You are on page 1of 26

Juramentación de la Comisión Central de Planificación

22/06/2007. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Salas Ríos Reyna, Teatro Teresa Carreño,
Parroquia San Agustín, Municipio Libertador, Caracas, Distrito Capital, Venezuela.

Juramentación de la Comisión Central de Planificación

[Interpretación del Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al Bravo Pueblo]

Asistentes [aplausos].

Presentadora Seguidamente interpretación, por la Orquesta Sinfónica de Venezuela, de la pieza musical


“Fantasía Cubana”, bajo la dirección del maestro Angelo Pagliucca.

[Interpretación de la pieza musical “Fantasía Cubana”]

Asistentes [aplausos].

Presentadora Juramentación de los integrantes de la Comisión Central de Planificación.

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías Bueno, con el calor de ese ritmo
que nos llega al alma caribeña, dijo primero buenas noches a todos y a todas, y vamos a proceder, como ya se
ha dicho, a la juramentación de esta comisión, que para nada, para nada debe ser una comisión más, una
comisión más.

Pueden sentarse, por favor. Gracias.

Una comisión de alto rango estratégico, y para la cual pido, como Jefe de Estado, a todos, comenzando por los
ministros, ministras, todo el funcionariado, todos los servidores del Estado (gerentes, viceministros, directores
generales), de todas las instituciones del Estado, en todos los niveles, les pido la máxima colaboración a las
tareas estratégicas que a partir de hoy asume esta Comisión Central de Planificación; en todos los ámbitos, en
todos los niveles, en todos los espacios del trabajo de todos los días, desde las tareas tácticas hasta las misiones
estratégicas.

Procedamos pues.

Ciudadanos, ciudadanas, Jorge Rodríguez, como presidente; José Khan, María Cristina Iglesias, Pedro Morejón,
Rafael Ramírez, José Ramón Rivero, Héctor Navarro, Elías Jaua, Rodrigo Cabeza y Raúl Pacheco (en
representación de Jorge Giordani), como integrantes de la Comisión Central de Planificación, ¿juran ustedes
delante de Dios, juran ustedes por el Dios de sus padres, juran ustedes delante de la Patria, delante del pueblo,
juran ustedes dedicarse por entero, sin descanso a sus brazos, ni reposo a sus almas, en las tareas estratégicas,
como Presidente, miembros de la Comisión Central de Planificación, para la esencial, vital, transición del
modelo capitalista, dependiente, atrasado, colonizado, que ha producido tanta miseria, pobreza y dolor a nuestro
pueblo?, esa transición necesaria hacia un modelo socialista, un modelo socialista que genere y que le
proporcione a nuestro pueblo la mayor suma de felicidad posible, ¿lo juran ustedes, compatriotas?

Miembros de la Comisión Central de Planificación Lo juramos.


Presidente Chávez Si así lo hicieren que Dios y la Patria les premien, y si no que os le demanden. Mucha
suerte.

Asistentes [aplausos].

Presentadora A continuación palabras del Presidente de la República, Comandante Hugo Chávez.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Voy a continuar pues con las reflexiones con las que arrancaba mis palabras de esta noche y
la juramentación a esta Comisión Central de Planificación.

Antes, como siempre, acontecimientos de la historia, de nuestra historia, que tienen una gran importancia,
porque vienen marcando el camino, el camino ese nuestro de ensayo y error, de intentos y fracasos, y nuevos
intentos para, como decía Bolívar, tener Patria.

Un día como hoy, 22 de junio, de 1826, se instaló el Congreso de Panamá, convocado como sabemos por
nuestro Libertador y padre de la Patria. Congreso que fracasó, lo sabemos.

Vamos a recordar, aquí traje unos párrafos de la convocatoria que hizo Bolívar, por casualidad dos días antes de
la Batalla de Ayacucho, 7 de diciembre de 1824, desde Lima, él envió una circular a los presidentes de las
repúblicas que estaban naciendo, los líderes, desde México hasta Argentina.

Y comienza Bolívar recogiendo la inspiración de aquellos años, de aquellas luchas, y disparando hacia el
porvenir con una visión que hoy la tenemos aquí iluminándonos, y que nos trascenderá.

Dice Bolívar así, él comienza de esta manera:

“Después de 15 años de sacrificios consagrados a la libertad de América por obtener el sistema de garantías que
en paz y en guerra sea el escudo de nuestro nuevo destino...”.

Aquí hay frases, permítanme interrumpir, hay frases que analizando los párrafos, las palabras, porque Bolívar
fue un genio de la palabra, entre otras muchas cosas.

Hay un intelectual colombiano, no recuerdo su nombre, a quien conocí en alguna de las reuniones que hemos
sostenido con el presidente Uribe, por allá, creo que fue cuando iniciábamos el Gasoducto Transguajiro, en unas
de esas carpas que pone Pdvsa, y fuimos a almorzar, estábamos almorzando ahí, y uno de los acompañantes de
Uribe luego me mandó un libro, comenzamos a hablar de Bolívar, no sé porqué razón, y aquel caballero, un
investigador, me llamó la atención que comenzó a hablar de Bolívar, pero como genio de la palabra, usó una
frase y dijo: “El idioma español en América, en Nuestra América, habría que analizarlo, estudiarlo, antes de
Bolívar y después de Bolívar”. Por el lenguaje que Bolívar trajo, inflamado, que rompió esquemas. Libertador
de la palabra pudiéramos llamarlo también, del sentimiento, del pensamiento, de la idea.

Entonces cuando uno lee a Bolívar debe, en mi criterio, leer bien a Bolívar, las palabras, las frases.

«Después de 15 años de sacrificios consagrados a la libertad de América por obtener el sistema de garantías que
en paz y en guerra sea el “escudo” de nuestro “nuevo destino”...», y subrayo la palabra escudo y subrayo la
palabra nuevo destino.

El escudo obviamente es un símbolo de defensa, de defensa, defensa de nuestra soberanía, de nuestro ser, de
nuestro nuevo destino. Ese nuevo destino todavía nosotros no lo hemos conseguido, incluso pudiéramos decir
que después de Bolívar, esta Nuestra América perdió el rumbo hacia su nuevo destino, y caímos en el mismo
foso del viejo destino impuesto por los imperios del planeta. Y todavía hoy nos debatimos en la búsqueda de
nuestro nuevo destino. El pueblo venezolano hoy está construyendo un camino hacia ese nuevo destino, nuestro
destino.

Sigue Bolívar:

“Después de 15 años de sacrificios consagrados a la libertad de América por obtener el sistema de garantías,
que en paz y en guerra, sea el escudo de nuestro nuevo destino, es tiempo ya que los intereses y las relaciones
que unen entre sí a las repúblicas americanas, antes colonias españolas, tengan una base fundamental que
eternice, si es posible, la duración de estos gobiernos”.

Vean ustedes qué redondez de la idea del pensamiento, qué plenitud como la luna llena en el pensamiento, qué
claridad en la visión de nuestro Padre Bolívar. Así comenzó él la convocatoria al Congreso (siempre me ponen
este tubo aquí, siempre me toca el tubo este aquí [risa], a veces le doy con la rodilla) aquel 7 de diciembre de
1824, pero Bolívar tenía esa idea desde tiempo atrás, Carta de Jamaica, 1815, ya él lanza ideas, Miranda tenía
también la idea de unir, de unir el mundo nuestro americano, e incluso Miranda utiliza la frase nuestra América,
después la toma José Martí, pero es Miranda el primero que sepamos, bueno, y los documentos, ahí está el
vestigio de ese concepto: nuestra América. Y Bolívar aquí es muy claro cuando dice: “LaS repúblicas
americanas antes colonias españolas...” Bolívar se opuso firmemente a la participación de los Estados Unidos,
por ejemplo, en el Congreso de Panamá, y fue una de sus diferencias grandes con Francisco de Paula Santander.

“Es tiempo ya...” Dijo Bolívar, hoy pudiéramos repetir eso otra vez, es tiempo ya, hasta cuándo vamos a estar
nosotros atrasados, dominados, colonizados; es tiempo ya.

Y al final, el último párrafo de la convocatoria, Bolívar de nuevo, maestro en el mirar de siglos hacia el pasado
y hacia el futuro, Bolívar dice lo siguiente: “El día que nuestros plenipotenciarios hagan el canje de sus poderes,
se fijará en la historia diplomática de América una época inmortal, cuando después de 100 siglos la posteridad
busque el origen de nuestro derecho público y recuerden los pactos que consolidaron su destino, registrarán con
respeto los Protocolos del Istmo, en él encontrarán el plan de las primeras alianzas, el plan de las primeras
alianzas que trazará la marcha de nuestras relaciones con el universo...” Y termina preguntándose: “¿Qué será
entonces el Istmo de Corinto comparado con el de Panamá?”

Bueno, he allí, quería traer estas notas, estas reflexiones y esta palabra de Bolívar para con ello continuar
llenando nuestro espíritu, el espíritu que hoy nos ha traído aquí, el espíritu que nos ha traído la voluntad y la
conciencia que nos han impulsado a iniciar este proceso revolucionario y Bolivariano. He aquí la visión
estratégica de Bolívar. Ahora, el Congreso fue por una parte saboteado, al final los Estados Unidos enviaron
unos delegados, y se reunió el Congreso de Panamá un día como hoy. Pero fíjense que apenas unos días
después, el Congreso se instaló el 22 de junio de 1826, ya el 8 de julio, 2 semanas después Bolívar al tanto de lo
que estaba ocurriendo en Panamá, le escribió a Santander lo siguiente: “El Congreso de Panamá que debiera ser
admirable si tuviera más eficacia, no es otra cosa que aquel loco griego que pretendía dirigir desde una roca los
buques que navegaban, su poder era una sombra y sus decretos meros consejos nada más...” Su poder era una
sombra. Bueno, y luego sabemos lo que ocurrió. Alguien escribió por allí lo que ha podido ser el proceso
revolucionario de independencia, de la América antes española, lo que ha podido ser una gran victoria, se
convirtió en veinte y tantas derrotas, porque todos salimos derrotados, y entramos en ese proceso del Siglo XIX,
y del XX que algunos han llamado la balcanización de América Latina, la división de América Latina y el
nuevo imperio ahora ya no europeo sino gringo, se vino sobre nosotros, y aquí estamos hoy batallando contra
ese imperio y contra sus lacayos regados por todo el mundo y sobre todo a lo largo y ancho de este Continente,
y estamos nosotros los venezolanos en el epicentro de esta batalla, y hoy estamos llamados, es tiempo ya, a la
victoria, está para nosotros prohibido fracasar, es tiempo ya, es tiempo ya...

Asistentes [aplausos].
Presidente Chávez Una buena reunión esta, todos los ministros, ministras, exceptuando a Giordani que anda
por Europa, y viceministros, la procuradora, el Alto Mando Militar, viceministros, gerentes, presidentes de las
empresas del Estado.

Por favor les ruego que levanten la mano los presidentes de las empresas del Estado y sus gerentes. Muy bien,
por aquí tengo la carpeta, por favor. Trabajadores, representantes del sector privado, una buena reunión, es la
continuación de aquella que hicimos una noche en abril allá en el Salón Ayacucho, el 3 de abril, 3 de abril, “Día
de las Queseras del Medio”, quisimos hacerla más amplia, ya hoy para juramentar la Comisión Central de
Planificación que tendrá sus comisiones, subcomisiones, sectoriales, macro sectoriales, regionales, territoriales,
algo verdaderamente histórico en esta construcción del camino hacia nuestro nuevo destino: el socialismo, el
socialismo del siglo XXI, el socialismo venezolano.

Continuación de aquella reunión de reflexiones, aquella reunión de lineamientos estoy seguro ustedes han
estado desarrollando ¿verdad? Seguramente tomaron nota, se publicó un folleto, es un continuo ir y venir, un
continuo como amasar ideas, pensamientos, algo esencial: las ideas, el pensamiento para transformar la
realidad.

Simón Rodríguez, por cierto hablando de ese ir y venir sobre las ideas, trayendo ideas, amasándolas. Simón
Rodríguez por allá por sus últimos años de vida, él escribió bastante, pensó mucho, pensó mucho y escribió en
una obra que se mantuvo inédita hasta 1953, llamada Consejos de amigos dado al Colegio de La Tacunga. Dice
lo siguiente Simón Rodríguez: “Plan. Plan es el lugar que se dé de un golpe, sirviendo de asiento a un objeto o a
muchos, y por comparación, las ideas que entran en la composición de un proyecto, las ideas, hablando de las
ideas, que entran en la composición de un proyecto...” Eso es plan como reflexiona Simón Rodríguez. “Plano es
la delineación de un plan material como la de un edificio, la de un campo, la de una nivelación, la de una
agrimensa. Entro en estas explicaciones (sigue diciendo) por probar que en la enseñanza que propongo hay
sistema, modo, manera y plan, plano habrá cuando se hagan ver pintados el edificio y el ajuar, el plan, el plano,
las ideas.”

Simón Rodríguez y su consigna filosófica esencial aquella: “La América, nuestra América no ha de imitar
servilmente sino ser original, o inventamos o erramos.” El socialismo que nosotros proponemos comienza
siendo una gran invención, una creación colectiva, siempre voy a estar insistiendo en esto para llamarlos a
todos, llamarnos a la invención, a la creatividad, a la creación, no se trata de copiar nada sino ser original.

Y Simón Rodríguez que pensó también en la economía, acuñó en otra obra escrita por allá llamada La
desviación del río Vincocaya; él planificó cómo desviar un río, hizo planes de todo, fundaba, tratando de ayudar
cómo ayudar al río Vincocaya, dice lo siguiente, eso fue por Arequipa: “Entrométanse los arequipeños a hacer,
como Rodríguez se ha entrometido a decir, y Arequipa será la principal ciudad de Perú...” Sencillito ¿no?
Entrométanse los arequipeños, hoy podemos decir, entrometámonos los venezolanos a hacer, hacer, hacer y
hacer, y Venezuela será la potencia americana que queremos que sea...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La Venezuela que soñamos, el proyecto nacional que avanza. Sigo leyendo aquí:
“Convencer (dice no convencer) con vencer dos obstáculos lo consiguen, dos obstáculo, el uno es la
repugnancia a asociarse para emprender...” Asociarse para emprender, lo que anoche le decía yo a Cudemus,
por allá veo a Alberto Cudemus, del sector privado, vamos a asociarnos con los pobres, y el Estado, a
asociarnos en redes productivas, donde nadie se quede por fuera, nadie. Agrego esta idea, pero ya la consigue
uno mucho antes que en Carlos Marx, en nuestro Simón Rodríguez, porque Carlos Marx habló, nadie se asuste
por favor, porque yo sé que a nosotros nos metieron en la cabeza, a mí también, a Carlos Marx como un
demonio, y entonces a lo mejor uno habla de Marx y alguien pudiera ponerse tieso: ¡Cuidado, un fantasma
viene por ahí! Ese fue un gran filósofo, un gran pensador, un gran científico. Carlos Marx habló de la alianza de
productores libres, o la sociedad de productores libres asociados, o la comunidad de productores libres y
asociados. Simón Rodríguez lo dice: “atrévanse, venzan la repugnancia a asociarse para emprender.” Y el otro:
“el temor de aconsejarse para proceder, formen un plan de operaciones rurales, enseñen para que se ejecute (el
plan) y protejan para que se conserve (el plan): así tendrán una sociedad económica...”

Dígame alguien si este pensamiento tiene algún olor a capitalismo. Dígame alguien si tiene algún olor a
socialismo. Pero por supuesto, con este pensamiento de Rodríguez, aquel de Bolívar y muchos otros pensadores
nuestros de aquí más antiguos, más recientes, nosotros hoy perfectamente debemos continuar delineando el
proyecto socialista venezolano, nuestro socialismo que es robinsoniano, que es bolivariano, que es nuestro
americano.

Quiero recordar de nuevo a Fabricio Ojeda, ayer lo estaba recordando, vilmente asesinado, cuando aquí se
torturaba y había una supuesta democracia, se secuestraba, se asesinaba, 21 de junio de 1965, Fabricio Ojeda,
rindamos tributo a la memoria de aquel gran revolucionario, mártir de nuestro pueblo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Lo que el gobierno dijo entonces es que se había suicidado, se suicidó, a mí trataron de
suicidarme también el 5 de febrero, porque la furia de Carlos Andrés Pérez era de tal tamaño, él primero había
dado la orden de que yo no saliera vivo de allá del cuartel de la montaña, de allá, el cuartel de La Planicie, pero
como no pudo lograr que se cumpliera aquella orden de asesinarme, entonces tenían el plan para que yo me
suicidara, y hasta salió por radio, seguramente cometieron algún error y empezaron a radiar: “Chávez se
suicidó...”

Bueno, Fabricio Ojeda. Fabricio escribió un libro, de varios que escribió, se llama La guerra del pueblo, muy
apropiado para los compañeros, para todos nosotros, pero especialmente los camaradas de armas, nuestros
militares bolivarianos; pero es un libro que enfoca la economía, la sociedad, la Revolución, la defensa, el papel
del pueblo, de los soldados. Pero esta frase la que traje aquí dice así: “Abandonar el camino reformista y tomar
el revolucionario significa decidirse a luchar sin temor alguno, tener seguridad de la victoria y desafiar cual
David al gigantesco poderío reaccionario, como lo han hecho todos los verdaderos revolucionarios de la
historia.” Fabricio Ojeda.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Yo voy a unir este pensamiento de Fabricio con otro de Bolívar, no lo tengo a la mano
textualmente, pero Bolívar dice por allá, el dice, escribe, dice, piensa luego escribe, piensa, luego dice que: “el
único camino que garantizaría el éxito de aquellos que le acompañaban, y aquellas que le acompañaban, era el
camino de la Revolución...” Él dice: “El impulso de esta Revolución ya está dado, y es el camino que nos
llevará a la victoria, el único, lo que debemos hacer es darle direccionalidad, estrategia, sentido...” Claro, estaba
desatado por todos lados el fervor revolucionario antiimperialista, sobre todo en los últimos años de la guerra,
después de 1815-16, todos esos años, y además brotaron ejércitos, pueblos convertidos en ejército por
Centroamérica, por Suramérica, por toda Suramérica, hasta en Brasil que era un imperio entonces, fue
estremecido por algunas revoluciones, sólo que sin peso suficiente para cambiar el rumbo de aquel gigante, por
ejemplo la Revolución de Pernambuco, uno de sus líderes, el padre del general Abreu de Lima que fue fusilado
delante de su hijo adolescente, y luego él se vino al Orinoco y se sumó a las fuerzas bolivarianas, José Inacio
Abreu e Lima. Entonces él dice que el único camino es de la Revolución, yo hoy lo repito.

Cuidado con las tendencias reformistas, tomando las frases de Fabricio, compañeros, compañeras, el único
camino que a nosotros nos permitirá lograr la transición del modelo que nos impusieron desde hace décadas,
década y décadas, siglos más bien, el único camino que nos permitirá llegar a nuestro nuevo destino es el
camino revolucionario, no hay otro, no hay otro, olvídense, lo demás conduciría a nuevos fracasos y nuevas
frustraciones.
Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y para ir a un nuevo fracaso o a unas nuevas frustraciones, yo digo que mejor es morir; por
eso decimos: Patria socialismo o muerte...

Asistentes ¡Venceremos! [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, aquí está el decreto designando la comisión, la comisión y los miembros de la
comisión, decreto; esto es parte del segundo motor, recordemos los 5 motores constituyentes del arranque de
este nuevo ciclo que comenzó ahora en enero, el 10 de enero, la reforma constitucional. Por cierto que han
publicado por allí y han estado especulando de lo lindo algunos especuladores de oficio, acerca de un papel, uno
de los tantos papeles que tengo, si quieren papeles yo les puedo mandar, 100, 200, papeles de trabajo, de una
labor muy intensa que se ha hecho en la Comisión Presidencial que preside la presidenta de la Asamblea
Nacional, la diputada Cilia, pero también muchos amigos, pensadores, asesores que mandan documentos,
porque en verdad que el tema es apasionante, apasionante y es necesario: la reforma constitucional, yo estoy
trabando con mucho detalle artículo por artículo y todos los papeles que me han llegado. Entonces por ahí están
sacando y tratando de alarmar. Nadie se alarme. Bueno, el que se quiera alarmar, alármese ¿no? Pero es el
camino necesario, la reforma constitucional es parte de los elementos de arranque del nuevo ciclo. Luego la Ley
Habilitante, esto es parte de la Ley Habilitante, a través de la Ley Habilitante hicimos esta, una Ley Orgánica
además, aquí está decreto con rango, valor y fuerza de Ley Orgánica, quisimos darle carácter orgánico y esto ha
sido ya aprobado por el Tribunal Supremo de Justicia, el carácter orgánico como manda la Constitución, de
creación de la Comisión Central de Planificación.

“Artículo segundo: La Comisión Central de Planificación realizará sus funciones y ejercerá las atribuciones
atendiendo a las siguientes finalidades: uno, impulsar la transición hacia un modelo integrado de planificación
centralizada, asegurando la gestión social y planificada de función pública administrativa.” Más adelante señala
los ámbitos de los lineamientos estratégicos, políticos y los planes, atribuciones de la Comisión Central de
Planificación, debe dársele bastante difusión a esto Jorge. Por ejemplo aquí dice la primera atribución:
“Elaborar los lineamientos estratégicos, políticos y planes a ser presentados a la consideración del presidente o
presidenta de la República, haciendo seguimiento y evaluación de cumplimiento de ellos una vez aprobados.”
Aquí tiene que acabarse ya, es tiempo ya, la anarquía en la planificación, tiene que acabarse, es tiempo ya...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Esa es una herencia de la Cuarta República que todavía nosotros no hemos podido superar
definitivamente, hemos avanzado en algunas cosas. Yo por eso exijo a todos los que están al frente de todos los
entes del Estado, su inmediato acoplamiento a esta Ley y a las directrices de esta comisión. Ninguna autoridad,
exceptuándome, en el Poder Ejecutivo está por encima de esta Comisión, estas Comisión tiene facultades de
llamar a cualquier presidente de empresa del Estado, cualquier gerente, jefe de una dependencia, ministro,
viceministro; nadie se sienta celoso cuando empiece a ocurrir esto, todo lo contrario, nadie empiece a negar
información, todo lo contrario, máxima cooperación, máxima colaboración para vencer la anarquía y dejarla
atrás, y avanzar hacia un sistema unificado de planificación y ejecución estratégica.

Bien. Segundo: “Elaborar el mapa central de la estructura económica nacional tanto estatal o pública como
privada, que sirva de base, el mapa, para planificar y controlar la construcción del modelo socialista venezolano.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Tercero. Cuarto: Crear las comisiones regionales y sectoriales que sean necesarias para el
cumplimiento de sus fines, así como designar a sus integrantes...” Todo esto tiene que empezar a activarse, cada
una de las misiones, tareas, atribuciones. “Recomendar al Presidente de la República la creación de comisiones
macro sectoriales de actividad productiva, a través de las cuales se organice y haga seguimiento a las
actividades económicas de los órganos y entes de la administración pública nacional.” También yo estoy seguro
que vamos a contar con la cooperación, la articulación de los gobiernos estadales, de los gobiernos locales, es
decir, gobernaciones y alcaldías, es imprescindible que trabajemos todos engranados en un solo plan
estratégico. No puede haber aquí 20 planes, 50 planes sin rumbo, a veces chocan unos con los otros, muchas
veces esa es una de las causas ¿de qué? De la ineficiencia, de la corrupción, de la lentitud en la marcha de
algunos proyectos. Planificar, conducir, evaluar y supervisar las actividades de formación y capacitación en
materia de planificación, incluyendo los seminarios, talleres y cursos que se organicen y faciliten en esta
materia. Yo me he conseguido con personas que a veces están al frente de unos cargos y no tienen la más
mínima idea de lo que es un proceso de planificación, y mucho menos rumbo al socialismo, hay que dictar
cursos, talleres, hay que darle máximo uso a la Escuela Nacional de Planificación que hemos inaugurado hace
pocos meses atrás...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y bueno, en todas partes, en todas partes debe haber, no sólo en la escuela, en la Escuela de
Planificación sino en las gobernaciones, alcaldías, los Ministerios, empresas del Estado, planificación
estratégica hacia el socialismo; rendir informes al Presidente, y las demás que sean asignadas, hay un taller de la
Comisión Central de Planificación. ¿Cuándo se comienza ese taller? La próxima semana, ya tiene fecha.
¿Dónde lo van a hacer? En la Escuela Nacional de Planificación, es de obligatoria asistencia...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Los convocados, yo tengo la lista de los convocados para esta reunión de hoy, algunos no
vinieron, es grave no venir a estas convocatorias, los ministros de cada área tendrán que entregarme un informe
de por qué tal persona no vino aquí, a menos que tenga una causa mayor, de fuerza mayor, y lo mismo para
estas convocatorias, estas convocatorias a estos talleres, es de obligatorio cumplimiento, obligatorio
cumplimiento.

Aquí está el otro decreto que es designando los miembros de la comisión, ya los he juramentado, y aquí está el
decreto firmado, señor vicepresidente.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora fíjense, hice algunas notas, ahora sí voy a comenzar...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Algunas notas que pudieran servir, o cuyo desarrollo pudieran ser útiles para el trabajo que
la Comisión, y todos ustedes, todos nosotros más bien debemos de manera muy firme, muy clara, con mucha
persistencia adelantar en aras a este esfuerzo, a esta iniciativa de esta Comisión Central de Planificación.

Creo que fue en la avenida Bolívar, en la más reciente gran concentración que ahí hicimos, ¿qué fecha fue eso,
ya no recuerdo? Fue en ocasión ¿de? La marcha que se hizo y la concentración en la avenida Bolívar, ¿el 2 de
junio fue? Bueno, allí a pesar de que en esas grandes concentraciones no es fácil, o no es que no sea fácil,
quizás que no es el marco muchas veces para reflexionar algunas ideas, y entonces uno más bien se deja llevar
por el discurso emotivo. Sin embargo yo hice un esfuerzo allí para plantear la idea, el concepto del bloque
histórico que ustedes saben es de Antonio Gramsci, el gran escritor italiano, filósofo, político, porque no he
conseguido yo lecturas y lecturas, y lecturas, desde mi punto de vista un modesto (no he conseguido para mí,
para mi entendimiento y mi apreciación, teoría más clara para enfocar el caso venezolano, lo que está
ocurriendo en Venezuela, el bloque histórico. El bloque histórico hegemónico que en Venezuela se instaló
desde el siglo XIX y recorrió todo el Siglo XX, y que se fortaleció mucho más en la era del Pacto de Punto Fijo,
esos 40 años, el puntofijismo, en Venezuela se rompió. Gramsci dice, explica que el bloque histórico tiene unas
estructuras y unas superestructuras. La estructura sobre todo son las relaciones y el sistema económico social; y
la superestructura es el sistema o las relaciones, los elementos políticos ideológicos.

Luego él sigue profundizando y profundizando de manera magistral, en sus cuadernos de la cárcel y otros
escritos, sobre esta tesis, y dice en el marco de ella, que ese bloque histórico ya enfocando la superestructura, la
superestructura sobre todo el componente político ideológico del bloque histórico, tiene dos componentes: la
sociedad política y la sociedad civil, o dos niveles: la sociedad política, el Estado, sus instituciones. La sociedad
civil, él habla de la sociedad civil como el conjunto de instituciones comúnmente llamadas privadas, y entonces
añade que lo que normalmente ocurre cuando se va conformando un bloque histórico, equis bloque histórico en
un momento histórico determinado, en un país determinado ocurre que la sociedad política, el Estado y sus
instituciones, queda atrapada y luego subordinada a la sociedad civil privada, y eso ocurrió exactamente aquí en
Venezuela, esa es una de las razones del odio, en muchos casos es odio, en otro no llega a odio, molestia,
oposición dura a nuestro gobierno, a nosotros los que estamos aquí, a este grupo de hombres y mujeres que a
voluntad de ustedes aceptaron acompañarme a mí que fui elegido solo, pero yo solo no puedo hacer nada, que
yo de verdad que les agradezco mucho, mira como están, algunos canosos, María Cristina no le salen cana, ¿te
pintas el pelo? Quiero darle un aplauso, quiero que le demos un aplauso al vicepresidente, a los ministros, a las
ministras...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Yo los quiero mucho, a todos, a todas, a los que ya no están aquí, a ustedes, este grupo de
compañeros, buenos compañeros, cómo los atacan, y a veces es injusto, a veces los atacan a ellos es por
atacarme a mí, casi siempre, casi siempre. Ahora, a veces no pueden ir a ciertos lugares, a veces tienen que
mudarse, han tenido que mudarse de donde vivían toda su vida; hay algunos que han vivido en el Círculo
Militar como presos, por ejemplo, o por allá no sé dónde más. ¿Por qué muchas veces odio? Bueno, porque la
sociedad civil, y sobre todo dentro de la sociedad civil la clase dominante, la élite, aquí tenía al Estado, la
sociedad política, a su orden, arrodillado. Resulta que nosotros por más fallas que cometamos, y yo las asumo,
sin embargo hemos logrado cortar esas cadenas y hoy tenemos un Estado liberado de élite alguna, nacional o
internacional.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Claro que no hemos terminado la tarea, necesitamos seguir liberando al Estado de los
distintos mecanismos a través de los cuales la clase dominante burguesa del bloque histórico que se rompió pero
que no ha muerto, está vivo, sólo que está roto, ellos tratan de recomponerlo. Ellos creen que sacándome a mí
de Miraflores, colocando a uno de los de ellos, ya con eso se va a arreglar el problema, algunos, qué ilusos son,
bueno, ya lo hicieron y ya lo comprobaron el 12 de abril. Deberían aceptar los sectores de la vieja clase
dominante, burguesa, que Venezuela, como dice el slogan, que es más que slogan, cambió para siempre, que a
la situación anterior no vamos a retornar jamás, no vamos a retornar jamás...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Claro que los más furibundos de ellos no lo van a asustar, algunos lo han aceptado, conozco
a algunos que creo lo han aceptado a regañadientes; pero hay otros furibundos, furibundos que no creen que van
a volver a la situación anterior. No, ese bloque se rompió, y se rompió por distintas razones, no sólo por la
acción consciente nuestra sino por la acción de ellos durante largos años. Si su proyecto hubiese tenido éxito no
estaríamos nosotros aquí sentados. Habrá que recordar que esa oligarquía, burguesía venezolana por allá por los
años 80 comenzó a fraguar un proyecto propio, ya no sólo para tener al Estado arrodillado, a la sociedad política
sino para ellos asumir la conducción de la sociedad política. Hay unos libros por ahí y grupos que se formaron,
y televisoras, y diarios que fueron hechos sólo para apuntalar un proyecto político de la oligarquía venezolana,
de allí la furia de algunos de ellos, porque luego en esos años vino “El Caracazo”, la rebelión de los pobres que
dijeron basta ya, basta ya...
Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La rebelión de los pobres, de los excluidos, y a los pocos mese la rebelión patriótica militar
del 4 de febrero de 1992, que es también el mismo grito: ¡Basta ya, hasta cuándo ya! ¡Hasta cuándo!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y el 27 de noviembre, y luego este camino que aquí nos trajo. Pero vuelvo a Gramsci, es
decir, se rompió el vínculo entre esos dos, vamos a llamarlos sub bloques del bloque que ellos habían formado,
el vínculo se rompió, el Estado está en proceso de liberación y de conformación de un estado completamente
nuevo como manda nuestra Constitución, no un Estado burgués al servicio de los explotadores, no, un Estado al
servicio del país, un Estado social, un estado libre y liberador, un estado popular, y ahora vamos rumbo a un
Estado socialista. Cuando eso ocurre, cuando se rompe el vínculo entre la sociedad política, la sociedad civil y
con ello se rompe también el vínculo entre la estructura y la superestructura, es decir, la superestructura
ideológica. La ideología dominante aquí entró en un caos. Aquí tengo algunas palabras que son como códigos
claves de la ideología dominante, de la clase dominante anterior, de la hegemonía de Punto Fijo, del bloque
histórico que se rompió, bueno: mercado, inversiones, globalización, apertura, modernización, un país en vías
de desarrollo, códigos ¿no? Códigos de aquella ideología dominante que penetró en todas partes, penetró en
todas partes, en las universidades y de allí la reacción de las élites dominantes dentro de las universidades se
resisten al cambio, penetró también en la Fuerza Armada, y esa ideología penetró en el Estado, pero esa
hegemonía ideológica se rompió, y hoy está muy debilitada, muy debilitada. Es decir, desde el punto de vista
gramsciano nosotros estamos en lo que Gramsci llamó una crisis orgánica, cuando se rompen esos vínculos,
estructura, superestructura, sociedad política, sociedad civil, entramos en una verdadera crisis histórica
orgánica, no esas crisis artificiales, o pasajeras en las que normalmente cae un país; Venezuela entró en crisis
orgánica, desde el punto de vista, repito, gramsciano.

Se trata para nosotros ahora, de que de esta crisis orgánica, de esta ruptura del bloque histórico anterior,
nosotros seamos capaces de manera consciente, planificada, subrayo la palabra, planificada, nosotros seamos
capaces de construir un nuevo bloque histórico, el bloque histórico de la Venezuela del Siglo XXI, un bloque
histórico nuevo, unas nuevas estructuras económicas, unas nuevas estructuras sociales...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y una nueva superestructura política, superestructura ideológica; esa es la gran batalla en la
que estamos nosotros. La planificación en el capitalismo es prácticamente desechada, para qué planificación si
hay una mano invisible, la del mercado, que todo lo arregla, entonces para qué hay que planificar ¿ves?
Nosotros no, decimos sí, la planificación, y con este acto y con esta comisión le estamos dando el mayor rango
posible que se le pueda dar al concepto, a la categoría, a la necesidad de la planificación.

Bueno, de eso se trata digo yo, esta Comisión, esta reunión, este esfuerzo nuestro, de marchar construyendo un
nuevo bloque histórico, como actores nosotros, actores sociales, actores políticos, actores económicos, y actores
al fin a través de la acción, acción política, a través de la acción social, a través acción económica.

Y esa acción social, política, económica, de nosotros los actores, los constructores del nuevo bloque histórico,
bueno debe ser enmarcada en una visión, y es entonces donde hablamos del proyecto nacional, nuestro proyecto
nacional, y el nuestro ustedes saben que le hemos dado el nombre de Proyecto Nacional Simón Bolívar, y al
cual hemos entrado en este ciclo 2007-2021, después de las fases anteriores, que no fueron sino fases de
transición hacia el arranque, ahora sí, de la construcción de ese Proyecto Nacional Simón Bolívar, de largo
plazo.
Con esto también quiero recordarles que nosotros estamos apenas comenzando un nuevo camino, el 3 de
diciembre, lo dije muchas veces antes de las elecciones, no será un punto de llegada, será un punto de
comienzo, de inicio, de una nueva era, de un nuevo ciclo, se trata de esto.

Proyecto Nacional. El proyecto nacional y el triángulo fundamental del proyecto, permítanme reflexionar sobre
esto. El triángulo fundamental de un proyecto nacional, este es un enfoque, hay distintos enfoques, yo traje esta
nota, he hablado de este triángulo en distintas reuniones, ese triángulo conformado por:

1. La política. La política que debe definir con la mayor claridad los objetivos del proyecto nacional, los
objetivos de largo plazo, y los objetivos intermedios hacia ese largo plazo. Esa es tarea fundamental de
la política, definir esos objetivos.

El segundo componente, o punto, o lado del triángulo es la estrategia. La estrategia, así como la política define
los objetivos, la estrategia debe definir cómo es que nosotros vamos a ir caminando hacia esos objetivos,
avanzando hacia esos objetivos, cómo, de qué manera, por dónde, a qué velocidad, con qué.

Bueno, el con qué lo define más exactamente el tercer punto del triángulo, con qué: el poder. Política, estrategia
y poder, tres elementos fundamentales para ensamblar, para construir un verdadero proyecto nacional.

En eso, señor vicepresidente, quiero que insistamos, en tener eso claro, lo más claro posible, y además como
sabemos todo proyecto debe ser muy flexible, debe ir acoplándose, adaptándose, en función de circunstancias,
de escenarios que puedan presentarse, pero sin perder los objetivos, sin perder el rumbo, variando las opciones
estratégicas muchas veces, y mucho más las tácticas. Y utilizando los recursos de poder que se requieran para
avanzar hacia esos objetivos, el poder nacional. Uno pudiera tener los objetivos muy claramente establecidos,
por ejemplo, uno pudiera tener las estrategias claramente definidas, magistralmente definidas, pero si no
tuviéramos el poder, suficiente poder para caminar, para avanzar hacia allá, imposible. Un país dependiente, un
país que sea llevado de la mano, o empujado, o arrastrado por un imperio, jamás tendrá proyecto nacional, será
sólo un súbdito o un peón del plan imperial. Eso es lo que era Venezuela hasta hace pocos años, éramos peón
del imperialismo norteamericano. Hoy somos libres y caminamos con nuestros propios pies hacia nuestro nuevo
destino.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Poder, poder. Y el poder tiene, bueno sabemos, un conjunto de manifestaciones, de
componentes: el Poder Popular, el poder moral, el poder del conocimiento, el poder científico, tecnológico; los
recursos materiales con que cuenta el país: el petróleo, los recursos económicos, las finanzas; el poder militar
para la defensa integral del país. Los recursos pues, los recursos.

Y, y cuando hablamos de poder, debemos recordar que hay poderes ocultos, no me refiero a la brujería ni esas
cosas ¿no? [risa].

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Me refiero a poderes que a veces no se ven a simple vista, estoy hablando del potencial,
recordemos la definición de lo que es potencia ¿no? Potencia que luego, cuando se desata, se convierte, ayer lo
recordábamos en una reunión, en energía cinética ¿no? Allá están los ingenieros. Yo recordaba al profesor
nuestro de Física, eso fue anoche que estábamos hablando de esto, con el ministro Ramírez y el equipo de
Pdvsa, hasta tarde estuvimos revisando los planes, cómo marchan los planes de nacionalización, el proceso, que
concluye el lunes 26... 25, el lunes o el martes 26. 26. Y está previsto hacer un evento el día lunes.

Parece que algunas empresas transnacionales que no quieren aceptar... Bueno, el que no quiera, yo le dije al
Ministro, dígales que se pueden ir, que se vayan, no nos hacen falta en verdad, nosotros, Pdvsa puede, nosotros
podemos, y tenemos además bastante aliados en el mundo, no estamos solos, bastantes aliados tenemos en el
mundo para avanzar el proyecto de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Entonces debemos tener capacidad, nosotros, al frente de empresas del Estado; nosotros, al
frente de entes del Estado, de ministerios, líderes políticos, económicos, de visualizar potenciales que existen y
que sólo con la acción consciente y planificada se pueden desatar para convertirse en poder, en poder en
movimiento, y ustedes saben que el poder es, o puede llegar a ser, un círculo virtuoso. Puede ser exponencial.

Nos están acusando que nosotros tenemos un proyecto de poder. Sí, sí lo tenemos. Hoy estábamos viendo un
artículo que está saliendo ya en la prensa, que si mi viaje a Moscú, que qué voy a hacer yo a Moscú, que por
qué el presidente ruso me ha invitado, que si mi visita es inconveniente.

Bueno, son las especulaciones del imperio y sus lacayos, y sus medios de comunicación. Tratando, tratando de
dañar las relaciones nuestras con Rusia, no lo van a lograr. O tratando de perturbar este viaje que iniciaremos el
próximo miércoles por Moscú, por Minsk, Bielorrusia, y Teherán. No les gusta a ellos.

¡Ah! A ellos les gusta es que uno... Cuando iban los presidentes aquí, a limpiarle las botas allá... ¿no? y no sé
qué más, a la Casa Blanca, o allá a Nueva York, y tal. Eso sí, ¡aaah! Welcome, yes sir, how are you?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Nosotros somos libres, ¡entiéndanlo! Venezuela es libre, y yo soy Presidente de un país
libre, independiente, independiente.

Asistentes [ovación].

Presidente Chávez Y más nunca seremos un país de esclavos, un país subyugado, dominado. Más nunca.

Tienen un alboroto por unos submarinos.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Bueno, la única forma en que Venezuela pudiera desechar totalmente la posibilidad de no
comprar submarinos es que no tuviéramos mar.

Asistentes [risas-aplausos].

Presidente Chávez Es la única forma que alguien pudiera decir: “Bueno, y ¿por qué Venezuela va a comprar
un submarino, si no tiene mar? Como lamentablemente algunos países no tienen mar, y sin embargo tenemos
río, porque uno puede meterse por debajo del agua [risa].

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Nosotros una vez hicimos un submarino en Barinas, un submarino en el Santo Domingo,
casi que nos ahogamos. Cuando uno es muchacho sí inventa, María Cristina, inventamos un submarino.

Bueno, entonces que si es posible... Al general Baduel vi que le preguntaron hace unos días y él dijo que...
Bueno, porque es que no le corresponde en verdad a él tomar la decisión, él respondió lo que tenía que
responder. ¿Es posible que nosotros compremos unos submarinos?, de los más modernos que hay en el mundo.
Es posible. Y yo no voy a decir que los vamos a comprar, es posible y lo estamos estudiando, tenemos un mar
nuestro de más de medio millón de kilómetros cuadrados, tenemos que cuidar ese mar.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y los cielos venezolanos, y la tierra venezolana.

A Bielorrusia, entre las cosas que voy a hacer a Bielorrusia, es a darle los toques finales al plan, Baduel, que
tenemos, del Sistema Integrado de Defensa Aérea, nosotros no tenemos, bueno tenemos algunos sistemas, pero
no es para nada suficiente. Ahora, el que vamos a instalar ¡ayayay compadre! Unos bichos que a 200 y pico de
kilómetros, 300 kilómetros. Nosotros tenemos unos sistemas ahorita de defensa aérea, pero cercana, que uno los
monta ahí en Guri, en las refinerías, en sitios estratégicos, pero con una capacidad de detectar... Qué haces tú
hoy, con la velocidad de unos aviones supersónicos, como los que tiene el imperio por ejemplo, a veces incluso
aviones invisibles, que tú los ves cuando están encima, si acaso. ¡Ah! entonces una capacidad limitada, y ya
para defensa cercana. Estos no, estos son radares de gran alcance, de gran alcance, y con misiles de gran
alcance. Inteligentes además, tú le grabas la cosita ahí, y ¡psssst! Va directo pa’ allá. ¿Nosotros queremos
dispararle misiles a alguien? A nadie, sólo es un sistema de defensa. Si alguien va a venir pa’ acá, ¡ah! buen
¡pssst!

Asistentes [risas-aplausos].

Presidente Chávez ¡Ah! el 12 de abril no estaban ahí unos barcos norteamericanos, ahí en Falcón, en
Paraguaná, ahí estaban, y llegaron a Maiquetía, aterrizaron unos helicópteros norteamericanos, el día del golpe,
y un portaviones entró a aguas venezolanas; helicópteros, aviones, cuando tengamos ese sistema a ver si se van
a atrever a entrar.

Bueno, entonces somos un país independiente. Y ahora, ese es el epicentro de todos nuestros conflictos, somos
independientes, hemos roto las cadena del imperio por una parte, que nos tenían era amarrados y embozalados;
y por otra parte las cadenas internas aquí de la clase hegemónica, pro imperialista, pro gringa pues, cuyos
nombre ustedes conocen, y cuyos medios e instrumentos todos los conocemos aquí.

Ahora esa es la esencia del problema, no es otra. Es la esencia de la esencia del problema.

Proyecto Nacional. Entonces, señor vicepresidente, fijémonos bien los objetivos, y sobre todo porque como está
comenzando el nuevo período, pues nosotros debemos presentar a la Asamblea Nacional el proyecto, el plan
estratégico para estos próximos seis años, pero más que seis años se trata del nuevo ciclo, definir a largo plazo,
a mediano plano, seis años es mediano plazo, ya doce años, 18 años, 20 años es el largo plazo.

Nosotros heredamos, y ustedes deben tener conciencia de ello, deben tener conciencia, los que tienen tiempo al
frente de empresas del Estado (grandes, pequeñas o medianas), o instituciones del Estado, y los que están
llegando. Yo le decía, por ejemplo, a las compañeras, porque son casi puras mujeres, lo cual garantiza, digo yo,
eficiencia, estoy seguro, que es más garantía, más garantía.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No estoy minimizando a los hombres, pero las mujeres cómo le ponen al trabajo. Me
refiero a la nueva Cantv y Movilnet, por ahí debe estar Socorro, Socorro, allá está Socorro.

¡Epa! Échate un poquito pa’ atrás, estás muy en la orillita, chica, estás en la orillita allá arriba. Socorro —está
como yo ayer en el helicóptero— y Jacqueline, la presidenta de Movilnet. Yo le decía a ellas, miren, ustedes
van a recibir, están recibiendo estas empresas, que hemos nacionalizado, ahora autonomía no van a tener. Y esa
es una de las cosas a la que deben ponerle punto final, a esa autonomía, pues, que cada empresa hace su propio
plan, le rinde cuentas a ella misma solamente, los recursos se los traga ella misma, empresas que se
comportaron, siendo del Estado, bueno empresas capitalistas, también subordinadas a la ideología dominante
del Pacto de Punto Fijo, y a las estructuras dominantes, le servían en verdad a la élite, tanto política como
económica.

Nosotros hemos heredado, pues, una anarquía, una anarquía en la planificación, en el seguimiento, y ahora
debemos marchar, a partir de hoy, hacia una planificación centralizada en lo estratégico, en lo estratégico, con
planes flexibles, detallados, y participativos en lo táctico. Yo quiero que eso quede claro. Porque no se trata del
modelo de planificación centralizada inflexible. No. Por eso insisto, planificación centralizada en lo estratégico,
con planes flexibles, detallados, y participativos en lo táctico, pero lo táctico debe estar siempre subordinado a
lo estratégico, no puede haber, no debe haber ningún plan táctico que ande por allí sin rumbo, sin órbita, sin
destino.

Al respecto de esto creo que es conveniente, para ir ensanchando el horizonte amplio de la comisión y de la
planificación, que abarca todo, abarca lo económico, abarca lo social, abarca lo político, abarca lo nacional,
abarca lo internacional. Pero para ir digamos que enfocando el tema económico, que es un tema esencial en la
planificación, e influye en lo social de manera muy fuerte, influye también en lo internacional, influye en lo
político. Todos estos componentes, ustedes saben, que se influyen, se impactan más bien de manera permanente
y mutua.

Pero lo económico siempre tiene un papel fundamental en todo esto, si el proyecto económico no funciona,
difícilmente podrá funcionar, o podrán funcionar los planes sociales para la lucha contra la pobreza, muy
difícilmente, sería casi un milagro; o el plan político de conformar una nueva estructura política, un nuevo
bloque político histórico.

Por eso es que a nosotros nos atacaron, después del golpe de Estado militar, fascista y mediático, entonces vino
la arremetida por el lado económico, golpeando la economía —y nos dieron un buen golpe— golpearon
fuertemente a lo social, recordemos la pobreza como se disparó, el desempleo como se disparó también, bueno
la angustia social, la miseria; y en lo político afectados nos vimos por supuesto, tanto interna como
externamente. Y por eso la columna económica es una columna fundamental.

Entonces quiero referirme a la economía política. Ese término lo fueron retirando, como parte de la ideología
dominante anterior, lo fueron retirando del escenario, economía política, y se quedó y se habló sólo de la
economía, las escuelas económicas neoliberales.

La economía política sabemos es una ciencia que tiene que colocar a la economía en su contexto social, en su
contexto político, en su contexto territorial, en su contexto nacional, en su contexto internacional. No puede
haber una economía como aislada, eso es lo que se llama, algunos llaman el economicismo, esa degeneración
del pensamiento y la acción, que pretende hacer un plan económico descontextualizando. Lo que aquí ocurrió.

Por ejemplo cuando Carlos Andrés Pérez, perdonen ustedes que lo nombre a este...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Carlos Andrés Pérez... Por cierto, hablando de Carlos Andrés Pérez, hoy estuve viendo en
el diario Vea, no lo traje, por ahí lo iba a traer. El diario Vea cada día está mejor. En la página de la historia,
para que los que critican y dicen que aquí no hay libertad de expresión, pero ellos dicen lo que les da la gana y
no hay libertad de expresión, es una cosa pa’ reírse. “Aquí no hay libertad de expresión y el Presidente es un no
sé que... que... y no sé qué más. Y el vicepresidente es no sé qué otra cosa. Y vamos a derrocar este Gobierno.
Pero ¡aquí no hay libertad de expresión!”. [risa].

Una cosa cómica ¿no?


Ahora, un día como hoy, creo que fue por el año mil novecientos... Si alguien tiene el diario Vea por ahí,
consíganmelo, para decir la fecha exacta, el año exacto, no vaya a ser que me equivoque.

Pero era Carlos Andrés Pérez ministro del Interior... ¿Allá está? Porque no buscas la página de la historia,
compadre, ayúdame ahí, pero tú mismo. A ver ¿qué dice ahí? ¿1962? ¡Ajá! Era Rómulo Betancourt y era Carlos
Andrés Pérez el ministro del Interior.

Bueno, acabaron con lo que se llama libertad de prensa, nombraron sensores, a través de un decreto. Ahí dice,
¿dónde está, para leer? Sí me pasan el... para recordar, sólo para recordar, porque hay gente que... Sobre todos
los más jóvenes, los más jóvenes pudieran no saber esto ¿no? No, chico, la página de la historia. Espérate.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez ¡Ah, pues! [risa]. ¿Dónde está completo el diario?, ¿dónde está la primera página? Allá
está, mira. En la segunda página ahí... Bueno, nombraron sensores en los periódicos y las televisoras.

¡Ajá! Aquí está. ¡Oye, Jesse, rápido!, Jesse Chacón.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Fíjate, aquí está: “Betancourt y el gobierno de Acción Democrática liquidan la libertad de
expresión y establecen rígida censura de prensa, radio y televisión, en abierta violación de la Constitución”.

Leo: “El 22 de junio de 1962, el gobierno de Acción Democrática-Copei, presidido por Rómulo Betancourt,
establecía una rígida censura a la prensa, radio y televisión. En circular firmada por el ministro de Relaciones
Interiores, Carlos A. Pérez, dirigida a todos los editores de periódicos y las empresas de televisión y radio, se les
exige consultar con los funcionarios designados cualquier material a publicar. El gobierno estableció
comisiones de censura en cada uno de los periódicos, y en la radio y televisión. La Constitución de 1961
garantizaba la libertad de expresión, sin embargo Betancourt mediante decreto de suspensión de las garantías
estableció la censura”.

Eso sí era violación a la libertad de expresión, persecuciones, torturas, desapariciones, asesinatos masivos. Hay
algunos que pretenden borrar de la memoria colectiva aquellos acontecimientos.

Por ahí estaba alguien, creo que es un español, era entrevistado por Vanessa hace unas noches, entonces él
decía: “Bueno...”. Parece que él tiene años viniendo a Venezuela y estudiando las cosas de Venezuela, entonces
él dijo: “Bueno, yo conozco aquí gente que hace 20 años atrás, 15 años atrás hablaban contra aquellos
gobiernos, se decían de izquierda, y decían que estos gobiernos atropellan, esto y aquello, la corrupción, la
persecución política. Y hoy los veo y entonces dicen que no, que antes la cosa era perfecta, que desde que llegó
Chávez es que aquí hay corrupción y atropello, y no sé qué otro. Me llamó la atención la reflexión de aquel
caballero.

Pero vuelvo aquí, la economía política decía, cuando Carlos Andrés Pérez, ya su segundo mandato, intenta por
mandato de Estados Unidos, del gobierno de los Estados Unidos, a través del Fondo Monetario Internacional y
el Banco Mundial, intenta aplicar aquí las políticas de shock, aquella ¿cómo se llamaba? El paquete de medidas,
el país se incendió, y yo recuerdo aquellos economistas graduados en Harvard, yo no tengo aquí ningún
graduado en Harvard. ¿Dónde se graduó Morejón? ¿Ah? En Caracas. ¿Y Elías? En la UCV. Entonces, algunos
venían de Harvard, de Chicago, la Escuela de Chicago con PHD y no sé qué más y la televisión y todos los
canales de televisión, porque el canal del Estado también estaba igual que todos los demás canales de televisión
al servicio del bloque histórico, claro [risa]. Hay que recordar que algunos de los más furibundos críticos y
fascistas que hoy hay en Venezuela en algunos canales, fueron hasta presidentes, años y años del canal del
Estado, del canal 8, pues. Es decir, la economía o los planes económicos deben contextualizarse a través de la
economía política, economía política, quiero insistir en eso, y en estos talleres, yo pido que hagamos cursos,
cursillos de economía política. Ahora, en base a la teoría general, vayamos nosotros, bueno, aquel, el coco,
ustedes saben que cerebro mío es la verruga...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Hay un chiste por ahí que dice: “¿por qué Chávez no se quita la verruga? Porque ese es el
cerebro de él...”

Asistentes [risas].

Presidente Chávez [risas]. Yo sí me río de los chistes que inventan de mí ¿no? Es el cerebro, bueno, está bien,
el cerebro. Entonces, apliquemos la verruga...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez [risa] Démosle vuelta al coco, pensemos que nosotros tenemos... Mire, el pensamiento
(ustedes lo saben, ustedes lo saben, pero seguramente algunos lo saben más que otro) y su desarrollo se puede
equiparar de alguna manera al desarrollo de los músculos, por ejemplo, uno se pone a levantar pesa todos los
días y va echando kilos, pues: ra, ra, ra, o se pone a correr, a correr, a lo mejor primero corre 20 metros y se
cayó, a lo mejor dentro de un año es maratonista ya. Igual pasa con el pensamiento.

Giordani, el gran ausente de hoy, pero con una razón muy justificada, él dice, él tiene una frase que le oí hace
años en la cárcel, él me decía: “Mire, comandante, pensar duele...” Porque me ponía unas tareas y volvía a la
semana siguiente: “¡Ajá! ¿Qué hizo? Pensar duele.” Pensar, pensar. El pensamiento es un proceso creciente, y a
veces ustedes pensar y pensar, de repente: ¡rasss! Llega al meollo de un asunto. Los grandes filósofos dicen que
descubrieron grandes cosas sentados observando. ¿Quién fue aquel que estaba mirando una manzana y la
manzana cayó? Newton ‘na guará iba a decir yo, y lo dije: “Newton ‘na guará...” Isaac Newton nada más
mirando una manzana allí, ¡pung! Cayó, ¿y por qué cayó esa manzana? Y de ahí descubrió la Ley de la
Gravedad, que nosotros hemos vencido esa Ley porque según las encuestas de esta gente, nosotros caemos,
caemos, caemos, caemos...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez [risa] Pero nunca... y les ganamos, les ganamos, les ganamos...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez [risa] La Ley de la Gravedad: caemos, caemos, caemos. Ya empezaron con el cuento otra
vez que Chávez cayó, cayó, cayó, cayó, que está cayendo, que estoy desesperado, no ves que estoy
desesperadito...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez La economía política, vamos a estudiar, vamos a pensar. Decía yo que con la teoría general
de la economía política, tenemos que nosotros ir en colectivo desarrollando la teoría económica nuestra, nuestra,
para el caso venezolano. No es que vamos a copiar esto o aquello, no, el pensamiento económico venezolano
del Siglo XXI está por desarrollarse. Yo por ejemplo anoche le decía a Rafael otra vez y a Bernard Mommer,
Viceministro, les decía, bueno, no me han mandado las notas, Rafael, aprovecho y te las pido aquí
públicamente, las notas.
Asistentes [risas].

Presidente Chávez A Mommer públicamente; no, él es el que tiene que hacerlas, él quedó comprometido y no
ha cumplido Bernard Mommer. Es un gran pensador, filósofo, matemático, de Pdvsa lo botaron en la Cuarta
República.

Yo lo conocí en Oxford, ¡ah! Oxford.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Oxford. [risa] Una vez que me invitaron, cuando no era ni candidato todavía y fui por allá a
dar una charla y allá estaba, y se me acercó: “No, yo soy venezolano”. Nació el Alemania él, pero venezolano
hace muchos años, experto petrolero. Y Mommer fue uno de los que trabajó, junto con Alí Rodríguez, en el
desarrollo de unos textos que deberíamos revisar, Rafael me mandó unos la otra vez.

Yo esos textos los tenía, me los regaló el buen amigo, que es Douglas Bravo, en aquellos años en que yo era
Teniente, Capitán y nos reuníamos por ahí muy de cuando en cuando, ya en la conspiración, y él un día me
regaló esos libros: Las tesis petroleras del PRV-Ruptura, un equipo, entre ellos estuvo Mommer.

Bueno, yo tengo... No es una tesis mía, bueno, ideas que a uno le surgen. Yo creo que la tesis económica
venezolana, y lo que voy a decir es una cosa muy obvia, pero por obvia a lo mejor la dejamos de lado, cómo se
puede pensar en el modelo socialista venezolana sin considerar con la tremenda particularidad, el pequeño
detalle, de que Venezuela es un país, uno de los más grandes países petroleros del mundo, y que tenemos una de
las reservas, o la reserva más grande que ningún país tiene en el mundo. Es una particularidad que debe ser
tomada en cuenta. Entonces yo le he dicho a Bernard que me trabaje algunos papeles, de la gran experiencia que
él tiene, sobre lo que se me ha ocurrido en llamar “El socialismo petrolero”, o un proceso petrolero rumbo al
socialismo, por ahí van los tiros, como se dice.

La economía política bolivariana, pues, la economía política nuestra.

La economía política bolivariana, nuestra, venezolana, para transformar la estructura, las estructuras,
económicas y por tanto sociales.

Lo económico y lo social, a veces yo he puesto este ejemplo, es como el agua, cuando uno habla del hidrógeno
y el oxígeno H2O, S2E (Social 2, Economía 1), S2E pudiéramos decir, las estructuras. No se pueden separar, si
tú las separas ya no son ellas. Incluso, bueno, ustedes saben el hidrógeno es un material explosivo, tanto que
hay bombas de hidrógeno, pero cuando está combinado con el oxígeno, para nada. Y el oxígeno es combustible.

Pero aquí no, más bien tiene propiedad contraria, uno puede apagar con oxígeno, en este caso, ligado con
hidrógeno, una llama. Si lo separamos fíjense, los elementos se pueden comportar de manera hasta contraria al
comportamiento que asumen cuando están unidos, por eso es que separar lo económico de lo social es suicida
para un plan. No se pueden separar. Bueno, sí se pueden, no se deben separar, porque se te puede convertir en
explosiva la situación, como ha pasado. La historia lo dice, bueno, “El Caracazo” pues otra vez. Se te viene
encima, se convierte en explosiva la situación y te explota.

Ahora, esa economía política nuestra, para transformar las estructuras y la súper estructura. ¡Cuidado si nosotros
olvidamos la súper estructura! Es decir, las estructuras políticas y las estructuras ideológicas.

Por eso es que insistimos tanto en lo ideológico, en lo ético, porque esa súper estructura en lo ideológico, según
Gramsci, termina convirtiéndose en la más sólida conexión entre la súper estructura y las estructuras.
Si nosotros no logramos conformar una sólida ideología bolivariana, socialista, revolucionaria, el proyecto
podrá marchar, pero más temprano que tarde, o más tarde que temprano, cualquier huracán con una fuerza
equis, con una fuerza suficiente, lo puede quebrar en pedazos, lo puede partir en pedazos, la superestructura. Y
eso se va logrando no sólo a través de la lectura, que hace falta por supuesto, y las reflexiones, se va logrando
sobre todo a través de la praxis revolucionaria. Se va alimentando desde la práctica, la ideología. Y es bueno, el
proceso dialéctico.

Ahora, cuando hablamos de una economía política para transformar las estructuras económicas, y por tanto las
sociales y más allá, la súper estructura, vamos a analizar un poco algo elemental, fundamental del ABC de la
economía política: las relaciones económicas básicas. Todo esto es muy importante que todos nosotros, en todos
los niveles, y los trabajadores de nuestras empresas, todos, los gerentes superiores, medios y bajos, todos, lo
tengamos claro, porque del esfuerzo colectivo nuestro, unificado, dependerá que podamos transformar estas
estructuras viejas que todavía están vivitas y coleando, del capitalismo, pues.

Las relaciones económicas son cuatro fundamentalmente: la primera, las relaciones de propiedad. Esas
relaciones, que son básicas en la economía, nosotros tenemos, debemos, estamos obligados a transformarlas, de
relaciones de propiedad capitalista, monopolísticas, de explotación, de dominación, de exclusión de las
mayorías, a unas relaciones de propiedad socialista, justas, igualitarias, participativas, etc. Pero esas relaciones
básicas, comenzando por las relaciones de propiedad, debemos transformarlas. Esas relaciones de propiedad,
bueno, son las que reflejan las diferentes condiciones de acceso, de disfrute que los seres humanos tienen
respecto de todo aquello que permite o no satisfacer sus necesidades, relaciones de propiedad, ese es uno de los
temas que estamos trabajando a nivel constitucional. Por cierto, aquí la tengo, aquí está, este es el último
documento; el que tienen por ahí es un bicho viejo [risa], que están sacándolo por ahí en televisión y prensa,
pero es bueno que ellos... A mí me llamaron: “Mire, que están...”. No importa, que discutan, que lo digan, que
lo lean, papeles de trabajo.

Aquí estoy yo... Le metí unas correccioncitas aquí, al artículo 112.

El artículo 112 de la Constitución dice lo siguiente hoy, la Constitución hoy:

“Todas las personas pueden dedicarse libremente a la actividad económica de su preferencia, sin más
limitaciones que las previstas en esta Constitución y las que establezcan las leyes. Por razones de desarrollo
humano, seguridad, sanidad, protección del ambiente u otras de interés social. El Estado promoverá la iniciativa
privada garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios
que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, empresa, comercio, industria, sin perjuicio
de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo
integral del país”.

Ustedes podrán apreciar, estoy seguro, que aquí hay un adorno, un maquillaje, pero la médula de esto es
capitalista, pero, como dicen en el llano “en paro”, capitalista de pura cepa. Aquí no se habla para nada de
propiedad social, ni de propiedad estatal siquiera. No, sino que el Estado promoverá la iniciativa privada, y
luego, un adorno, eso es imprescindible cambiarlo. Entonces aquí la comisión me pasó la propuesta. Yo la estoy
rayando, y miren como la llevo, mira Jorge como la llevo, dándole la vuelta aquí, ¡ras, ras!, la verruga se me
pone caliente cuando...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez A veces me tengo que echar hielo ahí. Fíjate, déjenme leerla como va en borrador:

Artículo 112: El Estado tiene la obligación... Aquí la Comisión me recomienda: el Estado promoverá una
economía solidaria, fundada en los valores humanísticos de la cooperación y la preponderancia de los intereses
comunes sobre los individuos. Yo a eso le doy un giro, y digo, para proponer a la Asamblea Nacional y después
al pueblo, ya veremos, a mí me preguntaba hace poco una periodista española: “Mire, y si la reforma la gente
dice que no”. Bueno, no es no. Pero yo estoy seguro que la mayoría del pueblo venezolano o de todos nosotros,
lo que queremos es esto, pues. Ese debate va a ser bien importante, los capitalistas por allá y aquí nosotros los
socialistas [risa]. Y los capitalistas bueno, que defiendan sus tesis, que las expliquen. Yo creo que más o menos
debe ser así:

Artículo 112. El Estado tiene la obligación de construir un modelo de economía socialista. Así, taxativo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sin muchas vueltas, directo como un tiro de cañón. ¡Pum!

No fue a ti que te disparé Morejón.

Después, sigo: Fundada en los valores humanísticos de la cooperación y la preponderancia de los intereses
comunes sobre los individuos.

Y entonces le agrego esta frase: Y teniendo como prioridad la satisfacción de las necesidades sociales. Para ser
todavía más enfático, esa es la palabra.

Luego sigue: Todas las personas pueden dedicarse libremente a la actividad económica y social de su
preferencia, sin más limitaciones que las previstas en esta Constitución y las que establezcan las leyes, en razón
del desarrollo humano, la seguridad, sanidad, protección del ambiente, equidad y justicia social u otras de
interés social.

Aquí fue que le agregué otro pedazo: El Estado desarrollará distintas formas de empresas y unidades
económicas de propiedad social, tanto directa como indirecta, de producción social y de distribución social,...
Ahí quedé, hasta que me vine.

Estamos trabajando con detalle, es decir, he allí elementos que deben ser llevados al primer motor, al segundo
perdón, que es la Reforma Constitucional, para ir modificando luego o profundizar y acelerar la modificación de
estas relaciones de propiedad.

El sector privado... No te asustes Cudemus que los cochinos no te los vamos a quitar.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahí está Cudemus, que es uno de los grandes productores de cerdo. Anoche lo hablábamos,
ellos saben, la propiedad privada productiva, en función de la satisfacción de las necesidades del país, en el
marco de la Constitución y las leyes, etc., podrá convivir con este proyecto, así lo creo, así lo creo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, dependerá del comportamiento de los sectores privados de la economía. Dependerá
de su comportamiento y nosotros queremos ayudar, queremos trabajar juntos para ir conformando ese nuestro
sistema.

Relaciones de propiedad. Dos: las relaciones de producción. Esa es la segunda de las cuatro relaciones
económicas básicas.

El tercero: las relaciones de distribución o reparto.


Y en cuarto lugar las relaciones de consumo. Esas cuatro relaciones, al menos esas cuatro, que son elementales,
son básicas, debemos nosotros transformarlas del modelo capitalista dependiente, atrasado, imperfecto, de
mercado injusto, de explotación, etc., que todavía perviven en la sociedad venezolana, transformarlas en unas
nuevas relaciones de propiedad, de producción, de distribución y de consumo orientada por los valores y los
principios de nuestro socialismo, del socialismo; que se tienen que orientar por algo que también es elemental
para el socialismo, la satisfacción de las necesidades de la comunidad.

Por ejemplo, cuando digo aquí en esta propuesta que vamos a enviar a la Asamblea: “El Estado desarrollará
distintas formas de empresas y unidades económicas de propiedad social, tanto directa como indirecta”.

Propiedad social directa por ejemplo, la propiedad comunal, por ahí yo pido a esta Comisión, y a todas las
empresas del Estado y a los sectores privados que quieran venirse con nosotros a trabajar, que desarrollemos ese
concepto y lo hagamos real, la propiedad comunal, propiedad comunal, la comunidad, los consejos comunales,
los consejos de trabajadores, los consejos de obreros.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Que se vayan apropiando de medios de producción para satisfacer sus propias necesidades.

Y allí hay infinidad de fórmulas que nosotros ya comenzamos en algunos casos a aplicar, y vamos a continuar
aplicando.

Bueno, ahora, esa economía política bolivariana y todas estas reflexiones, modestas que yo hago, yo no soy
experto en estas materias pero me gusta mucho leer, estudiar y bueno, además estoy obligado a hacerlo. Todo
revolucionario verdadero tiene que estar estudiando permanentemente, y más aún si ocupa un cargo como el
que ustedes me han dado a mí, que no es nada fácil y de una gigantesca responsabilidad. Todos estos
conocimientos colectivos, todas estas reflexiones colectivas, a las que yo me sumo, deben ir dándonos unas
figuras; deben permitirnos ir conformando nuestro pensamiento económico, de nuestra economía política
bolivariana, la que necesitamos.

Ahora, ese pensamiento económico nuestro, bolivariano, debe irse transformando, debe irse concretando en un
conjunto de normas, de leyes, desde la Constitución hacia abajo, planes, normas, leyes, procedimientos, que
logren controlar, gobernar esas cuatro relaciones económicas básicas, rumbo a la nueva estructura económica,
rumbo al socialismo.

Esta Comisión tiene mucho que hacer al respecto. Mucho, mucho que hacer. Tiene que, en esas tareas a asumir
desde hoy, iniciar una acción ordenadora, sistematizadora, holística, bueno del conjunto de planes que tenemos
por todos lados. Planes que a veces no son planes, documentos, ideas, en algunos niveles. Rumbo, bueno, a un
solo proyecto, ese proyecto de los tres lados o el triángulo al que me he referido. Un sistema o un conjunto de
planes perfectamente articulados en lo estratégico, ordenados, sistematizados.

Les voy a poner un ejemplo, de tantos que pudiera yo poner: los pinos de Uverito ¿Está aquí el presidente de
Proforca? Ricaurte ¿no es? No. Ricaurte, saludos a Ricaurte Leonet. Bueno, yo estoy seguro que Ricaurte
Leonet tiene su plan, el Plan Proforca, pero bueno, fíjense ustedes qué plan, que no es culpa de él, yo no estoy
para nada señalándolo a él como culpable, somos nosotros. Han pasado ocho años —y más— desde que
llegamos aquí. Yo he pasado varias veces, sobre todo en helicóptero por encima, y especialmente en los últimos
dos años que hemos visitado varias veces la Faja del Orinoco, y ese bosque de Uverito que son más de 500 mil
hectáreas de pino caribe está allí sobre la Faja del Orinoco, como sabemos.

Bueno, ahí está un recurso, ¿sirve o no sirve ese recurso para satisfacer cuántas necesidades de cuántas personas
en Venezuela? ¿Cuántas sillas, camas, partes de viviendas...?, ¿qué más? Pupitres, papel, mesas, juegos de
comedor, sillitas para niños, mecedorcitas, camitas, camas, encofrados de obra, etc. Cuántas cosas nosotros
hemos debido ya a estas alturas, ocho años después, haber producido utilizando esa reserva de pino.

La última vez que yo pasé por allí le hice una observación a alguien, le dije: “Mira, fíjate cuántas hectáreas se
quemaron”. Se queman hectáreas y hectáreas, o se caen algunos de viejos será ya. Yo vi pinos en el suelo
pudriéndose, sobre todo ahora en el invierno. Ese es un ejemplo de los tantos que yo pudiera traer aquí. No
hemos podido activar un plan para utilizar ese recurso, que es grandísimo, cuántos países quisieran tener esa
cantidad, ese volumen de pinos, de metros cúbicos de madera allí, para satisfacer necesidades de nuestra
población. Un ejemplo nada más, repito.

Entonces, ninguna empresa, a partir de hoy, queda desterrada la anarquía en la planificación. La Comisión tiene
que llamar a todas y cada una de las empresas del Estado para revisar sus planes.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La Comisión va a comenzar a llamar, la Comisión debe hacer pronto ya, creo que ya lo
tienen hecho, un cronograma y van a empezar a llamar empresas desde Pdvsa, de la más grande que es Pdvsa;
hasta la más pequeña que no es Proforca, todas. Vayan ustedes haciendo, bueno, la revisión que deben hacer
desde ahora mismo, para asegurar que cuando vengan tengan ya propuestas, ideas sobre cómo engranar el plan
que ustedes tienen allí, que no puede terminar en él mismo, no es un plan, ese plan no es un fin en sí mismo, el
objetivo es producir para satisfacer necesidades. No es tampoco acumular riquezas, porque ese es otro
fenómeno: empresas que van acumulando, acumulando y a veces uno se entera que hay una empresa que tiene
cuenta en el exterior en dólares, ¿cómo es eso?, ¿quién le autorizó? No, nadie, la autonomía. Eso se acabó. Y
créanme que yo voy a ser muy firme cuando se detecte algo que se salga de estos lineamientos. Voy a ser muy
duro, para ser más claro. Muy duro.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Cada quien vaya revisando entonces desde hoy mismo, ya se envió un cuestionario para
que lo vayan respondiendo, pero revisen, revisen. Mire, aquí la anarquía llegó a tal nivel, y es parte de la
estrategia del imperio y de las clases dominantes, para ellos controlar las empresas del Estado, los bancos del
Estado, los recursos que no son del Estado, son del pueblo; no son de ninguna elite burocrática o clase política.
No. Esos son recursos del pueblo. Hasta la última briqueta de hierro o gramo de oro que saquen por allá en
Guayana. Minerven... ¿dónde está el presidente de Minerven? ¡Ajá!, por allá. La producción de oro, bueno, uno
tiene que andar es buscando, mire, y ¿dónde está el oro que se produce allá? Tiene que estar todo planificado,
evaluado y supervisado, en función de los objetivos de la Nación, no de los objetivos de esa empresa.

En una ocasión yo le decía a un presidente de CVG, hace años atrás, le dije: “Mira, hazme un cálculo ahí porque
yo quiero —se me ocurrió cortar, vuelvo sobre Proforca— vamos a hacer unas casas de madera chico...”, y
mandamos a hacer hasta unos modelos y los hicieron y todo. Y me dijeron: “No, es que salen más caras y no sé
qué más”. Bueno, es que no importan que salgan más caras, vamos a bajar los costos. Pero en cuántas regiones
del país se pueden hacer casas de madera, o con madera. No totalmente de madera obviamente. Mandé a hacer
unos cálculos, cuántas hectáreas, tal y tal. Entonces me mandaron la recomendación, pero luego al final en
letras rojas: “¡Ojo! No se puede hacer esto porque se viola el estatuto de la CVG y no sé qué más y la ley no sé
cuál”. No se puede. Y allá están... ¿cuántos de esos pinos se perderían ya? La idea mía era llevar por el río, por
el Orinoco, utilizando esa maravillosa vía que es el Orinoco y el Apure, madera para San Fernando, y para allá
para esos llanos, para un proyecto que había por allí, no sólo para vivienda, sino para unas carpinterías para
producir estos pupitres y tal. Bueno, nunca se pudo, nunca se pudo, porque las leyes no lo permiten, ¡ah! pero
entonces sí se pueden perder los pinos, se pueden quemar, se pueden podrir, se los lleva el río, etc. Ese es un
ejemplo.
Ahora que nosotros estamos recuperando la Faja de... Perdón, ese bosque de Uverito nosotros perfectamente
pudiéramos, si no todo, una parte de él convertirlo en propiedad comunal, de unas comunidades pobres, para
que lo exploten y lo conviertan en distintos productos de madera, por ejemplo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez A través de empresas comunales, empresas mixtas, Estado con comunidades. Los privados
pueden participar, obviamente que sí, pero siempre apuntando a satisfacer las necesidades de las comunidades
pues.

La Faja del Orinoco, y esas miles de toneladas de carbón. Ustedes saben que en el proceso de transformación o
más bien llamado de mejoramiento del petróleo súper pesado a petróleo liviano, quedan productos, uno de ellos
carbón, son cerros de carbón... ¿Cómo? Coque, pues, sí, carbón. ¡Ahhh! Entonces es mucho mejor ese carbón
extraído de esa manera que estar tumbando las selvas allá o los bosques de La Guajira, de allá arriba ¿cómo se
llama? De Perijá para sacar ese carbón.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Yo siempre he dicho que si para sacar ese carbón hay que tumbar bosques, que se quede ese
carbón ahí, que se quede abajo de la tierra, no vamos a estar tumbando bosques y bosques y bosques para sacar
carbón y contaminando comunidades y no sé cuántos pueblos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, allá en un proceso perfectamente controlado, con contaminación casi nula, se extrae
carbón del propio petróleo. Ese carbón, hasta ahora, se lo llevaron desde siempre las transnacionales, porque era
parte de su trabajo, de su producción, se lo llevaban. No nos pagaban nada. Quién sabe cuántos millones de
dólares se ganaron con ese carbón. Ahora, ese carbón es nuestro, hemos nacionalizado todo, todo el proceso
¿qué vamos a hacer con ese carbón? ¡Ah! Yo le dije a Rafael, vamos a hacer un plan para ir creando empresas
comunales, empresas de propiedad social, ah, ¿habrá que capacitarlos? Claro, dictarles cursos para procesar el
carbón. El azufre también es otro producto, unos cerros amarillos allá de azufre ¿qué es aquello allá? Azufre,
para poner ejemplos nada más de potenciales que tenemos por todos lados.

Este país, nuestro país, bueno ha sido favorecido por la naturaleza y tenemos infinidad de riquezas, es
incalculable la riqueza que tiene Venezuela, además de la riqueza de nuestro pueblo, de nuestra historia, me
refiero a las riquezas materiales para producir bienes, servicios para el desarrollo integral en el marco del
proyecto socialista. No basta que la economía crezca 12% como viene creciendo. Eso no basta, si eso lo
tomáramos como suficiente estaríamos cayendo en lo que criticamos, el economicismo. No. Tenemos que
cambiar las relaciones básicas de la economía de propiedad, de producción, de distribución y de consumo para
que eso llegue a todo el país por igual y se acabe la miseria y se acabe la pobreza. Sólo transformando las
estructuras podremos lograrlo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, la Comisión debe pues ordenar todos esos planes, es un trabajo arduo, Jorge. Yo
estaré con ustedes siempre. A mí me apasiona además este tema y yo estoy consciente de qué del éxito de estas
jornadas, del éxito de nuestra Comisión Central de Planificación dependerá en buena manera el logro de
nuestros objetivos. Porque si no, no tenemos claro hacia dónde vamos, si no definimos bien las estrategias por
donde vamos, las opciones estratégicas, si no definimos bien los recursos y los articulamos mucho mejor, para
rendirlos al máximo en la consecución de los objetivos del proyecto nacional, objetivos sociales en primer
lugar, la economía no tiene nunca objetivos por sí misma, los objetivos trascienden lo económico y se incrustan
en lo social.
Plan 2001-2007 mediano plazo; 2021 largo plazo. Y debe comenzar este proceso planificador, en una primera
fase, de máxima centralización estratégica, insisto en esto Jorge, máxima centralización estratégica, como
cuando uno agarra las riendas del caballo y mire, se las pega aquí, sólo así podremos acabar con la anarquía,
aquel funcionario... esto por favor, yo les ruego que lo tomen de la mejor manera, no que nadie vaya a pensar
que es que estoy amenazando, no, pero Jorge, donde usted vea, señores de la Comisión que hay alguien que no
quiere colaborar o que sigue insistiendo en su plan o tal cosa, destitución inmediata de su cargo, sea quien sea.
Nadie puede tener aquí un plan particular. Nadie puede tener otros gobiernos paralelos, que si el partidito acá, o
el partido por allá, ese es uno de los grandes males que hace el partidismo, ojo, no dije los partidos, el
partidismo. Yo tuve en otras épocas, ya no tengo, pero en otras épocas ministros que yo poco a poco me fui
dando cuenta que ellos obedecían más a los comandos de sus partidos que a mí, cuando me di cuenta los moví
de inmediato por supuesto, pero me ocurrió varias veces. No mucho, pero varias veces, sobre todo en los
primeros años, ellos se reunían aparte, tenían un ministerio como una parcela de poder, tomaban decisiones de
presupuesto, manejos de esto, manejo de aquello, eso es contrario, eso es un enemigo interno a todo proyecto
nacional de desarrollo, a una Revolución. Lo mismo debe ocurrir con el respeto a los gobiernos estadales pero
tiene que ser así. Ningún gobernador puede tener un plan propio, a menos que sea de la oposición, en ese caso
tiene su propio plan, pero aún así, gobernador de oposición que tenga su propio plan, pero aún así, gobernador
de oposición que tenga su propio plan, no debe ser capaz de alterar el proyecto nacional en ese territorio, debe
estar por encima el proyecto nacional de desarrollo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El poder nacional tiene que estar por encima del poder local, eso es una cosa muy obvia, yo
una vez recuerdo que le dije a un gobernador hace años, tuve que decírselo: mire gobernador recuerde que yo
soy Presidente de Venezuela tanto en Caracas o en Miraflores como en la Plaza Bolívar de aquí, usted está
hablando con el Presidente, porque parecía que él, es parte de la vieja cultura capitalista, del estado capitalista
que esa llamada descentralización muchas veces fue la mampara o la máscara para crear caudillos y caudillitos,
repúblicas y republiquitas, que se creyeron o se siguen creyendo algunos autónomos del Poder Nacional. No
puede haber gobernador autónomo al Poder Nacional, ni alcalde, tiene que estar ensamblado, enmarcado en el
proyecto nacional de desarrollo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Eso es imprescindible. Yo critico mucho eso que a veces me consigo por ahí, un municipio,
entonces están haciendo algo y yo pregunto y ¿esto que es aquí? Bueno que si una planta de no sé qué, de
procesamiento de pescado por ejemplo, entonces llamo al ministro de Agricultura, mira tú sabes que aquí en tal
parte están haciendo. “No, no, yo no sabía nada”. Eso no puede ser, eso es miren, desviación muchas veces de
recursos, ineficiencia, despilfarro, muchas veces, no siempre es así, pero hay que asegurarse de que nunca sea
así. Todos los planes deben estar engranados, el del alcalde, el del Consejo Comunal. Yo quiero hacer
insistencia en esto Jorge, y señores de la Comisión, en darle mucha participación en esta planificación
estratégica a los consejos comunales, la planificación comunal. Ella debe alimentar desde abajo la planificación
estratégica, la dialéctica, no puede haber un plan estratégico desconectado de los planes municipales, de los
planes comunales, deben alimentarse mutuamente.

Bueno, luego, debemos ir transitando el camino del sistema capitalista de estado, de donde venimos nosotros,
cuando nosotros llegamos aquí hace ocho años, nueve años ya, casi ¿cómo era Venezuela? Venezuela estaba
dominada por un sistema capitalista dependiente del imperio, colonizado. Venezuela era un país colonizado, un
capitalismo colonizado, un capitalismo dependiente, un capitalismo sumamente atrasado, capitalismo de Estado,
y con un sector, con un mercado voraz, abierto, sin regulaciones de ningún tipo, lo que llaman libre mercado.
Libre mercado es sálvese quien pueda, de ahí venimos nosotros, no es que hemos cambiado mucho, pero sí es
justo reconocer los cambios que hemos logrado en estos años, con todas las perturbaciones que hasta ahora
hemos tenido, todos los errores, muchas veces por falta de claridad. Yo asumo mi parte en esto ¿saben? Ustedes
deben recordar que al comienzo del gobierno aquí nadie hablaba de capitalismo ni de socialismo, y yo llegué a
ser un ingenuo que pensó en una época que era posible buscar una vía intermedia, capitalismo con rostro
humano, lo llamaron algunos; sólo el caminar, el transitar, el estudiar, el intercambiar, el conocer otros mundos,
conocer la cruda realidad en el mundo, nos permitió —y a mí en lo personal— llegar a una conclusión, la única
forma de salir de la dependencia, del atraso, del subdesarrollo, es rompiendo con los esquemas capitalistas y
construyendo un modelo socialista, pero eso no tiene sino tres años que empezamos nosotros a precisarlo
mucho mejor. ¡Tres años apenas!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez A discutirlo, a enunciarlo, y ahora es cuando estamos entrando de lleno, de lleno en la
construcción del socialismo. Créanme que yo una de las cosas que más, a la que más le dedico tiempo en estos
meses, o le he dedicado, y le seguiré dedicando tiempo es al pensamiento económico, a responder esa pregunta,
a buscar respuesta, en lo individual y en lo colectivo: ¿Cómo es que vamos a construir nuestro socialismo? A
buscar a respuesta y ensayar. Y nos equivocaremos, pero bueno ahí avanzaremos. Muchas veces por ensayo y
error, muchas veces por ensayo y error. Y pendiente, monitoreando las empresas del Estado, desde Pdvsa hasta
la cementera que recuperamos por allá en Trujillo, Cemento Andino.

¿Dónde está Cemento Andino aquí? ¡Ah! Me dijeron que eso y que está a punto de cerrarse. ¡No! ¡Ah!, rumores
que corren por ahí. No, yo mandé a una inspección y los resultados fueron excelentes. Yo los felicito.

Tú fuiste por allá también, yo mandé varias inspecciones.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Porque empezaron a surgir rumores en la prensa y no sé qué más. Ahora he decidido
transferirla al Ministerio de Hábitat y Vivienda, que dirige el ministro Ramón Carrizalez. Y, bueno, todas las
empresas de cemento van a estar adscritas al Ministerio de Hábatit y Vivienda. Estamos reordenando, incluso,
por eso está establecido ahí en el decreto, que la Comisión debe elaborar el mapa, el mapa económico, tanto del
sector público estatal, como del sector privado y el sector comunitario también. Para tener el mapa claro y
conducir la transición hacia el nuevo mapa. O hacia los nuevos mapas. Porque la transición es eso, es una serie
de pasos, es una serie secuencial, valga la redundancia, de situaciones, pero hay que definirlas, dentro de un año
debemos lograr esto, del segundo año esto; a los cinco años tanto. Objetivos, metas cuantificables. Que se
puedan medir. Los objetivos deben tener por dentro esa condición, que se puedan medir. No podemos
quedarnos en objetivos definidos por allá en las nebulosas de Andrómeda, hay que tener claro qué es lo que
queremos, hacia dónde es que vamos, matemática, definido científicamente.

Bueno, ahora, nosotros hoy estamos todavía rodeados, estamos en el marco del sistema capitalista, nadie se
llame a engaños, estamos comenzando, como el que va abriendo un camino, desbrozando allí los primeros
pasos por una selva intrincada, abriendo un camino, hacia el socialismo en este caso.

Nosotros hoy estamos todavía, bueno y con fuertes bases todavía, de las estructuras capitalistas, y las
superestructuras todavía. Claro, un capitalista de Estado que requiere pronto ser transformado, y hoy todavía
sigue dominando el mercado, pudiéramos incluso llamarlo de esa manera, nosotros hoy estamos en el marco de
un capitalismo de Estado dominado por las fuerzas del mercado, con algunos vestigios de transformación del
Estado, con algunos vestigios de regulación en los mercados, con algunos vestigios del surgimiento de nuevas
formas de propiedad y nuevas formas de producción. Algunos vestigios, que son el comienzo, como cuando
salen los rayos del sol en el alba, en el amanecer.

Ahora, debemos marchar hacia una situación futura, a la que habrá definir, Jorge, incluso con la variable
tiempo, la variable tiempo. En la planificación es imprescindible el tiempo, hay quienes a veces hacen un papel
y dicen: “No, este es un plan”. Y entonces uno pregunta: “Bueno, ¿en cuánto tiempo tú vas a lograr eso?”.
—¡Ah!, bueno no sé.

Que plan van a ser eso, eso no puede ser un plan. Tiempo y espacio, metas, matemáticas, definición clara,
precisa. Eso es parte de la planificación central, en lo estratégico.

Debemos marchar hacia una situación futura en el más corto plazo posible, de un Estado socialista, que todavía
no tenemos, un Estado de capitalista a socialista, con un mercado regulado.

¿Qué podrá tener ese mercado algunos espacios libres, o de mercado libre? A lo mejor sí, a lo mejor sí. Porque,
repito, una de las características de nuestro modelo debe ser la flexibilidad y la adecuación a las realidades
nuestras, y a los tiempos nuestros.

¡Ah! que si alguien quiere comprarse un vehículo de lujo y le quitan los dos ojos de la cara por eso. ¡Ah!, bueno
allá usted si se deja pues. Bienes suntuarios. Sí, eso pudiera ser.

Pero mercados como el mercado o las actividades orientadas a las necesidades básicas de la población, deben
ser reguladas, empezando por los alimentos, los medicamentos, elementales para la vida.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Por ejemplo un sistema de Estado socialista con mercado regulado. Y más allá, Jorge, yo
me imagino una tercera situación futura, partiendo de la de hoy, o una cuarta; venimos de atrás, la que ya
esbocé como capitalismo dependiente, colonizado, dominado por el imperialismo, la situación del 98, y antes
del 98, y los primeros años de nuestro Gobierno incluso, hay que decirlo, reconocerlo, aun cuando hicimos
esfuerzos, sin embargo eran muy fuertes las cadenas aquellas, sobre todo después del golpe de Estado y la
Revolución de abril, y todos aquellos acontecimientos, nosotros comenzamos a romper unas cadenas, las
cadenas más fuertes que teníamos.

De aquella situación, de un capitalismo dependiente, dominado por el imperio norteamericano, con un mercado
abierto, feroz, una apertura a las llamadas inversiones internacionales, una dependencia total; un Estado
capitalista dependiente de la élite burguesa nacional, de aquella situación hemos saltado a ésta, con algunos
logros importantes, en definiciones y en rumbos, un Estado en transformación, un Estado liberado en
transformación, aun cuando en el marco de un sistema capitalista, ya lo he dicho, y de un mercado o una
situación dominada por el mercado libre, o por el libre mercado.

Ahora, una tercera, la situación a la que buscamos ahora dar un salto, en un plazo... Yo digo en un mediano
plazo más bien, debe ser un sistema de Estado socialista con mercado regulado. Y otra situación más adelante,
me la imagino, como un sistema socialista de Estado comunal, fíjense que no he dicho sistema de estado
socialista, sino sistema socialista de estado comunal, y he allí la importancia del quinto motor: El Poder
Comunal, el Poder Popular, un estado comunal de economía comunal, de propiedad, donde predomine la
propiedad social tanto indirecta como directa, y componente importante de la propiedad social debe ser la
propiedad comunal.

Un ejemplo, hace unas noches estábamos en un evento de la Misión Ciencia, allá está el ministro Navarro, y
viendo unos inventos, y entregando un apoyo, subvenciones a los innovadores, a los inventores. El ejemplo del
señor, ya se va a reír María Cristina seguro, el señor en los Andes que inventó una máquina para sembrar yuca,
pelar yuca, raspar yuca, hacer harina de yuca y pan de yuca, él inventó una máquina, ahora, él la tiene en su
casa y él hace pan de yuca ¿ustedes saben lo que es sabroso? El pan de yuca. ¿Ustedes lo han probado? ¿No han
probado la mandioca? Mandioca, eso es sabrosísimo y además no engorda, el pan de trigo, ¡ufff! Unos
barrigones que hay por ahí a veces, pan de trigo. Y el trigo todo es importado ¿quién va a producir aquí trigo?
Nadie, casi nadie, por allá en Mérida como que producen unas hectáreas de trigo. Y bueno y la yuca es un
producto nuestro. Ese señor dijo y a mí me lo dijo, yo puedo hacer fábricas del tamaño que usted me diga,
siempre y cuando tenga los recursos, montar un taller, (¡Ahhh, correcto!) vamos a apoyarlo para hacer una
fábrica.

Supónganse ustedes en las comunidades pobres, comunidades pues, donde haya terrenos apropiados para la
siembra de la yuca que hay bastantes en Venezuela, un producto indígena nuestro, y les demos el apoyo técnico
para la siembra, la tierra, tierra comunal, así como le estamos dando tierras a los indígenas, comunal, propiedad
de todos, a los pueblos indígenas, a lo mejor le damos allá en la Faja del Orinoco, al norte del río, ahí se
producen unas yucas en el territorio de Monagas, de Anzoátegui por ahí, lo he visto, en Barinas también, en los
llanos, en Apure, bueno se le da a una comunidad la propiedad colectiva de la tierra por ejemplo, esa tierra no la
van a poder vender ni donar ni nada, eso es de la comunidad. Los niños que están naciendo ahí ya empiezan a
tener derechos, el que se murió bueno, se murió, dejó su trabajo, dejó su historia ahí. ¡Ahhh! Les damos el
crédito, el Banco Comunal se encarga y le asignamos una planta de procesamiento para que hagan pan y harina
y no sé cuántas cosas más. Esos son, estamos hablando, ustedes saben, de los factores de la producción: la
tierra, la tecnología, el capital, las máquinas, y luego viene la producción. Esa tierra, esa tecnología, esa
máquina pasaría, en este ejemplo a ser propiedad de esa comunidad, no es ni siquiera de una cooperativa,
porque la cooperativa sigue siendo propiedad privada, sólo que es propiedad privada de un colectivo no de un
individuo, pero seguimos apoyando las cooperativas, sólo que debemos colocar las cosas en su justo lugar, la
cooperativa vamos a seguir impulsándola, ese debe ser uno de los elementos para un mercado nuevo, un nuevo
tipo de modelo económico, el cooperativismo, colectivismo, en etapas superiores del proceso. Pero en ese
ejemplo: la tierra, las máquinas, el capital, el producto, la distribución sería, todas esas relaciones básicas de la
economía política, o que establece la economía política para un sistema económico, serían o estarían en manos
de esa comunidad. Es un ejemplo de lo que aquí llamo: estado comunal, donde la comunidad empieza a hacerse
dueña. Son las 10:45, tengo una reunión tal y tal.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez [risa]. No, vamos a grabar un programa de televisión, pero es buena hora para grabar. Me
ha pedido una entrevista un buen periodista venezolano que es Eleazar Díaz Rangel, tiene un programa nuevo
que va a comenzar creo que este domingo, en TVES, la nueva televisora, es en la noche, la televisora
venezolana social, TVES.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, esa televisora, hablando de Gramsci. Gramsci define más adelante, él profundiza y
profundiza, la súper estructura ideológica tiene un conjunto de instrumentos, no son sólo las ideas, no, son los
medios de difusión de las ideas; por eso Gramsci señala que la ideología está tanto en la súper estructura como
en la estructura, las conecta y es verdad, y da un paso adelante de Marx incluso.

Entonces él dice y señala que hay diferentes mecanismos, instituciones o herramientas para la difusión de la
ideología de la clase dominante, uno de ellos: los medios de comunicación, en manos de la clase dominante. Por
eso es que chillan tanto, porque ellos sí saben de lo que se trata, yo también lo sé, estamos rompiendo la
hegemonía de la clase dirigente burguesa que controló y explotó a Venezuela entregándola a los intereses del
imperialismo, de eso se trata, ellos saben, nosotros también sabemos de qué se trata.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No es cualquier cosa lo que ha ocurrido; por eso es que las serpientes del capitalismo
imperialista nos disparan veneno por todas partes del mundo, porque ellos saben de qué se trata. Lo que aquí ha
ocurrido es algo verdaderamente histórico, y las clases dominantes de otros países tienen miedo a que, vamos a
decirlo así, el efecto Venezuela se convierta en el efecto dominó. Por eso es que nos atacan con tanta saña,
porque estamos dándole en la médula, a la clase dominante y al Imperio, porque las clases dominantes aquí en
Venezuela, las que dominaron el país, y en casi todos los países de este Continente, clases o sectores
subordinados al imperio, que vienen aquí a reproducir el modelo económico, ideológico y las estructuras y las
súper estructuras del imperio, y es la forma como el imperio pretendió, dije, hacerse dueño del mundo, el
imperio norteamericano. Fracasó, fracaso, afortunadamente fracasó, pero ese plan imperial sobre todo se desató
con furia después de la caída de la Unión Soviética, dijeron en Washington: “somos dueños del mundo,
avancemos ahora...” Y avanzaron sólo que se estrellaron. Aquí se estrellaron, y se seguirán estrellando.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno así que estas son algunas ideas Jorge, luego te las pasaré en limpio, hacia un sistema
decía, socialista de estado comunal con un mercado marcado primero, por la justicia, no libre mercado, mercado
justo y además, marcado con la predominancia colectivista, y es ahí cuando las cooperativas deben comenzar a
jugar un papel fundamental para darle un carácter progresivamente, cada día más justo, a un mercado feroz,
capitalista, que favorece a minorías privilegiadas, enriquece a minorías y empobrece a las mayorías. El bloque
histórico pues.

¡Patria, socialismo o Muerte! Venceremos. Buenas noches. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

http://www.todochavezenlaweb.gob.ve/todochavez/2415-juramentacion-de-la-comision-central-de-
planificacion

 Compartir


 Ir Arriba
 Regresar

Todochavez.gob.ve © 2015
Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante
Supremo Hugo Rafael Chávez Frías