You are on page 1of 45

Y con esa frase se dirigió hacia la recta

y tímidamente le ofreció el brazo:

-Vuelve a hacer esas lindas figuras, querida


- le dijo suavemente mientras se alejaban.

Y la recta las hizo.

Y pronto pudieron hacerlas juntos, gracias


a lo cual vivieron, sino dichosos para siempre,
al menos razonablemente felices
MORALEJA:

“El botín es para los Vectoriosos”