You are on page 1of 2

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

Capítulo Tres: Sensores y actuadores del sistema de inyección

APRENDIZ:
Nombres: Robert José Pérez Martínez
Email: robertpm@hotmail.com

Opción elegida para desarrollar la actividad1: Opción Uno: (Biblioteca) X Opción Dos: (caso)

DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD:

Una bomba hidráulica es un dispositivo que se encarga de agregar o transformar la energía en un


sistema. El fluido incompresible puede ser un líquido o una combinación de varios líquidos y hasta
incluso la combinación de líquidos y sólidos, esto en el caso del hormigón. Al incrementar la energía de
un fluido se aumenta la presión, la velocidad y hasta la altura del este, todas estas variables
relacionadas en el principio de Bernoulli. Por lo general la aplicación de las bombas es mover un fluido
de una zona de menor presión a una de mayor presión.

Entrando en materia, una bomba inyectora vendría siendo el dispositivo definido anteriormente con
una aplicación en los sistemas de inyección de combustible en los motores Diesel, aunque cabe
mencionar que existe alguna aplicación en los motores de ciclo Otto. Lo que busca exactamente este
tipo de bomba es llevar el combustible a un punto donde este lo suficientemente pulverizado de tal
manera que al ser inyectado al cilindro esté en condiciones imprescindibles para su inflamación
espontanea gracias a la elevada temperatura de autocombustion.

Las bombas lineales electrónicas son empleadas en los sistemas de inyección de un motor de
combustión interna, este sistema reemplaza al carburador de los motores de explosión. A su vez, la
implementación de este sistema en los motores de ciclo Diesel mejora el equilibrio de la mezcla aire-
combustible lo cual reduce significativamente las emisiones de gases nocivos a la atmosfera. Esta
automatización obedece las solicitudes del conductor siempre en primer lugar y las normas de

1
Ver guía didáctica
anticontaminación en segundo lugar. Generalmente las bombas lineales electrónicas se emplean en
motores grandes e intermedios y de alta velocidad.

Los sistemas de inyección de combustible con control electrónico utilizan un mecanismo actuador-
eléctrico montado directamente en la bomba de inyección en lugar de un gobernor mecánico. Este
mecanismo es controlado a través de la unidad de control del motor (ECU) o computador. La unidad de
control calcula las señales requeridas en base a los datos de entrada desde los sensores y generadores
de valores deseados. Un sensor de anillo de cortocircuito indica la posición de la varilla o cremallera de
control al computador del motor de forma que se establece un control de lazo cerrado.

El nacimiento de este tipo de bombas se vio ligado a problemas en los inicios del motor de ciclo Diesel,
se trataba de el sistema de alimentación del combustible.

Antes, se aplicaba el método de asistencia neumática que consistía en soplar el combustible mediante
aire comprimido pero este método tenía como inconveniente que no permitía incrementar
adecuadamente el régimen de revoluciones además de exigir una instalación compleja.

A finales de 1922, el técnico alemán Robert Bosch decidió desarrollar su propio sistema de inyección
para motores Diésel las condiciones técnicas eran favorables: se disponía ya de experiencia en motores
de combustión, las tecnologías de producción habían alcanzado un alto nivel de desarrollo y ante todo
podían aplicarse conocimientos adquiridos en la fabricación de bombas de aceite. Robert Bosch y su
equipo se dedicaron infatigablemente al diseño y fabricación de un nuevo sistema de inyección. A
comienzos de 1923 se habían proyectado una docena de bombas de inyección distintas y a mediados
de año se realizaron los primeros ensayos en el motor El sector técnico empezó a depositar cada vez
más confianza a la aparición de la bomba de inyección mecánica, de la que se esperaba un nuevo
impulso para la construcción de motores diésel.

A mediados de 1925 se dieron los últimos retoques al proyecto definitivo de la bomba de inyección y
en 1927 se empezaron a comercializar las primeras bombas producidas en serie

La bomba de inyección desarrollada por Robert Bosch proporciono la velocidad deseada a los
motores Diésel, cosa que propulso el uso del motor Diésel en varios campos de aplicaciones,
especialmente en el sector del automóvil.