You are on page 1of 88

El mundo colmena de Armageddon, el principal del sector

Armageddon, se halla a unos 10.000 años luz al noreste


galáctico de la Tierra. Es un nudo vital, el centro de los
canales de navegación del sector Armageddon, y sus
miles de fábricas suministran armas a los regimientos de la
Guardia Imperial a bastantes miles de años luz.

La pérdida de Armageddon supondría una seria amenaza


al poder del Imperio en esa zona de la galaxia, como se
demostró cuando una enorme hueste del Caos lo invadió
a mitad del siglo XLI. Aunque hace tiempo que ocurrió esa
titánica batalla, un conflicto más reciente ha mostrado lo
vulnerable que es el control del Imperio.
El planeta imperial de Armageddon ha sufrido tres
En 941.M41, el Señor de la Guerra Orko Ghazghkull Thraka grandes invasiones en su larga historia. Muchos han oído
invadió Armageddon con un enorme ¡Waaagh! de la segunda invasión liderada por el Señor de la Guerra
Armageddon estaba erigido por el Gobernador Herman Orko Ghazghkull Thraka, y la heroica resistencia de los
von Strab, descrito por el Princeps Primus Kurtiz Mannheim, terriblemente superados en número defensores antes de
de la Legión de los Cráneos de Hierro, como "el mayor que las fuerzas del Imperio pudieran llegar en su ayuda y
desperdicio de carne y hueso de los últimos quinientos volver las tornas en contra de los Orkos. Pero casi nadie
años". La incompetencia de Strab le costó cara al Imperio. conoce de la primera Guerra por Armageddon que tuvo
Cuando apareció un enorme pecio espacial en el sistema lugar casi 500 años antes de que Ghazghkull naciera.
de Armageddon, von Strab ni siquiera lo investigó o
informó de ello a otras autoridades Imperiales. Cuando los
La razón es simple, ya que la primera invasión fue
Orkos aterrizaron en el continente occidental de
realizada por las fuerzas del Caos, y los agentes del
Armageddon Primus, von Strab envió a sus regimientos de
Adeptus Administratum y la Inquisición harían casi
defensa planetaria sin coordinación alguna, y fueron
cualquier cosa, incluyendo purificación y después
despedazados por los ejércitos Orkos. Armageddon Primus
repoblación de un planeta entero para mantener en
fue rápidamente tomado, sus líneas de suministro fueron
secreto la existencia de dichos ataques. Justifican estos
cortadas y los guerreros Orkos asaltaron los túneles de sus
actos terribles –cuando se requiere justificación, lo que es
colmenas. Fue el Comisario Yarrick quien ordenó a los
raro– diciendo que si las actividades de los Dioses del
Astrópatas que enviaran una señal de ayuda; algo que
Caos fuesen de conocimiento público, seguramente
provocó el enfado de von Strab, quien lo exilió a la
estaría seguido de pánico e insurrección a una escala
Colmena Hades. Sin embargo, esto fue lo que salvó a
galáctica global.
Armageddon de caer en manos de Ghazghkull.
Independientemente de lo que el Administratum quiera seguidores del caos eso no les importa, dejándolo a la
hacer creer, es un hecho que las Legiones Demoníacas voluntad de los dioses).
de los Dioses del Caos ocasionalmente se aventuran fuera
del Ojo del Terror e invaden el Imperio. Estas invasiones, Así que el Imperio será asaltado por una fuerza del Caos
aunque no se consideran tan amenazantes como una tomada directamente del verdadero corazón del Ojo del
Cruzada Negra, están consideradas mucho más Terror. En muchos casos, las criaturas que forman este tipo
peligrosas que las pequeñas incursiones llevadas a cabo de ejército mueren rápidamente o regresan a la
habitualmente por las fuerzas del Caos. La creación de Disformidad, ya que no pueden sobrevivir durante mucho
una fuerza de invasión como esta suele estar causada por tiempo en el universo material sin la energía sustentadora
la aparición de un Pecio Espacial que deriva cerca de del Immaterium. Pero si el planeta al que llegan las
uno de los Mundos Demoníacos del Ojo del Terror. Estos Legiones Demoníacas se encuentra cerca del centro de
antiguos navíos espaciales pueden utilizarse para una Tormenta Disforme, o si hay suficientes criaturas vivas
transportar vastos ejércitos a través de la Disformidad, deseosas de gastar su preciosa energía psíquica en una
permitiendo a una Legión Demoníaca moverse de un adoración constante de los Dioses del Caos, entonces las
planeta a otro en el Ojo del Terror, o incluso a un planeta fuerzas del Caos puede sobrevivir e incluso prosperar por
del Imperio. Llevados y arrojados por las corrientes del tiempo indefinido. Bajo estas circunstancias, la única
Immaterium, nadie puede decir dónde y cuándo forma en que las fuerzas del Caos pueden ser derrotadas
reaparecerá un Pecio Espacial, aunque un Hechicero del es en combate, o enviando bombas víricas por todo el
Caos puede predecir con bastante acierto dónde podría planeta.
ir un Pecio Espacial (aunque a la mayoría de los

LA PRIMERA GUERRA POR ARMAGEDDON


LAS GUERRAS DEL CAOS
Armageddon es uno de los planetas colmena industriales Si Angron hubiera atacado inmediatamente contra
más importantes del imperio. Las pululantes millones de los mal organizados y desmoralizados defensores, es
almas que forman la población de Armageddon viven en casi seguro que les hubiera derrotado y
un enorme continente, dividido en dos mitades por una
Armageddon habría sido suyo. Pero Angron tuvo
vasta jungla. La tierra al norte de la jungla es conocida
que retrasar su ataque. La Tormenta Disforme de
como Armageddon Prime, y las tierras al sur como
Armageddon Secundus. Hace poco más de quinientos Mid-Clavius estaba desapareciendo, y a no ser que
años, en el año 40.444, estallaron inexplicablemente él hiciera algo para llevar energía caótica al
rebeliones armadas en media docena de Colmenas de planeta, su ejército pronto empezaría a
Armageddon. Las revueltas fueron rápidamente suprimidas desaparecer. Para los defensores imperiales pareció
en Armageddon Secundus, pero en las más dispersas como si hubieran ganado un tiempo precioso
Colmenas de Armageddon Prime fueron mucho más mientras Angron desperdiciaba semanas en construir
difíciles de erradicar. De cualquier manera, estas monumentos ( el famoso Monolito de Angron en las
insurrecciones son comunes en los densamente poblados
junglas de Armaggedon, por ejemplo) a los Dioses
Mundos Colmena del Imperio, y como las fuerzas
planetarias parecían capaces de tratar con la revuelta, el
del Caos en lugar de perseguir los restos de los
Imperio no envió unidades adicionales. En cualquier caso, ejércitos imperiales hasta Armageddon Secundus. En
la Tormenta de Disformidad que afectaba el sistema realidad, Angron no tuvo más opción que hacer lo
cercano de Mid-Calvius CVIII hacía el viaje disforme desde que hizo.
y hacia Armageddon muy peligroso.
El retraso obligado le costó caro. Sin saberlo las fuerzas del
Las fuerzas planetarias Imperiales, ocupadas conteniendo Caos, el Capítulo de Marines Espaciales de los Lobos
la rebelión, fueron cogidas casi completamente por Espaciales, cuyo mundo natal Fenris estaba cercano a
sorpresa cuando un gigantesco pecio espacial apareció Armageddon, se habían movido rápidamente para
en el sistema Armageddon. A bordo iba un igualmente ayudar a los defensores. Cuando el ejército de Angron
vasto ejército demoníaco comandado por el Primarca emergió desde las junglas que separaban Armageddon
Demonio Angron. Berserkers de Khorne de la Legión de los Prime y Armageddon Secundus encontraron a los
Devoradores de Mundos y hordas de criaturas defensores preparados y esperando, reforzados por los
demoníacas llovieron desde el pecio espacial y barrieron Lobos Espaciales. Titánicas batallas estallaron a lo largo de
a través de Armageddon Prime. Los insidiosos efectos del la línea frontal cuando las Legiones Demoníacas chocaron
Caos se sintieron rápidamente cuando cerca de la mitad con la línea de defensa Imperial. Aquí fue donde Ulrik, el
del ejército planetario se unió al bando invasor, que sacerdote lobo gano su fama como matador, al matar en
además se habían anexionado las fuerzas rebeldes del combate singular a 3 berzerkers de Khorne, los más feroces
planeta, revelándose ahora como cultistas del Caos. Las de la horda, lo que le hizo digno de las alabanzas del
pocas unidades leales que quedaban fueron rápidamente propio Primarca-demonio (lo cual es mucho...) En la ribera
expulsadas de Armageddon Prime. Retirándose a través del río Chaeron las líneas Imperiales aguantaron, y el Caos
de la jungla que separaba las dos mitades del enorme fue arrojado desordenadamente. Pero más hacia el oeste
continente, los supervivientes se unieron a las unidades Angron lideraba el ataque personalmente, golpeando a
leales que quedaban en Armageddon Secundus, y se través de las líneas imperiales y dirigiendo a sus fuerzas
prepararon para realizar una última defensa a lo largo de hacia las colmenas de Infernus y Helsreach. Fue en ese
los ríos Styx y Chaeron. momento cuando Logan Grimnar, que en esa época
había sido Señor Lobo de los Lobos Espaciales por menos
de un año, cuando jugó su triunfo. En reserva había
mantenido a una compañía entera de los Caballeros La invasión orka no era la primera que había sufrido el
Grises, cuya asistencia había buscado tan pronto como planeta de Armageddon. Quinientos años antes del
fue consciente de los peligros que acechaban nacimiento del Señor de la Guerra Ghazghkull Thraka,
Armageddon. Armageddon tuvo que enfrentarse a otra amenaza muy
peligrosa procedente de un enemigo muy distinto: las
fuerzas del Caos. Se desconocen las fatídicas
circunstancias o los traicioneros motivos que propiciaron el
ataque masivo de las fuerzas del Caos en Armageddon.
Una teoría al respecto de algunos sabios imperiales
mantiene que, aunque afortunadamente es algo muy
poco frecuente, los poderes del Caos dejaron a un lado
sus rivalidades y se aliaron por un propósito común, que
normalmente es la guerra con los seguidores del
Emperador de la Humanidad, sus enemigos más odiados.
En el interior del Ojo del Terror las fuerzas del Caos se
encuentran en guerra continua entre ellas pero, en
ocasiones, los Dioses del Caos se unen para organizar una
invasión a gran escala.

Sólo los Caballeros Grises tenían la habilidad de derrotar


realmente a una entidad como Angron. Llegaron justo
mientras el Caos atacaba las Colmenas de Infernus y
Helsreach. Teleportándose directamente a la presencia de
Angron en el centro de su Legión Demoníaca, los
Caballeros Grises se enfrentaron al Primarca Demonio y el
grupo de Grandes Demonios que eran sus
guardaespaldas. Fue una batalla de las que no se habían
visto desde la Herejía de Horus, y de los 100 Caballeros
Grises que tomaron parte, menos de una docena
sobrevivieron al encuentro. Pero al final triunfaron,
enviando el espíritu de Angron de vuelta a la disformidad,
de donde no podrá regresar en cien años y un día.
Simultáneamente, los Lobos Espaciales lanzaron un
contraataque masivo. Las fuerzas del Caos fueron
aniquiladas y destruidas. Con las Legiones Demoníacas
derrotadas, el Administratum se movió rápida y
eficientemente para suprimir brutalmente la verdad sobre
lo sucedido. Aunque el bombardeo vírico del planeta
para asegurar la completa y definitiva limpieza de
cualquier reminiscencia del Caos fue considerada, la
importancia de las industrias de Armageddon hacían tal
solución altamente indeseable.

En su lugar, todos excepto los oficiales de más alto rango Una amalgama de odio, codicia, sed de sangre y
de la población superviviente fue esterilizada de tal corrupción compone las fuerzas del Caos, coaliciones a
manera que no podrían tener más hijos, y después las que no les preocupa sobre quién descargar su furia, ya
enviados a enormes campos de concentración que tras el ataque abandonan la localización dejándola
construidos lejos de las colmenas del planeta, donde en manos de las veleidosas corrientes del Ojo del Terror. La
fueron mantenidos aislados de tal forma que ni una sola horda del Caos que atacó Armageddon era de este tipo.
palabra sobre el ataque pudiera salir. Mientras, billones de
nuevos trabajadores embarcaron de todo el Imperio hacia El punto de inflexión de una fuerza invasora suele estallar
las ahora desiertas Colmenas del planeta. En una década cuando un pecio espacial pasa a la deriva junto a un
o dos, los trabajadores de los campos de esclavos estaban mundo infernal. Estas naves espaciales ancestrales pueden
muertos, una pobre recompensa para aquellos que usarse para transportar ingentes ejércitos a través de la
habían combatido bravamente contra las fuerzas del disformidad. Como las naves son conducidas y empujadas
Caos. Logan Grimmar, comandante de los lobos por las corrientes de la disformidad, resulta muy difícil
Espaciales ahora y entonces, nunca ha perdonado al adivinar dónde y cuándo aparecerá la nave, así que al
Adeptus Administratum por lo que él ve como una grosera Imperio le resulta virtualmente imposible predecir dónde
traición de decenas de millones de gente inocente, y hay será el siguiente ataque del Caos. Normalmente el ataque
muchos que secretamente están de acuerdo con él. suele ocurrir a unos pocos años luz del Ojo del Terror, pero
Mientras, en el interior del Ojo del Terror, Angron planea a veces un pecio es arrojado de la disformidad a un
cómo volverá a Armageddon un día, y llevará su sistema a cientos o miles de años luz de distancia.
venganza al planeta que le desafió hace tantos años.
Este fue precisamente el caso de la primera invasión de colmena, rebeliones que fueron aplacadas con toda
Armageddon. Tras una serie de acontecimientos extraños rapidez en la región de Armageddon Secundus, dada su
y antinaturales, se desencadenó una rebelión armada en proximidad geográfica con las colmenas. Sin embargo, en
la mitad de las colmenas de Armageddon. Las revueltas se la región de Armageddon Primus las colmenas estaban
sofocaron con rapidez en Armageddon Secundus, pero en más alejadas y las fuerzas leales tardaron más tiempo en
las colmenas más aisladas de Armageddon Primus sofocarlas y restaurar las leyes imperiales.
resultaron mucho más difíciles de erradicar. Las fuerzas
imperiales, ocupadas en contener la rebelión, fueron Como la atención de las tropas se centraba en las
sorprendidas por la presencia del pecio espacial insurrecciones propagadas en sus ciudades, las fuerzas
Devorador de Estrellas en el sistema de Armageddon. El imperiales estaban totalmente desprevenidas cuando una
pecio albergaba a un gran ejército del Caos al mando del nave del Caos, el Devorador de Estrellas, apareció en el
Primarca Angron. Los Marines Espaciales del Caos del centro del subsector de Armageddon. A bordo de la
Capítulo de los Devoradores de Mundos y las hordas de enorme nave viajaba un ingente ejército del Caos
criaturas demoníacas se lanzaron sobre la superficie del liderado por Angron, Primarca de los Devoradores de
planeta. Mundos, acompañado de sus Marines y multitud de
criaturas demoníacas deformes que se lanzaron sobre la
superficie de Armageddon.

Los tentáculos del Caos, sutiles aunque letales, se hicieron


notar rápidamente. Las fuerzas imperiales tuvieron que
afrontar de nuevo la rebelión habiendo perdido la mitad
de sus tropas, que desertaron y se pasaron al Caos, y los
pocos defensores leales que quedaban eran
eficientemente expulsados de Armageddon Primus, de
donde huían en desbandada. El resto de las defensas
imperiales derrotadas retrocedió hacia la espesa jungla
ecuatorial para unirse a los pocos supervivientes
desperdigados de Armageddon Secundus. Estas tropas se
reagruparon y se prepararon para la última defensa en las
orillas de los ríos Estigia y Chaerón.

En esta ocasión, la defensa imperial estaba bien


organizada. Las fuerzas del Caos desconocían la
circunstancia de que un capítulo de los Marines
Espaciales, el de los Lobos Espaciales, había sido asignado
a este sector del Imperio y se dirigía rápidamente a
Armageddon, habiéndose puesto en marcha en cuanto
recibieron las primeras llamadas de socorro. Los defensores
ganaron tiempo cuando Angron, henchido por el éxito,
desperdició semanas en construir monumentos victoriosos
Una serie de acontecimientos antinaturales e inexplicables
a los Dioses del Caos en lugar de perseguir a los restos de
condujo a la rebelión de un puñado de ciudades
los ejércitos imperiales hasta Armageddon Secundus.

ERROR FATAL
A Angron le costó caro no haber sabido aprovechar la como conoció la naturaleza del peligro al que se
ventaja de que disponía en aquel momento. Cuando su enfrentaban los habitantes de Armageddon.
ejército emergió de las junglas ecuatoriales que
separaban Armageddon Primus de Armageddon
Secundus, encontró a los defensores preparados y
apoyados por los refuerzos de los Lobos Espaciales.

Se libraron batallas titánicas en todo el frente, puesto que


las fuerzas del Caos atacaban una y otra vez las defensas
imperiales. En las orillas del río Chaerón, las defensas
imperiales resistieron y las tropas del Caos huyeron
desordenadamente. En el Oeste, la batalla no iba tan bien
para las fuerzas leales, ya que Angron lideraba
personalmente el ataque abriéndose camino a través de
las líneas imperiales para llevar a sus fuerzas hasta las
ciudades colmena de Infernus y Helsreach. Ese fue el
momento en el que Logan Grimnar, Señor de los Lobos
Espaciales, jugó su carta de triunfo: una compañía de
Caballeros Grises que Logan había solicitado tan pronto
LA RESPUESTA
Solo los Devoradores de Mundos lograron regresar con aplastante, pero con un alto precio. En esta ocasión, las
vida al pecio espacial para escapar a la seguridad de la fuerzas imperiales triunfaron, pero el resultado podría
disformidad. La victoria imperial fue completa y haber sido muy diferente.

LA SEGUNDA GUERRA POR ARMAGEDDON


El mundo colmena de años luz de distancia. Ghazghkull estaba resuelto a
Armageddon es un nodo aplastarlo sin piedad. Él sabía que si este reducto del
central de varios canales de Imperio llegara a caer, cientos de mundos serían
navegación Imperial. despojados de sus capacidades de defensa y sistemas de
todo el cinturón se colapsarían bajo el peso de su ataque.
Un páramo contaminado de
ceniza y metal con Al igual que muchos Kaudillos antes que él, Ghazghkull
innumerables manufacturas tenía la intención de lograr una era de guerra que nunca
de suministro de armas a los terminara.
regimientos de la Guardia Imperial de varios cientos de

HISTORIA DE LA CAMPAÑA
En 941.M41, el Kaudillo Ghazghkull invadió Armageddon a Armageddon Primer y Ghazgkull comenzó a desplegar sus
la cabeza de una masivo Waaagh! Orko. Ghazghkull ejércitos. A continuación, se produjo un desembarco
calculó el tiempo de su incursión perfectamente, lanzando masivo que inundó la parte oeste del continente de
su ataque justo cuando los comandantes imperiales se Armageddon Primus. Los asaltos por sorpresa de las
encontraban más pasivos y complacidos de sí mismos. móviles fuerzas orkas se sucedieron de una colmena a
otra. Decenas de miles de Orkos atravesaron las defensas
En el día de la Fiesta de la Ascensión del Emperador del exteriores y masacraron o esclavizaron a las poblaciones
año 40941 dio comienzo el ataque orko al mundo de las colmenas. Poco tiempo después, cortaron las líneas
colmena de Armageddon. de comunicación y los suministros vitales empezaron a
agotarse.
Cuando el pecio espacial de Ghazghkull fue visto en el
sistema, el Señor Planetario de Armageddón, Von Strab, no En respuesta, Von Strab envió sus escasos regimientos de
hizo nada para investigar o informar de su aparición a defensa planetaria. Fueron barridos como el polvo. En una
otras autoridades Imperiales. Las patrulleras planetarias del semana el continente de Armageddon Primer fue asolado
pecio espacial Alveus Alfa Sextus atravesaron el cordón por la tormenta de guerreros de Ghazghkull a través de sus
orbital del planeta aniquilando en su totalidad sus colmenas. Las defensas de Armageddon Primer cayeron
obsoletas defensas. El gigante transporte se estrelló bajo los invasores Orko como el trigo bajo una guadaña.
directamente en el continente occidental conocido como
Las fuerzas humanas se vieron obligadas a retirarse por Fuera el que fuera el oscuro poder que le favoreció, el
todo el continente. Debido a la negligencia del ascenso de Ghazghkull entre los Orkos de Urk fue
Gobernador von Strab (consulta a este respecto el archivo meteórico. En muy poco tiempo se labró una posición
del Administratum Armageddon 40.004, Proceso por dentro de sus filas hasta que alcanzó el rango de Señor
Crímenes de Guerra), las poco preparadas fuerzas Supremo Planetario. Los Orkos son criaturas simples y
humanas estuvieron casi a punto de perecer bajo el brutales que solo sienten respeto ante el valor y la
ímpetu de la marea verde. Las divisiones de la Fuerza de habilidad en la batalla y Ghazghkull poseía ambas
Defensa Planetaria enviadas por von Strab fueron cualidades en abundancia. Además, tenía algo de lo que
flanqueadas y destruidas sistemáticamente por el suelen carecer la mayoría de los Orkos: visión. Encendía a
enemigo. los Orkos con unos discursos apasionados en los que les
explicaba que su misión era conquistar la galaxia y
Las hileras de innumerables máquinas de guerra orkas doblegar a todas las razas que se interpusieran en su
levantaban columnas de humo de cientos de metros de camino, las cuales, además, tendrían que pagarles tributo.
altura mientras atravesaban los desiertos de cenizas y Los Orkos tenían ahora un propósito común y un
cientos de miles de guerreros orkos rugían sus brutales apabullante sentido del destino.
gritos de victoria. Tras cada batalla llegaban informes en
los que el número de valientes guerreros humanos que Pero los discursos de Ghazghkull no habrían surtido efecto
perecía en el desierto era cada vez mayor. Era obvio que de no ser por la conjunción de dos sucesos simultáneos: el
von Strab había subestimado la astucia y la habilidad primero ocurrió cuando el sol de Urk empezó a parpadear
estratégica de su enemigo, Ghazghkull Thraka, Señor hasta oscurecerse. El segundo pudo deberse a una
Supremo de los Goffs y Profeta del ¡Waaagh! maligna casualidad, o quizá al destino, pero un pecio
navegó a la deriva hasta alcanzar el sistema de Urk.
Agentes de la Inquisición interrogaron a prisioneros orkos Ghazghkull contó a sus seguidores que el primer suceso
para elaborar un informe sobre la notable personalidad de era una señal de Gorko y el segundo, un regalo de Morko.
este caudillo. Ghazghkull empezó su carrera como un Orko Aquellos que quisieran seguir a Thraka en su gran cruzada
común en el mundo de Urk. En el transcurso de una podían subir a bordo del pecio. Aquellos que quisieran
incursión un proyectil de bólter le arrancó un trozo del desobedecer las órdenes de sus dioses podían quedarse
cráneo causándole graves daños cerebrales. Un atrás y morir. Ante esta disyuntiva, todos los Orkos
matazanos llamado Grostnik sustituyó la parte perdida de decidieron seguir a Ghazghkull y ponerse rumbo a
su cerebelo por un implante biónico. Puede que este Armageddon, abandonando el pecio en el exterior del
artefacto fuese lo que, de algún modo, despertara sus sistema. Así, los Orkos se plantaron en Armageddon con un
poderes psíquicos latentes o que Ghazghkull simplemente claro propósito: conquistar o morir.
sufriese alucinaciones; el caso es que desde aquel
momento Ghazghkull afirmó que se comunicaba con
Gorko y Morko, las deidades orkas.

Si Ghazghkull era notable por su maestría en combate y hacerle frente. Mucho antes de que ocurriera la invasión,
sus dotes adivinatorias, su oponente era abiertamente lo las profecías ya habían predicho un desastre: el Tarot
contrario. Herman von Strab, el hijo menor de Luthor von Imperial repetía una y otra vez el mismo mensaje, los
Strab, era simplemente un incompetente. Von Strab era el navegantes y los cargueros advertían de alteraciones en
producto típico de la aristocracia planetaria decadente la disformidad y la estatua del Emperador del gran templo
que había adquirido el poder mediante el asesinato y la de Helsreach lloró lágrimas de sangre. Pero von Strab
intriga y lo había mantenido a través del miedo. Aunque ignoró todos los avisos.
personalmente era intrépido y despiadado hasta el punto
de la demencia, no tenía ni idea de la magnitud de la
amenaza que sufría su mundo ni tampoco de cómo
Cuando el pecio quedó a la deriva en el sistema, von Dos días después de que von Strab proclamase sus planes,
Strab rehusó enviar naves que lo investigaran. En vez de los Orkos habían invadido Armageddon Secundus; la
ello, proclamó que eran restos cósmicos flotantes que no verdadera batalla por Armageddon había comenzado.
podían amenazar su mundo ancestral. Accedió a seguir De hecho, empezó en la Estación de las Sombras, cuando
las instrucciones estándar del Codex Ministorum y notificó las montañas volcánicas de Armageddon entraron en
al Administratum el avistamiento del pecio. Pero eso fue erupción, despidiendo grandes nubes de humo y polvo
todo. Sus procedimientos de investigación fueron poco que se arremolinaban en el cielo teñido de sangre.
estrictos. Únicamente después de que las primeras naves
orkas aterrizasen en la superficie del planeta se envió una
petición de auxilio al Imperio, y solo porque uno de sus
subordinados, el Comisario Yarrick, tuvo la suficiente EL EMPERADOR
sensatez de enviarla. Incluso entonces, von Strab decidió
no tomarse la amenaza en serio y desterró a Yarrick al sur El Imperio de la Humanidad se extiende de una a otra
del continente de Armageddon Secundus. De esta forma, franja de la galaxia y engloba a más de un millón de
no volvería a molestar al Imperio con peticiones absurdas, mundos y billones de seres humanos. Es el imperio más
pues él triunfaría sobre los Orkos con sus propios medios. grande que jamás haya existido en la historia de la
humanidad. El Emperador de la Humanidad, Campeón
Von Strab no se ocupaba de la pérdida de Armageddon Divino de la Humanidad y Protector de la Raza
Prime, declarando que los Orkos nunca serían capaces de Humana, gobierna el Imperio desde hace diez mil años.
cruzar la selva mortal que los separaba de Armageddon El Emperador es algo muy parecido a un dios, ya que
Secundus. Estaba equivocado. Las fuerzas de Ghazghku cuenta con poderes psiónicos que resultan
han barrido la selva cubierta y se han embarcado en una incomprensibles para los
gran conquista, cruzando los ríos Stygles y Dlabolus y MUNDOS
simples COLMENA
mortales. Sin el
marchando a las colmenas de Armageddon Secundus. Emperador, el Imperio se
habría derrumbado
Los mundos colmena y lacomo el de Armageddon son
A pesar de la ineptitud de su comandante, las fuerzas de unidad
planetashumana estaría hace miles de años, antes
establecidos
la humanidad lucharon valientemente. Se retiraron para destruida,
incluso de dejando
la época del los Imperio. Su enorme población
proteger sus colmenas y se enfrascaron en una defensa restos
sueledesuperar
una civilización
los recursos del planeta para poder
brutal frente a los invasores orkos. Los ejércitos imperiales aislada y vulnerable
alimentarla en
o mantenerla. Los mundos colmena son
mermados huían a través del desierto para tratar de manos de criaturas
lugares inhóspitos, donde se concede poco valor a la
reagruparse alrededor de las colmenas centrales. alienígenas
vida humanaque y donde soloel aire, la luz y el alimento son
Columnas de decenas de refugiados de kilómetros de ansían destruir
bienes mucho o
más preciados dada su escasez. La
longitud buscaban la protección de los últimos bastiones esclavizar a la raza
superficie de los mundos colmena está devastada y
de la humanidad en Armageddon Primus. En el Sur, el humana.
sus recursos se han reducido a poco más que un
Comisario Yarrick organizaba grupos de suministro para desierto de ceniza. Las ingentes colmenas y ciudades
enviarlos al norte del continente. Los arriesgados pilotos factoría que se extienden por toda su superficie
evitaban el bloqueo orbital de los Orkos saliendo de la proporcionan a estos planetas su punto distintivo y les
atmósfera y regresando antes de que los Orkos pudiesen confieren el nombre colectivo de mundos colmena.
interceptarlos. Se trataba de una técnica
extremadamente arriesgada y muchos pilotos perecieron
junto a sus tripulaciones mientras los restos de sus naves se
fundían para desplomarse sobre la superficie del planeta.

Incluso con estas Unas ingentes columnas armadas destrozaron las débiles
incursiones que le posiciones fronterizas imperiales. Los buggies de guerra
proporcionaban orkos atravesaban la arena del desierto hacia las líneas
suministros, la caída del defendidas por los humanos. Una masa aullante de
Norte parecía inminente. diabólicos rostros verdes invadió las posiciones de los
Apresuradamente, von defensores. Las Montañas Palidus destellaban y el Monte
Strab tuvo que ponerse al Eschatus erupcionaba y escupía lava por sus laderas
mando de una nave para mientras hombres y Orkos luchaban y morían en combate.
reubicar su cuartel El estruendo de los bólteres era ensordecedor. Los
general a la Colmena gargantes avanzaban pesadamente elevándose sobre los
Tártarus en el Sur. Kurtiz guerreros humanos y miríadas de torretas escupían muerte.
Mannheim, señor de la Los Orkos abrían brechas en las líneas humanas para
Legión de Titanes de los dirigirse hacia el Sur. Dos clanes barrieron el este de la
Cráneos de Hierro, cordillera Palidian en dirección a la Colmena Hades. El
destinado temporalmente último clan orko atacó al oeste rumbo al Puerto de
en Armageddon, advirtió Helsreach.
a von Strab de que el
ataque orko pronto
alcanzaría el Sur y de que
debía prepararse para la
invasión. Tres de los grandes clanes orkos pasaron
desapercibidos en el Norte. El Gobernador von Strabb
ignoró esta advertencia; pensó que los Orkos se
mantendrían en reserva y no atravesarían la jungla
impenetrable que separaba Armageddon Primus de
Armageddon Secundus. Decidió organizar un potente
contraataque y liberar al Norte.
Los Orkos midieron a los habitantes más mayores, mujeres y
niños comparándolos con sus propios estándares de
resistencia inhumana, así que cientos de miles de ellos
murieron en cautividad.

El alto mando Imperial estaba dispuesto a retirarse más


allá de la selva ecuatorial de Armageddon Secundus.

En poco tiempo, la Colmena Hades sufrió el asedio de los


Orkos y en ella ocurrieron los combates más duros de toda
la campaña. El Comisario Yarrick supervisaba las defensas.
En aquellos oscuros días parecía estar en todas partes,
supervisando la soldadura de los grandes portales de
explosión, negociando en persona los tratados de alianza
con las milicias de pandilleros e induciéndoles a que se
unieran a las filas del ejército, elevando el ánimo de los
más desmoralizados por el hambre y la derrota con un
convencimiento inquebrantable en la victoria final.
Sorprendentemente, consiguió unir a toda la chusma para
organizar un ejército capaz de contener a los Orkos. Por
este motivo, los Orkos tuvieron que detener su avance en
A pesar de las protestas de Princeps Mannheim, von Strab Hades.
ordenó a sus fuerzas móviles más potentes que
contuvieran la marea verde. Mannheim replicó que era Solo nos cabe imaginar cómo sería el combate que se
mejor esperar y combatir para mantener una posición sostuvo en Hades. Los cientos de kilómetros de
mientras llegaban los refuerzos imperiales. Von Strab construcciones destrozadas al paso de los ingenieros de
vociferó que no necesitaban ayuda y, como Mannheim asedio orkos, los enormes gargantes disparando a las
había jurado obedecer a su señor, no pudo argumentar cúpulas de las colmenas distantes y las armas tronando
nada más. Así que se puso su mejor uniforme y agradeció como la risotada de unos dioses locos. Cientos de miles de
la lealtad demostrada por sus hombres, se despidió de su ojos rojos inundados de odio contemplaban su premio, tan
esposa e hijos y, a continuación, se subió a su Titán, Martillo cercano y a la vez inalcanzable. La población humana se
de Acero. escabullía a través de las sombras de la colmena, con
innumerables kilómetros de corredores que permanecían
Siguiendo las órdenes de von Strab, Mannheim lideró a su en tinieblas dada la necesidad de economizar energía.
legión contra la mayor concentración de las fuerzas orkas Miles de habitantes de las colmenas morían de hambre,
mientras la primera división de tanques trataba de llegando a alimentarse de ratas y cucarachas. ¿Quién
emboscar a otra horda orka. Pero como los Orkos les sabe qué actos de heroísmo y horror ocurrieron en aquel
superaban ampliamente en número, la Legión fue lugar y en aquel momento? Los que sobrevivieron no
aniquilada. Martillo de Acero consiguió destruir tres quieren hablar del asunto, salvo para alabar la valentía de
gargantes orkos antes de ser destrozado. Mannheim Yarrick.
rechazó la evacuación y decidió sumergirse con su titán
inoperativo en medio de la formación orka mientras su En todas las fuerzas imperiales cundía el desorden. Los
reactor se fundía. Su tripulación se mantuvo a su lado. Tras ejércitos de Ghazghkull barrían la vanguardia, asediando
su sacrificio, Mannhein recibió la Estrella del Emperador a la colmena Infernus cuando la temporada de tormentas
título póstumo. Las fuerzas imperiales fueron aniquiladas rompió en pleno furor. Los rayos dividían el cielo sobre las
debido a la amplia superioridad numérica y a la potencia columnas de refugiados de decenas de miles de personas
de fuego orka. Los restos dispersos de las divisiones en todo el terreno de inhóspitas dunas de ceniza,
humanas se replegaron para establecer una línea muriendo por la exposición al duro medio ambiente o
defensiva a lo largo del río hirviente Estigia en el Oeste y en cayendo presa de los freaks de la velocidad en su larga
las orillas ensangrentadas del Diabolus en el Este. Los marcha.
hombres derrotados y totalmente exhaustos erraban por
aquel desierto, intentando defender con sus vidas su
El Gobernador von Strab anunció que poseía un arma
mundo natal. Los Orkos, hendidos por el triunfo, se dirigían
secreta que los haría ganar la guerra. Para horror de sus
hacia ellos.
generales, reveló que una antigua leyenda era cierta. Su
familia poseía reservas de bombas víricas de la época en
Cuando llegó la Estación de las Tormentas, empujando a la que Armageddon fue colonizado. Von Strab pondría en
las nubes desde el cielo, los Orkos continuaron su marcha funcionamiento estos artefactos milenarios montados
hacia el Sur. Destrozaron las improvisadas defensas que los sobre antiguos misiles. Por desgracia, eran tan antiguos
supervivientes humanos habían construido en las orillas del que muchos de ellos ni siquiera funcionaron, los cohetes
río y recorrieron las montañas Palidus hasta la Colmena no se encendían, los detonadores no saltaban y el virus
Inferno. Desmoralizado por la noticia de continuas había perdido potencia con el paso del tiempo. Los misiles
derrotas, sin fe en las promesas del gobernador planetario sembraron la destrucción al caer sobre los pieles verdes,
y desanimado por el ingente tamaño de las flotas pero no a la escala esperada. No pudieron detener el
mecanizadas orkas, el gobernador de Infernus se rindió sin avance orko. Von Strab, airado tras el fracaso de su plan,
presentar batalla. Los moteroz merodeadores acosaban a se retiró a su búnker fortificado.
las columnas de cientos de kilómetros de refugiados que
huían de la ciudad, obligándolos a regresar a Infernus
Como los Orkos se trasladaban hacia el sur Ghazghkull
para que trabajasen como esclavos en las factorías.
ordenó que se dividieran en dos fuerzas. El trueno de la
batalla llegó a un pico ensordecedor como los masivos
ejércitos de pieles verdes descendiendo sobre las
colmenas Hades y Helsreach. Sólo cuando los Orkos se En el Oeste, los defensores del puerto de Helsreach,
establecieron y sobrepasaron la colmena Helsreach y animados por la resistencia en Hades, libraban un
masacraron a toda su población von Strab desató un combate desesperado. Defendían los muelles y las
arma secreta, unas bombas de virus capaces de reducir la refinerías valientemente. Las milicias de pandilleros, usando
dura carne Orko a una burbujeante sopa negra en armas improvisadas, emboscaban a los Orkos en cada
cuestión de segundos. Muchas eran antiguos dispositivos esquina. Los camiones cisterna se habían blindado para
que funcionaban mal y cuando sus cargas útiles evacuar a los no combatientes. Pero, como no había
explotaron prematuramente encima de refugiados y suficientes para transportarlos a todos, muchos tuvieron
tropas de primera línea por igual, miles de seres humanos que huir a bordo de naves. Multitud de familias partieron
murieron en agonía. sabiendo que, con toda probabilidad, no volverían a verse
jamás.

En los puertos de Helsreach, hombres desesperados defensores de las colmenas. Algunos enloquecieron, otros
lucharon con armas improvisadas y gran determinación murieron por la conmoción e incluso hubo a quienes les
para conseguir a sus familias tiempo para escapar, explotó la cabeza. Gracias a la protección que les brindó
mientras que con cargadores de muelles, soldadores y esta tormenta, los Orkos pudieron entrar en Helsreach y
grúas de carga se enfrentaban a los Gargantes por toda aniquilaron hasta el último defensor.
la ciudad en una tempestuosa lucha cuerpo a cuerpo. Los
combates se alargaron, pero al final Helsreach también Cuando la noticia de la caída de Helsreach llegó a Hades,
cayó ante los Orkos. Armageddon estaba maduro para la el Comisario Yarrick ordenó una hora de silencio en su
invasión. memoria y se recluyó en la capilla del Emperador para
rezar. Algunos afirman que allí el viejo guerrero entró en
Cuando la última de las naves partió, los defensores sabían comunión con su deidad y encontró la inspiración que le
que no quedaban refugios para ellos; todos los miembros guiaría en sus posteriores actos. Los que le conocían bien
de las unidades de defensa de la Colmena juraron vender mantienen que Yarrick lloró.
caras sus vidas. Motivados por la rabia y el odio,
combatieron a los Orkos con la furia de un rinodón Fue en la colmena Hades que el conflicto escaló una vez
bersérker. Unos bombarderos suicidas saltaban entre las más. Inspirados por el liderazgo del Comisario Yarrick, los
patrullas orkas y detonaban sus bombas pectorales. Los defensores de la colmena lucharon como hombres
corredores de Helsreach estaban teñidos de la sangre de poseídos. Los Orkos avanzaron tan lentamente que
ambos bandos. Los conductores de las grandes grúas de Ghazghkull que se unió al ataque personalmente al frente
carga del puerto soldaban sus vehículos y atacaban a los de sus fuerzas. Ghazghkull luchó como un demonio,
gargantes. Las oleadas de ataques orkos fueron repelidas sacrificando en su camino regimientos enteros del
una y otra vez, hasta que los generales orkos empezaron a enemigo, pero las líneas imperiales resistieron. Durante
dudar de la estrategia de su ataque. Se emitieron semanas Ghazghkull lo intentó por todos medios
mensajes de esperanza desde Helsreach por toda la red enseñados por Gorko y Morko; con ataques relámpago y
de la colmena Hades. fintas, atacando en oleadas masivas y tratando de reducir
la colmena a ruinas con el bombardeo orbital. Yarrick
Cuando el puerto cayó, Helsreach atravesó su momento contrarrestaba cada jugada.
más difícil. La derrota llegó desde el lugar más inesperado.
Los eztrambótikos invocaron una tormenta psíquica.
Oleadas de dolor psíquico estallaron en las mentes de los
MILICIA DE PANDILLEROS
Hay muchos tipos diferentes de bandas de
Armageddon, incluidos clanes de guerreros, bandas de
nómadas de las arenas, bandas de mutantes de las
ciudades subterráneas, grupos de forajidos y psíquicos
fugitivos, pandilleros de los estratos superiores de la
colmena, así como cazarrecompensas profesionales,
guardias, criados y muchos otros. En tiempos de gran
peligro estos guerreros poco disciplinados se reúnen
para luchar junto a las tropas imperiales, mucho mejor
organizadas. Aunque las tropas regulares los miran por
encima del hombro, los ejércitos de milicia de
pandilleros marcaron la diferencia entre la victoria y la
derrota en la campaña de Armageddon.

Pero a cada nueva estrategia ideada por los Orkos Yarrick


respondía con otra. Las reservas móviles usaban la
Ghazghkull había oído historias del grupo de resistencia infraestructura de transportes de la colmena para
humano, así que pensó que sería mejor ser testigo de la responder a cada nuevo ataque. Los komandos
derrota de Yarrick. Durante semanas se libró un largo duelo encontraron resistencia en los túneles; los obreros de
bajo el terrorífico cielo amarillento. Ghazghkull intentó mantenimiento de los túneles eran un grupo de guerreros
todas las estratagemas que le transmitieron Gorko y Morko; voluntarios que, en su mayoría, habían enloquecido a
simulaba asaltos en una zona de la colmena mientras consecuencia de las drogas o por la pérdida de sus seres
atacaba con el grueso de sus tropas en otra zona. Lanzó queridos durante el asedio. Estos hombres se adentraban
desde el aire a sus komandos de elite en la cúspide de la en los pozos de mantenimiento casi desnudos, armados
colmena y les ordenó que buscasen una entrada por el únicamente con una pistola bólter y un cuchillo, pero su
sistema de ventilación. Ordenó a sus mekánikos que gran conocimiento del sistema les permitía tender trampas
construyesen unas potentes máquinas de asedio, unas y emboscadas a los Orkos. Estos hombres libraron una
enormes torres con taladradoras gigantescas, gargantes guerra solitaria y casi desconocida en medio de una
modificados con cuchillas que removían la tierra y grandes terrible oscuridad y, a pesar de todo, supieron cumplir con
palas, taladros gigantes que perforaban túneles; todo su misión. Ningún komando orko logró sobrevivir en los
valía con tal de adentrarse en la colmena. túneles. Entre tanto, las escuadras suicidas de la Fuerza de
Defensa de la Colmena se escabullían por la noche y
saboteaban las máquinas de asedio de los Orkos.
Como Yarrick y Ghazghkull luchando en Hades, el resto de
columnas Orko marchó hacia el sur hacia los únicos
asentamientos superviviente de Acheron y Tártaro. El
resultado fue asedios sangrientos y violentos en extremo.
Con sus muchos frentes de ataque, Ghazghkull tenía el
planeta a su alcance.

Sin embargo, a través de su estoico e inspirado


liderazgo, el Comisario Yarrick había distraído a
Ghazghkull lo suficiente para que llegaran los
refuerzos imperiales.
El asedio de Hades continuó y columnas de guerreros Los habitantes de Acheron se prepararon para la batalla.
Orkos se dirigían hacia el Sur procedentes de Helsreach e Sabían que había llegado la hora. Al observar por sus
Infernus. Su objetivo era Acheron, el último bastión de monitores oculares, descubrieron las interminables filas de
resistencia humana. Era el inicio de la Estación de Fuego y Orkos aproximándose hasta su posición. En el horizonte
las temperaturas en el exterior de las ciudades colmena podían distinguir motoristas con cascos adornados con
eran sofocantes. Los Orkos podían resistirlas, igual que las cuernos, buggies de guerra customizados y enormes
tropas especialmente equipadas, pero los refugiados que máquinas de asedio. La única promesa de ayuda la había
habían escapado del ataque orko caían muertos a enviado el Gobernador von Strab; consistía en sus deseos
cientos. de victoria y veinte guerreros de su escolta personal de
elite que le habían enojado.

Con un rugido que hizo temblar toda la superficie, los


Orkos avanzaron. El aire vibraba con el estrépito de miles
de potentes motores. Se abrieron paso hasta el exterior de
las colmenas que formaban el complejo. Aunque las
fuerzas de defensa de la colmena estaban mal armadas y
mal aprovisionadas, el gobernador de la colmena decidió
no rendirse. "Lucharemos hasta que no quede un solo
hombre", anunció. "Y después nuestros fantasmas
regresarán para perseguir a la escoria orka".

Los Orkos cargaron, seguros de su victoria. De repente, se


abrieron unas enormes brechas en sus filas. Unas potentes
explosiones sacudieron sus vehículos y los lanzaron volando
por los aires como si de simple paja se tratara. Los
habitantes de Acheron observaron maravillados cómo
continuaba el bombardeo orbital. Grandes naves
llenaban el cielo y los Thunderhawks imperiales bajaban a
tierra para que desembarcasen escuadras de Marines
Espaciales. Pillados por sorpresa, los Orkos se retiraron. Los
Marines Espaciales continuaron desembarcando de sus
naves y aniquilando Orkos con el fuego de sus bólteres. Los
defensores de la colmena se reagruparon y salieron para
ayudar a sus salvadores. Era la primera vez desde que se
iniciase la campaña que los Orkos probaban el sabor de la
derrota.
Aun así, los Marines Espaciales llegaron demasiado tarde
para salvar Hades. Ghazghkull persiguió a Yarrick en
persona y después de una dramática batalla, el Comisario
cayó a tierra debido a un devastador golpe. Sólo la férrea
voluntad de Yarrick le permitió no sucumbir a la grave
herida que había sufrido. El Comisario, dado por muerto,
juró cazar y matar a Ghazghkull aún con su último aliento.

Los Marines Espaciales establecieron rápidamente un


cuartel general en la playa. A pesar de la protesta
enérgica de von Strab, el líder de la fuerza expedicionaria,
el Comandante Dante del Capítulo de los Ángeles
Sangrientos, anunció que se hacía cargo de la situación
como comandante supremo de las Fuerzas Imperiales en
el planeta. Acheron iba a convertirse en su cuartel general
temporal. Dante ordenó que arrestasen a von Strab para
acusarlo en juicio de los delitos de asesinato y negligencia
en el empeño del deber al enfrentarse al enemigo. Von
Strab juró que no se sometería a un juicio perpetrado por
sus inferiores y escapó en dirección al desierto. Poco
tiempo después, se encontró destrozado el Land Speeder
en el que había huido, pero sin ningún rastro de von Strab.

Quizás si un mayor número de fuerzas orkas se hubiesen


dirigido al Sur, habrían contenido a los Marines Espaciales
antes de que estos pudieran organizar el contraataque,
pero, a este respecto, Ghazghkull cometió uno de sus
pocos errores. En la zona que rodeaba la Colmena Hades
se concentraba un número cada vez mayor de unidades
orkas preparándose para el asalto final. Ghazghkull no
quería tentar a la suerte. Estaba reuniendo tropas
suficientes para aniquilar a la raza humana de un solo
golpe. En el interior de la colmena, a pesar de las medidas
emprendidas por Yarrick para racionar sus recursos, la
comida se había acabado. Unas lanzaderas
Fuera de las colmenas de Archeron, Hades y Tártarus, las transportaban alimentos desde el Norte hasta el Sur, todo
hordas de Ghazghkull veían como estrellas llameantes lo contrario de lo que ocurriese en el primer estadio de la
caían a través de la atmósfera. Minutos más tarde, los guerra. Una sensación de fatalismo recorrió a toda la
Orkos fueron arrojados al caos por el trueno de las bombas población de la colmena y ni siquiera el ejemplo de
y cañones, con el cielo llenos de distintivo de las Yarrick pudo esta vez animar sus espíritus. Era como si toda
cañoneras Thunderhawk de los Marines Espaciales. El la población tuviese la premonición de su horrible destino.
Adeptus Astartes estaba tomando tierra en el planeta.
Cuando se inició el asalto final, un ejército de refuerzo
La llamada de ayuda de Yarrick fue respondida por no liderado por los Salamandras, los Ultramarines y los Ángeles
uno, sino tres capítulos de los mejores del Imperio. Con la Sangrientos se dirigió hacia el Norte para tratar de salvar la
llegada de los Marines Espaciales de los legendarios Colmena Hades. Pero, cuando los Marines Espaciales
Ultramarines, Salamandras y Ángeles Sangrientos, la rompieron la primera línea orka, Hades ya había caído. Los
batalla alcanzó una nueva escala. Si Ghazghkull hubiera zoldados de azalto orkos habían inundado sus corredores,
hecho planes inmediatos para frustrar este súbito volando hasta la última puerta que mostrara resistencia, y
contraataque, Armageddon habría caído. Sin embargo, la ahora combatían en los hogares y en los lugares de
inflexible resistencia de Yarrick, cuestionando la trabajo de los habitantes de la colmena. El Comisario
capacidad y la reputación como un caudillo de Yarrick fue uno de los pocos supervivientes de esta
Ghazghkull, le supuso un reto a partir del cual no podía masacre. Entre las ruinas, apareció su cuerpo maltrecho
retroceder. El Profeta del Waaagh! descendió a la por las heridas, con un montón de cadáveres orkos
colmena Hades con el odio que un Orko reserva sólo por apilados bajo sus pies. Por suerte para el Imperio, este
su mayor enemigo. guerrero excepcionalmente valeroso vivió para continuar
la lucha.
En el Oeste acababa de producirse una nueva oleada de cuchillos y arrojando piedras hasta que uno a uno fueron
refuerzos orkos, con lo que dio comienzo el asedio a la erradicados.
Colmena Tártarus. Las líneas imperiales se habían
desmantelado para poder enviar refuerzos a la Colmena Tal fue la furia de los Ángeles que mataron a casi la mitad
Hades y los Orkos las atravesaron fácilmente para seguir del ejército Orko invasor de Tártarus, y hermanos de Dante
hacia el Sur, en dirección a la Colmena Tártarus. de los Ultramarines y Salamandras empujaron poco a
Ghazghkull en persona se puso al mando del asalto en un poco a las fuerzas Orko a la retirada. Los Orkos se negaron
último y desesperado intento de ganar la guerra. Durante a rendirse. Algunos lucharon hasta la muerte, otros
días la victoria pendió de un fino hilo. Si los Orkos tomaban cayeron en las cenizas o desechos en su camino hacia las
Tártarus, destruirían la base de la resistencia imperial, selvas ecuatoriales. Uniendo a los defensores
devastando la base industrial del Sur. Por un momento supervivientes, los Marines Espaciales comenzaron una
pareció que los asaltos orkos que sacudían toda la ciudad magistral campaña de ataques relámpago que
tendrían éxito. finalmente rompió las fuerzas de Ghazghkull. Una noche sin
previo aviso, las fuerzas de Ghazghkull se retiraron del
En una desesperada maniobra, los hombres de Dante campo de batalla. Por la mañana había poco más que
regresaron a sus naves. Los Marines Espaciales cayeron en cenizas y los cadáveres de los caídos.
cápsulas de desembarco detrás el grueso del ataque orko
y destruyeron a todo un clan orko. El propio Dante se puso En las profundidades de las selvas ecuatoriales, en las
al frente del asalto al cuartel general de Ghazghkull, pero ruinas de las colmenas caídas, los Orkos comenzaron a
el ataque relámpago no logró capturar al líder orko, que crecer. Gran parte de Armageddon permanece
se encontraba en aquel momento visitando las primeras destrozada y sin embargo, la segunda guerra no fue sino
líneas. un preludio a la destrucción que estaba por venir.

Y allí se inició la batalla más cruenta de toda la guerra. Los Se cree que, cuando Ghazghkull intentaba reagrupar a
Orkos no tenían nada que perder: "lucharían o morirían". sus guerreros para intentar una defensa a la desesperada,
Las Fuerzas Imperiales sabían que el destino del mundo fue alcanzado por un proyectil de bólter que le atravesó
estaba en sus manos. No había tregua posible, pues los su cerebro mecánico. Se trata de una simple hipótesis
Orkos no la concederían. La segunda batalla de Tártarus porque nunca se encontró el cuerpo de Ghazghkull.
fue un baño de sangre de principio a fin. Se libraron
encarnizados combates cuerpo a cuerpo en las calles de
Con el líder orko muerto y la mitad de su ejército
la colmena, así como batallas gigantescas en su
aniquilado, la guerra podía considerarse acabada a todos
superficie. Las fuerzas de ataque de los Marines Espaciales
los efectos. Durante los seis meses siguientes los invasores
sembraron el terror y la confusión detrás de las líneas orkas.
fueron repelidos hasta las junglas del Norte, pero desde el
Repetidas veces los Orkos, al verse asediados, intentaban
momento en que Tártarus estuvo a salvo la victoria
escapar, pero a cada nuevo intento respondían las
imperial parecía asegurada.
Fuerzas Imperiales y los Orkos debían batirse en retirada. Al
final, las provisiones de municiones y alimentos de los Orkos
se agotaron, pero seguían sin rendirse. Lucharon con Y así fue.
SEÑOR DE LA GUERRA NAZDREG Y PISCINA IV
Retirado a su fortaleza en el Sector Gólgota, Ghazghkull En los siguientes años, Ghazghkull se alió con el Señor de la
reunió sus puntos fuertes una vez más, meditando lo que guerra Nazdreg Ug Urdgrub, combinando sus fuerzas para
había aprendido de su primera invasión a Armageddon. lanzar un devastador asalto sobre el planeta Imperial de
Los dioses Orko habían puesto de manifiesto a Ghazghkull Piscina IV. Sin embargo esta no fue una invasión normal.
que, con el fin de destruir a su enemigo primero debía Nazdreg, un jefe de los Luna Malvada, dotado de increíble
saber de él. Para Ghazghkull, la guerra para Armageddon riqueza y astucia, tenía algunos de los mejores Meks de la
había sido una manera de aprender la manera en que el galaxia a su empleo. Estos eran pioneros en crear un tipo
Imperio reaccionaba para hacer frente a una importante de dispositivo de teletransporte que permitía a Nazdreg
invasión. enviar a sus tropas directamente al planeta desde su
pecio espacial incluso cuando se encontraba a una
enorme distancia del planeta.

Ghazghkull vio el potencial revolucionario de este


teletransporte y unió sus fuerzas con Nazdreg para atacar
a los incautos habitantes de Piscina IV. Las fuerzas
Imperiales fueron tomadas completamente por sorpresa y
sólo la misteriosa presencia de los Marines Espaciales del
capítulo de los Ángeles Oscuros evitó que Piscina fuera
invadido por completo por los ejércitos pieles verdes. Los
Ángeles Oscuros sufrieron una amarga serie de derrotas a
manos de las fuerzas de Ghazghkull, que culminaron en un
impresionante duelo en Puerto Kallldus entre el caudillo
Orko y el Gran Maestro del Ala de Muerte. Aunque
Ghazghkull rompió el Belial del Gran Maestro en dos, las
fuerzas del Ala de Muerte habían comprado tiempo para
que el resto de los Ángeles Oscuros llegara. Piscina IV se
salvó pero Ghazghkull ya tenía su premio. Logrando un
acuerdo con Nazdreg, Ghazghkull dejó al señor de los
Luna Malvada continuar la guerra para Piscina a cambio
de su mejor Mek y el secreto de sus teleportadores. El
Profeta del Waaagh! tenía trabajo que hacer.
El imperio Orko de Charadon es el más grande y más Hasta hace poco, la expansión del imperio Charadon se
antiguo de su tipo. Controlado por un berseker ha mantenido al mínimo por los Marines Espaciales del
piromaníaco conocido como el Archiincendiario, el capítulo de los Ultramarines. Fuerzas dirigidas por el
imperio de Charadon ha sido la pesadilla del Segmentum Bibliotecario Ultramarine Tigurius han realizado ataques
Ultima Segmentum durante innumerables siglos. quirúrgicos a las fuerzas del Archiincendiario como
prevención antes de alcanzar una masa crítica y poner en
El Archiincendiario es una figura semimítica en el imperio marcha un Waaagh! de una escala sin precedentes en
de Charadon. Cuenta sus victorias no en mundos Ultramar.
conquistados, sino en mundos achicharrados a su paso. Su Pero el éxito de Tigurius está empezando a disminuir. La
legendaria propensión a reducir los mejor defendidos amenaza de los Tiránidos invade cada vez más Ultramar y
mundos a inmensas conflagraciones le ha ganado un por tanto, los Ultramarines ya no pueden escatimar las
imperio en expansión dedicado a su causa destructiva. tropas necesarias para mantener al imperio Orko en jaque.
Cada uno de los sucesivos señores de la guerra de El Archiincendiario ha aprovechado su oportunidad
Charadon toma el título de Archiincendiario que presta al invadiendo el sistema de Ultramar, jurando reducir el
orko una especie de inmortalidad. magnífico mundo de los Ultramarines a cenizas y bailar en
las llamas de su desaparición.

LA BATALLA DE GÓLGOTA
Ghazghkull dejó Piscina en el sistema Gólgota gigantes de metal no fueron suficientes para poner fin a la
desconociendo que Yarrlck le había localizado y le pisaba bestia del Apocalipsis. El escuadrón de tanques fue
los talones. Gólgota era un planeta minero, rico en invadido y rodeado por los aliados Sol Malvado de
materiales. El señor de la guerra Orko quería aprovechar el Ghazghkull. Yarrick fue aplastado bajo las ruedas de la
planeta y convertirlo en una gigantesca fábrica de fortaleza de Batalla Doomrolla y su cuerpo inconsciente
municiones para alimentar un segundo ¡Waaagh! en el fue llevado ante Ghazghkull.
sector Armageddon. Usando sus teleportadores para
lanzar una serie de ataques relámpago, Ghazghkull superó Después de unas semanas de descanso después de
rápidamente la maquinaria de guerra y las baterías infligirle espantosas torturas, Ghazghkull decidió que el
colosales de los planetas defensores vecinos. En semanas, Comisario Yarrick era demasiado buen enemigo para
el gran poder de los masivos Gargantes Orko y de los despreciarlo. Le liberó de la pestilente mazmorra de su
ejércitos de Ghazghkull había convertido la defensa pecio espacial porque tenía la intención de invadir
antiaérea del planeta en escombros. Al llegar en el clímax Armagedón una vez más, y quería una buena lucha
de la batalla de Gólgota, el Comisario Yarrick dirigió un cuando llegara allí. Un plan de cincuenta años estaba a
escuadrón de tanques superpesados Baneblades a la punto de llegar a buen término. La guerra volvería una vez
refriega, con la intención de perseguir a Ghazghkull y dejar más a Armagedón y esta vez sería para permanecer allí.
sin liderazgo a los ejércitos Orko. Pero incluso estos
CRONOLOGÍA

Fecha Eventos Fecha Eventos

-8 años Ghazghkull sufre una herida grave en Mes 1 Tres clanes orkos atacan las defensas
la cabeza. Cuando despierta, le ha exteriores de Armageddon Secundus,
sido implantado un cráneo de acero cogiendo totalmente desprevenidos a
que le confiere poderes psíquicos y el sus defensores. Las formaciones orkas
conocimiento de que es un enviado blindadas se adentran en territorio
de los dioses (Gorko y Morko) con una imperial. Dos clanes se dirigen al este
misión que cumplir. de las Montañas Diablo y el tercero al
oeste. Los 111 contraataques mal
-2 años Ghazghkull se ha proclamado líder de coordinados ordenados por el
su clan. Su objetivo es reunir el Gobernador von Strab son abatidos.
suficiente número de guerreros para Las fuerzas imperiales debilitadas se
organizar su propio ¡Waaagh! orko, ven obligadas a replegarse a los ríos
aunque le resulta difícil convencer a los Diabolus y Stygia para formar una línea
líderes de los cuatro clanes restantes defensiva, pero no pueden extenderla
en un planeta en el que, según él, demasiado. La tormenta de
todos deberían haber acatado sus disformidad continúa.
órdenes.
Mes 4 Los Orkos atacan la nueva línea
-1 año El sol que rodea la órbita del planeta imperial. Tras rodear las Montañas
empieza a desvanecerse y un Palidus, los pieles verdes rodean la
gigantesco pecio orko aparece en el Colmena Infernus, que se rinde sin
sistema. Ghazghkull convence a los presentar batalla. Las columnas de
otros Orkos de que se trata de una guerreros orkos alcanzan las afueras de
señal de los dioses y de que deben las Colmenas Hades y Helsreach. Las
unirse bajo su liderazgo. El ¡Waaagh! milicias de pandilleros se reclutan para
orko es ya una realidad. formar ejércitos variopintos que se
-9 meses Los cinco clanes orkos y todos los envían a primera línea de fuego. El
jinetez zalvajez del planeta suben a Gobernador von Strab lanza un
bordo del pecio espacial y se antiguo suministro de bombas víricas,
adentran en la disformidad. Durante el pero no causan efecto alguno sobre
viaje, la energía del pecio se debilita y las brutales hordas orkas. El asalto orko
la nave es atacada por todo tipo de a Helsreach, ayudado por una
criaturas horribles de la disformidad, tormenta psíquica creada por los
pero Ghazghkull y sus eztrambótikos les eztrambótikos orkos, destroza sus
ganan la partida. defensas y la colmena cae. Sin
embargo, el asalto a la Colmena
-7 meses El pecio llega al sistema de Hades dirigido por Ghazghkull no tiene
Armageddon y queda a la deriva en éxito gracias a los esfuerzos del
dirección al planeta. El sistema de Comandante Yarrick. Las tormentas de
defensa de Armageddon envía un disformidad acaban y se reestablece
escuadrón de naves de ataque en un la comunicación con el Imperio.
intento inútil de destruirlo, pero no solo
no lo consiguen, sino que además las Mes 7 Las fuerzas orkas consolidan sus
naves resultan destruidas. Se envían posiciones alrededor de Infernus y
mensajes pidiendo ayuda. La única Helsreach e inician su avance hacia el
fuerza disponible, tres capítulos de Sur. Los Orkos lanzan una nueva
Marines Espaciales, se prepara para ofensiva, esta vez en la Colmena
partir en su ayuda. Acheron, que consigue ser sofocada
gracias a la oportuna aparición de los
-6 meses El pecio espacial alcanza la superficie Marines Espaciales. Hades es rodeada,
del planeta y los Orkos inician la pero continúa resistiendo gracias a
invasión de este. La primera invasión unas lanzaderas diseñadas para estos
coge totalmente desprevenidas a las ataques. La resistencia prueba ser vital
fuerzas imperiales y en poco tiempo los y, mientras aumenta el número de
Orkos se hacen con el control de Orkos que se suma al asedio, permite
Armageddon Primus. Se produce una un respiro al resto de fuerzas imperiales
violenta tormenta de disformidad que que luchan en otros frentes.
deja al planeta sin posibilidad de
solicitar ayuda imperial. Mes 10 Una ofensiva imperial encabezada por
los Marines Espaciales se lanza para
-3 meses Dos clanes orkos atacan el Norte, liberar el asedio de la Colmena Hades,
alejándose de Armageddon Secundus. pero cae ante la enormidad del asalto
Las fuerza imperiales se las apañan orko, justo tres días antes de que las
para repeler el ataque. Herman von columnas imperiales de refuerzo
Strab, el gobernador imperial de atraviesen las líneas orkas. El Comisario
Armageddon, está convencido de Yarrick sobrevive al combate. En el
que los tres clanes restantes se Oeste, un gran número de refuerzos
mantienen en reserva para reforzar el orkos alcanza las primeras líneas, los
ataque y afirma que es imposible que Orkos lanzan una nueva ofensiva a la
los Orkos atraviesen la densa jungla Colmena Tártarus. Las líneas imperiales,
que separa Armageddon Primus de desprovistas de unidades que puedan
Armageddon Secundus. El Comisario apoyar en el combate del Este, no
Yarrick es desterrado a la Colmena pueden contener la avalancha orka
Hades por cuestionar su afirmación. que irrumpe en el territorio imperial.
Armageddon continúa azotado por las
tormentas de la disformidad. Mes 13 En el Este, las fuerzas imperiales obligan
a los Orkos a replegarse a las
Montañas del Diablo. Las unidades
orkas forman una nueva línea en el Río
Diablo. En el Oeste, se han cambiado
las tornas, ya que las hordas orkas han
alcanzado el río Skeletus y ahora
dirigen todos sus asaltos a la Colmena
Tártarus. Pero Tártarus resiste y las
fuerzas imperiales efectúan un
contraataque devastador. Los Marines
Espaciales usan sus cápsulas de
desembarco para situarse justo detrás
de la cabeza del ataque orko y logran
aniquilar a todo un clan. Los intentos
desesperados de los Orkos por escapar
no tienen éxito. Al carecer de alimento
y munición, el clan es virtualmente
destruido. De un solo golpe, casi la
mitad del contingente orko ha sido
aniquilado.

Meses 16- La derrota sufrida en la Colmena


22 Tártarus vaticina el fin de toda
esperanza de victoria orka, pues se
ven replegados a lo largo de toda la
línea fronteriza. Helsreach e Infernus
son recapturadas al término del mes 22
y los maltrechos supervivientes orkos se
retiran a las junglas del Norte. La
Campaña de Armageddon ha
concluido.
LA TERCERA GUERRA POR ARMAGEDDON

LOS PREPARATIVOS DE LA NUEVA INVASIÓN...


La Segunda Guerra de Armageddon, primera invasión de Una generación más tarde, cuando nuevos ataques orkos
Ghazgkull Thraka a este desafortunado planeta, le costó en los sistemas circundantes a Armageddon causaron un
muy cara al Imperio. Cuando el Imperio finalmente logró recorte drástico en los envíos de mercancías al sistema
expulsar a los invasores orkos, sus fuerzas salieron al exterior principal, el Triunfo y otras naves de la flota imperial se
para reclamar mundos y sistemas que habían encontraron forzados hasta el límite. Eran pocas naves
permanecido desconectados durante años, pero en la para poder cubrir una extensión tan grande de espacio
mayoría de ellos solo encontraron restos consumidos. La interplanetario y los transportes de mercancías sufrían las
reconstrucción de una pequeña porción de la carnicería consecuencias. Se pidió ayuda a la flota imperial y los
perpetrada por los Orkos obligaría a extender hasta el refuerzos llegaron en forma del Almirante Parol a bordo de
límite los recursos del Imperio. Además, asegurar una la nave Su Voluntad, acompañada de tres escuadrones
férrea defensa frente a posibles ataques oportunistas sería de cruceros de primera línea. El capitán Honyaeger
una orden difícil de cumplir para las ya de por sí reducidas, reconoció la veteranía y experiencia del Almirante Parol y
dilapidadas y desmoralizadas fuerzas del Imperio. El le cedió el mando de la flota; de este modo, durante un
acorazado imperial clase Apocalipsis Triunfo se unió a la corto período de tiempo, cesaron los ataques de los
flota imperial de Armageddon en 951.M41 y, entre guerras, piratas orkos.
sirvió como nave insignia de la flota de defensa bajo el
mando del capitán Honyaeger. El acorazado Triunfo Todo esto cambió, casi repentinamente, cuando las
resultó ser la condena de muchas flotas piratas dispuestas incursiones piratas se convirtieron en asaltos planetarios a
a aprovecharse de las debilidades de la flota imperial. Tras varios sistemas menores
cosechar una impresionante cantidad de honores, el
acorazado Triunfo se convirtió en el símbolo de la Voluntad
del Emperador en todo el subsector.

La Tercera Guerra por Armageddon empezó en el 998.M41 inmensa destrucción en Armageddon antes de acabar en
y fue un masivo conflicto entre el Imperio de la Humanidad una ajustadísima victoria imperial, aunque ni los humanos
y el mayor ¡Waaagh! Orko de la Era del Imperio, dirigido ni los Orkos pudieron asegurar un control completo sobre
por el Kaudillo Ghazghkull Mag Uruk Thraka. La guerra se todo el planeta y aún se sigue luchando en muchas
libró en el Mundo Colmena de Armageddon, donde regiones.
Ghazghkull Thraka había lanzado su primer intento de
conquista exactamente 57 años estándar antes. Los Antecedentes
combates atrajeron al final a porciones de más de 25
Capítulos Astartes, docenas de regimientos de la Guardia
Imperial y varias Legiones Titánicas, y provocaron una
Armageddon es un Mundo Colmena imperial del Sector por su aparente estado inerte antes de desatar sus
Armageddon del Segmentum Solar con una población potentes misiles sobre la incauta base avanzada. En el
aproximada de entre 100.000 y 500.000 millones de 972.M41 el Mundo Agrícola de Chigon 17 fue arrasado por
personas. La enorme producción industrial y comercial de una enorme fuerza de Orkos también supuestamente
Armageddon lo convierte en una pieza vital del Imperio, dirigida en persona por el Kaudillo Ghazghkull. A pesar de
en especial para los superpoblados mundos de su que los Guardias Imperiales que defendían Chigon
Segmentum, el corazón del territorio colonizado por la disponían de tanques y otros vehículos blindados, fueron
Humanidad. decisivamente derrotados por los Orkos en una
prolongada guerra de guerrillas que hizo totalmente
La Tercera Guerra por Armageddon comenzó en el inútiles a las potentes pero estáticas defensas imperiales.
998.M41, exactamente 57 años estándar después del inicio En el 986.M41 el Crucero de Batalla Camino Radiante de la
de la Segunda Guerra de Armageddon, y en ella tuvo Armada Imperial y sus Naves de Escolta se perdieron con
lugar el regreso de las hordas Orkas al planeta bajo las todos sus ocupantes en un ataque pirata Orko, una vez
órdenes del infame Kaudillo Ghazghkull Mag Uruk Thraka. más comandado por Ghazghkull. El Imperio respondió con
Trajo consigo fuerzas de otros tres grandes Kaudillos Orkos: gran fuerza, pero al llegar a esa región descubrieron que
el Gran Déspota de Dregruk, Urgok el Imparable y el todos los signos de presencia Orka habían desaparecido.
Diablo de Octarius. Cada uno de ellos comandaba vastas Justo antes del estallido de la Tercera Guerra por
huestes de pielesverdes dirigidas por numerosos Kaudillos Armageddon, Ghazghkull se alió con el Kaudillo Luna
menores, constituyendo el mayor ¡Waaagh! Orko jamás Malvada Nazdreg Ug Urdgrub para lanzar un asalto sobre
afrontado por el Imperio de la Humanidad. Ghazghkull el mundo imperial de Piscina IV. Los Orkos usaron una
demostró ser el más peligroso de los líderes Orkos, con un forma inaudita de tecnología de teleportación que les
empuje y una capacidad para el mando abundantes. permitía colocar a sus tropas directamente en el planeta
Una grave herida en su juventud despertó en él "visiones" desde un Pezio localizado a gran distancia del planeta. La
de los dioses Orkos Gorko y Morko, que le llevaron por un guarnición imperial fue tomada totalmente por sorpresa y
sangriento camino de conquista sin parangón entre los solo la presencia de Marines Espaciales del Capítulo de los
Orkos de la historia imperial reciente. Regresó a Ángeles Oscuros salvó al planta de ser arrasado por los
Armageddon para realizar su "revancha" tras décadas de pielesverdes. Sin embargo, esta derrota no fue de
planificación y de poner a prueba las defensas imperiales, gravedad para Ghazghkull, ya que al haber terminado y
y logró unificar a docenas de tribus Orkas e incluso puesto a prueba su nuevo "llevalejoz" el genio Orko
contingentes de varios imperios Orkos diferentes, un grado conocido posteriormente como "Orkimedes" por el
de unidad entre los pielesverdes que nunca antes se había Imperio, finalmente estaba listo para desatar todas sus
visto. fuerzas contra el Imperio. Después de más de cincuenta
años, Ghazghkull y sus Chikoz venían a cobrarse su
venganza.
LOS ORKOS SE REAGRUPAN
Después de la victoria de las fuerzas Imperiales sobre los
Ghazghkull Thraka no había estado de brazos cruzados Orkos en 948.M41, se inició una extensa investigación sobre
tras su derrota en la Segunda Guerra de Armageddon. la preparación y las defensas de Armageddon. Ante la
Retirándose a su bastión situado en una red de Sistemas clara importancia estratégica del planeta, el Adeptus
Estelares Orkos del Sector Golgotha, continuó el plan Terra ordenó el inicio de una serie de proyectos para
maestro que le habían revelado los dioses Gorko y Morko aumentar la seguridad del sistema Armageddon frente a
hacía décadas. Si el Imperio había cometido un gravísimo futuros ataques. El mando del Sector Naval fue transferido
error tras la Segunda Guerra de Armageddon, ese fue al sistema Armageddon, y las instalaciones navales de
creer que Ghazghkull había sido derrotado para siempre. Puerto de S. Jowen fueron reconstruidas y ampliadas para
En realidad, lo que los dioses Orkos le habían revelado, o al acomodar a toda clase de naves de guerra interestelares.
menos lo que él dijo que le habían revelado, fue que para Se establecieron tres bases de vigilancia permanentes en
destruir verdaderamente a un enemigo había que los bordes exteriores del sistema, bautizadas con los
aprender primero todo sobre él. Para Ghazghkull, la nombres de los tres héroes de la Segunda Guerra de
Segunda Guerra había sido solo una forma de aprender Armageddon: Mannheim, Dante y Yarrick. Se
cómo el Imperio respondería y se defendería de una gran reconstruyeron y se reforzaron las bases de defensa
invasión planetaria. A efectos prácticos, para él la primera terrestres y orbitales; se colocaron campos de minas a lo
invasión no había sido más que una prueba de las largo y ancho de todo el sistema; y se ordenó un
defensas del Imperio de la Humanidad. En las cinco incremento sustancial de los efectivos de naves
décadas que siguieron a la Segunda Guerra de intraestelares y de patrulla.
Armageddon, Ghazghkull continuó sin interrupción su
divino plan. En el propio planeta se inició un largo proceso de
reconstrucción de las colmenas arrasadas por las hordas
Habiendo aprendido todo lo que necesitaba saber sobre de Ghazghkull. Este proceso, a pesar de la gran cantidad
las tácticas y estrategias imperiales, empezó a desarrollar de mano de obra y recursos asignados, estaba incompleto
las tácticas que sentía que llevarían a la derrota final de cincuenta años después. En parte se debió al incremento
sus enemigos. Como no quería atraer atención sobre sí de regimientos de defensa que se reclutaron en este
mismo, estos "experimentos" fueron llevados a cabo a una periodo, a pesar de que disminuyó el número de
escala mucho menor que la invasión de Armageddon. regimientos conscriptos destinados a la Guardia Imperial.
Desde el 945 hasta el 959.M41, el Imperio recibió Se creó un consejo militar para gobernar Armageddon
numerosos informes de pequeñas incursiones Orkas contra compuesto por representantes de alto rango de la
bases y puestos imperiales que iban dirigidas Armada Imperial, la Guardia Imperial, el Departamento
personalmente por Ghazghkull Thraka. En el 962.M41, una Munitorum, el Adeptus Mecánicus, la Eclesiarquía y los
base militar imperial del planeta Buca III fue destruida por Gobernadores de cada una de las principales colmenas
misiles disparados desde una base Orka oculta en un del planeta.
asteroide. El asteroide entró en el Sistema desde el espacio
profundo y fue ignorado por todos los sensores imperiales
El consejo estaba presidido por el General Kurov de la
Guardia Imperial, un respetado veterano de la Cruzada
de Bakkus. Desde el 949.M41 hasta el 978.M41, el General
Kurov coordinó una serie de campañas genocidas en las
junglas que separan Armageddon Primus de Armageddon
Secundus y en el planeta helado de Chosin para eliminar
las plagas de Orkos que surgieron tras la derrota de
Ghazghkull. Pasaron cincuenta años y Armageddon
resurgió de sus cenizas, con unas defensas más fuertes que
nunca. Y sin embargo, no fue suficiente. Las primeras
señales de la tormenta fueron una serie de ataques en los
sistemas y planetas próximos a Armageddon. El primero
fue Minerva, que fue atacado por piratas Orkos. Poco
después, fue asaltado el mundo agrícola de Ruis. En pocos
meses, y a pesar de los esfuerzos de la Armada Imperial, el
número de mercantes que llegaban hasta Armageddon
disminuyó a la mitad. Parecía que algún ente invisible
sabía que las fuerzas Imperiales estaban obligadas a
proteger el sistema Armageddon y que no podían patrullar
libremente el sector.

De repente, las incursiones piratas se convirtieron en


asaltos contra puestos avanzados; y después, en ataques
contra colonias y satélites poco protegidos. Las invasiones
planetarias a gran escala comenzaron poco después.
Doce planetas Imperiales fueron atacados en otras tantas
horas; y los Astrópatas de Armageddon recibían continuos
informes sobre nuevos ataques. Cada consulta al Tarot
Imperial indicaba matanza, destrucción y el símbolo de la
Bestia Resurgente. Se rumoreó que Ghazghkull regresaba
para vengarse; y, en poco tiempo, ni el burócrata más
obstinado pudo negar que un ¡Waaagh! de proporciones
apocalípticas estaba cerniéndose sobre el Sector
Armageddon. Después de que la Fuerza de Ataque
Trajano se perdiera combatiendo contra los Orkos, al
parecer en el sistema Desdena, el General Kurov envió un
mensaje a todos los regimientos de la Guardia Imperial y
Capítulos de Marines Espaciales cercanos para que se Con la ayuda de las Adeptas Sororitas de la Orden de
agruparan para la defensa de Armageddon. Nuestra Señora Mártir, la Legión de Acero de Armageddon
defiende valientemente un astropuerto Imperial ante los
asaltos de una horda Orka

LAS FLOTAS QUE TOMARON PARTE EN EL CONFLICTO

La Flota Imperial La Flota Astartes La Flota Orka


Mientras la mayor parte del combate de la Tercera Guerra el Imperio, que siempre ha temido que podría convertirse
de Armageddon se libraba en el propio sistema en la base de operaciones de los piratas del sector.
Armageddon y con más intensidad alrededor del planeta
Armageddon, los sistemas periféricos e incluso los El subsector Gólgota se encuentra directamente al este de
subsectores más distantes desempeñaron su propio papel Armageddon y ha sido el enclave desde el que
en el conflicto. El ataque directo de Armageddon venía Ghazghkull ha lanzado sus incursiones. Los Orkos han
precedido de décadas de actividad de piratas orkos en la gobernado muchos sistemas durante siglos, pero sus
zona y la precaria seguridad del mundo forja de Voss dispares hordas fueron reunidas gracias a la habilidad de
resultaba crucial para mantener el esfuerzo bélico. Por Ghazghkul. Desde entonces, su control del sistema se ha
esta razón, incluimos los mapas del mayor subsector de convertido en una espina para el Imperio y, como
Armageddon. resultado, pocos planetas permanecen bajo el dominio
humano, pues la mayoría los ha perdido el Imperio. La
Desedna y Paleoth son dos sectores separados, pero base del poder de Ghazkhul abarca los que una vez
estrechamente conectados entre sí. Ambos son mundos fueron los sistemas más importantes del sector y se cree
poco poblados y su importancia radica en la nube de que también ejerce su poder sobre varios sistemas
Desedna que los rodea. La nube está compuesta por una desconocidos para el Imperio y que podrían estar
compleja y peligrosa acumulación de asteroides y infestados de Orkos desde hace milenios. En la actualidad
escombros que se ve atraída por la gravedad de estrellas se desconoce el verdadero tamaño del imperio orko.
próximas y es una fuente de constante preocupación para
Se cree que Justicar es una de las regiones más prósperas El subsector Voss ha sido durante muchos siglos uno de los
de todo el Imperio, aunque la inevitable corrupción que más importantes centros de producción en el sector de la
atenta a este mundo impide que sea posible una Guardia Imperial y de la flota imperial. En el pasado tenía
valoración precisa. Existe un gran número de mundos el mando naval del sector, aunque posteriormente se
habitados y muchos de ellos son el hogar de familias trasladó a Armageddon en previsión de la Segunda
imperiales antiguas y poderosas. Esta es una de las razones Guerra de Armageddon.
principales que convierten al cercano subsector de
Armageddon en un punto crucial para el control imperial.
LOS PRIMEROS COMPASES DE LA GUERRA
La Tercera Guerra de Armageddon comenzó formalmente que necesitaban de que Ghazghkull había regresado.
cuando la flota orka reapareció en el espacio real en los Mientras las fuerzas de tierra en Armageddon y en sus
límites del sistema Armageddon, convergiendo sistemas próximos se colocaban en alerta máxima, se
inmediatamente en la estación de control Dante, una de hicieron los preparativos necesarios para un conflicto en el
las tres estaciones especialmente diseñadas para prevenir espacio. El Almirante Parol se puso al mando de la flota
uno de estos ataques. Dante sobrevivió el tiempo desde su nave insignia Su Voluntad liderando a siete
suficiente para abrir un canal de comunicaciones y lanzar escuadrones de cruceros frente a la flota orka invasora e
una señal de socorro; aunque para los defensores de interceptándola cerca del mundo de elevada gravedad
Armageddon, convencidos de que el ataque era de Pelucidar.
inevitable, la ruptura de las comunicaciones fue la prueba

LA BATALLA DE PELUCIDAR
Mientras disponía la primera línea de defensa frente a esta el ardor de la esperanza, Parol se sintió obligado a enviar a
gran amenaza, Parol se dio cuenta de que Pelucidar toda su flota a emprender una acción alrededor de
representaría un dilema. El objetivo inevitable de los Orkos Pelucidar.
sería aterrizar en Chosin, Armageddon y el resto de
planetas poblados del sistema. Aquí, entre los gigantes de Cinco días después de abandonar el muelle de San
gas y los superplanetas áridos de las franjas exteriores, el Jowen, la flota imperial se había encontrado ya con
Imperio podía mantener esperanzas de contener a la flota algunos líderes de la flota orka atrayendo a las naves de
orka. Por otro lado, incluso los pocos e incomprensibles escolta enemigas con los acorazados, puesto que los
mensajes recibidos desde la estación Dante hicieron cruceros imperiales eran más rápidos y utilizaban los pozos
pensar a Parol que no podrían ganar a un enemigo que gravitatorios de Pelucidar para virar en redondo sobre los
les superaba en número. A pesar de todo, quizá sintiendo flancos orkos.
Los acorazados Triunfo y Su Voluntad unieron esfuerzos
para combinar su terrorífico armamento de lanzas y crear
una mortífera red de fuego de la que no pudiera salvarse
ninguna nave orka. Más de sesenta naves de escolta
enemigas fueron destruidas sin que el Imperio sufriera
ninguna baja. A medida que más naves orkas se unían a la
batalla, el combate degeneró en una caótica pelea de
las que tanto divierte a los Orkos. Mientras el grueso de la
flota orka se adentraba en el sistema Armageddon, las
naves imperiales sufrieron un buen número de bajas
gracias a las fuerzas combinadas orkas y a sus ataques
suicidas, que amenazaban con superar la línea de la flota
imperial. El crucero de batalla Hijo de la Tormenta fue el
primero en caer; su capitán prefirió no destrabarse del
combate y seguir luchando aunque la nave quedase
inoperativa. De este modo, logró que el resto de su
escuadrón pudiese reagruparse alrededor del acorazado
Su Voluntad. A medida que más y más escuadrones de
cruceros empezaban a sufrir pérdidas, el almirante Parol
ordenó que el acorazado Triunfo se mantuviese firme en su
posición para que la flota imperial dispusiese de un punto
estable donde reagruparse.
El almirante condujo a Su Voluntad hasta el lugar donde se
encontraba la primera nave orka y se desencadenó una
batalla campal. Casi al mismo tiempo, un escuadrón
ingente de kruzeroz tomó ventaja de la brecha en la línea
imperial y atacó a la nave Su Voluntad causándole daños
de poca importancia con una andanada de fuego de
costado; a continuación, rodeó al Triunfo e inició un
bombardeo masivo. Los escudos del Triunfo fallaron
durante unos segundos y su ancestral casco sufrió los
daños de la primitiva pero eficaz artillería orka. Cuando los
kruzeroz orkos se aproximaron al acorazado, un grupo de
sus naves de ataque efectuó una serie de acciones de
abordaje y teleportaciones apareciendo en el corazón del
Triunfo. Allí, su valiente tripulación luchó contra los Orkos;
pero, como se vieron forzados a abandonar sus tareas
para enfrentarse a los asaltantes, los kruzeroz orkos
aprovecharon para continuar bombardeando al Triunfo sin
preocuparse lo más mínimo por las vidas de los Orkos que
había a bordo de la nave imperial. A la práctica, los Orkos no estaban demasiado
preocupados por la flota imperial, para ellos la visión de un
El capitán Honyaeger, dolido por los ataques que había enemigo huyendo era tan buena como la de un enemigo
sufrido su nave, se vio obligado a dar la orden de destruido, y preferían lanzarse a toda velocidad en
abandonar el combate. Le llevó cuatro días aniquilar a los dirección a la joya brillante de Armageddon. Parol y sus
asaltantes orkos que habían quedado en el interior de la capitanes observaron impotentes cómo era invadido su
nave. sistema.

Después de que el acorazado Triunfo quedase fuera de


combate, se detectaron nuevas flotas orkas que entraban
en el sistema Armageddon. El almirante Parol se vio
forzado a abandonar la lucha y reagrupar el resto de sus
naves para tratar de frenar el avance orko en el espacio
imperial.

DESPUÉS DE PELUCIDAR
El primer lugar donde se hizo notar la ira de las flotas orkas con una ferocidad literalmente inhumana. El combate que
fue en las instalaciones de la flota en el sector, se libró mientras los alienígenas se dirigían hacia los
concretamente en el muelle de San Jowen. Así lo explicó reactores fue intenso. Me vi obligado a desviar a muchos
el comandante de la instalación, el capitán Starrkos, en equipos para que participasen en la defensa de los
una transmisión para el almirante Parol días después de la reactores, ya que temía perder el muelle si culminaban el
batalla de Pelucidar. ataque.

"Debo informar sobre nuestra situación aquí en el muelle No obstante, esta acción permitió que un buen número de
de San Jowen. Cuando la flota orka rebasó vuestra línea, Orkos no encontrase oposición en algunos de nuestros
nos preparamos para sufrir múltiples acciones de muelles superiores. Ahora tenemos a los Orkos más o
abordaje; pero, aunque parezca increíble, los Orkos han menos controlados, pero hemos perdido contacto con los
optado por efectuar bombardeos. Pocas naves enemigas muelles inferiores y pensamos que están en manos de los
intentaron orbitar sobre nuestro muelle y, en vez de eso, enemigos. Disponemos de las fuerzas necesarias para
descargaron toda su munición sobre nuestro muelle frenar su avance ahora que las flotas nos han
mientras continuaban en rumbo directo hacia sobrepasado y han comenzado el asalto, pero no
Armageddon. Creo que nosotros no éramos su objetivo; el podremos limpiar la plaga orka sin ayuda".
muelle de San Jowen simplemente estaba en su camino.
—Capitán Starrkos, informe al Almirante Parol de la
Más del noventa por ciento de nuestras defensas de situación en el Muelle de San Jowen
superficie han resultado destruidas en las primeras siete
horas del ataque y no hemos podido contraatacar a los Aunque al principio parecía aliviado tras conocer el
invasores. Poco después, se lanzaron las cápsulas de destino del muelle de San Jowen, que había escapado a
asalto enemigas. No se trataba de un ataque coordinado la destrucción total en manos de los Orkos, Parol se dio
y muchos de mis oficiales de puente opinaban que las cuenta de que resultaba aún más peligroso que los Orkos
cápsulas de abordaje lanzadas desde los hangares de se retirasen de las estaciones, pues resultaba un golpe más
kruzeroz orkos Matamaz eran el resultado de una pobre duro para los esfuerzos imperiales. Parol pensó que, si los
disciplina alienígena. Creíamos que finalmente sufriríamos Orkos no tenían intención de extender su maldición verde
el asalto de los Orkos, incapaces de esperar a llegar a por el sistema, la magnitud de la invasión sería mucho
Armageddon antes iniciar la batalla. Nuestras defensas mayor de lo que temían. Con todo, incluso para el
habían sido anuladas, por lo que éramos incapaces de sosegado estratega estas derrotas en los primeros
detener su entrada en el muelle. Organicé momentos de la guerra y esta cadena de
precipitadamente grupos de combate para repeler su acontecimientos le hacían concebir esperanzas. Si los
asalto. Sufrimos serias pérdidas, ya que los Orkos luchaban
Orkos (aparentemente bajo instrucciones directas de solo como por sus jefes. Al final, una estrategia basada en la
bombardear San Jowen) no podían resistir su necesidad división y la conquista se estaba convirtiendo en la última
barbárica de cercar y luchar con el enemigo, quizá sus esperanza del Imperio.
acciones podían estar concebidas por ellos mismos tanto

RECLAMAR LAS ESTRELLAS...


Mientras Parol permanecía apartado del conflicto, de Ghazghkull con torpedos y con el bombardeo de sus
concentrado en reagrupar y recalcular las fuerzas de la cañones literalmente desintegrando a la primera oleada
flota imperial, el problema de Armageddon se hacía cada de naves de escolta y dejando inoperativo el pecio orko
vez más urgente. Temiendo que la flota orka invasora se Muchoeztruendo.
lanzase sobre Armageddon antes de poder coordinar la
defensa, muchos capítulos de los Marines Espaciales Incluso así, Hellbrecht se percató de que la suerte no
montaron en sus barcazas de transporte y cruceros y favorecía aquel día a los Marines Espaciales y envió a la
regresaron al espacio interplanetario. Mientras la flota orka mayoría de las fuerzas reunidas de regreso al planeta. De
se aproximaba, la flota de los Templarios Negros bajo el hecho, retiró a la flota para unirse a la de Parol
mando del Gran Mariscal Helbrecht se arriesgó lanzando permitiendo que la flota orka alcanzase Armageddon
una sola andanada de fuego contra los Orkos. Casi al prácticamente indemne.
unísono, más de una docena de barcazas de combate y
varias docenas de cruceros de asalto castigaron a la flota

APOYO LOGÍSTICO
Después de lo ocurrido en Pelucidar, se hicieron los Utilizar la flota imperial para derrotar a los Orkos en el
preparativos necesarios para el inicio de una batalla en espacio no había bastado para vencerlos, ya que
superficie y se decidió el papel que desempeñaría la flota Ghazghkull no permitiría que su flota se lanzase al
imperial en la contienda. En la larga historia de la flota combate donde la superior disciplina imperial, con toda
imperial habían sido comunes las acciones combinadas probabilidad, superaría a la brutalidad orka. Del mismo
en las que las naves de la flota imperial actuaban modo, confiar en el rápido despliegue de las fuerzas de
principalmente como transporte de tropas de los ejércitos superficie para enfrentarse a los Orkos mientras estos
de la Guardia Imperial o como reserva que protegía la aterrizaban tampoco surtiría efecto. La horda orka era
cadena de suministro y patrullaba las rutas. demasiado grande para ser derrotada en un único
conflicto aislado. En su lugar, debía prepararse una nueva
Estas acciones eran tan comunes como las guerras en que estrategia, una que permitiera a la flota imperial operar
la flota imperial se había acostumbrado a los combates. con eficacia en el espacio a pesar de la superioridad
Asimismo, los capítulos del Adeptus Astartes destacaban numérica de los Orkos; la flota debía ser capaz de
por sus rápidas y sangrientas acciones de flota destinadas mantener la capacidad de transporte suficiente para
a abrir una ruta que los llevara a los planetas en asegurar que ni un solo enclave del sistema quedase
contienda, donde su particular afición por los asaltos descuidado o apartado del esfuerzo imperial. Era la
planetarios les permitía llevar la delantera en el ataque. Sin primera vez desde la Herejía en que un plan de guerra
embargo, Armageddon resultó ser bastante diferente. precisaba la compenetración completa entre las acciones
en tierra y las de la flota.
Estos problemas, por lo menos al principio, no fueron
superados con facilidad. Excepcionalmente, la mayoría
de la flota imperial estaba compuesta por naves de los
Marines Espaciales y no estaba muy claro el papel que
iban a representar en esta campaña mixta. Los deberes
de las tropas de superficie eran controlados por la flota de
los Marines Espaciales y esta seguía la precaución de
permanecer cerca por si surgía la necesidad de realizar
movimientos repentinos. Cualquier intento determinado de
reunir una flota de Marines Espaciales para el combate en
el espacio interplanetario invariablemente comprometía
otras áreas de la campaña.

REAGRUPAMIENTO DE LAS TROPAS


Después de varias horribles derrotas al inicio de la guerra, de la flota de los Marines Espaciales. En efecto, los
los Marines Espaciales advirtieron pronto que el número Salamandras, uno de los capítulos que más bajas sufrió en
casi imparable de Orkos que llegaba a Armageddon las primeras fases del conflicto, informaron a Helbrecht,
aumentaba todavía más después de su fracaso al muy a su pesar, de que dos de sus barcazas de combate
enfrentarse a la amenaza en el espacio. Enfadado ante la no podrían acompañarle, ya que habían permanecido en
arrogante retirada de la flota imperial, el Gran Mariscal un estado de semiabandono durante varias semanas fruto
Helbrecht de los Templarios Negros reestructuró primero a del exceso de entusiasmo que sus tripulaciones habían
sus hombres y después gradualmente al resto de las manifestado en el combate en la Colmena Aquerón. Para
fuerzas para mejorar la lucha en todo el sistema. Helbrecht, maestro de un capítulo cuya existencia
Helbrecht, como la mayoría de descendientes de Dorn, se transcurría totalmente en sus flotas de cruzadas, estos
había enorgullecido siempre de su disposición para problemas tenían fácil solución.
cooperar con otros elementos de las monolíticas
instituciones imperiales y su destreza en la negociación y La táctica habitual de abordaje de los Marines Espaciales
en la delegación resultó ser fundamental. El propio tendría que aplazarse (el combate a corta distancia se
Helbrecht asumió la responsabilidad de ponerse al mando reservaría para el suelo ensangrentado de Armageddon).
de la flota para organizar los asuntos relativos al Helbrecht también se sobrepuso a las reservas iniciales de
movimiento y al transporte mientras Parol gozaba de otros comandantes, que preferían no retirar de la
suficiente libertad para dedicarse de lleno a la estrategia superficie a una gran proporción de sus hombres para
militar de uno de los conflictos bélicos mayores en la recolocarlos a bordo de las naves de la flota; defendía
historia del Imperio. que, si las fuerzas aumentaban, dotarían a la flota de gran
movilidad y los Marines Espaciales se desplazarían con
Helbrecht pronto se dio cuenta de que las bajas mucha más rapidez a la superficie de Armageddon si la
inevitables en tierra suponían un problema para el tamaño situación lo requería.

DE LA VICTORIA A LA DERROTA
Incluso con los cambios en la estrategia, el asalto inicial El avance de un gran número de naves orkas complació a
orko había causado gran número de bajas en muchas la psique orka (como Parol había advertido tras los hechos
zonas de Armageddon. El sistema estaba cubierto por una acaecidos en el Muelle de San Jowen), que inició un
masa de escombros y cadáveres ensangrentados y asalto planetario a gran escala. Orkos que iban desde el
todavía humeantes. Helbrecht y Parol admitieron que la guerrero gretchin más pequeño hasta los kaudillos más
batalla estaba perdida. Así pues, ambos optaron por sacar antiguos se subían a las cápsulas de desembarco y se
las naves de los Marines Espaciales y de la flota imperial abalanzaban violenta y alocadamente sobre la superficie
del espacio inmediato a Armageddon para concentrarlas del planeta dejando a su flota como una masa revuelta y
en bloquear el sistema y evitar la llegada de nuevos desorganizada. Además, el aterrizaje disgregaba a la
refuerzos orkos. Esta estrategia surgió de un fracaso mayoría de cazabombarderoz, con lo que la flota orka se
prematuro, pero el Imperio supo sacarle provecho. quedó sin naves de ataque durante el resto de la
campaña (acción que Ghazghkull lamentaría después).
LA VENGANZA DE HELBRECHT
Aprovechando la situación, Helbrecht inició la primera naves de los Marines, a pesar del tamaño de las naves de
fase de la guerra dedicada a recuperar el control del escolta, kruzeroz y piedroz que lo rodeaban. Girase en la
espacio imperial. En la batalla conocida más tarde como dirección en que girase, el Lanzapiedroz era acribillado
La Venganza de Helbrecht, una flota de Marines dispuesta por el bombardeo de los cañones. Los Orkos, incapaces
en formación de cuña (una táctica que permite efectuar de resistir el impulso de abalanzarse sobre el enemigo, solo
un gran bombardeo y, a la vez, mantiene a salvo todo lo conseguían acercarse cada vez más a los hambrientos
posible los sistemas defensivos) atacó al pecio orko cañones de la flota de los Marines Espaciales.
Lanzapiedroz.
Tras la pérdida de dos de sus naves de escolta y también
El enfrentamiento se convirtió en algo nuevo para muchas con la aparente muerte de su kaudillo, el Lanzapiedroz
de las naves presentes de los Marines Espaciales, una consiguió destrabarse, aunque ya era demasiado tarde.
batalla en la que la potencia de fuego superior de sus Su apresuramiento solo sirvió para atraer la atención de las
naves primaría sobre sus tácticas favoritas basadas en el barcazas de combate Llama de Ébano, que operaban en
abordaje y el asalto. En la flota se encontraban naves de la posición de honor en el flanco izquierdo de la cuña.
los Marines de los Templarios Negros y los Dragones Negros, Poco después, la nave se puso a tiro y el Lanzapiedroz fue
capítulos con una larga experiencia naval y cuya partido por la mitad por el astuto Helbrecht, que hizo
supremacía en este campo servían de ejemplo al resto de explosionar sus restos porque temía que un pecio de
la flota. Frente a la formación en cuña de estas naves, el aquellas dimensiones pudiese caer en la superficie del
Lanzapiedroz era incapaz de moverse para conseguir una planeta si lo dejaba simplemente flotando en el éter.
buena posición de disparo sin quedar vulnerable ante las

UN CÍRCULO DE HIERRO
Incluso tras anotarse esta victoria, la flota de los Marines podían ejercer el control. Helbrecht de buena gana cubrió
Espaciales permaneció como un faro solitario en medio de a Parol durante esta etapa de la campaña y su bien
un verde océano y, además, corriendo el riesgo de planeada táctica permitió que la flota imperial expandiera
quedar cercada. Llegado este punto, Parol decidió dar el con rapidez el bloqueo con unas pérdidas mínimas.
primer paso de su plan de contraataque para bloquear
lentamente todo el sistema Armageddon. Parol y su flota Parol estaba al corriente de que su única ventaja
aparecieron junto a la victoriosa flota de los Marines radicaba en la predecible de invasión orka, puesto que los
Espaciales justo a tiempo para repeler un ataque todavía Orkos simplemente se dirigirían hacia algún planeta que
más oportunista de una segunda flota orka. Parol todavía no hubiesen invadido. Parol reunió sus grupos de
desplegó un cordón de naves espaciales y cruceros en la batalla alrededor de los planetas en cuestión poniendo
retaguardia de los Marines Espaciales mientras fijaba los especial cuidado en mantener la distancia para evitar los
grupos de naves de escolta imperiales para que asaltos planetarios. Ejecutó una astuta maniobra (o al
ahuyentaran a los ya intimidados Orkos. La maniobra de menos así lo creía él) que consistía en retener la cobertura
Parol sirvió para que los Marines ganasen el tiempo de esos planetas, lunas y cuerpos celestes durante todo el
necesario para abandonar la formación en cuña, que era tiempo que pudiera y en interceptar a las flotas orkas
altamente eficaz, pero bastante inmóvil. mientras se aproximaban. El resto de la línea Chosin, un
perímetro de defensas planetarias lamentablemente
Después de haber ganado un poco de espacio, la flota se inadecuado instalado en el sistema tras la Segunda
dispersó en una serie de grupos de batalla más pequeños Guerra de Armageddon, finalmente sirvió de algo en esta
y eficaces que se movieron cautelosamente al principio estrategia.
para salvaguardarse las espaldas unos a otros, aunque
ampliaron lentamente el área del espacio sobre la que
Parol suplió de esta forma su carencia de efectivos, ya que
podía permitirse dejar brechas en áreas del espacio
donde los Orkos inevitablemente se dirigirían hacia el
planeta y acabarían enfrentándose a las fuerzas
imperiales.

CARRERA SILENCIOSA
Las insurrecciones más allá del bloqueo eran frecuentes y, resistencia del bloqueo habían sido cuidadosamente
cuando ocurrían, Parol cuidadosamente controlaba el estudiados y sirvieron para reducir drásticamente el
movimiento de los pezios orkos en cuestión y después número de naves orkas y (lo que es más importante) para
esperaba a que se situaran en el alcance de otros puntos evitar la entrada de pezios orkos que pudiesen transportar
clave del bloqueo. Cuando se presentaba la oportunidad, tropas para el conflicto que se desarrollaba en la
meticulosamente calculada, las barcazas de combate superficie. De esta forma controlaban a las tropas orkas
efectuaban un solo movimiento rápido en el punto de que, si no, se hubieran unido a las ya existentes en el
reunión inutilizando sus propios sistemas y deslizándose fría asedio de las fuerzas imperiales del planeta. Los
y silenciosamente en rumbo directo de colisión hacia el movimientos de avance cautos aunque no muy eruditos
pecio invasor. Varios pezios y el akorazado Venganza de de los grupos de batalla en los bordes del bloqueo
Gorbag se perdieron debido a esta nueva táctica de ayudaron a reforzar la cadena de suministros, que volvía a
"carrera silenciosa" mediante la cual las barcazas de abrirse tras meses de dominación orka. Este hecho
combate engranaban sus sistemas y aparecían de también favoreció el inevitable aumento de refuerzos
repente para inutilizar a su sorprendida presa. Incluso para imperiales, que continuaban uniéndose al combate en
los maestros en el combate de ataque y fuga, la táctica Armageddon. Con cada nueva oleada de naves de la
de la carrera silenciosa se convirtió en la favorita de los flota imperial, Helbrecht pudo redirigir preciadas barcazas
Cicatrices Blancas de los Marines Espaciales, que se de combate y cruceros de asalto hacia los conflictos de
alegraron de la inesperada habilidad de combate que superficie, inclinando así la balanza a favor del Imperio.
presentaba su método, incluso en la fría oscuridad del
espacio. La barcaza de batalla de los Cicatrices Blancas, Pero no podían dar la espalda a la realidad del conflicto
Señor de los Claros, adoptó el nuevo nombre de Jinete en la superficie, ya que presenciaban tan solo un equilibrio
Silencioso en honor de la nueva táctica de ataque. precario mientras llegaban nuevos refuerzos orkos (que
ahora utilizaban sus misteriosos teleportadores). Parol
El bloqueo no sería nunca lo suficientemente fuerte para actuó con la libertad de movimiento que le brindaba este
repeler en su totalidad el ataque orko y tanto Parol como nuevo dominio del espacio y dio instrucciones para que se
Helbrecht habían considerado que cualquier intento de ejecutara una de las acciones más características de la
conseguirlo sería una locura a la luz de los guerra: la búsqueda y destrucción de los teleportadorez
acontecimientos pasados. Sin embargo, los puntos de orkos.

A LA CAZA DEL TELEPORTADOR


La persecución del enemigo es quizá la acción bélica Las tropas de superficie de Armageddon informaron de
para la cual las tropas suelen estar en mejor disposición. que, durante un breve período de tres semanas, se
Pero en este caso no había razones para capturar al produjo un fenómeno en momentos del día que
enemigo. Los simples piratas e incursores, a menudo el aparentemente no tenían ninguna relación entre ellos: se
objetivo de estas búsquedas por su propia naturaleza, detenía la teleportación de tropas casi por completo y las
tenían que revelar su identidad tarde o temprano aun en pocas que aparecían presentaban un número
el caso de que se enfrentasen a simples comerciantes en extraordinario de Orkos muertos o que habían sufrido
naves de transporte. Ya fuese una o varias las naves a las graves mutilaciones en el proceso. El capitán Fitzmander,
que los Orkos se teleportaban, estas no permanecían un avezado cazador de piratas, creía que esto solo podía
mucho tiempo plantando cara al enemigo, sino que huían deberse a dos causas: un fallo repentino de la tecnología
a la mínima evidencia de ataque. Su misión consistía orka (al parecer Orkímedes seguía con vida) o algún
simplemente en teleportar hordas de guerreros orkos. Parol cambio inesperado en las condiciones de la
y Helbrecht estaban preparados para iniciar una larga teleportación.
caza.
Fitzmander redujo las posibles causas y las acotó a los
El acorazado imperial clase Oberon Lago Verde fue alrededores de Namara, donde un alineamiento de
elegido como una de los mejores naves cazadoras, ya planetas había atrapado al pequeño planeta de Chosin,
que, gracias a su ancestral diseño (que se remontaba a que se encontraba exactamente equidistante entre sus
una época en la que el Imperio temía el entonces nuevo gigantescos vecinos, Namara y Gramaul, desatando
desarrollo de las naves de ataque), tenía ventaja sobre el innumerables e impredecibles fuerzas astronómicas sobre
resto de acorazados y había sido optimizado para operar los tres planetas. Más concretamente, como revelaron las
individualmente contra una variedad de enemigos sin sondas del acorazado Lago Verde, la causa era la
necesidad de llevar naves de escolta. Todas estas razones distorsión de la energía y la actividad eléctrica en los
convertían a esta nave en el depredador perfecto, alrededores de Namara, donde la gravedad de los otros
aunque, si no le favorecía la suerte, la caza podía ser dos planetas habían conspirado para distorsionar estas
igualmente en vano. señales.
Ahondando en la teoría de que esta debía ser la causa de toda su potencia de fuego. Como el Triturakráneoz
la interrupción en la teleportación, la nave Lago Verde se carecía de cazabombarderos que pudieran responder al
dirigió tan rápido como pudo a Namara. Mientras se ataque de un solo acorazado y disponía de un número
encontraba en órbita sobre el planeta, Fitzmander localizó limitado de naves de escolta, quedó tan destrozado que
al pecio orko Triturakráneoz. El acorazado Lago Verde se cuando intentó entrar en la disformidad la presión destruyó
acercó a él rápidamente y le atacó a corta distancia con casco.

SANGRE ROJA EN EL LAGO VERDE


El victorioso acorazado Lago Verde salió en persecución Momentos antes de dar la orden de abrir fuego, el
de los elementos de la flota orka que huían dándoles caza acorazado Lago Verde sufrió el abordaje de los Orkos.
en pequeñas escaramuzas que duraron varios días. La Fitzmander nunca hubiera podido predecir un ataque de
persecución del Lago Verde continuó incesante hasta la este tipo y su tripulación trató de repeler como pudo a los
inesperada aparición del akorazado orko Matatodoz. Una asaltantes. El akorazado Matatodoz debía llevar a bordo
oleada de naves de ataque exploradoras no obtuvo teleportadorez orkos que, aunque no disponían de
respuesta del acorazado, así que Fitzmander asumió que, suficiente alcance para efectuar asaltos planetarios, sí
como la mayoría de las naves de la flota orka, el tenían suficiente potencia para abordar el acorazado
akorazado Matatodoz presentaba deficiencias frente a los Lago Verde a una distancia a la que solo el armamento
cazabombarderos. de larga distancia podría resultar eficaz. Sorprendido
Fitzmander utilizó las tácticas que ya había probado, por lo totalmente por la táctica orka, Fitzmander murió junto a su
que eligió centrarse en las armas de alcance y abrió tripulación enfrentándose a los Orkos en los estrechos
fuego. En aquel momento no sabía que había ido corredores de los niveles de la ancestral nave.
demasiado lejos...

EL FINAL DE LA GUERRA
Tras conocer la destrucción del Lago Verde, Parol ordenó que se presume que el Almirante Parol murió en acto de
una búsqueda exhaustiva de los elementos orkos que servicio.
operaban en los límites del sistema, ya que ahora tenía la
evidencia de que había más naves orkas con
teleportadores de las que había temido en un principio. El
escuadrón destructor Hermanos de Cale logró avistar a
larga distancia a otro pecio orko en los restos de la
estación de Mannheim. Parol, torturado por la pérdida de
su viejo amigo Fitzmander, lideró el mismo el ataque al
pecio orko.

Pero, igual que hiciera el pecio orko Triturakráneos, el


pecio orko sin identificar salió de la órbita y trató de huir a
la disformidad. Parol, a bordo de Su Voluntad, su nave
insignia durante décadas, inició una persecución
desesperada. Apresuradamente, desplegó a sus naves de
ataque para detener al pecio antes de que entrase en la
disformidad mientras Su Voluntad intentaba acercarse. La
velocidad y la maniobrabilidad del pecio eran increíbles y
Parol estaba convencido de que Orkímedes se
encontraba a bordo.

Temiendo que aquella maravilla de la ingeniería orka


pudiese superarle, Parol abandonó sus métodos habituales
y renunció a sus ideas sobre una formación adecuada;
simplemente ordenó a sus hombres que Su Voluntad
persiguiese al pecio orko a toda velocidad. Cuando el
pecio se disponía a entrar en la disformidad, Parol advirtió
que solo le quedaba la alternativa de embestirlo y dispuso
su nave en dirección al vulnerable lateral de estribor por la Aunque la pérdida de Parol fue un golpe demasiado
parte posterior del pecio. Parol ordenó a su tripulación que amargo para el Imperio, su esfuerzo parece que no fue en
se dispusiese a efectuar un abordaje desesperado y pidió vano. En aquel preciso momento cesaron todos los
refuerzos sabiendo que, si seguía al pecio a la disformidad, intentos de teleportación. Todas las pruebas apuntaban a
perdería la comunicación. Ambas naves se sumergieron que el pecio orko que encontró Parol era el responsable
en el immaterium y desde entonces no ha habido pruebas de pasar los refuerzos orkos a través del bloqueo imperial.
que demuestren la supervivencia de la tripulación, por lo
EL GIRO DE LA MAREA VERDE
Helbrecht efectuó un movimiento decisivo y ordenó que Preocupado porque los Orkos utilizasen la estrategia de la
las restantes naves de los Marines Espaciales que retirada para atacar planetas próximos mientras sus tropas
ayudaban en el bloqueo acudiesen en ayuda de las que seguían agrupadas en Armageddon, Yarrick ordenó que
habían aguantado la posición en los alrededores de todas las tropas de reserva de la Guardia Imperial
Armageddon para enfrentarse a las naves orkas. Quizá regresasen a las naves y se preparasen ante posibles
pensando que podía quedarse varado si perdía a toda su ataques planetarios. Como a Yarrick ya se le había
flota, Ghazghkull demostró una vez más que era el más escapado Ghazghkull una vez, decidió unir sus fuerzas a
excepcional de los Orkos y retiró a un gran número de sus las de Helbrecht a la cabeza de la flota imperial y salir en
tropas a las naves de su flota y se marchó del sistema. persecución de su antiguo enemigo.
Helbrecht se dispuso a perseguirlo, pero ahora conocía los
riesgos que entrañaba dividir sus fuerzas, así que retrasó a Los perseguidores podían haber perdido la pista de
sus naves hasta que pudo recuperar a las tropas de Ghazghkull en los primeros días de no ser por otro efecto
Marines Espaciales que habían quedado en la superficie secundario fruto del ingenioso bloqueo ideado por Parol.
del planeta. Ordenó que otros capítulos se ocupasen de La firme línea de resistencia que había mantenido a raya a
las acciones de acercamiento planetario bloqueando al los Orkos, ahora los había cercado o al menos los había
propio Armageddon firmemente tras la partida de los obligado a dar a conocer su presencia mientras
Orkos y, mientras, retiró a los Templarios Negros a sus naves intentaban abandonar el sistema. Los grupos de batalla
y organizó una cruzada espacial que salió en persecución situados en los bordes del bloqueo informaron de los
de la inmensa flota de Ghazghkull Thraka. movimientos de la flota orka y efectuaron ataques donde
podían para permitir que Yarrick y Helbrecht salieran en
persecución de los pieles verdes.

LA EXPERIENCIA DE ARMAGEDDON
Helbrecht y Yarrick sabían que el combate no había volvieron a caer rápidamente en los viejos hábitos de
acabado, así que se prepararon para una larga campaña burocracia innecesaria insistiendo en efectuar
contra Ghazghkull al borde del sistema. Allí, el kaudillo orko movimientos de naves sin sentido solamente para
logró reunir a sus naves supervivientes, que pasaron a restablecer los antiguos e innecesarios grupos de batalla y
engrosar una armada terrorífica que volvía a encontrarse flotas, más por su propia comodidad y sentimiento de
peligrosamente próxima a Armageddon. propiedad que por puras razones estratégicas.

Tras ellos, la historia era bastante distinta. Armageddon Con estas acciones sin sentido, la flota imperial, que había
había sido saqueado y quizá demasiados esfuerzos se logrado un notable éxito aunque su posición era mala al
concentraban en la campaña colateral emprendida por inicio de la guerra, se contentaba ahora simplemente con
los comandantes que quedaron allí tras la salida de patrullar y defender el bloqueo que Parol había
Yarrick, Helbrecht y Parol. El Imperio de la Humanidad es establecido para que sirviera de base de futuras
amplio e inmutable y no ha sufrido cambios durante campañas y no simplemente como un lugar de descanso
milenios principalmente a causa de su propia reticencia. para los perezosos o los cobardes. Una ventaja que costó
Como corresponde a una organización tan compleja, los mucho conseguir descansa ahora en las manos de la flota
audaces intentos de reforma que Helbrecht y Parol habían imperial y, aunque Parol presumiblemente ha
instituido para lograr la victoria fueron rápidamente desaparecido, es difícil imaginar cuando el Imperio sufrirá
olvidados en su ausencia. Mientras el conflicto en el una presión decisiva.
espacio cedía un poco, los pedantes capitanes imperiales

EL RETORNO DE LA BESTIA...
El Día de la Ascensión del Emperador, cincuenta y siete Almirante Parol, entró en combate cinco días después,
años después de la primera invasión Orka, las antenas emboscando a los elementos de vanguardia de la flota
augures registraron una enorme disrupción del immaterium orka alrededor del mundo de elevada gravedad de
cuando una armada orka salió del espacio disforme y las Pelucidar.
hordas de Ghazghkull atacaron Armageddon de nuevo.
Una alerta de la estación de vigilancia Dante se cortó en En el combate inicial fueron destruidas sesenta naves de
mitad de la transmisión mientras centenares de naves ataque orkas sin perder una sola nave Imperial. Después,
orkas pasaban por su lado. las naves de Parol se enfrentaron a los grandes
escuadrones de cruceros de la clase Asesino y a
Los últimos informes de la estación de vigilancia indicaban enjambres de kazabombarderoz orkos adelantados al
que la flota orka se componía de 50 cruceros y más de 300 cuerpo principal de la flota enemiga. Las naves Imperiales
naves de escolta, junto con al menos cuatro pecios combatieron con valentía, y sus lanzas de energía
espaciales. Todas las fuerzas de Armageddon entraron en convirtieron en chatarra las naves orkas mientras las
alerta máxima, y siete escuadrones de cruceros Imperiales, baterías de armas incineraban una oleada tras otra de
encabezados por los acorazados Su Voluntad y Triunfo, kazabombarderoz.
partieron de Puerto de San Jowen en menos de
veinticuatro horas. La flota Imperial, bajo el mando del
Almirante Parol, con su flota reducida a cinco
escuadrones de cruceros y a un único acorazado
operacional, sólo podía organizar ataques sorpresa contra
las enormes armadas orkas mientras atravesaban el
sistema. Los refuerzos Imperiales llegarían en poco tiempo,
y sólo entonces Parol tendría alguna esperanza de
desafiar el control del espacio que tenía Ghazghkull.

Mientras tanto, las naves de escolta de Parol y sus cruceros


hostigaban a los Orkos como podían, atrayendo a sus
enemigos hacia emboscadas y campos de minas,
haciendo todo lo posible por reducir la oleada de naves
que llegaban al sistema. Para su desesperación, las naves
Imperiales descubrieron docenas de primitivos asteroides
Sin embargo, los Orkos superaban en una proporción de fortificados (llamados "piedros" por los Orkos) en las
seis a uno a la flota Imperial, y gradualmente las naves normalmente vulnerables retaguardias de las flotas orkas.
Imperiales fueron derrotadas. Los Orkos lanzaron ataques Estas enormes plataformas de armas demostraron ser muy
suicidas contra las líneas Imperiales con una ferocidad difíciles de atacar directamente, pero la presencia de un
inaudita, perdiendo docenas de naves a cambio de una número tan inusual de ellas parecía indicar un plan muy
sola nave Imperial. En el momento cumbre del cuidadoso.
enfrentamiento, el Almirante Parol recibió comunicados de
las estaciones de vigilancia Yarrick y Mannheim Sorprendentemente, los Orkos no intentaron capturar San
advirtiendo de la entrada de otras tres flotas orkas en el Jowen. En vez de eso, lo sometieron a un bombardeo que
sistema. Casi simultáneamente, el Triunfo fue atacado por duró seis días, mientras pasaban las flotas orkas, a lo que
cinco cruceros de la clase Asesino y resultó averiado por se añadieron asaltos con naves de desembarco. Los
su tremenda potencia de fuego combinada y por los guerreros orkos lograron establecer cabezas de
ataques de tropas teleportadas. Parol vio que su deber era desembarco en los sectores inferiores de los muelles; y,
impedir que la flota resultase destruida y, a regañadientes, aunque las instalaciones se mantuvieron en manos
dio la orden de romper el contacto. Imperiales, quedaron inservibles debido a los bombardeos
y a las constantes incursiones orkas. Sólo la llegada, en una
Las estaciones de vigilancia fueron tomadas pocas horas fase posterior de la campaña, de dos equipos de
después. Según sus últimos informes, las distintas flotas erradicación Inquisitoriales de la Ordo Xenos logró empujar
atacantes sumaban un total de más de 2.000 naves y 12 a los Orkos hasta los pozos de almacenamiento de
pecios espaciales, el mayor número de pecios reunidos en isótopos en la base de la estación.
un ataque en los 10.000 años de la historia del Imperio. El

A RAS DE SUELO...
Las semanas anteriores a la llegada de la armada orka Seis semanas después de entrar en el sistema
estuvieron ocupadas con frenéticos preparativos. Los Armageddon, la inmensa armada orka entró en combate
Titanes ponían en marcha sus reactores de plasma y con las estaciones espaciales y las plataformas de
tomaban posiciones defensivas alrededor de las ciudades armamento en la órbita superior alrededor del planeta.
colmena, con sus ojos mecánicos oteando el cielo. Los Aquellos que esperaban que las poderosas defensas
regimientos de la Guardia Imperial se atrincheraron, y los orbitales de Armageddon destruyesen las astronaves
Marines Espaciales de más de veinte Capítulos se enemigas estaban equivocados. La batalla orbital duró
dispersaron por los desiertos y las montañas, listos para tres días y dos noches; pero, al amanecer del tercer día,
enfrentarse con los alienígenas. Los mercantes Imperiales los cielos se llenaron con las estelas de las cápsulas de
forzaban el bloqueo orko para llevar refuerzos al planeta. desembarco de los Orkos y los incandescentes meteoros
El último transporte que logró llegar al planeta llevaba a de las naves de ataque. La Colmena Hades,
una leyenda. El Comisario Yarrick, el "Viejo" en persona, prácticamente destruida después de la última guerra, fue
pisó Armageddon después de veinte años entre los la primera en desaparecer. En un acto de terrible
enfervorizados gritos de la muchedumbre. venganza, Ghazghkull decidió no atacarla. En vez de eso,
toda la colmena y sus habitantes fueron aplastados por
El viejo Comisario se reunió con el consejo militar esa gigantescos asteroides lanzados desde los pecios
misma noche y les advirtió sobre las últimas tácticas y espaciales en órbita. Este acto sanguinario fue el preludio
estrategias de Ghazghkull, previniéndoles del peligro de del derramamiento de sangre que tendría lugar a
subestimar las habilidades del Señor de la Guerra. Muchos continuación.
dijeron que había envejecido, que se sentía abrumado
ante la horrible perspectiva de la inminente invasión. Los Mientras los fuegos de la destrucción de Hades iluminaban
que le conocían podían ver la feroz determinación que el horizonte oriental, las primeras legiones de Orkos se
ardía en su único ojo. Kurov era famoso por reconocer la enfrentaban a las fuerzas Imperiales cerca de Volcanus,
valía de un hombre, y quedó profundamente Acheron y Ciénaga Mortal. Los láseres de defensa y los
impresionado por la inteligencia y determinación de silos de misiles infligieron terribles pérdidas a los Orkos; pero
Yarrick. Solicitó que Yarrick tomara el mando del consejo los supervivientes se reagruparon y atacaron las defensas
militar durante el conflicto y, para alivio de todos, Yarrick con tal ferocidad, que pronto los Orkos empezaron a
accedió. llegar a tierra sin problema alguno. Los Orkos Salvajes
bajaron de las Montañas Pallidus y salieron de las junglas
ecuatoriales para unirse a las hordas invasoras. Enormes
bandas de Orkos, con sus máquinas de guerra, se
teleportaban directamente al combate desde los pecios
espaciales en aquellos lugares en que las defensas eran
demasiado sólidas. Cuando las defensas terrestres fueron
definitivamente silenciadas al tercer día de desembarcos,
Yarrick ordenó que todas las naves aéreas fuesen lanzadas
al combate, en un desesperado intento por destruir el
máximo posible de la horda de Ghazghkull antes de que
llegase a tierra.

En los sulfurosos cielos amarillos de Armageddon se


dibujaron las estelas de miles de aeronaves cuando los
kazabombarderoz orkos se enfrentaron a los Thunderbolts y
Furies. Las aeronaves Imperiales tenían la ventaja de poder
repostar y rearmarse en sus bases, mientras que los Orkos
tenían que regresar a sus naves espaciales. Pero los Orkos
lograron establecer bases aéreas en poco tiempo, y los
valientes pilotos Imperiales empezaron a perder la partida
cuando la aplastante superioridad numérica de los Orkos
se hizo cada vez más evidente.

Mientras las batallas aéreas


llegaban a su cénit, la Colmena
Acheron cayó en manos de los
Orkos gracias a una traición. Los
confusos mensajes recibidos
hablaban de centrales de
energía saboteadas y de Orkos
saliendo de túneles ocultos en el
mismo corazón de la metrópolis.
Se descubrió que el traidor no
era otro que el famoso criminal
de guerra Herman von Strab. Se La guerra iba mejor en las afueras de Ciénaga Mortal. Los
autoproclamó nuevo Titanes de la Legio Tempestor y la Legio Victorum, junto a
Gobernador de la ciudad- sus regimientos Skitarii de apoyo, prácticamente
colmena, anunciando que aniquilaron a la tribu de los Orkos del Fuego Negro en una
estaba destinado a ser su señor batalla que duró tres días a lo largo y ancho de la Llanura
por designio divino. Las de Anthrand. Pero las naves de desembarco orkas caían
escuadras de Orkos silenciaron incesantemente, y la lucha se extendió como un incendio
a los que se enfrentaron a von forestal hasta que cada ciudad-colmena y complejo
Strab. De forma despreciable, megaindustrial de Armageddon fue atacado. Los Orkos
muchos de los nobles de fueron rechazados en muchos lugares, pero se
Acheron le dieron la bienvenida reagrupaban una y otra vez, llevando al límite la
como si fuese un antiguo resistencia de los defensores.
príncipe, prefiriendo ignorar que
se había aliado con los
Tal y como Yarrick había predicho, las estrategias de
alienígenas más peligrosos de la
Ghazghkull eran letales. Los Orkos mantuvieron con zarpa
galaxia.
de hierro su dominio del cielo de Armageddon; y cada vez
que las fuerzas Imperiales intentaban formar una línea de
En la Colmena Volcanus, el mismo día que cayó Acheron, batalla, la bombardeaban desde la órbita del planeta o
oleada tras oleada de Orkos asaltaron los cincuenta con los kazabombarderoz, inmovilizándolas mientras
kilómetros cuadrados de defensas en la cima del Monte desembarcaban más Orkos para rodearles. Cuando los
Volcanus, justo más allá de los suburbios más exteriores de Orkos eran superados en número, libraban una guerra de
la ciudad-colmena. Diecisiete regimientos de Milicia de guerrillas, atacando y retirándose luego a los desiertos
Pandilleros fueron derrotados, y los Orkos capturaron antes de que las fuerzas Imperiales pudiesen responder al
intactas muchas armas y fortificaciones. La propia ataque. Ghazghkull había aprendido bien las lecciones de
Volcanus fue asediada por un cerco de acero, y Chigon XVII, y preparó sus planes para que la lucha fuese
bombardeada incesantemente con los mismos cañones deliberadamente caótica; ya que esas eran las
capturados por los Orkos. condiciones en que las partidas de guerra orkas
combatían mejor, y en las que los regimientos de la
Guardia Imperial carecían del apoyo y la coordinación
que necesitaban para combatir efectivamente. La única
fuerza que derrotó una y otra vez a los Orkos fue el
Adeptus Astartes. Los Marines Espaciales recorrían
incesantemente Armageddon en misiones de búsqueda y
destrucción para eliminar a los pielesverdes a la menor
oportunidad.
GUERRA TOTAL
Mientras se combatía sobre el planeta, Ghazghkull lanzó Infernus, aislándola de cualquier tipo de ayuda. Los
otra de sus sorpresas. Docenas de las grandes fortalezas- contraataques mecanizados tuvieron éxitos iniciales; pero
asteroide que el Almirante Parol se había encontrado después de que todo un regimiento de Perros Químicos de
empezaron a descender sobre el planeta. Los "Piedros" Savlar fuese rodeado y destruido, se abandonaron todos
orkos frenaron su caída mediante poderosos campos de los intentos de romper el cerco desde el interior.
energía, enormes retrorreactores y kañones traktores
modificados, y aterrizaron en las junglas y a lo largo y
ancho de Armageddon Primus y Armageddon Secundus.
Muchos fueron destruidos por disparos desde el suelo o por
accidente, pero cada uno de los que sobrevivió se
convirtió en un bastión de los Orkos, un lugar para
reagruparse y una fortaleza a medida. Además de sus
enormes cañones y de sus baterías de misiles, cada
"Piedro" contenía un gigantesco teleportador como los
utilizados en la campaña de Limnos IV. Pronto empezaron
a descender refuerzos Orkos, incluidos Gargantes y
artillería pesada. Yarrick en persona encabezó los ataques
de las Tropas de Choque de Cadia, apoyadas por los
Titanes de la Legio Metalica y la Legio Ignatum, que
destruyeron numerosas fortalezas de este tipo; pero las
feroces batallas consumieron regimientos enteros en
cuestión de horas. Los Marines Espaciales llevaron el peso Mientras los defensores planeaban cómo levantar el
de la eliminación de estos objetivos durante el resto del asedio, llegaron informes de una enorme horda Orka que
conflicto, y el Capítulo de los Salamandras fue citado por rodeaba las Montañas Pallidus al noreste. Poco después se
sus éxitos a lo largo del río Cicuta. la veía desde la cumbre de la ciudad-colmena: un vasto
mar de guerreros que parecía cubrir el desierto de ceniza.
Los Orkos también desembarcaron Enormes Gargantes avanzaban a través de la marea
en los Desiertos de Fuego y en las como barcos surcando un océano verde. Sus guturales
Tierras Muertas, al norte y al sur del cantos de guerra se podían oír a cincuenta kilómetros de
principal continente de distancia, y el suelo se estremecía con su avance. Pero lo
Armageddon. Incluso Yarrick peor de todo era que todos los incontables estandartes
estaba sorprendido: esas que había a la vista lucían el emblema de Ghazghkull.
peligrosas tierras siempre se
habían considerado inhabitables y Mientras el cielo se oscurecía bajo la sombra de los pecios
sin ningún valor. El propósito de espaciales allá arriba y caían los primeros bombardeos
Ghazghkull quedó claro cuando, orbitales, los ciudadanos de Infernus sabían que se
semanas después, cientos de acercaba su fin. Hicieron todos los preparativos con una
sumergibles del tamaño de calma antinatural, encomendando sus almas al
mercantes salieron de las aguas Emperador mientras construían barricadas o distribuían las
contaminadas y atacaron armas y la munición entre las tropas; y se inspiraron en las
Tempestora y Helsreach. La leyendas sobre Yarrick y sobre cómo hizo pagar a los Orkos
sorpresa fue total: Tempestora por cada centímetro de la Colmena Hades. No todos
cayó en cuestión de días, y los fueron lo bastante valientes, y miles huyeron al desierto
muelles de Helsreach fueron sólo para ser asesinados por los Kultos a la Velozidad
capturados en poco tiempo. Sólo situados alrededor de Infernus como buitres sobre un
la feroz defensa de las Milicias de cadáver.
Pandilleros de Helsreach, con la
ayuda de las compañías de En las cenizas de los asentamientos, los Marines Espaciales
apoyo de las Tropas de Asalto y comenzaron a establecer líneas de batalla, en previsión
de Marines Espaciales que de ataques incluso más feroces. Más y más tropas fueron
acudieron inmediatamente, enviadas a este triturador de carne cuando las fuerzas
impidió que los Orkos conquistaran imperiales con destino a la guerra contra los tiránidos que
toda el área. amenazaban la Franja Oriental fueron desviadas al sector
Armageddon. Von Strab fue cazado y ejecutado como un
Catorce días después de los primeros desembarcos, tuvo traidor por una unidad de tropas de la Legión Penal
lugar el primer gran enfrentamiento entre las máquinas de conocida como “Los de la última oportunidad”, aunque su
guerra del Imperio y las de los Orkos. En el complejo muerte marcó poca diferencia. Parecía como si no
industrial Diabolus se libró una batalla de diez días cuando hubiera escape para las fuerzas del Imperio.
los Gargantes de las hordas del Señor de la Guerra
Burzuruk y el Señor de la Guerra Skarfang se enfrentaron a
los Titanes de la Legio Crucius. Seis Titanes y ocho
Gargantes quedaron completamente destruidos, y
muchos otros necesitarían meses de reparaciones antes
de poder combatir de nuevo. El complejo quedó arrasado
por el conflicto, con sus hornos y talleres quemados o
aplastados por las gigantescas máquinas de guerra.
Después, varios Kultos a la Velozidad rodearon la Colmena
Los Adeptus Arbites tomaron posiciones para asegurar la El Comisario Yarrick era reacio a ver al señor de la guerra
ciudad-colmena, ejecutando a cualquiera que partir sin resolver su duelo y junto con una fuerza de
incumpliese su deber hacia el Emperador. Los enormes ataque de los Templarios Negros lanzó una cruzada para
cañones de Infernus abrieron fuego contra la horda encontrar al señor de la guerra Orko y acabar su reinado
cuando se puso a su alcance, lanzando proyectiles de de terror de una vez por todas. Cuando Ghazghkull
cientos de kilos contra la marea de pielesverdes antes de escuchó noticias de la búsqueda de su viejo enemigo, su
que los bombardeos orbitales los destruyeran. En la calma reacción fue una lenta y fea sonrisa.
que se produjo a continuación, Ghazghkull envió un
mensaje a los defensores. Era Gortar, Coronel de los Perros EI Imperio ha resistido el gran ¡Waaagh! de Ghazkull Mag
Químicos de Savlar, mutilado, sin ojos y sin manos. El Uruk Thraka en Armageddon... por poco. Se han realizado
mensaje que el coronel llevaba era muy simple, y pudo terribles sacrificios y se han librado apocalípticas batallas
oírse muchas veces en Armageddon en los siguientes en que el poder combinado de la Guardia Imperial, las
meses: "¡Rendíos o morid!" Legiones de Titanes y los Marines Espaciales se ha visto
empujado a una vorágine de muerte y destrucción que no
En Armageddon ya ha empezado la Estación del Fuego, se había visto en el Segmentum Solar desde los siniestros
las temperaturas en el exterior de las colmenas están días de la Era de la Apostasía. Y aun así, todo este esfuerzo
empezando a subir de forma espectacular, los dos apenas ha sido suficiente: diversas colmenas arrasadas
ejércitos empiezan a comportarse de forma muy diferente permanecen en manos de los Orkos y las fuerzas imperiales
debido al clima y al extremo agotamiento. Las tormentas están totalmente volcadas en evitar que las hordas
de ceniza caliente han obligado a ambas fuerzas aéreas a pielesverdes sigan amenazando a las demás. Más allá del
permanecer en tierra y han hecho que los bombardeos planeta, en todo el sector circundante, numerosos piratas
orbitales sean inútiles. Las lenguas de lava han dividido las e incursores orkos están de camino hacia mundos que han
zonas de batalla y las líneas del frente en un laberíntico quedado vulnerables a causa del esfuerzo de guerra
amasijo de grupos inconexos. El planeta atraviesa un comprometido en la guerra de Armageddon. Los Kaudillos
período de calma tensa. Ambos bandos tienen ahora la Orkos más ambiciosos se dirigen hacia el propio
oportunidad de reagruparse y rearmarse, lamerse las Armageddon como las polillas hacia la luz, en busca de
heridas y construir fortificaciones antes del ataque que fama y gloria en la mayor batalla en que su raza haya
tendrá lugar a la llegada de la más fresca Estación de las participado hasta ahora. El Gran ¡WAAAAAAAAGH! de
Sombras; que permitirá que todas las temibles máquinas Gorko y Morko se ha convertido en una leyenda entre los
de destrucción masiva vuelvan, una vez más, a ponerse Orkos; y abundan los rumores sobre que Ghazghkull ha
en movimiento. En el espacio, naves imperiales recién comenzado el Ragnarorko, la gran batalla apocalíptica
llegadas han obligado a la armada orka a retirarse, en la que todos los Orkos podrán demostrar su valor ante
facilitando así a los convoyes de los tan necesitados los ojos de sus violentos y primitivos dioses.
refuerzos la llegada a las colmenas sitiadas.
Los Altos Señores de la Tierra tienen una visión menos
Incapaz de tomar el campo de batalla, Ghazghkull prosaica de la situación. La unificación de tantas tribus
rápidamente perdió la paciencia. Dejó el planeta Orkas ha sido largamente temida por el Imperio. La guerra
devastado por la guerra a sus generales y partió en busca de Armageddon debe continuar. No puede permitirse que
de nuevas víctimas. Su trabajo estaba hecho, Armagedón el sector se colapse y; ni mucho menos que una marea de
se había sumido en un eterno estado de guerra, y se guerreros pielesverdes puedan llegar a amenazar incluso
habían desviado tantas tropas imperiales para reforzar la propia y santificada Tierra. Con más de la mitad de sus
Armageddon que había muchos mundos maduros para la industrias en ruinas y billones de bajas, Armageddon
conquista al alcance de su mano. necesita más tropas, armamento y naves para resistir la
enorme presión y mantener la amenaza orka lejos del
núcleo del Imperio. Las fuerzas previstas para prevenir las
Guerras Tiránidas en el borde más oriental de la galaxia se
han enviado a Armageddon y se ha establecido una zona
de reclutamiento de 10,000 años luz de radio alrededor del
planeta. Todos y cada uno de los mundos imperiales
dentro de esa zona han visto triplicada su obligada
contribución en regimientos para la Guardia Imperial y su
industria se ha transformado para la producción de
armamento. Los analistas imperiales predicen que el
¡Waaagh! Orko en Armageddon no podrá mantenerse
mucho tiempo más, que las líneas de suministro orkas se
desmoronarán y que sus pérdidas serán irreemplazables.
Aquellos que ya han combatido anteriormente contra los
Orkos no están tan seguros, pues saben que el secreto de
los Orkos reside en su resistencia y su capacidad de
improvisación. Todos están de acuerdo, sin embargo, en
que la determinación con que los humanos han
defendido Armageddon no puede apagarse; y que la
carne y la sangre humana serán instrumentos decisivos de Ezoz zonrozaos eztúpidoz pienzan ke hemoz venido akí
lo que suceda en Armageddon, no los tanques y las porke zomoz zoldadoz de Ghazghkull. La verdad ez ke
armas. eztamoz akí para pizotear a los zonrozaoz, para konvertir
zuz chozaz en bazura y dezpuéz kemarlaz. No porke
Armageddon sigue siendo un planeta en guerra, un Ghazghkull lo dize, zino porke nos GUZTA hazerlo. Y ahora,
campo de batalla permanente que promete continuar así vamoz a hazerlo de nuevo...
durante décadas.
Mhagdhash Kur Kroksnik, dirigiéndose a los Eztela de
¡Héroes de Armageddon! Habéis resistido el brutal Muerte desde las ruinas de la Colmena de Hades.
salvajismo orko y no les queda nada por lo que les podáis
temer. Así que, ¡elevad bien altos los estandartes negros
de la venganza, ahora nos toca a nosotros!

Última transmisión del Comisario Yarrick antes de salir con


una Cruzada de Templarios Negros a dar caza a
Ghazghkull Mag Uruk Thraka

CRUZADA DE ARMAGEDDON DE LOS TEMPLARIOS NEGROS

seguidamente pusieron rumbo hacia el Segmentum Solar.


Al llegar a Armageddon, la experiencia de Helbrecht en el
mando de grandes flotas le convirtió en el líder natural de
las astronaves Astartes reunidas allí, mientras que los
Mariscales Ricard y Amalrich llevaron a sus Cruzadas a la
superficie planetaria. En el espacio se luchó
amargamente, y Helbrecht dirigió en persona muchos
asaltos a los Pezioz Orkos. La flota de la Armada Imperial,
bajo el mando del Almirante Parol, empezó a diezmar a la
enorme flota de destartaladas naves Orkas, y la reducción
de los refuerzos que llegaban a los pielesverdes de la
superficie acabó por notarse en el esfuerzo bélico de los
alienígenas. Al comienzo de la Estación del Fuego, en la
que la superficie de Armageddon se vuelve hostil a toda
forma de vida por los estallidos volcánicos, la lucha entre
los Orkos y los humanos se había quedado reducida a un
incómodo punto muerto.

El Gran Mariscal Helbrecht de los Templarios Negros y tres


Cruzadas enteras de su Capítulo respondieron a las CAÍDA DE UN CAMPEÓN
súplicas de ayuda del asediado mundo de Armageddon
cuando el Kaudillo OrkoGhazghkull Thraka regresó a la El éxito de los Templarios Negros en frenar la invasión Orka
cabeza del mayor ¡Waaagh! de la historia del Imperio. Los se vino abajo cuando la Cruzada de Helbrecht regresó al
Sistemas Estelares circundantes cayeron rápidamente ante Pezio Terror Malévolo. Al inicio de los combates orbitales,
el enjambre pielverde a pesar de los valientes esfuerzos de este Pezio había sido duramente bombardeado por la
la Flota de Batalla Armageddon por detener la invasión. El Barcaza de Batalla Luz de Pureza de los Templarios Negros,
¡Waaagh! era simplemente demasiado grande para y dañado por las cargas de demolición colocadas por las
detenerlo. Los Templarios Negros libraron sangrientas partidas de abordaje Astartes. Finalmente, Helbrecht
campañas por los desiertos de ceniza de Armageddon, decidió poner fin al Pezio de una vez por todas y reunió a
pero fue en el espacio donde hicieron su mayor su Cruzada y a todos sus Hermanos de Armas con
contribución a la defensa del planeta. Las tres Cruzadas se armadura de Exterminador para lanzar un abordaje en
reunieron en un bastión capitular del planeta Fergax, y masa. Nunca se había intentado un asalto de esa
magnitud, pero Helbrecht estaba decidido a acabar con criaturas, el Kaudillo al mando del Pezio, quien atravesaba
la gargantuesca monstruosidad espacial. la arremolinada lucha derribando a todos los Hermanos de
La primera fase del asalto fue un asalto por teleportación Batalla que encontraba. Lleno de una furia justiciera, el
encabezado por los Exterminadores. Estos establecieron un Campeón del Emperador Vosper retó al enorme Orko y se
perímetro de seguridad para permitir que el resto de los enfrentó a él en un duelo singular. Todos los Templarios
Templarios Negros abordase el Pezio. La respuesta Orka presentes rezaron una oración al Emperador cuando
fue inmediata y los Exterminadores fueron duramente Vosper y el Kaudillo cruzaron espadas, rogando por el
atacados. Las bajas se acumularon pero Helbrecht no Campeón que encarnaba todo lo que su Capítulo
cejó en su empeño de abrir camino a los refuerzos. Las apreciaba.
Thunderhawks y los Torpedos de Abordaje alcanzaron el
Pezio y se unieron a la lucha en el perímetro. Los Vosper atacó al Kaudillo con dos enormes barridos a dos
Exterminadores mantuvieron a los Orkos a raya pero solo manos de la famosa Espada Negra, haciendo retroceder
fue un éxito tenue. paso a paso a la criatura y ganando lentamente ventaja.
Pero cuando el Kaudillo se tambaleó hacia atrás por un
La segunda fase de la misión comenzó cuando la Cruzada poderoso golpe descendente, se enfureció y contraatacó
se organizó en equipos de ataque para colocar las con una rapidez inhumana, rechazando a Vosper, quien a
pesadas cargas térmicas con las que se desgarraría por la pesar de bloquear cada uno de los golpes de la espada
mitad al Terror Malévolo. El propio Helbrecht dirigió al más del Orko no pudo impedir que la bestia le hiciese un
importante de ellos, a pesar de haber sido herido ya varias placaje con su enorme cuerpo. Desequilibrado, Vosper no
veces. Junto con su Escuadra de Mando y el Campeón pudo esquivar el golpe del Kaudillo que le abrió la cabeza.
del Emperador Vosper, Helbrecht profundizó en el interior La caída del Campeón fue el momento crucial de la
del Pezio. batalla. A pesar de los mejores esfuerzos del Gran Mariscal,
los Templarios flaquearon y los Orkos redoblaron sus
Los Exterminadores habían mantenido a los Orkos a raya esfuerzos. Helbrecht fue derribado por docenas de
durante la primera etapa de la batalla, y durante la pielesverdes. Su Escuadra de Mando lo rescató de la pila
segunda encabezaron el avance, formando la punta de de cuerpos, pero una rebanadora estaba enterrada en su
lanza de las fuerzas de los Templarios mientras se abrían pectoral. Mientras los Templarios retrocedían, muchos
camino a través de los retorcidos pasillos del Pezio. Sin fueron asesinados brutalmente, y las bajas del Capítulo
embargo, cuando abandonaron sus zonas de tiro pasaron de graves a horribles. Muchos grupos de
relativamente aseguradas las bajas volvieron a aumentar, Templarios se vieron aislados cuando el Teleportarium de la
aunque con el apoyo de toda la Cruzada los Luz de Pureza se sobrecargó por el esfuerzo de devolver a
Exterminadores lograron seguir traspasando las defensas las unidades de vuelta a la nave. Sin un perímetro efectivo
Orkas. A medida que más y más equipos de ataque se de defensa, no había nada que la Cruzada pudiera hacer
separaban para completar sus objetivos individuales, las para rescatar a las escuadras abandonadas, con lo que
fuerzas de los Templarios se volvían cada vez más estas no tuvieron más opción que intentar vender sus vidas
vulnerables a las emboscadas y ataques repentinos. Fue al lo más caras posible.
penetrar en el cavernoso hueco entre dos de las
astronaves mal encajadas que componían el Pezio Para cuando la Luz de Pureza se alejó del Pezio, casi la
cuando los Orkos lanzaron su mayor contraataque. Más de mitad de la Cruzada de Helbrecht se había perdido y el
un millar de los monstruos de piel verde se arrojaron contra propio Helbrecht había quedado en estado crítico, librado
el fuego de Bólter de los Templarios Negros sin de la muerte solo por los dones de su potenciado cuerpo.
preocuparse por las bajas sufridas. Finalmente, con la Estación del Fuego de Armageddon
golpeando a los combatientes del planeta, la lucha en la
superficie se detuvo porque los Orkos no podían avanzar
fácilmente en medio del volcanismo generalizado. El Pezio
considerado la nave insignia de Ghazghkull Thraka, el
Perversión del Dolor, partió de la órbita de Armageddon
junto con el grueso de las restantes fuerzas Orkas sin
desembarcar. Jurando solemnemente cazar y matar a
Ghazghkull antes de que pudiera amenazar de nuevo al
Imperio, el Gran Mariscal Helbrecht tomó a los restos de su
Cruzada y persiguió a los pielesverdes, pero la flota
Astartes no se marchó sola.

El Héroe de Armageddon, el Comisario Yarrick, solicitó a


Helbrecht permiso para acompañarle junto a un selecto
ejército de Guardias Imperiales de élite, y en señal del
gran aprecio que Helbrecht sentía por Yarrick, le concedió
su deseo.

Un crujido audible resonó cuando los Orkos se estrellaron EL CAPELLÁN GRIMALDUS, HÉROE DE HELSREACH
contra la línea de los Templarios. A pesar de haber perdido
la iniciativa, estos lograron mantener la línea. Vosper y La tercera Cruzada de los Templarios Negros desplegada
Helbrecht dirigieron el contraataque, segando a los Orkos en Armageddon estaba bajo el mando del Capellán
con habilidad sin igual hasta levantar una pila de Grimaldus, quien acababa de ser ascendido al puesto de
cadáveres a sus pies. Lentamente, el equilibrio de la Reclusiarca tras la muerte de su mentor Mordred. Bajo la
batalla cambió cuando los Templarios Negros se dirección del Gran Mariscal lideró a más de un centenar
reagruparon tras sus campeones para atravesar a la horda de sus Hermanos de Batalla a algunos de los combates
Orka. Mientras los dos poderosos guerreros se abrían más horribles de los librados en Armageddon. Tras una
camino, se encontraron con la mayor de las horribles veintena de campañas exitosas, Grimaldus reunió sus
fuerzas y cargó hacia la Colmena Helsreach, que estaba
siendo asediada (en lo que se conoció como la Batalla de Capellán Grimaldus gritando en el Templo: "¡He cavado mi
Helsreach) por miles de Orkos surgidos de las heladas tumba en este lugar, y triunfaré, o moriré!"
Tierras Muertas del sur a bordo de sumergibles construidos
por Orkimedes. Los Templarios Negros se establecieron en La batalla degeneró en un sangriento cuerpo a cuerpo en
el colosal edificio conocido como el Templo del el corazón del edificio, que solo acabó cuando el templo
Emperador Ascendente, una vasta basílica dedicada al entero empezó a resquebrajarse y acabó por caer sobre
Culto Imperial que había sido levantada en los primeros los combatientes. Se temió que todos hubieran muerto,
días de la colonización de Armageddon. hasta que un día después el Capellán Grimaldus se
arrastró fuera de las ruinas portando las últimas reliquias del
Los Orkos atacaron con una fuerza devastadora, pero el Templo y juró que todos recordarían las vidas perdidas en
Capellán y sus Astartes resistieron durante casi dos meses. la defensa de Armageddon. Los Apotecarios que le
Los Orkos penetraron finalmente en las defensas de los examinaron después se maravillaron de que Grimaldus
Marines Espaciales y asaltaron el Templo, destruyendo hubiera podido sobrevivir, y más aún de que hubiera
reliquias irreemplazables, lo que enfureció aún más a los sacado la fuerza necesaria para trepar desde los
Templarios Negros. Muchos de los Milicianos de la escombros. Cuando la guerra acabó por fin, los
Colmena y los Guardias Imperiales que apoyaban a los ciudadanos de la Colmena Helsreach le honraron con el
Marines Espaciales empezaron a huir, pero se dieron la título de "Héroe de Helsreach".
vuelta al escuchar el sonido de la resonante voz del

LOS LEONES CELESTIALES EN ARMAGEDDON


El Líder de Manada Ekene Dubaku de los Leones reconocieron el terreno previamente, por supuesto.
Celestiales lucha junto al Capellán Grimaldus de los Exploraron y observaron, considerando fiable la
Templarios Negros en la segunda batalla de la Fosa de inteligencia imperial. Ninguno de los gigantescos bípodes
Mannheim. alienígenas estaba infundido de vida, pero no tenían el
tiempo de su parte. Cada hora que pasaban tras los muros
Los Leones Celestiales son un Capítulo Sucesor creado a de su fortaleza era otra hora que acercaba a los
partir de la semilla genética de los Puños Imperiales en una Gargantes a su despertar.
Fundación desconocida realizada en los últimos años del
M38. Durante los siguientes cuatro milenios, los Leones Quinientos Leones Celestiales atacaron. La última mitad
demostraron ser un Capítulo valeroso y digno del Capítulo marchó a la guerra, sabiendo que los
descendiente de su Primarca Rogal Dorn, defendiendo los números del enemigo eran excesivos para las
dominios de la Humanidad de los enemigos del capacidades de la Guardia Imperial. Decidieron golpear
Emperador. Pero el feroz orgullo y los principios morales rápido y con una fuerza aplastante, contrarrestando así su
que siempre han gobernado sus actos y creencias podrían incapacidad para asaltar desde los cielos. Con un cuarto
haber contribuido a su propia destrucción. Unos sucesos de las fuerzas Astartes desplegadas se habían tomado
ocurridos hacía más de cinco décadas durante un asalto mundos enteros. Aunque la resistencia humana y los
rutinario al planeta Khattar en el 948.M41 pueden significar pielesverdes son imposibles de comparar, quinientos
la condenación del Capítulo tras los eventos sucedidos en Marines Espaciales son un arma avasalladora se miren
la Tercera Guerra por Armageddon. como se miren. Los comandantes de los Leones habían
trazado un buen plan, y cualquier Capítulo habría hecho
lo mismo. No había forma posible de que el enemigo
LA FOSA DE MANNHEIM pudiera haber sabido que un ejército así se dirigía hacia
ellos para destruirlos, y simplemente no había forma de
La Fosa de Mannheim era un cañón que atravesaba las prepararse para resistir a quinientos Marines Espaciales.
montañas al norte de la Colmena Volcanus, una grieta en Golpear con ferocidad y destruir al enemigo. Retirarse
la valiosísima tierra de Armageddon abierta por la lenta antes de quedarse enfangados en una batalla a gran
pero activa danza de las placas tectónicas del planeta. escala. Debería haber funcionado.
Cualquiera que permaneciera allí durante más de un
puñado de semanas sabía que Armageddon no es un Los Gargantes no estaban durmiendo, estaban
mundo que duerma tranquilo, bien por la presencia de esperando. A pesar de este contratiempo, si eso hubiera
Orkos, tormentas de polvo u otro conflicto distinto. Se sido todo lo que se les oponía, los Leones aún podrían
comunicó al Capítulo Astartes de los Leones Celestiales haberse abierto camino sin ser masacrados. Podrían
que debían asaltar el cañón porque allí se encontraba un incluso haber ganado, a pesar de morir hasta el último
nido de herejía mecánica, en el cual los alienígenas hombre. Los tanques dorados de los Leones Celestiales
estaban forjando sus dioses-máquina de chatarra. Las abrieron fuego, destruyendo finos escudos y rasgando
fuerzas de Volcanus tenían que atacar antes de que los boquetes en los cascos de las imponentes máquinas de
Titanes xenos fueran activados, o la batalla se volvería guerra enemigas con sus cañones láser. Sus líderes gritaron
definitivamente contra los defensores de la ciudad. No se órdenes, controlando a sus guerreros incluso en medio de
podía confiar un asalto quirúrgico como este a la Guardia la furia de la batalla, estableciendo a dónde disparar, por
Imperial, y la ciudad tampoco podía retirar y redesplegar dónde presionar a las líneas Orkas, a dónde desplazarse
en masa a sus unidades atrincheradas. Tenían que ir los para defender a los batallones de tanques amenazados
Leones. por la infantería enemiga. Incluso cuando los Gargantes
despertaron, la última mitad de un noble Capítulo luchó
Primitivos escudos de vacío protegían el lugar de para ganar. Purgarían el cañón aun a costa de sus propias
bombardeos orbitales. Los Leones tendrían que atacar por vidas. El mismo Rogal Dorn habría luchado a su lado ese
tierra, sin Cápsulas de Desembarco, marchando al interior día. Pero la marea de la batalla cambió radicalmente. Los
de la garganta junto a sus tanques y atacando agrupados Orkos revelaron la auténtica profundidad de su
en batallones como se hacía en la Herejía de Horus y los emboscada: emergieron pielesverdes de la tierra,
milenios de cruda guerra que la precedieron. Los Leones surgiendo hordas enteras desde madrigueras excavadas
en las paredes del cañón y bajo el suelo rocoso. Miles de habían huido del campo, y la batalla más valerosa jamás
ellos avanzaron rugiendo bajo estandartes colmilludos librada por los Leones Celestiales tuvo lugar en esa
decorados con Leones capturados en otras batallas y retirada. Nunca se habían enfrentado a una situación así.
crucificados. Este nuevo ejército se lanzó a la garganta, Los últimos guerreros se abrieron camino arrastrando a sus
llenándola como la arena de un reloj y eliminando toda hermanos heridos lejos de la tormenta de espadas y
esperanza de retirada y por supuesto de victoria. volvieron a su fortaleza con el enemigo pisándoles los
talones. Los xenos inundaron su puesto avanzado antes
De algún modo los Orkos sabían que los Leones estaban siquiera de que la mayor parte de los supervivientes
en camino. ¿Qué otra razón podía haber para enterrar hubiera podido entrar. Los Leones tuvieron que luchar
clanes guerreros enteros bajo la roca, a la espera de un hasta para escapar de su propia fortaleza invadida. Aun
asalto así? Su líder era una bestia revestida de armadura entonces, por cada Thunderhawk que consiguió escapar,
de chatarra, el mayor pielverde que jamás habían visto los otras dos fueron derribadas envueltas en llamas.
Leones Celestiales. Se comía a los muertos, tanto Orkos
como Astartes. El Líder Guerrero Vularkh enterró la espada Los supervivientes volvieron a Volcanus. Solo tres oficiales
Je'hara en el estómago del ser y le arrancó tres metros de por encima del rango de Líder de Manada quedaban con
apestosos intestinos, pero no sirvió de nada. Los Leones vida al atardecer de aquel día: El Portavoz de la Muerte
resistieron a pesar de las bajas y de saber que habían sido Julkhara, que llamaba hermano al Reclusiarca Merek
traicionados. Un traidor, en algún lugar, había dado aviso Grimaldus de los Templarios Negros; el Líder Guerrero
al enemigo, y los Orkos estaban sacando el máximo Vakembi, el último Capitán superviviente; y el
partido del chivatazo. Pronto, la extensión de la traición se Restauravidas Kei-Tukh, el último Apotecario de los Leones.
reveló por completo cuando disparos de francotirador, El futuro del Capítulo dependía de sus habilidades. Pero
letalmente precisos, empezaron a llover desde lo alto del aún estaba por producirse el insulto definitivo. El último
cañón. No eran los proyectiles sólidos disparados acto de este drama de vergüenza y traición tuvo lugar
normalmente a montones por las armas Orkas, conocidas más tarde esa misma noche. El territorio de los Leones
de sobra por los Leones Celestiales, sino rayos láser dentro de la ciudad era una fría fundición, casi sin
cruelmente precisos que atravesaban los cascos de sus iluminación, con un perímetro de rococemento que
oficiales desde arriba. Portavoces de la Muerte, Líderes patrullaban sus últimos guerreros. Kei-Tukh no sobrevivió a
Guerreros, Caminantes Espirituales e incluso Líderes de la primera noche. Los Leones le encontraron al amanecer,
Manada cayeron víctimas de disparos demasiado precisos encorvado contra su último Land Raider, con un tiro
y clínicos para ser del enemigo. atravesando su lente ocular. La semilla genética que
portaba había desaparecido, y él no volvería a
Los Leones necesitaron cuatro horas para liberarse. Se cosecharla. La situación de los Leones Celestiales era
abrieron camino de vuelta por donde habían venido, verdaderamente grave: habían perdido su flota, su
abandonando un mar de tanques muertos, Hermanos de Arsenal, sus oficiales y casi todas sus esperanzas de
Batalla difuntos y cuerpos enemigos descuartizados. La reconstruir el Capítulo. Ni siquiera podían aferrarse al
semilla genética de la mitad de su Capítulo yacía orgullo, tras la vergüenza de la derrota. Todo lo que les
pudriéndose en el fondo de aquel cañón, sin haber quedaba era la verdad. Los Leones juraron sobrevivir el
podido ser cosechada por sus Restauravidas y habiéndola tiempo suficiente para difundirla. El Imperio necesitaba
dejado en las impuras manos de los miles de enemigos saber lo que había ocurrido aquí.
que no habían podido matar. Los Leones Celestiales

EL REGRESO DE LOS SALAMANDRAS


Cuando el ¡Waaagh! Ghazghkull descendió sobre distancias que se podía librar en el laberinto de toscos
Armageddon en el 998.M41, muchos Capítulos Astartes túneles tallado en el interior de los Piedroz a los duelos a
respondieron a su llamada de auxilio como ya se ha dicho, larga distancia del desierto, los Salamandras dejaron
incluyendo a los Templarios Negros, los Cicatrices Blancas, huella. Para el inicio de la Estación del Fuego, nueve
los Exorcistas, los Cráneos Plateados, los Campeones de Piedroz habían sido destruidos por los ataques de los
Hierro, los Señores de la Tormenta... La lista sigue y sigue, y Salamandras, matando a incontables millares de
sus heráldicas están decoradas con todos los colores pielesverdes.
conocidos. Sin embargo, de todos esos Capítulos que
lucharon a la sombra de los humeantes manufactorums y La gloria de estas batallas fue compartida con muchos
Colmenas de Armageddon, ninguno es recordado por el otros Capítulos, así que por sí sola no explica la feroz
populacho con tanta gratitud como los Salamandras. lealtad que los Salamandras despertaron en el pueblo de
Armageddon. La verdad es que mientras que algunos
Los Salamandras habían sido claves en la derrota de Capítulos luchaban por el Emperador, y otros por el
Ghazghkull en la Segunda Guerra de Armageddon, pero renombre y la gloria, Tu'shan y sus Salamandras libraban
la victoria les había salido cara. Quizás fue la venganza lo cada batalla para salvar las vidas de la gente de
que empujó al Capítulo a hacer una contribución tan Armageddon.
generosa a la Tercera Guerra. Fuera cual fuera la razón, En más de una ocasión, Tu'shan lanzó a sus Astartes a las
casi todo el Capítulo de los Salamandras estuvo presente batallas más desesperadas para rescatar enclaves civiles y
en los cruciales primeros meses de la guerra. Bajo la asentamientos atacados que otros Comandantes
mirada de su bravo Señor del Capítulo Tu'Shan, lucharon Imperiales habían estado dispuestos a sacrificar por el bien
con determinación en los campos de batalla más terribles. del resto de la campaña. De hecho, se rumorea incluso
Cuando el estruendo de la batalla amainó y los ataques que el Señor Tu'shan llegó a las manos con el Capitán
Orkos se espaciaron, los Salamandras no se quedaron de Vinyar de los Marines Malevolentes después de saber que
brazos cruzados, sino que lanzaron varios contraataques los hombres de este último habían bombardeado un
devastadores contra los Piedroz aterrizados por los Orkos a campamento de refugiados simplemente porque había
lo largo del río Hemlock. Prefiriendo la lucha a cortas Orkos dentro del perímetro. Solo con este acto Tu'shan y su
Capítulo ganaron mucha fama, aunque las relaciones de Orkos que nunca serían erradicadas del todo. Los
entre los Salamandras y los Marines Malevolentes nunca Tecnomarines de los Salamandras han sido claves en la
han sido las mismas. reparación y reconstrucción de la infraestructura
necesaria para mantener a una cantidad tan ingente de
La mayoría de los Salamandras partieron de Armageddon personas, y es seguro que han salvado muchos miles de
tras la Estación del Fuego, pero el trabajo del Capítulo no vidas con estas tareas vitales pero a menudo ignoradas.
había acabado. Las dos Compañías que se quedaron La leyenda que los Hijos de Vulkan dejaron tras de sí
atrás en el Mundo Colmena lo hicieron para proteger sus seguramente brillará más con cada año que pase.
principales centros de población de las bandas errantes

ARMAGEDDON EN LA ACTUALIDAD
El final de la Tercera Guerra por Armageddon está estancada batalla para impedir que el planeta le sea
envuelto en el misterio. En última instancia la campaña fue arrebatado y la aparentemente permanente invasión
considerada una victoria imperial ajustada, ya que la Orka se convierta en una gran amenaza de nuevo. El
mayor parte del planeta permaneció en manos del estado del Sistema Armageddon es grave. Miles de
Imperio. Poco después llegaron noticias a Yarrick, desde la millones de soldados y ciudadanos murieron en la guerra, y
flota de los Templarios Negros, sobre que Ghazghkull muchas de las Colmenas de Armageddon están en ruinas.
Thraka había huido del planeta con el inicio de la Estación El daño causado al planeta por la Tercera Guerra por
del Fuego y el freno de las ofensivas Orkas a bordo de su Armageddon es una de las calamidades más graves
Pezio de mando, el Perversión del Dolor. Al enterarse, jamás sufridas por el pueblo del Imperio. Docenas de
Yarrick reunió a sus propias fuerzas y le dio caza junto a la ejércitos fueron diezmados o destruidos por completo por
Cruzada del Gran Mariscal Helbrecht con el fin de el feroz enfrentamiento, y la destrucción causada en el
encontrar y destruir finalmente a Ghazghkull. Por esas planeta podría tardar años en repararse por completo. La
mismas fechas, la 13ª Legión Penal llevó a cabo una mayor parte de los planetas habitados del Sistema han
atrevida operación encubierta bajo las órdenes del sido arrasados por las fuerzas Orkas, y con Ghazghkull
Coronel Schaeffer que logró asesinar al traidor y antiguo huido al espacio profundo, es probable que reconstruya
Gobernador Herman von Strab en la ocupada Colmena de nuevo sus fuerzas y cree su propio imperio, a menos
Acheron cuando fue empujado por un balcón por el que los Templarios Negros y Yarrick sean capaces de
Teniente Kage, quien desafortunadamente se cayó detrás detenerle.
de él y murió también. Aunque la guerra ha terminado
oficialmente, aún continúa la lucha en el planeta. Si bien "Es la estupidez más grande creer que un individuo puede
Ghazghkull ha dejado el planeta, perseguido por el salvar Armageddon. Las guerras no se ganan por los
Comisario Yarrick y toda una Cruzada de los Templarios héroes, sino por la potencia de fuego y la fuerza, y la
Negros, los demás Orkos han empezado a considerar aplicación de la estrategia y las tácticas."
Armageddon como una especie de Valhalla Pielverde al
que llaman "Arma-la-de-geddón" y al que creen que —Comisario Sebastian Yarrick
pueden ir siempre que busquen una buena pelea. Por
tanto, el Imperio aún debe mandar más tropas a la
ORDEN DE BATALLA IMPERIAL Luz de Pureza - Barcaza de Batalla de los Templarios
Negros.
Guardia Imperial y Fuerzas de Defensa Planetaria de Majestad - Crucero de Asalto de los Templarios Negros.
Armageddon Legiones de Acero de Armageddon - 4ª, 34ª, Vigilante de la Noche - Barcaza de Batalla de los
51ª, 61ª, 69ª, 91ª, 93ª, 101ª, 121ª, 141ª, 273ª, 276ª y otros 13 Templarios Negros.
regimientos. Sanctis Legate - Crucero Ligero Clase Esforzado.
Serpentine - Barcaza de Batalla de los Salamandras.
Otras subdivisiones: Espada de Voss - Crucero Ligero Clase Esforzado.
Ira de Vulkan - Crucero de Asalto de los Salamandras.
Divisiones Acorazadas - 34ª, 121ª, 199ª.
703ª División de Soldados de Asalto. ADEPTUS ASTARTES
8ª Compañía de Tanques Superpesados de Armageddon.
13ª Legión Penal. Ángeles de Fuego - 7 Compañías.
Milicia de los Desiertos de Ceniza de Armageddon - 5 Ángeles de Redención - 4 Compañías.
regimientos. Ángeles Vigilantes - 6 Compañías.
Guardia del Mando de Armageddon - 5 compañías. Ángeles de Porfirio - 8 Compañías.
Milicia de las Colmenas de Armageddon - 120 regimientos. Dragones Negros - 9 Compañías.
Regimiento de Tropas de Jungla de Armageddon. Templarios Negros - 3 Cruzadas.
Cazadores de Orkos de Armageddon - 5 regimientos. Ángeles Sangrientos - 1 Compañía.
Legión Penal de Arphista. Celebrantes - Capítulo entero desplegado.
Rangers de Asgard - 2 regimientos. Leones Celestiales - Capítulo entero desplegado.
Tropas de Choque de Cadia - 15 regimientos. Exorcistas - Capítulo entero desplegado.
Tropas de Jungla de Catachán - 3 regimientos. Desgarradores de Carne - 5 Compañías.
Korps de la Muerte de Krieg - 5 regimientos. Corazones Inmortales - 1 Compañía.
Tropas de Desembarco Elysianas - 14 escuadrones. Campeones de Hierro - 7 Compañías.
Sindicato de Estibadores de Helsreach. Marines Malevolentes - 2 Compañías.
Milicia Pandillera de Helsreach. Mortificadores - Capítulo entero desplegado.
Escuadrones Forzosos de Jopall - 17 batallones. Marines Omega - Capítulo entero desplegado.
Cuerpo Auxiliar de Ogretes de Krourk - 2 regimientos. Aves de Presa - 5 Compañías.
Legiones Acorazadas de Minerva - 3 legiones. Escorpiones Rojos - 1 Compañía.
Cuerpo Auxiliar de Ogretes de Monglor - 2 regimientos. Despojadores - Capítulo entero desplegado.
Guardia de Hierro de Mordia - 6 regimientos. Salamandras - 6 Compañías.
Fuerzas de Ataque de Noctan - 6 regimientos. Cráneos Plateados - 7 Compañías.
Soldados de la Falange de Ocanon - 11 regimientos. Hijos de Guilliman - 6 Compañías.
Dragones Pyranos - 10 regimientos. Lobos Espaciales - 5 Grandes Compañías.
Perros Químicos de Savlar - 6 regimientos, uno de ellos el Gigantes de las Tormentas - 5 Compañías.
14º. Señores de la Tormenta - 2 Hermandades.
Jinetes Químicos de Savlar - 2 regimientos. Cicatrices Blancas - 3 Hermandades.
Bombarderos Semtexianos - 9 baterías. Hacedores de Viudas - 1 Compañía.
Soldados de Asalto - 18 compañías.
Hostigadores de Zouva - 4 brigadas. INQUISICIÓN ORDO HERETICUS. ORDO XENOS

ARMADA IMPERIAL Y ELEMENTOS DE LAS FLOTAS ASTARTES Guardianes de la Muerte - 2 Equipos de Eliminación.

5082ª Ala Naval Imperial. ADEPTUS MECHANICUS Y LEGIONES TITÁNICAS


14 Barcazas de Batalla Astartes.
103 Cruceros de Asalto Astartes. Archimedes Rex - Arca Mechanicus.
Centurio Ordinatus - 4 Ordinatii.
FLOTA DE BATALLA ARMAGEDDON Skitarii - 14 regimientos.
Legio Crucius - Demi-Legio.
43 alas de Bombarderos. Legio Ignatum - Legio.
36 escuadrones de Naves de Escolta. Legio Invigilata - Legio.
6 escuadrones de Cruceros de primera línea. Legio Magna - Quarto-Legio.
9 escuadrones de Cruceros de segunda línea. Legio Metalica - Demi-Legio.
12 escuadrones de Cruceros Ligeros. Legio Tempestor - Legio.
67 alas de Interceptores. Legio Victorum - Legio.
Estación de Control Dante.
Estación de Control Mannheim. ADEPTA SORORITAS
Estación de Control Yarrick.
Arcángel - Crucero Ligero Clase Desafío. Orden de Nuestra Señora Martirizada - 3 Compañías.
Antepasado - Crucero Ligero Clase Desafío. Orden del Sudario de Plata - 7 Compañías.
Ex Cathedra - Crucero de Batalla Clase Armageddon.
Martillo de Luz -Crucero de Batalla Clase Armageddon. ADEPTUS ARBITES
Hijo del Trueno - Crucero de Batalla Clase Armageddon.
Lago Verde - Acorazado Clase Oberon. 20 Distritos de Adeptus Arbites de Armageddon.
Su Voluntad - Acorazado Clase Apocalipsis. 12 Batallones de Castigo.
Triunfo - Acorazado Clase Apocalipsis.
Leonid - Crucero Ligero Clase Esforzado. DEPARTAMENTO MUNITORUM
Inomine Veritas - Acorazado Clase Emperador.
Cruzado Eterno - Nave insignia de los Templarios Negros Cuerpo de Ingenieros - 2 Cuerpos.
(Barcaza de Batalla). Cuerpo de Pioneros - 1 Cuerpo.
OFICIO ASESINORUM Gran Peña de Gargantez del Kaudillo Skarfang - 3 peñas, 6
Gargantes.
Agentes del Oficio Asesinorum - Número clasificado. Grandez Kañonez del Kaudillo Morkbad - 6 peñas de
artillería.
OFFICIO SABATORUM Grandez Kañonez del Kaudillo Thugsnik - 6 peñas de
artillería.
Agentes del Officio Sabatorum - 34.
DESIERTO DE FUEGO
TEMPLARIOS PSYKOLOGIS
Horda del Gran Azezino Grimskull - 60 peñas, 8 Gargantes.
15 Escuadras de Disrupción de los Templarios Psykologis. Rajadorez - 12 peñas de Lokoz de la Velozidad.
Tribu de los Pizadorez - 16 peñas, 1 Gargante.
Tribu de los Buitrez - 16 peñas, 3 Gargantes.
PRINCIPALES FUERZAS ORKAS POR REGIONES Gran Peña de Gargantez del Kaudillo Blargrot - 4 peñas, 3
Gargantes.
ARMAGEDDON PRIME Gran Peña de Gargantez del Kaudillo Skarg - 4 peñas, 3
Gargantes.
Horda del Déspota Gazgrim - 200 peñas, 18 Gargantes. Grandez Kañonez del Kaudillo Rukglum - 11 peñas de
Tribu de los Azezinoz Negroz - 30 peñas, 4 Gargantes. artillería.
Tribu de los Tripaz Ardientez - 18 peñas, 3 Gargantes.
Kuchillaz - 21 peñas de Lokoz de la Velozidad. LAS TIERRAS MUERTAS
Legión de Dezembarko de Varga - 24 peñas.
Fuertez de Batalla del Kaudillo Badfang - 3 peñas, 16 Horda de la Gran Beztia Gorssnik Magrash - 250 peñas, 160
Fortalezaz de Batalla. Fortalezaz de Batalla.
Grandez Kañonez del Kaudillo Gorshag - 7 peñas de Nube Negra - 20 peñas de Lokoz de la Velozidad.
artillería. Relámpago Blanko - 31 peñas de Lokoz de la Velozidad.
Gran Peña de Gargantez del Kaudillo Rukgor - 5 peñas, 6 Brigada Relámpago del Kaudillo Bogsnik - 12 peñas, 41
Gargantes. Fortalezaz de Batalla.
Gran Peña de Gargantez del Kaudillo Thogfang - 2 peñas, Brigada Relámpago del Kaudillo Skarsnik - 12 peñas, 41
7 Gargantes. Fortalezaz de Batalla.

ARMAGEDDON SECUNDUS FLOTA ORKA

Horda del Gran Zeñor Zupremo Ghazghkull Thraka - 400 12-16 Pezioz.
peñas, 18 Gargantes. 2000-3500 escuadrones de Kazabombarderoz.
Tribu del Kráneo Negro - 30 peñas, 3 Gargantes. 2100+ Naves de Ataque.
Muerte Ardiente - 25 peñas de Lokoz de la Velozidad. 80-100 Piedroz.
Tribu de la Luna Torzida - 21 peñas, 3 Gargantes. 250-400 Kruzeroz Matamuchoz.
Tribu de la Aleta Roja - 30 peñas, 4 Gargantes. Varios miles de Acorazados Orkos.
Ruedaz Rojaz - 18 peñas de Lokoz de la Velozidad. Repartemuerte - Acorazado Orko.
Orugaz de Muerte del Kaudillo Kroksnik - 4 peñas, 32 Martillo de Grimzag - Kruzero Matamuchoz.
Fortalezaz de Batalla. Kroolboy - Acorazado.
Gran Peña de Gargantez del Kaudillo Burzuruk - 4 peñas, 9 Skullbanga - Pezio.
Gargantes.
Gran Peña de Gargantez del Kaudillo Morfang - 6 peñas, 7
Gargantes.
ZONAS DE GUERRA

Volcanus | Hades | Netheria | Anthrand | Tempestora | Tartarus | Jungla Ecuatorial | Infernus | Ciénaga
Mortal | Acheron | Isla del Fénix | Desierto de Fuego | Helsreach | Las Tierras Muertas | El Sistema
Armageddon

VOLCANUS
Recapturar la Base de Defensa Planetaria en las Montañas
Volcanus era la máxima prioridad para los comandantes
Imperiales de Colmena Volcanus. El asalto por las escarpadas
laderas de las montañas fue inicialmente un fracaso y no fue
hasta la llegada de los Capítulos de Marines Espaciales
Campeones de Hierro y Leones Celestiales que la recaptura de la
base fue una posibilidad real. A los Leones Celestiales se les
encomendó la misión de destruir las instalaciones de construcción
de gargantes en el interior de las montañas, mientras que los
Campeones de Hierro tuvieron el honor de tomar la base.

Siete regimientos de Milicia de Pandilleros iniciaron un ataque


frontal contra la Base de Defensa Planetaria apoyados por los
Exploradores Argardianos. El número de bajas fue apabullante,
pero, gracias al liderazgo del Comisario Yarrick, las fuerzas
imperiales se mantuvieron firmes. Mientras los hombres de
Armageddon marchaban hacia el corazón de las defensas orkas,
los Campeones de Hierro realizaron un desembarco nocturno
para destruir la retaguardia orka. Atrapados entre dos fuerzas, los
Orkos fueron destruidos y los cañones de la base volvieron a estar
bajo control imperial.

En el Paso de Mannheim, cuatro compañías de Leones Celestiales atacaron una base de construcción de
gargantes, sólo para descubrir que los Gargantes ya eran totalmente operativos. Superados numéricamente y
rodeados por los Gargantes del Kaudillo Thogfang y por los Lokos de la Velocidad de Razorhed, ni un solo
Marine Espacial consiguió escapar con vida. Los Orkos presionaron hacia el norte a través del paso, pero
fueron detenidos en la entrada gracias a la intervención de la recientemente capturada Base de Defensa
Planetaria.

Kañoneras Orkas superaron las defensas del Archipiélago Volcanus y desembarcaron en las orillas de la Isla
Némesis, capturando fácilmente la apenas defendida prisión. Los presos dieron la bienvenida a sus
libertadores, los Orkos, pero inmediatamente fueron esclavizados para desembarcar las pesadas piezas de
artillería orka. Antes de que hubiese acabado el montaje de las armas, Tropas de Desembarco Elysianas al
mando del Coronel Prinz asaltaron la isla. Los prisioneros consiguieron liberarse tras atacar a sus Esklaviztas y se
unieron a las fuerzas de la Guardia Imperial. En Némesis Gamma, la isla más oriental de la colonia penal, los
Orkos consiguieron reagruparse y desde allí mantienen en jaque a las fuerzas Imperiales. La artillería orka
continuó bombardeando la colmena tras fracasar todos los intentos de tomar Némesis Gamma.

La recaptura de la Base de Defensa Planetaria de Volcanus alivió considerablemente la presión a la que


estaba sometida la Colmena Volcanus y permitió transportar por vía aérea los suministros que tanto
necesitaban: agua y comida. La pérdida de los Leones Celestiales ha supuesto un duro golpe para las fuerzas
imperiales, pero la situación en Volcanus no es tan crítica ahora como al inicio de la guerra.

Orkos Imperiales Resultado


Localización

Cabeza de Puente Piedros Orkos 38% 62% Control Imperial


Archipiélago Volcanus Defensas costeras 44% 56% Disputadas
Puente Vulcan 43% 57% Control Imperial
Montañas Volcanus 34% 66% Control Imperial
Paso de Mannheim 41% 59% Control Imperial
Sierra Volcanus 47% 53% Disputada
ColmenaVolcanus 44% 56% Disputada
Montañas Volcanus Base Defensa Planetaria 30% 70% Control Imperial
Autopista 39% 61% Control Imperial
Isla Némesis Instalaciones del penal 46% 54% Disputadas

Orkos: 40% Imperiales: 60%

HADES
En el transcurso de la Tercera Guerra por Armageddon, la
Colmena Hades se ha convertido en un infierno viviente.
Ennegrecidas, retorcidas y apestando a muerte, las
abandonadas ciudadelas de Hades están constantemente
inundadas por la lluvia pútrida que cae de los cielos
contaminados. Nada de valor ha sobrevivido al terrible
bombardeo orbital y el posterior asalto de las tropas orkas. Sin
embargo, el General Kurov era consciente de que abandonar
definitivamente la destrozada colmena y dejar a los
supervivientes en manos de una muerte cierta desmoralizaría a
todos los habitantes de Armageddon; y, por tanto, una
Compañía de Marines Espaciales del Capítulo Malevolentes y
cinco Compañías de Cráneos Plateados han sido asignadas a
la defensa de la devastada colmena y sus inmediaciones.

Lo sucedido en el Campo de Refugiados Redención del


Emperador, donde los Malevolentes bombardearon a los Orkos
que lo atacaban sin tener en cuenta el efecto que estaba
teniendo el fuego en los refugiados que había en su interior, ha
sido descrito por el Capitán Vinyard de los Malevolentes como
"pérdidas aceptables"; pero condenado por el Coronel Destrier
Celestine, de la Guardia de Armageddon como una "despiadada inhumanidad". Esta cruel estrategia,
opuesta al Adeptus Ministorum allí instalado, más tarde se consideró sintomática de la actitud de los
Malevolentes en relación con la vida humana. Los residentes de Colmena Hades, junto con sus familias
destrozadas igual que sus hogares, fueron tratados como ganado por aquellos que supuestamente les
protegían. Abundan los informes de derrotas sin precedentes y peticiones de ayuda ignoradas en las
poblaciones suburbanas próximas a Hades, por lo que la moral es muy baja. El propio Capitán Vyniard ha
quedado registrado en un documento donde puede verse cómo escupe a los pies del Coronel Celestine
cuando escuchó las recriminaciones de este por las miles de muertes de ciudadanos debidas al modus
operandi de los Malevolentes. A pesar de todo, han sido innegablemente efectivos, haciendo retroceder a los
Orkos hacia los Desiertos de Ceniza y reduciendo las continuas incursiones procedentes de las Montañas
Diablo a un nivel aceptable.

A pesar de la valerosa defensa realizada por los Cráneos Plateados, el Puerto de la Esperanza cayó en manos
orkas cuando un tanque capturado lleno de explosivos se estrelló contra los muelles y destruyó varios de ellos
antes de detonar en una explosión cataclísmica que destrozó las principales defensas portuarias. Igualmente,
el Puente Eumenedíes ha caído ante la abrumadora cantidad de Orkos Zalvajes que lo atacaron al amparo
de la noche. Sin embargo, los Cráneos Plateados han mostrado una habilidad ejemplar para infiltrarse en uno
de los Piedroz Orkos aterrizados al sudeste de la colmena, abriéndose paso hasta el corazón de la fortaleza y
utilizando el propio teleportador orko para enviar cargas térmicas a los pecios espaciales que desde órbita
suministraban a los Orkos un flujo continuo de tropas y máquinas de guerra.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Colmena Hades 46% 54% Disputada


Montañas del Diablo 52% 48% Disputadas
Puerto de la Esperanza 62% 38% Control Orko
Desiertos de Ceniza 47% 53% Disputados
Puente Eumendíes 63% 37% Control Orko
Forjas Avernas 52% 48% Disputadas
Autopista 49% 51% Disputada
Montaña del orko 51% 49% Disputada
Cabeza de Puente Piedros Orkos 39% 61% Control Imperial
Campo de Refugiados Redención del Emperador 42% 58% Disputado

Orkos: 49% Imperiales: 51%

PENÍNSULA NETHERIA
La guerra en la Península Netheria ha llegado a un sangriento
punto muerto en el que ninguno de los dos bandos ha logrado
una victoria clara. La astucia demostrada por los Orkos al
aterrizar en estas llanuras heladas ha sorprendido a muchos
oficiales imperiales que creían que los Orkos no eran más que
necios bárbaros. Las bandas del Kulto a la Velozidad rodearon
rápidamente las plantas depuradoras y tan sólo la intervención
de los Marines Espaciales Cicatrices Blancas evitó que la
Estación de Bombeo de la Península Netheria cayese en
manos de los Orkos.

Los Cicatrices Blancas han empleado el estilo de guerra móvil


que les es característico, haciendo pagar un terrible precio en
sangre a los Orkos. Sin embargo, la mayoría de las instalaciones
imperiales han tenido que procurarse su propia defensa. El Río
del Águila permanece en manos de los Orkos, pero los
ingenieros del Departamento Munitorum han desviado los
gasoductos vacíos que Gorsnik Magash estaba utilizando para
lanzar cohetes contra la estación de bombeo de la Península
Netheria. Los ataques de la Legión Magna y de los
Bombarderos Semtexianos han hecho retroceder a los Orkos
del perímetro exterior, pero han fracasado en su intento de desalojar la planta.

La Legión Penal de Arphista fue lanzada sobre la superficie del SS Icerok y destruyó los motores con cargas
térmicas. Mientras tanto, lanzaderas que transportaban a los Auxiliares Ogretes de Krourk en ruta para destruir
los aeródromos orkos fueron interceptadas por el Noble Rojo y dos Ezkuadrones de Kazabombarderos. Una
única lanzadera pudo atravesar las defensas antiaéreas, pero la Brigada de Bogsnik Blitz fue aniquilada por los
feroces Ogretes, que exterminaron a todo aquel que encontraron en su camino, arrasando la base aérea en
una orgía de violencia. Desafortunadamente, los Krourk fueron eliminados por una explosión en los hangares,
donde un Ogrete descargó su destripador demasiado cerca de unos depósitos de combustible.
El laboratorio de investigación del Cabo McCready ha permanecido virtualmente intocable gracias a la gran
cantidad de campos de minas virales colocados por los Adeptus Mecánicus en los valles helados por los que
se accede a la instalación. El frío acabará pronto con los virus, pero los Orkos ya han renunciado a organizar
nuevos ataques, creyendo que el lugar está maldito. En la plataforma petrolífera Valdez Omega las Tropaz de
Azalto Orkas han establecido una cabeza de puente y es casi imposible desalojarlos de allí. El petróleo y el
mineral todavía están siendo extraídos, pero la estación se encuentra en constante estado de asedio.

Los recursos naturales de la Península Netheria todavía llegan a las instalaciones imperiales, pero deberá
hacerse mucho más si la situación no cambia, ya que la pérdida de la Península Netheria supondría un
desastre para las fuerzas Imperiales en Armageddon.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Gasoductos submarinos 50% 50% Disputados


Península Netheria: Estación de Bombeo de Agua 52% 48% Disputada
Aeródromo Orko 40% 60% Control Imperial
Planta Depuradora del Río del Águila 44% 56% Disputada
S.S. Icerok 44% 56% Disputado
Laboratorio de investigación del Cabo McCready 49% 51% Disputado
Oleoducto terrestre 52% 48% Disputado
Plataforma Petrolífera Valdez Omega 55% 45% Disputada
Emplazamiento OC-1867 "Ejército Armageddon" 50% 50% Disputado
Planta Depuradora de Bahía Resolución 49% 51% Disputada
Planta Depuradora de Roca de Agua Maigaard 43% 57% Disputada
Planta Depuradora del Valle de Laertes 45% 55% Disputada

Orkos: 48% Imperiales: 52%

LA LLANURA DE ANTHRAND
Gazgrim, el Gran Déspota de Dregruk, no estaba contento con
el objetivo que Ghazghkull le había asignado, ya que suponía
muchas dificultades y pocas oportunidades reales. Gazgrim no
tenía intención de arriesgar en exceso sus tropas mientras
Ghazghkull se llevaba toda la gloria. Esta cautelosa postura
atemperó sus actuaciones durante la guerra en Armageddon
Primus.

La guerra en Anthrand se dividió en dos frentes bien


diferenciados: el ataque a la línea de defensa fortificada del
Frente Sur Primus y el asalto a la Planta Depuradora de Agua
de Bahía Ghattana. Gazgrim utilizó para ello a sus propias
hordas en la Llanura de Anthrand, ya que sabía que los
primeros ataques a las colmenas de Armageddon Primus serían
muy costosos en vidas.

La presión sobre la línea fortificada del Frente Sur Primus hizo


que Gazgrim se encontrase enfrentándose a fortificaciones
bien defendidas; por lo que, en lugar de lanzar un ataque
total, lanzó una serie de asaltos limitados contra las líneas
enemigas mientras mantenía un bombardeo constante en
busca de puntos débiles.

A pesar de todo, los defensores de la Guardia Imperial no fueron derrotados y la artillería Imperial (que incluía
una batería de los Bombarderos Semtexianos) consiguió que los Orkos sufrieran pérdidas constantes. Incapaz
de ganar terreno, Gazgrim abandonó la ofensiva tras seis duras semanas. Un movimiento de flanqueo a través
del Desfiladero de la Muerte tuvo mucho más éxito. Tres regimientos de las Falanges de Ocanan atrincherados
en él fueron destruidos tras cinco días de lucha encarnizada en las trincheras a medio construir.
La ofensiva contra la Bahía Ghattana fue encargada a Judrog Dienteierro, un prometedor guerrero de la
horda de Dregruk de quien Gazgrim desconfiaba profundamente. Tras varias tentativas fallidas consiguieron
cerrar la Bahía Ghattana dos semanas después de que el ataque hubiese empezado en el Norte.

Judrog dividió sus fuerzas. La mitad de ellas realizó un ataque anfibio mientras que el resto atacaba
frontalmente. El ataque principal, encabezado por docenas de Dreadnoughts y Lataz Azezinaz, logró avanzar
considerablemente, pero fue detenido por los Dreadnoughts de los Marines Espaciales de los Ángeles de
Pórfido y los Marines Omega. El ataque anfibio fue un desastre sin paliativos. La mitad de las embarcaciones
fueron hundidas en un ataque aéreo antes de que ni siquiera tuvieran el objetivo a su alcance. El fracaso de
Judrog no fue tolerado por el Gran Déspota Gazgrim, que ordenó que lo encadenaran al exterior de su
Gargante durante el resto de la guerra.

Al inicio de la Estación del Fuego, Gazgrim estaba satisfecho con la situación en la Llanura de Anthrand, tras
haber sufrido menos bajas entre sus propias tropas que el resto de líderes Orkos. Estaba seguro de que
Armageddon sería, al final, el reino que deseaba para sí.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Desfiladero de la Muerte 52% 48% Disputado


Frente Sur Primus 58% 42% Disputado
Pozos Muerte Fuegonegro 80% 20% Control Orko
Cuenca de Anthrand 77% 23% Control Orko
Cabeza de Puente Piedros Orkos 48% 52% Disputado
Planta Depuradora de Agua de Bahía Ghattana 45% 55% Disputada
Oleoducto Submarino 33% 67% Control Imperial
Los Bosques de Vapor 56% 44% Disputado
Pozos de Alquitrán de Kaasei 55% 45% Disputados

Orkos: 59% Imperiales: 41%

TEMPESTORA
La colmena Tempestora cayó en manos de los Orkos en los
primeros compases de la guerra, cuando una flota de
sumergibles orkos recién construidos en el Desierto de Fuego
emergió y atacó en masa. La astucia y rapidez sin precedentes
de este movimiento Orko demostró la presencia de una
insospechada inteligencia maligna en la horda Orca. En pocas
horas, el norte de la colmena estaba en manos de los
invasores, que no tardaron demasiado en controlar
Tempestora totalmente. La guarnición de la Legión de Acero
de Armageddon, buena parte de la cual había sido construida
originalmente en las catedrales industriales de la colmena,
consiguió convertir lo que podría haber sido una desbandada
en una retirada controlada.

Desde entonces, el Imperio ha establecido un perímetro de


artillería y fortificaciones alrededor de Tempestora para asediar
la colmena capturada. Esta línea de defensa, erizada de
armas que apuntan hacia los miles de Orkos que han
saqueado Tempestora hasta los cimientos, está siendo utilizada
como plataforma para la recaptura de la ciudad. Numerosas
fuerzas Imperiales, incluidos los Gigantes de las Tormentas, los
Cicatrices Blancas, los Malevolentes y los Salamandras del Adeptus Astartes, han sido asignadas a la
reconquista de Tempestora. La Tercera Compañía de los Ángeles Sangrientos, al frente de la que estaba el
mismísimo Capitán Tycho, ha sido vista luchando con ferocidad en las afueras de la colmena. En el interior de
sus murallas, la Orden de Nuestra Señora Mártir ha soportado la mayor parte del peso del combate. La
mayoría de las Hermanas de Batalla dieron sus vidas en defensa de su Sanctorum, lamentablemente, para
nada.

La masacre en el Complejo Fabril Tempestora Este ha mostrado a los habitantes de Armageddon Primus lo
que el destino depara a Tempestora, pues todo el complejo cayó en manos de los Orkos que surgieron de un
Piedro que aterrizó al Sur. Los trabajadores de la fábrica todavía están siendo obligados a trabajar bajo los
crueles látigos de sus nuevos amos pielesverdes, pero ahora el trabajo de los obreros de Tempestora Este sirve
para la construcción de nuevos Karros de Guerra y toscas imitaciones de los tanques imperiales que son
utilizados contra la Línea Morfeo. Los ciudadanos se ven forzados a luchar entre ellos por la comida y las
epidemias son muy habituales, aunque, afortunadamente, la moral no ha sido totalmente destruida dentro del
complejo y una gran cantidad de los vehículos construidos para los Orkos o bien son defectuosos o bien las
municiones están preparadas para que exploten en el campo de batalla.

Desafortunadamente, a pesar de los numerosos intentos de reconquistarla utilizando todos los recursos de que
dispone el Comisario Yarrick, la ciudad permanece aún en manos de los Orkos. Se han hecho progresos y el
destruido Complejo Fabril Morfeo, situado al Sur, prácticamente ha sido reconquistado. A pesar de todo, se
precisarán años de amarga lucha y una gran cantidad de los recursos para recuperar esta antaño orgullosa
ciudad.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Oleoducto Submarino 50% 50% Disputado


Cementerio Submarino 60% 40% Control Orko
Muelle Tempestora 89% 11% Control Orko
Desierto de Cenizas 56% 44% Disputado
Línea Morfeo 67% 33% Control Orko
Complejo Fabril Tempestora Este 76% 24% Control Orko
Colmena Tempestora 60% 40% Control Orko
Planta Depuradora Khatrin 50% 50% Disputada
Complejo Fabril Morfeo 64% 36% Control Orko
Cabeza de Puente Piedros Orkos 80% 20% Control Orko

Orkos: 60% Imperiales: 40%

TARTARUS
La decisión tomada por el Coronel Clain de la Guardia Imperial
de avanzar para liberar Acheron dejó la iniciativa a los Orkos.
Su fuerza fue rodeada y forzada a atrincherarse, creando la
Fortificación de Clain. En su ausencia, las defensas de Tartarus
se basaron excesivamente en la milicia de la colmena. Las
tropas Imperiales que se retiraban de la Colmena Acheron se
vieron atrapadas en un lugar conocido como Cordón
Hemlock, un enclave que atrajo a muchas bandas de Orkos
que se alejaron de Tartarus con la esperanza de conseguir
objetivos fáciles. La falta de combustible hacía imposible
cualquier intento de fuga, por lo que las fuerzas atrapadas sólo
podían resistir con la esperanza de que llegasen refuerzos.

El primer ataque contra Tartarus lo llevó a cabo de forma


arrolladora la Tribu del Kráneo Negro. El catorceavo Escuadrón
de los Piquetes de Jopall montó una feroz resistencia, pero las
milicias de la colmena fueron derrotadas y abandonaron el
Complejo Fabril Skeletus. Poco después, sus pequeñas factorías
de armas empezaron a producir munición para piztolaz y
akribilladorez.

El principal ataque Orko lo protagonizó la Gran Peña de Gargantes de Morkokolmillo. Abriéndose paso a
través de la Fortificación de Claim, asaltaron Tartarus perseguidos por la Legio Metálica, que los alcanzó antes
de que pudieran destruir los Escuadrones de Piqueros de Jopall. Los guerreroz Orkos de Morkokolmillo asaltaron
la Fortificación de Clain aprovechando el camino abierto por los Gargantes, pero fueron frenados por el
fuego de los morteros y los bolters pesados del Korps de la Muerte de Krieg.

Los Gargantes de Morkokolmillo eran demasiado poderosos para los Titanes Reaver de la Legio Metálica, pero
el apoyo del Ordinatus Golgotha desde su posición privilegiada en una plataforma de lanzamiento de
lanzaderas equilibró el enfrentamiento. Antes de que Morkokolmillo se retirara fueron destruidos tres
Gargantes. La Legio Metálica no podía perseguirle, así que reforzaron la línea Jopall.

El Korps de la Muerte de Krieg contraatacó disparando cortinas de fuego de mortero que inmovilizaron a los
Orkos en sus posiciones mientras la infantería y unidades blindadas se adentraban en las líneas orkas. Una vez
en posición, el Korps de la Muerte cambió el objetivo de sus baterías de morteros, obligando a los Orkos a
agruparse. Al disponer de los suministros de las fábricas de munición de Tartarus, el Korps siguió disparando sin
parar. Disperso e incapaz de actuar de forma coordinada, la horda de Morkokolmillo fue destruida. Por unos
instantes, pareció que los Gargantes de Morkokolmillo habían quedado atrapados mientras la brecha se
cerraba, pero los Ruedaz Rojaz acudieron en su ayuda y resistieron el tiempo suficiente para que Morkokolmillo
escapara.

Con todas las reservas orkas en acción, los Lobos Espaciales de la Gran Compañía de Harald Lobo de Muerte
aprovecharon la oportunidad para romper el frente en el Cordón Hemlock. La vanguardia entró en Tartarus
tras una marcha de cuatro días.

En el mar, un sumergible orko Pezsierra destruyó un muelle flotante y sus barcos de ataque emergiendo debajo
de él. Los gasoductos submarinos procedentes de las Tierras Muertas no pudieron ser recuperados por el
Imperio. Aunque Tartarus resiste todavía y se había obtenido una importante victoria militar, serán las fuerzas
imperiales las que estarán más sedientas durante la Estación del Fuego.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Cordón Hemlock 30% 70% Control Imperial


Autopista 42% 58% Disputada
Cabeza de PuentePiedros Orkos 45% 55% Disputado
Complejo Industrial de Tartarus Oeste 42% 58% Disputada
Colmena Tartarus 48% 52% Disputada
Fortificación de Clain 38% 63% Control Imperial
Desierto de Cenizas 48% 53% Disputado
Complejo Fabril Hemlock 42% 58% Disputado
Complejo Fabril Squeletus 49% 51% Disputado
Oleoducto Submarino 52% 48% Disputado

Orkos: 45% Imperiales: 55%

JUNGLA ECUATORIAL
Hasta ahora, las fuerzas imperiales han sido incapaces de
contener con efectividad a las hordas de Orkoz Zalvajes en la
jungla ecuatorial. Estos Orkos han invadido Armageddon
Secundus para unirse a las fuerzas de Ghazgkull y han atacado
las colmenas más orientales con muy poca o prácticamente
ninguna resistencia. Los esfuerzos de los Cazadores de Orkos y
los regimientos de Catachán en la mitad occidental de la
jungla han sido recompensados con un éxito sin precedentes,
pero la parte oriental de la jungla todavía es una zona
demasiado peligrosa para las patrullas.

Los Cazadores de Orkos de la Base Cerbera han estado bajo


constantes y furiosos ataques por parte de los Orkos Zalvajes y
la mayoría de este enclave ha quedado reducido a ruinas. Los
Cazadores de Orkos se han visto obligados a permanecer a la
defensiva y únicamente el apoyo de los Catachanes les ha
permitido resistir. Los Marines Espaciales del Capítulo Aves de
Presa han enviado dos compañías a los Pantanos de la Plaga;
pero, si no se incrementa la mano de obra y los suministros para
la artillería, es sólo cuestión de tiempo que los Orkos destruyan
la base.
Durante los enfrentamientos en la jungla, los alrededores del Monolito de Angron y la Pirámide Ancestral han
sido el origen de innumerables rumores y especulaciones. Soldados balbuceantes moviéndose aturdidos por la
jungla afirman que la pirámide les ha alterado su orientación y una vida propia interna. Aunque tales historias
son claramente quimeras producto de mentes trastornadas, existen varios informes de misteriosos seres
recubiertos de una piel de metal aparecidos en la última localización conocida de escuadras consideradas
desaparecidas en combate. Únicamente los Marines Espaciales Despojadores muestran la disposición
necesaria para luchar en este sector.

La mayor concentración de Orkos Zalvajes se encuentra en la Altiplanicie Pielesverde, donde son


prácticamente inexpugnables. Los accesos a la montaña están llenos de todo tipo de trampas explosivas
orkas, así que un asalto total no será posible hasta que el Cuerpo de Ingenieros del Departamento Munitorum
consiga hacer seguros los numerosos caminos y senderos.

Los Orkos están demostrando estar muy preparados para la lucha en la jungla, como han demostrado al
empujar a las fuerzas imperiales hasta el límite en un conflicto que cada día es más sangriento que el anterior.
Los combates en estas junglas tan húmedas han brutalizado a muchos de los hombres que están
combatiendo allí. A consecuencia de ello, cada vez se producen mayores niveles de infracciones
disciplinarias y, a pesar de los esfuerzos de los Comisarios regimentales, los extraños "mitos urbanos" aparecen
en la jungla.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Altiplanicie pielverde 57% 43% Disputada


Artefacto Imperial XE3-36 (Pirámide Ancestral) 43% 57% Disputada
Pantanos de la Plaga 44% 56% Disputados
Ruinas B ase Lobo 54% 46% Disputadas
Autopista 47% 53% Disputada
Base Cerbera 67% 33% Control Orko
Puente Minos 65% 35% Control Orko
Monolito de Angron 58% 42% Disputado

Orkos: 56% Imperiales: 44%

INFERNUS
Como estaba amenazada por las hordas de Ghazghkull
Thraka, la Colmena Infernus fue reforzada con algunas de las
más poderosas formaciones imperiales en Armageddon. Y lo
más destacable, ¡el Comisario Yarrick eligió Infernus como
campo de batalla particular contra su enemigo acérrimo,
Ghazghkull, luchando personalmente en las trincheras contra
las diversas oleadas de Orkos e inspirando confianza en las
tropas imperiales con su fervor característico!

Los ciudadanos de Infernus se vieron obligados a soportar


terribles privaciones durante el asedio, incluido el constante
bombardeo de los pecios espaciales en órbita y de los
Gargantes de la horda de Ghazgkull. Cuando el bombardeo
remitía, incontables hordas de pielesverdes descendían de las
Montañas Diablo. Una y otra vez, la marea verde asaltaba los
muros de Infernus, de donde salía derrotada y huyendo hacia
las montañas, donde se reagrupaba para iniciar un nuevo
asalto. Viendo a Yarrick como su salvador, los ciudadanos de
Infernus resistían impertérritos. Ancianos, mujeres y niños
tomaron las armas contra los invasores, llevaron munición hasta
los reductos y bunkers de la línea del frente y resistieron los
ametrallamientos de los Cazabombarderos mientras excavaban líneas secundarias de trincheras. Las Milicias
de Pandilleros combatieron a los Orkos con igual ferocidad, vendiendo caras sus vidas para proteger sus
hogares. En el sudoeste, el Bastión Estigio se estremecía bajo la presión de innumerables bandas de Orkos que,
a pesar de todos sus cañones y campos de minas, trataban de unirse a las tribus de Orkos Zalvajes que
plagaban las junglas ecuatoriales para asaltar el Complejo Siderúrgico Infernus Sur.
Tras ocho días de incesante combate, el principio del fin fue precedido por una columna de fuego que se
divisó al Sur, en el límite del horizonte. La tierra tembló a medida que la tormenta se acercaba; pero, cuando
los Gargantes que bombardeaban la colmena dieron la vuelta y se dirigieron hacia el sur para enfrentarse a
ella, Yarrick sabía que la venganza estaba cerca. Una sólida falange de más de veinte Titanes Imperiales
estaba abriéndose un camino de sangre y fuego hacia Infernus. Estos milenarios colosos de acero y
adamantio destruyeron hordas y Gargantes con sus cañones de plasma y torrentes de proyectiles mientras
seguían avanzando. Este avance empujó a muchos Orkos hacia atrás, contra las baterías del Bastión Estigio,
cuyo devastador fuego cruzado redujo las fuerzas orkas a unos pocos supervivientes. El ataque contra la
retaguardia orka era la oportunidad que Yarrick estaba esperando. Mientras la horda Orka intentaba superar
la confusión, lanzó una ofensiva con las reservas que había guardado para la ocasión: Regimientos de Cadia,
la Legión de Acero y los Dragones Pyranos atacaron, obligando a los Orkos a retroceder, paso a paso, hasta
sus fortificaciones en las montañas.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Ensenada Diabolus 52% 48% Disputada


Montañas Diablo 37% 63% Resist. Imp
Montaña del Orko 48% 52% Disputada
Jungla Ecuatorial 41% 59% Disputada
Desierto de Cenizas 47% 53% Disputado
Muelle Infernus 52% 48% Disputado
Complejo Siderúrgico Diabolus 46% 54% Disputado
Canal Krynnan 46% 54% Disputado
Montañas Palidus 44% 56% Disputadas
Colmena Infernus 50% 50% Disputada
Bastión Estigio 46% 54% Disputado
Puente Estigio 44% 56% Disputado
Cabeza de Puente Piedros Orkos 36% 64% Resist. Imp
Complejo Siderúrgico Infernus Sur 53% 47% Disputado
Autopista 52% 48% Disputada

Orkos: 47% Imperiales: 53%


CIÉNAGA MORTAL
A pesar de ser rápidamente cercados por los Orkos, los
defensores de Ciénaga Mortal consiguieron resistir el ataque
de los pielesverdes y evitar que atravesaran el Río de la Locura.
Sin embargo, cientos de miles de Orkos Zalvajes surgieron de la
jungla ecuatorial y arrasaron las instalaciones del Fondeadero
de Ciénaga Mortal, casi destruyendo la retaguardia de la
colmena en una sola noche. Cinco regimientos de Milicia de la
Colmena libraron una desesperada batalla para frenar el
avance orko. Sólo la oportuna llegada de dos Compañías de
los Marines Espaciales Señores de la Tormenta permitió,
finalmente, rechazar el ataque. Los Orkos siguieron hasta tierra
firme, asaltando las instalaciones de la bahía y evitando que
las supercisternas procedentes del Desierto de Fuego pudiesen
atracar en el puerto.

La falta de materiales básicos para las fábricas de armamento


obligó a muchas a detener la producción, por lo que los
suministros de armas y combustible empezaron a escasear. Era
esencial que el Fondeadero Ciénaga Mortal volviese a abrirse.
Regimientos de los Cazadores de Orkos de Armageddon se
desplegaron a lo largo del límite de la jungla e,
inexorablemente, empezaron a dar caza a los Orkos Zalvajes. Mataron a miles de pielesverdes, solicitando
letales bombardeos artilleros siempre que descubrían una base de pielesverdes. Cuando pudo detenerse el
constante flujo de nuevos Orkos Zalvajes, los Señores de la Tormenta pudieron liberar las instalaciones del
Fondeadero. Tres semanas después de que la guerra hubiese empezado, naves cargadas de armas, munición
y los tan necesarios víveres empezaron a descargar de nuevo en los muelles.

Revigorizados y reaprovisionados por la liberación del Fondeadero, regimientos de la Guardia de Hierro de


Mordia lanzaron un contraataque masivo a lo largo del Túnel Río de la Locura hacia el Puente Phlegethon.
Simultáneamente, los titanes atacaron desde la Línea Tempestor Victorum, cruzando el Desfiladero de la
Muerte y obligando a los Orkos a retroceder hacia su cabeza de puente. El ataque hacia la autopista fue
detenido por los Orkos de la tribu Azezinos Negros en una batalla especialmente sangrienta. Los Titanes de la
Legio Tempestor llegaron hasta los Piedros, bombardeando las gigantescas ciudadelas-asteroide, evitando
gracias a su velocidad que los Orkos pudieran responder al fuego.

En Ciénaga Mortal los Orkos han conseguido ser contenidos e incluso han sido empujados hacia su cabeza de
puente. Cada día llegan nuevas supercisternas al Fondeadero Ciénaga Mortal, reforzando aún más las
defensas. Al menos en esta colmena la invasión Orka ha sido detenida.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Cabeza de Puente Piedros Orkos 33% 67% Control Imperial


Túnel Río de la Locura 40% 60% Control Imperial
Puente Phlegethon 46% 54% Disputado
Autopista 47% 53% Disputada
Jungla Ecuatorial 30% 70% Control Imperial
Línea Tempestor Victorum 45% 55% Disputada
Montañas Hecate 45% 55% Disputadas
Desfiladero de la Muerte 45% 60% Control Imperial
Fondeadero Ciénaga Mortal 32% 68% Control Imperial
Fortaleza Hellstrom 43% 57% Disputada
Colmena Ciénaga Mortal 35% 65% Control Imperial
Observatorio Ojos del Emperador 42% 58% Disputado

Orkos: 41% Imperiales: 59%


ACHERON
Tras varias semanas a la defensiva, las fuerzas atrapadas
dentro del Cordón Hemlock fueron reforzadas por
destacamentos del Adeptus Astartes desembarcados
mediante Cañoneras Thunderhawk. Las fuerzas combinadas
rompieron el cerco por el Este y el Norte, expulsando a los
Orkos de la principal autopista en el Este y capturando el
Puente Acheron frente a una fuerte resistencia alrededor del
Arco del Homenaje a von Strab. La situación casi se convirtió
en un desastre cuando el Cordón Hemlock fue arrollado por
Orkos de la Tribu Kráneo Negro que surgieron del Túnel del Río
Hemlock. Con la retirada cortada, a las fuerzas imperiales no
les quedaba otra opción que atacar la colmena antes de que
la rumoreada llegada de las Kadenaz Mortalez de Kroksnik
fuera una realidad.

La llegada de las fuerzas imperiales desencadenó un


sangriento conflicto civil en el interior de la Colmena Acheron
en el que los ciudadanos leales se enfrentaron a los
simpatizantes del traidor von Strab. Un bien planeado asalto de
las Fuerzas de Ataque de Noctan consiguió capturar el sector
noroeste, que se encontraba en ruinas, lo que permitió a las
fuerzas imperiales de refresco inclinar la balanza en contra de los traidores. A pesar de la amarga lucha, la
mayor parte de las tropas de von Strab fueron rechazadas hacia la colmena sin ley de Acheron.

La intensa batalla ha reducido los complejos fabriles oriental y occidental a meras ruinas donde desesperados
grupos de Hombres y Orkos luchan en medio de la jungla de maquinaria destrozada. De día, las fuerzas
imperiales aprovechan la ventaja de la superior tecnología de sus armas, que les permite mantener a raya a
los Orkos. Por la noche, las patrullas imperiales están bajo la constante amenaza de las sanguinarias escuadras
asesinas orkas que merodean entre las ruinas.

Tras treinta y tres días de batalla continua en los Desiertos de Cenizas, los regimientos de Cadia y Savlar que
intentaban impedir que los refuerzos orkos llegaran a Acheron fueron finalmente reforzados por los Titanes
Imperiales. El horrible poder de fuego de los Titanes Warlord y Reaver permitió arrasar las posiciones orkas,
obligando a los pielesverdes a retroceder hacia sus cabezas de puente al noreste de Acheron. Una gran
fuerza de Marines Espaciales Salamandras, apoyados por Titanes de la Legio Metálica, destruyó con toda
eficacia dos de las tres fortalezas asteroides gigantes al comienzo de la batalla; mientras que la tercera
fortaleza, conocida por las tropas locales por el sobrenombre de Puebloorko, hasta ahora ha demostrado ser
inexpugnable.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Desierto de Cenizas 43% 57% Disputado


Cabeza de Puente Piedros Orkos 38% 62% Control Imperial
Puente Acheron 31% 69% Control Imperial
Complejo Fabril Acheron Este 47% 53% Disputado
Arco Homenaje von Strab 42% 58% Disputado
Colmena Acheron 34% 66% Control Imperial
Cordón Hemlock 55% 45% Disputado
Túnel del Río Hemlock 59% 41% Disputado
Autopista 44% 56% Disputada
Complejo Fabril Acheron Oeste 40% 60% Control Imperial

Orkos: 42% Imperiales: 58%


ISLA DEL FÉNIX
Docenas de Cañoneras Thunderhawk negras aterrizaron en el
relativamente pequeño espaciopuerto Victorinus, en la isla del
Fénix, como respuesta inmediata a los aterrizajes de Piedros en
el Norte que amenazaban con cortar las líneas de suministros
imperiales, lo cual debilitaría el esfuerzo de la guerra. Una
escuadra tras otra, los Marines Espaciales Dragones Negros
empezaron a desembarcar hasta disponer de nueve
Compañías de Marines dispuestos a repeler la invasión orka.
Los Dragones Negros llegaron justo en el momento en que los
regimientos de defensa estaban a punto de rendirse ante el
asalto orko y pudieron comprobar que llegaban demasiado
tarde a muchos puntos. El puente Heliopolis había sido
totalmente destruido, aislando la isla para la posible llegada de
refuerzos. Los Orkos habían enviado grupos de saboteadores a
destruir las líneas de suministros que conducían a las minas de
la Garganta Nadala y al Puerto Arrecife Ibis. En el Muelle
Jabiru, varias supercisternas habían sido hundidas en sus
propios amarraderos por los Cazabombarderos Orkos, y la ya
de por sí altamente contaminada atmósfera de la Isla del Fénix
estaba llegando a límites totalmente irrespirables cuando
atacaron los Dragones Negros.

La mayor parte del Capítulo recibió la orden de recuperar aquellas áreas de la Isla del Fénix que habían caído
en manos orkas. Los pielesverdes se habían marcado como objetivo prioritario destruir todo lo que pudieran,
incendiando acres y acres de tierra alrededor de los almacenes de mineral y la Garganta Nadala. A medida
que la atmósfera se volvía tan caústica que quemaba la piel si no se protegía, más y más fuerzas imperiales
estacionadas en la isla buscaron refugio bajo tierra o huyeron de la isla, quedando tan sólo los Dragones
Negros para repeler a los Orkos. Los saboteadores orkos fueron rápidamente rodeados, iniciándose un violento
combate cuerpo a cuerpo. Muchos Orkos huyeron hacia el mar en llamas antes de enfrentarse a la ira de los
Garras de Dragón, las tropas de elite de los Dragones Negros cuyas afiladas crestas óseas y devastadoras
cargas les habían otorgado una temible reputación entre sus enemigos.

Fue en la Refinería de la Bahía Valkiria donde se selló el destino de la isla. Los Dragones Negros atacaron
mientras centenares de Orkos destruían las instalaciones. Los proyectiles abrieron agujeros en los cilindros llenos
de productos químicos tóxicos, por lo que en poco tiempo los combatientes estaban luchando en un fango
corrosivo que les llegaba hasta las rodillas. Los saboteadores orkos no podían escapar a las sustancias volátiles
y muchos cayeron en este medio letal cuando sus piernas no resistieron más. La servoarmadura de los
Dragones Negros protegió a los Marines, que se dedicaron a exterminar a sus enemigos sin apenas sufrir bajas.
Desgraciadamente, el estado en que ha quedado la refinería la ha hecho totalmente inútil para el Imperio; lo
cual, sin duda, interrumpirá el suministro a través de las principales rutas de abastecimiento de la Isla del Fénix,
que en estos momentos arde por los cuatro costados.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Cabeza de Puente Piedros Orkos 55% 45% Disputada


Puente Heliopolis 59% 41% Disputado
Espaciopuerto Victorinius 59% 41% Disputado
Refinería Bahía Valkiria 37% 63% Control Imperial
Muelle Jabiru 44% 56% Disputado
Puerto Arrecife Ibis 49% 51% Disputado
Mina Garganta Nadala 50% 50% Disputada
Almacenes de mineral de la Isla del Fénix 43% 57% Disputados

Orkos: 51% Imperiales: 49%


DESIERTO DE FUEGO
Las fuerzas de Urgok el Imparable parecían haber sido frenadas
hasta prácticamente detenerse por la estoica resistencia de las
fuerzas imperiales en el Desierto de Fuego. A pesar de verse
ampliamente superadas en número, la defensa de los
tácticamente vitales complejo minero y plantas de energía está
siendo llevada a término con ejemplar eficiencia por las Adeptus
Sororitas. La Línea de Hierro, un muro de fortificaciones situadas a
lo largo de la ruta que conducía de la cabeza de puente de los
Piedros Orkos hasta las minas de Cheya Ranas, está resistiendo
todos los asaltos. La base de Roca Sreya sigue estando
controlada por las fuerzas imperiales a pesar de encontrarse
completamente rodeada. Su láser de defensa planetaria y sus
megacañones han resultado ser la única defensa real contra el
elevado número de Gargantes de la región. El devastador poder
de fuego de estas armas ha sido el responsable de la
destrucción de la mayoría de los Gargantes del Señor de la
Guerra Skrag y de un buen número de los Pisoteadores de la
horda.

La Canonesa Carmina, de la Orden del Sudario de Plata, ha


coordinado perfectamente las operaciones tácticas; al principio,
utilizando la ferocidad de sus aliados, los Desgarradores, para conducir a los Orkos hacia las armas de las
Hermanas. Aunque esta alianza es la responsable de la total retirada de los Kañonez de Rukglum del Cañón
Koonanga, la masacre de Punta Gaius ha causado una gran enemistad entre ambas fuerzas. Los
Desgarradores, inmersos en el fragor de la lucha, se abrieron paso a través de los Orkos que huían y siguieron
matando cuando alcanzaron a la Milicia de Punta Gaius. Cientos de Desgarradores se perdieron en una orgía
de sangre y violencia en la que perdieron totalmente el control, masacrando a ciudadanos imperiales
desarmados incluso después de acabar con el último Orko. La Orden del Sudario de Plata quedó horrorizada
por esta conducta y ha exigido una investigación completa de la Inquisición.Desde este incidente, el Maestro
del Capítulo, Seth, ha aprendido de la reacción de la Canonesa Carmina y ha reasignado sus fuerzas para
luchar en los más inhóspitos y violentos campos de batalla del Desierto de Fuego. Los Desgarradores se han
ganado una reputación tal entre los Orkos que algunos huyeron de los Almacenes de Mineral del Río Serestus
pocos minutos después de que los Desgarradores atacaran, algo virtualmente imposible entre la raza Orka.
Algunas fuentes indican que los Orkos se refieren a los degenerados Marines Espaciales con el nombre de
"Komemuertoz". En estos momentos cruciales, la verdad oculta durante tantos siglos por los Desgarradores se
ha hecho, finalmente, evidente entre sus camaradas de armas por todo Armageddon. A pesar del mínimo de
bajas, parece probable que todo el Capítulo está muy cerca de ser declarado excomunicatus.

Localización Orkos Imperiales Resultado

La Línea de Hierro 44% 56% Disputada


Cordillera Roca Sreya 49% 51% Disputada
Cañón Koonanga 46% 54% Disputada
Base Roca Sreya 46% 54% Disputado
Cabeza de Puente Piedros Orkos 43% 57% Disputado
Pozos de Alquitrán Pulmón Negro 47% 53% Disputados
Mina Cheya Ranas 46% 54% Disputada
Presa Hidroeléctrica Quaalaback 51% 49% Disputada
Refinería del Río Serestus 58% 42% Disputada
Almacenes de mineral del Río Serestus 52% 48% Disputados
Puerto Fuego 51% 49% Disputado
Colonia Penal de la Bahía B´Taani 41% 59% Disputada
Plataforma Petrolífera Aderbein 47% 53% Disputada

Orkos: 47% Imperiales: 53%


HELSREACH
La Colmena Helsreach ha sido testigo de los combates más
sangrientos de la campaña, con un cómputo estimado de
bajas de tres millones. Los primeros ataques Orkos contra la
Puerta Grendel a duras penas pudieron ser frenados en los
Astilleros gracias al sacrificio de la Milicia de la Colmena,
reforzada por algunas escuadras de Tropas de Asalto y Marines
Espaciales. Aunque los muelles cayeron en manos de los Orkos
durante algunas semanas, los refuerzos Marines Espaciales
consiguieron hacerles retroceder hasta la Puerta de Grendel y
la Arteria Valhaskana. Además, el contraataque impidió que
los Orkos utilizaran las instalaciones de los muelles para
convertir sus gigantescos sumergibles en fortalezas rodantes
terrestres. Si hubieran conseguido terminar su trabajo, Helsreach
no habría podido salvarse.

Después de su éxito en los Astilleros, se intentó expulsar a los


Orkos del sur y el este de la Colmena. La lucha continuó
manteniendo a los Orkos de la Luna Retorzida retenidos en las
Montañas Balboa; mientras que en la propia colmena, los
Titanes de la Legio Metálica y la Legio Invigilata apoyaban a
los Salamandras causando grandes destrozos entre los Piedros
del noreste de Helsreach, impidiendo la llegada de nuevos refuerzos Orkos.

Pero una amenaza mucho mayor se acercaba por la Autopista del Infierno hacia el Sur. Durante cuatro
semanas, las batallas se sucedieron a lo largo de la autopista. Las tropas de la Legión de Acero, los Lobos
Espaciales y los Templarios Negros trataban desesperadamente de frenar el avance de los Lokos de la
Velozidad de la Rueda Roja. Las fuerzas imperiales lucharon con gran valor para mantener una línea de
defensa en la autopista, utilizando los Land Raider Cruzado como puntos fuertes móviles con los que bloquear
el avance de las hordas mecanizadas. Pero, a pesar de todos sus esfuerzos, los Orkos rompieron en diversas
ocasiones la línea de defensa al norte de Helsreach, causando muchas bajas entre los refugiados que huían
de la invasión orka en el Sur. La Barrera Batraxiana quedó peligrosamente expuesta a causa de la incursión
orka, lo que obligó a su guarnición a retirarse después de destruir el cañón de asedio "Letal Luci" para evitar
que cayera en manos orkas. En la última batalla de este largo enfrentamiento, el intento imperial de recuperar
el control de la autopista fracasó por el aterrizaje de un Piedro en medio de la batalla, que aplastó a Orkos e
Imperiales por igual en medio de los enfervorizados cánticos de los pielesverdes.

A pesar de las derrotas parciales, los ciudadanos de la Colmena Helsreach han mantenido su orgullosa
tradición de combatir a los Orkos en todo momento. Desde los ensangrentados muelles a los fortificados picos
de las Montañas Balboa, los Orkos han pagado un precio altísimo por cada centímetro de terreno mancillado
con su presencia.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Puente Estigio 45% 55% Disputado


Cabeza de Puente Piedros Orkos 44% 56% Disputada
Cordón Hemlock 46% 54% Disputado
La Barrera Batraxiana 62% 38% Control Orko
Colmena Helsreach 49% 51% Disputada
Montañas Balboa 46% 54% Disputadas
Astilleros 43% 57% Disputados
Puerta Grendel 51% 49% Disputada
La Artería Valhaskana 57% 43% Disputada
Plataforma Petrolífera Valdez Alfa 54% 46% Disputada
Autopista del Infierno 53% 47% Disputada

Orkos: 48% Imperiales: 52%


LAS TIERRAS MUERTAS
Afortunadamente para el Imperio, la importancia vital de las
Tierras Muertas parece que no ha sido considerada por los
Orkos. En lugar de considerar que esta apenas defendida
región es vital para suministrar agua al resto del planeta,
parece ser que los Orkos lo han considerado como un simple
punto desde el que atacar la Colmena Helsreach. Las
arrolladoramente superiores fuerzas de Gorsnik Magash, el
Archidemonio de Octarius, podrían haber conquistado muy
fácilmente la región; pero, excepto las tímidas incursiones de
los Lokos de la Velozidad, Gorsnik mantuvo a sus tropas
reunidas hasta que la gigantesca flota de sumergibles
diseñada por Orkímedes estuvo preparada para zarpar.

Aunque los Lokos de la Velozidad Rayo Blanko estuvieron


ocupados atacando todas las instalaciones de la región, sus
acciones no fueron particularmente decisivas. Tras su derrota
total a manos de una sola Hermandad de Cicatrices Blancas
en la Batalla del Cañón de Dante, no recibieron apoyo de las
fuerzas de Gorsnik, que ya se había embarcado rumbo a
Helsreach, y dejó las Tierras Muertas en manos de una fuerza
totalmente desmoralizada.

Suboden Khan y su Hermandad Tulwar seguían siendo muy inferiores en número, así que, para equilibrar las
fuerzas, se dirigió con sus tropas hacia los Piedros Orkos en formación de desfile. Se detuvo justo fuera del
alcance de sus armas y esperó que los Orkos cargaran. Cuando lo hicieron, dio media vuelta y se retiró, con
los Lokos de la Velozidad persiguiéndoles de cerca. Suboden penetró en las Tierras Muertas moviéndose de un
depósito de suministros imperial a otro, siempre perseguido infatigablemente por los Orkos, que no tenían ni el
equipo ni el entrenamiento adecuado. Tras cuatro semanas de dar vueltas por las gélidas llanuras, al menos la
mitad de los Orkos habían muerto a causa de las condiciones extremas. Fue entonces cuando los Cicatrices
Blancas salieron de las Tierras Muertas sin haber sufrido ni una baja y con los Lokos de la Velozidad Rayo Blanko
a cinco días de distancia. Suboden aprovechó este tiempo para arrasar los astilleros de sumergibles, que
quedaron inutilizados.

Cuando los Lokos de la Velozidad llegaron a su Piedro, la disciplina en la base se había deteriorado tanto que
las peleas eran habituales. Así es cómo la ausencia de un líder claro había frustrado cualquier interés en las
Tierras Muertas. Ansioso por seguir matando Orkos, Suboden hizo que los técnicos de la Estación Polar Zebra
prepararan bombas para colocar en los sidecares de sus motocicletas de ataque. Los Cicatrices Blancas
atacaron los Piedros antes del amanecer. Sus motocicletas de ataque fueron conducidas directamente hacia
los Piedros y fijada su dirección antes de que los conductores saltaran sobre las motocicletas que los
escoltaban. Los Lokos de la Velozidad Rayo Blanko mostraron una cierta resistencia, pero esta acabó cuando
el propio Suboden colocó bombas de fusión en el Karro de Guerra del Jefe del Rayo Blanko.

Tres días antes de que se empezaran a oír rumores de que Ghazghkull había abandonado Armageddon,
Suboden Khan informó de que las Tierras Muertas estaban a salvo. Poco después, por orden del Comisario
Yarrick, se incorporó un nuevo Honor de Batalla al Estandarte de Cola de Caballo de Tulwar.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Astilleros de Sumergibles de los Orkos 33% 67% Control Imperial


Estación Prospectora del Cañón de Dante 28% 72% Control Imperial
Cabeza de Puente Piedros Orkos 31% 69% Control Imperial
Plataforma Petrolífera Valdez Gamma 32% 68% Control Imperial
Oleoducto terrestre 46% 54% Disputado
Planta Potabilizadora Phaedra 51% 49% Disputada
Oleoducto Submarino 48% 52% Disputado
Estación Prospectora del Cabo Yarrick 41% 59% Disputada
Estación de Bombeo del Canal Lamaire 53% 47% Disputada
Estación Polar de Defensa Espacial Zebra 41% 59% Disputada
Planta Potabilizadora St. Capilene 48% 52% Disputada

Orkos: 42% Imperiales: 58%


EL SISTEMA ARMAGEDDON
Tras la llegada de cuatro flotas Orkas, el Almirante Parol se vio obligado a retirarse y permitir que la flota orka
se acercara a Armageddon. Mientras se acercaban, los Orkos sometieron Puerto S. Jowen a un bombardeo
que duró siete días y que causó graves daños en sus instalaciones. La base fue asaltada por impacientes
tropas de a pie orkas que lucharon contra los soldados de la flota y continuaron siendo una amenaza para
esta base de operaciones durante varias semanas.

Además de la flota imperial, el enorme contingente de Marines Espaciales enviado a Armageddon había
traído también una enorme flota del Adeptus Astartes al frente de la que estaba el Gran Mariscal Helbrecht,
de los Templarios Negros.

La mayoría de las Compañías de Marines Espaciales allí reunidas se desplegaron en la superficie para reforzar
las fuerzas terrestres; mientras que la flota de los Marines Espaciales abandonaba la órbita de Armageddon en
cuanto llegaron los Orkos. Como muestra de desafío a la flota orka, se disparó una espectacular andanada
de más de cien torpedos que dejó al primero de los pecios, el Rumbeldeth, gravemente dañado y con
numerosos incendios internos. Fuera de control, el pecio empezó a salirse de su órbita, momento en que las
defensas láser de Armageddon completaron el trabajo.

Tanto la Flota Imperial como la Flota del Adeptus Astartes se mantuvieron a la expectativa, esperando que las
defensas planetarias de Armageddon prosiguieran el proceso de debilitamiento de los juggernauts orkos. Los
asaltos planetarios siempre son muy costosos para el atacante y la batalla que siguió a este no fue ninguna
excepción. Los Orkos consiguieron la superioridad aérea, pero sólo a costa de perder aproximadamente mil
Cazabombarderoz, que dejaron a muchos Kruceros sin apoyo. El traslado de las aeronaves a bases en tierra
redujo la capacidad de la flota. La falta de naves de ataque fue un grave inconveniente para la flota Orka
durante toda la campaña. Aceptando este problema, los comandantes orkos de mayor rango se dirigieron a
la superficie de Armageddon a la primera oportunidad. La fascinación que representa un combate cara a
cara era demasiado golosa para los Orkos, por lo que en muchas naves no quedó más que una tripulación
insuficiente, sin nadie al mando y órdenes que, en muy poco tiempo, dejaron de ser adecuadas.

Mientras comenzaban los aterrizajes, Helbrecht reunió la flota de los Adeptus Astartes para formar una cuña
dirigida hacia el pecio Tirapiedroz, que era el responsable de la destrucción de la Colmena Hades. Tras emitir
una sola palabra, "¡Cobardes!" por todas las frecuencias, la flota atacó tirapiedroz con sus cañones de
bombardeo. El Llama de Ébano de los Dragones Negros tuvo el honor de vengar el honor de la Colmena
Hades. Con su descarga final contra Tirapiedroz, el pecio se partió por la mitad.

Los intentos Orkos de rodear la flota del Adeptus Astartes fueron frustrados por la llegada del Almirante Parol y
un escuadrón de naves equipadas con Cañones Nova apoyados por el Acorazado Su Voluntad. Sometidos a
un constante bombardeo, los Orkos no pudieron perseguir a las naves de los Marines mientras se replegaban.

La batalla llegó a ser conocida como "La venganza de Helbrecht" y, aunque se consiguió una aplastante
victoria, fue más importante como prueba de que la flota podía imponerse.

La Flota Imperial combinada había logrado dos objetivos diferentes. El primero de ellos, asegurarse de que sus
fuerzas eran capaces de maniobrar más rápidamente que las Orkas; y, en segundo lugar, eliminar tantas
naves como fuera posible. Dejando a un lado las aptitudes para realizar un bombardeo planetario, estas
enormes naves son las que podían mantener el ¡Waaagh! en movimiento.

Parol estableció un bloqueo alrededor del sistema de Armageddon. Durante las semanas siguientes, cada vez
lograron pasar menos naves de apoyo por este anillo de acero. La llegada del acorazado clase Retribución
Era Gloriosa y su grupo de combate fue el primer indicio del cambio en el equilibrio de fuerzas. Sin embargo,
los Orkos siguieron recibiendo refuerzos, si bien en cantidad limitada, gracias a la utilización de la tecnología
teleportadora de largo alcance. La búsqueda de la nave de origen se centró en los límites exteriores del
sistema y se intensificó día a día.

Los pecios espaciales fueron más difíciles de abatir después de la destrucción del Tirapiedroz. Parol lo
compensó observando detenidamente los pecios objetivo y calculando su velocidad y trayectoria. Una vez
calculado el punto de intercepción, una nave de combate aceleraba hacia Armageddon partiendo del
borde del sistema y, de repente, apagaba sus motores. Derivando sin que pudiera detectarse ninguna emisión
de energía procedente de su interior, la trayectoria de la nave la conducía calculadamente hacia el pecio
objetivo, lo que le permitía acercarse lo suficiente antes de abrir fuego. Para un Almirante experimentado
como Parol, Ghazghkull había cometido el clásico error del soldado y había obligado a su flota a cumplir un
objetivo en lugar de permitirle la flexibilidad necesaria para combatir que debe poseer cualquier flota.

A medida que el bloqueo se cerraba con más firmeza, la dependencia de los Orkos de sus teleportadores
aumentó y la búsqueda de Parol del origen de los refuerzos se hizo aún más crítica. Cuando un escuadrón de
destructores informó que había descubierto un pecio oculto entre los restos de la Estación Mannheim, Parol
inició la caza. El pecio huyó del sistema Armageddon e intentó saltar al espacio disforme. La velocidad,
armamento y tripulación del pecio eran muy superiores a toda lo que Parol se había enfrentado hasta ese
momento, lo que reforzó su impresión de que ese pecio era el que ocultaba el invento del archimekániko Orko
Orkímedes.

Antes que dejarlo escapar, Parol intentó abordarlo mientras el pecio intentaba entrar en el espacio disforme.
Todavía se tiene la esperanza de que Parol haya sobrevivido, pero no existe ninguna evidencia que permita
suponer que alguna de las dos naves no haya sido destruida.

En Armageddon, la flota de Ghazghkull abandonó la órbita tras haber reembarcado un considerable número
de tropas e, inesperadamente, empezó a moverse hacia el exterior del sistema. Helbrecht organizó una fuerza
de persecución a la que rápidamente se unió el Comisario Yarrick. Algunos retrasos causados por el
reembarco de las tropas de los Templarios Negros de Armageddon permitió a la flota orka entrar en el
inmaterium. Sin embargo, Yarrick y Hellbrecht no se desalentaron e iniciaron la persecución, siguiendo el rastro
de la flota orka a través del espacio disforme.

La partida de Ghazghkull, la pérdida de Parol y la persecución iniciada por Helbrecht y Yarrick ha causado
una recesión en los combates. La Flota Imperial no ha conseguido aprovechar esta ventaja, aunque la
reconstrucción de Puerto S. Jowen y la posibilidad de reparar las naves dañadas justifican esta inactividad. Por
su parte, los Orkos han abandonado el bloqueo de Armageddon y han empezado a reunir las flotillas
dispersas para poder defenderse con mayor eficacia las unas a las otras. Aunque la iniciativa y las victorias
favorecen a la Flota Imperial, la flota orka sigue siendo más numerosa, por lo que los próximos meses pueden
ser decisivos.

Localización Orkos Imperiales Resultado

Corona Solar 39% 61% Control Imperial


Zona Mercurial 37% 63% Control Imperial
Biosfera Interior 37% 63% Control Imperial
Biosfera Primaria 41% 59% Disputada
Límite Exterior Sistema 42% 58% Disputado
Espacio Profundo 33% 67% Control Imperial

Orkos: 39% Imperiales: 61%


LA HORA DE LA VERDAD
Se produjo una gigantesca bola de fuego, rojo blanco en La mayor parte de las unidades blindadas estaban
su interior, que se levantó dentro de un halo amarillo y pintadas con los colores verde y negro de las Tropas de
blanco que dominaba todo el planeta, como la cabeza Choque de Cadia, o de los colores arena y gris de la
de una cerilla prendida acercándose para encender el Legión de Acero. El General Valadian, coordinador
cigarro de un oficial. general de las unidades blindadas, cuya noble cara
estaba tan ennegrecida como su mono de trabajo de las
Pero esta bola de fuego consumía todo el horizonte, de tropas de Cadia, saltó de la torreta de su Leman Russ
extremo a extremo. Desde cuarenta kilómetros de Vanquisher, arrebató el cuerno megafónico de la radio a
distancia, en el fondo del valle desértico, pudieron notar el su oficial de comunicaciones y solicitó repetidamente
calor en sus rostros. permiso para avanzar y atacar a la gigantesca masa de
pielesverdes que se extendía por el valle.
Los cielos de Armageddon, de color amarillo sulfuroso,
iban tornándose de color plomizo; manchados por
doquier por gigantescas columnas de humo y densas
cortinas de cenizas. Una vez por minuto
aproximadamente, una línea de fuego verdoso caía
desde la atmósfera superior, atravesando diagonalmente
el cielo antes de chocar contra la gran bola de fuego con
un impacto que hacía estremecer el suelo.

La bola de fuego era la pira funeraria de la poderosa


Colmena Hades, destruida de forma simbólica y brutal por
las fuerzas de Ghazghkull como declaración de
intenciones. Una colmena entera y millones de vidas
extinguidas en pocas horas a causa del bombardeo con
asteroides gravíticamente lanzados por las flotillas de Su petición fue rechazada por el Viejo en persona.
pecios espaciales y astronaves que permanecían en
órbita. Hades se había hecho famosa por resistir en la A ocho kilómetros de las columnas blindadas, donde las
última guerra el ataque Orko hasta el amargo final. No colosales posiciones de la infantería cubrían totalmente las
volvería a hacerlo: Ghazghkull no estaba dispuesto a laderas del valle, el viejo hombre observó.
permitir que su recuerdo y su desafío perduraran.
Yarrick, Comisario Imperial, Héroe de Armageddon, se
Oleadas de aeronaves orkas, con sus cohetes aullando alejó de su oficial de comunicaciones y observó el valle
como ganado al que están degollando, atravesaron el hacia la pira de la Colmena Hades. Había una gran
espeso humo que cubría el gran valle resquebrajado, tristeza en sus pensamientos: Hades, salvada gracias al
creando círculos de humo en forma de donut detrás suyo esfuerzo y la sangre de tantos, él mismo incluido... Y ahora
con sus pasadas hipersónicas. El cielo se había oscurecido se había ido, había desaparecido.
con sus formas aserradas. Pequeños escuadrones de
aeronaves imperiales tipo Furia se dirigían a toda "El General Valadian repite su petición, Señor." -dijo detrás
velocidad hacia el Oeste en medio de las mucho más suyo el oficial de comunicaciones, un joven Cabo de
numerosas naves orkas, evadiendo, maniobrando y, en Cadia de ojos estrechos e intensos.
muchos casos, explotando en medio del aire. Una de ellas,
cosida a balazos y ardiendo desde el morro hasta los
"Valadian debe aprender a ser paciente. Puedo darle
alerones de cola, pasó por encima de sus cabezas y se
permiso; pero, en ese caso, en poco tiempo estaría
estrelló a poca distancia; desperdigando por los aires
muerto."
restos del aparato y llamaradas de combustible
incendiado, y abriendo un cráter de veinte metros de
profundidad con su incandescente colisión. Proyectiles Yarrick se giró hacia el joven: "¿Sabe por qué?".
explosivos y trazadores cubrían el cielo con brillantes luces
de neón, mientras los cohetes chocaban sin cesar contra El oficial de comunicaciones de Cadia negó con la
el suelo del valle creando jirones de humo azul. El cabeza. Estaba de pie, junto al viejo hombre, sobre un
monótono "thump-thump" de las brigadas de morteros promontorio desde el que podían observarse todas las
atrincheradas a lo largo del valle era interminable. posiciones imperiales. A su alrededor había seis mil infantes
de Cadia y la Legión de Acero esperando; mirando hacia
Las brigadas blindadas, emplazadas a la entrada de la el Este, hacia el valle y la ardiente muerte de Hades. Las
Carretera del Valle de Hades entre viviendas y fábricas en bayonetas sobre el hombro, algunas cortas como dagas,
llamas, gruñeron y aceleraron, con sus tubos de escape otras largas como machetes, creaban un salvaje y
escupiendo humos diésel que cubrían el asolado paisaje reluciente bosque de cuchillas alrededor del puesto de
como si de una neblina matinal se tratase. El pulverizado mando.
suelo que pisaban sus orugas era dos partes ceniza y tres
partes huesos humanos. Cuatro mil Leman Russ y Leman El oficial de comunicaciones, Robac, negó con la cabeza.
Russ Exterminator, apoyados por jadeantes y superpesados Se había sentido muy halagado cuando el Mariscal Tooms
Demolishers y ennegrecidos Hellhounds oliendo a fuga de le había asignado al cuartel general de Yarrick, un héroe
combustible. Vehículos de reconocimiento Sentinel legendario; pero se había sentido desconcertado al
observaban el terreno alrededor de la gran falange. conocer al Comisario en persona: bajito, encorvado por la
edad, el dolor y la fatiga, y con los hombros hundidos, su
chaquetón de cuero negro le colgaba holgadamente de
un cuerpo que hacía mucho tiempo que debería haberse
retirado. La manga vacía lo empeoraba aún más. Robac Las llamaradas que surgían de la Colmena Hades
sabía que Yarrick había perdido su brazo derecho en iluminaban la noche en diez kilómetros a la redonda,
glorioso combate con Ugulhard; pero ahora, el viejo proyectando luces y sombras por todo el valle. A lo lejos,
hombre, con su muñón y sus deformes piernas, presentaba las masivas fuerzas orkas, compuestas por más de cien mil
una imagen patética. guerreros, hacían sonar sus cuernos de guerra y
vociferaban cánticos bélicos como un coro de dioses de
"Observe... ¿Cuál es su nombre?" la muerte; mofándose de las tropas Imperiales que seguían
como petrificadas al otro lado del valle.
"¡Robac, Comisario, Señor!"
Chirriando y repiqueteando en medio de la noche, unos
gigantes aparecieron detrás de los Imperiales; tan altos,
"Observe, Robac. -dijo Yarrick suavemente, casi fríamente,
que sobresalían por encima del borde de los riscos. La
como si la guerra ya no pudiera darle ninguna sorpresa. O
infantería se giró y muchos gritaron de asombro al ver a los
eso, o estaba demasiado cansado para preocuparse por
Titanes: nueve Titanes Warlord de la Legio Metalica, con un
ello. Yarrick señaló con su brazo por encima del bosque de
acabado negro cobrizo, cuyos ojos relucían como estrellas
bayonetas hacia el Este-. La chusma pielverde es dura y
rojas entre las estrellas del firmamento.
brutal, pero también utilizan tácticas. Para luchar contra
ellos, debes adentrarte en sus mentes, como yo hago, que
el Emperador me perdone. Debes entender sus tácticas Temblando, Robac pasó el cuerno megafónico a Yarrick.
brutales y sus salvajes tretas. Están reuniéndose allí, hacia el
Este; y están haciéndolo en gran número, procedentes de "Es el Princeps Danferus del Imperius Quintus. La Legio
cápsulas de desembarco cuidadosamente situadas fuera Metalica está preparada y aguarda vuestras órdenes,
del alcance de nuestra artillería. Como puede ver, no son Señor." -La voz, transformada por el potenciador de voz,
nada estúpidos. Ghazghkull no habría conquistado un sonaba inhumana y resonaba por el comunicador.
centenar de mundos si fuera estúpido. Sus fuerzas de tierra
están aquí para atraernos; para disparar el orgullo marcial "El Emperador os ama, Princeps. Marchad con vuestras
de hombres como Valadian; para provocarlos para que máquinas de guerra por la Carretera Hades y desplegaos
inicien cualquier acción precipitada. Y el infierno de Hades a lo largo del punto diez. Pronto tendremos una batalla
es un símbolo para apagar nuestra moral y hacernos para vos."
desear la venganza. Pero mire hacia allí..."
Los masivos gigantes de combate se alejaron de la
El Viejo señalaba hacia el norte del grueso del ejército infantería, haciendo temblar el suelo con cada paso. Los
orko. voco-cuernos de sus caparazones blindados proclamaban
ruidosamente aullidos de condenación e himnos
"¿Qué es eso, Robac?" imperiales. Gran parte de la infantería los vitoreó, el resto
tembló de miedo.
Robac observó con detenimiento el área vacía de
cenizas, una lúgubre superficie abierta de diez kilómetros Los Orkos del otro extremo del valle, a pesar de su gran
de anchura. "¿Nada, Señor?" -aventuró. número, se estremecieron y retrocedieron un poco. Ágiles
Titanes Warhound, la mitad de grandes que sus primos
"Realmente es nada. Está vacío. ¿Por qué?". Warlord, se adelantaron para cubrir el flanco durante el
avance de la Legio. En cuanto los Titanes ocuparon las
posiciones que se les habían asignado, Yarrick permitió a
Robac se encogió de hombros.
los blindados de Valadian que avanzaran un kilómetro y se
abrieran en abanico por el suelo del valle.
"Tácticamente, no hay razón alguna por la que los Orkos
no hayan ocupado ese sector. Pero se mantienen a
Por entonces, con la oscuridad iluminada por las llamas a
distancia, en ordenadas y disciplinadas líneas; más
su alrededor, la infantería había recibido órdenes de
disciplinadas de lo que podría esperarse de esas
descansar. El bosque de bayonetas había bajado; y las
escuadras de salvajes y de los dementes conductores de
laderas de las colinas quedaron cubiertas de figuras
buggies."
agachadas, hombres durmiendo y fuegos de
campamento.
"¿A qué están esperando, Señor?" -preguntó Robac.
Era cerca de medianoche cuando llegó el momento que
"A lo mismo que nosotros, chico. Diga al General que siga Yarrick había estado esperando. Una gigantesca forma
aumentando las revoluciones de sus motores durante un negra eclipsó la luz de la luna y las llamas de la Colmena
rato." Hades y descendió hacia la zona sospechosamente
despejada del valle. El aire cargado de denso humo que
Al caer la noche, las numerosas tropas imperiales situadas rodeaba a las fuerzas imperiales se hizo pesado como el
en el extremo oeste del valle estaban al borde de la plomo y quedó cargado de estática.
demencia por la ansiedad. La Legión de Acero estaba
cantando sus himnos de batalla; y los tamborileros de las Un asteroide fortaleza de seis millones de toneladas,
filas de Cadia habían adaptado su rítmico redoble al sostenido por campos de energía modificados y rayos
regular tronar de los morteros. La cobertura aérea orka tractores, descendió sobre el valle. Era un Piedro orko, un
pasaba por encima suyo intermitentemente, pero el fuego bastión de fuerza prácticamente invencible.
de las baterías de Hidras que Yarrick había desplegado a
lo largo del flanco saturaba el aire de flores de
La intensidad de estos campos de energía y de los rayos
destrucción.
tractores sobrecalentó el desierto de cenizas hasta
cristalizarlo, levantando grandes nubes de polvo por todo
el valle. Hasta la multitud de Orkos retrocedió para alejarse El contraataque imperial se inició con las primeras luces
de la zona. del nuevo día, iluminado por los inagotables fuegos de la
muerte de Hades.
La pantalla de energía, comprimida bajo el peso del
Piedro, creó una onda de choque que se propagó por Yarrick ordenó a las ansiosas unidades de blindados que
todo el lecho del valle. Incluso los inmóviles Titanes avanzaran contra el centro de las hordas orkas; mientras
temblaron y vibraron. Los tanques más adelantados de la que los Titanes se dirigirían hacia el Piedro, de donde
fuerza de Valadian salieron despedidos por la energía de estaban surgiendo blindados pesados y Gargantes.
la onda de choque. Nueve tanques, volcados por la
presión, detonaron y se incendiaron. Cincuenta más Sabía que esta era la única y vital oportunidad de atacar,
quedaron inoperativos al serles arrancadas las orugas y las la oportunidad que había estado esperando: la única
torretas. Un Warhound próximo fue aplastado contra el oportunidad de que dispondría después de que el Piedro
suelo como una vaina de proyectil vacía. hubiese destruido todo lo que había bajo su muro de
energía y antes de que pudiera descargar toda su carga
El mundo entero parecía bambolearse mientras el Piedro de muerte y desplegar su indómita potencia de fuego.
aterrizaba. Miles de puntas de anclaje fueron disparadas
desde su interior para asegurar la fortaleza al subsuelo. Para apoyar a las tropas del Adeptus Mecánicus, Yarrick
Con un gemido de sistemas hidráulicos, las rampas de ordenó a los Basilisk, y a todas las unidades de artillería
desembarco y las gigantescas bocas de las bodegas de pesada desplegadas a lo largo del valle, que apuntaran
carga se abrieron. Los titánicos dispositivos de armamento directamente al Piedro. Su tronar podía oírse por encima
de la parte superior del Piedro empezaron a girar y del brutal clamor de la batalla, abriendo profundas
disparar. brechas en la superficie de la superfortaleza.

Los proyectiles empezaron a llover sobre los blindados, Los proyectiles de los Basilisk destruyeron dos de las rampas
destruyendo indiscriminadamente a docenas de ellos. del Piedro, incinerando uno de los Gargantes que estaba
descendiendo por ellas. Otros proyectiles alcanzaron las
Los proyectiles también arrasaron las posiciones de la grúas que estaban bajando uno de los Gargantes hasta el
infantería, propagando el pánico mientras numerosos suelo y acabaron siendo destruidas por el bombardeo. La
pelotones intentaban ponerse a cubierto. gigantesca máquina de guerra orka cayó y se partió bajo
su propio peso provocando la explosión de su munición,
"Ahora ya tenemos algo a lo que combatir, Robac." -Dijo que abrió un gigantesco cráter en el lecho del valle.
tranquilamente Yarrick, que salió de su tienda de
campaña y observó la escala monumental de la escena. Yarrick ordenó que la infantería se preparara y el bosque
de bayonetas volvió a levantarse, rodeándolo por todas
"Ayúdame" -dijo al joven de Cadia, deshaciéndose de su partes. Cambiando el comunicador de Robac al canal
chaquetón de cuero. Robac se adelantó a tiempo de global para que todo el mundo le oyera simultáneamente
ayudarle a levantar su reverenciada garra de energía que por los altavoces, exhortó a los sesenta mil hombres con un
unos ayudantes encapuchados del Ministorum estaban discurso inspirador que hizo llorar a muchos; pero que
sacando de la tienda. Yarrick se arremangó la manga del confirió un estoico espíritu de firmeza a todos. Si esa era la
blusón correspondiente al brazo amputado. Robac pudo voluntad del Emperador, liberarían este mundo imperial de
observar las conexiones y los puertos sinápticos enterrados invasores alienígenas o morirían en el intento.
en los pliegues del tejido cicatrizado en el extremo de su
muñón. Muchos ya habían empezado a cargar colina abajo,
vociferando juramentos de sacrificio en nombre del Trono
Deslizaron la garra hasta su posición y, una vez Dorado, cuando Yarrick ordenó iniciar el ataque.
conectados todos los cables, cobró vida con un zumbido
de energía. Las garras de la pinza se abrieron y cerraron Las fuerzas de Cadia y de la Legión de Acero chocaron
varias veces, entrechocando, mientras el Comisario contra la brutal infantería orka en una confusa tormenta
probaba que funcionaran correctamente. Sus ayudantes de infantes de cinco kilómetros de ancho. Varios miles
le abrocharon un nuevo chaquetón de cuero, uno murieron en los primeros minutos. La destrucción era total,
especialmente adaptado a la garra. Se colocó la gorra de al igual que la asesina confusión del frenesí del cuerpo a
Comisario en la cabeza con su mano buena y, finalmente, cuerpo.
se enfundó su bolter de asalto.
En esos momentos, las columnas blindadas de Valadian ya
"Robac, abre el canal de mando. Ha empezado el estaban atacando a las legiones Orkas del sur. Los
combate." pesados vehículos imperiales aplastaron al enemigo bajo
sus orugas, abriendo un gran agujero entre las filas de
Robac se dio cuenta de que tenía la boca abierta de par infantería orka y tiñendo sus laterales de sangre verde. Los
en par. En tan sólo unos instantes, el débil y frágil viejo se cañones principales de los Vanquisher y Demolisher
había convertido en un carismático gigante: la garra de dispararon contra el Piedro; mientras los Exterminators
combate, el reluciente símbolo de su gorra, su mirada. segaban la vida de todos los Orkos que encontraban por
Incluso el cuerpo de Yarrick parecía haberse trasmutado al delante suyo y los Hellhounds creaban infiernos de muerte
enfrentarse a la batalla. Ahora parecía más grande, en los flancos de la infantería orka.
invulnerable y terrorífico.

Robac se dio cuenta de por qué Yarrick era un héroe y de


que, con él de su lado, no podían perder.
Los Titanes atacaron a los Gargantes en las abiertas directamente, gruñendo algo alienígena y vicioso. Notó un
llanuras de silicio cristalizado frente al Piedro. Imperius hedor rancio que le invadía. Valadian le disparó un rayo
Tenebrus engulló un Gargante con su cañón volcano y exactamente en el ojo izquierdo; y, un instante después,
dañó gravemente a dos más antes de ser partido por la frió el cerebro del siguiente Orko que trató de agarrarlo
mitad a la altura de la cintura por el fuego concentrado con su zarpa.
de los láseres y proyectiles disparados desde el Piedro.
El tercer disparo se lo disparó a sí mismo.

Se produjo un breve periodo de confusión mientras los


blindados imperiales trataban de confirmar la pérdida de
su General. Al no recibirse señal alguna de respuesta por
parte de Valadian, el mando de los blindados recayó en
el Mayor Dillan, que se encontraba a bordo de su Leman
Russ Exterminator dirigiéndose hacia lo más profundo y
denso de las inagotables filas de aullantes pielesverdes.
Desde su torreta, el habla del cañón automático
exterminador segaba las vidas del enemigo con la misma
facilidad con que un segador corta la mies.

Dillan desplegó sus tanques en una formación de garra


que barrió a las legiones orkas y cortó sus líneas de
comunicación con el Piedro.

El Princeps Danferus, del Imperius Quintus, dirigió su Titán


directamente hacia lo más intenso del fuego enemigo.
Encontró y atacó a un Gargante, un ruidoso monstruo de
paneles blindados, cañones y tubos que vomitaban humo,
cuya cabina era una parodia mecánica de la cara de un
Orko. Danferus lo hizo volar con cuatro andanadas de su
cañón volcano. Otra gigantesca y monstruosa máquina se
El torso de Tenebrus cayó al suelo envuelto en llamas y acercaba por el sudoeste, pero quedó inmovilizada y fue
explotó. Sus piernas se mantuvieron firmemente erguidas posteriormente destruida por el constante bombardeo
durante el resto de la noche y todo lo que quedó de la artillero. Esto dejó a Danferus el camino libre para llegar
Guerra de Armageddon, sirviendo de amargo monumento hasta el Piedro.
al poder de la Legio.
Hizo que Imperius Quintus subiera por las rampas de salida
Al frente del rápido avance a través de las legiones orkas, disparando sin cesar toda su potencia de fuego,
el Vanquisher de Valadian quedó inmovilizado por fundiendo y destruyendo máquinas de guerra orkas en sus
granadas de mano, que destruyeron su oruga izquierda, y propios hangares, antes de que pudieran ser descargadas
los proyectiles de los akribilladores de los buggies, que lo para tomar parte en la batalla; y, a continuación, disparó
acribillaron de arriba a abajo. El tanque rugió en medio de los misiles del hombro de Quintus contra los silos de
las cenizas, tratando de girar. El artillero gritó pidiendo las armamento para que explotara todo el Piedro. Algo
coordenadas de un objetivo, mientras los Orkos se fundamental y muy destructor tuvo lugar en el interior del
abalanzaban sobre el blindado y empezaban a aporrear Piedro; tal vez se incendió una planta de energía, o tal vez
el habitáculo. El vigía salió para disparar el bolter de asalto explotó un depósito de munición...
montado en la torreta, pero fue arrancado de su puesto
antes de que pudiera agarrar el arma. Su cuerpo fue El Piedro se estremeció y osciló ligeramente; los cables de
paseado de un aullante pielverde a otro en medio de sus sujeción se rompieron y los anclajes se soltaron al deslizarse
alaridos histéricos hasta que, finalmente, fue hacia un lado su gran masa.
despedazado.
Danferus giró su vieja máquina, presionándola con gentiles
Valadian se agazapó en el interior de la torreta al tiempo exigencias mentales a través de todas sus conexiones
que desenfundaba su pistola láser y comprobaba la neuronales para que lo hiciera más rápidamente; y se
munición. encontró junto a un Gargante.

La escotilla que había sobre su cabeza fue arrancada y Veinticinco segundos de intenso fuego sostenido entre
una monstruosa cara verde con colmillos le miró ambos Titanes y los dos explotaron. Aniquilación mutua. El
esqueleto envuelto en llamas de Imperius Quintus cayó Eran Salamandras, guerreros de uno de los nobles
hacia adelante, hacia la voluminosa forma de los restos Capítulos de Marines Espaciales.
del Gargante, aplastándola. Los depósitos de munición en
los autocargadores se incendiaron, disparando toda la En medio de los gemidos y sonidos hidráulicos de sus
munición en un terrorífico castillo de fuegos de artificio. servoarmaduras, los Salamandras avanzaban mientras
destruían a cualquier enemigo que se cruzara en su
camino. Yarrick vio cómo los Salamandras desgarraban
miembro a miembro a los Orkos. Los límites y la situación
sobre el campo de batalla cambiaron repentinamente: de
un feroz pero equilibrado combate en el que los orkos
tenían la ventaja de su mayor número, a una batalla en
que los Imperiales se abrían paso con gran facilidad. El
contraataque de Yarrick había detenido con firmeza el
ataque enemigo; había asaltado sus puntos débiles para
herirlo y debilitarlo. Ahora el Adeptus Astartes había
llegado para cambiar el curso de la batalla.

En esos mismos momentos, el Princeps Goplin había


conseguido que Imperius Galgamech avanzase hasta el
interior del Piedro; subiendo por una de las rampas de
desembarco y disparando todo su armamento sin cesar.

Los puentes del Piedro crujieron por el descomunal peso


de Galgamech, que apuntó y disparó acribillando y
destruyendo cuatro Gargantes que esperaban en sus
hangares a ser descargados. La destrucción causada
anteriormente por su querido hermano, el Princeps
Danferus, podía verse por doquier. A través de las placas
de visión de la consola de su trono y las pantallas
secundarias que flotaban a su alrededor, Goplin vio los
Danferus debía de seguir con vida, pues su Titán trastabilló. restos ardientes de Imperius Quintus dispersos entre los
El puente estaba en llamas y envuelto por los gritos de los cadáveres mecánicos de sus enemigos.
tripulantes. Entonces, las cámaras de munición que
estaban situadas bajo su trono de mando explotaron,
enviando el silencioso cráneo del Titán a la tropósfera.

Más abajo, en el valle, Yarrick encabezó la carga. Su voz


podía oírse por encima del rugir de la artillería, el tronar de
los Titanes, los gemidos de los rifles láser y el retumbar de
los tanques.

Al frente de las tropas de asalto de Cadia, Yarrick se


enfrentó a los Orkos por primera vez en dos décadas; y
notó satisfecho cómo la garra de combate desgarraba su
piel verde como si fuera mantequilla. Su bolter de asalto
escupió, volando las cabezas y vaciando las entrañas de
sus enemigos. Yarrick siguió avanzando.

Era como… en los viejos tiempos. Lo había olvidado… tal


vez afortunadamente; y a pesar del dolor, la angustia y el
sufrimiento, había olvidado. Había olvidado lo bien que se
sentía cuando tenía a un miembro de esta chusma
pielverde frente a frente y lo mataba.

Yarrick comprobó su posición. Se había adentrado


profundamente en las líneas orkas y el Piedro se
encontraba en apuros; pero la gran superioridad numérica
orka acabaría marcando la diferencia: había Orkos por
todas partes.

Siempre había sabido que moriría al servicio del Galgamech avanzó por la plataforma donde se
Emperador. ¿Iba a morir ahora; ahora, que quedaba encontraba el armamento del Piedro. Proyectiles de
tanto por ganar? pequeño calibre rebotaban fútilmente en su blindaje. El
Titán aplastó con sus pies a las tropas orkas que defendían
el puente.
El fuego iluminaba la autopista norte al Oeste del valle.
Una gran fuerza de combate avanzaba por ella. Yarrick
rezó para que no fueran más Orkos. El Princeps Goplin se levantó de su trono de mando y se
despojó de su corona de conexión mental. De las clavijas
gotearon algunos fluidos.
No lo eran.
"Activad toda la munición. ¡Sobrecargad todos los Veinte segundos más tarde, Imperius Galgamech detonó y
sistemas! ¡Preparados para la autodestrucción!" -ordenó. destruyó totalmente el interior del Piedro. Los depósitos de
munición orkos fueron explotando secuencialmente,
En la sección delantera de la cabina del Titán se levantó el seguidos de la planta de potencia principal del asteroide
Moderati, que repitió estoicamente la orden. Las alarmas fortaleza. En menos de tres minutos, otra bola de fuego tan
de sobrecarga empezaron a sonar. Las turbinas de los intensa como la Colmena Hades iluminó el cielo nocturno
motores superaron el punto crítico. Las flechas de los diales de Armageddon.
marcaron la zona roja de peligro y aún subieron más. Las
runas ámbar de la cuenta atrás se apagaron en la placa Yarrick estaba aplastando cabezas con su garra cuando
de visión principal. la explosión de luz del destruido Piedro le alcanzó. La onda
de choque atravesó las líneas de la infantería, tirando por
Goplin inició una última oración al Emperador, el Señor de los suelos a la mayoría.
la Tierra.
Yarrick se levantó por su propio pie. Su línea defensiva de
infantería había sido desmantelada por la férrea
resistencia orka; pero la visión de la destrucción del Piedro
había acabado con la moral de los pielesverdes, que
huían en masa del campo de batalla en dirección al Este,
hacia las llamas de Hades.

"Muy apropiado" -pensó Yarrick. Ordenó a sus hombres


que se levantaran, ayudando personalmente a algunos
de ellos.

"Ya los tenemos -gritó por el comunicador de Robac-. En


nombre del Emperador, y en memoria de cuantos han
entregado su vida en este campo de batalla… en nombre
de Hades, ¡que no sobreviva ni uno!"

Entonces empezó la auténtica masacre; y así fue como se


consiguió la primera victoria Imperial en Armageddon...
TEATRO DE OPERACIONES: COLMENA VOLCANUS
Dentro de la Campaña Mundial de Armageddon, a las noroeste se ha conseguido hacer llegar suministros para
fuerzas Imperiales hispanas se les ha encomendado la evitar que la población muera de hambre; pero la
misión de defender la Colmena Volcanus, en situación en el interior de la colmena es desesperada, y
Armageddon Primus, ante el masivo ataque de las hordas cada día mueren miles de habitantes a causa de la
de todos los pielesverdes de España. Todavía no sabemos deshidratación y la malnutrición, sin mencionar las bajas
lo que sucederá, pero los combates ya han empezado. causadas por los constantes bombardeos orkos.
Recientemente ha sido reforzada por un regimiento de
En estas páginas encontraréis información variada sobre la Tropas de Desembarco Elysianas para intentar romper el
zona de guerra hispana; pero si queréis más datos o, cerco orko y contactar con las fuerzas del Frente Primus
simplemente, saber cómo evoluciona la situación en Norte que están combatiendo alrededor de Tempestora.
Armageddon, podéis consultar la página web de la
campaña en www.Armageddon3.com. ¡No olvides que la En el sector Volcanus Gamma Dedra las fuerzas Imperiales
vida de miles de individuos depende de ti! ¡Ayúdanos a han causado tantas bajas a las fuerzas del Kulto a la
decidir el futuro del universo! Velozidad del Rayo Verde, que los Chapuzas están
construyendo ¡cacharroz voladorez para Kanijos! para
Situada en Armageddon Primus, la Colmena Volcanus se mantener la presión en el sector.
encuentra actualmente bajo un duro asedio. Desde el
Las Fuerzas de Defensa de la Colmena Volcanus

Las Fuerzas de Defensa de la Colmena están formadas dirigió hacia allí junto a un grupo de sus más fieles y
principalmente por pandilleros y maleantes de sus niveles todavía aguerridos soldados.
inferiores. Son tropas irregulares e indisciplinadas, pero
expertas en los combates de tipo guerrilla que suelen A su llegada a Armageddon, debió haber sido
producirse en las zonas ocupadas por los Orkos. Si están inmediatamente arrestado y ajusticiado por deserción;
adecuadamente equipados, no existen individuos más pero el inicio del desembarco masivo de los pielesverdes y
decididos a salvar su hogar de la ocupación Orka. la muerte del Comandante en Jefe de las Fuerzas de
Defensa de Colmena Volcanus en los primeros días de
El XXI Regimiento de los Perros Azules de Tul, al mando del combate, obligaron al gobernador de la ciudad,
Coronel Mosh Kar-dhu, se había distinguido en numerosas asediado por los Orkos y aislado del resto de las fuerzas
acciones de combate contra los Orkos en media galaxia Imperiales, a confiar el mando de las tropas de la colmena
hasta que, reducidos a unos efectivos totalmente al Coronel Kar-dhu, que aceptó rápidamente.
inoperativos para luchar en una campaña, fueron
premiados con una comisión Imperial para establecerse Convencido de que había llegado el momento de inscribir
como guarnición en el tranquilo planeta agrícola de Taj. su nombre en los libros de historia, se consagró en cuerpo y
Allí el regimiento se relajó, tal vez en demasía, para mayor alma a la defensa de la colmena, como cincuenta años
decepción de su Coronel; que desde que era un niño antes lo hiciera su héroe personal, el Comisario Yarrick.
había deseado emular a su héroe personal, el Comisario
Yarrick, y convertirse a su vez en un Héroe del Imperio.
Tal ha sido su dedicación, que ni tan sólo se concedió
unos instantes para llorar a su hijo, que fue capturado en
Tal vez por esto, en cuanto se tuvieron los primeros indicios una incursión realizada por los Perros Azules contra una
de que los Orcos estaban atacando el sector de base de kazabombarderoz Orkos; ni siquiera cuando los
Armageddon, el Coronel Mosh Kar-dhu solicitó su traslado Orkos empezaron a enviarle trozos de su amado hijo para
inmediato a Armageddon; y, sin esperar respuesta, se obligarle a rendir la ciudad a cambio de su vida.

EL ESCUDO DEL EMPERADOR. CAPÍTULOS MARINES ESPACIALES


DE LA GUERRA DE ARMAGEDDON
Los informes imperiales actuales estiman que más de afueras de Colmena Tempestora para volver a
veinte capítulos de Marines Espaciales tomaron parte en el arrebatársela a los Orkos.
subsector de Armageddon. El número exacto no puede
confirmarse ya que más capítulos se han sumado a la El capítulo de los Templarios Negros había iniciado una
llamada de Kurov pidiendo refuerzos. El informe siguiente cruzada hacía algunos años, en un intento de erradicar la
profundiza en el cometido que han desempeñado dominación orka en el sistema Golgotha. Cuando conoció
algunos de estos capítulos de Marines Espaciales en un la noticia terrible de la ofensiva orka el Mariscal Actoan
sistema devastado por la guerra. redirigió a sus fuerzas a Armageddon. Después han
contado con la ayuda de dos cruzadas más de los
Tras recibir la noticia de la invasión, la Tercera Compañía Templarios Negros. Una de estas cruzadas es la liderada
de Ángeles Sangrientos cambió de ruta inmediatamente por el Gran Mariscal Helbrecht, Señor del Capítulo de los
para dirigirse a Armageddon. Tras los acontecimientos de Templarios Negros. Los últimos informes de inteligencia
la Segunda Guerra, Dante, el Señor del Capítulo se dio sugieren que la fuerza combinada de las cruzadas ha
cuenta de que sería inútil negar a Tycho que se vengase servido para inutilizar varios pecios orkos que han quedado
de los Orkos. El Capítulo de los Salamandras, también a la deriva en el sector de Armageddon.
veteranos de la última guerra, había jurado defender
Armageddon hasta que la sombra de Ghazghkull jamás Las recomendaciones tácticas del Index Astartes
volviera a levantarse de la tierra. A estos capítulos se establecen que la mejor defensa es el ataque. De
unieron los Gigantes de las Tormentas y los Marines acuerdo con ella, pueden encontrarse muchos capítulos
Malevolentes, que situaron tropas de sus capítulos en las de Marines Espaciales luchando abiertamente contra los
Orkos. Los Campeones de Hierro se preparan para La superficie arrasada de Armageddon es tan solo una de
efectuar un ataque a los Orkos de Colmena Volcanus las localizaciones en la que los orkos se han cobrado
mediante cápsulas de desembarco. Son buenas noticias beneficios sustanciales. Una flota del capítulo de los
para el Capítulo de Leones Celestiales que han sufrido Exorcistas libra encarnizados combates espaciales en
muchas bajas en la defensa de esta colmena y al parecer, puntos de salto alrededor de la disformidad para frenar la
solo cuentan con menos de la mitad de sus efectivos oleada continua de refuerzos orkos procedentes de este
originales. La colmena destruida de Hades vuelve a ser el sector. El capítulo sucesor de los Ángeles Oscuros, los
escenario de una cruenta batalla. Los Marines Espaciales Ángeles de la Redención se encuentra conteniendo la
del Capítulo de los Cráneos Plateados libran encarnizados rebelión de los ogretes del mundo minero de Monglor. Los
combates para evitar que los Orkos se hagan con los informes del avistamiento de un mundo astronave eldar en
metales valiosos de la colmena y los utilicen para construir esta región están siendo investigados por la Segunda
sus máquinas de guerra gigantescas. Compañía del Capítulo.

Los Señores de las Tormentas han asegurado Ciénaga La oleada de capítulos Marines Espaciales en
Mortal como punto desde el que iniciar un asalto al Armageddon es constante, a pesar de que la batalla por
territorio controlado por los Orkos. La renegada Colmena Armageddon se halla en sus primeras fases. Como muchas
de Acheron ha llamado la atención de los Marines de las fuerzas imperiales se baten ahora en retirada, ha
Espaciales. El Señor Lobo Logan Grimnar, al mando de los llegado el momento de que los Marines Espaciales
Lobos Espaciales, trata de deponer al hereje von Strab y a cambien el rumbo de la batalla.
su aristocracia corrupta de Armageddon. En este
momento crítico del conflicto, muchos de los capítulos de
Marines Espaciales todavía han de encontrar posiciones
estratégicas desde las que poder batir a los Orkos. El
capítulo de los Cicatrices Blancas maniobra para situar a
sus escuadras en posiciones tácticas en las Tierras Muertas.
Su misión crucial es destruir a un gran contingente de
hordas del Kulto a la Velozidad. El plan de los Orkos es
cortar los suministros de agua a las Fuerzas Imperiales y si
llegaran a hacerlo, podría significar el desastre. Un gran
número de tropas orkas ha desembarcado en puntos
estratégicos del Desierto de Fuego. Como respuesta a
todas estas amenazas, el capítulo de los Dragones negros
ha coordinado un gran escuadrón de cañoneras
Thunderhawk para desplegar a sus tropas en la mina de la
isla Fénix antes de que los Orkos puedan alcanzarla.
LEGIONES DE ACERO DE ARMAGEDDON
Las Legiones de Acero son famosas por su resistencia alta proporción de estas tropas sean compañías de
frente a los Orkos en los desiertos de ceniza de su planeta infantería mecanizada (no es raro que más de un 90% del
natal. Son tropas muy móviles en sus transportes Chimera, regimiento esté compuesto por este tipo de unidades). Por
gracias a los cuales pueden lanzar rápidos ataques sobre esta razón los regimientos de Armageddon son conocidos
las tropas enemigas y desembarcar la infantería para como Legiones de Acero de Armageddon.
acabar con el enemigo. Al combatir en las colmenas de
Armageddon, suelen recibir el apoyo de la milicia de la Las Legiones de Acero combaten por todo Armageddon
colmena, llena de reclutas deseosos de entrar a formar en numerosos campos de batalla y atacan en líneas
parte de las Legiones de Acero. acorazadas que escupen fuego sin parar. La mayoría de
los soldados están destinados a defender las colmenas en
Armageddon tiene una gran población y está en las que nacieron y fueron entrenados; esto no solo les
condiciones de entrenar a grandes cantidades de confiere una gran ventaja por el hecho de conocer el
regimientos de la Guardia Imperial en tiempos de guerra. campo de batalla a la perfección, sino que también
Durante la Segunda Campaña de Armageddon, se aumenta su dedicación y su perseverancia. Por tanto, hay
desplegaron docenas de regimientos compuestos muchas compañías asignadas a Tempestora, igual que a
únicamente por tropas de Armageddon. Los regimientos la Colmena Infernus y a la Colmena Archeron. Las
de Guardia Imperial de Armageddon se componen de Legiones de Acero han sufrido terribles bajas en defensa
una mezcla de infantería, artillería, blindados y compañías de su planeta natal, pero, bajo el mando del propio
de infantería mecanizada. No obstante, la naturaleza Comisario Yarrick, combatirán hasta la muerte.
altamente industrializada de Armageddon hace que una

¡POR KERSCHLACT!
En los inicios de la Segunda Campaña de Armageddon, fuerzas de Kerschlact y la dispersión parcial del enemigo.
las unidades imperiales recibieron la orden de Von Strabb La 7ª compañía fue rodeada y tuvo que entrar en
de lanzar contraataques contra las fuerzas de los Orkos, combate para intentar volver con el grupo principal, que
que los superaban en número. Pero se trataba de ataques ahora se encontraba a unos 14 km de las líneas orkas. Al
aislados y no muy bien organizados y lo único que otro lado de estas líneas, el 11º Regimiento de
consiguieron fue dejar a muchas pequeñas formaciones Armageddon y el 114º de Dragones de Pyran habían
rodeadas por la masa de Orkos. vuelto al ataque, pero ninguno de ellos podía hacer gran
cosa ante la brutal oposición del fuego orko. Por la noche,
Tras recibir la orden de contraatacar y de acabar con las los Orkos continuaron su bombardeo contra los objetivos
incursiones de los Orkos, la 9ª Legión de Acero de pobremente iluminados.
Armageddon, bajo el mando del Coronel Kerschlact, se
había lanzado directamente contra uno de los flancos de Mientras se llevaban a cabo estos ataques, Kerschlact
la línea orka. El regimiento de Kerschlact atacó con fiereza ayudó a los supervivientes de la 81ª Legión de Asalto de
buscando un punto por el que romper las líneas y avanzar Armageddon, que se había lanzado desde la órbita en un
hacia el Norte. Al anochecer, consiguieron localizar un intento suicida por recuperar el control de la Colmena
punto débil en los defensores orkos, superados en número, Infernus. Los miembros de la 81ª que habían conseguido
y formaron un pasillo (junto a la autopista entre las escapar no llegaban a formar ni siquiera una compañía y
Colmenas Acheron e Infernus) por el que pudieron se pusieron a las órdenes del 9º Regimiento de Kerschlact.
avanzar. Kerschlact marchó hacia el Suroeste y avanzó Al 9º se unieron también grandes cantidades de civiles de
prácticamente sin oposición por la autopista hasta la la Colmena Infernus que habían conseguido escapar de
Colmena Infernus. los ataques de los Orkos y que ahora se encontraban
también tras las líneas enemigas. Muchos de estos civiles
Von Strabb había prometido a Kerschlact que aquel estaban armados, ya fuera con sus propias armas o con
pasillo lo asegurarían tres regimientos de infantería de la armas encontradas en los campos de batalla, y Kerschlact
Guardia Imperial, pero, nada más pasar, los Orkos pidió permiso para reclutar estas unidades de partisanos y
volvieron a cerrar el pasillo y aislaron a Kerschlact del utilizar su capacidad bélica. Kerschlact recibió la
grupo principal de fuerzas imperiales. La mayor parte de su autorización de movilizar a todos los pandilleros y civiles
artillería y de su servicio de organización había quedado que tuvieran el carácter y la moral requeridos, cosa que
atrás y Kerschlact se vio atrapado en el corazón de las hicieron los comisarios del regimiento. Los comisarios
líneas enemigas. Los tres regimientos de la Guardia que prepararon rápidamente cientos de hombres para el 9º.
llegaban tarde se vieron envueltos en múltiples combates
con la intención de alcanzar a Kerschlact, pero estos En el frente, las fuerzas imperiales preparaban un ataque
ataques no tardaron en llegar a un punto muerto. definitivo en el que el 50º Regimiento de Armageddon
Kerschlact recibió la orden de volver e intentar romper las intentaría abrirse paso a través de la autopista entre las
líneas orkas. La 9ª Legión de Acero estaba rodeada, su Colmenas Infernus y Acheron y llegar hasta Kerschlact, que
camino de regreso estaba cortado por unidades de asalto efectuaría un ataque por la retaguardia del enemigo. Al 9º
orkas y la cosa se ponía peor día a día. Kerschlact tenía ya y al 50º solo los separaba un pequeño pasillo, pero estaba
270 heridos y 150 infectados con la podredumbre compuesto por potentes unidades orkas preparadas para
pulmonar de Armageddon. recibir un ataque tanto por la vanguardia como por la
retaguardia. Las siguientes palabras de Kerschlact relatan
Durante los siguientes días se llevaron a cabo fuertes lo ocurrido:
combates que solo sirvieron para causar más bajas en las
"La fuerza de sus regimientos y la extensa línea que forman
me obliga a intentar atravesar su formación en vez de
seguir efectuando operaciones ofensivas en el Sur.
Iniciativa visible con el enemigo. En estas condiciones
sugiero un plan ofensivo:

INFANTERÍA MECANIZADA DE LA
LEGIÓN DE ACERO
Las compañías más típicas que se pueden
encontrar en los regimientos de Armageddon son
las de infantería mecanizada. Son muy parecidas
a las compañías de infantería normales, excepto
por el hecho de que todas las unidades están
provistas de un transporte blindado de tropas
Chimera y no tienen que avanzar a pie. Este tipo
de compañías no son muy habituales en la
Guardia Imperial, puesto que a los gobernadores
planetarios les resulta muy difícil conseguir los
vehículos necesarios y mantenerlos. No obstante,
Armageddon es uno de los planetas líderes en
producción de vehículos Chimera (produce
varios cientos al día), que más tarde exporta a
todo el Imperio. Debido a esto, las tropas de la
Guardia Imperial de Armageddon acostumbran
a estar equipadas con Chimeras, a no ser que la
situación haga imposible su uso.

1. Romperé el círculo enemigo para llegar hasta el 50º


Regimiento, que se encuentra en dirección a la Colmena
Acheron. Pero en la retaguardia las cosas no fueron tan bien.
Kerschlact tuvo que dirigir personalmente una retirada en
2. A este efecto, concentraré los asaltos de la 1ª y 2ª la que la 3ª y la 6ª compañías se sacrificaron para que el
Compañías, los elementos de la 81ª de Asalto y el resto del regimiento pudiera huir. Aunque iban cediendo
destacamento de partisanos Zhabo. terreno, ambas compañías formaron una defensa tenaz
en la que usaron sus transportes Chimera para retirarse a
un nuevo punto defensivo cada vez que los Orkos se
3. Atacaré con las fuerzas arriba mencionadas y con la
acercaban. Los regimientos de Kerschlact y Boldin estaban
ayuda de las unidades del 50º (y posiblemente también
separados por unos escasos 700 m cuando aparecieron
con las del 10º) para recuperar el control de la vieja
en el cielo los kazabombarderoz orkos, que
carretera emplazada en el sector Zanthon. Tras esto, nos
inmediatamente empezaron a castigar a las tropas del
atrincheraremos en la carretera de ese sector.
50º, que se hallaban apostadas en las colinas de Zanthon,
y a la 3ª y 6ª compañías, a cargo de Kerschlact. Estas dos
4. Tras lograr unirme a Koldin [comandante del 50º compañías fueron, literalmente, hechas pedazos. El propio
Regimiento], llevaré a mi regimiento y al resto de tropas Kerschlact fue gravemente herido cuando su cuartel
asignadas a él por la carretera de Zanthon hasta alcanzar general fue atacado por una unidad de asalto enemiga.
a las tropas del 3er Ejército". Con Kerschlact al borde de la muerte, lo que quedaba de
su regimiento no tenía fuerzas para continuar con el
El plan de Kerschlact era bueno y habría funcionado. intento de cruzar los pocos metros que los separaban de
Desgraciadamente, el ataque fue pospuesto durante las líneas imperiales. Kerschlact, incapaz de ayudar a sus
varias horas mientras Von Strabb decidía si daba permiso hombres y decidido a no morir prisionero, susurró: ´´Chicos,
para que se llevara a cabo la operación. Pero, cuando este es mi fin, pero vosotros tenéis que seguir
dio su beneplácito, los Orkos ya habían obtenido refuerzos combatiendo´´. Después de eso, se disparó un tiro en la
y Kerschlact empezó a ser atacado desde el Sur al tiempo sien.
que intentaba abrirse camino hacia el Norte. Su ataque
resultó un éxito y consiguió romper las líneas enemigas y Aunque las acciones de la 9ª Legión de Acero de
reunirse con el 50º Regimiento en la carretera. Armageddon no influyeron mucho en el avance del
juggernaut orko, el inspirado liderazgo de Kerschlact salvó
a su regimiento y le dio la opción de volver a combatir.
Cuando mucho más tarde cambiaron las tornas de la
batalla y los Orkos empezaron a retirarse, el 9º Regimiento
estaba allí, combatiendo bajo el grito de guerra "¡Por
Kerschlact!".
LA REVOLUCIÓN DE LAS SEIS HORAS
Kleist actuó inmediatamente. Afortunadamente para él,
Cassell solo tenía una ciudad capital con el poco
GENERAL imaginativo nombre de Puerto Cassell. La gran mayoría de
KUROV la población vivía en granjas dispersas por el planeta y
Kleist sabía que, si actuaba con celeridad, podría acallar
esta rebelión incluso antes de que hubiera empezado.
Vladimer Nikita
Antes de que pasara una hora desde el anunciamiento
Kurov sirvió como
del Pontífice, los vehículos blindados de transporte
joven teniente en
Chimera de la 16ª Legión de Acero ya estaban tomando
las dos primeras
Puerto Cassell.
batallas de la
Colmena Tarturus;
destacó en varios La columna, bajo el mando directo de Kleist, se acercó a
actos y ascendió a coronel al final de la la entrada principal de Puerto Cassell y se hizo evidente
campaña. Poco después, Kurov tomó parte que los seguidores del pontífice no estaban preparados
en la Cruzada de Bakkus, donde fue para repeler el asalto de una columna de vehículos
asignado al servicio del Señor Comandante blindados. La puerta estaba defendida por la guardia
Bock. A lo largo de las últimas décadas, ha personal del pontífice, cuyos rifles láser y ametralladoras
servido en muchas otras campañas y ha pesadas no fueron suficiente para detener el avance de
demostrado ser uno de los comandantes los Chimeras de la Legión de Acero. Ignorando el fuego
más capaces de los últimos tiempos en la enemigo, Kleist ordenó a un Chimera que derribase la
Guardia Imperial. Actualmente, se puerta de la ciudad; después, él y el resto de sus tropas
encuentra al mando de todas las fuerzas de entraron en la ciudad.
la Guardia Imperial de Armageddon.
Dejó un pelotón defendiendo la puerta y dividió el resto de
sus fuerzas en dos columnas. La menor de ambas, formada
por la 3ª compañía, se encaminó rugiendo hacia el
espaciopuerto de Puerto Cassell y el centro de
Los regimientos reclutados en Armageddon han servido en comunicaciones. Ya se habían difundido noticias de que
guerras por todo el Imperio. Este es un ejemplo de cómo la la ciudad estaba siendo atacada y la 3ª compañía
presencia de una sola Legión de Acero de Armageddon encontró más oposición que la que había tenido en la
marcó la diferencia en el desarrollo de una guerra. puerta principal de la ciudad. No obstante, los defensores
seguían sin tener mucho que hacer ante las armas
En el M36.776, la 16ª Legión de Acero de Armageddon se pesadas de los Chimeras de la Legión de Acero y, tras un
encontraba en el planeta Cassell. Estaba allí tras haber brutal pero corto intercambio de fuego, el centro de
formado parte del 3er Ejército Imperial del General Belov comunicaciones fue capturado.
en la Campaña de Lortharn, en la cual se había
distinguido con honores. Mientras tanto, Kleist y el resto de su columna se dirigieron
hacia el divino palacio del supremo pontífice. El palacio
Cassell es un mundo agrícola que en aquel tiempo estaba estaba defendido por el grueso de la escolta del pontífice,
gobernado por los seguidores de un culto imperial que contaba con un vehículo blindado, un antiguo Leman
conocido como La Senda de la Carne del Emperador. El Russ que Cassell había recibido como regalo hacía
líder del culto, el Supremo Pontífice Skalin, había sido muchos años. La dotación del viejo Leman Russ intentaba
vigilado desde hacía tiempo por su excéntrico desesperadamente poner el motor del tanque en marcha
comportamiento, pero no se habían tomado cartas en el cuando Kleist llegó al palacio. Encabezando el ataque, el
asunto, puesto que el Imperio estimaba que se trataba de Chimera de Kleist cargó contra el Leman Russ, aunque los
un leal y capacitado gobernador para Cassell. No disparos del multiláser no eran capaces de atravesar el
obstante, preocupantes rumores habían llegado a oídos robusto blindaje frontal de aquella antigualla. Sin
del Coronel Kleist, comandante de la 16ª Legión de Acero. embargo, el fuego distrajo la atención de la dotación, lo
Los informes de los rumores decían que el supremo que dio a Kleist el tiempo suficiente para situarse en la
pontífice había empezado a proclamar que el suyo era el parte posterior del enorme tanque. Nada más detenerse el
único culto verdadero y que el resto del Imperio debía Chimera, la dotación del cañón láser abrió una escotilla y
inclinarse ante él. disparó al Leman Russ por detrás, donde su blindaje es
menor. El disparo láser atravesó el blindaje e impactó en la
Temeroso de actuar sin evidencias, Kleist puso al 16º en munición. El Leman Russ saltó por los aires.
alerta de combate y pidió permiso al Administratum para
investigar los rumores que le habían llegado. Sin embargo, Confundidos por la destrucción del tanque, lo que
antes de que recibiera permiso alguno, el pontífice puso quedaba de la guardia del pontífice depuso las armas sin
en pie de guerra a las gentes de Cassell con la intención resistencia. En menos de dos horas, el palacio del pontífice
de llevar la palabra de su culto a todas las poblaciones estaba en poder de la 16ª Legión de Acero y el propio
del Imperio. Predicaba que sus ejércitos caminaban sobre pontífice había sido capturado mientras intentaba
la verdad y que podrían acabar con los Altos Señores de escapar en una pequeña nave. Las noticias se
Terra y devolver la luz al Imperio…; todo esto bajo el retrasmitieron por el centro de comunicaciones del
gobierno del sumo pontífice, claro está. planeta y, antes de que transcurrieran seis horas desde su
inicio, la rebelión de Cassell había sido detenida.
PERSONAJES ORKOS

GHAZGHKULL MAG URUK THRAKA


El señor de la guerra ¡Waaagh! orko puede llevar al borde del desastre a
Ghazghkull Mag Uruk planetas e incluso a sectores enteros.
Thraka ("gran líder orko de
cráneo metálico") es el más Un disparo de bólter enemigo arrancó media cabeza a
peligroso de los líderes orkos Ghazghkull, pero el talentoso matazanos "Loco" Grostnik le
y cuenta con gran instinto y reconstruyó el cerebro. El potente artefacto biónico
habilidad. Ghazghkull ha implantado en su cabeza hizo que Ghazghkull descubriera
azotado el Imperio durante sus poderes psíquicos latentes e hizo que se comunicase
décadas y su credo con sus dioses Gorko y Morko, que le encomendaron una
apocalíptico ha lanzado a misión. Ghazghkull se veía a sí mismo como el líder de una
incontables millones de gran cruzada orkoide que llegaría a todo el universo.
belicosos orkos a la batalla Además, el señor de la guerra era un maestro del
contra las fuerzas del oportunismo y un gran táctico, siempre dispuesto a
Emperador. explorar cualquier debilidad que su oponente pudiera
presentar. Su mayor defecto como comandante era el
Los Orkos son una raza salvaje y primitiva formada por respeto que mostraba por oponentes particularmente
billones de individuos repartidos por toda la galaxia. Al ser astutos o valerosos. Al parecer les perdonaba la vida y los
consumados saqueadores y muy buenos improvisadores, reclutaba para que formasen parte de su escolta.
pueden sobrevivir en las condiciones más duras y aun así
prosperar. Los eruditos imperiales calculan que existen más La información actual sobre la Bestia de Armageddon
Orkos que hombres y que, si llegasen a unificarse, la dista mucho de ser exacta y los numerosos informes
Humanidad estaría perdida. Su sed de violencia no tiene contradictorios difieren considerablemente en sus
igual y dirigen toda su energía a luchar contra todo lo que conclusiones. Algunos dicen que su cuerpo yace muerto
tengan a su alrededor; la mayor parte del tiempo, contra sobre el campo de batalla, y son muchos los que
otros Orkos. reclaman ese honor, aunque ninguno puede presentar un
cadáver para verificar esa afirmación. Otros dicen que él
Sin embargo, cuando su número empieza a aumentar, la nunca ha estado en Armageddon y que fue otro jefe Orko
agresividad indiscriminada de los Orkos adopta una el que utilizó su nombre para tomar el control del
terrible determinación. Se conquistan y se combinan tribus ¡Waaagh! Varios oficiales de la Flota Imperial indican la
formando coaliciones cada vez mayores, las bandas de partida de un pecio orko, denominado Perversión del
guerra se apiñan bajo el estandarte de los señores de la Dolor, del que se sospecha podría ser el pecio de mando
guerra más poderosos y los desequilibrados mekánikos de Ghazghkull, lo que demuestra que ha abandonado
comienzan a construir máquinas de destrucción cada vez Armageddon. Con casi todos los mundos del sector
de mayor tamaño. peligrosamente vulnerables a causa de los recursos
militares destinados a Armageddon, algunos incluso
Es entonces cuando los Orkos marchan a la guerra. Las sugieren que esto puede haber sido parte del plan de la
hordas de pieles verdes se lanzan al espacio en una Bestia. Sin embargo, esto presupondría un nivel de astucia
avalancha precipitada por conquistar; es en parte una e inteligencia que la mayoría de expertos imperiales
migración masiva, en parte una invasión y en parte un rechazan por considerarlo del todo imposible.
abandonamiento inconsciente y colectivo. El rugido
general de miles de Orkos a la carga fue catalogado ya URK
hace tiempo como la mejor expresión de esta cólera
atávica encarnada: el ¡Waaagh! orko. El impacto de un Ghazghkull empezó su carrera como un soldado raso, uno
de los chikoz del apartado mundo de Urk. Durante una
incursión ya olvidada, un proyectil bólter le arrancó gran Armageddon Primus y estaban preparados para arrollar
parte del cráneo y sufrió masivos daños cerebrales. Con Armageddon Secundus, von Strab vaciló e hizo caso omiso
todo, la fisiología de los Orkos es increíblemente vigorosa y, del peligro. Finalmente, un comisario de la Guardia
gracias a la pericia quirúrgica de un médico, Matazanos Imperial que formaba parte del personal de von Strab
"Loko" Grotsnik, Ghazghkull consiguió sobrevivir (si bien con tomó cartas en el asunto y ordenó a los astrópatas que
una gran placa de adamantio acoplada a su enviaran una señal de ayuda. Y así fue cómo el Comisario
desmenuzado cráneo). Podría ser que aquella experiencia Yarrick fue exiliado a la Colmena Hades, que fue atacada
despertara poderes psíquicos latentes en Ghazghkull o después de que el ejército invasor de Ghazghkull se
que simplemente sufriera alucinaciones; pero, sea como abriera paso a través de las defensas imperiales en
sea, después de aquella herida afirmó poder comunicarse Infernus.
con los violentos dioses de la guerra orkos Gorko y Morko.
Las batallas de Ghazghkull en Armageddon estaban
Algún tipo de poder misterioso parecía proteger a atrayendo a un número cada vez mayor de pieles verdes
Ghazghkull, ya que su ascenso a la fama fue meteórico. Se ansiosos por saquear las manufacturas y las fábricas de
abrió paso rápidamente a través del escalafón militar armamento por las que Armageddon (o Arma-la-de-
hasta convertirse en señor de la guerra de todo el planeta. Geddon según los Orkos) es tan conocido. A medida que
Los Orkos no respetan casi nada aparte del coraje y la atacaban otras colmenas, la atención del incansable
destreza en combate; de modo que sin lugar a dudas Ghazghkull recayó sobre Hades; pero, a pesar de todo,
Ghazghkull poseía ambas características, pero también este se negó a caer bajo su poder. Inspirados por el
tenía algo de lo que la mayoría de Orkos carecía: visión de infatigable Comisario Yarrick, los habitantes de Hades
futuro. Incitó a los Orkos apelando a un objetivo común y lucharon por sus hogares con una ferocidad sin
a su merecido destino y declarando que había llegado la precedentes y lograron evitar que los contingentes orkos
hora de que los Orkos conquistaran la galaxia para obligar se apiñaran alrededor de la colmena. El propio Ghazghkull
a todas las demás razas a inclinarse ante ellos y rendirles intervino y tomó el control del asedio de Hades mientras el
pleitesía. resto de las hordas orkas seguía avanzando en dirección a
las últimas colmenas sin conquistar de Acheron y Tartarus.
La batalla que se produjo en Hades ha sido relatada en
multitud de ocasiones y lugares como un duelo de
proporciones épicas en el que la astucia y la brutalidad de
Ghazghkull se enfrentaron a la determinación y la firmeza
de Yarrick. En batalla, Ghazghkull era un oportunista nato,
capaz de aprovechar todo punto débil tan pronto como
lo detectara. Una vez se entabló el combate, Ghazghkull
combatió a la cabeza de sus tropas inspirándolas a
lanzarse de cabeza, a realizar hazañas todavía más
temerarias y a trabar combate cuerpo a cuerpo para
entrar en el famoso modo "íntimo y personal".

Tras semanas enteras de estratagemas y


antiestratagemas, infiltraciones y ataques frontales
masivos, Ghazghkull reunió contingentes orkos suficientes
para formar una fuerza lo bastante grande como para
Sin embargo, todo aquel poder no habría servido de nada abrumar del todo las defensas de la colmena. Pero ya era
si el sol de Urk no hubiera empezado a apagarse y a morir demasiado tarde. Cuando sus guerreros orkos asaltaron la
iniciando un lento proceso de expansión hasta convertirse colmena Hades, llegaron los refuerzos liderados por los
en el plomizo orbe carmesí de un gigante rojo. Ghazghkull Marines Espaciales del capítulo de los Ángeles Sangrientos,
les dijo a los Orkos que aquello era la señal de Gorko de de los Ultramarines y de los Salamandras, que pusieron fin
que había llegado la hora de embarcarse en un ¡Waaagh! al asedio. Parecía que Ghazghkull se había dejado llevar
y teñir las estrellas con el color de la sangre. Los que por el odio personal en Hades y había ignorado los
quisieran unirse a la gran guerra seguirían a Ghazghkull y informes del Sur sobre los contraataques imperiales. Tan
los que quisieran ignorar la voluntad de los dioses morirían. solo en el último momento se hizo evidente la trampa que
Todos y cada uno de los Orkos decidieron ponerse a las Ghazghkull había preparado cuando aparecieron por el
órdenes de Ghazghkull y conquistar la galaxia o morir Oeste los refuerzos orkos.
memorablemente en el intento.

Aquello ponía en peligro la prácticamente desprotegida


ARMAGEDDON colmena de Tartarus, situada al suroeste de Hades; de ser
capturada, las fuerzas del Emperador se verían aisladas en
El estratégicamente vital mundo colmena de las destrozadas ruinas de Hades y se quedarían sin
Armageddon fue el primero en recibir el impacto del provisiones. Tan solo una jugada desesperada del
¡Waaagh! de Ghazghkull. Por una maligna casualidad el Comandante Dante de los Ángeles Sangrientos, un asalto
señor de la guerra asestó un duro golpe al núcleo del orbital casi suicida con cápsulas de desembarco lanzadas
sector Armageddon y se encontró con que este estaba contra el centro de la masa de Orkos, podía llegar a
muy mal preparado para repeler el ataque. El gobernador cambiar a tiempo el curso de los acontecimientos. Y,
planetario, el Jefe Supremo Herman von Strab, demostró como a ninguno de los hijos de Sanguinius le falta coraje,
tener un exceso tanto de confianza como de los Ángeles Sangrientos llevaron a cabo el asalto. Cogieron
incompetencia al desperdiciar las considerables fuerzas allí a los Orkos por sorpresa y el ataque sembró la confusión
acuarteladas en una serie de desastrosos enfrentamientos entre ellos. Mientras los abrumados Ángeles Sangrientos se
(a pesar de la experiencia aprendida cuando abrían paso con tremenda furia a través de la horda piel
Armageddon estuvo a punto de caer bajo las fuerzas del verde, se dio a conocer la noticia de que Ghazghkull
Caos en una época anterior del 41º Milenio. Incluso había muerto; tras lo cual los incontables Orkos allí reunidos
cuando los Orkos ya habían arrasado el continente de flaquearon ante el asalto y las fuerzas imperiales
arremetieron con renovada furia. El ¡Waaagh! Ghazghkull Inscripción descubierta en los restos de un titán Warlord
se fue desintegrando poco a poco según los contingentes por los Ángeles Oscuros en Westerisle, Limnos IV.
empezaban a luchar entre ellos para escapar o resistían
firmes y luchaban implacablemente hasta el final. El Ghazghkull tenía un nuevo plan inspirado por los dioses.
¡Waaagh! Ghazghkull había sido derrotado. Iba a poner a prueba las defensas del Imperio, ya que este
era el mayor adversario al que iban a tener que
O por lo menos eso fue lo que todo el mundo se pensó. enfrentarse, para aprender a derrotarlas. En las décadas
siguientes, los rumores acerca de Ghazghkull se fueron
GOLGOTHA haciendo cada vez más escasos; tan solo alguna que otra
incursión contra puestos defensivos imperiales
encabezada por el propio Ghazghkull o actividades
Si Ghazghkull hubiera sido un señor de la guerra orko inusuales en el espacio alrededor de Golgotha, nada serio
ordinario, la historia habría terminado en este punto, con que requiriese una respuesta a gran escala. Ni siquiera la
su horda vencida y su vida perdida o a merced de otro destrucción del complejo militar de Buca III por un ataque
Orko en algún planeta olvidado en una galaxia azotada sorpresa de misiles en 962.M41 provocó una reacción
por las guerras… Pero Ghazghkull no pereció. Él y la imperial. Los gobernadores y los comandantes imperiales
mayoría de sus seguidores lograron escapar de se habían vuelto confiados de nuevo.
Armageddon y se dirigieron al secreto y casi olvidado
mundo forja de Golgotha. Allí, guiado por Gorko y Morko,
reunió las fuerzas suficientes como para desafiar a los
tecnoadeptos y superar sus fortalezas fuertemente
defendidas una tras otra.

Ni siquiera la llegada del Comisario Yarrick (tan solo


parcialmente recuperado de las terribles heridas que
había sufrido en la colmena Hades) y de una cantidad
limitada de refuerzos de la Guardia Imperial consiguió
salvar a aquel planeta escasamente habitado y el propio
Yarrick fue capturado. A pesar de que Yarrick consiguió
escapar (aunque Ghazghkull afirmó haber dejado ir a
Yarrick porque le gustaba tener "un enemigo favorito
contra el que combatir"), al final todo el sector Golgotha
fue privado de la Luz del Emperador y, desde entonces, su
gran número de forjas ha sido refugio de zakeadorez orkos
y mekánikos.

"Zoy la mano de Gorko y Morko, kienes me han enviado


para reunir a los chikoz y matar y machakar, puez loz Orkos
han olvidado por ké eztán akí. Yo era uno de loz chikoz
hazta ke loz diozes me atizaron en el koko y rekordé ke
Orko quiere dezir konquiztar y hazer ezclavos a todoz loz ke
no matan.

Zoy el profeta del Waaagh y mundoz enteroz arden a miz


pies. En Arma-la-de-Geddon konduje a los chikoz entre loz
deziertos de fuego y machaké loz puebloz metálikoz de los
humanoz. Luché contra Yarik, el viejo tuerto en Tartarus. Él
luchó bien, pero también deztruimoz zu ciudad.

Zoy la muerte para todo lo ke ande o ze arraztre. Donde


voy no keda nada en pie. Hemoz aplaztado a loz taponez
en Golgotha y atrapamoz al viejo tuerto cuando loz lokos
CHIGON 17
de la velozidad hizieron cachitoz los tankes gordos de los
humanos. Le dejé marchar porke ez difícil enkontrar
buenoz enemigoz y loz Orkos nezesitamos enemigos porke En 972.M41, una gran masa de Orkos identificados como el
nueztros Orkos nezesitan karne para komer y grog para ¡Waaagh! Ghazghkull arrasó el altamente defendido
beber. mundo agrícola de Chigon 17 en una larga guerra de
guerrillas que inutilizó totalmente las defensas imperiales.
Una década más tarde, Ghazghkull capturó el pecio del
Zoy máz aztuto que un kanijo y máz peligrozo ke un
crucero de batalla Camino Radiante y sus naves escolta
dreadnought y loz chikoz ke me ziguen no pueden zer
después de una repentina ofensiva llevada a cabo por
derrotadoz. En Pissenah pizamos a loz Marinez y nueztros
piratas orkos. Esta vez, el Imperio respondió con unas
eztandartez quedaron cubiertoz kon loz kazkoz que
represalias a gran escala; pero, al llegar, descubrió que los
kogimoz de loz muertos. Kemamoz el puerto, matamoz a
Orkos ya hacía mucho tiempo que se habían ido.
zus jefez y no dejamoz nada detráz nueztro, exzepto ruinaz.

Zoy el Zeñor de la Guerra Ghazghkull Mag Uruk Thraka y


LIMNOS
hablo en nombre de loz Diozes. Vamoz a pizotear el
univerzo y vamoz a matar a kualkiera ke intente evitarlo. Después de aquello, Ghazghkull se alió con otro infame
Voy ha hazerlo por ke zomos Orkos y eztamos hechoz para señor de la guerra, Nazdreg Ug Urdgrub, para lanzar un
luchar y ganar". devastador asalto sorpresa contra el planeta Limnos IV. La
guarnición imperial fue tomada totalmente por sorpresa,
ya que los Orkos emplearon un nuevo ingenio prosperan en la batalla, los humanos se ven debilitados
teleportador, hasta el momento desconocido, para por ella, y que los Orkos pueden vivir bajo los cañones del
trasladar las tropas directamente hasta el planeta desde enemigo y aun así hacerse fuertes. Esto se debe al
un pecio espacial oculto a una distancia muy lejana. Tan exclusivo sistema biológico de la raza, ya que, cuanto más
solo gracias a la presencia de los Marines Espaciales del luchan, más grandes y resistentes se hacen. En
Capítulo de los Ángeles Oscuros y de los Precursores se Armageddon, las fuerzas imperiales se han encontrado
evitó que Limnos cayera en manos de los Orkos antes de con grupos de Orkos jóvenes igual de grandes que los
que aparecieran los refuerzos. Ghazghkull fue rechazado guerreros orkos adultos de otros planetas y los Orkos
de nuevo; pero, después de haber probado y adultos nacidos en Armaggeddon son un 20% más
perfeccionado aquel nuevo sistema de teleportación, grandes que los Orkos normales. Los Orkos se multiplican
volvió a fijar su mirada en un viejo conocido. sin cesar en los desiertos arrasados de Armageddon y el
Imperio se ve obligado a movilizar grandes cantidades de
EL REGRESO A ARMAGEDDON hombres y de maquinaria solo para mantener a raya a los
pieles verdes.

Justo cincuenta y siete años después de su primera


invasión, Ghazghkull empezó la que sería la Tercera Guerra Tras varios meses de combates, cuando el poder
de Armageddon. En lugar de un improvisado ataque en combinado de la Armada Imperial y de las flotas de
masa, aquello fue un asalto concienzudamente planeado. Marines Espaciales cercaron Armaggeddon, se perdió
A pesar de que se habían mejorado las defensas todo rastro de Ghazghkull. Se persiguió a un pecio
imperiales, las meras dimensiones de la invasión dejaron espacial en el que se creía que viajaba el señor de la
asombrados a los comandantes imperiales. La mortífera guerra hasta llegar a Golgotha, pero las diversas
visión de Ghazghkull se había extendido por toda la raza incursiones llevadas a cabo por los vengativos Marines
orka y había cobrado vida propia. Tribus enteras de Espaciales de los Templarios Negros sufrieron grandes
guerreros llegaron a Arma-la-de-Geddon procedentes de pérdidas sin conseguir nada. Desde entonces, se ha
los mayores enclaves orkos para librar batalla. estado buscando su paradero y varias agencias, en
especial el Adeptus Astra Telepathica, creen que se ha
unido a Nazdreg para reconstruir las flotas orkas a partir de
De nuevo, las agonías de Armageddon se encuentran los campos de desperdicios y pecios de la guerra para
documentadas en varios sitios; baste con decir que, rehacer las naves de atake, los kruzeros matamuchoz y las
gracias a un esfuerzo sobrehumano, el Imperio logró resistir naves de asalto.
contra la invasión hasta que llegaron los refuerzos y se
detuvo la marea verde. En las colmenas capturadas por
los Orkos, prosiguen hoy en día crueles combates, aunque Si Ghazghkull no cejase en su empeño y lograra infectar
la mayor parte ya no son más que ruinas destrozadas y más planetas con los Orkos (y con las condiciones de
aplastadas bajo los continuos disparos de artillería. Los guerra constante en que viven), todo el sector se
Orkos se han atrincherado y se reproducen en fétidos desestabilizaría y lo más probable es que cayera en la
pozos bajo las ruinas y las impenetrables junglas anarquía. Cada día se tienen que dirigir más refuerzos
ecuatoriales y montañas volcánicas. Cada día siguen para aplacar los persistentes rescoldos de la guerra de
llegando al sistema más contingentes orkos para tratar de Armageddon, lo que provoca un preocupante déficit en
atravesar el bloqueo imperial y participar en la guerra. los sectores circundantes, asediados igualmente por las
xenoincursiones y los estragos de los dioses del Caos. Hay
más Orkos que seres humanos en la galaxia, de modo que,
Gracias al credo de Ghazghkull, Armageddon se ha si se extienden los ideales de Ghazghkull, los Orkos se
convertido en un lugar mítico para los Orkos, una especie enfrentarán a la Humanidad en un número cada vez
de Valhalla donde los mejores de su especie pueden mayor extendiéndose de planeta en planeta, portando la
probar su valía. Ha aprendido que, mientras los Orkos guerra y disfrutando con ella.

SEÑOR DE LA GUERRA NAZDREG UG URDGRUB


Número registro: Imperial RTS 05/1103 Inquisitorial enemigo era un gigantesco y fornido líder Orko con
39011/4270 armadura negra y amarilla. Según estas declaraciones,
Referencias cruzadas: Piratería SO/SS; Scylla AS; este Orko hablaba con fluidez el Gótico Imperial y utilizaba
tanto las recompensas como los castigos para conseguir
Pecios HI
un incremento en la producción de munición y
Señores de la Guerra OR/BM armamento. Los ciudadanos implicados han sido
Fecha: 5037998M41 condenados a servicio penal por su traición al Emperador
Autorización: Inquisidor Tobias por haber permitido ser capturados. También hemos
Autor: Inquisidor Nastor interrogado a diversos oficiales y soldados de Hellaspont y
Transmitido por: Kaballas he llegado a la conclusión que la partida de guerra de
Conducto telepático: Astrópata Primus Tien´Szar Nazdreg participó en el saqueo del planeta, con lo que el
Pensamiento del día: La rudeza es la amabilidad de número de planetas atacados por este monstruo asciende
los sabios. ya a dieciocho.

Mis investigaciones sobre los recientes acontecimientos Evidentemente, a pesar de la destrucción del pecio de
que han tenido lugar en el Sector Abiaus han confirmado Nazdreg, cuyo nombre en clave era Scylla, en las batallas
los informes relativos a que el Señor de la Guerra Orko orbitales que tuvieron lugar alrededor del cuarto planeta
Nazdreg está actuando en esa zona. Varios ciudadanos del sistema Limnos, es evidente que ha escapado,
liberados del mundo esclavizado por los Orkos de Charakis presumiblemente en alguna de las naves Orkas que
hace once meses han declarado que el comandante consiguieron huir del sistema. He de confesar que estoy
muy decepcionado con las tropas desplegadas en Limnos
por no haber conseguido, a pesar de sus cuantiosos probable que esté buscando un nuevo pecio para
efectivos, destruir de una vez por todas a Nazdreg o a reemplazar la pérdida del Scylla, en cuyo caso tan sólo
Ghazghkull. Sin embargo, gracias a la bendición del puedo rezar para que esta espina clavada en nuestro
Emperador sus planes se han visto una vez más frustrados costado sea víctima de Genestealers, renegados o algo
y, conociendo las rivalidades Orkas, considero muy poco mucho peor.
probable que estos dos comandantes vuelvan a actuar
nunca más juntos. Vuestro obediente servidor: Hermano Nastor

Teniendo en cuenta el pasado de Nazdreg como incursor


y pirata, creo que volverá a ser tan escurridizo como
siempre. La pérdida del Scylla parece haber limitado el
alcance de sus incursiones, por lo que puede ser muy

WAZZDAKKA GUTZMEK
Se hizo el silencio entre los Niñatos que se habían reunido por ezos mundoz de Morko… ¡y zin ke te lo ezperez,
alrededor del anciano y arrugado Mekániko.- "Dejadme regreza kon zu moto gigante! Da vueltaz alrededor del
hablar sobre Wazdakka Gutzmek, -dijo- ¡el máz malo de loz kampamento haziendo ruido -para hazer kabrear al jefe
Motoriztas Orkos ke jamáz hayan exiztido!" por dezterrarlo- y luego ze larga de nuevo ¡HA! Oz azeguro
ke era muy divertido ver al Jefe zaltando y berreando
"Yo no era máz ke un niñato de piel pálida komo vozotroz rabiozo, mientraz aporreaba laz kabezas de todoz loz ke ze
cuando lo vi por primera vez. Él era mucho máz viejo ke le acercaban o enkontraba en zu kamino ¡Ah!, ezos zi que
yo, y también era un mekániko. Pero le guztaba eran díaz felizes…
demaziado montar en motoz y buggies. Le guztaba máz
montar en uno ke konstruirlo. Dezde muy joven ingrezó en ¿¡¿Ke eztaba diziendo?!? Ah, zi. Lo ke le pazó a
el Kulto a la Velozidad, y entonzes empezó a kontinuazión a Gutzmek. Bueno, puez dezde entonzes ha
dezkontrolarze de verdad. Aun azí, podría haber zeguido aparezido por muchoz zitios. Algunoz dizen ke zólo baja de
azí durante mucho máz tiempo, puez era uno de loz zu moto kuando nezesita arreglar algo, y ke el rezto del
guerreroz máz fuertez y duroz ke jamáz haya vizto, -¡y tiempo vive montado en ella, manteniéndoze dezpierto
puedo dezir ke he vizto muchoz!- zi no fuera por ke ze grazias a un brebaje ke le dió un Doktor ke konoze. Otros
kargó la flamante flota de karroz nuevoz del jefe kon zu dizen ke la magia de Morko y Gorko lo llevan de un
moto. Pero Gutzmek era azí; jamáz ha podido rezistir un planeta a otro para ke pueda luchar kon loz chikoz
dezafío… kuando eztos le nezesitan. No ze zi alguna de eztas hiztorias
es zierta, pero lo ke zi zé ez que lucha por kualkier Jefe ke
Zea komo zea, konziguió ke lo dezterraran, y ze largó para le pague los repueztos y piñoz ke nezesita para ke zu
vivir komo un Motorizta Loko. Ahora ya no kiere rodar kon motozicleta ziga rodando, y ke todavía ez el máz duro,
ningún grupo de chikoz (ziempre ha zido un poko raro en fuerte y verde de todoz loz Orkoz Motoriztaz Lokos. Y todo
ezto), azí ke rueda zolo dezde ke fue expulzado, ezto lo zé por ke, komo oz he dicho, kuando era un
dezapareziendo de vez en kuando durante mucho tiempo niñato…"
PERSONAJES IMPERIALES

HERMAN VON STRAB, GOBERNADOR SUPREMO DE ARMAGEDDON


Herman von Strab, cuarto hijo por araña venenosa. Y así fue como Herman se convirtió
de Luthor von Strab, el en el gobernador de todo un mundo.
Gobernador Supremo de
Armageddon, ascendió al Cuando lo conoció el Princeps Primus Kurtiz Mannheim, de
poder del modo habitual: la Legión de los Cráneos de Hierro y tras tratar con varios
asesinando a sus hermanos, años Herman fue descrito como "el mayor desperdicio de
los otros aspirantes al trono. carne y hueso de los últimos quinientos años".
Herman von Strab era un
hombre brutal, poco astuto y Su personalidad era reflejo de la de un aristócrata imperial
sin carisma, e incluso sus típico, decadente e ignorante de las amenazas inminentes
propios hermanos le del mundo que tenía que dirigir y proteger. Utilizó el miedo
consideraban estúpido, para controlar a la población y para mantener su posición
violento y carente de de poder. Era sin embargo, personalmente audaz (algunos
sofisticación. Pero dudan entre que fuera ciega estupidez o auténtico arrojo)
subestimarlo tanto les costó la y despiadado, hasta el punto de la locura. Él tenía poca
vida. Los métodos de von idea de la magnitud de un problema y tenía incluso
Strab podían estar faltos del menos idea de cómo ocuparse de ella, tomando siempre
refinamiento tan admirado las decisiones más brutales y directas posibles.
por los sofisticados habitantes de las ciudades colmena,
pero resultaban eficaces. Una bomba en un banquete Su incompetencia sin paragón estuvo a punto de costarle
acabó con la vida de su hermano mayor, Antón, y con la muy cara al imperio. Corría el año 941.M41 y era el día de
de los 322 invitados allí reunidos, incluyendo al Festividad de la Ascensión del Emperador cuando el Señor
representante imperial. Otto fue atropellado por un de la Guerra Orko Ghazghkull Thraka invadió Armageddon
conductor que se dio a la fuga. Villhem fue encontrado en con un enorme ¡Waaagh! Cuando el pecio espacial que
su habitación con el cuerpo acribillado de balas de bólter transportaba a los orkos (codificado como Alveus Alpha
y Herman de pie sobre el cadáver de su hermano con un Alpha Sextus) apareció en el sistema, se negó a enviar
arma aún humeante en la mano. Con desfachatez, dijo equipos de investigación pues afirmaba que "ningún
que era el suicidio más violento que jamás había visto y los pedazo de escoria espacial podía perturbar su mundo
oficiales de la investigación estaban demasiado asustados ancestral”. Hizo como la mayoría de los aristócratas, el
como para contradecirle. Poco después su padre enfermó mínimo necesario para demostrar lo insignificante de la
y murió de una combinación de pena y envenenamiento amenaza. Se conformó con seguir las instrucciones
estándares del códex Ministorum y notificó el la llegada a juicio. Pero Von Strab escapo en un land
Administratum el avistamiento del pecio pero eso fue todo. speeder robado y pese a que fue encontrado el vehículo
Solamente después que los primeros Orkos aterrizaron se casi destrozado más adelante no se encontró su cuerpo.
lanzó una señal de socorro pero no Von Strab quien la
mando, sino el Comisario Yarrick, y von Strab entonces Durante la 3ª guerra de Armaggedon reapareció Von
desterró al que luego sería el héroe del planeta, a la Strab y cometió el peor de sus crímenes. Se infiltro en la
colmena de Hades(lo único inteligente que haría en su colmena de Acheron y se alió con los orkoz. Con ayuda
vida...). Von Strab no deseaba preocupar al imperio con de unos pocos partidarios, saboteó los conductos de
esta lucha. Creía que él podría controlarlo. energía y permitió que los orkoz entraran en el la colmena
a través de túneles secretos, cayendo en pocas horas sin
Cuando los orkoz desbordaron todas las defensas, Von encontrar resistencia. Con la ayuda de los orkoz(entre los
Strab huyó a la relativa seguridad del sur, Armageddon que se encontraban los famosos Kalaveras) asumió el
Secundus, el corazón industrial de Armageddon. Dos días mando de la colmena como su Jefe supremo ,
después los orkos invadieron Armageddon Secundus. La anunciando que era su derecho divino gobernar sobre
única esperanza provenía de los Capítulos de Marines Armageddon. Pelotonez de orkoz se encargaron de hacer
Espaciales, pero Von Strab se rehusó a pedir ayuda, callar a cualquier disidente que dudara de la
pensando todavía en que podía obtener la victoria y determinación de Von Strab. Vilmente, la mayor parte de
reclamarla como propia. la vieja nobleza en Acheron dio la bienvenida a Von Strab,
algunos demasiado asustados por las represalias y otros
Una de los errores más grandes de von Strab fue la demasiado degenerados o estúpidos para ver el crimen
destrucción de la legión del Titanes de los Cráneos del tan vil que se había cometido y pensando solo en
Hierro que estaba al mando del Princeps Prime Kurtiz mantener y aumentar sus privilegios.
Mannheim. Von Strab ordeno a la legión de Titanes luchar
contra los Orkos sin apoyo y pronto fueron suprimidos por Von Strab hizo entonces un discurso apasionado llamando
los gargantes enemigos. Antes de aquello, Mannheim a la rebelión contra el imperio y sus tiranos. Pero la llegada
urgió a von Strab para que se prepararse para la invasión de tropas imperiales a la Colmena rebelde provoco una
de Armageddon Secundus, pero le no hizo caso, guerra civil entre partidarios del imperio y de Von Strab,
proclamando que los Orkos nunca practicarían una apoyados por los orkoz.
abertura en las líneas imperiales y atravesarían las selvas
equistoriales. Dos días más tarde los Orkoz aparecían en Finalmente, Von strab murió a manos de la 13ª legión
Armagedón Secudus. Mannheim murió cuando el reactor penal bajo el mando del Coronel Schaeffer cuando estos
de su titán inicio una reacción en cadena fatal, pero no se infiltraron y llegaron hasta donde él se escondía.
antes de que él llegara al centro de la fuerza de Orka y
eliminase una enorme porción de fuerzas orkaz al estallar Herman Von Strab ha sido, sin duda alguna, uno de los
el titán en medio del enemigo. peores crímenes de los tiempos modernos del Imperio, que
provoco la mayor inestabilidad posible en una de las zonas
Von Strab tenía un arma secreta, un arsenal de bombas más vitales del Imperio simplemente por su ignorancia,
víricas mortales de cuando el planeta fue colonizado. tozudez y estupidez.
Cuando las lanzo ante el horror de sus subordinados,
muchas fallaron por su antigüedad: no fueron lanzadas, En estos momentos se sabe poco de lo que el destino le ha
otras no estallaron, las que estallaron el virus fue muy deparado a Herman von Strab, el infame déspota
débil....Las que estaban operativas mataron a muchos responsable de entregar la colmena a los Orkos. El único
orkoz, pero también a muchos civiles que huían a los indicio de su presencia en Acheron ha sido una serie de
campos de refugiados. Además, las fuerzas orkas que mensajes pregrabados emitidos desde el palacio interior.
sufrieron sus efectos estaban lejos de los principales Se rumorea que von Strab se encontraba entre los que
combates y su perdida no influyo en nada al avance de huyeron de la colmena, por lo que se ha ordenado al
los orkoz. Von Strab se retiró a sus aposentos enfurruñado y regimiento penal de los Salvajes que registren los niveles
lo no vieron durante mucho tiempo. Entonces, cuando los inferiores para encontrarlo y capturarlo. Es vital que el
marines espaciales llegaron y derrotaron a los orkoz, traidor von Strab sea llevado ante la justicia, sin importar el
comandante Dante de los Ángeles Sangrientos tomó el coste.
mando, y ordenó el arresto domiciliario de von Strab hasta

COMANDANTE DANTE DE LOS MARINES ESPACIALES


El Comandante Dante tenía reputación de testarudo y de Si su oponente cometía un
cumplir a rajatabla la más estricta disciplina. Alababa al error, Dante lo detectaba
Emperador cada amanecer y nunca se le vio elevar el rápidamente. Llegado el
tono de su voz o gritar. Siempre decía la verdad sin asunto de la elección de un
importarle si era diplomático o no. Sus hombres sentían líder para la intervención en
más respeto que aprecio por Dante. Como comandante Armageddon, los
supremo tenía indudablemente sus defectos, pero como comandantes de los otros dos
general en tiempos de guerra solo puede afirmarse de él capítulos le propusieron para
que jamás sufrió una derrota. Intrépido, voluntarioso y con el mando unánimemente.
iniciativa, siempre parecía hallarse en el lugar donde la
batalla era más cruda.
COMISARIO YARRICK
El Comisario Yarrick era un Con toda justicia se ha dicho de Yarrick que allá donde
militar veterano cuando dio hubiese desesperación, él llevaría la esperanza; que allá
comienzo el asedio a la donde existiese el miedo, el llevaría el coraje. En Infernus
Colmena Hades. Contaba luchó en las trincheras, donde sufrió una herida de bala
con una larga y distinguida en el pecho; pero, aun así siguió luchando hasta que el
carrera en la Fuerza de ataque fue rechazado. En el Oeste se puso al frente de
Defensa Planetaria y había las milicias de colmena en el asalto a la brecha en la
sido propuesto para el retiro fortaleza de la Montaña Volcanus y en Ciénaga Mortal
durante la Festividad de la combatió junto a los Mordianos cuando cruzaron el
Ascensión del Emperador. Puente Phlegethon. En Armageddon, Yarrick simbolizaba
Yarrick tenía una merecida el Imperio y el Imperio era Yarrick. Mientras en la guerra
reputación de militar leal al se llegaba a un sangriento punto muerto, le llegó la
Imperio y de líder inspirador noticia de que su némesis había abandonado
para sus tropas. Durante su Armageddon para atacar en alguna otra parte. En su
juventud aprendió el lenguaje Cuartel General en la Colmena Infernus, Yarrick reunió a
de los Orkos de un incursor orko capturado que le ayudó a todos sus oficiales y juró que perseguiría a Ghazghkull
convertirse en un experto de la mentalidad orka. Otro líder hasta los confines de la galaxia si fuera necesario;
hubiese prestado atención a las advertencias de Yarrick, transfiriendo formalmente el mando del concilio militar al
pero von Strab hizo caso omiso y se enfureció con el General Kurov. El Alto Comisario Helbrecht de los
veterano comisario por atreverse a contradecir sus Templarios Negros declaró que se uniría a Yarrick en su
opiniones sobre los planes orkos. Herman no podía asesinar cruzada sagrada y, al anochecer, empezó la búsqueda
a Yarrick, pues sabía que una investigación revelaría su del "Viejo".
crimen cuando llegasen los representantes del Emperador.
Para deshacerse de Yarrick, von Strab lo envió a la
Colmena Hades. Esta fue una de las pocas decisiones
sabias que tomó von Strab durante la campaña de
Armageddon...
DISPOSICIÓN DE LAS FUERZAS EN ARMAGEDDON 6/876999.M41
Los datos sobre la horda de Ghazghkull de la Tercera Guerra de Armageddon son difusos, dado que las partidas de
guerra que la constituyen se dispersan y se reforman casi a diario. A continuación, se ofrece una lista de las que se
supone que siguieron al Profeta del ¡Waaagh! tras el período inicial de la invasión.

Horda de guerra del Kaudillo Ghazghkull (Estimación: 400 partidas de guerra, 18 gargantes)
Gran pelotón de gargantes del Señor de la Guerra Morfangz (Estimación: 6 partidas de guerra, 7 gargantes)
Gran pelotón de gargantes del Señor de la Guerra Skarfangz (Estimación: 3 partidas de guerra, 6
gargantes)
Gran pelotón de gargantes del Señor de la Guerra Burzuruk (Estimación: 4 partidas de guerra, 9 gargantes)
Kadenas Mortalez del Señor de la Guerra Kroksnikz (Estimación: 4 partidas de guerra, 32 fortalezas
rodantes)
Tribu del Kráneo Negro (Estimación: 30 partidas de guerra 3 gargantes)
Tribu de la Luna Kriminal (Estimación: 21 partidas de guerra, 5 gargantes)
Tribu de la Aleta Roja (Estimación: 30 partidas de guerra, 4 gargantes)
Lokos de las Ruedas Rojas (Estimación: 18 partidas de guerra del "Kulto a la Velozidad")
Lokos de la Muerte Ardiente (Estimación: 25 partidas de guerra del "Kulto a la Velozidad")
Los Kañonez del Señor de la Guerra Thugsnik (Estimación: 6 partidas de guerra de artillería)
Los Kañonez del Señor de la Guerra Morbad (Estimación: 12 partidas de guerra de artillería)
NOTA: las "partidas de guerra" orkas están formadas por entre 600 y 3.000 guerreros más las máquinas de
guerra y la artillería (un 20-25% del total o un 50-100% en el caso de las partidas de guerra de los Lokos de la
Velozidad y "artilleras").
Los "gargantes" que aquí aparecen indican toda máquina de guerra orka de tamaño titán.

Related Interests