You are on page 1of 8

¿Qué es el derecho de petición?

El derecho de petición es un derecho que la ley concede a toda persona


a realizar peticiones o solicitudes a las autoridades administrativas
quienes deberán atenderlas en la medida en que la petición elevada se
ajuste a la ley.
Leyes y normas que regulan el derecho de petición
El derecho de petición es un derecho consagrado en la misma
constitución nacional que en su artículo 23 señala:
«Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades
por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución. El
legislador podrá reglamentar su ejercicio ante organizaciones privadas para
garantizar los derechos fundamentales»

El artículo 5 del Código contencioso administrativo (hoy Código de


Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, ley
14307 de 2011) viene a desarrollar este principio constitucional en los
siguientes términos:
«En sus relaciones con las autoridades toda persona tiene derecho a:
1. Presentar peticiones en cualquiera de sus modalidades, verbalmente, o por
escrito, o por cualquier otro medio idóneo y sin necesidad de apoderado, así como
a obtener información y orientación acerca de los requisitos que las disposiciones
vigentes exijan para tal efecto.
Las anteriores actuaciones podrán ser adelantadas o promovidas por cualquier
medio tecnológico o electrónico disponible en la entidad, aún por fuera de las
horas de atención al público.
2. Conocer, salvo expresa reserva legal, el estado de cualquier actuación o trámite
y obtener copias, a su costa, de los respectivos documentos.
3. Salvo reserva legal, obtener información que repose en los registros y archivos
públicos en los términos previstos por la Constitución y las leyes.
4. Obtener respuesta oportuna y eficaz a sus peticiones en los plazos establecidos
para el efecto.
(...)»

En el aspecto puntual la norma que regula el derecho de petición es la


ley 1755 de 2015 que modificó la ley 1437 de 2011 para desarrollar y
reglamentar el derecho de petición.
¿Quiénes pueden presentar un derecho de petición?
Toda persona puede hacer una petición a las autoridades sin importar
que se trate de menores de edad.
Al respecto dice el inciso primero del artículo 13 de la ley 1437:
«Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las
autoridades, en los términos señalados en este código, por motivos de interés
general o particular, y a obtener pronta resolución completa y de fondo sobre la
misma.»

Cuando la norma habla de toda persona no está haciendo distinción ni


discriminación alguna.
¿Se requiere abogado o apoderad para presentar un derecho
de petición?
No se requiera de un abogado para presentar un derecho de petición.
Para el caso de los menores de edad, si la petición va dirigida una
entidad de encarga de proteger o formas menores de edad, no se
requiere de representación de abogado ni de un adulto, de modo que el
niño o menor puede directamente elevar la petición.
¿Presentar un derecho de petición tiene costo?
No. La ley claramente manifiesta que el derecho de petición es gratuito,
de manera que ninguna entidad puede exigir pago alguno por recibir el
derecho de petición.
¿Ante quien se presenta el derecho de petición?
El derecho de petición se puede presentar ante cualquier autoridad
administrativa, estatal u oficial es decir, contra cualquier institución del
estado.
¿Se puede presentar un derecho de petición ante una empresa
privada o una persona natural?
En principio el derecho de petición está dirigido para hacer peticiones y
solicitudes ante entidades y autoridades públicas o estatales, pero hay
casos en que también aplica para empresas o instituciones privadas.
Al respecto dice el artículo 32 de la ley 1437 de 2011:
«Toda persona podrá ejercer el derecho de petición para garantizar sus derechos
fundamentales ante organizaciones privadas con o sin personería jurídica, tales
como sociedades, corporaciones, fundaciones, asociaciones, organizaciones
religiosas, cooperativas, instituciones financieras o clubes.
Salvo norma legal especial, el trámite y resolución de estas peticiones estarán
sometidos a los principios y reglas establecidos en el Capítulo I de este título.
Las organizaciones privadas solo podrán invocar la reserva de la información
solicitada en los casos expresamente establecidos en la Constitución Política y la
ley.
Las peticiones ante las empresas o personas que administran archivos y bases de
datos de carácter financiero, crediticio, comercial, de servicios y las provenientes
de terceros países se regirán por lo dispuesto en la Ley Estatutaria del Hábeas
Data.
PARÁGRAFO 1o. Este derecho también podrá ejercerse ante personas naturales
cuando frente a ellas el solicitante se encuentre en situaciones de indefensión,
subordinación o la persona natural se encuentre ejerciendo una función o posición
dominante frente al peticionario.
PARÁGRAFO 2o. Los personeros municipales y distritales y la Defensoría del
Pueblo prestarán asistencia eficaz e inmediata a toda persona que la solicite, para
garantizarle el ejercicio del derecho constitucional de petición que hubiere ejercido
o desee ejercer ante organizaciones o instituciones privadas.
PARÁGRAFO 3o. Ninguna entidad privada podrá negarse a la recepción y
radicación de solicitudes y peticiones respetuosas, so pena de incurrir en
sanciones y/o multas por parte de las autoridades competentes.»
Como se puede ver, sí es posible presentar un derecho de petición
contra particulares y en los casos que la ley lo considera viable, ese
particular queda obligado a responderlo.
Hay instituciones privadas que por expresa disposición legal deben
atender derechos de petición, como las señaladas en el artículo 33 de la
ley 1437 de 2011:
«Sin perjuicio de lo dispuesto en leyes especiales, a las Cajas de Compensación
Familiar, a las Instituciones del Sistema de Seguridad Social Integral, a las
entidades que conforman el sistema financiero y bursátil y a aquellas empresas
que prestan servicios públicos y servicios públicos domiciliarios, que se rijan por el
derecho privado, se les aplicarán en sus relaciones con los usuarios, en lo
pertinente, las disposiciones sobre derecho de petición previstas en los dos
capítulos anteriores.»

Esto aplica para los bancos, las EPS, las empresas de servicios públicos,
de modo que sus usuarios o clientes pueden hacer uso del derecho de
petición.
Objeto y modalidades del derecho de petición (Solicitudes o
peticiones que se pueden hacer)
El derecho de petición se puede utilizar para solicitar para distintos
propósitos que señala el artículo 13 de la ley 1755 del 2015:
 Para solicitar el reconocimiento de un derecho
 La intervención en un asunto en particular de una autoridad, entidad o
funcionario
 Para solicitar que se resuelva una situación jurídica
 Para solicitar que se preste un servicio
 Para requerir información
 Para consultar, examinar y requerir copias de documentos
 Para formular consultas
 Para presentar quejas y denuncias
 Para hacer reclamos
 Para interponer recursos
 Etc.
Alcance del derecho de petición.
Los particulares pueden solicitar y tener acceso a la información y
documentación que repose en las diferentes entidades, siempre y
cuando no se trate de información que por ley, no tengan el carácter de
reservados, caso en los cuales no procede el derecho de petición.
Tiempo o plazo para responder un derecho de petición
¿Cuál es el termino de que disponen las autoridades para dar respuesta
a los derechos de petición?
El artículo 14 de la ley 1437 de 2011 señala el plazo que la entidad
peticionada tiene para responder:
«Salvo norma legal especial y so pena de sanción disciplinaria, toda petición
deberá resolverse dentro de los quince (15) días siguientes a su recepción. Estará
sometida a término especial la resolución de las siguientes peticiones:
1. Las peticiones de documentos y de información deberán resolverse dentro de
los diez (10) días siguientes a su recepción. Si en ese lapso no se ha dado
respuesta al peticionario, se entenderá, para todos los efectos legales, que la
respectiva solicitud ha sido aceptada y, por consiguiente, la administración ya no
podrá negar la entrega de dichos documentos al peticionario, y como
consecuencia las copias se entregarán dentro de los tres (3) días siguientes.
2. Las peticiones mediante las cuales se eleva una consulta a las autoridades en
relación con las materias a su cargo deberán resolverse dentro de los treinta (30)
días siguientes a su recepción.»

En los casos en que no sea posible dar respuesta a la petición, el


peticionado debe informar tal hecho al solicitante antes de que venza el
plazo que tiene para responder, indicando el plazo en el cual atenderá su
petición, plazo que en ningún caso podrá ser el doble del considerado
inicialmente por la ley.
¿Qué debe contener un derecho de petición?
Un derecho de petición debe contener unos elementos mínimos para que
la autoridad correspondiente pueda dar una respuesta razonable.
El artículo 16 de la ley 1437 de 2011 señala esos elementos mínimos a
considerar:
 La autoridad o entidad a la que se dirige
 Nombre y apellidos del solicitante.
 Número de identificación del solicitante
 Dirección donde se debe enviar la respuesta
 El objeto de la petición
 Las razones en que fundamente la petición
 La relación de los documentos que presenta para iniciar el trámite
 La firma del peticionario
Es importante anotar que el funcionario no puede rechazar una petición
argumentando que es inadecuada o incompleta, sino que deberá indicar
al peticionario lo que le hace falta sin exigir documentos o requisitos que
no sea necesarios o que no sea pertinentes:
«La autoridad tiene la obligación de examinar integralmente la petición, y en
ningún caso la estimará incompleta por falta de requisitos o documentos que no se
encuentren dentro del marco jurídico vigente, que no sean necesarios para
resolverla o que se encuentren dentro de sus archivos.»

No es necesario que en el derecho de petición se enuncie una ley ni que


el documento presentado lleve el título «Derecho de petición»; la simple
solicitud elevada ante la respetiva entidad constituye un derecho de
petición.
¿Le derecho de petición debe ser escrito o puede ser verbal?
El derecho de petición se puede presentar por escrito o verbal. La ley no
exige ritualidades ni formalidades en este aspecto.
Recordemos que el objetivo de la ley es que toda persona pueda hacer
uso de este derecho, por lo que no saber escribir no debe ser
impedimento para presentar un derecho de petición.
¿Qué sucede si hago una petición a la entidad que no es
competente para responderla?
Puede suceder que la persona eleve un derecho de petición a una
entidad o aun funcionario que no es competente para responder o
solucionar la petición, y en tal caso el funcionario no se puede limitar a
rechazar el derecho de petición.
Al respecto dice el artículo 21 de la ley 1437 de 2011:
«Si la autoridad a quien se dirige la petición no es la competente, se informará de
inmediato al interesado si este actúa verbalmente, o dentro de los cinco (5) días
siguientes al de la recepción, si obró por escrito. Dentro del término señalado
remitirá la petición al competente y enviará copia del oficio remisorio al peticionario
o en caso de no existir funcionario competente así se lo comunicará. Los términos
para decidir o responder se contarán a partir del día siguiente a la recepción de la
Petición por la autoridad competente.»

Es evidente que en tal caso quien recibe la petición debe enviarla a la


autoridad o funcionario que sí es competente.
Acción de tutela para proteger el derecho de petición.
Cualquier ciudadano que considere que por acción u omisión de las
autoridades o de los particulares que presten un servicio público o actúen
o deban actuar en desarrollo de funciones públicas, vulneren o
amenacen el derecho constitucional de petición, puede recurrir a la
acción de tutela para reclamar ante los jueces la protección inmediata de
su derecho constitucional.
¿Hay sanciones para los funcionarios o autoridades que no
atienden un derecho de petición?
Si. No responder o no atender un derecho de petición constituye una falta
disciplinaria, tal como lo advierte el artículo 31 de la ley 1437 de 2011:
«La falta de atención a las peticiones y a los términos para resolver, la
contravención a las prohibiciones y el desconocimiento de los derechos
de las personas de que trata esta Parte Primera del Código, constituirán
falta para el servidor público y darán lugar a las sanciones
correspondientes de acuerdo con el régimen disciplinario.»
Modelo derecho de petición
Bogotá, 01 de Marzo de 2018
Señores Empresas de servicios públicos de Bogotá
Presento ante ustedes el siguiente derecho de petición:
Yo, Mario Alberto Carreño Cifuentes, identificado con cédula de
ciudadanía número 876.456.565 expedida en el municipio de Soacha y
domiciliado en la transversal 545 #43-98 de la ciudad de Bogotá, en
ejercicio del derecho de petición que consagra el artículo 23 de la
constitución nacional y las disposiciones pertinentes del Código
contencioso administrativo, respetuosamente solícito lo siguiente:
[Describir con claridad y precisión lo que se desea solicitar]
La petición anterior está fundamentada en las siguientes razones:
[Exponer con claridad y precisión las razones y hechos que justifican la
petición]
Para los efectos pertinentes, anexo los siguientes soportes y
documentos:
[Anexar los documentos que respalden o prueben los hechos que
motivaron el derecho de petición]
Por favor enviar respuesta a este derecho de petición a la dirección que
aparece al pie de mi firma [Puede ser la misma dirección del domicilio o
una diferente. En caso que quiera recibir la respuesta en la dirección de
su domicilio, puede obviar esta parte].
Firma del peticionario
Nombre del peticionario: Mario Alberto Carreño Cifuentes
Cédula: 876.456.565 De Soacha, Cundinamarca
Dirección: Transversal 545 #43-98 de la ciudad de Bogotá
Teléfono: 265 987 3454