You are on page 1of 9

Evidencias 9: Informe sobre medidas de prevención de riesgos en la

salud.

Proponer algunas medidas de prevención para evitar los riesgos en la salud de


los trabajadores del ámbito de la negociación internacional. Para esto debe
tener en cuenta el panorama general del contexto actual de las negociaciones
internacionales así como algunas proyecciones en términos sociales,
culturales, económicos y productivos de dicho contexto.

Para desarrollar esta evidencia consultar el Material de formación llamado


‘Riesgos para la salud’, que se encuentran en la opción del menú principal,
Materiales del Programa / Materiales de Formación / Fase III: Estructurar un
modelo de negociación internacional / Actividad de aprendizaje 21: Establecer
costos que intervienen en la cadena teniendo en cuenta los canales
seleccionados/ Riesgos para la salud. Dicho material aborda la definición y
evaluación de los riesgos para la salud, la percepción, la prevención de los
riesgos y adopción de medidas.

Esta evidencia debe enviarse en formato de Microsoft Word o PDF a través de


la plataforma Virtual de Aprendizaje, así:

1. Clic en el título de esta evidencia.


2. Clic en Examinar mi equipo y buscar el archivo previamente guardado.
3. Dejar un comentario al tutor (opcional).
4. Clic en Enviar.
ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE No.21

EVIDENCIAS 9: INFORME SOBRE MEDIDAS DE PREVENCIÓN DE


RIESGOS EN LA SALUD

PRESENTADO POR:

NANCY LOPEZ GARCIA


MAYRA ALEJANDRA MORENO
MERLYN CECILIA MELENDEZ BAUTISTA

FICHA 1310162

PRESENTADO A:
INSTRUCTORA. MERY ROCHA

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE – SENA


CENTRO DE BIOTECNOLOGÍA AGROPECUARIA DE MOSQUERA
TECNÓLOGO EN NEGOCIACION INTERNACIONAL
2017
INTRODUCCION

Uno de los objetivos más importantes cuando pensamos en la salud de los


trabajadores en el ámbito de la negociación internacional es garantizar un
ambiente de trabajo saludable y exento de riesgos para ellos, creando una
serie de normas donde se garantice el derecho a una protección integral de su
seguridad y salud en el trabajo.

En el derecho a la protección de la salud y seguridad en el trabajo, éste


adquiere un derecho social ya que todo trabajador debe disfrutar en su medio
de trabajo de condiciones satisfactorias de protección de salud y seguridad
para lo cual se deben adoptar medidas adecuadas para conseguir dichos
resultados en éste campo.

La seguridad y la salud en el trabajo van de la mano ya que son normas y


procedimientos de que disponen las personas y la comunidad para mejorar la
calidad de vida.

Los riesgos no deben de tratarse de manera independiente y separada de las


complejas circunstancias sociales, culturales, económicas y políticas en las que
vive la población ya que el entorno de la vida familiar, comunitaria y el entorno
laboral impactan en el estilo de vida tanto en la salud física y mental de los
seres humanos.
Las personas económicamente activas pasan aproximadamente una tercera
parte de su tiempo en el lugar de trabajo. Las condiciones de empleo y de
trabajo tienen efectos considerables sobre la equidad en materia de salud.

Las buenas condiciones de trabajo pueden proporcionar protección y


posición social, oportunidades de desarrollo personal, y protección contra
riesgos físicos y psicosociales. También pueden mejorar las relaciones
sociales y la autoestima de los empleados y producir efectos positivos para
la salud.

La salud de los trabajadores es un requisito previo esencial para los


ingresos familiares, la productividad y el desarrollo económico. Por
consiguiente, el restablecimiento y el mantenimiento de la capacidad de
trabajo es una función importante de los servicios de salud.

Los riesgos para la salud en el lugar de trabajo, incluidos el calor, el ruido, el


polvo, los productos químicos peligrosos, las máquinas inseguras y el estrés
psicosocial provocan enfermedades ocupacionales y pueden agravar otros
problemas de salud. Las condiciones de empleo, la ocupación y la posición
en la jerarquía del lugar de trabajo también afectan a la salud. Las personas
que trabajan bajo presión o en condiciones de empleo precarias son
propensas a fumar más, realizar menos actividad física y tener una dieta
poco saludable.

Además de la atención sanitaria general, todos los trabajadores, y


particularmente los de profesiones de alto riesgo, necesitan servicios de
salud que evalúen y reduzcan la exposición a riesgos ocupacionales, así
como servicios de vigilancia médica para la detección precoz de
enfermedades y traumatismos ocupacionales y relacionados con el trabajo.

Las enfermedades respiratorias crónicas, los trastornos del aparato


locomotor, las pérdidas de audición provocadas por el ruido y los problemas
de la piel son las enfermedades ocupacionales más comunes. Ahora bien,
solo una tercera parte de los países tienen programas para abordar estas
cuestiones.

Las enfermedades no transmisibles relacionadas con el trabajo, así como


las cardiopatías y la depresión provocadas por el estrés ocupacional dan
lugar a crecientes tasas de enfermedades y bajas laborales prolongadas.
Las enfermedades no transmisibles de origen ocupacional incluyen el cáncer
ocupacional, la bronquitis crónica y el asma causados por la contaminación
del aire en el lugar de trabajo y la radiación.
A pesar de la incidencia de estas enfermedades, en la mayoría de los países
los médicos y las enfermeras no están apropiadamente capacitados para
hacer frente a problemas de salud relacionados con el trabajo y muchos
países no ofrecen formación de posgrado en salud ocupacional.

A continuación, algunas de las medidas de prevención para evitar los riesgos


en la salud de los trabajadores del ámbito de la negociación internacional:

 Vigilancia de la Salud: La vigilancia en la salud de los trabajadores es


una actividad preventiva que sirve para proteger la salud de los
trabajadores, porque permite identificar fallas en el plan de prevención.

 Riesgos Psicosociales: Se define el riesgo profesional como la


posibilidad de daños a las personas o bienes, como consecuencia de
circunstancias o condiciones de trabajo. Entre los riesgos psicosociales
más relevantes que pueden presentarse en los puestos de trabajo de
comercio se encuentran:

• Estrés.

• Síndrome de estar quemado o burnout.

• Situaciones de trato conflictivo.

La presencia de estos riesgos puede asociarse a diferentes factores:

• El trato con el público (clientes).

• La organización del trabajo, que incluye la propia organización del


mismo y los factores ligados al medio ambiente físico de trabajo (ruido,
iluminación, etc.).

• Las características individuales del propio trabajador. La existencia de


factores de riesgo psicosocial en los puestos del comercio, hacen
necesario el desarrollo de buenas prácticas que ayuden a evitar la
aparición de estos factores que pueden ser desencadenantes de casos
de estrés, síndrome de estar quemado, etc. con el coste humano,
económico y social que ello conlleva.
Las buenas prácticas a nivel organizacional deben centrarse en
diferentes ámbitos como los siguientes:

• Facilitar al trabajador la adquisición de habilidades que le permitan una


mejor interactuación con el cliente a través de recursos informativos y
formativos.

• Planificar las tareas y la implementación de un protocolo de apoyo de


los compañeros y directivos.

• Definir de forma clara el rol del trabajador en la empresa mediante


fichas de puestos de trabajo.

• Desarrollar estilos de liderazgo que faciliten la aportación de todos los


miembros de la empresa.

 Riesgos Biológicos: Todo trabajo en el que se utilicen agentes


químicos, o esté previsto utilizarlos, en cualquier proceso, incluidos la
producción, la manipulación, el almacenamiento, el transporte o la
evacuación y tratamiento estará considerado como actividad con
agentes químicos. Se entiende por exposición a un agente químico, la
presencia de un agente químico en el lugar de trabajo que implica el
contacto de éste con el trabajador, normalmente por inhalación o por vía
dérmica.

El empresario deberá determinar si existen agentes químicos peligrosos


en el lugar de trabajo y evaluar, en tal caso, los riesgos para la salud y
seguridad de los trabajadores originados por dichos agentes,
considerando y analizando:

Toda la información necesaria para la evaluación de riesgos


(propiedades peligrosas, etc.) que facilitará el proveedor o que se podrá
recabar de éste o de otras fuentes fácilmente. Esta información debe
incluir la ficha de datos de seguridad.

• Valores límite ambientales y biológicos.

• Cantidades utilizadas o almacenadas.

• Tipo, nivel y duración de la exposición de los trabajadores a los


agentes.
• Cualquier otra condición de trabajo que influya sobre otros riesgos
como los peligros de incendio y explosión.

 Riesgos por posturas inadecuadas: Estos problemas se pueden evitar


adoptando una serie de seguridad que consisten en corregir los malos
hábitos, adoptando posturas correctas para cada tipo de trabajo.

 Los trabajadores expuestos a riesgos deben someterse a exámenes


médicos periódicos que permitan detectar cualquier problema de salud
en una fase temprana, en la que el tratamiento y la modificación del
lugar de trabajo puedan contribuir a evitar un daño permanente.

 El mejoramiento del entorno, la organización, la maquinaria y el


equipo de trabajo: Es deber del empresario el adoptar las medidas
necesarias para que la utilización de los lugares de trabajo no origine
riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores o, si ello no fuera
posible, para que tales riesgos se reduzcan al mínimo:

• Anexo I: Condiciones generales de seguridad en los lugares de trabajo.


• Anexo II: Orden, limpieza y mantenimiento.

• Anexo III: Condiciones ambientales en los lugares de trabajo.

• Anexo IV: Iluminación de los lugares de trabajo.

• Anexo V: Servicios higiénicos y locales de descanso.

• Anexo VI: Material y locales de primeros auxilios.

 Desarrollar iniciativas, instrumentos y métodos saludables en el lugar


de trabajo para que las empresas y otros entornos de trabajo puedan
ocuparse mejor de la salud sin depender excesivamente de los
servicios sanitarios profesionales.

 Establecer vínculos entre los servicios de salud ocupacional y los


centros de atención primaria, a fin de facilitar la atención de los
trabajadores que padecen enfermedades crónicas y su
reincorporación al trabajo después de largos períodos de baja por
enfermedad.

 Incluir la salud ocupacional en la capacitación, tanto anterior a la


entrada en servicio como en el servicio, de todos los dispensadores
de atención sanitaria de primera línea y de algunos médicos
especialistas en oncología, dermatología, neumología, neurología y
trastornos del aparato locomotor.

 Elaborar hojas de rutas para afianzar el acceso de los trabajadores a


intervenciones y servicios esenciales definidos en el ámbito nacional
y destinados a prevenir y controlar las enfermedades ocupacionales y
relacionadas con el trabajo. Esto incluye el seguimiento de la
cobertura y el establecimiento de metas realistas compatibles con los
recursos humanos y financieros para la salud y las tradiciones
locales.

 El control del ruido: Los riesgos derivados de la exposición al ruido


deberán eliminarse en su origen o reducirse al nivel más bajo posible,
teniendo en cuenta los avances técnicos y la disponibilidad de medidas
de control del riesgo en su origen.

Para intentar reducir el riesgo de exposición a ruido, esta norma nos


indica algunos aspectos a tener en cuenta:

• Cambiar métodos de trabajo que reduzcan la necesidad de exponerse


al ruido.

• Elegir los equipos de trabajo adecuados que generen el menor nivel


posible de ruido. • Estudio de la concepción y disposición de los lugares
y puestos de trabajo.

• Información y formación sobre el correcto uso del equipo de trabajo con


vistas a reducir al mínimo su exposición al ruido.

Reducción técnica del ruido:

• Reducción del ruido aéreo, por ejemplo, por medio de pantallas,


cerramientos recubrimientos con material acústicamente absorbente.

• Reducción del ruido transmitido por cuerpos sólidos, por ejemplo,


mediante amortiguamiento o aislamiento.

• Programas apropiados de mantenimiento de los equipos de trabajo, del


lugar de trabajo y de los puestos de trabajo.

Reducción del ruido mediante la organización del trabajo:

• Limitación de la duración e intensidad de la exposición.

• Ordenación adecuada del tiempo de trabajo.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 Organización Mundial de la Salud. (2018). Protección de la salud de los


trabajadores. [en línea] Disponible en:
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs389/es/.

 S449868738.mialojamiento.es. (2018). [en línea] Disponible en:


http://s449868738.mialojamiento.es/confespacomercio/wp-
content/uploads/2014/04/21820d52-430d-41ff-969d-c5be476b3e2e.pdf.