You are on page 1of 138

UNIVERSIDAD NACIONAL “SAN LUÍS GONZAGA” DE ICA

FACULTAD DE CIENCIAS

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE BIOLOGÍA

RELACIÓN ENTRE LA ESTRUCTURA DEL HABITAT Y LA

COMUNIDAD DE AVES EN EL FUNDO AGROECOLÓGICO

HUAQUINA, CHINCHA- PERÚ. (Abril-Septiembre 2007)

Tesis para optar el título de:

Biólogo

Presentada por los bachilleres:

Pérez Solis, Evelyn Ena

Tenorio Maldonado, Mario Illarik

Ica - Perú

- 2008 -
“Por humilde e insignificante que sea, cada especie es una obra

maestra de la Biología que vale la pena conservar”

Edward O. Wilson (La Creación, 2007)

II
A mis padres,

por sacrificar sus sueños para poder realizar los míos.

A mis hermanos,

por su fraternidad y esfuerzo de superación.

A mis angelitos: Luciana y Fabrizzio,

con la esperanza que puedan

disfrutar y maravillarse con

la naturaleza y la vida.

Evelyn P.S.

III
A mis padres,

por su esfuerzo y perseverancia para salir adelante.

A mis queridos hermanos y en especial a mi sobrina Gabriela.

A la naturaleza, que es lo mismo que agradecer a Dios.

A su diversidad, tan valiosa y hermosa.

Mario T. M.

IV
AGRADECIMIENTOS

Al Ing. Agr. Klaus Bederski, propietario y fundador de la empresa de

Agricultura Orgánica Huaquina-Topará, por la confianza y apoyo al financiar este

trabajo de investigación.

A nuestros asesores Blgo. Juan Pisconte Vilca, docente de la E.A.P. de

Biología y M. Sc. Oscar González, presidente del Grupo Aves del Perú, por su ayuda

y orientación en la realización de la presente tesis.

A los docentes de la E.A.P. de Biología, Blgo. David Miranda y Blgo. Carlos

Obando, por sus valiosas sugerencias y comentarios.

Al M. Sc. Oliver Whaley, ecólogo del Royal Botanic Gardens, Kew y director

del proyecto “Restauración de hábitat y uso sostenible de los bosques secos del sur

del Perú”, por su notable influencia en nuestra formación científica y ecológica.

Al Blgo. Jesús Chuquihuaccha, por sus consejos y préstamo de materiales para

el muestreo de las aves.

A la Sra. Paula Cortez Quintana, encargada de la Biblioteca de la Facultad de

Ciencias, por facilitarnos de manera oportuna el acceso a bibliografía especializada.

A nuestros colaboradores en campo, los Bachilleres en Ciencias Biológicas

Octavio Pecho, Denisse Colonio, Mery Jayo, Miguel Soto y Marco Mendoza.

V
Al Bachiller en Ciencias Biológicas Alfonso Orellana, por su apoyo

incondicional en todo momento, especialmente en la determinación de las especies

de plantas.

A los trabajadores del Fundo Huaquina por brindarnos su amistad y por

contarnos curiosas anécdotas de las aves de la Quebrada Topará, haciendo nuestra

estadía en el fundo, mucho más placentera.

Pero este trabajo, no podría haberse concluido sin el apoyo de nuestras familias,

por inculcarnos la voluntad que tanto hemos necesitado en las horas difíciles.

¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!!

VI
RESUMEN

El objetivo de este estudio fue establecer la relación entre la estructura del

hábitat y la comunidad de aves en el fundo agroecológico “Huaquina”, ubicado en la

Quebrada Topará (Provincia de Chincha, Departamento de Ica, Perú).

Se seleccionaron ocho hábitats: Vivero bajo con árboles frutales, Vivero alto

con olivar y colinas pedregosas, Monte ribereño, Cerco vivo, Bosques de pecanos y

cultivo de tara en desierto. Se realizaron observaciones etológicas y censos

mensuales de aves durante seis meses; en cada ambiente se hizo una evaluación de la

vegetación

Se determinó la distribución de las aves a dos escalas (horizontal y vertical). La

escala mayor, estuvo basada en la distribución de las aves en los hábitats, mientras

que la menor se baso en la disposición de la avifauna en los estratos vegetales,

usados principalmente para alimentarse. Se detallan las técnicas de forrajeo

empleadas por las aves para tal fin.

Se correlacionó la riqueza, cobertura y estratificación vegetal con la riqueza,

abundancia y diversidad de aves. Se encontró una asociación significativa entre la

estratificación y cobertura vegetal con la riqueza y diversidad de la avifauna. Lo que

quiere decir, que al aumentar el número de estratos vegetales y el porcentaje de

cobertura, mayor será la riqueza y diversidad de aves.

Palabras clave: Avifauna, Índice de correlación, Vegetación, Técnicas de forraje,

Agroecología.

VII
Abstract

The aim of this study was to know and understand how the structure of the

habitat can influence the spatial distribution and behavior of birds in an agro-

ecological environment, such as the Huaquína farm, located in the Quebrada face

(Province of Chincha, Ica Department, Peru).

Eight habitats were selected: Nursery low with fruit trees, olive groves and

nurseries with high rocky hills, riparian thickets, and live fences, Forests pecans and

cultivation of desert with tara. Ethological observations were made and a bird

population census every month for six months in each environment as assessment of

vegetation was done.

It was determined the distribution of birds at two scales (horizontal and

vertical). The larger scale, was based on the distribution of bird in their habitats,

while the lowest was based on the willingness of bird in the strata plant, used mainly

for food. Details of the techniques employed by foraging birds are gives.

It was made an analysis of correlation between variables such as plant

richness, coverage and stratification, and ornithological variables: richness,

abundance and diversity. The correlation analysis showed the existence of a

significant association between the stratification and vegetation cover with the

richness and diversity of birds. Which means that by increasing the number of

vegetable strata and the percentage of coverage, results in increasing the richness and

diversity of birds.

VIII
The results indicated that the Huaquina farm, being an anthropogenic climate

with high standards for the care of the environment, is an attractive habitat for birds,

showing the 70 species reported, including resident and migratory.

Keywords: Avifauna, Correlation index, Vegetation, Techniques of forage,

Agroecology.

IX
ÍNDICE

Pág.
RESUMEN

I. INTRODUCCIÓN...…………………………………...………….......……… 01

II. ANTECEDENTES………….…………………………….…....…………...... 04

III. MATERIAL Y MÉTODOS.……………………………….…….……….…... 08

3.1. Materiales……………………………………………………….…........... 08

3.1.1. Material biológico………………………………………………… 08

3.1.2 Área de estudio…………………..………………………………... 08

3.2. Métodos…………………….………….…………………....……….…… 09

3.2.1. Diferenciación de hábitats en el área de estudio, Fundo Huaquina….. 09

3.2.2. Caracterización estructural de la comunidad de plantas y aves…......... 11

3.2.2.1. Caracterización vegetal……………………………........... 11

3.2.2.2. Análisis de datos…………………………..……......…… 14

3.2.2.3. Caracterización ornitológica……………………...……... 16

3.2.2.4. Distribución horizontal y vertical de las aves en el fundo....... 20

3.2.2.5. Técnicas de forrajeo de las ave..…………………..…...…. 20

3.2.3 Relación entre la estructura de la vegetación y la comunidad de aves.... 23

3.2.4 Curva de acumulación de especies de aves…………………….......... 24

IV. RESULTADOS ………………………………………………………............. 25

4.1. Características estructurales de la comunidad de plantas y aves………....….... 25

4.1.1. Caracterización vegetal………………………………..…….…....... 25

4.1.1.1. Caracterización vegetal de cada hábitat……………............ 29

4.1.1.2. Formas de vida de las plantas……………….…….....…..... 38

X
4.1.2. Caracterización ornitológica………………….….………………….40

4.1.2.1. Análisis de agrupamiento…………….……………...……. 48

4.1.3. Distribución horizontal y vertical de las aves…………………...…….50

4.1.3.1. Distribución horizontal………………………………..……..50

4.1.3.2. Distribución vertical………………….…………….………..55

4.1.4. Técnicas de forrajeo de las aves………………………………..……....60

4.2. Relación entre la estructura de la vegetación y la comunidad de aves…...…......62

4.3. Curva de acumulación de especies de aves……….…………….……..............63

V. DISCUSIÓN…………………………………………………...…………….....65

VI. CONCLUSIONES………………………………………………..……….........78

VII. RECOMENDACIONES………………………………………..…..…..............80

VIII. BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………..….............83

IX. ANEXO……..………………………………………………............................ 88

XI
INDICE DE GRÁFICOS.

Gráfico 1. Curva de acumulación de especies ........................................................... 23

Gráfico 2. Familias de plantas predominantes en el fundo Huaquina-Chincha, Abril-

Septiembre 2007 ........................................................................................ 24

Gráfico 3. Riqueza y abundancia de aves en el Fundo Huaquina-Chincha, Abril-

Septiembre 2007 ........................................................................................ 43

Gráfico 4. Aves más abundantes en el Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre

2007 ........................................................................................................... 44

Gráfico 5. Abundancia y riqueza de especies en cada uno de los hábitats del Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 .............................................. 46

Gráfico 6. Agrupamiento con base en la composición (presencia-ausencia) de

especies de aves registradas en el Fundo Huaquina-Chincha.................... 48

Gráfico 7. Porcentaje de individuos de cada especie en cada uno de los hábitats del

Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 ................................... 50

Gráfico 8. Curva de acumulación de especies del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-

Septiembre 2007 ........................................................................................ 64

XII
INDICE DE TABLAS.

Tabla 1. Especies de plantas según estratos y formas de vida observadas en el Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 .............................................. 25

Tabla 2. Riqueza, diversidad, estratificación y cobertura vegetal por cada hábitat del

Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 ................................... 28

Tabla 3 Lista taxonómica de aves indicando la frecuencia y residencia de especies en

el Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 ............................... 41

Tabla 4. Valores de diversidad de aves en cada uno de los hábitats del fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 .............................................. 45

Tabla 5. Distribución de las aves en los hábitats del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-

Septiembre 2007 ........................................................................................ 52

Tabla 6. Distribución vertical de la comunidad de aves según estratos de forrajeo en

el Fundo Huaquina-Chicha, Abril-Septiembre 2007 ................................. 58

Tabla 7. Preferencia de las familias y especies de aves por estrato en el Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 .............................................. 59

Tabla 8. Correlaciones entre variables de la vegetación y avifauna del Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 .............................................. 63

XIII
INDICE DE FIGURAS.

Figura 1. Estratificación vertical del hábitat Vivero Bajo del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007 ............................................................... 29

Figura 2. Estratificación vertical del hábitat Vivero Alto del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007 ................................................................. 30

Figura 3. Estratificación vertical del hábitat Bosque de pecanos con ecotono de

monte ribereño del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 ...... 32

Figura 4. Estratificación vertical del hábitat bosque de pecanos colindante a campos

de cultivo del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007 ............ 34

Figura 5. Estratificación vertical del hábitat Monte ribereño del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007 ................................................................. 35

Figura 6. Estratificación vertical del hábitat Cultivo de tara del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007 ................................................................. 37

Figura 7. Ejemplos de las formas de vida presentes en el Fundo Huaquina-Chincha,

Abril-Septiembre 2007................................................................................. 39

XIV
INDICE DE ANEXOS.

ANEXO 1. Ubicación geográfica del área de estudio. .............................................. 89

ANEXO 2.Caracterización de los hábitats. ............................................................... 92

ANEXO 3. Fichas de monitoreo de aves y plantas. ................................................ 100

ANEXO 4. Registro fotográfico del Trabajo de Campo ......................................... 102

ANEXO 5. Fotografía de las aves. .......................................................................... 105

ANEXO 6. Técnicas de Forrajeo. ........................................................................... 116

XV
I. INTRODUCCIÓN

Los organismos y las poblaciones de especies no existen solos en la naturaleza,

sino que forman parte de un ensamble de poblaciones que viven juntas en una misma

área y tiempo específico, denominada “comunidad biológica” (Krebs, 1985). Aunque

las relaciones que se establecen entre los organismos pueden ser directas o indirectas,

se sabe que las especies interactuantes se afectan unos a otros positiva o

negativamente (Jaksic y Marone, 2006), siendo los casos más conocidos las

interacciones depredador-presa, planta-polinizador o planta-dispersor de semillas;

estas interacciones influyen en el tamaño de las poblaciones, composición

taxonómica, distribución y selección de hábitat.

La composición de especies en un ecosistema depende de factores que actúan a

nivel espacial y temporal (Wiens, 1989). En las aves, la riqueza y diversidad ha sido

correlacionada con el clima y la heterogeneidad del paisaje, sugiriéndose que tales

factores influyen con diferente magnitud en relación a su escala de análisis

(Bohning-Gaese, 1997; Cueto y de Casenave, 1999; Gillespie y Walter, 2001). En

este sentido, el clima tendría un efecto muy marcado a una escala macrogeográfica

mientras que la heterogeneidad del paisaje actuaría con una mayor incidencia a nivel

local (Bohning-Gaese, 1997; Cueto y Casenave, 1999).

Por lo tanto, la disposición espacial de aves dentro de un hábitat (nivel local)

está determinado por las características fisonómicas del hábitat (abierto o cerrado,

plano u ondulatorio, continuo o dividido en zonas), sin embargo, esta distribución

está estrechamente ligada con la conducta de las especies, ya que existen aves que

-1-
presentan una conducta de selección de hábitat fija, es decir son especialistas de

hábitat, encontrándolas por lo tanto, sólo en hábitats específicos y sucede lo contrario

con las especies generalistas de hábitats que no presentan una dependencia estricta

por un tipo de hábitat, utilizando mas de uno, siempre y cuando estos les

proporcionen los recursos necesarios para su supervivencia (alimento y sitios de

nidificación).

En el departamento de Ica, los estudios sobre la relación hábitat-organismo son

muy escasos, teniendo en cuenta que desde hace cientos de años los hábitats

naturales son alterados o destruidos para convertirlos en ambientes antropogénicos

(ciudades, caminos, campos de cultivo), sin conocer como esto afecta a la

biodiversidad nativa y a todo el ecosistema en el corto y largo plazo.

Los estudios publicados en el Perú sobre el papel que tienen los campos de

cultivo como hábitats, son escasos. Se conoce muy poco acerca del uso de estos

hábitats por las aves en lo que respecta a su comportamiento alimenticio, territorial y

reproductivo (González, 2000); así mismo, se desconoce si los distintos hábitats que

ofrecen estos ambientes son utilizados por la avifauna en función de su

disponibilidad o existe una selección por un determinado tipo de cultivo, lo que es

interesante desde el punto de vista biológico y de conservación.

Por tal motivo, el objetivo principal fue estudiar la relación entre la estructura

del hábitat y la comunidad de aves presentes en el fundo “Huaquina”, Quebrada

Topará; siendo los objetivos específicos:

-2-
- Determinar la relación entre la riqueza, estratificación y cobertura vegetal con la

riqueza, abundancia y diversidad de aves.

- Establecer la distribución horizontal y vertical de las especies de aves.

- Determinar las técnicas de forrajeo empleadas por las aves.

Esperamos que el presente estudio permita un mejor entendimiento de la

relación entre la estructura del hábitat y las aves en el Fundo Huaquina, Topará.

-3-
II. ANTECEDENTES

A nivel internacional, se citan las siguientes investigaciones:

Zaccagnini et al. (2007). Exploraron los efectos de la heterogeneidad ambiental de

terrazas y bordes vegetados sobre la biodiversidad animal en campos de soja, en dos

localidades en Argentina. Las aves detectadas fueron especies comunes en ambientes

antrópicos y rurales. La riqueza de aves respondió positivamente a la heterogeneidad

a escala de paisaje, mientras que los demás grupos no tuvieron una respuesta clara.

Lentijo y Kattan (2005). Evaluaron el efecto de las plantaciones monoespecíficas

sobre la estratificación de las alturas de alimentación de las aves, en un ecosistema de

bosque nativo del santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya, Colombia, a 2000 m.

Los resultados de este estudio revelaron la existencia de una estructura compleja en

la comunidad de aves de la plantación, probablemente debido a la mayor

complejidad estructural de estos bosques frente a otros ecosistemas como potreros y

monocultivos como caña y café a libre exposición solar, los cuales son ambientes

estructuralmente mas sencillos.

Cárdenas et al. (2003). Analizaron la abundancia, riqueza y diversidad de aves en

seis hábitats con diferente cobertura arbórea, en un paisaje fragmentado por la

actividad ganadera en Cañas, Costa Rica, a 250 m.. Ellos mencionan que los potreros

de alta cobertura y los bosques riparios presentan mayor riqueza de especies de aves

que los fragmentos de bosque seco y los potreros de baja cobertura.

Lang et al. (2003). Efectuaron un estudio de la comunidad de aves en dieciséis

cercas vivas, en un paisaje dominado por pasturas para ganadería en Río Frío, Costa

-4-
Rica, a 150 m.s.n.m., citando la presencia de 92 especies de aves. Determinaron que

las cercas vivas complejas (con árboles grandes y copas anchas) presentan mayor

riqueza y abundancia de especies de aves que las cercas simples (con árboles más

pequeños y copas podadas), indicando que el manejo que se da a las cercas vivas

puede ser un factor importante para mantener la diversidad de aves en paisajes

agrícolas.

Molano et al. (2003). Estudiaron el papel de las cercas vivas en un sistema

agropecuario en el Pidemonte Llanero, Colombia. El mayor número de especies se

registró en cercas de desarrollo avanzado, conformado por tres estratos bien

diferenciados. Las cercas vivas incipientes, conformado principalmente por el estrato

herbáceo y arbustivo de pequeño porte, tuvieron menor riqueza.

Ibarra et al. (2001). Estudiaron las comunidades de aves asociadas a dos Cacaotales

en la región de la Chontalpa, México, reportando mayor riqueza y diversidad de aves

en el Sitio uno, correspondiente a una plantación de cacao, caracterizado por una

mayor diversidad florística, una mayor densidad de árboles de sombra y una mayor

cobertura.

Raunkier, C. (1934). Elaboró una clasificación de plantas, basándose en las

diferentes estrategias a las que recurre la vegetación para sobrellevar las

inclemencias climáticas durante las estaciones del año, denominándolas “formas de

vida”. Estableciendo a las Terofitas como la forma de vida típica de ecosistemas

desérticos cuya característica principal es que sobreviven gracias a latencia de sus

semillas.

-5-
Salinas et. al (2007). Investigaron el impacto de la actividad agrícola en la costa

peruana sobre la biodiversidad de aves. El estudio comprendió el monitoreo de aves

en dos campos agrícolas del valle de Ica, dedicados al cultivo de espárrago y uva,

reportando 93 especies de aves. La mayor abundancia ocurrió en los hábitats de

esparragales, monte ribereño y cerco vivo. Demostraron la importancia de los

agroecosistemas en la conservación de la biodiversidad del desierto costero peruano.

Pérez y Tenorio (2005). Estudiaron la avifauna del río Topará (400-450 msnm), en

la provincia de Chincha. Registraron un total de 40 especies de aves, distribuidas en

23 familias y 10 órdenes, determinando la presencia de 5 biotopos; el registro de

especies varió a lo largo del cauce del río, encontrándose el mayor número de aves

en el biotopo conformado por el monte ribereño.

Tenorio y Pérez (2005). Evaluaron la avifauna en un campo de cultivo orgánico de

Tara, en Chincha, a 370 m.s.n.m., registraron un total de 29 especies de aves, siendo

las más comunes: Conirostrum cinereum, Muscigralla brevicauda, Zonotrichia

capensis, Troglodytes aedon y Pyrocephalus rubinus. Concluyen que la diversidad

de especies vegetales posibilita la existencia de diferentes hábitats y una elevada

oferta de alimento para las aves.

Pequeño (2002) En su estudio sobre la ecología de la comunidad de aves de la

Quebrada Las delicias, Lambayeque- Chiclayo, a los 270 hasta 320 m.s.n.m.; analiza

la estructura y función de la comunidad de aves del matorral desértico, reportando 72

especies de aves y diferenciando 11 técnicas principales de forrajeo de las aves.

Manifiesta que las técnicas de forrajeo mas usadas por las aves fueron “Picar desde

-6-
la percha” seguida de “Recoger y/o recoger desde una percha” y que en algunos

casos ambas técnicas se combinan.

González y La Torre-Cuadros (2001). Realizaron una investigación acerca de los

requerimientos de hábitats del Fringilo Apizarrado (Xenospingus concolor). Hicieron

caracterizaciones vegetales en tres lugares, Ocucaje, Yauca y Tambo, ubicados en

diferentes valles ribereños de la costa sur del Perú; encontraron que en Ocucaje

predominó Prosopis pallida, con una cobertura del 70%, en Yauca Olea europaea

con una cobertura de 80% y en Tambo, Tessaria integrifolia con una cobertura de

80%. En todas las zonas se diferenciaron tres estratos vegetales: arbóreo, arbustivo y

herbáceo.

González (2000) Estudio la distribución y las poblaciones de aves en campos de

cultivo en el valle de Majes en Arequipa, a 900 m. ubicadas en distintos hábitats. El

sector de frutales presentó mayor riqueza de especies por ser el hábitat original de las

aves y ofrecer mayor cobertura vegetal. La presencia significativa de los insectívoros

Pyrocephalus rubinus y Crotophaga sulcirostris, indica que hay controladores

biológicos naturales, así como oportunistas tales como Rallus sanguinolentus, quien

usa los canales de los cultivos para desplazarse y alimentarse.

Velásquez (1995). En su investigación sobre la situación de la avifauna del Valle de

Ica, registra 78 especies de aves y reconoce los principales hábitats usados por la

avifauna en cuatro zonas del valle de Ica, aportando datos sobre su sociabilidad,

abundancia, frecuencia y clasificación de las especies residentes y migratorias.

-7-
Koepcke (1954) En su libro sobre la distribución de las aves en el centro del Perú

(Costa, Vertientes y Zonas altoandinas), propone una lista de espacios vitales para la

avifauna en la región costanera, incluyendo las antropocenosis, que son asociaciones

vitales en los campos cultivados donde se pueden observar 35 especies de aves.

-8-
III. MATERIAL Y MÉTODOS

3.1. Materiales

3.1.1 Material Biológico

Conformado por la comunidad de flora y aves silvestres asociadas al

fundo agroecológico Huaquina.

3.1.2 Área de estudio

El Fundo Huaquina, se encuentra ubicado en la Quebrada Topará,

Provincia de Chincha, Departamento de Ica, Perú, y cuenta con una

superficie de 100 ha. (Anexo 1.1 y 1.2)

La mayor parte del Fundo es una llanura longitudinal ubicada a los

márgenes del río, con pendientes suaves y protegida naturalmente por una

cadena de cerros. Geográficamente se encuentra localizado entre las

coordenadas 13° 12’ 71’’ - 13° 12’ 06’’ L. S y 76° 09’ 04’’ - 76° 09’

34’’L. W., a una altura de 360 a 450 msnm.

El clima es árido soleado, con veranos cálidos y relativamente lluviosos

de diciembre a marzo, e inviernos templados a sensiblemente fríos y muy

húmedos. La temperatura promedio anual es de 20ºC.

El suelo es pedregoso de origen aluvial, las fuentes de agua provienen de

puquiales naturales, pozos permanentes y del cauce del río en los meses

de verano.

-9-
El tipo de ambiente predominante son los bosques de Carya illinoensis

“pecano”, con árboles que superan los 10 m. Después de los periodos de

riego se cubren densamente de una gran variedad de hierbas silvestres

siendo la más común Sidastrum paniculatum “malva”. (Anexo 1.3).

Los cultivos están delimitados por cercos vivos de Acacia karroo

“aromo”, Schinus molle “molle” y Acacia macracantha “espino” en

menor proporción, y acompañada además de vegetación silvestre.

Otros ambientes son los viveros con árboles frutales, como Cítricos,

Manzanos, Durazneros, Nísperos, Paltos, Perales, Pecanos, Ciruelos,

Higueras, Lúcumos, Chirimoyas y Olivos. Existen también cultivos de

Caesalpinia spinosa “tara”. En todos los cultivos es común observar gran

cantidad de vegetación silvestre, que es podada y removida cada cierto

tiempo.

La zona natural en el fundo corresponde a la zona del monte ribereño,

conformado por vegetación nativa.

3.2. Métodos

3.2.1. Diferenciación de hábitats en el área de estudio, Fundo Huaquina-

Chincha.

Se realizó un muestreo estratificado tomando en cuenta características

como el tipo de cultivo, ecotonos y fuentes de agua. Se diferenciaron

ocho hábitats (Anexo 2):

- 10 -
- Vivero bajo con árboles frutales.- Tiene una extensión de 6

hectáreas, la vegetación está caracterizada principalmente por árboles

frutales y una comunidad de hierbas anuales y perennes (Anexo 2.1.).

- Vivero alto con Olivar y colinas pedregosas.- Con una extensión de

5 hectáreas; este hábitat se encuentra ubicado en la falda del cerro, a

una mayor altura que el anterior vivero y está protegida naturalmente

por los cerros contiguos (Anexo 2.2.).

- Bosque de Pecanos con ecotono de monte ribereño.- Con una

extensión de 11 hectáreas, este bosque muestra un ecotono con el

monte ribereño, conformado por árboles de Acacia macracantha

“espino” y Arundo donax “carrizo” (Anexo 2.3.).

- Bosque de Pecanos con cuerpo de agua.- Con una extensión de 14

hectáreas; este hábitat se caracteriza por presentar en su interior dos

cuerpos de agua permanentes de 100 y 40 m2 aproximadamente

(Anexo 2.4.).

- Bosque de Pecanos colindante a campos cultivo.- Con una extensión

de 14 hectáreas; este hábitat se encuentra colindante a cultivos de pan

llevar (Anexo 2.5.).

- Monte ribereño.- Con una extensión de 7 hectáreas. Constituye el

único hábitat natural evaluado; está conformado por bosques de espino

de poca extensión, matorrales y hierbas silvestres que se disponen en

las riberas y el lecho pedregoso del río. El área escogida para realizar

- 11 -
la caracterización vegetal fue la zona media en relación al fundo

(Anexo 2.6.).

- Cerco vivo.- Con una extensión de 2 hectáreas. El cerco vivo está

conformado por plantas exóticas y nativas, cuyas funciones son de

protección, delimitación de los cultivos y disminución del viento

(Anexo 2.7.).

- Cultivo de tara con desierto.- Con una extensión de 4 hectáreas. Este

hábitat se encuentra ubicado en el límite del fundo, lindante a sembríos

de pan llevar y desierto. Es común observar la presencia de una

alfombra de hierbas silvestres dentro del cultivo, mayormente

gramíneas (Anexo 2.8.).

En cada hábitat, se establecieron dos parcelas de 100 m. por 10 m. para

el muestreo de la vegetación, los cuales fueron ubicados al azar.

3.2.2. Caracterización estructural de la comunidad de plantas y aves en

cada hábitat.

3.2.2.1. Caracterización vegetal.

Se determinó la estructura de la vegetación y las formas de vida

de las plantas.

La estructura de la vegetación tanto horizontal como vertical, se

realizó de acuerdo a la metodología utilizada por GONZÁLEZ

& LA TORRE-CUADROS (2000).

- 12 -
Estructura horizontal, se midió la cobertura vegetal

(proporción del terreno ocupado por la proyección perpendicular

de las partes aéreas de los individuos), la riqueza y abundancia

de plantas.

La cobertura vegetal de cada hábitat se estimó mediante el uso

de un densiómetro y siguiendo la escala establecida de

Abundancia de cobertura de BRAUN-BLANQUET, cuyas

categorías utilizadas fueron las siguientes: 5= >75% cubierto, 4=

50-75% cubierto, 3= 25-50% cubierto, 2= 5-25% cubierto, 1=

numerosas plantas pero cobertura inferior al 5%.

La riqueza y abundancia de las plantas fueron estimadas del

conteo de la vegetación en cada parcela.

La determinación de las muestras vegetales se realizo por

comparación con las colecciones botánicas de la Facultad de

Ciencias de la UNICA. Se utilizó el sistema de evolución y

clasificación de las plantas florales de ARTHUR CRONQUIST

(1988) para determinar la posición taxonómica de los géneros y

especies colectadas.

Estructura vertical, se midió la altura máxima, definida como

la altura desde el nivel del suelo hasta el extremo superior de la

copa. En cada parcela según la altura se diferenciaron los

estratos: Rasante (I): <0.3 m; Herbáceo (II): 0.31–1.5 m;

- 13 -
Arbustivo (III): 1.51-5 m; Arbolitos (IV): 5-12 m; y Arbóreo (V)

12-25 m. (RANGEL Y VELÁSQUEZ, 1997).

La determinación de las cinco formas de vida se basó en la

clasificación de RAUNKIER (1934), cuyo principio es la

posición y protección de yemas como estrategia adaptativa a la

estación desfavorable (BRAUN-BLANQUET, 1979). Esta

evaluación se hará por observación directa, excavación de raíces

y consulta de material bibliográfico.

Las formas de vida citadas por RAUNKIER son:

 Fanerófitos: Plantas cuyas yemas vegetativas se encuentran

en las partes aéreas por encima de los 25 cm de altura.

 Caméfitos: Plantas cuyas yemas vegetativas se encuentran en

la parte aérea por debajo de los 25 cm de altura

 Hemicriptófitos: Plantas cuyas yemas se encuentran a nivel

de la superficie.

 Criptófitos: Las yemas se encuentran por debajo del nivel

del suelo.

 Terófitos o plantas anuales que pasan el período adverso en

estado de semilla.

- 14 -
3.2.2.2. Análisis de datos.

Con los datos obtenidos de riqueza y abundancia de la

vegetación, en cada hábitat, se calculó el índice de equidad de

Pielou y diversidad de Shannon-Wiener (H’).

El índice de equidad de Pielou, se estimó mediante la

ecuación:

J= H’
H’max.

Donde:

H’ = Indice de Shannon-Wiener

H’max.= ln(s)

s = número máximo de la taxa en la muestra.

El índice de diversidad de Shannon Wiener, se estimó con la

fórmula:

H’ = ∑ pi ln pi

Donde:

Pi = abundancia relativa de cada especie en la población.

Ln pi: es el logaritmo natural de Pi.

- 15 -
Estos índices fueron calculados tanto para la vegetación como

para la avifauna.

3.2.2.3. Caracterización ornitológica.

Para realizar la caracterización ornitológica se efectuaron

censos mensuales durante seis meses, desde Abril a Septiembre,

para lo cual se establecieron transectos aprovechando senderos

preexistentes, recorriendo por completo la extensión total de

cada hábitat, excepto en el cerco vivo y monte ribereño, donde

se establecieron dos transectos de 500 metros y de ancho

variable (20 metros para cerco vivo y 70 metros para monte

ribereño), escogiéndose áreas representativas en cada uno de

ellos.

Los censos de las aves se realizaron en horarios matinales de

6:30 a 11:00 h., dependiendo de la actividad de las aves. Las

observaciones ornitológicas se realizaron paralelo a los censos y

por las tardes desde 15:00 a 18:00 h.. No se realizaron censos

con condiciones climáticas adversas como demasiada niebla o

lloviznas

Se usaron fichas de monitoreo en las que se anotó la especie, el

número de individuos, planta y estrato vegetal en el que se

ubicaba, técnica de forrajeo empleada y otras observaciones.

(Anexo 3.1).

- 16 -
Con los datos obtenidos de los censos mensuales se determinó

las variaciones en la comunidad de aves durante los seis meses

de estudio, diferenciándose las especies migratorias, residentes,

ocasionales, y su frecuencia, teniendo en cuenta el criterio

utilizado por PARKER (1991); con algunas modificaciones:

Especie más común.- Observada durante todos los meses de

muestreo.

Especie común: Observada en el 90% de los meses de muestreo.

Especie poco común: observada de 50 a 89% de los meses de

muestreo.

Especie rara: observada en menos de la mitad de los meses de

muestreo.

Para la determinación de las especies de aves se usaron las guías

de campo de KOEPCKE (1964), GONZÁLEZ ET AL. (1998),

CLEMENTS Y SHANY (2001), FJELDSA Y KRABBE (1990).

La lista de especies de aves sigue el orden taxonómico y

nomenclatura científica de la lista de aves del Perú preparada

por Manuel Plenge, basado en el South American Checklist

Comité (SACC).

- 17 -
Con el propósito de completar el inventario y obtener registros

fotográficos de las aves, se hicieron capturas con dos redes de

niebla de 10 m de largo por 2,5 m de alto.

Se calculó la riqueza, abundancia, equidad y diversidad de aves

en cada hábitat. La equidad se calculó mediante el índice de

Pielou y la diversidad mediante el índice de diversidad de

Shannon-Wiener (H’).

Se realizó un análisis de agrupamiento de los hábitats con base

en la composición de especies, empleando el Índice de similitud

de Jaccard por su confiabilidad en el análisis de datos de

presencia-ausencia (MUELLER-DOMBOIS Y ELLENBERG,

1974).

Este índice se expresa de la siguiente manera:

IS j = [c / (a+b+c)] 100

Donde:

IS j = Índice de Semejanza de Jaccard

a = número de especies exclusivas de la comunidad A

b = número de especies exclusivas de la comunidad B

c = número de especies comunes para ambas comunidades.

- 18 -
Para ambos grupos (flora y aves), los datos estadísticos fueron

calculados utilizando los programas Community Analysis Package

(CAP) versión 4.1.3, usado para análisis de agrupamiento y Species Diversity

& Richness (SDR) versión 4.1.2, usado para hallar diversidad y

equidad.

3.2.2.4. Distribución horizontal y vertical de las aves.

La distribución espacial de las aves, se estudió de dos formas; de

manera horizontal basada en la preferencia de las aves por los

hábitats y de manera vertical, establecida en función de los

estratos vegetales utilizados por las aves para forrajear.

Distribución horizontal, fue realizada únicamente para el

grupo de las aves más comunes. Se basó en el tamaño

poblacional de las especies en cada hábitat, en que los hábitats

más adecuados que cumplen con los requerimientos de una

especie, albergaran una mayor cantidad de individuos de dicha

especie, en contraste con los hábitats menos adecuados.

Distribución vertical, se hicieron observaciones directas en

diferentes horas del día, los estratos vegetales donde forrajeaban

las aves fueron: estrato arbóreo, arbolitos, arbustivo, herbáceo y

rasante; otros estratos que se consideraron fueron el sustrato sin

vegetación y espacio aéreo.

- 19 -
3.2.2.5. Técnicas de forrajeo de las aves.

A través de observaciones se identificaron las estrategias o

técnicas de forrajeo que utilizan las aves para alimentarse.

Dichas técnicas fueron definidas según REMSEN &

ROBINSON (1990) (recoger, alcanzar, colgar, sondear, picar,

salir, cernir, espiar y arrojarse) y PEQUEÑO (2002) (Búsqueda

aérea y perseguir corriendo). Además se detallan dos técnicas

nuevas determinadas por los autores (Alcanzar con salto y

Buscar excavando).

1. Recoger: recoge alimentos de un sustrato aledaño,

incluyendo el suelo, el cual puede ser alcanzado sin

extender completamente las patas o el cuello. No

intervienen movimientos acrobáticos. (Anexo 6.1).

2. Alcanzar: extiende completamente las patas o el cuello para

coger el alimento. (Anexo 6.2).

3. Colgar: usa las patas y dedos para suspender el cuerpo bajo

las patas para alcanzar el alimento que no puede ser

alcanzado por ninguna otra posición. (Anexo 6.3).

4. Sondear: inserta el pico en grietas o huecos en un sustrato

firme o directamente dentro de sustratos suaves tales como

musgo o barro para capturar alimentos escondidos.

(Anexo 6.4).

- 20 -
5. Picar: manipula el pico contra el sustrato para remover algo

del exterior del sustrato. (Anexo 6.5).

6. Salir: vuela desde una percha para atacar un ítem

alimenticio y regresa a la percha. (Anexo 6.6).

7. Cernir: se suspende en el aire frente al objeto de su

alimentación. (Anexo 6.7).

8. Espiar: ataca en vuelo continuo. (Anexo 6.8).

9. Arrojarse: se abalanza sobre la presa en picado,

generalmente desde el aire, no necesariamente vuelve a su

percha, si estaba en una. (Anexo 6.9).

10. Búsqueda aérea: planea mediante vuelos circulares y

prolongados hasta encontrar alimento y descender.

(Anexo 6.10).

11. Perseguir corriendo: mediante movimientos rápidos por el

suelo persigue a su presa hasta capturarla. (Anexo 6.11).

12. Excavar y recoger: el ave puede excavar con las patas, el

pico o la cabeza un sustrato suave como hojarasca y arena,

para buscar y capturar su alimento que está debajo.

(Anexo 6.12).

- 21 -
13. Alcanzar con salto: cuando el alimento se encuentra a poca

altura, el ave efectúa pequeños saltos hasta alcanzarlo. El

ave también puede realizar pequeños saltos desde el suelo

para capturar su alimento. Esta técnica presenta diferentes

tipos o variaciones (Anexo 6.13 Tipo I, II, III y IV).

3.2.3. Relación entre la estructura de la vegetación y la comunidad de aves.

Para determinar el grado de asociación entre las variables cuantificadas

de riqueza, estratificación y cobertura de la vegetación, versus la riqueza,

abundancia y diversidad de especies de aves obtenidas en cada uno de los

hábitats, se realizó el análisis de correlación de Pearson, que mide el

grado de asociación entre distintas variables cuantitativas relacionadas

linealmente, así como el sentido, positivo o negativo, de dicha relación.

Se representa por

r = Sxy
Sx * Sy

Donde:

sx, sy, son las desviaciones típicas de las variables X e Y

respectivamente.

Sxy es la covarianza muestral de X e Y, que se define como la media de

los productos de las desviaciones correspondientes de X e Y y de sus

medias muestrales.

- 22 -
3.2.4 Curva de acumulación de especies.

Para predecir el número de especies de un área y saber cuantas especies

más faltan por descubrir. Se elaboró una curva de acumulación de

especies, utilizando el estimador Mao Tau, con intervalos de confianza

del 95%, empleando el programa estadístico Estimates Versión 8.0

(Colwell, 2006).

Estas curvas muestran el número de especies acumuladas conforme se va

aumentando el esfuerzo de muestreo en un sitio, de tal manera que la

riqueza aumentará hasta que llegue un momento en el cual por más

esfuerzo de muestreo que se haga, no se encontrará más especies, sino

que se alcanzará un máximo y se estabilizará en una asíntota.

Gráfico 1. Curva de acumulación de especies. El número de especies registrada


en una zona aumenta conforme aumenta el trabajo de campo, hasta un máximo
donde se piensa que ya se han registrado todas las especies (asíntota).

- 23 -
IV. RESULTADOS

4.1. Características estructurales de la comunidad de plantas y aves.

4.1.1. Caracterización vegetal.

a) Inventario Florístico.

Se determinaron 115 especies de plantas, distribuidas en 40 familias

y 91 géneros. De las cuales 92 especies son MAGNOLIOPSIDAS

(Dicotiledóneas) y 19 LILIOPSIDAS (Monocotiledóneas). (Tabla1).

Las familias mejor representadas fueron Asteracea con 13%, seguida

de Poaceae (12.2%), Solanaceae (8,7%), Papilionacea (6.1%),

Amaranthaceae (5,2%) y Euphorbiaceae con 4.3%, del total de

especies. (Grafico 2).

Gráfico 2. Familias de plantas predominantes en el fundo Huaquina-Chincha,

Abril-Septiembre 2007.

- 24 -
Tabla 1. Especies de plantas según estratos y formas de vida observadas en el Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Clase Familia Nombre científico - Autor Nombre común Estrato Forma de vida
LAURACEAE Persea americana Mill. Palto IV Fanerófito
PAPAVERACEAE Argemone subfusiformis G.B.Ownbey. Cardosanto II Caméfito
Ficus carica L. Higuera III Fanerófito
MORACEAE
Ficus benjamina L. Ficus enano IV Fanerófito
Carya illinoinensis (Wangenh.) K.
JUGLANDACEAE Pecano V Fanerófito
Koch
CASUARINACEAE Casuarina equisetifolia L. Casuarina IV Fanerófito
AIZOACEAE Trianthema portulacastrum L. Verdolaga I Caméfito
Boerhavia sp Pegajosa II Caméfito
NYCTAGINACEAE Boerhavia caribaea Jacq. Pegajosa II Caméfito
Bougainvillea spectabilis Willd. Papelillo III Fanerófito
Chenopodium ambrosioides L. Paico II Caméfito
CHENOPODIACEAE
Chenopodium murale L. Falso paico II Caméfito
Alternanthera halimifolia (Lam.)
Hierba blanca II Caméfito
Standl. ex Pittier
Alternanthera pubiflora (Benth.) Hierba blanca
II Caméfito
Kuntze olorosa
AMARANTHACEAE Alternanthera sp Hierba blanca II Caméfito
Amaranthus dubius Mart. ex Thell. Yuyo II Caméfito
MAGNOLIOPSIDA

Amaranthus spinosus L. Yuyo macho I Caméfito


Amaranthus viridis L. Yuyo hembra II Caméfito
Verdolaga o
PORTULACACEAE Portulaca oleracea L. I Caméfito
portulaca
Polygonum hydropiperoides Michx. Desconocido II Caméfito
POLYGONACEAE
Rumex crispus L. Lengua de vaca I Hemicriptófito
STERCULIACEAE Waltheria ovata Cav. Lucraco III Caméfito
Malvastrum coromandelianum (L.)
Desconocido II Caméfito
Garcke
MALVACEAE Sida rhombifolia L. Desconocido II Caméfito
Sida spinosa L. Mata yerno II Caméfito
Sidastrum paniculatum (L.) Fryxell Desconocido II Caméfito
CUCURBITACEAE Cucumis dipsaceus Ehrenb. Huevo del diablo II Caméfito
Brassica sp Desconocido II Hemicriptófito
BRASSICACEAE
Raphanus sativus L. Nabo cimarrón II Hemicriptófito
Eriobotrya japonica (Thunb.) Lindl. Níspero III Fanerófito
ROSACEAE Malus pumila Mill. Manzana III Fanerófito
Prunus persica (L.) Batsch Durazno III Fanerófito
Acacia karroo Hayne Aromo IV Fanerófito
Acacia macracantha Humboldt &
Espino IV Fanerófito
MIMOSACEAE Bonpland ex Willdenow
Inga feuillei DC. Pacay V Fanerófito
Desmanthus virgatus (L.) Willd. Desconocido II Terófito
CAESALPINIACEAE Caesalpinia spinosa (Molina) Kuntze Tara III Fanerófito

- 25 -
Continuación de la Tabla 1.

Clase Familia Nombre científico - Autor Nombre común Estrato Forma de vida
CAESALPINIACEAE Senna bicapsularis (L.) Roxb. Gusano III Fanerófito
Crotalaria sp Cascabelillo II Caméfito
Desmodium sp Pata de perro I Caméfito
Macroptilium lathyroides (L.) Urb. Pata de perro II Caméfito
PAPILIONACEAE Medicago sativa L. Alfalfa II Caméfito
Melilotus indicus (L.) All. Alfalfilla I Caméfito
Phaseolus lunatus L. Pallar II Caméfito
Vigna luteola (Jacq.) Benth. --------------- II Caméfito
Psidium guajava L. Guayaba III Fanerófito
MYRTACEAE
Eucalyptus globulus Labill. Eucalipto V Fanerófito
PUNICACEAE Punica granatum L. Granada IV Fanerófito
ONAGRACEAE Ludwigia peruviana (L.) H. Hara Clavón II Caméfito
Chamaesyce hirta (L.) Millsp. --------------- II Caméfito
Chamaesyce hypericifolia (L.)
Golondrina II Caméfito
Millsp.
EUPHORBIACEAE
Euphorbia sp --------------- II Caméfito
Chamaesyce serpens (Kunth) Small Leche leche II Hemicriptófito
Ricinus communis L. Higuerilla III Caméfito
MAGNOLIOPSIDA

Scutia spicata (Humb. & Bonpl. ex


RHAMNACEAE Uña de gato III Caméfito
Willd.) Weberb.
SAPINDACEAE Sapindus saponaria L. Boliche II Fanerófito
ANACARDIACEAE Schinus molle L. Molle IV Fanerófito
Citrus reticulata Blanco Mandarina III Fanerófito
RUTACEAE
Citrus sinensis (L.) Osbeck Naranjo III Fanerófito
APIACEAE Hydrocotyle bonariensis Lam. Sombrerito chino I Criptófito
Datura stramonium L. Chamico II Caméfito
Nicandra physalodes (L.) Gaertn. Capulí I Caméfito
Nicotiana tabacum L. Tabaco III Caméfito
Physalis peruviana L. Capulí cimarrón I Caméfito
Solanum corymbosum Jacq. Tomatillo I Caméfito
SOLANACEAE
Solanum americanum Mill. Tomatillo II Caméfito
Solanum pimpinellifolium L. Tomatillo II Caméfito
Cestrum auriculatum Ruiz & Pav. Hierba santa III Fanerófito
Nicotiana glauca Graham Tabaco silvestre II Fanerófito
Nicotiana glutinosa L. Tabaco cimarrón II Terófito
Ipomoea batatas (L.) Lam. Camote I Hemicriptófito
CONVOLVULACEAE
Ipomoea purpurea (L.) Roth Campanilla II Caméfito
Heliotropium angiospermum Murray Hierba del alacrán II Caméfito
BORAGINACEAE Hierba del alacrán
Heliotropium curassavicum L. I Caméfito
rastrero
Phyla canescens (Kunth) Greene Mondonguito II Caméfito
VERBENACEAE
Verbena litoralis Kunth Verbena II Caméfito

- 26 -
Continuación de la Tabla 1.

Clase Familia Nombre científico - Autor Nombre común Estrato Forma de vida
Flor de siete
VERBENACEAE Lantana camara L.
colores
III Fanerófito
LAMIACEAE Stachys arvensis L. --------------- II Caméfito
PLANTAGINACEAE Plantago major L. Llantén II Hemicriptófito
OLEACEAE Olea europaea L. Olivo IV Fanerófito
RUBIACEAE Borreria sp --------------- I Caméfito
Acanthospermum hispidum DC. --------------- II Caméfito
Ageratum conyzoides L. Motita II Caméfito
MAGNOLIOPSIDA

Ambrosia peruviana Willd. Marco, altamisa I Caméfito


Bidens pilosa L. Amor seco II Caméfito
Bidens sp --------------- I Caméfito
Baccharis salicifolia (Ruiz & Pav.)
Pers.
Chilco III Fanerófito
Pluchea chingoyo (Kunth) DC. Toñuz II Fanerófito
ASTERACEAE
Tessaria integrifolia Ruiz & Pav. Pájaro bobo III Fanerófito
Taraxacum officinale F.H. Wigg. Diente de león I Hemicriptófito
Conyza bonariensis (L.) Cronquist --------------- II Caméfito
Eclipta prostrata (L.) L. Frailecillo II Caméfito
Encelia canescens Lam. --------------- II Caméfito
Flaveria bidentis (L.) Kuntze Mata gusano II Caméfito
Sonchus oleraceus L. Cerraja II Caméfito
Trixis sp --------------- II Caméfito
Commelina diffusa Burm. f. Orejita de ratón II Caméfito
COMMELINACEAE
Commelina sp Orejita de ratón I Caméfito
Cyperus articulatus L. Junco II Criptófito
CYPERACEAE Cyperus rotundus L. Coquito II Criptófito
Eleocharis flavescens (Poir.) Urb. Totorita I Criptófito
Arundo donax L. Carrizo III Criptófito
Brachiaria mutica (Forssk.) Stapf Gramalote II Criptófito
Cynodon dactylon (L.) Pers. Grama dulce II Criptófito
Gynerium sagittatum (Aubl.) P.
LILIOPSIDA

Beauv.
Caña brava III Criptófito
Paspalum montanum Henrard --------------- II Criptófito
Cenchrus echinatus L. Cadillo II Hemicriptófito
Dactyloctenium aegyptium (L.)
Willd.
--------------- II Hemicriptófito
POACEAE
Eleusine indica (L.) Gaertn. Patita de perdiz II Hemicriptófito
Eriochloa punctata (L.) Desv. ex
Ham.
--------------- II Hemicriptófito
Sorghum halepense (L.) Pers. Grama china III Hemicriptófito
Chloris radiata (L.) Sw. Escobita I Terófito
Chloris virgata Sw. Escobita II Terófito
Eragrostis ciliaris (L.) R. Br --------------- I Terófito
Setaria verticillata (L.) P. Beauv. Pega pega II Terófito
Leyenda : I.-Rasante; II.-Herbáceo; III.-Arbustivo; IV.- Arbolito y V.-Arbóreo

- 27 -
Los datos obtenidos de la caracterización de la vegetación, para cada

hábitat se detallan en la Tabla 2.

Tabla 2. Riqueza, diversidad, estratificación y cobertura vegetal por cada hábitat del

Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Diversidad % de
Riqueza Equidad de Nº de
Hábitat de Shannon cobertura
(S) Pielou Estratos
(H') vegetal
Pecanos colindante
a campos de cultivo
31 3.064 0.8924 3 70

Pecanos con
cuerpos de agua
26 2.799 0.859 3 70
Pecanos con
ecotono de monte 30 3.013 0.8858 3 70
ribereño
Vivero Bajo 54 3.669 0.9199 4 65
Vivero Alto
8 1.836 0.8829 3 60

Cerco vivo 21 2.755 0.905 4 90

Monte Ribereño 35 3.255 0.9155 4 80

Cultivo de tara 48 3.34 0.864 4 80

b) Caracterización vegetal de cada hábitat.

b.1) Vivero bajo con árboles frutales.

Este hábitat presento la mayor riqueza florística, con 54

especies, que representan a 23 familias. Las familias

Asteraceae y Solanaceae predominaron con un 12.9%,

seguidas de Euphorbiacea con un 9.2% y finalmente Poaceae,

Malvaceae y Amaranthaceae con un 7.4%.

- 28 -
La flora se diferenció en 4 estratos: rasante, herbáceo,

arbustivo y arbolitos; el estrato rasante agrupó la mayor

cantidad de especies con 50% seguido del herbáceo con un

39% del total de especies (Figura 1).

Las especies más comunes fueron: Cyperus rotundus,

Commelina diffusa, Bidens sp, Cynodon dactylon, Bidens

pilosa y Sida rhombifolia.

Este hábitat es heterogéneo estructuralmente, debido a la alta

diversidad florística que posee (3.669 bits/individuos) y por los

diferentes estratos vegetales que presenta, en contraste con los

demás hábitats.

Figura 1. Estratificación vertical del hábitat Vivero Bajo del Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Altura
(metros)

III

50 metros
I III

b.2) Vivero alto con olivar y colinas pedregosas.

El terreno es usado principalmente para el almacenamiento de los

almácigos (plantones), es por esa razón que se registró un escaso

- 29 -
número de especies de plantas, entre las cuales tenemos a Olea

europea, Citrus sinensis, Eucaliptus globulus, Schinus molle,

Ficus sp., Bougainvillea sp.; siendo las especies más abundantes

Citrus sinensis y Olea europea.

La estructura vertical de este hábitat presenta 3 estratos

vegetales: arbóreo, arbolito y arbustivo. El estrato arbóreo estuvo

representado por Schinus molle, Eucaliptus globulus y Ficus sp.,

usados como cerco vivo, en el estrato arbolito se encontró a Olea

europea “Olivo”, con plantas de más de 5 metros de altura, y el

estrato arbustivo esta representado por el cultivo de Citrus

sinensis cuya altura promedio fue de 3 metros (Figura 2).

Este hábitat es poco diverso florísticamente, dominado por

algunas especies de plantas y con dos estratos bien definidos

arbolito y arbustivo.

Figura 2. Estratificación vertical del hábitat Vivero Alto del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Altura
(metros)

III

50 metros

I III

- 30 -
b.3) Bosque de Pecanos con ecotono de monte ribereño.

Los hábitats arbóreos están representados por los tres bosques de

“Pecanos” existentes en el Fundo, cada uno con características

particulares. Es importante resaltar que cuando los árboles se cubren

de hojas y previo a la remoción de la vegetación silvestre, durante la

época de cosecha, la cobertura vegetal sobrepasa el 70%.

Este bosque muestra un ecotono con el monte ribereño, conformado

por árboles de Acacia macracantha y Arundo donax.

El inventario florístico registró 30 especies de plantas agrupadas en

17 familias. Las familias más abundante fueron Poaceae (13.3%),

seguida de Amaranthaceae, Solanaceae, Asteraceae y Verbenaceae

con el 10%, del total de especies.

A pesar de tratarse de una plantación de Pecano, se pudieron

diferenciar 3 estratos vegetales: rasante, herbáceo y arbóreo; la

vegetación silvestre conformó los estratos herbáceo y rasante, que

fueron muy ricos en especies. El estrato arbóreo estuvo representado

sólo por Carya illinoensis “Pecano”, árbol cuya altura promedio fue

13 m.

Dentro de los estratos herbáceo y rasante sobresalen por su

abundancia Sidastrum paniculatum, Sida spinosa, Cynodon dactylon,

Alternanthera halimifolia, Amaranthus dubius y Cyperus

rotundus (Figura 3).

- 31 -
La diversidad vegetal fue de 3.013 bits/individuos.

Figura 3. Estratificación vertical del hábitat Bosque de pecanos con ecotono de

monte ribereño del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Altura
(metros)

III

50 metros

I III

b.4) Bosque de Pecanos con cuerpo de agua.

El inventario florístico registró 26 especies agrupadas en 17 familias.

Las familias mejor representadas fueron Amaranthaceae y

Malvaceae (11.5%), seguidas de Asteraceae, Solanaceae,

Euphorbiaceae, Verbenaceae y Poaceae (7.8%). Las diez familias

restantes están constituidas por una sola especie.

La estructura vertical muestra los estratos rasante, herbáceo, y

arbóreo. Las especies más abundantes fueron: Sidastrum

paniculatum, Lippia nodiflora, Carya illinoensis, Paspalum

montanum, Ricinus communis y Chamaecyse serpens.

- 32 -
Este bosque presento la diversidad más baja (2.799 bits/individuos) y

una cobertura promedio de 70%.

b.5) Bosque de Pecanos colindante a campos de cultivo.

Se registraron 31 especies correspondientes a 19 familias botánicas.

Dominaron las familias Poaceae (16.1%), Asteraceae (12.9%) y

Malvaceae (9.6%).

Se evidenciaron los estratos, rasante, herbáceo y arbóreo. El estrato

arbóreo esta representado por una sola especie Carya illinoensis, con

12 individuos (12.2% del total); el estrato herbáceo con 25 especies

y 77 individuos (78.6%) y el rasante con 5 especies y 9 individuos

(9.2%). La vegetación baja tiene una presencia significativa en este

hábitat. La flora silvestre ayudo a aumentar la diversidad vegetal que

fue mayor en comparación con los otros bosques de Pecano, con un

valor de 3.064 bits/individuos. La cobertura promedio fue de

un 70% (Figura 4).

Las especies mas abundantes en este hábitat fueron: Sidastrum

paniculatum, Carya illinoensis, Alternanthera halimifolia,

Heliotropium angiospermum, Commelina diffusa, Cyperus rotundus,

Eclipta prostata y Lippia nodiflora.

- 33 -
Figura 4. Estratificación vertical del hábitat bosque de pecanos colindante a

campos de cultivo del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Altura
(metros)

III

I
50 metros

I III

b.6) Monte ribereño.

El inventario florístico incluye 35 especies de 20 familias. Las

familias predominantes fueron Asteraceae (14.2%), Poaceae (11.4%)

y Amaranthaceae (8.5%).

El perfil vertical del monte ribereño muestra los estratos rasante,

herbáceo, arbustivo y arbolito; no existen árboles viejos de gran

tamaño, sin embargo, resalta la presencia del Schinus molle que

domina los niveles superiores, con alturas entre 4 a 5 m. (Figura 5).

Como vegetación ribereña típica, encontramos en el estrato arbustivo

Acacia macracantha, Tessaria integrifolia, Arundo donax y

Gynereum sagitatum; en el estrato herbáceo, Waltheria ovata,

Pluchea chingollo, Sidastrum paniculatum, Desmanthus virgatus,

Amaranthus dubius, Alternanthera halimifolia y finalmente, en el

- 34 -
estrato rasante Alternanthera pubiflora, Hydrocotyle bonariensis,

Commelina sp., Cyperus rotundus, Eleocharis sp. y Lippia nodiflora.

La diversidad y cobertura fueron altas con 3.255 bits/individuos y

80% respectivamente.

Figura 5. Estratificación vertical del hábitat Monte ribereño del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Altura
(metros)

III

II

50 metros
I II III

b.7) Cerco vivo.

Las plantas utilizadas en el cerco vivo, son Acacia karroo, originaria

de África y Acacia macracantha, árbol nativo muy común en la

zona.

La “vegetación espontánea” es en su gran mayoría nativa, originada

por regeneración natural y se caracteriza por ser florísticamente

variada, siendo los más abundantes Acacia macracantha, Scutia

spicata, Schinus molle, Sapindus saponaria, Baccharis salicifolia y

Ficus carica.

- 35 -
Como resultado del muestreo se determinaron 21 especies de plantas

congregadas en 16 familias. La familia Mimosaceae agrupó el 14.2%

de las especies, seguida de Asteraceae, Poaceae y Solanaceae con

9.5%. Las familias restantes están conformadas por una sola especie.

Se diferenciaron los estratos herbáceo, arbustivo, arbolito y arbóreo.

Los estratos arbustivo y herbáceo son los que presentan mayor

número de especies.

La cobertura en el “Cerco vivo” alcanzó el 90% y la diversidad fue

de 2.755 bits/individuos.

b.8) Cultivo de tara con desierto.

Se registraron 47 especies, pertenecientes a 19 familias. Las familias

con mayor porcentaje de especies fueron Poaceae con 14.9%,

seguida de Asteraceae y Papilionaceae con 12.7%.

Se evidenciaron cuatro estratos: rasante, herbáceo, arbustivo y

arbóreo. El estrato arbóreo esta representado por Casuarina

equisetifolia, el estrato arbustivo por Caesalpinia spinosa, el estrato

herbáceo por Sidastrum paniculatum, Alternanthera halimifolia,

Chloris virgata y Heliotropium angiospermun y en el estrato rasante

encontramos a las especies Chamaesyce hirta, Cynodon dactylon,

Chloris radiata y Eragrostis ciliaris, entre las más

comunes (Figura 6).

- 36 -
La diversidad y cobertura fueron altas con 3.34 bits/individuos y

80% respectivamente.

Figura 6. Estratificación vertical del hábitat Cultivo de tara del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Altura
(metros)

II

50 metros

I II

c) Formas de vida de las plantas.

Se encontraron las cinco formas de vida establecidas por

RAUNKIER (Figura 7). De las 115 especies, el 52.2% estuvo

representado por las caméfitas, las cuáles abundaron en todos los

hábitats a excepción del cerco vivo y vivero alto. Las especies mas

abundantes fueron: Sidastrum paniculatum, Alternanthera

halimifolia, Amaranthus dubius, Lippia nodiflora, Bidens pilosa,

Chenopodium murale, Helitropium curassavicum, Commelina

difusa, Sida spinosa, Scutia spicata, Solanum nigrum y Trianthema

portulacastrum.

- 37 -
Le sigue en predominancia las fanerófitas, con un 24.4% del

total de especies. El cerco vivo es el hábitat donde se encontró

una mayor adaptación de las especies a esta forma de vida,

seguida del monte ribereño. Encontramos algunas especies

como Carya illinoensis, Caesalpinia spinosa, Acacia

macracantha, Schinus molle, Tessaria integrifolia, Prunus

pérsica, Citrus sinensis, Acacia karroo, Citrus reticulata,

Scutia spicata y Pluchea chingollo.

Las criptofitas y hemicriptofitas muestran una disminución en

el número de especies con 7.8% y 10.4%. Estas formas de vida

se encuentran en todos los hábitats, pero en pocas cantidades.

Están representados por especies como Hydrocotyle

bonariensis, Cyperus articulatus, Cyperus rotundus,

Eleocharis sp, Arundo donax, Brachiaria mutica, Cynodon

dactylon, Gynerium sagittatum, Paspalum montanum y

Taraxacum officinalis, Raphanus sativus, Ipomoea batata,

Chamaesyce serpens, Plantago major, Cenchrus echinatus,

Dactyloctenium aegyptium, Eleusine indica, Eriochloa

puncata, Sorghum halepense, Rumex crispus, Brassica sp.

respectivamente.

La forma de vida terófita es la que menos prevalece en el

fundo (5.2%), se encontraron 6 especies Desmanthus virgatus,

- 38 -
Chloris virgata, Chloris radiata, Eragrostis ciliaris, nicotiana

sp., Setaria verticillata.

Figura 7. Ejemplos de las formas de vida presentes en el Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Fuente: Lebensformen von Pflanzen Aus: Schultz (2002).

4.1.2. Caracterización ornitológica.

a) Inventario de Aves.

Entre Abril y Septiembre del 2007 fueron registradas 70 especies de

aves pertenecientes a 30 familias. La familia Tyrannidae fue la que

presento mayor número de individuos (11), seguida de la

Emberizidae con 8 especies, Columbidae y Accipitridae con 5

especies.

Alrededor de veintidós especies son muy comunes, siete son

comunes, nueve poco comunes y treinta y dos raras, basándose en la

- 39 -
frecuencia de los meses en que eran observados. Según Koepcke

(1964), se determino que de los registros catalogados como comunes

la gran mayoría son típicos residentes de la costa peruana. Dentro de

las especies raras tenemos que 17 son residentes de Ica, 9 especies

son migratorias andinas, 1 migratoria de la costa norte, 3 especies

migratorias boreales y 3 migratorias australes.

Algunas de las especies residentes, propias de humedales, fueron

vistas ocasionalmente en los meses de Junio, Agosto y Septiembre,

en los cuerpos de agua (reservorios) y en la zona de puquiales en el

lecho del río, así fue el caso de Phalacrocorax brasilianus, Ardea

alba, Egretta thula y Charadrius vociferus (Tabla 3).

- 40 -
Tabla 3 Lista taxonómica de aves indicando la frecuencia y residencia de especies en el Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Meses de evaluación (2007)


Nº Familia Especie Frec. Res.
Abr May Jun Jul Ago Set
1 PHALACROCORACIDAE Phalacrocorax brasilianus x R R
2 Ardea alba x R R
ARDEIDAE
3 Egretta thula x R R
4 CATHARTIDAE Cathartes aura x x x x x C R
5 PANDIONIDAE Pandion haliaetus x R MB
6 Circus cinereus x R R
7 Geranoaetus melanoleucus x R RA
8 ACCIPITRIDAE Parabuteo unicinctus x x x x x x MC R
9 Buteo polyosoma x R R
10 Buteo albonotatus x R R
11 Falco sparverius x x x x P.C R
12 FALCONIDAE Falco femoralis x R RA
13 Falco peregrinus x x x P.C MB
14 RALLIDAE Pardirallus sanguinolentus x x x x x x MC R
15 CHARADRIIDAE Charadrius vociferus x R R
16 BURHINIDAE Burhinus superciliaris x R R
17 SCOLOPACIDAE Tringa solitaria x R MB
18 Columbina cruziana x x x x x x MC R
19 Metriopelia ceciliae* x R RA
20 COLUMBIDAE Columba livia x R R
21 Zenaida meloda x x x x x x MC R
22 Zenaida auriculata x x x x x x MC R
23 Psilopsiagon aurifrons x R R
PSITTACIDAE
24 Forpus coelestis x R RN
25 Coccyzus melacoryphus x x R MA
CUCULIDAE
26 Crotophaga sulcirostris x x x x x x MC R
27 Glaucidium peruanum x x x P.C R
STRIGIDAE
28 Athene cunicularia x R R
29 CAPRIMULGIDAE Chordeliles acutipennis x x x x x C R
30 APODIDAE Aeronautes andecolus x R R
31 Mirtys fanny x x x P.C R
32 Rhodopis vesper x x x P.C R
TROCHILIDAE
33 Thaumastura cora x x x x x x MC R
34 Amazilia amazilia x x x x x x MC R
35 PICIDAE Colaptes atricollis x R R
36 Geositta peruviana x R R
37 FURNARIIDAE Geositta maritima x x x x P.C R
38 Cinclodes atacamensis x R RA

- 41 -
Continuación de Tabla N°3.

Meses de evaluación (2007)


Nº Familia Especie Frec. Res.
Abr May Jun Jul Ago Set
39 Elaenia albiceps x x x x x x MC R
40 Anairetes reguloides x x x x x x MC R
41 Anairetes flavirostris x x R RA
42 Serpophaga cinerea x R RA
Myiophobus fasciatus
43 x x x x x x MC R
rufescens
44 TYRANNIDAE Contopus cinereus* x R RA
45 Pyrocephalus rubinus x x x x x x MC R
46 Muscisaxicola maculirostris x R RA
47 Muscisaxicola maclovianus x R MA
48 Muscigralla brevicauda x x x x x x MC R
49 Tyrannus melancholicus x x x x x C R
50 Pygochelidon cyanoleuca x x x x x C R
HIRUNDINIDAE
51 Hirundo rustica x R MB
52 TROGLODYTIDAE Troglodytes aedon x x x x x x MC R
53 TURDIDAE Turdus chiguanco x R RA
54 MIMIDAE Mimus longicaudatus x x x x x x MC R
55 Thraupis bonariensis x x x x x C RA
THRAUPIDAE
56 Conirostrum cinereum x x x x x x MC R
57 Zonotrichia capensis x x x x x x MC R
58 Phrygilus alaudinus x R R
59 Poospiza hispaniolensis x x x P.C R
60 Volatinia jacarina x x x x x C R
EMBERIZIDAE
61 Sporophila peruviana x x x P.C R
62 Sporophila simplex x x x x x x MC R
63 Sporophila telasco x x R R
64 Catamenia analis x x x x x x MC R
65 Saltator striatipectus (I.S.) x x x x x x MC R
CARDINALIDAE
66 Pheucticus chrysogaster x x x x x C RN
67 Sturnella bellicosa x x x x x x MC R
ICTERIDAE
68 Dives warszewiczi x x x P.C R
69 FRINGILLIDAE Carduelis magellanica x x x x x x MC R
70 PASSERIDAE Passer domesticus x R R
Leyenda:
*Especie registrada en la zona alta de la Quebrada Topará (registrada fuera del censo)
I.S. (Incertae Sedis): Se está evaluando su transferencia a THRAUPIDAE basado en el estudio de Klicka et al. (2007) y otros.
Leyenda: Frecuencia: MC: Muy común, C: común; P.C.: poco común y R.: rara; Residencia: R: Residente de Ica, RA:
Residente andino, RN: Residente del Norte, MB: Migratorio Boreal, MA: Migratorio Austral

- 42 -
b) Abundancia.

La abundancia de aves presento un pico máximo en el mes de Agosto

(1677 individuos). La riqueza y el número de individuos variaron a lo

largo de meses de evaluación. La riqueza de aves presento dos picos

máximos, el primero y más notorio durante el mes de Abril lo que

coincide con la llegada de especies migratorias procedentes en su

mayoría de zonas altoandinas y el segundo en el mes de Junio

(Gráfico 3).

Dentro de las especies más abundantes, cinco especies predominaron:

Columbina cruziana, Zenaida meloda, Pyrocephalus rubinus,

Zonotrichia capensis, y Mimus longicaudatus (Gráfico 4).

Gráfico 3. Riqueza y abundancia de aves en el Fundo Huaquina-Chincha, Abril-

Septiembre 2007.

- 43 -
Gráfico 4. Aves más abundantes en el Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre

2007.

c) Riqueza y diversidad.

Los valores de riqueza y diversidad (índice de Shannon y Simpson)

indican que el Monte ribereño (H’=3.049 bits/ind. y 44 especies) y el

cultivo de tara (H’=2.964 bits/ind. y 44 especies) son los hábitats más

diversos. La alta equidad (0.806 y 0.783) mostrada por estos dos

hábitats sugiere una igualdad en el número de individuos por especie

registradas. La diversidad más baja se presento en los bosques de

pecanos (Tabla 4).

Los bosques de pecanos constituyen los hábitats más extensos (62%

del área total) sin embargo, áreas con extensiones menores como

Monte ribereño (11%), Cultivo de tara (6%) y cerco vivo (3%)

acogieron un número superior de especies.


- 44 -
Tabla 4. Valores de diversidad de aves en cada uno de los hábitats del fundo

Huaquina-Chicnha, Abril-Septiembre 2007.

Nº de Índice de Índice de
Riqueza Equidad
Hábitat individuos Simpson Shannon
(S) (E)
(N) (DSp) (H')
Pecanos lindante
27 1330 0.599 0.231 1.974
campos de cultivo
Pecanos con cuerpo
28 898 0.593 0.233 1.975
de agua
Pecanos con ecotono
35 1356 0.530 0.312 1.884
mente ribereño

Vivero Bajo 27 1656 0.768 0.111 2.533


Vivero Alto 28 1298 0.647 0.205 2.156
Cerco vivo 31 781 0.749 0.108 2.568
Monte Ribereño 44 981 0.806 0.065 3.049
Cultivo de tara 44 643 0.783 0.084 2.964

A lo largo del periodo de estudio, la abundancia fue mayor en los

cercos vivos (65 individuos / ha.), seguido por Vivero bajo (46

individuos / ha.) y vivero alto (43 individuos / ha.). Los bosques de

pecanos presentaron los menores valores de abundancia (Gráfico 5).

- 45 -
Gráfico 5. Abundancia y riqueza de especies en cada uno de los hábitats del Fundo

Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

d) Análisis de agrupamiento.

El análisis de similitud basado en la composición de especies

(presencia-ausencia), muestra que la diversidad de aves en el bosque

de Pecanos con ecotono monte ribereño, es sustancialmente diferente

al resto de los hábitats (Gráfico 6).

En cuanto a similitud de especies, se observó que los bosques de

pecano con ecotono de campos de cultivo y con cuerpos de agua

permanente son los más parecidos, con un 66.7% de especies

compartidas de aves. Esta semejanza se debe básicamente a que

estos bosques tienen características de composición y estructura de

- 46 -
la vegetación muy similar, sin embrago presentan ecotonos y

microhábitats distintos.

El segundo grupo estuvo formado por el cerco vivo y el monte

ribereño con un 63% en especies similares, dicho resultado indica

que el cerco vivo a pesar de ser un hábitat artificial es muy atractivo

para las aves del monte ribereño ya que presentan características

similares en cuanto a la vegetación, lo cual es un resultado bastante

relevante. Este grupo a la vez conformo junto con el cultivo de Tara

un tercer cluster de similitud con 58.5% de especies compartidas,

por lo tanto el común denominador de las aves presentes en estos

tres hábitats fue la preferencia por ambientes estructuralmente

complejos y diversos, ya que estos tres hábitats fueron las que

tuvieron el mayor número de estratos y mayor porcentaje de

cobertura vegetal.

En todos los hábitats se observaron a las especies Sporophila

simplex, Zonotrichia capensis, Carduelis magellanica, Pyrocephalus

rubinus, Myiophobus fasciatus rufescens, Columbina cruziana,

Zenaida meloda, Mimus longicaudatus, Conirostrum cinereum,

Crotophaga sulcirrostris, Myrtis Fanny y Troglodytes aedon que

conforman el 17.1% del total de especies.

- 47 -
Gráfico 6. Agrupamiento con base en la composición (presencia-ausencia) de

especies de aves registradas en el Fundo Huaquina-Chincha, Abril-

Septiembre 2007.

4.1.3. Distribución horizontal y vertical de las aves en el fundo.

a) Distribución horizontal.

Los resultados muestran una aproximación de la preferencia de los

hábitats por las especies de aves en base al número de individuos

registrados, no se tuvo en cuenta aspectos ligados a los mecanismos

causales de dicha distribución, trabajándose para dicho análisis sólo

con las aves más comunes (vistas en todo periodo de estudio).

Las especies mostraron en algunos casos una notoria predilección

por ciertos hábitats que otros, aunque algunas especies presentaron

preferencia por más de un hábitat en particular (Gráfico 7).


- 48 -
Una variedad de aves, como Mimus longicaudatus, Carduelis

magellanica, Conirostrum cinereum, Zonotrichia capensis,

Saltador striatipectus, Zonotrichia capensis, Thaumastura cora,

Amazilia amazilia y Rallus sanguinolentus, mostraron preferencia

por el hábitat de Vivero bajo, en contraste con el hábitat de Vivero

alto que fue seleccionado solo por Zenaida meloda. En el hábitat

del cultivo de Tara caracterizados por poseer una alta diversidad

florística, predominaron especies, como: Sporophila simplex,

Muscigralla brevicauda, Zenaida auriculata y Sturnella bellicosa.

Especies típicas de hábitat vegetativamente densos y de gran

cobertura mostraron preferencia por el Cerco vivo, estas aves

fueron Myiophobus fasciatus, Troglodytes aedon y Elaenia

albiceps. También hubieron aves que prefirieron hábitats naturales

como el Monte ribereño, dichas especies fueron Parabuteo

unicinctus, Anairetes reguloides y Troglodytes aedon.

Los bosques de Pecano a pesar de ser estructuralmente similares

presentaron especies de aves particulares, así fueron los casos de

Pyrocephalus rubinus y Crotophaga sulcirostris, en el bosque con

ecotono campos de cultivo; Sturnella bellicosa y Columbina

cruziana en el Bosque con ecotono de monte ribereño.

- 49 -
- 50 -
Gráfico 7. Porcentaje de individuos de cada especie en cada uno de los hábitats del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007.


Del total de especies registradas, el 35% ocupó un solo tipo de

hábitat, el 13% dos hábitats, el 7% tres hábitats y el 45% de cuatro

a más hábitats.

Las especies registradas en un solo hábitat fueron: en Cultivo de

Tara Geranoetus melanoleucos, Burhinus superciliaris,

Muscisaxicola maculirrostris, Athene cunicularia, Phrygilus

alaudinus, Hirundo rustica; Cerco vivo: Passer domesticus; Monte

ribereño: Muscisaxicola macloviana, Tringa solitaria, Cinclodes

atacamensis, Aeronautas andecolus, Charadrius vociferus, Buteo

polyosoma, serpophaga cinerea; Vivero bajo: Egretta thula, Falco

femoralis; Vivero alto: Geositta maritima; Pecano colindante a

campos de cultivo: Buteo albonotatus, Pyrocephalus rubinus

(forma melánica); Pecano con cuerpo de agua: Ardea alba,

Columbia livia; Pecanos con ecotono monte ribereño: Turdus

chiguanco, Colaptes atricollis, Pandeon halliaetus, Phalacrocorax

olivaceus (Tabla 5).

- 51 -
Tabla 5. Distribución de las aves en los hábitats del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Hábitats evaluados

Vivero bajo

ecotono M.
Vivero alto
Cerco vivo

lindante C.

Cuerpo de
de cultivo
ribereño

ribereño
Cultivo

Pecano

Pecano

Pecano
Monte
Nº Especie Nombre común

agua
Tara
Phalacrocorax
1 Guanay x
brasilianus
2 Ardea alba Garza blanca grande x
3 Egretta thula Garza blanca pequeña x
4 Cathartes aura Gallinazo cabeza roja x x x x x x x
5 Pandion haliaetus Águila pescadora x
6 Circus cinereus Gavilán de campo x x
Geranoaetus
7 Aguilucho grande x x
melanoleucus
8 Parabuteo unicinctus Gavilán oscuro acanelado x x x x x x
9 Buteo polyosoma Aguilucho común x
10 Buteo albonotatus Aguilucho de cola rayada x
11 Falco sparverius Cernícalo americano x x x x x x x
12 Falco femoralis Halcón perdiguero x
13 Falco peregrinus Halcón real x x
Pardirallus
14 Gallineta común x x x x x
sanguinolentus
15 Charadrius vociferus Chorlo de doble collar x
16 Burhinus superciliaris Huerequeque x
17 Tringa solitaria Playero solitario x
18 Columbina cruziana Tortolita peruana x x x x x x x x
19 Metriopelia ceciliae* Cascabelita x
20 Columba livia Paloma de castilla x
21 Zenaida meloda Cuculí x x x x x x x x
22 Zenaida auriculata Rabiblanca x x x x x
Psilopsiagon
23 Perico cordillerano x x
aurifrons
24 Forpus coelestis Periquito esmeralda x x
Coccyzus
25 Cuclillo grisáceo x x
melacoryphus
Crotophaga
26 Guardacaballo x x x x x x x x
sulcirostris
Glaucidium
27 Paca-paca x x
peruanum
28 Athene cunicularia Lechuza de los arenales x
29 Chordeliles acutipennis Chotacabras trinador x x
30 Aeronautes andecolus Vencejo andino x
31 Mirtys fanny Picaflor de fanny x x x x x x x x
32 Rhodopis vesper Picaflor cola ahorquillada x x x x x
33 Thaumastura cora Picaflor de cora x x x x x x x
34 Amazilia amazilia Amazilia costeña x x x x x x x

- 52 -
Continuación Tabla 5.

Hábitats evaluados

Vivero bajo

Pecano con

ecotono M.
Vivero alto
Cerco vivo

lindante C.

C. de agua
Cultivo de

de cultivo
ribereño

ribereño
Pecano

Pecano
Nº Nombre científico Nombre común

Monte
tara
35 Colaptes atricollis Carpintero peruano x
36 Geositta peruviana Pampero peruano x x
37 Geositta maritima Pampero gris x
Cinclodes
38 Churrete castaño x
atacamensis
39 Elaenia albiceps Fio fio peruano x x x x x
40 Anairetes reguloides Torito garganta negra x x x x x
41 Anairetes flavirostris Torito pico amarillo x x x
42 Serpophaga cinerea Cazamoscas de Tschudi x
Myiophobus fasciatus
43 Mosqueta modesta x x x x x x x x
rufescens
44 Contopus cinereus* Pibí cenizo x
45 Pyrocephalus rubinus Turtupilin x x x x x x x x
Muscisaxicola
46 Dormilona chica x
maculirostris
Muscisaxicola Dormilona cabeza
47 x
maclovianus oscura
Muscigralla
48 Dormilona cola corta x x x x x
brevicauda
Tyrannus
49 Pepite x x x x
melancholicus
Pygochelidon
50 Santa rosita x x x x x x
cyanoleuca
51 Hirundo rustica Golondrina tijereta x
52 Troglodytes aedon Cucarachero x x x x x x x x
53 Turdus chiguanco Chiguanco x
54 Mimus longicaudatus Chaucato x x x x x x x x
55 Thraupis bonariensis Naranjero x x x
Conirostrum
56 Mielerito gris x x x x x x x x
cinereum
57 Zonotrichia capensis Chingolo x x x x x x x x
58 Phrygilus alaudinus Fringilo cola blanca x
Poospiza
59 Dominiquí común x x x
hispaniolensis
60 Volatinia jacarina Saltapalito x x x x x x
61 Sporophila peruviana Pico grueso x x x
62 Sporophila simplex Espiguero simple x x x x x x x x
63 Sporophila telasco Espiguero corbaton x x x x x
64 Catamenia analis Corbatita pico de oro x x x x x x x
65 Saltator striatipectus Pepitero pechirayado x x x x x x x
Pheucticus
66 Pepitero amarillo x x x x x x x
chrysogaster
67 Sturnella bellicosa Pecho colorado x x x x x x

- 53 -
Continuación Tabla 5.

Hábitats evaluados

Vivero bajo

Pecano con

ecotono M.
Vivero alto
Cerco vivo

lindante C.

C. de agua
Cultivo de

de cultivo
ribereño

ribereño
Pecano

Pecano
Monte
Nº Nombre científico Nombre común

tara
68 Dives warszewiczi Tordo grande x x x
Jilguero de cabeza
69 Carduelis magellanica x x x x x x x x
negra
70 Passer domesticus Gorrión europeo x
Total de especies 44 31 46 27 28 27 28 35

b) Distribución vertical.

En relación al uso de los estratos de forrajeo, se obtuvo que los

estratos suelo, arbustivo y arbolito fueron los más usados por las

aves con 28, 25 y 22 especies respectivamente (Tabla 6).

La distribución vertical de las aves depende de las características del

hábitat en el que se encuentren, por ejemplo en los bosques de

Pecanos que están poblados densamente por vegetación silvestre

baja, el estrato de alimentación más utilizado fue el herbáceo, debido

a que provee una mayor variedad de recursos alimenticios (semillas,

néctar, pequeños frutos e insectos) en comparación con los árboles

de Pecanos, cuyos frutos cuando están maduros son consumidos en

el árbol sólo por dos especies de aves Mimus longicaudatus y

Pheucticus crysogaster; sin embargo la copa de estos árboles ofrecen

perchas o posaderos adecuados para varias especies de aves rapaces

quienes descansan y acechan sus presas desde estas alturas.

- 54 -
En los hábitats conformados por las plantaciones de frutales (estrato

arbolito), los arbustos y hierbas silvestres fueron diversas y

abundantes por lo tanto, existía una gran cantidad y multiplicidad de

recursos alimenticios así como diferentes estratos vegetales que

proveían de distintos nichos ecológicos (espacios vitales) para que

puedan coexistir una elevado número de especies de aves, en estas

zonas la actividad ornitológica fue mucho más intensa, es decir,

además de la actividad alimenticia las aves también realizaron

actividades reproductiva (cortejo y nidación), territorial y búsqueda

de refugio.

El sustrato sin vegetación fue el estrato más usado por las aves

debido a que en el suelo se depositan y acumulan diferentes tipos de

alimento como el detritus (restos orgánicos de vegetales y animales),

semillas de las plantas silvestres y los frutos maduros de las plantas

cultivadas, además de los insectos que allí habitan. Este estrato

representa una fuente rica de alimentos que es explotado no sólo por

aves semilleras post-dispersivas o insectívoras de suelo, sino también

por un gran número de aves frugívoras oportunistas. Además el suelo

es usado por algunos semilleros y palomas para darse “baños de

tierra” con la finalidad de limpiarse las plumas de ectoparásitos que

puedan tener.

Algunas familias y especies de aves mostraron una preferencia

notoria por algunos estratos en particular (Tabla 7), así fue el caso de

- 55 -
la familia Accipitridae que agrupa a las aves rapaces, las cuales

hicieron uso principal de la copa de los árboles como sitio de

descanso, nidificación y para acechar a sus presas. Así mismo,

también fueron predominantes en el espacio aéreo debido a la

técnica de “búsqueda aérea” y “arrojarse” que emplean para vigilar y

capturar a sus presas.

La familia Tyrannidae predominó con 6 especies en el estrato

arbolito, arbustivo y sustrato sin vegetación. La Emberizidae uso

mayormente el estrato arbustivo, herbáceo y rasante con 6

representantes cada una, y el sustrato sin vegetación con 4 especies.

Finalmente, la familia Columbidae con 5 especies predominó en el

sustrato sin vegetación.

Del total de especies registradas, 27 especies usaron un solo estrato

en particular. Así tenemos, 3 especies: Coccyzus melacoryphus,

Glaucidium peruanum y Colaptes atricollis fueron registrados

alimentándose únicamente en el estrato arbolito; 2 especies:

Psilopsiagon aurifrons y Forpus coelestis usaron exclusivamente el

estrato arbustivo; 18 especies: Pardirallus sanguinolentus, Burhinus

superciliaris, Charadrius vociferus, Tringa solitária, Columba lívia,

Zenaida auriculata,. Zenaida meloda, Columbina cruziana,

Metriopelia ceciliae, Geositta peruviana, Geositta maritima,

Cinclodes atacamensis, Muscisaxicola maculirostris, Muscisaxicola

macloviana, Muscigralla brevicauda, Turdus chiguanco, Passer


- 56 -
domesticus y Phrygilus alaudinus fueron especialistas del sustrato

sin vegetación y finalmente 4 especies: Chordeliles acutipennis,

Aeronautes andecolus, Pygochelidon cyanoleuca y Hirundo rustica

fueron vistas alimentándose exclusivamente en el aire.

- 57 -
Tabla 6. Distribución vertical de la comunidad de aves según estratos de forrajeo en el

Fundo Huaquina-Chicha, Abril-Septiembre 2007.

ESTRATO
TOTAL
DE ESPECIES
SPP
FORRAJEO
Circus cinereus, Parabuteo unicinctus, Geranoaetus
melanoleucus, Buteo polyosoma, Buteo albonotatus, Falco
Copa de
sparverius, Falco femoralis, Falco peregrinus, Glaucidium 14
árbol peruanum, Tyrannus melancholicus, Troglodytes aedon, Mimus
longicaudatus, Conirostrum cinereum, Pheucticus chrysogaster
Parabuteo unicinctus, Falco sparverius,Coccyzus melacoryphus,
Glaucidium peruanum, Amazilia amazilia, Rhodopis vesper,
Thaumastura cora, Mirtys fanny, Colaptes atricollis,
Elaenia albiceps, Anairetes reguloides, Anairetes flavirostris,
Arbolito Myiophobus fasciatus rufescens, Pyrocephalus rubinus, 22
Tyrannus melancholicus, Troglodytes aedon, Mimus
longicaudatus, Conirostrum cinereum, Thraupis bonariensis,
Saltador striatipectus, Pheucticus chrysogaster, Dives
warszewiczi
Psilopsiagon aurifrons, Forpus coelestis, Amazilia amazilia,
Rhodopis vesper, Thaumastura cora, Mirtys fanny,
Colaptes atricollis, Elaenia albiceps, Anairetes reguloides,
Anairetes flavirostris, Myiophobus fasciatus rufescens,
Pyrocephalus rubinus, Tyrannus melancholicus, Troglodytes
Arbustivo aedon, Mimus longicaudatus, Conirostrum cinereum, Thraupis
25
bonariensis, Poospiza hispaniolensis, Sporophila simplex,
Sporophila telasco, Catamenia analis, Zonotrichia capensis,
Saltator striatipectus, Pheucticus chrysogaster, Dives
warszewiczi
Amazilia amazilia, Rhodopis vesper, Thaumastura cora,
Mirtys fanny, Anairetes reguloides, Myiophobus fasciatus
rufescens, Pyrocephalus rubinus, Troglodytes aedon, Carduelis
Herbáceo magellanica, Conirostrum cinereum, Poospiza hispaniolensis,
17
Volatinia jacarina, Sporophila simplex, Sporophila peruviana,
Sporophila telasco, Catamenia analis, Pheucticus chrysogaster
Troglodytes aedon, Carduelis magellanica, Volatinia jacarina,
Rasante Sporophila simplex, Sporophila peruviana, Sporophila telasco, 9
Catamenia analis, Zonotrichia capensis, Pheucticus chrysogaster
Ardea alba, Egretta thula, Pardirallus sanguinolentus,
Burhinus supercialiaris, Charadrius vociferus, Tringa solitaria,
Columba livia, Zenaida auriculata, Zenaida meloda,
Columba cruziana, Metriopelia ceciliae, Crotophaga sulcirostris,
Geositta peruviana, Geositta maritima, Cinclodes atacamensis,
Sustrato sin
Myiophobus fasciatus rufescens, Pyrocephalus rubinus, 28
vegetación Muscisaxicola maculirostris, Muscisaxicola macloviana,
Muscigralla brevicauda, Troglodytes aedon, Mimus
longicaudatus, Turdus chiguanco, Passer domesticus,
Conirostrum cinereum, Phrygilus alaudinus,Volatinia
jacarina,Catamenia analis
Cathartes aura, Pandion haliaetus, Circus cinereus,
Parabuteo unicinctus, Geranoaetus melanoleucus, Buteo
Espacio polyosoma, Buteo albonotatus, Falco sparverius, Falco
16
aéreo femoralis, Falco peregrinus, Glaucidium peruanum, Athene
cunicularia, Chordeiles acutipennis, Aeronautes andecolus,
Pygochelidon cyanoleuca, Hirundo rustica
La especie Phalacrocorax brasilianus “cormoran” no está incluida en la tabla debido a que fue observada
únicamente en los cuerpos de agua.

- 58 -
Tabla 7. Preferencia de las familias y especies de aves por estrato en el Fundo
Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre 2007.

ESPECIES
ESTRATO DE FAMILIA-ESPECIES DE AVES
EXCLUSIVAS DE UN
FORRAJEO PREDOMINANTES
ESTRATO
Copa de ACCIPITRIDAE
(5 spp)
-
árbol
Coccyzus melacoryphus,
TYRANNIDAE
Arbolito (6 spp)
Glaucidium peruanum,
Colaptes atricollis

TYRANNIDAE
(6 spp)
Psilopsiagon aurifrons,
Arbustivo Forpus coelestis
EMBERIZIDAE
(6 spp)
EMBERIZIDAE
Herbáceo (6 spp)
-

EMBERIZIDAE
Rasante (6 spp)
-

Pardirallus sanguinolentus,
Burhinus superciliaris,
Charadrius vociferus,
Tringa solitaria,
Columba livia,
COLUMBIDAE Zenaida auriculata,
(5 spp) Zenaida meloda,
Columbina cruziana,
Sustrato sin TYRANNIDAE Metriopelia ceciliae,
vegetación (6 spp) Geositta peruviana,
Geositta maritima,
EMBERIZIDAE Cinclodes atacamensis,
(4 spp) Muscisaxicola maculirostris,
Muscisaxicola macloviana,
Muscigralla brevicauda,
Turdus chiguanco,
Passer domesticus,
Phrygilus alaudinus

Chordeliles acutipennis,
ACCIPITRIDAE
Aeronautes andecolus,
Espacio aéreo (8 spp)
Pygochelidon cyanoleuca,
Hirundo rustica

- 59 -
4.1.4. Técnicas de forrajeo de las aves

Las técnicas o maniobras de forrajeo desarrollados por las aves fueron

las siguientes:

 Recoger: Z. meloda, M. longicaudatus, C. cruziana, Z. capensis, C.

magellanica, C. sulcirrostris, C. livia, S. striatipectus, Z. auriculata,

C. analis, V. jacarina, S. simplex, S. peruviana, P. hispaniolensis, R.

sanguinolentus, C. cinereum, T. chiguanco, P. rubinus, M. fasciatus,

P. alaudinus, M. ceciliae, A. alba, E. thula, B. superciliaris, T.

solitaria y C. vociferus, P. domesticus. (Anexo 6.1).

 Alcanzar: S. striatipectus, C. magellanica, P. crysogaster, P.

hispaniolensis, A. reguloides, V. jacarina, Z. capensis, C. cinereum, E.

albiceps, M. longicaudatus, S. peruviana, S. telasco, T. bonariensis, A.

flavirrostris, C. analis, P. aurifrons, F. coelestis y

S. simplex. (Anexo 6.2).

 Colgar: C. cinereum, S. striatipectus, M. longicaudatus, P.

crysogaster, S. simplex, C. magellanica, P. aurifrons, F. coelestis y

C. analis. (Anexo 6.3).

 Sondear: T. aedon, R. sanguinolentus, C. cinereum, C. atacamensis,

Ardea aba, E. thula. (Anexo 6.4).

 Picar: M. longicaudatus, Z. capensis, S. striatipectus, D. warzewicsi,

P. crysogaster, C. atricollis, C. cinereum, C. melacoryphus, C.

- 60 -
cruziana, T. bonariensis, P. aurifrons, F. coelestis y Z. meloda.

(Anexo 6.5).

 Salir: P. rubinus, M. fasciatus rufescens, T. melancholicus, S.

cinerea (Anexo 6.6).

 Cernir: A. amazilia, R. vesper, E. albiceps, T. cora, A. reguloides, M.

fanny, T. bonariensis (Anexo 6.7).

 Espiar: C. acutipennis, P. cyanoleuca, H. rustica, A.

andecolus (Anexo 6.8).

 Arrojarse: P. unicinctus, G. melanoleucus, F. sparverius, F. pregrinus,

G. peruanum, A. cunicularia, F. femoralis, B. albonotatus, C.

cinereus, B. polyosoma, Pandion haliaetus. G. melanoleucus.

(Anexo 6.9).

 Búsqueda aérea: C. aura, P. unicinctus, G. melanoleucus, F.

sparverius, F. pregrinus, G. peruanum, Athene cunicularia, F.

femoralis, B. albonotatus, C. cinereus, B. polyosoma, Pandion

haliaetus, Geranoaetus melanoleucus (Anexo 6.10).

 Búsqueda bajo el agua: P. brasilianus.

 Perseguir corriendo: M. maculirostris, M. macloviana, M.

brevicauda, G. maritima, G. peruvina, M. longicaudatus.

(Anexo 6.11).

- 61 -
 Escarbar y recoger: Z. capensis, C. cruziana, M.

longicaudatus. (Anexo 6.12).

 Alcanzar con salto (Anexo 6.13):

- Tipo I: C. analis, V. jacarina y S. simplex.

- Tipo II: C. analis, V. jacarina, S. simplex y M. brevicauda.

- Tipo III: M. longicaudatus.

- Tipo IV: A. reguloides.

Las técnicas de forrajeo mas utilizadas por las aves fueron recoger,

representada por 21 especies, seguida de alcanzar con 17 especies y

búsqueda aérea con 16 especies.

4.2. Relación entre la estructura de la vegetación y la comunidad de aves.

La correlación mostró la existencia de asociación significativa entre la

estratificación y cobertura de la vegetación con la riqueza y diversidad de la

avifauna (Tabla 8).

La asociación mas fuerte se observo entre la estratificación de la vegetación y

la diversidad de aves, lo que sugiere que mientras exista un mayor número de

estratos en un hábitat, mayor será la diversidad de aves.

La riqueza de plantas se asocia muy pobremente con las variables de riqueza y

diversidad de aves, estos valores no alcanzan ser significativos, por lo tanto el

- 62 -
número de especies de la vegetación no es determinante en las variables

avifaunísticas sino que su comportamiento alimenticio es más plástico y puede

variar de acuerdo al manejo del fundo y a la disponibilidad de recursos.

La cobertura esta relacionada positivamente con la riqueza y diversidad de

aves, no obstante, las aves prefieren lugares cubiertos por una mayor riqueza

vegetal y de preferencia nativa, que por una sola especie; tal como lo indican

los resultados de riqueza y diversidad obtenidos de los hábitats cerco vivo y

monte ribereño comparados a los bosques de pecanos.

La riqueza y cobertura de la vegetación se correlacionan negativamente con la

abundancia de aves, mientras que la estratificación lo hace de manera positiva.

Tabla 8. Correlaciones entre variables de la vegetación y avifauna del Fundo Huaquina-

Chincha, Abril-Septiembre 2007.

Avifauna
Vegetación
Riqueza Abundancia Diversidad
Riqueza 0.3376 -0.1417 0.4678
Estratificación 0.5133* 0.5121* 0.9107*
Cobertura 0.5300* 0.2872 0.5693*
*P < 0.05

4.3. Curva de acumulación de especies.

La forma de la curva evidencia un crecimiento mayor al comienzo, que a lo

largo de los meses de evaluación va disminuyendo, sin llegar a la asíntota. Esto

indica que con un mayor esfuerzo de muestreo, es decir, con una permanencia

más prolongada en campo, se encontrarían más especies de aves pero no un

incremento sustancial. En algunos casos la curva aumento, debido al registro


- 63 -
de una o dos especies que presenta un elevado nivel de rareza y/o son muy

inconspicuas. Sin embargo estas especies serán detectadas con seguridad en

estudios a largo plazo (Gráfico 8).

Gráfico 8. Curva de acumulación de especies del Fundo Huaquina-Chincha, Abril-Septiembre

2007.

- 64 -
V. DISCUSIÓN

5.1. Características estructurales de la comunidad de plantas y aves.

5.1.1. Caracterización vegetal.

En cuanto a la estratificación vegetal, se comprobó que existe una

similitud entre los hábitats evaluados ya que todos (excepto vivero alto)

contaron con los estratos: rasante, herbáceo y arbustivo, conformada en

su gran mayoría por flora silvestre. La presencia de esta vegetación se

debe principalmente a la fuente de agua permanente, los microclimas y

hábitats creados entorno a los cultivos y por la agricultura orgánica que

desarrolla el fundo.

La vegetación que conforma estos tres estratos vegetales también crece

en hábitats naturales de la región, como el monte ribereño y los terrenos

de escorrentía, sin embargo la densidad no es tan alta como la que se da

en los cultivos donde se presenta durante todo el año.

El Vivero bajo, Cultivo de tara y Monte ribereño fueron los hábitats

más ricos en especies vegetales y más diversos en estratos, los dos

primeros hábitats presentaron bastante similitud en cuanto a especies. El

vivero bajo, fue el hábitat con mayor riqueza florística tanto silvestre

como cultivada, lo cual podría estar relacionado y explicaría la alta

diversidad de aves de este hábitat.

- 65 -
Los resultados de la caracterización vegetal en el monte ribereño del río

Topará es similar con las zonas de Ocucaje, Yauca y Tambo analizadas

por GONZÁLEZ Y LA TORRE-CUADROS (2001), ya que presentan

una cobertura vegetal considerablemente alta (70-80%). En relación al

número de estratos vegetales hubo diferencia debido a que se utilizo

otra clasificación para determinarlos; por otro lado, la composición y

abundancia de plantas varió en cada zona, sólo coincidimos en que la

especie Tessaria integrifolia fue la más común y predominante en

ambos estudios, dichas diferencias se pueden deber a que las

características del hábitat puede variar en el tiempo, por la dinámica de

estos ecosistemas y por causas antropogénicas.

Así mismo, VELÁSQUEZ (1995) reconoce el monte ribereño de la

zona alta del Valle de Ica como hábitat principal para las aves y reporta

como especies vegetales más abundantes a Tessaria integrifolia,

Schinus molle, Salix chilensis, Gynereum, Prosopis pallida y

Phragmites; la presencia de las tres primeras especies coincide con este

estudio, sin embargo, en términos de abundancia solo se coincide que la

especie Tessaria integrigolia es una de las más abundantes.

Las formas de vida predominante fueron las Camefitas y Fanerofitas, en

contraste con las Terófitas que fueron las menos observadas. Según

RAUNKIER, las Terofitas son la forma de vida típica de ecosistemas

desérticos cuya característica principal es que sobreviven gracias a

latencia de sus semillas, sin embargo, esto no se da en el fundo a pesar

- 66 -
de encontrarse en la zona de vida del desierto costero. La explicación

más clara a esta interrogante es debido a la existencia de agua

permanente en la zona de estudio.

5.1.2. Caracterización ornitológica.

TENORIO y PÉREZ en el 2005, realizan estudios preliminares de la

avifauna en el Fundo Huaquina publicando dos listas de aves en los

hábitats del cultivo de Tara y el Monte ribereño del río Topará (sector

ubicado dentro de los límites del fundo). Los resultados del presente

estudio demuestran que existe una mayor riqueza de especies en los

hábitats cultivo de tara y monte ribereño, debido al mayor tiempo de

evaluación que permitió detectar más especies de aves, como las

migratorias Muscisaxicola macloviana e Hirundo rustica.

El número total acumulado de especies (70) es alto si se tiene en cuenta

la extensión de la zona evaluada de sólo 100 ha., lo que confirma la

especial riqueza del Fundo Huaquina en comparación con las 93

especies de aves reportadas por SALINAS (2007) en dos terrenos de

cultivo del valle de Ica y que sumados tienen una extensión de 1288 ha.

Algunos de los factores que hacen posible sostener esta biodiversidad,

son el tipo de manejo orgánico que se desarrolla en el fundo, la

presencia en gran número de flora nativa y los tipos de cultivo que

proveen una variedad de microhábitats y recursos, lo que explica en

parte la riqueza y abundancia de aves en el Fundo Huaquina.

- 67 -
a) Variación de la comunidad de aves.

El periodo de evaluación permitió detectar la presencia de 70

especies de aves en el fundo Huaquina. Sólo 2 especies de aves

Metropelia ceciliae y Contopus cinereus se registraron fuera del

área de estudio, en la parte alta de la Quebrada Topará (900-1000

msnm) siendo adicionadas a la lista total de especies ya que es muy

probable que puedan desplazarse hasta el fundo utilizando como

corredor la vegetación ribereña del río Topará.

Las especies se agruparon en 30 familias siendo las más importantes

Tyrannidae (12 spp), Emberizidae (8 spp), Columbidae (5 spp) y

Accipitridae (5 spp), las otras familias restantes estuvieron

representadas por menos de 4 especies.

La dinámica temporal de las aves muestra que la riqueza y

abundancia varía a lo largo del año, presentándose el mayor número

de especies en el mes de Abril, lo que coincide con el último mes de

venida de agua y la presencia de aves migratorias. La mayor

densidad de individuos fue en el mes de Agosto, lo cual podría tener

relación con la maduración de frutos y la floración de algunos

árboles frutales durante dicho mes, esta abundancia de recursos

alimenticios ocasiona el aumento súbito de las poblaciones de aves.

- 68 -
b) Análisis de agrupamiento.

Del total de especies reportadas en el fundo, el 29% fueron

registrados en la mayoría de los hábitats, dichas especies se

caracterizan por ser adaptables a una amplia variedad de ambientes

siendo generalistas de hábitats.

El análisis de similitud diferencio 3 grupos de semejanza

ornitológica o clusters entre todos los hábitats, cada clusters se

formó en base a la preferencia de las especies por un hábitat en

particular con características similares, como fue la predominancia

de un estrato vegetal, una alta o baja cobertura (hábitats abiertos o

cerrados), el uso de suelo (tipo cultivo), cuerpos de agua, intensidad

de presencia antropogénica o sencillamente la existencia de un

recurso alimenticio específico.

Los bosques de Pecanos con ecotono de campos de cultivo y con

cuerpos de agua permanentes, presentan 22 especies compartidas y

11 no compartidas, de estas últimas algunas fueron registradas sólo

en el cuerpo de agua, otras son especies raras vistas en pocas

ocasiones.

Así mismo, los hábitats con mayor complejidad estructural y

cobertura vegetal tuvieron una composición de aves muy parecidas

entre si. El cerco vivo y el Monte ribereño compartieron 29

especies, estos dos sitios junto con el hábitat de cultivo de Tara

- 69 -
compartieron 27 especies. La característica más notoria de este

grupo fue la preferencia por hábitats complejos estructuralmente

con varios estratos vegetales y alta cobertura arbórea, por lo tanto,

se deduce que estos atributos de la vegetación tuvieron relación con

el elevado número de especies de aves compartidas en contraste con

los otros grupos.

Un tercer grupo conformado por los hábitats de vivero alto y bajo

presentaron 20 especies compartidas, en este caso el uso del suelo

fue igual en ambos sitios, es decir se trató de ambientes destinados

al cultivo de frutales lo que ocasiono que la comunidad de aves

fueran similares en ambos hábitats.

Respecto a la distribución horizontal y vertical de las aves se puede

afirmar que también los clusters o grupos de similitud demuestran

que la comunidad de aves en el fundo Huaquina presentan

preferencias por hábitats con características similares en su

fisonomía.

5.1.3. Distribución horizontal y vertical de las aves.

a) Distribución horizontal.

Pocas aves mostraron una preferencia notoria por un tipo de hábitat

en particular, por lo que el análisis de distribución sólo se efectuó en

las especies más comunes.

- 70 -
El grupo conformado por Mimus longicaudatus, Conirostrum

cinereum, Carduelis magellanica, Pardirrallus sanguinolentus,

Amazilia amazilia, Thaumastura cora, Saltator striatipectus y

Zonotrichia capensis, usaron principalmente el hábitat Vivero bajo

ambiente del fundo caracterizado por una variedad de árboles

frutales de gran cobertura, que brindan alimento a especies

frugívoras, nectarívoras y granívoras.

Otros recursos valiosos que proveen estos árboles son refugio, sitio

de descanso y de reproducción, ya que conforman una pequeña área

boscosa, sumado a la alta densidad de hierbas silvestres que se

establecen.

Pardirallus sanguinolentus, un ave de gran tamaño, con una

conducta alimenticia diversa también seleccionó este hábitat, fue

observada frecuentemente refugiándose en los canales de riego lo

que coincide con las observaciones hechas por GONZÁLEZ (2000)

en campos de cultivo del valle de Majes.

Los tres bosques de pecano no se diferenciaron significativamente en

cuanto a la cobertura, diversidad o estratos vegetales, las aves que

mostraron una notoria preferencia por estos bosques fueron

Columbina cruziana, Catamenia analis Sturnella bellicosa y

Pyrocephalus rubinus incluyendo la forma obscura.

- 71 -
Las especies comunes que prefirieron el hábitat natural monte

ribereño fueron Parabuteo unicinctus y Anairetes reguloides, lo que

permite afirmar que no todas las especies prefieren hábitats

antropogénicos sino que también la flora nativa desempeña un rol

fundamental al momento de seleccionar un hábitat. Por ejemplo,

Parabuteo unicinctus fue visto utilizando frecuentemente los árboles

de Molle y Espino como posadero y sitio de acecho, al igual que

Anairetes reguloides; KOEPCKE (1964) menciona que esta ave

habita en la vegetación ribereña de los ríos de la costa.

VELÁSQUEZ en 1995, reportó cuatro especies exclusivas para el

monte ribereño: Xenospingus concolor, Myiophobus fasciatus,

Conirostrum cinereum y Dives warszewicsi, en la presente

investigación no se registró a Xenospingus concolor mientras que las

otras tres especies no sólo fueron reportadas para monte ribereño

sino también para los hábitats Cultivo de Tara, Cerco vivo y

plantaciones de frutales; esto demuestra la adaptación de estas aves a

otros hábitats de tipo antropogénicos.

Zenaida auriculata, Sturnella bellicosa, Sporophila simplex y

Muscigrala brevicauda fueron más abundantes en cultivo de Tara,

ya que prefieren hábitats con poca actividad antropogénica. En el

caso del semillero Sporophila simplex la alta densidad de gramíneas

en la zona también influyo en su abundancia.

- 72 -
La mayor abundancia de individuos se registró en el hábitat del cerco

vivo, SALINAS y col. (2007) hallan lo mismo en su estudio en

campos de cultivo en el provincia de Ica. Esto demuestra la

importancia de este ambiente en los agroecosistemas.

b) Distribución vertical.

La distribución vertical de la avifauna varió en cada sitio, debido a

las diferencias en la composición y abundancia de plantas en cada

hábitat, predominando ciertas familias de aves.

Estos resultados indican que los hábitats son funcionalmente

distintos, lo que difiere con los resultados obtenidos por LENTIJO y

KATTAN (2005) quienes argumentaron que a pesar de las

diferencias estructurales entre los hábitats, no se encontró diferencias

en cuanto a la estratificación de las aves.

Del total de especies, 27 seleccionaron un solo tipo de estrato, esto

se debe al elevado grado de especialización que tienen algunas aves

para alimentarse en un estrato específico.

El sustrato sin vegetación fue el estrato más usado por las aves, ya

que presentó una gran variedad de alimentos vegetales y animales.

Las especies registradas en este estrato fueron principalmente

granívoras post-dispersivas o insectívoros de suelo, Tyrannidae,

Columbidae y Emberizidae fueron las familias que predominaron.

- 73 -
En el estrato arbustivo dominaron Tyrannidae (insectívoras y

frugívoras de follaje) y Emberizidae (semilleras pre-dispersivas) y en

el estrato arbolito sólo Tyrannidae.

Se debe tener en cuenta, que los estratos: arbustivo y arbolito están

conformados principalmente por las plantas cultivadas (frutales). Un

estudio más detallado podría demostrar como está relacionada la

oferta de recursos en los ocho hábitats con el comportamiento

alimenticio de las aves.

5.1.4. Técnicas de forrajeo de aves.

Se determinaron 14 técnicas de forrajeo utilizadas por la comunidad de

aves, este número supera los resultados de PEQUEÑO (2002) debido a

la existencia de más nichos ecológicos en el área de estudio, por lo tanto

las aves para aprovechar estos recursos desarrollaron nuevas estrategias

de forrajeo.

La técnica de forrajeo más empleada fue “recoger”, realizada por aves

granívoras post dispersivas y omnívoras oportunistas. Dicha técnica es

la forma más sencilla de realizar ya que no incluyen movimientos

acrobáticos que implique mucho esfuerzo y se puede realizar desde

cualquier tipo de sustrato, estos resultados coinciden con la

investigación de PEQUEÑO (2002). Dicha autora menciona también

que los picaflores son los únicos que utilizan la técnica cernir, lo que

difiere con este estudio ya que además de los picaflores las especies

- 74 -
Elaenia albiceps, Anairetes reguloides y Thraupis bonariensis

utilizaron esta técnica.

La mayoría de las aves mostraron una sola técnica de forrajeo, sin

embargo algunas especies como Mimus longicaudatus y Conirostrum

cinereum utilizaron diversas estrategias de acuerdo al estrato de

alimentación o a la disponibilidad del alimento, estos resultados son

contrarios a los de PEQUEÑO (2002) quién determina que estas

especies usaron solo la técnica Picar desde percha.

5.2. Relación entre la estructura de la vegetación y la comunidad de aves.

Los resultados indicaron que tanto la riqueza y diversidad de aves están

influenciadas por dos variables específicas: la estratificación y la cobertura

vegetal, lo cual coincide con lo manifestado por LENTIJO y KATTAN

(2005), quienes consideran que la riqueza de la comunidad de aves, se debe

probablemente a la mayor complejidad estructural del hábitat.

La diversidad de especies de aves aumenta si también lo hace la cobertura y

el número de estratos vegetales en un hábitat, lo que coincide con IBARRA et

al (2001). Esta relación se puede deber a que a menudo la complejidad

estructural de la vegetación esta asociada con una mayor diversidad de nichos

ecológicos, por lo tanto habrán más espacios vitales para una mayor variedad

de especies que puedan coexistir en un mismo hábitat pero ocupando sitios

diferentes.

- 75 -
Se hallaron también asociaciones débiles, es decir que difícilmente puede

influenciarse entre sí de manera significativa. Se encontró que la riqueza de

plantas no influye grandemente en los valores de riqueza y diversidad de

aves, lo cual se demostró en el hábitat Vivero Alto, donde se reportó un

bajísimo número de especies de plantas (8) en comparación con los valores

relativamente altos de la riqueza (28), abundancia (43 ind. /ha.) y diversidad

de aves (2.156 bits/ind.). Estos resultados se deben a que son otros los

factores que actuarían sobre las variables de las aves y no precisamente la

riqueza de la flora. Dichos factores podrían ser: la cobertura vegetal, la

estratificación de plantas o sencillamente la abundancia de algunas especies

vegetales que son muy atractivas para las aves como el “molle” y el “olivo”,

que brindan alimento a un considerable número de especies en la zona según

las observaciones obtenidas en el mismo hábitat.

Otra variable vegetal que se relacionó positivamente (con valores medios)

con la riqueza y diversidad de aves fue la cobertura de la vegetación. Al hacer

una comparación de la comunidad de aves en los hábitats que presentan una

alta cobertura vegetal, se encontró que las aves prefieren aquellos ambientes

cerrados pero más ricos en especies vegetales silvestres o nativas, debido que

la comunidad de aves fue más rica, abundante y diversa en los hábitats monte

ribereño y cerco vivo que en los bosques de pecanos.

Por lo tanto, los atributos ornitológicos de riqueza, abundancia y diversidad

de aves, no se relacionan en gran medida con la riqueza de plantas, sino más

bien con otras variables como la complejidad estructural, la cobertura vegetal

- 76 -
o la presencia de algunas especies de plantas atractivas para las aves

(ornitofílicas). Así mismo, se determina que la causante de la alta diversidad

de aves en el Fundo Huaquina es la complejidad estructural del hábitat. Estos

resultados son consistentes con otros estudios que demuestran la importancia

de la variedad de estratos vegetales en el incremento de la diversidad de aves,

GONZÁLEZ 2000, LANG et al. 2003, CÁRDENAS et. al. 2003,

ZACCAGNINI et al. 2007 y MOLANO et al. 2003.

- 77 -
VI. CONCLUSIONES

1. Se reportaron 115 especies vegetales, distribuidas en 39 familias. Se

determinaron 92 taxones infragenéricos para las Magnoliopsida

(Dicotiledóneas) y 19 para las Liliopsida (Monocotiledoneas). La forma de vida

predominante fue la FANEROFITA con 54% y el estrato más común fue el

herbáceo.

2. Se registraron 70 especies de aves pertenecientes a 30 familias entre las que

predominan Tyrannidae (Atrapamoscas) con 11 especies, Emberizidae

(Semilleros) con 8 especies, Columbidae (Palomas) y Accipitridae (Rapaces)

con 5 especies, las familias restantes estuvieron representadas por menos de 4

especies.

3. La dinámica temporal de las aves muestra que la riqueza y abundancia varia a lo

largo del año, presentándose el mayor número de especies en el mes de Abril y

la mayor densidad de individuos en Agosto.

4. El análisis de similitud encontró o diferenció 3 grupos de semejanza

ornitológica. El primer grupo conformado por cerco vivo, monte ribereño y

cultivo de Tara, el segundo por los bosques de pecano lindante a campos de

cultivo y con cuerpos de agua; el tercer grupo conformado por vivero alto y

bajo.

5. Se obtuvo que 2 especies tuvieron gran preferencia por el Monte ribereño, 2

especie por el cerco vivo, 1 por Vivero alto, 4 por cultivo de Tara, 2 por el

- 78 -
bosque Pecanos con ecotono monte ribereño, 8 por Vivero bajo y 2 por el

bosque de pecanos lindante a campos de cultivo.

6. En relación al uso de los estratos de forrajeo por la avifauna, se obtuvo que los

estratos suelo, arbustivo y arbolito fueron los más usados por las aves. El menos

utilizado fue el estrato rasante.

7. La técnica de forrajeo mas usada por las aves fue recoger seguida de alcanzar y

búsqueda aérea.

8. Se describen dos técnicas de forrajeo nuevas empleadas por las aves: Alcanzar

con salto efectuada por C. analis, M. brevicauda, M. longicaudatus, A.

reguloides, V. jacarina y S. simplex, y buscar excavando realizado Z. capensis,

C. cruziana y M. longicaudatus.

9. El análisis de correlación entre las variables vegetales (riqueza, estratificación y

cobertura) y de la avifauna (riqueza, abundancia y diversidad) muestra que el

incremento de la riqueza y diversidad de aves esta influenciada positivamente

por la diversidad de estratos vegetales (complejidad estructural) y en segundo

plano por la cobertura vegetal. El valor más alto del análisis de correlación se

dio entre la estratificación de la vegetación y la diversidad de aves (0.9107).

10. Los altos números de especies e individuos en el Fundo refleja una alta

disponibilidad de recursos como son los sitios de refugio, anidación y forrajeo,

debido a la variedad de hábitats, heterogeneidad ambiental que hacen posible la

coexistencia de diferentes especies.

- 79 -
VII. RECOMENDACIONES

1. Como plan de manejo de las aves silvestres, se recomienda mejorar los hábitats

existente en el Fundo Huaquina, de la siguiente manera:

 Forestación de las riberas del río con plantas nativas, para crear una

barrera natural en las épocas de venida de agua y mejorar estructuralmente

este hábitat.

 Reemplazar gradualmente las plantas exóticas por plantas nativas en

algunos sectores del cerco vivo, ya que dichas plantas están adaptadas a

estos ambientes, no requieren mucha agua y sirven de microhábitats para

muchas especies de animales polinizadores y biocontroladores.

 La flora nativa que se propone utilizar para estos fines, es la siguiente: En

el caso de árboles: “Molle”, “Espino”, “Huarango”, “Sauce” y “Boliche” y

en el caso de arbustos, especies como: “Toñuz”, “Negrito o Lloque”,

“Cahuato” y “Lucraco”, este último es un gran atrayente de abejas, avispas

y picaflores.

2. Conservar las aves rapaces, por el rol que cumplen como bio-controladoras e

indicadoras de la salud del ambiente; se recomienda la protección urgente de los

árboles más grandes y viejos, ya que son utilizados por las aves rapaces para

hacer sus nidos y acechar a sus presas desde lo alto. También se sugiere la

instalación de posaderos (perchas) y nidos artificiales en lugares estratégicos

con el objetivo de menguar el ataque de las aves herbívoras y roedores a los

cultivos.

- 80 -
3. Establecer una norma ambiental dentro del Fundo que prohíba la caza o captura

de cualquier tipo de ave de presa.

4. Conservar el monte ribereño por su importancia al proteger los suelos contra la

erosión en la época de venida de agua. Dicha zona podría convertirse en una

zona de conservación privada del Fundo Huaquina.

5. Aprovechar los rebrotes de árboles de “Espino” del monte ribereño para leña,

ya que tiene un crecimiento rápido y evitar talar otras plantas de crecimiento

lento.

6. Efectuar estudios del comportamiento alimenticio de las aves insectívoras para

conocer cuan beneficiosas y efectivas pueden ser al controlar las poblaciones de

insectos plagas y transmisores de enfermedades.

7. Se recomienda continuar con los censos de aves en el fundo involucrando al

personal y pobladores para tener un entendimiento más profundo de la variación

poblacional de las especies más comunes. De esta manera se conseguiría

proteger los cultivos ante cualquier aumento súbito de las poblaciones de aves.

- 81 -
VIII. BIBLIOGRAFIA.

1. BÖHNING-GAESE, K. (1997). Determinants of avian species richness at

different spatial scales. Journal of Biogeography 24: 49-60, USA.

2. BRAUN-BLANQUET, J. 1979. Fitosociología. Base para el estudio de las

comunidades vegetales. Madrid, Blume Ediciones. 820 pp. España.

3. CÁRDENAS, G.; HARVEY, C.; IBRAHIM, M.; FINEGAN, B. 2003.

Diversidad y riqueza de aves en diferentes hábitats en un paisaje fragmentado

en cañas Costa Rica. Agroforestería en las Américas 10(39-40): 78-85.

Turrialba, Costa Rica.

4. CUETO, V. & LOPEZ DE CASENAVE, J. 1999. Determinants of bird

species richness: role of climate and vegetation structure at a regional scale.

Journal of Biogeography 26 (3): 487-492, USA.

5. CRONQUIST, A. (1988). The Evolution and Classification of Flowering Plants

second edition. The New York Botanical Garden, New York. 555 pp. USA.

6. FJELDSA J. Y KRABBE N. 1990. Birds of the high Andes. Zoological

Museum. Copenhagen and Apollo books. Svendborg, Dinamarca.

7. GILLESPIE, T. & WALTER, H. (2001). Distribution of bird species richness

at a regional scale in tropical dry forest of Central America. Journal of

Biogeography, 28: 651-662, USA.

- 82 -
8. GONZÁLEZ, O. 2000. Notas sobre distribución y poblaciones de aves en los

campos de cultivo del valle de Majes (Arequipa, Perú). Memorias del IV

Congreso Latinoamericano de Ecología. Ecología y desarrollo sostenible: Reto

de la América Latina para el tercer milenio. Industria Gráfica Regentus, R.S.

Ltda. Arequipa-Perú. Pp. 160-162.

9. GONZÁLES, O. & LA TORRE-CUADROS, M. 2000. Análisis del hábitat

del Fringilo Apizarrado (Xenospingus concolor) en la costa sur del Perú.

Ornitologia Neotropical 12 (2): 153–163, USA.

10. GONZÁLEZ, O.; PAUTRAT, L. & GONZÁLEZ, J. 1998. Las Aves más

comunes de lima y alrededores. Editorial Santillana, Lima, Perú.

11. JAMES, F. & SHANY, N. 2001. A Field Guide to the Birds of Perú. Ibis

Publishing Co. Verona, Italia.

12. JAKSIC, F. & MARONE, L. 2007. Ecología de Comunidades. Ediciones

Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile.

13. KOEPCKE, M. 1964. Aves del Departamento de Lima, Edit. Gráfica Morson.

Lima.., Perú.

14. KOEPCKE, M. 1954. Corte Ecológico Transversal en Los Andes del Perú

Central con especial consideración de las aves, Parte I: Costa, Vertientes

Occidentales y Región Altoandina. Menor. Mus. Hist. Nat. "Javier Prado" Nº3.

Lima. Pp.93-105. Perú.

- 83 -
15. KREBS, J. C. 1985. Estudio de la distribución y la abundancia. 2da Ed. Harla.

México.

16. KREBS, J. C. 1989. Ecological methodology, Harper & Row Publishers, New

York, USA.

17. MOLANO, J.; QUICENO, P. & ROA, C. 2003. El papel de las cercas vivas

en un sistema agropecuario en el Pidemonte Llanero. En Sánchez, M.D. & M.

Rosales Méndez Editores. Agroforestería para la Producción Animal en América

Latina - II - Memorias de la Segunda Conferencia Electrónica (Agosto de 2000-

Marzo de 2001) Dirección de Producción y Sanidad Animal FAO. Roma, 2003,

Italia.

18. MUELLER-DOMBOIS D. & ELLEMBERG, H. 1974. Aims and methods of

vegetation ecology. John Wiley & Sons, New York, USA, 547 pp.

19. PARKER T. A. III. 1991. On the use of tape recorders in avifaunal surveys.

Auk 108: 443-444, USA.

20. PEQUEÑO, T. 2002. Estudio ecológico de la comunidad de aves de la quebrada

Las Delicias, departamento de Lambayeque, provincia de Chiclayo. M.Sc.Tesis.

Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima, Perú.

21. PÉREZ, E. & TENORIO, M. 2005-b. Contribución al conocimiento de la

Avifauna del rio Topará-Chincha. (Fundo Huaquina y Lucumo). Pp. 40. Libro de

Resúmenes VI Congreso Nacional de estudiantes de Biología. Lima. Perú, 17 al

21 de Octubre.

- 84 -
22. RANGEL J.O. & VELÁSQUEZ, A. 1997. Métodos de estudio de la

vegetación, en J.O. Rangel, P.D. LOWEY y AGUILAR, M. Colombia -

Diversidad Biótica II. Bogotá.

23. RAUNKIER, C. 1934. The Life Forms of Plants and Statistical Plant

Geography, Clarendon, Oxford, UK.

24. REMSEN, J. & ROBINSON, S. 1990. A classification scheme for foraging

behavior of birds in terrestrial habitats. Studies in avian Biology, Los Angeles,

13: 144-160, USA.

25. SALINAS, L.; ARANA, C. & PULIDO, V. 2007. Diversidad, abundancia y

conservación de aves en un agroecosistema del desierto de Ica, Perú. Revista

peruana de biología., vol.13, no.3, p.155-168. ISSN 1727-9933.

26. TENORIO, M. & PÉREZ, E. 2005-a. Evaluación de la Avifauna en un Campo

de Cultivo Orgánico Fundo Huaquina – Topará, Chincha. Trabajo monográfico,

UNICA. Biología- Ciencias, Perú.

27. VELÁSQUEZ, Z. 1995. Situación actual de la avifauna del valle de Ica. Boletín

de Lima. N° 17 Edición Centenaria. Pág. 195-202. Editorial Gráfica Pacific

Press S.A., Perú.

28. WIENS, J. A. 1989. The Ecology of bird communities. Volume 1: Foundations

and patterns. Cambridge Univ. Press, Cambridge, UK.

29. ZACCAGNINI, M.; DECARRE, J.; GOIJMAN, A.; SOLARI, L.;

SUÁREZ, R. & WEYLAND, F. 2006. Efecto de la heterogeneidad espacial

- 85 -
sobre la biodiversidad animal en agroecosistemas de Entre Ríos. Pp. 139. Libro

de Resúmenes II Congreso Nacional de la Conservación de la Biodiversidad.

Buenos Aires, Argentina, 22 al 24 de Noviembre.

30. IBARRA, A.; ARRIAGA, S. & ESTRADA, A. 2001. Avifauna asociada a dos

Cacaotales tradicionales en la Región de la Chontalpa, Tabasco,

México. Universidad y Ciencia. (En línea). Fecha de acceso: 13 de septiembre

del 2008. URL disponible en:

http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=15403406

31. KLICKA J.; BURNS K. & SPELLMAN G. 2007. Defining a

monophyletic Cardinalini: A molecular perspectiva. (En línea) Marzo de

2009 (Fecha de acceso 27 de Marzo de 2009); URL disponible en:

http://www.bio-nica.info/Biblioteca/Klicka2007Cardinalinae.pdf

32. LANG, I.; GORMLEY, L.; HARVEY, C. & SINCLAIR, F. 2003.

Composición de la comunidad de aves en cercas vivas de Río Frío, Costa Rica.

(En línea). Fecha de acceso: 13 de Diciembre 2007. URL disponible en:

ftp://ftp.fao.org/docrep/nonfao/lead/x6381s/x6381s00.pdf

33. LENTIJO, G. & KATTAN, G. 2005. Estratificación vertical de las aves en una

plantación monoespecífica y en bosque nativo en la Cordillera Central de

Colombia. (En línea) Julio del 2005 (Fecha de acceso: 25 de Setiembre de

2005); URL disponible en:

http://www.ornitologiacolombiana.org/oc3/Bosquecordillera51.pdf

- 86 -
34. PLENGE, M. 2008. List of the birds of Peru (En línea) Marzo de 2009 (Fecha

de acceso 27 de Marzo de 2009); URL disponible en:

http://www.perubirdingroutes.com/download/Listadeaves_mplenge.pdf

35. REMSEN, JV, JR., CD CADENA, A. JARAMILLO, M. NORES, JF

PACHECO, MB ROBBINS, TS SCHULENBERG, FG STILES, DF

STOTZ Y KJ ZIMMER. Versión [27 de marzo del 2009]. Una clasificación de

las especies de aves del sur América. Unión Ornitológica Americana.

http://www.museum.lsu.edu/ ~ Remsen / SACCBaseline.html.

- 87 -
ANEXOS

- 88 -
ANEXO 1. UBICACIÓN GEOGRÁFICA DEL ÁREA DE ESTUDIO.

Anexo 1. 1. Ubicación geográfica de la zona de estudio.

Cañete (Lima)

Río Topará

Huancavelica
Prov. Chincha
Océano
pacifico

Pisco

Anexo 1.2. Vista panorámica del Fundo Huaquina-Chincha.

- 89 -
- 90 -

Anexo 1.3. Imagen satelital del Fundo Huaquina, Quebrada Topará, Provincia de Chincha-Ica (Fuente Google Eearth, 2009).
5

1 4
3

7
8
2

Anexo 1.4. Zonificación de los hábitats evaluados del Fundo Huaquina, Quebrada
Topará, Provincia de Chincha-Ica.

Leyenda:
1) Vivero bajo con árboles de frutales
2) Vivero alto con olivar y colinas pedregosas
3) Bosque de pecanos con ecotono de monte ribereño
4) Bosque de pecanos con cuerpos de agua
5) Bosque de pecanos colindante a campos de cultivo
6) Monte ribereño con ecotono de puquiales
7) Cerco vivo
8) Cultivo de tara con ecotono de desierto y colinas

- 91 -
ANEXO 2. CARACTERIZACIÓN DE LOS HÁBITATS.

Anexo 2.1. Hábitat: Vivero bajo con árboles de frutales.

A) Ambiente con árboles de frutales y hierbas silvestres.

B) Almacenamiento de plantones en el Vivero Bajo.

92
Anexo 2.2. Hábitat: Vivero alto con Olivar y colinas pedregosas.

A) Vista panorámica del vivero rodeado por cerros.

B) Bosque de Olivo.

93
Anexo 2.3. Hábitat: Bosque denso de Pecanos con ecotono de monte ribereño

A) Bosque denso

B) Ecotono con monte ribereño.

94
Anexo 2.4. Hábitat: Bosque de Pecanos con cuerpos de agua.

A) Bosque de pecano con árboles de gran altura.

B) El reservorio de agua más grande se encuentra en este bosque.

95
Anexo 2.5. Hábitat: Bosque de pecanos colindante a campos de cultivo.

A) Frondoso bosque de pecanos.

B) Cerco vivo denso con árboles grandes y antiguos.

96
Anexo 2.6. Hábitat: Monte ribereño con ecotono de puquiales.

A) Zona donde se ubica un puquial, aquí la vegetación es densa y abundante.

B) Cauce del río Topará durante los meses de verano.

97
Anexo 2.7. Hábitat: Cerco vivo.

A) El cerco vivo se caracteriza por presentar árboles nativos

B) En esta parte del cerco la vegetación existente se originó por regeneración natural.

98
Anexo 2.8. Hábitat: Cultivo de tara con ecotono de desierto y colinas.

A) Cultivo de tara (Caesalpinia spinosa).

B) Desierto colindante al cultivo de Tara.

99
ANEXO 3. FICHA DE MONITOREO DE AVES Y PLANTAS

Anexo 3.1. Ficha de monitoreo de aves

Hábitat: _____________Fecha:___________ Clima: ______________ Hora inic./final_________


Observaciones:_____________________________

Estrato de alimentación Alimento Comentarios: Estructura


Micrositio de Técnica de
Especie social, actividad
alimentación forrajeo
AR ARB Arb H R S A S F I V N C reproductiva, otros
- 100 -

Estrato: Arbóreo= AR; Arbolito= ARB Arbusto=Arb; Herbáceo=H; Rasante= R; Suelo=S; Aéreo=A Insectívoros de vuelo.- Son las aves que vuelan sin posarse, buscando y capturando su alimento en el aire.
Alimento: Semillas= S; Frutos=F; Insectos=I; Vertebrados=V; Néctar=N; Carroña=C Carnívoros de vuelo largo.- Desde perchas o en vuelos largos buscan y atrapan sus presas en el aire o en el suelo.
Micrositio de alimentación: Estructura social: Solitario= So; Pareja=Par; Bandada Mixta=BM; Grupo Familiar=GF; Bandada=B
Granívoros de suelo.- Aquellos que se alimentan de semillas o granos en el suelo. Actividad Reproductiva: Construcción del nido=CN; Cuidado Parental del nido=PN; Alimentación de polluelos=AP;
Insectívoros de suelo.- Se alimenta de insecto en el suelo. Cortejo=Cj
Insectívoros de follaje.- Se alimentan de insecto en el follaje de árboles y arbustos.
Herbívoros de follaje.- Se alimentan de hojas y frutos de árboles y arbustos (incluye los que se alimentan de néctar)
Insectívoros de vuelo largo.- Desde perchas y con vuelos largos atrapan insectos en el aire o en el suelo.
Anexo 3.2. Ficha de Evaluación de plantas

Ambiente:_______________Fecha:____________Clima:_________________Observaciones_______________________
Hora inic/final__________

Nº Especie Altura Diámetro Distancia Distancia a cada árbol


1
2
3
4
5
- 101 -

6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20

101
ANEXO 4. TRABAJO DE CAMPO

Anexo 4.1. Establecimiento del transecto para caracterizar la vegetación.

Anexo 4.2. Colecta y prensado de las muestras botánicas.

- 102 -
Anexo 4.3. Instalación de la red de niebla.

Anexo 4.4. Investigador retirando el ave capturado con la red de niebla.

103
Anexo 4.5. Investigador midiendo la altura de los árboles.

Anexo 4.6. Retirando al “Paca paca” Glaucidium peruanum de la red de niebla.

104
ANEXO 5. FOTOGRAFÍAS DE LAS AVES.
(Todas las fotografías pertenecen a los autores)

Anexo 5.1. Phalacrocorax brasilianus “Cormorán” Anexo 5.2. Ardea alba “Garza blanca grande”
(Fotografía tomada cuando el ave abandonaba uno de (Alimentándose de los peces en uno del los pozos más
los cuerpos de agua del Fundo). grandes del Fundo, en el Bosque de Pecanos.)

Anexo 5.3. Cathartes aura “Gallinazo cabeza roja” Anexo 5.4. Pandion haliaetus “Águila pescadora”
(Cumple un importante rol en la limpieza del agro- (Fotografía tomada cuando el ave abandonaba uno de
ecosistema. Foto tomada en la zona de Vivero Bajo.) los cuerpos de agua cerca de la zona de “Madre India”)

Anexo 5.5. Buteo polyosoma “Aguilucho común” Anexo 5.6. Falco sparverius “Cernícalo”
(Sobrevolando la zona de los puquiales, en el cauce (Macho posado en un árbol viejo, muchos rapaces gustan de
del río Topará) posarse en estos árboles para acechar a sus presas)

105
Anexo 5.7. Falco femoralis “Halcón perdiguero” Anexo 5.8. Falco femoralis “Halcón perdiguero”
(Individuo posado en la cumbre de uno de los cerros que (Individuo posado en árbol de Huarango acechando a
rodean al Fundo, es probable que anide por allí). su presa, en la zona del Monte ribereño)

Anexo 5.9. Pardirallus sanguinolentus “Gallineta” Anexo 5.10. Pardirallus sanguinolentus “Gallineta”
(Pareja alimentándose en un riachuelo en el cauce del (Individuo juvenil buscando alimento en la zona de
río) Vivero bajo)

Anexo 5.11. Burhinus supercialiaris “Huerequeque” Anexo 5.12. Charadrius vociferus “Chorlo gritón”
(Ave nocturna cuya frecuencia de observación ha (Individuo avistado frecuentemente en la zona del
descendido en comparación con años atrás) puquial, en el cauce del río)

106
Anexo 5.13. Columba livia “Paloma común” Anexo 5.14. Zenaida meloda “Cuculí” &
(Las poblaciones de esta especie se concentran Passer domesticus “Gorrión europeo”
principalmente cerca a las casas.) (Ambas son aves comunes, el gorrión es un ave exótica)

Anexo 5.15. Columbina cruziana “Tortolita peruana” Anexo 5.16. Metriopelia ceciliae “Cascabelita”
(La tortolita fue uno de las especies más abundantes (Especie registrada a los 950 msnm. en la zona de
durante el periodo de estudio.) “Chuspa” de la Quebrada Topará.)

Anexo 5.17. Zenaida auriculata “Rabiblanca” Anexo 5.18. Psilopsiagon aurifrons “Perico cordillerano”
(La mayor cantidad de registros provienen de los (Especie frugívora que cumple el valioso rol en
bosques de Pecanos) dispersión de semillas)

- 107 -
Anexo 5.19. Forpus coelestis “Perico esmeralda” Anexo 5.20. Coccyzus melacoryphus “Cuclillo grisáceo”
(Especie rara, fue registrada sólo en el hábitat del
cerco vivo.)

Anexo 5.21. Crotophaga sulcirostris “Guardacaballo” Anexo 5.22. Crotophaga sulcirostris “Guardacaballo”
(Ave insectívora, controlador natural de las (Individuo con leve albinisno, obsérvese las plumas blancas
poblaciones de insectos.) de su hombro, fue visto alimentadose en el compost)

Anexo 5.23. Glaucidium peruanum “Paca-paca” Anexo 5.24. Athene cunicularia “Lechuza de los arenales”
(Ave carnívora nocturna, cumple una valiosa función (Esta especie junto con el “Paca-paca” se alimenta de
en el agroecosistema al controlar las poblaciones de roedores. Sin embargo, las poblaciones de estas dos
los roedores.) especies han ido disminuido)

108
Anexo 5.25. Chordeiles acutipennis “Chotacabras trinador” Anexo 5.26. Amazilia amazilia “Picaflor costeño”
(Ave nocturna que gusta descansar durante el día en (Esta especie de colibrí es una de las más comunes)
las riberas del río.)

Anexo 5.27. Rhodopis vesper “Picaflor de cola ahorquillada” Anexo 5.28. Thaumastura cora “Picaflor de cora”
(Picaflor fácilmente reconocible por su largo pico) (Especie reconocible por su pico corto del tamaño de su
cabeza, el macho en reprod. presenta una cola larga)

Anexo 5.29. Myrtis fanny “Picaflor de Fanny” Anexo 5.30. Colaptes atricollis “Carpintero peruano”
(Se caracteriza por que el pico es un poco mas largo (Ave endémica del Perú)
que la cabeza y el macho en reprod. presenta la
garganta azul brillante)

109
Anexo 5.31. Geositta peruviana “Minero peruano” Anexo 5.32. Geositta maritima “Pampero gris”
(Ave del desierto, vista mayormente en el lecho del río (Habita las colinas pedregosas)
durante la época seca)

Anexo 5.33. Cinclodes atacamensis “Churrete castaño” Anexo 5.34. Elaenia albiceps “Fio-fio peruano”
(Habita la zona del Puquial) (Visto frecuentemente en los árboles de Molle,
alimentándose de los frutos)

Anexo 5.35. Anairetes reguloides “Torito cara oscura” Anexo 5.36. Anairetes flavirostris “Torito pico amarillo”
(Frecuenta los arbustos del monte ribereño y árboles (Frecuenta los arbustos del monte ribereño)
de Espino)

110
Anexo 5.37. Myiophobus fasciatus “Mosqueta modesta” Anexo 5.38. Contopus cinereus “Pibi cenizo”
(Es una especie muy recuente en el hábitat del cerco (Foto tomada en la parte alta de la Quebrada Topará,
vivo y monte ribereño) 950 m.s.n.m en la zona de “Chuspa”)

Anexo 5.39. Pyrocephalus rubinus “Turtupilin” Anexo 5.40. Pyrocephalus rubinus forma oscura
(Es una de las aves más comunes y vistosas de la zona) (Avistados frecuentemente sólo en el bosque de
pécanos)

Anexo 5.41. Muscisaxicola maculirostris Anexo 5.42. Muscisaxicola macloviana


“Dormilona chica” “Dormilona cabeza oscura”
(Habitaen las colinas pedregosas) (Observado en las colinas y zonas desérticas de las
riveras del río)

111
Anexo 5.43. Muscigralla brevicauda “Dormilona cola corta” Anexo 5.44. Tyrannus melancholicus “Pepite”
(Gusta frecuentar lugares con vegetación baja a (Suele posarse en la parta más alta de los árboles para
diferencia de las otras “dormilonas” que solo habitan cazar insectos)
en zonas desérticas)

Anexo 5.45. Pygochelidon cyanoleuca “Golondrina azul Anexo 5.46. Hirundo rustica “Golondrina migratoria”
y blanca” (Espécie migratória del hemisfério norte)

Anexo 5.47. Troglodytes aedon “Cucarachero” Anexo 5.48. Mimus longicaudatus “Chaucato”
(Especie insectívora muy común en todos los hábitats) (Ave muy llamativa por su canto, a veces imita en
canto de otras especies)

112
Anexo 5.49. Turdus chiguanco “Chiguanco” Anexo 5.50. Carduelis magellanica “Jilguero”
(Es una especie migratoria, proveniente de región (Especie muy conocida en el fundo por su melodioso
altoandina, se la observó en el bosque de pecanos) canto)

Anexo 5.51. Conirostrum cinereum “Mielerito gris” Anexo 5.52. Thraupis bonariensis “Naranjero”
(Especie que forma grupos de varios individuos) (Se alimenta principalmente de las naranjas y
mandarina que se cultiva en el fundo)

Anexo 5.53. Phrygilus alaudinus “Fringilo cola blanca” Anexo 5.54. Poospiza hispaniolensis “Dominiqui
(Es una especie migratoria, proveniente de región común”
altoandina, se la observó en el cultivo de Tara) (Ave semillera, un poco escurridiza)

113
Anexo 5.55. Volatinia jacarina “Saltapalito” Anexo 5.56. Sporophila simplex “Espiguero simple”
(Ave semillera, facilmente reconocible porque el (Ave semillera endêmica del Perú, se conoce muy
macho es negro y la hembra de color olivo. Los poco acerca de su biología)
juveniles presentan machas negras)

Anexo 5.57. Sporophila peruviana “Pico grueso” Anexo 5.58. Sporophila telasco “Espiguero corbaton”
(Ave semillera caracteristica por su enrome pico) (Ave semillera, el macho presenta la garganta
violeta)

Anexo 5.59. Catamenia analis “Corbatita pico de oro” Anexo 5.60. Zonotrichia capensis “Gorrión americano”
(Ave semillera, el macho es de color azul pizarra con el pico (A diferencia del gorrión europeo, el gorrión
amarillo) americano esta presente en casi todo tipo de hábitat)

114
Anexo 5.61. Saltator striatipectus “Cochuca” Anexo 5.62. Pheucticus crysogaster “Loiva”
(Especie frugívora, valiosa por su papel ecológico en (Ave muy llamativa por su coloración amarilla, es
la dispersión de semillas, se alimento de una gran relativamente común en el fundo)
variedad de frutos en el fundo)

Anexo 5.63. Sturnella bellicosa “Chirote” Anexo 5.64. Dives warszewiczi “Chivillo”
(Frecuente en la zona del cultivo de Tara) (Especie típica del monte ribereño aunque también se
la vio en el cerco vivo, es fácilmente reconocible por
su melodioso canto)

115
ANEXO 6. TÉCNICAS DE FORRAGEO.

Anexo 6.1. Recoger

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.2. Alcanzar

Dibujo: Mario Tenorio

- 116 -
Anexo 6.3. Colgar

REMSEN, J. & ROBINSON

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.4. Sondear

Dibujo: Mario Tenorio

117
Anexo 6.5. Picar

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.6. Salir

Dibujo: Mario Tenorio

118
Anexo 6.7. Cernir

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.8. Espiar

Dibujo: Mario Tenorio

119
Anexo 6.9. Arrojarse

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.10. Búsqueda aérea

Dibujo: Mario Tenorio

120
Anexo 6.11. Perseguir corriendo

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.12. Excavar y recoger

Dibujo: Mario Tenorio

121
Anexo 6.12. Alcanzar con salto (Tipo I)

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.13. Alcanzar con salto (Tipo II)

Dibujo: Mario Tenorio

122
Anexo 6.14. Alcanzar con salto (Tipo III)

Dibujo: Mario Tenorio

Anexo 6.15. Alcanzar con salto (Tipo IV)

Dibujo: Mario Tenorio

123