y lo que tocan.
Si los nidos y las conchas no eran valores que no sintetizan tan fácilmente, si Im-
cuidadosamente su imagen. Con los ojos cerrados, sin tener en cuenta la forma y
el color, el soñador es tomada por las convicciones del refugio. En este refugio, la
vida se concentra, se prepara, se transforma. Nidos y los bolos co pueden unirse
tan fuertemente que su fantasía. Toda una rama de "casas de ensueño" ubicados
en dos raíces lejanas, dos raíces se entrelazan como todo lo que es "muy lejos" en
un sueño humano.

Estos ensueños, que casi no gusta aclaran ellos. No recuerdo explica sólo cita
explica. Para tomar en el resurgimiento que se manifiesta en los textos que
acabamos reportados, empezamos a pensar que la imaginación es la memoria
antes.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 148

VIII

Después de esta larga excursión en el ensueño lejano, reve- NONS a imágenes


que parecen más a la realidad. Nos merecemos remendamos sin embargo - ya sea
entre paréntesis - si una imagen de la imaginación no es realista. A menudo nos
imaginamos entonces que pretende describir. Se obtiene [118] Descripción in-
destruido, se cree, divirtiéndose. Este tipo falso cubre toda una literatura. En el libro
XVIII e siglo, que se presenta como un libro para la instrucción de un joven caballero 119

, el autor 'indica' y el molde


abrimos unido a un rodillo, "La llevamos a una tienda de campaña con cuerdas y
estacas. "No hay escasez de que con esas diminutas cuerdas se hicieron telas. en
realidad estaba hecho de alambre con las cuerdas del molde. El autor también dibuja
una conclusión filosófica, una imagen muy banal, pero tenemos que tener en cuenta
una vez: "Los caracoles construir una pequeña casa que llevan con ellos. "Por lo
tanto" la cóclea está siempre en casa en cualquier país que voya- edad ". No
podríamos decir tal cosa pobre si tuviéramos Trou EBV cientos de veces en los
textos. Aquí se le da a Medi-ción de un caballero de dieciséis años.

Suena siendo una referencia a la perfección de los hogares naturales. "Todos lo


hacen, dice el autor (Pág. 256) sobre el mismo propósito, que es el refugio de
animales. Pero lo que la variedad en este diseño tan simple! Todos ellos tienen una
perfección de Indultos y la comodidad de su propia cuenta. "

Todas estas imágenes y pensamientos corresponden a una maravilla infantil, superficial,


dispersos; pero una psicología de la imaginación todos deberíamos nota. intereses más
pequeños se están preparando grandes.

También llega un momento en que la imagen se ve obligado demasiado ingenuo,


que despreciamos imágenes desgastadas. No es más viejo que la concha interna. Es
demasiado fácil para nosotros por suerte para complicar demasiado viejo para nosotros
para rejuvenecer. Dice que tiene que decir en una palabra. Pero el hecho es que se
trata de

119 El espectáculo de la naturaleza, p. 231.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 149

una imagen inicial y es la imagen indestructible. Pertenece al bazar basura


indestructible de la imaginación humana.
De hecho, el folklore está lleno cancioncillas cantadas en Es Cargot para él
para mostrar sus cuernos. El niño se divierte en la ta- quinant una brizna de
hierba para ir al caracol en su concha. Las comparaciones más inesperados
explican este retiro. Un biólogo escribió caracol retrae "astutamente en su stand
objeto de burlas como una chica va a llorar en su habitación" 120
.

imágenes demasiado claras - Aquí vemos un ejemplo - [119] se convierten en ideas


generales. A continuación, bloquean la imaginación. Hemos visto, nos dimos cuenta, nos
dijeron. Todo está cerrado. Por tanto, debemos cumplir con una imagen en particular para
revitalizar el panorama general. Aquí está uno, para revivir este párrafo, en el que parece
víctima de la banalidad.

Robinet pensó que está rodando sobre sí misma como la cóclea fabricó su
"escalera". Por lo tanto, toda la casa del caracol sería una escalera. Con cada
contorsión, el animal hizo un suave che Mar- su escalera de caracol. Se contorsiona
para avanzar y crecer. El pájaro hace su nido estaba contenido a girar. la imagen
dinámica de la válvula de concha de la imagen dinámica de Michelet nido Se chera
aproximación.

IX

La naturaleza tiene una forma muy sencilla de sorprendernos: es demasiado


grande. Con la cáscara que comúnmente se llama el nivel de Gran Beni vemos la
naturaleza llevar un enorme sueño de protección, un delirio de protección y lograr una
monstruosidad de protección. El molusco "pesa sólo 14 libras, pero el peso de cada
uno de sus válvulas es de 250 a 300 kilogramos y tienen un metro a un metro

120 León Binet, Secretos de la vida de los animales, prueba de la fisiología animal,
PUF, p. 19.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 150

y medio de longitud " 121 (122 ) . El autor de este libro que forma parte de la

Biblioteca celebra las maravillas añade: "En China ... mandarinas ricos tienen
baños hechos de uno de estos proyectiles. "Lo que hay que saber baño de
ablandamiento en la casa de tal lusque en moles. Lo que puede desencadenar un
animal podía sentir los labios 14 li- ocupar tanto espacio! No sé nada de realidades
cal biológicamente. Sólo soy un soñador de libros! Pero la lectura de la página de
Armand Landrin llevo una gran cosmicidad sueño. ¿Quién no se dispara sen-
cósmicamente consolado por imaginar el baño en la cáscara de la Gran almeja?

La fuerza de la Gran almeja va con el tamaño y la masa de las paredes. Es


necesario, dice un autor, potenciado dos caballos para cada válvula para obligar a la
Gran almeja "bostezar a su pesar."

Me gustaría ver un grabado que fija esta hazaña. Me imagino que sirve de la
antigua figura, tan a menudo contemplado por mí, los caballos aprovecharse para dos
hemisferios entre los que el vacío se había hecho en "la experiencia de Magdeburg."
[120] Esta imagen legendaria Eames en la cultura científica elemental tendría una
ilustración biológica. Cuatro caballos para derrotar a siete kilogramos de carne suave!

Pero la naturaleza puede hacer bien amplia. El hombre puede imaginar


fácilmente aún mayor. En Cork grabado a partir de una composición de Hieronymus
Bosch conocido: La navegación shell en el agua, podemos ver una enorme concha
de mejillón que tuvo hasta diez caracteres, cuatro hijos, un perro. Vamos a ver una
buena reproducción del molde habitada por los hombres en el hermoso VRE li-
Lafon en Hieronymus Bosch (p. 106).

Este sueño ampliada de vivir todos los objetos huecos de MON va


acompañada de escenas grotescas propias de la imaginación de Bosch. En el
molde, los navegadores tienen una fiesta. El sueño de la paz que queremos hacer
cuando "regresamos a nuestra cáscara" se pierde por la voluntad de delirio que
marca el genio del pintor.

121 (122) Armand LANDRIN, monstruos marinos, ed., Hachette, 1879, p. 16.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 151

Después de la ensoñación ampliada, siempre volver a la ensoñación que se denota


por su simplicidad originales. aunque es conocido por ser uno de vivir una concha. Por
imagen viva, sabemos que dispuestos a la soledad.

Que viven solas, soñar en grande! La imagen más inerte, el más físicamente
absurdo gustaría vivir en la cáscara se puede utilizar germen a tales sueño. Este
sueño se hace a todos, los débiles, los fuertes, en grandes dolores de la vida, en
contra de las injusticias de los hombres y del destino. Como este Salavin, siendo la
tristeza suave que la comodidad de su habitación estrecha, ya que es estrecha y se
puede decir, "No esta pequeña habitación, la habitación de profundidad y SECRE -
que como una concha? Ah! Los caracoles no saben su felicidad 123

."
A veces la imagen es muy discreta, casi no se nota, pero lo es. El dice que el
aislamiento de ser plegada sobre sí misma. Un poeta, al mismo tiempo que sueña con
alguna casa de la infancia, magnificado en la memoria, a

La vieja casa ir y venir de la estrella y la


rosa

escribió:

Mi sombra se forma una cáscara de sonido El poeta


dirige su pasado en la concha de la sombra de su
cuerpo 124 .

A veces, incluso la imagen toma su fuerza por el efecto de un isomorfismo de todos los
espacios de descanso. Si bien celebra todos son conchas vacías tranquilas. escrito Gaston
Puel 125 :

123 Georges Duhamel, confesión de la medianoche Cap. VII.


124 Maxime Alexandre, La piel y los huesos, ed. Gallimard, 1956, p. 18.
125 Gaston PUEL, Song entre dos cuerpos, p. 10.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 152

"Esta mañana le dirá la sencilla felicidad de un hombre que yacía en el fondo de un


barco.

"La cáscara oblonga de un barco se cerró sobre él. " Duerme. Se trata de una
almendra. El barco como un sueño esposa la cama ".

El hombre, animal, almendra, todos encuentran máximo reposo en una cáscara. El


resto de los valores de control de todas estas imáge- nes.

A medida que nos esforzamos para multiplicar todos los tonos lectiques dia- por el
cual la imaginación da vida a las imágenes más simples incluyen algunas referencias
a offensivité la cáscara. Al igual que hay casas emboscada, hay trampas conchas. La
imaginación hace trampas para peces sofisticados con cebo y clic. Plinio dice que el
pabellón de pinnotère encuentra su resistencia substitución: "Se abre la cáscara
ciego, mostrando su cuerpo a PE- tetas Pescados que juegan alrededor. Alentados
por impunidad, reemplazaron arrugarse la cáscara. Actualmente, la pinnotère que
está alerta, advierte el pabellón auricular por una mordedura de la luz: se cierra,
aplasta todo lo que está atrapado entre sus válvulas, y comparte su presa con su
pareja 126

."

126 Armand LANDRIN, loc. cit. p 15. La fábula es citado por Ambrose
TRIMMED ( Obras completas, t. III, p. 776). El pequeño cangrejo auxiliar significa "sentado
como cargador en la apertura de la cáscara Cuando un pez entró en la cáscara, la
cáscara plazo mordido la cáscara", entonces, ambos, nibble y comer su presa entera ".
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 153

En el camino de cuentos de animales, difícilmente se puede ir más allá. Sin


multiplicar los ejemplos, aunque sólo dará esta fábula, ya que cuenta con el
apoyo de un gran nombre. En folletos Leonardo da Vinci: "La ostra se abre
totalmente en la luna llena, y el cangrejo, cuando lo ve, le da un trozo de piedra
o un palo para evitar que se cierre y que le sirve pastos. "Y Leonard coincide, en
su caso, en esta fábula moral." Por lo tanto la boca diciendo que sus salidas
secretas que gracias por decreto el oyente indis-. "

extensa investigación psicológica debe llevarse a cabo para determinar el valor del
ejemplo moral que siempre tenemos [122] que se encuentra en la vida animal. Nos
encontramos con este problema qu'accidentel- lement. Sólo señalamos de pasada.
También nombres que comienzan a decirse a sí mismos: el nombre del cangrejo
ermitaño es uno de ellos. Este molusco no es su concha; va, qué nos gusta decir, a
vivir una cáscara vacía. Esto cambia cuando se siente demasiado estrecho.

Al igual que el cangrejo ermitaño que van habitan conchas abandonadas nacidos
a veces se asocia cuco maneras de poner los huevos en el nido de los demás. Parece
que en los dos casos, la naturaleza le gusta contradecir la moral natural. Excitada
imaginación a todos los antiguos recepción. Ella se deleita añadir trucos, el
conocimiento de los hábitos de los ocupantes ilegales de aves. El cuco dijo,
rompiendo un huevo en el nido donde pondrá su, después de haber visto la salida de
la incubadora madre. Si echa de dos, se rompe en dos. Este animal que dice
"coo-coo" conoce el arte de su escondite. Él es un comodín en el juego de cachet-
usted. Pero, ¿quién vio? Como tantas cosas en el mundo vivo, cuanto más
conocemos el nombre del ser. Distinguirá entre el rojo y el cuco cuco moscada? N ' loc.
cit. p.

101), el cuco cuco rojo está en sus primeros años, que algunos "migran hacia el
norte y la otra al sur, y no podemos encontrar unos a otros en la misma
localidad, a raíz de la regla de las aves migratorias como el viejo y el joven
raramente visitan el mismo país ".

Se preguntará cómo sabemos que el pájaro ocultar tan bien se podría dar tal
poder de la metamorfosis que por turies cen-, de acuerdo con el abad Vincelot
(p. 102), "la antigua han pensado que el cuco se convirtió en un halcón ".
Soñando con tales le-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 154

Leyenda, recordando el huevo de cuco es un ladrón, creo que la historia del cuco
convertirse en halcón se podría resumir en el proverbio apenas deformado "¿Quién
roba un huevo, la eliminación de un buey. "

X (aa)

Es el espíritu con que ciertas imágenes conservan una edad privilè- sin desgaste. Palissy es tal
espíritu y las imágenes de los co quilla son sus imágenes a largo destino. Si hubiera que designar Palissy
por el elemento dominante de su imaginación el material, que, naturalmente, se encuentran entre los
"terrestre". Pero ya que todo está en la imaginación material de sombra debe especificar la imaginación de
Palissy como la de una tierra en busca de la dura tierra, la tierra [123] necesitan para endurecer por el
fuego, pero también puede encontrar un futuro de dureza natural mediante la acción de una sal Latif
congé-, una sal íntima. Las conchas manifiestan que se convierta. Ser suave, pegajosa, "viscosa" es, de
esta manera, el actor de la dura consistencia de su caparazón. Y el principio de la solidificación es tan
fuerte, la conquista de la dureza se empuja hasta el momento que la cáscara del esmalte gana la belleza
como si hubiera recibido ayuda del fuego. Una belleza de una lanza de forma geográfica se unió a una
sustancia belleza. Para un alfarero y un esmalte, lo que gran objeto de la meditación que la cáscara! En el
transcurso de la gran alfarero que animales, congelada por el esmalte, probado sus cáscaras duras de la
piel! Si vimos la pasión de Ber- nardo Palissy en el drama cósmico de contenidos, en las luchas de la pulpa
y loco, a entender por qué un caracol segrega su caparazón le dio, como veremos más adelante, los
sueños infinita. esmalte como si hubiera recibido ayuda del fuego. Una belleza de una lanza de forma
geográfica se unió a una sustancia belleza. Para un alfarero y un esmalte, lo que gran objeto de la
meditación que la cáscara! En el transcurso de la gran alfarero que animales, congelada por el esmalte,
probado sus cáscaras duras de la piel! Si vimos la pasión de Ber- nardo Palissy en el drama cósmico de
contenidos, en las luchas de la pulpa y loco, a entender por qué un caracol segrega su caparazón le dio,
como veremos más adelante, los sueños infinita. esmalte como si hubiera recibido ayuda del fuego. Una
belleza de una lanza de forma geográfica se unió a una materia de belleza. Para un alfarero y un esmalte, lo que gran objeto d

De todos estos sueños, queremos señalar aquí que los que recogen las
imágenes más curiosas de la casa. Aquí hay una que bajo el título: fortaleza de
la ciudad está en el libro: re-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 155

CEPT reales 127 . Queremos, en el resumen, no traicionar


el grado de, la narrativa.

Palissy, antes de que los "horrores de la guerra" edad del sonido para hacer que
el plan de una "ciudad fortaleza". Se espera que no se encontró "ninguna copia en
las ciudades que se han incorporado ahora". Vi truve, dice, no se puede dejar más
en la edad de la barrica. Él va "a través de los bosques, montañas y valles para ver
si iba a encontrar algún animal trabajador que había hecho algunas casas de su
industrieu-." Después de muchas consultas, Palissy medite en "un joven bala que
estaba construyendo su casa y fortaleza de su propia saliva." A ensimismamiento de
construcción por el interior Palissy ocupa varios meses. En su tiempo libre, él camina
en la orilla del mar donde ve "muchos tipos diferentes de casas y fortalezas que
algunos peces pequeños había hecho su propio licor y la saliva que una vez que
empecé a pensar que pude encontrar algo bueno para mi negocio ". "Las batallas y
briganderies del mar" son más grandes que las de la tierra, los seres más de-
Sarmes, seres blandos, Dios "ha dado experiencia en la industria de cada uno de
ellos construyó una casa y nivelado por ejemplo la geometría y la arquitectura que
jamás Salomón con toda su sabiduría sabía que no debía hacer tal cosa ".

[124]

En cuanto a las conchas de caracol, se señala para la belleza única, hay algo más.
Ustedes han oído que hay varios peces que han señalado la boca del cañón si iban a
comer la mayoría de los peces des- llamados si su casa estaba en lo cierto; tonto
cuando son atacados por sus enemigos en la puerta, retirar dentro de ellos se retiraron
en vironnant 128
, que siguen el camino de la Aspirale en línea y por los medios
sus enemigos no pueden hacerles daño ".

Mientras tanto, trae Palissy dos grandes bolos co de Guinea: "Un púrpura y
buxine. "El púrpura es el más bajo, será que, siguiendo la filosofía de Bernard
Pa- lissy, mejor defendida. De hecho, que comprende la cáscara "un número

127 Bernard Palissy, Recepte cierto, ed. Bibliotheca romana, p. 151 y ss.

128 Girando.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 156

más bien grandes picos que estaban alrededor, me aseguraron a mí mismo ya


que no sin dicho se formaron cuernos causa, y fue mucho ballonards y la defensa
de la fortaleza. "

Nos sentimos obligados a dar todos estos datos preliminares, ya que muestran
que Palissy quiere encontrar el inspiración natural.
Se busca nada mejor para construir su "ciudad fortaleza de emular la fortaleza de
ese color púrpura." Así instruyó, compás y regla brazos y comienza su plan. En
el mismo centro de la fortaleza de la ciudad, habrá una plaza donde la mansión
del gobernador. Desde esta plaza inicia una sola calle que hará cuatro veces por
el lugar, por primera vez en dos circuitos que siguen la forma de la plaza y dos
circuitos octogonales. En esta calle, envuelto en cuatro ocasiones, todas las
puertas y ventanas son interior de la fortaleza, de modo que la parte posterior de
las casas hacen una pared continua. La última pared de las casas se inclina
hacia la pared de la ciudad, formando así un caracol gigante.

Palissy desarrolla en detalle los beneficios de esta fuertemente Resse natural.


El enemigo que iba a participar como núcleo de jubilación todavía estaría
disponible. Esto se está retirando rale movimiento espirituosa que dio la línea
general de la imagen. El barril del oponente no seguirá el retiro y tomar "en fila"
las calles de la ciudad envuelta. Artilleros enemigos encontrar decepcionados
que fueron antes de la concha en espiral, depredadores "nariz puntiaguda".

Este resumen, que puede parecer demasiado largo para conducir, sin
embargo, podría entrar en los detalles y pruebas [125] imágenes mezcladas.
Siguiendo el texto línea por línea Palissy, un psicólogo encontraría imágenes que espectáculo,
imágenes que son evidencia de una imaginación que razones. Estas páginas son
simples psicológicamente compleja. Para nosotros, en la época en que estamos,
tales imáge- nes no "razón" más. Ya no creemos en las fortalezas de forma natural.
Cuando los militares a organizar las defensas "erizo", saben que ya no están en el
área de la imagen, pero en el campo de las metáforas simples. Qué error sería si
confon- géneros ING, que tomó el caracol-fortaleza Palissy por una simple
metáfora! Es una imagen que ha vivido en un gran espíritu.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 157

En cuanto a nosotros, personalmente, en un libro de ocio como éste, donde


disfrutaremos de todas las imágenes que Vions de parada antes de este caracol
monstruoso.
Y para demostrar que la grandeza está trabajando cualquier imagen con el simple juego de la
imaginación incluir el poema donde el caracol crece a dimen- sión de un pueblo 129 :

Este es un gran caracol bajando


la montaña El arroyo acompaña
desde su espuma blanca

Muy antigua, que tiene un solo cuerno Esta es


su corta torre cuadrada

Y el poeta añade:

El castillo es su concha ...

Pero otras páginas de la obra de Bernard Palissy acentuarán el destino de imagen


que deben ser reconocidas en la casa de la concha experimentada por Palissy. De
hecho, este fabricante virtual de cáscara-fortaleza es también un arquitecto del paisaje
de los jardines. Para completar los planes de jardín, añade planes "armarios". Estas
"oficinas" son retiros externamente rocosos como una concha de ostra: "El fuera de
esa oficina, escribe Bernard Palissy 130
Serán de mampostería
cantos rodados de rocas, sin ser pulido o incisión, por lo que el de- desde dicha firma no
tiene forma de construcción. "Sin embargo, él va a querer que el interior está pulida
como el interior de una concha," ¿Cuándo la firma y mampostería, me gustaría cubrir
capas erales SeV de esmalte, desde la parte superior de las bóvedas [126] y el pie de la
almohadilla de icelui: ¿qué es lo que quiero hacer un gran incendio en el interior ... y
como siempre que dichos esmaltes son fundidos o licuados de

129 René rouquier, La bola de cristal, ed. Seghers, p. 12.


130 Loc. cit. p. 78.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 158

dijo mampostería ... "De esta manera la empresa se verá" desde dentro a ser de una
sola pieza ... reluciente polissement tales como lagartos y cuevas guas que vendrán,
será en él como en un espejo ".

Con el fuego en la casa para ser ladrillos vidriados, estamos lejos de los brotes
"secar el yeso." Tal vez Palissy vio allí las visiones del horno donde el fuego dejó
en las paredes de ladrillo lágrimas. De todos modos, por extraordinaria imagen,
medios extraordinarios. El hombre quiere vivir aquí una concha. Quiere que el
muro que protege su ser está unido, educado, cerrada como si su carne sensible
estaba tocando las paredes de su casa. El ensimismamiento Palissy refleja en el
orden de la función del tacto (habitan. La cáscara da la ensoñación de cualquier
intimidad física.

Las imágenes dominantes tienden a asociar. La cuarta firma de Bernard Palissy


es una síntesis de la casa, y la cáscara de la cueva: "Será mampostería desde
dentro de dicha industria, dijo Palissy ( loc. cit. p. 82) que parecen ser
adecuadamente una roca que era cueva para tirar de la piedra desde el interior;
oro, dicho armario se torcerá joroba con varios golpes y cóncava sesgada, no
teniendo ningún aspecto o forma de arte insculpture ni fatiga de la mano del
hombre y estará bóvedas de modo tortugas que tienen algún aspecto de caerá, ya
que habrá muchos baches pendientes. "Por supuesto, esta casa caerá en espiral a
inte- cubierta con esmalte de risa. Se forma de concha EEE cueva enrou-. Gracias
a varias trabajo humano, el arquitecto ingeniosa hará un hogar natural. Para
acentuar el carácter natural de la empresa, vamos a cubrir la tierra 'y con varios
árboles en dicho terreno, habrá muy pocos apariencia edificio. "Así que el
verdadero mayo a tierra el sonido más grande que era Palissy es subterráneo.
Viviría en el corazón de una roca, en la concha de una roca. Por protuberancias
colgantes, los restos rocosos recibe la pesadilla accidente. Por la espiral que va en
la roca, que recibe una profundidad mentado-Tour. Pero, ¿quién quiere ser los
restos subterráneos dominan conoce los terrores Commons. Palissy, en sus
sueños, es un héroe de la vida subterránea. Tiene, en la imaginación, el miedo a un
perro - dice - que ladraba en la entrada de la cueva; disfruta de la renuencia de un
visitante para continuar su camino en el laberinto torcido. El grot- que shell que
aquí hay una "ciudad fortaleza" [127] para un hombre, para una gran solitario que
sabe cómo defenderse y protegerse mediante sim-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 159

ples imágenes. No hay necesidad de valla en la puerta de tren: que se tenga miedo de venir ...

¿Qué investigación fenomenológica debe hacerse en In- pone negro!

XI

Con nidos, cuyo depósito, multiplicamos, a riesgo de cansar la paciencia del


lector, las imágenes que ilustran, a nuestro juicio, en formas básicas, tal vez
demasiado alejadas, ginées ima-, la función de habitar . Creemos que hay un
problema mixto de la imaginación y la observación. El estudio positivo de
espacios lógicos bio no es, por supuesto, nuestro problema. Queremos
demostrar que plemento sim- cuando la vida se adapta, protege, cubre, los
cueros, la imaginación se solidariza con el ser que habita en el área protegida.
La imaginación vive protección en todos los tonos de seguridad, de la vida en la
mayor parte del material de las conchas sutil disimulo en las superficies
mimetismo simples. Como el poeta sueño Noel Arnaud, el 131

. ser
refugio debajo de un color, es que no trae a su altura, a la prudencia im-, la
tranquilidad de vivir. La sombra es también un hogar.

131 Noah Arnaud, La forma de borrador París, 1950.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 160

XII

Después de este estudio de conchas, podríamos traer de vuelta algunas


historias y algunas historias relacionadas con conchas. Por sí misma la tortuga, el
animal en el hogar que funciona, dar comentarios fáciles. Estos comentarios no
se ilustran en nuevos ejemplos, tesis quo que acabamos de describir. Haremos la
economía de un capítulo sobre la casa de la tortuga.

Sin embargo, como el creador de imágenes pequeñas contradicciones veces


activar la imaginación, vamos a comentar en una página tomada de Giuseppe
Ungaretti a las notas de poeta italiano en Flandes viajar ( 132
). El poeta Franz Hellens - hay poetas
tener tales riquezas - Ungaretti vio un grabado en el que "un artista expresa la rabia
del lobo [128] que, habiendo arrojado en un kills tormentos se retiró a su caparazón
óseo, sin volverse loco satisfacer el hambre."

Estas tres líneas no dejan mi memoria y estoy his- toria sin fin. Veo al lobo que
viene de lejos, un país hambruna. Él es desgarbado, con la lengua colgando fiebre
roja. Precisamente de una tortuga arbusto, este manjar por todos los codiciosos de
la tierra. De un salto del lobo sobre su presa, pero la tortuga, a la que la naturaleza
ha dado celeridad singular cuando regresó a su cabeza casa, y PAT- su cola, es
más fuerte que el lobo. Para el lobo hambriento, es sólo una piedra en el camino.

En este drama del hambre, que tomar partido? He tratado de ser imparcial. No
me gustan los lobos. Pero por una vez, las au-tortuga que no tendrían que dejarlo ir
y Ungaretti que soñó mucho tiempo en la antigüedad, dicho muy explícitamente que
el artista ha capturado el "lobo amable y la tortuga odiosa. "

(132) apud, La revisión de la cultura europea 4 e trimestre de 1953, p. 259.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 161

¿Qué comentario fenomenólogo puede hacer esto mentaria com-! Es aquí, de


hecho, antes de que el corte de la grabado com- mentado. La interpretación
psicológica supera los hechos, por supuesto. Sin Dibujo lineal puede traducir una
tortuga odiosa. La bestia, en su caja, está seguro de sus secretos. Ella se
convirtió en un rostro impenetrable de monstruo. Esto requiere que el cuento
fenomenólogo es en sí misma la fábula del lobo y la tortuga. Se debe intensificar
el drama a nivel cósmico y medita sobre-hambre-en-el-mundo (con guiones
fenomenologistas quo como para poner a describir la línea de su debut) . Más
simplemente, el fenomenólogo debe tener, por un momento, antes de que la
presa que es, la piedra, el vientre del lobo.

Si tuviera reproducciones de tales quema, me gustaría hacer una prueba para


diferenciar y medir las profundidades y perspectivas de participación en dramas del
hambre en el mundo. La ambigüedad de la participación es casi seguro que
manifiesta. Algunos abandonaron dando la somnolencia de la función creadora de
mitos no se perturbe el juego de imágenes antiguas de niño. Es probable que a
pesar de disfrutar del animal vicioso; se reirán, astuto, con la tortuga de nuevo en
su recinto. Pero otros, alertado por la interpretación de Ungaretti, para- RONT
revertir la situación. En un cambio de in- tales dormía tradiciones fábula, hay como
un rejuvenecimiento de la fun- ción de mitos. Hay, en esta ocasión, un nuevo
comienzo de la imagi- nación con un fenomenólogo puede disfrutar. Dichas
reversiones pueden parecer buena [129] para las pequeñas fenomenologistas
documentos que todo de un bloque, tomar el mundo vis-à-vis. Ellos inmediatamente
consciente de estar en el mundo, para estar en el mundo. Pero el problema se
complica por un fenomenólogo de la imaginación. Se enfrenta continuamente el rarezas
del mundo. Y aún más: en su frescura, en su propio negocio, la nación imaginaria
con el familiar hizo extraño. Con un detalle poético, la imaginación nos presenta un
nuevo mundo. Por lo tanto me panorama detallado PRI. Una simple imagen, si es
nuevo, mundo abierto. Vista de las mil ventanas de la imaginación, el mundo Chan
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 162

gigante. Por lo tanto, reitera el problema de la fenomenología. En re pequeños


problemas de disolvente, se aprende a resolver los grandes. Nos limitamos a ofrecer
a nuestros ejercicios en términos de una fenomenología elemental. También estamos
convencidos de que no hay nada insignificante en la psique humana.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 163

[130]

LA POESÍA DEL ESPACIO

capítulo VI

ESQUINAS

"Cerrar la brecha! Cerrar el bolsillo


canguro! Debe ser caliente. "
Maurice Blanchard (Apud, El
tiempo para la poesía,
GLM, julio de 1948, p. 32.)

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

Con los nidos y las conchas, estábamos obviamente antes de


transposiciones de la función de habitar. Fue para nosotros estudiar aire
intimidades quimérico o grueso como el nido en el árbol o símbolos de una vida
dura incrustado, como mollus- que en piedra. Ahora queremos hacer frente a las
impresiones de privacidad, a pesar de que son efímeros o imaginario, sin
embargo, tienen una raíz más humano. Las impresiones que vamos a
considerar en este capítulo no necesita ser incorporada. Podemos hacer una
psicología directa, aunque un espíritu positivo les lleva a reflexiones ociosas.

Este es el punto de partida de nuestras reflexiones: todo. esquina en su mayo- cualquier


rincón de una habitación, cualquier pequeño espacio donde nos gusta acurrucarse, a recoger
en sí mismo, es decir, para la imaginación
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 164

la soledad, es decir, el germen de una habitación, el germen de una mayo-sonido.

Los documentos que pueden recoger mediante la lectura son pocos par- lo que
cualquier contracción física de uno mismo tiene la marca de la negatividad. En
muchos sentidos, el "vivió" esquina niega la vida, la vida de cobertura de vida limitado.
El área es entonces una negación de la Uni verso. En la esquina, que no se habla a sí
mismo. Si uno recuerda las horas de la esquina, recordamos un silencio, un silencio
de pensamientos. ¿Por qué entonces se describe la geometría de una soledad tan
pobre? El psicólogo, metafísico y, sobre todo, encontrarán estos circuitos mucho
topo-análisis innecesarios. Ellos saben directamente observan la res terísticas
"encerrados". Ellos [131] no es necesario que describe ellos siendo sombría como se
rencoigné. Pero si se producen tenemos claro instala- condiciones lement. Y la
retirada del alma, creemos, figuras refugios. Los refugios más sórdidos, la esquina
opinión rito Me-. Retirarse en su esquina es probablemente una presión ex pobres. Si
es mala, es que tiene muchas imágenes, imágenes de gran antigüedad, tal vez
incluso psicológicamente imágenes primitivas. A veces simple es la imagen, mayores
serán los sueños.

Pero en primer lugar la zona es un paraíso que nos asegura un primer valor del ser:
la inmovilidad. Es el campo local, el local cerca de mi inmovilidad. La zona es una
especie de semi-caja, paredes y medio, la mitad de la puerta. Será una ilustración para la
dialéctica de dentro y fuera des las que hablaremos en un capítulo posterior.

La conciencia de estar en paz en sus diferenciales de esquina, por así decirlo, la


inmovilidad. rayón inmovilidad. Un local imaginario se construye alrededor de nuestro cuerpo
que se siente bien escondido cuando tomamos refugio en una esquina. Sombras ya son
paredes, muebles es una barrera, una pared colgante es un techo. Pero todos estos cuadros
imaginarios demasiado Neet. Y tiene que designar el espacio de quietud, haciendo espacio
para ser. Un poeta escribió este pequeño hacia 133 :

Yo soy el espacio donde estoy

133 ARNAUD Navidad, La forma de borrador.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 165

en un libro titulado: La forma de borrador. Esta línea es grande. Pero donde mejor
sensación en una esquina?

en Mi vida sin mí ( trans. Armand Robin), Rilke escribe: "Brus- que una habitación
con su lámpara frente a mí, casi palpable en mí. Ya que estaba alrededor, pero las
persianas me sentí, fueron cerradas. "¿Qué mejor que decir que la zona es la caja para
ser.

II

Tomemos ahora un texto ambiguo en el cual el ser se revela hasta el momento en que sale de
su esquina.

En su libro sobre Baudelaire, Sartre cita una frase que merece un comentario
largo. Se toma de una novela Hughes 134 :
"Emily había jugado a conseguir una casa en una esquina bastante el arco ..."
No es que la sentencia [132] Sartre que explo- pero esto: "¿Cansado de este
juego caminaba sin rumbo de vuelta cuando se le ocurrió de repente el rayo
pensó que estaba
ella... "Antes de dar vueltas esos pensamientos, observar que, probablemente, que
corresponden en la novela Hughes, a lo que debe llamar a la Los niños inventaron. abundan
las novelas. Novelistas rechazan inventaron una infancia no vivida, los obispos de
eventos inventados ingenuidad. Este pasado irreal proyectada hacia atrás en una
historia de la actividad literaria, a menudo enmascara la noticia de ensueño, un
ensueño que tendría todo su valor si uno fenomenológica nos dio una ingenuidad
muy real. pero estar y escribir son difíciles de conciliar.

Sin embargo, como el texto lo informado por Sartre es valiosa porque


designa topo-analítica, es decir, en términos de lo espa- en términos de
experiencias dentro y fuera del dos direcciones

134 HUGHES, Un ciclón en Jamaica Plon, 1931, p. 133.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 166

psicoanalistas marcados por las palabras de introvertido y extraversión Ti: antes


de la vida, antes de que las pasiones en la misma pauta de lo existencial, el
novelista encuentra con esta dualidad. La rápida idea de que el fantasma in- en la
historia, llega a ser ella misma, ella se entera de la "casa". Se trata de una cogito salida
sin que se nos dio el cogito de ser plegada sobre sí misma, la cogito más o menos
oscuro, un ser que juega primero en ser una "estufa" cartesiana, una demeu- re
quimérica en la esquina de un barco. El niño acaba de descubrir que estaba ella, explotar
hacia fuera en respuesta puede ser en concentraciones en un rincón a ser. Debido
a la esquina de la embarcación que es, no una esquina que sea? Cuando el niño
ha explorado el vasto universo lo que el barco en medio del mar, regresa a su
pequeña casa? Ahora que se sabe que está ella, ¿Podrá reanudar su juego do-
miciliaire, volver a casa, es decir, el retorno a sí mismo? Ciertamente uno puede
tomar conciencia de existir más allá del espacio, pero aquí la historia de bienestar
está asegurado a un juego de espacialidad. El ro- MANCIER nos tenía a todos los
detalles inversión del sueño de ir a casa para descubrir el mundo a ser. Dado que
es una infancia inventado, una metafísica de ficción, el escritor mantiene el campo
dos veces teclas. Se siente la correlación. Él, sin duda, podría ilustrar lo contrario
tomar el "ser". Pero desde el hogar precedió al universo, soñando despierto en la
pequeña casa que teníamos que ser Don nacido. Así, el autor ha sacrificado - tal
vez reprimida - las reflexiones de la esquina. Los puso bajo el signo de

[133]

Pero la vida en los rincones del universo mismo doblado en una esquina con el
soñador plegada sobre sí misma, los poetas nos dirá más. Ellos no dudarán en
dar este ensueño toda su actua- lidad.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 167

III

En la novela el poeta Milosz: El inicio amor ( p. 201) la


personaje central, la sinceridad cínica, no olvida nada. No se trata de recuerdos de la
juventud. Todo está bajo el signo de los acontecimientos vividos. Y es en el palacio,
el palacio donde vive una dente ar- vida, que designa esquinas, rincones menudo
réhabités. Como "el pequeño rincón oscuro entre la chimenea y el arcón de roble de
donde estabas acurrucarse" en ausencia del amigo. No esperaba que el infiel en el
vasto palacio, pero realmente en la esquina de las expectativas sombrías donde se
puede digerir su ira. "El culo de la edad Dalla-duro mármol frío, mirando el cielo falso
techo, un libro sin cortar en la mano, lo deliciosa horas de tristeza y de espera, oh
vieja garan- Nache que Y Sus vivir ! 'N' ¿No hay un refugio para ambivalen- esto?
Dreamer es feliz de estar triste, feliz de estar solo y dre atención. En esta esquina
hay medita sobre la vida y la muerte, ya que es la regla a las alturas de la pasión:
"Para vivir y morir en esta habitación de esquina sentimental, que usted ha dicho; Sí,
vivir y morir; ¿Por qué no, Sr. de Pinamonte, amigo de pequeños rincones oscuros y
polvorientos? "

Y todos los habitantes de esquinas vendrán a la vida la imagen, multiplicando todos


los matices que el habitante de las esquinas. Para los grandes soñadores de esquinas,
ángulos, agujeros, nada está vacía, la dialéctica como corresponde llenos y vacíos a sólo
dos irrealidades c geométrica. La función de la vida es la unión entre el lleno y vacío. Una
criatura viviente llena un refugio vacío. Y las imágenes en vivo. Todas las esquinas son
perseguidos, si no habitado. Dreamer esquinas creadas por Milosz señor de Pinamonte,
instalados en una "guarida", después de todo, amplias entre el pecho y la chimenea,
continúa: "Aquí aragne meditación puissan- usted y una vida feliz; aquí el pasado se
encoge y es, mariquita de edad teniendo miedo ... Irónico, mariquita muy pequeña astucia,
Aquí el pasado se encuentra y no se puede encontrar a las gafas sarios aprendido de
Jolités colección-. "Y cómo, en el poeta la varita mágica
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 168

no conseguir mariquita, no recoger recuerdos y sueños bajo los élitros de los


animales ronda, los animales más redondas. Como se ocultaba así su poder [134]
robar esta bola terrestre de la vida de color rojo! Ella se escapa de su esfera como
un agujero. Tal vez en el cielo azul, como el niño de la novela, ella tiene la
meteórica pensado que era ella ! Cómo dejar de soñar antes de que poco coquil-
repente volar?

EL en las páginas de Milosz multiplicar los intercambios de la vida animal y la vida


humana. Su cínica soñador todavía dice (p 242.): Aquí, en la esquina entre el pecho y
la chimenea, "a encontrar miles de remè- de aburrimiento y un sinfín de cosas dignas
de ocupar su mente du- rant la la eternidad: el olor de moisissante minutos antes de
tres siglos, el significado secreto de la mosca-soplado en jeroglíficos; el arco del
presbiterio de la ratonera; deshilachado del tapiz donde lounging tono y redondeado de
nuevo hueso; ruido roedor sus talones en el mármol; el sonido de su estornudo, polvo
... el alma, en fin, toda esta vieja esquina sala de plumeros polvo olvidados".

Sin embargo, salvo "lectores de esquina" que somos ra continuó: leer estas nidos
de polvo? A Michel Leiris tal que, armado con un alfiler, encontraría polvo en las
ranuras del piso 135
. Pero, de nuevo, estas son cosas que todo el mundo
mundo no confiesa.

Sin embargo, en este tipo de sueños, lo que la antigüedad antes. Entran en el


dominio general del pasado sin fecha. Al permitir que la imaginación volar en las
criptas de la memoria, incluyen sin darse cuenta de la vida pensativa vivido en
pequeñas madrigueras de la casa, en la casa de los sueños casi animal.

Pero, en este fondo distante, la infancia regresa,. En su esquina ditation mí-, Soñador
hecho de Milosz, un examen de conciencia. El pasado vuelve a estar al mismo nivel en
este,. Y el soñador se encuentra a llorar, "Para un niño, que ya tiene una idea de la
buhardilla de los castillos y las esquinas de las bibliotecas Nightingale, y se lee con
avidez, sin escuchar una sola palabra, los holandeses privilegios folio foirus dia- ... Ah!
granuja, las deliciosas horas que conociste a vivir en el esce-

135 Michel Leiris, Biffures p. 9.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 169

lératesse en la nostalgia roció reducida Palazzo Méro- hacer! A medida que no había
perdiendo su tiempo para penetrar en el alma de las cosas que les hizo! Con qué alegría
que se métamorphosais allí en toufle cacerola vieja por mal camino, corriente separatista
salvó basura. "

Es aquí a un alto, rompiendo la ensoñación, hacer una pausa? ¿Quién lo hará,


más allá de la aragne, mariquita y el ratón, [135] hasta que la identificación con las
cosas olvidadas en un rincón? Pero lo que es un sueño que nos detenemos? ¿Por
qué pasar por escrúpulos o buen gusto, con un desdén por las cosas viejas. Milosz
no se detiene. Soñando, guiado por su libro, más allá de su libro, soñar con él en
una esquina que sería la tumba de un "muñeco de madera olvidado en este rincón
de la habitación por una niña en el siglo pasado ...". Sin duda, ir a soñar de fondo
para ser movido por el gran museo cosas triviales. Se puede soñar con una casa
antigua que no es el asilo de las cosas viejas, que no guarda sus cosas viejas que s'
llenaría viejas cosas simples curiosidades de exportación colector manía. Para
restaurar el alma de las esquinas, mejor será la zapatilla vieja y la cabeza de la
muñeca que atrapan las meditaciones ción soñador Milosz: "El misterio de las
cosas, continúa el poeta (p.

243), pequeños sentimientos en el tiempo, gran vacío de la eternidad! Todo el infinito


espacio en este rincón de piedra entre la chimenea y el arcón de roble ... Cuando en este
momento, en que, maldita sea! su gran araña aprecio, sus meditaciones profundas
pequeña cosa estropeado y muertos. "

Así que desde el fondo de su esquina, el soñador recuerda toda la soledad


de objetos, objetos que son recuerdos solitarios que son traicionados por el
mero olvido, abandonados en un rincón. "Piense en la lámpara, la lámpara si
edad que se recibió desde más allá de la ventana de su pluma ve, toda la
ventana de quemado de soles antiguos ..." Desde su rincón, el soñador ve una
mayor casa, la casa de otro país, haciendo una síntesis de la cuna y la casa de
ensueño. Los objetos, antigüedades le preguntaron: "¿Qué le parece, durante
las noches de invierno y el abandono, la lámpara vieja amiga? Lo que piensa de
los objetos que eran dulces, tan dulce fraternal? Su destino oscuro que no fue
estrechamente unido a la suya? ... Las cosas inmóviles y mudos n '
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 170

244). "Lo que una llamada a la humildad el soñador escuchó en su esquina! La esquina
niega el palacio, polvo de mármol niega, objetos gastados negar el esplendor y el lujo. El
soñador en su esquina, se rascó la cuidadosa ensoñación mundo que destruyó uno por uno
todos los objetos en el mundo. La zona se convierte en un gabinete de recuerdo. Después
de haber cruzado el umbral de un pequeño lío de cosas en el polvo mil, memorias objetos
Met tienda de campaña el pasado fin. En la inmovilidad condensada combinar viajar más
lejos en un mundo desaparecido. En Milosz, el sueño va tan [136] lejos en el pasado que
como una clave más allá de la re mémoi-: "Todas estas cosas están muy lejos, no son,
nunca han sido, después de que la memoria no tiene más ... Mira, buscar y sorprenderá,
estremecimiento ... usted mismo, usted ' ya han pasado por encima "(p.245). Meditando las
páginas del libro, uno se siente atraído en una especie de cédence ante de ser, como en un
más allá de los sueños.

IV

Hemos querido dar, con las páginas de Milosz, uno de los más completos de un
sombrío experimentos ensueño, soñando de ser que viene a descansar en un
rincón. Él encuentra un mundo desgastado. Por cierto, se dan cuenta del poder de
una palabra, tan pronto como el acco- a la vida. La vida sombría, ser signo de un
universo sombrío. Esto es más que un color que se extiende sobre las cosas, éstas
son las cosas mismas que cristalizan en la tristeza, en la tristeza, en la nostalgia.
Cuando el filósofo se mira de cerca poetas, cerca de un gran POE usted como
Milosz Mundial individualizada lecciones, pronto convencido de que el mundo no es
el fin del sustantivo pero el orden el adjetivo!

Si tuviéramos la parte que le corresponde en la imaginación de los sistemas


filosóficos en relación con el universo emergería el germen, un adjetivo. Podríamos dar
este consejo: para encontrar la esencia de una filosofía del mundo, buscar la palabra.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 171

Mas tenga contacto con los sueños más cortos, solicitados por el detalle de las
cosas, con las características reales en los primeros cantos insignifi-. ¿Cuántas veces no
nos recordó que Leonardo Consejo- pintores de la leche para el déficit inspiración ante la
naturaleza, mirando distraídamente las grietas de los ojos de una vieja pared! ¿No hay
un mapa del mundo en las líneas trazadas en el momento en el viejo murail- ella?
¿Quién no ha visto en unas pocas líneas que aparecen en un mapa techo del nuevo
continente? El poeta sabe todo esto. Pero para decirle cómo lo que éstos universo
creado por el azar de los confines de un dibujo y un sueño, que va a habitar. Él
encuentra un rincón para quedarse en este mundo agrietado techo.

Así, un poeta sigue el camino hundido de moldeo para volver a encontrar su cabaña
en la esquina de la cornisa. Escuchar Pierre [137] Albert-Birot que en poemas al otro yo, "Esposa",
como se suele decir, "la curva que le mantiene caliente." Su calor pronto nos mandó para
envolver a nosotros mismos, a envolvernos.

En primer lugar, Albert-Birot se desliza en el moldeo:

... Estoy molduras rectas que siguen


directamente en el techo.

Pero en "escuchar" dibujar cosas, aquí hay un ángulo que aquí está la trampa que retiene
el soñador:

Pero hay rincones donde no se puede escapar.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 172

En esta prisión, incluso la paz viene. En estos rincones, estas esquinas,


parece que el soñador sabe el resto contigua ser y no ser. Es el ser de
irrealidad. Se necesita un evento para echarlo. Precisamente el poeta añade:

"Pero el que me Cuerno de la esquina donde estaba empezando a morir de un


ángel sueños. "

Contra dicha página, la rhétoriciennes la crítica es fácil. Tales imágenes, tales


reflexiones, el pensamiento crítico tiene muchas razones para dispersarlos, eliminarlos.

En primer lugar, porque no son "razonables" porque no vivimos "por encima


del límite" cuando se toma el sol en una cama cómoda, porque la araña es no,
como dijo el poeta, una cortina - y, más personalizada crítico porque el exceso
de imagen debe aparecer como una burla a un filósofo que busca ser la elección
del centro, que está en un centro Hearth una especie de unidad de lugar, tiempo
y acción.

Sí, pero cuando los críticos de la razón, cuando el menosprecio de la


filosofía, cuando las tradiciones de la poesía se unen para salir del laberinto
sueños del poeta, el hecho es que el poeta hizo su poema una trampa de
ensueño.
Para mí, me quedo para hacerlo. Seguí el moldeo.

En uno de nuestros capítulos sobre la casa, dijimos que la casa se muestra en


una impresión solicitar fácilmente el deseo de vivir allí. Pensamos que nos gustaría
vivir allí, entre los mismos rasgos de buen dibujo grabado. Nuestra quimera que nos
lleva a vivir en las esquinas viene a veces, también, por la gracia de un simple
dibujo. Pero entonces, la gracia de una curva no es un simple movimiento
bergsoniano con inflexiones bien colocados. No es sólo un tiempo de despliegue.
También es un espacio de vida [138], que es armoniosa. Es todavía Pierre
Albert-Birot que
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 173

da esta esquina de impresión", esta bella literatura impresa. Escribe en Poemas


al otro yo ( p. 48):

Y aquí me hice un dibujo de volutas espirales


ornamentales heridas sentimentales en la zona de
blanco y negro organizan El embargo yo sólo oí
respirar Es esta una Es este mi dibujo.

Parece que la espiral que recogió las manos cruzadas. El diseño es más activo
con respecto a lo que rodea a este respecto, exfo- une. El poeta siente que va a vivir
el mango de un pergamino, encontrar el calor y la vida tranquila en el regazo de una
curva.

El filósofo intelectualista que quiere mantener las palabras en la precisión de su


significado, que toma las palabras como las mil pequeñas herramientas de pensamiento
claro sólo puede preguntarse a la temeridad del POE. Sin embargo, un sincretismo de
sensibilidad guarda las palabras cristalizan en perfecta sólido. En el significado central
del sustantivo aglomerarse adjetivos inesperados. Un nuevo entorno permite la palabra
para entrar, no sólo en el pensamiento, sino también en sueños. El lenguaje de los
sueños.

El pensamiento crítico no puede hacer nada. Es un hecho que la poética soñador


puede escribir una curva caliente. ¿Alguien piensa que Bergson no pasó dirección de-
estableciendo la curva de la gracia y, probablemente, el borde recto la rigidez? ¿Qué
hacemos más si decimos que es el ángulo, la curva fría y caliente? Que la curva nos da la
bienvenida y el ángulo demasiado agudo nos expulsa? El ángulo es masculino y femenino
de la curva? Ningún valor cambia todo. La gracia de la Corte- ser una invitación para
quedarse. Uno no puede escapar de ella sin esperanza de retorno. La curva amada tiene
poderes nido; es una llamada a la posesión. Es una esquina curvada. Es una geometría
habitado. Nos encontramos en un mínimo de refugio, en el diagrama de ultra-simplificada
de un descanso ensimismamiento. Sólo el soñador se redondea a contemplar estos bucles
tronaron alegrías simples del resto dibujado.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 174

Probablemente es muy poco aconsejable para un escritor se acumule en las


últimas páginas de un capítulo menos las ideas relacionadas, imágenes que sólo
viven en un detalle, creencias, sin embargo, tan sincera, que dura sólo un momento .
Pero lo que puede más [139] un meno noménologue que quiere hacer frente a la
imaginación lleno? Para él, una palabra es a menudo sueño germen. La lectura de las
obras de una gran palabra soñador como Michel Leiris (véase, en particular res Biffu-) usted
se encuentra viviendo en las palabras, en una palabra, los movimientos íntimos.
Como la amistad, la palabra es a veces se hincha, a discreción del soñador, en el
bucle de una sílaba. En otras palabras, todo está apretado plácida. Joubert Joubert
sabia, ¿No sabe el resto íntimo en la palabra cuando curiosamente hablando de
conceptos que son "chozas". Las palabras - suelo imaginar - son pequeños sonidos
mayo-, con sótano y ático. El sentido común se queda en la planta baja, siempre
dispuesto a "comercio" de una sola planta con los demás, de esta manera no es un
soñador. Subir las escaleras en la casa de moles es, paso a paso, a lo abstracto. A la
bodega es sueño se pierde en los pasillos distantes de etimología incierta, es es la
búsqueda de las palabras de tesoros encontrados. Mon-ter y hacia abajo, con las
mismas palabras, así es la vida del poeta. Ir demasiado alto, demasiado bajo es
permitido poeta que se unió a la tierra al aire. Sólo el filósofo se le condenó por sus
pares todavía viven en la planta baja?
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 175

[140]

LA POESÍA DEL ESPACIO

el capítulo VII

MINIATURA

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

El psicólogo - y con mayor motivo el filósofo - da poca atención a la


consideración de los juegos de miniaturas que ocurren a menudo en los cuentos.
Dada (leer psicólogo, escritor diversión mediante la construcción de viviendas que
caben en un garbanzo. Esto es un absurdo inicial se encuentra el cuento al rango
de simples fantasía. En esta fantasía, el escritor n 'entre no realmente en el gran
campo de abanico tastic el propio escritor, cuando desarrolla -. a menudo muy
fácil su invención no cree, que parece realidad psicológica correspondiente a estas
miniaturas. Carece el sueño de grano podría elevarse del escritor al lector. Para
volver a creer FAI, debemos creer. ¿Vale la pena, que un filósofo soule- gusano
problema fenomenológico durante estos miniatura "literaria" de estos objetos tan
fácilmente disminuidos por el escritor? La conciencia - la del escritor, el lector -
¿Puede desde- seguramente estarán en acción en el origen de este tipo de
imágenes?
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 176

En estas imágenes, debemos, sin embargo, dar un poco de objetividad, porque sólo
reciben la membresía o interés, NOM soñadores fibrosos. Podemos decir que estas
casas en miniatura son chorros obstructivas falsos equipados con una verdadera
objetividad psicológica. El proceso imaginativo es típico aquí. Es un problema que debe
ser distinguido del problema general de las similitudes geométricas. El inspector ve

exactamente de la misma en dos cifras similares dibujado en diferentes escalas.


planes de vivienda a escalas reducidas implican problemas relacionados con una
filosofía de la imaginación. Ni siquiera tenemos que ponernos en el mapa
representación generalizada ral, aunque en este sentido sería [141] gran interés
para el estudio de la fenomenología de la similitud. Nuestro estudio debe
especificar la misma seguridad bajo la imaginación.

Todo va a estar claro, por ejemplo, ya sea para entrar en la zona en la que nos imaginamos, estamos
hechos para cruzar un umbral de lo absurdo. Siga en un héroe Charles Nodier, habas del Tesoro, entrando
en el carro de la hada. En este soporte, el cual tiene el tamaño de un grano, el joven entre seis "cuarto" de
frijol en el hombro. El número es, por tanto contradice el mismo tiempo que el tamaño del espacio. Seis mil
granos caben en una sola. Del mismo modo, cuando la gran ra Michel Entre - con lo que el asombro! - en la
casa del Hada con su Miet- permanece oculto debajo de una mata de hierba, se encontrará bien. Esta
"caja". Feliz en un pequeño espacio, se da cuenta de una experiencia de topofilia. Una vez dentro de la
miniatura, verá los grandes apartamentos. Él descubrirá la Dentro de una belleza inferior. Hay una
posibilidad de inversión, la reversión o más fugitivo involucrados, de acuerdo con el talento del narrador y el
poder del pensamiento del lector. Sou terminan demasiado ansioso por contar "gratamente" demasiado
divertido para ir al fondo de la fantasía, Nodier hojas mal camuflado racionalizaciones. Para explicar
psicológicamente entrar en el de morir en miniatura, que evoca casitas de cartón un juego de niños: la
"miniatura" de la imaginación que nos hacen, sencillamente, a una infancia, a la participación en los
juguetes en imaginación, Nodier deja racionalizaciones mal camuflados. Para explicar psicológicamente
entrar en el de morir en miniatura, que evoca casitas de cartón un juego de niños: la "miniatura" de la
imaginación que nos hacen, sencillamente, a una infancia, a la participación en los juguetes en
imaginación, Nodier deja racionalizaciones mal camuflados. Para explicar psicológicamente entrar en el de
morir en miniatura, que evoca casitas de cartón un juego de niños: la "miniatura" de la imaginación que nos
hacen, sencillamente, a una infancia, a la participación en los juguetes en la realidad del juguete.

La imaginación es mejor que eso. De hecho, rante miniaturizado imaginación es una


imaginación natural. Ocurre a cualquier edad en soñadores ensueño nacido. En
concreto, es necesario hacer hincapié en que la diversión de descubrir las raíces
psicológicas reales. Por ejemplo,
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 177

se puede leer seriamente Esta página Hermann Hesse publicado en la revista Fontaine
( 57, p. 725). Un prisionero pintado en la pared de su celda un paisaje: un tren entra
en un túnel. Cuando sus carceleros vienen a buscarlo, le preguntó "muy bien su
esperar un tiempo para mí para entrar en la pequeña, ahora mi lienzo con el fin de
comprobar algo. Una costumbre, se rieron mientras me miraban como un débil
mental. Me hice muy pequeño. Fui a mi imagen, entré en el pequeño tren que se
alejó y desapareció en la oscuridad del túnel pequeño. Para algunos in- tantes,
todavía vimos un poco de humo procedente del agujero redondo escamosa. A
continuación, el humo se disipó y con él la mesa y la mesa yo" ... ¿Con qué
frecuencia el poeta-pintor, en la cárcel, que hizo [142] no traspasaron las paredes
de un túnel! ¿Con qué frecuencia, pintando su sueño, él se escapó a través de una
grieta en la pared! Porque de la cárcel todos los medios son buenos. Si es
necesario, solo libera el absurdo.

Por lo tanto, si seguimos con la simpatía del poeta de la uña del pulgar, si
tomamos el tren desde el pintor preso, la contradicción geométrica es redimido,
la Representación está dominado por la imaginación ción. La representación es
sólo una expresión de la entidad para comunicar a los demás nuestras propias
imágenes. En el eje del filósofo Sophie que acepta la imaginación como facultad
básica, se podría decir, en el camino de Schopenhauer: "El mundo es mi
imaginación. "Tengo mucho más del mundo que yo soy mejor en la SER
miniaturización. Pero al hacerlo, debemos entender que en miniatura el va- su
condensan y enriquecer. No es suficiente de una dialéctica platónica de grandes
y pequeños para conocer las virtudes dinámicas de c miniatura.

Mediante el estudio de algunos ejemplos, vamos a demostrar que el


mini-tura literaria - es decir, todas las imágenes literarias que comentan
reversiones en vista de la grandeza - valores profundos activos.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 178

II

En primer lugar, tomamos un texto Cyrano de Bergerac citado en un artículo bien


por Pierre-Maxime Schuhl. En este artículo, que se titula: El tema de Gulliver y la
asunción de Laplace, el autor nace Ame- para acentuar las imágenes de carácter
intelectualista de divertida Cy rano de Bergerac para traer estas imágenes de las ideas
del astrónomo matemático 136
.

He aquí el texto de Cyrano "Esta manzana es un pequeño universo a sí mismo, la


semilla, más caliente que otras partes, se propaga por todo el calor conservadora de su
mundo; y este germen, en este punto de vista, es el pequeño sol de este pequeño mundo,
que calienta y alimenta la sal vegetativa de esta pequeña masa. "

En este texto, nada atrae mientras imagina y se propone la miniatura imaginaria


para encerrar un valor imaginario. En el centro es la semilla que es mas calor la
manzana entera. Esta condensación de calor ver este hombre caliente muy querido,
aprobó la Imagen rango vemos el rango de imagen que vimos de. La imaginación se
siente reconfortada por todo este germen que [143] alimenta la sal vegetativa 137
.
La manzana, la fruta no es el primer valor. El valor dinámico real es el fallo. Este
es el problema técnico que, paradójicamente, hace que la manzana. Envía a sus
jugos balsámicos, sus fuerzas conservadoras. El fallo no sólo nace en una cuna
tierna, bajo la pro- tección del peso de la fruta. Él es el productor del calor vital.

En tal imaginación, no vis-a-vis los observadores ción mente, un cambio total.


La mente que imagina sigue por el camino inverso al de la observación de la mente.
La imaginación no alcanza un dia-

136 Revista de Psicología, Abril-Junio ​1947, p. 169.


137 Que las personas que comieron la manzana, atacan el problema técnico! Limita

en la sociedad la manía inocente pelar semillas para saborear ellos. Y pensamientos, sueños
diurnos que, cuando se come las semillas!
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 179

gramo que resumir el conocimiento. Se busca un pretexto para multiplicar las imágenes y
cuando la imaginación está interesada en una imagen, que majorises valor. Desde el
momento en Cyrano imaginó la Semilla-Sol, que estaba convencido de que el problema
fue un centro de la vida y el fuego, corta, el valor.

Naturalmente, estamos imagen excesiva antes. El jugador ele- radica en Cyrano,


como en muchos escritores, como en Nodier que mencionamos un poco más temprano,
afecta a la meditación imaginaria. Las imágenes son demasiado rápido, van demasiado
lejos. Pero el psicólogo a la lenta lectura, el psicólogo que examina, imágenes en
cámara lenta, permaneciendo en el tiempo que toma cada imagen, se siente como un
archivo de valores de coalescencia sin límites. Valores engouf- Frent en miniatura. El
sueño en miniatura.

Pierre-Maxime Schuhl concluye su estudio, poniendo de relieve este primer


ejemplo de los peligros de la dueña de la imaginación de error y la falsedad. Estamos
de acuerdo con él, pero soñamos diferente o, más exactamente, aceptamos a
responder a nuestras lecturas soñador. Este es el problema de los valores de las casas
de sueño onírico que se plantea aquí. Esto es ya una disminución y dejar de soñar que
describen objetivamente. Que los sueños que son sólo sueños en polvo objetivamente
narrado! En presencia de una imagen que sueño, que debe ser tomado como una
invitación a seguir la ensoñación que lo creó.

El psicólogo de la imaginación que define la positividad de la imagen por la


ensoñación de dinamismo, debe justificar la invención de la imagen. En el ejemplo que
estamos considerando, el problema planteado es absurdo: es la semilla de la manzana
en el sol? Al poner suficientes sueños - tal vez se necesita mucho - que finalmente
hacemos esta pregunta oneirically válida. Cyrano de Bergerac [144] no ha en- tendido
surrealismo para hacer frente felizmente con preguntas absurdamente. En términos de
la imaginación, que no ha "engañado", ya que la imaginación nunca se equivoca, ya
que la imaginación no tiene que enfrentarse a una imagen con una realidad objetiva.
Debe ir más allá: Cyrano no engañó unidad esperado. El sabía bien que el lector "no
engaña ellos." Siempre esperaba que iba a encontrar las lecturas res hasta su
imaginación. Un tipo de optimismo es estar en cualquier obra de la imaginación. Gérard
de Nerval no lo dijo ( au-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 180

Relia, p. 41): "Creo que la imaginación humana ha inventado nada que no es cierto,
en este mundo o en el otro. "

Cuando vivimos en la espontaneidad de una imagen como una imagen global


de la manzana Cyrano, entendemos que esta imagen no es preparado por
pensamientos. No tiene nada en común con imáge- nes que ilustran o apoyan las
ideas científicas. Por ejemplo, la imagen planetaria del átomo de Bohr es - al pensar
científicamente que, si no unos valoraciones pobres y negativos de una extensión
Sophie filósofo - un puros pensamientos esquema sintético ma- temática. En el
átomo de Bohr planetaria, el pequeño sol central

No está caliente.

Hacemos esta breve nota para resaltar la dife- rencia esencial que hay entre
una imagen absoluta que lleva en sí mismo y una imagen post-ideativa que quiere
ser un resumen de pensamientos.

III

Como un segundo ejemplo de miniatura literaria valorado, vamos a seguir el


sueño de un botánico. El alma botánico deleita en esta miniatura para ser lo que
una flor. El botánico utiliza niería palabras desnudo correspondientes a las cosas
de tamaño común para describir la privacidad floral. Leemos en el bo- Cristiano
Diccionario tánico, que es un gran volumen de Nueva clopédie teológica
Encyclopedia, publicado en 1851, el artículo épiaire esta descrip- ción de la flor de
los stachys alemanes:

"Estas altas flores en algodón cunas son su peti-, delicada de color


rosa y blanco ... quito el pequeño ca- compitiendo con esta red de seda
larga que cubre el labio ... El in-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 181

flor férieure es recta y ligeramente curvada; es de color rosa brillante en el


interior y cubierta exterior con una piel gruesa. Toda la planta se calienta
cuando es tocado. Ella tiene una pequeña [145] traje bien hyperboréen. Los
cuatro pequeños estambres son como pequeños cepillos amarillos. "Hasta el
momento, el texto puede ir de gol. Sin embargo, pronto se hace LOGISER
psicológico. Poco a poco, un ensueño acompaña a la descripción de "Los
cuatro estambres pie derecho y muy buena inteligencia en el caso del pequeño
nicho que forma el labio in- férieure. Ellos están allí así con gusto en su
pequeña casema- bien acolchado. El pequeño pistilo es con respeto a sus
pies, pero su tamaño es muy pequeño, lo que tienes que hablar con él, a su
vez, se doblan las rodillas. las mujeres pequeñas tienen mucha importancia; y
aquellos cuyo tono parece más humilde a menudo tienen buena conducta
absoluta en su hogar. Los cuatro semillas desnudas permanecen en el fondo
del vaso y se sumaron, como en la India los niños acunado en una hamaca.
Cada estambre reconoce su trabajo, y los celos no puede existir. "

Por lo tanto, en la flor, el botánico aprendido ha encontrado la miniatura de una vida


conyugal, sintió el calor guardado por una piel, vio la hamaca que adormece a la semilla.
A partir de la armonía de las formas, se encontró con el bienestar de la casa. ¿Hay que
enfatizar que, como en el texto de Cyrano, el suave calor de las regiones cerrados es la
primera indicación esta intimidad? Esta cálida intimidad es la raíz de todas las imágenes.
Las imágenes - se ve a descansar - ya no corresponde a ninguna realidad. Bajo una
lupa, todavía se podía reconocer los estambres amarillos cepillo, pero sin observador no
puede ver cualquier elemento real para justificar las imágenes psicológicas, acu-
RELAClONADAS por el narrador de Cristiano Botánica. Se sugiere que si hubiera sido
un tema de la dimensión actual, el narrador hubiera sido más cuidadoso. Pero es entrado en
miniatura y de inmediato las imáge- nes comenzaron a abundar, para crecer, para
escapar. La gran cantidad de pequeños, no por la lógica de una dialéctica de la ley de los
opuestos, sino a través de la liberación de todas las obligaciones de las dimensiones,
que es la misma característica de liberación de la actividad imaginativa. En Ar- tículo vincapervinca
en el mismo diccionario botánico cristiana,
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 182

dice lo siguiente: "Lector, el estudio de la vinca en detalle, se verá cómo crece el detalle
objetos. "

En ambas líneas, el hombre con la lupa expresa gran ley psicológica. Nos pone
en un punto sensible de la objetividad, cuando para acoger el detalle desapercibido
y dominar. Las raciones de aumento condi-, en este experimento, un debut. El
hombre con la lupa aquí no es el anciano que quiere, en contra de los ojos
cansados ​de ver, sin dejar de leer su periódico. El hombre [146] en la lupa toma el
mundo como una novedad. Si hubiéramos experimentado la confianza de sus
descubrimientos, nos daría la fenomenología pura de documentos, que cubría el de-
mundo, que entró en el mundo, sería una palabra gastada, una palabra empañada
por su filosofía tal uso frecuente. A menudo, el filósofo fenomenológico describió su
"debut", su "estar en el mundo" bajo el signo de un objeto familiar. En él se
describen fenomenológicamente su tintero. Un mal tiro ob- entonces el cuidador del
resto del mundo.

El hombre de la barra de lupa - bien simplemente - enlace fa- el mundo. Es


nueva mirada a nuevo objeto. La lupa del botánico es la infancia redescubierto.
Restaura los ojos del botánico ensanchamiento del niño. Con él, volvió al jardín, en
el jardín

cuando los niños ven grandes 138 .

Así, la pequeña, estrecha puerta si hay un mundo abierto. La cola de un de- cosa
puede ser una señal de un nuevo mundo, un mundo que al igual que todos los mundos,
contiene los atributos de grandeza.

La miniatura es una de las partes planas del tamaño.

138 P. DE BOISSY, Mano primero, p. 21.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 183

IV

Por supuesto, esbozando una fenomenología humana a través de una lupa, no


pretendemos que el trabajador de laboratorio. El trabajador tiene una disciplina
científica de objetividad que detiene todas las fantasías de la imaginación. Lo que
observó en el microscopio, que ya ha visto. Se podría decir, de manera paradójica,
nunca se ve por primera vez. De todos modos, en el reino de la observación
científica de que en cierta objetividad, la "primera vez" no cuenta. La observación
ción entonces el reino de las "varias veces". Debemos en primer lugar, en el trabajo
científico psicológicamente digerir la sorpresa. Lo que el científico observó está
bien definido en un cuerpo de pensamientos y experiencias. Por lo tanto, no está en
los problemas de FIC experiencia científica que tenemos que hacer comentarios
cuando estudiamos la imaginación. Olvidando, como hemos dicho en nuestra
introducción, nuestros hábitos de objetividad científica, hay que buscar la imágenes
de la primera vez. Si vamos a por los documentos psicológicos en la historia de la
ciencia [147] - tan potente como así se alegó que no existía, en esta historia, una
reserva "primera vez" - veríamos que las primeras observaciones microscópicos
fueron leyendas de objetos pequeños, y cuando fue animado el objeto, leyendas
vivas. Como observador, incluso en el reino de la ingenuidad, qué no ver las formas
humanas en "zooides animal spermato" 139

!
Una vez más, aquí estamos reducidos a plantear los problemas de la
imaginación en cuanto a la "primera vez". Esto justifica que nos tomamos ejemplos
de las fantasías más extremas. Por sorprendente variación del tema: el hombre
con una lupa, vamos a estu-

139 Cf. La formación del espíritu científico.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 184

dier un poema en prosa de André Pieyre Mandiargues que se titula: El huevo en


el paisaje 140 .

El poeta, como muchos otros, sueño detrás del vidrio. Pero en el mismo vaso,
descubrió una pequeña deformación se extienda la cepa en el universo.
Mandiargues dijo a sus jugadores: "Ap- primer plano de la ventana tratando de no
dejar demasiado ejecutar su atención en el exterior. Hasta que tenía bajo los ojos
de estos granos que son como el cristal, quistes pequeños huesecillos veces
transparente, pero más a menudo confusa o vaga slucides tran-, y una forma
alargada que evoca la niña de gatos. "A través de este poco tiempo vítreo, a
través de esta manzana de chat, que viene BE- el mundo exterior? "La naturaleza
del mundo hace? (P.

106), o se trata de la verdadera naturaleza aparición triunfal De todos modos, el hecho


experimental es que la introducción del núcleo en el paisaje lo suficiente como para darle
un carácter suave ... Las paredes, rocas , troncos de árboles, construcciones metálicas,
perdieron toda rigidez en las proximidades del núcleo móvil. "Y desde todos los lados, el
poeta pone en evidencia las imágenes. Nos da una multiplicación átomo universo.
Guiados por el poeta, el soñador, moviendo su cara, renueva el mundo. Miniatura del
quiste vidrio, el soñador pone de manifiesto un mundo. La re soñador obliga al mundo a
"The Creeping más inusual" (p. 107). olas de carreras de la re soñador de irrealidad sobre
lo que era el mundo real. "El mundo exterior, en su s unánime se ha convertido en un
lugar mediados maleable a voluntad antes de éste objeto duro y cortante, huevo filosófico
cable vérita- que sus descansos cada cara mientras camina por el espacio. "

De este modo, el poeta no fue a buscar el momento su herramienta de sueño. Y, sin


embargo, con lo que el arte se infiltró en el paisaje! Con [148] lo que la fantasía que
tiene espacio para múltiples curvas. Tanto espacio curva de Riemann de la fantasía!
Para cada universo está encerrado en las curvas; universo todo se concentra en un
núcleo, un germen, un centro revitalizado. Y este centro es de gran alcance, ya que es
un centro imaginado. Un paso más hacia el mundo de las imágenes que ofrecemos
Pieyre Mandiargues y vieron al centro que imagina; Luego leemos el paisaje en el
núcleo de vidrio. No se ve a través. este

140 Ed. metamorfosis Gallimard, p. 105.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 185

la infiltración de núcleo es un mundo. La miniatura se despliega a las dimensiones de un


universo. El grande, una vez más, está contenido en el tit pe-.

Tome una lupa es prestar atención, pero tenga cuidado de que no se tienen ya
una lupa? La atención de la salud por sí solo es un cristal de aumento. En otra obra 141
, Pieyre Mandiargues la meditación de
la flor de Euphorbia escribió: "frondoso, bajo su mirada demasiada atención tif,
como moneda de corte bajo la lente de un microscopio, se había vuelto
misteriosamente: ahora era una pentagona- la fortaleza, erigida en prodigiosa
altura delante de él en un desierto de rocas blancas y rosadas flechas parecía
inaccesible, las cinco torres étoilaient castillo lanzado vanguardia de la flora en la
tierra árida. "

Un filósofo razonable - la especie no es infrecuente que la objeción de tera tal vez


estos documentos son exagerados, hacen demasiado libre con las palabras, el grande,
el desayuno enorme. Sólo es prestidigitación verbal, muy pobres antes de la hazaña de
PRESION tidigitateur que trae un reloj despertador con un dedal. Sin embargo, nos
fendrions prestidigitation de- "literaria". El acto de digitateur presti- sorprendido,
divertido. El acto del sueño poeta. No puedo vivir y revivir el acto primero. Pero la
página de poeta es mío aunque sólo me gusta soñar despierto.

La excusa razonable filósofo nuestras fotos si podría darse como una droga
debido a que algunos mescalina. Entonces tendrían para él una realidad
fisiológica. El filósofo usaría para resolver sus problemas de la unión del alma y
el cuerpo. En cuanto a nosotros, los tomamos como documentos literarios realidades
de la imaginación, puro como los productos ción imaginación. Por qué los actos
de la imaginación que no sería tan real como los actos de percepción?

Y sin embargo, ¿por qué estas imágenes "excesiva" que [149] no sabemos
entrenarnos, pero podemos, leemos: ERS, sinceramente recibir el poeta, que no
lo harían - si tomamos el concepto - "drogas" que nos proporcionan virtuales

141 Pieyre DE Mandiargues, mármol, ed. Laffont, p. 63.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 186

gérmenes ensueño? Esta droga virtual es una eficiencia de re muy pu-. Estamos
seguros, con una imagen "exagerada", para estar en el eje de una imaginación
autónoma.

Esto no tiene escrúpulos hemos jugado un poco por encima de la descripción larga del botánico Nueva
la enciclopedia teológica. La página abandona demasiado rápido la semilla del sueño. Ella charla. Se acoge
cuando tenemos tiempo para bromear. Se descarta el que queremos encontrar los gérmenes vivos de la
imaginación. Está, nos atrevemos a decir, una miniatura hecha con trozos grandes. Hay que encontrar un
mejor contacto con la imaginación miniaturante. Podemos, sala de filósofo que A LOS QUE t de la
contemplación de obras pintadas de miniaturistas de la Edad Media, este gran momento de la paciencia
solitario. Nos imaginamos NONS precisamente esta paciencia. Se pone paz en los dedos. A tan sólo
imaginar, la paz impregna el alma, todos los pequeños CHO pedir su lentitud. Ha tenido que dar un gran
placer en la habitación tranquila para el mundo en miniatura. Tienes que amar a la espacio para describir
tan minuciosamente como si no hubiera moléculas mundo, para encerrar un espectáculo en una molécula
de dibujo. En esta hazaña, lo que la intuición dialéctica que siempre piensa en el trabajo grande y hostil a
los vuelos. El intuitionist, de hecho, dan, todo en un solo golpe de vista, mientras que los detalles se
revelan y están dispuestas una tras otra, pacientemente, con malicia de extremo miniaturista cursiva dis-.
Parece que el miniaturista puso el reto contemplación perezoso del filósofo intuicionista. No lo diga, "Usted
no lo han visto! Tómese el tiempo para ver todas las pequeñas cosas que no se pueden contemplar en su
conjunto. "En la contemplación de la miniatura, necesitamos un rebondis- cuidado de la salud para integrar
detalle. había moléculas mundo, para encerrar un espectáculo en una molécula de dibujo. En esta hazaña,
lo que la intuición dialéctica que siempre piensa en el trabajo grande y hostil a los vuelos. El intuitionist, de
hecho, dan, todo en un solo golpe de vista, mientras que los detalles se revelan y están dispuestas una tras
otra, pacientemente, con malicia de extremo miniaturista cursiva dis-. Parece que el miniaturista puso el
reto contemplación perezoso del filósofo intuicionista. No lo diga, "Usted no lo han visto! Tómese el tiempo
para ver todas las pequeñas cosas que no se pueden contemplar en su conjunto. "En la contemplación de
la miniatura, necesitamos un rebondis- cuidado de la salud para integrar detalle. había moléculas mundo,
para encerrar un espectáculo en una molécula de dibujo. En esta hazaña, lo que la intuición dialéctica que
siempre piensa en el trabajo grande y hostil a los vuelos. El intuitionist, de hecho, dan, todo en un solo
golpe de vista, mientras que los detalles se revelan y están dispuestas una tras otra, pacientemente, con malicia de extremo m
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 187

Naturalmente la miniatura de fácil decirlo que hacerlo y podemos recopilar


fácilmente las descripciones literarias tienda de campaña se reunió con el diminuto
mundo. Debido a que estas descripciones dicen CHO su pequeño, que son
automáticamente detallado. Como esta página de Victor Hugo (que abreviar) nos
permitimos convocar un poco de atención a de [150] la unidad de un tipo de
ensoñación que puede parecer insignificante.

Victor Hugo, quien dijo, pensando en grande, también sabe describir res miniaturizados. en El
Rhin 142 , leemos: "En Freiberg se me olvidó larga
el vasto paisaje que yo estaba buscando cuadrado de hierba en la que estaba
sentado. Fue un pequeño bache línea COL- salvaje. Una vez más, había un
mundo. Escarabajos caminaban lentamente en las fibras profundas de vegetación;
sombrilla de flores cicuta imitaba los pinos de Italia ... un abejorro húmeda pobres,
terciopelo amarillo y negro, dolorosamente se remonta a lo largo de una rama
espinosa; nubes de mosquitos escondieron su día; campana azul tembló en el
viento, y una nación de pulgones había resguardado bajo la enorme carpa ... Vi
salir del barro y girando hacia el cielo, succionando el aire, como un gusano a PY -
atún antediluviano, y que tal vez, a mediados universo croscopique sus Hércules
para matar y Cuvier para describirlo. En resumen, ese universo es tan grande como
la otra. "La página continúa, el poeta ha divertido, mencionó Micromegas, y luego
sigue una simple teoría. Pero el lector que no tiene prisa - que es el único que
podemos esperar para sí mismo - seguramente entre la ensoñación miniaturante.
Este lector de inactividad a menudo llevados tales sueños, pero nunca se hubiera
atrevido a escribir. El poeta les ha dado la dignidad literaria. Nos haría - gran
ambición! - darles la dignidad que filosófica. Después de todo, el poeta no se
equivoca, se ha descubierto una inundación. "Una vez más había un mundo. "¿Por
qué el metafísico confrontar no estar en ese mundo? Se renovaría, barata,
experiencias "apertura al mundo", "a entrada en el mundo ". Con demasiada
frecuencia el mundo designado por el filósofo es sólo una no-yo. Su magnitud es un
grupo de negatividades. El gráfico filosófica se hace positiva demasiado rápido y le
da al mundo, un mundo único. Las fórmulas: estar en el mundo, siendo el mundo
son demasiado majestuosos

142 Victor Hugo, El Rhin, ed. Hetzel, t. III, p. 98.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 188

para mi ; No puedo vivir. Estoy más a gusto en el mundo de la miniatura. Estos son para
mí los mundos dominados. En la vida me siento de mi soñando con olas
mondificatrices. La enormidad del mundo hay más para mí es que la interferencia olas
mondificatrices. La miniatura con experiencia me separa sinceramente desde la
temperatura ambiente hasta MON, me ayuda a resistir la disolución de la atmósfera.

La miniatura es un ejercicio de frescura metafísico; [151] Permite mondifier a


pequeños riesgos. Y lo demás de tal exerci- de este mundo dominado! La
miniatura se apoya sin nunca duerme. La imaginación es alerta y feliz.

Pero para disfrutar de buena conciencia a esta miniaturée la metafísica,


necesitamos aumentar el apoyo y colectiva operan algunos textos. Debemos temer
lo contrario, confesando nuestro gusto por la miniatura, mejorar el diagnóstico de
que la Sra Favez- Boutonier nos mostró que el umbral de nuestra buena amistad
antigua y hay un cuarto de siglo: sus alucinaciones liliputienses son carac- terísticas
de alcoholismo.

Los textos son muchos, donde la pradera es un bosque donde un manojo de


hierba es una arboleda. En una novela de Thomas Hardy, un puñado de musgo es
una madera de pino. En una novela con multas y muchas pasiones: Niels Lyne, JP
Jacobsen describe el Bosque de la felicidad: hojas de otoño, las Cormiers flexión
bajo "el peso de PES rojos grap-" completa su imagen con "musgo vigorosa, espesa
que parecía pinos, con las palmas ". Y "todavía había una ligera espuma que
recubre los troncos de los árboles y hacía pensar en campos de maíz elfos" (trad. P.
255). Un autor cuya tarea es seguir un drama humano de alta intensidad como es el
caso de Jacobsen (143

) , interrumpir el relato de la pasión por "escribir este


miniatura", esto es una paradoja que debe dilucidar si queríamos tomar una
medida exacta de los intereses literarios. Uno vivo sobre el texto, parece que algo
humano se refina en este EF- fortaleza para ver este fino bosque anidado en el
bosque de árboles altos. En un bosque a otro bosque en la diástole al bosque en la
sístole, un cosmicidad respira. Paradójicamente, parece que vivir en una miniatura
viene a relajarse en un espacio pequeño.

(143) El libro Niels Lyne era Rilke a un libro de cabecera.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 189

Se trata de un millar de sueños que nos echen del mundo, que nos ponen en
otro mundo y el novelista lo necesitaban para transportarnos más allá de este
mundo es el mundo de un nuevo amor. Las personas presionadas por los asuntos
humanos no están incluidos. El lector de libros siguiendo las ondulaciones de una
gran pasión es sorprendente para esta interrupción por cosmicidad. Rara vez se lee
el libro linealmente siguiendo el curso de los acontecimientos humanos. Para él, los
eventos no requieren pintura. Pero la lectura cuántos sueños lineal nos priva!

Tales reflexiones son llamadas a la verticalidad. Son [152] se rompe la historia


durante el cual se refiere al lector a soñar. Son muy pura porque son inútiles. Hay que
distinguir esta costumbre de contar historias donde un enano se esconde detrás de
una lechuga para las trampas del héroe, como es el caso de El enano amarillo Madame
d'Aulnoy. poesía cósmica es independiente de las intrigas de la historia de los niños.
Se afirma que, en los ejemplos que citamos, una partici- pación en un veganismo muy
íntimo, una vegetariana que escapen de la torpeza que condenó nian filosofía
bergso-. En efecto, mediante la adhesión a las Fuerzas miniaturées, VE mundo Getal
es grande en lo pequeño, animado por la suavidad, mientras vivía en su acto verde.

A veces el poeta capta un pequeño drama, como Jacques Audiberti que en su


increíble Abraxas, nos sentimos, en la lucha de Parietaria y pared de piedra, momento
dramático "escala de grises Parietaria Sou-up". ¿Qué planta Atlas! en Abraxas, Audiberti
hizo un tejido apretado de los sueños y realidades. Él sabe que los sueños que tienda
a la intuición Met proximum punto lagrimal. entonces podríamos ayudar a Parietaria raíz
de una ampolla sobre la vieja pared.

Pero vamos a tener tiempo en este mundo, a amar las cosas, ver las cosas de
cerca, cuando disfrutan de su pequeñez. Sólo una vez en mi vida vi un liquen joven
nacido y se extendió sobre la pared. Lo que la juventud, lo que impulso a la gloria de la
superficie!

Por supuesto, perderíamos el sentido de los valores reales si interpretamos


miniaturas estaba en la simple relativismo de los grandes y pequeños. La hebra de
espuma también puede ser abeto nunca hebra de espuma. La imaginación no funciona
en ambos sentidos conmigo Me- convicción.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 190

Es en los pequeños jardines del poeta sabe que las flores germinales. Y me
gustaría poder decir, como André Breton: "Tengo las manos para que elija, el
tomillo pequeña de mis sueños, romero de mi extrema palidez 144 . "

VI

El cuento es una imagen de razonamiento. Se tiende a asociar imágenes extraordinarias


como si pudieran ser imágenes coherentes. por lo tanto la historia lleva a la convicción de
una primera imagen de toda una in- imágenes parece derivados. Pero la conexión es tan
fácil, el razonamiento es tan suave, que pronto sabemos dónde está el germen de la historia.

[153]

En el caso de una miniatura contado como es el caso de la historia de Pequeño


pulgar, parece que nos encontramos fácilmente el principio de la primera imagen: la
mera pequeñez facilitará todos los logros. Pero examinó más de cerca, la situación
fenomenológica de esta miniatura dicho es inestable. De hecho, es objeto de la
dialéctica de la maravilla y la broma. Una característica superpone sólo algunas veces
para detener la participación en la maravilla. En un dibujo, incluso admirar, pero el
comentario es superior a los límites: una Pou esto, citado por Gaston Paris 145 , es tan
pequeña que "perfora la cabeza una mota de polvo y pasa a través de todo." Otro murió
por el disparo de una hormiga. Ningún valor de ensueño en esta última característica.
NO- ser animalized fantasía que es tan fuerte, que afecta a animales de gran tamaño,
no registró los hechos y gestos de pequeños animales. En el lado de la pequeña y
oníricas nuestra animalizado no va tan lejos como nuestra fantasía planta 146

144 André Breton, El revólver con el pelo blanco, ed. libre de Cahiers
1932, p. 122.
145 Gaston Paris, Tom pulgar y la Osa Mayor, París, 1875, p. 22.
146 Tenga en cuenta sin embargo que algunos neurótica afirmado ver microbios
roer sus órganos.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 191

Gaston Paris señala que de esa manera cuando el pulgar se mató con un tiro corto
de hormigas que epigrama, una especie de insulto por la imagen que expresa
desprecio por ser disminuido. Es un frente en contra de participar. "Nos encontramos
con estos juegos de la mente en manos Ro; un epigrama de decadencia, se dirigió a un
enano (diciendo): "La piel de un chip hecho que vestir demasiado amplia. "Hoy enco- re
añade Gaston Paris, los mismos chistes se encuentran en la canción Maridito. Gaston
Paris también da a esta canción como "niño", que está seguro de sorprender a nuestros
psicoanalistas lysts. Durante tres cuartas partes de los medios explicación lógica un
siglo psico han incrementado afortunadamente.

En cualquier caso, Gaston Paris designa claramente el punto sensible de la


leyenda ( loc. cit. p. 23): las partes en las que la pequeñez simulacro DE- forman la
historia original, la miniatura pura. En el cuento original que el fenomenólogo debe
volver siempre "pequeñez no es ridícula, pero es maravilloso; lo que hace que el
interés de la historia son las cosas extraordinarias que Poucet lleva a cabo a través
de su pequeñez; todas las ocasiones, además, que es ingenioso y malicia, y todavía
atrae de manera triunfal no está mal cuando le pasa a ocuparse de él ".

Pero entonces, para participar realmente en la historia, debe duplicar la sutileza de la


mente mediante la sutileza material. La historia nos [154] que le invita a nosotros
"deslizamiento" entre las dificultades. En otras palabras, además del pecado des, tomar el
dinamismo de la miniatura. Este es un ejemplo fenomenológica adicional. Lo animada
cuento recibe entonces si uno sigue la causalidad de la pequeña, incipiente a ser pequeño
movimiento que actúa en ser masiva! Por ejemplo, el dinamismo de la miniatura se revela a
menudo por los cuentos donde Tom pulgar instalado en el oído del caballo es el maestro de
las fuerzas que tiran del arado. "Esto, en mi opinión, dice Gaston Paris, la base primitiva de
su historia (p. 23); Este es el rasgo que se encuentra en todos los pueblos, mientras que
otras historias que se le atribuyen, creadas por la fantasía, una vez despertados en esta
pequeña cosa de la diversión, por lo general difieren entre los diferentes pueblos. "

Naturalmente, en la oreja del caballo, el pulgar de Tom dijo el matiz de los animales y
dia. Él es el centro de toma que los sueños de nuestra nos comprometen a estar en un
espacio pequeño. Hemos dicho anteriormente que la pequeña cabaña es uno de
grandeza. Si nos solidarizamos
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 192

dinámicamente con el pulgar de Tom activa, ahora la pequeña aparente gustaría que la casa de
la fuerza primitiva. Un cartesiana decir - si un cartesiano podría decir jocosamente que en la
historia, Tom pulgar, es la glándula pineal del arado. De todos modos, es muy pequeña, que es
el maestro de fuerzas es pequeña, que controla la mayor. Cuando esto Pou ha hablado, caballo,
reja de arado y el hombre sólo tienen que seguir. Mejor estos tres subordinados obedecen los
seres, con mayor seguridad la ranura será el adecuado.

Tom pulgar está en casa en el espacio de una oreja, en la entrada de la


cavidad natural del sonido. Es un oído en un oído. Así, el cuento descubierto por
las representaciones visuales es el doble de lo que llamamos, en el párrafo
siguiente, un sonido en miniatura. En fect EF, se nos invita, a raíz de la historia,
a caer por debajo del umbral de la audición, escuchar con nuestra imaginación.
El pulgar se trasladó al oído del caballo para susurrar, es decir caja, una voz que
nadie oye, sino el que tiene que "escuchar" a controlar. La palabra "escuchar"
adquiere el doble sentido de oír y obedecer. ¿No es también en el tono mínimo
en un mini-atura sonido como el

Este Poucet que guía por su inteligencia y su voluntad enganchar el obrero parece
estar lejos del pulgar de Tom de nuestra juventud. Sin embargo, es en las fábulas de
línea que nos conducirán siguiente Gaston Paris, el gran dispensador de primitivismo en
la leyenda original.

[155]

Para Gaston Paris, la clave de la leyenda del pulgar de Tom - como tantas
leyendas! - está en el cielo: el pulgar que conduce la constelación de la Osa Mayor.
De hecho, Gaston Paris señalar que en muchos países, una pequeña estrella denota
que está por encima del carro, el nombre de Tom Thumb.

No tenemos que seguir todas las pruebas convergentes que el lector encontrará en
el libro de Gaston París. SÓLO en insistir en una leyenda suiza que nos dará una
buena medida de una oreja que sabe sueño. En esta leyenda reportado por Gaston
Paris (p. 11), el carro se invierte en la medianoche con un gran estrépito. Esta leyenda
no se nos enseña a escuchar a la noche? La hora de la noche? La hora del cielo
estrellado? ¿De dónde leí que un ermitaño Dait sobre la correcta sin rezar su oración
de reloj de arena oyó sonidos que desgarraron
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 193

las orejas ? En el reloj de arena, de repente oyó la catástrofe de tiempo. El


tic-tac de los relojes es tan grosero desigual, por lo que mecánicamente que ya
no muy fino oído para escuchar el tiempo que fluye.

VII

La historia de Tom Pulgar, traducido al cielo, muestra que las imáge- nes pasan
fácilmente desde pequeñas a grandes y de mayor a menor. gullivérienne la serie rêve-
es natural. Un soñador vio que sus imágenes por partida doble, en la tierra y en el cielo.
Pero en esta vida poética de las imágenes, hay más dimensiones que acaba de juego.
Reverie no es geométrica. Soñador hace todo lo posible. Appendi- se encuentran en
esta tesis a CA Hackett: El lirismo de Rimbaud, bajo el título:

Rimbaud y Gulliver, excelentes páginas en las que se representa Rimbaud pequeña al


lado de su madre, grandes en el mundo dominado. Mientras que con su madre es sólo
un "pequeño hombre en la tierra de Brobdingnag" en la escuela el pequeño "Arthur
imagina Gulliver en el país de Liliput." Y CA Hackett cita de Victor Hugo en Contemplaciones
(Sou venirs paterna) muestra las risas de los niños

Ver muy horribles bestias gigante derrotado


por enanos ingeniosas.

CA Hackett dijo en esta ocasión, todos los elementos de una


Psicoanálisis de Arthur Rimbaud. Si el psicoanálisis, como a menudo hemos
señalado, trae puntos de vista sobre porcelana pre naturaleza profunda del
escritor, que a veces nos puede distraer del estudio de la virtud directa de una
imagen. Hay fotos tan inmensa, su poder de comunicación [156] nos llama tan
lejos de la vida, de nuestras vidas que hacen comentarios psicoanalíticas peu-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 194

El viento se desarrollan sólo valores de margen. Qué inmenso soñando despierto en estas dos
líneas de Rimbaud:

Pequeña soñadora pulgar de Tom, me égrenais en mis rimas de


carrera. Mi hostal estaba en la Osa Mayor.

Ciertamente se puede admitir que la Osa Mayor, que era para Rimbaud "una imagen de la señora
Rimbaud" (Hackett, p. 69). Pero esto psicológica dissement profundidad no nos da el impulso dinámico de
la imagen que hace que encontrar la leyenda poeta Tom pulgar Valonia. Incluso es necesario que pongo
entre paréntesis mi conocimiento psicoanalítico que si quiero recibir la gracia fenomenológica de la imagen
re soñador, los quince profeta. Si la posada de la Osa Mayor es sólo la última casa de un adolescente
acosado se despierta en mí au cun memorias positivas, sin ensoñación activa. Puedo soñar aquí en la hiel
de Rimbaud. La causalidad peculiar como la cera psicoanálisis la vida del escritor, sin embargo, es
psicológicamente correcto, tiene muy pocas posibilidades de encontrar cualquier acción en cualquier
reproductor y, sin embargo esto tan extraordinaria, que recibe la comunicación. Ella me hace un momento,
separando a mí mismo de mi vida, de la vida, un ser imaginable. Se trata de este tipo de oportunidades de
juego que poco a poco llegué a cuestionar no sólo la imagen causal psicoanalítica, pero ninguna
causalidad cal psicológicamente de la imagen poética. La poesía, en sus paradojas, puede ser
contra-causal, que todavía es una manera de ser de este mundo, que participan en la dialéctica de las
pasiones. Pero cuando la poesía alcanzó su autonomía, podemos decir que es no causal. Para recibir
separando a mí mismo de mi vida, de la vida, un ser imaginando. Se trata de este tipo de oportunidades de
juego que poco a poco llegué a cuestionar no sólo la imagen causal psicoanalítica, pero ninguna
causalidad cal psicológicamente de la imagen poética. La poesía, en sus paradojas, puede ser
contra-causal, que todavía es una manera de ser de este mundo, que participan en la dialéctica de las
pasiones. Pero cuando la poesía alcanzó su autonomía, podemos decir que es no causal. Para recibir
separando a mí mismo de mi vida, de la vida, un ser imaginando. Se trata de este tipo de oportunidades de
juego que poco a poco llegué a cuestionar no sólo la imagen causal psicoanalítica, pero ninguna
causalidad cal psicológicamente de la imagen poética. La poesía, en sus paradojas, puede ser
contra-causal, que todavía es una manera de ser de este mundo, que participan en la dialéctica de las
pasiones. Pero cuando la poesía alcanzó su autonomía, podemos decir que es no causal. Para recibir
puede estar en contra-causal, que todavía es una manera de ser de este mundo, para acoplarse en la
dialéctica de las pasiones. Pero cuando la poesía alcanzó su autonomía, podemos decir que es no causal. Para recibir puede

Así, en su aspecto ensoñación directa, "El albergue de la Osa Mayor" no es


una prisión de la madre, ni una señal del pueblo. Es una "casa del cielo" cuando
soñamos ver intensamente un cuadrado sentimos la fuerza, sabemos que se trata
de un refugio de alta seguridad. Entre las cuatro estrellas de la Osa Mayor, un
soñador
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 195

puede ir a vivir. Huye tal vez la tierra, y el psicoanalista se enumeran las razones
de su vuelo, pero el soñador es seguro que Trou primer gusano de una casa,
una casa en [157] la medida de sus sueños. Y la casa de los cielos, ya que se
mueve! Otras estrellas perdidos en las mareas del cielo van mal. Pero el Gran
Chariot no pierde su forma. Al ver lo que convertir ya está siendo principal del
viaje. Y seguramente el poeta Su- vive, soñando, una fusión de leyendas. Y
estas leyendas, estas leyendas son revividos por la imagen. No son un viejo
conocimiento. El poeta no se repite los cuentos de la abuela. Él no tiene pasado.
Es un nuevo mundo. Con respecto al pasado y su CHO de este mundo, se dio
cuenta de la sublimación absoluta. En los registros de fenomenológicos para
seguir el poeta.

VIII

En el tema de Tom Pulgar, en el folklore como el poeta, que acabamos de


ver transposiciones de tamaño que dan una doble vida a los espacios poéticos.
Dos a veces es suficiente para la adaptación tales versos Oficina de Navidad 147 :

Él estaba sentado detrás de la hoja de hierba Para


ampliar el cielo.

Pero a veces las operaciones de multiplicar pequeños y grandes, tienen repercusiones. Cuando
una imagen familiar crece con el tamaño del cielo, uno está afectada repentinamente por la sensación
de que, en consecuencia, los chorros obstructivas familiares se están convirtiendo en un mundo en
miniatura. El macrocosmos y el microcosmos son correlativas.

147 OFICINA navidad Las manos extendidas, p. 25.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 196

En esta correlación puede jugar en ambas direcciones son poemas de sonido por
Jules Supervielle, especialmente los poemas recogidos bajo el título revelador Gravitaciones.
Cualquier centro de interés poética, ya sea en el cielo o en la tierra aquí es un centro
gravitacional ción activa. Para el poeta, este centro de gravedad es poético pronto, si nos
atrevemos a decir, tanto en el cielo y en la tierra. Por ejemplo, con la facilidad ALGUIEN
imagen, la mesa familiar es una lámpara de mesa de aire que tiene el sol 148 ?

Hombre, mujer, niños Aire Una


mesa se inclina en un milagro que
trata de definir.

[158]

Y el poeta, después de que la "explosión irreal" regrese a la tierra:

Me encuentro en mi mesa de siempre en la


tierra cultivada
Uno que da maíz y ganado.
................................................. Me encontré
con los rostros a mi alrededor con plena y
valles de la verdad.

La imagen que sirve de pivote esta torre ensueño, la tierra y por aire transformación,
solo la familia y la torre cósmica, es la imagen del sol de la lámpara y lámpara solar. Fue
por miles que podrían reunir los documentos literarios de esta imagen vieja como el
mundo. Pero Jules Supervielle hace un cambio significativo en el jugando en ambas
direcciones. Por lo tanto, hace que la imaginación su flexibilidad, elasticidad tan
milagroso que uno puede decir que la imagen resume el sentido de que crece y se
concentra el significado. El poeta mantiene la imagen para descansar.

148 Jules Supervielle, gravitaciones, pp. 183-185.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 197

Si vimos la cosmicidad superviellienne, bajo el título


gravitaciones, tan lleno de significado científico para el espíritu de nuestro tiempo,
hay pensamientos que tienen un gran pasado. Cuando no se abusa de la
modernización de la historia de la ciencia, cuando se toma como Copérnico fue con
la cantidad de sus Ries rêve- y pensamientos, nos damos cuenta de que es
alrededor del lumiè-
re que giran las estrellas. El Sol está por encima de todo la gran luz del mundo.
Los matemáticos hará más adelante una masa acti- rante. La luz es el principio
superior de centralidad. Es un gran valor en la jerarquía de las imágenes! El
mundo, la nación imaginada, gira en torno a una valor.

La lámpara de noche en la mesa de la familia, es también el centro de un mundo. La


mesa iluminada por la lámpara es en sí mismo un pequeño mundo. Un filósofo soñador
puede no temer que nuestra iluminación indi- recta nos hará perder el centro de la
habitación por la noche. Me- muaré ella entonces mantener las caras de edad

Con sólida y hueca de la verdad.

Cuando seguido toda Supervielle poema en sus ascensiones astrales y su


vuelta al mundo humano, vemos que el terreno familiar inundaciones toma nueva
miniatura cósmica deslumbrante. No sabíamos que el mundo [159] familiarizados
fue tan grande. El poeta nos ha demostrado que las grandes no es incompatible
con el pequeño. Y pensamos en Baudelaire, sobre litografías de Goya, se podría
hablar de "grandes imágenes en miniatura" 149 y ¿quién podría decir de un pintor en
el esmalte, Marc Baud 150
, "Él sabe cuán grande
en el pequeño".

De hecho, como veremos aún más especialmente tratar imágenes Ment de


la inmensidad, el pequeño e inmenso son consonante. El poeta siempre está
listo para leer lo grande en lo pequeño. Por ejemplo, la cosmogonía de un
Claudel rápidamente, con el beneficio de la imagen, asimilar el vocabulario - si la
idea - la

149 Baudelaire, curiosidades estéticas, p. 429.


150 Baudelaire, loc. cit. p. 316.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 198

la ciencia actual. Claudel escribió en Los cinco grandes odas ( p.


180):

"Como vemos pequeñas arañas o ciertas larvas de insectos, así joyas


escondidas en su bolso de algodón y satén.

"Así que me mostró toda una camada de soles aún embarazadas en


los pliegues fríos de la nebulosa. "

Un poeta mira a través de un microscopio o telescopio, que siempre ve la misma cosa.

IX

La fábrica distante además de miniaturas en todos los puntos del horizonte. El soñador,
antes de que sus espectáculos de la naturaleza lejana secundado che estas miniaturas como
tantos nidos de soledad en la que sueña IES fiebre.

Así Joe Bousquet escribió 151 "Me rodeo en las dimensiones


Tiny asignado por distancia, ansioso para medir la inmovilidad rapetis- ment donde
estoy detenido. "Confinado en su cama, la gran re-soñador se extiende por el espacio
de" sumidero "a mediados del nuscule. Los pueblos perdidos en el horizonte son
entonces países de origen de Gard re. El distante dispersa nada. Más bien, se acumula
en una miniatura de un país en el que nos gustaría vivir. En las miniaturas de estaño
distante, cosas dispares vienen "consiste". A continuación, ofrecemos a nuestros
"posesión", negando la distancia que los creó. Tenemos por el momento y la forma en
silencio!

151 Joe Bousquet El líder de la luna, p. 162.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 199

A partir de estas pinturas en miniatura en el horizonte, traeríamos también las representaciones dadas
por las reflexiones de la torre del campanario. Ellos son tan numerosos que cree lo mundano. Escritores
ellos [160] en cuenta y dan poco en variaciones. Y sin embargo, lo solitu- lección! El hombre en el
campanario de la soledad contempla estos hombres que "agitan" en la plaza blanqueado por el sol del
verano. Los hombres son "grande como moscas", que se mueven sin razón "como hormigas." Estas
comparaciones desperdicio si no nos atrevemos aparecen como los écri- re inadvertidamente en muchas
páginas donde dicen que un sueño campanario. El hecho es que una gue fenomenológica de la imagen
debe tomar nota de la simplicidad extrema de esta meditación que se separa fácilmente si el soñador del
mundo ocupado. El soñador da con ello un sentido de dominación. Sin embargo, cuando se informó de
todo el trivializar dad de tales ensoñación, vemos que se especifica una altura solitaria. La soledad cerraría
otros pensamientos. Sería negar el mundo de otra manera. Ella Iras, dominar, una imagen concreta. Desde
lo alto de su torre, el filósofo de la dominación ción miniaturizado el universo. Todo es pequeña porque es
alto. Es alta, por lo que es grande. La altura de su casa es una prueba de su propia grandeza. La soledad
cerraría otros pensamientos. Sería negar el mundo de otra manera. Ella Iras, dominar, una imagen
concreta. Desde su torre, el filósofo de la dominación ción miniaturizado el universo. Todo es pequeña
porque es alto. Es alta, por lo que es grande. La altura de su casa es una prueba de su propia grandeza. La
soledad cerraría otros pensamientos. Sería negar el mundo de otra manera. Ella Iras, dominar, una imagen
concreta. Desde lo alto de su torre, el filósofo de la dominación ción miniaturizado el universo. Todo es
pequeña porque es alto. Es alta, por lo que es. La altura de su casa es una prueba de su propia grandeza.

Lo teoremas de la topo-análisis debe aclarar para deter- minar todo el espacio de


trabajo dentro de nosotros. La imagen no se quieren medir. Ella puede hablar espacio, cambia
de tamaño. El valor dre moin- se extiende, los estudiante multiplica. Y el soñador se
convierte en el ser de su imagen. Se absorbe todo el espacio a su imagen. O está
confinado en miniatura de sus imágenes. Está en cada imagen debe ser determinado,
como dicen los metafísicos, nuestro estar ahí en el riesgo de veces no encontramos
una miniatura de ser. Nos Re cuentan sobre estos aspectos de nuestro problema en un
capítulo posterior- risa.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 200

A medida que nos centramos nuestros pensamientos en los problemas de espacio con
experiencia, miniatura cae exclusivamente para nosotros las imágenes de la visión. Pero la causalidad
de la pequeña mueve todas las direcciones y no habría que hacer con todos los sentidos, un
estudio de su "miniatura". A los sentidos como el gusto, el olfato, el problema podría ser aún
más interesante que para la visión. La vista se acorta sus dramas. Sin embargo, un rastro de
perfume, un pequeño olor, puede determinar un clima real en el mundo imaginario.

Los problemas de la causalidad desayuno se consideraron de forma natural por la


psicología de los sentimientos. De una manera muy positiva, el psicólogo determina
con el mayor cuidado la [161] diferente
umbrales asegurar el funcionamiento de varios órganos. Estos umbrales pueden ser
diferentes en diferentes individuos, pero su lado realidades es indiscutible. El
concepto de umbral es una de las nociones más claras objetivos de la psicología
moderna.

En esta sección queremos examinar si la imaginación no nos llama por


debajo del umbral, si el poeta ultra-atento al papel pa- interior no escucha, en un
más allá de lo sensible, por los colores que hablan y formas. Las metáforas
paradójicas en este sentido son demasiado numerosos para hacer no
examinado sistemáticamente. Deben cubrir una determinada realidad, una cierta
autoridad VE imaginación. Daremos algunos ejemplos de lo que llamaremos de
miniaturas sonoras cortas.

Hay que descartar primero las referencias habituales a los proble- mas de
alucinación. Estas referencias a fenómenos objetivos detectables en el
comportamiento real que podemos solucionar con la foto- tografía de un rostro
ansioso por voces "imaginarios", esas referencias impedirnos conseguir realmente
en los campos pura imaginación. No está claro, creemos, por una mezcla de
sentimientos verdaderos y alucinaciones verdaderas o falsas, la actividad de auto
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 201

Nombre de la imaginación creativa. El problema para nosotros, repetimos, no es


mirar a los hombres, sino para examinar las imágenes. Y podemos examinar
fenomenológicamente que transmite imágenes, imágenes que obtenemos en una
buena transmisión. Incluso si había alucinación en el creador de la imagen, la
imagen puede así cumplir con nuestro deseo de imaginar, a nosotros, los lectores,
que no están alucinados.

Es cierto que un cambio ontológico real cuando, en historias como Poe, lo


que el psiquiatra se refiere como alucinaciones auditivas recibe, el gran escritor,
el lado literario dignatarios. Las explicaciones psicológicas o psicoanalíticas
acerca del autor de la obra pueden conducir a lugar equivocado

- o no preguntar - los problemas de la imaginación creativa. En general, la hechos


no explican los valores. En las obras de la imaginación poética, los valores tal
signo de novedad que todo lo que pertenece al pasado es, para ellos, inerte.
Cualquier memoria es re-imaginar. Tenemos en la memoria de las películas
micro que se pueden reproducir sólo si reciben luz brillante de la imaginación.

por supuesto siempre podemos decir que si Poe [162] escribió el cuento: La caída
de la casa Usher, es porque ha "sufrimiento" FERT alucinaciones auditivas. Sin
embargo, "sufrir" va en contra de "crear". Uno puede estar seguro de que no es como
él "sufrido" Poe escribió la historia. Las imágenes de la historia, se combinan
brillantemente. Las sombras y silencios tienen delicada correspondan- éstos. Los
objetos de la noche, "irradian con suavidad la oscuridad." Las palabras susurro.
Cualquier oído sensible sabe que es un poeta que escribe en prosa que es oportuna, la
poesía llega a dominar el significado. En resumen, en el orden de la audiencia,
tenemos una enorme atura sonido mini, que de todo un cosmos que habla en voz baja.

Frente a una miniatura de tales sonidos del mundo, la gue fenomenológica


siempre debe informar de lo que está más allá del rango de sensibilidad, tanto de
forma orgánica y objetivamente. Este no es el oído que tintinea o grieta de la pared
que se expande,. Hay un ternero muerto en un ca-, un muerto que no morirá. Allí,
en un radio de bliothèque bi, muy viejos libros que enseñan a un pasado diferente
que el soñador tenían. inmemoriales memoria funciona en un fondo del mundo.
Sueños, pensamientos, recuerdos forman,
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 202

un único tejido. El alma sueña y piensa, entonces supongo. El poeta nos ha


llevado a una situación límite un límite se teme que superar entre la locura y la
razón, entre los vivos y muertos. El más mínimo sonido prepara una catástrofe.
Vientos pre inconsistente pare el caos de las cosas. Murmullos y accidente son
contiguos. Se nos enseña la ontología de premonición. Se mantiene en el
pre-audiencia. Nos pide que estar al tanto de los índices más bajos. Todo es, el
índice antes de ser fenómeno en este cosmos límites. Cuanto mayor sea el
índice, mayor que tiene sentido ya que indica un origen. Incautados como fondo,
parece que estos índices de inicio y comienza la historia nunca. Recibimos
lecciones básicas de ingeniería. El cuento termina nació en nuestra conciencia y
por lo tanto se convierte en el bien de la fenomenólogo.

Y la conciencia crece aquí, no clanes interrelaciones humanas - las


relaciones psicoanálisis pone más a menudo la base de sus observaciones.
Cómo cuidar para el hombre que está en frente de un cosmos en peligro? Y
viviendo en un pre-terremoto en una casa que va a colapsar bajo paredes que
completarán el colapso de enterrar muertos.

Pero el cosmos no es real. Que es usar una palabra de idealismo Poe Ed-gar de
"azufre". Es el soñador que crea en Cha- que dominó de sus imágenes. El hombre y
el mundo, [163] hombre y su mundo, por lo que son los más cercanos, como el poeta
sabe que merecemos firmar en sus momentos de mayor proximidad. El hombre y el
mundo están en peligro de comunidad. Son una peligrosa por la otra. Todo esto
significa, en el pre-oído en la sub retumbante murmullo del poema.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 203

XI

Pero nuestra demostración de la realidad de los así miniaturas poéticas


Cordings probablemente será más fácil si se tiene menos miniaturas componen.
escoge, pues, los ejemplos que toman en algunos versos.

Poetas a menudo nos hacen entrar en el mundo de los sonidos Im- posible, una
imposibilidad tan bien podemos gravar de fantai- irrelevante sie. Sonreímos y pasamos.
Sin embargo, más a menudo, el poeta no tuvo su poema como un juego, porque no sé lo
que sobresale de diez conduce estas imágenes.

René-Guy Cadou, que vive en el pueblo de la casa feliz podría escribir 152 :

Oímos el canto de pantalla de flores.

Para que se hable flores, cantar, incluso los que dibujar. No se puede dibujar una
flor, un pájaro al permanecer en silencio.

Otro poeta dice 153 :

Su secreto era
..................... El color
de la flor flujo
usuario.

152 René-Guy Cadou, Helena o el reino vegetal, ed. Seghers, p. 13.


153 OFICINA navidad Las manos extendidas, p. 29.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 204

Claude Vigée también, como tantos poetas, oye la hierba Ser pous-. Escribe 154 :

Escucho un joven
avellana Greening.

Tales imágenes son, al menos, ser tomados como la expresión de la realidad. Es


la expresión poética que derivan todo su ser. Que disminuiría su ser querido si el
[164] se refieren a una realidad o una realidad psicológica. Dominan la la
psicología. No encajan cualquier impulso psicológico, frente a la pura necesidad
de expresar, en un tiempo libre para estar, cuando se escucha, en la naturaleza,
todo lo que no puede hablar.

No es necesario que tales imágenes son verdaderas. Ellas son. Tienen la imagen
absoluta. Ellos han cruzado la línea que separa a condición de sublimación de la
sublimación absoluta.

Pero incluso cuando se habla de la psicología, la transferencia de impresión


psicológica siones a la expresión poética es a veces tan sutil que uno está tentado de
dar a la realidad psicológica básica de lo que es pura expresión. Moreau (de Tours)
"no resiste el placer de citar Théophile Gautier cuando visita a su poeta de Sé haschi-
impresiones" 155
. "Mi oído, dice Gautier, fue desarrollado prodigiosamente; Oí el sonido de
los colores; tonos de verde, rojo, azul, amarillo, vinieron a mí en oleadas
perfectamente diferenciadas. "Pero Moreau no se deja engañar y notas que cita las
palabras del poeta" se UN- exageración poética son impresionado y es
innecesariamente el encuentro ". Pero entonces, ¿quién es el documento? Para el
psico-Logue o el filósofo que estudia ser poética? En otras palabras, una vez más,
que es lo "exagerando" aquí: el hachís o el poeta? Por sí mismo, el hachís no
puede no tan exagerar. Y nosotros, los lectores silenciosos, que no son "haschisés"
que por delegación literaria

154 Claude Vigée, loc. cit. p. 68.


155 J. Moreau (de Tours), de hachís y la locura Los estudios psicológicos, París, 1845, p.
71.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 205

no le oímos colores tiemblan si el poeta no había conocido nosotros


escuchamos, listen-on.
Entonces, ¿cómo ver sin audiencia? Es formas complicadas, que en el
mismo resto, haciendo ruido. ¿Cuál es crujido continuo retorcido que retorcer. Y
Rimbaud sabía cuándo

Fluía pululan las espalderas sarnosos.


(Poetas de siete).

La mandrágora en su misma forma tiene su leyenda. Ella tuvo que gritar cuando
se desgarró, esta raíz en forma humana. Y lo que un ruido de sílabas en su nombre,
por un oído que sueño! Las palabras, las palabras son conchas clamor. En la
miniatura de una sola palabra, él guarda historias!

Y gran silencio de las ondas vibran en poemas. En [165] pequeña colección de


poemas publicados con un hermoso prólogo de Marcel Raymond, Pericle Patocchi
se enfoca hacia el silencio del mundo lejano:

A lo lejos oí fuentes pray de la tierra.


(Veinte poemas).

Es poesía que ir en silencio a medida que descendemos en la memoria. Como


este gran poema Milosz:

Mientras que los altos aullidos del viento de los nombres muertos o
amargo ruido de la lluvia de edad en algunos
............................................................... carretera. Escuchar - nada -
sólo el silencio - escuchar. (OW L. Milosz

reproducida por cartas, segundo año, No. 8.)


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 206

Nada hay que necesita una poesía imitativa como en el juego, tan famoso y tan
hermoso, Victor Hugo Les Djinns. Más bien, la si- lencia por delante, forzando el
poeta para escuchar. El sueño es tan íntima. No sabemos dónde está el silencio en
el mundo ancho o en el inmenso pasado? El silencio justo más allá de un viento que
desaparezca, una lluvia que se suavizó. En otro poema ( loc. cit. p. 372), Mi- losz no
lo dijo a un memorable:

El olor del silencio es tan viejo ...

Ah! de los cuales descansa en la vida de envejecimiento no hemos de recordar!

XII

Como los grandes valores del ser y no-ser son difíciles de matar si-! El
silencio, que es la raíz, que es un no-ser de gloria o el dominio que sea? Se trata
de "profunda". Pero ¿dónde está la raíz de su profundidad? En el universo donde
las fuentes de rezar para nacer, o en el corazón de un hombre que ha sufrido? Y
a qué altura debe ser oídos abiertos que escuchan?

Para nosotros, el filósofo del adjetivo, que están atrapados en las Barras de la
dialéctica em- profunda y ancha; el infinitamente pequeño que profundiza o el
estiramiento general ilimitadas.

¿Qué tan profundo del ser ¿no desciende este breve [166] diá- logo entre
Violaine y Marte El anuncio a María. Se ató brevemente la ontología de la
invisible e inaudible.
Violaine ( ciego). - Quiero decir ... Mara -

¿Qué quiere decir?

Violaine. - Las cosas existen conmigo.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 207

La clave aquí es tan profunda que debería editar larga Me- en un mundo que
existe en profundidad por su sonido, un mundo cuya existencia entera es la
existencia de los votos. La voz, frágil y efímero, puede dar fe de las realidades
más fuertes. Se necesita, en los diálogos Claudel - podríamos encontrar un
montón de pruebas - la certeza de una realidad entre el hombre y el mundo. Pero
antes de hablar se entiende. Claudel era un gran oyente.

XIII

Acabamos de descubrir unidos en la grandeza de ser la trascendencia de lo que


vemos y la trascendencia de lo que se entiende. Para indicar un golpe más fácil esta
doble trascendencia que Vons Pou retener la audacia del poeta que escribió 156 :

Oí cerrar los ojos, abrirlos,

Todo soñador solitario sabe que oye de otra manera cuando cierra los ojos. Para reflexionar,
para escuchar la voz interior, a escribir la frase central, condensada, que dijo que el "fondo" de
pensamiento, que no es del pulgar y los dos primeros dedos de Ment lucro apretado apretado los
párpados? A continuación, el oído sabe que los ojos están cerrados, se sabe que la res-
ponsabilidad que se pensaba, la escritura es en ella. La expansión se producirá cuando vamos a
volver a abrir los párpados.

Pero, ¿quién le dirá los sueños con los ojos cerrados, semicerrados o abiertos.
Lo que tenemos que mantener al mundo a abrirse a transformar cendances?
Leemos en el libro del libro de J. Moreau que es más de un siglo ( loc. cit. p. 247):
"Sólo bajan los párpados suficiente, en algunos pacientes, y durante el día para
producir

156 Loys Masson, Ícaro o viajero, ed. Seghers, p. 15.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 208

alucinaciones de la vista. "J. Moreau cita Baillarger y añade:" La reducción de los


párpados no sólo produce alucinaciones de la vista, pero las alucinaciones
auditivas. "
Daydreams lo doy a mí mismo mediante la combinación de estas observaciones y buenos
médicos antiguos y ese dulce poeta lo Loys [167] su Mas-! A medida que el poeta tiene un
buen oído! La cantidad de control que ha llevado el juego de estos dispositivos a sueño: ver y
oír, ver y ultra-ultra-audiencia, acordando Sede.

Otro poeta nos enseña, si nos atrevemos a decir, escuchamos a escuchar:

"Escucha bien todavía. No mis palabras, pero el alboroto que se eleva en su


cuerpo cuando le das ' 157 . René Daumal capta bien
Hay una salida para el verbo escuchar la fenomenología.

Dando la bienvenida a todos los documentos de fantasía y sueños que les gusta
jugar con las palabras, con las impresiones más fugaces, confesamos más nuestra
determinación de permanecer superficial. Estamos explorando la capa delgada de
imágenes nacientes. Sin duda, la imagen más frágil, más inconsistente puede revelar
profundas braciones VI-. Pero se necesitaría una investigación de otro estilo para
exponer la metafísica de todos más allá de nuestra vida consciente. En particular, a
decir cómo funciona el silencio tanto tiempo humano, el lenguaje humano, ser del
hombre debe ser un gran libro. Este libro está escrito. Debe leer Max Picard: El
mundo de esta si-

158 .

157 René Daumal, Negro Poesía, White Poetry, ed. Gallimard, p. 42.
158 Max Picard Die Welt des Schweigens, Rentsch Verlag, 1948 Zurich,
trans. : El mundo del silencio trans. JJ ANSTETT, París, PUF, 1954.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 209

[168]

LA POESÍA DEL ESPACIO

capítulo VIII

La inmensidad INTIMA

"El mundo es grande, pero en nosotros es


profunda como el mar."
Rilke.
"El espacio siempre ha silenciado. "
(Jules Vallès, El niño, p. 238.)

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

La inmensidad es, por decirlo así, una categoría filosófica del sueño. No hay duda
de ensoñación se alimenta de diversos espectáculos, sino por una especie de
inclinación nativa, se contempla la grandeza. Y contemplando la magnitud determina
si una actitud especial, un estado de la mente para que Daydream particular, pone el
soñador fuera del otro mundo, a un mundo que lleva el signo del infinito.

Por el mero recuerdo, lejos inmensidad del mar y la plai- hacer, podemos, en
la meditación, renueva en nosotros mismos las resonancias de esta
contemplación de la grandeza. Pero, ¿es entonces ción vrai- de un recuerdo? La
imaginación solo, no puede crecer sin límite de imágenes inmensidad? La
imaginación es que no está ya activa la primera contemplación? De hecho, el
sueño es un estado completamente formado desde el momento inicial. No vemos
iniciar y sin embargo, siempre empieza igual maniè-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 210

re. Ella huye del objeto cercano y de inmediato es mucho en otros lugares en el espacio en otra
parte 159 .

cuando este en otra parte es natural, cuando él no presentó en las casas del
pasado, que es enorme. Y el sueño es, por decirlo así,
primera contemplación.
Si pudiéramos analizar las impresiones inmensidad, [169] Imágenes de la
inmensidad y la inmensidad que lleva a una imagen, que entrarían pronto en una
región de la fenomenología pura - una fenomenología sin fenómenos o, hablar
menos paradójicamente, una fenomenología que no tiene que esperar a que los
fenómenos de la imaginación y se estabilizó en imágenes completas a conocer el
flujo de trabajo de imágenes. tración au- dijo, mientras el enorme objeto no es una
fenomenología de la inmensa que nos remiten sin circuito de nuestra conciencia
imaginan- usted. En el análisis de la inmensidad imágenes nos daríamos cuenta en
nosotros el ser puro de la imaginación pura. Sería entonces aparece claramente
que las obras de arte son subproductos este existencialismo que se imaginaba. De
esta manera, el sueño de la inmensidad, el verdadero pro- ducto, es expansión de la
conciencia. Nos sentimos promovido a la dignidad de la admiración.

Por lo tanto, en esta meditación, no estamos "arroja al mundo", ya que


abrimos alguna manera el mundo superó el mundo visto como es, como lo era
antes estábamos soñando. Si bien somos conscientes de nuestra endeble -
incluso por la acción de repente dialéctica nos damos cuenta de la grandeza.
Después fuimos a una actividad natural de nuestro ser immensifiant.

La inmensidad está en nosotros. Ella se une a una expansión de la clase de ser


que los bordillos de la vida, que la precaución se detuvo, pero se reanudó en la
soledad. Tan pronto como inmóvil, estamos en otra parte; soñamos en un mundo
enorme. La inmensidad es el movimiento del hombre inmóvil. Inmensidad es un
carácter dinámico de la ensoñación tranquila.

159 Ver Supervielle el escalie r, p. 124. "La distancia me lleva a su


mover el exilio. "
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 211

Y porque tomamos toda nuestra educación filosófica entre los poetas, leído
por Pierre Albert-Birot que nos dijo a los tres 160 :

Y me hago un Maestro Mundial de la


pluma, derechos ilimitados.

II

Por paradójico que pueda parecer, esto es a menudo inmensidad integrado mayor lo
que le da su verdadero sentido a ciertas expresiones siempre cantando el mundo que le
espera a nuestro punto de vista. Para discutir un ejemplo específico, tenga en cuenta un
poco más de cerca lo que es [170] la inmensidad del bosque. Este "inmensidad" nace de
un cuerpo de impresiones que en realidad no caen bajo la información geógrafo. No tiene
por qué ser largo en el bosque para encontrar siempre se siente un poco días de
ansiedad que "sumideros es" en un mundo sin límites. Pronto, si no sabemos a dónde
vamos, no sabemos dónde está. Será fácil de llevar los documentos literarios que serán
tantas variaciones sobre este cafeína mundo ilimitado de atributos primitiva de imáge-
nes de la selva. Pero una breve página de la profundidad singular página psicológica
prestada del libro si es positivo Marcault y Therese Brosse, nos permitirá asegurar el
tema central. Escriben 161 : "El bosque en especial con el misterio de su espacio
prolongada indefinidamente encuentra más allá del velo de sus troncos y hojas, espacio
deformado para los ojos, pero transparente a la acción, es una verdadera trans Cendant
psicológica" 162

. Dudamos, en cuanto a nosotros, antes de la

160 Pierre Albert-BIROT, diversiones naturales, p. 192.


161 Marcault y Thérèse cepillo, La educación de mañana p. 255.
162 "El carácter silvestre se va a cerrar al mismo tiempo que abierta en todos los lados. A. PIEYRE
DE MANFIARGUES, Los lirios de mar, 1956, p. 57.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 212

Después trascendente psicológico. Por lo menos, es un buen índice para dirigir la


investigación fenomenológica hacia más allá de la psicología actual. ¿Qué mejor
que decir que las funciones de la descripción - tanto en la descripción psicológica
que la descripción objetiva - aquí son inoperantes. Creemos que hay otra cosa

para expresar que lo que se ofrece de manera objetiva a la expresión. Lo que se


necesita es para expresar el tamaño oculto, profundidad. Lejos de caer en impresiones
prolijidad, lejos de perderse en los detalles de luces y sombras, se siente ante un
"esencialmente la" expresión de la búsqueda de impresión, en definitiva, desde la
perspectiva de lo que llaman los autores un "trascendente psicológico". ¿Qué mejor
manera de decir si queremos "vivir el bosque" que se encuentra en frente una
inmensidad del espacio, in situ en la inmensidad de su profundidad. El poeta siente la
inmensidad del espacio para los árboles 163 :

pía bosque, bosque roto donde uno no quita los muertos rosas antiguas
estrechos cerrados Infinitamente Infinitamente varillas rectas aprieta cada vez
más viejo y gris colorete En la capa de espuma enorme y profunda en Bear ve-
llorar.

El poeta no se describe aquí. Él sabe que su tarea es mayor. El bosque pía se


rompe, cerrado, apretado, constreñida. Plantea su infinitud en el sitio. Él dirá más
adelante en el poema de la [171] sinfonía de un viento "eterna" que vive en el
movimiento de las cumbres.

Por lo tanto, el "bosque" de Pierre-Jean Jouve inmediatamente sagrada,


tradición sagrada, por su naturaleza, lejos de mi hom- historia. Antes de que los dioses
estaban allí, los bosques eran sagrados. Los dioses vinieron a vivir en los bosques sagrados.
Sólo se añaden a las autoridades singula- humana, demasiado humana en la gran ley de
bosques ensimismamiento.

Incluso cuando un poeta evoca un tamaño geógrafo, sabe instintivamente que


esta dimensión se puede leer en el sitio, ya que nace en un valor de ensueño root-
particular. Así que cuando Pedro GUE-Guen ( Bretaña, p. 71) se refiere a "bosque
profundo" (bosque

163 Pierre-Jean Jouve, Lyrique ed. Mercurio de Francia, p. 13.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 213

Broceliande), aunque añade una dimensión, pero no es el tamaño que revela la imagen
de intensidad. Al decir que la profundidad del bosque también se llama "The Quiet Tierra,
a causa de (su) silencio prodigiosa, cuajada de treinta leguas de verde," Gueguen nos
llama a una tranquilidad "trascendente", el silencio "trascendente" . Debido a que el
bosque ruido porque tiembla tranquilas "verdes", tiembla, se anima con un millar de vidas.
Sin embargo, estos sonidos y estos movimientos no perturben la tranquilidad del bosque.
Al ver la página Gueguen, nos parece que el poeta se ha calmado toda ansiedad. La paz
del bosque es para él una paz de la mente. El bosque es un estado mental.

Poetas saben. Algunos indicaron una línea como Jules Supervielle, que sabe
que estamos en las horas tranquilas

bosque delicada de habitantes de nosotros mismos.

El otro, más discursivamente, como René Menard, con un álbum admirable de


árboles donde cada árbol está asociado a un poeta. Aquí está el bosque privado Menard:
"Aquí me cruzó radios, sellada con el sol y la sombra ... Vivo una buena gruesa ... El
refugio me está llamando. Voy cuello entre los hombros con follaje ... En el bosque,
yo estoy en mi totalidad. Todo es posible en mi corazón como en los barrancos ches
ca-. Una distancia espeso me separa de moral y ciudades 164

. "Pero usted ha leído todo poema en prosa que está animado, como
dice el poeta," un temor reverencial ante la imaginación de la Creación. "

En las áreas de la fenomenología poética que dionas estu- hay un adjetivo que el
metafísico de la imaginación [172] debe tener cuidado: este es el adjetivo ancestral. Para
esta palabra, de hecho, corresponde recuperación demasiado rápida, a menudo
enteramente verbal, no bien controlados, que se pierda el carácter directo de las
profundidades de la imaginación o, en general, la psicología profunda. El bosque
"ancestral" es entonces una "trascendente psicológico" barato. El bosque antiguo es
un cuadro de libros para niños. Si hay

164 René Menard, El libro de los árboles, ed. : Artes y Oficios gráficos, París, 1956, pp. 6 y
7.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 214

tiene, con respecto a esta imagen, un problema fenomenológico que pedir es saber
cómo presentar razón, en virtud del cual la imaginación valor de la acción, tal imagen
nos seduce, nos habla. Una impregnación distante viene desde el infinito de las edades
es la hipótesis psicológica gratuita. Tal suposición sería una invitación a la pereza si es
adoptada por un fenomenólogo. En cuanto a nosotros, nos vemos en la obligación de
establecer la puntualidad de los arquetipos. De todos modos, la palabra ancestral, en el
reino de la nación imaginaria de los valores es una palabra de explicar; esto no es una
palabra explicativa.

Pero, ¿quién nos dirá la dimensión temporal de la Selva? La historia no es


suficiente. Necesitamos saber cómo el bosque vio a su edad, ¿por qué no está
en el reino de la imaginación, bosques jóvenes. Para mí, no lo sé creo que las
cosas en mi país. Sé cómo Gaston Roupnel la inolvidable amigo me enseñó, la
dialéctica de extensiones rurales y zonas boscosas 165
. En el mundo de ancho
no propio, los campos no-uno mismo no es el mismo que el bosque no me! El
bosque es un delante de mí, una que nos ocupa. Para los campos y prados, mis
sueños y mis recuerdos con ellos en todo momento de la labranza y cosecha.
Cuando suaviza la dialéctica entre el yo y el no-yo, siento los prados y campos
conmigo, conmigo en los EE.UU. con. Pero el bosque reina en la historia. En este
tipo de maderas que yo sepa, se perdió mi abuelo. Se dijo a mí, no me he olvidado.
Fue en el pasado, cuando no estaba viviendo. Mis primeros recuerdos eran de cien
años o nada más.

Este es mi bosque ancestral. Y todo lo demás es literatura.

165 Gaston Roupnel, La campaña francesa Cap. "El Bosque", ed. club
Libreros de Francia, p. 75 y ss.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 215

III

En esos sueños que se apoderan de meditar hombre, las colas de- desaparecen,
se desvanece la pintorescas, el tiempo no es anular y el ritmo se extiende sin límite.
En tales fantasías, podemos [173] así don- ner el nombre ensueños infinita. Con las
imágenes de la selva "profon- de" hemos dado un esbozo de esta sidad de potencia
immen- que se revela en un valor. Pero se puede seguir el camino vierte dentro y
antes de una inmensidad obvio como la inmensidad de la noche, el poeta nos puede
decir los caminos de la profundidad íntima. Una página Milosz servirá como un centro
para probar Nance conson- la inmensidad del mundo y la profundidad del ser íntimo.

en El inicio amor ( p. 64) Milosz escribe: "Me contem-


tomar parque de diversiones de maravillas del espacio con la sensación de ver el
más profundo y el más secreto de mí mismo; y yo estaba sonriendo porque nunca
soñé tan pura, tan grande, tan hermoso! Mi corazón se rompió a cantar a través del
universo. Todas estas constelaciones son suyos, son el de la Ley; no tienen
realidad fuera de su amor! ¡Ay! Lo terrible que el mundo parece que no sabe!
Cuando se sentía sola y abandonada al mar, pensando que ella debe ser solitarias
aguas, por la noche, y la soledad de la noche en el universo sin fin! "Y el poeta
continúa este dúo de amor del soñador re y el mundo, haciendo del mundo y del
hombre, paradójicamente unidos dos criaturas conjuntas en el diálogo de su
soledad.

En otra página, en una especie de meditación-exaltación, al unísono salud de los


dos movimientos que se concentran y dilatan, Milosz escribió ( loc. cit. p. 151): "El
espacio, espacio que separe las aguas; mi amigo alegre, como te aspiro con amor! Así
que aquí me gusta la ortiga en la floración en las ruinas de sol suaves, y como la piedra
de bordes en la fuente, y como la serpiente en el calor de la hierba! ¿Qué, ahora es
realmente para siempre? La eternidad es lo que realmente ahora? "Y la página continua
que une pequeño a grande, ortigas palideció
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 216

cielo azul che. Todas las contradicciones agudas como la cail- Lou corriente
nítida y clara, aquí asimilados, aniquilado, tan pronto como estar soñando
superó la contradicción de pequeños y grandes. Esta exaltación espacio cruza
todos los límites (p 155).: "Por Dios, amor infinito de lugares! Aparecerá, bienes
ahora! " Y P. 168: "Todo era luz, la dulzura, la sabiduría; y el aire irreal, distancia
señas en la distancia. Mi amor envolvió el universo. "

Por supuesto, si nuestro propósito en estas páginas fue estudiar objetivamente las
imágenes de la inmensidad, debemos abrir un registro luminosa vo-; debido a la
inmensidad es un tema poético inagotable. Hemos abordado el tema en un libro anterior 166
[ 174] haciendo hincapié en la voluntad de confrontación del hombre meditando delante
de un universo infinito. Podríamos hablar de un espectacular complejo en el que el
orgullo de ver es el núcleo de la conciencia de estar contemplando. Pero el problema que
estamos considerando en este libro es el de una participación más relajado en las
imágenes de la inmensidad, un comercio más íntimo de los pequeños y grandes. Nos
gustaría, de manera que alguien liquidar el espectacular complejo que puede endurecer
ciertos valores de la contemplación poética.

IV

En las medita espíritu relajado y sueños, inmensidad parece esperar que las
imágenes de la inmensidad. La mente ve y ve los objetos. El alma en un objeto situado el
nido de la inmensidad. Tendremos una variedad de pruebas si seguimos las fantasías
que se abren en el alma de Baudelaire, como el único signo de la palabra inmensa.
Vasta, uno de Baudelaire la palabra, la palabra que, para el poeta, marca la forma más
natural de la infinitud del espacio íntimo.

166 Cf. La tierra y los ensueños de la voluntad, Cap. XII, § VII: "La tierra enorme".
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 217

No hay duda de que encontraríamos páginas donde la gran palabra tiene su significado
fiebre Pau- objetivamente la geometría: "En torno a una gran mesa ovalada ..." se dice en la
descripción de Curiosidades estéticas ( p.
390). Pero cuando uno se hace hipersensible a la palabra, veremos que se une a una
magnitud feliz. Por otra parte, si lo hicimos, una estadística diversos usos generales
de la palabra en Baudelaire, llama la atención que el uso de la palabra en su sentido
objetivo posi- tivo es raro en comparación con el caso en el que la palabra resuena mi
INTI 167
.

Baudelaire era tan reacio a las palabras dictadas por acostumbren, Baudelaire, en
particular, piense cuidadosamente evitando sus adjetivos para tomarlos como una secuela
del sustantivo, no supervisa el uso de la palabra inmensa. La palabra que viene a él cuando
la magnitud afecta a una cosa, un pensamiento, un sueño. Vamos a dar una orientación
ALGUIEN c en esta increíble variedad de puestos de trabajo.

El comedor de opio para disfrutar de la ensoñación suave, debe tener


"extensa recreación" 168 . Reverie se ve favorecida 169 por [175] "la gran silencio del
campo." A continuación, "el mundo moral abre enormes perspectivas, llenos de
luz nueva" 170 . algunos
sueños se colocan "en el vasto lienzo de la memoria." Baudelaire todavía habla de un "hombre
en las garras de los grandes proyectos, oprimidos por vastos pensamientos."

Define él una nación? Baudelaire escribió: "... las Naciones animales Una extensa
cuya organización es adecuada para su entorno." Hay sólo re-
171 "Las naciones, grandes seres colectivos. "Eso es bueno texto donde la palabra ancho
aumenta el tono de la metáfora; sin la palabra que vasculopatía, valorado por él, Baudelaire
podría haber reducido el lado pauvre- de pensamiento. Pero la palabra ancho y lo guarda todo.
Baudelaire añade:

167 La palabra ancho Sin embargo, no aparece en el excelente índice que termina el libro:
Cohetes y diarios, ed. Jacques Crépet (Mercurio de Francia).

168 Baudelaire, El comedor de opio, p. 181.


169 Baudelaire, paraíso artificial p. 325.
170 Loc. cit. p. 169, p. 172, p. 183.
171 Baudelaire, curiosidades estéticas, p. 221.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 218

tal comparación se entenderá por el lector si es fa- miliarisé "estas vastas


contemplaciones."
Esto no es demasiado decir que la palabra es amplia, Baudelaire, un argumento
metafísico genuino VE por el cual unido el vasto mundo de ancho y pensamientos. Pero
no es en el lado del espacio interior que el tamaño es el más activo? Esta cantidad no
es del siglo espectadores, pero la profundidad insondable de los grandes pensamientos.
En
Diarios (loc. Cit. p. 29) Baudelaire escribe: "En algunos estados del alma casi
sobrenaturales, la profundidad de la vida se revela en todo el espectáculo, por lo que
es normal, tenemos ante nosotros. Se convirtió en su símbolo. "Este derecho no es un
texto que se refiere a la dirección fenomenológica mientras nos esforzamos por
seguir. El espectáculo al aire libre está ayudando a desplegar una magnitud INTI mí.

La palabra ancho También, en Baudelaire, la palabra de la tesis de la Suprema syn.


Qué diferencia existe entre los procesos discursivos de tomó ES y potencias del alma,
vamos a saber si uno reflexiona esto 172
"El alma lírica es, grandes progresos como síntesis; mente, el novelista
revela en el análisis. "
Por lo tanto, bajo el signo de la palabra de ancho, el alma encuentra que ser sintetizados. La palabra ancho
que une a los opuestos.

"Vasta como la noche y como la claridad. "En el poema del hachís 173
, hay elementos de esta famosa línea, a la que el
persigue a la memoria de todos Baudelaire: "El mundo moral abre enormes
perspectivas, llenas de luces de noticias." Y así la naturaleza "moral", templo
"moral" que lleva el [176] en su tamaño inicial bajo. A lo largo de la obra del
poeta, se puede seguir la acción de un "gran unidad" siempre listo para unir los
datos de la riqueza désor-. La mente filosófica hablando sin cesar en los
informes de la unidad y la pluralidad. Baudelaire meditación, cierto tipo de
meditación poética es una unidad profunda y sombras en la misma síntesis
poder por el cual se compararán las diferentes impresiones de los sentidos. Los
"éxitos" con demasiada frecuencia se estudian empíricamente, ya que los
hechos de la sensi-

172 Baudelaire, El arte romántico, p. 369.


173 Baudelaire, paraíso artificial p. 169.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 219

bilidad. Sin embargo, los teclados sensibles no coinciden en sueños a otro. Benjuí,
fuera de la alegría oído que ofrece a todos tor lectura, no se le da a todo el mundo.
Pero desde los primeros acordes del soneto partidos, acción sintética del alma lírica
está en el trabajo. Aunque la sensibilidad poética disfruta de las miles de variaciones
del tema de las "correspondencias", hay que reconocer que el tema es en sí mismo
un placer supremo. Y, específicamente, Baudelaire dice que estos hechos, "el
sentimiento de la existencia es el inmensamente aumentaron" 174

. Aquí descubrimos que inmensidad del lado


de intimidad es una intensidad, una intensidad que sea la intensidad de uno que se
desarrolla en una amplia perspectiva inmensidad íntima. En principio, las
"correspondencias" bienvenida a la inmensidad del mundo y la transforman en una
intensidad de nuestro ser interior. Establecen transacción entre dos tipos de magnitud.
No podemos olvidar que Baudelaire experimentó estas transacciones.

El movimiento en sí mismo, por así decirlo, un volumen feliz. Baudelaire lo


conseguirá a través de su armonía en la categoría tético es- amplia. El
movimiento de un barco 175 Baudelaire escribió:

"La idea poética que emana de la operación del movimiento en las líneas es la hipótesis de
un ser enorme, enorme, complicada, pero eurítmica, un genio lleno de sufrimiento de los
animales y suspirando todos los suspiros y todos ambiciones humanas. "Entonces, el barco,
hermoso volumen que descansa sobre las aguas, contiene infinidad de la palabra de ancho, la
palabra no describe, pero que da el primero en ser todo lo que necesita ser descrito. Bajo la
palabra de ancho, Hace, Baudelaire, una imagen compleja. Estas imágenes se profundizan
mutuamente debido a que crecen en un gran bienestar.

A riesgo de dispersión de nuestra demostración, tratamos de identificar todos


los puntos en los que afloran en la obra [177] Baudelaire aparece este extraño
adjetivo, extraña porque confiere grandeza a las impresiones que tienen entre que
nada en común.

Sin embargo, para nuestra demostración es más unidad, todavía seguirá una
línea de imágenes, una línea de valores que nos muestran que, en Baudelaire,
inmensidad es una dimensión íntima.

174 Baudelaire, diarios, p. 28.


175 Loc. cit. p. 33.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 220

Nada expresa mejor la naturaleza íntima del concepto de la inmensidad que las
páginas dedicadas por Baudelaire a Wagner 176 . Bau-
Delaire da, por decirlo así, tres estados de esta impresión inmensidad. La primera vez que
cita el programa de conciertos que se le dio el Verture de or- Lohengrin (loc. Cit. p. 212).
"Desde los primeros pasos, el alma de la reclusa piadoso que espera el vaso sagrado espa-
se sumerge en el infinito. Él ve poco a poco forma una ocurrencia extraña que toma un
cuerpo, una cara. Esta apariencia es más preciso, y la tropa milagrosa de ángeles,
teniendo en medio de ellos la copa sagrada, pasa de largo. La santa procesión se acerca,
el corazón de los elegidos de Dios exalta poco a poco; se expande, se expande;
aspiraciones inefables despiertan en él; que se someta al aumento de la felicidad, y estar
más cerca de los días siempre aspecto brillante, y cuando al fin el propio Santo Grial
aparece en el medio de la procesión sagrada, se hunde en la adoración de éxtasis, como
si el mundo hubiera desaparecido de repente. "Todos los pasos están destacadas en el
presente por el propio Baudelaire. Nos hacen sentir buena expansión progresiva de
ensoñación hasta el punto supremo en la inmensidad nacido íntimamente radica en
sentimientos de éxtasis se disuelve y absorbe, en cierto modo, el mundo sensi- ble.

El segundo estado de lo que creemos que podemos llamar un ser croissement AC


está dada por el texto Liszt. Este texto nos hace participar en el espacio mística (p. 213)
que nace de la meditación musical. En "una hoja amplia melodía en estado latente, un
éter en forma de vapor se extiende ...". En el siguiente texto Liszt, metáforas de luz
ayudan a comprender esta extensión de un mundo musical transparente.

Sin embargo, estos textos no son más que preparan la página personal de
Baude- lar, la página "éxitos" aparecerá como aumentos en varios sentidos, cada
ampliación de una imagen agrandar Este grandeza salud de otra imagen. La
inmensidad desarrolla. lar Baude-, esta vez por entero a la música onírica, sabe,
dice, "uno de esos pensamientos felices [178] que casi toda mi hom- imaginativa
haber sabido, para el sueño, el sueño. Me encerré emitió sen- los lazos de la
gravedad, y me encontré recordando la extraordinaria sensualidad que circula en el
lugares altos. Así que yo

176 Baudelaire, El arte romántico, § X.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 221

yo pintada involuntariamente estado, deliciosa a un hombre afectado por un gran


sueño, en la soledad absoluta, sino una soledad con vasto horizonte y una amplia luz
difusa; la inmensidad sin otra decoración que a sí misma ".

En el siguiente texto, encontramos muchos elementos a una fenomenología de


la extensión, expansión, el éxtasis - corto para una fenomenología de la antigua
prefijo. Pero mucho preparado por Baudelaire, tenemos que llegar a la fórmula que
debe ser el centro de nuestras observaciones fenomenológicas: una inmensidad
sin otra configuración que sí. Esta inmensidad, Baudelaire sólo nos dicen en
detalle, es una conquista de la intimidad. El tamaño progresa en el mundo como la
intimidad más profunda. Reverie Baudelaire no se formó antes de un universo
contemplado. El poeta - dice - lleva los ojos cerrados ensueño. No vive recuerdos.
Su éxtasis poético ha ido convirtiendo en una vida sin evento. Ángeles que ponen
alas azules en el cielo azul derretido en un universal. Poco a poco, la inmensidad
se instituyó en el primer valor en el primer valor íntimo. Cuando él vio realmente la
palabra enorme, el soñador se ve libre de sus preocupaciones, pensamientos,
liberados de sus sueños. Ya no está bloqueado en su peso. Ya no se niega su
propia prisión bienestar.

Si seguimos los canales normales de la psicología para estudiar estos textos


Baudelaire, se podría concluir que el poeta, al abandonar el escenario en el mundo
para vivir el único "decoración" de la inmensidad puede saber una abstracción , lo
que los antiguos psicólogos llaman una "abstracción hecha." El espacio íntimo y
trabajado por el poeta sólo serían para el espacio exterior muy geo eso, también,
quiere que el espacio infinito sin signo como infinito mismo. Pero esta conclusión no
tiene en cuenta las medidas concretas de la larga ensoñación. Siempre ensoñación
abandona una línea aquí también de colores, se obtiene una medida adicional de
ser íntimo. Incluso sin el beneficio de la audiencia Tannhauser, el lector que pondera
las páginas que detalla Baudelaire sucesivos estados de ensoñación del poeta no
puede dejar de darse cuenta de que al desviarse metáforas demasiado fácil que se
denomina una ontología de la profundidad humana. Para Baudelaire, el destino del
hombre es poética [179] a ser el espejo de la inmensidad, o más exactamente
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 222

Una vez más, la inmensidad se da cuenta en el hombre. Para Baudelaire, el


hombre es un gran bienestar.

Por lo tanto, en muchas direcciones, creemos que hemos demostrado que en la poética
de Baudelaire, la palabra ancho en realidad no pertenecen al mundo objetivo. Nos gustaría
añadir un matiz cal fenomenológica de nuevo, una sombra que cae dentro de la
fenomenología del periodontal.

En nuestra opinión, para Baudelaire, la palabra ancho es un valor de la voz. Es


una palabra pronunciado no sólo leer, no sólo se ve en los objetos a los que está
unido. Son estas palabras que un escritor siempre susurró mientras se escribe. Ya
sea en verso o en prosa, que tiene una acción poética, una acción de la poesía
sonora. Esta palabra se realza más en palabras vecinas grabadas en las imágenes,
resalte tal vez el pensamiento. Se trata de un "poder del periodontal" 177 . Cuando
leemos la palabra en Baudelaire, en la medida o magnitud de los períodos de
poemas en prosa, parece que el poeta nos obliga a pronunciarlo. La palabra ancho A
continuación, un cable de la respiración VO. Se coloca en el aliento. Pidió que la
respiración es lenta y tranquila 178

. Y siempre, de hecho, en la poética


Baudelaire, la palabra inmensa llamada una calma, la paz y la serenidad. Refleja una
convicción fundamental, una convicción personal. Nos da eco a las cámaras secretas de
nuestro ser. Esta es una grave turbulencia palabra enemigo, hostil a los excesos de la
declamación de voz. Una ruptura en la dicción esclavizado a la medida. Necesitamos la
palabra ancho
gobierna el pacífico silencio del ser.

Si yo fuera un psiquiatra, el paciente que sufre de ansiedad, me conseille- radios, en el


inicio de la crisis, leer el poema de Baudelaire, diciendo en voz baja la palabra Baudelaire
dominante, esta palabra ancho lo que da la calma y la unidad, la palabra que abre un espacio
que se abre un espacio ilimitado. Nos enseña la palabra, para respirar el aire que se apoya
en

177 Ver Edgar POE, poder de la palabra, apud Nuevas historias extraordinarias, trans.
Baudelaire, p. 238.
178 Para Víctor Hugo, el viento es muy amplio. El viento dijo:

Estoy pasando así de grande, inmensa, invencible y vana


( Dios p. 5). En las tres últimas palabras, los labios apenas se mueven en la pronunciación v.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 223

el horizonte, lejos de las paredes prisiones quiméricas que agonizan. Tiene una voz
que funciona bajo el mismo nivel de potencia de la voz. Panzera, [180] el cantante
sensible a la poesía, me dijo una vez que los psicólogos experimentales palabras no
pueden pensar la vocal tiene sin se inervan las cuerdas vocales. La carta tiene debajo de
los ojos, ya la voz quiere cantar. la vocal tiene Cuerpo ancho palabra, se aísla en su
delicadeza, sensibilidad anacoluthon hablando.

¿No parece que los muchos comentarios que se han hecho sobre la "correspondencias
de Baudelaire" han olvidado ese sexto sentido que trabaja para dar forma, para modular la
voz. Porque es un sexto sentido, se produjo después de las otras, por encima de los
demás, esa pequeña arpa eólica, delicado de todos, colocado por la naturaleza en la
puerta de nuestra respiración. Se estremeció, el arpa, el simple movimiento de res
metafórica. A través de ella, el pensamiento humano canta. Cuando guardo mis reflexiones
filosóficas interminables e intratables, llego a pensar que la vocal tiene es la vocal de la
inmensidad. Es un espacio de sonido que se origina en un suspiro y se extiende sin límites.

En la palabra de ancho, la vocal tiene conserva todas sus virtudes de la vocación


de aumento dad. Considerado vocalmente, la palabra ancho es plemento sim-
dimensional. Que recibe, como un material blando, los poderosos Sances balsámico
calma ilimitada. Con él, lo ilimitado entra en nuestro pecho. A través de él que
respiramos cósmicamente, lejos de su humano angustiado. ¿Por qué nos debe
descuidar ningún factor como valores poéticos? Cualquier cosa que ayuda a dar a la
poesía su acción psíquica decisiva debe ser incluido en un filósofo Sophie de la
imaginación dinámica. A veces los más diversos y delicados valores sensibles se
turnan para dinamizar y ampliar el poema. Una larga búsqueda lairiennes
correspondencias baude- deben dilucidar la correspondencia de cada sentido con el
habla.

A veces el sonido de una palabra, la fuerza de una carta se abre o se fija el pensamiento
profundo de la palabra. Leemos en el libro bien por Max Picard, Der Mensch und das Wort: "Das
W en Welle bewegt die Welle mit im Wort, H das en den Hauch lässt aufsteigen Hauch, das
Fest und en t Hart
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 224

Hart und macht Fest 179 . "Con estas observaciones, el filósofo


mundo del silencio nos lleva a los puntos de sensibilidad extrema, donde los
fenómenos fonéticos y logotipos fenómenos vienen cuando la lengua tiene su
nobleza, armonizar. Pero la lentitud con la meditación debe adquirir conocimientos
para vivir la poesía interno [181] de la palabra, la inmensidad interior de una palabra.
Todas las grandes palabras, todas las palabras conocidas por la grandeza de un
poeta son clave universo, doble universo del Cosmos y profundidades del alma
humana.

Por lo tanto, parece que resultó en un gran poeta como Bau- delaire se puede
oír más que un eco llegó desde el exterior, pero una llamada íntima de la
inmensidad. Podríamos decir, en el estilo filosófico esa inmensidad es una
"categoría" de la imaginación poética y no sólo una idea general formado en la
contemplación de grandes espectáculos. Para dar, a modo de contraste, un
ejemplo de una inmensidad "empírica", estamos empezando terons una página
de Taine. Veremos en acción, en lugar de la poesía, la mala literatura, que está
desesperado por la pintoresca expresión, incluso a expensas de las imágenes
fundamentales.

En el Voyage aux Pyrénées ( p. 96), Taine escribió: "La primera


Una vez que vi el mar que tenía la decepción más desagradable ... Me pareció ver un
largo llanuras de remolacha encontraron, a aproximadamente de París, de corte
cuadrado de coles verdes, y las bandas de rojo cebada. Las velas distantes parecían
las alas de las palomas que regresan. La perspectiva parecía estar cerca; Tablas de
pintura-

179 Max Picard Der Mensch und das Wort, Eugen Rentsch Verlag, Zurich,
1955, p. 14. Ni que decir tiene que esa pena no se puede traducir, ya que pide que tiende el
oído a la vocalidad de la lengua alemana. Cada idioma tiene sus altas palabras vocales.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 225

Tres me había presentado el mayor mar. Me tomó tres días para encontrar la
sensación de inmensidad. "

Remolacha, cebada, coles y palomas están aso- ciados artificialmente!


combinarlos en una "imagen" no podría ser una conversación accidental diente
por alguien que diga cosas "original". Cómo mar sea tan obsesionado con el
campo de remolacha de las Ardenas llanuras?

El fenomenólogo se alegraría de saber cómo, después de tres días de


privación, el filósofo encontró su "sensación de inmensidad", por lo que volver a
la mar visto ingenuamente, vio finalmente la grandeza.

Después de este interludio, de vuelta a los poetas.

VI

Poetas nos ayudarán a descubrir en nosotros una alegría contemplar tan


amplio como el que vivimos a veces a un objeto cercano, la expansión de nuestro
espacio íntimo. Escucha, [182] por ejemplo, Rilke, cuando le da su vida a la
inmensidad del árbol plé contem- 180 .

El espacio fuera de nosotros gana y traduce las cosas: si quieren


tener éxito leer la existencia de un espacio interno invertido de
árboles, este espacio que está siendo en ti. Černe las restricciones.
Es sin límites, y realmente se convierte en un árbol Si se le ordena
en su negación.

180 Poema de junio de 1924, traducido por Claude Vigée, publicado en la revista Las letras, 4 e año n hueso
14, 15, 16, p. 13.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 226

En los dos últimos versos, un oscuro mallarmeana obliga al lector a reflexionar.


Recibió una buena imaginación problema poeta. La junta "Cerne el árbol limitaciones"
es en primer lugar una responsabilidad para con dibujarlo, para invertir en los límites
de espacio exterior. a continuación, obedecer las reglas simples de la percepción, que
sería "objeción tif" no se imagina. Pero el árbol es, como todo, es verdad, si en su mar-
ser "sin límites". Sus límites son meros accidentes. Contra el accidente de límites, el
árbol necesita que le dará a sus imágenes superabundantes, alimentado su espacio
íntimo, "el espacio que tiene su ser en ti." Por lo tanto, el árbol y su soñadora, juntos,
ordon- NENT crecen. Nunca el árbol, en el mundo del sueño, es decir, no como una
conclusión. Él busca su alma dice Jules Supervielle en un poema 181 :

Azul espacio perenne en el que cada


árbol es de los resultados de las palmas
de las manos en busca de su alma.

Pero cuando un poeta sabe que el mundo estará buscando su alma, que busca su
propia. "Un árbol largo estremecimiento siempre toca los días del alma 182
."
La representación de las fuerzas imaginarias invertidos en nuestro espacio interior, el
árbol entre nosotros en una emulación de grandeza. En otro poema de agosto de 1914 ( loc.
cit. p. 11) Rilke dijo:

... A través de nosotros volar


Aves en silencio. O yo, que quieren crecer, miro fuera,
y el árbol crece en mí.

[183]

Así, el árbol siempre tiene un destino de grandeza. Este destino que se propaga. El
árbol crece a su alrededor. En una carta reproducida en

181 Jules Supervielle, La escalera, p. 106.


182 Henri Bosco Antonin, p. 13.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 227

Si el pequeño libro humano Claire Goll 183 , Rilke le escribió: "Estos


Los árboles son hermosas, pero aún más hermosa del espacio sublimación me
patética, como si su crecimiento fue también hay AUMENTO. "

Constantemente ambos espacios, el espacio íntimo y el espacio exterior son, nos


atrevemos a decir, es fomentar su crecimiento. Designar, al igual que los psicólogos
con razón, el espacio experimenta como un espacio emocional no va a la raíz de los
sueños de dad espacialmente. El poeta va descubriendo a fondo el espacio poético
con un espacio que no nos queda inmovilizado en emociones. Cualesquiera que sean
las emociones que el espacio de color, ya sea triste o pesada, tan pronto como se
expresa expresa poéticamente, la tristeza es templado, aligera engorrosos. El espacio
poético, ya que se expresa, hace que los valores de expansión. Pertenece a la
fenomenología de ej.

Esa es al menos la teoría que se discute cada ocasión, la tesis que será
discutido en un libro de próxima aparición. Prueba manera: Cuando el poeta dice
184

"Conozco a una tristeza en olor de piña" Estoy muy triste,

estoy triste con más suavidad. "

En este comercio de la espacialidad poética que va desde la privacidad pro basado en la


extensión indefinida unidos en una sola crecimiento, se siente una grandeza que brota. Rilke
dijo:

"Para todos los seres se desarrolla el espacio único, íntimo espacio en el mundo ..."

El espacio aparece al poeta como sujeto de la curva del verbo de-, el verbo
crecer. Una vez que un espacio que vale la pena - y no tiene más valor que la
intimidad? - que crece. El espacio se valora

183 Claire Goll, Rilke y mujeres, p. 63.


184 Jules Supervielle, La escalera, p. 123.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 228

un verbo; Nunca en nosotros o fuera de nosotros la grandeza es un "chorro de ob-".

Tasa de espacio poético a un objeto es darle más espacio del que


objetivamente, o más bien, es seguir la expan- sión de su espacio íntimo. Para
mantener la consistencia, todavía recuerdo que Joe Bousquet expresa el
espacio íntimo del árbol 185 :
"El espacio es nada. El espacio está en él como la miel en la colmena. "En el
reino de las imágenes, la miel en la colmena no obedece la dialéctica elemental
de contenido y continente. Miel metafórica no deja [184] cerrada. Aquí, en el
espacio íntimo del árbol, la miel es otra cosa que un ósea. Este es el "árbol de la
miel" que el perfume de la flor. Es el sol interior del árbol. Que sueña con la miel
sabe que la miel es un poder que a su vez se centra y se irradia. Si el interior del
árbol, la miel, que don- hacer que el árbol "expansión de las cosas infinitas."

Por supuesto, se puede leer la página Joe Bousquet sin detenerse en la


imagen. Pero si te gusta ir a la imagen de fondo que crea sueños! El filósofo del
espacio mismo empieza a soñar. Si te gusta lo metafísico compuesto de las
palabras, no podemos decir que Joe Bousquet viene a revelar un
espacio-sustancia, miel-espacio o espacio de miel? Cada lugar expuesto. Cada
sustancia su exstance. Cada material conquistar su espacio, su puissan- esta
expansión más allá de las superficies por el que un topógrafo vou- Drait definen.

Parece entonces que es su "inmensidad" que estos dos espa-: el espacio de la


intimidad y el mundo se convirtió en el espacio Nants conson-. Cuando se profundiza la
soledad del gran hombre, las dos inmensidades se tocan, se fusionan. En una carta,
Rilke se tensa, con toda su alma, que "esta soledad ilimitada que hace que la vida de
cada día, esta comunión con el universo, el espacio en una palabra, el espacio invisible
que sin embargo, el hombre puede vivir y que rodea las presencias numerables in- ".

Como es práctica esta coexistencia de cosas en el espacio que la doble


conciencia de nuestra existencia. El tema de leib-

185 Joe Bousquet La nieve de otra época, p. 92.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 229

nizien del espacio, en lugar de que coexisten, situada en el poeta de Rilke. Cada espacio
íntimo invertido artículo se convierte, en este me cœxistentialis-, el centro de todo el espacio.
Para cada objeto, la distancia es pre siente, el horizonte tiene tanta vida como el centro.

VII

En el reino de las imágenes, no puede haber contradicción y también las almas


sensibles pueden sensibilizar a la dialéctica del centro y el horizonte de una manera
diferente. Se podría proponer a este respecto, una especie de Probar la llanura donde
terminó la resonancia de in- hecho de diferentes tipos.

En un extremo de la prueba, hay que poner lo que Rilke dijo brevemente en una
gran frase: "La llanura es la sensación de que hemos crecido. "Este teorema
antropología estética está hecha con tanta claridad que uno se siente un teorema
amanecer [185] correlativa podríamos expresar con estas palabras: Cualquier
sentimiento que crece planificamos nuestra situación en el mundo.

En el otro extremo de la prueba de la llanura, pondríamos esta página de Henri Bosco 186
. En la llanura, "Todavía estoy un lejano
flotante, fluido. Mucho tiempo ausente de mí mismo, y esto en cualquier lugar, concedo
demasiada facilidad la inconsistencia de mis sueños a es- pasos ilimitados que favorecen
".

Entre estos dos polos de la dominación y la dispersión que los tonos que uno podría
encontrar si nos encontrábamos, en el estado de ánimo del soñador, las estaciones y el
viento. Y aún así, nos encontramos con matices entre los re Veurs sede de civil y aquellos
preocupados llanura tonos de au tan interesante para estudiar que la llanura se considera a
menudo un mundo simplificado. Es uno de los encantos de la fenomenológica

186 Henri Bosco Hyacinthe, p. 18.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 230

gía de la imaginación poética que sea capaz de vivir una sombra delante Nouvel un espectáculo
llamado uniformidad, que se resume en una idea. Si el matiz está sinceramente experimentado
por el poeta, el Logue fenomenológica es seguro para agarrar una salida de imagen.

En todos estos matices en una investigación más exhaustiva que la nuestra,


debemos mostrar cómo encajan en el tamaño de la llanura o la meseta, digamos
por ejemplo, por qué el Daydream meseta no es un sueño de los llanos. Este
estudio es difícil porque a veces el escritor quiere describir, ya que el escritor sabe
de antemano, en kilómetros, el tamaño de su soledad. Así que soñamos a bordo,
soñamos geógrafo. Como Loti, a la sombra de un árbol en el puerto de Dakar de
Atta che "Ojos en el interior, lo comentamos el vasto horizonte de las arenas 187

. "Este vasto horizonte de las arenas,


¿no es un desierto de la escuela, los atlas escolar Sahara?

¿Cuánto más valioso para un fenomenólogo son las imágenes del desierto en el
hermoso libro de Philippe diol: La más bella del desierto en el mundo! La inmensidad del
desierto vivía en una intensidad de sonido de ser íntimo. Como dijo Philippe diol, lleno
de sueños viajero 188 ,

hay que vivir el desierto "como se refleja en el errante". Diol y nos llama a una
meditación donde queremos conocer - la síntesis de los opuestos - en vivo concentración
de errante. Para diol, "estas montañas en jirones, estas arenas y los ríos muertos,
estas piedras y el sol duro," todo este universo que el signo del desierto se "unen al
espacio interior." Por esta anexión, la diversidad de las imágenes es [186] en la
profundidad unificado "del espacio interior" 189
. formulado
la demostración decisiva queremos hacer la corres-

187 Pierre Loti, Un pobre joven oficial, p. 85.


188 Ph. Diol, La más bella del desierto en el mundo, Albin Michel, p. 178.
189 Henri Bosco también escribió ( El anticuario, p. 228): 'En el secreto del desierto que llevamos, que ha
penetrado en el desierto de arena y piedra, la medida del alma se pierde a través de la deshabitado
infinitamente extendida entristece la selva de la tierra. "Ver también pág. 227.

En otros lugares, en una meseta desnuda, en esta llanura que toca el cielo, el soñador que
escribió Hyacinthe, reflejado en su profundidad mimetismo desierto de la mitad del mundo y el
desierto de Aine: mientras me estiraba de nuevo este vacío, y yo era el desierto en el desierto. La
postura de la meditación termina con esta nota: "No tenía alma. "(Henri Bosco Hyacinthe, p. 33, p.
34.)
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 231

dencia de la inmensidad del espacio mundo y la profundidad de "espacio


interior".
Además, esta internalización del desierto no está en la conciencia diol de un
vacío íntimo. En su lugar, diol hecho vivir un drama imagen, el drama fundamental
de las imágenes materialmente de agua y la sequía. De hecho, el "espacio
interior" está en diol de unirse a una sustancia íntima. Vivió una larga experiencia,
deliciosamente vivido de buceo en aguas profon-. El océano se ha convertido
para él en un "espacio". A los 40 metros bajo la superficie del agua, se encontró
con "la profundidad de lo absoluto", una profundidad que ya no se mide, una
profundidad que no daría poderes muy au de sueños y pensamientos Si
duplicamos el o si el tri por favor. Por sus experiencias de buceo, es diol Realmente
se metió en el volumen de agua. Y cuando se vive con diol, siguiéndolo en sus
libros de historia, la conquista de la intimidad del agua, llegamos a conocer en
este espacio una dimensión h sustancia espacio. Una sustancia, dimensión, y es
tan lejos de la tierra, la vida ter- restrial, esta dimensión de agua lleva el signo de
lo ilimitado. Cher- cara hacia arriba, abajo, izquierda o derecha en un mundo tan
uni ficado por su sustancia, es pensar, no está online - es pensar como antes en
la vida de la Tierra, no es vivir en el nuevo mundo ganó en el salto. En cuanto a
mí, antes de leer libros diol, no me imaginaba que ilimitado estaba. tan fácilmente a
su alcance. Sólo un sueño de la profundidad pura, la profundidad que no necesita
ser capaz de hacerlo.

Entonces, ¿por diol, este psicólogo, esta ontología de la vida bajo el agua está
ahí es el desierto? Por lo que la dialéctica crueles va él a partir de agua ilimitada a
infinito arenas? A estas preguntas, responde diol poeta. Él sabe que cualquier
nuevo cosmicidad renueva nuestro ser interior y el nuevo cosmos está abierto
cuando se convierte en enlaces disponibles de una sensibilidad anterior. Al principio
de su libro ( loc. cit. p. 12) diol dijo [187] que quería "a parache- operación mágica
desierto gusano que, en aguas profundas, permite al buceador a aflojar los lazos
comunes de tiempo y espacio y crea coincidiendo vida con un poema interior oscura
".

Y al final de su libro, concluyen diol (Pág. 178): "Entra en el agua o vagar por el
desierto está cambiando el espacio", y el cambio de espacio, dejando espacio para
sensibilidades habituales, se entra en com-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 232

nicación con un espacio innovador psíquicamente. "No hace el trabajo sobre el


desierto en el fondo del mar un poco de alma con plomo e indivisible. "Este cambio
en el espacio concreto no puede ser una simple operación de la mente, como sería la
conciencia del relativismo geometrías. No cambiamos lugar, cambia su naturaleza.

Pero ya que estos problemas fusión de estar en un espacio concreto, en un espacio


altamente cualitativa, ménologie interesados ​en un fenómeno de la imaginación - se
necesita mucho para ver "en vivo", un nuevo espacio - ver la influencia de imágenes
mentales fundamentales de nuestro autor. En el desierto, diol no déprend océano. El
espacio del desierto, lejos de contradecir el espacio de la voluntad a base de agua pro,
en los sueños de diol, para hablar en el idioma de agua. Hay un verdadero drama de la
imaginación material de origen del drama conflicto de la imaginación de los dos
elementos hostiles tales como la arena del desierto árido y agua asegurado de su masa
sin comprometer pedos y barro. La página tiene como diol la sinceridad de la imaginación

damos el todo ( loc. cit. p. 118).


Escribí una vez, dijo diol, que el que había conocido las profundidades del mar
no podía convertirse en un hombre como cualquier otro. Es en momentos como
éste (en el desierto) Tengo pruebas. Porque me di cuenta de que mentalmente, al
caminar, me llena con agua el paisaje del desierto! En la imaginación me inondais
espacio a mi alrededor y el centro de la cual caminaba. Yo vivía en una inmersión
sión inventado. Moví el centro de un material fluido, neuse luminoso, útiles, densa,
que es agua de mar, la memoria del agua del mar. Este artificio suficiente para
humanizar para mí un mundo de una experiencia desagradable sequía, me
conciliar las rocas, el silencio, la soledad, manteles de oro solares que caen del
cielo. incluso se estaba reduciendo la fatiga. Mi gravedad s'

"I Am Me cuenta que esta no era la primera vez que tuve qu'incons- utilizar
conscientemente defensa psicológica celta. El silencio y la lenta progresión de mi vida
de vigilia subsahariana [188] en mí el recuerdo de buceo. Una especie de dulzura
bañado, entonces mis imáge- nes internas y por lo tanto el paso reflejada por el sueño,
agua, todos, naturalmente affleurait. Caminaba, llevando en sí mismo me reflexiones
sants, grosor translúcida no eran otros que los recuerdos de las profundidades del mar.
"
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 233

Así Philippe diol sólo nos da una técnica lógica psico estar en otro lugar, en
un absoluto en otro lugar haciendo, Presa de las fuerzas que nos mantienen en
la prisión de aquí. No se sim- plemento un escape en un espacio abierto en
todos los lados para volver aventurero. Sin la maquinaria de pantallas y espejos
montados en la caja que lleva en Cyrano los imperios del sol, diol nos transporta
a la otra parte de otro mundo. Se utiliza, se podría decir que una maquinaria
psicológica alinear las leyes cosa más Su-, el más alto de la psicología. Se
utiliza sólo las realidades fuertes y estables que son las imágenes materiales
básicos, imágenes que son la base de toda imaginación. Nada hay que cae
quimeras e ilusiones.

El tiempo y el espacio están aquí bajo el dominio de la imagen. Ajo su pasado y son más
fuertes que la aquí y ahora. la estar ahí está soportado por un ser de otra parte. Espacio,
espacio grande, es un amigo que sea.

Ah! Como filósofos instruirán si estaban de acuerdo para leer los poetas!

VIII

Como acabamos de tomar dos imagen heroica, la imagen de buceo y la imagen del
desierto, dos imágenes que hacemos fiebre VI- en la imaginación, sin tener que darles
de comer algunos ex periencia concreta, concluimos este capítulo mediante la
adopción de una visión más a su alcance, una imagen que sabemos alimentar a todos
nuestros recuerdos de la llanura. Veremos cómo una imagen muy par- ticular puede
controlar el espacio, darle su derecho al espacio.

Frente a un mundo tranquilo en la pacificación de hombre sencillo puede conocer la paz y la


tranquilidad. Pero en el mundo evocado en el mundo que imaginamos, las actuaciones de la
llanura a menudo tienen sólo efectos desgastados. Para restaurar su acción, necesitamos una
nueva imagen. Por la gracia de la imagen literaria, una imagen inesperada, el alma siempre
Chee después de la inducción de tranquilidad. La imagen literaria hace que el alma
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 234

lo suficientemente sensible como para recibir la impresión de una finura absurdo. Así, en
una página [189] admirable D'Annunzio 190 que esta- mos
comunica el aspecto del animal agitador, los ojos de la liebre, un instante sin
tormento, proyecta una paz en el universo otoñal. "¿Alguna vez ha visto a la
mañana un conejo de los surcos recién abiertos por el arado, que ejecutan unos
momentos en el hielo ar- Genté, y luego se detiene en silencio, sentado sobre
sus patas traseras, sacar las orejas, mirar el horizonte? Parece que los ojos
pacificado la confianza del Universo. La liebre inmóvil en una tregua de la
ansiedad perpetua, contempla la campaña de fumar. Uno no puede imaginar un
índice más seguro de profunda paz alrededor. En ese momento, se trata de un
animal sagrado para ser adorado. "El eje de proyección calma que se extenderá
sobre la llanura se afirma claramente:" Parece que los ojos pacifica el Universo.

Esta página es en sí mismo una buena prueba de la sensibilidad Cienne retórica.


Ofrece la crítica tranquila de apoétiques mentes. Ella es realmente dannunzienne y se
puede utilizar para denunciar combrantes metáforas de in- escritor italiano. Sería tan
sencillo, espíritus pensar-positivas para describir directamente campos de la paz! Per-
cuales elegir través de la liebre contemplativa? Pero el poeta no se preocupa por estas
razones. Él quiere revelar todos los grados de croissan- esta contemplación, cada
momento de la imagen y el primer momento cuando el animal está en paz en el mundo
la paz. Aquí somos conscientes de la función de una mirada que no tiene nada que ver
con una mirada que no mira a un objeto particular, sino mira el mundo. No estaríamos
tan dramáticamente vuelto a primi- tividad si el poeta había dicho a su propia
contemplación. El poeta no haría más que un refrito de un tema filosófico. Pero el
animal se dannunzien, por un momento, liberada de su ojo reflejos ya no se pone en
peligro el ojo ya no es un remache de la máquina animal, un ojo no controla la fuga. Sí,
en realidad, como una mirada a la bestia del miedo, es el momento sagrado de la
contemplación.

190 D'Annunzio, El fuego, trad., p. 261.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 235

Unas líneas antes, después de una reversión que refleja la dualidad de aspecto
observaba, el poeta había visto en el ojo tan hermosa, tan grande si liebre tranquila,
naturaleza acuática de la mirada del mal ani- vegetariana: "Estas grandes ojos húmedos
... hermosa como estanques durante las noches de verano con sus juncos que se bañan
con todo el cielo que la vista y se transfigura. "[190] que conocimos en nuestro libro El
agua y los sueños muchas otras imágenes literarias que nos dicen que el estanque es el
ojo mismo del paisaje, la reflexión sobre el agua es la primera visión que tiene el
universo de sí mismo, que el aumento de la belleza de un paisaje reflejado es la raíz
misma del narcisismo cósmico. en Walden Thoreau también siguen de forma natural
estas imágenes de aumento. Él escribe (traducción p. 158). "Un lago es el rasgo más
bello y más expresivo paisaje. Es el ojo de la tierra, donde el espectador hundiendo su
sonda de la profundidad de su propia naturaleza. "

Y, una vez más, vemos animar una dialéctica de la inmensidad y profundidad. En


ninguna parte es la salida del HY dos perboles, ojo hipérbole demasiado la atención y la
hipérbole del paisaje se ve confusamente bajo la pesada sombra de sus aguas su
dorman-. Sin embargo, cualquier doctrina de la imaginaria es necesariamente un filósofo
Sophie también. Cada imagen tiene una ampliación de destino.

Un poeta contemporáneo será más discreto, pero él le dirá a todos como au:

Yo vivo en la tranquilidad de las hojas, verano crece

escribe Jean Lescure.

Una hoja habitado muy tranquilo, con una mirada tranquila sorprendidos en las
visiones más humildes son de inmenso operadores. Estas imágenes hacen que el
mundo crezca, crezca verano. En ciertos momentos, el POE-sie extiende olas tranquilas.
De ser imaginado, la calma se estableció como una emergencia de ser, como un valor
que domina a pesar de ser estados subordinados, a pesar de un mundo lleno de
problemas. La inmensidad se amplió la contemplación. Y la actitud contemplativa es un
gran valor humano que da una inmensa presión para Im- que un psicólogo tendría todas
las razones para declarar efímera
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 236

y especial. Pero los poemas son realidades humanas; que no era menester la hizo
para referirse a "impresiones" de explicar. Hay que vivir en su inmensidad poética.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 237

[191]

LA POESÍA DEL ESPACIO

capítulo IX

Dialéctica de exterior y el
interior

"La geografía solemne de los límites humanos ..."


(Paul Eluard,
Los ojos fértiles, p. 42.)
"Porque somos donde no estamos. "
(Pierre-Jean Jouve,
Lyrique p. 59.)
"Una de las máximas de educación práctica que regían mi infancia:"
No comer la boca abierta. "
(Colette, Prisión y el Paraíso,
ed. Ferenezi, p. 79.

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

Exterior e interior forman una dialéctica de descuartizamiento y la geometría


obvia de esta dialéctica cegarnos tan pronto como lo hacemos en áreas de
juegos metafóricos. Ella canta la nitidez tran- de la dialéctica de sí y no decide
todo. En realidad, sin darse cuenta, un banco de imágenes que controlan todos
los pensamientos de positivo y negativo. Los lógicos dibujar círculos que se
superponen o excluyen inmediatamente y todas sus reglas son
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 238

clara. El filósofo, el interior y el exterior de pensar en el ser y el no ser. El


metafísico más profundo está bien arraigada en una geometría implícita en una
geometría que - nos guste o no - espacializa pensó; Si el metafísico no estaba
dibujo, pluma sería? La apertura y de cierre son sus pensamientos. La abierta y la
mezcla de hierro son metáforas que se adhiere a todo, hasta sus sistemas. En
una conferencia en la que Jean Hyppolite ha estudiado la estructura sutil de
negación, muy diferente de la estructura simple [192] ción de la nega-, Jean
Hyppolite podría simplemente hablar 191 un "primer mito del exterior y el interior."
Hyppolite añade: "Se siente qué medida tiene este mito de la formación de la
parte exterior y en el interior: es la alienación que se basa en estos dos términos.
Esto se refleja en su oposición formal se vuelve más allá de la alienación y la
hostilidad entre los dos. "Y así, simple oposición geométrica tono agresivo.
oposición formal no puede estar en silencio. El mito de las obras. Pero no hay que
considerar esta obra de mito a través del inmenso dominio de la imaginación y la
expresión dando la falsa luz de intuiciones geométricas 192

La in-a continuación y la repetición más allá de la dialéctica de silencio interior y


el exterior: todo toma forma, incluso infinito. Queremos ser fijar y fijándolo queremos
trascender todas las situaciones para dar una situa- ción en todas las situaciones. a
continuación, se enfrenta el ser del hombre en el mundo si nos los tocó primitivités
fácilmente. Se pasa a la fila de la dialéctica absolutos de aquí y allí. Damos estos
adverbios pobres en vez de potencias determinación ontológica cal mal supervisado.
Aunque metafísico pedir mapeo. Pero en la filosofía, todas las instalaciones son
pagados y el conocimiento filosófico hace el mal a partir de experimentos
esquematizados.

191 Jean Hyppolite, comentario habló sobre Verneinung Freud apud


psicoanálisis No. 1, 1956, p. 35.
192 Hyppolite pone de relieve la profunda inversión psicológica de la

la negación de la negación. Lo haremos a partir de entonces, el nivel de imagen simple,


ejemplos de esta inversión.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 239

II

Veamos un poco más cerca de este cancerización geométrica de TIS conocía el


lenguaje de la filosofía contemporánea.

De hecho, no parece que una sintaxis artificial viene Sou adverbios y verbos
der para formar tumores. Esta sintaxis, multiplicando guiones, se phrases-
palabra. El exterior de la palabra se basa en su interior. filósofo lenguaje sófica
se convierte en una lengua aglutinante.

A veces, por el contrario, en lugar de soldadura, es decir, íntimamente, se aflojan.


Prefijos y sufijos - especialmente los prefijos - dessoudent si quieren pensar por sí
mismos. Por lo tanto, a veces, las palabras brio Brent. Donde es el principal peso de la estar
ahí, en' estar o en el allí?
En el hay - que sería mejor llamar a una aquí - la prima que debe buscar primero
mi ser? O, [193] en mi ser, yo soy Trou primer gusano certeza de mi fijación ahí?
De todos modos, uno de los términos, siempre debilita la otra. a menudo hay se
dice con tal energía que la fijación geométrica resume abruptamente los
ontológicas problemas aspec- tos. Esto da como resultado filosofemas
dogmatización de casos de expresión. En el tono de la lengua francesa, hay es tan
enérgica, que designan ser una estar ahí, se está elaborando un índice vigoroso
que se prestaría a ser íntimo en un lugar exteriorizado.

Pero ¿por qué ir tan rápido en las primeras designaciones? Sería di- que el
metafísico dará más tiempo para pensar. Mejor, pensamos, por un estudio que sea
seguir todos los circuitos ontológicas diferentes experiencias de ser. Básicamente,
la experiencia de ser que podía legitimar expresiones "geométricas" se encuentran
entre los más pobres ... Hay que pensar dos veces antes de hablar, en francés, de
la estar ahí. Encerrado en el ser, todavía disparos Sorbona. Apenas fuera de ser
siempre habrá retorno. Por lo tanto, en ser,
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 240

todo está circuito, todo está girando, hacia atrás, discursos, todo se queda rosario, todo está
estribillo sin fin de versos.

Y lo espiral que ser humanos 193 ! En esta espiral de la dinámica que se


invierte! No sabemos inmediatamente si corremos el centro o si se escapa. Los
poetas saben bien que ser la vacilación de ser. Jean Tardieu qué escribió:

Para avanzar enciendo mi mismo por el


ciclón habitada todavía.
(Jean Tardieu, testigos invisibles p. 36.)

En otro poema, Tardieu había escrito (supra, p. 34 ..)

Pero en su interior, no hay fronteras!

Por lo tanto, ser enrollado, que designa externamente como un centro bien
invertido, nunca va a llegar a su centro. El ser del hombre es un défixé. Cualquier
expresión del défixe. En el reino de la imaginación, era sólo una expresión avanzada,
que necesita ser otra expresión, ese ser debe ser otra expresión.

En nuestra opinión, los conglomerados verbales deben ser evitados. El Me-metafísico no


tiene ningún interés en la gestión de sus pensamientos en [194] fósiles lingüísticos. Se debe
tomar ventaja de la movilidad extrema Mo- dern idiomas restantes sin embargo, en la
homogeneidad de la lengua materna, siguiendo precisamente el hábito de poetas verdaderos.

Para aprovechar todas las lecciones de la psicología moderna, los conocimientos


adquiridos sobre el ser del hombre por el psicoanálisis, la metafísica, por tanto, deben ser
resueltamente discursiva. Se debe tener cuidado con los privilegios de la evidencia que
pertenecen a las intuiciones geométricas c. El punto de vista dice demasiadas cosas a la
vez. El ser no se ve. Tal vez si él escucha. Los sorteos no será. Él no es bordeado por la

193 Una espiral? Caza intuiciones filosóficas geométrica, se


sus puntos.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 241

la nada. Uno nunca está seguro de encontrar o recuperar el sólido se aproxima un


centro de bienestar. Y si ese es el ser del hombre queremos determinar, nunca es
seguro para estar más cerca de sí en "volver" en sí mismo, yendo hacia el centro de la
espiral; a menudo es el corazón del ser que está vagando bienestar. A veces es por
estar fuera de uno mismo como ser experimenta consistencias. A veces es, por decirlo
así, encerrado fuera. Lo haremos a partir de entonces un texto poético en que la prisión
está fuera.

Si multiplicamos imágenes, teniendo en las áreas de luz y sonido, calor y


frío, preparamos un tología situ más lento, pero probablemente más seguro que
la basada en imágenes geométricas .

Quisimos hacer estas observaciones generales, ya que, desde el punto de vista de


las expresiones geométricas, la dialéctica del exterior y el interior está soportado por un
geometrismo fortalecido dónde están los límites barreras. Debemos ser libres con
respecto a toda la matrícula in- definitivo - geometrismo y registros tivos intuiciones
definitivas - si queremos seguir, como vamos a hacer más adelante, la audacia de los
poetas que nos llaman a las sutilezas de la experiencia in- timacy, para "escapar" de la
imaginación.

Por encima de todo, hay que señalar que los dos términos: el exterior y el interior
se plantean en la antropología metafísica, problemas que no son simétricos. La
fabricación de hormigón dentro y fuera de la gran son, parece que las tareas iniciales,
los primeros problemas de una antropología de la imaginación. Entre el hormigón y la
inmensa, la oposición no es che Fran-. Al menor contacto, aparece la asimetría. Y es
siempre tan: el interior y el exterior no reciben la misma forma en que los adjetivos, los
adjetivos que son la medida de nuestro compromiso con las cosas. No se puede vivir
de la misma manera los adjetivos unidos al interior y el exterior. Todo, incluso el
tamaño, el valor es [195] hu- Maine y hemos demostrado en un capítulo anterior que la
atura mini sabe, tienda de grandeza. Ella es ancho a su manera.

De todos modos, dentro y fuera experimentada por la imaginación no puede ser tomado
como mera reciprocidad; Por lo tanto, en ningún par- de los cuales más de la media
geométrica de las primeras expresiones del ser, por la elección de las salidas más
específicos, más fenomenológica
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 242

exacta, nos daremos cuenta de que la dialéctica del multiplica dentro y fuera y
se diversifica en innumerables matices.
Siguiendo nuestro método habitual, discutir nuestra tesis sobre un ejemplo de la
poesía concreta, pida una zona bastante nueva imagen de un poeta en su cortina sea para
darnos una lección de cationes amplifica ontológica. Para una imagen novedad y
amplificación de sonido, vamos a estar seguro de que suene por encima o al margen de
certeza razo- nable.

III

En un poema en prosa: sombras espacio, Henri Michaux escribió 194 :

"El espacio, pero no se puede concebir este espacio terrible lo de


dentro a fuera real.
"Algunos (sombras), especialmente córnea última vez, hacen un esfuerzo
desesperado" estar en su única unidad ". El mal los lleva. Me encontré con
uno.

"Destruido por el castigo, que era sólo un ruido, pero enorme.

"Un mundo inmenso todavía oyó, pero no lo era, ahora solo, y sólo un
ruido, que todavía estaba siglos ler RO- pero destinado a desaparecer,
como si nunca hubiera existido. "

194 Henri Michaux Noticias del extranjero ed. Mercurio de Francia, 1952
p. 91.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 243

Tome toda la lección filosófica que da el poeta. ¿Qué hay en esa página? En
un alma que ha perdido su "ser-ahí", de un alma que se va a caer de siendo su
sombra para SER Pas como un sonido vacío, como un rumor unsituatable en situ
dicho ser. Ella fue ? Hágalo era el ruido que se ha convertido? Su castigo no es
que no es nada más que el eco de ruido vacío, innecesariamente, era? Fue ella ni
una sola vez lo que es ahora: un sonido bóvedas del infierno? Se [196] está
condenado a repetir la palabra de su mala intención, una palabra que, en el
mismo ser, tiene que ser pagado boule- 195

. Para el ser de Henri Michaux es culpable, MINTIENDO


Pable de ser. Y estamos en el infierno, y una parte de nosotros es siempre en el
infierno, amuralladas estamos en el mundo de las malas intenciones. Por lo que la
intuición ingenua nos localizar en un infierno que el mal no tiene límites? Esta alma,
esta sombra, este ruido de una sombra, que, dice el poeta quiere que su unidad, se
oye desde el exterior sin ser capaz de ver asegúrese de que se encuentra. En este
"horrible, de dentro a fuera en de" de palabras no dichas, las intenciones de ser
inacabado, usarse, dentro de uno mismo, digiere lentamente, su nada. Su aniquilación
durará "durante siglos". El rumor de ser oídas se extiende en el espacio y en el
tiempo. En vano, el alma banda de sus últimas fuerzas, se convirtió bañera de llegar a
su fin. la ser es alternativamente la condensación que se dispersa dispersión y fluye
de vuelta hacia un centro estalló. El exterior y el interior son ambos íntimo; siempre
están dispuestos a la punta, para intercambiar su hostilidad. Si hay una interfaz entre
tales dentro y fuera tal, esta área se duplica loureuse ambos lados. página viva Henri
Michaux, es ab- sorbido una mezcla de ser y la nada. El enfoque de "no haber-" vacila
y tiembla. espacio íntimo pierde su claridad. La zona exterior pierde su vacío. El vacío,
el material de la oportunidad de ser! Estamos expulsados ​del reino de la posibilidad.

En este drama de la geometría íntima, ¿dónde vives? El consejo del filósofo


para volver a uno mismo para estar en existencia no pierde su valor, su
significado, cuando la imagen más flexible de "ser-ahí" se ha vivido en A
continuación, el

195 Otro poeta no lo dijo: "Sueño de una sola palabra, un nombre, sólo para
sacudir las paredes de su fuerza? "Pierre Reverdy, Peril p.
23.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 244

pesadilla ontológica del poeta? Tenga en cuenta también que las pesadillas de
marzo no se desarrolla golpes terror. El miedo no viene de fuera. No está hecho ya
sea viejos recuerdos. Que no tiene pasado. Ella no lo hizo fisiología. Nada en
común con la filosofía de respiraciones cortadas. El miedo es aquí el ser mismo.
Entonces, ¿dónde volar, dónde refugiarse? Lo que podría salir a ejecutar? Lo asilo
podemos refugiarse? El espacio es sólo un "cable de horri- de afuera hacia
adentro".

Y la pesadilla es simple, ya que es radical. Sería intellectuali- experiencia


diciendo que la pesadilla se hace de una duda repentina en la certeza del interior y
en la nitidez de la parte exterior. Este es todo el espacio-tiempo para estar claro que
[197] nos da como Michaux a priori a ser. En este espacio ambiguo, la mente ha
perdido su flota de tierra y el alma geométrica.

Ciertamente uno puede evitar entrar por la puerta estrecha de tal poema. Las
filosofías de angustia quieren principios menos simplificados. No dan su
atención a la actividad de una imaginación efímera, ya que registran la ansiedad
mucho antes de que las imáge- nes en el corazón ocupado de ser. Filósofos dan
angustia y ver en las imágenes de las manifestaciones de su causalidad.
pequeña imagen ser vivo que les importa. La fenomenología de la imaginación
debe asumir la tarea de captación de ser efímera. Precisamente, la
fenomenología es instruido por la brevedad de la imagen. Lo que es
sorprendente es que el aspecto metafísico nace al mismo nivel de la imagen, en
una imagen que perturba las nociones de

Para mí, celebro la imagen del poeta como ENCE Experimental derroche, como un
grano virtual del hachís sin la ayuda de la que se puede entrar en el reino de la
imaginación. Y cómo la bienvenida a una imagen exagerada, si no, exagerando un poco
más en las personalidades exageración de la salud? Inmediatamente, la ganancia
fenomenológica aparece: extiende exagerada, cualquier oportunidad que tenemos para
mantener alejados a los hábitos de reducción. Acerca de las imágenes del espacio, es
precisamente en una región donde la reducción es fácil, común. Siempre encontramos a
alguien para despejar cualquier complicación y para obligarnos a abandonar cuando
hablamos de espacio - ya sea una
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 245

en sentido figurado o no - a la oposición de dentro y de fuera. Pero si la reducción


es fácil, es el bombo todo el fenomenológico más interesante lógicamente. El
problema que onda es muy favorable, que parece marcar la oposición de la
reducción reflexiva y la imaginación pura. interpretaciones de gestión del
psicoanálisis - más liberal que la crítica literaria clásica - sin embargo, siguiendo el
diagrama de reducción. Sólo la fenomenología se destaca por su principio, antes de
que cualquier reducción a examinar y experimento, el bienestar psicológico de una
imagen. La dialéctica de la dinámica de la reducción y la exageración puede
iluminar la dialéctica del psicoanálisis y la fenomenología. Esto es, por supuesto, la
fenomenología nos da la positividad psíquica de la imagen. Por lo tanto transformar
nuestro asombro en admiración. Vamos a empezar por la admiración. A
continuación vamos a ver si lo hará, para la crítica [198], por la reducción, organizar
nuestra decepción. Para beneficiarse de esta admiración activa, que la admiración
inmediata, sólo tienes que seguir la impulsividad sión positiva de la exageración. He
leído y luego a leer la página de Henri Michaux en aceptarla como una fobia del
espacio interior, como si hostil distante ya estaban opresivo en la pequeña célula
que es un espacio íntimo. Con su poema, Henri Mi- cal yuxtapuestos en nosotros
claustrofobia y agorafobia. Se enfureció a la frontera desde dentro y desde fuera.
Pero debido a esto, Rui nacido, desde el punto de vista psicológico, certezas de
descanso de intuiciones geométricas in- mediante el cual el psicólogo quería
gobernar el espacio de intimidad. Incluso a través de la figura, respecto a la
privacidad, no encerrados, que no cabe en sí para denotar las impresiones
profundas que siempre surgis- enviado: Qué hermoso fenomenología de la
puntuación en este sencillo phra- es un poeta simbólico: "El pensamiento aceleró
surgen corol- la ... 196

."
Una filosofía de la imaginación debe seguir el poeta hasta el final de sus
imágenes sin tener que reducir este extremismo, que es el mismo fenómeno del
impulso poético. Rilke en una carta a Clara Rilke escribió
197 "Las obras de arte Primavera Siempre desde que se enfrentaron a la

196 André Fontainas, El ornamento de la soledad, Mercurio de Francia, 1899


p. 22.
197 cartas, ed. Stock, p. 167.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 246

peligro, que fue al final de un experimento, hasta el punto de que ningún ser humano
puede superar. Más tarde se crece, y más limpio, más personal, más única se
convierte en una vida. "Pero es necesario ir por el" peligro "fuera de peligro de la
escritura, el peligro es expresar? El poeta no hace que el lenguaje puesto en peligro?
¿Todavía no se pronuncia la palabra peligrosa? Una fuerza a tener eco los dramas
íntimos, que no ha recibido el tono puro poesía del drama? En vivo, vrai- ción viven
una imagen poética es saber, en una de sus pequeñas fibras, convertirse en un ser
que es consciente de trastorno que sea.

Estar aquí es tan sensible que una palabra agitado. En la misma carta, dijo Rilke, de
nuevo: "Este tipo de distracción para nosotros, limpio debe encajar en nuestro trabajo. "

Las exageraciones de imagen son por otra parte tan natural que a pesar de
toda la originalidad de un poeta, no es raro encontrar otro poeta al mismo pulso.
imágenes Jules Supervielle pueden estar aquí más cerca de la imagen que [199]
estudiar en Michaux. Supervielle también yuxtapone la claustrofobia y la
agorafobia cuando escribe 198 :

"Demasiado espacio nos sofoca mucho más que si no había


suficientes. "

Supervielle también sabe ( loc. cit. p. 21) "vértigo extranjera."


En otra parte, habla de una "inmensidad interior". Y por lo que estos dos espa- de dentro y
fuera de intercambiar sus mareos.

En otro texto Supervielle, ha señalado acertadamente Chris- tian Senechal en su


excelente libro sobre Supervielle prisión es en TER AL f. Después de infinidad de
tiendas en las pampas de América del Sur, el Ju- Supervielle escribió: "Porque incluso
un exceso de caballo y dom de libre, y este horizonte no cambia, a pesar de nuestro
galope désespé- Rees, el Pampas tomaron para mí el aspecto de la cárcel, más que
otros. "

198 Jules Supervielle, gravitaciones, p. 19.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 247

IV

Si se hace, para la poesía, su campo de expresión libre de la actividad del


lenguaje, es necesario controlar el uso de metáforas ve fossili-. Por ejemplo,
cuando el abierto y el cerrado jugarán camente metafóricamente, vamos a
endurecer o ablandar la metáfora? Nos Répéterons-, en el estilo del lógico: Si tiene
una puerta está abierta o cerrada? Y encontramos esta frase una lisis ana-
instrumento realmente eficaz para la pasión humana? En cualquier caso, estas
herramientas de análisis deben ser, en cada ocasión, agudo. Se necesita Ren- dre
toda metáfora de su ser superficial, la traza del estudio expresión habitus en el
término actual. Es peligroso cuando se pone a "trabajar la raíz."

En concreto, la fenomenología de la imaginación poética nos permite explorar el


ser del hombre como de una superficie, de la zona que separa la región de la misma y
la zona de la otra. Hacer blions no zaciones que en esta zona de superficie
sensibilizada, antes hay que decir. Decir, si no a los demás, al menos a sí mismo. Y
siempre seguir adelante. En esta orientación, el universo de la palabra de comando
todos los fenómenos de ser, nuevos fenómenos, que es. A través del lenguaje
poético olas novedad corren a lo largo de la superficie a ser. Y lenguaje lleva en sí la
dialéctica de abierto y cerrado. por significado, se encierra, para la expresión poética,
se abre.

Sería contrario a la naturaleza de nuestras investigaciones para resumir la [200]


mediante fórmulas radicales, por definición, por ejemplo, ser del hombre como el ser
de una ambigüedad. Sabemos que sólo trabajamos una filosofía minorista. Así que en
la superficie del ser, en esta re- gión donde el ser quiere manifestar y quiere ocultar los
movimientos de cierre y apertura son tantos, tan a menudo invierte si también
acusados ​de duda que podríamos concluir por la fór- mula: el hombre es el ser medio
abierto.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 248

Mientras que los sueños deben ser analizados en este sencillo ción los hombres-: la puerta!
La puerta, que es un cosmos de Entr'ouvert. Esto es al menos una imagen originador, el origen
mismo de un sueño que se acumula deseos y tentaciones, la tentación de abrir el bienestar de
sus fondos TRE, el deseo de conquistar todos los seres reticentes. La puerta está
esquemáticamente dos posibilidades fuertes, que clasifica claramente dos tipos de Ries rêve-. A
veces esto es completamente cerrada, bloqueada, cerrada con candado. A veces esto está
abierto, es decir abierta.

Pero vienen las horas de mayor sensibilidad de lo imaginable. En las noches de


mayo, cuando ambas puertas están cerradas, hay apenas entreabierta. Baste crecer
tan lentamente! Las bisagras han sido bien engrasada. Entonces surge destino.

Y tantas puertas eran puertas de duda! en La Mance RO- espalda, fina y


sensible poeta Jean Pellerin era écri- Vait 199 :

La puerta me olfatea, vacila.

En un verso como, psique se transfiere al objeto de que Tor lectura unido a la


objetividad son vistos como un mero juego de la mente. Si tal documento provenía de
alguna mitología remoto, que daría la bienvenida con mayor facilidad. Pero por qué no
tomar los versos del poeta como un pequeño elemento de la mitología espontánea? ¿Por
qué no sentir que la puerta está incorporado un pequeño dios umbral. ¿Hay que ir a un
lejano pasado, un pasado que no es la nuestra, para santificar el umbral.

199 Jean Pellerin volver romance, NRF, 1921, p. 18.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 249

Pórfido ha dicho, "Un umbral es sagrada 200 . "Sin re-


Ferer a tan sagrado por el aprendizaje de por qué no nos retentirions- esta
santificación por medio de la poesía, una poesía de nuestro tiempo, teñida de
fantasía, tal vez, pero está de acuerdo con los primeros valores.

[201]

Otro poeta, el pensamiento de Zeus, se puede escribir bien, encontrándose la


majestuosidad del umbral:

Me encuentro que se establece el


umbral como el locus Las llegadas y
salidas en la Casa del Padre 201 .

Y todas las puertas de la mera curiosidad, que intentaron en vano, por el vacío,
por un desconocido que ni siquiera imaginado!

¿Quién no tiene en su memoria una oficina de Barba Azul que no había tenido que
abrir, parcialmente abierta? O - que todavía es una filosofía que profesa la regla de la
imaginación - que no debería haber imaginado abierta, probablemente a punto de
abrir?

Como todo lo que se concreta en el mundo de un alma cuando un objeto


cuando una sola puerta acaba de dar imágenes de vacilación, la tentación, el
deseo, la seguridad, la casa de la libertad, el respeto! Parece que su vida si la
historia se hace todas las puertas que se cerraron, abrimos todas las puertas, que
volvería a abrir.

Pero, ¿es el mismo ser, que abre una puerta y el que cierra? ¿Qué tan
profundo como para que no puedan bajar los gestos que dan conciencia de
seguridad o libertad? ¿Es esto debido a la "profundidad" que se vuelven tan
simbólico normalmente? Por lo tanto, René Char toma como motivo de uno de
sus poemas esta frase por Alberto Magno: "Hubo, en Alemania, los hijos
gemelos de los cuales abrió puertas tocándolas con su

200 pórfido, La cueva de las ninfas, § 27.


201 Michel Barrault, domingo, I, p. 11.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 250

el brazo derecho, el otro cerrado tocándolos con su brazo izquierdo. "Tal una leyenda
de la pluma de un poeta, no es, naturalmente, una referencia simple. Ayuda a que el
poeta sensibilizar cadena del mundo pro, para refinar los símbolos de la vida cotidiana.
Esta leyenda es completamente nuevo. El poeta da por él. Él sabe que hay dos
"seres" en la puerta, la puerta se despierta en nosotros los dos sentidos de
pensamiento, es dos veces simbólicos.

Y entonces, qué, dónde abrir puertas? Están abiertos al mundo humano o el


mundo de soledad? Ramón Gómez de la Serna podría escribir: "Las puertas que
se abren en el campo parecen dar una libertad detrás de la espalda del mundo 202
."
[202]

VI

Tan pronto como la palabra en aparece en una expresión, poco se toma


literalmente, la la expresión de la realidad. Refleja lo que creemos que es la
imagen en un lenguaje razonable. Es difícil, parece inútil seguir un poeta tan -
vamos a documentar - el cual dijo que la casa del pasado está vivo en su
cabeza pro-pre. Inmediatamente, traducimos significa simplemente un viejo
recuerdo se mantiene en su memoria el poeta. El exceso de la imagen que
volcar el contenido de los informes que nos contienen volver a lo que puede
pasar por una locura imagen. Nos reímos SE- más indulgente si seguimos la
fiebre autoscopies. Siguiendo el laberinto (fiebres que se ejecutan en nuestro
cuerpo, en una diatriba explosiva dolores "casas fiebre" que habitan en el diente
hueco, sabríamos que la imaginación se localiza tormentos y que el hecho y
rehecho anatomías imaginarias. Pero no usamos

202 Ramón Gómez de la Serna, muestras, ed. hojas verdes, Grasset,


p. 167.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 251

En este trabajo los numerosos documentos que hemos podido encontrar entre los
psiquiatras. Preferimos para acentuar nuestra ruptura con la causalidad mediante la
eliminación de toda causalidad orgánica. Nuestro problema es discutir la imagen de la
pura imaginación, la imaginación liberada, orgánicos, los incentivos no relacionados
liberadoras.

existen estos documentos poéticos absolutos. El poeta, que no recu- antes de la


caída de los nidos. Sin siquiera pensar en ello un escándalo para el hombre
razonable, a pesar del sentido común, que vio la caída de las dimensiones, la
reversión de las perspecti- ve del interior y el exterior.

La anormalidad de la imagen no significa que se fabrica artificialmente. La


imaginación es el derecho más natural de todos. Sin duda, las imágenes que veremos no
pudieron ser incluidos en un proyecto de la psicología, ya sea una Nario proyectar la
imaginación. Cada proyecto es una contextura de imágenes y pensamientos que plantea
SUP- un contacto con la realidad. Así que no tenemos que tener en cuenta que en una
doctrina de la imaginación pura. incluso inútil continuar una imagen, no hay necesidad de mantener.
Sólo necesitamos que sea.

Estudiemos entonces docu- mentos fácilmente fenomenológicas entregados por


los poetas.

En su libro: Donde los lobos de bebidas Tristan Tzara escribió (p 24.)

Una humildad lenta entra vivienda cámara en mí


en el reposamanos.

[203]

Para beneficiarse de la fantasía de una imagen tal, es, sin duda, es necesario poner en
primer lugar "en el resto de palma", es decir, se darán cuenta de nosotros mismos, se
condensan en el ser de un descanso, es decir, el bien, sin dificultad, "estaba a la mano." Por lo
que la mayor fuente de humildad que está en la habitación en silencio fluye en nosotros
mismos. La intimidad de la habitación se convierte en nuestra intimidad. Y, en consecuencia, el
tiempo de in- espacio se ha vuelto tan tranquila, tan simple, que se localiza, si centraliza toda la
tranquilidad de la habitación. La habitación está en la profundidad, la habitación, la habitación
está en nosotros. hacemos ver Más. Ella
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 252

hacemos límite Además, dado que nos encontramos en el fondo de su descanso


en el resto nos dio. Y una vez que todas las habitaciones están encajan en esta
sala uno. Como todo es fácil!
En otra página, aún más enigmática para el razonamiento nable mente, pero también
deja claro que es sensible a las imágenes inversas de análisis topográficos, Tristán Tzara
escribió:

El sol del mercado entró en la habitación y la


habitación en su zumbido cabeza.

Es necesario aceptar la imagen para escuchar la imagen en vivo este extraño


crujido del sol entrar en una habitación donde uno está solo porque es un hecho, el
primer rayo Golpeado paredes. Estos ruidos, oyen también - más allá del hecho -
que sabe que cada rayo de sol lleva abejas. Entonces todo zumba y la cabeza es
una colmena, la colmena de ruido sol.

La imagen de Tzara fue, en un primer momento, sobrecargada con el surrealismo.


Pero si sobrecarga incluso si se aumenta la carga de la imagen, si, por supuesto, está
más allá de la crítica de la presa, toda crítico, por lo que realmente entrar en la acción
surrealista de una imagen pura. Si el extremo de la imagen se revela y activa, contagiosa,
es que la salida fue buena: La habitación soleada es un hervidero en la cabeza del sueño.

Un psicólogo dirá que nuestro análisis sólo un recuento de "las asociaciones"


audaz, demasiado audaz. El psicoanalista ra aceptada- tal vez - que tiene el
hábito - "analizar" esta atrevida. Uno y otro, si toman la imagen como
"sintomática" tratar de encontrar la imagen de las razones y causas. El
fenomenólogo toma las cosas de otra manera; con mayor precisión que se
necesita la imagen tal como es, como el poeta crea y trata de hacerla así, a nour-
er de esta rara fruta; que lleva la imagen en el límite de lo que puede imaginar. Si
está lejos de ser un poeta, trata de repetir [204] a su creación para continuar, si
es posible, la exageración. Entonces no se cumple la aso- ciación, sufrió. Se
pretende, deseada. Ella es una constitución poética específicamente poético. Es
blimation su- que es totalmente libre de peso orgánico o psico
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 253

Quids la que queríamos ser libres, en definitiva, es lo que llamamos en nuestra


sublimación pura introducción.
Por supuesto, una imagen tal, que no reciben la misma fa- Con todos los días.
Nunca es - psíquicamente parlant- objetivo. Otros comentarios podrían renovarlo.
Se Aus- lleva tan bien para darnos la bienvenida a estar en las horas felices de la
imaginación sorprendente.

Una vez tocado por la gracia del exceso de imaginación, se siente más
simples imágenes por el cual el mundo exterior llega a la palma de nuestro ser
espacios virtuales y de colores. Esta es la imagen con la que Pierre-Jean Jouve es
ser su secreto. Se coloca en la celda íntima:

La célula de mí mismo con asombro llenó las


paredes encaladas mi secreto.
( Las bodas, p. 50.)

La habitación en la que el poeta tiene un sueño no es probable "encalado".


Pero esta habitación, la habitación donde la escritura es tan tranquila, por lo que
merece su nombre de la sala "ridad se calle"! Se vive por la gracia de la imagen,
como usted vive en una imagen que está "en la imaginación." poeta de boda el vivir
aquí la imagen de la célula. Esta imagen no incorpora una realidad. Sería ridículo
pedirle a las dimensiones soñador. Es resistente a la intuición geométrica, pero las
tramas bien sea secreto. El decreto sea SE- se siente vigilado por la blancura de
un encubrimiento por paredes fuertes. La célula del secreto es blanco. Un solo
valor suficiente para coordinar muchos sueños. Y siempre es así, la imagen poética
está bajo el dominio de un aumento de la calidad. Las paredes blancas, solo,
protege a las células del soñador. Es más fuerte que cualquier geometría. Que va a
seguir en la celda de intimidad.

Tales imágenes son inestables. Tan pronto como se sale de la expresión tal como es,
como el escritor nos ofrece en la espontaneidad total, se
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 254

riesgo de caer sentido plana y vienen aburrirse en la lectura que no pueden


condensar la intimidad de la imagen. Lo que la retirada debe, por ejemplo, para
leer esta página [205] Blanchot en dad tona- ser donde estaba escrito: "En esta
sala, inmerso en la noche más importante, sabía todo, había penetrado, que
llevaba dentro de mí, lo hice vivir una vida que no es vida, pero ella es más
fuerte y que ningún poder en la tierra podía derrotar 203
. "hacer
siente que no en estas repeticiones, o más precisamente en estos cementos repetidas
Reinfor- una imagen que ha penetrado - no es una habitación donde se penetra - una
puerta de la habitación que el escritor en ella, lo que hace vivir una vida que no es en la
vida; Sí, por qué no vemos que el escritor no se limita a escuchar que esta es su casa

familiar? La memoria estorbar esta imagen. Es meublerait recuerdos compuestas de


varios congelado. Aquí todo es más simple, más radicalmente simple. Blanchot
La cámara es una morada de espacio íntimo, es su cámara interior. Nos par-
cipons en la imagen del escritor con lo que sólo puede ser llamado

Imagen general, una imagen que nos mantiene la participación se confunde con una
idea general. Este cuadro general que larisons pecado inmediatamente. Vivimos,
penetramos como entra en su Blanchot chot. La palabra no es suficiente, la idea no es
suficiente, el escritor debe ayudarnos a revertir al espacio, a desviarse de lo que
queremos describir para vivir mejor la jerarquía de nuestro descanso.

Esto es a menudo la concentración, incluso en el espacio íntimo tan pequeño


como la dialéctica de dentro y fuera de toma toda su fuerza. Creemos que esta
elasticidad meditando esta página Rilke ( Los cuadernos..., trans. p. 106): "Y casi
no hay espacio aquí; y te calmes casi imposible pensó que algo demasiado
grande puede mantenerse en esta estrechez. "No es un consuelo saber en
silencio en un espacio estrecho. Rilke cuenta íntimamente - en el espacio interior -
esta estrechez, donde todo es para que la medida sea íntimo. Por lo tanto, una
sentencia más adelante, el texto vive la dialéctica "Pero fuera, fuera de todo lo que
es sin medida. Y cuando el nivel MON afuera, sino que también se eleva en ti, no
en los vasos que son en parte en la mano, o la flema de sus órganos bles más
impas-: pero él cree en los vasos capilares, aspirados

203 Maurice Blanchot, La sentencia de muerte p. 124.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 255

hasta la última rama de su vida infinitamente ramificada. Ahí va, ahí es donde se
desborda de ti, más alta que la respiración y, en última instancia, [206] a medida que
se refugia en la punta de su respiración. Ah! y donde a continuación, en el siguiente?
Tu corazón persecución de ti mismo, tu corazón te persigue, y ya casi estamos fuera
de usted, y usted no puede. Como un escarabajo en la que trabajamos, que se
hunden fuera de sí mismo y su poca dureza o elasticidad no tiene sentido.

"Oh noche sin objetos. O ventana opaca exterior, oh puertas cerradas con
cuidado; venidas prácticas de edad, transmitidos, verificados, nunca entendió del
todo. O el silencio en el hueco de la escalera, silencio en las habitaciones
contiguas, descansar allí, el techo. O madre, O sólo a ti, que estás en la delantera,
todo lo que el silencio, en ese momento yo era un niño. "

Hemos dado esta página de tiempo sin interrupción, precisamente porque


tiene una continuidad dinámica. El interior y el exterior no se dejan a su
oposición geométrica. Lo desbordamiento de un flujos ramificados dentro de la
sustancia a ser? El AP- exterior que pala? El exterior no es una vieja intimidad
perdida en la sombra de la memoria? El hueco de la escalera, en lo que resuena
el silencio no es así? En este silencio aquí están acolchados: la madre vuelve a
quedarse con su hijo, como antes. Se restaura todo confuso e irreal sonidos de
su forma concreta y familiar. Noche sin el terminal deja de ser un espacio vacío.
Página Rilke asaltado tantos sobresaltos, encuentra su paz. Pero ¿cuánto
tiempo es el tour! Vivir en la realidad de las imágenes, parece que

Dimos tan variadas como posibles textos para MON trar que no son
conjuntos de valores que ensombrecen todo determinaciones simples
relacionados de espacio. La oposición de los de fuera y por dentro ya no
cœfficientée por su evidencia geométrica.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 256

Para concluir este capítulo, vamos a considerar un texto en el que Balzac define una
oposición disposición se enfrentaron frente al espacio. El texto es tanto más interesante que
Balzac se vio obligado a rectificar.

En una primera versión de Louis Lambert, leemos: "Cuando se emplea por lo tanto
todas sus fuerzas, perdió la deficiencia de alguna manera constante de su vida física, y
existía sólo a través del juego omnipotente de sus órganos internos que que
constantemente tenía el alcance, era, sui- ntes de su admirable expresión, de retroceso
delante de él " 204 .

[207]

En la versión final, sólo se lee: "Dejó su propia expresión, el espacio detrás


de él. "
Qué diferencia entre los dos movimientos de expresión! Lo disminución de
potencia que se está enfrentando el espacio de la primera forma a la segunda! ¿De
qué manera podría hacer Balzac ción dichas correcciones. Volvió a ascender a
"espacio indiferente." En tación Medi sobre el ser, así que pone comúnmente
espacio entre paréntesis, es decir, que deja espacio "detrás". En señal de índice de
tono ción ser perdido, tenga en cuenta que "la admiración" cayó. La segunda forma
de expresión no es, por la confesión del escritor,

admirable. Porque fue hecho admirable, este poder que hace de retroceso, que
pone el espacio exterior, todo el espacio a ser meditando que está libre en su
pensamiento.

204 Ed. Jean Pommier, Corti p. 19.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 257

[208]

LA POESÍA DEL ESPACIO

capítulo X

fenomenología
REDONDO DE

yo

Volver a la Tabla de Contenidos

Cuando los metafísicos hablan brevemente, que puedan llegar a la verdad inmediata,
una verdad que sería utilizado por la evidencia. Entonces podemos comparar los poetas
metafísicos, poetas asociados que ellos, nos revelan, en un verso, una verdad íntima del
hombre. Por lo tanto, los grandes libros de Jaspers: Von der Wahrheit, Extraigo que JU-
ment corta: "Todos los años Dasein scheint en Rund sich" (p 50.). "Todo parece estar en
la misma ronda. "Como apoyo a esta verdad, sin evidencia de un metafísico, vamos a
traer algunos textos formulados en todas las diferentes direcciones del pensamiento
metafísico.

Por lo tanto, sin comentarios, Van Gogh escribió: "La vida es probable- mente ronda. "

Y Joe Bousquet, sin tener la frase conocida de Van Gogh escribió: "Se ha dicho que
la vida era buena. ¡No! La vida es ronda 205 ."

205 Joe Bousquet El líder de la luna, p. 174.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 258

Por último, me gustaría saber dónde está La Fontaine fue capaz de decir: "Una nuez me hace
bastante redonda. "

Con estos cuatro textos originales si diferentes (Jaspers, Van Gogh, Bousquet, La
Fontaine), aquí, al parecer, el problema fenomenológico cal claramente planteados.
Vamos a resolver las enriquecedoras otros ejemplos, por aglomeración con otros datos,
teniendo mucho cuidado de reservar estos caracteres "datos" de los datos íntimos,
conocimientos pendiente independiente del mundo exterior. Tales datos pueden no
recibir del mundo exterior como ilustraciones. Me debería tener Me- advirtió que los
colores demasiado brillantes de las ilustraciones Fas se siente perder siendo la imagen su
luz primera. El psicólogo simple no puede por menos que aquí ya que debe invertir el
punto de vista de la investigación psicológica. Esta no es la percepción que pueda
justificar este tipo de imágenes. Tampoco no se puede tomar como metáforas nismos
como cuando decimos de un hombre libre y [209] simplemente que es "todo el año".
Esta plenitud del ser, o la redondez de Jaspers ser evocados no pueden aparecer en su
verdad directa en la meditación más puramente fenomenológico.

No lleva ninguna de estas imágenes en cualquier persona la conciencia. No hay duda


de que querrá "comprender", entonces debemos tomar la imagen por primera vez en su
salida. Esto es especialmente declarar que, ostensiblemente, que no entienden; la vida,
que ob- jecteront, definitivamente no es esférica. Serán sorprendidos de que este ser que
queremos caracterizar en su verdad íntima es el libro también génument en-el topógrafo,
este pensador desde el exterior. Por todas partes, las objeciones se acumulan para
detener de inmediato el debate.

Y, sin embargo las expresiones que acabamos señaladas están ahí. El de


los que cuenta el alivio en el lenguaje común, que implica propia significación.
Ellos no vienen de un lenguaje de la intemperancia, ni un lenguaje de
incomodidad. No nacieron de un deseo de sorprender. Muchas, pero no
extraordinaria: son la marca de un primitivo. Surgen de repente y aquí Acheson
Vees. Es por esto que, en mi opinión, estas expresiones son maravillas de la
fenomenología. Nos obligan a tomar, a juzgar ellos, amarlos, para hacerlos
propios, la actitud fenomenológica.

Estas imágenes, que borra el mundo y no tienen pasado. El no es cualquier


experiencia previa. Por supuesto, es qu'el-
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 259

son los metasicológica. Nos dan una lección solitu-. Se toma un momento para
tomar para sí solo. Si se toma en su carácter repentino, nos damos cuenta de que
sólo pensamos que, eso es todo en el ser de esta expresión. Si uno se somete al
poder hipnótico de tales expresiones, éste se encuentra en su totalidad en la
redondez de bienestar, vivimos en la plenitud de la vida como la tuerca que se
redondea en su caparazón . El filósofo, pintor, poeta y fabulista nos dieron un
documento de la fenomenología pura. Ahora tenemos que hacer uso de ellos para
aprender a estar cobrando en el centro; nosotros también para sensibilizar el
documento multiplicando sus va- riaciones.

II

Antes de hacer ejemplos adicionales, lo que debería, a nuestro juicio, para


reducir la expresión de una fórmula para Jaspera Ren- dre más fenomenológica
pura. Diríamos entonces: Das Dasein ist rund, ser es redonda. Debido a añadir que parece
[ 210] ronda es mantener un doblete de bienestar y apariencia; a continuación, nos
referimos a todo lo que está en su redondez. No es una cuestión de hecho de
contemplar, pero ser vivo en su inmediatez. La contemplación se contempla
duplicaría y ser contemplado. La fenomenología, en la zona restringida en la que
trabajamos, debe eliminar cualquier intermediario, cualquier función superpuesta.
Para pureza fenomenológica como máximo, hay que quitar la fórmula jaspersienne
nada que pueda enmascarar en el valor ontológico, cualquier cosa que complicaría
en el sentido radical. Esta es la condición de que la fórmula: "El ser es redonda" será
para nosotros un instrumento que nos permite reconocer el carácter primitivo de
ciertas imágenes a ser. Una vez más, las imágenes de la redondez completa nos
ayuda a unirnos en nosotros mismos, nos damos primera constitución, afirmar
nuestro ser íntimo, desde dentro. Para experimentado desde dentro, sin externo, ser
no puede ser que todo el año.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 260

¿Es apropiado mencionar aquí la filosofía presocrática, para volver a ser Ferer
Parménides, la "esfera" de Parménides? De manera más general Ma- Niere,
puede ser una fenomenología propenilo cultura deutique filosófica? No parece tan.
La filosofía nos pone en presencia de un exceso de contacto para las ideas, a
partir de detalle a detalle, nos sentamos y remettions constantemente, al igual que
el fenomenólogo en la posición inicial. Si una fenomenología de la secuencia de
ideas es posible, hay que reconocer que no puede nacer una fenomenología
elemental. Ese es el beneficio de la elementalidad encontramos en una
fenomenología de la imaginación. Una imagen forjado pierde sus virtudes
primarias. Ain-si la "esfera" de Parménides tenía demasiado el destino de su
imagen permanece en su primitiva y por tanto es el instrumento adecuado para
nuestra investigación sobre las imágenes primitivas ser. ¿Cómo se resistiría a
enriquecer la imagen de ser de Parménides por las perfecciones del ser esfera
geométrica?

Pero ¿por qué estamos hablando de enriquecimiento de una imagen, a medida que
se cristalizan en la perfección geométrica? Podría dar ejemplos donde el valor perfección
asignado a la esfera es cualquier ver- Bale. Aquí está uno que debe ser nuestro ejemplo
contra-fiesta mani- que es una violación de todos los valores de la imagen. Una natación
de personal Alfred de Vigny, un consejero joven aprende por la lectura

meditaciones Descartes 206 "A veces [211] dicho Vigny, se pre-


nacido de una esfera colocada cerca de él y girando a largo dedos, hundiéndose en
los sueños más profundos de la ciencia. "Queremos saber por qué? El escritor no
dice. Si se imagina que la lectura meditaciones Descartes es ayudado si el lector se
enciende un balón en profundidad debajo de sus dedos? Científicos desarrollan
pensamientos en otro horizonte y la filosofía de Descartes no se pueden aprender
en un objeto, incluso la esfera. Bajo el me SeV de Alfred de Vigny, la palabra profundo,
como es el caso aunque Sou viento es una negación de la profundidad.

Además, ¿quién no ve que al hablar de volúmenes, el inspector trai- que sólo las
superficies de ese límite? La esfera de la Surveyor es, la

206 Alfredo de Vigny Cinq-Mars, Cap. XVI.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 261

esfera vacía esencialmente vacío. Puede ser que hagamos un buen bol sym para nuestros
estudios fenomenológicos de la redondez completa.

III

Estas palabras de apertura fueron, sin duda, filósofo muy pesado de Sophie
implícita. Sin embargo, tuvimos que decirles brevemente porque eran útiles y que
personalmente enólogo fenomenal que decir a todos. Nos ayudaron a
"déphilosopher" para excluir todas las prácticas de la cultura, que nos puso en el
banquillo creencias adquiridas en una larga discusión filosófica del pensamiento
científico. La filosofía maduró demasiado rápido y que nos cristaliza en un estado
de madurez. ¿Cómo, pues, sin "sopher déphilo-" la esperanza de vivir los choques
que ser recibe nuevas imágenes, imágenes que son siempre fenómenos de la
juventud- serán? Cuando estás en la edad de imaginar, se puede decir cómo y por
qué nos imaginamos. Cuando uno puede decir lo que imaginamos, que don '
imaginar más. Debemos, por tanto, dématuriser.

Pero ya que se toman - por accidente - el acceso a neologismo, sin embargo,


decimos, a modo de introducción al examen fenomenológico de las imágenes de
plena redondez, nos pareció que aquí, como en muchas otras ocasiones, la
necesidad para nosotros "chanalystiquer dépsy-".

De hecho, hay una lámpara de araña o dos, en un examen psicológico de


imágenes de redondez y especialmente las imágenes de plena redondez,
habríamos dejado las explicaciones psicoanalíticas y habríamos montado
fácilmente un gran problema porque todo ronda se llama la caricia. Tales
explicaciones psicoanalíticas sin duda tienen un campo de validez de ancho. Pero
dicen todo, sobre todo pueden poner en [212] eje ontológico c determinaciones. Al
decirnos que el ser es redonda, el metafísico se mueve de repente todas las
determinaciones psicológicas. Nos libera de un pasado de los sueños y
pensamientos. Él nos llama a una corriente que ser.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 262

En ese noticias apretado en incluso ser una expresión, la chanalyste psico apenas
puede concentrarse. Se considera como una expresión mainement hu- insignificante
en virtud de su extrema rareza. Pero es esta rareza que despierta la atención de la
fenomenológica y la in- rápidamente a mirar con nuevos ojos ante la perspectiva de
ser informado por los metafísicos y poetas.

IV

Vamos a dar un ejemplo de una imagen de todo significado réalis- que,


psicológico o psicoanalítico.

Michelet, sin preparación, específicamente en la imagen absoluta, dicho "el ave (es)
casi cada pelota". Vamos a eliminar este "Las presiones para que" que modera la
fórmula inútilmente, que es una concesión a una vista que se encuentra en el formulario,
entonces tenemos un interés evidente en principio dente jaspersien de "ser redonda." El
pájaro, por Michelet, es una ronda completa, que es el vivir todo. El comentario Mi-
CHELET dando el ave unas pocas líneas, el significado de modelo sea 207

. "El ave casi todos esférica, es sin duda la parte superior, sublime y
divina, la concentración viva. No podemos ver o incluso imaginar un mayor grado
de unidad. El exceso de concentración de ser la gran fuerza personal del ave,
pero que implica su individualidad extrema, su aislamiento, su debilidad social. "

Estas líneas también aparecen en el texto del libro, en total aislamiento. Uno siente
que el escritor también ha obedecido a la imagen de "concentración" y se dirigió a un
plan de meditación donde sabe que las "casas" de la vida. Por supuesto, es sobre todo
la preocupación por la descripción. El inspector, de nuevo, podría ser sorprendido,
sobre todo porque el ave está aquí meditó en el vuelo, al aire libre, y que, en
consecuencia, las cifras de flecha podría venir aquí para trabajar a AC-

207 Jules Michelet, El pájaro, p. 291.


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 263

espinal con la imaginación de dinamismo. Pero Michelet agarró el ave estar en


su situación cósmica, como la centralización de la vida vigilado por todos los
lados, encerrado en una bola viva al máximo por lo tanto su unidad. Todas las
demás imágenes, formas, colores vien- NEET, movimientos, son golpeados
[213] relativismo a lo que llamar al ave absoluta, el ser vivo todo el año.

La imagen que sea - porque es una imagen para ser - sólo se apparaî- en la
página Michelet, es extraordinario. Y por esa misma razón, se llevará a cabo tan
insignificante. La crítica literaria no se une más importancia que el psicoanalista.
Sin embargo fue escrita y existe en un gran libro. Se necesitaría un interés y
significado si una filosofía de la imaginación cósmica podría ser matado insti- que
buscarían centros Cosmicity.

Al entrar en su centro, en su brevedad, ya que es la única descripción completa


de esta ronda! Poetas que evocan, sin saber, responden. Por lo tanto Rilke, que
pueden no haber pensado en la página Michelet, la escritura 208 :

... Esta ronda de canto de un pájaro reposo en el momento en el


que engendra Grande como un cielo en el bosque desvanecido
todo viene obediente entran en esta llorar todo el paisaje que
parece descansar.

Que abre las imágenes Cosmicity, parece que la imagen esencial- mente centro
del pájaro está en el poema de Rilke la misma imagen que en la página de Michelet.
Sólo se expresa en otro nivel. El grito ronda de ronda sea alrededor de la bóveda
celeste. Y en el paisaje durante todo parece descansar. El ser redonda propaga su
redondez, se propaga la calma a su alrededor.

Y para un soñador de palabras, lo que calma en la palabra ronda! Al doblar


el cebo en paz, labios, sean respiración! coche

208 Rilke, poesía, trans. BETZ, bajo el título: preocuparse, p. . 95


Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 264

También hay que decir por un filósofo que cree en el discurso de la garrapata sustancia
POE. Y qué alegría de profesor, lo que es una alegría para comenzar la lección
metafísica sonido, rompiendo con todos " estar ahí "Decir: Das Dasein ist rund. El ser es
redonda. Y luego esperar a que los cojinetes de esta truenos dogmática se desploman
en ples nas de éxtasis.

Pero volviendo al más modesto, al menos los responsables de ron- intangibles.

A veces, de hecho es una forma de que las guías y encierra los primeros sueños.
Para un pintor, el árbol consiste en su redondez. [214] Sin embargo, el poeta toma el
sueño anterior. Él sabe lo que se dice aísla arron-, toma la forma de ser que se centra en
uno mismo. En poesía francés Rilke, como la vida e impone la nuez. Una vez más
alrededor del único árbol, en un mundo, la bóveda celeste completará siguiendo la regla
de la poesía cósmica. Página 169, leemos:

Árbol, siempre en medio de


todo lo que rodea árbol que
saborea toda la bóveda del
cielo.

Por supuesto, el poeta tiene un árbol frente a la llanura; que no cree que una
ygdrasil legendaria estaría sola todos los meses cos- uniendo tierra y el cielo. Pero la
imaginación de ser redondos siguiendo su ley: ya que la nuez es como dice el poeta,
"orgullo redondeado", se puede disfrutar de "toda la bóveda del cielo." El mundo es au
vuelta redonda a ser redonda.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 265

Y a verso, el poema crece, aumenta su bienestar. El árbol está viviendo, pensando, en


tensión hacia Dios

Dios mismo aparecerá Ahora, para


asegurarse de que desarrolla su
ronda y ser manos el brazo madura.
Árbol que tal vez piensa en su
interior. Árbol que domina Si dar la
forma poco a poco eliminando los
riesgos de viento!

Alguna vez encuentro un documento mejor para un logía fenomenológica del ser
que tanto destaca y desarrolla su redondez? El Ar- ber Rilke se propaga en las
orbes verdes, forma la redondez accidente conquistado y los eventos caprichosas
de la movilidad. A continuación, se convierten en miles de formas, mil hojas, pero
sin ser sufre de dispersión: si alguna vez pude en una imagen amplia recopilar todas
las imágenes del ser, todas las imágenes múltiples, cambiantes que, sin embargo,
ilustran la permanencia del ser, la fibra ar- rilkéen abrir un gran capítulo en mi disco
metafísicamente como el hormigón.
Gaston Bachelard, La poética del espacio. (1957) [1961] 266

[215]

Indice

INTRODUCCIÓN [1]

Capítulo I. La casa. Desde el sótano hasta el ático. La dirección de la cabaña. [23]

Capítulo II. Casa y el Universo. [51]

Capítulo III. El cajón. Armarios y armarios. [79]


Capítulo IV. El nido. [92]
Capítulo V. La cáscara. [105]
Capítulo VI. Las esquinas. [130]

Capítulo VII. La miniatura. [140]


Capítulo VIII. La inmensidad íntima. [168] Capítulo

IX. La dialéctica de fuera y por dentro. [191]


Capítulo X. La fenomenología de la ronda. [208]