You are on page 1of 5

María y la Resurrección

Nuestra meditación de hoy, será sobre la mayor fiesta que se celebra en la liturgia
Católica, la fiesta de Pascua, y sobretodo, el papel de María en los acontecimientos de la
Noche Santa de nuestra Redención.

Concluida la cuaresma, periodo dedicado a la consideración de nuestras miserias y el
pedido de perdón, terminadas las ceremonias conmemorando la Pasión de Nuestro Señor
Jesucristo, comienza ya en el Sábado Santo, la Iglesia a rejubilar celebrando la Pascua del
Señor.

La propia ceremonia de la Vigilia Pascual, la más bella de todas las ceremonias litúrgicas,
comienza fuera de la Iglesia sin ninguna iluminación, simbolizando las tinieblas del
pecado que dominaban el mundo antes de la redención. Después de la bendición del
fuego, el fuego nuevo enciende el Cirio Pascual, que simboliza Jesucristo, la luz del
mundo, que dispersa las tinieblas de la esclavitud al pecado, para traer la luz de la
salvación a la humanidad.

Las lecturas de la Vigilia Pascual nos hacen recorrer toda la historia de nuestra
Redención, y todos los símbolos en el antiguo testamento de la Pascua del Señor.

Pascua significa pasaje. Era para los judíos la conmemoración del Pasaje del Señor,
cuando el Señor pasó junto a las casas de los israelitas, hiriendo de muerte a todos los
primogénitos de los egipcios y protegiendo las casas de los israelitas. La sangre de
corderos asperjada en las puertas simbolizaba y prefiguraba la Sangre del Cordero
Inmaculado, Nuestro Señor Jesucristo, que seria derramada pasta nosotros, y seria nuestra
Salvación de la muerte eterna del pecado.

Nuestro Divino Salvador escogió esa misma ocasión pata resucitar, cambiando así el
sentido de la Pascua antigua para otra más elevada. Como el pueblo israelita pasó de la
esclavitud a los egipcios a la libertad en la Tierra Prometida, nosotros, con la Muerte y
Resurrección de Jesucristo pasamos de la muerte del pecado para la vida eterna. Ese es el
sentido más profundo de Pascua.

La muerte del Redentor destrozó el imperio de satan. El supremo sacrificio de Jesucristo
nos trajo la vida sobrenatural y eterna. Fue lo que Nuestro Señor anuncio a Santa Marta,
Yo soy la Resurrección. ...

lo humano con lo divino!" Si no hubiése la Muerte y Resurrección de Cristo. Nuestra fe seria fútil sin la Resurrección de Cristo como nos enseña San Pablo. Cuando tenía 15 años el alcalde de la región donde ella vivia. garantia de nuestra propia resurrección.En el 'Exultet'. seriamos prisioneros eternos de la ansiedad de ver Dios Cara a cara. pues según ese pagano eta la religión de un Dios crucificado. '¡Entonces no terminaste la lectura! pues el Evangelio tambien narra como Jesucristo resucito de entre los muertos. ¡Morriendo dio prueba que era hombre. Santa Margarita era de uma compra noble de Antioquia. esta en la propia Resurrección de El. cantado en el inicio de la ceremonia de Sábado Santo. el Pregón Pascual. "¡Qué asombroso beneficio de tu amor por nosotros! ¡Qué incomparable ternura y caridad! Para rescatar al esclavo. La historia de Santa Margarida de Antioquia ilustra eso. pero resucitando do prueba que era Dios!" Esa respuesta dejó el alcalde furioso y la torturó brutalmente en la presencia de todo el pueblo. Pues la prueba de que Cristo nos resucitará para la vida eterna. Sabemos que después de la muerte. La llamo y le preguntó qué religión practicaba. Murió decapitada pero antes apareció un a paloma que la coronó con una corona de oro. la Iglesia se dirige esa oración de acción de gracias al Padre Eterno. se apasionó por ella y quería casar con ella. Ella respondió que era Cristiana. que era pagano. Pero cuando Cristo regresa en el fin del mundo. en el Juicio Final nuestras . La niña sufrió con tanta resignación y paciencia que 5000 paganos convertieron viendo el martirio de ella. Cuando el se enteró que era Cristiana la pidió pata renunciar la religión católica. sin jamás lo conseguir. “¿De qué nos serviría haber nacido si no hubiéramos sido rescatados?” Toda nuestra esperanza esta en la Resurrección de Cristo. Ella preguntó al alcade pagano como el se enteró que Jesucristo fue crucificado. seremos todos juzgados y nuestras almas entrarán en la eternidad. la felicidad eterna para los que se salvan y la desgracia eterna para los condenados. ¡Qué noche tan dichosa en que se une el cielo con la tierra. El respondió que lo había leído en las sagradas escrituras de los Cristianos! Respondió ella. que conmemoramos en la Pascua. entregaste al Hijo!" "¡Qué noche tan dichosa! Sólo ella conoció el momento en que Cristo resucitó del abismo. Por eso canta la Iglesia en el Pregón Pascual que inicia la ceremonia de Sabado Santo.

Y gozaremos la felicidad eterna con cuerpo y alma. Claridad comunica al Cuerpo Glorioso un brillo y esplendor llenos de belleza. y los Cuerpos Gloriosos. por la Redención y la Resurrección de Cristo. como sabemos. Después de la muerte y el entierro de Jesucristo. la ‘Sutileza’. Sutileza comunica al Cuerpo Glorioso la capacidad de penetrar en otros objetos sin dificultad. y es pues. María Magdalena.almas serán reunidas a nuestros cuerpos resucitados. la ‘Agilidad’ y la ‘Claridad’. la belleza inefable de la Virgen Madre de Dios. Impasibilidad es el don que preserva el Cuerpo Resucitado y Glorioso de la muerte y el dolor. la celebración de mayor alegría para nosotros. la mayor alegría del Cielo es la Visión Beatífica. y también las bellezas del mundo renovado después del juicio. Por esa razón toda nuestra fe se basa en ese misterio. nuestra Pascua. los Apóstoles no creían en su Resurrección. A tal punto que varios volvieron a sus ocupaciones anteriores. la que más amaba a . según los teólogos tienen cuatro características que los distinguen de nuestros cuerpos mortales. Como el Cuerpo de Cristo después de la Resurrección entró en el Cenáculo a través de puertas cerradas. por el cual veremos a Dios con los ojos del espíritu. Agilidad es el don por el cual el Cuerpo Glorioso puede dislocar grandes distancias instantáneamente. Nuestros cuerpos resucitados serán gloriosos. Además nuestros sentidos corporales tendrán la alegría inefable de contemplar la Humanidad Santísima de Jesús. hijos de la Iglesia Católica. Sin embargo. Sin embargo es imposible imaginar eses acontecimientos sin la presencia de María. Así serán nuestros cuerpos después de la Resurrección. Los condenados también seguirían en sus cuerpos y almas en el infierno para toda la eternidad. un don comunicado por Dios. Las Santas Mujeres tampoco tenían fe en la Resurrección. Los Evangelios no nos narran nada al respecto de María en los relatos sobre la Resurrección. Son esos – la ‘Impasibilidad’. y de todos los Santos. ¡Tal es esa alegría que la Iglesia celebra esa Fiesta por cincuenta días! Con esa introducción vamos entrar en nuestra meditación de hoy: sobre María y la Resurrección. Y nosotros confiamos en esa resurrección y en la Vida Eterna.

Es tan bella esa consideración. Ella debe ter sentido. Muchos teólogos. cuando fue al túmulo y se enteró que no estaba el Cuerpo de Cristo. el santo se transformaba en un tabernáculo vivo de la Eucaristia. ¡Ella representaba y sustentaba la Iglesia en aquel periodo entre la muerte y la Resurrección de Cristo! La Iglesia vivia en Ella. Catalina de Siena." Para tener una visión más completa de ese grandioso panorama. si no hubiése más fe sobre la faz de la tierra Dios teria encerrado la Historia del mundo. y nadie en la tierra creía más en aquel entonces. pero tan alta que nuestra pobre inteligencia no la comprendería perfectamente. Todo lo que sufrió Jesús en su Cuerpo en la Crucifixión y Muerte. estando Jesús realmente presente en la Sagrada Hostia en viene de María. la única en la faz de la tierra que tuvo una fe completa y sin sombra de duda en la Resurrección. gracias a María. todo esto vivió dentro del alma de la Virgen Santísima. Dios siempre concedía la misma gracia en su plenitud y perfección a la Virgen María. em su interior la separación del Alma y ddel Cuerpo de Jesus en el momento de su Muerte. La Iglesia naciente casi estaba muerta porque la Iglesia es la comunidad de los que tienen fe. como en una semilla. pensó que fue robado. Era María. tenemos que considerar otro aspecto. ¡Pero que Tabernáculo! ¡Y con que alegría. varios Santos. Entonces. que las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia. entre ellos Padre Faber. como afirma Plinio Corrêa de Oliveira. se cumplió en esa ocasión. toda la grandeza que la Iglesia habría de desarrollar durante todos los siglos hasta el fin del mundo. pues. Ella contenía en Sí. En esa manera. Dice Dr. entre ellos Sta. pues cualquiera gracia concedida por Dios a algun santo. todas las promesas del Antiguo Testamento y todas las realizaciones del Nuevo Testamento. María sentía en si. Plinio que "en esta ocasión María sustentó el mundo. después de la primera Comunión que María recibió en la Última Cena. María fue la Arca de Esperanza de los siglos futuros. y sin Ella. ¿Nadie? Había alguien que conservó la fe integra en la Resurrección de Cristo.Nuestro Señor. La promesa de Nuestro Señor. gozaron un privilegio muy especial : después de recibir la Comunión. son de la opinión de que María también gozaba ese privilegio. la Iglesia estaba muerta. la Madre de Dios. Jesús Sacramentado vivía en ese Tabernáculo! Podemos imaginar que.. pues reproducía lo mismo en su .. Así Ella se transformó en un Tabernáculo permanente de la Eucaristía. Jesucristo en la Eucaristia nunca dejó de estar presente en María Santísima. Tampoco tenía fe. En la historia de la Iglesia. la hostia quedaba intacta en la persona del Santo hasta la próxima Comunión.

Cuando Jesús muro en la Cruz. Afirma San Ambrosio. que Cristo. Cristo resucitar mágicamente. y la mayoría de los Padres de la Iglesia tiene la misma opinión. Como teria sido ese encuentro entre la Madre y el Hijo! Que palabras teria dirigido Nuestro Salvador a Su Santa Madre? Es un tal misterio que solo podemos callarnos en admiración! . en su interior. Ella tenía en su interior el Cuerpo museo de Jesús. su Hijo apereciera a Ella.interior con la Sagrada Eucaristia que Ella conservaba en sí. y el cielo uniéndose al Alma? Es muy peobable que en ese mismo momento en que Ella sentia esa alegria en su interior. después de su Resurrección apareció primero a Su Santísima Madre. El resucitó em la Eucaristia! Que alegría no terá tenido Ella al sentir. Cuando Jesucristo resucitó. también en el interior de Ella.