You are on page 1of 9

INSTITUTO TECNICO INDUSTRIAL PARA VARONES DE

QUETZALTEANNGO

Nombre: Sergio Mario Ruiz Pum

Grado: 5to, Bachillerato

Sección “B”

Curso: Literatura Universal

Trabajo: Pensamiento literario de la edad media y la religión como motivo


importante en las obras literarias.

Fecha de entrega: 18/04/2018


INTRODUCCION
La edad media ocurre durante una larga etapa histórica que abarca desde la caída del Imperio
Romano (en el año 476), La literatura de este tiempo estaba compuesta básicamente de
escritos religiosos, concepto amplio y complejo, que abarca desde los escritos más sagrados
hasta los más profanos, por lo que filósofos y científicos griegos estaban prohibidos, Aristóteles,
Platón, Homero, Arquímides, etc. Pues la Iglesia consideraba que de mundos paganos nada
bueno podría salir.
PENSAMEITNO LITERARIO DE LA EDAD MEDIA

Las primeras manifestaciones literarias en castellano se producen durante los siglos medievales,
coincidiendo con la Reconquista o la Conquista que llevaron a cabo los cristianos frente a los
reinos musulmanes, presentes en la Península Ibérica desde el siglo VIII.

Este hecho influiría no sólo en la nueva lengua que se extendía por territorio español sino
también en el gusto temático, donde predominaban viejas historias que hablaban de héroes y
grandes hazañas en un tiempo glorioso y fascinante: en nuestro país la máxima expresión de
este agrado por la épica medieval es el Cantar del Mio Cid, narración en verso que describe las
aventuras de Rodrigo Díaz de Vivar, noble infanzón que representa el carácter que todo buen
guerrero y fiel servidor debía poseer, durante aproximadamente mil años transcurridos desde la
caída del Imperio Romano de Occidente hasta los inicios del Renacimiento a finales del siglo
XV. La literatura de este tiempo estaba compuesta básicamente de escritos religiosos, concepto
amplio y complejo, que abarca desde los escritos más sagrados hasta los más profanos. A causa
de la gran amplitud espacial y temporal de este período se hace facil hablar de la literatura
medieval en términos generales sin caer en simplificaciones. Por ello, es más adecuado
caracterizar las obras literarias por su lugar de origen, su lenguaje o su género

PERIODO:
Se distinguen en la Edad Media tres períodos fundamentales:

♣ ALTA EDAD MEDIA:

Del Siglo V al X, desde el punto de vista literario, es una época en la que la obras aun se escriben
en latín.

♣ PLENA EDAD MEDIA:

Del Siglo XI al XIII, durante este tiempo se produce el nacimiento de las literaturas en lenguas
romances. Este es el momento en que florece la épica y surge la poesía de amor cortés.
♣ BAJA EDAD MEDIA:

Siglos XIV y XV, Durante el periodo de la Edad Media, la sociedad sufre cambios
fundamentales. El Siglo XV es un momento de transición que se denomina también
Prerrenacimiento porque, si bien mantiene muchos rasgos comunes con el siglo anterior,
presenta además nuevos valores que se relacionan estrechamente con el movimiento siguiente:
el Renacimiento. La literatura prerrenacentista propicio la aparición de nuevas formas, como la
novela de caballerías o el teatro profano.

Durante este periodo histórico predominó el pensamiento religioso en la literatura, siendo el


tema más recurrente en prosa; en especial temas teológicos, vidas de santos, y comentarios a las
escrituras bíblicas, seguido de temas filosóficos, comentarios sobre los clásicos griegos y
romanos en su mayoría, (siempre procurando seguir un lineamiento acorde con la religión), y
en tercer lugar la literatura profana, como las gestas caballerescas, poesía (lírica y épica), así
como algunas obras dedicadas a temas prohibidos por la iglesia, como la magia, la astrología y
la alquimia. En este periodo histórico, decaen las obras “científicas” tales como las obras
matemáticas, o aquellas que estudiaban la física, siendo prohibidas por el clero.

Paradójicamente, luego de la destrucción realizada después de las invasiones bárbaras a los


territorios del imperio romano, fue precisamente la iglesia la institución que protegió el saber
en esos tiempos turbulentos, siendo los monasterios y abadías centros de copiado, reparación y
conservación de los manuscritos que se pudieron salvar a las guerras e incendios, formándose
inmensas bibliotecas que preservaron parte del saber escrito en Europa.

CARACTERÍSTICAS DE LA LITERATURA MEDIEVAL

Autoría Anónima.- Por lo general las obras son anónimas, aunque las hay en las que el autor
escribe su nombre, la mayoría de las obras tienden al anonimato; esto sucedía por dos motivos
principales, dependiendo del tipo de obra literaria de la que se tratara. En obras tales como
teología o filosofía, en ocasiones se trataba de hacer parecer que tal o cual obra hubiera sido
realizada por un autor de renombre y en otras simplemente para escapar a la censura y represión
eclesiástica, en los casos de que las obras trataran temáticas prohibidas, o mal vistas moralmente,
como lo fueron algunas obras enfocadas a temas como la magia, la alquimia y la astrología, o
temas moralmente censurables como algunos romances.

Uso frecuente del verso. En esta época es usual encontrar en distintas obras tanto religiosas
como seculares el uso de versos; creándose los distintos versos tanto de arte menor (monosílabos
hasta los heptasílabos) y de arte mayor (octosílabos asta eneadecasílabos), así como varias de
las estructuras poéticas que llegarán hasta la actualidad. Estas estructuras poéticas se usaban
especialmente en la poesía lírica, aunque también existieron en la poesía épica.

Uso del latín.- Durante la temprana edad media y gran parte de la alta edad media, el idioma
que predomina en la literatura es el latín; sustituyendo al griego que se acostumbraba (además
del latín) durante la antigüedad en el imperio romano. La mayor parte de las obras escritas entre
los siglos V d.C. al siglo X u XI d.C. se realizaron en latín ya sean estas obras religiosas o
seculares.

Divulgación de las lenguas nacionales.- A finales de la alta edad media y durante la baja edad
media, comienzan a ser escritos diversos textos en las lenguas nacionales de cada región, tales
como el francés, portugués, castellano, inglés, provenzal, etc. Al mismo tiempo en que se van
unificando lingüísticamente las poblaciones de diversos países.

Carácter religioso de gran parte de las obras literarias.- En las obras de esta época abundan
las obras teológicas, tales como la suma teológica de santo Tomás de Aquino, o las confesiones
y la ciudad de dios de san Agustín, además de numerosos comentarios a los libros bíblicos y
diversos escritos sobre las vidas y milagros de los santos, tendientes sobre todo a servir como
guía espiritual y moral.

Tendencia didáctica y moralizadora.- La iglesia influyó para que gran parte de las obras
literarias (vidas de los santos, pasajes del evangelio etc.,), sirvieran de ejemplo moral exaltando
valores tales como el sacrificio, obediencia, mesura, fidelidad, caridad etc. De la misma manera
se usó secularmente para exaltar los valores caballerescos, así como la fidelidad (a un rey, señor
feudal o a la mujer).
Épica Caballeresca.- Otra de las vertientes más comunes en la literatura medieval, eran las
historias épicas, ya sean basadas en las leyendas clásicas, o de los pueblos bárbaros, aunque con
cambios y distorsiones tendientes a trasladarlas a las creencias religiosas o a los tiempos en los
que se vivía. Es dentro de este género que toman auge las historias caballerescas, tales como el
cantar del mío Cid, la Canción de Rolando, la leyenda del rey Arturo o Parsifal, siendo
aumentadas esas historias y relatos por las experiencias de aquellos que viajaron al medio oriente
durante las cruzadas.

Cuentos y fábulas.- Dentro de la épica, surgen infinidad de cuentos o relatos cortos, que si bien
en un principio eran orales y transmitidos ya sea por juglares o por la gente en general,
posteriormente fueron escritos. También en este género se trata de mostrar enseñanzas morales,
o religiosas, mostrando en ocasiones las cosas de formas chuscas o satíricas, ejemplo de ello son
los cuentos de Canterbury.
LA RELIGION COMO MOTIVO IMPORTNATE EN LAS OBRAS
LITERARIAS

La Iglesia en la Edad Media era muy poderosa, su influencia era total, en el aspecto económico,
social, político, religioso, en la vestimenta, arquitectura, filosofía,ciencias,etc. Nadie
investigaba pues Dios era la respuesta a todas las preguntas, Dios era el principio y el fin de
todas las cosas.
En lo que respecta a la literatura medieval te diré que la Iglesia Católica tenía el monopolio de
la duplicación de libros, tarea manual, lenta y por lo tanto muy costosa. Pero los clérigos que
dominaban el latín y el griego (en un mundo donde el 90 % era analfabeto) decidían que y
cuando duplicar. Los filósofos y científicos griegos estaban prohibidos, Aristóteles, Platón,
Homero, Arquímides, Ptolomeo, Pitágoras, Horacio, Birgilio, Julio César etc, pues la Iglesia
consideraba que de mundos paganos nada bueno podría salir. Pero ese monopolio comienza a
romperse con la invención de la imprenta de tipos móviles, en 1453. Los clásicos griegos y
romanos inundan Europa, como también lo hacen las críticas a la Iglesia hechas por Calvino y
Lutero. Ésto producirá grandes cambios por un lado una nueva filosofía, el Humanismo, que
dejará a Dios de lado, como eje de nuestras vidas y como centro del Universo y las críticas a la
Iglesia producirán la Reforma Protestante. El Humanismo desembocará en El Renacimiento
(volver a nacer) y a partir de allí la Iglesia católica comenzará a perder poder político, económico
y social. Las ciencias se despegarán de la religión, de la superchería y la magia y lograrán en
500 años avanzar más que en los últimos 7000 años

LITERATURA RELIGIOSA
Los trabajos relacionados con la teología fueron el tipo de literatura dominante a lo largo de la
Edad Media; el clero católico era el centro intelectual de la sociedad en esta época, razón por la
que su producción literaria fue, con diferencia, la más aprovechada.

Numerosos himnos de esta época han sobrevivido al paso del tiempo, tanto litúrgicos como
paralitúrgicos. La liturgia en sí misma no estaba establecida y numerosos misales competían y
alegaban concepciones individuales de la misa. Ciertos estudiosos religiosos como Anselmo de
Canterbury, santo Tomás de Aquino y Pierre Abélard escribieron largos tratados
sobre teología y filosofía, tratando de reconciliar las enseñanzas de los autores griegos y
paganos romanos con las doctrinas de la Iglesia católica. Las hagiografías, o las vidas de los
Santos, también fueron escritas principalmente durante este período, a modo de estímulo para
el devoto y de advertencia para el resto.

La Leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine alcanzó tal popularidad que, en su tiempo, fue
probablemente leído más a menudo que la Biblia. San Francisco de Asís fue otro prolífico poeta
y los seguidores de su orden, los franciscanos, solían escribir poemas como una expresión de su
piedad. Las obras Dies Irae (Día de la Ira) y Stabat Mater (Estaba la Madre) son probablemente
dos de los mejores poemas latinos en materia de religión. La poesía goliárdica (estrofas de
cuatro líneas de versos satíricos) fue una forma de arte utilizada por algunos clérigos para
expresar su desacuerdo en algún tema. El único escrito religioso ampliamente extendido y no
escrito por clérigos fueron los juegos misteriosos: perdiendo con el tiempo promulgaciones
simples del tableaux de una escena bíblica sola, cada auto religioso se convirtió en la expresión
de su pueblo de los acontecimientos cruciales en la Biblia. El texto de estas obras teatrales
normalmente era controlado por las cofradías locales, y los autos religiosos eran llevados a cabo
regularmente en días festivos determinados, a menudo durando todo el día y parte de la noche.

Durante la Edad Media, la población judía residente en Europa también produjo un cierto
número de escritores destacados. Maimónides, nacido en Córdoba (España), y Rashi, nacido
en Troyes (Francia), son dos de los más conocidos y que más influencia tuvieron de entre los
autores judíos.
CONCLUSION

Se puede definir a este tiempo como una época en que la literatura de la edad media, llego a ser
muy restringida por el catolicismo ya que la misma tenía mucho poder sobre la sociedad, y la
leyes eran regidas por la misma religión, eliminando todo tipo de posibilidad de producirse
alguna escritura fuera de sus márgenes, algo que en 1453, empezó a quebrantarse con la
invención de la imprenta de tipos móviles, rompiendo el monopolio de la iglesia sobre la
literatura.