You are on page 1of 26

NUESTRAS

ideas
Senado
PARA EL

Propuesta de programa legislativo


de los candidatos al Senado de la República

CLEMENTE VERÓNICA
CASTAÑEDA HOEFLICH DELGADILLO GARCÍA

COALICIÓN POR MÉXICO AL FRENTE


SEGURIDAD, JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS
•Seguridad y justicia.
•Derechos humanos.
•Combate a la violencia de género.

UNA DEMOCRACIA SIN CORRUPCIÓN Y SIN DERROCHE


•Combate a la corrupción.
•Combate al derroche y los privilegios.
•Fortalecimiento de la democracia.

COMBATE A LA DESIGUALDAD Y LAS INEQUIDADES


•Salario digno y equidad entre hombres y mujeres.
•Revertir las inequidades.
•Salud.
•Educación.
•Cultura.
•Campo.
•Jóvenes.
•Derechos indígenas.
•Defensa de los consumidores.
•Uso de las nuevas tecnologías.

CUIDADO DE NUESTRO ENTORNO


•Medio ambiente.
•Agenda de las ciudades.

POLÍTICA EXTERIOR
•Migración.
•Política exterior.
SEGURIDAD, JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS
Seguridad y justicia.

1. Seguridad pública.
Insistiremos en consumar una reforma integral en materia de coordinación policial y
políticas de seguridad pública, con el objetivo de tener instituciones civiles de seguridad
más eficaces en los tres órdenes de gobierno. Esta reforma debe contemplar la existencia
de mandos coordinados a nivel metropolitano y regional, así como reglamentar las
facultades de la Federación para atraer o intervenir en las funciones de seguridad pública
de municipios y entidades federativas.

2. Procuración de justicia.
Promoveremos de manera decidida la reforma para otorgar plena autonomía al sistema
de procuración de justicia, con una Fiscalía General y Fiscalías estatales independientes y
profesionales, considerando una adecuación al artículo 102 constitucional, la expedición
de la legislación orgánica correspondiente y el nombramiento de un perfil idóneo para
ocupar el cargo de Fiscal General. En este mismo tenor, impulsaremos la reforma para
que la Fiscalía General pueda atraer casos del orden común cuando su trascendencia lo
amerita o cuando haya conexidad de delitos.

3. Revertir la Ley de Seguridad Interior.


Impulsaremos un proceso de discusión nacional para revertir la reforma que normaliza el
estado de excepción y que convierte en Ley una estrategia de seguridad que ha fracasado
durante los últimos diez años: la Ley de Seguridad Interior. En contrapartida, proponemos
retomar el proceso legislativo para la reglamentación del artículo 29 Constitucional de
acuerdo a los tratados y estándares internacionales en materia de derechos humanos, y
adicionalmente pugnaremos por una evaluación de modelos exitosos de mando civil en
las Fuerzas Armadas.

4. Delincuencia organizada.
Impulsaremos una reforma para ampliar las causales de delincuencia organizada, con el
objetivo de atacar sus estructuras financieras, las redes de corrupción que involucran a
integrantes del crimen organizado y a servidores públicos y modelos de lavado de dinero
y desvío de recursos. Distintos delitos vinculados a actos de corrupción se engloban en
las estrategias utilizadas por el crimen organizado para penetrar en las instituciones
públicas, por lo que al incluirlos en el tipo de delincuencia organizada se llenaría un vacío
legal que actualmente permite dejar en la impunidad tanto a integrantes de grupos
delictivos como a funcionarios públicos corruptos.

5. Implementación del nuevo sistema de justicia penal.


La implementación del nuevo sistema de justicia penal oral y acusatorio ha tenido
claroscuros que deben analizarse cuidadosamente y con responsabilidad, de manera
que los avances y aciertos se consoliden, pero al mismo tiempo se identifiquen las fallas
y limitaciones para corregirlas. En este sentido consideramos que deben evaluarse las
capacidades de las policías y ministerios públicos para que se corrijan las fallas en el
proceso penal, mediante capacitaciones oportunas y adecuadas.
Derechos humanos.
1. Comisión de la Verdad.
Promoveremos la creación de una Comisión de la Verdad sobre violaciones a los derechos
humanos durante la última década, que permita realizar un auténtico ejercicio de acceso
a verdad y a la justicia en materia de derechos humanos, al tiempo que permita dignificar
a las víctimas e iniciar un proceso de refundación de las instituciones en esta materia.

La crisis de derechos humanos por la que atraviesa México exige una respuesta histórica
de parte del Estado mexicano. Consideramos que, quien quiera que sea el próximo
Presidente de la República, estará obligado a emprender un proceso de acceso a la
verdad y a la justicia en materia de derechos humanos.

2. Desplazamiento forzado interno.


Impulsaremos una legislación general enfocada a la atención del fenómeno del
desplazamiento forzado interno que actualmente suma a más de 300 mil víctimas.

3. Federalismo victimal.
La implementación de la legislación en materia de atención a víctimas se ha visto
limitada en diversas entidades federativas debido a las asimetrías en sus ordenamientos
y debido a la falta de voluntad de algunos gobiernos locales. Es necesario emprender
un proceso de fortalecimiento de las comisiones estatales de víctimas, así como de
empoderamiento de las organizaciones de la sociedad civil enfocadas a la atención a
víctimas para que se construya una política exitosa en la materia.

4. Innovación en la defensa de los derechos humanos.


A partir de la crisis de derechos humanos que vive México, diversas organizaciones de la
sociedad civil han articulado estrategias para apoyar a las víctimas. En este sentido, no
sólo es necesario el acompañamiento jurídico que pueden brindar estas organizaciones,
sino que se ha vuelto indispensable incorporar nuevas herramientas y tecnologías
para el efectivo asesoramiento, como el uso de peritajes, de métodos de investigación
genética y de diversos procedimientos que son costosos y especializados. Es por ello que
resulta fundamental generar una legislación adecuada para dar condiciones, estímulos
y apoyos a las labores de estas organizaciones de la civil y colectivos de víctimas.

5. Investigación forense autónoma.


Impulsaremos una reingeniería institucional para la gestación de un modelo de
investigación forense autónomo, a través de un instituto nacional con independencia
técnica y de gestión que salvaguarde las investigaciones y peritajes en casos de violaciones
a los derechos humanos, particularmente en casos de desaparición forzada y tortura.

6. Periodistas, defensores de derechos humanos y activistas de la información.


Retomaremos las propuestas que hemos planteado para la protección de periodistas
y defensores de derechos humanos, así como para el reconocimiento y defensa de los
activistas de la información, para que México cuente con un andamiaje institucional
adecuado que garantice el ejercicio pleno de los derechos de estos sectores.
7. Implementación de nuevas legislaciones.
Es fundamental evaluar permanentemente la implementación de las legislaciones
generales de desaparición forzada de personas y de combate a la tortura, con el objetivo
de mejorar constantemente su diseño, y consolidar su aplicación tanto en la Federación
como en las entidades federativas. Para ello, propondremos crear una instancia plural
al interior del Senado de la República para el seguimiento y monitoreo de ambas
legislaciones.

Combate a la violencia de género.


1. Perspectiva de género penal.
Dedicaremos esfuerzos para establecer que cualquier delito en donde concurran
razones de género, tendrá una pena agravada, con la finalidad de que las instituciones de
procuración e impartición de justicia tengan instrumentos para dimensionar la violencia
de género y castigarla de manera efectiva, ya que este tipo de violencias obedecen a
factores que son producto de una relación y una estructura de desigualdad, que deben
identificarse y atacarse con las herramientas adecuadas.

2. Ciclo de revictimización.
Promoveremos reformas para enfrentar los obstáculos institucionales que impiden a las
mujeres tener un acceso pronto y eficaz a la justicia, eliminando las fallas instituciones
que reproducen patrones de discriminación y machismo, y que generan una impunidad
casi generalizada y un ciclo de revictimización para las mujeres.

3. Penalizar el acoso sexual.


Insistiremos en la aprobación y promulgación de la reforma impulsada por Movimiento
Ciudadano para combatir el acoso sexual en todas las esferas, desde el acoso callejero
hasta el que se presenta con el uso de nuevas tecnologías de la información, y
posteriormente, promoveremos la homologación en las entidades federativas.

4. Estandarización y homologación.
Impulsaremos un proceso de homologación en todas las entidades federativas de los
tipos penales y de los protocolos de atención a víctimas de todo tipo de violencia género,
principalmente del feminicidio.
Una democracia sin corrupción y sin derroche
Combate a la corrupción.

1. Investigación independiente internacional.


Promoveremos la instalación de una comisión internacional independiente para
investigar de manera integral y estructural las redes de corrupción en México tejidas
durante los últimos sexenios, de tal manera que se cuente con un estudio imparcial y
exhaustivo sobre la expansión de este fenómeno de durante los últimos años y se proceda
a deslindar responsabilidades y castigar a los implicados. Esta clase de instrumentos ya
han dado frutos en otros países, como en Guatemala, donde la Comisión Internacional
contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), llevó al procesamiento de dos ex presidentes.

2. Eliminar el fuero.
Seguiremos insistiendo en suprimir la inmunidad procesal que gozan los servidores
públicos gracias a la figura del fuero, para que puedan ser investigados por la comisión
de delitos.

3. Muerte civil a los corruptos.


Promoveremos una reforma para inhabilitar a los servidores públicos para ocupar
cargos y para inhabilitar a empresas de participar en procesos de adquisiciones cuando
hayan sido condenados por actos de corrupción.

4. Imprescriptibilidad.
Tanto la reforma en materia de muerte civil como la supresión del fuero, deben
acompañarse de una modificación adicional para establecer la imprescriptibilidad en
los delitos de corrupción, de manera que estos puedan ser investigados sin importar en
qué momento se cometieron.

5. Delincuencia organizada.
Impulsaremos una reforma para ampliar las causales de delincuencia organizada, con el
objetivo de atacar sus estructuras financieras, las redes de corrupción que involucran a
integrantes del crimen organizado y a servidores públicos y modelos de lavado de dinero
y desvío de recursos. Distintos delitos vinculados a actos de corrupción se engloban en
las estrategias utilizadas por el crimen organizado para penetrar en las instituciones
públicas, por lo que al incluirlos en el tipo de delincuencia organizada se llenaría un vacío
legal que actualmente permite dejar en la impunidad tanto a integrantes de grupos
delictivos como a funcionarios públicos corruptos.

7. Adquisiciones y obras públicas.


Impulsaremos reformas integrales a los ordenamientos en materia de adquisiciones y
obras públicas para que la licitación sea la regla general, para promover la competencia y
eficiencia, para evitar el derroche, la colusión y el desvío de recursos, así como para tener
un sistema de monitoreo y transparencia permanente.
8. Oralidad en los procedimientos por corrupción.
Promoveremos una reforma para que los procedimientos para sancionar las faltas
administrativas graves, es decir, los actos de corrupción, sean realizados mediante
esquemas de justicia oral, fortaleciendo así los mecanismos de transparencia, de
rendición de cuentas, y la agilidad en las resoluciones.

9. Conflicto de intereses.
Para combatir el conflicto de intereses en que pueden incurrir los servidores públicos,
promoveremos una reforma para impedir que quienes hayan ocupado la titularidad
en algún organismo público autónomo, no puedan contender por un cargo de elección
popular hasta pasado un año, como ya está estipulado cuando se trata de casos a la
inversa, es decir, cuando un representante popular busca acceder a la titularidad de un
organismo autónomo.

Combate al derroche y los privilegios.


1. Investigación preferente por mal manejo de recursos.
Impulsaremos una reforma tanto en el andamiaje de fiscalización como de
procedimientos penales, para que las observaciones y denuncias emitidas por la
Auditoría Superior de la Federación, en los casos donde se involucre un mal manejo
de recursos o faltas administrativas graves, tengan carácter de prioritarias y sean
atendidas y resueltas en un plazo específico, de manera ágil y expedita por las instancias
responsables, en particular por la Procuraduría General de la República.

2. Publicidad gubernamental.
Promovernos la legislación reglamentaria en materia de publicidad gubernamental para
fijar topes en el gasto, reglas sobre difusión y contratación, y fortalecer los mecanismos
de rendición de cuentas y transparencia.

3. Pensiones a expresidentes.
Plantearemos las modificaciones legales adecuadas para eliminar las pensiones a
expresidentes y la asignación de recursos y servicios especiales a los mismos.

4. Seguros médicos privados.


Promoveremos la eliminación de seguros médicos privados para servidores públicos y
funcionarios de primer nivel de la administración pública.

5. Financiamiento público a los partidos políticos.


Insistiremos en eliminar el financiamiento público a los partidos políticos, para diseñar
esquemas de autofinanciamiento sostenibles, transparentes y fiscalizados, así como
basados en modelos de microfinanciamiento.

6. Bonos especiales.
Impulsaremos las reformas legales para eliminar la asignación de bonos extraordinarios
o especiales en cualquier dependencia, así como otros privilegios de funcionarios, como
telefonía celular, entre otros.
7. Adecuaciones presupuestales.
Es necesario establecer mecanismos para regular, transparentar y rendir cuentas sobre
las adecuaciones presupuestales que realiza el Gobierno Federal, de tal manera que la
Cámara de Diputados deba autorizar las adecuaciones presupuestales o reasignaciones
de recursos extraordinarios, y con ello se eviten los sobreejercicios injustificados,
prácticas de derroche o desvío de recursos.

8. Reingeniería del gasto público.


Además de poner un freno al derroche de recursos públicos y a la estructura de privilegios
en el presupuesto, es necesario diseñar e implementar una política de reingeniería del
gasto público orientada a la eficiencia, la racionalidad y la optimización de recursos a
través de la legislación en materia de presupuesto y responsabilidad hacendaria.

Fortalecimiento de la democracia.
1. Gobierno de coalición.
Impulsaremos como una de las primeras acciones legislativas la reforma legal para
reglamentar los artículos 76 y 89 constitucionales en materia de gobiernos de coalición,
de manera que existan condiciones formales para la consolidación de un gobierno
incluyente, eficiente y con contrapesos.

2.Dignificación del pacto federal.


El proceso de transición democrática ha generado una serie de vacíos institucionales en la
organización y distribución del poder en las entidades federativas, que en muchos casos
ha guiado a acciones regresivas en materia de centralismo y a dinámicas perjudiciales
en materia de opacidad y falta de rendición de cuentas por parte de algunos gobiernos
de las entidades federativas. Es necesario que los estados transiten por procesos de
democratización que redefinan una relación de equilibrios entre los tres órdenes de
gobierno y los poderes de las entidades federativas. Para ello, impulsaremos reformas
que contemplen:

a. El fortalecimiento de las democracias locales, mediante mecanismos de


empoderamiento de la sociedad civil e instrumentos de rendición de cuentas de
los partidos políticos.

b. El fortalecimiento de los organismos constitucionales autónomos locales y de


los órganos de fiscalización estatales para que no sean capturados por intereses
partidistas y gocen de plena autonomía.

c. La promoción de instrumentos de participación ciudadana directa a nivel estatal


y municipal.

d. La consolidación de herramientas de transparencia presupuestaria efectivas en


las entidades federativas y municipios.
3. Presupuesto participativo nacional.
Promoveremos una legislación general en materia de presupuestos participativos,
que incluya consultas nacionales en materia de inversión pública, así como otros
instrumentos de consulta particulares, en especial en los rubros educativo y universitario.

4. Legislación general en materia de participación ciudadana.


La participación ciudadana en procesos de toma de decisión es una vía para oxigenar
la vida democrática; por ello, debemos acabar con las asimetrías legislativas que se
reproducen en las entidades federativas y sentar las bases de un andamiaje institucional
de carácter general en materia de participación ciudadana, que contemple instrumentos
como la consulta popular, la revocación de mandato, entre otros.

Muchos de estos instrumentos y otros que se proponen en esta sección, podrán ser
implementados de la mano de las nuevas tecnologías de la información, para abaratar
sus costes y volverlos más accesibles a la población.

5. Revocación de mandato.
Propondremos establecer en la Constitución la figura de revocación de mandato, como
un instrumento de participación ciudadana y rendición de cuentas que permita someter
a consulta de los ciudadanos la continuidad de sus gobernantes.

6. Consulta populares.
Promoveremos una iniciativa para flexibilizar los mecanismos de acceso a la consulta
popular, para convertirlo en un instrumento al alcance de los ciudadanos y cotidiano en
nuestra democracia.

7. Conversión del modelo de prerrogativas de los partidos políticos.


Propondremos la eliminación del financiamiento público a los partidos políticos para
que éste sea eminentemente privado, y adicionalmente plantearemos una modificación
en la distribución de los tiempos oficiales de radio y televisión asignados a los partidos
políticos para reducir la “spotizacón” de la política y destinar la mayor cantidad de esos
tiempos a la realización de debates.

8. Conversión de las precampañas electorales.


Propondremos reestructurar el modelo de precampañas, para que éstas no sean una
mera ampliación de las campañas electorales, fijando reglas en donde los aspirantes
estén obligados a realizar debates al interior de sus partidos, que serían difundidos a
través de los tiempos oficiales asignados a los mismos en sustitución de los spots de
radio y televisión.

9. Fortalecimiento de las candidaturas independientes.


Impulsaremos una revisión del modelo de candidaturas independientes para
fortalecerlas y evitar que se produzcan vicios y malas prácticas. En este sentido, debe
estudiarse la posibilidad de imponer sanciones a quienes recaben un número significativo
de apoyos ciudadanos irregulares o simulados, así como a quienes desvirtúen la figura
de candidaturas independientes mediante esquemas de financiamiento irregular o la
partidización de la figura.
10. Voto electrónico.
Plantearemos una reforma en materia de voto electrónico, de tal manera que se
construyan alternativas que fomenten la participación ciudadana y reduzcan el costo de
los procesos electorales.

11. Parlamento abierto.


Propondremos implementar y reglamentar en la legislación orgánica del Congreso
General, mecanismos de parlamento abierto, de tal manera que las reformas que se
discutan en ambas cámaras del Congreso de la Unión, obligatoriamente pasen por un
proceso de deliberación, diálogo y retroalimentación con la sociedad civil especializada.

Combate a la desigualdad y las inequidades


Salario digno y equidad entre hombres y mujeres.

1. Recuperación del salario.


Promoveremos una reforma integral para la recuperación del salario a nivel nacional,
que contemple transformar la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, de manera
que no sea controlada por la Secretaría del Trabajo y no tenga una estructura cupular,
sino ciudadanizada y técnica. Su objetivo debe ser establecer metas realistas y criterios
objetivos para que una recuperación del salario realmente les sirva a los mexicanos.

En este sentido, para fijar criterios objetivos en la recuperación del salario, deben
contemplarse distintos problemas de diagnóstico: el salario mínimo, actualmente en
88 pesos, equivale a 2,640 pesos mensuales, mientras que la canasta alimentaria, de
acuerdo con Coneval, es de 1,472 pesos; sin embargo, en la ponderación de la canasta
básica establecida en el Índice Nacional de Precios al Consumidor, la categoría alimentaria
debe equivaler al 22 % de toda la canasta básica alimentaria y no alimentaria, por lo
que se deduce que, para cubrir esta canasta, el salario mínimo debe ser equivalente a
6,695 pesos, es decir, 223 pesos diarios. El objetivo de la nueva Comisión Nacional de los
Salarios Mínimos y de la política nacional en esta materia debe ser alcanzar esta meta de
manera gradual.

Adicionalmente, y para la mejora salarial en el corto plazo, plantearemos una reforma


para que las empresas que obtienen mayores beneficios fiscales y de condonación de
impuestos, implementen programas de aumento salarial a su personal.

2. Equidad salarial entre hombres y mujeres.


Impulsaremos reformas para consolidar políticas que ataquen las causas de la inequidad
salarial entre hombres y mujeres, quienes por un lado son contratadas en puestos de
menor retribución a pesar de su preparación, y que por otro lado reciben menos salario
por el mismo trabajo realizado por un hombre. Se trata de dos fenómenos que atienden
a causas distintas, pero que deben ser erradicados con acciones regulatorias e incentivos
específicos, por ello planteamos:

a. Crear un sistema de monitoreo y de transparencia salarial para detectar malas


prácticas en las que se pague menos a una mujer por el mismo trabajo que realiza
un hombre, aplicando las sanciones económicas correspondientes.

b. Impulsaremos un nuevo esquema de incentivos fiscales para las empresas que


contraten a mujeres en puestos directivos y de mayor retribución en sus estructuras
orgánicas.

Revertir las inequidades.

1. Protección de la economía familiar.


Promoveremos la legislación de un programa público de protección a la economía
familiar con el objetivo de que los hogares mexicanos gasten menos. Este programa
consistirá en impulsar la instalación de tres nuevas tecnologías en los hogares más
marginados del país que le permitan a las familias ahorrar dinero: paneles solares para
generar y ahorrar energía eléctrica, calentadores solares para ahorrar gas y filtros de
agua para ahorrar en el consumo de este producto. Este programa, además de generar
un beneficio directo a las familias, contribuirá de manera clara en el desarrollo de mejores
prácticas de consumo amigables con el medio ambiente.

2. Seguro médico garantizado para la niñez.


Plantearemos la creación de un seguro médico garantizado para todos los recién nacidos
en México, de manera que los padres de familia tengan la certidumbre de que, al nacer,
su hijo contará con una cobertura médica garantizada que cubrirá la atención de los
principales padecimientos y enfermedades.

3. Desmantelar la evasión fiscal para combatir la pobreza.


La evasión fiscal le cuesta al país casi el 3 % del Producto Interno Bruto, por lo que
deben generarse mejores mecanismos de combate a la evasión fiscal de los grandes
contribuyentes, y en particular mejorar los instrumentos de inteligencia financiera
para detectar la evasión y castigarla. En este sentido, la reforma que propondremos en
materia de delincuencia organizada contemplará la figura de lavado de dinero y otras
prácticas que permiten la evasión de impuestos.

4. Reingeniería de los programas sociales.


Plantearemos una revisión profunda de los programas sociales a nivel nacional, para
impulsar una reestructuración y depuración que garantice la eficiencia y transparencia
de la política social.

5. Ingreso Básico Universal.


A partir de la reingeniería de la política social y la depuración de los programas sociales,
y tomando en cuenta que la pobreza es n fenómeno dinámico, sujeto a distintas
externalidades, será posible abrir el debate para impulsar la figura de Ingreso Básico
Universal, como un piso mínimo de bienestar para todos los ciudadanos.
Salud.

1. Garantizar el derecho a la salud.


Propondremos el establecimiento de una disposición legal para evitar los recortes
presupuestales al ramo de la salud, y establecer la obligación para que anualmente se
destine al menos el 10 % del PIB a este sector. Actualmente se destinan más de 1 billón
de pesos, equivalentes al 5.9 % del PIB, por lo que debemos aspirar a destinar más de 1.8
billones de pesos para enfrenar los retos en esta materia y garantizar el acceso universal
a la salud, el abasto suficiente de medicamentos y la presencia permanente de personal
de la salud.

2. Sistema nacional de salud y seguridad social.


Promoveremos un debate nacional para revisar el modelo de organización del sector
salud y de seguridad social, que actualmente se encuentran atomizados en diversas
instituciones públicas, y que podrían transitar hacia un sistema unificado y en el que el
acceso sea universal independientemente del estatus laboral de las personas.

3. Servicios básicos de salud garantizados.


La mencionada reingeniería institucional y la reestructuración presupuestal, permitirán
legislar e implementar un modelo de prestación de servicios básicos de salud para
que todas las personas tengan garantizada una revisión médica anual gratuita que
incluya los principales análisis y estudios. Esta medida, por un lado, permitirá a las
personas detectar padecimientos y prevenir enfermedades, y por otro lado, permitirá
a las instituciones públicas identificar y conocer el estado de la salud de los mexicanos y
diseñar políticas adecuadas, al tiempo de reducir costos gracias a la detección temprana
de enfermedades.

4. Medicinas accesibles.
Impulsaremos una revisión del andamiaje legislativo para reducir los obstáculos
impuestos por los esquemas de patentes, que actualmente limitan o postergan
el desarrollo de algunos medicamentos genéricos y por lo tanto condicionan su
accesibilidad para la mayoría de las personas. Adicionalmente, debe establecerse en la
legislación la obligación de recetar medicamentos siempre por el nombre genérico de la
sustancia, y la obligación en las farmacias de informar a los pacientes sobre la existencia
de medicamentos genéricos más baratos.

5. Atención a problemas nutricionales.


Es fundamental fortalecer las políticas para la atención de las enfermedades
nutricionales, tanto la desnutrición como la obesidad, retomando diversas propuestas
ya impulsadas por Movimiento Ciudadano como la educación nutricional en las escuelas,
las prácticas de medicina preventiva y las reformas para el etiquetado de alimentos y
bebidas.

6. Alianzas estratégicas para el sector salud.


Promoveremos una reforma para incentivar las alianzas estratégicas entre el sector
público y privado para la prestación de servicios mediante esquemas de subrogación,
con lo que se podrán optimizar recursos, ampliar la cobertura y evitar la saturación del
sector público.

1. Atención preventiva en zonas marginadas.


Incorporaremos a la legislación en materia de salud una perspectiva interinstitucional
que atienda los factores de riesgo para la salud en zonas marginadas, dado que en ellas
los problemas de salud tienden a intensificarse debido a problemas de agua, vivienda y
desorden urbano.

2. Inclusión de las personas con discapacidad.


Impulsaremos una política integral de reconocimiento y atención a las personas con
discapacidad, desde una perspectiva estructural, es decir, que contemple la inclusión y
acceso efectivos a las políticas laborales, educativas y de salud, así como de participación
política.

3. Sistema de pagos al personal del sector salud.


Es necesario revisar el sistema de pagos en el sector salud para alcanzar una valoración
justa por el trabajo que realiza el personal, para premiar a quienes trabajan más, desde
el personal administrativo hasta médicos y enfermeras.

4. Médicos internos y residentes.


Promoveremos una revisión de las normas y lineamientos para el establecimiento de
horarios máximos para los médicos internos y residentes.

Educación.

1. Combatir la desigualdad con la política educativa.


México tiene un problema estructural de desigualdad y marginación que afecta
directamente a la política educativa. Es decir, existen condiciones de vulnerabilidad que
sufren los niños y jóvenes todos los días, y que son una condicionante en su desempeño
y en la propia calidad de la educación. Por ello, plantearemos una nueva visión para la
política educativa, orientada a la atención prioritaria y focalizada de los problemas que
sufren tanto los niños, niñas y jóvenes, como los docentes en materia de desigualdad e
inequidades, incluyendo:

a. Mecanismos institucionales de seguimiento permanente a las escuelas más


marginadas del país, contemplando programas de atención focalizados a los niños,
niñas y maestros que presenten condiciones de mayor vulnerabilidad.

b. Canalización de recursos suficientes a las escuelas más marginadas para el


mejoramiento de su infraestructura y para la implementación de programas
orientados a combatir las vulnerabilidades presentes en cada comunidad
educativa, como el otorgamiento de desayunos escolares, brindar atención médica
preventiva, entre otros.

2. Gratuidad de la educación básica.


Promoveremos una revisión del modelo de autonomía de gestión de las escuelas, para
que en ningún caso se vulnere el principio de gratuidad de la educación.
3.Participación e inclusión en las escuelas.
El modelo de autonomía de gestión también tiene aspectos positivos que deben
fortalecerse. En este sentido promoveremos adecuaciones para fortalecer la
participación de padres de familia y de los propios niños y niñas en la toma de decisiones
de sus escuelas, mediante mecanismos formales de consulta e inclusión, con el objetivo
de formar un sentido de comunidad escolar.

4. Manejo presupuestal de la educación.


Plantearemos una revisión a fondo de la estructura presupuestal del sistema educativo
para evitar desvíos y malos manejos de recursos, y principalmente para impedir los
recortes presupuestales al sector, que en los últimos dos años ascienden a más de
10,000 millones de pesos.

Adicionalmente, propondremos elevar a 9 % del PIB el monto anual que debe destinarse
a la educación nacional. Actualmente, México invierte en educación el 2.4 % del PIB. Esta
reforma implicaría invertir 900 mil millones más en la educación nacional.

5. Infraestructura física.
Promoveremos la creación de un sistema público de monitoreo, seguimiento y denuncia
sobre el estado físico de todas las escuelas, de tal manera que se puedan identificar las
necesidades de cada una y su atención sea transparente y expedita.

6. Evaluación docente.
Plantearemos la necesidad de emprender un proceso de revisión del sistema de
evaluación docente, tomando en cuenta la opinión de maestros y especialistas, con el
objetivo de que el sistema de evaluación docente sea un mecanismo de mejora de la
educación, y no solamente una herramienta punitivo-administrativa. En este sentido,
se deben incorporar instrumentos de evaluación útiles para los propios docentes,
mecanismos de transparencia sobre los procesos de evaluación, un sistema de quejas y
garantizar el derecho de todos los maestros de contar con programas de capacitación
adecuados, oportunos y útiles para las evaluaciones.

7. Biblioteca Nacional Digital.


Impulsaremos la creación de una Biblioteca Nacional Digital, que por una parte pueda
hermanarse con proyectos internacionales en la materia como el Project Gutenberg, y
por otra parte, se concentre en digitalizar obras nacionales, particularmente de autores
jóvenes y de literatura indígena.

8. Formación para la innovación.


Promoveremos la creación de Centros de Educación Tecnológica Alternativa desde
el sector público, donde los niños, niñas y jóvenes puedan adquirir y extender sus
conocimientos y habilidades tecnológicas por medio de la investigación y el desarrollo
de proyectos creativos.

Adicionalmente, impulsaremos la capacitación permanente para que los maestros


adquieran habilidades y conocimientos en el uso de las nuevas tecnologías orientadas
al aprendizaje.
9. Presupuesto participativo educativo.
En la legislación que promoveremos en materia de presupuestos participativos,
contemplaremos un instrumento para que las comunidades universitarias de México se
involucren y participen en la definición de proyectos en materia cultural y de servicios
educativos.

Cultura.

1. Inversión irreductible en cultura.


Impulsaremos una reforma para que anualmente y de manera irreductible se destine a
la cultura al menos el 1 % del Presupuesto total de la Federación, dado que actualmente
se le destina menos del 0.25 %.

2. Mecenazgo ciudadano.
Retomaremos nuestra propuesta para crear una figura de financiamiento a
expresiones culturales y a creadores mediante esquemas de presupuesto participativo
y crowdfunding, en el sentido de que exista tanto un fondo anual que los ciudadanos
puedan destinar a proyectos culturales mediante su voto en plataformas digitales,
como un sistema de microfinanciamiento donde los ciudadanos puedan apoyar
voluntariamente el desarrollo de proyectos de la comunidad artística y cultural del país.

3. Renta básica cultural.


Promoveremos la creación de una renta para estudiantes, niños y adultos mayores con
la que podrán acceder a determinados bienes y servicios culturales, que funcionaría a
través de una tarjeta con una cantidad mensual determinada para acceder a dichos
bienes y servicios, como conciertos, libros, accesos a museos, etcétera.

4. Apoyos y estímulos.
Impulsaremos la ampliación de los recursos destinados a la creación de producciones
culturales y una política de estímulos e incentivos fiscales para las empresas que
invierten en proyectos culturales, especialmente aquellos que requieren grandes sumas,
como la cinematografía.

Campo.

1. Fondo de Pensión Rural.


Promoveremos la creación de un sistema de acceso a la seguridad social para todos los
trabajadores del campo, que les permita contar con una pensión y un retiro dignos. Se
trata de una pensión universal para los trabajadores del campo que sería equivalente
al monto de la línea de bienestar alimentaria y no alimentaria establecida por Coneval.

2. Inteligencia agropecuaria.
Impulsaremos la creación de un sistema de inteligencia para monitorear y detectar
oportunidades de desarrollo para los sectores productivos del campo, y con ello diseñar
mejores políticas, fortalecer y reorientar los apoyos y los incentivos, así como para
brindar una herramienta de información a los productores, acabando con las asimetrías
en la información que generan desventajas.
3. Apoyos para la productividad.
Promoveremos una revisión de los programas de apoyo a los productores del campo y
pugnaremos por un enfoque orientado al desarrollo de la sanidad, nuevos sistemas de
riego, de transferencia tecnológica, de capacitación y de mecanismos para incrementar
el valor agregado de los productos. Estos programas deben orientarse no sólo hacia la
agroindustria, como sucede generalmente, sino con mayor énfasis hacia donde no hay
agroindustria sino pequeños productores y asociaciones, para lo cual se requiere de
nuevos enfoques y procedimientos de asistencia técnica que impulsaremos desde la
legislación.

4. Esquemas de financiamiento.
Plantearemos adecuaciones legales para fortalecer e incentivar los productos
financieros y esquemas asociativos que le permiten a los productores insertarse en las
cadenas productivas, e incorporaremos mecanismos de sostenibilidad y eficiencia que
les otorguen mayores garantías en el acceso a estos productos.

5. Estímulos directos a los productores.


Promoveremos una reingeniería institucional para acabar con los intermediarios y otras
instancias que intervienen en el otorgamiento de apoyos y estímulos a los productores, de
manera que estos lleguen directamente a los beneficiarios a tiempo y en las condiciones
esperadas.

Jóvenes.

1. Educación.
Impulsaremos una serie de acciones para ampliar la cobertura y calidad de la educación
media superior y superior:

a. Garantizar el derecho de acceso a la educación superior, estableciendo la


obligación constitucional del Estado de impartirla.

b. Establecer que el Estado mexicano deberá destinar al menos el 9 por ciento


del PIB a la educación nacional, asignando al menos el 2 por ciento a la educación
superior y el 1 por ciento a ciencia y tecnología. Actualmente, México invierte en la
educación nacional el 2.4 % del PIB, en educación superior el 0.63 % y en ciencia y
tecnología el 0.29 %, violando la Ley General de Educación. Esta reforma implicaría
invertir 900 mil millones más en la educación nacional, de los cuales 200 mil
millones de pesos adicionales irían a educación superior.

c. Establecer la obligación de incrementar anualmente los recursos destinados a


los programas de becas de educación superior y de posgrado.

d. Gestión de recursos, ante la Cámara de Diputados y las instancias responsables


del Gobierno Federal, para la construcción de nuevos centros universitarios de
universidades públicas del interior del país.

e. Integrar la impartición de oficios calificados y estudios técnicos como parte de


los planes y programas de estudio de las instituciones de educación media superior,
para que los estudiantes puedan adquirir los conocimientos y capacidades que son
demandados por el mercado laboral.

2. Empleo.
Es necesario combatir el ciclo de bajos salarios y trabajos precarios a los que se
enfrentan los jóvenes, para que el mercado laboral, de manera progresiva, premie a los
jóvenes que se esfuerzan y preparan. Por ello, propondremos crear la figura del Fondo
de Adiestramiento, un instrumento que podrán crear las empresas, para que a través
de las contribuciones de los trabajadores y los empleadores se constituya una bolsa de
recursos orientada a programas de capacitación y especialización de los jóvenes que
laboran en dicha empresa.

3. Apuesta a futuro.
Propondremos la creación de un Fondo de Inversión para la Infancia y la Juventud
que tenga el objetivo de transferir recursos de manera intergeneracional. Se tratará
de un fondo financiado con recursos extraordinarios recaudados por la Federación,
excedentes petroleros y donaciones de personas físicas y morales, que tendrá como
finalidad el establecimiento en el mediano plazo de una Renta Básica para la Juventud,
que funcionaría como una beca sujeta al cumplimiento de obligaciones educativas o
de servicio social, y el establecimiento de una bolsa de inversión en infraestructura
educativa y recreativa para la infancia y la juventud.

4. Deporte.
Promoveremos una reforma para rediseñar las políticas de apoyo a los atletas,
contemplando que se garantice el apoyo a todos los atletas en su etapa de preparación,
promoviendo una mejor distribución de los apoyos y modificando la estructura de la
CONADE, incluyendo la participación de asociaciones deportivas y universidades.

Derechos indígenas.

1. Derecho a la personalidad jurídica.


Promoveremos la reforma para reconocer a nivel constitucional a los pueblos indígenas
de todo el país como sujetos de derecho, de manera que puedan ejercer su libre
determinación y sus derechos colectivos de manera efectiva. El reconocimiento de los
pueblos indígenas como sujetos de derecho implica posicionarlos como actores con
personalidad jurídica que tienen una relación directa con las instituciones públicas del
país y tienen la capacidad legal para decidir y para cumplir sus aspiraciones colectivas.

2. Derecho a la consulta.
Plantearemos una reforma integral en materia de mecanismos de consulta a
comunidades afectadas por el desarrollo de megaproyectos, protegiendo tanto la
integridad de las comunidades como los derechos culturales y territoriales de los pueblos
indígenas, además de evitar afectaciones al medio ambiente.

3. Derecho a la lengua y la cultura.


Impulsaremos instrumentos para la protección de los derechos lingüísticos y culturales
de los pueblos indígenas, incluyendo la generación de políticas que contemplen la
traducción de obras literarias indígenas y el fomento de sus expresiones culturales.

4. Derecho a la identidad.
Es necesario emprender un proceso de consulta nacional a las comunidades indígenas
del país para la revisión de la situación jurídica de cada una, con el fin de reconocer su
categoría como pueblos o comunidades indígenas y proteger su identidad en los casos
en donde existan obstáculos o limitaciones.

5. Derecho a la tierra.
Impulsaremos ante las instancias correspondientes un amplio proceso de revisión de los
casos de restitución de tierras de las comunidades indígenas que se han visto afectadas
durante los últimos años por proceso de invasión o despojo de sus tierras.

6. Derecho a preservar su conocimiento.


romoveremos un modelo de protección a las creaciones y al conocimiento de las culturas
indígenas en dos vertientes:

a. La protección de la medicina tradicional indígena, que actualmente es víctima de


la “biopiratería” por parte de farmacéuticas que patentan procesos, biodiversidad
y conocimientos autóctonos en materia terapéutica.

b. La protección de sus técnicas y conocimientos en materia de creaciones


culturales, particularmente las textiles y artesanales, que igualmente son víctimas
de plagios y usufructo ilegal por parte de instancias ajenas a las comunidades.

7. Derecho a la educación.
Reformaremos el andamiaje legal en materia de educación para transitar del actual
modelo asimilacionista hacia uno que reconozca las aportaciones y la cultura indígena. En
este sentido impulsaremos la creación de un Consejo de Sabidurías Indígenas, integrado
por líderes y personalidades indígenas designadas por las propias comunidades y pueblos
originarios del país, mismo que tendrá la capacidad de incidir, en coordinación con la
Secretaría de Educación Pública, en el diseño de los modelos educativos y programas de
estudio para las propias comunidades indígenas.

8. Derecho a la justicia.
Impulsaremos un proceso de revisión integral de las legislaciones en materia penal,
mercantil y civil para garantizar que en estos procedimientos los integrantes de las
comunidades indígenas tengan un acceso expedito, justo, incluyente y en su lengua
materna.

9. Derecho a la representación política.


En conjunto con las comunidades indígenas, analizaremos y diseñaremos un modelo
de acceso a la representación política para las comunidades indígenas del país, de modo
que se pueda garantizar su presencia y participación en los Poderes Legislativos federal
y estatales.
Defensa de los consumidores.

1. Obsolescencia programada.
Impulsaremos una reforma para limitar las prácticas tendientes a que los dispositivos
electrónicos dejen de funcionar en un periodo corto de tiempo, beneficiando a los
consumidores y también contribuyendo a combatir los efectos negativos en el medio
ambiente que se generan a partir del desecho de estos productos.

2. Cultura financiera.
Promoveremos la creación de una instancia pública de acompañamiento permanente
y asesoría financiera que ayude a las personas a salir de deudas y a desarrollar planes de
economía familiar y de cultura financiera.

3. Reversa al gasolinazo.
Retomaremos la propuesta de Movimiento Ciudadano para reducir el IEPS a las
gasolinas, de tal manera que no se afecten las finanzas públicas y se logre una reducción
en el precio final que pagan los consumidores.

4. Agenda de los consumidores.


Daremos continuidad a la agenda que hemos desarrollado en los últimos años en
esta materia, incluyendo los servicios de telefonía móvil, de aerolíneas comerciales, de
finanzas y de seguros.

Uso de las nuevas tecnologías.

1. Renta Básica Digital.


Promoveremos la creación de una renta básica de datos móviles para todos los usuarios
del país que cuenten con dispositivos móviles, de manera que puedan mantenerse
permanente conectados, comunicados e informados.

2. Economía Naranja.
Impulsaremos estímulos institucionales para el desarrollo de proyectos de “economía
naranja”, que son aquellos basados en formas de comercio justo, que impulsan las
producciones autóctonas y regionales, otorgándole un valor agregado a través del uso de
las nuevas tecnologías. México tiene un gran potencial en esta materia, principalmente
en áreas como la moda, los textiles, las artesanías, el diseño, entre otros.

Cuidado de nuestro entorno


Medio ambiente.

1. Derechos de la naturaleza.
El respeto y cuidado de la naturaleza tiene un efecto transversal en la salvaguarda y
ejercicio de todos los derechos de los ciudadanos. Por ello, plantearemos una reforma
para reconocer los derechos de la naturaleza en la Constitución, de manera que se
habilite y haga operativa la defensa jurídica del medio ambiente y se hagan exigibles los
mecanismos de reparación del daño.
Esta reforma se enfocará también en delimitar las obligaciones del Estado y de la
población en el cuidado del medio ambiente, y establecerá que la protección de la
biodiversidad, el agua, el aire y el suelo son prioridades de interés nacional.

2. Protección de áreas naturales.


Promoveremos una reforma para incluir en la legislación el concepto de patrimonio
natural para que funja como parámetro en la identificación de nuevas áreas naturales;
igualmente, plantearemos prohibir el desarrollo de actividades mineras dentro de las
Áreas Naturales Protegidas, prohibir los desarrollos turísticos en las mismas y establecer
zonas de transición entre este tipo de desarrollos y el polígono protegido. Adicionalmente,
propondremos establecer que los recursos obtenidos por multas generadas por daños
a las Áreas Naturales Protegidas deberán destinarse en su totalidad a programas de
conservación y preservación de éstas.

3. Cambio climático.
México debe convertirse en un referente y un líder regional en materia de cambio
climático, y más aún debido a la posición de indiferencia del actual Gobierno de Estados
Unidos. Para ello, es necesario considerar, por un lado, la implementación de un sistema
transparente de monitoreo y evaluación para medir los avances en el cumplimiento
de metas por parte de México y realizar ajustes en las políticas públicas cuando sea
necesario; y por otro lado, revisar la posibilidad de emprender una reforma a nuestros
ordenamientos legales para ampliar y ser más ambiciosos en los objetivos de mitigación
del cambio climático, de uso de energías renovables, de mejora de la calidad del aire,
e incluso de ampliación del territorio considerado como área natural protegida. La
redefinición de las metas en estas materias permitirá reorientar las políticas públicas y
poner a nuestro país a la vanguardia en el combate al cambio climático.

4.Calidad del aire.


Impulsaremos distintas reformas para promover prácticas que incidan en una mejor
calidad del aire:

a. La inclusión en la legislación de metas claras para la conversión del parque


vehicular en México hacia autos no contaminantes.

b. El fortalecimiento de los incentivos fiscales para la fabricación y adquisición de


vehículos no contaminantes, y el diseño de estrategias para el vocacionamiento de
la industria automotriz mexicana hacia este mercado.

c. La prohibición de publicidad de autos contaminantes, de manera que se incentive


el desarrollo y transición a autos no contaminantes.

d. Promoveremos una revisión, discusión y modificación de la NOM-016-CRE-2016


de la Comisión Reguladora de Energía que establece la calidad que deben tener los
productos petrolíferos que se usan en nuestro país, dado que dicha Norma prohíbe
explícitamente el uso de etanol en las zonas metropolitanas del Valle de México,
de Guadalajara y de Monterrey, lo que resulta contradictorio frente a los esfuerzos
para mitigar la contaminación del aire.
e. La creación de entornos laborales virtuales, que permitan el teletrabajo como
una solución para evitar traslados innecesarios, a través de una reforma a la Ley
Federal del Trabajo, que establezca los criterios sobre la necesidad de traslado o no
de los trabajadores.

f. La creación de una tarifa de pago por cada kilómetro recorrido a quienes se


trasladen a trabajar en bicicleta.

5. Manejo sustentable del agua.


Impulsaremos diversas acciones en esta materia, incluyendo:

a. Promoveremos una reforma para la conversión de la Comisión Nacional del Agua


en una dependencia de la Administración Pública Federal con carácter de Secretaría
de Estado, para que sea capaz de articular todas las políticas públicas relacionadas
con el agua: de abastecimiento y saneamiento, de la industria agropecuaria, de
infraestructura, de política energética, de desarrollo urbano y de medio ambiente.
La política de agua no puede seguir desarticulada y subestimada.

b. Impulsaremos una reforma para orientar la gestión del agua hacia un enfoque
basado en la oferta y no en la demanda, con el objetivo de proteger las fuentes
de abastecimiento; igualmente promoveremos a nivel nacional una reforma en
materia de tarifas, para diseñar un esquema de cuotas diferenciadas, donde pague
más quien consuma más.

c. Promoveremos la consolidación de un sistema de monitoreo de descargas


residuales eficaz que permita tener una vigilancia estricta y sanciones severas.

d. Vigilaremos y nos opondremos a cualquier intento de imponer reformas


regresivas en materia de acceso al agua.

e. Ante las instancias correspondientes del Gobierno Federal promoveremos una


revisión y actualización de las cuotas de distribución de agua para el Estado de
Jalisco, con la finalidad que no se atropellen sus derechos y se pueda diseñar una
política de manejo del agua racional, justa y de largo plazo.

6. Prohibir el fracking.
Los potenciales riesgos ambientales y de salud que implica el fracturamiento hidráulico
sonmayoresymásgravesquelosbeneficiosquepuedegenerar,porelloningunaregulación
o normatividad es suficiente para hacerle frente a los graves daños y afectaciones de
esta práctica. De ahí se deriva su prohibición en Francia, Alemania, Bulgaria, Escocia, y 3
estados de EUA, por lo que propondremos una reforma constitucional para prohibir esta
práctica en nuestro país.

7. Reestructuración del sistema de sanciones.


Plantearemos una reforma para modificar el modelo de sanciones por contaminación
y daños al medio ambiente, contemplando, por un lado, ampliar el concepto de
reincidencia para que se aplique a cualquier tipo de contaminación, dado que ahora sólo
se considera reincidencia cuando se contamina el mismo recurso natural; y por otro lado,
plantear un esquema de sanciones económicas sobre un porcentaje de las utilidades de
las empresas que contaminen.

8. Estímulos reales para los ciudadanos comprometidos con el medio ambiente.


Promoveremos las reformas necesarias para que existan verdaderos incentivos
y estímulos fiscales para los ciudadanos que en sus hogares o empresas utilizan
nuevas tecnologías para el cuidado del medio ambiente, como los paneles solares,
los calentadores solares, los sistemas de ahorro, captación y uso eficiente del agua,
entre otros. Se debe retribuir fiscalmente a los ciudadanos que están realizando estas
inversiones para sus hogares.

9. Corresponsabilidad en el manejo de residuos.


Impulsaremos una política de manejo sustentable de residuos sólidos anclada en la
corresponsabilidad. Por un lado, promoveremos un sistema de puntos para que los
ciudadanos y empresas que reciclen adquieran estímulos fiscales; y por otro lado,
para hacer de la separación de residuos y el reciclaje una cadena productiva mediante
incentivos fiscales por el uso de productos reciclados en el sector industrial.

10. Rendición de cuentas.


Plantearemos una reforma para que el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y
Recursos Naturales, obligatoriamente sea ratificado por la Cámara de Diputados, y con
ello ser políticamente responsable ante ésta. Este mecanismo, además de constituir un
instrumento de rendición de cuentas, servirá para reconocer la importancia de la agenda
ambiental para el Estado mexicano.

Agenda de las ciudades.

1. Dimensión metropolitana.
Promoveremos, como ya lo hicimos en Jalisco, el reconocimiento de la dimensión
metropolitana en la legislación federal, para garantizar el diseño e implementación de
políticas públicas adecuadas en materia de ordenamiento territorial, medio ambiente,
movilidad y coordinación en la prestación de servicios públicos en las zonas conurbadas
del país. Para actuar y planificar en el nivel metropolitano deben establecerse
mecanismos institucionales formales que promuevan la coordinación entre municipios
y la obligación de diseñar planes y programas adecuados para su administración.

2. Derecho a la movilidad.
Impulsaremos una reforma para el reconocimiento del derecho a la movilidad y el impulso
a una legislación que proteja los derechos de los distintos usuarios de la movilidad y de
modelos de transporte sustentable.

3. Ciudades sin espectaculares.


Plantearemos desde la legislación nacional una reforma para restringir la autorización
de anuncios espectaculares por parte de los gobiernos municipales atendiendo a que se
trata de una problemática nacional en materia de contaminación visual y deterioro del
entorno.

POLÍTICA EXTERIOR
Migración.

1. Empoderamiento de los mexicanos migrantes.


Promoveremos mecanismos institucionales para la defensa de los derechos de los
mexicanos en el extranjero, para su inclusión en los procesos democráticos tanto de
México como del país en que se encuentren, y para el mejor uso de sus aportaciones
económicas y sociales en nuestro país.

2. Reconocimiento e impulso a las aportaciones de la comunidad migrante.


Es fundamental diseñar mecanismos para identificar y aprovechar las habilidades,
los conocimientos y las aportaciones de los mexicanos que sean repatriados y de los
migrantes que retornan a México, cuyo número se incrementa año con año, para que su
reinserción sea benéfica para ellos y para la comunidad.

3. Blindaje y vocacionamiento del Programa 3 x 1.


Es necesario impulsar adecuaciones y mejoras al Programa 3 x 1, que ha sido útil para
las comunidades migrantes en Estados Unidos, pero que debe fortalecerse mediante
nuevos mecanismos de transparencia. Además, es fundamental impulsar más opciones
para el desarrollo de proyectos productivos en las comunidades mexicanas beneficiadas,
y no enfocar todos los esfuerzos únicamente en proyectos de infraestructura.

4. Protección de Dreamers.
Promoveremos desde México la defensa irrestricta de los dreamers en Estados Unidos,
para que sean reconocidas sus aportaciones y se garanticen sus derechos, incluso
acompañando casos ante los órganos judiciales internacionales competentes y
demandando a Estados Unidos la adecuación de su legislación a los más altos estándares
del derecho internacional en esta materia. En este sentido, se debe insistir a Estados
Unidos que firme la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de
Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares, así como el cumplimiento de los
Convenios de la Organización Internacional del Trabajo y sus recomendaciones.

5. Políticas de reinserción.
Impulsaremos en la legislación el diseño y fortalecimiento de programas adecuados
para la reinserción de los mexicanos repatriados, incluyendo rubros de salud, seguridad
social, vivienda y acceso a programas sociales y productivos.

6. Unidad familiar.
Promoveremos las adecuaciones legales para prestar especial atención y diseñar
mecanismos preventivos y de atención inmediata para los casos de deportaciones en
donde se separen familias, pugnando por su reunificación y por el bienestar de los niños.
7. Protección del patrimonio.
Impulsaremos medidas efectivas de asistencia y seguimiento para la repatriación del
patrimonio material y monetario de las personas deportadas, así como de los migrantes
de retorno.

8. Impulso al trabajo calificado de migrantes.


Haremos uso de los instrumentos de la diplomacia parlamentaria para promover
alianzas y convenios con gobiernos locales de Estados Unidos en materia de programas
temporales de trabajo para migrantes, principalmente enfocados a los trabajos
calificados y oficios técnicos. Esta misma estrategia debe impulsarse con Canadá e
incluso con gobiernos nacionales o subnacionales de la Unión Europea, ya que este tipo
de convenios, además de promover el trabajo de migrantes mexicanos, permitiría su
retorno con mayores capacidades, conocimientos y habilidades.

Política exterior.

1.Comercio exterior.
México no puede volver a tener tratados comerciales que no pongan en el centro a los
trabajadores mexicanos, por ello en materia de comercio exterior propondremos:

a. Ampliar las estrategias de diversificación de los mercados, que aunque es un


proceso largo y complejo, ya se está haciendo en distintos sectores exportadores y
en distintas entidades federativas, y es una ruta necesaria para fortalecer nuestras
industrias.

b. Fortalecer el mercado interno para que diversos productos que exporta México
cuenten con más contenido nacional, de manera que se incremente su valor
agregado y su competitividad en la región.

c. Impulso a programas y estrategias para aumentar el valor agregado de los


sectores exportadores mexicanos.

d. Volcar los esfuerzos en el fortalecimiento de las start up mexicanas.

e. Invertir de manera decidida y constante en educación e innovación.

2. Revisión de tratados internacionales.


México debe elevar el debate para combatir los problemas internos del país como el
tráfico de drogas, de personas y de armas que han generado una espiral de violencia e
impunidad. En este sentido, se debe promover ante instancias internacionales la revisión
de los tratados que regulan estos temas, de manera que la experiencia de México sea
escuchada y se asuman nuevos esquemas internacionales para su regulación.

3. Irreductibles de la política exterior.


Frente a los desafíos globales y en particular los desafíos que representa la relación
bilateral con Estados Unidos, México está obligado a plantear los irreductibles de su
posición como actor internacional, y en la confección de estos planteamientos el Senado
de la República debe jugar un papel central. En este sentido, México debe plantear, ante
distintas circunstancias que amenazan a los mexicanos en Estados Unidos, que los
derechos humanos no se negocian; e igualmente que el medio ambiente no se negocia.

Igualmente, el Senado debe jugar un papel central en la posición de México frente a


amenazas externas como la construcción de un muro fronterizo por parte de Estados
Unidos, tanto fijando una posición firme al respecto como acudiendo a instancias
internacionales.

4. Dignidad internacional.
Pugnaremos porque el eje central de la política exterior mexicana se enfoque al derecho
internacional humanitario para que el Gobierno de México se conduzca en toda
negociación poniendo en el centro a la dignidad de la persona humana garantizada
en los tratados internacionales. De esta manera, promoveremos también la óptima
adecuación de nuestro sistema jurídico a los tratados internacionales para exigir al resto
de países un techo igualitario en materia de aprobación y ratificación de tratados.

5. Cambio climático.
Promoveremos el impulso de objetivos más ambiciosos a nivel internacional para
la mitigación del cambio climático, contemplando nuevas metas para la mejora de
la calidad del aire, la expansión de áreas naturales protegidas y la implementación de
energías renovables, impulsando al mismo tiempo las condiciones para que México
cumpla con sus propios objetivos y sea capaz de poner el ejemplo en la región.