You are on page 1of 3

Definición de pericoronaritis

:
• En la Pericoronaritis, es la encía que rodea
parcialmente a los dientes erupcionados
(particularmente terceros molares inferiores y sus
contrapartes superiores) está inflamada.
• Las aberraciones en el medio ambiente local
frecuentemente contribuyen significativamente a la
génesis y agravamiento de esta condición permitiendo
que se acumulen restos y placa bacteriana.
• Los terceros molares superiores están frecuentemente
inclinados distalmente o bucalmente, creando un ambiente que permite la acumulación
de placa, cálculo y restos. Frecuentemente, el tercer molar superior puede extruirse,
forzando el tejido sobre el área retromolar mandibular y causando un traumatismo al
tejido.
• La apertura gingival que conecta la boca con el diente permite que el folículo dental
localizado entre la corona del diente y el hueso encapsulado se puede infectar. La encía
que lo rodea esta concomitantemente inflamada. La encía se ve con hiperplasia y
edema resultando en inflamación del tejido y distorsión. La encía "levantada" puede
entonces traumatizarse por el contacto con un diente de la arcada opuesta, agravando
aún más la condición.
• El tejido está profundamente descolorado y retraído de su adaptación al diente.
Algunas veces puede verse un exudado seroso o supurativo en el margen gingival. El
dolor es variable. Muchas lesiones son crónicas y de bajo grado, presentando pocas
molestias, mientras que otras son enérgicas y con bastante dolor. Una complicación
adicional es la gingivitis ulcero-necrozante la cual puede aumentar el dolor, la
inflamación, el olor fetido, el sabor y la persistencia de la inflamación pericoronal.
Los siguientes factores etiológicos pueden estar implicados en esta condición:
1) Un fornix vestibular bucal angosto.
2) La tendencia de la pared bucal del proceso alveolar de ser horizontal o ampliamente
plana.
3) La angulación vertical escarpada del borde anterior de la rama mandibular.
4) La falta total o parcial de la erupción pasiva en el aspecto lingual de los dientes.
5) Inclinación distal del 3er. molar inferior en relación al 2do. molar formando un
contacto proximal abierto.
6) La presencia de un tejido blando y algo flácido que rodea al diente. Generalmente en
esta área se practica una higiene oral muy pobre.

tanto por vestibular como por lingual. se observa como drena pus por el surco gingival. espontáneo. periodontalgias o complicaciones de gangrenas pulpares de piezas vecinas. al borde anterior de la rama de la mandíbula. Por compromiso de fibras superiores del constrictor superior de la faringe el enfermo presenta odinofagia e incluso disfagia. Como es un cuadro bacteriano es frecuente encontrar compromiso del estado general. 5. peptoestreptococo y bacteroides pigmentados. como en esa zona alcanzan algunas fibras de los músculos pterigoídeo interno o del pilar anterior del paladar. y hacia distal. con impronta del homólogo de la arcada contraria. se presenta trismus o pseudotrismus. el piso de la boca y la pared lateral de la faringe.Signos y síntomas de pericoronaritis: • Una pericoronaritis marcada puede inducir a una inflamación facial o sub-maxilar. al presionar con el borde del espejo. el enterococo. incluída la encía por vestibular. Fig. Pericoronaritis aguda en tercer molar inferior. Los microorganismos más frecuentes de encontrar en las pericoronaritis son los mismos de la flora bacteriana oral y de ellos principalmente los estreptococos viridans. PERICORONARITIS AGUDA SUPURADA. El dolor se exacerba con las variaciones de temperatura y con el roce de los alimentos. y a nivel cervical habrá ganglios con características inflamatorias y gran sensibilidad al palpar el ángulo de la mandíbula.masetérico llevando a un trismus muscular. • Un hallazgo común es la linfoadenopatía cervical. Note el aumento de volumen en los tejidos vecinos al tercer molar. 5a 5b Fig. sino también al tejido del aspecto medio del proceso alveolar y el cuerpo de la mandíbula. en vestibular. • La temperatura del paciente puede ser de 103° F. • Algunos casos involucran no sólo a la encía pericoronal. edematosa. El examen en ocasiones es dificultoso pero puede constatarse una mucosa enrojecida. localizado en la zona afectada. 4. • Puede haber también disfagia. • Raras veces el hueso se ve afectado con la producción de una osteomelitis de avance rápido. Características Clínicas Lo más característico del cuadro agudo es el dolor intenso. CICLO DE PRACTICA IV: Complicaciones . • Ocasionalmente se incluye el espacio sub. donde presentaba tercer molar incluído. imagen de la derecha (5b). y el dolor alarmante. si presionamos suavemente esta mucosa se exacerba la sensación dolorosa y es posible detectar la salida de exudado purulento. Mujer de 19 años que acudió con pericoronaritis aguda con absceso en vestibular frente al segundo molar. Hay edema en la zona lo que puede producir incluso asimetría facial. El diagnóstico de la pericoronaritis aguda es eminentemente clínico y debe detectarse si es pericoronaritis sola o con pulpalgias. y eventualmente puede haber algunos Gram (-) como el peptococo. sin embargo hay cuadros severos en los que el dolor es irradiado a otras zonas en especial si se trata del tercer molar inferior.

o coleccionarse en un espacio entre el borde anterior del masetero. especialmente en la mandíbula. o crónico-reagudizado. y llevan a la formación del quiste paradentario. que por la inflamación puede presentar cambios como hiperplasia o estar ulcerado. Se sabe también que las infecciones respiratorias se pueden desencadenar y ocurren en forma concomitante con pericoronaritis agudas y además la cirugía para el tercer molar por pericoronaritis puede desencadenar dichas infecciones. ya sea agudo. lo que depende de las condiciones generales del paciente o de las condiciones basales del hueso. En algunos casos observamos quistes asociados con terceros molares. Por otra parte el pus que se está produciendo a nivel del 3er. El infiltrado inflamatorio que puede observarse está de acuerdo al tipo de inflamación que tenemos. Existe la posibilidad de que el pus que se produce a nivel del saco pericoronario pueda ser el punto de partida para problemas cardíacos. También pueden generarse cuadros inflamatorios e infecciosos graves a partir de una pericoronaritis pudiendo incluso presentarse una osteomielitis maxilar. prácticamente asintomático que puede sufrir reagudizaciones periódicas. pero lo más importante son las endocarditis. el cuadro puede ser soportable para los pacientes y se mantiene incluso por varios años antes de que decidan consultar al profesional en algunas de sus reagudizaciones. la cara externa de la mandíbula. linfocitos. si es aguda con predominio de neutrófilos. o pericoronaritis crónicas. que por su repetición estimularían la proliferación del epitelio del saco. su sintomatología es similar a la de la pericoronaritis aguda pero muchísimo más apagada. que se visualiza frente a los premolares inferiores y al presionarlo se detecta que el pus fluye por el capuchón del tercer molar. plasmocitos y macrófagos. las glomerulonefritis o las artritis que se producen por una reacción de antígenos cruzados debido a la semejanza estructural entre los microorganismos y los tejidos mencionados. la mayor incidencia se ha observado tres días antes de la pericoronaritis (Meurman. y como no es extremadamente dolorosa. crónico. En la unidad de quistes puede encontrar más información de éste. si es crónico con abundantes células mononucleares. . Pericoronaritis Crónica El cuadro crónico es un estado latente. renales o articulares a causa de la bacteremia que se produce desde el foco maxilar. o dar origen al absceso o flegmón maseterino el que se establece con mayor frecuencia en los casos de pericoronaritis cerradas en las que los microorganismos entran al capuchón pericoronario a partir del fondos de sacos paradenciales de los dientes vecinos.La diseminación de la colección purulenta desde un tercer molar inferior puede ir hacia la cara externa de la mandíbula y compromete el espacio masetero – maxilar provocando el absceso de Caviera-Macaferi. Si persiste la pericoronaritis aguda a partir de la adenitis puede instalarse una periadenitis o un adenoflegmón y a nivel gingival y por disminución de la resistencia local pueden instalarse una gingivitis ulceronecrótica que comprometa varias papilas gingivales. 1995). molar puede migrar hacia la cara interna del cuerpo mandibular y comprometer el espacio pterigomaxilar provocando el desplazamiento del pilar anterior y otra posibilidad es que migre hacia el piso de boca por sobre o debajo el milohioídeo produciendo abscesos o flegmones en piso de boca con gran compromiso del estado general y de gravedad para el paciente. la inserción inferior del bucinador por delante del triangular de los labios y constituir el absceso migratorio de Chomprèt L´Hirondelle. Muchas veces se observa también el epitelio reducido del órgano del esmalte. Los aspectos histopatológicos de la pericoronaritis no presentan diferencias de aquellos que ocurren en cualquier proceso inflamatorio. y que se deben a procesos inflamatorios crónicos.