You are on page 1of 60

Guía práctica sobre el régimen disciplinario y

el procedimiento administrativo sancionador


Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

GUSTAVO LINO ADRIANZÉN OLAYA


Ministro de Justicia y Derechos Humanos

ALFONSO JESÚS GARCÉS MANYARI


Viceministro de Justicia

RAMÓN FERNANDO ALCALDE POMA


Director General de Desarrollo y Ordenamiento Jurídico

ANA MARÍA VALENCIA CATUNTA


Directora de Desarrollo Jurídico y Proyectos Normativos

Responsable de la elaboración:

MARÍA VICTORIA CEBALLOS ROSALES


Consultora

Responsable de la revisión:

AMPARO ISABEL SAUÑE TORRES


Abogada de la Dirección General de Desarrollo y Ordenamiento Jurídico

Derechos Reservados: Decreto Legislativo N° 822

Segunda Edición: Setiembre 2015


Tiraje: 2 500 ejemplares

DISTRIBUICIÓN GRATUITA

2015 - Ministerio de Justicia y Derechos Humanos


Calle Scipión Llona N° 350, Miraflores, Lima 18
Dirección General de Desarrollo y Ordenamiento Jurídico

Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú


N° 2015-12447
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

ÍNDICE

CAPÍTULO I: LA POTESTAD DISCIPLINARIA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

1.1. El ius puniendi del Estado y la potestad disciplinaria .................. 9


1.2. Responsabilidad administrativa disciplinaria.............................. 10
1.2.1 Diferencias con la responsabilidad funcional ............................. 11
1.3. Régimen disciplinario en el ordenamiento jurídico peruano ........ 12
1.3.1 Obligaciones, prohibiciones, incompatibilidades y derechos del
personal del servicio civil ........................................................... 13
1.3.2 Principios de la potestad disciplinaria ........................................ 18

CAPÍTULO II: El PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DISCIPLINARIO

2.1. Definición y ámbito de aplicación ............................................... 20


2.2. Ámbito de aplicación ................................................................. 22
2.3. Autoridades competentes .......................................................... 23
2.4. Las fases del procedimiento administrativo disciplinario ............ 26
2.4.1. Fase instructiva ........................................................................ 26
2.4.2. Fase sancionadora .................................................................... 27
2.4.3. Otras disposiciones aplicables.................................................... 28
2.5. Determinación de la responsabilidad disciplinaria...................... 29
2.6. Faltas administrativas ............................................................... 30 5
2.7. Sanciones ................................................................................ 36
2.8. Medidas cautelares ................................................................... 37
2.9. Recursos impugnatorios ............................................................ 38

CAPÍTULO III: JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL Y RESOLUCIONES


ADMINISTRATIVAS EN MATERIA DE PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO
DISCIPLINARIO
3.1. Jurisprudencia del Tribunal Constitucional ............................ 40
3.2. Resoluciones administrativas .................................................. 45

REFERENCIAS JURISPRUDENCIALES ................................................ 53


BIBLIOGRAFÍA .................................................................................... 54
ANEXO 1: SECCIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS PRÁCTICAS ..... 55
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

PRESENTACIÓN

En el marco de lo establecido por su Ley de Organización y Funciones, el Ministerio


de Justicia y Derechos Humanos tiene como función rectora velar porque la labor
de las entidades de la Administración Pública se enmarque dentro del respeto de la
Constitución Política del Perú y de las leyes. Para lograr dicho objetivo, la Dirección
General de Desarrollo y Ordenamiento Jurídico tiene, como órgano de línea del
Ministerio, la función específica de realizar publicaciones que difundan los criterios
jurídicos para la aplicación e interpretación de normas de alcance general, así como
de la jurisprudencia y doctrina vinculada.

Las funciones y objetivos señalados anteriormente han orientado la estructura de la


«Guía práctica sobre régimen disciplinario y procedimiento administrativo sancionador».
En ese sentido, siguiendo con la temática abordada en la Guía sobre el procedimiento
administrativo sancionador la cual estuvo enfocada en regular las pautas que orientan
el ejercicio de la potestad sancionadora en general, el presente documento se enfoca
más bien en profundizar en los aspectos que definen el ejercicio de la potestad
disciplinaria al interior de la Administración Pública.

En efecto, en la medida que el Régimen Disciplinario y Procedimiento Administrativo


Sancionador, previsto en la Ley N° 30057 – Ley del Servicio Civil y su Reglamento,
constituyen instrumentos mediante los cuales se pretende garantizar que los servidores
y funcionarios públicos cumplan adecuadamente con las funciones que les han sido
asignadas, se hace especialmente importante tener claridad sobre las disposiciones
que los regulan para así consolidar un servicio civil eficiente y eficaz que contribuya a 7
la mejora de la calidad de los servicios que el Estado brinda a los ciudadanos.

De esta manera, la estructura de la guía ofrece los conceptos básicos sobre la potestad
disciplinaria y los principios en los cuales se enmarca su ejercicio, describe las reglas
procedimentales aplicables al procedimiento administrativo disciplinario y reúne
una selección de casuística que ilustra mejor la temática. Todo ello con la finalidad
de brindar una herramienta didáctica y útil para que los servidores y funcionarios
públicos conozcan los distintos aspectos y etapas que componen el procedimiento
administrativo disciplinario y también las garantías que los asisten y que deben
respetar las distintas entidades públicas involucradas.

Por todo lo expresado, confiamos en que esta guía coadyuvará a mejorar la calidad de
las labores que realizan los servidores civiles y los operadores jurídicos en general, a
fin de garantizar un adecuado ejercicio del poder disciplinario de la Administración
Pública.

Setiembre de 2015
RAMÓN FERNANDO ALCALDE POMA
Director General de Desarrollo y Ordenamiento Jurídico
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

CAPÍTULO I

LA POTESTAD DISCIPLINARIA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

1.1. El ius puniendi del Estado y la potestad disciplinaria

El ius puniendi es una expresión latina que alude a la facultad que tiene el Estado
para sancionar a los ciudadanos que no cumplan con sus obligaciones o afecten los
derechos de otros, estableciendo sanciones de obligatorio cumplimiento. De forma
desglosada, se puede señalar que la expresión ius equivale a decir ‘derecho’ mientras
que la palabra puniendi significa ‘castigar’.

La manifestación por excelencia del ius puniendi del Estado es la potestad penal;
sin embargo, no es el único supuesto en que se ejerce la potestad sancionadora,
pues también es empleado por la Administración para castigar las conductas que
constituyen infracciones de naturaleza administrativa. Ello como consecuencia lógica
de la atribución de regulación, supervisión y vigilancia que han sido asignadas a las
entidades públicas, las cuales devendrían en inoperantes de no contar con potestad
sancionadora1.

Tan es así que, según señala el escritor Francisco Carruitero, el ius puniendi se divide
en dos sectores de actuación que comparten elementos comunes: el Derecho Penal y
el Derecho Administrativo Sancionador. A decir de este autor, es posible indicar que
la composición del Derecho Administrativo Sancionador se sustenta en los principios
y las bases funcionales del Derecho Penal; sin embargo, ello no es suficiente para
afirmar que funcionan de la misma manera, pues mientras que el Derecho Penal es
un derecho de ultima ratio, la potestad sancionadora de la Administración Pública es 9
un derecho de aplicación inmediata, que se originó en el marco de la separación de
poderes luego de la Revolución Francesa2.

En tal sentido, resulta pertinente indicar que la potestad sancionadora de la


Administración Pública es una manifestación del ius puniendi del Estado, que implica
ser una atribución de la autoridad administrativa de imponer sanciones a través de un
procedimiento especial, cuya validez en el contexto de un Estado democrático deberá
estar condicionada al respeto de la Constitución y sus principios3.

Cabe señalar que en el ordenamiento jurídico peruano, la Ley N° 27444, Ley del
Procedimiento Administrativo General ha establecido una regulación especial con
respecto al régimen de la potestad sancionadora del Estado. Dicha regulación consiste
en un conjunto de principios esenciales para su ejercicio, así como para el trámite
de los procedimientos sancionadores, incluso en el caso de los procedimientos
administrativos sometidos a la regulación de normas especiales, respecto de las cuales
la Ley N° 27444 es supletoria.

Ahora bien, la potestad sancionadora otorgada a la Administración Pública se


encuentra vinculada con la potestad disciplinaria, pues ambas mantienen una relación
de género-especie, por lo que deben respetar las características propias de cada una.

La potestad disciplinaria se refiere a la atribución que tiene la Administración Pública


para evaluar la conducta de los funcionarios y servidores civiles, y, de ser el caso,
1 BACA ONETO, Víctor. «La potestad disciplinaria y el control por el Tribunal Constitucional de las resoluciones
del Consejo Nacional de la Magistratura». En: Revista de Derecho de la Universidad de Piura N° 8. 2007, pp. 2-3.
2 CARRUITERO LECCA, FRANCISCO. «Los límites a la potestad sancionadora de la Administración
Pública en el Estado Constitucional de Derecho». Blog PUCP <http://www.calacademica.org/moodle/
materiales/derechoadministrativo/clase8/Lectura%2002%20-%20Limites%20de%20la%20Potestad%20
Sancionadora%20-%20Dr.%20Carruitero.pdf>.
3 MORÓN URBINA, Juan Carlos. Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. Lima: Gaceta
Jurídica, 2009, p. 679.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

aplicar la sanción administrativa que corresponda según la gravedad de la falta en


mérito a un procedimiento administrativo que debe guardar las garantías del debido
proceso. En ese sentido, la potestad disciplinaria se fundamenta en la preservación
de la organización administrativa, pues lo que se busca es velar por el orden y la
disciplina para el correcto ejercicio de las funciones administrativas.

Con relación a ello, se puede manifestar que el Derecho disciplinario es una especie
del Derecho Administrativo Sancionador, por lo que ambos presentan puntos en
común en la construcción de sus instituciones. No obstante, cada uno de ellos
también posee particularidades que los distinguen, las cuales, en el caso del Derecho
disciplinario, se encuentran relacionadas con los bienes jurídicos tutelados que
se encuentran enmarcados en lo que se denomina el buen funcionamiento de los
servicios administrativos4.

En ese sentido, se puede concluir que la potestad disciplinaria, como parte del ius
puniendi del Estado, es un instrumento de autotutela que utiliza la Administración
Pública para asegurar que la función pública se realice de manera adecuada en aras
de salvaguardar el interés público.

1.2. Responsabilidad administrativa disciplinaria

La responsabilidad administrativa disciplinaria es una potestad correctiva interna


que se genera cuando el servidor civil incumple sus obligaciones y/o deberes como
trabajador, afectando el orden interno de la organización, así como el ordenamiento
10 jurídico administrativo disciplinario en su condición de empleado en el Estado.
Para la determinación de la responsabilidad administrativa disciplinaria se tramita
el procedimiento administrativo disciplinario a fin de evaluar si corresponde o no la
aplicación de la sanción.

Tan es así que el nuevo régimen de servicio civil, el cual será desarrollado posteriormente
en la presente guía, define la responsabilidad administrativa disciplinaria como aquella
que el Estado exige a los servidores civiles por las faltas previstas en la Ley N° 30057,
Ley del Servicio Civil, que cometan en el ejercicio de las funciones o de la prestación
de servicios, iniciando para tal efecto el procedimiento administrativo respectivo e
imponiendo la sanción correspondiente, de ser el caso.

Sobre el particular, cabe precisar que la instrucción o decisión sobre la responsabilidad


administrativa disciplinaria de los servidores civiles no enerva las consecuencias
funcionales, civiles y/o penales de su actuación, las cuales son exigibles conforme a
la normativa de la materia5.

4 RINCÓN CÓRDOBA, Jorge Iván. Derecho Administrativo Laboral. Bogotá: UEC, 2009, pp. 575-576.
5 Reglamento de la Ley N° 3007, Ley del Servicio Civil, aprobado mediante Decreto Supremo N° 040-2014-
PCM
«Artículo 91º.- Responsabilidad administrativa disciplinaria
La responsabilidad administrativa disciplinaria es aquella que exige el Estado a los servidores civiles por
las faltas previstas en la Ley que cometan en el ejercicio de las funciones o de la prestación de servicios,
iniciando para tal efecto el respectivo procedimiento administrativo disciplinario e imponiendo la sanción
correspondiente, de ser el caso.
Los procedimientos desarrollados por cada entidad deben observar las disposiciones de la Ley y este Reglamento,
no pudiendo otorgarse condiciones menos favorables que las previstas en estas disposiciones.
La instrucción o decisión sobre la responsabilidad administrativa disciplinaria de los servidores civiles no
enerva las consecuencias funcionales, civiles y/o penales de su actuación, las mismas que se exigen conforme
a la normativa de la materia».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

1.2.1. Diferencias con la responsabilidad funcional

Como se señaló previamente, la determinación de la existencia de responsabilidad


administrativa disciplinaria no afecta las posibles consecuencias funcionales que
se podrían aplicar al caso concreto. Ello, tomando en cuenta que la responsabilidad
funcional tiene una naturaleza distinta a la disciplinaria y se origina cuando el
funcionario o servidor público vulnera el ordenamiento jurídico administrativo o
cuando incumple con sus obligaciones funcionales, al margen de si se trata de un
empleado del Estado o no, pues únicamente importa su condición de persona que
ejerce función pública6.

En nuestro ordenamiento jurídico peruano, la Ley N° 27785, Ley Orgánica del


Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República, establece
que la Contraloría General de la República tiene la facultad de aplicar directamente
sanciones por la comisión de las infracciones que hubieren cometido las entidades
sujetas a control, sus funcionarios y servidores públicos, las sociedades de auditoría
y las personas jurídicas y naturales que manejen recursos y bienes del Estado, o
a quienes haya requerido información o su presencia con relación a su vinculación
jurídica con las entidades.

La potestad sancionatoria ejercida por la Contraloría General de la República se define


en atención a las definiciones consignadas en la novena disposición final de la Ley N°
27785, de manera textual dicha disposición señala lo siguiente:

«DISPOSICIONES FINALES

(…) 11
Novena.- Definiciones básicas

Constituyen definiciones básicas para efectos de esta Ley, las siguientes:

(…)

Responsabilidad Administrativa Funcional.- Es aquella en la que incurren


los servidores y funcionarios por haber contravenido el ordenamiento jurídico
administrativo y las normas internas de la entidad a la que pertenecen, se
encuentre vigente o extinguido el vínculo laboral o contractual al momento de
su identificación durante el desarrollo de la acción de control.

Incurren también en responsabilidad administrativa funcional los servidores y


funcionarios públicos que en el ejercicio de sus funciones, desarrollaron una
gestión deficiente, para cuya configuración se requiere la existencia, previa a
la asunción de la función pública que corresponda o durante el desempeño de
la misma, de mecanismos objetivos o indicadores de medición de eficiencia.

(…)

Servidor o Funcionario Público.- Es para los efectos de esta Ley, todo aquel
que independientemente del régimen laboral en que se encuentra,
mantiene vínculo laboral, contractual o relación de cualquier naturaleza
con alguna de las entidades, y que en virtud de ello ejerce funciones en
tales entidades» (resaltado agregado).

6 LEÓN FLORES, Jorge Alfredo. «Apuntes en torno a la responsabilidad administrativa del funcionario público.
¿Son la responsabilidad administrativa funcional y la responsabilidad administrativa disciplinaria una sola
forma de responsabilidad administrativa del funcionario público?». En: Gestión Pública y Desarrollo, Lima,
2011, p. 13.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

En ese sentido, es posible advertir que existen diferencias entre la responsabilidad


disciplinaria y la funcional que justifican la posibilidad de que, ante determinados
supuestos, ambas puedan concurrir. Estas diferencias pueden ser apreciadas mejor a
través de la revisión del siguiente cuadro7:

RESPONSABILIDAD ADMINISTRATIVA RESPONSABILIDAD ADMINISTRATIVA


DISCIPLINARIA FUNCIONAL

Autoridad Titular de cada entidad. Contraloría General de la República.


competente Segunda instancia: Tribunal de Primera instancia: Órgano instructor,
Servir. órgano sancionador.
Segunda instancia: Tribunal Superior de
Responsabilidades Administrativas.
Sujeto del Servidor o funcionario público Servidor o funcionario público que
procedimiento que mantiene una relación de independientemente del régimen laboral
subordinación con la entidad en la en que se encuentra mantiene vínculo
cual ejerce sus funciones. laboral, contractual o relación de
cualquier naturaleza.
Es indispensable la existencia de un No resulta indispensable la existencia
vínculo laboral. del vínculo laboral, contractual o de
cualquier naturaleza. No obstante, debe
demostrarse que el funcionario o servidor
público cuestionado ejerza función
pública.
Tipificación Faltas disciplinarias desarrolladas Conducta infractora desarrollada de
generalmente de manera abierta. forma descriptiva, exhaustiva.
Se exige que el funcionario o servidor Se exige no solo la transgresión del
12 haya transgredido el ordenamiento ordenamiento jurídico administrativo,
jurídico administrativo. sino la existencia de un efecto que puede
ser real o potencial8.
Finalidad de la Castigar el incumplimiento de las Castigar hechos que configuren
sanción funciones que respecto de una responsabilidad administrativa
determinada actividad constituye funcional, por la comisión de conductas
falta en la prestación del servicio al tipificadas como infracciones en la Ley N°
empleador. 27785, modificada por la Ley N° 29622 y
su Reglamento.
Finalidad de la Asegurar que las actividades Tutelar el interés público respecto a la
potestad que desarrolla en el marco de correcta gestión y uso de los recursos
sus funciones se ejerzan en públicos −en estricta observancia de
cumplimiento de la normativa los parámetros que impone el principio
aplicable, sin perjuicio del poder de buena administración− frente a
público de tutela del interés general. conductas que privilegian intereses
distintos a aquel.

1.3. Régimen disciplinario en el ordenamiento jurídico peruano

Como se puede advertir en el cuadro siguiente, en la Administración Pública existen


alrededor de 15 regímenes laborales distintos. Como consecuencia de ello también
existen diversidad de tratamientos respecto de los derechos y deberes de los servidores
públicos, así como de los regímenes disciplinarios que le son aplicables. Esta
situación generó que la gestión de los recursos humanos en el sector público se torne
desordenada y, en muchas ocasiones, inmanejable.

7 Este cuadro ha sido elaborado usando como insumo la información contenida en el Acuerdo Plenario N° 01-
2013-CG/TSRA emitido por el Tribunal Superior de Responsabilidades Administrativas de la Contraloría
General de la República.
8 Al respecto, véase las condiciones que debe verificarse para la identificación de la responsabilidad administrativa
funcional en el Manual del Sistema de Gestión del Conocimiento para el control gubernamental. Primera edición.
2008, p. 46, aprobado por la GTZ por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo.
Lima <http://www.bvcooperacion.pe/biblioteca/bitstream/123456789/1562/1/BVCI0001148.pdf>.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

GERENERALES:
-Con carrera:

Regímenes laborales para servidores públicos en el Perú


Administrativa (D. Leg. 276)
-Sin carrera con vínculo laboral:
Régimen de actvidad privada (D. Leg. 728)
Contratación Administrativa de Servicios
-CAS (D. Leg. 1057)

CARRERAS ESPECIALES:
-Docentes universitarios (Ley N°23733)
-Profesionales de la salud (Ley N°23536)
-Asistenciales de la salud (Ley N°28561)
-Reforma Magisterial (Ley N°29944)
-Magistrados
-Carrera Judicial (Ley N°29277)
-Fiscales (D. Leg. N°052) VÍNCULO CIVIL
-Diplomáticos (Ley N°28091) Locación de
-Servidores penitenciarios (Ley N°29709) servicios
-Carrera y situación del personal de la Policía
Nacional del Perú (D. Leg. N°1149)
-Militares y policías (Ley N°28359 y Ley
N°27238)
-Profesorado y Magisterial (Ley N°24029 y Ley
N°29062)

OTRAS MODALIDADES:
-Sin carrera con vínculo laboral
Gerentes Públicos (D.Leg.1024)
-Sin carrera convínculo civil
Convenios de dministración con PNUD
Fondo de Apoyo Gerencial (D.L.25650)

Fuente: El Servicio Civil peruano. Antecedentes, marco normativo actual y desafíos para la reforma. Lima:
Servir, 2012, p. 19.
13
Frente a dicha problemática, en el año 2008 se inició la reforma del servicio civil,
creándose la Autoridad Nacional de Servicio Civil - Servir, rectora del sistema
administrativo de recursos humanos, encargada de establecer, desarrollar y ejecutar
la política del Estado respecto del servicio civil. En estos últimos años, Servir ha
efectuado acciones a fin de atender los problemas más urgentes para iniciar la reforma
del servicio civil.

1.3.1. Obligaciones, prohibiciones, incompatibilidades y derechos del personal


de servicio civil

Conforme al artículo 155° del Reglamento general, el régimen de obligaciones,


prohibiciones e incompatibilidades previsto por la Ley N° 30057 tiene por finalidad
que el ejercicio de la función pública se ajuste a los intereses generales, así como
garantizar la imparcialidad, objetividad y neutralidad del servidor civil en el ejercicio
de la función pública encomendada.

Para poder analizar cuáles son las obligaciones, prohibiciones, incompatibilidades y


derechos aplicables en el marco de la Ley N° 30057, en primer término es necesario
identificar cuáles son los grupos que conforman la categoría de servidores civiles.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Funcionario Público Directivo Público

Es un representante político o cargo público representativo, Es el servidor civil que desarrolla funciones relativas a la
que ejerce funciones de gobierno en la organización del organización, dirección o toma de decisiones de un órgano,
Estado. Dirige o interviene en la conducción de la entidad, así unidad orgánica, programa o proyecto especial. También
como aprueba políticas y normas. comprende vocales de los Tribunales Administrativos.

SERVIDORES
CIVILES
Servidor Civil de Carrera Servidor de actividades complementarias

Es el servidor civil que realiza funciones directamente Es el servidor civil que realiza funciones indirectamente
vinculadas al cumplimiento de las funciones sustantivas y de vinculadas al cumplimiento de las funciones sustantivas y de
administración interna de una entidad. administración interna de una entidad.

Servidor de Confianza

Los servidores de confianza pueden estar incluidos en cualquiera de los grupos de servidores civiles. Forman parte del entorno
directo e inmediato de los funcionarios públicos o directivos públicos y cuya permanencia en el Servicio Civil está determinada y
supeditada a la confianza por parte de la persona que lo designó. Se sujeta a las reglas que correspondan al puesto que ocupa.

Fuente: Artículos 2° y 3° de la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil.

Asimismo, respecto de los funcionarios públicos se puede apreciar las siguientes


categorías:
Funcionario Público de elección popular, directa y universal

Es elegido mediante elección popular, directa y universal como


consecuencia de un proceso electoral conducido por la autoridad
14 competente. El ingreso, permanencia y término de su función están
regulados por la Constitución Política del Perú y las leyes de la materia.

FUNCIONARIOS PÚBLICOS

Funcionario Público de Funcionario Público de


designación o remoción libre designación y
regulada remoción

Es aquel cuyos requisitos, Es aquel cuyo acceso al


proceso de acceso, período Servicio Civil se realiza por
de vigencia o causales de libre decisión del
remoción están regulados funcionario público que lo
en norma especial con designa, basada en la
rango de ley. confianza para realizar
funciones de naturaleza
política, normativa o
administrativa.

Fuente: Artículo 52° de la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil.

Tomando en cuenta las precisiones anteriores, es posible señalar que los grupos de
servidores civiles se encuentran sujetos a las siguientes obligaciones, prohibiciones,
incompatibilidades y derechos señalados a continuación.

Obligaciones: Conforme al artículo 39° de la Ley N° 30057, las obligaciones de los


servidores civiles son las siguientes:

• Cumplir leal y diligentemente los deberes y funciones que impone el servicio público.

• Privilegiar los intereses del Estado sobre los intereses propios o de particulares.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

• Informar oportunamente a los superiores jerárquicos de cualquier circunstancia que


ponga en riesgo o afecte el logro de los objetivos institucionales o la actuación de la
entidad.

• Salvaguardar los intereses del Estado y emplear austeramente los recursos públicos.

• Informar a la autoridad superior o denunciar ante la autoridad correspondiente los


actos delictivos, faltas disciplinarias o irregularidades que conozca.

• Actuar con imparcialidad y neutralidad política.

• Guardar secreto o reserva de la información calificada como tal por las normas sobre
la materia, aun cuando ya no formen parte del servicio civil.

• Mejorar continuamente sus competencias y mantener la iniciativa en sus labores.

• Someterse a las evaluaciones que se efectúen en el marco de la presente ley.

• Las demás que señale esta ley, sus normas reglamentarias y demás normas que
regulan el servicio civil, en cuanto fueran aplicables.

Prohibiciones: Conforme al artículo 39° de la Ley N° 30057, a los servidores civiles se les
aplica las siguientes prohibiciones:

• No emitir opiniones ni brindar declaraciones en nombre de la entidad, salvo


autorización expresa del superior jerárquico competente o cuando ello corresponda
por la naturaleza del puesto.
15
• No participar ni intervenir por sí o por terceras personas, directa o indirectamente,
en los contratos con su entidad o cualquier otra entidad del Estado en los que tenga
interés el propio servidor civil, su cónyuge o parientes hasta el cuarto grado de
consanguinidad o segundo de afinidad.

• No participar ni intervenir por sí o por terceras personas, directa o indirectamente, en


la gestión de intereses en un procedimiento administrativo de su entidad.

Sobre el particular, el artículo 157° del Reglamento general precisa y agrega lo siguiente:

• Ejercer facultades y representaciones diferentes a las que corresponden a su puesto


cuando no le han sido delegadas o encargadas.

• Intervenir en asuntos donde sus intereses personales, laborales, económicos o


financieros pudieran estar en conflicto con el cumplimento de los deberes y funciones
a su cargo.

• Obtener o procurar beneficios o ventajas indebidas, para sí o para otros, mediante el


uso de su puesto, autoridad, influencia o apariencia de influencia.

• Ejecutar actividades o utilizar tiempo de la jornada, o recursos de la entidad para fines


ajenos a los institucionales.

• Realizar actividad política en horario de servicio o dentro de la entidad.

• Atentar intencionalmente contra los bienes de la institución.

• Cometer o participar en actos que ocasionen la destrucción o desaparición de bienes


tangibles y/o intangibles o causen su deterioro.

• Inutilizar o destruir instalaciones públicas o participar en hechos que las dañen.


Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Incompatibilidades: Las incompatibilidades pueden definirse como aquellas conductas


que el servidor civil debe evitar llevar a cabo en razón de su vínculo laboral con el Estado.
Sobre ello, debe tomarse en cuenta el artículo 38° de la Ley N° 30057 y el artículo 158° de su
Reglamento general9 que desarrollan la prohibición de doble percepción de ingresos a partir de
8

una modalidad de incompatibilidad. Esta consiste en que los funcionarios públicos, directivos
públicos, servidores civiles de carrera, servidores con contratación temporal, o servidores
de actividades complementarias no pueden percibir del Estado más de una compensación
económica, remuneración, retribución, emolumento o cualquier tipo de ingreso.

Así las cosas, es incompatible la percepción simultánea de dichos ingresos con la pensión
por servicios prestados al Estado o por pensiones financiadas por el Estado, salvo excepción
establecida por Ley. Las únicas excepciones las constituyen la percepción de ingresos por
función docente efectiva (enseñanza, impartición de clases, dictado de talleres y similares) y
la percepción de dietas por participación en uno de los directorios de entidades o empresas
estatales o en Tribunales Administrativos o en otros órganos colegiados.

Asimismo, se indica que los servidores civiles que solamente formen parte de órganos colegiados
en representación del Estado, o que solamente integren órganos colegiados, pueden percibir
dietas hasta en dos de ellos. De otro lado, los servidores civiles que hayan sido elegidos en
cargos públicos representativos en los que perciban dietas, pueden percibir hasta una segunda
dieta en un órgano colegiado. En ningún caso, se entenderá que los servidores civiles podrán
mantener un vínculo con dedicación de tiempo completo en más de una entidad pública de
manera simultánea.

De otro lado, el artículo 159° del Reglamento de la Ley N° 30057 define las incompatibilidades
por competencia funcional directa, las cuales consisten en que los servidores civiles que accedan
a información privilegiada o relevante o cuya opinión es determinante en la toma de decisiones,
16 respecto a empresas o instituciones privadas sobre las cuales ejerza competencia funcional
directa, o hayan resuelto como miembros de un Tribunal Administrativo o, que al desarrollar
una función de ordenamiento jurídico hayan beneficiado directa o indirectamente, mientras se
preste un servicio en el sector público no podrán llevar a cabo las siguientes acciones:

• Prestar servicios en estas bajo cualquier modalidad.

• Aceptar representaciones remuneradas.


8

9 Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil


«Artículo 38°. Prohibición de doble percepción de ingresos
Los servidores del Servicio Civil no pueden percibir del Estado más de una compensación económica,
remuneración, retribución, emolumento o cualquier tipo de ingreso. Es incompatible la percepción simultánea
de dichos ingresos con la pensión por servicios prestados al Estado o por pensiones financiadas por el Estado,
salvo excepción establecida por ley.
Las únicas excepciones las constituyen la percepción de ingresos por función docente efectiva y la percepción
de dietas por participación en uno (1) de los directorios de entidades o empresas estatales o en Tribunales
Administrativos o en otros órganos colegiados.
Queda prohibida la percepción de ingresos por dedicación de tiempo completo en más de una entidad pública
a la vez».
Reglamento de la Ley del Servicio Civil, Decreto Supremo N° 040-2014-PCM
«Artículo 158º.- Incompatibilidad de doble percepción
Los funcionarios públicos, directivos públicos, servidores civiles de carrera, servidores con contratación
temporal, o servidores de actividades complementarias, no pueden percibir del Estado más de una compensación
económica, remuneración, retribución, emolumento o cualquier tipo de ingreso. Es incompatible la percepción
simultánea de dichos ingresos con la pensión por servicios prestados al Estado o por pensiones financiadas por
el Estado, excepto de aquello que sea percibido por función docente efectiva o por su participación en un órgano
colegiado percibiendo dietas, así como las excepciones conforme al artículo 38 de la Ley.
Se entenderá por función docente efectiva a la enseñanza, impartición de clases, dictado de talleres y similares.
Los servidores civiles que solamente formen parte de órganos colegiados en representación del Estado o que
solamente integren órganos colegiados pueden percibir dietas hasta en dos de ellos, de acuerdo a la clasificación
de los funcionarios públicos establecida en el artículo 52 de la Ley. Asimismo, los servidores civiles que hayan
sido elegidos en cargos públicos representativos en los que perciban dietas, pueden percibir hasta una segunda
dieta en un órgano colegiado de acuerdo a la clasificación de los funcionarios públicos establecida en el artículo
52 de la Ley.
En ninguno de los casos, se entenderá que los servidores civiles podrán mantener un vínculo con dedicación
de tiempo completo en más de una entidad pública de manera simultánea».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

• Formar parte del Directorio.

• Adquirir directa o indirectamente acciones o participaciones de estas, de sus subsidiarias o


las que pudiera tener vinculación económica.

• Celebrar contratos civiles o mercantiles con estas.

• Intervenir como abogados, apoderados, asesores, patrocinadores, peritos o árbitros en los


procesos que tengan pendientes con la misma entidad del Estado en la cual prestan sus
servicios, mientras ejercen el cargo o cumplen el encargo conferido; salvo en causa propia,
de su cónyuge, padres o hijos menores. Los impedimentos subsistirán permanentemente
respecto de aquellas causas o asuntos específicos en los que hubieren participado
directamente.

• Ejercer actos de gestión establecidos en la Ley Nº 28024, Ley que regula la gestión de
intereses en la administración pública y su Reglamento o normas que las sustituyan.

Seguidamente, la norma precitada señala que los impedimentos se extienden hasta un año
posterior al cese o a la culminación de los servicios prestados por el servidor público.

Por último, en adición a lo anteriormente mencionado, el artículo 83° de la Ley y el artículo


160° del Reglamento general10 señalan el nepotismo como un supuesto de incompatibilidad,
indicando que los servidores públicos incluyendo a los funcionarios que gozan de la facultad de
designación y contratación de personal o tengan injerencia directa o indirecta en el proceso de
selección o contratación de personas, están prohibidos de ejercer dicha facultad en su entidad
respecto a sus parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad y por
razón de matrimonio, de convivencia o de unión de hecho. La misma norma precisa que son
nulos los contratos o designaciones que se realicen en contravención de dicha disposición. 17
Derechos: Conforme al artículo 35° de la Ley N° 30057 y su Reglamento general, los servidores
civiles tienen los siguientes derechos individuales y colectivos.

10 Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil


«Artículo 83º.- Nepotismo
Los servidores civiles incluyendo a los funcionarios que gozan de la facultad de nombramiento y contratación
de personal o tengan injerencia directa o indirecta en el proceso de selección o contratación de personas,
están prohibidos de ejercer dicha facultad en su entidad respecto a sus parientes hasta el cuarto grado de
consanguinidad, segundo de afinidad y por razón de matrimonio. Son nulos los contratos o designaciones que
se realicen en contravención de lo dispuesto en este artículo.
Se aplica las mismas reglas en el caso de convivientes o uniones de hecho».
Reglamento de la Ley del Servicio Civil, Decreto Supremo N° 040-2014-PCM
«Artículo 160º.- Nepotismo
Los servidores civiles incluyendo a los funcionarios que gozan de la facultad de designación y contratación de
personal reguladas en la Ley Nº 30057 o que tengan injerencia directa o indirecta en el proceso de selección
o contratación de personas, están prohibidos de ejercer dicha facultad en el ámbito de su entidad respecto a
sus parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad y por razón de matrimonio, de
convivencia o de unión de hecho.
Entiéndase por injerencia directa aquella situación en la que el acto de nepotismo se produce dentro de la
unidad o dependencia administrativa.
Entiéndase por injerencia indirecta aquella que no estando comprendida en el supuesto contenido en el párrafo
anterior, es ejercida por un servidor civil o funcionario, que sin formar parte de la unidad administrativa en
la que se realizó la contratación o el nombramiento tiene, por razón de sus funciones, alguna injerencia en
quienes toman o adoptan la decisión de contratar o nombrar en la unidad correspondiente.
Son nulos los contratos o designaciones que se realicen en contravención de lo dispuesto en este artículo.
La nulidad será conocida y declarada por la autoridad superior de quien dictó el acto. Si se tratara de un
acto dictado por una autoridad que no está sometida a subordinación jerárquica, la nulidad se declarará por
resolución de la misma autoridad.
La resolución que declara la nulidad, además dispondrá la determinación de la responsabilidad administrativa
y lo conveniente para hacer efectiva la responsabilidad del funcionario que ejerció la facultad de designación,
así como la responsabilidad del servidor que tuvo injerencia directa o indirecta en la designación, en caso fuera
distinto independientemente de las responsabilidades civiles y/o penales que correspondan.
El acto que declara la nulidad de la designación como el que declara la resolución del contrato deben encontrarse
debidamente motivados y haber sido emitidos garantizando el derecho de defensa de los involucrados.
La declaratoria de nulidad no alcanza a los actos realizados por las personas designadas o contratadas a
quienes se les aplicó el presente artículo».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

DERECHOS INDIVIDUALES DERECHOS COLECTIVOS


- Percibir una compensación conforme a ley. - Los derechos colectivos de los servidores civiles son
- Gozar de descanso vacacional efectivo y continuo los previstos en el Convenio 151 de la Organización
de treinta (30) días por cada año completo Internacional del Trabajo (OIT) y en los artículos de
de servicios, incluyendo los días de libre la función pública establecidos en la Constitución
disponibilidad, regulados en el reglamento. Política del Perú. No están comprendidos los
- Jornada de ocho (8) horas diarias o cuarenta y funcionarios públicos, directivos públicos ni los
ocho (48) horas semanales, como máximo. servidores de confianza.
- Descanso semanal obligatorio de veinticuatro (24) - Se aplica supletoriamente lo establecido en el Texto
horas consecutivas, como mínimo. Único Ordenado de la Ley de Relaciones Colectivas
- Un tiempo de refrigerio, que no forma parte de la de Trabajo, aprobado mediante Decreto Supremo
jornada de trabajo. Nº 010-2003-TR, en lo que no se oponga a lo
- Impugnar ante las instancias correspondientes las establecido en la Ley N° 30057.
decisiones que afecten sus derechos - Ninguna negociación colectiva puede alterar la
- Permisos y licencias de acuerdo a lo establecido en valorización de los puestos que resulten de la
las normas reglamentarias. aplicación de la Ley N° 30057.
- Seguridad social en salud y pensiones, de acuerdo - Los servidores civiles tienen derecho a organizarse
a la legislación sobre la materia. con fines de defensa de sus intereses.
- Gozar de los derechos a que hace referencia la Ley - Los servidores civiles tienen derecho a solicitar la
Nº 29783, Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo. mejora de sus compensaciones no económicas,
- Seguro de vida y de salud en los casos y con las incluyendo el cambio de condiciones de trabajo
condiciones y límites establecidos por las normas o condiciones de empleo, de acuerdo con las
reglamentarias. posibilidades presupuestarias y de infraestructura
- Ejercer la docencia o participar en órganos de la entidad y la naturaleza de las funciones que
colegiados percibiendo dietas, sin afectar el en ella se cumplen.
cumplimiento de sus funciones o las obligaciones - El derecho de huelga se ejerce una vez agotados los
derivadas del puesto. mecanismos de negociación o mediación.
- Contar con la defensa y asesoría legal, asesoría
contable, económica o afín, con cargo a los
18 recursos de la entidad para su defensa en procesos
judiciales, administrativos, constitucionales,
arbitrales, investigaciones congresales y policiales,
ya sea por omisiones, actos o decisiones adoptadas
o ejecutadas en el ejercicio de sus funciones,
inclusive como consecuencia de encargos, aun
cuando al momento de iniciarse el proceso hubiese
concluido la vinculación con la entidad. Si al
finalizar el proceso se demostrara responsabilidad,
el beneficiario debe reembolsar el costo del
asesoramiento y de la defensa especializada.
- El servidor civil tiene derecho a una adecuada
protección contra el término arbitrario del servicio
civil y, en el caso de los servidores civiles de carrera,
a la progresión en el mismo.
- El servidor civil tiene derecho a percibir los
aguinaldos, la entrega económica vacacional y la
compensación por tiempo de servicios.
- Otros establecidos por ley.

1.3.2. Principios de la potestad disciplinaria

Conforme a lo señalado en el artículo 92 del Reglamento de la Ley N° 30057, aprobado


por Decreto Supremo N° 040-2014-PCM, la potestad disciplinaria se rige por los
principios señalados en el artículo 230° de la Ley N° 27444, Ley de Procedimiento
Administrativo General11, sin perjuicio de los demás principios que rigen el poder
punitivo del Estado12.
11 Para mayores referencias sobre los principios del procedimiento administrativo sancionador, se sugiere revisar
la Guía práctica sobre el procedimiento administrativo sancionador emitida por la Dirección General de
Desarrollo y Ordenamiento Jurídico. Este documento puede ser consultado en el siguiente enlace web:
<http://www.minjus.gob.pe/wp-content/uploads/2015/06/MINJUS-DGDOJ-Gu%C3%ADa-pr%C3%A1ctica-
sobre-el-procedimiento-administrativo-sancionador.pdf>.
12 Reglamento de la Ley del Servicio Civil, Decreto Supremo N° 040-2014-PCM
«Artículo 92º.- Principios de la potestad disciplinaria
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Conforme al artículo 230° de la Ley N° 27444, dichos principios son los siguientes:

• Principio de legalidad.

• Principio de debido procedimiento.

• Principio de razonabilidad.

• Principio de tipicidad.

• Principio de irretroactividad.

• Principio de concurso de infracciones.

• Principio de continuación de infracciones.

• Principio de causalidad.

• Principio de presunción de licitud.

• Principio non bis in idem.

Merece especial interés enfatizar la importancia de la aplicación del principio de


legalidad contemplado en el numeral 1 del artículo 230° de la Ley N° 27444, y en el
literal d) del numeral 24 del artículo 2° de la Constitución Política del Perú13. Sobre ello,
debe tomarse en cuenta que, conforme a lo señalado por el Tribunal Constitucional,
no es posible atribuir la comisión de una falta o aplicar una sanción administrativa si 19
ello no se encuentra previamente determinado en la ley14.

Asimismo, debe tomarse en cuenta que el principio de legalidad presenta una doble
exigencia. Por un lado, en el aspecto formal, implica que el ejercicio de la potestad
sancionadora debe estar a cargo de un órgano de la administración de acuerdo a lo
previsto en una norma con rango de ley. De otra parte, en el aspecto material, implica
la exigencia de predeterminación normativa de las conductas ilícitas y de las sanciones
respectivas, es decir, conlleva la presencia de preceptos jurídicos (lex previa) que
permitan predecir con suficiente grado de certeza (lex certa) aquellas conductas que
podrían configurar infracciones, a fin de determinar responsabilidad y la aplicación de
la sanción, de ser el caso15.

La potestad disciplinaria se rige por los principios enunciados en el artículo 230º de la Ley 27444, Ley del
Procedimiento Administrativo General, sin perjuicio de los demás principios que rigen el poder punitivo del
Estado».
13 Constitución Política del Perú
Derechos fundamentales de la persona
«Artículo 2°.- Toda persona tiene derecho:
(…)
24. A la libertad y a la seguridad personal. En consecuencia:
(…)
d. Nadie será procesado ni condenado por acto u omisión que al tiempo de cometerse no esté previamente
calificado en la Ley, de manera expresa e inequívoca, como infracción punible; ni sancionado con pena no
prevista en la Ley».
14 Al respecto, véase la Sentencia del Tribunal Constitucional del 26 de marzo de 2007 recaída en el Expediente
N° 1182-2005-PA/TC, fundamento jurídico 13.
15 Extraído de la Guía práctica sobre el procedimiento administrativo sancionador emitida por el Ministerio de
Justicia y Derechos Humanos.
Puede consultarse en: <http://www.minjus.gob.pe/wp-content/uploads/2015/06/MINJUS-DGDOJ-
Gu%C3%ADa-pr%C3%A1ctica-sobre-el-procedimiento-administrativo-sancionador.pdf>.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

CAPÍTULO II

EL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DISCIPLINARIO

2.1. Definición

De acuerdo a lo señalado en los párrafos precedentes, queda claro que la potestad


disciplinaria es la atribución que tiene la Administración Pública para evaluar
la conducta de los servidores civiles y atribuir responsabilidad administrativa
disciplinaria a través del procedimiento administrativo disciplinario.

El procedimiento administrativo disciplinario es el conjunto de etapas y actuaciones


establecidas por la Administración Pública para ejercer su facultad sancionadora
disciplinaria por la ocurrencia de las faltas disciplinarias que pudiesen haber cometido
los servidores civiles y —en caso de quedar acreditada su existencia— proceder con
la aplicación de sanción correspondiente. Ello, conforme a los principios del debido
proceso señalados en la Constitución Política del Perú, los principios del procedimiento
administrativo sancionador establecidos en la Ley N° 27444 y aquellos indicados en
las normas especiales.

Conforme a la décima disposición complementaria transitoria de la Ley N° 3005716, a


partir de la entrada en vigencia de dicha norma, los procedimientos administrativos
disciplinarios de las entidades públicas se tramitan de conformidad con lo estipulado
en la Ley N° 30057 y sus normas reglamentarias.

20 Sin perjuicio de ello, conforme a la novena disposición complementaria final de la


Ley N° 30057 que regula la entrada en vigencia de dicha ley, el Título V referido al
«Régimen disciplinario y procedimiento sancionador», se aplica una vez que entren en
vigencia las normas reglamentarias respectivas.

Textualmente dicha disposición señala lo siguiente:

«NOVENA. Vigencia de la Ley

a) A partir del día siguiente de la publicación de la presente Ley, son de


aplicación inmediata para los servidores civiles en los regímenes de los
Decretos Legislativos 276 y 728, las disposiciones sobre el artículo III del
Título Preliminar, referido a los Principios de la Ley del Servicio Civil; el Título
II, referido a la Organización del Servicio Civil; y el Capítulo VI del Título III,
referido a los Derechos Colectivos.

Las normas de esta Ley sobre la capacitación y la evaluación del desempeño y el


Título V, referido al Régimen Disciplinario y Procedimiento Sancionador,
se aplican una vez que entren en vigencia las normas reglamentarias
de dichas materias, con excepción de lo previsto en los artículos 17 y
18 de esta Ley, que se aplican una vez que se emita la resolución de inicio
del proceso de implementación. Este dispositivo no afecta los programas de
formación profesional y de formación laboral en curso.
(…)» (resaltado agregado).

16 «DÉCIMA. Aplicación del régimen sancionador y proceso administrativo disciplinario. A partir de


la entrada en vigencia de la presente Ley, los procesos administrativos disciplinarios en las entidades
públicas se tramitan de conformidad con lo estipulado en la presente Ley y sus normas reglamentarias.
El Código de Ética de la Función Pública, Ley 27815, se aplica en los supuestos no previstos en la presente
norma. Queda prohibida la aplicación simultánea del régimen disciplinario establecido en la presente Ley y
la Ley del Código de Ética de la Función Pública o su Reglamento, para una misma conducta infractora, en
el mismo procedimiento administrativo disciplinario. El jefe de recursos humanos o quien hagas sus veces,
también tramita los procedimientos por infracciones al Código de Ética de la Función Pública».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

En ese sentido, la aplicación del Título V referido al régimen disciplinario y procedimiento


sancionador quedó sujeta a la entrada en vigencia de las normas reglamentarias. Si
bien el Reglamento de la Ley N° 30057 fue publicado el 13 de junio de 2014, mediante
su undécima disposición complementaria transitoria se precisó que el título sobre
el régimen disciplinario y procedimiento sancionador entraría en vigencia a los tres
meses de publicado su Reglamento, a fin de que las entidades públicas se adecúen
internamente al nuevo procedimiento.

En adición a lo previamente mencionado, la disposición precitada precisa una regla


aplicable para los casos de procedimientos disciplinarios que fueron instaurados
con fecha anterior a la entrada en vigencia del régimen disciplinario de la Ley Nº
30057. En dichos casos, deberá aplicarse las normas en mérito a las cuales se imputó
responsabilidad administrativa disciplinaria hasta su terminación en la segunda
instancia administrativa.

En tal sentido, las disposiciones que versan sobre el procedimiento disciplinario y


procedimiento sancionador entraron en vigencia desde el 14 de septiembre de 2014
y, a partir de esa fecha, son de aplicación común a todos los regímenes laborales
de las entidades públicas. De esta manera, a partir de la entrada en vigencia del
régimen disciplinario y procedimiento sancionador, se ha dejado sin efecto las reglas
disciplinarias vinculadas a otros regímenes del Sector Público, este es el caso de los
Decretos Legislativos Nºs 276, 728, 1057 e incluso los contratados bajo carreras
especiales de acuerdo con la ley, así como bajo la modalidad de contratación directa a
que hace la referencia el Reglamento17.

En suma, los servidores civiles, sin importar el régimen laboral o carrera especial a la 21
cual pertenecen, están sujetos a las disposiciones del nuevo régimen del servicio civil
y, específicamente, al régimen disciplinario y procedimiento sancionador previstos en
el Decreto Legislativo N° 102318 , la Ley N° 30057 y su Reglamento, así como a sus
disposiciones complementarias19.

Sin perjuicio de ello, tomando en cuenta que antes de la entrada en vigencia del
título sobre régimen disciplinario y procedimiento sancionador las entidades públicas
iniciaron y tramitaron procedimientos por responsabilidad disciplinaria, resulta
relevante comprender cuáles son las reglas aplicables a cada uno de ellos. Dicha
información se encuentra incluida en el siguiente cuadro:

17 Reglamento de la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil, aprobado por Decreto Supremo N° 040-2014-PCM
TÍTULO PRELIMINAR: DISPOSICIONES GENERALES
«Artículo IV.- Definiciones
i) Servidor Civil: La expresión servidor civil se refiere a los servidores del régimen de la Ley organizados en
los siguientes grupos: funcionario público, directivo público, servidor civil de carrera y servidor de actividades
complementarias. Comprende, también, a los servidores de todas las entidades, independientemente de su
nivel de gobierno, cuyos derechos se regulan por los Decretos Legislativos Nº 276, Ley de Bases de la Carrera
Administrativa y de Remuneraciones del Sector Público, Nº 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral,
de carreras especiales de acuerdo con la Ley, a los contratados bajo el régimen del Decreto Legislativo Nº 1057,
así como bajo la modalidad de contratación directa a que hace referencia el presente Reglamento».
18 Con las exclusiones establecidas en el artículo 90° del Reglamento General de la Ley del Servicio Civil.
19 Al respecto, véase el Informe Técnico N° 424-2014-SERVIR/GPGSC, de fecha 14 de julio de 2014, emitido por la
Gerencia de Políticas de Gestión de Servicio Civil de la Autoridad Nacional de Servicio Civil - Servir, p. 2.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

REGLAS SOBRE EL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DISCIPLINARIO

Los procedimientos administrativos disciplinarios INSTAURADOS ANTES DEL 14/09/14 se rigen por
las normas procedimentales y sustantivas vigentes al momento de la instauración del procedimiento
hasta que culmine la segunda instancia.

Los procedimientos administrativos disciplinarios INSTAURADOS A PARTIR DEL 14/09/14 POR


FALTAS COMETIDAS CON FECHA ANTERIOR se rigen de acuerdo a las reglas procedimentales de
la Ley N° 30057 y su Reglamento general y por las reglas sustantivas aplicables al momento en que
se cometieron los hechos.

Los procedimientos administrativos disciplinarios INSTAURADOS A PARTIR DEL 14/09/14 POR


FALTAS COMETIDAS A PARTIR DE ESA FECHA se rigen por las reglas sustantivas y procedimentales
de la Ley N° 30057 y Reglamento general.

La instauración del procedimiento administrativo disciplinario se configura cuando existe una


resolución u otro acto de inicio expreso en el que se contenga la imputación de cargos y que haya
sido debidamente notificado.

2.2. Ámbito de aplicación

El procedimiento administrativo disciplinario ha sido regulado con la finalidad de afrontar


el desorden generado en la aplicación de la responsabilidad administrativa disciplinaria
para los diversos regímenes laborales existentes en la Administración Pública.

Conforme al artículo 90º del Reglamento de la Ley Nº 30057, el procedimiento


administrativo disciplinario es aplicable a los siguientes servidores civiles:

• Los funcionarios públicos de designación o remoción regulada, con excepción del


22 Defensor del Pueblo, el Contralor General de la República, los miembros del Jurado
Nacional de Elecciones, los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura,
el Jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, el Jefe del Registro Nacional
de Identificación y Registro Civil, los miembros del Directorio del Banco Central de
Reserva y el Superintendente de Banca, Seguros y Administradoras de Fondo de
Pensiones.

• Los funcionarios públicos de libre designación y remoción, con excepción de los


ministros de Estado.

• Los directivos públicos.

• Los servidores civiles de carrera.

• Los servidores de actividades complementarias.

• Los servidores de confianza.

Asimismo, el procedimiento administrativo disciplinario también es aplicable a todos


los servidores y exservidores de los regímenes regulados bajo los Decretos Legislativos
Nºs 276, 728, 1057 y Ley Nº 30057 (con las exclusiones del artículo 90º precitado); y,
a aquellos comprendidos en el Régimen Especial para Gobiernos Locales, conforme al
artículo 29º del Decreto Supremo Nº 041-2014-PCM, Reglamento del Régimen Especial
para Gobiernos Locales.

De la misma manera, las faltas previstas en el Código de Ética de la Función Púbica y


la Ley Nº 27444 - Ley de Procedimiento Administrativo General se procesan conforme a
las reglas procedimentales del régimen disciplinario de la Ley Nº 30057 y su Reglamento
general.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

El procedimiento administrativo disciplinario también se aplica, de modo supletorio, a


los trabajadores, servidores, obreros, entidades y carreras no comprendidos dentro de los
alcances de la Ley Nº 30057. La supletoriedad implica que en todo aquello que no está
previsto por sus normas especiales, se aplica el régimen disciplinario de la Ley Nº 30057 y
sus normas de desarrollo.

2.3. Autoridades competentes

Para comprender la forma como se ejerce la potestad sancionadora disciplinaria, en primer


término es necesario explicar cuáles entidades se encuentran autorizadas para ello, es decir,
cuáles podrían ejercer ese poder disciplinario. Conforme señala el artículo IV «Definiciones»
del Título Preliminar del Reglamento de la Ley Nº 30057, a efectos del Sistema Administrativo
de Gestión de Recursos Humanos se entiende como entidades públicas a las siguientes:

• Entidad Pública Tipo A: es aquella organización que cuenta con personería jurídica
de derecho público, cuyas actividades se realizan de acuerdo a las potestades
administrativas y, por tanto, se encuentran sujetas a las normas comunes de derecho
público.

• Entidad Pública Tipo B: son aquellos órganos desconcentrados, proyectos, programas


o unidades ejecutoras de una entidad pública Tipo A que, conforme a su Manual de
Operaciones o documento equivalente, cumplen los siguientes criterios:

(i) Tener competencia para contratar, sancionar y despedir.

(ii) Contar con una oficina de recursos humanos o la que haga sus veces.

(iii) Contar con resolución de titular de la entidad púbica a la que pertenece definiéndola
23
como Entidad Púbica Tipo B.

La Directiva del Régimen Disciplinario y Procedimiento Sancionador de la Ley Nº 30057, Ley


del Servicio Civil, precisa las situaciones en las que la Entidad Púbica Tipo B cuenta con
poder disciplinario:

(i) Cuando una norma o instrumento de gestión les ha otorgado la facultad de


sancionar y son declaradas Entidad Púbica Tipo B.

(ii) Cuando una norma o instrumento de gestión les ha otorgado la facultad de


sancionar y no son declaradas Entidad Púbica Tipo B.

(iii) Cuando no se les ha otorgado la facultad de sancionar y son declaradas Entidad


Púbica Tipo B.

Conforme a lo señalado previamente, es posible advertir que los órganos desconcentrados,


proyectos, programas o unidades ejecutoras que en estricto no calificarían como entidades
públicas, a efectos del Sistema Administrativo de Gestión de Recursos Humanos, se
encontrarían facultades para ejercer el poder disciplinario siempre y cuando cumplan
ciertos requisitos.

Ahora bien, con relación a las autoridades encargadas de intervenir en el procedimiento


administrativo disciplinario, el artículo 92º de la Ley Nº 3005720 señala que estas serían las
siguientes:
20 Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil
«Artículo 92º.- Autoridades
Son autoridades del procedimiento administrativo disciplinario:
a) El jefe inmediato del presunto infractor.
b) El jefe de recursos humanos o quien haga sus veces.
c) El titular de la entidad.
d) El Tribunal del Servicio Civil».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

• Jefe inmediato del presunto infractor.

• Jefe de Recursos Humanos o quien haga sus veces.

• Titular de la entidad.

• Tribunal del Servicio Civil.

La intervención de cada una de dichas autoridades21 se dará en atención a algunas


condiciones específicas. Así por ejemplo, en el caso de la amonestación escrita el
jefe inmediato es el encargado de instruir el procedimiento e imponer la sanción,
mientras que el jefe de recursos humanos, o el que haga sus veces, tiene a su cargo la
oficialización22 de dicha sanción.

Asimismo, tratándose de la sanción de suspensión, el jefe inmediato es el órgano


instructor y el jefe de recursos humanos, o el que haga sus veces, es el órgano
sancionador y quien oficializa la sanción. Por su parte, en el caso de la sanción de
destitución, el jefe de recursos humanos es el órgano instructor y el titular de la
entidad es el órgano sancionador y quien oficializa la sanción.

Para una mejor comprensión de esta temática, en el cuadro siguiente se puede apreciar
cuáles serían las autoridades competentes en la primera instancia de acuerdo a cada
tipo de sanción:

AUTORIDADES DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DISCIPLINARIO


PRIMERA INSTANCIA
24
OFICIALIZACIÓN DE LA
ÓRGANO INSTRUCTOR ÓRGANO SANCIONADOR
SANCIÓN

Jefe inmediato del presunto Jefe inmediato del


AMONESTACIÓN Jefe de Recursos Humanos
infractor presunto infractor
Jefe inmediato del
SUSPENSIÓN Jefe de Recursos Humanos Jefe de Recursos Humanos
presunto infractor

DESTITUCIÓN Jefe de Recursos Humanos Titular de la entidad Titular de la entidad

De otro lado, tratándose de procedimientos administrativos disciplinarios iniciados contra


funcionarios públicos23, el instructor será una comisión compuesta por dos funcionarios
de rango equivalente pertenecientes al sector al cual está adscrita la entidad y el jefe de
Recursos Humanos del sector, los cuales serán designados mediante resolución del titular
del sector correspondiente. Excepcionalmente, en caso de que el sector no cuente con

21 Reglamento de la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil, aprobado por Decreto Supremo N° 040-2014-PCM
«Artículo 93º.- Autoridades competentes del procedimiento administrativo disciplinario
93.1. La competencia para conducir el procedimiento administrativo disciplinario y sancionar corresponde, en
primera instancia, a:
a) En el caso de la sanción de amonestación escrita, el jefe inmediato instruye y sanciona, y el jefe de recursos
humanos, o el que haga sus veces, oficializa dicha sanción.
b) En el caso de la sanción de suspensión, el jefe inmediato es el órgano instructor y el jefe de recursos
humanos, o el que haga sus veces, es el órgano sancionador y quien oficializa la sanción.
c) En el caso de la sanción de destitución, el jefe de recursos humanos es el órgano instructor, y el titular de la
entidad es el órgano sancionador y quien oficializa la sanción.
(…)».
22 La oficialización se da a través del registro de la sanción en el legajo y su comunicación al servidor.
23 Reglamento de la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil, aprobado por Decreto Supremo N° 040-2014-PCM
«Artículo 93º.- Autoridades competentes del procedimiento administrativo disciplinario
“(…) 93.4. En el caso de los funcionarios, el instructor será una comisión compuesta por dos (2) funcionarios
de rango equivalente pertenecientes al Sector al cual está adscrita la Entidad y el Jefe de Recursos Humanos
del Sector, los cuales serán designados mediante resolución del Titular del Sector correspondiente.
Excepcionalmente, en el caso que el Sector no cuente con dos funcionarios de rango equivalente al funcionario
sujeto a procedimiento, se podrá designar a funcionarios de rango inmediato inferior».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

dos funcionarios de rango equivalente al funcionario sujeto a procedimiento, se podrá


designar a funcionarios de rango inmediato inferior.

En lo referido a las autoridades competentes en la segunda instancia del procedimiento


administrativo sancionador, el artículo 95º del Reglamento General24 en concordancia con
los artículos 89º y 90º de la Ley Nº 3005725, señalan que, el jefe de Recursos Humanos se
encontraría encargado de resolver la impugnación a la sanción de amonestación, mientras
que el Tribunal del Servicio Civil resolvería lo relativo a la suspensión y la destitución.

TIPO DE SANCIÓN AUTORIDAD COMPETENTE


Amonestación Jefe de Recursos Humanos
Suspensión y destitución Tribunal de Servicio Civil

En adición a lo señalado previamente se debe indicar que las autoridades encargadas


del trámite del procedimiento administrativo disciplinario cuentan con el apoyo de una
Secretaría Técnica designada por la máxima autoridad administrativa de la entidad y
conformada por uno o más servidores en adición a las funciones que viene ejerciendo
en la entidad o específicamente para dicho propósito. Dicha Secretaría Técnica cuenta
con las siguientes funciones:

- Precalifica y documenta todas las etapas del procedimiento administrativo


sancionador.

- Recibe, tramita y atiende denuncias.


25
- Tramita informes de control del procedimiento administrativo sancionador.

- Suscribe requerimientos de información.

- Emite informes que contienen resultados de la precalificación.

- Apoya en todas las fases del procedimiento administrativo sancionador.

- Administra y custodia los expedientes del procedimiento administrativo


sancionador.

24 Reglamento de la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil, aprobado por Decreto Supremo N° 040-2014-PCM
«Artículo 95º.- Competencia para el ejercicio de la potestad disciplinaria en segunda instancia
De conformidad con el artículo 17 del Decreto Legislativo Nº 1023, que crea la Autoridad del Servicio Civil,
rectora del sistema Administrativo de Gestión de Recursos Humanos, la autoridad competente para conocer
y resolver el recurso de apelación en materia disciplinaria es el Tribunal del Servicio Civil, con excepción
del recurso de apelación contra la sanción de amonestación escrita, que es conocida por el jefe de recursos
humanos, según el artículo 89 de la Ley.
La resolución de dicho tribunal pronunciándose sobre el recurso de apelación agota la vía administrativa».
25 Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil
«Artículo 89º.- La amonestación
La amonestación es verbal o escrita. La amonestación verbal la efectúa el jefe inmediato en forma personal y
reservada. Para el caso de amonestación escrita la sanción se aplica previo proceso administrativo disciplinario.
Es impuesta por el jefe inmediato. La sanción se oficializa por resolución del jefe de recursos humanos o quien
haga sus veces. La apelación es resuelta por el jefe de recursos humanos o quien haga sus veces».
«Artículo 90º.- La suspensión y la destitución
La suspensión sin goce de remuneraciones se aplica hasta por un máximo de trescientos sesenta y cinco
(365) días calendario previo procedimiento administrativo disciplinario. El número de días de suspensión es
propuesto por el jefe inmediato y aprobado por el jefe de recursos humanos o quien haga sus veces, el cual
puede modificar la sanción propuesta. La sanción se oficializa por resolución del jefe de recursos humanos o
quien haga su veces. La apelación es resuelta por el Tribunal del Servicio Civil.
La destitución se aplica previo proceso administrativo disciplinario por el jefe de recursos humanos o quien
haga sus veces. Es propuesta por el jefe de recursos humanos o quien haga sus veces y aprobada por el titular
de la entidad pública, el cual puede modificar la sanción propuesta. Se oficializa por resolución del titular de la
entidad pública. La apelación es resuelta por el Tribunal del Servicio Civil».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

- Declara «no ha lugar a trámite» sobre una denuncia o reporte.

- Inicia investigaciones de oficio.

2.4. Las fases del procedimiento administrativo disciplinario

Conforme al artículo 101º del Reglamento de la Ley Nº 30057, cualquier persona que
considere que un servidor civil ha cometido una falta disciplinaria puede formular
su denuncia ante la Secretaría Técnica, debiendo exponer claramente los hechos
denunciados y adjuntar las pruebas pertinentes, de ser el caso. La denuncia puede
ser formulada de manera verbal o escrita.

Cuando la denuncia sea formulada en forma verbal, la Secretaría Técnica se encuentra


obligada a brindar al denunciante un formato, con la finalidad que este transcriba
su denuncia, incorpore su firme en señal de conformidad y adjunte las pruebas
pertinentes. La Secretaría Técnica tramita la denuncia y brinda una respuesta al
denunciante en un plazo no mayor de treinta (30) días hábiles a partir del día siguiente
de su recepción.

En los casos en que la denuncia del administrado diese lugar a la apertura de un


procedimiento disciplinario, luego de la investigación previa correspondiente, las
entidades públicas comunicarán los resultados al denunciante. El denunciante no
forma parte del procedimiento disciplinario, siendo solo un tercero colaborador de la
Administración Pública.

En ese sentido, antes del inicio formal del procedimiento disciplinario, la Secretaría
26 Técnica lleva a cabo una investigación previa a fin de encontrar indicios de veracidad
sobre la comisión de la falta disciplinaria. Así, por ejemplo, en los casos en que se
aprecie que la documentación que sustenta la denuncia estuviera incompleta, la
Secretaría Técnica la requerirá al denunciante, y en el caso de que no se cumpla con
tal requerimiento, procederá a declarar «no ha lugar» la denuncia formulada.

Una vez culminada la etapa de investigación previa, la Secretaría Técnica realiza


la precalificación de los hechos suscitados. Luego, tomando en cuenta el resultado
obtenido en la etapa de investigación previa, la Secretaría Técnica puede optar
entre archivar la denuncia o remitirla al órgano instructor junto con el informe de
precalificación que recomienda el inicio del procedimiento administrativo disciplinario.

2.4.1. Fase instructiva

El órgano instructor es quien tiene a cargo la realización de las actuaciones


conducentes a la determinación de la responsabilidad administrativa disciplinaria. Así,
la fase instructiva se inicia con la notificación al servidor de la resolución que contiene
la imputación de cargos o la resolución de inicio del procedimiento administrativo
disciplinario.

En la misma resolución se otorga al servidor público un plazo de cinco (5) días hábiles
para que presente los descargos que estime pertinente. Para tal efecto, el servidor civil
tiene derecho a acceder a los antecedentes que dieron lugar a la imputación en su
contra, con la finalidad de que pueda ejercer su derecho de defensa y presentar las
pruebas que crea conveniente.

El plazo para la presentación de descargos puede ser prorrogado siempre y cuando ello
haya sido solicitado oportunamente. En este caso, el órgano instructor debe evaluar
dicha petición con base en el principio de razonabilidad. Si transcurridos dos (2) días
hábiles de solicitada la prórroga el órgano instructor no se pronuncia, se entiende que
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

la prórroga ha sido aceptada por un plazo adicional de cinco días hábiles contados a
partir del día siguiente del vencimiento del plazo inicial.

Una vez vencido el plazo mencionado previamente, el órgano instructor procede con el
análisis y las indagaciones necesarias para esclarecer la existencia de la responsabilidad
administrativa disciplinaria en un plazo máximo de quince días hábiles. Esta fase
culmina con la emisión y notificación del informe en el cual el órgano instructor
se pronuncia sobre la existencia o no de la falta imputada al servidor, a la vez que
recomienda al órgano sancionador la imposición o no de la sanción que corresponda.

Conforme al artículo 114º del Reglamento de la Ley Nº 30057, el informe que el órgano
instructor remite al órgano sancionador debe contener lo siguiente:

• Los antecedentes del procedimiento.

• La identificación de la falta imputada, así como la norma jurídica presuntamente


vulnerada.

• Los hechos que determinarían la comisión de la falta.

• Su pronunciamiento sobre la comisión de la falta por parte del servidor civil.

• La recomendación de la sanción aplicable, de ser el caso.

• El proyecto de resolución, debidamente motivado.

2.4.2. Fase sancionadora


27
El órgano sancionador es el encargado de determinar la existencia de una falta
disciplinaria y aplicar las sanciones que resulten pertinentes. La fase sancionadora
comprende desde la recepción del informe emitido por el órgano instructor hasta la
emisión de la comunicación que decide la imposición de la sanción o la declaración de
«no ha lugar» y el archivo del caso.

Así, una vez que el órgano instructor haya presentado su informe al órgano
sancionador, este último debe comunicarlo al servidor civil, a fin de que este pueda
ejercer su derecho de defensa a través de un informe oral, ya sea personalmente o por
medio de su abogado.

Tomando en cuenta la información anterior, el órgano sancionador emite la resolución


en la cual se pronuncia sobre la comisión de la falta imputada al servidor civil, dentro
de los diez hábiles siguientes de haber recibido el informe del órgano instructor. Este
plazo puede ser prorrogado por el mismo número de días, siempre y cuando ello sea
debidamente sustentado.

La resolución del órgano sancionador que determina la existencia o la inexistencia de


responsabilidad administrativa disciplinaria pone fin a la instancia. Dicha resolución
debe encontrarse motivada y debe ser notificada al servidor civil a más tardar dentro
de los cinco días hábiles siguientes de haber sido emitida.

Si la resolución determina la inexistencia de responsabilidad administrativa


disciplinaria, también deberá disponer la reincorporación del servidor civil al ejercicio
de sus funciones, en caso le hubiera aplicado alguna medida provisional. El acto que
pone fin a la primera instancia debe contener al menos:

• La referencia a la falta incurrida, lo cual incluye la descripción de los hechos y


Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

las normas vulneradas, debiendo expresar con toda precisión su responsabilidad


respecto de la falta que se estime cometida.

• La sanción impuesta.

• El plazo para impugnar.

• La autoridad que resuelve el recurso de apelación.

En los siguientes gráficos, se ilustra las fases del procedimiento administrativo


disciplinario:

PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DISCIPLINARIO


PRIMERA INSTANCIA

Investigación
principal

Ejecución de la
Inicio PAD
sanción

FASE FASE
SANCIONADORA INSTRUCTIVA
Impone sanción Emite informe
28
Investigación Inicio PAD Informe del Sanción o
preliminar instructor archivo

. La Secretaría Técnica . Documento que . El informe concluye . Si la autoridad encargada


recibe y precalifica la contiene la imputación por la comisión de la de sancionar se aparta de
denuncia o reporte y lo de cargos notificado al falta y recomienda lo recomendado por el
remite al instructor servidor sanción o archivo. En instructor, debe sustentar
caso de no coincidir con la razón
la recomendación de la
Secretaría Técnica se
debe fundamentar la
razón de la posición

2.4.3. Otras disposiciones aplicables

De manera adicional a lo señalado previamente, debe tomarse en cuenta que conforme


a la normativa de la materia se ha establecido que el tiempo transcurrido entre el inicio
del procedimiento administrativo sancionador y la notificación de la comunicación que
impone sanción o determina el archivo del caso no puede ser mayor de un año.

En el caso particular de amonestaciones escritas, cuando la función instructora y


sancionadora recae sobre el jefe inmediato del presunto infractor, el procedimiento
culmina con la emisión del informe señalado en el párrafo precedente, remitiéndose
este al jefe de Recursos Humanos o quien haga sus veces para que oficialice la sanción,
de ser el caso. En los casos de suspensión o destitución, cuando existe diferenciación
entre el órgano instructor y sancionador, corresponde a este último oficializar la
sanción emitiendo el acto administrativo que corresponda.

En relación a ello, cabe precisar que en el legajo se registran las sanciones de


amonestación escrita, suspensión sin goce de compensaciones y destitución. Las
amonestaciones verbales no se registran en el legajo y son de carácter reservado.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Finalmente, debe tomarse en cuenta que las sanciones disciplinarias son eficaces a
partir del día siguiente de su notificación. En el caso concreto de la destitución, esta
acarrea la inhabilitación automática para el ejercicio de la función pública una vez que
el acto que impone dicha sanción quede firme o se haya agotado la vía administrativa.

2.5. Determinación de la responsabilidad disciplinaria

La determinación de la responsabilidad administrativa disciplinaria solo se puede


concretar previo trámite de un procedimiento administrativo disciplinario. Conforme
señala el artículo 91° de la Ley N° 30057, los actos que impongan las sanciones por la
comisión de faltas disciplinarias deben estar debidamente motivados, identificando la
relación de los hechos y faltas así como los criterios establecidos por la norma.

Adicionalmente, la disposición precitada señala que la sanción aplicada debe


corresponder a la magnitud de las faltas, según su menor o mayor gravedad. De
esta manera, la aplicación de dichas sanciones no es necesariamente correlativa ni
automática. Al analizar el caso concreto, las autoridades competentes de cada entidad
pública no solo deben contemplar la naturaleza de la infracción sino que también
deben valorar los antecedentes del servidor.

En ese sentido, la sanción aplicable debe ser razonable y proporcional a la falta


cometida y se determina tomando en consideración los siguientes criterios específicos
contemplados en el artículo 87° de la Ley N° 30057:

• Grave afectación a los intereses generales o a los bienes jurídicamente protegidos


por el Estado. 29
• Ocultar la comisión de la falta o impedir su descubrimiento.

• El grado de jerarquía y especialidad del servidor civil que comete la falta, entendiendo
que cuanto mayor sea la jerarquía de la autoridad y más especializadas sus
funciones, en relación con las faltas, mayor es su deber de conocerlas y apreciarlas
debidamente.

• Las circunstancias en que se comete la infracción.

• La concurrencia de varias faltas.

• La participación de uno o más servidores en la comisión de la falta o faltas.

• La reincidencia en la comisión de la falta.

• La continuidad en la comisión de la falta.

• El beneficio ilícitamente obtenido, de ser el caso.

Para la determinación de la responsabilidad administrativa se debe prever que la


comisión de la conducta sancionable no resulte más ventajosa para el infractor que
cumplir las normas infringidas o asumir la sanción.

En adición a lo anterior, conforme a lo regulado en el artículo 103° del Reglamento de


la Ley N° 30057, una vez determinada la responsabilidad administrativa del servidor
público, el órgano sancionador debe realizar las siguientes acciones:

• Verificar que no concurra alguno de los supuestos eximentes de responsabilidad


previstos.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

• Tener presente que la sanción debe ser razonable, por lo que es necesario que
exista una adecuada proporción entra esta y la falta cometida.

• Graduar la sanción observando los criterios previstos en los artículos 87º y 91º
mencionados previamente.

La configuración de los supuestos eximentes de responsabilidad determina la


imposibilidad de imponer la sanción administrativa. Estos supuestos se encuentran
previstos en el artículo 104° del Reglamento de la Ley N° 30057 y son los siguientes:

• Su incapacidad mental, debidamente comprobada por la autoridad competente.

• El caso fortuito o fuerza mayor, debidamente comprobado.

• El ejercicio de un deber legal, función, cargo o comisión encomendada.

• El error inducido por la Administración, a través de un acto o disposición confusa


o ilegal.

• La actuación funcional en caso de catástrofe o desastres, naturales o inducidos,


que hubiera determinado la necesidad de ejecutar acciones inmediatas e
indispensables para evitar o superar la inminente afectación de intereses generales
como la vida, la salud, el orden público, etc.

• La actuación funcional en privilegio de intereses superiores de carácter social, o


relacionados a la salud u orden público, cuando, en casos diferentes a catástrofes
30 o desastres naturales o inducidos, se hubiera requerido la adopción de acciones
inmediatas para superar o evitar su inminente afectación.

Adicionalmente, para la determinación de la sanción aplicable en caso de la comisión


de una falta disciplinaria debe valorarse el supuesto de subsanación voluntaria por
parte del servidor del acto u omisión imputado como constitutivo de infracción. De
esta manera, en el caso que esta subsanación se haya producido con anterioridad a
la notificación del inicio del procedimiento sancionador, puede ser considerada un
atenuante de la responsabilidad administrativa disciplinaria. Bajo la misma lógica,
cualquier otro supuesto debidamente acreditado y motivado puede ser tomado
en cuenta como circunstancia atenuante para la determinación de la sanción que
corresponda en cada caso concreto.

2.6. Faltas administrativas

Si bien la Ley N° 30057 y su Reglamento no contemplan una definición sobre faltas


disciplinarias, debe tomarse en cuenta que este concepto sí ha sido desarrollado por
normas precedentes. Así, el artículo 150° del Decreto Supremo N° 005-90-PCM, que
aprueba el Reglamento del Decreto Legislativo N° 276, Ley de Bases de la Carrera
Administrativa, señala lo siguiente:

«Se considera falta disciplinaria a toda acción u omisión, voluntaria o no,


que contravenga las obligaciones, prohibiciones y demás normatividad
específica sobre los deberes de servidores y funcionarios, establecidos en el
artículo 28 y otros de la Ley y el presente reglamento. La comisión de una falta
da lugar a la aplicación de la sanción correspondiente» (resaltado agregado).

En ese sentido, en términos generales, podemos señalar que la falta administrativa es


toda acción u omisión cometida por un servidor o funcionario público que contraviene o
afecta un deber contemplado en la normativa de la materia. Con relación a la existencia
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

de faltas disciplinarias por conductas omisivas, el artículo 98.3 del Reglamento señala
que ello consiste en la ausencia de una acción que el servidor o exservidor civil tenía
que realizar y que estaba en condiciones de hacerlo.

Al respecto, desarrollando las faltas disciplinarias atribuibles a servidores y


funcionarios públicos, el artículo 239° de la Ley N° 27444 señala lo siguiente:

«Artículo 239º.- Faltas administrativas

Las autoridades y personal al servicio de las entidades, independientemente de


su régimen laboral o contractual, incurren en falta administrativa en el trámite
de los procedimientos administrativos a su cargo y, por ende, son susceptibles
de ser sancionados administrativamente con amonestación, suspensión, cese
o destitución atendiendo a la gravedad de la falta, la reincidencia, el daño
causado y la intencionalidad con que hayan actuado, en caso de:

1. Negarse a recibir injustificadamente solicitudes, recursos, declaraciones,


informaciones o expedir constancia sobre ellas.

2. No entregar, dentro del término legal, los documentos recibidos a la


autoridad que deba decidir u opinar sobre ellos.

3. Demorar injustificadamente la remisión de datos, actuados o expedientes


solicitados para resolver un procedimiento o la producción de un acto
procesal sujeto a plazo determinado dentro del procedimiento administrativo.

4. Resolver sin motivación algún asunto sometido a su competencia. 31


5. Ejecutar un acto que no se encuentre expedito para ello.

6. No comunicar dentro del término legal la causal de abstención en la cual se


encuentra incurso.

7. Dilatar el cumplimiento de mandatos superiores o administrativo o


contradecir sus decisiones.

8. Intimidar de alguna manera a quien desee plantear queja administrativa o


contradecir sus decisiones.

9. Incurrir en ilegalidad manifiesta.

10. Difundir de cualquier modo o permitir el acceso a la información confidencial


a que se refiere el numeral 160.1 de esta Ley.

Las sanciones que correspondan deberán ser impuestas previo proceso


administrativo disciplinario que, en el caso del personal sujeto al régimen de la
carrera administrativa, se ceñirá a las disposiciones legales vigentes sobre la
materia, debiendo aplicarse para los demás casos el procedimiento establecido
en el Artículo 235º de la presente Ley, en lo que fuere pertinente».

En línea con lo señalado en la cita textual precedente, es posible apreciar que aun
cuando no contemplan una definición sobre las faltas disciplinarias, la Ley N° 30057 y
su Reglamento contemplan un conjunto de conductas que pueden ser atribuidas a los
servidores y funcionarios públicos a título de faltas disciplinarias y que, en atención
a su gravedad, pueden ser sancionadas con suspensión temporal o con destitución,
previo procedimiento administrativo. Estas son las siguientes:
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

• El incumplimiento de las normas establecidas en la ley y su reglamento.

• La reiterada resistencia al cumplimiento de las órdenes de sus superiores


relacionadas con sus labores.

• El incurrir en acto de violencia, grave indisciplina o faltamiento de palabra en


agravio de su superior, del personal jerárquico y de los compañeros de labor.

• La negligencia en el desempeño de las funciones.

• El impedir el funcionamiento del servicio público.

• La utilización o disposición de los bienes de la entidad pública en beneficio propio


o de terceros.

• La concurrencia al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas


o sustancias estupefacientes.

• El abuso de autoridad, la prevaricación o el uso de la función con fines de lucro.

• El causar deliberadamente daños materiales en los locales, instalaciones, obras,


maquinarias, instrumentos, documentación y demás bienes de propiedad de la
entidad o en posesión de esta.

• Las ausencias injustificadas por más de tres (3) días consecutivos o por más de
cinco (5) días no consecutivos en un periodo de treinta (30) días calendario, o más
de quince (15) días no consecutivos en un periodo de ciento ochenta días (180)
32 calendario.

• El hostigamiento sexual cometido por quien ejerza autoridad sobre el servidor civil,
así como el cometido por un servidor civil, cualquiera sea la ubicación de la víctima
del hostigamiento en la estructura jerárquica de la entidad pública.

• Realizar actividades de proselitismo político durante la jornada de trabajo, o a


través del uso de sus funciones o de recursos de la entidad pública.

• Discriminación por razón de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión o condición
económica.

• El incumplimiento injustificado del horario y la jornada de trabajo.

• La afectación del principio de mérito en el acceso y la progresión en el servicio civil.

• Actuar o influir en otros servidores para obtener un beneficio propio o beneficio


para terceros.

• La doble percepción de compensaciones económicas, salvo los casos de dietas y


función docente.

• Las demás que señale la ley.

En adición a ello, de conformidad con el literal c) del artículo 85º y con los artículos 98°,
99° y 100° del Reglamento de la Ley N° 30057, se establecen otras faltas disciplinarias.
Estas son las siguientes:

• Usar indebidamente las licencias cuyo otorgamiento por parte de la entidad es


obligatorio conforme a las normas de la materia. No están comprendidas las
licencias concedidas por razones personales.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

• Incurrir en actos que atenten contra la libertad sindical.

• Incurrir en actos de nepotismo.

• Agredir verbal y/o físicamente al ciudadano usuario de los servicios a cargo de la


entidad.

• Acosar moral o sexualmente.

• Usar la función con fines de lucro personal, constituyéndose en agravante el cobro


por los servicios gratuitos que brinde el Estado a poblaciones vulnerables.

• No observar el deber de guardar confidencialidad.

• Impedir el acceso al centro de trabajo del servidor civil que decida no ejercer su
derecho a la huelga.

• Incurrir en actos de negligencia en el manejo y mantenimiento de equipos y


tecnología que impliquen la afectación de los servicios que brinda la entidad.

De otro lado, el artículo 100° del mismo Reglamento señala también la existencia de
falta disciplinaria por incumplimiento de varias de las disposiciones contenidas en la
Ley N° 27815 que aprobó el Código de Ética de la Función Pública y algunas de las
disposiciones contenidas en la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo
General, las cuales se procesan conforme a las reglas procedimentales del mencionado
reglamento. Estas son las siguientes:

Ley N° 27444 - Ley del Procedimiento Administrativo General


33
Artículo 11.3 Artículo 11°.- Instancia competente para declarar la nulidad

11.3 La resolución que declara la nulidad, además dispondrá lo conveniente


para hacer efectiva la responsabilidad del emisor del acto inválido.
Artículo 12.3 Artículo 12°.- Efectos de la declaración de nulidad

12.3 En caso de que el acto viciado se hubiera consumado, o bien sea


imposible retrotraer sus efectos, solo dará lugar a la responsabilidad de quien
dictó el acto y en su caso, a la indemnización para el afectado.
Artículo 14.3 Artículo 14°.- Conservación del acto

14.3 No obstante la conservación del acto, subsiste la responsabilidad


administrativa de quien emite el acto viciado, salvo que la enmienda se
produzca sin pedido de parte y antes de su ejecución.
Artículo 36.2 Artículo 36°.- Legalidad del procedimiento

36.2 Las entidades solamente exigirán a los administrados el cumplimiento


de procedimientos, la presentación de documentos, el suministro de
información o el pago por derechos de tramitación, siempre que cumplan con
los requisitos previstos en el numeral anterior. Incurre en responsabilidad
la autoridad que procede de modo diferente, realizando exigencias a los
administrados fuera de estos casos.
Artículo 38.2 Artículo 38°.- Aprobación y difusión del Texto Único de Procedimientos
Administrativos

38.2 Cada 2 (dos) años, las entidades están obligadas a publicar el íntegro
del TUPA, bajo responsabilidad de su titular; sin embargo, podrán hacerlo
antes, cuando consideren que las modificaciones producidas en el mismo lo
ameriten. El plazo se computará a partir de la fecha de la última publicación
del mismo.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Artículo 48° Artículo 48°.- Cumplimiento de las normas del presente capítulo
numerales
4y7 La Presidencia del Consejo de Ministros tendrá a su cargo garantizar el
cumplimiento de las normas establecidas en el presente capítulo (…)

4. En caso de no producirse la subsanación, la Presidencia del Consejo de


Ministros formulará las propuestas normativas requeridas para realizar las
modificaciones que considere pertinentes y realizará las gestiones conducentes
a hacer efectiva la responsabilidad de los funcionarios involucrados.

7. Realizar las gestiones del caso conducentes a hacer efectiva la


responsabilidad de los funcionarios por el incumplimiento de las normas del
presente Capítulo, para lo cual cuenta con legitimidad para accionar ante las
diversas entidades de la administración pública.
Artículo 49° Artículo 49°.- Régimen de entidades sin Texto Único de Procedimientos
Administrativos vigente

Cuando la entidad no cumpla con publicar su Texto Único de Procedimientos


Administrativos, o lo publique omitiendo procedimientos, los administrados,
sin perjuicio de hacer efectiva la responsabilidad de la autoridad infractora,
quedan sujetos al siguiente régimen:

1. Respecto de los procedimientos administrativos que corresponde ser


aprobados automáticamente, los administrados quedan liberados de la
exigencia de iniciar ese procedimiento para obtener la autorización previa,
para realizar su actividad profesional, social, económica o laboral, sin
ser pasibles de sanciones por el libre desarrollo de tales actividades. La
34 suspensión de esta prerrogativa de la autoridad concluye a partir de la
publicación del TUPA, sin efecto retroactivo.

2. Respecto de las demás materias sujetas a procedimiento de evaluación


previa, se sigue el régimen previsto en cada caso por este Capítulo.
A r t í c u l o Artículo 55°.- Derechos de los administrados
55.12
Son derechos de los administrados con respecto al procedimiento
administrativo, los siguientes:

12. A exigir la responsabilidad de las entidades y del personal a su servicio,


cuando así corresponda legalmente (…).
Artículo 91.2 Artículo 91°.- Consecuencias de la no abstención

91.2 Sin perjuicio de ello, el superior jerárquico dispone el inicio de las


acciones de responsabilidad administrativa, civil o penal contra la autoridad
que no se hubiese abstenido de intervenir, conociendo la existencia de la
causal.
A r t í c u l o Artículo 143°.- Responsabilidad por incumplimiento de plazos
143.1
143.1 El incumplimiento injustificado de los plazos previstos para las
actuaciones de las entidades genera responsabilidad disciplinaria para la
autoridad obligada, sin perjuicio de la responsabilidad civil por los daños y
perjuicios que pudiera haber ocasionado.
A r t í c u l o 143.2 También alcanza solidariamente la responsabilidad al superior
143.2 jerárquico, por omisión en la supervisión, si el incumplimiento fuera
reiterativo o sistemático.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Artículo 146° Artículo 146°.- Medidas cautelares

146.1 Iniciado el procedimiento, la autoridad competente mediante decisión


motivada y con elementos de juicio suficientes puede adoptar, provisoriamente
bajo su responsabilidad, las medidas cautelares establecidas en esta Ley u
otras disposiciones jurídicas aplicables, mediante decisión fundamentada,
si hubiera posibilidad de que sin su adopción se arriesga la eficacia de la
resolución a emitir.
A r t í c u l o Artículo 153°.- Intangibilidad del expediente
153.4
153.4 Si un expediente se extraviara, la administración tiene la obligación,
bajo responsabilidad, de reconstruir el mismo, independientemente de
la solicitud del interesado, para tal efecto se aplicarán, en lo que le fuera
aplicable, las reglas contenidas en el Artículo 140 del Código Procesal Civil.
A r t í c u l o Artículo 174°.- Omisión de informe
174.1
174.1 De no recibirse el informe en el término señalado, la autoridad podrá
alternativamente, según las circunstancias del caso y relación administrativa
con el informante, prescindir del informe o citar al informante para que en
fecha única y en una sesión, a la cual puede asistir el administrado, presente
su parecer verbalmente, de la cual se elaborará acta que se adjuntará al
expediente, sin perjuicio de la responsabilidad en que incurra el funcionario
culpable de la demora.
A r t í c u l o Artículo 182°.- Audiencia pública
182.4
182.4 El vencimiento del plazo previsto en el Artículo 142 de esta Ley, sin
que se haya llevado a cabo la audiencia pública, determina la operatividad
del silencio administrativo negativo, sin perjuicio de la responsabilidad de las 35
autoridades obligadas a su convocatoria.
A r t í c u l o Artículo 188°.- Efectos del silencio administrativo
188.4
188.4 Aun cuando opere el silencio administrativo negativo, la administración
mantiene la obligación de resolver, bajo responsabilidad, hasta que
se le notifique que el asunto ha sido sometido a conocimiento de una
autoridad jurisdiccional o el administrado haya hecho uso de los recursos
administrativos respectivos.
A r t í c u l o Artículo 233°.- Prescripción
233.3
233.3 Los administrados plantean la prescripción por vía de defensa y la
autoridad debe resolverla sin más trámite que la constatación de los plazos,
debiendo en caso de estimarla fundada, disponer el inicio de las acciones
de responsabilidad para dilucidar las causas de la inacción administrativa.

Asimismo, el artículo 99° del Reglamento regula el supuesto de faltas cometidas por
exservidores civiles señalando que constituye falta disciplinaria la inobservancia de las
restricciones previstas en el artículo 241° de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento
Administrativo General, que señala lo siguiente:

«Artículo 241°.- Restricciones a ex autoridades de las entidades

241.1 Ninguna ex autoridad de las entidades podrá realizar durante el año


siguiente a su cese alguna de las siguientes acciones con respecto a la entidad
a la cual perteneció:

241.1.1 Representar o asistir a un administrado en algún procedimiento respecto


del cual tuvo algún grado de participación durante su actividad en la entidad.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

241.1.2 Asesorar a cualquier administrado en algún asunto que estaba pendiente


de decisión durante su relación con la entidad.

241.1.3 Realizar cualquier contrato, de modo directo o indirecto, con algún


administrado apersonado a un procedimiento resuelto con su participación.

241.2 La transgresión a estas restricciones será objeto de procedimiento


investigatorio y, de comprobarse, el responsable será sancionado con la
prohibición de ingresar a cualquier entidad por cinco años, e inscrita en el
Registro respectivo».

2.7 Sanciones

La sanción administrativa es un instrumento del que dispone la Administración


Pública y tiene por objeto corregir las conductas que contravienen el ordenamiento
jurídico; tiene naturaleza constitutiva y contenido aflictivo toda vez que al infractor lo
instituyen en una situación jurídica distinta y desfavorable a la que aquel disfrutaba
antes de cometerla26.

Por tanto, la sanción es la consecuencia desfavorable por la contravención del


ordenamiento jurídico o por lesiones efectuadas a determinados bienes jurídicos que
se encuentran protegidos. Así las cosas, respecto de las sanciones puede apreciarse
dos elementos distintivos: (i) el aspecto subjetivo vinculado a la presencia de una
autoridad administrativa que cuenta con potestad sancionadora; y, (ii) el aspecto
36 objetivo relacionado a la decisión de producir un efecto desfavorable en el entorno del
administrado.

El régimen disciplinario contemplado en la Ley N° 30057 y en su Reglamento establece


tres tipos de sanciones: (i) amonestación verbal o escrita; (ii) suspensión sin goce de
remuneraciones desde un día hasta por doce meses; y, (iii) destitución. Cabe precisar
que cada una de las sanciones que hayan sido impuestas deben constar en el legajo
del servidor.

Respecto a la amonestación, se debe señalar que en el caso de que esta sea verbal la
efectúa el jefe inmediato en forma personal y reservada. Para el caso de la amonestación
escrita, la sanción se aplica previo procedimiento administrativo disciplinario y es
impuesta por el jefe inmediato, siendo oficializada por resolución por el Jefe de la
Oficina de Recursos Humanos o quien haga sus veces. La apelación es resuelta por el
jefe de recursos humanos o quien haga sus veces.

Con relación a la sanción de suspensión sin goce de remuneraciones, esta se aplica


hasta por doce meses, previa tramitación del procedimiento administrativo disciplinario
correspondiente. El número de días de suspensión es propuesto por el jefe inmediato y
aprobado por el jefe de la Oficina de Recursos Humanos o quien haga sus veces, quien
puede modificar la sanción propuesta. La sanción se oficializa por resolución del jefe
de Recursos Humanos o quien haga su veces. La apelación es resuelta por el Tribunal
del Servicio Civil.

En lo referido a la sanción de destitución, esta se aplica previo procedimiento


administrativo disciplinario por el jefe de la Oficina de Recursos Humanos o quien
haga sus veces, es propuesta por el jefe de la Oficina de Recursos Humanos o quien
26 CASINO RUBIO, Miguel. «La indebida confusión entre sanciones y otras medidas administrativas de policía:
comentarios a la STS del 2 de febrero de 1998, artículo 2060». En Reala Nº 283, mayo-agosto, 2000, pp. 570-
571.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

haga sus veces y aprobada por el titular de la entidad pública, el cual puede modificar
la sanción propuesta. Se oficializa por resolución del titular de la entidad pública. La
apelación es resuelta por el Tribunal del Servicio Civil.

Conforme al artículo 105° del Reglamento de la Ley N° 30057, una vez que la sanción
de destitución quede firme o se haya agotado la vía administrativa, el servidor civil
quedará automáticamente inhabilitado para el ejercicio del servicio civil por un plazo
de cinco años calendario. Tratándose de exservidores públicos, la sanción aplicable es
la inhabilitación para el reingreso al servicio civil hasta por cinco (5) años.

Con la finalidad de dar a conocer tal inhabilitación a todas las entidades, la imposición
de la sanción de destitución debe ser inscrita en el Registro Nacional de Sanciones de
Destitución y Despido a más tardar al día siguiente de haber sido notificada al servidor
civil.

2.8. Medidas cautelares

La medida cautelar es un instrumento procesal que tiene como finalidad garantizar


la efectividad de la resolución definitiva y puede ser solicitada durante el trámite del
procedimiento principal. No obstante, cuando la falta presuntamente cometida por
el servidor civil afecte gravemente los intereses generales, la medida cautelar puede
imponerse de modo previo al inicio del procedimiento administrativo disciplinario. La
validez de esta medida está condicionada al inicio del procedimiento correspondiente27.

Con relación a dicha figura, Morón Urbina señala que «como decisión discrecional 37
[para el otorgamiento de una medida cautelar] el instructor debe fundarse en motivos
acreditados que la justifiquen razonablemente y siempre con el fin de asegurar la
eficacia de su futura resolución, bajo su responsabilidad. Seguidamente el mismo
autor agrega que en cuanto a la extensión, una medida cautelar se extenderá no más
allá de la decisión final, que la confirmará o revocará, pudiendo ser revocada antes,
cuando lo actuado así lo aconseje; y en todo caso, caduca de pleno derecho al dictarse
la resolución, o vencido el plazo para su resolución»28.

Así, conforme a lo señalado en el artículo 96.1 de la Ley N° 30057, luego de comunicar


por escrito al servidor civil sobre las presuntas faltas, la autoridad del procedimiento
administrativo disciplinario puede, mediante decisión motivada y con el objeto de
prevenir afectaciones mayores a la entidad pública o a los ciudadanos, separarlo de
su función y ponerlo a disposición de la Oficina de Personal para realizar trabajos que
le sean asignados de acuerdo con su especialidad, o exonerarlo de su obligación de
asistir al centro de trabajo.

Las medidas cautelares pueden ser modificadas o levantadas durante el curso del
procedimiento administrativo disciplinario, de oficio o a instancia de parte, en virtud
de circunstancias sobrevenidas o que no pudieron ser consideradas en el momento
de su adopción.
27 Ley N° 30057 - Ley del Servicio Civil
«Artículo 96º.- Medidas cautelares
(…)
96.2 Las medidas cautelares se ejercitan durante el tiempo que dura el proceso administrativo disciplinario,
siempre que ello no perjudique el derecho de defensa del servidor civil y se le abone la remuneración y demás
derechos y beneficios que pudieran corresponderle. Excepcionalmente, cuando la falta presuntamente cometida
por el servidor civil afecte gravemente los intereses generales, la medida cautelar puede imponerse de modo
previo al inicio del procedimiento administrativo disciplinario. La validez de dicha medida está condicionada al
inicio del procedimiento correspondiente.
(…)».
28 MORÓN URBINA, Juan Carlos. Comentarios a la Ley N° 27444 - Ley del Procedimiento Administrativo General.
Sexta edición. Lima: Gaceta Jurídica, p. 425.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

En el nuevo régimen disciplinario existen solo dos medidas cautelares que se pueden
adoptar: la primera se refiere a la separación del servidor de sus funciones y a su
puesta a disposición de la Oficina de Recursos Humanos, o la que haga sus veces,
para efectuar actividades que le sean asignadas de acuerdo a su especialidad. La
segunda se refiere a exonerar al servidor civil de la obligación de asistir al centro
de labores. Cualquiera de dichas medidas puede ser adoptada al inicio o durante el
trámite del procedimiento administrativo disciplinario, sin perjuicio del pago de la
compensación económica respectiva.

Asimismo, las medidas caducan de pleno derecho cuando se emite la resolución que
pone fin al procedimiento administrativo disciplinario en la instancia que impuso la
medida, cuando haya transcurrido el plazo fijado para su ejecución, o para la emisión
de la resolución que pone fin al procedimiento. En ese sentido, los efectos de las
medidas cautelares cesan en los siguientes supuestos:

(i) Con la emisión de la resolución administrativa que poner fin al procedimiento


administrativo disciplinario.

(ii) Si en el plazo de cinco días hábiles de adoptada la medida cautelar no se comunica


al servidor civil la resolución que determina el inicio del procedimiento.

(iii) Cuando cesan las razones excepcionales por las cuales se adoptó la medida
provisional; y,

(iv) Cuando haya transcurrido el plazo fijado para su ejecución.


38
2.9. Recursos impugnatorios

Los recursos impugnatorios administrativos son instrumentos que la ley concede a


las partes o a terceros legitimados para solicitar que se realice un nuevo examen
de un acto procesal o de todo el procedimiento, con la finalidad de que el mismo se
anule o revoque de manera parcial o total. En ese sentido, conforme a lo previsto en el
artículo 206° de la Ley N° 27444, frente a un acto administrativo que se supone viola,
desconoce o lesiona un derecho o interés legítimo, procede su contradicción en la vía
administrativa mediante los recursos administrativos. Es decir, la interposición del
recurso de reconsideración, apelación y el recurso de revisión29.

En el régimen disciplinario de la Ley N° 30057 y su Reglamento General, el servidor


civil puede interponer recurso de reconsideración o de apelación contra el acto
administrativo que pone fin al procedimiento disciplinario de primera instancia,
dentro de los quince días hábiles siguientes de su notificación. El recurso interpuesto
debe ser resuelto en el plazo de treinta días hábiles.

29 Ley N° 27444, Ley de Procedimiento Administrativo General


«Artículo 208º.- Recurso de reconsideración. El recurso de reconsideración se interpondrá ante el mismo
órgano que dictó el primer acto que es materia de la impugnación y deberá sustentarse en nueva prueba. En
los casos de actos administrativos emitidos por órganos que constituyen única instancia no se requiere nueva
prueba. Este recurso es opcional y su no interposición no impide el ejercicio del recurso de apelación».
«Artículo 209º.- Recurso de apelación. El recurso de apelación se interpondrá cuando la impugnación
se sustente en diferente interpretación de las pruebas producidas o cuando se trate de cuestiones de puro
derecho, debiendo dirigirse a la misma autoridad que expidió el acto que se impugna para que eleve lo actuado
al superior jerárquico».
«Artículo 210º.- Recurso de revisión. Excepcionalmente hay lugar a recurso de revisión, ante una tercera
instancia de competencia nacional, si las dos instancias anteriores fueron resueltas por autoridades que no son
de competencia nacional, debiendo dirigirse a la misma autoridad que expidió el acto que se impugna para que
eleve lo actuado al superior jerárquico».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

En el caso de amonestaciones escritas, los recursos de apelación son resueltos por el


jefe de Recursos Humanos o quien haga sus veces; y cuando versa sobre destitución
o suspensión, los recursos de apelación son resueltos por el Tribunal de Servicio
Civil. Por su parte, los recursos de apelación contra las resoluciones que imponen
sanción son resueltos por el Tribunal de Servicio Civil dentro de los quince días hábiles
siguientes de haber declarado que el expediente está listo para resolver.

Finalmente, la resolución del Tribunal del Servicio Civil que resuelve el recurso
de apelación o la denegatoria ficta agota la vía administrativa, por lo que no cabe
interponer recurso alguno. Contra las decisiones del Tribunal corresponde interponer
demanda contencioso-administrativa.

39
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

CAPÍTULO III

JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL Y PRÁCTICA ADMINISTRATIVA EN


MATERIA DE PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DISCIPLINARIO

3.1 Jurisprudencia del Tribunal Constitucional

Materia analizada: Principio de ne bis in idem


Demandante: Carlos Israel Ramos Colque
Expediente N°: 2050-2002-AA/TC
Fecha de sentencia: 16 de abril de 2003

Sumilla: En el presente caso, la señora Flor de Milagros Ramos Colque, en


representación de su hermano, interpone acción de amparo solicitando que se
declare inaplicable la Resolución Suprema N° 544-200-IN/PNP por la cual se
resolvió pasarlo de la situación de actividad a la de retiro por medida disciplinaria,
habiéndose vulnerado el debido proceso.

El tribunal declaró fundada la demanda, en consecuencia, inaplicable la referida


resolución ordenándose su reincorporación.

Fundamentos jurídicos relevantes

«Como este Tribunal lo ha señalado en el Expediente N° 1003-1998-AA/TC, “La


40 aplicación de una sanción administrativa constituye la manifestación del ejercicio
de la potestad sancionatoria de la Administración. Como toda potestad, en el
contexto de un Estado de derecho, está condicionada, en cuanto a su propia validez,
al respeto de la Constitución, de los principios constitucionales y, en particular,
a la observancia de los derechos fundamentales”. Por ello, la Administración, en
la sustanciación de procedimientos administrativos disciplinarios, está vinculada
al irrestricto respeto de los derechos constitucionales procesales y a los principios
constitucionales (v. gr. legalidad, razonabilidad, proporcionalidad, interdicción de
la arbitrariedad) que lo conforman» (fundamento jurídico 13).

«El derecho a no ser enjuiciado dos veces por el mismo hecho, esto es, el principio
del ne bis in idem “procesal”, está implícito en el derecho al debido proceso
reconocido por el artículo 139°, inciso 3), de la Constitución. Esta condición de
contenido implícito de un derecho expreso, se debe a que, de acuerdo con la
IV disposición final y transitoria de la Constitución, los derechos y libertades
fundamentales se aplican e interpretan conforme a los tratados sobre derechos
humanos en los que el Estado peruano sea parte. Y el derecho al debido proceso se
encuentra reconocido en el artículo 8.4 de la Convención Americana de Derechos
Humanos, a tenor del cual: “(...) Durante el proceso, toda persona tiene derecho,
en plena igualdad, a las garantías mínimas: (...) 4. El inculpado absuelto por una
sentencia firme no podrá ser sometido a nuevo juicio por los mismos hechos”»
(fundamento jurídico 18).

«El principio ne bis in idem tiene una doble configuración: por un lado, una versión
sustantiva y, por otro, una connotación procesal: a) En su formulación material,
el enunciado según el cual, “nadie puede ser castigado dos veces por un mismo
hecho”, expresa la imposibilidad de que recaigan dos sanciones sobre el mismo
sujeto por una misma infracción, puesto que tal proceder constituiría un exceso
del poder sancionador, contrario a las garantías propias del Estado de derecho.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Su aplicación, pues, impide que una persona sea sancionada o castigada dos (o
más veces) por una misma infracción cuando exista identidad de sujeto, hecho
y fundamento. El principio del ne bis in idem material tiene conexión con los
principios de legalidad y proporcionalidad, ya que si la exigencia de lex praevia
y lex certa que impone el artículo 2°, inciso 24, ordinal d), de la Constitución
obedece, entre otros motivos, –como lo ha expresado este Tribunal en el Caso
Encuestas a Boca de Urna, Expediente N° 0002-2001-AI/TC, fundamento jurídico
N° 6)– a la necesidad de garantizar a los ciudadanos un conocimiento anticipado
del contenido de la reacción punitiva o sancionadora del Estado ante la eventual
comisión de un hecho antijurídico, tal cometido garantista devendría inútil si ese
mismo hecho, y por igual fundamento, pudiese ser objeto de una nueva sanción, lo
que comportaría una punición desproporcionada de la conducta antijurídica. Por
ello, el elemento consistente en la igualdad de fundamento es la clave que define
el sentido del principio: no cabe la doble sanción del mismo sujeto por un mismo
hecho cuando la punición se fundamenta en un mismo contenido injusto, esto es,
en la lesión de en un mismo bien jurídico o un mismo interés protegido. b) En su
vertiente procesal, tal principio significa que “nadie pueda ser juzgado dos veces
por los mismos hechos”, es decir, que un mismo hecho no pueda ser objeto de dos
procesos distintos o, si se quiere, que se inicien dos procesos con el mismo objeto.
Con ello se impide, por un lado, la dualidad de procedimientos (por ejemplo, uno
de orden administrativo y otro de orden penal) y, por otro, el inicio de un nuevo
proceso en cada uno de esos órdenes jurídicos (dos procesos administrativos con
el mismo objeto, por ejemplo). Como lo ha expuesto el Tribunal Constitucional
de España (STC 47/1981), “(...) El principio nom bis in idem determina una
interdicción de la duplicidad de sanciones administrativas y penales respecto de 41
unos mismos hechos, pero conduce también a la imposibilidad de que, cuando
el ordenamiento permite una dualidad de procedimientos, y en cada uno de ellos
ha de producirse un enjuiciamiento y una calificación de unos mismos hechos,
el enjuiciamiento y la calificación que en el plano jurídico pueda producirse, se
hagan con independencia, si resultan de la aplicación de normativa diferente, pero
que no pueda ocurrir lo mismo en lo que se refiere a la apreciación de los hechos,
pues es claro que unos mismos hechos no pueden existir y dejar de existir para
los órganos del Estado” (cursivas agregadas). Lo que significa que, en el supuesto
de existencia de una dualidad de procedimientos, el órgano administrativo queda
inexorablemente vinculado a lo que en el proceso penal se haya declarado como
probado o improbado» (fundamento jurídico 19).

Materias analizadas: Principio de legalidad, debido proceso y motivación


Demandante: Mateo Grimaldo Castañeda Segovia
Expediente N°: 04944-2011-PA/TC
Fecha de sentencia: 16 de enero de 2012

Sumilla: En el presente caso, el recurrente interpone una demanda de amparo contra


el Consejo Nacional de la Magistratura solicitando se declare la nulidad del Acuerdo
N° 178-2011 adoptado en la Sesión Plenaria Extraordinaria del Consejo Nacional de la
Magistratura del 27 y 28 de enero de 2011 y del acta correspondiente y, en consecuencia,
se ordene al Consejo Nacional de la Magistratura reabra el Concurso Público de méritos
para fiscales supremos materia de la Convocatoria N° 02-2010 ASN/CNM a partir de la
votación del cuadro de méritos, y se emita un nuevo acuerdo previa votación, respetando
estrictamente las garantías del debido proceso.

El Tribunal declaró fundada la demanda al haberse acreditado la violación de los derechos


de debido proceso y a la motivación de resoluciones; y, nulo el Acuerdo N° 0178-2011.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Fundamentos jurídicos relevantes

«Como ha tenido oportunidad de establecer este Tribunal en más de una


oportunidad, el derecho al debido proceso previsto por el artículo 139.3 de la
Constitución Política del Perú, aplicable no solo a nivel judicial sino también en
sede administrativa e incluso entre particulares, supone el cumplimiento de todas
las garantías, requisitos y normas de orden público que deben observarse en las
instancias procesales de todos los procedimientos, incluidos los administrativos
y conflictos entre privados, a fin de que las personas estén en condiciones de
defender adecuadamente sus derechos ante cualquier acto que pueda afectarlos»
(fundamento jurídico 12).

«El derecho al debido proceso, y los derechos que contiene son invocables, y,
por tanto, están garantizados, no solo en el seno de un proceso judicial,
sino también en el ámbito del procedimiento administrativo. Así, el debido
proceso administrativo supone, en toda circunstancia, el respeto –por parte
de la administración pública o privada– de todos los principios y derechos
normalmente invocables en el ámbito de la jurisdicción común o especializada, a
los cuales se refiere el artículo 139° de la Constitución (juez natural, juez imparcial
e independiente, derecho de defensa, etc.)» (fundamento jurídico 13).

«El fundamento principal por el que se habla de un debido procedimiento


administrativo encuentra sustento en el hecho de que tanto la jurisdicción como
la administración están indiscutiblemente vinculados a la Carta Magna, de modo
que si esta resuelve sobre asuntos de interés de los administrados, y lo hace
42 mediante procedimientos internos, no existe razón alguna para desconocer las
categorías invocables ante el órgano jurisdiccional» (fundamento jurídico 14).

«En ese sentido, y como también ha sido precisado por este Tribunal, el derecho al
debido proceso comprende, a su vez, un haz de derechos que forman parte de su
estándar mínimo; entre estos derechos constitucionales, especial relevancia para
el presente caso adquiere el derecho a la motivación de las resoluciones, conforme
se explicará en los fundamentos que a continuación se exponen» (fundamento
jurídico 15).

Materias analizadas: Principio de legalidad, debido proceso y motivación


Demandante: Ramiro Eduardo Valdivia Cano
Expediente N°: 08495-2006-PA/TC
Fecha de sentencia: 7 de agosto de 2008

Sumilla: En el presente caso, el señor Ramiro Eduardo de Valdivia Cano


interpone demanda de amparo contra el Consejo Nacional de la Magistratura,
solicitando que se deje sin efecto la destitución ordenada como consecuencia del
procedimiento disciplinario instaurado en su contra. El Tribunal declaró fundada
la demanda, en consecuencia, inaplicable al recurrente las Resoluciones Nºs 072-
2002-PCNM y 106-PCNM-2002, por no haber existido un debido procedimiento al
destituir al demandante

Fundamentos jurídicos relevantes

«En efecto, el derecho del debido proceso y los derechos que este trae como
contenido son invocables y, por tanto garantizados, no solo en el seno de un
proceso judicial, sino también en el ámbito del procedimiento administrativo. Así
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

“el debido proceso administrativo” supone, en toda circunstancia, el respeto por


parte de la Administración Pública o privada de todos aquellos principios y derechos
normalmente intocables en el ámbito de la jurisdicción común o especializada y a
los que se refiere el artículo 139° de la Constitución del Estado (juez natural, juez
imparcial e independiente, derecho de defensa, etc.)» (fundamento jurídico 32).

«Un acto administrativo dictado al amparo de una potestad discrecional legalmente


establecida resulta arbitrario cuando solo expresa la apreciación individual de
quien ejerce la competencia administrativa, o cuando el órgano administrativo,
al adoptar la decisión, no motiva o expresa las razones que lo han conducido
a adoptar tal decisión. De modo que motivar una decisión no solo significa
expresar únicamente bajo qué norma legal se expide el acto administrativo,
sino, fundamentalmente, exponer en forma sucinta –pero suficiente– las razones
de hecho y el sustento jurídico que justifican la decisión tomada» (fundamento
jurídico 40).

Materia analizada: Principio de tipicidad


Denunciante: Vicente Rodolfo Walde Jáuregui
Expediente N°: 1873-2009-PA/TC
Fecha de sentencia: 3 de septiembre de 2010

Sumilla: En el presente caso, el recurrente interpone demanda de amparo


contra el Consejo Nacional de la Magistratura, a fin de que se declare que dicha
entidad ha vulnerado sus derechos constitucionales al emitir las Resoluciones 43
Administrativas Nºs 066-2006-PCNM y 249-2007-CNM, las cuales lo sancionan
con la destitución en el cargo de vocal titular de la Corte Suprema de Justicia de la
República. El Tribunal declaró improcedente la demanda en todos los extremos.

Fundamentos jurídicos relevantes

«Principio de tipicidad, en mérito al cual, la descripción legal de una conducta


específica aparece conectada a una sanción administrativa. Esta exigencia deriva
de dos principios jurídicos específicos; el de libertad y el de seguridad jurídica.
Conforme al primero, la conductas deben estar exactamente delimitadas, sin
indeterminaciones, mientras que en relación al segundo, los ciudadanos deben
estar en condiciones de poder predecir, de manera suficiente y adecuada,
las consecuencias de sus actos, por lo que no caben cláusulas generales o
indeterminadas de infracción que permitan una actuación librada al “arbitrio” de
la administración, sino que esta sea prudente y razonada.

Conforme a este principio, los tipos legales genéricos deben estar proscritos
y aunque la Administración a veces se conduzca sobre la base de estándares
deontológicos de conducta, estos son insuficientes, por sí solos, para sancionar,
pues aunque se pueden interpretar como conceptos jurídicos indeterminados,
la sanción debe sustentarse en análisis concretos y pormenorizados de los
hechos, desde conceptos jurídicos y no sobre la base de juicios apodícticos o
que invoquen en abstracto el honor o la dignidad de un colectivo, puesto que
los tribunales administrativos no son tribunales “de honor”, y las sanciones no
pueden sustentarse en una suerte de “responsabilidad objetiva del administrado”,
lo que nos lleva a revisar el siguiente principio» (fundamento jurídico 12).

«Este principio permite que las conductas sancionables estén debidamente


delimitadas de modo que quedan proscritas las cláusulas generales o
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

indeterminadas, esto es, aquellas cuyo contenido no es expreso y conocible, sino


que tiene que ser “llenado” o concretizado a través de argumentos utilizados
para tal efecto, pero por ello mismo, a veces posteriores al acto que se pretende
sancionar» (fundamento jurídico 40).

Materias analizadas: Principio de razonabilidad e irretroactividad


Denunciante: Juan Carlos Callegari Herazo
Expediente N°: 0090-2004-AA/TC
Fecha de sentencia: 5 de julio de 2004

Sumilla: En el presente caso, el recurrente Colegio de Abogados de Arequipa


interpone acción de amparo contra el Ministerio de Defensa solicitando que se
declaren inaplicables la Resolución Suprema N.° 073-DE/SG de fecha 24 de mayo
de 2002 y la Resolución Ministerial N° 658-DE/FAP-CP del 3 de abril de 2002,
en tanto que la última lo pasa a la Situación Militar de Retiro por la causal de
renovación, mientras que la primera desestima el recurso de apelación interpuesto
contra aquella resolución. Sustenta su pretensión en la presunta afectación del
derecho al debido proceso administrativo y al principio de legalidad, además de los
principios de razonabilidad y proporcionalidad. El Tribunal declaró improcedente
la demanda.

Fundamentos jurídicos relevantes

«El numeral 1.4. de la Ley de Procedimiento Administrativo General enuncia


44 el principio de razonabilidad, según el cual, las decisiones de la autoridad
administrativa, cuando creen obligaciones, califiquen infracciones, impongan
sanciones o establezcan restricciones a los administrados, deben adaptarse
dentro de los límites de la facultad atribuida y manteniendo la debida proporción
entre los medios a emplear y los fines públicos que se deba tutelar, a fin de que
respondan a lo estrictamente necesario para la satisfacción de su cometido.

La razonabilidad implica que el acto estatal debe mantener su justificación lógica


y axiológica en los sucesos o circunstancias que fueran. Así, la doctrina exige que
se produzca una consonancia entre el hecho antecedente “creador” o “motivador”
del acto estatal y el hecho consecuente derivado de aquel.

En consecuencia, la razonabilidad comporta una adecuada relación lógico-


axiológica entre la circunstancia motivante, el objeto buscado y el medio empleado.

Por otro lado, la razonabilidad puede ser analizada desde una doble perspectiva:
cuantitativa y cualitativa.

La razonabilidad cuantitativa pondera el contenido del proceso discursivo o


inferente que concluye con una proposición lógica y axiológicamente válida. Su
fundamentación apuesta a la adecuación entre el hecho desencadenante del
acto estatal y el resultado de este en cuanto a su magnitud numérica, dineraria,
aritmética, etc.

La razonabilidad cualitativa pondera el proceso discursivo o inferente que


concluye con una regla simétrica o asimétrica de asignación de facultades,
derechos, deberes, deberes o servicios, según sean iguales o diferentes los hechos
generados por las personas. Así, su objeto será la determinación de consecuencias
jurídicas homólogas para aquellos que se encuentren en idénticas circunstancias,
y distintas para los que se hallen en disímiles circunstancias.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

El acto estatal debe acreditar la necesaria disposición o correspondencia entre


la causa que lo origina y el efecto buscado. Existe, entonces, la necesidad de
acreditar coherencia y equilibrio entre el antecedente que origina el acto estatal y
la consecuencia derivada de aquél.

La doctrina plantea la verificación lógico-axiológica de una proposición jurídica


bicondicional; esto es, que se justifique la asignación de derechos, facultades,
deberes o sanciones, si y solo si guardan armonía y sindéresis con los hechos,
sucesos o circunstancias predeterminantes» (fundamento jurídico 35).

3.2. Resoluciones administrativas

Materia analizada: Principio de debido procedimiento administrativo


Resolución N°: 001-2012-SERVIR/TSC
Fecha de la resolución: 15 de mayo de 2012

Sumilla: El Tribunal del Servicio Civil emitió la Resolución de Sala Plena N°


001-2012-SERVIR/TSC de fecha 15 de mayo de 2012, mediante la cual se
establecen precedentes administrativos de observancia obligatoria relativos
a la aplicación del principio del debido procedimiento administrativo en los
procedimientos disciplinarios seguidos por las entidades empleadoras al personal
a su servicio y el derecho de defensa en el marco del régimen laboral del Decreto.
Legislativo N° 276 y su Reglamento aprobado por D.S. N° 005-90-PCM.

Fundamentos jurídicos relevantes 45


«Al respecto, si bien el Decreto Legislativo Nº 276 y su reglamento, no disponen
–en los términos regulados en el Capítulo XIII de la segunda norma mencionada–
que de forma previa a la imposición de una sanción de amonestación o de
suspensión debe realizarse un procedimiento administrativo disciplinario; ello
no implica que los administrados sometidos a la potestad disciplinaria de una
entidad se encuentren desprovistos de la posibilidad de ejercer su derecho de
defensa de forma previa a la aplicación de alguna de las dos sanciones referidas»
(fundamento jurídico 21).

«En otros términos, si bien el Decreto Legislativo Nº 276 y su reglamento no han


regulado de forma expresa la obligación de las entidades estatales de solicitar
descargos al personal a su servicio respecto de las presuntas faltas que les son
imputadas antes de la aplicación de sanciones de amonestación o de suspensión;
estas están obligadas a respetar el mandato dispuesto en el numeral 14 del
artículo 139 de la Constitución Política del Perú de 1993 que señala que nadie
puede ser privado del derecho de defensa» (fundamento jurídico 22).

«Por tal razón, para esta Sala Plena, todo procedimiento administrativo que tenga
como derrotero la identificación de responsabilidades administrativas y que
eventualmente conlleve la aplicación de una sanción disciplinaria necesariamente
debe implicar la oportunidad de presentación de descargos en un plazo razonable
y de forma previa a la aplicación de la sanción, a efectos de garantizar el derecho
de defensa y el derecho al debido procedimiento del administrado sometido a la
potestad disciplinaria de su empleador» (fundamento jurídico 23).

«Partiendo de estas consideraciones, se debe concluir que todo procedimiento


disciplinario tiene como presupuesto de validez la comunicación escrita de los
cargos imputados a un administrado por parte de su entidad empleadora, con
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

la necesaria descripción de los hechos que se le imputan y la mención exacta


de las normas que presuntamente ha vulnerado con su actuación, así como la
oportunidad de presentación de descargos dentro de un plazo razonable y de
forma previa a la aplicación de la sanción» (fundamento jurídico 24).

«En tal sentido, todas las entidades en primera instancia administrativa deben
adoptar las medidas necesarias a efectos de hacer respetar el mandato dispuesto
por el numeral 14 del artículo 139º de la Constitución, que establece que nadie
puede ser privado de su derecho de defensa durante todo el procedimiento»
(fundamento jurídico 25).

Materia analizada: Principio de inmediatez


Resolución N°: 003-2010-SERVIR/TSC
Fecha de la resolución: 10 de agosto de 2010

Sumilla: El Tribunal del Servicio Civil emitió la Resolución de Sala Plena


N° 003-2010-SERVIR/TSC de fecha 10 de agosto de 2010, mediante la cual
se establecen precedentes administrativos de observancia obligatoria sobre
aplicación del principio de inmediatez.

Fundamentos jurídicos relevantes

«De lo que se desprende que el Estado-empleador del régimen laboral privado


46 también está sujeto al principio de inmediatez previsto en el artículo 31 del
Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, ya
citado en el Fundamento Segundo del presente Acuerdo Plenario; como un límite
inherente al poder que la ley le ha otorgado para ejercer la facultad disciplinaria»
(fundamento jurídico 9).

«La facultad disciplinaria reconocida por el Artículo 9 del Texto Único Ordenado
de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto
Supremo Nº 003-97-TR4, no es irrestricta, pues ésta se sujeta al principio de
proporcionalidad, y a los límites establecidos en la ley y el convenio colectivo, y a
los que el propio empleador se autoimponga, a través, por ejemplo, del reglamento
interno de trabajo» (fundamento jurídico 13).

«En tal sentido, el empleador sujeto al régimen laboral de la actividad privada


puede fijar restricciones o limitaciones para el ejercicio del ius puniendi,
regulando, a través de disposiciones internas, criterios o condiciones bajo los
cuales se puede determinar el régimen sancionatorio, estableciendo las sanciones
que correspondan a dichas faltas» (fundamento jurídico 14).

«Del mismo modo, el empleador bajo el régimen laboral de la actividad privada


puede imponerse procedimientos e instancias internas para la aplicación de
sanciones disciplinarias. Así, por ejemplo, algunas entidades públicas bajo el
régimen laboral de la actividad privada incluyen una comisión de funcionarios
como una instancia consultiva o resolutiva previa a la imposición de una sanción»
(fundamento jurídico 15).

«En el caso de las entidades públicas, el Estado ha decidido limitar la facultad


disciplinaria de estas, imponiéndoles en los literales d) y e) del artículo 17º del
Decreto Legislativo Nº 1023 la instancia del Tribunal del Servicio Civil para revisar
en última instancia administrativa las apelaciones en materia disciplinaria y de
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

terminación de la relación de trabajo, sin hacer distinciones entre los regímenes


laborales, estatutarios o de cualquier naturaleza, que vinculen a la entidad con
la persona que le presta servicios» (fundamento jurídico 16).

«En ese sentido, cuando el artículo 17º del Decreto Legislativo Nº 1023 crea
el Tribunal del Servicio Civil y establece las materias a resolver en última
instancia administrativa, no solo está regulando la competencia de dicho órgano
colegiado, sino que está transformando de laboral a administrativa, por mandato
de una norma con rango de ley, la naturaleza de las sanciones disciplinarias y
el despido en el régimen laboral privado cuando el empleador es una entidad
estatal bajo el ámbito del Sistema Administrativo de Gestión de Recursos
Humanos» (fundamento jurídico 7).

«A la luz de estas consideraciones, el Pleno del Tribunal del Servicio Civil se


considera competente para admitir y resolver las apelaciones sobre las cinco
materias a que alude el artículo 17º del Decreto Legislativo Nº 1023, siempre que
versen sobre regímenes bajo el ámbito del Sistema Administrativo de Gestión de
Recursos Humanos» (fundamento jurídico 18).

«La Sala Plena del Tribunal del Servicio Civil, por unanimidad, considera que
las directrices normativas contenidas en el presente Acuerdo Plenario ameritan
ser declaradas como precedentes de observancia obligatoria para garantizar la
correcta interpretación de las normas que regulan su competencia para conocer
conflictos suscitados al interior del Sistema Administrativo de Gestión de
Recursos Humanos que versen sobre la terminación de la relación de trabajo
y materializar el principio de predictibilidad, permitiendo a los administrados 47
adquirir conciencia certera acerca del resultado final del procedimiento»
(fundamento jurídico 19).

«En atención a lo expuesto, la Sala Plena del Tribunal del Servicio Civil,
por unanimidad, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 4º del
Reglamento del Tribunal del Servicio Civil respecto de la emisión de precedentes
administrativos de observancia obligatoria» (fundamento jurídico 20).

«Pese a que el principio de inmediatez emana de relaciones jurídicas típicamente


correspondientes al régimen laboral de la actividad privada, constituye también
una pauta orientadora para el ejercicio de la potestad disciplinaria del Estado
sobre los servidores y funcionarios públicos sujetos al régimen de la carrera
administrativa. En efecto, aun cuando la relación jurídica existente en este
régimen es de naturaleza estatutaria, es necesario que las prerrogativas del
Estado-empleador se equilibren frente a los servidores y funcionarios públicos,
cuando menos, con la exigencia de un ejercicio diligente de los poderes de
sanción conferidos por la legislación vigente y dentro de los plazos previstos en
las normas del régimen de la carrera administrativa» (fundamento jurídico 21).

«Como principio complementario a la potestad disciplinaria estatal, la exigencia


de inmediatez se traduce en la necesidad de que las entidades responsables
conduzcan procesos administrativos disciplinarios que se ciñan estrictamente
a los principios de impulso de oficio, celeridad, simplicidad y uniformidad,
dentro de un procedimiento respetuoso de los derechos y garantías del debido
procedimiento administrativo, conforme lo dispuesto en el artículo IV del Título
Preliminar de la Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General,
así como los plazos contenidos en las disposiciones del régimen de la carrera
administrativa» (fundamento jurídico 22).
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

«A la luz de los criterios expuestos, la inmediatez se inserta como una pauta


general que informa a los procesos disciplinarios seguidos a los trabajadores
sujetos al régimen laboral de la actividad privada y a los servidores y
funcionarios bajo el régimen de la carrera administrativa, que se plasma en los
siguientes criterios:

(i) El inicio de los procesos disciplinarios tan pronto la entidad tenga conocimiento
de la falta y con la oportunidad necesaria para garantizar el respeto de los
derechos y garantía del debido procedimiento administrativo y la eficacia de la
potestad inquisitiva de la Administración para conocer los hechos que motivan
la investigación.

(ii) El ejercicio diligente de las potestades otorgadas a los órganos de gestión de


personal o a las comisiones permanentes de procesos disciplinarios, de acuerdo
con la gravedad de la falta.

(iii) El cumplimiento estricto de los plazos máximos de duración del proceso


disciplinario que correspondan a cada régimen laboral y, ante su inexistencia, la
adecuación de sus pasos a los términos estrictamente necesarios para cumplir
su finalidad.

(iv) La inclusión en la motivación de los actos administrativos de las razones que


causaron la demora en la tramitación de los procedimientos que les dieron origen,
en caso de haberse producido tales dilaciones.
48 (v) La comunicación y procesamiento de las dilaciones injustificadas a los órganos
institucionales correspondientes para que determinen responsabilidades y
apliquen las sanciones a que hubiere lugar.

(vi) La adopción de acciones tendientes a que los procesos disciplinarios sean


ventilados con celeridad, oportunidad y eficacia» (fundamento jurídico 23).

Materia analizada: Adecuación de las instancias administrativas de las entidades


del Sistema Administrativo de Gestión de Recursos Humanos a la competencia del
Tribunal de Servicio Civil
Resolución N°: 001-2010-SERVIR/TSC
Fecha de la resolución: 10 de agosto de 2010

Sumilla: El Tribunal del Servicio Civil emitió la Resolución de Sala Plena


N° 001-2010-SERVIR/TSC de fecha 10 de agosto de 2010, mediante la cual
se establecen precedentes administrativos de observancia obligatoria sobre
adecuación de las instancias administrativas de las entidades del Sistema
Administrativo de Gestión de Recursos Humanos a la competencia del Tribunal
del Servicio Civil.

Fundamentos jurídicos relevantes

«El fundamento del carácter vinculante del precedente administrativo radica,


como señala la doctrina, en la eficacia de los siguientes principios:

(i) La igualdad ante la ley, como vinculación a todos los poderes públicos de modo
que la Administración no puede ofrecer soluciones distintas para supuestos
sustancialmente iguales.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

(ii) La seguridad jurídica, entendida como la posibilidad de predecir que los


poderes públicos, en un caso concreto, actuarán o dejarán de hacerlo y que, si
actúan, lo harán de un modo determinado y no de otro.

(iii) La buena fe, basada en la legítima expectativa de que deben producirse las
mismas consecuencias que se produjeron en casos similares.

(iv) La interdicción de la arbitrariedad, que prohíbe a los poderes públicos


conductas desiguales y desleales frente a los administrados.

(v) La buena administración, emanada de la necesidad de una coherencia


administrativa, compuesta de objetividad y criterios uniformes» (fundamento
jurídico 5).

«La modificación de los precedentes administrativos tiene como fundamento y


límite de aplicación la observancia estricta del principio de legalidad, como principio
fundamental para determinar la actuación del Estado cuyo núcleo básico radica
en que la Administración Pública y sus órganos se encuentren subordinados a la
Constitución, a la ley y al derecho; como lo dispone el numeral 1.1 del artículo IV
del Título Preliminar de la Ley Nº 274445» (fundamento jurídico 7).

«La sujeción a dicho principio obliga a las entidades estatales a realizar solo aquello
que esté expresamente normado, lo que es una garantía para los administrados
frente a cualquier actuación arbitraria. En idéntico sentido, el ejercicio de la
potestad administrativa para resolver los recursos y solicitudes planteadas por
los administrados está delimitado por el conjunto de normas y principios que 49
constituyen el marco de actuación de la Administración» (fundamento jurídico 8).

«Sobre este punto, debe tenerse en cuenta, además, que el principio de igualdad
ante la ley que sustenta la emisión de precedentes administrativos debe ser
estimado de acuerdo con las exigencias del interés general. Lo que no implica la
postergación del administrado, sino la atención de la necesidad de jerarquizar
y escalonar armónicamente sus derechos con las exigencias del bien común»
(fundamento jurídico 9).

«Para el conocimiento de cada una de estas materias se parte de una valoración


conjunta de los principios, derechos y regulaciones propias de la modalidad
contractual, laboral o administrativa, bajo la cual se encuentre la persona que
acude en apelación al Tribunal; procurando, a través de sus resoluciones, el
establecimiento progresivo de normas comunes que rijan para el conjunto de
personas al servicio del Estado» (fundamento jurídico 16).

«Sobre el particular, los órganos competentes de las entidades que integran el


Sistema Administrativo de Gestión de Recursos Humanos no deben recurrir al
uso de criterios interpretativos que se orienten a:

(i) Privar a sus trabajadores de acceso al Tribunal del Servicio Civil alegando que
la controversia gira en torno a un conflicto laboral.

(ii) Limitar el acceso al Tribunal del Servicio Civil a aquellos trabajadores que
hubiesen agotado todas las instancias administrativas existentes al interior de
sus respectivas entidades» (fundamento jurídico 20).

«Entonces, el artículo 17 del Decreto Legislativo Nº 1023 y el artículo 3º del


Reglamento del Tribunal deben ser interpretados en el sentido de que corresponde
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

a las entidades de alcance nacional bajo el ámbito de SERVIR, adecuar sus


instrumentos de gestión y directivas internas con la finalidad de que implementen
una única instancia resolutoria en las cinco materias a las que alude el artículo
17º del Decreto Legislativo Nº 1023; de manera tal que las impugnaciones
contra dichas decisiones puedan resolverse, en apelación y última instancia
administrativa, ante el Tribunal del Servicio Civil» (fundamento jurídico 21).

«Por las consideraciones indicadas, debe entenderse que el Tribunal del Servicio
Civil tiene competencia para conocer en segunda y última instancia administrativa
los recursos de apelación que sean presentados ante las entidades a partir del 15
de enero de 2010, siempre y cuando versen sobre las materias establecidas en
el artículo 17º del Decreto Legislativo Nº 1023, pudiendo sus resoluciones ser
impugnadas solamente ante el Poder Judicial» (fundamento jurídico 23).

Materia analizada: Facultad disciplinaria del Estado y aplicación de la Ley N°


30057, Ley del Servicio Civil
Resolución N°: 019-2015-MIDIS/SG/OGA/ORH
Fecha de resolución: 13 de abril de 2015

Sumilla: En el presente caso, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, a


través del jefe de la Oficina de Recursos Humanos, oficializa la sanción de
amonestación escrita impuesta al servidor Emilio Licapa Escobedo por el Jefe
de la Oficina de Logística, por infracción al principio de eficiencia y al deber de
responsabilidad, señalados en el numeral 3) del artículo 6° y numeral 6) del
50 artículo 7°, respectivamente, del Código de Ética de la Función Pública aprobado
mediante Ley N° 27815, al no haber cumplido diligentemente con sus obligaciones
laborales en la Orden de Compra 590 del ejercicio fiscal 2013.

Fundamentos jurídicos relevantes

«(…) Que, se debe señalar que el servidor antes citado mantiene un vínculo
laboral con el MIDIS, bajo el régimen de Contratación Administrativa de Servicios
CAS, estando sujeto a la facultad disciplinaria del Estado, la misma que puede
ser desplegada sobre los trabajadores contratados bajo el régimen CAS, siendo
aplicable el Código de Ética de la Función Púbica, que consagra la facultad
sancionadora del Estado sobre todas las personas que ejercen función pública,
cualquiera sea su régimen laboral o de contratación, por incumplimiento de
los principios, deberes y prohibiciones establecidas en el Código de Ética y su
Reglamento aprobado mediante Decreto Supremo N° 033-2005-PCM».

«Que, la norma procedimental a seguir es la prevista en la Ley N° 30057 y su


Reglamento, la sanción posible teniendo en cuenta que la falta ha generado
únicamente mayores trámites administrativos más no perjuicio económico, no se
ha ocultado la falta ni ha sido reiterada, se trataría de una falta leve cuya sanción
sería aplicable sería amonestación verbal o escrita de conformidad con el inciso a)
del artículo 88° de la Ley N° 30057».

«Que, considerando que la sanción podría ser amonestación escrita, de


conformidad con el artículo 89° de la ley acotada, mediante Resolución Jefatural
N° 001-2015-MIDIS/SG/OGA/OL del jefe de la Oficina de Logística, de fecha 12 de
marzo de 2015, se dispuso iniciar proceso administrativo disciplinario al servidor
Emilio Licapa Escobedo, cuya actividad del procedimiento en la fase instructiva y
sancionadora es el jefe inmediato, en este caso el jefe de la oficina de Logística de
quien depende el servidor».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Materia analizada: Vigencia y aplicación de la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil
Resolución N°: 057-2015-SERNANP
Fecha de resolución: 25 de marzo de 2015

Sumilla: En el presente caso, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas


por el Estado - SERNANP impone sanción de resolución contractual e inhabilitación
para el reingreso a la función pública a los señores Sergio Shimbo Vera e Ignacio
Rolando Bario Santos por la comisión de faltas disciplinarias, consistentes en la
omisión de sus funciones como guardaparques, contemplado en los incisos a) y d)
del artículo 27° del Reglamento de la Ley de Áreas Naturales Protegidas, aprobado
por Decreto Supremo N° 036-2011-AG, al no informar al jefe de la Reserva
Comunal Amarakaeri sobre las actividades de tala ilegal detectados al interior de
la cita Área Natural Protegida; y, la infracción al artículo 6° de la Ley N° 27815,
Ley del Código de Ética de la Función Pública, por incumplimiento al deber de
responsabilidad, así como las faltas de carácter disciplinario contempladas en el
Reglamento Interno de Trabajo.

Fundamentos jurídicos relevantes

«(…) Que, la undécima disposición complementaria transitoria del Decreto


Supremo N° 040-2014-PCM, Reglamento de la Ley del Servicio Civil, señala que,
el “Título correspondiente al régimen disciplinario y procedimiento sancionador
entra en vigencia a los tres (3) meses de publicado el presente Reglamento con
el fin de que las entidades se adecuen internamente al procedimiento. Aquellos
procedimientos disciplinarios que fueron instaurados con fecha anterior a la 51
entrada en vigencia del régimen disciplinario de la Ley N° 30057, se regirán por
las normas por las cuales se les imputó responsabilidad administrativa hasta su
terminación en segunda instancia administrativa”».

«Que, así el Título correspondiente al régimen disciplinario y procedimiento


sancionador entrará en vigencia a partir del 14 de septiembre de 2014, sin
embargo aquellas faltas cometidas en fechas anteriores se rigen bajo las reglas
procedimentales del régimen de la Ley N° 30057. Las faltas atribuidas a los
servidores civiles serán las que correspondan en el momento en que ocurrieron
los hechos».

«Que, la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil, y su Reglamento General aprobado
por D.S. N° 040-2014-PCM, establecen las disposiciones aplicables al régimen
disciplinario y el procedimiento sancionador correspondiente a los servidores
civiles de los regímenes de los Decretos Legislativos N° 276, N° 728 y N° 1057».

«Que, asimismo, el párrafo final del artículo 114° del Reglamento General de la
Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil, establece que el órgano sancionador puede
apartarse de las recomendaciones del órgano instructor, siempre y cuando motive
adecuadamente las razones que lo sustenten».

Materia analizada: Plazo de prescripción


Resolución N°: 006-2015-MINAM
Fecha de resolución: 28 de enero de 2015

Sumilla: En el presente caso, el Ministerio del Ambiente a través del Secretario


General declara la prescripción de la acción administrativa seguida contra el
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

administrado, exdirector de la Oficina General de Administración, por lo hechos


enunciados en el Informe Administrativo N° 003-2010-2-5683 “Examen Especial
a la Adquisición de Equipos de Oficina mediante Adjudicación Directa Selectiva
N° 009-2009-MINAM/OGA”.

Fundamentos jurídicos relevantes

«(…) Que, el tercer párrafo del artículo 94º de la Ley N° 30057 y el numeral 97.2
del artículo 97º del Reglamento General, aprobado por Decreto Supremo N°
040-2014-PCM, señalan que para el caso de los exservidores civiles, el plazo de
prescripción es de dos (2) años contados a partir de que la entidad conoció de
la comisión de la infracción, precisando, este último, que la prescripción será
declarada por el titular de la entidad, de oficio o a pedido de parte, sin perjuicio de
la responsabilidad administrativa correspondiente».

52
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

REFERENCIAS JURISPRUDENCIALES

JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL

1. Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el Expediente N° 2050-2002-AA/


TC.

2. Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el Expediente N° 04944-2011-


PA/TC.

3. Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el Expediente N° 08495-2006-


PA/TC.

4. Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el Expediente N° 1873-2009-PA/


TC.

5. Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el Expediente N° 090-2004-AA/


TC.

RESOLUCIONES ADMINISTRATIVAS

53
1. Resolución N° 001-2012-SERVIR/TSC.

2. Resolución N° 003-2010-SERVIR/TSC.

3. Resolución N° 001-2010-SERVIR/TSC.

4. Resolución N° 019-2015-MIDIS/SG/OGA/ORH.

5. Resolución N° 057-2015-SERNANP.

6. Resolución N° 006-2015-MINAM.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

BIBLIOGRAFÍA

- ANDRÉS PÉREZ, María del Rocío. Principio de proporcionalidad en el procedimiento


administrativo sancionador. Bosch, Barcelona, 2008.

- BACA ONETO, Víctor. «La potestad disciplinaria y el control por el Tribunal Constitucional
de las resoluciones del Consejo Nacional de la Magistratura». En: Revista de Derecho de la
Universidad de Piura. Lima, 2007.

- CASINO RUBIO, Miguel. «La indebida confusión entre sanciones y otras medidas
administrativas de policía: comentarios a la STS del 2 de febrero de 1998, artículo 2060».
En: Reala Nº 283, mayo-agosto, 2000.

- CHAMORRO BERNAL, Francisco. La tutela judicial efectiva. Boch, Barcelona, 1994.

- GALLARDO CASTILLO, María Jesús. Los principios de la potestad sancionadora. Teoría y


práctica. Editorial Iustel, Madrid, 2008.

- GARCÍA DE ENTERRÍA, Eduardo y FERNÁNDEZ, Tomás-Ramón. Curso de Derecho


Administrativo. Tomo I. Palestra, Bogotá, 2011.

- GUZMÁN NAPURÍ, Christian. Tratado de la Administración Púbica y del procedimiento


administrativo. Ediciones Caballero Bustamante, Lima, 2011.

- LEÓN FLORES, Jorge Alfredo. «Apuntes en torno a la responsabilidad administrativa del


funcionario público. ¿Son la responsabilidad administrativa funcional y la responsabilidad
54 administrativa disciplinaria una sola forma de responsabilidad administrativa del
funcionario público?». En: Gestión Pública y Desarrollo, Lima, 2011.

- VALLS HERNÁNDEZ, Sergio. Referencia en el artículo «El Derecho Penal Administrativo».


En: Jurídica. Anuario del Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana.
México, 1992. Para mayor información:

- MORÓN URBINA, Juan Carlos. Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo


General. Gaceta Jurídica, Lima, 2009.

- RINCÓN CÓRDOBA, Jorge Iván. Derecho Administrativo Laboral. UEC, Bogotá, 2009.

- MORÓN URBINA, Juan Carlos. «Los principios delimitadores de la potestad sancionadora


de la Administración Pública en la ley peruana». En: Advocatus N° 13, Lima, 2005.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

ANEXO 1

SECCIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS PRÁCTICAS

1. ¿Qué significa la expresión ius puniendi?

El ius puniendi es una expresión latina que alude a la facultad que tiene el Estado
para sancionar a los ciudadanos que no cumplan con sus obligaciones o afecten los
derechos de otros, estableciendo sanciones de obligatorio cumplimiento. De forma
desglosada, este concepto se puede señalar que la expresión ius equivale a decir
‘derecho’ mientras que la palabra puniendi significa ‘castigar’.

La potestad sancionadora de la Administración Pública es una manifestación del


ius puniendi del Estado, por medio de la cual la autoridad administrativa tiene la
atribución para imponer sanciones a través de un procedimiento especial, cuya
validez, en el contexto del Estado democrático, estará condicionada al respeto de
la Constitución y de los principios que en esta se consagren.

2. ¿Qué se entiende por potestad disciplinaria?

La potestad disciplinaria se refiere a la atribución que tiene la Administración Pública


para evaluar la conducta de los funcionarios y servidores civiles, y, de ser el caso,
aplicar la sanción administrativa que corresponda en mérito a un procedimiento
administrativo que debe guardar las garantías del debido proceso.

La potestad disciplinaria se fundamenta en la preservación de la organización 55


administrativa, pues lo que se busca es velar por el orden y la disciplina para el
correcto ejercicio de las funciones administrativas.

3. ¿Cuál es la definición de responsabilidad administrativa disciplinaria?

La responsabilidad administrativa disciplinaria es una potestad correctiva interna,


que se origina cuando el funcionario o servidor público incumple sus obligaciones
funcionales, afectando el orden interno de la organización, así como al ordenamiento
jurídico administrativo disciplinario en su condición de empleado en el Estado, bajo el
régimen laboral público o privado.

El nuevo régimen de servicio civil define la responsabilidad administrativa disciplinaria


como aquella que exige el Estado a los servidores civiles por las faltas previstas en la
Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil, que cometan en el ejercicio de las funciones o de
la prestación de servicios, iniciando para tal efecto el procedimiento administrativo
respectivo e imponiendo la sanción correspondiente, de ser el caso.

4. ¿Cuál es la definición de responsabilidad funcional según la normativa vigente?

Conforme a la novena disposición final de la Ley N° 27785, Ley Orgánica del Sistema
Nacional de Control y de la Contraloría General de la República, la «Responsabilidad
Administrativa Funcional es aquella en la que incurren los servidores y funcionarios
por haber contravenido el ordenamiento jurídico administrativo y las normas internas
de la entidad a la que pertenecen, se encuentre vigente o extinguido el vínculo laboral o
contractual al momento de su identificación durante el desarrollo de la acción de control».
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

5. Según el nuevo régimen de servicio civil, ¿cuál es la clasificación de los ser-


vidores civiles?

La clasificación de los servidores civiles es la siguiente:

• Funcionario público: es el representante político o cargo público representativo


que ejerce funciones de gobierno en la organización del Estado. Dirige o interviene
en la conducción de la entidad, así como aprueba políticas y normas.

• Directivo público: es el servidor civil que desarrolla funciones relativas a la


organización, dirección o toma de decisiones de un órgano, unidad orgánica,
programa o proyecto especial. También comprende a los vocales de los tribunales
administrativos.

• Servidor civil de carrera: es el servidor civil que realiza funciones directamente


vinculadas al cumplimiento de las funciones sustantivas y de administración
interna de una entidad.

• Servidor de actividades complementarias: es el servidor civil que realiza funciones


indirectamente vinculadas al cumplimiento de las funciones sustantivas y de
administración interna de una entidad.

Adicionalmente, existe el servidor de confianza que puede estar comprendido en


cualquiera de los grupos anteriores. El servidor de confianza ingresa sin concurso
público de mérito sobre la base del poder discrecional con que cuenta el funcionario
que lo designa. Se sujeta a las reglas que corresponden al puesto que ocupa.
56
6. De acuerdo a la Ley N° 30057, Ley del Servicio Civil y su Reglamento general,
¿cuál es la clasificación de funcionarios públicos?

Los funcionarios públicos pueden ser:

• Funcionario público de elección popular, directa y universal: es elegido como


consecuencia de un proceso electoral conducido por la autoridad competente. El
ingreso, permanencia y término de su función están regulados por la Constitución
Política del Perú y las leyes de la materia.

Entre ellos podemos encontrar:

- Presidente de la República;

- Vicepresidentes de la República;

- Congresistas de la República y del Parlamento Andino;

- Presidentes, Vicepresidentes y Consejeros Regionales; y

- Alcaldes, Teniente Alcaldes y Regidores.

• Funcionario público de designación o remoción regulada: es aquel cuyos


requisitos, proceso de acceso, período de vigencia o causales de remoción están
regulados en norma especial con rango de ley. Son funcionarios públicos de
designación y remoción regulados:
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

Entre ellos podemos encontrar:

- Magistrados del Tribunal Constitucional;

- Defensor del Pueblo y Defensor adjunto;

- Contralor General de la República y Vicecontralor;

- Presidente y miembros del Jurado Nacional de Elecciones;

- Miembros del Consejo Nacional de la Magistratura; entre otros.

- Entre otros.

• Funcionario público de libre designación y remoción: es aquel cuyo acceso


al Servicio Civil se realiza por libre decisión del funcionario público que lo
designa, basada en la confianza para realizar funciones de naturaleza política,
normativa o administrativa.

Entre ellos podemos encontrar:

- Ministros de Estado;

- Viceministros;

- Secretarios generales de Ministerios y aquellos que por ley expresa tengan igual
jerarquía; 57
- Titulares, adjuntos, presidentes y miembros de los órganos colegiados de libre
designación y remoción;

- Gerente General del Gobierno Regional;

- Gerente Municipal.

7. ¿Cuáles son las incompatibilidades de los servidores civiles que se encuentran


enmarcadas en la Ley N° 30057 – Ley del Servicio Civil y su Reglamento general?

De acuerdo a lo señalado en la Ley N° 30057 y su Reglamento general, las


incompatibilidades que se desarrollan son las siguientes:

• Prohibición de doble percepción de ingresos: consiste en que los funcionarios


públicos, directivos públicos, servidores civiles de carrera, servidores con
contratación temporal, o servidores de actividades complementarias no pueden
percibir del Estado más de una compensación económica, remuneración,
retribución, emolumento o cualquier tipo de ingreso.

• Incompatibilidad por competencia funcional directa: consiste en que los servidores


civiles que accedan a información privilegiada o relevante o cuya opinión es
determinante en la toma de decisiones, respecto a empresas o instituciones privadas
sobre las cuales ejerza competencia funcional directa, o hayan resuelto como miembros
de un Tribunal Administrativo o, que al desarrollar una función de ordenamiento
jurídico hayan beneficiado directa o indirectamente, mientras se preste un servicio en
el sector público no podrán llevar a cabo las siguientes acciones:
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

- Prestar servicios en éstas bajo cualquier modalidad;

- Aceptar representaciones remuneradas;

- Formar parte del Directorio;

- Adquirir directa o indirectamente acciones o participaciones de estas, de sus


subsidiarias o las que pudiera tener vinculación económica;

- Celebrar contratos civiles o mercantiles con éstas;

- Intervenir como abogados, apoderados, asesores, patrocinadores, peritos


o árbitros en los procesos que tengan pendientes con la misma entidad del
Estado en la cual prestan sus servicios, mientras ejercen el cargo o cumplen
el encargo conferido; salvo en causa propia, de su cónyuge, padres o hijos
menores;

- Ejercer actos de gestión establecidos en la Ley Nº 28024, Ley que regula la


gestión de intereses en la administración pública y su Reglamento o normas
que las sustituyan.

Los impedimentos se extienden hasta un año posterior al cese o a la culminación


de los servicios prestados por el servidor público.

• Nepotismo: los servidores civiles incluyendo a los funcionarios que gozan de la


facultad de designación y contratación de personal reguladas en la Ley Nº 30057 o
58 que tengan injerencia directa o indirecta en el proceso de selección o contratación
de personas, están prohibidos de ejercer dicha facultad en el ámbito de su entidad
respecto a sus parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de
afinidad y por razón de matrimonio, de convivencia o de unión de hecho.

8. ¿Qué se entiende por el principio de legalidad?

El principio de legalidad contemplado en el numeral 1 del artículo 230° de la Ley N°


27444, Ley del Procedimiento Administrativo General y en el literal d) del numeral 24
del artículo 2° de la Constitución Política del Perú, implica que no es posible atribuir
la comisión de una falta o aplicar una sanción administrativa si ello no se encuentra
previamente determinado en la ley.

Conforme a lo señalado por el Tribunal Constitucional, es posible afirmar que en


el ámbito administrativo sancionador, el principio de legalidad involucra una doble
exigencia. De un lado, desde una perspectiva formal, implica que el ejercicio de la
potestad sancionadora debe estar a cargo de un órgano de la administración de acuerdo
a lo previsto en una norma con rango de ley. De otra parte, desde un punto de vista
material, implica la exigencia de predeterminación normativa de las conductas ilícitas
y de las sanciones respectivas, es decir, conlleva la presencia de preceptos jurídicos
(lex previa) que permitan predecir con suficiente grado de certeza (lex certa) aquellas
conductas que podrían configurar infracciones, a fin de determinar responsabilidad y
la aplicación de la sanción, de ser el caso.

9. ¿Qué es el procedimiento administrativo disciplinario?

El procedimiento administrativo disciplinario es el conjunto de etapas y actuaciones


establecidas por la Administración Pública para ejercer su facultad sancionadora
disciplinaria por la ocurrencia de las faltas disciplinarias que pudiesen haber cometido
los servidores civiles y —en caso de quedar acreditada su existencia— proceder con la
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

aplicación de sanción correspondiente, los principios del procedimiento administrativo


sancionador establecidos en la Ley N° 27444 y aquellos indicados en las normas
especiales.

El procedimiento administrativo disciplinario no se aplica a funcionarios públicos de


elección popular, directa y universal y tampoco al Defensor del Pueblo, el Contralor
General de la República, los miembros del Jurado Nacional de Elecciones, los
miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, el Jefe de la Oficina Nacional de
Procesos Electorales, el Jefe del Registro Nacional de Identificación y Registro Civil, los
miembros del Directorio del Banco Central de Reserva y el Superintendente de Banca,
Seguros y Administradoras de Fondo de Pensiones.

10. ¿Quiénes son las autoridades competentes que intervienen en un


procedimiento administrativo disciplinario, conforme a la Ley N° 30057 y su
Reglamento general?

Las autoridades competentes son las siguientes:

• Jefe inmediato del presunto infractor.

• Jefe de Recursos Humanos o quien haga sus veces.

• Titular de la entidad.

• Tribunal del Servicio Civil.

La intervención de cada una de dichas autoridades se dará en atención a algunas 59


condiciones específicas de cada una de las sanciones. Ello se puede visualizar en el
siguiente cuadro:

ÓRGANO ÓRGANO OFICIALIZACIÓN


INSTRUCTOR SANCIONADOR DE LA SANCIÓN

Jefe inmediato del Jefe inmediato del Jefe de Recursos


AMONESTACIÓN
presunto infractor presunto infractor Humanos

Jefe inmediato del Jefe de Recursos Jefe de Recursos


SUSPENSIÓN
presunto infractor Humanos Humanos

Jefe de Recursos Titular de la


DESTITUCIÓN Titular de la entidad
Humanos entidad

11. ¿Cuáles son las principales características del procedimiento administrativo


disciplinario?

Conforme se encuentra contemplado en la Ley N° 30057 y su Reglamento, las


principales características del procedimiento administrativo sancionador son las
siguientes:

• Se admite la posibilidad de una denuncia por parte de cualquier persona que


considere que el servidor civil ha cometido una falta disciplinaria. No obstante, el
denunciante no forma parte del procedimiento y es solo un tercero colaborador de
la Administración Pública.
Guía práctica sobre el régimen disciplinario y el procedimiento
administrativo sancionador

• Presenta una fase instructiva y una sancionadora. El órgano instructor es quien


tiene a cargo la realización de las actuaciones conducentes a la determinación de la
responsabilidad administrativa disciplinaria; mientras que el órgano sancionador
es el encargado de determinar la existencia de una falta disciplinaria y aplicar las
sanciones que resulten pertinentes.

Además de ello, se ha previsto que antes del inicio formal del procedimiento se
lleva a cabo una investigación previa a fin de encontrar indicios de veracidad sobre
la comisión de la falta disciplinaria.

• El tiempo transcurrido entre el inicio del procedimiento y la notificación de la


comunicación que impone sanción o determina el archivo del caso no puede ser
mayor de un año.

• Las sanciones disciplinarias son eficaces a partir del día siguiente de su


notificación. En el caso concreto de la destitución, esta acarrea la inhabilitación
automática para el ejercicio de la función pública una vez que el acto que impone
dicha sanción quede firme o se haya agotado la vía administrativa.

12. ¿Cuáles son las sanciones que se puede aplicar a servidores y funcionarios
públicos en el marco de la Ley N° 30057 y su Reglamento?

La sanción administrativa es un instrumento del que dispone la Administración


Pública y tiene por objeto corregir las conductas que contravienen el ordenamiento
jurídico; tiene naturaleza constitutiva y contenido aflictivo toda vez que al infractor lo
60 instituyen en una situación jurídica distinta y desfavorable a la que aquel disfrutaba
antes de cometerla.

El régimen disciplinario contemplado en la Ley N° 30057 y en su Reglamento establece


tres tipos de sanciones:

• Amonestación verbal o escrita;

• Suspensión sin goce de remuneraciones desde un día hasta por doce meses;

• Destitución.