You are on page 1of 3

DESALACIÓN

La desalación consiste en eliminar las sales inorgánicas asociadas al material orgánico. Estas
sales proceden del agua salada que acompaña al crudo en el yacimiento y son muy perjudiciales
en los procesos de refinación. Para eliminarla se hace un "lavado" con vapor de agua, donde la sal
queda disuelta. Los sólidos y las sales disueltas son extraídos en los desaladores ya que es muy
caro decantarlas y eliminarlas por gravedad. Puesto que los desaladores tienen una eficiencia
media del 95% no elimina la totalidad de las sales, por tal motivo se les inyecta una solución NaOH
para convertirlas en NaCl. El cloruro de sodio tiene una constante de hidrólisis menor que las otras
sales, con lo cual se minimiza la formación de acido, por ende se reduce la generación de
corrosión a la unidad.

DESEMULSIÓN

El agua se combina con la materia orgánica a través de los compuestos polares de azufre (S),
oxígeno (O) y nitrógeno (N), que son solubles en el agua. La desemulsión consiste en separar el
agua contenida en el crudo, los métodos más comunes para tratar las emulsiones son:
 Método térmico.
 Método químico.
 Método mecánico.
 Método eléctrico.
Dependiendo del tipo de petróleo crudo y de la disponibilidad de recursos, es suficiente alguno de
los métodos típicos de deshidratación de crudo, pero también pueden usarse en combinación para
lograr la deshidratación efectiva de la emulsión.
Fig. N° 22: Muestra de crudo pesado con alto porcentaje de agua y sedimentos.

Fuente: Petroperú, 2012 2.3.5.1


Sedimentación Natural Es el método más simple, se fundamenta en la diferencia de densidades
entre el agua y el crudo. Consiste en llenar los tanques de almacenamiento con petróleo crudo
emulsionado y dejarlo reposar por un tiempo determinado para que, mediante la fuerza de
gravedad, las gotas de agua decanten al fondo del tanque. La velocidad de asentamiento es
función de la densidad y viscosidad del crudo. La ruptura de la emulsión con frecuencia va
acompañada de la separación de los sedimentos e hidrocarburos sólidos.
Para obtener una mejor separación del agua se combina con otros procesos de
tratamiento, pues, este método tarda mucho tiempo, además de requerir recipientes
demasiado grandes. Luego de que se produce la separación, se procede a drenar los
tanques para retirar el agua libre.

Método mecánico
El tratamiento mecánico se caracteriza por utilizar equipos de separación dinámica que
permiten la dispersión de las fases de la emulsión y aceleran el proceso de separación
gravitacional. La separación del agua emulsionada del crudo se produce por
centrifugación, para lo cual se somete a la mezcla a una centrífuga que desarrolla
velocidades de rotación alrededor de 15000 r.p.m., lo que permite generar una fuerza
centrífuga que equivale a 13000 veces la de la gravedad, por tanto la separación de las
impurezas son mucho más rápidas que un tratamiento por sedimentación y dependerá
de la densidad del crudo.

Método térmico

En este método se le aplica calor a la emulsión W/O para reducir la tensión superficial
de la partícula interfacial, aumentando la solubilidad, y reduciendo la densidad y
viscosidad del petróleo crudo, lo que promueve la separación por gravedad de la fase
dispersa. Esto acelera la velocidad de los desemulsificantes, así como la expansión y
gasificación de agua debido al gradiente de temperatura. Esto debido a que la adición
de Calor sobre el crudo aumenta la cantidad de energía en el sistema causando
corrientes térmicas, las cuales promueven el choque entre las gotas de agua, lo que
permite romper la película interfacial y se produzca la coalescencia.
La aplicación de calor se realiza de varias formas: pasando el crudo por una capa de
agua caliente; por inyección de vapor o aire comprimido; por calentamiento directo de
la emulsión en una caldera tubular; o en un intercambiador donde el fluido caliente es
vapor.
Las ventajas del tratamiento térmico son que debilita la película de la sustancia
emulsificante, aumenta el movimiento de las partículas de la fase dispersa que implicamayor
número de choques incrementando la posibilidad de unión, y disminuye la
viscosidad de la fase continua.

Las desventajas del tratamiento térmico son el incremento en costos por problemas de
corrosión y mantenimiento, no es tan versátil como el tratamiento químico en el
sentido de poderse aplicar sin problemas en grande o pequeña escala; aunque el
funcionamiento de calentadores y tratadores es seguro, el riesgo potencial de
accidentes graves puede ser mucho mayor que en el caso del tratamiento químico.

Método eléctrico

El principio básico de este tratamiento consiste en colocar la emulsión bajo la


influencia de un campo eléctrico de corriente alterna o continua de alto potencial para
acelerar el proceso de acercamiento de las gotas de fase dispersa, actuando sobre la
composición molecular del agua. Involucra la utilización de un campo eléctrico con el
propósito de que las gotas dispersas se muevan hacia los electrodos y caigan por
gravedad. Este fenómeno sucede porque las partículas suspendidas en un medio con
una constante dieléctrica más baja (W-O) son atraídas entre sí, cuando se forma un
Campo Eléctrico de alto voltaje en el sistema.

Mientras mayor resistividad tenga el crudo, mayor es el esfuerzo eléctrico que puede
sostener sin romperse y por lo tanto, las fuerzas que producen la coalescencia son
mayores. El segundo método es someter a la emulsión a un campo eléctrico alterno,
vibrando las gotas a la frecuencia de la corriente, chocando, coalesciendo y
precipitando. La deshidratación eléctrica requiere mayor Temperatura y presión que
los procesos químicos.

2.3.5.5 Método químico

Consiste en agregar a la emulsión ciertas sustancias químicas, llamadas


demulsificantes, las cuales rompen las emulsiones atacando al agente emulsificante y
neutralizan su efecto. La acción del demulsificante se ha tratado de explicar de varias
maneras. Una explicación dice que el demulsificante es una sustancia que trata de
formar una emulsión inversa a la existente, bien sea afectando la tensión interfacial opresentando
una tendencia de humectabilidad opuesta a la que muestra el agente
emulsificante; al haber tendencia a formar emulsión de agua en aceite y a la vez de
aceite en agua, ambas tendencia se neutralizan y las fases se separan. Una segunda
explicación de la acción del demulsificante es que éste actúa sobre la película que
cubre las gotas de fase dispersa debilitándola y al hacerlo, las gotas se pueden unir lo
cual lleva finalmente a que las fases se separen; es decir, los demulsificantes actúan
favoreciendo la coalescencia de la fase dispersa y permitiendo su decantación por
gravedad.

El éxito en el rompimiento químico, consiste en seleccionar el demulsificante


apropiado y usarlo en la proporción adecuada. Existen en el mercado gran variedad de
demulsificantes, muchos de los cuales son el mismo químico pero con diferente
nombre comercial, dependiendo de la casa fabricante. La mayoría de los
demulsificantes son solubles en agua y algunos en petróleo y sus derivados; para
aplicarlos se pueden utilizar puros o disueltos en agua, crudo, gasolina o kerosene.