You are on page 1of 1

El latín es una lengua de la rama itálica3 de la familia lingüística del indoeuropeo4 que fue

hablada en la Antigua Roma y, posteriormente durante la Edad Media y la Edad Moderna,
y llegó a la Edad Contemporánea, pues se mantuvo como lengua científica hasta el siglo
XIX. Su nombre deriva de una zona geográfica de la península itálica donde se desarrolló
Roma, el Lacio (en latín, Latium).
Adquirió gran importancia con la expansión de Roma,5 y fue lengua oficial del imperio en
gran parte de Europa y África septentrional, junto con el griego. Como las demás lenguas
indoeuropeas en general, el latín era una lengua flexiva de tipo fusional con un mayor
grado de síntesis nominal que las actuales lenguas romances, en la cual dominaba
la flexión mediante sufijos, combinada en determinadas veces con el uso de
las preposiciones, mientras que en las lenguas modernas derivadas dominan las
construcciones analíticas con preposiciones, mientras que se ha reducido la flexión
nominal a marcar solo el género y el número, conservando los casos de declinación solo
en los pronombres personales (estos tienen, además, un orden fijo en los sintagmas
verbales).b