You are on page 1of 6

ANATOMIA DEL DESDENTADO

La última etapa en la evolución del ser humano es la ancianidad. El envejecimiento es un proceso biológico que

causa modificaciones en el organismo en función del transcurso del tiempo.

Al estudiar los maxilares desdentados, deberá considerarse un aspecto especial de la fisiología de las estructuras

anatómicas.

Es un proceso fisiológico, en el sistema masticatorio se traduce:

 Disminución de la coordinación neuromuscular.
 Reducción de la capacidad masticatoria
 Desgaste piezas dentarias.
 Alteraciones óseo-articulares
 Cambios degenerativos tróficos en mucosas.
 Deterioro de la capacidad de adaptación.
 Pérdida de las piezas dentarias.

Como la pérdida del diente implica casi totalidad de los casos un trauma quirúrgico y la aparición de una brecha

osteomucosa, la transición de desdentado presupone la existencia de una serie de procesos de reconstrucción

ósea y mucosa (p. 498,499)

 CAUSAS DEL EDENTULISMO

Se debe a traumatismos, Infecciones, lamentablemente el ritmo de envejecimiento parece ser muy acelerado en la

cavidad bucal y no siempre la causa de debe buscarse en alteraciones de la salud; influyen factores económicos,

factores sociales y hasta psicológicos.

La eficiencia masticatoria del individuo suele quedar prematuramente disminuida, sea porque le faltan las piezas

dentarias, porque las remanentes se hayan en un mal estado y ocasionar dolor o porque es portador de un prótesis

que no funciona normalmente. Comer en tales condiciones puede llegar a hacer una tortura y no un placer. Al

estudiar los maxilares desdentados se deberá considerar un aspecto especial de la fisiología de las estructuras

anatómicas: su comportamiento ante las reposiciones protéticas, ya que, salvo escasas excepciones, el desdentado

total o parcial será, en un futuro lejano próximo portador de una prótesis dentaria. Si bien en un maxilar desdentado

es posible efectuar otras maniobras quirúrgicas, en la gran mayoría de los casos la aplicación de los conocimientos

de su anatomía tiene como finalidad la confección, instalación y posterior contralor de la prótesis. Cada maxilar

posee estructuras blandas y duras diferenciadas destinadas a la recepción y sujeción de las piezas dentarias que

posibilitan que estas cumplan sus funciones.

Cuando los dientes caen. epitelizacion. La carencia de las piezas dentarias y la necesidad de rehabilitar con medios protéticos las funciones pérdidas o disminuidas y la reducción de tamaño que se registra en los maxilares determinan que una serie de elementos óseos y blandos adquieran importancia en la realización de los aparatos de prótesis. (P. notoria en sus manifestaciones. y diferenciación de la encía. transformados en rebordes alveolares residuales. de cicatrización alveolar o su posextracción y de reparación de tejidos blandos. esto no significa que la reconstrucción ósea haya terminado.499) . que corresponde a la neomodelación ósea. En el segundo periodo no se observa manifestaciones visibles por cuanto la mucosa ha cicatrizado sin embargo. las diferenciaciones óseas (alveolos) y blandas (periodonto. su existencia no se justifica. Segundo periodo de las manifestaciones menos notarias que termina con la reconstrucción definitiva del hueco alveolar El primer periodo se inicia inmediatamente después de la caída de la diente. y en el que pueden reconocerse dos periodos distintos: A. organización del coagulo y calcificación endoconjuntiva. comprende la formación retracción y del coagulo. Se producirá una primera fase. Proceso de cicatrización 2. que adopta las características de la encía adherente. Primer periodo inmediato a la extracción que incluye fenómenos visibles B. lenta. Proceso de neomodelacion  PROCESO DE CICATRIZACIÓN Inmediatamente después de la avulsión de las piezas dentarias se desarrolla un fenómeno biológico que conduce a la cicatrización de la brecha osteomucosa. al no haber función específica que cumplir. y otra menos evidente. ya que. que pasan agruparse bajo la denominación de músculos paraprotèticos  PROCESOS DE REPARACIÓN CONSECUTIVOS A LAS PÉRDIDAS DENTARIA En la apófisis alveolo gingivodentarias las mutaciones que se producen con la perdida de los dientes pueden diferenciarse en dos distintos momentos: 1. En este aspecto el detalle más ostensible es el déficit dimensional que experimentan los procesos alveolares. es así como aparece la fisiología de los músculos perimaxilares. resorción de las tablas determinadas por el tironeamiento que efectúa la trama colágena. cuando comienza el fenómeno de reptación que realizan los bordes de la herida de la mucosa. encía marginal y adherencia epitelial desaparecen como tales.

Se acentúan con el transcurso del tiempo. las apófisis alveolares se modifican y desaparecen. pues.(P. Hemos de considerar ahora las modificaciones óseas en general. Pero dichas fuerzas no son absorbidas exclusivamente por la porción alveolar. sobre todo cuando mayor haya sido la demora en reponer protéticamente la dentición. puesto que no tienen función que cumplir. que no. así como la coincidencia o no en el tiempo de la producción de áreas desdentadas. para cuya recepción estaba preparado el maxilar. Por ello es que aparece una formación peculiar. tanto en las corticales como en él esponjoso de tablas y tabiques. sino que son trasmitidas al resto del hueso y aun. pero que continúa con un ritmo más lento hasta dos años después. cuando los dientes caen. de acuerdo con lo estudiado en arquitectura de los maxilares. Así ocurren modificaciones óseas. destinada a alojar los dientes y a recibir las fuerzas de tracción que le trasmiten las fibras periodónticas cuando se producen los movimientos fisiológicos de las piezas dentarias. masticatorio. sobre todo los de intrusión. musculares. es sólo la porción alveolar la que se estructura en función de la presencia y actividad del diente. que evoluciona aceleradamente en los 2 ó 3 Primeros meses subsiguientes a la exodoncia. PROCESO DE NEOMODELACION Esto va corresponder a la transformación lenta que sufre el hueso con el proceso de la edad. para explicar posteriormente la influencia que ejercen los factores que determinan la pérdida de las piezas. a huesos vecinos De modo. En dicho proceso se señala un fenómeno de resorción. han desaparecido. gingivales. En otro sentido. El proceso de cicatrización ósea que hemos esbozado determina cambios no solamente en la estructura. fonética y estética. que es cuando se considera que el hueso está razonablemente estabilizado. Es así como.  MODIFICACIONES ESTRUCTURALES Los cambios estructurales que resultan de la perdida de los dientes se producen en todos los elementos que participan en el proceso. El . las fuerzas de tracción. que repercuten en las funciones masticatoria. sino también en las dimensiones del hueso. es todo el maxilar. articulares. 499)  MODIFICACIONES ÓSEAS El hueso dentado presenta la apófisis alveolar.

lo más notable es la pérdida de altura. la disposición trabecular es predominantemente horizontal en los tercios cervical y medio del alvéolo. realiza un acto masticatorio que produce fuerzas de presión de pequeña intensidad. dentro de términos normales. que es la que en el desdentado pasará a constituir el sustrato de la zona principal de soporte. en el dentado. sufrir más o menos intensamente modificaciones atróficas. se tiene la posibilidad de que aparezca una híper. si bien se reduce en todo sentido. según el maxilar. 2. por dos razones fundamentales: 1.500) . pese a que no constituye un elemento de juicio concluyente. es justamente en esta zona de trabeculado horizontal donde en el desdentado se van a producir presiones verticales. normo o hipomineralización del reborde en reparación.desdentado sin prótesis. como consecuencia de ello. Como consecuencia de estos procesos. pues no parece cabalmente demostrado que la existencia de una hiper o hipocalcemia pueda producir un hueso que esté en mejores o peores condiciones para adaptarse a la recepción de una sobrecarga y. algunos autores opinan que el hueso de poca densidad. Esta condición se cumple más aceleradamente cuando el sujeto es portador de prótesis. aunque dificultosamente. En el aspecto dimensional. según la denominación dada por Applegate. De acuerdo con ciertas condiciones determinadas por la edad del paciente. el reborde residual pierde volumen paulatinamente y.. Recordemos que. porque es la porción ósea que sufre más intensamente las modificaciones previas y posteriores a la exodoncía. 499. Este detalle no parece ser de gran importancia en lo que se refiere al pronóstico de una prótesis. El hueso residual comienza a presentar características similares a las de la masa ósea a que pertenece. que obligan a que se diferencie una nueva "modalidad trabecular". en distintos sujetos suele notarse una diferencia en cuanto a densidad ósea. su metabolismo. porque en ella es donde se instalará la reposición protética. Sufre un proceso de atrofia. Por el contrario. hay un predominio del trabeculado horizontal. Un método utilizado para determinar esa densidad es el registro radiográfico. La determinación de esta densidad debe hacerse en la zona de soporte principal para ambos maxilares. mayor o menor vascularización. y vertical en el tercio apical. más acentuado en aquellos sujetos que no han efectuado la reposición protética de sus dientes o que han demorado en hacerlo. es el que mejor soporta la prótesis. (P. En la trama ósea supra o infraalveolar. representado por lo que en arquitectura de los maxilares se denomina arco basal. atrofia atribuible en grado sumo a la falta de función. etc.

(P. En los casos de extracciones provocadas por caries sin complicaciones periapicales. Idéntico concepto se aplica para los casos en que no existan complicaciones apicales encapsuladas. que ya han producido pérdida de sustancia ósea alveolar. antes del trauma quirúrgico. El cuadro es más notorio en los casos de parodontosis. al no haber sido alterada la estructura ósea el único elemento que se añade es el trauma quirúrgico. por cuanto esta afección se produce a nivel de todas o gran parte de las piezas dentarias. En los casos de extracciones determinadas por lesiones peridentarias de considerable volumen. El proceso cicatrizal se lleva a cabo en el tejido sano. no afectan la estructura de tablas y tabiques. en general. durante el proceso de reparación se producirá una gran disminución de los diámetros del reborde residual. lesiones fistulizadas y en las parodontosis se han producido. destrucciones óseas o resorciones. rápida y sin consecuencias desagradables. tales como quistes y granulomas de pequeño tamaño. En los abscesos. pudiendo preverse que la resorción ósea será de poco volumen. dos son las predominantes: la caries y la paradontitis . . LA NEOMODELACIÓN ÓSEA DE ACUERDO CON LOS FACTORES DETERMINANTES DE LA PÉRDIDA DE LOS DIENTES Entre las causas que determinan pérdidas dentarias. Los traumatismos constituyen causas menos frecuentes. por ello la cicatrización deberá comprender dos aspectos: el descombro de las lesiones en los tejidos afectados y la posterior neoformación ósea y blanda. por cuanto éstos se extraen junto con el diente o mediante maniobras quirúrgicas muy limitadas y que. La pérdida de sustancia que sufrirá el reborde residual ha de ser de gran magnitud. 500) . y la reparación de los tejidos blandos.

son ellas las más afectadas. que alcanzan mayor altura que las respectivas tablas. En el primer caso. puede ocurrir que. LA NEOMODELACION ÓSEA EN RELACIÓN CON LA ÉPOCA EN QUE SE EFECTUARON LAS EXTRACCIONES. Como. (P. una notoria diferencia de niveles. en caso de practicar exodoncia múltiple. entre la reciente zona desdentada y la primitiva. los movimientos de luxación se efectúan a expensas de las tablas vestibulares y palatinas o linguales. persista un área dentada. Por esas dos condiciones es que la resorción resulta mayor en las tablas que en los tabiques. proceder en el mismo acto quirúrgico a la resección de las porciones óseas que puedan determinar la aparición de prominencias. Al practicarse nuevas extracciones se establecerá. junto a una zona desdentada desde antiguo. Para facilitar este fenómeno es conveniente. todo el maxilar va realizando el proceso cicatrizal y resorbiéndose simultáneamente. 500) . la segunda mantiene aún sus dimensiones. que exceden las de la anterior por todos sus planos. Estas áreas de prominencias se localizan a nivel de las crestas de los tabiques interalveolares. produciéndose verdaderos escalones. : Es preciso señalar las distintas consecuencias derivadas del hecho que las extracciones dentarias hayan sido realizadas en la misa o en diferentes épocas. por lo tanto. la pérdida de dimensión es uniforme. en tanto que en la primera el reborde residual ha perdido volumen. por otra parte. Cuando las extracciones han sido realizadas espaciadamente.