You are on page 1of 4

NIVELACIÓN DE REDACCIÓN

Ciclo 2017-2
Sesión 2A
Procesamiento de las fuentes para la Tarea en el Aula 1 (TA1)

Logro de la Al término de la sesión, el alumno elaborará un esquema numérico,


sesión basándose en un organizador visual, para luego redactar un párrafo de
desarrollo.

Actividad 1

Tomando como base tu organizador visual que has elaborado en la sesión anterior, añádele a
este información de las fuentes que se te presentan a continuación. Asimismo, esto te servirá
para la TA1 en la sesión 3A.

Fuente 1
Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=1Jd4XDM03hI (5:12)
Consulta: 24-04-2017

Fuente 2:
Motivación, el motor de nuestros actos
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones
Todos buscamos una chispa que 'encienda' nuestras ganas de hacer esas cosas que a veces nos
dan tanta pereza. Te contamos cómo conseguir la motivación necesaria para alcanzar tus
objetivos y el éxito personal.
Quién no se ha levantado una mañana sin ganas de nada, ni de trabajar, ni de hacer las labores
de la casa… Y nos quedamos esperando, pensando cómo conseguir esa motivación que
necesitamos para arrancar una tarea en el trabajo, o para decidirnos a hacer ese arreglo en casa
que siempre dejamos para otro día. Debemos concienciarnos de que nosotros mismos somos la
pieza clave para fomentar nuestros niveles de motivación.
Por eso, es importante que tengas en cuenta las siguientes técnicas para conseguir aumentar
tu automotivación:
 Las ganas no vienen solas: muchas personas se confunden al creer que primero deben “tener
ganas” y luego actuar. Esto es un error. Haz la prueba; primero actúa y después verás cómo
tienes más ganas de continuar haciendo cosas. Mucha gente decide seguir trabajando una vez
que ya ha empezado.
 Fíjate unos objetivos realistas: es bueno que dividas estos objetivos en sub-objetivos que te
permitan valorar si efectivamente te estás acercando a la meta deseada. Ver que estamos en
el camino correcto es muy motivante.
 Proporciónate algún premio cuando crees que has hecho las cosas bien.
 Evita postergar tareas: la postergación (aplazar las tareas sin motivo) puede hacer que tus
niveles de motivación desciendan por verte incapaz de conseguir tus objetivos.
 Aprende habilidades: si para conseguir un objetivo crees que te faltan técnicas específicas,
intenta adquirirlas o pide ayuda a otra persona para que te las enseñe.
 Queda con otras personas para emprender una tarea si te es posible.

Recuperado de: goo.gl/VmxlIl. Consulta: 25-04-2017

¿Cómo puedes mejorar en este curso? El área de Humanidades te ofrece tutorías especializadas
de redacción. Por ello, revisa el Canvas de tu asignatura y ubica los horarios para una reserva vía
intranet.
Fuente 3:
La motivación para estudiar
“Cuando un estudiante se entusiasma con las novedades de la escuela, trabaja incasablemente y
lee con avidez libros sobre los temas más diversos, se dice de él que “tiene deseos de aprender”,
que “ama el saber”, que “tiene muchos intereses”. Estas expresiones describen desde afuera un
comportamiento e indican, de diferentes modos, ese impulso por aprender que en psicología se
llama motivación. Para rendir bien en el estudio no basta con ser inteligente sino que son
necesarios una serie de impulsos internos utilizados de la mejor manera (…)
Las características de la persona que está motivada son energía y claridad de objetivos: una
persona así demuestra con su comportamiento que quiere lograr algo, mientras que alguien poco
motivado se muestra a menudo relajado y pasivo, y con actitudes confusas y casuales. La
motivación genera atención selectiva; el aprendizaje se produce solo en una situación de
elección y por medio de la utilización de estrategias, porque el individuo tiene capacidades
limitadas para registrar, procesar y almacenar las informaciones; una actitud dinámica y activa
del individuo aumenta notablemente sus capacidades en todos estos aspectos.
Todo docente querría que sus alumnos trabajasen siempre por el placer de aprender y, en
cambio, a menudo le es necesario asociar al estudio elementos agradables, gratificantes y
deseables para inducirlos a obrar según sus planes. Para un estudiante que detesta los problemas
de matemáticas, puede resultar motivador el hecho de tener éxito al resolver uno muy fácil en
público.
Hay dos tipos de motivaciones que pueden llevar a que uno se empeñe: las intrínsecas
conectadas por el placer de aprender, y las extrínsecas, conectadas con el deseo de evitar un
castigo o recibir un premio.
El mundo de la escuela y los padres inducen a menudo a los alumnos a la acción utilizando las
motivaciones extrínsecas; el docente que amenaza al estudiante con suspenderlo, el padre que le
promete una moto como premio por sus buenas notas tratan de controlar el comportamiento de
los muchachos mediante componentes completamente externos a los contenidos del estudio. En
efecto, la motivación intrínseca es la que tiene la posibilidad de funcionar con mayor alcance;
cuando el interés del sujeto se desplaza desde el deber al premio, va desapareciendo
gradualmente la eficiencia en la realización de su trabajo (…)”. (Serafini 1990: 177-178)

Fuente 4

Automotivación
Cómo auto-motivarse para poder emitir motivación
Después de entender este concepto, para estar motivados debemos empezar a “realizar cambios
en nuestros enfoques y modelos”. Se inicia un proceso de des-aprendizaje que nos permite una
nueva óptica con la cual podremos mantenernos motivados aún en los “peores momentos”.
Enumeramos algunos modelos y líneas de pensamiento que inciden directa y eficientemente
en el proceso de “auto-motivación”.

1. La derrota no es una opción.


En el preciso momento que consideremos que podemos sucumbir a una situación, ya sea
personal o laboral, perdimos la mitad de la guerra, no la batalla. Fíjense bien, dije la guerra. El
convencimiento total de ni siquiera pensar en los posibles fracasos, teóricamente, nos asegura
el éxito.
2. La perseverancia todo lo alcanza (disciplina)
La perseverancia es una forma de disciplina. Esta incluye la continuidad, la convicción, el amor
al sacrificio por un ideal o meta y el no rendirse jamás. Sin disciplina no hay motivación. Lo
2

¿Cómo puedes mejorar en este curso? El área de Humanidades te ofrece tutorías especializadas
de redacción. Por ello, revisa el Canvas de tu asignatura y ubica los horarios para una reserva vía
intranet.
que sí se puede decir que se encuentra en la falta de disciplina radica la ausencia de motivación
y/o la “aberración de la motivación” o una “motivación superflua”. La diferencia es obvia, la
motivación conlleva al éxito y a la felicidad. La “motivación superflua” nos lleva, en ocasiones,
inconscientemente a la destrucción personal y empresarial.
3. La victoria es simplemente el fracaso virado al revés.
Este concepto es tan simple que casi no amerita explicación. Si no está bien, es porque está mal
y solo necesita girar 180 grados.
4. Un problema es una a oportunidad para triunfar.
Un concepto axiomático, quizás el más importante y difícil de aplicar. “No existe problema o
situación que no se pueda potencializar”, todo depende de cómo la abordemos y que tengamos
bien claros los conceptos de la motivación y la “auto-motivación”.
5. La mejor competencia es la “Auto-Competencia”.
En el mundo empresarial siempre estamos al tanto de lo que la competencia hace o deja de
hacer. Esto está muy bien, pero de lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso. Se observan
los mercados y la competencia de manera objetiva y sintetizada, obviamente mejor que sea
rápido. La única competencia que amerita la pena investigar a profundidad detenidamente y
después accionar sobre ella es la “auto-competencia”. Cuando competimos contra nosotros
mismos el único producto resultado es la mejora personal: “Ganar, Ganar y Ganar”.
6. Innovar, crear e inventar.
“La necesidad es la madre de la invención”. Nada puede ser más cierto, la constante
innovación es imprescindible en los buenos tiempos, mucho más en los momentos difíciles. Esta
nos permite dos cosas principalmente: Primero, el necesario ejercicio mental que produce el
invento, innovación o mejora; segundo, el producto en sí y un incremento notable en el “auto
estima”.
7. La información puede ser un contaminante; la data cruda NO.
Vivimos en la “Era Digital”, la era de la información y el conocimiento y los flujos de
información son asombrosos y vertiginosos. No es “data cruda” ya que ha sido manipulada, por
lo tanto, puede ser des-información, mala información lo que la convierte en un “significante
contamínate”
La “data cruda” no está manipulada, es más accesible y rápida de digerir. Nos ofrece la ventaja
de usarla como catalítico para poder innovar o mejorar lo que nos lleva a la motivación y el
desarrollo vertical físico y psicológico personal y empresarial.
8. El conformismo es un falso sentido de seguridad.
La ambición es innata en el ser humano, al igual que la búsqueda de la libertad. El conformismo
y / o aceptación de cualquier situación o circunstancia no aceptable compromete los valores y
por defecto es un inmenso des-motivador tanto a escala personal como empresarial.
El conformismo puede llegar a enfermar a una persona, empresa o sociedad.
El “no-conformismo” genera el deseo del cambio, esto mueve las ruedas de la motivación.
Cuando somos ya adultos seguimos haciendo lo mismo, luchando entre hacer lo que queremos o
adaptarnos a las exigencias del medio cuando este nos impone un esfuerzo personal. Hace falta
mucha autogestión y tener muy claras nuestras automotivaciones si queremos sobrevivir a los
estímulos externos. Que la motivación venga del exterior es lo más fácil. En cambio, nos
fortalecemos cuando somos capaces de automotivarnos por nosotros mismos, es decir cuando la
motivación nace de nuestro interior.

¿Cómo puedes mejorar en este curso? El área de Humanidades te ofrece tutorías especializadas
de redacción. Por ello, revisa el Canvas de tu asignatura y ubica los horarios para una reserva vía
intranet.
Sencillos pasos para cultivar la automotivación
Para que puedas empezar a cultivar tu automotivación y sentirte más satisfecho con tu día a día,
te voy a dar una serie de sencillos pasos:
Paso 1. Comienza bien el día, tratando de organizar convenientemente las tareas más
importantes de la jornada para que las realices en primer lugar y destines toda tu energía en
ellas. Cuando sientas que estás en control de las cosas más importantes para ti, incrementará tu
grado de Automotivación.
Paso 2. Cultiva el buen humor y has positivo tu diálogo interior, huyendo de los
pensamientos derrotistas y negativos que, como en una espiral descendente, nos hunden hacia la
frustración y el desencanto. Esto definitivamente destroza tu Automotivación.
Paso 3. Acércate a la gente positiva que te rodea y huye de la negativa, busca la energía
positiva de aquellos que la cultivan y presérvate de aquellos que la destruyen.
Paso 4. Apóyate más en tu reafirmación interna que en la externa. No esperes que los
ánimos de los demás necesariamente lleguen cuando más son necesarios, por lo que un cierto
grado de independencia positivista asegura que mantengas tu Automotivación.
Así que, como puedes ver, la automotivación es lo que te impulsa en tu vida y cumple un papel
importante en casi todo lo que haces. Sin automotivación ¿Cómo vas a conseguir lo que deseas?
¿Qué tal si empiezas a realizar estos 4 sencillos pasos y comienzas a experimentar los
beneficios de la Automotivación en ti?

Recuperado de https://goo.gl/yuEsmY Consulta 25.04.2017

Referencia bibliográfica

SERAFINI, María (1990) Cómo se estudia. Barcelona: Paidós

¿Cómo puedes mejorar en este curso? El área de Humanidades te ofrece tutorías especializadas
de redacción. Por ello, revisa el Canvas de tu asignatura y ubica los horarios para una reserva vía
intranet.