You are on page 1of 12

LAS TEORIAS DE LUZ ROJA Y LUZ VERDE DEL

DERECHO ADMINISTRATIVO.
Carol Harlow & Richard Rawlings.
1.-Derecho y Estado.
Carr cree en un Estado intervencionista dejando de lado el Estado mínimo o como “policía,
juez y protector”. Estado mínimo abandonado a finales del siglo XIX por nueva concepción:
La antigua concepción había visto al Gobierno reducido a la administración de leyes,
la mantención de la paz y la defensa de las fronteras. La nueva concepción ve al
gobierno como un instigador de movimiento. El gobierno no estaba para regular la
sociedad, sino que para mejorarla.
El comienzo del “colectivismo” como Dicey llamo a las teorías socialistas que favorecen la
“intervención del Estado, incluso sacrificando la libertad individual, con el propósito de
otorgar beneficios a la masa del pueblo”.
Siglo XIX los abogados ingleses comprendían el Derecho como correctamente aislado de su
contexto social, “dotado de su propia historia separada e integral, su propia ciencia y sus
propios valores, que eran tratados como un todo sellado respecto de la historia social en
general, respecto a la política y la moral”.
2.-El legado de Dicey
a. Dicey y el Estado del rule of law.
Introduction to the Law of the Constitution, 1885 Dicey, representa casi un sustituto de una
constitución escrita, donde el ejecutivo está sujeto por un lado al control político por el
parlamento y por otro lado al control jurídico a través del common law por las cortes
ordinarias de justicia.
Shapiro gobierno “atado y encadenado” central para el Derecho público anglo-americano:
El derecho administrativo presupone que hay administración. El administrador
existe como una realidad atada. El Derecho administrativo prescribe conductas
dentro las organizaciones administrativas más importantes, este delimita las
relaciones entre aquellos que están dentro de una administración y aquellos que
están fuera. Fuera de ellas está el legislador.
La administración publica es vista como un conjunto de organizaciones atadas cuyas
decisiones son efectuadas colectivamente. Los órganos de la administración pública
están coordinados entre sí subordinados a la autoridad política y obligados a
respetar a los individuos.
Hayek, teórico económico y político, distinción entre rule of law y gobierno arbitrario:
Rule of law: el gobierno se limita a fijar las reglas que determinan las condiciones
bajo las cuales pueden usarse los recursos disponibles, dejando a los individuos las
decisiones sobre los fines para los que se utilizaran.
Gobierno arbitrario: el gobierno dirige el uso de los medios de producción a fines
determinados.
Hayek asume que, en un Estado de rule of law, debe haber tanta libertad individual como sea
compatible con la libertad de los demás. Reflejando el ideal de una socedad democrática
liberal, en la que se espera que libertad respecto del Estado, demandando que algunas
libertades individuales, o derechos deban ser protegidos respecto del Estado y respecto de las
decisiones mayoritarias. Este rule of law “delegado” excluye la economía planificada o el
Estado de bienestar y provee contexto para las teorías de la luz roja, donde se pone el énfasis
en los derechos de los ciudadanos y en el derecho como un freno a la acción estatal.
Rule of law redefinido por Dicey, tres elementos: (i) el Estado no posee poderes
excepcionales; (ii) los funcionarios públicos individuales son responsables frente a (iii) las
cortes ordinarias de justicia por el ejercicio de sus poderes jurídicos.
i.-rule of law contrasta con todos los sistemas de gobierno basados en el ejercicio por parte
de personas en cargos de autoridad de poderes coercitivos amplios, arbitrarios o
discrecionales.
ii.-todo hombre, cualquiera sea su jerarquía o condición está sometido al Derecho ordinario
del reino y susceptible de ser juzgado por las cortes ordinarias.
iii.-los principios generales de la constitución son entre nosotros el resultado de decisiones
judiciales que determinan los derechos de las personas.
Lord Bingham dividió la idea en ocho sub-reglas:
1.-El derecho debe ser accesible y, por tanto, como sea posible, inteligible.
2.-cuestiones de Derecho en términos legales y de responsabilidad deben normalmente
resolverse mediante la aplicación del derecho y no mediante el ejercicio de discreción.
3.-las leyes del país deben aplicarse igualmente a todos, slavo en la medida que diferencias
objetivas justifiquen hacer distinciones.
4.-el derecho debe permitir la protección adecuada de los derechos humanos.
5.-deben proveerse medios para resolver disputas, sin costos prohibitivos y sin demoras fuera
de lo común.
6.-los ministros y las autoridades públicas en todos los niveles deben ejercer las potestades
que se les han conferido, de buena fe, para los propósitos para los cuales los poderes fueron
conferidos y sin exceder los límites de tales poderes.
7.- procedimientos de adjudicaciñon provistos por el Estado deben ser justos.
8.-el Estado debe cumplir con sus obligaciones de Derecho Internacional.
Este es un rule of law “grueso” con valores para que no sirva de maestro maligno que limita
aun más al gobierno. Raz plantea el problema de que se intenta incorporar una completa
filosofía social y política dentro de un solo principio.
b.- Los ingleses no tienen derecho administrativo.
c.-El Estado y la autoridad legislativa.
Dicey demanda la igualdad entre gobierno y súbditos. Pero es inherente en la misma noción
de Gobierno que no puede ser por completo igual de los gobernados. El Gobierno debe
interferir sin sanciones donde los privados no pueden. Dicey reconoce como igualdad que un
funcionario está sujeto a las mismas reglas que un ciudadano ordinario, esto no es verdadero,
tienen deberes especiales.
d.-Derecho público y privado.
Oponiéndose a un tribunal administrativo “especial” Dicey ayudo a establecer el modelo de
“derecho privado” del derecho público, donde el ejecutivo y la administración están sujetos
al common law de la forma en que es administrado por las cortes ordinarias: “bajo el derecho,
y no cualquier derecho, sino el derecho que se aplica a todos los demás. Se niega al gobierno
las excepciones especales y privilegios que podrían llevar a la tiranía.
Contraargumento Mitchell 1960: ante la ausencia de un sistema separado de cortes de
Derecho Administrativo no pueden desarrollarse los principios apropiados para el control del
poder estatal.
El Estado no es la mera agrupación de personas privadas vestidas con uniformes oficiales
que presentó Dicey. Asimilar el Estado con súbditos es profundamente engañoso y muestra
un deliberado desinterés por el desbalance de poderes. ¿Por qué, se ha preguntado, debería
ser incorrecto que un hogar de ancianos estatal cierre sus puertas o rechace a un paciente,
cuando un hogar privado puede hacer lo mismo con impunidad? ¿No se suponía que la
dignidad humana era un derecho universal?
Respuesta alternativa y preferida por los autores, es buscar valores comunes al derecho
público y privado, capaces de reducir la brecha si son empleados correctamente.
3.-Dicey y “la teoría de luz roja”
En medida que los administradores ganaron poderes para hacer regulaciones y adjudicar
respecto de materias que afectaban a los gobernados, los abogados y administradores
empujaron opuestamente, pues lo consideraron amenazante para el parlamento y las cortes.
Muchos autores creen que la función primaria del Derecho Administrativo debería ser
controlar los excesos del poder estatal y, más precisamente, someterle al rule of law de las
cortes. Llamaremos a esta concepción del Derecho Administrativo como “teoría de luz roja”
debido a su énfasis en el control.
Profesor Wide:
La definición del derecho administrativo es señalar que es el derecho relativo al control del
poder gubernamental. Este, en cualquier caso, es el corazón de la disciplina. Todos los
poderes públicos tienen dos características: 1º sometidos a limitaciones jurídicas, no existe
el poder administrativo absoluto; 2º siempre es posible que los poderes sean ejercidos
abusivamente.
El propósito primario del derecho administrativo es, mantener los poderes del gobierno
dentro de sus límites jurídicos, de tal manera de proteger al ciudadano de su abuso. Se debe
evitar que los poderes motores de la autoridad se desbanden. No es un abuso con malicia,
sino que debido a la falta de claridad y certidumbre de los poderes.
Así como hay poderes hay deberes. También es preocupación del derecho administrativo
vigilar que las autoridades públicas sean compelidas a desempeñar sus funciones si ellas
omiten deberes. El derecho provee remedios obligatorios para tales situaciones, lidiando de
esta forma tanto con el lado negativo como con el positivo de la mala administración.
Una segunda aproximación a definición, puede decirse que el Derecho Administrativo es el
cuerpo de principios generales que gobiernan el ejercicio de poderes y deberes `pr àrte de ñas
autoridades públicas.
4.- “Teorías de luz verde”
Periodo entre guerras creció una alternativa “teoría de la luz verde” los teóricos de luz verde
no favorecen la acción estatal sin restricciones ni arbitrariedades; lo que una persona ve como
control del poder arbitrario puede ser experimentado por otro como un freno al progreso.
Pero mientras la teoría de la luz roja mira al modelo de la constitución equilibrada y favorece
el control judicial del poder ejecutivo, la teoría de la luz verde ve en el Derecho
administrativo representa un vehículo para el progreso político y le da la bienvenida al
“Estado administrativo”.
Taggart: el rol del derecho era facilitar la provisión de programas legalmente establecidos de
servicios públicos.
El Estado creció exponencialemente, para Dicey fue atemorizante, pues significaba
incursiones en los derechos de propiedad privada y en las libertades individuales, y requerían
protección del derecho. Para otros esto era algo bueno. La acción estatal era necesaria si se
trataba de mejorar la suerte de los menos privilegiados en la sociedad: pensiones y beneficios
de desempleo tenían que ser financiados; eliminación de campamentos requería planificación
urbana y expropiaciones, etc. El Derecho era una herramienta esencial de esta cruzada. En
tanto daba luz verde al Estado intervencionista, el Derecho tenía que convertirse en proactivo.
El new deal instalo un nuevo Derecho Aministrativo con el cual los abogados ingleses debían
reconciliarse.
Los realistas jurídicos que estaban preocupados de expandir la autoridad de las agencias
administrativas para gobernar nuevas áreas de la vida económica; promover sus virtudes en
tanto formuladores de políticas y adjudicadores sobre sus principales rivales, las cortes de
justicia. Defenderlos contra las imputaciones de arbitrariedad y absolutismo; y limitar el
alcance de la revisión judicial de sus decisiones.
Duguit: él creía en un Estado colectivista cuya función fuera asegurar la provisión de
servicios públicos, los que definía como “cualquier actividad que tenga que ser regulada y
controlada gubernamentalmente por ser indispensable para la realización y el desarrollo de
la solidaridad social… en la medida en que sea de tal naturaleza que ella no pueda ser
asegurada salvo por intervención gubernamental.
La teoría de Duguit sentó las bases no solo del Estado de bienestar sino también para un
Estado corporativista en el que el control y la actividad económica privada en pos de los
intereses de la colectividad fueran actividades estatales legítimas. Él rechazó la idea del
Estado como una entidad corporativa con una vida jurídica y potestades jurídicas propias.
“el Estado tenía deberes más que derechos o potestades”; la soberanía en sí misma era un
malentendido. En “la teoría moderna del Estado de Duguit, “la regla gubernamental primaria
es la obligación del gobierno para organizar y controlar los servicios públicos de manera de
evitar todo trastorno. La base del derecho público no es más por lo tanto el mandato sino la
organización…el gobierno tiene una función social.
Duguit no creía en el poder absoluto y fue fuertemente anti autoritario. El poder estaba sujeto
a limitaciones inherentes, y los gobernantes, definidos como aquellos que poseían el poder
de implementar las decisiones, tenían solo un mandato limitado para actuar en el interés
público.
En el Estado ideal de Duguit, la función del derecho público era primero y sobretodo proveer
un marco dentro del cual se asegure la eficiente operación de los servicios públicos en todo
momento.
El derecho administrativo limitaba la acción estatal en dos sentidos distintos: a) a través de
la noción de que el Estado solo puede actuar en el interés público; y b) a través del principio
de que el Estado debe observar el Derecho.
Duguit creía que el Estado era completamente responsable de sus actos y que todo ciudadano
tenía derecho a igual trato. Si un ciudadano sufría una perdida anormal en el interés de la
colectividad, se debía pagar la compensación. Asimismo, el Estado debía reparar la pérdida
causada por una empresa estatal, y las disputas entre el ciudadano y el Estado debían referirse
a las cortes administrativas. Estas dos ideas formaron una teoría de la responsabilidad
administrativa completamente nueva.
Ivor Jennings: el problema a discutir es la división de facultades entre los administradores
y los jueces y, dado que los jueces deben ejercer algunas funciones, el tipo de cortes de
justicia y procedimiento judicial necesario para hacer el ejercicio de esas funciones lo más
eficiente posible.
El derecho administrativo determina la organización, las facultades y los deberes de las
autoridades administrativas. Donde la organización del país es altamente desarrollada,
como el caso de Inglaterra, el Derecho administrativo es una extensa e importante rama del
derecho. Incluye el derecho relativo a las empresas de utilidad pública, y las facultades
legales que estas ejercen.
Jennings vio un creciente énfasis en los regímenes legislativos y regulatorios más que en los
principios generales de la jurisprudencia

La desaparición del Estado mínimo o el Estado como “policía, juez y protector”, y el nacimiento del
Estado intervencionista, en el comienzo del siglo XIX

Este fue el comienzo de la era del “colectivismo”, como Dicey llamó a las teorías socialistas que
favorecían la “intervención del Estado, incluso sacrificando la libertad individual, con el propósito
de otorgar beneficios a la masa del pueblo”

Los principales agrupamientos del positivismo: (i) un positivismo jurídico moderado que mantiene
que “el Derecho puede ser descubierto sin referencia a la moralidad, y que es deber de los jueces
determinar el contenido y la aplicación del Derecho sin recurrir a juicios morales”; y

(ii) Un idealismo liberal, donde el Derecho es visto como un conjunto de principio de textura
abierta, enraizado en Derechos derivados de “asunciones compartidas y creencias que prescriben
un contenido moral determinado para el Derecho”

Constitución “equilibrada”: El ejecutivo, concebido como capaz de usurpar arbitrariamente los


derechos de los ciudadanos, está sujeto, por un lado, al control político por el Parlamento y, por el
otro, a control jurídico a través del common law por las cortes ordinarias de justicia.

Gobierno limitado (“el constitucionalismo”) (el Gobierno limitado por el Derecho y por una
constitución o principios constitucionales)

“distinción general entre rule of law y Gobierno arbitrario”: “Bajo el primero, el gobierno se limita
a fijar las reglas que determinan las condiciones bajo las cuales pueden usarse los recursos
disponibles, dejando a los individuos las decisiones sobre los fines para los que se utilizarán. En el
segundo, el gobierno dirige el uso de los medios de producción a fines determinados
En un Estado de rule of law, debe haber tanta libertad individual como sea compatible con la
libertad de los demás, reflejando el ideal de una sociedad democrática liberal, en la que se espera
que “libertad respecto del Estado, demandando que algunas libertades individuales, o derechos,
deban ser protegidos respecto del Estado y respecto de las decisiones mayoritarias” 21. Este rule
of law “delgado” por definición excluye la economía planificada o el Estado de bienestar y provee
el contexto para lo que nosotros hemos denominado “teorías de luz roja” del Derecho
Administrativo, donde se pone el énfasis en los derechos de los ciudadanos y en el Derecho como
un freno a la acción estatal.

La redefinición de la doctrina del rule of law por Dicey a fines del siglo XIX se compone de tres
elementos – (i) que el Estado no posee poderes “excepcionales” y (ii) que los funcionarios públicos
individuales son responsables frente a (iii) las cortes ordinarias de justicia por el ejercicio de sus
poderes jurídicos

Rule of Law grueso, el Derecho no puede “servir a un maestro maligno”; un rule of law sin valores
no es un verdadero rule of law

1. El Derecho debe ser accesible y, tanto como sea posible, inteligible.


2. Cuestiones de derechos en términos legales y de responsabilidad deben normalmente
resolverse mediante la aplicación del derecho y no mediante el ejercicio de discreción

3. Las leyes del país deben aplicarse igualmente a todos, salvo en la medida que diferencias
objetivas justifiquen hacer distinciones.

4. El Derecho debe permitir una protección adecuada de los derechos humanos.


5. Deben proveerse medios para resolver disputas, sin costos prohibitivos y sin demoras fuera de
lo común.

6. Los ministros y las autoridades públicas en todos los niveles deben ejercer las potestades que se
les han conferido, de buena fe, para los propósitos para los cuales los poderes fueron conferidos y
sin exceder los límites de tales poderes.

7. Los procedimientos de adjudicación provistos por el Estado deben ser justos.

8. El Estado debe cumplir con sus obligaciones de Derecho Internacional

Igualdad formal o procedimental: el igual sometimiento del gobernante y del súbdito a la


jurisdicción de las mismas cortes de justicia.
La preferencia de Dicey fue por una estructura unitaria, en la que los casos administrativos son
manejados por cortes “ordinarias” de justicia y los jueces, y las autoridades públicas se encuentran
al menos teóricamente en pie de igualdad con las personas privadas.

Los amplios poderes administrativos temidos por Dicey debían restringirse por dos vías: por un
lado, se levantaba el Parlamento que, “dado que todavía estaba dominado por ideas liberales”, no
toleraría interferencia administrativa con los derechos individuales; por el otro se levantaban las
cortes dominadas por una ideología similar.

Oponiéndose determinadamente a un tribunal administrativo “especial”, Dicey ayudó a establecer


el llamado modelo de “derecho privado” del derecho público, en el que el ejecutivo y la
administración están sujetos al common law de la forma en que es administrado por las cortes
ordinarias, “bajo el Derecho, y no sólo cualquier Derecho, sino el mismo Derecho que se aplica a
todos los demás. En este sentido, se niega al gobierno las excepciones especiales y privilegios que
podrían llevar a la tiranía. Además, la aplicación del derecho al gobierno es puesto en las manos de
las cortes ordinarias, que son independientes del gobierno, y en las que se puede confiar de que
otorgarán el remedio apropiado al ciudadano que haya sido lesionado por una acción gubernativa
ilegal”

Usada descriptivamente, la distinción entre lo público y lo privado tiene que ser aceptada: es
simplemente un hecho, por ejemplo, que la HRA es una medida de derecho público aplicable sólo
a las autoridades públicas. Una distinción procedimental, aunque no una jurisdicción exclusiva de
derecho público, es conveniente y a veces necesaria

“la teoría del Derecho”. “El ‘ejecutivo’ debe actuar de acuerdo al derecho, el ‘Gobierno’ debe
ejercer liderazgo en el desarrollo de políticas; pero si el Gobierno estuviera sometido al control del
parlamento, y el ejecutivo al control de las cortes, entonces se podría establecer una armonía
entre los dos roles de los ministros de la Corona. La responsabilidad ministerial, jurídica y política,
sería entonces la parte esencial del sistema inglés de gobierno.

TEORIA DE LA LUZ ROJA (CIUDADANO VS ESTADO)

La función primaria del Derecho Administrativo debería ser controlar los excesos del poder estatal
y, más precisamente, someterlo al rule of law de las cortes. Con alguna ligereza, hemos llamado a
esta concepción del Derecho Administrativo como “teoría de luz roja” debido a su énfasis en el
control.

“Una primera aproximación a la definición del derecho administrativo es señalar que es el derecho
relativo al control del poder gubernamental. Este, en cualquier caso, es el corazón de la disciplina.
Los poderes de todas las otras autoridades públicas están subordinados al derecho, tanto en el
caso de la Corona y sus ministros como en el caso de las autoridades locales y otras entidades
públicas. Todos estos poderes públicos tienen dos características inherentes. Primero, todos ellos
están sometidos a limitaciones jurídicas; no hay tal como un poder administrativo absoluto o
ilimitado. Segundo, y como consecuencia, siempre es posible que los poderes sean ejercidos
abusivamente.

El propósito primario del Derecho Administrativo es, por lo tanto, mantener los poderes del
gobierno dentro de sus límites jurídicos, de tal manera de proteger al ciudadano de su abuso. Se
debe evitar que los poderosos motores de la autoridad se desbanden. ‘Abuso’, debe aclararse, no
conlleva ninguna insinuación de malicia o mala fe. Los departamentos del gobierno pueden
malinterpretar su posición jurídica tan fácilmente como otras personas, y el Derecho que ellos
tienen que administrar es frecuentemente complejo e incierto. El abuso es por lo tanto inevitable,
y es entonces más necesario aún que el Derecho provea de medios para mantenerlo bajo control.
Así como hay poderes hay deberes. También es preocupación del Derecho Administrativo vigilar
que las autoridades públicas sean compelidas a desempeñar sus funciones si ellas omiten sus
deberes. El derecho provee remedios obligatorios para tales situaciones, lidiando de esta forma
tanto con el lado negativo como con el positivo de la mala-administración.”
La función se distingue de la estructura Como segunda aproximación a una definición, puede
decirse que el Derecho Administrativo es el cuerpo de principios generales que gobiernan el
ejercicio de poderes y deberes por parte de las autoridades públicas.

La perspectiva de luz roja del Derecho Administrativo inglés como un instrumento para el control
del poder y la protección de la libertad individual, con un énfasis puesto en las cortes de justicia
más que en el Gobierno, El control puede ser simbólico o real; puede significar verificar; restringir
o gobernar.

TEORIA DE LA LUZ VERDE (Estado benefactor)

La teoría de luz verde ve en el Derecho Administrativo representa un vehículo para el progreso


político y le da la bienvenida al “Estado administrativo”

“se forjaron en el yunque del naciente estado de bienestar. Los teóricos de luz verde miraban a
legislaturas verdaderamente representativas para avanzar las causas de los trabajadores, de las
mujeres, de las minorías y de los desaventajados. Para ellos, el rol del derecho era facilitar la
provisión de programas legalmente establecidos de servicios públicos, Se confiaba en el
Parlamento para producir resultados socialmente deseables, Un corolario de esta aproximación
era una profunda sospecha de los jueces, quienes en tanto clase eran vistos como hostiles al
colectivismo y al estado de bienestar”

La acción estatal era necesaria si se trataba de mejorar la suerte de los menos privilegiados en la
sociedad: pensiones y beneficios de desempleo tenían que ser financiados; eliminación de los
campamentos requería planificación urbana y expropiaciones; etc. El Derecho era una
herramienta esencial de esta cruzada. En tanto se le daba una luz verde al Estado intervencionista,
el Derecho tenía que convertirse en proactivo.

Una influencia adicional proveyendo un nuevo modelo en el que las teorías del Derecho
Administrativo de luz verde podían florecer fue la obra del jurista francés, León Duguit (1859–
1928). La teoría de Duguit partía de la premisa de un Estado socialista en el que era necesario un
gobierno fuerte, 76 y cuyas actividades se extendían mucho más allá de las tradicionales áreas del
Derecho, orden, justicia y defensa. Él creía en un Estado colectivista cuya función fuera asegurar la
provisión de servicios públicos, los que definía como “cualquier actividad que tenga que ser
regulada y controlada gubernamentalmente por ser indispensable para la realización y el
desarrollo de la solidaridad social… en la medida en que sea de tal naturaleza que ella no pueda
ser asegurada salvo por intervención gubernamental”

El Estado tenía “deberes” más que “derechos” o “potestades”; la soberanía en sí misma era un
malentendido. En “la teoría moderna del Estado” de Duguit, “la regla gubernamental primaria es
la obligación del gobierno para organizar y controlar los servicios públicos de manera de evitar
todo trastorno. La base del derecho público no es más por lo tanto el mandato sino la
organización… el gobierno tiene… una función social que cumplir, “Cualquiera sea la manera en
que el negocio estatal sea gestionado, su idea fundamental es clara: el gobierno debe desempeñar
ciertas funciones determinadas. En consecuencia, un servicio público es una institución de un
orden rigurosamente objetivo controlado por principios igualmente impuestos sobre el gobierno y
sus súbditos”

En el Estado ideal de Duguit, la función del derecho público era primero y sobretodo proveer un
marco dentro cual se asegure la eficiente operación de los servicios públicos en todo momento. El
Derecho Administrativo limitaba la acción estatal en dos maneras distintas: (a) a través de la
noción de que el Estado sólo puede actuar en el interés público; y (b) a través del principio de que
el Estado debe observar el Derecho.

En caso de duda, las cortes administrativas se pronuncian sobre la legalidad de la acción


administrativa. Ellas tienen la función de un tercero. Duguit creía que el Estado era
completamente responsable por sus actos y que todo ciudadano tenía derecho a igual trato. Si un
ciudadano sufría una pérdida anormal en el interés de la colectividad, se debía pagar una
compensación. Asimismo, el Estado debía reparar la pérdida causada por una empresa estatal, y
las disputas entre el ciudadano y el Estado debían referirse a las cortes administrativas

Derecho administrativo

Primero, ¿qué tipo de poderes ejercita la administración?

Segundo, ¿cuáles son los límites de aquellos poderes?


Tercero, ¿cuáles son las vías a través de las cuales se mantiene a la administración dentro de esos
límites?

Si para los teóricos de luz roja la respuesta yace en las cortes de justicia y el rule of law, los
teóricos de luz verde veían a los jueces y los abogados de manera diferente. La teoría de luz verde
se enfocó en alternativas a las cortes, una preocupación central para los escritores de luz verde,
como ya se ha sugerido, es minimizar la influencia de las cortes de justicia

La teoría de luz roja prioriza las cortes; la teoría de luz verde prefiere formas democráticas o
políticas de rendición de cuentas.

Él también aconsejaba aparejar a cada departamento un comité de “usuarios” que integraran los
ciudadanos afectados por sus operaciones más un pequeño comité investigativo “claramente
imparcial” para que lidiara con cargos en contra de los departamentos

Ganz formula dos puntos que han resultado centrales para el desarrollo del Derecho
Administrativo moderno. El primero se refiere a la discreción administrativa; el segundo se refiere
a la primacía de la legislatura democráticamente electa. En común con otros teóricos de luz verde,
Ganz creía que los jueces no debían interferir con la atribución de funciones establecidas por ley;
al hacer eso, ellos sustituían a la corte por el correcto tomador de decisiones elegido por el
parlamento.

En el punto en que las cortes cruzan las fronteras jurisdiccionales para imponer procedimientos
“judiciales” sobre la administración, ellas están de hecho sustituyendo sus propios valores por
aquellos de la administración. El argumento que se ha avanzado es doble: por un lado, los
procedimientos administrativos son más accesibles y “fáciles para el usuario” que los de las cortes;
igualmente importante, las nuevas instituciones están menos imbuidas con ideas e ideologías
anticuadas.

RESUMEN DE TODO

“Los teóricos de luz roja creían que el Derecho era autónomo de y superior a la política; que el
estado administrativo era peligroso y debía ser mantenido a raya por el derecho; que la vía
preferida para hacer esto era a través de la adjudicación; y que la meta debía ser aumentar la
libertad, concebida en términos de ausencia de constricciones externas. Los teóricos de luz verde…
creían que el derecho no era autónomo respecto de la política; que el estado administrativo no
era necesariamente un mal, sino que un atributo positivo que debía ser bienvenido; que el
Derecho Administrativo debía buscar no meramente detener malas prácticas administrativas, y
que podría haber mejores vías para conseguir este resultado que la adjudicación; y que la meta
era aumentar la libertad individual y colectiva concebida en términos positivos y no meramente
negativos”

Derecho Administrativo como “el control del poder y la mantención de un justo balance entre los
intereses en competencia de la administración (el gobierno central, el gobierno local y las agencias
especializadas) y el ciudadano”

un creciente consenso sobre los valores del Derecho Administrativo. Este se ha cristalizado
alrededor de una trilogía de valores – transparencia, participación y rendición de cuentas - que
reflejan los programas de “buena gobernanza” de las instituciones internacionales

Harden le da a la rendición de cuentas –en el sentido de dar una explicación de la propia conducta
de tal manera que pueda ser evaluada y, en caso de ser necesario, sancionada- el lugar central en
cualquier lista de valores de buena gobernanza porque no hay posibilidad real de “escapar”
respecto de los bienes públicos o respecto de las “obligaciones que las autoridades públicas están
autorizadas a imponer sobre los individuos”
“el gobierno únicamente se convertiría en verdaderamente democrático y responsable y sus
ciudadanos sólo tendrían un derecho incidente de participación en la formación de decisiones que
los afectan, si hubiera acceso completo a la información gubernamental”