You are on page 1of 5

PELIGROSIDAD Y RIESGO VOLCÁNICO

Conceptos de peligrosidad y riesgo

El riesgo es la expectativa de que se produzcan pérdidas, bien en forma de vidas humanas, de bienes
materiales, de capacidad productiva, etc. Así, el riesgo puede evaluarse como el producto de tres
factores: valor, vulnerabilidad y peligrosidad:

Riesgo = Peligrosidad x Vulnerabilidad x Valor

La peligrosidad se define como la probabilidad de que un lugar, durante un intervalo de tiempo
determinado, sea afectado por un determinado evento. La vulnerabilidad es la expectativa de daño o
pérdida sobre un determinado elemento expuesto, generalmente expresada como una fracción de la
pérdida total. El valor representa la cuantificación, en términos de vidas humanas, de cost, etc. de los
elementos susceptibles de ser afectados por el evento considerado.

El concepto de peligrosidad volcánica engloba todo el conjunto de eventos que se pueden esperar en
un determinado un volcán y que pueden provocar daños a personas o bienes expuestos. Estos
eventos pueden ser muy diversos, como coladas de lava, flujos piroclásticos, caída de cenizas, etc (ver
peligros volcánicos). Por este motivo, generalmente, en un área volcánica activa se elabora un mapa
de peligrosidad por cada uno de los peligros esperables en dicha área.

Mapas de peligrosidad volcánica

La elaboración de un mapa de peligrosidad volcánica es un proceso complejo en el que debe
sintetizarse prácticamente toda la información disponible acerca del sistema volcánico en estudio.
Una vez definida la zona de estudio y el intervalo temporal para el que se realiza el mapa, una
metodología para la elaboración de mapas de peligrosidad volcánica debe incluir

 Definición de los peligros esperables, que se realiza fundamentalmente a partir de
la historia eruptiva del volcán

Para cada uno de dichos peligros esperables:
 Probabilidad temporal de ocurrencia, es decir, evaluación de la probabilidad de
ocurrencia de dicho peligro para el intervalo temporal para el que se realiza el mapa.
Si el mapa de peligrosidad se calcula a medio/largo plazo, esta probabilidad se calcula
a partir del estudio de la frecuencia eruptiva del volcán, mientras que si el mapa se
elabora a corto plazo, esta probabilidad se estimará basándose en los datos aportados
por la red instrumental de seguimiento de la actividad volcánica.
 Área fuente, que consiste en determinar dónde es esperable que se sitúen los futuros
centros eruptivos. En algunos sistemas con un único cráter activo, esta determinación
es muy sencilla. En sistemas más complejos, la zona que puede contener los futuros
centros de emisión puede ser muy extensa, por lo que es necesario calcular la
susceptibilidad, que es la probabilidad espacial de contener un futuro centro de
emisión.
 Caracterización de la erupción esperable, que consiste en determinar, o, al menos,
acotar, los valores de distintos parámetros que permiten describir una erupción, y que
serán los valores de entrada de los modelos de simulación numérica. Estos valores se
determinarán a partir de estudios de campo y laboratorio de erupciones pasadas.
 Simulación numérica de los peligros esperables. Para elaborar mapas de
peligrosidad volcánica es preciso “pronosticar” de algún modo cual será el área
afectada por el peligro considerado, para una erupción caracterizada por los

y los cálculos de susceptibilidad y probabilidad temporal se obtiene finalmente. un mapa que expresa la probabilidad de punto de ser afectado por el peligro considerado durante el intervalo temporal escogido. tales como evacuaciones. Los mapas de peligrosidad a largo plazo (del orden de varias decenas de años). El escaso registro histórico de erupciones en la isla de Tenerife hace prácticamente imposible evaluar de forma fiable la probabilidad de ocurrencia de una erupción. permitiendo. al permitir determinar y caracterizar de forma aproximada sus peligros esperables. la historia eruptiva detallada de un volcán es el factor fundamental a la hora de cuantificar su peligrosidad volcánica.  Elaboración del mapa de peligrosidad: combinando los resultados de las simulaciones numéricas. el primero tiene 10 veces más probabilidad de ser afectado por el peligro considerado). Como se deduce de los párrafos anteriores. cuanto mayor sea el conocimiento acerca de cómo ha funcionado un sistema volcánico en el pasado. mejor se podrá inferir su comportamiento en el futuro.001 y otro de 0. los datos que caracterizan la erupción esperable y otros datos “no volcanológicos” (como el viento para la caída de cenizas o la topografía para las coladas de lava) obtener de forma numérica el área potencialmente afectada. así como un punto de partida para el diseño y ensayo de estrategias mitigadoras del riesgo. y las probabilidades expresadas deben ser interpretadas de forma relativa (si un punto muestra una probabilidad de 0. parámetros del párrafo anterior. estos mapas no pueden considerarse mapas de peligrosidad sensu stricto. Por ello. a partir de la localización del centro de emisión. generalmente abarcando amplias zonas. para cada peligro. Para ello es preciso disponer de un modelo que describa de forma más o menos precisa la dinámica de cada uno de los peligros esperables. Mapa de peligrosidad de coladas de lavas basálticas para Tenerife .0001. Las siguientes figuras muestran ejemplos de mapas de peligrosidad (lato sensu) de la isla de Tenerife para dos peligros volcánicos: caída de cenizas y coladas de lava basálticas. Los mapas de peligrosidad a corto plazo (generalmente menos de un año) son una herramienta fundamental para la gestión de una crisis volcánica. se emplean básicamente para Ordenación Territorial. El uso de los mapas de peligrosidad depende fundamentalmente del intervalo de tiempo para el que se calculan. En general.

alrededor de 80 aviones “jet” comerciales han sufrido daños por volar inadvertidamente dentro de nubes eruptivas. y producir lluvias de ceniza sobre áreas de gran extensión. minerales y roca (ceniza). Incluso si el volcán no está en erupción.  Gases Volcánicos: Los volcanes emiten gases durante las erupciones. Las columnas eruptivas pueden crecer rápidamente y alcanzar más de 20 kilómetros sobre el volcán en menos de 30 minutos. el bióxido de azufre. el anhídrido sulfhídrico y el flúor. e incluso la lluvia menor de ceniza puede dañar cultivos. Los fragmentos más pequeños (menores a 2. sistemas electrónicos y maquinaria. La lluvia de ceniza intensa puede colapsar o derribar edificios. formando una nube eruptiva. Los fragmentos más grandes de roca (bombas o proyectiles) pueden caer a distancias de 4 kilómetros del cráter o centro de emisión. el viento transporta las partículas de ceniza más pequeñas a mayores distancias. la mayoría de la cual es agua subterránea calentada (proveniente de lluvias y ríos). La ceniza volcánica de la nube puede poner en serio peligro a la navegación aérea.000 kilómetros cuadrados en el sur de ese país. Las nubes eruptivas grandes pueden extenderse cientos o miles de kilómetros en la dirección del viento. Más del noventa por ciento de todo el gas emitido por los volcanes es vapor de agua. las grietas del subsuelo facilitan el movimiento de los gases hacia la superficie a través de pequeñas aberturas llamadas fumarolas. Otros gases volcánicos comunes son el bióxido de carbono. se elevan muy alto en el aire. y algunos de ellos casi se han estrellado debido a fallas en sus motores.5 mm de diámetro) de vidrio volcánico. El gas bióxido . La ceniza de la erupción de 1982 del volcán mexicano El Chichón cayó sobre un área de más de 30. formando una enorme y turbulenta columna eruptiva. así como gases volcánicos con una fuerza tremenda. Durante los últimos 15 años. Mapa de peligrosidad de recubrimiento de más de 10 cm de ceniza para Tenerife PRINCIPALES RIESGOS VOLCÁNICOS  Columnas y nubes eruptivas Una erupción explosiva expulsa hacia la atmósfera fragmentos de roca sólida y fundida (tefra).

tienden a ser espesos y lentos. Las lavas de dacita y riolita son frecuentemente estrujados fuera del conducto volcánico para formar montículos irregulares llamados domos de lava. la lluvia intensa o los terremotos de gran magnitud causan que estos materiales se rompan y se muevan pendiente abajo. Estos flujos tienden a seguir el curso de los valles. Estos aerosoles de ácido sulfúrico también contribuyen a la destrucción de la capa de ozono. de azufre puede reaccionar con las gotas de agua de la atmósfera y producir lluvia ácida. fragmentos de roca y gas pueden descender por los flancos de un volcán durante erupciones explosivas o cuando un domo de lava que está creciendo se colapsa y se rompe en pedazos. Helens). que en altas concentraciones es tóxico. El bióxido de carbono es más pesado que el aire.  Flujos y Domos de Lava La roca fundida (magma) que emerge o se derrama sobre la superficie de la tierra se llama lava y forma flujos de lava. desde movimientos pequeños de escombros poco consolidados hasta colapsos masivos de la cima completa o de los flancos de un volcán. el volcán Kilauea de la Isla de Hawai ha estado eruptando flujos de lava basáltica que han destruído casi 200 hogares y han afectado las carreteras costeras aledañas. Estados Unidos. Los árboles de 2 metros de diámetro fueron talados como pasto (césped) a distancias de 24 kilómetros. pueden cubrir o saltar fácilmente crestas de más de 100 metros de altura. A mayor contenido de sílice (bióxido de silicio.  Deslizamientos o Derrumbes VolcánicosUn deslizamiento o avalancha de escombros es un movimiento rápido pendiente abajo de material rocoso. Desde 1983. viajando solamente distancias cortas desde el punto en que son emitidos. La poderosa erupción del 18 de mayo de 1980 del Monte Santa Elena generó una serie de explosiones que formaron una enorme surgencia u oleada piroclástica. El flúor. destruyó un área de 370 kilómetros cuadrados. lo cual ocasiona corrosión y daños a la vegetación. Esta también llamada “ráfaga lateral”. la lava basáltica con bajo contenido de sílice puede formar corrientes de movimiento rápido (de 16 a 48 kilómetros por hora) o se puede esparcir en amplias capas delgadas de hasta varios kilómetros de amplitud. Los flujos piroclásticos de densidad menor. estos aerosoles son capaces de bajar varios grados centígrados (°C) la temperatura promedio del planeta por largos períodos de tiempo. se formó un domo de lava de dacita en la cima del Monte Santa Elena (Mount St. Estos flujos piroclásticos pueden alcanzar temperaturas de 900 °C y moverse a velocidades de 160 a 240 kilómetros por hora. y son capaces de derribar y quemar todo en su camino. Este domo alcanzó más de 300 metros de altura y 1. Algunas rocas de volcanes también han sido transformadas en minerales de arcilla resbalosa debido al constante ataque del agua subterránea ácida y caliente. Los deslizamientos volcánicos varían en tamaño. Los volcanes de pendientes inclinadas son propensos a los deslizamientos o derrumbes porque están construídos parcialmente de capas de fragmentos de roca suelta. En contraste. cauces.  Flujos Piroclásticos: Las avalanchas de alta velocidad de ceniza caliente.000 metros de diámetro. Entre 1980 y 1986. donde se combina con el agua para formar un aerosol (niebla) de ácido sulfúrico. puede ser absorbido por partículas de ceniza volcánica que caen más tarde sobre el suelo. El flúor sobre las partículas puede envenenar el ganado que se alimenta de pastos cubiertos de ceniza y también puede contaminar los suministros de agua potable. por lo que puede asentarse o mantenerse en áreas bajas en concentraciones letales para la gente y los animales. Los deslizamientos de las pendientes de los volcanes se desatan cuando las erupciones. SiO2). ya que alteran los compuestos de cloro y nitrógeno de la atmósfera alta. llamados surgencias u oleadas piroclásticas. más altos en sílice. nieve y/o hielo. Las erupciones cataclísmicas inyectan enormes cantidades de gas bióxido de azufre en la estratósfera. la lava tendrá menor fluidez. barrancas y quebradas. Al reflejar la radiación del sol. los flujos de lava de andesita y dacita. El mayor . Por ejemplo.

quebradas y corrientes de agua pueden recorrer más de 80 kilómetros a velocidades de 32 a 65 kilómetros por hora. Los lahares de gran magnitud son un peligro potencial para muchas comunidades ubicadas río abajo de volcanes cubiertos de glaciares como el Nevado del Ruiz (en Colombia). que parecen ríos rápidos de concreto húmedo.ign.ign. Bibliografía  https://www. Estos flujos de lodo.com/vulcanismo/principales-riesgos-volcanicos/ .wordpress. y pueden ocurrir durante una erupción o incluso cuando el volcán está tranquilo. los lahares han sido uno de los peligros volcánicos más mortíferos.  Lahares Los flujos de lodo o flujos de escombros que están compuestos principalmente de materiales de los flancos de un volcán se denominan lahares. y pueden bajar torrencialmente por los valles. deslizamiento volcánico registrado en tiempos históricos ocurrió durante el inicio de la erupción del Monte Santa Elena (Estados Unidos) el 18 de mayo de 1980. Algunos lahares contienen una cantidad tan elevada de detritos (del 60 al 90% en peso).es/ign/layoutIn/peligrosidad. o de lluvias intensas o del rompimiento de un lago situado en un cráter elevado.do  https://mitierrasemueve.es/ign/resources/actividades/volcanologia/material. agua de un glaciar derretido por un flujo piroclástico o por una oleada piroclástica).pdf  https://www. El agua que crea los lahares puede provenir de la nieve o del hielo que se están derritiendo (en especial. barrancas. Históricamente. roca y agua. Lejos de su fuente. estos flujos pueden inundar con lodo todo a su paso.