You are on page 1of 76

Página 1

Ésta traducción fue hecha sin fines de lucro.
Es una traducción de fans para fans.
Si el libro llega a tu país, apoya al escritor comprando su libro.
También puedes
apoyar al autor con una reseña, siguiéndolo en sus redes sociales y
ayudándolo a promover
su libro.
Por favor, no contacten a los autores diciéndoles que les gustó leer
su libro en
ESPAÑOL porque nos cierran los foros.
¡Disfruta la lectura!

2
Página

STAFF
MODERADORAS DE TRADUCCIÓN
Sora_Phoebe
Adricrisuruta
Meri
Kat Cooper

Traducción
Meri

Corrección & Revisión Final
Kat Cooper

Diseño
Carolina Shaw

3
Página

ÍNDICE Sinopsis Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Capítulo 11 Capítulo 12 4 Página Epílogo Sobre la Autora .

así que ¿quién es ella para decir que no? Especialmente cuando le gusta. en serio. 5 Página . Pero cuando el dinero es demasiado bueno para ser verdad. Ella es comprada y pagada. sólo dile que lo compraste. si Mason pregunta. Es malhumorado. no hay nada que no haga para complacer a su nuevo jefe. ¡Si quieres un alfa posesivo con una boca mandona. Kennedy Myers está aquí por un trabajo y nada más. Está harto y cansado de tener que reemplazarlas. Advertencia: Este romance sucio de oficina es demasiado sucio. por lo que su mejor amigo y socio de negocios decide ayudarlo. entonces haz lo que te dicen y consigue este libro! Sin embargo. SINOPSIS Mason Foster pasa por asistentes como algunas personas pasan por ropa.

Una mujer de cincuenta y tantos años está sentada en un gran escritorio escribiendo. Mirando alrededor de la habitación gigante. fue sorprendentemente dulce conmigo cuando me reporté. me siento completamente fuera de lugar. Todo en ella es profesional y dice que pertenece aquí. Estoy usando sencillos tacones negros con los que pasé dos horas practicando ayer. Su cabello gris sedoso es corto justo por debajo de sus orejas y está usando gafas de grueso marco en lo alto de su nariz. La cintura está empezando a cavar en mi estómago. Todavía estoy sorprendida sobre cómo me metí en la cosa. Me siento tan sencilla. Mi permanencia en ese tamaño duró tanto como mi tiempo en el equipo. No me dio una mirada de mal humor como las mujeres de abajo habían hecho. Su traje es elegante de una manera que nunca podría conseguir. Paso una mano a través de mis muslos en un intento de eliminar cualquier pedazo de pelusa en la falda gris demasiado apretada que 6 llevo. incluso si tuviera el dinero para hacerlo. son el único sonido en el gran vestíbulo vacío. Estaba tratando de parecer mayor. Tomo una respiración profunda. tratando de controlar mi estómago mientras la señora me ignora y continúa trabajando. una y otra vez. incluso un poco tímida. . y rezo para que el botón en la parte posterior no salga. los chasquidos de los dedos golpeando las teclas. junto con una simple camisa blanca abotonada. pero no estoy segura de conseguirlo. 1 C reo que voy a vomitar. Es elegante y con clase. El único pensamiento pasa por mi cabeza. La conseguí en noveno grado cuando me uní al equipo de debate y Página necesitaba parecer profesional. Los encontré en una caja de descuentos en una tienda en la calle de mi pequeño estudio. tratando de controlar mis nervios. Estoy en el quincuagésimo piso del Foster Building.

Luego. se 1 dedica a la ayuda y orientación de los jóvenes. . Simplemente no podía hacerlo. Su apartamento está justo al lado del mío. ¿Qué estoy haciendo aquí? Sacudo la cabeza. Necesitaba este trabajo hace tres semanas. También sugirió que hay otras maneras de pagar mi renta. cuando tenía trece años. y esta mañana me acorraló cuando me iba. Confesé antes de que pudiera preguntarme qué le había sucedido. pero no estoy segura de estar cerca de lo que estaba tratando de lograr. Era tan mala en mentir. Encuentra nuevas formas de poner sus manos en mí todo el tiempo. Había intentado imitar a una mujer de una revista que había visto. No tengo ni idea de cómo voy a pagar el alquiler en mi pequeño estudio de mierda. Cuando tenía siete años. y se está volviendo inquietante. Siempre fue un poco demasiado práctico. me recuerdo. De hecho. estoy más que necesitada por este trabajo. y de mi boca salieron detalles de cómo Cody me besó después del colegio. Ni siquiera podía fingirlo un segundo. El señor Kelly fácilmente tenía sesenta años. Lo intenté con un poco de maquillaje e incluso me tomé el tiempo para poner unos rizos en mi cabello. Maneras que no implican dinero. rompí una vitrina donde mi abuelo guardaba un balón de fútbol firmado. no tengo ni idea. Hizo que mi piel se erizara. Absolutamente la peor. mi abuelo me preguntó cómo fue mi día en la escuela. Mi arrendador está empezando a intimidarme. Cómo pienso hacer frente a esto. El poco dinero obtenido de vender la casa de mi abuelo casi se ha ido. Tal vez pueda encontrar un YMCA1 para alojarme o algo así. y me hizo temblar de disgusto. Porque no tienes otra opción. Necesito este trabajo. podría estar feliz de perder el lugar. Y estoy bastante 7 Página segura que la señora del otro lado de mi pasillo está pagando su alquiler en las otras maneras sobre las cuales estaba hablando. recordándome que debía mi renta desde hace tres días. YMCA: Young Men's Christian Asociation. en español Asociación Cristiana de Jóvenes. Siempre está en pantalones de pijama y una bata de mujer con un cigarrillo colgando de su boca. Soy una mentirosa horrible y lo sé. Corrección. La había oído ganar su habitación en múltiples ocasiones.

físicamente era incapaz de ayudarlo a veces. casi no me gradué de la escuela secundaria debido a mi asistencia. No sólo eso. Esto tiene que funcionar. puedo conseguirnos a ambos seguros de salud dentro 8 de unos meses. donde obtuviste una licenciatura en artes liberales. Tu nombre es Kennedy Myers. Es sobre el hombre que me crio desde niña. podría asegurarme de que estuviera en algún lugar seguro donde la gente fuera buena. algo sobre una fuga. Un hombre Página que trató de darme todo lo que pudo hasta que empezó a olvidar quién era yo. Fuiste a la Universidad de Michigan. Sabía que ya no podía cuidarlo. Con qué facilidad podría hacerlo de nuevo. Después de irse. Apenas tengo dieciocho años. Sabiendo que tiene un lugar para estar un poco más me da un poco de alivio. y no tenía ni idea de lo que Foster y Crate eran hasta hace dos días cuando vi la lista de trabajos. Estoy feliz de tener todavía unas semanas más hasta necesitar hacer otro pago a la casa de ancianos donde se encuentra mi abuelo. mi abuelo es un hombre grande. pero mi sangre se enfrió ante la facilidad con que accedió a mi casa. pero ayer regresé a casa para encontrarlo de pie dentro de mi casa. No tengo otras opciones. y no sólo eso. No tenía ni idea de lo que iba a hacer si no conseguía el dinero para pagar el alquiler. Apenas dormí toda la noche. . Es un trabajo que paga más de lo que podía soñar. Dijo que estaba revisando las tuberías de agua. Mentiras creadas para tratar de conseguir este trabajo.Trato de encontrar formas de evitarlo. fácilmente del doble de mi tamaño. empujé una silla debajo de la manija de la puerta. Esto no es sólo sobre mí. aparte de mi nombre. pero no me dio ninguna seguridad. Un agudo dolor en mi palma me recuerda que estoy apretando demasiado las llaves de mi apartamento y están cavando en mi piel. Hasta ahora. Abro mi bolso y las dejo caer dentro. pero no mucho. si puedo mantener la farsa. me recuerdo por centésima vez. Necesitaba a alguien para estar con él veinticuatro/siete. Tienes veintidós años y siempre has soñado trabajar para una empresa como Foster y Crate. Todas mentiras. Sin embargo. porque no me sentía segura. había hecho eso. Suficiente para mantener a mi abuelo en el caro hogar de ancianos en el que está.

Me da una sonrisa triste. Una de las chicas en mi edificio es stripper y dice que podría hacer más de mil dólares algunas noches en efectivo. Ser camarera y los trabajos de limpieza simplemente no alcanzan. 9 Mirando hacia arriba. Me encantaba cuando me acostaba en la cama por la noche y me contaba historias sobre la abuela. Me paro. Últimamente cuando lo visito y está teniendo un buen día y empieza a hablar de mamá y la abuela anoto todo lo que dice. y miro a otro lado. Mis recuerdos son hechos a mano de las historias que él me dijo sobre ella. y rápidamente gasté el dinero que había conseguido de vender la casa en la que me crio. Estoy segura que eso no me va a ayudar a conseguir este trabajo. Siempre se iluminaba con el recuerdo de ella.pero el lugar estaba lejos de ser barato. Mi abuelo hizo parecer que no sabía quién era. Estaría mintiendo si dijera que no había considerado otras formas de ganar dinero. Siempre fuimos nosotros dos. Me estoy ahogando en cuentas. —¿Baño? —pregunto a la mujer. veo a la mujer detrás de la mesa observándome. pero luego todo fue empujado al fondo cuando su salud comenzó a decaer. Encantador. pero no había mucho que no haría para mantener a mi abuelo feliz. . Había jugado con la idea. No recuerdo a mi madre. Es la única familia que he conocido. y lo amo más que nada en el mundo. Tengo miedo que algún día ya no recuerde las historias. Nunca conocí a mi padre. Crecí pensando que quería un amor como ese. No era algo que quisiera hacer. El hombre me había criado desde pequeña. Siento humedad golpear mis mejillas y rápidamente la limpio. y quiero poder contarle esas mismas historias. Necesito estar bajo control. no me gusta que me haya Página atrapado llorando.

Asiento con la cabeza y camino por el pasillo. —Por el pasillo. segunda puerta a la derecha —dice. 10 Página . —Lo siento —susurro antes de moverme a su alrededor directo al baño. casi chocando con un hombre que sale de una oficina. Tranquilízate. Siento sus ojos en mí todo el camino. Kennedy.

Algunos de nosotros tenemos que averiguar esta mierda de programación por nuestra cuenta. 11 —Me gusta Green Bay. comiendo uvas. Miro hacia arriba desde mi computadora para ver a mi socio de negocios. —No todos podemos tener una Helen para hacer todo por nosotros. No veo el problema —le digo. relajándose en una de mis sillas. — Rueda los ojos como si él fuera quien tuviera que lidiar con este problema. 2 Go Pack Go: Canción de Green Bay. Volví a lo que estaba haciendo. Paso de mis asistentes a un ritmo bastante rápido. Ha estado con nosotros desde el principio y es perfecta en todo. Técnicamente. sólo una persona. Por desgracia. pero no es su culpa que despidas a tus asistentes más rápido de lo que dices Go Pack Go2. . Helen es su asistente. Helen. y yo tengo la mía. sin una puta preocupación en el mundo. frunciendo el ceño en la pantalla de mi computadora y tratando de dar sentido a lo que significan todos estos diferentes colores para la programación. Parece que un arco iris explotó en mi pantalla. ignorando la Página parte en la que tiene razón. —Helen también está aquí para ayudarte. 2 —T e va a dar un dolor de cabeza si miras más fuerte esa pantalla. Finn tuvo suerte con nuestra asistente de oficina. Normalmente. Sólo que no he tenido una asistente constante en años. repitiéndose siempre. Finn. la única letra es Go Pack Go. y Finn y yo somos unos bastardos exigentes cuando se trata de nuestra empresa.

Página —Ya te lo he dicho antes. siempre ha sido el más 12 tranquilo. espero que hagan su trabajo y me dejen en paz hasta que las necesite de nuevo. — Miro hacia arriba desde mi pantalla para ver una come-mierda sonrisa en la cara de Finn. nuestro ser tan diferente es lo que nos hace trabajar tan bien juntos. pensando que tal vez desde que rechazaba a las mujeres. volviendo a la pantalla de mi computadora. pero no necesito que mi asistente administrativo busque lo que es mío. No quiero extraños tocándome —digo. Juro por Dios que quien hizo este programa de programación es el diablo. He tenido que eliminar algunas de sus locas ideas antes. —Tienes que relajarte. No me gustaba tener que mirar por encima del hombro. Por encima de cualquier cosa.o bien duran unas semanas antes de renunciar. Algunas de mis asistentes se colgaban alrededor de mi escritorio. Sé que no es bueno. Dicho esto. No importa lo que digan. El mayor problema con la contratación de una asistente es que pasamos tanto tiempo juntos. Odio ser el amigo imbécil que no tiene tiempo para hacer nada. ni preocuparme por el tipo de información que podrían estar robando. buscando cada pequeña excusa para tocarme o acercarse. prefería sus atenciones. con la esperanza de hacerse cargo de mi empresa o conseguir parte de ella. Piensan que pueden atraparte con una mierda rápida que tal vez se convertirá en algo más. De los dos. No es que no me guste la competencia sana. Uno o dos de mis asistentes hombres trataron de iniciar algo físico conmigo. Y he hecho algo para ocuparme de eso. Cuando contrato a alguien. Nuestra empresa es muy exitosa. es lo que quieren. y es porque Finn y yo hemos dedicado cada hora de vigilia a la misma. por lo que las emociones pueden confundirse. Ni siquiera puedo recordar la última vez que fui a una cita. simplemente no es una prioridad para mí. Entonces los heteros querían ser mejores amigos. No es que no disfrute de la compañía de una mujer. Comenzamos nuestra empresa cuando estábamos en la universidad y vimos una mejor . así que no debe haber sido tan genial. No es que sea un puritano. Me encantaría relajarme. o las despido por comportamiento inadecuado. pero el lugar de trabajo no es lugar para el romance. no me gustan los masajes.

o puedes agradecerme y dejarlo por hoy. Me gusta ganar. Perdí a mis padres en un accidente de auto cuando tenía quince años. después de todo. alguien está buscando llenarlo. Sé muy bien lo rápido que pueden pasar las cosas a través de tus dedos. La gente tiene expectativas. y no quiero estar en segundo lugar. 13 —Imbesil —murmura no tan suavemente—. Puedo decirte lo que he Página hecho. sino aplastarlas. así que empezamos a trabajar con plásticos y fibras hasta que pudimos diseñar lo que queríamos. Finn ha estado persiguiéndome durante el último año para ralentizar y disfrutar algo de nuestro éxito. ¿Y para qué? Unas horas de diversión. y no quiero perder nuestra ventaja en el mercado. y después fuimos a la fabricación a tiempo completo. . —¿Qué hiciste? —Coloqué un anuncio para tu nuevo asistente. Los dos éramos bioquímicos. me preocupa que todo esto pudiera desaparecer en cualquier momento. Nuestra competencia regularmente viene con ideas que claramente han sido robados de nosotros. pero me temo que si lo hacemos. La Universidad de Michigan terminó comprando nuestros primeros prototipos. Parece que cada vez que hay un vacío. Me imaginé que tienes un palo hasta el culo y necesitas a alguien especial para sacarlo. Soy un fanático de los Packers3. La atrapo con una mano y la meto en la boca sin levantar la vista. 3Packers: Equipo profesional estadounidense de fútbol americano de la ciudad de Green Bay. No importa lo que el mercado o mi mejor amigo me digan. y Forbes nos llamó el futuro del atletismo el año pasado. alguien entrará y tomará nuestro lugar. y continuamente tenemos que recordarles que no nos van a joder. Wisconsin. y no sólo quiero conocerlas.manera de diseñar equipos deportivos. Todo este trabajo duro podría haber desaparecido. —No es un masaje —dice Finn y me tira una uva. Hemos hecho un montón de dinero. Esto me hace fulminarle y mirar fijamente.

—Empiezo a decirle qué es una mierda. más idiotas aparecerán — digo. me aseguré que las damas que vengan puedan satisfacer todas tus necesidades. . Simplemente estoy ofreciéndote una solución fácil: una profesional que puede hacer tu trabajo de asistente y luego. y ni siquiera sé cómo usar la estúpida cosa. porque no es culpa de Helen que Finn me traiga una acompañante. Parece que voy a tener que hacer la esta vez la contratación yo. Esta vez. No tengo tiempo para esta mierda hoy. —No hay problema. —Estupendo. La forma en que dice eso me hace pensar que me está contratando una prostituta. —Menea sus cejas. Estoy empezando a creer que Finn lo hizo a propósito. —Señor Foster. Aprieto los dientes. Los periódicos aprovecharían al máximo esa mierda. largo. 14 ¿Sí? —respondo. lanzando furtivas dagas a Finn. gente pensando que estamos contratando prostitutas. y gruño. Estoy seguro que puedes manejar esto por tu cuenta. mi enojo cada vez mayor. Pero esta vez no estás haciendo las entrevistas—. Hice el salario bastante astronómico. largo. gran amigo. —Tú. largo. ¿Qué diablos hiciste? Se levanta y sostiene sus manos frente a él. —Creo que cuanto más alto sea el pago. —Nah. Así terminé con media docena de tipos antes. —Envíala —digo lo más cortésmente posible. —Fácil. Eso es todo lo que necesito. recostándose en mi silla y cruzando los brazos... Sé que ha sido un largo. largo tiempo desde que conseguiste un orgasmo. aquí está la señorita Kennedy Myers para una Página entrevista.. —Finn. —Sonríe. Tengo una lista de artículos para resolver con este programa.. así que debes conseguir muchos candidatos de calidad. Sacudo la cabeza. otro trabajo. pero Helen llamó—. El tipo que requiere rodilleras.

—Buena suerte —dice. y luego rechazo la idea. Si realmente es una prostituta. Sé que ha pasado un tiempo desde que he estado con una mujer. Por una fracción de segundo. Tomo una respiración profunda y trato de calmarme. incluso si pagas por ambos. O como lo llames. esta entrevista debería ser fácil. Me siento agitado entre las piernas. ¿Cierto? 15 Página . Voy a preguntarle si sabe cómo usar algunos de los programas de aquí y terminar. húmedo. No puedes trabajar con alguien a quien follas. Nadie me ha llamado la atención en años. pero mi mano es mucho menos drama cuando no la llamo de vuelta. guiñándome un ojo y saliendo por la puerta antes de poder lanzarle un pisapapeles. permito que mis pensamientos imaginen a tener mi polla envuelta en un coño caliente. y la idea es peor que terrible.

¿Eres lo suficientemente mayor para ser follada? . 16 Mi boca se abre ligeramente mientras busco algo que decir. Me inclino a medio camino a través de su escritorio para estrecharle la mano. Me detengo en la puerta de su oficina. Trato de jalar la mano. Estoy encerrada en algún tipo de trance mientras sostiene mi mano firmemente. pero no la suelta. Estoy totalmente insegura si eso es lo que se supone que debo hacer. No hace ningún movimiento para levantarse. haciendo el ridículo.. como mi abuelo me enseñó. Sigue mirándome con esos profundos ojos azules. y tengo que apartar mi mirada y esperar que me crea. luego otro. el calor de sus dedos recorriendo la mía mientras la envuelve. Trato de dar una sacudida firme. 3 —¿V as a quedarte ahí. —Mentirosa —dice finalmente mientras el agarre en mi mano se aprieta aún más—. —Tropiezo con mis palabras. y no sé las reglas o la etiqueta para algo como esto. pero me congelo. Su mano llega. pero él habla primero. Doy un paso hacia adelante. pero logro pasar la mentira más allá de mis labios.. o vas a entrar? —El hombre del otro lado de la habitación me grita. —Veinti. hasta que estoy de pie frente a su gran escritorio de cristal. veintidós. sus ojos azul oscuro finalmente encontrándose con los míos. No sé por qué pensé que podría hacer esto. Página —¿Qué edad tienes? —Sus ojos se estrechan cuando mira mi boca. Nunca he tenido una entrevista profesional antes.

Suelta mi muñeca. o si deriva de otra cosa.. mi cabello cayendo hacia adelante y protegiendo un poco de mi rostro. pero sé lo que me pide. y me pregunto si todo el enojo es porque mentí. y tampoco puedo creer lo hermoso que es este hombre. Miro hacia su rostro. Aterrizo en ella. —Su dedo acaricia mi muñeca. Página Como si estuviera demasiado ocupado para hacerlo. Su cabello es negro como la medianoche y parece que ha estado pasando sus dedos por él. Lo dejo allí. rodeando su escritorio como un animal acechando a su presa. Me siento recta y trato de arreglar mi falda que se amontonó un poco en mi caída. Su camisa abotonada está desabrochada un poco. sentándome más fuerte de lo que quiero. Estoy en tantos problemas. —Sí. ¿Qué tengo que perder realmente en este punto? . —Todo. pero ya he llegado así de lejos. soy lo suficientemente mayor. Se detiene cuando llega al otro lado y se apoya en el cristal. Es un poco largo en la parte 17 superior. Jadeo por sus palabras. El señor Foster está de pie. Es intenso. sin rastro de corbata en ningún lado. La silla detrás de mí me atrapa e impide caer. ¿Soy un adulto legal? Asiento con la cabeza. No puedo creer que dije eso. y sé que este es un traje personalizado por la forma en que se ajustan. sintiendo mi rostro llorar. Kennedy. Sus pantalones se moldean perfectamente a sus piernas. —Dilo. como si necesitara un corte.. mirándome fijamente. con la esperanza de ocultar mi sorpresa. y me tropiezo lejos de él. Ya atrapada en una mentira. —Soy lo suficientemente mayor para ser follada —susurro.

no importa lo falso que pueda ser. Me siento un poco más recta y veo que sus ojos están en mis piernas. pero aprendo rápido y te mostraré que puedo hacer esto. ¿Por qué no debería decirte que salgas de mi despacho justo en este segundo? —pregunta. Solo dame una oportunidad. que no vas a correr. Su olor cálido llena mis pulmones. tomando notas. Se detiene por un momento. Se mueve de su escritorio y da un paso hacia mí. Necesito no retorcerme bajo su mirada ni alejarme. Mis horarios. —Manejarás todo lo que necesito —desafía mientras se mueve más Página cerca en mi espacio. parece casi casual. señorita Myers. Inhala. ¿Por qué no me ha echado ya de su oficina? —Es por lo mucho que quiero este trabajo. Necesito saber que puedes manejar mis demandas. Su intensidad me golpea fuerte. lo prometo —le suplico. Tengo que hacer que parezca que también pertenezco aquí. Este trabajo podría resolver tantos problemas para mí ahora mismo. —Puedo. Sus manos van a los apoyabrazos de mi silla. pero apoyado en el escritorio. —He pasado por un montón de asistentes y me está agotando. Las necesidades que un hombre como yo tendrá con una pequeña cosa como tú corriendo por esta oficina todo el día. No puedo leerlo en absoluto porque me pregunto lo mismo que él. Lo miro a través de mis pestañas—. —Ya me has mentido. Voy a hacer cualquier cosa —admito—. Su cuerpo está tenso. todavía mirándome. de pie. Eso es todo lo que estoy pidiendo. inclinándose hacia adelante. Sé que no tengo mucha experiencia como asistente. estando donde necesito que estés en un momento de aviso—. Y otras necesidades también. una chispa de esperanza de iluminación dentro de mí. a un aliento lejos de mí. como si me estuviera respirando—. No sabía que un olor pudiera ser tan sexy. No quiero hacer esto de nuevo dentro de unas semanas. hasta que está a pocos centímetros. y de repente me siento 18 enjaulada. .

¿verdad? Viniste aquí dispuesta a darme lo que quiera. Su mano entre mis piernas me acaricia de un lado a otro. Su lengua empuja en mi boca. Debo decir que no. —Ya estas húmeda. Señor —exhalo. —Pero lo sabías. Abro perezosamente los ojos. Las Página deliciosas oleadas de placer me inundan mientras su lengua se ralentiza. Un pequeño toque. Siento una de sus manos en mis muslos. Viniste aquí para darme esto y lo voy a tomar — afirma antes que sus labios tomen los míos en un beso duro. Los pequeños y simples toques me envían por el borde. Al menos eso es lo que estoy tratando de decirme. y siento empujar mi pecho hacia él. Me sonrojo una vez más. dándome pequeñas lamidas dulces mientras mordisquea mi labio inferior. Solo un poco. Su otra mano va a mi cadera. —Di mi nombre —me corrige. Coloca las bragas en . Luego sus dedos se deslizan hacia arriba. pero no estoy segura de por qué lo estoy haciendo. Abro para él. pero su boca sobre la mía amortigua los sonidos. pero realmente no suena como si quisiera una respuesta. Un dedo se desliza dentro de mis bragas. y mi orgasmo 19 llega. Pero en realidad necesito que me toque. y me mueve de la silla para que mi culo este casi colgando del borde. pero necesito este trabajo. quitándolas. Trato de gemir. Debo alejarlo. Mis bragas en una mano. baja mis bragas. Se está levantando derecho. anhelo su toque allí. Por qué. y lo siento venir. y suspiro. exigiendo entrada. Me está probando. Me siento allí. incapaz de detener las reacciones de mi cuerpo ante el suyo. mirando abajo hacia mí. ¿Verdad? —Hace la pregunta. empujándolos separados tanto como mi falda lo permite. y la otra en su boca mientras lame sus dedos. insegura sobre qué hacer mientras mi respiración aumenta. de repente. Me levanto un poco mientras la saca de mis piernas. Siento acercarme ante tacto. —Señor. dándole lo que quiere. —Oh Dios. Foster. Ni siquiera había notado que estaban cerrados. Cuando retrocede. con los ojos clavados en los míos. El movimiento le permite alcanzar mis bragas.

—Empiezas mañana —dice finalmente. rompiendo mi espiral descendente—. Voy a buscar un lugar en mi edificio o tendrás una de mis habitaciones desocupadas. Con eso. Me pongo de pie. y no sé si debo decir algo. empieza a escribir de nuevo. así que será más fácil si te quedes cerca de mí. Ven aquí a primera hora de la mañana. 20 Página . preguntándome en qué me he metido. claramente despidiéndome. y ni siquiera desvía la mirada de su pantalla.el bolsillo de su pantalón y regresa al otro lado de su escritorio para sentarse. El silencio crece. tal vez incluso un poco más solitaria. Me siento y trato de enderezarme. Tendrás que estar a mi entera disposición. repentinamente sintiendo frío en la habitación gigante. Me giro y salgo de la habitación. tratando de orientarme.

No puedo creer que sea una prostituta. y probablemente ni siquiera tienen más su olor. Sonrío. Página Las palabras han estado corriendo por mi mente. Son un lío pegajoso. no pude levantarme. así que no puedo imaginarla estado en eso mucho tiempo. La primera cosa que hice cuando su cuerpo exuberante dejó mi oficina fue tomar mi polla. No tiene ningún sentido ahora. Mi polla estaba demasiado dura. Pude sentir su orgasmo con mi toque. Son casi las cuatro de la mañana y no he cerrado los ojos. y no sabía si mis débiles rodillas podían sostener mi peso. No desde que la vi. 4 M e doy por vencido al no poder dormir y me quito la cobija. conseguí su currículum de Helen y comencé a examinarlo. y proceder a correrme sobre ellas. no pude 21 evitarlo. ¿Por qué ya asumo que es mía? Tan pronto como pude formar un pensamiento coherente. gustándome la idea de cubrirla toda de mí. Tuve que acercarme lo más posible. El imaginarla con otro hombre me pone irracionalmente celoso. He estado haciendo lo mismo toda la noche. enfermo de mirar fijamente el techo. Pero una vez que se sentó y vi cómo la falda apretada atravesó sus gruesos muslos. Está actuando como si no me estuviera masturbando desde que salió de mi oficina ayer. Sólo he estado en una habitación con ella una vez. junto con sus bragas. y cómo el botón entre sus pechos estaba gritando para liberarse. Busqué todas sus . Se ve joven e inocente. El pensamiento tiene mi polla en carne viva palpitante con la necesidad de liberarme una vez más. Cuando entró ayer.

no eran ciertas. Me froto los ojos. Aparqué mi coche y esperé hasta que estuviera salvo dentro antes de dejar escapar un suspiro que no me di cuenta había estado sosteniendo. Tenía que tener más. No puedo decir cuántas veces me he corrdo desde que llegué a casa. Caminaba sola por las calle. Cualquiera podía subir y agarrarla. El pequeño vistazo en la calle no era suficiente. Le dije que viviría en mi edificio o dentro de mi casa. y necesitaba estar solo. pensando en cómo me acerqué a su casa y luego me senté afuera hasta que vi su luz apagada. y pude verla en su apartamento. Mi polla se estaba convirtiendo en un dolor insoportable. Nunca he sido de los que se obsesionaban con una mujer. La cortina se movió ligeramente. llamé a uno 22 de mis chicos de seguridad para vigilarla y descubrí todo lo que pude Página sobre el lugar donde se alojaba. Y otra vez. Era un barrio de mierda. Luego de eso. No pude controlarme. Sólo iba a pasar una vez y eso era todo. La única cosa en la que no mentía era su dirección. Tuve que averiguar tanto como pude. dejé el trabajo y conduje hacia su dirección. Todo lo que podía pensar era volver a verla. me lavo el cuerpo y comienzo de nuevo. su único lugar estaba en mi cama. y no podía masturbarme en mi coche. Había demasiada gente alrededor. inmediatamente me sentí protector sobre ella. Después me fui a casa para aliviarme. Pero después de ver este basurero y de saber lo que me hizo. Nunca pensé mucho en estar con alguien . Tan pronto terminé de frotar mi polla. entonces estaría bien. Me convencí que si tuviera una pequeña visión de ella.credenciales y. Salí de mi coche y caminé alrededor de su edificio. buscando una manera de entrar. Era demasiado joven para haber terminado la universidad. como sospeché. pero después de levantarme de mi cama y entrar a la ducha. Así que seguí conduciendo de un lado a otro durante un par de horas. y finalmente la vi. Pero luego volví a conducir. Parecía demasiado inocente para quedarse sola. La dejaría sola y volvería a casa. me hizo agarrar el volante ferozmente.

más rápido la veré. 23 —Estará aquí dentro de treinta minutos. Helen levanta la mirada inflexible de sus notas. esperando acelerarlo. Son las cinco de la mañana y me siento en mi escritorio con una taza de café y veo salir el sol. me adelanto y visto para el trabajo. ¿Qué me pasa hoy? ¿Cómo ha conseguido estar tan completamente en mi cabeza? No puedo tener un pensamiento claro aparte de tenerla aquí en mi oficina tan pronto como sea posible. Mis planes eran trabajar y ganar dinero. La corto a mitad de frase porque ya no aguanto la anticipación. Pero en el fondo siento una voz decir dentro de mí que cuanto más pronto me ponga a trabajar. . Después de limpiarme. evitando caer. —¿Dónde está Kennedy? —grito un poco más fuerte de lo pensado. y una mirada me tiene obsesionado con ella. Helen entra y dice buenos días. luego pasa el horario del día. Cuando llego a la oficina. Tengo los ojos cerrados y estoy imaginándola reclinada en la silla. Mis piernas son débiles a causa de todos los orgasmos. Pero Kennedy entró en mi oficina. A las ocho en punto empiezo a caminar. Trato de encontrar cosas para mantenerme ocupado. casi con el toque de una sonrisa tirando de sus labios. Le dije que cuando entrara repasaría las cosas con ella. soy el primero. y acabo sobre mi mano. Su coño húmedo a la vista. —Joder —grito y presiono mi otra mano a la pared de azulejos. ojos cerrados y con las mejillas enrojecidas.en el futuro. pero mi polla todavía tiene que conseguir el memorando. tratando de controlar mi temperamento. Podría hacer algo constructivo con mi tiempo ya que no puedo dormir. Página —Lo haré yo —ordeno de nuevo. pero mis ojos siguen vagando hacia el reloj.

Trago con fuerza y la miro de arriba abajo. —Buenos días. —Se sonroja. Debió haber engordado desde que compró la ropa. A pesar de llevar la ropa demasiado ajustada. en una dieta. señor —dice Helen y luego sale de mi despacho y se dirige a ver a Finn. Me encantaría verla un poco más llena en alguna ropa que abrace su cuerpo. señor Foster. No. —Sí. Quiero que me quiera. Está en la misma falda apretada de ayer. Giro para ver a Kennedy de pie en el umbral de mi oficina. necesito que me quiera. y luego una voz en el teléfono responde—. Sus curvas son exageradas por su cintura apretada. Tendría un cuerpo hecho para ser tomado por un hombre de mi tamaño. Cuando dejo el teléfono. Oigo el clic de la puerta. —Cierra la puerta —digo sin mirarla. mi voz baja y ronca. Afortunadamente. con una blusa color crema que es de un tamaño demasiado pequeño. Estoy otra vez caminando de un lado a otro y contando los segundos hasta que finalmente oigo un pequeño golpe en mi puerta. Normalmente por las mañanas me daría un breve resumen sobre lo que tengo programado hacer y luego me quedo para manejar el resto de mi día por mi cuenta. 24 —¿Has comido? —pregunto. averiguar exactamente cómo llegó a solicitar un trabajo como éste. y me acerco a mi escritorio para tomar mi teléfono. Si me doy la vuelta. y no puedo dejar de pensar que se vería aún mejor con unas veinte libras más añadidas a ella. así tendría mucho tiempo para conocer a Kennedy. porque casi se le sale todo. Eso no funcionará. Página —No señor. . Y entonces tal vez probar algunas de sus habilidades que no figuran en su currículum. Envía el desayuno. sigue siendo un poco pequeña. Podría decir que sería perfecta con más peso. organice la mayor parte de mi día al venir tres horas temprano. Tomo aire y trato de calmarme. Todo en el menú. no podré controlarme. umm. Estoy. me doy la vuelta para ver a Kennedy todavía junto a la puerta y parece asustada.

Comerás delante de mí en cada comida. y siento el calor fluir entre nosotros. Aprieto los puños. Su cabello oscuro está tirado hacia atrás en una cola de caballo baja. —Puedes llamarme Mason cuando la puerta de la oficina esté cerrada. señor Foster. Comerás tres veces al día. pero está de acuerdo. y por un segundo sus . Quiero asegurarme de que estás recibiendo suficiente. Sé que está mojada —casi puedo oler su coño desde aquí. te llevaré a recoger algunas cosas. Sus ojos oscuros buscan los míos. decidí que te necesitaría toda la noche. tratando de no llegar a ella y justificarme. después de verte comer el almuerzo. tu trabajo incluye una asignación de vestuario. así que hoy. Después de ayer. Asiente nerviosamente y retuerce los dedos. Página —¿Kennedy? —pregunto. O señor. 25 Miro como sus pies se mueven un centímetro y sus muslos se presionan juntos. y yo también. —También. así que necesitaré monitorear tu ingesta de alimentos. deseando su acuerdo. Estoy listo para doblarla y conseguir mi polla mojada. El pensamiento me tiene duro frente mis pantalones obscenamente. y quiero que lama mis bolas mientras lo dice. Mason. De nuevo sus mejillas se ponen de color. y sus ojos oscuros están mirando a cualquier parte menos en mí. vamos a repasar algunas reglas. —Bien. Está pensando en ayer. pero necesita comer primero. —Sí. Sus ojos vagan por mi traje hasta donde mi excitación se muestra. —Tus cosas serán trasladadas a mi edificio hoy. Mi nombre suena como al caramelo en su lengua. y no me molesto en ajustarlo. como mínimo. —Sí.

Mira lejos rápidamente. Extiende tus 26 muslos y muestra tu coño mientras comes. porque por mucho que pueda estar fingiendo ser inocente. —Déjalo —señalo. Un muchacho joven rueda un carro con una bandeja grande apilada con los platos cubiertos. Mira a Kennedy. Abre la puerta. señor Foster. —Eso será el desayuno. —De acuerdo. Se detiene y vuelve a colocar el plato en la bandeja y asiente con la cabeza. y el acto tímido me irrita y me excita.ojos se ensanchan. Pero sólo le da una sonrisa educada antes de salir de mi oficina y cerrar la puerta detrás de él. —Sí. y por un segundo quiero arrancarle los ojos. sé que es mía. levantando una mano. también me excita. Y ha sido contratada para satisfacer todas mis necesidades. Me dirijo a mi escritorio y me siento para esconder mi polla. No tiene sentido dejar que el personal sepa que estoy a punto de explotar en mis pantalones. ¿Lo ha hecho antes? ¿Pretendía ser inocente y jugar un papel? Pero entonces. como para esconder que lo notó. Antes de poder decir otra palabra. Kennedy. Me hace enojar porque pienso en ella haciendo eso con otros hombres. Kennedy —empiezo mientras me inclino hacia atrás en mi silla—. Lo deja en la mesa que tengo en mi oficina y empieza a ordenar los platos. hay un golpe en la puerta. Página . Quiero que subas esa falda y luego te sientes.

Me acerco y le doy una palmadita en las nalgas mientras se da la vuelta y regresa a la silla. Se sienta del mismo modo que antes. y sus tetas se mueven. —Sí. y veo sus bragas. es jodidamente buena en inocencia. La irritación me golpea. pero se compone rápidamente. Kennedy se levanta y se quita el algodón blanco. Buena niña. 5 S u boca se abre un poco. Se menea mientras lo hace. Rápidamente. —Extiéndelas —gruño. Dios. Le gusta esto. Sus manos tiemblan un poco mientras sube la falda —demasiado— apretada sobre sus muslos y caderas. —Desabrocha la blusa también. 27 Noto como su respiración se alza. Recibir órdenes la enciende. No me lo ocultes. extendiendo mi mano. Observo cada movimiento mientras se acerca a la silla y se sienta. Quiero ver tus pezones. —Tráelas —ordeno. Camina lentamente Página colocando suavemente el material en mi mano—. la mancha rosada de su rostro no puede ocultarse. todavía quiere esto. . Sus dedos van a los botones de su camisa. Su vagina no puede esconder eso. pero titubea con ellos. odiando la anticipación. No sabía que uno podría fingir un rubor. Mason. Incluso si se le paga para estar aquí. Separa sus piernas. con las piernas abiertas y el coño húmedo en exhibición. Sin embargo. Me da más ideas. —Dije que quería ver a tu coño.

Suelta un pequeño gemido cuando lo pellizco y luego lo suelto. —Sí. abre la boca de nuevo. revelando bonitos pezones. viendo su boca mientras toma cada bocado. —Parece un poco sorprendida. Los botones están demasiado apretados. —Mason. Le doy de comer todos los panqueques y luego comienzo en el siguiente plato. Saca el material lejos y sus tetas gordas caen hacia fuera. Quiero tu vientre bonito y lleno. sus pequeñas manos temblando un poco. Jadea en estado de shock. Levantándome. alimentarla. —¿Tengo que hacerlo todo. Unto un panqueque con mantequilla y vierto el jarabe sobre él. Se agacha. Agarro el material con ambas manos y lo abro. recogiendo los cubiertos y cortando sus panqueques para 28 ella—. No sabía que la comida. Ahora desabrocha tu sujetador. Kennedy? Debes hacer las tareas fáciles al primer intento. No me hagas arrepentirte de contratarte —Miento. Después de tres bocados más afirma no poder comer más. rosados. Vacila un segundo y abre. —Kennedy —regaño. Sus ojos se ensanchan y me mira. Moriría antes de arrepentirme de esto. pero todavía mantengo una vista perfecta de su cuerpo. dejo escapar un suspiro y me situó delante de ella. y quita el gancho con suficiente facilidad. no puedo comer todo esto. Página entonces lo sostengo para que lo tome. agarrando unos cuantos platos cubiertos y saco las tapas. Mason. podía encenderme tanto como ver su coño abierto para mí. huevos y más. . Me estiro. —Comerás todo lo que puedas soportar y luego comerás un poco más —digo. cariño. Porque es lo que te pido hacer. Disciplinada. Se revelan panqueques. salchichas. —Tan duro. Me siento a la mesa con ella. —Me doy cuenta mientras estiro la mano y paso mi pulgar a través de un pico firme. tocino. —Eso se llama resolver problemas. Lo haré mejor.

Puede parecer inocente y dulce. y el sonido de su coño chupando mis dedos es tan erótico. más duro de lo que debería. Con mi otra mano pellizco un pezón y luego el otro. y luego quiero que me chupes. Pero sé que es imposible. pongo mi boca en uno. Me recuerda una vez más que le estoy pagando para que haga esto. y me inclino hacia ella con irritación. Inclinado hacia adelante. Está jugando un papel. No debería sentirme loco por haberla contratado para que me sirva. y en cuestión de segundos se viene en mi mano. ¿A Página cuántos hombres les hace esto? Con furia. Y lo tomaré. Vamos a ver si chupas una buena polla. pero quiero explorar este pequeño tesoro. Podría doblarla sobre esta mesa y tomarla con mi polla. desabrocho mis pantalones y saco mi pene. Sólo está aquí porque le estoy pagando. y la siento retorcerse. —Sí. Quiero jugar un poco contigo. —Se lame los labios. y por un momento me pregunto si quiere esto tanto como yo. —Mason —gime. acostándose y dejando que sus piernas se abran más. Sus pliegues hinchados brillan con jugos. Presiono mis dedos en su abertura húmeda y los deslizo con facilidad. Una pequeña parte de mí odia eso. pero una parte más grande sabe que tomaría cualquier cosa para conseguirla. Lo empuño en mi mano y lo bombeo varias veces. —Pon tu boca en mi polla —digo. Estoy enojado. Una vez siento que ha comido lo suficiente como para haber ganado por lo menos una libra. —Inclínate en la silla. Chupo el bollo apretado en la boca y muerdo un poco. pero jodidamente se corre 29 como una profesional. Succiono más fuerte el pezón. La dejo sentir la presión de mis dientes mientras cojo su coño más duro con mis dedos. tratando de empujar mi boca más duro. . dejo el tenedor y froto mis manos en sus muslos. pero lo hago. y la siento arqueando la espalda de la silla. Mason —dice. y no sé cómo detenerlo—.

Mi cabeza cae hacia atrás y me quejo mientras el calor caliente y húmedo de su boca me succiona. Kennedy. Más rápido de lo que pensé que sería capaz después de su orgasmo. y agarro su cabello. y puedo sentir el esperma de la base de mi polla siendo aspirado por su boca. Su boca está en mi polla. —Maldita sea. Gruesos arroyos de semen por mi eje. La visión de ella en sus rodillas con sus tetas gordas colgando hacia fuera y su coño húmedo extendido me impulsa al orgasmo. Le agarro el cabello más apretado y finalmente siento algún tipo de alivio después de una noche de masturbarme sin resultados. Ha venido a desayunar conmigo. Buena chica. Su jodida 30 boca es mágica. —Buena chica —respiro mientras le da a la punta de mi polla un Página besito antes de sonreírme. las dos manos agarrando mi eje. Por un momento. y los lame. El beso es más suave y dulce que todo lo que hemos compartido. —Joder —gruño y estoy a punto de venirme. Ten cuidado o vas a exprimirme hasta dejarme seco y no voy a tener nada para poner en tu coño. —No te preocupes. El beso que un amante compartiría. —Te daré puntos adicionales por estar tan ansiosa. Gime. y pretendiendo que es mi esposa. y nuestros toques matutinos se . cae entre mis rodillas. Me inclino y tomo sus labios. moviendo su boca de nuevo a mi punta. te guardaré un poco. empujándola en mi polla. casi puedo olvidar cómo llegó a estar en mi oficina. Su boca salta y luego lame mi polla y mis bolas. Succiona. y traga más de lo que imaginaba que sería capaz de conseguir en su boca. Me chupa y me mira a la vez. no uno dado por alguien contratado para hacerte acabar. cariño.

han convertido en esto. La imagen de Kennedy vestida de blanco y con mi apellido parpadea en mi mente. 31 Página .

Tal vez era nada más algo divertido y nuevo. no podía pronunciar los nombres de algunas. ¿dónde me dejará eso? Definitivamente sin una casa. Habíamos ido a tantas tiendas hoy que todo empezó a hacerse borroso. Cuando la novedad desaparezca. Había concentrado su loca intensidad en mí. Sé que debo intentarlo. lo cual es una hazaña porque es el doble del tamaño de mi antiguo apartamento. Al principio pensé que era dulce cómo sus ojos nunca me dejaban. si era cómo trataba sus amantes. Probablemente tuviera algo que ver con la comisión que ganan a causa de las compras compulsivas. y estaba segura que cada mujer que había sentido esto antes de mí. Entonces sus ojos se iluminaban como si acabaran de ganar la lotería. y pronto acabaría conmigo. Ha dejado el espacio una vez impecable. Mason se puso de pie y me vio cambiar de un traje a otro. en un desastre total. Tal vez . Todo el tiempo. Es un poco abrumador. La habitación parece como si una tienda hubiera estallado en medio. Recibía las miradas más extrañas de las vendedoras hasta que veían a Mason. y otras me hicieron sentir completamente fuera de lugar. Algunos de los lugares ni siquiera tenían etiquetas de precio en los artículos. Dijo que había tenido muchas. estuvieron tan encantadas como yo. 32 Entonces comencé a preguntarme si esto era simplemente como Página funcionaba todo. 6 M e paro en medio de la gigante habitación de Mason rodeada de tantas cajas y bolsas que ni siquiera sé por dónde empezar. pero tal vez podría seguir pagando mis facturas durante el tiempo que esto dure.

De hecho. Voy a estar en su cama todas las noches. diciéndome que es donde me alojaría. Este es un trabajo. Me dejo ir cuando no debería hacerlo. No tengo ni idea de mis acciones cuando me pone las manos encima. De hecho. Por esos pocos minutos. Como lo está haciendo ahora mismo. Esto no debería encenderme. Quería que hiciera que mi cuerpo cobrara vida de nuevo. No es asunto mío. Todas mis preocupaciones y miedos se apartaron. No en otro apartamento o incluso otra habitación. avisó que a su regreso. Lo que no me dijo fue qué iba a hacer. Los celos que me atravesaban fueron casi incontrolables. Algo está mal conmigo. La noche anterior. y estaba muy dispuesta. Lo dejó muy claro. . si mis oídos oyeron bien. tocarlo. No porque me pagara. ¿No se supone que debo ser seductora? Porque definitivamente no lo soy.debería googlear cómo ser una amante o algo. Era más que contestar llamadas telefónicas y tomar notas. pero por alguna razón a mi cuerpo no le importa. sólo me pone más caliente. La idea de pagarme hace que mi cuerpo palpite con necesidad. La peor parte es estar respondiendo a ello. Solo sé que recibió una 33 llamada y se fue. Sólo placer. lo mejor sería que estuviera desnuda en su cama. Se apresuró a salir por la puerta y me dejó de pie aquí. y el resto del mundo se evaporaba. Quería que me tocara. Sé que no debería estar apegada a él. Estoy sola en su dormitorio. Quería complacerlo. Hasta que la realidad empezaba a regresar. Me contrató para ser su puta pagada. algo que me mantendrá lejos de la calle y de un apartamento de mierda donde temo dormir la mayoría de las noches. sólo fuimos nosotros. Me ordenó chupar su polla. estaba perdida en él. Odio cómo eso me hizo sentir. Porque eso es lo que pasó cuando su piel encontró la mía. Esto mantendrá a mi abuelo en un hogar de ancianos de alto nivel sin el miedo de ser incapaz de pagar sus cuentas. Afortunadamente siempre me lo dice. cuando estaba Página acostada en la cama y me preguntaba en qué me había metido. sino porque quería hacerlo. me dije que debería haberme ido al saber lo que realmente era ser la asistente de Mason. Una llamada de una mujer. soy su juguete.

pero no se está usando nada. y la cintura está apretada por un cinturón azul marino grueso. Todavía no puedo creer que sea donde viva ahora. Es un hogar. Se parece a lo que hacen los agentes inmobiliarios cuando tratan de vender una casa. vino con unos zapatos planos azules para combinar con el cinturón y sabía que mis pies me amarían por eso. aunque fuera bueno. Había fallado. La parte superior es ajustada. Puede pasar a querer despedirme tan rápido que es inquietante. Mirando el reloj de la mesita de noche. Camino por la calle 34 unas pocas cuadras hasta la estación de autobuses. Entonces empieza a flotar hasta golpear a mediados de muslo. Todo está en su lugar. Saliendo de la puerta principal. La forma de mirarme. mi abuelo se puso enfermo. Pero entonces su mirada se transforma como si hubiera cambiado de posición. La forma de parecer no poder obtener suficiente de mí a veces. hago mi escape del edificio de lujo. veo que sólo son las seis en punto y sé que sólo hay una cosa que me hará sentir mejor ahora. Todo el lugar está decorado con arte en las paredes y muebles que parecen nunca ser utilizados. Pero. pero no se siente como uno. Se había ocupado de mí toda mi vida y prometí cuidar de él. . estaba con él o tratando de asegurarme de que nuestras vidas no se desmoronaran. Me duele el corazón cuando lo pienso. Algo acerca de Mason me atrae. No quería ponerlo en un hogar de ancianos. Escogí este para llevar puesto. Saco mi tarjeta de Página metro mientras espero el autobús. El vestido color crema viene todo el camino hasta mi cuello y tiene mangas cortas. a pesar de estar usando ropa que parece pertenecer sólo a una pasarela. Casi como si estuviera enojado conmigo por hacer lo que me dijo que hiciera. Si no estaba en la escuela. Tomo el teléfono celular que Mason me dio y mi vieja mochila gastada abriéndome paso a través del inmaculado hogar. Es casi como si el lugar estuviera organizado. y luego paso desapercibida. La cosa es que mi mente y corazón no se están compenetrando. antes cuando los chicos comenzaron a aparecer en mi radar. ¿qué sé de relaciones?.

—Mis ojos se llenan de agua. Me inclino contra el marco de la puerta y espero a que me note. Me preguntaba cuándo vendrías. Dejar que me vea primero. —Empecé un nuevo trabajo —admito. abuelo. viendo que ve una vieja película de vaqueros. Solíamos verlos juntos todo el tiempo. Una vez dentro. y me muevo de la puerta dirigiéndome hacia él. salgo y camino hasta la residencia de ancianos. La Página preocupación que he estado sintiendo se desvanece. . Uno de sus brazos me rodea. En realidad era lo que más nos gustaba hacer después de la cena. —Calabaza. la cual está revisando una pila de archivos. Le doy a Larry. Me detengo cuando lo veo sentado en la cama viendo la televisión. Me sonríe. Lo siento. Su grueso cabello gris está peinado a un lado. preguntándole cómo va todo antes de ir directamente a la habitación de mi abuelo. Te ves muy bonita esta noche —me dice. corriéndose en su cama y acariciando un espacio vacío a su lado. me jala en un pequeño abrazo y besa la parte superior de mi cabeza. Está en el mismo pijama de franela color verde oscuro que llevaba puesto desde que puedo recordar. 35 No pierdo tiempo saltando en la cama. Ella empuja un botón para concederme acceso. Teníamos helado y acabaría desmayada en el sofá. Es más fácil de esta manera. asiento con la cabeza a la enfermera de la recepción. Debe tener dos docenas de pares. —Está bien. me hace sentir mejor verlo por mí misma. Esta noche va a ser una buena noche. Dejo caer mi mochila junto a su cama y me acerco. pero una sonrisa se extiende por mi rostro. Una vez en la parada correcta. —Me atrapaste. sigo su línea de visión. mi estómago se contrae en una bola mientras me pregunto qué vendrá. el guardia de seguridad. Cuando finalmente gira su cabeza. Aunque la enfermera me dijo que ha tenido un buen día. Me inscribo. —¿Cómo joyera? —Puedo oír el rastro de esperanza en su voz. un pequeño saludo y me detengo a preguntar cómo lo está haciendo su nuevo bebé.

Preocuparse por lo que está pasando. comida y enfermeras. sólo soy una asistente administrativa. Voy a manejar esto. No sé si me gustaría mucho trabajar en una joyería. ni dónde estaba. No necesita el estrés. Este lugar tiene mejores doctores. Sólo me gusta hacer los diseños. —Puse un poco de emoción en mis palabras. programas. No poseen todo lo que aquí tiene. Sabe que hacer joyas es algo que siempre he querido hacer. Lo he estado toda mi vida. Nombra algo y este sitio lo 36 tiene. no un asilo de ancianos. A veces se sentía angustiado y trataba de dejar nuestra casa y yo no tenía la fuerza física para detenerlo. Deberías ver mi nuevo lugar. apoyando mi cabeza contra él y mirando la televisión. También piensa que este lugar cuesta una tercera parte de lo que realmente vale. Sabía que estaba teniendo episodios cuando no podía recordar quién era yo. —Me inclino. —¿Lo estás llevando bien. —No. calabaza? ¿No necesitas nada? —Puedo escuchar la preocupación en su voz. Página No quiero que piense en nada de eso. He elaborado páginas y páginas de diseños de joyas a lo largo de los años. El abuelo no sabe lo mal que lo he pasado. Siempre estoy mirando lo que la gente usa. ¿Quién sabe lo que podría hacerle? —Estoy perfecta. Aunque pensó que lo tendríamos más fácil si vendíamos la casa y quedaba un montón de dinero en el banco. no es grande. No sé por qué estoy tan enamorada de las joyas. . pero todavía estoy trabajando en eso en mi tiempo libre. y estoy fascinada por cómo el gusto de la gente puede ser diferente. No podía dejarlo entrar en un lugar donde pensaba que podríamos permitirnos. Es tan elegante como este vestido que llevo. La joyería que alguien lleva dice mucho sobre esa persona. Se siente como un verdadero hogar. Juntos habíamos acordado vender la casa porque también sabía que estaba empeorando. pero lo estoy. No sólo eso. con la esperanza de tranquilizarlo.

—Mientras seas feliz, calabaza, estoy feliz. —Se inclina hacia atrás en
la cama, acercándome un poco más.

—No creo que hayas visto esta —me dice, y asiento con la cabeza
aceptando. No reconozco la vieja película en blanco y negro que se
reproduce en la pantalla.

—Te encantará. Tiene una dulce historia de romance.

Me sonrojo ante sus palabras, pero tiene razón. Siempre favorecí
aquellas donde el héroe viene a salvar el día y cae desesperadamente
enamorado de la heroína, a pesar de que es un vaquero bruto, brusco y
que nunca tuvo sentimientos reales hasta que ella llegó.

Me acuesto con mi abuelo viendo la película y empiezo a sentir mis
ojos poniéndose pesados. Sé que debería levantarme, pero no puedo
moverme. Finalmente caigo en un sueño profundo, saboreando el
momento, sabiendo que esos mismos momentos pronto serán una rareza.

37
Página

7

M
e paro en el umbral de la habitación y me apoyo contra el
marco. Kennedy está durmiendo en la cama con su
abuelo, y aunque odio despertarla, probablemente sea
mejor que no ella esté aquí cuando él se despierte.

Recibí una llamada de un médico al que contacté sobre la
condición de su abuelo. Después que contratara a Kennedy e investigara
sus antecedentes, me llevaron al asilo donde reside el padre de su madre.
Arreglé para pagar por su cuidado allí y ver si había algo más que se
podría hacer para asegurarme de que tiene el mejor cuidado disponible.

Las enfermeras me pusieron en contacto con uno de los principales
especialistas en Alzheimer del país. Miró su archivo y me llamó. No quería
que Kennedy supiera sobre mí haciendo esto a sus espaldas hasta que
tuviera buenas noticias para ella. Pero por lo que me dijo el médico, la
perspectiva no es buena. Se está desvaneciendo más rápido a medida
que pasa el tiempo, y recomendó que lo mejor que Kennedy puede hacer
es mantenerlo en un entorno familiar, porque el cambio puede ser
perjudicial para un paciente.

38
Página
Cuando me enteré, una ola de culpa se apoderó de mí y me di
cuenta de por qué ella estaba haciendo este trabajo. El lugar que eligió no
es barato, y no puedo imaginar cómo los trabajos que tenía antes eran
suficientes para hacer los pagos. Pude averiguarlo todo y vi que sus
cuentas bancarias han estado disminuyendo a casi nada. Está en una
situación desesperada, y estoy seguro que por eso tomó el trabajo como
acompañante, pero con los celos en el interior no puedo evitar
preguntarme cuántas veces ha hecho esto antes de mí. No parece que se
hayan depositado en su cuenta grandes cantidades de dinero que no sea
el dinero de la venta de una casa. Pudo haber tomado el pago en

efectivo y por eso no aparecía. Sin embargo, me pregunto si ella podría no
ser capaz de costear este lugar por más tiempo teniendo en cuenta el
costo de la casa de ancianos.

El salario que le pago lo cubre varias veces más. Sé que es
probablemente un alivio para ella no tener que preocuparse por ello, pero
me hace sentir como un bastardo. Le estoy pagando para que cuide de
mis necesidades y así poder tener dinero para cuidar a su abuelo enfermo.

Necesitaba cubrir el terreno de juego, así que fui adelante y pagué
por los próximos cinco años de cuidado, con las instrucciones de ponerse
en contacto conmigo personalmente para cualquier otra ayuda financiera
que el hogar podría necesitar. También había hecho una gran
contribución caritativa para que pudieran renovar el jardín de atrás y crear
un espacio exterior donde él pudiera disfrutar.

Cuidar a su abuelo me hace sentir menos idiota a causa de lo que
quiero de ella. Se siente más equilibrado ahora. En algún momento se lo
diré, pero no todavía. No hasta que la tenga debajo de mí y esté
embarazada con mi bebé. Quiero que esté atada a mí tan fuertemente
como sea posible antes de enterarse que ya no debe trabajar hasta el
agotamiento.

También descubrí más acerca de su antiguo propietario. Tiene un
interés por lo que es mío. Es otra cosa de la que nunca tendrá que
preocuparse. Me he asegurado de eso.

Cuando regresé a casa esta noche y vi que no estaba allí, entré en

39
pánico. Corrí a través de la casa llamándola, pero luego me di cuenta de
adónde iba. La encontré acurrucada con su abuelo, ambos durmiendo
profundamente. Página

Me aparto de la puerta, camino tranquilamente y acaricio su mejilla
con el dorso de mi mano.

Cuando sus ojos se abren, me sonríe, luego parpadea unas cuantas
veces confundida.

—¿Mason? —pregunta en un susurro, como si no pudiera creer que
estuviera aquí.

pero no la alcanzo. La desnudo. rozando mis labios sobre su cara todo el tiempo. Tengo que ser dueño de ella. —Señalo hacia su abuelo. Alzando la mano. La beso en la frente y la llevo al carro que espera. el conductor abre mi puerta y llevo a Kennedy el resto del camino hacia arriba a nuestro dormitorio. En vez de eso. cubriendo su cuerpo. y su abertura rosa es tan estrecha y pequeña. Una vez que llegamos. y la recojo en mis brazos. —Vamos a casa. Pero sé que ser una acompañante significa que ha estado con un montón de hombres. me deja tirar de ella. Antes de tomar mi mano. Cada pulgada. Me acerco. pongo mi brazo alrededor de la parte de atrás de sus piernas. Da un par de pasos y se inclina hacia mí. 40 Quiero moverme entre sus piernas y enterrar mi polla dentro de su caliente coño. La coloco en la cama. y apenas se mueve cuando le quito el vestido y las bragas. Nuestro dormitorio. y asiente. se inclina y le da un beso en la mejilla. Por un segundo creo que va a protestar. y no sé cómo detenerme. Siento que no puedo dejar de tocarla. pero se derrite contra mí y cierra los ojos. así que estoy seguro de caber muy bien. Me quito la ropa y me deslizo en las sábanas frescas a su lado. Después de eso. Hay un pequeño parche de Página pelo corto entre sus muslos. empujo sus piernas y veo mejor lo que es mío ahora. necesitando tenerla en mi cama. Lo que he comprado y pagado. y se siente tan joven y delicada. Aprieto los dientes y le tiro la manta. claramente todavía cansada. Hace que todos mis instintos posesivos y protectores salgan. cariño. y yace allí en mis sábanas. La sostengo en mis brazos en el carro de vuelta a casa. me encanta el sonido de eso. un cuerpo joven perfecto para calentarme. aparto la manta de su cuerpo y empiezo a . Déjale descansar. Mierda. No puedo soportar la idea de otro hombre tocando lo que es mío. Pero esta noche es suave y dulce en mis brazos.

pero 41 deje escapar una respiración contenta al estar juntos. así que lo pongo en mi boca y la lamo para limpiarla. llevo la mano llena de esperma a su coño y libero la semilla sobre ella. .acariciar mi polla. mirando cada pulgada de ella. Empujo arriba y abajo en mi eje en un ritmo de castigo. El gusto de nosotros juntos es suficiente para darme ganas de volver a masturbarme. En su lugar. La alcanzo. La siento aferrándose a mis dedos mientras lo hago. No creo que pueda dormir esta noche con el dolor en mi polla. pero todavía la uso para mi placer. Le daré esta noche para dormir. Me suelto en la palma de mi mano y creo una pequeña piscina de mi gruesa semilla caliente. Sentándome. Un pequeño orgasmo perfecto para mi niña mientras duerme. y también decido hacerla correrse. Dejo que la cresta de mi polla se asiente entre sus piernas. aunque me duele la boca por querer chupar sus pechos. sus labios hinchados. pero me freno. Sólo un poquito mientras duerme. Aquí exactamente es donde va a permanecer durante el tiempo que la quiera. Sólo tarda unos instantes antes de soltar un suave gemido mientras se aferra alrededor de mi mano. uso mi semen caliente para pulir su clítoris y frotar en círculos. Cuando estoy cerca del borde. Miro hacia abajo a sus tetas desnudas y tomo mi polla más apretada. Froto mi semen en su diminuto clítoris rosa. y empujo un poco en su interior. uso mi otra mano para cubrir la punta de mi polla y coger todo mi semen. y siento su calor húmedo contra ella. Mi palma es pegajosa con su liberación y la mía. tirándola de nuevo contra mi pecho y sosteniéndola tan cerca de mí como sea posible. Sé que ahora no irá Página a ninguna parte. No la toco en ningún otro lugar. Me pregunto si está lista para todo el tiempo que va a ser.

la realidad vuelve a sangrar. Mirando el reloj. Salgo volando de la cama. No tenía intención de quedarme dormida.. lo horrible que es mi situación y cómo no tengo otras opciones. tropezando con una de las muchas cajas de zapatos y casi cayendo de cara en la alfombra. Esperaba 42 regresar antes que Mason volviera. ¿Abusaría de ese poder? Miro a su lado de la cama. Luego veo las bolsas y cajas de compras dispersas del día anterior. veo que ya son las diez. Todas mis preocupaciones se escaparon anoche. No es que estuviera escondiéndome. Ahora lo sabe todo. Enjaulándome como si pudiera intentar escaparme en la noche. Un bulto se forma en mi garganta mientras pienso en cómo Mason me encontró. sin recordar dónde estoy.. La otra parte. Por primera vez en mucho tiempo. Pero demasiado pronto. La luz del cuarto de baño se derrama en la habitación mientras el día pasado destella a través de mi mente. 8 M e arqueo en la cama. Todo esto me hace sentir como si Página hubiera perdido un poco de poder. había dormido en el mío. supongo que ahora lo sabe todo. Podía hacer cualquier cosa conmigo y no me opondría. Mason haciendo otras cosas deliciosas para mí y haciéndome caer en un sueño profundo y reparador. El abuelo se fue a la cama recordando quién era yo. . no sentí el peso del mundo sobre mis hombros. Nunca planeé contarle sobre mi abuelo. Sé que durmió allí una parte de la noche anterior. Mason trayéndome de vuelta aquí y poniéndome en la cama. Debe hacerlo si me encontró anoche. pero después de menos de veinticuatro horas trabajando para él. Nunca quise decirle nada sobre mí.

comienzo a buscar por otro vestido con el cual sé que puedo usar zapatos planos. No te duches. Las grandes y pesadas cortinas cubren las ventanas y bloquean toda luz. Dejo la nota de nuevo en el mostrador y me apresuro a través de mi rutina normal. ¿Por qué no me despertó cuando se levantó? Me dirijo directamente al cuarto de baño pero me detengo cuando veo una nota situada en el mostrador. Me estremezco. Me deslizo en unos zapatos planos de ballet blancos con pequeños arcos en la parte superior. Voy a ser afortunada si no me despide. supongo que lo más probable es que esté enojado. no estará tan molesto por mi tardanza. No puedo creer que haya dormido hasta tan tarde. omitiendo la ducha como me dijo. Vuelvo por ti más tarde. pero entre no estar en casa y en la cama anoche como me había dicho. Me acerco a una de las cajas abiertas y veo mis libros de dibujo. me pregunto si estaré en problemas. Sé que me dijo que volvería para mí más tarde. No quiero que mis pies mueran en el paseo de cuatro cuadras hasta el edificio de oficinas de Mason. Me precipito a la cocina y agarro dos muffins que veo en el mostrador antes de salir por la puerta principal. es como si mi vida explotara encima de él. todavía preguntándome si estoy en problemas. pero decido hacerlo cuando vuelva del trabajo. pero quizás si aparezco. Parece completamente fuera de lugar con sus cosas. Me detengo de repente 43 cuando veo todo el contenido de mi apartamento ocupando el salón de Página Mason. Lo remato con una diadema blanca delgada con un diminuto lazo rosa sobre ella. Me pregunto si Mason revisó entre mis cosas. algo de lo que él mismo había hecho. con la esperanza de que se ven bien para la oficina. Muestra lo diferentes que somos. . Dios. y ahora llegando tarde esta mañana. Me pongo uno rosa suave sin mangas y un delgado cinturón blanco. Debería estar en el trabajo ahora mismo. Nunca duermo tanto. Mierda. La nota realmente no me da nada. Probablemente debería limpiar el desastre. Sostengo la carta en mi mano y la leo una y otra vez. Regresando a los montones de bolsas de la compra. Muchos de mis muebles provenían de la casa de mi abuelo.

me detengo. Soy su guardia de seguridad. No me está mirando. quizá de cinco-once4. Era casi como si me estuviera esperando. —Hola —le digo antes de girar y golpear el botón del ascensor. sin saber qué diablos está pasando. Se aleja de la pared y llega a su máxima altura cuando sus ojos pasan sobre mí. Me pregunto qué diablos está haciendo. No es un hombre alto. sino a su teléfono. y casi se tropieza contra mí—. Estoy aquí para asegurarme de que no se encuentre con problemas. —Señorita Myers. giro. Levanta las cejas y sonríe. Cuando salgo. Un silencio incómodo llena el aire. Mason tiene unos pocos centímetros más. que no parece tan grande después de tener a Mason en mi espacio. El ascensor llega. 5 Seis pies: equivalen a 1’83 metros. no quiero ser grosera. Pero lo que este hombre no tiene en altura. . —¿Seguridad? 44 —Parece que le gusta pasear. A veces las cosas se ponían un poco terroríficas cuando regresaba a mi viejo 4 Cinco-once: (511) pies. Giro la cabeza para mirarlo y descubro que se paró detrás de mí. golpeando el botón para los dos. lo tiene en los músculos. —Señora —lo oigo decir detrás de mí. pienso distraídamente. Si tuviera que adivinar. Parece alguien que solía luchar. Su fácil sonrisa me obliga a soltar la tensión en mis hombros. escribiendo algo. No digo nada. No hay necesidad de tener miedo de mí. y me sigue. diría que está en sus cincuenta. Observo a un hombre con un traje oscuro en el pasillo. Su cabello gris resalta sobre su pelo negro. me sigue por el edificio y por la calle. —Cuando dice mi nombre. señora. seis pies5. equivalen a 1’80 metros. —Sólo estoy haciendo mi trabajo. Empiezo a caminar más rápido. Página —Yo no paseo —le respondo. Tal vez vive en el edificio.

No pasé la noche en la cama de un novio. sabiendo que esto va a ser malo para mí. Diablos. —Bueno. Su sonrisa crece. —Mencionó que tenía algunas reuniones para llegar —dice Brock Página mientras bajamos del ascensor y llegamos a nuestro piso. El agujero en mi estómago vuelve al recordatorio de por qué estoy aquí. Recomiendo algunos restaurantes y cafés locales. eso era probablemente algo que debería haber sabido. No hice ningún trabajo ayer. —Brock —me dice. Hacemos pequeñas charlas mientras caminamos hacia la oficina. Extiendo la mano. Me trago el pequeño bulto en la garganta. No estaba en el barrio más bonito. Me apego demasiado rápido claramente. —Soy Kennedy. Aprendo que Brock se mudó aquí hace seis meses cuando consiguió el trabajo y es nuevo en la ciudad. Mierda. —¿Así que no crees que esté enfadado conmigo por llegar tarde? — 45 cuestiono. Es entonces cuando me doy cuenta por qué dormí tan tarde. pero estoy segura que ya lo sabes. y supongo que sí. —El señor Foster me llamó a eso de las cinco. Es como . —¿Cuánto tiempo estuviste afuera de la puerta esta mañana? — pregunto mientras me dirijo hacia el edificio de Mason. Casi no recordaba cuando había dormido tan bien. a menos que Mason fuera contado como trabajo.apartamento. señora. Me sentí segura por primera vez en lo que fue como una eternidad. preguntándome si tiene alguna información para indicarme. Es muy amable de su parte. le doy una de las dos magdalenas que había cogido de la cocina de Mason. —Tomo un bocado de mi panecillo y él toma un mordisco del suyo. debes estar hambriento. a veces no me sentía segura en mi apartamento. y eso me hace sonreír de nuevo al hombre. tomando el muffin—. No desde antes que mi abuelo empezara a tener sus episodios.

yendo hacia mí. Miro a Mason salir de su oficina. Demonios. —Te dije que esperas en casa —regaña Mason.. Parece que no puedo separarme de la cosa. Un día más de lo que estuvimos juntos. ni siquiera sé cómo llamarnos—. 46 Miro abajo hacia mi vestido rosa. Sacudo los pensamientos tontos de mi cabeza. —No quería llegar aun más tarde. una mirada de asesinato cruzando su rostro mientras sus ojos se estrechan en mí. Debe ser su última amante. Observo como Brock mira a Helen. o asistente. Sus labios están pintados de rojo. Parece que debería estar en la escuela secundaria. Parece que está lista para caminar por una pasarela. —¿Esta es tu nueva ayudante? ¿Me reemplazaste por ella? —grita la rubia. dándole a la mujer espacio para caminar entre nosotros. Brock hace lo que le pide y retrocede un poco. y está claro que no tiene ningún problema para meterse en la cosa. Pero tengo mi mochila una vez más. Página —Acompáñala a la salida. que está de pie en su . luciendo tan bien como siempre. Recuerdo llorar a mi abuelo durante tres días. Ella resopla antes de dirigirse hacia el ascensor.. La rubia lo sigue de cerca.. Mi abuelo me la dio. De alguna manera terminó como el rey del baile de graduación cuando nos graduamos.cuando Ben en segundo grado me pidió que fuera su novia y me dejó dos días más tarde. recordándome que no me puse una mota de maquillaje esta mañana. Ni siquiera me gustaba. Entonces noto una rubia impresionante a su lado. Siempre se lamía el pegamento de los dedos y se reía de eso.. —Mason asiente hacia Brock. El traje gris le queda tan perfectamente que no me sorprendería si alguien me dijera que había nacido en él. Pensé que se veía bien. Una falda de lápiz apretada muestra sus largas piernas. La rubia ha sido claramente despedida.

Brock —le digo. No conozco el protocolo aquí. Sus ojos son intensos. haciéndome girar para mirarlo. Debo darle las gracias. ¿Te ha tocado? —gruñe la última parte. atrayéndome hacia su cuerpo. Sus ojos se bloquean. 47 Página . Siento la mano de Mason cerrarse alrededor de mi brazo. —Gracias por el desayuno —responde. Sé lo que viene cuando me arrastra a su oficina. ¿verdad? Me llevó a trabajar. —¿Ustedes desayunaron? ¿Por qué le estás agradeciendo? — Dispara las preguntas mientras se inclina junto a mi oído—. y mi cuerpo hace lo mismo de siempre cuando obtiene esa mirada dura. Encerrándonos. y se ruboriza cuando Brock le da un pequeño guiño. Oigo el sonido del ascensor mientras mis ojos se cruzan con los suyos. —Gracias. —No. bloqueando la puerta detrás de nosotros.escritorio. no me tocó —digo.

Necesito que se enamore de mí. 9 —¿T e importa decirme sobre qué se trataba? —El calor sube por mi cuello. Rápido. —Fue agradable conmigo en el camino al trabajo. Me recuerdo que él y Helen tienen algo sucediendo y Kennedy es mía. Retuerce sus dedos y mira el piso. cariño. Este sentimiento es demasiado nuevo para mí. y sé que no tengo derecho a estar celoso. Después de un momento. y tengo que hacer que eso suceda ahora. sin importar su edad. Si la toco ahora. No quiero asustarla. Pero ella es la clase de mujer que parece tan inocente y dulce que cualquier hombre la querría. no sólo porque es pagada para estarlo. así que le di uno de los dos muffins que tomé de tu cocina. sus ojos brillantes se encuentran con los míos. no podré controlarme. 48 Página Doy un paso hacia ella y espero que mire hacia mí. Espero haberlo hecho bien. Tan jodidamente inocente. y no tengo ni idea de cómo manejarlo o tratar con él. Necesito cambiar eso. Embarazarla con mi hijo les mostrará a todos a quien pertenece. No puedo evitar que los celos corran por mi cuerpo. Brock no es alguien que debería ser una amenaza para mí. Noto su diadema con el lazo. —Está bien. —Quiero apartar un cabello perdido. con cuidado de no tocar su piel. y trato de suavizar mi rostro. Sé la manera de hacerlo. Sólo me siento muy protector contigo. y quiero chuparlo en mi boca. Quiero que esté aquí porque lo quiera. Tiene edad suficiente para ser su padre. Ligarla conmigo en todos los sentidos posibles para que nunca pueda dejarme. No sé cómo entró en . Pero lo estoy. Morderlo. Pero mi reclamo es frágil. —Se muerde un poco el labio inferior.

—¿Cuándo usaste este programa? —pregunto. sólo me voy a enojar con la gente si la oyen viniéndose para mí. voy a vender mi empresa en eBay. Le explico el sistema que estoy luchando por usar.esto. besándola en la punta de la nariz. —Eres muy inteligente. y brilla. —Ese será tu desayuno —digo. y he pasado por una docena de asistentes que no pudieron 49 conseguirlo. hacerla gritar mi nombre para que todos en el maldito edificio sepan que es mía y poder controlar estos celos. vendiendo su pequeño cuerpo a bastardos como yo. Se ruboriza ante mi cumplido. Estoy tratando de hacer todo lo posible para dejar de pensar en tirarla al piso. deseando saber todo sobre ella. Alejándome. porque ambos sabemos que ella quiere decir secundaria. hay un golpe en la puerta. porque si no lo hago. Debo hacerlo. Si tiene remotamente cerca de veinte años. —Se encoge de hombros como si no fuera un gran problema—. —Una magdalena no es suficiente. —En realidad en un restaurante donde solía trabajar. queriendo tener sus labios en los míos. tomo mi teléfono y hago una llamada. El orgullo crece en mi pecho. Mientras lo hago. Kennedy se sienta en el asiento frente a mi escritorio y repasamos mi calendario. así que usamos esto para programar las mesas. Página No le pregunto qué escuela. Suspiro de alivio cuando viene alrededor de mi escritorio y me muestra lo que estoy haciendo mal. Siempre tenían una larga lista de espera. Es uno con los cuales está familiarizada. —Lo hice bien en la escuela. Asiente y me da una pequeña sonrisa. Me inclino más cerca. todos los detalles que la convierten en quien es. . Después. Ni siquiera tenemos derecho a mirarla. A veces me usaban como azafata y aprendí muy rápido. Esto no es fácil de usar. Voy a pedir algo y podrás comer.

porque estar tan cerca de ella siempre es doloroso. Siento el peso de la 50 carne suave y pellizco el diminuto pico. cariño? . Me levanto y ajusto mi polla. tan pura e intacta. besándola en el cuello y dejando que mi palma corra sobre su cuerpo. Una mujer mayor entrega la comida hoy. y muevo mi mano a su otro pecho. Gime al tacto. pero es suficiente por ahora. Me hace pensar que eres virgen. —Te ves tan inocente en este vestido hoy. y me pregunto si es porque ha hecho esto tantas veces antes. no puede dejar de querer enterrarme en uno de sus lugares cálidos y húmedos. y luego froto la mano por su muslo y su estómago. Mi polla late ante la vista. Quiero que dejes limpio tu plato hoy. froto sus pechos. y sé que no le interesa. Estás demasiado delgada. ¿Por qué no finges conmigo hoy. Esta vez me acaricio el regazo y se acerca a mí. y yo voy a jugar —le digo. No pienso dejarla escapar de mi alcance—. Le da la bienvenida. No quiero otros hombres aquí con Kennedy. y sonrío. Cuando la mujer se va. —El color rosa tiñe sus mejillas. pongo la mesa para Kennedy y luego me siento. y estoy feliz de notar que el personal de la cafetería recibió la nota que envié. No es exactamente lo que quería. Deslizo la mano por la parte superior del vestido y tomo un pecho en la mano. —Sí. —¿Te gusta esto? Página Asiente mientras toma otro bocado. sintiendo su suavidad bajo el vestido. no me gusta la distancia que intenta mantener. La agarro de la cintura y la empujo hacia mí con fuerza. Mason —respira y sus piernas se separan ligeramente. Espero hasta que toma un bocado de comida. —Debes comer más. Brock es suficiente para que mi mente se revolucione. Cuando estoy cerca. —Tú comes. Pero no importa. Sus pezones se endurecen y puedo sentir los capullos apretados a través del material. Sé que quiere mi tacto. Corriendo mi mano más arriba. sentándose en mi pierna con cautela. dándole el mismo tratamiento.

lo mismo. y sonrío—. Quiero que sea fácil . Parpadea y se muerde el labio. una pequeña risa en mi voz. Creo que puedo arreglármelas. Quiero ver ese coño virgen y cubrirlo con la crema de mi polla. —Me pone tan jodidamente caliente verte gotear así. lentamente al principio y luego más áspero. —Levántate y quítate las bragas. —Estás tan encendida que tu coño está goteando —digo. Ella se menea en mi regazo. Miro su coño y lamo mis labios. Quiero que el interior de tus muslos se moje constantemente para mí. Kennedy se lame los labios y sus ojos se ensanchan al verlo. paso mi pulgar sobre su clítoris 51 húmedo y lo llevo a mi boca.Puedes jugar a la virgen. pero sacudo la cabeza. exponiendo su rosada humedad. Una perla de semen se forma en la punta de mi polla. liberando mi pene. pero la retengo. Alargando mi mano izquierda. muriendo por saborearlo. y puedo ver su Página excitación gotear fuera de su coño y correr por las mejillas de su culo. —Mason —susurra y mira hacia su regazo. Sus dedos se contraen cuando toma el dobladillo y sus dedos en puños. y empujo su vestido para arriba. Separa sus piernas. Se ruboriza y agacha la barbilla. y gime. —Buena chica. pero finalmente se levanta y hace lo que le pido. luego asiente—. vamos a preparar el postre. Una y otra vez. y puedo jugar al hombre que viene a coger tu cereza. mostrándome su punto más delicado. —Miro su plato para ver que ha terminado todo lo que puse en él. Me quejo ante su sabor y repito el movimiento de nuevo. —Usa las dos manos para mantener tu vestido fuera de mi camino. Me abro y desabrocho mis pantalones. Ahora que has terminado de desayunar. Pellizco el pezón de nuevo. Un roce en su clítoris y luego de nuevo en mi boca. Sus relucientes labios me hacen doler por hundirme en su interior. Acaricio mi eje. Después quiero que te subas a mi regazo y me muestres tu coño.

porque mi semilla necesita criar. Se corre conmigo. Gruño ante el sabor. —Maldita sea. —Lámelo. Kennedy. Estoy empujando mi pulgar dentro y fuera de su canal apretado. Se está volviendo más dulce cuanto más excitada se encuentra. Página Cuando siento los ecos de su orgasmo desvaneciéndose. Te quiero siempre en un vestido sin bragas para así poder tener acceso fácil. Abre la boca con ansiedad y la chupa. y empujo todo posible en ella. siento mi orgasmo acercarse. Deberá ser capaz de encajar allí. pero no es 52 suficiente. estás tan jodidamente apretada. La idea de dejarla embarazada hace que mis bolas duelan por llenarla con todo lo que poseen. Quiero que sepas lo jodidamente bueno que sabes. y permito que mi cuerpo se libere en él. Ríos de grueso semen caen en mi pulgar y su entrada. cariño. sin nada entre nosotros. Gruñendo.para mí doblarte sobre la superficie más cercana y joderte. Siento el pulso de su coño apretándome mientras se arquea un poco y sus piernas se tensan. Es difícil meter el dedo grueso dentro. fallándola. Quiero tenerla desnuda. y apunto mi punta en su abertura. pero su humedad permite un deslizamiento rápido. cubro su coño rosado con mi crema blanca. saco mi pulgar y lo llevo a su boca. Saco mi pulgar y lo empujo dentro de su coño. . Su lengua salta a través de la yema. Recojo una gota que se filtra y la llevo a mi boca. y mi polla se contrae con necesidad. Se contrae alrededor de mi pulgar y sé que le gusta la idea de mi polla en su interior. Quiero ser capaz de hacer que mi polla de venga tan pronto como se contrae. También lo necesita dentro. Acariciando mi polla. Es tan jodidamente hermoso. Mi polla va a tener que forzarse dentro. y viendo su rostro enrojecido de pasión mientras monta mi mano me hace liberar aún más. así que tendremos que practicar jodidamente mucho.

Empujo lentamente y siento una opresión como nada que haya sentido. Saco mi dedo pulgar de su boca y lame los Página labios—. Parece que tendré que mantenerte la boca ocupada. Miro hacia abajo a mi polla y veo un pequeño rastro de rosa. me muerde el pulgar y mis ojos se dirigen a los suyos mientras me meto en su coño. Puedo decir que estaba preocupada de no tomarla sin protección. Una mirada sorprendida cruza su rostro. Cierro los ojos con fuerza. Por un segundo algo pasa sobre sus ojos. —Tienes una fijación oral. No digas nada. —Eres virgen —gruño. agarro su culo y la empujo más cerca de mí para que mi pene esté en su entrada. llenándola con mi grosor. tratando de envolver mi cabeza alrededor del hecho de que está intacta y toda mía. cariño. De repente. voy a joderte hasta que no puedas caminar. —¿Estás tomando la píldora? —pregunto. Kennedy. —Oh. y me golpea como una 53 tonelada de ladrillos. y presiono en su abertura sólo con la punta. Apenas puedo respirar por lo apretada que es. pero eso está tan lejos de lo que quiero. Con mi mano libre. —Sonrío mientras se sonroja y continúa chupando mi pulgar. Pero voy a darle mucho más que eso. El hombre de las cavernas dentro de mí está golpeando su pecho. Suelta un poco de sonido gimoteando y chupa más duro mi pulgar. Está emocionada porque todavía voy a darle lo que quiere. Me retiro todo el camino y la tiro un poco hacia atrás. . y tengo que cerrar los ojos y respirar. pero sé que algo es diferente. pero entonces se ha ido. Parece decepcionada y sacude la cabeza—. Dame un segundo. No te preocupes por eso. sin quitar el pulgar de su boca. Bien.

—Mason. puedo explicarlo. 54 Página . y abro mis ojos para ver una mirada preocupada en su rostro. —Sus palabras me sacan de mis pensamientos. —No necesitas decir una palabra.

Página La tiro hacia abajo en mi eje y sostengo sus caderas apretadas mientras rebota en mi polla unas cuantas veces. mojándome de nuevo. Sintiendo la cálida tensión que me rodea de nuevo. —Mierda. Kennedy. Debería haberlo visto. ¿Entiendes? Tengo que marcar tu pequeño coño impecable y así tener mi nombre estampado en él. la tiro de mi polla y la siento un poco. y asiente con la cabeza hacia mí. Esas sonrisas tímidas. pero se deshizo tan bellamente en mis 55 manos. 10 L a tiro de vuelta hacia mí y de inmediato envuelve mi polla en su coño. gimo. dejando unos pocos centímetros de espacio. Tengo que correrme en tu coño. Le doy una sonrisa perversa mientras agarra en puños mi camisa de vestir. luego balancea sus caderas en mi regazo como si quisiera mi grosor en su interior—. pero luego me doy cuenta que el gemido de Kennedy es más fuerte. Me tomo un momento para absorber eso. —Mason —gime y extiende más sus piernas. mojando mi verga y dejando que parte de mi semen se extienda dentro. Gruñe un poco cada vez que la saco. Pero antes de llevarla más lejos. El orgullo me llena ante la idea de que sólo yo puedo hacerla deshacer así. así que sigo haciéndolo. Sólo mis manos. y es adorable. ¿Nunca te lo han reclamado antes? —Espero. Bombeo en ella unas cuantas veces. No puedo creer que esté intacta. . Siento el latido de su coño en cada cresta de mi polla y la manoseo antes de sacarla de nuevo. lo fácil que se ruboriza.

espero que todos la escuchen montar mi polla. me gusta saber que su placer es sólo para mí. Cuando comienza a relajarse. los sonidos húmedos de succión me ponen aún más caliente. cariño? Muerde sus labios y gime mientras asiente. moliendo su clítoris contra la base. gimiendo en voz alta. —Por favor. Esta vez. inclinando la boca para poder tomarla en un violento beso. se apoya en mí. —Mason. chupo uno de los brotes color rosa suave en mi boca mordiéndolo un poco. —Buena chica. pero me gusta prolongarlo. Soy agresivo con ella. Mason. Tira de la parte delantera del vestido. Mis ojos casi ruedan hacia atrás en mi cabeza mientras su coño caliente se desliza hacia abajo en mi polla todo el camino hasta la raíz. . la vuelvo a sacar de nuevo. ya no se avergüenza al mostrarme lo que es mío. Muéstrame tus tetas. 56 Es una tortura agridulce. amortiguando sus sonidos. Está tan cerca del borde. Moviendo mi boca a su pezón. Joder. Frota más duro y sus gemidos vuelven. Página Le jalo el pelo. Podría venirme sólo con este sonido. pero al mismo tiempo. —Nunca soñé con tener una virgen tan caliente —le digo. —Asegúrate que tu bonito coño chupe todo el semen fuera de él. pero me responde derritiéndose en mi tacto y permitiéndome poseerla. desesperado por dejar que todos sepan que la he reclamado pero todavía queriendo ser el único hombre que escucha sus sonidos secretos. —Quieres tu juguete para correrte. ¿verdad. burlándome—. solo necesita un poco de ayuda. y esta vez aprieta los dientes y se aferra a mí. Deja de sacarlo. —Es tan bonita cuando ruega. Utilizo su coño para masturbarme. —La tiro hacia atrás y agarro sus caderas. por favor.

57 Página . Le doy besos suaves en sus mejillas y ojos antes que apoye su cabeza en mi hombro. La presión agregada es todo lo que necesita. cariño. —Descansa. y siento más semen saliendo de mi pene. y antes de darme cuenta. pero no tengo ningún deseo de retirarme en cualquier momento pronto. dejándolo fluir tan profundo como pueda ir. Su pulso se hace más lento. y su coño virginal joven se viene en una polla por primera vez. Si pudiera mantenerme dentro de ella todo el día. acariciándola. Sus gemidos y gritos son suficientes para permitirle finalmente a mi polla que se suelte. Tenemos mucho que discutir. Cuando no hay otra gota. —Succiónalo todo con tu coño. cariño. lo haría. Nunca he sentido nada tan intenso y maravilloso en toda mi vida. Comienzo a tararear algo suave. Todavía estoy duro como una roca dentro de su coño. froto mis manos arriba y abajo de su espalda en movimientos suaves. Hay tanto de lo que tenemos que hablar. Libero mi semen en su cuerpo. se ha quedado dormida. Me aprieta. Estoy tan orgulloso de ella mientras se retuerce encima de mí. apretando alrededor de mi polla caliente. Sus brazos me rodean la cintura mientras me siento aquí. y agarro su cabello un poco más firme. pero no quiero romper este momento.

y pasamos el resto del día en la cama. Ha estado allí todo el día. y no las quiero presionando de regreso. Me Página quiero pegar a él y nunca dejarlo ir. y tira mi corazón más cerca del suyo. asustada de que su frialdad pudiera volver. Su frialdad ha desaparecido. Acostado junto a mí. —Pensé que podrías estar cansada. Cada vez que lo veo. dejando sólo al Mason que no puede mantener sus manos fuera de mí. Quiero pasar más de un día como este. O tal vez es porque ahora puedo ver todas las líneas duras de su cuerpo. rodando hacia mi lado de la cama. Todas las preocupaciones en mi vida se van cuando estoy en sus brazos. Su cuerpo duro todavía está manchado con agua. Me le he aferrado todo el día. Lo hace parecer más joven. Quiero estar aquí acostada para siempre en el placer que sólo 58 él puede dar mi cuerpo. Se ve aún más grande sin su traje. Hay suavidad detrás de sus ojos. . Luego se acerca a la cama. me recuerda lo grande que es. Me había llevado de vuelta aquí después de lo que pasó en la oficina. así que te dejé dormir —dice mientras baja la toalla y se pone un par de calzoncillos. me quita algunos cabellos del rostro. O tal vez soy yo quien no puedo mantener mis manos fuera de él. En algún momento de la noche anterior. Tiene una toalla envuelta alrededor de su cintura y una sonrisa en su cara. debe habernos apartado de eso. Puede encenderla y apagarla tan fácilmente. Mis piernas se enredan en las sábanas mientras veo a Mason salir del baño y entrar en el dormitorio. hacia mí. 11 —N o puedo levantarme —gemí. Me mira con ese mismo resplandor hambriento que siempre tiene cuando nos tocamos.

Es algo a lo que tendré que acostumbrarme. sino que agitó algo profundo dentro de mí cuando me daba órdenes. así que la pérdida fue tan erótica. sentí que podía dejarme ir por una vez. Debo haberme desconectado por un momento. Había pasado tanto tiempo desde que tenía el control. Le dejé tomar el control sin pensar en nada más. Sé que deberé vestirme. Me hace sentir cosas que nunca antes había sentido. —Hmm —gimo mientras comienza a dejar besos por mi brazo donde su dedo estuvo. —Arrastra sus dedos abajo de mi brazo. Solo debía concentrarme en lo que le estaba haciendo a mi cuerpo y todo el placer que me estaba dando. me levanto de la cama. y puedo sentir los músculos usados recordándome su tratamiento. su barba ligera me hace cosquillas. Pero vale la pena estar a su lado. —Tengo un evento esta noche que no puedo perder. haciendo la piel de gallina estallar en mi piel. No con las cosas que me . Página Cuando se puso un poco agresivo. Se inclina. Si quieres quedarte aquí. Mis muslos se han extendido durante todo el día para él. Pero de cualquier manera. Quiero recuperar su calor. —Podría estar acostada para siempre —le digo. pero ni siquiera puedo abrir los ojos cuando lo siento moverse de la cama. Esta es su vida. colocando un beso en mi hombro desnudo. Lo oigo murmurar algo acerca de que soy comestible. sino porque quiero. llevando la sábana conmigo. O puedes venir conmigo. Sólo soy su asistente. Realmente no quiero ir a un evento esta noche. Un solo toque suyo y mi cuerpo se enciende instantáneamente. No con la forma en que me trató hoy. y después de hoy quiero ser parte de ella. encuentro un plato de comida situado en la mesita de noche. Mis ojos se cierran y mi cuerpo tiene un dolor delicioso. No sólo eso. porque cuando me despierto. me recuerdo. Pero no sentía que eso fuera todo. está bien. Me hace sentir diferente. Extrañándolo. después de todo. O bien me estaba tomando repetidamente o colocando su boca entre mis piernas. Sólo él. estaban abiertas. No sólo 59 porque me paga para hacerlo. y voy en busca de él.

Cierro los ojos. esto es más que un jefe y una secretaria. susurrándome que le pertenecía y era suya. Lo peor es que me está reemplazando. 60 Sé que no debería estar escuchando. —Quizás cambias tanto de asistente porque eres un idiota. —Vuelve al dormitorio —gruñe Mason. Me quedé allí mientras me alimentaba con aperitivos. Empujo la puerta y me congelo cuando lo veo a él y a Finn Crate. que debo irme y volver a mi habitación. La frialdad en la cara de Mason vuelve. que está al otro lado de la casa. formando un nudo en mi garganta. Finn lo mismo que me estaba preguntando. Sí. Cuando no lo veo. camino hacia su oficina. porque eso es lo que soy. mi corazón Página destrozado por el dolor. —Oigo decir a Finn. saliendo de la habitación y dejando que la puerta se cierre detrás. aun estando trabajando para él o no. Puedo sentirlo. volver a mi habitación como un buen juguete. su socio de negocios. que siempre me cuidaría. —¿Otra? ¿Así que tendrás dos? —pregunta. —Hablando de eso. Empecé a llorar y besó mis lágrimas y me hizo el amor otra vez. Me giro. Que tener un lugar para quedarme nunca sería una preocupación de nuevo. . Creo que me pondré en contacto con Jessie. necesito otra —dice Mason. haciéndome detener. pasando delante de Finn y apartándolo de mi vista. en trajes y bebiendo de los vasos. y me dijo que se encargaba de todo. Incluso me había dicho entre rondas de sexo que había cuidado de mi abuelo. Tiene que serlo. así que sí. pero estoy pegada al lugar. No. No he tenido ninguna interacción significativa con Finn.había dicho mientras hacíamos el amor. —Ella no puede manejar todas las cosas que necesito. pero lo he visto en la oficina una o dos veces. Recorriendo el pasillo. envuelvo la sábana un poco más apretada alrededor de mi cuerpo y me detengo al final del pasillo. buscando a Mason.

Sólo porque me trató dulcemente no cambió lo que era. Recomponerme. La idea de perder algo más en mi vida casi me pone de rodillas. No creí que la follaras. Una lágrima se desliza libremente mientras tomo un vestido y lo deslizo sobre mi cabeza. dejando caer la sábana y yendo al armario. ¿no crees? —dice Finn. Dios. El día había sido pura perfección y ahora se está desmoronando a mí alrededor. 61 ¿Viviría con ella también? El pensamiento me hace querer vomitar. luego se ríe—. Siento más lágrimas comenzando a derramarse por mi cara mientras camino por el pasillo. Me detengo en la sala de estar cuando veo algunas de mis pertenencias esparcidas por la habitación. Lo que fue desde el primer día que me contrató. No puedo aguantar más. queriendo salir de aquí antes de que Mason me vea. Sólo sé que tengo que salir de aquí por un minuto. Sólo yo tengo la culpa de enamorarme. corro hacia la habitación. Kennedy parece estar todavía en la escuela secundaria. —Jessie parece demasiado inexperta. Entro en unos zapatos planos antes de agarrar mi mochila. Con las crudas palabras de Finn. me romperé. Sólo puedo estar furiosa conmigo misma. Página Siento que empiezo a temblar. Era su puta. Ni siquiera puedo estar enojada con Mason. No puedo mirarlo ahora. Sé que no puedo quedarme. No puedo hacer esto. porque si lo hago. Todas mis responsabilidades caen pesadamente. Sabía lo que era. El peso de todo cae sobre mis hombros una vez más. Nada más. Me recuerda que todo . La visión de todas nuestras cosas juntas sólo hace que mi corazón se rompa un poco más. Todas las cajas y la ropa que había en todo el lugar estaban perfectamente colocadas al lado de la ropa de Mason. Me dejé creer en algo que no era real. soy estúpida. Lo he perdido todo. Me destruirá verlo con otra mujer. ¿A quién estoy engañando? Ya estoy rota. Pero de nuevo. No sé lo que estoy haciendo ni a dónde voy. y suelto un sollozo. Es entonces cuando veo que todo está guardado.

Saca un pañuelo del bolsillo y me lo entrega. veo al hombre de esta mañana de pie allí de nuevo. junto con las llaves que Mason me había dado. Sin pensar. Me congelo. Cuando abro la puerta. sino que está guardado como si perteneciera aquí. Estoy bajo estricta orden de no tocarte — me dice. —No puedes detenerme —le digo. Saco el teléfono de mi mochila.lo que tengo está aquí. llegando a estar a mi lado mientras espero el ascensor. Lo tomo. Miro a los ascensores y de vuelta a él. Como si este también fuera mi hogar. 62 Página . no puedo. pero sólo corro directamente hacia el hombre del que estaba tratando de alejarme. lo golpeo de su mano y tirándolo al suelo. dejándolos sobre la mesa junto a la puerta principal. Mason se ve lívido. Quiero que llegue más rápido cuando lo veo sacar su teléfono. Esta no es tu casa. —No. Giro. no sé qué hacer. y debo detenerlo. corriendo por las escaleras. me recuerdo. Sé lo que está haciendo. sólo que esta vez también está en un esmoquin. Kennedy. Este es tu lugar de trabajo. murmurando un gracias mientras me muevo hacia los ascensores. No sólo eso.

sin embargo. Pero como siempre. Pagada o no. Mierda. no puedo dejarla ir. No me importa nada sobre ellos. se derrite en mí y la llevo de nuevo dentro. Algunas ya han dejado huellas en su suave piel de porcelana. sosteniéndola tan fuerte como puedo. dejando a Brock de pie en el pasillo. Pateo la puerta cerrada detrás de nosotros. Mierda. Sentí como si mi mundo se hubiera caído de debajo de mis pies. Lo único que me importa es mi mujer y tratar de averiguar por qué 63 está agitada. Veo a Finn salir de nuestra casa y sacude la cabeza. 12 E strecho a Kennedy en mis brazos. Ni siquiera esperé saber más. Puedo ver que está luchando contra las lágrimas. ¿cómo he estropeado todo esto? Me acerco al sofá y la siento en mi regazo. y cuando vi la puerta de entrada entreabierta. más pánico se disparó a través de mí. No puede ser sobre lo que Finn dijo. Aprieto mi mandíbula. pero no hace mucho esfuerzo. aún sin creer que le había creído cuando me dijo que la ayudante que había conseguido se ocupaba de todas mis necesidades. Se menea como si estuviera tratando de alejarse de mí. . Ella es malditamente mía. Volé de mi oficina. me corrijo. probablemente Página pensó que era un idiota porque la maltraté día pensando que tenía todo el derecho. Lo tengo. y por un momento creo que va a intentar pelear conmigo. Sabía que había sido una mierda gritándole que saliera de mi oficina. No puedo jodidamente creer lo que Finn me dijo.

pero lo haré si eso te detendrá de llorar. Quiero darle todo lo que necesita.. también? Me oyó hablar con Finn. Podría costarme mucho. No quiero más esta mierda entre nosotros. No tiene que pelear conmigo—. Tengo que luchar contra una sonrisa. Quemaría mi propia compañía en este momento sólo para obtener una sonrisa suya. Conmigo. como no aparecer en la recaudación de fondos esta noche. Su boca se abre. lucha. Su comportamiento en este momento me deja ver que piensa que contratar personas para follar es una ocurrencia cotidiana para mí. No soy tu cariño —responde. no importa el precio a pagar para que eso Página suceda. Siempre supe que el fuego estaba allí. sin embargo. no creo que a Jessie le guste que lo llame cariño. pero jodidamente no me importa. Porque ya no estoy actuando como yo. pero tengo que despejar el aire. pero en todo lo demás en su vida. Me pregunto qué más escuchó. —Cariño —digo la palabra suavemente. . pero la verdad es que sabía lo que era desde el momento en que entró en mi oficina. y una lágrima cae de su ojo. haciendo todo lo que puedo por estar cerca de esta mujer. recordándole el día que tuvimos juntos. Tendrás otra ayudante. Se siente como si alguien me estuviera apretando el corazón con un puño. Derramo todo lo que siento por ella en el beso. Presiono su cuerpo más profundo en el mío mientras se mueve a mi lado. Es una luchadora. Estoy actuando como un loco enamorado. no la quiero luchando. Podría derretirse cuando la tengo en mis manos. ¿Será tu cariño. Toda esta situación podría haber sido jodida desde el principio por pensar que era algo que no era.. —No me llames así. desesperado por hacer desaparecer las lágrimas que todavía se forman en sus ojos. Mía. —Intento burlarme un poco. Me mira. y los últimos días no han mostrado nada más que eso. Sé a dónde va esto. asegurándome que 64 nunca pueda dejarme. ¿Había escuchado que no tenía idea que no era una prostituta pagada? Creo que no. —Bueno. Lo sentí todo hasta los huesos. Sus dedos cavan en mi cabello y me besa de vuelta. y robo la oportunidad de besarla.

La palabra me vuelve loco.. tratando de controlarme. —Retrocede un poco para mirarme—. Las lágrimas que estuve tratando de detener se liberan cuando se lanza hacia mí. ha dormido lo suficiente. el espacio que ni siquiera sabía que estaba vacío. Te Página quiero. Puta. No sabía que la sensación pudiera ser tan erótica. —No he estado con una mujer en mucho tiempo —admito. si está pensando en dejarme. La amo. —T-tú —tartamudea sobre sus palabras—. —Nunca he hecho esto antes. . Es algo que pierdo a su alrededor. —Dios. Separo la boca y apoyo mi frente contra la suya. gobierna todos mis pensamientos. Había pasado los últimos años esquivando a las mujeres. pequeña. exigiendo ser soltados. —Cariño. Me obsesiono con ella. pero lo hace. envolviendo sus brazos a mí alrededor y sosteniéndome tan apretado como puede mientras su pequeño cuerpo se sacude. pero luego entraste en mi oficina y fue como si años de deseo enterrados vinieran a inundar la superficie. tan relajante. Todo lo demás en mi vida desapareció y llenaste el espacio. espero que eso no la asuste. pero es la verdad. No sé cómo lo hace. Por favor cálmate. Me estás matando. Te pondrás enferma. Sus ojos buscan en mi rostro. Lo he pensado repetidamente. —Pensé que eras algo que no eras..—Ni siquiera puedo decir la palabra ahora. —Solloza más fuerte y tira hacia atrás para mirarme. Por favor. sólo quería trabajar. Le froto la 65 espalda y trato de calmarla. Pensé que eras. Dejo que mis manos suban por su cuerpo. sintiendo su pulso. Iba a rechazarte ese día en mi oficina. Incluso cuando no está cerca. preguntándome si ha comido. ¿Me amas? —Más que nada. Nunca con alguien con quien trabajé. —Pero… La interrumpo. exigiendo tenerte. Su cara está roja y manchada mientras intento limpiar las lágrimas de su cara. llegando a descansar contra su garganta.

Que esta cosa era normal para ti y lo hiciste con todas tus asistentes. —No hay nada falso en lo que tenemos. rodeado de pequeños diamantes brillantes. Porque sé cómo hacer . también. Esa debe ser la respuesta a todas estas locuras que estoy sintiendo. también.. Los últimos días han sido irreales. ¿Miraste los dibujos? Página —Miro todo lo que tiene que ver contigo. Kennedy. —Tus lágrimas dicen lo contrario —replico. limpiando otra gotita antes de inclinarme y besar sus mejillas. —El anillo tiene un gigante diamante circular en el centro. Puedo sentir un estirón en el mío. Pensé que era perfecto para ti. Kennedy. No puedo creer que sacaste esto de mi libro de dibujo. sé que voy a amar estos pequeños combates de desafío. cariño. —Levanta la barbilla un poco.. Pensé que lo estaba perdiendo todo. Que tal vez estaba viendo cosas que no estaban allí. Puedo prometerte que nunca me he sentido así o hecho esto con nadie más. La banda de platino está tachonada con diamantes rosados en forma de pequeños arcos. —Yo también te amo —dice. Siempre tú. Eso no puede ser. Es mucho para asimilar. —Alcanzo mi bolsillo y saco una cajita. —Lágrimas de felicidad. —Oh Dios mío. Las cosas que compartimos hoy son reales. Siento como el peso del mundo se levanta de mí porque ahora sé que esta lucha por ella no será tan difícil como pensé que podría ser. 66 —Es mi favorito. y mierda. —Su rostro se ilumina mientras lo deslizo sobre su dedo. Sus ojos se ensanchan al abrirlo. Es lo único que puede ser. Sólo tú. Me hace sentir vivo. —Era mi favorito de tus dibujos. Que podría no significar mucho. —Sólo porque trabajo para ti no significa que puedas controlarme cuando estamos en casa. y nunca quiero que este sentimiento se vaya. —Ahora dime que te casarás conmigo. con una sonrisa extendiéndose por su rostro.

y el sonido me calienta. —Sí. Se sacude en mi contra. Sé lo que es tener una habilidad para algo. Puede hacer eso. Página No duda. gruñendo mientras abro mi boca sobre su coño. Mueve sus dedos lejos justo al tiempo cuando me aferro a ella y empiezo a lamer. Deslizo una mano entre sus piernas. Esto está lejos de ser la primera vez que hemos hecho el amor. me casaré contigo. pero trabajarás en algo en lo que quieras trabajar. besando el lugar donde mordí. —¿Sigo trabajando para ti? —Su pregunta sale ahogada mientras intenta moverse contra mi mano. Suelta un pequeño gemido. yendo derecho hacia su clítoris. No la quiero trabajando para mí si no quiere. Nada nos detiene o nos mantiene separados. pero esto de alguna manera se siente más importante. inclinándome y mordiéndole el cuello. la acuesto y la despojo lentamente de su vestido. Su clítoris endurecido mira hacia fuera. quitándome los pantalones y calzoncillos. empujando sus 67 piernas separadas. y me lamo los labios. —Trabajarás en mi oficina. Descendiendo. —Déjame ver tu coño antes de probarlo —le digo. me saco la ropa mientras bajo. Quiero recordar cada detalle de este momento.para que cambie de opinión. calentándola. Pero puede hacerlo con su escritorio al lado del mío. Separa sus piernas más ancho y corre una mano entre ellas para separar los labios de su coño. —Buena chica —le digo. —Se ríe. No puedo contenerme mientras el dulce olor de su coño llena mis pulmones y el sabor de su miel llena mi boca. Me levanto con ella en mis brazos y la llevo a la cama. y la suya es para la joyería. Mi boca se llena por la anticipación y me sumerjo entre sus piernas. esperando . Y no me refiero a mí. Me tomo un momento para mirar por encima de su cuerpo y correr mis manos sobre su piel. Diablos. pero esta es la primera vez sin secretos entre nosotros. —Dilo —gruño. Lo bebo. siempre quiero recordar cada detalle.

Dejo ir mi polla y mantengo sus caderas hacia abajo mientras absorbo cada gota de orgasmo de su cuerpo. Agarra a las sábanas y pide por más. Deslizo mis dedos de su coño apretado y los limpio lamiéndolos mientras me muevo por su cuerpo. —Eso es todo. Con el sabor de ella en mi aliento. 68 Siempre se pone imposiblemente más ceñida después de su primer orgasmo. —¡Mason! —exclama mientras sus dedos sueltan las sábanas y me agarran del cabello. Está tomando lo que quiere. diciéndome que está lista para mi polla. y no puedo evitar sonreír. Tengo que llegar entre mis piernas para agarrar la base de mi polla para evitar correrme mientras su pequeño coño se mueve contra mi boca. Gruñe mi nombre mientras me balanceo dentro y fuera de su coño empapado. Sigue corriéndote y muéstrame lo apretado que puede llegar ese lindo coño. No puedo mantener mis ojos fuera de ella mientras aplasta mi lengua y dejo que trabaje coño. Cuando mira hacia abajo y nos miramos. Sus tensos músculos se relajan y su cuerpo se vuelve suave. siento su coño apretar mis dedos. . así que debo conseguir meter mi polla rápidamente dentro o Página sería una lucha. lamiendo las pequeñas gotas de sudor que aparecieron en su piel. mi lengua en su vagina y una parte de mí llenando su canal vacío. Tira de mi boca contra ella mientras se remueve. Una mirada entre nosotros y su cuerpo se empuja hacia el éxtasis. Inmediatamente. y es tan jodidamente erótico mirar. su cuerpo se envuelve alrededor de mi verga y otro orgasmo se apodera de ella. y llega al borde. hundo dos dedos dentro de ella y le doy lo que quiere. cariño. me muevo entre sus piernas y deslizo mi polla dentro antes de dejarle un momento para adaptarse a la nueva sensación. Muevo mi boca hasta su cuello.absorber su olor. Con la otra mano. Quiero su marca en mí tanto como quiero marcarla.

Están desesperados por la liberación. Es tan hermosa. muerdo un poco. —¿Qué pasa? —pregunto. —Dame otro más. —Mason —se queja. Todo lo que puedo hacer es aferrarme a ella y susurrar una y otra vez que la amo. —Te amo muchísimo. Esta vez. no hay nada en la tierra que pueda impedirme correrme con ella. Chupar el pico duro de un pezón mientras pellizco el otro. Me desplazo antes de colapsar encima suyo. La estrecho fuertemente mientras siento que cada semilla dentro de Página mí se transfiere a su vientre. Quiero uno más. dulce Kennedy. . echando la cabeza hacia atrás y aspirando aire. Puedes hacerlo por mí. y es suficiente para tenerla clavadas sus uñas en mi espalda y cerrando los ojos en libertad. ¿Quieres que me venga dentro de ti. a pesar que ya lleva múltiples. Sus brazos y piernas se aferran a mí mientras otro orgasmo se apodera de su cuerpo. Sus manos descansan sobre mi pecho. —Empujo fuertemente para dar énfasis y chupo su pezón en mi boca. —Entonces dame lo que quiero. el vínculo entre nosotros crece imposiblemente más fuerte. entonces te daré lo que quieras. Un orgasmo más y voy a liberarme en ella. me hace sentir como su dios. Verla perdida en el placer es tan jodidamente caliente. me duele el corazón. y le beso la parte superior de su cabeza. no? La miro a los ojos. Nos sostenemos en silencio hasta que siento su sonrisa contra mi pecho. perdida en el placer 69 que mi cuerpo le está dando. hasta que mi cuerpo está débil con el agotamiento. y en este momento. Su imagen debajo de mí. No dejo de empujar mientras sus puños se aprietan. Tengo que apretar los dientes para no dispararme en su codicioso arrebato.

Nuestro perfecto feliz para siempre está esperando por nosotros. y en unos momentos. inclinándose para besarme. y lo que te mereces. Se sienta. Todo esto parece un loco cuento de hadas — dice. y el movimiento me hace hundirme más profundo en su coño. extendiendo la mano para cubrir su pecho. —Créelo. se sube encima de mí. Kennedy. —No puedo creerlo. 70 Página . —Para siempre —estoy de acuerdo cuando nos giramos y hacemos el amor otra vez. Gimo ante el calor cálido y húmedo que rodeaba mi polla. Un escape de la realidad a un lugar donde sólo estamos tú y yo y nuestro amor por el otro. —Para siempre —confirma. Eso es exactamente lo que te estoy dando.

pero hemos podido tener algunos buenos días con él. veo que está en su silla con una manta en su regazo mientras observa a los pájaros por la ventana. Observar a los tres juntos hace que mi corazón duela. Eso le dio a mis diseños mucha exposición y . sólo para nosotros. y esos recuerdos son preciosos para nosotros. 71 Mason y yo nos casamos un minuto después de decirme que me Página amaba. nos enteramos que íbamos a tener un bebé. se gira y espero. Sienta a nuestro recién nacido en su regazo y le ayuda a sostenerlo. y mi abuelo fue capaz de entregarme. mientras entramos en el hogar de ancianos. Ha ido muy abajo este año. No estaba segura si hoy todo saldría bien y lo recordaría. y estoy tan agradecida que hoy va a ser un gran día. Cuando me escucha. llevando nuestro hijo a mi abuelo. Cuando llegamos a la habitación de mi abuelo. —¡Noah! Ven aquí. Noah. deseando que hoy sea un buen día. EPÍLOGO Un año más tarde… M ason lleva en brazos a nuestro hijo. Paso la puerta y espero a que mire antes de acercarme más. Como todas las mejores cosas de la vida. pequeño. Ahora me dedico a diseñar joyas y he vendido varias piezas a algunas celebridades. Veo que sus ojos se estrechan y luego se abren brillantemente cuando mira más allá de mí. Nos casamos en el jardín del asilo. Es más fácil de esta manera. no estaba planeado. trajimos a nuestro hijo aquí para que pudiera conocerlo por primera vez. pero ver sus ojos brillar era como un poco de magia. y luego unos treinta segundos después de eso. Tan pronto fui dada de alta del hospital. Mason pasa por delante mío.

eso me da paz. uniéndome a todos mis hombres. Mientras veo a Mason y mi abuelo sonreír y reír. pero sé que en mi corazón siempre estará allí para vigilar a nuestros bebés. y creo que tener a nuestro primer hijo ha cambiado eso para él. No importa cuántos tengamos. Y he aprendido que es dulcemente raro.publicidad. froto mi vientre creciente. Va a ser difícil. Mi abuelo probablemente no podrá conocer a nuestro segundo hijo. Acercándome. 72 Página . Afortunadamente. siempre y cuando llegue a estar a mi lado. ha aprendido a alejarse del trabajo. Por alguna razón. parpadeo con lágrimas. Mason me ama y apoya todos mis sueños. pensando en tener dos niños menores de dos años. Me aparto de la puerta. pero me gusta poder trabajar a mi propio ritmo sin sentirme presionada para estar a la altura de la demanda. pero por suerte tengo un marido que siempre está ayudando y está más que dispuesto a frotarme los pies al final del día.

Me agarra el cabello. pero Página cada vez es como la primera. Su mano está entre sus piernas. El vapor caliente nos rodea mientras le froto los dedos de los pies y le paso la lengua por el tobillo. El chorro caliente de la ducha corre a lo largo de sus grandes pechos. Hemos hecho el amor innumerables veces en esta ducha. EPÍLOGO Un año más tarde… —A hora tu otro pie. Gruño mientras empujo su mano fuera del camino y la reemplazo con mi boca. Corro mi lengua más alto hasta donde su mano se mueve y empujo sus gruesos muslos más separados. . y recorro la humedad que la cubre. Ella ríe y luego gime mientras mi lengua se desliza a través de 73 sus pliegues. Al igual que cuando hacemos el amor en nuestra cama o en cualquier otro lugar cuando puede escabullirse mientras esquiva cuatro niños. Tener cuatro de nuestros bebés ha hecho sus pechos más grandes y sus pezones más oscuros. Ha ganado peso desde que nos conocimos hace cinco años. El vapor nos envuelve mientras la como hasta un orgasmo y luego la hago darme otro. Y por no decir lo duro que me pone con las fugas de leche. y no podría estar más feliz al respecto. Kennedy gime mientras su cabeza cae contra el fresco azulejo de la ducha. me empuja hacia abajo en el suelo de la ducha y me abraza. frotando su clítoris húmedo mientras masajeo sus pies. Al moverme para entrar en ella. cariño.

—Quiero probarme —susurra y sale de mi polla. y no puedo contenerme. y su risa se convierte en un chillido bajo. chupando nuestros sabores. La ducha es enorme. Hacemos el amor en la ducha y elogio a los dioses del agua por tener un calentador de agua extra grande instalado. Estoy tan cerca de venirme. Tomo sus labios. Empuja todos los botones correctos para enviarme sobre el borde de la cordura. Sabe exactamente lo que está haciendo. Me siento para estar lo más cerca posible cuando comience a rebotar. Pero no Página cambiaría nada. y me acuesto allí y lo tomo. tomando su placer de mi cuerpo. empujándola contra la pared. Antes de poder abrir mi boca. y la abre. 74 Una cosa que mi mujer sabe hacer es volverme loco. no puedo soportarlo. Me vuelve loco. pero Kennedy tiene otras ideas. Llevo el dedo hasta su boca. moviéndose por mi cuerpo. —Lo pediste —digo mientras mi animal interior se vuelve loco. —Mierda —gruño con los dientes apretados mientras deja caer la cabeza de mi verga de su boca con un estallido y se sube encima. Me muevo en ella con fuerza. y puedo probar su coño en su boca. Dejo riachuelos de semen en ella y deslizo mi dedo entre nosotros para recoger un poco. chupa mi polla y los labios y su lengua están rodeando mi eje. —Prueba esta leche fresca. FIN . Se sacude sobre mí. cariño. Envuelvo mis brazos alrededor de su cintura y me levanto. Sé cómo te gusta. y estoy agradecido por ello mientras agarro sus caderas y veo sus tetas mojadas rebotar. Porque planeo poner a ese hijo de puta a prueba hoy —y la mayoría de los días— por el resto de nuestras vidas. Está cubierta con mi polla en un instante.

son mamás de dos niños que aman el fútbol. corto.com/ 75 Página . entonces. ¡Alexa Riley es para ti! Sitio web oficial: http://alexariley. ALEXA RILEY Alexa Riley es un seudónimo tras el que se encuentran dos amigas descaradas que se reunieron y escribieron algunos libros eróticos. Se especializan en las historias de amor insaciables. Ambas casadas. sobrecargadas. Si quieres algo SEGURO. dulces y cursi que no toman todo el año para leer. los donuts y los héroes de libros. y siempre con un final feliz.

org/ 76 Página . CORREGIDO Y DISEÑADO POR: ¡INGRESA Y ÚNETE! http://miracle-of-books.foroweb.TRADUCIDO.

Related Interests