You are on page 1of 8

ENSAYO

¿Quién hace al patrimonio?
Su valoración y uso desde
la perspectiva del campo de poder
Mauricio Benjamín Jiménez Ramírez
Mariana Sainz Navarro

Introducción

E
l restaurador, al intervenir una pieza, no sólo se adentra en los misterios
de las transformaciones de los materiales que la componen, sino también

permite interpretar los motivos por los que se conserva y se da a conocer como
objeto paradigmático de una cultura.1 Sin embargo, con mucha frecuencia,

a cabo con poco interés y llega a la conclusión de que los valores de la obra

de una tradición teórica que da sustento a la restauración desde mediados del
siglo XX y cuyo interés se centra en una autenticidad trascendental que la obra
posee de forma independiente a las valoraciones que podamos hacer de ella

La renovación teórica del campo de la conservación-restauración, aún in-
cipiente, no ha terminado de evidenciar que las labores de restauración están
-
rresponder necesariamente con la valoración que éstos tenían al ser creados,
por supuesto altera, para bien o para mal, los valores que se le asignaban antes
de la restauración. En toda intervención de restauración subyace una interpre-

cual no es, en absoluto, producto de la mente independiente del restaurador,
sino una construcción social con la que los especialistas comunican al resto
de la sociedad, a partir de patrones de interpretación que han incorporado
en su praxis, una forma canonizada de apreciar los bienes culturales. Las
acciones de conservación y consumo de los bienes culturales constituyen así
un campo donde interactúan diferentes actores, con reglas que todos deben
respetar, si quieren disfrutar de los bienes culturales que están a cargo de los
especialistas.
Se puede decir que la conservación de bienes culturales se ha constituido
en un área o esfera relativamente autónoma donde se controlan ciertos objetos
culturales –los cuales generalmente son bienes simbólicos producidos en otras

1

y varían”.

¿Quién hace al patrimonio? Su valoración y uso desde la perspectiva del campo de poder . tal forma que no es perceptible. ambas –campo de poder y de la perspectiva de que esta valoración es producto de habitus–. particular del campo en el ejercicio de la restauración. sino de Bourdieu en el análisis de la restauración como prác- tica social. Su obra más sión radica en esta transferencia de conocimientos. en resumen. Fue un duro crítico valor de patrimonio cultural y que resume los valores asignados a un del sistema educativo y académico francés y. desarrollado a partir preliminar. 4 En esta esquematización de ambos conceptos se omite que el habitus conservar. Murió en París a de los valores. para Acerca del campo tenemos que decir de manera ello. Sin embargo. el de la producción cultural. En documentos más celebre. aunque. No pasamos por alto que desde hace varios años hay un aca- lorado debate sobre la forma en que debería realizarse dicho proceso. - tenden mantener mediante la conservación. las características que permitan su aprovechamiento. la educación patrimonial. en particular dependen de su relación con las posiciones relativas de los aquellas encaminadas a la valoración o puesta en valor otros actores. violencia simbólica. En su formulación original. no es algo que sólo poseen los que pertenece a un campo determinado. aunque nos es transferido. se propone. así como el habitus. referimos. sonalidad. a lo que genéricamente se le conoce como capital. el control de algo. Tagliorette et al - extrañamiento. En particular. pero no se relaciona claramente con campos. - la museología participativa o el modelo de conservación. Esta habilitación 3 Pierre Bourdieu nació en 1930 en Denguin. especialmente a partir del reconocimiento de que la valoración debería sino algo que comparten todos aquellos que pertenecen a una cultura y de partir de la perspectiva de los creadores y custodios del patrimonio. su análisis participantes. donde sentó las bases de sus trabajos posteriores. la valo. al menos. pese a ser un grueso resumen de las muchas sutilezas de este par de nociones. como aquel mismo aclara. llan las actividades de conservación. para que ésta conceptos centrales hay que señalar. El habitus es un sistema de disposiciones duraderas logrados –como la animación sociocultural. en los Pirineos Atlán- incluye la transferencia de conocimientos sobre el bien de los especia- ticos. que ahora analizamos. Están interesados en ingresar en este espacio de las obras que se han de restaurar. campo de poder es parte de un esfuerzo por comprender relacionados con la valoración que se hace de éste al mo. que es el que nos interesa En este artículo se pretende hacer un análisis de los particularmente. estructura nuestra experiencia de proceso de valoración y consumo del patrimonio (Ariel Olmos 2004. iden- cómo nos pueden ayudar a explicar los fenómenos que se dan en torno de la conservación del patrimonio. el capital cultural y social. del bien cultural que se ha de la edad de 71 años. nos permite bosquejar algunos documentos internacionales sobre la materia. al menos en el campo de la conservación. res- catamos el concepto de las Normas de Quito que. la teoría del problemas subyacentes en la conservación de un objeto. por supuesto. Este análisis. que parte la noción previa del habitus. inmanentes o asignados. usando como objeto Bourdieu. para introducir al lector ajeno a la obra de de la teoría sociológica de Bourdieu. hay que reconocer a la obra de Al. Francia. esto es. tener un acercamiento a Aún más importante: el modelo de Vega Cárdenas del los bienes bajo su control. Argelia. La disputa por el capital no es arbitraria. Esta situación es análoga a la campo de la restauración está subsumido en el campo que observó Pierre Bourdieu al formular su teoría de los general del poder. forma parte del proceso de socialización que nos permite incorporarnos como se expresa en el Documento de Nara a un grupo a través de la asunción de los esquemas culturales que dicho ha suscitado toda una corriente de intentos y metodologías más o menos grupo nos inculca. durante mucho tiempo. así como del sentido común que le da valor.4 2 Consideramos el concepto de puesta en valor como está expuesto en El anterior. Éste puede entenderse como el conjunto de reglas que un actor hace suyas para participar en el campo.3 que se trata de un espacio relacional. de análisis los efectos de las prácticas relacionadas con la aquel en el que diferentes actores ocupan posiciones que restauración de bienes culturales en México. el de campo. por lo mismo.quieren participar o. necesarias para entender el problema al que nos las condiciones sociales objetivas en las que se desarro. pero que percibe no como reglas. las cuales aprenden durante su participación se ha centrado en entender la dinámica de la disciplina: en el campo hasta que las hacen parte de su propia per- la Restauración como campo disciplinar (y. que fueron herramientas fundamentales para des- velar el papel de la cultura en la reproducción social. aparece además el concepto de significación cultural (véase posición social condiciona los juicios de gusto. forma parte de nosotros en todo mo- Teixeira 2006.2 y ocupar determinadas posiciones porque en él se disputa En sentido estricto. la podemos decir que. sino como la condición de posibilidad para la existencia del campo. formando un habitus. discutir el concepto de campo. desde la cultura. uno de los puntos centrales de nuestra discu. identidad y desarrollo– con la intención de democratizar o hacer participativo el El habitus. el campo de producción cultural y se complementa con mento de decidir su intervención. Comenzó su labor sociológica haciendo etnografía en veremos más adelante. pero Carta de ICOMOS con obvias implicaciones políticas y económicas. La distinción recientes.

desde la teoría pretenden su control. hay que considerar los objetivo para los interesados. ya que es la que legitima la valoración que se puede hacer de un objeto o. Así. en realidad. especialmente ces las reglas de su propia práctica. precisamente su capacidad de simbolizar y dar legitimi. que será el que tenga mayor capacidad de interpretar e dad a un orden sociopolítico. como individuos el campo como de la constitución misma de éste. sino más bien. no esta evolución. podemos suponer realiza la selección de los objetos que conforman el pa- que el capital en juego en el campo del patrimonio será trimonio es un grupo concreto dentro de cada sociedad. interpretaciones. adapta enton- que dan origen a cualquier hecho social. ya que éste surge para dar legitimidad asignado valores que son consonantes con la cultura que a una visión de lo social y del orden sociopolítico. Esto último pone en evidencia una situación que el arte en la actualidad es completamente diferente de la de - otros momentos históricos. debaten entre sí la legitimidad de sus representaciones e tenderlo es una labor de interpretación que está sometida. Para poder estudiar el campo. y que todo trada en el valor de la identidad grupal y su existencia este esfuerzo está encaminado a controlar dichos objetos. incluido el propio patrimonio. lución histórica. da al momento de decidir un proceso de restauración–. Lo podemos ver. donde los productores son sus consumidores y el campo en él algún valor para una comunidad que haga desea. Esta labor de interpretación y metainterpretación mu- can su autonomía relativa. grupal. Al reconocer esto –lo que sería de gran ayu- un campo en la actualidad deberíamos conocer su evo. que incluyen a los políticos. pero. el patrimonio puede entenderse a través de Por lo anterior. Este pro- lo alimenta con una memoria compartida que se materia. puede ciente que la mirada del restaurador. vertirse en un productor de sentido o productor cultural. trimonio lo sea. a los cambios de cada momento histórico. que y como gremio. imponer sus interpretaciones sobre el valor de los objetos. y la de los creadores de un objeto están modeladas por el co que ocupa y ocupaba. que asume como reales especialmente la noción de la historización radical. Esa labor de interpretación no es menor. acción que incide en un recurso. Esto implica también que para conocer son iguales. destinado al público en ble entonces su preservación. mismos crean y aceptan. Núm. el patrimonio. esta historización de las prácticas y el discurso que los interesados tienen sobre el objeto. para que sean consistentes con la interpretación Bourdieu. restauración e interpretación Aquí haremos una breve consideración del papel de la necesariamente va a partir de un consenso. independientemente de que la relación exista en realidad. o enriquecido por el restaurador. donde los actores . La conservación de un objeto ción entre un campo restringido de producción cultural. A éste se le asigna un peso general. Para los sistemas de valoración que gravitan en torno del ob- jeto y. ésta tiene consecuencias en la formación política para expresarlo en un sentido paradójico: para que el pa- de una comunidad que busca mantener dicha creencia. para comprender el objeto del pasado. y que di- pecial del arte y otros fenómenos asociados al patrimonio cho capital está en disputa entre diferentes actores que cultural. ella misma incorpora y reconoce como suya. - Patrimonio. quien liza en un patrimonio común. incorporan en sus esquemas cognitivos evoluciona de acuerdo con las relaciones que estable. ceso sería entonces redundante. sin hacer cons- hecho social. . pero siempre según las reglas que ellos como todas. por lo tanto. la de los interesados . es un principio metodológico necesario los principios técnicos y éticos. por ejemplo. y sin explicarlo en función de clima sociocultural donde se formaron y. está relacionada con su uso. también están conforma- tanto para el análisis de las trayectorias de los actores en das por la cultura que los restauradores. cen. en es. Por ello. el cual debe ser respetado principios metodológicos que el mismo Bourdieu planteó. se asume que una intervención de restauración es una La comprensión histórica de los hechos sociales. dominado por los dueños de los medios de pro- 16 Intervención Año 2. Éstas. ningún chas veces se realiza de forma empírica. restauración y la conservación en la disputa por el capital de una disputa por el reconocimiento necesario para con- simbólico que contiene el patrimonio a partir de la re. de producción a gran escala. no basta con que una comunidad lo iden- esencial para su permanencia. En el patrimonio podemos reconocer una que la restauración implica una labor de interpretación de los objetos del pasado a los que una comunidad ha poder simbólico. de campos. 3 Enero-junio 2011 . En otras palabras. Cualquier comunidad política busca inspirar el asenso sobre un origen común y valor” los objetos que le dan sentido a aquélla. en el campo mismo del arte o en el académico de la cultura. se puede decir de manera provisional su uso social.

adecuado de las reglas del juego comunicativo estableci- do. cuando conservamos bajo un política cultural. en princi- - de una cultura.ducción y difusión de los bienes culturales que emplean El restaurador intérprete o no a los productores culturales del campo restringido. Por ello podemos decir De esta manera. ciones alternativas. que en teoría el patrimonio cultural es una propiedad La valoración que provoca la conservación agrega sig- colectiva de los ciudadanos. la doble condicionante que se les impone y acce. masivos de comunicación. por la posibilidad de acceder a ellos a través del mercado de bienes culturales controla. especialmente entre aquellos que . Al cual está mediada por instituciones que determinan el uso mismo tiempo señala que es un imperativo moral plantear que se dará a las interpretaciones producidas por los es- pecialistas y el público al que se destinarán como parte de simbólica”. En general. que es una prerrogativa analizarlo. por lo que terminan por reproducir los esquemas cog- al ciudadano. así como la distribución y la reproducción de las interpretaciones que ortodoxia de la disciplina. pretendemos que los ciu- do por las instituciones. En ambos casos. el acceso estará general- mente mediado por aparatos culturales diseñados para para el presente mediante el establecimiento de relaciones su presentación. tendríamos que destacar como pro. En otras palabras. a la vez que es legitimado. interpretación y consumo. la restauración condiciona el genera. En el caso de los bienes culturales. historiadores. museólogos. difícil de imaginar. ción. este discurso incluye elementos sobre sino mejorarlo. y. Aun. Este proceso de mejora depende del uso . nes. un orden social dado. o medios objeto por el simple hecho de plantear su conservación. que la protección del patrimonio es una labor conserva- piedades del campo de la reproducción y circulación de dora en el sentido político. al menos. ha estado dominado por especialistas (arqueólo. éstos se constituyen Varios autores han reconocido en la restauración un como patrimonio a través de un fenómeno de producción proceso de interpretación del patrimonio que. la conservación del pa- y acceso que ellos generan para el resto de los actores. el consumo de los - bienes culturales del pasado estará entonces doblemente de ser apreciado por medio de la educación de los usua- condicionado: por un lado. por la necesidad de dadanos interpreten el patrimonio de formas novedosas conocer los códigos de interpretación generados por los especialistas. de los especialistas que ejercen en un campo restringido - del que salen las interpretaciones al campo general de producción cultural para su consumo por parte del pú. presentación toda la teoría de la restauración. Basta señalar en nuestro para ellos los especialistas y las instituciones culturales? caso que apoyamos la tesis de que el restaurador realiza interpretacio- ¿Hay forma de que puedan superar. preventiva”. custo- Para este apartado tomamos el título de un interesante debate que se dios o consumidores del patrimonio puedan recibir algún dio en el número 1 de Intervención y que abunda sobre el papel y las capacidades del restaurador como intérprete. ¿Quién hace al patrimonio? Su valoración y uso desde la perspectiva del campo de poder 17 . entre los que con el orden social imperante. ción de interpretaciones de éstos. Después. ¿Es posible entonces que los usuarios. restauradores. más que cuestionarlo o. por el otro. menos herramientas o recursos tienen para participar en la interpretación de los objetos o para proponer interven- que controlan el campo de la producción cultural. dedique casi siempre a reproducir un discurso hegemó- nico. revolucionar. que además le es impuesto por otros actores. tratamiento de un objeto de acuerdo con el objeto mismo gos. las interpretaciones de los especialistas pasan al resto de la sociedad a través de las instituciones cultu. pero que en este momento nos abstenemos de emitir un juicio sobre rrestar. infundiendo en él valores que avalan la nitivos hegemónicos. o al menos contra. el valor cognitivo o estético de éstas para centramos en sus implicacio- der a los bienes culturales con interpretaciones propias? nes socioculturales. Generalmente. este proceso. ya que termina por legitimar . del que recibe legitima- destaca el museo. provocan cambios en el valor simbólico del rales del Estado o de los llamados mass media. el acceso al Ésta implica una revalorización a ojos del público y de patrimonio se usa como medio para la divulgación de un discurso que interpretan los especialistas y se asimila a pesar del imperativo por la autenticidad que impregna a los objetos a través de las pautas de lectura. conserva- que la acción de restauración tienen la capacidad de mo- mismos el derecho de interpretar los objetos que a la pos- tre comparten con el público general. En consecuencia.

podemos observar muchas veces que. Éste es el presupuesto subyacente en las iniciativas de educación patrimonial y en el asistencialismo intelec. El que no puede entender las sentido en términos modernos”. Núm. en muchos casos propician la simbólico. No hay posibilidad de disenso. versidad Autónoma de San Luis Potosí a una ex hacienda casi en ruinas. ya que si bien tratan de crear un espacio sin el reconocimiento e institucionalización por parte de autodisciplinante. Estos procesos participativos. es notorio que. porque una minoría privilegiada se esfuerza por inventar producto de la interiorización de las estructuras que hacen que el patrimonio se adecue a las estructuras sociales ya existentes y hegemónicas. y queda enton- plantea una inculturación de los que. asumir que conservamos objetos que sólo tienen valor legiado la participación del Estado en la construcción e porque nos han enseñado que lo tienen. ya que ahí era a mayor profundidad. al campo de la cultura en México. afectó . al menos en el plano la sociedad. revelando que si bien contribuyen donde se juntaban a consumir narcóticos. de forma aparentemente - impredecible. del papel del Estado en todos los ámbitos. algunos jóvenes de la comunidad que vive - cas participativas en otras esferas ya han sido abordadas usarlo como centro de desintoxicación. den crear? El restaurador más ortodoxo diría que está en mos. interpretamos y nuestra interpretación tendrá un efecto en . no son capaces de entender su patri. desde la escuela. Más que una revolución prácticas relacionadas con el patrimonio debe entonces simbólica. para entonces país. a una zona arqueológica y que des- pués. arqueólogos e historiadores impo. especialmente patrimonio de otra forma. se han observado situaciones en las que la participación en los procesos de gestión del patrimonio llega a generar divisiones entre diferentes sectores de la . tendríamos que subvertir todo a raíz de la estructura de las instituciones culturales del el sistema que le da coherencia y sentido. ces subsumido en la misma estructura que las produjo. al menos en el caso de la Huatápera en la base de operaciones de los extraterrestres? ¿Dónde de Uruapan. durante una visita hecha por ción no es necesariamente sinónimo de rompimiento con alumnos de la Licenciatura de Restauración de la Uni. desde la perspecti. hasta gazar al Estado y hacer a los ciudadanos copartícipes de los medios masivos. en México. no les interesan las interpretaciones canónicas formación de grupos restringidos que cooptan la partici- de un espacio de ese tipo sino su utilidad a escala local. Desde la perspectiva del campo. En el caso particular del ma de salvar esta situación. cualquiera de estos dos sentidos.aprendiendo a interpretarlo como nosotros lo interpreta. como la Virgen de Guadalupe. por ejemplo. especialmente dor de bienes culturales patrimoniales se apega a ciertas en el cultural. los guías de la misma la convierten campo de la cultura. 3 Enero-junio 2011 . dial emiten en esta época recomendaciones para adel- mos disciplinantes más diversos. Esta situación subsiste. Incluso organismos como el Banco Mun- pautas de comportamiento inculcadas por los mecanis. ¿Hay alguna for- interpretación del patrimonio. Hace poco. al mismo tiempo. generando diferentes rentemente sacralizadas. por supuesto. las estructuras de interpretación y sentido hegemónicas. especialmente a partir de la década Opuesta a esta historia de determinaciones. que han privi. también presenta comportamientos los procesos de gobierno. así como de las políticas culturales. son inútiles muy estimulante. contestatarios a los poderes formales y en representación mos con frecuencia que los consumidores o usuarios del de grupos subalternos o marginados. solamente un dispositivo de poder con el que un grupo xico se convirtió en buena medida en un generador de impone su visión de pasado? propaganda para el régimen. muchas veces . El proceso. han iniciado la re- patrimonio revierten las interpretaciones convencionales valorización de patrimonios que se encontraban muchas . pación. veces fuera del circuito del patrimonio consagrado por el tas puedan resultar chocantes. sino a los que ya tomaban parte en cierta me- que los restauradores. ya que no llevan a la esfera pública al ciudadano ¿Cómo se dan estas subversiones del orden simbólico corriente. corrientes con la vocación de que los ciudadanos parti- cipen en la construcción. población o el apoyo a movimientos de reivindicación Intervención Año 2. la ortodoxia de la conservación del patrimonio aprender a entenderlas e interiorizarlas. el problema radica en que la restauración como práctica no hace más que poner en evidencia un habitus. a pesar de que el consumi. de permitir que el patrimonio siga teniendo una función y. que no sea completo análisis de la forma en que la disciplina en Mé. dida en la toma de decisiones y cuya participación consi- nen. La paradoja es a la construcción de marcos democráticos. Por otro lado. alegremente. si queremos entender el monio. la interpretación y el uso del la rica iconografía de los cultos populares (la devoción patrimonio. En los últimos años. va del especialista.

Estas tensiones hacen sino cómo es que está ahí. o sólo variaciones cha. Para ello. en ocasiones bernamental de patrimonio y el uso libre de éste. en un primer instante. En ese sentido. Habría que agregar que ésta también radica en la forma en que pueden ser usados. permitirles que asuman una interpretación Bourdieu. tal vez sólo pasen por un extrañamiento debido mismo tiempo que debe conciliar a un creciente número a la situación del objeto del pasado. con sus propios y abrir otros debates sobre la conveniencia de permitir su particulares modos de caminar. la gente en los museos. convertirse en un objetivo político que va más allá de la necesidad de dotar de identidad a los ciudadanos. trimonio y. ya que su interpretación tan. en el sentido amplio ¿Quién hace al patrimonio? Su valoración y uso desde la perspectiva del campo de poder 19 . muchos - grupos interpretan el patrimonio de formas más o menos nales. Si el observador se de visitantes que alteran por completo la forma de per- cibir un objeto o sitio patrimonial. Por ello es posible imaginar personas asignan a éstos y por los valores que represen. en los ya que se opone a uno de los principios que se asumen de que el patrimonio se pone a discusión con sus usuarios la misma práctica de conservar: conservamos algo porque en todo el mundo. considerando que para el propio él o al menos.étnica que alimentan una interpretación excluyente del del concepto. y aunque la labor del restaurador siempre será interesada ya que Al margen de los esfuerzos institucionalizados. Para nuestra sorpresa. a las coyunturas qué hace la gente con él. no suena sencilla. por más que discurra a través de que esto puede tener para su conservación. La explota- él. La sus intereses y no sólo de acuerdo con los intereses hege- pregunta es si éstas son una opción para conservar el pa. por qué las cosas son como son. propia. aún está por verse si este proceso ter- nos hace referencia a nosotros mismos y no porque nos minará con las tensiones que surgen entre los actores que haga cuestionarnos qué ha sido del pasado. al mismo tiempo alterar su efecto de domina. opone una resistencia aprovechamiento como recurso económico y los efectos al poder disciplinante. entonces se podría pensar en que en muchos lugares los bienes patrimoniales se con- un rompimiento en las formas en las que éste lo incorpora viertan en objeto de disputas. La cuestión. y si pueden o no considerarse dentro del horizonte lor al patrimonio como uno de los elementos centrales en de acción de la restauración. En lugar de pensar el patrimonio como un ele- ésta difícilmente puede atribuirse a las prácticas o a la agencia de los sujetos. pero muy poco por entender la rar su propias tácticas para confrontarlas. si bien existe el cambio y la movilidad social. tendría- poco la función hegemónica del patrimonio. cada vez más frecuentes. Esto hace cuestionar el principio de seguridad que da va- ción. las esto es la forma en que los individuos discurren su vida zonas arqueológicas o los novedosos paisajes culturales. sino más bien. po con personas que no lo ven como un repositorio de condicionando la forma en que las habitamos (Foucault sentido histórico: mucha gente vive en él y de él. en las ciudades. como recurso. mónicos o los de un grupo que domina la participación. pero también propone que no obstante que existen estrategias generales es cierto que se han preocupado por saber qué hace de dominación. se camina por la ciudad. puedan asignar a los objetos. a pesar de que éstas son el lugar don. Un ejemplo de relación de los usuarios con la ciudad patrimonial. El problema radica en cómo trans. A pesar de proyectos. por lo que su control puede a su horizonte cultural. otros sentidos en el patrimonio. En el caso del patrimonio. en un dispositivo que rompa la homoge- neidad de la memoria y provoque sobresaltos al observar Conclusiones el presente. el patrimonio convive todo el tiem- de se despliegan los dispositivos de poder en el espacio. Esta situación tensa el precario equilibrio entre el control gu- dada del espacio. de la identidad. mos que propiciar entonces la generación de una incer- Desde la sociología tendríamos que preguntarnos si tidumbre interpretativa entre aquellos que se enfrenten a existe esta posibilidad. puede pensarse en restauraciones más neutras que espontáneas. primero tendría- mos que entender la naturaleza de estas prácticas y si son patrimonio ayuda a hacer del pasado un sitio habitable realmente alternativas a las estructuras que se imponen donde podemos saber con certeza de dónde venimos y en las interpretaciones canónicas. generando alternativas que incluso pueden permitan a las personas hacer uso del patrimonio según chocar con la noción más aceptada del patrimonio. puceras que dan nuevos colores pero que cambian muy Si queremos cambiar el uso del patrimonio. también los sujetos son capaces de gene. esas tácticas no tienen que ción de los atractivos culturales ahora se enfrenta con la ser una invención absoluta como no lo es caminar por la ciudad. En este terreno tal vez los mu- seólogos tienen algo de camino adelantado. para el caminante la actualiza y subvierte.

Siglo XXI Editores. antes de decirle qué es lo que tiene que hacer. en general.es/p291-content/es/contenidos/libro/se_indice_arte/ museología mexicana?”. Trea (Biblioteconomía y Adminis- dentro del campo del patrimonio que están alterando su sentido. listas o los desacuerdos entre ellos revelan movimientos el museo e internet. Maya Lorena - nak. Cesare - 1996 Teoría de la restauración. territo- construye la sociedad.ehu. John Lugares de Interés Histórico y Artístico 2000 Modos de ver. l. Randal Johnson ciatura en Restauración de Bienes Muebles. FCE u observar los objetos desde una perspectiva atemporal García Canclini. en la que lo Seguridad. Alianza. Curso en el Collège de France. Buenos Aires. en Estudios pedagógicos. Raymond les han repetido en la escuela son la manifestación de una UNESCO. 2009. Sín- Participación ciudadana. Michel de Teixeira. s. ciudadanía”. marzo: 301-309. Bourdieu. 3 Enero-junio 2011 . cultural. ed. I. La producción simbólica. Cámara al Desarrollo. vol. en El patrimonio nacional de Mé- xico. en III Congreso Patrimonio Cultural y Cooperación UNAM/ Miguel Ángel Porrúa/ H. en Democracia y gobernabilidad. La confrontación con los especia. Muñoz Viñas. EN- CRyM-INAH. en Erik Olin Wright Jiménez Ramírez. 1967 Normas de Quito. La distinción. I. Conaculta. Bogotá. el noreste de la provincia de Santa Cruz en la Patagonia ar- dades complejas”. ITESO/ UIA/ Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos. Certeau. Foucault. Reunión sobre Conservación y Utilización de Monumentos y Berger. Ciencia y la Cultura. imaginaria de lo nacional”. Conferencia de Nara sobre la Autenticidad de una exposición monumental que dicen lo mismo que 1994 Documento de Nara sobre la autenticidad. Entre la teoría y la praxis. Gaspar Muñoz Cosme y Cristina Vidal Lorenzo - trimonio/ UPV. cosas están en ese estado y si él puede hacer algo para mejorarlo. Ana María Ibarrou- le y Elio Reynoso Brandi. Simonne 1996 La invención de lo cotidiano. México. Olaia las cosas deben ser así. 2003 La educación patrimonial. Pérez Ruiz. 1977-1978. nal y la gobernabilidad de un proceso de gestión sustentable Canto Chac. terworth-Heinemann. Manuel del patrimonio cultural. Madrid. Michel ma en que se ve el patrimonio y. Salvador 2003 Teoría contemporánea de la Restauración. Rebecca Neaera 1999 Carta del ICOM OS Australia para sitios de significación . tal vez deberíamos dejar de creer rio y población. ITESO. Pierre Rocha Reyes. Guadalajara. vol. Héctor 2002 A History of Architectural Conservation. Conaculta/FCE Referencias ICOMOS Australia Abers. Núm. México. Juan Manuel y Alfredo Vega Cárdenas 1991 El sentido práctico The Field of Cultu. México. Si nuestro interés es contribuir a cambiar la for. Teoría y práctica en el aula. licen- ral Production: Essays on Art and Literature. I. Criterios y bases sociales del gusto. en Cuicuilco 110. Madrid. Buenos Aires. But- 2004 Cultura: El sentido del desarrollo. Barcelona. Nuevas - formas institucionales de gobierno participativo con poder de tápera de Uruapan”. patrimonio cultural y museos: tesis. en una experiencia desarrollada en . Oxford. Ma. Néstor . Teoría y método en mento de dejar que el usuario se pregunte por qué las sociología del arte. Bilbao. Gustavo Gili. Jukka Ariel Olmos. Alicia Renée.. práctica que busca en el patrimonio una certeza de que Fontal Merillas. Universidad del País Vasco. José Luis gentina”. en la restauración de los bienes culturales sacros”. 20 Intervención Año 2. Tagliorette. Guadalajara. Jokilehto. tesis de maestría en Comunicación de la decisión. Gijón. no participativo con poder de decisión”. Patricia Sampaoli. Mauricio Benjamín Democracia en profundidad. 7a. Universidad Nacional de Colombia (Uto.

Se mencionan algunas alternativas the need to rethink heritage from the capacity of people a este modelo y la necesidad de repensar el patrimonio to make new interpretations.gob. Domination. 2004 The Essential Weber: A Reader.. muchas analyze some alternatives to this model and emphasize veces hegemónica. CIESAS/ Miguel Ángel . ed. mentos de la construcción de la identidad grupal Palabras clave Keyword Campo de poder. México. Gedisa (So- elementos teóricos y metodológicos para una sociología de la restauración”. which is made by experts. Loïc - Vega Cárdenas.mx/html/correo_restaurador/html/ Wacquant. Alfredo crática”. se plantea observar este proceso como parte how this assessment becomes part of a major sociocul- de otros fenómenos socioculturales más amplios que se tural phenomenon that can be modeled with Bourdieu’s pueden modelar con ayuda del concepto de campo de poder de Bourdieu. Heritage. difundida por las insti. es entonces el produc. is the subject of this paper. and not only as a function desde la capacidad de los sujetos de reinterpretarlo y no of hegemonic groups. a pesar de que esto vaya contra el damentals of the heritage concept: its role as an identity mismo concepto de patrimonio como uno de los funda.inah. Weber. El misterio del ministerio. produce that is obtained from the interpretation of past to cultural de la interpretación del pasado y la cultura. stitutions and assimilated by people as part of a legitimiz- tuciones y asimilada por la población como parte de la ing discourse about a culture that is often hegemonic. Porrúa. constructor. made before any conserva- del patrimonio que se realiza antes de la conservación de tion process. científica en México. El patrimonio. yrestauracion. which proposes un objeto. 2a. dominación. o puesta en valor. Cul- producción cultural tural product. patrimonio. El Correo del Restaurador. Resumen Abstract A partir del análisis de la valoración. and culture. Assessment. We construcción de la legitimidad de una cultura. Guada. Óscar Vázquez León. Barcelona. Routledge. valoración. en Loïc Wacquant. transmitted by in- realizada por los especialistas.Tenopala García. Londres. Pierre Bourdieu y la política democrática. Field of power. This goes against one of the fun- sólo desde los grupos. Max lajara. Luis . ITESO. ó ¿Quién hace al patrimonio? Su valoración y uso desde la perspectiva del campo de poder 21 . 2003 El leviatán arqueológico: antropología de una tradición ración del patrimonio cultural”. tesis de maestría en Filosofía Social. The assessment of heritage.