You are on page 1of 1

Los exones son las regiones de un gen que codifican proteína.

El ARNm maduro que


dirige la síntesis de una proteína está compuesto sólo de secuencias correspondientes
a exones.

Los genes humanos están constituidos por fragmentos de dos clases: Intrones y
Exones. Los exones son los fragmentos del gen que codifican aminoácidos de la
proteína mientras que los intrones son fragmentos del gen que se encuentran
separando los distintos exones y no codifican aminoácidos.

Para realizar la síntesis de una proteína en el proceso de la transcripción primero se


copia la información genética desde el ADN al ARN y se produce un ARN inmaduro
que contiene una copia exacta del gen, incluyendo exones e intrones. En el proceso
de maduración del ARN que ocurre en el núcleo se eliminan los intrones y se pegan
los exones para formar un ARN maduro que ya puede salir del núcleo hacia el
citoplasma.

Es muy frecuente que los ARNm sufran lo que se denomina "splicing alternativo" o
maduración alternativa por la que según el estado de la célula ésta elige la
combinación de exones para componer el ARNm maduro. De esta forma una célula
con un mismo gen puede fabricar diferentes proteínas adaptadas a diferentes
necesidades mediante el uso alternativo de exones. Un ejemplo de este fenómeno lo
encontramos en la inmunoglobulina M.

En el linfocito B, la IgM es el receptor de antígeno y es una proteína de membrana que


tiene un exón que codifica la porción transmembrana no soluble en agua. Tras
activación, esta célula fabrica IgM soluble que carece de este exón.