You are on page 1of 16

CICLOS BIOQUÍMICOS

Ciclos bioquímicos

Si bien la naturaleza nos provee de importantes reservas químicas, es necesario que se


desencadene una serie de procesos cíclicos, capaces de intercambiar los vitales elementos con
los organismos vivos que habitan los ecosistemas.

1. Ciclos bioquímicos

2. Ciclos del carbón, nitrógeno, oxígeno, azufre y fósforo

En todo ecosistema, ya sea en mayor o menor cantidad, encontramos diversos elementos


químicos. Esto ocurre porque todo organismo vivo está constituido en diferentes grados por
sustancias como el carbono, el oxígeno o el nitrógeno, entre muchos otros más. También en la
naturaleza no viva es posible encontrar verdaderos depósitos químicos, como en el caso de la
atmósfera, importante reservorio de dióxido de carbono y de oxígeno, o también, en el suelo y
las rocas, donde es común encontrar minerales, nitratos y fosfatos.

La principal característica común de todos estos elementos es que se encuentran en


permanente transformación e intercambio entre todos los organismos que componen un
ecosistema.

La naturaleza nos sorprende con una serie de ciclos en los que los elementos pasan de un
medio a otro, a través de los seres vivos y el ambiente que los rodea.

Los Ciclos Bioquímicos son fenómenos naturales que ocurren de manera constante y cíclica
para mantener la vida. Estos son los ciclos del agua, carbono, nitrógeno y Oxigeno.

El Ciclo del agua

El agua es un elemento indispensable para la vida, por esto, al conocer su ciclo estamos
conociendo al mismo tiempo, su racional aprovechamiento y conservación.Las tres cuartas
partes de la tierra es agua, (sólido, liquido y gaseoso) existe en los océanos, mares, ríos, lagos,
zonas polares, en la atmósfera o debajo de la tierra; por lo tanto la misma está en constante
movimiento y comprende los siguientes pasos:

 Evaporación por acción del sol y la formación de nubes.

 Las nubes, por acción del viento se desplazan hacia la tierra, donde los mismos se
enfrían para que produzcan gotas pequeñas que quedan suspendidas en la atmósfera
a través de la condensación.

 La precipitación ocurre cuando las gotas de agua que están suspendidas en la


atmósfera caen en forma de lluvia, granizo o nieve.

 Cuando el agua cae se filtra por los suelos, o corre por la superficie formando los ríos
hasta que llegan al mar.

 Parte de esa agua regresa a la atmósfera por medio de la evaporación. Para observar
una simulación de este proceso realiza un experimento en tu casa.

Ahora puedes observar la ilustración de los pasos que conforman el ciclo del agua

El Ciclo del carbono

El carbono es un elemento químico que se encuentra en todas las moléculas orgánicas, se


conoce como dióxido de carbono ( ) o anhídrido carbónico, además se encuentra en el
agua y en el aire, es el producto final en el proceso de respiración ya que todos los seres vivos
lo expulsamos al respirar.

Mediante el proceso de fotosíntesis, las plantas verdes sintetizan materia orgánica y para ello
utilizan carbono del para formar los glúcidos que están formados por átomos de carbono.
Estas moléculas pasan a los organismos animales cuando estos comen vegetales o se comen
unos con otros y allí los átomos de carbono pasan a sufrir transformaciones que van
sucediendo dentro de cada organismo.

Los productores y los consumidores cuando utilizan la energía que hay dentro de estos
compuestos, el anhídrido carbónico es devuelto a la atmósfera y al agua por medio de la
respiración celular y otras funciones biológicas donde seria utilizado nuevamente por las
plantas verdes para incorporarlo a la materia orgánica y así continua el ciclo. Los organismos
descomponedores (bacterias y hongos) hacen que el anhídrido carbónico sea liberado cuando
los organismos productores o consumidores mueren. De esta forma el de estos organismo
descompuestos vuelven al medio.

La siguiente imágen ilustra el ciclo del carbono


El Ciclo del nitrógeno

En un ecosistema, complejo formado por una comunidad biótica y por agentes físico-químicos
íntimamente relacionados, el ciclo del nitrógeno es bastante complicado, porque las plantas
lo toman combinado, formando unos determinados compuestos asimilables, es necesario
para ello la presencia e intervención de microorganismos como las bacterias. Las plantas
verdes absorben el nitrógeno bajo la forma de nitratos del suelo que luego se constituyen en
aminoácidos.

Los animales toman este nitrógeno que, con la muerte, putrefacción y descomposición
ocasionada por las bacterias se desprende amoniaco que después es transformado en nitritos
y finalmente en nitratos por las bacterias nitrificantes. El nitrógeno atmosférico también es
utilizado directamente por ciertas bacterias, las cuales son capaces de fijar el nitrógeno e
incorporarlo a la materia orgánica de la cual están constituidos.

Ahora observa gráficamente el ciclo del nitrógeno

El Ciclo del Oxigeno

Cuando se realiza el proceso fotosintético, parte del oxígeno que se libera es utilizado por los
seres vivos durante la respiración en la formación del dióxido de carbono ( ) una parte se
mezcla con el monóxido de carbono para formar el dióxido de carbono y otra parte se integra
en la formación de la capa de ozono.

CICLOS BIOQUÍMICOS

Al movimiento de cantidades masivas


de carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, calcio, sodio, sulfuro, fósforo y
otros elementos entre los componentes vivientes y no vivientes del ambiente (atmósfera y
sistemas acuáticos) mediante una serie de procesos de producción y descomposición.
CICLO DEL CARBONO.- El carbono es incorporado en forma de CO2 por los productores
mediante la fotosíntesis. Los consumidores incorporan el carbono al alimentarse de los
productores, y los descomponedores lo hacen al actuar sobre los cadáveres y los productos de
desecho. El proceso respiratorio de productores, consumidores y descomponedores devuelve
la mayor parte del Carbono al medio en forma de CO2.

Otra queda en forma de precipitados en forma de conchas y en forma de huesos en el


sedimento; dando lugar a rocas calizas. Los fenómenos de vulcanismo que afectan a las rocas
calizas y a los combustibles fósiles y devuelven a la atmósfera el carbono en forma de CO2.

CICLO DEL AGUA.- Debido al calor del sol, el agua pasa por evaporación a la atmósfera, donde
queda en forma de vapor de agua. Cuando se produce con enfriamiento, el vapor de agua se
condensa y vuelve a la superficie de la tierra en forma de precipitación (lluvia, nieve). Además
del cielo, parte del agua es incorporado por las plantas, mediante procesos de ósmosis a nivel
de los pelos absorbentes de la raíz y por los animales, bien mediante el alimento o bien
bebiéndola directamente.Esta agua vuelve de la respiración, de la excreción y también
mediante la descomposición de los cadáveres.
CICLO DEL NITROGENO.- La atmósfera está constituida en un 79% por nitrógeno, pero sólo
algunas bacterias (Clostridium, Rhizobium y Azotobacter) y algas cianofíceas (Anabaena y
Nostoc) son capaces de aprovecharlo. El proceso de fijación del nitrógeno que realizan consiste
en combinar el nitrógeno atmosférico (N2) con hidrógeno (H) para formar amoníaco (NH3).
Rhizobium Leguminosarum es una bacteria simbiótica que se encuentra en unos nódulos que
hay en las raíces de las leguminosas. Parte del nitrógeno fijado lo cede a las plantas en forma
de un componente soluble en el citoplasma celular.

En el caso de Clostridium y Azotobacter, que son bacterias del suelo, el amoníaco queda
acumulado en él. La acción de los descomponedores sobre los cadáveres y los productos de
desecho del metabolismo que productores y consumidores, enriquecen el suelo en
amoníaco. Este proceso se denomina amonificación.

Casi todo el amoniaco que llega al suelo pasa rápidamente a ion nitrato por la acción
quimiosintética de algunas bacterias.Este proceso se denomina nitrificaciòn y ocurre en dos
etapas: las bacterias del género Nitrosomas transforman el amoniaco en ion nitrito (NO2)
(nitrosación) y las del género somonas transforman el amoniaco en ion nitrito (NO2) en ion
nitrato (NO3) (nitratación), que constituye la fuente principal de nitrógeno disponible en el
suelo para las plantas superiores.

Existe un proceso perjudicial para la agricultura denominado desnitrificación, que consiste en


la transformación del NO3 en NO2, hasta liberar al nitrógeno, que en su estado molecular pasa
al aire. Dicha transformación la realizan las bacterias desnitrificantes como son las del género
Pseudomonas. Así se completa el ciclo del nitrógeno.
CICLO DEL FOSFORO.- El fósforo se halla en la corteza terrestre como componente de diversos
minerales. Por efecto de la meterorización química se transforma en ion ortofosfato, que es
transportado en disolución por las aguas. Una parte precipita en el suelo en forma de fosfato
cálcico y otra parte llega al mar. El fosfato cálcico, Ca(PO4) es incorporado por las plantas, y de
éstas toman el fósforo los animales. Dicho elemento entra como componente en los ácidos
nucleicos, en el ATP, en los esqueletos, etc. El fósforo que ha sido transportado al mar es
incorporado en parte por las plantas y animales marinos, y la mayoría precipita.

Los cadáveres de los seres vivos se descomponen por efecto de los organismos
desintegradores, liberándose así el fósforo.En el fondo del mar se acumulan grandes
cantidades de este elemento. Son las llamadas “trampas del fósforo” porque, al acumularse
éste en los sedimentos marinos, queda fuera del alcance del hombre. El hombre, para abonar
los campos, debe limitarse a los yacimientos minerales de fosforitas (que también proceden de
antiguas cuencas sedimentarias marinas). Así mismo puede recurrir al guano, excremento de
aves marinas, generalmente pelicaniformes, que dejan en grandes cantidades en los

acantilados.

CICLO DEL AZUFRE.- La fuente de azufre para las plantas son los sulfatos solubles del suelo,
que son reducidos por éstas a sulfuro de hidrógeno (SH2), y posteriormente incorporado en sus
estructuras proteicas, de donde pasa a los organismos consumidores. Los restos de éstos son
descompuestos por bacterias específicas (bacterias de la putrefacción) que liberan SH2 y éste
es oxidado y transformado en sulfato por las llamadas sulfobacterias incoloras. Las bacterias
reductoras de sulfato realizan esta transformación en un medio anaerobio. En los lugares
donde ocurre este proceso aparecen sedimentos y fangos de color negro, debido al sulfuro de
hidrógeno, que les confiere ese color.

CICLO BIOQUIMICO

¿QUE ES EL CICLO BIOQUÍMICO?

Ciclo bioquímico se refiere al movimiento de los elementos


deozono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, calcio, sodio, azufre, fósforo,potasio y
otros elementos entre los seres vivos y el ambiente (atmósfera, biomasa y sistemas acuáticos)
mediante una serie de procesos: producción y descomposición. En la biosfera, la materia es
limitada de manera que su reciclaje es un punto clave en el mantenimiento de la vida en la
Tierra; de otro modo, los nutrientes se agotarían y la vida desaparecería.
CICLO DEL AZUFRE

El azufre, como sulfato, es aprovechado e incorporado por los vegetales para realizar sus
funciones vitales.

Los consumidores primarios adquieren el azufre cuando se alimentan de estas plantas.

El azufre puede llegar a la atmósfera como sulfuro de hidrógeno (H2S) o dióxido de azufre
(SO2), ambos gases provenientes de volcanes activos y por la descomposición de la materia
orgánica.

Cuando en la atmósfera se combinan compuestos del azufre con el agua, se forma ácido
sulfúrico (H2SO4) y al precipitarse lo hace como lluvia ácida.
CICLO DEL FÓSFORO
Los seres vivos
toman el fósforo (P) en forma de fosfatos a partir de las rocas fosfatadas, que
mediante meteorización se descomponen y liberan los fosfatos. Éstos pasan a los vegetales por
el suelo y, seguidamente, pasan a los animales. Cuando éstos excretan, los descomponedores
actúan volviendo a producir fosfatos.

Una parte de estos fosfatos son arrastrados por las aguas al mar, en el cual lo toman
las algas, peces y aves marinas, las cuales producen guano, el cual se usa como abono en la
agricultura ya que libera grandes cantidades de fosfatos. Los restos de los animales marinos
dan lugar en el fondo del mar a rocas fosfatadas, que afloran por movimientos orogénicos.

De las rocas se libera fósforo y en el suelo, donde es utilizado por las plantas para realizar sus
funciones vitales. Los animales obtienen fósforo al alimentarse de las plantas o de otros
animales que hayan ingerido. En la descomposición bacteriana de los cadáveres, el fósforo se
libera en forma de orto fosfatos (H3PO4) que pueden ser utilizados directamente por los
vegetales verdes, formando fosfato orgánico (biomasa vegetal), la lluvia puede transportar
este fosfato a los mantos acuíferos o a los océanos.

CICLOS ATMOSFÉRICOS

Son aquellos que son regulados por los movimientos atmosféricos y reacciones químicas que
se dan en ella. Estos elementos en su forma abiótica se encuentran en la atmósfera. La
velocidad de renovación de estos ciclos es mayor comparada con los ciclos sedimentarios. Los
ciclos del carbono, nitrógeno, agua y oxigeno son considerados como ciclos atmosféricos.

CICLO DEL NITRÓGENO

Los seres vivos cuentan con una gran proporción de nitrógeno en su composición química. El
nitrógeno oxidado que reciben como nitrato (NO3–) es transformado a
grupos aminoácidos (asimilación). Para volver a contar con nitrato hace falta que
los descomponedores lo extraigan de la biomasa dejándolo en la forma reducida
de ion amonio (NH4+), proceso que se llama amonificación; y que luego el amonio sea oxidado
a nitrato, proceso llamado nitrificación.

Así parece que se cierra el ciclo biológico esencial. Pero el amonio y el nitrato son sustancias
extremadamente solubles, que son arrastradas fácilmente por la escorrentía y la infiltración, lo
que tiende a llevarlas al mar. Al final todo el nitrógeno atmosférico habría terminado, tras su
conversión, disuelto en el mar. Los océanos serían ricos en nitrógeno, pero los
continentes estarían prácticamente desprovistos de él, convertidos en desiertos biológicos, si
no existieran otros dos procesos, mutuamente simétricos, en los que está implicado el
nitrógeno atmosférico (N2). Se trata de la fijación de nitrógeno, que origina compuestos
solubles a partir del N2, y la desnitrificación, una forma de respiración anaerobia que
devuelve N2 a la atmósfera. De esta manera se mantiene un importante depósito de nitrógeno
en el aire (donde representa un 78 % en volumen).
CICLO DEL CARBONO

El ciclo del carbono comprende una secuencia de eventos que es clave para hacer a la Tierra
capaz de sostener vida; describe el movimiento de carbono al ser reciclado y reusado por la
biosfera, incluido los sumideros de carbono.

El balance global del carbono es el equilibrio de los intercambios (ingresos y pérdidas) de


carbono entre las reservas de carbono o entre un bucle concreto (p. ej., atmósfera <->
biosfera) del ciclo del carbono. Un examen del balance de carbono de una reserva o depósito
puede proporcionar información aproximadamente si este está funcionando como una fuente
o sumidero de dióxido de carbono. El ciclo del carbono fue inicialmente descubierto
por Joseph Priestley y Antoine Lavoisier y fue popularizado por Humphry Davy.1
CICLO DEL OXIGENO

Al respirar los animales y los seres humanos tomamos del aire el oxígeno que las plantas
producen y luego exhalamos gas carbónico. Las plantas, a su vertir el dióxido de carbono (CO2)
en oxígeno. Plantas, animales y seres humanos intercambian oxígeno y gas carbónico todo el
tiempo, los vuelven a usar y los reciclan. A esto se le llama el ‘ciclo del oxígeno’.

El oxígeno molecular presente en la atmósfera y el disuelto en el agua interviene en muchas


reacciones de los seres vivos. En la respiración celular se reduce oxígeno para la producción de
energía y generándose dióxido de carbono, y en el proceso de fotosíntesis se origina oxígeno y
glucosa a partir de agua, dióxido de carbono (CO2) y radiación solar.

CICLO DEL AGUA

El ciclo hidrológico se define como la secuencia de fenómenos por medio de los cuales el agua
pasa de la superficie terrestre, en la fase de vapor, a la atmósfera y regresa en sus fases líquida
y sólida. La transferencia de agua desde la superficie de la Tierra hacia la atmósfera, en forma
de vapor de agua, se debe a la evaporación directa, a la transpiración por las plantas y
animales y por sublimación (paso directo del agua sólida a vapor de agua).

El vapor de agua es transportado por la circulación atmosférica y se condensa luego de haber


recorrido distancias que pueden sobrepasar 1,000 km. El agua condensada da lugar a la
formación de nieblas y nubes y, posteriormente, a precipitación.

La precipitación puede ocurrir en la fase líquida (lluvia) o en la fase sólida (nieve o granizo). El
agua precipitada en la fase sólida se presenta con una estructura cristalina, en el caso de la
nieve, y con estructura granular, regular en capas, en el caso del granizo.
La precipitación incluye también incluye el agua que pasa de la atmósfera a la superficie
terrestre por condensación del vapor de agua (rocío) o por congelación del vapor (helada) y
por intercepción de las gotas de agua de las nieblas (nubes que tocan el suelo o el mar).