You are on page 1of 6

FARMACODINAMIA EN PEDIATRÍA

La farmacodinamia, definida como lo que el fármaco le hace al organismo, debe
ser considerada en el escenario cambiante del paciente pediátrico. Sin embargo,
a pesar de la importancia del comportamiento farmacodinámico de los fármacos
en niños, los datos son escasos. En la edad pediátrica algunos medicamentos
tienen un comportamiento farmacodinámico distinto a los adultos, lo que
determina particularidades en sus efectos terapéuticos, como por ejemplo los
sedantes y los anticoagulantes. Además, las reacciones adversas sobre el
crecimiento ocurren en esta edad, como por ejemplo los efectos deletéreos de
los corticoides sobre el crecimiento, las alteraciones en el crecimiento óseo por
las tetraciclinas o sobre el cartílago por fluoroquinolonas.

DOSIS EN PEDIATRÍA

La farmacoterapia logra sus resultados a través de una selección idónea de la
dosis para el paciente. Un método habitual para seleccionar la dosis pediátrica
de un nuevo medicamento es la normalización de la dosis de adulto a peso
corporal (mg/kg peso), asumiendo una relación lineal entre peso y dosis. Otra
forma de dosificar es por edad, dividiendo a la población pediátrica en
subcategorías (por ejemplo prescolares, escolares, adolescentes, etc.) y usando
una dosis determinada de acuerdo al rango de edad. Ambos métodos tienen sus
problemas, usar una estimación de mg/kg para todas las edades pediátricas o
usar una dosis para todo un rango etario nos privan de asumir que las
propiedades farmacocinéticas – farmacodinámicas de un medicamento en
pediatría cambian de forma continua, y no escalonadamente, a través de las
distintas edades pediátricas. Podríamos estar dosificando un paciente de 10
años con dosis de mg/kg y estar frente a un comportamiento farmacocinético de
un adulto, lo que produciría quizás altas concentraciones y toxicidades en ese
niño. A otro paciente de 2 meses le iniciaremos la misma dosis de un
medicamento A, en mg/kg, que a otro niño de 6 meses, ya que el rango etario
para la dosificación es de 1 mes a 1 año nos sugiere similar dosis. Resulta que
el paciente de 2 meses tiene una actividad metabólica reducida, por lo que
acumulará más medicamento que el paciente de 6 meses, y probablemente ese
pequeño paciente se nos intoxique.

en un fenómeno que se conoce como Augmented Renal Clearance. La mayor parte de los fármacos que se administran a mujeres que amamantan se detectan en su leche. Otro fenómeno observado es un aumento en el aclaramiento de medicamentos durante la fase hiperdinámica de la sepsis. Por fortuna. lo que nos brinda incertidumbre adicional si dejamos dosis habituales para la pediatría.  Insuficiencia renal: Para medicamentos con aclaramiento renal importante debemos esperar acumulación y necesidad de ajustar dosis. Es importante recordar que la alimentación con fórmula se vincula con mayor morbilidad y mortalidad en todos los grupos socioeconómicos. miles de mujeres que toman medicamentos no amamantan por la percepción errónea de riesgo.  Cáncer: Para algunos medicamentos se observan aclaramientos más rápidos y volúmenes de distribución más grandes.  Fibrosis quística: En esta patología se observan altos volumen de distribución y aclaramientos aumentados en varios medicamentos. USO DE FÁRMACOS DURANTE LA LACTANCIA A pesar del hecho de que la mayor parte de los fármacos se excreta en la leche materna en cantidades muy pequeñas para que afecten de manera adversa la salud neonatal. interacciones medicamento-medicamento. La complejidad aumenta en el caso de combinaciones de estas condiciones. la influencia de la patología de base produce un mayor riesgo de no seleccionar la dosis adecuada. Por desgracia. entre otras. Por tanto. Por ello debemos tener en cuenta otras covariables relacionadas a las características fisiopatológicas de los pacientes.Además de la imprecisión entregada por los cambios farmacocinéticos observados en la población pediátrica. los médicos contribuyen mucho a esa tendencia. Adicionalmente. es necesario considerar otras situaciones como la presencia de obesidad. Entre ellas la presencia de:  Sepsis/schock séptico: El uso de fluidos para la resucitación predispone al aumento del volumen de distribución para medicamentos hidrosolubles. la cantidad total que recibiría el lactante en un día es sustancialmente menor que la que se considera . la concentración de fármacos que se alcanza en la leche materna suele ser baja.

como la heroína. Las concentraciones de tetraciclina en la leche materna son casi de 70% de la concentración en suero materno y constituyen un riesgo de tinción permanente de los dientes en el lactante. No debe. debe dejar transcurrir 30 a 60 min después de la lactancia y 3 a 4 h antes de la siguiente alimentación al seno materno para tomarlos. de importancia máxima es que su semivida prolongada causa acumulación significativa del fármaco. El hidrato de cloral puede causar sedación en el lactante si se le amamanta en presencia de concentraciones máximas en la leche. La mayoría de los antibióticos que toman las madres que amamantan pueden detectarse en la leche. Las concentraciones alcanzadas en la leche materna son suficientemente altas para que se presenten signos de deficiencia de piridoxina en el lactante si la madre no recibe complementos de la sustancia.gico en algunos lactantes. Los barbitúricos que se toman a dosis hipnóticas por la madre pueden producir letargo. Eso permite la eliminación de muchos fármacos de la sangre materna y su concentración en la leche será relativamente baja. se puede amamantar a un lactante mientras la madre toma metadona. Si la madre que amamanta debe tomar medicamentos y éstos son relativamente seguros. ingresan a la leche materna en cantidades potencialmente suficientes para prolongar el estado de dependencia neonatal de narcóticos si la sustancia se administró en forma crónica a la madre durante el embarazo. de manera óptima. metadona y morfina. se puede disminuir gradualmente la dosis del lactante conforme se hace lo correspondiente con la . La isoniazida alcanza con rapidez el equilibrio entre la leche materna y la sangre.una “dosis terapéutica”. Los fármacos para los que no se dispone de datos sobre la seguridad durante la lactancia deben evitarse. sin embargo. o interrumpirse el amamantamiento mientras se están tomando. sedación y mal reflejo de succión en el lactante. Casi todos los sedantes e hipnóticos alcanzan concentraciones suficientes en la leche materna para producir un efecto farmacoló. Los opioides. dejar de tomar el fármaco de manera abrupta. El diazepam puede tener un efecto sedante en el lactante. pero. Si las condiciones están bien controladas y hay una buena relación entre la madre y el médico.

Debe vigilarse al lactante para detectar signos de abstinencia de narcóticos. La FDA publicó una nota precautoria para mujeres que amamantan de tener cuidado adicional mientras toman analgésicos que contienen codeína. El litio alcanza la leche materna en concentraciones equivalentes a las del suero. De manera similar. que produjo cifras sustancialmente mayores de morfina. pueden producir efectos en el lactante. Por tanto. Un estudio subsiguiente de casos y testigos mostró que esa situación no era rara. Se excretan cantidades muy pequeñas de cafeína en la leche de madres que toman café. La depuración del fármaco es casi por completo dependiente de la eliminación renal y las mujeres que reciben litio pueden exponer al lactante a cantidades relativamente grandes del fármaco. El amamantamiento está contraindicado después de grandes dosis y debe interrumpirse durante días a semanas después de dosis pequeñas. Las concentraciones de nicotina en la leche materna de madres que fuman son bajas y no producen efectos en el lactante.dosis materna. las cantidades excesivas de alcohol. Las sustancias radiactivas. como la albúmina con 125I y el yodo radiactivo pueden causar supresión tiroidea en lactantes y aumentar el riesgo de cáncer tiroideo subsiguiente hasta en 10 veces. Sin embargo. un caso reciente de muerte neonatal por toxicidad por opioides reveló que la madre tenía metabolismo ultrarrápido de sustratos del citocromo 2D6. el amamantamiento debe evitarse en madres que reciben quimioterapia para el cáncer o que se tratan con fármacos . El uso mínimo de alcohol por la madre no se ha comunicado como lesivo para los lactantes. el polimorfismo del metabolismo farmacológico materno puede afectar la exposición y seguridad neonatales. Aunque la codeína se ha considerado segura.

citotóxicos o inmunorreguladores por colagenopatías. . o después del trasplante de órganos. como el lupus eritematoso.

DISCUSIÓN PERSONAL El uso apropiado de fármacos ha hecho posible la supervivencia de recién nacidos con anomalías graves. por otro lado. en un lactante con corazón sano. lo puede salvar la vida de un lactante con transposición de grandes vasos o tetralogía de Fallot. Por ejemplo. La administración de prostaglandina E1. que de otro modo requeriría cierre quirúrgico. . que desde otros puntos de vista morirían en días o semanas debido a su complicación. hace que el conducto se mantenga permeable. la administración de indometacina causa el rápido cierre del conducto arterioso permeable.