You are on page 1of 20

Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura

Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

TEMA 1

DIDÁCTICA DE LA LENGUA Y LA LITERATURA:


ORIGEN Y MARCO DE ESTUDIO

I. DEFINICIÓN Y ASPECTOS EPISTEMOLÓGICOS DE LA DLL

1. Origen de la didáctica de la lengua y la literatura

La enseñanza de la lengua es una actividad que lleva dos mil años documentada.
• Década de los setenta: En EE.UU e Inglaterra, algunos investigadores descubren
que la enseñanza de la lengua debe estar centrada en el alumno.
Hasta los años ochenta se estudiaba Didáctica general. Y se hablaba de
metodología o de enseñanza de la lengua. Pocas veces o ninguna se utilizaba el
término aprendizaje.
• Años ochenta: Surgen las didácticas específicas (de las matemáticas, de las
CC.Sociales...) con el fin de formar a los profesores.

La DLL tiene su origen en el afán de los profesores por buscar recursos novedosos para
desarrollar en el aula (primera aproximación a lo didáctico).
En un principio el interés se dirigía hacia los aspectos propios del aprendizaje y de los
factores que incidían en el desarrollo y dominio de las habilidades de lectura y escritura.
Más tarde, el interés se amplió a la expresión y comprensión oral.

La DLL surgió con aires de contienda en un ambiente que rechazaba el supuesto


“dogmatismo lingüístico y gramatical” que parecía tratar la lengua de forma aislada de la
realidad de su uso. Surgió para potenciar los aspectos funcionales, de intencionalidad,
expresión y comunicación directa e interactiva.

Como primera medida se elaboraron unas orientaciones nuevas con el fin de que el
estudio de la Lengua y la Literatura se realizara a partir de las situaciones en que se usa
y de una forma más vinculada con la realidad.
Necesitaba un trabajo de investigación que profundizara en los procesos de enseñanza-
aprendizaje y en la funcionalidad de los diseños curriculares, teniendo en cuenta al
maestro y al alumno.

Causas que originaron la necesidad de la DLL:

La evolución del aprendizaje teórico de la gramática a un aprendizaje práctico y


discursivo de la comunicación.
La necesidad de atender a la lengua oral.
La importancia de la interacción entre los hablantes como clave de la
comunicación.

Para que un tratamiento didáctico sea eficaz es necesario delimitar un enfoque que se
proyecte en un diseño curricular de área (contenidos y secuenciación) y que determina,
en parte, la elección de los procedimientos metodológicos adecuados.

3
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

1.1 Consolidación de la DLL

La DLL asume la compatibilidad entre una gramática implícita (que atiende a la


interacción entre el habla, el contexto en que se produce y la intención de los hablantes) y
una gramática explícita (de la que se ocupa la lingüística teórica).

Así pues, la DLL no es una parte de la lingüística, ni una didáctica especial, ni una
pedagogía especializada en lengua y literatura. Se rodea de otras ciencias, pero tiene su
propia autonomía.

1.2 Marco de referencia conceptual de la DLL

La DLL es, pues, una ciencia propia que se basa en supuestos teóricos que provienen de
otras disciplinas y a los que ella aporta una nueva perspectiva para generar su propia
epistemología:
• La lingüística (suministra teoría sobre el sistema de la lengua). La DLL se centra
en los procesos comunicativos de carácter pragmático y discursivo.
• La Literatura (suministra saberes sobre la historia de las letras, autores,
movimientos y época histórica). La DLL se centra en el lector, en su recepción del
texto y en su goce estético.
• La pedagogía (suministra saberes sobre metodología didáctica). La DLL se centra
en el alumno, no en los contenidos del profesor.
• La psicología (suministra saberes sobre procesos cognitivos). La DLL atiende al
carácter constructivista del aprendizaje.
• La sociología (suministra saberes sobre el medio y el contexto). La DLL se centra
en los contextos en los que se desarrolla el aprendizaje.

La DLL parte del conocimiento que los profesores deben tener del lenguaje de los
alumnos. Cualquier alumno que llegue a la escuela debe encontrar en el habla de los
maestros las formas más próximas a las de su casa. Al principio, el profesor debe
adecuar su lenguaje al lenguaje de los niños. A partir de ahí enseñará el uso correcto del
idioma. Stubbs, 1976, afirma que una de las causas del fracaso escolar es la distancia
entre la lengua de casa y la de la escuela. Este acercamiento al habla de los alumnos no
debe confundirse con empobrecimiento y limitación lingüística (cf. Cassany, 22-24).

Desde esta perspectiva enseñar lengua se convertiría en enseñar a comunicarse


empleando la lengua. El profesor se convierte así en educador, no en comisario
gramatical.

De lo expuesto anteriormente se deduce que la DLL tiene identidad propia. Es un área de


conocimiento independiente, con bases epistemológicas y conceptuales propias. En
principio fue una parte de lingüística aplicada que consistía en aplicar a la educación los
conocimientos de lingüística. Hoy la DLL le ofrece a la lingüística los conocimientos de su
investigación y una visión de los fenómenos lingüísticos más concreta.

La DLL no puede compararse a otras didácticas específicas por su carácter


reflexivo. Porque la lengua es instrumento de construcción de la propia conciencia
humana, del pensamiento y de la conducta.

4
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

2. Concepto

En relación con el marco conceptual de la DLL, indicado más arriba, se puede definir de
la siguiente manera:

La DLL es una disciplina que atiende a saberes, habilidades, competencias,


saberes operativos, enfoques y metodologías sobre la adquisición, aprendizaje
y desarrollo del lenguaje. Debe partir de contextos concretos y de la globalidad
de los ámbitos sociales en que se produce.

La DLL contiene un aspecto teórico y un aspecto práctico:


- En lo teórico, tiene como finalidad el estudio de los procesos de enseñanza,
adquisición y aprendizaje de la lengua y la literatura.
- En lo práctico, pretende que el alumno alcance el desarrollo de las
competencias, los saberes, las habilidades y las estrategias lingüísticas y
literarias.
La DLL se centra más en los alumnos que en los contenidos.

3. Objetivo

El Objetivo de la DLL no es el conocimiento formal de la lengua. El objetivo de la


DLL es formar hablantes, lectores y escuchantes:

FORMAR:
a. hablantes competentes
b. lectores eficaces
c. buenos redactores
d. individuos plenamente desarrollados y capaces de relacionarse con
los demás

Formar hablantes competentes, capaces de relacionarse con otros


hablantes, de adecuarse al contexto, de regular sus discursos, de
negociar los significados, de hacerse entender, de transmitir ideas y de
transmitir afecto.

Procurar que el alumno adquiera una competencia literaria tal que le


permita leer y producir textos literarios, relacionarlos con otros,
comprender su sentido, gozar de su dimensión estética y aprovechar su
dimensión cognitiva.

4. Orientaciones del área de DLL

• La DLL interviene:
En el aula con los alumnos.
En la formación del profesorado.
En la investigación.
• Se centra en el análisis del discurso didáctico (uso y aprendizaje de la lengua).

5
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

• Procura que el alumno desarrolle y aplique estrategias y procedimientos que le


sirvan de marco en su actuación como hablante.
• Atiende a las diferentes modalidades de interacción en la clase de lengua.
• Atiende a los aspectos de la conversación, como forma clave de expresión oral.
• Diseña y elabora programas específicos de lengua.
• Renueva y actualiza los instrumentos de evaluación.
• Busca enfoques didácticos para el tratamiento de la literatura.
• Concibe la amplia dimensión del texto didáctico:
como verdadero laboratorio del lenguaje.
como lugar de experiencia privilegiada del funcionamiento del discurso
para la enseñanza de la lengua.
• Atiende a la formación de docentes como investigadores de aula.
• La metodología, centrada en la producción y comprensión de mensajes completos
y reales, trabaja con unidades lingüísticas discursivo-textuales, en las que se
integran todos los niveles de la comunicación (gramatical, conceptual, pragmático
y kinésico).

La lengua no es un objeto de estudio en sí, sino un vehículo de comunicación y, como


tal, no sólo se debe aprender, sino que, además, se debe usar con propiedad y
adecuación.

El papel que la escuela desempeña en el aprendizaje de la lengua consiste en


DESARROLLAR la competencia comunicativa y lingüística del alumno, regularla, enseñar
al alumno a adecuarse a distintos contextos y a diferentes interlocutores. Guiarle para
que sepa conducir una conversación, argumentar, discutir, mostrar afecto... es decir,
SABER Y SABER HACER.

5. Necesidad de la DLL

5.1 Resultados escolares

En encuestas, conversaciones e investigaciones aparecen siempre resultados similares


respecto a la preparación de los alumnos:
- No saben explicarse.
- No entienden lo que leen.
- Cada día hablan peor.
- Sólo se entienden entre ellos.
- Se da una estrecha relación entre dificultades de lenguaje y fracaso escolar.
En síntesis, el analfabetismo funcional va en aumento. Los alumnos son incapaces de
resolver cuestiones elementales relacionadas con la lengua.

5.2 Posibles causas del problema

• La formación lingüística del profesorado: Mala pronunciación de los sonidos,


autolimitación de la capacidad expresiva por miedo al error. Pocos maestros
dominan el sistema de la lengua que enseñan. Otros, no tienen una capacidad
expresiva suficientemente amplia.
• La formación metodológica de los maestros: No se reciclan, no tienen interés por
los nuevos planteamientos didácticos o siguen el libro al pie de la letra...
• Una formación inicial de los maestros bastante comprimida.
• ¿Trabajo duro de los maestros?

6
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

• Diferencias en la dedicación de tiempo e insistencia en los diferentes aspectos de


la lengua: Ortografía, morfología, sintaxis, lectura, expresión oral...

El aprendizaje de la lengua implica la adquisición de códigos y normas lingüísticas y la


adquisición y desarrollo de estrategias para comunicarse.

Esta práctica requiere que los maestros no se detengan nunca, que se preocupen de su
autoformación, del enriquecimiento de su lenguaje y de su “nutrición” cultural.

5.3 Importancia de la lengua y la literatura en el aprendizaje y la formación de los


alumnos

La lengua es una herramienta necesaria durante toda la vida de la persona y para la


comprensión de todas las áreas del currículo:
- En matemáticas deben leer y comprender el enunciado de un problema para
poder resolverlo correctamente.
- En Educación Física deberán seguir las órdenes expresadas oralmente por el
profesor.
- En Ciencias Sociales les pedirán resumir un texto.
- En Ciencias Naturales tendrán que responder un cuestionario.

¿Cuándo termina realmente la clase de lengua? ¿Existe un único


maestro de lengua?

La lengua es vehículo para el aprendizaje ¿El fracaso se deberá al


aprendizaje de la lengua o a la enseñanza de la lengua? (cf. Cassany,
14-16).

Todos los profesores de una escuela, sea cual sea su especialidad,


deben cuidar su competencia lingüística y su competencia
comunicativa, porque todos son maestros de lengua.

7
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

II. EL PROFESOR DEL ÁREA DE LENGUA Y LITERATURA

“Quien se expresa en los medios –y, por supuesto, quien enseña en las aulas español
u otra disciplina: el que enseña español tiene la primaria obligación de ser profesor de
español- ha de hacerlo enjuiciando su lenguaje y el ajeno, y procurando el tiento
preciso para que la novedad, la variación, la moda o, incluso, la transgresión que
emplea o promueve sirva al fin de mejorar o de ampliar las posibilidades
comunicativas y expresivas de la lengua.”
(Lázaro Carreter, El dardo en la palabra, 23)

1. Introducción

JACQUES DELORS (1996) en el informe a la UNESCO sobre Educación expone la


necesidad de una formación durante toda la vida:
“Ya no basta con que cada individuo acumule al comienzo de su vida una reserva
de conocimientos a la que podrá recurrir después sin límites. Sobre todo, debe
estar en condiciones de aprovechar y utilizar durante toda la vida cada
oportunidad que se le presente de actualizar, profundizar y enriquecer ese primer
saber y de adaptarse a un mundo en permanente cambio” (p. 95).

En este mismo informe se explica que para que la educación cumpla con los fines que le
son propios, debe estructurarse en torno a cuatro aprendizajes fundamentales, que serán
para cada persona a lo largo de su vida, los pilares del conocimiento:
Aprender a conocer o adquirir los instrumentos de comprensión, más que
conocimientos clasificados. Vivir el placer de comprender, de conocer, de
descubrir. Aprender a aprender, ejercitando la atención, la memoria y el
pensamiento.
Aprender a hacer, para poder influir sobre el propio entorno. Enseñar al alumno a
poner en práctica sus conocimientos, adaptar la enseñanza al trabajo. Incluye la
capacidad de comunicarse y de trabajar con los demás, de afrontar los conflictos y
buscar soluciones.
Aprender a vivir juntos, para cooperar y relacionarse con los demás. En una
sociedad competitiva, conviene descubrir la dignidad y la importancia del otro y
prepararse para participar en proyectos comunes. Enseñar la diversidad del
mundo y de las personas y favorecer el reconocimiento de las semejanzas y la
interdependencia entre todos los seres humanos. El descubrimiento del otro pasa
por el conocimiento de uno mismo.
Aprender a ser, proceso fundamental que incluye los aprendizajes anteriores. La
educación debe contribuir al desarrollo integral de la persona en sus cuatro
dimensiones: relaciones consigo mismo, con los otros, con lo otro y con el
absolutamente otro (pp. 95-108).

Estos cuatro aprendizajes pueden ser considerados por el profesor como los
principios de la educación.

2. Competencia docente del profesor de Lengua y Literatura

El profesor debe tener en cuenta los principios de la educación expuestos en el punto


anterior. En el caso del área de lengua, no debe olvidar que las competencias lingüística
y comunicativa facilitan al ser humano el desarrollo de los cuatro pilares de la educación y
le disponen a desenvolverse con éxito en la sociedad de la que forme parte.

8
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

El profesor es, además, el organizador de la interacción de cada alumno con el objeto del
conocimiento.
La competencia profesional del profesor de Lengua y Literatura está condicionada por:
La formación específica que haya recibido.
Sus reflexiones en relación a su experiencia y a su actividad práctica.
La propia capacidad de autoformación.

La formación de un futuro profesor de lengua y literatura requiere un adecuado equilibrio


entre:
• La teoría o conocimientos teóricos de las disciplinas lingüísticas.
• Las pertinentes orientaciones didácticas
• La proyección de las orientaciones didácticas en la práctica concreta en la
escuela (materiales, recursos, actividades…).

No se trata de aprender recursos o metodologías concretas para aplicar en el aula, sino


de adquirir habilidades para coordinar la formación teórica (lingüística, cultural y
psicopedagógica) y la formación didáctica y práctica.

La enseñanza de la lengua debe considerarse como un proceso de aprendizaje. “Una


lengua natural es el archivo adonde han ido a parar las experiencias, saberes y creencias
de una comunidad. Pero este archivo no permanece inerte, sino que está en permanente
actividad, parte de la cual es revisionista: los hablantes mudan el valor o la vigencia de
las palabras y de las expresiones” (F. Lázaro Carreter, o.c., 19).

3. Funciones y roles del profesor2 de lengua y literatura

Mediador en los aprendizajes de los alumnos para que la actividad resulte


siempre significativa y práctica.
Interlocutor en los actos de comunicación de aula y de comunicación espontánea.
Estimulador de la interacción en los procesos de aprendizaje.
Organizador y guía en la interacción comunicativa de los alumnos teniendo en
cuenta los modelos lingüísticos que se desarrollan en esa comunicación.
Modelo de hablante y usuario de las distintas manifestaciones lingüísticas,
haciendo uso adecuado de los recursos lingüísticos.
¿Transmisor de los valores culturales que aparecen en los contenidos
comunicativos y literarios?
Organizador y planificador de la materia, según las necesidades del alumnado y
las peculiaridades del contexto en el que desarrolla su actividad.
Innovador en la elaboración de propuestas para el ejercicio de la actividad
docente que incidan en la mayor eficacia del aprendizaje de sus alumnos.

3.1 Aspectos a tener en cuenta para la consecución de estas funciones

• Conocimientos teóricos lingüísticos y literarios.


• Conocimientos metodológicos que permitan explicitar los contenidos de lengua y
literatura.

2Las funciones del profesor de Primaria pueden consultarse en la LOE (TÍTULO III, cap. I, art.
95).

9
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

• Dominio de orientaciones teóricas (de carácter lingüístico, pedagógico,


psicológico, sociolingüístico...) que fundamenten y expliquen los procesos de
enseñanza-aprendizaje.
• Criterios para enjuiciar y valorar los objetivos y contenidos que se establecen en
los diseños curriculares.
• Criterios de decisión para la elección de estrategias y actividades de enseñanza
adecuadas.
• Capacidad para analizar las características de los diversos materiales, en función
del enfoque, de su opción metodológica y de los objetivos establecidos.
• Criterios para evaluar el progreso de las diferentes habilidades comunicativas.
• Conocimientos y uso de las referencias y recursos de información y
documentación.
• Aptitudes y actitudes para desenvolverse en el aula y fomentar una comunicación
clara, motivadora y eficaz.
• Capacidad para organizar las actividades, tareas y recursos para el trabajo en
clase o el trabajo interdisciplinar.

Un buen profesor tiene claro que su formación y autoformación


deben ser permanentes. Todo educa.

4. Objetivos que debe perseguir el profesor de lengua y literatura

Que los alumnos desarrollen todas aquellas habilidades que les permitan acceder a
cualquier texto y situación comunicativa de modo eficaz y significativo.
Que tengan hábitos de lectura y disfruten leyendo.
Que se expresen de modo libre y creativo, pero también de manera
correcta y adecuada.
Que escriban coherentemente cualquier tipo de texto.
Que sean capaces de escuchar críticamente, entender y respetar a los
demás.

10
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

TEMA 2

ENFOQUE COMUNICATIVO y COMPETENCIA COMUNICATIVA

INTRODUCCIÓN: ENFOQUE Y MÉTODO

Durante un tiempo, la enseñanza de la lengua se centró en el estudio descontextualizado


de contenidos gramaticales y de historia de la literatura. Entonces el enfoque didáctico
daba importancia al conocimiento, a la acumulación de saberes.

Los desafíos de las nuevas tecnologías y de la globalización nos hacen pensar que el
bienestar futuro de la sociedad depende, en gran parte, de los conocimientos, pero
también de las estrategias que posea cada persona, es decir de la preparación para la
vida que cada uno adquiera a través de la enseñanza formal y la enseñanza no formal.

El enfoque didáctico en el área de lengua se ha dirigido en la actualidad al uso, a la


interacción, a la implicación activa y participativa de los hablantes en el hecho
comunicativo.

Enfoque: Es una teoría, o conjunto de principios valorativos, desde la que se proyecta la


actividad pedagógica y tiene que ver con la naturaleza de la enseñanza-aprendizaje de
un materia. Actualmente la actividad pedagógica se proyecta desde los enfoques
constructivista y cognitivo, que toman como punto de partida los intereses y necesidades
de los alumnos.

Método: Es un plan general para presentar las unidades didácticas y el material


destinado a la enseñanza. Los métodos atienden a varios aspectos de la enseñanza: la
selección, progresión, presentación y aplicación de los contenidos de forma que aseguren
la comprensión, asimilación y dominio de los mismos. Un enfoque puede desarrollarse a
partir de diferentes métodos.

I. EL ENFOQUE COMUNICATIVO

El enfoque comunicativo surgió de los métodos que facilitaban el aprendizaje de


segundas lenguas. El enfoque comunicativo es una nueva concepción de la
enseñanza-aprendizaje de la Lengua y la Literatura.

Objetivo principal:
Preparar a los alumnos para la comunicación vital y humana.
Conseguir que desarrollen capacidades de uso de su lengua en cualquier situación en que
se puedan encontrar.
Es decir, que adquieran una competencia comunicativa adecuada a su nivel de desarrollo.

A partir de este enfoque, las clases de lengua pasan a ser más activas y participativas.
Los alumnos practican los códigos oral y escrito mediante ejercicios reales de
comunicación. Se tienen en cuenta las necesidades lingüísticas y los intereses o
motivaciones de los alumnos.

11
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

Características
• Los ejercicios de clase recrean situaciones reales o verosímiles de comunicación.
Los alumnos se implican totalmente en el trabajo. Se comunican y reciben una
evaluación de la comunicación.
• En clase se trabaja con textos completos, no solamente con frases o fragmentos
entrecortados.
• La lengua que aprenden los alumnos es real y contextualizada.
• Los alumnos trabajan con frecuencia por parejas o grupos porque es la mejor
manera de organizar situaciones de comunicación.

El nuevo enfoque de la educación, basada en competencias, pretende dotar a los


estudiantes de herramientas que les permitan aprender a conocer, aprender a hacer,
aprender a vivir y aprender a ser3.

El enfoque comunicativo es una nueva concepción de la enseñanza-aprendizaje de la


Lengua y la Literatura que tiene como finalidad el desarrollo de la competencia
comunicativa de los alumnos, de forma que sean capaces de hacer un uso correcto de
la lengua en cualquier contexto que se encuentren.

Consideramos que la Competencia comunicativa es el medio por el cual pueden


adquirirse las demás competencias, ya que al conocimiento sólo se accede a través de la
comunicación.

Competencia: Es el conjunto de conocimientos, habilidades y estrategias


que permiten a una persona actuar de manera adecuada en diferentes
situaciones.

II. COMPETENCIA COMUNICATIVA

La lengua es el principal elemento de comunicación del ser humano y, por ello, está en la
base de todos los aprendizajes. Gracias al lenguaje somos capaces de representarnos el
mundo, de simbolizar la realidad. El lenguaje es la herramienta que une el pensamiento
con el conocimiento. A través de él, organizamos la información que recibimos del
exterior y autorregulamos el pensamiento y la acción. De aquí la importancia del
desarrollo de la competencia comunicativa en todas las áreas del currículo.

Competencia comunicativa es el conjunto de conocimientos, habilidades y estrategias


que los hablantes han adquirido y ponen en práctica al enfrentarse a actos comunicativos
concretos. Esta competencia posibilita la capacidad para afrontar con éxito los
condicionantes de la interacción comunicativa.

El sociolingüista Hymes (1972, Oregón) acuñó el término “competencia comunicativa” en


la enseñanza del lenguaje. Afirmaba que para construir mensajes adecuados, el hablante
ha de tener en cuenta también conocimientos situacionales, sociolingüísticos, culturales,
pragmáticos, discursivos y textuales.
Hymes aseguraba que la competencia lingüística (conocimiento de la lengua, Chomsky,
1957) no era suficiente para que un hablante supiera y pudiera comunicarse
correctamente. Para él, la competencia comunicativa (uso de la lengua) es el resultado
de otra serie de competencias entre las que destacamos la competencia lingüística, la
competencia pragmática y la competencia literaria.

3 Estos son los cuatro pilares de la educación a los que alude Jacques Delors en el Informe de
la UNESCO, La educación encierra un tesoro.

12
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

La competencia lingüística se asocia con el conocimiento de la lengua y el


dominio del código lingüístico: fonológico, léxico, morfológico-sintáctico. Incluye,
por tanto, la competencia gramatical y la competencia léxica.
La competencia pragmática se refiere a los factores extralingüísticos que
condicionan el uso del lenguaje y que no se estudian formalmente.
La competencia literaria es “la manifestación de una competencia lingüística
plena y madura”4. Es el resultado de un proceso complejo e interactivo que exige el
desarrollo de la competencia lectora5.

La formación de la competencia comunicativa tiene un carácter progresivo/acumulativo.


Por lo tanto, en el lenguaje se evalúan estadios, grados transitorios, momentos
intermedios de un largo proceso de adquisición y perfeccionamiento lingüístico.

1. LA COMPETENCIA LINGÜÍSTICA (se desarrollará más ampliamente en el tema 4)

La competencia lingüística se refiere al conocimiento del código lingüístico que tiene un


sujeto determinado y a las estrategias y habilidades para hacer uso de él en cualquier
situación comunicativa. La competencia lingüística incluye el desarrollo y la adquisición
de la competencia gramatical y la competencia léxica.

1.1 Competencia gramatical

1.1.1 Competencia grafofónica

Consiste en la capacidad de representar mentalmente en fonemas y grafemas, los


sonidos o letras de las palabras habladas o escritas.
Capacita al sujeto para elaborar los
Procesos fonológico-fonéticos: decodificación y audición de textos orales (oír), o
codificación y articulación (pronunciar) de un texto oral.
Procesos fonológico-grafémicos: se refiere a la codificación (escritura) o
decodificación (lectura) de textos escritos.

1.1.2 Competencia morfosintáctica

Es la capacidad de comprender y construir estructuras en los textos orales y escritos


con arreglo al código y sus reglas. Requiere conocer y utilizar las categorías que el
hablante tiene a su disposición:
- Determinantes, calificativos, pronombres, nombres, verbos, preposiciones,
adverbios, conjunciones e interjecciones.
- Reglas combinatorias de los morfemas gramaticales, léxicos o derivativos que las
componen.
- Oraciones simples y compuestas.

4 Cf. Cassany, D., Luna, M. y Sanz, Gloria (2005). Enseñar lengua, 10ª ed., Graó: Barcelona,

pp.486-492.
5 Sánchez Corral, L. (2003). Didáctica de la literatura: relaciones entre el discurso y el sujeto,

en: Mendoza Fillola, A. (coord.), Didáctica de la Lengua y la Literatura, Pearson Educación:


Madrid, pp. 291-307.

13
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

1.2 Competencia léxica

1.2.1 Competencia léxico-semántica

Consiste en la capacidad para manejar el vocabulario en calidad y cantidad adecuadas.


Requiere el conocimiento del léxico de la lengua. Un vocabulario amplio, preciso y
exacto.
Estrategias: Ante un texto, utilizar el diccionario, hacer una relectura, consultar...

Objetivo educativo: Que el alumno sea capaz de expresarse con precisión o comprender
el significado a partir de textos y temas apropiados para su edad.

1.2.2 Competencia discursivo-textual

Capacidad para construir textos y discursos claros, organizados y coherentes atendiendo


a su estructura formal y semántica.

2. LA COMPETENCIA PRAGMÁTICA

La competencia pragmática o inferencial6 es el conjunto de estrategias y


conocimientos no lingüísticos que posee el hablante y que le permiten usar la lengua. Se
refiere a la habilidad interpretar los mensajes (significado literal, sentido, propósito y
contexto).
Desde una perspectiva etnográfica, la comunicación se estudia como un todo en su
contexto natural. La pragmática se refiere a los factores extralingüísticos que condicionan
el uso del lenguaje y que no se estudian formalmente.

Esta competencia se funda en la certeza de que la lengua es un aspecto fundamental de


la cultura y de la realidad de cada grupo y, por lo tanto, es un síntoma que nos permite
inferir los valores y normas de los interlocutores.
Toda persona dispone de ciertas competencias que le permiten comunicarse y resolver
problemas comunicativos y que constituyen la competencia pragmática:

Competencia biolingüística: Esta competencia hace referencia a los sistemas


biológicos que permiten a una persona participar como emisor o receptor gracias
a su “sistema de comunicación”.
Competencia psicolingüística: Esta competencia permite a cada persona construir
y perfeccionar su sistema cognitivo. Los actos comunicativos están
mediatizados por este sistema cognitivo. Las competencias cognitivas están
relacionadas con el estadio operativo, la capacidad intelectual y las aptitudes
generales de atención, memoria, imaginación. De ellas dependen las posibilidades
expresivas, receptivas y reflexivas.
El sistema afectivo está unido al sistema cognitivo y determina la motivación, el
esfuerzo, la serenidad...
Competencia cultural: Es el conjunto de esquemas acumulados por el individuo en
contacto con los otros, con la escuela, con el medio, con los libros...
La competencia cultural se desarrolla mediante procesos cognitivo-afectivos de
construcción individual.
Competencia sociolingüística: Se refiere a la capacidad para participar de manera
adecuada en actos sociales de comunicación adecuándose al contexto
(corrección, interpretabilidad, coherencia, cortesía, eficacia, ética)

6 Enunciado = iceberg

14
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

La finalidad de esta competencia es el desarrollo progresivo de la competencia


comunicativa de los alumnos.

3. COMPETENCIA LITERARIA

La competencia literaria se activa en el acto personal de la lectura: “Los textos tienen la


habilidad de activar nuestras capacidades lingüístico-comprensivas” (W. Iser). Exige, por
tanto el desarrollo de la competencia lectora.

Competencia lectora: Es el conjunto de conocimientos, estrategias y habilidades que


permiten al alumno comprender, interpretar y valorar el mensaje en sí mismo.

La Competencia literaria es el conjunto de conocimientos, estrategias y habilidades que


permiten al alumno comprender, interpretar, valorar el mensaje, establecer un diálogo con
el autor y con la obra y producir sus propios textos.

Formar y desarrollar la competencia literaria es formar lectores que, autónomamente,


gocen de los textos para llegar a establecer valoraciones e interpretaciones. En este
proceso es importante contar con la experiencia personal del lector.

La competencia lingüística más la competencia pragmática y la competencia literaria


contribuyen a la adquisición de la competencia comunicativa.

4. El enfoque comunicativo en una sociedad plurilingüe y pluricultural7

La realidad plurilingüe y pluricultural en Europa es un hecho. En nuestro país nos


encontramos cada vez más diversidad lingüística entre la población escolar.
La lengua materna, se considera como la lengua primera del alumno. La lengua de
instrucción, es la lengua en la que se imparte la enseñanza. A estas dos lenguas, el
currículo añada una o dos lenguas extranjeras más.
Combinando estas cuatro lenguas, pueden darse diferentes situaciones en una misma
aula:

Materna De instrucción Oficial Cooficial Extranjera


Castellano Castellano Castellano Inglés+francés
Rumano Castellano Castellano Catalán Inglés+francés
L2 L1 L3

Esta situación requiere de un enfoque comunicativo plurilingüe, es decir, que tienda a


“poner el acento en la relación entre las lenguas para que las experiencias adquiridas en
una lengua enriquezcan y progresen con las adquiridas en otra” (80). De forma que
desarrolle una competencia comunicativa en la que las lenguas se relacionen e
interactúen entre sí.

7Sobre la competencia plurilingüe y pluricultural, véase Pérez Estévez, P. y Zayas, F. (2007).


Competencia en comunicación lingüística. Alianza Editorial: Madrid. pp. 77-86.

15
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

De hecho, la elaboración de ideas principales y de resúmenes o la capacidad para


relacionar, interpretar o inferir son capacidades y tareas que pueden aplicarse a cualquier
materia.

La enseñanza de la lengua debe pretender el desarrollo de la competencia comunicativa


desde la pluralidad de contextos en los que se lleva a cabo, teniendo siempre en cuenta
las cuatro “ces” del currículo:

Comunicación: Aprender lengua a la vez que se aprende a usarla.


Cognición: El lenguaje como herramienta que permite desarrollar estrategias
de pensamiento y de representación de nuestros propios conocimientos.
Contenido: Referidos al funcionamiento de la lengua y a otras áreas.
Cultura: Compartir nuestros conocimientos, conocer y conocernos.

En un contexto multilingüe, “la interdependencia lingüística supone que las habilidades


que se aprenden en una lengua están disponibles para ser activadas cuando se
necesitan en otra”.

16
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

TEMA 3

EL CURRÍCULUM DEL ÁREA DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

“La lengua es el principal vehículo de comunicación y


un medio de transmitir cultura”8

INTRODUCCIÓN

LOGSE (Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema


Educativo). Se implantó en el curso 1992-93. Esta ley reestructuró, con signos
innovadores, el conjunto del Sistema Educativo, vigente desde 1970.

LOE (Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación). Se implante en el curso


2007-2008. Mantiene la misma estructura del Sistema Educativo.
Principios fundamentales de esta ley:
• Educación de calidad para todos
• Colaboración de todos los componentes de la comunidad educativa en la
educación
• Preparar para la sociedad del conocimiento. Aprendizaje a lo largo de la
vida.
Objetivos de la educación: Adquisición de competencias. Incorpora el término
competencias básicas, como aquellos aprendizajes que se consideran
imprescindibles, desde un planteamiento integrador de los saberes adquiridos al
finalizar la enseñanza obligatoria.

LOMCE (Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad


educativa). Cambia la estructura del Sistema Educativo. Educación Primaria: 6
cursos (no ciclos). Incorpora el concepto de Estándares de aprendizaje
evaluables.

Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el


currículo básico de la Educación Primaria. Ver Área de Lengua
Castellana y Literatura.
Decreto (Currículum de Primaria en cada Comunidad Autónoma).
Orden (Implantación y desarrollo de la Ed. Primaria en cada Comunidad
Autónoma).

1. Currículo

1.1 Concepto

“Se entiende por currículo el conjunto de objetivos, competencias básicas,


contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación de cada una de las
enseñanzas reguladas en la presente ley” (LOE, art. 6).

8DECRETO 40/2007, de 3 de mayo, por el que se establece el Currículo de la Educación


Primaria en la Comunidad de Castilla y León (BOCyL n. 89, 9874).

17
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

“Se entiende por currículo la regulación de los elementos que determinan los procesos de
enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas”: objetivos, competencias,
contenidos, metodología didáctica, estándares y resultados de aprendizaje evaluables y
criterios de evaluación. (Cf. LOMCE, art. 6).

El Gobierno fija las enseñanzas mínimas que constituyen los aspectos básicos del
currículo. Esto garantiza una educación común para todos los alumnos y asegura la
validez de los títulos.

1.2 Documentos-base para la elaboración del Currículo de Lengua castellana y


literatura

Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa


(LOMCE) (BOE 10.12.2013)

Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el


currículo básico de la Educación Primaria.

ORDEN EDU/ 519-2014, 17 de junio de 2014. Por la que se regula la


implantación y el desarrollo de la educación primaria en la
Comunidad de Castilla y León. (Lo mismo en otras comunidades)

Editoriales
Centro / Jefatura de Estudios / Departamento / Curso …

2. Competencias básicas

Ya se dijo en el tema primero que el actual enfoque de la educación requiere un currículo


basado en competencias. Una educación basada en competencias parte de “la
convicción de que aprender es siempre aprender a profundizar, a establecer relaciones”

La definición e identificación de competencias básicas se ha elaborado a partir de dos


modelos que se complementan: el Proyecto DeSeCo (Definición y Selección de
Competencias) y las Recomendaciones de la Unión Europea a todos los países
miembros.
En la elaboración del Proyecto DeSeCo existió dificultad para definir el término
competencias y para determinar si estas eran producto de la enseñanza escolar formal.
Se pretendía aislar un conjunto de competencias comunes a todos los sistemas
educativos consideradas como necesarias para sobrevivir y aceptadas como meta común
de la escolaridad obligatoria. Se trataba algo así como de un kit de supervivencia.

18
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

Se llegó a la conclusión de que las competencias de los jóvenes se adquirían por la vida
diaria, la educación formal y la educación no formal y eran el resultado de la unión de
unos conocimientos fundamentales más unas destrezas básicas.
De este proceso de selección y definición de competencias se deduce que un
aprendizaje de alta calidad requiere la adquisición y el desarrollo de competencias y
trabajar seriamente la motivación de los alumnos. Y, por motivación, entienden creencias,
actitudes, valores, hábitos, emociones y elementos psicológicos para regular el
aprendizaje.

2.1 Definición

Las competencias son una combinación de conocimientos, capacidades, actitudes,


destrezas y habilidades que permiten la adecuación al contexto. Es decir, son
aprendizajes que permiten aplicar los saberes adquiridos.
Las competencias básicas son las que cualquier persona necesita para desarrollarse y
realizarse, para relacionarse, para participar activamente en la sociedad y para la
consecución y desarrollo de un empleo. Estas competencias se deben actualizar a lo
largo de la vida por medio del aprendizaje permanente.
La Competencia en comunicación lingüística es la clave y el medio para el
desarrollo de todas las demás. Sin ella no hay comunicación ni conocimiento, puesto
que “el lenguaje es el instrumento por excelencia para construir y comunicar
conocimientos” 9

2.2 Competencias básicas según el Real Decreto de enseñanza mínimas

Antes de elaborar el Currículo de Lengua Castellana y Literatura es preciso tener en


cuenta la competencia en comunicación lingüística que deben alcanzar los alumnos
al finalizar la etapa de Educación Primaria.

La enseñanza del área de Lengua Castellana y Literatura a lo largo de la etapa de la


Educación Primaria tiene como objetivo el desarrollo de la competencia comunicativa del
alumnado, entendida en todas sus vertientes: pragmática, lingüística, sociolingüística y
literaria. Debe también aportarle las herramientas y los conocimientos necesarios para
desenvolverse satisfactoriamente en cualquier situación comunicativa de la vida familiar,
social y profesional. Esos conocimientos son los que articulan los procesos de
comprensión y expresión oral, por un lado, y de comprensión y expresión escrita, por
otro. La estructuración del pensamiento del ser humano se realiza a través del lenguaje,
de ahí que esa capacidad de comprender y de expresarse sea el mejor y el más eficaz
instrumento de aprendizaje.
(RD 126/2014, de 28 de febrero. Anexo I.c.)

“Los centros docentes realizarán una evaluación individualizada a todos los alumnos y
alumnas al finalizar el tercer curso de Educación Primaria, según dispongan
las Administraciones educativas, en la que se comprobará el grado de dominio de
las destrezas, capacidades y habilidades en expresión y comprensión oral y escrita,
cálculo y resolución de problemas en relación con el grado de adquisición de la
competencia en comunicación lingüística y de la competencia matemática. […]
Al finalizar el sexto curso de Educación Primaria se realizará una evaluación
final individualizada a todos los alumnos y alumnas, en la que se comprobará el grado
de adquisición de la competencia en Comunicación lingüística.
(RD 126/2014, de 28 de febrero art. 12)

9 Pérez Estévez, P. y Zayas, F. o.c., pp. 15-21.

19
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

3. La enseñanza de lengua castellana y literatura

Una vez contemplados todos los documentos anteriores a la elaboración del Proyecto
curricular, la dirección del centro y los profesores deben tener claro a partir de qué
paradigma o enfoque quieren trabajar. Esto permite justificar científicamente las
decisiones que se tomen y ayuda a saber el porqué y para qué de la propia acción
educativa: Paradigma constructivista-interaccionista, paradigma sociológico, paradigma
didáctico, global o integrador.

3.1 Principios metodológicos generales que guían la práctica docente (aprendizaje


significativo) y que determinan la enseñanza de la lengua

P. de adaptación: la intervención educativa debe responder a las necesidades


y posibilidades de los alumnos.
P. de significación: la intervención educativa debe facilitar la relación de
conocimientos nuevos con conocimientos previos.
P. de autonomía progresiva: la educación debe garantizar que los alumnos
puedan seguir aprendiendo (aprendizaje durante toda la vida).
P. de reequilibrio: la enseñanza debe ayudar a la modificación y posterior
reconstrucción de las concepciones previas al aprendizaje para un mejor
desenvolvimiento del alumno en la sociedad.
P. de actividad: la intervención educativa requiere la participación activa y
comprometida del alumno en su propio aprendizaje. El intercambio de
aprendizajes con los compañeros le ayuda a ampliar sus conocimientos.

4. Evaluación

Evaluar es una parte del proceso de enseñanza-aprendizaje. Implica la recogida de


información y la interpretación de la misma. La evaluación permite tomar decisiones entre
diferentes alternativas de enseñanza/aprendizaje, reconducir el proceso educativo y
corregir sus errores o desviaciones.
Cuando a la corrección de un ejercicio le sigue el aprendizaje, se considera que la
evaluación tiene carácter formativo.
Cuando a la corrección sólo le sigue una calificación y se manifiesta un error, se confirma
una ignorancia.

La evaluación debe ser formativa. En este caso, el docente se implica reflexivamente en


el análisis de su tarea y de los factores que pueden mejorar la calidad de su enseñanza.
Se cuestiona la efectividad de su enseñanza.
La evaluación debe ser continua e individualizada, reguladora del proceso.

En el área de lengua y literatura se debe centrar la atención en las producciones


comunicativas efectivas que son capaces de desarrollar los alumnos y en las dificultades
mismas de su aprendizaje. Se deben tener en cuenta:
Aptitudes y dificultades individuales de los alumnos
Problemas afectivos o bloqueos.
Necesidades e intereses.
Estilos de aprendizaje.

20
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

4.1 Datos a tener en cuenta sobre la evaluación

La evaluación no es un juicio de los resultados de los alumnos.


No es sólo el punto final de una etapa.
Es un proceso integrado en el proceso de enseñanza/aprendizaje.
Es un medio para analizar todos los elementos educativos: alumnos, maestros, material,
metodología...

A la hora de diseñar la evaluación del área de lengua y literatura se debe tener en cuenta
lo siguiente:
Las actividades de evaluación deben diseñarse en los mismos términos de
los criterios de evaluación. Es decir, si los criterios de evaluación están
formulados en términos de capacidades, se deben evaluar capacidades. Ej.
Puntuar un texto informa del conocimiento que el alumno tiene de
puntuación. Redactar un texto propio y espontáneo nos informa de la
capacidad del alumno para puntuar.

La evaluación es un proceso complejo que exige un cambio en la mentalidad y en la


actuación de los maestros. No se trata de que el maestro sea transmisor de
conocimientos y juez de resultados. El maestro debe ser capaz de crear situaciones de
aprendizaje, respetar y acompañar el proceso de cada alumno y ser crítico con su propia
actuación como docente.

5. La programación del área de lengua10

La educación es una tarea a largo plazo que requiere pararse a pensar cómo se va a
llevar a cabo, cuáles son nuestras finalidades, cómo vamos a actuar, qué medios vamos
a poner y en qué momento haremos cada cosa.
Una programación educativa debe responder a las siguientes preguntas: QUÉ, QUIÉN,
CÓMO, CUÁNDO, DÓNDE, CON QUÉ...
Una programación es un plan de trabajo que se diseña con anterioridad a la puesta en
marcha del mismo. Es, además, una declaración de intenciones. En la programación se
refleja desde dónde educamos.
Ej.: Al hacer la estructuración de los contenidos podemos poner el énfasis en los
conceptos (saber), en los procedimientos (saber hacer) o en las actitudes (saber ser-
saber estar).
A lo largo de la historia se ha puesto el acento en uno u otro aspecto (dictado de apuntes,
elaboración de fichas, negación de la programación o dejarse llevar exclusivamente por el
libro).
Al tratarse de didáctica de la lengua, debemos centrarnos en el saber hacer y el
saber ser, para conseguir desde ahí, los conocimientos (saber).

5.1 Secuenciación y aprendizajes significativos

La secuenciación de objetivos, contenidos, criterios de evaluación y estándares de


aprendizaje evaluables de cualquier área en Educación Primaria exige la comunicación y
coordinación entre los profesores de los diferentes cursos.

10 Cf. Cassany, o.c., p. 60, decálogo de la programación.

21
Universidad Pontificia de Salamanca Didáctica de la Lengua y la Literatura
Grado en Maestro de Educación Primaria Prof. Dra. Julia Villa García

Criterios didácticos a tener en cuenta:


Para lograr aprendizajes significativos se partirá de la vida real de los alumnos, de
sus experiencias concretas.
Al programar nuevos contenidos se tendrá en cuenta lo que ya saben para que
construyan su pensamiento a partir de los conocimientos previos.
La programación tendrá un carácter global o interdisciplinar, sobre todo en los
primeros cursos de Primaria. En secundaria predominará la interdisciplinariedad.

No existe un único modelo de secuenciación de contenidos La elección de qué contenido,


en qué orden y con qué profundidad es decisión del equipo de profesores.

Es conveniente tener en cuenta algunos criterios a la hora de secuenciar contenidos:

Relación con el desarrollo evolutivo del niño.


Coherencia con la lógica de la materia. No se puede enseñar el adjetivo si no se
conoce el sustantivo.
Adecuación de los contenidos a los conocimientos previos de los alumnos.
Continuidad y progresión, no simple repetición de conceptos.
Equilibrio.
Lógica para ir de lo general a lo particular, de lo sencillo a lo complejo.

Se deben plantear algunas preguntas a la hora de la secuenciación de contenidos:


Saber hacer: ¿qué necesidades tienen los alumnos según el ámbito donde
desarrollan su actividad? ¿Qué textos tienen que comprender?
Pensar que los alumnos se mueven en tres ámbitos: La familia y las relaciones
personales, el ámbito académico y el ámbito de la creación.
Saber: ¿Qué conocimientos lingüísticos y extralingüísticos deben conocer para
desarrollarse en su medio.
Saber ser: ¿Qué actitudes deben trabajarse para que el alumno adquiera la
competencia comunicativa?

Es preciso tener en cuenta que los objetivos del área de lengua, los contenidos, los
criterios de evaluación y lo estándares de aprendizaje evaluables son progresivos y
varían muy poco de un curso a otro, lo que marca la diferencia es el tipo de texto y de
actividad que se elige para trabajarlos y la adecuación al contexto.

22