You are on page 1of 4

El concepto de un modelo de negocio a menudo se confunde y se malinterpreta, lo que

conduce a múltiples fallas e incredulidad de que puede funcionar en muchos casos. Se ve


como un remedio para que cada negocio comience a generar enormes ganancias y mejore
sus posiciones en el mercado, aunque es crucial saber cómo elegirlo y aplicarlo en cada
caso único. Por lo tanto, el objetivo principal de este trabajo es analizar el artículo de Joan
Magretta "Por qué importan los modelos de autobús" que ofrece una visión profunda de los
modelos de negocio y la forma de aplicarlos para mejorar el rendimiento empresarial.

Desarrollando un modelo de negocio

El autor argumenta que la idea principal de un modelo comercial es crear una historia que
determine su actividad futura. Un modelo de negocio exitoso debe ser capaz de aclarar
quiénes son los clientes y cuáles son los valores principales de los clientes. Sin embargo,
las principales consideraciones que tiene cualquier modelo de negocios es comprender las
formas de ganar dinero en el ámbito empresarial elegido y descubrir cómo satisfacer la
demanda de los clientes, tanto por las características del producto y su costo.

La implementación de un nuevo modelo de negocios tiene como objetivo sustituir la práctica


existente con nuevas alternativas que la hagan más conveniente y valiosa para los clientes.
Un modelo comercial progresivo puede reemplazar completamente las viejas formas de
operar y establecer nuevos estándares en la industria. Por lo general, se basa en la práctica
anterior, sin embargo, la idea es perfeccionarla y sugerir nuevos enfoques para enfrentar
situaciones típicas. En algunos casos, un nuevo modelo encuentra una solución a las
necesidades de los clientes que aún no se han cumplido o puede recomendar innovación
al proceso en sí que les permita a las compañías fabricar o vender un producto existente
de una nueva manera. Las personas de negocios buscan formas de crear valor adicional
para los clientes y sus negocios a través de la aplicación de nuevos modelos comerciales.

El interés de las empresas en crear y desarrollar modelos comerciales se explica por la


capacidad de predecir el comportamiento del negocio, el entorno y los clientes. El modelado
de negocios puede preparar a los gerentes para la reacción de factores externos que
determinan el éxito de una empresa. Deben hacerse cálculos y predicciones precisas para
asegurar la eficiencia del modelo de negocio creado.

El beneficio es una medida importante de la eficiencia de un modelo de negocio, ya que


demuestra si el modelo funciona. Si los resultados que se proyectaron en la etapa de
desarrollo de un modelo no se logran, los gerentes o dueños de negocios deben estar listos
para volver a evaluar el modelo e implementar algunos cambios para que funcione. Por lo
tanto, el modelado de negocios es un proceso que consiste en sugerir una hipótesis,
probarla y revisarla si surge la necesidad.
Probando un modelo de negocio

Probar un modelo de negocio es un paso crucial que se usa para asegurar su efectividad.
Por lo tanto, hay dos métodos para probar un modelo: la prueba de números y la prueba
narrativa. La prueba de números se basa en verificar si los números y los cálculos
funcionan, mientras que la prueba narrativa se centra en identificar si la historia, que se
basó en el modelo comercial, tiene sentido.
Magretta explica que los modelos de negocios no solo deben considerar los números y la
estimación lógica, sino que también deben incluir otros factores, como el comportamiento,
las preferencias, la elección y la lealtad de marca de los clientes (2002). Un gran beneficio
del modelado de negocios es la capacidad de estimar la situación como un todo y hacer
predicciones para el futuro mediante el análisis de cada elemento del sistema.

El autor proporciona un ejemplo de planificación empresarial exitosa por parte de los


fundadores de eBay. Las empresas que vieron el potencial de vender en línea se han
beneficiado enormemente y han aumentado sus ganancias al participar en eBay. Fue una
idea innovadora en ese momento que tuvo éxito por un par de razones. Un menor costo de
conectar vendedores y compradores, una gran escala de actividad y una estructura
organizacional apropiada fueron los principales factores que contribuyeron al éxito de este
innovador modelo de negocio.
La diferencia entre un modelo de negocio y una estrategia

Un modelo de negocio y una estrategia a veces se usan como términos intercambiables,


aunque no deben confundirse. Ambos deben aplicarse en una organización, pero
representan diferentes etapas de la planificación comercial. Por lo tanto, el modelado de
negocios está conectado con el análisis de los elementos del sistema y asegurándose de
que todo funcione eficientemente en conjunto. Sin embargo, la próxima etapa de
planificación comercial requiere analizar y tratar con los competidores, que es uno de los
objetivos de una estrategia. Por lo tanto, la principal diferencia entre un modelo de negocio
y una estrategia se describe por los problemas que tratan y el nivel de participación.

Una estrategia aplicada por una organización se enfoca en encontrar las formas para que
la compañía funcione mejor que los competidores. Diferenciar a una compañía de sus
rivales y ofrecer productos o servicios únicos es la mejor estrategia para lograr un
rendimiento sobresaliente. Usar este enfoque requiere generar nuevas ideas basadas en la
identificación de las necesidades de los clientes que antes no eran obvias. Además, debe
introducirse en el mercado antes de que lo haga cualquier otra compañía.
La diferencia entre un modelo de negocio y una estrategia

Un modelo de negocio y una estrategia a veces se usan como términos intercambiables,


aunque no deben confundirse. Ambos deben aplicarse en una organización, pero
representan diferentes etapas de la planificación comercial. Por lo tanto, el modelado de
negocios está conectado con el análisis de los elementos del sistema y asegurándose de
que todo funcione eficientemente en conjunto. Sin embargo, la próxima etapa de
planificación comercial requiere analizar y tratar con los competidores, que es uno de los
objetivos de una estrategia. Por lo tanto, la principal diferencia entre un modelo de negocio
y una estrategia se describe por los problemas que tratan y el nivel de participación.

Una estrategia aplicada por una organización se enfoca en encontrar las formas para que
la compañía funcione mejor que los competidores. Diferenciar a una compañía de sus
rivales y ofrecer productos o servicios únicos es la mejor estrategia para lograr un
rendimiento sobresaliente. Usar este enfoque requiere generar nuevas ideas basadas en la
identificación de las necesidades de los clientes que antes no eran obvias. Además, debe
introducirse en el mercado antes de que lo haga cualquier otra compañía.
La diferencia entre un modelo de negocio y una estrategia

Un modelo de negocio y una estrategia a veces se usan como términos intercambiables,


aunque no deben confundirse. Ambos deben aplicarse en una organización, pero
representan diferentes etapas de la planificación comercial. Por lo tanto, el modelado de
negocios está conectado con el análisis de los elementos del sistema y asegurándose de
que todo funcione eficientemente en conjunto. Sin embargo, la próxima etapa de
planificación comercial requiere analizar y tratar con los competidores, que es uno de los
objetivos de una estrategia. Por lo tanto, la principal diferencia entre un modelo de negocio
y una estrategia se describe por los problemas que tratan y el nivel de participación.

Una estrategia aplicada por una organización se enfoca en encontrar las formas para que
la compañía funcione mejor que los competidores. Diferenciar a una compañía de sus
rivales y ofrecer productos o servicios únicos es la mejor estrategia para lograr un
rendimiento sobresaliente. Usar este enfoque requiere generar nuevas ideas basadas en la
identificación de las necesidades de los clientes que antes no eran obvias. Además, debe
introducirse en el mercado antes de que lo haga cualquier otra compañía.
Un ejemplo de Wal-Mart puede explicar la distinción entre una estrategia y un modelo de
negocio. El autor explica que su éxito no se debió a la implementación de un nuevo modelo
de negocio. De hecho, el fundador de Wal-Mart tomó prestado el concepto principal de
algunas tiendas de descuentos que ya trabajaron en el camino de ofrecer precios más bajos
al proporcionar menos servicio personal. Sin embargo, la idea fue adaptada y ligeramente
modificada por el propietario de Wal-Mart mediante la aplicación de una estrategia
comercial única. Por lo tanto, el éxito de Wal-Mart se basa en su estrategia comercial, no
en el modelo que era el mismo aplicado por otras tiendas.

La singularidad de la estrategia de Wal-Mart estuvo representada por las ideas del


propietario de operar en los diferentes mercados y atender a un grupo diferente de clientes.
El propietario decidió centrarse en las pequeñas ciudades rurales que otros minoristas
ignoraron. Además, el tamaño de las ciudades elegidas por Wal-Mart permitió que se
convirtiera en un monopolio que extendiera su cadena por todo el país. Por lo tanto, la
aplicación de una estrategia distintiva dentro de un modelo comercial existente fue clave
para el éxito de Wal-Mart.

Además, la estrategia de Wal-Mart tenía otros aspectos únicos como los precios y la
comercialización. Wal-Mart redujo los costos mediante la implementación de innovaciones
con el fin de mantener su promesa de ofrecer marcas nacionales a precios bajos para los
clientes. Tal enfoque ayudó a la cadena minorista a destacarse de otros minoristas que se
centraban en las promociones de precios tradicionales y la venta de artículos de calidad.

Conclusión

Por lo tanto, un modelo de negocio es una herramienta poderosa que tiene un valor práctico
excepcional para las empresas. Conocer los mecanismos de creación y aplicación de un
modelo de negocio determina el éxito futuro de una empresa. La implementación de un
modelo de negocio es un proceso dinámico que requiere un examen constante de su
eficiencia y estar listo para reevaluarlo y ajustarlo debido a la reacción del mercado. La
necesidad de aplicar un modelo de negocio único para una empresa se explica por el hecho
de que una de las principales claves del éxito es ser diferente de la competencia.

Además, el autor explica cómo un modelo de negocio es diferente de una estrategia y que
estos términos no deben confundirse. Sin embargo, el modelado comercial debe ser
respaldado por una estrategia exitosa que identifique las principales direcciones a seguir
para alcanzar los resultados esperados con el fin de asegurar el alto rendimiento de una
empresa.