You are on page 1of 1

Diferencia entre los conceptos de identidad

e identificación
Para el sentido común, identidad equivale a identificación, pues una y otra se experimentan
indistintamente. Hasta tal punto depende una de la otra, que no pueden existir por separado,
y así aparecen en la conciencia como una misma y única cosa.

Etimológicamente, la identidad puede expresarse con una ecuación muy simple: es el propio
ser o el ente (lo que es, existe o puede existir) más su entidad (su esencia, su forma y valor).
La identidad es, pues, la suma intrínseca del ser y su forma, autoexpresada en el conjunto de
los rasgos particulares que diferencian a un ser de todos los demás. En esta línea de
razonamientos, la idea de identidad supone la idea de verdad, o de autenticidad, puesto que
identidad significa, sobre todo, idéntico a sí mismo: Identidad: ente + entidad = sí mismo
(idéntico)

La identificación es, por otra parte, el acto de reconocer la identidad de un sujeto, esto es, el
acto de registrar y memorizar de modo inequívoco aquello que lo hace intrínsecamente
diferente de todos los demás y, al mismo tiempo, idéntico a sí mismo (noción de unicidad).
La identificación se produce en el otro sujeto que se halla situado en el extremo opuesto al
primero en un proceso de comunicación.

La identificación presenta una secuencia inversa a la anterior, y es, esencialmente, más
compleja.

Identificación = rasgos físicos percibidos + valores psicológicos atribuidos = reconocimiento
de la identidad.

La identidad es algo consustancial en el emisor, y a la identificación como la acción de
percibir y reconocerlo.

Identificación es la acción y efecto de identificar o identificarse (reconocer si una
persona o una cosa es la misma que se busca, hacer que dos o más cosas distintas se
consideren como una misma, llegar a tener las mismas creencias o propósitos que otra
persona, dar los datos necesarios para ser reconocido).

La identificación está vinculada a la identidad, que es el conjunto de los rasgos propios
de un sujeto o de una comunidad. Dichos rasgos caracterizan al individuo o al grupo
frente a los demás. La identidad es, por otra parte, la conciencia que un ser humano tiene
respecto a sí mismo.

Para la psicología, la identificación es la imagen consistente del sujeto sobre sí mismo,
formada por las habilidades, creencias, etc. Esta imagen se construye a lo largo de toda la
vida, aunque el proceso es particularmente activo durante la adolescencia.