You are on page 1of 2

Perdonar

9 Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, 10 que venga tu Reino, que
se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo. 11 Danos hoy nuestro pan de cada día. 12 Perdona nuestras ofensas,
como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. 13 No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal. 14 Si
perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. 15 Pero si no perdonan a los
demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes. San Mateo 6, 9-15

Cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el cielo
les perdonará también sus faltas». (Pero si no perdonan, tampoco el Padre que está en el cielo los perdonará a ustedes).
San Marcos 11, 25-26

Si tu hermano peca, repréndelo, y si se arrepiente, perdónalo. Y si peca siete veces al día contra ti, y otras tantas vuelve a
ti, diciendo: «Me arrepiento», perdónalo». San Lucas 17, 3-4

Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El
Señor los ha perdonado: hagan ustedes lo mismo. Colosenses 3, 13

Eviten la amargura, los arrebatos, la ira, los gritos, los insultos y toda clase de maldad. Por el contrario, sean mutuamente
buenos y compasivos, perdonándose los unos a los otros como Dios los ha perdonado en Cristo. Efesios 4, 31-32

Vivan todos unidos, compartan las preocupaciones de los demás, ámense como hermanos, sean misericordiosos y
humildes. No devuelvan mal por mal, ni injuria por injuria: al contrario, retribuyan con bendiciones, porque ustedes
mismos están llamados a heredar una bendición. 1 Carta de San Pedro 8, 9

Perdonar es posible. No es fácil pero es necesario y muy importante.

Pedir perdón

Si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda ante el
altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda. San Mateo 5, 23-24

Si se enojan, no se dejen arrastrar al pecado ni permitan que la noche los sorprenda enojados, dando así ocasión al
demonio. Efesios 4, 26-27

No profieran palabras inconvenientes; al contrario, que sus palabras sean siempre buenas, para que resulten edificantes
cuando sea necesario y hagan bien a aquellos que las escuchan. Efesios 4, 29

Nunca es tarde para pedir perdón pero es urgente, nunca es tarde para perdonar pero este es el mejor momento.
Perdonar ¿Más fácil perdonar o pedir perdón?

¿Qué es el perdón? Don de Dios, muestra de amor auténtico, no buscar venganza

¿Por qué perdonar? Nos liberamos y liberamos a los demás

¿Qué debo perdonar?

 Todas las situaciones que han llenado mi corazón de odio, resentimiento o rencor.

¿A quién debo perdonar?

 A los demás: quienes me han hecho daño y quienes no
 A mí mismo: superar la culpa y las exigencias excesivas
 A Dios

¿Cuándo debo perdonar? Nos vamos a morir

 Siempre, de manera especial perdonar de corazón sobre todo si quien me ha fallado pide nuestro perdón. ¿He perdonado cuando me han
pedido perdón? ¿Estoy esperando que me pidan perdón para perdonar? ¿busco la ocasión para perdonar? ¿Estoy esperando que suceda
algo a la otra persona?

¿Cuánto debo perdonar? ¿Condiciono el perdón? ¿Perdono solo una parte?

 Todo

¿Cómo empiezo a perdonar? ¿Por qué cuesta perdonar? Si se puede ¿Ya lo intenté? ¿He intentado perdonar de corazón?

 Reconociendo que el perdón es un don de Dios
 Por medio de la oración

“Si lo perdono, es como restarle importancia a su falta.”
“Si lo perdono, tendré que olvidar lo que me hizo.”
“Si lo perdono, tendré que soportar que me lo siga haciendo.”

Pedir perdón

¿A quién debo pedir perdón? ¿Le he fallado a alguien?

 A los demás: quienes he hecho daño con mis palabras, mis obras, mis malos deseos o por omisión.
 A mí mismo: por el daño que me he causado con mi mal obrar
 A Dios por mis pecados

¿De qué debo pedir perdón? ¿Soy consciente de las consecuencias de mis actos? ¿Mi orgullo me permite ver mis faltas?

 Por mis actitudes, mi falta de compromiso, mis fallas, lo que he dejado de hacer

¿Cuándo debo pedir perdón? Antes de presentar tu ofrenda, antes de ir al descanso. Si se enojan no pequen

 Siempre

¿Cuánto debo perdón?

 Todo

¿Cómo pido perdón? Hijo prodigo ¿Por qué cuesta pedir perdón?

 Reconociendo que lo que hice estuvo mal y tuvo consecuencias para mí y para los demás
 Por medio de la oración